Page 1

LA EXPLORACIÓN PROGRAMÁTICA COMO HERRAMIENTA DEL PROCESO PROYECTUAL

LA EXPLORACIÓN PROGRAMÁTICA COMO HERRAMIENTA DEL PROCESO PROYECTUAL Por Maria Eva Contesti Arquitecta FAPYD, UNR MArch Washington University in Saint Louis Prof. asociada Proyecto Arquitectónico V, Facultad de Arquitectura Universidad Abierta Interamercana, Rosario. JTP Teoría y Técnica del Proyecto arquitectónico, Cátedra Rois, FAPyD, UNR.

Figuras, Puertas y Pasillos. Robin Evans, 1977

Para poder plantear el tema del programa como una herramienta de exploración proyectual debemos remontarnos a finales de los `70s, cuando desde la Architectural Assosiation de Londres, un grupo de arquitectos - Bernard Tschumi, Robin Evans, entre otros, reaccionaban al discurso postmoderno de Rossi, Eisenman y Venturi. Tanto Tschumi como Evans tomarían el programa como tema central de exploración tanto en ejercicios académicos como en trabajos teóricos y prácticos. 1


Ellos entendían al Programa no como las funciones de la que devienen restricciones estáticas, estables y definitorias, sino entendido como el conjunto de acciones que activan el espacio. Robin Evans, desde el campo de la teoría, en su texto “figuras, puertas y pasillos” indaga sobre las acciones en el espacio doméstico, sosteniendo que la vivienda es una actividad, no un lugar, preguntándose cuando y como aparece el pasillo. El énfasis se desplaza de la naturaleza del lugar a los procedimientos de su ensamblaje para conseguir privacidad, silencio, confort, segregación. El papel instrumental de la arquitectura en la formación de acontecimientos cotidianos, entendiendo a los edificios como contenedores de actividades y el PASILLO como el movimiento generador de forma - estructura básica a la que se podrían adjuntar los espacios. Por su parte Bernard Tschumi, con sus “Manhattan Transcripts” explora la relación entre uso, forma y valores sociales, entre espacio, movimiento y evento. Además investiga sobre nuevas formas de notación para representar estos espacios-eventos a través de diagramas, fotografías, filmaciones y textos. Bernard Tschumi se pregunta al encabezar el texto Espacios y Eventos: Existe el espacio sin el evento y la arquitectura sin el programa? Y sostiene que en sus trabajos la arquitectura no puede ser disociada de los eventos que suceden en ella. Explorando así la relación entre la elaboración formal de espacios y la invención de programas, así como también entre la abstracción del pensamiento arquitectónico y la representación de eventos. Propone manipular el programa de una manera objetiva, desprendida e imaginativa como los escritores manipulan la estructura de un texto.

2

The Manhattan Transcripts, Bernard Tshumi 1977-1981


LA EXPLORACIÓN PROGRAMÁTICA COMO HERRAMIENTA DEL PROCESO PROYECTUAL

Los resultados de la relación entre el programa y el edificio pueden ser altamente empáticas o contradictorias y artificiales, provocando una disyunción entre la forma esperada y el uso esperado. La arquitectura se convierte en acción en vez del marco para la acción. Por último, Rem Koolhaas, con sus indagaciones tanto teóricas como prácticas, “El Espacio basura” “La Gran Dimensión” entre otras, explora las posibilidades de manipulación del programa como un mecanismo liberador: ¿Qué es una biblioteca sino una superficie en la cual se localizan libros y ordenadores y un camino que conduce al público hasta ellos? ¿Qué es un Museo de Arte sino otra versión de la misma organización, una superficie donde exponer el arte y un camino para que el público llegue hasta él? Koolhaas se libera de las restricciones del orden establecido en cuanto a la tipología. Preguntando: ¿Por qué diseñar una escultura cuando todo lo que necesitás es una caja? Se libera de la forma. Aparece el concepto de congestión, que se basa en plantear que arquitectura de un edificio debe estar determinada por el resultado a pleno rendimiento, una arquitectura que se esfuerza por conseguir un máximo de estructura de eventos, un edificio ocupado. En una proliferación promiscua de multitudes y acontecimientos que se contaminan y ensamblan simultáneamente. Estas voces han reflexionado sobre la exploración programática como herramienta del proceso proyectual.

