Page 1

Diciembre 2014 A単o 3 Ejemplar No. 5


NOTA: TODOS LOS POEMAS TIENEN DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL POR EL AUTOR, Y SON PUBLICADOS CON SU CONSENTIMIENTO, SIN FINES DE LUCRO.

BLOG: http://poetassinfronterass.blogspot.mx

CORREO ELECTRÓNICO: poetassinfronteras@hotmail.com


NO NECESITO QUE ME DIGAS QUE ME AMAS Alejandra Inclán México

No necesito que me digas que me amas, con tu abrazo lo sé sobremanera, con tu sonrisa, con tu mirada y esa ansiedad que compartimos cuando estamos en lejanía. No necesito que me digas que me amas, cuando tenemos la conexión divina de nuestras almas y espíritus, porque somos entidades que se han perseguido por siglos y siglos. Porque tú eres mi más grande misión, porque yo soy parte de tu corazón. No necesitas decirme que me amas, porque me basta haberte visto una vez más, tocar tus manos y poderme acercar.


Tenerte en mis brazos como cuando fuiste mi más grande fuerza, para experimentar el ágape del amor. Si, tú eres el amor infinito, el amor que trascendió tiempo y espacio, en una relatividad total, que nos ha permitido no separarnos jamás. Por ello no es necesario que me digas que me amas, lo sé, pero si lo dices, lo aceptaré, porque me gusta, me gusta mucho que me digas que me amas.


NIÑA… DESPIERTA América Guerrero González México A Camila. ¡Niña… despierta! La mañana tiene aroma de romance. Deslumbra el sol que me acaricia. La alegría habita en mí. Hoy conquistaré planetas. El poema se vuelve lluvia, rocío. Con alma de niño dibujo lagartijas voladoras pinto fantasías, invento mariposas. Infancia solitaria y triste, ansío correr a campo abierto busco una estrella en lo alto. Una estrella; azul como ninguna. Sueño con volar en mañanas azules, despierto añorando primaveras; canto a la tristeza. Vivo en un mundo de cromáticos colores. Desde el blanco hasta el negro de la noche. El blanco me habla de la paz. Las palomas lo anuncian. La alegría sigue viva. Mi poema se vuelve tarde gris, el sol se apaga; la luna aparece. Es hora de dormir; los murciélagos y mosquitos harán su festín.


CHUCHO América Guerrero González. México Sus movimientos reflejan el alma triste que lleva dentro, su nombre, no lo supe, lo llamaré Chucho, puntual al cambio de luz del semáforo sale de entre su cueva de plásticos, lo protegen momentáneamente de la lluvia. Ve la luz roja del semáforo y corre a su lugar, lleva en sus manitas las pelotas que hace girar , es aprendiz de malabarista, aprieta la mandíbula para no tiritar de frío, aprieta el abdomen, es tarde casi noche, este invierno negro, lluvioso y frío ha venido a aumentar su hambre, nadie quiere bajar su ventanilla para ofrecerle una moneda, la lluvia no ha parado, es 24 de diciembre, lejos del crucero ve en las casas luces, de arbolitos de navidad, imagina la mesa puesta, dulces, chocolates, sobre todo comida, su estómago se retuerce, mira sus manos solo tres monedas. No importa, bendita imaginación, vuelve a su sitio, su casa en el área verde del crucero, imagina lo que la gente come, a los niños esperando juguetes. En su mundo de ensueño, sufrimiento, frío… sueña con pelotas nuevas, brillantes para llamar la atención de los automovilistas, con pinturas, para cubrir su rostro triste de color, imitando un payaso. No hay tiempo de juegos, solo de trabajar para vivir, para sobrevivir bajo este invierno, a esta hora que duele más la vida.


Ve pasa las piñatas de llamativos colores con siete picos, esos mismos picos que se han clavado en su cuerpo, los pecados del mundo; los lleva a cuestas. En su taller de ilusiones y fantasía recrea la imagen de su madre, la perdió en el camino, la del padre aunque quiera no la recuerda, lo negó antes de nacer. Busca la estrella en el cielo y cierra los ojos. El cansancio del día rinde a Chucho y se queda dormido bajo la cueva de plástico con colchón de cartón, duerme, sueña que se han cumplido sus deseos, el niño Dios le ha vestido de múltiples colores brillantes y su carita luce feliz, no siente hambre, ni frío, la luz que lo envuelve le da calor y confort, va tomado de la mano de su madre… seguro. Ve su refugio, la ventisca de la noche se llevó los plásticos que lo cubrían. El 25 de diciembre muchos grupos de personas altruistas salen a repartir juguetes, el primero que atraviesa el crucero ve un payasito hermoso, feliz haciendo malabares con pelotas brillantes, a pesar del disfraz, alcanza a distinguir su aureola, se queda fascinado. Voltea hacia el área verde, sobre los cartones, alcanza a ver los pies del cuerpo de Chucho.


CHANEQUES EN FESTÍN América Guerrero González México

El galán perfuma la noche, la luna salta entre las ramas. Bajo el árbol los chaneques juegan 1, 2, 3, ¡Ya no los ves! Dejan sus cantos temblando en cada flor sus risas cuelgan de las lianas. Do, Re, Mi, ¡Los chaneques están aquí! El pájaro azul emprende el vuelo. En el corazón del árbol duerme brazo fuerte. 1, 2, 3, ¡Tlacuaches colgados al revés! Las luciérnagas parpadean. El erizo no encuentra acomodo. Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, ¡Un chaneque ya se va! Los murciélagos no están tranquilos… 1, 2, 3, ¡Duermen al revés! ¡Don Búho refunfuñe! Do, Re, Mi, ¡Chaneques, lárguense de aquí!


MADRE Antonio Martí Martínez Puerto Rico Salí a luchar Por nuestra hambre, Nuestros ríos, Nuestra dignidad, POR NUESTRA GENTE, Llevé en mi mente Mi alma y mis sentimientos, También llevo conmigo, Un "palabral" irrompible Y unas quimeras Para lanzarlas al viento. Me fui a la lucha, Y si no regreso, Al menos que regresen Los efectos de mi causa, No dejare que nadie Llame utopía a Mis sueños Que nadie llame utopía A lo que merece mi pueblo AUNQUE CUESTE MI SANGRE... Por favor, No me busque en la lucha, Búsqueme mañana,


En el pan de los pobres, En la libertad de los inocentes, Búsqueme en la medicina del enfermo ENCUENTREME EN LA IGUALDAD. Como usted me conoce, Porque me tuvo en su vientre No prendera la televisión Para probar alguna mentira Con sabor a decepción Si alguien me busca Dígale que no estoy En la izquierda Ni en la derecha Dígale que estoy CON MI GENTE Me fui a la lucha... Madre... No sé cuando llegue No sé si llegue, Pero esta vez Si quiero Que me espere despierta...


CONVICTOS Antonio Martí Martínez Puerto Rico

Me siento como el judas de mi pueblo sin olvidar tanta mirada triste, tanto grito ansioso, tanto ropaje crema rodeándome de lágrimas de parpados entre cerrados, de sonrisas selladas, pobres almas rotas, pobres pedazos de hombre, pobre de mí, ¡maldición!, ¡que con esto empiezo el día! hay coraje en sus pupilas, le suelto una curva con mi boca sosa… perdón, me detuve… una injusticia, ¡atendida! no justa.


No he visto ni un ojo azul, ni un cabello rubio, ni una piel de nieve. Hay alguien trapeando y entre húmedas olas de algodón brotaría algún recuerdo, de abrazos y caricias, por qué no se previno? Un sistema falto de prevención es un sistema que te deja volar hasta una nube y luego te corta las alas. Aquí las metáforas tienen sentido, la vista es bella, la sensación es horrible, los paisajes no son paisajes desde la ventana, aquí hay tanta locura que hasta me he vuelto poeta aquí he visto tanto sufrimiento que he enloquecido.


Aquí el ardor en el pecho es la orden del día, el mal sabor es la moda. Muchos apenas caminan, otros muchos prefieren el pensamiento, los que somos híbridos sabemos que no son muy distintos también nosotros somos convictos de nuestro cuerpo.


NO ME RECUERDAS ARCOIRIS NIPON E.U.A.

Me miras y pareces odiarme por usar tacones altos ves con recelo mi largo cabello y mis uñas matizadas de champagne. Mi alegría desbordo, soy viento entre montañas. Miel de panal, fresca miel que endulzo tus labios ¿No recuerdas cuando estuvimos juntos? Hoy me ves y no te acuerdas, me queda claro. Vas de la mano de quien parece ser tu esposa. y tu pequeño retoño. Una familia perfecta, debo suponer. Me quedan en la mente los recuerdos del placer intenso que vivimos, como te retorcías mientras jugaba con tu intimidad grande y húmeda, y explotabas de placer Perdí la cuenta de cuantas veces,


llenaste mi boca dulce refugio a tu rio espumoso. Si , descuida , no es la primeras vez que sucede. Ya aprendí a disfrutar del momento y si después nos vemos , en algún lugar solo vivamos los recuerdos que grabados quedaron en nuestra mente.


