Page 1

TODOS LOs DETALLES DE LA EMOTIVA Y espectacular

BODA de

la pareja se casó rodeada de todos los suyos el pasado 29 de mayo de 2015

fue una CEREMONIA llena de momentos mágicos celebrada en LA FINCA CASA DE OFICIOS DE TORREMOCHA DE JARAMA, MADRID. HASTA ALLÍ SE DESPLAZARON cerca de 100 INVITADOS QUE VIVIERON CON INTENSIDAD ESTE GRAN DÍA PARA EL MATRIMONIO QUE DERROCHÓ FELICIDAD A LO LARGO DE esta JORNADA inolvidable

MADRID 29052015

FLOR Y JOSÉ RAMÓN


PREPÁRATE para

descubrir

algo NUEVO

LAEXCLUSIVADELABODA.ES

LA EXCLUSIVA DE LA BODA es una marca registrada por Imagen and Media Comunicacion SL. © Copyright Leyenda | Todos los derechos reservados. Prohibida su venta y distribución.


SUMARIO Especial

LA EXCLUSIVA DE LA BODA

FLOR y JOSÉ RAMÓN

4

4

EN UCEDA,

8

10

26

36

a 15 minutos de Torremocha de Jarama, se preparó José Ramón.

8

22

CASA DE OFICIOS,

testigo mudo del enlace.

10

COMO UNA PRINCESA

vimos a Flor asomada al balcón de su habitaciòn.

22

INTERCAMBIO DE

alianzas y miradas de amor.

26

CORAZONES

en el primer paseo como marido y mujer.

43

EL COCKTAIL

36

resultó de lo más divertido y animado.

43

ANA Y BEA

cómplices de la felicidad de su padre.

48

EL MENÚ DE LA BODA

conquistó los paladares más exigentes.

66

48

LA FIESTA

Todo el mundo al ritmo de la música.

EL YA MATRIMONIO

se sometió a la sesión de fotos oficial en el patio de la Casa de Oficios.

66

LA EXCLUSIVA DE LA BODA marca registrada por Imagen and Media Comunicacion SL. © Copyright Leyenda | Todos los derechos reservados DEPOSITO LEGAL: CO 773-2012. Email: quiero@laexclusivadelaboda.es Edición impresa en Madrid 2015. Prohibida su venta y distribución.


A UNA HORA DEL FELIZ ACONTECIMIENTO, JOSÉ RAMÓN ESTABA FELIZ Y SOBRE TODO EMOCIONADO: CUANDO HABLABA DE FLOR, SE LE SALTABAN LAS LÁGRIMAS

UN NOVIO EMOCIONADO “TENGO MUCHÍSIMAS GANAS DE ver a flor, seguro que está GUAPA, espectacular”

4

En Uceda, municipio de Guadalajara, en una preciosa casa rural junto a la iglesia de la localidad, nos recibían José Ramón y su famlia. Allí estaban su madre Maria Pilar y sus hermanos Ana María y Fernando. Algo más nerviosos que el novio, nos informaban de que el protagonista estaba a punto de terminar de prepararse.


Mientras hablábamos con su madre y sus hermanos, José Ramón avisó de que ya estaba listo para recibirnos. Así que subimos a su encuentro, dos plantas más arriba. Nos recibió sonriente, y algo preocupado. El motivo de su preocupación no era otro que el tiempo. Y es que apenas unas horas antes había llovido con fuerza lo que hizo a la pareja cambiar de planes y poner algunas cosas a cubierto. Pero por suerte, el tiempo respetó un día tan especial para los novios así que los nervios fueron desapareciendo conforme pasaban las horas. Preocupaciones aparte, lo que sí vimos es a un novio guapísimo y sobre todo muy emocionado. Bastaba con preguntarle por la novia para que la voz le temblara y los ojos se le llenaran de lágrimas “Me emociono al hablar de ella porque todo lo que te pueda decir sobre Flor es poco”, confesaba.

LOS COMPLEMENTOS

El novio desprendía clase por los cuatro costados. José Ramón es un hombre elegante y hacía que el vestuario elegido luciera todavía más. Pero aún así, su elección fue de lo más acertada. Optó por un traje azul marino, ya que buscaba algo original, “no quería el típico traje en color negro pero tampoco quería ir de claro, así que me decidí por el azul marino por ser oscuro pero elegante”, nos decía. El toque diferente lo aportó con el chaleco, de corte similar al que lució en su boda el torero José Mª Manzanares. La corbata la eligió en tono rosa, de sastrería Rogo, al igual que el traje y el chaleco. La camisa blanca, de Emidio Tucci, aportaba sobriedad al conjunto. Por último, llevó zapatos de Andrea Chenier también en azul. Como toque final, el ramillete de la solapa en tonos malva a juego con el ramo de la novia.


