Page 1

Publicación de la Coordinadora Paz para las Mujeres Mayo 2017 • 15ta Edición

ECOFEMINISMO No puedes comprar mi vida: resistencia y lucha del ecofeminismo

La Lucha por la Soberanía Alimentaria para los Pueblos Indígenas comienza con la Integridad Ecológica 1


EDITORIAL Las mujeres en Puerto Rico enfrentamos diversos retos. La magnitud de enfrentar una crisis económica y fiscal, y las decisiones que ha estado tomando el gobierno bajo la Junta de Control Fiscal, afecta directamente a las mujeres. Los cambios laborales abonan a mayor precariedad laboral, aumento de los costos y servicios, menos recursos para el acceso a servicios de salud entre otros; impactan nuestro derecho a coexistir en paz. Cada vez más, nos movemos a la calle a llevar reclamos de no más violencia de género, agresión sexual, hostigamiento en el empleo, y quedan en oídos sordos. Es por ello que, la invitación es a observar qué otros pilares de apoyo y luchas tenemos las mujeres para abonar a un mejor país y un mejor planeta. Esta edición es una dedicada a la protección del ambiente, la lucha por el derecho al nombre y nacionalidad, la importancia que tiene protestar, el valor agregado de la salud ambiental y soberanía alimenticia, una mirada múltiple de la violencia de género. Las luchas ambientales lideradas por mujeres, se abordan en el artículo: No puedes comprar mi vida: resistencia y lucha del ecofeminismo. Este escrito visibiliza que los frentes de lucha son diversos y que en Puerto Rico se encuentran vinculados a las comunidades que lideran las mujeres. La denuncia que encontramos en el artículo: Con mis hermanas haitianas en el corazón, expone “la lucha por el derecho al nombre y a la nacionalidad dominicana de las personas de ascendencia haitiana nacidas en territorio dominicano”.

Otras denuncias, las llevamos a cabo a través del derecho a protestar. Este tema de las protestas nos convoca diariamente, como la campaña: #ProtestarNoEsUnCrimen¹, lo que traza el camino al artículo: La razón del porque protesta la mujer borikua/ puertorriqueña. De otra parte, el emplazamiento que nos hace el artículo: La lucha por la soberanía alimentaria para los pueblos indígenas comienza con la integridad ecológica, retrata “un asunto de justicia ambiental globalmente e incluye las batallas para un medioambiente saludable y los derechos de la mujer”. Además, podemos reflexionar sobre el papel que ejercen los gobiernos en representación de grupos dominantes y en menoscabo del derecho de todas y todos para “la preservación del conocimiento tradicional y ecológico”. La Integrante, Taller Salud dice presente a través de su trayectoria y servicios para la comunidad. Otra que dice, presente en nuestros corazones y luchas, es Berta en las líneas: Y por Berta, caminaría todas las montañas. Como el arte, no tiene fronteras, les presentamos los poemas: San Valentín sin perspectiva de género y Ecoagresiones nos conciencian sobre las caras de la violencia de género y emplazan a ser diversas en nuestras acciones.. Que disfrutes nuestra edición de Voz de Voces. Hasta nuestra próxima publicación.

Créditos 15ta edición Voz de Voces Mayo 2017

CONTENIDO

Editora Invitada Migna Rivera Diseño Gráfico Elite Series Group, Inc. Coordinadora de Publicación Zulma I. Oliveras Vega Coordinadora Paz para la Mujer, Inc. Apartado 193008 San Juan, Puerto Rico 00919-3008 Tel. 787-281-7579 / www.pazparalamujer.org Facebook: Paz Mujer 2017 ©Coordinadora Paz para la Mujer, Inc. Esta publicación ha sido posible gracias al auspicio del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (DHHS), (Family Violence Services Act) Contrato:USDHHS-FVPSA 2016G991540. Las opiniones expresadas en esta publicación son de las/os autoras/es y no reflejan las opiniones del DHHS

4 6 10 10

Migna Rivera, Editora Invitada

12 NOTA: La letra x es utilizada en la publicación como inclusivo del femenino y masculino de las palabras. Por ejemplo, en vez de niños y niñas, escribiremos niñxs. ¹Campaña auspiciada por la Integrante Amnistía Internacional Sección de Puerto Rico

2

Coordinadora Paz para la Mujer

No puedes comprar mi vida: resistencia y lucha del ecofeminismo

14

5 8 11

Con mis Hermanas Haitianas en el Corazón La razón del por qué protesta la Mujer Borikua / Puertorriqueña La Lucha por la Soberanía Alimentaria para los Pueblos Indígenas comienza con la Integridad Ecológica

taller salud

Y por Berta, caminaría todas las montañas.

Poesía

13 15

¿QUÉ DICEN LXS TEÓRICXS SOBRE EL ECOFEMINISMO?

MATERIALES EDUCATIVOS DISPONIBLES

integrantes coordinadora paz para la mujer, inc.

Edición de mayo 2017

3


Con mis Hermanas Haitianas en el Corazón

No puedes comprar mi vida:

resistencia y lucha del ecofeminismo

Hilda Guerrero, COMUNA Caribe

Vanesa Contreras Capó, Activista de Derechos Humanos

Mi trabajo de solidaridad caribeña inicia en el 1991. Pueblos originarios, organizaciones y movimientos sociales nos autoconvocamos para dialogar y reflexionar sobre la resistencia de nuestros pueblos a la conquista europea en la Campaña de los 500 años de Resistencia Indígena, Negra y Popular. La participación en esos encuentros fue un “despertar” de la consciencia de unidad entre hermanas de lucha ante enemigos comunes: el colonialismo, la supremacía blanca y el patriarcado.

