Page 1

Sobre


Sobre

Una guĂ­a desde Polonia para el mundo


ls11

• Gdynia •• Gdańsk 2 1

Sopot 

fm sp mu2 te4in5 un2

ls5

ls15

Olsztyn 

ls16

• Szczecin

2 sp in3

• Bydgoszcz fm4 • Toruń 3

sp un9

sp ls 3

13

• Poznań 3 te

ls7

• Łódź

ls1 un11 in1 Leyenda un Lugares Patrimonio de la ­Humanidad según la Unesco te Festivales teatrales fm Festivales de cine mu Festivales de música sk Festivales de arte sp Eventos deportivos in Otros eventos ls Parques naturales y reservas naturales

Bosques Áreas de Parques Nacionales Áreas de Parques Paisajísticos Zonas de la Red Natura 2000

• Wrocław 1  5

fm fm sk un3 te2

un4 ls6

sp6

3

un6 ls te1 fm3 mu4sk2

mumu 1

3

9

Katowice

un5

Kraków

12 un un 8

Zakopane 

sp5

ls12

sp6


Contenidos Polska y los polacos

ls10ls14

in2 ls8

ls3

un ls

2

in4

• Warszawa 7  5

un te sp3sp4 fm1sk4

Negocios, ciencia e innovaciones

• Lublin

Negocios 177 Diseño 184 Ciencia e innovación 188

un10

• Rzeszów un13

un14 ls

4

Lugares Warszawa (Varsovia) 48 Łódź 62 Katowice y Silesia 72 Kraków (Cracovia) 84 Rzeszów 96 Lublin 102 Białystok y Podlasie 110 Olsztyn y Warmia 118 Bydgoszcz y Toruń 128 La Triciudad (Gdańsk, Gdynia, Sopot) 136 Szczecin 148 Poznań 156 Wrocław 166

Białystok  1

Destacados 4 Polonia, contra toda lógica y estándares 22 10 razones para visitar Polonia 31 Los animales salvajes de Polonia 34 Los polacos, conquistadores románticos 40

Cultura Cine 193 Música pop 198 Artes visuales 202 Música clásica contemporánea 206 Arquitectura 209 Literatura 214 Artes escénicas 218

Deportes y salud 222 Comida 230


Lugares Patrimonio de la Humanidad según la Unesco un1 Bosque de Białowieża un2 Castillo de la Orden Teutónica en Malbork un3 Centro del Centenario de Wrocław un4 Iglesias de la Paz en Jawor y Świdnica un5 Auschwitz-Birkenau, el campo de concentración y de exterminio nazi alemán (1940-1945)

un6 Centro histórico de C ­ racovia un7 Centro histórico de ­ ­arsovia V un8 Kalwaria Zebrzydowska: conjunto arquitectónico manierista y paisajístico y lugar de peregrinación un9 Ciudad medieval de Toruń un10 Ciudad vieja de Zamość

un11 Parque Muskau o Mużakowski un12 Reales minas de sal de Wieliczka y Bochnia un13 Iglesias de madera del sur de Małopolska un14 Tserkvas (iglesias ortodoxas) de madera de la región de los Cárpatos en Polonia y Ucrania

Festivales y eventos Festivales teatrales

Festivales de cine

Eventos deportivos

te1 Festival Internacional de Teatro Divina Comedia, Cracovia te2 Festival Internacional de Teatro Dialog, Wrocław te3 Festival Malta de Poznań te4 Festival de Shakespeare, Gdańsk te5 Encuentros Teatrales de Varsovia

fm1 F  estival de Cine Docs Against Gravity, Varsovia, Wrocław fm2 F  estival de Cine de Gdynia fm3 F  estival Internacional de Cine Independiente PKO OFF CAMERA, Cracovia fm4 F  estival Internacional de Arte Cinematográfico CAMERIMAGE, Bydgoszcz fm5 Festival Internacional de Cine T-Mobile New Horizons, Wrocław

sp1 H  erbalife Ironman 70.3 ­Gdynia sp2 M  emorial Hubert Jerzy Wagner, distintas ciudades cada año sp3 G  ran Premio de Polonia de Speedway sp4 PZU Maratón de Varsovia sp5 C  opa del Mundo de Saltos de Esquí FIS, Zakopane sp6 T  our de Pologne

Festivales de música

in1 C  astle Party, Bolków in2 Picnic Country & Folk, Mrągowo in3 Reconstrucción de la batalla de Grunwald in4 Reconstrucción de la batalla de Varsovia de 1920  in5 Feria de San Juan, Gdańsk

Festivales de arte sk1 Festival Internacional de Arte Efímero Contextos, Sokołowsko sk2 Festival Internacional de Fotografía Photomonth, Cracovia sk3 Jornadas de arte SURVIVAL, Wrocław1-0

mu1 O  ff Festival, Katowice  pen’er Festival, Gdynia mu2 O mu3 F  estival de Música Nueva Tauron, Katowice mu4 U  nsound Festival, ­Cracovia

Otros eventos

Parques nacionales y reservas naturales ls1 Parque paisajístico del Valle de Barycz (reserva natural Stawy Milickie, 12 zonas especiales de la Red Natura 2000) ls2 Parque Nacional de Białowieża ls3 Parque Nacional de Biebrza (pantanos de Biebrza: reserva natural Czerwone Bagno) ls4 Parque Nacional de Bieszczady ls5 Parque Nacional Bory Tucholskie, Reserva de la Biosfera según la Unesco

ls6 Reserva natural Jaskinia Niedźwiedzia (Cueva del Oso) ls7 Parque Nacional Kampinos / Reserva de la Biosfera según la Unesco ls8 Parque paisajístico de Masuria, Reserva de la Biosfera según la Unesco ls9 Parque Nacional Ojców ls10 Valle Rospuda (Red Natura 2000: zona especial Augustów) ls11 Parque Nacional Słowiń­ ski / Reserva de la Biosfera según la Unesco / Red Na-

tura 2000: zona especial Słowińska ls12 Tatra National Park, Tatra Unesco Biosphere Reserve ls13 Parque Nacional Desembocadura del Warta (reserva natural Słońsk) ls14 Parque Nacional Wigry ls15 Parque Nacional de Wolin ls16 Reserva natural Cisy Staropolskie de Leon ­Wyczółkowski


5

Varsovia. Una vista desde el puente Poniatowski al bar Powiśle alojado en la antigua oficina de billetes de la estación de trenes Warszawa Powiśle. Hoy en día es uno de los bares más concurridos de Varsovia •


6 Polonia, un país entre la costa del Báltico y los montes Tatras. Las playas del Báltico son un perfecto destino turístico •


7


8

Warmia y Masuria, la tierra de los mil lagos. Jeziorak es el lago más largo de Polonia y sexto en el mundo por superficie •


9


10 Cracovia, una ciudad de tradiciones y ocio. En verano, la orilla del Vístula a la altura del Palacio Real de Wawel se convierte en uno de los principales puntos de encuentro •


11


12 El puerto marítimo de Gdańsk es uno de los más grandes del Báltico. Las instalaciones de la zona septentrional pueden acoger los barcos más grandes que surcan este mar. En 2007 fue inaugurada la terminal de contenedores DCT Gdańsk, la más moderna del país, para buques de gran calado •


13


14

Polonia cuenta con 15 aeropuertos, siendo el Aeropuerto Copérnico de Wrocław el quinto más transitado. Seis aerolíneas ofrecen un servicio regular y son numerosos los vuelos fletados en época estival. En su segundo año de operaciones, el aeropuerto fue galardonado con el premio Business Traveller Award •


15


16 Varsovia, una capital moderna y animada llena de historia •


17


18 Los impresionantes montes Tatras, en la frontera entre Polonia y Eslovaquia, forman parte del Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la Unesco. Los visitantes pueden subir un total de 92 picos. La zona polaca es visitada cada año por más de tres millones de turistas. Mor­ skie Oko es el lago más grande de los Tatras •


19


20


21

Cigüeñas blancas, muy conocidas y muy queridas Son

52

mil parejas

las que viven en Polonia La cifra constituye un

20%

de la población mundial de ­cigüeñas blancas

Migraciones Las cigüeñas (a la izquierda) pasan fuera de Polonia unos cinco meses al año. Aunque su migración comience en agosto, las aves se reúnen primero en grandes bandadas (conocidas como sejmiki, literalmente “asambleas”), que agrupan ejemplares de una zona concreta. Este lugar es elegido instintivamente. Al partir de Polonia, estas majestuosas aves toman rumbo sureste cruzando el Bósforo, para seguir a través del Medio Oriente y la Península Sinaí a sus zonas de invernada en el este o sur africano. El destino de su migración son países como Sudán, Chad, Kenia, Malaui, Tanzania, Zambia y Sudáfrica •

Durante la travesía llegan a recorrer entre

6 y 11

mil km

En condiciones favorables su ruta diaria alcanza los

250

km


22

Polonia, ­contra toda lógica y ­estándares Polonia, a orillas del Vístula. El río Vístula fue y sigue siendo protagonista de los acontecimientos, unos más y otros menos dramáticos, que han convertido a Polonia en un país plenamente europeo. Y no se trata de una imagen meramente aparente, de rótulos luminosos de las grandes multinacionales: la transición ha llegado a transformar a los mismos polacos.


Polska y los polacos

23

Arriba: Un recorrido por la historia de Cracovia y sus protagonistas: desde los obreros de Nowa Huta y Juan Pablo II hasta el poeta Czesław Miłosz, premio Nobel de Literatura • A la izquierda: Cartel electoral de 1989 Justo al mediodía diseñado por Tomasz Sarnecki, en el que se representa a Gary Cooper. El mensaje era claro: vota para ayudar a derrocar el comunismo •

Obra de la creatividad, del ingenio, del entusiasmo y del carácter abierto de sus gentes, Polonia es un país brillante por su espíritu empresarial, su innovación y efi­ ciencia, lejos de lo que un día fue. Embar­ cada en un proyecto solidario, Polonia llegó a superar la gran depresión causada por el comunismo, que con dos cadenas de televi­ sión mantenía incomunicada a su pobla­

ción con el exterior. Y todo ello gracias a la determinación de los polacos, capaces de sobreponerse a los momentos más difíciles de su historia, incluidas las épocas de esca­ sez, largamente recordadas por las cartillas de racionamiento o los apagones. Polonia, a orillas del Vístula. Es aquí donde nacieron y crecieron grandes polacos como Juan Pablo II o Lech Wałęsa, aunque el


24

Polska y los polacos

Parte superior de la página a la izquierda: El alfabeto polaco, de base latina, consta de 32 letras. En la imagen: la muestra más antigua del alfabeto polaco, Trinity College, fondos de la Universidad de Cambridge •

icono de hoy sea el futbolista Robert Lewan­ dowski. Con los Premios Nobel otorgados a Wisława Szymborska y Czesław Miłosz, el país es considerado hoy tierra de poetas. El desarrollo de la literatura sigue impulsado por la sonora lengua polaca, empleada por sus más de 40 millones de hablantes, tanto en el país como en el exterior. De hecho, considerando el carácter expansivo de los polacos, no se puede descartar que en los confines del universo exista un hablante de esta lengua, aunque el dato no haya sido con­ firmado hasta la fecha. El polaco es un idio­ ma secular de alfabeto latino, siendo hoy una

A la izquierda: Una señal bilingüe a la entrada de una población casubia. Los territorios habitados por minorías étnicas o usuarios de idiomas regionales pueden utilizar señalización bilingüe •

de las lenguas oficiales de la Unión Europea. Con sus enrevesadas reglas de conjugación y declinación, deja atónito a cualquiera que ose aprenderlo. ¿Cómo quedarse, pues, con la sutil diferencia al hablar de un grupo de amigos y amigas cenando, que en su conjun­ to y sin distinción de género jedzą – están co­ miendo – mientras que una vez terminada la cena ellas jadły y ellos jedli? Otro tanto puede decirse del extendidísimo uso de diminuti­ vos. Los polacos pagan sus pequeños placeres de la vida gastando no el dinero (pieniądze), sino el dinerito (pieniążki), tomando un kawka (cafetito) que no kawa (café), para disfrutar


Polska y los polacos

Arriba: Museo Frédéric Chopin de Varsovia ubicado en el Palacio Ostrogski. Parte de sus fondos ha sido incluida en el Registro de la Memoria del Mundo de la Unesco. La exposición multimedia pone en marcha el concepto de “museo abierto”, dejando en manos del propio visitante la elección del itinerario •

arriba: El Pabellón Polaco de la Expo 2010 de Shanghái, obra del estudio WWAA de Varsovia, incorpora diseños folclóricos

más tarde de un spacerek (paseíto) y no de la larga caminata de un spacer (paseo). El polaco es una lengua rica en hablas y dialectos que se fueron formando bajo diversas circunstancias geográficas y socia­ les. Entre 1772 y 1918 el país vivió repartido entre las potencias vecinas, lo cual hizo que a su lengua se incorporaran términos rusos o alemanes que siguen conservándose hasta el día de hoy. En las regiones de Silesia y Po­ merania hay quienes continúan creyendo que la tradicional szneka z glancem – un bollo de repostería con forma de caracol bañado en azúcar glas – es un término genuina­

25

recortados en papel al moderno lenguaje arquitectónico •

mente polaco, cuando en realidad combina al caracol (Schnecke) con el glas (Glanz), am­ bas palabras del alemán. Además del pola­ co, el país cuenta con otro idioma oficial, el casubio, hablado por más de cien mil perso­ nas en la región de Casubia, descendientes de las tribus eslavas pobladoras de la costa báltica durante la Edad Media. Durante siglos, Polonia tuvo la fama de ser un país sumamente tolerante, acogien­ do minorías étnicas que buscaban refugio en las épocas más agitadas de la histo­ ria, como fue el caso de tártaros, caraítas, lemkos o romaníes. Un enorme legado ju­


26

Polska y los polacos

dío continúa en la memoria y la cultura de los polacos. El Museo de la Historia de los Judíos Polacos Polin, recientemente inau­ gurado en Varsovia, es una visita impres­ cindible para quienes quieran acercarse a los siglos de coexistencia de ambos pueblos. Polonia, a orillas del Vístula. El Vístula vertebra el país, uniendo el montañoso sur con el costero norte. Y en medio, una riqueza de paisajes que dejará impresionado hasta al más avezado turista que “lo ha visto todo” en la Red. Las altas cumbres de los Tatras, el encanto de los montes Bieszczady o la miste­ riosa cadena de Karkonosze ofrecen un aire

limpio y unos paisajes espléndidos que conse­ guirán no pocos “me gusta” a cualquiera que cuelgue sus imágenes en las redes sociales. El aroma a pescado frito en las amplias pla­ yas arenosas del Báltico invita a quedarse un ratito más con la buena excusa de tomar otra ración de trucha o platija. La región lacustre de Masuria dejará satisfecho al aficionado a la aventura, a los lugares apartados o… a los mosquitos. Ni siquiera la omnipresente publicidad puede eclipsar el precioso paisaje: las vallas, soportes o carteles anunciando servicios de lo más variopinto terminan por ser obviados por el refinado ojo de un esteta.


Polska y los polacos

27

La noche de San Juan (Noc Świętojańska, del 23 al 24 de junio) brinda una gran oportunidad para reunirse a orillas de los ríos para lanzar al agua guirnaldas de flores •

Polonia, a orillas del Vístula. El Vístula y sus afluentes fueron un impulso para el de­ sarrollo de la agricultura, hecho que dio lu­ gar a un claro predominio del sector prima­ rio. Asociados a esta realidad, el folclore y la artesanía tradicional conocieron un rápido desarrollo, y así, entre el género tradicional exportado, llegaron a primar los huevos de Pascua pintados, los zapatos de cuero hechos

por los artesanos montañeses o, ya en lo cul­ tural, el grupo folclórico de baile y canto Mazowsze. Hoy, sin embargo, los jóvenes polacos han conseguido superar los complejos del pasado abriéndose al mundo que ellos mis­ mos están creando. Esto no quiere decir que se hayan olvidado de su legado folclórico: un buen ejemplo de ello es el grupo Kapela ze Wsi Warszawa, muy querido en todas partes.


28

Polska y los polacos

El parque de fuentes multimedia de Varsovia es un conocido lugar para relajarse •

Polonia, a orillas del Vístula. Un río a tramos salvaje e impredecible, como el carácter de los polacos. Los jóvenes de hoy, lejos de querer seguir caminos trillados, son una cantera de soluciones innovadoras, de excelencia investigadora y de una impresionante vida cultural lle­ na de múltiples eventos y festivales. Así se manifiesta la increíble energía latente de este país en constante transformación. Con la apertura de Polonia al exterior, los jóvenes pueden viajar, estudiar e incluso enamorarse, haciendo florecer la litera­ tura, la música y el arte. Pese a la pizca

de pesimismo inherente a la idiosincra­ sia de todo polaco, con el desarrollo de la economía crece la felicidad. Tal vez sea necesario, en ocasiones, recordarles que Polonia es un país por el que merece la pena trabajar. Polonia está situada a orillas del Vís­ tula y para comprobarlo no hace falta un GPS: basta con venir aquí, guiados por: (*marque la casilla que proceda) un espíritu romántico, el sentido común, o la curiosidad. Cualquier razón es buena para llegar aquí y ver cómo es real­ mente. Y razones hay muchas •


29

La inspiración no es un privilegio exclusivo de los poetas ni de los ar­ tistas en general. Hay, hubo y siem­ pre habrá un número de personas en quienes, de vez en cuando, se despierta la inspiración. A este grupo pertenecen los que escogen su trabajo por vocación y lo cum­ plen con amor e imaginación. Discurso de recepción del Premio Nobel, 7 de diciembre de 1996  Wisława Szymborska Poeta, ensayista y traductora polaca, premio Nobel de Literatura, 1996


30

La vida no es fácil, para ninguno de nosotros. Pero… ¡qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar alguna cosa y que esa cosa hay que alcanzarla, cueste lo que cueste. Maria Skłodowska-Curie Dos veces premio Nobel (física y química)

¿VES ESO?

¿? ¿QUÉ ES ESO?

¡AL FIN HE ENCONTRADO EL ÚNICO SITIO DE TODO ESTE LUGAR DONDE NO HA OCURRIDO ABSOLUTAMENTE NADA!


31

Polska y los polacos

10 razones para visitar Polonia por Fanny Vaucher, artista gráfica, autora del blog Pilules polonaises

1

Descubrir lo que la historia significa de verdad. Es una historia tan rica que apenas si queda en Polonia una piedra que no haya sido testigo de acontecimientos difíciles y dramáticos. Cada pueblo o ciudad parece tener su turbulenta historia y sus inolvidables héroes. En ocasiones me da vértigo ver todo el pasado que hay en el presente.

monumento IGLESIA

MAUSOLEO

2

Toparse con un bisonte suelto durante un paseo por el bosque. Mientras la mayoría de los bisontes de Europa están en zoológicos o parques, en Polonia viven en libertad en el bosque virgen del este. La posibilidad de ver las manadas pastando entre los altos robles o de dejarse sorprender por la silueta de una bestia descomunal atravesando el nevado paisaje…

3

La Ł y la Ą. Estos diacríticos del alfabeto polaco son la prueba más tangible de que la belleza existe. Bueno, está bien, soy una maniática de la tipografía, pero no deja de ser un motivo más para venir a Polonia, tierra de grandes tipógrafos y diseñadores de fuentes.

MUSEO ESTATUA

TORRE

CASTILLO HÉROES DE LA SEGUNDA CEMENTERIO

RUINAS


32

Polska y los polacos


33

Polska y los polacos

4

El arte de la ironía. El sentido del humor polaco es para mí una combinación sutil de ironía y de hacer el ridículo. Suele demostrar un conocimiento perspicaz del tema en cuestión.

5

Amor. Bueno, ¿qué queréis? Claro que te vas a enamorar. Claro que será el amor más romántico de tu vida. Claro que “Polonia” significa “amor”. Y está claro que te va a cambiar para siempre. Por amor, aprenderás polaco y te plantearás una boda de tres días. Por amor, te mudarás a Radom y vivirás feliz por siempre jamás.

6

Pepinillos fermentados. Yo daría todo el chocolate suizo del mundo por un bote de ogórki – pepinillos en polaco – de cualquiera de los dos tipos: kiszone, muy curados y agrios, o małosolne, género de temporada, con menos sal. La primera vez que los tomé fue en una sopa, y pensé que estaba rancia. Sin embargo, fue amor a primer bocado. Aprendí a preparar botes de ogórki małosolne de veraneo en un pueblo cerca de Olsztyn, y es que todo lo que hace falta está en la huerta: pepinos, ajo, hinojo, rábano picante y una hoja de grosella negra. Yo me quedo con los pequeños; estaría comiéndolos todo el día. El niño de un amigo se pasaba el día gorgoteando y chupando pepinillos como si fueran piruletas.

7

Ver cómo hacen diminutivos de tu nombre de seis maneras distintas. Cuando has hecho amigos y se ponen a decir tu nombre con diminutivos afectuosos (a menudo mucho más largos que tu nombre de verdad) o cuando tu pareja te llama diciendo cada vez algo distinto, te derrites. ¡Qué tierno!

8

Hip hop en polaco. Descubrir el hip hop en otro idioma es como zambullirse en la cultura, en sus enfoques, asuntos e identidades actuales. Siendo el polaco la lengua más bella y extraña del planeta, ¿a que mola escuchar hip hop polaco?

9

Setas. Setas por todas partes, de todos los colores, formas y sabores. Un paraíso de setas silvestres. Los pequeños mercadillos de frutas llenos de cestas con setas. Setas secas en pequeñas bolsas de plástico. Recogida de setas en un paseo de domingo. Salsas de setas, hamburguesas de setas, crepes de setas, sopas de setas, té de setas. Perdón: no hay té de setas. Pero aun así.

frescura de la10 Lasidra.nueva Siempre pensaste que esta rara bebida con burbujas es meramente un pequeño placer de los familiares de pueblos lejanos hasta que no has pasado una cálida noche refrescándote con ella en el Bulevar en la orilla del Vístula. Sabe a un millón de manzanas de los huertos de Polonia, y solo podrás parar cuando tu estómago no pueda más •


34

La extensa variedad de animales de Polonia incluye osos pardos, caballos salvajes, alces, ciervos y gorriones •

Polska y los polacos


Polska y los polacos

Los ani­males salvajes de­ Polonia El bosque de Białowieża es el hábitat de unos 500 bisontes europeos (arriba). Se trata de la mayor población de estos es­ casos animales (hay menos de cuatro mil ejemplares en el mundo), casi extintos en Europa por la caza excesiva de la Edad Me­ dia. Del total de su manada europea, 1.000 viven en Polonia. El bosque de Białowieża es la última zona de bosque virgen que queda en el continente, siendo un preciosí­ simo tesoro tanto para Polonia como para Europa. Por este motivo, en 1979, fue de­ clarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco •

35


36

Polska y los polacos

Las costumbres del país Una guía rápida de lo insólito

Śmigus-Dyngus (arriba), arraigada en la tradición primaveral pagana, esta costumbre de mojar con agua a chicas y mujeres ha pasado a formar parte oficiosa del calendario cristiano. Actualmente se celebra el Lunes de Pascua, con distintas modalidades a lo largo de toda Polonia • Noche de San Juan (a la izquierda), antiguamente conocida en polaco como Noc Kupały o Sobótki, era lo que hoy es el día de San Valentín. Coincidía con el solsticio de verano, generalmente entre el 23 y el 24 de junio. En función de la región, se lanzan al agua guirnaldas de flores, se busca la flor del helecho para conjurar la suerte o se adivina el porvenir. Hoy día estas costumbres suelen acompañar a festivales o actuaciones folclóricas •


37

Polska y los polacos Estaciones del viacrucis alrededor del santuario Kalwaria ­Zebrzydowska (a la ­IZQUIERDA), declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El misterio de la Pasión vuelve en una reconstrucción durante la Semana Santa, en un entorno único •

Reconstrucción histórica de la batalla de Grunwald, en Masuria, en conmemoración de una de las mayores batallas de la Europa medieval (15 de julio de 1410). El programa anual, de varios días de duración, versa en torno a diversos temas de la Edad Media. El acontecimiento culmina con una gran reconstrucción realizada por tropas medievales y atrae a miles de espectadores de todo el país. (Una pequeña pista: siempre ganan los polacos) •

El origen de los tradicionales belenes o szopki se remonta a la Edad Media, pero con el paso de los años los artesanos fueron desarrollando un estilo propio inspirado en la arquitectura eclesiástica de Cracovia. Cada año se convoca un certamen de belenes navideños. Ricamente adornados,

los szopki presentan la escena del nacimiento de Jesús. Sus miniaturas son un popular souvenir. Todo un atractivo en la época navideña (es una buena idea consultar si hay ofertas especiales para esta temporada en las agencias de viajes) •


38

Polska y los polacos

Ahogamiento de Marzanna, costumbre pagana cuyos orígenes se remontan a épocas de la prehistoria. Marzanna era la antigua diosa eslava de la muerte y del invierno. Y como no había mujer de pueblo que en su sano juicio estuviese dispuesta a interpretar el terrible papel de esta diosa, se hacían efigies. Hasta hoy día, el 21 de marzo de

cada año se celebra llevando las figuras de Marzanna a lugares aptos para la tarea: ríos, lagos o embalses; puede ser incluso un charco o bañera si no hay otra. Se creía que ahogando a Marzanna llegaba la primavera. El rito era también una plegaria por una cosecha abundante y por la prosperidad. Tanto desprecio le tenía el pueblo a la diosa que,

para asegurarse de que quedaría muerta y bien muerta, se prendía fuego a la figura antes de lanzarla al agua, con lo que el efecto era aún más espectacular. Este día los estudiantes se saltan clases para ver ahogar a Marzanna, aunque ciertamente algunos se saltan también esta celebración festejando el día con las rebajas de temporada •

Las procesiones del Corpus Christi en Łowicz (arriba) se vienen celebrando probablemente desde que la festividad fue instaurada por el papa

Urbano IV en el s. XIII. Previa a la procesión y elemento inseparable de la jornada es la misa que se oficia en la basílica de Santa María de Łowicz. Es de allí de donde salen los tradicionales pasos construidos por los feligreses. La celebración es famosa por el increíble colorido de los genuinos trajes folclóricos, que allá por los años 30 fueron recogidos por una edición de National Geographic. Quienes visitan Łowicz en otra época del año se quedan decepcionados al ver que en un día normal y corriente el pueblo no viste así. Turistas de todo el mundo acuden al pueblo para ser testigos de las procesiones (celebradas en mayo o junio) y, en señal de hospitalidad, la lectura del Evangelio se realiza en cuatro idiomas •


39

Polska y los polacos

Jueves Graso es una fiesta de fecha variable. Siendo el último jueves anterior a la Cuaresma, marca el comienzo del fin del carnaval (el cálculo exacto del día en que cae es cuestión de aplicarle un poco de aritmética a las fases lunares y al equinoccio de primavera). Básicamente es un día para atiborrarse de los tradicionales donuts con mermelada o pączki y unos pasteles trenzados fritos o faworki, que ningún nutricionista recomendaría como parte de una dieta. Estas flores de sartén se preparan y despachan a raudales, y cualquier empresa que se precie compra decenas para repartir entre su plantilla. ¿Que son unos kilitos de más? No importa, ya se bajarán durante la Cuaresma • La fiesta de la siega o Dożynki (a la derecha) es una celebración agrícola para festejar el fin de la época de siega, con la cosecha ya recogida y las labores del campo acabadas. La población rural agradece la cosecha y pide en oraciones otra igual de abundante para el año siguiente. Es una oportunidad para vestirse con las mejores galas o presumir de un tractor o de una bicicleta nueva. La comunidad local se reúne en fiestas, bailes y conciertos. Durante el comunismo, Dożynki daba lugar a grandes actos oficiales con una gran dosis de propaganda, para realzar la solidaridad implícita entre la clase agraria y el proletariado urbano, que, de hecho, muchas veces terminaban por confraternizar en los bares de los pueblos • Festividades tártaras Bailes bulliciosos para marcar el fin de importantes festividades religiosas de la comunidad tártara musulmana, asentada en estas tierras desde finales del s. XIV •

Gran baile de Purim La festividad más alegre del calendario judío (normalmente en marzo) en conmemoración de Mordecai y Esther, quienes salvaron al pueblo judío del exterminio hace más de tres mil años. La comunidad judía celebra la fiesta con bailes de disfraces •

Innumerables ferias y festivales. Entre las más importantes está la Feria de Santo Domingo de Gdańsk (julio / agosto), la Feria de San Juan de Poznań (junio) o la Feria de Santiago de Szczecin (finales de julio)  •


40

Polska y los polacos

Los ­polacos, conquistadores ­románticos Los polacos son una nación de conquis­ tadores. Para salvar su propia identidad tuvieron que realizar verdaderas hazañas. Hoy en día están a la conquista de conoci­ mientos que les permitan hacer realidad lo que les apasiona verdaderamente. Y no es una casualidad el palmarés deportivo que últimamente están reuniendo. Victorias en mundiales de voleibol, unas buenísi­ mas marcas en atletismo, ciclismo, etc., no son más que un reflejo de su idiosincrasia. No pararán de luchar hasta que hayan lo­ grado su propósito. Llegan a lo alto de las cumbres del Himalaya, explorando todos los campos de la actividad humana. Los científicos, programadores, empresarios y artistas polacos ya no se tienen que preocu­ par por “que Polonia sea Polonia”. Sencilla­ mente apuntan alto, y pocos son los que le tienen miedo a las alturas. Es grande su capacidad como nación y grande es la imaginación inherente a todo polaco. A los polacos no les gusta seguir patrones predeterminados; prefieren desa­ rrollar conceptos nuevos en un constante ir y venir de ideas. En ocasiones pueden parecer algo irracionales y no siempre lo­ gran el éxito al que aspiran, pero les encan­ ta dejar al mundo boquiabierto. Si fueran españoles, serían toreros del pensamien­ to creativo. Nada se les resiste y nada es imposible para ellos. Los jóvenes polacos buscan soluciones que vayan más allá de lo convencional a la hora de organizar su

Gunia Nowik y Patrick Komorowski, francés de origen, fundadores de Pola Magnetyczne, una de las galerías de arte más interesantes de Varsovia; en el fondo Música de Estrellas, por Emil Cieślar (2010–2015) •


Polska y los polacos

41


42

Polska y los polacos

Arriba: La familia es un valor muy importante para los polacos •

trabajo, los estudios o hasta sus hábitos de comer. Si aman, es con pasión, y creen ro­ mánticamente que el mundo es noble. Tal vez por eso haya entre ellos tantos poetas. Entre los polacos, la familia ocupa un lugar privilegiado. Los familiares son im­ portantísimos; qué mejor prueba que las concurridísimas bodas. Familias enteras comparten hogares, y no porque los jóve­ nes no puedan permitirse una vivienda, sino por los lazos que los unen a sus padres o abuelos. Suelen pasar juntos hasta las vacaciones o días festivos; estos últimos, desde luego, muy numerosos. El calenda­ rio polaco está plagado de fechas en rojo: a los polacos les encanta la fiesta y cualquier motivo es bueno para celebrar. Aparte del cumpleaños, en Polonia se festejan los días del santo, y no es precisamente una cos­ tumbre extendida en todo el mundo. No obstante, son gente trabajadora. Con solo darles una oportunidad, la apro­ vecharán al máximo, trabajen en una obra o en una multinacional sacando fotocopias.

A la derecha: Los polacos son gente trabajadora; no les importa ensuciarse las manos •

No rehúyen retos. Es con esta actitud con la que hacen prosperar a su propio país, pero a la vez contribuyen al desarrollo de Reino Unido, Noruega, Estados Unidos y otros muchos a los que ya llegan los vuelos direc­ tos. A la noticia de que hay agua en Marte siguieron de inmediato conjeturas de que habría allí también algún fontanero polaco. Y, por su hospitalidad, ¡son más que famosos! No es un decir, es que así son de carácter. Cuanta mayor sea la diferencia con la cultura del visitante, más cálida será la recepción. Tal vez sea porque en el pa­ sado la nación solía ser homogénea, por lo que todo extranjero causaba gran interés. Ahora la situación está cambiando, princi­ palmente porque llegan a Polonia personas desde los más variados rincones del mundo que ven en el país un buen lugar para vivir. El mejor asiento de la mesa, un cómodo sillón delante de la tele o una buena pala­ bra: los polacos ofrecen a sus invitados lo mejor que tengan. Ayudan desinteresada­ mente a quienes lo necesiten; precisamente


Polska y los polacos

por eso se involucran en las más variadas campañas benéficas. Han apoyado en un gran despliegue de generosidad a la Gran Orquesta de Ayuda Navideña, organiza­ ción benéfica dirigida por Jurek Owsiak, que se ha convertido en un evento único, movilizando cada invierno a multitudes en una gran colecta nacional para ayudar a los enfermos y en especial a los niños. El vocabulario del polaco incluye la pa­ labra załatwić, difícilmente traducible con todos sus matices. Básicamente, significa “gestionar”, “arreglar” o “agenciar”, pero el concepto incorpora toda una historia de años en los que la población se vio obligada a lidiar con las circunstancias más adver­ sas. Para sobrevivir a la escasez y a las penurias económicas, los polacos echaron mano de su ingenio. La imaginación hizo surgir en el pueblo todo un abanico de ha­ bilidades que hasta parecen hereditarias. Gracias a ellas se las arreglaban incluso en las situaciones más difíciles. En los tiempos del comunismo, un padre de familia no ca­

43

bía en sí del orgullo que le daba un trozo de ternera “agenciado” en una época en la que escaseaba hasta lo más básico, y hoy su hijo se llena de igual orgullo si puede “agenciar” un contrato para suministrar ternera a su cliente del extranjero. La vida cambia, pero esa habilidad, con ciertos tintes de espíri­ tu empresarial, siempre será apreciada. Afrontan la vida con un pensamiento ge­ nuino; siempre procuran buscar solucio­ nes que les permitan hacer realidad lo que se propongan. Lo saben perfectamente los inspectores de Hacienda. Los polacos han hecho un buen uso de las oportunidades que conllevó la adhe­ sión de su país a la Unión Europea. Motivo de gran satisfacción es el hecho de que un polaco ostente la presidencia del Conse­ jo Europeo, algo que ni en los sueños más descabellados hubiera sido imaginable. Hace tiempo el occidente europeo era una realidad fuera del alcance de cualquier mortal; hoy, un mundo mejor puede tocar­ se con solo extender la mano y los jóvenes


44

Polonia atrae a numerosos extranjeros. Nigel Kennedy (imagen superior), famoso violinista inglés, es director artístico invitado de la Filarmónica Karol Szymanowski de Cracovia, donde a menudo ofrece conciertos. También es invitado frecuente de los locales de jazz, donde se sabe que ha participado en una o dos jam session. El amor de las mujeres polacas (imagen de abajo), famosas por su belleza, ha sido para muchos extranjeros motivo para asentarse aquí •

Polska y los polacos

polacos se sienten libres. Con las fronteras caídas, crece el número de personas curiosas por conocer espacios nuevos. Los polacos llegan con interés a los lugares más recónditos y con ello siempre aprenden. El contacto con otros pueblos no es un problema, ni tampoco lo son los idiomas como el español, el portugués, el alemán o el ruso, sin mencionar ya el inglés. Es una realidad que las jóvenes generaciones aprendan a manejarlos con igual rapidez que la tabla de multiplicar. Los polacos no cesan en la búsqueda de sus raíces: conocer su propio origen es


Polska y los polacos

algo esencial. Aprecian lo que tienen y todo lo que les ha permitido ser quienes son. Por lo común, un polaco bien formado es consciente de su identidad y sabe adónde quiere llegar. La tradición es para él una fuente tanto de inspiración como de poder creativo. Allí está, precisamente, el origen de un creciente interés por la cultura judía, componente inseparable de la realidad del país durante siglos de historia. Los polacos son un pueblo con sensibili­ dad eslava y pragmatismo europeo. Tal vez a ello deban su gran creatividad; creativi­ dad que está allí, latente y lista para brotar.

45

No es de extrañar, por tanto, el gran auge de una vida cultural inclusiva, sin distin­ ción de edad o género. Los más destacados artistas, capaces de expresar el complejo espíritu polaco, han hecho que el arte, la literatura o el cine polaco continúen su di­ námico crecimiento. El hombre polaco es cautivador, mien­ tras que la mujer polaca está entre las más bellas del mundo –razón, tal vez, por la que algunos viajeros repiten visita. Muchos deciden quedarse para algo más que una breve estancia, prendados de la belleza femenina y del sabor único que ofrecen


46

Polska y los polacos

Cada año el Festival de Cultura Judía de Cracovia atrae a grandes multitudes •

los platos más tradicionales como el bigos. Y tras unos cuantos años de experiencia continuada, conocedores de más encan­ tos, pueden llegar a querer montar aquí su vida. Aquí pueden crecer y hasta llegar a ser importantes fuera de las fronteras del país. Una buena prueba de ello son los mú­ sicos siempre jóvenes John Porter y Nigel Kennedy. Muchos de los extranjeros que viven aquí se convierten en impulsores de la vida social y cultural, contribuyendo a la vez a la mejora del nivel de vida. Es única, en este sentido, la aportación que realizada por Mamadou Diouf, del Centro Multicul­ tural de Varsovia o Larry Okey Ugwu, del Centro Cultural del Báltico de Gdańsk. Son cada vez más los extranjeros que adoptan la nacionalidad polaca, con lo que paulati­ namente Polonia se está transformando en

país multicultural, fenómeno que se aleja de una burda medición en números de rollitos de primavera o kebabs. Los polacos son gente de trato fácil, tal vez con cierta propensión a la queja. Su estado de ánimo depende de los factores más variopintos, como la composición del gobierno, los atascos, la cola que se tiene que hacer en correos, la dificultad para dar con un buen albañil o incluso… ¡la presión atmosférica! Pues sí: los polacos están con­ vencidos de que afecta a su estado de ánimo. ¿Vigoroso y lleno de energía? La presión está subiendo. ¿Triste y abatido? La presión está cayendo en picado. Antes de llegar a Polonia, uno se debería hacer una pequeña pesquisa para ir provisto de teorías o conje­ turas en la materia que, para charlar con un polaco, ¡serán más que útiles! •


47

La población de Polonia es de 38,437,239 habitantes: 19,858,793 mujeres – o

18,619,809 hombres – o

51.6%

48.4%

Identidad nacional y étnica

Estructura por edades

indicada por los encuestados como la primera selección*

0.7 milion tiene (declara) el ­origen étnico diferente al polaco

435.8 k    silesianos

74.5 k

0–9 10-19 20–29 30–39 40–49 50–59 60–69 70–79 80–99 10.3% 10% 14.2% 16.4% 12.9% 14.0% 12.0% 6.2% 3.9%

alemanes

Religiones** 38.4 k

Ortodoxa   0.41%

ucranianos Testigos de Jehová 0.36%

36.4 k bielorrusos 17.7 k casubios 12.6 k romaníes 8.2 k rusos

37.3

7.1 k lemkos 5.6 k lituanos 3.6 k vietnamitas

millones de polacos

Protestante (luteranos, 0.32% calvinistas, metodistas) Ortodoxa griega 0.09% Pentecostal 0.07% Iglesia 0.03% ­Mariavita Otras 0.15%

3.0 k armenios 2.5 k judíos 2.3 k eslovacos 1.7 k italianos

No pertenece a ninguna iglesia

1.6 k ingleses 1.5 k franceses 1.3 k checos 1.2 k norteamericanos (EE.UU.) Desconocida 1.1 k griegos 0.9 k holandeses 0.5 k españoles 22.3 k otros

No contesta

2.4%

87.7% Católica romana

1.63% 7.1%

Source: Central Stati­stical Office of Poland, *National Census of Population and Housing 2011, Warsaw 2015 **Religious creeds in Poland 2012–2014, Warsaw 2016 Por primera vez en la historia se dio a los encuestados la opción de seleccionar la primera y la segunda identidad nacional y étnica.


48

Warszawa (Varsovia) Conoce la vibrante capital. La clave para entenderla es saber las veces que esta eclĂŠctica ciudad tuvo que empezar de cero, de la misma forma que lo hacen quienes llegan ahora aquĂ­ buscando una nueva vida. A lo largo de su historia, Varsovia, cuyo sĂ­mbolo es la representaciĂłn de una sirena blandiendo una espada y un escudo, fue varias veces destruida como consecuencia de guerras, levantamientos armados o represalias. En 1944, cuando prĂĄcticamente dejĂł de existir, con 9 de cada 10 edificios destruidos, parecĂ­a que su historia habĂ­a tocado fin.

AquĂ­ y allĂĄ î ?  Aeropuerto Chopin de ­Varsovia – 7 km î ?  Aeropuerto Modlin de ­Varsovia – 34 km îĄ? BerlĂ­n – 520 km Praga – 520 km Viena – 395 km Generalidades đ&#x;›Ą 1323    1,8 m   517 km2 î Š 5 386 PLN î € 255 k Cultura y  ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 59 î † 44   88 

 23 k î ƒâ€† 3.3k   531 


Warszawa

Pero un año más tarde la gente empezó a re­ gresar para levantar laboriosamente de las ruinas su querida capital, piedra a piedra. Hoy en día, su entramado urbano y su am­ biente parecen indicar lo apresurada que fue la reconstrucción. Edificios modernos de nueva planta con­ viven con las antiguas casas urbanas de alqui­ ler; asimismo, muchos de los edificios clásicos traen recuerdos del s. XIX. Hay también edi­ ficios al estilo realista socialista, vestigio del dominio soviético, con su máximo exponente: el Palacio de la Cultura y la Ciencia, clavado justo en el corazón de la ciudad.

