Page 1

AGOSTO 2015 Aテ前 No.3 EJEMPLAR 14


NOTA:

TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronte ras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


RELATIVO José Morelos Colombia

Estoy bien, no te preocupes por mí, estoy mejor que nunca. Mírame… Solo tiemblo de frio por las mañanas, lavo mis ojos por dentro en las noches, me ausento de mí mismo algunas veces, platico solo y sonrío disimuladamente cuando me acuerdo de alguna locura. No es nada grave, todo el mundo lo hace, remodela su vida como le parece, yo por ejemplo enmarqué el silencio, cambie las cortinas a los sueños, incorporé una alarma a los recuerdos y me implanté un simulador de risa ¿Ahora me crees? …No digas nada. No sé por qué nadie me cree cuando digo que estoy bien.


CONFIGURACIÓN José Morelos

Colombia No me lastima su ausencia, no me molesta en absoluto, ni si quiera me atormenta la insolente soledad, ni me fastidia el ronquido del silencio en las noches. No me deprimen las fotos platicándome del pasado, ni los recuerdos cosquillosos recomendándome un episodio especial, no me angustia escuchar su nombre en las voces intrigadas, ni si quiera me desespera su voz en la lejanía ---Me es indiferente ésta realidad--¿Qué dolor puede ser más grande que el dolor de haber perdido todo cuando has dado tanto de ti? Lo único que me duele ahora, ------es el impertinente tiempo------


NO ME EXTRAÑES. Maruca Rodini Argentina Me voy, pero volveré. Necesito volar entre los vientos, evaporizar mis penas, vencer la carga que llevo dentro de mí, quiero limpiar ese dolor que me aferra. Quisiera despejar mi mente, relajar mi esencia, avanzar sin rumbos, pero, ni siquiera sé cómo será mi recorrido, sería bonito disfrutar las bellezas naturales, contemplar el trinar de los pájaros mientras crean una melodía. Deseo correr por los valles, alcanzar las mariposas que giran de la nada y van dibujando un arcoíris de colores, mientras respiro aire puro entre las montañas percibiendo al sonoro murmullo de las aguas del río donde nace el salto del ángel con un torrente caudaloso cae de lo alto de la cima. A lo lejos diviso las gaviotas sumergiéndose entre las olas embravecidas. No me extrañes, sé que la casa está vacía entre el silencio de las paredes, sólo faltaré unos días, el tiempo preciso para distraerme, suavizar mis pensamientos, serenar el espíritu. Volveré.-No me extrañes.


ELEFANTE Roberto Rochin Canadá Me arraigo en el lenguaje de las cosas En el souvenir discurso del momento. Alguidos los fuscìpulos del tiempo Ahorradores de voces y sonetos Las cosas por si solas son ausencias, Alegorìas, De pan de colorzuelos y....coloretes. O de uñas largas simplemente y de ojos amarillos Como el mar. Me arraigo en el sentir En el ethos disonante En el pathos y en el logos De la còfrade del sabìo hierofànte, Del que grita y no se rie, del ignorante, Me arraigo por arraigo En El URCUMPULO y fáustico desasosiego milenario. Arredro contra el farsante y el abrojo, Soy espada de dos filos y elefante, Que ruge y pisotea La ignorancia y el despojo, Del escapulario disoluto del farsante.


“Consuelo de mis palabras” José Eduardo Cruz Pérez Xalapa, Veracruz, México La tristeza invade los corazones nobles, aquellos quienes murmuran el silencio entre las palabras más libres de sus corazones, la pintura, refugio de las solitarias almas, que ambulan entre los callejones de las palabras, de los deseos, de la inocencia que muestra su alma desnuda, la ilusión de ver las aves quebrar en llanto, mientras el pintor tiñe con recuerdos las añoranzas quienes las acompañan, hoy he visto el cielo entre mis latidos, entre mis manos, reflejando la humildad que ha desgarrado la maldición que posee sus corazón negros, tu voz ha respirado mi amor por el arte, el amor de la libertad que ha derramado llanto, mi nombre José Eduardo cruz Pérez, ha liberado la surrealidad entre los salmos de mis promesas, mi dios me ha susurrado entre mi alma, el amor de los inocentes, he invocado mis pasiones cerca de la misericordia, bondad que ha manifestado mi corazón mortal, arte, nombre de la inmortalidad que declama mis palabras en la tierra y en el cielo, las palabras que mi padre me ha escrito en el corazón, con el símbolo de la libertad.


