Page 1

Poetas sin Fronteras

Diciembre 2019 AĂąo 7 ejemplar 71


TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


En el umbral de la luna rosa. Bertha Laraf. Veracruz México Fragmento del poema Padecer el crepúsculo interno, moría la tarde y mis deseos con ella, libraba el día, sufría la noche, estaba en el umbral fantasmal de los enamorados dañados, tan sólo libando fantasías, así diluida con triviales heridas, que se enardecen con lamentos, así lo mismo un segundo, que, en una estrecha hora, inundada de despedidas inciertas, sagaces, galopantes, este amor...


Te disfrazaste. Bertha Laraf Veracruz, México Fragmento del poema Para reina? la abeja. Yo, ni a princesa llego, vivo a ras del suelo, pero cuando sueño, vivo cercana a la nube del cielo. ¿Dulzura? desde luego, de esa que se lame y empalaga como fruta con miel, ¿Añoranza? por supuesto, del amor que a ratos de deshoja.


DE CARA AL CIELO Bertha Laraf Veracruz, México Quiero que transites tu duelo cada quien, al fin y al cabo ya tengo el mío cobijado con los grises azares del estiaje. Estoy tirada de cara al cielo gotas que rocío por las sienes que abonan el pasto como semillas de lino en ese momento te pertenece mi mundo recorres mi camino sientes ilusionado que me aproximo acurrucas en tus brazos mi torso descubierto, anclado, estático. Tu mente no pronuncia mi nombre pero tu corazón lo grita a versos El abanico de tus sombras, de tus dudas, las envuelves conmigo quieres ese beso de tu boca a la mía, un beso de esos con misterio un beso de esos que palpitaría aunque nos mentimos a base de rimas nos falsifiquemos citas con besos nos inventemos poemas mínimos, breves, cortos y evasivos.


COMO SUTIL ARLEQUIN. BERTHA LARAF. MEXICO. Luces y sombras, transitas batallas de angora, blanco y negro con épocas contrastantes, 3009 días para encontrar tus fervientes máscaras, entonces tu corazón… se conmueve, tu desafío más que desafiante es volátil, hay quien pide más tiempo de espera, sin pensar que el compás de la vida se mide por nostalgias que cada quien decida las pautas de la ausencia. Que cada uno mire sus horizontes de rombos, que cada quien provea sus rumbos por instantes no importa si la fatiga se anida evocando en silencio los trazos que cosechas y si te agobias, por exiguos momentos de esa constante, abrígate de lazos, extingue los tormentos crueles de la noche, ataviado de abrazos, consolida mis fulgores, envuélvete de abrazos que, de mis amores, ya tienes bastante.


ME ENCANTA CUANDO HACE NORTE Elías Morales Moya México Me encanta cuando hace norte, porque me recuerda a ti. Siempre me pides que me quede un tiempo más. Pones la olla para el café y tus cándidas manos amasan el tiempo como si fuera harina, horneamos los minutos y nos volvemos un solo pan, mientras escuchamos como se escurre el viento como suave música entre las ventanas. Me gusta cuando hace norte, porque me siento como el céfiro, que te hace versos en el oleaje de tu cabello, sacude tus vestidos llevándose el dulce aroma de estos. Me deleito cuando hace norte, porque me vuelvo tu abrigo favorito, tu café caliente y tu pan de cada mañana.


Felipe Cancino Castro Veracruz, México Luz y Sombra noche y día blanco y negro prosa y poesía Tristeza y alegría Esperanza y desilusión invierno y primavera venganza y perdón Apatía y empatía amor y desamor bondad y malicia fe y religión valentía y cobardía habilidad y torpeza principio y final plebeyo y realeza Dulce y salado izquierda y derecha arriba y abajo camino y brecha Atrás y Adelante Singular y plural brusquedad y amabilidad prisión y libertad Vacío y lleno


cobardía y valentía curva y recta ignorancia y sabiduría Tu vida parece parecer un caudal perfecto aún y tus lágrimas sean secadas por el viento Para el mundo empleas una máscara de felicidad solo tú tienes idea de lo que te puede dañar Puedes vestir de seda y tener herido el corazón caminar entre las tinieblas y no hacer caso al dolor Sonríes y tienes actitud te levantas sobre toda pena nunca es tarde para recapacitar mantén tu mente serena Tus ideas y pensamientos son un regalo de la vida dos mentes piensan diferente el mundo es perspectiva