49

La plaza Grzybowski y la iglesia de Todos los Santos, con rascacielos en segundo plano •

Para vivir el ambiente de la vieja Varso­ via no hay nada como un paseo por las calles del barrio de Praga, situado en la orilla este del Vístula. Esta parte está separada del resto de la ciudad por una serie de diques naturales que forman parte de la Red Natura 2000. Los vecinos de Varsovia acuden allí en masa por ser una popular zona de recreo, aunque sirve también de refugio para numerosas especies de animales y aves •


50

Warszawa

Lugares fantá­ sticos, cosas ­fantásticas

Para ver lo más impresionante de la historia de la moda es necesario visitar el molino real de Manufaktura Królewska en el Parque Real de Łazienki, un sitio emblemático que es, además, el único telar de Europa que viene funcionando sin interrupción desde el s. XVII. La factoría tiene en su cartera tejidos para grandes marcas de moda como Chanel, Dior o Givenchy. Para la moda también es esencial la céntrica calle Mokotowska, aunque antes de pasar por allí no estaría mal hacer una parada en el centro comercial cercano a la calle Mysia 3 que, en lo que es la moda y el diseño genuinos, supone para Varsovia lo que Corso Como a Milán. Aquí tiene su boutique Anna Orska, la diseñadora de joyas más creativa de Polonia. El centro tiene también el concept store SHE / S A RIOT, con ropa de marca, perfumes de todo el mundo, revistas o incluso chocolates. NAP Moda ofrece una buena

Anna Pięta y Magda Korcz, ­organizadoras de HUSH Warsaw, la mayor feria de moda y diseño polaco

selección de marcas polacas como ESTby ES., Zofia Chylak o Anna Gregory. De igual forma, en la calle Mokotowska hay tesoros ocultos; desde la boutique ecológica Wearso hasta la tienda de la famosa diseñadora polaca Ania Kuczyńska, además de muchas otras más. Para descubrir las mejores marcas polacas tan solo hay dejarse caer por allí. Los domingos, la música de Chopin, interpretada en los conciertos al aire libre, llega desde el Parque Real de Łazienki hasta los carriles bici de la avenida Ujazdowskie. Antes de visitar el Centro de Arte Contemporáneo Zamek Ujazdowski, con una exposición de piezas socialmente comprometidas en su patio frontal, no puedes olvidarte de pasar por la calle Koszykowa y la encantadora Aleja Róż o “avenida de las rosas”. Las boutiques aquí son una ocasión perfecta para renovar el armario. Puedes visitar Kyosk (parte


Warszawa

51

La memoria viva de Varsovia Jan Ołdakowski, director del Museo del Alzamiento de Varsovia, una de las instituciones históricas más concurridas y con más vida, creada para conmemorar la revuelta que comenzó el 1 de agosto de 1944 contra la ocupación nazi

superior de la página a la izquierda) y la galería Kaaskas. La confitería Lukullus ofrece un surtido de exquisitos pasteles, principalmente en sus pastelerías de la calle Mokotowska (a la izquierda, arriba) y la calle Francuska, del barrio Saska Kępa. El interior impresiona con su diseño y los pasteles son preparados a partir de recetas polacas y francesas. Los que más le gustan a Magda son las tartas Limoncello y el pastel Armani. Los propietarios del negocio se comprometen con los artistas locales para recuperar el ambiente histórico y bohemio de la capital. El museo Neon de Soho Factory que se encuentra en la calle Mińska 25 (A LA IZQUIERDA, ABAJO) documenta la historia de los letreros luminosos. La publicidad luminosa fue siempre un soporte privilegiado de las tiendas propiedad del Estado durante la época comunista, siendo algunas de las piezas del museo realmente extraordinarias •

“Es algo impresionante estar en Varsovia un 1 de agosto para poder presenciar los actos de conmemoración del alzamiento de Varsovia”, dice Ołdakowski. “A las 17.00 horas se ponen a sonar las sirenas y la ciudad entera se paraliza. Ver este gigante flashmob, con centenares de miles de personas que se detienen para guardar un minuto de silencio, coches y bicicletas que se paran en homenaje a los caídos, no me deja de impresionar. La gente de Varsovia siente un vínculo con la historia de la ciudad. Pero es una historia enrevesada, afectada por dos totalitarismos distintos: el nazi y el soviéti­ co. Y a esta historia debe Varsovia su imagen actual: visualmente caótica, a menudo sin encanto, aunque a pesar de eso –o justo por eso– con un gran dinamismo y creatividad; una ciudad en constante movimiento” •


52

¡Noche de fiesta! Michał “Borek” Borkiewicz, promotor artístico y fundador de los icónicos café clubes Plan B, Plac Zabaw y Dwa Osiem Plac Zbawiciela (en la página opuesta, lejos a la derecha) casi no necesita presentación, aunque esta no debería olvidarse. Es un símbolo viviente del cambio de costumbres que se han producido: la gente ha dejado sus casas para divertirse en la calle. Todo empezó con un pequeño local, Plan B, escenario de miniconciertos, reuniones y fiestas. Más tarde, en la zona apareció un diminuto café-pastelería Charlotte al que siguieron más bares y comedores de ambiente informal. Así, Plac Zbawiciela se ha ido convirtiendo en el lugar favorito de artistas, activistas, profesionales o, sencillamente, de un tipo de consumidor de bebidas más inteligente. Para algunos la zona es el símbolo de un ambiente relajado y de personas de mente abierta; para otros, de esnobs y hípsters (quienesquiera que sean). A mí me encanta. Lado ABC es el sello musical independiente más importante de Varsovia o, incluso, de Polonia. Es además un grupo artístico, una comunidad, una marca, un escenario… Decenas de músicos se reúnen para crear proyectos de lo más variado estilísticamente. Lado ABC no

Warszawa

tiene oficinas, distribución oficial ni estrategia de marketing; ni siquiera ganan dinero. Aun así, lanzan muchísimos temas de primera. Sus músicos tocan tanto en grandes festivales globales como en clubes pequeños. Plac Zabaw (escenario al aire libre de Plan B, a la orilla del Vístula) acoge cada verano un minifestival para Lado ABC. Plac Defilad (arriba a la izquierda) combina la energía acumulada por instituciones de la cultura en Varsovia, como café clubes del Palacio de la Cultura y la Ciencia (Bar Studio y Café Kulturalna) o el grupo de actores del teatro Teatr Studio, con las iniciativas del Ayuntamiento. Juntos han dado vida a uno de los espacios más vistos y más infrautilizados del centro de

Varsovia: Plac Defilad. Aquí se desarrollan acontecimientos de carácter cultural, debates, campañas sociales o medioambientales, entremezclados con los eventos oficiales del municipio. Las orillas del Vístula solían ser un territorio desaprovechado para la cultura y la gastronomía, siendo más conocidas por sus burdas barbacoas y las peleas entre gamberros en chándal. Hoy es una zona a la que va mucha gente, donde hay hasta quienes se pasan allí el verano entero. Desde luego se merecen un vistazo el Cud nad Wisłą, Pomost 511, Kurort, Sezon, Hocki Klocki, Barka y el cercano Plac Zabaw (abajo). ¡Y todos ellos ofrecen un rico programa cultural! Y si lo que buscas es música en un ambiente más tranqui-


53

Warszawa

lo o más íntimo, recomiendo personalmente el Free Jazz en Pardon To Tu, Klubokawiarnia Towarzyska, Oleandrów 3, Chmury (en el colorido barrio de Praga del otro lado del río), Kawiarnia Fawory y, para terminar, un sabrosísimo falafel en Bejrut de la calle Senatorska. ¡A todas esas partes puedes llegar en bici! •

El “lunfardo” de Varsovia

La jerga de Varsovia incluye no solo palabras y expresiones genuinas, sino también un tono de voz propio, palabras truncadas o retorcidas, cierto sentido del humor y una pizca de pavoneo. Para comprobarlo solo hace falta subirse a un taxi o callejear por Praga, el barrio situado en la orilla este del Vístula. Las diferencias saltan a la vista según sean las influencias de la zona o la ocupación de quien habla, con indicios de alemán y yidis. Antes de la II Guerra Mundial las diferencias notaban mucho más de

lo que hacen hoy en día. En los tiempos de la posguerra la jerga fue objeto de investigación científica y un recurso de la literatura más “iluminada”. La Asociación Jerga de Varsovia se ha marcado como objetivo no dejar perecer esa variedad de argot, el warsiaski. El grupo organiza talleres y eventos para mantener viva la tradición, publicando glosarios en la web o incluso enseñando la propia jerga Así, el “lunfardo” de Varsovia, con giros acres e inteligentes, sigue allí y de momento no parece querer irse al otro barrio •

Ejemplos de palabras y giros de warsiaski: graba – mano gablota – coche y, en su sentido propio, mueble vidriera para cualquier objeto de valor piterek – cartera

doliniarz – carterista o “habitante del valle” que bucea hondo en los bolsillos de la gente taryfiarz – taxista, por cobrar una “tarifa”


54

Warszawa

Bares de leche para todos De los tiempos de comunismo queda hasta hoy un fenómeno extendido y particularmente popular en Varsovia: los “bares de leche”. A pesar de su nombre, estos curiosos establecimientos sirven mucho más que leche, ofreciendo platos nacionales sencillos (sopas, pierogi, crepes y cosas por el estilo) a un precio subvencionado muy asequible. El que estén almorzando, mano a mano, un empresario con una persona sin techo no es de sorprender. Algunos mantienen su ambiente retro, mientras que otros han pasado por un pequeño lifting. El Bar Prasowy (a la derecha) de la calle Marszałkowska se convirtió en su día en una cause célèbre cuando las autoridades anunciaron su cierre. Los activistas reconquistaron el local, lo ocuparon y ellos mis-

mos se pusieron a servir platos. Al final se logró un acuerdo y el bar ha sobrevivido. Con un diseño más cuidado, sigue abierto hasta hoy •

Un museo en construcción El Museo de Arte Moderno de Varsovia es un perfecto ejemplo de institución nómada. Llevando años a la espera de su sede definitiva, no para de causar revuelo artístico y social en la vida de la ciudad. De momento ocupa las instalaciones de Emilia, una antigua tienda

de muebles (arriba), pero es posible que el sitio donde por fin esté sea un edificio diseñado por Thomas Phifer and Partners. En cualquier caso, aquí siempre hay ajetreo: exposiciones críticas, gente interesante, excelente literatura y catálogos de arte, ¡y un buenísimo café! •


Warszawa

55

¡La ciudad es nuestra! Activistas urbanos en acción

Joanna Erbel, socióloga, activista urbana, candidata de los Verdes a la alcaldía de Varsovia en 2014 La urbanización Osiedle Jazdów es un enclave verde en medio de una ajetreada ciudad, ubicado entre la escarpa del Vístula y Park Ujazdowski. Este barrio de casas finlandesas de madera construidas después de la II Guerra Mundial fue escenario de una dura batalla por su conservación entre 2012 y 2015. En un principio se quería echar abajo la urbanización para volver con otros proyectos, pero después de una serie de happenings organizados por los activistas de Open Jazdów, se firmó una carta de intenciones con el municipio para adoptar acciones conjuntas de protección de este patrimonio. Además de sus vecinos de toda la vida, Jazdów alberga sedes de numerosas ONG, dos huertos urbanos (arriba) y colonias de abejas. El plan de desarrollo de esta zona es fruto de las primeras consultas populares de Varsovia. Otro punto en donde se pueden ver las casas finesas es la urbanización Osiedle Przyjaźń, situado en el lejano barrio de Bemowo. Al igual que Jazdów, la barriada se construyó después de la guerra para alojar a los obreros que acudieron para reconstruir Varsovia. Cuando

estos se marcharon, surgió una legendaria zona universitaria, con cine, baños públicos, cafeterías, un consultorio médico y una guardería. La zona fue testigo del proceso de reconstrucción de la capital y, gracias a un grupo de activistas, en agosto de 2015 el alcalde de Varsovia decretó oficialmente la zona como lugar emblemático. Total, que respirando el aire fresco de la zona y admirando su arquitectura uno siente a la vez una gran energía social latente para proteger a la comunidad y su patrimonio. Nowe Dynasy es, a su vez, un antiguo velódromo con pista de hormigón situado en la calle Podskarbińska 11 del barrio Praga Południe. Es sobre él donde se concentra

la energía de los activistas urbanos, quienes desean devolver el antiguo uso a la pista y mantener la historia local. En 2014 una iniciativa conjunta del café club Dwa Osiem, teatro Koło, Zmiana Organizacji Ruchu y Studio Robot lanzó un debate público para revitalizar estas instalaciones. Gracias al crowdfunding llegaron a reunirse fondos para construir una minipista para carreras (parte superior de la página), primer paso para devolver a Nowe Dynasy su antiguo esplendor •


56

Warszawa

Caso único entre las grandes ciudades europeas, la orilla este del Vístula es en su mayoría una zona silvestre con frondosa vegetación y tramos de caudal no regulado. Sus playas de arena son un buen lugar para picnics y hogueras. Al otro lado del río, en la orilla derecha “civilizada”, la gente se amontona en cafés, clubes nocturnos o visita el Centro de Ciencias Kopernik, inaugurado en 2010. Este “exploratorio” científico es uno de los más atractivos en Europa, con un planetario y un jardín con vistas al río en su tejado. “La panorámica de Varsovia desde

el río es también algo que yo recomendaría”, dice Ołdakow­ski. “Y se puede hacer alquilando una piragua o desde un crucero urbano o “tranvía fluvial” , que ofrece sus servicios en verano. Las mejores vistas las ofrece la zona próxima al puente Gdański, con la Ciudad Vieja en primer plano, como si se tratase de las vistas pintadas por Bernardo Bellotto en el s. XVIII, pero con unos rascacielos de acero y cristal al fondo”. Uno de los puentes más modernos es el Świętokrzyski (abajo), que une el barrio vecino de Powiśle con Praga Południe •


Warszawa

57


58

Warszawa


Warszawa

59

Un milagro ­arquitectónico Grzegorz Piątek, crítico de la arquitectura, comisario de exposiciones arquitectónicas y proyectos artísticos

Son palabras que no paraban de escuchar­ se en la Varsovia de los años 50. La ciudad, asolada por los desastres históricos, volvía a la vida gracias al esfuerzo de la nación entera. Es importante tener claro que Var­ sovia es una ciudad flamante; incluso la Ciudad Vieja (a la izquierda) es nueva, puesto que fue reconstruida en los años 50 al quedar arrasada durante la II Guerra Mundial. Y, por ser un proyecto insólito de reconstrucción del s. XX, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Lo primero que destaca en el centro de Varsovia es la mole del Palacio de la Cultu­ ra y la Ciencia, de estilo realista socialis­ ta, rodeado de modernos rascacielos. Los edificios altos, considerados uno por uno, tal vez no sean de lo más elevado, pero formando un grupo destacan entre las ca­ pitales europeas, que tienden a construir edificios más bajos. Para ver lo más reciente en arquitec­ tura se puede visitar el barrio Powiśle. En primer término está la biblioteca de la Uni­

versidad de Varsovia, obra de Marek Bu­ dzyński y Zbigniew Badowski, considerada el último gran diseño posmodernista en Po­ lonia. Admirada tanto por los profesionales como por la gente de a pie, la biblioteca da servicio tanto a alumnos como al público en general. En lo alto de su tejado se ha dis­ puesto un jardín que ofrece una vista pa­ norámica de Varsovia. Siguiendo un poco Casa particular de Barbara y Stanisław Brukalski (1927 –1929) •


60

Warszawa

Este edificio modernista se inauguró en 1952 para albergar la sede del Comité Central del Partido Obrero Unificado de Polonia o Partido Comunista (a la izquierda). Hoy en día es el Centro Financiero y de la Banca (CBF), que además acoge un número de locales especializados en cerveza artesanal y elegantes cócteles (arriba) •

más en esa dirección, nos encontramos con el recientemente construido edificio de la Academia de Bellas Artes, situado en Wy­ brzeże Kościuszkowskie, diseñado por el estudio JEMS Architekci. Se trata de una es­ tructura racionalista en acero y cristal, de colores más cálidos que fríos, considerada un buen ejemplo de lo que es la arquitectu­ ra contemporánea polaca. Los aficionados al Modernismo pueden hacer una parada para tomar pierogi o un filete tártaro en el cercano bar Warszawa Powiśle, que se en­ cuentra en el vestíbulo de la antigua esta­ ción de trenes abierta en los años 50. Otra pieza destacada es Polin, Museo de la Historia de los Judíos de Polonia (PÁ­ GINA ANTERIOR, arriba), diseñado por el arquitecto finlandés Rainer Mahlamäki. Además de visitar la exposición misma, en

la que quedan reflejados mil años de una historia compartida por los dos pueblos, es importante pararse a contemplar su ex­ traordinaria y monumental arquitectura. Ver todas estas obras arquitectónicas no hará sino despertar la sed de más cosas. Un buen sitio para saciarla tomando algo es la antigua sede del partido comunista (arriba), ¡qué ironía que hoy sea el parqué de la Bolsa de Valores de Varsovia! El bar Cuda na Kiju sirve cervezas artesanales de moda, mientras que el Zamieszanie es conocido por sus cócteles. El ambien­ te informal y hípster que se vive allí es un contrapeso para esa arquitectura del poder tan monumental y, en las tardes cálidas, el patio da la sensación de ser una animada piazza italiana •


61 Palacio de la Cultura y la Ciencia wy 231 m bu 1955 ar Lew Rudniew

Cosmopolitan wy 160 m bu 2014 ar Helmut Jahn

De Varsovia al cielo En la Edad Media, el horizonte de la ciudad estaba dominado por el campanario de la iglesia de la Visitación, situada en la Ciudad Nueva. En el siglo XVII, el gran Castillo Real y la columna de Segismundo III Vasa se convirtieron en símbolos de Varsovia, recién declarada capital de Polonia. Hasta finales del s. XIX las casas apenas superaban los tres o cuatro pisos de altura. Sin embargo, con los nuevos métodos de construcción, se pudieron alcanzar alturas del orden de 50 metros. El récord se batió en 1908 con una torre diseñada al estilo medieval en la que tendría su sede la empresa telefónica sueca Cedergren (ahora torre PASTa). En 1933 se construye la torre Torre Prudential wy 66 m bub1934 ar  Stefan Bryła, Marcin Weinfeld

Prudential, una obra art deco de 66 metros diseñada por Marcin Weinfeld y Stefan Bryła, que se hace con la plusmarca. A mitad de los años 50, el listón es colocado mucho más alto: el Palacio de la Cultura y la Ciencia, con sus 231 metros, se convierte en el segundo edifico más alto de Europa. En los tiempos más recientes proliferan torres residenciales y de oficinas, haciendo que la silueta urbana de Varsovia sea una de las más cambiantes y espectaculares del continente. La torre Cosmopolitan, obra del germano-estadounidense Helmut Jahn, ha sido objeto de múltiples elogios por su elegante diseño • Torre del Reloj, Castillo Real wy 40 m bu 1622 ar  Matteo Castelli, Gaetano Chiaveri

PASTa, edificio de la Compañía Telefónica de Polonia wy 51 m bu 1908 ar  Bronisław Brochwicz-Rogoyski

Columna de Segismundo III wy 22 m bu 1643 ar  Agostino Locci, Constantino Tencalla Iglesia de Santa María, ­Ciudad Nueva wy 32 m bu 1411 ar  Desconocido


62

Šódź Una Šódź creativa. Comparada con otras ciudades de Polonia, Šódź tiene una historia bastante peculiar. Pese a ser reconocida como ciudad ya en la Edad Media, no fue hasta el s. XIX cuando se produjo un vertiginoso aumento de su población. Partiendo de varios centenares de habitantes, a comienzos de la I Guerra Mundial Šódź pasó a contar ya con un millón de vecinos. La razón de ello radica en la Revolución Industrial que hizo de Šódź uno de los principales centros europeos de la industria textil. Fue una hazaùa de polacos, alemanes, judíos y rusos por igual.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de Ĺ Ăłdź – 7 km îĄ? Varsovia – 120 km BerlĂ­n – 425 km Praga – 400 km Generalidades đ&#x;›Ą 1423    711 k   293 km2  î Š 3837 PLN î € 83 k Cultura y ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 19 î † 36   43

 5848  î ƒâ€† 727   97 


63

Łódź Abajo: El Centro Nacional de Cultura del Cine es parte del proyecto cultural y de revitalización urbana EC1– Ciudad de Cultura – El Nuevo Centro de Łódź. EC1 es el antiguo recinto industrial de la primera planta eléctrica de la ciudad, próximo a la estación de trenes Łódź Fabryczna. Desde el año 2010 se están llevando a cabo obras de remodelación para dotar a la zona de un uso cultural y de ocio, y todo ello dentro de un ambicioso plan de revitalización urbana desarrollado sobre una superficie de 100 hectáreas del centro de Łódź •

Arriba: Księży Młyn (Molino del Cura) es una amplia zona de Łódź que se ha conservado casi intacta desde su apogeo industrial. Karol W. Scheibler, uno

Esta diversidad es notoria no solo en los palacios de los grandes manufactureros y las áreas posindustriales, sino también en las lápidas mortuorias y en los lugares de culto de las distintas religiones. Durante la época comunista surgió la Escuela de Cine de Łódź (popularmente conocida como Filmówka). Entre sus alumnos hay numerosos cineastas de renombre, como Andrzej Waj­ da, Roman Polański o Krzysztof Kieślow­ ski. La transición política iniciada en 1989 supuso la ruina para la industria textil y el consiguiente declive de la ciudad. Sin em­ bargo, desde hace algún tiempo Łódź está

de los propietarios industriales más importantes del s. XIX, mandó construir la fábrica y una barriada industrial que llegó a formar un enclave de la ciudad •

viviendo el comienzo de una regeneración al redescubrir su espíritu creativo e inno­ vador. Hoy en día, la ciudad acoge grandes eventos, como el Festival Internacional del Cómic y Juegos, el Festival de Cuatro Cul­ turas de Łódź o FashionPhilosophy Fashion Week Poland, atrayendo a personas crea­ tivas de las más variadas profesiones. Al mismo tiempo, Łódź lidera hoy la fabrica­ ción de fármacos contra el cáncer gracias a las compañías biotecnológicas que han ido surgiendo en torno a los centros universi­ tarios y científicos de la región •


64

Películas y woonerfs Łukasz Dzięcioł, productor de cine, Opus Film Para los cineastas, Łódź es un lugar excepcional. Desde una disposición colaborativa de las autoridades locales hasta el carácter abierto y solidario de sus gentes, se convierte en el sitio idóneo para un rodaje. Łódź es única: en ninguna par-

Łódź te del mundo los productores de películas cuentan con tal espíritu colaborativo y de buen entendimiento. El tejido urbano está compuesto mayoritariamente por antiguas fábricas que se prestan a la perfección para este tipo de iniciativas artísticas. La avenida principal es la preciosa calle Piotrkowska (abajo), que siempre ha estado en el corazón de la ciudad. Parte de esa energía latente ha ido para Manufaktura, un centro comercial y de arte que, pese a ser claramente un proyecto empresarial, combina a la per-

fección el ocio con la cultura. Aparte de los conciertos y exhibiciones que acoge la ciudad, Łódź presume del museo de arte moderno más grande de Polonia, el ms2. Las bocacalles de Piotrkowska están cobrando un nuevo carácter, convirtiéndose en zonas residenciales con patios vivientes o woonerfs, de tráfico restringido, fomentando así la convivencia entre sus residentes. El primer woonerf es la muy concurrida calle 6 Sierpnia, aunque no paran de surgir zonas nuevas •


65

Łódź

Muchas de las antiguas factorías fueron derribadas, aunque algunas han sido convertidas en modernos centros comerciales y de ocio, como los antiguos edificios de la factoría de Izrael Poznański, hoy sede de Manufaktura, o la Factoría Blanca de Ludwik Geyer de la calle Piotrkowska, que alberga el Museo Central del Textil (arriba). Más

de un centenar de chimeneas antiguas pueden seguir viéndose por toda la ciudad. La Sala Neoplástica (abajo), obra del Museo de Arte de Łódź, fue diseñada por Władysław Strzemiński. El Museo se centra principalmente en el estudio y exposición de las vanguardias artísticas, acogiendo manifestaciones del arte progresista •


66

Łódź

Ama a tu ciudad

Pola Stępień, diseñadora ­local y creadora de la marca Moda Polka.

“Pograjka łódzka” (arriba) es una serie de encuentros que se celebran a lo largo de todo el año, consistiendo mayormente en fiestas y en talleres de música. Se trata de un proyecto de promoción de la cultura folk a través de actividades lúdicas que encierran un componente tanto educativo como artístico. Es bastante divertido, con bailes hasta la madrugada y ritmos folk que hacen vibrar el cuerpo entero. Los eventos suelen celebrarse en el Teatro Szwalnia de la calle Struga. El Centro de Diálogo Marek Edelman está comprometido con la promoción del legado de una Łódź multicultural y multiétnica, con particular atención a la tradición judía y a la de las demás culturas que a lo largo de la historia han ido contribuyendo al desarrollo de la ciudad. El centro está en la calle Wojska Polskiego 38. Mi restaurante favorito es el Lokal. Su lema es: “Come localmente, actúa globalmente. Ayuda a las iniciativas locales, compra alimentos locales, escucha a las bandas locales y ve a sus conciertos; sé solidario con los artistas locales. Estudia, trabaja

y vive aquí. Ama a tu ciudad”. Es un lugar políticamente comprometido y, al mismo tiempo, familiar y agradable: una comida deliciosa, una cocina local inspiradora, programas artísticos regulares y conciertos y eventos musicales por las noches. Llevo ya años diciendo que el mejor café de la ciudad se sirve en el café club Owoce i Warzywa (Frutas y Verduras, izquierda). Está en la calle Traugutta 9, que fue recientemente renovada y convertida en un woonerf o zona residencial. Y justo al ladito, la mejor heladería de todas: Łodziarnia. Localizada en la calle Sienkiewicza 9, sirve helados de máquina elaborados en el lugar, hechos con ingredientes naturales y sin aditivos. El club con la música más interesante es el DOM, fundado por los veteranos del underground local, que opera desde el OFF Piotrkowska, ubicado en el antiguo molino de algodón de Franciszek Ramisch. Hoy en día el lugar es un centro en el que confluyen clubes, restaurantes, salas de exposiciones, locales de ensayo o concept stores. Calle Piotrkowska 138 / 140 •


67

Łódź OFF Piotrkowska (izquierda) es en la actualidad el lugar más de moda. Se trata de una antigua factoría de Ramisch reconvertida en un bullicioso centro de producción creativa. El centro presume de estudios de diseño y moda, clubes de música, restaurantes, salas de exposiciones, salas de ensayo y mucho más •

Los espacios paralelos

Los murales de la calle Roosevelta 5 (arriba) son obras del grupo brasileño Os Gemeos y del español Aryz, artistas urbanos, y pertenecen al proyecto Urban Forms Gallery •

Bałuty, con su infame reputación de barrio de mala muerte, protagoniza la obra del historietista Robert Popielecki. Algunas de sus calles invitan con su esplendor y renovada elegancia, nuevos restaurantes o fascinantes propuestas artísticas. Otras guardan celosamente sus secretos, vedando el paso a los transeúntes con puertas de hierro y porteros automáticos. Es como si todo visitante indeseado fuera a despojar a los lugareños de sus BMW o Audis de segunda o tercera mano, que funcionan con gas natural por ser la opción más barata. Adentrarse en otros barrios es aún a riesgo y ventura del valiente. Y, sin embargo, un paseíto por las calles paralelas de Łódź permite a uno quedarse con una pizca de su ambiente •


68

Łódź

Una Łódź que está de moda Fiel a su origen, Łódź continúa cultivando su tradición textil, aunque ahora con menos empeño industrial y más con afán por lo creativo. La ciudad se está convirtiendo en un Milán de Polonia, en la capital polaca de la moda y del diseño, acogiendo las más importantes pasarelas: Fashionphilosophy Fashion Week Poland, Złota

Pan tu nie stał! (¡Usted se ha colado!): empresa de ropa y textiles de Łódź fundada en 2006. Ofrece una amplia variedad de prendas hip y accesorios inspirados en la estética de una Polonia comunista de los años 60, 70 y 80 (derecha) •

Nitka, The Diploma Fashion Show, una muestra de los trabajos de fin de carrera de los alumnos de la Facultad de Diseño de la Academia de Arte Strzemiński, Fashion Lab o el RE-ACT Fashion Show; eventos en los que participan tanto principiantes como diseñadores y marcas de reconocido prestigio. Los diseñadores y los

técnicos de la industria textil pueden cursar los estudios en varios centros universitarios de Łódź, como la Facultad de Diseño y Moda de la Academia de Arte, el Technical College o la Facultad de la Tecnología de Materiales y Diseño Textil de la Universidad Politécnica de Łódź. Al mismo tiempo, el Museo Central del Textil, ubicado en la antigua fábrica de Ludwik Geyer, desarrolla actividades de divulgación en torno a la historia de la moda, el tejido o la producción textil •


69

Łódź

Łódź Design Festival (arriba y a la izquierda) Otro ejemplo del compromiso con la producción creativa es el Festival de Diseño de Łódź, con su bien merecida fama de evento más importante de estas características en Europa Central y del Este. El festival es una muestra de las variadísimas caras del diseño moderno, dando cabida al diseño industrial, la artesanía, el diseño gráfico y la arquitectura, manteniendo siempre un vínculo con la moda •


70

Palacio Poznański Las familias de los grandes fabricantes de telas, como los Poznański, Scheibler, Heinz, Herbst o Biedermann, dejaron un legado de palacios monumentales. El Palacio Poznański es el más importante, llegando a apodarse como el “Louvre de Łódź” por sus detalles ­artísticos  • 

Łódź


71

La tierra prometida del arte cinematogrĂĄfico La ciudad ha protagonizado un total de casi 150 pelĂ­culas, siendo la Escuela de Cine de Ĺ ĂłdĹş la cantera de numerosos cineastas polacos de renombre mundial • Andrzej Munk î €  1951 

Andrzej Wajda î €  1953 

Kazimierz Karabasz Los mĂşsicos LeĂłn de San Marcos, Venecia đ&#x;?†  1959  î € Roman PolaĹ„ski

 1960  Roman PolaĹ„ski El cuchillo en el agua CallejĂłn sin salida dir. Roman PolaĹ„ski Oso de Oro, BerlĂ­n fm đ&#x;?†  1962   1963   1966   1967  î € đ&#x;?† Jerzy Skolimowski Jerzy Skolimowski La partida Oso de Oro, BerlĂ­n Tango La tierra prometida dir. Zbigniew dir. Andrzej Wajda ­RybczyĹ„ski fm fm  1975  El hombre de hierro Zbigniew SimbologĂ­a dir. Andrzej Wajda ­RybczyĹ„ski fm Tango đ&#x;?† Premios Andrzej Wajda Ă“scar al ­mejor fm Estreno El hombre de hierro cortometraje î € GraduaciĂłn de cineastas Palma de Oro, Cannes a ­ nimado Jan Jakub Kolski đ&#x;?† đ&#x;?† î €  1981   1982 1983   1984  1985 î € đ&#x;?† Piotr Kielar Ilona Ĺ epkowska Krzysztof Zanussi î € El aĂąo del sol tranquilo Tres colores: Azul LeĂłn de Oro, Venecia dir. Krzysztof KieĹ›lowski 

fm LeĂłn de Oro, Venecia đ&#x;?†  1993 

Pan Tadeusz dir. Andrzej Wajda fm  1995  1998  1999  î € î € Xawery ĹťuĹ‚awski MaĹ‚gorzata Szumowska  2000  Roman PolaĹ„ski đ&#x;?† Andrzej Wajda El Pianista Oso de Oro honorĂ­fico, Andrzej Palma de Oro, Cannes Wajda BerlĂ­n đ&#x;?† Ă“scar đ&#x;?†  2002   2003  honorĂ­fico  2006  đ&#x;?† fm Roman PolaĹ„ski Black Hawk d ­ erribado El pianista Dir. Foto. Ă“scar al mejor ­SĹ‚awomir  Ida director Body / En cuerpo y alma Idziak Dir. Foto. Ryszard Lenczewski, dir. MaĹ‚gorzata Ĺ ukasz Ĺťal Szumowska fm fm  2013   2015 


72

Katowice y Silesia Para variar Silesia se quita su vieja piel. Una regiĂłn nacida del carbĂłn hoy se estĂĄ reinventando con una apuesta audaz por la cultura y la innovaciĂłn. AquĂ­, uno puede elegir entre visitar centros de arte en las antiguas minas de carbĂłn o perderse entre la multitud en uno de los mejores festivales de mĂşsica en Europa. En Katowice tambiĂŠn nacen unas start-up Ăşnicas. Sin embargo, en su afĂĄn por lo nuevo, los habitantes de Silesia no se olvidan de lo que los hace muy especiales: la tradiciĂłn minera, arraigada en el inconfundible lenguaje de la zona, la dureza de su trabajo y una arquitectura posindustrial.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de ­Katowice – 24  km îĄ? Praga – 330 km Bratislava – 270 km Vienna – 300 km Budapest – 310 km Generalidades đ&#x;›Ą 1865    305 k   165 km2 î Š 5 199 PLN î € 58 k Cultura y­ ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 5 î † 10   11

 3.3k î ƒâ€† 409   74 


Katowice y Silesia

73

arriba: Un concierto en la mina de carbón Guido de Zabrze •

La región está vertebrada en torno a una hilera de ciudades unidas por el ferrocarril y el tranvía. La conforman Katowice, Zab­ rze, Bytom, Chorzów y muchas otras locali­ dades de carácter posindustrial; cada una con sus propias particularidades. Juntas constituyen la Asociación Metropolitana de las Ciudades de Silesia, un área con casi 3 millones de habitantes conocida popular­

mente como “la Metrópoli de Silesia”. Tal vez la mejor manera de captar la diferencia entre la Silesia del pasado y la del presente es bajar en un ascensor hasta las profundi­ dades de la histórica mina de Guido, en Za­ brze. Provistos de cascos y linternas para poder ver dentro de la mina, los visitantes del monorraíl elevado –único en toda Eu­ ropa que está abierto al público– pueden


74

Katowice y Silesia

El Barrio Cultural de Katowice se encuentra en el recinto de la antigua mina de carbón Katowice, entre el icónico Spodek (arriba, a la derecha) y las nuevas instalaciones que albergan el Centro Internacional de Congresos, la Orquesta Sinfónica de la Radio Nacional de Polonia y el Museo de Silesia (izquierda) •

comprobar cómo se realizaban las labores mineras en los siglos XIX y XX. Una vez aba­ jo, a una profundidad de 320 m, entre las opciones que nos podemos plantear está la de tomar un refresco en el bar Sala de Bom­ bas o asistir a un espectáculo en las tablas del Teatr na Poziomie, el escenario situado a mayor profundidad en Europa. Una mina de cultura Las tradiciones mineras siguen su curso de la mano de las grandes multinacionales como Kopex o Famur, que fabrican equi­ pos para minas tan distantes como las de

China. Sin embargo, basta con una mirada en derredor para darse cuenta de que son cada vez menos las chimeneas que escupen polvo a la atmósfera y más las institucio­ nes de cultura. En Katowice, capital de la región de la alta Silesia, siguen divisándo­ se –entre la arquitectura modernista de preguerra– la antigua central eléctrica o los impresionantes proyectos de la época comunista. Entre ellos está la sala de con­ ciertos Spodek, que debe su nombre al pare­ cido con un platillo volante. No obstante, si los extraterrestres fueran a venir aquí hoy mismo, se encontrarían otras obras arqui­


Katowice y Silesia

tectónicas igual de atrevidas: el nuevo au­ ditorio de la Orquesta Sinfónica de la Radio Nacional de Polonia, el Centro Internacional de Congresos o el flamante Museo de Silesia, situado en la antigua mina Katowice (con una excepcional colección de arte naíf). Este eje cultural es el nuevo rostro de una ciudad postindustrial. La patria chica El pasado late en los antiguos barrios obre­ ros de Giszowiec y Nikiszowiec, con sus vi­ viendas multifamiliares de ladrillo rojo, las llamadas “familioki”. Las casas son el testimonio de la com­ pleja historia de esta región minera, siem­ pre apetecible para los imperios vecinos de Rusia, Austria y Alemania. Su atractivo hizo que se repartieran la región, gober­

75

nándola hasta la I Guerra Mundial. Acaba­ do el conflicto, la zona volvió a dividirse, esta vez entre Polonia y Alemania, hasta su plena incorporación a Polonia en 1945. Y pese al revuelo histórico, económico y social, Silesia siempre pudo contar con una gente fascinada por su propia “patria chi­ ca”. Los silesianos tienen una lengua propia y forman un grupo con una identidad única que se fue forjando en medio de las influen­ cias polacas y alemanas. El énfasis puesto en la familia, el gran valor que se le con­ cede al trabajo y el carácter que imprime la tradición minera a sus gentes son, en su conjunto, una gran ayuda a la hora de desa­ rrollar proyectos arquitectónicos, montar cafés u organizar festivales de música •


76

Una Silesia alternativa

Przemo Łukasik, arquitecto (Medusa Group). Autor del diseño del Loft Bolko (derecha), vivienda reconocida por los profesionales que ocupa una antigua sala de lámparas de la mina de carbón Bytom. Reside allí con su familia. Silesia se presta a lecturas diferentes. Yo recomiendo abordarla desde su trastienda y no desde el lado que más lógico pueda parecer. Por poner un ejemplo: una buena opción es subirse al tren para recorrer el itinerario desde

Katowice y Silesia

Chorzów, pasando por Ruda Śląska hasta Bytom y Katowice, y descubrir la cara que ofrece Silesia desde la ruta ferroviaria. Es un rostro sin maquillar, con grafitis vulgares de los hinchas de fútbol, barbacoas en las diminutas trastiendas y gente auténtica que no finge ser quien no es. Y echando una ojeada fuera, se ven los “familioki” (arriba) o casas obreras fabricadas con ladrillo en las que vivían los trabajadores de las plantas industriales que formaban la llamada “ruta del carbón”. La imagen es particularmente interesante para quien las visitas turísticas son un constante captar de fotogramas, ya que a cada paso pueden sacarse fascinantes instantáneas. “Alternatif turistik” es un término que apareció en Silesia, hace unos cuantos años, cuando el Centro de Arte Contemporáneo Kronika de Bytom publicó una guía por las zonas

posindustriales escrita por Marcin Doś y Radek Ćwieląg. Edificios que hasta hacía poco no hubieran podido tan siquiera fotografiarse se han convertido (aunque de forma oficiosa) en espacios disponibles para el visitante. A menudo quedamos por Internet para explorar aquellos lugares. Vamos de una factoría antigua a otra en


Katowice y Silesia

bicicletas (ARRIBA), echamos allí una partidita o dos de turbo golf (A LA DERECHA) y nos quedamos maravillados por sus estructuras. Un edificio similar es la central eléctrica de Szombierki en Bytom, con una fascinante combinación de vigas y postes, que comparte el mismo potencial arquitectónico e histórico con el Museo de Silesia, situado en la ya cerrada mina de carbón de Katowice. De la misma forma que el resto de Silesia, esta también busca un nuevo escenario para sí. ¿Quizá pudiera acoger un exploratorium de divulgación científica? •

77


78

Picnic en una… escombrera

Katowice y Silesia

Michał Kubieniec y Dominik Tokarski, fundadores del icónico café club Kato y del Geszeft, un nuevo concepto del comercio local en el barrio Koszutka de Katowice.

El modernismo de la posguerra es un rasgo presente en muchos de los edificios de la época comunista en Katowice, construc­ ciones que, en las acertadas palabras del escritor Filip Springer, eran un “dispara­ te”. Spodek, o platillo volador, es uno de los elementos más simbólicos de la ciudad, aunque tampoco deberíamos olvidarnos del Superjednostka (Superunidad), un blo­ que de viviendas de 187 m de longitud he­ cho al estilo de Le Corbusier, o la barriada Osiedle Tysiąclecia (arriba), cuyo nombre conmemora el milésimo aniversario del Estado de Polonia (popularmente conoci­ do como “Tauzen”). Son, en fin, unas obras para ser vistas por quienes anteponen las soluciones innovadoras a las plazas del cas­ co antiguo. Koszutka, a pesar de ser el barrio más pequeño de Katowice, es una tierra fértil para las iniciativas de la zona, llena de acti­ vistas y de la nueva artesanía urbana. Des­ de aquí opera la iniciativa espontánea por un “despertar” del barrio, “Pobudka Koszu­

tka”, o la asociación Napraw Sobie Miasto (Arréglate la Ciudad), dirigida por Paweł Jaworski. Ambos organizan festivales de barrio y campañas locales (A LA DERECHA, ABAJO). Es aquí donde está la mejor sastre­ ría del pueblo, una tienda con accesorios para hombres llamada Poszetka (derecha), la panadería y café Lokal (y la más intere­ sante galería de arte independiente: Dwie Lewe Ręce [Manazas], dirigida por Maciej Skobel). Además, el barrio cuenta con un montón de puestos de frutas y verduras, un mercadillo tradicional, una tienda con productos árabes, una freiduría de pescado y muchos otros lugares de interés. Te puedes plantear también hacer un picnic en una escombrera de mina – una forma muy típica de ocio en Silesia. Las escombreras, vestigio de la actividad mi­ nera que forma parte del paisaje de Silesia, se han convertido en un lugar de ocio, con picnics y barbacoas incluidos. Recomiendo personalmente la del barrio Kostuchna de Katowice, tanto por la mina Boże Dary (aún


Katowice y Silesia

en funcionamiento) como por las vistas a los lejanos montes Tatras. Off Festival, Tauron Nowa Muzyka y Ars Cameralis son festivales enfocados en una música más ambiciosa. Se celebran en lugares de interés como el Museo de Silesia (una antigua mina), Dolina Trzech Stawów o, como el festival Ars Cameralis, en dife­ rentes sitios a lo largo de toda la región. En cuanto a la cocina silesiana, los platos típicos se pueden encontrar en res­ taurantes como SITG, ubicado en un bello y posindustrial Nikiszowiec, o Karczma pod Młynem, situado en Dąbrówka Mała. Allí nos espera un almuerzo de lo más clásico: rollos de carne picada, lombarda cocida y ñoquis silesianos, acompañados de kompot (bebida de fruta cocida). ¡Esta comida tan consistente te dará las fuerzas suficientes para que puedas seguir visitado la ciudad! •

79


80

Una ­visita menos ­formal Karol Piekarski, experto en medios de comunicación, trabaja en la Institución Cultural Katowice – Ciudad de Jardines. Comisario del proyecto experimental Medialab Katowice, combina el trabajo creativo con la actividad investigadora y docente.