SU MADRE Y SUS HERMANOS, SUS GRANDES APOYOS

6

Mientras Fernando, hermano de José Ramón, no paraba de subir y bajar los pisos de la casa rural para preparar todo y ver cómo estaba el novio, Ana Mª y Mª Pilar terminaban de dar los últimos retoques a sus vestidos. Las dos estaban guapísimas de azul intenso y vestidas de largo. Eso sí, confesaron que coincidir en el color había sido simple casualidad. Casualidad o no, las dos mujeres de la familia estaban espectaculares. Maria Pilar, la orgullosa madre del novio estaba especialmente feliz ya que además tenía un papel muy importante: era la madrina. Aunque no era la primera vez que le tocaba ejercer como tal, en esta ocasión le hacía especial ilusión: “Estoy deseando que salga todo muy bien porque estos días han sido de muchos nervios, así que ahora toca disfrutar”, nos decía. Junto a ella, Ana Mª con una amplia sonrisa. Estaba muy contenta por su hermano ya que según nos dijo era un paso que Flor y él tenían ganas de dar. “He ayudado en todo lo que he podido y estamos muy contentos por nuestro hermano, porque se lo merece todo”. Por su parte, Fernando, fue el encargado de avisarnos de que el novio ya estaba listo. Pero antes pudimos hablar con él y nos confesó estar ilusionado por José Ramón. Vistiendo traje y corbata también en azul, estaba igual de elegante que el resto de la familia. Los cuatro posaron así de sonrientes minutos antes de partir hacia Torremocha de Jarama.

“SÉ QUE CUANDO VEA A FLOR SE ME VAN A SALTAR LAS LÁG

Pero no sólo al ver a la novia si no que desde que empezamos a hablar con él entrecortada por la emoción.


LÁGRIMAS”

“ESPERO QUE TODO SALGA BIEN, QUE LO PASEMOS GENIAL Y QUE FELIZ José Ramón posó de lo más sonriente anteTAN nuestras cámaras. DISFRUTEMOS DE ESTE DÍA No podía disimular que estaba absolutamente feliz. La ilusión se IMPORTANTE PARA NOSOTROS”, reflejaba en sus ojos. CONFESÓ ALEJANDRO.

l, pudimos ver a un novio muy emocionado. “Me imagino que va a estar preciosa”, nos contaba con la voz


CASA DE OFICIOS

Testigo mudo del enlace

La finca “Casa de Oficios”, a sesenta kilómetros del centro de Madrid, fue el lugar elegido por la pareja para darse el “Sí, quiero”. Un enclave único que aportó un aire de lo más romántico a la celebración. Se trata de una impresionante finca rústica, rodeada por los campos castellanos de Torremocha de Jarama y Torrelaguna. Además el tiempo acompañó aunque horas antes la lluvia había hecho temer a los novios por su celebración. Y es que si bien pudimos ver algunos charcos de agua a nuestra llegada, finalmente la suerte quiso que el sol brillara y la temperatura fuera muy agradable. Los novios y sus invitados pudieron gozar plenamente de un día perfecto en un lugar de ensueño.

8


La finca “Casa de Oficios” está situada a dos kilómetros del casco urbano de la localidad madrileña de Torremocha de Jarama. De estructura cuadrada y neoclásica, sus muros son de mampostería con sillares de piedra caliza. Sus orígenes se remontan al siglo XVIII cuando fue construída por el Conde de Cabarrús. Llegó a tener 12 kilómetros de longitud y unía las cuencas del río Lozoya y del río Jarama. En la actualidad ocupa una parcela de 400 hectáreas en un paisaje privilegiado a los pies de la sierra Norte de Madrid. La elección de Flor y José Ramón fue muy aplaudida. Sus invitados estaban impresionados con la belleza del entorno. No es de extrañar. La pareja se enamoró del lugar nada más verlo, así que tenían claro que sería éste el elegido: un enclave con encanto, con un toque rural, pero elegante y distinguido a la vez, ¡No se puede pedir más! A pesar de que el camino hasta la finca estaba bien señalizado, por si alguien se desorientaba, habían instalado indicadores personalizados con el nombre de la pareja.


UNA BODA DE CUENTO

Como si de un cuento de hadas se tratara, Flor salió al balcón de su habitación desde donde comprobó, sin ser descubierta, que el novio ya había llegado. Desde abajo una pequeña princesa llamada María le recordaba lo guapa que estaba.

10


LA FLOR MÁS HERMOSA

Flor hizo honor a su nombre y deslumbró con su belleza. El vestido y el peinado parecían pensados para ella porque estaba impresionante. Esto se reflejaba en su cara llena de felicidad que le hacía no parar de sonreír. A pocos minutos de encontrarse con José Ramón la novia ya estaba lista y ya en la intimidad, cuando su familia le dejó sola con nosotros, nos confesó “a modo de secreto” ser la mujer más feliz del mundo.


EN LA SUITE DE FLOR

NERVIOS Y

EMOCIONES

A FLOR DE PIEL Al llegar a la finca nos encontramos a Flor terminando de prepararse. Nada más vernos nos recibió con una enorme sonrisa. Estaba literalmente espectacular. Elegante, original y resplandeciente, eligió un look vintage que dejó a todos con la boca abierta. Para ello optó por un vestido en rosa palo estilo años veinte de corte sirena que resaltaba su estupenda figura. Ella tenía claro lo que quería y nada más verlo en la tienda supo que sería el suyo. Con cuerpo de chantillí y falda en raso cortada al biés, se trata de una pieza única que realzaba la belleza de la novia. Pero si el vestido era original, el ramo no se quedaba atrás. La novia eligió un fantástico bouquet floral obra de Lola Chic que, a diferencia de un ramo tradicional, podía llevarse colgado del brazo. Flor había pensado en todo. “Quería un ramo que no molestara porque mi intención era llevarlo todo el día, además quería algo diferente y creo que lo he conseguido”, nos decía.

12


TOCADO La novia eligió para su gran día un recogido de ondas al agua siguiendo con el estilo vintage que buscaba. Unas delicadas flores a juego con el vestido aportaban el toque romántico.

