Page 1

Poetas Sin Fronteras

Agosto 2017 AĂąo 5 Ejemplar No. 37


TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


ARREBATO Alejandra Abraham Argentina

Estás en mis labios derramándote miel a miel en los huecos de mis ganas recorres los caminos intransitados del deseo que circunda mi piel. Deliberadamente inundas mi rubor y el fuego arde candente en gotas de sabor que claman un nombre: tu nombre. Entre caricias inventadas un murmullo escapa de mi boca y se pierde en sábanas cálidas y húmedas. Estás ahí, te pienso, te siento estás ahí, y te derramas gota a gota sangre de pasiones enfrentadas silencios callados por espasmos transitorio desequilibrio del tiempo. Estás ahí, en el vacío del placer cuando el mundo no existe en esos segundos de total ausencia paralizado el cuerpo en el estallido. Y entonces te acurrucas de nuevo, radiante y cansado del lado vacío de mi cama...


Verano América Guerrero González México “Palmeras, brisa de mar, caminar junto al mar azul claro, el aire caliente, el cabello besado por el sol, verano interminable, llévame allí”.

El verano no da tregua, nos calcinamos en este bochorno insoportable, abandono la morada de la sociedad secreta que nos une, salgo al balcón, pretendo absorber la brisa de la madrugada, transcurre el tiempo… se anuncia la alborada, nubes cúmulos en el horizonte dejan ver el calor que se aproxima. Es bello el amanecer, amanecer de ensueño, el verde de los árboles cobra vida, inicia el ruido, me llega el aroma de café, se escucha el revoloteo y el canto de las primaveras, el palmoteo de la masa en alguna cocina cercana, quiere soplar el viento, me resisto a dejar este momento, quisiera aprisionar la luz del día en una pintura, pero no soy pintor, sólo puedo compartir con letras lo vivido, transmitir el fulgor del día, me asomo al jardín hay pocas flores, me gustan las hojas de diferentes formas. Alguien amaneció enamorado, dulces notas de piano me remontan al pasado, cuando escuchábamos piano en la sala de la casa de los abuelos. Crujir de puertas previas al silencio de la mañana, se han ido los vecinos a sus labores. Leves reflejos de ésta tierra sureña que nos ampara despiertan mis sentidos, rompen la magia, es día de mandar colaboraciones, hoy no viene Mary, hay que preparar el desayuno y seguir el día.


Al traspasar el umbral al interior, me sorprende la lozanía y la sonrisa plasmada para la posteridad en la fotografía de la boda, recorro los surcos de mi rostro y me doy cuenta del paso de los años. Bajo la escalera, veo la colección de máscaras de madera y barro, anidan tesoros misteriosos de quienes las hicieron, de quien nos las obsequiaron o de donde las trajimos. Corre el viento artificial de los aparatos, acaricia mis cabellos, las pinturas de la casa resaltan con la brillantez del sol, la computadora me guiñe. Las rosas del jarrón sueltan su aroma, me recomendaron usar perfume de rosas, bañarme con jabón de rosas, usar crema de rosas, me dijo la Dra. Anita que la caricia de la esencia de las flores sobre el cuerpo ayuda a que uno se apapache y mejora la salud, o cuando menos distrae el pesar en enfermedades o aflicciones, mis sentidos suspiran el aroma del verano. Se entretejen inconscientes estampas de veranos de juventud, las graduaciones antes de las tan esperadas vacaciones, el mar, el río, mi cumpleaños lejos de los compañeros de escuela e interminables lecturas. Sigo añorando los veranos de pasión de algunos ayeres, el canto del río, atravesar el río con miedo que la corriente haga remolino, las fogatas a la orilla, la dulce risa, la convivencia familiar. Caigo rendida ante la pantalla en blanco, hipnotizada por el brillo, me tiemblan las manos de emoción al escribir, escribo atropelladamente, me brinco palabras, las ideas vuelan, se esfuman, vuelvo a quedar en la intención, en el fuego que incinera la pasión éste verano.


Reloj Dani López México 12.- Son los meses que retuercen las heridas. 11.- Son los llantos que causan despedidas. 10.- Son los motivos que debes perseguir en tu día a día. 9.- Son los mejores meses Para crear nueva vida. 8.- Son los llantos a superar. 7.- Son las vidas del gato despechado. 6.- Razones me motivan; a diario me levan. 5.- Decepciones te acaban… acabado.


4.- Son las faces que la luna nos demuestra. 3.- Son las espinas que se nos dejan cicatriz. 2.- Son los ojos que nos dan repuestas. 1.- Es la vida en la que podemos ser felices.