Plantearnos hoy en día una lucha feminista sin tomar en consideración nuestro planeta y todos los seres que habitan en este, desde mi punto de vista, es una tarea imposible. De la misma forma que no podemos hablar de opresión sin tomar en consideración la intersección de opresiones que sufren las mujeres, no podemos seguir ignorando la explotación y la opresión que como seres humanos causamos a nuestro medio ambiente. Muchas mujeres han reconocido la importancia de luchar en contra de la destrucción medioambiental y la explotación de los animales, por eso, cuando exploramos tanto las luchas ambientales como las investigaciones que se han acercado a otros seres de una forma no colonizadora, estas suelen estar encabezadas por mujeres. En el área de la investigación nos encontramos con el trío de mujeres antropólogas conocidas por las “trimates”, que estudiaron 3 diferentes grupos de primates, Jane Goodall los chimpancés, Dian Fossey los gorilas y Birutė Galdikas los orangutanes. Lo revelador de estas investigaciones, más allá de las importantes aportaciones a los estudios sobre los primates y la toma de conciencia sobre la complejidad de estos grupos, fue el método investigativo que utilizaron. Un método que más allá de distanciarse del “objeto” de estudio, se acercaron a los animales y lograron ganarse la confianza de estos. Este importante trío de mujeres rompió con los esquemas patriarcales colonizadores de la investigación y demostraron la importancia de conocer la forma de vida de otros seres sin tomar distancia e interactuando con estos sin posicionarse como seres superiores. En el área del activismo encontramos que también han sido las mujeres las que han asumido un rol protagónico en la defensa tanto del ambiente como de los animales. De hecho, la consigna que se ha popularizado “Veganism it’s a Feminist issue”, muestra de la relación que existe entre la explotación de las mujeres y la explotación de los animales, sobre todo cuando nos fijamos en la industria láctea. Una industria que se caracteriza por la violación sistemática de las vacas y el secuestro de sus crías durante toda su existencia hasta el momento que dejan de producir suficiente leche y terminan en el matadero. Aunque muchas personas se han rehusado llamar a esta acción por su nombre, violencia sexual, no cabe duda que el consumo de lácteos y carnes ha disminuido drásticamente, y lo seguirá haciendo, por la crueldad y la constante explotación que sufren estas hembras. Por último, si miramos las luchas ambientales nos encontramos con mujeres en primera fila dando la batalla en contra de las grandes compañías que quieren apoderarse de las tierras y el agua potable de los pueblos. Una lucha peligrosa que nos ha robado la vida de mujeres valientes que pusieron sus vidas en riego, y la perdieron, como la compañera hondureña Berta Cáceres. En Puerto Rico estamos rodeadas de mujeres que nos han mostrado

4

la importancia de la lucha ambiental y la relación de esta con las comunidades. Han sido las mujeres las que han estado en primera fila combatiendo a la marina de Vieques, las que se han opuesto a la construcción de dos gasoductos y las que siguen batallando en contra del depósito de cenizas en Peñuelas. No cabe duda que muchas sentimos en carne propia el horror de un sistema patriarcal y capitalista que cosifica nuestro entorno y trata de distanciarnos de él para poder explotarlo y consumirlo. A nombre del progreso se siguen cometiendo las mismas barbaridades que se cometieron durante la conquista y la colonización de América por parte de los europeos, aunque esta vez sea hacia otros cuerpos. Nuevamente nos toca a las mujeres resistir este sistema y proponer otra forma de vida y convivencia con los otros seres que lo habitan y que nos permita convivir y disfrutar nuestro entorno sin masacrarlo. Frente a una forma de vida tan desacreditada, porque ha demostrado que no funciona, nuestra lucha y resistencia será la mejor alternativa para que prevalezca la vida de todos los seres vivos.

Referencia: IFL Science (08/03/2016). How theree Women known trimates revolutionized field primatology. Recuperado en http://www.iflscience.com/editors-blog/how-three-women-known-trimates-revolutionized-field-primatology/ Coordinadora Paz para la Mujer

La Misoprostol, una pequeñita pastilla, puede salvarles la vida a mujeres con hemorragias posparto, la primera causa de muerte de las mujeres en Haití. Lamentablemente, y por asuntos de seguridad, las compañeras nos solicitaron descontinuar los envíos, pues en Haití la terminación de embarazo está prohibida en todas sus manifestaciones, y la misoprostol también puede utilizarse para terminar un embarazo. Esta experiencia me hace pensar en las movidas legales que se están dando hoy en día en Estados Unidos y otros países, abrumándonos con leyes y prácticas patriarcales que persiguen criminalizar el aborto.

Desde espacios como el Comité Pro Niñez Dominico-Haitiana, hoy COMUNA Caribe, el Grito de lxs Excluidxs, Jubileo Sur y la Asamblea de los Pueblos del Caribe, hemos apostado a la unión de Luego del terremoto participamos en múltiples proyectos de nuestras luchas; en nuestro caso particular, con y para las mujeres. Apoyo a Haití, entre ellos la comunidad cooperativa “Village Por esto el Comité Pro Niñez Dominico Haitianas se hermana Solidarité”, un ejemplo de ayuda solidaria de pueblo a pueblo, con la siempre recordada Sonia Pierre y el Movimiento de desde los movimientos sociales, mediante el cual se han construido Mujeres Dominico-Haitianas (MUDHA) que ella dirigía; a la alrededor de 100 casas, un área de juegos para la niñez y un centro lucha por el derecho al nombre y a la nacionalidad dominicana comunitario. En este proyecto se le dió prioridad de vivienda a de las personas de ascendencia haitiana nacidas en territorio mujeres y a sus crías. Allí hemos participado y apoyado diversas dominicano. Por mucho tiempo amadrinamos su Escuela Anaisa actividades educativas, culturales y de salud, así como en (proyecto de autogestión de educación elemental y apoyo a la campamentos de refugiadxs. documentación de la niñez excluida). Con Sonia participamos en una campaña de sensibilización de la diáspora Recientemente nos hemos unido al dominicana en Puerto Rico y en Nueva York. colectivo “Salud y acupuntura para el pueblo”, proyecto que coordina el “Como mujer no tengo patria, En mayo de 2004, la frontera dominicoacupunturista y especialista en medicina como mujer no quiero patria, haitiana sufrió inundaciones que provocaron china José Santini, con el objetivo de hacer como mujer el mundo es mi patria”. la desaparición de comunidades en ambos accesible para todxs servicios de salud de - Virginia Woolf lados de la isla de Kiskeya (Dominicanacalidad. Con ese proyecto viajamos hace Haití), en lo que se conoce como el desastre unos meses a Kiskeya (Dominicana-Haití) de Jimaní. Ante el llamado de Sonia nos donde adiestramos lideresas comunitarias unimos a organizaciones hermanas y coordinamos el envío como auriculoterapistas (acupuntura en orejas) en ambos lados de de ayuda humanitaria desde Puerto Rico a campamentos de la frontera. Participaron mujeres de Solidarité Femme (SOFA), refugiadxs en ambos lados de la frontera. No nos limitamos Colectiva Nacional de Mujeres del Campo (CONAMUCA), y a ofrecer la ayuda humanitaria tradicional: acompañamos a una partera-comadrona tradicional, entre muchas otras lideresas. compañeras que perdieron sus hijxas; participamos de ceremonias Realizamos varias clínicas y notamos que muchas de las hermanas de sanación, y apoyamos económicamente la creación de una haitianas se quejaban de infecciones vaginales recurrentes, más que cooperativa de mujeres aguadoras, con la compra de mulas para la nada por la contaminación de las aguas. Desde entonces estoy con transportación del agua. Ese espacio inhóspito donde se ubicó el esa inquietud en el alma, ¿Qué podemos hacer para ayudarlas? Estoy campamento nos obligó a mirarnos en la desgracia, a reconocernos y abierta a sugerencias. a hermanarnos para siempre. La niñez que apareció y desapareció en ese desastre nos abrió los ojos y el corazón. También nos hemos unido a organizaciones y movimientos sociales haitianos que luchan por el respeto a los derechos Con las palabras de Eduardo Galeano como guía: “La caridad humanos y por el retiro de las tropas de la Misión de es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo” hemos responsables del brote de cólera posterior al terremoto de 2010, cruzado y atravesado la frontera por muchos espacios y han sido además de múltiples violaciones y agresiones a mujeres y a la muchas las propuestas de apoyo que hemos generado. Una de las niñez. Exigimos el retiro de las tropas. El heroico pueblo de Haití que más atesoramos fue el intercambio de saberes con parteras y sus mujeres necesitan SOLIDARIDAD, no ocupación militar. tradicionales haitianas, gracias a otra gran mujer caribeña, la compañera haitiana Colette Lespinasse, y el Grupo de Apoyo a Espero que mis palabras sirvan de estímulo para el continuo apoyo Refugiadxs y Repatriadxs (GARR). Iniciamos y mantuvimos la solidario al pueblo y especialmente a las mujeres haitianas, a quienes campaña de proveer Misoprostol a organizaciones de mujeres. estamos hermanadas histórica y afectivamente. Edición de mayo 2017

