Page 1

“La Misericordia: nuestra opción”


iseri

OR

[diae «Dios nos es más íntimo a nosotros que nosotros mismos» 12 NUESTRA HISTORIA

3 A MIS HERMANAS •Francisca Alomar: «Caminar en la Misericordia»

•Antonia Barrilero: «Francisco de Asís según Gabriel Mariano Ribas de Pina»

5 LA VIDA EN LAS DELEGACIONES

14 QUIÉN ES QUIÉN EN LA CONGREGACIÓN:

MALLORCA-MENORCA •Equipo de Formación-Celebración: «Programa Curso 2014-2015: La vida en mayúsculas (educar para la vida, el gozo de la vida, celebrar la vida…)» CASTILLA-ITALIA

•Petra Ovejero-Esperanza Gómez: «For-mación Permanente. Sensibilización para los cambios estructurales» LATINOAMÉRICA •Antonia Barrilero: «Encuentro de Formación en Bolivia, Perú y México»

• Francisca Alomar: «Sor Josefa Garrido Serrano» • Micaela Ollers: «Micaela Ollers Lladó»

16 NUESTROS COLEGIOS: LA TAREA PASTORAL •Comisión de Pastoral: «Colegio San Francisco de Asís, Manacor»

17 OBITUARIOS •Delegación de Mallorca-Menorca: «Sor Isabel Bonnín Bonnín» •Delegación de Castilla-Italia: «Sor Mª Luisa Rodríguez Molero»

19 A PROPÓSITO •Bethsabé Cochi: «Semana de Formación»

11 COLABORACIONES iseri

M

EDITA:CONGREGACIÓN DE HERMANAS FRANCISCANAS HIJAS DE LA MISERICORDIA C/ DEL NÉCTAR, 18 28022MADRID E-MAIL. MISERICORDIAE@HIJASDELAMISERICORDIA.COM COORDINA: ISABEL Mª PICÓ, PETRA OVEJERO Y Mª JOSÉ FEBRERO DISEÑO DE CUBIERTA: PAULA DALIÀ MARTORELL FOTOGRAFÍA DE CUBIERTA: ANTÒNIA JUAN DEPÓSITO LEGAL 145/1984 COLABORA: ISABEL MARTÍNEZ MORENO

sUMaRio

•Víctor Herrero de Miguel: «La misericordia, nuestra opción» OdRi a e 2

[

20 NUESTROS PUEBLOS •Mª Carmen Ballestero: «Ciudad Real»


A Mis HeRManas CAMINAR EN LA MISERICORDIA

«Todavía hemos de empezar a vivir, la Vida está todavía oculta en nosotras; y en cada una de nosotras aún está el Hijo de Dios anunciando su Evangelio, esforzándose por avivar la chispa de la luz para incendiar el mundo en la vida que guarda dentro, y consumar así la creación de la tierra». (Cfr. Joan Maragall. Obras completas)

nos, acogidas con ternura infinita, que nos permite sentir que nuestra vida está segura, que su amor nos dignifica. Y a la vez, un amor que nos invita a ser canales de su misericordia, capaces de movilizarnos hacia los otros con la misma ternura, sensibilidad hacia lo pequeño, lo frágil, y débil. Vivir este aniversario como tiempo de Gracia y Salvación, supone estar abiertas y receptivas al Evangelio, que nos invita a cambiar el entorno, la sociedad, el mundo, desde los pequeños gestos de ternura y acogida que están a nuestro alcance: acompañar al que está solo, dar de comer al hambriento, curar al enfermo, envolver a la hermana y al hermano de respeto y ternura…, tal y como hacia Jesús: ir generando pequeños gestos que son capaces de transformar nuestro mundo. Vivir este aniversario como tiempo de Gracia y Salvación, Salvación supone prepararnos con nuestra oración y acogida para el Consejo Plenario, ir preparando el corazón con ilusión para abrir las puertas al Espíritu, a fin de acoger y hacer nuestro el «Proyecto Impulso». Impulso es poner pulso a lo de dentro. Mejorar las pulsaciones, las vibraciones, el interior. Poner una nueva mística a lo que somos y vivimos. En este Proyecto no se trata tanto de planificar, cuando de dotar a nuestra CongregaØØØ iseri

M

E

L 14 de septiembre celebramos el 159 aniversario de la fundación de la Congregación y lo hacemos en el marco del año de la vida consagrada, y a las vísperas del Consejo Plenario, en Pina. Quisiera que celebráramos este día como una invitación a vivirlo como tiempo de Gracia y de Salvación, una oportunidad de «Elegir la Vida», de recuperar la esencia de lo que somos, Hijas de la Misericordia, hermanas que hemos aprendido a inclinar el corazón a la humanidad sufriente y sobrante, donde quiera que ésta se encuentre, a fin de dignificar sus vidas, dando sentido a su situación y sufrimiento desde el amor herido y desarmado de Dios, el corazón abierto de su Hijo. Vivir este aniversario como tiempo de Gracia y Salvación, supone «Elegir la Vida», vivir despiertas, conscientes, hacer lo que hacemos con seriedad y responsabilidad, poner corazón en cuanto hacemos, intensidad a lo que somos y vivimos. «Elegir la Vida» en cada instante es simplemente tomarnos en serio el momento que vivimos, aprovechar cada instante lo mejor que sabemos. Vivir este aniversario como tiempo de Gracia y Salvación, supone tomar conciencia del gran amor de Dios derramado en nosotras por el Espíritu. Un amor incondicional, sin motivos ni razones que nos permite sabernos en buenas ma-

[OdRiae 3


A Mis HeRManas ØØØ

iseri

M

ción de un nuevo pulso, de un empuje diferente, de unas ganas de vivir sacadas de nuestra propia debilidad. ¿Podemos? Ciertamente los pesos son muchos, las rutinas pesadas, los prejuicios tóxicos. Pero, sin duda, hay savia en nuestro viejo árbol congregacional, hay vida en la vida de las hermanas, hay pasión, más o menos soterrada, en mucho de lo que hacemos. Un nuevo impulso es posible en esta hora que, aunque sea tarde, es nuestra hora y desde la cual se puede alumbrar un mañana si nos empeñamos un poco. Por otra parte, el papa Francisco ha convocado un «año santo de la misericordia». ¿No será esto el signo evidente de que nuestro «El Proyecto Impul- carisma de la misericordia, so, nos anima a además de ser totalmenponer una nueva te actual, está mística a lo que llamado a ser revitalizado? somos y vivimos, San Francisdotar a nuestra co se sumó Congregación de c o n a h í n c o campaun nuevo pulso, de añalaeucarística del Papa un empuje ¿Por diferente, de unas Honorio. qué no ahora, nosotras ganas de vivir podríamos sacadas de nuestra no sumarnos a esta «campapropia ña de misedebilidad». ricordia» del Papa Francisco? Desde el Gobierno General estamos elaborando un itinerario formativo para este año, y deseamos vivirlo con fuerza. Nos gustaría apuntar a lo mejor de cada una de nosotras para que nos sintamos realmente llamadas a dar un nuevo impulso a la Congrega-

[OdRiae 4

ción en esta hora decisiva. Estamos seguras de que no «endureceremos el corazón» ante esta voz, signo de los tiempos, que es voz de Dios. Dicen los teólogos (Darío Mollá, José A. García), que el mundo de hoy necesita místicos de «ojos abiertos», que miren la realidad en profundidad, que encajen con humanidad los fallos para dar fuerza a los nuevos impulsos. Necesitamos más mística, más bullir dentro, más pasión, más vibración por el Evangelio de la misericordia, más temblor de entrañas ante las pobrezas. Ahí, en esa mística, está nuestro carisma. Caminar en la misericordia es un modo de pensar, de ser, de trabajar y de estar en la vida. Gabriel Mariano y sor Concepción, que fueron caminantes natos, lo entendieron. Ellos, sembraron misericordia en los caminos. Convencidos de que si se siembra misericordia, se cosecha humanidad. En este aniversario demos gracias a Dios por sus vidas y por la vida de las Hermanas que nos han precedido y han sabido mantener viva la llama del Carisma y lo han hecho de forma creativa en cada época. Felicidades a todas. Francisca alomar GEnovart supEriora GEnEral