“Los años y las promesas en mis palabras” José Eduardo Cruz Pérez Xalapa, ver. México

Hemos creado las palabras de los mudos, Naciendo entre las palabras vacías de mi corazón, Escapa entre la obscuridad que nace entre tu alma, Observando los cielos escondiéndose en tu mirada. Amada esperanza que ha ahogado tus sueños, Entre charcos de la nostalgia que he bebido a tu ausencia, Veme linda ave convertirme en pesadillas de mi locura, Acre beso que derrama palabras de llantos desgarradores, Árbol ajado de mis pasiones que derraman recuerdo, El amor que marchita la miseria y amordaza el odio, ¡Porque fuiste tú! Quien ha muerto entre mis recuerdos. Los años guardan la miseria entre sus hojas escritas, Alharaca de tus latidos que murmuran tu nostalgia, Encallada en las mareas que mudan el silencio del abismo. Agnición de los testigos que han narrado mis pasos, Han escrito sobre mis memorias los pasos con huellas de vida, Aun veo el arrebol que ha renacido desde sus en trallas celestiales, Aun veo las golondrinas volar sobre las bajas mareas del mar,


Aun veo el amanecer expuesto en la mirada que ha renacido, Entre sus promesas hechas de palabras y rumores del corazón. Cenotafio que es esculpida desde los fuegos que emanan de tu voz, Ahora escribo sicalipsis dentro de tus recuerdos más escasos de mi amor, La ternura y el sibilino de tu alma que renace del verbo de tus palabras vacías, Subvertir el alma condenada a los calabozos de los hombres ciegos. Mis pasos, han visto como tu ausencia vaga entre las calles del infierno, He escrito mi historia en la memoria de mis pasiones vacías, Las palabras son los vacíos del alma, la demencia y el arte de morir, Dulce remordimiento que condena mi ausencia hecha para los ciegos, Tus ufanas palabras que han resistido el tormento de mis visiones colosales, Pequeño hombre que ha sido el discípulo de la soledad creada para amar. Calumbrientas memorias desean ver el alma de mi cuerpo, Que ha sido el aroma de los vientos, el verso de las palabras, Aun amas la misericordia que ha sido fiel a mis palabras de soñador.


Caligino camino que ha visto la profundidad de los ríos, Mi amada muerte me ha llamado entre sus versos de vida, Aun soy el hombre que llora mientras escribe el nombre de dios, Porque él ha muerto por mí, mientras yo soy el escribo del sufrimiento, Mi señor me bautizado como el llanto de los inocentes, Redactando el sufrimiento que ha herido su corazón inmortal. Que desgracia ha pisado el mundo, Mientras otros comen su carne muerta. Mi muerte será recordada por las aves que me ven volar, Mi sueño, las palabras que escriben mis manos, siendo libres, Entre los corazones que han leído mis pasiones más profundas, Que mi corazón ha pintado la penumbra de mis visiones resucitadas. Berserk ahora el tiempo te ha hecho noble mientras tu ira, Se hunde con la humillación que ha matado tu cuerpo mortal, La tristeza ha sido el umbral para los muertos resucitados, Sobre las promesas que han vagado fuera de los mundos reales, Por eso he narrado el futuro convertido en el némesis del miedo.


El viejo me preguntó porque has escrito más de una historia, En los versos más solitarios que viven en los rincones del vacío, Lo tome de las manos, y sonríe mientras él me decía sueños del corazón,


PIEL MORENA José Iván Montoya Vázquez México Piel morena deseada todos los días En los altos sueños de mi cofradía En los rincones de mi cobardía En el luto de mi soledad Deseándola tanto, tanto a amar Piel morena cual lleva una falda corta Unos ojos verdes que vuelven loco Unos labios carnosos y espumosos Unos besos con sabor a champaña Una fuente embriagante Suave y fuerte como aguardiente Y un misterio sobresaliente Piel morena, tu piel morena Que es un dulce veneno Una droga que en exceso Que atonta y a la vez deja pendejo Piel morena excitante cocaína Adicción del alma mía Piel morena en la cual tatuó mis besos En la cual se guardan en silencio Los cuales se ocultan de este amor Un amor prohibido que se alimenta A costa de mi enemigo Tú ex y el que te clama Cuando en la cama


Yo te hago sentir dama Piel morena mujer deseada Mi niña más amada Deseada entre los sueños Despertando entre las ataduras Pasando en mis noches amarguras Porque desde que te conozco Noventa noches duermo con tu aroma Veinte cinco días te tengo como mi novia Y tres horas te abrazo a solas Piel morena déjame perderme contigo Embriagarme hasta perder la razón Drogarme con tu cuerpo y tu corazón Con lo que ambos sentimos entre nuestro colchón No solo es una tarde de pasión Es admiración, es ternura y deseo Son te amos marcados en el sexo En la piel morena tuya la cual me droga en exceso.


UN SUEÑO José Iván Montoya Vázquez México Un sueño pasajero o un bello momento Un cuento, un sentimiento, encontrado Entre dos enamorados, fuiste un sueño Y sigues siendo algo hermoso Tus besos, tu piel, tus labios rojos Y por más que lo pienso solo un sueño Un sueño desapareció en mi amanecer Tres meses duro nuestro sueño Amada y bendita mujer Bajada por dios desde los cielos Un sueño y suelo cerrar mis ojos Pero mis manos sienten tu silueta Y mi piel tus labios carnosos Mi oído el eco de tu voz Mi nariz el más dulce olor Y mi boca la miel que me apasiono Un sueño que hermoso fue Se plasmó en mi cama Y en mi piel el aroma tuyo bella mujer Hoy solo sé que un sueño fue La tarde en que nos entregamos Y que despertamos separados Tú y yo siempre enamorados. Namaste Tsuyu


