Page 1

Festival Internacional de Poesía “Poetas del Olimpo “ 12 Mayo 2014


Todas las publicaciones que corresponden al festival tiene el consentimiento del escritor participante y derechos intelectuales Revista http://poetassinfronterass.blogspot.mx Blog: http://festivalpoetasdelolimpo.blogspot.mx


JAULA Miguel Ángel LLinas González México No existe jaula para el amor, reprimirlo es mal intento, siempre busca salida, no pierdas tu tiempo…

ALÍEN Miguel Ángel LLinas González México Rareza cósmica , me he enamorado de ti. Inédita, indecible, polvo de estrellas tu piel besar. Mirada intergaláctica ¡Irresistible! Alma exploradora, te quiero explorar. En ti conozco los confines del universo , después de hacer el amor creamos un nuevo big bang.


Nube Miguel Ángel LLinas González México Nube, tu eternidad me envuelve, ¿Dime que opina dios del mundo? Y estallas en mil gotas de respuestas…


DEORUM. Hiram Flores Ovando México En la inmensidad del éter sin estrellas, vagan las blancas nubes como estatuas; No son, no son las nubes... Son los dioses... Los dioses mismos de la antigua Grecia. Dioses del Olimpo, grandiosos seres, de fastuosa y gran magnificencia, dadme siempre a nombre de la ciencia de la olímpica flama los poderes. Poderes incomparables, bellos, como el rayo de Zeus, omnipotente, la fuerza del mar ambivalente y del cielo los lucidos destellos. Destellos que en el mar son de Neptuno, en el cielo de Selene bella, en el firmamento de cualquier estrella y en la tierra de la diosa Juno. ¡Venerados dioses de la antigua Grecia! De Zeus pido su acendrado celo, de Hera el cándido himeneo, de Poseidon su proceloso mar. Quiero de vosotros la sapiencia, del guerrero Hermes su pie alado


y contar con Eros, el mimado, por su gran capacidad de amar.

BONANZA. Hiram Flores Ovando México Solo me acompaña la noche... Sobre dormidas vías del ferroviario, en mis recuerdos vaga cuando partiste... Recordándote a diario. Una melodía trae consigo el viento... Ahí siento escuchar tu voz, que regresara bellos momentos, pero solo es la soledad y yo. Vivo una soledad permanente... Nutrida de nostalgias y recuerdos, porque ningún recuerdo es pasajero evocándote absolutamente.


AD LITTERAM. Hiram Flores Ovando México Si me hubieras querido... Ahora yo estaría contigo, en las noches como tus sueños durante el día en recuerdos. Si me hubieras querido... Como un suspiro de amor en la nostalgia del viento, llegan a mi tus recuerdos. Si me hubieras querido... Mis versos estarían en otro tiempo, cantándole al viento todos mis sentimientos. Si me hubieras querido... No tendría la ilusión, haciendo mi emoción tan solo un pensamiento.


OLVÍDAME MUCHACHA Pío Domingo Rosales Sena México (Primer poema) Estoy con mi guitarra diciendo lo que siento. Muchacha de ojos tiernos, mi verso está inspirado en el misterio de tu amor. En tus labios rojos el beso ya aletea como en el nido el ave que acaba de nacer. Y tu seno ebúrneo su forma redondea diciendo a quien lo vea que se va la niña y nace la mujer. Muchacha de ojos tiernos me encontraste a tiempo en tu camino, te dice el corazón, y sería un malvado libertino si me aprovecho virgen pura de la inocencia de tu amor. Tus húmedas pupilas me dicen ¡Yo te amo!


y aunque pueda amarte de ti me alejaré… No quiero con mi boca cerrar tus bellos ojos, destrozarte la ilusión. Muchacha de ojos tiernos, contemplo tus cabellos y tu rostro en mi pecho se posa como ayer, … Y una lucha interna se realiza en mi ser; el río de mi sangre me dice: “Me seco si no la haces tu mujer”. No quiero en mi profano vaso verter tu juventud, y con el vino de mis labios Columba apasionada, no quiero mancharte la virtud… Olvídame muchacha, no llores por favor, podría arrepentirme con sentimiento insano, y entonces, medio loco entregarte mi amor.


OLVÍDAME MUCHACHA Pío Domingo Rosales Sena México (Segundo poema, Variación)

Hoy con mi guitarra te digo lo que siento. Muchacha de ojos tiernos mi verso hoy se inspira en tu fulgente amor. En tus labios rojos el beso ya aletea cual ave en el nido que acaba de nacer. Y tu seno ebúrneo su forma ha redondeado diciendo que ha cambiado… Que aquella bella niña ya es toda una mujer. Muchacha de ojos tiernos, a tiempo me encontraste pues voy por tu camino, me lo dice la razón. Sería un Tarantino si a una virgen pura no le diera mi argentado amor.


Tus húmedas pupilas me dicen: ¡Yo te amo! También yo puedo amarte… ¡Por Dios que te amaré! Con un ósculo sublime, abrir tus ojos quiero, tentando tu pasión. Muchacha de ojos tiernos, mis dedos en tus cabellos, y tu rostro en mi pecho se posa como ayer y aquella lucha interna que alteraba mi ser y el entender, vuelve, y el río de mi sangre dice: “Te secas si no la haces mujer”. Y con aquel profano vaso de mi recta juventud, ya te puedo invitar muchacha… Bebe de mi vino dulce, de mis labios rojos; escanciemos la virtud. Quiéreme muchacha, no llores por favor, que con un dogal


por himeneo tejido, vengo a redimirme y a entregarte mi amor.