PENDIENTES Fior buscaba unos pendientes que combinaran con el cuello del vestido y lo consiguió gracias a estas piezas de pedrería.

BROCHE Al vestido no le faltaba detalle, como este precioso broche con pedrería azul que se ceñía a la cintura de la novia.

ZAPATOS La novia quería comodidad, y lo consiguió gracias a estos zapatos en color nude atados al tobillo de los que confesó llevar “domando” más de un año.

DETALLE El Del broche que ajustaba el vestido a la altura de la cintura partían estas delicadas cintas acabadas en pedrería, también en tonos azules.


“José Ramón es el hombre de mi vida”

LA IMAGEN DE LA FELICIDAD

Flor estaba bastante tranquila y confesaba estar sobre todo emocionada. Aunque no hacía falta que nos lo contara porque al hablar del novio se le llenaban los ojos de lágrimas. Tal para cual. “Ese feeling que sientes con tu pareja, yo desde el principio lo sentí, tengo claro que es el hombre de mi vida”, afirmaba. Junto a la novia estaban su hermana, su prima y sus sobrinas, muy pendientes de ella en todo momento.

Gloria y Pura, hermana y madre de la novia, se convirtieron en un apoyo incondicional para Lorena durante su puesta de largo. Atentas y pendientes de cada detalle y con ánimo de satisfacer las necesidades de la novia, se mostraron alegres y dispuestas a que todo saliera a las mil maravillas. Mientras, Domingo, padre de la novia, no paró de bromear creando un ambiente cálido, confortable y especial.

ESPECTACULAR

La novia nos confesó creer firmemente en el destino y para nuestra protagonista nada de lo que estaba pasando ese veintinueve de mayo era casualidad. “Todo está fluyendo a la perfección, hasta este aire que estamos sintiendo, es maravilloso. Hemos preparado todo con tantísimo cariño que espero que todo el mundo se dé cuenta y disfrute”, afirmaba.

LA ABUELA NO DEJÓ DE MIRARLE

148


CON SUS CHICAS

Sus sobrinas María y Emma, su prima Patricia y su hermana May, ayudaron a la novia para que estuviera impecable

CON SU FAMILIA, IMPRESCINDIBLES EN SU DÍA A DÍA

En los últimos momentos antes de la ceremonia Flor estuvo rodeada de sus sobrinas Emma y María, su hermana May y su prima Patricia. La emoción se palpaba en el ambiente. La complicidad con su familia era más que evidente y eso se transmitía en las sonrisas y en sus caras de felicidad. Era un día muy especial no sólo para Flor sino para todos los que le quieren. “Flor es un corazón andante, estoy super feliz por ella porque se merece que le pase algo así”, nos confesaba su hermana.

UN SÉQUITO DE AYUDANTES

Flor tuvo unas ayudantes de lujo: Emma, María, Patricia y May estuvieron muy pendientes de que todo saliera según lo previsto. Le ayudaron a colocar bien el vestido y le dieron los últimos retoques de maquillaje. Pero además, y lo que es más importante, le ayudaron a controlar la emoción y los nervios. Así que con tantas manos pendientes de ella el resultado sólo podía ser el que estábamos viendo: la novia estaba realmente deslumbrante.

Su sobrina María, a quien vemos en la foto vestida como una princesita, era la encargada de portar los anillos. Estaba feliz con el papel que le había encargado su tía y sobre todo, con el vestido que Flor había elegido para ella, digno de un cuento de hadas como el que estábamos a punto de vivir. La hora de la ceremonia se aproximaba y los nervios comenzaban a hacer acto de aparición.


San Juan de los PANETES,

MUY PUNTUALES

TESTIGO MUDO DELLLEGA ENLACE LOS PRIMEROS EN Faltaban apenas quince minutos para las siete de la tarde, hora de la ceremonia, y los invitados iban llegando poco a poco a la finca “Casa de Oficios”. José Ramón, a las puertas, les esperaba como buen anfitrión con los brazos abiertos y les daba la bienvenida uno a uno conforme iban llegando. Uno de los primeros en acudir a la cita fue Carlos Quijada, amigo de los novios y el encargado de ejercer de maestro de ceremonias. Mientras el novio recibía a los invitados hubo un pequeño susto de última hora porque el autobús que traía a muchos de ellos se retrasaba ¡parece ser que sufrieron algunos inconvenientes al cruzar un puente! Pero casi sin dar tiempo a que los novios se preocuparan vimos llegar al vehículo con todos sus pasajeros sanos y salvos. Finalmente todo quedó en un susto y Flor y José Ramón respiraban tranquilos. Casi estaban todos y para hacer más llevadera la espera los novios habían preparado en los jardines de la finca una exquisita limonada para que todos los que desearan pudieran refrescarse.

16

La iglesia elegida por la pareja para la ceremonia es, sin duda, un lugar emblemático de la capital aragonesa situado muy cerca de la plaza del Pilar. En la imagen de la derecha, la torre octogonal queda reflejada sobre uno de los ventanales de cristal que se pueden encontrar en la calle Salduba.

May, hermana de Flor, con su marido Juanma y sus hijas Emma y Noah.


LLEGAR

Los amigos y familiares de la pareja acudieron muy puntuales a la cita y nadie quiso perderse un día tan especial para ellos. Flor y José Ramón estuvieron muy bien acompañados. En la foto Esther, Carlos y su hijo, también Carlos. De verde Félix y África, piezas fundamentales en la preparación de la boda y de morado, Juncal.


