Page 1

Evento Literario “Sueños Poéticos “ Edición Especial Año 4 Ejemplar No. 16


NOTA:

TODAS LAS PUBLICACIONES TIENEN DERECHO INTELECTUAL DE AUTOR Y SON PUBLICADAS CON AUTORIZACIÓN Y BAJO SU CONSENTIMIENTO SIN FINES DE LUCRO

https://www.facebook.com/poetassinfronteras.mex

http://poetassinfronterass.blogspot.mx

poetassinfronteras@hotmail.com


EL BANCO PLACENTERO. Deorinda Vallecillo Guerra. ESPAÑA Quien no ha visto en mi castilla un amanecer nevado, y sentir como flotaba entre los copos tan blancos. Olor de la tierra fértil, de paseo muy temprano, sigo pensando en poesía por esos campos tan llanos. Me da lo mismo que llueva, que salga el sol al momento, que la luna y las estrellas brillen arriba en el cielo. Ami me gusta sentarme, y acariciar el silencio.


TE BUSCO AMOR. Deorinda Vallecillo Guerra ESPAÑA Mástil de barco flotando, evoca esta pasión mía, siento mi alma a la deriva si tu no me respondes amor. Deja que suba a buscarte, que no se ha parado el tiempo, que las olas me susurran que tu me sigues queriendo. Hay amor de mis amores, rosa del jardín en flor, mi cariño es un tormento y me ahoga la pasión, ven a mis brazos amor. y quémate en esta hoguera en la misma que ardo yo, el que no sepa de amores, y del mar embravecido, no sabe nada del miedo, de los celos, y el dolor. que el tiempo nunca se para, que el mar no se lleve nuestro amor.


NADA ES IGUAL José Libardo Colombia En imprevisto retorno hacia mis lares Quiso la suerte conducirme un día Mi alma se llenó de sentimientos Que explicarlos hacerlo no podía. Nada ha cambiado, la casa igual que antes Luce hoy aun cálida y acogedora Me sentí niño, evoque momentos En que fui tan feliz en otras horas. Uno por uno recorrí los aposentos Muy lentamente guardando en mi memoria Cada detalle como haciendo inventario De todo aquello que era mi propia historia. Mis pasos me llevaron al jardín Un lamento escapo de mi pecho acongojado Cuando en mi mente se hizo la comprensión Que estaba totalmente equivocado. La silla en que mi madre se sentaba Bajo la ceiba se encontraba solitaria Fue solo entonces que tuve que aceptar Que de mi hogar ya no quedaba nada Tan solo recuerdos y añoranzas Que de llanto mojaron mis pupilas, Llore por mí, llore por el ayer Llore por mis horas ya perdidas.


SORTILEGIO DE AMOR José Libardo Colombia Tú dices que me amas, niña hermosa Que quieres que mi amor te entregue a ti No entiendes nos separan esos años Los que tu aun no has vivido y yo viví. El tiempo no perdona, eso lo sabes El reloj de la vida sigue andando La mía ya se acerca a su fin La tuya esta hasta ahora comenzando. Quisiera ser dueño de los secretos Para hacer un gran encantamiento A mis años retroceder lo justo Y que la edad no sea impedimento. Invoco a brujos y nigromantes Me presten ya su ayuda sin demora Que el tiempo lo devuelvan al instante Que me regresen mi juventud ahora Eisinheim, Gandalf, o el gran Merlín De todos los magos los mejores Les pido por medio de su magia Den marcha atrás a todos los relojes


EL EXTRAÑO MAS TRISTE Alejandra Inclán México Sólo la brisa marina agita llena el espacio vacío donde alguna vez te observe sentado, donde tu cabello se agitaba mientras el color de tus ojos se perdía con el del mar; a veces grises, a veces verdes, a veces azules. Nada será igual, te observaba de lejos y eras el extraño más triste de mis tardes grises; tanto que sólo contemplarte me hacía perder todo rastro de mi tristeza, para preguntarme: ¿él por qué está triste? El frío de la temporada, las gaviotas extraviadas y el golpe de las olas en el muro alto del bulevar, que te empapa y tú apenas parpadeas. 7 semanas y ni un día faltabas, tu presencia me hacía olvidarme de mis ideas suicidas, y huir de mi la imagen mía siendo comida por esa mar embravecida. Ya no estás, hace tres días que no sé nada de tu vida. Nadie más te vio, nadie de ti se acordó. Ni un transeúnte, ni un pescador, ni las parejas habituales. ¿Quién eras? ¿Por qué te has perdido?


