Page 1

JUNIO 2014 Aテ前 2 EJEMPLAR 11


NOTA: TODOS LOS POEMAS TIENEN DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL POR EL AUTOR, Y SON PUBLICADOS CON SU CONSENTIMIENTO, SIN FINES DE LUCRO.

BLOG: http://poetassinfronterass.blogspot.mx

CORREO ELECTRÓNICO: poetassinfronteras@hotmail.com


POR QUÉ Alejandra Inclán México

Por qué te fuiste sin decir adiós. Por qué fuiste parte del aprendizaje que tuve para saber lo que es amar la vida. Por qué cuando te necesite me engañaste. Por qué no me permitiste amarte. Por qué huiste cuando supiste que no podía vivir sin ti. Por qué tus manos fueron tan atrevidas extasiando mi vida. Por qué me dejaste sin vida, sin aliento, sin sustento. Por qué lees estas líneas con orgullo y vanidad, sin compadecerte por aquello que nunca fue nuestro. Por qué, ¡dime!... Qué acaso ni una respuesta de ti merezco. Por qué, ¡dilo por favor! No te calles, porque me hiere tu silencio, aquel que he cargado junto con tu desprecio. Por qué…


LADRÓN DE VERSOS Alejandra Inclán México

Ladrón de versos, que me has dejado sin mis expresiones más valiosas, que hurtas mis palabras y te las llevas lejos. Por qué eres tan cruel conmigo, por qué me quitas esos suspiros divinos. Si la inspiración fuera perenne y abundante te diría, ¡llévatelos!, mas apenas y sostengo la pluma cada que mi corazón de nuevo late. Porque no has de saberlo, yo hace mucho que he muerto, y solo despierto cuando me revive un verso, que muere por ser palabra impresa, escrita y bendita. Así que sin proponértelo te llevaste parte de mi vida, ladrón furtivo, arrogante y altivo. Ladrón que escapas esta noche, con aquellos que fueron mis versos.


EL DESIGNIO DE DIOS ANA HILDA México Como recuerdo ese día que te conocí era una tarde de Abril en la pradera, y pareciera que el viento entonaba un canto sutil, y con tono dulce susurraste a mi oído un ¡Te quiero eres todo para mi ! El corazón latió tan fuerte ¡que se quería salir! Una luz ilumino mi alma al sentirme amada, que me estremecí al sentir el fuego en tu mirada, ¡ Empecé a enloquecer y sin importar ya nada me entregue a ti! Como roció de agua cristalina que es el amor fuimos humedeciendo poco a poco este sentimiento que ha ido creciendo y nos conduce al camino de la fuente de la pasión de dos almas que se unieron en la tierra por designio de DIOS.


EL BESO DEL VIENTO ANA HILDA México En la oscuridad de la noche en el balcón de la recamara, escucho el murmullo del viento cuando pasa por la pradera, y a su paso deja al trigal meciéndose con gran placer y entona el canto al amor. Alzo la mirada y percibo tu aroma en el viento, cierro mis ojos y dejo que el viento acaricie mi cuerpo juguetea con mi pelo como lo hacen tus manos y se van deslizando con esa caricia que me vuelve loca. Besa mi boca con su frescura dejando en mis labios la humedad de tu boca calmando la locura de amarte y tenerte ahora .


AMOR PERMANENTE … Graciela Soto Uruguay Rosas blancas para ti … Amor permanente. Ilusión formalizada Belleza y creación … Arco iris para ti… Amor permanente. Agradecimiento En burbujas…. Pompas de gratitud Mi aire … Para ti… Amor permanente. Mi historia Mi presente … Eres y es por ti , Amor permanente. Lo que fui Lo que no logré ser… De tu mano aprendí, Amor permanente. Luz … Diamante Belleza Bondad Mar de paz


Educación Conducta Moral Mi camino Desde tu vientre Me has parido. Mi creadora Tu creación Tu dedicación Mi purificación Amor permanente…

RENACER Graciela Soto Uruguay Caerá una nueva brisa Sacudirán nuevos vientos Renacerán los versos… Ha de mejorar la vista Con nuevos anteojos que saben mirar desde adentro sin necesidad de vidrios o orgánicos cristales…


Caerán las telas de araña con la limpieza renaciendo Se limarán las rejas, Nos habremos curado la inseguridad, quedará para los cuentos… Se descalzarán los pies para bien reconocer, el suelo… Y habrán de renacer, en pasos nuevos… Renacerán las manos al abrazo solidario que renacerá, al abrazo hermano. Se ahogará la sed, en el renacido beber, del amoroso cántaro. Yo habré de renacer Tu habrás de renacer… Habremos mudado la piel de los espantos, Habremos echado raíz Habremos sembrado… Y el tiempo no importará Nuevas semillas de las que sembramos, germinarán…. ¡Renaceremos!


NADA POR INVENTAR Greis Espindola Toriano Argentina Que busco entender, si en el entendimiento, la desilusión esta latente si las palabras todas son como un domino gigante donde la lengua, jugador implacable, sabe, como y cuando dejar caer las fichas. Creí que en el circulo vicioso de la conquista tenía un lugar en su banquete, pero ¿ la noche precede al día o es el día quien precede a la noche? ¿ se buscan los pájaros muertos? o ¿solo formulamos la pregunta? ¿ que busco entender? si las incógnitas, desde siempre tuvieron sus respuestas. si lo iracundo del ama. nunca haya saciedad martirio de amores que enarbolan estandartes deshilachados y sucios dioses de barros, pulidos por desgastadas manos... y seguimos mendigos de sobras esperando descubran que estamos, que somos.


mintiéndonos frases que nadie dice pero que necesitamos oír. y así transcurre el tiempo y nos sorprende la muerte quien riendo a carcajadas, nos grita " nada que inventar, todo está hecho".