Cambios Carmen Marisol Sotomayor Ramírez Puerto Rico Hoy desperté entre una maraña de cambios Enredados como telaraña alocando los sentidos Dejándome en un mar abatido y sin fuerzas Por tantas decisiones y directrices las que son confusas. Cambios de gobierno con promesas rotas las que arropa en desesperanza Gobierno corrupto que rompe y maltrecha la esperanza Aniquilando al ser humano empobreciendo su alma y espíritu Dañando la economía y los sueños de un pueblo oprimiendo la dignidad. Cambios y cambios los que hay que afrontar rompiendo esquemas Los que valientemente nos llevará con fe a superar la crisis gubernamental De cada país y luchar por nuestros derechos con valor y honestidad Donde se marche con paz y se trabaje honradamente. Afrontar los cambios con fortaleza y buscando la esperanza La cual debe de brotar en nuestros corazones como capullos en flor Y seguir adelante anhelando con Dios el triunfo con la alegría de un pueblo La cual conquiste en amor en justicia todo el Universo.


TSUNAMI CRIS MARINO ARGENTINA

(SEUDÓNIMO LOLA VARA )

FUE DESPERTANDO LA MAÑANA UN TSUNAMI DE REALIDADES SIN PIEDAD MARCAN EL TIEMPO ASTILLAN EN PEDAZOS DUELEN LOS SILENCIOS EL ALMA INQUIETA SE ARRINCONA VOMITA PESARES VA DESARRAIGÁNDOSE DE SUEÑOS. LOS ANHELOS SUCUMBEN SE CAEN EN PLENO VUELO EN EL SUELO SE DESANGRAN LAS MANOS/ LOS INTENTOS. LAS PUPILAS SE HUNDEN A LLEGADO EL FRIO CRUEL… ES OTRO INVIERNO.


DESAHUCIOS DE LA MEMORIA Isidoro A. Gómez Montenegro. México Dios escribe con faltas de ortografía, los más hermosos versos. Dr. José Guillermo Vargas,

Luz naciente retorna a la hoguera interior. Algo palpita entre nosotros… Mentiras tiradas en el camino; dejaron nuestro amor en parques desahuciados junto a la memoria. El aire herido vierte espuma. La rosa crepita entre tus manos mujer amada; eres cuerpo y palabra con fronteras de mujer. Generan nuevos riachuelos efluvios de vida. Las mariposas conocen raíces de amor, en ocasos invisibles risueñas albas llegan encerradas en salones de espejos. Cascos de mis corceles rompen tus costas. Tu torso desnudo exhibe mi nombre, el insomnio nos marchita; araña en las calles oxidados collares de instantes. Fluye el incoercible moho de años malva o violeta. Lluvia negra moja instantes y anhelos al entregarme tu secreto y perderme en el ostial de tus senderos. Despierta la disimilitud de nuestros cuerpos; hambre eterna de abrazos y mi piel se alza cual vela de navío.


QUE SOY. José Manuel Ambrocio Veracruz, México Es el alma un espejo, donde nuestra esencia se anida, donde convive el pensamiento, el miedo, el amor y desamor, sin dejar fuera el olvido. Que seríamos sin alma, seres desdichados, autómatas fríos, es ella quien nos alimenta, quien nos hace únicos, irrepetibles. Es la luz, en el fondo de nuestros ojos, es el amor, en el centro del corazón, sin alma no hay vida, y sin vida, nada soy...


Mi Madre México Lucila Reyes No era la mujer más bella, ni la más buena, ni la más santa, pero en mí, su imagen se levanta, como la más reluciente estrella. Y es justo decir que por ella mi alma aún suspira y canta, a veces un sollozo aguanta y sin quererlo mi boca se cella. Dejó en el corazón tan honda huella. que mi espíritu aún le llora, todo mi ser, aún le adora, y mi vida; no es lo misma sin ella. Ella: mi estrella, mi madre, mi creadora.


A mi amiga. Lucila Reyes México Que triste se siente el desamor, sobre todo, de una amiga, que ha cambiado conmigo, por culpa de un error. A esta amiga a quien tanto he querido; le vengo a pedir perdón, por causar en ella desilusión, y decirle, que su lejanía me ha dolido. Sé, que me dirás que nada será igual que no borrare el pasado, que ha quedado marcado; y que me porte muy mal. Errar esta en mi naturaleza, pero sé, mi querida amiga; que, en tu corazón reina la nobleza, perdona si desate tu ira. Por eso, a decirte he venido que, aunque parece imposible, sé que soy perfectible, ya no estés enojada conmigo.


