Page 1

ARENAS DEL TIEMPO

POETA: MARIA LUZ OLIVARES ALDANA


MIS VERSOS Al caminar por la vida Encontré un sentimiento Que escondí en el cantar Del libro de mis versos. Soy brizna en el viento, Guijarro a fuerza de rodar En el caudaloso río De la vida que arrastra, Lastima… Pero pensando en ti, Y por ti, Tengo mis versos Que también son tuyos Los ofrezco Para juntar tu corazón Al corazón mío.


TENGO MIEDO Tengo miedo de tenerte porque amar con la ternura que emana de mi pecho, aniquila el pensamiento de tenerte y no tenerte como quiero en mi lecho. Es sobresalto y temor que me infunde el miedo de no tener tu calor y el sabor de tus besos. Eres todo en el deseo, cuando tocas mi cabello con ansia incontenible y me llamas “cielo”. Cuando buscas afanoso en mis labios la sonrisa, en mis ojos la verdad y en mis manos la caricia. Tengo miedo cuando entonces libremente conjugamos el amor YO, TU … Y NOSOTROS DOS.


MI ÁRBOL Mi árbol me llama En la tibieza del sueño En que agita sus ramas En mi dormir sereno. Rompiendo en mil cascadas En triste estruendo De moribundas amarillas hojas Que al frotar En un ímpetu el viento A las hojas rechazadas Desprende en torbellinos Con sollozos lastimeros. Y despierto asustada Aturdida… Y voy en busca de él Que se queja con el viento Que sin querer, A mi árbol lo desgaja Y lo destroza con su aliento.


NOCHE Cuando el sol decae Sobre la tarde que termina Hace un juego sidodélico De luces y sombras ambarinas El, parece que jugando, Se filtra a través De los claros ventanales Y el aire en envolventes giros Mece los blancos cortinajes Que semeja figuras fantasmales. Y sucedió que el sol Al esconderse en la loma Ya sin sus destellos Me dejó ahí a solas En unión de mis recuerdos. Soy amante de la noche, La siento, la acaricio A través de los cristales Y así unirme a ella En un éxtasis de estrellas.


ANGEL Al verte, no sé lo que sentía Admiración, enojo, coraje Porque en tu mundo… Nadie más vivía. Deseaba, miraras, saludaras Pero inclinado en la lectura Fuera del periódico Nada ni nadie existía. ¡Oh milagro! Me intuiste ¡Oh sorpresa!, te acercaste Saludaste, sonreíste Y junto a mí te sentaste. Conocí tu tristeza, tu voz Esfuerzos y logros de tu vida Y yo aún no he podido decirte Qué sentí al escucharte ese día.


LUNA Y SOL La luna pálida brillaba Con esplendoroso fulgor Hermosa claridad Con el que ella iluminaba. Cuando el sol resplandecía Toda ella blanca estaba Creyendo que era su luz Con la que ella brillaba. Pero una noche el mar le dijo Tonta, no es tuyo el fulgor Es el sol resplandeciente El que te da tu color. Y descubrí ese día, amor, Que tú para mí eres el sol Porque sin tus dorados rayos Así como la luna opaca Por siempre sería yo…


MIEDO Después de tanto tiempo Cuantas y tantas horas Esparcidas en la arena; Mar de olas que se quejan Que al tocar la orilla Ya se alejan… Tienen miedo, temblorosas De quedar esparcidas Y perder la blancura Desbordante de su espuma… Mar de encrespadas olas Que agigantan mis sentidos También tengo miedo De perderme en el olvido.


SOMBRAS A veces rozo las sombras huecas, vacías que lastiman al tacto la vista y mi ser. ¿Has sentido lo mismo y a veces… no sabes qué hacer? Quiero vivir el momento ahuyentar los fantasmas, las rutinas, los miedos que esclavizan mis sueños y tomar conciencia Que la felicidad es un largo trayecto mas no un destino. Hoy no existo sin embargo; quisiera Ser mar, cascada, inmensidad, infinito o simplemente … Ser Yo.


