Page 1


TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


Por ti… América Guerrero González México En mar de deseos la tierra se estremece.

Me perturbas…

Bajo mi vientre Guardo el punto crítico, una cascada de vellos en el océano que agita la libido, adorna el umbral. ahí donde coinciden los vientos y Marejada bermeja arroja avivan el huracán imágenes de nuestra entrega. guardado en mi orquídea. El norte y el azur bajan; Siento tu masculinidad cae lluvia apremiante tu sabor a… sal marina. aúllan los vientos… se ahogan. Te encontré… te prendiste de mi cabellera Al recorrerte… besaste mis pezones, los sentidos se desbordan te hundiste en mí, y… los latidos se aceleran… te disfruto. ya sin la lozanía del ayer… ni la firmeza en la piel.


DURANTE TUS NOCHES FRÍAS Ángel Eduardo Valenzuela Ruvalcaba México

Me gustan estas noches frías, En las que disfruto acariciar tu piel, Abrazarte mientras tu espalda cálida Reposa quieta contra mi pecho. Quiero desordenar tus susurros Y esos suspiros que emites al reposar Durante tus horas de sueño a mi lado Con tu pecho cadencioso y sereno. Me gusta provocar que tu piel se erice Cuando susurro un "te amo" a tu oído Y después mis labios acuden a tu nuca Sabiendo que sonríes aceptando el gesto. Desconozco si tus pies descalzos Explorarán el aire mientras caminen O si permitirán que mi aliento vaporoso Los acaricie para mitigarles el frío. Me atreveré a quitarte el frío esta noche Seré fogata y hoguera a tu merced Dejaré que nuestras miradas brillen Lujuriosas ante nuestra sed de deseo.


LA VOZ DE LAS GARDENIAS Ángel Eduardo Valenzuela Ruvalcaba México Quise perfumar tu dormitorio Y lo adorné con gardenias. Quise que durante la madrugada Despertaras y percibieras su aroma. Que abrieras tus ojos somnolientos Y respiraras buscando la fuente, Que tu cuerpo semidesnudo, Se irguiera ante mi mirada. Que el perfume actuara travieso Y te atrajera hacia mis brazos Como canto de sirenas en el mar Para que tu vientre sereno Encallara contra mi deseo. Las gardenias cantan, suenan, Emiten una voz aromática Que roba el sueño y la calma Que embriaga con su exquisitez.


ABRAZOS DE AMOR Carmen Marisol Sotomayor Puerto Rico Llega el mes de febrero con mucho amor Donde con alegrĂ­a vienen los regalos Chocolates, osos, dulces y tarjetas Envueltos de gran colorido.

Se celebra el 14 de febrero un gran evento Donde con abrazos de amor Se disfruta de este bello momento SĂ­mbolo de amor y de compartir en bella amistad.

Por eso deseo recalcar que el valor de la amistad Es importante y eterno y no se debe olvidar Y hay que preservar en detalle de hermandad Y para ustedes les ofrezco un abrazo de amistad.


SANTA TERESA DE JESUS DEORINDA VALLECILLO GUERRA VALLADOLID, ESPAÑA

Yo miro tus dulces ojos que tu hermosura abrillanta, recito, con mucho amor, tus milagros que te ensalzan

Llevaste la voz de Dios allí, por donde pasaras, en Valladolid dejaste tus hermosas enseñanzas.

Tu fuiste, una gran mujer, tu cariño, lo afianza, andariega de caminos y trabajadora innata.

Un convento acogedor de tu amor Santo se inflama, guarda tus místicos versos mas puros, que la luz del alba.

Quien, no ha leído tus versos, se sintió identificada, vivo, sin vivir en mi, tristes, y dulces palabras.

Cuando al rayar de la aurora, al tañar de las campanas, te acercas a los altares ardiente en divina llama.

Pero a lo largo de los años mas de una vez pronunciaras, hay momentos en tu vida, duros, pero la fe te acompaña.

