Issuu on Google+

resoluciones


resoluciones

índice SOCIALISMO ABIERTO PARA UNA DEMOCRACIA EFECTIVA DE LA CIUDADANÍA __________________________________________________________________________ 3

UN PROYECTO DE FUTURO PARA LA RIOJA: MÁS DEMOCRACIA, MEJOR ADMINISTRACIÓN. _________________________________________________________ 15

EL SOCIALISMO POR LOS DERECHOS DE LA CIUDADANÍA ______________________ 30

UN PARTIDO FUERTE PARA UN NUEVO TIEMPO ________________________________49

2


resoluciones SOCIALISMO ABIERTO PARA UNA DEMOCRACIA EFECTIVA DE LA CIUDADANÍA El socialismo abierto del Siglo XXI El PSOE celebra su 13 Congreso Regional en circunstancias difíciles. En las elecciones generales del pasado 20 de noviembre obtuvo unos malos resultados, logrando 110 escaños. Cerca de 4,5 millones de personas que votaron socialista en el año 2008 han decidido no hacerlo esta vez. En La Rioja en el mes de mayo las elecciones autonómicas y municipales supusieron también una caída de apoyo electoral que significó la pérdida de importantes alcaldías tanto de Logroño como de otros municipios donde gobernábamos y un resultado en el Parlamento Autonómico con un grupo Popular que pasa de 17 a 20 Diputados y un Grupo Parlamentario Socialista que pasa de 14 a 11 Diputados. Consolidando una situación en la que el PSOE no es la fuerza mayoritaria en La Rioja desde el año 1995. Las dimensiones de estas derrotas electorales, así como el contexto en el que nos encontramos, exigen la apertura de un proceso de reflexión y debate exhaustivo, honesto y abierto a los militantes, simpatizantes y a toda la sociedad. Los ciudadanos nos han enviado varios mensajes claros a través de las urnas, que debemos escuchar y examinar. Una parte importante del electorado socialista de izquierda ha optado por otras fuerzas minoritarias o por la abstención. Otros votantes socialistas lo han hecho a su vez por fuerzas políticas de derecha o populistas. Hemos perdido, por no ser capaces de dar respuestas a los sectores más afectados por las circunstancias actuales, entre los que se encuentran la generación de jóvenes mejor preparada de la historia de nuestro país. Sin olvidar a las mujeres, que dentro de este sector, siguen siendo las más vulnerables y las que más dificultades tienen aun estando igual o mejor formadas que los hombres. La situación económica, errores en su gestión al no luchar por una solución progresista de la crisis y sus consecuencias, la deficiente explicación de nuestras actuaciones, la incertidumbre sobre el futuro y el elevado número de parados, son las razones esenciales que explican ese resultado. Aunque también se aprecian en paralelo dosis de decepción y pérdida de confianza por lo que se ha percibido como una gestión defectuosa o injusta de la crisis desde nuestra perspectiva ideológica. El cambio de orientación de las prioridades del PSOE en esta coyuntura compleja ha desplazado otras cuestiones de la agenda política, defraudando las expectativas de colectivos concretos que nos dieron su apoyo anteriormente. No supimos dar respuestas coherentes a sus demandas y ello generó un creciente aislamiento social del PSOE, y un deterioro de nuestra credibilidad. Es necesario, frente a esta situación, plantear una alternativa socialdemócrata global donde la Internacional Socialista juegue un papel fundamental y donde los socialistas europeos demos respuestas de conjunto a los ataques indiscriminados de las fuerzas conservadoras. Es urgente e 3


resoluciones imprescindible y ese es nuestro reto también en La Rioja, y lo tendremos que resolver como colectivo y como proyecto político. Hacerlo con éxito nos garantizará situarnos en una posición de partida sólida para recuperar la credibilidad y la confianza de los ciudadanos riojanos. En sus años de historia, el PSOE ha jugado un papel determinante en la lucha por la democracia, las libertades y derechos de los españoles y las españolas, la modernización de nuestro país, su economía y sociedad, en momentos igualmente o incluso más críticos que el actual. Ésa es nuestra aspiración inmediata, y la de los más de cincuenta mil riojanos que han seguido dándonos su confianza en un momento difícil. En los próximos años trabajaremos con el objetivo de recuperar el gobierno de Logroño y demás ayuntamientos riojanos, así como el Gobierno de La Rioja, que es la aspiración final de un partido como el PSOE. Tenemos que reforzar nuestro proyecto, regenerar nuestros equipos y discurso, crear nuevas propuestas para los nuevos tiempos y presentar un proyecto de gobierno alternativo para los riojanos y riojanas lo antes posible. Y no podemos caer en la tentación de simplificar nuestro análisis. Tras la crisis, tras la opción de voto de la mayoría de los españoles y españolas, se ocultan tendencias, algunas incipientes y otras consolidadas, relacionadas con algunos de los desafíos más importantes a los que se enfrenta la socialdemocracia, y el socialismo español en concreto, en el S XXI, y que aún no hemos sabido resolver ni aquí ni en ningún otro país europeo.

UNA APUESTA POR LOS VALORES DEL SOCIALISMO La actual situación ha alimentado la tradicional asociación de la derecha con una gestión económica más seria y eficiente -creencia carente de fundamento empírico alguno- pero claramente insertada en el imaginario colectivo. Al mismo tiempo, numerosos votantes de izquierda pueden considerar que los valores tradicionalmente socialistas como son la solidaridad, la equidad o la justicia son secundarios en un momento de crisis como el actual. Prima la necesidad de tener empleo o de asegurar el empleo existente, y para ello una parte importante de la ciudadanía está dispuesta a perder derechos laborales, derechos civiles o calidad de vida. Prevalece el miedo al desempleo al retroceso en el terreno social y a la devaluación del nivel de vida alcanzado con la lucha de millones de trabajadores en las décadas pasadas. Asimismo, la lentitud y dificultad de reacción por parte de los gobiernos ante una crisis global provocada en esencia por un retraimiento de la política frente a la economía y de la regulación de los mercados por parte del Estado, se ha traducido paradójicamente en una crisis paralela de las instituciones democráticas. Por un lado, a través del cuestionamiento y el recorte del papel de la intervención pública, en perjuicio de los intereses mayoritarios y a favor de intereses económicos elitistas; por otro, a través de un deterioro democrático en los procesos de decisión política con la primacía de dictados de organizaciones supranacionales no representativas e incluso de agentes privados como las agencias de calificación, que han influído con demasiada 4


resoluciones facilidad en la voluntad popular representada por los gobiernos de los Estados soberanos. Así, mientras el debate público se ha centrado infructuosamente en cuestiones coyunturales y cortoplacistas que ocultan las verdaderas causas de la crisis, ésta continúa profundizándose. La tarea inaplazable de los socialistas en este nuevo período será por tanto reenfocar el debate político y los procesos de decisión domésticos e internacionales hacia las tres cuestiones y desafíos fundamentales y de largo plazo que se hallan en la raíz de la crisis, y que amenazan la precaria recuperación económica. En el origen de la crisis está un paradigma económico obsoleto que prima la especulación frente a la innovación y la sostenibilidad; un modelo social que prima las desigualdades frente a las oportunidades; y un modelo de gobernar antidemocrático que prima a las élites frente a las mayorías. Los socialistas riojanos nos caracterizamos siempre por defender y practicar los valores democráticos básicos de la libertad, la igualdad, la justicia, la solidaridad y la paz. Valores que no han cambiado, pero que hoy, en un nuevo marco político y social, debemos reformular, consolidar y potenciar. La nueva realidad exige nuevas propuestas, adaptadas a la sociedad cambiante y distinta que existe en La Rioja, en España y en el mundo. La nueva sociedad no entenderá viejos discursos, pero tampoco entenderá virajes de 180 grados en los valores que tradicionalmente hemos defendido: por ello la tarea intelectual que nos espera en los próximos tiempos es ingente. La crisis económica está cuestionando directamente la vigencia de nuestros valores socialistas tradicionales como la libertad, la igualdad y la solidaridad. Los socialistas creemos que es posible avanzar hacia una propuesta alternativa que vuelva a hacernos atractivos ante la mayoría de los ciudadanos, camino que ya iniciamos en las Resoluciones de la Conferencia Política de octubre de 2011 y en los programas electorales con los que concurrimos a las elecciones autonómicas y generales. De hecho, la Ponencia Marco que se presenta a este Congreso recoge y parte de las propuestas que fueron aprobadas en dichos documentos, que ya supusieron un avance muy importante en nuestro posicionamiento estratégico e ideológico para los próximos años. Este nuevo discurso político que proponemos los socialistas gira en torno a una concepción más abierta del socialismo, que apueste con fuerza por una economía sostenible, por la sociedad de las oportunidades y por la democracia de la ciudadanía. Para avanzar hacia esa renovación de nuestros objetivos económicos, sociales y democráticos, el proyecto de socialismo abierto que el PSOE debe presentar a la sociedad tras el 38 Congreso y los consiguientes Congresos regionales como el nuestro, debería incluir la reforma de algunos de los instrumentos tradicionales de acción política. En el ámbito económico, las políticas fiscales no pueden basarse sólo en recortes, sino que deberían dejar espacio para la generación de nuevos ingresos como la tasa Tobin, el impuesto de grandes fortunas y el estímulo de 5


resoluciones los nuevos sectores de futuro que generarán empleo. En el ámbito social, las políticas de derechos deberían extenderse a nuevos ámbitos (finanzas, redes, energía, etc..) y también deberían incorporar importantes elementos de responsabilidad individual y de compromiso ciudadano con el resto de la sociedad. Finalmente, en el ámbito democrático, será necesario hacer más horizontales nuestros mecanismos de consulta, toma de decisiones y rendición de cuentas, incorporando decididamente las nuevas tecnologías para extender la participación de los ciudadanos en todas las partes del proceso. La economía sostenible es aquella en la que la sostenibilidad medioambiental camina de la mano de la cohesión social y del crecimiento económico siendo en sí mismas fuentes de generación de empleo y de avance social. Dentro de este nuevo paradigma, incorporaremos plenamente nuestro compromiso por la sostenibilidad como otra seña de identidad de nuestro proyecto político, como elemento indisociable de nuestra apuesta por la igualdad y por la equidad a escala global, impulsando un desarrollo basado en el conocimiento. Tenemos que luchar públicamente en contra de una economía basada en la especulación o las actividades productivas insostenibles, como la promoción y construcción masiva de vivienda residencial, que si bien generan cuantiosos ingresos a corto plazo son el embrión de “burbujas económicas” a medio plazo que nuestro país, que nuestra Comunidad Autónoma, no pueden soportar ni digerir. En este sentido, aun analizando la influencia que ha tenido la construcción masiva de vivienda y la política abusiva del suelo en la burbuja inmobiliaria que ha provocado el mayor número de desempleados en nuestro país, los socialistas no podemos dejar de defender una política de vivienda racional, que promueva el alquiler de los pisos vacíos y que promueva a su vez la construcción de VPO a precios razonables para favorecer la emancipación de los jóvenes. La vivienda es un derecho constitucional, y hoy día seguimos sin dar una respuesta al gran problema que encuentran muchas personas, sobre todo jóvenes, a emanciparse e iniciar una vida de forma autónoma. Defendemos la creación de entidades municipales de suelo y vivienda que eviten el abuso de algunas empresas constructoras, así como es necesario favorecer las cooperativas para la construcción de viviendas más sostenibles. Sostenibilidad significa durabilidad, estabilidad… todo lo contrario del cortoplacismo miope que ha caracterizado el paradigma económico hasta ahora dominante. La estrecha interdependencia entre la evolución de la economía, de la ecología y de la sociedad apenas ha sido considerada hasta la fecha por los líderes políticos, salvo excepciones muy valiosas en algunos países de nuestro entorno, en los que - incluso durante la crisis - se genera empleo, se mantiene la cohesión social y se reduce la contaminación y los impactos sobre el medio. La apuesta turística en nuestra región ha de estar basada en la sostenibilidad, en sus recursos naturales y paisajísticos, y en la calidad de los recursos.

6


resoluciones Además, trabajaremos desde La Rioja para impulsar la recuperación de la banca pública, que nunca debió cederse a la iniciativa privada, como forma de garantizar que el crédito llega a las pequeñas empresas, emprendedores, autónomos y familias. Pondremos en marcha planes de estímulo bien orientados y que animen el crecimiento de nueva actividad económica sostenible generadora de riqueza social, de empleo decente e igualdad y respetuosa con el medioambiente. El emprendimiento en todas sus fases y el apoyo a los sectores de futuro será otro eje principal para avanzar hacia la economía de la prosperidad. Asimismo, apoyaremos la responsabilidad social y medioambiental de las empresas ya consolidadas, la iniciativa privada de carácter social, medioambiental o ética, y una cultura cívica de respeto y buen uso de los bienes públicos; facilitando la evaluación y supervisión del comportamiento de las grandes corporaciones cuya actividad tiene un impacto importante en nuestra sociedad. Creceremos decididamente favoreciendo nuevas formas de propiedad empresarial, como las mutuas y cooperativas, que garanticen una mejor y más justa gestión de los recursos económicos y de los servicios sociales siendo este sector un filón importante de autoempleo e importante labor social, fomentándolo incluso desde el ámbito municipal, comarcal y/o regional; profundizando la democracia en nuestras instituciones, mejorando su representatividad, habilitando nuevos mecanismos de participación ciudadana, y garantizando la transparencia y la eficacia de las administraciones públicas y de la justicia. El PSOE ha sido el partido de la igualdad en el acceso a la educación, al conocimiento, ha sido el impulsor del sistema público de becas que ha permitido que todos los ciudadanos que hayan querido estudiar lo hayan podido hacer independientemente del nivel socio-económico de su entorno familiar. Tenemos que ser los representantes ideológicos de todas las clases, desarrollen su actividad laboral donde la desarrollen, sean trabajadores por cuenta ajena, emprendedores, empresarios de PYMES o directivos de multinacionales, debemos exigir que nuestros valores, los que defendemos para todos y todas, no dependan de dónde trabaja la gente, sino de cómo y con qué valores lo hace. Es necesario poner en marcha medidas que conlleven a una reforma de las políticas activas de empleo, a través de acuerdos con empresas e instituciones, para garantizar que la formación socio laboral conduzca a la empleabilidad y la práctica real. Nuestra industria necesita planes de localización empresarial para desarrollar los nuevos polígonos industriales con una concepción más estratégica, competitiva y actualizada, así como el desarrollo de planes específicos para el calzado, el mueble y la agroindustria, y los nuevos sectores de biotecnología, nanotecnología y TIC. Para aprovechar la extraordinaria oportunidad que se nos ofrece hoy para que las empresas sean aliadas de los objetivos del bienestar, en la creencia de que la responsabilidad social de las empresas (RSE) puede ser el marco filosófico adecuado a la progresiva implicación de las empresas en un proyecto de sociedad justa, así como una apuesta central por la excelencia y la 7


resoluciones competitividad en la globalización de nuestras empresas, reclamaremos a las administraciones la elaboración de una estrategia para el impulso de la RSE en nuestra región que contemple :  La extensión en la práctica de las Memorias Sostenibles de las empresas y la homologación de los sistemas de transparencia, para lo que las administraciones públicas desarrollarán las medidas de fomento y apoyo necesarias.  Las Administraciones Públicas presentarán una Memoria Anual de Responsabilidad Social, en la que se informe sobre cuáles son los sistemas que se están aplicando en la gestión pública para que ésta sea socialmente responsable y qué resultados se obtienen.  La consideración en la adjudicación de los contratos del sector público, de aquellas que tengan acreditada su condición de empresas socialmente responsables, según los criterios recomendados por el Consejo Estatal de RSE.  El fomento de la Inversión Socialmente Responsable, de tal forma que los fondos de inversión y los de pensiones informen anualmente, sobre si las inversiones que realizan tienen en cuenta criterios socialmente responsables y, si es así, harán público dicho informe y en el caso contrario, informarán de por qué no los tienen en cuenta. Las Administraciones Públicas gestionarán sus inversiones y fondos mediante criterios socialmente responsables.  En la adjudicación de los contratos del sector público entre varias empresas, se valorará a aquellas que tengan acreditada su condición de empresas socialmente responsables según los criterios recomendados por el Consejo Estatal de RSE.  Estableceremos una política de estímulos a la Responsabilidad Social Empresarial de acuerdo con criterios vinculados a aspectos como el gobierno corporativo, los derechos humanos, el ámbito laboral, los proveedores, la acción social y el impacto ambiental. Por ello, los socialistas debemos impulsar una sociedad de las oportunidades para todos, lo que implicará resolver esas diferencias de renta que impiden un acceso igual a las palancas de movilidad social. Esta apuesta también supondrá otorgar un papel fuerte al Estado (Gobierno Central y Gobierno de La Rioja) como agente dinamizador de las personas, y como elemento indispensable para la redistribución de la renta y las oportunidades. En este contexto, una reforma integral del sistema fiscal español será esencial para garantizar una mayor proporcionalidad entre lo que contribuyen las rentas más altas, las medias, bajas, y para reequilibrar la creciente diferencia entre la carga fiscal soportada por las rentas del trabajo y la impuesta sobre el capital. También el desarrollo de una fiscalidad “verde” que grave los consumos 8


resoluciones excesivos y las actividades contaminantes y que favorezca el cambio de modelo productivo. Por eso proponemos la recuperación del Impuesto del Patrimonio, como un impuesto redistributivo dirigido a los grandes capitales, así como la recuperación parcial del impuesto de Sucesiones y Donaciones para herencias, y cumplir con la consolidación fiscal equilibrada y bien distribuida. Igualmente importante será el desarrollo de un sistema efectivo de lucha contra el fraude fiscal, del que se benefician especialmente los grandes capitales y que lastra el desarrollo económico de nuestro país. Reforzar la educación y concienciación ciudadana en las obligaciones fiscales, valorando positivamente a los cumplidores y recriminando su conducta a los defraudadores. Perseguir y castigar de manera contundente y ejemplar el fraude, la economía sumergida y la corrupción. Asimismo, exigiremos la garantía de una educación y sanidad públicas sostenibles y de calidad, y sistemas de seguridad social con respecto a los mayores y desempleados efectivos y de futuro. Un modelo de bienestar que constituye uno de los mayores logros de las sociedades europeas en las últimas décadas y que podría estar en riesgo en los próximos años. Defenderemos la renovación y mejora de ese sistema para su adaptación a las nuevas realidades, que no pasa por su privatización o recorte, sino por la racionalización de procesos, la mejora de la eficiencia, y el refuerzo de su aspecto activador frente al protector. Y promoveremos también el ejercicio de la responsabilidad que cada uno de nosotros tenemos como ciudadanos, para construir un espacio público más habitable, para reforzar los lazos comunitarios, para esforzarnos por el avance colectivo y para utilizar de forma austera los recursos de todos. Esta utilización austera obliga también a replantear de manera equitativa el acceso a determinadas prestaciones económicas de forma que primen siempre a las clases más desfavorecidas configurando un sistema todavía más. Apostaremos por reforzar la calidad de la democracia y ponerla en manos de la ciudadanía. Avanzar en la democracia de la ciudadanía implicará hacer más horizontales algunos de los sistemas de representación y toma de decisiones vigentes, lo cual será mucho más fácil con el uso de las nuevas tecnologías. Será necesario igualmente ampliar la participación efectiva en el espacio público de los mayores y también de los jóvenes, para los que propondremos abrir un debate sobre el adelanto de la edad para votar, con el objetivo de implicar cada vez a más personas en los asuntos colectivos. Y desde luego, necesitará una apuesta firme para desvincular definitivamente las cuestiones religiosas de las civiles, garantizando la laicidad que proclama nuestra Constitución, acabando con los privilegios financieros de la sociedad española, y por ende la riojana, cada vez más diversa, heterogénea y moderna, que hace años entró con paso decidido en el Siglo XXI. El partido que aspire a representarla mayoritariamente, más allá de coyunturas económicas más o menos adversas, debe integrar y reflejar esa diversidad, heterogeneidad y modernidad; debe, como los ciudadanos españoles, adaptarse al nuevo y cambiante contexto, que nada tiene que ver con el de finales del Siglo XX. En sus ideas y programa, sin duda, pero también, y sobre todo, en sus formas de interacción con el exterior, en el comportamiento de sus miembros, y en sus 9


