Page 1

UMBRAL


Directorio

Gobierno del Estado de Veracruz

Lic. Fidel Herrera Beltrán Gobernador del Estado de Veracruz-Llave

Secretaría de Educación de Veracruz Dr. Víctor A. Arredondo Álvarez Secretario de Educación

Programa Vasconcelos

Arq. Mario Fernández de la Garza Coordinador General

Lic. Daniel Rodríguez Equihua Jefa del Depto. de capacitación

Umbral

Ángel Rodríguez Equihua Director General


Contenido Editorial................................................ 3 Mi primera misión con.......................... 4 Testimonio de la comunidad.................. 5 Narración Misión Especial.................. 12 Relato de una....................................... 16 Mi primera misión.............................. 19

Umbral, Año 0. Número 4. Julio-Agosto


3

UMBRAL Editorial

Tiempo de cambios y transformaciones, un ciclo se acerca a su fin y otro comienza. Umbral está próximo a cumplir su primer año y lo comenzamos a celebrar con trabajo, el compromiso de llevar las experiencias de los usuarios y de los brigadistas hasta ustedes, sigue adelante. En esta ocasión traemos varios testimonios de como el PROGRAMA VASCONCELOS ha cambiado la vida de muchas personas: brigadistas, maestros, usuarios. A través de las palabras se transmiten muchas imágenes, entre ellas: las sonrisas de los niños cuando ven el camión de Vasconcelos entrar a su escuela, la cara de asombro de las personas que por vez primera se encuentran frente a una computadora, el cariño de los habitantes de las comunidades que caminan varios kilómetros para asistir a clases, la satisfacción de los brigadistas cuando los usuarios sonríen contentos cuando aprendieron a usar las nuevas tecnologías. Los siguientes textos sólo son una muestra de las incontables experiencias que los brigadistas y los usuarios comparten y que en esta ocasión han decidido compartir con nosotros. Esperemos que las disfruten.


UMBRAL

4

Mi primera misión en Vasconcelos Christian Alejandro Jácome González Recuerdo que fue un viernes cuando, de improviso, me llamaron a una reunión para decirme que salía de misión hacia la localidad de Esperanza Malota municipio de Acayucan, mi primera reacción fue de emoción ya que era el único de mi generación que no había salido a comunidad, pero en ese momento también sentí un poco de temor ya que no sabía que esperar tanto del equipo y la gente de la localidad. Una vez que el camión comenzó a rodar sabía que no había vuelta atrás y que podría descubrir si Vasconcelos era lo que yo esperaba ó también probar si yo era el indicado para llevar a cabo tan noble encomienda. Cabe mencionar que nunca me visualicé como trabajador comunitario, era lo último que podría haber imaginado como profesión. Desde el instante en que llegamos a Esperanza Malota el respeto y la amabilidad de la gente no se hicieron esperar, ya que nos invitaron a comer aun sin conocernos. Además a partir de ese momento comenzó la convivencia con la brigada, en todo momento fueron cooperativos y cordiales. Poco a poco comenzó la integración a las actividades, ya que desde el momento de la llegada las personas iban al camión para apuntar a sus niños para las sesiones. El primer día de trabajo fue agotador debido a que el registro de usuarios no se detenía y comenzaron las actividades propias de la misión (Vacaciones con Vasconcelos), como la elaboración de talleres y actividades lúdicas. Pero una vez más el apoyo de cada uno de los integrantes de la misión me dio confianza y seguridad para desenvolverme.


5

UMBRAL Testimonio de la comunidad de Piletas Mtro. Abel Cabrera

Fue asombro, desconcierto y un poco de ansiedad…fue como la alegría que manifiestan los niños al saber que se acerca navidad o el júbilo por abrir los regalos…o como cuando tenemos un pastel de cumpleaños pero tenemos que esperar a soplar la velita para pedir nuestro deseo más ferviente. Creo que fue más o menos así, cuando me enteré de que el programa VASCONCELOS estaba a punto de venir a mi escuela. El mes de mayo apenas comenzaba a disfrutarse, mis compañeras profesoras y yo, estábamos preparándonos para brindar un festival a las mamás de la comunidad de Placetas… y fue un lunes por la mañana, que aquel sueño comenzaba a hacerse realidad, pues era el día que los dos brigadistas de avanzada habían señalado como fecha de llegada a mi escuela. Era un honor aguardar el arribo del autobús en que viajaban los brigadistas, confieso ahora que el preludio estuvo lleno de ansiedad, nervios palpitantes que se reflejaban en manos sudadas y caminatas oscilantes por casi media hora. Al fin llegaban, los vi antes de conocerlos, sabía que eran ellos antes de hablarnos, fue una sensación de familiaridad, de empatía inmediata y de convergencia con todos mis sentidos. La presentación estaba hecha, 10 minutos apenas habían transcurrido desde su llegada a la cabecera municipal. Dos personas respetuosas, con la alegría y entusiasmo que caracteriza a toda guía emprendedora. Así, el sueño, el anhelo, la idea de que el programa VASCONCELOS viniera, era un hecho, un compromiso, y a partir de ese momento, un reto y un logro para todos los que habrían de inter-