ESTO ES BELLEZA Pío Domingo Rosales Sena México Príapo en tu mano se aviva como un pájaro. Entre tus dedos crece duro y se hincha obligando a tus dedos a abrirse por su rígida fuerza. Eres bella, Afrodita, eres divinamente bella. Con amorosas manos te palpo te acaricio y te adoro. El matorral ardiente protege a Astarte que se abre impaciente --. Príapo se eleva y palpita y es toda una revelación. Astarte se transforma en enorme boca entre tus piernas. En una interminable veneración, posiciones y placeres cambian el temperamento del aire…


Dos amantes eternos, reencontradas sus almas después de años, ¡Hacen el amor! ¡Chupan! ¡Cogen! ¡Maman sus jugos! ¡Besan sus almas! ¡Alcanzan el Olimpo!

Príapo penetrante instrumento de amor saborea todos los poros de tu piel. Astarte en mi lengua se dilata hasta el grito que reboza: ¡Ahííí!. Príapo se mueve y luego se zambulle… Astarte lo abraza y lo baña dentro de si… Príapo es un volcán que hace erupción clavado en Astarte… Todo confluye y grito: ¡Sí! ¡Síí! ¡Sííí! ¡Esto es: Eso! ¡Esto es Belleza! ¡Hasta las venas destilan el esperma! ¡Dios mío, es una veneración esta cogida! ¡Como en los tiempos de los dioses Olímpicos!


MAR SENSUAL Pío Domingo Rosales Sena México Besaba tu espacio con besos de luna sombreada. Me amabas con toques de libélula y tramontabas entre halagos terrenales. Un barco fino y ágil zarpaba para el rito atávico… Un mar azul y cristalino buscaba con sus olas al barco. Su encuentro marcó solemne un ritmo, ¡Danza onírica!. Moldeaba con besos y manos los declives taumaturgos de tus altos pechos suaves… En tus playas longilìneas llego reconociendo tus arenas mi mástil quebrado por las ondulaciones del mar. Sucedió como un viento huracanado acoplándose con ímpetu en la oriflama del Egeo. Donde las crestas voluptuosas lumínicas sinuosidades, húmedas, dejaron dos cuerpos esculpidos en sal.


Desmayados ambos en un ósculo sensual en el mar de la eternidad. Aquella noche fuimos imán, acero y fuego, reclamo, rumor y crepúsculo, espasmo, vértigo, beso y fruto, raíz primaria de este mundo.


RUMORES Isidoro A. Gómez Montenegro. México Cuando te desnudas… Iluminas asombrados ojos de adulto mayor. Cuando te desnudas… Tu aroma penetra en mis uñas al tocar tu piel; sin pudores. En el ático quedaron pasados recuerdos de infancia, olvidé tu voz, tu nombre y crepúsculos de estío. Ha llegado la medianía de la edad a nuestros cuerpos; conserva humedad tu boca. De tus labios gotea la saliva melífera tus palabras… rumor secreto de coral carmesí. Cuando te desnudas… Busco la grieta sagrada, desciendo al valle de alhelíes prístinos, púrpuras, blancos; se abren a mi llamado. Cueva, estela de espumas, arena de la orilla, te he recorrido con mis uñas. Tormenta caudalosa,


vórtice, discípula de Venus me apremia la impaciencia veo tu cuerpo transformante, ardiente como ceniza. Derrumbaría murallas de mar, cardúmenes de peces para tocarte mano a mano piel a piel, de humedad, de viento. Bogo sobre tu cuerpo transparente, vestido el día de noche. La aurora nos despierta nos une, el tiempo, el lecho. “DESCENDIENTES DEL FUEGO” Isidoro A. Gómez Montenegro. México El poema es esencia espacio en sí mismo… autosuficiente. El poema refleja el mundo lo sugiere o lo inventa. Roídos por la piel peldaños de escaleras. Desciende fuego, álgido vaho


de manos ardientes. Alumbra el lienzo suma de abismos de lentos exilios. Describen ecos de encantos. Luz solitaria en silencio, apresurado miraje pende del hilo de sus parpados. ¡Encontraran secretos deslumbrantes!. Luz en casa florece en frágiles palabras “Descendientes del fuego”


AVES QUE ENSUEÑAN, QUE CANTAN. Isidoro A. Gómez Montenegro. México Siento los rayos del sol y el soplo del austro… hieren mis ojos. .Las primaveras, aves canoras, cantan el inicio de la estación. Las ramas donde construyeron sus nidos, descienden por las hojas del árbol lágrima cristalizada, álgida. Las primaveras emprenderán el vuelo como compañeras, dejarán el nido con polluelos. La linfa corre por tu cuerpo, baña tus orillas al penetrarte. Como río me hundiré, besaré la arena de alguna playa lejana donde quedó tu vestimenta. Llegó apresurada la tarde desnuda de dolor para recordar tus brazos que eran lumbre… dulce abrazo, lenta espera. Desearía tocar la diferencia de tus senos como nueces de Seychelles.