Katowice y Silesia A quienes quieran visitar la ciudad sin un plan establecido les sugiero seguir la Ruta de los Murales de Katowice (abajo, a la derecha), asomándose de paso a los patios revitalizados por los vecinos dentro del proyecto Plac na Glanc (en el centro, a la izquierda), buscando letreros luminosos de la ciudad, haciendo también una visita al skatepark en Paderewa y terminando con un almuerzo en uno de los interesantes locales de la calle Mariacka. Otra buena idea sería apuntarse a un concierto en Leśniczówka, en el enorme y lleno de tintes retro Park Śląski de Cho­ rzów (a pie página, a la izquierda). El auditorio de la Orquesta Sinfónica de la Radio Nacional de Polonia no solo ofrece sinfonías clásicas, sino que también propone con regularidad conciertos de la Orquesta de Música Nueva y estrenos de nuevas piezas. Biuro Dźwięku (Oficina del Sonido) de Katowice reú-

ne, en talleres y espectáculos, intérpretes que experimentan con música electrónica. Lo que más me gusta de Silesia es la combinación de un urbanismo dinámico con la naturaleza. Aparte del Park Śląski, también recomendaría Dolina Trzech Stawów y las zonas boscosas que se extienden por el sur de Katowice hacia Mikołów y Pszczyna, un buen sitio para ir explorando en bicicleta durante largas horas. El diseño silesiano es interesante porque apunta a la historia contemporánea de la región. Un buen ejemplo lo constituye el jabón de hulla (o Mydło Sadza, parte superior, a la derecha), las joyas Brokat hechas de carbón o el Spodek (platillo) de porcelana, obra de Bogdan Kosak. Para hacerse con los souvenirs de la región uno puede acudir a la tienda Gryfinie (derecha) de Krzysztof y Klaudia Roksela, ambos divulgadores del dialecto silesiano •


81

Katowice y Silesia

Un castillo lleno de diseño La ciudad de Cieszyn, capital de la microrregión de Silesia Cieszyn, ofrece un asombroso número de maravillosas obras arquitectónicas que abarcan desde el estilo románico hasta el secesionista. Pero el lugar no solo vive de su pasado: es también sede de la institución de diseño Zamek Cieszyn (Castillo de Cieszyn, arriba y en la parte superior). Se trata de un centro que combina el

diseño contemporáneo con la artesanía más tradicional, y los oficios en vías de extinción con las tecnologías más innovadoras. Es la sede del Śląski Klaster Dizajnu (Agrupación Silesiana de Diseño) que fomenta la cooperación entre el tejido empresarial y los diseñadores, siendo impulsor de EIDD Design for All Europe, iniciativa que promueve un diseño socialmente comprometido •


82

Katowice y Silesia

owice above and below ground

Arriba: El auditorio de la Orquesta Sinfónica de la Radio Nacional de Polonia es obra del arquitecto Tomasz Konior y cuenta con una de las me-

jores condiciones acústicas de ­Europa •


83

Katowice sobre y bajo tierra

Imagen (parte superior de la página opuesta) y esquema (abajo) del nuevo Museo de Silesia ubicado en el recinto de la antigua mina Katowice. La decimonónica planta minera in-

tegra unos modernos espacios expositivos situados bajo tierra. El Museo de Silesia cuenta con siete niveles, tres de ellos subterráneos •

74 19 s tu Al rre To 03 ce 20 in ov Pr s na rt ci po ofi ex de al St rre s To re r o 85 To ad 19 81 st 19 lE de s R ile rr HP ca s a rro nd Fe ie 70 viv de o ka de ci us e ifi nc qu Ed o ra Bl sF na ci ofi

rre To

68 19

35 19

Los edificios más altos y las minas más profundas de Katowice

Museo de Silesia

de 34 19 rre To

62 m

1890 Mina de carbón Ferdynand 473 m

1913 Mina de ­carbón ­Wujek 540 m

1934 Mina de carbón Wujek 613 m

73 m

1962 Mina de carbón Wujek 680 m

83 m

90 m

1970 Mina de carbón Staszic 720 m

99 m

105 m

1981 Mina de carbón Wujek 730 m

Adaptado de la infografía realizada por Medialab Katowice con motivo de la exposición Apetyt na radykalną zmianę (Apetito de un cambio radical), Katowice 1865 – 2015.

125 m

Mina de carbón­ Murcki – Staszic 980 m


84

KrakĂłw (Cracovia) Cracovia (KrakĂłw en polaco) es una solemne ciudad real, gĂłtica y renacentista, orgullosa de sus tradiciones. En su cima se erige el Castillo Real de Wawel, donde reposan para toda la eternidad los restos mortales de la realeza y los altos dignatarios de Polonia. Pero Cracovia tiene tambiĂŠn una cara distinta: la de una capital fiestera, una ciudad de bullicio que nunca duerme, atrayendo a multitudes ansiosas de recorrer sus lugares mĂĄs emblemĂĄticos con el afĂĄn de divertirse y pasarlo bien.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de ­Cracovia – 11  km îĄ? Varsovia – 255 km Bratislava – 295 km Viena – 330 km Budapest – 295 km Generalidades đ&#x;›Ą 1257    759 k   327 km2 î Š 4153 PLN î € 171 k Cultura y­ ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 51 î † 45   42

 20 k î ƒâ€† 1333   238 

A la izquierda: Vista de Cracovia, Crónicas de Núremberg por Hartmann Schedel, 1493 •


Kraków

El rostro más tradicional de Cracovia se pue­ de apreciar al recorrer sus calles siguiendo el Camino Real, que arranca en la Barbaca­ na y continúa por la Basílica de Santa María (arriba), hogar del precioso retablo gótico de Veit Stoss, desembocando finalmente en el castillo renacentista de Wawel. La antigua judería de Kazimierz, sin embargo, ofrece una impresión bien distinta: tras años en

85

declive, ahora es un hervidero de terrazas y bares de moda que recuerdan el ambiente y carácter de la zona anteriores al Holocaus­ to. Otro barrio en boga es el posindustrial Zabłocie, que cobró una nueva vida con la apertura del Museo de Arte Contemporáneo MOCAK en la antigua fábrica de esmaltes de Oskar Schindler, dando impulso al proceso de revitalización de la zona •


86

Kraków

Una Cracovia simbólica En 1978 Cracovia fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y, siendo la antigua capital de Polonia, no deja de tener una gran importancia en la tradición, cultura y memoria polacas, contribuyendo esencial­ mente a la identidad nacional. La Catedral de Wawel (abajo, junto con el Castillo Real de Wawel) es el primer panteón nacional, con tumbas de casi todos los reyes de Polonia y sus familias. El primer monarca cuyos restos mortales reposan en la catedral es Władysław Łokietek (el Breve), muerto en 1333. Con el paso de los siglos, Cracovia se convirtió en lugar de entierro de las figuras célebres del mundo de la cultura y la ciencia, cantautores y líderes políticos. A lo largo del s. XIX, la Crip­ ta de los Polacos Ilustres en Skałka (Cracovia) se fue quedando con el papel de mausoleo nacional. Hoy en día yacen allí, entre otros,

polacos célebres como Karol Szymanowski, Stanisław Wyspiański o Czesław Miłosz. Nowa Huta, hoy uno de los barrios de Cracovia, tiene sus orígenes en la época comunista. Por aquel entonces era una ciu­ dad independiente adyacente a una gran planta siderúrgica y, al mismo tiempo, un contrapeso a la intelectual y conservadora Cracovia. Fue la primera localidad diseña­ da íntegramente como ciudad socialista, bella y cómoda, siendo a su vez un baluarte del proletariado. Se marcaba así un camino hacia la sovietización, línea que debiera se­ guir el Estado. Sin embargo, lejos de pros­ perar, la idea dio lugar a que Nowa Huta se convirtiera en la sede del mayor centro de resistencia del sindicato Solidaridad. Y allí sigue, como una curiosa utopía de diseño arquitectónico y urbano •


Kraków

87 A LA IZQUIERDA: Błonia, un amplio pastizal en el centro de la ciudad, queda a menos de 2 km de la Plaza de Mercado de la Ciudad Vieja. El centro de la ciudad, densamente urbanizado y parco en zonas verdes, agradece la proximidad de un parque abierto con una impresionante vista del Montículo de Kościuszko y la colina de Sowiniec. Es un lugar idóneo para ir en bicicleta, dar un paseo o realizar otras actividades recreativas •

A LA DERECHA: “Nowa Huta no es un barrio, sino una ciudad dentro de otra, creada artificialmente en medio de la nada”, dice Karol Konwerski, creador de juegos de ordenador, guionista y vecino de Nowa Huta. A diferencia de Cracovia, no es una malla fortuita de viviendas, iglesias y monumentos históricos. “Huta” es un todo acabado, diseñado conforme a las líneas maestras de una ciudad-jardín renacentista e ideal. Es una ciudad socialista ejemplar, en la que a cada vecino le toca un árbol y una plaza en el refugio nuclear •

IZQUIERDA: Los belenes (szopki) al estilo de Cracovia, con ricos adornos y estructuras de varios niveles, representan los edificios más emblemáticos de Cracovia en miniatura. Desde el siglo XIX, estas escenas del nacimiento de Jesús forman parte de la tradición de la ciudad. Con el paso del tiempo han llegado a ser algo que difícilmente puede ser visto en otras partes de Europa o, incluso, del mundo entero •


88

Kraków

Hejnał Mariacki (derecha) es un toque de trompeta interpretado cada hora desde lo alto de una de las torres de la Basílica de Santa María de Cracovia. El toque del mediodía es retransmitido en directo por la Radio 1 de la Radio Nacional de Polonia. De su interpretación se encargan dos bomberos profesionales en turnos de 24 horas, tocando cada uno de ellos hasta 48 veces, ya que la melodía es dirigida por el trompetista hacia los cuatro puntos cardinales •

Antiguo Hotel Forum (izquierda), edificio brutalista diseñado por Janusz Ingarden. Se trata de una obra construida entre 1978 y 1988, aunque el hotel permaneció abierto solo durante 14 años, cerrando en 2002. Hoy la triste mole ha sido recuperada por el concurrido café club Forum Przestrzenie (arriba), que luce decorados procedentes de la época dorada del hotel •


Kraków

89

De Podgórze a Zabłocie

Artur Wabik, artista callejero, muralista y autor de instalaciones de arte en espacios públicos En términos de moda, los barrios de Cracovia se van turnando aproximadamente una vez cada cinco años. Hace un tiempo fue el barrio de Podgórze, ubicado en la orilla opuesta al centro, el que estuvo en boga entre los artistas e instituciones culturales independientes. Allí fue donde echaron sus raíces estudios, galerías, cafés y locales alternativos como el afamado Spółdzielnia Goldex Poldex. En cuestión de pocos meses las calles Mostowa, Brodziń­ skiego, Nadwiślańska y Józefińska, de avenidas tenebrosas, pasaron a ser itinerarios de

moda repletos de concurridas terrazas y bares donde poder tomar algo o almorzar. En las paredes de las antiguas casas obreras aparecieron murales como el “Bell”, realizado por Blu, un famoso artista urbano italiano. Con el paso del tiempo empezaron a surgir iniciativas públicas y privadas de más calado, como el nuevo edificio Cricoteka, que alberga el Centro de Documentación y Obra Artística de Tadeusz Kantor (arriba), inaugurado en 2014. Con todo, últimamente se está observando un paulatino pero implacable cambio. El barrio de Podgórze cede terreno a favor del vecino Zabłocie, de claro carácter posindustrial, que ofrece a los artistas una mayor libertad creadora. El hito que marcó el cambio fue la gran inauguración del MOCAK o Museo de Arte Contemporáneo de Cracovia (derecha). Caminando desde Podgórze a Zabłocie, del antiguo gueto a la fábrica de Schindler, salta a la vista la obra “Auschwitz-Wieliczka” del escultor Mirosław Bałka, siendo la primera escultura de este artista mundialmente reconocido instalada de

forma permanente en un espacio público en Polonia. Otro interesante destino lo constituye la antigua factoría de cosméticos Miraculum, zona en la que, en torno al club de música Fabryka, surgió un crisol de instituciones de la cultura entre los años 2010 y 2012. En las angostas calles interiores de un Zabłocie posindustrial uno puede encontrar una muestra genuina y no institucionalizada de arte callejero: pegatinas, carteles, plantillas, composiciones de cerámica, esculturas ilegales y grafiti en los tejados •


90

Kraków

Juan Pablo II

Amaba el deporte y el teatro. Durante toda su vida estuvo en contacto con la montaña. Le gustaba bromear y confraternizar con sus interlocutores. Karol Wojtyła, quien durante casi veintisiete años encabezó la iglesia cató­ lica como Papa, con el nombre de Juan Pablo II, transformó profundamente la institución del papado, abriendo el Vaticano a la gente. Su vida no fue fácil. Nació el 18 de mayo de 1920, en el seno de una familia modesta, en Wadowice, un pequeño pueblo de la re­ gión de Galitzia. Su infancia estuvo marcada por la tragedia: cuando tenía nueve años murió su madre y unos años más tarde, su hermano mayor, que era médico. Pese a las condiciones humildes en las que le tocó cre­ cer, Lolek fue siempre el mejor alumno de su clase, escribía poesía y destacaba como actor en las representaciones de teatro escolar, en­ tre otras en la de Antígona. Además de jugar asiduamente al fútbol –casi siempre como portero–, fue también esquiador y nadador consumado. En 1938 inició la carrera de Filo­ logía Polaca en la Universidad Jaguelónica de Cracovia, que tuvo que interrumpir pronto, al estallar la segunda guerra mundial. Du­ rante la guerra se vio obligado a trabajar en una cantera, pero conservó su pasión por el teatro, y junto con unos amigos fundó el

teatro Rapsodyczny. Tras la muerte de su padre, que le afectó profundamente, ingresó en 1942 en el Seminario de Cracovia. Cuatro años después fue consagrado sacerdote. Durante todo el período de su pontifica­ do, que comienza el 16 de octubre de 1978, Wojtyła demostró que era capaz de estable­ cer un contacto vivo y cercano con la gente, sobre todo con los jóvenes. Fue iniciador de las Jornadas Mundiales de la Juventud, un festival religioso durante el que los jóvenes se reúnen con el Santo Padre, en cuya primera edición, celebrada en Roma, en abril de 1984, participaron trescientos mil jóvenes. En 1991, cuando las JMJ se organizaron por pri­ mera vez en Polonia, más de un millón y me­ dio de peregrinos jóvenes de todo el mundo acudieron al santuario de Częstochowa para reunirse con el Papa. Durante las numerosas peregrinaciones de su papado, Juan Pablo II visitó ciento treinta y cinco países, acompa­ ñado siempre de multitudes, y no solamente durante las misas. En el Palacio Obispal de la calle Franciszkańska, 3, de Cracovia, está la ventana debajo de la que se congregaban los fieles durante las visitas de Juan Pablo II a Polonia. De pie, sobre una plataforma, colo­ cada a la altura del alféizar de la ventana, el Papa conversaba con los congregados hasta


Kraków

91

Juan Pablo II era conocido por su gusto por los viajes. En uno de sus mensajes escribió: "Deseo de todo corazón que el turismo os permita gozar siempre de encuentros fructíferos: con vosotros mismos, con otras personas y con Dios.” •

altas horas de la madrugada. –“Hace tiempo, cuando vivía en Cracovia, yo era un hombre bastante decente: no solía encaramarme a las ventanas. Ahora parece que algo ha cam­ biado”– bromeaba, durante su primer viaje papal a Polonia, el 6 de junio de 1979. La montaña fue su medio natural, allí le gustaba retirarse para reflexionar o simple­ mente para relajarse. Siendo Papa visitaba con frecuencia los Alpes, aunque siempre tuvo preferencia por los Tatras, que recorrió con su padre y su hermano en los años 30 y, posteriormente, siendo ya sacerdote, con amigos y jóvenes universitarios de la craco­ viana parroquia de San Froilán. Fue a raíz de aquellas excursiones –que, según recuerdan algunos de sus participantes, no eran nada fáciles– cuando recibió el apodo de Wujek (tío): así se evitaba llamar la atención de los servicios secretos comunistas hacia un sa­ cerdote capaz de congeniar tan bien con los estudiantes. Desde el comienzo de su trabajo con los jóvenes universitarios, Karol Wojtyła se aficionó también al kayak. Participó en numerosos descensos de ríos, entre los que destacan el del canal Elbląsko-Ostródzki hasta el lago Jeziorak, o los de los ríos Ru­ rzy­ca, Słupia, Brda o Wda (donde posterior­ mente se crearía la ruta de kayak denomina­

da “Tras las huellas de Juan Pablo II”). Todos los días de descenso solían comenzar con una misa celebrada en un altar de campaña, construido con kayaks y remos, y finalizar con cantos y oraciones junto a la hoguera. Durante uno de estos viajes Wojtyła recibió la noticia de su nombramiento como Obispo. Cuando fue elegido Papa, bromeaba con sus amigos afirmando que “cambiaba el kayak por la barca de Pedro”. Una vez alguien le preguntó a Wojtyła, por aquel entonces Cardenal de Cracovia, si le parecía adecuado que un cardenal esquia­ ra, a lo que el futuro Papa respondió, fiel a su estilo: “Lo que sería imperdonable es que un cardenal esquiara mal”. Le gustaba esquiar en los Tatras: en Nosal o Kasprowy Wierch o en el valle de Chochołowska. Volvió a visitar las montañas polacas siendo Papa, en 1983 y 1997. Siempre y cuan­ do se lo permitieran las obligaciones de su cargo, se escapaba a la montaña, aunque fue­ ra para una excursión corta por las laderas de los Abruzzos. “El ser humano necesita la belleza del paisaje”, solía afirmar Juan Pablo II, refiriéndose a la montaña, que tanto amó. Es allí donde seguramente se encontrara más a gusto: sin sotana, vestido con ropa deporti­ va y con sus gafas de sol •


92

Kraków

Zakopane

La capital polaca de ­invierno Con el cielo nítido y sin contaminación atmosférica (cosa no muy frecuente en Cracovia) los monumentos emblemáti­ cos de Cracovia se divisan sobre un fondo formado por el distante panorama de los Tatra, la cadena montañosa más alta del país. La belleza y el clima saludable de las montañas vienen atrayendo a turistas des­ de finales del siglo XIX, cuando Zakopane

se convirtió en una popular ciudad balnea­ ria. Hoy en día, la localidad es conocida en Polonia como su capital de invierno. Allá por los tiempos en los que Zakopa­ ne era un balneario, cumplía también la función de centro cultural, siendo visita­ da o habitada por los grandes personajes de la cultura del país, como los escritores Henryk Sienkiewicz o Stefan Żeromski, el compositor Karol Szymanowski, el ar­ quitecto Stanisław Witkiewicz y su hijo: el pintor, poeta y pensador Stanisław Ignacy Witkiewicz (Witkacy). Es aquí donde Sta­ nisław Witkiewicz fundó el estilo “zako­ piański” en la arquitectura al combinar los elementos del folclore de la región de Pod­ hale con el estilo secesionista. Los chalés de ese estilo (como el Atma, Dom pod Jedlami o Konstantynówka), así como la capilla Jaszczurówka (izquierda) siguen adornan­ do el panorama urbano de una ciudad con­ curridísima, especialmente en la tempora­ da apta para la práctica de los deportes de invierno •


Zakopane

93

Para quienes quieren mantenerse activos Jagna Marczułajtis, esquiadora de snowboard, 14 veces campeona de Polonia, 2 veces campeona mundial júnior, medalla de oro y plata en los campeonatos europeos. Aparte de Zakopane, que es una localidad encantadora, el punto obligado de visita es el snowpark de Witów, el más grande y el más exigente de Polonia. ¡Cualquiera que sea entusiasta de los deportes de invierno quedará encantado! En verano, en cambio, hay una gran carrera de bicis de montaña, la Joy Ride BIKE Festival (­derecha). Y a lo largo del año siempre hay cosillas que hacer en el barrio Harenda. El verano es ciclismo y bicicleta de montaña, con algunas rutas muy exigentes, mientras que el invierno es optar

por cualquier deporte que se pueda practicar en la nieve. Yo recomiendo visitar el Centro de Preparación Olímpica, donde a lo largo del año uno podrá ver a deportistas de alta competición, incluidos los saltadores de esquí o la pluricampeona mundial de esquí de fondo, Justyna Kowalczyk. Personalmente, me encanta el pico de Kasprowy Wierch, precioso en

cualquier época del año. Las vistas nunca fallan y el ascenso en teleférico es una pasada (parte superior de la página). En fin, ¡es un lugar como ningún otro! Y ya de vuelta a Zakopane, también recomendaría el Teatro Witkacy. Las obras que allí se representan pueden suponer un desafío, pero están íntimamente ligadas a Zakopane y a la cultura local  •


94

Arriba: El Festival de Cultura Judía celebrado en el barrio Kazimierz de Cracovia data del año 1988. En la actualidad es uno de los acontecimientos más grandes y más antiguos del mundo de estas características. Con más de 200 eventos y un aforo de más de 30.000 participantes, el festival no solo permite observar, sino también experimentar la cultura judía • A la derecha: Mina de sal de Wieliczka, alrededores de Cracovia. Siendo uno de los primeros doce lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, esta ciudad subterránea de más de 700 años de antigüedad cuenta con una amplia infraestructura en sus nueve niveles bajo tierra •

Kraków


95

Cracovia, apostando por el turismo

10

milliones de turistas

nacionales que visitan Cracovia cada año

Visitantes por ­nacionalidades Ingleses 20 % Alemanes 13.8 % Españoles 9.3 % Italianos 9.1 % Franceses 8.4 % Rusos 6.7 % Norteamericanos 4.5 % Irlandeses 3.6 % Húngaros 2.3 % Israelíes 1.8 % Checos 1.6 % Suecos 1.6 % Holandeses 1.6 % Ucranianos 1.4 % Japoneses 1.4 % Canadienses 1.3 % Austríacos 1.2 % Noruegos 1.2 % Belgas 1.1 % Finlandeses 0.8 % Eslovacos 0.7 % Daneses 0.7 %

45

el

 mil millones

de PLN que dejan los turistas anualmente

20%

de los vecinos de Cracovia ­trabaja en el sector turismo


96

RzeszĂłw RzeszĂłw estĂĄ viviendo una metamorfosis peculiar. En los Ăşltimos aĂąos, de una capital relativamente humilde de la regiĂłn montaĂąosa de Subcarpacia ha pasado a ser una de las ciudades de mayor desarrollo, ocupando los primeros puestos en materia de calidad de vida, adelantĂĄndose incluso a Varsovia. Con tan solo doscientos mil habitantes, RzeszĂłw no llega a ser considerada una metrĂłpoli, aunque en su afĂĄn por la innovaciĂłn no deja de sorprender.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de ­RzeszĂłw – 8  km îĄ? Varsovia – 255 km Bratislava – 415 km Viena – 455 km Budapest – 355 km Kiev – 610 km Generalidades đ&#x;›Ą 1354    183 k   117 km2 î Š 4 087 PLN î € 47 k Cultura y­ ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 7 î † 2   14 

 2412  î ƒâ€† 226   28 


Rzeszów

97 A LA IZQUIERDA: La primera pasarela peatonal circular de Polonia. Con un diámetro exterior de 39 m, la iluminación y la forma plana de su cara exterior dan la sensación de estar flotando en el aire. Diseñado por MWM Architekci y Promost Consulting • ABAJO: Castillo Lubomirski, uno de los monumentos históricos más notorios de Rzeszów. Hoy en día, el castillo acoge en su interior conciertos y exposiciones y en su patio se organizan eventos al aire libre •

La ciudad impulsa las industrias más mo­ dernas, como la farmacéutica o las TIC. Sin embargo, el orgullo de la región es el sector de la aviación, con empresas agrupadas en torno al cercano “Valle de la Aviación”. El aeropuerto Rzeszów-Jasionka y la autopis­ ta A4 garantizan una buena conexión con el resto del mundo. Para aquellos que prefieren una vida menos ajetreada, Rzeszów es un buen pun­ to de arranque para explorar la encantado­ ra e intacta región de Subcarpacia. La zona es un crisol de culturas en el que se combi­ nan diversas tradiciones étnicas, reflejadas

en sus platos regionales, artesanía y arqui­ tectura. Las iglesias ortodoxas de madera o tserkvas forman parte del paisaje de una región que durante siglos fue hogar para ucranianos, eslovacos, lemkos, boykos, húngaros, judíos, alemanes y rutenos •


98

Rzeszów

La armonía de la proporción Grażyna Bochenek, Radio Rzeszów

Rzeszów es una ciudad de la que pueden disfrutar tanto los anfitriones como sus huéspedes. La calidad de vida que ofrece surge de un perfecto equilibrio entre su tamaño, sus ambiciones y su oferta. En la actualidad se trabaja para construir una red de carriles bici y, como la ciudad ya cuenta con un servicio de alquiler de bici-

cletas, explorar las orillas del río Wisłok es mucho más fácil. En verano el río se presta a las actividades de piragüismo o paseos en barco y, en invierno, dar de comer a los cisnes es una costumbre muy extendida. Uno puede sentarse también en la estatua de Staszek Nitka y su barcaza. Staszek fue el icónico barquero que trabajó hasta los

años 80 llevando de una orilla a otra a quien quisiera cruzar el río. Y, mientras lo hacía, no decía palabra, limitándose a dar caladas a sus malolientes cigarrillos. Recuerdo de pequeña cómo le echábamos calderilla en los bolsillos de su oscura chaqueta para pagar la travesía. Algunos de los lugares de más ambiente en la parte vieja de Rzeszów son las avenidas Pod Kasztanami y Lubomirskich. Realmente merece la pena darse un paseo por la tarde, entre las casas del art nouveau, preciosamente iluminadas (arriba). Los amantes del teatro no se pueden olvidar de visitar el Palacio Lubomirski (a la izquierda) donde, durante la guerra, nació el renombrado dramaturgo vanguardista Jerzy ­Grotowski •


Rzeszów

99

Rzeszów es conocida por sus estatuas: la de la Revolución (a la derecha), que suscitó controversias por su forma, parecida a una vagina; la estatua del barquero Stanisław Nitka o la del músico local Tadeusz Nalepa, representada por una figura suya paseándose por la calle 3 Maja. Hay además esculturas más insólitas, como la de un gamberro apuntando a los transeúntes con un tirachinas; La Doble Rápida, que representa un partido de voleibol, o la de Kazimierz Górski, el mejor entrenador de fútbol de Polonia (abajo) •

La ciudad de los dibujos animados Jakub Półtorak WW, director teatral independiente La calle más emblemática de Rzeszów es 3 Maja, llena de atracciones turísticas y lugares

para visitar. En ella pueden verse tanto bellas casas históricas e iglesias como el Monasterio Piarista o el Museo Regional, que entre sus fondos tiene obras de algunos de los clásicos de la pintura polaca como Stanisław Ignacy Witkiewicz (Witkacy), Jacek Malczewski, Józef Chełmoński y Józef Mehoffer. A la entrada del cine Zorza

está la heladería con el mejor helado de Rzeszów, conocida como “lody u Myszki” (heladería del ratoncito). El nombre hace referencia a Mickey Mouse, que se ve en su letrero. Pero Rzeszów cuenta además con otras atracciones únicas, como la Ruta Turística Subterránea o el Museo de los Dibujos Animados (abajo) •


100

Rzeszów

Los lemkos Antes de la II Guerra Mundial, los lemkos formaban una comunidad muy unida, repartida entre más de trescientos pueblos de Polonia, con su propia cultura y lengua. Terminada la guerra, sin embargo, y siguiendo las políticas del momento que aspiraban a transformar la Polonia multiétnica en un Estado comunista homogéneo, se decretó dispersar a la comunidad de los lemkos. Ahora su cultura vuelve a resurgir •

Natalia Hładyk, Unión Lemka Viajando por la región hay una serie de eventos de la tradición lemka que merecen una visita. La fiesta popular Łemkow­ ski Kermesz en Olchowiec es un festival anual de la cultura lemka, que dura dos días y es organizado por la comunidad local. Combina acontecimientos culturales con la celebración religiosa y las fiestas patronales, incluyendo además una muestra de la artesanía local, conciertos, torneos deportivos y un mercadillo. El último fin de semana de julio la Unión Lemka suele organizar la llamada Łemkowska Watra (a la izquierda), una muestra musical con grupos folk tocando la música tradicional y bandas de folk-rock. Es también una oportunidad para probar los platos locales. Otro lugar que bien merece una visita es Museo de la Cultura Lemko en Zyndranowa (arriba), un excepcional museo al aire libre que permite acercarse a la artesanía tradicional •


101

Valle de la Aviación En Rzeszów tiene su sede la Asociación de la Industria de la Aviación “Valle de la Aviación”. Se trata de una agrupación de empresas dedicadas a la ingeniería, construcción y man-

tenimiento de aviones y sus componentes, con actividades de I+D en el sector aeronáutico. La Asociación dispone además de una escuela de vuelo, y tiene como misión el desarrollo efi-

caz de proyectos nuevos e innovadores dentro de un contexto colaborativo, así como fomentar el desarrollo de la industria como un todo •

Fuselaje (Airbus, Boeing) Sędziszów Małopolski

Sistemas electrónicos: sistemas de instrumentación y control, sistemas de actuación, sistemas de captura de datos Mielec Cojinetes Kolbuszowa

Recubrimientos metálicos Mielec

Formación de pilotos Dębica

Fuselaje Krosno Gears Dębica

Hélices Jasienica

Elementos del tren de aterrizaje Krosno

Elementos de motores ­aeronáuticos Rzeszów Elementos de motores aeronáuticos Jasionka

Engrasadoras, arandelas, ­revestimiento de tubos Jasło

Herramientas para la industria aeroespacial Instrumentos y dispositivos de control Cojinetes Recambios Gestión de herramientas Asistencia técnica Compuestos químicos de uso aeroespacial KLX – Rzeszów, filial Lublin


102

Lublin Una ciudad inspiradora No es de extraùar que Lublin sea la capital de los jóvenes si uno de cada cuatro habitantes es universitario. Los jóvenes acuden en tropel a festivales de música y teatro, cines y, cómo no, a bares y locales. El escenario que acoge el ocio de los jóvenes es la bien conservada Ciudad Vieja, con su Plaza Mayor de contornos irregulares, el Tribunal de la Corona, del que arranca la Ruta Turística Subterrånea de 300 m de largo, o los impresionantes edificios barrocos, renacentistas y neoclåsicos.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de ­Lublin – 10  km îĄ? Varsovia – 155 km Budapest – 490 km Minsk – 450 km Vilna – 425 km Kaliningrado – 410 km Generalidades đ&#x;›Ą 1317    343 k   147 km2 î Š 3 956 PLN î € 71 k Cultura y­ ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 9 î † 6   10

 2261  î ƒâ€† 350   48 


103

Lublin

Arriba: Urban Highline es una versión extrema de slackline, con una cinta suspendida entre dos edificios. Se trata de uno de los mayores eventos de

­ ighlining en el mundo y el únih co que se celebra íntegramente en un centro urbano (principalmente en la Ciudad Vieja) •

Pero Lublin, lejos de ser tan solo un conjunto de muros con historia visible a simple vista, supone un enfoque especial a la memoria y a las iniciativas artísticas de vanguardia. Nu­ merosos murales dan cuenta de su historia; obras en las que lo esencial está presente justo por su ausencia, como las larguísimas colas a los comercios en la época comunista o la cultura judía (antes de la II Guerra Mun­

dial la ciudad era sede del centro de estudios talmúdicos más grande del mundo, la Yes­ hivá Jajmei Lublin). Otro método más para conocer lo genuino de la ciudad es hacer el tradicional recorrido señalado en una de las obras de Józef Czechowicz, un poeta de Lublin fallecido durante la Segunda Guerra Mundial. La ruta abre solo una vez al año durante el plenilunio de julio •


104

Arriba: La Plaza Mayor con el Tribunal de la Corona en su centro. El edificio vino a sustituir al antiguo ayuntamiento que ardió en 1389. Las obras terminaron en el s. XV • A la derecha: Lublin apuesta por la ecología, siendo una de las tres ciudades de Polonia que posee servicio de trolebús, con un itinerario recientemente ampliado. Además, en la ciudad opera un prototipo de autobús eléctrico. El trolebús protagoniza hasta los murales, como uno de los franceses Zoer & Velvet •

Lublin


Lublin

105

A la derecha: Lublin es también uno de los centros teatrales más antiguos y más importantes, siempre abierto a alternativas y a la fecundidad creativa, como el Centro Gardzienice para Prácticas Teatrales o el Carnaval de los Malabaristas (Karnawał Sztukmistrzów o Carnaval de Circo y Teatro Callejero) •

Por decreto del rey Casimiro III el Grande y como respuesta a las incursiones tártaras, a mediados del s. XIV Lublin fue rodeada de murallas y puertas de acceso a la ciudad. La mejor conservada, la Puerta de Cracovia (Brama Krakow­ ska, arriba) debe su nombre al barrio epónimo al que llevaba. La Puerta de la Ciudad (Brama Grodzka, a la izquierda) fue reconstruida junto con las casas vecinas (hoy alberga el centro teatral “Brama Grodzka – NN Teatr”) y la Torre Gótica (lejos a la izquierda) •


106

Lublin

Una ciudad con vistas Jacek Lusiński, director de cine, guionista, autor de canciones

Me encanta el restaurante del Hotel Victoria (abajo), donde el brillo rojo del enorme letrero con el nombre del hotel crea un ambiente muy sui géneris. El lugar es también un buen mirador, ofreciendo una espléndida vista de la ciudad. Otra preciosidad es el cementerio judío (a pie de página). Para visitarlo hay que

quedar previamente con un guía, pero merece la pena. Además, el guía cuenta historias fascinantes. Recuerdo una sobre una misteriosa tumba, con una lápida de ornamentos muy distintos a las demás. En la tradición judía los grabados que hay en las lápidas tienen un significado simbólico y suelen aparecer también en otros ce-

menterios, pero esta matzeva (lápida judía) era como ninguna otra. Nadie sabe por qué se puso el ornamento ni qué significa. El cementerio está algo abandonado, con abundante matorral, y justo por eso tiene un ambiente increíble. Para un rato de ocio o para relajarse no está mal subir a Wzgórze Czwartek (Colina del Jueves). Hay una iglesia antigua encaramada en la colina y una escuela, pero la principal meta de la caminata es descansar haciendo un picnic, disfrutando de unas magníficas vistas de Lublin •


107

Lublin

Museo Rural de Lublin En el Museo Rural de Lublin, al aire libre, se conservan varias cabañas de antiguos campesinos, pazos de la nobleza y dos iglesias de madera, una greco-católica (arriba) y otra romana. El tradicional molino al estilo holandés (a la izquierda) ha sido recuperado gracias al esfuerzo de un experimentado molinero •

Majdanek

Creado en octubre de 1941, el campo de concentración nazi de Lublin –más conocido como Majdanek– se mantuvo operativo hasta julio de 1944, siendo una fuente de mano de obra gratuita para el desarrollo del imperio alemán en el este. Fue lugar de aislamiento de prisioneros procedentes de una treintena de países. El Monumento de la Lucha y del Martirio, obra de Wiktor Tołkin y Janusz Dembek, fue elegido tras un certa-

men para reemplazar uno ya existente que a juicio de los exprisioneros era muy humilde. El certamen despertó un

importante interés, con hasta 140 propuestas de obras •


108

Kazimierz

Arriba: La plaza mayor adoquinada es el punto de interés principal de Kazimierz Dolny. Las casas con soportales (a la izquierda) que rodean la plaza se mantienen intactas hasta hoy día.

Arriba: El Parque Paisajístico de Kazimierz ofrece la mayor concentración de desfiladeros en Europa. Entre los más espectaculares está el Korzeniowy Dół (Hoyo de las ­Raíces) •


109

Kazimierz Son realmente sobrecogedoras las vistas que hay desde las colinas de la ciudad o desde el Cañón de Małopolska del río Vís­ tula, y son infinitas las actividades que pueden realizarse aquí, como el senderis­ mo, las rutas en bicicleta, los itinerarios en embarcaciones o tomar el sol. En invierno uno puede aprovechar la proximidad de varias estaciones de esquí: el lugar se pres­ ta perfectamente al esquí de fondo o a los paseos en trineo. Los vecinos aportan más magia al sitio y están siempre dispuestos a compartir leyendas y retazos de la historia local, sentados en los cafés que rodean la Plaza Mayor de Kazimierz. Con el vera­ no llega la época de festivales, como el de música folk Kazimiernikejszyn, con sus conciertos y actividades recreativas, o el ya mencionado Festival de las Dos Orillas. La banda Dziady Kazimierskie canta sobre la belleza de Kazimierz y sus entornos en unos conciertos que atraen tanto a jóvenes como a mayores •

Un pueblo de ­pintores Włodzimierz Dembowski, músico de las bandas Łąki Łan y Dziady Kazimierskie A 44 km de Lublin está la pequeña ciudad de Kazimierz Dolny, uno de los lugares más bellos e insólitos de Polonia. Con sus numerosos monumentos históricos, se considera la joya renacentista de la región. Se encuentra en medio del Parque Paisajístico Kazimierz y del País de los Desfiladeros de Loess, con miles de ejemplos de estas formaciones geológicas. Dado su carácter pintoresco, Kazimierz se ha convertido en el lugar preferido de artistas y de pintores. A lo largo de los siglos este lugar, lleno de vestigios renacentistas, fue la meca de la vida bohemia a la que acudían tanto pintores, como personajes de la vida literaria y del cine. La tradición sigue viva en eventos como el Festival de Arte y Cine Dos Orillas, celebrado en Kazimierz y Janowiec, pueblo situado al otro lado del Vístula •


110

Białystok y Podlasie El Nuevo Este Situada en la vertiente este de Polonia, Białystok es la capital de una región cuya diversidad cultural hunde sus raíces en la tradición. Y, aun así, mira con confianza hacia el futuro, apostando por el desarrollo de su innovador potencial científico. Białystok debe su encanto a querer ser una gran ciudad sin dejar de ser una localidad oculta en medio de la naturaleza. Este deseo encuentra su måxima expresión en el nuevo edificio de la Ópera, con una estructura de acero, cristal y plantas vivas.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de ­Olsztyn – 150 km îĄ? Varsovia – 175 km Minsk – 305 km Vilna – 220 km Kaliningrado – 245 km Generalidades đ&#x;›Ą 1691    295 k   102 km2 î Š 3 707 PLN î € 35 k Cultura y­ ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 6 î † 3   11

 1907  î ƒâ€† 242   25 


111

Białystok

A la derecha: El Ayuntamiento de Białystok, edificio barroco tardío situado en la plaza Kościuszki, alberga el Museo Podlaskie •

Estando en Białystok uno tiene la sensación de realizar un viaje cuyo recorrido lleva del siglo diecinueve al veintiuno. Con un pasado multiétnico que está tomando un nuevo impulso, Białystok aspira a conver­ tirse en el moderno y brillante centro de la región noreste del país. Para comprobarlo, basta con acercarse al centro de la ciudad haciendo un alto en la calle Lipowa, lugar en el que late la vida de la ciudad. Desde allí se puede contemplar la audaz y moderna arquitectura de la iglesia de San Roque, las casas nobles de estilo modernista o la deci­ monónica iglesia ortodoxa de San Nicolás, junto al nuevo icono de Białystok: el Centro Europeo del Arte, la Ópera y Filarmónica de Podlasie. En pleno centro urbano está situado el Palacio Branicki, mansión del s. XVIII rodeada de un fabuloso jardín ba­ rroco al estilo francés. Antigua residencia de la familia aristocrática de los Branicki, el palacio alberga hoy la sede de la Univer­ sidad Médica de Białystok y la más mo­ derna galería de arte de la región, Arsenał,

ubicada en las reducidas dependencias de lo que antes era un almacén de pólvora. Con confianza en el futuro Desde sus palacios barrocos hasta las más diminutas casas de madera con postigos pintados, Białystok avanza con confianza hacia el futuro. El impresionante Centro de Educación Moderna de la Universidad Politécnica de Białystok tiene en su haber el galardonado vehículo espacial diseñado por sus alumnos para la NASA. El Parque Tecnológico de Białystok, con un vivero de empresas, contribuye de la misma manera al nacimiento del “Nuevo Este” •


112

Białystok

Un ­Białystok ­alternativo

Mateusz Tymura, director teatral, actor y activista urbano. Fundador del teatro independiente Latarnia y uno de los impulsores de la iniciativa “El barrio de Bojary se hace cultural”. Bojary (A LA DERECHA) mantiene intacto su carácter genuino, con edificios de madera que van desapareciendo ante nuestros ojos. Para sentir su ambiente, no estaría mal dejarse acompañar por un guía local o, incluso, por uno de sus vecinos más ancianos, que de pronto puede invitarle a uno a pasar dentro y ver su casa o jardín. “Up to Date” es un festival de música electrónica (ARRIBA A LA DERECHA) organizado en septiembre por un grupo de jóvenes creativos que lo convierten en el mejor evento musical de Białystok. Otro espacio alternativo es Węglowa, inaugurado por la asociación Kreatywne Podlasie (Podlasie Creativa) en los

antiguos almacenes militares de los años 30. Białystok es, asimismo, el centro mundial del esperanto. En la ciudad se encuentra

el Centro Ludwik Zamenhof, nombrado en honor del creador de esta extraordinaria lengua •

Podlasie: un mosaico de culturas Las culturas y las gentes de Podlasie tienen su simbólico hogar en la fundación Fronteras de las Artes, Culturas y Naciones. Dirigida por Krzysztof Czyżewski (izquierda), tiene su sede en la localidad de Sejny, próxima a Lituania. A Fronteras acude gente de toda Europa para participar en conferencias, conciertos, excursiones o talleres, ya que aquí siempre hay movida. Otro lugar de interés relacionado con la

fundación es la antigua casa natal del poeta Czesław Miłosz, premio Nobel de Literatura. Situado en el pueblo de Krasnogruda, este pazo señorial acoge actualmente el museo del poeta, siendo a la vez sede del Centro Internacional para el Diálogo. El centro ofrece un excelente programa cultural y social que inspira al debate intelectual en la región entera •


Białystok

113

Un turismo hecho en casa Monika Szewczyk, directora de la galería de arte Arsenał y promotora del arte contemporáneo, centrada en el fomento de las relaciones culturales en la Europa del Este. Uno de los activos de Białystok son sus cuidadísimos parques, como el que está al lado de la Galería, en el Palacio Branicki (arriba). Tenemos también una red de carriles bici, que en un pis pas te llevan a las afueras de la ciudad hasta el encantador pueblo de Supraśl, con sus bien conservados edificios antiguos o el originalísimo teatro de marionetas Wierszalin. Si lo que quieres es salir por la noche en buena compañía en busca de interesantes eventos, ¿qué mejor sitio para empezar que el café club Zmiana Klimatu de la calle Warszawska? Se trata de un espacio cultural menos formal que invita a venir y quedarse un rato. Personalmente, recomendaría también

la nueva (segunda ya) filial de nuestra galería, Arsenał, ubicada en un espacio industrial realmente inspirador de la Antigua Central Eléctrica (arriba a la derecha). La planta cuenta con una configuración de interiores que nos permite organizar exhibiciones a gran escala. Soy también una gran fan de la Ruta por la Herencia Judía, cuyo itinerario fue establecido por la Fundación Universidad de Białystok. De camino a Kruszyniany, localidad que sigue habitada por una minoría tártara, nos

encontramos con el pueblo de Krynki, donde tiene su sede la organización cultural que me causa una enorme admiración, es decir, la Villa Sokrates. La Villa es dirigida Paweł Grześ, colaborador del extraordinario artista Leon Tarasewicz, y centra sus actividades en los valores locales del pueblo y en la comunidad bielorrusa, al tiempo que realiza exhibiciones de los artistas polacos de más renombre. Nunca pierdo la oportunidad de dejarme caer por allí para ver lo que pasa •


114

Białystok

Podlasie

Arrecife de coral Adam Wajrak, periodista, activista medioambiental, autor de diversos libros dedicados a temas medioambientales. En la actualidad Adam vive en el pueblo de Teremiski, en la región de Podlasie.