MIS DEDOS Y TU RECUERDO ARCOIRIS NIPON E.U.A. Calmo mis ansias locas por tenerte junto a mí. La distancia un mal. Mis pezones se han dormido de tanto esperar. Extraño el surco de tu cuerpo sobre mi cama. Y tu aroma de hombre… Y tu sudor escurriendo por mi espalda. Te extraño No sé si sea amor. Pero… ¡Como olvido tu hombría! Cuando embestías firme, furioso, y bebía obligado tu néctar salado. Has dejado un espacio en mi vida, no encuentro quien te substituya. Si físicamente me atraías, tus besos me llevaban a desbordar en locura. Regresa… Prometo hacerte mil perversiones nuevas, solo tengo tu imagen en la soledad de la noche, y mis dedos que al recordarte, me alimentan.


DULCE NAVIDAD Carmen Marisol Sotomayor Ramírez Puerto Rico

Llega a mi piel la caricia suave y la frescura de una dulce navidad, se percibe los olores de típicos platos donde las tradiciones conquistan por doquier, se escuchan aguinaldos y parrandas con gran alegría y vamos casa por casa con nuestro rosario de reyes celebrando tan religiosa tradición. Niños y adultos esperan con emoción este bello momento que es la noche buena y en cada hogar esperan los niños todos contento el nacimiento del niñito Jesús. Es muy hermosa la navidad con gran colorido nos vestimos de rojo, verde y blanco son los motivos de esta época y con gran entusiasmo compartimos en familia de una dulce navidad.


EDUARDO Daniel Hurtado México

Viste mi alma desnuda escribiendo una carta. Unas palabras hermosas que pensé para ti. Unas letras que juntas describían un amor indescriptible. Escuchaste mis pasos, Pasos lentos que me llevaban a dejar la carta, Sellada con besos que nunca te di. Una vez te vi, Tan alto que tapabas el Sol. Tan fuerte que no me dejaste ver el horizonte. Una piel tan blanca como fantasma. Mirada infantil que endulzo mi alma. Palabras tímidas que pocas veces escuché. Y que nunca me volverás a ver sé. Eduardo me lastimaste, Un dolor penetrante me dejaste. Y ni un beso podrá sanarme. Muchas palabras al oído me susurraste Y con ellas al cielo llegaste. Con estas palabras me despido para siempre. Adiós Eduardo, que Frida te acompañe.


BOSQUE Daniel Hurtado México Y aquí estamos nosotros dos. Con una máscara tapando nuestro pesado pasado. Tú abrazabas sombras mientras yo corro entre la neblina sedante La sangre empieza a brotar de tus mejillas delgadas por el tiempo Y yo la lamo con un beso. Tomas mis manos frías como hielo. Las estrujas fuerte, tanto qué temo que exploten. Juntos, entramos en ese bosque negro finito llamado vida. “No temas” me dijiste, susurrando cada silaba con dulce y firme voz. Caminamos calmados como la callada brisa nocturna. Ramas muertas truenan bajo nuestras suelas. El sonido te molesta, pero aun así, te mantienes callado. La sangre pasa de tus mejillas a mis labios delgados, temblantes. Cada gota me sabe a gloriosa derrota. Sueltas mi mano de un solo movimiento. Y empiezas a correr. Tus piernas firmes hacen que alcances las estrellas. Con desesperación trato de alcanzarte, pero no puedo. Paras. Una distancia tan lejana como Marte nos separa. En un brusco giro, te volteas pálido a mí. Tus ojos café me penetran cada segundo silencioso que pasa. “No seques tus labios sangrientos. Mis mejillas jamás volverán a ser rojas”


LA PENA DE ESTAR SIN TI Eduardo Campos Venezuela

¿Cómo puede el amor afectar mi férrea conducta? De caer en el abismo y de extrañar hasta tu sombra Sin que puedas remediar el dolor que produce Todas las horas que estoy sin ti y sin tu sonrisa ¿Puede el agua borrar el llanto de un corazón en soledad? Abatido por la amargura de los vaivenes de la horas Que lentas pasan en el reloj de las horas perdidas, Y arremeten contra tu alma y la destruyen ¿Habrá canción que alivie la miserable angustia? Y el dolor de estar sin ti, sin tu mirada, sin tu voz Y pueda dejar la agonía de la triste desdicha Que nada consuela la pena de estar sin ti…


ME DESPERTÓ MI SOLEDAD Eduardo Campos Venezuela

Rodeado de ilusiones tejo mis días en torno a ti, Tramando fantasías eternas en mundos efímeros, Tan solo por mantener la inexistente línea que nos une En un complejo juego de absurdas irrealidades Llevando un barco a remo en contracorrientes Los dos ponemos lo máximo de nuestras fuerzas, Luchando contra la el vacío de sentirse nada Inventando luchas que no existen en ninguna parte Más todo acaba en el hastió de las horas pasadas Miro tu cara y muevo la cuchara que agregó azúcar a mi café Miro en tus ojos la indiferencia, el hastió, la indolencia Y descubro en tu cara mi insondable soledad de ti.


LOS POETAS NO MUEREN Grabiel Jiménez MEXICO En memoria maestro Juan Moreno Hernández

Todos, aquí reunidos, Rodeábamos su última morada, Donde quedaría sepultado, Por los siglos de los siglos, La tierra comenzó a cubrir, Al ataúd donde reposaba el poeta, Se dijeron palabras en su honor, Que fue un buen poeta y un gran señor, Amante de las letras, Y muchos alumnos queridos, Todos estaban allí reunidos, Las flores lo fueron cubriendo, Y ya no se veía a la tierra, Todo quedo cubierto de flores Ahora las flores lo cubrían a él, Porque en vida el cubrió la tierra Con flores, pues sus letras tenían aromas, De mujer, de vivencias, De amores y de flores, Maestro usted no morirá, Pues nos ha dejado muchas letras


Muchas palabras, que su boca jamรกs callara, Los poetas no mueren, mientras leamos, Sus libros sus poemas, Mientras se declame Un poema suyo, ยกHa que orgullo es! Quien lo conociรณ Jamรกs lo olvidara.


PUERTAS Y CERROJOS Isela Aparicio México

Dicen que cuando una puerta se cierra otra se abre, pero a veces, la puerta que se abre por momentos se quisiera cerrar y no abrirla jamás. Quien iba a decir que un ser cuya grandeza de alma contrasta con su pequeña anatomía me guiara de la forma en que lo ha hecho… Me ha tomado de la mano llevándome en repetidas ocasiones por esa vereda que comunica nuestro gran patio hasta esa antigua casa escondida entre los frondosos árboles frutales y cuya ubicación es en la parte última de esa propiedad contigua que por mucho permaneció olvidada. Ahí se encuentra esa casa deteriorada por el paso del tiempo, acurrucada entre el abrazo de las enredaderas que cubrían su construcción hecha a base de piedra múcara; caminé nuevamente tomada de la mano de mi guía que me condujo hasta la antigua puerta de resistente madera que asemejaba a alguien que obedientemente y de forma celosa cumplía la tarea que le había sido encomendada, estaba también frente a esos viejos cerrojos puestos para impedir la entrada y salida de cualquier cosa, muchas veces parados frente a esa puerta


con esa mirada tierna e inocente pero a la vez firme, parecía decirme: es hora de que se abra. A su vez, yo, con ese miedo, tristeza, vergüenza y cobardía disfrazados de enojo lo ignoré, lo ignoré muchas veces, tantas que ya no recuerdo cuantas hasta que no pude más; para entonces, estaba muy habituada a vestir mi viejo disfraz, ese vestuario ya me apretaba, y estaba por demás muy corto; llevaba tantos años portándolo, tenía impregnado mi olor ¿o quizá yo me había impregnado ya del olor del traje?, no lo sé, estaba tan pegado a mi piel que creí que era parte de mí. Olvidé lo que había debajo de esa tela, no recordaba que ese traje tenía las medidas de una niña y yo era una adulta que ya no cabía en él, simplemente ya no me quedaba; pero así viejo, roto, sucio que ya no cubría y mucho menos cobijaba yo no imaginaba vivir sin portarlo, creía que ese disfraz me definía, según yo cubría y no eran más que unos ridículos harapos que estaban a merced de toda inclemencia exponiéndome también a mí que era quien los portaba. Aún recuerdo el día que me percaté de eso, esa vez, hice caso a la insistencia de ese pequeño ser ingenuo e inteligente a la vez, quien de nueva cuenta me insistía en abrir esa puerta que por decisión propia había sellado buscando protegerme y por ello, había jurado una y mil veces no abrirla jamás. Me percaté del esfuerzo que debía aplicar para abrir los oxidados cerrojos y en más de una ocasión pensé en que era mejor todo permaneciera igual…sin abrir dicha puerta y que pasara mucho tiempo más así, es más, que nunca jamás se abriera, nunca. Pero esa mirada chispeante me volvía a decir: ¡Vamos,


tu puedes!, por fin logré quitar el cerrojo después de muchos intentos, ahora venía lo más importante: abrir la puerta que era muy grande y por lo tanto, muy pesada, asemejaba a esas puertas de los antiguos conventos de la época colonial, una vez más quise renunciar, mi pequeño gran acompañante me insistía a no hacerlo, me motivaba a continuar. En uno de los intentos dejé caer todo mi peso sobre esa pesada madera para abrir y apenas la logré mover, persistí hasta que esa vieja fortaleza cedió, estando entreabierta pude entrar de lado conteniendo la respiración porque de otra forma no cabría, una vez adentro fue más fácil abrir un poco más pero el solo rechinido de las oxidadas bisagras resultaba por demás incómodo. Detrás de esa puerta existía un lúgubre espacio sombrío, en el que había completa ausencia de luz, quise huir y mi guía nuevamente me tomó de la mano sin decir palabra alguna, su mensaje era: no temas, no estás sola. Abrí la puerta casi por mitad con la ayuda de mi acompañante, hubo un poco de luz que dejaba ver algo de lo mucho que había al interior de ese lugar tan parecido a un calabozo por lo frio y la atmósfera de penumbra, había mucha humedad que se percibía en el ambiente, estaba un tendedero que atravesaba el espacio a todo lo ancho y que con la ayuda de pinzas sostenía unos sobres de papel sellados, me acerqué a verlos con detenimiento y me percaté que estaban clasificados por color: los de color blanco decían sueños de infancia; en color amarillo eran sueños y deseos de adolescencia; a sueños y deseos de juventud le correspondía el color verde y por


