Page 1


NOTA:

TODOS LOS POEMAS TIENEN DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL POR EL AUTOR, Y SON PUBLICADOS CON SU CONSENTIMIENTO, SIN FINES DE LUCRO.

BLOG: http://poetassinfronterass.blogspot.m x

CORREO ELECTRÓNICO: poetassinfronteras@hotmail.com


EL OTRO LADO DEL ESPEJO Alejandra Inclán México

Ahí está, el espejo... Ahí estoy yo. Soy yo, esa soy yo.

Sola, sufriendo en mi habitación, martirio de penas pasadas, de amores lejanos, lejanos sin sabores, de relaciones perdidas, de pasiones negadas, de silencios pesados, de reconciliaciones no encontradas.

Me acerco y miro. Solo veo mi exterior. Quiero ver más. Entonces lo toco, y el cristal del espejo vibra,

Busco y no encuentro nada, nada hay a mi alrededor. Solo polvo, solo dolor, solo oscuridad, solo confusión. Sigo buscando y no encuentro. Choco con las paredes, con los muebles viejos. Volteo y aparece mi reflejo.

mis manos son piedras caídas en el agua tranquila. Acerco mi otra mano y hace lo mismo. Acerco mi ser, y sin saber por qué, entro a él, penetro al otro lado del espejo. Y creí que vería mi interior, pero no hay interior, hay universo. Los meteoros corren a grandes velocidades, me atraviesan, ahora soy una entidad etérea,


no un ángel, una entidad etérea.

– ¿Si eres quién tú crees? –Tú eres Dios.

No tengo miedo. Veo estrellas, soles, planetas habitados y galaxias. Una luz me llama, vuelo hacia ella. Parece lejana, y a pesar de ello llego a ella con la velocidad del pensamiento.

–Tú eres Yo. –Entonces por qué en mi cuerpo siento límites. –Por qué tu misma te los has impuesto. –¿Puedo crecer a tu nivel?

Le digo: –Puedes regresar a mi nivel. –Aquí estoy, Señor. –Estarás siempre conmigo. –Aquí estás, señora– me responde. –Aquí estoy Amor.

–Siempre he estado contigo…

–Aquí estás Amor.

Entonces comprendí… Sin palabras me despedí, sonreí y regresé, atravesé el espejo.

– ¿Si eres quién yo creo?


¡Ya no había oscuridad! ¡No había aversión! ¡Estuve con Dios y vivo conectada con él! Conocí de cerca al amor, los secretos que guarda en su interior, al otro lado del espejo.

LAS LLAVES DE MIS PUERTAS Alejandra Inclán A veces necesito sufrir para escribir, tener esas emociones para engendrar con palabras lo que mi voz no sabe transmitir. A veces tengo que disfrutar, lo que los demás rehúyen porque piensan que está mal, algo tan sencillo como caminar bajo la lluvia, solo por el deleite de sentirla y no por tener que llegar necesariamente a un lugar. A veces tengo que perderme, en la contemplación absurda e incomprendida, de cosas que para los demás no tienen importancia, como el mirar el vacio, donde no hay nada y lo hay todo,


donde tú habitas como un ser silencioso. A veces me hundo en las líneas de algún libro, en los espacios ausentes de tinta entre línea y línea, y ahí veo la grandeza de lo no escrito, de lo no mencionado y con ello escribo y escribo, y descubro que en lo que redacto, también oculto sin querer el espíritu de lo no dicho. A veces miro una fotografía, y en ella me transporto a ese espacio captado por los ojos del artista, a su visión única de ver pedazos de la vida, de abstraer en un encuadre lo que es tan escaso y abundante.

A veces no necesito sufrir, ni caminar bajo la lluvia. A veces no necesito contemplar al vacio dónde estás tú, ni hundirme en las líneas de un escrito. A veces no necesito mirar una fotografía, porque si siento mi corazón, siento la alegría de estar en contacto contigo y conmigo, estamos unidos, soy feliz, soy parte de ti.


PETICION Lourdes Lagardery Puerto Rico Amado, Cuando Yo Muera, No Lleves Flores A mi Sepultura, Que sabes que El Sol al salir en su albura Habrá de marchitarlas una a una: Reclínate un momento sobre el mármol frío Y piensa un instante en la que allí reposa, Y deja que tus lágrimas sean como el rocío Que por las noches moja todo lo que toca; Y que sean tus lágrimas como gotas de sangre, Que de tus ojos broten, como si fueran venas,

Y al caer en la loza, de este, mi sepulcro, Perennemente queden como si fueran huellas; Pon tus besos ardientes en la loza de hielo Porque si son sinceros, llegaran hasta Mi; Y luego ¡No me Olvides!, Es todo lo que pido, Que así estarás pagando El Amor que te Di...


ENSOÑACION Lourdes Lagardery Puerto Rico

Esta vez estoy sola, mas no triste, Ahora puedo decir que soy dichosa, Han vuelto a renacer todas las Rosas que murieron el día que te fuiste. La promesa que al irte Tu me hiciste, De esperanzas vistiendo esta mi alma, Y espero aquí, con apacible calma, A reunirme contigo, cual, dijiste: ! Que cuadro tan feliz pinta mi mente.... Nuestra casa, Nuestro Amor, Tu y Yo, Solitos... Y una Niña en los ojos retratada.... Tu besando mis labios tiernamente, Mientras afuera llueve fuertemente Y Yo me encuentro en Tu pecho recostada.


ERES… Maria Estela Rodríguez Argentina Eres los colores del arco iris después de la tormenta a veces un torbellino y otras, lluvia de agua fresca. Eres noches de desvelos canción de cuna y aromas nuevos, tañidos de campanas en viejos templos. Eres sonido de sonajeros, trinar de pájaros en el silencio. Eres luz en una noche sin estrellas, eres la miel que faltaba en la colmena. Manitos suaves de caricias tiernas. esa…esa eres tú Isabella.