UMBRAL

6

venir en esta maravillosa experiencia. Dos días, este fue el tiempo necesario para que cada dato, cada agente, cada elemento que formaba parte de mi escuela se convirtiera en información necesaria para todo el grupo que posteriormente habría de completar la visita. En el segundo día el panorama estaba visto, la meta planteada y los actores comenzábamos a prepararnos, pero antes, maestras y alumnos, compartíamos la pena de despedirnos por un breve espacio de la avanzada VASCONCELOS.

Llegan a Placetas Había 35º de calor y humedad y 100% de emoción a flor de piel, bajo un cielo pintado de naranja ocaso, se escuchaba el motor de VASCONCELOS, podía apreciar la tecnología móvil sin haber siquiera posado un pie en el interior del vehículo, podía apreciar la calidez del equipo sin haber dado un apretón de manos al equipo de VASCONCELOS, sabía del aprecio que les tenía sin antes intercambiar experiencias. Era simplemente el lado humano, la parte buena que hay en todos nosotros, la naturaleza de la que fuimos hechos y con ello todo sentimiento que nos une como seres humanos y al que denomino fraternidad. Las actividades iniciaron, fue martes, el tercero del mes, justo una semana antes habíamos celebrado a las mamás en su día, pues así, con el mismo entusiasmo y asistencia al evento, los observadores se hicieron presentes, alumnado, profesoras, personas de la localidad de Placetas: niños, jóvenes, señoras, ancianos, personas de lugares aledaños se habían trasladado para confirmar el rumor de que un vehículo con características fuera de su cotidianeidad iba a estacionarse en la escuela. Durante ese día, las horas pasaron sin darme cuenta, entre la organización, los roles de cada una de las profesoras, el acto de inauguración, verificar la asistencia de todo el alumnado y de los


7

UMBRAL

padres que habrían de dar asistencia y apoyo a la brigada, fue un ir y venir de encomiendas que a bien se realizaron con total éxito. Pasado ese día, y en una charla de pasillo con el jefe de brigada, ajustábamos las acciones y tiempos para iniciar con éxito el segundo día, no sin antes felicitarnos por tener una jornada de trabajos que tuvieron como prioridad a los habitantes de Placetas.

La capacitación Convoqué a reunión de carácter extraoficial y urgente, las profesoras del centro escolar, se mostraron interesadas y colaborativas, fue entonces cuando les informé del proyecto que podíamos realizar en conjunto para obtener un beneficio en pro de la educación y donde los más beneficiados serían los estudiantes. Lo anterior, había sido una propuesta de la jefa de brigada de VASCONCELOS para gestionar un aula de medios, no obstante, me dio a conocer los requerimientos, las responsabilidades y funciones, pero también de los beneficios para toda la comunidad de Placetas. Y bien, como requisito indispensable, el director, y la persona que sería el responsable del aula de medios (RAM), necesitábamos participar en un curso de 40 horas, tiempo con el que disfrutaríamos de la compañía del licenciado en informática, persona que se haría cargo de nuestra capacitación. Sin embargo, quiero compartir este breve momento, porque antes de tomar la capacitación, aún se polemizaba en la persona con la disposición y decisión para llevar la gran encomienda. Fue así que la auxiliar administrativa, llamada con cariño por todos como Mary, decidió ser la RAM, de ser aceptado y aprobado el proyecto que se enviaría al proyecto UNETE a través del programa VASCONCELOS. Algo sucedió antes de iniciar la capacitación, de pronto la