último, los sueños más recientes estaban en un sobre de color azul; al final entendí de que se trataba: eran todos los sueños que alguna vez tuve pero que los había dejado ahí colgados, sin siquiera abrirlos, sin ver el interior de los mismos. Por otro lado vi algunas máscaras y antifaces que coincidentemente combinaban con los colores del traje que por mucho tiempo había usado, no importa que máscara tomara, cualquiera habría combinado a la perfección con el viejo disfraz. A todo esto, la faz del ser que me acompañaba se tornó seria a diferencia de la expresión radiante que tenía mientras yo checaba cada uno de los sobres colgados. Muy en lo particular, me llamaron la atención unas cintas fotográficas que nunca habían sido reveladas pero no estaban veladas, puse una de las cintas a contraluz y se mostraban claramente las imágenes que guardaba, definitivamente no fueron en lo absoluto de mi agrado las escenas vistas amor, es más, eran imágenes que guardaban mucho, me llené de miedo nuevamente y dije: ahora entiendo por qué se llaman negativos… al tiempo que buscaba a ese pequeño ser que había estado a mi lado hasta ese momento, mi sorpresa fue que mi acompañante, el ser que me llevó hasta ahí, que me instó a entrar a ese lugar desagradable se había ido… Sentí mucha frustración e impotencia ¿Por qué me hacía esto? ¿Por qué me abandonó en ese justo momento?, Si me dijo que no estaría sola… Al querer salir de ese lugar vi una nota pegada a la puerta que decía:


“Te dejé sola porque el trabajo de limpieza, orden y acomodo te toca únicamente a ti, nadie lo puede hacer en lugar tuyo, se te puede ayudar pero ya lo hice y fue llevarte hasta ese lugar con tu plena autorización, no puedo llevarte en contra de tu voluntad, juntos llegamos hasta el lugar al que necesitabas ir pero ya no tengo permitido adentrarme más y por favor, no me insistas ni me busques para que lo haga. Todo lo que hay ahí es lo que necesitas desechar para que vivas más ligera y te liberes de cargas innecesarias, mucho de lo que existe en ese lugar perteneció originalmente a una o unas personas adultas de las cuales tú fuiste su guía cuando eras pequeña como yo, pero a la hora de la limpieza algunos no pudieron y otros no quisieron hacerlo ellos solos y te pusieron a cargar lo que a ellos les incomodaba…ahora que sabes lo doloroso que es cargar lo que no te corresponde, te pido no hagas lo mismo conmigo, te pude guiar porque mi alma aún está limpia y por eso es nítida. Limpia tu alma, que no es más que este cuarto que hoy está oscuro y lleno de cosas inservibles que hoy solo te impiden crecer, deshecha lo innecesario, no lo escondas, porque la penumbra guarda miedo y el miedo es el alimento de la cobardía. Puedes salir de aquí sin limpiar nada, es tu voluntad, ya eres un adulto, pero si así lo decides por favor no digas que nunca te han ayudado a liberarte de tus cargas y a desenredar tus nudos, sé consciente que eres tú quien no quiso enfrentar no solo las imágenes mostradas en los negativos sino que


tampoco quiso sacar de este sitio todo lo inservible para poder alojar solo cosas útiles. Por último, si decides limpiar y desinfectar, hazlo, empieza ya, tómate tu tiempo, tente paciencia, recuerda que lo que llevó años encerrado no se va a mejorar tan rápido; mientras tanto yo estaré a tu lado observándote, solo te recuerdo que la limpieza es tu responsabilidad, si me obligas a que limpie lo que a ti te corresponde todo va a pasar, no lo limpiaré, me ensuciaré y poco a poco mi luz para guiarte se irá extinguiendo”. Atentamente Tu niño guía


LA LLEGADA DEL INVIERNO Isidoro A. Gómez Montenegro México

Cuando no sienta el murmullo de la tierra ni el corazón del río… ¡De la madre río! Ni mis pies escuchen el aletear de mariposas, una mano de lumbre se hundirá en el río fecundo. No habrá huesos descarnados, el pánico no se extenderá a nuevas generaciones. Será el agua profunda y diáfana, todos seremos iguales. Cuando las piedras, el trigo de la tierra sean menos duras y más feraces… el amor se distribuirá como el pan. Mientras no nos olviden y nos sigan recordando: brotarán de la hierba voces sonoras, cantos de sapos, croar de ranas. De los árboles inmóviles nacerán hojas nuevas, las flores brotarán en primavera, en otoño caerá la hojarasca amarillenta.


Y de tu vientre en movimiento nacerá el germen… la criatura que será la existencia de tu vida, nuestra piel se volverá rugosa al paso del tiempo habremos envejecido, nos alegraremos porque fuimos felices. Entendemos el principio de la vida no exento de calamidades, nos habremos liberado entonces… Al caer las tinieblas de la noche en complicidad con las estrellas, veremos luceros surgir, dejaremos de ser aprensivos y pusilánimes. Nos causarán asombro los paisajes creeremos que todo se ha olvidado… La vida se convertirá en éter, trasmutado en brillo seco. Contemplarás las puntas de oro de tus manos el lenguaje también se olvida, castúo sentiremos el viento que ha pasado por nuestros cuerpos. El tiempo alcanzará la luna, el eco de tu nombre y el mío se repetirá mil veces aunque el tiempo nos haya debilitado. No a nuestras almas, las avecillas se prepararán para empezar una nueva estación. Habrá llegado el invierno a nuestras vidas, hundiremos nuestros cuerpos en aguas profundas de la madre río,


ahí está la cálida presencia de la sabiduría. MENSAJE DE NAVIDAD Y AÑO VENIDERO Isidoro A. Gómez Montenegro. México Siempre ha anhelado el hombre vivir eternamente; esperanza del cristiano. Se cumple en lo que Dios promete: Quien cree en Él tiene vida eterna. Dolor, sufrimiento, muerte preludian vida, Jesús la confirma con su resurrección, a la vida eterna. Como preámbulo debemos aceptar que pasamos momentos propicios y adversos, en los adversos clamamos a Él. En tres horas en la cruz; perdona a los verdugos, abre el paraíso al ladrón, nos deja a su madre, su cuerpo y sangre, después de habérnoslo dado místicamente en la eucaristía. En la divina unión con el Padre inefable; Jesús se hace fuerte en la tierra como Hijo de Dios y en la cruz muestra su realeza. El Padre y yo somos uno “Juan 10; 30” En el amor queda anulada la luz apagada, la sabiduría callada, su rostro detrás de todos los aspectos dolorosos de la vida: cada uno de ellos es Él. Jesús grita el abandono del mundo sin hablar; es figura del ciego, del sordo, del cansado, del desesperado, del hambriento. En unión con Dios, es la figura del traicionado, del fracasado, es miedo, timidez, desorientación. Jesús abandonado en las tinieblas de la melancolía. Da color, contraste, figura a lo que parece indefendible es Dios pidiendo ayuda, solitario,


desamparado. Lo vemos en cada humano que sufre, si nos acercamos a los que se parecen a Él, en esa semejanza lo descubrimos y aceptamos compartir su suerte. Dios da al mudo la palabra, a la sorda voz, al cansado descanso, al desesperado esperanza, al inquieto paz. A las personas con Fe, el absurdo; adquiere sentido. Da respuesta a nuestras dudas, el problema de la vida es el dolor. Si lo ofrecemos a Dios, lo hace suyo por más terrible que sea, lo convierte en amor. La búsqueda de Jesús abandonado se hace evidente en el encuentro con Dios cara a cara en unidad plena. A través del espíritu o de la vida espiritual se puede crear un impacto en las personas difíciles. Clavado en la cruz es madre y padre de almas, la máxima fecundidad. La crisis del hombre contemporáneo es resultado de la muerte del Universo. Alejamiento del inconsciente. La experiencia a través de renovar la cultura sobre el lenguaje simbólico, no es verdad que la historia sea caduca. El hombre logrado y completo no como imagen idealizada, se muestra en la intencionalidad y se conjuga con el espíritu alternándose. Es ente histórico pero no en sentido de que todo lo resuelve por el interminable flujo de la historicidad, sino a cada instante de su acaecer. El imaginario propio de reconocerse a sí mismo por la necesidad de un espejo, para dejar huella y refundar el mundo, el Universo, independientemente, si está fragmentado tengamos en cuenta lo que lo constituye, sus ciudades, las maravillas, la humanidad y sus pensamientos. Se ve en los hombres, en sus


