Page 1

“Celebramos la vida de Gabriel Mariano” ESPECIAL NUMERO 1 ANIVERSARIO DEL FUNDADOR FEBRERO 2014


M iseri

[OdRiae

ANIVERSARIO

ESPECIAL NÚMERO 1º

DEL

NACIMIENTO DEL FUNDADOR

N.1 FEBRERO 2014

03 REFLEXIÓN DE LA SUPERIORA GENERAL FRANCISCA ALOMAR: «Año de gracia por la vida de D. Gabriel Mariano»

I

O

«... creció y dió fruto.» La planta, trasplantada, tiene su historia fecunda.

iseri

M

S

U

M

A

R

05

[OdRiae 2

CARTA ABIERTA Mª SOLEDAD CAMPS: «Con motivo del aniversario del nacimiento del Fundador»

07 ENSAYOS MARÍA RIGO: «Referencias evangélicas en los Sermones del Fundador (II)» ANTONIA BARRILERO: «Fuentes espirituales y teológicas en los Sermones de D. Gabriel Mariano» (I) MARGARITA FEMENÍAS: «Perfil Humano-psicológico de Gabriel Mariano Ribas de Pina»

14 EPÍLOGO ISABEL MARTÍNEZ: «Epístola a Mosén Gabriel»

EDITA:CONGREGACIÓN DE HERMANAS FRANCISCANAS HIJAS DE LA MISERICORDIA C/ DEL NÉCTAR, 18 28022 MADRID E-MAIL. MISERICORDIAE@HIJASDELAMISERICORDIA.COM COORDINA: ISABEL Mª PICÓ, PETRA OVEJERO Y Mª JOSÉ FEBRERO DISEÑO DE CUBIERTA: PAULA DALIÀ MARTORELL FOTOGRAFÍA DE CUBIERTA: ANTÒNIA JUAN DEPÓSITO LEGAL 145/1984 COLABORA: ISABEL MARTÍNEZ MORENO


CIENTOS

DE LA SUPERIORA GENERAL

200

REFLEXIÓN

ANIVERSARIO 2 M I L14 NACIMIENTO DEL MIL8 FUNDADOR

[

AÑO JUBILAR, AÑO DE GRACIA POR LA VIDA DE D. GABRIEL MARIANO POR: FRANCISCA ALOMAR, SUPERIORA GENERAL

«El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha enviado para dar la la buena noticia a los que sufren, para vendar los corazones desgarrados, para proclamar la amnistía a los cautivos y a los prisioneros la libertad, para proclamar el año de gracia del Señor, el día del desquite de nuestro Dios; para consolar a los afligidos, para cambiar su ceniza en corona, su traje de luto en perfume de fiesta, su abatimiento en cántico.» (Isaías 61, 1-3).

1.

VIVIR ESTE MOMENTO CON GOZO PROFUNDO Y GRAN AGRADECIMIENTO.

Éste tiene que ser un año de acción de gracias por la vida de Gabriel Mariano. Especialmente, por su disponibilidad al plan de Dios en su vida, por su obediencia radical al Espíritu. También, una ocasión para agradecer el camino recorrido por la Congregación, ya que gracias al trabajo de las Hermanas que nos han precedido, hemos podido hacernos presentes en la vida de tantos seres humanos, tantos pueblos, situaciones de pobreza, de dolor, de injusticia, siendo presencia bondadosa de la ternura y misericordia de Dios. Este Año Jubilar es un tiempo oportuno de dar gracias a Dios por haber podido colaborar con Él desde nuestra Vida y Misión en la construcción del Reino, aportando nuestro granito de arena para hacer posible una sociedad más justa y más humana.

iseri

Esta misión me lleva a lanzaros dos preguntas con el deseo de que sirvan de reflexión enmarcada dentro de este acontecimiento :¿Qué supone para las Hijas de la Misericordia celebrar el Año Jubilar, con motivo del 200 aniversario del nacimiento de Gabriel Mariano, nuestro Fundador? Y, además, ¿qué puede significar celebrarlo en el marco de la puesta en marcha de una de las recomendaciones que hacía el Capítulo al Gobierno General: «Realizar un diseño de nuevas estructuras de gobierno y delegaciones» con el objetivo de revitalizar la Vida y Misión de la Congregación? Por tanto, se trata de una oportunidad importantísima para abordar la tarea de la renovación y emprender la ansiada renovación, imprimiendo impulso espiritual y carismático. Esto, evidentemente, pasa por un compromiso y convencimiento personal serio; porque, de lo contrario, corremos

el riesgo de que se convierta en un año de celebraciones, vacías de sentido transformador, que es lo que pretendemos al convocar este acontecimiento. Desde aquí os propongo algunas pautas que, a mi modo de ver, pueden ayudarnos a vivir este jubileo plena y gozosamente.

M

S

i con anterioridad os anuncié la apertura y celebración del Año Jubilar con motivo del nacimiento del Fundador, en esta ocasión vuelvo a reiterar mi mensaje al hacerse eco Misericordiae de este evento tan importante para la Congregación y para nosotras, herederas de su misión y, por lo mismo, responsables de mantener vivo «el calor del primer fuego».

[OdRiae 3


REFLEXIÓN DE LA SUPERIORA GENERAL 2.

PROFUNDIZAR EN NUESTRAS RAÍCES, UN TIEMPO DE VERDADERA RENOVACIÓN Y PUESTA AL DÍA DEL

CARISMa Un tiempo de ahondar en el conocimiento de la figura de Gabriel Mariano como Fundador de la Congregación y como sacerdote diocesano. Pero también, esta celebración está indicada para profundizar en su espiritualidad franciscana, en el marco de la vivencia de la Misericordia a favor de los más pobres y desvalidos de la sociedad. Un estudio e interiorización que nos debe llevar a dar a conocer su vida y su legado en los ambientes dónde nos movemos, parroquias, colegios, pueblos, etc.

3.