Mientras esperaba su turno para entrar, Flor no dud贸 en calmar los nervios bebiendo una deliciosa limonada natural.

18


El acto se celebró en una preciosa bodega bajo los terrenos de la finca. La entrada de los novios fue uno de los momentos más emotivos del día. Primero lo hizo José Ramón, acompañado de su madre. A continuación, Flor y Celedonio recorrieron el camino de madera que atravesaba el lugar. Los novios estaban absolutamente emocionados sin apenas poder contener las lágrimas. Los invitados aplaudieron tanto amor y les arroparon con todo su cariño.

Celedonio, el tío favorito de la novia fue su padrino y una figura imprescindible para ella en un día tan especial. Antes de entrar Flor calmó los nervios gracias a las palabras tranquilizadoras de su tío.


ANA Mª, ESTHER, JUANI, JOSÉ MIGUEL, MAY, EMMA Y CRISTINA EMOCIONARON A LOS ASISTENTES Cargados de emoción y con lágrimas de felicidad, Flor y José Ramón escucharon cogidos de la mano las palabras de sus amigos y familiares más cercanos.

Espontáneos o preparados, hubo discursos de todo tipo. Desde Juani y su poema, a May y Emma con su lectura de “El principito”, pasando por la emoción de Esther a quien las lágrimas apenas le permitieron pronunciar palabra. Todos quisieron demostrar, a su manera, su cariño hacia los novios y con sus palabras convirtieron la ceremonia en un acto familiar y cercano.

20


PALABRAS LLENAS DE CARIÑO S

us familiares y amigos quisieron dedicar unas palabras a los novios y hacerles saber lo queridos que son para ellos. La primera fue Ana Mª, hermana de José Ramón, que demostró lo importante que es la pareja para ella. “Gracias por ser mi hermano y mi amigo, y a ti Flor, gracias por ser la hermana que no he tenido”, les dijo. Pero además leyó un discurso de agradecimiento de parte de los novios en homenaje, sobre todo, a los grandes ausentes: sus padres. Los novios, muy emocionados, no dejaron de secarse las lágrimas en ningún momento. Pero no habían hecho más que empezar las emociones. Su amiga Juani les dedicó un canto al amor en forma de poema; al igual que José Miguel que utilizó el verso como lenguaje en su discurso. También Cristina, hermana de Flor, aportó su lectura emotiva. Por su parte May y Emma, hermana y sobrina de la novia respectivamente optaron por leer un fragmento del libro “El Principito”. Finalmente Esther, amiga de Flor, quiso pronunciar unas palabras de manera improvisada, pero estaba tan emocionada que apenas pudo hablar, eso sí, lo que dijo fue suficiente: “Flor es una de esas personas que pasan una vez en la vida, y tengo el gran lujo de ser amiga suya” afirmó.


Las dos familias de la pareja muy pendientes del desarrollo de la ceremonia.

22


JOSÉ RAMÓN Y FLOR

UNI D O S PA R A S I E M PR E Finalmente llegó la hora de la verdad. Los novios se pusieron en pie rodeados por los padrinos y los invitados estaban en silencio absoluto. Había llegado el momento que todos estaban esperando, el deseado instante en el que Flor y José Ramón se convertirían por fin en marido y mujer. Carlos Quijada, concejal del Ayuntamiento de Venturada,

lanzó la pregunta a la pareja. Los novios lo tenían muy claro y respondieron con un sí rotundo. A continuación María, la dama de honor, acercó los anillos. Tras intercambiarlos, los novios se fundieron en el beso más esperado. La emoción se apoderó de todos los presentes que respondieron con un efusivo aplauso.

Los novios se colocaron las alianzas planas de oro bicolor sin incidentes, con suma facilidad.

después de NUEVE años esperando este instante, JOSÉ RAMÓN y FLOR se fundieron en un beso que jamás olvidarán: El primer beso como marido y mujer. Una de las situaciones más divertidas de la ceremonia se produjo tras el “Sí, quiero”. Los novios tenían tantas ganas de besarse que no esperaron a que Carlos Quijada, el maestro de ceremonias, les dijese el tradicional “puede besar a la novia”. Flor y José Ramón se fundieron en este efusivo beso entre el aplauso de los suyos y mientras el concejal reclamaba, entre risas, la necesidad de declararles unidos en matrimonio.


24 26


DANDO FE DEL ENLACE MATRIMONIAL PILAR, CELEDONIO Y MARÍA, ASUMIERON ENCANTADOS SU PAPEL COMO TESTIGOS DE LA BODA

Una

vez finalizada la ceremonia, los testigos firmaron para dejar constancia y formalizar el enlace. Los elegidos para tan importante misión fueron Pilar, la madrina, Celedonio, el padrino, y la pequeña María, la dama de honor. Así que además de ejercer de cortejo nupcial firmaron orgullosos como testigos. Mientras se producía la firma de los documen-

tos oficiales, el resto de los invitados se lanzaron a felicitar a los recién casados entre besos y abrazos. Flor y José Ramón, ya convertidos en marido y mujer desprendían felicidad y no podían ocultar su alegría. Había sido una ceremonia preciosa en la que los novios habían cumplido por fin el sueño de convertirse en matrimonio.


