Page 1


TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


NADIE ES CULPABLE. José Flores©. 12/14/15 Despierto a las cuatro treinta de la mañana no eres tú, ni te culpo a ti por mis desvelos, es este necio corazón y mis sueños que abrevian mis noches y las tornan mañanas. Es este corazón que abnegado develando las letras que hablan de ti, de tus recuerdos enmelados en besos en recuerdos acariciando mi pecho. No eres tú la culpable de este desvelo de este despertar entre líneas acariciando los poros de mi piel exigiendo la humedad de tus labios. Soy yo el culpable de amarte hasta el suspiro, de llenarte en estos amaneceres de invierno con la calidez que mis letras depositan en cada verso escrito en tu espalda. Soy yo y mi locura impregnada de ti del regocijo que mi corazón bohemio siente al recitar sus coplas a tu oído diciéndote te amo vida mía.


No te culpo a ti, ni a las estrellas que escriben tu nombre en las noches, ni mis recuerdos de tus manos, ni las noches acotadas en tus piernas. Nadie es culpable de mis desvelos, sino es la consecuencia de mi agon铆a de no verme entre tus brazos y reclamar al viento tu nombre. Nadie es culpable, ni mi loco coraz贸n, ni mi piel impregnada de ti, ni tus anhelos enclavados en mi espalda, ni tu amor tatuado en mi alma.


EL TIEMPO Y MI POESÍA JOSÉ LUIS AGUILAR MÉXICO Por los pastos más verdes de tu alma Con el silencio que escuchaba en las noches Por el año que ha pasado y la vida me has dejado Quiero agradecer tu guía en la obscuridad Como ángeles que llevaron sus letras en mis manos Tratando de escoger un libro aconsejado Pues fui en estos meses un buen escribano Que dejo en su llanto un poco de estrellas Que llegaron en otoño, para darme su pasión Te amé como cuando naciste de mi pensamiento Como esferas de nubes que oscilaron mis desvelos Ahora que te tengo, eres un viento de amor Pues tus cuidados me sedujeron a escribir más Junto con ese don de imaginar mis miedos Pues en ellos encontré un nuevo sendero Ahora que todo se termina, y que el invierno se esfuma Quiero tus manos de vuelta en mi carne Para abrazar más tu existencia, tu inocencia Pues la vida te di, yo te ofrecí mi corazón Como un ermitaño que canto con dios Sus letras pasionales y su tristeza infinita Ya quiero decirte que extraño tus voces Cuando los grillos acompañaban tu furia Cantando entre bellas mañanas de enero


Pues me queda solo amar y desear mucha paz Pues en mis oídos solo escucho tu trinar Ya que los tiempos que pasan se alejan a distancia Así como las gotas caen en su entierro Quiero enterrarme en tus labios de ninfa enamorada Pues me llenas con alegría cada mañana. Ángel de la noche.


ANFORA DE AMOR Nelli Edhit González Acosta Uruguay.

Deja de mirarme con ojos sin luz no has visto que ya la noche pasó, que poco y nada de mi ha quedado aquí en este lecho de tantas penurias. No recuerdas acaso que el tiempo se fue y con él las alas del cielo mi cuerpo abrazó. No has visto la luna brillo y esplendor, viéndome volar, mi blanco corcel. Con un tul de plata cubrieron mi cuerpo creyendo que eso me haría inmortal. Más solo es un objeto sin vida y sin luz, yo estoy ahora volando en libertad. No preciso nada que no sea a ti y tu lloras como un loco atado a tu dogma, que miente y desgarra tu fiel corazón. Deja las cadenas del dolor maldito ven a mi atolón donde habita el sol. ¿No ves? Lo que lloras es un espejismo, yo estoy liada a ti. Mírame por Dios con ojos sin pena porque estoy a punto de morir de amor.


