Page 1

ARTEA Etnografi Elkartea / Asociación Etnográfica ARTEA Arteko Aldapa, 12 01474 Artziniega (Araba) Tl. 945.396.210 artziniegakomuseoa@euskalnet.net www.artziniegamuseoa.org

ARTZINIEGA MUSEOAren ALDIZKARIA REVISTA del MUSEO DE ARTZINIEGA

EDITORIALA En el hormiguero cultural de Artziniega se sigue construyendo, lentamente, pero sin pausa. Tras las obras en el edificio colindante ya está, de nuevo, la fragua lista para ser visitada. La magnífica exposición “PAKEAREN ALDE 70 urtemuga” presentada por el grupo de artistas locales, una vez más desinteresadamente, pudo ser exportada y disfrutada en el Ayuntamiento de Asparrena. Dentro de unos días tendremos en nuestros locales una importante exposición conjunta de cerámica y pintura. Con un tiempo estupendo los Amigos del Museo se reunieron en la excursión cultural anual. Visita amistosa al Museo de Cerámica de Euskal Herria, paseo por Elorrio, para terminar en la histórica y monumental villa de Bergara, donde una guia facilitada por el Ayuntamiento nos mostró los monumentos y rincones de la Villa, ilustrándolos con amenos relatos históricos. Ojalá otros ayuntamientos vascos ofertaran un servicio cultural de calidad como el facilitado por el bergarés. Y con la celebración del Solsticio de Verano en el Museo, en su día oficial, 21 de Junio, damos la bienvenida al verano, a las vacaciones y a las fiestas.

26 ZENBAKIA NÚMERO 26

2008ko Ekaina Junio de 2008

Artziniegak ere Euskal Kulturari eusten diola agerian gera dadin, gure hiribilduko artista eta margolariekin batera antolatu egin genuen “PAKEAREN ALDE 70 urtemuga” erakusketa, maiatzean, Asparrenako udalerrira esportatu egin dugu. Egun gutxi barru, berriz, Arabako beste leku batzuetatik antolatuko den zeramika-margo erakusketari ongi etorria emango diogu. Apirilaren 20an, Pablo Respadizaren Errementeria berriro zabaldu egin dugu urtebete pasa ondoren. Berriro, igandetan doako bisita egiteko aukera dugu. Apirilaren 26an, Museoaren lagun batzuk elkartu egin ziren Euskal Zeramika Museora joateko antolatu egin genuen txangoan. Ondoren, Elorrion atsedenaldi bat hartu egin genuen goizez. Bazkaldu ostean, Bergarako Udalak eskaini egin zigun bisita gidatuaz gozatu egin genuen; Udalerri honen historia, eraikinak, eta seme printzipalak ezagutuz. Eskertzekoa da Udalerri honek bere kulturaren alde egiten duen apostua, handik pasatzen diren pertsonok ezagut dezagun. Uda agortu egin dugu bere egunean. Aurten udako solstizioa ospatzeko Akersugorri 08 ekitaldi kulturala eta etnografikoa antolatu egin dugu Herriko Dantza Eskola, Arteko Gure Ama Ikastetxe, Antonio Luengas (Tonin) eta Udalaren laguntzaz. AURKIBIDEA 1 Editoriala 2-3 Kultura 4-8 Fundazioak 9-11 Argizaiola 12-15 Recalcadora 16-17 Artziniega 1904 18-19 Akersugorri 20-21 Denborapasak 22-23 Ipuina 24 Argazkia

carnet de

AMIGO DEL MUSEO Una colaboración cultural

15 € anuales Pago en el MUSEO o CajaVital 84.010491485.7


KULTURA

IX Euskararen Astea 2008ko maiatzaren 12tik 17ra

APIRILA Fernando Ureta (óleos y acuarelas)

Con la participación popular y el patrocinio del Ayuntamiento tuvieron lugar gran variedad de actos en diferentes escenarios del pueblo.

Esta atractiva exposición de un asentado pintor local ha contado con éxito de público y de venta de obras. Zorionak. 11 de Abril Experiencia en Palenque Con el Salón de Actos repleto de público, una cooperante internacional y cuatro estudiantas de la U.P.V. desplazadas a Ecuador, nos ofrecieron en una amena charla, ilustrada con fotografías, relatando tanto sus impresiones y experiencias humanas como técnicas. 20 de Abril Con un emotivo acto, participando miembros de la Asociación, el herrero Luis Padura y familiares del creador de esta fragua, tuvo lugar la reapertura de la Fragua y la presentación de la reedición del trabajo sobre la misma. Podrá visitarse los domingos, de 12 a 14 horas.

Bideo-emanaldiak, Ipuin-kontalariak, Solasaldiak, Zine emanaldiak, Euskal Literaturaren Nobedadeak Ikusgai, Argazki Erakusketa, Euskal Jaialdia, Pilota Partiduak, Triki-poteoa, Umeentzako Tailerrak, Altxoraren Bila, KantuBazkaria eta bukatzeko Dantzaldi-Erromeria.

Concierto patrocinado por la Caja Vital

STEAMBOAT JAZZ BAND Con escasa asistencia de público tuvo lugar esta actuación en el Salón de Actos del Museo. Los espectadores disfrutaron con la música interpretada, canciones conocidas en parte y explicadas con un lenguaje cercano las que interpretaban en otras lenguas. El nivel musical de este grupo es alto y se echó en falta la audiencia juvenil. Esa que no tiene pereza en ir a conciertos a Bilbao, a Pamplona, a Madrid o hasta Albacete… y cuando lo tienen en Artziniega no acuden.

Junio Día 21 - Solsticio de verano Comenzó la fiesta con una Kalejira popular del MUSEO al centro del pueblo con animales mitólógicos portados por los escolares y mayores, a los sones de la alboka y la dulzaina.

Maiatza Exposición patrocinada por la BBK

FELIPE MANTEROLA, fotógrafo en una sociedad rural Los visitantes han contemplado una nueva colección de fotografías del amplísimo fondo de este profesional y artista.

Al regreso de la comitiva los escolares dieron fuego a la hoguera, recitando conjuros y lanzando deseos por escrito al fuego, mientras el grupo de danzas vascas bailaba entorno a AKERRA, el macho cabrío que presidía la fiesta. Una morcillada y chocolatada, junto con el acordeonista Tonín se encargaron de prolongar la fiesta, a la vez que los más atrevidos saltaban por encima de los rescoldos de la hoguera.


ARGIBIDEZKO OHARRA Artea Etnografi Elkartea; azken 30 urte baino gehiagotan, Kultura oro zerbitzuan, eta, bereziki, Euskal Kulturaren zerbitzuan dago, irabazi-asmorik gabe. Artziniegaren sustapen turistikoaren aldekoa da; bere web orriaz, erakusketez, aldizkariaz, argitalpenez, komunikabidetan agertuz; eta ekintza honen emaitza bisitariek, hurbiltzean, dakartzaten hiribilduko ekonomiarako eta onurak dira.