UMBRAL

8

encomienda que se limitaba al encargado del aula de medios, era compartida por las profesoras del centro educativo, y es que cada una de ellas, manifestaba del gusto y la necesidad por actualizarse en el área tecnológica, por lo que solicitaron a la jefa de brigada, que en la capacitación se les tomara en cuenta su participación. Fue así, como todo el centro escolar, se incorporó en la capacitación para el uso de las TIC con una duración de 40 horas, misma que fue dosificada durante la estadía del programa VASCONCELOS. Durante este tiempo, tuvimos la oportunidad de actualizar acciones, renovar e incorporar conceptos y revalorar el concepto de las TIC como herramientas indispensables en el proceso enseñanza-aprendizaje. Y es aquí, donde me permito hacer un reconocimiento y agradecimiento muy especial al licenciado en informática Jonathan G. Gálvez, quien muy atinadamente intervino en dicha actualización. Caras largas, frustraciones, a veces descontento pero más felicidad y avance fueron las impresiones obtenidas durante la capacitación, y es que en cada una de las profesoras había un niño interno inquieto que a veces gobernaba, sin embargo, nunca fue obstáculo para salir triunfantes y con éxito. De manera paralela, profesores de la escuela primaria, se incorporaron a las acciones de mejora del programa VASCONCELOS, por lo que dentro de la organización de actividades que proponía la brigada en su plan de trabajo, existía un espacio para capacitar a profesores de los centros escolares de la localidad, y con ello se logró que secundaria y primaria unificaran sus actividades una hora diaria durante las dos semanas de actividades. Este momento ha sido muy especial para mí, puesto que en los pocos años que tengo desarrollando mi gusto por la educación en este centro educativo, no existía antecedente de trabajo colaborativo entre los centros educativos mencionados, por lo que agradezco profundamente por el vínculo que se creó a raíz de la visita


9

UMBRAL

del programa VASCONCELOS, situación que estoy dispuesto a seguir cultivando con todo el centro escolar de primaria para cerrar las brechas de la inserción del nivel primario al secundario y de las dinámicas de trabajo pedagógico y metodológico que necesariamente tenemos que unificar. Me detengo un instante a resaltar los momentos más significativos en del vehículo VASCONCELOS con los compañeros profesores de la primaria, y es que haciendo un diagnóstico, habíamos participantes que nos encontrábamos en un nivel básico hasta un avanzado; claro, de acuerdo a las expectativas del curso. Sonrisas, desalientos, angustias, caray, un poco de miedo incluso, pero lo que más predominó en este curso fue mi amiga PACIENCIA, y quien llevaba el estandarte y a toda asta fue la licenciada Aideth Tlaxcalteco quien en muchas ocasiones le tocó pasar la estafeta al licenciado Jonhatan Gálvez con más de un profesor que dominado por el entusiasmo se resistía a cerrar la pantalla de las portátiles. Y mientras sucedía esto, se cocinaba a fuego lento el proyecto para UNETE, se recogían experiencias, transcurrían las sesiones de capacitación, se recolectaban fotografías, yo diseñaba un cronograma de actividades con la RAM, invitaba a ex alumnos de la telesecundaria. que por circunstancias económicas principalmente, no eran parte de una comunidad escolar, a incorporarse en el proyecto para que en un futuro y de ser aprobado el proyecto pudieran tomar el bachillerato en línea o bien participar en cursos que oferta el programa VASCONCELOS, el consorcio CLAVIJERO, así como una gama de opciones que representan oportunidades para los jóvenes de la localidad de Placetas y aledañas a ésta. Había pasado una semana de actividades y al final de esta, tuve una sensación de sentimientos encontrados, porque me daba gusto tener en la escuela a un equipo de colaboradores, pero otra parte, sabía que el tiempo pasaría y dejaría sólo la estela del recuerdo y la memoria.