TROPIEZOS ¡Qué triste está la tarde! ¡Qué triste está el alma! Hasta la campana cuando tañe Estremece al viento con el aire, Es entonces cuando siento Tropezar el alma Con rocas grandes… Y parece que hasta el ave En su nido ha olvidado ya Su hermoso trino. ¡Qué triste está la tarde! ¡Qué triste está el alma! Que sin querer tropieza Con rocas grandes.

TIEMPO Resérvame un poco de tu tiempo ¡Que la vida corta es!, lo sé Pero quiero que me esperes Para disfrutar los dos El breve momento. Entiendo que a veces Surgen ajenas situaciones Pero entiende corazón Que mi amor no te hace daño ¿Sabes tú, como te extraño?


ARPA Quiero hacer de tu piel Un arpa, para tañer Las cuerdas En una danza de amor; Verter juntos la miel Que emana de mi fuente. Tú con mil caricias Deslizando los labios Por mi anhelante vientre. Yo con mis manos Acariciar tu cara, tu pelo Trenzar mis piernas A tus piernas Y en loco frenesí Los dos besar Nuestros cuerpos Mutuamente.

LA FOTO Sonrientes, cariñosas En la foto de cumpleaños Las amigas capturadas Todas ellas glamourosas. El grupito es de trece Compartiendo la mesa Entre risas y bromas, Es buen número de suerte. Todo es un gran bullicio Unas hablan, otras ríen Contándose travesuras Otras la vida y las penas. Y a la hora de hacer cuentas Todas se ponen muy serias, Alguna hasta elocuente Principalmente la que cobra Cuenta, ahorro, IVA., Y propina también. En verdadera monserga Contar pesos tras pesos Con mente y calculadora Aunque son todas ellas


Enfermeras y doctoras. Y al final… Qué les importa la cuenta Cuando todo fue gozar De un sabroso desayuno Y muchas cosas que contar. María Luz, Oli, Luzma. O como ustedes Me quieran llamar.

DUALIDAD MUSICAL En mi vida hay una dualidad: Una ríe con exorbitante alegría Armónicamente en Quintas perfectas, La otra llora tristemente Eclipsada por Fugatos disonantes Donde dominan Sextas y Terceras. En una, mis palabras suenan A la tonalidad de Si Bemol Alegres y triunfantes ; La otra con voz suave semeja La escala de Mi Bemol Menor Si la escuchas oyes tristeza. A veces las oigo, y las veo Reflejadas las dos En el cristal de mi espejo Y entonces quiero fundir Mi dualidad en una Transformada en un acorde Perfecto.


DIVAGACIONES Un tropel de recuerdos Emergen de las grietas Que escondidos estaban En lo profundo del alma. Donde impasibles Y anhelantes esperan Las ideas hoy secas Y marchitas Como arena del desierto Que añoraran el perfume Suave que emana De las ausentes montañas. DIVAGACION En acto febril de excitación En nervioso coloquio De palabras y locas ideas, Como certeros dardos Repliegan el deseo De acariciar, con un gemido, El beso que quiero robarte En un loco arrebato Sin importarme Tu apacible calma.


DAFNE YARAH Hay vacíos surgiendo sin medida Tratando de encontrar una respuesta Ante el gigante remolino de la vida Cautelosamente hacia mí llegas. Con preguntas opacadas por el llanto De cristalinas lágrimas de niña Y corazón que un volcán semeja Hambrientos de caricias. Con mirada interrogante y picaresca Parece que escudriñan mis reflejos Cuando posan tus manos en las mías Pidiendo a tus preguntas mil respuestas.


RECORDANDO TUS SUEÑOS Me perdí en la búsqueda De tu partida; Recordando tus sueños Tu pasión a la vida. ¿En dónde quedó La nota de alegría El eco de tu voz, Tu risa cantarina? Los graciosos giros, El tropel en la escalera, El tono de las notas De tu voz cristalina Lo que escribías, Lo que cantabas, El pulsar de la guitarra Y los amigos que tenías.