ARTZINIEGA MUSEOA Programación tercer trimestre de 2008 JULIO Y AGOSTO Exposición conjunta: 9 de Julio al 11 de Setiembre

Cerámica – Blanca Gómez de Segura Pintura – Igor Agirre Blanca es la Directora del Museo de Alfarería Vasca situado en Ollerías (Araba) e Igor un experimentado pintor

Goikoak direla eta, Elkarte honek ez du ulertzen “zergatik EAJ alderdi politikoak banatu egin duen etxez etxeko idazkian sartu egin duen”; batez ere zerbitzu horri buruzko pauso guztiak legalak izan zirela jakin ondoren. ANIMA ZAITEZ Elkarte honekin lan egiteko. Ez ahaztu; Elkartearen Bazkideei eta Laguntzaileei, Museoaren Lagunei eta Artziniegako hiritar guztiei eskertu behar zaiela haien lanaz eta gogoaz guztion artean ARTZINIEGA MUSEOA erreferente kulturala izan dadin.

NOTA

ACLARATORIA sobre la información aparecida en escrito presentado al pueblo por el PNV, referente al Servicio de Guías del Museo que gestiona la Asociación Etnográfica Artea. Esta Asociación quiere aclarar, que el Servicio de Guías del Museo fue aprobado por la Corporación municipal en Sesión Extraordinaria del 16 de abril de 2004 y modificada su cláusula 5ª en la Sesión Ordinaria del 2 de junio de 2004, en la que se acordó crear una partida anual en el presupuesto municipal, para realizar dicho servicio, acordando el ingreso al Ayuntamiento la recaudación por venta de entradas. En 2005 fue adjudicado en concurso público a la Empresa ARTADI SC, estando formado el tribunal para tal proceso por el Ayto. de Artziniega, representado por su Alcalde y la Asociación Etnográfica Artea, representada por su Junta Directiva. La Asociación Etnográfica Artea, lleva más de 30 años trabajando ininterrumpida y desinteresadamente en el mantenimiento de nuestro patrimonio y la difusión de la Cultura Vasca.

SETIEMBRE Exposición: del 14 de Setiembre al 1 de Octubre XI. Concurso de Pintura Villa de Artziniega

Esta Asociación ha estado, está y seguirá contribuyendo a promocionar la imagen de Artziniega en su conjunto, con su página Web, exposiciones, actividades etnográficas, revista, publicaciones, presencia en medios de comunicación, etc, siendo obvia la repercusión económica que conlleva la llegada al pueblo de miles de visitantes. Aprovechamos la ocasión para invitaros a participar y formar parte de esta Asociación, abierta a todos los que queréis invertir un poco de vuestro tiempo en Cultura, y de esa manera fomentar las actividades culturales de y desde Artziniega. ANIMATE a incorporarte como Socio, Colaborador o Amigo del Museo. Para terminar, continuar agradeciendo a los Asociados, Colaboradores, Amigos del Museo y Vecinos, que sin su trabajo y aliento no hubiera sido posible esta realidad cultural: ARTZINIEGA MUSEOA.


FUNDACIÓN DE ESCUELAS EN LA VILLA DE ARTZINIEGA (III) José Iturrate, antiguo párroco de esta Villa, nos ofrece otro de sus trabajos. En esta ocasión un tercer capítulo sobre el tema de la enseñanza; cómo se establecieron las escuelas y en qué circunstancias fueron desarrollando su labor educativa.

Jose Iturratek, Hiriko parroko ohia, beste ikerketa bat aurkezten digu. Kasu honetan irakaskuntzaz izango da, zelan egin ziren lehenengo eskolak eta zeintzu egoeretan garatu zuten beren hezi-lana.

CAPÍTULO III

FUNDACIÓN DEL PATRONATO ESCUELAS MENÉNDEZ LUARCA

DE

Avanzada la segunda mitad del siglo XVIII se crean nuevas instituciones de enseñanza en la Villa de Artziniega. La iniciativa se orienta esta vez hacia escuelas de primeras letras, tanto para niños como para niñas; a éstas se les ofrece las mismas oportunidades ya que hasta entonces ellos fueron los destinatarios de dichas instituciones. La iniciativa procede de un anónimo donante, originario de Artziniega, que desde México pretendió de esta manera emplear sus caudales y favorecer provechosamente al pueblo que lo voy nacer. Y en verdad que logró su cometido, puesto que muchas generaciones de hijos e hijas de la villa accedieron a los estudios gracias a esta benéfica institución. Esta fundación nace con una ventaja sobre la anterior y es que estará presidida por una Junta de Intervención afincada en la misma Villa, cercana a maestros y niños e integrada por personas que trabajarán desinteresadamente para que la obra cumpla sus objetivos.

Documentación En el archivo parroquial de Artziniega encontramos la documentación siguiente:

I.- Patronato Menéndez de Luarca. Fundación de las Escuelas. (1785-1910). En la primera página interior se lee: “Escuela de Primeras Letras de la M.N y L. Villa de Artziniega. 1875”. Contiene los estatutos fundacionales, actas y cuentas de la Institución entre las fechas señaladas. Tiene 276 folios y lleva el nº 30 en el citado archivo. Es la principal fuente de nuestra documentación en este estudio; citamos este libro en el texto con los signos (I,-)

II.- Patronato Menéndez de Luarca. Fundación de las Escuelas. (1936-1975) Libro de actas de la Junta de Intervención: comienza el 2 de enero de 1936. Contiene 200 folios de los que están escritos 59. En el archivo lleva el nº 31. Lo citaremos con la numeración (II,). Notamos que existe una laguna de actas y cuentas entre 1910 y 1936, que comentaremos en la exposición.

III.- Patronato Menéndez de Luarca. (1851-1892) Carpeta con varios documentos importantes: compra de una casa, condiciones de la construcción de los edificios escolares, etc. El archivo lleva el nº 32 y lo citaremos de esta manera (III,-)


IV.- Patronato Menéndez de Luarca. Pequeña carpeta que contiene programas escolares y recibos varios de algunas obras realizadas. Siglo XX y lo citaremos (IV,-)

V.- Patronato Escuelas Fray Gaspar de Solís (1900-1909) Legajo que contiene una copia reciente a máquina de algunos temas del pleito que comentaremos de los años 1792-1798. Y algunos apuntes de la sección de Capellanías del Obispado de Vitoria, 1900-1909. En el archivo lleva el nº 44. Lo citaremos así.

Proyecto del anónimo donante (Hay datos para pensar que fue José de Menoyo) El libro primero de la fundación recoge el proceso inicial de esta importante obra educacional para la villa de Artziniega. Don Rafael Tomás Menéndez de Luarca, recién nombrado obispo de Santander, llega en visita pastoral a Artziniega en 1785 y una de sus primeras gestiones es la de establecer la fundación de las escuelas. Viene con el proyecto bien estructurado y pensado y lo plasma en unos estatutos amplios en su desarrollo y adecuados en su contenido a las circunstancias en que ha de ponerse en práctica. De esta manera se convierte en el ejecutor cualificado que lleva a efecto la voluntad del anónimo donante. En la introducción del acta fundacional nos dejó una interesante explicación del origen de esta obra benéfica. Dice así: “Habiéndose remitido a Cádiz en uno de estos últimos años, desde la ciudad de Zacatecas en la América Septentrional, por parte del Rvdº Padre Fr. Gaspar de Solís, del Colegio Nuestra Señora de Guadalupe de dha ciudad, la cantidad de dieciseis mil pesos fuertes, y con ella carta del Rvdº Padre dirigida al Ilmº Sr Obispo en cuya

