Issuu on Google+


EDITORIAL Queridas pequeñas Almas: El 23 de agosto pasado hemos celebrado el 4º Aniversario de la Pascua de nuestro buen P.Hugo, Asesor por muchos años de la Legión en toda América. Hace varios años, en un desayuno en Laja junto al P. Félix Eicher, amigo durante muchos años del P. Hugo y coterráneo suyo, le escuché esta sorprendente frase: “El hombre con mayor fe que he conocido en toda mi vida es el P. Hugo” Esta frase me sorprendió mucho y quedó grabada en mi memoria. ¿Cómo era la fe del P. Hugo? Era una fe con muy sólidos cimientos: Sus padres eran muy cristianos, P. Hugo recordaba con emoción como su Madre era muy creyente: En plena Segunda Guerra Mundial y con Bélgica invadida por los alemanes, iba con su mamá muy temprano, a oscuras, al templo, a la Santa Misa, en pleno invierno. La veía rezar con tal recogimiento y profundidad que marcó su alma para siempre. Era una fe de niño: Los niños tienen una gran certeza en la Fe; no dudan, no racionalizan la fe como nosotros los grandes. Están seguros que Dios cumplirá su Palabra. Así era la fe del P. Cornelissen. El Padre tenía una fe tenaz: La Madre Teresa de Calcuta decía que hay dos tipos de testarudos: los de la mente y los del corazón: los de la mente son cerrados, no se abren a la luz de la verdad; los del corazón son aquellos a quienes Dios pone una idea, un plan, un proyecto, un sueño y no paran hasta realizarlo, venciendo mil dificultades que se le pongan por el camino. Así era la fe del P. Hugo: luchador incansable, no paraba hasta sacar adelante los proyectos que el Señor le ponía en la mente y en el corazón. Ej: la construcción del “Via Gloriae” en el Santo Cristo de Rinconada de Silva.

1


Era una Fe misionera: Juan Pablo II dijo que “la fe se fortalece dándola” Esto ocurrió con P. Hugo: gran Misionero, recorría desde Canadá hasta Tierra del Fuego. Dejó su tierra a pedido de Pablo VI para venir a evangelizar al Sur del Mundo, el premio fue que su fe se fortaleció enormemente comunicándola a los demás. Era “un fuego que encendía otros fuegos”: Esta frase que Monseñor Valdés dijo de San Alberto Hurtado se podría aplicar muy bien a él. Cuando uno estaba cerca del Padre, uno se contagiaba de su entusiasmo, de su deseo de trabajar por Dios, de su gran espíritu misionero, de su anhelo de hacer siempre el bien. Era una fe que se expresaba en obras: Dice el Apóstol Santiago: que la fe se manifiesta por las Obras. Una fe sin obras es una fe muerta. ¡Cuántas obras de bien hizo el Padre durante toda su vida! Uds. han sido testigos de muchas de ellas. El Padre decía “Hay que pensar mil para que resulten diez”. A él se le podría aplicar la frase del Salmo 91: “En la vejez seguirá dando fruto y estará lozano y frondoso” Era una fe basada en el Amor: Muchas de las obras que hizo no sólo estaban relacionadas con la Fe, sino también impulsadas por el Amor, por la Caridad. Este Amor lo llevaba incluso a ser un Padre exigente y quien de los más cercanos a él no experimentamos sus “niño, cinco minutitos de amor” donde ¡ayayay! nos corregía duramente por nuestro bien. Era una fe que lo llevaba a ser muy obediente. Era impresionante ver su gran espíritu de obediencia, su gran fe lo llevaba a ver a Cristo en la decisión de sus Superiores. Damos gracias a Dios por habernos regalado a este “Titán de la Fe” que fue nuestro querido P.Hugo. Con cariño paternal, P. Ricardo Gómez Herrera, MTS.

2


AUDIENCIA GENERAL

PAPA FRANCISCO Plaza de San Pedro Miércoles 25 de septiembre de 2013 Queridos hermanos y hermanas, buenos días: En el «Credo» decimos «Creo en la Iglesia, una», profesamos por lo tanto que la Iglesia es única, y que esta Iglesia es en sí misma unidad. Pero si miramos a la Iglesia católica en el mundo descubrimos que abarca a cerca de tres mil diócesis repartidas en todos los continentes: ¡muchas lenguas, muchas culturas! Aquí están obispos de diferentes culturas, de muchos países. Está el obispo de Sri Lanka, el obispo de Sudáfrica, un obispo de la India, hay muchos aquí... Obispos de América Latina. ¡La Iglesia está dispersa por todo el mundo! Y más aún, las miles de comunidades católicas constituyen una unidad. ¿Cómo puede suceder esto? 1. Una respuesta concisa la encontramos en el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, que afirma: la Iglesia católica extendida en todo el mundo "tiene una sola fe, una sola vida sacramental, una sucesión apostólica única, una esperanza común, la misma caridad" (n. 161). Es una hermosa definición, clara, nos orienta bien. Unidad en la fe, en la esperanza, en la caridad; unidad

3


en los sacramentos, en el Ministerio: son como pilares que apoyan y mantienen unidos el único gran edificio de la Iglesia. Dondequiera que vayamos, incluso en la parroquia más pequeña en el último rincón de la tierra, está la única Iglesia; nosotros estamos en casa, estamos en familia, estamos entre hermanos y hermanas. ¡Y esto es un gran regalo de Dios! La Iglesia es una sola para todos. No hay una iglesia para los europeos, una para los africanos, una para los americanos, una para los asiáticos, una para los que viven en Oceanía, no, es la misma en todas partes. Es como en una familia: se puede estar muy lejos, esparcidos por todo el mundo, pero los profundos lazos que unen a todos los miembros de la familia permanecen intactos sea la que sea la distancia. Pienso, por ejemplo, en la experiencia de la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro: en esa inmensa multitud de jóvenes en la playa de Copacabana, se podía oír hablar muchos idiomas, se veían rasgos muy diferentes entre sí, se encontraron diferentes culturas, y sin embargo había una profunda unidad, se formaba una única Iglesia, se estaba unido y se sentía. Preguntémonos todos: yo como católico, ¿siento esta unidad? Yo como católico, ¿vivo esta unidad de la Iglesia? ¿O no me importa, porque estoy encerrado en mi grupo pequeño y en mí mismo? ¿Soy de aquellos que "privatizan" la Iglesia para su propio grupo, su nación, sus amigos? Es triste encontrar una Iglesia "privatizada" por este egoísmo y esta falta de fe. ¡Es triste! Cuando oigo que tantos cristianos en el mundo están sufriendo, ¿soy indiferente, o es como si sufriera uno de mi familia? Cuando pienso u oigo decir que muchos cristianos son perseguidos y hasta dan la vida por su fe, ¿esto toca mi corazón o no me llega? ¿Estoy abierto a aquel hermano o hermana de la familia que está dando su vida por Jesucristo? ¿Oramos los unos por los otros? Déjenme preguntarles, pero no respondan en voz alta, sino solo en el corazón: ¿cuántos de ustedes están orando por los cristianos que son perseguidos? ¿Cuántos? Cada uno responda en el corazón. ¿Rezo por aquel hermano, por aquella hermana que está en problemas, por confesar y defender su fe? ¡Lo importante es mirar más allá de su propio espacio, sentirse Iglesia, una sola familia de Dios!

4


2. Vayamos un poco más allá y preguntémonos: ¿hay heridas a esta unidad? ¿Podemos herir esta unidad? Lamentablemente, vemos que en el curso de la historia, incluso ahora, no siempre vivimos la unidad. A veces surgen malentendidos, conflictos, tensiones, divisiones, que la hieren, y entonces la Iglesia no tiene el rostro que nos gustaría, no manifiesta el amor, aquello que Dios quiere. ¡Somos nosotros los que creamos las heridas! Y si nos fijamos en las divisiones que aún existen entre los cristianos, católicos, ortodoxos, protestantes... sentimos el esfuerzo de mantener plenamente visible esta unidad. Dios nos da la unidad, pero a menudo tenemos dificultades para vivirla. Hay que buscar, construir comunión, educar a la comunión, a superar malentendidos y divisiones, comenzando por la familia, desde las realidades eclesiales, también en el diálogo ecuménico. Nuestro mundo necesita unidad, es un momento en el que todos necesitamos unidad, tenemos necesidad de reconciliación, de comunión y la Iglesia es la Casa de la comunión. San Pablo decía a los cristianos de Éfeso: "Los exhorto, pues, yo, prisionero por el Señor, a que vivan de una manera digna de la vocación con que han sido llamados, con toda humildad, mansedumbre y paciencia, soportándose unos a otros por amor, poniendo empeño en conservar la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz" (4, 1-3 ). ¡Humildad, dulzura, nobleza, amor para mantener la unidad! Estos son los caminos, los verdaderos caminos de la Iglesia. Escuchémoslo una vez más. Humildad contra la vanidad, contra el orgullo; humildad, mansedumbre, paciencia, amor para mantener la unidad. Y Pablo continuaba: un solo cuerpo, el de Cristo que recibimos en la Eucaristía; un solo Espíritu, el Espíritu Santo que anima y continuamente recrea la Iglesia; una sola esperanza, la vida eterna; una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios, Padre de todos (cf. vv. 46). ¡La riqueza de lo que nos une! Y esta es la verdadera riqueza: lo que nos une, no lo que nos divide. ¡Esta es la riqueza de la Iglesia! Que cada uno se pregunte hoy: ¿hago crecer la unidad en la familia, en la parroquia, en la comunidad?, o soy un hablador, una habladora. ¿Soy motivo de división, de malestar? ¡Ustedes no saben el mal que le hace a la Iglesia, a las parroquias, a las comunidades, el chisme! ¡Hacen daño! Los chismes hacen daño. ¡Un cristiano antes de

5


chismear tiene que morderse la lengua! ¿Sí o no? Morderse la lengua: esto nos hará bien, porque la lengua se hincha y no pueden hablar y no pueden chismear. ¿Tengo la humildad de recomponer con paciencia, con sacrificio, las heridas a la comunión? 3. Finalmente, un último paso más en profundidad. Y, esta es una buena pregunta: ¿quién es el motor de esta unidad de la Iglesia? Lo es el Espíritu Santo que todos hemos recibido en el Bautismo y también en el sacramento de la Confirmación. Es el Espíritu Santo. Nuestra unidad no es principalmente el resultado de nuestro acuerdo, o de la democracia dentro de la Iglesia, o de nuestro esfuerzo para estar de acuerdo, sino que viene de Él que hace la unidad en la diversidad, porque el Espíritu Santo es armonía, siempre crea la armonía en la Iglesia. Es una unidad armoniosa en medio de tanta diversidad de culturas, lenguas y pensamiento. Y el Espíritu Santo es el motor. Por esta razón, es importante la oración, que es el alma de nuestro compromiso de hombres y mujeres de comunión, de unidad. La oración al Espíritu Santo, para que venga y realice la unidad en la Iglesia. Pidamos al Señor: Señor, concédenos estar cada vez más unidos, de no ser nunca instrumentos de división; haz que nos comprometamos, como dice una bella oración franciscana, en llevar el amor donde haya odio, a llevar el perdón donde haya una ofensa, a llevar la unión donde hay discordia. Que así sea. FRANCISCO

Jesús: Hija mía, cree en mi Amor, cree que todas las faltas de tu vida están olvidadas y perdonadas. (13 de Abril de 1995)

6


El Consejero Internacional

Queridas Pequeñas Almas: En el pasado mes de septiembre hemos sabido que nuestro querido Padre Yves-Marie Legrain, se encuentra enfermo, por eso pedimos que cada una de ustedes lo coloque en sus oraciones y así pronto lo podremos tener escribiendo sus enseñanzas en las revistas de nuestra Legión y en su cargo de Consejero Internacional. ALOCUCIÓN DEL PADRE IVES-MARIE LEGRAIN, CONSEJERO INTERNACIONAL. Domingo 30 de Agosto de 1998. Encuentro Internacional de la Legión de Almas Pequeñas. Mis queridas Almas pequeñas: Con mucha alegría os vuelvo a ver hoy, fieles a nuestra cita anual que está marcada muy especialmente por la llamada del Santo Padre a consagrar este año 1998 al Espíritu Santo. El Presidente de la Legión acaba de recordarnos el tema escogido para este día. Sed pobres, mis elegidos, en el abandono, para que el Espíritu Santo no encuentre