5


La razón del por qué protesta la Mujer Borikua / Puertorriqueña Tai Pelli Los ejemplos que saltan a la mente son tantos; cuando escucho a las “Madres de Negro”, quienes comenzaron a protestar la Incineración en Borikén, muchos pensaron que era cosa “de madres” sobre aquellas que protestaban la deforestación. Tristemente leí comentarios bajo artículos noticieros sobre el caso, “esos no tienen na’ que hacer, sino protestar por el “simple” hecho que tumben dos o tres palos por ahí”. Escuchamos de Mujeres promoviendo la agro-ecología y dicen algunos: “a las mujeres siempre les ha gustado sembrar matas”. Así mismo hemos escuchado de las que están en contra de la experimentación de semillas transgénicas, de aquellas que desean proteger nuestros patrimonios culturales y de las que se oponen a la fumigación de pesticidas y no se acaba de entender ni de asociar que la alza en las enfermedades no-contagiosas, tiene mucho que ver con todas estas causas. Vemos igualmente como poco a poco vamos perdiendo nuestros patrimonios culturales y espacios sanos, para dar cabida a aquellos que nos vienen a atropellar y ultrajar nuestra tierra, nuestro aire, nuestras aguas, nuestra salud y nuestra vida misma.

isla, tanto para los suyos como para nuestras futuras generaciones.

El empoderamiento de la Mujer Borikua/ Puertorriqueña en la isla, ha ido meciéndose en un sube y baja desde que se inició el contacto Europeo. El choque de culturas, el pasar de un sistema matrilineal (Taíno) a uno patriarcal, a uno mixto en los campos de la isla, y en esa supuesta edificación de un movimiento progresista donde los frutos los iban cosechando un grupo selecto de mujeres, mientras las otras vivían bajo el mismo yugo pesado y bajo el azote del machismo en el closet o abiertamente fuera de éste. Sin embargo, si de algo podemos estar seguros y reafirmar, es que la mujer en nuestra isla, siempre ha defendido a los suyos y lo suyo con uñas y dientes. Es común reconocer la frase: “conmigo es una cosa, pero al que se meta con los míos….jummm!!!” dándonos a entender que una madre o mujer de la isla, puede soportar muchas cosas si el daño es a ella, pero el segundo que se comprometen a sus seres amados, esa tolerancia se elimina de inmediato y la mujer asume “posición de ataque”.

Sufrimos cada vez que un ser amado es diagnosticado con cáncer. Hemos tomado diagnósticos de Alzheimer, Diabetes, alta presión, enfermedades respiratorias, enfermedades del corazón, o autismo, como si fuera “normal” tener esas enfermedades. Condiciones sin establecer las serias correlaciones entre los daños al ambiente, el uso de pesticidas cuestionables, el daño de todo lo que se expulsa a nuestro aire, las hormonas que se usan en los animales que consumimos y lo que compramos e ingerimos como “alimentos”. En nuestra sociedad, es la mujer quien se ha encontrado atendiendo los suyos al enfermarse, cuando en ocasiones ella misma está enferma.

La enseñanza a la sumisión y resignación de “esa es la vida que nos tocó”, “que sea lo que el señor quiera”, “yo no hablo de política ni de religión porque eso trae problemas”, etc. han facilitado por siglos a que los sistemas opresores se hayan podido salir con la suya y nos hayan hecho un empañete mental enajenándonos a los asuntos que sí nos competen y por los cuales tenemos que estar bien instruidas, alertas y listas para defender nuestros derechos. La Mujer Borikua/ Puertorriqueña ha ido deshojando y despojándose de todas esas capas pesadas que se les había colocado encima. De nuevo, aún con más fuerza en su caminar, y más trueno en su voz, se ha levantado para defender, no solamente su núcleo familiar, sino todo lo que le impacte su vida, su salud, su

6

Coordinadora Paz para la Mujer

Reconocemos la crisis tan grave que tendríamos en nuestras manos, si por alguna razón no se pudieran importar alimentos a la isla. Nos afectaría a todos, pero mayormente a las madres quienes atienden en nuestra sociedad la alimentación en los hogares. De manera que éstas mujeres jóvenes que se han conectado con las abuelas para conocer sobre los sistemas tradicionales de alimentación, (como muchas de nosotras pudimos disfrutar creciendo en fincas y campos con nuestros abuelos), han iniciado sus campañas para una agricultura sana, eco-amigable, sin pesticidas, sin transgénicos que pongan en juego la salud de los suyos, y con las miras de obtener algún día la Soberanía Alimentaria. Cuando entendamos la importancia de este tipo de agricultura y los graves impactos a la salud por el uso de pesticidas cuestionables, particularmente a la salud reproductiva de la mujer, tanto como el daño intergeneracional, veremos un aumento en este tipo de procesos.