ENCONTRAR CLAVES QUE NOS ENTUSIASMEN EN LA VIVENCIA DEL

CARISMA HOY

iseri

M

Para convertirlo en un momento de Gracia, de verdadera renovación y reactualización. Si la celebración de este Año Jubilar sólo nos lleva a recrearnos en nuestro pasado, del que nos sentimos orgullosas; si sólo nos lleva a fijar nuestra mirada en los acontecimientos fundacionales, en la respuesta radical de Gabriel Mariano pero no tiene el poder de hacernos conscientes de la responsabilidad de nuestra propia respuesta; si no se produce en nuestra vida personal, el cambio que queremos que acontezca en la Congregación, si no nos lleva a optar por una vida franciscana más radical y comprometida en la práctica de la misericordia, empezando por nuestras fraternidades y en sintonía con el evangelio del amor, este 200 aniversario podría convertirse simplemente en un año de celebraciones, de recuerdos, pero no en una revitalización del Carisma que nos confió D. Gabriel Mariano. Y esa es una tarea primordial para impulsar nuestra Vida y Misión.

[OdRiae 4

Gabriel Mariano supo leer y ser respuesta a los signos de los tiempos, acercándose a la mayor pobreza, a la ignorancia, a la injusticia, al sufrimiento de tantos pueblos, dignificando la vida muchos hermanos y hermanas. Gabriel Mariano aceptó renunciar a sus ideales de optar por la vida franciscana, pero esa dificultad supo canalizarla en oportunidad: su opción por los pobres, si no como franciscano, la materializó en la fundación. Eso es salir de uno mismo; eso es arriesgar y no dejarse abatir por la dificultad o el derrotismo. En su historia vemos claro cómo no valen excusas ni obstáculos para obrar el bien. No importa el cómo, el cuándo, el dónde; importa el porqué y el Quién nos mueve a ser artífices de Evangelio. En D. Gabriel lo vemos muy claro, y no podemos obviar esta hermosa e ilusionante herencia. Hoy, siguiendo su ejemplo, nos toca a nosotras hacer lectura y dar respuesta a los signos de los tiempos, recreando su legado de una forma nueva y actual, ya que así estaremos preparadas para responder a la mayor pobreza y al compromiso radical en la construcción del Reino con entusiasmo, animadas por el Espíritu. Una manera renovada de ejercer la misericordia en la que seamos capaces de vencer los miedos, los conformismos, las actitudes derrotistas, porque todo ello es fuente de negativismo. Queridas Hermanas, tenemos delante de nosotras todo un Año de Gracia para salir de nosotras mismas, para relanzarnos y sembrar en el corazón de esta sociedad la actualidad del mensaje del Fundador. Si obramos así, dejándonos llevar por el soplo del Espíritu, realmente estaremos dando vida a la vida que nos regaló D. Gabriel Mariano. Y, en verdad, eso será celebrar el 200 aniversario de su nacimiento: nacer nosotras, renovadas y apasionadas, en el reto de mantener ardiente el fuego de la Congregación. Que este aniversario nos ayude a renovarnos, reafirmarnos y rejuvenecernos en nuestra identidad de Franciscanas Hijas de la Misericordia.


cARTA ABIERTA

200 DEL

CIENTOS

[

CON MOTIVO DEL ANIVERSARIO

ANIVERSARIO 2 M I L14 NACIMIENTO DEL MIL8 FUNDADOR

FUNDADOR

POR: Mª SOLEDAD CAMPS, ADMINISTRADORA GENERAL «Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador» (Lc. 1, 46-47)

A estas alturas hacernos esta pregunta puede parecer superfluo e incluso innecesario, pero a pesar de ser obvio, hemos de recordárnoslo: doscientos años del nacimiento del D. Gabriel Mariano, nuestro padre en el seguimiento de Cristo según nuestro carisma, espiritualidad y fin específicos de las Franciscanas Hijas de la Misericordia.

Sin su nacimiento nosotras hoy no existiríamos como Congregación y nuestro carisma no habría enriquecido a la Iglesia y la sociedad. Ya sólo esto es motivo más que suficiente para dar gracias a Dios y sentirnos orgullosas de nuestro Fundador. ¿QUÉ SIGNIFICA CELEBRAR ESTE «TIEMPO DE GRACIA»? Celebrar los doscientos años del nacimiento de P. Fundador, no puede reducirse a organizar y participar en un encuentro solemne y conmemorarlo con una fiesta. No podemos dejar que se convierta en una conmemoración o recordatorio que pase desapercibido en nuestra vida espiritual y Congregacional. Esto sería anular no sólo la memoria del fundador, sino también el espíritu que le llevo a vivir una vida totalmente entregada a Dios en un seguimiento de Cristo vivo y atrayente. Puede haber entre nosotras hermanas que se pregunten ¿Por qué celebrar hoy el aniversario del nacimiento del Fundador? Es una pregunta lógica que puede asaltar nuestra mente ante la situación de crisis económica y de valores en la que vive inmersa la sociedad. Celebrar el aniversario de su nacimiento es

iseri

¿QUÉ CELEBRAMOS EN ESTE AÑO JUBILAR?

El día 3 de noviembre de 1814 nacía en el seno de la familia Ribas de Pina. Un nacimiento acogido con gozo y agradecimiento a Dios por ser un niño sano, sobre el que Dios había puesto sus ojos y lo había consagrado desde el seno materno.

M

Q

ueridas hermanas. Es para todas nosotras un momento de gracia y bendición el celebrar el bicentenario del nacimiento de Don Gabriel Mariano Ribas de Pina (Palma 1814 – 1873) en el seno de una familia católica, con fuertes convicciones de fe y que nuestro Fundador D. Gabriel supo acoger e interiorizar, dando como resultado la respuesta a la llamada de Dios al sacerdocio y a la fundación de nuestra Congregación de Hermanas Franciscanas Hijas de la Misericordia, el 14 de septiembre de 1856. Si algo llama la atención en el P. Fundador es su fidelidad a la llamada de Dios a pesar de las dificultades políticas, sociales y ambientales. Su vida fue configurada por un Dios que le llamaba a una obra grande según el espíritu de San Francisco, padre y maestro de su educación y a cuyo seguimiento quiso ponerse, sin que su deseo se viera completado por falta de salud, pero que Dios le dio cumplido resarcimiento con la fundación de nuestra Congregación franciscana.