OMA Très Grande Bibliothèque, Paris, Francia, 1989 OMA Programatic Lava. Urban Design Forum, Yokohama, Japón 1992 3


Nos ocupa en este momento como volver operativos en un ámbito académico estos conceptos anteriormente planteados. Asumimos entonces que la función son aquellas restricciones estáticas, estables y definitorias. El programa, por otro lado, ofrece a través de su manipulación, espacios orientados, no direccionados, a la vez que proyectivos posibilitando relaciones de múltiples afiliaciones provisionales incongruentes. El programa no es un dato rígido sino que se vuelve información operable. La exploración programática no busca resultados formales ni tampoco está preocupada por cuestiones tipológicas. Para traducir el programa en información operable se plantean 3 estrategias posibles de aproximación. La exploración programática como herramienta operativa potenciando el proceso proyectual: EL PROGRAMA COMO MATERIA, EL PROGRAMA COMO CAMPO Y EL PROGRAMA COMO ESTRUCTURA. El programa como materia, entiende al programa como material-masa manipulable capaz de producir espacios y no con acomodar funciones . Se producen generalmente relaciones binarias de eventos categorizados: ocupados vacios, público privado, sirviente servido, dinámico estático, estable inestable, etc. El programa como campo se caracteriza por el énfasis de la utilización del vacío, los espacios residuales e intersticiales. El espacio residual es activado por estratificación visual y los acontecimientos siempre cambiantes. El programa, en este sentido, no define formalmente los espacios sino que se convierte en el campo de eventos fluctuantes. La manipulación del programa dará como resultado nuevas arquitecturas más preocupadas por la topología, la geometría, y el espacio del acontecimiento. Relaciones no compositivas y no jerárquicas organizadas por variables de convergencia, conectividad, continuidad, vecindad. El programa como estructura/infraestructura es entendido como el espacio activado por máquinas de movimiento, infraestructuras, tecnologías. Puro espacio atravesado por rampas, ascensores, escaleras mecánicas, superficies proyectadas, reflejos, ecos, carteles, y aire acondicionado. El programa es puro espacio atravesado por flujos y canalizaciones.

4


LA EXPLORACIÓN PROGRAMÁTICA COMO HERRAMIENTA DEL PROCESO PROYECTUAL

EL PROGRAMA COMO MATERIA Escala doméstica. Vivienda Unifamiliar

Casa en el tiempo (2014) es proyecto realizado por los arquitectos portugueses Aires Mateus. Una casa rural al sur de Lisboa existente que fue renovada y adaptada a las necesidades actuales. La operación fue la de identificar la casa como un volumen dividido en ocho espacios bien diferenciados y comunicados entre ellos en el eje esteoeste. Esto les permitió conservar los muros portantes de mampostería, manteniendo los 8 espacios principales a los que le integraron los espacios de servicios. Espacios de servicio que, adosados al muro, forman parte de este, aumentando la masicidad del conjunto y creando un espesor que contribuirá a direccionar las vistas hacia los puntos más interesantes, y a dar profundidad y perspectiva desde el interior. La forma entonces está dada, parte de la existencia de los muros existentes. La diferenciación de dos categorías de programa -sirvienteservido- y la manipulación de éstas entendiéndolas como masas. Decimos que aquí el programa es manipulado como materia. Las masas de soporte y servicios moldean los espacios servidos, donde la vida sucede. Masas rígidas y bien definidas conforman aquellos espacios de acontecimientos menos específicos.

5


EL PROGRAMA COMO MATERIA Trama. Vivienda Multifamiliar. Complejo de Viviendas EDA, Ryue Nishizawa, 2002. EDA es un conjunto de viviendas proyectado por Ryue Nishizawa en el año 2002. Concebido como un bloque monolítico para un distrito residencial de Tokyo, el conjunto contiene 100 unidades residenciales en 3 niveles suspendidos sobre columnas. Abriéndose únicamente hacia patios interiores, cada unidad programática es accesible por medio de escaleras desde el espacio continuo y vacío exterior de la planta baja. Cada unidad programática es conformada siguiendo las intersecciones de diferentes grillas infraestructurales del sitio -calles, vías de ferrocarril. La forma exterior, al igual que el ejemplo anterior viene dada: es la simple extrusión de la superficie construible del sitio. Aquí el programa es la materia que manipulada de acuerdo a las grillas infraestructurales del sitio y la extrusión simple de la superficie construible del sitio determina el vacío vital indefinido: Lleno vs. Vacío, Espacio utilitario vs. espacio vital. A su vez, la operación de elevar los tres niveles de programa por sobre el nivel 0 crea el espacio indeterminado de fricción, encuentro, evento, suceso.

