Issuu on Google+

Gu铆a para el cuidado y mantenimiento de

instrumentos sinf贸nicos de viento, cuerda y percusi贸n


www.mincultura.gov.co

Juan Manuel Santos Calderón Presidente de la República

Mariana Garcés Córdoba Ministra de Cultura

María Claudia López Sorzano Viceministra de Cultura

Enzo Rafael Ariza Ayala Secretario General

Guiomar Acevedo Gómez Directora de Artes- Gerente PNMC

Juan Antonio Cuéllar Presidente Ejecutivo

Jorge Andrés Arbeláez Rendón Director Académico

Diseño, concepto y desarrollo

Jorge Ernesto Ariza Trujillo

Director Departamento de Producción, Biblioteca y Publicaciones Diseño de carátula

José Rosero

www.joserosero.com Diagramación e ilustración

Pablo Emilio Martínez Aldana Coordinador de Diseño FNB

Alejandro Mantilla Pulido Asesor Área de Música- Coordinador PNMC

Diana Ramírez González Coordinadora Componente de Dotación e Infraestructura PNMC Este material cuenta con el respaldo de la Asociación Colombiana de Luthería.

Sandra Torres Medina

Apoyo Profesional a la Gestión PNMC

Departamento de luthería

Jorge Enrique López Buitrago Gloria Esperanza Murillo Salazar Asesores externos

Juan Gonzálo Saldarriaga Luthier Vientos-Percusión

Agustín Chunza

Luthier Vientos-Percusión Colaboradores Revisión final

Lina María Santa - Rafael Rincón Vientos

José Luis España - Jorge Enrique Rodríguez Cuerdas frotadas

“La Guía de Mantenimiento y Reparación de Instrumentos Musicales es una publicación gratuita realizada con fines educativos, didáctico y cultural. Con base en el artículo 32 de la Ley 23 de 1982, se permite utilizar la obra o parte de ella, a título de ilustración en obras destinadas a la enseñanza, por medio de publicaciones o comunicación al público por cualquier medio dentro de los límites justificados por el fin propuesto para fines escolares, educativos, universitarios y de formación sin fines de lucro con la obligación de nombrar al autor de la publicación. Queda prohibido sin autorización de los titulares de los derechos de autor, la reproducción total o parcial de esta publicación, con ánimo de lucro, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, sin el permiso previo por escrito de la Fundación Nacional Batuta”.

Plan Nacional de Música para la Convivencia Carrera 8 # 8-43 Teléfonos: (+1) 342 41 00 Ext.: 1529, 1512. Correo electrónico: plandemusica@mincultura.gov.co Bogotá, D.C., Colombia

Juliet Fernanda Belalcázar Daza Coordinadora Programa Básico Formación Orquestal Sinfónica María del Rosario Osorio Coordinadora Musical Centro Orquestal Puente Aranda Angelica Rocío Rivera Bozón Asistente Biblioteca Musical Batuta ISBN 978-958-9493-27-4

© Fundación Nacional Batuta, 2010 Calle 9 Nº 8-97, Bogotá D.C. Teléfonos: 3336765 E-mail:batuta@fundacionbatuta.org Página web: www.fundacionbatuta.org


Contenidos

3 5 7 9

Contenidos Presentación Introducción

D. Familia de las maderas

14

I.Recomendaciones generales para el cuidado y mantenimiento de los instrumentos musicales

E. Cuidados específicos para los instrumentos de viento Maderas

15

A. Organización del tiempo para el mantenimiento

11

1. Cuidados diarios 2. Antes de tocar 3. Después de tocar 4. Mantenimiento ocasional 5. Cuidados de los instrumentos de madera, oboe, clarinete y fagot 6. Montaje de la caña en clarinete y saxofón 7. Después de tocar 8. Recomendaciones especificas después de tocar el fagot 9. Mantenimiento ocasional

10

B. Administración de los materiales para el mantenimiento

10

C. Climas extremos

10

II.Cuidado y mantenimiento de los instrumentos de viento A. ¿Qué es un instrumento de viento?

11

B. Generalidades aplicables a todos los instrumentos de viento

11

1. Cuidados de las superficies de los instrumentos de viento 2. Cuidados para el recubrimiento de níquel 3. Cuidados para el recubrimiento de plata 4. Cuidados para los lacados y plateados

11 12 12 12

C. Principios básicos para el mantenimiento 1. Humedad 2. Acumulación de grasa y partículas 3. Lubricación 4. Manipulación de los accesorios durante el mantenimiento 5. Opciones y selección de materiales para el mantenimiento

16 17 17 18 18

F. Familia de los metales

19

G. Cuidados específicos para los instrumentos de viento Metales

20

1. Cuidados diarios 2. Mantenimiento ocasional 3. Guardado y almacenamiento

H. Implementos para el mantenimiento preventivo

23

15 15 15 16

20 21 22

22

III. Instrumentos de percusión

13

A. Familia de la percusión

23

13 13 13

B. ¿Que es un instrumento de percusión?

24

C. Instrumentos de percusión sinfónica

24

13 13

1. Timbales sinfónicos 2. Bombos y redoblantes y tambores (membranofonos) 3. Instrumentos de teclas (xilófonos, marimbas, glockenspiels) 4. Platillos sinfónicos

24 26 27 28


29

IV. Instrumentos de cuerda frotada A. Familia de las cuerdas frotadas

29

B. ¿Que es un Instrumento de cuerdas frotadas?

30

C. Clima

30

D. Almacenamiento

30

E. Cuidados específicos

31

1. Diarios antes de tocar 2. Diarios después de tocar 3. Mantenimiento ocasional (semestral o anual)

31 31 31

F. Problemas más comunes, precauciones y soluciones

32

1. Las cuerdas 2. El puente 3. El alma 4. Cejilla superior 5. Las clavijas

32 33 33 34 34

G. El arco: Cuidados específicos

35

1. Cuidados diarios antes de tocar 2. Cuidados diarios después de tocar 3. Cuidados semestrales o anuales

35 35 35

H. Problemas más comunes, precauciones y soluciones 1. Vara 2. Las cerdas 3. El tornillo

İ. Accesorios del instrumento 1. Resina 2. Sordina 3. Soporte o almohadilla para violín y viola 4. Juego de cuerdas

36 36 36 36

37 37 37 37 37

J. Accesorios de limpieza y mantenimiento preventivo

38

K. Guía rapida

39

L. Bibliografía

40


Presentación

D

Desde el año 2002, el Ministerio de Cultura puso en marcha en todo el territorio colombiano el Plan Nacional de Música para la Convivencia-PNMC-, con el propósito de organizar la política desde una visión integral del campo musical, uniendo sus dimensiones culturales y profesionales en el fomento a la formación, la creación, la dotación e infraestructura, la información e investigación, la circulación, el emprendimiento y la gestión del sector

musical.

Con la finalidad de construir ciudadanía democrática, promover convivencia y fortalecer el reconocimiento de la diversidad de identidades culturales, mediante el desarrollo de procesos musicales, en torno a la práctica, el PNMC se cristalizó en la creación y fortalecimiento de escuelas municipales de música promoviendo la educación musical de niños y jóvenes, la actualización y profesionalización de los músicos, la organización comunitaria, el diálogo intergeneracional y la afirmación de la creatividad. Por lo tanto, su implementación respeta y fortalece la descentralización y promueve la participación local al involucrar a las instituciones departamentales y municipales y a las organizaciones comunitarias como actores fundamentales. El Objetivo General del PNMC es el de ampliar y fortalecer la práctica, el conocimiento y el disfrute de la música, mediante la consolidación de escuelas no formales en los municipios del país. En este marco de desarrollo del PNMC se han suscrito convenios con diferentes instituciones nacionales e internacionales con el fin de desarrollar uno de los componentes básicos de la política para el campo musical como es el de dotación y construcción de instrumentos para las escuelas de música. Desde el año 2008, el Ministerio ha suscrito convenios interadministrativos de cooperación con la Fundación Nacional Batuta, entre otros, con el fin de fortalecer el proceso de dotación de instrumentos musicales a las Escuelas Municipales de Música. Para lograr este objetivo se ha avanzado positivamente en la especialización de los procesos de compra, revisión, alistamiento y entrega de los instrumentos a los 722 municipios que desde el año 2003 y hasta hoy han sido dotados por parte del Ministerio de Cultura con instrumentos musicales en los formatos de banda, música tradicional y cuerda frotada. En este proceso madura también una política pública que aspira a encontrar los caminos que la sigan fortaleciendo y proyecten como un ejemplo a nivel mundial. La “Guía para el cuidado y mantenimiento de instrumentos sinfónicos de viento, cuerda y percusión” que usted tiene entre sus manos hoy, hace parte del proyecto emergente de mantenimiento de la dotación, como variable del índice de sostenibilidad de las Escuelas Municipales de Música, articuladoras principales del PNMC. Se busca con este texto contribuir a la adecuada apropiación y la generación de buenos hábitos de limpieza y mantenimiento de los instrumentos musicales. La incorporación de estos hábitos de uso será la evidencia del logro alcanzado por un entramado de esfuerzos que relaciona al Ministerio, a las autoridades culturales de los entes territoriales y a los docentes y beneficiarios de las Escuelas Municipales de Música musical. Así se contribuye a largo plazo a la adecuada conservación de los instrumentos y se permite que durante su vida útil muchos más niños, jóvenes y comunidad en general puedan beneficiarse y gozar de las infinitas posibilidades que se despliegan al potenciar su musicalidad y avanzar por los caminos creativos de esta expresión esencial de todo ser humano. PLAN NACIONAL DE MÚSICA PARA LA CONVIVENCIA, PNMC.