ME HAN VISTO Héctor Daniel Paz Argentina Hoy me levanté y sentí que algo me faltaba. Miré a los lados, y todo estaba en su lugar. El vacío era interior, el agujero en el pecho. Caí desplomado, sobre un anticuado sillón. Comencé a buscar en mi cabeza lo faltante. Deambulé entre una parva de caras lejanas. Me detuve aquí, y me demoré un poco allí. El problema, es una ausencia mágica, diría. Fui rápido, tropezando, hasta el ordenador. Te busque y me coloqué a repasar tus ojos. Inmensos, pulcros, profundamente oscuros. Tus manos en mi cintura, sonrisa profunda. Tú delgadez, esa piel, ese talante al pararte. Todo me era conocido, eras Tú la ausencia. Fue un instante y quedaste detenida en mí. Quién entiende a la vida, cuando ella decide. Quién infiere al sentimiento, cuando vuela. Quisiera ser, quisiera y soy un ser limitado. Que mucho puede y logra hasta el recordar. Pude viajar al pasado y en la noche, estabas. Gente andando, entre sillas y vasos limpios. Música dulce, el ritmo, luz de complicidad. Un mundo, un gesto un claro gesto para Ti. Y mi “Yo” viajó a tu lado, para no desasirse.


Ahora estoy gimiendo el tiempo y el lugar. Nada es imposible, ahora, para mis sueños. A cada día te llamo, en las esquinas vacías. Estiro la mano, y así me han notado pasar. La mano abierta, entre andrajosos amigos. En silencio. Mudez en la voz, y en la mirada. En una plaza, para oír susurrando la fuente. En la noche de estrellas soñando ver el mar. Quién entiende la vida, cuando ella decide. Quién razona al sentimiento cuando vuela.


ENTRE NUBES Y SUEテ前S Josテゥ Rafael Rivero Venezuela Se juntan de noche Sueテアos y sentires Y versos de a miles Se mezclan con roces Las nubes veloces Aclaman sinceras La lluvia que llega Con gotas y amores Se alejan dolores De pechos desnudos Se acercan los mundos Se animan al goce Te sueテアo en derroche Amores eternos Temblores que siento Me acerco sin toque Las nubes entonces Descargan sus gotas La calma se nota En besos que escondes


Entre nubes y sueños mi amor ya responde, me duermo sintiendo que el cielo uniforme se viste de nubes y yo de ilusiones...

AMOR A LA FRANCESA José Rafael Rivero Venezuela Paseaba a solas por los cafés cercanos a la Torre Eifel, caía la tarde y las luces en cada piso le daban impulso a pensamientos que se encendían uno a uno en mi mente. La brisa fría refrescaba mi cara y con los ojos entreabiertos divisaba parejas tomadas de la mano caminando a la orilla de la calle, con bufandas y sonrientes, apenas podía escuchar uno que otro "je t'aime" (Te Amo en francés) Me hacía pensarte, con tus cabellos rojizos y esa sonrisa que enamoraba, no era nostalgia, era cierta alegría de traerte a mi mente. De pronto al cruzar la calle, una chica con gorro se me acercó rápido y no tuve tiempo de ver quien era, me abrazó fuerte y comenzó a besar mis mejillas y reía mientras me hacía cosquillas. Por su aroma


pude saber que eras tú, si TU! pero, ¿Que hacías aquí? se suponía estarías en España en un curso. Me contabas entre besos que tu curso de francés había terminado y regresaste temprano, y como sabías de mi gusto por pasear cerca de la torre viniste a buscarme y darme la sorpresa. Te abracé besando tus labios, tus cabellos cubrían mi rostro y tu cuerpo unido al mío me contaba de tus latidos fuertes. Me tomaste de la mano y caminamos un rato por los campos elíseos hasta que el frío nos invitó a resguardarnos en casa. Una fogata, vino y besos devolvían el calor de los cuerpos, entre miradas cómplices fueron cayendo las ropas y bromeaba con cada Oh la la ! Al mirar tu piel invitarme seductora a acercarme y conquistarla... Entre caricias y sonrisas pícaras hicimos el amor, el sonido de la fogata fue silenciándose a la vez que te abrazabas a mi pecho, y mientras te quedabas dormida dejaste escuchar un hermoso Je t'aime... mientras la luna se escondía tras las nubes y nuestros sueños terminaban uniéndose hasta la alborada...


LETRAS Y ESPACIOS José Rafael Rivero Venezuela Se disipan las tristezas Sólo quedan los espacios Donde habitaba la presencia Que alimentó el desencanto Ese que mató con llanto Los amores entre letras El cielo perdió su manto Y la noche sus estrellas Adormecida la querella Se van componiendo cantos Con algunas rimas bellas En los versos que decanto Soñando por una vida nueva Que no sea un mientras tanto Que se aloje en los espacios Que han dejado tus letras... Esas que dolieron tanto...


¿RECUERDAS CUAN CERCA ESTUVIMOS Y HOY TAN LEJOS ESTAMOS..? Juan Guerrero México

¿Recuerdas las noches oscuras donde juntos lloramos? ¿Recuerdas las estrellas y nube nimbos donde habitamos? ¿Recuerdas las notas, cuentos y poesías que juntos leímos? ¿Recuerdas el inicio, del transcurso y los mil caminos contigo? ¿Recuerdas la fecha que aceptaste estar y salir conmigo? ¿Recuerdas de veladas, charlas, cartas y demás tramas? ¿Recuerdas de risas, oraciones, promesas y bellas canciones? ¿Recuerdas los trazos, rupturas, entregas y cien envolturas? ¿Recuerdas de dramas, tragedias, comedias y grandes novelas? ¿Recuerdas los despertares abrazados y muy entre piernados? ¿Recuerdas de mis manos y dedos jugueteando contigo? ¿Recuerdas la lluvia, del sol y pájaros que os despertaban? ¿Recuerdas del amor intoxicado en venas y demás arterias? ¿Recuerdas de envíos, fotos, toques y enlaces todos? ¿Recuerdas de idas y venidas por micro, phono, celu y sms? ¿Recuerdas los motivos, enojos y lujuriosos reencuentros? ¿Recuerdas las remeras, camperas, culots y sus colores? ¿Recuerdas los goles, acciones y múltiples reacciones? ¿Recuerdas que eramos la pareja number one del universo y el blvd?