EL GRITO DE UNA MADRE. Zoraida Puentes. Cuba. Hoy, entre muros de silencio doy mi grito; un grito que trascienda lo innombrable, que despierte la conciencia carcomida del que escucha sin oír, lo que ya sabe... Un grito que refleje su imagen en el oscuro azogue de las aguas, y suba más allá del sol enfermo donde no dominan los poderes de los vientos… mucho más allá de ese cielo rojo de vergüenza, donde vuela inalterable un sólo pájaro. ¡Que tiemblen las montañas y las rocas, que se derritan las sirenas del acoso y callen de pavor todas las bocas! Porque ha rugido una madre; Y el grito de una madre… ¡¡Es poderoso!!...


IMPERDONABLE... Zoraida Puentes. Cuba. Es hora de dejar las condolencias es hora de enfrentar tantas verdades es hora de olvidar iniquidades, es hora de perdón, cerrad la cuenta... La muerte paga todo; ¿Quién lo duda? Es la disposición del Todopoderoso... mas perdóname Dios mío, te conozco pero no puedo olvidar tanta amargura. Que se ciña a mis lomos tu misericordia que se vista de blanco el aposento oscuro, que pueda yo alcanzar el perdón tuyo y que pueda olvidar lo que me agobia... Tú que todo lo sabes y escudriñas, y viste pasar esos momentos: ¿Conoces si mostró arrepentimiento al causar tanto dolor en una niña? Ahora que en la muerte él reposa, y no hay dentro de mí ningún vacío: ¡De nuevo perdóname, Dios mío! Yo no siento dolor, siento otra cosa... Una extraña paz que no concibo, solapada indiferencia vergonzosa, si por eso soy cruel, pecaminosa, perdóname mi Dios, yo siento alivio...


EL PEQUEÑO COFRADE Deorinda Vallecillo Guerra. España Valladolid

A la solemne cofradía del gran Cristo del Perdón, tambores y trompetas, mi niño en la procesión. La sangre dentro mis venas un momento se paró, la emoción que yo sentí en llanto se convirtió. NO cambiaría el momento por muchos que viva yo, El Cristo pasa a mi lado, os juro que me miro. Mil palabras me salieron de dentro del corazón, en verso en cante o en rezo, a ti Cristo del Perdón.


Antes que poeta madre, cuídame de ese primor infantil y soñador, pero de gran corazón. Te pido su bendición, haz de él un buen cofrade que brille su fe y su honor, Tu imagen allí en su pecho. Y entre sus manos su hachón, su capa ondeando al viento, en su corazón la fe en pos de tu bendición.


DESDE MI ALMA Lourdes Lagardery Puerto Rico Desde lo más profundo de mi alma te agradezco que estés conmigo, noches tormentosas, días sin calma, y todavía estas aquí, mi fiel amigo. Pensé en el amor, nada logrado, he de proseguir por mi camino, y aunque estemos siempre separados, algún día se unirán nuestros destinos..... Sinfonía de versos magistrales fluyen del corazón, te los dedico, a ti que he de ocultar tu nombre.... y que quizás nunca leas lo que he escrito.


SOLEDAD QUE MATA Ramón de J. Hernández Olivares Veracruz, México Siento un nudo en la garganta lleno de espinas, quemando mis ansias, los sentidos y mi alma. Miro cada segundo que pasa detrás del cristal de un reloj de pared roto y polvoriento. Me duele el silencio que mata los aullidos de la noche, mientras una lluvia de ideas locas limpia la ventana. Mis manos temblorosas por la ausencia del abrazo, que entre sueños de madrugada nos entrelaza. Cierro mis ojos buscando tu imagen grabada en recuerdo o melodía, que danza entre espectros que delinean tu silueta,


¿Y yo? Imagino besar tu espalda. Al filo de la noche atormentada observo que en el lecho, existe un aroma más bello impregnado en la almohada. Enloquezco entre miradas perdidas de puntos cardinales de una habitación vacía, que implora tu voz, tus carcajadas. Si en instantes escucho tu respirar agitado mis manos se aferran a mi cara, para detener la pesadilla de una locura de amor, que avanza. Estás en distancias donde el camino se viste de tristeza, llora el ave errante, triste la sombra del pensante, voz callada de los gnomos ausentes. ¿Y mis musas? ¡Muertas! Entre rosas negras. En esta soledad que mata camino arrastrando la pena de tu olvido mientras la lluvia canta.