Introducción

E

n un instrumento musical confluyen siglos de tradición, innovación y trabajo de generaciones de músicos, luthieres, mecánicos, trabajadores de la madera, de los metales, de las aleaciones. Pintores, diseñadores, joyeros, electro-plateros, químicos, alquimistas, todos ellos soñadores, han buscado la manera de poner en manos de músicos de todas las épocas, de todas las edades, de todas las condiciones, verdaderas herramientas para la expresión. Sofisticadas máquinas diseñadas para ofrecer la mejor calidad de sonido, de afinación y de versatilidad. Tener un instrumento en las manos es una invitación al desarrollo de la sensibilidad y de la expresión. Gozar de la posibilidad de aprender a tocar, de hacer música, es un privilegio y en este sentido un instrumento es un don preciado. El cuidado diario del instrumento es por lo tanto una muestra permanente del afecto, la gratitud y la pasión con la que el músico comprende la trascendencia que la música tiene para su vida y para la de los demás. A través de un instrumento, el músico comunica su sensibilidad, su forma de ver y escuchar la realidad. Con el ánimo de contribuir a la construcción de esa relación afectiva entre el intérprete y su instrumento, la Fundación Nacional Batuta ha querido poner en manos de profesores, estudiantes de música, agrupaciones musicales e instituciones, un material que contribuya a garantizar el óptimo funcionamiento y la máxima durabilidad de los instrumentos musicales, como elementos sustanciales de nuestra cultura y como compañeros inseparables de nuestra vida. Por esto, aprender a cuidar nuestros instrumentos es parte esencial de aprender a tocarlos. El oficio del músico incluye la apropiación de rutinas permanentes de limpieza, ajuste, afinación y puesta a punto de sus instrumentos. Se ha dicho que un instrumento llega a ser la extensión física del organismo del músico. En consecuencia, cuidar del instrumento es cuidar de nosotros mismos. Así como debemos buscar el mayor bienestar de nuestro cuerpo, a través de rutinas diarias de aseo, de ejercicio, de alimentación saludable; los músicos debemos velar por el buen estado de nuestros instrumentos. El buen músico protege su instrumento de los peligros, le da buen uso, lo limpia diariamente, lo prepara con amor para el hacer musical. Del cuidado y el mantenimiento diario, cotidiano y permanente que hacemos de los instrumentos depende la posibilidad de permanecer en una relación afectiva con ellos, como herramientas para la expresión; como ventanas del alma. Esta guía ha sido diseñada con espíritu didáctico. Está orientada a brindar a músicos de todas las edades y a instituciones dedicadas a la práctica y enseñanza de la música, una orientación permanente acerca de las rutinas propias del cuidado y mantenimiento de los instrumentos musicales sinfónicos: instrumentos de viento-madera, de viento-metal, de percusión sinfónica y de cuerda frotada. Además de los capítulos dedicados a cada una de estas familias de instrumentos, el lector encontrará al final de esta publicación una guía rápida, que le permitirá fácilmente recordar o acceder a las rutinas recomendadas por músicos y fabricantes de instrumentos para el cuidado de estos instrumentos. Esperamos que esta Guía se convierta en material esencial para las instituciones de educación musical y para la vida diaria del instrumentista. Finalmente, para la elaboración de esta Guía, la Fundación ha recibido asesoría de músicos profesionales y fabricantes de instrumentos y ha consultado manuales, libros y documentos de diversa procedencia. De ellos sobresale el Manual diseñado por Yamaha para el cuidado de instrumentos de viento y percusión sinfónica. A todos ellos, al Ministerio de Cultura y al Departamento de Investigación, Biblioteca y Publicaciones de Batuta, un sentido agradecimiento. JUAN ANTONIO CUÉLLAR Presidente Ejecutivo Fundación Nacional Batuta


I. Recomendaciones generales para el cuidado y mantenimiento de los instrumentos musicales

E

ste documento debe estar al alcance de quienes ejecutan un instrumento musical; incluye las recomendaciones básicas que deben tenerse en cuenta para el uso de instrumentos musicales de cuerdas frotadas, maderas, metales y percusión sinfónica. La labor del mantenimiento para los instrumentos de una agrupación musical debe ser tomada como una responsabilidad común, tanto del director de la agrupación, como de sus profesores y alumnos. Todos deben asumir un papel activo en el cuidado de los instrumentos. El cuidado y mantenimiento diario de los instrumentos debe hacer parte de la pedagogía y práctica diaria. Por esta razón, cuando los integrantes o alumnos llegan nuevos a una institución musical, se recomienda tener en cuenta los siguientes pasos:

Realizar una inducción en la que se expliquen y demuestren los procedimientos apropiados para el mantenimiento diario del instrumento (partes, ensamblaje, lubricación inicial, limpieza, guardado y manejo de los implementos de mantenimiento) Hacer que el estudiante recuerde y repita los procedimientos indicados con las correcciones a que haya lugar Supervisar las rutinas de cuidado y el trabajo de mantenimiento y reforzar los procedimientos que no hayan sido bien aprendidos

Verificar la rutina de mantenimiento, clase por clase, hasta que el alumno demuestre suficiente seguridad Propiciar discusiones alrededor de las posibles mejoras en los procesos de cuidado y mantenimiento, entre alumnos, profesores y la dirección general

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

9


A. Organización del tiempo para el mantenimiento

11

12

1

2 3

10

4

9 8

Se recomienda asignar espacios de tiempo específicos para las labores de mantenimiento diario. Estas se realizarán idealmente antes y después de cada clase, ensayo o presentación musical. Es importante respetar el tiempo asignado para esta actividad por parte de los directores y profesores, como por parte de los músicos; esto hará que en todas las instancias se valore cada vez más el instrumento musical y el trabajo de mantenimiento que se le debe realizar.

5 7

6

B. Administración de los materiales para el mantenimiento Usualmente se presentan varios problemas en cuanto a la dotación y manejo de los implementos para el mantenimiento: Frente a estos problemas se sugiere: No hay suficiente cantidad de accesorios No se encuentran disponibles todos los necesarios No hay una política clara desde la dirección o la administración en cuanto a la dotación para los músicos Se presenta derroche en unos casos y ahorro excesivo en otros No hay claridad acerca de la responsabilidad de los músicos frente al manejo de los materiales No hay políticas claras de reposición de los materiales de mantenimiento

Elaborar un listado general de materiales necesarios Realizar un presupuesto anual para materiales de mantenimiento, de acuerdo con los requerimientos y consumos del año anterior Tener un depósito de estos materiales, desde donde se hace el consumo controlado de los mismos Los accesorios destinados a los músicos deben permanecer en la institución en lugares asignados para cada quien Los sitios de almacenamiento deben proporcionar la suficiente visibilidad para determinar qué accesorio falta en un momento dado, cuáles están requiriendo cambio, cuáles no están completos

C. Climas extremos Los instrumentos musicales tienen diseños y materiales específicamente diseñados para soportar en alguna medida diversas condiciones de temperatura y de humedad. Sin embargo, cuando esas condiciones se salen del parámetro promedio, es necesario reforzar las precauciones en el mantenimiento preventivo. En particular, los instrumentos se afectan más cuando la humedad y la temperatura son altas, situación muy recurrente en los países tropicales. Frente a esto se hace necesario un seguimiento más riguroso de las recomendaciones para el mantenimiento preventivo, así como las acciones para un programa de mantenimiento de taller periódico y controlado.

10

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


II. Cuidado y mantenimiento de los instrumentos de viento A. ¿Qué es un instrumento de viento? Un instrumento de viento o aerófono produce el sonido a través del paso del aire por la cavidad tubular, que puede ser de madera como el oboe, el clarinete y el fagot o de metal como la trompeta, el trombón y la tuba. De acuerdo a la longitud del cuerpo del instrumento y a su construcción, necesita diversos cuidados.

B. Generalidades aplicables a todos los instrumentos de viento 1. Cuidados de las superficies de los instrumentos de viento Los instrumentos de viento además de venir con las superficies propias del material de que están fabricados, como en el caso de la madera, la resina o el metal , vienen también con varios tipos de recubrimiento cuya función es proteger el brillo del metal, darle lustre al instrumento y/o mayor comodidad al ejecutante Los recubrimientos o baños más utilizados son el lacado, el plateado y el niquelado. En menor grado es posible encontrar algunas piezas o instrumentos completos cromados o con baño de oro Cada tipo de recubrimiento tiene su propia particularidad en cuanto a los cuidados que exige, y su diferencia básica está en la dureza relativa que posee cada uno de éstos. La dureza es una propiedad de los recubrimientos que mide su capacidad para no dejarse rayar por otro material El níquel y el cromo son los materiales más duros de los recubrimientos normales, siguen en su orden la plata y el oro y por último, como el material menos duro, la laca Para mejorar el estado de los recubrimientos se utilizan cremas o sustancias especiales que pulen la superficie de los instrumentos mediante rayado un fino, abrillantando las superficies que han perdido su lustre original. Estas sustancias están especialmente formuladas para cada tipo de recubrimiento y dureza y constan de un líquido que contiene partículas microscópicas en suspensión

Si se aplica una sustancia de pulido diseñada para material duro en un material blando, este último se deteriorará fácilmente. Igualmente, si se aplica de manera muy consecutiva un abrillantador específico, así sea el adecuado, la superficie tenderá a adelgazarse y deteriorarse rápidamente Cuando la superficie de un instrumento empieza a presentar peladuras, puede deberse a un tratamiento no adecuado en el pulido y brillo , pero también a un bajo grado de adherencia del material de recubrimiento sobre el metal base. Esta adherencia puede verse muy afectada por los cambios de las condiciones climáticas o por las condiciones personales de cada ejecutante (sudor, tipo de piel, electrostática, etc) Los abrillantadores vienen en presentación líquida, en crema, o impregnados en paños especialmente formulados Los abrillantadores liquidos o en crema , se deben aplicar sobre la superficie con un paño suave, esparciéndolo de manera uniforme. Una vez seco, se frota nuevamente con un paño limpio y con moderada energía, para levantar el brillo. En el caso de los paños formulados, se frota el paño directamente sobre la superficie

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

11


Es necesario tener precaución por los restos de polvo que quedan, pues estos mismos tienden a debilitar el recubrimiento con el tiempo, Los paños formulados y las cremas densas tienden a dejar más partículas que los líquidos Los abrillantadores de baja calidad tienden a tener altos contenidos de derivados del petróleo, con lo que las superficies quedan brillantes pero muy grasosas, atrayendo polvo del ambiente y deteriorando la apariencia en un período de tiempo muy corto después de la aplicación 2. Cuidados para el recubrimiento de níquel El recubrimiento de niquel es el mas duro y no se oxida facilmente. Sin embargo al empañarse requiere de un abrillantador fuerte y usualmente necesita de varias pasadas para recuperar el brillo en un buen porcentaje. No se encuentra un buen paño formulado para este tipo de superficies en el mercado. 3. Cuidados para el recubrimiento de plata Hay una gran cantidad de productos para brillar la plata, en todas las presentaciones. Usualmente no se requiere de mucho esfuerzo para lograr recuperar los plateados, excepto cuando se trata de manchas negras o color marrón, que requieren de un tratamiento más especializado.