ENCUENTRO A lo lejos el azul del mar Tu cuerpo tibio cercano La elocuencia de tus besos Y en mi morena piel, La sensación de tu mano. Aprisionabas mi ser Suavemente en tu regazo Embriagándome de excesos Y llegado el momento Culminamos en caricias El dulce encuentro.


ETERNAMENTE La calle está desierta El sol calienta el ánimo Solo alcanzo a ver una paloma Picoteando la banqueta A lo lejos alguien llora Es la voz de un niño Tal vez su madre lo regaña O su balón no encuentra El ventilador del techo cruje crak,crak,crak… parece que se queja como si algo le doliera. El teléfono indiferente y quieto descansa en la mesa y el celular en el bolsillo impaciente y mudo espera. Y hoy… la estancia a solas la llena tu recuerdo. Siento en mis labios un sabor de tristeza por la fuga del tiempo la distancia, la ausencia. Sin tu grata compañía, Las confidencias, las rabietas, la risa, el café azucarado y los huevos estrellados. Y hoy… nosotros tan lejanos pero unidos por siempre en los recuerdos.


PESCADOR Hombre de piel bruñida Que cabalga en las olas En su endeble bote. Hombre de brazo fuerte Que sujeta la red Mucho más allá De la escollera Esperando con paciencia, Viendo pasar las horas En la tarde que oscurece Que la red se llene todita De muchos y grandes peces. Hombre de intrépidas manos Curtidas por agua de sal Ellas se pasan remando En busca de los frutos Que tiene la mar.

VACIO Hueco sin eco Frio sin calor Vacío si color Color sin destellos Destellos sin brillo Brillo opacado Vacío sin espacio Espacio sin forma Forma que no existe Si no existe es nada Vacío que sin ser nada Desgarra.


LA VIDA Al contemplar la vida veo bellas mariposas entonces vuelven las que surgen de mi mente son ideas, recuerdos… que se encuentran en los hemisferios ocultos del cerebro; Y las que veo, amarillas, rosas, azules hermosas vuelan con suaves aromas fragantes de rosas. revolotean, juguetonas en una danza febríl de mil colores. y así volando van entre el verde follaje que tienen los árboles donde las aves en ellos encuentran descanso y altaneros elevan al gran pabellón azul del inmenso cielo sus muchos ramajes como brazos desplegados, donde el sol tiñe de rubí, topacio y oro que dora con sus rayos de etérea y ambarina luz la gran inmensidad del universo. y contemplo en absoluta calma árboles, mariposas, sol y montes bajo la acogedora sombra de un frondoso árbol y el refrescante aire que ahuyenta con la brisa Los tristes pensamientos De mi frágil mente Y angustiado corazón.


DECIRES Podrás decir que no te vea Que nunca más te encuentre; Pero no puedes decir al mar Que no se agite y al sol Que ya no brille. En mi pensamiento Eres como un oleaje Que suavemente va y viene Entiende, simplemente No puedes decir Que no te vea Y que sin más, tampoco Que no te extrañe.

SENTIRES Cuando siento tu ausencia Hace hambre de ti, Siento sed de tus besos Y esas ansias locas De estar en tus brazos. Es que las horas se quejan De tanto minuto pasar Si en mi anhelante vida Siente que tú no estás.


INSOMNIO. Hoy he perdido la llave No encuentro la luz del día Se escondió en un cajón, La oscuridad ennegrecida Que el viento no se lleva Y ella, sin luz me lastima; Hoy he perdido la llave Donde se escondió el día. En pedazos se rompe el silencio Ese que bulle en mi pecho Son golpes de látigo viejo Que desgarran mi sentimiento. Hoy perdí la esperanza De encontrar la luz del día Todo en mí es noche trágica Insomnio sin luz de estrellas. JAQUE MATE. La vida Como tablero de ajedrez A veces ganas y otras Pierdes en él. Ahí las piezas, Tú y Yo, Frente a frente; En momentos Con marcha incierta, Otros llevándonos A la aventura, o Deseando desertar Por la mentira Y la incertidumbre, Entonces debo jugarle Inteligentemente a la vida Cuando ella sin piedad Me coloca en una esquina, Debo mover la pieza justa No permitir que me derrote Mucho menos que me aniquile Y en ese momento exacto Darle jaque mate A tus mentiras.


