Page 1

#24

www.olympodeportivo.es MAGAZINE · AÑO 2018

Ferrán Solé

Ha sido uno de los grandes nombres propios durante el pasado Europeo de Balonmano. El extremo derecho de los Hispanos entró en la convocatoria de Jordi Ribera por sorpresa y acabó entrando en el equipo ideal del torneo. Charlamos con el flamante campeón continental.

CICLISMO · XAVI AGUADO · MICHELLE ALONSO


Sumario

#24 7 www.olympodeportivo.es MAGAZINE · AÑO 2018

17

Análisis. NBA. La temporada regular ha concluido

en la mejor liga del mundo. Ahora es el momento de disfrutar de los playoffs más igualados de los últimos años. ¿Podrá alguien derrocar a los Warriors de Stephen Curry y Kevin Durant?

Entrevista. Xavi Aguado. El exfutbolista del Real Zaragoza repasa sus mejores y peores momentos en el cuadro maño, además de reflexionar sobre cómo ha cambiado el balompié desde los noventa hasta la actualidad.

26 Previa. Tenis.

La temporada de tierra batida ya está aquí. Tenistas como Rafael Nadal llevaban meses esperando este momento para volver a dar un golpe de efecto y seguir levantando títulos. Analizamos las opciones de Rafa y de sus rivales en los grandes torneos que se vienen.

29 Entrevista. Ferrán Solé.

Ha sido uno de los grandes nombres propios en el mundo del balonmano. El extremo derecho de los Hispanos entró en la convocatoria de Jordi Ribera para el Europeo de Croacia por sorpresa, y acabó entrando en el equipo ideal del torneo. Charlamos con él.

36 Vintage. ‘La casa de los líos’.

La temporada de ciclismo está en pleno apogeo, con la celebración de las clásicas de primavera y la llegada del Giro. Hemos querido abrir apetito con una de las historias más controvertidas del ciclismo español.

Staff Director

JOSÉ ANTONIO VEGA

Directora adjunta

ROCÍO BONACHERA

Jefa diseño gráfico

MARÍA MORCILLO

Coordinadora de contenidos Redactores en este número

MARÍA TRIGO

Foto de portada

CÉSAR CASAS RAQUEL GARCÍA BONET CHRISTIAN GINER MARTA MUÑOZ

RFEBM

Editorial Los límites solo están en la mente. La natación española ha sido testigo de uno de los momentos más importantes de la historia del deporte español: el momento en el que Michelle Alonso, deportista paralímpica, competía en igualdad de condiciones con sus compañeras olímpicas en una piscina, la de Málaga. La relevancia mediática de este hecho ha sido reseñable, aunque insuficiente si tenemos en cuenta el tiempo dedicado en televisión

2

a otros aspectos deportivos y no tan deportivos. La inclusión es uno de los grandes estandartes del deporte, y lo sucedido en el Campeonato de España de Natación debe servir de ejemplo para todos los deportes y para todos los países. En este número de Olympo Deportivo queremos rendir tributo a Michelle Alonso y a todos los que creen que la barrera entre el deporte adaptado y el deporte olímpico debe ser invisible en todos los sentidos.


También encontrarás los puntos de donación de #médula o #sangre en www.retomedula.com


Firma invitada

DE A CORUÑA A ATENAS Miroslav Djukic estaba a punto de inscribir su nombre con letras de oro en la Torre de Hércules para siempre. Once metros y un portero separaban al Dépor de la primera liga de su historia. El Barcelona ganaba con comodidad en el Camp Nou al Sevilla por cinco a dos. En ambos encuentros esperaban el pitido final. Djuca, como le llamaba Arsenio, suspiró. Era el vivo reflejo de la duda. Al serbio se le encogió el pie y González atrapó el balón. Donato, lanzador habitual, lloraba en el banquillo, sustituido minutos antes que Quique Sánchez Flores trabase a Nando y López Nieto pitase penalti. Bebeto renunció a lanzarlo, Djukic asumió la responsabilidad y falló. Pero sólo fallan los grandes, los que se atreven. Djuca lloraba amargamente su infortunio en el suelo, inconsolable. Igual que Arsenio, el Zorro de Arteixo, mito viviente, arquitecto del primer gran Dépor. Un equipo irrepetible que reinó sin ganar. Lo más difícil en fútbol. A Coruña lloraba, Barcelona festejaba. Era el cuarto título consecutivo del Dream Team, el tercero logrado en la última jornada. Se instaló el estado de euforia en el Camp Nou. Nada hacía sospechar que cuatro días después concluiría un brillante ciclo de la forma más abrupta posible. Miércoles 18 de mayo de 1994 En aquella temporada 93/94 se permitían cuatro extranjeros por equipo, sólo tres podían jugar de inicio en el once. El Barça tenía a Koeman, Laudrup, Stoitchkov y Romario, casi nada. En Barcelona ya era un secreto a voces que Laudrup se iba al Real Madrid. Aquello sentó como una bomba en el vestuario, Cruyff tenía claro el descarte para la final. Pero ni una noticia de ese calado parecía frenar la euforia. Enfrente estaba el Milan de Fabio Capello, un conjunto distinto al que deslumbró con Arrigo Sacchi pocos