Soles, que se besan. Héctor Daniel Paz La imagen ingresó como una fotografía urgente, a mí ser interno. El tiempo se detuvo y comenzó a retroceder. Cómo un loco reloj ebrio, golpeaba el pasado y regresaba a mi presente, visitando esas cosas que veré más adelante. Las figuras con formas y colores, no tenían límites que separaran su presencia. La mañana dibujaba silencios y mis ojos se entregaron al abrazo, que a la distancia, pudo ver. Una joven madre se mezclaba con su transparente bebe, entre palabras y miradas. Mi corazón pudo ver espíritus adheridos, enlazados y que mágicos intercambiaban la esencia misma de la existencia, como es el amor. La madre y su pequeño eran música, danzas que honran la vida, perfumes que invadían a todos los que pasaban cerca. Cuantas veces habré visto esta situación, más fue en este momento, y sabrá la vida, que esa pintura mágica me llevó por delante. Dos espíritus unidos, es lo que vi. Dos soplos que habían escapado de lo que muchas veces llamamos realidad y un visceral encuentro de limbos que como planetas disfrutaban el estar tanto tiempo juntos, como si supieran que en algún momento la vida los separaría por un mínimo tiempo, que para ellos sería, como besar la eternidad. La madre y su hijo es una de las máximas expresiones del sentido de vida. Unas plantas unidas en sus raíces, unas avecillas que tocando las olas pueden garabatear figuras que sólo ven, aquellos que miran para afuera, que espían miradas buscando hallar sus propios pasos.


Cosas Viejas Héctor Daniel Paz Días atrás miré los estantes de mi casa, con atención. ¿Cuántas cosas antiguas vi? – ¡Tal un museo! Sentenció mi hija. Con absoluta reflexión ingresaron esas palabras a mi yo, quedándose durmiendo en la alcoba de esas frases que aguardan, esperando, con algo de paciencia y con asomos de tristeza. Hoy, cuando salí a la vereda, vi algunas hojas de papel tiradas en la vereda. Lo escrito, inferí, relataba el trabajo de alguien que visitaba supermercados de hace más de diez años. Cuanto trabajo, dedicación, prolijidad y horas de vida, contaban esas hojas. Horas vividas. Alegrías, tristezas, sueños e historias de vida guardarían esos renglones. Y ahora en el suelo, voladas a propósito, como mendigando un reconocimiento de épocas olvidadas. Y entonces ellas me miraban con su energía positiva, como sabiendo de la mutación a otra materia. Ingresé a mi casa y fui directamente a dónde estaban las fotos y ahora con un nudo en la garganta y los ojos brillosos murmuré –Trastos viejos. Emocionado, porque ya no carecían de valor y porque nunca habían sido un estorbo. Eran una alegría y un homenaje escondido, a mis sentimientos. Ellos hablaban espiando un momento de mi vida y, tal caso, un momento de lo no vivido, como las fotos de mis abuelos y esas otras cosas que encontré en el fondo de casa, pavas abolladas, macetas y cubiertos amarillos. Cuadros con pintura esfumada, sillas desvencijadas y la sonrisa de mil horas habidas en un momento de la historia. Concluí que no existen las Cosas Viejas y volví a alzar las hojas de la calle, con respeto, y así con humildad, servir al tiempo.


Detrás del espejo. Isidoro Arturo Gómez Montenegro. México Te escondes detrás de los espejos, en las curvas fatigadas de; tu cuerpo. Cada hilo luminoso, de cabello: cansado. Detrás del espejo: en la supina horizontal posición del flavo, carbunclo de tu piel. La concavidad de tu sima... inimaginable. Diásporas, dispersas; alfombra de alabastro. Es tu cuerpo. Resquebrajados tus cabellos. Goteo incesante del cielo. Cenizas en perpetuo crepitar, escuchado el espejo resbala. Tu desnudez dormida en penumbra. Habitual rito de beber del menstruo, vuestro. Mientras la noche asciende.


LA ESTRELLITA VANIDOSA José Luis Yépez Sosa Veracruz, México Era la estrella toda de gas flamígero de luminosa incandescencia, en uno de sus picos, el más lejano de la tierra, ató la vanidad su nido, y coronó con la envidia su plateada cabellera, Con altivez lejana de las sombras, en ruin sentimiento de soberbia Intensificó su luz, tratando de opacar en su camino al racimo de mil miles de estrellas, estruendoso su final ha sido al estallar el gas con el que estaba hecha. Descansa en paz.