sueños, en las montañas, en sus ríos, en aceras, donde estamos cerca del prójimo. Entendemos el misterio de ésta época, su mensaje de la muerte y resurrección del Salvador, pues a más de dos mil años dio su vida por nosotros. El sacrificio colectivo propulsa el surgimientos del año nuevo, así sean lágrimas, velo hermoso tendido sobre la memoria, reloj del presente, son las lágrimas el pudor de volver atrás, a las alturas, mirar la intensidad del sufrimiento por la videncia. Esperemos no suceda, que haya curación a nuestro caos, no nos fragmentemos, no nos disgreguemos, en ésta bizarra inseguridad, del desempleo, de la desigualdad social, propiciando las distancias sociales. Consigamos en este día de nueva luz, en esta tarde crepuscular que nos baña, en esta noche de luceros, el ideal de la belleza, desenlace feliz de la verdad. La luz más alta para el ser humano cuando solo se quiere un prado, donde se amaron los dedos de la brisa. El carácter evanescente de todo hombre lo obligue a cabalgar en las llanuras junto a su rocinante y alcanzar el ideal, ese intento haga pacto de hermandad callada, absorba el cuerpo y mente un abrazo filial para el Maestro sin lágrimas, reciban el deseo de ventura dicha y bienaventuranza.


LLEGÓ EL INVIERNO Isidoro A. Gómez Montenegro México El pájaro emprende el vuelo, temeroso de la lluvia. Desnudos senos de mujer permanecen húmedos. Frenar de llantas en la carretera. A punto entra la sombra de la tarde. Mi escritura se vuelve oscura, repaso mi libreta de apuntes que dicto cada semana. La mujer desnuda se mira al espejo solapada, ácida. Así pasan días en lluviosas ciudades; el pájaro que emprendió el vuelo cae derrotado por el frío. Pisan los viandantes sus plumas. Ahora la mujer desnuda de muslos que no son en blanco y negro, se enreda en la noche. Lluvia incesante… el limo se asienta en las paredes, se convierte en musgo. Ecos cobran vida son: gemidos, susurros, rumores, balbuceos.


Sonidos de dos cuerpos. Aliento trasmutado en caricia ingente a mi cuerpo. La claridad de tus ojos… se escucha, irrumpe. Escribo lo que no deseo. Describo algo que inventó el reposo: Una cama que convocó a unirnos en una travesía, tu alunado vientre de donde brotaron nueve pájaros sonrientes… mientras, la lluvia no descansa. Afuera la gente camina abrigada, con paraguas. Los automóviles pasan con dificultad ignorando las palabras áureas de nuestros labios. Nos fundimos en uno; apagamos el frío que nos paraliza.


DESTIERRO Jair Stefan Navarro Hernández Veracruz, México

AHRIMÁN los cielos septentrionales, un rayo carmesí se abre paso, flecha fulminante desciende por la oscuridad perpetua, en donde el tiempo no existe y la eternidad es etérea. Una mente fragmentada, fulminada y abolida por su propia nobleza, recobra poco a poco una razón olvidada. La caída estrepitosa es un misterio para aquel poseedor de la belleza indescriptible. Su destierro es incomprensible para aquel poseedor de la luz infinita. El rencor que carcome su esencia es inaudito para aquel poseedor de la sabiduría eterna. SI HAY UN SER POR ENCIMA DE TODOS EN CUANTO A VIRTUDES POR MÁS DESPIADADAS QUE ESTAS SEAN, NO ES OTRO MÁS QUE DIOS. Durante el descenso sin fin, aquel que cae, comienza a razonar su miseria, sin lograr comprender el motivo de su destierro. ¿Por qué este odio puro, de repente invade mi corazón? – expresó con lágrimas doradas escurriéndoles por los ojos, en su alma no había más que desdicha y desasosiego. ¡Vuelve a mí bondad infinita, que tu calidez no se siga extinguiendo junto con ese poco amor que aun poseo! –su


llanto comienza a cesar, y la memoria poco a poco recobra la lucidez. De repente, un odio inefable lo invade, recordar el motivo de su caída lo embriaga de odio. ¡Tú imperecedero! –Exclama con desdén al infinito, el eco se va arrastrando a sus pies junto con la estela azul que va dejando a su paso–. ¡Con que esta es tu verdadera naturaleza!, ¡maldito serás entonces!, ¡Tú engañador de engañadores!, tu maquiavélico plan ha comenzado con la caída de este lucero... SI EL DIABLO ES EL MAYOR CALUMNIADOR, SÓLO DIOS LO HA DE SUPERAR. TIFÓN Jair Stefan Navarro Hernández Veracruz, México

La caída no tenía fin, milenios han transcurrido desde su exilio, en su mente no había más que venganza. Sus ideales se fueron materializando, luces comenzaron a caer junto a él, todo su odio y rencor tomó forma, seres de luces doradas se precipitaban junto a él. He aquí mi ejército, he aquí mis legiones –Murmuró con dulzura, sus hijos compartían su ideal y su desdicha–. Crearemos un nuevo reinado, su trono será arrebatado. SI EL DIABLO ES EL SER QUE MÁS ODIO GUARDA EN SU INTERIOR, SÓLO DIOS LO HA DE SUPERAR.


IBLIS Jair Stefan Navarro Hernández Veracruz, México

Su ejército estaba completo, millares en filas caían. Su líder serenamente contemplaba el vacío, de repente, una sonrisa peculiar se formó en la comisura de sus labios. Entonces de tu amor los crearas a semejanza –su omnisciencia se había perfeccionado, sus ojos se abrieron de par en par–. Ese será entonces tu castigo, se revelaran contra ti, y con mi dicha, comenzara tu desdicha. Se giró lentamente, y contempló a sus hijos, estos lo miraron con seriedad y veneración. ¡Escúchenme bien!, ¡lo días de ese ser supremo están contados! –Su omnipotencia se manifestó, sentía como la voluntad infinita recorría su esencia–. ¡Nuestro reino se creara, a partir de este ideal. Con estas últimas palabras, una gran explosión inundo el cosmos, de esa, se creó todo un nuevo universo, todo un nuevo reino, se creó el infierno. SI EL DIABLO ES EL SER QUE DESEA CON MÁS FERVOR EL CONTROL DE LA HUMANIDAD, EN DESEO, SÓLO DIOS LO HA DE SUPERAR


"LAMENTOS DE LA LUNA" José Eduardo Cruz Pérez México

En mis manos sostengo mi vida, pendiendo de los soles mas cerca del mar, a orillas mis labios beben las gotas que mantienen viva mi alma, ¡Porque fue mi dios quien declama mi silencio! Mis pies caminan sobre el desierto perdido por el hombre, mas allá de un lago vació, en donde enjuago mi cuerpo desnudo, por las noches frías y tibian de una inspiración fugaz, una mujer se aproxima y mi instinto es apartar las sombras que la rodean, la observo con un lobo, y aúllo con coraje y vanidad, la sostengo por la cintura y ella susurra lamentos del mundo perdido, amada mía, amada del universo, de las estrellas, de mi alma, no llores porque soy quien te ha llamado, para ser tu esclavo por toda mi vida.


NIÑA José Luis Aguilar García México

Querida, querida niña que duermes en el cielo Duerme conmigo, querida niña que viajas tan lejos Cúbrete el cuerpo y llénate el alma de juegos Tiende tus manos entre sábanas blancas Y ríe de sueño que la noche viene con su canto Cantando su historia, acariciando el otoño Querida niña, querida, vive de estrellas De estrellas vive, que los luceros te duerman Que la niebla nívea te aclare las manos Y que los loros arrullen tu dormitorio Pequeña nebulosa, pequeña damita Ya es hora, quédate sola y duérmete ahora Que ya es bendita la hora para soñar Para cerrar los ojos y quedarte ahí tendida Como los cielos entre nubes de algodón Como el sol apagando su color Ya es hora que los gatos ya no lloran Ya es hora que los parpados cierran


Querida, querida niña que duermes el cielo No dejes que llueva en tu cuento Deja que nazca de nuevo nuestro encuentro Deja nacer nuestro momento Ya que ahora yo me encuentro Esperando que te de sueño, cierra los ojos que ya es cielo.