La vida en las Delegaciones Mallorca-Menorca

PROGRAMA CURSO 2014-2015: LA VIDA EN MAYÚSCULAS (EDUCAR PARA LA VIDA, EL GOZO DE LA VIDA, CELEBRAR LA VIDA…) pastoral, justicia y paz… El equipo, como tal, no está cerrado a un tema en concreto, sino todo lo contrario, cada año intentaremos, según las necesidades y las circunstancias, trabajar aquello que nos parezca más conveniente. De esta manera, en el curso 2014-2015, y siguiendo el tema de los acuerdos capitulares «Elige la vida», nos hemos centrado en el tema de LA VIDA en mayúsculas. Una vida que necesita ser querida, amada, cuidada, elegida, vivida, celebrada… Siete han sido los encuentros que hemos tenido a nivel de Delegación. Tres encuentros más propiamente formativos en Antillón, tres encuentros celebrativos (de plegaria) en las casas de mayores, y un encuentro en Menorca con las hermanas de aquella isla. La mayoría de las actividades organizadas por el equipo finalizaban con una comida fraterna y un taller de danza contemplativa. Dicha aventura daba sus primeros pasos con el primer encuentro de formación que tuvo lugar en Antillón con el título «Educar per la vida» (educar para la vida), el día 18 de octubre de 2014. La reflexión estuvo guiada por sor Margalida Femenies y sor Margalida Oliver (miembros del equipo). Fue una invitación y una necesidad que tenemos ØØØ iseri

M

E

ste año en nuestra Delegación de Mallorca – Menorca hemos iniciado una experiencia nueva. Una experiencia que creemos ha resultado positiva y enriquecedora para el propio equipo y para toda la Delegación. Después de una reunión que tuvimos en Antillón con todos los miembros de los equipos delegacionales creímos oportuno juntar el de Pastoral y el de Formación y fusionarlos en uno solo con el nombre de FORMACIÓ-CELEBRACIÓ. Las hermanas que lo forman son: sor Micaela Ollers, sor Manuela Gómez, sor Ana Coll, sor Margalida Gornés, sor Margalida Femenies y sor Margalida Oliver. Este nuevo equipo nacía con un objetivo bien concreto; trabajar dos aspectos fundamentales para toda vida religiosa: la formación y la oración. Dos pilares que no podemos abandonar nunca y que nos ayudan a vivir nuestra vida en plenitud. En este sentido se nos abría un amplio abanico de posibilidades. Muchos y variados son los aspectos que nos pueden servir para formarnos y para orar: crecimiento personal, relaciones fraternas,

[OdRiae 5


La vida en las Delegaciones ØØØ la personas de educarnos. De educar nuestra vida para saber escoger realmente aquello que nos da vida. Por ello es sumamente importante disponer de unas herramientas, unos criterios, unas habilidades… (un discernimiento creyente) para saber escoger entre aquello que me enriquece como persona y aquello que me empobrece. Es esa capacidad de saber escoger entre la vida y la muerte de Dt. 30, 15ss. Siguiendo nuestro camino, el día 13 de diciembre de 2014, en la comunidad de Virgen de la Esperanza (Son

iseri

M

Gotleu) tuvimos nuestro segundo encuentro. Nos juntamos con motivo de celebrar la profesión religiosa de sor Concepción de San José y dos hermanas más. Una oración que nos hacía viajar en el tiempo y nos hacía recordar aquella entrañable mañana del 18 de diciembre de 1857, muy cerca ya de Navidad. Celebrábamos la primera página de nuestra historia que guarda el testimonio de la Consagración a Dios, de la primera Hija de la Misericordia. La cual depositando sus manos en las de su hermano Fundador escucha y siente estas palabras: «Ya no eres tuya. Eres toda de Dios».

[OdRiae 6

Un nuevo trimestre se nos abría por delante. Y pronto, tuvimos el tercer encuentro en nuestra casa de hermanas mayores de Calonge, el día 10 de enero de 2015. El motivo que nos reunía para orar juntas, en este caso, fue el servicio que las Hijas de la Misericordia prestaron en Ceuta. Una página que nos invita a contemplar la sorprendente y edificante actitud de las cinco hermanas que sirvieron en dichos hospitales. El día 7 de febrero de 2015, realizábamos el cuarto encuentro. El motivo que nos reunía era el de orar juntas por la vocación franciscana de nuestro Fundador. Dicho encuentro debía realizarse en Son Español, pero por motivos ajenos a la organización, se realizó en Antillón. Una vocación y un itinerario franciscano que nos empujaba a poner el acento no tanto en un proyecto bien trazado desde el principio sino en un impulso de fidelidad a la vida suscitada por el Espíritu. Este segundo trimestre concluía


desarrollamos el tema de «educar para la vida» que habíamos realizado en el primer trimestre en Antillón y por la tarde tuvimos la celebración del nacimiento y bautismo de la Fundadora. En ella se nos invitaba a una vida nueva, una vida fundamentada en el servicio y donación a las Hijas de la Misericordia y a los más necesitados. Como hicieron en Mallorca, la delegación pagó la comida. Con este séptimo y último encuentro poníamos punto y final a este curso. Un curso que como equipo preparamos con mucho afecto y entusiasmo para nuestras hermanas. Equipo de Formación – Celebración

iseri

M

con una quinta jornada, esta vez de formación, con el título «El goig de la vida» (el gozo de la vida). Ésta tuvo lugar en Antillón el día 14 de marzo de 2015 a cargo de la hermana Maria del Mar Albajar Viñas, monja benedictina del Monasterio de St. Benet de Monserrat, y actual abadesa de la comunidad. Su brillante exposición se centró en la nueva promesa del SHALOM. Un nombre éste, que no equivale únicamente a paz, ausencia de dolor y sufrimiento… sino que también conlleva: descendencia, salud, bienestar económico, tranquilidad y salvación. Se trata de experimentar el gozo de la vida cuando una está o se siente unificada, entera, cuando una está completa y por esto puede servir y actuar por lo que está creada. Es la armonía total entre la humanidad y la creación habitada y atravesada por el impulso de Dios que permite el crecimiento libre y sin obstáculos de la persona en todos sus aspectos. Dos fueron los últimos encuentros que dejamos para el tercer trimestre. La sexta jornada, en nuestro calendario, tenía lugar el día 2 de mayo de 2015 en Pina, para concluir el curso y a la vez celebrar nuestra titular, la Virgen de la Misericordia. El título que enmarcaba este día era: «Celebram la vida» (celebramos la vida). Por la

mañana el equipo preparó y dinamizó un cine forum con la película «La mariposa azul. En busca de un sueño». Dicha película nos invita a mantener la llama de la vida encendida hasta el final. A saber sacar partido a la vida, por muy dura y cruda que sea nuestra realidad. A saber disfrutar y gozar hasta el último momento, sin perder nunca la esperanza… ya que sólo así puede producirse el milagro de la transformación, de la resurrección. Dicho encuentro finalizó con una comida fraterna a cargo de la Delegación y una eucaristía presidida por el Vicario General Mn. Toni Vera. Finalmente los días 12, 13 y 14 de junio de 2015, algunos miembros del equipo juntamente con la Delegada, Sor Bárbara Perelló, nos desplazamos a la isla de Menorca para tener un encuentro con nuestras hermanas que allí viven. Éste tuvo lugar en Monte Toro. Dos fueron las actividades que allí realizamos. Primero

