Page 1

AGOSTO 2014 Aテ前 3 EJEMPLAR 1


NOTA: TODOS LOS POEMAS TIENEN DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL POR EL AUTOR, Y SON PUBLICADOS CON SU CONSENTIMIENTO, SIN FINES DE LUCRO.

BLOG: http://poetassinfronterass.blogspot.mx

CORREO ELECTRÓNICO: poetassinfronteras@hotmail.com


Las 2 huerfanitas Jorge E.. Velázquez de J. Veracruz, México Es diciembre y al día siguiente será navidad, en un barrio muy pobre de la ciudad de México, en un pequeño cuartito viven 2 niñas, la mayor tiene 6, la menor cuatro, Pili la mayor mira con tristeza a su alrededor, hay una mesa vieja y desvencijada, 2 cubos de plástico volteados sucios y viejos, que sirven de sillas, en el piso unos cartones, dos cobijas que no pueden proteger, del inmenso frio que hay en esa noche de pascua a las niñas. Su padre un día se fue a buscar trabajo y jamás regreso, su madre se volvió una mujer triste y callada, siempre con lágrimas en sus ojos, un día les dijo: “tengo que buscar un trabajo o nos moriremos de hambre”. Mirándolas con dulzura les dijo: “Espérenme les traeré comida y no salgan por favor”. Las abrazo besándolas y se fue, esa mujer en su camino iba tan sumergida en sus tristes pensamientos, que no


vio venir un autobús, a muy alta velocidad, aventándola, hacia el carril contrario, pasándole por encima un auto, que no pudo frenar, la joven mujer murió instantáneamente, los vecinos se encargaron de un pobre entierro. Blanca la menor mira por la ventana hacia el cielo estrellado diciendo: “ojala Santa Claus me traiga la muñeca más linda del mundo”. Pili se queda pensativa un rato y Blanca le dice: “mama está en el cielo ¿Crees que le pueda decir a Santa que me traiga la muñeca?”. Pili se levanta diciéndole: “Claro que sí y ahora duerme y espéralo”. Blanca se quedó dormida sin haber cenado. En el mejor comercio rumbo a la ciudad, se escucha un grito…<< ¡agárrenla es una ladrona, agárrenla¡>>. Dos policías alcanzan a la pequeña Pili, abrazada de una hermosa muñeca, la dueña llega a ellos corriendo muy enojada, diciendo:” ¡me robo la más cara, llévensela detenida ¡”. Pero no puede pasar desapercibida esa carita llena de tristeza como de llanto, para esas tres


personas, la niña sin soltar la muñeca les dice…”llévenme a donde quieran, castíguenme, pero por favor, déjenme llevarle a mi hermanita esta muñeca, ella cree que mi mama que está en el cielo va a ir a buscar a Santa Claus y decirle que el traiga la muñeca”. Las palabras y el ahogado llanto de la niña conmueven a esas tres personas, los policías la sueltan avergonzados y la dueña de la tienda se inca apretándole sus débiles hombros diciéndole: “ven preciosa, vamos a la tienda para que tomes otra muñeca para ti”. La niña le dice: ”No yo ya estoy muy grande, solo quiero que mi hermanita sea feliz”. Los policías llevan a Pili hasta su pobre vivienda, al entrar los hombres se estremecen ante tanta miseria; la niña corre feliz hacia su hermanita que duerme colocándole junto a ella la linda muñeca, dándole un beso en sus cabellos, para no despertarla mirándola con una infinita dulzura, los policía tienen los ojos húmedos ante ese hermoso cuadro, la niña agotada por los acontecimientos pasados, por la falta comida, el cansancio la vence acostándose junto a su


hermanita, voltea hacia los dos hombres, con una mirada muy cansada les sonríe débilmente diciéndoles:” Yo sé que ustedes son 2 ángeles que mi mama nos mandó para cuidarnos”. Diciéndoles “los amo gra...”. Quedándose sumergida en sueño profundo. Tocan la puerta son varios vecinos que les traen juguetes y comida a las huerfanitas, la comida la acomodan en la mesa, cuando están acomodándole junto a las niñas los juguetes. Blanca abre los ojos, llena de alegría toma la hermosa muñeca que tanto deseaba sacudiendo a su hermana despertándola con gritos ahogados y compulsivos con una risa dibujada en su hermoso rostro, Pili adormilada como cansada no puede creer lo que ve, mirando a toda la gente, sin poder controlarse entra en un llanto incontrolable, tapándose su linda carita, con sus pequeñas manos...dice: “Gracias...mamita nos mandaste más ayuda del cielo”. La vieja puerta se vuelve a abrir, aparece una mujer mayor muy elegante, con timidez saluda diciendo: “Me entere de la desgracia de estas dos pequeñas, saben perdí a mi única amada hija con


su esposo, mis tres nietas, su avión tuvo un terrible accidente, por lo que quiero adoptar a estas niñas, darles mi nombre, mi amor a las dos, me necesitan tanto como yo a ellas, son extraños los caminos que la vida a veces nos hace tomar, igual que los hilos del destino en el modo que nos lleva, aunque mi fe se quebrantó en un momento, le pedí consuelo para este dolor tan hondo, comparable al de estas dos hermosas criaturas, ya que a ellas las despojo de lo más preciado que era su madre, a mí de la única razón por la que esta vida valía la pena vivirla, mi hija como su familia, pero por algo Dios me ha dado la oportunidad nuevamente de llenar este hueco en el alma así como el de ellas”. Todos sabían que ella era una persona muy rica, hablando decidida dijo me las llevo en este momento, acercándose a las huerfanitas, les dijo: “Desde hoy soy su abuela, las voy a amar mucho, vamos para que les den un buen baño, para que estén listas para su cena de navidad, les pondrán unos lindos vestidos”. Las pequeñas creían vivir un sueño. Cuando esa buena mujer les dijo:


“vámonos para que después de la cena se duerman porque Santa les va a traer muchas cosas; Pili miro a los vecinos diciendo con una sonrisa que no podía ocultar su alegría, que por favor se llevasen todo, que los juguetes se los dieran a los niños que estaban esperando a Santa, que se sentían muy tristes. “Jamás los olvidaremos mi hermanita y yo, muchas gracias por toda la gran ayuda que nos brindaron”. Volteando Pili hacia la señora dijo: “¿Pueden ellos venir a visitarnos?”. “Claro mañana, los esperamos al recalentado, mandare a mis choferes por ustedes, ¿Está bien a las 2 p.m.?”. Dijo la Señora. Felices los humildes vecinos dijeron que si, Pili corrió hacia los policías tomándolos de la mano, mirando a su futura abuela, la señora interrumpió diciéndole: “Por supuesto que los esperamos a ellos también, son tus ángeles, ¿verdad, Pili?”. Ella corrió a abrazar a su abuelita, Pili no sabía cuánto esa bondadosa y rica mujer las necesitaba. El chofer les abrió la puerta diciéndoles: “Pasen princesitas”. Pili le quito la muñeca a Blanquita


explicándole que Santa le iba a traer otra igual, su abuelita le contesto: “eso es afirmativo”. Pili se la dio a uno de los oficiales. “Por favor entréguesela a la señora tan buena de la tienda, dígale que iré con mi abuela a darle las gracias”. Dijo Pili regalándoles una sonrisa, que jamás ellos olvidarían, porque quedaría bien guardada en el corazón de ellos. Mientras el carro se alejaba, nadie vio que dentro del cuartito, una figura sobrenatural, sonreía llorando, como a la vez se iba desvaneciendo...era la madre de las huerfanitas, que mirando al cielo daba las gracias, de que sus hijas tenían un gran destino. Lo que ella no logro en esta vida, lo último que desapareció fue su sonrisa.