[OdRiae 5


cARTA ABIERTA recordar el día en que D. Gabriel llegó al mundo. Es darle relevancia a este hecho y expresar los deseos de felicidad para el futuro. A través de un buen recuerdo, vamos marcando el transcurso de nuestra vida, favoreciendo el confrontar nuestra identidad en el pasado y en la actualidad. Celebrar el aniversario pide de nosotras una presencia en minoridad y pobreza, viviendo el Evangelio «sin glosa». Celebrar el aniversario no puede ser un momento de tristeza al ver nuestra realidad concreta. Nos tenemos que rebelar ante los sentimientos de frustración, vencimiento, extinción, a pesar de que sintamos que el fracaso nos abruma. No podemos dejar que nuestra vida y acción pastoral se vean mediatizadas e influenciadas por sentimientos derrotistas. Cuando nos dejamos llevar por estos sentimientos negativos, la alegría huye y vamos tirando de nuestra existencia, haciendo las cosas mecánicamente, sin que nuestro corazón se entusiasme por nada y sin que nada nos ilusione. Nos pasamos la vida devorando en silencio nuestra amargura y lamentando el actual estado de cosas que nosotras no podemos vencer. No podemos estar paradas «lamiendo nuestras heridas». Somos personas que saben de quién se han fiado (2Tm 1,12). Por esta razón, hemos de reavivar el don de Dios que recibimos, porque Dios no nos dio un espíritu de timidez, sino de fortaleza, caridad y templanza.

iseri

M

Dejemos que el apóstol San Pablo nos hable y nos muestre el camino por el que ha de discurrir nuestra vida y acción apostólica, cuando dice a Timoteo que no se avergüence del testimonio de nuestro Señor. Al contrario como él, somos llamadas a compartir los sufrimientos por el Evangelio con la fortaleza

[OdRiae 6

de Dios, que nos ha salvado y nos ha llamado con una vocación santa, no en razón de nuestras obras, sino por su designio y por la gracia que nos fue concedida por medio de Cristo Jesús. (2 Timoteo 1,6-14). ¿QUÉ NOS EXIGE O COMPORTA ESTE ANIVERSARIO? Elevar nuestra acción de gracias por su existencia configurada desde la minoridad y pobreza evangélica, pues hizo de su vida una constante configuración a Cristo misericordioso. Un dar gracias que no es una recitación hueca y rutinaria de una palabra aprendida de memoria y como tal, repetida en el tiempo y en las diversas circunstancias de la vida, como signo de educación humana. Es un gracias que nace desde la fe, desde la convicción profunda de que el padre Fundador ha sido un don para la Iglesia y para nosotras. Que ha sido un hombre de Dios que gastó su vida y sus haberes en obras de misericordia, a través de las cuales hizo presente la acción salvífica de Dios para los más necesitados de este mundo y sembró esperanza entre los desesperados. Que dio alegría a los tristes, que puso amor donde había odio, que puso perdón donde había ofensas, que puso verdad donde había error, que puso unidad donde había desunión. Que puso fe donde había duda, que puso luz donde había tinieblas. Nosotras hijas suyas que hemos sido llamadas a crecer desde su ejemplo de vida y sobre todo de fe, hemos de hacer nuestro este testamento de vida que él nos dejó. Un testamento que no sólo es material, sino que sobre todo es espiritual. ¿Qué testamento hay o puede ser mejor que aquel que nos deja la fe como fundamento del actuar, el amor como principio de relación y la esperanza como actitud de vida? Esto nos legó D. Gabriel Mariano, esta es nuestra herencia, que nosotras como coherederas hemos de acoger en nuestro corazón y como «siervas inútiles» dejarlo enriquecido a nuestras hermanas que nos siguen en esta bella vida evangélica.


ENSAYOS

CIENTOS

200

ANIVERSARIO 2 M I L14 NACIMIENTO DEL MIL8 FUNDADOR

[

REFERENCIAS EVANGÉLICAS EN LOS SERMONES DEL FUNDADOR (II)

MARÍA RIGO, FHM

»

iseri

«

POBRE que dice: «Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino, y todos los días celebraba espléndidos banquetes. Y había también un pobre, llamado Lázaro, tendido en el portal y cubierto de úlceras que deseaba saciar su hambre con lo que tiraban de la mesa del rico» (Lc. 16,19-21). El Fundador añade el siguiente comentario: « Pero aquel rico haciendo como tantos que tienen obligación de hacer limosna y no la hacen, le miraba con mucha indiferencia. Murió aquel pobrecito lleno de miseria y no maldiciendo, con mucha resignación en la voluntad de Dios. Murió también el rico y por haber faltado a la misericordia, fue sepultado en los infiernos» (Sermón {6}, vol. I, pág. 59). En el tercer sermón del citado novenario, el Fundador hace una clara referencia al mandamiento del Amor: «Mi mandamiento es éste: Amaos los unos a los otros como yo os he amado» ( Jn. 15,12 ). Y una forma de amar, dice el Fundador, es hacer limosna. Socorrer a los que viven en extrema necesidad. Amar a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo por amor a Dios. El prójimo, añade el Fundador, son todos aquellos que son capaces de ver el rostro de Dios ¿ Y cómo hemos de amarles? Evitándoles el mal y procurando su bien. Evitaremos su propio mal si no les criticamos, si no les robamos, si no levantamos falsos testimonios y procuramos su bien. Si en lugar de maldecirles oramos a Dios por ellos; si les defendemos y si en todas estas cosas procuramos su santificación» (Sermón {8}, vol. I, pág. 68-69-70). Entre otras referencias al Evangelio de Lucas, indicaría otra de capital importancia para la vida cristiana: La oración. Comenta el Fundador el texto de (Lc. 11,11-12). « ¿Qué padre, entre vosotros, si un hijo le pide un pez, le va a dar en vez del pescado una serpiente? ¿ Cómo os puede dar el Padre Celestial lo que Él