Todas Somos Una María Guadalupe Martínez Bernal México Por cada mujer que muere quedan huérfanos sociales... Hijos sin guía femenina Eunucos afectivos Ciegos emocionales. Cuando una mujer cae en manos de un ignorante... La Tierra pierde un líder El sustento familiar Pilares roidos, endebles Femenicidios Crímenes impunes del sistema machista. Misoginia a lo macro... ¿Cuántas voces se necesitan para detener el holocausto? ¿Cuántas muertes faltan y notar la gravedad del asunto? Todos los nombres Líquido púrpura vertido a la nada


AMOR DE PIEDRA María Luz Olivares Aldana Veraruz, México Pedernal frío negro de hiedra humo que se desvanece, en la densa niebla. Donde los pájaros desgarran sus trinos mudos. Y el amarillo otoño con márgenes de rio envejece ahí sin límite de hastío. Amor de piedra negro de hiedra pedernal frío. Como barro endurecido por el tiempo. Amor sin eco donde el alma triste se queja con el viento.


MARIPOSAS. Osvaldo Pettinicchio (Daniel Vattimo). Argentina. Hay ciertos ciegos agujeros en mis machas. Manchas que humedecen los desiertos, pilares angulosos que me deja el desconcierto, como el encierro póstumo del ángel que se pierde solo, que cae, a pesar de todo en el destierro. …Y sueña de serpientes, de las cálidas mordidas de la muerte, de crisálidas que aguardan silenciosas en capullos amarillos su momento. Hay cumbre de Soles en sus venas que velan la quietud del enemigo al cantar su maldición al viento. A mí, me vomitan de los hábitos del cielo, y caigo también en cierto mar de incertidumbre. Mariposas azules, de cuerpitos leves, recientes, me rescatan y aparezco por tu casa en sobre vuelo, caminando en un extraño estribillo de costumbres.


MUJER Osvaldo Pettinicchio (Daniel Vattimo). Argentina. Hoy realmente pienso en vos mujer. Mi mujer. La mujer… La que tuve por primera vez al dejar la niñez. La que es. La que fue. La que amo, La que amé. La que dejé porque nunca entendí. La que vivo soñando porque nunca llegó. La que perdí por no saber soñar y que nunca olvidé. La que besé en un crisol de fuegos. Sin amar. La que odié… Me disculpo por ser como fui. No reniego de ser como soy porque siento que por alguna de ellas mi vida cambié… Y también porque en cierta manera aquellas que no quise tanto también las amé.


ROMANCE DE AZAHARES Y AMAPOLAS. Osvaldo Pettinicchio (Daniel Vattimo). Argentina. Pasan. Los azares que no voy a vivir por haber consumido los azahares que sublimaron mis tiempos. En la quietud. Solo los veo como arrullan los árboles en majestuoso aroma sacudiendo sus brotes la furia con su color unánime. Enmudecen caricias con la calma del viento. Mutan. Sedientos de hambre. Reverdecen hojas de otoño. Brindan en copas de sépalos vivos que se abrazan a la brisa. Sueño de amapolas. Blancas. Quietas. Haciendo el amor en un azar de azahares. Un portal de brumas claras donde ya se inclina el Sol. Ellos nacen tal vez de la semilla joven. Ellas viven donde se caen las distancias…


MI CUERPO ES TÚ PAPIRO. Patricia Cecilia Cervantes Domínguez Veracruz México

Escribe en las páginas de este cuerpo triste, ya marchito. Por las penas y el paso del tiempo... Escribe para que lleve de tí solo un recuerdo, escribe con la tinta sangre de tu alma, Para llevar en ella palma a palma, una historia de amor que no se acaba.

Escribe , escribe con ternura, y a la vez con la pasión que ya madura, cansada no se acaba, que alojada en la locura de mí mente sigue pensando , recordando a quien me amaba.

Escribe en la cripta que descanso, él nombre de este ser ya frío y manso... "Él tiempo nos unió y sin tregua ni remanso acabar dormida quiero en tu regazo" Escribe y dí porque aún después de muerta yo te sigo amando?.


LÁGRIMA Ramón de Jesús Hernández Olivares Veracruz, México Objetos inertes, sombras tristes, a lo lejos un reloj sincopado, un gato maúlla en patios vecinos, aroma a canela quemada. Observo tu silueta y como pinceles mis anhelos dibujan tu mirada, mi vista se nubla por transparentes recuerdos, mientras mi boca cerrada ¡Maldice las horas! El corazón se agita como un metrónomo mis pensamientos bombean ideas a muerte, bajo mis ojos al plato de antaño, bebo un trago amargo. Cae la gota del desprecio sobre la copa, olvidas promesas y tu voz suena a infierno, la felicidad ¡Llora! ¡Está de Luto!

Del poemario “ Pétalos Azules”

POETAS SIN FRONTERAS AGOSTO 2017  

POETAS INDEPENDIENTES RED DE POETAS DE VERACRUZ VOCES DEL UNIVERSO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you