7


ningún obstáculo a su venida en vosotros donde Él quiere morar totalmente. (Mensaje del 8 de Agosto de 1992) Este tema, es el eco de la palabra de Jesús en el Evangelio, cuando, después de subir a la montaña, dijo a sus discípulos: «Bienaventurados los pobres en espíritu porque de ellos es el Reino de los Cielos» (Mt.5, 3) En esta primera bienaventuranza está contenido ya todo el espíritu de las otras bienaventuranzas, que no es otro que el Espíritu Santo. Jesús nos invita a la felicidad y para alcanzarla nos lanza una llamada que debe conducirnos normalmente a un examen de conciencia. ¿Somos pobres? -queridas Almas Pequeñas- ¿tenemos un alma pobre? Si dejamos que el Espíritu Santo obre dentro de nosotros, esta pregunta nos lleva al centro nuestro, allí donde nos cuestionamos, si dejamos que Espíritu Santo obre dentro de nosotros. Él nos vaciará de todo amor propio, de todo espíritu propio y de toda voluntad propia. Como lo dice un autor espiritual: "El Espíritu Santo hace dos cosas en el hombre: lo vacía y llena todo el vacío que encuentra. «Hacer el vacío es la primera y más importante preparación para recibir al Espíritu Santo» (Jean Tauler sermón acerca de Pentecostés") Para que nuestro corazón pueda ser invadido por el Amor Divino, debe estar libre del amor propio, del egoísmo. Nuestro mayor enemigo es nuestro "yo". Debemos desear librarnos de nuestro egoísmo y aceptar todo lo que esto implica de sufrimiento, todo lo que el Espíritu Santo permite nos suceda para liberarnos de lo que obstaculiza su venida, la venida del Espíritu Santo. "Si Yo me oculto a ti -dice Jesús a Margarita- es para que me busques siempre con más ardor; para que aceptes así la desnudez de tu ser, de tu "yo". (Mensaje del 12.10.1992). Cuando esta preparación esté terminada, el Espíritu Santo vendrá a llenar con su presencia todo nuestro ser.

8


Otro obstáculo a la venida del Espíritu Santo en nosotros es nuestro espíritu propio. Quedando abiertos a los grandes descubrimientos científicos de nuestro tiempo, debemos reconocer también, el peligro de limitar nuestro conocimiento a lo que la inteligencia humana, puede descubrir, y de quedar satisfechos con esta aclaración sin recurrir al conocimiento de la Revelación Divina. Nuestra civilización actual está contra el bien verdadero del hombre, que conducen más a su desgracia que a su felicidad. El único remedio a este estado de cosas es acallar nuestro propio espíritu para ser capaces de acoger la Sabiduría Divina. Esforcémonos queridas Almas Pequeñas, en ser ejemplos en este aspecto. Por esta razón, acogemos incondicionalmente todas las enseñanzas del Santo Padre, en quien vemos el portavoz del Espíritu Santo. Abandonamos nuestros puntos de vista para acoger los del Papa. No tengamos miedo de decir que sometemos nuestra mente al Magisterio del Santo Padre y de los Obispos unidos a Él para alcanzar la Verdad eterna. Veréis como muchos teólogos que se opusieron a las enseñanzas del Papa para preparar su verdad propia, tendrán que reconocer algún día que se han equivocado porque no sometieron sus mentes al espíritu Santo y reconocerán por fin la ayuda especial del Espíritu Santo, esa infalibilidad de que goza a título personal el Papa para conducir a la Iglesia y que es un don inestimable para toda la humanidad. En fin, lo más duro por realizar será tal vez abandonar nuestra propia voluntad, es decir, practicar la obediencia en todas nuestras acciones. Estamos encadenados a tantas costumbres, a tantos deseos legítimos, que se transforman en obstáculos cuando le aplicamos nuestra voluntad. Para dejar el sitio libre al Espíritu Santo debemos renunciar a nuestra propia voluntad. Nuestra obediencia a todos aquellos que representan para nosotros la Voluntad de Dios, espera realmente de nosotros. Pero, ¿podemos decir, queridas Almas pequeñas, que no buscamos ya nuestra propia voluntad? ¿Puedo haceros una pregunta? ¿Cómo leéis el Mensaje? ¿Buscáis en él solamente lo que os gusta? Si no buscamos en el mensaje únicamente lo que nos place, sino que nos aplicamos a hacer todo lo que Jesús nos pide en él, entonces podemos responder:"Sí, yo no quiero hacer

9


mi voluntad sino la Voluntad de Jesús". Jesús dijo un día a Margarita que vivir el Mensaje es autentificarlo. ¡Ojalá podamos todos nosotros autentificar el Mensaje con toda nuestra vida! En ese estado de abandono, de vacío de nuestro propio "yo", el Espíritu Santo podrá venir a nosotros y morar ahí totalmente. Con nuestra pequeña Mensajera, todos podemos decir esta oración: "Espíritu Santo, da a nuestra alma el abandono de los niños pequeños a todas tus voluntades". Y pidamos a nuestra Mamá del Cielo darnos la Vida que ella misma recibió en plenitud, Ella que llaman la "Esposa del Espíritu Santo". De todo corazón, queridas Almas Pequeñas, os deseo recibáis en plenitud el Espíritu de santidad.

Ives-Marie Legrain

Margarita: Sin Dios, no hay más que el vacío. Con Dios, el oro y el moro. (15 de Julio de 1995)

10


CARTAS DE MARGARITA

UNA LLAVE ESPIRITUAL Uno, se realiza en el progreso de la vida espiritual sólo cuando se sufre a la manera de Dios: en el silencio. Hay que escuchar a Dios en el silencio del corazón: «Hablar demasiado y moverse, decía San Juan de la Cruz, no puede ser una atención a Dios; pero si se le escucha, uno siente en su corazón una fuerza interior que le lleva al alma a imitar a la Santísima Virgen María, que se callaba y guardaba todo en su corazón». No olvidemos que las delicias de Dios son estar con los hijos de los hombres. El mundo actual puede negar esta verdad, pero nosotros estamos seguros que nuestros deseos deben venir del Cielo. Estos deseos son producidos en nuestra alma por la VOLUNTAD. Me parece, pues, que la voluntad tiene el papel más grande a jugar en nuestra vida espiritual, así como puede ser causa de graves males si no está centrada únicamente en Dios. Uno se complace en desear tal o cual cosa, aunque estas cosas sean buenas y convenientes, incluso agradables, cuando se poseen pierden su encanto, porque Dios reprueba en el alma el espíritu de propiedad; de donde sigue, muchas veces sin advertirlo, el desalojamiento de nuestro Bien Supremo. También debemos desconfiar de nosotros mismos porque, bajo pretexto de bien, buscamos frecuentemente nuestro bien. En efecto, lo que la voluntad desea fuera de Dios ¡no es Dios! Deberíamos reflexionar más antes de ponernos a hacer lo que yo calificaría de voluntad «humana» y tendría como efecto distraernos de lo que agrada o desagrada de nosotros a Dios. Vivimos a veces como si el mundo se limitara a nuestra pobre persona y fatalmente, buscamos satisfacer sólo nuestros deseos… Después ¿qué

11


queda? Se vuelve a centrar los deseos en las cosas que, solo halagan nuestra vanidad. He aquí por qué nosotros, almas pequeñas del Buen Dios, hemos de purificar nuestros deseos, si queremos ser los amantes del Divino Corazón de Jesús. La voluntad purificada será tomada a su cargo por el Señor que centuplicará los pequeños sacrificios consentidos por amor. No conoceremos, no comprenderemos a Dios con nuestra pobre inteligencia, sino únicamente con el Amor de Voluntad, con sus luchas a veces, su desorden ¡pero sobretodo su firmeza! Firmeza sacada de la única fuente que la pueda alimentar. Los sentimientos no pueden ser más que invitaciones a amar, y si la voluntad del hombre se hace «esclava del Amor», Dios nos hará subir más alto hacia El para alcanzarle en sus profundidades, donde encontraremos lo que quiere sentir la verdadera alma pequeña: la PAZ, el CONOCIMIENTO del Misterio del AMOR que el Señor nos lo trae, su divino DESEO de vernos más cercanos a El, hasta disfrutar de su Santa PRESENCIA en lo más profundo de nuestros corazones. Para llegar a este estado de «subordinación» a la Voluntad Divina ¡cuántos combates en nosotros! ¡Qué campo de batalla donde los «enemigos» se enfrentan sin descanso! Sí, Dios es Misterio. Es pues inútil buscar comprenderle bajo otro ángulo que el de la voluntad sumisa, de abandono de niño en sus brazos, de un amor frecuentemente seco como una tierra sin agua. Insisto: la sensibilidad no es compresión, será sobretodo impedimento en el terreno de acceso a Dios. Terreno donde no Le encontraremos verdaderamente más que en la VOLUNTAD unida al Señor. En nuestro mundo organizado puede parecer extraño este lenguaje; sin embargo, pienso que muchas almas tienen sed de escucharlo para ponerlo en práctica. La «VOLUNTAD UNIDAD a Dios» ama en el «claro-oscuro de la fe». Os lo he dicho ya muchas

12


veces: la FE es oscura. Pero creedme, hijos míos, en esta oscuridad la fe está más segura, porque allí se ejercita mejor. Una palabra todavía. Cuando sentís que os falta la sensibilidad, vuestra oración es… seca, árida, os imagináis que Dios está lejos, que El no os ama ya. Os digo: «¡No busquéis al Señor por sus Delicias! Sino únicamente por probarle, ayudados de su Gracia, el deseo profundo de amarle en la privación tanto como en el abundancia de consuelos». Recordar esto: Voluntad, basada en Dios, ofrecida a Dios; Sí; Sí. Voluntad, basada en el deseo de los disfrutes que da el mundo; No, No. Lo que os digo aquí lo he aprendido de mis Maestros en Espiritualidad: San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Avila. Dios me ha querido en su escuela, ¡qué El sea siempre alabado!

Margarita Revista Nacional Año 7. No. 1 (Enero 1987)

Jesús: Me gusta tu sonrisa, por dolorosa que sea. Hija de la luz, no dejes que la sombra invada tu alma. (31 de Enero de 1994)

13


Mensaje del 22 de septiembre de 1985 UNA PURIFICACION DEL ALMA SE IMPONE La sensibilidad debe ser espiritualmente aniquilada; la voluntad toma entonces su lugar, pero, ella también, pasará por el crisol. Así es como probará su fidelidad al amor. ¿De qué manera? Como para la sensibilidad, ella será reducida a nada hasta el límite extremo de su resistencia. En resumen, la sensibilidad no es más que un amor imperfecto en las vías de Dios; y puede llegar a ser un obstáculo a su acción. La voluntad, al contrario, es la fuerza del alma para resistir a las tentaciones y permanecer firme en la fe. Es posible vivir sin la sensibilidad en el Amor, pero sólo se puede vivir este amor por una voluntad sumisa, templada en el fuego de un amor que parece esquivarse. La vitalidad de la voluntad está comprometida por esta purificación que quiere someterla a la santa Voluntad de Dios, y esto hace que a pesar de unas pruebas a veces insuperables sin un socorro divino, ella permanece fiel en su anonadamiento. Cuando un alma ha comprendido esta verdad: la necesidad de ser purificada en todos los estados de su vida, una gran luz la invade. Siente nacer en ella un renuevo, un poder crecido de la voluntad para amar y servir a Dios con más ardor. Ella, que no entendía, ve la luz dentro de si y sale despacio de su oscuridad. El alma sabe, ahora, que la sensibilidad en el Amor es superficial, pero que, junto con la voluntad , ambas purificadas por el sufrimiento, el Señor las hace más aptas para realizar lo que El quiere de ellas. Jesús se sirve de las dos para hacerlas capaces de hacer para El grandes cosas. Si la purificación deja al alma palpitante y sin fuerza, comprende sin embargo que Dios la modela en profundidad. El cuerpo y el alma se someten, entonces, a su acción. Desaliento, tristeza, angustia, debilidad corporal y espiritual defectos saliendo a la superficie, son las enfermedades de un