Crece la fe, entre los fieles, piden paz para sus almas, y tu les llenas de amor, por eso Dios, te hizo santa.

A través, de tantos siglos, siguen vivas tus hazañas, de vos, el sabio escribió que los cielos engalanas.


EN LA OTRA VIDA DEORINDA VALLECILLO GUERRA VALLADOLID ESPAÑA Jesús yo seré lo que tu digas, pero si puedo elegir gaviota del mar seria, en una playa desierta y al amanecer el día volar muy cerca del cielo, y cuando caiga la noche volver a la mar bravía. Jesús yo seré lo que tu digas, pero si puedo elegir ser una rosa en mi castilla bella primavera vería, y cuando llegue el otoño en la tierra dormiría. Jesús yo seré lo que tu digas, pero si puedo elegir quisiera ser alegría, para quitarle las penas aquel que pena en la vida.


LOLA FLORES DEORINDA VALLECILLO GUERRA VALLADOLID ESPAÑA En la noche clara bella y soñadora, castañuelas y guitarras y palmas para la Lola, Con tus volantes de cola y la mantilla blanca o negra, que en tu pelo de azabache parece más española. No ha nacido quien te iguale, quien te quite tu corona ganada con pulso y arte con tus coplas por bandera. Quien no se quitó el sombrero y te llamo faraóna, el día que tú te marches de luto estará la copla. Hay pena , penita, pena, cantaran tus seguidores en tu funeral señora, y llorara España entera por perder su faraóna.


A DESTIEMPO ELIZA AZAMAR. VERACRUZ, MEXICO. Colgué mi piel en tu armario y salí corriendo tras tus pasos, solo llevabas los zapatos puestos, porque tus pisadas iban conmigo haciendo ruido en mi cabeza y desacomodando mis ideas. Ese trinar de tu corazón que me dice que hoy es lunes y mañana es martes y que el día siguiente será como el otro y como el otro si la música del vaivén de mis piernas enroscadas a tu cuerpo me abandona. Los minutos y los segundos son como mi amuleto para no perderte, por eso cuando estoy contigo nunca te los confío porque corro el riesgo de tenerte menos; es que ésta locura de ti me hace más consciente cada día de la desesperación que me invade cuando tú me robas a mí y yo a ti no encuentro. Déjame acomodarme junto a la silueta que pintas sobre la cama, muy cerca de tu cuerpo; abrazar tu aroma de alma desnuda por el tiempo; conversar con los latidos de tu corazón y bailar con tus caricias mientras un cielo profundo se abre para regalarse entero. Cuánto tiempo ha pasado desde que te amo; no lo sé, pero me ha bastado para parir historias con sabor a ti; para hacer collares de letras que engarzadas se transforman en poesía adolorida por tu ausencia; para hacer un puente de caracolas desde mí hasta tu lecho. Que difícil esto de andar por ahí por ésas calles del mundo, sin piel y con prisas; que absurdo esto de hacerle el amor a un recuerdo. Que terrible esto…de quererte a destiempo.


DUETO 34 TECLAS Fernando Ariel Ferrin Artigas MONTEVIDEO URUGUAY Treinta y cuatro teclas ociosas Tan negras como tu pelo, Sonaban a tu nombre Y mis manos apuradas Digitaban Guadalupe, Combinada en armonías

Treinta y cuatro teclas lúdicas Que juegan a la escondida Con tus piernas y mis piernas, Con tu ombligo Y el antojo de verte Con tus deleites y estibas

Treinta y cuatro teclas austeras, Distribuidas en qwerty Treinta y cuatro teclas fogosas, Apuradas, atrevidas Al detalle de tu cuerpo, La caricia siempre mía.