La Mujer que se ha levantado en pie de lucha es vista como una “busca bulla escandalosa”, “protestan por ná” “en vez de protestar por cosas importantes”. Sin embargo, he visto muchas protestas por causas que nos incumben a todos y que tienen el potencial y probabilidad de afectarnos a todos, mas son esos los mismos comentarios que he leído. Entonces me pregunto, ¿qué es lo importante para estas personas? ¿De veras hay que esperar a que se nos muera la gente en la casa con cánceres incurables, con enfermedades que se pueden prevenir? Las luchas por preservar nuestros patrimonios, la salud de nuestros suelos, aire, agua, flora y fauna, promover la agricultura y energía sostenible no son luchas vanas ni ciegas, ni son porque no haya más nada que hacer. Por el contrario, es por todo lo que podemos y tenemos que hacer. En estos tiempos donde muchos tenemos acceso a varios medios de comunicación informática, toma mucho más que un “Me gusta” en la conocida red social. Se requiere acción. Muchas mujeres están desde sus barrios o

pueblos como voces solitarias en el desierto, siendo amedrentadas e intimidadas por los grandes intereses para callarles la boca. Muchas de estas mujeres que enfrentan estos monstruos, lo hacen por su sentido del deber y no porque tengan recursos económicos que las puedan ayudar a defenderse de los que tienen el bolsillo más hondo, el oído y respaldo de los que toman decisiones. La seria situación con las Cenizas Tóxicas de Carbón, es una que no solo crea un sinnúmero de enfermedades, sino una que puede traer serias consecuencias a la Salud Reproductiva de la Mujer. Los padres y madres de los niñxs que han nacido con malformaciones, o las familias jóvenes en edad reproductiva, saben el sufrimiento y/o de lo que es perder el/la esperadx hijx. ¿Por qué vamos a dar cabida a algo en nuestra isla que puede traer tantas consecuencias graves e intergeneracionales a nuestra familia Borikua/ Puertorriqueña? ¿Por qué vamos a permitir que se siga utilizando nuestra isla como un laboratorio y a su gente como conejillos de india? La mujer Borikua/Puertorriqueña no se va a quedar de brazos cruzados cuando se está comprometiendo lo que más amamos. Nuestras voces se escuchan ya por todas las esquinas de la isla, desde los mismos barrios hasta las plataformas y mecanismos internacionales. Es por eso que día a día, más y más jóvenes y personas de mayor edad se están uniendo a la lucha por la protección de nuestro ambiente, de nuestra isla, y de la vida de todas y todos. Seguiremos despertando conciencias, seguiremos protestando injusticias, seguiremos educando y sobre todo, seguiremos luchando por la dignidad de un Borikén, de un Puerto Rico sostenible y saludable.

Sobre la autora:

Tai Pelli, Borikua Taíno, es oficial de la Confederación Unida del Pueblo Taíno y Co-fundadora de la Organización para el Desarrollo Indoamericano del Caribe (CADO, sus siglas en inglés). Es Defensora Internacional de Derechos Humanos, Derechos Ambientales, Derechos de Tratados y Derechos de Los Pueblos Indígenas. Edición de mayo 2017

7


La lucha por la soberanía alimentaria de los Pueblos Indígenas es un asunto de justicia ambiental global e incluye las batallas para un medioambiente saludable y los derechos de la mujer. Estas luchas están interconectadas y estos asuntos no pueden ser separados de los relacionados con la soberanía alimentaria. El término “soberanía alimentaria” fue definido “como un derecho a la alimentación”, por los Pueblos Indígenas que participaron en una consulta global organizada por el Consejo Internacional de Tratados Indios (CITI) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (UNFAO, por sus siglas en inglés) en Atitlán, Oaxaca, México en el 2002. La Declaración de Atitlán lo define como un derecho colectivo basado en la relación espiritual de los Pueblos Indígenas con la Madre Tierra; esto incluye terrenos, cuerpos de agua, espacio aéreo, subsuelos, territorios de recolecta y caza, además de los recursos naturales que suplen las necesidades nutricionales de los Pueblos Indígenas. En el 2007, hubo otra consulta global en la villa de Nyeleni en África, donde pastorxs, agricultorxs y pescadorxs definieron la soberanía alimentaria como “el derecho de los pueblos a una alimentación saludable y culturalmente apropiada, producida con métodos ecológicamente racionales y sostenibles, y el derecho a definir su propia alimentación y sistemas de agricultura.” Aún cuando esta definición puede aparentar ser una distinta a la de la Declaración de Atitlán, simplemente expande la previa definición para enfatizar que todos los Pueblos Indígenas tienen el derecho a controlar sus propios sistemas de alimentación tal y como lo hace cualquier otra nación soberana. Los Pueblos Indígenas pudieran ser categorizados antes que nada, como “una cultura basada en la alimentación” que depende de la salud de sus tierras para existir. En otras palabras, la soberanía alimentaria de los Pueblos Indígenas no puede ser separada de la integridad ecológica de sus territorios; ésto es porque los alimentos indígenas solo nacen en su medioambiente natural y no en algún otro lugar. Si los Pueblos Indígenas tienen culturas que giran alrededor de sus alimentos indígenas que dependen de la integridad ecológica, entonces los Pueblos Indígenas están contando con que sus ecosistemas estén libres de contaminación de manera que puedan sobrevivir como una nación o cultura distinta. Las plantas indígenas no son como las plantas domesticadas que se pueden hibridar y son genéticamente modificadas para que crezcan en masa en cualquier ambiente. Por lo tanto, los sistemas de alimentación de los Pueblos Indígenas son naturalmente distintos a los sistemas de alimentación corrientes e industrializados. Aún cuando muchas naciones desarrolladas han cambiado su sistema de alimentación a un sistema de alimentación cultivada comercialmente, no son una opción para los Pueblos Indígenas; porque si los Pueblos Indígenas reemplazan su dieta con estas comidas modernas, su cultura se extingue y pierden sus valiosos

8

Coordinadora Paz para la Mujer

La Lucha por la Soberanía Alimentaria para los Pueblos Indígenas comienza con la Integridad Ecológica

impactos incluyen altos niveles de toxinas en la leche materna, infertilidad, abortos espontáneos, nacimientos prematuros, cánceres del sistema reproductivo y muchos otros impedimentos. Aún cuando la contaminación afectará los sistemas endocrinos e inmunológicos de todos en la comunidad, las mujeres indígenas son las primeras en experimentar los graves impactos a la salud y tendrán más altas tasas de problemas de salud y éste será exponencial con cualquier tipo de contaminación ambiental.