“ADORACION” José Miguel López Cabrera Veracruz, México Te contemplo como virus colosal, que afectó toda mi existencia y necesito estés presente, aquí, aquí junto a mí; tus manos y rostro no me han soltado ni un momento y todo eso que ocultaba mi pecho, se manifiesta, ahora con tu compañía, de dulce y agradable voz, de grandes ideas a flor de piel que sacuden mi cuerpo clamorosamente como temblor, y tu presencia me baña de ternura, porque dentro muy dentro de mi ser, me ponía a recapacitar que estoy ante la presencia, de algo comparado a los astros; como el sol. que produce energía natural …. Se asoma desde muy lejos, muy lejos y no muestra un solo rostro; tantos, tantos, que han cautivado el ruido ensordecedor de la mar. Mi adoración y placer, subrayado lo tengo, lo que se escucha, en el caudaloso monstruo marino es, “La quietud de nuestro romance”, la belleza y nacimiento, de nuestra aventura.


Estaré a tu lado según te apetezca o requieras para el alimento, de tu buena salud; o aunque bien solo te sirva como cucharadas de aliento y comodidad o descanso de tu conciencia. Total, S O S un rostro… “ COMO NUNCA, ESPERABA VER ”

“DULCE FUEGO DE AMOR” José Miguel López Cabrera Veracruz, México Le seguiré pronuncié; gracias, gracias solemne estrella debo a ti poderosa razón saborear el dulce fuego del amor. Le seguiré por ese esbelto cuerpo sabio. Ése, que maquila mi paladar. Mi corazón convulsiona sorprendido por ciertos ademanes que han turbado mi concentración, pero muy, muy suyos …, por siempre. Antes imaginé ella habíase robado mi vista, cuando en verdad


¡Me traspasó el corazón! Le seguiré por ese genio y alto linaje. Por sus costumbres vistosas cuyo trato espero, troce mi timidez. Le seguiré por bella, serena, tierna, agraciada. Le seguiré para no permanecer absorto mirando ilusionado el sueño de mis enamorados pensamientos. Le seguiré Amén, entera amenaza al rechazo. Le seguiré con toda lesión o muerte a flote. Ella habrá de tomar de éste su excelente enamorado, todo un dejo de expresiones promotoras de “ CARIÑO Y SOLEMNIDAD ”


“LA PRINCESA” José Miguel López Cabrera Veracruz, México No se atrevió sacrificar lo más preciado. Su tesoro más vulnerable. Juzgaba impropio, andar de boca en boca el casi destierro mirar ventana por ventana. Deseaba sus brazos os abriesen, milagrosamente como retablo o “Estrella Marina” Le faltó consideración para conseguir el llanto y borrar justificaciones de otros tiempos. Sos emperatriz naciente de sagrados y frescos razonamientos amorosos, como excelso alambique artificioso. No, no eran tan graves sus propósitos ni la más alta de las ambiciones. Quizás, la dama más feliz… ¡Sí! La flor más bella… ¡Si! La montaña espectacular y cascada deslumbrante ¡Si! La vieja corriente que soplan los vientos… ¡Si! El ramo gentil escogido… ¡Si!


Canciones y decires ocultos… ¡Si! La más linda y justa caricia… ¡Si! El porte más fino, amoroso… ¡Si! La sonrisa espontanea… ¡Si! Limpieza, elegancia tan peculiar le permite mirar alto como poeta o trovador que no discrimina e inmortaliza lo más bello y sagrado. Sus gestos nobles adquieren vida respeto y más respeto. Desde entonces se ve bien su nobleza comprometida con el poeta; cual tesoro acompaña consigo y fue maximizado en primorosos versos y expresiones. Estampa que reduce aceleradamente y siempre, bien labrados “ POR - LA- PRINCESA ”


Titulo: Mi piel morena Autor: Lucila Reyes González País: México, Ciudad de México. Mira mi piel dorada, Que se ha quemado al sol, con este tono cálido que Dios me dio. Y me gusta mi color, de él estoy orgullosa pues, me siento una diosa de chocolate y ron. Me encanta bailar el son El tono moreno da ese sabor tan rítmico y sabroso que baila al compás del tambor. Y me veo al espejo, y yo me siento igual, pues abajo del pellejo siento sangre real. Por eso, cometes un gran error, el no aceptar las diferencias y en tontas preferencias, creer que ser blanco es mejor. Pero no me causa desazón pues te digo y te repito, el color no afea o hace bonito, afea, lo que sale de tu corazón.