Libres amantes José Iván Montoya Vázquez México Libres, libres como el aire Amantes en la cama, amores entre sabanas Libres, libres sin temor derrochando las mieles En todo su esplendor, bebiendo de sí mismos Mientras se hacen el amor, libres desatados en un colchón Cuatro paredes los exhortan de la sociedad Mientras el deseo de su piel los come sin aguantar Libres, libres amantes, infieles casados Llenándose de besos entre sus arados Los surcos de su piel son testigos Las sabanas de motel cómplices de lo vivido Los besos tatuados son prueba incandescente Y el pecado de su amor no suele ser decente Libres amantes haciendo practica de su lujuria Dándose entre sí con mucha furia Entregándose al sexo sin compromiso Haciendo el amor sin ni quiera pedir permiso Marcando los campos de su piel rasgada Y al hacerlo fuerte el, ella se siente amada La mujer se siente deseada,


lo que otro no le hace sentir El hombre la siente suya aunque la suela compartir Pero libre, libres amantes son Y entre cuatro paredes se entregan sin control Libres amantes.


Liberarlos… José Rafael Rivero @Letras y Sentires Venezuela Mantenerlos oprimidos, en los adentros, sin el suspiro que los mueva, sin el relámpago que los haga vibrar, allí guardados se encuentran, los sentimientos efímeros, certeros, desolados. No hay distancias sin puntos de referencia, no hay locura sin la razón, que te cuenta de la lógica que evita el sentir, asumiendo estremecimientos inconclusos en la difusa noche que ni es madrugada, ni amanecer. Se abrazan los pensamientos, derrumbando miedos sedientos de verdades, arrumado en un baúl tristezas y soledades, para lanzarlo al río que desemboca en la inmensidad del Silencio. Se entregan las pasiones, entre miradas sinceras y sonrisas amables, mientras el sutil roce invita sensible y educado, a contactos mas directos, entre la calma y la lujuria, con destellos de luz y temblores de cuerpos, de pensamientos y de palabras. Se libera el sentir, se avivan las ganas, se anuncia el vibrar, en la emoción de tenerte donde nacen los sentimientos...


DE LA NADA AL TODO... José Rafael Rivero @Letras y Sentires Venezuela Los días, las noches, el Silencio inclemente, pensamientos de madrugada, una aurora que se aleja y la llovizna que me cuenta entre gotas que los besos nunca se olvidan. De la nada vuelves a mi mente, abrazando recuerdos, reviviendo olvidos, desbordando letras, algunas sin sentido, otras muy sentidas que tatúan murmullos en mi piel, que se hacen eternos, confinados entre mis poros. De la nada te conviertes en ausencia sumisa, secreta, sin acentos pero con un gran significado en mi existencia, comprometiendo mi legado, profundo, certero, solitario. Así te llevo a rastras, por caminos soñados, por paisajes pensados, buscando sonrisas más allá del horizonte, deseando estrecharte bajo el relámpago, hasta el temblor sublime de tu regazo. En un Todo te conviertes, aliviando mi mente, con vaivenes, humedades en atardeceres perfectos, canciones sin rima pero con mucho sentimiento, escritos sin medidas pero con la


exactitud del deseo, que fortuito se arriesga a traerte a mi cercanía hasta el infinito del Universo... De la Nada, en un Todo me conviertes, aunque aún no te tengo, aunque aún no apareces, ya siento que eres mía...


ANCIANO José Libardo Anzola Venegas “El Señor de los Versos “ Colombia Ya sus débiles pasos lentamente lo mueven Ya no tiene esperanzas, ni fe ni ilusiones Su cuerpo ya cansado no anhela las pasiones Hoy tan solo desea, la paz de los que mueren Todo vestigio ya, el tiempo ha borrado Del hombre emprendedor, del hombre poderoso Los años opacaron el sol esplendoroso Se nublaron por siempre sus días soleados. Solo un dolor de ausencia, esa es su compañía Un álbum de recuerdos en su mente grabados Sin familia ni amigos, todos lo han olvidado Perdió con la vejez lo que antes poseía Hoy nadie ya recuerda, que un día fue un gran hombre Que poseyó riquezas, hogar, hijos y esposa Ahora como es viejo, cosa tan asombrosa Ni siquiera recuerdan como era su nombre. Es triste el decirlo, pero es la gran verdad Vemos a nuestros mayores con fría indiferencia, Como algo ya inservible, molesta su presencia Ese es el tributo que damos a su edad. Se los olvida acaso que merecen respeto? Que ellos más que nadie merecen atención? El tiempo no perdona y en la misma situación Hemos de vernos todos, los que no estemos muertos.


SONETO A UNA FUTURA MADRE José Libardo Anzola Venegas Colombia Mujer que llevas un niño en tu vientre Debes sentirte ufana y orgullosa Es entre todas la prenda más valiosa Que Dios te concedió, ser madre es una suerte. Lo llevaras durante nueve meses Serás la dadora de su vida El será tu joya más querida La que bendecirás por muchas veces No intentes truncar ese camino Ese es un crimen que no perdona Dios Él es el único que marca los destinos El de tu hijo él ya lo decidió Te otorga el regalo divino Que sean uno solo ustedes dos.