PAJARITO PECHO ROJO María Estela Rodríguez Argentina Un pajarito de color rojo en su pecho y gris plata en su lomo. Saltaba entre las ramas, orgulloso de su hermoso plumaje, cantaba alegremente y agitaba sus alas. Un pastorcito que cuidaba sus ovejas por los prados, escuchaba el canto del pájaro, se quedó mirando su rojo plumaje, extasiado con su canto. Un día, no escuchaba al bello pájaro cantar, mira hacia suelo y vio, su cuerpito tirado, tenía rota su ala, lo tomó en su mano y lo llevó a su casa. Día a día con mucho amor curaba su ala, hasta que el bello cantor pudo volver a volar y cantar, tomó a su amigo y lo llevó al lugar donde lo encontró para que siguiera con su trinar.

Todos los días cuando el pastor llevaba sus ovejas a pastar, esperaba encontrar, a su amigo, el cantor de pecho rojo. Desde ese día el pajarito y el pastor no se separaron más.


¡MIRA MIS MANOS! Héctor Daniel Paz Argentina Son fuertes, seguras y saben de callos. Palpitan sólo cuando voy a su lado. Se parecen a las del cirujano, obran con premura, cuando se es necesario. Diría, que ellas hablan y pueden medir el gesto de las personas que cruza. Míralas, casi se deformaron por el esfuerzo, ya que les gusta lo que hacen. Son sensibles y sé confiar en ellas, si me lo exigen. A veces lloran, a veces. Se creen las del músico, que juegan movimientos extraños, al dar melodía. Dóciles, se coordinan con todo mi cuerpo para alcanzar los mejores logros. Míralas, ellas parecen sucias mas es el color de mi oficio, que tanto valoro.

Son abrigadas, ya que en los días fríos se miman. A veces, secan lágrimas. Se sienten las del que golpea piedras en la mina. Sabedoras y entrenadas. Duramente negocian con gracia el trabajo, cada día. Zarandean escobas. Míralas, cuando rezo se juntan. Se ven transparentes, elegantes y con luz. Son recias al cargar el balde, los trapos y cepillos. Suaves al frotar el vidrio. Se ven magníficas, al dejarse trajinar por los brazos, al friccionar los pisos. Dignas, aguantan el dolor de la espalda, cuando la tarea es mucha. Lloran. Mira mis manos como trabajan, que alegres. El salario, no es tan sensible. Míralas, que no tiemblen tus ojos. Ellas se hicieron de sacrificio y esfuerzo. Son mucho de lo que tengo y que feliz me hacen.


Bendícelas, que también son parte de tu alegría.

¡Mira mis manos! DIBUJOS Héctor Daniel Paz Argentina Dibujo, con la mano en el aire, tu estatura. Hago vahos y en las gotitas que se disipan cara a la soledad, puedo imaginar tus ojos. Hincho mi pecho y cuando mi alma aflora sobre la piel, te aprieto y en ello, me nutro. Respiro y en ese perfume, antiguo a flores, te recuerdo en el auto, tibios bajo el árbol. El murmullo lejano, de los ecos que flotan,

baten mi recuerdo, y camino en el pasillo, con la certeza de encontrarte en mi mente. Rozo, con mi mano la pared, para saberte cerca, en las lejanías de nuestros cuerpos. Y todo esto solamente, porque hoy no veo. Dibujo un sabor intenso, cuando sueño tu sueño. Hojas indecentes, delinean formas circulares en el espacio, cuando te pienso. Una sonrisa, viste a la memoria y aquella música, sube vibraciones en la cristalina nada, que me asedia. Te busco en mi vida que te recuerda y en el silencio te nombra.


ROSA DE BAGDAD (ROSA MISTICA) Pío Domingo Rosales Sena México En la penumbra oscura de la Nada el espíritu del zoé se agita, revoluciona ¡Implota! Energía en calma concentrada se agita, revoluciona ¡Explota! La primera persona del plural piensa habla existe, haz que separa la oscuridad. La Palabra hace entes formas formas que pueblan la Nada Uno bendito en la Nada todo contenido en el Uno Pensamiento del pensamiento un Dios contenido en el todo un Señor en el vacío

que lo contempla todo y se mueve sobre una nube negra. Yisborach, v´yistabach, v´yispoar, v´yisroman, v´yisnaseh, v´yishador, v´yishalleh, v´yishallol, sh´meh d´ kudsho, b´rich hu. Poesía marcada por el túnel del tiempo Útero original dador de vida. La forma contenida en el Todo el todo contenido en el Uno el Uno pare se derrama en la forma. Entre dos ríos nace la civilización, la civilización engendra una rosa, una rosa hermosa radiante amorosa excitante. Flor exquisita en tierra de los jardines colgantes… Su belleza engendra amor no hay otra vía para el amor


que la belleza y yo la amo por todas las vías yo la amo bajo el manto de la noche bajo el ardiente sol de nuestros días yo la amo. La amo yo, y conjugo el verbo amar. Amar es cambiar el temperamento del aire, aire con revolución de amor amor con secreto de juventud secreto de vida, vida arriesgándose a la muerte muerte que se llena de vida vida llena de dificultad dificultad pletórica, pletórica dificultad dificultad superada en la vida, vida con un solo secreto secreto con pulsaciones de amor. El amor se plega en ella en ella está el universo

la iluminación beatífica, las visiones místicas, las vibraciones cósmicas do re mi fa sol la si toda la humanidad llamando al origen con sentido jazzístico del ritmo. Su cuerpo tropical es paraíso bíblico, sus besos ángeles custodios y sanadores, perdido en la espalda de la noche recorro el paraíso, los ángeles me sanan me cuidan me llevan al camino de Dios el camino del amor. ¡Ella es poesía en movimiento! Sus movimientos Tienen la improvisación del jazz, la sensualidad del blues y el frenesí del rock. Mi diapasón toca su cuerpo de guitarra acordes sonoros y silentes llenan el espacio, el tiempo, el deseo de amarte no termina jamás.