6


LA EXPLORACIÓN PROGRAMÁTICA COMO HERRAMIENTA DEL PROCESO PROYECTUAL

EL PROGRAMA COMO MATERIA Escala institucional/Monumental. La Biblioteca Central de Seattle culminada en el año 2004 por OMA y Joshua Prince Ramus representa la materialización de las indagaciones exploradas por Rem Koolhaas en sus proyectos de bibliotecas anteriores. Anteriormente con la Tres Grande Blibliotheque y las Bibliotecas de Jussieu, Koolhaas proponía liberarse del programa como un determinante rígido tipificado. Aquí, y a diferencia de las dos experiencias anteriores, la manipulación se da a través de entender al programa como materia moldeable. Reorganizando los espacios de usos más rígidos, privados y restringidos, los agrupa en 5 bloques regulares que, separándolos, conformarán aquellos fluidos, accesibles, públicos e indeterminados. El vacío es activado por medio del movimiento, los flujos y las acciones siempre cambiantes.

7


EL PROGRAMA COMO CAMPO El programa como campo se caracteriza por el énfasis de la utilización del vacío, los espacios residuales e intersticiales. El programa no define formalmente los espacios sino que se convierte en el campo de eventos fluctuantes. Crea Relaciones no compositivas y no jerárquicas organizadas por variables de convergencia, conectividad, continuidad, vecindad. El programa se organiza en un plano creando espacios intersticiales y residuales de uso provisionales, espontáneos y cambiantes. Urbanismo interior, espacios sucesos. Alfombra mágica social. Escala doméstica. Vivienda unifamiliar. La casa Miller data del año 1957 y está situada en la ciudad de Columbus, Indiana diseñada por Arquitecto Eero Saarinen para la familia Miller. Sus más de 600 metros cuadrados se despliegan exclusivamente en planta baja y se rodea de jardines cuidadosamente diseñados por el paisajista Daniel Kiley. Organizada a partir de una grilla estructural independiente de columnas y vigas metálicas los diferentes paquetes programáticos se distribuyen sobre un campo / suelo extensivo, tanto como debajo de la cubierta plana que se proyecta al exterior. Las unidades programáticas, en este caso, espacios determinados por las actividades más privadas y de servicio, la habitación de los padres, las de los niños, el garaje, la cocina y el servicio doméstico, se disponen alineándose con la estructura de soporte para liberar el espacio intersticial a actividades sociales y de recreación, estar, comedor, sala de tv. Dichos espacios intersticiales se extienden al exterior y lo incorporan. Podría decirse que se produce un interior exterior y viceversa, o, en una escala menor, un urbanismo interior.

8


LA EXPLORACIÓN PROGRAMÁTICA COMO HERRAMIENTA DEL PROCESO PROYECTUAL

De una manera radical, la Casa Miroyama (2005), diseñada por el arquitecto japonés Ryue Nishisawa en un barrio tradicional de Tokyo, ofrece 10 volúmenes independientes dispersos sobre un pequeño lote creando una serie de jardines individuales conectados y abiertos al exterior. Cada uno de estos volúmenes de distintas proporciones contiene programas diferenciados e intercambiables. Actualmente algunos están alquilados creando una pequeña comunidad. Los espacios intersticiales se activan de acuerdo a las estaciones, las horas del día o la noche, así como también a sus habitantes .

9


EL PROGRAMA COMO CAMPO. Trama. Vivienda Multifamiliar. Hagen Villa en la Haya, por MVRDV, del año 2002 es un conjunto de 119 viviendas de presupuesto acotado. En vez de resultar en las típicas tiras de viviendas enfiladas, se propone cortar y separar las barras para conseguir un entorno más abierto y dinámico que promueva la interacción social. Unidades individuales así como bloques de 2, 3, 4 y 8 viviendas se posicionan al frente, en medio o al fondo que cada lote, creando espacios abiertos para la vida social, actividades y miradas cruzadas.