LA CAJA DE LOS RECUERDOS María Estela Rodríguez Argentina Esa caja donde guardamos pequeños recuerdos Una tarjeta de navidad, una prenda de bebé un listón de cinta que alguna vez atamos en los cabellos de las niñas tal vez, esas cartas amarillas que en su momento llenaron de emoción… Toda una historia guardada para cuando la soledad te golpea con los recuerdos todo vuelve a la memoria, bellos momentos vividos. La nieve del tiempo cubre nuestros cabellos, la vida se escapa a cada instante y se va curvando la espalda, en la mente se va borrando el presente porque solo hay lugar para aquellos momentos. Como un árbol en otoño, van cayendo las hojas de los sueños y esperamos que llegue el momento. Está en nosotros no quedarnos mirando el pasado, tirar esa caja con recuerdos. Salir a la vida desafiando al tiempo, levantarnos cada mañana con el objetivo de seguir, no importa cuántos años tenemos ni cuantas cosas nos han pasado, todavía estamos vivos, hacer lo que nos gusta, permitirnos esas cosas que nunca hicimos por temor a hacer el ridículo. Tiremos la caja pero no tiremos los sueños.


Qué frío ancestral Sandra Graciela Gudiño República Argentina Qué frío ancestral clausuró puertas y ventanas pregunto ahora que tiemblo de rodillas y un punto fijo me mira sin atreverse a pronunciar mis labios -pregunto. El silencio se equivoca. Recuesto miradas rotas contra la primera helada es junio. Estación sin rostro el corazón se va y vuelve se va y vuelve: vuelvo. Fuego que cae de mi sombra en penumbra incendia el hueco de tu ausencia en mi sonrisa: ya no ardo.


Jaula indecisa no quiero que veas las costuras de mis neurosis ni estos miedos: toque de queda. Alguien me acercarรก la noche.


ME MIRÓ. Héctor Rocha Domínguez Coahuila de Zaragoza, México Simplemente lo hizo. Clavó su mirada obscura como el café mañanero. Su hablar con tono sincero me desarmó totalmente. Y me miró... Yo desde el primer instante sentí que me había atrapado. Sin saber que sería un amor de esos...De esos tan castigados. Amor que se lleva a ciegas, a obscuras, calladamente. Amor que dicta el destino que por causa de otra gente, tiene que ser clandestino. Me miró... Y en su mirada leí que también quería quererme. Que sus noches eran frías y su despertar doliente. Leí en sus ojos el hambre de un abrazo rompe huesos. De un beso sabor a culpa. De una tarde furtiva en completo anonimato donde jugaran los cuerpos el juego de los amantes. Para que luego distantes lo jugara yo en mi mente. Pensando en sus bellos ojos y sus caricias ardientes. Para que me la llevara puesta en la sangre por siempre. Me miró... Simplemente me miró... Me sonrió y me enamoró.


SILENCIO MALDITO. Héctor Rocha Domínguez Coahuila de Zaragoza, México Cuando el silencio sea grande. Cuando el silencio sea grave. Cuando mi ausencia, cual ave, se pose en el respaldo de tu cama vacía. Cuando la noche se te acabe y te sorprenda otro día, repasando tus errores, entenderás que me extrañas. Sentirás la fría angustia quemándote las entrañas. Correrá el sudor que empapa con ese olor a culpa. Y tus ojos ya no se encontrarán con los míos. Entonces sentirás ese frío que cala hasta los huesos. Te acariciará la helada mano del futuro sombrío. Ya no hallarás mi risa en tu jardín, vacío. Ya no estaré sentado junto a ti en el portal. Ni recitaré versos, ni te compondré canciones. Ni tendrás mis abrazos empapados de emociones. Sólo estará el silencio. El silencio maldito. Cuando al fin comprendas, cuando ya lo asimiles. Que no me verás nunca regresar a tu lado. Que ya no hay futuro.


Que yo ya soy pasado. Entonces finalmente habrás comprendido. Que son tú y el silencio. Y que yo... Ya me he ido.

Te quiero David Bogado Argentina Te quiero de muchas formas. Estrangulado. Agonizando. Sin respirar. Con el corazón a mil. Muerto. O simplemente fuera de mi vista

Contigo David Bogado Argentina

Hasta la vejez. Hasta que no recordemos el porqué de estar juntos. Los donde, los nombres, los quién, los cómo. Donde el tiempo deje de existir y sea sólo la excusa de vivir, de respirar, de... Hasta que la parca decida lo contrario.


FANTASMA Ramón de J. Hdez Olivares Veracruz, México ¿Porqué tu silueta se dibuja en mis versos y en mis sueños? ¿Porqué la aurora, toca mis sienes y me despierta de dulces sueños? verte en los fantasmas del pasado y confines recónditos de mi piel. ¿Porque en la obscuridad de la noche bailamos y bailamos sin cansarnos? sé de tus besos y caricias tu aroma, sé que bebí mil pasiones viaje sobre tus deseos desenfrenados. ¡Oh! Fantasma del amor de primavera, ¿Porque al caer el otoño llegas en un viento que armoniza la estancia donde dormía? ¡No toques mi alma! ¡No toques mi piel! ¡No te mires en los ojos! De quien te ha amado. Deja que el tiempo haga lo suyo borrar la huella de tus besos, guardar libros de poemas viejos deja que la vida se llene de vida deja que la flor respire su aroma. ¡Fantasma! No toques mi alma marchita ya esta , ¡Huye! ¡Huye! porque podría arrebatarte del viento, para quemarte en la hoguera, que por ti existe en mi corazón.