[OdRiae 7


La vida en las Delegaciones castilla-italia

FORMACIÓN PERMANENTE

SENSIBILIZACIÓN PARA LOS CAMBIOS ESTRUCTURALES

L

os días 19 al 20 de julio, las hermanas de la Delegación de CastillaItalia nos reunimos en Villanueva de Alcardete para participar en el encuentro de Formación Permanente. Para su estudio tuvimos como acompañante a Mª Dolores Górriz, religiosa del Sagrado Corazón. El tema que trabajamos fue: «Sensibilización para los cambios estructurales». Concepto de Estructura: «Una estructura es un todo compuesto por diferentes partes. Cuando dichas partes proceden a organizarse de manera diferente, o se agregan o eliminan algunas, puede hablarse de una reestructuración». Reestructuración: el objetivo es «conocer, acoger dónde estoy, dónde y cómo estamos». Para ello partimos de nuestra experiencia y comprensión personal y comunitaria desde el Proyecto Capitular 2013-2018. 1. ELEGIR LA VIDA

iseri

M

¿Tiene algo que ver la Reestructuración con este deseo personal y comunitario de Elegir la Vida? Afirmativamente decimos que sí: Si creemos que la Congregación es una antorcha encendida…

[OdRiae 8

Si lo vemos como necesidad de vida, Si lo valoramos como una respuesta a la misma vida, Si sabemos aprovechar el presente porque es el que tenemos en nuestras manos, Si reconocemos que esta es la hora de Dios (en nuestra vida). El Papa Francisco nos invita a «mirar el pasado con gratitud» porque el Señor nos ha acompañado en el camino recorrido… (Deut.8,2. (P. C)) Y recobrar el arte de discernir para comprender que nuestros miedos y resistencias posiblemente se deban a que no tenemos en cuenta que «sólo disponemos del presente» y este es un


tiempo de gracia, porque es el tiempo de Dios. Nos es preciso rehacer nuestra confianza en Dios y en nosotras mismas, porque el Espíritu sigue actuando en la historia humana. Si nos situamos en la evolución de la sociedad, los cambios que se dan en las personas, en la Iglesia, en la V. R… observaremos que todo repercute en la humanidad… De ahí que nosotras como Congregación tengamos que plantearnos: ¿Cómo estamos? ¿qué hacemos?, ¿cómo podríamos hacerlo? etc. Esto es, atrevernos a entrar en el silencio interior para descubrir lo que somos y sentimos. Y posiblemente en esa serenidad se nos manifieste Dios (1Reyes, 19,11-19).

diferentes culturas, de la prepotencia de los más débiles, de las desigualdades… Allí es donde nuestra pasión nos lleva a ser signo creíble de la presencia del Espíritu. Siendo coherentes de las respuestas que vamos dando. Viviendo con sentido nuestra propia vida. Tenemos que mirar con agradecimiento a toda nuestra familia religiosa, que corrió el riesgo de mirar de frente los miedos y las resistencias creando puentes de enlace por donde transitaron y para llegar a los hermanos más necesitados…

La esperanza de que hablamos no se basa en los números o en las obras, sino en Aquel en quién hemos puesto nuestra confianza (2Tm,1,12) Entonces comprenderemos que: Hablar de reestructuración es apostar por una profunda revitalización de nuestra vida… en el aquí y el ahora de nuestro mundo. Nos implica a todas. Supone abrirnos a la novedad de Dios. Es un camino que suena a riesgo y despojo, a pérdidas y libertad… Durante el camino hay que luchar contra toda tentación. La reestructuración debe ser un proceso global. Necesitamos pasar del yo al nosotras.. Nos exige abandonar lo meramente propio y aceptar a los otros…Desde la bondad y la ternura llegaremos a la Reestructuración, más que marcando pasos y pautas. Es una aventura de esperanza, que situados en clave de búsqueda evangélica nos permitirá seguir escribiendo una gran historia en el futuro de nuestra Congregación. Petra Ovejero, fhm Mª Esperanza Gómez, fhm

iseri

Este año dedicado a la V.C se nos interpela sobre la fidelidad a la misión que se nos ha confiado. Nuestros ministerios, nuestras obras, nuestras presencias ¿responden a lo que el Espíritu ha pedido a nuestros Fundadores? ¿son adecuados para abordar su finalidad en la sociedad y en la Iglesia de hoy? ¿hay algo que hemos de cambiar? ¿tenemos gran pasión por nuestro pueblo, según la misión encomendada?... Vivir el presente con pasión es hacerse «expertos en comunión». En una sociedad del enfrentamiento, de difícil convivencia entre las

M

2. AÑO DE LA VIDA CONSAGRADA

3. ABRAZAR EL FUTURO CON ESPERANZA

[OdRiae 9


La vida en las Delegaciones latinoamérica

ENCUENTRO DE FORMACIÓN EN BOLIVIA, PERÚ Y MÉXICO

L

iseri

M

a Delegación de Latinoamérica durante los meses de julio y agosto hemos hecho un alto en el camino para inflamar nuestro corazón con las palabras y el espíritu de nuestros Fundadores. El marco de referencia ha sido algunos de los sermones más relevantes de D. Gabriel, con el único deseo de poder encarnar en nuestras realidades lo que el Papa Francisco nos propone para el Año de la Misericordia: «Que nuestro tiempo, nuestros años estén impregnados de misericordia para poder ir al encuentro de cada

[OdRiae 10

persona llevando la bondad y la ternura de Dios». Una misericordia que nosotras, Franciscanas Hijas de la Misericordia, hemos podido descubrir en muchas de las predicaciones que nuestro Fundador hizo a sus gentes, ofreciéndoles formas muy concretas para vivir en y desde el Amor a Dios y al prójimo. Al ser muy difícil encontrarnos todas a la vez, lo hemos organizado por países. En Bolivia las jornadas fueron realizadas en Sucre, del 5 al 7 de julio; en Perú, el 26 y 27 del mismo

mes. Y en México, dedicamos las tardes de la primera semana de agosto. El trabajo y la puesta en común de toda la riqueza encontrada en los sermones nos ha dado el aliento y el ánimo necesario para esforzarnos a vivir con mayor intensidad ese amor entrañable hecho misericordia y bondad. Ojalà que en el próximo encuentro que tendremos en cctubre y noviembre tengamos el gozo de compartir que ya no somos las mismas, porque algo, aunque pequeño, se ha movido en nuestro corazón.