¿Recuerdas que estábamos entrelazados y muy enamorados? ¿Recuerdas cuando estábamos vivos, juntos y felices? ¿Recuerdas de voces, saludos, family y sonidos conocidos? ¿Recuerdas de ronquidos, alarmas y tantas largas llamadas? ¿Recuerdas tus viajes cuando siempre fui contigo? ¿Recuerdas del compartir todo cuanto teníamos y sentíamos? ¿Recuerdas de desvelos y desmañanadas en pijama? ¿Recuerdas las veces y formas que hicimos el amor de madrugada? ¿Recuerdas mi voz, pluma, canto y gran locura por vos? ¿Recuerdas los lagos, mi árbol, tu obelisco y bellas florituras? ¿Recuerdas que alguna vez deseamos y proyectamos casarnos? ¿Recuerdas que nada podría separarnos y que somos uno siendo dos? ¿Recuerdas cuando dormíamos de cucharita muy apretaditos? ¿Recuerdas las telepatías, terapias y densas concentraciones? ¿Recuerdas que alguna vez fuimos y jugamos como niños? ¿Recuerdas que acordamos juntos vivir y justo bien morir? ¿Recuerdas cuan cerca estuvimos y hoy tan lejos estamos?


SABER QUISIERA SI ALGÚN DÍA LO SUPIERA... Juan Guerrero México Saber quisiera de tantas cosas y causas ajenas; tan longevas... cómo construir una aldea, armar ideas o docenas de borracheras, el compartir la ducha, todos vuestros sueños y la dicha plena, el salir de noche, caminar sin rumbo, en un cielo de 10000 estrellas. Saber quisiera de caricias, complicidades y besos compartidos, el conocer de figuras, de tu grata fragancia, y demás fluidos, del dormir con vos, del amanecer escuchando tu fina y ronca voz, el jugar como niños, del desarmar y empezar el día a día, ya contigo. Saber quisiera del sentir flotando, del levitar volando, tan parlado, del transmitir sonidos y darte sinfonías jamás antes oídas, del tocar lo cotidiano que a mi lado nunca, nunca sería ordinario, del caer muertos de cansancio, de tanto sentir; de tanto vivir. Saber quisiera del romance pleno que jamás imaginaste siquiera, de la trama y del drama en un crucigrama sin ningún engrama, de tragedias, cuentos e historietas escritas y salpicadas de poesía, de una vida sin cautela, toda ella plena en un lienzo sin sosiego.


Saber quisiera del por qué de las barreras y vuestros miedos, de los encantos guardados, la so pena y el cruel no encuentro, de lo oculto, lo maltrecho y ambidiestro en todo siniestro, del por qué fue así; del por qué (otra vez) a mí. Saber quisiera...si algún día lo supiera.


SIN RECUERDOS Marcia Sevilla Chile

El cielo esta oscuro la lluvia se acerca sin prisa los a単os se acomodan a mis sue単os los recuerdos se desvanecen. Puedo respirar sin compa単鱈a los besos son escasos, ya no hay caricias pero el viento sigue soplando y sigue la vida. Puedo escribir lo que siento sin ayuda de unos brazos que me aprieten, y sigo escribiendo con mis anhelos fervientes. Soy feliz inmensamente me gustan las cosas simples ser sensual como las mariposas y sigilosa como una serpiente. La piel reclama sonrisas y sensaciones diferentes esas que encuentro en las flores y en mis amigos, que me leen.


SIN PUDOR... Marcia Sevilla Chile Te diré aunque no entiendas que mi cuerpo te clama en este instante. Deseo estar entre tus brazos adherirme a ti, como al camino la hiedra . Búscame estaré dispuesta aunque en segundos tiemble pero desearte es mi delirio y entregarme a ti, mi ausencia. Desnúdame con prisa que la noche se acerca sorpréndeme has dibujos con tus manos sobre mi piel húmeda que no espera. Bebe de este manantial que viene a pasos agigantados cayendo por las laderas de este momento mágico donde se juntan entre sonidos mi cintura y tus caderas.


HAMBRE Marcia Sevilla chile Resbalan las lágrimas cuando la mesa está vacía cuando la razón no entiende y el estómago suena, en agonía. La mente vaga sin excusa soñando quizás, con lo que no conoce Y todo es inalcanzable. Se da la vuelta, respirando hondo casi sin aire se sumerge en el olvido, Clava su mirada al abismo sin esperanzas, ni hermosos vestidos, quizás nunca escucho cuentos de princesas ni sintió, el abrazo de un amigo. Inocencia, ahí donde se perturban todos sus derechos de ser niño, sin ser nadie para nosotros solo una imagen para un poema, vertido, en estas líneas que aprietan este corazón que no le alcanzan los brazos para traerla conmigo.


SUEÑOS María Del Carmen Rodini Argentina

Con ideas real, otras en fantasía el sueño es la esencia de la libertad hay sueños que nos gustarían que se cumpla en realidad. Son deseos profundos como encantamiento otras veces no nos agradaría recordar hay sueños que parecemos niños, otros opacan el día no queremos pensar. Hay de locura, de pasión de ternura o de terror. Vivir los sueños es pasar un mágico momento, algunos reflejan y brillan la luz o la nube en la oscuridad, todas las noches sueño me gustaría que se concrete de verdad


forma parte de nuestro ser donde a veces parecemos volar.

NACIÓ DE UNA MENTIRA María Del Carmen Rodini Argentina

Fueron tantas las mentiras y engaños, es como una sombra que pasa la mentira cuando se descubre sólo nos da dolor. Mucho queda por decir, pero más por callar, ¡quien sabe que voy hacer! Porque quiero olvidarte y no puedo es muy triste vivir soñando mi tristeza tuvo un sentido, hoy me encuentro herido y arrepentido, quiero que me perdones es que te amo de verdad. Tu me amabas demasiado y yo no te daba treguas todo fue una mentira. Ahora te adoro de verdad, me enseñaste mucho no lo voy olvidar,


la verdad perdura en el tiempo quiero una mujer a mi lado porque aprendí amar en realidad así nació de una mentira, el amor que te quiero dar.