M

E

n el marco de la celebración de los 200 años del nacimiento del Fundador; y con el deseo de dedicarle un cariñoso recuerdo en este año jubilar, continúo con el tema ya anunciado anteriormente y que, durante este curso, ocupará la página de nuestra historia. Ocasión propicia para llevar a cabo la tarea, nunca terminada, de una profunda revitalización de nuestro carisma y de la obra que Dios ha iniciado en nuestro interior. La base de nuestra reflexión son los sermones del Fundador. La fuente de Vida es la Palabra de Dios que ellos guardan. Podemos afirmar que son abundantes las referencias y comentarios del Evangelio. Cuyo inicio de su predicación, tal como indiqué en mi anterior escrito, fue iluminado con estas reveladoras palabras de San Juan: « En el principio ya existía la Palabra. La Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios… En ella estaba la Vida» (Jn.1,1-4). Prescindiendo de los tres primeros sermones, el Fundador inició su predicación en Mallorca, con un «piadoso novenario para implorar la Divina Misericordia a favor de las almas del Purgatorio», el 8 de septiembre de 1845, en la iglesia del Hospital General de Palma. Las referencias y comentarios que indicaré en el presente escrito, pertenecen a varios de los sermones del citado novenario. Casi todos ellos del Evangelio de Lucas. El Evangelio de la Misericordia. Ocupan un lugar destacado las parábolas. En EL PRÓJIMO, AÑADE el primer sermón ya EL F UNDADOR , SON hay una referencia a la TODOS AQUELLOS QUE parábola del SON CAPACES DE VER EL HOMBRE RICO Y ROSTRO DE DIOS LÁZARO EL

[OdRiae 7


ENSAYOS

«

LA

ORACIÓN ES LLAVE

DEL CIELO, PUERTA DE LA GLORIA, FUNDAMENTO DE TODA LA VIDA ESPIRITUAL»

«

¿ Y POR QUÉ

PENSÁIS QUE

DICE

JESUCRISTO QUE UNO ES EL PRECEPTO, CUANDO SON DIEZ LOS MANDAMIENTOS DE

DIOS? NO POR OTRA RAZÓN QUE LA QUE DIO

JUAN EVANGELISTA A SUS DISCÍPULOS. PORQUE CUMPLIENDO ESTE MANDAMIENTO, QUEDAN CUMPLIDOS

iseri

M

TODOS LOS DEMÁS.»

[OdRiae 8

sabe que no os conviene? El Fundador resalta la necesidad que tenemos de orar. Es necesario orar siempre sin desfallecer, dice, porque muchas veces se complace en probar nuestra fe. La oración es llave del cielo, puerta de la gloria, fundamento de toda la vida espiritual. En la oración la fe se anima, la esperanza se fortifica, la caridad se aumenta. La oración es el socorro de los afligidos, el refugio de los culpables, el tesoro de los justos, la intercesión de los ignorantes, el mejor convite para los que aman fielmente a Dios; música sonora para los ángeles, gusto de la gloria y agradable sacrificio a Dios Nuestro Señor» ( Sermón [9}, vol. I, pág.80-82 ). Por último considero oportuno contemplar cómo el Fundador pone particular acento sobre el precepto del Amor: «Uno es mi precepto, que os améis unos a otros como yo os he amado» (Jn. Cap.15 ). Ante este precepto del Señor, pregunta el Fundador ¿Y por qué pensáis que dice Jesucristo que uno es el precepto, cuando son diez los mandamientos de Dios? No por otra razón que la que dio Juan Evangelista a sus discípulos. Porque cumpliendo este mandamiento, quedan cumplidos todos los demás. Con la misma atención, y mayor si cabe, contempla el Fundador la Bienaventuranza del Perdón. La Bienaventuranza de la Misericordia: «Sed misericordiosos como vuestro Padre es Misericordioso» (Lc. 6,36). El Fundador hace este precioso comentario: «Bienaventurados, dice el Señor, porque ellos alcanzarán misericordia. Dad y se os dará con una medida buena, llena, apretada y superabundante. Y esto se ha de entender, no sólo acerca de los bienes temporales, sino también de los bienes espirituales. Nos lo demuestra el Espíritu Santo en muchos lugares de las Sagradas Escrituras. Da a los pobres, las primicias de los bienes y verás cómo se llenan tus graneros. Divide tu pan con los pobres, nos dice por Isaías y tu vestido con el desnudo y ten la seguridad que Dios aumentará tu caudal. No os olvidéis de aquellas hermosas rosas que fueron convertidas en trozos de pan, que tenían que repartirse en caridad, en la falda de santa Isabel, de Santa Rosa de Viterbo y de otros Santos, en prueba de lo mucho que valora Dios la limosna» (Sermón {5}, vol. I, pág. 94-95) El punto final de esta página de nuestra historia, son una palabras hechas oración, con las que el Fundador finaliza el dicho novenario: «Jesús Amoroso; en nombre de vuestra sangre preciosa, comenzamos este novenario. Quisiéramos haber escuchado con mayor atención vuestra divina palabra y haber orado con mayor atención. Perdónanos Señor, por la intercesión de vuestra sangre preciosa y por los méritos de Vuestra Purísima Madre. Amén».