CARTA DE AMOR Jorge E.. Velázquez de J. Veracruz, México

9 de Abril del 2014 Hola Preciosa Que tal como estas, el motivo de la carta es por algo simple, como a la vez grande, este amor que has hecho que brote de mí, los porqués aquí no existen, serian impertinentes, como igual la razón. Cuando tomo tu mano me encanta sentir la calidez que irradias, sentir esa energía aprensiva, que fluye en ti como a la vez en mí, como ambas se disfrutan, igual que nuestras miradas, cuando emanas esa luz de tus perlas café obscuro, la cual penetra en esa ventana de mi alma que abro solamente para ti, con el anhelo de siempre este bello haz de luz verlo siempre reflejado en esa mañana retinal. Si llegas a sentir el frio del viento, es porque desea sentir el candor, de los abrazos que nos hemos dado, así como ansió sentirlos de ti, compréndelo. Al igual que los


rayos del sol, que quieren acariciar tu rostro, como lo hago yo. El aire ama tocar tu cabello negro, como el manto estelar, que refugia, aquellos amantes que solo en ese momento piden un beso, tan solo un instante, para entregarse, con frenesí desmedido, embriagado más por el amor que por la propia pasión, donde sus vestimentas carnales hablan el mismo lenguaje, donde cada fragmento de su alma se funde en cada uno de los poros de su piel. No acaso la luna, con su brillo de plata, dibuja tu silueta, cincelada por el amor de tus padres. Que tan agradecido les estoy. Siempre me pregunte si el amor cobraría alguna forma en esta vida, mi respuesta fue contestada al verte, tu risa es como el canto de las aves que brindan a los bosques. El murmullo de las olas, son las palabras de los versos que hablan de ti. La misma miel envidia la dulzura, con la que tus labios acogen a los míos, el néctar que proviene de ellos, las mismas flores quisieran emanarlo para sus criaturas. El verano de tu vida matiza el otoño de la mía. Cuando el frio de la duda te quiera rodear recuerda el fuego del latir de mi corazón, mi mirada cálida como la tuya, mis palabras forjadas por esa llama. El eco de tus pasos sonara al compás de los míos, exclamando


que sola nunca estarás. Si a tu alrededor caminas ausente de mí, observando parejas demostrándose lo que tú y yo sentimos, es para que contemples como nos amamos. Créeme que si te fuera infiel lo seria contigo mismo. El dolor ya no lo sentirás, porque me lo devorare, tus lagrimas no las derramaras, porque yo las consumiré, donde quiera que esté. Si sientes escalofríos tienes mi piel que te abrigara, si tus ojos no son lo suficiente para ver cómo te quiero, toma los míos, si tu corazón tiene miedo de latir por temer sufrir, toma el mío, gustoso soportara todo con tal de no verte triste. Todo por una sencilla razón porque: TE AMO. Atte. Yo que soy la persona que te ama con la fuerza más divina llamada…..DIOS


PÁLIDA ALUSIÓN Andrés sierra Colombia Debajo de las hojas secas esqueletos con espinas de una primavera del ayer fósil plasmado en mi alma es tu amor Yo no sé olvidar, es algo que no aprendí, yo no sé huir solo aprendí a amar y álgido el espacio que me separa de tu amor Álgido el invierno Álgido el dolor, álgida la lluvia de mi pálida alusión Se ocultó mi hilaridad la busco, entre mis memorias solo ahí diluvio en mis ojos es tan plomiza mi razón Yo no sé discernir Nómada del el tiempo Arrastrado en el viento Buscando entre hojas secas Algún indicio de tu amor


DOIS AMORES Valter Bitencourt Júnior Brasil Como se confundir Se apaixonando Por dois amores? ... A escolha é pedra. DOCE PECADO Valter Bitencourt Júnior Brasil Nasce uma flor inusitada Bela delirante Curvosa... Seu perfume é um cristal Vindo das colinas, Inspira o céu Me transmite tranquilidade... O tempo passa, Tudo muda, Ludibrias os meus olhos, Me enlouquece, E me perde Nas profundezas Da paixão. Doce pecado Que me pega por baixo E me faz de surpresa, Sufoca, lassa, faz de mim fatias Me deixando em pedaços...


HERRAMIENTA FALLIDA Javier Martínez Monzalve Tampico, México

Esta historia que les voy a contar suena increíble y curiosa quizá Pero sin embargo fue la realidad olvidada por ti quizá pero por mí no el recuerdo no se borró por generaciones prevaleció Hace mucho tiempo en un lugar muy distante y extraño existió un hechicero cruel, maligno y despiadado que con sus propias manos fue a crear un ser humano viviente pero artificial No tenía alma, no tenía conciencia, no tenía casi nada de decencia, no sentía dolor, no sentía afecto, no tenía emociones que sentir, ni razones propias por las que vivir. El solo estaba para la voluntad de aquel cruento hechicero era para el cómo alguna clase de maestro titiritero. Una orden, un mandato para él una obligación de inmediato ya sea para realizar


un asesinato, una intimidación o una labor de rato él lo haría sin cuestionar, él lo haría sin dudar…….después de todo no tenía voluntad Pero cierto extraño día paso algo que nadie esperaría aquel esclavo sumiso terminando de participar en una sanguinaria y terrible disputa vio algo que de inmediato cambiaría el rumbo de su día y le daría un significado a su existencia algo que le daría una propia esencia. Una bella dama de pálida tez blanca cuya sonrisa irradiaba alegría y amor por la vida con una intensidad creciente parecida a lo potencia de una nova ardiente. Con cierta admiración se le quedo mirando a aquella bella joven que le sorprendió tanto, ella respondió con un gesto y una amable sonrisa, para el sin despedirse irse extrañado corriendo muy deprisa. Que era lo que pasaba, que es esto que siento preguntas frecuentes que en su mente sonaban una y otra vez en su intranquila mente, era inconcebible que un ser como el tales cosas pudiera sentir, esas experiencias vivir.