TU MIRADA. María Del Carmen Rodini Argentina

Hermoso sentir en tu mirada, tus ojos son para mí una chispa de amor me hacen estremecer, me siento muy enamorada… El alma se me adormece, y me llena de pasión, tu mirada y tú sonrisa me enloquece se altera e ilumina mi corazón… Tienes hermosa tu boca


tu mirada me provoca, me hace perder la razón. me siento llena de paz… Tu mirada hacia la luz de la luna reflejan el verdor de tus ojos. Tienes las pestañas, negras y arqueadas, que embellecen tu mirada… Tan sublime, tan bella, parece un perfume de colores tu mirada es única y especial, quisiera que te quedaras, todo el tiempo a mi lado… Pasan tantas cosas en la vida que no puedo dejar de pensar, tus suaves manos acarician mi frente, es tu bella mirada, para siempre…

CUMPLIRÉ. Maria Del Carmen Rodini Argentina Pasaron muchos años, con ellos, Inviernos, con fríos y fuertes vientos. Cuándo llega mi cumpleaños Lo espero con alegría, Eso es lo que siento, Estar más que agradecida… Tengo coraje y agallas


Para seguir creciendo, Son varios años los que tengo, Los viví con mucho amor, Pasa el tiempo con pudor, Un año más no me molesta, Me siento fuerte el corazón… Miro las cosas con calma Aunque no dejo de hacerlas Alcancé muchas experiencias, Por los años que tengo… No quiere decir que sea vieja, Pero se los digo sin miedo, Me gustan las letras, Leer y escribir, Para mí es un sueño… Siempre hay algo nuevo, En esta vida que es tan hermosa. Con alegría nos reunimos, Para festejar unidos´ Todos los años que tengo…


LA CARICIA DE UNA FLOR Maria Del Carmen Rodini Argentina Hay quienes pasan por su lado, Ven que son de colores y matizados, Ni siquiera lo persisten La belleza de esa flor, Que dibuja con un pétalo, el corazón… Su color y su aroma agradable Es la hermosura de la flor Su esencia, dulce en momentos Atrapadas por las abejas La sustancia del néctar, Que invade la naturaleza… Parecen luces que no se apagan, En ese caudal de sentimientos, Allá, sentada la encuentro, Percibe en ese momento, La caricia de la flor, Ilumina todo lo que siento… El sol con su fuerza abre la flor, Sólo el sentir me da alegría, Hermosa y tal creída, La caricia de una flor…


ALLÍ ESTÁ LA FLORISTA… María Ethel Rodríguez Argentina

Allí está la florista como cada mañana aunque la inclemencia del tiempo la azote ella sigue en la calle, no le teme a nada Ofrece sus flores tan bellas a cada persona que pasa. -Señor, una orquídea para su esposa! Ella pregona, seca sus manos en el delantal para darle, una mejor envoltura. Ella misma cultiva las flores hace ramos con violetas, jazmines y gladiolos las envuelve con papel de seda y con cintas de colores. les pone, unos primorosos moños. Deja parte de su vida, lágrimas y sueños… en su abnegado trabajo de tantas y tantas horas. Sale como cada mañana con su canasta a ese lugar, donde está toda su historia.


PINTA TU VIDA DE COLORES… María Ethel Rodríguez Argentina

Desgrana tu voz con poesías, música y poemas pinta tu vida con fantasías y súbete a esa locura que te lleva a transitar un mundo diferente, sin prejuicios ni ataduras. Súmate a otros locos como tú, emborráchate de lectura llenas tus oídos de música y tus manos de escritura. Haz que vuele tu mente imaginando las escenas contando las historias como si las vivieras. Cierra tus ojos e imagina que viajas por el mar, Que duermes abrazado a los delfines, que ayudaste a las estrellas brillar que la luna es tu amiga y te invita a bailar. Mira en cada pájaro, en cada flor, en cada hierba, una estrofa para tus versos y hecha a volar tu locura deja que critiquen, siempre hay quien te juzga pero tu estrás satisfecho, por hacer lo que te gusta.


AYUDAME Nara Canino Salgado Puerto Rico

Como deseo sujetarme a ti sentir la fuerza que me traspasas con esa unión de almas Que pueda dar también mis manos, sin ambages a tiempo y a destiempo en el camino, que guíes mi destino a encontrar lumbres de celajes donde dos mundos se acercan

Ayúdame con brío entusiasmado y diligente de la vena y la frente; haz que trasforme en canción mi llanto y, el rostro ensombrecido, en sonriente Ayúdame a borrar la distancia a unir los caminos y a desafiar lo imposible que pueda verte sin tardanza tu presencia puede mudar el huracán en templanza donde, en susurro, serenada quede… Y si me vence mi desastre humano ayúdame a volver hasta tu mano, mi ser te clama


RECUERDOS... Nara Canino Salgado Puerto Rico

Vuelan en mi memoria aquellos días cuando de tan solo mirarnos, brotaba una dulce sonrisa, cuando los sueños eran como ebrias mariposas buscando copular en aquel jardín lleno de rosas Las horas se convertían en segundos no existía ni tiempo ni distancia que impidiera volar en las alas del amor, de la ternura que sentía con cada mirada tuya Te di las gracias por hacerme tan feliz te amé y te amo, con la libertad del aire que nos acaricia y trae ese fuego de la pasión que nos consume Te amé por ese puente que existe entre tu caminar solo, nuestras soledades Te amé con la ternura más sublime porque amándote así, me amaba


también yo... Que corto fue el tiempo que la vida me brindo que imposible es el olvido cuando vas en busca del aroma de una flor y en el alma se te clava la espina de aquel amor... Y ahí vagando en esos recuerdos me di cuenta como te amo todavía...


ALMA DE MUJER ENAMORADA Por Pío Domingo Rosales Sena México Su alma le habló a mi alma pidiendo que hablara por ella, y en estos versos transcribo el sentir de su alma de mujer enamorada. Con y por amor a ella, mi Amada

En la quietud de la noche me despierto atemorizada, sintiendo a veces la fría duda o el vacío, la nada, que como un broche engancha mi alma. ¡Alma de mujer enamorada! Enamorada de un caballero portentoso como el Citlaltépetl, que ha revelado lo bello, lo humano que existe en mí. Por su amor me siento protegida, como Iztaccihuatl por el fiel Popocatépetl. En la quietud de la noche


“el laberinto de la soledad” me ha enseñado, que se ama lo que se ama no lo que se debe amar. Y mi corazón le ama a él.