4

años antes. Mantenía varios jugadores de aquel equipo, pero contaba con la baja de su pareja de centrales titular, Alessandro Costacurta y Franco Baresi, dos ausencias de tronío. Todo apuntaba a una victoria azulgrana. La segunda orejona de su historia estaba muy cerca. El partido fue un ejercicio de practicidad de un Milan que terminó ganando por aplastamiento. Porque aquel Milan no ganaba, te aniquilaba. Con vestigios en su juego del gran Milan de Sacchi, militarizado más aún por Capello con las marcas individuales. Filippo Galli y Christian Panucci se pusieron el disfraz de Costacurta y Baresi, respectivamente. Se marcaron un partido soberbio en el centro de la defensa anulando por completo a Stoitchkov y Romario. El Milan replegó y esperó al Barça para fulminarle a la contra. El poderío físico de los rossoneri fue conmovedor. Desailly planeaba literalmente sobre la hierba del Olímpico de Atenas. De un área a otra, con una influencia imperial sobre el encuentro. Culminó su partido con el cuarto tanto, una mezcla de potencia y despliegue descomunal. Así era Marcel Desailly en todo su esplendor.

ALBERTO LÓPEZ FRAU @Albercampeontv

Continúa leyendo esta historia en campeón.tv


Firma invitada

EL PRIVILEGIO DE LA INEXISTENCIA (I) Dijo Franz Kafka que al creer apasionadamente en algo que todavía no existe, lo creamos. Por tanto lo inexistente es todo lo que no

cabeza, a sus pies, y para el que la pelota solo bailaba a lo que marcaba el ritmo de su deseo de crear y ser. Se vienen imágenes en blanco y negro, hemerotecas en sepia para él y crónicas de un futbolista de otra dimensión. En el caso de Pelé mi conocimiento sobre su figura no difiere demasiado de la del genio citado con anterioridad, quizás ya con el matiz del color y de un fútbol que posiblemente dio otra paso más en su evolución gracias a su inmensa figura. Indudablemente toda crónica, toda imagen que llegó de Pelé fue que ‘el Negro’ como lo llama Menotti -y al que siempre consideró el mejor- es que era la esencia de Brasil. Una forma de concebir el fútbol que solo conocen los duendes -llamados Ginga allá-, duendes como él, como Garrincha, Tostao, Rivelino… Pelé lo tuvo todo, convirtió al paulista Santos en el mejor club del mundo, hizo de Vila Belmiro el escenario del Ballet Blanco en el que el fútbol se convertía en samba y capoeira a la vez. Una delantera sublime formada por Dorval, Mengalvio, Coutinho, Pelé y Pepe, y en concreto los últimos tres bailarines, la posiblemente mejor tripleta de la historia del fútbol en su país. Con aquel joven Edson que deslumbró al mundo con tan solo dieciséis años, se produjo posiblemente la mayor alineación de las estrellas y causalidades de la historia del fútbol para convertir a un hombre pegado a un balón en la primera divinidad del fútbol. Tenía físico, visión, gol, técnica y magia. Muchas de sus acciones y jugadas involucraron sueños reales que experimentaron todos aquellos que gozaron del privilegio de verle jugar. Pelé y nada más, su Brasil del 70, el baile de cinco números diez, más de 1200 goles. Poco más que decir…

hemos deseado lo suficiente. En el caso deportivo que se expone a continuación se da la maravillosa circunstancia de que todos ellos creyeron tan apasionadamente en lo que hacían que acabaron creando algo absolutamente único e inexistente. Decía también Plutarco que el privilegio, por definición, defiende y protege al privilegio. Y la mejor manera de hacerlo es dejar por escrito las sensaciones que generaron en el que suscribe estas líneas el privilegio haber podido contemplar y ser coetáneo a deportistas que, por su forma de concebir su profesión, acabaron convirtiendo su disciplina deportiva en un acto lúdico creativo muy cercano al arte y el espectáculo. Por cuestiones de inexistencia –nací en el 71- los cincuenta y los sesenta del siglo pasado se me quedaron atrás y todo el conocimiento que me llegó de aquellas dos décadas fue tanto por la memoria hablada como por el estudio histórico de la documentación gráfica existente referente a las grandes figuras del deporte, especialmente del fútbol; que por circunstancias fue de las primeras actividades deportivas que me cautivaron. De tal modo que en referencia a las dos grandes primeras figuras de referencia en el balompié mundial el conocimiento que poseo es por transmisión. De Alfredo Di Stéfano conozco que fue uno de los primeros jugadores totales de la historia del fútbol, un tipo de pasto verde que solía llamar ‘querida vieja’ a la pelota, un argentino surgido del puro poema Martín Fierro, a la luz de una Máquina de River bajo la enseñanza de ‘Charro’ Moreno y Adolfo Pedernera. Aquel que luego fue Millonario y acabó en el Real Madrid de Santiago Bernabéu para cambiar para siempre la historia de este club y por extensión del fútbol europeo. Una ‘Saeta Rubia’ para la que el fútbol solo respondía a su