Así fue como después de cada encargo de su maestro iba a ver con una extraña emoción que cada vez más en el crecía a aquella dulce jovencita para el única y demasiado bonita como una rosa entre pequeñas florecillas. Aun sin alma, aun sin sentimientos algo muy dentro suyo rápido cambiaba, algo pronto se desarrollaba. Lo que sintió era más fuerte que de lo que supuestamente era carente y para ninguna lógica existente ese hecho debía acontecer así fue para cualquier posible parecer. Y aunque trabajo le costó porque hace tiempo no sabía lo que era sentir, lo que era soñar, como se sentir el en verdad a alguien a amar. El sin pensarlo más le confeso eso que por ella no dejo de sentir, a lo que ella con grata coincidencia también sentía esos mismos puros sentimientos…pero que vaya sorpresa esto fue mutuo que alegría en aquel día para tanto uno como el otro.


Al regresar él le comunico a el hechicero que nunca más volvería a matar, nunca más a robar, nunca más un acto de maldad a lo que él se sorprendió y cuestiono su atrevimiento pero sin decir ni una palabra se retiró. El antiguo esclavo ahora en libertad de su merced, ya no más obedecerá a quien la vida le fue a entregar. Pero poco le fueron a durar aquel gusto y felicidad porque aquel maquiavélico hechicero a su enamorada fue a capturar sin que él lo pudiera esperar. El sin pensarlo ni dudarlo valientemente y con espada en mano fue hasta ese lugar distante a salvarla de la maldad ambulante. No importa a lo que se enfrentara engendros nomuertos o monstruos sin cara nada de su camino lo distraería la traería con vida en uno o dos días. Al llegar el fin se encontró con un laberinto que al parecer no tendría fin pero con suficiente concentración dedujo la exacta dirección Al llegar una pregunta le hizo dudar “podre yo acabar con el que la vida me fue a entregar?” pero a su misma vez por su mente paso “el me la ha


dado pero estar con ella a vivir de verdad me ha enseñado” Y así él se decidió con espada en mano se lanzó, mas sin complicación alguna aquel hechicero con una descarga de energía hacia la pared lo lanzo con una facilidad que francamente no describiría pero sin embargo como si nada de allí se levantó y con gran coraje el combate continuo. El hechicero mediante un mandato en un pequeño rato a su comando aparecieron más humanos artificiales, esclavos sin voluntad propia, el fabrico varios más...un ejército quizá. “Pensabas acaso que eras el único de ti pueden haber mucho mas no lo vayas a dudar” el hechicero fue a exclamar. Pero el con valentía continuo y a 20 o quizá más derroto, aquel maligno sin palabras quedo al ver cómo sin vacilar con tantos su antiguo esclavo acabo. Sin menor importancia por la vida del hechicero fue a liberar a su amada de aquella prisión en que cautiva estaba.


Pero de pronto como una traición por la espalda aquel hechicero conjuro una espada que al pobre sujeto atravesó de un momento a otro, de gravedad lo hirió. Y ahí vemos al malherido, la chica con preocupación a su auxilio corrió le abrazo diciendo “no te vayas por favor mi vida, mi amor” Escucho la voz del hechicero exclamando “ahora sigue ella y no podrás evitarlo”. Con la poca energía que le quedaba del suelo se levantó y con su espada y gran ira la cabeza del hechicero rebano. Habiendo acabado con el maligno, el también terminó por caer y de nuevo termino por caer a los brazos de su amada, de nuevo acudió, ella con lágrimas en los ojos en él se apoyó. De repente el también empezó a llorar diciendo “no puedo creerlo de mi alguien se llegó a preocupar….nunca creí que esto llegara a pasar” y con tristeza estas palabras pronuncio “si aquí yo muero moriré feliz porque morí a tu lado y protegiéndote hasta el fin”


Y ahora contemplamos el tr谩gico desenlace de la muerte de aquel sujeto creado, la muerte de aquel, liberado de las cadenas, aquel sujeto que rompi贸 con lo estipulado y aun sin emociones sus sentimientos ha forjado.


CRIPTICO NUMEN Roberto Rochin Suarez. Canadรก Con olor a tiempo A violetas A sal A lavanda y mirra. Con sabor a eucalipto A cereza A miel Al linaje de los vientos. Con color de cielo De nube De aire. Con amor de siempre De hoy De nunca. Con amor, eterno. Tu El que eres, Lo que eres, Lo que has sido o serรกs. Lo que fuiste y estas siendo.


TĂş, el misterio, el enigma, el crĂ­ptico numen, el incognoscible arcano de la vida.


INSPIRACIÓN Roberto Rochin Suarez. Canadá A donde te has ido, mi inspiración, ¿Acaso has salió por la ventana, decidida al fin a abandonarlo todo Y no regresar jamás? Tal vez te fuiste en el viento tímido, o en el calor dadivoso de esta tarde, en la negrura de mis pasiones abismales: en donde me perdí tantas veces… Mi alma esta noche llora desconsolada acaecida entre flores invernales, su aroma gélido enmudece hasta el más mínimo suplicio para implorar tu pronto regreso. ¿Por qué te fuiste? ¿Por qué no soportaste más tiempo? Si había construido un castillo para nosotros dos, capaz de resistir todos nuestros miedos.


IDENTIDAD GUISELLE M. VARGAS ARCE. Costa Rica

Ayer me miré al espejo y viéndome fijamente buscaba en aquel reflejo mi mirada descifrar me adentre hasta lo profundo, hurgue mi alma y mi mente para buscar la respuesta que yo quería encontrar. ¿Quién eres? me preguntaba y quien seré cuando crezca? ¿Quién habitara en mi alma la bondad o la maldad? Y comprendí de repente que por duro que parezca siendo niño es que construyes cual será tu identidad. De mis padres, mis maestros, amigos y compañeros de vecinos y parientes y de mucha gente más a todos ellos observo y aprendo con gran esmero pero aún no se definir cómo actúan los demás.


¡Amigo! Tú que me escuchas, cuida muy bien de tus hijos y fomenta desde niños valores de integridad, enseña dando el ejemplo no instruyas con acertijos, porque una frase mal dicha cambia nuestra realidad.

Enséñale siendo niño respetar a los demás, que de sus labios no salgan frases para lastimar, que el rencor y la avaricia no los conozca jamás y que por siempre conserve el sentimiento de amar. Enséñale a ser honesto que no olvide su humildad y que al que más necesita trate siempre de ayudar que lo ajeno se respeta que no exista en el maldad y que si algo lo lastima también sepa perdonar. Somos los niños del mundo la esperanza de la tierra para acabar con el hambre pobreza y necesidad. si nos muestran el camino quizá termine la guerra y así sabré definir cuál será mi identidad.