12

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

4. Cuidados para los lacados y plateados Al ser el material más blando con el que se recubren los instrumentos musicales, no se requiere de sustancias muy fuertes ni de mucho esfuerzo para lograr el brillo. Los pocos productos formulados para este proceso (líquidos y paños formulados) poseen un componente de silicona que le proporciona una protección adicional a la superficie Recuerde que los paños en mal estado o cuyas fibras son muy gruesas y duras, rayan y deterioran los recubrimientos, en particular los lacados y los plateados. En el caso de las superficies “crudas”, como las de algunos cornos franceses y saxofones, que vienen sin ningún tipo de recubrimiento, es necesario tener en cuenta que el brillo de fábrica se pierde al cabo de unos cuantos días de uso, pues el metal tiende a regresar a su estado de equilibrio, cualquiera que sea el tipo de frotamiento superficial (brillado, pulido, bruñido, etc) al que se someta o haya sido sometido


C. Principios básicos para el mantenimiento 1. Humedad Todos los instrumentos de viento están sometidos a cierto grado de humedad cuando son ejecutados. Se recomienda entonces secarlos muy bien tanto interna como externamente, antes de guardarlos. La humedad excesiva es el principal enemigo de los materiales y piezas de los instrumentos musicales. 2. Acumulación de grasa y partículas La acumulación externa (e interna, en menor grado) de polvo y grasa tiende a deteriorar de manera importante los recubrimientos de laca, plata, níquel o cromo. Cuando este proceso avanza, se afecta de manera muy visible la apariencia tanto externa como interna del instrumento musical. 3. Lubricación La lubricación es importante para que las piezas de los instrumentos musicales se muevan suavemente sin roces. Igualmente hace que se sellen los posibles escapes de aire en las piezas con ajustes deslizantes. 4. Manipulación de los accesorios durante el mantenimiento La manipulación de los accesorios siempre debe ser cuidadosa y pensada. Los movimientos para desensamblar y para ensamblar piezas deben ser suaves, sin usar fuerzas extremas. Los objetos que eventualmente se resistan al ensamble o desensamble deben tratarse siempre con pequeños movimientos alternativos adelante – atrás ó izquierda – derecha, sin forzarlos. Los materiales

o herramientas que se utilicen en algún momento deben tener medidas bien calculadas para evitar atoramientos, peladuras o desgastes acentuados en las piezas. 5. Opciones y selección de materiales para el mantenimiento Los materiales de mantenimiento deben ser de buena calidad y con los componentes de características apropiadas según su uso. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones no es posible la solución óptima en calidad, sea por problemas de acceso o por presupuestos Siempre se recomienda evaluar soluciones alternas con respecto a las soluciones propuestas por las casas fabricantes especializadas. Así, artículos como vaselinas, aceites, paños, cepillos, etc, se deben buscar con una consistencia igual o muy similar a la recomendada por los fabricantes En caso de que no se encuentren de manera ideal, se deben calcular o consultar los procedimientos para contrarrestar los efectos secundarios indeseables que se pudieran ocasionar en el mediano y largo plazo Al momento de adquirir accesorios, también vale la pena tener en cuenta la unidad de empaque, pues en ocasiones estas permiten comprar una unidad cuyos componentes pueden ser compartidos por varias personas. Otra variable es el tamaño del instrumento, pues en general, para objeto de la lubricación, los instrumentos más grandes son más exigentes en las cantidades a utilizar en cada aplicación

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

13


D. Familia de las maderas Flauta traversa 1

1. Cabeza 2. Cuerpo 3. Llaves 4. Pata

Fagot

Oboe 1. 2. 3. 4. 5.

1

2

Caña Cuerpo superior Cuerpo inferior Campana o pabellón Llaves

5

2

1

5 4

3

2

3

7

4

6

4

Gráfica 01

3

Gráfica 02

Clarinete

Saxofón

1

7

3

5

1. Boquilla 2. Barrilete 3. Cuerpo superior 4. Cuerpo inferior 5. Llaves 6. Pabellón 7. Abrazadera

2

8

6 12

9

3 5

4

4 10

11

6 Gráfica 04

14

Gráfica 03

7

1

Gráfica 05

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

8

1. Boquilla 2. Abrazadera 3. Llaves 4. Brocal 5. Pabellón 6. Tudel 7. Llave 8. Tornillo de tudel 9. Rodillo 10. Protector de las llaves 11. Arco 12. Cuerpo

1. Tudel 2. Cuerpo central tenor 3. Sección final 4. Cuerpo central bajo 5. Campana 6. Soporte del pulgar 7. Aro de unión 8. Tope inferior


Maderas

E. Cuidados específicos para los instrumentos de viento Maderas 1. Cuidados diarios Con un paño suave limpie el exterior del instrumento de sudor, huellas digitales, grasa, polvo, etc. No aplique presión innecesaria a las llaves durante este procedimiento y procure no rozar las zapatillas con el paño. (Emplee un movimiento longitudinal para limpiar el cuerpo, y un movimiento transversal para limpiar las llaves) Gráfica 06 Recuerde que el paño de limpieza para superficies externas debe estar siempre en muy buen estado, pues de lo contrario, raya y deteriora los acabados Para los sitios en los que los dedos no pueden entrar, utilice el limpiador de agujeros o un pincel de cerdas suaves y largas 2. Antes de tocar Limpie con un paño o gasa los empates antes de ensamblar las partes Gráfica 07 En los piccolos, oboes, clarinetes y fagotes, aplique grasa para corchos en los corchos del empate La grasa de corchos es posible encontrarla en dos presentaciones, suave para climas fríos y templados y dura para climas cálidos Recuerde limpiar los restos de grasa de sus manos con un paño o servilleta desechable Los ungüentos o cremas que contienen azufre (para el acné, etc) pueden causar decoloración si entran en contacto con el plateado del instrumento, con lo cual éste puede tomar coloración negra o marrón. Para prevenir esto, asegúrese de tener las manos y la cara limpias antes de tocar

Gráfica 06

3. Después de tocar a) Secado interno Desensamble con cuidado el instrumento, ubicando las partes en un sitio seguro. Seque el interior de cada una de las partes del instrumento, utilizando un paño o gasa absorbente junto con la varilla de limpieza Gráfica 08 En la flauta, cubra muy bien la varilla de limpieza. Las partes metálicas expuestas rayan el interior del instrumento En el caso de los instrumentos de madera, seque muy bien los empates, pues los restos de humedad acortan la vida de las zapatillas y la madera se agrieta cuando no se lubrica y termina resecándose

Gráfica 07

Gráfica 08

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

15


Maderas

b) Secado de las zapatillas

Gráfica 09

Seque las zapatillas utilizando papel para zapatillas o papel absorbente. Con la llave abierta, inserte una hoja de papel para zapatillas, golpee suavemente la llave, de tal manera que cualquier resto de humedad en la zapatilla sea empujado hacia el papel. Si este se humedece, desplácelo un poco y repita el movimiento, hasta que ya no se observen más señales de humedad Gráfica 09 Si aún después de la operación anterior se siente pegajosa la zapatilla al accionar la llave, aplique papel para zapatillas con polvo de manera similar, pues esta sustancia termina por neutralizar la adherencia c) Limpieza externa

E LV VA IL O

Realice el procedimiento de cuidados diarios señalado en el numeral 1 4. Mantenimiento ocasional

Gráfica 10

Lubrique las llaves dependiendo del tipo de instrumento, para las flautas se usa un aceite liviano, para los clarinetes un aceite medio y para los saxofones un aceite grueso, aplicando gotas pequeñas en las juntas entre las torres y los ejes. Accione repetidamente la llave correspondiente para que el aceite penetre y limpie los restos con un paño absorbente o una servilleta desechable Gráfica 10 5. Cuidados de los instrumentos de madera, oboe, clarinete y fagot La madera, siendo un material que estuvo vivo mucho tiempo, además de estar permanentemente húmeda, nunca pierde la habilidad para absorber el agua del medio ambiente. Cuando la madera absorbe agua, se expande, y cuando se seca, se contrae. Las variaciones de temperatura tienen un gran efecto sobre la humedad. Así, el calentamiento extremo hace que el agua se evapore de la madera, y en consecuencia esta sufra una contracción. El enfriamiento extremo hace que la humedad al interior se incremente y que la madera se expanda en consecuencia. Las rajaduras en la madera suceden cuando esta se expande y se contrae muy rápidamente o de manera desigual La mayor parte de los instrumentos de viento fabricados con madera emplean la granadilla africana tratada y envejecida cuidadosamente. La granadilla es una de las maderas más duras, densas y estables que existen y es la madera escogida para la fabricación de los mejores clarinetes y oboes