LOS PORQUE PARA UN DON JUAN YRAM SALINAS México

¿Por qué me dices te quiero? -Y le dices te quiero¿Para qué me dices me encantas? -Y le dices me encantas¿Por qué me llamas “Mi amor”? -y le llamas “amor”¿Por qué dijiste, no me olvido de nada? -Y te olvidas de todo, y bailas con ella. ¿Por qué me tocaste el alma con tus palabras? -Y me dices tanto cuando no dices nada¿Por qué me llamas cursi? -y la llenas de piropos, te vuelves cursi¿Por qué, dime por qué? Cuando le pedía al cielo un regalo ¿Me llevó hasta ti; casualidad, el azar? -Pero también te encamino a otras personas¿Por qué haces que te anhele? -y te das a las demás¿Por qué si pido un momento conmigo? -tu tiempo se ocupa en alguien más ¿Por qué me inspiras? -Y robar poemas a Neruda quisieras para ella¿Por qué tus brazos son el lugar perfecto, donde pretendo estar? -y tus brazos la atrapan a ella¿Por qué te amo? -Y te vuelves el Don Juan de todas-


BLINDAJE Yram Salinas México

No fue cuestión de azar cuando llegaste a mí. Cae en la cuenta que hoy marqué un hasta aquí. ¡Darme cuenta que mientes! Espere ciegamente tu llegada ¡Lo prometiste! Mi corazón ya no sabe de esperas. Esperas que terminan en prótesis de corazón. Para luego lamer y sanar heridas en cada te quiero, que nace de tu boca. Penetraste mi coraza. ¡Me dejé llevar! Entraste, donde nadie lo logró me elevaste a los cielos para luego caer sobre el jardín de mentiras. Imagíname con otro de la mano reinventando juntos la vida ¡Sonriendo y feliz! ¿Verdad que duele? Desnudar el alma Y confiar en quien no se debe.


Huellas Gabriela Allende Argentina Tengo huellas en mi piel, tengo huellas en mi alma. Tengo marcas en mi cuerpo, tengo rastros en mi marcha. En mi piel tengo las huellas de tantas caricias sabias. Caricias que son amor, en una noche templada. Caricias que son milagros cuando un hijo las regala. Caricias de cuando ni単a, mis padres me aliviaban. Tengo huellas en mi alma, unas malas, otras buenas. Algunas que son desgarros, profundas, que siempre queman. Y otras que son regalo del buen Dios que me entrega Momentos de mucha dicha, cual si fuese una ofrenda. Tengo marcas en mi cuerpo que me han dejado mis hijos, Cuando mi vientre fue nido, fue tibieza, fue cobijo.


Y llegaban otros tiempos de despertares soñados, Con olores a bebé, con sabores a encanto. Tengo rastros en mi marcha, que una tarde me ha marcado Un diagnóstico, una cita, un médico, un certificado. Pero que yo, por decreto, logré un día cambiarlo. Entonces, al fin aprendí, que esto de ir desafiando, Y luchar contra molinos, nos va, de a poco, forjando. Por eso, porque he vivido intensamente, con ganas… Tengo huellas en mi piel, tengo huellas en mi alma. Tengo marcas en mi cuerpo, tengo rastros en mi marcha.


ESPINELAS Pío-Domingo Rosales Mojica México En honor de la Virgen de Cosamaloapan ¡Salve Oh Reina inmaculada! Piadosa Madre, con unción cobijas con tu bendición a tus hijos ….. ¡Sois amada! Mi Concepción adorada, Patrona de Cosamaloapan, llegas en el Papaloapan como la Virgen María de los moradores de Apan. Llegas con la primavera… Y el florido mes de mayo, ve a este humilde vasallo con alegría petenera cantar su espinela señera; Pa’ cantar a la Madre mía Quiero hacer una elegía … ¿Será mejor un poema, O mejor será una gema la que honre a Su Señoría? La iglesia de luz se llena, la parroquia está radiante, y el orar fortificante mitiga el dolor y pena… ¡Aquí no hay anatema! Como Madre de Jesús tienes un iris de luz para librarnos de males,


y porque somos iguales… ¡Acércanos al de la Cruz! En mayo, con las flores hay Tedeum en la Basílica, coronación … Fecha cíclica; juntos fieles y pastores a María rinden honores… Llega el 8 de diciembre que es día de total celebre, la misa a la Concepción, con paseo, total devoción. Es tradición y fiesta alegre. Como la aurora del cielo con celajes de alegría, canto a la Virgen María que es Reina de mi suelo y quien cuida mi desvelo; eres estrella del mar que protege mi solar con dulzura, con candor, Irradiando paz y amor… ¡Presides desde tu altar!


SALVE MADRE Pío-Domingo Rosales Mojica México Para mi madre, con todo mi cariño.