LOS GRANDES ALPES José Luis Aguilar García México

Los grandes Alpes, el cerro de montaña, la telaraña del viento Oscila sus manos entre la secuela del atardecer Quién sabe dónde ha quedado la oscuridad del dolor Donde ha puesto sus ojos el sol, donde ha quedado la luna La piel de los arboles escarban entre las penumbras Salen de su agujero algunas dríadas, algunas hadas De entre el lago más cercano, oscurece el valle Las nevadas opacan los cristales del cielo Algunas hojas caminan solas contra el viento Los leños se acomodan entre la soledad Algunos truenos se escuchan entre el vacío Los astros piden piedad a los dioses del mar


En este lugar los árboles saben hablar, saben cantar Los pinos se mueven entre las nubes grises Algunos albatros vuelan, algunos cuervos descienden Buscan en su nidal los huevos de los vientos Los caminos de este lugar se llenan de horizontes Se anclan en la tierra, entre la colmena de los troncos Casi no existe el mal, solo lo natural, solo el verde de la paz La mente es aquí un epitafio, un cementerio de bahías Nadie se atreve a sermonear a los dioses Porque siempre llegan las plegarias a los colores Porque siempre vienen en sus caballos los eones Donde los pastos descansa y la llanura evapora su nostalgia

TÚ ME MATAS José Luis Aguilar García México Me enamora tu rostro de mujer Y ese color denso de tus labios Siento una pasión que alberga Un corazón que palpita tan cerca


Deseo perderme ahora mismo Vivir con tus sombras y delirios Quiero inundarme de tus besos De esos largos cabellos olvidados Y tomarte con mis manos el alma Serás mi deseo, mi único anhelo Vivirás en mis recuerdos vagos Soñare con tu voz hablándome Te soñare junto a mi estancia Aquí y siempre solo estaremos Nos perderemos como dos ángeles Ni la más miserable soledad Ni esos bastardas sombras Nos obligaran a separarnos Seremos mar y arena apiñada Y jamás nos alejaremos de nosotros…


MERCANCÍA José Libardo Anzola Venegas Colombia

Mi alma carcomida de amarguras, Mi cuerpo enfermo y dolorido Abandonado en tétrica soledad Sin tener la presencia de un amigo, Ya que queda sino esperar la muerte Liberadora de tan cruel destino. Pero la muerte parece que también Me confino en el mundo del olvido. Aún recuerdo febril aquellos días En el que estaba en el mundo de los vivos Tenía un hogar, sueños e ilusiones La algarabía constante de los amigos El mundo entero tenía a mis pies Podía contarme entre los elegidos Aquellos que no saben de imposibles Ni conocen la frase está prohibido. Más quiso un día el hacedor del mundo Castigar mi orgullo desmedido Y aquellos dones que un día me concedió Me arrebato en el lapso de un suspiro.


Todo lo material que hasta entonces poseía Cual pompas de jabón, desvanecido, Bienes, hogar, fama poder Se marcharon junto con los amigos. Y ahora ya que esperar nada es lo justo Comprendo de la vida sus leyes Uno vale según lo que tiene Uno vale si cuenta con bienes No hay amigos, no existe el amor Los posees si pagas mejor. Todo tiene su precio en la vida Como toda vulgar mercancía.

LAS CAMPANAS DOBLAN A MUERTO José Libardo Anzola Venegas Colombia Suenan las campanas hay toque a clamor Están avisando que alguien falleció Es un toque agudo, del do un mayor Penetra el silencio, esparce su voz; Montañas y valles lo escuchan llegar Su sonido triste, su repiquetear Altera y destroza, la paz del hogar. En los aposentos de grandes señores Se preguntan todos, ¿quién sería el muerto?


Fue alguien importante, lo dice el clamor Nunca un miserable merece este ardor. Tuvo que ser hombre de grandes linajes, Con coches, con joyas, preciosos ropajes Alguien que la suerte le sonrió al nacer Jamás conoció la palabra perder. Más que equivocados están los señores El que ahora despierta tamaños clamores No fue bendecido nunca con riquezas Jamás en su haber poseyó grandezas. Fue el más miserable de los miserables Y muchas sus noches se durmió con hambre El era feliz allá en su pobreza No sabía de dolor, menos de tristeza. Entonces que motiva, se le hagan honores A alguien que la vida vivió sin colores Alguien que no fue ni amargo ni dulce Que es lo que motiva, que a ello conduce? Que es lo que hizo que fuera importante Para que su muerte fuera relevante Y se toque a muerto con tanta insistencia Llamando al sepelio sin faltar presencia. Responde un anciano del pueblo pilar Pongan atención, les voy a contar Ese que murió solo supo amar, Entrego su vida y su corazón A un amor tan grande como no hubo dos No echaba de menos tener alimento:


Ni frio ni hambre, temor o dolor Podía sentir teniendo a su amor. Y ¿de que murió? Todos le preguntan Responde el anciano: lo mato el amor, Lo mato lo mismo por lo que vivió No se sobrepuso a una cruel traición Cuando se dio cuenta, la desilusión Lo llevo a la tumba, sin más dilación. Vivió para amar, amando vivió Murió por amor, amando murió

SENTIMIENTOS José Libardo Anzola Venegas Colombia Sentí que te tenia y no eras mía mientras tu cuerpo, palpitaba junto al mío, la noche era fría y silenciosa; tan solo se escuchaban tus gemidos La carne desnuda me embriagaba tu aroma enloquecía mis sentidos y mientras que crecía la pasión también crecía en mi un gran vacío. Fue solo sexo para ti el momento, algo casual, producto de los instintos. Para mi que entregue mi corazón lo puedo asegurar, fue algo distinto.


ECLIPSADO José Morelos Colombia

La noche ha comenzado y sentir tu cuerpo es un alivio. con esa mirada escandalosa y esa sonrisa secreta -Haces primavera en mi vidaCongelas mi felicidad y la alargas por muchos instantes Que maravillosa tu presencia y ese amor instantáneo como espuma. Calman mis ganas de ti. -qué rico es el amanecer sin levantarseReconozco esa sombra brillante Se enciende con nuestros besos en rito al corazón No apagues este sueño, Aún tengo mis besos atrapados en tus labios


RETORNO José Morelos Colombia

Volví de mis andanzas agonizantes. Allí, el tiempo no es nada la libertad es un grito secreto los recuerdos un castigo inmortal y la muerte un dios acosador. Ese valle desconocido y oculto donde la soledad fabrica el dolor el silencio neutraliza los pensamientos y la depresión desata la locura. Volví en si una noche que la lluvia mojo mi rostro mientras sostenía la mirada en la imagen más perfecta que me cautivaba y me producía aquella luna que no desaparecía. En realidad he sido un sobreviviente rescatado por ella, --------La poesía--------


COMO CAMBIA LA VIDA.... Lourdes Lagardery Puerto Rico

Como cambia la vida en un instante Cuando llega el Amor, todo es hermoso, Nos parece más cerca lo Distante, Y más alegre lo que es doloroso; Así he cambiado Yo, Mi dulce Amado, Mi Corazón lograste revivir, Borraste en un instante Mi Pasado, Pasado Borrascoso que nublo mí existir.... Ahora soy como una rosa florecida, Como Barco que ve la Luz del Puerto; Porque has sido Tú el Agua bendecida Que rego un Corazón seco y desierto.


ESTACIONES DE AMOR Lucila Reyes González México

Llegaste a mi vida con destellos de otoño, que confundí con una radiante primavera, me entregué a ti, como en la vez primera, y me envolvieron tus aromas de ensueño. Fue la estación más bella del año, en que se encienden juventudes en flor entregada a ti jamás pensé me hicieses daño, y que sólo te llevabas el aroma de mi amor. En mí surgió un verano lleno de pasión de fuego, de entrega, de sumo calor, donde se juntan las almas y se pierde la razón sin pensar en mañana, tristeza ni dolor. Pero, a tu lado, un año comenzó a hacerse eterno, siempre pensando con la lógica de la experiencia, y comenzaste a envejecer y dejaste de ser tierno, y perdiste el amor, la ternura y la paciencia.


Tu pretendida primavera, se convirtió en invierno el fuego de mi verano ¡se congeló! por ese insoportable frío de tu infierno, poco a poco solo y triste se quedó. Cambiaste el ciclo de mi vida, con tu forma de ser y tu adiós, y desde tu partida; vivimos, en el invierno, los dos.

POEMA A LA VIDA Lucila Reyes González México Más que un pariente eres mi amiga realizaremos juntas un gran sueño, para vencer la enfermedad cuenta conmigo y de prolongar la vida de la que eres dueña. Hoy, a pesar de que con dificultad saliste, me quedé admirada con tu forma de ser, no vi en ti el dolor ni una cara triste, cuando pensé que ibas a desfallecer.


Vives convirtiendo lo malo en lo mejor sacas salud, venciendo a la enfermedad a la adversidad la enfrentas con valor, y a la prisión del temor, la haces libertad. Así tú amas y cuidas la vida prudente, soportas con sabiduría los malos ratos, ahogando el llanto sonríes valiente, venciendo todo sin miedos ni arrebatos. Querida amiga sigue igual, sigue adelante, no cambies, sigue conforme a tu destino, lucha así con temeridad y sal triunfante, de los problemas que estén en tu camino. Me enseñas, a ver la vida como un poema, que estás en cada rima, en cada verso en cada letra donde haces el lema, que eres la reina del universo.