Con voz prístina ella canta: Dile a la vida que viva. La vida vive por ella por ella vivo la vida. Me agita revoluciona ¡Imploto! Me calma, me energiza Me agita revoluciona ¡Exploto! El espíritu del zoé vive en la penumbra oscura de la Nada.

CRISTO BAJO Pío Domingo Rosales Sena México Dios construyo un mundo, el hombre otro, y así él se hizo dios ¡Mammón! Tú estás matando a los jóvenes…

Tú, la hiena de rostro acicalado, lobo de oficina multimillonaria, serpiente dedicada al bien público; Tú, el buitre rezumando carroña, descuidadamente bien vestido en tweeds de importación, conferencista sobre la era de la abundancia; Tú, el chacal de gabardina cruzada, aullando por control remoto en las transnacionales del mundo. Cristo se bajó desnudo de Su Árbol desnudo y vio el mundo de Mammón. Árboles de navidad arrancados de la tierra. Navidad de oro, árboles adornados con velitas eléctricas de lata.


Intrépidos vendedores ambulantes de Biblias. Líderes de estados terrenales y espirituales recorriendo países en un cadillac de dos tonos. Sears Roebuck donde la vida es consumo el consumo es vida dirigida por los Magos de televisión. El cáncer de neón de la gran ciudad Impide ver las farolas naturales del universo. Lluvia color de lágrima cae sobre la ciudad, lluvia púrpura lluvia negra lluvia ácida lluvia onírica lluvia lluvia lluvia lluvia que no es de verdad una lágrima… Lluvia es esta agua, ácida o dulce es esta agua

agua que se moja a si misma agua que moja al viento viento que canta el blues del vacío vacío que lleva al nihilismo Cristo se bajó desnudo de su árbol desnudo camino por la ruta 66 calle principal de la América la recorrió del oriente al poniente y del poniente al oriente, también viajo desde Haight - Ashbury en San Francisco hasta “Red Garter Club" en el Greenwich Village entró en ese bar smoke y cogió un corno, el corno emplumado sonó sonó sonó sonó es jazz en comunicación sensación cósmica todo regresa al Todo


el Todo se vuelve Uno… Dios… Dios es el sexo de dos … haciendo el amor hacemos a Dios… Dios somos todos haciendo el amor. Mammón rige al mundo con su aliado Moloch una triste canción suena en el tímpano de la Tierra… la poesía se vuelve vacía una página vacía también es poesía También se poseía una página vacía hombres llenos de polvo esperan Su Venida… Cristo se bajó desnudo de su árbol desnudo este año y se fue a refugiar silenciosamente

en el vientre de una anónima María otra vez, donde en la noche oscura del alma anónima de cada uno el espera otra vez, una inimaginable e imposible inmaculada Reconcepción, la Segunda Venida.


SI PUDIERA. Omar Efraín Martínez Meza Ecuador

Si pudiera escribir el mejor verso, peor si mi gran amor está disperso, la realidad se convierte en soledad, y claro todo es ambigüedad, Si pudiera acariciar tus manos, solo en sueños tempranos, y ya despierto causa angustia, y la pasión se vuelve mustia. Si pudiera asaltar tu cama de un brinco, y si el dueño me pega un trinco, todo sería una película de terror, y provocaría una irreparable error. Si pudiera buscar todos los caminos, solo se quedaría en grandes vaticinios, momentos duros, y prohibidos, pero que podrían ser bien vividos.

Si alcanzaría a enjaularte en mi corazón para siempre". ¡AY MUJER! Omar Efraín Martínez Meza Ecuador ¡ Ay mujer!, si supieras las intenciones que tengo de coger, tus manos, y apretarlas y llegar a tus brazos. ¡ Ay mujer¡ coqueta y relicario permanente de mis más cumplidos deseos en la cama contigo intensa dama.


TIERRA MESTIZA Elizabeth Larrañaga México Hay ruido en el silencio que te sepulta. cierras los ojos ante los cuervos hasta pareces dormida madre callada. Qué ultraje más grande a lo mejor que has creado, esa inocencia pichon elevada en avioncitos de unicel girando entre trompos y rehiletes. Tu risa carnavalesca danza entre óleos de sienes. alegría hiena cuando te mira el sol y le devuelves un eclipse sonámbulo que asusta. Mimetizas tu llanto en carcajada espumosa te oscurece el asfalto mientras robusteces bolsillos. Qué niña tan tierna suspirando huapangos. Mi bella mestiza. me sumerjo en holanes de tu falda

plateada, soy cresta que te adorna cuando emerjo y en tu suelo arenoso me libero. Cuanta nostalgia de esos tiempos tan libres de miedo, ufanos zapateábamos tus calles empedradas y el ingenio empezaba desde el primer saludo.


JUEGOS INFANTILES Elizabeth Larrañaga México

mientras en la península, los hombres maldicen al cielo que ahogó a los papayos.

Un nudo en la garganta plomó mis voces y mi cabeza hospedó a todas. Mi padre era el ave, el ausente eterno al que mis manos le dibujaron alas. Mi madre era el pan, el que todos terminamos comiendo. Se iba la hora en el conteo de piedras guardadas dentro de un bote. Desnudaba a la pobre casia, sus hojas eran los billetes y había que pagar las frutillas del almuerzo.

Y jugué a ser niña, mimosa y crédula, hasta sorprendida miraba sus manos, como descubriendo todo, sobrellevando la vida, jugando, jugando...

Ahora miro las caras infantiles emocionadas ante el desastre. Buscan los juguetes que arrastra el río desbordado y que el mar arroja a la playa,


TE LLAMAN MI POESÍA Yram Salinas México

Prisión de la desidia; que apacigua El donde que no entendía; Profecías, en sueños no descifrados.

Labrar, en la densa de letras Esparcir, ilusiones y sueños, Realidad que corre, Como el agua del río.

Mano miedosa de destruir o construir: Tierra, naturaleza y humanidad; Como piratas de fuego, Con vendajes en la cabeza.