NOCHE AZUL Por Pío Domingo Rosales Sena México

Una noche de verano vi por vez primera la niña de mis sueños de ventura: triste, alegre, bella, gentil y pura cual horizonte lejano. Trémulo me acerqué y le hablé de mí; en voz baja, le hablé de mis amores; en voz baja, también canté mis penas; como un susurro, le declaré mi amor tierno y puro, como un sueño de primavera. Aquella noche azul tomé sus manos, me dijo que me quería, me necesitaba, pero no sería mía…


¡Estaba comprometida! No gemí, no lloré… Desde esa noche estival he sido nube en misterioso viaje, que al no llover, relampaguea sobre el follaje. PROLONGACION Por Pío Domingo Rosales Sena México

Son tus labios prolongación de mi sexo, el cual crece como una espiga en ellos…

TUS LABIOS Por Pío Domingo Rosales Sena Ascienden, cubren, penetran, deslindan ritualmente límite a límite mi cuerpo… Sin lugar a dudas hablo de tus labios.


SOLEDAD QUE MATA Ramón de Jesús Hernández Olivares México

Siento un nudo en la garganta lleno de espinas, quemando mis ansias los sentidos y mi alma. Miro cada segundo que pasa detrás del cristal de un reloj de pared roto y polvoriento. Me duele el silencio que mata los aullidos de la noche, mientras una lluvia de ideas locas limpia la ventana.


Mis manos temblorosas por la ausencia de mi abrazo, que entre sueños de madrugada nos entrelaza. Cierro mis ojos buscando tu imagen grabada en un recuerdo o en melodía, que danza entre espectros que delinean tu silueta, ¿y yo? imagino besar tu espalda. Al filo de la noche atormentada observo que en el lecho, existe aroma más bello impregnado en la almohada. Enloquezco entre miradas perdidas de puntos cardinales de una habitación vacía, que implora tu voz, tus carcajadas. Si en instantes escucho tu respirar agitado mis manos se aferran a mi cara, para detener la pesadilla de una locura de amor, que avanza.


Estas en distancias donde el camino se viste de tristeza, llora el ave errante triste la sombra del pensante. voz callada de los gnomos ausentes ÂżY mis musas? ÂĄMuertas! Entre rosas negras. En esta soledad que mata camino arrastrando la pena de tu olvido mientras la lluvia canta.


FUGA Valter Bitencourt Júnior Brasil

Fugirei dos seus braços Ao perceber , que diante do gatilho, Estou completamente perdido por você, Desculpa! Se estou sendo muito baixo Só não quero corromper As montanhas, Tenho medo da neblina. Seja minha ninfa! Mas quero um pouco Curtir a vida... Um dia a farei Meu universo, minha rainha Serei seu dia, Por enquanto serei de você Uma fuga.


INJUSTIÇA Valter Bitencourt Júnior Brasil

Vem em forma de bicho feroz, Dirigido por um ser subordinado. Por que devoras sonhos realizados Se a minha vida é o meu trabalho Agora destruído? Joga meus esforços Por água abaixo, Injustiça! Nessa vida me sinto perdido, A maré me sufoca, Os pássaros me beliscam, Os meus olhos já não brilham... O que me resta, O que me falta Nesses duros e cansados dias?


FE Valter Bitencourt Júnior Brasil Sua camisa preta Não tem a constelação Bem que deveria ter, Mas, não tem... Dentro do seu ser Contém estrela, E toda a beleza. Não tema o destino Que está dentro de você. Transmite o que se tem por dentro... Sem medo, e Transborda toda a imaginação. Sua unha gigantesca A sua camisa preta Não contem estrela, Mas você acredita no destino? Em seu corpo contém o universo, O livro da vida está dentro de você, Usa a cabeça, vá em frente mesmo que o mundo tenha inveja de você, Uma pequena parcela lhe apoiará. Contém uma estrela em sua frente Segue-a sem temer A estrela marca todo o seu destino... Sua camisa preta Marca a escuridão, Mas a estrela está dentro de você.


DEVOCION Werner V.Richthofen Canadá Cuando la nostalgia me arroba y las mañanas son letargos en harapos de nuestra vida emerges tu madre querida madre de mis alegrías; cuando me mirabas y sonreías madre de mis pesares; cuando te fuiste un día; leo tus papeles escritos con devoción bendita, le pongo voz a la lectura y te oigo más allá de la muerte, te oigo acá en la vida; me llueves en voces en nostalgias escritas en arrullos y caricias en versos inéditos escritos por tu mano bendita ¡¡¿porque Dios me la quitaste?¡¡ ¡¿porque me la arrebataste?¡¡ ¡¡¿porque la mía'?¡... ¡que solo me dejaste! Que furiosa mi agonía, mas tu callas en tu lejanía y tu silencio cómplice, es tiranía . que no daría yo por tenerla parte de la vida mía a cambio entregaría un día, una simple hora


tiempo. Implacable verdugo que me la robaste un dĂ­a la mitad de mi vida con ella la compartirĂ­a y en la quietud de la tarde con ella, a la eternidad irremisible me irĂ­a


ANGEL DE MI MAGIA Yudy Palencia Colombia

Constantemente eres mi pasaporte, al país de las poesías. Ángel que dibujas mis dulces sueños, ángel bello y misterioso con el que danzo vals, tu eres mi magia celestial alimentas con tu esencia el más tierno sueño de amor. Eres el complemento de mi magia, tus alas fueron mi refugio, tu voz estremece mi interior, conquistaste mi corazón. Ángel de mi magia, gloría celestial son tus versos, divinas son tus palabras tu viajas por mi corazón. Fuiste mi ilusión, tantas cosas a la vez, tu eres el ángel de mi magia,


ven ilumina mi oscuridad. tu tienes la clave, tu tienes la magia!!!!!!!