Janów Podlaski En Janów Podlaski se encuentra el centro estatal de cría y reproducción de caballos más antiguo del país, donde todos los años en agosto se celebran las tradicionales subastas. Los caballos son conocidos por su extraordinaria belleza y una buena prueba de ello es el precio récord de 1,6 millones de euros que se pagó en 2015 por Pepita, una potra purasangre. Acuden a la localidad coleccionistas del mundo entero como, por ejemplo, el batería de los Rolling Stones, Charlie Watts, que lleva años viniendo a las subastas de verano •


Białystok

115

El ancestral bosque de Białowieża es la niña de los ojos de Podlasie, ya que es un espacio que no encuentra otro igual en toda Europa. Ni tan siquiera en Norteamérica podrá uno encontrarse con un bosque de llanuras, de zona templada, tan bien conservado. Y, si fuera a compararlo con algo, sería posible­ mente la Gran Barrera de Coral. La parte del bosque que mejor se conserva es el Parque Nacional de Białowieża (abajo). Allí pueden verse lobos, linces, ciervos y, desde luego, bisontes (izquierda), los últimos represen­ tantes de la megafauna europea cuya pobla­ ción solo supera ligeramente a la del panda gigante. Verlos en su hábitat natural es como hacer un viaje a los tiempos más remotos. Los pantanos de Biebrza y el Parque Nacional de Biebrza que las rodea forman extensas áreas habitadas en primavera por orgullosos alces, grullas y un sinfín de otras aves. Las mejores vistas de su entor­ no las ofrece una colina próxima al pueblo de Strękowa Góra o el recorrido en piragua por el Biebrza. También recomendaría una ruta por el Parque Nacional de Narew, que permite observar la población de castores. El río Narew se distribuye en una serie de ramificaciones formando, diríase, un pe­ queño Amazonas •


116 La riquísima cultura de Podlasie puede apreciarse en cualquier rincón. Como vestigio de la población judía quedan las bellas sinagogas de Orla y Tykocin (abajo a la derecha), ambas con un excepcional ambiente creado por su tradicional diseño y buen estado de conservación. Tykocin presume, además, de una hermosa iglesia barroca tardía de la Santísima Trinidad (a pie de página). En casi cualquier pueblo de la zona hay una bella iglesia ortodoxa (derecha), siendo particularmente recomendable visitar las de Grabarka y Kruszyniany. Finalmente, merece una visita la mezquita de madera y el cementerio tártaro, al igual que las yurtas locales, donde se puede probar la cocina tradicional tártara (abajo) •

Białystok


117 Sejny

Crisol de culturas Junto con su potencial científico, Białystok cuenta con un importante patrimonio cultural, cuyas muestras pueden apreciarse por todos sus rincones al pasear por una ciudad en la que las iglesias católicas y ortodoxas comparten calle con las ya abandonadas sinagogas. Y es que Białystok, junto con la región de Podlasie, presume de la mayor diversidad cultural de Polonia. Aunque el desastre de la II Guerra Mundial hizo desaparecer de aquí al pueblo judío, las minorías bielorrusas, tártaras o lituanas siguen habitando la región. Pueblos y ciudades de distintas etnias viven su día a día rodeadas del gran Bosque de Białowieża, el último enclave de bosque virgen europeo •

jdksjd

Gabowe Grądy

ck1 Sokółka Knyszyn

ckjd

kk�jd ck�

isis

Białystok

Kruszyniany

isis ckck

ck Iglesia ortodoxa ck Cementerio ortodoxo ck Monasterio ortodoxo unck M  useo de Iconos muck F estival de Música Eclesiás-

Bielsk Podlaski

ckck

Itinerario judío de Białystok

Br an

 ry

jd2

Le

ick

jd

jjd

g io

n

te a

ie g

o

ow

ew

icz a

wa

jd

fm

c ki

no

jd1

al. J. Piłsudskiego

Mi

g io

Mi

Le

ckmuck

Góra Grabarka

Itinerario judío de Białystok

goga ry  ynekkiego Sienny (Plaza de Heno), al. J.RPiłsuds Br antiguo mercado judío an ick ie g   Antigua judería o

Hajnówka

ck

tica Ortodoxa Iglesia católica oriental � Museo católico oriental � Cementerio católico oriental ck1 Iglesia Oriental de los Viejos Creyentes (Molenna) � Cementerio evangélico ­luterano de la Confesión de Augsburgo kk Cementerio católico is Mezquita tártara is Mizar (cementerio musulmán) jd  Sinagoga jd Kirkut (cementerio judío)



jd

ckun

ck

Simbología

fmjdjd Antiguo cine / teatro Apollo te Antiguo teatro judío Palace jd1 Sinagoga Cytron jdjd2 Sinagoga Piaskower  Monumento de la Gran Sina-

Krynki

Supraśl

Tykocin

jd

Bohoniki

c ki e


118

Olsztyn y Warmia Ecociudad Olsztyn surgiĂł hace siglos en medio de una tierra habitada por las tribus paganas de Prusia, adoradoras de los ĂĄrboles sagrados. Este vĂ­nculo con la naturaleza sigue presente hoy dĂ­a. Con sus numerosos lagos dentro del lĂ­mite municipal, bosques urbanos que ocupan mĂĄs de mil hectĂĄreas y, recientemente, la playa urbana mĂĄs grande de Polonia, Olsztyn es una ciudad sin comparaciĂłn en Europa. Sumar a ello un complejo patrimonio multicultural hace que surja una mezcla fascinante.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de ­Olsztyn – 56  km îĄ? Varsovia – 175 km Estocolmo – 635 km Minsk – 470 km Vilna – 330 km Kaliningrado – 105 km Generalidades đ&#x;›Ą 1353    175 k   88 km2 î Š 3954 PLN î € 31 k Cultura y­ ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

un 4 î † 8   13

 1611  î ƒâ€† 143   38 


Olsztyn y Warmia

Olsztyn cautiva la mirada con el rojo de sus tejados, que emergen de entre la ve­ getación; esta primera impresión no se borra ni con la imagen de los bloques de pisos construidos en el centro de la loca­ lidad. Sobre la ciudad se eleva el castillo medieval del Cabildo Catedralicio de War­ mia. Construido por la Orden de los Caba­ lleros Teutónicos, el castillo pasó a manos

119

del obispado polaco y hoy forma parte de la Ruta Europea del Ladrillo Gótico (pá­ gina siguiente, abajo a la derecha). En el s. XVI, cuando la ciudad fue asediada por la orden, entre sus defensores estuvo el mismo Copérnico, por aquel enton­ ces canónigo en Warmia. De un muro del castillo sobresale ni más ni menos que el retrete que utilizó el que detuvo el Sol y


120

Olsztyn y Warmia

movió la Tierra. Los puntos más emble­ máticos recuerdan la compleja historia de este territorio, donde el catolicismo se enfrentó al protestantismo y los eslavos a los germánicos. Antes de la II Guerra Mundial, Warmia y Olsztyn (por entonces Allenstein) pertenecían a Prusia Orien­ tal, pero desde 1945 volvieron a formar parte de Polonia. La historia de la zona se entrelaza con la naturaleza, y hoy Olsztyn está en condiciones para transformarse en una moderna “ecópolis”. La ciudad está tomando conciencia de ello poco a poco, apostando por las tecnologías verdes, el

uso de la energía renovable o un transpor­ te público de bajas emisiones (la red tran­ viaria cubre la ciudad entera). Aparte de la naturaleza, Olsztyn se considera tam­ bién la capital polaca del baile de salón o de las artes marciales; varios competido­ res de MMA que entrenaron en esta ciudad llegaron a convertirse, como Mamed Kha­ lidov, en campeones internacionales •

Abajo: Lago Ukiel, apodado como el Lago Curvo (Jezioro Krzywe). Se trata del mayor lago de Olsztyn, con una profundidad de hasta 43 metros. A lo largo de su costa se encuentran pequeños puertos deportivos para botes y piraguas, la playa urbana o los diversos centros de ocio •

Imagen ­superior: el chapuzón de la invernada en el lago de Olsztyn es una clara demostración de lo resistentes que pueden ser los polacos •


121

Olsztyn y Warmia

Kortowo Hanna Wróblewska, originaria de Olsztyn, directora de la Galería Nacional de Arte Zachęta de Varsovia, considera que el punto fuerte de la ciudad son sus lagos: “Recuerdo lo asombroso que fue para mí descubrir que existían ciudades sin decenas y decenas de lagos adonde poder ir de paseo o donde darse un baño cuando uno quisiera”. El campus universitario de Kortowo, de la Universidad de Warmia y Mazury de Olsztyn, se encuentra en la orilla derecha del lago, en una pintoresca barriada de barracones alemanes. Los alumnos pueden darse un baño siempre que quieran, ¡incluso nada más salir de clase! •


122

Olsztyn: entre la ­naturaleza y la cultura Edwin Bendyk, periodista y columnista del semanario Polityka, residente en Varsovia, pero siempre con un ojo puesto en Olsztyn, su ciudad natal

Olsztyn y Warmia

Olsztyn queda como suspendida entre la naturaleza y la cultura, con cierto predominio de lo natural. Es más que una ciudad, pero aún no ha llegado a ser una metrópoli. Olsztyn sigue empeñada, con más o menos éxito, en hacer valer la impresionante energía que emana de sus reservas de capital social, simbolizado por las asociaciones como Tratwa (que impulsa la comunidad local y las minorías culturales, abajo) o Borussia (asociación de fomento del diálogo entre las gentes de distintas tradiciones y nacionalidades). De cara al futuro, el fenómeno OKO (Cultura Cívica de Olsztyn) se percibe como una esperanza para el desarrollo de un movimiento cultural progresista, hoy aún en pañales.

Y en lo que respecta a lo natural, el popular Lago Largo (Jezioro Długie) se ha convertido en un rincón lleno de encanto, donde el aún limitado elemento hípster y la clase media más cosmopolita se reúnen para exhibirse haciendo deporte o, simplemente, dar una vuelta en bici alrededor del lago. El lago es un nexo entre la cultura y la naturaleza. Su orilla norte discurre a lo largo del Bosque Municipal (arriba), cuya majestuosa y algo tenebrosa arboleda despierta la imaginación. Anima a buscar las huellas del legendario Smętek, un demonio de la mitología popular de Warmia, que suele ir acompañado de los inseparables kłobuki o duendes, que aparecen bajo las más distintas formas. Otro de mis lugares favoritos es el bar llamado Vinyl en el casco antiguo de Olsztyn, popular entre los aficionados a la cerveza local y a la música de los discos de vinilo más vintage •


Olsztyn y Warmia

123

Zatorze y el ­bosque urbano Karol KRL Kalinowski, humorista gráfico y dibujante de cómics que trabaja en la Biblioteca Municipal de Olsztyn. Su obra, Łauma, fue galardonada como el mejor cómic en el Festival Internacional del Cómic de Łódź en 2009 y ahora mismo está siendo llevada al cine en forma de largometraje animado. A todo visitante siempre recomiendo Zatorze (arriba), que en la jerga de la gente de aquí denota “cualquier cosa que esté más allá de las vías del tren”. Es la parte más bonita de la ciudad, llena de encantadoras casas, iglesias, parques y cementerios; o sea, algo que suele buscar un trotamundos urbanita más

allá de lo que pueda ver en las postales. Antes un barrio de mala muerte, hoy lo único que queda de aquello es cierta fama y un ambientillo especial. El Lago Curvo (Jezioro Krzywe, también conocido como Lago Ukiel) es un impresionante complejo de ocio con una playa urbana en la que solemos descansar. Si no estás para

grandes cosas, allí puedes disfrutar tanto de la playa como del sol. Para los más ávidos está el puerto deportivo y todo un abanico de deportes de agua, de cuyos nombres ni me acuerdo. Justo a la derecha del embarcadero está el restaurante Przystań, al que puedes llegar en un bote •


124

Olsztyn y Warmia

Warmia

El verdor de sus ciudades es el punto cen­ tral del encanto que tiene el entorno natu­ ral de Warmia. Su relieve encaja perfecta­ mente con los gnomos, enanos o duendes, luciendo diminutas colinas, pequeños lagos y enormes bosques. Muchos son los sitios naturales adonde ir y numerosos los ejemplos de la arquitectura germáni­ ca, con su icónica piedra roja y entramado de madera, cuya variedad local recibe el nombre de “Muro Prusiano”. En las insta­ laciones turísticas de la zona predominan acogedores hostales y pequeñas granjas tradicionales.

¿Y la biodiversidad? Muchísima que ver. La zona tenía y sigue teniendo fama por su gran variedad de cosechas: cereales por aquí, colza por allá y, en medio, peque­ ños cultivos de hortalizas y frutales espar­ cidos por doquier para completar el cuadro. Es un lugar idóneo para quienes quieran pasar las vacaciones en la campiña, donde el contacto con una naturaleza genuina está más que asegurado; hasta hay quienes dejan su ciudad para establecer aquí su re­ sidencia •


Olsztyn y Warmia

Refugiados urbanos

imposibles por falta de tiempo o por ausencia de un entorno apropiado. Glendoria es un lugar ubicado en el pueblo de Ględy que Joanna Posoch, de Varsovia, lleva fomenta el glamping (o camping glamuroso). El alojamiento que una granja de lavanda llamada Lawendowe Pole (a la izquierda), ofrece está formado por unas espaciosas y lujosas tiendas de el Museo Vivo de Lavanda y una campaña con piso de madera. finca de turismo rural en Nowe A su vez, el granero que hay en el Kawkowo, Warmia. centro ha sido reconvertido para albergar un club con comida Muchos de los «refugiados» de slow food y masajes (abajo a la las grandes ciudades llegan a derecha). Un spa móvil ofrece Warmia, donde encuentran un tratamientos al aire libre (a pie de espacio para, finalmente, hapágina). cer realidad sus sueños –antes

125 Marcin Wiechowski, instalado desde hace unos años en Włodowo, descubrió que las manzanas de Warmia, con su sabor agrio, eran idóneas para las distintas variedades de la sidra (abajo, a la izquierda). Puso en marcha una granja a la que llamó la Manzana Agria (Kwaśne Jabłko) para dedicarse a la sidra. El género que produce se ha hecho acreedor de varios galardones y es servido en los mejores restaurantes. La granja ofrece además un servicio de turismo rural, combinando la arquitectura tradicional con un diseño contemporáneo.


126

Olsztyn y Warmia

El Teatro Rural Węgajty (a la derecha), creado hace 30 años, es un lugar legendario en el mapa cultural de Warmia, con funciones que hacen referencia a la obra del pionero del teatro polaco, Jerzy Grotowski. Los actores hacen resurgir las antiguas costumbres de Warmia, yendo de pueblo en pueblo con instrumentos musicales o representando incluso las obras de Witold Gombrowicz en graneros. La Fundación Revita Warmia tiene su sede en el pequeño pueblo de Jeziorany, que protagoniza un conocidísimo espacio radiofónico. El proyecto surgió de la mano de Rafał Mikułowski que, tras años en países como Malí o Francia, decidió establecerse allí. En la plaza mayor de la ciudad ha puesto en marcha, junto con su mujer, Marcelina, un espacio abierto para reuniones con información turística genuina sobre Warmia (abajo). La ga-

lería sirve de escaparate para la artesanía local, promueve la producción alimentaria de la zona, organiza talleres en los que participan vecinos de

todas las edades e incluso desarrolla un estudio textil de iniciativa social •


127

Las zonas forestales ocupan hasta 1.900 hectáreas, representando un

21.5%

Con sus

412 

hectáreas

del área municipal..

de superficie, el Lago Ukiel se encuentra entre los 100 lagos más grandes de Polonia.

Olsztyn Los ríos de Olsztyn suman un total de 24 km, de los que

17.5 

km

corresponden al Río Łyna, que atraviesa la ciudad.

La ciudad tiene

2 

especies de plantas protegidas, incluyendo la orquídea de pantan o occidental (Dactylorhiza majalis)

130 

especies de aves de nido, incluyendo el rey de codornices


128

Bydgoszcz y Toruń A 50 km de distancia, estas ciudades llevan enzarzadas en un conflicto que se remonta a la Edad Media. Fundada por la Orden de los Caballeros Teutónicos, Toruń continuó bajo el dominio de la Orden durante 221 aùos. Bydgoszcz, en cambio, jugó un importante papel en la guerra entre Polonia y los Caballeros Teutónicos. Los ecos de aquel conflicto siguen resonando hasta hoy día en el apelativo que reciben los vecinos de Toruń en boca de los habitantes de Bydgoszcz: los Tutores; a su vez, los de Bydgoszcz son conocidos entre los torunenses como los Tifus, en alusión a la peste que diezmó la ciudad en el s. XVII.

Bydgoszcz

Toruń

AquĂ­ y allĂĄ î ? ­Bydgoszcz î ? Bydgoszcz AeropuerAeropuerto – 44 km to – 4 km îĄ? Varsovia  îĄ? Varsovia – 185 km – 225 km Bydgoszcz  ToruĹ„ – 46 km – 46 km BerlĂ­n  BerlĂ­n – 360 km – 315 km Generalidades

đ&#x;›Ą 1346  î Žâ€† 359 k   176 km2 î Š 3678 PLN î € 36 k

đ&#x;›Ą 1233  î Žâ€† 203 k   116 km2 î Š 3876 PLN î € 27 k

Cultura y Medio Ambiente đ&#x;?Ś 5 đ&#x;?Ś 6 î † 8 î † 3   4   31 GastronomĂ­a y HotelerĂ­a  2361    327   36 

 2670  î ƒâ€† 189   56


Bydgoszcz y Toruń

129 Bydgoszcz es una ciudad musical por excelencia. La Opera Nova (izquierda), situada en la orilla del río Brda, es uno de los teatros musicales más modernos de Polonia. El barrio, conocido por su ambiente musical, acoge el edificio de la Filarmónica de Pomerania Ignacy Jan Paderewski, auditorio de gran renombre por su excelente acústica. Sus salas han visto actuar a reconocidos músicos, incluido Rafał Blechacz, licenciado por el Conservatorio de Música de Bydgoszcz y ganador del XV Concurso Internacional de Piano Fryderyk Chopin en 2005 •

Arriba: Una vista del barrio medieval de Toruń, la parte más antigua de su casco histórico (incluida la Ciudad Nueva y el castillo de los Caballeros Teu-

tónicos). Desde sus orígenes, Toruń fue una ciudad mercantil y un importante centro de comercio internacional. La Edad Media vio cómo Toruń iba convirtién-

dose en uno de los principales centros de arte de Europa Central. Hoy en día los numerosos edificios históricos y reliquias acreditan su antigua condición •


130

Bydgoszcz y Toruń

Bydgoszcz

Una Bydgoszcz fluvial Situada sobre el río Brda y el Canal de Bydgoszcz, la ciudad tiene un vínculo natural con el agua. Una hilera de edificios decimonónicos construidos a lo largo del ramal de Młynówka que atraviesa Wyspa Młyńska (la isla del Molino, izquierda) constituye el corazón mismo de la ciudad. Construidos a finales del s. XVIII, los graneros de Samuel Gottlieb Engelmann (arriba) ofrecen una vista característica, recogida en el logotipo de Bydgoszcz. Entre los atractivos turísticos están las rutas en tranvía acuático, que ofrecen la posibilidad de contemplar la ciudad desde el río •


Bydgoszcz y Toruń

131

El lado ­musical Sławomir Janicki, fundador del afamado club de música Mózg que acoge intérpretes de rock alternativo y jazz. Bydgoszcz recibe varios festivales importantes, particularmente, las muestras de música contemporánea como Fonomo Music & Film Festival y Mózg International Festival of Contemporary Music and Visual Arts. El Bydgoszcz Music Festival, impulsado en 1963, es de los de más larga tradición en Polonia. A su vez, el Musica Antiqua Europae Orientalis Festival of Central & Eastern European Early Music, un festival único que se celebra desde 1966, atrae a los principales

intérpretes de toda Europa. El plato fuerte de la temporada primaveral lo constituye el Bydgoszcz Opera Festival (arriba), organizado en el moderno edifi-

cio de Opera Nova. Y, cada tres años, el carácter musical de la ciudad cobra un nuevo impulso con la Competición Internacional de Piano Paderewski •

Inne Sytuacje (Otras Situaciones) International Theatre Festival (arriba) busca explorar nuevos fenómenos de las artes escénicas. Y, sin embargo, el

más conocido sigue siendo el Festival Internacional de Cine Camerimage, dedicado a la obra y arte de los cineastas •


132

Toruń

El toque gótico de Toruń Las murallas góticas de los principales monumentos históricos de Toruń, incluida su Ciudad Medieval (arriba) declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, son una excelente excusa para hacer un viaje en el tiempo. Los vestigios del pasado más remoto saltan a la vista, siendo particularmente destacados los que guardan relación con la figura del gran astrónomo Nicolás Copérnico (ABAJO A LA DERECHA), cuyo descubrimiento puso el universo patas arriba. El camino que discurre desde la casa natal de Copérnico, al estilo gótico tardío (derecha), hasta el moderno Planetario es un nexo simbólico entre el pensamiento medieval y la moderna divulgación científica •

Bydgoszcz y Toruń


133

Bydgoszcz y Toruń

Arriba: Una obra presentada en el Festival Bella Skyway. El festival, que se inauguró en 2009 como uno de los numerosos eventos culturales de ám-

bito europeo en Toruń, se puso en marcha en un esfuerzo por conseguir que la ciudad fuese declarada Capital Europea de la Cultura 2016 •

Explorando la ciudad Magdalena Wichrowska, profesora y autora del libro Toruń, una ciudad de mujeres Matando el tiempo en el Centro de Arte Contemporáneo Znaki Czasu (izquierda). Aparte de sus interesantes exposiciones, el centro es un agradable y acogedor espacio para pasar el día entero. Dispone además de una sala de cine que ofrece un selecto cartel de películas artísticas e independientes. Una interesante opción es acercarse a su bien nutrida librería o la sala de lectura Sömmerrings y, después, hacer un alto en el Parter Café para descansar tomando un sabroso tentempié o refresco y luego seguir explorando la ciudad. La vista panorámica de la Ciudad Vieja desde la terraza del centro es un punto obligado del recorrido •


134

Bydgoszcz y Toruń

Toruń, el universo y la cotidianeidad Robert ­ zekański, C empresario local y fanático de los juegos de mesa

Recientemente inaugurado en los antiguos molinos de Richter, el parque de ciencias Molino del Conocimiento alberga un péndulo de Foucault de unos 33 metros de largo (derecha). Y el Centro de Astronomía de la Universidad Nicolás Copérnico, ubicado en la cercana localidad de Piwnice, cuenta con el mayor radiotelescopio de Polonia. Los golosos y aficionados a la repostería no se perderán el Museo del Pan de Jengibre (ARRIBA y EN LA PÁGINA OPUESTA), un nuevo centro interactivo dedicado en exclusiva al dulce más famoso de Toruń •


135

El pan de jengibre Desde que los panaderos de Toruń se pusieron a hornearlo a finales del s. XIV, el género cobró de pronto una gran notoriedad. Al ser miembro de la Liga Hanseática, Toruń tenía un acceso relativamente fácil a las especias necesarias para la fabricación de la masa. La miel local de primerísima calidad y la harina de importación estaban al alcance de la mano,

propiciando la competencia entre Toruń y la ciudad alemana de Núremberg por la calidad del producto. Finalmente, en 1556, los gremios panaderos de ambas ciudades llegaron a un acuerdo para intercambiar sus recetas. Hoy en día el pan de jengibre de Toruń incorpora más pimienta que el producto alemán. Son dos las variedades que se ofrecen:

• blanda, dulce y picante, perfecta para cualquier momento o situación, y • dura y adornada (abajo), horneada en moldes de madera (o cera) cuidadosamente labrados. El pan duro puede adoptar múltiples formas y suele entregarse como un regalo o recuerdo. Ni qué decir tiene que la forma en corazón es un símbolo del amor.

Pez: una forma bastante común por haber existido en Toruń una importante comunidad de pescadores. Vista panorámica de Toruń con siluetas de los principales edificios.

Corazón con diseños vegetales. Las hierbas y las especias tuvieron un uso extendido entre la población urbana.

Carruaje: vehículo utilizado por la nobleza.

Caballo: entre los moldes prevalecen los de caballo. Nicolás Copérnico, nacido en Toruń.

Jinete: solo los ricos podían permitirse un caballo; la mayoría de la gente viajaba a pie.


136

La

Triciudad

Gdańsk, Gdynia y Sopot

Un mar de posibilidades La Triciudad es todo un fenómeno urbano. Poblada por mås de un millón de personas agrupadas en torno a múltiples núcleos urbanos, la conurbación de Triciudad surge como un pacto único entre tres ciudades con marcada idiosincrasia: Gdańsk, cuna de un movimiento por la libertad que supuso el fin del comunismo; Sopot, un próspero y elegante balneario costero, y Gdynia, una animada ciudad portuaria en la que destacan sus edificios modernistas de los aùos 30. Las tres estån unidas por el servicio de un tren de cercanías, SKM, que permite al visitante saborear las diferencias que existen entre ellas.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de GdaĹ„sk – 11 km* îĄ? Varsovia – 300  km* BerlĂ­n – 405 km* Vilna – 430  km* Estocolmo – 555  km* * Distancias desde GdaĹ„sk Generalidades: GdaĹ„sk đ&#x;›Ą 1264    462 k   262 km2 î Š 4814 pln î € 79 k Generalidades: Gdynia đ&#x;›Ą 1926    248 k   135 km2 î Š 4458 pln î € 15 k Generalidades: Sopot đ&#x;›Ą 1901    37 k   17 km2 î Š 4646 pln î € 2 k Instalaciones turĂ­sticas compartidas Cultura y­ ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 15 î † 7   5

 20k î ƒâ€† 76   8 


La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

Gdańsk

La ciudad de la libertad Hacemos un primer alto en Długi Targ (Mercado Largo), la principal vía de la Ciu­ dad Vieja de Gdańsk en la que se encuen­ tran el Ayuntamiento de estilo renacentista y la Corte de Artus, lugar de reuniones de los antiguos gremios comerciales. Recons­ truido en su mayor parte después de la II Guerra Mundial, el barrio trae recuerdos del antiguo poderío de un puerto con his­

137

Arriba: El antiguo puerto de Gdańsk con su grúa portuaria medieval (Żuraw) •

toria, escenario de una constante pugna entre las influencias eslavas y germánicas. Gdańsk compartía su carácter de ciudad regia con la condición de miembro de la Liga Hanseática, federación de puertos y ciudades comerciales del Báltico y del mar del Norte surgida en la Edad Media. Es aquí donde dio comienzo la II Guerra Mundial; también es aquí donde se está levantando


138

La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

El estadio Energa Gdańsk (arriba) se construyó para la Eurocopa 2012, organizada por Polonia y Ucrania. Tiene un aforo de 41.620 espectadores •

el Museo de la II Guerra Mundial. En los le­ gendarios astilleros de Gdańsk se convoca­ ron las huelgas que hicieron saltar a la Je­ fatura del Estado al carismático electricista y premio Nobel de la Paz, Lech Wałęsa. Las huelgas que llevaron a la creación del sindicato independiente Solidaridad mar­ caron el comienzo del declive del comunis­ mo en esta parte de Europa. Al visitar el Centro Europeo de Solidaridad es aconse­ jable detenerse un rato junto a los antiguos astilleros para observar las emergentes iniciativas sociales y artísticas que bro­ tan en el viejo recinto industrial, como el

Instituto de Arte Wyspa; o ser testigos del nacimiento de un nuevo barrio conocido como Młode Miasto (Ciudad Joven). Gdańsk cuenta con enormes barriadas obreras, como Przymorze, en el que se encuentra el edificio más largo de Polonia, “Falowiec” (860 m, arriba a la izquierda). Y, sin em­ bargo, puede presumir de barrios idílicos como Oliwa, en el que, rodeadas de un pre­ cioso parque, abundan las antiguas casas y tiendas y se erige la histórica Catedral de Oliwa, sede del Festival Internacional de Música de Órgano •


La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

139

Mi ciudad de acogida

Danuta Wałęsa, primera dama entre 1990 –1995, madre de 8 hijos, casada con Lech Wałęsa (DERECHA, en una imagen de los años 80), legendario líder del sindicato Solidaridad y primer Presidente de Polonia elegido democráticamente. En 2011 publica su autobiografía Sueños y secretos que se convierte en un superventas. Soy vecina de Gdańsk, no por nacimiento sino por elección. Fue aquí donde conocí a mi marido y donde formamos una familia; aquí fue donde vivimos los trágicos acontecimientos de diciembre de 1970, el feliz agosto de 1980 y el nacimiento de Solidaridad, con sus esperanzas por la libertad, la penuria de la ley marcial y finalmente, en 1989, la caída del comunismo. Transcurridos todos esos años, sí creo que Gdańsk es el lugar donde nací. Cuando mi marido llegó a ser el primer presidente democráticamente elegido en la Polonia de la posguerra, tuve la posibilidad de visitar muchísimos países. Cada uno de ellos tenía y tiene una historia fascinante, edificios interesantes, su propia idiosincrasia y ambiente. Pero Gdańsk es especial, y no

cambiaría su ambiente único por ningún otro lugar de la Tierra. Pero empecemos por el Centro Europeo de Solidaridad, en el recinto de los antiguos astilleros de Gdańsk. Su forma y su particular revestimiento lo asemejan a un barco en construcción. Su rica colección muestra la historia de Solidaridad y la de otros movimientos por la libertad que llevaron al derrumbe del comunismo en Europa Central y del Este, a la caída del telón de acero y a la unificación de Europa. Pero Gdańsk no es solo la historia moderna de la caída del comunismo o el lugar en el que empezó la II Guerra Mundial. Es una ciudad con una historia milenaria. Durante siglos fue la mayor y la más opulenta de las ciudades de la antigua Mancomunidad de Polonia-Lituania. La ciudad va descubriendo su belleza conforme caminamos a lo largo del Camino Real desde

la Puerta Dorada, siguiendo la calle Długa y el Mercado Largo, con su fuente de Neptuno, atravesamos la Puerta Verde y nos adentramos en el Ayuntamiento y la Corte de Artus. Antes de continuar con el recorrido por el Camino Real, es recomendable detenerse en el Museo del Ámbar (abajo), único en el mundo. De hecho, para muchos Gdańsk es la capital mundial del ámbar. Es aquí donde se respira el olor de los bosques de ámbar, puede comprobarse el proceso que llevó hace millones de años al surgimiento del “Oro del Báltico” y contemplar las antiguas y modernas maravillas hechas de este material único. En la calle Mariacka el tiempo parece haberse detenido hace centenares de años. La Basílica de Santa María destaca por ser la iglesia de ladrillo más grande del mundo, desde cuya torre de 80 metros de altura hay unas espectaculares vistas sobre Gdańsk y su bahía. Un pequeño consejo para las señoras: muchas de las calles de la ciudad están adoquinadas, por lo que el tacón alto no es la mejor opción. Y si tras callejear por Gdańsk uno necesita relajarse con buena música, yo recomendaría un concierto de órgano en la Catedral de Oliwa •


140 Olter, una película proyectada durante el festival Gdańsk Streetwaves. Se trata de una iniciativa urbana que anuncia la temporada de verano, llevando a los distintos barrios de Gdańsk el arte de las galerías y otros establecimientos. Es una temporada en la que el arte abandona el centro urbano en busca de nuevos lugares donde la animada vida cultural y artística pueda prosperar •

La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot


La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

141


142

La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

Lo chic ­europeo Jerzy Limon, catedrático de Literatura, director del Teatro Shakespeare de Gdańsk El Museo Nacional de Gdańsk tiene en su haber el asombroso tríptico del Juicio Final de Hans Memling (derecha) que, aparte de la Dama del Armiño de Leonardo en Cracovia, es la muestra artística más preciada en cualquier exposición de Polonia. El museo merece una visita, aunque solo fuera para ver esta obra, si bien la pinacoteca posee además una excelente colección de pintura holandesa y polaca. El Salón Rojo del Ayuntamiento luce las obras más significativas del pintor flamenco Isaak van den Blocke. La impresionante pintura de bóveda,

Un arte que da vida a la ciudad Aneta Szyłak, comisaria y crítica de arte, directora artística del festival Alternativa El Teatro Shakespeare de Gdańsk es una joya arquitectónica, obra del veneciano Renato Rizzi. Hay quienes lo llaman “el ataúd” por su forma alargada y su fachada cubierta de ladrillos de color oscuro. En todo caso,

que se compone de más de doce obras, representa alegóricamente el comercio entre Gdańsk y Polonia. Numerosos motivos bíblicos, escenas cos-

el edificio enlaza con la arquitectura de Gdańsk, aunque a la vez supone un desafío a su eterno ladrillo de color rojo. Su techo retráctil permite realizar unas puestas en escena bajo las estrellas, muy al estilo isabelino. Todos los años, el teatro acoge el Festival de Shakespeare. En los emblemáticos astilleros de Gdańsk se está construyendo el Museo de Arte Contemporáneo, compartiendo así el espacio con el Festival Internacional de Artes Visuales Alternativa, que viene organizán-

tumbristas y el panorama de la ciudad completan esta obra maestra •

dose desde hace cinco años. El festival promueve también la iniciativa comunitaria Open Garden (izquierda). Situado sobre la isla de Drewnica, a orillas del Martwa Wisła y con una vista sobre las grúas portuarias y la isla industrial de Ostrów, el museo será fácil de encontrar entre el Centro Europeo de Solidaridad y el Museo de la II Guerra Mundial. Dwie Zmiany es una cooperativa social fundada por artistas en el legendario restaurante Złoty Ul, situado en la célebre calle Monciak de Sopot. El renacimiento del movimiento cooperativo tiene su particular importancia, ya que permite a los artistas sobrevivir en momentos de estrecheces económicas. El lugar acoge encuentros, reuniones y espectáculos de arte que acompañan a las comidas •


La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

143

Gdańsk Sopot Gdynia

Descúbrelo tú mismo Magdalena Grzebałkowska, escritora, reportera, autora del polémico reportaje histórico 1945: guerra y paz. Vive en Sopot. A los que visitan Gdańsk siempre los llevo a Biskupia Górka, un pequeño distrito en las afueras de la ciudad y a cierta distancia de sus sitios más emblemáticos. Las casas tal vez no estén en el mejor estado, pero conservan su arquitectura original y permiten entrever, bajo el estuco desmoronado, las antiguas inscripciones en alemán. Żabi Kruk, situada en la parte baja de la ciudad sobre un ramal del río Motława, ofrece un servicio de alquiler de piraguas. Te dan un mapa y ya puedes ir remando alrededor de la Ciudad Vieja, no como ocurre en los canales de Amsterdam. Puedes atravesar las puertas de agua, continuar hacia el puerto y ver la ciudad desde una perspectiva completamente nueva.

Llevo ya muchos años viviendo en Sopot, pero solo ahora, siguiendo las rutas que Paweł Huelle describe en su reciente novela Śpiewające Ogrody, es cuando he descubierto la Ópera del Bosque. Durante la época comunista este anfiteatro en medio del bosque era el que acogía conocidos festivales de música. Suelo evitar el ruido de Monciak; me encanta, en cambio, el Sopot Alto, con sus mansiones, jardines y callejones mágicos, perfectos para dar un paseo. Recomendaría visitar la encantadora Villa Junkce de la calle Goyki 3, construida para un comerciante de vinos de Gdańsk, con su torreta de plano cuadrado y el parque que lo rodea. Me encanta también la

impresionante Casa Berger de la calle Obrońców Westerplatte 24, una de las mansiones más bellas de Sopot. Sin embargo, el corazón de la ciudad es su muelle, siempre muy concurrido, aunque no por ello menos cautivador. En su extremo más lejano vive Kasia, una gaviota domesticada. En Gdynia no te puedes perder los modernos apartamentos de la calle Świętojańska. Y, desde luego, el Puerto de Gdynia. A lo largo de embarcadero Nabrzeże Francuskie puedes incluso tocar los barcos para quedarte con la impresión de lo que es realmente una ciudad portuaria. Enfrente está la Marine Station de 1931 (arriba), desde donde partían los barcos con emigrantes rumbo a Sudamérica. Hoy en día es el Museo de la Emigración, que muestra la suerte de los polacos emigrados. En Gdynia me encanta también el restaurante Serio (IZQUIERDA) que ofrece una excelente cocina italiana en un ambiente industrial de detalles visuales chocantes •


144

La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

Gdynia  

La Bauhaus polaca

Siendo la más joven de las tres ciudades, entre los años 20 y 30 del s. XX Gdynia logró transformarse de un pequeño pueblo pes­ quero en una ciudad modernista impreg­ nada del espíritu Bauhaus de aquella época (arriba y a la derecha). La ciudad surgió a raíz de un gran plan de desarrollo de una Polonia que no hacía mucho que había re­ cobrado la independencia y necesitaba un puerto libre de la influencia germánica, tan presente en Gdańsk. En poco más de una década Gdynia se convirtió en una moder­ na ciudad portuaria e industrial (a pie de página de la página opuesta), carácter que conserva hasta hoy día. Las Sea Tower de 2009, unos rascacielos de uso mixto, ofrecen una vista del buque-museo Dar Pomorza (arriba). Gdynia recibe numerosos festivales culturales, como el Open’er Festi­ val (arriba, en la página opuesta), inclui­ do entre los mejores de Europa, el Ladies’ Jazz Festival o Globaltica World Cultures Festival •


La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

145


146

La Triciudad – Gdańsk, Gdynia, Sopot

Sopot  

Un balneario con carácter Nuestra segunda parada: Sopot. La locali­ dad balnearia más conocida de esta orilla del Báltico sigue conservando su ambien­ te de barrio residencial de alto standing ubicado en medio de parques. El muelle más largo de Europa (parte superior de la página), el puerto deportivo o las playas de arena blanca convierten a la ciudad en un destino turístico bien conocido. La ciu­ dad tiene, además, fama por su despreo­ cupado ambiente de tertulias y cafés, con una bulliciosa vida que en la época estival discurre a lo largo de la calle peatonal de Bohaterów Monte Cassino, conocida popu­

larmente como Monciak (arriba). Aunque, si uno se aleja de las abarrotadas calles del centro para adentrarse en las bocacalles, apreciará casas al estilo secesionista y spas rodeados de áreas verdes. Sopot es además un lugar de cultura, con el festival Artloop que se organiza anualmente en septiembre con eventos celebrados en espacios públi­ cos, incluidas las callejuelas y rincones me­ nos esperados •


147

Triciudad: un nudo de transporte Los puertos marítimos polacos del Báltico han tenido un rápido desarrollo de las diferentes instalaciones de carga y descarga, siendo importantes nudos de transporte internacional. La estrategia de transportes de la Unión Europea considera al puerto de Gdańsk como un importante punto de enlace del corredor 4 de la red transeuropea de transporte (corredor mar Báltico – mar Adriático). dddd ddd Brofjorden

s ssss ssss swww wwww Ventspils

Goeteborg kkkk kkkk dddd dddd Aarhus kkkk

ssss sss Rostock

La terminal DCT de Gdańsk es una de las terminales de contenedores más modernas de Polonia. Cuenta con una línea de atraque de 650 m de longitud, de los que 265 m tienen un calado de 13,50 m y 385 m de un calado de 16,50 m. La superficie total asciende a 49 hectáreas • kkkk Helsinki

dddd dddd Butinge

Szczecin/ Świnoujście ssss ssss ssss wwww w

El muelle más largo El papa Juan Pablo II en el Muelle de Sopot (derecha), el muelle más largo del mar Báltico. La función del muelle ha ido cambiando a lo largo de la historia; desde un puerto deportivo local, una instalación del aeropuerto para hidroaviones, un embarcadero para cruceros de gran eslora, hasta lo que es hoy: una zona peatonal con un puerto deportivo en su extremo •

kkkk kkkk www Gdynia Gdańsk kkkk kkkk kkkk ssss ssss dddd dddd wwww w

Klajpeda kkkk ksss ssss sss ssss

kkkk kk Kotka/  Hamina

kkkk ssss ssss ssss ssss ssss swww wwww wwwwwww Ryga

kkk kkkk kkkk kkkk kkkk kkkk ssss ssss dddd dddd wwww Petersburg Ust-Luga ssss ssss ssss ssss ssss wwww wwww wwww wwww wwww w

Simbología k  Contenedores (TEU) (10.000 unidades) d  Petróleo (1.000 toneladas) s  Cargas secas (1.000 toneladas) w  Carbón (1.000 toneladas)


148

Szczecin Un jardín flotante El agua, la vegetación y los espacios abiertos forman el panorama urbano de Szczecin. Aunque la ciudad no tiene acceso directo a la costa del mar Båltico (en contra de la creencia generalizada entre los polacos), sí estå rodeada de agua.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Solidaridad Szczecin ­Aeropuerto de ­GoleniĂłw – 29  km îĄ? Varsovia – 455 km BerlĂ­n – 125 km Copenhague – 281 km Praga – 370 km Generalidades đ&#x;›Ą 1243    408 k î Ľ 301 km2 î Š 4 177 PLN î € 45 k Cultura y ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 5 î † 6   15

 3805  î ƒâ€† 443   62 


Szczecin

Ubicada en la desembocadura del río Óder, que marca la frontera oeste del país, Szcze­ cin tiene acceso a un embalse que lleva su nombre. La ciudad está atravesada por el río Regalica que recorre la ciudad vertien­ do en el Lago Dąbie, ubicado íntegramente dentro del límite municipal. Y hay más, como el lago Szmaragdowe (arriba), Słoneczne o Głębokie, situados

149

en el bosque de Puszcza Wkrzańska, uno de los complejos forestales que, junto con los bosques Puszcza Bukowa y Puszcza Goleniowska, bordean la ciudad. El centro de Szczecin impacta con su verdor: cuenta con 15 parques, entre los que se encuentran los tres más grandes, Park Kasprowicza, Ogród Różany (Rosaleda) y Jasne Błonia, sin contar los 213 plátanos que flanquean


150

Szczecin

A los ojos de uno del barrio Maja Holcman-Lasota, productora de sesiones fotográficas, estilista e interiorista Cuando invito a mis amigos a dar una vuelta por Szczecin me gusta darles la bienvenida con las vistas de la explanada de Wały Chrobrego, de la torre Baszta Panieńska y del Castillo de los Duques de Pomerania, pero son unas opciones obvias que están en cualquier guía. Por eso los animo a adoptar una perspectiva distinta. Para empezar, un paseo por la calle Nehringa, por la que se llega a la colina desde la que se pueden apreciar las vistas del lago Dąbie. Una vez allí, sugiero tomar un helado en Lody Marczak o comer en Public, en la parte vieja del barrio “nuevo”.