Milagro y magia delineados, En papeles arrugados ¡Pluma desvelada! Volcando; tinta color ternura. ¡Cálamo que ríe! Deslizando ensoñadoras palabras Versos; que hilvanan lágrimas.

Como canicas Saltando bajo el arcoíris De muchos colores.

¡Expresiones! Que denuncian, Impotencia e injusticia, Gritos callados; Que delatan al silencio. Embrujo, que bajo el influjo, De la palabra, Atrapa las estrellas para jugar con ellas.

Futuro, y presente: ése ni para que preocuparse Sabemos que pasa Como trueno en la madrugada. ¡Volvió la luna! Mientras esas nubes pasaban por ahí, Quizá volví a mi selva y luna apareció, Palabra ilusoria, impregnada de esencia Que dan rostro a la vida ¡Eso eres tú! ¡Y te llaman, mi poesía!


NO LLORES MADRE TIERRA… Yram Salinas México Sierra madre occidental. que abrazas la tierra que me vio nacer.. Árboles, donde altura no percibo hojas de mil colores; que alegran mi vista, traen a mi quejas de la madre tierra.

heridas; la tierra, los mares y el ambiente. Nicholas Joseph Cugnot, con su invención El automóvil. Mal necesario, de nuestro tiempo cuanta contaminación; en el aire que respiramos

Aquél olor a pinos en el cerro de los remedios hoy fraccionado, sin pinos. Cómplices fueron; de mis eternas caminatas en amaneceres de mi tierra..

¡No llores madre tierra! Por el viento, los cielos, La tierra, los mares….que hemos quebrantado Mi grito de lucha, mi palabra ha de llegar con la fuerza del espíritu.

Científicos e intelectuales han traído Al mundo grandes inventos, pero también generando dolor ¡No llores madre tierra! Que árida e infértil te hemos dejado.

¡Conciencia pido! Dejemos de matarla no esperemos a que muera y ver cuán necesaria era, en nuestra miserable existencia sin ella ¡Llora Madre tierra! Por hijos tan ingratos.

Einstein y Oppenheimer, y la bomba atómica ¡Invento fatal! Que el ambiente enveneno por años y secuelas que aun guardan


L´ORIZZONTE MI CHIAMA A GRAN VOCE. Fiorentino Scalese Italia Rincorro il domani che avanza. L´ho afiorato e mai raggiunto in questa giornata de pioggia mentre l´acqua che si insinua nella rofonditá del terreno raggiunge invace la sua mèta. Dopo aver percorso chilometri, cerco la mia strada in un labirinto di sogni. Giacciono ovunque parole come petali saparsi, inariditi della povertá dell´anima di chi non vuole o non ha saputo riconoscermi. Le lacrime nascono dai miei occhi incantati, vita dove a volte potrei perdermi. Adagio i miei sogni

per farli cullare nel tuo orizzonte sconfinato, con gli occhi e il cuore e il ritrovarti é docíssimo. Per no farli morire mi rifugio nella mia inquietudine, alcova della beve felicitá.


EL HORIZONTE ME LLAMA A GRANDES VOCES Fiorentino Scalese Italia Recorro el mañana que avanza La rocé pero no la alcancé en este día de lluvia mientras el agua se insinúa en la profundidad del terreno alcancé tal vez su meta. Después de haber recorrido kilómetros busco mi camino en un laberinto de sueños. Caen palabras como pétalos desparramados sacados de la pobreza del alma de quién no quiere o no supo reconocerme. Las lágrimas nacen De mis ojos encantados la vida donde podría perderme. Busco en mis sueños

para que se hamaquen en tu horizonte sin fin con los ojos y el corazón y el reencuentro es dulcísimo. Para no hacerle morir Me refugio en mi inquietud Alcoba de la pequeña felicidad


NON ERA POSSIBILE DORMIRÉ. Fiorentino Scalese Italia

La sua voce insistiva lánguida e accativante. -Voglio accarezzarti diceva la voce. Chi parlava? Il mare stesso forse, richiamato sul bagnasciuga dai miei piedi nudi? O magari tu, dolce amore, che stai prendendo di me il Desiderio chi si fa passione? -Accarezzami mentre ti accarezzo- ho sussurrato. Nudi mentre non é importante sapere di esserlo Il mare potrebbe davvero coprire e riempire i vuoti.


NO ERA POSIBLE DORMIR Fiorentino Scalese Italia Su voz insistía lánguida y cautivante -Quiero acariciarte decía la voz¿Quien hablaba? El mismo mar tal vez llamado para mojar mis pies desnudos O tal vez tú, dulce amor Que estás tomando de mí el deseo Que se hace pasión? -Acaríciame mientras te acariciosusurré. Desnudos pero sin importarnos saber de estarlo. El mar podría realmente cubrir y llenar los vacíos.


ABRÁZAME Alberto Ángeles Ronquillo México Abrázame como lo haces con tu almohada cuando te sientes sola. Abrázame como cuando ahogada en llanto necesitas consuelo. Mírame a los ojos, tal como lo haces en la noche al mirar las estrellas. Ilumíname de ti cuando a escondidas te veo, libérame de esta angustia, como a la mar liberas tus besos. Envuélveme, tan fuerte, que la muerte por asfixia me encuentre en tus brazos

ERES MÁS QUE LA SANGRE Eres más que la sangre que circula en mis venas. El silencio con el que he meditado tantas noches. Mi paz en las tardes, cuando el ocaso muere: Eres aunque tú lo niegues, la mujer perfecta. La sabía que alimenta el árbol marchito, que abrazaría, en su sombra de amor, tu piel morena. Ni sosiego, ni locura, ni amor, ni desamor. Llevo tu nombre como signo en el pecho, y como sello tu desprecio en mi corazón.