Título:Tú (porque así somos las mujeres) Autor: Lucila Reyes González País: México, Ciudad de México. Tú, el cruel, el malo, el traicionero, el déspota, el arbitrario, el justiciero, tú, el adorable, el infiel, el parrandero; tú, al que debería odiar y tanto quiero. Tú, que me has limitado, sobajado, que nunca me has dejado crecer, tú, el que me ha adorado, el que nunca me ha dejado de querer. El que me mutila, me maltrata, me martiriza, me trata con desprecio y sádico amor, el que me odia, me ridiculiza, el que tanto disfruta con mi dolor. Tú me haces ver el cielo y el infierno, Para ti: soy basura, soy querida, eres el diablo de aire tierno, sin ti me siento perdida quédate amor…… ¡toda la vida!


Título: Eres bella mujer Autor: Lucila Reyes González País: México, Ciudad de México. Eres bella mujer eres bella Con tus ojos obscuros y tus pestañas negras Con tu mirada que ilumina como estrella Con tu sonrisa amplia y tu ancha cadera. Tu cabello largo y negro, Que se bambolea al rítmico paso Que late con el corazón que te entrego Que me contagia cuando te abrazo. Eres bella mujer, sin maquillaje Que cubra tu hermosa piel morena Y ese bello ramaje De tus pestañas negras. No te confundas con prototipos De bellezas extranjeras De güeras espigadas de otro tipo Que son pálidas bulímicas y feas. Se bella con tu belleza mexicana Con tu mirada tierna Con tu sencillez preciosa Como la esencia de mi tierra.


Título: Te amo Autor: Lucila Reyes González País: México, Ciudad de México. Con tus formas bruscas y toscas, mal humor y palabras secas; con tus arrugas y manos resecas, con las que vibro cuando me tocas. Te amo, tienes corazón de acero, siempre reclamas y maldices no entiendo lo que dices, pero un beso y de amor muero. Te amo, ternura de ti no espero a veces te odio tanto, me enojo y termino en llanto. pero sí me acaricias: te quiero. Te amo, gruñes y me desespero, si trato de quitarte el enojo… me miras y me sonrojo eres tú, mi mundo entero. Te amo, quieres a tu manera, entregas todo sin que lo pida, eres tu quien tanto me cuida, Y das todo de forma sincera. ¿Cómo quieres que no te quiera? si eres lo único que amo, la primer persona a quien llamo y sólo a ti mi cuerpo espera.


Título: Luz. Autor: Lucila Reyes González País: México, Ciudad de México. Te brindo luz, mirandote de frente, Y te doy una llave; abre mi puerta, deslízate sobre la tierra, entra a mi cosmos, ve como los astros, las lunas y las estrellas, se enredan en mis manos. Pon tu magia en ellas, y observa, la mirada hipnotizada, de una mujer enamorada que se encuentra en la encrucijada; de dejar la comodidad de su vida ó sumirse en el vértigo, del miedo a lo desconocido que representas tú. Podría ser que, no todo sea obscuridad, ni desconcierto; quizá tú, le des más sentido al universo… quizá tú, le des más luz.


Título: Procrastinación Autor: Lucila Reyes González País: México, Ciudad de México. Es mi vida, un libro con capítulos sin concluir, de sabotaje permanente, procrastinación constante, que aturde mi mente y me obliga a huir. Al fondo, aquella mujer del espejo, me dice con la mirada, que aún puedo hacerlo sonríe triste; me pide que no me vaya. Estimula mis sentidos Conoce mis anhelos, calla mis deseos, quiere hablar pero sonríe, sabe que esta vez sí, sí lo voy a conseguir, acaricia mi hombro y me invita a seguir. No más dudas, Ahora lo sé, no debo dejarlas cosas para después, eso es, ¡mañana comenzaré!


LOCURA María Luz Olivares Aldana Veracruz, México Tengo miedo de abrazarme con el fuego de mi anhelo, que al tenerte tan cerca te deseo. Tengo miedo de mirarte fijamente y contemplo en secreto tú figura, no sé si sientes el calor de mis pupilas, que te envuelven con halos de ternura, perdona entonces mí locura.