resoluciones normas formales e informales de funcionamiento interno. La modernización de estos aspectos deberá llevarse acabo de “arriba” a “abajo”, pero también desde “abajo” a “arriba”, dado que la forma más natural de que el partido sea un reflejo de la sociedad es integrarla y darle cabida en todos los ámbitos, desde las bases a los órganos de gobierno. El restablecimiento de la competencia socialista también exige trabajar en la incorporación de talento y profesionalidad externos, que hoy no hallan vías de participación o acceso directos y adaptados a la realidad actual. La imagen de competencia también guarda relación con los procesos y decisiones internas. Debemos contrarrestar la percepción generalizada de la ciudadanía de que los intereses y cuestiones partidistas han primado sobre el interés general, la percepción de que la defensa de intereses, prebendas y privilegios de la clase política están por encima de la defensa de los derechos e intereses de los ciudadanos de a pie, independientemente del partido político del que se hable, y la percepción de los votantes socialistas de un excesivo peso de las estructuras directivas del partido o de una falta de explicación de algunas decisiones tomadas en contra de sus intereses. Es el tiempo de pedir militancia real del afiliado y del simpatizante, del fortalecimiento y actualización de su papel; es tiempo de ampliar e incentivar las formas de participación social en nuestro partido; es tiempo, en definitiva, de facilitar una mayor apertura del partido a la sociedad y de atraer de nuevo la sociedad al partido, mediante estructuras más modernas y mediante la reafirmación y mejora, por ejemplo, del sistema de primarias, que pueden abrirse también a simpatizantes para la elección de los candidatos electorales. La igualdad: una seña de identidad irrenunciable La igualdad entre hombres y mujeres ha sido, es y será una seña de identidad del socialismo que ha situado a España a la vanguardia mundial en cuanto a derechos civiles se refiere. Sólo con gobiernos socialistas en la Comunidad Autónoma y en los ayuntamientos gobernados por los/as socialistas se han creado organismos de igualdad. Sólo cuando gobierna el PSOE la igualdad forma parte de la agenda política. El PSOE ha de ser y será en el futuro garantía de nuevos avances en igualdad para La Rioja. Socialismo e igualdad han marcado las más altas cotas de progreso de la sociedad española desde la República, con la consecución del voto femenino, hasta los gobiernos socialistas, donde la igualdad legal se ha construido a través del Boletín Oficial del Estado con avances legislativos. El PSOE ha de ser y será en el futuro garantía de nuevos avances en igualdad para La Rioja: la Ley de Igualdad, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la Ley de la dependencia, la Ley de salud sexual y reproductiva, la Ley de titularidad compartida agraria, que han beneficiado a cientos de riojanas, y la integración del régimen especial de empleado de hogar en el régimen general de la Seguridad Social. El PSOE de La Rioja es referente en esta materia y ha sido vigilante para el cumplimiento de las mismas.

10


resoluciones No podemos olvidar que cuando las mujeres progresan socialmente, progresa la sociedad en su conjunto. La igualdad no es una cuestión exclusiva de las mujeres. Los hombres también son beneficiarios de estos avances promoviendo una sociedad más justa y disfrutando de beneficios específicos como los 15 días de permiso de paternidad que hacen que por primera vez desde el Estado se garantice la corresponsabilidad entre hombres y mujeres en el cuidados de los/as hijos/as en sus primeros días de vida. A menudo, los avances, las políticas de igualdad y en concreto el feminismo genera fuertes corrientes de resistencia conservadora ante los derechos y libertades de las mujeres. Pero hoy, si eres mujer puedes votar, si eres mujer puedes decidir sobre tu maternidad, si eres mujer cobras el mismo salario que tu compañero, si eres mujer estas protegida ante el maltrato o el acoso sexual, todo esto se debe a las feministas y a los gobiernos socialistas que han legislado sobre ello. El PSOE de La Rioja no va a dar ni un paso atrás en lo alcanzado y se plantea como reto alcanzar nuevas metas:  Empleo en igualdad, reducir la brecha salarial y la precariedad laboral que afecta especialmente a las riojanas. Cumplir los convenios laborables. Para ello, pondremos en marcha un plan estratégico regional para promover la igualdad de género, con especial énfasis en la eliminación de todas las manifestaciones económicas y sociales de discriminación entre mujeres y hombres, en el fomento de la corresponsabilidad entre ambos y con el objetivo concreto de alcanzar la tasa de actividad femenina media de la Unión Europea de los 15.  Conciliación real de la vida familiar y laboral. Hay que combatir el desequilibrio en el reparto de responsabilidades familiares y hay que dotar de recursos públicos para que esto sea factible. Desarrollo de la Ley de dependencia, plazas de 0 a 3 años públicas etc.  Erradicar la violencia de género. Trabajaremos para que la derecha no oculte el origen de esta violencia que no es otra que la desigualdad aún existente entre hombres y mujeres y resistencias machistas y conservadoras. Defenderemos instituciones creadas en La Rioja para este fin por gobiernos socialistas como la Unidad contra la Violencia de Género en la delegación de Gobierno, juzgados específicos, fiscal contra la violencia de género, medicina forense…etc. E impulsaremos medidas de prevención y educación en igualdad encaminadas a erradicar el origen de la violencia de género.  Defenderemos la actual Ley de salud sexual y reproductiva sin agravios territoriales.  Instaremos al cumplimiento de la Ley de Igualdad.

11


resoluciones  Atenderemos a la especial vulnerabilidad en la que se encuentran muchas mujeres. El PSOE de La Rioja es también consciente del importante papel de las mujeres rurales como generadoras de la riqueza, del progreso, del empleo, de las iniciativas y de la vida de los pueblos y del medio rural riojano. Debemos trabajar activamente para que la Ley de Titularidad Compartida se lleve a cabo de manera efectiva en nuestra comunidad autónoma. Plantearemos iniciativas políticas de apoyo a las mujeres que quieran vivir en el medio rural para garantizar así que los pueblos no se mueran y apoyaremos las iniciativas emprendedoras de las mujeres en el ámbito rural y en el desarrollo local. Colaboraremos y trabajaremos de forma activa con las asociaciones riojanas de mujeres del medio rural. Visualizaremos y reconoceremos el esfuerzo, la creatividad y la innovación empresarial de mujeres, tanto en el medio rural como en el medio urbano. Trataremos de corregir la desigualdad añadida que supone ser mujer en el medio rural, en especial en pueblos pequeños y aislados, haciendo especial hincapié en la mujer rural y la inmigrante, esta última doblemente discriminada por el hecho de ser mujer e inmigrante, potenciando políticas que favorezcan el asociacionismo y la defensa de sus derechos.  Defenderemos derechos civiles como el matrimonio entre personas del mismo sexo e impulsaremos una Ley sobre los derechos de transexuales en La Rioja. El PSOE va a seguir siendo un referente en esta materia en la sociedad riojana. Las mujeres deben ser protagonistas del desarrollo económico y de una sociedad vertebrada con su participación igualitaria en la esfera pública, política o económica. Como socialistas, todas y todos, tenemos una responsabilidad y un compromiso con la ciudadanía riojana. No sólo para defender las posiciones conseguidas, sino para que la crisis no sea la excusa para no continuar dando importancia a lo que ya es una seña de identidad y un camino ineludible para el bienestar social y el crecimiento económico. Es el momento de ponernos manos a la obra para recuperar ese crédito y esa confianza que estos años han tenido en todos nosotros las mujeres. La sociedad riojana nos necesita porque somos los garantes de una sociedad más igualitaria y más justa, porque nunca se ha hablado más de políticas de igualdad en las instituciones públicas de La Rioja ni en los medios de comunicación como en estos últimos años, porque nuestro compromiso con la igualdad surge de la profunda creencia de que nadie puede quedarse excluido, que el avance de una sociedad ha de cimentarse en el avance de todos sus miembros sin excepción. Por todo ello, el 13º Congreso del PSOE de La Rioja debe representar una apuesta ineludible por el futuro de la igualdad: es el momento para proponernos alcanzar nuevos retos desde la experiencia, la consolidación y el reconocimiento de lo ya conquistado. 12


resoluciones

Debemos ser además un modelo de igualdad en el funcionamiento del partido, garantizando la paridad tanto en la elección como en la permanencia de hombres y mujeres en cualquier responsabilidad. Trabajaremos para que todos los órganos de dirección, control o ejecutivo del partido serán paritarios, aplicaremos listas cremallera, siempre que sea posible, tratando de acercarnos al 50 % en la confección de todas las candidaturas electorales o de participantes en conferencias y congresos. Además, aplicaremos acciones positivas para impulsar las candidaturas de mujeres a puestos institucionales como cabezas de lista en las elecciones autonómicas y municipales. Se realizará un esfuerzo especial para que las mujeres también encabecen listas cuando los puestos a elegir sean únicamente 1 ó 2 (Elecciones Generales – Congreso y Senado). Para ello, se creará una comisión compuesta por la Secretaría de Igualdad, la Secretaría de Organización y la Secretaría General que estudie, valore y eleve cada caso a la Comisión de Garantías para que decida qué procedimiento es necesario adoptar cuando se incumple este principio de respeto. Esta comisión velará también porque la utilización del anonimato en las redes sociales no dé cobertura a quien insulta, desprecia y menoscaba la integridad de las personas que forman el partido, sea cual fuere su sexo, edad, origen, etc., poniendo a disposición de la persona agraviada los medios necesarios para su defensa. El partido, tendrá como una de sus de la mujer, poniendo en práctica afiliación femenina, potenciando la mujeres dentro del propio partido encabezan nuestras candidaturas.

prioridades ampliar la participación política medidas para aumentar el porcentaje de presencia en puestos de liderazgo de las y ampliando el número de mujeres que

El PSOE de La Rioja entra con estos Congresos ordinarios en una nueva etapa de decisiones estratégicas que marcarán el futuro del partido en los próximos años, con respecto a cuestiones esenciales de funcionamiento y pensamiento. Una etapa en la que deberemos definir y defender juntos nuestra alternativa económica y social a la visión conservadora predominante, que permita relanzar la conexión con la sociedad, y restablezca nuestra credibilidad e imagen de competencia y modernidad en todo el territorio. Es imprescindible un discurso basado en nuestros valores que supere de forma comprensible los discursos conservadores populistas o nacionalistas, y los lemas y campañas de la derecha más neo liberal cuyo único objetivo es conseguir el mayor botín posible de nuestro Estado de Bienestar. GESTIÓN SOSTENIBLE DEL MEDIO Los socialistas trabajaremos desde nuestras responsabilidades para fomentar la sostenibilidad del sistema eléctrico, teniendo el ahorro energético como la mayor y mejor herramienta para la lucha contra el cambio climático y para favorecer el ahorro ambiental y económico. Partimos del claro convencimiento de que el desarrollo desbocado que nos ha traído hasta la actual situación de crisis económica y ambiental es una senda 13


resoluciones agotada a la que no hay que regresar. Es por ello que apostaremos por la producción de energía limpia al tiempo que trabajaremos para conseguir que el cierre de la Central Nuclear de Garoña sea acorde con los plazos de explotación para los que fue construida y, que dicho cierre en ningún caso supere la prórroga otorgada en la actualidad. Debemos velar porque el desarrollo de las energías limpias o renovables, no supongan un factor de destrucción de la biodiversidad ni la conservación de los ecosistemas. Los huertos solares y parques eólicos no pueden ser factores que propicien la destrucción de la biodiversidad. La gestión ordenada y responsable del medio natural es la herramienta indispensable para garantizar un desarrollo sostenible y el aprovechamiento racional de los recursos naturales. El Partido Socialista está comprometido con dichos principios, que son los que aplicará en la gestión forestal, cinegética y piscícola en nuestra Comunidad. Las consecuencias de un clima -cada vez más inestable- son graves para la diversidad biológica, para la agricultura y para la economía. Es por ello que los socialistas apostamos decididamente por la puesta en marcha de políticas y conductas que colaboren en invertir el proceso del calentamiento global, acomodando el sistema productivo a las exigencias que emanan de los convenios y acuerdos firmados por el Estado contra el Cambio Climático. La pérdida de biodiversidad en La Rioja supone al mismo tiempo una enorme pérdida de recursos ambientales y económicos para la sociedad. Desde el Partido Socialista estamos comprometidos con la supervivencia de la biodiversidad faunística y botánica de La Rioja, por ello nos mostraremos más receptivos con la causa animalista, abogando por una mayor protección de los animales en su día a día, garantizándoles buenas condiciones de salubridad. También estamos especialmente comprometidos con la conservación de la calidad paisajística de nuestra tierra y trabajaremos por preservar para futuras generaciones la riqueza natural que atesora nuestra Comunidad, protegiendo todos los ecosistemas representativos de la gran variedad ambiental y biológica de La Rioja. Los socialistas impulsaremos la Red natura 2000 como la verdadera red de espacios naturales de la Unión Europea dotando de fondos económicos propios las políticas apropiadas para la conservación de la biodiversidad en estas áreas, así como los demás espacios naturales protegidos de nuestra Comunidad, impulsando en dichos espacios programas de educación ambiental para concienciar y educar a nuestra sociedad en el respeto hacia la naturaleza. El agua -y su gestión responsable- es fundamental para el desarrollo de cualquier región. Desde el Partido Socialista de La Rioja nos opondremos a cualquier política que pretenda derivar los recursos hídricos de una a otra región para potenciar su economía o dar cobertura a pasados excesos del desarrollo urbanístico o agrícola claramente insostenibles. 14


resoluciones

La economía de cada territorio ha de aprovechar sus propios recursos a la hora de generar riqueza. Para ello necesitamos un agua de calidad -tanto antes de su uso como una vez utilizada-, por lo que la política de depuración de aguas residuales es un objetivo primordial e irrenunciable. UN PROYECTO DE FUTURO PARA LA RIOJA: MÁS DEMOCRACIA, MEJOR ADMINISTRACIÓN. La reforma del estatuto: nuevos derechos En el socialismo está implícito el afán de reforma social y de cambio. Nos comprometemos a la reforma del Estatuto para defender La Rioja, no frente a otras Comunidades Autónomas, sino por la igualdad entre todas ellas. España y sus pueblos admiten diferencias, pero no privilegios. No queremos ni privilegios, ni discriminación. Mediante una nueva reforma del Estatuto de La Rioja, nos dará respuesta a este reto. No será con declaraciones grandilocuentes, y sí con disposiciones, como nuestra Comunidad podrá avanzar en su capacidad de autogobierno, con el objetivo de mejorar la vida de los ciudadanos que en ella habiten. Estamos convencidos de que las sociedades avanzan cuando se construyen sobre las bases de un sistema jurídico y político sólido, siendo conscientes que la solidez depende también de la capacidad de adaptación a los cambios sociales. Entendemos el concepto de progreso dentro de una España como Estado plural e integrador, que necesita de un impulso lógico y necesario después de veinticinco años recorridos, para tapar lagunas y adaptarnos a nuevos tiempos y realidades de una Rioja también plural. Los socialistas riojanos propugnamos abordar una nueva reforma estatutaria mostrando la misma ambición reflejada en otras Comunidades Autónomas, para avanzar en autogobierno y de esa forma mejorar la vida de nuestros ciudadanos. La derecha riojana en su permanente hipocresía institucional ha combinado el discurso “de no ser menos que nadie” con entender innecesario, o en su caso poco urgente, la reforma que permitiría igualarnos a otras Comunidades Autónomas. El PSOE de La Rioja ha querido desmarcarse de la apatía de la derecha y del Gobierno conservador de La Rioja, presentando una propuesta de reforma que nos llevase a ser una Comunidad Autónoma de referencia, formando parte de las Comunidades líderes en capacidad de autogobierno y permitiendo la consolidación de políticas públicas comprometidas con la libertad, la justicia y la solidaridad. Para ello propusimos a la sociedad una reforma del Estatuto de La Rioja basado en las 60 PROPUESTAS PARA LA REFORMA DEL ESTATUTO DE LA RIOJA que presentamos en nuestro Programa de Gobierno y que hoy siguen perfectamente vigentes.