Nicole María Yanes

Además, la violencia en contra de la mujer no es solamente creada por la degradación ecológica, sino que también es perpetrada por los mismos participantes de la industria. En el 2012, CITI y la Iniciativa para la Salud Ambiental y Reproductiva de la Mujer Indígena, La Comunidad de Alaska en Acción sobre Tóxicos, Además, la degradación ecológica conocimientos tradicionales y la Aldea Nativa Chickaloon y el Foro Internacional de Mujeres es también un ataque contra la ecológicos. Indígenas organizaron el segundo Simposio Internacional sobre Mujer Indígena, ya que los la Salud Ambiental y la Salud Reproductiva de las Mujeres contaminantes que entran También, si la calidad de Indígenas, donde las mujeres que participaron declararon: al suministro de agua su medio ambiente se “Hemos visto que la introducción de industrias extractivas afectarán negativamente degrada con desperdicios (minería, perforación, explotación forestal, etc) ha resultado los ciclos reproductivos en un incremento en la violencia sexual y la explotación sexual tóxicos o con especies de la mujer. invasivas no-nativas, de niñas y mujeres indígenas en muchas comunidades, al igual varias plantas indígenas que un incremento en el abuso de alcohol y droga, infecciones En julio del 2013, el dejarán de existir debido transmitidas sexualmente, división entre familias y comunidades, y CITI y la Red de Salud una variedad de otros problemas sociales y de salud.” Por lo tanto, a la pérdida de las Sexual de la Juventud relaciones simbióticas todos los aspectos del uso corporativo de tierras ha perpetuado Nativa hicieron una entre estas comunidades la violencia contra las mujeres indígenas, y no solamente la declaración conjunta de plantas, así como devastación ecológica. ante el Mecanismo la colonización de los de Expertos sobre competidores foráneos, La batalla por la salud ambiental, la batalla por los derechos los Derechos de los plagas y/o depredadores. de la mujer y la batalla por la soberanía alimentaria están Pueblos Indígenas de la La pérdida de las relaciones interconectados y no se pueden separar. Los alimentos que los ONU (MEDPI), donde simbióticas evita que las Pueblos Indígenas han históricamente recolectado, cultivado, las Naciones Unidas plantas se establezcan y la alza cazado y comido son alimentos indígenas que son parte de su formalmente registraron en competencia, enfermedad y ecología, por lo tanto, cuando se degrada la ecología, la habilidad el término “violencia depredación evita que las plantas de los Pueblos Indígenas para ejercer su soberanía alimentaria se ambiental” en reconocimiento subsistan. ve afectada, si acaso no imposible. de los impactos de las industrias extractivas en las comunidades El hecho de que la degradación Cada nueva generación hereda más contaminantes tóxicos del indígenas, especialmente en la mujer. ecológica equivale a genocidio cultural cuerpo de la Madre. Es desafortunadamente común el saber y el modo de acercamiento del uso que las mujeres y lxs niñxs terminan siendo el vertedero de los Esta declaración fue el resultado del trabajo corporativo de la tierra, sea intencional o desperdicios de las corporaciones transnacionales. Las agendas de base de comunidades y ambas organizaciones. no, es un acto de genocidio perpetrado contra estas corporaciones son promovidas por el sistema internacional Por ejemplo, el CITI ha estado continuamente los Pueblos Indígenas globalmente. Por lo tanto, bancario, de manera que; ¿qué podemos hacer como Pueblos trayendo a la atención de la ONU sobre los impactos de la Indígenas, individuos no-indígenas, y organizaciones para la restauración ecológica es la única solución a la Violencia Ambiental de Mujeres y Niñxs Indígenas, a través protección de la soberanía alimentaria de los Pueblos promover una solución que promueve la soberanía alimentaria, de la exposición a pesticidas y contaminantes tóxicos que tienen Indígenas y a la preservación de los conocimientos tradicionales terminar con la violencia contra la mujer y preservar el efectos drásticos en los sistemas reproductivos de la mujer. Estos conocimiento indígena tradicional y ecológico? Tenemos que y ecológicos de las culturas Indígenas. encontrar maneras de promover la restauración ecológica en nuestros gobiernos dominados por las corporaciones, porque Sobre la autora: la restauración ecológica equivale a la soberanía alimentaria, Nicole María Yanes es descendiente del Pueblo Indígena Opata de Sonora, México y es parte de un grupo organizador que representa los intereses futuros del Pueblo Opata. Es la preservación del conocimiento tradicional y ecológico y los Defensora de Derechos Humanos. Fue criada en Nogales, Sonora, México y en la comunidad Nogales de Arizona, Estados Unidos, la cual es gravemente afectada por la Política Internacional por ser una comunidad colindante entre ambos países. Actualmente es Asistente Ejecutiva de Programas para el Consejo Internacional de Tratados Indios (CITI), derechos de la mujer y de los niñxs. Coordinadora para la Alianza de Soberanía Alimentaria Nativo Americana , y consultora de la Agencia sobre Derechos Inherentes, LLC.

Edición de mayo 2017

9


Y por Berta, caminaría todas las montañas. Fabricio Estrada, Poeta Escritor Hondureño

Tania Rosario, Coordinadora General de Taller Salud Taller Salud, Inc. es una organización que aspira a construir una sociedad con acceso a una salud integral y plena, con oportunidades de desarrollo social y económico, y donde todxs disfrutemos del derecho a una vida digna y libre de toda forma de violencia. Esa construcción ocurre desde el trabajo con grupos de mujeres, grupos de hombres, grupos de personas jóvenes y grupos de niñxs. De cara a ese futuro que imaginamos posible, en este 2017, damos inicio a cuatro nuevos proyectos: Tu Paz Cuenta se prepara para formar grupos de apoyo con mujeres afrodescendientes en los cuáles se trabajarán las experiencias vividas de violencia de género empleando variadas técnicas de arte y sanación. Juntxs Sanamos - en alianza con Boys and Girls Club de Puerto Rico – es un proyecto dirigido a niños, niñas y jóvenes adolescentes que hayan vivido experiencias de violencia. Los grupos utilizarán técnicas de arte para acompañar a lxs participantes a mirar sus experiencias, discutir los efectos de las mismas y re-significar sus historias hacia el desarrollo y fortalecimiento de su resiliencia individual y colectiva. Zonas de Paz es un proyecto dentro de la modalidad de “placemaking” que construirá 4 estaciones permanentes de juego en espacios públicos del pueblo de Loíza. Taller Salud quiere hacer un legado a las comunidades con quienes trabaja, diseñando y construyendo espacios de encuentro que sean estimulantes y fomenten interacciones creativas, divertidas, intergeneracionales e intercomunitarias como natural ejercicio de Paz.

*Taller Salud es integrante de la Coordinadora Paz para la Mujer.

10 Coordinadora Paz para la Mujer

Nuestro cuarto proyecto dio inicio formalmente a finales de 2016, pero en este nuevo año dará mucho de qué hablar. Se trata de Actualízate, nuestra plataforma de educación online que puedes accesar en el enlace: www.actualizatepr.com. Este proyecto pretende hacer accesible a un público amplio de habla hispana, nuestros mejores contenidos sobre salud, derechos, violencia y activismo. La evolución de Actualízate incluirá nuevos cursos subidos a la plataforma, una sección de contenido exclusivo para nuestra membresía, la realización de seminarios presenciales con la modalidad “train-the-trainer” y una aplicación móvil sobre educación sexual dirigida a personas adultas que vivan o trabajen con jóvenes. Para más información sobre Taller Salud y nuestros proyectos puedes entrar a nuestra página web www.tallersalud.com, buscarnos en las redes sociales Facebook, Twitter y Youtube o escribirnos a nuestra dirección de correo electrónico tsalud@gmail.com. También puedes comunicarte a nuestras oficinas al 787-876-3440 ó 787-256-7568.