Tres días me han bastado para saber lo importante que te convertiste en mi vida. Tres día y por fin me animo a ocupar la banca vacía y ser mojada por esa agua salada que se mezcla con mis lágrimas. Y el susurro de las olas me envuelve, llueve y te me pierdes, parece que te olvido y en el silencio que me ha envuelto, pido al señor porque bendiga tu presencia que tanto me ha servido. No estoy sola, estás a mi lado, ¡oh señor desconocido!, siento tu mano cálida en la frialdad de mis dedos y sonrío al mar, del cual un beso se ha desprendido. Ahora sé quién eras… mi amante marino, dios triste y compungido, que una sonrisa me ha permitido.


HACIA LA LIBERACIÓN Alejandra Inclán México Me enfrento a ti cada mañana, cada tarde, cada instante. Escapo en lo relativo, de tu transcurrir silencio y al mismo tiempo bullicioso. Me altera los sentidos, me pierdo el instinto de saber el por qué me llevas contigo. ¿Me dejarás alguna vez descansar?, en mis sueños lucidos, ¿podre de ti escapar? Y ni en ellos me dejas, te incubas en mi ser y me devuelves a la realidad. Quisiera odiarte y torturarte como tú has hecho conmigo. Quisiera amarte y consolarte como tú has hecho cuando necesito el olvido. Voy a ti y las olas pesadas me empapan, la lluvia me baña y el astro rey se me pierde, y te me vuelves intimidante, grande, gigante. Es como si desaparecieras y me envolvieras, como si la fugacidad de mi mirada perdida en tu representante, me hiciera morir en cada sonido hipnotizante.


Me he perdido; el espacio donde habito, nada le significo; mi gateo se ha perdido, mis primeros pasos, mi primera carrera, mi andar trotando o caminando para llegar a algún lado. Todo ha pasado, me he mantenido erguida, y siento que aún con ello, se me escapa la vida. Mi cuerpo vive regido a existencia, y yo esclavizada al aparato que inventamos por ti. Mi deterioro es mi pase de salida, es mi evolución a la ligereza de donde provengo; donde tus medidas no existen, donde soy eterna y tu incesante tic tac no me martilla. Despierto de mañana, el reloj suena y sonrío. ¡Estoy viva señor tiempo! Y mientras lo esté, seguiré caminando hacia la liberación, con la que me has oprimido día a día, libre de ti, libre al fin.


LOS INSTANTES DE VIDA Roberto A. Hernández Olivares Veracruz, México Vida formado de fragmentos y suspiros en el tiempo que nos hace recordar los momentos más alegres Vida Lleno de sueños y de metas que poco a poco vamos formando Vida Culminación que se llega a ese momento que tanto anhelamos para sentirnos realizados. Vida Instantes de tiempo que como va pasando los segundos nos hace mas fuertes y sabios Vida Llegando a la plenitud sentirse de una edad madura pero con el corazón lleno de recuerdos. Vida Al final de tu tiempo no hay más momentos que puedas alcanzar por lo tanto vive tu vida como si fuera tu única vida.


Nuestro Encuentro. José Flores. México. Nuestro Encuentro. Caminamos juntos tomados de las manos, abrazándonos, riendo, por la vereda en el bosque. Miramos entre los arboles aquella banca de madera que unió nuestras almas. Nos sentamos allí recordando el día donde nos conocimos Yo escribiendo, tú mirando. Fue en ese instante, donde esa banca nos unió, donde nuestro mundo lleno de caos se transformó. Hoy como cada mañana, regresamos en nuestra caminata vespertina. Tomados de la mano sentarnos allí en la banca, para seguir amándonos en la magia de tus labios.