LA MUERTE DE LA FANTASÍA Ángel Eduardo Valenzuela Ruvalcaba México La sangre de las princesas es derramada, Finalmente las brujas las han aniquilado. Los castillos se han transformado en prisiones, Tétricas mazmorras en las que torturan hadas, Las encadenan y las hacen bailar ante bestias. Los unicornios son alimento de dragones, Y cuando estos se enfurecen, Salen a cazar y devorar duendes. Todos los caballeros han muerto, Los que aún sobreviven, son esclavos de hechiceras negras, Los encantan con brebajes endemoniados. De los pantanos escapan lagartos Que ya han saciado su hambre, Que han dejado solo cadáveres de plebeyos. Los cementerios son posadas del mal En las que los zombis se alimentan de ratas, Y en las que se practican orgías infinitas. La realeza es humillada… es exhibida ante demonios, Ante vampiros que revolotean y hurgan su intimidad, Mientras que escorpiones gigantes Trepan y envenenan sus cuerpos, Las quimeras se burlan de su sufrir. Al final la fantasía sucumbe… El terror se apodera de la inocencia La fantasía perece.


EL ABURRIDO QUE CONOCE TUS SECRETOS Ángel Eduardo Valenzuela Ruvalcaba México No se bailar, nunca me he caracterizado por ser una persona divertida con la que una mujer se anime o desee dar rienda suelta al movimiento de sus muslos y pantorrillas mientras una serie de sonidos les provoca sensaciones de inquietud impulsándolas a sacudir su cuerpo ya sea armoniosamente, simulando un acto sexual o como si estuvieran exorcizándolas. En cuestión de socializar siempre he preferido ser el aburrido, ser quien llega a una cafetería o a la barra de un bar bohemio, pedir el frappé que acostumbro solicitar al mesero, o la copa de vino tinto que hace surgir las sonrisas que dan pie al flirteo con una dama cuando se acerca en busca de compañía o conversación reflexiva, no es necesario ser un varón adulto con el cabello canoso y que pase de los cuarenta años de edad para tener estas preferencias de convivencia a las que muchos han asignado la etiqueta y el calificativo de monótonas. Me gusta lo que siento cuando puedo ver a una mujer sonreír discretamente, sabiendo que no habrá necesidad de acostarme con ella para que me olvide después de una breve plática con un desconocido, es agradable sentirse olvidado por ser el aburrido, por ser quien únicamente evoca en el sexo femenino, esa emoción mediante la cual


contactan con la intimidad que habían estado resguardando para no mostrarse vulnerables. Es grato saber que solamente en una noche es posible romper la rutina de quien acude a un bar con la intención de sentirse objeto de miradas deseosas que la desnudaran imaginariamente, y que en lugar de ello regresa a su hogar desahogada después de haber vaciado su baúl de secretos con alguien a quien probablemente no vuelva a encontrar en la mancha urbana.


EJECUCIÓN TV Angel Eduardo Valenzuela Ruvalcaba México Me declaro culpable, soy culpable de no prestar la atención adecuada a mis tareas escolares, sé que en los últimos meses mis calificaciones han experimentado una caída notable, no, sé que no soy un alumno modelo, pero bajar de notas con puntuación de ocho hasta cinco o cuatro, da mucho de qué hablar a mis maestros, los cuales ya han intentado acercarse a mí de la manera más prudente posible. Todo ha sucedido tan rápido en este último año, la muerte de mi hermana Cristal por culpa de un maldito conductor alcohólico, el regreso de mi padre después de quince años de ausencia. Soy culpable tal vez de no guardar el debido respeto en memoria de Cristal encerrándome en mi recámara mientras comienzo a beber cerveza y me inicio con esto de las bebidas embriagantes, porque prefiero ignorar a mi madre cuando me solicita que la apoye con las labores domésticas, soy culpable de hacer caso omiso a las sugerencias de mis profesores en cuanto a mi vida estudiantil y familiar, soy culpable quizá de no darle una oportunidad a mi padre para explicar los motivos por los que nos dejó cuando yo tan solo tenía tres años. Por si fuera poco la cerveza ya no es suficiente, en las fiestas a las que me invitan me han comentado que circula el whisky. Demonios, tampoco soy tan sociable como para acudir a ese tipo de reuniones, y ser testigo presencial de