LA DUDA. ¿Dónde estás? --Silencio – Solo espirales de humo, Murmullo en agua perenne En la roca indiferente. La duda eterna La sospecha indolente Porque no estás En mi presente. Busco en la cartera La foto que no encuentro Solo en la mente, desvanecida Por el paso del tiempo. ¿Dónde estás? Es tarde ya y aún No te encuentro

PREGUNTAS ¿Dónde quedó el recuerdo Que guarda ilusiones, Acaso has olvidado El aroma de las flores Y no disfrutas la brisa Que emana del mar? ¿Por qué entonces olvidas La tarde aquella En que vibrando de pasión Desbordante a mí acudías ? ¿Has olvidado el momento Cuando con boca anhelante En arrebatos me besabas? Y entendías que también Intensamente te deseaba.


LA LUNA La luna se queja Cuando el mar la refleja Sufre de insomnio Y fría se encuentra. El sol está lejos no la calienta, Las estrellas fugaces Cosquillas le hacen. Los lobos le aúllan Para alegrarla, Pero la luna está triste Porque solitaria En el lago se baña.

RECHAZO El filo que corta el aliento El dolor que llega a la mente Sentir un gran amor candente Y hoy te encuentras ausente. Es que no encaja el anhelo Por mil razones ajenas La frialdad congela el ánimo Y con todo eso da pena. Sentir palpitar las sienes Al unísono de la pasión Y al sentir el rechazo Se aniquila al corazón.


TERCIOPELO VIEJO Cuando el aire gime airado Las tristezas son nubes negras Y el cascabel de mi risa Se ha opacado por el llanto. Es que tengo tantas cosas Que decir Tantas cosas que contar Revelarte los secretos Que escondidos Tengo en el alma. Mi corazón terciopelo viejo Y voz con dejo enamorado Quiere decirte muchas cosas Amigo, amante y compañero.

SUEÑOS Los sueños para el poeta Son hermanos de la fantasía Donde una ventana abierta A transpasar el límite invita. Con alas de mariposa Graciosamente vuela De la realidad se fuga, Pero con muchos anhelos Ellas se pueden romper. Si las cambias por otras Bellas alas de alondra Aún son tan pequeñas Y se puede perecer Si a la cima , llegar Es tu más caro pretender. Busca otras alas Fuertes, ágiles, de águilas Con vista certera Encuentra la cumbre Y con tus sueños, poeta Anida felizmente en ella.


HUELLAS El camino está cansado de tanto los pies pisar, los zapatos se han roto de tanto el polvo rozar. La huellas que lo marcaron la lluvia las ha borrado, triste está el camino porque se ve solitario. El grillo en la hojarasca espera en vano una carreta y la flor de la pradera se abandona y languidece. El caminero que viene por el solitario terreno pisando negros guijarros con esos guaraches rotos ellos suenan alegres al chocar unos con otros. El camino está aburrido, triste y adormecido porque tarda el que camina la solitaria vereda y pide le hagan compañía.


LA SELVA Cuando el sol en el ocaso arde Y la errante golondrina calla No busques más nidos. Ya no habrá más trinos, El viento ahuyenta Los gritos lastimeros De aves y de árboles. Es el hombre despiadado Quien despoja la selva De la verde vida. Corta con hacha el árbol Quema con fuego al monte Sin importarle que ellos Fueron primero Los que poblaron Con su semilla Y dan vida infinita A la madre tierra.

GABRIEL Quisiera atisbar en el pasado Y encontrar la pena que te aqueja Si tu camino se abre en las tinieblas Y tus ideas fluyen cual saetas. Por qué ese abatimiento, Por qué atizas los recuerdos Y te hundes en nostalgias Se eres creador de mil palabras. Escribes con lírica armoniosa Describiendo la vida sabiamente Por qué entonces te hunde hoy En la nada…


TRAICIÓN Precipicio de pasiones Abismo que se abre, Con bruma espesa Mancha de tristeza Y empaña el alma. Cuando el despertar surge La verdad que lastima Y te duele Tiene el sabor De miel y hiel Cuando las bebes; Así es la traición Cuando te hiere.