CIENTOS

200

ANIVERSARIO 2 M I L14 NACIMIENTO DEL MIL8 FUNDADOR

[

FUENTES ESPIRITUALES Y TEOLÓGICAS EN LOS SERMONES DE D. GABRIEL MARIANO (I) POR: ANTONIA BARRILERO, FHM los principales colaboradores de Monseñor Cabrera.2 El tema de este sermón es María, del que más le gusta hablar, tal y como él mismo expone al principio del mismo al confesar: «Ninguna cosa hay, reverendos sacerdotes, y amados hermanos míos que mas me guste que el hablar de María» 3 . María es su tema predilecto, pero a la vez, según confiesa, el que más temor le infunde. A partir de ahí, el Fundador pasa a explicar «la dignidad de María». Una cualidad que argumenta apoyándose en dos escritores: los dos franciscanos y santos. El primero de ellos, san Buenaventura y el otro, san Bernardino de Sena. Del «angélico doctor», como se define a Buenaventura, resalta la doctrina referida a la Madre de Dios: «la dignidad de María es cuasi infinita». Una característica aplicable también a las siete «virtudes y perfecciones que la adornan» que «son cuasi infinitas como expone S. Bernardino de Sena»4. A partir de estos dos autores, el Fundador pone de manifiesto «la dignidad de María», y explica de manera concluyente el porqué de las cualidades infinitas de María: una equivalencia similar en cuanto a cualidades que la Providencia establece entre la misión y elección. D. Gabriel Mariano concluye que la dignidad de María es inherente a su identidad como Madre del Hijo de Dios: «Y en efecto el modo de obrar de la divina providencia es este, dar al que coloca en una alta dicnidad las gracias necesarias y convenientes

SAN BUENAVENTURA. SIMONE SACCHETTINI, 1611. CONVENTO DE LAS DESCALZAS REALES, VALLADOLID.

iseri

M

C

on el objetivo de ahondar en la figura de D. Gabriel Mariano; en su obra y en su legado, me han pedido que estudie las fuentes espirituales, literarias e históricas en las cuales fundamenta su pensamiento teológico y su espiritualidad. Entiendo, y desde esta perspectiva abordo el trabajo, que se trata de hacer un rastreo por los autores que el Fundador va citando en sus sermones, a fin de saber dónde se inspiraba D. Gabriel en su predicación y a la hora de proyectar su Vida y Misión en el contexto donde nació y creció, como hombre, como sacerdote y como Fundador. En cuanto a la metodología, centraré mi investigación en los Sermones de D. Gabriel1 y la abordaré cronológicamente. A través de la lectura de cada uno de los textos, iremos entresacando los nombres de aquellos escritores citados por D. Gabriel y los conceptos señalados por él a la hora de argumentar sus reflexiones y homilías. Contenidos que conforman el fundamento teológico de su ministerio sacerdotal y de su predicación. La primera cita la encontramos en su primer sermón, pronunciado poco tiempo después de ordenarse sacerdote. D. Gabriel dirigía su homilía a un grupo de sacerdotes españoles que como él había tenido que salir del país para preparase para el sacerdocio. El contexto de este sermón se sitúa en el Colegio de San Bartolomeo de Fossato donde por el año 1843 el Fundador era uno de

[OdRiae 9


ENSAYOS al sublime grado á que le elevó.»5 Y, para resaltar esta cualidad aun más, el fundador cita a Francisco de Suares, jesuita portugués del siglo XVII. De este eminente t e ó l o g o D.Gabriel Mariano cita la referencia a cómo la dignidad y virtudes de María son insuperables: ni las de todos los ángeles y santos juntas lograrían superarlas. Comenta el Fundador que: «Nada estraño es, Señores, que el eximio Suares con otros muchisimos teólogos diga que las virtudes de todos los angeles y santos unidos, no higualen de mucho á las virtudes de Maria; pues que su dignidad con ninguna otra, menos con la de Dios, se puede comparar». 6 María, al ser Madre de Jesús, comparte los atributos de la divinidad. Para el Fundador, después del Buen Dios María es objeto de su mayor amor. Su corazón se desborda al enumerar sus alabanzas. Su

elogio de la Virgen explica el objeto principal de este su primer sermón: presentarla como Madre y protectora de los sacerdotes a la hora de llevar a cabo su misión en la Iglesia. El Fundador se encomienda a Ella, no sólo para pronunciar esta homilía, sino para que sea su protectora en el servicio ministerial. En este aspecto trae a colación la imagen de la Pasión, cuando en la cruz Jesús se dirige a Juan para decirle» Ecce Mater tua», D. Gabriel presenta y ofrece a su auditorio –jóvenes sacerdotes recién ordenadosla figura de María como su intercesora y protectora en la tarea de enseñar, predicar y perdonar. Y para explicar la necesidad de acogerse y encomendarse a María, D. Gabriel recurre a los argumentos de San Bernardo y San Buenaventura. De Bernardo de Claraval recoge la afirmación de que «no se convierte ningún pecador, ni viene ningun infiel á la fe, que no sea por medio de Maria.»7 Mediación de María que san Buenaventura sitúa en ‘la luz de verdad’ que es María para los profetas; suministradora de sabiduría para los apóstoles, y para los evangelistas, maestra».8 Concluye D. Gabriel diciendo que todos los frutos de los sacerdotes son debidos a María, Madre de Dios. Una afirmación que desarrolla acogiéndose a argumentos de hombres que le precedieron y en cuyo legado espiritual se apoya a la hora de expresar su amor y devoción a la Virgen.

1

Si bien centraré mis colaboraciones en los Sermones, no quiero dejar pasar por alto las referencias a aquellos autores que D. Gabriel hace en las Constituciones de las Franciscanas Hijas de la Misericordia. Es obvio, que al pensar en fundar la Congregación, y al escribir el texto constitucional que quería darles, lo impregnase con el pensamiento y la doctrina de otros santos Fundadores como: Francisco de Asís, Alfonso Mª de Ligorio, Francisco de Sales, Ignacio de Loyola y Vicente de Paúl, para ponerlos como referencia en sus formas de vida consagrada y les ayudasen a vivir esa espiritualidad que D. Gabriel quiso también para sus Hijas. 2

iseri

M

RIGO, María (ed.), RIBAS DE PINA., Gabriel., Sermones, Palma de Mallorca, Muntaner, 2006, p.15 3 Idem. 4 Idem. 5 p.15-16 6 Ibidem.,p.16 7 p.21 8 Idem.