Treinta y cuatro teclas jugadas Sabiendo no te tenían Provocaban a mis manos El placer y la delicia De tocarse íntimamente, Imaginándote mía

Treinta y cuatro son las teclas Y tus curvas que arremeten En franca dicotomía de mi mente, Que no cree Que en la soledad pueda, Imaginarte vestida


34 TECLAS (II) Guadalupe Espinoza Lagunas TIJUANA MEXICO Treinta y cuatro teclas dices, Tan negras como mi pelo, Tan ociosas y traviesas Que te han causado desvelo.

Se conjugan y se ordenan En versos, en oraciones Acercando a los poetas Uniendo dos corazones...

Treinta y cuatro en un teclado, Lo mismo son para mí En una pantalla táctil, Las que te acercan a mí...

Cada palabra leída, Es una caricia tuya Que me inunda en sensaciones Que me atrapa y me subyuga.

En cada una de ellas, Al tenue roce de un dedo, Desborda sensualidad Y da final a mis miedos

Treinta y cuatro son las teclas Que hasta el cielo me han llevado Treinta y cuatro que tu nombre Fernando Ariel ha formado Tu nombre que de mis labios, En un susurro ha escapado.

El mundo virtual le llaman Tan efímero y fugaz Pero acerca nuestros mundos Y hasta nos hace vibrar. Treinta y cuatro teclas negras, Que hilvanan mis ilusiones, Que juegan con mis deseos Que despiertan mis pasiones.

Es enorme la distancia Tanta que causa dolor, Pero sé que estás conmigo, Detrás de un ordenador Que con treinta y cuatro teclas, Hoy hicimos el amor. Sol Azteca Iluminando sueños...


CONTEMPLACIÓN Ignacio Olivar Argentina Según los días la claridad de las mañanas agobia mi alma... ... y deseo estar ciego por algunos instantes. Según las noches el murmullo de la ciudad ensordece mi corazón... ... y deseo estar fuera de la vida por algunos instantes. Según los meses y según las horas prefiero callar mi mente y embriagarme en la nada Según los minutos y según las semanas esquivo la insufrible apatía del silencio del alma Según me han dicho es el precio por estar despierto aún dormido Según percibo es también el agrio placer de abrazar la plenitud de lo real ... y deseo que no sean sólo sueños ... y deseo que los mismo perduren en lo eterno


NUEVO RETORNO Ignacio Olivar Argentina

¿Se han dado cuenta de lo mucho que sonreímos cuando anochece? Quizás porque de algún modo sabemos que es el momento del retorno, Hacia el cálido refugio de nuestro hogar, hacia la inolvidable reunión con amigos, hacia esos pequeños momentos en que uno simplemente se recuesta, mira al cielo, dispara una gran suspiro de alivio y simplemente se deja llevar hacia donde nuestro espíritu se le antoje. Y la sonrisa es el modo en que comunicamos al resto de los mortales -y también a los que disfrutan de la vida eterna- que sin lugar a dudas uno es simplemente un ser libre ¿Se han dado cuenta también de la gran cantidad de personas que han perdido esta sonrisa? Y por desgracia también pretenden inculcarnos la envidia hacia los que no ríen Hacia los que creen que hogar es el nombre de una panadería Hacia los que ven a los amigos en viejas fotos descoloridas Hacia los que piensan que el amor es un error de las abuelas Hacia los que por estas horas no pueden disfrutar de la calma que brinda un niño al dormir Por eso, y con una buena sonrisa de oreja a oreja, Abro la ventana, respiro el aire de medianoche, Y espero con ansias un nuevo retorno


ABRÁZAME Isidoro A. Gómez Montenegro Veracruz, México A mi esposa América. Siento tu frescura calcinar mis entrañas. Contemplo huellas del marfil de tus dientes dejadas en mi piel. Sombra blanca de prurito rebelde. Agua instantánea fluye, quiebra el rocío. La lluvia arde entre ríos; desata mis pecados. Cascada de nubes verdes, viento de hojas secas, columna que sostiene el viento, adarme de cenizas de hojas. Lago intranquilo… donde bogo, chispa encendida en mi paraje. Me detengo a recoger tus frutos. Siento tu calor corporal en lenguaje de promesas al escuchar a Mozart o Beethoven. Emerges en trazos nuevos, delineo tus pies delicados, te elevas dentro del cuadro de la vida, trastocas el tiempo.