LUJURIA DE NUESTRO AMOR Elsy Marien Vázquez Reyes México Estremeciéndose de placer me enloquece Dejar demostrar lo que no deja ver a los demás Verle tocándome mil veces ¡Queremos amarnos más, mas y mas! Oh calor del momento que nos hace sudar La pasión desmedida nos acompaña El calor estalla en besos, caricias y mas Lujuria, su nombre me haces gritar Estremeciéndome de placer lo enloquezco Le hacen gemir mis manos en ti Los gritos y gemidos hacen eco Esta lujuria es nuestra razón de vivir. ¡Oh desbordante pasión! Que viene del amor En nuestras noches jamás te extinguirás Sabemos avivar la llamarada de la pasión La chispa del amor jamás se irá

¡Oh lujuria de nuestro amor! Nuestros cuerpos están en calor Nuestros gemidos resuenan en la habitación Hablemos del cariño de nuestro corazón Que sin tactos ni caricias existes entre los dos La historia de nuestra lujuria no tiene final La pasión desbordante siempre existirán Gemidos y gritos en el cuarto se escucharan Cuerpo y alma unidos en deseo no se separaran ¡Oh lujuria de nuestro amor! De nuestras vidas no te irás


MANOS ENTRELAZADAS Elsy Marien Vázquez Reyes México ¿De qué sirven las palabras? Si estas pueden ser mentiras Yo vivo de las acciones Que se quedan o retiran Muy bien dice aquella frase "Una acción vale más que mil palabras" No solo hablemos de lo que hace Solo juntemos las manos entrelazadas No me digas solo que te quedas No me digas solo que me amas Caigamos en mantas de seda Demostremos que esto no son farsas No des excusas de falta de voz No separemos las manos entrelazadas Con las palabras no demuestras nada Con acciones muéstrame el amor

Un te amo es solo un beso Un abrazo es quedarte conmigo Mi amante que primero fuiste amigo Caricias son tus muestras de deseo Son nuestras manos entrelazadas Una muestra de amor verdadero El escrito y palabras de románticas No sirve para decir te quiero Cuando tus ojos lloran Se que tu alma también Significa que me extrañas Y a tu lado me quieres No llores amado mío No vez lo cercas que estamos? El amor es como lo hemos soñado Unidos en alma sin separarnos Pues nadie podrá separarlas Estas... nuestras manos entrelazadas.


SOMOS… Guadalupe Espinoza Lagunas México Somos un breve espacio en el transcurrir del tiempo, somos un viento frío en una tarde de invierno. Somos de la corriente la espuma desvanecida, la hoja que arrastra el viento, la rama de árbol mecida... Marionetas que el destino maneja a su voluntad, gorrión preso que en su canto le llora a la libertad… Quizá como el ave errante que nunca encuentra su nido soñando siempre el mañana, no vemos que el hoy se ha ido...

Somos la arena que antaño besaba el mar con sus olas y hoy, en un cristal inerte tan sólo marca las horas... Somos todo y somos nada, somos estrella fugaz somos viento, somos bruma somos un sueño de mar...


REVELACIÓN Guadalupe Espinoza Lagunas México Un día salí presurosa, al escuchar un clamor alguien que lloraba a gritos expresaba su dolor... Escuché angustiosamente lo que el viento me decía, la tierra lloraba sangre, al ver que el pueblo sufría. Había niños en las calles, mendigando caridad vendiendo su alma y su cuerpo, por un mendrugo de pan, mujeres abandonadas; luchando por subsistir ancianos tan olvidados, sin sueños, sin porvenir...

Caminé entre las penumbras, por ésa... ¡mi gran ciudad! llorando al ver la miseria, la indolencia, la crueldad... ¿Cómo pudo ser posible, haber llegado al extremo? ¿Por qué la desigualdad? ¿por qué el dolor de mi pueblo...? Un niño de cara sucia, ropa raída y descalzo, me miró con gran tristeza, y dijo extendiendo el brazo: -¡Por favor, una moneda...! Hoy no ha comido mi hermano. Me guio a un rincón muy obscuro, sucio, frío y pestilente entre ratas y basura se encontraba un inocente, ahí; tirado en el suelo había un bultito temblando, como un témpano de hielo y estaba ya agonizando...


Tomé aquel niño en mis brazos, sentí que se estremeció lo apreté contra mi pecho, dejando correr el llanto, abrió apenas sus ojitos, ya secos, tristes, opacos, Así con su último aliento y un esfuerzo sobrehumano, me miró muy fijamente y luego extendió su mano... tomó la de su hermanito y a su pecho la acercó le dijo: - adiós hermanito, mi tiempo aquí; se acabó pero ya me voy tranquilo, un ángel te va a cuidar, pórtate bien , sé buen niño y no te olvides de orar, Cerró entonces sus ojitos y en un instante expiró... el cielo lloró conmigo, formando un mar de dolor

lloré a gritos mi impotencia, le pregunté a Dios por qué... ¿Por qué dejas que esto pase, si son seres inocentes? ¡En cambio le das la vida, a miles de delincuentes! ¿Dónde estás, que no te veo? ¿por qué escondiste tu rostro? ¿Por qué no escuchas mis ruegos, acaso te has vuelto sordo? Entonces en un susurro, escucho una vocecita, y siento sobre mi rostro, una fría y tierna manita, _¡Señito, Dios sí nos oye, por eso está usted aquí, él la mando con nosotros, porque yo se lo pedí; por eso dijo mi hermano que un ángel me va a cuidar, Dios me lo había prometido, que a alguien iba a mandar.


¡Ay!- los hijos de la calle; ¡Cuánto dolor les aqueja! hambre, frío, humillaciones, soledad... y un mar de penas. Aún así, me han mostrado, una gran lección de amor, de fe, valor y esperanza... ¡De firme creencia en Dios! Algo cambió en mi interior, cuando el sueño terminó; y en mis días; antes tan grises, un gran sol resplandeció. Ese sueño fue en mi vida, como una revelación, que marcó mi nuevo rumbo, que me asignó una misión. Aunque no puedo hacer mucho y esto no puedo cambiar,

lucho a diario, día a día; ¡Tan sólo por mejorar!