UMBRAL

10

Durante la segunda semana la energía iba en aumento, los nervios de los profesores y maestras al subir al vehículo desaparecieron, la timidez de los estudiantes estaba presente pero no fue tan marcada, las acciones emprendidas comenzaban a cimentarse, la participación de la localidad era mayor, y es con este apartado que quiero hacer preámbulo a uno de los mayores aciertos que el gobierno ha emprendido a través de programas con soporte tecnológico, y es el impulso que se le da al desarrollo comunitario. La oferta laboral, competencia empresarial, comisiones de venta o el reparto de utilidades son palabras ajenas completamente a su vocabulario, para los integrantes de la familia, el trabajo se ha vuelto situación de oportunidad y dicha para una minoría. Los pueblos de la Huasteca, en especial del Municipio donde se encuentra la localidad de Placetas, se han visto en situaciones de marginación, de olvido y de frustración, ya que la mayoría de las familias no cuentan con un empleo regular, ni siquiera con una paga segura, por mínima que sea, esto obliga a los hombres a migrar a estados de la frontera mexicana, y en el caso de las mujeres, a aprender a elaborar objetos artesanales con materiales de origen vegetal de la misma localidad, esto permite que con un bajo costo, se puedan elaborar productos para ser comercializados a todo tipo de consumidor. Y bien, pues es aquí donde hago un profundo y sincero reconocimiento al programa VASCONCELOS, por fomentar la producción de artesanías en la localidad de Placetas, esto a través de la orientación en la promoción de sus artículos a través de las redes sociales, y una de ellas, es la plataforma de lanzamiento para este grupo de artesanas, que cabe señalar, todos sus integrantes son mujeres, el grupo se llama “Ixtle” y el grupo VASCONCELOS creó una cuenta en facebook para promover sus productos y que todos los visitantes de la red, conozcan el trabajo que se hace en esta localidad del municipio de Tantoyuca. Y los días pasaron, los estudiantes de primaria y secundaria intercambiaron experiencias, toda la vista de Placetas se inclinó


11

UMBRAL

hacia la escuela telesecundaria, jóvenes y adultos manifestaban la alegría por haber recibido una visita de tal importancia, personas de edad avanzada, recibían mayor atención al explicarles cómo un vehículo y su personal, podía apoyar en el desarrollo no tan sólo de un proceso educativo, sino para la comunidad en general. Personas mayores y jóvenes de la localidad, necesitan redescubrir el mundo bajo una perspectiva diferente, con una visión más crítica y analítica, he leído y sé que el aula de medios, será una oportunidad de avance y crecimiento progresivo en cada uno de los miembros de la comunidad de Placetas, mi escuela y yo, hemos dado el primer paso haciendo lo necesario para gestionar el aula con el proyecto UNETE, y seguimos dispuestos a unificar y colaborar, a brindar lo necesario para apoyar el proceso educativo en los centros educativos y crear un impacto en el desarrollo incluso de las actividades económicas de las población. Estas últimas líneas, llevan respeto y admiración a la jefa de brigada, la licenciada en nutrición Betzabé Gálvez Pozos por hacerme parte del programa VASCONCELOS y por motivarme a elaborar el proyecto para UNETE, y por hacer de su visita, un proceso de mejora que ha creado impacto en cada uno de los que nos involucramos en esta inigualable experiencia, gracias VASCONCELOS.


UMBRAL

12

Narración Misión Especial Enlace Tepetlampa Tehuipango Del 30 de marzo al 03 de abril de 2009 Miguel Ángel Mendoza Alarcón Esta misión comenzó con una incertidumbre debido a que era una de la primeras en la cuales nos íbamos sin avanzada por parte de los jefes de misión, además que la comunidad asignada era un lugar desconocido para los integrantes de nuestro equipo. Salimos como la mayoría de las veces los días lunes muy temprano rumbo a nuestro destino, para atender el municipio de Tehuipango asignaron a los autobuses numero 14 y 16, con sus respectivos equipos, el No. 14 está a mi cargo como facilitador informático. El viaje fue algo sorprendente debido a las grandes maravillas de la naturaleza que uno se puede encontrar en el paso hacia nuestro destino. En la entrada del municipio de Tehuipango ya esperaban a los dos autobuses, el director de educación de aquella zona escolar, en dicho lugar se puede observar un letrero el cual nos da la bienvenida al municipio pero lo increíble es que la zona poblada de este lugar se encuentra como a dos horas aproximadamente subiendo y bajando pequeñas montañas en un camino lleno de curvas. A la llegada al municipio también nos esperaban otras autoridades educativas como lo eran dos maestros representado las comunidades a las cuales se iba a atender y la regidora de educación de Tehuipango, en este lugar comenzó uno de los hechos mas llamativos para mi porque identifiqué que en este municipio la gente no hablaba español, sino su lengua materna como lo es el