14


alma sometida a la purificación. En este estado lastimoso, el alma sale más sumisa, más afianzada en su deseo de volver a encontrar a su Jesús que creía perdido para ella. Sin embargo, ella no ha cesado de creer en el Amor, pero en el exceso de su sufrimiento, el alma ha dudado a veces de su existencia. Entonces ha dicho: quiero amarte. Ha renunciado a una sensibilidad golosa para alimentar a las almas destetadas, como ella, pero que no han comprendido todavía que el Amor de Voluntad es el más verdadero, porque encierra una sensibilidad purificada, traduciéndose en una superación y una búsqueda de los demás… Es como: Misericordia y Justicia, ambas son Una. La Justicia en la Misericordia no actúa jamás sin Ella. Sensibilidad, Voluntad: Una en el Todo, compenetrándose o desapareciendo según la adorable Voluntad que las rige. Delante de la Cruz, uno se siente tan débil, uno baja los brazos, le falta el valor, pero delante de los otros, uno levanta los brazos hacia el Cielo para hacerla amar y… aceptar. En la voluntad se encuentra siempre la fuerza de hacer comprender a las almas que, sin ella no se puede pasar… Uno alivia dando mucho amor, como Simón el Cirineo ayudó Jesús a llevar su Cruz. El alma purificada ayuda a sus hermanos compartiéndola con ellos… Tropezando, cojeando, uno va al encuentro del Amor y finalmente cae en sus brazos, apaciguado, porque ha comprendido y aceptado…

Jesús: Ven a Mí, dame tu tristeza, tus pruebas, tus alegrías, dame todo tu ser. (29 de Junio 1995)

15


Proposiciones de Textos del Libro “Mensaje del Amor Misericordioso de Jesús” para reflexionar en sus Islotes de Santidad. ¡Ave María! Queridas Pequeñas Almas: El deseo del Centro Nacional como una manera de unificar y trabajar muy unidas a Jesús y María Santísima; presenta estas profundas meditaciones para que puedan ser meditadas en los Islotes de Santidad. Esperamos que esto sea de ayuda para todos. Estos mensajes se publican los días domingo de cada semana en nuestra página http://peqalmachile.wordpress.com/ Citas del Mensaje Tomo IV

OCTUBRE

1. 2 de octubre de 1991 M- Señor mi alma está a la espera. J- Será breve y conforme a tus deseos y a Mi Voluntad. *****

16


2. 6 de octubre de 1991 J- Sé que tu voluntad quiere tu fidelidad hasta el final, pero no me gusta verte en este estado de pasividad dolorosa. ***** 3. 20 de octubre de 1991 J- Cada uno hace su vida a su propia medida, de la que, ¡ay!, estoy demasiado frecuentemente ausente. ***** 4. 3 de noviembre de 1991 M- Señor, ¿es normal conocer el miedo cuando uno posee el Amor en su corazón? J- La fe no excluye el miedo, lo modera y permite soportarlo ofreciéndolo. *****

NOVIEMBRE

5. 23 de julio de 1992 M- Oración. La capacidad de amar viene de la interioridad del alma. *****

17


6. 29 de marzo de 1993 M- La profundidad y las exigencias del Amor no atraen a los hombres. ***** 7. 28 de octubre de 1993 J- Estás en la Viva Llama del Divino Amor y permanecerás allí porque Yo nunca te dejaré marchar. ***** 8. 15 de marzo de 1993 J- No está lejos el día en que cantaréis juntos el Aleluya del Amor Divino,… *****

DICIEMBRE

9. 23 de octubre de 1995 M- La esperanza es una semilla que viene del Cielo, para consolar a las almas adoloridas… *****

18


10. 29 de junio de 1995 J- El Corazón del Hombre-Dios nunca es insensible a la llamada del alma que Le es querida. ***** 11. 6 de noviembre de 1995 M- Dios mío, ¿qué es pues lo que Tú llamas el “pequeño resto”? J- Hija mía, es el bien que queda victorioso en la guerra que opone el mal contra el bien,… ***** 12. 21 de marzo de 1995 M- Señor mío, ¿cómo explicar que muchos reconocen la necesidad del bien y que asistimos solo a la victoria del mal en este pobre mundo? ***** 13. 17 de agosto de 1993 J- Las almas pequeñas son la maravilla de mi Amor en la tierra de los hombres. *****

Margarita: Los pequeños van todos a una única Escuela: el Amor. Sus señas: Jesucristo, lista de correos en el mundo entero. (8 de Abril de 1992)

19


¡Paz – Alegría – Amor! Esta es una meditación de nuestro querido Padre Hugo. Publicada en la revista trimestral del año 1997 No 134.

Meditación sobre la vocación a las Pequeñas Almas ¿Somos Pequeñas Almas de verdad? ¿Somos santos como para poder cumplir las palabras de Nuestro Maestro Jesucristo?: “He dicho y vuelvo a decir: Mis Pequeñas Almas pueden salvar el mundo. Formad Islotes de Santidad en todas partes. Algunas almas santas de una parroquia pueden salvarla. Varias parroquias que posean almas santas pueden salvar un país. Hay que vivir e irradiar el Amor. Pero no se conseguirá nada sin sacrificios”. 1.- EL MARTIRIO DE SANGRE Y EL MARTIRIO CONSTANTE, SILENCIOSO DE JESUS. En una de sus cartas, Margarita nos invita a reflexionar cómo y con cuánto amor padecieron tantos mártires cristianos: Los que fueron torturados, quemados vivos con antorchas en el circo o devorados por leones feroces y hambrientos, o apedreados y crucificados. Nuestra pequeña mamá nos propone examinarnos si tenemos la misma firmeza en la fe y esperanza inquebrantable para ser fieles ahora, soportando las pruebas actuales, no menos graves, para mantener viva nuestra fe. Y ella concluye que hoy el martirio de las Pequeñas Almas es el más doloroso, porque es más largo. Los otros mártires sufren muchísimo pocas horas y pronto reciben su Glorificación Eterna en la Gloria de Dios.

20


A las verdaderas Pequeñas Almas se les exige una generosidad heroica en los dolores (como persecuciones, humillaciones, etc.), casi permanente, que sólo Nuestro Maestro Jesús nos puede hacer soportable e incluso livianas, como lo prometió en el Evangelio y en el Mensaje, porque El carga casi con todo. 2.- ¿CUAL ES NUESTRO LIBRE MARTIRIO DE P.A.? ¿CUANDO Y COMO JESUS NOS LO PIDE? A Margarita se lo pidió en forma clara el 26 de Junio de 1996: “Hija mía, quieres ser víctima de Amor”. Antes de pedírselo tan claramente, Jesús ya la había preparado desde muchos años, y ella había correspondido siempre con más generosidad. Por eso pudo contestar ahora, con generosa y fervorosa entrega…: “Oh sí, lo quiero, y me ofrezco a Él en holocausto”. Jesús le indica en seguida el Plan de vida que tenía con relación a ella desde toda la eternidad e indica lo esencial; que coincide plenamente con lo que le pidió a nuestra nueva Doctora de la Iglesia, nuestra Patrona, Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Paz, y le dice: “Deseo que pronuncies solemnemente el Voto de Abandono total y de fidelidad a Mi Amor Misericordioso. Margarita se prepara aún más durante veinte días y escoge como fecha la fiesta cercana de la Virgen del Carmen, el 16 de Julio de 1967. En el fondo Jesús pide lo mismo que en el Evangelio: La perfección, ser como Él, amar como Él: “Sean perfectos como mi Padre Celestial es perfecto”, “Un Mandamiento nuevo les doy. Ámense los unos a los otros como Yo los he amado”. El sabe bien que no todos llegaremos a esa meta, por dejación nuestra o por otras tristes circunstancias. Pero siempre en el Evangelio y en el Mensaje es Él quien nos llama en un momento de nuestra vida: “No son ustedes los que me eligieron a Mí. Soy Yo quien los ha elegido a ustedes, para que vayan y den muchos frutos que siempre permanecerán”. ¿No debemos concluir que también el “Voto de Abandono” se trata de un llamado personal hecho por El?, ¿Basta nuestro deseo de hacerlo diciendo: Hago mi Voto de

21


Abandono porque cumplí un año de participación en la vida de un Islote de Santidad? ¿O tiene que ser un llamado de Jesús a través del Responsable o Capellán? Religiosos y seminaristas piden por escrito su permiso para pronunciar sus respectivos votos o promesas y los superiores llaman, o respondes en el nombre de Jesús. ¿Y es que Jesús mismo quiere hacer distinción entre “hacer” o “pronunciar el Acto de Ofrenda”, para muchos, y “Voto de Abandono” para quizás muy pocos?... Recemos para recibir la luz de arriba. 3.- ¿AMAMOS? ¿NOS DEJAMOS AMAR? Para poder dar, debemos antes recibir. Nadie que no tiene puede dar. Nadie puede amar si no es amado. Nadie puede dar Amor si no recibe Amor. ¿Nos dejamos Amar por Dios Padre, hijo y Espíritu Santo? ¿Nos abrimos de par en par a su Amor? ¿Al Amor de la Santísima Virgen? ¿De San Miguel y de todos los demás ángeles? ¿De nuestro Ángel de la Guarda? ¿Nos abrimos al Amor que nos tienen San José y todos, todos los santos? Pienso ahora en muchos, especialmente los santos de América Latina, sobre todo en la Beata Madre María de San José en Maracay, Venezuela. Desde que pude rezar hace un mes frente a su cuerpo incorrupto, la recuerdo y la invoco muchísimo. Como cristianos y aun más, como Pequeñas Almas, debemos abrirnos de par en par a Jesús, a su Amor Misericordioso, como nos lo pidió nuestro Santo Padre ya en su primera alocución al mundo entero, al inaugurar su Pontificado. Dejémonos amar por El, como lo hizo nuestra Patrona y ahora Doctora de la Iglesia, Santa Teresita del Niño Jesús, Y ¡Cuán cerca, cu��n unidas están ella y nuestra pequeña mamá Margarita, como ella misma nos lo dijo en el último encuentro mundial en Chévremont, el 31 de Agosto de 1997! ¿Amamos a Dios de todo corazón, con toda nuestra alma, con todas nuestras fuerzas? ¿Amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos? ¿Nos amamos los unos a los otros, como Jesús nos Amó?

22


¿Qué hora es? ¡Es la hora de amar! Cuando no estoy amando, estoy perdiendo el tiempo, también en la máxima actividad. Si doy mi vida como mártir; pero NO por amor, mi martirio es inútil. Si trabajo, estudio, me esfuerzo, pero no por amor, pierdo tiempo, pues Dios nos juzgará por nuestro amor. ¿Cuánto vale cada uno de nosotros? Lo que vale a los Ojos de Dios. Cada uno vale a los Ojos de Dios, lo que vale su amor. Trabajemos por amor. Estudiemos por amor. Vivamos amando, sacrificándonos por amor, inmolándonos como holocaustos de amor. Anotemos aquí dos pensamientos, sacados de las cartas de la tan joven Teresita de los Andes: - “La caridad fraterna es todo en la tierra. Se ama a Dios en la medida que se le practica”. (Es lo mismo que dice San Juan Evangelista en su carta: “Quien dice que ama a Dios y no ama a su prójimo, es un mentiroso”). - “Si, así lo siento: cuando soy caritativa, es Jesús sólo que actúa en mi; Mientras más estoy unida a Él, más amo a mis hermanos”. ¡Amemos! Amemos a todos a los que nos desagradan, que nos desprecian, nos marginan, nos tratan con ironía y burla. “No es fácil”, nos dice nuestra querida mensajera. Pero si no amamos ya no seguiremos a Jesús y quedaremos atrás. O ¿ya estamos quedando atrás? O estamos picoteando, ¿dejamos a veces la Legión de Pequeñas por otra cosa? Seamos perseverantes. Fieles al Amor Misericordioso. Fieles como Santa Rosa de Lima, San Martin de Porres, Teresa de los Andes, Padre Alberto Hurtado, Madre María de San José y tantos otros. Jesús quiere renovar en muchas Pequeñas Almas disponibles místicamente, su vida de Amor, y su Pasión de Amor.