VEN TE INVITO Lucila Reyes González México

A rebasar los límites de tu imaginación, a un mundo habitado sólo por dos, el erotismo, y la pasión, donde perdida la cordura y exaltados los sentidos, juntaremos los caminos en una sola dirección. Ven te invito que llenaré tu cuerpo de una nueva emoción, perderás lo que había existido en tu razón, sentirás lo que no has sentido con mujer ninguna y para entonces existirá en tu ser ¡sólo una! Ven te invito a sentir cómo te embriagas con mis besos, a poner el universo en movimiento; a cantar a mi oído lo mejor de tus versos, a perderte en mi cuerpo, la eternidad un momento. Ven te invito A que anides con tus manos mi corazón a que pongas tus labios en mi pecho, en mi cintura, a que recorras mi vientre con devoción, con fuerza, con alegría, con locura.


Ven te invito A que inmerso en la vorágine de tus sentidos, sientas el volcán de tu pasión estallar, y todos los placeres que creías perdidos solamente conmigo los pudiste hallar. Al final, todo habrá cambiado, nada será igual el infinito será diferente., ya lo verás y tendremos, algo de los dos, mi querido maestro un secreto que será: solo tuyo… sólo mío… solo nuestro.


A TUS OIDOS... Marcia Sevilla Chile

Tantas veces te lo dije ausentando mis olvidos te amé incansablemente. Suspirando casi sin aliento te traje una y otra vez a mi lecho tibio, donde dejaste perfumes baratos, ajenos y fríos. Ya mi voz no sale no repetiré cuanto te amo cuantos momentos al día pienso en tus besos, que son solo míos. Que lloro llenando ríos, que se empañan mis ventanas cuando te busco, por los caminos que se entrelazan , como tu cuerpo y el mío. Escucha son mis latidos que con solo pensarte se convierten en cascadas


"PUNTO CARDINAL..." María Isabel Bebe Alcover Islas Cayman

Este mundo no está hecho a proporción de todos...a mí entender hay muchas doctrinas… pero el respeto invade mi devoción quien habla de razas y sexos opuestos idealizando quien entra y quien sale… usando con la misma tilde de quien se queda y de quien se va Esos ángeles de fábula que ponen en su boca la palabra de Dios para esconder sus demonios... que surrealismo tan enigmático se vive… más aún si hablamos del sexo débil, que proclaman su boceto a un público jamás ofenderé...Ay! Dios mío, gracias por otorgarme el divagar No rebusco aires de grandeza con que abanicar brasas candentes... no complemento con extravagantes atuendos para fortalecer egos minimizó mi equipaje con el mismo que vine a este mundo... conformando el único sentido de la vida


Incondicionalmente optó y determinó a diario el interrogante ¿por qué vivir? desnudo mis miedos sin buscar verdugos... a la postre distingo un bien en común plasmando un arcoíris donde las puertas del ayer y el presente circunscriben su péndulo marcando las horas de luz Estilo en cascada que mi único final… ni yo ni nadie crea el almanaque, pues cada quien es cual mismo interpretando su obsesión inerte con su propio telón... “ABRÁZAME..." María Isabel Bebe Alcover Islas Cayman Esos peldaños que gateando encontré, tras un singular andar mi magia saboree…entre castillos y mazmorras, con regalo otorgado de sonrisa aireada Duendes y hadas de sueños... y esas pesadillas de noches sin estrellas , alumbraba mi regazo con mi varita imaginaria... surcando iban mis retoños años Entre fábulas mis pinceladas daban forma a mi anhelada escalinata...enredada entre vivaces hogueras dando hincapié con mi carácter Ruidos y melodías que entre rodar saboreaba algún que otro


peldaño ...asumiendo con humildad algún que otro puntapié derrotada me inclinaba danzando como cisne mágico Tras tanto subir y bajar con mis yemas he degustado infinidad de tratos...unos dulces otros agrios con todos me he recreado pero no acostumbrado Mis pompas de jabón perduran en mi estante aunque resbale de nuevo con ellas, son parte de mi tesis... una hipotética niña de mirada yo no fui ,tan leal con sus propios principios A un tercio de escalada... es un decir hoy, pues del..."puede" aprecio, que hay que soñar para entender y hay que vivir para seguir soñando. "EMINENTE FUSIÓN..." María Isabel Bebe Alcover Islas Cayman

Ay! de mi boca que a mi mente desata la entrega ay ! de mi piel que ardiente te busca... con tu mirada me invitas a vivir la pasión desbocada De mi mente te apropias... al vuelo de feromonas por derretir un perpetuo sentir... surcan caricias al mismo compás con esa tenaz, también tierna hombría tatuando mi piel


Percibo tu boca con el vaivén de mi cuerpo... adrenalina salpica al suspirar en mi vientre que a mis cimas erizas... de ellas renacen pulidas gemas Rozando tu piel ,es pura armonía tu vas y yo vengo conoces tu ruta buscado mi monte... intrépida me deslizo, rastreo mar abierto, ahí dónde tus andares mi pensamiento alaga Y mi boca que decir de ella, si adora esa dulce miel ,néctar que emana de volcán… cumbre que sacia mi sed cabalga sin pudor con tanto candor Manantial extasiado corren las ansias...Monte y cima fusiona las almas en un mismo gemir...el clímax difunde un mismo latir.


TENGO CELOS María Luz Olivares Aldana Veracruz, México

Tengo celos de los pasos que das cuando te alejas porque sin querer en mi éxtasis me dejas. No compartes tu vida con la vida mía pues eres ave presa de otro nido que te espera. No compartes tus noches con el calor de mi cuerpo ni la ternura de mis besos y a veces de eso te quejas. Por eso tengo celos de la vida que disfrutas y de los pasos que das si no es conmigo…


QUÉ MANERA DE QUERERME Martha Lucia Monroy Colombia

QUÉ FORMA TIENES DE QUERERME Cuando el mundo se torna ausente, Qué colores tiene tu mente Que todo en mí se convierte, Qué universo te envuelve Que todo en mí, se apodera de tu mente. QUÉ FORMA TIENES DE QUERERME Que tanto ruido me enloquece, Que muero y vivo cuando te miro Que suspiro y no respiro al tenerte, Dime amor mío... pero al oído, Qué es ésta forma de quererme. QUÉ MANERA DE QUERERME Tus suspiros, ya son míos Tus latidos me han recorrido, Tus manos, me han consentido, Tu piel me ha humedecido, Dime amor, qué me das si yo te pido? QUÉ MANERA DE QUERERME Cuando no puedo sostenerme, Cuando pierdo el sentido y te lo digo, Y cuando endulzas mis oídos Respirándome tibio, y besando mi ombligo, Dime señor mío, ¿de qué manera me quieres?


MAS ALLÁ DE LOS SUEÑOS Martha Lucia Monroy Colombia

Que pensaría la vida, si la noche fuera el día? Los amantes desvestirían la noche Para tomar un baño de estrellas fijas, Y una de ellas sería la más tibia sonrisa. El sol, sería quien les proporcione calor A estas pieles curtidas de pasión, Mientras siguen disfrutando del amor. Más allá de los sueños vuelve la noche Como si fuera un jardín floreciendo, Entre sábanas de anís y lienzos de romero, Como si fuesen cómplices del amor, Cubriendo los amantes del momento. Atados entre los sueños, amanece el día, Entre luceros que brillan en el firmamento Y su astro del momento. La luna les dice: "Paren un momento, que hay que despertar, Los sueños de los amantes son eternos, Pero también, hay que descansar los sueños Y los cuerpos atados por un amor eterno"


PÁJARO HERIDO Maruca Rodini Argentina

Volando entre los árboles revoloteaba sin cesar de pronto, en un día maravilloso el sol que aparecía entre las nubes, un colorido brillante de un pájaro se vio su plumaje reflejaba, al momento cayó herido sobre la hiedra que cobijaba la ventana su alita rota ensangrentada con un dolor que lo aferraba, hasta que llegó la pajarita amada ya no sentía tanta queja a pesar de su aflicción se le abrió el corazón de alegría y amor siempre juntos avanzaban lo que tenían que atravesar nunca más se separaron, despacito caminando paseaban por el prado hasta que encontraron una canilla goteando agua fresca, del charco tomaron los camalotes cubiertos de flores azuladas embellecen el suelo natural del lugar.


PASO DIATLOV Miguel Ángel Llinas González Veracruz, México

Aislados en medio de la nada… sabanas blancas de eterna nieve vestían el paisaje abstracto. A un lado el bosque observaba quieto. Nueve almas solas, unidas y la noche. Dormían con el pecho sano, mientras afuera el enemigo atento vigilaba. Extraños alaridos brotaron del aire seco. Sobresalto, espanto, desconocimiento ¿Quién ha lanzado tan terrible sonido? Nadie respondía, continuo el silencio. Los vientos boreales crujieron con estrepitosa agonía quebrando la entereza sobre lagrimas deslizando por sus mejillas. ¿Quién está allí afuera? Preguntaron. Solo el aire, solo el aire helado respondía.