[OdRiae 10


CIENTOS

200

ANIVERSARIO 2 M I L14 NACIMIENTO DEL MIL8 FUNDADOR

[

PERFIL HUMANO-PSICOLÓGICO DE GABRIEL MARIANO RIBAS DE PINA

POR: MARGARITA FEMENÍAS, FHM INTRODUCCIÓN

Creo poder afirmar que, en su adultez, estamos ante una personalidad madura y equilibrada. Sus numerosas cartas, teñidas no sólo por la descripción de los hechos, sino también marcadas por una gran riqueza emocional, nos conducen a pensar que en él existía un diálogo entre el cerebro cognitivo ideas, estructuras, razonamientos- y el cerebro emocional –donde se almacenan todas las vivencias, emociones y sentimientos-. Ese

RASGOS DE SU PERSONALIDAD • Gabriel posee una vigorosa estructura organizativa. Y así lo observamos cuando quiere fundar la Congregación. No sólo redacta las Constituciones bien detalladas, sino que, al abrir una casa, todo está especificado y puntualizado. Enumera, entre otros aspectos, los utensilios necesarios que debe haber en la casa que piensa abrir, así como los permisos necesarios que exigen las distintas autoridades, incluso cómo llegarán las Hermanas al pueblo donde se han de establecer... • Capacidad de análisis y síntesis. Redacta una reseña de todas y cada una de las Hermanas de la Congregación, siempre con la misma estructura. Señalando las virtudes y los defectos, no sin dejar de nombrar sus cualidades. • Capacidad empática 5 . Hay numerosos ejemplos en su vida de este rasgo. Gabriel capta la situación no sólo de las necesidades de la sociedad mallorquina sino que, cuando alguna hermana está enferma o tiene alguna dificultad, buscará los medios

iseri

PERSONALIDAD PSÍQUICA

diálogo entre los dos cerebros le hace capaz de analizar los hechos y acontecimientos, tanto propios como ajenos, con una gran objetividad. Esta objetividad la podríamos observar en numerosos acontecimientos, pero también la descubrimos en su capacidad para descubrir y adivinar el camino por donde le conduce el Señor en su proceso vocacional. La interiorización le lleva a tener una relación profunda con el Yo Soy3. A lo largo de su proceso de crecimiento personal pasará del «Yo pienso» al «Ser», al «Sí mismo».4

M

H

ablar de perfil significa que vamos a limitarnos a los rasgos más característicos y relevantes de la rica personalidad de Gabriel Mariano, aunque basten para lograr un retrato suficientemente reconocible de la realidad que intentamos diseñar. Las fuentes de las que obtendremos información serán sus Escritos1 teniendo en cuenta su unidad y su biografía2. Nos basaremos en una lectura retrospectiva de sus Cartas porque es la única fuente que tenemos para poder observar y deducir aquellos rasgos que nos parecen significativos, pero siempre teniendo en cuenta que nuestra observación puede estar sesgada por nuestra propia personalidad. Nos acercamos a esa observación con temor a equivocarnos, pero movidas por una gran estimación y admiración por su persona y por su obra. Una Luz esplendorosa nos guía y nos acompaña. Unos hechos marcarán su personalidad: el condicionante de nacer en una familia noble y acomodada, pero profundamente cristiana; el momento histórico delicado y convulso, es decir, las décadas centrales del siglo XIX en España; y una vida marcada por la enfermedad y el sufrimiento.

[OdRiae 11


ENSAYOS necesarios para acompañarla. Cuando una Hermana está enferma, no duda en permitir que se recupere de sus dolencias en su pueblo natal. • A lo largo de su vida emplea la metodología de ver, juzgar y actuar. Esta metodología queda patente cuando Gabriel decide fundar casas en los pueblos más pequeños. Él vio y juzgó que la ciudad y los pueblos grandes estaban ya atendidos. Hace un análisis de la realidad y a partir de ahí toma una decisión. • El liderazgo nato que descubre en su interior, en el proceso de autoconocimiento, le llevará a poner por escrito la idea de Fundación, una reflexión que comunicará a su hermana Josefa María y que irá tomando cuerpo en el interior de los dos hermanos. • El constante discernimiento que irá creciendo y madurando en profundidad y que le acompañará en las distintas etapas de la vida6 le ayudará a conseguir los objetivos propuestos.7 • Sentido del humor8. Genio alegre9. PERSONALIDAD INTELECTUAL.

iseri

M

Su formación jesuítica en humanidades le abrirá las puertas para ingresar en la Universidad Literaria de Mallorca 10 , le proporcionará un amplio desarrollo personal y le estructurará su inteligencia Gabriel Mariano, siendo hijo de una familia acomodada, profundamente religiosa, de un matrimonio estable... posee las bases para desarrollar al máximo sus capacidades intelectuales y así lo hace. Es un hombre de inteligencia intuitiva y práctica, marcada por una fuerte interiorización y profundización, lo cual le propicia alcanzar, no sólo unos estudios y unos conocimientos, sino una cultura interiorizada que abarcará toda su personalidad. Es observador, de pensamiento reflexivo, ordenado, meticuloso, creativo, analítico y con capacidad para la resolución de conflictos. Posee una profunda inteligencia emocional11 y por ello será capaz, no sólo de identificar y regular sus propias emociones, sino las de los demás.