23


4.- OTRA PESCA MILAGROSA. Sigamos a Jesús, siempre más adelante en el Camino del Amor, con generosidad profunda, cualquiera que sea nuestro oficio, nuestra misión en la tierra. Ya en la primera frase del Mensaje nos dice: “Yo te quiero allí, donde estás, incomprendida, toda escondida en el Corazón de tu Dios (A-1, Página 51). No nos paremos en medio de las miserias humanas, dentro o alrededor de nosotros. Sigamos a Jesús, amando sin desmayar. El quiere dar a cada verdadera Pequeña Alma su Amor Misericordioso a raudales, para ser inundada de Él. Así lavaremos, redimiremos las almas en Su Sangre, pues Jesús quiere ser TODO AMOR en todos. Dejemos que El sea PURO AMOR en el hogar, en la oficina, en el altar, en la fábrica, en el estadio y en la Iglesia; en el convento, la choza y el palacio de gobierno y en todas las naciones, y en los basurales, de donde sacó la Madre Teresa muchos pequeños moribundos. El estará allí en nosotros, Pequeñas Almas, llenas de miseria humana, pero disponibles, confiadas, entregadas, valientes por la fe y confianza. Y El nos enviará y renovará su pesca milagrosa. Entonces nosotros, tan confundidos como Simón Pedro, caeremos también de rodillas y diremos: “Apártate de nosotros que somos pobres pecadores”, y El nos levantará diciendo: “Desde ahora serán pequeños pescadores de hombres”. ¿Cuándo vendrá esta pesca tan milagrosa de hombres? No lo sabemos. Pensamos en el Mensaje profético del 12 de Agosto de 1992 sobre “el día por venir, donde Jesús anuncia que en este momento la “Legión de Pequeñas Almas” tendrá un rol capital por

24


desempeñar. Para que la inminente Justicia detenga su avance… La Misericordia vendrá entonces y es ella…” Ya hemos publicado este mensaje en nuestra revista número 123 de Enero-Marzo de 1995, pág.10. 5.- VAMOS AL TALLER DEL AMOR Abramos por todas partes buenos “Talleres de Amor”, -invitando a todos los hambrientos de Dios-, que Jesús mismo llama “Islotes de Santidad” compuestos por Pequeñas Almas santas (vea mensaje del 05.12.1967), donde se aprende a tejer el amor puro que conduce al martirio lento, a la santidad. En su última carta (13ª en la revista anterior, Nº 133, página 18), y en su última alocución en el Encuentro Internacional, Margarita escribe y habla en forma clara, sencilla y profunda sobre eso. Jesús, el maestro de nuestros talleres, está a la espera de muchos alumnos seguidores heroicos, testigos valientes, mártires santos en el amor, para presentarlos a su Padre y decirle: “He aquí a las Pequeñas Almas que he reunido, junto con Margarita. Ya son muy numerosas en el mundo entero. Es mi obra. Mi Legión de Pequeñas Almas, mi ejército invencible, mi familia. Por estos pequeños pido, Padre, que seas glorificado en todas las naciones del mundo”. Jesús, nuestro Divino Maestro, está sufriendo, aunque no puede sufrir en su Gloria, pero sufre en nosotros, las almas que se inmolan en El y por El, por su Reino de Amor. En ellos está sufriendo su nuevo calvario. ¡Cuántos cristianos no viven su fe como nuestro Maestro y su Iglesia nos lo enseñan, si no que se unen para azotarlo, darle muerte, ya en sus ministros o de otro modo! ¡Cuánto El quiere enseñarnos en su Mensaje, para que cada Pequeña Alma aprenda a salvarlos, a ser su pequeña corredentora!

25


¡La Iglesia necesita hijos testigos, hijos mártires, hijos santos! Las ha tenido, las tiene y las tendrá… Ellas son las que en cierto modo, sostienen con Él el mundo en Él, que es Amor Misericordioso, que es TODOPODEROSO. Debemos saber que nuestro Maestro Jesús, busca, necesita almas heroicas en Sacrificio y en Amor, que glorifiquen, den Gloria con El a su Padre. Y si decimos como Felipe, “Muéstranos cómo hacerlo”, y El nos contesta lo mismo como a Felipe: “Yo tanto tiempo estoy con ustedes, y ¿todavía no lo aprenden? Quien me glorifica a Mí, glorifica al Padre. Yo tanto tiempo estoy viviendo con ustedes, en sus familias, en sus Islotes de Santidad y ¿todavía no me conoce? ¿Todavía se detienen a contemplar el mal que los rodea y los asfixia y buscan remediarlo a su manera sin escucharme, sin ahondar profundamente el Amor en sus corazones, ustedes que son bautizados en el nombre del Padre, del Mío y del Espíritu Santo?” Aprendamos a escuchar a Jesús en el Evangelio, en la enseñanza del Papa, su dulce Vicario en la tierra (como Santa Catalina de Sienna, otra Doctora de la Iglesia) y los que están unidos a Él, y en el Mensaje y en las cartas de Margarita y del Padre Yves Marie. Reflexionemos, meditemos que el Amor es más fuerte, más fuerte que todo mal, más fuerte que el maligno y la muerte. Escuchemos a Él, amemos a Él, confiemos en Él hasta el total abandono, diciéndole como Margarita en su Voto de Abandono: “Te doy todo lo que tengo y todo lo que soy. El don que te doy de mi voluntad es total y definitivo”. Jesús confía en nosotros sus Pequeñas Almas. Le hemos consolado y conjugado muchas lágrimas, pero esta es la hora de luchar con valentía, con amor, con generosidad por la cruz de nuestro Jesús.

26


Jesús está triste en los tristes, despreciado, abandonado en los despreciados y abandonados, busca quien lo consuele y no encuentra a nadie ¿Dónde están los que deberían ser sus “adoradores en espíritu y en verdad”? Jesús y su Iglesia esperan de nosotros, las pequeñas, que seamos su consuelo… y su Gloria. La Iglesia y el mundo necesita testigos, mártires ya en el silencio o en la actividad. El mundo tiene mártires en el mal y contra ellos Él forma su ejército formado por mártires en el Amor: “Contra la legión de Satanás, formad la Legión de las Pequeñas Almas. Hijos del Cielo contra los hijos de las tinieblas. El fuego del Cielo contra las llamas del infierno. Vuestras armas serán: EL AMOR”. Francisco de Asís en su siglo, reparó la Iglesia que se estaba cayendo en su amor y dolor. Levantó a un mundo en el amor, en el desinterés, en la generosidad. Francisco vivió en un mundo igual al nuestro. La humildad, la pobreza, el amor, la obediencia de Francisco conquistó almas, corazones inconsolables, enamoró a tantas almas en dichosa divinidad. En este siglo, la Madre Teresa de Calcuta salvó afligidas almas y atrajo a miles a servir a Cristo en los pobres. El Santo Padre dijo recién de ella: “Su misión comenzaba cada día, antes del alba, delante de la Eucaristía en el silencio de la contemplación, la Madre Teresa de Calcuta sentía resonar el grito de Jesús en la cruz “TENGO SED”. Este grito, recogido en lo profundo de su corazón, la impulsaba por las calles de Calcuta y de todos los arrabales del mundo, en busca de Jesús en el pobre, en el abandonado, en el moribundo…” Para Santo Diácono Francisco de Asís y Madre Teresa de Calcuta y sus miles de seguidores auténticos, la pequeñez es verdadera, es santidad. Los hermanos de San Francisco son “hermanos menores”

27


más pequeños. Las 4.500 misioneras de la caridad, como su madre, pasan cada mañana, temprano, una hora en Adoración, antes de su meditación y Santa Misa, delante de Jesús Eucaristía, delante de Jesús pequeñísimo, más pequeño que en el pesebre de Belén, el tamaño, forma y gusto de un pequeño. Ellos, como Jesús mismo, nos enseñaba ser pequeños santos, nos enseñan lo que Jesús enseño a Margarita en el Mensaje del 18 de Julio de 1967: “Comprende que un alma pequeña por Mi gracia puede llegar a ser santa. Pequeñez y santidad son una sola y misma cosa”. Seamos sinceros: ¿Somos o empezamos a ser pequeños, santos, un poquito, como Francisco, Madre Teresa de Calcuta, Margarita? Desde que tratamos de ser Pequeñas Almas hemos avanzado en este camino de santidad, de modo que Jesús nos puede llamar como a Margarita: “¿Quieres ser víctimas de Amor?” El joven Santo Domingo Savio, de 14 años, alumno de Don Bosco, le pidió a este Santo Santificador: “Don Bosco, ayúdame a ser Santo, pues en su prédica nos ha dicho que eso es la Voluntad de Dios: QUE SEAMOS SANTOS. Y nos ha demostrado que no es difícil. Ayúdame. Si no me hago Santo, no llego a la meta y mi vida es un fracaso”. Y cuando llegaron nuevos compañeros, les dijo: “Aquí, en la casa de Don Bosco, la santidad consiste en estar siempre alegres”. Y un santo Sacerdote, Eduardo Roppe, dijo: “Sólo los santos dejan huellas. De los demás, el mundo se ríe”. Por eso, necesitamos acostumbrarnos a Jesús e inundarnos en su gracia, en su Amor. Recemos y ofrezcamos cada día por el Papa, por los sacerdotes, por su santificación. Jesús dice el 14 de Junio de 1973: “El sacerdote es un pescador de almas.

28


El anzuelo que utiliza para cogerlos es su santidad. Un Sacerdote que no es Santo, pesca en agua turbia y su botín será siempre mediocre o nulo…”. Mediten también lo que sigue de este mensaje (página 507). Para santificarnos, todos los sacerdotes también necesitamos encontrarnos con Jesús e inundarnos en su gracia, en su Amor Misericordioso, especialmente en los Sacramentos de la Reconciliación (Confesión) y de la Santa Eucaristía con Comunión (o Comunión Espiritual). Jesús lo confirma en un solo Mensaje del 18 de Septiembre de 1968: “Mi perdón les es dado por el Sacramento de la Penitencia. Les está confirmado por la recepción del Sacramento del Amor”. Fijémonos también como Jesús clama la Santa Eucaristía: “El Sacramento del Amor”. Pues allí muestra Su Amor hasta el extremo, allí nos ayuda al máximo a ser como Él, a amar como Él. El mismo día dice Jesús a Margarita: (Que consolador y esperanzador para todos nosotros:) “Por medio tuyo, pongo la santidad al nivel y al alcance del mundo actual” (Página 398). 6.- PEQUEÑA ALMA ¿OISTE?... … La santidad está a tú nivel, a tú alcance. (18.09.68) Y esta santidad es la solución a todos los problemas. Lo más triste se vuelve al más alto nivel, fuente de inalterable alegría. Lo más humillante se vuelve a nivel sublime, fuente de Gloria Divina y Eterna. Hagámonos santos. Juntos hoy. ¿Quieres?

29


Pequeñas Almas, si te haces santa, serás purificada, serena, colmada. Si te haces santa, poderosa con la fuerza de Dios en ti, si te haces santa Jesús en ti hará más grandes prodigios que los que inventa la loca fantasía humana navegante por las profundidades del mar y entre los más lejanos cometas. Si te haces santa, penetrarás los Misterios Divinos para bien de los corazones humanos. Si te haces santa, ¡todo lo recibirás de lo alto! Si te haces santa, si tu participas por tú fe, tú esperanza y amor en la santidad (el Amor infinito y Misericordioso) de Jesús, tú harás milagros más grandes que El, como lo prometió, transportarás los montes más altos y masas pesadas y esos son los corazones más rocosos, empedernidos en su Yo, y aclamarás los cerros más duros, que son los corazones endurecidos por el mal. Pequeña Alma medita profundamente el Amor infinito de Dios; profundiza y asimila como Jesús se aniquiló, se anonadó, se hizo tan pequeño en la suciedad de un establo, tan miserable en la cruz que ya no se parecía a un hombre, sino más bien a un gusano. Pequeña Alma, medita como el Misterio oscuro de la cruz termina en el Misterio luminoso de Gloria, y empezaremos todos a participar y vivir en el Misterio de nuestra Resurrección, nuestra Transfiguración, nuestra Glorificación, que ya está en nosotros sin fin, en la medida que Jesús está y vive en nosotros, y nosotros en El. 7. PERO ¿SOMOS CAPACES DE BEBER EL CALIZ DEL DOLOR QUE JESUS BEBIO EN EL HUERTO DE LOS OLIVOS? ¿Aceptamos bien la cruz de cada día? La cruz de cada Pastoral y de cada Apostolado? ¿Nos dejamos triturar como el granito de trigo, bajo la inmensa, tan pesada piedra del molino?