El color de tus pezones‌ Para que no pronuncies tu queja, palabra de blasfemia y convertirme en sonido, en eco que se repita interminablemente, que no nos hiera el sol esta primavera sin marcharnos con el viento.


DÍAS FINALES Jair Stefan Hernández Navarro México Gritos, susurros, lamentos, alaridos de aquellos que impíamente aclaman la mortalidad. Destellos, fragmentos visibles, mundos infinitamente gloriosos, atormentan a los que yacen bajo el trono de Luzbel. Ríos escarlata cubren la planicie terrenal, luceros deslumbran con más intensidad, cuando la luz ha de faltar. Un nirvana lejano exclama, oídos prejuiciosos escucharan, cuando la esperanza ha de renacer. Armas oxidadas, levantadas por puños carcomidos, charcos de sangre, van dejando en el camino, no hay pérdida ya, cuando la vida se ha extinguido. Desesperanza nubla el panorama, huestes infernales arremeten con todo su poderío, no hay defensa ya, todo está perdido. Una luz parte las montañas, nuestro salvador ha llegado, liderando a cientos de órdenes celestiales.


plumas negras, plumas blancas, bañadas de escarlata caen al suelo, la humanidad no actúa, solo espera, terremotos, maremotos, huracanes, crean cada embate de espada, las palabras no hacen honor a los que vemos. No hay victoria, solo hay caos, ojos destellan luz, armas destruidas, puños sanados, resurge la esencia, resurge la esperanza. Ángeles caídos descienden al averno, ángeles blancos se elevan a los edenes, ángeles sin alas solo se quedan observando el acontecimiento. Todo acaba, y apenas es el comienzo, la luz ha ganado, pero aún queda el sufrimiento, de la victoria, cenizas quedan, ahora solo queda, encontrar el sendero a los cielos.

SANGRE DIVINA Jair Stefan Hernández Navarro México Dioses dormidos, esperan su despertar, de sueños profundos, atrapados están, su renacimiento es inminente, cuando la decadencia domina, la espera ha concluido.


Oscuridad y luz luchan sin descanso, batalla colosal, llega el ocaso, destrucción y caos, solo encuentro cansancio. Sueños corrompidos por ideas transmundanas, Ideales trastornados por males necesarios, solo hay un camino, confundido por destino. De los ríos escarlata, renacerá lo más antiguo, despertara de su más letargo sueño, para liberarnos de las penurias y males, y convirtiéndose en divinidad. ‫( לוציפר‬LUZBEL) Jair Stefan Hernández Navarro México Desdichado, días de ira no me han abandonado, Oprimido, por ese soberbio que Dios se ha llamado, Arrojado, desde los cielos relampagueantes, Engañado, mártir de mis propios ideales. Utilizado, para que la luz brille con intensidad, falsificado, arquetipos de maldad a consta de mi deidad, atemorizado, de esos que hipócritamente lo alabanzan al unísono, expectante, al momento oportuno para renacer.


Humillado, malditos, crearon repudio en mi corazón, odiado, por esos que no supieron apreciar la verdadera belleza, sentenciado, injustamente por las órdenes celestiales, ocultado, en las tinieblas por la “eternidad”. Idealizando, un mundo utópico de oscuridad y caos, recuperando, la esencia perdida en la última confrontación, gobernado, emociones indescriptibles invaden mi cabeza, impulsado, por una llamarada de dolor. Esperanzado, a que mis huestes infernales no me hayan abandonado, esperando, el momento justo para actuar, estudiando, debilidades y penas, planeando, el derrocamiento del “alfa y Omega” destino, no hay más venganza, solo ideal, victoria, no hay otro camino, lo quiero todo. Sin tregua, sin piedad, no descansare hasta no elevar mi trono por encima del de Jehová.


COSAS DE 4 Michel Powery Cuba

Yo prefiero hacerte razonar; te procuro buen uso del tiempo. El otro Yo opta por la pasión y la ternura; por ofrendarte mimos y atenciones. Tú eres discreción y bondad. Alma fuerte y serena. La otra Tú es sensibilidad desmedida. Hembra ardiente y coqueta. Yo escojo las palabras que te digo para que entiendas lo que quiero. El otro Yo te dice lo que siente sin importar que lo comprendas. Tú saludas formalmente y con respetos; con modales intachables. La otra dice hola mi amor y descansa entre mis brazos. Yo soy la diana de tus dudas y sospechas; de los pecados que imaginas. El segundo es el bandido que te roba el aliento; el castigador de tu cuerpo sediento.


Tú besas con protocolo y a veces tenemos sexo. La otra me come el alma y siempre hacemos el amor. Yo me despido al marcharme. Tú viajas sobre aviso. El otro permanece siempre. La otra llega de imprevisto. En esos días grises en que discutimos es curioso cómo se comportan. Tú jamás muestras arrepentimiento. La otra dice: resolvámoslo en la cama. Tus ahorros son todos de plástico. Yo he roto varias alcancías. La otra Tú no piensa en futuros Mi otro Yo disfruta del presente. Tú y Yo somos muy distintos. Aquellos nosotros son la misma cosa. Unos nos tocamos con desgano. Ellos se acarician frenéticamente. Dicen que una pareja la componen dos que llegan a ser solo uno. La nuestra es sui generis y mientras tanto debemos aprender a congeniar los cuatro.