16

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


Maderas

Cuando comience a tocar su instrumento nuevo, haya reemplazado una parte de éste o alguna de sus partes se haya dejado secar por mucho tiempo (semanas, meses, años), empiece por ejecutarlo gradualmente. Por ejemplo, toque el instrumento de 5 a 10 minutos durante una primera sesión. Séquelo y luego déjelo reposar de 4 a 6 horas (o hasta el día siguiente). Ejecútelo entonces durante unos minutos más adicionando alrededor de 5 minutos en cada sesión. Si este programa no es posible ejecutarlo completamente, la idea principal es NO TOCAR el instrumento por más de dos horas al día No almacene los instrumentos en el frío extremo o el calor extremo. Cuando toque por largos períodos de tiempo, seque el instrumento con más frecuencia Si el agujero interno del instrumento se ve muy seco, aplique aceite para madera de buena calidad. Esto puede ayudar a sellar las paredes de este y a prevenir la absorción excesiva de humedad. Un agujero central muy seco, con una superficie granulosa, equivale a uno un poco más amplio, lo que cambia el sonido y la afinación características del instrumento Aplique aceite de manera moderada, tanto en cantidad como en frecuencia, una aplicación excesiva puede impregnar las zapatillas y afectar el sonido. Humedezca un paño con aceite para madera, unido a través de una cuerda a una pieza metálica que le de suficiente peso (pesa), para pasárlo a través del cuerpo en sentido de la campana hacia la boquilla, debido a que es cónico y se debe siempre insertar el trapo por la parte más amplia del instrumento para evitar que se atore o en algunos casos se le haga daño a las llaves. Repita este procedimiento hasta que presente una superficie uniforme, sin que se vea demasiado húmedo. Algunos instrumentos poseen un agujero central con un excelente acabado superficial y por lo tanto requieren de muy poco o ningún tipo de tratamiento con aceite Gráfica 11 6. Montaje de la caña en clarinete y saxofón Humedezca la caña. Deslice la abrazadera en la boquilla desde la punta hacia la parte redonda. Deslice la caña dentro de la abrazadera, de arriba hacia abajo, cuidando que el borde de la caña sobresalga levemente del borde de la boquilla Gráfica 12 Apriete los tornillos de la abrazadera La caña y la boquilla son elementos que se dañan muy fácilmente y por eso es muy recomendable el uso del tapa boquillas cuando no se esté tocando

Cuerda Pesa metálica

Paño de limpieza

Gráfica 11

Caña

7. Después de tocar Secado interior Desensamble completamente el instrumento en el orden inverso al que se ensambla Saque la caña de la boquilla, séquela y guárdela Emplee un paño limpiador con cordel, del tamaño apropiado, absorbente, para secar el interior de la boquilla y los cuerpos Gráfica 13 Ocúpese de los rincones en donde se puede alojar buena cantidad de humedad Recuerde mantener el limpiador seco y limpio

Tornillos de la abrazadera

Gráfica 12

Gráfica 13

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

17


Maderas

8. Recomendaciones especificas después de tocar el fagot

1

Desensamble completamente el instrumento, poniendo los cuerpos en el estuche o un lugar seguro, así: Extraiga la caña Extraiga el tudel Extraiga la campana y el cuerpo bajo como una sola sección. Tenga cuidado con la llave Si Saque la campana del cuerpo bajo Extraiga el cuerpo tenor Gráfica 14 Tape un extremo del cuerpo tenor y sople aire por el otro para extraer la humedad que pudiera haber en los orificios tonales. Pase un paño absorbente con pesa del tamaño apropiado a través del cuerpo tenor Sacuda la humedad acumulada en el tubo en U por el lado más angosto. Tenga en cuenta que si el orificio tonal del Do# queda hacia abajo, puede acumular mucha humedad Pase paños limpiadores absorbentes con pesa del tamaño apropiado para cada cuerpo del instrumento No permita que se acumule humedad en la parte más ancha de los tubos de la bota mientras toca el instrumento. Tampoco lo deje en posición vertical mientras reposa

2

3

5 4

Gráfica 14

9. Mantenimiento ocasional Si hay humedad en el tubo más ancho, extraiga el tubo en U y limpie todo el tubo. Recuerde extraer la humedad que pudiera haber en el soporte de la llave de Lab Extraiga la cubierta del tubo en U Extraiga las tuercas que retienen el tubo en U en su lugar, y saque con cuidado el tubo en U de la bota Tenga la precaución de no dañar el corcho con la rosca del perno Saque la humedad del corcho Inserte la pesa del limpiador absorbente en el tubo negro y tire de él por el otro extremo para extraer la humedad Gráfica 15

Gráfica 15

18

Vuelva a montar el tubo en U asegurándose de alinearlo correctamente con el diámetro interior del instrumento y los pernos. Apriete las dos tuercas uniformemente para fijarlo

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


F. Familia de los metales Corno 14

13

4

1 2 3

5 10

9

6

7

8

11 12

15

1. Palanca de la primera válvula 2. Palanca de la segunda válvula 3. Palanca de la tercera válvula 4. Palanca de la cuarta válvula 5. Bomba de afinado principal 6. Bomba de afinado “Fa” 7. Bomba de afinado de la primera válvula “Fa” 8. Bomba de afinado de la segunda válvula “Fa” 9. Bomba de afinado de la tercera válvula “Fa” 10. Bomba de afinado de la primera válvula “Si” 11. Bomba de afinado de la segunda válvula “Si” 12. Bomba de afinado de la tercera válvula “Si” 13. Tubo principal 11. Boquilla 15. Campana

Trompeta 5 13 16

15 12

9 8 7 6

3

4 11 10

2

1

Gráfica 17

16. Bomba de afinación 17. Tornillo del tudel 18. Tudel externo de la boquilla

Gráfica 16

Trombón

Tuba 1

10 11 9

12

14

13

15

5

7 4

6

3

8 2

Gráfica 18

1. Boquilla 2. Receptor de la Boquilla 3. Tudel 4. Cubiertas de los pistones 5. Campana 6. Primer pistón 7. Segundo pistón 8. Tercer pistón 9. Gancho del dedo 10. Bomba del primer pistón 11. Bomba del segundo pistón 12. Bomba del tercer pistón 13. Llave de desague de la bomba principal de afinación 14. Llave de desague de la bomba del primer pistón 15. Llave de desague de la bomba del tercer pistón

1. Campana 2. Válvula rotatoria “F” 3. Palanca de la tercera válvula (en algunos modelos) 4. Llave del pabellón 5. Llave del bloqueo 6. Bomba de afinación 7. Alojamiento de la boquilla 8. Alojamiento de las varas 9. Boquillas 10. Llave de desagüe

1. Campana 2. Bomba de afinación 3. Bomba del primer pistón 4. Bomba del segundo pistón 5. Bomba del tercer pistón 6. Bomba del cuarto pistón 7. Soporte de lira 8. Llave de desagüe 9. Cubiertas de los pistones 10. Primer pistón 11. Segundo pistón 12. Tercer pistón 13. Cuarto pistón 14. Tubo de boquilla 15. Boquilla Gráfica 19

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

19


Metales

G. Cuidados específicos para los instrumentos de viento Metales 1. Cuidados diarios

Gráfica 20

Con un paño suave limpie el exterior del instrumento de sudor, huellas digitales, grasa, polvo, etc. No aplique presión innecesaria a los pistones durante este procedimiento. Emplee un movimiento longitudinal para limpiar el cuerpo Gráfica 20 Recuerde que el paño de limpieza para superficies externas debe estar siempre en muy buen estado, pues de lo contrario, raya y deteriora los acabados Para los sitios en los que los dedos no pueden entrar, utilice el limpiador de agujeros o un pincel de cerdas suaves y largas

E LV VA IL O

a). Antes de tocar

Gráfica 21

Grasa Para bombas

Bomba de afinación principal

Gráfica 22

Boquilla

Gráfica 23

20

Lubricación de los pistones Tenga en cuenta que los pistones son las partes más importantes del instrumento. Manipúlelos con delicadeza y no permita que se golpeen. Si se daña o abolla no lo vuelva a colocar. Consulte con su maestro o director para ser llevado al técnico para su evaluación y reparación Incline la campana unos 45° hacia abajo, desatornillar la tapa superior Extraiga los pistones y desatornille por orden de numeración, hasta un tercio de su longitud aproximadamente, sin girarlos y en línea recta, aplique 4 o 5 gotas de aceite de válvulas sobre la superficie del pistón Gráfica 21 Inserte el pistón cuidadosamente en línea recta haciendo que la guía caiga en su ubicación (se debe escuchar un suave “click”). Enrosque la tapa de manera delicada, cuidando de no trabar los hilos de la rosca de la cubierta Accione el pistón para que el aceite se esparza de manera uniforme. Proceda de la misma manera y consecutivamente con los otros pistones

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

Lubricación de las bombas Extraiga la bomba completamente. Esparza la grasa de manera uniforme. Una vez hecho esto con ambos tubos por aparte. Inserte la bomba de manera normal Introduzca cada tubo en su lugar correspondiente, girándolo en uno y otro sentido, metiéndolo y extrayéndolo alternamente. Limpie bien el exceso de grasa con un paño o servilleta Gráfica 22 Tenga en cuenta que es posible conseguir por lo menos dos tipos de consistencia en las grasas que se encuentran para lubricar las bombas suave para climas fríos y templados y dura para climas cálidos Ensamble Coloque la boquilla, introduciéndola en el cono interno del receptor del tudel o puntillo. Tenga la precaución de no golpearla después de ubicarla, pues se puede trabar Gráfica 23


Metales

b) Después de tocar Secado interno Para desalojar la humedad condensada en el interior, incline la campana 45° aproximadamente hacia abajo y abra una a una las llaves de desagüe en las bombas y curvas Extraiga la bomba de afinación principal y séquela pasando un paño absorbente con pesa del tamaño apropiado a través de ella. Realice la misma operación con el puntillo, las demás bombas de afinación y la boquilla Gráfica 24 Enrolle una gasa absorbente en una varilla de limpieza (Gráfica 25), según se indica, para secar cuidadosamente la humedad en los tubos que van internos en las bombas Gráfica 26

Ubique las bombas nuevamente en su sitio, complementando la lubricación de grasa o aceite que hayan perdido durante la operación Extraiga los pistones y las tapas inferiores de las camisas. Séquelos con una gasa absorbente, cuidando de no dejar motas o hilos en las superficies y los bordes. Con la gasa enrollada en la varilla de limpieza, seque el interior de las camisas Coloque los pistones de nuevo en su posición respectiva, aplicando aceite de válvulas. Acomode las tapas inferiores, cuidando de no trabar los hilos de las roscas Limpieza y secado externo Realice el procedimiento de cuidados diarios señalado en el numeral 1

2. Mantenimiento ocasional Cada tres meses máximo para instrumentos de uso intensivo

Lavado Prepare una solución de jabón líquido (de ser posible, especialmente formulado para latón) en agua tibia ,en proporción de una medida de jabón por 12 de agua, en un recipiente ancho y de plástico Gráfica 27 Extraiga bombas, tapas y pistones –en ese orden-, y ubíquelos en un lugar seguro y blando (por ejemplo sobre un paño de algodón o franela). Si alguna(s) bomba(s) se acciona(n) con mecanismo de gatillo, se sugiere dejar este procedimiento a técnicos especializados. Es ese caso, proceda únicamente para el puntillo y la bomba de afinación general Con un cepillo flexible del tamaño apropiado y empapado de la solución de jabón, lave el interior del cuerpo principal del instrumento, frotando suavemente. Enjuague con agua y seque bien Lave las bombas cuidando de no remojar en exceso los corchos de las llaves de desagüe. No lave los pistones, pues los fieltros que lo componen se deterioran con la humedad, y no es estrictamente necesario hacerlo Lave la boquilla con un cepillo de la forma y tamaño apropiado, y séquela con un paño con pesa Gráfica 28