Berta llegaba un poco atrasada ese mediodía. Nos citamos para almorzar en Café Paradiso de Tegucigalpa y como siempre pasaba al encontrarla, tuve la sensación de estar más ante una niña risueña que ante la Berta Cáceres que electrizaba las enormes asambleas populares de la Resistencia hondureña al golpe de Estado del 2009. La voluntad más lúcida de todo el movimiento popular hondureño estaba llegando entonces a almorzar conmigo y yo no podía evitar (nunca lo pude) el sentirme admirado por su afabilidad y sonrisa de compañera sencilla. Así ocurrió el día anterior al almuerzo, cuando nos pusimos de acuerdo para ir a Paradiso durante el foro preparatorio de Cambio Climático 2015 realizado en un hotel de Tegucigalpa. Ella era discursante principal y como si nada, se puso a hablar conmigo en las últimas sillas sobre cualquier cosa, comx amigxs contando sus respectivas novedades en espera que iniciara el evento. Como miembro de la coordinación de Artistas en Resistencia había estado en muchas reuniones donde ella se convertía en la orientadora esencial, en la compañera segura de sus palabras y de su experiencia en la defensa de los derechos indígenas sobre sus recursos, pero sobretodo, de la insistencia de su planteamiento de recuperación del patrimonio simbólico ancestral como vía dialéctica hacia la lucha. Eso incluía todo lo que éramos y a la vez negábamos: somos mestizxs y somos indixs, más indixs que mestizxs y nos desligaron de la tierra haciéndonos creer un resultado aparte, una consecuencia del usurpo de la conquista, le escuché decir en una ocasión en Utopía, el Centro del COPINH (Consejo de los Pueblos Indígenas de Honduras) en La Esperanza, Intibucá. Hablaba con puntual cadencia sobre el cómo la lucha territorial era la clave para destrabar la idea de liberación surgida desde la urbanidad alienada, del cómo los paros cívicos territoriales ayudaban a dos cosas a la vez: a detener el transporte de mercancía de los grandes latifundistas y a acelerar la conciencia sobre la lucha general desde lo local. Defender un río como defender el mar, defender un árbol como defender el bosque, defender el rito lenca como defender a la humanidad primigenia. Era una lucha por la defensa de la vida -decía- desde lo más cercano, no desde las distancias irreales que imponen las ciudades y sus dinámicas. Recuperar nuestra raíz ancestral sería recuperar el derecho al territorio y de ahí, el derecho a ser nación, en primer lugar, luego diversidad soberana y al final, independencia plural, humana. Y esa era la clave de todas sus intervenciones, la clave que hacía que los movimientos o corrientes emergentes se sintieran representadas por ella y por la lucha del COPINH. Su omnipresencia en cada uno de los ejes de lucha de los últimos veinte años en Honduras elevó su figura y su voz a

niveles imprescindibles. Uno podía asegurar que la verdadera presión estaba ausente si el COPINH no se había sumado aún a la acción de repudio, bloqueo o exigencia popular. Con ella al frente, por supuesto. Cuando las movilizaciones que ella encabezaba elevaban sus banderas de colores en las calles de la capital nacía una efervescencia diferente, tan diferente como la primera movilización de las etnias hondureñas en 1993. Miles de indígenas y pueblos negros se tomaron la ciudad en el marco de la conmemoración del V Centenario del “descubrimiento de América” y forzaron la creación de leyes que ampararan, por primera vez de manera tácita, a las comunidades ancestrales históricamente relegadas. Desde ahí, desde aquel 1993, Berta Cáceres se decidía a darle coherencia a su participación voluntaria en una lucha que, pocos años atrás, la llevó a movilizarse en las filas del FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) durante el conflicto armado salvadoreño. Ahí estaba, pues, Bertita Cáceres, llegando tarde a Paradiso y queriéndose hacer perdonar por su sonrisa sencilla y su íjole compa, como que me tardé mucho, ¿verdad? Y claro que disculpé a la que fue candidata a vice-presidenta en la fórmula independiente de Carlos H. Reyes, la candidatura que anunció su retiro en las elecciones del 2009 por negarse a participar en las condiciones dictatoriales pos golpe de Estado. Comamos unos spaghetti -le dije- y ella se los comió saboreándose como niña, mientras yo le leía una crónica sobre la isla de Amapala. Eso es lo que quiero -me dijo-, visualizar la lucha del COPINH desde una historia contada así, fotografiada así. Mónteme un taller en las montañas, de foto y poesía… pero eso sí, tiene que caminar mucho… mire que nos tienen invisibilizados y ese papel lo juegan a diario los medios. Acordamos una fecha para el taller justo cuando se unían Bertita y Salvador, dos de sus hijos e hijas que acababan de llegar, uno de Argentina y la otra de México. Seguro de que la tarde era luminosa y que pronto vería esa luz en las montañas de Intibucá, me despedí de ella con un fuerte abrazo. La admiro muchísimo, compa. Es un honor para mí haber almorzado con usted, le dije. Ella se rio con visible pena y me dijo que no, que no inventara, que allá me esperaba. Mes y medio después la asesinaron* las grandes compañías extractoras y sus nexos en el gobierno de Juan Orlando Hernández. Mes y medio después, en los días que debí estar junto a ella, caminando por las montañas. Sentí el dolor más antiguo que jamás ninguna raíz pudo darme. Era mi voz ancestral que se derrumbaba.

*La hidroeléctrica DESA es señalada como la principal sospechosa dado la fuerte oposición que el COPINH ejercía ante el proyecto de represa en el Río Gualcarque, Intibucá. Edición de mayo 2017

11


Poesía

San Valentín sin perspectiva de género Yolanda Arroyo Pizarro

Qué hacer con ese mal entendimiento del amor si te cela desmedidamente si te pide cuentas de cada paso, de cada texto de cada llamada que recibes si te prohíbe visitar la casa de tu madre sin su compañía si escoge desde hace algún tiempo tus amistades dónde se esconde la poesía si te llama treinta veces en una mañana si te atosiga con regalos a cambio de atenciones no espontáneas si te anula las iniciativas si cohíbe tus acciones en la cotidianidad si ve cosas donde no las hay si te registra el bolso, el celular, la computadora si te olfatea suspicaz a ver con quién has estado si lleva un inventario de tu ropa interior y necesita explicaciones por tu ajuar y tus zapatos dónde descansa la lógica del acoso el asecho por los conocidos que frecuentas la insistencia por saber tu contraseña en la red social el rastreo y la necesidad constante de saberte suya qué hacer con esa no igualdad con esa anti equidad que predican las iglesias alguien es la cabeza y la mujer es qué qué hacer con esas leyes aglutinadas por quienes legislan aquellos que nos deben proteger y que ahora se jactan borrando derechos eliminando adelantos privando el progreso a una sociedad de justicia qué le dice un pastor a una hija con el rostro adornado de moretones qué le contesta un senador a su nieta al verle su clavícula rota o una cicatriz de cuchilla ante la realidad de un ataque machista cómo reacciona un gobernador por su primera dama si ella o sus herederas salen lesionadas víctimas de una ley intercambiada a la politiquería