Epitafio Michel Powery Cuba Como musgos incrustados en la cornisa del amor han quedado petrificadas las mariposas. Esas enredaderas fluorescentes se destejen en parcos matices. Indulgentes rutinas aplacadoras de los brĂ­os. Caricias fosilizadas en el vago recuerdo. Sedimentos de besos enmohecidos por la costumbre de estar sin ser. AlgarabĂ­a de estrellas en desuso, sin deseos ni pecados que lamentar condenadas a perecer a los pies de las desperdigadas nubes de intolerancia. Distantes sentires y gozos inoculados por aberraciones y sinsentidos. Pretenciosos impulsos de subsistir en el fĂŠretro suspendido de las razones. Enfermizas necesidades y desconsuelos al borde de los suplicios no olvidados. Falseadas esperanzas de perdurar en vegetativa calma; a la espera milagrosa que libere los demoniacos pasos, rumbo a desquiciantes incontenciones


de vidas sin latidos ni emociones. Yacen los fuegos devoradores de antaño consumidos en las cenizas de la impaciencia. Intento fallido de renacerle a la desmemoria. Claudicar perenne en el sinsabor de un adiós.

'Allea jacta est' Michel Powery Cuba Echada está la suerte. Para gloria o fracaso. He de incinerar no solo los navíos sino hasta el embarcadero. En fin el astro rey siempre nacerá en el oriente. Espero todo y nada. Soy juguete en el azaroso bregar; del pecho entre las nubes y la mirada hurgando el futuro. Así, viajo de incógnito para mis sentires y reproches. Me despido de la vida que conozco. Ese constante repetir de los viciados errores con la esperanza de lograr novedades. Digo adiós al tumulto de indecisiones y temerosos intentos de subsistir al borde del abismo


en que me aferro a permanecer. Nadie se apiade de mi alma, no necesito misericordia ni caridad. Tal vez mi carne se cueza al vapor corruptor de los sentidos. Cualquier cleptómana sonrisa me despojaría de las fieras aladas incrustadas en lo recóndito de mi ser. No habrá arrepentimiento. Todo ha sido secularmente calculado. Nada cargará con perdones ni comulgares. La dicha será vivir de la manera deseada. Sin temores, sin mentiras. Es el sendero escogido. No espero lágrimas ni sollozos. El mérito yace al final del día, metamorfosis cuales lepidópteros ha de soportarse el andar. No culparé al destino, ni al tiempo. Seré absoluto responsable de la incierta suerte acechante. Asumiré los efectos de mis propias causas. Yo y todos los demonios que me acompañan, Esos taciturnos centinelas de las oquedades del ser.


PROFUNDO SENTIMIENTO José Rafael Rivero Venezuela

Muéstrame el camino, ese que lleva hacia tus entrañas, y permíteme sembrar en tus profundidades este amor que se desborda en cada paso, en cada roce, en cada suspiro que tu presencia genera en mi desde que el Sol sale hasta que se mezclan los colores al final del horizonte. Enséñame el lenguaje del amor, con tus señas, con tu torso, con esa mirada que cautiva mis sentimientos, con cada pensamiento que se entrelaza en mis dedos al tomar tu mano, enséñame a vivir tu realidad profunda en la piel y el alma. Nos pertenecemos, en lo más profundo del Universo, allí donde nacen las estrellas, donde el temblor se hace presente en el beso persistente que te invade, que me roba una sonrisa, que nos une entre caricias y el latir soñado de tu pecho en el mío. Vivimos en mundo de tontos, en el que nos perdemos los detalles, las formas, el brillo de aquello que deseamos, sin abrir los ojos, caminando en varios sentidos y realmente necesitamos aprender, necesito aprender a ser parte de ti.


Y este profundo sentimiento que está ligado a mi vida busca tu vida en la lluvia, en el viento, en el girasol, en el verde pastizal que adorna las montañas, esas en las que una y otra vez nos encontramos en mis sueños de madrugada cuando no estás... Es allá, en la distancia que nos separa, en el deseo que nos acerca, donde nos pertenecemos...

AMAR José Rafael Rivero Venezuela Que se entere el mundo del sentimiento profundo, que no importa nada más cuando de amar se trata, cuando cada noche caigo consciente entre tus brazos mientras vivo fantasías que no terminan en la aurora, que se avivan con el paso del Sol por el Azul. Porque tan sólo es amar, una señal, un signo que se hace en el camino infinito de la piel, donde mueres y naces con cada roce, con cada sueño, mientras tu cercanía es la locura de tenerte frente a mí, y desprenderme de ilusiones cautivadas por el viento. Tu, convertida en luna y nube, abrazando con templanza el valor de un suspiro, el clamor de cada giro de tu torso en mi cintura, mientras cada paso se hace corto y respirarte a mi antojo es en realidad amar


como un amanecer que se hace presente entre realidades adornadas con estrellas de una noche que se marcha llena de emoción. Y es que el amar se impregna, se vive, se lleva, de manera predilecta, como arena donde pisas y se van formando huellas que luego el mar acaricia y se lleva para guardar como recuerdos hermosos de momentos vividos, en el vaivén del suspiro que cada verso le ofrece. Viviré sintiendo el amor, el amar, en cada tarde, cada noche, cuando luego de en sueños viajar, en el primer suspiro del amanecer, y hasta el último aliento de vida te he de llevar...

