Issuu on Google+

Por: Luis Fernando Niño Ospina Indudablemente con el tiempo todo avanza, todo cambia, todo mejora, pero también todo se acelera, todo debe ser más rápido y eficiente, teniendo todas las personas la necesidad de incorporar nuevos saberes, habilidades, competencias para desenvolverse adecuadamente en sus entornos directos, debiendo todo docente estar contextualizado adecuadamente a los nuevos avances tecnológicos, conocer y apropiarse de las nuevas herramientas TIC que se emplean en el ámbito laboral, pero también en el ámbito social, conectando tales herramientas con los procesos formativos para que los mismos tengan significación y pertinencia en los contextos individuales de los estudiantes. Facebook es la red que más emplean los estudiantes, pero por otra parte hay que tener en cuenta que en el día a día se presentan innumerables tareas o actividades que dificultan que las personas puedan estar conectadas y gestionando toda clase de servicios que se encuentran disponibles en la Internet, por lo cual el paquete de herramientas que realmente se puede gestionar de forma eficiente es muy limitado, incluso, pese a que sí existen personas que todos los días invierten grandes cantidades de tiempo para interactuar a través de las redes sociales, para una persona con familia, trabajo y responsabilidades académicas es un poco más complicado. En lo personal he experimentado un poco con Facebook para procurar interactuar con estudiantes a través de esta red social, para esto he creado tanto grupos dentro de mi perfil de usuario normal, como también un par de perfiles adicionales para interactuar con discentes que se relacionan con mi trabajo, sin perder la privacidad de mi perfil en el Facebook que es lo que cohíbe generalmente a los docentes y por lo cual se abstienen de aprovechar el Facebook como herramienta de apoyo a los procesos pedagógicos.


Aunque respecto a las redes sociales, a los servicios en la nube, a la Internet, hemos visto como la privacidad de las comunicaciones se ha visto violada por las labores de inteligencia de Estados Unidos, también por hackers, demostrando que nada es privado en la Red, que ni siquiera existe soberanía en la información que los mandatarios de distintos países envían o reciben. Definitivamente emplear un servicio público y abierto como lo es la Internet supone que la información que por la red viaja puede llegar a ser interceptada por cualquiera, pero si nos abstenemos de emplear la red nos estaríamos aislando de las diversas posibilidades que ella presenta para la sociedad, el conocimiento y la economía. Considero a la red, desde el punto de vista de la privacidad inexistente, como un mal necesario. De todas maneras, el uso responsable de las redes implica que no hay nada que ocultar, a menos que se trate de un gobierno, una organización o una industria y que sus estrategias, investigaciones, proyectos o planes puedan ser vulnerados o plagiados. Respecto a todas esas violaciones de seguridad, de sistemas, de los datos almacenados en la Red de Internet, he encontrado un muy pertinente artículo: http://bit.ly/EticaRedesSociales Continuando con el tema de la formación, he conocido otras herramientas con propósitos más enfocados a la educación, como Edmodo, pero por las consideraciones ya expresadas en párrafos anteriores he optado por no emplearlo sino que he querido experimentar con herramientas que a diario emplean los estudiantes para que sea algo natural para ellos, para involucrar los procesos formativos en los entornos virtuales habituales de los estudiantes. El resultado de la experiencia, hasta el momento, me ha dado mejores frutos a nivel universitario, pero iniciando el proceso con los de los primeros semestres, pues los de los semestres más avanzados son inquietos con las redes más para lo social que para lo productivo y educativo. Los resultados han sido buenos, ligeramente con estudiantes de bachillerato, pues todo es un proceso de formación y por ende también hay que ir enseñando el uso adecuado de las redes sociales en procesos formativos, además del manejo de la seguridad de los datos ya que los/las jóvenes son muy imprudentes en lo que publican en las redes sociales.


Precisamente por la falta de prudencia de los niños, niñas y jóvenes es bueno emplear Facebook para irles enseñando, para que vayan aprendiendo, para ir corrigiendo las imprudencias que ellos cometen, de lo contrario ¿cuándo van a aprender? ¿Quién les va a enseñar? ¿No forma es más significativo emplear una herramienta que es de uso permanente por parte de ellos? El uso de redes sociales como Facebook y Twitter en procesos de enseñanza-aprendizaje con los estudiantes tiene otra ventaja y que radica en la oportunidad de la información que se comparte con ellos, ya que mientras se usa una plataforma exclusivamente para educación, ellos solo ingresarán a la plataforma casualmente y por lo tanto no accederán permanentemente a lo que se les comparte, mientras que si se emplea una red social popular, todo lo que se les comparta lo verán casi que instantáneamente, o por lo menos con mayor frecuencia, ya que es común que los jóvenes tengan planes de datos y conexiones WiFi los cuales incluyen siempre acceso ilimitado a redes sociales, así tengan ya al límite el plan de conexión y descarga. No quiere decir que porque las redes sociales sean lo más usado no se puedan explorar otras posibilidades, pues en la educación no siempre la herramienta que nos dio resultado positivo en algún proceso tiene porque dar el mismo resultado en otro, en ocasiones la herramienta resulta siendo inadecuada para personas con otros contextos, por eso se debe continuar explorando diversas herramientas, sin embargo no se debe desechar la posibilidad de explorar y explotar el potencial que tienen las redes sociales en la educación. La OEI dispone de un grupo para compartir experiencias con plataformas virtuales libres para la educación: http://bit.ly/ComunPlataVirtLibres (http://redesoei.ning.com/group/plataformas-virtuales-libres-para-la-educacion). También se encuentra en la Internet una publicación muy importante respecto al uso de las redes sociales en el ámbito educativo, con reflexiones muy atinadas respecto al proceso que se debe seguir: http://bit.ly/ComuEscenaEduca (http://www.colombiadigital.net/opinion/blogs/blog-colombia-digital/item/5731como-abordar-las-comunidades-virtuales-en-escenarios-educativos.html). En la publicación se analizan diversos aspectos que influyen en el éxito o tropiezos a la hora de usar las redes sociales en entornos educativos, siendo la confianza y la motivación elementos que generalmente entorpecen el proceso. Para leer este código se requiere el software lector de códigos QR como puede ser Barcode Scanner o QuickMark

Fundamental en un proceso de adopción y adaptación de las TIC, el prestar inicialmente un apoyo presencial, o como lo expresa el blog "un acompañamiento paso a paso", pues esto no solo genera los conocimientos básicos que inicialmente se requieren, sino también genera confianza, empatía, interés, y disipa algunos temores, algunas barreras. Llevar a los docentes de la mano e ir soltándolos gradualmente para que en ellos se genere confianza, para hacerlos parte del proceso, que sea un proceso de construcción colectiva y no de imposición.


Para el desarrollo de este documento, su contenido y publicación OnLine se emplearon las siguientes herramientas: 1. Microsoft Word para la creación y edición del documento, así como para su conversión a PDF 2. Los navegadores Google Chrome e Internet Explorer para la navegación en la Internet en el proceso de búsqueda y selección de sitios con los contenidos referenciados 3. Skitch para la captura y edición de las imágenes empleadas 4. Evernote para la publicación OnLine dentro de una Libreta de Notas previamente creada


Redes y Plataformas como Herramientas de Apoyo a Procesos de Formación