Page 1

5to. Aniversario

Poetas sin Fronteras Julio 2017 AĂąo 5 Ejemplar No. 36


TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


EN UN SUSPIRO América Guerrero González México Bardo… Átame al murmullo y al latido de tarde, lléname de tu alma acúname en tu pecho; compárteme tus fantasías tus pensamientos tu pasión Ven… Encadéname al llamado del mar que en silencio grita, asómate a mi huerto adormecido a mis senos; seamos uno en el fulgor del océano. Quédate… quédate en la tempestad bravía, en mis senderos de lluvia, en mis suspiros de encaje. Trovador navegante… navega conoce mis dunas mis costas, mis llanuras, mis espumas. Se paciente, no hay prisa… Ahora llega el aroma de recuerdos y vuelvo a ser agua, aire, ternura con alma de primavera. ¿La luna?


¡Qué importa la luna! Ella aguarda alba y ocaso. Mejor abrázame… abrázame a la seda de tus sábanas y entre giros y vaivenes penetra en mi santuario; despacio… muy despacio… prolonga el devaneo hasta morir en un latido… en un suspiro.


MADRUGADAS Cris Marino,( Lola Vara) Argentina

La distancia se impuso Madrugadas vacías. Esta invasión de soles Que no brillan De lunas opacadas Como una vela tibia. Como un trinar de pájaros Me arrebatan. Como mármoleada lápida Se me quedo la boca. Los ojos… como ciegos. La noche es un ensueño De hogueras que murieron. Perecieron alondras En pasajes sin tiempos.


QUERÍA... Dani López México Yo quería la valentía de mi abuela, tocar el piano como Yiruma disfrutar de todas las primaveras y vivir con el alma desnuda... Ser niño otra vez y jugar con lodo, volver a creer en cuentos de hadas, yo quería darte todo, aun cuando no tengo nada... Yo quería escapar de este infierno, viajar en un velero, hasta llegar a la torre Eiffel... Yo quería escribir en mi cuaderno, poemas como los de América Guerrero pero tengo que conformarme con ser Daniel...


CUÁNDO Guadalupe Espinoza Lagunas Tijuana México Dime cuándo será el día Que mi corazón al tuyo Logre romper la barrera, Cuando será vida mía Que los deseos de mi mente Trepen cual muro la hiedra, Penetren en tus jardines Y entre senderos silvestres, Profanen tu altar de piedra. Dime Cuándo, Cuándo; Cuándo… Cuándo mis febriles manos Podrán recorrer tu cuerpo, Cuándo mi piel y tus labios Podrán conjugarse en versos, Cuándo la impaciente musa, Podrá recrearse contigo, Nutrirse de tus encantos Saciarse de tus gemidos, Cuándo saciaré estas ansias De ahogarme en tus manantiales, ¿Cuándo tu altiva mirada, Podrá descender de lo alto Y posarse en los mortales? ¡Dime cuándo!


Cuándo; Cuándo... ¿Cuándo tus carnosos labios Podrán posarse en los míos? ¿Cuándo ese néctar divino Podré beber de tus ríos? Que importa si en el intento Me juegue la vida entera, Si por tener tus caricias, Aún la cordura perdiera... ¡Solo di cuándo…yo espero! Un siglo… ¡O hasta que muera!

Sol Azteca Iluminando sueños…


SILENCIO Isidoro A. Gómez Montenegro. México Calla la voz… mudos los labios. Incendiado incienso de caída flor. La voz destroza la noche. Llegas amor… en esta soledad; cual sombra destrozada asciendes mi cuerpo como latido presente. Pulso distal cálido… Eres sueño transformado en vida, renacer del precipicio de inciertos temores. Tersa calidez virtuosa es mi amanecer hacia la luz volcado. Ave agonizante retoma el vuelo… Manantial de luz… fruto de tibio aire. Flor anegada de luminiscencia me guías a tu corola. En mis dormidos sentidos cambias mi identidad y los silencios entre espacios. Ahora… navego al tacto de tu voz.