LLUVIA DE CORAZONES

Ya como marido y mujer, Flor y José Ramón salieron al encuentro de sus invitados entre una lluvia de arroz y pétalos de corazones. La sonrisa en sus caras lo decía todo: acababan de cumplir su sueño.

en primera fila preparados con los confetis. Los más jóvenes ocuparon las

26

primeras filas para recibir a los novios. Arroz y pétalos en mano, todos estaban preparados para dar la bienvenida a los recién casados en uno de los momentos más divertidos. En la foto Pablo, Luis, Rubén y Daniel esperando a la pareja.


z

Nada más acabar la ceremonia, estalló el júbilo y la alegría se adueñó de los invitados. Al finalizar la ceremonia, todos se hicieron con un cucurucho lleno de arroz y pétalos de corazones que vaciaron sin piedad sobre los novios a su salida de la bodega. Entre aplausos y esta lluvia tan especial, la pareja puso rumbo a su primera sesión de fotos como recién casados.

saludando

Los novios no se inmutaron por la “lluvia” y sonrientes y sin soltarse de la mano saludaron a todos los invitados en su particular paseo


INSEPARABLES

La historia de amor de Flor y José Ramón tiene un denominador común: el baile. Una pasión que los dos comparten y gracias a la cual se conocieron. Todo surgió en una conocida sala de fiestas de Madrid, a finales de 2005, cuando sus miradas se cruzaron. La pareja coincidió por su afición al baile en este lugar y enseguida se fijaron el uno en el otro. José Ramón deslumbrado por la belleza de Flor no se lo pensó dos veces y le invitó a bailar. Pero el destino, o la mala suerte, quisieron que la canción que sonaba en esos momentos fuera una “sevillana”, baile que Flor no dominaba, así que ella le rechazó. José Ramón no pudo evitar sentirse decepcionado pero el destino le tenía preparada una segunda oportunidad porque minutos después sonó la música y en esta ocasión fue una modalidad que ella sí controlaba. Sus miradas se cruzaron y Flor accedió a compartir con él ese primer baile juntos. Algo especial sucedió en aquella pista, en aquel local madrileño, porque desde entonces nunca se han separado.

28


Momento en el que explicamos su historia de amor. Momento en el que explicamos su historia de amor.


“Hemos preparado este día con muchísimo amor, es nuestra gran ilusión” 30


Durante la sesión de fotos vimos a una pareja muy enamorada que no podia dejar de mirarse y dedicarse muestras de cariño. Estaban tan emocionados que incluso pudimos ver cómo se les escapaba alguna que otra lagrimilla: se notaba que acababan de cumplir un sueño. Flor estaba feliz y José Ramón no podia dejar de mirarle “cuando he visto a la novia entrando en la ceremonia ha sido como un resplandor, no me lo podia creer, estaba preciosa”, afirmaba . Flor respondió besando a su marido ante tan bonitas palabras.

Para llegar hasta este día la pareja ha pasado por más de nueve años de relación en la que han atravesado tanto buenos momentos como situaciones más complicadas, pero siempre han superado juntos cualquier obstáculo. “Es en los momentos difíciles cuando de verdad me ha demostrado que me quiere” decía Flor sobre José Ramón. Él también ve un apoyo imprescindible en ella y decidió pedirle matrimonio. Una petición que tuvo lugar de la manera más romántica posible: un 14 de febrero, día de los enamorados, en el lugar donde se besaron por primera vez. Pero por si fuera poco, esta pedida tan especial se produjo bajo el sonido de la lluvia y acompañado por la melodía de un tango, su baile preferido; que por supuesto aprovecharon para bailar. José Ramón lo tenía todo planeado y logró sorprender a Flor que no se lo podia creer. Su respuesta, claro está, fue un sí ¿quién podría resistirse a una petición tan especial?


26 32


“Flor me aporta cariño, amor y fidelidad. Detrás de esa sonrisa espléndida existe una mujer única” “José Ramón me ha enseñado lo que es el amor. No podría encontrar a nadie mejor”


“Todo eran señales que me encaminaban hacia él, el destino me tenía preparado el mejor de los regalos”

38 34


“Me llamó la atención desde el principio porque es preciosa. Es la mujer ideal”


LA llegada DE

FLOR Y JOSÉ RAMÓN AL COCKTAIL BAJO LA LUZ INCONFUNDIBLE DEL ATARDECER LA PAREJA SE REUNIÓ CON SUS INVITADOS AL SON DE LA MÚSICA Mientras el matrimonio nos hablaba sobre su historia

36

de amor durante la sesión de fotos, a escasos metros de donde nos encontrábamos, en los jardines de la finca, sus invitados disfrutaban del cocktail de bienvenida que había preparado la pareja. Y es que tanto la ceremonia como el banquete se celebrarían en el mismo lugar, lo que facilitó que todos gozaran de la comodidad de no tener que desplazarse a ninguna otra parte. Lo único importante era disfrutar. El cocktail discurría entre risas y buena conversación, pero algo interrumpió a los invitados en tan agradable velada: una pareja radiante de felicidad hizo su aparición en los jardines de la Casa de Oficios. Los novios, muy sonrientes, no se soltaban de la mano.

Un saxofonista les recibió a su llegada y las notas de la música en directo hicieron de este instante un recuerdo imborrable tanto para la pareja como para sus seres queridos. Tras este momento mágico, los recién casados se reunieron por fin con sus familiares y amigos para disfrutar junto a ellos de sus primeros momentos como marido y mujer. Todo discurría en un ambiente único donde sobre todo hubo muchas fotos. Nadie quiso dejar de inmortalizar el momento con los novios ante la cámara de La Exclusiva y Flor y José Ramón no pararon de posar junto a todo el mundo como auténticas celebrities. Entre fotos y risas, todos pudieron disfrutar de toda clase de manjares a la altura de la ocasión.