Abrázame… Quiero sentirte en la dimensión exacta del poema. Encuentro limo fecundo; simiente pura. Ansioso anhelo prender la claridad del cielo. Mi mano constructora, responsable, siente la lluvia de árboles quebrados; el tiempo desgarrado. En la ventana… Aparece la esperanza encendida… granada. Infinito silencio… bebemos del cáliz sin palabras. Exige la vida; la hora plena. Probamos la copa impoluta, transitamos las rutas en diadema del presente. Siento la luz viva emanar de tu ser. Conjugamos los anhelos en la piedra ancestral que enlaza cielo y tierra. Agradezco la dádiva suprema, los pulsos palpitantes… ¡El regalo de estar vivos!


CAMBIOS JOSE LIBARDO ANZOLA VENEGAS COLOMBIA Cambiase el día en la noche Tan solo en pocos segundos En un silencio profundo Las sombras hacen derroche.

En el transcurso de la vida Muchos cambios se presentan Algunos nos representan El dolor de hondas heridas.

Cambiase mi risa en llanto Sin aparente razón Se agobia mi corazón Que por ti ha sufrido tanto.

Pero no siempre el cambiar Ha de ser solo sufrir Hay que volver a vivir Comenzar de nuevo amar.

Cambia mi amor por desprecio Al saber de tu traición No comprendo aun la razón De pagar tan alto precio.

De ese inmediato pasado No caer en los errores De volver con los amores Que ya nos han lastimado.

Mi ilusión y mi alegría En tristeza se ha cambiado Al haberme tu engañado Has puesto fin a mi vida.

El futuro hay que mirar Con fe y con decisión Y entregar el corazón A alguien que lo sepa amar.


JUVENTUD SIN FUTURO José Libardo Anzola Venegas. “El Señor de los Versos “ Colombia Pienso si la humanidad Acaso tendrá futuro Lo que no es nada seguro Esa es la realidad. Como una simple señal Veamos la juventud De ella es multitud La que se encamina mal. Se han perdido los valores El respeto se ha perdido Inculcarlo no ha sabido Ni padres ni educadores. Todo lo quieren ya hecho Que no haya que lucharlo Lo ajeno quieren tomarlo Creyendo es su derecho. Enarbolan la bandera De una falsa rebeldía Pidiendo con osadía Todo se haga a su manera.


Más sin metas en su vida En los vicios se introducen Esto como tal conduce A una juventud perdida. No les gusta el deporte Mucho menos estudiar Todo se les va en chatear Nada más que les importe. En mi juventud vivida Todo hubimos de ganarlo Para lograr superarnos Y ser alguien en la vida. No existían los avances Tecnológicos de hoy día Tocaba luchar la vida Con lo que hubiera al alcance No había mundo virtual Éramos de carne y hueso Y quizás fuera por eso La amistad era real. Jugábamos a la pelota Los trompos y la rayuela Bebíamos de manguera El agua que reconforta.


Se solía compartir Lo poco que se tenía Así un pan se podía Entre cuatro repartir La escuela era nuestro hogar Otros padres los maestros Con sacrificio y esfuerzo Nos lograron educar. Si acaso me desmandaba Mi castigo recibía Al recreo no salía O una regla me golpeaba. Todo eso me ayudo A ser el que ahora soy Por eso las gracias doy A aquel que ayer me educo. Agradezco al Señor De esa época haber sido Porque así yo he crecido En su respeto y temor Si hacia Dios no hay temor O hacia los padres respeto Demuestra así por completo Se ha forjado un perdedor Que no lograra saber Lo que es triunfar en la vida Será otra causa perdida Tan solo un pobre ser.