15


resoluciones Una opción de progreso como la que representa el PSOE siempre debe perseguir que la política gobierne la economía, que el interés general disponga de mecanismos suficientes para prevalecer frente a los intereses privados particulares. Es un posicionamiento esencial, casi natural para una opción de izquierdas, pero no suficiente. También debe ser percibido como un partido político que está dispuesto a reformar la política de lo público, lo que es de todos, para afrontar las transformaciones que nos ha tocado vivir, y hacerlo con dos objetivos prioritarios: la radicalidad democrática y la protección de los que más sufren la desigualdad intrínseca a la globalización económica. Nuestro reto es hacer políticas de progreso en La Rioja y para ello es obligatorio acertar con el diagnóstico social de esta Comunidad Autónoma, pues son sus ciudadanos los que han de darnos o negarnos su voto. Cuando se habla de reformar lo público casi siempre se hace desde posiciones conservadoras, que más que reformar, bajo el eufemismo de su adelgazamiento, busca disminuir la capacidad de las instituciones públicas de intervenir en la sociedad y en sus relaciones económicas. Frente a ello, debemos encabezar su necesaria reforma y adaptación a la realidad. Por ello, es importante dejar claras en esta ponencia dos premisas de cara a los próximos años: los y las socialistas vamos a oponernos a la degradación del funcionario público. Fortalecer lo público es mejorar los procedimientos administrativos, haciéndolos más ágiles. Es convertir la Comunidad Autónoma en un dinamizador de la sociedad, y no en su controlador. Todo ello para que siga siendo un instrumento útil al servicio de la sociedad, controlado por la ciudadanía, eficaz en crear un espacio económico que favorezca la creación de empleo. Es optimizar los recursos humanos y establecer herramientas que favorezcan la productividad del trabajador del sector público, para dar una respuesta ágil y óptima al ciudadano como receptor de los servicios que se prestan desde las distintas administraciones del Estado. Facilitaremos la participación ciudadana en el conocimiento y control de la gestión del dinero público y de los servicios públicos. Para ello, adaptaremos al ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja la Ley 11/2007, de 22 de junio. Pero también fortalecer lo público es conectar de nuevo la política con los ciudadanos y las ciudadanas. La desafección de parte de la ciudadanía con la democracia representativa es una pésima noticia para la izquierda, que hay que combatir desde la radicalidad democrática. Para ello es necesario el cumplimiento en derechos y en deberes por parte de los recursos humanos de la administración pública para que sean competentes y eficientes y evitar que la indolencia y la desidia de algunos destruyan la imagen del resto de los trabajadores de la administración. Tenemos que convencer a las y los riojanos que la democracia no es confrontación estéril sino articular diferentes opciones para la solución de los problemas y desafíos a los que se enfrenta la sociedad. 16


resoluciones Que la democracia es positiva y que requiere de su implicación, no cada cuatro o cinco años, sino constante. Para conseguirlo, debemos profundizar en reformas que vuelvan a conectar a la población con sus representantes, tanto en el sistema de representación como en el seguimiento y control de las políticas desarrolladas a lo largo de la legislatura. Los Ayuntamientos son la administración más cercana al ciudadano, y por tanto los que más fácil tienen aplicar herramientas de participación ciudadana real. Desde el PSOE impulsaremos, como prioridad de nuestro nuevo modelo de partido abierto y moderno, una participación activa real. Una participación que sitúe al ciudadano en el centro de la acción política y social. La democracia carece de una participación que no sea la de votar cada cuatro años, y debemos hacer efectivo otro modelo de participación más cercano y real. En este sentido defenderemos la apertura, de nuevo, de las sesiones del Parlamento a todos los ciudadanos posibles y retransmitir sus sesiones por los medios de comunicación. Defenderemos la modificación del Reglamento del Parlamento para hacerlo más eficiente y transparente, dotándole de mayor autonomía y medios, mejorando los mecanismos de control del Gobierno y aumentando la actividad parlamentaria. Avanzaremos en la posibilidad de la participación de la sociedad en la política facilitando las condiciones necesarias para realizar iniciativas populares parlamentarias y municipales, conservando su característica de seriedad. Y debemos recuperar la imagen –lamentablemente, deteriorada- de que los políticos cuidamos de lo público, de lo que es de todos, como cuidaríamos de lo que es nuestro. Y ello tiene que ver con la austeridad en los comportamientos, con la cercanía hacia los demás, con la transparencia en la gestión, con la solvencia y el conocimiento de los asuntos que se acometan, con todos esos valores que siempre nos han distinguido a los socialistas. Más transparencia y participación, mejor gobierno La calidad de la democracia española ha mejorado sensiblemente con los gobiernos socialistas en estos últimos años. El incremento del control parlamentario del Presidente del Gobierno, el respeto por la crítica de los medios de comunicación, incluido los públicos, la capacidad de interlocución y de comunicación con los adversarios políticos, son conquistas de la democracia española que se han consolidado con nuestros gobiernos. Nada de esto es irreversible, y deberemos estar muy atentos a denunciar en el futuro cualquier tentación de autoritarismo a la que nuestra derecha es tan proclive. Lamentablemente La Rioja es un perfecto ejemplo de confusión entre lo público y lo privado, entre lo institucional y lo partidista, entre los distintos poderes 17


resoluciones públicos, que actúan al dictado del Ejecutivo, y más concretamente, de su Presidente. Todo ello introduce graves distorsiones en el imprescindible proceso de modernización de nuestra Comunidad, haciendo de ella una sociedad cada vez más clientelar, y por ello menos dinámica. Pero junto a la preservación de lo conseguido, en los próximos años el PSOE debe lograr ser un partido evolucionado, abierto, democrático y participativo, plural y cercano, capaz de aglutinar los esfuerzos y trabajo, compromisos, voluntades e ideas diferentes en torno a un objetivo común que nos identifica (el interés general), articulado a través de la participación y de la escucha proactiva para garantizar nuestra capacidad de identificar, absorber y aglutinar las nuevas necesidades, demandas y expectativas ciudadanas. La irrupción de Internet ha supuesto una revolución a nivel global que todavía no ha llegado suficientemente a los poderes públicos. Internet supone que técnicamente es posible que cualquier ciudadano, desde su casa, pueda conocer y seguir en tiempo real las actuaciones de la Administración. Internet favorece un canal de comunicación nuevo también para el proceso de toma de decisión política. A través de páginas institucionales los ciudadanos deberían poder participar en el proceso de deliberación previo a la toma de decisiones; o haciendo sus propias propuestas, especialmente en los ámbitos municipal y regional. Pero para que ello sea posible, la política debe abrir lo público a la sociedad, haciéndolo más transparente, obligando a la publicación de toda decisión o actuación en materia de personal, remuneraciones de cargos públicos, contrataciones, subvenciones, urbanismo, gestión patrimonial y cualquier otra que sea de interés público. El PSOE, como partido de izquierdas que cree en las instituciones públicas, será el primero en exigir esa transparencia, que no sólo es óptima para acercarlas a la ciudadanía, sino también para que funcionen mejor -al contrario de lo que muchos están tentados a pensar-, la profundización en la democracia y la transparencia no sólo es una cuestión de valores: es, sobre todo, una cuestión de eficacia, pues evita la inercia, la gestión ineficiente y las tentaciones de corrupción. Es precisamente la corrupción una de las causas más importantes de desafección ciudadana en la política. Si queremos que los ciudadanos vuelvan a confiar en la Política y la hagan suya, tenemos que demostrar que no toleraremos, bajo ningún concepto, la corrupción y el fraude en la sociedad. Esto requiere articular nuevos mecanismos de prevención de estas conductas y aumentar las penas y los plazos de prescripción por delitos como el cohecho, el tráfico de influencias y el fraude fiscal. En particular, es urgente elevar a diez años el plazo de prescripción del gran fraude fiscal. El buen gobierno no sólo consiste en un gobierno más transparente, también en uno más participativo. Los gobiernos socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero han dado cauce a la participación de la sociedad civil en las decisiones de las instituciones públicas. En los próximos años deberemos estar 18


resoluciones atentos a que este diálogo se mantenga: las distintas asociaciones y organizaciones que hemos integrado en nuestro procedimiento de toma de decisiones han ayudado a mejorar la acción pública. Los socialistas debemos de procurar ciudadanos con cultura participativa. La participación ciudadana es la garantía del acierto de las instituciones públicas. Desde el gobierno o desde la oposición es necesario que abramos cauces de participación en el que los ciudadanos individualmente representados por asociaciones y organizaciones encuentren la colaboración y si es posible la complicidad de nuestras políticas. Pero todavía queda mucho camino que recorrer, el que nos debe llevar a que los ciudadanos, más allá de las organizaciones que componen la sociedad civil, perciban que existen suficientes mecanismos de participación en la resolución de los problemas que les afectan. La participación ciudadana limitada al momento de las elecciones es una enorme fuente de insatisfacción en nuestra democracia, que hay que combatir. Por ello, los socialistas debemos promover una reforma general de los instrumentos de participación no electoral, que incluya medidas que faciliten la generalización de iniciativas ciudadanas de impulso y control. Propiciaremos la posibilidad de que asociaciones y colectivos determinados puedan intervenir en los plenos municipales y en el parlamento con la vista puesta en la posibilidad del parlamentario o concejal n+1. Los mecanismos de participación electoral también son mejorables, o al menos así lo percibe gran parte de la ciudadanía. Nuestro sistema electoral ha dado hasta ahora buenos resultados en términos generales, pero también ha demostrado sus carencias en torno a dos aspectos concretos: la representatividad y la relación del elector con el elegido. El PSOE en La Rioja debe unirse a esa mayoría social buscando el consenso con todas las fuerzas políticas, con el principal objetivo de facilitar la mayor participación del ciudadano y ciudadana en la elección de su representante, a través del desbloqueo de las listas electorales y la búsqueda de una mayor proporcionalidad entre votos y representación obtenida. La calidad democrática mejora con un gobierno que vela por la transparencia y amplía los cauces de participación, pero también se fortalece con un gobierno que rinda cuentas de su acción de forma constante y con un gobierno que se renueve con periodicidad. Por eso los y las socialistas abriremos también el debate sobre el establecimiento de sistemas de limitación de los mandatos de los Presidentes de Comunidades Autónomas y Alcaldes. Dichos sistemas deberán ser lo suficientemente equilibrados como para combinar la profundización democrática con el principio de eficacia y gobernabilidad de nuestro país, además de solventar un problema grave derivado de la desafección política: el poco interés cívico que provoca el ejercer la política en los escalones más cercanos al ciudadano, y especialmente en el ámbito municipal rural.

19


resoluciones

Una Administración Pública al servicio de la creación de empleo La Administración Pública en España es mucho más moderna y avanzada que hace unos años. Diversas reformas estructurales, así como la introducción de las nuevas tecnologías, han permitido este avance, en el que ha participado decisivamente los gobiernos socialistas. La realidad económica y social, sin embargo, se ha transformado con mayor profundidad que las instituciones públicas, lo que provoca en parte de la ciudadanía la sensación de que mientras los retos, las oportunidades y los problemas van a un ritmo, la Administración va a otro diferente, mucho más lento. Lo primero es cambiar el paradigma. Nuestra Administración no está para controlar a la ciudadanía, está para dinamizar y apoyar sus iniciativas. La Rioja necesita una buena administración al servicio de los ciudadanos, que sea transparente, austera y eficaz, basada en la trasparencia y la publicidad en la gestión, en el establecimiento de controles y en la rendición de cuentas respecto a los compromisos adquiridos. Una administración donde sus responsables políticos muestren sus bienes, actividades y patrimonio con trasparencia absoluta, que garantice la neutralidad reforzando el régimen de incompatibilidades. Que actúe con inmediatez, agilidad y firmeza en los casos de corrupción. Y que racionalice y mejore la eficacia del gasto público fomentando la cooperación entre los diferentes niveles de las administraciones, de modo que la administración no pida a ningún ciudadano documentación que ya obre en su poder o por sí misma emita. Una administración que asegure la concurrencia en los procesos de contratación pública, reforzando el cumplimiento de los principios de publicidad, igualdad, objetividad y no discriminación en la contratación y que impulse la rendición de cuentas y la evaluación de las políticas públicas. Cualquier iniciativa económica capaz de crear empleo debe contar con el apoyo decidido y sin ambages de la Administración, sin que ésta se vea sometida a la necesidad de requerir un exceso de licencias y autorizaciones para ponerse en marcha, salvo que realmente la misma pudiera poner en peligro la integridad de las personas o de nuestro medioambiente. La Ley 11/2007 de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, aprobada por el Gobierno socialista, ha situado a España como uno de los países con la normativa más avanzada a nivel mundial en este tema. El PSOE de La Rioja promoverá, en aquellos municipios en los que gobierna, y demandará, en aquellos otros en los que está en la oposición, la implementación progresiva y efectiva de las posibilidades que esta norma legal establece, para ello, adaptaremos la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos, al ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja. 20


resoluciones

Es fundamental, por otra parte, contar con la colaboración decidida de los empleados públicos. Los socialistas defenderemos la revalorización de la función pública como un servicio de ciudadanía. En un contexto de ajuste del gasto, han demostrado un enorme sentido de la responsabilidad y la solidaridad. En los próximos años, necesitamos empleados públicos suficientemente motivados para conseguir las transformaciones que precisamos como país, con el objetivo final de crear empleo. Reivindicar la labor profesional de nuestros trabajadores públicos en La Rioja no es negociable: el interés de la derecha en el gobierno autonómico por adelgazar la administración pública y engordar la transferencia de trabajo y de fondos a las empresas privadas cercanas a sus postulados es un hecho. Por ello no hay mejor defensa de lo público que su constante vigilancia, mejora y reivindicación. La prestación de los servicios públicos básicos como educación, sanidad, etc… se realiza de forma más eficiente y eficaz mediante el empleo público que ha de adaptarse en su organización a las nuevas realidades y cambios tecnológicos. Nos opondremos a todos los recortes que bajo la excusa de la austeridad obliguen a nuevas limitaciones de servicios. Una Administración local al servicio de los ciudadanos y las ciudadanas. Los gobiernos locales son imprescindibles para el desarrollo de cualquier sociedad madura y democrática. En concreto, la democracia española debe mucho a sus Ayuntamientos, que han trasladado a lo concreto muchas de las mejoras que se han producido. Una de las tareas que debemos abordar en el ámbito municipal, es hacer visible a escala local ese impulso de profundización en la democracia que los ciudadanos nos están pidiendo. Los ayuntamientos son el ágora democrática por excelencia y por eso tienen que ser la punta de lanza de esa renovación democrática que la calle, las urnas y nuestras propias convicciones nos exigen. El municipalismo socialista en nuestra región debe renovarse sabiendo que ya no basta con revitalizar nuestras conexiones históricas con los movimientos sociales y vecinales para canalizar reivindicaciones. Hay que hacer que el Partido Socialista se integre dentro de esos movimientos ciudadanos como una fuerza más, interviniendo, aprendiendo y sumando con otros para construir la acción política progresista. Reconociendo la importancia y el papel de nuestros Alcaldes y Concejales en nuestro partido, y la vocación municipalista del mismo, es necesario que los socialistas riojanos atendamos y apoyemos a nuestros cargos municipales, Alcaldes y Portavoces de la oposición que se hayan presentado bajo nuestras siglas. Los municipios, sin recibir ni una nueva competencia del Estado o de las Comunidades Autónomas han tenido que ir asumiendo algunas de ellas por la vía de hecho, ante la ausencia de prestación desde las otras administraciones 21


resoluciones competentes y ante la propia fuerza, creatividad y vigor de las dinámicas promovidas desde los gobiernos de la proximidad. Han surgido así las llamadas “competencias impropias”, que nunca se ha recibido, ni por tanto financiado, pero que sí se han estado prestando por los ayuntamientos sin solución de continuidad. Es preciso definir claramente cuáles son las competencias impropias, valorarlas y que los municipios reciban las compensaciones económicas por su prestación. Todo un listado de competencias que han ido a parar a las Comunidades Autónomas ya estaban siendo prestadas por los ayuntamientos o se asumieron con posterioridad, produciéndose así el solapamiento en la provisión de estos servicios. Es preciso definir todas estas competencias duplicadas y señalar cuál es la administración que debe prestarlas atendiendo al principio de la subsidiariedad de modo que la realice la administración que, siendo capaz, sea la más cercana. En este sentido, el PSOE, en los próximos años, será activo en el fortalecimiento de la mancomunación de servicios, en la concertación de actuaciones mediante consorcios u otros regímenes asociativos, y propondremos que la legislación local permita primar financieramente a los municipios o asociaciones de municipios cuya capacidad de gestión permita una prestación más racional y eficiente de los servicios locales. En materia de financiación local, el PSOE se compromete a buscar un acuerdo con el resto de las fuerzas políticas para asegurar a los municipios riojanos los recursos necesarios para el ejercicio de las competencias que se les atribuyen. Además se comprometer a promover en el Parlamento de La Rioja una Ley de Financiación Local que objetive los recursos y evite la arbitrariedad con la que se conceden en los años del Gobierno del PP. Promoveremos la creación por ley de un Fondo Municipal regional dotado con fondos de los ingresos de la Comunidades Autónomas que se destine a la financiación real de los Ayuntamientos. Equipar y formar a los riojanos para los cambios económicos y sociales. La globalización, los nuevos comportamientos económicos, las nuevas interrelaciones sociales han creado una nueva realidad ante la cual las administraciones públicas no han de mantenerse ajenas. Las administraciones han de adoptar como propio el desarrollo de políticas proactivas que preparen y formen a los ciudadanos ante estas nuevas situaciones. Si la sociedad, si los ciudadanos, están preparados ante los cambios el reto ante lo nuevo será superado con éxito. En esta formación inicial una de las áreas básicas ha de ser la formación en el uso de las nuevas herramientas de la sociedad de la información y el conocimiento. Pero no sólo esto, nuestra apuesta por una educación pública de calidad ha de concretarse en otras actuaciones también trascendentes como el desarrollo de programas que favorezcan el plurilingüismo en nuestros 22


resoluciones jóvenes. Con estas y otras acciones lograremos unos ciudadanos capacitados para responder adecuadamente a los retos que el futuro, y también el presente, nos plantean. En esta sociedad donde las nuevas tecnologías aceleran los cambios a ritmos cada vez más presurosos, toma especial relevancia la formación a lo largo de toda la vida. Los conocimientos, las destrezas de los ciudadanos han de adaptarse continuamente a los cambios. En este ámbito hemos de referirnos a la formación continua en el uso de las nuevas herramientas que permiten el acceso a lo que se ha denominado la sociedad de la información y el conocimiento. Estas políticas no pueden basarse únicamente en centros específicos de acceso a internet o cibertecas: el acceso a la red y la utilización de las nuevas herramientas de la información y el conocimiento debe formar parte de la cotidianeidad, integrarse en la actividad educativa, laboral, en las relaciones con la Administración, en los servicios públicos, etc.. El “Plan Avanza” desarrollado en los últimos años desde la Administración Central socialista puede ser un buen ejemplo del camino a seguir. La brecha digital se constituye como un elemento de desigualdad de oportunidades. Muchas pueden ser las causas que la pueden incrementar o motivar: falta de formación, el poder adquisitivo, el coste de la tecnología… Las administraciones socialistas deben desarrollar actuaciones concretas que palien estas dificultades y que posibiliten un acceso de todos a las nuevas tecnologías de la información, y en La Rioja debemos construir una alternativa viable y avanzada en torno a este sector, que nos coloque a la vanguardia de los cambios necesarios, incluso anticipándolos. Más y mejores emprendedores.

empleos

para

los

nuevos

tiempos:

jóvenes

y

El paro ha vuelto a ser de nuevo en España el principal problema de la crisis actual. Los altos niveles de desempleo que hay en nuestra Comunidad Autónoma son inaceptables y rebajarlos debe ser el objetivo de todo proyecto político. Todos sabemos que la reducción del desempleo vendrá con la recuperación del crecimiento. Por eso creemos que los recortes no serán suficientes y que hay que hacer más política de estímulos económicos para acelerar la recuperación económica. También sabemos que a corto plazo es posible poner en marcha planes de choque que faciliten la contratación, de tal forma que la propia reducción del desempleo anime a los trabajadores a consumir y a los empresarios a invertir, incidiendo así de forma positiva sobre la actividad económica. El desempleo, la falta de puestos de trabajo, es el principal problema social con el que nos encontramos en la sociedad española, y los socialistas debemos buscar soluciones desde postulados progresistas.