antonia barrilEro, Fhm


ColaBoRaciones LA MISERICORDIA: NUESTRA OPCIÓN preguntas cuya solución se nos escapa, aunque sólo en parte. Para entender el corazón de Francisco en aquel momento, podemos, como si estuviéramos en un bosque, pasear por momentos significativos de la vida del santo, y ver qué hay en común entre experiencias aparentemente diversas. ¿Qué nexo une la acción benevolente de Francisco hacia los marginados, su manera de relacionarse con el sol, el viento, la luna y las estrellas, su amor por la desnudez, su empeño en recorrer y recorrer caminos, su tendencia a la soledad, su capacidad de encuentro? Francisco, como pocos, conoce la altura de la vida. En latín, la palabra altus significa tanto lo que va hacia arriba (una montaña) como lo que se extiende hacia abajo (un pozo excavado en tierra), y eso fue lo que el santo conoció bien: las cimas (el amor, la alegría, la libertad) y las simas (la crueldad, el egoísmo, el sinsentido) de la existencia. Francisco, como pocos, escaló y descendió, se hundió y voló por las capas de todo lo vivo. Y porque vio tanto y se vio tanto en cada cosa que vio, porque se dejó tocar por la luz y por la sombra, Francisco comprendió que nadie es miserable si levanta los ojos y se deja acariciar por la piedad de las constelaciones. Francisco sintió que la vida derrama su misericordia, que para cada uno de nosotros, eternamente, Jesús traza unas palabras de perdón en la arena. Nuestra opción, la misericordia franciscana, consiste en esto: en descifrar, mediante el contacto con las criaturas del mundo, el mensaje que el Señor de la vida escribe para cada una de ellas. vÍctor hErrEro dE miGuEl Franciscano capuchino

iseri

M

L

a única vez que Jesús escribió fue sobre la arena y lo hizo, según nos cuenta el evangelista Juan, para impartir, en material tan frágil, una lección eterna: vivir no es una condena. En lugar de las piedras que esperaba, sobre el rostro de aquella mujer cae la mirada de Jesús: a través de sus ojos, Dios derrama su misericordia. Francisco de Asís —que en esto también se parece a Jesús— no dedicó su vida a escribir libros de muchas páginas acerca de cuestiones muy complicadas. Francisco, como Jesús, prefirió otro camino: descubrir la hondura de la vida y compartirla con gestos sencillos y palabras cercanas a cualquiera. Él, siglos más tarde, supo leer en la arena el mensaje de Jesús: vivir no es una condena, Dios derrama sobre todo lo vivo su misericordia. Cuando, en su Testamento, Francisco nos dice que, al inicio de una nueva vida, practicó misericordia con los leprosos con los que fue a vivir, no debemos entender tal acción como si se tratara de algo prediseñado, un gesto al uso, algo que tocaba hacer. La suya es una búsqueda auténtica, un camino en el que cada paso asume el paso anterior y encamina hacia el siguiente. Para Francisco, digámoslo alto y claro, la misericordia es un proceso. Y por eso mismo es auténtica. Son muchas las causas que, como años escondidos en la superficie de las rocas, están detrás de la acción de una persona. Cuando Francisco posa sus manos en la piel, lacerada por la lepra, de aquellos hombres, ¿qué siente, por qué lo hace, a qué punto quiere llegar? Son

[OdRiae 11


NUesTRa HisToRia FRANCISCO DE ASÍS SEGÚN GABRIEL MARIANO RIBAS DE PINA

A

nte unas fechas tan significativas como las que celebramos los meses de septiembre y octubre, me gustaría aprovechar la feliz coincidencia para dedicar mi escrito en este número de Misericordiae a señalar las virtudes y aspectos más relevantes de la figura de San Francisco señalados por nuestro fundador en sus Sermones. Después de haber hecho un rastreo por los dos volúmenes, creo que podrían resumirse en cuatro aspectos

iseri

M

1º.- modElo En El sEGuimiEnto dE jEsÚs. Lo fundamenta el Fundador porque Francisco es un fiel imitador de sus virtudes, según vemos en su vida desde el momento de su conversión. . Su vida discurre en fidelidad a Cristo. Afinidad que justifican sus palabras sobre las amarguras, que cuando son tomadas por dulzuras, convierten la cruz en fuente de luz. -Francisco experimenta que sólo abrazándose a la cruz es posible progresar en perfección en el camino del seguimiento. Aspecto que señala en los siguientes términos: «Y si la cruz ayuda mucho a la subida contemplacion porque en ella se desposó el hijo de Dios con nuestras almas. ¿Cual sería la de nuestro Sto. que desde sus primeros fervores se entró en la espesura del mas puro padecer que trae consigo el mas puro entender, y despues el mas puro gozar? Aquí es donde conoce que para levantar el alto edificio de una vida perfecta, es menester primero sanjar profundamente los simientos de la humildad, y volviendose á su patria, y presentandose en publico cubierto de andrajos, compra á costa de insultos tan preciosa virtud. Y es tanto lo que adelanta en ella que en breve vino á ser el hombre mas humilde digno de que el Señor le confíe el reparar su iglesia como se lo había mandado en la hermita de San Damian». - Francisco, reseña el Fundador, vivió siempre imitando a Cristo, pero a Cristo crucificado: «Per axo ab creu es señelat en so seu nexemant;

[OdRiae 12

creus, se li mostren en sa seva conversió, es cami de sa creu troba cuant seria sa voluntad de Deu; creu es s’habit que elegeix, creu sa regle que precticá y una continuada crucifició se seva vida. Considerau sino es caracter de Francesch antes de entrar á nes camí de sa perfecció y despues sa seva humildad, es seu desprendiment, se seva abnegació, ses seves penitencias, ses seves mortificacions y veureu de cuantes maneras viu sempre ab C. J. crucificat. Axí vivia Francesch crucificat clamant desde sa creu á imitació de J. perdó, misericordia y piedat». -«Es merexe pues el petriarque S. Francesch es glorios nom de xerefí, no sols devia amar á Deu ab totes ses forses des seu cor, sino que havia de procura tambe que tot el mon lo amas». 2º .- su consaGración, lo primordial. D. Gabriel parte de la definición de Francisco como el «hombre más pobre y humilde», para ir resaltando aspectos importantes de su vida como son: -Frente a la gloria que procuraba en la guerra y en el dinero, la misericordia revelada en el leproso le presenta la fuente de felicidad eterna que consiste en la pobreza y en la humildad. Aspectos que refuerzan y estrechan la afinidad entre Cristo y san Francisco, convirtiéndose en fuente de perfección. - Para él, «La pobreza y la humildad son las virtudes que forman el principal carácter de nuestro eroe». A las que añade, para reforzar su opción por la pobreza: «Francisco se enamora tanto de la pobreza y de la cruz, que después de la peregrinación á Roma se emplea todo en actos de caridad no habiendo pobre que por su mano no sea socorrido». - La esencialidad consagrada de Francisco que asienta y está remecida de pobreza, humildad y caridad, aspectos imprescindibles para abordar el propósito de fidelidad a la vida de Jesús. La religión de Francisco es la religión del humilde por antonomasia.


3º .- Francisco, mÁrtir. La dimensión de mártir que D. Gabriel descubre y define en la figura de Francisco y, que reafirma su fidelidad al modelo de Cristo, se encuentran reflejadas en las siguientes palabras.

- Una tarea que D. Gabriel lee y advierte en el nombre de Juan con el que san Francisco fue bautizado. Por ello comenta: «El nombre de Juan que le impusieron en el bautismo fue ya un preludio feliz de que venía para preparar los caminos del Señor, para dar á conocer el cordero de Dios, para ser una voz poderosa que clamase en el desierto de este mundo que lo era en efecto en aquel tiempo por no haber quien reflexionase en su corazón». - Y, también: «El seráfico Patriarca fue el primero entre los fundadores que acudió a la silla apostólica para la confirmación de una regla que el cielo sancionó con milagros, y de viva voz, y á la cual los sumos pontífices llenaron de elogios llamándola un libro de vida, esperanza cierta de salud y la médula del Sto. evangelio». - Entiende el Fundador que, «Para ser Francisco una viva imagen del Hijo de Dios, sus