“Embriagado en tu seda..." Nicolás Ramos López Cuba

Andar tu piel, es…como sobre seda caminar, una vez más… tu sentir…tu palpitar, que me atrae a tu vivir…mis labios sobre ti, se recrearan… quiero besar tu dulce ser, penetrar en ti…tu aroma me embriaga penetra a mis sienes… me traslada, me siento flotar…descubro los puntos en ti, donde sientes más el placer…donde te hago suspirar de pasión gritar, víveme así Te recorreré con las mismas ansias de ayer… sin miedos a algún error, te entregare mi corazón… con tu sábila me cubriré repeleré el temor, porque es tan grande este amor…que seguro me sentiré y en tus brazos mi paz encontraré…tú, desencadenas la pasión que hay en ti, te siento junto a mi andar… tus deseos de continuar porque tus ansias… de tus poros brotan ya beso tus manos…tus dedos,


nos mirarnos fijos traspasamos el umbral de los pensamientos… un mismo deseo, nos suele arrullar… la ternura acaricia, los latidos la claridad del sentir… hacen los besos fundidos…el abrazo como cobijo y el respirar divino… ante ti los cielos azules extendidos. "SUJETO A TU VAIVÉN..." Nicolás Ramos López Cuba

De tu vaivén, el de tus piernas… excitando mi existencia…el de tus caderas, con tantas ganas me sujeto de ellas...excitas mis sentidos haces realidad mis quimeras… y me aferro a tu suave piel… Disfruto el beso que se queda colgando… por el deseo desenfrenado de tu pasión… que me condena a amarte, con toda razón, con todo esmero y disfruto de tu fruto placentero De tu cabalgar… mi cuerpo apasionado, extasiado porque… provocas latidos, porque te vivo, por ese deseo ,con que controlas tus piernas, como al mover tus caderas…


Realizas proezas, hay amor que penetras…amor que quemas y endulzas mi existencia, con tu movimiento… me apresas, porque en tu vuelo me encadenas Tu vaivén… en el silencio reina, se siente su música y como se expresa…cautivando la noche es tu boca un cantico de cielos... Con su gemir… excitando mis lamentos, al roce de tu piel con la mía…la pasión incrementa desatan los poros se procrea adrenalina Ante los miedos a tanta locura...se despiertan tras sentir flotar tu cuerpo sin medidas... es tu vaivén… la más vivaz hazaña en mi vida.


“VEHEMENTE…” Nicolás Ramos López Cuba Vehemente es este amor… que a la caricia ruega porque la quiere amar… sueña bajo la luna para que… ni el silencio, ni la oscuridad puedan hacerle mal, intrépido y orgulloso… entrega el corazón Vehemente es este fuego, que quiere sentir tu piel en mis manos arder… porque te pienso y te pienso nunca te olvidaré…eres más que un sueño, eres mi realidad, te estoy amando a ti…vivo por ti enamorado Vehemente es, esto que siento… solo tú, mi luna esa avidez que en mi provocas y extasías… calando tu verdad para ti… esos ojos delatan lo que sientes por este loco amor… que vehemente te ama hoy Vehemente en las noches, al despertar…vivir la vida junto a ti, con tu sonrisa enamorada… con tus labios siempre dispuestos, sediento de mi mar…naufragando en mi mente…porque vehemente estamos los dos Vehemente… disfrutando nuestro amor, se desenfrena el palpitar, crujen los cuerpos… se vuelve obsesión el deseo y la pasión… se entrelazan los cuerpos en la noche fría, para que la ternura de las almas se fundan con nuestro cálido amor.


VERACRUZ Nor Liz México

¡Hoy quiero cantarle a Veracruz¡ A ese Veracruz tan tuyo y mío, A ese Veracruz fiero y bravío: Girón de nuestra tierra mexicana. ¡Hoy quiero cantarle a Veracruz¡ A ese Veracruz que canta sones, Que baila huapangos y danzones Y se arrulla al vibrar de una jarana. ¡Hoy quiero cantarle a Veracruz¡ A sus playas bañadas por el oleaje, Que salpican de perlas el paisaje, Brindándole una belleza soberana. ¡Hoy quiero cantarle a Veracruz¡ A sus cielos, sus playas y su mar Y a la Huasteca sin par, ¡Por jarocha y mexicana¡ ¡Hoy quiero cantarle......!


COMO ME GUSTA Nor Liz México

Como me gusta tu pelo alborotado, Como me gusta tu barba recia y dura, Que matiza con esa sombra oscura, Tu rostro bien amado. ¡Cómo me gustan tus ojos! Esos ojos de mirar apasionado, Esos ojos en que veo reflejado, Mi amor y mis antojos. ¡Cómo me gusta tu boca! Que despierta mis locos desvaríos De amor; al poner con tus labios en los míos, La pasión que me provoca. Como me gusta delinear tu boca, Enredar mi mano en tu cabello, Bajarla despacito por tu cuello, Y cerrar esos ojos que me alocan. Pero al mirar la sombra que desciende Dando a tu cara un aire misterioso, Mi mano se detiene; con gozo La recorre… Y se enciende. ¡Cómo me gusta!


NOCHE SANTA Nor Liz México Lo encontré Todo en esta noche es luz, todo alegría, Todo Amor y entusiasmo y santidad, Ya que en plena unión e íntima alegría, Celebramos de Jesús, la Navidad. Navidad de Jesús, el dulce Carpintero, Hijo de Dios y redentor del hombre, Que queriendo redimir al mundo entero, Bajó del Padre, para alabar su nombre. Navidad de Aquel que confundió a los sabios, Haciendo y diciendo maravillas, Navidad de Aquel, que con sus puros labios, Predicó entre las gentes más sencillas. Natividad de Aquel que consuela al desgraciado, Que limpia de ladrones el Santuario, Que sube hasta la cruz en el Calvario Para salvar así, nuestras almas del pecado. SÍ, Dios nuestro, el alma plena De alegría y dulce santidad, Nos dice que esta noche, es Noche Buena Y mañana, Señor, tu Navidad.


Es por ello, Jesús, Señor bendito, Que imploramos de ti, con humildad, Llenes de gracia el corazón contrito, Y nos bendigas en esta Navidad Todo en esta hora es alegría, Entusiasmo, luz y santidad, Pues estamos celebrando en este día, De Jesús, la navidad. Todo en esta noche es luz, todo alegría, Todo Amor y entusiasmo y santidad, Ya que en plena unión e íntima alegría, Celebramos de Jesús, la Navidad. Navidad de Jesús, el dulce Carpintero, Hijo de Dios y redentor del hombre, Que queriendo redimir al mundo entero, Bajó del Padre, para alabar su nombre. Navidad de Aquel que confundió a los sabios, Haciendo y diciendo maravillas, Navidad de Aquel, que con sus puros labios, Predicó entre las gentes más sencillas. Natividad de Aquel que consuela al desgraciado, Que limpia de ladrones el Santuario, Que sube hasta la cruz en el Calvario Para salvar así, nuestras almas del pecado.


SÍ, Dios nuestro, el alma plena De alegría y dulce santidad, Nos dice que esta noche, es Noche Buena Y mañana, Señor, tu Navidad. Es por ello, Jesús, Señor bendito, Que imploramos de ti, con humildad, Llenes de gracia el corazón contrito, Y nos bendigas en esta Navidad Todo en esta hora es alegría, Entusiasmo, luz y santidad, Pues estamos celebrando en este día, De Jesús, la navidad.


MANO DE ÁNGEL Patricia C Cervantes Domínguez Veracruz, México

Sueño ideal mi gloria celestial saberte cerca sentir que aquí estas, efímera luz que poco a de brillar y cada noche te quiero contemplar, yo ser falible… simple terrenal. Tu… suave caricia que conforta cierro los ojos, la mente te invoca tanto dolor a mí me tortura, pero tu mano de ángel que me toca y con su roce todo en mi lo cura. Cruzaría el cielo para abrazarte, poder pender de ti , llegar al cielo criatura pura de mística hermosura, sentir el tenue movimiento de tu aleo y tu mano de ángel que me eleva mientras me llevas contigo en largo vuelo.


A cada instante volvería a cerrar mis ojos, para sentir tu presencia sin mirarte, creer que llegas a mí para cuidarme, para cumplir conmigo tu misión poner tu mano de ángel con amor y mitigar de mis heridas el dolor.

EL ENCUENTRO Patricia C Cervantes Domínguez Veracruz, México Camine por la calle sin sentido cual hoja de árbol levanta el viento, mas no esperaba llegar este momento y encontrarme contigo así de frente en el callejón obscuro de tu cuerpo. Te mire y aleje sin detenerme esperando ver la luz mas allá adentro,


mientras pasabas de largo ante mi ostento sentí pena y un calor corrió mi cuerpo..

Mas negaste tu mirar hacia mi intento de existencia en el lugar , creo que he muerto! tu no sabes que sentí mucho contento de volverte a encontrar a pesar del tiempo. Espere que me dijeras que habías vuelto que venias por mi para llevarme y empezar de nuevo nuestro cuento, que en caballo blanco me raptaste, sin importar la fuerza del sargento. Mas te vi pasar de largo en el camino simulando que no me habías visto, sentí dolor, coraje e impotencia al pensar que ya te había perdido más un nudo en mi garganta me calló, para escucharte decírmelo en secreto amor te amo y para ti ¡He vuelto! Nunca me sueltes la mano por favor… por siglos te pensé y ni el tiempo pudo evitar el placer del dulce encuentro.