13

UMBRAL

náhuatl y tanto nosotros para ellos, como ellos para nosotros nos sentíamos raros al no poder comunicarnos unos a los otros, para mi fue la primera vez en que me encontraba en esta situación, me sentía raro y observado; era como si me encontrara en otro país, diferente al nuestro, ésta fue una de las primeras experiencias relevantes que encontré en esta misión. Después de comer se procedió a realizar una mini-avanzada con las autoridades educativas y los conductores, jefes de misión y facilitadores informáticos de los dos equipos asignados a estas comunidades pertenecientes al municipio de Tehuipango, se visitó de manera rápida las dos localidades para definir la ruta de llegada, la conexión de los autobuses y los lugares donde nos hospedaríamos. Tras regresar de la mini-avanzada los dos autobuses comenzamos nuestra travesía hasta las comunidades asignadas. Nosotros atendimos la comunidad de Tepetlampa, nuestra llegada fue alrededor de las seis de la tarde, a esta hora los rayos del sol se empezaban a ocultar, al llegar lo que también fue sorpresivo es que lo único que encontramos fue la escuela, no se veía por ningún lado casas, sólo nos esperaban habitantes de esta localidad y niños contentos porque nunca en su vida habían visto que un autobús entrara hasta su escuela, era algo sorprendente ver la emoción de los habitantes al ver el autobús Vasconcelos llegar e instalarse para quedarse varios días para trabajar con ellos. Uno de los primeros inconvenientes que se me presentaron para desempeñar mi trabajo como facilitador informático fue el de la conexión eléctrica para el autobús, debido a que no contábamos con un electricista que la realizara así que decidí hacerlo yo, me prestaron una escalera y subí al poste a conectar los cables de mi centro de carga, lo realmente complicado no era conectar al poste si no las condiciones del terreno donde nos encontrábamos, tanto para fijar la escalera y si se le aumenta que el poste de encontraba en un barranco esto si fue lo complicado el llenarme de valor para realizarlo. Otro inconveniente que nos encontramos ahora como equipo fue que la luz eléctrica en los salones donde nos íba-


UMBRAL

14

mos a quedar no funcionaba así que procedí a reparar la conexión eléctrica de dichas aulas para poder obtener un poco de claridad porque realmente en las noches oscurece de una manera sorprendente porque no se ve nada debido a la ubicación de la comunidad rodeada de árboles enormes. Una vez instalados teníamos la incertidumbre de dónde comeríamos, dónde iríamos al baño, a quién atenderíamos, cómo nos comunicaríamos con los habitantes, entre otras cuestiones que nos surgían al reflexionar la gran travesía para poder llegar a la comunidad de Tepetlampa. Al día siguiente nos preparamos para atender a los grupos, desayunamos de una despensa que se había comprado porque todavía no teníamos resuelto donde nos atenderían para darnos de comer. Llegaron los niños contentos y dispuestos a subir al autobús, pero como se había pensado la comunicación era un factor complicado en esta misión, así que tuvimos el magnífico apoyo de un par de docentes que trabajan en esta escuela para poder realizar nuestras actividades, ellos eran nuestros traductores, eran nuestro medio de comunicación para poder desempeñar el trabajo tanto abajo como arriba del autobús, también gracias a ellos se pudo contactar a personas de la comunidad para que nos apoyaran con la preparación de nuestros alimentos y demás actividades relacionadas con la metodología de trabajo que se aplica en las misiones Vasconcelos. Con el transcurso de los días fuimos aprendiendo frases y palabras claves en náhuatl para poder comunicarnos con la comunidad, también conocimos costumbres propias de los habitantes de Tepetlampa. Pasaron los días y como fue una misión de sólo una semana se dio fin a la misma, pero de verdad es aquí en estas misiones cuando uno valora muchos aspectos de nuestras propias vidas, aprende uno cosas nuevas y pasamos por experiencias que uno nunca se imaginaría. Pero como siempre pasa en todas las despedidas de


15

UMBRAL

las misiones Vasconcelos, uno se llena de alegría y energía al ver la forma en como la comunidad te agradece, las sonrisas de los niños, pero en ocasiones se siente tristeza al ver lágrimas en los niños y gente adulta porque el autobús Vasconcelos se retira de sus comunidades. Esta fue una pequeña narración de una misión que en lo personal nunca se me olvidará porque como lo mencione fueron tantas experiencias muy lindas que se quedaron dentro de mí.