diócesis se hallare la villa de Artziniega, y por consiguiente a Nos, autorizándonos a que con ese capital se funde una escuela pública en dha villa quedando rubricado de esta manera: “ Lo firmamos de nuestra mano y mandamos sellar con el sello de nuestro oficio en la Hospedería del Santuario de Nra Señora de la Encina de la villa de Artziniega, hallándonos en Santa Visita de su Partido a veinte y cuatro de Agosto de setecientos ochenta y cinco”. (I, 13v14) Principales capítulos de la fundación Vamos a enumerar los rasgos de la normativa por la cual se gobernará la fundación deescuelas, según la ideó y la plasmó por escrito el obispo Menéndez de Luarca. Son las siguientes. 1- El patrono será siempre el obispo de la diócesis a la que pertenezca la villa de Arceniega, con plenas facultades para modificar los presentes estatutos. 2- Se constituye la Junta de Intervención compuesta por el Vicario o arcipreste de Artziniega, acompañado de dos curas de la villa, el alcalde y el procurador general de la misma. 3- Deducidos los gastos de flete, aduanas y otros quedan depositados en el archivo de Obras Pías del obispado de Santander diez mil pesos, como capital fundacional. 4- Los citados diez mil pesos se han impuesto en el Banco Nacional de San Carlos de la villa y corte de Madrid. La Junta nombrada llevará el libro de cuentas e igualmente se haga una archivo de tres llaves que haya de estar en la sacristía parroquial para guardar el dinero. 5- Los interventores percibirán por su trabajo a cuenta de la obra 15 ducados anuales, a razón de 3 cada uno.


6- Se crearán en Artziniega dos escuelas unitarias, una de niñas y otra de niños. 7- Para la provisión de las plazas de maestros, se pondrán edictos de convocatoria en Madrid, Santander, Bilbao y Artziniega. El examen de los aspirantes se efectuará ante dos maestros de reconocido prestigio. 8- Los interventores se informarán de las costumbres y prendas morales de las personas de los aspirantes y las tendrán en cuenta. La Junta presentará el candidato al patrono, para que le otorgue el nombramiento. Los maestros deberán presentarse ante el obispo con motivo de la Visita pastoral 9- Se indica el salario de los maestros. El maestro percibirá 3.300 reales anuales y la maestra solamente 1.100 reales. Se facilitarán gratuitamente a los niños todo el material escolar: libros, cartillas, tinta, papel, ... Habrá exámenes de los niños cada año por la fiesta de San Juan y tendrán de premios: 30 reales cada uno de los dos mejores en lectura y cuentas, 25 reales a los dos que mejor sepan responder a las preguntas de doctrina cristiana, y 20 reales alas niñas que “presenten mejor labor de manos”, lean y escriban y respondan mejor a las preguntas del catecismo. 10- Con el dinero sobrante de las rentas fundacionales se comprarán o construirán dos casa, una para escuela de niños y vivienda del maestro y otra para escuela de niñas y vivienda de la maestra. Si aún hubiera remanente, se dotará con 200 ducados a una doncella pobre, mayor de 16 años. 11- La Junta nombrada administrará y gobernará esta institución según estas normas. Si surgieran problemas o dudas se acudirá al patrono, que estará siempre dispuesto a solucionarlos (I, 2-10).

un donante anónimo residente en México y programado y puesto en marcha por el obispo de Santander Menéndez de Luarca en 1785.

Estos son en resumen los estatutos que regirán el proyecto de escuelas, fundado por iniciativa de

Respecto a los edificios que se proyecta construir para escuelas y viviendas de los

Aspectos curiosos del programa escolar La primera consigna que se da es que la enseñanza ha de ser enteramente gratuita para todos, incluso los niños venidos de fuera. Si los maestros tuvieren niños o niñas a pupilaje podrán cobrarles lo que fuere debido. Los maestros accederán a las plazas mediante exámenes, que versarán sobre “leer, escribir, contar, doctrina cristiana, principios de buena crianza y policía”. El edicto de convocatoria indicará también las materias del examen. A la hora de la elección serán preferidos los familiares y parientes de la familia Menoyo (se cree parientes del donante) y, en su defecto, los naturales y vecinos de Artziniega. Se indica que al comienzo de la semana o del mes, a juicio de los interventores o maestros, se repartirán gratuitamente las cartillas, papel, tinta, etc, que puedan necesitar los niños y niñas. Los exámenes anuales de los niños versarán sobre una plana de escritura, si cuentan y leen correctamente, lo mismo que si contestan a perfección a las preguntas de la doctrina cristiana. Recibirán premios quienes mejor lo hagan según se ha indicado. Al niño destacado entre todos se le adjudicará un premio especial en metálico y será distinguido con una “corona o guirnalda, que públicamente se le pondrá sentándolo a la derecha del Presidente de la Junta y con la que andará todo el día aquel” (I,9)


maestros, el criterio es que no sean suntuosos, pero sí acomodados y adaptados a la finalidad que se pretende, separados los niños de las niñas. Nos preguntamos sobre el horario escolar y tenemos una respuesta muy concreta: Desde La Cruz de Septiembre a la Cruz de mayo, es decir, del 14 de septiembre al 3 de mayo, el horario de clase será de nueve a once por la mañana y de una y media a cuatro por la tarde. Es la época que abarca el otoño, invierno y primavera, mientras en verano, del 3 de mayo al 14 de septiembre, será de ocho a once de la mañana y de tres a seis por la tarde. El amplio espacio de tiempo entre las clases de la mañana y de la tarde les permitiría a los niños de los barrios ir a comer a sus casas.

Sacramentado”, a lo éstos responderán: “Viva y de todos sea amado”. Asistirán los maestros con los niños a la misa dominical y cantarán el rosario por las calles los sábados, participarán en las procesiones y rogativas según el estilo de la época. Al entrar en la escuela besarán la cruz y arrodillados rezarán el padrenuestro y una avemaría. Se indica la visita diaria a la parroquia y el rezo del Rosario. También se alude a los libros escolares y se dice: “Traigan, después de la cartilla y el Catón, otros como el Pintón, el Catecismo Histórico de Henri y las Conversaciones Familiares de Madame Beaumont” (I, 10-13)

Comienzan las clases El calendario queda bien explícito en esta frase: “Habrá escuela todos los días del año que no fueren fiesta”. Lo cual no excluye que el maestro tenga la posibilidad de tomar “un mes de a suelto”, en días continuos o discontinuos, sin descuento alguno de la nómina. En estos casos se le urge a que ponga un sustituto y lo comunique a la Junta.

Las materias de enseñanza se especifican en líneas generales. En primer lugar, los tres capítulos fundamentales de la escuela, leer, escribir y contar. Además el maestro les ha de enseñar la doctrina cristiana por el Astete a los pequeños, y a los algo más crecidos por el catecismo de las Escuelas Pías. La enseñanza del catecismo será ocupación única de los sábados y vísperas de fiesta por la tarde.

Las mismas materias estudiarán las niñas, a las que la maestra añadirá la enseñanza de “aquellas labores de manos para que las hallare mejor dispuestas, particularmente las que son más precisas en el gobierno de una casa, como hacer calceta, cortar y coser camisas , etc.”