EL PROGRAMA COMO CAMPO. Escala institucional/Monumental. El concurso para Las Bibliotecas en Jussieu de Rem Koolhaas del año 1992, representa el más conseguido de los proyectos de OMA en este tipo de exploraciones. Esa alfombra mágica social a la que refiere Koolhaas no son más que planos plegados, recortados y alabeados proponiendo una circulación simple a través del espacio continuo. Qué es una biblioteca sino una superficie en la cual se localizan libros y ordenadores y un camino que conduce al público hasta ellos? Estas superficies, paisaje vertical complejo, serán urbanizados con los elementos específicos de la biblioteca. Urbanismo interior, que como una calle, aloja además parques, plazas, cafés y tiendas. Los recortes y cambio de planos propician las miradas cruzadas.

10


LA EXPLORACIÓN PROGRAMÁTICA COMO HERRAMIENTA DEL PROCESO PROYECTUAL

EL PROGRAMA COMO infraESTRUCTURA. El programa es definido por maquinas de movimiento, estructuras e infraestructuras. Superficies activadas por medio de proyecciones, movimientos, pura acción. Espacios suturados, enhebrados, por medio de estructuras no jerárquicas que resultan en espacios heterogéneos. Puro espacio atravesado por rampas, ascensores, escaleras mecánicas, superficies proyectadas, reflejos, ecos, carteles, y aire acondicionado. Escala Doméstica. Vivienda Unifamiliar. La maison a Bordeaux de Rem Koolhaas del año 1996 es una casa que se emplaza sobre una colina con vistas a la ciudad. Destinada a un matrimonio cuyo esposo estaba confinado a una silla de ruedas, Koolhaas propone una casa en tres niveles, el inferior destinado a las actividades más privadas y de servicio, el superior a estancias de descanso y el intermedio una zona de estar en completo contacto con el exterior. Estos tres niveles o tres casas están enhebradas por el movimiento a través de escaleras y un ascensor de 3m x 3,5 m. El movimiento define la configuración espacial. El espacio es trasformado al paso del ascensor. Una máquina de movimiento es el corazón de la casa.

plantas y secciones

11


EL PROGRAMA COMO infraESTRUCTURA. Trama. Vivienda Multifamiliar. Factory 798 es un proyecto de viviendas al noreste de Beijing del año 2004 del arquitecto Bernad Tschumi. El distrito 798 se había transformado de una antigua instalación fabril en un distrito de uso mixto con galerías de arte, estudios y lofts. Ante la amenaza de demolición para construir torres residenciales que alcanzarían 1 millón de metros cuadrados , Tschumi propone superponer a las instalaciones existentes, un superestructura residencial de alta densidad. 25 metros sobre las antiguas fábricas, manteniendo y fortaleciendo la vida de la comunidad. Una estrategia de super imposición que activa el vacío y los espacios intermedios.

EL PROGRAMA COMO infraESTRUCTURA. Escala institucional/Monumental. Le Frenoy en una comunidad al norte de Francia, finalizada en el año 1997 por Bernard Tschumi, es un centro de arte contemporáneo que alberga artistas de todo tipo. El sitio contaba con la existencia de edificios de principio de siglo que se usaban para actividades recreativas. En lugar de demoler las antiguas construcciones para alojar el nuevo programa, se propone suspender una inmensa cubierta ultra tecnológica sobre las instalaciones preexistentes. Ductos de ventilación, pasarelas, escaleras. El espacio que resulta entre la nueva infraestructura y los edificios existente se convierte en espacios activos para instalaciones y proyecciones. El movimiento por medio de las pasarelas elevadas activan los espacios y aceleran la posibilidad del evento. 12


LA EXPLORACIÓN PROGRAMÁTICA COMO HERRAMIENTA DEL PROCESO PROYECTUAL

BIBLIOGRAFÍA Evans, Robin. “Figures, doors and passages” 1977 Kipnis, Jeffrey. “Towards a new architecture” en AD Folding in architecture Profile N 102. Tschumi, Bernard. “Space and Events” en Architecture and disjuntion, MIT Press, 1994 Zaera Polo, Alejandro “Conversaciones con Rem Koolhaas” en el Croquis N 53 13

La exploración programática como herramienta del proceso proyectual  
La exploración programática como herramienta del proceso proyectual  
Advertisement