Creo que estos cuatro rasgos que nuestro Fundador ve encarnados en Francisco de Asís son a la vez el eco de la propia conciencia franciscana de D. Gabriel y el sentimiento de su propia identidad cuando afirma: «Aunque nuestra tercera orden del grande Francisco de Asis no tuviese el incomparable honor de ser verdadero instituto, y el primero de esta clase que plantó Dios en el mundo para que con facilidad pudiesen llegar al mas elevado grado de perfección los que no llamó al estado religioso: aun que no fuese su fundador el Santo la mas acabada copia del Hijo de Dios humanado y su regla tan perfecta y excelente: bastaría solo fijar nuestro ojos en mas de cuatrocientos cincuenta terciarios santos, beatos y venerables para conocer cuan conforme es nuestro instituto al modelo de todos los predestinados en Cristo Jesús». Que D. Gabriel interceda por nosotras y nos ayude a vivir con pasión e intensidad la próxima festividad del pobre de Asís. antonia barrilEro, Fhm

iseri

4º .- condición Y dimEnsión misionEra dE Francisco. El Fundador enfatiza la condición y dimensión misionera de Francisco, tanto a la hora de refundar la iglesia como en la fundación de la Tercera Orden.

obras han de ser conformes á las de nuestro Redentor. Por esto le veréis infatigable trepar colinas y surcar los mares para convertir los infieles y pecadores. Por esto busca siempre la gloria del divino Padre y especialmente dando una regla á las hijas de Clara instituyendo la orden tercera de penitencia». - Además «Francisco es el reparador de la iglesia, el que resucitará la piedad, el que hará tremolar el estandarte de la cruz por toda la redondez de la tierra. Oh! y con cuanta razon puede decir Francisco ¡los cordones me llenaron de gloria! pues en él se verificó la profecia de Zacarias: una de las dos varas que tomaré se llamará cordón y con ella apacentaré mi rebaño».

M

- «El Señor lo quería mártir, pero mártir de la caridad»; y, esto, a ejemplo de Jesús, porque él quiere ser en todo y en todos alter Cristus: «La caridad que hizo bajar desde el cielo al hijo de Dios para morir crucificado fue la que obligo á Francisco á despojarse de todo para abrasarse con la cruz». - «Como otro S. Pablo se puede gloriar de llevar en su cuerpo las señales de la redención. Crucificado Francisco no solo ya en el espíritu sino también en su cuerpo, se le aviva la set del mas padecer, de mas amar, de ganar mas almas para su amado. Francisco de Asís es el hombre del calvario».

[OdRiae 13


QUiÉn es QUiÉn en la CongRegaciÓn SOR JOSEFA GARRIDO SERRANO

n

ciEnpozuElos, madrid, El dÍa 21 dE FEbrEro dE 1930, En El sEno dE una Familia rEliGiosa, Formada por su padrE, antonio Y su madrE, alFonsa Y siEtE hijos. trEs niÑas Y cuatro niÑos. inGrEsa En la conGrEGación El 24 dE abril dE 1946 En pina, iniciando allÍ El noviciado El dÍa 26 dE octubrE dE 1946. rEaliza su primEra proFEsión El dÍa 27 dE octubrE dE 1947 Y su proFEsión pErpEtua El dÍa 9 dE maYo dE 1953, En manacor. a lo larGo dE su vida rEliGiosa, ha Estado dEstinada En manacor, sElva como parvulista. El 15 dE octubrE dE 1956 va dEstinada a sansEpolcro, italia, Y, En 1970, a asÍs. En 1973 va dEstinada a huamachuco (pErÚ)como EnFErmEra; dE ahÍ pasa a taYabamba (pErÚ) En 1975. En 1978 rEGrEsa nuEvamEntE a italia, concrEtamEntE a bastÍa como EnFErmEra Y En 1981 a sansEpolcro, por sEGunda vEz, dondE juntamEntE con un Grupo dE voluntarios abriEron El cEntro dE dÍa san lorEnzo, quE actualmEntE sE ha ampliado como rEsidEncia dE ancianos. El 21 dE julio dE 2013 va dEstinada a asÍs dondE rEsidE actualmEntE. a lo larGo dE Estos aÑos su misión principal ha sido la dE EnFErmEra. acE En

P: ¿Cómo nació tu vocación? R: A los tres años pasé a vivir a Horcajo, el pueblo de mis padres, allí habían llegado unas religiosas Clarisas con las que fui al colegio. Con estas religiosas me ilusionó la vida religiosa. Cuando estas hermanas dejaron el pueblo vinieron las Hijas de la Misericordia, el contacto con ellas, me sentía atraída por su estilo de vida, de actuar de ayudar a los más pobres. Siempre que podía las acompañaba. Así se fue afianzando mi vocación a la vida religiosa y el porqué opté por nuestra congregación y no otra. P: ¿Qué supuso para ti esta decisión? R: Mis padres acogieron de buen grado mi decisión a la vida religiosa, incluso se alegraron. Mi forma de actuar, la simpatía y atracción por las religiosas del pueblo, les hacía intuir que acabaría siendo religiosa. Cuando se lo comuniqué a mis padres me animaron a hacer las cosas bien, mi padre me dijo: mira bien lo que haces, pues ésta no es una decisión cualquiera. Tomar esta decisión supuso para mí hacer una opción total por Cristo, tratando de vivirla desde el Carisma de las Hijas de la Misericordia P: ¿Cuál es el balance de tus años de religiosa?

iseri

M

R: Valoro muy positivamente la vida de comunidad, es donde he encontrado y encuentro vida y fuerza para vivir mi vida consagrada, para servir a los demás y a Dios. En la vida religiosa he encontrado mi ideal de vida: Las herramientas

[OdRiae 14

necesarias para vivir mi vocación. La Congregación, la comunidad me han dado la posibilidad de formarme, humana, espiritual y profesionalmente para poder servir mejor a Dios y a los demás. La relación con Dios ha sido siempre una constante en mi vida, lo ha sido todo para mí, a pesar de mi fragilidad, vivo confiada en las buenas manos de Dios Padre. Jesús es mi referente, lo es todo para mí: lo encuentro en las personas a quienes sirvo, en los enfermos que acompaño, en los niños discapacitados. En la misión que he realizado a lo largo de mi vida, y lo que aún está en mis manos poder hacer me inquieta el deseo de acercar a los demás a Cristo a través del Carisma de la misericordia. P: ¿Qué les dirías a las jóvenes de hoy? R: Que tengan ánimo que en Jesús encontrarán un camino abierto que puede colmar sus ideales. Que sean personas decididas, que no tengan miedo, pues Cristo siempre da la recompensa del ciento por uno. P: ¿Cómo te encuentras de ánimos actualmente como persona consagrada? R: Si hoy tuviera que optar nuevamente, sin pensarlo mucho, volvería a ser Franciscana Hija de la Misericordia. Pues aquí he encontrado mi camino. He descubierto a Dios y la forma de servirlo en los demás. Estoy satisfecha del camino recorrido, a pesar de mi fragilidad y pobreza, y si tuviera que empezar daría los mismos pasos. Francisca alomar, Fhm


SOR MICAELA OLLERS LLADÓ

h

ija dE juana ana Y lucas. padrEs dE trEs niÑas Y cuatro niÑos. inGrEsa En la conGrEGación El 14 dE sEptiEmbrE dE 1969 En pina, iniciando

31 dE marzo dE 1970. rEaliza su primEra proFEsión El dÍa 4 dE abril dE 1972 Y su proFEsión pErpEtua El dÍa 2 dE abril dE 1978. a lo larGo dE su vida rEliGiosa ha Estado dEstinada En mallorca: matEr misEricordiaE, plaza quadrado, cala ratjada, muro, son cladEra, antillón Y virGEn dE la EspEranza, dondE rEsidE actualmEntE. En El EjErcicio dE su misión, ha rEalizado la tarEa dE sacristana, supEriora, Formadora dE prEnovicias, Y dElEGada dE mallorca-mEnorca. En EstE momEnto dE su vida sE dEdica al cuidado dE las hErmanas maYorEs. El noviciado El dÍa