Ambos maestros se esmerarán en enseñar a los niños “los principios de buena crianza y policía”. Cómo comportarse con los mayores, el saludo en casa, en la escuela y en la calle. Saludarán al maestro diciendo: “Viva Jesús

Establecidos los estatutos de la nueva fundación de escuelas en el verano de 1785, se formó la Junta de Intervención . Ésta tenía ante sí una doble cuestión: la elección de los maestros y la búsqueda del local escolar. Los maestros aspirantes fueron dos: don Fernando de Llaguno, del valle de Gordejuela, y don Francisco Calderón, procedente de Gajano en la Montaña. Los exámenes duraron tres días sobre el amplio temario escolar: doctrina cristiana, lectura en varias letras o escrituras, escribir en todo género de letras, aritmética, ortografía y otros temas de instrucción y educación. Los examinadores eligen como candidato a Fernando Llaguno. Como maestra de niñas se había presentado únicamente Ursola de Largacha, vecina de Arceniega, que fue examinada y considerada idónea para la enseñanza. La Junta de Intervención adquirió con las primeras rentas de la fundación una casita adaptada a la finalidad, “propia de don Juan Antonio de Vivanco y doña Benita Escolastica de Molinillo, que fabricaron pocos años ha, muy a propósito para este fin y que se halla en el paraje titulado de los Lagares ...” La planta baja se destinaba a “oficina de la Enseñanza” y el primer piso a vivienda del maestro. Por su parte la maestra daría clases en su propia clase. Posteriormente se alquilará un edificio para la escuela de niñas y vivienda de la maestra.


Los primeros exámenes de los niños En el primer curso de esta nueva institución 17861787 asistieron a clase 9 niños y ocho niñas. Es significativo este número si tenemos en cuenta que serían al menos dos centenares los niños comprendidos en edad escolar en el territorio parroquial de Arceniega. El 23 de Junio de 1787 tienen lugar los primeros exámenes de los niños y niñas. Fueron examinados de los diversos temas escolares, mientras los maestros estaban fuera de la sala. Una vez finalizadas las pruebas se procedió a la votación por parte de los miembros de la Junta. Es curiosa y detallada la relación: “En primer escrutinio echaron en un sombrero cada uno de los señores dos boletas dobladas para los dos niños o muchachos que habían presentado mejores planas y que contaron y leyeron más corriente y correctamente, coincidiendo que las cinco decían Paulo de Ejea, las cuatro Josef de la Encina, y las restantes Julián de Norzagaray; por lo que declararon ser acreedores y tocarles los premios de 30 reales cada uno a los dos primeros”. En cuanto a las niñas dice así el acta: “En tercer lugar echaron los mismos señores una boleta cada uno por la que presentó mejor labor de manos trabajada en la escuela y respondió a la doctrina cristiana y después de meneadas y sacadas decían: tres, María Jesús de Uriarte; una Josefa de la Presilla y la restante, Josefa de Aldama. Por lo que declararon haberle tocado y correspondido a dicha Marís Jesús el premio de 20 reales vellón”. Se procedió asimismo a escrutinio sobre la escritura y lectura de las niñas siguiendo el mismo procedimiento. Los exámenes se repetirán cada año según lo establecido en las normas fundacionales y tienen su reflejo detallado en el libro de actas. Eran un acontecimiento en la vida rutinaria de la Villa. La Junta cuenta con un apoderado en Madrid para el cobro de los intereses del capital

depositado en el Banco de San Carlos. Este señor envía lotes de libros para los alumnos desde la capital, con los que las escuelas estarán bien surtidas. Las cuentas anuales reflejan los pagos efectuados a los examinadores, a los maestros, el alquiler de la casa-escuela. Etc. Existe una gran satisfacción general por el proceso que lleva la obra de enseñanza. Con la aceptación popular el número de alumnos fue aumentando. Después de varias dificultades, de 1792 a 1799, relacionadas con las rentas y pagos, el obispo Menéndez de Luarca presentó la situación en que se encontraban las escuelas ante el rey Carlos IV que emite una Real Orden. Gracias a ella, en que se aprobaban oficialmente las Escuelas, desaparecen todos los obstáculos y no se repetirán las reclamaciones. El 30 de abril de 1799 se emiten con norñalidad los edictos de convocatoria de maestros. Los examinadores serán en este caso un Padre del Colegio de Escuelas Pías de Carriedo (Santander) y un matrimonio de Valmaseda, el marido examinará a los maestros y la mujer a las maestras. Se hospedaron en la acasa del Santuario de la Encina, según leemos en estas notas: “Iten pague a Ignacio de Garay, vecino de Balnmaseda, 131 rls por el gasto y las alquilas que hizo en ir al Colegio de Carrido a traer al religioso escolapio para examinar a los concurrentes a la oposición. “Iten 272 rls que pague a doña Josefa de Saltube, beata rectora en el santuario de Nra. Sra. De la Encina, por razón del gasto que hicieron el P. Francisco Ruiz, escolapio, y los dos maestros examinadores de Balmaseda, por los días que se ocuparon en los exámenes, en cuia cantidad se incluye el gasto que hizo dho Ignacio y su caballería, que acompañó al Padre” Inmediatamente continuaron las clases bajo la dirección de los nuevos maestros, se celebraron los exámenes de los niños por san Juan y el vencedor pudo llevar con orgullo durante el día la prestigiosa guirnalda.


LA ARGIZAIOLA Para poder abordar el tema de la argizaiola, creo que es necesario empezar estudiando la significación que ha tenido el fuego en la cultura vasca. Para ello voy a recurrir a unas notas que publiqué en 1997. Empezaba en aquello ocasión con lo que sobre el fuego escribió don José Miguel de Barandiarán1: “Otro rito funerario de época megalítica fue el de encender fuego delante de la entrada del dolmen: de ello nos convencen los residuos de fuego que frecuentemente hemos hallado en tales sitios. La correspondencia actual de este rito es la costumbre de encender luces en las sepulturas, conforme a la creencia de que las almas de los muertos necesitan tal ofrenda para ahuyentar las tinieblas, que de otro modo, habrían de rodearles en la vida de ultratumba”. Hemos encontrado un dato muy interesante que apunta en sentido contrario. En el Concilio Iliberitano, celebrado en nuestra península entre los años 300 al 306, se prohibió encender cirios en los cementerios como modo de combatir la superstición pagana de evocar a los muertos por este medio2. Recordemos que la palabra “evocar” significa: “llamar a los espíritus y a los muertos, suponiéndolos capaces de acudir a los conjuros e invocaciones”. La doctrina católica a través de los siglos ha intentado por una parte negar la muerte con la promesa de la Resurrección, ejemplificada en la figura de Cristo, pero amenazando por otro con una existencia

1

2

BARANDIARAN, José Miguel. op. cit. Tomo V. P. 442.

ALONSO PERUJO, Niceto, y PEREZ ANGULO, Juan. DICCIONARIO DE LAS CIENCIAS ECLESIASTICAS. Librería de Subirana Hnos. Barcelona, 1885. p. 695.

(1ª PARTE)

infinita de expiación o castigo con el fuego a quienes hagan el mal durante su vida temporal. Sin embargo, todos los pueblos y civilizaciones presentan una escatología definida por el miedo a los espíritus de los muertos, a los que hay que calmar, apaciguar y contentar para que no siembren la confusión en la vida cotidiana. En consecuencia, me atrevería a decir que esas “evocaciones” a los muertos y todo el culto hacia las “ánimas” ha tenido un significado importante, dirigido principalmente —y subrayo su importancia, pero no su exclusividad— a evitar que se conviertan en elementos negativos que puedan dañar la vida humana. Culto que se expresará poniendo luces, pero también ofreciendo comida, rezando, pagando misas, etc. Avanzado el cristianismo, estas prácticas, todo este ritual podrán además favorecerla sus otras virtualidades religiosas. Y algo o mucho tiene que decir al respecto el fenómeno de la incineración, elemento cultural de los pueblos más desarrollados de la prehistoria desde inicios del tercer milenio en Asia, pero que no llegaría a Europa hasta el primero antes de nuestra Era y que se prolongará hasta la entrada del cristianismo (ya que la nueva religión no admite más que la inhumación)3. Juan Thalamás Labandibar indica que también en nuestro territorio se sacralizaba al fuego, considerado como elemento mediador entre vivos y muertos4.