Hay un Ser en la tierra muy preciado, que recibe de Dios pulcros amores ¡Quien lo tiene rebosa de primores! ¡Quien no lo tiene es solo desdichado! Como no apreciar a este Ser hermoso que es piélago constante de ternura… ¡Madre! Nombre bendito por Natura con el sello etéreo y candoroso. Si está viva, el cariño es sacrosanto, si muerta está, el recuerdo reconforta al sollozante espíritu …Hay llanto. ¡La fe de contrición es lo que cuenta! Es un amor filial el que redime desde aquel ejemplo que nos dio María… Es por eso que cuando el alma gime la madre cambia el dolor por el alegría. Madre, el Ser de la tierra, argentado, que recibe de Dios pulcros amores; ¡Quien no lo tiene es solo desdichado… ¡Quien lo tiene rebosa de primores! ¡Salve! ¡Loor a esta preciosa perla que, de mi cofre azul es la más bella! ¡Su fulgor refleja el brillo de mi estrella… ¡Dichosos los que podemos poseerlas!


A MI VIEJO Lourdes Lagardery Puerto Rico

Siempre sigues viviendo en mi presente, aunque pasa el tiempo y ya no estas, te fuiste a bogar en la corriente del eterno mar, que no tiene final;

Pero perduran tus consejos, la rectitud que inculcaste en mi vida, hoy, te alabo, te bendigo, mi viejo, lo que aprendĂ­ de ti, nunca se olvida... Alzando mis ojos hacia el cielo, elevo una plegaria al creador, te recuerdo en mis noches de desvelo, Un gigante guerrero que alzo el vuelo, como un ser que supo dar amor.... y venciste el miedo y el dolor.


UNA NIÑA MÁS Claudia Elizabeth Castillo Velasco Veracruz, México “¡Todo era perfecto!” Saltos, gritos, juegos, sonrisas al por mayor, Y de premio un algodón. Canciones y brincos, muñecas y giros. ¡Todo era tan feliz!; sin nada que decir… ¡Únicamente reír! Pero llegó de pronto >Encapuchada< Me dijo al oído, que así se llamaba… Su nombre era: >Madurez< y mi frágil mundo vino a corromper… Todo cambio de repente, me volví callada y ausente. Los problemas aparecieron. ¡La máscara tuve que ponerme! Y así poco a poco comprendí, que la inocencia se perdió en mí. la gente falta de amor,


con ilusiones heridas, con cargas del pasado, llenas de agonía, Lastimándose unos a otros, Sin podernos siquiera amarnos. ¡Qué tonta ironía! >Lloré, lloré, lloré< Y por primera vez comprendí … Aquel temor de sentirme sola, en un mundo sin esperanza lleno de desolación. ¿Te has sentido así? Dímelo sin recelo ¡Perdida en un mundo, de mentiras sin sueños! Miedo de crecer así parece ser; pero la realidad es que tengo miedo… ¡Miedo a perder! Aunque en realidad… (NO POSEO NADA).


SE PASA EL TIEMPO Claudia Elizabeth Castillo Velasco Veracruz, México

Tu ausencia me causa una triste monotonía, el hecho de extrañarte se vuelve una ironía; parece que ya nada tiene sentido, de pronto todo se vuelve tan aburrido. Cuando trato de olvidarte, te vuelvo a recordar, sinceramente, ya no me quedan ganas de amar; no comprendo tu lenguaje tan extraño, tus gestos, tus palabras, tu comportamiento de antaño. ¿Acaso no te das cuenta que se pasa el tiempo? El día que quieras regresar, ya no te esperará mi cuerpo; solo quedará una herida hundida en mi pecho, y mis ojos al volverte a mirar llorarán a destiempo. Te repito, ¡Realmente estas equivocado! Tu orgullo te ciega y caes en el pecado, en pecado de hacerme esperar mientras te quiero,


jugando con tu juicio y tu sentimiento verdadero. ÂĄDeja ya de dudar, y ven a mis brazos! Desde tiempo atrĂĄs quiero llenarte de abrazos, velar por las noches tus dulces sueĂąos, para querernos sin restricciĂłn y sin frenos.


Prerrogativa… Arniel Levis Venezuela Cada quien hizo de su mundo lo que quiso y estuvo bien hacer; Adorno con luces y cortinas de muselina los doseles de las camas, Puso rosas de un rosado apagado y una crema mustio en el buro, Colocó sabanas de seda y esparció bombones y velas por todas partes Cada quien mimo el amor como mejor le nació, y echo a volar sus ilusiones Hilvanó cada palabra de lo que sería el futuro juntos, con chispas de brillantina Miró atento las inmensas dificultades de lo que fue el amor en sus inicios Y supero cada uno de los inconvenientes dejando en ello corazón y vida Cada quien voló en alas de la ilusión y promesas hechas con el alma, Obteniendo el máximo regocijo en las horas pasadas juntos y en soledad, Lástima que de cada quien es la libertad de querer dar vida a lo prometido O escapar… sin importar, doseles brillantes, sabanas de seda y luces que alegres alumbran.