Gráfica 24

Gráfica 25

Gráfica 26

Jabón para Latón Agua tibia

Gráfica 27

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

21


Metales

3. Guardado y almacenamiento Agua tibia

Una vez esté bien seco, limpio y debidamente lubricado, ubique el instrumento en el estuche Gráfica 28

Gráfica 29

Guarde el instrumento dentro del estuche, incluso en los descansos Gráfica 29 No guarde en el estuche paños húmedos. Tampoco guarde en él objetos pesados (atriles, libros de partituras) que puedan deteriorar el estuche o al mismo instrumento Cuide que una vez cierre la tapa superior del estuche con el instrumento en el interior, se aseguren siempre los cerrojos. Es muy frecuente que se levante un estuche agarrándolo por la manija, y los cerrojos no estén debidamente asegurados, ocasionando una caída del instrumento y sus partes Los instrumentos en sus estuches no deben almacenarse en lugares húmedos o expuestos por mucho tiempo al sol o lámparas reflectoras Es buena idea aspirar ocasionalmente el interior del estuche con baja presión, para que no se acumule polvo que pueda dañar el instrumento mientras está guardado Los estuches no soportan mucho peso y por eso siempre deben considerarse como mercancía “delicada” al empacarse en cualquier bodega de autobús, servicio de mensajería o avión. En algunos casos (transporte aéreo para instrumentos grandes como tubas, eufonios, etc.) es muy aconsejable guardarlos en guacales de madera

H. Implementos para el mantenimiento preventivo

Gráfica 30

22

1. Jabón líquido(especialmente formulado para latón) 2. Cepillo flexible 3. Aceite especial para válvulas 4. Paño de algodón o franela 5. Gasa absorbente 6. Varilla de limpieza 7. Limpiador de agujeros o un pincel de cerdas suaves y largas 7. Grasa especial para bombas

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


III. Instrumentos de percusión A. Familia de la percusión Timbal

Redoblante 1

14 13 2

10

5 1 8 7 12 6 9 3

4

11

Gráfica 31

1. Cuerpo 2. Aro 3. Base 4. Pedal 5. Indicador de afinación 6. Cable de la guía de afinación 7. Tornillo de ajuste del indicador 8. Contratuerca del indicador 9. Tornillo de ajuste del pedal 10. Tornillos tensores 11. Ruedas 12. Tirante 13. Parche 14. Protector del parche

5 2 6

3

7 4

Gráfica 33

Placas

Bombo

3 4

4

3

1. Riel 2.Teclas de sonidos alterados 3. Teclas de sonidos naturales 4. Extremo grande del bastidor 5. Regulador de la resonancia 6. Tubos de resonancia 7. Refuerzo 8. Extremo pequeño del bastidor 9. Rodachina

8 9

2

2

1

13

1

1. Parche 2. Vaso 3. Aro 4. Tornillo tensor 5. Aro soporte 6. Base 7. Baqueta

1. Parche 2. Tornillo tensor 3. Palanca del tensor 4. Tensor 5. Aro 6. Tornillo de ajuste de tensión del entorchado 7. Vaso

7

6

Gráfica 34

5

1 2

Platillos de choque

1

Gráfica 35

1. Platos 2.Correas

5 2

7

6

Gráfica 32

Platillo suspendido 1. Plato 2.Base

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

23


Percusión

B. ¿Que es un instrumento de percusión? Son los que producen el sonido a través de golpear su superficie que puede ser afinada como la del xilófono o indeterminada como los instrumentos de membranas, el platillo y el triángulo. Su construcción en madera, metal, semillas, membranas animales y sintéticas está compuesta por múltiples piezas ensambladas de tal manera que permiten efectos en la interpretación musical, por tanto requieren muchos cuidados.

C. Instrumentos de percusión sinfónica Los instrumentos de percusión usados principalmente en la orquesta sinfónica son el timbal sinfónico, el redoblante, el bombo y diferentes instrumentos de placas y percusión menor. Los instrumentos de la percusión no demandan tanto mantenimiento como los instrumentos de viento. Sin embargo, vale la pena tener ciertas precauciones, pues un abandono total de estos, hace que con el pasar del tiempo se deterioren también de manera severa. El director y los músicos de la sección de percusión deben vigilar que estos instrumentos no se empleen como “mesa” en la que se ubican libros o incluso otros instrumentos. Igualmente deben estar atentos a que no se toquen de manera ociosa, con cualquier tipo de baqueta u objeto. A continuación se hace referencia al cuidado y mantenimiento de aquellos instrumentos de la percusión sinfónica, que requieren mayor atención. Tome el instrumento por su bastidor y empujelo en la dirección opuesta al pedal

1. Timbales sinfónicos a) Mantenimiento diario Verifique que no se acumule exceso de polvo en los mecanismos y en el área de los tensores Para transportar el timbal a través de distancias cortas, desbloquee las patas delanteras y levántelo por los asideros. No tome nunca el timbal por el aro pues lo puede desafinar. Esta operación debe hacerse siempre entre dos personas Gráfica 36

Gráfica 36

24

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


Percusión

b) Mantenimiento ocasional La vida útil máxima de un parche es aproximadamente de 2 años y depende de la frecuencia y duración de su utilización. Sin embargo, el parche siempre deberá reemplazarse antes de que se deteriore demasiado la calidad del sonido. Si se deja puesto y se usa más de dos años, pueden producirse los problemas siguientes: Puede ser imposible afinar el parche en la extensión adecuada Puede resultar imposible equilibrar el pedal Pueden dañarse los mecanismos mismos de la unidad principal Cuando el parche esté poco tensado y su superficie parezca ondulada o muestre arrugas, significa que ha llegado el momento de cambiar el parche por otro nuevo Precaución: no ponga nunca los dedos ni los pies en las partes móviles, ni en el espacio debajo del pedal o de la base En los timbales de la serie profesional, bloquee el pedal con un objeto apropiado (una pelota de tenis, etc) Gráfica 37 Afloje los tornillos tensores. Marque en el aro el lado donde queda el pedal con cinta de enmascarar para colocarlo en el mismo sentido cuando se vaya a ensamblar de nuevo Extraiga el parche con el aro. No toque los tensores ni la cinta del borde del cuerpo del timbal. Reemplace el parche y ubíquelo de nuevo con el aro en la posición correcta Ajuste de nuevo el timbal según se indicó en la primera parte de este apartado Limpie los parches desmontándolos y lavándolos con jabón líquido suave, en particular en el punto en el que se apoya contra el aro del vaso. Durante este proceso cambie la lubricación de las roscas de los tornillos tensores, limpiando la grasa y el aceite y aplicando una nueva capa. La grasa amarilla para bicicletas cumple bien esta función Gráfica 38

Gráfica 37

Jabón Liquido

Gras

a

Gráfica 38

c) Guardado Guarde los timbales con la cubierta. Es ideal tener los timbales cubiertos con un forro de tela gruesa, y almacenados en un sitio con el espacio suficiente. Para viajes en bodega, se recomienda el uso de estuches rígidos reforzados o guacales.

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

25


Percusión

2. Bombos, redoblantes y tambores (Membranofonos) a) Recomendaciones y cuidado No escriba sobre los parches No sobre tensione los parches No ponga objetos pesados ni puntiagudos sobre el parche Gráfica 39 Asegúrese de que el soporte sobre el que descansa el instrumento está firme y la mantiene a éste seguro en su posición Gráfica 39

b) Mantenimiento ocasional

Gra

sa

Jabón Liquido

Limpie los parches cada vez que sea necesario, pero no con mucha frecuencia Gráfica 40 Los parches sintéticos tienen la gran ventaja de no requerir muchos ajustes una vez han sido montados Así mismo es bueno que revise los bordes del vaso por eventuales irregularidades; el parche por cualquier signo de daño o deterioro y en el caso de los redoblantes, revise tambien el estado del entorchado Cada cierto tiempo lubrique, con un poco de aceite los ejes y pivotes de la palanca del entorchado, limpiando los restos de lubricante con un paño seco o una servilleta desechable

Gráfica 40

c) Guardado No almacene los instrumentos cerca a fuentes de calor Almacene el bombo, el redoblante y otros tipos de tambores con una cubierta de tela gruesa o en un estuche Gráfica 41 Para el transporte, los estuches blandos no son una protección suficiente

Paredes acolchadas

Gráfica 41

26

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

d) Implementos para el mantenimiento Jabón líquido suave Paños secos Grasa amarilla para bicicletas


Percusión

3. Instrumentos de teclas (xilófonos, marimbas, glockenspiels) a) Ensamble Para el ensamble de los instrumentos de teclas más grandes se requiere de la participación de al menos dos personas como mínimo En esas circunstancias es bueno disponer de suficiente espacio y de una alfombra o esterilla blanda Gráfica 42 El ensamble del instrumento difiere mucho de un modelo a otro entre las marimbas, xilófonos y glockenspiels. Se recomienda seguir cuidadosamente las instrucciones de cada fabricante b) Afinación La afinación usual entre los instrumentos de placas es de 442 Hz. Estos instrumentos no permiten variaciones en la afinación. Sin embargo cuando los tubos de resonancia poseen reguladores, esta se puede calibrar, pues de fábrica están ajustados para una temperatura de 23° Para temperaturas mayores, extraiga un poco el regulador Para temperaturas bajas, empuje hacia adentro del tubo el regulador Repita hasta encontrar el sonido óptimo Los reguladores pueden ubicarse en diferentes sentidos, para maximizar el efecto c) Recomendaciones y cuidado No ponga objetos pesados o duros sobre el tendido de teclas No permita que el instrumento sea ejecutado con elementos inapropiados y de manera ociosa La mayor parte de los daños en estos instrumentos ocurren por un transporte descuidado o indelicado del mismo Tome las mayores precauciones cuando desplace el instrumento