MI AMIGO EL LIBRO GUISELLE M. VARGAS ARCE. Costa Rica Quiero hablarles de un amigo, que es muy sabio y divertido Que cuenta historias hermosas de un mundo desconocido Si se convierte en tu amigo nunca estarás aburrido Y aprenderás muchas cosas que ya muchos han vivido . De qué quieres aprender de mundos de fantasía Que nos cautivan el alma y nos llena de alegría De palacios de gigantes de hadas y caballeros De princesas y soldados o quizá hasta de vaqueros.


Mi amigo te va a enseñar todo cuanto tú desees Porque es el maravilloso Y tiene muchos poderes Pero es mi amigo muy frágil y cuidarlo muy bien debes Y así también otros niños gozaran de sus placeres. Es el libro el buen amigo de alegrías infinitas Que nos da el conocimiento en esta vida bendita No lo rayes, ni destruyas ni le arranques las hojitas Que en cada hoja, una historia de la vida lleva escrita.


PAPEL EN BLANCO Maruca Rodini Argentina Tomé entre mis manos un papel blanco, para expresar las más bonitas palabras. Con mi lápiz afinado, trazaré, lo que es de mi agrado. Amor, Alegría. Paz, Sonreír. Vida, Amistad. Y cuantas tengo más, no hay más espacio en este papel blanco que quiero guardar… Dejé la huella de mi mente naciendo una poesía, quise yo escribir con puño y letras.. Fue como un destello que brota dentro de mí, es una reflexión realizada que no voy a olvidar, y siempre voy a recordar…


CORDONES Sandra Graciela Carolina Gudiño Corro Argentina Aniquilo la noche a punta de recuerdos recién nacidos (boyan desde mis pestañas) En el hueco insondable del ojo memorizo el olvido. ¿Qué hago con tanto cielo confundiéndose en mi cara? A dos gritos de distancia me silencio celeste. Enrosco la tibieza de los sueños camaloteo hacia el norte y una hebra de soledad da vueltas sobre el suero espumoso de mi río moreno. ¿O es sólo el rumor de la oscuridad retinta de mi alma?


Ato los cordones de mi lengua pero al primer paso la lengua se desata. Cruzo los dedos un poema me cruza y no rimo.


AMOR AUTENTICO José Morelos

Colombia Te amaron mis ojos más yo de ti, no sabía nada ignoraba tu belleza, tu armonía, tu alma Te amaron mis oídos más yo de ti no entendía nada ignoraba tu voz, tu encanto, tu melodía Te amó mi nariz más yo de ti no conocía nada ignoraba tu aroma, tus movimientos, tu talento Te amaron mis manos más contigo no se me ocurría nada ignoraba tu calor, tu piel, tu sensualidad Te amó mi boca más yo de ti ignoraba todo ignoraba tu sabor, tu locura, tu pasión Pasaron los segundos, los minutos paso también una brisa fresca que estremeció tu cabello fue entonces cuando te miré fijamente, te escuché consiente Te aspiré instantáneamente en mí hasta tocarte con placentera ocurrencia y tu perfecta existencia asumí de inmediato porque mi corazón y mi mente ---------te amaron inagotablemente----------


Sin Remordimiento Eduardo Campos Venezuela Quizás un día mire al pasado y vuelvas mis ojos a ti Mirando el horizonte, perdido entre la espuma del mar Arrullado por el vaivén de las olas que furiosas golpean la playa De un futuro vacío y en soledad; vencido por la rabia… Tal vez mi mente recuerde tu sonrisa candorosa Y mis labios traten de llamarte en el vacío de la inmensidad, Destrozando por el recuerdo de noches inconclusas De un pasado tormentoso de demasiados sin sabores… Pueda ser; pero yo lo quise así.


Eterna Evolución Eduardo Campos Venezuela

¿Has sentido la brisa de los confines del mar? Parecen cantos de hermosas sirenas que te invitan a ir más allá Y dejarlo todo en pos de nuevas sensaciones y alegrías Borrar todo para quedarte eternamente entre olas dormidos ¿Has mirado el sol perdiéndose en la lontananza? Su brillo nos llama a fundirnos en las playas lejanas A vivir nuevas experiencias, sin importarnos que queda atrás Cual si fuéramos aviones de papel lanzados al viento ¿Has mirado que hay después de todo esto? Dicen que hay mundos maravillosos en eterna evolución Donde corren ríos de agua pura con sabor a néctar Donde la felicidad es eterna y el dolor no existe más


NUESTRO ENCUENTRO Lourdes Lagardery Puerto Rico

VOLVER A ENCONTRARNOS NUEVAMENTE DESPUES DE AQUELLA TRISTE DESPEDIDA, TE ACUERDAS? TODO FUE TAN DE REPENTE QUE TU ADIOS ME DOLIO MAS QUE UNA HERIDA; "ES MEJOR SEPARARNOS" ME DIJISTEMI AMOR POR TI, COMO UNA LUZ SE APAGA, LLEGARAS A OLVIDARME Y CON EL TIEMPO EN TU MENTE SERE UNA SOMBRA VAGA.......... NUESTRO ENCUENTRO, QUE HA SIDO CASUALMENTE, UNA INCOGNITA DEJO EN MI CORAZON; POR QUE AL MIRARTE LLANTO DESCUBRI EN TUS OJOS, COMO UN MORIBUNDO CUANDO PIDE PERDON.......


EL PERRO DE LA CALLE Maria Ethel Rodríguez Argentina Lame sus heridas el perro de la calle abandonado y sin que su vida le importe a nadie. La gente pasa a su lado sin percatarse de su sufrimiento sus heridas son…cada vez más profundas y ya van calando sus huesos. Sus ojos miran a la gente como pidiendo una caricia la tristeza que hay en ellos quiere gritar que lo quieran quiere ser compañía de alguna alma solitaria que también como el… ha sido abandonada. Un mendrugo de pan le tira alguien que pasa puede que eso calme el rugir de la panza pero el, lo que necesita es una caricia para su alma.


Lame su pata herida el perro de la calle tirado en un rincón del umbral de alguna casa esperando que le de amor alguna persona que pasa que lo lleve a compartir su hogar y le dé una vida nueva. Cierra sus ojitos… abatido por el dolor cansado de esperar que alguien lo consuele ya no soporta tanto sufrimiento que él tiene acomoda su cuerpo herido y allí mismo… muere.


AMAR TE DUELE Y DUELE AMARTE Pío Domingo Rosales Sena México “No porque esté en tus brazos quiere decir que estoy bien.” Elle le femme. ¡El dogal de amor se cortó en dos! Entre tus brazos -- dijo ella --, hoy no me siento bien. Ayer, tus brazos como un dios no permitían que me agravien, yo, enlazada en ellos me sentía bien. ¡Qué designios tiene el destino! Mi corazón está anubarrado ¿En qué fallé? ¿En qué me equivoqué? Su corazón lo robo un anodino, un sátiro que estaba a mi lado. Un beso, un solo beso acompañado de palabras de amor el dogal corto… ¡Todo cesó!