LLUVIA DE CHOCOLATE José Rafael Rivero Venezuela Caía la tarde de un día lluvioso, las ramas goteaban aún y la brisa se dejaba colar por las ventanas, fría y sedienta de un cuerpo al cual abrazar. Habíamos visto aquel programa de chocolaterapia y nos pareció relajante y excitante así que decidimos usar una barra de chocolate de un kilo que recién habíamos comprado. Lo derretimos y poniendo música sugerente y suave a la vez nos fuimos quitando la ropa lentamente mientras nos mirábamos a los ojos y la lluvia arreciaba por momentos.


Te recostaste boca abajo y lentamente fui regando el chocolate en tu espalda... suspirabas y sonreías, me pedías probarlo de a poco, acercaba un dedo untado y te servías de él mientras continuaba esparciendo por tu torso aquel oscuro manto que invitaba al relax en una tarde como pocas. El chocolate se regaba en cada curva, en cada pliegue y tus poros iban absorbiendo cada átomo de placer que se activaba con cada roce de mis manos en tu cuerpo. Bajé un poco más, entregando sensaciones en tus muslos mientras un relámpago tensaba el ambiente afuera y en la habitación todo lo contrario, se iba relajando más y más. Decidiste voltearte y tu cuerpo se fue emparejando del mismo color, con el mismo aroma y esa sonrisa en tu rostro que invitaba a seguir sembrando en cada poro una semilla placentera, para luego cosechar ese fruto delicioso de la pasión. Tu abdomen mostraba planicies no conquistadas y más allá las colinas apuntaban hacia un cielo ya húmedo que clamaba ansiosamente sinfonías entre los cuerpos que buscaban amoldarse, aromatizados, endulzados, liberados de barreras. Comencé mi expedición colina arriba, conquistando cada cúspide, clamando en la premura del silencio ahogado de suspiros, la respiración se marcaba con el


ritmo de cada roce, cada mirada, el calor de los cuerpos mantenía el chocolate derretido y el vaivén no se hizo esperar. La tempestad arreciaba mientras los cuerpos se fundían una y otra vez, la ebullición de sentires se disparaba al cielo entre gemidos dispersos y ese temblor tan tuyo que conquistaba mis entrañas en un abrazo eterno que nos marcaba como la primera vez, bajo aquella primera lluvia, en la que sucumbimos al deseo un atardecer de invierno, en medio de un Te Amo profundo y sincero...


EL AMOR ES ORIGINAL Omar Efraín Martínez Meza Ecuador A orillas del río Pamplona, encontré una lona, y recostado sobre ella, me acorde de aquella, mujer que me quita el sueño, y como yo soy su dueño, anida en mi corazón, y la amo con toda pasión.

CAER Y LEVANTARSE Omar Efraín Martínez Meza Ecuador Cae la lluvia, moja mis harapos, refresca mis sentidos, me recuerda cuando nacía en un cuartucho, del ecuatoriano oriente, y resplandeciente como aguilucho, vine a este mundo, disparatadamente


con un lema en mete de nunca quedarme mudo ante las injusticias ocasionadas por gente, que es insolente, siempre dicen injurias.

AMAR SIN CONDICIONAMIENTO ALGUNO. Omar Efraín Martínez Meza Ecuador Te encontré en la vera del camino, y porque tenía que ser adivino de lo que me deparaba el destino, un sendero a rato sin atino. Pero cualquier abrojo, hay que irlo limando sin enojo, nada de ojo por ojo. La lucha es día tras día, que la dicha no venga tardía, sino que brote como guardia. De nuestro amor, siendo tú un amor, gritaré que te amo con todo ardor.


MADRE Luciano Humberto Berger Calderón Perú Madre...madre...madre...!! escondido y furtivo amor que esencias vistes siempre de caricias vives tantos días... profunda huella dejas encerrada campanadas de alerta enseñas escapes indolentes compones escalpelo de frías inundaciones... vives tu señorio y tu estampa repasé tu vida estando la mía ay! me vestiste de toda tu mirada en celofán llevaste mi huerta perdida... te celebran como aquel día cuando lloraron los lirios desde ese momento ya no sé, todo está en camino baldío... dejaron mi frialdad en blasones el ropaje fue jironeado en trapos entrampados raídos hacen hora ya tocan y no escuchan los amores... donde fueron, los humores y aromas