Gráfica 42

e) Guardado No almacene los instrumentos cerca a fuentes de calor Almacene la marimba, el xilófono o el glockenspiel con una cubierta de tela gruesa o en un estuche y en una estancia con el espacio suficiente Para el transporte en bodegas, es usual desarmar el instrumento en sus componentes. Se recomienda el uso de guacales o de estuches duros en estos casos

d) Mantenimiento ocasional Desarme el instrumento en sus componentes y limpie con paños y jabones suaves, el polvo acumulado en las partes metálicas y vuelva a armar el instrumento. GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

27


Percusión

4. Platillos sinfónicos a) Recomendaciones y cuidado Los platillos, son instrumentos delgados y metálicos, lo cual los hace delicados a la forma de interpretación: pueden ser golpeados por una baqueta o chocados entre si, es decir, los golpes extremadamente fuertes pueden deteriorar el instrumento b) Mantenimiento ocasional

Gráfica 43

El enemigo número 1 de los platillos son las huellas dactilares. Hay muchas actividades y técnicas que incluyen el contacto de las manos con los platillos, sin embargo aunque las manos luzcan limpias, tienen aceites y grasas naturales que deterioran el instrumento Es necesario limpiarlo con productos diseñados para ello, usualmente las características de cuidados y limpiadores vienen especificadas en cada uno, de acuerdo a la forma y material de construcción: vaciado, moldeado, martillado o estampado en bronce, entre otros De acuerdo a como se fabrican, los terminados varían entre el pulido y el lacado. Por otro lado es importante seguir los pasos del producto de limpieza entre la cantidad de telas necesarias para limpiarlos, el tiempo de exposición y siempre limpiarlos cubriendo con una tela las mesas o piso, además limpiarlos por secciones para que los productos no se sequen sobre el platillo y causen estragos. Los productos siempre se usan en la misma vía de los surcos y puesto que son altamente irritantes, protegerse con guantes y ropa apropiada c) Guardado No los deje descubiertos todo el tiempo, pues la humedad, los golpes por caídas pueden dañarlos, téngalos siempre en un espacio apropiado y seguro Cuando los platillos no estén en su soporte o base, no los deje descansando sobre sus propios bordes, es decir de manera vertical, puesto que éstos se deforman por su propio peso; aún cuando estén guardados en estuches apropiados con divisiones internas para cada uno

28

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

Recuerde siempre que usted es quien mejor lo puede cuidar, así que asegúrese de transportarlos siempre y de las mejores indicaciones al personal de transporte en caso que usted no lo pueda hacer. Desmóntelos y déjelos guardados apropiadamente


IV.Instrumentos de cuerda frotada A. Familia de las cuerdas frotadas Contrabajo 1

1 2

2

3

3

Violonchelo

4

4

1 2 5

1

5

3

2

Parte superior 3

4

Violín y Viola

5

6

7

1

8

2

4

10

9

8

11 6

712

11

9

10

13

11

10

9 13

15 11

12

12

14

15

18

15

15 16

10 Caja de resonancia

4

6 7 10

9 13

12 14

16 18

16

17

15

16

16 19

19

Gráfica 44

Gráfica 45

17

7

9

8

5

8

8

6

2

11

14

4

7

3 13

8

14

1 7

5

10

12

8

6 7

3

9

13

6

1. Cabeza o caracol 2. Caja o clavijero 3. Clavijas 4. 6Cejilla superior 55. Cuello 6. Diapasón

5

Gráfica 46

19

11 Tapa superior 7. 8. Tapa posterior 9 9. 12 Aros 10.Cuerdas 13 15 Puente 11. 12. Alma 13. Efes 14. Afinadores 15. Tiracuerdas 16. Cordal 17. Botón 18. Mentonera 19. Pivot

13 10

11 12 14

15

16 19

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

29


Cuerdas frotadas

B. ¿Qué es un instrumento de cuerdas frotadas? Los instrumentos de cuerdas frotadas usados en la orquesta sinfónica son el violín, la viola, el violonchelo y el contrabajo. A pesar de sus diferencias en tamaño, están construidos de manera similar en madera y sus cuerdas son metálicas, sinteticas o de tripa Adicionalmente para su interpretación necesitan un arco que es usualmente de madera y cerdas tanto de origen animal como sintéticas. Muebles de protección y transporte para instrumentos de cuerda Requerimientos:

Espacios adaptados para todos los tamaños, desde ½ a 4/4 Las clavijas de los instrumentos deben estar altas para prevenir daños Llantas suaves diseñadas para fácil desplazamiento Construcción: Armellas de metal para colgar los arcos junto a cada instrumento Contrabajo, Mueble para 4 instrumentos, 205 cm x 66 cm x 154 cm Violonchelo, Mueble para 6 instrumentos 125 cm x 61 cm x 119 cm Violín y viola, Mueble para 16 instrumentos

C. Clima Los instrumentos de cuerda, están hechos principalmente de madera. “Este es un material orgánico activo”, el cual se expande en los climas calidos y se contrae en los climas frios. Esta expansión y contracción pueden causar pequeños inconvenientes como zumbidos y aberturas menores o problemas mayores como grietas; en términos generales la madera absorbe o expele humedad del ambiente dependiendo de las condiciones ambientales. La excesiva humedad puede ablandar los pegantes (“cola” natural o adhesivos industriales) con que se ensamblan los instrumentos y producir deformaciones o que partes del instrumento se despeguen. En caso de que esto suceda, se recomienda enviar el instrumento al Luthier para su reparación.

D. Almacenamiento El lugar de almacenamiento de los instrumentos debe tener las siguientes caracteristicas: Tener buena ventilación No debe recibir luz directa del sol No debe ser húmedo, ni excesivamente seco Se recomienda que los violines y violas permanezcan dentro de un estuche duro. Esto facilita su almacenamiento unos encima de otros Los contrabajos y los violonchelos no deben estar recargados contra la pared en el caso de que ésta sea húmeda Contrabajos y violoncellos deben ir en un mueble especial que les debe brindar protección

155 cm x 84 cm x 128 cm 3

3

3

3

Gráfica 47

En caso de gorgojo, hay que aislar el instrumento e informar al luthier

Bordes Acolchados

Gráfica 47

30

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


Cuerdas frotadas

E. Cuidados específicos Gráfica 48

1. Diarios antes de tocar Verifique que el estuche esté bien cerrado antes de realizar cualquier movimiento Abra el estuche con cuidado, sobre una superficie firme Coloque apropiadamente los accesorios (almohadilla, mentonera etc), saque y ajuste el pivot en el caso de los violonchelos y contrabajos Gráfica 49 Afine el instrumento. Cuando se utilicen los microafinadores, se recomienda que estén atornillados maximo hasta la mitad, ya que permiten subir o bajar fácilmente la afinación de las cuerdas y se evita que dañen la tapa del instrumento bajo el tiracuerdas

2. Diarios después de tocar Limpiar el instrumento con un paño suave después de ser utilizado para retirar la colofonia, el sudor y las impurezas de las manos Gráfica 48 Es conveniente tener un trapo de algodón para limpiar las cuerdas y el diapasón, ya que son las partes más manipuladas del instrumento; limpie las cuerdas y después pase el trapo entre ellas y el diapasón Antes de guardar el instrumento en su estuche, retire siempre los accesorios como almohadilla o soporte para violines y violas, e introduzca bien el Pivot de los violonchelos y contrabajos Gráfica 50

Herramienta para ajustar la mentonera

Al retirar el instrumento del estuche observe que el puente este bien puesto, recuerde que antes de sacar el instrumento debe sacar primero el arco Gráfica 49

3. Mantenimiento periódico (Semestral o anual) Limpie la caja de resonancia por dentro con un puñado de arroz crudo, el cual se aplica por las efes, agite con cuidado el instrumento horizontalmente y después coloquelo con las efes hacia abajo para retirar hasta el último grano de arroz Lubrique con una pequeña cantidad de aceite los afinadores y el tornillo del pivot (violonchelos y contrabajos) cuando sea necesario Retire periódicamente la mentonera para poder limpiar los tornillos y la parte del instrumento que está debajo de ella Los músicos con una actividad constante, deberían cambiar sus cuerdas cada seis meses para un óptimo sonido y desempeño Los estudiantes generalmente deberían reemplazar sus cuerdas anualmente Gráfica 50

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

31


Cuerdas frotadas

F.Problemas más comunes, precauciones y soluciones 1. Las cuerdas G

D

Las cuerdas pierden gradualmente su calidez y brillantez aún si el instrumento no es utilizado frecuentemente; sufren daños en el entorchado, se pueden quebrar y reventar. Se sugiere reemplazarlas regularmente para asegurar que el sonido del instrumento esté siempre al máximo de su potencial. Gráfica 51

A E

G

D

A E

Gráfica 51

Tela o Cartulina

Tela o Cartulina

Gráfica 52

32

Tenga en cuenta que Siempre se debe mantener el instrumento con la misma afinación Las cuerdas durarán más tiempo si el instrumentista se lava las manos siempre antes de tocar Las cuerdas deben ser limpiadas de vez en cuando, para quitarles los residuos de colofonia. Tome un trapo y páselo sobre las cuerdas haciendo un movimiento suave desde el diapasón hacia el puente, sin apoyar demasiado fuerte desde el diapasón; si esto no es suficiente, puede pasar un trapo humedecido de alcohol, tomando todas las precauciones para que el alcohol no vaya a caer en el instrumento Cuando vaya a reemplazar las cuerdas hagalo de una en una, nunca desmontando todas a la vez. Esto hace que no cambie bruscamente la tensión sobre la estructura del instrumento, evita que el alma se mueva o se caiga y ayuda a mantener la afinación correcta. Al cambiar las cuerdas, tenga la precaución de no arañar o rayar la tapa y fondo. Para ello es de utilidad apoyar el instrumento sobre una superficie plana que tenga una tela que la cubra y colocar un pedazo de cartulina o también de tela debajo del tiracuerdas Gráfica 52 Tenga presente que las cuerdas nuevas son muy elásticas y requieren de un tiempo de estabilización hasta que alcancen su extensión definitiva. En ese lapso, habrá que afinar repetidas veces las cuerdas, que siempre tienden a distensionarse. Por tanto, habrá que revisarlas durante algunos días después su afinación Si las cuerdas se distensionan(bajan su afinación) y golpean contra el diapasón (trastean), la solución más rudimentaria es colocar una lámina de papel debajo de la cejilla superior. Sin embargo es mucho mejor consultar al luthier para ajustar y alcanzar la altura deseada o hacer la corrección del diapasón, según sea el caso Sobre el tipo de cuerdas que deben emplearse, hay que decir que existen innumerables opiniones Al respecto, se puede sugerir practicar mucho y ensayar con diferentes tipos de cuerdas: diferentes tensiones, marcas, etc