MARIANO JESÚS CAMACHO @cartasesfericas

5


Análisis CopaDavis

La ‘caduca’ Davis no pierde la épica España se mete en semifinales tras remontar la eliminatoria a la Alemania de Zverev (2-3).

REDACCIÓN RTVE

La Armada ha vuelto. Y lo ha hecho por todo lo alto, tras remontar a Alemania en los cuartos de final de la Copa Davis. Rafael Nadal y David Ferrer voltearon la eliminatoria el pasado 8 de abril gracias a dos victorias heroicas sobre A.Zverev y Kohlschreiber, respectivamente. El tenista alicantino, a sus 36 años, propició un despliegue físico asombroso para doblegar en cinco sets a su rival (7-6, 3-6, 7-6, 4-6 y 7-5). El partido, tal y como refleja el marcador, fue muy igualado, y se acabó decidiendo en gran medida por un centímetro durante el ’tie break’ de la tercera manga. Ferrer, que había perdido su primer partido en la eliminatoria ante Zverev, tuvo que lidiar con la presión y con la inestabilidad meteorológica que se asentó sobre la Plaza de Toros de Valencia, pero sacó a relucir su garra y su veteranía para ganar la batalla y meter a España en las semifinales de la Copa Davis. Una Copa Davis cuyo formato está en peligro de extinción. Puesto que todo hace indicar que el próximo mes de agosto se aprobará el proyecto de la empresa de Gerard Piqué para transformar la Davis en un Mundial de selecciones que se disputará en una sola sede durante una fecha determinada. A pesar de las voces críticas, la inversión económica y las buenas previsiones en términos de marketing hacen pensar que finalmente saldrá adelante. Así las cosas, qué mayor honor que conquistar la última Davis bajo el formato tradicional. Para ello, la Armada deberá superar a Francia en semifinales y en tierras galas, y posteriormente al ganador de la eliminatoria que enfrentará a Croacia contra Estados Unidos. Las eliminatorias se disputarán el 16

6

de septiembre, tras al Abierto de Estados Unidos, y Bruguera pretende seguir contando con Nadal y con Pablo Carreño, que se perdió los cuartos por lesión. Feliciano y Marc López podrían ser la pareja de dobles nuevamente, aunque si David Ferrer mantiene este estado de forma merece ser convocado. Bautista y Verdasco también esperan su oportunidad. Los franceses vienen de eliminar a Italia en cuartos de final (1-3) gracias a las victorias de Lucas Pouille, Jeremy Chardy y la pareja Hugues-Mahut. Ante España, jugadores como Tsonga, Monfils o Gasquet podrían hacer acto de presencia. Cabe recordar que los galos son los vigentes campeones del torneo, tras derrotar a Bélgica en la final de la pasada edición. España no gana la Davis desde 2011, mientras que Croacia fue subcampeona hace dos ediciones tras perder una épica final ante la Argentina de Juan Martín del Potro y Federico Delbonis. Más tiempo hace desde que Estados Unidos levantase la Ensaladera plateada (11 años). En aquella ocasión venció 4-1 a Rusia con Andy Roddick y los hermanos Bryan como protagonistas. <cuadrado>


Análisis NBA

Arranca lo bueno en la NBA Se prevé que estos 'playoffs' sean los más igualados de los últimos años.