Ecoagresiones

Yolanda Arroyo Pizarro No seré la brisa subsahariana que se mezcla con la lluvia amazónica no seré el tornado tropical ni el guano de la cueva del indio o el marullo de la poza de mujeres pero sí soy ese último aire esa agonía de vivir el segundo final esos ojos llenos de lágrimas de Berta Cáceres no seré los malecones antillanos ni los canales panameños ni la esclusas que abren las tormentas de lodo ni las lluvias de peces en América Central o las mariposas monarcas de presos políticos no soy el Río Grande de Julia o la arena contaminada por minas de guerra en Vieques pero Sí soy ese 6 de febrero de 1980 soy esa tierra secuestrada ante los hijos soy la parcela frente al mar de Loíza y la boca que grita a los policías que asesinan a Adolfina Villanueva Soy la Pachamama y su violador Soy Ayití y su descubridor Soy colonizada, soy esclava, soy la violada, soy malinche Soy Wangari Maathai y los millones de árboles que siembre Soy Rigoberta Menchú y las tierras de nativos que salva Soy Vandana Shiva y su agricultura ecofeminista Soy Hilda Guerrero y su cuidado por las mujeres de Haití su batalla por las playas de una Isla y soy la que retribuye la que devuelve el golpe la que calentará el planeta y derretirá glaciares vomitará la capa de ozono y vociferará en lenguaje tsunami todos tus abusos todas tus ecoagresiones.

Yolanda Arroyo Pizarro es escritora y activista puertorriqueña. Ha publicado libros que denuncian y visibilizan apasionados enfoques que promueven la discusión de la afroidentidad y la sexodiversidad. Ha fundado la Cátedra de Mujeres Negras Ancestrales, jornada que responde a la convocatoria promulgada por la UNESCO de celebrar el Decenio Internacional de los Afrodescendientes. Ha sido invitada por la ONU al Programa “Remembering Slavery” para hablar de mujeres, esclavitud y creatividad en 2015. Su libro de cuentos Las negras, fue ganador del Premio Nacional de Cuento PEN Club de Puerto Rico en 2013. La autora ha ganado también el Premio del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2015 y 2012, y el Premio Nacional del Instituto de Literatura Puertorriqueña en 2008. Ha ofrecido conferencias en Ghana- África, FIL Guadalajara de México y Casa de las Américas en Madrid, España. También ha sido Escritora Invitada para NYU, Vermont University, Florida State University y la Universidad de Pennsylvania. Ha sido incluida en la plataforma TED Talk como conferenciante educativa con la charla magistral “ Y tu abuela, ¿a dónde está?” Su obra se ha traducido al alemán, francés, italiano, inglés, portugués y húngaro.

12 Coordinadora Paz para la Mujer

¿QUÉ DICEN LXS TEÓRICXS SOBRE EL ECOFEMINISMO? “El ecofeminismo es un movimiento activista y académico que ve conexiones críticas entre la dominación de la naturaleza y la explotación de las mujeres. El activismo ecofeminista creció durante las décadas de 1980 y 1990 entre las mujeres de los movimientos antinucleares, ambientales y lesbianas-feministas. La conferencia “Mujeres y Vida en la Tierra: Ecofeminismo en los años ochenta” celebrada en Amherst (1980) fue la primera de una serie de conferencias ecofeministas, inspirando el crecimiento de organizaciones y acciones ecofeministas ... “ - Lois Ann Lorentzen, Universidad de San Francisco, y Heather Eaton, Universidad de San Pablo (2002) “El ecofeminismo es un movimiento que ve una conexión entre la explotación y degradación del mundo natural y la subordinación y opresión de las mujeres. Apareció a mediados de la década de 1970 junto con el feminismo de la segunda ola y el movimiento verde. Ecofeminismo reúne elementos de los movimientos feministas y verdes, mientras que al mismo tiempo ofrece un desafío a ambos. Se toma del movimiento verde una preocupación por el impacto de las actividades humanas en el mundo no humano y desde el feminismo la visión de la humanidad como género en formas que subordinan, explotan y oprimen a las mujeres.” - De la introducción a” Feminismo y Ecología “Por Mary Mellor, Nueva York Univerity Press, 1997, p.1

“Estamos en un estado de emergencia y debemos hacer algo al respecto ahora, en todo el mundo, las economías, las culturas y los recursos naturales son saqueados, de modo que el 20 por ciento de la población mundial (norteamericanos privilegiados y europeos) 80 por ciento de sus recursos en nombre del progreso “. - Lynn Wenzel citó en “Desarraigar el Patriarcado” por Joy Pincus, la revista WIN

El autor de “¿Qué es el ecofeminismo?” Escribe: “El género, la clase, la raza y la naturaleza deben ser teorizados juntos si queremos finalmente ir más allá de estas opresiones. Al ser conscientes de cómo la opresión se enfoca en la encarnación, también podemos teorizar otras opresiones relacionadas como las contra los ancianos, Y contra las sexualidades alternativas. “El potencial entonces para que el ecofeminismo sea una teoría radicalmente inclusiva de la liberación es considerable”. - Ver www.ecofem.org Referencia http://www.wloe.org/what-is-ecofeminism.76.0.html Edición de mayo 2017

13


MATERIALES EDUCATIVOS DISPONIBLES 1. Escriba un correo electrónico a info@pazparalamujer.org indicando en el Título del Correo “Solicitud de Materiales Educativos” 2. En el contenido, incluya su Nombre, Posición, Organización, Propósito, teléfono y materiales que solicita 3. Una vez recibamos el correo, se le contactará para coordinar el recogido de los materiales. Materiales Educativos sobre Violencia entre Parejas

• Afiche: Cualquier persona puede ser víctima de VD (LGBT) • Afiche: Ella No te Pertenece • Afiche: Equidad • Afiche: Es de hombres involucrarse • Afiche: Mujer Inmigrante, tienes derecho a una vida sin violencia

• Afiche: Necesitas Ayuda, llama (violencia de género) • Afiche: Si En Serio • Afiche: Si te maltrata pide ayudada en el trabajo/VD en el trabajo

• Afiche: Vive tus relaciones, libre de violencia • DVD: Equidad • DVD: Orden de Protección • DVD: Todas Merecemos Vivir en Paz • Manual: El Efecto de la VD en Menores • Opúsculo: Protégete…escapa de la VD • Opúsculo: Acecho Cibernético - Cómo protegernos en el ciberespacio

• Opúsculo: ¿Eres Víctima de Acecho? • Opúsculo: La VD en mujeres de 60+ • Opúsculo: Las Ordenes de Protección, ¡Protegen! • Opúsculo: Mujer Inmigrante tienes derecho a una vida sin Violencia (español)