INMORTALIDAD Jose Libardo Anzola Venegas Colombiano. Mientras alguien me recuerde Vivo Seguiré estando Solo me iré preocupando Si mi recuerdo se pierde.

La vida es una secuencia De variadas circunstancias Es tan corta que no alcanza Para adquirir experiencia.

Si de mí se olvidan todos He dejado de vivir Fue en vano mi existir En la vida sus periodos.

Caemos en un error Y por miedo a repetir No volvemos a insistir Por desidia o por temor.

Si nadie hace de mí La más leve evocación Fue una equivocación La manera en que viví Solo del todo se muere Cuando de ti no hay historias.

Por eso cuando morimos Sin las metas alcanzar No habrá nada que mostrar Después de que ya partimos.

O no estás en la memoria De alguien que te recuerde.

Las personas se recuerdan Por lo que hayan realizado Lo que hizo le ha otorgado Su recuerdo no se pierda.


VOLVER María Estela Rodríguez Argentina Quien pudiera volver atrás el tiempo, retroceder en el laberinto de los desencuentros Volver a caminar sin importar a donde vamos Y tomar las agujas del reloj para detenerlo. Ahora, estamos recordando viejos tiempos Esos tiempos felices que ya fueron Tratando de ir por otros caminos Con un destino nuevo. Puedo vivir? Claro que puedo! Tengo la vida, puedo caminar aquí están mis amigos y tengo a Dios a mi lado! Volveré a ser feliz con lo que tengo. Se abre un abanico de poesías y cuentos la pluma se desliza por el papel tratando de encontrar algo bueno y frente de mi, hay un mundo de sueños.


NOSTALGIA EL 3 DE NOVIEMBRE DE 1995 Maruca Rodini Argentina Después de mucho tiempo de haber ocurrido el lamentable suceso, necesitaba contarte los momentos de horror que hemos vivido. Aunque no habito en el lugar, pero estuve presente y lo viví. -Te cuentoEra una mañana hermosa con un sol radiante, el reloj marcaba las nueve. Me dirigía a la ciudad por el camino muy tranquila, hasta que un nubarrón gris oscuro, casi negro me llamó la atención. Formaba un hongo impresionante, aterrada por lo que veían mis ojos. No sabía de qué se trataba. Llegando a Río Tercero comencé a ver automóviles que giraban a toda velocidad como escapando. La gente asustada gritaba y corrían. Ajena a lo que sucedía, seguí avanzando hacia el centro. Los semáforos no funcionaban, vidrieras estalladas, vidrios rotos por la vereda y mucho humo que se extendía en toda la ciudad, además se veía que caían como lluvia cosas raras. No podía ver bien claro lo que era. Tomé la decisión de retornar al campo, quise comprar alguna mercadería, pero no logré, cuando abro la puerta de la panadería una esquirla se clavó en la pared, fue tan grande el susto que subí a mi camioneta y dispare como todos. Ya en el callejón de tierra encontré tanta gente que desfilaban desesperados hacia los campos buscando refugio, hasta que llegaron más de dos centenares de personas a la Escuelita rural Campo Gioda. El comentario era que había explotado la Fábrica Militar, de allí venían las bombas destruyendo todo lo que tocaba. Fue horrible, en pocas horas la ciudad quedó vacía y triste. Así fue que por varios meses la desolación invadía Río Tercero, fue una herida que la marco muy profundo. Pasaron los años y de a poco llegó a recuperarse, ahora vemos una ciudad hermosa y progresista.


VUELO EN EL SILENCIO. Maruca Rodini Argentina

Alzan su vuelo sonriente descubriendo el encanto de la silueta van entrelazando los destinos entre las cumbres con matices en el vacío aleteando sin cesar. Mientras el viento desnuda los valles una brisa se desplaza susurrando las nubes sobrepasan acariciando en la sombra del paisaje gris. Como sabios en el silencio donde el celaje húmedo de la mañana va levantando escarcha del crudo invierno –es preciso un destinolos impulsa a emigrar.