También les recomiendo ver la escultura “Aves” de Hasior en Park Kasprowicza (abajo), recorrer las calles del barrio de Pogodno, sentarse en una silla de mimbre en la explanada, ir a ver una película en el cine Pionier –el más antiguo de toda Europa– o encaramarse a la torre de la catedral para disfrutar de la vista panorámica. Y si uno tiene la oportunidad de hacerlo, puede subirse a bordo de una embarcación para ver las grúas de los astilleros de Gryfia desde el agua o explorar los juncales y ensenadas que rodean la ciudad •


Szczecin

A la izquierda: El cine más antiguo del mundo aún en funcionamiento está en Szcze­ cin: Helios (hoy Pionier) fue inaugurado en 1909 • A la izquierda: El castillo de los Duques de Pomerania en la Colina del Castillo. Dentro de su torre renacentista se encuentra el péndulo de Foucault, una prueba del movimiento giratorio de la Tierra • Arriba a la izquierda: El Centro de Arte Contemporáneo TRAFO es uno de los centros más recientes de Polonia •

151

las avenidas municipales. Otra de las mar­ cas distintivas de la ciudad son las mag­ nolias, que florecen cada primavera en los jardines y parques. El eje urbano que ver­ tebró la ciudad en el siglo XIX se inspiraba en la planta de París, con grandes espacios que se abren en torno a sus rotondas radia­ les y bulevares de la orilla del río Óder. La explanada Wały Chrobrego, que discurre a lo largo del río, ofrece unas vistas espec­ taculares. Es un mirador inmejorable para admirar los veleros más bellos del mundo (arriba y parte superior de la página previa), que atracan en el puerto de Szcze­ cin con motivo de las anuales regatas Tall Ships’ Races •


152

Szczecin

A pie o ­sobre ruedas

Inga Iwasiów, escritora; Szczecin es el entorno y el principal protagonista de varios de sus libros, como Bambino o Ku słońcu (Hacia el sol) Szczecin es para caminar o explorar en bicicleta. No escasean los carriles bici y la ciudad está rodeada de bosques y lagos, el embalse de Szczecin incluido. Es una ciudad para un turismo activo y reflexivo, con abundantes espacios verdes, siendo el parque Kasprowicza uno de los puntos de encuentro más preferidos. Una buena temporada

para llegar es la primavera: en abril se celebra el Festival de Pequeñas Formas Teatrales Kontrapunkt; en mayo, el Street Art Festival de Szczecin (arriba a la derecha) y en junio, el Centro Teatral Kana organiza su festival bajo el nombre de “Lazos de Cultura”. El teatro Kana se encuentra junto a la plaza de Hołd Pruski, un nuevo centro arquitectónico que nadie se puede perder. La principal novedad es su auditorio, donde actúa la Orquesta Filarmónica y Sinfónica de Szczecin (parte superior de la página), interpre-

tando piezas muy variadas para todos los públicos. El Centro de Diálogo Przełomy está situado parcialmente en el subsuelo, enfrente de la fachada de la Filarmónica. La parte superior ha sido tomada por los patinadores, ya que enlaza con los peldaños de la explanada Wały Chrobrego. Cualquiera puede apuntarse. En sus proximidades está una de las filiales del Museo Nacional, con una muestra local de arte contemporáneo del museo Zachęta •


153

Szczecin

El feeling relajado de una gran ciudad Łona, rapero, productor de música, licenciado en Derecho por la Universidad de Szczecin, trabaja en un bufete de abogados Szczecin es el París del norte, de eso no me cabe la menor duda. La forma más fácil de descubrir que se trata de una ciudad del norte es arriesgándose a entrar justo en sus barrios norteños. Se trata de unas zonas preciosas y misteriosas, algo dejadas y en ocasiones de dudosa fama. Para adentrarse allí no estaría de más una pizca de cautela. Para los menos entusiastas de su peculiar “colorido” local, yo sugiero verlas haciendo un crucero fluvial. Además, vista desde su río, el Óder, Szczecin es aún más impresionante. Y, para quedarse con el espíritu del lugar, recomendaría salir a tomar un café por la calle Rayskiego, en Stojaki (abajo). Szczecin tiene la particularidad de causar el feeling de una gran metrópoli con su floreciente

entorno hípster y, a la vez, tener ese algo de pequeña ciudad adormilada, con sus vecinos como gatos hechos un ovillo, mirando por las ventanas, recostados cómodamente en sus almohadas. Uno tampoco se puede perder la oportunidad de dejarse caer por Piwnica Kany para las jam sessions (arriba, suelen celebrarse un viernes cada mes), donde se pueden escuchar buenos temas y hermanarse con los bohemios de la zona o, simplemente, tomar un par de cervezas de calidad •


154

Szczecin


155

Una isla de vikingos Wojciech Celiński, director del Centro Eslavo-Vikingo Wolin-Jomsborg-Vineta, organizador del Festival Eslavos y Vikingos (página opuesta), el más grande de estas características de Polonia, con más de 2.000 intérpretes en las recreaciones históricas del año pasado

Antiguamente, la isla de Wolin era un centro de intensa actividad comercial y un pueblo rebosante de vida. Lo que pretendemos es recuperar aquel ambiente. Los visitantes que llegan comprueban cómo era la vida aquí hace mil años: se puede ver el trabajo de herreros, alfareros o tejedores, escuchar música, asistir a duelos, ver los barcos históricos o probar platos de la época. Cada año se

elige un tema diferente, como por ejemplo “Bellas y Valientes”, en torno a la vida f­ emenina de por aquel entonces que era muy distinta a lo que uno pueda esperar. Aquella vez nos centramos en la fascinante figura de Świętosława o Sigrid la Altiva, hija de Mieszko I, el primer soberano de Polonia, y reina de Dinamarca, Suecia y oruega y, durante un tiempo, también de Inglaterra •

A la izquierda: Cabeza de hacha de hierro (s. X u XI), recuperada en el estrecho del Dziwna

Centro Eslavo-Vikingo Wolin-Jomsborg-Vineta, simbología 6 Casa con paredes de madera con uniones de ranura y lengüeta 7 Taller artesanal 8 Templo 9 Empalizada de madera con talud de tierra y plataforma (305 m)

1 Casa de troncos machihembrados 2 Casa de mimbre 3 Casa empalizada 4 Casa de troncos horizontales con cuatro pilares y cubierta a cuatro aguas 5 Casa de troncos horizontales con cuatro pilares y cubierta a dos aguas

5

9 6

10

3

11

10

13

2 13

3 4

7

1

13 5

10 Torre de madera con puerta de acceso 11 Embarcadero de madera de 142 m largo 12 Torre de madera con puerta de acceso sobre el estribo de un puente 13 Caminos de troncos.

9 13

12


156

Poznań El centro del sentido común Los vecinos de Poznań, cuna de Polonia, son considerados como los emprendedores por excelencia y todo un modelo de estabilidad burguesa. Pero esa tradición comercial burguesa se enfrenta a una contracultura e iniciativas impulsadas desde el activismo urbano, dando lugar a una constante dialÊctica creativa. Sede de la feria mås antigua de Polonia y de las grandes multinacionales, Poznań ofrece festivales culturales, de música o teatro alternativo.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de ­Poznań – 7  km îĄ? Varsovia – 280 km BerlĂ­n – 240 km Praga – 310 km Viena – 470 km Generalidades đ&#x;›Ą 1253    548 k   262 km2 î Š 4 354 PLN î € 121 k Cultura y­ ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 18 î † 7   43

 7282  î ƒâ€† 819   153 

Un “aparato tontoâ€? – todos los dĂ­as al mediodĂ­a, en lo alto de la torre del Ayuntamiento de PoznaĹ„, dos machos cabrĂ­os saltan chocando su cornamenta •


Poznań

157

Imagen superior: Porta Posnania ICHOT (Centro Interactivo del Patrimonio de la Isla de la Catedral) muestra la historia de la isla de la Catedral (Ostrów Tumski) •

Justo al mediodía, al son de un cornetín, una pareja de cabras emerge de la torre re­ nacentista del Ayuntamiento, situado en la Plaza Mayor, para chocar sus cornamentas. Este acontecimiento es el símbolo turísti­ co de Poznań por excelencia. La torre del s. XVI luce en lo alto de su tejado una aguja de metal, que reina simbólicamente sobre el recinto de la Feria Internacional de Poz­

nań, próxima al centro. Entre los eventos feriales de Europa, este es uno de los más antiguos, inaugurado en 1921. Esta feria simboliza bien el espíritu empresarial de la segunda ciudad más rica de Polonia, detrás de Varsovia, sede de numerosas compañías nacionales e internacionales. Nada más sa­ lir de Poznań se encuentra la planta Solaris, fundada por Krzysztof y Solange ­Olszew­ski,


158

Poznań

dedicada a la exportación de autobuses urbanos de tecnología punta, o la sede de la marca joyera internacional Yes. Y es que la relación entre el dinero y la cultura no es nada nuevo en Poznań. Entre los iconos más recientes de la región de Wielkopolska se ha abierto paso Stary Browar, un centro comercial, de negocios y de arte, desarro­ llado por Grażyna Kulczyk, la empresaria más conocida de Polonia y coleccionista de obras de arte contemporáneo. Las actividades culturales de Poznań están protagonizadas por la música y la danza. La ciudad desde hace años acoge la

sede del Teatro Polaco de Danza, acreedor de numerosos galardones; es aquí también donde nació el famoso Coro Juvenil Mas­ culino de Poznań (antes conocido como los Ruiseñores Polacos). La Academia de Música Ignacy Jan Paderewski es, además, el único centro universitario en Polonia que forma lutieres de violín. Afloran los festivales, como el Festival Internacional de Violín H. Wieniawski o el Malta. Este último es una variada muestra teatral que viene celebrándose desde hace 20 años en varios puntos de la ciudad, incluido el lago deportivo Malta. El lago forma parte


159

Poznań A la izquierda: Espectadores en Plac Wolności (plaza de la Libertad) durante el Festival Malta de Poznań. Se trata de uno de los festivales de arte más importantes en Europa Central y del Este, con una amplia selección de eventos teatrales, de música, danza y cine. Inaugurado en 1991, el festival se celebra entre finales de junio y principios de julio. Toma el nombre del lago Malta • Abajo: Calle Taczaka • A pie de página: Ayuntamiento de Poznań •

las numerosas masas de agua de Poznań, ubicada sobre el río Warta, en medio de la Región Lacustre de Wielkopolska  En Poznań se encuentra además la propiedad okupa más antigua de Polonia, Rozbrat. Es aquí donde, además, surgió uno de los movimientos urbanos más clá­ sicos, el My-Poznaniacy (“Nosotros-gente de Poznań”). En el último decenio, la calle Taczaka del casco antiguo se ha convertido en un nuevo centro de vida urbana, lleno de cafés con encanto, locales con música en directo o boutiques •


160

Poznań

Lugares únicos que merecen una visita Piotr Voelkel, empresario, fundador del grupo mobiliario Vox y de la School of Form, que imparte cursos de diseño siguiendo el método singular del gurú del diseño mundial Li Edelkoort No hay nada como Stary Browar (la Antigua Cervecería, arriba), ganador en 2005 del premio del Consejo Internacional de Centros Comerciales (ICSC) al mejor centro comercial del mundo. Esta impresionante mezcla de una antigua planta cervecera del s. XIX y arte contemporáneo incluye un centro comercial, una galería de arte contemporáneo y un centro de danza moderna. Aquí también se celebra el Art & Fashion Festival. Y una

vez dentro, son admirables las esculturas de Igor Mitoraj. Cytadela es un parque de esculturas organizado en torno a una histórica plaza fuerte que comprende la estatua Nierozpoznani (“los no reconocidos”), obra de la escultora polaca de renombre internacional Magdalena Abakanowicz. La Avenida Marcinkowskiego forma el eje vertebrador de Poznań: la calle recorre la ciudad de norte a sur, pasando al lado del Museo Nacional y la escultura Golem, obra del checo David Černý. Plac Wolności (plaza de la Libertad) se ha ganado su propio sobrenombre: “Plajta”. Es la atracción principal de los festivales Transatlantyk y Malta. La histórica imprenta de la

ciudad alberga hoy el centro de diseño Concordia Design, que ofrece salas de conferencias, cuenta con un excelente restaurante y organiza un festival de creatividad infantil. Fundada por Piotr Voelkel, Concordia Design es gestionada por su hija Ewa Voelkel-Krokowicz. El legendario teatro alternativo Teatr Ósmego Dnia fue creado por Lech Raczak y, posteriormente, dirigido por Ewa Wójciak. El Centro Cultural Zamek, que funciona de la mano de Anna Hryniewiecka, atrae a visitantes interesados en el arte y, en particular, en sus vertientes más experimentales. Zamek cuenta con una magnífica galería de fotografías. El edificio data de principios del s. XX; levantado como castillo por orden del emperador alemán Guillermo II, durante la II Guerra Mundial fue remodelado para servir como residencia para Hitler •


161

Poznań

Śródka y Ostrów Tumski Los vecinos de Poznań tienen un arraigado sentido de pertenencia y orgullo local. Esta actitud es perfectamente lógica si se tiene en cuenta que, según algunos historiadores, es precisamente en Ostrów Tumski (isla de la Catedral) donde nació el Estado de Polonia en el año 966. La catedral gótica sigue en la isla. En medio del río Warta, como si de un pequeño asentamiento separado por el agua del resto de la ciudad se tratase, está el barrio Śródka. Abandonado a su suerte durante años, hoy revive gracias a una pareja de restauradores y activistas urbanos, Jan y Monika Pawlak,

que regentan el Café La Ruina (a la derecha) y el restaurante Raj. El local, que sirve unos platos con influencia asiática, ha habilitado un espacio para un minicine con 22 butacas y acoge conciertos y reuniones. Es recomendable dejarse caer por allí al visitar la cercana Ostrów Tumski, que cuenta con la catedral gótica más an-

tigua de Polonia. Muy próxima al lugar se encuentra la Porta Posnania ICHOT. Su estructura minimalista de hormigón, galardonada en su momento, encierra las instalaciones del Centro Interactivo del Patrimonio de la Isla de la Catedral (ICHOT), donde los visitantes pueden acercarse a los secretos de la isla de la Catedral •

Un invernadero de ideas en un antiguo taller de imprenta Radek Berent: “En Jeżyce hay un lugar excepcional para un pequeño negocio como el nuestro (Kwiaty i Miut tiene allí su taller); me refiero a PZG o la antigua imprenta de Poznań de la calle Wawrzyniaka 39. El lugar ya ha ofrecido su espacio a más de una decena de empresas recién creadas, desde una sastrería, un gimnasio de pole dancing, estudios gráficos, de alfarería o de fotografía, hasta el “Wojtek de Hormigón”, donde se fabrican placas y encimeras de hormigón por encargo, o un antiguo taller de grabado, donde parece haberse detenido el tiempo. Total, que es un lugar con un gran ambiente y, a la vez, un invernadero de ideas. El Fab Lab Zakład es un espacio de bricolaje que pone a disposición de cualquiera que quiera fabricarse algo herramientas de carpintería, metalistería, sastrería y un largo etcétera de aparatos de todo tipo” •


162

Poznań

Una receta para empezar el día con buen pie Radek Berent y Łukasz Marcinkowski son una pareja de fotógrafos / artistas gráficos y diseñadores de jardines / muebles que dirige una floristería y un concept store: Kwiaty i Miut. ¡Les encanta salir a comer fuera en Poznań! Recomendamos el barrio Jeżyce, que es donde vivimos y trabajamos. Lo tienes todo a mano, por lo que te puedes quedar allí el día entero. Si te apetece un sabroso desayuno, nuestra sugerencia es Yeżyce Kuchnia (arriba a la derecha) de Julia Klorek y Marcin Czubala. El sitio es minimalista, con mesas simples y un breve menú, enteramente slow food y local. Para tomar un café no hay otro sitio como el Brisman Coffee Bar, donde los granos de café desvelan sus secretos a Agnieszka Rojewska y Mate­ usz Gaca, artistas y autoproclamados “anarquistas del café”.

Una buena opción para almorzar es la cercana Modra Kuchnia (a la derecha) donde se puede probar la cocina polaca contemporánea. Y si la carne no es lo tuyo, te sugerimos Wypas, un local llevado por verdaderos activistas que ofrecen recetas veganas y venden productos caseros a base de soja, tempeh o tofu. Si lo que buscas es un fast food pero de primerísima calidad, en la calle Kraszewskiego está el Kraszkebab, que sirve unos excelentes kebabs con una increíble variedad de salsas, incluida de plátanos asados. Naturalmente, también visitamos otros barrios. En el de Łazarz vamos todos los días a un pequeño rastro de Rynek Łazarski buscando macetas para nuestras flores. En Wilda visitamos la panadería Pracownia GODny para comprar tres riquísimas variedades de pan: Godny, Luj y Czesław. Los dueños son unos verdaderos

fanáticos del pan y tienen en su haber recetas que han ido desarrollando durante años. Además, organizan eventos para enseñar a cocinar. Por lo común evitamos el casco antiguo, salvo el bistro de la calle Taczaka 20 y la pastelería Piece of Cake, que tiene una excelente tarta de queso. Finalmente, el barrio Grunwald es donde solemos llevar nuestras propias sillas o mantas para ir al cine de verano en la bodega Pod Czarnym Kotem, dirigida por Marcin y Dorota Kubiak •


Poznań

Un lugar donde los extremos se tocan

Kacper Pobłocki, sociólogo en la Universidad Adam Mickiewicz, activista urbano, cofundador de la asociación My-Poznaniacy y del Congreso de Movimientos Urbanos. Aparte de Cracovia, Poznań fue la única ciudad de Polonia que después de 1945 no conoció un gran intercambio de la población. Los extremos visibles en la ciudad comprenden desde un panorama conservador generalizado hasta Rozbrat, la casa okupa más antigua de Polonia y centro de cultura alternativa. Es aquí donde tiene su sede la filial de la Fede-

163

Tranviario. Antes un destacado lugar del proletariado de Poznań, hoy Jeżyce es hogar de la cultura alternativa. Para mí, el símbolo de un Poznań libre y contracultural es Ewa Wójciak, durante años jefa rebelde del Teatro del Octavo Día o Teatr Ósmego Dnia. ¡Poznań es también la capital polaca del helado! El gusto por un producto de heladería artesanal surgió en una tienda de la calle Kościelna. Aunque en su origen la tienda no era más que una pequeña ventana, las colas llegaban a bloquear la calle entera. A los vecinos de Poznań nos encantan los dulces en general, ración Anarquista y grupos como como las tartas de queso o helaResistance Rhythms o Food Not dos. Los tradicionales cruasanes Bombs. Y aquí siempre hay vida: del Día de San Martín (hechos de hojaldre con relleno de semiconciertos, debates, reuniones con activistas sociales… Rozbrat llas de amapola) se hacen el 11 de noviembre • está en Jeżyce, uno de los pocos barrios de Poznań a los que los centros comerciales no han desangrado todavía. El Centro Cultural Amarant también opera desde allí, en la antigua Casa del


164

Poznań


165 6 6A 7

5

7A

8 8A

15

13 14

103 102

5A

4

3A

10 3

11

12

100 1

2

101

Feria Internacional de Poznań La Feria Internacional de Poznań fue inaugurada en 1921, por lo que es uno de los eventos feriales más antiguos de Europa. Hoy día los espacios expositivos ocupan una superficie de 110.000 m2 en el interior y 35.000 m2 en el exterior. Pabellón 1 – Sala industrial bu 1947–1948 ar  Stanisław Kirkin y Lucjan Ballenstaedt wy  La nave central es de 32 m de ancho, mientras que las naves laterales son de 10 m. Desde la estación principal de trenes de Poznań al pabellón llega una vía muerta para el transporte de piezas grandes. Pabellón 2 – Sala de la industria pesada bu 1928 ar  Roger Sławski Reconstruido por Stanisław Kirkin y Lucjan Ballenstaedt en 1947 Pabellón 3A – Sala de ocio (a la izquierda) bu 1929 ar  Roger Sławski, wy  Torre de 35 m Restos del pabellón inglés construido con motivo de la Exposición Universal Nacional de 1929.

Pabellón 4 – Salón bu 1954–1955 ar  Bolesław Szmidt Pabellón 5  wy  Estructura más amplia con cubierta, con 216 m de largo y una superficie de 14.500 m2. Pabellón 6A bu 2010 ar A DS studio (Piotr Barełkow­ ski) Pabellóns 7, 7A, 8, 8A – “Pack de cuatro” bu 1958–1977 Pabellón 9 – Sala italiana bu 1971–1972 ar Zygmunt Skupniewicz Pabellón 10 – Pabellón del Ministerio de Transporte bu 1949 ar  Bolesław Szmidt Pabellón 11 – Aguja bu 1955  ar  Bolesław Szmidt

Pabellón 12 – Palacio ferial (pabellón de la industria ­metalúrgica) bu 1925, 1947 Pabellón 14 bu 1978 ar  Zygmunt Lutomski Pabellón 15  bu 1994 ar  Wojciech Tkaczyk Pabellón 100 – Centro ferial bu 1971–1972 ar  Henryk Jarosz Pabellón 101 – Edificio ­administrativo bu 1925 ar  Stefan Cybichowski Pabellón 102/103 – Pabellón del centro de industria maderera bu 1951 ar  Jan Wellenger  ctualmente inexistente A Pabellón EE.UU. bu 1957  ar  Buckminster Fuller


166

Wrocław Baja Silesia y Karpacz Ciudad de encuentros ¥Aquí siempre hay vida! Wrocław cautiva con su desbordante energía juvenil, y eso que los comienzos de la ciudad se remontan a la Êpoca del Imperio Romano, cuando en la zona había un importante asentamiento comercial en mitad de la Ruta del à mbar. Son innumerables los edificios históricos que se pueden encontrar aquí, desde las iglesias góticas hasta las joyas del modernismo, encabezadas por el pabellón del Centro del Centenario, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

AquĂ­ y allĂĄ î ? Aeropuerto de ­WrocĹ‚aw– 11  km îĄ? Varsovia – 300  km BerlĂ­n – 295 km Praga – 215 km Generalidades đ&#x;›Ą 1214    632 k   293 km2  î Š 4 338 PLN î € 126 k Cultura y ­Medio ­Ambiente

Gastronomía y Hotelería

đ&#x;?Ś 24 î † 14   68

 8688  î ƒâ€† 902   155 


Wrocław

167 Un grupo de piragüistas en una esclusa próxima al edificio de la Universidad de Wrocław, que presume de la fachada barroca más larga en el mundo •


168

Wrocław

Pero Wrocław ofrece mucho más. El calen­ dario está repleto de festivales y otros even­ tos que se celebran a lo largo del año, como los encuentros de música clásica (Wratisla­ via Cantans), festivales de cine más ambi­ cioso (T-Mobile New Horizons International Film Festival), de literatura policíaca (Inter­ national Crime Festival), jornadas teatrales de las culturas amenazadas (Brave Festi­ val) o hasta los intentos anuales de batir el récord Guiness en número de guitarristas interpretando al unísono (miles y miles de ellos tocan al mismo tiempo el tema Hey Joe durante el Thanks Jimi Festival). No extra­ ña, pues, que una ciudad tan abierta en la que convivieron durante siglos checos, ale­ manes, judíos y polacos sea elegida Capital Europea de la Cultura 2016. Wrocław tiene además otra especifi­ cidad, y es que lleva dentro el corazón de otra ciudad: la antigua ciudad polaca de Lviv. Con la II Guerra Mundial terminada, cuando Lviv pasó a formar parte de Ucra­ nia, sus élites intelectuales, como matemá­ ticos, escritores, locutores de radio o abo­ gados, se marcharon a Wrocław. Hay quien dice que se llevaron el espíritu de Lviv a la capital de la Baja Silesia, al que hoy en día se debe su carácter multicultural • A la izquierda: La torre gótica que adorna la Iglesia de Santa Isabel es la más alta de Polonia y una de las más altas de Europa • Arriba: El Centro del Centenario, diseñado por Max Berg, es uno de los grandes logros de la arquitectura del s. XX. En 2006 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como obra precursora de la ingeniería y arquitectura modernas •

Imagen superior: El Estadio Municipal de Wrocław se construyó expresamente para la Eurocopa 2012. Se distingue por su fachada semitransparente, hecha de una estructura mallada de fibra de vidrio recubierta de teflón. Aforo: 45.105 •


169

Wrocław

Distancia cero Łukasz Rusznica, fotógrafo, comisario de exposiciones fotográficas, director de la galería Miejsce Un lugar algo atípico, aunque muy merecedor de una visita, es la librería Tajne Komplety. Se trata de una libraría REAL que vende buenos libros, regentada por una gente divertida, abierta y con un buen conocimiento del tema. Un lugar perfecto para pasar horas con un café y pastelitos. Para mí, la parte más interesante de Wrocław es el infravalorado barrio de Nadodrze. Hasta hace poco no tenía un gran atractivo turístico, ahora en cambio cuenta con cafés y bares que están surgiendo por aquí y por allá, encajando muy bien con el día a día de la ciudad. Y entre las pequeñas boutiques siguen existiendo zapaterías y tiendas de oficios tradicionales (a la derecha). De entre los muchos lugares interesantes para descubrir y pasarlo bien recomiendo el UR, que tiene un buen ambiente y acoge de vez en cuando eventos culturales, un club llamado Das Lokal y el ameno comedor Karawan Bar. No podéis perderos el TIFF (arriba), que se celebra normalmente en septiembre. El nombre es un acrónimo de “Un Festival de Fotografía Algo Diferente”. En él hay un gran ambiente que

rompe las barreras entre los artistas y el público. El festival se celebra en varios puntos de la ciudad y saca unas excelentes publicaciones •


170

Wrocław

El espíritu de la ciudad Michał Zygmunt, escritor

Cualquiera de los jóvenes de aquí que quiera comprobar cuánto hay de germánico en Wrocław puede hacer una visita rápida a Berlín. El entorno suena, y mucho: las fachadas de los edificios antiguos, la arquitectura de las estaciones de trenes de preguerra, la distribución de los parques o incluso la misma forma de los adoquines. La urbanización Sępolno (abajo a la derecha) está situada en medio de la isla Grande que ocupa la parte este del centro de Wrocław (Wrocław se extiende por más de una veintena de islas). La planta que tiene Sępolno recuerda la forma del águila alemana, aunque siendo un águila también el símbolo de Polonia es fácil ver en ella un acento polaco en una ciudad posgermánica. La urbanización, pensada inicialmente como una ciudad-jardín obrera para la gente menos acaudalada, hoy es uno de los barrios más caros de alto standing. Justo al lado

Una burguesía rebelde Piotr Czerkawski, crítico de cine

está Zacisze, similar al berlinés Zehlendorf, un barrio con chalés monumentales habitados por la burguesía. La barriada modelo, WuWa, ignorada sin una clara explicación por los turistas, es una meca para los alumnos de arquitectura de todo el mundo, con verdaderas peregrinaciones. Tal vez sea el más relevante vestigio del patrimonio arquitectónico alemán en Wrocław, junto con los comercios del centro como Renoma, Feniks y Kameleon (arriba a la derecha). Otro barrio modelo con tintes modernistas es Popowice, que no deja de sorprender en las fotografías, y eso que en realidad ya no existe, habiendo sido reconstruido con bloques de pésima calidad durante la época comunista. El patrimonio alemán en Wrocław ha logrado sobrevivir de muchas formas sorprendentes. Es como si el espíritu de la ciudad hubiese subsistido invariable pese al origen de sus habitantes •

Wrocław es como un niño de buena familia que se ha convertido en un rebelde. Quiere ser subversivo, pero en realidad no deja de ser un burgués de vida estable. Serlo tiene sus limitaciones, como que los

días entre semana todos los locales decentes cierran a las 2 de la madrugada. Aunque lo compensan los findes. La ciudad sigue echando en falta ese algo que le dé el estatus de metrópoli contemporánea, pero sus vecinos y visitantes pueden elegir de entre un amplísimo abanico de ofertas artísticas. Por algo Wrocław ha sido declarada Capital Europea de la Cultura 2016. El Festival New Horizons de julio (a la izquierda) la ha convertido en la mejor ciudad del cine en Polonia. El evento dura tan solo 9 días, pero Wrocław tiene salas de cine de autor abiertas todo el año que no ­tienen parangón en Europa •


Wrocław

El complejo residencial con zonas comerciales de estilo brutalista próximo a la plaza Plac Grunwaldzki (comúnmente conocido como “barrio-tapa de váter” o sedesowce, aunque también como el Manhattan de

171

Wrocław) es obra de Jadwiga Grabowska-Hawrylak. Diseñado entre 1967 –1970, el barrio ha sido incluido en la lista del Patrimonio Histórico de la Región de Baja Silesia •


172

Baja Silesia

Castillos y vino

Wrocław

Por sus pintorescos paisajes con 760 cas­ tillos y palacios puede hacerle competen­ cia al Valle del Loira. Uno de cada cuatro castillos o palacios del país está en la Baja Silesia. Sitios como Książ (abajo), Czocha (a la izquierda), Chojnik, Bolków, Ka­ mieniec Ząbkowicki o Grodziec consti­ tuyen un atractivo para el visitante no solo por su ancestral arquitectura sino también por las costumbres caballeres­ cas que siguen conservando. Desde hace 10 años el Castillo de Bolków es lugar de encuentro de los aficionados a la música gótica, con su Festival de Castle Party, el más grande de Europa. Czocha atrae a los fans de Harry Potter para las sesiones de LARP (juegos de rol en vivo), con el castillo haciendo las veces de la célebre escuela de arte y hechicería de Hogwarts. La región, además, está recuperando su tradición enológica. Los viñedos de Świdnica o Zie­ lona Góra (en la vecina región de Lubu­ skie) son una parada habitual en las rutas del vino •


173

Wrocław

  Una montaña mágica Karpacz

Situado en la falda de la montaña Śnieżka, el pico más alto de los Sudetes, Karpacz es una encantadora ciudad balnearia con hos­ tería del s. XIX y un centro de deportes de in­ vierno con modernas instalaciones. La zona ofrece un amplio abanico de actividades, con rutas para hacer senderismo e incluso una pista de trineo de verano. Lo más original de Karpacz, sin embargo, es su templo vikingo de madera de la época medieval. Se trata de la iglesia Vang (a la derecha), construida en el s. XII en Norue­ ga siguiendo la tradicional técnica de stav, que en 1842 fue desmontada (operación más sencilla por no haberse utilizado clavos en su construcción) y trasladada, vía Szczecin, hasta Berlín (es en Pfaueninsel donde en un principio iba a reconstruirse). Finalmente, la iglesia acabó a los pies de la cadena montaño­ sa de Karkonosze. Desde 1844 es sede de una parroquia luterana de la zona y el lugar de culto hecho de madera más antiguo del país. El Museo del Juguete cuenta con una nutrida colección de más de dos mil mu­

ñecos y juguetes de todo el mundo proce­ dentes de los fondos privados de Henryk Tomaszewski, fundador del Teatro de Pan­ tomima de Wrocław. Finalmente, es visita obligada el pico Śnieżka, en cuya cima se encuentra un ob­ servatorio meteorológico con forma de tres platillos voladores (arriba) que alberga una exposición de instrumentos meteorológicos y fotografías. Su terraza ofrece una vista panorámica sobre los Karkonosze; con bue­ nas condiciones meteorológicas permite ver lugares alejados hasta 200 km •


174

Wrocław

A la izquierda: Puente Tumski • Arriba: Ostrów Tumski (isla de la Catedral) sigue siendo la parte más antigua de Wrocław a pesar de haber perdido su condición insular • Imagen superior: Puente Grunwaldzki •


175

Puente Rędzin de la autopista de circunvalación de Wrocław bu 2011 arJan Biliszczuk wy122 m wy612 m

Puente Grunwaldzki bu 1910 arRichard Plüddemann Alfred von Scholtz wy20 m wy112.5m

Puente Zoo: bu 1897 arRichard Plüddemann, Karl Klimm wy62 m

Puente Tumski bu 1889 arAlfred von Scholtz wy6.90 m wy52.19m

Puente de Arena bu 1861 (desde el s. XII un puente de madera destaca en este lugar) ar Ernst Uber wy31.74m wy12.02m

La ciudad de los cien puentes Con el mayor número de puentes de todo el país, la ciudad ocupa el cuarto lugar en Europa, tan solo detrás de Amsterdam, Venecia y San Petersburgo. An-

tes de la II Guerra Mundial, Wrocław contaba con 303 puentes y pasarelas dentro del límite municipal de hoy. Según un recuento actualizado (realizado con otros

criterios) son 117 los puentes (incluyendo las 27 pasarelas). Los más largos e importantes son los que salvan el curso del río Óder y sus afluentes •


Una Polonia ­emprendedora Del carbón al Beacon Valley Carbón y textiles, si es esta la idea que tiene uno de la economía de Polonia, es hora de reconside­ rarlo. Gracias a su espíritu empresarial, el país ha tenido un crecimiento continuado pese a la crisis mundial. Y sigue creciendo. De acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional, el pro­ ducto interior bruto de Polonia superará en 2020 al de Suecia y Suiza, con lo que el país se situará en el puesto número 22 de la economía mundial. Para interpretar el éxito en sus correctos términos, hay que tomar nota de que lo que se conoce como economía moderna no em­ pezó hasta 1989, con lo que solo después las empresas polacas pudieron entrar con más fuerza en el mercado. Hoy las PYMES em­ plean a tres cuartas partes de la población activa, generando el 67 % del PIB. Gracias a su tejido empresarial Polonia está presente en ámbitos de la economía completamente nuevos. A partir de la in­ dustria química ha surgido el sector de la moderna cosmética. La tradicional indus­ tria textil ha cedido el paso a centenares de pequeñas marcas, con diseñadores cuyos productos compiten con las grandes cade­ nas que basan su producción en la mano de obra barata de Asia. La agricultura, que siempre ha sido un activo fuerte, ha resur­

gido no solo en la producción a gran escala, sino también en la oferta de alimentos or­ gánicos. La industria naval ha dado con su propia estrategia de negocio, superando un período de vacas flacas. Aunque tal vez el sector que ha tenido un crecimiento verdaderamente vertigino­ so es el de las TIC. Una mejora en el sistema educativo ha dado lugar a un gran auge de start-up, con una fuerte presencia de las empresas polacas en el sector de los juegos de ordenador e Internet de las cosas •


Negocios, ciencia e innovaciones

177

The Witcher: uno para gobernarlos a todos El Witcher (abajo), un cazador de monstruos dotado de superpoderes, se ha convertido en el símbolo de lo que ya es una especialidad nacional: los juegos de ordenador. Las tres entregas del juego, basadas en las novelas de fantasía heroica de Andrzej Sapkowski, son igual de famosas entre los polacos que las novelas de Tolkien. El juego ha hecho saltar a la fama mundial a su protagonista, Geralt de Rivia, con el consiguiente éxito de CD Projekt, desarrolladora de videojuegos con sede en Varsovia. Si las dos primeras partes

alcanzaron unas ventas de 8 millones de copias, la tercera entrega, The Witcher 3: Wild Hunt, en apenas un mes llegó a la cifra récord de 4 millones de copias. En Polonia hay, por lo menos, cinco empresas que desarrollan videojuegos con un volumen de ventas anual que supera decenas de millones de dólares. También hay cientos de pequeñas empresas, de entre las cuales varias decenas han entrado con éxito en el sector de las aplicaciones para móviles. Entre los éxitos recien-

tes destaca This War of Mine, de 11 bit studios. Galardonado con numerosos premios, este inusual videojuego permite experimentar la guerra desde la perspectiva de la población civil y no desde la de un soldado en el frente de batalla. Los costos de la producción fueron recuperados a las 48 horas de su lanzamiento •


178

Negocios, ciencia e innovaciones

Industria


179

Negocios, ciencia e innovaciones Refinería de petróleo Lotos Oil en Gdańsk-Rudniki, cerca del río Martwa Wisła. Siendo la primera empresa por su tamaño en Pomerania, Lotos ocupa el segundo puesto entre las petroleras más grandes de Polonia, solo por detrás de Orlen, con planta en Płock •

Solaris: a la conquista de ­Europa La historia de Solaris, empresa que debe su nombre a una novela de ciencia ficción de Stanisław Lem, bien podría convertirse en una novela fascinante, si no es porque nada de lo que ha pasado es ficción. En 1990 Krzysztof y Solange Olszewski montaron una empresa prácticamente desde cero. Hoy Solaris está entre las cinco primeras empresas europeas dedicadas a la fabricación de autobuses urbanos, con vehículos en más de 600 ciudades de 30 países. Los autobuses fabricados para un cliente francés incorporan aseos para mujeres conductoras, los encargados por el municipio alpino de Winterthur tienen las lunas tintadas para contrarrestar el sol de la alta montaña y los autobuses de Dubái llevan unos filtros de arena y compartimentos separados para hombres y mujeres. El año 2014 fue récord para Solaris, con ventas que superaron los 1.380 autobuses y trolebuses, siendo el 80 % de ellos vendidos al exterior •


180

­ stilleros: A de un ­símbolo a un ­negocio Las grúas de los astilleros de Gdańsk son todo un símbolo de la lucha contra el comunismo. Es allí donde nace el movimiento Solidaridad, el primer

Negocios, ciencia e innovaciones

sindicato independiente del bloque comunista. Es allí también donde empieza la transición hacia un modelo de libre mercado que, paradójicamente, se ceba con su propia cuna. De un día para el otro la industria naval perdió los contratos con la Unión Soviética. Este hecho, junto a un exceso de plantilla, una baja productividad y la desorganización que reinaba en ellos, hicieron que los astilleros fueran declarados en quiebra. Ahora bien, con la determinación de su gente, la situación que vive hoy es muy distinta.