NO TIENES CARA No tienes cara Para reclamar Lo que no dabas, Solo pompas de espuma Que al tocarlas Reventaban. No tienes cara Para decir Que en tu lecho Te estorbaba No tienes cara A reclamar el hecho Del gran amor Que en ti volcaba. Compadezco al destino Por su crueldad Que en mi camino Tú te cruzaras.


NO QUIERO No quiero Que mueran mis sueños Se destiñan, arrugen, se laven Por el agua de sal Que emana del alma. Los astros están ahí No giran, no destellan, No alumbran mis sueños Y ellos sin más Tristes se alejan; En residuos, jirones, mechas Ideas locas, estrechas… Son bocas balbucientes Carentes de palabras. Muertos todos, queda Vacío, soledad, frío, Ausencia de sonido, Silencio , nada…


TIEMPO NOCTURNO Estrella que pregunta a la noche ¿Dónde se esconde la ilusión? La ilusión no se esconde, está ahí para tomarla el niño, el joven, el anciano: Siempre en su corazón la tienen. ¿Y el amor es viral cuando de celos muere? El amor es fuerza vital, ternura que brota, fuego, pasión, así nomás , cuando se quiere. ¿Y el miedo a morir, dime con qué unidad lo mides? Ese miedo te fragmenta el alma no se puede medir, es grande muy grande cuando lo sientes. Pero aún no me has dicho los celos,¿qué función tienen? ¡Ah, los celos! ¿por qué hablar quieres de ellos? Son sospecha, enajenamiento delirante que mata. ¿Por qué el amante entonces quiere morir antes, cuando aún vida tiene? La noche no respondió… Pues el sol en ese momento sonriendo, la despidió.


MANTA Y BANDERA Llevo por soledad un manto Preñado de ilusiones De encontrar una mano Suave y firme Como la tuya. Llevo por amor una bandera Cuajada de estrellas Para regalarte en ellas La historia de mis quimeras. Con manta y bandera Voy en pos de tus anhelos Y con perfume a no me olvides Embriagarte con ellas.

CORAZÓN Si quieres un corazón Pregunta por el mío Tengo uno que brinca Tengo uno que canta. Tiene un secreto escondido, Tiembla cuando me llamas, Pero no escuchas el ritmo Que acelera, porque te ama. Es un estuche que guarda La voz de tus palabras El sonido de tus pasos Y el color de tu mirada, Si aún no encuentras Un corazón que te ame Pregunta por el mío Que por ti brinca y canta.


LOS DOS Dame la mano Por si yo vacilo Dame la mano Por si tú tropiezas. Iremos los dos Si así lo deseas Unidos por siempre Tomados de las manos Y escribiremos El paso del tiempo Con la misma pluma los dos Lo que tú me dices, Lo que yo te cuento Y posaré el cariño suave De mis manos En tus hombros fatigados; Y recompensarás Mis muchos anhelos Cuando recuestes cariñoso Tu cabeza en mi regazo.

ESCLAVO El amor es como un vaso Lleno de fragancias Volátiles que escapan Con su esencia A un límite etéreo, Que adormece la voluntad Y hace quien lo aspira Esclavo; SI hasta el rosal Enamorado. Se queja con la espina De ser esclavo y siervo Del aroma de la hermosa Y fragante rosa.


INVITACIÓN Te invito a navegar Vivir en libertad No la que tienes ya Sino la que surge al soñar. Visitar la luna Y ponerle un cascabel, Bailar sobre nubes Con un traje que tenga Los colores del Astro Rey. Caminar hasta Marte, A Saturno Robaremos un anillo Y estrellas como testigo La Tierra tendrá un compromiso… Entonces navegaremos En un barco de papel Hacia una playa lejana Y ya en su blanca arena Yo sobre tu piel Escribiré un poema.