NOCHE María Luz Olivares Aldana Veracruz, México Cuando el sol decae Sobre la tarde que termina Hace un juego psicodélico De luces y sombras ambarinas El, parece que jugando, Se filtra a través De los claros ventanales Y el aire en envolventes giros Mece los blancos cortinajes Que semeja figuras fantasmales. Y sucedió que el sol Al esconderse en la loma Ya sin sus destellos Me dejó ahí a solas En unión de mis recuerdos. Soy amante de la noche, La siento, la acaricio A través de los cristales Y así unirme a ella En un éxtasis de estrellas.


EL ENCUENTRO Guadalupe Espinoza Lagunas México Me lo encontré anocheciendo, a la vera del camino, sin prisa, sin esperanza con un lento andar cansino... Un hombre con años viejos, reflejados en sus sienes, con la mirada perdida... sin saber si vas, o vienes. Lo miré por un instante y vi a través de sus ojos, la paz de un hombre que al tiempo le ha obsequiado sus despojos... Vi en la expresión de su rostro la evocación del pasado, de aquellos tiempos felices que el mismo tiempo ha borrado. Miré sus pies empolvados por su eterno caminar, los polvorientos caminos en largo peregrinar... Al cruzar nuestras miradas, pude ver en su interior, imágenes de su vida... inmenso mar de dolor. Pareciera que en sus hombros enorme peso llevaba


y aumentaba su volumen a cada paso que daba Pues recogiendo ha venido, de enmarañados senderos, sus pasos y sus vivencias, sueños que no se cumplieron. Vi en su alma ya marchita un rosario de recuerdos, ecos... de viejas nostalgias, amores, que ya se fueron... Pero ni un solo reproche; ni para Dios, ni a la vida, limpia mirada serena... manantial de agua tranquila. Lo miré como se mira a ese roble milenario, con sus profundas raíces y su poder legendario. Ese, que al paso del tiempo, resistió los temporales, embates, fieras tormentas, ciclones y tempestades... Se habrán doblado sus ramas, su tronco habrán zarandeado, habrán caído sus hojas; pero jamás se ha secado. En esa noche marcada a la vera del camino, bajo una luna plateada; me encontré... con el Destino.


POR TI Guadalupe Espinoza Lagunas México Por ti, abrí mis brazos a la vida, aprendí a caminar entre las nubes, aprendí a ver la vida diferente, bajo un cielo más azul, diáfano y claro. Porque estabas ahí, siempre presente, acariciando mi rostro con tus manos. a cada instante te siento aquí en mi pecho, me resisto a pensar que no me amaste porque no puedo aceptar que fueras falso, si fuiste tú con tu amor, que me enseñaste Me entregaste la luna en una noche, cuando sombras voraces me atrapaban, con tu abrazo de luna me cubriste con tus alas de ángel me rodeabas, rescataste mi alma de las sombras, a la luz más brillante me llevaste, cuando ya estuve a salvo entre tus brazos; el fulgor de un gran lucero me obsequiaste… Me dijiste que al fin se había cumplido un decreto divino y milenario, por el dedo de Dios el Arameo, que escribiera en el libro del santuario. Cada frase divina de tus labios, para mí fue caricia a mis oídos, un aceite balsámico a mi alma, y sutil libación a mis sentidos… Me dijiste que en los tiempos de los tiempos nuestras almas milenarias se han amado que por cosas de la vida, se perdieron y en los siglos de los siglos se han buscado


y que hoy, por designio del divino… nuestra fuerte conexión nos ha juntado. Me dijiste: Sos vos, mujer amante, que llegaste a mi vida cual princesa entibiando mis días fríos y tristes y hoy mi sol resplandece en primavera. Me sentí transportada en una nube, nube blanca de azúcar y algodones. Como locos bailamos en la nube inventando poemas y canciones… me obsequiaste la luz de tu sonrisa te entregué el perfume de mi flor me escribiste la historia más hermosa de dos locos que inventaron el amor… Cada frase bendita en tus poemas, me decía que me amabas dulcemente Y seguí cada una de tus letras, intentando grabarlas en mi mente, Mi poeta bohemio, mi ángel bueno, de metáforas bellas y divinas, ¿Dónde están hoy tus versos que no escucho? ¿Dónde están hoy tus besos que calcinan? No te escondas de mí que tanto te amo Suficiente quizá para adorarte, Porque entiendo que al fin eres humano, Y mi culpa quizá… fue idealizarte por haber querido amar a un ser divino ese ser irreal de fantasía… que con cálida luz resplandecía como estrella brillante en mi camino…


Se esfumó de mi cielo mi lucero como estrella fugaz en un segundo y la historia más bella que en el mundo fuera un sueño de amor puro y sincero. No te culpo, ni te hago ni un reproche pues comprendo que al fin nada es eterno y la dicha vivida que hoy termina; guardaré bajo el claustro de un recuerdo…


“Desesperación” Patricia C Mercantes Domínguez. Veracruz, Veracruz México.

Desespero por tu amor tan alocado, Por tus besos de miel apasionados… Por esas horas de amor tan entregado Y la paz que hoy no me das estas callado. Desespero por sentirte en mi cuerpo excitado, Al que hiciste despertar al tocarlo.. Que estallo como volcán en tus manos, Y moldeaste a tu manera para amarlo. Desespero hasta llegar a la locura, Con ganas de llorar y de gritarlo… Pero no puedo, tendrá que ser secreto, Y vivirlo en silencio para ahogarlo, En el rio del olvido ya tan seco… Pues al irte de mi lado ya es desierto. Desespero por tu amor abandonado, Fingiendo ante la gente yo mí duelo… Recordando sola que me diste… La gloria llevándome hasta el cielo. Ahora sin ti mi mundo es triste, Pues de mi lado emprendiste en largo vuelo.