SOLEDAD QUE MATA Ramón de Jesús Hernández Olivares México Siento un nudo en la garganta lleno de espinas, quemando mis ansias, los sentidos y mi alma. Miro cada segundo que pasa detrás del cristal de un reloj de pared roto y polvoriento. Me duele el silencio que mata los aullidos de la noche, mientras una lluvia de ideas locas limpia la ventana. Mis manos temblorosas por la ausencia del abrazo, que entre sueños de madrugada nos entrelaza.

Cierro mis ojos busco tu imagen grabada en un recuerdo o en melodía, que danza entre espectros que delinean tu silueta, ¿Y yo? Imagino besar tu espalda. Al filo de la noche atormentado observo que en el lecho, existe aroma más bello impregnado en la almohada. Enloquezco entre miradas perdidas de puntos cardinales de una habitación vacía, que implora tu voz, tus carcajadas. Si en instantes escucho tu respirar agitado mis manos se aferran a mi cara, para detener la pesadilla de una locura de amor, que avanza.


Estás en distancias donde el camino se viste de tristeza, llora el ave errante triste la sombra del pensante, voz callada de los gnomos ausentes. ¿Y mis musas? ¡Muertas! Entre rosas negras. En esta soledad que mata camino arrastrando la pena de tu olvido mientras la lluvia canta.

FUEGO Y HUMO Hoy por la mañana el sol ha besado mi espalda, y mis sueños envueltos en maraña cobijan tu imagen dañada

Esos fuertes dolores en mi pecho son amor y desamor al mismo tiempo uno ríe, otro llora. ¡Cuando cantan los cuervos! Trato delinear con frases bellas tu nombre, en el diario oculto que gime en su escondite elegido por mí al caer la noche. Soy el intruso de tu pasión aroma de tus besos autistas, calor en venas de torrentes ocultos en las mañanas ausentes. Soy fuego en tus danzas y humo… ¡Cuando callas!


TAL VEZ María Luz Olivares Aldana México Si, tal vez intentes leer en mis ojos con el fin de saber que tengo en el alma. Si la tristeza es una amiga sádica o si traigo una araña tejiendo en la garganta. Sé que es difícil disfrazar la tristeza procurando no se corra el maquillaje. Pero de cualquier manera tendrás que perdonarme que yo no te cuente mis penas.

Ni la triste historia que los vientos dejaron solo cenizas. En la hoguera febril de mis amores…


LOS RECHAZADOS

de la voz lejana.

Son como semillas en tierra seca, agrietada, como arenillas desérticas al viento azotadas.

En las ráfagas del viento la noticia del periódico, en las fotos del festejo las poses del amado, y en goles de futbol la algarabía hermanada.

Torbellino de borrasca que el pie del tiempo implacable pisotea machaca… No encuentran eco cuando duermen soñando, hilando palabras, hechos; y buscan calor de la mano anhelada. Los rechazados no tienen paz, no encuentran, arañan el silencio en busca del eco

Los rechazados buscan en la minuta del coctel el trago fuerte que adormece la voluntad de llegar temprano a la cama. Pues ellos, no tienen calma y para encontrar la forma de vivir buscan muchos atajos van y vienen y en las bodas quisieran ser los festejados.


ABISMO Ian Emanuel Romero Fuentes Ecuador

RECUERDAME: Ian Emanuel Romero Fuentes Ecuador

Dulcemente mi amor se trepa, por tus manos y si me sueltas siento caer en un profundo abismo, no me dejes solo, pendiendo quizás de un hilo delgado, mi corazón late muy fuerte, rogando que no me dejes nunca caer, estas en mi recuerda que mi vida se mece en tu mirada, no deseo sumergirme en el abismo del olvido, amor, ahora te toca a ti salvar este pobre tipo de solo sabe decir te amo……

Recuerdas el por qué me amabas? dibujaba para ti un arco iris en el cielo y tu sonreías iluminado todo el universo, tomaba las estrellas y las prendía de tu cabellera, y ahora quiero que recuerdes el por qué me amabas, dime que recuerdas y no me dejes en el olvido, deseo tanto saber si piensas en mí y guardaste para ti mis caricias y mis besos, solo te pido que me recuerdes a mi, no pido nada amor solo que me recuerdes y quedarme tatuado en tu ser, acaso amor recuerdas la razón por la que me amabas?


VICEVERSA Michel Powery Cuba

GUILTINESS Michel Powery Cuba

Te amo y te odio como te espero y no. A esto me ha conducido tu actitud de dudas y confirmaciones. Simplemente complicada la turbia transparencia en que vivimos. No me quieres pero no me dejas ir; Permanezco con deseos de partir. Que demencial cordura nos hace padecer. Hay mucho de nada...nada de todo... Queremos con desprecios y odiamos con amor. Juntamos las soledades y nos separamos para sentirnos unidos, por el beso, la añoranza, la nostalgia o que se yo...

La culpa es mía. Porque nunca te hice saber que yo también necesitaba atenciones. Siempre fuiste el centro de nuestro mundo y eso terminó por destruirnos. Te hice crecer engreída y egoísta. Tu nunca diste, yo jamás exigí. Soy responsable de quererte demasiado, a veces mas que tú misma. Ahogaba mis dolores para calmar los tuyos y te creó una falsa...idea. Si erraba, asumía yo sus motivos y consecuencias. Mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa! Todo ha fracasado por mi causa. No logro safarme de esta penitente sensación de haberle fallado al mundo,


al amor, a mí mismo. No dejo de auto flagelarme con cuanta doctrina, venenos, o cualquier excusa disponible para castigarme por los reveces. Ahora soy faquir de mis propios rechazos. Calcinado espíritu arrastrando las penas del pasado. Futuro incierto y adolorido por las malditas sombras que socaban mi ser. Soy tan pecador que aún no reconozco que tu eres igualmente, o más, culpable de esta hecatombe. La culpa es mía, Por no aceptar que también yo tenía más preguntas que respuestas. Por negarme la posibilidad de quererme más que a los demás. Por ignorarme cuando otros eran el centro de mi universo. Por depender de la voluntad y

aceptación ajenas. Por no tenerme paciencia ni confianza.