CARACOL Y ARENA Un grano de arena dentro De un caracol solitario Ni lágrimas Ni suspiro mal ahogado. El sol bajando en el ocaso La luna simulando Una sonrisa a medias El mar en plática con ella. Sucedió que un día el caracol De la playa fue llevado Como objeto de ornato Solitario quedó en un armario. Alejado del sol, mar y playa El caracol entristeció Y el grano de arena Por siempre quedó En su interior escuchando Un rumor de oleaje atrapado Dentro del caracol robado.

LA VERDAD Rasgo el silencio Lleno de ansiedades Donde la incógnita Define la verdad. Huella diluida, Mente entorpecida, Mentira que acierta A la verdad escondida, Esa que aflora Cuando pregunto Y alargo la mano En busca de respuesta Y me respondes: Te quiero mucho Pero no te amo.


TRISTEZA. Salen de mis ojos Gotas de tristeza Para con ellas hartarme. Tengo muchas penas Enfermas de ansiedades Y locos deseos de perderme Como una brizna en la nada. El reloj no detiene su marcha Las esperas envejecen El ánimo se marchita, La lágrima desgarra Al grito que enmudece Y permanece huérfano Ya sin más palabras.

DIFERENTES Estoy contigo y solo ves La parte amarga de la vida, Si tienes en ti el amor Anhelante todo el día. Somos tan diferentes Juntos y en tiempo ausente. Ves solo de la vida Como si fuera hoja caída. La sientes como nieve derretida Gota de miel derramada Vuelo sin fantasía Y en la lluvia, gota evaporada.


CAMPANA DE CRISTAL Quisiera tener voz pura , Campana de cristal y plata, Con dulces melodías decir Lo que el eco al viento canta. Ir como paloma mensajera A depositar en tu pecho La dulce melodía que entona El amor en sentimiento.

TONTA INTERROGANTE Me refugio, Recordando tu mirada Como vuelo de ave Que busca del ocaso La huída súbita A la pregunta Sin palabras. Tonta interrogante Donde no hay respuesta A este amor anhelante Que se refugia buscando La palabra olvidada Y ahí estoy… Antes de borrar tu voz Y los recuerdos en la nada.


ESPECTRO Al recorrer con la vista los colores del espectro desde el rojo al violeta, es como tocar una octava del teclado de mi piano. me gusta contemplar la hermosura del mar y platicar con el cielo por ser azul su inmensidad. ver desde la playa al barco que se aleja y a la blanca vela del mástil, que el aire con ella juguetea. ver la espléndida rosa de blanco inmaculado, la de corola púrpura brillante y la roja pasionaria como la sangre que golpea intensamente un corazón enamorado. y por la mañana caminar por la vereda tachonada de árboles pájaros y flores de mil colores. donde el verde viridian el verde olivo y el verde esmeralda viste al campo de verde esperanza donde los árboles orgullosos despliegan sus ramas con frutos rojos, amarillos y naranjas. y que digo de la luz ambarina y plata y los rayos dorados de una tarde soleada. que triste será la vida si el buen Dios no hubiera vestido al cielo con arcoíris y al mundo con bellos colores.


SPETTRO. Quando si viaggia con la vista lcolori dello spetlo, dove il ruso e il viola É come giocare ottava piano tastiera. Amo guardere quando il mare é blu e parlando con il cielo perché vastitá blu. vista dalla spiaggia la barca sará e I’ albero vela blanca L’ aria incolore con el suo violino. La splendida rosa il bianco immacolate, tose rosso passione poiché il cuore L’ amore… Dove il verde nei toni vesti il campo speranza qualora i suoi rami con la fruta gialla arance,caff´r verde e rosso. Lo dico di luce ambra e raggi dorati pm… Che tristeza sarebbe la vita se il buan Dio ci aveva vestito il mondo e l’ arcobaleno da bei colori.