UMBRAL

16 Relato de una vivencia Karen López Vargas

Cuando me pidieron una aportación para Umbral no sabía que era lo que podía escribir, ¿de que hablar? Pues ideas locas siempre te vienen a la mente: un nuevo amor o un viejo amor es reincidir en tristezas...así que decidí hablar de un momento que ha llenado de alegría mi vida… Era un día de marzo muy caluroso, Puntilla Aldama lucía diferente había algo nuevo algunos sabían lo que era pero pues desafortunadamente hasta ese momento yo no, así que bueno nunca me ha gustado quedarme con dudas y le pregunte al Comisariado ejidal del lugar con el que eventualmente trabajaba y así respondió a mi cuestionamiento: -¡Es Vasconcelos!-¿Vasconcelos?- pregunté -Así es, mira es un Programa de la Secretaría de Educación que viene a trabajar con los niños de la escuela a enseñarles a usar una computadora. -Eso se escucha muy interesante y… ¿De dónde son las personas que vienen? ¿De qué manera les van a enseñar a los niños? ¿Cuántas computadoras traen? Le pregunte tantas cosas que no es que no supiera contestarme sino que no quería confundirme así que al ver mi interés, sólo atino en decirme dos cosas. La primera fue ¿Te gustaría conocerlo? Y la segunda, están solicitando personal. Así que la incertidumbre por conocer ese vehículo que se encontraba frente a la Casa del Campesino, justo al lado del parque donde la gente se junta para platicar y ver pasar las tardes bajo la


17

UMBRAL

sombra de los árboles, pronto desaparecería. Se llegó el momento de conocer a un grupo de personas dedicadas sólo a la educación o al menos eso pensaba…Se llevó a cabo un acto cívico y la presentación de los integrantes de la brigada así que bueno comenzaron con su TRABAJO, gente subía y otra tanta bajaba hasta que llegó mi turno, en el momento que puse un pie en el primer escalón del vehiculo quedé maravillada y encantada, se dijeron algunas cosas pero con sinceridad les puedo contar que ni atención puse fue más mi curiosidad por ver las mesas, las computadoras aun cuando ya las conocía, pero todo estaba en su lugar como si cada cosa y cada día la pusiera la gente que trabajaba en esto, la limpieza y el orden del lugar eran sorprendentes; realmente por unos instantes tuve miedo de mal sentarme o de no llevar mis manos lo suficientemente limpias para poder interactuar con las cosas materiales que ese día encontré dentro del Vehículo número nueve. Pero bueno, cuando me di cuenta había un programa abierto en el pizarrón que se llamaba mosaicos mexicanos y entonces dejé lo que había a mi alrededor para poder responder a lo que el facilitador informático mostraba y preguntaba. En ese momento me di cuenta que era eso lo que quería hacer, con el mismo ánimo, las mismas ganas y la misma humildad con la que ellos lo hacían… lo que pasó después es consecuencia de mi alegría el día de hoy los detalles sobran… Llegué con una bolsa en mano, donde había ilusiones y expectativas, de cosas que podían pasar pero con la certeza de las que no pasarían, así que llevo aquí dos años, dos meses y 15 días, hoy en día tengo muchas maletas con metas cumplidas, sueños compartidos y los anhelos de regresar a cada lugar visitado los cuales representan una pequeña parte de mi corazón, y la fuerza que debo de tener para dejar a esos niños y a esos padres de familia que me entregan su mayor esfuerzo y toda su dedicación. Este es mi primer oportunidad laboral pero no pude haber hecho mejor elección, las experiencias que han dejado para mi las


UMBRAL

18

visitas son huellas imborrables que han marcado un antes y un después en mi vida, las sonrisas de los niños la gratitud de los padres y cada amanecer en un lugar diferente aun lleno de carencias reemplazadas por todo el cariño que te brindan esos excelentes seres humanos no lo cambio por la estancia en algún lugar confortable por más comodidades que pueda haber, muchas gracias a la gente que esta detrás de este noble y bello proyecto que para mi ha significado un paso mas a despertar mi propia consciencia…. La sonrisa de agradecimiento que cada usuario te brinda, Sosiega el cansancio de cada jornada y la tristeza de los que dejas y esperan tu llegada.