donde escondieron, los ramos de flores escaparon, como vientos ralos y malos hoy vitorean al cadalso, largas las horas... llegan, pero no llevan, largas manos vacuas atrapan en la nada, desapareció el encanto todo yace perdido, en la huerta sin siembra desvencijado es tu tramo, trunco está el vacío... dicen que armas la comedia y tiras los hilos el amor presa hizo, de la desdicha y la desidia las veredas cargan el peso, de los pasos duros la sangre tiñe de escarlata, las sienes tardías... dicen que celebran el día, más arrastran todo las huellas hondas dejan el verano desquiciado las olas van y no dejan ni llevan, caminan solas cuando es que se perdió la cordura de ti toda... las muchedumbres asolan y transitan solas adornadas de flores y viandas estrambóticas bandas que sonoras rompen el silencio escondido los cuervos no graznan les quitaron en su voz el frío... dicen que canto largo y triste, no entienden andan desvariados, en tanto perdidos trinos ensueñan tu mirada, y mi estancia cuando al amanecer en tanto, vamos cantando de la mano... tú allá y yo aquí, hemos resuelto el misterio todo era un juego, en que yo quise y tu pusiste


yo mi presencia, tú el amor, en plata de bandeja me diste todo, menos alguna inmerecida pena... despreciaron tu encomienda, más erguida mirabas intestinas caminatas, a través de espinas y cardos solo afincaron tu esencia, que de divina aparecía madre, cuando te perdiste en mi sino ? me dejaste solo, pero llevo el sello de tus blancas sienes, en mi frente la angustia hace presa, de mi garganta mis lágrimas esconden, el dolor humano... hoy lloro mi desdicha, de haberte dejado ir hoy que añoro tu mirada, y adoro tu cariño ya llevo solo la urna, que guarda tu sonrisa y a mí me deja en la...una feliz encrucijada... y perdona si derramé una lágrima, es que nunca lloré porque nunca te fuiste, siempre a mi lado te mantuviste y hoy en esta caminar largo, voy cantando tu alegría voy dejando para todos, la enorme trascendencia tuya....................yo, en frases cortas


RECUERDOS Luciano Humberto Berger Calderón Perú

...recuerdos que la luna trae cuando el amanecer despierta entre brumas y caricias que se dieron los amantes que luchaban la supremacía entre la noche y el día cuando se despertó el amor y los besos de una artista fueron los que encendieron la luz que iluminó el universo al saber que el le dijo: hola mi dulce amiga... se que tu corazón alberga mi alma con cariño y afecto y mucho amor sincero de amistad, y la amistad es el sendero del amor incondicional, tú eres mi escudo y mi espada y te llevo fundida con fuego sublime, que entibia el alma y rompe los corazones de todos los que sonreímos a tu lado mi reina... solo tu sonrisa es una respuesta divina que


expresa, el silencio bello que compone tu estatura de mujer y amiga que un día añoré en mi sino, pero el destino es impredecible y esa es la magia de la esperanza, de la dicha y el embeleso que llevo muy dentro... perdona si abrumo tu presencia, pero es lo que escribe mi alma, cuando le canta a mi corazón enamorado de ti princesa que te convertiste en reina por la belleza de la naturaleza ......................yo, en frases cortas

MUJER Luciano Humberto Berger Calderón Perú

Mujer...amiga , no del infortunio, si no de la sonrisa... albergo tu risa en mis entrañas...


el cielo me dio tu presencia... los vientos me dieron tu embeleso... guerrera de la batalla... de la guerra del amor total... mis dolores se van con tu magia... el saberte de miel se me va la hiel... el silencio se encoge en su gracia... cuando tu mirada me llena de gracia... de la gracia de tu finura guerrera furibunda... los claveles


cantan a tu majestuoso pisar... en los lomos del mar... los riscos estĂĄticos se quedan mirando... mirando el azahar que levanta tu andar... tus penas me alcanzan... tus alegrĂ­as me sonrĂ­en... tus amores me persiguen... tus ausencias me enternecen... tus palabras huracanan mis tranquilas lagunas ...


las punas danzan tus temores... los nevados contemplan tu temple... los prados rĂ­en tus risas... los rĂ­os suenan tus gritos... princesa del ensueĂąo... dama del amor... encuentro del atardecer... en aquellos atardeceres... de hojas vivas de los atardeceres mĂ­os...................Yo, en frases cortas


Y AHORA TENGO EL CORAZÓN VACÍO Eduardo Campos Venezuela

No hace falta que me digas cuando el amor ha terminado, Si ya no sientes tu corazón latir y la magia la ha borrado la rutina, Ya no importa saber al final quién puso más de los dos Si no alberga nuestro pecho la ilusión de vernos, ni de tocarnos... Hay demasiado espacio en los abrazos dados, si bien tu pecho pega con el mío Demasiado tedio en los besos robados y tanta futilidad en las palabras, No quiero escuchar escusas sin sentido, de cómo pudo haber sido mejor; Si el amor cuando existe rompe todas las barreras que obstaculizan el destino Ven abrázame y el hermoso recuerdo viva eternamente como algo que fue El más loco y fulgurante amor que sentí en mi interior, Tanto amor desperdiciado en noches de esperarte inútilmente Que ya no tengo fuerzas de amar a alguien más…y tengo el corazón vacío.