23


resoluciones Un gran problema es el futuro de los jóvenes que buscan empleo. El desempleo entre las generaciones de trabajadores más jóvenes es sin duda uno de los principales problemas de la economía española. Es muy grave el enorme desaprovechamiento de un capital humano muy bien formado, al que se han destinado muchos recursos a lo largo de su proceso de educación y preparación profesional. La economía española tiene que dar prioridad inmediata a la búsqueda de soluciones a esta situación y establecer mecanismos para poner el empleo de los jóvenes en el centro de la recuperación económica, para evitar el riesgo de descuelgue de una generación. Flexibilizar el sistema educativo y volver a abrirles sus puertas, dotarles de una cualificación profesional acreditada, facilitarles la transición hacia el mercado de trabajo son las tareas básicas que deben abordar todos los actores implicados. Especialmente interesante para esta transición es el acceso de estos jóvenes a la creación de su propio puesto de trabajo. Los jóvenes, por su especial idiosincrasia, frente a un futuro en las empresas con contratación temporal y precaria, encuentran en estas formas de actividad económica acomodo para desarrollar su espíritu creativo, obtener razonables cuentas de resultados y plantearse un futuro esperanzador. Proponemos un Plan Especial para la actividad emprendedora el trabajo profesional y autónomo, dotándolo de financiación propia y encargándose las Instituciones de proporcionar los adecuados acompañamientos. Por otra parte tenemos que apostar decididamente por los emprendedores. El trabajo autónomo representa más del 60 % de toda la estructura empresarial española y es la base sobre la que se tienen que articular todas las políticas dirigidas a promocionar la adaptación y la eficiencia de la empresa en nuestra Comunidad. En los últimos años se ha mejorado de forma significativa el marco jurídico y la protección social del colectivo de los trabajadores de cuenta propia, pero la crisis económica ha frenado el crecimiento del trabajo independiente y ha obligado al cierre de muchos pequeños negocios. Los socialistas tenemos que seguir trabajando para que las empresas individuales y los trabajadores autónomos retomen de nuevo la senda del crecimiento y tengamos una red mucho más extensa de emprendedores como factor básico en el desarrollo de un empleo estable en nuestra Comunidad. Recuperación del consumo, facilidades para el acceso al crédito, formación y asistencia técnica y de gestión son los requisitos fundamentales para potenciar la cultura emprendedora en la actividad económica y la incorporación de los jóvenes a la iniciativa empresarial. En la actualidad, el autoempleo se caracteriza por la fuerza emprendedora, incorpora un gran valor añadido, introduce nuevos modelos de desarrollo 24


resoluciones tecnológico y abarca nuevas actividades socioeconómicas, comprende tanto los trabajos tradicionales, desde la óptica de los nuevos tiempos, así como las actividades más novedosas, contribuyendo todas ellas al desarrollo sostenible de la economía riojana. En los últimos años nuestro tejido empresarial se ha visto favorecido con medidas fiscales, financieras y de simplificación administrativa, cuyo objetivo ha sido fomentar el emprendimiento, el crecimiento empresarial, la innovación, la internacionalización y suavizar así los efectos de la crisis económica. A pesar de los avances conseguidos necesitamos reforzar el emprendimiento y la creación de nuevas empresas y fomentar la creación de un tejido empresarial de mayor tamaño. Para ello es fundamental contar con un buen sistema de financiación por lo que coordinaremos todos los instrumentos financieros públicos existentes de apoyo a las Pymes, Emprendedores y Autónomos. Simplificaremos los procedimientos y líneas actuales, asegurando una importante modificación de los criterios de garantías y riesgos. Incentivaremos la creación de un Sistema Nacional de Microcréditos; y lo haremos para que actuara de forma independiente respecto de las prioridades de las instituciones financieras privadas. La Rioja cuenta actualmente con un dinamismo empresarial menor al de las comunidades más cercanas como Navarra y el País Vasco, comunidades que están en vanguardia en materia emprendedora. La realidad es que nos encontramos con unas tasas de creación de empresas menores y de un tejido productivo excesivamente atomizado, con escasa presencia de empresas de tamaño mediano y grande, y una baja proporción de empresas innovadoras. Para corregir esta situación debemos, en primer lugar, estimular el emprendimiento, como elemento fundamental de creación de tejido empresarial innovador y competitivo. Además de la creación de nuevos proyectos empresariales es fundamental impulsar el crecimiento de las empresas existentes. También resulta crucial dar continuidad al proceso de internacionalización que muchas empresas riojanas ya han iniciado, movidas por la movilidad de la demanda interna que ha provocado la crisis actual. Las claves para salir de la crisis: innovación y formación. Los socialistas en La Rioja definiremos cuáles son los sectores estratégicos para la región y diseñaremos una Política Industrial, que marque de forma inequívoca cuáles son los sectores irrenunciables para La Rioja, que merecerán los apoyos necesarios y suficientes para su mantenimiento. Los acontecimientos han venido demostrando que no es una buena política poner fondos de todos los riojanos en manos de empresas que llegan de fuera con grandes promesas. Esos fondos terminan por esfumarse sin dejar ni una sólo estructura en la región. 25


resoluciones

La creación de empleo tiene que ser una de nuestros objetivos prioritarios. Es necesario fortalecer las políticas activas de empleo, transferidas a las Comunidades Autónomas, para mejorar las posibilidades de un trabajador de encontrar empleo. Debemos apostar por un Servicio Riojano de Empleo fuerte y consolidado, dotándolo de los medios necesarios técnicos y humanos para que sea el referente en nuestra Comunidad Autónoma de la intermediación laboral entre trabajadores y empresas. Nuestro país necesita de una “segunda modernización”, que debemos acometer de forma rápida, no solamente para superar la coyuntura actual y crear los empleos que necesitamos, sino para ser capaces como país de afrontar con éxito el cambio estructural que estamos viviendo en todo el mundo. Aquellos países desarrollados que sepan adaptarse al cambio podrán mantener sus niveles de bienestar, pero para ello hace falta poner en marcha políticas progresistas que orienten los cambios en la dirección correcta. Tratar de dar respuestas a la crisis con una vuelta al pasado y a los errores ya cometidos confiando en que el modelo productivo tradicional español pueda retomar la fuerte senda de crecimiento a mediados de los años 90 a 2007 apoyándose de nuevo en la construcción de viviendas, es un claro error. Hace falta una visión y un liderazgo progresista para hacer estos cambios, porque quienes sólo miran hacia el pasado nos volverán a generar los problemas que están en la raíz de la crisis actual, y quienes no tienen la justicia y la solidaridad como faro de sus propuestas no tiene ningún miramiento a la hora de erosionar la calidad de vida de sus ciudadanos imponiendo medidas de ajuste. La única apuesta de futuro para España es cambiar nuestro modelo productivo, es importante apostar por un tejido industrial fuerte y consolidado e innovador, sectores como la rehabilitación de viviendas, el transporte sostenible, el turismo sostenible, los cuales generan empleos estables y de calidad. Concebimos unas infraestructuras competitivas y vertebradoras de la Comunidad, que sirvan al desarrollo económico de la región y a incrementar la seguridad vial de los ciudadanos en sus desplazamientos, con criterios de movilidad sostenible y respeto al medio ambiente. Además, debe integrar y atender los diferentes medios de movilidad y trasporte: tanto público como privado, tanto de individuos como de mercancías. Proponemos la conversión de travesías en circunvalaciones atendiendo a los criterios de número de habitantes de los municipios e intensidad diaria y tipo del tráfico que circula, así como la mejora de las carreteras que unen cabeceras de comarcas entre sí y con los municipios mayores, como las que unen polígonos industriales y autovías o autopista. Igualmente impulsaremos a la peatonalización de los municipios riojanos. La Rioja tiene pendiente culminar sus grandes infraestructuras como el soterramiento, la circunvalación sur de Logroño y sus accesos o la llegada del

26


resoluciones AVE, materias sobre la que ofreceremos un pacto estable de financiación plurianual al PP. Las infraestructuras de telecomunicaciones deben ser consideradas como un elemento vertebrador de importancia sustancial, puesto que una buena parte de las posibilidades que ofrece la Sociedad de la Información y el Conocimiento pasa por la disponibilidad de dichas infraestructuras, que deben ser consideradas servicios públicos de carácter universal. Debemos realizar un esfuerzo permanente para conseguir que nadie quede excluido de estos servicios. Y en La Rioja el reto está en el mundo rural, que todavía mantiene una brecha significativa con el mundo urbano, en alfabetización informática por el uso de herramientas y redes imprescindibles en el S. XXI. Entendemos que la mejor política consiste en la aplicación de la Innovación Tecnológica para el fomento de la libertad y la igualdad de oportunidades de la ciudadanía, aprovechando y poniendo al alcance de todos lo que no es patrimonio de nadie: el conocimiento acumulado por la Humanidad a lo largo de la historia. La Innovación exige la concienciación y el apoyo para propiciar la materialización de las ideas, desde su fase de configuración hasta su implementación, en este sentido es fundamental reconocer el trabajo que históricamente han hecho las universidades. Un elemento esencial de la innovación es su aplicación exitosa de forma comercial. No sólo hay que inventar algo, sino también introducirlo en el mercado para que las empresas puedan disponer de ese avance y adecuarse a un mundo cada vez más global y competitivo. Las empresas, pymes y autónomos son al mismo tiempo el motor y las receptoras de la innovación y el emprendimiento. Como verdaderas impulsoras de este fenómeno no reciente pero sí incipiente, ellas deben ser las destinatarias de los esfuerzos realizados por las administraciones públicas, reivindicando el apoyo y empuje necesario de las mismas. La apuesta debe centrar sus esfuerzos en el estímulo y fomento de la cultura empresarial de la innovación mediante la identificación, selección y estructuración de proyectos de I+D+I en las empresas riojanas que, sin experiencia suficiente, necesiten apoyo en el diseño y realización de proyectos innovadores. Hacer visible los procesos innovadores no detectados o difundidos, propiciar el incremento del número de empresas que incorporan la innovación a su estrategia empresarial y canalizar los proyectos de I+D+I identificados en el territorio a los programas de ayuda de la Administración, garantizan el apoyo e impulso necesarios que nuestras empresas requieren para lograr un posicionamiento en el mercado que no les reste oportunidades de negocio a nivel nacional o internacional. Nuestras empresas, jóvenes emprendedores o nuestros jóvenes profesionales ya no podrán desarrollar su caudal de

27


resoluciones conocimiento sólo en nuestro territorio: se les exigirá aptitudes para “vender” sus ideas, su talento o sus productos en otros idiomas, en otras latitudes. Para el Partido Socialista asegurar el derecho de todos a una vivienda digna es un compromiso irrenunciable, especialmente para aquellos con mayores dificultades de acceso. Es necesario el desarrollo de un urbanismo sostenible y una nueva política del territorio y la vivienda, mediante la potenciación de la construcción de vivienda protegida, el impulso al alquiler y la rehabilitación. Es necesario retomar la iniciativa política en materia agraria, a pesar de las dificultades que se derivan tanto de que no gobernemos la Comunidad Autónoma, como por el control que ejerce el Gobierno Autonómico sobre los medios de comunicación. Para ello habrá que impulsar la actividad del grupo sectorial agrario a fin de propiciar el debate y presentar propuestas, que transformadas en iniciativas, el Grupo Parlamentario pueda debatir con el Gobierno de La Rioja y hacer factible de paso que sean conocidas por la sociedad rural riojana. Nuestro campo es una fuente de riqueza y de empleo excepcional. Queremos que los agricultores vivan dignamente de su trabajo, con unos precios justos. Para conseguirlo es necesario que tomemos medidas para agrupar la oferta y regular los mercados, y en el caso de la Denominación de Origen Calificada Rioja, en defensa de los derechos de plantación. El PSOE de La Rioja debe dedicar gran parte de sus esfuerzos a garantizar la pervivencia del sector agrícola riojano como un mecanismo fundamental para aumentar la población, y además introducir propuestas y alternativas al sector primario para complementarlo. Apoyaremos el desarrollo de la industria agroalimentaria de nuestra región, fomentando así nuevos y necesarios nichos de empleo. La situación del mundo rural puede mejorarse notablemente con una dignificación del trabajo y con la creación de valor añadido en la agricultura y la ganadería. En La Rioja tenemos un sector primario que conectado con las industrias de alimentación pueden llevar los productos riojanos de calidad a todo el mundo, potenciando un verdadero desarrollo de la actividad económica en el ámbito rural, como elemento de progreso, diversificación y transformación de la dependencia de la actividad agrícola y ganadera. Nuestras iniciativas deberán centrarse en frenar la despoblación del medio rural, en paliar el envejecimiento de la población agraria, favoreciendo la renovación generacional, en la lucha contra el abandono de tierras y cultivos y en la diversificación y potenciación de nuevas actividades agrícolas, como la agricultura ecológica, el aprovechamiento forestal, micológico, apícola, el turismo rural o el paisajístico. Las relaciones con las tres organizaciones agrarias deben ser fluídas y es necesario conseguir su complicidad en los asuntos más importantes, sobre

28


resoluciones todo con las que puedan estar más cercanas a nuestro pensamiento político, intentando romper el seguidismo que hacen de la política del gobierno regional. Sectorialmente lo que todos percibimos, como ciudadanos y como miembros activos de la actividad política, es que en La Rioja sólo se habla del vino, sin olvidar el carácter estratégico que tiene para la economía de la Comunidad Autónoma, pero existen otros cultivos y otros problemas en el campo que están silenciados y que cuando se han llevado al Parlamento regional han pasado desapercibidos, como es el caso de la problemática del sector ganadero. La formación de cooperativas dentro del mundo agrario y ganadero es clave para el desarrollo económico del sector en general con la finalidad de que los agricultores y ganaderos sean partícipes y puedan aprovecharse del valor añadido de toda cadena productora y comercializadora. Mayor protagonismo alcanza el cooperativismo si nos referimos a la vitivinicultura, es decir, que llegue a alcanzar no solo a la producción de uva, sino también a la elaboración y comercialización del vino por los propios agricultores asociados en cooperativas. De la misma manera se debe potenciar el mantenimiento de las unidades familiares agrarias y ganaderas haciéndolas rentables económicamente a la vez de conseguir mantener el medio ambiente y fijar población en el mundo rural. Hemos atravesado una época en la que un gobierno socialista en España ha tenido que negociar las normas por las que durante los próximos años se desarrollarán los mercados del vino, del azúcar y la remolacha, y de las frutas y hortalizas, todos ellos cultivos clave en nuestra tierra. Desde nuestro ingreso en la Unión Europea en 1986 casi ninguna reforma de la política agraria ha gustado al sector, pero la verdad es que éste ha sabido adaptarse a los cambios y finalmente ser competitivos en aquellos productos autóctonos o de nueva demanda. Las críticas del Gobierno regional, que como en todos los aspectos políticos se opone sin más al gobierno central si éste no es de su color político, han arrastrado a las organizaciones agrarias a criticar también la organización común de los mercados de esos productos agrícolas, a veces como en el caso del vino, con argumentos e hipótesis falsos, puesto que la tan temida liberalización del viñedo no ha ocurrido y no se puede dar por segura en 2018, a pesar de que algunos estén interesados en que así sea para justificar un incremento de la masa vegetal antes de esa fecha; habrá que estar atentos y junto al sector tener las ideas muy claras y un discurso político propio. El campo riojano no es de derechas porque sí, y necesita políticas de futuro más avanzadas que generen confianza y no temor, además de relaciones fluidas y constantes con los mercados que nos abastecen y a los que abastecemos. Promoveremos el empleo local fomentando la creación de cooperativas de agricultores y de vendedores de materias primas, que permitan distribuir localmente sus productos y eliminar así de forma progresiva el peso de los intermediarios.

29


resoluciones Es preciso conocer que ningún otro sector económico está tan regulado en la Unión Europea como lo está el sector agrario y que no es mucho el margen de maniobra que disponen los Estados miembros, y mucho menos el de los Gobiernos regionales, a la hora de aplicar la política agraria. Los socialistas debemos impulsar cambios en la Política Agraria Comunitaria que eviten crisis como la que estamos sufriendo en relación a los precios y escasez de productos básicos como los cereales y la leche; esos cambios deberán tener en cuenta las relaciones comerciales con los países terceros en vías de desarrollo mostrando la necesaria solidaridad. EL SOCIALISMO POR LOS DERECHOS DE LA CIUDADANÍA Por una educación pública y de calidad La defensa de la educación pública y de calidad es uno de los elementos clave para conseguir una sociedad más avanzada y justa. Para los socialistas es una prioridad, como servicio público esencial en el Estado del Bienestar y como mejor medio para garantizar la igualdad de oportunidades y el derecho a la educación. Los socialistas debemos reivindicar una escuela inclusiva, cooperativa y coeducativa que disponga de los medios necesarios para ofrecer una educación de calidad que busque el éxito de todo el alumnado y actúe para compensar a los alumnos que requieran refuerzos especiales. Impulsaremos la creación de aulas de inmersión lingüística en los centros educativos para favorecer la adquisición del idioma a los alumnos inmigrantes que se incorporan al sistema educativo con un desconocimiento total del mismo para dotarles de las capacidades lingüísticas mínimas que les permitan una integración real en las aulas y evitando casos de fracaso escolar. La educación ha sido determinante estos años para afianzar la convivencia y transformar el ámbito social, por eso el anuncio de la eliminación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía tiene que conllevar una oposición frontal, ya que supone un retroceso importante para la enseñanza de valores de tolerancia, respeto y democracia. Es hora ya de que avancemos en el laicismo de la enseñanza ante los continuos intentos de ideologización religiosa de la escuela pública. Es necesario promover un debate social que supere la situación actual. Durante el Gobierno socialista de 2004 a 2012 ha habido importantes avances educativos toda la población de 3 a 16 años está escolarizada y tenemos una importante escolarización infantil de 0 a 3 años. Si en esta etapa se refuerza y potencia la estimulación precoz y la atención temprana se estará luchando de manera eficaz contra el fracaso y el abandono temprano. Por ello, impulsaremos la creación de un número de escuelas infantiles públicas para niños de 0 a 3 años que se adapte a la demanda existente.