Lágrimas lluevan en libertad, viertan en la copa de plata el vino amargo de la soledad. Vino tan rojo como mi sangre, sangre tan roja como mi vino embriaga mi alma de dolor, y pierdo el placer del sueño quedando ebrio de desamor. Entre mis brazos vacíos tú seguirás siendo mi novia, y tu recuerdo mi eterna boda; recuerdos ilesos a la beoda, o a los vientos alisios por razones obvias al corazón. ¡Lágrimas, escancien el vino! Una explicación solicita el corazón. ¡Brazos confronten al sino! La respuesta es una copla, copla de luto y dolor. En esa copla va mi vida toda, toda vestida de negro color.


En esta dicha amarga sufro la dulce pena, comprendo lo incomprensible, amar te duele y duele amarte. Es el amor una lรกgrima que cae como lluvia sobre la mar; que se disuelve y sube, y es nube que vuelve a llorar.


NADIE TE VE, MUJER ENAMORADA... Pío Domingo Rosales Sena México Nadie te ve, mujer enamorada, como te he visto yo, como aún te veo, desbordante de luz, y engalanada del atavío rojo del deseo. Nadie te ve, mujer, porque te ocultas bajo semblante de serena calma; mas yo vi las borrascas que sepultas en los fondos recónditos del alma. Nadie te ve, mujer, tal como eres, te ven como deseas que te vean: Sobria en derechos, rígida en deberes, y principios que nunca titubean. Nadie te ve impulsiva y soñadora como te vi, como te amé aquel día en que olvidaste el porte de señora para estallar en fiera fantasía.


Nadie ve el natural voluptuoso bajo el marco social encadenado, ni los hijos, los padres, o el esposo que existen, más que viven, a tu lado. Pero yo he visto en la naturaleza volcanes que juzgamos extinguidos, y un día su furor se despereza, en orgía de fuego y estallidos. Y quienes a su sombra establecieron sus campos de cultivo y sus poblados, lamentarán que nunca percibieron esa voz que clamó a gritos callados.


SABRAS QUE TE QUIERO Pío Domingo Rosales Sena México Sabrás que te quiero, en el silencio de este amor callado... En la agonía de la espera eterna... Cuando notes que estuve siempre a tu lado... Sabrás que te quiero... Por los mil “te quiero” dichos con la mirada, sentimiento callado dentro de mi corazón… Sabrás que te quiero... Por los días de silencio, en que con mi pensamiento te envié mil veces un “te amo”... Sabrás que te quiero... Cuando te hable con tanta ternura... Cuando de mis labios recibas solo bendiciones...


Sabrás que te quiero... Cuando nervioso no sepa qué más decirte... Cuando mi voz calle y mis adentros te griten ¡Te amo! Sabrás que te quiero... Cuando pase el tiempo y notes que en silencio me he marchado… Cuando notes mi ausencia, y el jolgorio del silencio te diga en amoroso susurro adiós… Sabrás que te quiero... Cada vez que leas mis poemas... Cuando veas que sigues siendo mi tristeza y mi alegría, mi más honda pena y mi tímida sonrisa… Sabrás que te quiero... Cuando en tu más placido sueño... yo llegue hasta ti y en un leve eco te vuelva a decir te amo, te quiero...


COMO MUJER Elsy Marien Vázquez Reyes México A los 14 años me di cuenta de algo importante, que la amaba, yo soy menor que ella, soy un chico de 16, ella ya es toda una mujer de 30 años, aunque claro su apariencia es de una muchacha hermosa y jovial , es difícil no decir a cada rato lo preciosa y cautivante que es su presencia, ya sea que vista bien para trabajar o se vea desaliñada, simplemente es perfecta ante mis ojos, y la mujer que amo, por lo que más me duele es que ella rechace mis sentimientos, sé que está mal… bueno, la sociedad dicta que es incorrecto… ¡pero es inevitable! La quiero, la amo, después de todo siempre, siempre seré suyo tanto espero algún día que ella pueda ser mía Desde que me di cuenta que la amo estoy siempre para ella, me encargo de poder ayudarla en lo que necesite, después de todo siempre me ayuda cuando ve que necesito su ayuda, me alegra saber que tenemos un día especial solo para nosotros, los viernes en las noches siempre vemos películas juntos, comiendo pizza y bocadillos, aunque lo


que más gozo de esos momentos es que ella se recueste en el sofá y recargar se cabeza en mis muslos o yo recargue mi cabeza en sus muslos mientras me acaricia con ternura. Ella es tan hermosa, lo eh dicho mil veces y no me canso de decir aquella confesión que guarda mi alma, es muy hermosa, es una mujer dulce, ella es amable, considerada de alma pura y bondadosa, que la sigue a todas parte una dulce esencia de flores bellas… aunque también puede ser seria, una tormenta imparable en su trabajo, sabe ser una mujer impasible e indiferente, pero yo la conozca y sé que es una mujer con un corazón tan bello, sensible y tan frágil como un cristal, que cuando ella llora no puedo evitar abrazarla y estar ahí para consolarla. Su más grande dolor me lo ha contado, de aquella vez que en la flor de su juventud, su novio la hirió con tan crueles palabras cuando ella le confesó que esperaba en su vientre el fruto del amor que ella creía que se tenían. La abandono, la insulto y a pesar de no conocer a ese infame, sé que lo odio por atreverse a lastimarla.


Pero no solo lo odio a él, por no valorar a semejante belleza de cuerpo y alma… también siento una gran rabia hacia a mí por en un momento me comporte como ese hombre, una vez la herí con crueles palabras por algo tan insignificante que además fue mi culpa.… y a pesar de eso ella no dijo nada para defenderse, ella era incapaz de hacerme sentir mal, cuando me di cuenta de lo que dije me error me arrodille en su suelo abrazándome a sus piernas mientras llorando suplicaba por su perdón, al hacerlo las pequeñas cascadas bajaban por sus mejillas y pequeños y húmedos cristales caen en mi cabello, anhelaba sus gritos, un insulto, un castigo, porque eso merecía… y en cambio ella solo acaricio mi cabello con ternura susurrando con su voz suave y sinfónica bellas palabras para que dejara de llorar… que yo no merecía. Fui un idiota y hasta el día de hoy, aunque sé que me perdono, me sigo sintiendo culpable por haber herido sus sentimientos. Mi amor por ella es tan grande que no pudo caber más en mi corazón, sabía que se sorprendería y que no me creería pero hasta de rodillas me puse y le confiese todos aquellos sentimientos que mi alma le guarda, le dije todo y sin guardar nada del


amor que le tenía e incluso en un arrebato le robe un beso a sus labios cual pétalos de rosa. Al terminar ella estaba impactada, por un momento se quedó sin saber que decir, cuando al fin encontró las palabras sentí un golpe en mi corazón al saber que me rechazaba, ella decía que eso estaba mal, que no podía hacer, ella negaba mis sentimientos una y otra vez, yo solo afirmaba que mi amor era verdadero y que a pesar de todo yo la seguiría amando. Al principio los días siguientes después de lo que dije fueron un poco complicados, no podíamos vernos si quiera y muchas cosas cambiaron, me sentí mal porque extrañaba nuestros tiempos juntos. Un día hablamos de esto yo quería que fuera todo como antes pero con amor ella decía que si me quería pero no como yo a ella y que yo no la amaba en verdad, pero yo seguía hasta que al final ella se dio por vencida pero con una sonrisa acepto mis sentimientos, las cosas volvieron a ser como antes de mi confesión de amor, pero de alguna manera me sentí más unido a ella.