El sector se ha reconvertido siguiendo las líneas marcadas por otros astilleros europeos. Transcurridos los años, el empleo ha vuelto a crecer hasta situarse en los 32.000 empleados, con un aumento de la producción y ventas, y contratos a varios años vista. Habiendo adoptado el modelo europeo, los astilleros ya no fabrican grandes buques de estructura sencilla sino pequeñas embarcaciones altamente especializadas y más caras. La industria naval de hoy es todo un símbolo del éxito de la transición económica de Polonia • Una ventana al mundo No es un simple eslogan. Drutex y Fakro, fabricantes de sistemas de ventanas, han llegado a dominar el mercado europeo. Ambas empresas venden productos en Polonia y en el exterior y gozan de una reconocida calidad, ofreciendo precios competitivos y un diseño siempre innovador •


181

Negocios, ciencia e innovaciones Oceanic: un alivio ante las alergias

Wojciech y Dorota Soszyński. Todo empezó con Ignacy Soszyński. Antes de la II Guerra Mundial era el propietario de una fábrica de cremas que, sin embargo, pronto tuvo que cerrar debido al conflicto que estalló en 1939, año en que fue inaugurada la planta. Su segunda factoría fue fundada al terminar la guerra, pero los comunistas decretaron su nacionalización. Ignacy Soszyński emigró para abrir negocios en Francia y Marruecos. A principios de los años 80 regresó a Polonia para montar, junto con su hijo Wojciech, una empresa de fabricación y distribución de cosméticos. En 1982 el joven Wojciech puso en marcha su propio proyecto, Oceanic, y con él llegó a liderar el mercado nacional de cosméticos hipoalergénicos. Hoy está presente en 29 países de cuatro continentes. Dirige la empresa junto con su mujer, Dorota Soszyńska, que lleva trabajando para Oceanic ya 33 años de forma ininterrumpida •

IT global Las empresas de altas tecnologías se abren paso en los mercados mundiales. Adam Góral y Janusz Filipiak (arriba) son los artífices del éxito global de sus respectivas empresas, Asseco y Comarch. Las dos se encuentran entre las 100 primeras

empresas europeas fabricantes de software. De acuerdo con el Truffle 100 ranking, Asseco ocupa el 6º puesto con unos ingresos que superan los mil millones de euros anuales. La empresa quiere crecer más allá de Europa, con la mirada puesta en los mercados de Asia y África. Alrededor del 70 % de sus ventas son en el extranjero,

por ejemplo, un sistema de facturación en Etiopía o las inversiones en Kazajistán. Afincada en Cracovia, Comarch ha escalado tres puestos para ocupar el número 45. Cuenta entre sus clientes con el grupo Diageo, fabricante mundial de alcoholes y propietaria de las marcas como Johnnie Walker, Smirnoff o Captain Morgan •


182

Negocios, ciencia e innovaciones

Tecnología

Beacon Valley El futuro de la ciencia ficción ya está aquí y todo ello gracias a los beacons. Se trata de unos pequeños dispositivos provistos de un sensor de temperatura y movimiento, con tecnología Bluetooth incorporada, que permiten identificar a personas a través de sus móviles o tabletas dentro de un radio de varias decenas de metros. Adam Jesion-

kiewicz y Michał Polak (arriba), fundadores de Ifinity, ven en su proyecto una solución revolucionaria que llevará a la calle el concepto del Internet de las cosas. En Varsovia lanzaron un proyecto piloto colocando los beacons en los centros comerciales de la ciudad para que las personas invidentes pudieran

moverse sin restricciones y sin la ayuda de nadie. Y funcionó. Varsovia se adhirió a la iniciativa Mayors Challenge 2014 de Bloomberg Philanthropies, organizada como un concurso para las mejores iniciativas urbanas de carácter innovador en Europa. Y fue ganadora en una de las cinco categorías. El premio fue dotado con un millón de dólares, que se utilizaron para el desarrollo del sistema de microlocalización. Ahora el plan pasa por instalar una nutrida red de estos puntos en toda Varsovia •


183

Negocios, ciencia e innovaciones

Una Polonia en 3D Hace dos años un grupo de jóvenes informáticos de un pueblo cercano a Olsztyn construyó una impresora 3D. Y aunque el mundo ya contaba con una amplia oferta de estos dispositivos, el suyo se diseñó para superar el escollo más importante que impedía una entrada más generosa en el mercado: su precio. La impresora desarrollada por la start-up polaca tenía que ofrecer una alta calidad a un precio asequible incluso para los pequeños estudios de arquitectura. Para reunir los fondos se valieron del

crowdfunding, dándose de alta en la plataforma Kickstarter. Así surgió su Zortax (izquierda), impresora cuyas prestaciones llevaron al gigante informático Dell a realizar un pedido de 5.000 unidades. Zortax, con su efecto llamada, ha hecho que otras empresas del país hayan ido optimizando sus soluciones en impresoras 3D para adaptarlas a usos profesionales o aplicaciones más amateur. En consecuencia, Polonia fabrica hoy un 10 % de las impresoras 3D del mercado global  •

Tailandia hasta Estados Unidos. El generador de voz Ivona fue comprado por Amazon para desarrollar su propia tecnología de análisis de voz. Otra startup polaca, Filmaster.tv, que analiza el gusto de los espectadores para recomendarles películas, fue absorbida por los creadores de BitTorrent a cambio de un millón de dólares. En una cultura de fuerte apoyo mutuo, los empresarios de las startups se prestan ayuda y aprenden los unos de los otros.

Y es así como funciona la red Geek Girls Carrots (arriba), con su ánimo de unir, enseñar e inspirar a las mujeres aficionadas a las altas tecnologías •

Una Polonia de startups Apenas si existen grandes ciudades en Polonia que no cuenten con uno o más aceleradores empresariales, incubadoras de empresas, un grupo de inversores ángel o fondos para invertir en las startups. Es natural que muchas de las startups nunca lleguen a superar la fase conceptual, aunque algunas sí llegan a convertirse en importantes jugadores internacionales. Brand 24 ofrece un seguimiento de marcas en las redes sociales en diversos mercados, desde


184

Negocios, ciencia e innovaciones

Diseño

Chándal, tul y bigote Durante años el bigote fue el símbolo de una Polonia tradicional, pueblerina y algo chabacana. Pues bien: hace ocho años el bigote o “Moustache” llegó a convertirse en el sello distintivo de una marca nueva, in­ dependiente y muy contemporánea creada por cientos de diseñadores polacos. “Mus­ tache” es una gran feria de moda organi­ zada por Patrick Deba y Konrad Ozdowy que llega a reunir a más de 400 exposito­ res. Aunque no es solo eso: Mustache es también una plataforma de internet, una tienda, un servicio de compensación y una

base de conocimiento para los jóvenes con talento en diseño y moda. Y hay más. La plataforma HUSH funcio­ na de forma similar reuniendo a grandes grupos de diseñadores para ofrecer un pro­ ducto genuino. A la cabeza están el Pretty Things Fair y Wzory, un punto de referencia obligado para todo diseñador independien­ te de arte decorativo, muebles o interioris­ mo. Juntos han impulsado elegantes baza­ res en varias ciudades de Polonia •


185

Negocios, ciencia e innovaciones Imágenes que hablan Los Mizieliński. Si no te suena su apellido, lo hará pronto. Aleksandra Mizielińska y Daniel Mizieliński, un matrimonio y una pareja de artistas gráficos son todo un fenómeno. En pocos años se han convertido en autores de libros infantiles reconocidos en todo el mundo y su particular manera de ilustrarlos hace que puedan ser perfectamente entendidos en cualquier parte. Su mayor éxito, sin embargo, es Atlas del mundo, un viaje fascinante por 42 países de todos los continentes. Publicado en 20 idiomas y 28 países, el libro ha recibido entre otros galardones el premio Prix Sorcieres 2013 y EL Premio Andersen 2013. Y cuando el New York Times lo incluyó en la lista de los libros infantiles más interesantes y mejor ilustrados en 2013, sus existencias en Amazon se agotaron de un día para otro • Una nueva forma de artesanía tradicional

La fábrica de porcelana y loza fina de Ćmielów fue fundada hace 225 años. Todo un pedazo de historia para el diseño. El estilo inspirado en el folclore polaco dominado por el blanco y el azul ha reinado durante años. Hoy día, con proyectos nuevos de Qubus, Cosmopolitan o New Atelier, la producción adopta el diseño ­­moderno clásico de los años 50 y 60, aunque con unas formas más contemporáneas •

LATO, fuente desarrollada por Łukasz Dziedzic, está conquistando el mundo. Su autor fue contratado por un importante banco para crear una fuente a medida, pero el cliente cambió de idea y anuló el pedido antes incluso de formalizarlo. Así que el diseñador subió el material como una fuente freeware a la

Red. ¿Resultados? De acuerdo con las estadísticas de Google, Lato es la tercera fuente más descargada en el mundo, lo cual lleva a constatar que un éxito global puede lograrse ¡sin intentarlo siquiera! •


186

Negocios, ciencia e innovaciones

¡Diséñatelo!

mite que el cliente colabore con el diseñador para así ajustar el diseño a sus preferencias y a su hogar. Tylko.com tuvo su estreno en designjuction2015, el principal salón de diseño del London Design Festival, y fue incluido entre los 10 proyectos más innovadores, con lo que logró una financiación de 1,6 millones de dólares de ocho inversores extranjeros •

Un grupo de jóvenes diseñadores, arquitectos y empresarios ha puesto a disposición de los usuarios la web Tylko.com para el diseño de muebles o, al menos, para que estos sean adaptados a las necesidades de uno. La aplicación, valiéndose de la tecnología de realidad aumentada, per-


Negocios, ciencia e innovaciones

187

Mobiliario hecho en Polonia

El sillón de poliéster creado por Roman Modzelewski en 1958 es, desde el punto de vista formal, un ejemplo mundial de asiento-concha de materia orgánica perfectamente formado y homogéneo •

El diseño mobiliario en Polonia cuenta con un gran reconocimiento y una larga histo­ ria. Su andadura ahora va, y con éxito, de la mano de la nueva generación de diseñadores. Przemysław “Mac” Stopa es un visionario inspirado por el color, la geometría y la ima­ gen 3D. Fundador del estudio Massive Design de Varsovia, es ganador de una cifra récord de premios en el prestigioso Red Dot Product FiDU  Se trata de una novedosa tecnología desarrollada por el diseñador y arquitecto Oskar Zięta para la fabricación de piezas de mobiliario ligeras y duraderas, al igual que de estructuras de láminas de metal. El taburete Plopp por el que Zięta obtuvo el prestigioso Red Dot está siendo fabricado por la empresa danesa Hay. El método permite elaborar elementos sumamente duraderos a partir de unas finas láminas de metal capaces de adoptar cualquier forma (derecha) •

Design Awards, considerado el “Óscar del diseño”. En 2015 recibió un triple premio Red Dot por su silla Pelícano, por su colección de moquetas modulares Breaking Form y por la Hybrid Collection formada por piezas de de­ coración desarrolladas en varios materiales, siempre impresos en una superficie de cristal. Agata Kulik-Pomorska y Paweł Pomor­ ski son fundadores del estudio Malafor en el que desarrollan piezas de mobiliario basán­ dose en los conceptos de reciclaje y ecología, y dando nuevos usos a materiales u objetos más comunes. En 2012 recibieron un Red Dot por su sofá, Blow, diseñado a partir de bolsas infladas de papel reciclado. Otro diseñador conocido por sus muebles hinchables es Oskar Zięta, autor de una no­ vedosa tecnología de “inflación” de muebles a partir de láminas de chapa. Sus obras pue­ den verse en lugares como Centre Pompi­ dou en París o Pinakothek der Moderne en Múnich. Según la revista Wired, la obra de Zięta puede calificarse como “inmobiliario del futuro” y esto debe ser así, ya que podría aparecer incluso en Marte. En serio. Ya se ha realizado un primer diseño susceptible de ser colocado en una base espacial en otro plane­ ta, basado en un armazón procedente de los perfiles deformados de las obras de Zięta •


188

Negocios, ciencia e innovaciones

Ciencia e innovación

Al servicio de la ciencia y de la humanidad Lo innovador o hasta revolucionario de las ideas ofrecidas por los científicos polacos cuenta con un gran reconocimiento in­ ternacional. Oír hablar de la conquista de Marte, de las vidas salvadas gracias a las endoprótesis o del revolucionario trasplan­ te de cara es oír hablar de nuestros cientí­ ficos. La palabra Polonia aparece ligada al sensacional descubrimiento del grafeno. Y con el siguiente brote de la epidemia de gripe uno podrá evitar los dolores óseos o la congestión gracias a los logros de la cien­ cia polaca • El elemento químico incorporado a la tabla periódica con el número 112 o Copernicio (Cn), que fue descubierto en 1996, lleva el nombre del famoso astrónomo polaco •

Un poco de historia La primera persona en recibir el Premio Nobel en dos disciplinas distintas – química y física – fue la científica polaca Maria Skłodowska-Curie. Mirando al pasado, uno no puede pasar por alto la figura del profesor Jan Czochralski, célebre inventor que acaparó la atención del mundo al desarrollar un innovador método para la obtención de monocristales. Si bien su apellido puede convertirse en un buen trabalenguas para no pocos, merece ser recordado, ya que los cristales de silicio integra-

dos en los teléfonos móviles, reproductores de música o incluso tarjetas de crédito siguen obteniéndose mediante el llamado “proceso Czochral­ski”. Y aunque la mayor parte de su legado científico se lo debe a Berlín ¿quiénes somos nosotros para juzgarlo? Copérnico, que según parece hablaba más latín, era hijo de polacos. En reconocimiento de la gran vigencia de sus logros, el año 2013 fue declarado en Polonia Año de Jan Czochralski. Su legado científico sigue siendo

utilizado por todos nosotros las 24 horas al día. Otro de los ilustres científicos polacos es Aleksander Wolszczan, autor del descubrimiento, a finales del s. XX, de tres planetas extrasolares. El siglo veintiuno no hizo más que engrosar el número de planetas con otros dos astros, haciendo el nombre de Wolszczan más famoso, si cabe, entre la comunidad científica internacional •


189

Negocios, ciencia e innovaciones

Los científicos polacos cambian el ­mundo

Con renovadas ganas de vivir

Polonia: todo un mundo por oír

Cada vez que Connie Culp sonríe, su sonrisa va también para la doctora Maria Siemionow. Con el trasplante de cara que recibió, Connie ha llegado a recuperar sus facciones y el deseo de vivir, después de que su marido intentara acabar con su vida disparándole a la cara en 2004. La operación, realizada en 2008, fue la cuarta intervención de estas características en el mundo, siendo la primera cirugía en la que llegó a reemplazarse el rostro entero, todo un avance para la historia de la medicina. Esta operación supuso también un gran avance en la superación de las trabas éticas: el trasplante facial hasta aquel momento no estaba incluido entre las intervenciones urgentes, y, sin embargo, gracias a su empeño Maria Siemionow logró someter a su paciente al tratamiento. Su determinación se sobrepuso a las reticencias de la comisión ética. Y todo ello al servicio de la ciencia y de la humanidad •

Son decenas de pacientes los que gracias al profesor Henryk Skarżyński del World Hearing Center ubicado en Kajetany han podido recuperar su audición. Algunos, por primera vez y tras años de silencio, pueden oír la voz de sus seres más queridos, la música o los sonidos del mundo que los rodea. El implante coclear MET constituye un nuevo tipo de dispositivo que se coloca en el oído interno. Altamente eficiente, el implante ha supuesto toda una revolución en el mercado de servicios de la salud para la tercera edad • Más listos que la gripe La doctora Marta Łuksza (arriba), becaria polaca en Estados Unidos, ha desarrollado un sistema que permite prever qué cepa del virus de la gripe se propagará más en el futuro. Con ello queda asegurada una mejor composición de vacunas para la temporada. Hasta hace poco, el éxito de la inmunización estaba supeditado al (bajo) acierto de las previsiones. Con

el trabajo de Łuksza el algoritmo predictivo ofrece una eficacia de hasta un 93 % • Llevando la investigación a los hogares Zooniverse.org es una plataforma que acerca la investigación científica a las personas de a pie. A través de una interfaz clara y sencilla, los usuarios pueden ayudar a la comunidad científica en las tareas de clasificación de datos. La web cuenta con tanta información que hasta los mismos científicos echarían en falta una máquina del tiempo para descubrir todo lo que hay allí reunido. La plataforma Zooniverse se abrió paso en la web polaca de la mano del profesor Lech Mankiewicz, distinguido astrónomo y físico, director del Centro de Física Teórica de la Academia Nacional de Ciencias de Polonia. El interés entre los polacos superó con creces las expectativas más ambiciosas: más de 150.000 voluntarios contribuyen al desarrollo de los proyectos, cifra que rebasa el número de usuarios involucrados en otros países •


190

Negocios, ciencia e innovaciones

A la conquista del planeta rojo Una misión tripulada a Marte puede hacerse realidad en menos tiempo de lo que uno pueda creer y Polonia bien se merece clavar allí su bandera. Comprometidos con el desarrollo de un rover marciano, los alumnos polacos están cosechando grandes éxitos en este terreno. En fin, ¡Marte es un planeta muy polaco! A comienzos de 2015, alumnos de la Universidad de Ciencia y Tecnología AGH de Cracovia ganaron el prestigioso certamen European Rover Challenge al mejor robot de exploración superficial. La segunda plaza fue para un grupo estadounidense y con el bronce se hizo otro equipo polaco representando a la Universidad Politécnica de Wrocław, seguido de un grupo polaco más, esta vez de Białystok. Los cinco representantes polacos llegaron a clasificarse entre los diez primeros puestos, partiendo así desde la Tierra a la conquista del universo • Duerme y sueña en… ¡“polifases”! ¿No tienes tiempo para dormir? ¡No te preocupes! Kamil Adam­ czyk, Janusz Frączek y Krzysztof Chojnowski sí pudieron pegar ojo al desarrollar su revolucionario proyecto sobre las polifases del sueño. La idea consiste en distribuir el tiempo de descanso nocturno (aunque no necesariamente por la noche) en una serie de subfases para así integrar, con todas ellas, un ciclo de sueño completo. La parte esencial del sueño no nos lleva toda la noche, sino tan solo algunas horas. Favorecen el descanso unas cabezadas breves pero bien escogidas. Con la máscara de sueño NeuroOn, conectada a una app de un teléfono inteligente que procesa la información, se hace posible determinar el ciclo de sueño más adecuado para cada usuario. Y menos tiempo dedicado al sueño es más tiempo para… ¡explorar Polonia! •

¡Esto funciona! Grafeno

Professor Why

Formado por una insólita estructura de átomos de carbono, la sustancia ofrece un amplísimo potencial para la ciencia. Se trata de un proyecto internacional, aunque indudablemente más de un puñado de átomos vendrá de Polonia •

Un juego extraordinario para los jóvenes científicos desarrollado por un equipo polaco de CTAdventure. Aunque parezca poco más que imposible llevar la experimentación química al mundo virtual, este juego para jóvenes (y para algo mayores también) demuestra que en un mundo informatizado todo es posible •

ItraPol y LutaPol Una sana competición (literalmente) para Joanna Jurek y su insólito uso de nanofibras. Las sustancias descubiertas por el Centro Nacional de Investigación Nuclear pondrán en el punto de mira a las células cancerígenas. Se trata de un método basado en el uso clásico de isótopos radiactivos junto con una serie de sustancias activas •

Perovskite Olga Malinkiewicz ha desarrollado un método para recubrir las superficies planas con este mineral fotovoltaico. El invento ha supuesto una revolución para el sector de las células fotoeléctricas •

Egzotech Empresa polaca dirigida por Michał Mikulski, inventor y diseñador de un exoesqueleto de rehabilitación del brazo (arriba). Este dispositivo, que se coloca en el brazo, analiza la actividad muscular permitiendo restablecer la funcionalidad reducida a raíz de, por ejemplo, un accidente. ¡Un exoesqueleto de piernas está a punto de ser lanzado! •


191

ÂĄRovers hechos en Polonia a la c ­ onquista de Marte! Hyperion 1 ar Alumnos de la Facultad de IngenierĂ­a MecĂĄnica, Universidad PolitĂŠcnica de BiaĹ‚ystok đ&#x;?† 1er premio: University Rover Challenge 2013  Detalles: • estructura con una innovadora suspensiĂłn y seis ruedas con tracciĂłn independiente • dos instrumentos de a bordo: un brazo de recogida (utilizado en las labores de mantenimiento) y una barrena (para la recogida de las muestras del suelo)

• sistema de visión redundante (3 cåmaras de a bordo y dos transmisores funcionando en dos bandas de frecuencia) • sistema GPS para la navegación en zonas desÊrticas • diseùado para operar en suelos desÊrticos, arenosos y rocosos, con capacidad para escalar pendientes de hasta 60 grados.

Magma 2 ar Alumnos de la Facultad de IngenierĂ­a MecĂĄnica, Universidad PolitĂŠcnica de BiaĹ‚ystok đ&#x;?† 1er premio: University Rover Challenge 2011

Detalles: • dos hexacópteros para la observación del terreno: el primer aparato volador en un certamen URC • brazo articulado para la recogida de las muestras de material rocoso • un juego de botiquines de primeros auxilios para astronautas.

Scorpion ar Alumnos de la Universidad PolitĂŠcnica de WrocĹ‚aw đ&#x;?† 1er premio: European Rover Challenge 2014 3er premio: University Rover Challenge 2015

Detalles: • neumåticos de Cordura (material duradero de alta resistencia a la abrasión) con relleno de granulado de poliestireno como un complemento perfecto para una suspensión rígida, aportando una gran capacidad off-road y amortiguación • suspensión tipo rocker-bogie modificada (empleada en los rovers de la NASA) • estructura modular, con una gran adaptabilidad para incorporar fåcilmente nuevos módulos o funcionalidades.


192

Cultura La cultura polaca es fresca y disponible las 24 ho­ ras del día, los 365 días al año. Penetra en los cafés literarios, cines y teatros, galerías de arte moder­ no y vibrantes clubes que ponen nuestra música. La lista de adjetivos que describen la producción cultural polaca incluye palabras como “dinámica” y “variada”: cada uno puede encontrar algo para su gusto. Recientemente se ha convertido en el campo experimental para las nuevas formas de hablar sobre el mundo, tanto para jóvenes artistas como para los más experimentados. Estos experimentos están encontrando aceptación en audiencias globales, como se pudo ver con el reciente Óscar conce­ dido a Ida, el Oso de Plata de Berlín por Body / Ciało (parte superior de la página opuesta) y las numerosas exposiciones de arte polaco presentadas en algunas de las galerías y museos más importantes del mundo. Por supuesto, también hay espec­ táculos en los mejores festivales de teatro, traducciones de literatura polaca a idiomas extranjeros y la música polaca se vende

muy bien en el exterior. Nuestra cultura ya no se conforma con cocerse en su propia salsa y ha comenzado a utilizar su carác­ ter local para comprometerse con temas universales. Si te decides a experimentar plenamente con lo que la cultura polaca tiene que ofrecerte, no solo descubrirás un nuevo contexto cultural, sino que también percibirás tu propio mundo de una forma totalmente nueva •

Página opuesta, arriba: Fotograma de la película Miasto 44, dirigida por Jan Komasa.

Página opuesta, abajo: Fotograma de Katedra (La Catedral), cortometraje dirigido por Tomasz Bagiński, nominado a los Premios Óscar en 2003.


Cultura

Cine

El cine ama a ­Polonia

193


194

Cultura

Érase una vez un país donde vivían óscares dorados y osos de plata… ¿A que suena como el comienzo de un cuento de hadas? Y no es casualidad. El cine polaco ha cambiado como si hubiese sido tocado por una varita mágica. Y no se trata de un reconocimiento tardío a las películas clásicas del cine polaco que le causaron tanta admiración a Martin Scorsese en su día que terminó organizando una gira

mundial con 21 filmes de cineastas como Wa­ jda, Has, Kawalerowicz, Zanussi o Kieślow­ ski. Es la nueva generación que ha llegado a la mayoría de edad. Según dice el viejo maes­ tro del cine Andrzej Wajda: “Las películas po­ lacas acaban de ponerse a la cabeza. Y no solo se trata de dar con una audiencia receptiva en Polonia, sino también buscar un lugar del mundo donde poder ganar premios. El cine

Fotograma de Papusza, dirigida por Krzysztof Krauze y Joanna Kos-Krauze


195

Cine

levanta el vuelo tras años de dificultades”. En febrero de 2015 Małgorzata Szumowska gana el Oso de Plata al mejor director en el Festi­ val Internacional de Cine de Berlín por la pe­ lícula Body / En cuerpo y alma. La autora reco­ noce haber realizado una película sobre una Polonia cansada, malquerida, abandonada. Admite en las entrevistas que, para ella, ser polaca no es una cruz y que quiere continuar rodando películas aquí. Polonia constituye para Szumowska una inspiración. Asimismo, lo es también para otro direc­ tor que lleva viviendo décadas en el Reino Unido y cuyo mayor éxito es una humilde película en blanco y negro ambientada en los tiempos y entornos de su niñez. Se trata, como no podía ser de otra forma, de Paweł Pawlikowski (abajo), ganador del primer Ós­ car polaco a una película de habla no inglesa, Variety: reseña de la Araña roja (IZQUIERDA) dirigida por Marcin Koszałka: “Como maestro titiritero, Koszałka ofrece un rodaje elegante y confiado, recurriendo al máximo a la tradición del “cine puro” . Las tomas expresivas se desarrollan por sí solas sin tener que apoyarse en un diálogo explicativo o pistas sonoras, salvo unos pocos sonidos de la radio y una música de fondo para generar un ambiente de miedo” •

con Ida (abajo a la izquierda). Considera Ida como una “carta de amor a Polonia”, a su mentalidad, música y arte. El país resulta atractivo también para jóvenes cineastas extranjeros, como el sueco Magnus von Horn, que vino a Polonia hace unos años para estudiar en la afamada Es­ cuela Nacional de Cine y decidió quedarse. Aunque su primera película la rodó en sueco, la mayor parte del reparto eran actores y pro­ fesionales polacos. La producción Here After tuvo su estreno en el Festival de Cannes, la superliga del séptimo arte. A los espectadores de Polonia les encanta el cine nacional. Las películas polacas fueron las más taquilleras el año pasado, superan­ do incluso a la megaproducción de El Hobbit. ¿El motivo? Los directores han respondido por fin a las expectativas de la audiencia, ofreciendo películas policiacas, de suspense, dramas, comedias o producciones históri­ cas, todas ellas rodadas con pasión y calidad. Asimismo, el cine resulta atractivo por otras razones: las salas ofrecen hoy una cartelera cuidadosamente seleccionada, debates que siguen a las sesiones o encuentros con los ci­ neastas, fomentando la sensación de comuni­ dad. Incluso en los festivales nacionales, don­ de junto a las producciones polacas se ofrecen las últimas películas de Cannes, Berlín o Ve­ necia, los primeros en colgar el aviso de “en­ tradas agotadas” son los filmes polacos •

Agnieszka Holland, directora de cine “Los premios internacionales con los que se van quedando nuestras películas son un reconocimiento a su creciente calidad. Está claro que en los últimos años se ha producido un resurgir del cine polaco, como si del ave fénix se tratase. E Ida es su logro más bello. Espero que esto sea un acicate para todos: se ha demostrado que tomar el camino más fácil no siempre compensa; hay que apuntar alto” •


196

Cultura

Fotograma de Bogowie (­Dioses), dirigida por Łukasz Palkowski

Marcin Wrona, director de largometrajes. Su tercera película, el Demonio (arriba), narra los increíbles acontecimientos ocurridos en una recepción de boda. Marcin Wrona falleció el 19 de septiembre de 2015 durante el Festival de Cine de Gdynia. Películas de lo más variadas van surgiendo en Polonia y nuestros filmes se proyectan en los mejores festivales del mundo. Esto se debe a un sistema de subvenciones del Instituto Polaco de Cine. Con eso

no quiero decir que sea más fácil rodar las películas que cuando me estaba estrenando. La competencia es mayor y justo por eso el nivel es más alto. Para atraer la atención del público se tiene que proponer

un guion interesante que trate un asunto de importancia de forma atractiva. Y, al contar historias polacas, se trata de hacerlas universales y asequibles a la audiencia internacional. Ese es el mayor reto y arte” •


Cine

197

Son grandes los éxitos que ha alcanzado el cine documental, acreedor de premios nacionales e internacionales, como en los festivales de Locarno, Ámsterdam o Copenhague. Los viejos maestros del género como Marcel Łoziński y Jacek Bławut siguen en el oficio, educando a una nueva generación de directores. Entre los documentales más debatidos está el díptico dirigido por Marcel y Paweł Łoziński (derecha) Padre e hijo y Padre e hijo de viaje. Cuenta la historia de una excursión a París, eso sí, presentada de dos modos distintos por ambos directores. La película, además, plantea preguntas con respecto a los métodos empleados por el documentalismo contemporáneo • Małgorzata Kuzdra, directora del cine Muza, Poznań. ¿Acaso nos queda ya solo ver el cine en los grandes multicines, envueltos por el tufillo a palomitas? “En absoluto”, dice Kuzdra:

“Los establecimientos de cine independiente son en Polo­ nia centros culturales en los que se entrelaza lo tradicional con lo moderno. De entre los que funcionan en el país, la tercera parte son cines de autor en su sentido más puro. Allí preparamos una esmerada cartelera, proyectamos películas ganadoras de los más prestigiosos premios eu­ ropeos y organizamos eventos especiales con atracciones adicionales. Por ejemplo, durante un evento en Kino Dy­ namo pusimos cuatro bicicletas fijas al lado de la pantalla que generaban la electricidad necesaria para llevar a cabo la proyección. Lo que más nos interesa es estar cerca del espectador; lo conocemos y hablamos con él. Y justo por eso siempre harán falta cines en los que mostrar buenas películas” •

Famosos de la música Entre los compositores de música de cine, el más conocido es sin duda Wojciech Kilar, autor de la banda sonora de Drácula de Francis Ford Coppola. ¡Este artista silesiano por poco es elegido para componer la música del Señor de los anillos de Peter Jackson! Es autor de bandas sonoras para directores como

Jane Campion, Andrzej Wajda o Roman Polański. Otro de los célebres compositores de cine es Krzysztof Komeda, con la música para La semilla del diablo y Cuchillo en el agua, ambas de Polański. Las películas de Krzysztof Kieślowski tal vez jamás habrían visto la luz de no ser por la música de Zbigniew Preisner. Jan A.P. Kacz-

marek, otro famoso compositor polaco, recibió en 2003 un Óscar por su banda sonora para la película estadounidense Descubriendo el país de Nunca Jamás. Y como la nueva esperanza se perfila Stefan Wesołowski, compositor de la música para un documental sobre Marlon Brando •


198

Cultura

Música pop

Rica y variada Los populares festivales de verano son la me­ jor oportunidad para disfrutar de la riqueza y variedad del pop polaco. Entre los más con­ curridos cabe destacar el Woodstock Festival Poland, de ambiente posthippie, que año tras año supera los récords de afluencia debido a la originalidad de su programa musical. A su vez, el Open’er Festival, con un programa más generalista, compite con éxito con los principales eventos musicales europeos. No hay que olvidar tampoco el OFF Festival, de música alternativa, celebrado en Katowice y el Unsound Festival, cuyos sonidos oscuros, propios de la música electrónica avantgarde,

llenan el pintoresco otoño cracoviano. Así pues, hasta los amantes de la música con los gustos más definidos podrán encontrar algo a su medida: los fans del techno podrán asistir al festival Up to Date, en Białystok; los de la música electrónica de baile (en un sentido amplio) tienen a su disposición Audiriver, en Płock; también están los festivales Avant Art de Wrocław, de música industrial, y Ostroda, para los admiradores del reggae. Asimismo, el festival All The World’s Mazurkas, en Var­ sovia, sigue cultivando las raíces de la música moderna al ofrecer interpretaciones de las diversas formas de música tradicional de la


Cultura

mano de músicos clásicos, de jazz o de bandas de música rural. La música tradicional pola­ ca, que en su día enamoraba a Chopin, tiene sus raíces en las tres danzas populares de carácter nacional: la mazurca, el kujawiak y el oberek. El gran número de festivales que se ce­ lebran en Polonia atrae la atención de algunas de las revistas de cultura pop más destacadas, tales como Pitchfork o Wire, que suelen ofre­ cen reportajes de dichos eventos. El poder de la independencia Otro fenómeno destacado del mercado mu­ sical polaco son los sellos discográficos inde­ pendientes, que cubren una amplia variedad de estilos, desde el hip-hop, con sus fieles se­ guidores, pasando por el metal, siempre muy fuerte en Polonia, hasta la música electróni­ ca, promovida por la productora Lado ABC, de

199

la que Mitch and Mitch (arriba) es la banda estrella. Cabe mencionar asimismo las casas Thin Man Records, dedicada al indie-rock, o Karrot Kommando, de folk urbano. Destacan también los sellos dedicados a la exploración de los diversos microestilos del underground, que realizan grabaciones en cintas de casete o vinilos, tales como Recognition Records, Pets Recordings, mik.musik.!., Instant Clas­ sic, Sangoplasmo Records, Requiem Records, BDTA o Transatlantyk. El gran número de pro­ ductores musicales en Polonia nos garantiza un lugar prominente en la escena musical mundial. Además, somos una auténtica po­ tencia del metal, con sus diversos subgéneros representados por bandas como Behemoth, Decapitated o Vader, todas ellas consideradas líderes mundiales en esta variedad musical •


200

Cultura

Éxito al otro lado del Atlántico Pawęł Sęk se ha convertido en un ejemplo de éxito de los músicos polacos al otro lado del Atlántico, con tres nominaciones a los premios Grammy. Como productor musical, ha colaborado con personalidades de la talla de Taylor Swift, FUN., Jay-Z o Kanye West. Su remix de una canción de Beyoncé, en colaboración con su colega, el también productor JIMEK, ha resultado ganador de un importante concurso. Por otra parte, la cantante Iza Lach (derecha), nacida en Łódź, ha colaborado durante muchos años con la leyenda del rap Snoop Dogg •

Mucho más que jazz A principios de 2014 Włodek Pawlik se convirtió en el primer pianista polaco de jazz en ganar el premio Grammy en la categoría de “Mejor álbum jazz conjunto” por su Night in Calisia. El álbum fue grabado con Randy Brecker en la ciudad polaca de Kalisz, con el acompañamiento de la Orquesta Filarmónica de Kalisz. En realidad, el emblemático galardón no sorprendió a nadie, sino que confirmó la buena reputación de la que goza el jazz polaco en el mundo: en todas partes, los músicos y amantes del jazz son capaces de recitar de memoria, incluso dormidos, los nombres de los iconos del género, tales como Zbigniew Namysłowski, Tomasz Stańko (derecha), Michał Urbaniak o

Krzysztof Komeda. Sin embargo, el jazz polaco está en continua evolución, sobre todo la escena varsoviana, impulsada por las discográficas For Tune y Lado ABC o el club Pardon To Tu. Músicos de la talla de Marcin Masecki, Wojciech Mazolewski, Mikołaj Trzaska, Jerzy Rogiewicz, Wacław Zimpel, Ksawery Wójciński o Hubert Zemler introducen en sus composiciones elementos nuevos, relacionados con la música étnica, clásica o minimalista, así como la improvisación libre, el rock o el techno. En su determinación por mantenerse a la vanguardia, el jazz polaco intenta demostrar por todos los medios que… es mucho más que jazz •


Música pop

Añádelos a tus favoritos

Dawid Podsiadło Dawid Podsiadło, de 22 años, el niño prodigio del pop polaco, fue el vencedor de la primera edición del programa Factor X. Ahora trabaja en solitario, bajo su propio nombre, y también como integrante de la banda de garage-rock llamada Curly Heads. Su primer álbum ganó el Disco de Diamante tras convertirse en un insólito éxito de ventas. “Soy un anglófilo incurable y también un poco friki de los juegos de ordenador: los títulos de mis discos están estrechamente relacionados con el juego Final Fantasy” •

teriormente integrante del dúo UL / KR). ¿Acaso el artista pretende combinar la puntualidad suiza con la melancolía polaca? “Mi música es de trance, totalmente imprevisible. Tiene que morder a los oyentes allí donde deseen ser acariciados y acariciarlos donde quieren ser heridos. Para ser sincero, grabo estos discos para mi mujer, para que se divierta mientras conduce” •

The Dumplings En tan solo seis meses, este dúo (a la derecha) –que se inició en la música como una pareja de tímidos alumnos de instituto– se ha colocado entre los intérpretes de mayor éxito de Polonia. “Empezamos con quince años. Dimos nuestros primeros conciertos en el instituto, coincidiendo con las celebraciones de Navidad o de inicio o fin del curso escolar. Tuvimos que obtener el permiso de nuestros padres para irnos de gira por primera vez. En realidad, los dos somos un poco raros, según puede apreciarse en nuestra música y en las letras. A primera vista, nada parece tener sentido, pero hay un montón de referencias a la vida cotidiana y a las ilusiones literarias. Por ejemplo, nuestra canción Słodko-słony cios (El golpe dulce y salado) trata sobre sobre los pasteles de arroz con Nutella” •

201

Raphael Rogiński Uno de los guitarristas polacos más originales, Rogiński (abajo) se siente cómodo interpretando la música avantgarde, jazz, folk o el simple y viejo rock’n’roll. Sin embargo, desde un principio se sintió atraído por la música klezmer: The Phantom Detrás de este pseudónimo se esconde Bartosz Kruczyński (abajo), uno de los productores de música electrónica más interesantes de Polonia. “Me encanta pasar el tiempo en los parques de la ciudad o caminando junto al río Vístula y adoro la música polaca de las décadas de los 60, 70 y 80. Mi proyecto titulado Ptaki (Pájaros) está formado exclusivamente por composiciones creadas a partir de diversas piezas musicales polacas; la composición de la música original la dejo en manos de The Phantom. Si tuviera que crear hashtags para mi trabajo, creo que serían #Romanticismo y #Orientalismo. Mi último álbum está inspirado en fenómenos naturales extremos, tales como las tormentas de granizo y las lluvias de meteoritos en Rusia” • Król Cada año, con la llegada de la primavera, Błażej Król presenta un nuevo disco de música electrónica, de ambiente oscuro, todos ellos grabados bajo el nombre artístico de KRÓL (an-

“Solía escuchar la música jasídica tanto que llegué a oírla hasta en los sueños. Finalmente fundé mi propio grupo, llamado “Shofar” ,del que formaron parte los destacados músicos polacos Mikołaj Trzaska y Macio Moretti. Juntos intentamos representar lo que yo había experimentado en mis sueños. Sin embargo, nuestra aproximación contemporánea a la música tradicional no complació a todos. En los festivales de música judía la gente espera volver a escuchar interpretaciones consagradas, en las que no se modifique nada. Por este motivo, las personas creativas son reacias a innovar en la cultura judía, por temor a romper tabúes” •


202

Cultura

Artes visuales

El poder del arte

Street Art El arte urbano polaco ha salido de las galerías para ocupar los espacios públicos. La famosa instalación de Joanna Rajkowska en el centro de Varsovia, popularmente conocida como “La Palmera” –que forma parte del proyecto artístico titulado Recuerdos desde Aleje Jerozolimskie (arriba)– demuestra que el arte puede expresarse en el idioma de la calle. Iniciativas como El avión de oro de Paweł Althamer, en el que el conocido artista polaco viajó a Bruselas junto a varias docenas de sus

vecinos varsovianos como parte del proyecto titulado Una tarea común, evidencian la capacidad del arte para romper las barreras que los políticos no se atreven a cruzar. Este poder del arte continúa manifestándose una y otra vez a través de figuras como Artur Żmijewski o Katarzyna Kozyra. Su actitud crítica, expresada, entre otras obras, en La pirámide los animales de Kozyra, ha llamado la atención sobre algunos problemas que en la actualidad forman parte del debate público: la discapacidad,

el trato a los animales o la tolerancia ante la diversidad racial y sexual. Ejerciendo una especie de “poder blando”, el arte polaco ilumina y enriquece el debate público, mientras los jóvenes artistas se muestran capaces de mantener posturas cada vez más autónomas e individualistas. Wojciech Bąkowski, Konrad Smoleński o Radek Szlaga — artistas del grupo Penerstwo, de Poznań, cuyas obras se exponen con frecuencia en el extranjero— ofrecen un buen ejemplo de dicho fenómeno •


203

Cultura

¡El arte polaco está que arde! Angustia, mo­ lesta, suscita controversia y… transforma el mundo. Los responsables de prestigiosas instituciones culturales de todo el mundo siguen con atención lo que ocurre en el arte polaco. También despierta gran interés en los coleccionistas: los museos, las galerías de arte públicas y las diversas institucio­ nes privadas colaboran en la promoción del arte polaco más reciente. Anualmente, veintiuna de las más importantes galerías privadas de Varsovia organizan el Fin de Semana de las Galerías, con inauguraciones de nuevas exposiciones, reuniones, confe­

rencias y eventos sectoriales. El Fin de Se­ mana de las Galerías promociona el arte po­ laco más reciente presentando la obra de los artistas jóvenes, generalmente por debajo de los cuarenta años. Asimismo, en Polonia existen instituciones de arte muy activas en ciudades más alejadas del centro del país, tales como Tarnów, Zielona Góra, Bytom o Białystok, cuyas colecciones de arte cuen­ tan con el apoyo financiero del Ministerio de Cultura y Patrimonio Nacional •

Irrupción en la ­escena ­internacional El premio concedido a la artista Katarzyna Krakowiak (derecha) en la Bienal de Arquitectura de Venecia en 2012 supuso la primera vez que este prestigioso galardón recaía en una mujer polaca. Cuatro años antes se habían hecho merecedores del León de Oro los polacos Kobas Laksa y Nicolas Grospierre. En la actualidad, los artistas polacos son muy activos en la escena internacional. La ilustradora Agata “Endo” Nowicka realiza dibujos para The New Yorker y Wall Street Journal. Joanna Mytkowska, directora del Museo de Arte Moderno de Varsovia, forma parte del Jurado del Premio Turner, que se concede a los artistas

jóvenes más interesantes de Gran Bretaña. Artur Żmijewski desempeñó la función de comisario de la Bienal de Berlín en 2012 y la exposición “documenta 2017” de Kassel será dirigida por Adam Szymczyk, que había

encabezado anteriormente la Kunsthalle de Basilea. Obras de artistas como Wilhelm Sasnal, Piotr Uklański o Mirosław Bałka pueden contemplarse con más facilidad en Londres o Nueva York que en las galerías polacas •


204

Cultura

Retratos

Wojciech Bąkowski (arriba)

Agata ‘Endo’ Nowicka (arriba)