30


resoluciones Con el ascenso al Gobierno de España del Partido Popular se ha agravado el ataque que ya en La Rioja viene sufriendo la escuela pública. Recortes en el profesorado, disminución de la inversión en infraestructuras, de las becas y de los gastos de funcionamiento en la escuela pública, se contraponen con una política expansiva de cara a la escuela privada concertada, con el aumento de los conciertos y la financiación del bachillerato. Debemos equilibrar la balanza en la financiación y garantizar que no se va a desproveer a un centro público de medios por ayudar a un centro concertado en su desarrollo. Un centro público no puede renunciar a parte de su financiación para concedérsela a un centro concertado, tiene que haber separación en su financiación y cada uno tener establecida la propia. Debemos combinar la denuncia y la sensibilización con el gran valor social de la educación pública. Tenemos que exigir el mantenimiento y reparto equitativo de los Programas de Cooperación Territorial impulsados por el Gobierno de España, como los Planes PROA, Educa 3 y Escuela 2.0, entre otros, que han beneficiado a La Rioja en los últimos años y que empieza a dar sus frutos respecto a las cifras de mejora general de resultados. Para que la igualdad forme parte de la realidad educativa riojana debemos exigir que todos los centros asuman su compromiso social con la educación y garanticen una escolarización sin exclusiones. El reparto equilibrado de alumnos inmigrantes y alumnos con necesidades educativas especiales es un elemento de solidaridad y de cohesión social fundamental que nos debe llevar a un trabajo de oposición riguroso con claras alternativas de gobierno. No podemos permitir los agravios comparativos que se producen entre unos y otros centros. Por ello, nos oponemos al recorte drástico de personal y recursos que están realizando en las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP porque consideramos que es el camino. También debemos reafirmar nuestra posición a favor de la coeducación potenciándola y suprimiendo los conciertos a los centros que segreguen al alumnado. No estamos de acuerdo en que se mantengan los conciertos en centros que separan a niños y niñas por lo que proponemos en estos casos su retirada. Otra de las asignaturas pendientes de la educación en La Rioja es el aprendizaje de las lenguas extranjeras, en particular el inglés. Para fomentar el dominio de esta lengua, entre otras medidas, apoyamos la incorporación de profesores nativos en las aulas, para reforzar la práctica oral y abogaremos por el bilingüismo real, no como se ha hecho hasta ahora de manera improvisada y con poca exigencia. El conocimiento y manejo de los idiomas extranjeros es una necesidad fundamental en la ciudadanía actual. Por ello además de fomentar el aprendizaje de los diversos idiomas y la inclusión de profesores nativos en las aulas, apostáremos por la creación de una Educación Secundaria y Bachilleratos públicos completamente bilingües, para que de esta forma el 31


resoluciones conocimiento de idiomas extranjeros (inglés y francés) se considere como pilar fundamental del sistema educativo riojano. Así, aquellos alumnos que quieran cursar su Educación Secundaria o Bachillerato completamente en inglés o francés puedan hacerlo dentro del sistema público de educación. Para que nadie deje de estudiar por falta de recursos económicos debemos abogar por una adecuada política de becas, defenderemos que se mantenga la garantía de que la obtención de beca es un derecho de quien cumpla los requisitos, y no supeditado a disponibilidad presupuestaria y estamos en contra de las disminuciones que se están produciendo en La Rioja. Además del sistema de becas, para estudios superiores, cuyo coste es mayor tanto en matricula como en material, como es el caso de los estudios universitarios, fomentar un modelo de pago de matrícula en 3 ó 4 plazos, y no en dos como ocurre en la actualidad para que las cuantías sean menores. Iniciar un nuevo modelo de becas que ayude a la adquisición de los materiales (libros, fotocopias…). Así como que las becas sean concedidas y denegadas antes de comenzar el curso y del comienzo de pago de matrícula. A nivel nacional se promovió un Pacto de Estado por la Educación, que fue rechazado por el Partido Popular y en La Rioja los socialistas ofrecimos un pacto de estabilidad educativa sobre las bases de la igualdad, la calidad y una adecuada financiación. Esta propuesta fue rechazada pero debe ser un objetivo irrenunciable de nuestra acción política y una respuesta necesaria a la demanda de la sociedad, con una clara prioridad por la escuela pública. Exigiremos que la oferta de empleo público para la enseñanza corresponda a la realidad de la educación en nuestra Comunidad Autónoma. La sustitución del profesorado y personal de los centros públicos debe realizarse en un tiempo máximo de 3 tres días para no perjudicar la formación de los alumnos y alumnas de la escuela pública y no dañar su imagen de calidad. La sociedad actual, y la de un futuro próximo, cada vez más compleja y exigente, especialmente en el campo profesional, demandan ciudadanos y profesionales deseosos de llevar a cabo nuevos proyectos y retos. Personas con capacidad de comunicación, capaces de tomar iniciativas y decisiones. En suma, ciudadanos con espíritu inquieto y abiertos al mundo. Debemos potenciar desde los centros docentes, y la Universidad a que los jóvenes de nuestra Comunidad sean cada vez más emprendedores, más participativos y capaces de resolver problemas de la vida diaria. La Universidad de la Rioja sigue siendo una de las peores financiadas del país, sobreviviendo desde hace años con escasos recursos, lo que no le ha impedido tener unos buenos índices de éxito académico. El presupuesto destinado a la Universidad por parte del Gobierno riojano ha ido decreciendo año a año, mientras que las tasas universitarias aumentaban sin cesar. Nosotros abogamos por un cambio de rumbo, que suponga un aumento de la financiación pública de la universidad y la disminución de índices universitarias. 32


resoluciones

Abogamos por una adecuada financiación de la Universidad con respeto a su autonomía. Debemos dar un impulso al campus de la excelencia, la internacionalización y la atracción de talentos y debemos abogar por una adecuada relación con el entorno socioeconómico para que la Universidad sea el foco del conocimiento que genere sinergias con el mundo de la empresa y responda a las necesidades de innovación de los sectores productivos. Estamos en desacuerdo con el trato del Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Logroño a la UNED a través de unos recortes que le están obligando a eliminar servicios. Exigiremos mantener la financiación necesaria para que la UNED de La Rioja continúe desarrollando su actividad sin disminuir la calidad de su nivel académico. Además mantendremos una oposición frontal a los recortes de fondos públicos tanto del profesorado como de los recursos educativos. Reivindicaremos la implantación de un verdadero Plan Integral de Atención a la Diversidad, que dé respuesta y prevenga la aparición de dificultades tempranas en beneficio de aquel alumnado que pueda estar más afectado por la crisis actual y pueda perder oportunidades educativas. Un plan que garantice un reparto equilibrado y solidario de los alumnos inmigrantes y con necesidades educativas especiales, en todos los centros sostenidos con fondos públicos, para conseguir una integración real en nuestras aulas. Con unas altas tasas de fracaso escolar y de abandono escolar temprano no renunciaremos a la incorporación de planes de intervención educativa que puedan combatir con eficacia estas desigualdades y exigir que estén bien dotados. La Formación Profesional debe ser una respuesta de calidad para las necesidades laborales de nuestra economía de futuro y un elemento clave para la mejora de la cualificación de las personas. Es por ello que impulsaremos la creación de nuevos ciclos formativos y el aumento de las cuantías destinadas a aquellos centros públicos que impartan Formación Profesional. Así mismo, en los últimos años de FP, tendría que haber iniciativas para fomentar la cultura emprendedora, “para mejorar la cualificación profesional y la búsqueda de empleo de cada persona desempleada personalizaremos el diseño de los itinerarios. Será básico construir un sistema integrado de la Formación Profesional, que comprenda la formación profesional reglada y toda la formación en empleo, en un proceso de aprendizaje permanente de los trabajadores y trabajadoras. Será necesario mejorar la formación de las empresas y su capacitación para que su contribución en el diseño de las prácticas de los alumnos procedentes 33


resoluciones de la Formación Profesional sea de una alta cualificación y participe posteriormente en la creación de empleo. Profundizaremos y mejoraremos la formación en las empresas para que formen parte eficaz de la Formación Profesional de los alumnos y no una forma de mano de obra gratuita. No permitiremos el empeoramiento progresivo de la calidad educativa la escuela pública, para ello, hay que comprometer a todos los sectores que intervienen en ella: profesores, padres, alumnos e instituciones. Debemos deshacer el discurso conservadores que equipara la calidad de la enseñanza únicamente a los resultados educativos de los alumnos. El concepto de calidad en la educación es absolutamente transversal e implica resultados, atención a la diversidad, educación individualizada en sus casos, no discriminación e igualdad de oportunidades. CULTURA, CLAVE EN EL DESARROLLO PERSONAL Y SOCIAL Los hombres y mujeres socialistas entendemos la cultura como una pieza clave en el desarrollo personal y social y la contemplamos también en nuestra propuesta de un nuevo modelo productivo basado en la sostenibilidad porque las industrias culturales representan un 4% del PIB nacional y aportan 650.000 empleos directos. La Cultura es el origen del pensamiento, la creación y la innovación. Por esa razón en el PSOE de La Rioja nos comprometemos con la democratización de la Cultura porque ésta es una herramienta imprescindible para fomentar valores como la igualdad, la solidaridad y la cooperación; para garantizar el bienestar social y la convivencia armoniosa y creativa entre iguales. Cuando gobierna el PSOE, gana y avanza la cultura. Cuando gobierna el PP, la cultura pasa a un segundo plano y es la primera víctima de los recortes. Un ejemplo es la reducción presupuestaria en esta legislatura que recibe la inversión en restauración de patrimonio histórico artístico y la reducción en oferta cultural, recortes en el presupuesto de “Cultural Rioja” y la decisión de que Actual, un festival que creado por Gobierno del Partido Socialistas de La Rioja (Iberpop) sea bienal en vez de anual. Lucharemos porque permanezca como referente a nivel nacional. Así mismo debemos luchar para que el patrimonio rural y urbano quede en manos de las instituciones públicas, evitando que las “instituciones” permitan a la iglesia registrar a su nombre el gran patrimonio de santuarios, ermitas, iglesias y otros edificios pagados por pueblos y ciudades pero no registrados, como sucede en otras comunidades. El PSOE riojano ha desgranado algunas de las deficiencias en materia de gestión cultural: desorden en las infraestructuras, programación cultural deficiente, carece de un centro de referencia en arte contemporáneo con infraestructuras multidisciplinares (talleres, espacios expositivos, biblioteca de referencia…) para desarrollar las expresiones de vanguardia en nuestra Comunidad Autónoma.

34


resoluciones Desde el PSOE de La Rioja aspiramos a una cultura que tienda puentes entre las personas y para ello alguna de las acciones que vamos a exigir son:  Elaborar un Libro Blanco de la Cultura y las industrias culturales en La Rioja, para poner orden y hacer un diagnóstico.  Acceso a la cultura para las personas que no puedan a través del Bono Cultural Riojano. Por ello, lucharemos para que la cultura no sea de los que tienen una situación cómoda sino de todos. De este modo queremos avanzar teniendo como referente otros países europeos, en la línea más cercana a la gratuidad o precios bajos para sectores con menos recursos económicos: jóvenes, jubilados, parados.  Plan específico para potenciar al máximo el Centro Internacional de la Lengua que acerque el conocimiento y uso de la lengua a la sociedad.  Impulsaremos “la Cultura del Vino” como parte integrante de nuestro patrimonio cultural. Promoveremos y apoyaremos todas las iniciativas culturales interesantes que giren en torno al mundo de la cultura del vino, no sólo desde un punto de vista turístico sino también cultural.  Favoreceremos la creación y las enseñanzas artísticas en todos sus niveles y elaboraremos el Directorio del mundo de la cultura en La Rioja.  Fomentaremos la creación joven y de vanguardia permitiendo el uso de lugares públicos para que puedan expresar su visión del mundo. También desarrollaremos planes de dinamización cultural en colaboración y cooperación con los Ayuntamientos para extender la programación y actividad cultural por todo el territorio regional permitiendo el uso de lugares públicos para que puedan expresar su visión del mundo.  Desarrollaremos planes de dinamización cultural en colaboración y cooperación con los Ayuntamientos para extender la programación y actividad cultural por todo el territorio regional.  Consolidaremos el patrimonio bibliográfico, ninguneado hasta la fecha, prestando atención especial a la edición riojana, impulsando su versión digital, siguiendo las nuevas tendencias.  Potenciaremos el patrimonio etnográfico favoreciendo el desarrollo de profesiones tradicionales en vías de desaparición, la artesanía y sus expresiones.  Fomentaremos la creación del Plan Regional de Restauración del patrimonio histórico artístico.

35


resoluciones  Programa infantil de acceso a la cultura (teatro, danza música y artes para la infancia).  Creación de un itinerario de puntos culturales habilitado con herramientas de nuevas tecnología, zonas Wifi…etc., dónde se pueda tener acceso a información cultural digitalizada.  Fomentaremos la digitalización y publicación en internet de nuestro amplio patrimonio histórico-documental como vía adecuada para su difusión y posibilitar así el acceso a su conocimiento a toda la sociedad.  Creación del Consejo de las Artes y de las Ciencias que busque que las decisiones más importantes que afecten a la creación artística se tomen con un soporte técnico adecuado y en un clima de intercambio de ideas, respeto y acuerdo. Una nueva política social. El Estado de Bienestar ante sus nuevos retos. Estamos en un mundo nuevo, que cambia aceleradamente, impulsado por transformaciones estructurales de gran calado. Hemos pasado de un modelo industrial tradicional a una economía del conocimiento, donde el factor clave es la innovación y la formación. El proceso de globalización se intensifica con economías cada vez más abiertas e interrelacionadas y nuevas potencias emergentes que protagonizan por nuevos avances sociales, científicos y económicos, lo que ha permitido que hayan podido salir de la pobreza un número considerable de personas, aunque insuficiente. Estos, sin duda, son los aspectos positivos del proceso de globalización. Pero a la vez, los hay negativos. Un resultado clave es el cambio en la distribución del ingreso en los países desarrollados que, en general, ha sido regresivo. Los ganadores han sido quienes disponen de rentas de capital y los grandes perdedores la clase media –cada vez más empobrecida– y los trabajadores con baja cualificación. Al tiempo, se ha producido una rebaja de impuestos sobre los beneficios de las empresas y los ingresos personales, que ha beneficiado sobremanera a quienes disponían previamente de mayor renta y ha perjudicado a la ciudanía con menos ingresos. Los gobiernos de derechas han recortado también los gastos (educativos, sanitarios y sociales) destinados fundamentalmente a las clases medias y a los más débiles y también han reducido otras partidas de marcado carácter social, en detrimento del Estado de Bienestar. El discurso conservador pretende desviar la atención de la necesaria homogeneización fiscal europea para hacernos creer que con los impuestos más bajos que ningún otro país, que con los salarios y demás costes laborales rayando lo infrahumano podremos competir. Ellos pretenden competir empobreciendo a la mayoría. Nosotros queremos competir desde la innovación, las oportunidades, el conocimiento y el emprendimiento.

36


resoluciones El PSOE no puede olvidar que mientras nosotros pertenecemos al 10% de la población global dentro de la categoría de países ricos, hay otro 10% de población mundial en altos niveles de hambruna y guerra por lo que es necesario adoptar políticas dirigidas a disminuir esas grandes diferencias. Pero también hay cambios concretos que desafían de manera directa la sostenibilidad del Estado de Bienestar, y que nos obliga a tener una nueva mirada sobre su naturaleza, sobre la propia concepción y gestión de las políticas sociales. La demografía, con el envejecimiento de la población y la dificultad para garantizar el equilibrio entre población activa y pasiva, lo que a su vez nos obligará a gestionar de una manera muy diferente los procesos migratorios y la interculturalidad de nuestras sociedades. La disminución de la mortalidad que supone un incremento de la cronificación de enfermedades y la generación de situaciones de dependencia. La feminización de la pobreza. El desempleo en los jóvenes sin formación y en mayores, que cada vez conlleva un riesgo más alto de exclusión social. La conciencia de derechos adquiridos por todos los colectivos sociales respecto a las prestaciones a las que tienen acceso, pese a la opinión generalizada de que se pagan demasiados impuestos, cuando el verdadero problema es la falta de equidad de los sistemas fiscales. Los socialistas estamos convencidos que una economía competitiva es imprescindible para sostener el Estado de Bienestar, pero también las políticas sociales modernas y eficientes contribuyen de manera decisiva al crecimiento económico, la competitividad y la creación de empleo. Ante los nuevos retos sobre la sostenibilidad del Estado de Bienestar, los socialistas debemos garantizar una política económica solvente, potenciando el desarrollo económico y la generación de empleo. El crecimiento de la economía y la sostenibilidad de nuestros grandes servicios públicos y en particular de los pilares de nuestro Estado de Bienestar (educación, sanidad, pensiones y servicios sociales) exige unas cuentas públicas saneadas. Los ciudadanos entienden que en épocas de crisis toca época de sacrificios, pero exigen que los sacrificios se repartan de manera equitativa, que se reduzcan gastos innecesarios, que se mejore el funcionamiento y que quienes tienen más contribuyan más. Creemos firmemente en que unos servicios sociales fuertes son los que permiten sostener el Estado de Bienestar. Son un sistema público que garantiza derechos, debiendo avanzar en las siguientes prestaciones y servicios incrementando la ratio de trabajadores sociales por habitante volviendo a fijar por ley dicha ratio, homologando los servicios en el conjunto del territorio regional, completando la red de centros de servicios sociales y aprobando una ley de inclusión social que erradique la exclusión y que garantice una renta básica, destinada a la unidad familiar, como un Derecho. La sostenibilidad de nuestros grandes servicios públicos y en particular de los pilares básicos de nuestro Estado de Bienestar (educación, sanidad y pensiones) y el desarrollo de los servicios sociales exigen unas cuentas públicas saneadas y transparentes. En momentos tan difíciles provocados por 37


resoluciones la crisis, la ideología es más necesaria que nunca. Los socialistas creemos que la equidad debe ser el criterio principal para la gestión eficiente y eficaz del gasto público para la búsqueda de nuevos recursos y para emprender las reformas necesarias y con ello, proporcionar a la ciudadanía mayores oportunidades. Garantizar una sanidad pública, universal, gratuita y de calidad. Un sistema de salud, público y de calidad, como uno de los ejes de un Estado de Bienestar, que no debe fundamentarse solamente en la atención a los ciudadanos enfermos, o en la curación de sus enfermedades, siendo simples proveedores de cuidados a la población cuando ésta lo demanda. Un sistema de salud que debe contemplar a la persona desde una visión holística (con dimensiones biológica, psicológica y social), en donde la atención a sus necesidades sea el objetivo de la atención en salud, desarrollando la promoción de la salud como el principal activo del sistema y fomentando su despliegue a través de equipos multidisciplinares. Unos equipos que centren su atención en las personas y en sus necesidades para mantener una vida digna y de calidad, y en donde la enfermedad sea considerada como un eslabón más del proceso y no como el único objetivo. Un sistema sanitario de bases sociales, equitativo, transcultural, global, que elimine las barreras de acceso al mismo y los tratos discriminatorios, tanto de los usuarios como de sus profesionales. Un sistema sanitario que pivote sobre la atención primaria como motor de mejora del nivel de salud de la población, en oposición a un sistema biologista donde la curación biomédica es impuesta a la sociedad, bajo el argumento de que la salud equivale a no estar enfermo o a eliminar o disminuir la enfermedad. Un sistema sanitario que incorpora la promoción de la salud como referente básico, basado en la Educación para la salud, en las escuelas, centros sociales, asociaciones vecinales, asociaciones de inmigrantes, etc., y dirigido a toda la comunidad en general. Un sistema sanitario que incentiva y reconoce la participación real de los ciudadanos como soporte para las actividades de gestión y planificación de las políticas de salud, pero también en el desarrollo organizativo de los recursos y en la aplicación de las medidas saludables “Participación Comunitaria”. Un sistema sanitario que luche por la creación, mantenimiento y mejora de entornos saludables en los que puedan desarrollarse estilos de vida saludables que permitan prevenir enfermedades y prolongar la vida de calidad. Basándonos en las 5 áreas estrategias definidas por la carta de Ottawa:  Promover responsabilidad social sobre la salud. 38


resoluciones  Incrementar la inversión para el desarrollo de la salud.  Consolidar las alianzas intersectoriales para la salud.  Incrementar la capacidad y el empoderamiento de la comunidad y los individuos.  Asegurar una infraestructura para la promoción de la salud. Y apostando por un “enfoque de salud de la población” con unas políticas que controlen los principales determinantes de la salud como son:           

los ingresos y la posición social las redes de apoyo social la educación el empleo y las condiciones de trabajo el entorno físico los entornos sociales las políticas de salud las condiciones biológicas y genéticas el desarrollo del niño sano los servicios de salud el género

Proponemos:  Una oposición a las políticas de privatización total o parcial del sistema sanitario, que conviertan a la sanidad pública en el negocio de unos pocos.  La participación ciudadana de HECHO Y DE DERECHO en las decisiones en cuanto a su salud y a su bienestar, así como el de su comunidad. La oposición al concepto de comunidad como receptor pasivo de servicios.  Reactivación del Consejo de Salud de Departamento y creación de los consejos de salud de zona básica.  Una gestión de calidad, llevada a cabo por gestores cualificados y no solamente de confianza, el desarrollo, la formación continua y la profesionalización deben convertirse en referentes.  Potenciar las organizaciones ciudadanas como órganos de participación comunitaria, con un incremento de la representatividad de las organizaciones vecinales.  Eliminación de la precariedad laboral, con la implantación de contratos dignos, eliminando los contratos de solo guardias o atención continuada y los acúmulos de tareas, creación de nuevos puestos de trabajo adaptados a las nuevas realidades sociales.