Una noche me sentía especialmente solo en mi habitación, no podía dormir. Sin más me levante para ir con ella, toque su puerta y sonreí al verla desaliñada y bostezando suavemente, con muchas otras veces me invito a pasar a su habitación, acostándose en la cama. Con mucho sigilo para no hacer ruido y molestarla me acosté también abrazándola por debajo de las sabanas besándole la mejilla y contemplando lo tranquila que estaba. -¿no puedes dormir de nuevo? -no, me sentía solo sigo insistiendo que me dejes estar contigo y poder compartir las noches juntos pero no me dejas, si me dejaras podría dormir bien. -tienes tu lugar y yo el mío-suspira mientras se pega más su espalda a mi pecho. -te amo-digo nada más besando su mejillas de nuevo. Ella me mira con sus ojos de amor y sonriéndome suavemente me susurra aquellas palabras que tanto me encanta oír-yo también te amo…


-pero yo te amo pero como un hombre ama a una mujer no como tú me amas a mi Ella solo se queda callada suspirando y dejándome expresarle mis sentimientos-está bien, entonces te amo como el hombre que eres. -entonces ¿me amas? -sí, si te amo. -¿te casaras conmigo? - primero deja que te gradúes de la universidad. -¿tendremos hijos? -eso está pendiente -¿me das un beso? -por favor… apenas en la mañana te bese...-se voltea aun quedando en mis brazos y me da un pequeño beso en los labios. -¡¿Qué tiene de malo?! Te amo… y yo sé que me amas tanto como de la misma manera, lo admitas o no, sé que me deseas tanto como yo te deseos, y que eh robado corazón al igual que tú has


arrebatado el mío… ¡me importa muy poco la sociedad! Que si es bueno o malo el amor que nos tenemos, a ellos no debe interesarles… no deberías mortificarte por lo demás, solo debería importarte nosotros dos… no debería preocuparte la cantidad de besos que te pida-alzaba la voz importándome poco si hacia ruido hasta que la expresión sorprendida y algo herida en su rostro me hizo parar y sentirme mal-lo siento…-susurro afirmando más mi abrazo en su menudo cuerpo y esbelto cuerpo-¿me perdonas? Perdón… a veces mi boca su abre mucho-dije algo molesto. -no importa… te perdono-acurrucándose en mi pecho. La mira con una sonrisa llena de amor, sabía que me amaba tanto como yo-te amo mamá -yo también te amo hijo-dice bajito pero con el mismo amor que yo le profeso en mis palabras -pero también te amo como mi mamá… solo que también te quiero como mujer, la mujer que amodecía mientras la abrazaba de una forma de una forma amorosa pero también infantil. Ella solo


bostezo un poco y me sonrió, estaba cansada y ya quería dormir. Ella…es mi madre, y la amo tanto con todo mi corazón, la amo como lo que es, mi bella mamá que me cuido desde pequeño y daría todo por mí... y la amo.. como la bella, inteligente, buena y perfecta mujer que es. El amor es tan impredecible, nos guía por caminos que algunos no pueden comprender, pero para el amor no hay impedimento alguno si es puro y verdadero, y yo sé que el nuestro lo es. Mamá… te amo


PEQUEÑO MUÑEQUITO Elsy Marien Vázquez Reyes México Lo diré tal y como es, soy un hombre solitario y a mis 35 años soy soltero y vivo solo, soy profesor de primaria, específicamente enseño a niños de primer año, llevo unos 10 años siendo profesor, veo alumnos llegar e irse, sonara muy frio pero eso no me interesa, yo llego y hago mi trabajo y ya, todo es monótono y vacío, pero como mencione no me interesa ni me a interesado, pero yo creo que el destino ya estaba harto de esa monotonía, porque en ese nuevo ciclo escolar, como siempre hubo nuevos niños y todo, ahí todo normal… hasta que mi mirada se fijó en el más pequeño de la clase, era una dulzura de niño lo tenía que admitir, eh vistos niñas y niños lindo pero aquel niño… era como un hermoso muñequito de porcelana, el más hermoso que eh visto en mi vida , era delicado y bello como uno, era perfecto ante mis ojos, el pequeño tenía una piel tan blanquita, que hacia el rubor de sus mejillas y el rosado de su boquita resaltar más, su cabello negro enmarcaba a la perfección su carita redonda, sus ojos… por Dios… sus ojos parecía de plata, me perdí en su inocente mirada, y con el


paso de los días pude demostrarme que era un alumno que jamás tuve antes en mi vida, el pequeño era tan tranquilo, no era un revoltoso como los demás, cuando salía de clases y regresaba encontraba a todos levantados y haciendo escándalo… excepto a él, sentadito en su banca coloreando sus libros de dibujo, siempre coloreando, en los recreos él se quedaba en el salón al igual que yo, yo no salía me quedaba a almorzar en el salón y veía que el pequeño también. -no te quedes ahí solito, agarra una banca y comamos juntos-no sé porque simplemente se me ocurrió decirlo, y aquel niño que consideraba como mi muñequito de porcelana, obediente tomo su lonchera, sus colores y libritos y se sentó a mi lado en el escritorio a comer, el pequeño hacia que coloreáramos juntos, comíamos juntos, así fue por varios meses dándome cuenta que sentía un especial cariño por mi pequeño alumno y hasta cierto punto eso me hacía feliz por primera vez, él… me hacía feliz, pensaba que era amigo de mi alumno… hasta que un día vino su madre con una noticia que nos uniría mas al pequeño y a mí.