• Opúsculo: Mujer VIH/SIDA y la VD • Opúsculo: Plan de Escape • Opúsculo: Por la Paz de las Mujeres, ni una muerte más • Opúsculo: Violencia doméstica en pareja de mujeres • Panfleto: Aquí no se Tolera la VD (lugar de trabajo) • Panfleto: Hacia una visión integral de las mujeres - mujeres sin hogar

• Panfleto: La relación de parejas entre jóvenes • Panfleto: Nuestro derecho a vivir en paz • Manual: VD en parejas de mujeres

Materiales educativos sobre violencia sexual

• Afiche: Rompe el secreto, No estás sola (AS) • Afiche: Agresión sexual - diversidad funcional • Afiche: Agresión Sexual - Salas de Emergencia • Afiche: Agresión Sexual en Citas • Afiche: AS en el trabajo • Afiche: Denuncia la Trata Humana – No es un Juego • DVD: Agresión Sexual en Citas (con Manual) Docudrama para la prevención

• DVD: Rompiendo el Silencio (con Manual) Documental sobre Agresión Sexual

• Opúsculo: Abuso sexual intrafamiliar (incesto) • Opúsculo: Agresión sexual y las mujeres inmigrantes • Opúsculo: Agresión sexual y mujeres sin hogar • Opúsculo: AS en Cita • Opúsculo: AS en la Edad Avanzada • Opúsculo: La agresión sexual y las comunidades LGBTQ • Opúsculo: Las comunidades transgénero y la agresión sexual • Opúsculo: Me dijo un pajarito… (AS) • Opúsculo: Mujer No Estás Sola (AS) • Opúsculo: Pedofilia • Opúsculo: Trata Humana: La Esclavitud del Siglo XXI • Opúsculo: Violencia sexual en el lugar de trabajo • Opúsculo: Agresión Sexual en M Inmigrantes • Opúsculo: Cualquier mujer puede ser agredida sexualmente/ div.funcional

• Opúsculo: Incesto • Opúsculo: Pornografía - Qué hacer cuando los niños y niñas ven…

• Opúsculo: Profesionales de la salud y AS • Opúsculo: Víctimas Secundarias de Agresión Sexual • Voz de Voces: Conversaciones necesarias en las comunidades de Fé

• Voz de Voces: Justicia Social para las Mujeres (No quedan muchos)

• Voz de Voces: Autoayuda

14 Coordinadora Paz para la Mujer

Integrantes Coordinadora Paz para la Mujer, Inc. Albergues • CASA DE LA BONDAD 787-852-2087 casabondad@hotmail.com • CASA PROTEGIDA LUISA CAPETILLO 787-880-6944 (cuadro del municipio) • CASA PROTEGIDA JULIA DE BURGOS 787-723-3500 casa.julia@hotmail.com • CAPROMUNI I 787-831-2272 ipvipr@yahoo.com • CAPROMUNI II 787-880-2272 capromayaguez@yahoo.com • HOGAR NUEVA MUJER SANTA MARÍA DE LA MERCED 787-263-6473 hogarnm@gmail.com • HOGAR RUTH, INC. 787-883-1805 hogarruth@hotmail.com • LA CASA DE TODOS 787-734-5511 lacasadetodosinc@gmail.com   Centros de Servicio • AMATS 787-776-3750, 787-776-3840 • CASA PENSAMIENTO MUJER DEL CENTRO, INC. 787-735-3200, 787-735-6698 casapensamientodemujer@gmail.com • CENTRO DE LA MUJER DOMINICANA 787-772-9251 centrodelamujerdominicana@gmail.com • OFICINA DE PROMOCIÓN Y DESARROLLO HUMANO (OPDH) 787-817-6951 opdhinc@gmail.com • PROFAMILIAS 787-765-7373 Línea informativa 787-766-0000

• PROYECTO CRIANDO PARA LA PAZ 787-765-7899, 787-765-7896 criandoparalapaz@yahoo.com • PUERTO RICO HEALTH JUSTICE CENTER 787-743-3038 prhealthjustice@sanjuanbautista.edu • TALLER SALUD 787-876-3440, 787-256-7568 tsalud@gmail.com • CASA JUANA COLÓN 787-637-3574, 787-598-2691 casajuanac@gmail.com

Agencias Gubernamentales • Oficina para el Desarrollo Integral de la Mujer (ODIM) Municipio de San Juan 787-480-5370 • Proyecto RAMA Municipio de Carolina 787-701-2395 • Centro de Ayuda a Víctimas de Violación (CAVV) 787-765-2412 Línea de Emergencias 787-765-2285 • SEPARE Municipio de Vega Baja 787-855-0025 separe.vegabaja@gmail.com Universidades • PROGRAMA PREVENCIÓN DE VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES Universidad de Puerto Rico, Humacao 787-850-0000 ext.9629 maria.rodriguez30@upr.edu • PROMUJERES Universidad de Puerto Rico, Cayey 787-738-2161 ext. 2116, 2117 promujeres.cayey@upr.edu • PROBONO VIVID Escuela de Derecho Universidad de Puerto Rico probonovivid@gmail.com • SIEMPRE VIVAS Proyecto de Apoyo a Mujeres Sobrevivientes de violencia doméstica Universidad de Puerto Rico, Mayagüez 787-832-4040 ext. 6203 siemprevivas@uprm.edu

• PROGRAMA CONSTRUYENDO EQUIDAD ENTRE GÉNEROS Universidad de Puerto Rico, Carolina 787-257-0000 ext. 4709 • CLÍNICA DE SALUD MENTAL DE LA COMUNIDAD Universidad Carlos Albizu Programa de violencia doméstica 787-725-6500 ext. 1575, 1566 Programa para Víctimas de Abuso Sexual y su Familia (PAF) 787-945-7977, 787-945-7978

  Organizaciones Feministas • ORGANIZACION PUERTORRIQUENA DE LA MUJER TRABAJADORA (OPMT) 787-374-8348 paoquen30@gmail.com • FEMINISTAS EN MARCHA 787-753-6430 feministaspr@gmail.com   Otras • AMNISTÍA INTERNACIONAL Sección de Puerto Rico Comité de Género 787-763-8318 mignaluz@gmail.com • ALIANZA DE PUERTO RICO CONTRA LA TRATA HUMANA 787-528-1550 info@prcontralatrata.org • CENTRO COMUNITARIO LGBTT 787-294-9850 centrolgbttpr@gmail.com • MUJERES DE ISLAS, INC. mujeresdeislas@gmail.com • ASOCIACION CRISTIANA FEMENINA DE PUERTO RICO (YWCA) 787-724-1037 ywcapr@gmail.com

Edición de mayo 2017

15


Seamos la generación que logre la Equidad de Género CORDINADORA PAZ PARA LA MUJER

Le invitamos a conocer más de nuestra organización a través de:

Equidad de Género

Web: www.pazparalamujer.org Facebook: Paz Mujer You Tube: pazmujer’s channel Twitter: @pazparalamujer

Voz de voces #15  

EcoFeminismo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you