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


Cuerdas frotadas

2. El puente

Tiracuerdas

El puente debe permanecer derecho y en forma vertical. A pesar de que se le dé un uso regular y la afinación sea normal, el puente gradualmente se va a inclinar hacia adelante o hacia atrás, Las cuerdas, al ser afinadas, jalan el puente y lo inclinan en dirección al diapasón. Esto será menos grave si se aplica grafito (lápiz suave) en las muescas del puente cada vez que se cambie una cuerda. Gráfica 53

Diapasón

Tiracuerdas

Diapasón

Proceso visto de lado

Proceso visto de lado

Gráfica 53

Tenga en cuenta que Si el puente permanece en esa posición incorrecta, eventualmente se va a doblar debido a la tensión de las cuerdas. También puede caerse y producir roturas en la tapa Un puente que está ligeramente doblado puede ser enderezado por un profesional. Sin embargo, si el puente está severamente doblado necesitará ser reemplazado. Para extender el período de vida de un puente, revise con regularidad su posición y enderécelo cuando sea necesario. Para una mejor transmisión del sonido entre el puente y la tapa, las patas del puente deben estar talladas de tal manera que se ajusten perfectamente a la curva de la tapa Gráfica 54

3. El alma El ajuste del alma en el instrumento es crucial para producir un buen sonido. El alma es tallada a la medida para encajar perfectamente en un lugar específico requiriendo un grosor y corte especifico, de esta manera es muy importante para determinar la calidad del sonido. Un ajuste deficiente del alma puede impedir la transferencia de la energía del sonido y puede incluso dañar la tapa frontal o posterior del instrumento.

Gráfica 54

Tenga en cuenta que El alma esté ubicada detrás de la pata del puente, en las cuerdas agudas, no muy hacia el centro del instrumento ni muy afuera, hacia el borde de las efes, si la ubicación no es correcta, se aconseja no tratar de manipularla ya que se puede dañar la tapa. Lo aconsejable es llevarlo con un luthier para que la ubique correctamente Gráfica 55 Si el instrumento tiene el alma caída, siempre es es necesario soltarle la tensión de las cuerdas y llevarlo al especialista

Barra armónica

Alma

Gráfica 55

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

33


Cuerdas frotadas

4. Cejilla superior Identifique que las cuerdas tengan una altura apropiada, de tal manera que al poner los dedos no estén tan altas que le generen esfuerzos innecesarios al intérprete, ni tan bajas que la cuerda golpee el diapasón. Gráfica 56 Tenga en cuenta que Si están altas, pero tienen las distancias apropiadas, se debe profundizar la ranura con una lima redonda y posteriormente limar la cejilla con una lima plana Si están muy bajitas, la solución más rudimentaria es colocar una lámina de papel debajo de la cuerda, dentro de la ranura encima de la cejilla, aunque es mucho mejor consultar al luthier

Gráfica 56

5. Las clavijas Los orificios de los clavijeros como también las clavijas mismas deben mantenerse en un punto de ajuste intermedio que las permita mantenerse firmes y no devolverse, pero a la vez que su manipulación sea fácil.

Gráfica 57

34

Tenga en cuenta que En el caso de estar “pegada” no se debe forzar la clavija ya que se puede partir. Para sacarla se le hace presión o se le da un pequeño golpe en el extremo más delgado y después se le aplica grafito (lápiz)Gráfica 57 Si las clavijas se devuelven, se aplica una cantidad mínima de tiza o colofonia

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


Cuerdas frotadas

G. El arco: Cuidados específicos 11

10

9

1. Cuidados diarios antes de tocar El arco se debe sacar del estuche antes que el instrumento Cuando retire el arco del estuche, cuide que las cerdas no se maltraten o revienten Tensione las cerdas sin perder la curvatura de la vara Aplique colofonía a las cerdas suavemente, no más de tres veces por semana

8

2. Cuidados diarios después de tocar 7

Limpiar con un paño suave la colofonía de la vara teniendo cuidado de que éste no tenga contacto con las cerdas Antes de guardar el arco es importante soltar la tensión de las cerdas para evitar que se dañe la curva de la vara

6

Guardarlo con cuidado en el estuche para no reventar ni maltratar las cerdas

5 4

3. Cuidados semestrales o anuales

3 2

Lavar las cerdas con un cepillo humedecido de alcohol, sólo en las partes necesarias (talón) Limpiar la vara con un paño humedecido de varsol sin que toque las cerdas

1 Gráfica 58

1. Tornillo 2. Nuez 3. Protección en cuero 4. Entorchado 5. Talón 6. Mitad 7. Cerdas 8. Varilla 9. Punta 10. Cabeza 11. Puntera

Lubricar el tornillo con vaselina Limpiar las partes metálicas con un producto recomendado

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

35


Cuerdas frotadas

H.Problemas más comunes, precauciones y soluciones 1. La vara Lo más frecuente es que pierda su curvatura. Se debe prevenir este daño aflojando completamente las cerdas al guardarlo. Tenga en cuenta que La vara se debe limpiar cada vez que se use el arco para evitar que se le pegue la colofonia En el caso de que se parta la vara por la parte de la cabeza, se debe llevar al Luthier 2. Las cerdas Con el paso del tiempo se desgastan, se revientan, se sueltan y se llenan de colofonía impidiendo su uso. Tenga en cuenta que Los arcos requieren un cambio de cerdas y preferiblemente deben ser naturales, sin ningún proceso químico previo, es decir, de buena calidad. Las cerdas se estiran y se desgastan con el uso, volviéndose quebradizas con el tiempo Los músicos que están en constante actividad necesitan cambiar las cerdas con frecuencia, cada tres o seis meses, para mantener la mejor calidad de sonido y la mejor respuesta del arco Las cerdas de los arcos de músicos estudiantes se pueden reponer con menor frecuencia, dependiendo de su uso. Para un cambio de cerdas es necesario llevarlo donde un especialista Aro de metal

Gráfica 59

Si las cerdas se estiran demasiado, el tornillo del botón del arco eventualmente va a dejar de ajustarlas correctamente Si se encuentra una dificultad para ajustar las cerdas, no fuerce el tornillo más de lo necesario Debido a que las cerdas se encojen en condiciones secas y se extienden en condiciones húmedas; el cambio de cerdas debe ser realizado tomando en cuenta el clima local Se debe evitar tocar las cerdas con las manos. De esta manera no se ensuciarán ni se volverán ineficientes 3. El tornillo El daño más común es que la pieza metálica donde se inserta esté oxidada, rodada o rota. Gráfica 59 Tenga en cuenta que La precaución para que esto no suceda es mantener lubricada esta pieza, al igual que el aro de metal con un poco de aceite o vaselina.En caso de ruptura se deben cambiar el tornillo o el aro de metal

36

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


Cuerdas frotadas

İ. Accesorios del instrumento 1. Resina Llamada también colofonia. Una buena resina para arcos debe tener buena adherencia sin raspar y no debe aplicarse en capas demasiado gruesas. Para los arcos de violines y violas se recomienda una resina más seca o dura; para los de violonchelo una de dureza intermedia, y para los de contrabajo una resina más blanda. Además, la elección de la resina correcta tiene que ver con el tipo de cuerdas que tenga el instrumento: las de acero se tocan mejor con resina dura, mientras que las cuerdas sintéticas y de tripa requieren una resina más blanda para el arco. Los músicos con experiencia escogen una resina más blanda para las grabaciones en estudio y una más dura en la sala de concierto. La resina dura es más apropiada para los climas tropicales, en tanto que las blandas son mejores para los climas fríos. Cuando la colofonia se quiebra, se recomienda ponerla al “baño de María” o simplemente en un recipiente al calor y esperar a que se derrita; con anterioridad se debe tener un recipiente fabricado en cartón grueso, resistente al calor, para colocar el liquido ahí y esperar a que se ponga compacto.

CO LO

FO

NIA

Gráfica 60

2. Sordina Es un pequeño objeto de caucho que al situarse sobre el puente produce un sonido suave. También existen las sordinas de estudio fabricadas en madera de ébano o metal, las cuales son clips con ranuras que también son colocadas sobre el puente, para reducir considerablemente el volumen del sonido. 3. Soporte o almohadilla para violín y viola Existe una gran variedad en el mercado; se debe escoger la que más se adapte a la comodidad del intérprete. 4. Juego de cuerdas Son muchas las marcas, las diferentes tensiones y los materiales que existen en el mercado. Se deben escoger las cuerdas de mejor desempeño para el instrumento.

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

37


Cuerdas frotadas

J. Accesorios de limpieza y mantenimiento preventivo 1. Paño suave Para limpiar todo el instrumento y la vara del arco 2. Vaselina Para lubricar los tornillos y los afinadores 3. Aceite de almendras Para limpiar las tapas del instrumento. Se aplica en muy poca cantidad y con muy poca frecuencia 4. Varsol Para limpiar ocasionalmente la vara del arco con muy poca frecuencia Gráfica 61

5. Alcohol Para limpiar ocasionalmente las cuerdas con muy poca frecuencia 6. Granos de arroz crudo Para limpiar la caja de resonancia de los instrumentos por dentro 7. Crema brilla metal Para limpiar las partes metálicas del arco

38

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


K. Guía rápida Aspectos en común para el mantenimiento Cuidados diarios

Antes de tocar

Después de tocar

Instrumentos de viento Maderas • Limpie el exterior del instrumento

Ver pág.

15

• Limpie los empates antes de ensamblar

Metales • Limpie el exterior del instrumento

Ver pág.