19

UMBRAL Mi primera misión Carlos Andrade

Recuerdo perfectamente cuando me dijeron que iba a salir a misión, estaba desayunando y el jefe de la brigada nos reunió y nos comunicó sobre la salida, pero no sabía a ciencia cierta qué era lo que implicaba salir a misión hasta después de ella. Nos informó que era a una comunidad de Córdoba, llamada Rancho Herrera y de las indicaciones mas importantes fueron fecha y hora de salida, nos presentó a los demás integrantes de equipo y también nos aconsejó que lleváramos suficiente ropa para abrigarnos ya que estábamos en invierno e íbamos a un municipio que es muy frío. Llegó el día de la salida a misión, los tres días se me hicieron un poco extraños debido a que era rara la vez que salía solo, siempre acompañado de mis familiares y un día antes me comunique con mis padres que viven en Misantla que al otro me iba a trabajar a Córdoba. La sorpresa fue que mis padres llegaron a Xalapa y vinieron a despedirme a las oficinas. El viaje fue un poco incómodo ya que los asientos no son muy confortables y aparte nos acompañó un diluvio todo el viaje hasta Córdoba, pero lo importante es que llegamos con bien y en ese lugar nos esperaba en el Palacio Municipal el Agente Municipal de la comunidad para guiarnos hasta nuestro destino: Rancho Herrera, al parecer llegamos como a las siete de la noche, ya donde nos dieron la bienvenida en una casa de los familiares del Agente y nos dieron de cenar muy rico, posteriormente nos llevaron a lugar donde estaba planeado el hospedaje de la brigada, que era la cocina de la escuela primaria, como pudimos nos instalamos y se hizo una reunión donde se planearon las actividades que se iban a realizar y el plan de trabajo. Nos levantamos a las seis de la mañana para asearnos y de-


UMBRAL

20

sayunarnos, después se realizó una junta con la comunidad, nos presentamos y se les comunicó el objetivo por el cual estábamos en su comunidad y también se hicieron los horarios de grupos de atención. La gente de la comunidad se mostró muy amable, participativa y agradecida. Uno de los problemas que padecí y de donde me cure de espanto, era que me faltaron muchas cosas de llevar (ropa suficiente porque había que cambiarse todos los días y si se lavaba no se secaba sino que se apestaba la ropa por el día que estaba muy frio, otro par de zapatos, calcetas, etc.) y me di cuenta a la mera hora y pues tuve que adquirirlas, también había mucho fango, todo el día llovía, mucho frío que no estaba acostumbrado, tenía que caminar demasiado ya que la escuela donde se quedaba el camión Vasconcelos y nos hospedábamos estaba en una zona neutra entre dos comunidades y para ir y regresar a Rancho Herrera, se caminaba un promedio de 2 km y así era para todos los días para ir a desayunar, comer y cenar y para llenar realizar otras actividades de acuerdo a mi puesto de brigadista como entrevistar a los informantes claves y demás, por último, la jornada de trabajo era muy pesada y ni ganas me daban de chatear, ya que era muy adicto. La verdad creo que al tercer día ya me quería regresar, sino porque conforme van pasando los días te vas haciendo amigo de todos y cada unos de los habitantes de la comunidad, te identifican muy bien y sobre todo de los niños así como de los diferentes grupos de usuarios que suben al camión a tomar las sesiones, asimismo me entretenía haciendo actividades lúdicas para reforzar los conocimientos adquiridos las sesiones y algo que vino a definir que yo terminara la misión satisfactoriamente fue que el jefe de la brigada y facilitador informático me permitieron apoyarlos en dos grupos de jóvenes para impartirles sesiones donde se iba a tocar los temas de alfabetización tecnológica y paquetería básica y eso fue lo que me entretuvo y agradó.


21

UMBRAL

Finalmente se llegó el último día donde pues empiezan los sentimientos encontrados porque en poco tiempo te encariñas con mucha gente, así como ellos de nosotros y no queremos que esto se acabe, pero también hay que tomar en cuenta que tenemos y nos espera nuestra gente en la casa de cada uno.


Te invitamos a que leas Historiando con Vasconcelos en http://www.proyectovasconcelos.com.mx/v2/


Av. Xalapa No. 299 Col. Molino de San Roque C. P. 91130 Tel. 8 90 54 80 Xalapa - Equez., Ver. www.sev.gob.mx/vasconcelos vasconcelos@sev.gob.mx Esta es una publicaci贸n mensual sin fines de lucro, de la Secretaria de Educaci贸n de Veracruz y del Programa Vasconcelos.

Umbral  

Revista literaria

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you