39


resoluciones  Un número de profesionales suficientes y debidamente formados, redimensionando las plantillas en base a estudios de necesidades y adaptados a las carteras de servicios y a las demandas de los ciudadanos.  Situar los cuidados de salud en la comunidad, en las escuelas, en los domicilios, en la atención a las necesidades básicas: adaptar los cuidados a las necesidades de salud de la población y no los problemas de salud a los profesionales En este sentido, en el PSOE nos opondremos a medidas como el copago doble pago, el cierre de plantas de los hospitales, centros de salud, consultas o quirófanos, la reducción de camas hospitalarias y a las privatizaciones, sean o no encubiertas. El coste real del Hospital San Pedro (el doble de lo previsto) está suponiendo un lastre insalvable para nuestra sanidad, que vive el día a día de los recortes, de la insuficiencia de personal y medios y de la insatisfacción del paciente. Frente al doble pago, proponemos corresponsabilidad, por lo que apostamos por el uso racional de los recursos y medidas para evitar la transferencia de costes al sistema público desde proveedores sanitarios privados. A tal fin, proponemos un acuerdo con las Comunidades Autónomas cercanas para potenciar los servicios de evaluación e inspección. Está demostrado en otros países que el doble pago puede conllevar desigualdades en salud y romper la equidad, afectando especialmente a las capas de población con más necesidades. Además, no generaría la suficiencia financiera que necesita el sistema, ni actuaría como elemento modulador de la demanda, al no discriminar entre los que hacen un uso inadecuado del sistema de los que sí precisan de él. Múltiples estudios han puesto además de manifiesto, especialmente en Estados Unidos, que el copago incrementa, a la larga, los costes del sistema, dado el efecto disuasorio que ejerce sobre los pacientes que, cuando se deciden a acudir al mismo, lo hacen en condiciones de deterioro que podrían haberse evitado con una prevención adecuada. Lo que se presenta, pues, como una mejora de la financiación, además de establecer barreras que aumentan la desigualdad para las rentas medias y bajas, acaba imputando mayores costes a los sistemas de salud. Por todo ello, los socialistas trabajaremos en la mejora de las políticas de salud desde esas premisas. UNA POLÍTICA SOCIAL ADAPTADA A LAS NUEVAS CAUSAS DE LA DESIGUALDAD La inmigración: integración y convivencia Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que uno de los grandes retos en estos momentos de coyuntura económica desfavorable, es el de asegurar la convivencia entre los que vienen de fuera y los que llevamos más tiempo viviendo aquí. 40


resoluciones

La nueva sociedad riojana es diversa y en estos momentos las políticas deben adaptarse a esa realidad. Como ningún otro, se trata de un reto fundamental que medirá la capacidad de las fuerzas progresistas para adaptarse a los cambios extrayendo lo mejor de los mismos y minimizando sus consecuencias menos positivas. El progreso y la salida de esta situación económica dependen de una integración positiva entre todos los individuos de la nueva sociedad, independientemente de su origen, porque lo único que el ser humano no puede elegir es el lugar donde nace. Las migraciones se han convertido en un signo distintivo de este tiempo de globalización y sus cifras a pesar de la coyuntura económica seguirán elevándose mientras persistan las causas que originan este desplazamiento forzoso de seres humanos: la desigualdad, el hambre, las catástrofes humanitarias y los conflictos. Existe una coincidencia generalizada en cifrar la desigualdad entre áreas del planeta como la causa fundamental de las migraciones. Hoy siguen conviviendo en el escenario mundial, la manifestación real de la pobreza, con la expresión cierta del bienestar. Mientras el mundo avanzado sigue creciendo y desarrollándose, a pesar de hacerlo a un ritmo más lento como consecuencia de la situación económica, otras áreas se mantienen por debajo de los estándares mínimos de calidad de vida y se siguen empobreciendo de manera cada vez más acusada. Así, y a pesar de la coyuntura económica, factores como las catástrofes humanitarias, las crisis alimentarias, las sequías alentarán poderosamente a las migraciones hacia Europa desde el continente africano aún a riesgo de la propia vida de las personas que las lleven a cabo. Frente a esta realidad las y los socialistas riojanos no podemos ni debemos mirar hacia otro lado porque siempre hemos partido de una convicción cierta: constituyendo las migraciones un factor de un alcance inequívocamente positivo en términos de creación de riqueza y de convivencia en espacios públicos cada vez más diversos, su gobernabilidad aparece como una condición imprescindible para evitar la aparición de tensiones o conflictos sociales aparejados a procesos de cambio tan intensos. Existe, por tanto, una exigencia para que los poderes públicos lideren la renovación de sus políticas y diseñen nuevas respuestas para un fenómeno con la complejidad y el formidable impacto en todos los órdenes del migratorio. A lo largo de los últimos años, en España hemos sido capaces de articular una política migratoria en consonancia con la nueva realidad del país y que debe conocer un nuevo y determinante impulso en la actual legislatura. Se ha diseñado una política integral que combina en un mismo tiempo la lucha contra la inmigración irregular, una de las grandes lacras de nuestro tiempo, el fomento de la contratación en origen atendiendo a las demandas del mercado laboral español y una política dinámica para promover la integración de los inmigrantes en nuestro país. Los resultados son ya muy positivos y permiten 41


resoluciones afirmar que la gestión de estos años ha llevado, por vez primera, a ordenar el acceso y la permanencia de ciudadanos extranjeros en nuestro país, sin que esté suponiendo ni un descenso en la calidad de los servicios públicos ni la emergencia de conflictos relevantes. Las Comunidades Autónomas y las corporaciones locales, éstas últimas por ser las más cercanas al ciudadano, juegan un papel prioritario en la integración de las personas inmigrantes. De ellas dependen muchos de los servicios públicos básicos y buena parte de las actuaciones realizadas para la acogida y el asentamiento de estas personas, incluyendo la educación, la salud, la vivienda, el empleo o los servicios sociales. También vienen actuando en ámbitos como la sensibilización o la participación de inmigrantes, o en materia de cooperación al desarrollo en los países de origen de estas poblaciones. Por tanto, en estos momentos de coyuntura económica desfavorable, desde nuestra visión progresista debemos apostar con fuerza para que el Gobierno de La Rioja, además del papel competencial propio que tiene en esta materia, asuma una labor de concienciación ciudadana y evite los comentarios de tipo “que se vayan a su país porque no hay trabajo para los españoles” ya que ellos a lo largo de sus años de estancia han contribuido a mantener y garantizar el Estado del Bienestar al igual que el resto de los ciudadanos que llevan más tiempo aquí. Es necesario transmitir a la opinión pública que la inmigración no es un problema en sí mismo, a pesar de que provoca nuevas situaciones sociales a las que debemos dar respuesta. No podemos permitirnos que la sociedad riojana discrimine a los inmigrantes, pues esa discriminación se vuelve contra nuestra propia sociedad y rompe nuestra convivencia, además de nuestra dignidad como sociedad de acogida. No es mediante la exclusión como podremos construir nuestra sociedad. Criminalizar el fenómeno de la inmigración supone un terrible acto de irresponsabilidad que pone en peligro la tolerancia y la convivencia en una sociedad moderna como la nuestra, creando sentimientos de rechazo y xenofobia hacia la población inmigrantes. Por todo ello, frente a las políticas de la derecha más intransigente, y con una falta de memoria histórica que nos llega a preocupar, las y los socialistas riojanos creemos que desde nuestro Gobierno se debe realizar una verdadera política de integración, de mantenimiento y mejora de la convivencia en esta nueva sociedad. Política ésta que debe empezar desde el conocimiento del otro y de nosotros para llegar a una igualdad de derechos y deberes. La base para la tolerancia está en conocer y respetar todo aquello que es desconocido. Así las políticas de interculturalidad deben ocupar un papel importante en la agenda política ya que a través de ellas conseguiremos conocernos mejor y evitar miedos y rechazos.

42


resoluciones Una comunidad como la nuestra debe ser capaz de mejorar sus servicios públicos para dar cobertura a sus propios nacionales y a quienes residen en ella: sin competencia, sin discriminación, sin exclusión. La inmigración nos muestra nuestras debilidades en materia social y la respuesta no es excluir a los inmigrantes, sino mantener nuestros servicios y ponerlos al nivel de la sociedad que tenemos. Por todo ello podemos concluir que la política de inmigración debe ser sobre todo una política social que promueva mejores condiciones de vida para todos los ciudadanos de La Rioja. Esto requiere mantener, e incrementar en la medida en que la situación económica nos lo permita, los recursos actualmente destinados a servicios tales como sanidad, educación, atención social, empleo, vivienda… creando así las condiciones idóneas para una mayor cohesión social, no sólo para los ciudadanos inmigrantes sino para todos los riojanos y riojanas. Y para desarrollar una verdadera política de integración, la Comunidad Autónoma no puede olvidarse del papel de los Ayuntamientos en la acogida y atención a las personas inmigrantes. Para ello, es imprescindible la dotación a los municipios de los recursos necesarios para atender a estos ciudadanos y el establecimiento de cauces de colaboración entre las administraciones y las Organizaciones de atención al inmigrante. Finalmente decir que el carácter global de un fenómeno como el migratorio, exige también de respuestas que partan de la cooperación entre países de origen, tránsito y destino de los flujos de personas porque sólo desde un poderoso sesgo de multilateralidad los poderes públicos serán capaces de combatir las prácticas más perversas que acompañan el desarrollo de los movimientos migratorios y potenciar su indudable impronta positiva para las sociedades. COOPERACIÓN AL DESARROLLO La cooperación al desarrollo constituye, sin duda, un instrumento necesario para que los países, las regiones, los colectivos más desfavorecidos, afronten el mayor coste que para ellos siempre tienen todas las situaciones de escasez y más si cabe aún en una coyuntura de crisis como la actual. Los socialistas lo entendemos así, y por esa razón hemos atribuido a tal cooperación un papel central en la identidad política de nuestra gestión desde todas las administraciones en las que estamos representados, tanto con responsabilidades de gobierno como en oposición. Los y las socialistas riojanos, en consonancia con las preocupaciones de la mayoría de los ciudadanos, hemos situado siempre entre nuestras prioridades el desarrollo de los países menos avanzados. Combatir la pobreza y la desigualdad en el mundo es uno de nuestros grandes objetivos porque consideramos que son un factor de primer orden en la inestabilidad política, en las tensiones étnicas y culturales y en los flujos migratorios desordenados. Pero también creemos que un mundo más solidario y más justo superará con 43


resoluciones mayor facilidad los grandes retos que tiene planteados la humanidad, entre otros, los relacionados con la seguridad, la paz, la estabilidad política y social de los pueblos y la propia dignidad del ser humano nazca éste donde nazca. Por ello, y como no podía ser de otra manera, las y los socialistas riojanos queremos hacer una mención especial en este apartado a la antigua colonia española del Sahara Occidental con la que seguimos teniendo una deuda histórica desde 1975, momento en que dichos territorios son ocupados por Marruecos, aprovechando la inestabilidad política que en ese momento vive nuestro país, teniendo que refugiarse la población en el inhóspito desierto argelino y permaneciendo aún hoy allí. Desde esa fecha la solidaridad española y riojana es continua, pero no debemos de olvidar que la única solución al conflicto viene de la mano del dialogo político considerando las y los socialistas riojanos imprescindible el cumplimiento íntegro de las resoluciones de Naciones Unidas para dicho territorio. La solidaridad con los países más pobres es una cuestión de justicia social, siendo la erradicación de la pobreza un gran objetivo al que dirigir todos nuestros esfuerzos, y siendo las administraciones públicas riojanas los principales agentes impulsores de la misma, junto con las ONG-s y el propio entramado local de los países en vía de desarrollo. Las y los socialistas riojanos creemos que esta cooperación debe realizarse en base a la “Ley de Cooperación al Desarrollo” aprobada por unanimidad de los grupos políticos en el parlamento riojano siendo ésta quien marque nuestra política en este ámbito. Por ello, frente a las políticas de la derecha, representadas en La Rioja por el PP, en las que para ellos cooperación al desarrollo significa acudir principalmente a Latinoamérica, hacerse una foto, intentar conseguir un buen número de votos, extender sus políticas de clientelismo y gastarse en los viajes de la delegación más dinero que el aportado a cooperación en esa área geográfica. Los y las socialistas riojanos apostamos por políticas de cooperación bajo algunas premisas como es el hacerla independiente, coherente, integradora, con recursos suficientes y dotada de una gestión adecuada. Así, consideramos prioritario en La Rioja buscar el consenso entre todos los actores de la cooperación: grupos parlamentarios, administraciones, sociedad civil, organizaciones empresariales y sindicales… para impulsar una política de cooperación de proximidad que una e incentive la solidaridad entre los pueblos, mediante redes coordinadas, donde las ONG-s tengan un papel fundamental como catalizadoras de la ayuda. Junto a estas ayudas puntuales no debemos de olvidar la sensibilización. Las y los socialistas como fuerza progresista debemos de trabajar por dar prioridad de forma continuada a iniciativas para mejorar la información y conocimiento 44


resoluciones sobre los problemas estructurales que motivan el subdesarrollo. Hemos de hacer pedagogía social que aporte instrumentos a nuestros ciudadanos y ciudadanas para que ellos decidan, dónde, para qué, con quién y cómo desean tejer sus redes de solidaridad. Y para ello tienen un papel fundamental nuestra Universidad y nuestros profesores. La Consejería de Educación de La Rioja y la Universidad son las que deben de incorporar la Educación para el Desarrollo al alumnado de todos los niveles educativos, así como en la formación permanente de nuestro profesorado. Finalmente debemos de ser las y los socialistas riojanos los que de una u otra manera obliguemos a que el tan ansiado 0,7% esté presente en todas las administraciones de nuestra Comunidad como garantía de un reparto justo de la riqueza entre todos, ya que bajo la disculpa de la crisis los recortes en este campo son aún más sangrantes que en otras áreas y no debemos olvidar que la situación de los países subdesarrollados en buena medida ha sido provocada por el afán de los desarrollados. Asegurar el derecho a la atención a las personas en situación de dependencia y promoción de la autonomía personal. Una vez más nuestras convicciones han hecho posible que demos un nuevo paso en las conquistas sociales. Con la aprobación de la Ley de Dependencia, en 2007, consolidamos los servicios sociales como cuarto pilar del Estado de Bienestar, se consigue extender el derecho a la promoción de la autonomía personal y la atención pública a todas las personas para facilitar su autonomía en situaciones que requieran apoyos externos para desarrollar las actividades esenciales de la vida diaria. Un avance social y económico de primer orden, que no sólo refuerza el Estado de Bienestar, sino que supone un importante espacio de creación de empleo e innovación de cara al desarrollo de un nuevo sistema productivo. Por ello, en cumplimiento y desarrollo de la ley, potenciaremos los servicios profesionales frente a las prestaciones económicas. Defenderemos la atención a todas las personas en situación de dependencia de acuerdo con el reconocimiento del derecho establecido en la ley reforzando la aplicación de la misma y su calendario. Queremos un marco de financiación estable, en cooperación con las Comunidades Autónomas y Entidades Locales, que aporte seguridad al futuro del sistema. Se promoverán campañas divulgativas de prevención y sensibilización dentro de la red sanitaria al objeto de evitar situaciones contrarias a la integridad física y específicamente ante la mutilación genital. La política social debe contribuir al crecimiento y en este ámbito tienen un papel fundamental las empresas de la economía social, en la medida que son precursoras y están comprometidas con el nuevo modelo productivo que queremos impulsar, en su triple dimensión económica, social y medioambiental.