EL ENCUENTRO DEL MAR Por Joselin Ariana Maldonado Cruz Aquel radiante y frio día Abril los relojes marcaban las quince, Smith se encontraba a punto de partir dentro de un breve tiempo de espera dejaría el puerto. Después de una tediosa y desesperante revisión de registros, el barco zarpo. Y es así como la vista de Clarice se empañaba de lágrimas, nostalgia y fría soledad mientras el barco desaparecía de su vista empañada de lágrimas pero, no eran cualquier tipo de lágrimas, sino aquellas que vienen sin previo aviso y que son imposibles de cesar. Y había una adecuada razón para ello. El corazón de aquella joven latía con rapidez creciente. Su instinto le decía que habría malas noticias. A lo largo del día pensó si tal vez era necesario actuar con rapidez. Sus pensamientos bajaban sin rumbo y como era de esperarse, así fue. Por supuesto, una recuerdo nunca es de poca importancia... seria hermoso decir que Smith no estaba a bordo de aquel buque, donde poco a poco se alejaba del amor de su vida, lamentablemente esta es la realidad. El barco donde se encontraba Smith sufrió un accidente, por así decirlo. Ninguna persona a bordo, era de una profesión grande o poderosa, solo gente trabajadora en espera de mejor calidad de vida, mejor expresado un trabajo digno. El mar los desapareció, la incógnita era ¿Por qué? y por supuesto ¿Cómo? Debieron pasar varias semanas, incluso meses, sin embargo el tiempo corría y no había noticia alguna de su enamorado, aun así no expresaban ánimos de vivir


aquellos ojos tristes de la joven depresiva, desde el día en que Smith se marchó, visitaba el mar, con la esperanza de volver a verlo, sus emociones parecían confundirse en ella en una sucesión de estratos de sentimientos en que no resultaba claro que sentimiento predominaba. Tal vez sería la angustia, de no saber nada sobre su existencia. O quizá la desesperación de escuchar que seguramente no se encontrara con vida. No podría permitirse creer eso. En cambio Smith, atrapado en las olas pareciendo una eternidad. La desesperación se apodero de él prosiguiendo de movimientos inútiles y bruscos por intentar mantenerse a flote. Se sentía agotado como si su cuerpo fuera una masa gelatinosa. Pensó que no solo tenía la laxitud de la gelatina sino también su transparencia como si al levantar la mano la luz fuera a transparentarse la piel. El exceso de agua lo había convertido en una débil estructura de nervios, huesos y piel. No recordaba época alguna, se encontraba en una pequeña isla, acompañado de un par de personas que estaban en las mismas situaciones. Es así como llego a la conclusión que quizá estaba destinado a terminar así, entre olas del mar, al menos este era el único concepto por el cual se podría pensar. Clarice destrozada, recordaba todos los momentos en los que estuvieron juntos. Es extraño, como amas recordar aquellos momentos que te rompen el corazón, a pesar del tiempo. Nadie puede borrar los recuerdos pensó la joven. Como ya había mencionado ella desde la partida de Smith, visitaba el mar siempre. Convirtiéndose en una creyente


de las olas, creía que si pedía un deseo, una ilusión y lo escribía en el papel, y dentro de un frasco el deseo que contiene pueda en el mar brotar, ilusiones imposibles, a los ojos de la sociedad. Deseaba a la vida la oportunidad de verlo y su anhelo entregaba al mar. Con sus lágrimas ella le rogaba a las olas del mar. Anhelaba que el mar se llevara su tristeza y regresara a Smith. Dicen que el tiempo lo cura todo, Dicen que siempre se olvida, Pero las sonrisas y lágrimas Al pasar los años Atormentan mi corazón. Pasaron meses, años y no existía respuesta alguna. Sin embargo para Smith todo era diferente. Después de algún tiempo con algunos sobrevivientes de aquel desastre, aprendió a vivir de recuerdos, a confiar en la gente (por difícil que se escuche) debido a que antes del incidente, Smith era un hombre muy materialista Como mucho de nosotros, olvidamos que lo más importante no se encuentra en tu salario, o en el coche nuevo, el viaje de Europa…A pesar de que sus sentimientos hacia Clarice eran claros, nunca tuvo la oportunidad de hablar de frente con ella, siempre dejándolo para después. Se había olvidado de las razones por la cual la amaba, por la sencillez, la humildad y el cariño que ella le reflejaba. Un día soleado, llego el rescate tan esperado. Después de chequeos médicos y demasiadas preguntas Smith pudo regresar al puerto. El mar había concedido el anhelo de Clarice, su enamorado seguía vivo, más que nunca. Tan


rápido como pudo la busco por todo lugar, no existía pregunta distinta todo el mundo se refería a ella como “la joven que no se podía mover del mar”. Corriendo desesperado por el zócalo del puerto, atento recordó, aquel 16 de Abril y es allí cuando se dirigió de nuevo al mar. Al verla el mundo paro, no importo la hora, el momento ni el día. Smith sin duda alguna la amaba ciegamente Ustedes dirán ¿Cómo están tan seguro que es la persona ideal? El dirá, no existe respuesta alguna, simplemente lo sabes cuando la vez. La escenografía esencial el mar, el ocasionarte de todo, de sus alegrías y sus desilusiones anhelos, temores, fracasos y esperanzas. El mar no se llevó al Smith, lo revivo, de aquella forma de pensar tan inhumana de la gente. Le dio vida, y por consiguiente nació un amor que traspasaría las olas. Era solo una ilusión sin esperanza que paso como un día de abril, pero aquella mirada, aquella palabra y los sueños que despertaron me robaron el corazón.