20

• Lubrique las bombas y pistones. 15

20

• Ensamble con precaución

• Ensamble con precaución

• Seque y limpie el interior y exterior del instrumento • Seque las zapatillas • Antes de guardar en su estuche, desensámblelo correctamente, • Cierre bien el estuche

• Desaloje la humedad • Seque y limpie el interior y exterior del instrumento • Antes de guardar en su estuche, desensámblelo correctamente, • Cierre bien el estuche

15

21

• Lave el instrumento según las indicaciones

Mantenimiento ocasional

• Lubrique con aceite de densidad liviana especial para las llaves

16

• Aspire el interior del estuche

• Lubricación de bombas y pistones.

21

• Aspire el interior del estuche

Instrumentos de Percusión Timbales: • Limpie el exterior del instrumento • Verifique que no se acumulen excesos de polvo en los mecanismos y tensores. • Para mover no lo tome nunca por el aro pues lo puede desafinar. Bombos, redoblantes y tambores: • No escriba sobre los parches. • No ponga objetos pesados o duros sobre los parches. Placas: • No ponga objetos pesados o duros sobre el tendido de teclas. • No permita que el instrumento sea ejecutado con elementos inapropiados y de manera ociosa. Timbales: • Limpie los parches desmontándolos y lavándolos con jabón líquido suave • Lubrique las roscas de los tornillos tensores Bombos, redoblantes y tambores: • Lubrique con aceite los ejes pivotes y la palanca de entorchado . Placas: • Desarme el instrumento y limpie con paños y jabones suaves, en las partes metálicas Platillos: • Limpie solo con productos especializados

Instrumentos de Cuerdas frotadas

Ver pág.

Ver Pág.

• Limpie el exterior del instrumento

24 25

26 26

25 26 27

28

• Observar que el puente este bien puesto. 31

• Cuando se utilicen los microafinadores se recomienda que estén a la mitad de su capacidad ya que permiten subir o bajar más fácilmente la afinación de las cuerdas • Limpie el exterior del instrumento • Antes de guardar en su estuche, retire siempre los accesorios, almohadilla para violines y violas, e introduzca bien el pivot de los violonchelos y contrabajos. • Cierre bien el estuche

31

• Limpie la caja de resonancia • Aceite los afinadores • Retire la mentonera para poder limpiar los tornillos y la parte que está debajo de ella • Cambie sus cuerdas cada seis meses para un óptimo sonido • Limpie las cuerdas de vez en cuando para quitar residuos de colofonia • Limpie las partes del arco con los productos recomendados

31

• Tener buena ventilación

• No almacene los instrumentos cerca a fuentes de calor.

• No guarde en el estuche paños húmedos ni objetos pesados

• No guarde en el estuche paños húmedos ni objetos pesados

• Almacene el bombo y el redoblante con una cubierta de tela gruesa o en un estuche.

• Cuide que se aseguren siempre los cerrojos

Almacenamiento

• Cuide que se aseguren siempre los cerrojos. • Los estuches no soportan mucho peso, y deben considerarse como mercancía delicada”

22

• Evite almacenar en sitios húmedos o muy cálidos

25 26

22 • Los estuches no soportan mucho peso, y deben considerarse como mercancía delicada”

• Para el transporte los estuches blandos no son una protección suficiente.

• Evite almacenar en sitios húmedos o muy cálidos

• Para el transporte de las placas es usual desarmarlas, se recomienda el uso de guacales o de estuches duros

27

• No debe recibir luz del sol • Evite almacenar en sitios húmedos o muy cálidos • Se recomienda que los violines y violas permanezcan dentro de una estuche duro, para facilitar el almacenamiento pueden ir unos encima de otros. • Los contrabajos y los violonchelos no deben estar recargados contra la pared • Contrabajos y violonchelos deben ir en un mueble especial el cual les debe brindar protección • En caso de gorgojo hay que aislar el instrumento e informar al luthier.

30

• Jabón líquido (especialmente formulado para latón)

Implementos para el mantenimiento diario

• Jabón líquido(especialmente formulado para latón) • Cepillo flexible • Aceite especial para válvulas • Paño de algodón o franela • Gasa absorbente • Varilla de limpieza • Limpiador de agujeros o un pincel de cerdas suaves y largas • Grasa especial para bombas

• Paño suave

• Cepillo flexible

• Vaselina

• Aceite especial para válvulas

• Paño seco

• Paño de algodón o franela 22

• Gasa absorbente • Varilla de limpieza • Limpiador de agujeros o un pincel de cerdas suaves y largas

22

• Jabón líquido suave • Grasa amarilla para bicicletas

• Aceite de almendras 26

• Varsol

38

• Alcohol • Granos de arroz crudo • Crema brilla metal

• Grasa especial para bombas

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

39


L. Bibliografía Bevan, Clifford. André Previn’s Guide to Music: Percussion. London: Macmillian Publishers Ltd, 1983 Fundación Nacional Batuta. Guía para el cuidado y mantenimiento de instrumentos sinfónicos de viento, cuerda y percusión. Bogotá, documento inédito. 2010 Ministerio de Cultura. Guía de iniciación a la flauta traversa. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2003 Ministerio de Cultura. Guía de iniciación al clarinete. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2003 Ministerio de Cultura. Guía de iniciación al saxofón. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2003 Ministerio de Cultura. Guía de iniciación a la percusión. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2003 Ministerio de Cultura. Guía de iniciación a la trompeta. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2003 Ministerio de Cultura. Guía de iniciación al trombón de varas tenor. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2003 Ministerio de Cultura. Guía de iniciación a la tuba. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2004 Ministerio de Cultura. Guía de iniciación al fliscorno barítono, bombardino y euphonium. Bogotá: Ministerio de Cultura, 2004 Pinto Comas, Ramon. Manual del luthier: tratado práctico sobre la construcción de violines. Barcelona: Editorial Barcelona, 1990 Pinksterboer, Hugo. Flauta y flautín / Hugo Pinksterboer; traducción Alfredo García Martín-Córdova y Julia García Lenberg; revisión Alfredo García Martín-Córdova. Madrid: Mundimúsica, 2002. Pinksterboer, Hugo. Clarinete; traducción Alfredo García Martín-Córdova. Madrid: Mundimúsica, 2003. Pinksterboer, Hugo. Saxofón; traducción, revisión y coordinación de la colección Alfredo García Martín-Córdova. Madrid: Mundimúsica, 2000. Pinksterboer, Hugo. Trompeta y trombón; traducción, revisión y coordinación de la colección Alfredo García Martín-Córdova. Madrid: Mundimúsica, 2000. Pinksterboer, Hugo. Violín y viola; traducción Amalia Gómez Sancha; revisión Alfredo García Martín-Córdova. Madrid: Mundimúsica, 2001. Stanley, Burton. Band instrument care & repair Van Nuys, California: Alfred Publishing Co. 1980

Yamaha Corporation. Manual de mantenimiento: instrumentos de viento. [sin ciudad ni fecha].

40

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN


Artículos National Association of Professional Band Instrument Repair Technicians, Inc. Napbirt. Parent guide for purchasing instruments. Illinois: Napbirt 2004. 04 06 2010 <http://web.memberclicks.com/mc/page.do?sitePageId=94504&orgId=napbirt> Replogle, Floyd. Maintenance recommendations: woodwind instruments without mouthpieces: piccolo, flute. 04 06 2010. <http://www.dollarhide.com/windcareflute.htm> Replogle, Floyd. Maintenance recommendations: woodwinds instruments with mouthpieces: clarinet, saxophone. 04 06 2010. <http://www.dollarhide.com/windcareclar.htm> Replogle, Floyd. Maintenance recommendations: woodwind instruments with double reeds: oboe, bassoon. 04 06 2010 <http://www.dollarhide.com/windcaredblreed.htm> Replogle, Floyd. Maintenance recommendations: brass instruments with valves: trumpet, baritone, tuba. 04 06 2010 <http://www.dollarhide.com/windcarevalves.htm> Replogle, Floyd. Maintenance recommendations: brass instruments with valves or rotors: trombones. 04 06 2010 <http://www.dollarhide.com/windcaretrombone.htm> Replogle, Floyd. Maintenance recommendations: brass instruments with rotors: French horn, trigger trombones, tubas. 04 06 2010 <http://www.dollarhide.com/windcarerotors.htm> Skitch, Ken. “Sterilization metes the music industry: The extreme clean”. 04 06 2010 <http://web.memberclicks.com/mc/page.do?sitePageId=97450&orgId=napbirt>

Páginas web <http://www.luthierdeviento.com/info/index.php> <http://www.napbirt.org/mc/page.do?sitePageId=63061&orgId=napbirt> <http://www.dollarhide.com/windcare.htm> <http://www.drumjunction.com/cymbal_care.html> <http://www.yamaha.co.jp/manual/spanish/index.php>

GUÍA PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE INSTRUMENTOS SINFÓNICOS DE VIENTO, CUERDA Y PERCUSIÓN

41


Además de los capítulos dedicados a cada una de estas familias de instrumentos, el lector encontrará al final de esta publicación una guía rápida, que le permitirá fácilmente recordar o acceder a las rutinas recomendadas por músicos y fabricantes de instrumentos para el cuidado de estos. Esperamos que esta Guía se convierta en material esencial para las instituciones de educación musical y para la vida diaria del instrumentista.

Este libro se termino de imprimir en el mes de octubre de 2010, en los talleres de Grupo Alba Impresores Ltda. Compuesto en caracteres de la familia Cronos Pro y Trebuchet MS. Se utilizo papel Bond 115 gr y papel Propalcote 300 gr. Bogotá, Colombia.

er i at

olombian ad

eL

e

c ia nC

en al c u ta c on

e

E

c ió

lr

ld o d e la A s o spa

sta guía ha sido diseñada con espíritu didáctico. Está orientada a brindar a músicos de todas las edades y a instituciones dedicadas a la práctica y enseñanza de la música, una orientación permanente acerca de las rutinas propias del cuidado y mantenimiento de los instrumentos musicales sinfónicos: instrumentos de viento-madera, de viento-metal, de percusión sinfónica y de cuerda frotada.

ería. uth

E ste m


Guia para el cuidado y mantenimiento de intrumentos sinfonicos de viento cuerda y percusion