[OdRiae 12

PERSONALIDAD AFECTIVA La dedicación exclusiva de la madre en la educación de sus hijos pondrá las bases para que Gabriel tenga una buena SEGURIDAD EMOCIONAL12 que saldrá reforzada con la figura paterna para potenciar la SEGURIDAD EJECUTIVA 13. Esta seguridad emocional y ejecutiva que posee Gabriel salen a la luz en la intervención que tendrá cuando aparecen algunos conflictos de personas externas de la Congregación con algunas religiosas. En esta circunstancia destacará por su habilidad en la resolución de conflictos.14 También esa seguridad emocional se pone de manifiesto en el proceso interior que lleva a cabo así como en la toma de decisiones que le conducirán a la renuncia como heredero primogénito de la acaudalada familia Ribas de Pina. Observamos una relación afectiva en todas las cartas que escribe a su familia. No esconde sus sentimientos de afecto ni a sus padres ni a sus hermanos, sino que además los muestra a todas las personas que están en relación con su familia. Por eso, cuando les escribe, siempre dedica un mensaje para cada uno además de tener en cuenta sus peculiaridades. No se olvida en absoluto de enumerar detalles y de hacer descripciones. Emplea la correspondencia continuamente. En principio, para relacionarse con los suyos y mantener viva la llama del amor y del afecto, pero también utiliza la relación epistolar como una habilidad terapéutica. Esto le ayuda a vencer la enorme añoranza que tiene y que a menudo se asoma. Necesita comunicarse. Por eso, a medida que vamos leyendo las Cartas desde Italia, aparecen sentimientos de alegría, de añoranza, de tristeza, de nostalgia, de gozo, de dolor, de satisfacción... Esa capacidad de identificar sus propios sentimientos y de manifestarlos pone de manifiesto su madurez humana, su seguridad emocional y su salud psíquica. Cuando observamos la relación que tiene con las autoridades civiles y eclesiásticas


Nos quedan muchas cosas por decir de la personalidad de Gabriel Mariano. Lo que hemos escrito ha sido una aproximación y un primer encuentro con los muchos rasgos que podríamos descubrir en su biografía. Estamos, sin duda, ante una personalidad rica a nivel humano. A partir de aquí podríamos dar nombre al perfil espiritual que no hemos analizado en ningún momento, porque no era nuestro objetivo. Sin embargo, a veces, ha sido difícil mantenernos al margen de temas espirituales. LUCES Todo lo descrito hasta ahora no hace más que destacar las luces de la personalidad de Gabriel. Sin embargo destacaremos algunos rasgos que podríamos llamar «luces»: ♦ La capacidad de dejarse interpelar por la realidad socio-cultural-sanitaria que existía en su tiempo y la respuesta que supo dar a esa interpelación. De esta forma configura en su interior una respuesta a las situaciones de marginalidad y funda la Congregación de Hijas de la Misericordia. ♦ La renuncia a ciertos nombramientos como sacerdote para dedicarse a la predicación en casi todos los pueblos de Mallorca. · La capacidad de vencer obstáculos e ir sondeando el camino para llegar a la meta a la cual estaba llamado. ♦ La capacidad de no apropiarse de la Fundación y confiar plenamente en su Hermana al nombrarla superiora general y al aceptar otros colaboradores.

Entendemos por «sombra» aquellos aspectos de la vida de Gabriel que, teniendo capacidad para ello, no llegó a desarrollar. No nos detendremos en este aspecto, porque su búsqueda sería muy laboriosa. Pero sí hay un interrogante que nos hacemos y que no sabemos contestar. ¿Por qué Gabriel guardó silencio y no comunicó la noticia de que se había concedido a la Congregación de Derecho Pontificio? También surgen otros interrogantes acerca de la preparación de las primeras religiosas. Pero sólo estudiando a fondo las circunstancias de aquel tiempo podríamos responder. Otra pregunta que cabría hacerse sería cómo le afectó en su vida y en su desarrollo personal el fallecimiento de su padre cuando apenas tenía 23 años. Referente a este tema sólo cito un comentario que hace en una Carta que escribe a su madre y a sus hermanos: «Ofreceré por primera vez, un sacrificio por el alma de una de las dos personas que más he amado en ese mundo»15 Y una de esas dos personas es su padre. Y así podríamos continuar! Pero lo dejamos aquí para proseguir en otro momento. Realmente Gabriel Mariano, fue y es, un Don para la Iglesia.

1

Documentos II (1814-1842) Gabriel Mariano Ribas de Pina (1814-1873) Pere Fullana-Pere Joan Llabrés. 3 Término acuñado por C. Jung. 4 Psicología y Ejercicios Ignacianos. Vol I. (pág. 389) 5 Documentos III. Pág. 80. 6 Cfr. Itinerario vocacional. S. María Rigo. 7 Documentos III. Pág.54. 8 Documentos III. Pág.31, 40, 41. 9 Id . Pág.61. 10 Cfr. Pág. 20-21. 11 Definición de Inteligencia emocional. 12 Rasgo que debe pasar la madre a sus hijos en los seis primeros años de la vida del niño. 13 Rasgo que debe pasar el padre a los hijos para poder interrelacionarse con los demás. 14 Escritos I. Pág. 150-162) 15 Documentos III. Pág.162. 2

iseri

VALORACIÓN GLOBAL SOBRE EL CARÁCTER DE GABRIEL MARIANO EN SU CONJUNTO. LUCES Y SOMBRAS

SOMBRAS

M

comprobamos que Gabriel es un hombre de convicciones profundas y que es capaz de saltar cualquier obstáculo que se le presente para conseguir los objetivos propuestos.

CIENTOS

200

ANIVERSARIO 2 M I L14 NACIMIENTO DEL MIL8 FUNDADOR

[OdRiae 13


EPÍLOGO

[

EPÍSTOLA A MOSÉN GABRIEL POR: ISABEL MARTÍNEZ «Cuando fundó la Congregación de Hijas de la Misericordia y dispuso que enseñaran gratuitamente a los pueblos, le advertían sus amigos confidentes de estas cosas, que no sería posible vivir de esta manera y él contestaba con mucha gracia: que sus monjas tenían que ser como los ‘nopales’ de Pina que arraigan y viven sobre las rocas...» (Cfr. AGC. Cuaderno de NOTAS, B, p.60)