“Cuando empecé la carrera, deseaba representar la poesía de los barrios de viviendas de Poznań y, especialmente, cómo se sitúa mi vida interior en este contexto” —dice Wojciech Bąkowski, artista formado en el estudio Audiosfery de Leszek Knaflewski. En su época de estudiante, tocó también en los conjuntos experimentales Kot y Czikita. Junto con sus compañeros del colegio fundó el grupo artístico Penerstwo, que pretende registrar la realidad emocional interior y la aparente trivialidad del día a día. Asimismo, es autor de las originales Películas Habladas y se ha hecho merecedor de muchos de los premios artísticos más relevantes que se conceden en Polonia. Durante sus conciertos en solitario el artista suele recitar sus poesías, que también han quedado registradas en las grabaciones de su antiguo grupo musical Niwea•

En la década de 1990, Endo realizó su primer dibujo con el programa Microsoft Paint. Hoy en día, sus obras destacan en la prensa, en revistas como Harper’s Bazaar o The New Yorker. En 2013, la artista organizó, junto con Maria Zaleska, una exposición dedicada a la ilustración polaca, que se exhibió en el Museo de Arte Moderno de Varsovia bajo el título “Pintores de ilustraciones”. Colabora con Wall Street Journal Magazine •

Joanna Mytkowska (imagen superior) Cuando en 2006 asumió el mando del recién fundado Museo de Arte Moderno de Varsovia, contaba ya con una dilatada experiencia como comisaria de exposiciones y organizadora en la galería Foksal, de la Fundación Galeria Foksal, o comisaria del pabellón polaco en la Bienal de Arte de Venecia, para finalmente tomar el timón de la institución de arte moderno más importante de Polonia. Mytkowska pertenece al nutrido grupo de mujeres que en la actualidad encabezan los principales centros de arte del país (tan solo en Varsovia, la Galería Nacional de Arte Zachęta está dirigida por Hanna Wróblewska; el Museo Nacional, por Agnieszka Morawińska y el Centro de Arte Contemporáneo del Castillo Ujazdowski, por Małgorzata Ludwisiak) •


205

Artes visuales

Wilhelm Sasnal (arriba) En 1996, la fundación del grupo Ładnie (Bonito), a cargo de Sasnal y de otros artistas, supuso uno de los giros más radicales del arte polaco de la década de 1990. Ładnie abordó una gran variedad de problemas relacionados con la transformación económica, cultural y social, reflejándolos con frecuencia en pinturas de corte realista y tono humorístico. Muchas de las obras de Sasnal se aproximan al arte crítico, en particular la serie Maus, inspirada en los cómics de Art Spiegelman. Gracias a su lenguaje visual transparente, su contenido humorístico y su extraordinario oficio de pintor, Sasnal se ha convertido en un artista polaco de éxito: sus obras se exhiben en las principales galerías del mundo, tales como Anton Kern o Whitechapel. Además, Sasnal realiza películas en colaboración con su esposa Anna •

Piotr Uklański (imagen superior derecha) Piotr Uklański representa la encarnación artística del sueño americano: vive y trabaja en Nueva York mientras colabora con la Fundación de la Galería Foksal Foundation de Varsovia y la galería Gagosian. Uklański afronta con ligereza temas tan dispares como la filosofía contemporánea o la estética del kitsch en la cultura pop. Además de realizar instalaciones, fotografías y montajes fotográficos, Uklański dirigió un largometraje enmarcado en el género del oeste, cuya excentricidad refleja plenamente la naturaleza de la obra de este artista •

Anda Rottenberg (arriba) Las ideas de Anda Rottenberg, comisaria de exposiciones y autora de libros de divulgación sobre el arte contemporáneo, han contribuido a fomentar la crítica social, desencadenando cambios del discurso público y reflejando los males de la cultura polaca. Uno de los logros más destacados de Rottenberg como organizadora de exposiciones fue el evento celebrado en 2011, titulado “Puerta con puerta. Polonia-Alemania. Un milenio de arte e historia”, en Martin-Gropius-Bau, Berlín •


206

Cultura

Música clásica contemporánea

La mejor música desde la época de Chopin Así es como los críticos y periodistas mu­ sicales describen toda una generación de compositores polacos destacados del siglo XX. Tanto Karol Szymanowski como Witold Lutosławski habían alcanzado la fama internacional, de la que también han gozado los artistas relacionados con la escuela polaca de composición como Kr­ zysztof Penderecki, Henryk Mikołaj Gó­ recki y Wojciech Kilar. Todos estos com­ positores tienen garantizada su presencia permanente en la escena musical de Polonia, en la que sus obras no aparecen solo en los repertorios orquestales, sino también en los programas de conciertos destinados a una audiencia más amplia. Es más, sus composiciones constituyen puntos de referencia importantes para muchos jóvenes artistas, especialmente para aquellos que intentan desarrollar su propio estilo valiéndose de la confluencia de varias corrientes: la música clásica, el jazz y el pop. De Bach a Aphex Twin Aphex Twin y Jonny Greenwood del grupo Radiohead han dado un nuevo aliento de vida a las composiciones de Penderecki, mientras que Beth Gibbon del grupo Porti­

shead ha hecho revivir a la música de Gó­ recki, al interpretar el solo de su Tercera Sinfonía, también conocida como Sinfonía de las canciones de lamento. Las piezas mu­ sicales de Szymanowski han servido de inspiración para Kwadrofonik, un grupo polaco de excepcional versatilidad musi­ cal. Otro grupo, Lutosphere, integrado por el pianista de jazz Leszek Możdżer, el celis­ ta Andrzej Bauer y el DJ m.Bunio.s, se for­ mó en honor a la memoria de Lutosławski, cuyo espíritu sigue latiendo en las com­ posiciones de Paweł Szymański y Paweł Mykietyn, dos compositores de formación clásica. Como verdaderos maestros de la música, los compositores polacos del siglo XX trabajaron con una amplia variedad de estilos históricos, siendo al mismo tiempo lo suficientemente audaces como para re­


207

Cultura

El sonido del futuro

currir a la obra musical de los gigantes de la música como Bach o Mozart. Con voz musical propia La escena musical polaca actual está en pleno bullicio. Sus jóvenes artistas suelen suscitar gran interés artístico e intelec­ tual en varias partes del mundo, mientras participan en los festivales de música más importantes y reciben prestigiosos pre­ mios internacionales. Ya que no es posible citar una lista completa, nos limitaremos a mencionar tan solo algunos nombres de los músicos de esta joven generación: Agata Zubel, Andrzej Kwieciński, Jagoda Szmytka (véase la página anterior), Wojciech Ziemowit Zych, Dobromiła Jas­ kot, Wojciech Blecharz, Dominik Karski, Cezary Duchnowski, Sławomir Wojcie­

Los destacados cantantes de ópera polaca Piotr Beczała, Aleksandra Kurzak y Mariusz Kwiecień han logrado conquistar los escenarios de los teatros de ópera más prestigiosos del mundo, entre los que destacan la Ópera Metropolitana de Nueva York, La Scala de Milán y la Royal Opera House de Londres, donde los solistas polacos han interpretado los papeles principales en las óperas más grandes de Mozart, Donizetti y Verdi. La ópera polaca también estrena nuevas obras. En los últimos años, la Ópera Nacional de Varsovia ha ido desarrollando el “Proyecto P” con el fin de ayudar a debutar con sus óperas a los compositores jóvenes más prometedores: Jagoda Szmytka, Wojciech Blecharz, Sławomir Wojciechowski, Marcin Stańczyk, Sławomir Kup­ czak y Katarzyna Głowicka. “La niña de mis ojos es convertir la ópera en la música del futuro; estamos en la búsqueda de un nuevo Penderecki” —explica sobre el proyecto Mariusz Treliński, Director Artístico de la Ópera Nacional • 

chowski y Aleksandra Gryka. Ninguno de ellos escatima esfuerzos para desarro­ llar una voz musical propia. A menudo recurren a la comunicación multimedia, aprovechando ingeniosamente las nuevas técnicas de grabación y procesamiento de imágenes y sonido, y con frecuencia optan por enriquecer sus composicio­ nes con elementos de escenificación. La revista Glissando, la primera publicación dedicada a informar sobre las novedades más interesantes del mundo de la música contemporánea, ha ido desempeñando un papel esencial en la divulgación del trabajo artístico de los jóvenes composi­ tores desde que fue fundada hace 10 años. Últimamente la revista ha estrenado su versión en inglés •


208

Música clásica contemporánea

¿Quién hace subir la temperatura? Música antigua – Persona Grata La orquesta barroca Arte dei Suonatori fue fundada en 1993 por los violinistas Ewa y Aureliusz Goliński. Este excelente grupo instrumental, especializado en música antigua, goza de fama internacional tras haber recibido numerosos premios otorgados por la crítica con motivo de la grabación de sus sucesivos CD. Los artistas del Arte dei Suonatori son también anfitriones del festival de música antigua “Persona Grata”, que se desarrolla a lo largo de todo el año en distintas ciudades de Polonia • Eugeniusz Rudnik (arriba) A finales de los años 50, Polskie Radio (la Radio Nacional Polaca) creó Estudio Experimental, una de las primeras radioemisoras especializadas en música electroacústica de toda Europa. Al principio, Eugeniusz Rudnik trabajó allí como asistente técnico, pero pronto fue promovido y se le asignaron las funciones de ingeniero de sonido. También se dedicaba a ayudar a los compositores, tanto europeos como norteamericanos, a llevar a la práctica las ideas artísticas con las que venían a trabajar al Estudio. Rudnik solía tomar parte activa en el proceso creativo, tanto que, aparte de proporcionar su ayuda y sus consejos, se ocupaba también de la producción musical de la obra que acababa de estrenarse. Se dio a conocer también como compositor de música experimental

por derecho propio, una actividad que le proporcionó premios importantes en varios festivales internacionales de prestigio. Hoy en día, las grabaciones de sus piezas musicales en cinta magnética forman parte de distintos archivos, entre los que destacan los fondos de la Biblioteca Nacional de Francia. En este contexto cabe mencionar también la colección privada del compositor, que suele almacenar en su sofá-cama. Entre esas composiciones hay muchas que han salido en CD. En 2014, la directora Zuzanna Solakiewicz estrenó un documental titulado 15 Corners of the World, homenaje al trabajo artístico del compositor. La película, que presenta un interesante retrato de Rudnik como compositor, ha sido galardonada en el Festival de Cine de Locarno • Rafał Blechacz En el año 2005 el pianista Rafał Blechacz, de apenas 20 años de edad, ganó de forma contundente el Concurso Internacional de Piano Fryderyk Chopin, en el que aparte del primer premio (¡el segundo premio quedó desierto!) y la gran atención mediática, obtuvo también otros premios y menciones especiales. Durante los últimos 10 años, Rafał Blechacz ha continuado trabajando asiduamente, grabando discos para la prestigiosa discográfica Deutsche Grammophon y dando conciertos por todo el mundo. En 2010, año del 200 aniversario del nacimiento de Fryderyk Chopin,

el pianista superó incluso su media de 40 – 45 conciertos al año. “Me parece un buen número”,dijo en una entrevista con un periódico local. “Me ayuda a mantener cierto balance en mi vida, es decir, me deja margen para desarrollar mis otras aficiones y disponer de un tiempo de descanso”. Rafał ha encontrado tiempo incluso para continuar sus estudios de doctorado en el Departamento de Filosofía de la Universidad Nicolás Copérnico de Toruń. Los estudios de filosofía, asegura el pianista, le ayudan a comprender la verdadera esencia de las obras musicales. En 2014 Rafał Blechacz fue galardonado con el prestigioso premio Gilmore Artist Award • Kwadrofonik El grupo Kwadrofonik, integrado por dos pianistas —Emilia Sitarz y Bartłomiej Wąsik— y dos percusionistas —Magdalena Kor­ dylasińska y Miłosz Pękala— se ha especializado en la interpretación de la música moderna. En muchas ocasiones, con el objetivo de promover y difundir las obras de los jóvenes compositores polacos, Kwadrofonik les encarga nuevas piezas o los ayuda a debutar. La segunda pasión del grupo, y no por ello menos importante, es la música folclórica polaca. Es más, su exitosa carrera musical despegó después de haber ganado el festival de música folk Nowa Tradycja (Nueva Tradición) •


Cultura

Arquitectura

La edad de oro

209


210

Cultura

Disciplina en constante transformación, la arquitectura polaca puede presumir hoy de tener en su haber una obra galardonada con el premio más preciado entre los profe­ sionales: Mies van der Rohe, concedido en 2015 al nuevo auditorio de la Filarmónica de Szczecin (página anterior). La impo­ nente forma del edificio a algunos les re­ cuerda un iceberg iluminado. Diseñado por el estudio barcelonés de Fabrizio Barozzi y Alberto Veiga, el edificio se presenta como una escultura abstracta armoniosamente encajada en el tejido urbano. Pero este no es el único edificio sorpren­ dente de los últimos años. Los espacios ex­ positivos del Museo de Silesia de Katowice quedan ocultos bajo tierra, maniobra con la que los arquitectos del estudio Riegler Riewe han hecho posible conservar en la superficie el paisaje industrial de una cuenca minera. El elegante auditorio de la Orquesta Sinfónica de la Radio Nacional de Polonia en Katowice (diseñado por Konior Studio) cons­ tituye una reinterpretación contemporánea de la arquitectura minera de principios del s. XX de la mina Nikiszowiec. A su vez, el Foro Nacional de Música en Wrocław (diseñado por Kuryłowicz & Associates) está inspirado en la forma de un violín. El edificio puenti­

forme del nuevo Museo Cricoteka de Tadeusz Kantor (diseñado por Wizja + nsMoonStu­ dio), con fachada de acero Corten oxidado, salva el espacio ocupado por los edificios de una antigua central eléctrica. Y llega­ dos a Varsovia, el Museo de la Historia de los Judíos Polacos Polin guarda parecido con un estuche de joyería fabricado en vidrio, ofreciendo en su interior no solo un insólito espacio expositivo sino también un especta­ cular vestíbulo de extraordinarias superficies onduladas hechas en hormigón (diseño de Lahdelma & Mahlamaki). Aunque sea cierto que los que acaparan el grueso de la atención son los principales edificios culturales y de­ portivos, no es menos cierto que los “simples” proyectos residenciales o de oficinas también tienen detrás un pensadísimo diseño. Ahora bien: el interés de los profesionales polacos va más allá. Muchos combinan su obra con iniciativas sociales, buscando alternativas a los materiales más tradicionales y rompien­ do los estereotipos sobre el diseño, y todo ello por el bien de los espacios urbanos y de sus usuarios •

Porta Posnania ICHOT (abajo), unida con la isla de la Catedral mediante una pasarela sobre el río Cybina. Diseño de Ad Artis Emerla, Jagiełłowicz, Wojda •


211

Arquitectura

3 — Conceptos para el futuro Cohabitat ¿Cómo diseñar una civilización para que dure otros 1.000 años más? Para ello es necesaria una herramienta que permita la regeneración eficaz de la salud y una renovación del medio ambiente. Aceptando el reto planteado, la fundación Cohabitat está desarrollando un modelo de ciudad sostenible del futuro. Ello supone experimentar con estructuras hechas de adobe, con la obtención de energía a partir de biomasa y con la fabricación local, siguiendo el lema “hagámoslo juntos”. Son miles de personas las que participan en seminarios y talleres online organizados por Cohabitat o acceden a sus publicaciones •

1 — Valor WWAA (arriba) “Nuestro equipo se muestra siempre abierto a nuevos conceptos y aborda con ilusión los retos que se nos plantean”, dicen Natalia Paszkowska y Marcin Mostafa, fundadores de WWAA, un estudio joven pero con una amplísima experiencia. “No nos da miedo experimentar ni con la magnitud del proyecto, ni con su función, su lado estético o soluciones técnicas. No importa que sea un edificio residencial, el conjunto expositivo de un museo, un pabellón temporal o un edificio público. Para nosotros todos ellos son proyectos de igual interés y valor. En los tiempos en los que el trabajo de un arquitecto está cada vez más diversificado, con múltiples especialidades de por medio, nosotros perseguimos un correcto equilibrio y participamos en el diseño de cuantos aspectos arquitectónicos sea posible diseñar” •

2— Comunidad Asociación H2 Architekci & Odblokuj (“Desbloquea”) En su faceta profesional se sitúan entre la arquitectura y el activismo social. Trabajando como diseñadores activos, el estudio H2 Architekci idean conceptos para edificios públicos, bibliotecas o centros comunitarios. Obrando como asociación (Odblokuj), desarrollan proyectos que sitúan en su punto de mira los espacios urbanos en decadencia, como las grandes barriadas residen-

ciales. Con sus iniciativas temporales devuelven el sentido de identidad a las zonas, recuperando su historia y destacando su carácter único. La asociación pone en marcha sus iniciativas en colaboración con los residentes, ya que el fomento del sentimiento de comunidad e integración entre la población local constituyen una meta clave de sus actividades •


212

Cultura

4 — Originalidad


Arquitectura

KWK Promes & Robert Konieczny (arriba: el Arca de Konieczny, hogar del arquitecto) “Lo que más me interesa de la arquitectura es el falso fondo”, dice Robert Konieczny, uno de los arquitectos polacos más celebres, cuyas casas unifamiliares han alcanzado notoriedad y reconocimiento internacional.

“Aprecio una idea o concepto, sea espacial o formal, que tal vez no salte a simple vista, pero que contribuye a hacer algo excepcional. La arquitectura contemporánea está dominada por diseños llamativos que atraen la atención pero carecen de un carácter único. Creo que para la arquitectura no son tan importantes las paredes, sino el espa-

213

cio que encierran. Las modas se van, los materiales envejecen, pero un espacio bien diseñado siempre perdurará manteniendo su valor. Espero haber conseguido captar ese “algo” en parte de los proyectos como las casas Aatrialny, OUTrialny o Bezpieczny. Y, aunque no siempre sea posible captarlo, esta es la arquitectura que más valoro” •


214

Cultura

Literatura

Los ­escritores ­escriben y los lectores leen El cambio más importante y el desafío más difícil que afronta la literatura polaca, al igual que las literaturas y las lenguas maternas de otros medianos y pequeños países, consiste en la necesidad de incorpo­ rarse al sistema circulatorio de la cultu­ ra global (equivalente, en definitiva, a la cultura del mundo anglosajón), sin dejar de lado la defensa de su identidad propia y de su original sabor local. Las obras literarias producidas por las futuras generaciones de escritores polacos no deberían convertirse en un mero refle­ jo de la literatura anglosajona o global, ni tampoco de la narrativa polaca. Hoy en día, a mediados de la segunda década del siglo XXI, la literatura polaca está afrontando bien los retos de la comer­ cialización de bienes y servicios culturales. Los escritores han aprendido a apro­ vechar al máximo el potencial tanto de su idioma natal como de las tradicionales con­ venciones literarias. A su vez, los críticos literarios han ido perdonando paulatinamente a los autores sus excesos de imaginación. Los editores han entendido bien que, en el mundo actual, los libros tienen que luchar por la atención de los lectores me­ diante películas, redes sociales y progra­ mas televisivos, poniendo especial hincapié en estos últimos. A pesar de todo ello, los lectores siguen leyendo •

Glosario de las tendencias actuales de la literatura polaca contemporánea, versión abreviada. Instrucciones de uso: Lea las entradas en el orden que desee. Deje que su mente viaje por algunos de los hilos que se proponen

N de niños Despertar en los niños el placer y el amor por la lectura. Esta importante tarea de compartir con los más jóvenes la magia de la lectura está en buenas manos. Aleksandra y Daniel Mizieliński han cautivado a todo el mundo con sus libros ¿Qué será de ti? y Atlas del mundo. La casa editora Dwie Siostry está marcando tendencias en la promoción de la literatura infantil, que destaca por su originalidad y alto valor didáctico. La editora cuenta con el grupo de autores e ilustradores más privilegiado de la generación joven, entre los que mencionaremos a Grzegorz Kasdepke, Agata Królak o Agata Dudek (ver foto arriba). Existe también una fuerte demanda de reimpresiones de los clásicos de la literatura infantil como, por ejemplo, los libros de Stefan y Franciszka Themerson •


Cultura

A de autores

F de festivales

La tarea de los escritores no es nada fácil: tienen que captar y mantener la atención del público, expuesto al bombardeo diario de la cultura de fácil digestión ofrecida por los programas de televisión e Internet. De manera, muchos autores se han convertido en marcas y, como tales, se dedican a desarrollar una imagen consistente y un mensaje duradero. Michał Witkowski, el autor de la controvertida novela gay titulada Lubiewo, llama la atención tanto de los portales de cotilleo como de los teóricos de la literatura con el tono audaz de su creación literaria, que roza los límites de una provocativa performance. Jacek Dehnel seduce a los lectores con su imagen de escritor y caballero a la vieja usanza, con su prosa refinada y erudita, en la que un leve tono de nostalgia se une a abundantes alusiones a los clásicos de la literatura. Szczepan Twardoch ha optado por una estrategia diferente: el autor de la novela superventas titulada Morfina, aparte de especializarse en el contexto histórico-social de la región de Silesia, ha cuidado siempre su elegancia masculina propia de un tipo duro, a lo James Bond. En el punto intermedio de la producción literaria está la literatura policíaca. Son novelas escritas tanto por autores considerados escritores de la alta literatura como por especialistas del género de la novela criminal (p. ej. Marek Krajewski, Katarzyna Bonda y Zygmunt Miłoszewski). De vez en cuando, los críticos literarios retoman el hilo del eterno debate de qué es mejor: promocionar la literatura popular para atraer en masa al público más resistente o dejarles a la merced de otros medios de comunicación y dedicarse a reforzar la lucha por el Arte de alto nivel. Hasta la fecha, no hay una buena respuesta a esa pregunta •

¿Cómo seducir a los lectores? Siempre hay que intentarlo, aunque nadie haya descubierto aún una fórmula mágica. Lo que sí se puede hacer es incentivar, insistir y promocionar. La Feria del Libro de Varsovia, celebrada en el Estadio Nacional, se dirige a una amplia audiencia, mientras que el Conrad Festival organizado en Cracovia concede un premio literario para autores debutantes. Distintas iniciativas locales promovidas por los entusiastas de la literatura ofrecen una alternativa interesante a los eventos masivos. Para financiarse suelen lanzar unas campañas de crowdfunding y, por lo general, tienen como objetivo reunir a los lectores que se identifican

215 con la narrativa ambientada en el medio urbano. Varsovia Lee es otro proyecto, basado en una serie de eventos orientados hacia un único libro seleccionado por votación pública. “Czytaj!”, el Festival de la Deconstrucción de la Palabra celebrado en la ciudad de Częstochowa, consiste en unos talleres prácticos de narrativa transmedia. Por ejemplo, ¿has intentado alguna vez coser o bordar un poema con aguja e hilo? • ABAJO: un dibujo del libro de cómic Mikropolis de Krzysztof Gawronkiewicz / Dennis Wojda •

C de cómics Conocido cariñosamente como el hijo bastardo de la alta cultura. El cómic ha sido asociado durante muchos años con series didácticas que narraban las aventuras y las hazañas bien de unos policías valientes, bien de los numerosos superhéroes norteamericanos con leotardos. Últimamente ha sido reivindicado como un novedoso y aventajado instrumento para retratar la realidad. Fugazi de Marcin Podolec, un imaginativo repaso gráfico de la escena

musical de los años noventa, ha tenido múltiples ediciones extranjeras (Francia, Italia, España, Canadá, Alemania), mientras que el cómic de narración enmarcada (una historia dentro de otra historia) de Maciej Sieńczyk, titulado Aventuras en una isla desierta, ha sido publicado en el Reino Unido y en Italia. No hay que olvidarse tampoco del cómic postmodernista del grupo Maszin, inspirado en la escuela polaca del cartel y del diseño gráfico •


216

Cultura

B de bibliotecas En los últimos años, ante el claro descontento de los amantes del olor a papel viejo, las bibliotecas se han quitado el polvo de encima y, a continuación, se han modernizado e informatizado. Es más, muchas bibliotecas organizan sesiones de libro-fórum, veladas literarias, charlas con autores y talleres de animación a la lectura. Algunas se han convertido en el escaparate cultural de la ciudad. La biblioteca de la Universidad de Varsovia, un icono de la arquitectura moderna de la capital, invita a los visitantes a subir a lo alto del edifico para disfrutar de su precioso jardín ubicado en el tejado. En Opole, la biblioteca municipal parece navegar tranquilamente río abajo •

P de poetas

R de reportaje

Cracovia, considerada desde hace tiempo como la ciudad de los poetas, formó parte de la historia de las vanguardias de los años veinte del siglo anterior. Dejó además una impronta imborrable en la vida de los representantes de la poesía polaca más destacados, los nobeles Wisława Szymbor­ ska y Czesław Miłosz (arriba). Las tendencias modernas se ven representadas en la obra poética de los expertos en lírica vinculados con el círculo artístico de Korporacja Ha!art y la poesía “cyberbum” —una poesía fuerte, dura, ofensiva y divulgada bajo la licencia Creative Commons •

Los polacos sienten una profunda admiración por el reportaje y son fervientes lectores de este género periodístico y literario. Ryszard Kapuściń­ski sigue siendo el maestro del género por excelencia; detrás van sus seguidores, como Wojciech Jagielski, especialista en África y Oriente Medio, y Mariusz Szczygieł, que se ha dedicado a analizar su querida ciudad de Praga con una mirada radiográfica, impregnada de humor y complicidad. Actualmente van apareciendo nuevos escritores jóvenes cuyo talento contribuye al desarrollo del reportaje polaco. El reportero estrella de la joven genera-

ción es Filip Springer, quien ha demostrado una gran intuición en su propósito de identificar los problemas y las deficiencias que afectan a las ciudades de tamaño medio. La realidad suele ser más extraña que la ficción, de ahí que los libreros ofrezcan cada vez más títulos de la literatura testimonial, llamada también “de no ficción”. En definitiva, son libros que abarcan un amplio repertorio de temas que todos querríamos conocer mejor o, todo lo contario, de los que preferiríamos olvidarnos •


217

Literatura

Campeones de la Fuerza (literaria) Olga Tokarczuk (n. 1962) La novelista Olga Tokarczuk ha conseguido lo que muchos consideran casi imposible: desde hace años es elogiada por la crítica y admirada por un gran número de lectores. Cada libro de Tokarczuk se convierte en un evento cultural y mediático y es debatido tanto por los especialistas como por los medios de comunicación y las redes sociales. Sus novelas están llenas de referencias a mitos, prejuicios y leyendas, intercalados con estampas de la vida cotidiana. En sus libros, el lector encontrará la historia de la vida de una “santa barbuda”, la receta de un pastel elaborado a base de un hongo venenoso y alucinógeno, la seta matamoscas, y también el peculiar truco que utilizaban los miembros de la secta de los viejos creyentes denominada Beguny (Los corredores) para evadir al diablo: mantenerse siempre en continuo movimiento. Poder especial: De todos los escritores e intelectuales polacos, Tokarczuk luce las mejores rastas • Dorota Masłowska (n. 1983) Debutó en el año 2002 con la novela Blanco nieve, rojo Rusia, una obra brillante cuyo lenguaje está basado en los préstamos de la jerga callejera, de la cultura pop y del mal estilo con el que nos alimentan los medios a diario. Masłowska (arriba) dio en el clavo y consiguió reflejar el ambiente social de un país en constante agitación, que apunta alto pero que al mismo tiempo se va ahogando en aguas turbias de complejos y falsas ilusiones. Últimamente, usando el seudónimo de Mister D., Masłowska se

ha dado a conocer como letrista y cantante extravagante. Poder especial: El encanto de niña traviesa. Aunque han pasado más de diez años desde que Masłowska entró en el mundo de la literatura, sigue siendo considerada una enfant terrible de carácter volátil e impredecible • Andrzej Stasiuk (n. 1960) Escritor de novelas, cuentos y ensayos. Copropietario con Monika Sznajderman de la editorial Czarne, especializada en la promoción de libros-reportaje y de la narrativa de Europa Central y del Este. Su obra literaria, capaz de satisfacer los gustos de diferentes lectores, comprende una amplia gama de estilos, empezando por los relatos de aventuras sexuales y terminando por los ensayos de la profunda reflexión de un viajero que atraviesa las rutas salvajes y los descampados de la “peor Europa”. Aunque parezca extraño, su obra incluye también un libro de poemas de amor. Poder especial: Experto en guardar la distancia. El escritor vive en Wołowiec, un pueblo recóndito de las montañas Beskid

Niski, y abandona su refugio en muy pocas ocasiones. Tampoco suele pisar los platós de televisión ni frecuentar otros espacios de comunicación • Jacek Dukaj (n. 1974) El escritor ha disipado el mito de que a partir de cierta edad está prohibido admitir: “Mi literatura favorita son los libros de fantasía heroica”. Su cuento titulado La catedral fue llevado a la pantalla por el director y dibujante Tomasz Bagiński en forma de corto de animación, obteniendo una nominación a los Óscar. La obra más destacada de Dukaj, la monumental novela El hielo, transcurre en el umbral del siglo XX y presenta una Europa cubierta por el hielo y dominada por la única potencia científica e industrial, Rusia. PODER ESPECIAL: La diversificación. El hielo tiene su peso literario, con sus mil cincuenta y cuatro páginas de libro de tapa dura. Sin embargo, Dukaj ha escrito también una obra de hipertexto efímero titulada The Old Axolotl, publicada únicamente en formato ebook •


218

Artes escénicas

Cultura

Actúa contra la ­rutina

Aunque no hables polaco, la visita a un tea­ tro polaco no será una pérdida de tiempo. El drama polaco utiliza un idioma univer­ sal, llegando a los espectadores de todo el mundo. Al teatro polaco contemporáneo le gusta saltar al ruedo e implicarse. Directo­ res como Krzysztof Warlikowski (arriba, imagen de su espectáculo Los Franceses de 2015), Grzegorz Jarzyna, la irreprimible Maja Kleczewska o el dúo radical e inflexi­ ble formado por Monika Strzępka y Paweł Demirski, arman mucho revuelo abordan­ do los temas sociales más urgentes. Sus espectáculos aportan voces importantes al debate público, a veces controvertidas, y no retroceden ante el desafío de señalar al público sus propios defectos. La generación de jóvenes directores, autores teatrales y coordinadores se hace cargo de los teatros más importantes de Varsovia, Bydgoszcz i Kalisz. En Varsovia hay más teatros que en Berlín, lo que muestra el papel significativo de las artes escénicas en la cultura polaca •


219

Cultura

Tradición experimental Polonia es la cuna de dos corrientes de artes escénicas de vanguardia vinculadas con la obra de dos distinguidos directores de teatro experimental: Jerzy Grotowski y Tadeusz Kantor (arriba). Grotowski fundó el Teatro Laboratorio en Wrocław, donde practicó el “teatro pobre”, que elimina del espectáculo todo lo que no sea

esencial para concentrarse en la relación entre actores y espectadores. Kantor fue creador de un teatro de vanguardia y también artista visual y teórico del arte. Fue un pionero de los happenings e introdujo el informalismo en Polonia, así como unos peculiares “prefabricados” que llamaba “objetos del más bajo rango •

Una comunidad ­auto-organizada Actualmente, el mayor impacto es causado por artistas que desafían estas tradiciones y están cercanos al lenguaje posdramático y post-happening de la nueva vanguardia americana. El teatro independiente Komuna// Warszawa (derecha), Centrum w Ruchu (Centro en Movimiento) – un grupo de jóvenes coreógrafos – y Wojtek Ziemilski (director y fundador de mini-teatro XS) experimentan con diferentes disciplinas y proponen nuevos modelos de instituciones y contacto con el público. La danza está viviendo un verdadero boom después de que un grupo de coreógrafos ambiciosos, como Marysia Stokłosa, Karol

Tymiński o Magda Ptasznik, volviera de las mejores escuelas del extranjero y encontrara apoyo profesional en centros como Stary Browar / Nowy Taniec (Vieja Cervecería / Danza Nueva) en Poznań o en el festival Ciało / Umysł (Cuerpo / Mente). Artistas visuales como Oskar Dawicki y Konrad

Smoleński incorporan cada vez más performance a sus trabajos dentro de las paredes de las salas de exposiciones •


220

Artes escénicas

Weronika Szczawińska — directora de teatro, directora artística del Teatro Wojciech Bogusławski de Kalisz.

Marysia Stokłosa ­ —coreógrafa

Hoy en día, lo más fascinante de las artes escénicas en Polonia está lejos de la corriente principal. Por ejemplo, Komuna// Warszawa no solo prepara sus propios espectáculos que combinan el teatro con las artes visuales, sino que también invita a artistas de fuera para realizar proyectos multidisciplinarios. Esto propicia encuentros entre artistas de diferentes campos interesados en el desarrollo del arte comprometido. La disciplina que está experimentando un verdadero auge es la danza, con figuras como Agata Maszkiewicz y Agata Siniarska • Joanna Leśnierowska —promotora de danza y coreógrafa, fundadora del primer espacio en Polonia dedicado exclusivamente a la danza, Stary Browar / Nowy Taniec (Vieja Cervecería / Danza Nueva) en Poznań …Poznań (abajo) La última década fue marcada por los nuevos coreógrafos polacos. Una generación entera de creadores con ambición y talento regresó de estudiar en el extranjero y marcó el rumbo de la escena de la danza contemporánea. Su trabajo ha asegurado a Polonia un lugar permanente en el mapa mundial de la danza. Numerosos festivales internacionales y proyectos innovadores han convertido la escena de la danza polaca en uno de los centros de baile más interesantes de Europa Central y del Este •

Después de 10 años de estudio y trabajo en Londres, Ámsterdam y Berlín, regresé a Polonia y me sumergí de lleno en el mundo de la danza. Con un grupo de más de una docena de coreógrafos fundé Centrum w Ruchu (Centro en Movimiento), un colectivo y un lugar para la coreografía experimental en Varsovia. Es un centro que atrae tanto a los artistas de la interpretación como a los críticos, además de un público cada vez más numeroso • Marta Keil —promotora teatral que reinventó el Festival de Teatro de Lublin junto con Robert Reszke En los últimos 20 años hemos sido testigos de una explosión de festivales de teatro: actualmente hay más de 400 y su número está creciendo. Los festivales ya no son solo un foro de exhibición de la obra de un artista determinado sino que cada vez contribuyen más a la creación del teatro contemporáneo, estrenando nuevos espectáculos, uniéndose en diferentes coproducciones –nacionales e internacionales– o facilitando residencias para artistas.

Los festivales polacos están ganando prestigio en la escena internacional, colaborando con los festivales más relevantes de Europa y coproduciendo trabajos de algunos de los artistas contemporáneos más electrizantes, como Gob Squad, Andcompany o Forced Entertainment. Las compañías teatrales suelen estar impacientes por volver a Polonia porque en ningún otro sitio encuentran un público tan entusiasta • Piotr Gruszczyński —crítico y autor teatral asociado con MCK Nowy Teatr de Varsovia. La forma de dirigir los teatros institucionales en Polonia está cambiando. Nowy Teatr Centro Internacional de Cultura es un lugar especial no solo porque su director artístico sea Krzysztof Warlikowski o por el sitio donde está siendo erigido el centro, sino también por ser un espacio donde se mezclarán tanto disciplinas como géneros. La palabra “teatro” aparece en el nombre de la institución, pero de acuerdo con la filosofía de Warlikowski “rechazamos cualquier noción de teatro o teatralidad que huela a rutina o a convenciones desgastadas” •


221

La mayorĂ­a de las musas trabajan con ordenadores portĂĄtiles


222

¡Muévete! ¿Salud? ¡Marchando! Los polacos han dejado sus oficinas, sofás, televisores y coches para empezar a moverse. Gimnasios, piscinas, centros deportivos y un largo etcétera de instala­ ciones están surgiendo por todas partes. Mires donde mires, no dejarás de ver escuelas de yoga o de danza.

“El deporte forma parte de una actitud eco, al igual que las dietas o el mirar lo que uno come”, explica Maja Włoszczowska, meda­ lla de plata en bicicleta de montaña de los JJ.OO. de Pekín 2008. “La gente quiere ser eco en todo y el deporte encaja perfecta­ mente en ese espíritu. Además, la actividad física es una buena forma de gestionar el estrés del día a día”. En cualquier caso, el deporte más po­ pular en Polonia sigue siendo el fútbol, tanto en su práctica como en la asistencia como espectador a partidos disputados en los nuevos estadios construidos con motivo

de la Eurocopa 2012. Los futbolistas polacos juegan en algunos de los mejores clubes eu­ ropeos y la principal estrella del momento es Robert Lewandowski, delantero del Ba­ yern de Múnich. Gracias a Lewy, aficiona­ dos de todo el mundo conocen Polonia •


Deportes y salud

Fu Be y su perro guerrero Correr contagia y los polacos no quedan inmunes: miles de ellos cruzan las metas de maratones o semimaratones. Pero los corredores más empecinados van a más, de ahí el creciente interés por las ultramaratones. Filip Bojko y su perro Eto (arriba) forman una pareja insólita. Aburrido por la rutina de su amo, Eto hace el doble o triple de kilómetros trayendo palos o saludando a otros corredores • Robert Lewandowski (a la derecha), Lewy de apodo, delantero polaco del Bayern de Múnich y capitán de la selección nacional. El 8º jugador más caro en el mundo. En 2015 dejó atónita a la grada al marcar en un partido del Bayern nada menos que… ¡5 goles en 9 minutos! •

223


224

Deportes y salud

La fiebre del salto de esquí En invierno el ski jumping bate los récords de popularidad. El interés por esta inusitada disciplina se disparó con las victorias de Adam Małysz, que a principios del siglo veintiuno lideró los rankings de salto. Resulta curioso que antes de llegar a cosechar triunfos, Małysz se había planteado dejar el deporte para volver a su oficio de antes… de instalador de tejados. El revuelo que causaba Małysz terminó en 2011, cuando el multimedallista puso fin a su carrera deportiva. No obstante, un nuevo ídolo del público siguió su pista: se trata de Kamil Stoch (a la derecha), ganador de dos oros en los JJ.OO. de Sochi 2014 •

Yoga Por primera vez el yoga se abrió un hueco en Polonia en los años 90, cuando con la apertura de las fronteras era más fácil hacer un viaje a su cuna: la India. La gran explosión, sin embargo, no se produjo hasta la primera década del nuevo milenio: fue entonces cuando

empezaron a surgir por todas partes escuelas de yoga, atrayendo a gente de distintas edades. Cuando hace buen tiempo, los adeptos salen afuera. La práctica de yoga al aire libre es una iniciativa del Verano en el Valle del barrio Służewiec de Varsovia (arriba), impulsada por Joanna Happach, arquitecta y comisaria de Pawilon M3 •


225

Deportes y salud

¿Pelota o martillo? Aunque el fútbol nos entusiasma, hay más deportes de éxito en el país. Los polacos destacan en deportes que requieren una gran concentración, como el voleibol, el lanzamiento de martillo o el salto de esquí. Lo nuestro también es el atletismo. En el Campeonato Mundial de Atletismo celebrado en 2015 en Pekín, Polonia se colocó la 6ª en el medallero, con tres campeones mundiales. El voleibol ha vuelto loca a la bulliciosa y colorida afición. El 2014 fue un buen año para la selección masculina, que venció en la final al equipo brasileño (arriba). No es de sorprender que los campeonatos se disputaran aquí, ya que en ninguna parte del mundo esta disciplina causa tanta pasión y atrae a tales multitudes: el partido de apertura fue seguido por 63.000 espectadores. Entre los atletas más citados se encuentra Agnieszka Radwańska (a la izquierda), exnúmero 2 del ranking WTA y finalista en sencillos de Wimbledon en 2012. En 2015 se hizo con la final de la WTA de Singapur •


226

Deportes y salud

No solo autodefensa

El ministerio del baile en barra

La variedad de estilos y artes marciales es tan amplia que pocos conocen su número exacto. Eso sí, el interés por ellas existe tanto entre hombres como mujeres. A los centros de artes marciales acuden jóvenes, caballeros rondando los 50 años de edad o madres que quieren hacer un sparring. Hace diez años las mujeres no iban más allá de un curso de autodefensa; hoy, son tratadas de igual a igual, con independencia del tipo de combate (arriba). Toda una estrella en las artes marciales mixtas es Joanna Jędrzejczyk, de 28 años, la primera campeona europea en European Ultimate Fighting Championship •

Actualmente, las mujeres se interesan claramente por los deportes que hasta hace poco estaban confinados en los locales de alterne, imprimiéndoles un carácter completamente nuevo. Un buen ejemplo de ello son el baile en barra o la burlesque. Marta Majchrzak es pionera en esta nueva percepción del baile en barra. Hace cinco años llegó a convencer a un amigo suyo, bailarín del Teatro Buffo de Varsovia, para realizar un curso profesional de baile en barra en Londres. Al regresar,

los dos montaron la escuela de baile en barra Oh Lala (a la derecha). Fue todo un acierto. Majchrzak dice no haber gastado ni un céntimo en publicidad y aun así los aprendices no escasean. Hoy en día Oh Lala es una institución recomendada por el Ministerio de Deporte como centro de ejercicio integral para mujeres (y hombres), organizando actividades de acrobacia, twerking e incluso ejercicios con exsoldados de las fuerzas especiales •


Deportes y salud El ciclismo es una de las actividades deportivas más populares en Polonia. Los polacos van en bici a trabajar, de viaje y, también, participan en numerosos eventos ciclistas •

227


228

Deportes y salud

Cruzar miles de lagos y no mojarse ni un pie Hacer vela por los mil lagos de Masuria es un gran atractivo turístico. No hay otro país con tantos lagos unidos mediante canales y rutas navegables de decenas de kilómetros de longitud, con posibilidad de permanecer semanas enteras fuera. En Giżycko se encuentra uno de los centros de formación en vela de más trasiego, Gertis. Su jefe, Marek Makowski, es un apasionado de la vela y amante de la región. Hace nueve años abrió su empresa y desde entonces lleva formadas ya a más de mil personas. La escuela tiene su sede en Ekomarina Giżycko, una de las instalaciones más modernas de Masuria. El centro forma a muchos extranjeros. Preguntado por el riesgo asociado con el agua, Makowski dice que el mayor número de lesiones se debe a una caída accidental de la hamaca en tierra firme •

¡Coge tus bastones y en marcha! Correr es el deporte más popular por excelencia en Polonia, pero no es apto para cualquiera. La

marcha nórdica (a la izquierda) es una alternativa, como asegura Krzysztof Człapski, su principal

impulsor. El deporte en un principio le pareció algo… afeminado, pero, urgido por sus problemas de espalda y rodillas y con dos posibles intervenciones quirúrgicas, cambió de idea. La marcha nórdica le ayudó a evitar las operaciones. Hoy día, en perfecta forma, anima a los demás a coger los bastones. Aprendió la técnica siguiendo las indicaciones encontradas en una web y afirma que nueve de cada diez personas lo hacen mal. Actualmente, Człapski es campeón de Polonia en marcha nórdica de 10 km en la categoría de edad 50+. Poco a poco, este deporte se va abriendo paso entre las disciplinas del atletismo. Como argumento a su favor está el hecho de que el desarrollo muscular que produce es muy equilibrado •


229

Práctica de deporte entre los polacos

 jr 52%

100 % de la población

p sp pl   � 33% 29% no si 32% 17% 14%

FUENTE: TNS, 2015 (basado en la encuesta Eurobarometr, nov-dic 2013. Publicación: marzo 2014).