3

ARMENDARIZ, Angel. LA IDEA DE LA MUERTE Y LOS RITUALES FUNERARIOS DURANTE LA PREHISTORIA DEL PAIS VASCO. Actas del I Congreso Nacional de Paleopatología. Sociedad de Ciencias Aranzadi. San Sebastián. 1992. 4

THALAMAS LABANDIBAR, Juan. LA MENTALIDAD POPULAR VASCA. Sociedad Guipuzcoana de Ediciones y Publicaciones, S.A. San Sebastián, 1975. p. 79.


Una ilustración del fuego benefactor y protector en las tradiciones vascas lo hallamos en una de las obras de Julio Caro Baroja5:

derrivaron dos casas. Viendo yo el incendio tan grande, llevé el viril con el Santísimo Sacramento alumbrándole únicamente D. Juan Joseph de Burga; y después que estuvimos en la plaza devaxo del soportal de la testera de la dicha plaza rezando varias precaciones, echando la bendición con el Señor, y lo mesme hize por la dicha calle de Juan de Bilbao, volvíle a la yglesia de San Vicente desde donde llevé. Después se llevó la santa imagen de Nuestra Señora del Coro, que la tuvimos en la casa del Consistorio ambos Vicarios, varios sacerdotes y religiosos. Quando empezó a perder voracidad el fuego, la llevó un Vicario a la yglesia de Santa Theresa, adonde cantemos la letanía mayor y otras deprecaciones y se cantó missa a Nuestra Señora por ser ya la mañana 23 de dicho mes”.

“Una vez un hombre quedó enterrado en una mina. Los de la familia, creyendo que había muerto, le hicieron funerales y lo que se acostumbraba en tales casos. Pasaron unas semanas y al hacerse obra en la galería de la mina en que había quedado, al quitarse uno de los bloques de piedra que había impedido que el hombre saliera fuera, se lo encontraron vivo. Mucho se extrañaron todos. El hombre dijo que durante el tiempo de su encierro nunca le había faltado luz y alimento a excepción de dos días, en que creyó que moría. Hicieron conjeturas y se comprobó que aquella falta había coincidido con dos días en los que la familia del muerto se olvidó de mandar representante a la iglesia para que asistiera a las funciones religiosas y en los que quedó sin luz la sepultura familiar”.

Y en un informe de 1624 del clero de Pasajes de San Juan podemos leer7: “Ittem que en dicho puerto del pasaje han suçedido muchas y dibersas vezes ynçendios de naos, galeones y otros bajeles, y tamvien tormentas grandes y de las que llaman tormentas generales, en todo lo qual han corrido y corren grandísimo peligro los dichos galeones, naos y bajeles, unas vezes de perderse en las tormentas, y otras de quemarse en los inçendios, a cuyo Remedio y amparo siempre han acudido los vezinos del dicho pasaje y lugares çircunvezinos, y también de la villa de San Sebastián y su justiçia. Y por ser en los tales cassos neçessarias más fuerças que las humanas de las perssonas que allí se juntan, con ser muchas para

Como ejemplo de invocación a los poderes divinos no a través del fuego benefactor, sino contra el fuego destructor, presentamos un caso datado del siglo XVIII: bajo el epígrafe “conjurar el incendio”, el documento relata la forma como el pueblo de San Sebastián combatió contra las llamas que devoraban la ciudad en 17386: “La noche de San Vicente, Levita y Mártir, 22 de enero de 1738, prendió fuego desde la cavaña una casa de la Plaza nueva por la parte de la cera que cae asia la calle de Bilbao, zevóse el fuego en la inmediata, y para atajar el fuego 5

CARO BAROJA, Julio. DE LA VIDA RURAL VASCA. Editorial Txertoa. San Sebastián. 1974. p. 282. 6

TELLECHEA IDIGORAS, J. Ignacio. LA REFORMA TRIDENTINA EN SAN SEBASTIAN 1540-1670. Boletín de Estudios Históricos sobre San Sebastián, Grupo Doctor Camino. San Sebastián, 1970. p. 185.

7

AZCONA, Tarsicio de. UN PLEITO PERDIDO POR SAN SEBASTIAN. Boletín de Estudios Históricos sobre San Sebastián. Grupo Dr. Camino. San Sebastián. 1983. p. 128


evitar los daños y peligros yminentes suelen acudir y acuden a la misericordia y auxilio divino, y para alcanzarle, los vicarios y benefiçiados, que han sido y son de la dicha Parrochial de San Juan

de la Ribera, en forma de cavildo pública y solemnemente, con muchas luçes, y con la deçençia que es Raçon de estos 1, 10, 20, 20, 40 y más años, y de ellos a esta parte en los tales cassos fortuitos, trabajos y peligros han acostumbrado y acostumbran a sacar en proçesión el santíssimo sacramento de la dicha su yglessia parrochial fuera de ellos a sus çimiterios, valbartes y otros puestos, de donde se ven los dichos inçendios y los demas peligros Referidos. Y dios por su infinita misericordia y por la fee y Reverençia que tienen al antíssimo sacramento a sido serbido de Remediar los dichos peligros iminentes y los a librado de ellos”.

En definitiva, parece claro que el fuego es polivalente: como estructura material, su expansión produce la destrucción; en tanto que símbolo inmaterial, es plenamente sagrado —por así decirlo— ya que presenta

la doble dimensión consustancial a tal calificativo: positiva (apacigua los espíritus difuntos, eleva las plegarias a los cielos) y negativa (invoca la presencia de esos mismos espíritus). En nuestro próximo artículo abordaremos el tema de la argizaiola, y la sacralización del culto al fuego.

Antxon AGUIRRE SORONDO


Duela hamaika urte edo gehiago aurkitu genuen altxorra Respaldizaren sutegikoa Guretzat hori ez zen farra

Zanpatzekoa bere izena beharragatik, jarrita burdina jaten bazuen ere hutsik zeukan bere tripa

Errementari baten laguntza beharrezkoa zela egia berak zabaltzen ta martxan jartzen egunero sutegia

Itxi zenean baztertuta han idazki honen izarra gurdi guztiek ikusi eta bazuten bere beldurra

Bolante handi bat behar zuen mugiarazteko emeki bere ahoan zeuden molarrak presa geldi egon beti

Haguna sutan aireztatuta aldendu gabe begia lana osoa bukatu arte ez zuen ordutegia

Cuando hace 10 años, se procedió por primera vez a la reapertura de la Fragua de Pablo Respaldiza, después de medio siglo cerrada, entre los muchos tesoros encontrados estaba y sigue estando la recalcadora.

A mediados de los años cincuenta aún estando en funcionamiento nosotros teníamos la oportunidad en la tobera de oír el viento

Para ajustar las llantas usadas en el fuego calentando estaban las quijadas para atenazarlas de la recalcadora esperaban

Pieza procedente de Francia, que no siendo la única que cuenta con inscripción extranjera, nos da idea de las miras e inversiones que en aquel tiempo realizó Pablo Respaldiza cuando tuvo que ir dejando progresivamente la dedicación a la forja y confección de verjas para dedicarse a trabajar y arreglar aperos de labranza.