TIEMPO. Autor: José Flores. México. He recorrido el mundo encontrando tu rostro en cada nube que miro. Mis deseos se convierten en los suspiros que alimentaron nuestros años de unión infructuosa. Fue poco a poco convirtiéndose la vida en un escombro, en ese holocausto; de ofensas dichas, de transgresiones, de insultos, de humillaciones. El tiempo se detuvo, las risas se apagaron y los odios enraizaron en la profundidad. Miro los escombros del tiempo que encarcelo nuestras vidas en un hondo foso de miseria insultante;


donde un día se dijo ¡basta! a todo aquello que lastimo no solo el orgullo viril si no que destruyo los sueños. Ahora miro ese reloj destrozado por el cataclismo de palabras, de ofensas, de gritos, como un monumento de libertad. Hoy miro el cielo dando gracias a Dios, por llenar mis mañanas de un nuevo amor. Y de esos años de miseria, de injusticia, dar gracias por convertir a este hombre en el escritor de mi nueva vida.


MI AMOR NO ME DES LA ESPALDA NUNCA. Omar Efraín Martínez Meza. Ecuador. Te miro por la espalda. y me atrae tu cuerpo escultural ni que mejor mural. desearía alzarte la falda. para descubrir más allá de la ropa. pero me interesa conocer tu pensamiento, porque la vida no solo es el momento. es bueno saber si tu mente galopa. con amor y ternura. entonces podemos comenzar la aventura. de un amorío más que por el físico. que sea pasional y rico. “Para bien de los dos mi amor”.


TÚ LUGAR ESTÁ INTACTO EN MI CORAZÓN. Omar Efraín Martínez Meza. Ecuador. No permito que nadie llene tú vacío, me mantengo oculto, esperando tú regreso con aquel delicioso beso.

Tú ausencia mata mi pasión, vuelve mi corazón, tú lugar está intacto, necesito tú contacto. Tú partida no ha impedido que te siga amando, mujer me diste momentos felices y tu recuerdo me agrando, tú huella es imborrable, vuelve, vuelve, vuelve….., mi nena adorable.


TIEMPO ROTO Lucila Reyes González México Después de tantos años… Cambiaste. los últimos meses… estabas irreconocible, esos días hablabas de hallar lo imposible y donde siempre nos veíamos, me citaste… Esperé horas, llegaste bajo aquel cielo nocturno… después de minutos, comenzaste a hablar, te notaba serio, lejano, taciturno, la angustia en mi pecho, me hizo temblar. Tus palabras hicieron venir el desastre, ¡un apocalipsis!, todo debía terminar… en cuestión de segundos acabaste; con lo que costó ¡toda una vida forjar!.


NOSTALGIA Lucila Reyes González México ¡Me haces tanta falta!… te sigo queriendo. Tu recuerdo me consuela y no es suficiente. Leer de nuevo tus cartas, es solo un aliciente. Parezco viva, aunque me estoy muriendo. Quisiera borrar todo de mi mente, pero en el fondo, sé que sigues viviendo en mi corazón, que por ti continúa latiendo aunque tu memoria me atormente. Dime como entiendo que has muerto, si yo platico contigo, te sigo viendo… sentado en esa banca, paseando por el huerto. Huelo tu aroma, miro tus ojos, te escucho riendo. mi ser vibra contigo, todo es desconcierto, no estas vivo, no lo acepto, me niego, no lo entiendo.


PSICONAUTA Ricardo cano Vila México

Navego. Como víctima de un sueño eterno, soy sal, soy agua, soy viento. soy la espuma donde muere el tiempo.