LA NATURALEZA El color de las hojas el aroma de los cálices la hermosura de la roca las flores bellas. La naturaleza despierta una gran admiración: mariposas de colores bellas aves canoras con trinos que extasían. Árboles floridos que brindan sus frutos al humilde sembrador y al caminante de veras. Nos enamora con aguas serenas, nos arrulla con fuentes cantarinas. En mares agitados y en volcanes blanquecinos nos invita a la aventura, Y sobre la verde yerba ver descansar mil colores. Madre Naturaleza que das amor a la tierra en lluvia bendecida y con perlas de rocío. Donde el hombre cultiva, el insecto lucha por su existencia y el conejo hace en ella su madriguera.


ENFERMERA La vida a todos Nos reserva sorpresas Pueden ser motivo de alegría Y también de tristeza, Es increíble El tiempo que ha pasado, Apenas ayer, incursionabas Por los pasillos del hospital, Y hoy, son incontables Los pasos que has dado. Las palabras de consuelo Que de tus labios brotaron, Y de tus manos, esas manos Cariñosas de enfermera Que al enfermo has consolado. Hoy ha llegado El momento de marchar, Pero aún así recordarás La calidez de las palmas Estrechadas, y el oleaje fugáz De una mirada. Tal vez pienses que dejaste Palabras sin decir, Ideas sin brotar Y pechos sin estrechar… Es tan corto el tiempo Del que tiene que partir Que el reloj ya sin prisa Al despertador Termina por callar… Ya no habrá Carreras en tropel, Y al checador No tienes prisa por llegar Ya no importa La lluvia y el viento Porque ahora tendrás tiempo Para recordar, nombres, amigos Situaciones, experiencias. Todos valen mil recuerdos al evocarlos los harás vivir Enfermera… Hoy llegó el tiempo de partir deja que ésta nueva etapa


de tu vida, cotidianamente Dios … te sorprenda.

ESE DIA Hoy, aunque critiques, No voy a hacer nada, si las hojas del árbol caen marchitas, no haré nada. Si el silencio lastima mis oídos, no voy a molestarme; si la tierra no gira y la luna no alumbra no voy a preocuparme. Y no quiero recordar los amores fallidos y las palabras carentes de sentido… Pero si la injusticia y la atroz guerra rompe en añicos la puerta de mi morada, despertaré al águila que anida en mis entrañas y devoraré a la serpiente que mancille el blasón de mi Patria. Entonces ése día pediré al cielo paz, que el hombre despiadado vea a su semejante como hermano. Pero si es necesario defenderé a la Patria, la vida y mi morada con un fusíl en la mano. no más injusticia, más honor y dignidad, porque si llega la guerra llegará como huracán sobre la faz de la tierra que hoy ya llena de cadáveres está.


ALGÚN DÍA En algún lugar No importa dónde lloverán rosas y una paloma blanca entrará por la ventana. Algún día, la paz y la esperanza encontrará cobijo en la mente humana. Algún día se aniquilará el odio olvidarán la guerra y alimentarán con gozo los sueños del mañana. Algún día… el niño vivirá tranquilo, el joven, el anciano y todos los hombre s de todos los credos, de todas las razas, vivirán como hermanos.

RECUERDO ¿Te escondes acaso En las gotas de lluvia En los rayos del sol, O en la brisa del mar? ¿Dónde estás? Cuando deshojo la flor Y los pétalos Se escapan con el viento. Y abro la puerta En espera que un aliento De voz me sorprenda Y mi nombre mencione Si vuelo al encuentro Cuando en la noche El trémolo corazón Tiembla de pasión En el recuerdo.