EQUIVOCACIÓN. María Luz Olivares Aldana Veracruz, México Busco la puerta que oculta miles de respuestas; huyen como saetas las mariposas de mi mente. Perdí la llave, también la cerradura, que no encaja en la busca del reencuentro; mi vida es como espejo que se empaña por las noches, la pregunta se extravió en el reflejo acompañada de negrura, perdí la huella de mi paso… Y es que me equivoqué, hasta en el fracaso.


PENSAMIENTOS María Luz Olivares Aldana Veracruz, México Cuando descubres en el paso del tiempo que has cruzado brechas, senderos con luz o en tinieblas como un túnel negro, que te lleva al laberinto donde no encuentras la abertura que te dé respiro y escuches la voz interior que te libere de ataduras; cuando has sido isla desierta en la cual solo hay tormentas y las playas se estremecen al paso de tu pie, solo queda construir el puente, que lleve a tierra firme y se plante la semilla, que germine y brote y no solo sentarnos al borde del sendero, sino ver el capullo, cuyo fruto sea el sueño realizado de tener una mano entre las tuyas.


Desvaríos Ma.Angelina Bustos Bargas La Cruz, Córdoba-Argentina Me apasiona el mar. Su ventana angulosa y sombría. Me gusta verlo coquetear con la playa. Besarla con urgencia para alejarse luego. Mientras la rosa apenas con su barba de espuma. Mientras lo observó una ola me envuelve la cintura y me ahonda en un cofre de radiantes tesoros. Un color mineral inunda mis pupilas. Me recuesto en un camastro de corales y un coro de hipocampos arrulla mi somnolencia. Sostenido en el vuelo de una gaviota el ojo universal me espía escondido tras la vela de una barca pescadora solo para no herir mi piel con su tibieza. Al final se adormece tras el párpado rojizo del atardecer. Cuando regreso de mis desvaríos una almeja reposa en el vientre de mi huella.


“ PARA TI MI AMOR” María Xóchitl Vignola Visicontti Veracruz, México Me gusta “El Diván”, donde está puesta e impregnada ¡Tú presencia!, donde nacen tus ideas para escribir. Donde brotan esas palabras tan dulces, que me dices. Donde te relajas y duermes profundamente, elevando hasta lo más recóndito de tu ser tus, pensamientos. Allí donde descansa ese cuerpo tan querido por mí. Que en tu viaje permitió, tu rose con el mío. Atentamente… “YO, QUE TANTO, TE AMO”


“FRENTE AL MAR” María Xóchitl Vignola Visicontti Veracruz, México Al caer la cálida tarde de marzo, sentados frente al mar surge voz aterciopelada con vibración y timbre autoritario: hízome reflexionar en esa soledad. Era la respuesta a lo añorado. Me estremecí quedé desde ese instante atrapada, ante su presencia. Habíame jurado ¡Nunca!, mi corazón, más entregar. Que afirmación tan equivoca; surgiendo el más bello y auténtico de los sentimientos por mi romano. Atento, gentil, culto cautivó me esencia y mi ser para nunca más salir de éste, afortunado encuentro. Mishniky


Cuenta regresiva maría xóchitl vignola visicontti Veracruz, México que vuele el tiempo amor. heme aquí tu prenda amada desde hoy inicia, cuenta regresiva. lástima que estemos lejos amor, me estremece y emociona todo todo lo que hablamos dulce amor mío ¿entiendes, lo que quiero decir? vamos, vamos, vuela amargo tiempo. cuánto más, espero inexorablemente. vibra, hasta la última fibra de mi ser. deseo superar con ansias la llegada de ese día. parecía que no sentía nada estaba como adormecida, pero poco a poco has ido despertando esa realidad. de verdad no sentía nada, pero, con todos tus detalles te ganaste ¡mi c o r a z ó n … es… es… t u y o!


Volveré. María del C. Rodini Río Tercero Cba. Argentina.. Atraída por las entrañas del viento, volveré-cruzaré montañas, montes y ríos y nadie me detendrá. Dejaré llantos escondidos donde sufrí mis sentimientos, volveré para estar contigo y decirte lo que te extrañé. Los días eran eternos el tiempo no acontecía mi rostro se embebía de lágrimas con deseos de volver a verte. Bajo el cielo azul despejado bien iluminado de un sol dorado. Volveré en busca de alegría llena de ternura y calma, y nadie me lo impedirá….