YO HICE Eduardo Campos Venezuela

Hice de tu querida figura, trazos de dibujos, Por ver qué sentías en el fondo de tu alma, oscuro pensamiento apareció ante mis ojos, como voz que clama en un solitario desierto. Hice con las letras de tu nombre una sentida canción, para que mi llanto fuera detrás de ti, corriendo ¡Ha! Infame corazón, ni por mi triste sufrimiento hizo menos fuerte tu rencor, ni el dolor que por ti siento. Hice silencio por este amor incomprendido, para sentir y entender solo lo que decías, ni un ápice de tus palabras pudo siquiera, representar un milímetro del amor que te tenía. Hice por los dos ante dios un juramento, amarnos para siempre y por toda la vida, infame tiempo que destroza todo, incluso el dolor que en mi pecho anida.


CUANDO YO QUIERA Eduardo Campos Venezuela

Cuando vuelvan las horas tristes, a mis ojos las lágrimas a asomar, como si fueran cantaros rotos, firme estaré a pesar de mi mal Cuando una gaviota quieta en el aire, me traiga el recuerdo de tu amor, yo comprenderé lo mucho que te quise y deseare estar de nuevo contigo. Cuando con pasión mire el cielo, sentiré que en cada estrella estas tú, y pediré a ellas como único deseo, el que tú amor perdure en mi alma. Cuando la aurora me encuentre despierto, el mar me hable al pasar por su orilla; el sol pregunte por ti, todos los días, la brisa quiera apresarme con su añoranza, y el sentido quiera abandonarme. Cuando mi alma quiera, yo pensare en ti. Sin que por ello sienta ningún remordimiento


NO Juan Guerrero México No puedo olvidar todo aquello ocurrido tiempo atrás, no deseo ocultar toda plegaria denegada en el boulevard, no quiero predecir lo inmediato en el albor de tinieblas, no pretendo armar lo desarticulado en el terso universo, no intento cavar en profundidades inverosímiles como risibles. No puedo pensar en futuros inciertos sí no estás conmigo, no deseo una vida plena, no, sí no pude decirte la incógnita, no quiero sexo sin amor lo cual es satisfactor tan sólo psíquico, no pretendo alzarme al viento sí no comparto contigo aquello, no intento más, no, si tu no sabes lo sentido y transcurrido. No puedo más cuando mi vente vaga y te proyecta triste, no deseo fraguar la fortuna cuando se fue de mis uñas, no quiero tramar el presente puesto el pasado se impone, no pretendo cambiar los climas sí despierto me da frío, no intento regresar cuando tu tan alto y lejos estas. No puedo dejar de lado la torpeza anterior que refleja, no deseo acostar mi cabeza con tantos pensamientos inanimados, no quiero despertar dándome cuenta que todo fue un dulce sueño, no pretendo subir, sí he caído tan bajo al no saber moverme veloz, no intento descifrar lo no ocurrido; sé que ya no existe más. No puedo contestar lo que no ocurrió contemplando el instante, no deseo observar el verano que me dijo tanto y lo deseché, no quiero alucinar eclipses que marcaron


mi destino incauto, no pretendo sonreír más a quien no comparte mi tristeza, no intento doblar la página porque me irrita el mirar. No puedo sino sentir pensando y yendo muy despacio, no deseo predecir, sí no maldecir lo no fraguado, no quiero almacenar telarañas más densas de lo supuesto, no pretendo irritar más la natura ni lo social, no intento sino recostado y fluyendo ideas desde lejos. No puedo sino augurar gritos que se desvanecen en el trópico, no deseo sino crear altares a tan semejante estrella fugaz, no quiero sino planear latitudes graves y oídos más que sordos, no pretendo mostrar sino lamentar la magnitud del deceso, no intento sino manejar tan sólo la situación del féretro. No pretendo cambiar nada, tan solo intento decirte, que sin ti; me muero.


EJERCICIOS UNOS DEL CUERPO Y ALMA QUE DEAMBULA EN UNA MAÑANA POR DEMÁS GRIS o, LISTO A PARTIR, SIN NADA QUE IMPIDA MI SEGUIR Juan Guerrero México Transitando en grupúsculos de cinco, avanzan en conjunto círculo vecino. Expectantes algunos recorren su trayecto con pensamientos de su anteproyecto. Ejercicios unos del cuerpo y alma que deambula en una mañana por demás gris. Sonidos unos vibran en el bar, trayendo consigo imágenes mil, que un día yo viví. Caminar de transeúntes y almas cansinas en banquetes y calles de armonía. Jóvenes cargando morrales al hombro y bellos ideales del devenir. Los niños casi siempre sonrisa, los adultos, clara excepción de dicha regla por seguir. Pequeños muros fríos con ocres y verdes pastos de un cielo nebuloso, hermosamente gris. La lluvia se asoma, y con ella, aparecen memorias de un tiempo que siempre os mostró. Autos convertidos avanzan y carcasas detenidas en múltiples banquetas y avenidas. Colores en grandes papeles marcan la zona y ruta a proseguir. El poeta pronto a reconocer y recabar todo lo acontecido y acaecido de vecinos.


Grupos se amotinan bajo el manto gris de la esfera, entre sementeras y demás dilemas. Todos llevan a cabo su tránsito citadino, uno sólo recaba su estado y ánimo vespertino. Contigo puedo describir, sin ti; debo descubrir. Sabedor del tiempo que se avecina, sólo un ciego pudiera acaso no saberlo. El viento inexistente y no transparente suele mostrar lo que es oculto incluso a sordos. Allá nos vemos, más temprano que tarde estaremos justo ahí, de donde todos venimos y partimos. Aquí os espero, siempre listo a partir, sin nada que impida mi seguir.