La mujer alterada y con ojos llorosos tratando de verse tranquila dijo que tendría que salir de la ciudad por el fin de semana y que su hijo hablaba tan bien de mí y por eso me pedía que lo aceptara en mi hogar por esos días hasta el lunes, que ella vendría a mi hogar a recogerlo, fue tan extraño pues nunca me dijo la razón del porque se iba o porque no podía llevarse al pequeño, la mire extrañado, para ser solo una estadía de un par de días, ella se veía tan triste, tan asustada, yo iba a negarme pero al ver al pequeño acepte. Pronto llego el viernes y a la salida ahí estaba la mujer y mi florecita de niño, me sorprendí al ver que la mujer dejaba con el niño tres maletas, era demasiado para dos días. Antes de que se fuera la mujer me pidió que cuidara muy bien a su hijo, tenía un presentimiento de lo que haría, aun así no dije nada y acepte, ayude al pequeño con sus cosas y en mi auto nos fuimos a mi hogar. Llegando lo ayude a desempacar en la habitación de invitados donde dormiría, fue en esa tarde que me di cuenta de mis deseos y sentimientos que tenía hacia mi muñequito, cuando se acercó a mí y me dijo que su madre siempre lo ayuda a desvestirse y quitarse el uniforme, que ahora yo lo hiciera, trague saliva nervioso pero no me negué, me acerque al pequeño y me arrodille


frente suyo, el niño me miraba curioso esperando a que empezara. -es… está bien…-recuerdo que esa vez me moría de nervios pero hice lo que él me pedía, primero le quite sus zapatitos negros dejándole con sus calcetitas blancas, al terminar mis temblorosas manos fueron a su camisa desabotonándola y haciéndola a un lado, luego me deshice de su pequeño short, luego su playera y solo me faltaban sus calcetitas blancas-ya casi termino…tome su pequeña piernas deleitándome con la suavidad de su pielecita, poco a poco retire su calceta y me quede viendo su pequeño pie, sin estar consciente muy bien de mis acciones lo acerque a mis labios y bese su empeine, cuando alcé mi mirada pude ver su carita sorprendida y ruborizada por aquel acto-perdón…-el pequeño negó y con una sonrisa tímida me pidió que repitiera lo mismo, y volví a hacerlo con su otro piececito. Desde ese momento supe lo que sentía por el pequeño, lo amaba, y sabía que no podía, si alguien se enterara yo terminaría en la cárcel, lejos de mi muñequito y no podía permitirme eso,


no dejaría mi amor por el… pero si sería cuidadoso. Pasaron más días del fin de semana en que cuide y pase tiempo con el pequeño amándole en secreto, pero no aparecía su madre, no había rastro de ella, pasaron días, semanas e incluso meses, al principio el pequeño preguntaba, y yo respondía que no sabía, hasta que un día le dije que tal vez ella no regresaría, al principio el pequeño parecía triste pero solo se calmo cuando me hizo prometerle que jamás le dejaría, promesa que actualmente sigo cumpliendo. Yo sigo sin saber que paso con su madre, porque de repente se fue sin dejar rastro y dejo a su hijo, como dije, no sé, y ya no me importa. Los días pasaban y cada vez más había más contacto entre nosotros, palabras dulce, pequeñas caricias, piquitos en los labios, bañarnos juntos, dormir juntos, me atreví incluso a la idea pervertida de vestirle de niña un fin de semana, esa vez me sentí todo un pervertido por aquel acto. Aun así mi niño no dijo nada y estuvo así todo el fin de semana, no había duda lo amaba… y lo deseaba.


Lo deseaba tanto que una noche di rienda suelta a mis deseos, recuerdo a la perfección como apague las luces de la habitación y encendí la lamparita que compre para él, para luego quitar lentamente su pijama y despojarle de su ropita interior dejando su cuerpecillo hermoso y delicado, vulnerable a mis intenciones, el pequeño estaba tan sonrojadito y nervioso, pero él me dejaba hacerlo. -te amo…-le dije con toda honestidad mientras mis labios se posaban en cada centímetro de su pequeño cuerpo virgen e intacto, recuerdo como lo hice mío por primera vez arrebatándole su inocencia, y aun así… pude tener el privilegio de poder escuchar sus inocentes gemidos ante aquellas sensaciones que como niño jamás había experimentado antes, en parte me sentí culpable porque al principio lloró un poco por el dolor y vi como sus piernitas se manchaban de su sangre, pero eso paso rápido cuando el mismo me pedía poseerlo, esa noche mi muñequito termino durmiendo en mi pecho agitado y exhausto, esa noche le dije de una vez que él sería mi pequeño novio, pero que tenía que guardar el secreto porque si no, nos separarían, el sin dudarlo acepto.


De eso ya pasaron años, ahora… mi muñequito tiene 16 añitos y sigue siendo dentro ese niño pequeño de primer año, me lo demuestra a cada rato, ahora hace sus propios dibujos y también los colorea, sigue viviendo a mi lado y yo al suyo amándolo cada día más, cuando preguntan, digo que él es mi sobrino y él dice que yo soy su tío… pero en la privacidad de nuestro hogar, hacemos nuestras prendas a un lado, olvidamos al resto del mundo y nos enfocamos en nosotros, el sabe que está mal ante la sociedad que yo lo haya tomado cuando tenía solo 7 añitos, pero ahora estando consciente de eso... aun así no le importa, él quiere ser mío, y amo que sea mío solo mío, siempre que puedo poseo su cuerpo y terminamos agotados en la cama siempre el acurrucado en mi pecho. -te amo mi pequeño muñequito…-besando su cabello negro como la noche. -yo también te amo profesor…-dice el antes de quedarse dormido en mis brazos, el goza de llamarme por mi nombre o “profesor” que es como decía primero cuando nos conocimos ese día que según yo sería otro ciclo escolar más.


ANGELITO DE ESA NIÑA Elsy Marien Vázquez Reyes México Angelito de mi guarda Esa oración que decía de niña Aquellas bellas palabras Que en el pasado quedaría La venda de la inocencia Ah caído de mi rostro Pequeño angelito tonto Te sorprende verme en la conciencia ¿Que ya no digo mis oraciones? ¿Qué ya no junto mis manitas? Yo ya no hago menciones De palabras inútiles y vacías ¿Por qué lloras angelito? Extrañas tanto a tu protegida Que patético pequeñito Yo ya no soy esa niña

¿Mis palabras no te crees? No me importa lo que pienses


No me importa lo que sientes Te lo repetiré mil veces Mi falta de fe te duele No me importa, vive con eso Pues la desdicha es quien suele Hacerte ver lo cierto ¿Cuál es al fin la verdad? Pues que tú me abandonaste Me dejaste a la maldad Mi fe tu culminaste La verdad nunca estuviste Tal vez mi piel no se lastimó Pero mi alma si heriste Al dejar que la vida me hirió Oh angelito de mi guarda No fuiste buena compañía Tal vez yo este equivocada Pero así yo creo cada día Oh angelito de mi guarda Me desamparaste de noche y de día Ya no soy esa inocente alma No reces más por esa niña


SOLEDAD QUE MATA Ramón de J. Hernández Olivares México Siento un nudo en la garganta lleno de espinas, quemando mis ansias los sentidos y mi alma. Miro cada segundo que pasa detrás del cristal de un reloj de pared roto y polvoriento. Me duele el silencio que mata los aullidos de la noche, mientras una lluvia de ideas locas limpia la ventana. Mis manos temblorosas por la ausencia del abrazo, que entre sueños de madrugada nos entrelaza. Cierro mis ojos buscando tu imagen grabada en un recuerdo o en melodía, que danza entre espectros que delinean tu silueta, ¿y yo? imagino besar tu espalda.