Los invitados esperaron a los novios en lo que serĂ­a el preludio de una fiesta inolvidable.

Unos deliciosos vasitos de gazpacho o unas delicadas vieiras gratinadas son solo una muestra de lo que los invitados podĂ­an degustar. Una forma de abrir boca apta para los paladares mĂĄs exquisitos.


Todo el mundo quería posar con

38

la radiante pareja y los invitados más rápidos corrieron en busca de los novios para no quedarse sin su fotografía con ellos. Las sonrisas están presentes en todas y cada una de las imágenes que tomó nuestro equipo. En parejas, en grupos, con los novios o sin ellos, nadie quiso quedarse sin las cotizadas instantáneas. A la izquierda, la familia y amigas de la novia disfrutan de un agradable descanso en una de las zonas “chill out”. Arriba, Flor junto a uno de sus grandes apoyos: su madre Mª Eugenia.


FAMILIARES Y AMIGOS DISFRUTARON DE UNA FIESTA INOLVIDABLE NADIE QUISO QUEDARSE SIN SU FOTO CON LOS NOVIOS

E

l ambiente era inigualable y así de orgullosos presumían de felicidad todos los invitados. En grupos, los familiares y amigos posaron junto a los novios en lo que se convertiría en un recuerdo inolvidable de este día tan especial. Entre conversación, felicitaciones, y buenas palabras, los recién casados fueron recorriendo el cocktail para poder disfrutar de todos y cada uno de sus seres queridos. Flor y José Ramón no dudaron en posar con todos, al fin y al cabo, habían preparado este día para disfrutar con ellos. A la derecha vemos felices a Juanma, cuñado de los novios, con su hija Noah, a la vez, ahijada de Flor.


Los novios habían organizado todo con muchísimo cariño y eso se notaba. “Hemos preparado todo con mucho amor y sólo espero que todos se den cuenta de ello, que se empapen del cariño con el que lo hemos hecho”, afirmaba Flor. Pero no hacía falta que lo dijera porque se apreciaba en todos y cada uno de los detalles. Desde las magníficas zonas “chill out” para que los invitados descansaran, hasta la disposición de las mesas indicada a través de postales con imágenes de todo el mundo. Mención aparte merece la decoración rústica y bohemia. Todo estaba decorado con mucha delicadeza. Pero además, los novios habían pensado en todos, desde los mayores a los más pequeños. Para ello habían instalado un divertido photocall de época con gafas, sombreros y todo tipo de complementos. Aunque si había alguien que prefería posar en épocas más actuales había otro fotomatón “de la era moderna” donde quien lo deseara podía imprimir al instante sus fotografías. Por último, estos originales marcos de fotos hechos a mano por su amigo Félix fueron la zona más solicitada para fotografiarse por todos.

40


UN ATARDECER MรGICO

El lugar elegido por los novios para la celebraciรณn dejรณ a todos con la boca abierta. Mientras disfrutaban del cocktail el cielo les regalรณ este precioso atardecer que ayudรณ a crear un clima inmejorable.


P

ara los novios lo más importante era celebrarlo con sus seres queridos a los que no descuidaron ni un solo instante. En la imagen superior, Maria Eugenia y su nieta María demostraron que el buen humor de esta familia se transmite de generación en generación ya que ninguna de las dos dudó en posar con los divertidos complementos del photocall. Abajo, Flor y José Ramón con Trini y Fernando, una pareja de amigos con la que comparten su pasión por el baile y a los que conocen desde hace catorce años.

42


En esta página la pareja posa con la famila. Arriba con la

de José Ramón, junto a su madre, sus hermanos, cuñados y sus sobrinos, y por supuesto con las hijas del novio: Ana y Bea, con quienes posan ya por separado a la izquierda de estas líneas. En la esquina inferior derecha, la pareja junto a la madre de Flor, Mª Eugenia e invitados llegados desde el país vecino, Francia: Celedonio, Marie, Pat, Gilles, Maxime, Alexia, Ramuntxo, Gabin, Patrick y Veronique.


EL TESORO MÁS PRECIADO DE LA NOVIA

44

Flor no paró de repetir lo importante que son sus seres queridos y en estas fotos le vemos rodeada de los que más quiere. Arriba junto a sus amigos Carlos, Esther, y su hijo Carlos; Félix y África, May y Juanma y su prima Mari Carmen. Abajo con su prima de nuevo y la madre de ésta, sus hermanas, su madre y su sobrina Marina, guapísima de rojo.


“NI TIEMPO, NI DISTANCIA”

Ni el tiempo ni la distancia han sido suficientes para acabar con la amistad de José Ramón y Jesús, dos amigos que se conocen desde los veinte años cuando hicieron juntos el servicio militar. El tiempo les separó pero gracias a las nuevas tecnologías se reencontraron: Facebook fue el culpable de que Navy (como nos confesó Jesús que llamaban a José Ramón) y “el peluca” (Jesús) se reencontraran. En la foto junto a Mari Paz, esposa de Jesús.