ÁVIDA NELLI EDHIT GONZÁLEZ ACOSTA. URUGUAY. Al alba o quizás, más tarde, entrado el día, me encuentre el ocaso de una noche fría, con sus alas negras me cubra la espalda, tal vez con un poco de nostalgia olvidada junto al viejo templo de campana callada. Al mirar el paso que dejé marcado junto al amor mío, veré cuan feliz fue mi tiempo de paso, en la blanca arena. Sobre algún oasis de amor lejano, me sentiré reina, a pesar del tiempo que trajina rápido y me deja atrás, seré igual que siempre un tanto fugaz, un poco vivas. No recordaré los momentos crueles que la mente no olvida, viviré pendiente de aquellos que traen calma a mi vida aunque venga el ocaso y cuente mis días reiré feliz por haber tenido breves alegrías, que me hicieron bien y aquellos momentos que fueron aporte a mi crecimiento. No tengo el miedo de la partida infame solo, simple encanto de quien tiene un corazón pleno, de quien no tiene nadie que venga y reclame lo que no se ha hecho desde el mismo seno. No hay miedo alguno, solo espera alegre no retrasa el tiempo ni la espera es pobre.


DEMASIADO CERCA Nilda Acosta de Embalse, Provincia de Córdoba, Argentina Hoy te vi de lejos, en rueda de amigos. El pelo demasiado corto. La barba insinuando el roce. Invisible fui por un momento. Mis temblorosos dedos Navegando en los pliegues de tus labios. El incienso de tu cuello invadiendo los sentidos, el palpitar osado de tu vientre demasiado cerca, tangible y a la vez tan distante, tan etéreo. Me escondí en tu regazo Mientras las manos eran pájaros Un suspiro de caricia doliente. Tus piernas, mástiles de sueños Se plantaron sobre la alfombra plomiza del olvido buscando otra huella. Yo me quedé en un rincón de versos. Muñeca de trapo. Sin voz y sin dueño.


TORRENTE Nilda Acosta de Embalse, Provincia de Córdoba, Argentina Me despertó la lluvia, dudé en abrir la puerta. Pero ella me cautiva, me enamora y accedo a su demanda. Trae en la serpentina de sus dedos un cofre lleno de palabras Palabras blancas, azules, húmedas, palabras negras, deshabitadas, una pena y un recuerdo herido de risas. Me trae palabras para amontonar bajo mi almohada, un papel opaco que ciñe secretos y la avidez punzante de tus caricias. El astro me sorprende amándote. Mientras tus manos despiertan el torrente, e incitan el deseo... La lluvia se queda a espiar por la ventana...


"RÍO DE PASIÓN" Patricia C Cervantes Domínguez Veracruz , Veracruz México.

Entregaré a mí , ven amor mío Y dame el placer que hay en tu boca.. Saborea tu de mí yo te pido. Pues pensar solo en ti tu me provocas. Mójate de mis ríos cual caudales Te invadirán por siempre si me tocas. Pues tu eres pez y yo tu río.. Y tus caricias a mí me vuelven loca. Hazme explotar de excitación Mordisquear tus labios yo quisiera Saber que de amor en ti me quedo. Pero una entrega de ti más yo quiero… Y vertirme en ti hasta que muera. Abrázate de mí y sin soltarme Nademos los dos en nuestros ríos… Hagamos el amor aun sin unirnos Repitiendo yo tu nombre y tu el mío.


ENSAYO 13 Roberto Rochins Canadá Amarrado al recuerdo de tus manos, Amando el brillo oscuro, e infinito de tus ojos, Sediento de ti... Inundado de tu ausencia, me moja... La fantasmagoría, de tu piel desnuda, y la aridez de tus zona santa. Se yerguen en la noche mis deseos. Arriba, en lo espejos biselados de tu aroma, Rompo el espacio dibujado, De tu negrísimo cabello, Que se derrama, ansioso, como cascada de orgias, y de magia, De una "cuasi" empírica, y metódica caricia. Aquí termina el cuento... Y comienza, mi dolor, Mi palpitante dolor.