LLUVIA DE SENTIMIENTOS... José Rafael Rivero Venezuela Se encuentran las nubes, cargadas de sensaciones, entregándose al roce perpetuo, cantando y contando cada sentir, mientras abajo, en tierra firme, soledades danzan sobre charcos, fluyendo deseos libertinos, ahogando tristezas. Se desnuda el cielo para amar a la tierra y al dejar caer sus ropas, empapa el suelo, preparando el terreno para su enfrentamiento amoroso, se abrazan los sueños de los cuerpos que ansían compañías perfectas, que generen ese temblor que los lleva al éxtasis, aumentando el roce de pensamientos, con miradas húmedas y sonrisas silentes. Se moja el espacio, se desbordan gemidos, ahogando el silencio, recorriendo la desnudez, marcando caminos deseosos que nos llevan indetenibles a alcanzar el arcoiris, más allá de la tormenta. Ocupemos el banco, en el parque del destino, donde se bañan de lluvia, el sentir y los versos, la prosa y los besos, que nos mantendrán unidos a pesar de las distancias, del tiempo...y de la tormenta...


TIEMPOS DESBORDADOS... José Rafael Rivero Venezuela

Se acuñan los días, las noches, Los besos, los roces que nunca se dieron Se distrae el tiempo Con recuerdos de eventos que nunca ocurrieron Se desborda la mente Buscando un por qué Sedienta de sensaciones, de sentires Pensamientos y versos escritos Que cayeron tristemente En lagunas de esperanzas perdidas Se cuentan los minutos, los segundos, las horas Avanzando sin rutinas, sin barreras Abrazando los pechos que se estremecen Desde la tristeza hacia la ternura Se revive el amar atemporal Seduciendo esperanzas nacientes Se activan las pieles húmedas Pero ya no por la tristeza Uniéndose fecundas en un mar de rimas Conjugando amores irreverentes Que albergan dentro de si El anhelado deseo de la eternidad...


ADICTO Enrique Caro México Soy un adicto, sí un adicto a ti como los adictos a la cocaína, a la marihuana, al café, al alcohol, a la heroína. Tú mi medicina, mi droga, mi éxtasis, mi mundo, mi cielo, mi todo. ¿Cuándo es que te volviste mi adicción , cuándo es que te volviste parte de mi vida? Tal vez hoy, tal vez ayer. Hay de días a días y entre esos y aquellos apareces tú de entre las sombras, de entre los escombros, de entre mis deseos como la única medicina a mi dolor. Soy un enfermo convaleciente que mira en las caderas de tus segunderos la única alternativa a mis delirios


ETÉREO Santa Velia Flores B. México.

Flotante como esencia fresca como brisa sutil que se evapora mis dulces recuerdos se sienten amenazados por la tristeza. Un tenue rayo de luz acrisolado y una suave ráfaga de viento entran sigilosos por mi ventana y se trenzan suavemente con mi semblante perfumando de inmediato mis ideas. Ese latente recuerdo de tu ser me hace caminar por donde no hay razón me transporta lentamente a un espacio solitario, reconfortante, acogedor, cómplice de mi sentir donde la lógica va tomando forma donde me siento acompañada de tu presencia etérea donde me compartes un poco de tu paz. sintiendo la brisa como caricia al viento como tu aliento estás presente en mi cada momento.


TIEMPO Santa Velia Flores B. México Se nos acaba el tiempo tal vez no queden muchas mañanas más ya no des más tiempo al tiempo se perderá tu destino y el no te dará más tiempo. Hay que lanzarse, hay que atreverse, no te pierdas de lo grandioso, el tiempo va destruyendo todo y el pasado va quedando en los pasos que vamos dando. Tal vez queramos saborear cada momento o embriagarnos con el dulce sabor de un sueño, en ese lapso tu historia está en pausa, y la vida sigue .... sin esperar a nadie. Seguirán pasando los tiempos que va arrasando con todo ....y un día te despertarás ....y de repente se nos acabó el tiempo.