45


resoluciones La evolución producida en las políticas dirigidas hacia las personas con discapacidad nos parece importante, pero aún insuficiente. Hay que profundizar en las políticas que desde una intervención progresista y eficaz favorezcan la igualdad y la no discriminación para que todos puedan ejercer sus derechos con plena garantía y eficacia. Será necesario avanzar en la accesibilidad tanto en el ámbito público como privado. Es preciso, igualmente, insistir en programas que mejoren la formación de las personas con discapacidad como condición “sine qua non” para su integración laboral, incrementando la calidad de los puestos de trabajo y el nivel de empleabilidad de este colectivo. Fomentaremos acciones específicas para incrementar la inclusión de las personas con discapacidad, prioritariamente en el empleo ordinario, para asegurar el cumplimiento efectivo de la obligación legal de emplear un 2% de personas con discapacidad en empresas de más de 50 trabajadores. Además, solicitaremos nuevas medidas de apoyo a los centros especiales de empleo y a los emprendedores con discapacidad. Promoveremos la aplicación de las cláusulas sociales en los procedimientos de contratación. Siempre ha sido un objetivo irrenunciable de los socialistas la eliminación de la pobreza y la exclusión social, de ahí la importancia de promover la igualdad de oportunidades, condición de una verdadera libertad que permite a las personas desarrollarse en función de sus intereses, proyectos de vida y al máximo de sus capacidades, talentos y méritos. Sin embargo, y pese al desarrollo alcanzado por el Estado de Bienestar, persiste el riesgo de la pobreza y la exclusión, que se ve incrementado por la actual crisis. Quienes sufren alguna discriminación o desigualdad son más vulnerables. Una situación similar puede afectar a cualquier individuo a lo largo del ciclo vital por circunstancias extraordinarias dentro de ellos un grupo lo constituye de manera prioritaria, las mujeres dedicadas a la prostitución y de las mujeres víctimas de explotación sexual. Para afrontar esta realidad debemos luchar por promover una renta básica de ciudadanía dirigida a su inclusión y a fortalecer el desarrollo de actuaciones integrales en el marco de las políticas públicas. La exclusión social afecta negativamente a toda la sociedad y no sólo a quienes la padecen. Además, la coyuntura económica ha incrementado el número de personas en situación de vulnerabilidad. Esta situación hace necesario que también se establezcan medidas que refuercen las políticas destinadas a la inclusión y reduzcan la reproducción intergeneracional de la pobreza. La familias son el principal elemento estructurador y transformador de nuestra sociedad al desempeñar un papel determinante en el ámbito social. Como principal proveedor desarrollo emocional de educación, salud y protección social, es un elemento clave en el avance hacia la efectiva igualdad de oportunidades en nuestro país. Como la sociedad, las familias españolas han evolucionado, operando al mismo tiempo como motor de progreso y prosperidad social y económica. Hoy en día existen numerosos tipos de familia, con diferentes necesidades, que deben ser adecuadamente 46


resoluciones reconocidas y satisfechas para garantizar la cohesión social y de prosperidad equilibrada. Durante las últimas dos legislaturas el apoyo a la familia y la infancia se ha multiplicado con iniciativas legislativas como la Ley de Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, la extensión del permiso de paternidad, la creación de un nuevo permiso por reducción de jornada para el cuidado de hijos con enfermedades graves o el incremento en la cobertura de educación infantil en el nivel de 0 a 3 años. En esta legislatura hemos realizado nuevas propuestas de apoyo a las familias que contemplarán medidas a favor de las familias numerosas, mono parentales, con progenitores o hijos con discapacidad y sin ingresos o con un escaso nivel de renta, así como programas preventivos dirigidos a las familias en riesgo de exclusión social. Desde el Partido Socialista consideramos imprescindible la participación del Tercer Sector de Acción Social (TSAS) para el desarrollo del modelo de bienestar que propugnamos a través de una economía basada en la rentabilidad social. A su vez, el Tercer Sector se convierte en elemento esencial en la implicación necesaria de la acción política e institucional con la sociedad civil organizada, activa, participativa y comprometida. POR UNA MAYORÍA DE PROGRESO EN LA RIOJA La Rioja necesita abrir una nueva etapa basada en el diálogo y el entendimiento entre todos. Todas las personas progresistas debemos ser capaces de aglutinar en un proyecto compartido, de génesis horizontal y cooperativa, a todos los colectivos, asociaciones, centrales sindicales, organizaciones profesionales, entidades ciudadanas progresistas, etc., susceptibles de sumarse a él. Sólo así cristalizará nuestra voluntad de articular un liderazgo mayoritario de progreso para La Rioja. Para ello, estableceremos relaciones permanentes y proactivas con los representantes y prescriptores sociales y económicos que integran e influyen en los diferentes sectores de la sociedad riojana y que demuestran relevancia en el conjunto con la finalidad de establecer lazos de colaboración y traslado de problemáticas, expresiones políticas e ideas. Hay que impulsar un amplio movimiento de base social, política y cultural, que integre a todos los hombres y todas las mujeres, todos los segmentos sociales que, en La Rioja, comparten los valores de libertad y justicia social; un movimiento que nos permita consolidar efectivos, recuperar confianzas perdidas e incorporar a los grupos sociales emergentes, particularmente a los más jóvenes, con las nuevas formas de relación y de comunicación que les son propias. Una mayoría de progreso capaz de demostrar que nuestros valores pueden producir las políticas más eficientes y asumir aquellas reformas que nos hagan ganar el futuro. 47


resoluciones

Los socialistas riojanos debemos escuchar, trabajar y representar a un abanico de colectivos sociales mucho más abierto y en el que aparecen, además de los agentes ciudadanos tradicionales, otros muchos perfiles como los profesionales, las castigadas clases medias, los emprendedores, las comunidades creativas, los grupos de jóvenes auto organizados alrededor de las redes sociales y las plataformas tecnológicas, los innovadores, los autónomos. Una mayoría de progreso no puede hacerse "desde arriba", sino que debe hacerse "desde abajo", desde la sociedad, para que adquiera la envergadura y la fuerza necesarias. Y porque el proyecto de progreso en La Rioja no puede limitarse a una obra de gobierno, sino que también debe generar valores, debe democratizar la sociedad, ha de animar la iniciativa social, debe afianzarnos como sociedad civil. Una mayoría de progreso que impulse la máxima democratización del sistema político sin perder la eficacia y agilidad que los tiempos actuales requieren, que devuelva la iniciativa a la sociedad y que promueva las consiguientes reformas. En primer lugar, el establecimiento de las elecciones primarias abiertas a la consulta de la ciudadanía y el apoyo de la modificación del sistema electoral, dotándolo de más democracia participativa con el establecimiento de listas desbloqueadas y con una mayor vinculación directa de las y los electos con sus electores y electoras. El PSOE de La Rioja como fuerza mayoritaria de izquierda debe liderar los nuevos aires de cambio progresista que empiezan a despertar y que deben comportar unas políticas económicas que no pongan en riesgo la sanidad y la educación públicas, sino que equilibren el déficit y salden la deuda con políticas fiscales justas, que graven más a los que más tienen, que impulsen la reactivación de la economía y el empleo, que obtengan el ahorro necesario, no mediante los recortes que propician la privatización y la mercantilización de los servicios básicos, sino mediante la racionalización administrativa y gestora que los fortalece. Unas políticas que exijan responsabilidades económicas, que tipifiquen los diversos delitos económicos en el código penal y que hagan imposible la repetición de una situación como la que vivimos. Para ello apostamos por la transparencia total en los partidos, instituciones públicas, sistema financiero y empresas. Una alianza de signo europeísta, que promueva la definitiva construcción de Europa, con una Unión Europea políticamente fuerte, dispuesta a tomar la iniciativa de la gobernanza y el reequilibrio mundiales empezando por casa, por aquí, mediante el entendimiento con los otros poderes políticos continentales y con los países emergentes, para regular la economía global y hacer prevalecer el poder político democrático sobre los poderes económicos y financieros, con la salvaguarda de los derechos humano y con un modelo de crecimiento sostenible en camino hacia otro mundo que sabemos muy posible. UN PARTIDO FUERTE PARA UN NUEVO TIEMPO

48


resoluciones Lo que hemos hecho en las dos últimas legislaturas en el gobierno de España y en numerosos gobiernos municipales de La Rioja, tanto en la etapa de bonanza como en una situación de enorme dificultad, ha sido tratar de preservar los mecanismos de solidaridad dentro de nuestra sociedad. Cuando las condiciones eran favorables, avanzamos en la consecución de nuevos derechos sociales y civiles, en mejorar la vida de todos, pero especialmente de los más débiles. Nuestro objetivo siempre ha sido profundizar en nuestra idea de ciudadanía, un ciudadano con derechos civiles, políticos y sociales garantizados por los poderes públicos en toda España, en toda La Rioja. Nuestro principal objetivo ahora es recuperar a quienes nos abandonaron y consolidar a quienes nos votaron para aglutinarlos en torno al futuro proyecto socialista. Aspiramos a ser los portavoces de miles de personas que reclaman una sociedad más justa y más igualitaria también en La Rioja. Por lo tanto, el PSOE de La Rioja debe ser un partido moderno, renovado, abierto y plural, más parecido y cercano que nunca a la ciudadanía, a sus necesidades, expectativas y sueños. No obstante, las últimas derrotas electorales, también deben hacernos reflexionar respecto a nuestro modelo de partido. Seguramente la política interna ha perdido mucho protagonismo en los últimos tiempos debido a que las prioridades de la gestión de lo público nos ocupaban casi todo nuestro tiempo y, pensando en el futuro, debemos conseguir que nuestra organización también esté muy viva cuando gobernamos. De hecho, la vitalidad de nuestro partido es positiva para la ciudadanía a la que servimos, pues es generador de ideas, de propuestas y de políticas de progreso que pueden aplicar nuestros gobernantes. Necesitamos hacer el partido más atractivo para la sociedad. Esto significa que debemos acercarnos a aquellos grupos que pueden sentirse en estos momentos alejados de nosotros. Entre estos colectivos, la juventud es una prioridad para los y las socialistas. Sobre ella está recayendo gran parte de los problemas económicos actuales: no sólo sufren una tasa de paro enorme, sino que además sus esperanzas de futuro se pueden ver lastradas si no encuentran nuevos referentes. El Partido Socialista siempre ha sido un partido joven y con jóvenes. Si algo nos caracteriza es que hemos representado las ideas más vanguardistas. Debemos ofrecerles nuevas propuestas políticas, pero también un modelo de partido mucho más atractivo. La juventud se acercará, si nuestra estructura orgánica y nuestras propuestas, sintonizan con su forma de vida y con su forma de entender la sociedad y de ver la política. Es necesario incrementar la participación de los jóvenes en la vida del partido. El objetivo es que las Juventudes Socialistas aglutinen y lideren la misma, junto con las áreas de organización y política municipal principalmente, para que protagonicen el debate y la acción política del partido. En concreto, y desde el 49


resoluciones respeto a su autonomía, es necesario poner en marcha una comisión bilateral entre JSR y el PSOE, que decida y fije la posición y estrategia del partido en relación con los jóvenes. También es necesario realizar campañas de afiliación específicas para jóvenes. Muchos son los cambios que hemos vivido en España y en el mundo en los últimos años. Debemos prestarles especial atención si queremos seguir siendo una fuerza política transformadora. Hacer un buen diagnóstico de la realidad ayudará a dar solución a nuestros problemas actuales como organización. Y para hacer un buen diagnóstico, necesitamos que nuestra organización sea permeable a los cambios. Por ello, debemos reflexionar sobre nuestro modelo de democracia. Los partidos políticos son actores fundamentales y su funcionamiento interno puede contribuir a resolver parte de la crisis política. Un modelo de organización abierto y dentro de esta crisis política, hay algo que nos preocupa especialmente a la izquierda: la desafección de nuestros votantes. No podemos permitir que los ciudadanos y las ciudadanas caigan en la apatía y se alejen de la política. Además, esto es especialmente grave cuando afecta a quienes son más jóvenes. La acción política progresista es lo que nos iguala a todos en un mundo desigual. Si ciudadanos y ciudadanas pierden la esperanza en la fuerza transformadora de la política, serán los más poderosos los que impondrán su visión del mundo. Por ello, es necesario que hagamos un esfuerzo especial en este sentido ya que los partidos conservadores lo hacen en el sentido opuesto para defender sus intereses de clase. Para reivindicar la acción política tenemos que ser ejemplares en nuestro comportamiento, eligiendo a quienes sean más capaces para cada responsabilidad y abriéndonos a la sociedad buscando su complicidad. Las nuevas tecnologías y los cambios que se han producido en nuestra sociedad ponen de relieve que hay nuevas formas de ejercer la política en el siglo XXI. Los progresos sociales siempre se han visto acompañados por progresos tecnológicos, y esta vez no va a ser distinto. Las nuevas tecnologías nos ofrecen multitud de soluciones a muchos de nuestros problemas, así como abren paso a nuevas formas de aproximarse al Partido Socialista. Debemos estar muy atentos a estos progresos y liderarlos como organización. Así, nuestra presencia en las redes sociales es una prioridad. Es innegable que existe la demanda de una mayor participación política. Y no es algo que se circunscriba sólo a nuestra militancia, sino que abarca a gran parte de la sociedad, sobre todo a la juventud. La ciudadanía quiere participar de forma más activa en los procesos de toma de decisiones de otra manera. Es una ciudadanía madura, informada y con muchas inquietudes: tenemos que plantearnos nuevas formas de relacionarnos con ella. Si algo debemos aprender del análisis realizado hasta el momento es que debemos profundizar en nuestro modelo de organización interna, abriendo 50


resoluciones espacios de debate y participación. Pero la democracia interna no es sólo discusión y participación, también es un sistema de alerta temprana. Los debates dentro de nuestra organización nos dan mucha información sobre lo que nos demanda la sociedad. Nos sirven como nexo de unión entre ciudadanía y partido, pero no sustituyen a la ciudadanía. La acción política del partido debe impregnarse de lo que socialmente inquiete a la sociedad riojana y española y el parlamento riojano será el conocedor de todas nuestras iniciativas regionales y locales de interés regional. Una oficina parlamentaria coordinará la actividad de los parlamentarios riojanos tanto en las Cortes Generales como en el Parlamento riojano, creando cauces de participación e información permanente de propuestas e iniciativas para militantes y ciudadanos, especialmente a través de la red. Las formaciones políticas necesitamos información, necesitamos saber cuáles son las demandas más importantes de la sociedad, y la democracia interna permite ese conocimiento. La participación de militantes, simpatizantes, ciudadanos y ciudadanas nos permite saber si vamos en la dirección correcta. Este contexto precisa de una nueva estrategia que nos permita fijar en la opinión pública, en las instituciones y en la acción social, y a través de los medios de comunicación, nuestra oferta política a través de los distintos equipos mencionados, a la vez que impulsaremos una presencia social ambiciosa a través de los equipos, pero también de los militantes y simpatizantes mediante las agrupaciones, los distritos en el caso de Logroño, y los grupos de trabajo y organizaciones sectoriales. Para ello, pondremos en marcha mecanismos de información fluidos que permitan una comunicación de ida y vuelta entre la Dirección del Partido, la militancia y la ciudadanía en general. Por todo ello, la democracia interna es la solución a muchas de nuestras dificultades actuales. La participación de nuestra militancia no es incompatible con un partido fuerte. De hecho, cuanto más participan nuestros militantes mayor es la fortaleza de los órganos de dirección del partido, siempre y cuando la única militancia no sea ésta, la de dirigir. Uno de los valores de nuestra estructura es la capacidad de llevar a cabo las decisiones que toman nuestros órganos de dirección y de no estar constantemente revisando estrategias y tácticas de modo asambleario e ineficaz. La toma de las decisiones más controvertidas o importantes para la organización debe ser lo más democrática posible. La discusión y el debate en el seno de la organización es lo que nos define a los socialistas. Pero, una vez se adopta una postura, la organización siempre ha sido leal con el resultado democrático. Una dirección fuerte es garantía de esa lealtad, y esa dirección necesita del respeto y el aliento de toda la militancia.

51


resoluciones Es evidente que el 13º Congreso tiene que iniciar una etapa de cambios profundos en el Partido, una verdadera reconstrucción de nuestro proyecto político, de renovación de nuestras ideas, de innovación en las formas de hacer política, de esfuerzo de reconexión con la sociedad riojana. Una reconstrucción imprescindible si queremos volver a ser un instrumento útil para los sectores progresistas que aspiran a vivir en una sociedad más libre, más segura, más próspera y más justa. Una reconstrucción que tenemos que abordar con audacia y sin hipotecas, superando las inercias y mirando la realidad a la cara, rehaciendo de abajo a arriba nuestra relación con la sociedad. Es necesario establecer un nuevo marco de relación entre los Ayuntamientos y el Gobierno Regional, basado en el respeto institucional, la colaboración y la cooperación, garantizando la presencia de los municipios en los órganos de la Comunidad Autónoma. Reconocida la importancia y el papel de nuestros Alcaldes y Concejales en nuestro partido, y la vocación municipalista del mismo, es necesario los socialistas riojanos respondamos y apoyemos a nuestros cargos institucionales municipales. El apoyo de PSOE de La Rioja debe ser absoluto, con respuesta a los problemas e inquietudes que se plantean día a día, asesorando e informando de forma adecuada. Es importante integrar en los ámbitos de decisión del partido a los alcaldes y concejales, favoreciendo la participación y el debate. Queremos potenciar el foro de alcaldes y portavoces, como ámbito de decisión y participación, ofrecer formación y crear instrumentos de información permanente. La estructura orgánica del partido y su presencia institucional deben complementarse estableciendo sinergias positivas de participación y entendimiento en aras de la coordinación de la acción política. Contemplamos cuatro espacios complementarios de acción política, espacios en los que asentaremos la posición política y social del partido, la estrategia y el desarrollo de nuestro programa. Estos espacios son: la comisión ejecutiva regional, el grupo parlamentario, los alcaldes, portavoces de la oposición y grupos municipales y las agrupaciones municipales. A ellos se les añade, más como espacios de debate y decisión, el consejo político territorial y el comité regional. De acuerdo a las prioridades del programa político estableceremos un diálogo múltiple: institucional, con los agentes sociales y económicos, con la sociedad civil, con los diferentes sectores económicos, sociales y culturales más dinámicos de La Rioja con los cuales fijaremos y ensancharemos nuestro programa, posición y prioridades, con el objetivo de ampliar nuestra oferta y recoger las demandas sociales y políticas que demandan atención y apoyo por nuestra parte. La militancia en el PSOE