DESDE LO PROFUNDO DEL ALMA LOURDES LAGARDERY PUERTO RICO

Desde lo mas profundo de mi alma te escribo este poema,fiel amigo, noches tenebrosas, dias sin calma y todavia estas aqui conmigo.

Pense en el amor; Nada logrado, he de proseguir por mi camino, pero aunque siempre estemos separados, algun dia se uniran nuestros destinos. Sinfonia de versos magistrales nacen del corazon,Te los dedico.... a ti, si, a ti, que he de ocultar tu nombre........ y que,quizas, nunca leas esto que he escrito.


OJOS DE ENGAÑO María Estela Rodríguez Argentina No sé qué vi en tus ojos Solo mirarlos, y me conmovieron. Hay algo oculto en ellos una mezcla de picardía y misterio. Hay algo en tu alma de pirata: me subyugabas, me dominabas. Esculpiste en mi espalda, con mentiras una historia. Una historia que… no pude ver en su momento estaba ciega de amor, ¡Tú me cegaste con tus besos! Y así Cual faraón, tenías tu harem, dejabas tatuado tu nombre en el corazón de cada mujer . Todo era una mentira. ¡Mentías con tus palabras! Mentías, cuando vibrabas bajo las sábanas, como era mentira también el beso que antes de irte me dabas.


Y AQUÍ ME ENCUENTRO María Estela Rodríguez Argentina Quieta, tendida en la penumbra con tus manos desabrochando lentamente mi blusa: transgredimos las leyes, rasgando toda vestidura de costumbres adquiridas. Vulneramos los códigos, que marcaron en nuestra piel condicionándonos la vida. Nos dejamos llevar arrastrados por la lujuria: profanos, imprudentes, obedeciendo a los sentimientos y desobedeciendo a la razón. En silencio, desbordados por el anhelo de los besos vehementes de deseo, olvidamos normas y cánones y nos entregamos a la pasión.


EL AMOR MarĂ­a Luz Olivares Aldana Veracruz, MĂŠxico El amor, es como burbujas chispeantes, juguetonas en copa de cristal que estallan. Al roce de los labios embriagan los sentidos y fluye en las arterias calor de rica savia. Nutre y alimenta al corazĂłn enamorado, no importa si eres joven adolescente o anciano. Estar enamorado es ver la vida que despunta como el alba con su luz en la penumbra.


LA INFORTUNADA LECHUZA. Maruca Rodini Argentina Era una noche oscura de esos inviernos crudos, apenas asomaba el cuarto de luna, un viento norte traspasaba los dinteles con un chillido alarmante, casi como sonido de lamentos en un campo aislado. –La dueña se encontraba sola, con doble llave en la cerradura. Escuchaba las ráfagas como castigo de latigazos si cesar que azotaban. Los perros ladraban. Y se preguntaba. ¿Alguien habrá llegado? Ella estaba atenta a todo ruido. Y pensó en el arma que escondía detrás la puerta. La tomó en sus manos temblorosas por el miedo, ya cargada, abrió la puerta y apuntó a un ángulo hacia arriba estallando un potente tiro por el aire. En ese mismo instante vio caer una sombra. Pero no le dio mucha importancia, por el temor que tenía estar afuera en la oscuridad. A veces la desesperación hace actuar con coraje, pero el miedo queda aferrado por dentro. Los canes quedaron en silencio y el vendaval seguía su curso. Entró en la casa y cerró nuevamente con llave. Buscó serenarse, sólo le quedaba esa duda ¿Que habrá caído al suelo? Esa noche se durmió buscando de no pensar nada de lo ocurrido. Al amanecer, fue a ver. Caminó lentamente el amplio patio empedrado y sobre la hierba estaba una lechuza con las alas extendidas, sin vida. Ésta fue la incógnita que tenía la señora. Sin querer matar el ave. Ante el vuelo, se cruzó y la pólvora estalló y penetró en su pecho. Sólo el algarrobo había sido testigo de esa tragedia.