SOLEDAD Marta Díaz Argentina Así fue nuestro amor. La tristeza constante de un pájaro sin alas, refugiado en el sueño de volar otra vez. Una nube salvaje escapándole al viento, aferrada a una estrella que dejó de brillar. Sólo el río que corre en un cauce deshecho, encontrando a su paso guijarros de soledad. Así fue nuestro amor. Un retazo pequeño de luces en las sombras, temiendo proyectarse más allá del edén.


Insolente mendigo de monedas de tiempo, de cálidos abrazos envolviendo un por qué. Sólo un banco vacío de una plaza cualquiera, observando la lluvia que baila sin parar. Solitario. Secreto. Taciturno. Albergando distancias. Sofocando el ayer. Así fue nuestro amor. Solamente mío...


EVOCACIÓN Marta Díaz Argentina Y te marchaste. Una estela de adiós invadió de pronto el aire, y un beso rompió los cristales de la partida. Sabor amargo. Sabor a lágrimas. He de beberme cada minuto de ese tiempo isócrono, y retener inútilmente entre los labios, una promesa que flamígera, se retuerce en lo imposible. Y te marchaste. Otra vez sola! Sin las manos que te aferraban fuertemente a mi regazo. Quedó el silencio que retumba cual un grito. Y un adiós quieto que me duele, que me araña. Volviste al viento que lejos, siempre de mí te apartaba. Y en vano reprimí un no te vayas!


" ALMA SOLA " Patricia C Cervantes Domínguez México Sigo el camino que me lleva a tí... Que me conduce inconsciente a tu morada, Donde parece veo tu son risa.. Que hacia perderse a mi mirada. Algo me dice que a tí voy llegando, Al bello puerto , donde rompen las olas. Donde hicimos la promesa de encontrarnos.. En la banca que hoy se encuentra sola.! Sola recibe el rompimiento ya de ellas, Donde bañados de la brisa y con sonrisas, Me amabas a la luz de las estrellas.. Donde mi cuerpo yace a la deriva, Esperando que regreses tu a ella. Donde ahora el cielo gris anuncia muerte, Donde tu ausencia me dice que estoy sola.. En este muelle en que me convertiste, En el llanto y estallido de una loca. Hoy por ti vago sola y triste.. Ahora soy sólo un alma sola.


¿QUE ES TIEMPO? Patricia C Cervantes Domínguez Veracruz , Veracruz México Dime amor.. ¿Quien es el Dios del tiempo? ¿Quien me trajo a tí, a este momento? ¿Quien le puso música tic tac a este encuentro? De nuestros besos .. ¿Alguien va llevando el tiempo? Dame razón y dime si este cuerpo.. ¿ Dio tiempo y espacio a un soneto? ¿Quien conjuga el verbo amar , aún sin tiempo? ¿Sabrás tu mi dualidad dulce tormento? ¿Porque pensar en final de un tiempo, Quien le dice al corazón que vaya lento? Que alguien me diga.. ¿ vivo en tiempo? ¿Estoy en otra vida , oh ya he muerto!? ¿Quien le dice al mar adonde ir? ¿Quien numeró mi círculo de vida? Si ya camino hacia él, cuesta arriba Para pedirle a Ometeotl que detenga El conteo de las horas que lastiman.. No quiero ya vivir en la rutina.. Detenido el tic tac del reloj... Para seguir viviendo fantasías.


TU RECUERDO Montoya Vázquez José Iván México Es tu recuerdo el que me azota como las olas al mar El que me llena de nostalgia cuando te suelo recordar Es tu recuerdo el que rompe las barreras Destroza mi tiempo, y me pone en la escalera No sé qué rumbo llevo, solo sé que tu nombre dejo huella Azoto en tormentas mares, y destruyo buques de guerra Guerras en medio de la costa, que llevan un panorama Y al pasar estos años al olvido, me llevan a caminar entre escombros y la nada Tu recuerdo destruye las horas en costa Atrapa mis pensamientos, y derrama lagrimas Entre mis más puros sentimientos Tu recuerdo cada vez se marchita poco a poco Con el pasar de mi tiempo, mis olas el mar El mar que una vez estuvo vivo hoy se encuentra muerto. Tu recuerdo que con el viento te trae desnuda Una palabra viva, un sentimiento agonizado Una persona al olvido y mi amor por ti enterrado Tu recuerdo llega y vuela con el viento Trae amor y sufrimiento en los olajes Del mar y playa que se borraron entre la arena Mujer amada de 1000 noches recordadas Entre los vicios del alcohol deseada Entre las lágrimas derramadas Entre el sueño y el perdón Entre la tempestad del buque abordada Tu recuerdo se queda siempre Como tus besos en mi piel impregnada…Tu recuerdo.