REDACCIÓN NBA

La temporada regular de la NBA ha llegado a su fin para dejar paso a unos esperados 'playoffs' por el título. En ellos, los 16 mejores equipos de la competición pugnarán por ser los campeones de conferencia y, posteriormente, por el anillo de campeón. En esta edición se da la circunstancia de que habrá más jugadores españoles que nunca peleando por el anillo. Hasta seis jugadores lo harán: Pau Gasol (San Antonio Spurs), Ricky Rubio (Utah Jazz), Serge Ibaka (Toronto Raptors), José Manuel Calderón (Celeveland Cavaliers), Nikola Mirotic (New Orleans Pelicans) y Alex Abrines (Oklahoma City Thunder). Los mejores equipos de la temporada regular han sido los Rockets de Houston y los Raptors de Toronto, con 41 y 40 victorias a favor, respectivamente. Así las cosas, mientras que los Rockets iniciarán su camino ante los Timberwolves, los Raptors lo harán ante los Wizards de Washington. Contra todo pronóstico, estas dos franquicias han logrado superar a los Warriors y a los Celtics, que empezaron como un tiro la temporada. Las lesiones en el cuadro de Boston pasaron factura, al igual que la ausencia temporal de Curry en Golden State. En el Este, los Celtics tendrán en los Bucks a su primer rival, mientras que los Warriors deberán pelear contra los Spurs de Pau Gasol en el Oeste. Por su parte, los Cavaliers de Cleveland no han cuajado una campaña muy regular y no fueron capaces de quedar entre los tres primeros en su conferencia (35-

17). Su bagaje le ha llevado a medirse con los Indiana Pacers, quienes ya han dado guerra a grandes equipos esta campaña. El resto de emparejamientos se darán entre equipos con bagajes más parejos, por lo que la igualdad marcará las eliminatorias entre los Thunder y los Jazz, entre Trail Blazers y los Pelicans de Mirotic y entre los Miami Heat y los Philadephia 76eres, que para muchos son los grandes tapados de estos 'Playoffs' en los que su emergen 'Big three'. <cuadrado>

7


Análisis Champions

Tres años lejos de ella El FC Barcelona tampoco podrá levantar este año la Copa de Europa, tras haber sido eliminado nuevamente en cuartos de final. JOSÉ ANTONIO VEGA REUTERS

El FC Barcelona ha vuelto a caer estripitosamente en los cuartos de final de la UEFA Champions League. Atlético de Madrid, Juventus y Roma han apeado al Barça en las tres últimas campañas de la máxima competición internacional en la misma ronda. Tres años seguidos sin estar entre los cuatro mejores del continente es demasiado tiempo. Como demasiado doloroso es para los aficionados culés y para una plantilla que, al menos este año, veían el triplete más cerca que nunca desde que lo consiguiera Luis Enrique en 2015. Con la Liga en el bolsillo y la presencia asegurada en la final de Copa del Rey, el 4-1 que el equipo de Valverde endosó a la escuadra romana en el Camp Nou dejaban la mente puesta en las semifinales a falta de un trámite que acabó convirtiéndose en pesadilla. En Roma, los azulgrana se vieron superados desde el minuto uno hasta el 90. Los de la capital de Italia desactivaron por completo la maquinaría culé. A pesar de contar con Busquets, Rakitic, Iniesta y Messi de inicio, los de Valverde fueron incapaces de articular jugadas y de crear peligro sobre la portería de Alisson. Suárez quedó aislado y desesperado durante todo el partido, y la presión romana obligaba una y otra vez a los culés a retroceder el balón hasta su portero, que no tenían más remedio que sortearlo en desplazamientos largos que siempre acababan en dominios rivales. La Roma le ganó el Barcelona en poderío físico, en intensidad, en inteligencia y en ímpetu. El tempranero gol de Dzeko ya atisbaba sufrimiento, pero en ningún momento auguraba una pesadilla como la vivida en el Olímpico.

8

Dzeko hizo lo que quiso y cuando lo quiso, y estuvo ayudado por un aguerrido equipo que no dejó de creer pero que se volcó en el momento en el que De Rossi transformó el penalti que ponía el 2-0 en el marcado y que dejaba a los suyos a tan solo un gol de la gesta. El gol llegó, a balón parado y gracias a un cabezazo del defensa griego Konstantinos Manolas, erigido en nuevo héroe grecorromano. Hacía mucho tiempo que la Roma no jugaba unos cuartos de final, pero hacía más tiempo aún que el Olímpico no vivía una noche como esta. Una hazaña propia de otro tiempo, una hazaña que difícilmente olvidarán los aficionados de un equipo totalmente renacido, que cuenta con juventud, experiencia y hambre en su plantilla. Curiosamente, los mismos ingredientes que Monchi juntó en Sevilla. <cuadrado>


Suscríbete para seguir disfrutando de Olympo Deportivo Magazine

Infórmate en www.olympodeportivo.es/suscribete o escríbenos a info@olympodeportivo.es

Olympo Deportivo Magazine 24  

Olympo Deportivo 24 sale a la venta con Ferrán Solé en portada. El extremo derecho de la selección española de balonmano atiende a esta revi...

Olympo Deportivo Magazine 24  

Olympo Deportivo 24 sale a la venta con Ferrán Solé en portada. El extremo derecho de la selección española de balonmano atiende a esta revi...

Advertisement