Lau hankadun mahai baten gainean dagoen burdinazko tresna trinko bat da (A). Bi baraila (B) ditu mugigarria eta finkoa, zeinetan atze aldean bi mazo ildaskatuak dituen ( C), bi eskutoki-palanka ildaskatu eta buru eszentrikoak (D) eta pitzadura-jate xumeak (E). Elementu hauek guztiak oin-mahai baten gainean daude. Bi eskutoki-palanken alboan zurtoinak daude (4). Barailetan zulo batzuk daude, zeinetan eta hagunaren zabalera konturik (edo kokatuko den pieza) eskutoki eszentrikoak jartzen diren. Eszentrikoak bere biratzeko ardatza erdi-erdian ez dutenei deritzegu. Bolante bat (1) eta engranaje erreduktore bat (2) ditu. Goiko partean torlojo batek engranaje erreduktorea sartuta dagoen kaxa ixten du, eta hemendik labaingarri sartzen da. Bolantea biradera baten bidez biratzen da (3). Bolanteak 64 cm-ko diametroa eta 2 cm altuera duten 70 hortz ditu , hortzen arteko distantzia 5 cmkoa da. Tresna honen altuera lurretik, bolantea barne, 90 cm-koa da, bolantearena kenduta 66 cm-koa. Mahaiarena 62 cm-koa. Baraila mugigarriaren zabalera 16 cm-koa, eta honek 7 cm-ko mugimendua ( zabaltzekoa) egin dezake. Tresnaren zabalera 40 cm-koa; bolantea eta honekikoa beste 30 cm, guztira 70 cm-koa. Lurreko hanken zabalera 80 cm-koa da, eta mahai azpikoa 57.

Es una pieza montada sobre una mesa-soporte de cuatro patas (A). En ella casi todas sus partes son fijas. Tiene dos quijadas (una fija y otra móvil) (B) con dos mazos estriados fijos en la parte posterior (C), dos palancas-manillas estriadas de cabeza excéntricas (D) ya que su eje de giro no está en el medio; junto con una pequeña hendidura-rebaje (E) montados sobre la mesa-soporte. Junto a las palancas existen unos vástagos-tope (4). En las quijadas hay varios orificios, para colocar las manillas según la anchura de la llanta o de la pieza que se colocara (F). Consta de un volante (1) y de una reducción de engranaje (2) con un tornillo-cierre para proceder al llenado de lubricante. El volante gira a través de una manivela (3). Diámetro del volante 64 cm, nº de dientes 70, de 5 cm de hueco entre ellos y 2 cm de alto. Alto de la pieza, incluido el volante 90 cm. Alto del cuerpo de la pieza 66 cm. Alto de la meseta 62 cm. Ancho de la quijada (o carro) que se desplaza 16 cm, posibilidad de desplazamiento 7 cm.


Ancho total de la pieza 40 cm, más 30 cm correspondiente al volante y lo que sobresale éste. Anchura de las patas en la base 80 cm, por 57 cm en el lugar donde apoya la mesa-soporte. Errementariek, ez diote hagunari (5) egurrezko eta burdinazko egiturak (6) duen luzera bera ematen; eta muntatzeko momentuan, kontuan hartzen dute hagunaren luzera baino egiturazko zirkunferentzia izan dadin 2-3 mm-tan laburragoa.

5

Haguna burdinurtuzko barra dela, 3 m baino luzeagoko, 25 mm-ko lodiera 30 mm-ko zabalera (gutxi gora behera) dituela gogoratu behar dugu.

Los herreros no le dan a la llanta (5) la misma longitud que tiene la estructura de madera e hierro (6). Cuando montan la llanta sobre esta estructura, tienen la precaución de darle a aquélla unos milímetros menos (2-3 mm) del perímetro interior de esta última. A recordar que la llanta es una barra de hierro fundido de más de 3 m de larga, de 30 mm de ancho por 25 mm de espesor aproximadamente.

Hala ere, lurrezko bideetatik edo basatzaz beteta egoten direnean ibiltzeagatik , egitura bustitzen eta sikatzen denez hagunarekin egiten zuen gorputz trinkotatik deslot liteke. Haguna lasaitzen da eta irteteko arriskua agertzen da.

Kasu hauetan, gure tinkatzeko eta zanpatzeko tresna erabiltzen dugu hagunaren luzera murrizteko. Kasu batzuetan, berriz, egitura berria izaten denean eta haguna berrerabiltzean eta honen luzera handiagoa dela baieztatzen denean, zanpatzeko tresnak dilatatzen du.

6

No obstante, al rodar por los caminos de tierra, barro, etc. la estructura de maderahierro se hincha y contrae por la alteración de la humedad y por el propio rodaje. Se afloja la llanta con el peligro de que se salga de su estructura.

La recalcadora, en este caso se utiliza para reducir la longitud de la llanta.

F

Tresna honen atzetik jartzen bagara eta murriztu nahi badugu erlojuaren norabiderantz biradera biratzen dugu zanpagailuaren baraila mugigarria zabalduz. Bero egin dugun hagunaren zatia, baraila trinkoan dagoen pitzadura xume (E) eta mugigarria zabaltzean lortu egin dugun hutsunearen artean kokatzen da.

No obstante, cuando se quiere reutilizar la llanta y se procede a colocarla en una estructura de madera- hierro de mayor longitud que ella, la recalcadora en vez de reducir, estira.

Procedemos a separar las quijadas de la recalcadora, girando la manivela en el sentido de las agujas del reloj si nos colocamos detrás de ésta y si queremos reducir. La parte calentada de la llanta, se coloca justamente entre la hendidura-rebaje ( E ) existente en la quijada fija y el espacio que hemos abierto al desplazar la móvil.


Zanpagailuari tente-tente eutsi behar diogunez haguna mazo ildaskatu (C) eta palanken (D) artean jartzen dugu. Palanken buruak eszentrikoak eta ildaskatuak izaten dira. Geuk, gure asmoa lortzeko, astiro biratu ahala buruek estutzen dute haguna mazoen kontra. Buruek duten atal ildaskatu lauak mazoekin paralelo egon arte jarraitzen dugu biratzen eta estutzen, ondo atxiki egon dadin.

Aurrez aurre berotu egin dugun gunean ez da soldadura dagoena; hauxe berotzekotan soldadura deslotzen da eta. Lasaiera gehiegizkoa izaten denean, milimetro batzutan murrizten da luzera. Bero dagoenean taielaz ebaki ostean soldatzen da; hotz berriz xerraz ebakitzen da.

Para sujetar la llanta en la recalcadota, la colocamos entre los las mazos estriados (C) y palancas-manillas estriadas (D). Las cabezas de las palancas son excéntricas; cuando las giramos, empujamos de forma progresiva la llanta contra los mazos. Tenemos que hacer fuerza hasta conseguir que esta parte esté paralela a la llanta y a los mazos; para que ésta quede bien sujeta.

EZ

NO

La zona que previamente calentamos, no es nunca la de la soldadura de la llanta, porque sino se suele despegar. En algunos casos cuando la holgura es demasiado grande se procede a cortar unos milímetros: si se calienta se utiliza una tajadera, si se enfría se hace con la sierra. A continuación se vuelve a soldar.

Zanpagailuaren atzean jartzen den errementariak biradera (3) mugi erazi ahala, barailen arteko lortutako hutsunea gutxitzen delarik hagunaren luzera murrizten da, kasu honetan erlojuaren kontrako norabiderantz.