UNA TARDE GRIS A SOLAS Montoya Vázquez José Iván México Pedí una tarde gris Para poder pensar en ella En la luz de mis ojos En los astros y su rostro Es ella infinitamente bella Suelo pensarlo en mi banca Puedo escribirle mil versos Puedo sentirla a distancia Una tarde gris en la que su corazón palpita En la que su pensamiento acaricia En la que su sonrisa regala risas Es solo su recuerdo ella lejos de mí Las bancas solas sin su persona ¿Cómo es que la suelo sentir? Hoy así si miran los parques Desde que dejamos de salir Tristes y sombríos Desolados y vacíos Su recuerdo a lado mío El aroma del cigarro Que se me escapa como ella Se escapó de mi vida y manos Y esta tarde gris a solas Cuanto la deseo a mi lado.


BANCA NOSTÁLGICA Jorge Velázquez México Helas aquí como casual espectadora Pues ellas solo contemplan historias Naufragadas en mares del ahora Sin protagonistas de novelas propias. Son confesionario por accidente casual Siluetas solitarias que vacían vivencias Buscando respuestas en silencio caudal. Para transmutar sus tristes experiencias. Lagrimas del cielo clamando versos Melodía de Gotas saladas incesantes Confortando almas con vastos huecos Deseando callar los ingratos instantes. Los latigazos de infinidad acuosos En manto de concreto indiferente Exclamando revivir un amor luctuoso Con esperanza de hacerlo presente. Testigos silenciosas bañadas de paciencia Son estas bancas serenas oyentes Escuchando historias impregnadas de ausencia Orando por evitar amores ausentes.


LA ESPERANZA EN LA LLUVIA Mary Carmen Gerardo M茅xico En la lluvia soy un animal herido Mi piel se abri贸 fecunda y aun dices que mi piel 驴no puede reproducirse? Inventas una ciudad en donde las maldiciones no pueden alcanzarte Me siento a observar la lluvia Soy un escondite envuelto Un aroma diferente soporta el coraz贸n


TIEMPO CORRECTO Mary Carmen Gerardo M茅xico Somos unos perros apaleados sin ninguna iniciativa para detener el reloj En la escalera Se presentan los cuadros familiares mal enfocados Sin identidad la nada es tan fuerte No tenemos respuestas Tengo en mis manos solo el cielo para ti Disfruto la espera del perd贸n


COMO EL FÉNIX, EL TIEMPO… Eduardo Campos Venezuela ¡Oh, padre tiempo que te acabas y renaces cada segundo! Cada instante vivido contigo como un anciano que se apaga, Como un niño que cada mañana resurge al deseo de experimentar, Descubrir la felicidad de hallarme vivo y permanecer aun contento… La tranquilidad de ver correr las horas gratamente vividas, En compañía de quienes marcaron profundamente mi vida. Llenando mi mundo de luces, colores y algunos grises Que tenazmente hicieron una montaña rusa de emociones Acaso vivo convencido de hallar algo más adelante De haber dejado algo atrás entre la esperanza y el olvido O solo vivo gratamente los días, permitiéndose ser feliz Sin pasado, ni futuro solo mirando las horas morir y nacer nuevamente.