..... Tú mi Fantasma.... ....... (Ángel caído)....... Patricia Cecilia cervantes Domínguez. Veracruz México.

Si pudiera remediar yo tus dolores, Y dejarte descansar ¡oh dulce amor! Si pudiera callaría tus clamores, Te daría alas y nuevas ilusiones, Solo no mates de un tajo mi amor. Me duele mucho ya la espalda, Llevó en ella carga muy pesada... Pues no te dejo de pensar a ti mi amada, Y yo tampoco logró descansar. Tenemos que dejar de atormentarnos. El tiempo no se puede regresar... Yo quise te quedarás en mi vida… Y la mía por ti la quise dar… Sin pensar que sería lastimado, Yo contigo me quería quedar. Me duele ver tu rostro a mi partida, Tan fría tu alma llena de crueldad. Valió la pena el dolor y sacrificio? Con la fortuna de por ti verme llorar... Vivirás en mi mente y corazón... Como te amé nadie te amará.


Hoy te liberó de pesar ángel caído… Te devuelvo el alma a tu cuerpo En tus sueños curaré de tus heridas, Más no le cierres las puertas al amor, Tu mi alma, mi dulce fantasma… Te equivocaste si tenías corazón!!


Aún podemos ver estrellas. Isidoro A. Gómez Montenegro. México Llovieron niqueles, estaños, estrellas titilantes sueños escondían. Alguien abrió la ventana con asombro. En la niñez veíamos estrellas con ojos cerrados; decía el poeta. Hoy cruzamos valles de esperanza muerta. Asombrado al saberme solo nuevamente. Envidio tu falta de cansancio. Ni desilusión, ni cruel catástrofe, extraño tu piel… tocarte. Encuentro surcos, huellas, del tiempo. Mis párpados dormitan, el espejo refleja menos dientes. En determinada época tu andar fue breve y mi cabello rizado, se perdió con la brisa del tiempo. Hay tanto quehacer de ocio… Empieza el día


no sé qué espero… por desilusión. Espero una mano que convierta ésta acidez en esplendor de medio día. Hijos del porvenir Por. Isidoro A. Gómez Montenegro. México Hijos pálidos del renunciamiento… de la miseria… ojos de mendigo. Cantan su exilio con resignación, con el desdén de siempre. Hostilidad… rompe la cubierta del tiempo, acusaciones, no dejan dormir al ángel. Glaucos cabellos de luz a ciegas, se corta el porvenir de nacimiento, vientre de amniótico líquido, estrías azules. Preguntarán: ¿Qué seré? ¿Naceré? ¿El mundo emigrará sin mí? ¿Estaré parado en un crucero? ¿Dormiré en la calle? ¿Seré traga fuego o limpia parabrisas? ¿Estudiaré en un conservatorio? ¿Seré probo político o simple poeta?


"Simplemente te amo" Heriberto Bustamante México

Al despertar te busco, pero tú no estas Me haces falta, nada me satisface Tu amor es insustituible, vivo triste sin ti Al encontrarte a ti, encontré gozo y paz Como también tristeza y desesperación Gozo y alegría cuando estás conmigo Cuando somos uno, pero cuando tú te vas La desesperación hace presa de mi...te amo En ese lapso de tiempo que no te veo Mi corazón se marchita y muere cada minuto Conciliar el sueño difícil es, estoy ligado a ti Las noches me son extremadamente largas Simplemente no puedo dejar de pensar en ti Al amanecer me embarga la tristeza, porque tu Tu no estás conmigo y eso atormenta mi vida


"Muero sin ti" Heriberto Bustamante México Sin ti no sé qué haría, eres mi respirar Mi aliento y mi sustento eres tu Mi complemento, la niña de mis sueños La mujer que amo y la musa que me inspira Sin ti veo un ambiente diferente, una vida triste Una esperanza sin mañana y un sueño que no se cumple Sin ti nada es igual, las rosas no florean y el día nublado Y el día nublado anuncia tristeza, nostalgia y desesperación Sin ti ha terminado mi alegría y mi gozo, sin ti nada soy Sin ti mi vida se ausenta y mi esperanza de amar muere Sin ti desespero, entristezco, sin ti llora el alma mía Dejara de latir mi corazón, significado sin ti, mi vida no tiene Eres mi todo y contigo quiero vivir toda mi vida, porque te amo Porque si no te tengo hay un completo vació en mi interior Un vació que solo tu amor llena, porque desde que te conocí Solo amor me has dado, por eso sin ti preciosa mía yo no quiero vivir


Gracias a todos los colaboradores Que hicieron posible esta edición. Seguimos juntos en este sueño

Ramón de Jesús Hernández Olivares México

POETAS SIN FRONTERAS AGOSTO 2015  

POETAS INDEPENDIENTES, VOCES DEL UNIVERSO, POETISAS DEL TIEMPO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you