30


¿Reparamos? ¿Nos inmolamos en Alegría Santa? ¿Cantamos hondamente, con la Iglesia en su Liturgia, como sus monjes y monjas las Glorias del Señor? De la Legión de las auténticas Pequeñas Almas, deben salir santas almas, enteramente consagradas a Jesús, Amor Misericordioso, mientras viven en el mundo, en cada profesión o estilo de vida. Jesús quiere santos matrimonios; San Pablo escribe: “Maridos amen a sus esposas como Cristo amó a Su Iglesia y se entregó a sí mismo por ella. Quería que esta esposa suya fuera santa y por eso la limpió con el Bautismo de agua y por la Palabra Santa. Deseaba presentarla muy gloriosa, sin mancha ni arruga, ni nada parecido, sino santa e inmaculada. Del mismo modo, los maridos deben amar a sus esposas como a sus propios cuerpos. Amar a su esposa ¿no es amarse a sí mismo? Y nadie jamás ha aborrecido su cuerpo, al contrario, lo alimenta y lo cuida. Eso es justamente lo que Cristo hace por la Iglesia, pues nosotros somos parte de su cuerpo. Es lo que dice la Escritura: El hombre dejará a su padre y a su madre para unirse con su esposa y los dos formarán un solo ser. Este misterio es muy grande, yo lo refiero a Cristo y a su Iglesia” (Ef 5, 25-32). Ojalá todos los jóvenes reciban la misma sólida preparación a los Sacramentos: del Matrimonio y del Sacerdocio, pues el fin de esos dos, como los cinco otros Sacramentos es: “Ser santo como Cristo es Santo” es “ser Consagrado a Cristo”. Por eso, nos detenemos aquí, un poco, en este punto muy importante, para qué… 8.- …ENTRE TODOS LOS APOSTOLADOS O PASTORES EN LAS Pequeñas Almas, la Pastoral Juvenil, se requiere para que la educación cristiana de los jóvenes tenga una clara prioridad y sea una directa preparación:

31


- A su vocación Sacramental Matrimonial. - A su vocación Sacramental Sacerdotal y, - Su vocación Virginal de entrega a todos los sacerdotes, religiosas y laicos. Se habla mucho a los jóvenes y se les orienta bien para buscar su profesión: “Para ganarse bien la vida” económicamente, pero se les enseña demasiado poco “para ganarse la Vida Eterna” pues son llamados a Amar, a servir, y así a santificarse en una de estas tres vocaciones: - A la vida Sacramental en el Matrimonio. - A la vida Sacramental en el Sacerdocio. - A la vida Virginal como religiosos o como laicos en el mundo, consagrado o no pero siempre para amar, para servir, para la santificación de todos. La preparación a estas tres vocaciones empieza desde el Bautismo, desde que somos hijos de Dios, llamados a parecernos a Él, a ser y vivir como El, nuestro Padre Dios. Y como todos los padres desean que sus hijos sean tan buenos como ellos, así también Dios Padre dice: “Sean perfectos como su Padre Celestial es perfecto”. En un anexo vamos a reflexionar sobre estas tres vocaciones (o tareas, o misiones), pero que todas brotan de un mismo Bautismo y tienen como última meta: La santidad y la vida bienaventurada, Gloriosa y Eterna de Dios. Para todos “Jesús vino a traer fuego al mundo, y ¡cuánto desea que arda!” en Amor que llega a la santidad. También es cierto y claro y Jesús lo dice también en el Mensaje: 9.- EL MUNDO ESTA CONVULSIONADO Y LO QUE ES MAS GRAVE AUN: LOS MISMOS BUENOS SE HAN CONVULSIONADOS.

32


La soberbia reina hasta en los corazones que, aparentemente, son humildes. Ellos también necesitan ayuda para su conversión. Pequeñas Almas, preparemos nuestros corazones a todo lo que venga, sea dulce o amargo, triste o alegre. En el silencio y en la esperanza estará nuestra fortaleza. ¿Vivimos esperando una gloria y la unión perfecta de todos los corazones en el Amor? Por eso, ahora, no juzguemos. Callemos, callemos hasta en nuestra imaginación. No busquemos cosas pasajeras, superficiales, aunque sean atrayentes, sino lo esencial, porque Jesús no satisface nuestras curiosidades y caprichos inútiles, ni siquiera todas las cosas inútiles. Para que Jesús nos trate como a esos griegos que se acercaron a Felipe para pedirle un favor, (Jn 12, 21-24) “Señor queremos ver a Jesús. Felipe fue a decírselo a Andrés; Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús. Y Jesús les respondió: “Ha llegado la hora que será Glorificado el Hijo del Hombre. Se los aseguro: si el grano de trigo que cae en tierra no muere, queda sólo, pero si muere, dará muchos frutos”. Si Jesús en la hora de la Pasión recomendaba a sus Apóstoles la vigilancia, la oración… ¡Cuánto más en esta hora en que el mundo debe ser Glorificado por el Espíritu del Amor! La tristeza no conviene a corazones cristianos, es para Pequeñas Almas que viven de una gran esperanza. No estemos tristes ni siquiera por nuestra propia debilidad y miseria, sino alegres en la esperanza y la confianza en la Misericordia de Dios. ¿Podemos decir como Margarita: “Mi santidad consiste en aceptar con Amor de sentirme lo más baja de las creaturas, de conocer mi incapacidad, de ser la pequeña “nada” de Jesús”? (A-20, página 56). ¿Cuál es nuestra reacción cuando vemos nuestra bajeza, miseria y debilidad?

33


Margarita sigue: “Yo no estoy tan triste por ser tan débil. Doy muchas ocasiones a la Divina Misericordia de manifestarse hacia mí, y encuentro mi alegría en este hondo abismo donde mi Jesús me mantiene. Ser muy pequeña entre los brazos de Jesús. ¡Qué felicidad y que agradecimiento hay en mí por tantas gracias! Esforcémonos a entender esta actitud de Margarita. No solamente no rechazarla, sino querer imitarla, por muy humilde y difícil que sea. Esto es nuestro camino de la santidad, el camino de infancia espiritual, el camino del abandono en sus brazos. Si vivimos esto, podemos hacer el Voto de Abandono. Porque Jesús lo confirmó enseguida diciendo: “Hija mía, la santidad no consiste en ser, sino en aceptar no ser”… El alma está aniquilada bajo mis golpes. Es entonces cuando la encamino en la vía de la santidad y hago mías todas las potencias de su ser” (A-21 página 56). Termino con otro muy breve dialogo de Margarita con Jesús: MJ-

Señor ¿qué quieres de mi? Que obedezcas inmediatamente a mis inspiraciones con amor… Tu alma debe encontrarse siempre a la espera” (A-21 página 57).

Como ve, esto está muy al principio del Mensaje, (aprox. 6ª página), ¿Nosotros ya estamos allá? No. Un motivo más para aprender a vivir como niños, de gran esperanza, y confianza y… ser alegres.

¡Alegría – Paz – Amor!

34


ANEXO + Ave María! El servicio de las Pequeñas Almas a los jóvenes: una prioridad en nuestro apostolado. En la “Regla de vida de una Pequeña Alma” (21 de Junio de 1973), Jesús nos pide ir a los que sufren, a los que dudan, lloran, esperan, tienen falta de fe, están en la noche, a los extraviados, exaltados, indecisos. ¿Gran parte ellos no se encuentran entre los jóvenes? Escuchemos y meditemos lo que Jesús nos dice y pide sobre la “formación de la juventud” (17 de Junio de 1972, página 475), y “sobre el problema de los jóvenes, que es grave ¿qué hacer?” (22 de Mayo de 1973, página 501). Jesús y Margarita nos piden servir, orientar a los jóvenes. ¿Cómo hacerlo? ¿Qué ofrecerles? ¡Llevarlos a Jesús! ¿No es el único que tiene la respuesta a todas sus preguntas, sus penas y sus dificultades? ¿Como el Santo Padre Juan Pablo II recién lo hizo en Paris con quinientos mil jóvenes en Agosto? El los invitó a pedirle a Jesús: Maestro ¿dónde vives? Y se quedaron un par de Días con el Papa y con Jesús. Hagamos lo mismo, juntemos a algunos jóvenes y quedémonos un buen rato junto con El, para escuchar juntos el Evangelio, el Mensaje en los que lo amaban mucho. ¿Qué entregarles? ¿Qué temas? Una cosa muy necesaria es: prepararlos para su porvenir, para poder seguir bien su vocación, su misión; Ya hemos mencionado las tres únicas vocaciones o caminos que son posibles.

35


- La vida sacramental matrimonial. - La vida sacramental sacerdotal en la virginidad. - La vida virginal o promesa pública. Con votos en órdenes o congregaciones religiosas en convento. (Esta vocación puede unirse con la vocación sacerdotal), y en instituciones seglares. Sin votos o promesas. Todos tienen la suprema vocación a la santidad por el Bautismo que los hizo hijos de Dios, con la vocación de parecerse a Él, ser hermanos de Jesucristo, miembros de su Cuerpo Místico, tener su mentalidad, su manera de ser, de pensar, de reaccionar, de hablar y de actuar. Sin embargo, en el pasado la Iglesia no ha podido dar la misma educación y formación cristiana a todos los jóvenes y ha tenido que dar una gran prioridad a la preparación para la vocación sacerdotal, a través de seminarios menores y mayores, donde los niños, desde los 12 años, fueron apartados de los peligros del mundo y formados con mucho cuidado, y esta formación privilegiada continuó en el seminario mayor durante siete años más, de 18 a 24 años. Y mientras la preparación a la vocación a la virginidad voluntaria escogida en la vida religiosa, recibió también buena formación, y en general, también a todos los otros jóvenes, para quienes los padres podían pagar con gran generosidad la educación en los liceos católicos. Los otros recibieron mucho menos formación y preparación a su vocación matrimonial sacramental. Aunque el matrimonio es un gran e importante sacramento, y ahora están surgiendo varios movimientos que favorecen la vida matrimonial sacramental y su preparación a ella. Comparemos estas preparaciones. Cada formación profundamente cristiana tiene cuatro bases sólidas: I)

36

LA FORMACION PARA LA VOCACION SACERDOTAL:


1. El Amor a Dios. Como en la mayoría de las familias, esta base es débil. Se enseño y se acostumbró a los niños de 12 años a una vida eucarística, con Misa diaria en los seminarios menores. Se trató de dar formación global, humana y cristiana, se enseñó a conocer y amar a Dios; a mejorar la vida de oración en unión con Dios, y un amor especial a Jesús Eucaristía, a María y al Papa (la Iglesia). 2. Amor al prójimo. Aprender en comunidad, en una gran familia, en fraternidad, y favorecer eso con juegos, teatro, música, paseos y trabajos juntos. 3. Formación intelectual. Humana y religiosa; sobre todo filosófica y teológica (6 años y un año pastoral). 4. Formación al apostolado. A través de misiones y servicios en la parroquias en los fines de semana, en las vacaciones y en el año pastoral. ¿Qué pueden hacer las Pequeñas Almas para los seminaristas? Sobre todo orar e inmolarse por ellos, y en forma discreta y prudente ayudarles en su pastoral, en la catequesis parroquial de confirmación y en sus grupos juveniles, y en las vocaciones. II) LA FORMACION RELIGIOSOS.