LA ESENCIA DE SU INFANCIA Eduardo Campos Venezuela Ayer la vi escondida, danzando en la lluvia… Vestía el hermoso traje azul que le regalé aquel día, Con su cara sonriente y batía su pelo mojado de lado a lado Celebrando la felicidad de último encuentro vivido Diáfana y cercana sus manos invitaban a seguirla Tal como siempre fue, traviesa y alocada Sin importar el mundo que miraba su vestido mojado, Su eterno brillo que aún vive diariamente en mí Hoy la veré si llueve, sentada en el banco que tanto amo Y en donde cada mañana esperaba mi regreso, Ella ya creció y tiene una vida, pero su infancia quedara en mí, Eternamente sentada en un banco mientras la lluvia caía.


GRADAS Fabrizio Prada Bolivia- México Ajena Tu voz es linda aún lejana no has entendido que el umbral es tu entorno al ser tú hecha de sueños Siempre tarde y siempre nunca subes y subes casi sabiendo que ya no habrás de hallarme o tal vez sí más arriba aún allá donde las gradas no llegan ni llegan Pero vienes y te escucho tus pasos y tacones tu perfume y tu olor ah y tu voz una linda voz que es linda y ajena


BANCA Fabrizio Prada Bolivia- México Por abajo aparezco a cierta hora ciertos días de lluvia y la busco y miro y miro de lado a lado queriéndola sin saber Aquella vez de muy cerca observé sus muslos y casi los toqué Se aleja y se aleja y nadie más se sienta en aquel sitio y sólo yo y más nadie por debajo A veces queda sola y me arrastro y me quedo bajo ella en espera de esa mujer esa que se sienta y llora y espera por ese pañuelo que sin notarlo ella yo coloco en la superficie de su asiento


Canon Oscar Velázquez México. Ha sido la tibieza de mis manos que te reconoce… Etéreo Tu, lejano, silencio, callado; tan dentro de mi glorioso y efímero como la espuma del mar. Amado ¡Mi amado! sublime pensamiento envuelto en divinidad, en la bruma de noche te busco, y Tu? callado. Eres lágrima… recuerdo de mis días bajo el sol; Ahora caes como cascarilla que ha cubierto el lozano árbol, Recuerdas? Eras tarde entre flores…. Eras eterno entre el azul de los cielos, ahora; Ahora el ápice de primavera que se escurre entre la piel. La nota, la tenue y magistral nota muda es… Cansancio que el alma arrastra y añoranza sacra por estar en Tu abrazo. Fúlgida aurora, me ciegas… Pero amo sentirte, eterno eres en mi esperanza. Donde sólo Tu eres en mí, donde todo por perfecto he de ser en ti.


Y aquí justo en silencio, donde el corazón canta, Donde mi sueño en ti ha de reposar. Sin palabra, sin canto… Sólo Tu rostro, solos en la paz de la noche, solos cuando renaces de la muerte y, el deseo por la santidad de ti me aguarda. Tú, la profundidad de mi cielo… Tú… la profundidad y vida de mi aliento. Tú, en cuyo Santísimo nombre te envuelves, Nombre que sólo en reverencia los ángeles han de pronunciar...


ATARDECER Isidoro A. Gómez Montenegro. México ¿Qué hacer a mitad del laberinto en medio de la lluvia? Piso su humedad… Será el deseo de ahogarme en la embriaguez del torrente en espacio caprichoso. Río indiferente a mi presencia, crepúsculo de artificioso tiempo, aves extraídas de falaz egolatría. Sombra en agua perfil de un cuerpo, fragilidad cuajada de tersura. Compás del cielo, espíritu libre. Amor inalcanzable bañado con apasionado beso. Sol asoma al amanecer diamantino. La luz no perece instantáneamente: nos arrebata, también las horas. Las aves se arrojan suicidas en pertinaz vuelo vespertino.


Deslizan incertidumbre en derroche brutal de ilusiones palaciegas. Mágico horizonte espera en lóbrega tarde. Pequeñas liberando paradigmas. Vida colorida, alegre y triste. Se irá envuelta en hojas secas o sombra de cantos quietos. Horas de páramo desierto se sumergen en mis ojos, al abrir la puerta, siento la humedad. Continua humedad de lluvia de la bóveda celeste. Hilo de luz fue mi esperanza; de trastocar el mundo con mi palabra. Aves, tocaron mis dedos sus epitafios ciegos.