El herrero que se coloca en la parte trasera de la recalcadora, procede a girar la manivela (3), reduciendo el hueco que habíamos creado al desplazarse y cerrarse la quijada móvil. Consiguiendo con este movimiento lento, reducir la longitud de la llanta.

Pitzadura xumetan (E), luzera murriztean hagaduna loditzen da efektu beragatik. Ostean, zati hau gainerako hagunarekin berdintzen da ingudean.

Las hendiduras (E), permiten que aumente el grosor de la llanta en este punto por efecto de la reducción. Con posterioridad en el yunque se trabaja esta zona en el yunque para igualarla con el resto.

Haguna lasaitzeko kasuetan, barailak separatu gabe, kokatzen eta kontrako pausoak egiten ditugu. Mugimenduagatik, baraila mugigarria zabaltzen da eta hagunaren luzera handitzen dugu.

Zuen iritzien eta lankidetzen zain gaudela esanez, zanpagailu hau Pablo Respaldizaren errementerian ikus dezakezula gogoratzen dizuegu.

En el caso de tener que estirar la llanta, las quijadas están juntas. Una que la tenemos sujeta, giramos la manivela en sentido contrario, para que se desplace la quijada móvil y así se estire la llanta.

Esperando recibir vuestras opiniones y colaboraciones os recordamos que esta recalcadora se puede contemplar en la Fragua de Pablo Respaldiza.


Artziniega en 1904, a través de las actas del Ayuntamiento -Se acuerda proponer la compra de un terreno próximo al Campo Santo nuevo propiedad de Juan de la Maza y del Rio.

- Los corporativos municipales quedan enterados de la instancia presentada por Cirilo Gorbea, Farmacéutico, solicitando nuevos útiles para el reconocimiento de la viruela spiralis y acuerdan pedir presupuestos de los aparatos.

-Se acuerda se entregue al clero, autoridades y músicos dos botellas de Jerez, refrescos y vinos el Jueves y Viernes Santo, como viene siendo costumbre de años anteriores.

-Se acuerda reparar la pared de detrás del Convento de Religiosas Agustinas y verificar las obras por los aguaciles.

-Se acuerda aprobar el Reglamento de la Banda Muncipal de Música. -Se acuerda nombrar a Jose Cruz Nales atabalero de la Banda Municipal de Música con un sueldo anual de 50 pesetas.

-Se acuerda celebar la festividad del arbol para el año 1904 y plantar algunos arboles en el campo ferial de La Encina y detrás del Convento de las Religiosas Agustinas.

-Se acuerda aprobar el informe del expediente incoado por Pedro Ruiz relativo al remate de la carniceria, del vino tinto y blanco para remitirlo a la Diputación Provincial.

-Se acuerda ensanchar el sitio que existe para la música en el Campo de Baile de la Plazuela del Santuario de Nuestra Señora de la Encina.

-Se acuerda nombrar una Comisión para colocar un nuevo hito o mojon en el sitio llamado Fuente de La Fragua, número 35 del expediente de amojonamiento general, limite entre entre el pueblo de Cirión (Valle de Mena) y el Municipio de Artziniega.

-Se da lectura de la instancia presentada por Clemente Garay ofreciendo realizar los gastos de las corridas de la festividad de San Roque por el mismo precio y condiciones que el pasado año.

-Se acuerda conceder a Severino Partearroyo un nuevo plazo para la entrega del remate de arbitrio del Peso o Romana y dejar pendiente el cobro del mismo en las cuentas del año 1903, anotandolo en el presupuesto adicional como resultas.

-Se acuerda aceptar las condiciones presentadas por Telesforo Zubizarreta y José Arbaizagoitia para organizar las corridas de la festividad de Nuestra Señora y de San Roque.

-Se acuerda nombrar al médico titular de la Villa, Juan de la Maza y del Río, para que realice el reconocimiento médico de los mozos y, al que fue sargento del ejercito, Pablo Manuel Lobo Peña, para tallarlos.

-Se acuerda pedir permiso y autorización al Gobernador Civil para celebrar las corridas de novillos o vacas en los días 15 y 16 de agosto y para matar cada día una vaca o novillo, según las condiciones de seguridad remitidas.

-Se acuerda trasladar la tierra de la sacritía vieja de la Iglesia Parroquial al Campo Santo viejo, y que los gastos sean por cuenta de los fondos de la Tesorería del Campo Santo.

-Se acuerda aceptar la proposión presentada por Félix Garavilla para la actividad de los fuegos artificiales a celebrar los días 15 y 16 de agosto.


-Se acuerda elaborar un programa de fiestas para la celebración de la boda de Catalina Urquijo y Vitorica y limpiar y regar las calles de la Villa.

-Se acuerda dejar en suspenso la queja presentada por los vecinos del Ayuntamiento de Artziniega solicitando que se prohiba en terreno de monte comunal que pasten las cabras.

-Se acuerda aprobar los gastos de los festejos celebrados por la festividad de Nuestra Señora y de San Roque en los días 15 y 16 de agosto.

-Se acuerda aprobar las condiciones del remate del impuesto que deben de pagar los ganados que participen en la festividad de la feria de Nuestra Señora de la Encina, que se celebra en la villa desde el día 14 hasta el día 22 de septiembre.

-Se acuerda remitir a Domingo Inchausti, contratista de obras, un escrito solicitando un estudio para recoger caudal suficiente del manantial de Angostina, del rio Balluerca y de la Fuente de La Fragua para abastecimiento de la población de Artziniega.

-Se acuerda nombrar a Angel Zubiaga y Juan Aguirre guardas jurados de campo y montes para hacer cumplir el horario de cierre de los

establecimientos según bando el bando de buen gobierno aprobado.

-Se acuerda celebrar las sesiones ordinarias del Ayuntamiento los martes de cada semana a las 18 horas.

-Se acuerda ordenar limpiar el salón e iluminar la tejavana para celebrar los bailes de la festividad de San Mateo el día 21 y 22 de Septiembre.

-Se acuerda nombrar a Mateo Paredes Herran, Comisionado para comprar nuevas mangas para regar las calles y que sirvan para el servicio de incendios.

-Se acuerda imponer una multa de 500 pesetas contra Miguel Rivacoba y Quintana por coger tierra del Campo de Abajo sin autorización del Ayuntamiento, y 15 pesetas a su mujer Anastasia Altube Santiago por ayudarle.


2008 “Akersugorri”

AKERBELTZ (macho cabrío) Akerrak adarrak okerrak ditu Adarrak okerrak akerrak ditu Okerrak adarrak akerrak ditu

IPURTARGI (luciérnaga)

HERENSUGE (dragón)

MARIGORRINGO (mariquita) Marigorringo gorringo Gaur ala bihar Zer egingo?

Barómetro natural Si vuela Buen tiempo Si deja de volar Mal tiempo


21 de junio

Solsticio de verano

Sukaldariak

MARRASKILO (caracol)

(morcillada)


Artzi, zanpagailuaz ibili ondoren, joko bat proposatzen digu. Ematen dizkigun ibilgailuak zanpagailuarekin alderatu behar ditugu ateratzeko dauzkaten kointzidentziak zeintzuk diren.


Nuestra mascota Artzi, ha estado enredando en la Fragua. Como le ha ocurrido otras veces, se ha liado y ha mezclado varios mecanismos. Intenta deducir a quĂŠ mĂĄquinas corresponden estos dibujos.