Los familiares de los novios parecían haberse puesto de acuerdo ya que muchos de ellos eligieron el negro y los tonos rojos y rosados para acompañar a la pareja en su día grande. Sobre estas lineas May, hermana de Flor y Juanma, su marido. En la parte superior, la pareja posa con Cristina, la otra hermana de la novia; su marido Mariano y su hija Marina. En la página derecha, los recién casados acompañados de los sobrinos del novio: Luis, Elisa, Pablo y Esther y de las hijas de José Ramón, con sus novios Rubén y Daniel. Y es que si algo nos quedó claro es que la familia es un pilar fundamental en la vida de Flor y José Ramón, que estuvieron 46 muy pendientes de que los suyos disfrutaran del día y no les faltara absolutamente de nada. Y lo mismo al revés, sus familiares arroparon a la pareja durante todo el día demostrándoles su cariño a cada instante.


el banquete

Los novios eligieron un menú que hizo las delicias de los paladares más exigentes. Alta cocina para unos invitados de primera clase.

48 DE PRIMERO: TARTAR DE SALMÓN CON PIÑONES Y TRUFA REGADO CON CREMA DE QUESO.

SORBETE DE MOJITO.


SEATING COSMOPOLITA Los novios eligieron un color llamativo para la decoración que contrastaba con el entorno rústico y la cubertería tradicional. Para encontrar su asiento, los invitados podían viajar a cualquier lugar del mundo porque sus nombres y número de mesa estaban escritos en postales decoradas con imágenes de ciudades como París o Roma.

El salón de la finca Casa de Oficios estaba precioso. La decoración no podía ser más original ya que pese a tratarse de un entorno rústico se rompía con los colores típicos campestres gracias al toque original del color fucsia de la mantelería. Además, unos espectaculares centros de mesa en flores azules y blancas creaban un contraste de lo más sorprendente. Por último, las lámparas que se repartían por el techo del salón estaban totalmente recubiertas de enredaderas. Un detalle que no pasó desapercibido para nadie.

DE SEGUNDO: CARRILLERAS IBÉRICAS CON PATATAS GRILLE y ATADITO DE TRIGUEROS.

postre: CRUJIENTE ARGENTINO CON FRAMBUESAS.


LA ENTRADA TRIUNFAL

de JOSÉ RAMÓN y FLOR

50 50

Los invitados fueron ocupando sus asientos y cuando ya estuvieron todos en sus puestos, los novios hicieron su entrada más esperada al ritmo de la música. Las 9 y cuarto de la noche fue la hora en la que apareció la pareja en el salón, donde fueron recibidos entre aplausos y gritos de ¡vivan los novios! que acompañaron a la pareja hasta la mesa presidencial. Ahora sí podía comenzar el esperado banquete.


Tras el sonado recibimiento, los novios tomaron asiento en la mesa presidencial. Allí les esperaban Pilar y Mª Eugenia, sus madres, que compartirían junto a ellos un banquete lleno de emociones en el que ellas también serían protagonistas, aunque todavía no lo sabían. Antes de sentarse Flor y José Ramón tuvieron que ceder ante las peticiones de sus invitados que entonaban el tradicional ¡que se besen! Así que dicho y hecho, los novios complacieron a su público con este beso lleno de amor.


Rosa, la mejor amiga de Marina y Esther, hermana de Alejandro, preparadas para mostrar su videofriend. Un gran trabajó que logró su objetivo: emocionar a los novios y, de paso, a todos los presentes.

CUMPLEAÑOS

Nada podía hacer sospechar a Alzhara que su prima Lorena tendría el detalle de preparar una tarta temática especial por coincidir su 30 cumpleaños con el día de la boda. La novia, siempre detallista, encargó una tarta de fondant que recreaba una montaña que estaba siendo escalada por una simpática rubia con cierto parecido a Alzhara. Este bonito detalle emocionó a la cumpleañera quien no pudo evitar lanzarse a los brazos de los novios.

UN BANQUETE MUY MOVIDITO

50 52


UNA TARTA PARA LOS MÁS GOLOSOS

El banquete nupcial fue de todo menos tranquilo porque los novios y sus invitados apenas estuvieron quietos en sus asientos. Las sorpresas y las emociones fueron discurriendo casi desde el principio de la cena. De nada sirvió que los deliciosos platos servidos por “El Laurel de Elena y Lola”estuvieran espectaculares porque no había nada que hiciera que cada comensal se mantuviera exclusivamente en su mesa. Flor y José Ramón querían compartir todos los momentos de la velada con sus seres queridos y no en mesas separadas sino junto a ellos. Así que para conseguirlo, la pareja no dejó de desfilar por el salón de grupo en grupo. Allí aprovecharon para seguir fotografiándose con sus seres queridos. ¡Todas las fotos son pocas para un día tan importante! Todo estaba permitido: desde cámaras profesionales hasta teléfonos móviles. Nadie quiso quedarse sin su recuerdo de ese día. Entre todos hubo una persona que disfrutó como nadie de la boda de sus tíos: María, que ya con otro vestido animó a todos con sus bromas y su alegría. Aquí le vemos junto a Félix y su original sombrero. Si algo está claro es que los complementos del photocall dieron mucho juego.


LOS

REGALOS

DE LA FAMILIA

54

Casi sin dar tiempo a los novios a sentarse comenzaron las sorpresas. En primer lugar, los primos de la novia llegaron con esta cesta de billetes con forma de flores y mariposas. La pareja no daba crédito ante este detalle tan original, ¡menuda imaginación! Casi al final llegó el turno de una de las sorpresas más esperadas: Flor y José Ramón sabrían por fin a dónde se iban de viaje de novios. La hermana de la novia, May, con su marido Juanma y sus hijas, fueron los encargados de tan importante misión, pero no se lo iban a poner fácil a la pareja. Dentro de esta caja había infinidad de pistas para averiguar cuál sería su destino. Cinco minutos después finalmente se resolvió el misterio. El destino sorpresa de la luna de miel es… ¡Amsterdam!