AMBIVALENTE Claudia Elizabeth Castillo Velasco México Yo vivo muy seguido ya veces también muero; despierto en las noches, en el día es mi sueño. A veces soy blanco, otras veces soy negro. ¿Qué más da si soy ambos, o me pongo en el medio? Soy aurora boreal, que desciende del cielo. Soy la rosa naciente donde se anidan tus besos. Soy la grieta eventual, de los murmullos sin causa; soy el rocío de lluvia que en las flores se instala.

Soy la mano que tomas, cuando tú te levantas, soy el pie que se cruza, cuando el otro resbala. A veces creo en una mentira, siempre dudo de los que confío. camino a través estos versos, impregnados de suspiros. Recuerdo al que me olvida, olvido a quien me recuerda; sumergida en absurdos, secretos que queman. Se derrama la arena, como diamantes de seda, fluyen imperantes, como ríos de ideas. Viajando en silencio, en la oscura penumbra, carcajeo estridente, mientras el sol me alumbra.


Desafiando creencias, En enormes ciudades, creo en mi misma, eso es lo importante. Voy de un extremo a otro con demasiada sencillez, así como cae en el viento una hoja de papel.

Cambio de parecer tan rápido, así como se rompe el silencio. Soy y no soy nada, siempre al mismo tiempo taciturna, alegre; llena, vacía, segura, indecisa; tierna, agresiva. La misma persona, gira y gira, en una ruleta, desafiando la vida. La dualidad está en mí,

y también el equilibrio; nada se debe decir… de lo que aún no está escrito.

EL MIRAR A LOS OJOS Claudia Elizabeth Castillo Velasco México Puedo verte sin remedio, y adentrarme en tu alma; ¡qué preciado placer! Me concede tu mirada. Más allá del tiempo, de lejanos horizontes, aquellas perlas cristalinas, ¡hipnotizan mis temores!

Permíteme observar, a quien tengo de frente, contemplar esos luceros;


¡parpadean inminentes! No te escondas detrás, de tu impenetrable barrera. ¡Muéstrate tú mismo! Déjame sentir tú esencia. Anhelado manjar, asomarme en tu ventana, que me invita a probar ¡las heridas del alma! Quiero descubrirte, descifrar todo código, que esconde aquel velo, puesto en tus ojos. No rehúyas la vista, no te escondas, no evadas, ¿no ves que me embelesa, la energía de tus pupilas claras? ¡Hagamos contacto visual! Hazme saber que estas presente,

que toda tu atención, tú me la concedes. Porque si esos cristales, tú posas aquí, todo derrumbas, muy dentro de mí. Ardientes luceros, fanales incandescentes, concédeme entender, al ser humano que siente. Retinas humeantes, iris deslumbrante, mirarte a la cara… ¡es un placer insondable!


TUS PUPILAS Ignacio A. Olivar Argentina En lo profundo de tus pupilas Se halla la fuente de la calma cotidiana. Mientras tus llantos y tus gemidos reclaman abrazos e historias, Mientras la brisa esquiva las cortinas para que floten tus brazos. Y en lo profundo de tus pupilas... En el letargo de tiernas miradas Se escuchan rumores de besos y mimos. Mientras la plenitud derrocha perfumes de flores y especias, Mientras tus sue単os despiertan asombro a quienes te cuidan. Y en lo profundo de tus pupilas... En horas, minutos, instantes, sucesos Se nutren y expanden las texturas de tu piel

Mientras soles y lunas cobijan tus cielos y tu tierra, Mientras tus pausas, tus ritmos enamoran el mundo. Y en lo profundo de tus pupilas me recuesto tranquilo...


INTERMEDIAS Juan Guerrero México I La plenitud debe ser conseguida en la atmósfera y estratosfera. II Los ojos siempre han sido el espejo, nuestras pupilas seguirán delatandonos. III La sangre: guarda de imágenes; grapa de reunión. IV El vicio de la lectura nos empapa de conocimiento; bienvenido sea el vicio. V El autobús nos lleva por caminos, ayer como hoy fueron distintos, y lo seguirán siendo, siempre que queramos ser nosotros. VI El viento mece tus cabellos; primer idea de libertad. VII La curva siempre fue mejor a la línea; una

recorre y regresa, la otra, solo recorre y jamás regresa; yo soy parábola. VIII Todo o nada, todo lo demás; poco o nada os importa. IX La pirámide seguirá siendo la figura culminante. X Siendo animal recomiendo ser como el león y la mosca, enteramente juntos; esto es, la velocidad de uno y la fuerza del otro. XI Amaneceres mansos después del sueño prodigio; cuando eras y ya no sos. XII A pesar que el teorema esta dado, la parábola no es un dado. XIII El río fluye constante y no descansa como las aguas del mar; más vale ser río que mar.


XIV Rotar sin regreso te lleva por zonas, mas no por senderos. XV Hoy no circulo; mañana... no lo se.

TAN DELGADA COMO UNA HADA Juan Guerrero México Atosigada en zonas de desastre gris, deambulaba infeliz balbuceando apenas jolgorios, del ir y venir; atropellada de ayeres muy tardes, parlaba sin reír, iba y venía de afrodita a musas , sin ningún porvenir. Atribulada de penas y so penas, a gatas, estaba ella; solía decir que fue bella, tanto, como

una estrella, maltratada por los unos, mal querida por algunos, mas con todo delicada, tan delgada; como una hada. Apabullada por dolencias en el vientre, entrevió la muerte, la encontró acompañada de su perro y su fiel tonaya; desdichada, desdentada y desgraciada encontró su suerte, Aida se llamaba, y en la tumba, aun retumba; su tonada. XIII El río fluye constante y no descansa como las aguas del mar; más vale ser río que mar. XIV Rotar sin regreso te lleva por zonas, mas no por senderos. XV Hoy no circulo; mañana... no lo se.