DESVELOS Maruca Rodini Argentina Fue una ilusión que nació desde el comienzo del amor. Era un sueño lleno de proyectos y sentimientos, con emociones sencillas e inocentes de aquellos tiempos. Fueron dos corazones que, juntos llegaron al paso tan importante como es la boda. La pureza era el vestido todo blanco, con el ramo de flores y los cabellos entrelazados con azahares, mientras que el tul se deslizaba sobre la cola larga de brocato que se extendía sobre las baldosas, donde la luz reflejaba como un velo de cristal. Ceñido a su cuerpo, ajustaba su figura sublime y el bello encaje engalanaba las pasamanerías en cintas de raso, que parecía una princesa. Cerrando los ojos, era de no creer lo que se estaba viviendo. Parecía tanta felicidad. Caminó a pasos lentos hacia el altar donde su galán la esperaba. Lucía un traje negro, camisa de seda y un moño hermoso que adornaba su cuello. Así pasó la celebración de la ceremonia. Todo sucedió a ritmo de los acontecimientos. Agasajos, champagne, brindis y mucha alegría. Hasta que llegó el momento de estar solos, se marcharon tomados de las manos y emprendieron juntos la noche de bodas. Al llegar, la habitación iluminada y una melodía embellecían más aún el aposento.


Se encontraban junto al lecho, se sentaron y él suavemente le desprendió el bonito vestido. Ella con una reacción de sollozos y su rostro enrojecido, le dijo que no podía más, estaba fingiendo-. Estuvo callada durante mucho tiempo. Su madre era la responsable de este suceso tan doloroso, Había obligado a su hija casarse cuanto antes, ella no estaba preparada aún para el matrimonio. Él con desesperación la aferró fuerte. La razón de ese motivo lo enfureció, se sintió engañado. Ella turbada, no podía estar un instante más con él. Se vistió con ligereza y le pidió perdón por lo sucedido y salió apresurada. El desdichado joven, se desplomó sobre la cama, apretujó el vestido entre sus manos temblorosas. No soportó la ironía que atravesaba su cuerpo, irritado por la mentira se transformó, y en su mente voló un pensamiento, todo es una calamidad. Fue una historia de amor.


YA ES HORA Mary Bustos Bargas La Cruz-Cordoba-Argentina Que fue de tí donde quedó la luz de tu alegría. En que muralla gris quedó plasmada tu melancolía. Mujer, vuelve a reír deja volar tu corazón herido. No mas cadenas, ven a vivir. Hoy el rosal de nuevo se ha vestido convirtiendo en púrpura flor toda espina que causó dolor. Hoy es tu tiempo de amar. Renace como el ave de sus cenizas. Deja fluir de tus entrañas el valor para encontrar un cambio. Para cortar las ataduras que hoy te esclavizan.


DESTINO Mary Bustos Bargas La Cruz-Cordoba-Argentina Las hilachas de tu alma hecha jirones, cubren la desnudez de la miseria en un pequeño cuerpo desgarbado por la insasiedad. La hogaza de pan que el destino te negó, ha opacado los soles de la infancia. Solo hay rondas de silencio en tu recuerdo. El Don Pirulero nunca atendió su juego y acaso la farolera no pudo enamorarse del coronel, será por eso quizás que los Reyes Magos nunca encontraron tus zapatos y algún duende maldito se robó tu niñez. En tus ojitos tristes se resume la historia y en la indigente mesa diaria, las infaltables moscas disputan sus migajas.


ESCUCHO. (Una evocación al Concierto Nº2 para piano y orquesta de Sergei Rachmaninov). Osvaldo Pettinicchio (Daniel Vattimo). (Derechos Reservados). Argentina. Me acompaña la música de los bosques perdidos. De los jardines colgantes. De los pájaros irrepetibles de un sueño mínimo. No temo la continuidad de un viaje que nunca fue. Poros de un coral eterno me elevan. Estoy muy alto. Solo escucho. A mi alrededor todo es blanco mis ojos se niegan al color. Manos… Por momentos caigo desde un grave de piano profundo que detiene todo ebrio de blancas y negras abrazadas hasta confusas. Un agudo vibrar de la orquesta me equilibra y me reencuentro. ¡No mi Dios! , ¿qué hago aquí?.