Agradezco al Señor el buen carácter que me dio y que me ha facilitado amar a todas; al mismo tiempo que me he sentido muy querida y, a mi juicio, demasiado valorada en mis capacidades. He de decir que tuve una grave enfermedad cuando todavía era joven y jamás me faltó el afecto y los cuidados de las Hermanas de Comunidad. En el trabajo en Mater, en las distintas parroquias, con las Hermanas Mayores me he sentido sostenida por la fe en Jesús, en los ratos de plegaria, en los ejercicios de todos los años…siempre en un estado de paz, de serenidad, sin grandes euforias ni crisis de ánimo que me hayan impedido ir adelante. La normalidad ha sido y es mi tónica general. Ahora vivo en Virgen de la Esperanza, Comunidad que refleja claramente nuestra realidad congregacional. Deseo poder hacer más para conseguir tener una mejor calidad de vida humana y espiritual para todas. Sin embargo espero que ello pueda realizarse en un próximo futuro para el bien de las Hermanas ancianas y para el de las que las servimos. Que Ella nos dé un poco más de su Esperanza. Que nos siga ayudando en su misión de Madre y que siga dándome salud física y espiritual para continuar ejerciendo la MISERICORDIA micaEla ollErs, Fhm

iseri

M

Nací en Campos, Mallorca el día 27 de diciembre de 1944 en el seno de una familia campesina con una fe arraigada. Fui la pequeña de cuatro hermanos; crecimos oyendo cada noche el run run del Rosario, costumbre ancestral en los pueblos de la isla. Viví mucho con una tía soltera y recuerdo mi infancia feliz, despreocupada, mimada por todos, querida. Pero cuando tenía solamente 14 años perdí repentinamente a mi madre hecho que me despertó a la vida real, comprendiendo ya que el sufrimiento hacía parte de ella. Fui a la escuela con nuestras Hermanas y ellas fueron mis guías en lo humano y en lo espiritual. Dios, que había «puesto en mi un alma buena» se ocupó de sembrar y cultivar mi vocación: quise consagrarme a Él desde muy jovencita. Mi hermana mayor, Francisca, que fue mi segunda madre, me ayudó en todo como si de su misma vocación se tratara. Durante el noviciado tuve la suerte y la alegría de ejercer el oficio de sacristana: Jesús, sin que yo me diera demasiada cuenta, me quería cerca. Viví muy consciente mi profesión y más todavía los votos perpetuos en 1978. He servido a las Hermanas de la Congregación en lo que se me ha ido pidiendo a lo largo de mi vida: Superiora de Comunidad, Maestra de postulantes y más tarde Delegada de Mallorca –Menorca.

[OdRiae 15


NUesTRos colegios: la TaRea PasToRal COLEGIO «SAN FRANCISCO DE ASÍS» (MANACOR) ALUMNOS REALIZANDO REFUERZO ESPIRITUAL

ALUMNOS PLANTANDO ÁRBOLES EN LA CELEBRACIÓN DE

SAN FRANCISCO

N

uestra pastoral intenta dinamizar diferentes aspectos de nuestro centro. En primer lugar se encarga de organizar, dinamizar y coordinar las clases de religión católica de las tres etapas educativas. En segundo lugar, también se encarga de programar y llevar a cabo las celebraciones litúrgicas más representativas (Sant Francesc, Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua). En tercer lugar, se encarga de coordinar y fomentar la dimensión espiritual del alumnado a través de las sesiones de refuerzo espiritual en las diferentes etapas. También, y para dar uniformidad y coherencia a todas esas actividades, la pastoral, intenta que el lema del curso sea el hilo conductor de cada una de estas actividades. En este curso, desde el principio, hemos ido trabajando el lema (el mundo nos necesita, seamos luz) desde las diferentes actividades, así, para celebrar Sant Francesc, por ejemplo, en educación primaria, realizamos una plantación de árboles en una finca pública.

E X P O S IC IÓ N

E N ED U C AC IÓN IN FAN TIL S O BRE EL

TEMA

También, en Navidad, organizamos el sorteo solidario de una cesta. También se trabajaron diferentes cuentos que tenían como hilo conductor, mostrar ejemplos de personajes que pueden servirnos de ejemplo (seamos luz). Estos cuentos se relacionaban también con una cita del Evangelio. En Cuaresma se hizo una exposición/ mural, sobre el lema, donde cada niño participaba con un trabajo donde mostraba aquellas cosas que le daban vida, por ejemplo, fotografías practicando deportes, poemas, fotografías de la familia…

iseri

M

comisión dE pastoral dEl colEGio

[OdRiae 16


OBITUARIOS † SOR ISABEL

BONNÍN BONNÍN

PALMA, 9 DE JULIO DE 2015

Limpia como las fl ores, tratada con toda amabilidad, su larga enfermedad ha ido progresando y la vida extinguiéndose para abrirse, hoy, 9 de julio, a la Vida eterna con el Padre de la Misericordia en Quien la persona humana encuentra su plenitud que va más lejos de los deseos y aspiraciones del corazón ansioso siempre más de llegar a la Fuente de la que procede. Oremos para que descanse en paz dElEGación dE mallorca-mEnorca

iseri

Así vemos a Sor Isabel. Había nacido a la vida en Sa Pobla (Mallorca) el 20 de enero de 1928, hija de Jaime y de Magdalena. El 22 las aguas bautismales la insertaron en el Cuerpo Místico de Cristo. La «casa de las tías» solteras y sumamente religiosas, el convento de las «monjas» –siempre amigas- y la Parroquia fueron los ámbitos que poco a poco forjaron su personalidad y su Fe que no podía desembocar sino en la vida fraterna de San Francisco. Antes de decidirse trabajó intensamente como bordadora, a máquina, para las modistas del pueblo. A los 24 años entró en nuestra Congregación en la que profesó el 16 de octubre de 1953. Luego empezó su época viajera para servir en los trabajos domésticos, en los templos trabajando como sacristana, y en lo que surgía siempre dispuesta a ayudar. Mercadal de Menorca fue su primer destino en el mismo mes y año de la profesión. Pasados ocho años se embarcó hacia Sucre, Bolivia, con otras dos Hermanas, como fundadora de una Comunidad. A los tres años fue destinada a Padilla hasta que en el 1965 regresó a la

isla blanca de Menorca, esta vez a Mahón. Luego a Buñola, a Marratxinet en donde ejerció de cocinera para los huéspedes de la casa de espiritualidad haciendo cualquier sacrificio a fin de que la gente se encontrara a gusto; después a Campos. Como su madre era ya muy anciana y necesitaba ayuda, vivió tres años en el pueblo nativo para ejercer la misericordia para con quien le había dado el ser hasta que llegada al fin de su carrera se fue al cielo. Sor Isabel continuó su periplo: Villamayor de Santiago, el santuario del Toro en Menorca, Marratxinet, Pina, Es Pil.larí, Santanyí, el santuario de Lluc y Son Espanyol en el año 1998. Agravada su enfermedad y para que pudiera recibir mejores cuidados, en el año 2014 fue trasladada a Virgen de la Esperanza teniendo en cuenta que la Hermana que allá había sido la superiora había sido destinada aquí. Fue un acto de humanidad bien hermoso.