PARA

FUTURAS

RELIGIOSAS

Y

Está bien planificada y elaborada en general. ¿Qué aportan como Pequeñas Almas? III)

LA FORMACION Y PREPARACION SACRAMENTAL MATRIMONIAL.

A

LA

VIDA

37


Y eso es por la inmensa mayoría de la juventud, más del 90% de los jóvenes ¡Cuánto hay que hacer aquí! Aunque ya se está trabajando bien. ¿Qué hacer? Construir en la medida de lo posible las cuatro bases o pilares como para la Vocación Sacerdotal con su propia Gracia Sacramental. 1.

Preparación lejana. -

En primer lugar, hoy la “lejana preparación” empieza desde el Bautismo, que coincide con la preparación a la vida cristiana en general, y a los sacramentos de la Primera Santa Comunión (invitar a la participación activa en la Santa Misa, en los cantos, lecturas, colectas, procesiones de ofrendas, mejorar el conocimiento litúrgico, el año litúrgico, etc.). Mejorar la vida de oración y de Adoración al Santísimo Sacramento. Enseñar, difundir el rezo del Santo Rosario por todas partes; importantísimo y un gran deber para las Pequeñas Almas. Ayudarles a confesarse.

-

Mejorar el segundo pilar: la caridad al prójimo en todos sus aspectos que aquí no podemos profundizar.

-

El tercer pilar: preocuparse de que todos los jóvenes que estudian a cualquier nivel, para que su conocimiento religioso esté al mismo nivel que su formación intelectual.

-

Invitar a todos los jóvenes a participar en movimientos juveniles, para aprender a convivir, a compartir, a construir juntos un mundo mejor, una civilización de Amor.

2. Ahora la preparación lejana más cercana, durante el pololeo y el noviazgo.

38


En primer lugar: defenderlos contra el mal y proteger su debilidad humana. Hacer ver que se trata de preparación directa al Sacramento Matrimonial, (matrimonio por la Iglesia), que es el único matrimonio para católicos. Pues no se puede estar casado y no casado. Y menos convivir. Pero si ser muy comprensivos y pacientes para hacerles ver sus equivocaciones pues muchas veces son en gran parte inconscientes de sus faltas. Y muy agradecidos por una clara y paciente información. Resumiendo, si un pololeo no es una seria preparación al matrimonio, tiene que ser sólo una santa amistad, como la amistad entre dos jóvenes hombres o dos jovencitas mujeres. Concretamente. 10 pilar: Vida de oración, de Amor a Dios. Aprender a orar juntos. “una familia que reza unida, permanece unida”, pero pocas familias o matrimonios logran empezar a orar juntos si no lo hacían en el noviazgo. En eso la novia debe ser valiente y exigente, y no vivir de ilusiones que ella podrá cambiar al novio después del Matrimonio Sacramental. Al contrario, pronto se deja arrastrar por su esposo, ya no sigue más participando en la Misa y la vida sacramental se debilita incluso en su propia vida de fe, de oración. Conclusión: Como novios juntos acercarse a los sacramentos, participar en peregrinaciones, en cursos, en retiros, juntos dirigir el Mes de María, etc. Y en cada encuentro un ratito de oración, un “Dios te salve”. Si es necesario preferir perder al novio, antes que fracasar más tarde en un Matrimonio Sacramental. 2º pilar: El amor mutuo debe aumentar su amor hacia los demás, y no pueden aislarse los dos. Amarse también en el Matrimonio no es en primer lugar mirarse, sino mirar en la misma dirección, tener la misma meta, tener un solo corazón para los demás. Ser uno para servir, en primer lugar, a los hijos, pero también a sus padres y

39


familiares, y vecinos y a todos. Y en su noviazgo, fijarse no solamente en el amor mutuo, sino cómo esperarán y amarán al fruto de su amor, sus hijos. No hablar de “MI” hijo, sino de “NUESTRO” hijo. Compartir todo, sobretodo la educación de los retoños. El papá tiene que ser tanto papá como la mamá es la mamá. Ambos compartirán todas sus penas y alegrías en el hogar (esposa-madre) y en trabajo (esposo-padre). 3º pilar: Continuar su formación humana y cristiana en cursos o cursillos de cristiandad, encuentros familiares y en retiros juntos (como en Tomé). Preocuparse que su vida de fe, esperanza y caridad, y su conocimiento del Evangelio y de la doctrina cristiana esté mutuamente al mismo nivel que sus conocimientos profesionales. Que siempre “estudien para servir, para que sean mejores, más útiles y con mejor capacidad profesional”. 4º pilar: Abertura y preocupación común para todos los demás. Y lo que ganan es también para compartir. Conviene ya en el noviazgo, decidir ¿qué porcentaje de sus sueldos van a dar a los demás (diezmo): 10%, 20%, 30%, 40%, 50%, 60% de lo que ganarán? (Un matrimonio de ingenieros, en Francia, decidieron dar el 70% del sueldo, y él siendo subdirector de la fábrica, tuvo que soportar que todos sus “compañeros”,- (pues no se portó más que como los obreros)-, le pasaran en velocidad, porque su autito era más barato y más débil). Vivir juntos para amar y servir a cada prójimo, como un “matrimonio-buen-samaritano”. Para eso, el noviazgo no debe ser breve, como el seminario (al sacerdocio) no puede ser breve. Y el dar juntos debe ir mucho más allá que en donaciones económicas. Dar conocimientos, dar asistencia profesional. Y sobre todo ayudar a las jóvenes novias en la formación pre-matrimonial sacramental y formación matrimonial a otros matrimonios bien o mal formados.

40


El Santo Padre acaba de decir en Rio de Janeiro: “El futuro de la humanidad y del pueblo de Dios, depende de la defensa y de la plena valoración de la familia” y “la familia es el camino primero y fundamental de la Iglesia”. Y en su Encíclica “Tercio Milenio Advenement” escribe… En este sentido he dirigido una carta a las familias, en la que he querido presentar un núcleo de la enseñanza eclesial sobre la familia para llevarlo, por así decir, al interior de cada hogar doméstico. En el Concilio Vaticano II la Iglesia reconoció como una de sus tareas, la de valorar la dignidad del Matrimonio y de la familia… Por esto es necesario que la preparación del gran Jubileo pase, en cierto modo, a través de cada familia. ¿Acaso no fue por medio de una familia, la de Nazareth, como el Hijo de Dios quiso entrar a la historia del hombre? De modo especial se deberá trabajar por el reconocimiento de la heroicicidad de las virtudes de los hombres y mujeres que han realizado su vocación cristiana en el matrimonio: convencidos como estamos de que nos faltan frutos de santidad en tal estado, sentimos la necesidad de encontrar los medios más oportunos para verificarlos y proponerlos a toda la Iglesia como modelo y estímulo para los otros modelos cristianos”.Padre Hugo Cornélissen M.T.S. (Q.E.P.D)

Jesús: En verdad, la palabra Amor es mágica y triunfará. Cuanto más golpea los espíritus rebeldes repetidamente, tanto más se hunde en la roca de su corazón. (24 de Febrero de 1994)

41


Agosto de 2013 Queridas Almas Pequeñas de la Diáspora, Tres polos luminosos hacen resaltar nuestro mes de agosto: el día 6, Fiesta de la Transfiguración del Señor; el 15, la solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen; y el día 22, la memoria de María Reina del Universo: Son otras tantas oportunidades para despegar nuestras miradas de los barrancos de la tierra y volverlas a las cumbres de las montañas celestiales. Aun cuando esas miradas fuesen furtivas, como ha sido el caso para los tres testigos de la Transfiguración. Incluso, si la contemplación de María en su Gloria no es accesible a nuestros ojos humanos. Nuestra vida cristiana es un desafío que nos lanza Dios para que vivamos «de manera diferente»… incluso a contracorriente. Tenemos que aprender a vivir «los pies en la tierra» pero también «la cabeza en los cielos». El autor de la Epístola a los Hebreos nos lo dice, y hemos de recordarlo en medio de este año de la Fe: «Vivir como si viéramos al Invisible» (Texto 1). Es lo que nos repite tantas veces el Papa Francisco: hacer cualquier cosa, tan importante o común que sea, «mirando a Jesús». Podremos releer algunas líneas de su homilía del 7 de julio pasado a los seminaristas y novicios (Texto 2). Todo aquello es a la vez simple y exigente: Vivir permanentemente con Jesús. Serle «fiel», como El lo dice a Margarita «a través de las deficiencias del ser humano». Tres veces en el Mensaje del 30 de diciembre de 1977, le pide Jesús a Margarita que no le dejes: «¡No me dejes nunca… No me dejes… No me dejes nunca!» ¡Deseemos que su llamada haga vibrar cada uno de nuestros corazones! Padre Marcel + ----------------------------------------------------------------------La Légion des Petites Ames – rue de Chèvremont, 99 B 4051 VAUX-SOUS-CHEVREMONT – Belgique

42


« Como si viera al Invisible » Epístola a los Hebreos 11,24-27 Por la fe, Moisés, ya adulto, rehusó ser llamado hijo de una hija de Faraón, prefiriendo ser maltratado con el pueblo de Dios a disfrutar el efímero goce del pecado, estimando como riqueza mayor que los tesoros de Egipto el oprobio de Cristo: porque tenía los ojos puestos en la recompensa. Por la fe, salió de Egipto sin temer la ira del rey; se mantuvo firme como si viera al Invisible. « La evangelización se hace de rodillas » Papa Francisco Queridos seminaristas, queridos novicios, queridos jóvenes en el camino vocacional: Uno de ustedes, uno de sus formadores, me decía el otro día: "évangéliser, on le fait à genoux", «la evangelización se hace de rodillas». ¡Sean siempre hombres y mujeres de oración! Sin la relación constante con Dios, la misión se convierte en función. Pero, ¿en qué trabajas tú? ¿Eres sastre, cocinera, sacerdote, trabajas como sacerdote, trabajas como religiosa? No. No es un oficio, es otra cosa. El riesgo del activismo, de confiar demasiado en las estructuras, está siempre al acecho. Si vemos a Jesús, vemos que en la víspera de cada decisión o acontecimiento importante, se recogía en oración intensa y prolongada. Cultivemos la dimensión contemplativa, incluso en la vorágine de los compromisos más urgentes y duros. Cuanto más les llame la misión a ir a las periferias existenciales, más unido ha de estar su corazón a Cristo, lleno de misericordia y amor. ¡Aquí reside el secreto de la fecundidad pastoral, de la fecundidad de un discípulo del Señor! « ¡No me dejes jamás, no me dejes jamás! » Diálogo entre Jesús y Margarita (extractos)

43


J

Te perdonaré mil y mil veces más, pero ¡no Me dejes jamás! Sin Mi, no puedes controlarte.

M

¿Por qué dejarme abandonada a mi misma?

J

Es el crisol de la Purificación.

M

¡Yo te contristo tan fácilmente!

J

Tú te contristas a ti más que a Mi, pues Yo te conozco.

M

Yo contristo a los demás.

J

No lo apruebo pero te digo: «Todo es gracia y todo sirve».

M

¿Cómo puede servir esto?

J

Tú les enseñas la paciencia hacia los demás, y el olvido de ellos mismos. Para adquirir una virtud, el crisol quema las escorias que la rodean. Es verdad para ti y para todos.

M

No quiero ser motivo de turbación para nadie.

J

¡Yo me sirvo de ti como a Mi me parece! ¿Puedes todavía decir: quiero o no quiero?

M

Temo todos estos remolinos dentro de mí… Me hacen tan desgraciada.

J

Los remolinos se apaciguan siempre bajo el soplo del Amor.

M

Señor, ¿qué son las palabras sin los actos?

J

Los actos deben confirmar las palabras. El acto perfecto es la Fidelidad a través de las deficiencias del ser humano. Tu no querías venir hoy, porque te encontrabas tan desamparada y sin embargo: ¡estás aquí! ¡Acto de Fidelidad! ¡No Me dejes! ¡No me dejes jamás! Saldrás de tu noche para resplandecer en la Luz.

44


Extirpar los humores malos de una llaga abierta, hace daño. Tu humanidad es el obstáculo que hay que salvar. ……… M

¡Tantas cosas me hacen daño!