IMAGINARES MULTICOLOR ATOSIGAN LAS HORAS Y MINUTOS DE MI RELOJ Juan Guerrero México Transitares del deambular citadino por mil y un caminos. Pensares longevos del sendero tres que os deposite lejos. Accionares muy sanguíneos, hiperrealista, del medio día. Despertares celestes, con su cuerpo meciendo mis sueños. Columpiares escénicos de un cerebro receptivo y sustantivo. Juglares brincotean amotinados en sitios del gran peregrinar. Cantares plásticos fluyen y filtran en corazas y demás oídos. Imaginares multicolor atosigan las horas y minutos de mi reloj.


Manjares de una alcoba rectangular, singular y espectacular. Lugares estelares tanto en la atmósfera como en la estratosfera. Centenares de temas, kilómetros recorridos y algunas "chelas". Amarres corpóreos, caricias muy maliciosas y deseos lujuriosos. Bulevares que transité tanto de "day" como de "late". Almacenares de ilusiones, pasiones y fuego en corredores. Pintares de amores terrestres, como del todo celestes. ¿Cavilares? ¡No más! En ningún sitio, pasillo ni lagar.


"LAS PLUMAS DE LA PALOMA" Grabiel Jiménez México

la niña esta aburrida, su abuelo esta con ella, la niña está llorando ¿cómo la calmare? se preguntó el abuelo, una paloma que lo escucho , le dijo así, toma una de mis plumas, ponla en la palma de tu mano y sopla, la niña , soltó una carcajada, y se rio alegremente, la paloma dijo así, ahora poncela, en la palma de su mano, que le sople fuerte, la niña se divertía, soplando a la pluma, que en su manita ponía, feliz también el abuelo, al ver como la niña soplaba, se le hinchaban los cachetitos cuando ella le soplaba, cuando la niña brincaba, al querer atrapar a la pluma , cuando bajaba del cielo,


el abuelo agradeció, a la buena paloma, bendita palomita, que con tu pluma , mi nieta se divirtió, y ahora siempre conmigo quiere jugar con la pluma de la paloma , siempre, de mi casa feliz salió.

MI MUJER IDEAL Grabiel Jiménez México me diste tu sonrisa, yo mi corazón, que rosa más bonita, que hizo vibrar a mi corazón, los días de mi vida, no encuentran ya tristeza, alegre veo la vida, tan lleno de entereza, al verte en la mañana, dormida entre mis brazos, eso alegra mi existir,


todo lo que yo hago, lo hago con pasión, pues tu mujer amada, eres tu mi inspiración, los días de mi vida, de alcohol y cigarrillos que antes me abrumaban de tanta soledad escuchaba yo a los grillos , en mis noches de oscuridad, me acompañaba la tristeza, y la terrible ansiedad, apenas yo ponía , mi cabeza en la almohada

ahora ya nada es igual, la dicha a mí ha llegado todo es felicidad, por ti mi bien amada a llegado la bondad, tu siempre serás , el amor , que salvo mi vida, de terrible situación , es a ti mi bien amada te entrego mi corazón


mi vida a tu lado la quiero yo pasar, amándote , como la perfumada rosa, que me enseño a ser leal, tu mi amor de verdad , siempre serás , mi mujer ideal.

SIEMPRE CON ORGULLO TE AMO MEXICO Grabiel Jiménez México Que ondee, mi bandera mexicana, orgullo de mi nación, siempre en lo más alto, del cielo por siempre, es esta mi bandera ,mi heroica mi enseña tricolor. Bandera mexicana, que a valientes en la guerra a ellos dio valor, sin más armas en las manos , que nuestro lienzo tricolor. Marcharon a la lucha, marcharon con vigor aunque dispareja, pero con un gran corazón, que el mismo enemigo lo supo respetar,, al ver a los caudillos, peleando sin cesar, demostrando el orgullo de esta tierra nuestra, que osaron pisar. Mirando a nuestra bandera, se supieron inspirar, hondeando haya en lo alto nuestros valientes mexicanos,


la supieron defender serenos y orgullosos, murieron por esta tierra. Yo siempre orgulloso, mi tierra mexicana, siempre llena de heroísmo tan llena de valor bien por los valientes, de ser de esta tierra. Que vivan nuestros héroes, que nunca serán olvidados y siempre los recordamos, que tañen las campanas, que rugan los cañones , por todos esos hombres y por todas las mujeres, que encuentras batallas , ellos su vida dieron ya todos estos héroes ya tienen su lugar, siempre los recordamos, por su vida ellos dar, en aras de la libertad, que hondee mi bandera , siempre en lo más alto, símbolo de nuestra patria, y de la libertad, que viva México , y nuestra enseña nacional


Mi agradecimiento a todos los que participaron en este magno evento de poesía. Un abrazo sin fronteras Ramón de Jesús Hernández Olivares Director y Editor Veracruz, México

FESTIVAL POETAS DEL OLIMPO  

POETAS INDEPENDIENTES DE CUBA, ECUADOR, MÉXICO, PERÚ Y VENEZUELA MAYO 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you