M

M

uy observadora de su entorno, dada a hacerse preguntas con tal de que no quedaran lagunas, devota de la Purísima como actitud natural, deseosa de más de llegar a la Fuente, hábil en los trabajos manuales y en la cocina que ocuparon mucho tiempo de su vida consagrada, franciscana desde las raíces…

[OdRiae 17


OBITUARIOS †

SOR Mª LUISA RODRÍGUEZ MOLERO

VILLANUEVA DE ALCARDETE, 31 DE AGOSTO DE 2015

N

ació en Corral de Almaguer el 11 del XII de 1926. Bautizada el 17 del mismo mes y año y Confirmada el 9 de junio 1942. Ingresó en nuestra Congregación el 15 de octubre de 1948, Profesando en abril de 1950 y ratificando su opción en marzo de 1955.Su labor Pastoral la ha ejercido en la Cruz Roja de Mallorca como Responsable y enfermera. Después fue destinada a la Casa General como Superiora de la casa y Consejera General. En 1977 pasó a San Agustín para atender el Dispensario; en Mater Misericordiae, en Son Bono, Pina, Villamayor de Santiago por dos veces; en Albaladejo-Puebla del Príncipe, Horcajo de Santiago, Casas de Don Gómez, Santa Cruz de la Zarza. En el 2008 pasó a la Casa de Oración y Descanso ya un tanto delicada de salud en Villamayor de Santiago, y a Villanueva vino cuando se inauguró la casa en octubre de 2013. Su prudencia, sencillez y agradable trato la hizo merecedora del cariño de la gente con quien convivió y trabajó, nunca perdió la sonrisa ni su tono agradable, pacífica y pacificadora, siendo muy agradecida cuando le hacían un favor o servicio Podemos decir que ha pasado por el mundo haciendo el bien, sí, como verdadera HIJA DE LA MISERICORDIA, que Dios, ha sido su apoyo, ayuda y su acompañante a lo largo de su vida, pero más en estos últimos años que ha estado acompañada por la enfermedad y sufrimiento físico. De El procede el consuelo, el ánimo, la fuerza que no la hizo perder la paz. Desde que llegó a esta casa y ya antes en la anterior, siempre ha estado acompañada y atendida de la mejor manera y con mucha delicadeza por las hermanas y personal que trabaja, a fin de evitarle el dolor por no poder expresar lo que deseaba o necesitaba. Dios puso muchas cosas buenas en Sor María Luisa, ojalá tratemos de imitar alguna de ellas y hacer rendir a favor de los demás las muchísimas cosas buenas que Dios ha sembrado en nosotros. Y cuando todo termine en esta tierra, podamos escuchar las palabras del Señor que nos dice: «Me voy a prepararos sitio, para que donde yo estoy, estéis también vosotros». Esta es la mejor oración que podemos hacer para despedir a nuestra hermana, que ya se encuentra en los brazos de Dios descansando y gozando de su presencia. Descansa en paz María Luisa.

iseri

M

dElEGación dE castilla-italia

[OdRiae 18


A PRoPÓsiTo... SEMANA DE FORMACIÓN

SOMOS HIJAS DE LA MISERICORDIA SIGNOS DE VIDA: las visitas que realizamos a las comunidades, encontrándonos con hermanas que con generosidad y alegría nos acogieron y a la vez tuvimos la oportunidad de conocer la casa donde viven y el lugar donde llevan a cabo la práctica de la Misericordia, pues pudimos comprobar que, aun con las limitaciones de edad y salud, siguen prestando su servicio. El conocimiento de las comunidades también ha supuesto para mí una CONFRONTACIÓN con la realidad, pues me ha llegado al corazón y me ha movido profundamente, recordándome que nuestra congregación es de personas adultas, con larga experiencia en el ejercicio de la misericordia. Qué gozada escuchar a los familiares de los fundadores decir «EL PADRE FUNDADOR» y poder conocer de forma tan directa los lugares que ellos custodian con tanto cariño. LUZ: es un gozo saber que formo parte de este Carisma de la Misericordia que es UNIVERSAL y que invita a vivir con ilusión y a responder desde cualquier parte del mundo. Y reafirmar que «NO SEREMOS MISERICORDIOSAS SI NO ESTAMOS ANIMADAS POR DIOS» cuya «NATURALEZA ES BONDAD» y que será quien nos impulsará a responder como Hijas suyas. Y finalmente quiero expresar mi agradecimiento al Consejo General que nos ha permitido participar de esta experiencia; a Sor María Rigo que, como una madre, nos ha transmitido su conocimiento y experiencia de vida espiritual y su búsqueda intensa de aproximación al CARISMA; a Margalida Oliver que tan bien ha compaginado la tarea de transmisión con sor María y ha cuidado con tanto esmero las plegarias de cada uno de los días, centradas en los temas y lugares. También a la comunidad de Pina que nos ha acogido con muchísimo cariño y con quienes hemos podido compartir mesa, celebración y descanso. bEthasabÉ cochi, Fhm

iseri

M

L

os día del 12 al 18 de julio nos reunimos en Pina un pequeño grupo de hermanas, llamadas desde distintos lugares y procesos, pero en un camino común, EL DON DE LA VOCACIÓN en nuestra Congregación de Hijas de la Misericordia. Juntas realizamos una semana de estudio del carisma: una semana de reencuentro entrañable con nuestros orígenes, con el DON DE LA MISERICORDIA. El programa de estos días se desarrolló con el acompañamiento de Sor María Rigo y Margalida Oliver, quienes organizaron las mañanas dedicadas a la exposición de temas, con espacios de reflexión, y las tardes con unos itinerarios para visitar los lugares más emblemáticos de nuestros orígenes: Pina (iglesia, museo), Santa Eugenia (Sa Torre, iglesia, convento), Selva, Can Savellà y Parroquia de Santa Eulalia (Palma) En las ponencias descubrí que aún existen páginas de nuestros documentos que requieren ser profundizadas y detenerse en ellas; pude darme cuenta de la riqueza que poseen y que aún tengo que conocer. Realmente me han interpelado, y mi vida cotidiana, las experiencia vividas… recobran sentido a la luz de las palabras y la vida de los padres fundadores. Los lugares que visitamos nos permitieron aproximar, contextualizar y comprender la vida y la personalidad, la fuerte espiritualidad de Don Gabriel Mariano y su hermana Concepción de San José: la importancia de su familia de sangre en su formación, en sus respuestas a la vocación y la opción por los más pobres y las consecuencias de un proceder con bien a las personas. A partir de los temas que sor María y Margalida nos exponían, pudimos compartir las inquietudes y las dudas, y juntas pudimos imaginar y soñar su proyecto de Misericordia pues hoy podemos, debemos, hacerlo vida y transmitirlo. Quiero resaltar algunos aspectos que me impactaron especialmente y que guardo en mi corazón:

[OdRiae 19


NUesTRos PUeBlos CIUDAD REAL BREVE RESEÑA DE LA FUNDACIÓN

C

iseri

M

uenta la historia que allá por el año 1958 en uno de los arrabales de Ciudad Real, se construyó la barriada del Padre Ayala, un total de 200 viviendas para familias pobres que vivían en chabolas, chozas y chamizos. Una vez instaladas las familias, se vio la necesidad de levantar el nivel moral y cultural de estas gentes y el P. Ayala pensó en las Hermanas Franciscanas Hijas de la Misericordia ya que conocía de buena tinta su estilo de vida. Con la urgencia que el caso requería se iniciaron todas las gestiones para llevar a cabo dicha propuesta.