Al filo de la noche atormentada observo que en el lecho, existe aroma más bello impregnado en la almohada. Enloquezco entre miradas perdidas de puntos cardinales de una habitación vacía, que implora tu voz, tus carcajadas. Si en instantes escucho tu respirar agitado mis manos se aferran a mi cara, para detener la pesadilla de una locura de amor, que avanza. Estás en distancias donde el camino se viste de tristeza, llora el ave errante triste la sombra del pensante, voz callada de los gnomos ausentes. ¿Y mis musas? ¡Muertas! Entre rosas negras. En esta soledad que mata camino arrastrando la pena de tu olvido mientras la lluvia canta.


COBARDE Ramón de J. Hernández Olivares México

¡Eres débil! Tu raíz no se aferra deja que el río de la indiferencia te arrastre hasta el abismo, de tus egos y malabarismos. Eres arlequín de fiestas poéticas causando miradas de desprecio, nube pasajera que al exhalar mi aliento huyes a tu madriguera. ¡Mortal! ¡Simple mortal! hecho para la noche, belleza gatuna que vestida de negrura figura brillar su pelaje a la luz de la luna. ¡Cobarde sin mascara! ¡Serpiente que devora! serás cuervo mientras puedas sacar los ojos de tu amo. Eres piedra múcara detrás de las paredes, guardando los aullidos de fantasmas moribundos.


Acerina espejo en manos de amantes para lucir tus delirios facetados, trofeo de lujurias big bang del infierno. Eres fantasma y humo de danza macabra, espectro que navega entre rosas blancas, rosa negra de cementerio. Tus sentimientos son el juego perfecto de cartas marcadas en juegos de cobardĂ­a, eres producto No Nato, de Medusa y Hades habitante de Erebo.


LA AMIGA María Luz Olivares Aldana México Camino por la calle, la idea surge, brota al tiempo ilimitado en tiempo de poesía. Subo al autobús, no voy sola traigo compañía, la amiga invisible llamada melancolía. Juntas vamos de la mano con tristeza que calcina, otras veces me dejan llevar así convencida… De que si vivo, es porque está conmigo, y se aferra, me estruja, me asfixia.


Pero ella respira y me alimenta cuando veo en la banca a dos amantes. Que se abrazan, se besan; es entonces cuando digo: no estoy sola pues traigo compaùía.


TENGO CELOS María Luz Olivares Aldana México

Tengo celos de los pasos que das cuando te alejas porque sin querer en mi éxtasis me dejas. No compartes tu vida con la vida mía pues eres ave presa de otro nido que te espera. No compartes tus noches con el calor de mi cuerpo ni la ternura de mis besos y a veces de eso te quejas. Por eso tengo celos de la vida que disfrutas y de los pasos que das si no es conmigo…


OJOS Carmen Marisol Sotomayor Ramírez Puerto Rico Me embrujaron tus negros ojos Como en aquella noche Cuando nos entregamos al amor. Es delicioso cuando nos amamos Al unirnos al placer y al amor, Al poder ver tus lindos ojos negros. Con tu mirada embriagante Cautivas mi corazón ardiente de pasión, Y me haces sentir placer en todo mí ser. Me encantan tus ojos negros, Negros como el azabache Y como la noche. Ojos negros que cautivan como la flor, Dándome un genuino amor, Convirtiéndome en tu mujer. Con solo una mirada me haces vibrar Y anuncias un gran sentimiento En mi corazón anhelante de pasión. Ojos negros, ojos hermosos Que me hacen feliz solo con tu mirada, Porque tu mirada es sensual y vibrante.


ANA Miguel Ángel LLinas Gonzáles México Yace tendida agonizante frente al espejo vomitando sueños, maldecir su reflejo su último aliento. Revistas de moda, Siluetas perfectas, ¡Estoy gorda! Ecos abominables invaden su cabeza. ¿Kilos de más? fantasmas, dietas malditas al final ni agua. Todo por la talla cero … absurdo reto, Ana se lleva una vida más, entre falsos lamentos.


Y NUEVAMENTE ME OLVIDÉ DE TI †Seiren Miyu Miranda† México

Porque cuando estaba con él recordé que es amar, cuando me abrazó volví a sentir calor, mientras me besaba el cosquilleo en mi alma creció, porque cuando me dijo "te amo" yo lo correspondí. Por unos momentos me olvidé de ti porque en esos breves instantes no supe ni de mí, no recordé dónde estaba ni a dónde fui sentía la conciencia inerte y la culpa no reconocí. Cuando sus detalles despuntaron lo que tu decías sentir, cuando sus rosas subsistieron vivas dentro de mí, cuando sus besos se forjaron más apasionados; y sin reprimir,... yo me olvidé de ti. Entre besos y abrazos, su pasión se acumuló, olvidé qué es el miedo, qué es el dolor; recordé qué es dicha, qué es el amor. Entre sus brazos, por mucho yo sentí protección.


Como suave algodón, su pecho por las noches me recibió. Como satín sus palabras acurrucaron todo mi sentir. Como finos hilos de oro sus miradas se clavaban en mí; como no fuiste tú conmigo, él hizo que me olvidara de ti. En medio de la penumbra, él iluminó mi camino, en medio del camino pedregoso, él cargó conmigo, entre la tormenta del sufrimiento, él supo consolarme, y con solo besarme, me devolvió a la luz. Con un “está bien”, me devolvió una sonrisa; Con un “te quiero”, una ilusión; con un “te extraño”, una dicha de ser pretendida; y con un “te amo”, reconocí la dicha en medio de la soledad. Porque contigo poco a poco olvidé amar, me sumergí en un mundo desolado y sin mirar más allá, subsistía en un mundo dónde la monotonía se hacía esperar; como si un cuerpo vació vagara en el mar.


Intentaste reprimir mis deseos y lo conseguiste; él simplemente me dejó ser yo misma. Me detuviste al levantar vuelo entre lo que yo quería; él solo extendió sus brazos, por si yo caía. Prometiste que tus pensamientos serían por mí; él solo de mis pensamientos jamás se olvidó. Dijiste que el tiempo nos alcanzaría juntos; él hizo que el tiempo, juntos valiera más que nada en el mundo. Porqué él me ayudó a extender mis rotas alas, porqué se entregó a mí y yo a él sin condición, porqué él me atendió en la noche mientras lloraba… Nuevamente me olvidé de ti, cuando él de la mano, caminó junto a mí.


Nuestra obra no muere Queda en el coraz贸n Queda en el tiempo Y estamos hoy aqu铆 Los que debemos estar

Ram贸n de J. Hern谩ndez Olivares Director y Editor

Poetas Sin Fronteras Agosto 2014  

poetas independientes, poesía lírica

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you