EL PROFUNDO MAR DE NATALIA. Por Deyanira Quintana. Me llamo Natalia, vivo con mi familia frente al mar. Siento que el mar es el único que me comprende, por eso es mi mejor amigo, es tan tranquilo y maravilloso. Muy pocas personas aprecian a mi inmenso amigo azul. Al sentarme frente a la ventana de mi cuarto en el segundo piso, puedo observarlo a él y a todas las personas que se le acercan sin la menor importancia. El mar y yo tenemos una cosa en común, el azul: yo en mis ojos y el en toda su existencia. -Natalia ¿Otra vez observando a la nada? - Preguntó mi madre. -Estoy platicando con mi amigo el mar mamá. Al voltear a verla, pude notar que me miraba buscando las palabras correctas para contestar, en sus grandes y marrones ojos había curiosidad y ¿Tristeza? -Ya baja a cenar. –Fue lo único que pudo decir. Nos sentamos alrededor de la cuadrada mesa, mi padre al frente, y mamá a su lado derecho y mi hermano mayor y yo a cada lado. Todos callados como cada día. Al observarlos puedo notar que mi papá esta estresado, entierra el tenedor en su comida


como si quisiera enterrar todo su día. Mi madre por otro lado siempre pensativa y mi hermano haciendo gestos muy raros. Al parecer nadie está realmente en este momento, su presencia es visible pero su ser navega en el profundo mar de sus pensamientos. Me gusta creer que yo vivo en el presente. Cuando la mayor parte del día observas a los demás te das cuenta de cómo se sienten sin hablarles. Todas las personas por lo regular los adultos están inconformes con lo que son, creo que por lo que en realidad están inconformes es porque no le encuentran una razón a su vida y muchos creen no poder llevar acabo sus sueños y se sienten frustrados por ello. Viven en estado zombie, viven por vivir y no por querer vivir. La escuela, otro lugar de personas que se hacen la vida más difícil. Mi lugar es hasta el fondo para tener una mejor visión. Mis compañeros siempre gritan, a decir verdad llegué a una conclusión: Nosotros los niños somos los únicos que nos comportamos como tales, bueno, yo no me considero parte de ellos, me gusta jugar, aunque cuando lo hago todos creen que estoy enojada pero sé que ellos son ellos mismos y demuestran lo que son y lo que sienten sin importar nada, cosa que los adultos olvidan con frecuencia, cuando trabajan, cuando cenan, cuando están con su


familia, no disfrutan las cosas que se presentan en ese momento. -Natalia, ¿Qué haces? –Pregunto una compañera. -Pensando Después de la escuela voy a casa, como, dejo mi mochila y me encamino a unas cuantas cuadras de mi casa, a casa de mi tutor de matemáticas, me gusta cada materia que tengo, excepto matemáticas, intento resolver los ejercicios pero es absurdo. De piel blanca y enormes ojos azules como yo, Alfonso siempre me espera sentado en la mesa del balcón de su casa. Él es la única persona con la que puedo hablar, porque él no ve simplemente lo que una persona aparenta, él mira la esencia de cada uno, creo que esto se debe a su falta de visión, que ironía, una persona ciega con mayor sentido de vivir que nadie más. Él es tan positivo y sonriente. Con mirada hacia nada me siente aproximarme. -Natalia, buenas tardes. -Buenas tardes Alonso -Me senté a su lado -Dime, ¿entendiste el tema pasado? -Sí, eso creo


-Si no lo comprendiste para eso estoy, mira… -La persona más paciente que conozco- Siempre que llega el momento de irme le pregunto lo mismo. -Alfonso, ¿Por qué las personas no viven, solo sobreviven? –Alfonso nunca respondía esta pregunta solo arrugaba el entrecejo, hasta ahora. -Piensas demasiado Natalia. -¿Por qué la gente no es feliz Alfonso? -Nunca te has puesto a pensar que todos tienen un sentido de felicidad diferente. –Al escuchar esto no respondí nada, me despedí y me fui. Toda la tarde pensé en lo que Alfonso había dicho, era muy cierto. Aquí estoy, en otra tutoría, tratando de resolver los problemas que me puso Alfonso, no entiendo nada. -Alfonso, no entiendo nada. -Tú puedes Natalia. –Me dice sonriente. –Solo da más de lo que puedas dar. -Eso es imposible, es muy confuso… -La única barrera que existe en tu vida, eres tú, si tú dices que no puedes, después de mucho te convences de ello, pero todos podemos hacer lo que nos proponemos, solo concéntrate.


Leo dos veces más el primer problema y me repito a mí misma esas palabras, hacer más que un esfuerzo. En cuestión de minutos termino el primer problema, continúo y termino. No le pregunte absolutamente nada. -Listo –Le comunique- Los revisamos juntos y estaban bien, cada uno de los problemas. -No eres muy expresiva -¿Perdón? -Sabes a qué me refiero, el hecho de que no pueda ver tu cara no significa que no sepa cómo eres -Mamá dice que nunca hago gestos… pero dice que mis ojos se expresan mucho -¿Cómo son tus ojos? -Grandes y azules. -Oh, ya veo… -Tú ves mucho más allá de lo que crees. –Le dije, porque es lo que pienso-Natalia, ¿me acompañarías a la playa? –acepte su propuesta y lo conduje afuera de su casa y nos sentamos a la orilla del mar.


-Eres mi amigo –le dije a Alfonso sin pensarlo, pero era cierto. -¿Cómo dices? –contestó -Tú y el mar son mis amigos, en el mar encuentro preguntas y en ti encuentro respuestas. –Alfonso solo sonrió ante el comentario. Nos quedamos en silencio por mucho rato. El cerraba los ojos y dejaba que el viento se apoderara de su cabello, yo solo observaba a mis dos amigos. -Mi propósito en la vida es ayudar a las personas como yo… -dijo rompiendo el silencio. ¿Cuál es el tuyo? –preguntó. -No lo había pensado… -estaba siendo sincera, no lo había pensado. -Eres todo un enigma Natalia, piensas en los demás a cada momento pero dime ¿Cuántas veces piensas en ti? –esa era una muy buena pregunta. -No lo sé… -¿Qué es lo que más te gusta hacer? –preguntó -Observar a todo y a todos. -Un pequeño consejo, haz lo que más te gusta hacer. –dijo convencido. –Sé que algún día veré de nuevo a tu amigo el mar y nadare en el.