lo que en las películas de adolescentes se proyecta… Chicas con minifalda y escotes pronunciados queriendo parecer adultas y que ni si quiera saben maquillarse, sujetos mayores de edad acompañándolas para hacerlas parecer maduras mientras ellos presumen su musculatura y sus motocicletas deportivas, eso no es lo mío, prefiero pedir comida rápida y evitarle el trabajo de la cocina a mi madre. Soy culpable de elegir esta vida que cada vez va tornándose más deprimente, mis decisiones y la madurez que en este momento tengo me han conducido a esto, por eso mismo acepto la sentencia que yo mismo he dictado, una ejecución sería lo más conveniente, yo mismo camino hacia donde seré acribillado, tomo posición en el sofá mientras busco el control remoto y lo sujeto con mi mano derecha, sé que al momento de oprimir el botón rojo, el televisor disparará su proyección con la que olvidaré mis problemas.


¡MI CORAZÓN DANZA! América Guerrero González. México ¡Festejo la vida! ¡Festejo el amor! Iniciamos jugando… me derretía tu apacible mirar. El Universo se desmoronó ante mi sonrisa. Me asomé al amor y vi el cielo, un cielo puro, limpio. ¡Esposo mío, realidad divina! Ayer fui barro en el torno… tu impuso me moldeó. Un domingo de abril las campanas anunciaron el fin de despertares solitarios. En adelante tendría sólo: Amaneceres impregnados de deseo, versos…besos… besos…versos, sed saciada, ondular de caderas y Violentos orgasmos. Néctar de dioses, dulce ambrosía. Grabé ese domingo de abril


en olas gigantes. Seguimos en el camino nuestro amor ha trascendido es puro, fuerte… eterno. Confirma lo asiduo del corazón, éste corazón que danza, que está tranquilo, gozoso y feliz.


POR SI ALGUNA VEZ Santa Velia Flores B. Sabinas, Coahuila, México Si alguna vez imaginas los derrumbes ocasionados, sólo te pido respeto y te lo digo de nuevo no te quiero confundir. Si alguna vez me imaginas que molesta quedé yo te digo que no. No lo creo merecer porque al molestarme estaría en ese desatino aquel que un día dolió. Lo que no imaginas....creo es que sin darte cuenta ayudaste a fortalecer lo que yo creía débil. Lo que yo imagino ahora desde esta perspectiva, desde este punto en mi vida, Que así como sólo escucho ahora Los sonidos del silencio, Así estás en mi vida. Por si alguna vez otra cosa imaginas.


ANDO BUSCANDO EL TIEMPO QUE YA NO QUEDA… Arniel Levis Venezuela Ando buscando un sueño imposible que me anime Que muestre las pautas para seguir luchando por ese algo, Que me despierte cada día con la esperanza de encontrarlo Y con la incertidumbre de que no pueda hallarlo nunca Ando buscando un amor que en la noche me despierte Con el miedo de perderlo, con la desdicha de no tenerlo, Con la rabia por no poseerlo y ver que mi combate es vano, Porque nunca podrás tener la paz de haberlo alcanzado Ando buscando la primavera eterna, que deshiele mi corazón Y llene de colores, olores y sabores el jardín de mi conciencia, Así lidie con la idea de sufrir, con la aventura de no saber qué pasará En la próxima vuelta del destino, en la mañana que nace y en la noche moribunda Ando buscando el tiempo que ya no queda en ninguna parte Que me dice que no vale la pena continuar acumulando recuerdos Que me implora que deje las armas, que ya el invierno llegó, Y nunca más tendré de nuevo la felicidad perdida… Ando buscando…