J

No te complazcas en ellas... ¡Ven a Mi! ¡Te consolaré con tanto Amor: Fe y abandono! No olvides que demasiadas actividades pueden ser un peligro para la vida espiritual de un alma. 30 de Diciembre de 1977

Misterios Gloriosos

Primer misterio: La Resurrección del Señor. J

Las tinieblas rechazan la Luz. Pero la Luz brilla. Y las tinieblas desaparecen dentro de su luminosa claridad. (20 de septiembre de 1967)

Segundo misterio: Ascensión del Señor. J

Despacito, te acercas a Mí, hacia el cara a cara. Pongo a prueba tu amor sin cesar; no te distraigas, búscame en ti, nadie más que Yo lo sabe de manera cierta. (13 de diciembre de 1985)

45


Tercer misterio: El Pentecostés - el Don del Espíritu Santo. M

El Amor es educativo en el diálogo íntimo, enseñando en el silencio, la paz, y la alegría. En el viento ligero, que pasa por el corazón abierto de par en par a la meditación, unos inefables misterios se desvelan al alma atenta a este dulce zafiro que ella reconoce a su paso. (17 de abril de 1994)

Cuarto misterio: La Asunción de la Santísima Virgen. J

Mis santos gozan de la gloria eterna y no pueden ofrecerme ya más que sus alabanzas. Pero para ti, el tiempo no ha terminado. Comprende la felicidad que puedes darme todavía aquí abajo. En el cielo, recibirás. Aquí, recibes y das. Hijita mía, canta tu himno al Amor. (5 de octubre de 1966)

Quinto misterio: La Coronación de la Santísima Virgen. J

46

Tú verás el esplendor del Padre, La Realeza del Hijo y su Divinidad. Tú verás la Unidad Trina en el Espíritu Santo. Tú verás la Hermosura resplandeciente. De la Hija, de la Madre, de la Esposa. Obra maestra del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo. Inmaculada. (16 de agosto de 1988)


Septiembre de 2013 Queridas Almas Pequeñas de la Diáspora, Este año, el 15 de septiembre cae en domingo. De hecho, este día no recordaremos a Nuestra Señora de los Siete Dolores, pero la festividad de la Cruz gloriosa se celebrará un sábado, día dedicado tradicionalmente a María. Aprovechemos esa oportunidad para concentrarnos de todo corazón en el doble misterio de la Gloria y del Sufrimiento. Para nuestra naturaleza humana, resulta difícil mirar a ambos a la vez. Sin embargo, alegría y dolor conviven necesariamente en cada vida cristiana. Lo vemos con Simeón que canta su alegría al ver por fin al Salvador, aunque profetizaba que una espada atravesaría el alma de María. (Texto 1) María vivirá ese dolor en la alegría del alumbramiento… Es precisamente en el día de la Asunción, festividad marial por excelencia, que el Papa Francisco se atreve a decir: "Para nosotros cristianos, dónde está la Cruz, siempre está la esperanza. Sin la esperanza, no somos cristianos." (Texto 2) María nos revela su sufrimiento en un diálogo conmovedor con Margarita, el 1 de septiembre de 1979. Si lo leyéramos rápidamente, podríamos escuchar en él como un amargo reproche: « ¿Qué han hecho de Él, que han hecho de mi?... » Pero es para que midamos el peso de este amor ofrecido. (Texto 3) ¡No tomemos a la ligera ese Mensaje de nuestra Mamá del Cielo! La hora es grave, nos dice. ¡No faltemos a nuestra misión de oración y amor: Amen y oren! Padre Marcel + ----------------------------------------------------------------------La Légion des Petites Ames – rue de Chèvremont, 99 B 4051 VAUX-SOUS-CHEVREMONT – Belgique

47


« Una espada te atravesará el alma. » Lc 2,27-35 Movido por el Espíritu, Simeón vino al Templo, y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: « Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz, porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos: luz para iluminar a los gentiles, y gloria de tu pueblo, Israel. » Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él. Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: « Éste está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción. ¡Y a ti misma una espada te atravesará el alma! ...a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones. » « Donde está la Cruz, está la esperanza. » Homilía del Papa Francisco – el 15 de agosto de 2013. "María dice: « Proclama mi alma la grandeza del Señor ». Así lo canta hoy la Iglesia en todo el mundo. Este cántico es especialmente intenso allí donde el Cuerpo de Cristo sufre hoy la Pasión. Donde está la Cruz, para nosotros cristianos, está la esperanza. Si no hay esperanza, no somos cristianos. Por eso me gusta decir: no se dejen robar la esperanza. Que no nos roben la esperanza, porque esta fuerza es una gracia, un don de Dios que nos lleva hacia adelante con la vista en el Cielo. Y María siempre está allí, cercana a estas comunidades, a estos hermanos nuestros, camina con ellos, sufre con ellos y canta con ellos el Magnificat de la esperanza". « Soy Madre de Dolores, Madre de Cristo, Madre de los hombres. » Diálogo entre Nuestra Señora (NS) y Margarita (M) 1 de Septiembre 1979

48


NS

HAY QUE INTENSIFICAR LA DEVOCIÓN AL CORAZÓN MISERICORDIOSO DE MI HIJO. Llámalos a todos para que vengan a este pequeño Santuario que El ha querido a la medida de los pequeños, pero donde su Poder de Amor se manifiesta particularmente.

M

Madre, necesitamos ayuda.

NS

DéjaLe la oportunidad de su intervención.

M

Nosotros, ¿qué podemos hacer?

NS

Todo lo que podéis hacer, como si dependiera de vosotros.

M

No podemos tocar almas que no quieren oír.

NS

Si la montaña no va a vosotros, vosotros, id a la montaña.

M

¡Condúcenos, oh Madre!

ND

SOY VUESTRA REINA Y VUESTRA MADRE, os debo ayuda y protección; en la pequeñez y la humildad, venid a mi Hijo. Desde su más tierna infancia, era ya el Amor Misericordioso, el Amor de sacrificio. He criado este cordero para ofrecerlo en oblación a su Padre de los Cielos. Yo también os amo por el amor a mi Hijo y por el que os tiene, y también por el dolor que vuestro alumbramiento me ha causado, desgarrándome el alma y el Corazón. ¡HE VISTO AL AMOR EN CRUZ! Mi Corazón de Madre, reconocía lo que mis ojos no reconocían. ¡Desfigurado, ensangrentado, jadeante así Le he visto! He compartido su martirio de Amor... ¡Alumbramiento! Deslumbrante Misericordia del Dios de Ternura y de Compasión: una espada de dolor traspasará tu Corazón. ¡MADRE DE LOS DOLORES! ¡YO SOY MADRE DE CRISTO, MADRE DE LOS HOMBRES! La hora es grave, muy grave. Acordaos e invocad sin cesar el Amor Misericordioso para que aparte la amenaza que se cierne gravemente sobre el mundo.

49


Hijos de los hombres, ¿qué habéis hecho de Él, y de Mí? ¿Qué somos todavía para vosotros? ¿Qué hacemos todavía aquí abajo? Solo la conversión de los pueblos puede todavía salvaros... ¡y están cada vez más lejos de ella! Jesús retrasa su hora, por vosotros los pequeños de la tierra: ¡AMAD Y ORAD!

Misterios Dolorosos

Primer misterio: La agonía de Jesús en Getsemaní. J

Quiero a los hombres. Todos son mis amados, pero no todos lo comprenden, y mis palabras, por tiernas que sean, no los conmueven, pues su corazón es seco y árido. No encuentro en ellos, más que una puerta cerrada que rehúsa obstinadamente abrirse. Escucho con alegría tu dulce murmullo de amor que compensa el olvido en que me dejan tantas almas ignorantes o timoratas. (8 de noviembre 1966)

Segundo misterio: Jesús sometido al suplicio de la flagelación. J

50

Yo no he creado al hombre para que disfrute en esta tierra, sino más bien para su gloria en el cielo, por el amor que él me habrá demostrado en este mundo. Si rehúsan someterse a mi ley, que he transmitido a Pedro, entonces me consideraré dispensado de mis deberes de Padre para ellos. Y sólo el arrepentimiento y una contrición verdadera me llevarán nuevamente a ellos. (4 de agosto de 1968)


Tercer misterio: Jesús recibe la corona de espinas. J

El orgullo es peor que la muerte de los cuerpos. Es la muerte y la corrupción de las almas, y atrae sobre ellas el castigo de Dios. Temed al pecado. Amad a vuestro Dios y a vuestro prójimo en Él. El sacrificio forma parte de toda vida humana deseosa de llegar a la gloria del cielo. (27 de octubre de 1969)

Cuarto misterio: Jesús lleva su Cruz hasta el Calvario. J

No estés triste por tus imperfecciones. Ten confianza en mí. Te quiero. Así como lo deseas, aumentaré en tu alma la capacidad de sufrir por mi amor. Hay que ser lo más fiel posible a la meditación. De tu fidelidad depende la suerte favorable de otras almas. Derramaré amargura sobre toda alegría que venga del mundo. Yo soy tu alegría y tu paz para siempre. (A.21)

Quinto misterio: Jesús está crucificado y muere en la Cruz. J

¿Por qué estás triste, mi alma pequeña? ¿por qué replegarte sobre ti misma? Realizas tus gestos de amor con una especie de indiferencia más bien que con amor. Sé que tu voluntad quiere tu fidelidad hasta el final, pero no me gusta verte en este estado de pasividad dolorosa. Falta algo en tu impulso hacia Mí en tu oración y tu búsqueda de Mí. (6 de octubre de 1991)

51


Octubre de 2013 Queridas Almas Pequeñas de la Diáspora, Desde nuestro punto de vista cristiano, es incontestable que el gran acontecimiento de este mes será la Consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María por nuestro Santo Padre Francisco, el domingo 13 de octubre de 2013. En esta ocasión, la imagen original de Nuestra Señora de Fátima, habitualmente venerada en la pequeña capilla de las apariciones, será trasladada a Roma. Mencionemos a grandes rasgos los momentos fuertes de este programa: -

Sábado 12 de octubre por la mañana: peregrinación hacia la tumba del apóstol Pedro, adoración y sacramento de reconciliación en las iglesias cercanas a la Basílica San Pedro.

-

Sábado 12 de octubre por la tarde, a las 17 horas: acogida solemne de la imagen original de Nuestra Señora de Fátima, en la plaza San Pedro, seguida de una catequesis del Papa Francisco. Traslado de la imagen al santuario romano del Divino-Amor, rezo del Rosario a las 19 horas, vigilia de oraciones a las 22 horas.

-

Domingo 13 de octubre por la mañana: encuentro en la plaza San Pedro, rezo del Rosario a las 10 horas, misa dominical presidida por el Papa Francisco a las 10.30 horas.

Para prepararnos a esta cita que no puede más que alegrar a las Almas Pequeñas, he aquí dos extractos de los actos de Consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María por los Papas Pio XII y Juan Pablo II. Sigue una meditación de Margarita, un día en que acababa de renovar su propia consagración al Corazón Doloroso e Inmaculado de María. ¡Les deseo a todos un Buen y Santo mes del Rosario!

Padre Marcel +

52


Consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María por el Papa Pio XII el día 31 de octubre de 1942 (Extracto) "¡Oh, Reina del Santísimo Rosario, Auxilio de los cristianos, refugio del género humano, vencedora de todas las batallas de Dios! Ante vuestro Trono nos postramos suplicantes, seguros de impetrar misericordia y alcanzar gracia, oportuno auxilio y defensa en las presentes calamidades.... En esta hora trágica de la historia humana, a Vos, a vuestro Inmaculado Corazón, nos confiamos, nos entregamos, y consagramos no sólo a la Santa Iglesia, Cuerpo místico de vuestro Hijo Jesús, que sufre y sangra en tantas partes y en medio de tantas tribulaciones, sino también el Mundo entero dilacerado por atroces discordias, abrasado en un incendio de odio, y víctima de sus propias iniquidades." Consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María por el Papa Juan Pablo II el día 25 de marzo de 1984 (Extracto). "Oh, Madre de los hombres y de todos los pueblos, tú que conoces todos sus sufrimientos y esperanzas, tú que como Madre conoces todas las luchas entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas que trastornan el mundo moderno, acoge la llamada que, movidos por el Espíritu Santo, dirigimos directamente a tu Corazón. Acoge con tu amor de Madre y Sierva del Señor, al género humano que confiamos y consagramos a ti, ya que estamos muy preocupados por el destino terreno y eterno de los hombres y de los pueblos. De manera especial, te encomendamos y te consagramos a los hombres y las naciones que particularmente necesitan ser encomendados y consagrados. ¡Recurrimos a tu misericordia y protección, Santa Madre de Dios! ¡No deseches nuestras súplicas en nuestras necesidades!"