C

iseri

M

aro monsén Gabriel: Reciba mi más cordial saludo de Paz y Bien. El más apropiado para una persona como vos, fascinado por la figura de Francisco. De todo corazón deseo que estas palabras lo abracen en la eternidad en la que habita, ceñido y cernido del abrazo de Dios. Le escribo desde el corazón de Castilla; de esa tierra vestida de reciedumbre, austera en sus paisajes y en sus gentes; anchurosa, llana y tan extensa como propicia para que los genios inventen fantasías y héroes de lanza en ristre como el ingenioso D.Quijote de La Mancha. Estas tierras son aptas para los sueños: para inventarlos y para hacerlos realidad. Pero también para acogerlos. Aunque, de eso, vos tenéis más certeros conocimientos. Pues, aquí el año 1927 llegó la estela de su Fundación a los campos conquenses, concretamente a Villamayor de Santiago. Luego, como el agua que encuentra amables cauces, el sueño se extendió y abrazó otros pueblos y otras tierras de la Península, hermanados desde entonces con sus entrañables Islas Baleares por lazos de fraternidad y misericordia. Confieso que me hubiera gustado conocerle personalmente. Sé de vos a través de los textos y de quienes en ellos dejan emotivo y veraz testimonio de su figura y de su legado. El continuo estudio y dedicación a ellos me ha permitido acercarme a su biografía. Aunque, eso sí, hay autoridades en la materia que marcan las líneas maestras de quién fuisteis y cuál fue su gran aportación a la historia de la iglesia; en concreto, su misión al servicio del Evangelio y a encarnar el carisma de la misericordia. A ellos, y a sus volúmenes, el mayor respeto y, siempre, toda referencia. Desde esta Castilla desde la que le escribo, no se entiende, he de reconocerlo, que las montañas rocen el cielo o que, a la vuelta de la esquina, el mar impregne de candidez azul la planicie de poniente. O que la tramontana airee con un hálito mágico las laderas de valles nemorosos, como los que cantara san Juan de la Cruz. No se entiende, pero fascina ese milagro. También atrae la belleza de las chumberas, exóticas y fascinantes a mis ojos, acostumbrados al trigo dorado y a las pámpanas de los viñedos manchegos. Ciertamente, me fascinaron desde el primer día que las vi: el sabor de sus frutos se convirtió en memoria y profecía de una historia de amor y entrega perpetuada doscientos años después de su nacimiento. Y es que admirarlas en medio de los campos baleares es contemplar la imagen de quien se sabe obra de Dios, inserta en la Creación. Recias, arraigadas en plena tierra y con su fruto, tan

[OdRiae 14

dorado y dulce... La suya es la arquitectura de la vida misma. Recias, afrontando las horas doradas con luz, y las sombrías, con entereza, venciendo todos los miedos y pesares. Compartiendo y combatiendo la acedia con sabores cálidos. Su intemperie, es calor para quienes se acercan a ellas; sus esfuerzos y desvelos son bálsamo para los sedientos, para los transeúntes de los márgenes de los caminos, necesitados de ambrosías para su hambre y para su sed. Su sencillez es icono de sabiduría; de ese saber con mayúsculas que descubre la grandeza de las cosas pequeñas. Su fidelidad, es esperanza para los peregrinos del camino. Sus espinas expresión de cómo la excelencia no reside en la apariencia, sino en el corazón de la semilla; de cómo el venturoso hallazgo mitiga el dolor padecido en el trayecto hacia el fruto; también paradigma ellas del dolor que transfigura y eleva a quien con ellas es adornado. Así veo los nopales de Mallorca; también, los de Pina. Ese es su elixir: emociona y estremece descubrir en su imagen un corazón hecho bienaventuranza para almas necesitadas de Agua, Pan, Vida, Esperanza... Ha de saber estimado mosén Gabriel que no corren buenos tiempos. Los cambios climáticos, la ciclogénesis, el deterioro del medio ambiente son una amenaza que se cierne y arrasa sobre la Creación entera, ese bien preciado y precioso. Sin embargo, a pesar de las inclemencias, las chumberas permanecen erguidas. Aun así, se percibe en sus plantas un atisbo de temor; temen que un desbordamiento o el desencanto por todo lo natural, la opción por las nuevas tecnologías, el olvido de la Madre Naturaleza las arrase de golpe. Las embarga este temor, y veces se ha sentido un leve temor rozando el aire que habitan; pero es mayor la certeza, y a ella se aferran, que quien las plantó en medio «del plà» las mantendrá fieles en la tarea de embellecer la mirada y la historia de cuantos se acerquen a ellas. Esto hablabais vos de las chumberas de Pina, esas que mostrasteis como icono de las mujeres de vuestra Congregación; yo, que hablo de las Franciscanas Hijas de la Misericordia, a quienes conozco desde siempre, convengo en que acertó al elegir esta imagen para definirlas. Para ellas que, 200 años después de su nacimiento, cumplen fielmente y son reflejo vivo vuestro sueño fundacional; para ellas, presencia enraizada en la vida de los pueblos más pequeños inclinando su corazón a la «mayor miseria», le pediría que siguierais inclinando vos vuestra mirada y derramando vuestra protección para que continúen encarnado el carisma sin temor ni temblor: firmes como los nopales de los campos de Pina, tal y como quiso que vivieran su misión.


T

ESTIMONIO GRÁFICO

DOCUMENTOS PERSONALES PÁGINAS MANUSCRITAS...

DE

CIENTOS

200

ANIVERSARIO 2 M I L14 NACIMIENTO DEL MIL8 FUNDADOR

D. GABRIEL MARIANO

iseri

REGISTRO DE LA CONGREGACIÓN DE LAS HIJAS DE LA MISERICORDIA, TERCIARIAS DE NTRO. STO. P.S. FRANCISCO DE ASÍS. QUE CONTIENE LAS VESTICIONES, PROFESIONES, DEFUNCIONES Y DEMÁS DIGNO DE NOTARSE DE CADA UNA DE LAS HERMANAS DE DICHA CONGREGACIÓN. TOMO I AÑO 1856.

M

CORRESPONDEN AL

[OdRiae 15


“Celebramos la vida de Gabriel Mariano” ESPECIAL NUMERO 1 ANIVERSARIO DEL FUNDADOR FEBRERO 2014

Portadafebrero numero especial 2014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you