[OdRiae 20

Se prepararon dos casas con las mismas características que la vecindad de treinta metros cuadrados cada una; y el día 6 de enero de 1959 el obispo Hervás bendijo la casa de la comunidad en presencia de la Madre General sor Mª Ignacia del Pilar y su Consiliaria sor Catalina del Buen Pastor, junto con las hermanas que formaron la primera comunidad: sor Margarita de Jesús, sor Ana del Niño Jesús, sor Mª Albina del Pilar y sor Aurelia del Rosario. Según narran las crónicas, las hermanas fueron muy bien acogidas y eso les ayudó a desarrollar con éxito las tareas sociales que les estaban permitidas por su condición de mujeres. La carencia de medios y espacios no impidieron en nada el desarrollo social y cultural de la barriada. Iniciaron su tarea con unas 300 familias desde distintos ámbitos: - Uno de ellos de carácter más asistencial, consistió en facilitarles algo tan básico como alimentos y ropa; era un primer signo de dignificación e igualdad. - El trabajo social fue de primera línea, implicando a autoridades de la ciudad y gente


P. Ayala y reubican a las familias en otros barrios. Hay sentimientos encontrados: - Alegría, porque van a mejorar las condiciones de habitabilidad. - Tristeza, porque se terminan 36 años de avatares de una historia iniciada y sustentada en el amor. - Nosotras, sorprendidas e involucradas en esta situación social, tuvimos que discernir en como continuar nuestra «Misión» y desde el 9 de Enero de 1996 vivimos en un bloque de pisos, ya que la barriada en sí desapareció, lo único que de ella queda es el colegio y un gran descampado que todavía hoy día no sabe el Ayuntamiento que hacer con él. - Nosotras seguimos aquí. Ciertamente los tiempos, los rostros y los espacios han cambiado con el paso del tiempo. Ahora bien, lo que no ha perdido su identidad es el hombre. Medio siglo después adolece de las mismas necesidades de afecto, de misericordia, de compañía, de una mano amiga que le acaricie y mitigue su soledad. En la actualidad seguimos empeñadas en la misión que la historia nos ha marcado: Enseñanza, Catequesis, Parroquia y Acción Social. Somos conscientes de que nuestro Carisma Fundacional hoy exige nuevas formas de expresión, nuevos retos y nuevos desafíos. Por ello seguimos siendo esas mujeres consagradas a Dios que tratamos de hacer realidad las bienaventuranzas de Jesús en los hombres y en los lugares donde hay alguna carencia. La tarea no resulta fácil, pero seguimos creyendo en nuestros alumnos como agentes de transformación. mª carmEn ballEstEro, Fhm

iseri

M

que les pudiese ayudar. Sabían las hermanas que lo que no se conoce no se quiere y lo que no se quiere, no se valora. El barrio del P. Ayala fue conocido y mimado por muchos ciudadrealeños. . Dentro del trabajo social estaba el campo de la sanidad, atendiendo a la gente desde un pequeño dispensario y a los enfermos a domicilio. - El trabajo pastoral se realizó siempre en coordinación con la parroquia y transmitían la fe a través de la catequesis (en un principio pertenecíamos a la Parroquia de la Merced y después se construyó en el barrio, la de san Juan de Ávila que al no haber Iglesia en éste se iniciaron las eucaristías en las dependencias del colegio) - En cuanto a la educación el centro «S. Francisco» se inició con solo dos aulas de doce metros cuadrados, una para niños y otra para niñas. Cada una albergaba más de 160 alumnos. También había clase nocturna para chicas mayores, lo mismo que taller de bordados. Pasados unos años, se construyó un edificio que dio cobertura más digna a la población escolar del barrio. En julio de 1965 se acabó la obra de ampliación de nuevas aulas y el 29 de agosto de este mismo año se inauguró el Colegio «San Francisco de Asís». Empieza así una nueva aventura en la incorporación de maestros laicos en nuestra obra. Ellos/as nos ayudarán a llevar adelante la tarea. El colegio ha sufrido diferentes modificaciones para adaptarlo a las sucesivas exigencias legislativas vigentes. Hoy tenemos un edificio que es la admiración de muchos, donde se imparten clases a más de 365 alumnos de las tres etapas educativas obligatorias: E. Infantil, E .Primaria y ESO. Compartimos la Tarea Educativa con un claustro de profesores con gran profesionalidad humana y pedagógica y contamos con unos padres concienciados en esta tarea y dispuestos a empujar el barco para que llegue a buen puerto, aunque todos sabemos que la educación hoy no es nada fácil. En el año 1995 hay por parte del Ayuntamiento una orden de desalojo de la Barriada del

[OdRiae 21


NUesTRos PUeBlos [

[

CÓMO NOS VEN EN CIUDAD REAL

Mª ÁNGELES DOMÍNGUEZ PROFESORA DE APOYO. COLEGIO SAN FRANCISCO DE ASÍS

M

iseri

M

i relación con la Congregación comenzó en 1970, con la escolarización de mis hermanas en preescolar en el Colegio San Francisco de Asís. Desde entonces hasta hoy no nos hemos separado, se ha creado un vínculo tan fuerte a lo largo de los años y de todas las vivencias compartidas, que la vida de mi familia y la de las hermanas está entrelazada. Los primeros tiempos que recuerdo fueron muy difíciles, sobre todo para la población marginal de la Barriada donde vivían las Hermanas. Qué hubiera sido de muchas de las familias sin su ayuda. La casa de las monjas, como las llamaban, era la casa de todos. Ellas curaban, enseñaban, les hacían gestiones administrativas, les daban alimentos, ponían orden cuando se peleaban. Lo eran todo, el educador, el médico, el psicólogo, el trabajador social… sin honorarios ni horario. De esa época siendo aún pequeña recuerdo su fortaleza, el cariño que la gente de la barriada les tenía, y la autoridad sobre todo moral de las superioras; mandaban en el barrio o así me lo parecía a mí. Pensando en el Colegio, en esos años la convivencia con las familias era muy estrecha, participaban en todo lo que se organizaba: rifas, bailes, obras de teatro, excursiones. Todos juntos, las monjas, los padres, las maestras, los familiares de las maestras, los alumnos. Y como las Hermanas vivían

[OdRiae 22

MORA

junto al colegio, cualquier hora era buena. Se hacían muchas cosas porque no había que depender de tanto permiso y autorización como ahora. Había pocos medios, pero más libertad de acción. Todo era mucho más sencillo, de sentido común. Avanzando en el tiempo, mis hermanas acabaron E.G.B. y yo hice las prácticas de magisterio en el Colegio, entonces descubrí otra manera de enseñar; la que se centraba en la persona, en lo valiosa que es en sí misma aunque escolarmente sea un desastre, siempre de parte del más débil. A los pocos años de terminar Magisterio y Pedagogía Terapéutica entré a trabajar en el Colegio como profesora de apoyo hasta la fecha de hoy. Y aunque a lo largo de cuarenta y cinco años han cambiado mucho los tiempos y desapareció la Barriada en la que nació la Comunidad y su casa, que fue demolida como la de todos sus vecinos, y aunque ahora son un reducido número de Hermanas ahí están dando testimonio, siguen con su misión de evangelizar y enseñar y de volcarse con los más desfavorecidos. En la actualidad, los nietos de las primeras familias solicitan plaza escolar en el Colegio, porque siguen teniendo confianza en la Congregación, se sienten en su casa, acogidos, escuchados. Creo que esto refleja el quehacer de las monjas mejor que las palabras.

CARMEN CAÑIZARES Y CARMEN GARCÍA, JUNTO A LA HIJA DE ÁNGELES


VIDA Y MISIÓN EN

CIUDAD REAL HERMANAS DE LA COMUNIDAD. DE IZQUIERDA A DERECHA: ESPERANZA GÓMEZ, ISABEL MORENO, JOAQUINA TEATINO, Mª CARMEN BALLESTERO.

CONVIVENCIA 4º DE LA E.S.O

EQUIPO DE PASTORAL DEL COLEGIO «SAN FRANCISCO DE ASÍS»

iseri

EN EL COLEGIO

M

CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LA PAZ

[OdRiae 23


“La Misericordia: nuestra opción”

Webmisericordiae sept2015  
Webmisericordiae sept2015  
Advertisement