53


Una Madre no tiene el derecho de olvidar uno solo de los pequeños que su Hijo no cesa de enviarle. Meditación de Margarita el día 8 de marzo de 1980 M-

54

Acabo de renovar mi consagración al Corazón Doloroso e Inmaculado de María. Ahí donde María toma una florecita para ofrecerla a Su Hijo, ahí brota inmediatamente otra; y Nuestra Madre no cesa de tomar y de ofrecer. ¡Cuanto más recoge, tanto más brotan! Es una infinidad de pequeñas margaritas blancas. - Con las manos levantadas hacia la Cruz, donde su Jesús, como un hermoso fruto de amor, domina la inmensidad de su campo de amor, la Virgen Le ofrece ramos de sencillas florecitas tan bonitas que Jesús, conmovido por su pequeñez que se atreve a pretender consolar su Corazón roto, da a cada una de ellas, tal un hechicero, un alma pequeña para que la ame. En ella, vierte Él los tesoros de su Ciencia, su alegría de su presencia, pero también los gemidos del Amor que sufre. - La flor-niña que Le contempla siente crecer en ella la compasión y el temor de no poder consolarLe como ella lo quisiera tanto. Sus miradas se vuelven hacia la Madre de Misericordia y de Dolor. Está allí, llena de ternura por las almas pequeñas, nacidas de una flor, rodeando la Cruz, apiñándose contra Ella, intentando con su amor, demostrar a María su fidelidad, y su participación a su dolor. ¡Nuestra Madre sonríe tan gentilmente a sus hijos! Pues, cada día, vienen más numerosos. Ella tiene que ocuparse de los que su Hijo no cesa de mandarle. Una mamá no tiene el derecho de ignorar uno solo de ellos. ¡Qué familia, todos estos pequeños alrededor de su Madre! ¡Oh! ¡Quiera Dios, yo siga siempre siendo uno de estos pequeños! y que siempre tenga en mi alma, esta necesidad del niño pequeño para su Madre.


Un día, Jesús decía: «Tú no serás nunca lo bastante grande para caminar sola; siempre tendré que llevarte». ¡Qué bien! Así no tendré la tentación de creerme algo. - Me he consagrado esta mañana al Corazón Inmaculado de María; en este terreno ha atacado el Enemigo. He ofrecido a Jesús la humillación recibida ante testigos... Me ha dolido.

Misterios luminosos

Primer misterio: El Bautismo de Jesús por Juan el Bautista. J

Ven a escuchar, lejos del ruido, el dulce murmullo de la fuente que fluye. Acuérdate del Agua-Viva y apaga tu sed como quieras. Aleja de tu alma los "por qué" y los “si”; échate en los brazos que Yo te abro con todo el cariño de mi Corazón herido por las iniquidades del mundo. (21 de agosto de 1979)

Segundo misterio: Las bodas de Caná. M

Nuestra Señora del Sagrado Corazón, Mediadora de todas las gracias, nos trae a Jesús-Eucaristía. Ella nos aporta la Fe celestial del Espíritu para combatir en nosotros el fuego maligno de las pasiones. Sí, la Santísima Virgen está aquí para transmitir esta Vida a los mundos, nube fecunda que ha condensado esta Vida y esta Luz en Ella. (8 de septiembre de 1993)

55


Tercer misterio: El anuncio del Reino, la llamada a la conversión. J

Que vuestro corazón y vuestros ojos se aparten de lo que es contrario a mi ley, por la obediencia a mis mandatos. Si hacéis esto, seréis grandes en mi Reino. Que vuestra alegría sea dar con amor, así como mi alegría consiste en ser liberal hacia vosotros. (30 de marzo de 1967)

Cuarto misterio: La Transfiguración del Señor. J

Mis almas pequeñas pueden salvar el mundo. Formad islotes de santidad en todas partes. Algunas almas santas en una parroquia pueden salvarla. Varias parroquias que posean almas santas pueden salvar un país. Hay que vivir e irradiar el Amor. Pero no se conseguirá nada sin sacrificios. (5 de diciembre de 1967)

Quinto misterio: La institución de la Eucaristía. J

56

Muchos me piden unas gracias que no concedo siempre. En verdad, os digo: merecedlas, y no os las rehusaré. Sí, merecedlas mediante más fervor, más confianza, más generosidad, más amor desinteresado. Mereced que os conceda lo que pedís, mediante más agradecimiento por los dones ya recibidos. (27 de agosto de 1968)


MISIONERO DE LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

¡VAMOS EN LA MITAD! Jesús Eucaristía seguramente que ha de estar muy; pero muy contento porque le hemos levantado su Capilla de Adoración Eucarística Perpetua en Rinconada de Silva, la tercera de este tipo en Chile: muchas, muchas gracias a todas las personas que han colaborado en esta tarea para hacerla realidad. Pero, nos falta la segunda parte, si en la primera honramos al Señor Jesús, en la segunda queremos honrar a la Santísima Virgen María con la construcción del Oratorio “María, Madre de la Eucaristía”, por eso queremos nuevamente solicitarles su ayuda de dos maneras: 1) Continuar rezando Avemarías por esta intención, ya llevamos 773.213 de un total de 2.000.000 de Avemarías, o sea tenemos cumplido un 38,7% de nuestra meta. ¡Sigamos rezando, por favor! y 2) Necesitamos su ayuda económica, la cual pueden entregármela personalmente a mí o depositando en la Cuenta Corriente nº 1320265101 del Banco de Chile. De antemano, muchas gracias y que el Señor los bendiga.

57


10

10

10

10

10

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 500 Avemarías Cuando lo llene, por favor envíelo a la Casilla 152 – San Felipe Con cariño paternal P. Ricardo Gómez, M.T.S.

Margarita: Oh Madre, Dulce Paloma del Espíritu Santo, ven a mi corazón para calmar mis alarmas. (13 de Abril de 1995)

58


59


Oración por Chile

Como ya es parte de la actividad eclesial del mes de septiembre, desde el bicentenario, el día de la oración por Chile que se celebra con la solemne Procesión de la Virgen del Carmen por las calles de Santiago Centro y la Santa Eucaristía los días previos que este mes se inició el día 25. A la Legión de las Pequeñas Almas le fue asignado el turno de 12 a 13 hrs. Del día 25 (aunque lo prolongamos por más de dos horas). En ese hermoso momento oramos ante el Santísimo con el rezo del Santo Rosario, y algunas frases del libro Mensaje y también participamos en la Eucaristía, junto a otros movimientos que participan del área laicado de nuestra arquidiócesis.

*****

60


Vida de una Pequeña Alma (A través de un correo electrónico) Santiago de Chile, 26 de agosto 2013 Le contare mas menos yo era una pequeña alma de Quilpué, que por motivos de fuerza mayor perdí mis libros, y de Valparaíso me cambie a Talca. Las pequeñas almas me cambiaron mi vida por completo, llenaron un espacio muy importante en mi existir, justo en un momento cuando yo estaba en el desamparo absoluto y comiendo en un comedor libre de la iglesia con mis dos hijos y en la calle, ellas me ayudaron me dieron fortaleza y fe para respirar y salir de lo que me estaba ocurriendo y logre trabajar y juntar dinero para regresar con mis padres acá en Talca, con la riqueza espiritual que me dieron ellas pude salir adelante y retomar mis estudios y sacar una carrera, las pequeñas almas y la sagrada familia son el pilar de mi vida y represento fielmente lo que me dieron, valores principios, fuerza, fortaleza, humildad, fe , amor me mostraron una riqueza espiritual hermosa, a pesar que era pobre humanamente, era más rica que otros. Con gran pesar me vine de Quilpué, sabiendo que dejaría a mi familia espiritual, fue un gran dolor separarme de ellas, para poder estar junto a mis padres, pero debía ser así. Ya que no tenia los medios para poder darle una mejor calidad de vida. Hoy soy una persona feliz, pero con una gran ausencia que eran mis pequeñas almas de Quilpué, y con el link que me envía Usted puedo darme cuenta que el mundo es un pañuelo y que acá también existen y que puedo compartir con ellas, me tarde 7 años en saber lo que usted hoy me cuenta y que más aun puedo comprar mis libros, ósea ha sido doble felicidad, gracias desde el fondo de mi corazón, me ha devuelto la razón de mi existir, mi corazón está completo, no necesito nada mas en la vida. Cariños, sinceros. Marjorie Morales Bravo

61


Actividades del Centro Nacional en Santiago de Chile “Parroquia La Anunciación” Retiros Mensuales Se reitera la invitación a todas las Pequeñas Almas y simpatizantes a los retiros mensuales a efectuarse los segundos miércoles de cada mes de 9:30 a 16:00 Hrs de Chile. Islotes de Santidad día Miércoles a las 10:00 hrs. Exposición del Santísimo Sacramento. Los días miércoles a las 11:00 Hrs. Misa diaria a las 12:00 hrs. Horario de Oficina de Lunes a Viernes de 15 a 18 hrs. y los segundos Miércoles del mes desde las 9:30 a las 16:00 hrs. y los otros Miércoles desde 11:00 hrs. Lunes – Martes – Miércoles – Jueves – Viernes. Islotes de Santidad en diferentes zonas del área Metropolitana. Misas de la Legión, difuntos, intenciones y coronas de caridad. Suscripción a la Revista Trimestral Ofrecemos la suscripción a la Revista Trimestral por 12 meses. Su valor $2.500 pesos chilenos ó us$4.88 dólares americano, más flete según lugar a pagar. Sede Nacional al

62

Teléfono 22042381 Email: legionpachile@gmail.com


CENTRO DE INFORMACION MENSAJE DEL AMOR MISERICORDIOSO A LAS PEQUEÑAS ALMAS - MENSAJE TOMO I (1965 - 1975) - MENSAJE TOMO II (1977 - 1979) - MENSAJE TOMO III (1980 - 1987) - MENSAJE TOMO IV (1988 - 1995)

VALOR $ CHILENOS

VALOR US$ AMERICANO

$ 6.000 $ 3.500 $ 6.000 $ 6.000

$12,00 $6,84 $12,00 $12,00

$ 1.400

$2,73

$ 1.400

$2,73

$ 1.400

$2,73

$ 1.400 $ 1.400 $ 1.400

$2,73 $2,73 $2,73

$ 1.400

$2,73

$ 1.400

$2,73

$ 1.400

$2,73

$ 650

$1,35

SERIE MARGARITAS 2.- “La Teología del Mensaje” (Ph.Vecoustre) 5.- “Los Pensamientos del Corazón de Jesús” Parte I (P.R. Jaouen) 6.- “Los Pensamientos del Corazón de Jesús” Parte II (P.R. Jaouen) 7.- “El Rosario de las Pequeñas Almas” 8.- “El librito de la Pequeña Alma” 9.- “Cartas – Circulares y Alocuciones de Margarita” 12.- “Cartas de Margarita a los responsables y Las Pequeñas Almas del mundo” 13.- “Al servicio del Evangelio el mensaje del Amor Misericordioso” 14.- “La Legión de las Pequeñas Almas y los Niños”

REVISTA TRIMESTRAL Revista Trimestral (Última Edición)

más flete según lugar a pagar. Nueva dirección Sede Nacional – Secretariado Americano Pedro de Valdivia 1850 Parroquia “La Anunciación” Teléfono: 22042381 Email: legionpa_chile@hotmail.com Legión Pequeñas Almas Latinoamérica Página Interactiva http://peqalmachile.wordpress.com

63


64



Rev.Trim.Nº 197, Legión Pequeñas Almas