MEDITACIONES Mirella Guadalupe Salido García Veracruz, México Señor cuanto vale el amor en este mundo, es el amor eterno o tan efímero que puede terminar en un segundo. Esta pregunta en mi alma esta clavada con clavos ardientes que laceran mi alma atormentada,mi vida es como un torbellino que crece y crece en aras del amor, un corazón apasio nado y ciego que se entrega sin reservas pidiendo solo amor, he amado con locura con tierno frenesí mas mi búsqueda es vana, es solo una alborada . Señor por que me diste un alma enamorada y a la pobre pagas dejándola desangrada y a mi alma en soledad, aun así señor mil gracias , te doy las gracias porque mi corazón aunque sangrante sale siempre adelante en este mundo de abrojos, y postrada ante ti de hinojos te pido clemencia, y tu benevolencia para volver a empezar, que dolor el mirar que tu mundo se ha roto que todas tus ilusiones no fueron mas que acciones que nunca podrán ser, que difícil señor tener que conformarse y matar en el alma ilusiones forjadas, matar el sentimiento por el que vive el alma, y enterrarlo para siempre del recuerdo, aceptar que mi vida es solo una quimera, tan rápida y fugaz como puesta de sol , hoy yo te doy las gracias por los bellos recuerdos, por la dicha, el encanto, también por el quebranto, gracias te doy señor


Cruz del Sur Nancy Vechio Argentina ... Cruz del Sur... Guiña sus ojos de plata. Señala pasos del destino. Saeta mística, suspendida del cuello universal... ...Las Tres Marías... alineadas, prolijas, trenzan sus cabellos de luminiscencias. Fuga del orden cósmico un astro rojo, alterando quietud aquelarre... El desvelo gana su lugar en la almohada, posee un íntimo acuerdo con la luna aburrida en la ventana. Un suspiro mece la cuna del alma. ...La Vía Láctea...


alimenta recuerdos, hambrientos de omisiรณn. Esta noche, estrellas palpitan el halo invisible del corazรณn... Marca, el punto luminoso exacto... Donde, si gustas, puedes regresar.


Oswaldo Ar Re Veracruz, MĂŠxico Hace la vida la muerte, los espacios y los colores, Hace de la paz la suerte Y de las danzas amores. Hace la vida suspiros Adyacentes al embrujo Y de la vida dibujo Dos ojos de zafiros. Hace la vida invertida Hace la flor que no nace El elixir de la vida De lo que no pasa, pase.


AHORA… Osvaldo Pettinicchio (DANIEL VATTIMO). ARGENTINA. (Derechos Reservados). Ahora que detengo toda marcha todo infierno y al mirarte con mi mente te convoco como siempre a vivir una indolencia junto a mí Ahora que las nubes no son pocas que te duelen que sofocan y el soplar de nuestros vientos nos empujan a un encuentro que derrumba los castillos de un ensueño Ahora siempre atento siempre cuerdo siempre al punto de un ahogo y al sonar de las campanas me desvelo de un insomnio que me cruje en los alientos que me deja mis miserias sin curar Ahora que aprendí a jugarla solo que no juzgo ni me juzgan que la calle aun perfuma con rocío de verbena Es inútil una pena que te muerda el corazón …Te pido por las piedras del camino que orillaron los destinos que rompieron los silencios de la flor Ahora que te encuentro aquí en mi mente siempre lejos siempre ausente y todo vuelve a ser verdad


LA WHIPALA. Osvaldo Pettinicchio (DANIEL VATTIMO). ARGENTINA. (Derechos Reservados). ¡Cuánto dolor! ¡Cuánto sabor amargo en la bocas de Latinoamérica! Cuántas ganas de defender lo que tenemos por derecho propio Cuánta lucha interminable Cuánta sangre Todo vuelve y se repite Todo talla las heridas como vidrio sobre la carne ¿Cómo es posible? Muchos siglos Mucho hambre Mucho niño mendigando Mucha historia arrepentida Mucha muerte impune dormida de justicia por las calles ¿Cuánto más deberá luchar Bolivia? Cuánto más sufrir su gente hermana Cuánto más de vivir a duras penas el horror de democracias inventadas De cruces y de biblias prostituidas en las manos de nadie Pueblos cansados Costumbres milenarias


vivirán siempre en sus almas y la Pacha Bendecida que ya no sabe qué hacer con tanto espanto. ¡Pero el brazo en alto el puño apretado al palo que sostendrá siempre la Whipala! a pesar de la tristeza y la impotencia Desde el dolor y la vergüenza.