La Melancolía parpadeante, De tus ojos negros, Rasgados y místicos, Que son el eco de tus reproches, Se desnuda ante mí, Y me sojuzga el alma. Tu mirada agitada, Y espantada, Se clava como daga del infierno En mi pecho, En mi nostalgia, Y me mata en silencio y me devora. Sin clemencia. Yo, No soy el culpable de tu muerte. Tu, Quisiste cerrar los ojos, En el momento del orgasmo Y gritar tan fuerte Hasta morir.... Sumergido en las aguas, De la dicha, Y el amor... En ese profundo deseo, Me derrumbo y también grito, Pero yo, Jamás me muero de amor, Para encontrarte...


Tu maravilla crece, Crece y crece, Como la hiedra entre mis sueĂąos, Y me hace llorar: De apuro...y de hombre, De amor y de rabia, lleno de suspiros, Derramo el llanto. Mi Espina de sal, Mi daga de sal, Mi espada de sal. me hieren, Cada una a su manera. Maravilla que crece, Como el amor que obliga a reventarte, Si no lo sueltas, Si no lo dejas libre, O si lo matas, AhogĂĄndolo... en tu propio Orgullo.


ENSAYO 14 Roberto Rochins Canadá No hay nada más pragmático/esotérico, Que el círculo perfecto de tu rostro. Nada más abstracto y definido, que el cuadrado andrógino, del acto de tus besos... No hay... Nada más oscuro y brillante/evanescente, que el triangular deseo, apasionado, (Y tan poblado de frondas), de tu pubis, inquieto.

Ni nada más sorprendente, Y arrugadamente doloroso, Que el pentágono airoso/exorbitante, del acuoso y silente, deseo por ti.


AUSENCIA Roberto Rochins Canadá Yo dormía, Esperando que la noche de tu ausencia Pasara inadvertida ante mis ojos. Yo dormía muerto. Vacío de tu presencia. Por dentro de mi... Un sueño palpitaba, Sin la fuerza de tu amor Que moviera los motores mi alma. Dormía despierto, Sintiendo que mi sangre Como un aire diluido, Entre... el pasado y tus besos, Me ahogaba. Y me sentía, En el sueño, Como amarrado, al aciago poste de una hoguera, Para ser incinerado.

Yo dormía, Pensando que tu ausencia Era mi sueño, Mi vigilia, mi muerte, Mi desolación. Despertar... Para mi fue entonces el milagro, De saber que aún hay tiempo, Para seguir amando... Lo que me queda de ti.


POR SI ALGUNA VEZ SANTA VELIA FLORES B. SABINAS, COAHUILA MÉXICO. Si alguna vez imaginas los derrumbes ocasionados, sólo te pido respeto y te lo digo de nuevo no te quiero confundir. Si alguna vez me imaginas que molesta quedé yo te digo que no. No lo creo merecer porque al molestarme estaría en ese desatino aquel que un día dolió. Lo que no imaginas....creo es que sin darte cuenta ayudaste a fortalecer lo que yo creía débil. Lo que yo imagino ahora desde esta perspectiva, desde este punto en mi vida, Que así como sólo escucho ahora Los sonidos del silencio, Así estás en mi vida. Por si alguna vez otra cosa imaginas.


ETERNO CALOR Zaradyel España para PaccoRH En la soledad de lo prohibido veo tus ojos acercarse lentamente a los míos, tus pasos son ecos de silencio sofocante que paraliza mi desesperado corazón, mientras tus manos fuertes y robustas se posan sobre mis hombros temblorosos, mi cuerpo vibra y mi respiración se acelera sintiendo por momentos que perderé la razón, es mi corazón que palpita con fuerza haciendo que pierda el equilibrio y apenas en un destello vislumbro tu silueta masculina. El aire se va de mis pulmones por un instante y mi estómago pareciera estar de cabeza, todo mi cuerpo reacciona a tu toques incesantes y aun que mis labios se muevan no pronuncian más que tu nombre, añorantes, me acaricias en el lecho mientras nuestros cuerpos se tornan cálidos y parecen más ligeros, uniéndose en uno se perlan de sudor que escapa en conjunto con los gemidos constantes de mi garganta irritada.