Ipuin amerikarra

El miedo Benito Buenaño tenía que acercarse a Palenque y luego llegar a Pampas de Maculillo. Había que dar inicio a aquel proyecto de chanchos para aumentar los ingresos familiares y, además, mejorar la alimentación. Siempre que había llegado a Palenque era para hablar con los dirigentes pero ahora había que reunirse con las propias familias en el lugar. Benito tenía miedo de la zona; rondaban esas historias de bandas asesinas que te quitaban la vida por unos zapatos; cuánto más a él que iba en un trooper dando imagen de acaudalado. Iría temprano para volver con el sol; se había puesto en contacto con el cuartelillo de policía para comunicarle sus movimientos y se habían intercambiado los números de los celulares. El camino estaba feo, con grandes guijarros sueltos de río que el municipio había botado para el invierno y grandes socavones que se habían formado con las lluvias. Llegaron al borde del estero Maculillo, un río limpio, ancho, pero no había un puente. Y se empezó a quejar de ese Estado que le pagaba un sueldo. ¡No hay un puente, Díos mío! Estuvo observando las rodadas de otros carros que bajaban hacia el agua. La duda y el temor le paralizaron. Mercedes Aguirre, una mujer fuerte, contable de la institución, le animaba: “Si otros han pasado…” Carlos Fuentes, joven que se iba a hacer cargo de toda la ejecución del proyecto también le aconsejaba: - Mi papá, que tiene un vehículo peor que este, pasa por un río casi todos los días. Claro, porque lo conoce bien, respondió medio bravo. Afortunadamente vieron que desde la loma de enfrente una persona les hacía señas

para que tiraran adelante. Se animó Benito y se adentró en el agua. Por un momento pensó que se hundía en el fondo de un mar. Pero siguió y subió la ladera a empellones. La reunión con la comunidad fue en la escuela. La gente demoraba en responder, en aceptar las propuestas. No es que presentaran problemas o consultas; simplemente no participaban. - Pero, ¿Ustedes quieren el proyecto? - Cómo no, respondió el señor que les esperaba en lo alto de la loma. Se personaron las familias que querían chanchos, hicieron números en un papelógrafo, pusieron las condiciones de pago, conversaron sobre los métodos de cuidados, alimentación e higiene y, de paso, sacaron algunas fotos. Pampas de Maculillo lo entendían como una expedición borrascosa. Se había propuesto acabar en una hora, pero pasaron de las dos horas y media. Aquella reunión era lenta. Mutuamente se desconfiaban. Ya en la partida no faltó alguien que les ofreció media docena de “posturas”, envueltos en hojas secas de mazorcas de maíz para que no se quebraran. Y unos choclos de maíz. Tenían que volver a pasar aquel estero, pero ya sabían que era posible. Benito aceleró pues quería dar un impulso al carro; el choque con el agua la subió hasta el parabrisas, pero no fue impedimento. Subieron la ladera, avanzaron dos kilómetros intentando salir de aquel atardecer que ahora resultaba inquietante; pero el carro fue perdiendo fuerza. -

¡Maldita sea!, refunfuñó.


Los intentos fueron vanos y temieron perder batería. De algunos árboles venían gritos que, serían de los escasos monos existentes. La noche era pegajosa y densa. La luna, gruesa y amarillenta, aparecía y se escondía en un juego de nubes - Mejor si ponemos el seguro de las puertas.

Salieron, avanzaron y decidieron llegar a la casa, a Babahoyo. Fue un día de sustos, pero al fin llegaban.

Un perro ladró a lo lejos y subieron los vidrios. - ¿Y ahora? - Tendremos que pasar la noche aquí, Palenque queda lejos. ¿Qué haríamos con caminar en esta noche profunda?

A la puerta de la vivienda decidió avisar a su mujer por el móvil. Cariño ya llegué ¿Tienes algo para merendar? Estoy hambriento. - Corbina frita con yuca y arroz.

Carlos les contaba que en su tierra ya había dormido en el campo. Lo malo eran los zancudos.

Era dulce llegar a casa, después de aquella jornada amarga. Podía haber pasado cualquier cosa. Por esos caminos desolados nunca se sabe dónde puede estar el peligro. La gente es muy ignorante y puede ser inducida con facilidad a cualquier delito; el montubio lo lleva en la sangre. Miraba la llave apropiada cuando le tocaron el hombro. Volvió la cara y se encontró con...

Distraídos en estas pequeñas y distanciadas conversas quedaron pasmados cuando les iluminó súbitamente una luz por el vidrio derecho, donde estaba Mercedes. ¡Uy, yo me muero! ¡Me da algo! Repetía Mercedes en voz baja, casi sin voz.

-

Están maduros, ya se pueden comer, dijo el señor medio invisible, pero dejaba ver algo parecido a una sonrisa.

Luego advirtieron que el señor de la linterna volvía en una bicicleta y se alejaba. Sin que hubiera entre ellos palabra alguna. Media hora después volvieron dos bultos con una linterna y machetes. Eran como sombras en medio de otra sombra. Tocaron el vidrio. - ¿Qué fue?, gritó Benito - ¿Qué fue qué?, respondieron. - El carro que se mojó algo, dijo Benito - Arranque, pues, que con el calor ya se habrá secado. Puso sus dedos en la llave como si se tratara de un relicario, giró, quiso arrancar y, efectivamente, el motor vibró. - ¿Ustedes son los de los chanchos? Sí, a eso vinimos. Pero habrá que hacer un puente. Claro. El proyecto ya está aprobado. Hace tiempo. ¿No pasará como lo de los cerdos? - Nosotros somos gente seria.

Pero Benito no subía. Charo lo llamaba, pero el celular no respondía. Llamó a la policía. Demoró tres horas en presentarse y venía en un patrullero. - ¿Qué pasó, mi amor? - Me asaltaron cuando abría la puerta y me hicieron subir al carro. Me sellaron la boca. Parece que querían quedarse con él y abandonarme en cualquier lugar aislado. Gracias a que tú llamaste nos localizaron a la salida para Guayaquil. El carro está detenido para hacer las averiguaciones.

Hablaban sin bajar el vidrio del carro. - Tenga, y le ofreció una mano de guineo.

- ¿Por Palenque te fue bien? - Tuvimos un pequeño percance con el carro, pero se superó. Ya sabes que yo soy un experto en el campo.

Con miedo accedió a bajar el vidrio. Cogió de uno de ellos y el resto se le cayó en el asiento. El hombre metió la mano rápido y los agarró.

- ¿No hubo problemas con la gente? - No, ninguno; yo me hago respetar. ¡Ah! Te traigo unos guineos y unos huevos. No todo van a ser desgracias.


Argazki honetan agertzen den norbait ezagutzen baduzu deitu.

Nortzuk dira? dira?

Puedes ponerte en contacto con Begoña, Gotxi, Luis Angel o Zurbi o deja un mensaje en el teléfono del Museo

Queremos reunir en el archivo del MUSEO, todas las fotografías de grupos de Artziniega que podamos hallar. Si conservas fotos antiguas, te pedimos nos las prestes unos días para hacer una copia. Te las devolveremos en la misma semana y agradeceremos tu colaboración.

Entre todos tenemos que identificar a los componentes de este grupo de vecinos de Artziniega hacia 1970.

Gurdia 26  
Gurdia 26  

Revista del Museo Etnográfico de Artziniega

Advertisement