Al atardecer llega mi papá, cansado, estresado, parece que cuando deja el maletín en su escritorio, también se quita un peso de encima, pero ese peso regresa cuando mi mamá habla con él respecto a mi hermano Renato. Renato no es muy aplicado en la escuela, él es muy expresivo y serio como papá. Lo llaman a que baje para que hablen los tres, cuando lo veo bajar está haciendo muecas y sé que significan en él, aburrimiento, tensión y un claro sentido de irreverencia. Papá comienza a hablar de sus notas y mamá agrega comentarios, mi hermano sólo esta cabizbaja y con una sonrisa sarcástica en el rostro. Mi papá se desespera y le comienza a gritar, odio cuando la gente hace eso, me hace sentir una presión en el pecho muy horrible. Ahora mamá esta callada, y por fin Renato decide hablar, pero las palabras que salen de su boca no son nada buenas, comienza a insultar a papá. Siento que necesito aire, pero no puedo moverme, soy la vigilante de esta pelea. Empeora y empeora y mamá ya no está ahí, no la veo, ¿dónde está mi madre?, la necesito. Cierro los ojos y trato de encontrarle una solución a esto, ¿cómo puedo hacerlo? Corro hacia mi papá y lo abrazo por la cintura, lo abrazo con todas mis fuerzas, quiero que esto pare. Se callan y mi papá corresponde al abrazo, oigo como mi hermano sube


las escaleras aun molesto. Papá me carga hasta su oficina y se sienta aun conmigo en los brazos, me acaricia el cabello y aspiro profundamente su aroma. -¿Papá eres feliz? –le pregunte alzando mi rostro para ver su expresión, la cual era algo impactada. -Claro que si Natalia, soy muy feliz. -Entonces ¿por qué no lo demuestras? –su cara se veía intrigada. –Papá, ¿no crees que aquí todos estamos mal? –él no decía nada. –Somos una familia, si hay un problema es de todos, ¿y sabes cuál creo que es? -¿Cuál? –se decidió a responderme -El no tomarnos el debido tiempo a escuchar, no vivir en lo que estamos, porque ¿sabes? Cuando llegas a casa eres muy distante y siempre estás pensando en el trabajo. –paré para observarlo. –Todos estamos en nuestros asuntos. No has notado que al cenar nadie habla, cada uno perdido en un mar de pensamientos… Mamá siempre haciendo todo por Renato y por mí, tu esforzándote para darnos una buena calidad de vida, y sé que Renato no es bueno en la escuela, pero no es un chico malo, simplemente no se sabe expresar y yo, siempre pensando en todo menos en mí. Necesitamos


conocernos, porque el hecho de que vivamos juntos no significa que sepamos nuestras aflicciones, sueños, metas y… creo que para eso es una familia, así funciona, ¿no papá? -Ay Natalia lo lamento mucho. –Dijo abrazándome. – Es cierto y sé que eso te lastíma, porque nunca hablas con nadie, y esa es la razón ¿verdad?, no eres la única que sabe observar, Natalia. –Alzó mi barbilla. –Así es, eso es una familia, no lo pudiste decir mejor. –Siento algo muy raro que no me había pasado hace mucho tiempo: un nudo en la garganta. Explotamos en un mar llanto al unisonó. Ya sé cuál es el propósito de mi vida. Corro hacia la casa de Alfonso, porque he comprendido tantas cosas, le eh dado una razón a mi vida. Esta mañana lo tuve muy claro: Las personas viven en estado zombie porque no han visto lo que yo vi, no han sentido lo que yo sentí. Las personas solo viven esperando ser felices, por eso despiertan después de haber dormido: por la esperanza de ser mejores, de ser felices, porque cuando le preguntas a alguien “¿cómo te vez en diez años?” siempre esperan que sea mejor de lo que están viviendo y no disfrutamos el presente, así que ¿Por qué no disfrutar lo que se tiene ahora sin


importar lo que venga después? Toco la puerta de la casa de Alfonso muy efusivamente, necesito en verdad hablar con él. Abre la puerta la madre de Alfonso. -Buen día señora, ¿puedo ver a Alfonso? –la señora me vio atenta. -Me dijo que iba a ir contigo a nadar, porque sabe que no lo dejo ir solo… -Esto no está pasando…Corrí hacia el lugar donde nos habíamos sentado, comienzo a sentir un mar de desesperación, grito su nombre. Él no debe ir a nadar solo. Volteo a ver a todos quienes están a mi lado y me encuentro con la mirada tan desesperada de su madre que está dentro de la mar, completamente mojada gritando como yo. No aparece por ninguna parte, no me siento nada bien… todo da vueltas.

La búsqueda de mi amigo Alfonso fue exhausta, todos ayudamos a buscarlo pero nunca lo encontramos. Sé que mis dos amigos ahora están juntos, el mar y Alfonso, hay muchas historias acerca de lo que le ocurrió, pero su madre y yo creemos que por fin está mirando y ayudando a las personas que son como él.


El mar para mí tiene muchos significados, el mar inmenso que me ayudó a observar a los demás, el mar de lágrimas que derramé cuando me di cuenta de lo que vivía y el mar de desesperación al no encontrar a alguien en mi vida. Todo esto me ayudó a darme cuenta del propósito de mi vida, ayudar a los demás a encontrar su felicidad. Aunque cada persona sea diferente en algún momento se siente triste, solitaria, así como alegre y feliz. En el momento en el que vivimos sentimos las emociones a flor de piel, si estamos felices, esa felicidad no se compara con la que tuvimos o vayamos a tener, de igual manera la tristeza. Cada sentimiento es único en la vida, por diferentes razones, por eso disfruto de las pequeñas cosas que son insignificantes para los demás, como el observar, porque eso nos lleva a sumergirnos al profundo mar de vida.


Un agradecimiento muy especial a los colaboradores de esta revista, con la misión de compartir con los escritores de Latino América, España y Canada sus obras literarias.

Ramón de J. Hdez. Olivares Director y Editor

Veracruz, Ver. México

POETAS SIN FRONTERAS JUNIO 2014  

POETAS INDEPENDIENTES DE AMÉRICA LATINA, ESPAÑA Y CANADA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you