Caí muchos metros. No volví. Estoy en un nuevo lugar del pentagrama los bemoles me llevaron a saltar notas urgentes y acotadas. Todo termina en la ineludible paz de los violines que mueren vivos sobre el piano. Flauta transversa… Clarinete en agudo… Aire. Vuelve mi olfato al perfume de aquel viejo jardín flotante que vive en su verdad etérea de sueño inconfundible. Estoy en un lugar sin lugar. Inalcanzable. Vibra. Todo estalla en un final sin espera Sólido. Estridente. Una nube me envuelve prolonga un final que no busco ni espero. No es. Solo me lleva…


HAY UN IDIOMA… Osvaldo Pettinicchio (Daniel Vattimo). (Derechos Reservados). Argentina. Sombras que a veces transito caminando dudas, luces de Sol recién parido en una madrugada tardía. Copas, amigos… Cada paso un color, cada paso un idioma distinto. Llego a mi casa, meto la llave y al entrar encuentro tres vecinos, tres gatos y cuatro con el mío discutiendo por un ovillo de hilo. Les doy el sustento matinal y es todo un caos de aullidos, de un idioma distinto, de miradas de gato agradecido. Lo mismo ocurre cuando voy por la calle, cuando subo al bondi con algún destino, cuando pienso en mis viejos. Cuando vibra ese tango envejecido, cuando la música toda. Cuando ese amor se asoma con cautela, como un niño perdido como un duende en celo. Cuando como, cuando amo,


cuando sueĂąo, cuando grito. Cuando creo. Cuando una verdad me ahoga el instinto y quiero matar, siempre surge un idioma en cada intento, un cada vez. Ese algo que traduce todo como una mirada del Olimpo y calla, para cada vez que vivo. Cuando navego sobre papeles amarillos. Cuando abrazo a mi hijo, siempre surge un idioma distinto.


POEMA DE NO SABER. Osvaldo Pettinicchio (Daniel Vattimo). (Derechos Reservados). Argentina. Hoy, veo que todo queda en un amanecer de bruma, con esa estéril sensación de no saber contarlo… ¿Cómo será el invierno de tu piel cuando la despedida muerda el polvo seco del fracaso, los ojos ciegos busquen y no encuentren. Cuando todo haya pasado, los labios mueran y las gargantas ardan porque no habrá mañana. Cuando se quiebren las costumbres cotidianas y todo sea silencio. Cuando te vayas.


SE ME ANTOJA Ramón de Jésus Hernández Olivares Veracruz, México Morderte para descubrirte, tocar tu piel apasionada, invítame tus labios manjar de lobos desquiciados. Deja que se me antoje abrazarte con la aurora, no digas una palabra… porque muerdo tu boca. Se me antoja cada vez que el aire que exhalas perfuma mi cuerpo de granadas, de esas rojas. No habiendo mejor vino tinto bebido y robado de tus labios, quemados por mis besos de una noche desnudos y sin velos. Se me antoja tatuarte la espalda por eso te muerdo, para que penetre mi nombre en tu cuerpo.


'J'en ai envie' Ramón de Jésus Hernández Olivares Veracruz, México Traducción por: Rolando Alberto May Colina

Vous mordre pour vous découvrir, Toucher votre peau passionée, Invitez-moi de vos lèvres, Delicatesse des loups sauvages. Permettez-moi d'avoir envie de Vous embrasser à l'aurore, Ne dites rien Car je mords votre bouche. J'en ai envie Chaque fois que vous inhalez En perfumant mon corps de grenades, Celles, les rouges. Sans avoir meilleur vin rouge Que le bu et voilé de vos lèvres Brûles par mes embrasses D'une soirée, nués Et sans voiles. J'ai envie De tatouer votre dos, Pour ça je vous mords Pour pénétrer mon nom À votre corpse.


Gracias a todos los que participaron en esta edición de aniversario, mi gratitud eterna

Ramón de Jesús Hernández Olivares Director y Editor

Veracruz, México 01 de Julio 2017

POETAS SIN FRONTERAS JULIO 2017  

POETAS INDEPENDIENTES VOCES DEL UNIVERSO

Advertisement