ESPERANDO Juan Guerrero México Todo surgía en el amanecer del tiempo, el Edén y el paraíso eran terruño contiguo. La arbolada del ayer deglutía en una magra tarde, esperando un movimiento para poder alcanzarte. El suceso transcurría estrepitoso queriendo decirte lo tanto que corrí para tan sólo mostrarte. Esperando tomarte para así hablarte, esperando abrazarte para poder besarte. Todo caminaba lento escuchándose ruidos no siempre rítmicos y muchas veces sordos. La certeza de tocarte fue desapareciendo

trayendo consigo gritos y demás aullidos. El camino del regreso traía densa confusión y letanía escuchàbase en patios del derredor. Esperando atajarte para mejor enlazarte, esperando palparte para jamás olvidarte. Los episodios todos se multiplicaron contigo y el boulevard quedó hecho añicos consigo. Los pasos se detuvieron por mecanismo repentino, los hombros y ventanales claudicaron en el olvido. Las terapias cavaron pensares y demás sentires, los tropiezos fueron regla en inmensos jardines. Esperando estar a solas para así morderte,


esperando estar contigo para poder lamerte. Todo espacio se redujo en su entorno e influjo, los rincones sin vos fueron sin ningún tipo de lujo. Las sesiones sin saberte cerca claudicaron conjuntamente con mi mente, alma y coraza. Los teoremas tropezaron con diversos engramas, las ideas cavilaron entre telarañas y mil marañas. Esperando solo amarte, para feliz vivir; esperando sólo poseerte...para bien morir. Esperando solo poseerte...para bien morir


BAÑISTAS DE PIEL MULATA Isidoro A. Gómez Montenegro México Mujeres sumergidas en agua acidulada, pezones marrón de escasa longitud. Alfaguara de agua resbala sobre sus cuerpos cae línea de versos en sus oídos. La sombra del árbol las protege de miradas ajenas. El sol lanza esquirlas doradas en espacios muertos donde duermen las aguas. Con el cabello cubren su cintura… ocultan el triángulo pudoroso del amor. Esconden lirios bajo el agua. Lagartijas se posan en soledad. Damas de piel mulata, de pequeños senos ocultan sus cuerpos. Manos de viento las acarician carecen de miradas,

de líneas verticales. Ven el mundo de otra forma, dormirán fatigadas bajo la brisa. Sirgos las cubrirán cuando alguien trate de mirarlas en el atardecer ponen estribos al día sin violentarlo.


VENTANAS DE OTOÑO Isidoro A. Gómez Montenegro México Se ven ventanas de otoño, llanto de finísimos cristales, vuelo de alboradas. Hilo enhebrado atraviesa estaciones rompiendo calendarios. Lugar donde no nacimos… Lluvia cae llevándosela infancia acuestas creyéndome indoblegable. ¡Ah tiempo! Ave migratoria de alas fuertes llegó para quedarse, me hace sucumbir. Ráfaga inasible en reyerta vestigio de luchas, cuerpo contra cuerpo. En tu ombligo despierta el sol inmóvil. Recuerdo mis días niños

se reúnen fisonomías de lluvia en ollas sacramentales; aunque el otoño traiga dolor. Milagrosos rostros, telarañas de años cubren mis ojos, heridas surcan mi faz

cuando asomo a la ventana. Huéspedes concurren como sueños de nostalgia y adioses de sombra. Noche…deseos luminosos… silencios otoñales.


ESPEJO América Guerrero González México Espejo testigo de las cuitas de otro, guarda mis recuerdos de niña, aprendió conmigo a recitar, me enseñó ademanes, escuchó mis cuentos. No se quejó… ni se cansó de oír. ¿Dime espejo… era feliz? _ ¡Sí! Cuando veías la muñeca que celosamente guardaba la abuela. La muñeca vestida de novia que te trajo tu papá del extranjero _ ¡No, no la saques, la vas a ensuciar! Entonces sólo entonces… se apagaba la alegría. Vuelve la lluvia, vuelven los huracanes. El tiempo deja huella en el rostro más no en mi corazón.

Vuelven los recuerdos niños, sueños de amor e ilusiones, la brisa, los árboles caídos. Arroyos donde corrían mis pies descalzos, barquitos de papel. Se tejía la coraza que protege el corazón de pagar culpas, de espiar dolor. Quisieron apagar el fuego de la erudición y la fantasía, callar el jilguero que habita en mí. Lágrimas y más lágrimas no me han robado la sonrisa. Me cobijé de árboles, historias, encantamientos y consejos de la abuela. Perdí algunas ilusiones más no los sueños.


KARIME América Guerrero González México ¡Misericordia Señor, misericordia! Por la que debía volar y le cortaron las alas. Por la que dejó sus muñecas en solitud. Por esa madre que perdió un ángel, por mi gente que sufre barbarie… coacción de libertad. ¿Dónde está la Esperanza, la Pureza y la Pasión? ¿Dónde está mi pueblo feliz? Un ángel ha caído sabe Dios de qué manera, una lápida fría fue su sepulcro. Tapia, sobre tapia ocultó el pecado. Queda el eco de su risa, la música de su canto… voz que no olvidará la familia.

Se exalta la Pasión el pueblo clama ¡Justicia!, ¡justicia! Tras altas puertas sólo hay silencio… silencio. Piden que rueden cabezas ¿De quién Señor, de quién? Misericordia te pido y un vigía en cada hijo tuyo. ¡Danos Padre mío la luz de la tolerancia!


Gracias a todos los que hicieron posible este maravilloso Festival Internacional de Poesía “Voces del Universo” Ramón de J. Hernández Olivares Director Septiembre 2014

FESTIVAL VOCES DEL UNIVERSO  

POETAS INDEPENDIENTES DE AMÉRICA LATINA, ESPAÑA, CANADÁ E ITALIA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you