GRETEL Ramón de Jesús Hernández Olivares Veracruz, México Un lápiz que se arrastra en un papel sin sentido una idea triste que palpita y solloza tu partida. Aquellos ojos que miré en tú vida se tornan engranes sutiles de un latido constante para sonreír en el vacio de la noche fría. Tus sonidos entrañables que llenaron mis instantes, abruptamente exaltado por tú llanto ¡Corrí!, para abrazarte y postrarte en mi pecho para que sintieras mi calor mi ternura. Noches que aun estando frías tus pequeños sonidos guturales me inquietaba el alma, por no entender, si me llamabas o eran tus lamentos ahogados en tu alma. ¿Acaso sabias que me abandonarías? tus cosquillas en mis dedos tu mirada interrogante y aun en tus últimos instantes te aferraste a mi mano y lloraste,


me viste un instante, después te fuiste me dejaste impávido en medio de aquel tráfico en que corríamos para salvarte. Te fuiste “cosita mía “, en tu sepulcro, deposite una flor en tu pecho, y después de la oración y sepulcral silencio, en mi oído parecieron vibraba una vez más ese sonido gutural que estremecía el alma, le pido al universo y a la tierra misma te abrace tiernamente como yo lo hacía .


UN BESO Ramón de Jesús Hernández Olivares Veracruz, México Te pedí un beso, y me negaste su sabor, te pedí un beso y mis labios murieron en la espera. Te pedí un beso tus labios se sellaron y mi corazón estalló. Te pedí un beso para recordar la lluvia de la primavera, al otoño intenso, y nunca llegó. En la obscuridad de la noche te pedí un beso, y solo viene un aroma de ti, pronunció unas palabras que al volar me dejo un suspiro entrecortado, que nunca llego estabas en el Olimpo. Te pedí un beso a través del cristal y solo la cortina movida por el viento murmura que debía partir lejos de ahí,


buscaré tal vez robar un beso extraño. Hoy las mieles del amor me negaste ya sin amor prometo vivir, tal vez lágrimas rieguen mi jardín secreto y un ángel, se postre en mí besándome la frente, solo dirá debemos partir.


COLORES Ramón de Jesús Hernández Olivares Veracruz, México He nacído rodeado de verdes follajes y visto estrellas del firmamento, he visto a mi madre postrarse en tu imagen pidiendo extasiada nacer bajo el estigma de tu sangre. La inmensidad del aguamarina del firmamento ha elevado en sus cometas oraciones, de un niño nacido de la tierra buscando respuestas en una piedra de granates facetados. He visto la transparencia de las nubes aperladas que llevan vida a las aves de colores, verdes, amarillas y exóticas de un jardín secreto donde bailan las hadas con sus alas doradas. He visto las piedras de los ríos que esconden voces de infantes, que traviesos juegan a tocar al sol en su espejo . y los peces violeta, que transmiten los mensajes sublimes de rostro enamorado y sonrojan su mejillas, lanzando besos plateados de cupido, que besan al espíritu del aire que revolotea sus risos dorados entrelazando sus acaramelados hilos traviesos.


Al árbol de roble que yace en el campo le he pedido un hechizo de amor, y al tocar mi pecho brota cual perla carmesí. El viento gris triste revolotea las hojas, verdes, amarillas y como profetizando en el tiempo que me vestiré de otoño. Y que brotarán de mis ojos perlas blancas y puras, por el amor impenetrable que abrirá ese día sus alas de cristal. Poema que participa en la revista Italiana Laviadeipoeti “Montparnasse Café” de Renata Morbidelli en su edición Mayo 2011

Profile for Ramón Olivares Poetas Sin Fronteras

POETAS SIN FRONTERAS DICIEMBRE 2019  

RED DE POETAS DE VERACRUZ POETAS SIN FRONTERAS VOCES DEL UNIVERSO

POETAS SIN FRONTERAS DICIEMBRE 2019  

RED DE POETAS DE VERACRUZ POETAS SIN FRONTERAS VOCES DEL UNIVERSO

Advertisement