Son mis manos que con las uñas se aferran a tu espalda lacerando tu piel y mi cuerpo que se entrega a tu forma y placer, es la esencia mutua que en ese instante de lujuriosa pasión se mezcla en una eterna conjunción, te aferras a mí y yo no deseo que salgas ni que te separes jamás, marcando tu cuerpo y el mío en mutua pertenencia, mi mente se pierde en el deseo y el placer, besando tus hombros y cada milímetro que puedo de tu piel, tus manos me recorren, me hacen tuyo, seguro y fiel, feliz de saber que siempre forjaremos aquel nido de pasión y lujuria. El ambiente se torna espeso, es solo nuestro y el momento del clímax se acerca con cada rose de nuestros cuerpos, me fusiono a ti con sutil aprensión manteniéndote dentro apoderándome de ti, mi cuerpo se tensa, el tuyo explota, nos estremecemos y tocamos el sol al mismo tiempo con intenso éxtasis, pareciera que todo ha pasado, la calma vuelve cuando el universo se deja de contraer en nuestro interior, Pero nada acaba, apenas comienza y lo sabemos, mis ojos sonríen y tus labios me besan. Sin decir nada lo sé, eres mi todo, somos un todo, un mismo universo en este mundo, un eco eterno en el firmamento, una llama fulminante de inagotable calor.


LA NOCHE Zoraida Puentes. Cuba. Suave manto de penumbra sobre las hojas dormidas. La noche vibra, siente y respira en cada criatura que se posa, aspirando el olor de los jazmines, del galán en flor, y en los cojines de los pétalos sedosos de una rosa. Todo enjambra, todo goza, la luna es una hoz, segando las estrellas y se hacen el amor, entre la yerba luciérnagas airosas que destellan... La noche es paz... la noche es bella la noche agudiza mis sentidos y siento su caricia en cada poro... Yo interpreto y traduzco su silencio, su lenguaje es uno que conozco: voz de grillo, zumbar del aire en los hinojos, enervante humedad de las marismas, pegándose a la piel cual regio broche... Andar descalza en la noche, es encontrarme, conmigo misma...


SOY FUERTE Zoraida Puentes Cuba.

Soy fuerte. Yo puedo escalar los mares y bajar al cielo, puedo fundir barro y moldear acero y tomar en una mano al mundo entero... Puedo sacar agua de una piedra, echar mi ancla con un cabello, tomar un rayo de sol sin quemar mis dedos y en el cuerno de la luna, sentarme a leer mis versos. Puedo apagar una estrella con el soplo de mis labios, convertir en montaña la giba del dromedario y aparentar ser feliz, aun arrasada en llanto... Yo soy fuerte, no sabía que lo era, pero esta primavera me volvió a rondar la muerte y resurgí de lo inerte, en brazos de una quimera. ¿Y qué más? Estoy contenta, porque yo guío mis pasos aunque nadie los entienda, y si se tuercen, yo sé donde está quien los enmienda. Yo soy fuerte, sobrevivo…


Infinitas gracias por estar este 2016 compartiendo sus obras literarias, un placer contar con ustedes en el mes de la amistad RamĂłn de JesĂşs HernĂĄndez Olivares Director y Editor

POETAS SIN FRONTERAS FEBRERO 2016  

POETAS INDEPENDIENTES DE AMÉRICA LATINA, ESPAÑA , CANADÁ Y ESTADOS UNIDOS. VOCES DEL UNIVERSO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you