Deportistas polacos en JJ.OO. 1924 París (22) 23 1928 Amsterdam (21) 12333 1932 Los Angeles (14) 1123333 1936 Berlín (22) 222333 1948 Londres (34) 3 1952 Helsinki (20) 1223 1956   Cortina d'Ampezzo (12) 3 1956 Melbourne (17) 122223333 1960 Roma (9) 11112222223 3333333333 1960   Squaw Valley (11) 23 1964 Tokio (7) 111111122222 23333333333

1968 México (11) 1111122333333 33333 1972  Sapporo (13) 1 1972 Múnich (7) 111111122222 333333333 1976 Montreal (6)  1111111222222 3333333333333 1980 Moscú (10) 1112222222222 2233333333333 333333 1988 Seúl (20) 11222223333 33333 1992 Barcelona (19) 11122222233 33333333 1996 Atlanta (11) 111111122222 33333

2000 Sídney (14) 11111122222 333 2002   Salt Lake City (21) 23 2004 Atenas (23) 1112233333 2006  Turín (20) 23 2008 Pekín (20) 1112222223 2010  Vancouver (15) 122233 2012 Londres (30) 1122333333 2014  Sochi (11) 111123 Simbología   Juegos olímpicos de invierno 1 Oro 2 Plata 3 Bronce (X) Medallero


230

Comida Siendo resultado de la mezcla de muchas tradiciones y aportaciones de muchos pueblos, la cocina polaca es muy va­ riada. Esta mezcla se debe en parte a la complejidad de la historia de Polonia, pero también a la disposición e interés de los polacos por probar cosas nuevas. El antiguo Reino de Polonia fue un mosai­ co étnico habitado por polacos, alemanes, lituanos, rutenos, judíos, tártaros, turcos y armenios. En la Edad Media, la alimen­ tación de sus habitantes estaba basada en cereales y carne, también de caza, y en pes­ cados de agua dulce. Las verduras llegaron a las mesas polacas en el siglo XVI desde Italia, seguidas de las influencias francesas en los siglos XVII y XVIII. En el siglo XIX, cuando Polonia no exis­ tía como Estado independiente después de haber sido repartido su territorio entre las potencias vecinas Austria, Prusia y Rusia, los polacos asimilaron las costumbres y peculiaridades culinarias de sus opresores. Actualmente la cocina polaca está desarro­ llándose rápidamente, recuperando con intensidad los atrasos causados por 50 años de comunismo.

Una de las fortalezas de la cocina pola­ ca es la excelente calidad de los productos agrícolas y la riqueza de sus bosques, que auguran al país un futuro sabroso. Los polacos aprenden rápidamente, y este es otro de nuestros puntos fuertes: ¡queremos estar a la última! Bloggers, fe­ rias de alimentos, festivales culinarios y nuevos chefs nos indican el camino hacia nuestros nuevos platos •

El pastel de ciruelas (derecha) es un dulce tradicional que se hace en todos los hogares de Polonia. Las ciruelas ácidas con una costra dulce y crujiente componen el sabor del otoño. En septiembre todos pueden disfrutar de la variedad de la ciruela llamada węgierki, ya que muchos las cultivan en sus jardines o se las regalan sus familiares o amigos •


Comida

231


232

Comida

La dieta de la carne

Polonia es conocida en Europa por sus carnes de cordero, ganso, pato y caza que desde hace años dan esplendor a nuestras mesas. También somos líderes mundiales

en la producción de embutidos, sobre todo los ahumados y aderezados con ajo y mejorana, conocidos en todas partes por su ­nombre polaco kiełbasa•


Comida

La tradición siempre presente Anna Maria Anders es hija del general Władysław Anders –Comandante del Ejército Polaco en la URSS (1941-42), Comandante del 2º Cuerpo Polaco durante la campaña de Italia (194345) y Comandante en Jefe, en funciones, de las Fuerzas Armadas Polacas en Occidente– e Irena Renata Bogdańska, artista del espectáculo. Nacida y educada en Inglaterra, actualmente reside en Polonia. Es senadora, Secretaria de Estado y Delegada del Gobierno para asuntos de Diálogo Internacional.

La cocina polaca siempre me ha parecido maravillosa. Aunque nací y viví muchos años en Inglaterra, me crié en un hogar polaco, en el que la cocina nacional reinaba de forma absoluta. En contra de lo que se suele creer, la cocina polaca no es necesariamente pesada, y, comparada con mis primeras experiencias de la cocina inglesa, parecía hasta ligera. A diario, además de lo que preparaba mamá, comíamos otros platos que nos gustaban. Las sopas más habituales eran el caldo, la sopa de acederas o el borsch, y de segundo filetes rusos, sztuka mięsa (carne de vaca hervida), gołąbki (rollos de col rellenos de carne), pierogi (pasta rellena) o pasta con jamón. Nuestra cena familiar de Nochebuena se componía, según manda la tradición polaca, de doce platos, entre los que destacaban el borsch con uszka (una especie de raviolis rellenos de patata y setas), la carpa y el arenque; y la comida de Navidad consistía en un asado de ternera. El menú del Domingo de Resurrección incluía el típico żurek (sopa ácida de harina de centeno con patatas,

233

huevo y salchicha), huevos rellenos, jamón y diversos embutidos. Además, nuestra familia solía organizar con frecuencia banquetes y cenas en casa, en los que destacaba una gran variedad de entrantes y embutidos polacos. La especialidad de papá era el ponche de fresa, bastante fuerte –llamado también kruszon–. Lo ofrecía a sus invitados anualmente para celebrar su santo, el 27 de junio, en el jardín de nuestra casa. Desde la experiencia de haber vivido en diferentes lugares, y tras haber explorado una gran variedad de cocinas del mundo, siempre recupero con emoción los sabores de mi tierra. Hoy me siguen encantando las sopas polacas, un buen pato asado con lombarda o remolacha, o sztuka mięsa. De papá –quien, como buen militar, tenía preferencia por los platos sencillos y sanos– heredé el gusto por el arenque con aceite y cebolla, y por los huevos camperos auténticos, de gallinas de campo, criadas en libertad. También los yogures polacos me parecen los mejores del mundo. La comida polaca, ecológica y sana, representa sin duda la calidad y la excelencia de nuestra alimentación y vida saludable •


234

Comida

La cocina de raíces Tomasz Hartman —creador y jefe de la Fundación Food Think Tank, chef de Szajnochy 11 en Wrocław. “Intentamos llegar más hondo que la comida de temporada, local o regional o las nuevas interpretaciones de los clásicos. La llamamos “cocina de raíces”, porque recoge nuestras raíces

eslavas y las une con nuestras experiencias contemporáneas. Nos apoyamos en la caza y en la recolección de lo que nos ofrece la tierra. Usamos técnicas de cocina olvidadas desde hace ya mucho tiempo. Cocinamos con agua de lluvia que recogemos nosotros mismos. Enterramos las sopas en la tierra durante tres días. Fermentamos, encurti-

mos y ponemos los ingredientes en salmuera. Algunos platos, tales como el postre de manzana que congelamos y descongelamos continuamente, requieren medio año de preparación. Con estos productos, hacemos cosas parecidas a lo que haría la naturaleza o nuestros antepasados que no tenían frigoríficos. Tenemos este mismo enfoque


Comida

no solo con los alimentos, sino con todo lo relacionado con la comida y sus espacios. Por ejemplo, los recipientes en los que servimos los platos están hechos de materiales locales. Para nuestras cenas “Tierra y Agua” usamos platos de barro sin cocer, solo secados al aire; después de la cena, los comensales pueden tirarlos debajo de

la mesa, devolviéndolos a la tierra de la que provienen. El objetivo de Food Think Tank es mejorar las ciudades, las sociedades y las relaciones entre las personas, y hacer que el trabajo de otros sea mejor comprendido. Como cocinero tengo amplios conocimientos no solo en las técnicas culinarias, sino también en crowd-

235

funding, composición musical o alfarería. Nuestros proyectos son un pretexto para abordar juntos un mismo problema desde diferentes perspectivas. El chef no es el más importante para nosotros. El conductor de una retroexcavadora es igual de importante” •


236

Comida

Pan integral con manzanas ­deshidratadas y sidra

Ingredientes 10 g de levadura fresca 1 cucharadita de azúcar 150 ml de agua 200 g de harina de trigo (preferiblemente harina de fuerza) 200 g de harina de espelta (tipo 1850) 1 cucharadita y 1 / 2 de sal 100 g de patatas cocidas 120 ml de sidra 3 cucharadas de aceite de oliva 1 manzana


Comida

Mezclar la levadura con el azúcar y 100 ml de agua tibia en un bol y dejar reposar du­ rante 15 minutos para que la levadura em­ piece a subir. Mezclar la harina con la sal y las patatas (pasadas por un pasapurés); añadir la mezcla de levadura y, a continua­ ción, agregar la sidra, el aceite de oliva y el resto del agua. Agregar el agua poco a poco porque su cantidad dependerá del tipo de harina. Usar agua suficiente para que la masa quede uniforme y elástica. Añadir la manzana, sin el corazón pero con la piel, cortada en dados (se puede apartar una rodaja de manzana para decorar). Amasar durante un rato y, a continuación, colocar en un bol engrasado con aceite de oliva, tapar con film de plástico transparente y dejar reposar una hora para que suba. For­ mar una hogaza redonda y decorar con la

Receta de Eliza Mórawska – conocida por sus apodos Liska o Whiteplate, que viene del título de su exitoso blog whiteplate. com. Eliza inició el furor de los blogs de cocina en Polonia. Es autora de libros de cocina; sus dos últimos, Sobre Manzanas y Sobre Pan, coinciden con los gustos de sus compatriotas: Polonia es el mayor productor de manzanas de Europa y, por otro lado, los polacos fueron educados en un enorme respeto por el pan, normalmente hecho con masa madre, del que consumen grandes cantidades.

237

rodaja de manzana. Colocar en un cesto en­ harinado y dejar 45 – 60 minutos para que suba otra vez. Colocar una piedra de hornear pizzas o una bandeja de horno forrada con pa­ pel pergamino en el horno y calentarlo a 240 °C. Rociar las paredes del horno con agua o echar media taza de cubitos de hielo en la base del mismo. Deslizar la hogaza encima de la piedra. Pasados 10 minutos, bajar la temperatura a 210 °C y hornear durante otros 30 – 40 minutos hasta que se dore, comprobando antes de sacarlo si el pan está bien cocido. Antes de cortarlo, colocar el pan en una rejilla hasta que se enfríe •


238

Comida

Placeres y beneficios de las huertas urbanas Joanna Sanecka —socióloga cuyos intereses giran alrededor del crecimiento sostenible y de la naturaleza urbana. Tiene su propia huerta en Varsovia.

Cada vez más personas que echan de me­ nos la “comida de verdad” deciden plantar verduras en las ciudades, en sus propios jardines o en parcelas comunitarias. El movimiento de huertas urbanas empezó a finales del siglo XIX. ¿Para qué sirven estas huertas tan pequeñas? Para muchas cosas, todas siempre bue­ nas. Por ejemplo, aportan beneficios ecoló­ gicos: las flores plantadas allí florecen du­ rante todo el año. Gracias a la vegetación de las huertas está reactivándose la apicultura en las ciudades y se instalan cada vez más colmenas. Las huertas tienen también una importante función social: la gente mayor encuentra en ellas un lugar donde pasar de manera agradable y activa el tiempo en la ciudad, manteniendo los vínculos vecinales de toda la vida. Son también un fantástico


239

Comida

Sabores embotellados – el arte de hacer licores

En las ciudades aparecen cada vez más colmenas, por ejemplo, en las azoteas de los edificios de altura •

“En este movimiento popular es crucial la calidad de la fruta que se usa para hacer licores”, dice Zbyszek Kmieć, un sociólogo rural cuya pasión es la preparación de licores caseros. Los aficionados a la producción casera de licores normalmente utilizan la fruta que encuentran en los mer-

lugar para las familias con niños pequeños, donde estos tienen la oportunidad de ob­ servar la naturaleza y aprender de dónde vienen los alimentos. Las huertas urbanas se han converti­ do en algo increíblemente de moda entre la gente joven. Los hípsters las compran o al­ quilan para cultivar pepinos ecológicos. Las plantas comestibles predominan también en las huertas comunitarias. La gente se junta en grupos para cultivar ver­ duras. Se cultivan árboles y arbustos fru­ tales, a veces también verduras, pero sobre todo plantas decorativas. Lo más bonito de estas parcelas es que cada uno puede culti­ varlas como más le guste. Si alguien quiere que sean patios de juegos infantiles, está bien; pero si alguien quiere plantar zanaho­ rias para la sopa, también lo puede hacer •

cados locales o en su propio jardín. Pero los artesanos que fabrican licores a mayor escala son capaces de desplazarse cientos de kilómetros para conseguir la fruta adecuada. También utilizan frutas cuya existencia la mayoría de la gente ignora, como las de la cerisuela o el espino amarillo •


240

Comida

Comida hípster versus estrellas Michelin

Maria Przybyszewska – cocinera que estudió fotografía y gestión de la producción, estilista culinaria. Hizo prácticas en el Noma de Copenhague, considerado el mejor restaurante del planeta.

“En Polonia aparecen cada vez más chefs importantes que no estudiaron gastrono­ mía. Musicólogos, escultores o economistas cocinan en restaurantes de renombre. Yo me convertí en cocinera por pasión. Organizo desayunos pop-up. Es el con­ cepto de comida que más me gusta: gente que no se conoce de nada, reunida alrede­ dor de una mesa enorme, disfrutando de su comida. La comida es algo que une a las personas” •

Cocinando al ­ritmo de la ­naturaleza

Wojciech Modest Amaro —chef y restaurador. Su restaurante Atelier Amaro fue el primero en Polonia en ganar la estrella Michelin.

“La variedad y la tradición son las mayores riquezas de Polonia. Tenemos gran variedad de setas, hierbas salvajes y también de pesca­ do. Tenemos unas excelentes fuentes de agua natural. Hay más de un millón y medio de granjas pequeñas donde se cultivan frutas y se transforma la leche en productos lácteos. La filosofía de mi estudio de cocina gira alrededor del calendario de la naturaleza. Siguiendo su ritmo, cada semana buscamos los ingredientes en su momento óptimo. Así que servimos espárragos solamente 4 sema­ nas al año y tomates durante, como mucho, 6 semanas. Los productos varían según las épocas de su floración y maduración y de la disponibilidad de caza y pesca” •


Comida

241


242

Comida

Bar mleczny

vs

Bar mleczny (bar de leche) es un tipo de establecimiento donde se sirve comida rápida muy típica de Polonia. Otrora despreciados y tras 1989 considerados una reliquia de la alimentación colectiva de los tiempos comunistas, estos establecimientos se han convertido en lugares donde se puede comer bien y barato. No son sitios donde podamos encontrar experimentos culinarios: lo que ofrecen son platos de toda la vida que adoramos. Los bar mleczny relatan nuestra historia gastronómica. Son sitios donde se puede encontrar gente de todo tipo: profesores, estudiantes, policías o artistas • El creciente interés por la cocina y por todo lo relacionado con la cultura de los alimentos ha propiciado la aparición de nuevas publicaciones, redactadas y diseñadas con un enfoque innovador y fresco. Los títulos más destacados son: Kuchnia (Cocina) o Kukbuk (Libro de Cocina), Usta (Boca) o Smak (Sabor) •


Comida

Food trucks Los dinámicos food trucks son una prueba de la rapidez de los cambios en la escena culinaria polaca. Además, completan perfectamente la oferta culinaria con comida buena y barata. Ofrecen lo que se podría llamar «comida rápida al estilo lento», como perritos calientes versión gourmet, hechos de productos de la mejor calidad. Abrir un food truck es una inversión relativamente pequeña; por tanto, es una buena alternativa para emprendedores que no se pueden permitir abrir un restaurante tradicional. Es un punto intermedio entre la cocina de aficionados y un restaurante profesional •

243


244

Comida

El explorador de quesos

Buth, un alemán que aprendió a hacer que­ sos en Suiza y que se estableció en Węgaj­ ty, cerca de Olsztyn. Quedé fascinado por aquellos quesos. Empecé a preguntarme si había más queseros como esos, calculando “Mi aventura con los quesos artesanos em­ que podría haber 20 o 30. Para mi sorpresa, pezó en 2007”, dice Gieno Miętkiewicz.” “En pasado un mes tenía una lista de más de 50 y, después de medio año, ya sabía de varios una antigua tienda de la cadena Wiejskie Klimaty (Climas Rurales), encontré quesos cientos de ellos. Ahora conozco personal­ hechos por los artesanos queseros locales. mente a 150, sé de 600 más y sigo descu­ Tuve suerte porque eran tres quesos exce­ briendo otros nuevos” • lentes. Estaban hechos por Sergiusz Lan­ growicz de Ranczo Frontiera, por la familia Symonowicz de Praslity y por Thorsten

Redescubriendo sabores La cocina polaca busca y redescubre con entusiasmo productos olvidados, como las alcachofas de Jerusalén. Los moluscos de agua dulce que se consumían hace siglos vuelven a ser un éxito. El cultivo de las variedades de remolachas, zanahorias o legumbres olvidadas propicia la biodiversidad y trae de vuelta antiguos platos y sabores •


245

¿A qué hora comen los polacos?

32%

La hora de la principal comida caliente del día de los polacos

antes de las 14 h.

XII

3%

40%

después de las 18 h.

III

IX

4%

IV

sin regularidad  / a diferentes horas

entre las 14 y 16 h.

21% entre las 16 y las 18 h.

¿Qué comen los polacos?

zb zb zb zb zb zb zb zb pi pi pi pi pi pi pi pi pi pi pi pi pi pi pi pi pi ma mi mi mi mi mi mi mi mi mi mi mi ry ml ml ml ml ml ml ml ml ml ml ml ml ml nana na na na  ja ja ja ja ja jaja ja  ja ja ja ja wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa zi zi zi zi zi zi zi zi zi zi zi zi zi zi zi zi ow ow ow ow ow ow ow ow ow ow ow ow ow ow al al al al

Cantidad media mensual consumida por persona en el hogar Leyenda zb  Productos a base ­­de ­cereales (¼ kg) pi Pan (¼ kg) ma Pasta (¼ kg) mi Carne (¼ kg) ryv Pescado (¼ kg) ml Leche (¼ L) na Productos lácteos (¼ kg) ja Huevos (cantidad) wa Verduras (¼ kg) zi Patatas (¼ kg) ow Fruta (¼ kg) al Alcohol (¼ L)


Fotografías Aeropix 152 Imágenes para prensa de la Academia Gorila 226 Akson Studio 193 Alternatif Turistik/Kris Duda 77 Anna & Miachal / Flickr.com 94 Aotearoa/Wikimedia Commons 24 Galería de arte Arsenał 113 Kenny Baird 204 Bartłomiej Barczyk/Agencja Gazeta 190 Jarosław Bartołowicz 142 Imágenes para prensa de Beacon Valley 182 Piotr Beczewski 66 Radek Benet 162 Krzysztof Bieliński 207 Bildagentur Huber / Schmid Reinhard/Forum 120 bPI/REX Shutterstock/East News 223 Adam Bogdan 138 Ł. Borkowski/Ciudad de Lublin 105 Kuba Bożanowski/ flickr. com 44–45 Filip Bramorski 16–17 Iwona Burdzanowska/Agencja Gazeta 44 Ciudad de Bydgoszcz 129, 130 Cafe La Ruina 161 Cambridge University Trinity College/ Wikimedia Commons 24 Imágenes para prensa del Museo Central de Textiles 65 Centrum Promocji Bieszczad 34 Jakub Certowicz 89, 211 Kasia Chmura-Cegiełkowska/ teatralna.com 52, 219 M. Cieszewski/polska.pl 20, 26–27, 28, 34, 35, 36–37, 39, 44, 46, 50, 58, 64, 68, 75, 77, 82, 87, 94, 100, 105, 107, 108, 111, 113, 114, 116, 132, 137, 138, 139, 145, 150151, 156, 159, 164, 168, 170, 172, 173, 174, 180, 184, 188, 203, 216, 225, 228 Museo de la Mina de Carbón de Zabrze 73 Mikołaj Długosz 23, 94 Imágenes para prensa de Comarch 181 Imágenes para prensa de Cropp 200 Allan Crow 209 Imágenes para prensa de Ćmielów 185

dawnysopot.pl 146 dawnysopot.pl, de la colección Krzysztof Grynder 147 Michał Dąbrowski 242–243 Ł. Drobot/ Flickr.com 34 Imágenes para prensa de Drutex 180 Kris Duda/Flickr.com 76 Łukasz Dunikowski/Flickr. com 89 Sebastian Durbacz 238 Editorial Dwie Siostry 185, 214 Piotr Dymus/ www.piotrdymus. com 223 Imágenes de prensa de EC1 63 Endo 204 Centro Europeo de Solidaridad 23 FoKa/Forum 144 Foro Przestrzenie 10–11, 88 Sandra Franco/TIFF festival 169 Bartosz Frydrych/Museo de Dibujos Animados 99 Dariusz Gackowski 131 Mariusz Gaczyński / East News 227 Fundación Galeria Foksal 205 Paulina Gawliczek 201 Krzysztof Gawronkiewicz/ archivos de Dennis Wojda, novela gráfica Mikropolis 215 Łukasz Gdak 157, 210 Imágenes de prensa de Geek Girls Carotts 183 Gerard/Reporter 134 Museo del Pan de Jengibre de Toruń 135 Łukasz Giza 14–15 Adam Golec/Kino Świat 194, 196 Nicolas Grospierre 79 Grupa Wydawnicza Foksal 215 Gryfnie 81 Karol Grygoruk 205 Wojtek Gurak/Flickr.com 25 Grzegorz Hawałaj/Fotorzepa/ Forum 167 Magda Hueckel 218–219 Ivo/Hofste 220 Andrzej Iwańczuk/Reporter 219, 224 Maciej Janiec/Flickr.com 78–79, 80 P.T. Jakubowski 52 Wojciech Jakubowski/ fotokombinat 144 Piotr Jaruga 104 Oskar Jan Jarzyna 62 Radek Jaworski/Forum 5

Przemysław Jendroska/Agencja Gazeta 75 Maciej Jeziorek/Forum 44 Bartłomiej Jurecki/Forum 36 Jacek Kadaj/PAP 56–57 Tomek Kamiński 143 Katowice – Ciudad de Jardines 80, 80–81 Radosław Kaźmierczak 74, 74–75, 79 Bogna Kociumbas 140–141 Malwina Konopacka 221 Janusz Korbel 115 Paweł Kordaczuk/Olsztyn 123 Kacper Kowalski/ aeromedia. pl 12–13 Krzysztof Kozanowski 236, 237 Paweł Kozioł/Agencja Gazeta 174 Bogdan Krężel 174 Andoz Krishnadas 206 Celestyna Król 231, 241 Wojciech Kryński/Museo ­POLIN 59 Łukasz Krysiewicz 112 Paweł Krzan / Archivos de la ciudad de Cracovia 85 K. Krzemiński/Universidad Nicolás Copérnico 82 Marek Krzyżanek/Galería Nacional de Arte Zachęta 203 Alexandra Kubiak Ho Chi 44–45 Mikołaj Kuras/Agencja Gazeta 38, 134 www.kwasnejablko.pl 125 KWK Promes Robert Konieczny/ Jakub Certowicz 212–213 LAjA 81 Laski Diffusion/East News 60 Małgorzata Litwin 132 Ciudad de Lublin 104 Jolanta Łapinkiewicz/ Łokietka 5 169 Imágenes para prensa del Festival de Diseño de Łódź 69 Tomasz Łuszczak 106 Archivos de Marta Łuksza 189 madaland/iStock 239 Krystian Maj/Forum 55 Jacek Malarski 50 Piotr Małecki/Napo Images/ Forum 43 Ewa Marchewka / Archivos de la ciudad de Cracovia 86 Krzysztof Mariański Krizz 208 David Marzocca/Flickr.com 120 Paweł Matysiak/Reporter 163 medusagroup.pl 76


Fotografías Jason Merritt/Getty Images 195 Miastoprojekt Wojciech Łoziński 1951, cortesía de B. Skrzybalski 87 Mieczysław Michalak/Agencja Gazeta 170 Konrad Adam Mickiewicz/ www.konradmickiewicz.tumblr. com 161 Imágenes para prensa de Modra Kuchnia 162 Michał Moniuszko 112 Magdalena Muna/H2 Happach Architects 211, 224 Michał Murawski/ishootmusic. eu 198–199 Paweł Murzyn 92, 92–93 Napraw sobie miasto 78 Chris Niedenthal/Forum 139, 171 Karol Nienartowicz 18–19 Ewa Nowakowska 240 Piotr Nykowski 153 Imágenes para prensa de Oceanic 181 Imágenes para prensa de OFF Piotrkowska 66–67 Platige Image 193 Ciudad de Olsztyn 119 Imágenes para prensa de Opera Nova 131 Imágenes para prensa de Orlen 178–179 Daniel Pach 133 Imágenes para prensa de Pan tu nie stał 68 Pap 90-91 PAWIRE/Press Association Images/East News 225 Cezary Pecold/East News 67 Błażej Pindor 59, 88 Archivos del cine Pionier 151 Kuba Piórkowski 143 Henryk Poddębski, 1935, Colección del Museo de la Ciudad de Gdynia 143 Polona.pl 109 Imágenes para prensa del Palacio Poznański 70 Tadeusz Poźniak 97, 98 Marta Pruska/www.pruska. flofolio.com 42 Przykuta/Wikimedia Commons 98 K. Ptak i W. Staroń / Agora SA / Argo Media 194 Grzegorz Pytka/ www. grzegorzpytka.com 240 Dagmara Radzikowska 232

Fundación Revita Warmia / Jacek Sztorc 126 Reporter 91 Agnieszka Rodowicz 173 Tadeusz Rolke/Museum of Modern Art Warsaw 204 Stanisław Rozpędzik/PAP 88 Grażyna Rutowska/Archivo Nacional Digital 242 Bartłomiej Ryży 54 City of Rzeszów 97, 99 Jacek Scherer/Ciudad de Lublin 105, 106, 107 Przemek Sejwa/Studio Wasabi 112 Lena Sieczkowska 201 Sipa/EastNews 90 Marek Skorupski/Forum 122 Maciek Skowronek/Agencja Gazeta 228 Andrzej Skowroński 132 Imágenes para prensa de de Solaris Bus & Coach 179 Marcin Somerlik 154 Ciudad de Sopot 146 Rafał Sosin 89 J. Sosiński © Watchout Productions, Agora SA 196 Imágenes para prensa de Stadion Energa 138 Tomasz Stańczak/Agencja Gazeta 63 Piotr Staroń 93 B. Stawiarski 54 Jędrzej Stelmaszek 234 Adam Stępień/Agencja Gazeta 51, 53 Imágenes para prensa de Stojaki 153 Archivos del Festival de Street Art 152 Ciudad de Szczecin 149, 150 Krzysztof Szlęzak 103 Jerzy Szot/Ośrodek KARTA 216 St. Szydlo /Wikimedia Commons 100 Leszek Szymański/PAP 49 Bogna Świątkowska 99 Imágenes para prensa de Taczaka20 159 P. Tadejko 111 Archivo Tatar Yurt 116 Imágenes para prensa de T-Mobile Nowe Horyzonty 170 Piotr Tomczyk/MSŁ 65 Ciudad de Toruń 129, 132 Piotr Tracz 233 Archivo de la Asociación Tratwa 122

Zbigniew Treppa 144 Imágenes para prensa de TVP 197 Imágenes para prensa de Tylko. com 186 Andrzej Tyszko/ECM Records 200 Universidad de Warmia y Mazury 121 Tadeusz Urbanik 145 Imágenes para prensa de Urban Forms 66–67 Fanny Vaucher 30, 31, 32, 33 www.vzor.pl 187 Adam Wajrak 114–115 Uwe Walter 150 Ciudad de Varsovia 24–25 Warsaw Gallery Weekend 40–41 Wezu/flickr.com 34 Archivos del Teatro Rural Węgajty 126 Tomasz Wiech 87 Bartek Wiczorek 201 Imágenes para prensa de Wiedźmin 177 Sara Winiarska/Flickr.com 69 Monika Witowska 50 Jakub Wittchen 160 Jan Włodarczyk / Forum 6–7 Wojciech Wójcik/Forum 8–9, 121, 123 Marcelina Wróbel 81 Wydawnictwo Literackie 217 Karol Wysmyk / Restaurante Yeżyce Kuchnia 162–163 Imágenes para prensa de la Galería Nacional de Arte Zachęta 205 Zajarani.pl 60 Maciej Zakrzewski 158–159 Beata Zawrzel/Reporter 202 Centro de Arte Contemporáneo Znaki Czasu - Toruń 133 Imágenes para prensa de Zortax 183 Dorota Zyguła Siemieńska/ Poszetka 78 Imágenes para prensa de Oskar Zięta 187 Ola Żwan 52–53


Sitios Web

Varsovia

Łódź

Bar Prasowy www.facebook.com/Prasowy

Music Club Dom www.facebook.com/klubDOM

Café Kulturalna www.facebook.com/ CaféKulturalna

Restaurante Lokal lokal-lodz.com

Chmury www.facebook.com/ kawiarniachmury Cervecería Cuda Na Kiju www.facebook.com/ CudaNaKijuMultitapBar Café Fawory www.facebook.com/ kawiarniafawory/ Colonia Jazdów www.facebook.com/jazdow Pastelería Lukullus www.cukiernialukullus.pl Real Fábrica de Telas www.manufakturakrolewska.pl Centro Comercial Mysia 3 mysia3.pl Museo del Neón www.neonmuzeum.org Colonia Przyjaźń przyjazn.org Café-Club Pardon To Tu www.facebook.com/pardontotu Café-Club Towarzyska www.facebook.com/ Towarzyska Museo de Historia de los Judíos Polacos POLIN www.polIn.pl Museo de Arte Moderno artmuseum.pl Biblioteca de la Universidad de Varsovia www.buw.uw.edu.pl

Tienda De Regalos Geszeft www.geszeft.com Castillo De Cieszyn www.zamekcieszyn.pl Tienda De Regalos Gryfnie www.gryfnie.com

Heladería Łodziarnia www.facebook.com/ŁodziarniaLody-na-Okrągło

Mina Guido www.kopalniaguido.pl

Festival De Diseño De Łódź lodzdesign.com

Ruta De Murales De Katowice www.katowicestreetartfestival.pl

Semana De La Moda De Łódź Fashionphilosophy - Fashion Week Poland fashionweek.pl

Centro De Arte Contemporáneo Kronika De Bytom www.kronika.org.pl

Festival De Cuatro Culturas De Łódź www.4kultury.pl

Nikiszowiec www.nikiszowiec.pl

Centro De Diálogo De Marek Edelman www.centrumdialogu.com Off Piotrkowska Offpiotrkowska.com ­ afé-Club Owoce Warzywa ­ C owoceiwarzywa.com

Katowice Y Silesia Festival Ars Cameralis www.arscameralisfestiwal.pl Cafetería-Panadería Lokal www.facebook.com/ lokalbakery Sala De Conciertos De La Orquesta Sinfónica Nacional De Katowice www.nospr.org.pl Taberna Típica Silesiana Karczma Pod Młynem www.karczmapodmlynem.pl Galería Dwie Lewe Ręce www.dwielewerece.art.pl Arregla Tu Ciudad www.naprawsobiemiasto.eu

Off Festival www.Off-festival.pl Parque Śląski De Chorzów www.parkslaski.pl Poszetka www.poszetka.com Centro De Sonido De Katowice www.biurodzwieku.pl Central Eléctrica Szombierki De Bytom slaskie.travel/Poi/ Pokaz/1680/53/power-plantszombierki-In-bytom Festival Tauron Nowa Muzyka www.festiwalnowamuzyka.pl

Cracovia Centro De Documentación Del Arte Tadeusz Kantor Cricoteka www.news.cricoteka.pl Café-Club Forum Przestrzenie www.forumprzestrzenie.com Museo De Arte Contemporáneo Mocak en.mocak.pl


Sitios Web Mina De Sal Wieliczka www.kopalnia.pl

Rzeszów Museo Regional www.muzeum.rzeszow.pl Archivo De Prensa De Los Lemkos www.lemko.pl Museo De Dibujos Animados Para Dormir www.muzeumdobranocek. com.pl

Lublin Cementerio Judío www.sztetl.org.pl/pl/article/ lublIn/12,cmentarze/1730,starycmentarz-zydowski-w-lublInieul-kalInowszczyzna-

Centro Zonas Fronterizas Entre Artes, Culturas y Naciones www.pogranicze.sejny.pl Palacio De Los Branicki www.ogrodbranickich.bialystok. pl Esperanto esperanto.pl/ Grabarka www.grabarka.pl/ Yegüada De Janów Podlaski www.janow.arabians.pl Ruta Judía De Białystok szlak.uwb.edu.pl

Planetario www.planetarium.olsztyn.pl Restaurante Przystań www.przystanolsztyn.pl Fundació Revita Warmia fundacjarevitawarmia.org Vinyl Pub www.facebook.com/ vInylpubolsztyn Teatro Węgajty teatrwegajty.art.pl

Toruń y ­Bydgoszcz

Parque Nacional De Narew www.npn.pl

Centro De Arte Contemporáneo Znaki Czasu csw.torun.pl

Centro De Arte Europeo - Casa De La Ópera y Filarmónica De Podlasie www.oifp.eu

Centro De Ciencia, Tecnología y Cultura Modernas Młyn Wiedzy mlynwiedzy.org.pl

Festival Up To Date www.uptodate.pl

Museo Del Pan De Jengibre www.muzeumpiernika.pl

Festival De Cine y Arte Dwa Brzegi www.dwabrzegi.pl

Fundación Villa Sokrates www.villasokrates.pl

Hotel Victoria www.hotel.victoria.lublIn.pl

Węglowa weglowa.org

Music Club Mozg De Bydgoszcz mozg.pl

Białystok

Teatro De Títeres Wierszalin www.wierszalIn.pl

Kazimierz Dolny www.kazimierzdolny.pl Festival Kazimiernikejszyn kazimiernikejszyn.pl

Galería De Arte Arsenał www.galeria-arsenal.pl Bosque De Białowieża www.bpn.com.pl Parque De Ciencia y Tecnología De Białystok bpnt.bialystok.pl/konferencjatriple-helix/ Parque Nacional De Biebrza www.biebrza.org.pl Bojary www.facebook.com/Bojary

Café-Club Zmiana Klimatu klimatuzmiana.pl

Olsztyn Glendoria www.glendoria.pl Kortowo www.kortowo.pl

Teatro Polski De Bydgoszcz www.teatrpolski.pl

Gdańsk, Gdynia, Sopot Festival Internacional De Artes Visuales Alternativa www.alternativa.org.pl Artloop Festival www.artloop.pl

Kwaśne Jabłko www.kwasnejablko.pl

Cooperativa Social Dwie Zmiany www.facebook.com/ dwiezmiany

Mediateca www.planeta11.pl

Museo De Emigración www.muzeumemigracji.pl


Sitios Web Centro Europeo De Solidaridad www.ecs.gda.pl Opera Al Aire Libre operalesna.sopot.pl Teatro Shakespeariano De Gdańsk www.teatrszekspirowski.pl Festival De Las Culturas Del Mundo Globaltica www.globaltica.pl Heineken Opener Festival www.opener.pl Alquiler De Kayaks www.kajakiempogdansku.pl

Filarmónica De Szczecin filharmonia.szczecIn.pl Festival De Arte Callejero De Szczecin www.facebook.com/ szczecInstreetartfestival Isla De Wolin www.wolIn.com.pl

Poznań Brisman www.brisman.pl Café La Ruina www.facebook.com/pages/ Café-La-RuIna

Ladies’ Jazz Festival www.ladiesjazz.pl

Centro de Interpretación del Patrimonio Histórico www.bramapoznania.pl

Museo Nacional De Gdańsk www.mhmg.gda.pl

Floristería Kwiaty i miut www.kwiatyimiut.pl

Restaurante Serio www.facebook.com/serio. gdynia

Heladería www.facebook.com/ wytwornialodowtradycyjnych/ timelIne

Centro De Arte Wyspa www.wyspa.art.pl

Szczecin Festival Spoiwa Kultury www.kana.art.pl/fest_spoiwa_eng.html Castillo De Los Duques De Pomerania zamek.szczecIn.pl/?lang=en Festival De Teatro Breve Kontrapunkt www.kontrapunkt.pl Museo Nacional De Szczecin muzeum.szczecIn.pl Music Club Piwnica Kany kana.art.pl/onas_piwnica.html Café Stojaki stojaki.szczecIn.pl

Restaurante Modra Kuchnia www.facebook.com/ ModraKuchnia/ Piece Of Cake www.facebook.com/PIECEOf-CAKE Vinoteca Pod Czarnym Kotem www.facebook.com/ poznanpodczarnymkotem Taller Del Pan Artesanal Godny www.facebook.com/ PracowniaGODny Café Taczaka 20 www.facebook.com/ TACZAKA20 Restaurante vegetarianovegano Wypas www.wegewypas.pl Restaurante Yeżyce-Kuchnia yezycekuchnia.pl

Wrocław Brave Festival 2015.bravefestival.pl Music Club Lokal daslokal.pl Hey Joe – Thanks Jimmi Festival www.heyjoe.pl Festival Internacional De Novela Policiaca wroclaw2016.pl/theInternational-festival-Of-crimefiction Colonia Sępolno www.sepolno.wroclaw.pl Festival De Cine T-Mobile New Horizons www.nowehoryzonty.pl Librería Tajne Komplety tajnekomplety.osdw.pl Tiff Festival tiff.wroc.pl Museo Del Juguete www.muzeum-zabawek.pl Festival De Oratorios y Cantantas Wratislavia Cantans 2015.wratislaviacantans.pl Colonia Wuwa www.wuwa.eu


258


Sobre

Varsovia / Warszawa 2017 Tercera edición ISBN 978-83-65427-10-6 Publicado por Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Polonia

Equipo editorial

Infografías, datos estadísticos

Elżbieta Petruk, Bogna Świątkowska / Bęc Zmiana New Culture Foundation / www.beczmiana.pl

Anna Mikołajska , Magdalena Rabczak, Julia Sobolewska, ­Bartosz Stefaniak, Anna Stelmaszyk

Tomek Bersz, Sylwia Chutnik, Justyna Kosmala, Katarzyna Nowakowska , Magdalena ­Roszkowska, Anna Sańczuk

Traducciones

Central Statistical Office of Poland (stat.gov.pl), City of Bialystok (bialystok.pl), Deepwater Container Terminal Gdańsk – DCT Gdańsk (dctgdansk.pl), Department of Promotion and Tourism of the City of Kraków (krakow.pl), Dialog Foundation (wielokulturowybialystok.pl), Medialab Katowice (medialabkatowice.eu), Polish Bird Protection Society (ptop.org.pl), Polish Olympic Committee (olimpijski.pl), Provincial Centre of Culture Animation in Białystok (woak.bialystok.pl), Public Opinion Research Center (CBOS) (cbos.pl), Silesian Museum in Katowice (muzeumslaskie.pl), The Living Museum of Gingerbreads in Toruń (muzeumpiernika.pl), The Port of Gdansk (portgdansk.pl), White stork museum in Kłopot (mbb-klopot.pl)

Agence Gemra

Impreso por

Corrección

Legra Sp. z o. o. www.drukarnialegra.pl C/ Albatrosów 10c 30-716 Cracovia

Textos Rafał Bryndal, Sylwia Chutnik, Anna Cymer, Sylwia Czubkowska, Bogdan Deptuła, Agnieszka Grzybkowska, Aleksander Hudzik , Piotr Kowalczyk, Agnieszka Kozak, Zbigniew Modrzewski, Agata Połajewska, Elżbieta Petruk, Magdalena Roszkowska, Aleksandra Salwa, Agnieszka Sosnowska, Fanny Vaucher, Olga Wróbel Edición de fotografía Agnieszka Bilska, Ewa Ciszewska, Magdalena Rzeszot, Bartosz Stefaniak

Anna Sajek Tuleja Diseño gráfico y composición tipográfica Tomek Bersz / berszmisiak.com en colaboración con R ­ afał ­Buchner, Hanna Dyrcz y ­Norbert Strukow Diseño de infografías Tomek Bersz, Rafał Buchner, Hanna Dyrcz Fuentes utilizadas en el libro Neue Haas Unica, Skolar


Sobre Polska  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you