LE ESCRIBÍ José Iván Montoya Vázquez México Le escribí a lo prohibido, a la pasión sin censura Al amor de mis amores, la tristeza y locura Ella envuelta en un manto, yo entre la risa y el canto Donde la copa se derrumba el champagne derrumba La tristeza se vuelve alegría, y la alegría muere sin ella

Le escribí muchas noches como lo suelo hacer Ella primavera, yo invierno en mi nacer Ella sin duda ángel, yo demonio pecador Era ella mi encanto, aun así le canto hoy Le escribí mil versos cien poemas

Le escribí cartas a mi primavera, entre las rosas vagaba A los pétalos rosaba, los adornaba convertida en rocío En lo que muchos llaman lo prohibido, yo fue trovador en su piel Hoy solo soy recuerdo, ella en mis manos fue nota poética En mis labios fue fuego, en mi piel fue tatuaje con cada beso Cada mordida, entre sus piernas gozaba la embriaguez de la vida


COMENZANDO A VIVIR... José Rafael Rivero Venezuela

Se cierran ciclos entre prosas diversas, se alojan los versos en pechos enamorados, alejando soledades mientras el atardecer se desnuda y se entrega a la noche profunda y sincera. Ya no caben más las tristezas en el hombre que sueña, que iluso se abre una vez más, porque está hecho de armonía en sus adentros y sentires en los límites entre su piel y su alma. Se tensa la piel en cada suspiro, los roces despiertan sensaciones y el calor de la vida se hace presente una vez más, la mirada se extiende y el paisaje se achica, mientras redescubre nuevos lienzos para contar su historia...


HISTORIA... José Rafael Rivero Venezuela Llegado el momento abrí los ojos y acepté la verdad que por tanto tiempo quería comprobar, ya no con la tristeza de antaño, esa que me causaba dolores de cabeza antes de dormir, había aprendido con el pasar de los meses a equilibrar los sentimientos respecto a esa ilógica verdad. Un amor sin medidas desperdiciado, energías enfocadas en un mañana que terminaría en soledad, soñando despierto a que eras real y terminaste siendo sólo una historia, escrita entre versos, acariciada entre lluvias y lunas, derramando tintas en papeles que serían cómplices caducos. Jugaste como quisiste, acostumbrada a hacerlo con otras personas, con varias personas a la vez, disfrutando sensaciones, sonriendo de la inocencia de los ilusos, devorando deseos sobre sábanas sucias de mentiras. Así fue como una tarde mientras revisaba el correo comencé a descubrir cada uno de los hechos que le daban la razón a esa sensación de que algo no estaba bien. Así fue como me arranqué el verso de la boca y escribí tristezas al aire, dibujando tormentas perfectas en campos baldíos, mientras tu reías saltando arcoíris en aquellos parajes derrumbados, en los que ahora siembro nuevas letras, nuevos sentires. Y el tiempo se venció, entregándose sumiso a sortilegios, que abren la puerta de un nuevo camino, sin mirar atrás, para cosechar anhelos alcanzados, dibujando amores en un Azul que no tiene intenciones de salir del Silencio...


ADIÓS AMOR MIO. Patricia Cecilia Cervantes Domínguez Veracruz, México Sentada bajo el árbol del olvido Tu fría indiferencia ya me alcanza El aire me susurra al oído Que solo nunca pierda la esperanza. Soy hoja que se suelta de tus ramas Que el aire se lleva a donde quiera Soy el alma a quien nadie ama La que a todos ve.. Y nadie viera Soy lluvia que salen de tus ojos Que beben tus hermosos labios Soy momento que pasa presuroso Soy recuerdo que escondiste en el armario. Soy la brisa del mar a tus espaldas Hoy te miro caminar con tal sigilo No es la brisa, solo son mis lágrimas Que brotan al saber que ya te has ido.


Gracia a los escritores que este año 2016 siguen compartiendo su amor por la letras.

Ramón de Jesús Hernández Olivares Director y Editor

POETAS SIN FRONTERAS ENERO 2016  

POETAS INDEPENDIENTES DE AMÉRICA LATINA, ESPAÑA Y CANADA. VOCES DEL UNIVERSO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you