EL TIEMPO Por. Isidoro A. Gómez Montenegro. México Surgen dos pilares del tiempo sostenido por arcángeles. Trasciende el tiempo, trastoca la vida, del agua naciente… se transfigura. Imagen que enamora, osamentas de lirios y jazmines van a cargar, a seres descalzos, pies de sangre, brota de los dedos. Incienso fluye del copal esparce aroma de amor. Tu cuerpo se transfigura surgen filiformes palabras de colores. Vaivén de sosegada espera. La lluvia cae en este tiempo humedece el alba. No apaga la llama del recuerdo, el tuyo, plagado de caricias. Debajo de los pilares del tiempo Se deshojan las horas… Trascendemos juntos.


CRONOSMIO América Guerrero México La luna te cobija de palabras. Eres éter, Cronos añoro tu ímpetu, tu mano suave y el color de tus letras. Ven a mis labios deja que te pinte de carmesí de valles y abrazos de arrebato. Te miro… hablo de deseo y emerges del verso. Vivo el intento de vivir el regalo de contemplarte; abro la puerta al pecado eres sol, me consumes y me trasmuto en sed. Tus dedos exóticos atrapan ojos lejanos… hablan con voz silenciada. Tu abrazo me volvió tarde al alcanzarme tu mirada.


Mi mano acaricia el aire de verano de tu piel y duerme la espera. Te siento entre mis letras, escritas en paredes solitarias de mi veleta‌ Escribo el verso bebido‌ bebido con ansia de Universo y apareces erguido en el poema. Mientras‌ el reloj de letras de arena nos consume.


PALABRAS América Guerrero González México El invierno me dejó sin voz y sin palabras. ¿Olvidé las palabras… o las tiré al mar en arrebato de locura?... o ¿Las perdí la noche de penumbra y lluvia? Navegan… atormentadas, tristes a tierras lejanas van inundadas de recuerdos. Llueve, llueve, llueve. Brilla el faro… distingo racimos de estrellas y palabras. Arde el alba forma el arcoíris policromo y la brisa luce de colores. Las palabras olvidadas… perdidas las guardé entre las olas. Atrapo palabras que las gaviotas pescan. Mi voz crepita en mar de sueños. Vuelve a florecer la palabra me sorprende la primavera. Revientan palabras en pétalos nuevos. No cierres las compuertas de tus ojos, quiero mirar la primavera a través de ti.


BANCA SOLITARIA Lourdes Lagardery Puerto Rico

Recuerdas cuando en nuestra banca preferida solíamos conversar, mirar la gente pasar, y pensábamos que por siempre nos habríamos de amar? ya ves como todo acabo, todo quedo en el olvido, Nada es eterno, el amor termina, quedamos dolidos, la cruel experiencia nos hace pensar.... se frustra la vida, queremos llorar, pensando que nunca volveremos a amar..... Pero nada es cierto, renacen las flores, nuestro corazón se vuelve a enamorar; se pinta la vida de bellos colores ! Y la solitaria banca volvemos a buscar.


EL TIEMPO Lourdes Lagardery Puerto Rico

El reloj del tiempo dejo de sonar, detuvieronse las horas, te busco sin cesar, no logro encontrarte, Âżpor donde estarĂĄs? subo las baldosas, el bramido del mar confunde mi mente,...Logro despertar, de este cruel infierno...ÂĄY a mi lado estas!...


Agradecemos a todos los participantes a este festival, que una vez más traspasa las fronteras. Unidos poetas y escritores por la difusión de la literatura universal

Revista virtual Poetas sin Fronteras Boletín Orbe Cultural Ramón de Jesús Hernández Olivares Director y Editor

EVENTO SUEÑOS POETICOS  

POETAS SIN FRONTERAS

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you