52


resoluciones Además de representar nuestros valores, la opinión de la militancia es fundamental. Saber qué piensan sobre nuestra región es una información muy valiosa que no podemos desperdiciar. Por ello, es necesario abrir nuevos espacios en el partido. Necesitamos seguir escuchando al mayor número de personas progresistas posibles, porque ello nos dará fuerza como organización. Es necesario un pacto intergeneracional que posibilite, en el interior de nuestro Partido, aunar el ímpetu de la juventud a la serenidad de la experiencia, y así aprovechar muchos activos que pueden ayudarnos en esta nueva singladura. La participación en la vida orgánica del partido es costosa en términos de tiempo. Por ello, debería mejorarse la contribución que tiene la militancia en la toma de decisiones. Deben abrirse nuevos espacios y reforzarse los mecanismos de elección directa, aclarando y simplificando los procesos y dejando claras las normas. Muchos de los problemas que se observan en la militancia se derivan del funcionamiento de las agrupaciones. Tal y como están concebidas, no están permitiendo atraer a nuevos militantes. Por ello, deben crearse nuevas formas de acercarse al Partido Socialista. Una forma de acercamiento sería el establecimiento de representación y liderazgo en movimientos ciudadanos que logren canalizar ideas y construir puentes para lograr objetivos comunes y de interés general. El Partido Socialista lo forman muchos más ciudadanos/as que los afiliados/as, militantes y simpatizantes, personas comprometidas con las ideas socialistas y con los proyectos de cambio y progreso para el conjunto de la ciudadanía, personas que no solo votan las candidaturas socialistas si no que las apoyan y defienden cuando no forman partes de ellas, persona que defienden nuestras políticas y que a menudo se convierten en agentes electorales entre sus cercanos. Por eso, tenemos que generar las alianzas y disponer de los espacios de comunicación necesarios donde poder conectar y recibir las reflexiones y los anhelos de estos hombres y mujeres que también se llaman y son socialista. Así mismo, también es necesario revisar la figura del simpatizante. Hasta la fecha, las personas que dejaban de pagar sus cuotas pasaban a engrosar esta lista. No obstante, debería revisarse este censo, dejando en él a quienes realmente quieran pertenecer y lo expresen de forma fehaciente. Sólo así la figura del simpatizante realmente será tal. Dentro de las posibilidades de participación, el Partido Socialista pone en marcha los/as voluntari@s del PSOE de La Rioja, donde afiliados/as, militantes y simpatizantes de Juventudes Socialistas, así como ciudadanos/as comprometidos con nuestros proyectos e ideas deciden dedicar tiempo a difundir y extender los valores, ideales y propuestas socialistas, convirtiéndose en agentes electorales de nuestros programas. Para ello, pondremos en 53


resoluciones marcha diferentes espacios donde puedan participar en las campañas electorales a través del puerta a puerta, en encuentros con votantes, en acciones en la calle, en actos públicos y en la red, así como en el resto de las actividades del Partido. Un impulso a la participación y a la afiliación. Debemos desarrollar una estructura de funcionamiento participativo de base, flexible y eficaz, que dé respuesta a los retos a los que enfrentamos los socialistas riojanos. Un partido de participación permanente, donde además de votar para delegar se debe evaluar. Los militantes son ciudadanos informados, con criterio, preparados para asumir la responsabilidad de una participación permanente en debates y decisiones. Por ello, proponemos abrir procesos de consulta y participación interna a la militancia en la definición de las posiciones políticas claves para la sociedad. Un partido de participación social. Debemos acabar con la “auto participación”. Se hace socialismo todos los días de la semana, no una tarde a la semana en el enésimo debate sobre nosotros mismos. Se hace socialismo participando en la defensa de la enseñanza pública y de los derechos de los trabajadores, promoviendo la responsabilidad social corporativa y las políticas de emprendimiento, impulsando campañas a favor del desarrollo sostenible y el respeto al medio ambiente, la cooperación al desarrollo, la lucha activa por la igualdad entre mujeres y hombres. Un partido de participación tecnológica. Proponemos complementar la clásica participación de la militancia en las asambleas de agrupación municipal con nuevas formas de participación innovadoras: las tecnologías y las redes sociales ofrecen multitud de opciones para una participación activa y socialmente influyente. Otro de nuestros retos respecto de la militancia es seguir perseverando en la reducción de las desigualdades, eliminando cualquier tipo de discriminación. En la última década hemos asistido a un importante avance en la igualdad entre hombres y mujeres. Los y las socialistas nos sentimos muy orgullosos de ser protagonistas de esta enorme transformación social. Sin la lucha de los y las progresistas, esto no habría sido posible. El PSOE se reafirma en su compromiso por la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. Por ello, los órganos de dirección y nuestras listas electorales seguirán trabajando por esta igualdad, sabiendo que muchos de los cambios organizativos de los últimos años han ayudado a visualizar las desigualdades de género. También han permitido consolidar liderazgos femeninos, y el camino ha de seguir andándose: necesitamos más mujeres haciendo política en La Rioja, necesitamos más mujeres participando en el partido de La Rioja.

54


resoluciones La CER será flexible con aquellas situaciones personales en cuanto a las cuotas. Por ello, se aplicarán reducciones en función de la situación económica. Las Agrupaciones El Partido Socialista en La Rioja cuenta con 42 agrupaciones en todo el territorio. El principal objetivo es tener la mayor presencia posible y, al mismo tiempo, es el germen de nuestra democracia interna. Pero su funcionamiento está lejos de ser ideal. Por ello, es necesario acometer una serie de reformas. Sería conveniente continuar con el Plan de Modernización de las agrupaciones. Las nuevas tecnologías ofrecen muchas posibilidades y permiten acercarnos a un público muy movilizado políticamente. Por ello, en el Plan de Modernización, internet y las nuevas tecnologías deben jugar un papel fundamental. Nuestras agrupaciones nacieron para enseñar y formar en los valores socialistas. Si queremos seguir con esta tradición pedagógica, necesitamos incorporar las nuevas tecnologías y enseñar a usarlas. Las redes sociales tienen un papel especial en este proceso de modernización. Se recomienda a todas las agrupaciones que no sólo activen sus perfiles en estas redes, sino que además participen de forma activa más allá de las campañas electorales. El socialismo se transmite con argumentos, y estos argumentos debemos compartirlos dentro de las redes sociales. Necesitamos realizar cambios en nuestras agrupaciones locales, incorporando en su organigrama la figura de alguien encargado de diseñar la modernización, la reorganización y la apertura de cada agrupación local a la sociedad en su propio territorio. Necesitamos hacer que los socialistas vuelvan a estar presentes en los movimientos sociales, trabajando codo con codo con la ciudadanía que se articula en organizaciones vecinales, profesionales o no gubernamentales. Las nuevas tecnologías deben ser un instrumento que favorezcan la interconexión, el diálogo y el intercambio de experiencias y buenas prácticas municipales, por lo que crearemos una herramienta que permita a los alcaldes y concejales tener información diaria de los asuntos de interés. Es necesario también unificar criterios a la hora de construir mensajes y discursos en las redes sociales. Las agrupaciones deben ser algo más que un espacio para la elección de candidatos y candidatas, y órganos de dirección interna. Es necesario dar vida a nuestras sedes, fomentando el debate político y la participación. El Partido Socialista tiene una gran función pedagógica y nuestra militancia está deseosa de debatir sobre política. Las agrupaciones son un espacio privilegiado para la formación y la discusión. Por ello, sería recomendable que nuestras sedes se utilizaran para algo más que asambleas ordinarias y extraordinarias, realizando charlas y seminarios de formación.

55


resoluciones La Comunicación es una necesidad a la que debemos prestar una atención permanente, potenciando el gabinete de comunicación del Partido, la coordinación con los grupos municipales y otras estructuras. Es necesario elaborar un plan de comunicación serio y riguroso. De esta forma mejoraremos la comunicación interna y externa, para transmitir los mensajes de forma clara y nítida desde todos los ámbitos del partido. Es necesario potenciar las reuniones y encuentros de las estructuras del partido a través de la creación de un Consejo Político Territorial, donde se reúna de forma continuada la CER, los secretarios generales de las agrupaciones, los diputados y senadores, el portavoz parlamentario y los alcaldes y portavoces municipales, coordinadores comarcales y coordinadores sectoriales. El plan de extensión de listas municipales debe transformarse en un plan de apoyo y asesoramiento continuo a nuestros grupos municipales, creando referentes en las diferentes comarcas, con la participación de la CER, Parlamentarios Nacionales y Regionales, y de Cargos Municipales. Las agrupaciones municipales son el núcleo fundamental del partido, generadoras de dinámicas, energías, propuestas y el núcleo socialista más cercano al ciudadano. Por ello, desde la Comisión Ejecutiva Regional (CER) se debe modernizar su estructura e instalaciones para que desarrollen las labores políticas y reivindicativas propias y ejerzan funciones de centro cívico y cultural a pie de calle. Ampliar los espacios participativos es esencial por lo que es necesario realizar encuestas periódicas a la militancia para que expresen su grado de satisfacción y propongan ideas para la mejora del funcionamiento de la organización. Hay que potenciar el Portal de Agrupaciones como canal habitual de tramitación de los asuntos orgánicos y de comunicación entre agrupaciones y CER. Por otra parte, la prestación de servicios a los ciudadanos, cada vez más, se lleva a cabo desde ámbitos superiores al municipio. Así, servicios como el abastecimiento de agua potable, el saneamiento, la recogida de residuos sólidos urbanos, o las redes de asistencia social, sanitaria o educativa, incluso los servicios de transporte público, se prestan desde un ámbito como mínimo comarcal. Para responder a estas necesidades estudiaremos, la CER con las agrupaciones municipales la implantación de una estructura de ámbito comarcal que, sin menoscabo del trabajo que llevan a cabo las agrupaciones, complemente la acción política del partido. La Comisión Ejecutiva Regional organizará entre Congresos al menos dos Conferencias Políticas. Las agrupaciones son el mejor espacio para atraer nuevos militantes. Por ello, cada año deberían realizar una campaña de afiliación y los órganos de dirección locales deberían dar cuenta de esta campaña. Es necesario seguir 56


resoluciones incrementando el número de personas dentro de nuestra organización, cuantas más seamos, mejor escucharemos las demandas de la sociedad. Para que las campañas de afiliación en nuestras agrupaciones, sea efectiva y nuestros militantes se sientan arropados, la dirección del partido se desplazará a todas las agrupaciones y hará charlas y debates con los militantes. Esta misma dirección intentará que todas nuestras agrupaciones dispongan de una sede donde poder ejercer su labor política. La elección de órganos de dirección La ciudadanía de izquierdas prefiere la pluralidad. Por ello, debemos seguir avanzando hacia una mayor democracia interna. Pero no podemos sacrificar seriedad, eficacia, responsabilidad, agilidad por más “democracia” interna: tendremos que conseguir un equilibrio que nos permita ser competitivos de verdad con nuestros adversarios y a la vez que nuestros órganos de dirección sean lo más representativos posible. Y no debemos centrar todo nuestro debate en el número de veces que votamos cada vez que tomamos una decisión. Tan importante son las reglas del juego como los derechos de los afiliados y afiliadas en la votación. Por ello, debemos realizar algunos cambios en la siguiente dirección: por un lado, desbloqueando listas y rebajando el porcentaje de votos para obtener representación, eso sí, sin perder la seriedad que se merecen estos procesos de elección. No es cuestión de que haya muchos/as candidatos/as, si no de que quienes de verdad tengan oportunidad de lograr ser elegidos no dejen de serlo por no poder avanzar en el proceso. En la elección de representantes de los Comités provinciales, insulares, regionales y federal sería posible desbloquear las listas, manteniéndose la proporcionalidad y dando espacio a quienes obtengan el 15 por ciento de los votos a las candidaturas. Es decir, dentro de las listas que han obtenido al menos un 15 % de los votos, serían elegidos o elegidas quienes cuenten con más respaldo dentro de esa lista. La elección de delegados de los militantes a los congresos también se hará con listas desbloqueadas. La elección de candidato/a a Secretario/a General del Partido se hará por votación directa de todos los militantes del Partido, es decir, un militante un voto. Este doble cambio permitiría que los y las militantes tuvieran una mayor capacidad de influencia en la elección de las personas que van a representarles en los máximos órganos entre congresos. En la elección de los órganos de dirección, para los que se convocaran distintos congresos, se ha de tener en cuenta que no coincidan en el tiempo. Así pues mientras se esté celebrando el proceso del Congreso Federal no se 57


resoluciones podrá convocar el Congreso Regional y todas las Asambleas y Comités o “Congresos” que se celebren, así como la elección de delegados, tratarán solamente de dicho Congreso Federal. Posteriormente se convocará el Congreso Regional y en dicho proceso las asambleas, la elección de delegados, las enmiendas a la Ponencia marco, etc. serán exclusivamente sobre ese Congreso. Creemos además que debiera invertirse el orden. Los congresos debían celebrarse de forma inversa a como ahora se realizan. Primero se debían elegir las direcciones de las Asambleas Locales, a continuación el Congreso Regional y posteriormente el Congreso Federal. Además, permitirá entrar a las minorías con más facilidad y reforzaría la calidad de nuestra democracia interna. Las democracias son más fuertes cuando, además de imponer la voluntad de las mayorías, las minorías son respetadas, y más aún dentro de un mismo partido político. La elección de candidatos y candidatas: Elecciones primarias abiertas El establecimiento de las primarias para que la militancia eligiera a los candidatos a la Presidencia del Gobierno, a las Presidencias de las Comunidades Autónomas, a las Presidencias de los Consejos y Cabildos Insulares, de las Diputaciones Forales y a la Alcaldía de las ciudades con más de 50.000 habitantes, fue un importante avance en la profundización democrática de nuestro partido. Seguramente, ha llegado el momento de dar un paso más. Creemos que es necesario mejorar la elección de nuestros candidatos y candidatas. Es necesario seguir abriendo nuestra organización más allá de nuestras sedes, buscando la complicidad de miles de progresistas que quieren participar, sin la necesidad de ser militantes del PSOE. Para ello, se establecerán Elecciones Primarias en nuestra región, con participación de los simpatizantes, para la elección de candidatos a la presidencia de la Comunidad Autónoma y a la Alcaldía de los municipios de nuestra comunidad de más de 10.000 habitantes. También debería reforzarse la figura del candidato o candidata, puesto que será la persona responsable de representar a nuestra organización ante la ciudadanía. Nuestros Alcaldes y Concejales El municipalismo forma parte de la identidad política de los socialistas, fue en los Ayuntamientos donde comenzó en 1979 a materializarse nuestro proyecto, los ciudadanos se identificaron con nuestros valores y objetivos, y con posterioridad nos dieron la confianza para gobernar otras instituciones.

58


resoluciones Nuestra obsesión debe ser construir la alternativa en La Rioja, y un pilar fundamental de esta alternativa está en los Ayuntamientos, en las ciudades y en los pueblos. Las ciudades y los pueblos son el laboratorio social donde se pone a prueba nuestro proyecto, su arraigo y su eficacia. En este sentido nuestros Alcaldes y Concejales tienen que marcar la pauta. Deben ser la punta de lanza de la renovación socialista para que los ciudadanos identifiquen nuestro proyecto socialdemócrata. En los Ayuntamientos debemos visualizar un impulso de profundización democrática, conectando con movimientos sociales y vecinales, impulsando la transparencia y defendiendo la igualdad de oportunidades y la libertad. El PSOE de La Rioja necesita relacionarse y conectar nuevamente con la ciudadanía, y nuestros alcaldes y candidatos son un ejemplo de personas próximas y humanas, en contacto con la calle, por lo que debemos aprovechar su credibilidad para transmitir nuestras ideas desde los Ayuntamientos. Reconocida la importancia y el papel de nuestros Alcaldes y Concejales en nuestro partido, y la vocación municipalista del mismo, es necesario los socialistas riojanos respondamos y apoyemos a nuestros cargos institucionales municipales. Debemos potenciar el foro de alcaldes y portavoces, como ámbito de decisión y participación, ofrecer formación y crear instrumentos de información permanente. Las nuevas tecnologías deben ser un instrumento que favorezcan la interconexión, el diálogo y el intercambio de experiencias y buenas prácticas municipales, por lo que crearemos una herramienta que permita a los alcaldes y concejales tener información diaria de los asuntos de interés. Este impulso municipalista del PSOE de La Rioja nos permitirá conectar de forma homogénea con todos los ciudadanos de nuestra región, tanto en el ámbito urbano como en el rural, especialmente en las localidades en donde no tenemos estructura orgánica. Los cargos públicos institucionales electos deben rendir cuentas anualmente, ante los afiliados, de la labor desarrollada en la institución correspondiente. También deben aumentarse las ocasiones para que interactúen frecuentemente con los militantes Las Organizaciones Sectoriales y la formación del militante. Además de la elaboración de propuestas políticas, será también determinante la formación que reciban nuestros militantes, cuadros y representantes. Su cualificación pasa por la reflexión y formación política permanente, por la formación es un instrumento esencial que nos ayuda a entender, dar respuesta y gestionar los cambios que se producen en la sociedad. La Comisión Ejecutiva Regional y la Local de Logroño organizará planes anuales de formación y 59


resoluciones debate, con el objetivo de dotar a nuestra afiliación y a nuestros cuadros, de las mejores herramientas que les permitan afrontar con garantías sus responsabilidades orgánicas, políticas o institucionales y acercar esa formación al territorio. No obstante, en el PSOE de La Rioja debemos constituir una escuela de formación permanente dirigida de forma especial a los cargos públicos, la militancia de base activa y los cuadros jóvenes del partido. Hemos de conceder un papel capital a la formación. Los militantes del PSOE han de ser hombres y mujeres capaces de trasladar a su entrono las resoluciones, ideas y proyectos que el PSOE apoya y defiende. Para ello debe recuperarse la Secretaría de Formación que, de abajo a arriba, como ha venido siendo tradición en nuestro Partido organice debates, utilice los nuevos mecanismos que las tecnologías de la comunicación brindan y que dote a los militantes de instrumentos para la defensa de nuestras posiciones. Impulsar y llevar a cabo esta tarea de formación desde secretarías de formación a nivel municipal y regional. Las organizaciones sectoriales también son una parte muy importante de nuestra organización. En ellas surgen debates que nos refuerzan como partido y permiten la incorporación de profesionales a nuestro proyecto político. En La Rioja dependen demasiado de quienes las lideran para llegar a desarrollar todo su potencial. Habría que determinar su control y evaluación de forma orgánica para que se asegurase su permanente funcionamiento. Impulsaremos la creación de un grupo sectorial referente de la cultura 2.0 que dará forma a uno de los ejes transversales que comunicarán al Partido con la ciudadanía y viceversa. El Partido ofrecerá formación continua a la militancia y pondrá a su disposición todos los mecanismos necesarios para su inmersión en el universo 2.0, ayudando a implementar y poner en marcha comunidades en internet. Con el fin de preservar las formas, el Partido generará un ‘manual de buenos usos’ para que todos los militantes sepan cuáles son los límites del debate entre militantes, sin olvidar que este debate, es un debate público. La creación de una sede 2.0 será una prioridad, con el fin de facilitar el debate y encuentro entre militantes, servir como mecanismo de transferencia de información y ser un cauce de comunicación interna y externa más, que reducirá los gastos de comunicación siempre que sea posible. Debemos seguir profundizando en su funcionamiento, intentando que sean lo más numerosas posibles, así como generar nuevas fórmulas de participación. Son una herramienta excelente para generar ideas y contactar con la sociedad. En este nuevo tiempo, su trabajo será mucho más relevante si son capaces de liderar los debates que afectan a sus materias. En cuanto a la organización de nuestro partido en La Rioja se estará a lo acordado en el 38º Congreso Federal y a los resultados de la próxima conferencia de organización comprometida en dicho congreso. En consecuencia, tras la celebración de la Conferencia se 60


resoluciones convocará Comité Regional Extraordinario o conferencia política a la que se trasladarán las enmiendas a estatutos presentadas en este Congreso Regional con la finalidad de adaptar nuestra propia organización.

61


resoluciones

62


Resoluciones 13 Congreso PSOE La Rioja