ES VIERNES Y PIENSO EN TI Pío Domingo Rosales Sena México Es viernes y pienso en ti. ¡Te extraño tanto! La tarde es plomiza y húmeda, la necesidad de ti filtrándose en las horas vacías llenan mi alma de blues y spleen por no tenerte aquí, aquí en mis brazos, con toda la dimensión de tu ternura. ¿Qué haces? ¿Estarás sola? ¿Estarás escuchando palabras de amor? ¿O pensarás en mí? Te miro en la lontananza, tenaz, firme, romántica, bella, llena de confianza con toda la dimensión de tu ternura. Es viernes y pienso en ti. ¡Te extraño tanto! Un día me dijiste: “Te amo”. Y tu arena, playa virgen con olas de espuma viajera recibió a mi nao.


Te miré a los ojos y solté las amarras de mi barca navegué en tu océano. Descubrí contigo islas inconquistadas, territorios desconocidos donde inventó el amor --- nuestro amor --el paraíso. Esta brisa que ahora me estremece de triste nostalgia ha de acariciar tu corintio cuerpo y tu armonioso rostro. En este preciso instante --- misterio del espacio tiempo ---, mis caricias al unísono de mi pensamiento siguen a la vagabunda brisa para llegar a ti, y sentirte en mí. No importa que sea viernes, lunes, miércoles o domingo; en cualquier fecha, pienso en ti, y, ¡Te amo tanto! ¡Te extraño tanto!


¡Por ti esperare! No importa que sea viernes, lunes, miércoles o domingo; siempre te amare.

HUBIERA Pío Domingo Rosales Sena México El hubiera no existe… Pero, te hubiera amado más de lo que te amé. Te hubiera dado mil besos más de los que te di. Demostrado mi amor sin importar el qué dirán. Te hubiera abrazado libre, fuerte, sin condición. Tomado de la mano en la tristeza y en la alegría. Te hubiera cantado al oído suave y tiernamente. Enamorado tu alma como el ruiseñor a la rosa. Te hubiera hecho reír en serio, del serio vivir.


Escuchado el sonido silente de amor y desamor para evitar la separación. Te hubiera llevado al infinito de la pasión, quitando el freno para quemarnos, y,… ¡Fundirnos! No hubiera llorado tanto en soledad por tu esencia, la hubiera llenado de amor con mi presencia. Si no hubieras dudado aún estaría a tu lado, y al miedo, de tu corazón lo hubiera arrancado. Pero, ahora es tarde… como el hubiera, tú, ya no existes… ¿Qué hacer con el pasado o con lo que te he amado? ¿En un rincón del alma o en el umbral del corazón para siempre guardarlo? ¿O prenderle fuego y esparcir las cenizas al viento, al río o la mar?...


Quizás lo mejor sería enterrarlo todo junto con el… el hubiera. Pero sería un suicidio aún te amo, siempre te amare y aquí estaré esperando que el hubiera se transforme en el tiempo compuesto haber.

SI TE VAS Por Pío Domingo Rosales Sena México Si te vas, el Cielo dejará de ser eterno el mar será igual que un desierto, la miel será amarga para mí. Si te vas qué voy a hacer con todo lo que siento por ti, a quién voy a contarle mis sueños, mis secretos, a quién esperaré para dormir;


tú me has dado más de lo que soné, ¡Estás en cada parte de mi piel! ¡Estoy temblando como la primera vez! Si te vas podría enloquecer, no sería fácil volver a empezar, soltarle las alas a mi libertad, andar de la mano con mi soledad. Si te vas no sé cómo diablos, si, como diablos te podré olvidar. Sé que no lo haré, estas dentro de mí ser y dejar de amarte no podré. No sé cuántas noches pasaran para que la Luna me invite a soñar. Estoy seguro que sufriré, que no te podré olvidar y mucho menos soñar. Si te vas se detendrá el tiempo, y volverán los gritos, el silencio, el llanto y la soledad ¡No sé cómo podré vivir sin ti!


DOLOR DE AMOR Ramón de Jesús Hernández Olivares Veracruz, México (Del Poemario Confesiones al Viento)

Bajo la penumbra de la noche el viento susurraba sus secretos, en el alma de mis sueños testigo mudo de mis andanzas. Brincaba de nube en nube de esas que la luna iluminaba, entonces sobresaltado quede inmóvil bajo mis sabanas blancas mis aprisionados labios tu nombre murmuraban, para que pudiera volver la calma a mi corazón que excitado estaba. Cerré mis ojos tratando de aquietar la tempestad de mi alma, se iluminó tu silueta en las penumbras de la noche. Temblorosas ante tú imagen mis manos quisieron tocarte, pero fue inútil te desvaneciste poco a poco a través de la luz de mi ventana. Me dolió mis sentidos gimieron y solo rodó una lágrima de amor, que humedeció mi almohada…


ARENA Ricardo Cano Vila México Tu cuerpo es arena de desierto que cambia y dibuja su figura a merced del viento, desierto tu amor , arena tu piel , piel que duele al recordarla, piel que duerme bajo el sol , sol que quema y evapora el alma , sol que extraña la sal de tu sudor.

AQUELLA SOMBRA GRIS Éramos un beso en la azotea víctimas de la luna más redonda y más sangrienta Por un instante podríamos haber sido para siempre aquello que se abraza sin límites o exigencias (Un círculo) sin este enorme abismo de espacio, arena Y tiempo que nos separó imbatible para no volver jamás.


LA NOCHE BUENA Rosa Caldevilla España

Alrededor de la mesa Comparte cena una familia Se queda en la cabecera Una silla vacía Se comparten los mensajes De esta cena navideña Todos los comensales Extrañan tu ausencia. Se recuerda con tristeza El día de tu partida Con alegría se cuentan Anécdotas de tu vida. Es una mezcla extraña De tristeza y alegría La familia reunida Sin cabeza de familia. Al final de la comida Se brinda por los presentes Y también por los ausentes Y de tu copa se toma Un trago cada persona.


LA NAVIDAD Rosa Caldevilla España Ya llega la navidad, Las calles se visten de luces; La mesa hay que llenar De manjares y dulces. Eran fiestas religiosas, Ahora son derroche Hay que comprar y comprar Aunque al final algo sobre. Habrá mesas en que abunden Los manjares navideños; Habrá otros que no tengan Ni siquiera para una cena. Los niños ilusionados, Esperan los Reyes Magos; Unos les piden juguetes, Otras tan solo calzado Pues doloridos llevan los pies Y no tienen para comprarlo. Se dicen que aquellos niños Que bien se han ido portando Les traerán lo que han pedido Y con ello serán premiados. Aquellos que no han tenido La suerte de encontrarlo, Se quedan cabizbajos Pensando que han sido malos. La fiesta que era de cristo, Ahora es consumismo.


SE APAGO LA LUNA Sar Poet Romero Argentina

Se apagó la luna pero para encenderse en tu alma y la mía. Se iluminaron tus ojos, se colmaron de amor, me convertí en la razón de un abrazo y mil besos. Te aferraste a mi espalda sentí tus latidos y tu respiración, sentí la calma más esperada cuando dijiste te amo. Te protegí hasta en mi recuerdo, te envolví en mis sueños, te invite a vivir la vida. Solo te regale mi existencia, y aunque todos creyeron que era una tragedia, fue nuestro encuentro donde se ilumino nuestro amor, en el interior de nuestros corazones cuando esta noche SE APAGÓ LA LUNA.


ALMIDÓN DE BATATA Tomas G. Michel Puerto Rico

Se escurre tersa, tu mano entre mis malogres los desenreda, los acicala y teje un nudo de agitaciones incinera tu mirada mi raquitismo condenado suministra tratamiento de espasmos antibióticos tu aliento resolla; intimida mis calamidades las monta y las domina, como torero a bestia empedernida desgarran tus dedos trizas de mis desilusiones, las socava y carcome, las convierte en cimiento de esperanza destruyes con mano de miel y acorralas en nubosa agonía morir en tu auxilio y existir en tu arrebato un desvarío que habita, entre la ruina de mi ser y el reposo de mi fantasma.


Un mundo de paz existe en tu alma, sobre ti la luz del universo se posa para hacer poesĂ­a en el viento eterno. Eres luz. Eres voz del universo RamĂłn de J. HernĂĄndez Olivares Director y Editor


Felicidades a todos mis amigos poetas del mundo, este 2015 que arriben iluminando nuestras letras las musas, Que el creador del universo bendiga nuestros pasos

Ram贸n de J. Hern谩ndez Olivares Director y Editor

POETAS SIN FRONTERAS DICIEMBRE 2014  

POETAS INDEPENDIENTES DE AMÉRICA LATINA, ESPAÑA, CANADÁ, ITALIA Y ESTADOS UNIDOS

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you