TEMBLOR DE 85 Ese día había temblado La tierra envió un mensaje Ella se sentía incómoda Y se estremeció. Era de mañana, temprano Los tanques de oxígeno Junto a mí chocaron Y compañeras enfermeras Del asiento se pararon; Después de breves momentos Sintiéndose interminables Los movimientos cesaron. Ya en calma… Leí la programación Se solicitaba una cirugía Una entero entero anastomosis Y colostomía en un paciente De cáncer de colon avanzado Y requería pronta intervención. Todos preparados; Cirujanos, Residentes Anestesiólogos, Enfermeras quirúrgicas E instrumental solicitado. Y en acto reverencial Se inició y transcurría La cirugía; Con devoción tangible Ante la vida Y de respeto ante la muerte. De pronto la tierra Despertó de su letargo Y sacudiendo frenéticamente Toda la faz del continente, Allá muy lejos Edificios sepultando Y nosotros en la costa Asustados trabajando Escuchando crepitar paredes Bajo la oscilante lámpara Del quirófano, Sentía terror, pánico Pero viendo al cirujano Que sin quitar la vista


Del órgano seccionado Seguía pidiendo pinzas, Gasas, compresas y suturas Y yo luchando por no fallar A sus requerimientos, Observándolo me mantenía Con los ojos muy abiertos. Todos ignorábamos La fiereza de la tierra Lo que pasaba Allá afuera… Solo escuchábamos El rechinido de los fierros Y la inseguridad De los movimientos inestables Del piso en nuestras piernas. Pero estaba ahí El paciente Que nos necesitaba Que el miedo al temblor Ya no importaba. Miré con admiración Al equipo,quirúrgico, Al cirujano El Doctor Peralta + Que nos dio una lección de vida Cuando casi todos Nos moríamos del susto El solo sin mirarnos Nos decía “No pasa nada”.


EL QUIRÓFANO A oscuras esperaba Que la mano gentil Encendiera sus luces, Había olor a ethrane, No faltaba el oxígeno Ni tampoco el flothane; Estantes con jeringas, Líquidos asépticos, Gasa, vendas,agujas Y mil cosas más. De pronto la puerta se abrió, Una silueta vestida de azul Con premura entró, Traía en la mano un papel, Era una solicitud y así De pronto las luces encendió. ---Todos en alerta--Porque la Urgencia surgió. El anestesiólogo Se apresuró pasillo abajo Iba con la bata volando, El gorro de lado Y el cubreboca colgando. En la Sala de Urgencias Médicos diagnosticando, Enfermeras prestas Cumpliendo indicaciones Y el camillero… Escudriñando las acciones. En el pasillo del quirófano La enfermera especialista A la Ceye los equipos De instrumental solicitando. En la Recuperación La enfermera general Al paciente, Eficientemente preparando Ganándole a los minutos Que veloces y apremiantes Iban ganándole al tiempo. Y así anestesiólogos, Doctores ayudantes Residentes y enfermeras


Vistiendo de azul La estéril vestimenta Prestos esperando Al maestro cirujano. De el paciente ahora inconciente Mejor dicho, anestesiado, No exento de haber librado Una batalla interna, Preguntándose desconcertado… ¿Qué me pasó? ¿Qué hago aquí? Que no dije Al hijo, al esposo (a) Al hermano, al doctor ? ¿En quién confiar Señor? Y así cada quien Librando retos, Salvando obstáculos, Todos unidos y hermanados Y Dios como testigo, Con bisturí, tijeras, Aspirador y pinzas en las manos, Todos luchando Por salvar, curar,el mal humano. Al terminar la cirugía Y el paciente, gracias a Dios Recuperado…todos se marchas Solo quedando ahí Nuevamente el quirófano A oscuras esperando-


SIN MÁS TIEMPO Entrampada en el tiempo Floto, arrastro, gimo Busco fuerza, aliento; Rasgo la incógnita Más allá del infinito Donde la paz de Dios Estreche incondicional La vida con el tiempo. Es que tengo miedo Si, de no tener En mi indiferente espejo Tu inigualable reflejo Y es que el tiempo Sin más tiempo Me deja flotando, Arrastrando, gimiendo.

INSERTIDUMBRE La luz entró por la ventana Mi silueta se mueve en silencio Las palabras Se desvanecen en los labios Y mi mente vaga Por los aires. Te echo de menos, Todos lo saben Porque no puedo Sencillamente Con la obscura, Cruel incertidumbre De no sentirte a mi lado. Y sigo adelante Subiendo montaña Apoyada en el deseo De que Tú me encuentres.

Arenas del tiempo  

Maria Luz Olivares Aldaba