56


Un recuerdo de este día:

JABONES ARTESANOS Y EL MEJOR VINO

Recordatorios y regalos para las bodas los hay de muchas clases y con muchos significados. Pero Flor y José Ramón fueron de lo más originales obsequiando a sus invitadas con estos preciosos jabones artesanos y a los invitados con una botellita de vino Ribera de Duero. Además, para los más pequeños había preparadas unas deliciosas golosinas en forma de ramo de flores.

NADIE SE QUEDÓ SIN UN REGALO PERSONALIZADO Cristina, Marina y Fernando repartieron los regalos mesa por mesa. Pero desde el comienzo del banquete había un detalle individual para todos y cada uno de los presentes. Los invitados encontraron en las mesas nada más llegar estos cactus pintados a mano y personalizados con el nombre de cada pareja. Incluían además una frase de agradecimiento por parte de los novios.


¡mADRE NO HAY MÁS QUE UNA...! Flor y José Ramón pensaron en absolutamente todos sus invitados, pero además de tener un detalle con

cada uno de ellos, tuvieron especial consideración con algunos en particular por diferentes motivos. En primer Marina nomadres quiso Pilar ser lay Mª única que recibiera las el sorpresas, tenía lugar, la pareja quiso rendir un sentido homenaje a sus Eugenia, que recibían regalo de ysus preparada muy especial para una invitada muy hijos muy emocionadas y lo agradecían con un cariñoso una abrazo. “Todo es poco para ellas” dijeron los importante. novios.

collar en forma de corazón entre aplausos y el tradicional “cumpleaños feliz”.

Y es que no quiso cumplir con la tradición de lanzar el ramo y que cayera en manos de alguien al azar, Marina ya tenía elegida a la destinataria. Así que en pleno banquete se levantó y se dirigió a su amiga Rosa. Quería que ella fuese quien se quedara con este recuerdo tan importante. Las dos amigas se fundieron en un abrazo que duró varios minutos y entre lagrimas no dejaron de hacerse confidencias que nadie más pudo escuchar. Tantas lágrimas hubo, que Marina preocupada por el maquillaje tuvo que secárselas, entre risas, con la servilleta. Pero no sólo ellas lloraron, sino que esta demostración de amistad tan bonita emocionó a casi todos, y vimos más de una lágrima de emoción. .

58

El cariño entre las familias y de éstas hacia amigos los novios se hacía en evidente en Aquí vemos uno de los momentos más emotivos del día.los Flor y Joséde Ramón se deshacen cada de la celebración. hayyduda atenciones con Pilar y Mª Eugenia. Dejaron muy claro que sonmomento un pilar fundamental en suNo vida en de que los padres de Álex y Marina valoran la de su familia y al son del “madrecita del alma querida” se acercaron a su mesa y les obsequiaron y mucho la amistad de sus hijos con sus con una preciosa pulsera. Ellas repetían que no era necesario mientras los novios respondían amigos más cercanos. Aquíles vemos al padre de que nada era suficiente para una madre. Un instante muy emocionante que demostró que los Alejandro consolando a Rosa tras emocionarse novios están muy unidos a ellas. con el “momento ramo”.


EL OTRO CUMPLEAÑOS

A las 12 de la noche no era solamente el cumpleaños de Flor, sino también de Alexia que había venido desde Francia para acompañarles. La pareja le obsequió con un collar en forma de corazón entre aplausos y el tradicional “cumpleaños feliz”. Pero había otra pareja muy especial para ellos en aquel salón de la finca. Ellos eran Félix y África, dos amigos a los que solo conocen desde hace siete meses pero que se han convertido en imprescindibles y sin los que habría sido imposible organizarlo todo: “LLevamos un año preparándolo porque queríamos hacerlo con mucho amor, teníamos que hacerlo especial y que os llegara al alma. Y ha habido dos personas que nos han ayudado muchísimo y nos han demostrado que obras son amores y no buenas razones” afirmaba Flor antes de hacerles entrega de un regalo.

60


DOBLE CELEBRACIÓN:

¡BODA Y CUMPLEAÑOS! Poco a poco fue llegando la medianoche y eso signficaba que oficialmente ya era 30 de mayo, es decir: ¡el cumpleaños de Flor! José Ramón tenía preparado un regalo para la novia que iba a dejar a todos con la boca abierta. Así que micrófono en mano dedicó unas palabras a su mujer llenas de cariño mientras le obsequiaba con una preciosa pulsera. Pero eso no era todo, lo mejor estaba por llegar. El novio entregó a Flor una nota que ésta fue leyendo mientras se acercaba un misterioso mensajero. “Juntos sabremos cuidarla” leía la novia emocionada. Podía intuir de qué se trataba pero siguió sin creerlo hasta que lo vio. De la caja salió un precioso cachorrito de cuatro meses que provocó la emoción de todos y que llenó a la novia de alegría ¡nada podría hacerle más ilusión!


EL BAILE MÁS ESPERAD En una noche para no olvidar jamás

62

Flor se ausentó durante unos minutos. Tenía que cambiarse porque había llegado el momento del baile nupcial. Un momento que si en cualquier boda es mágico, en esta iba a ser mucho más especial ya que fue precisamente eso, el baile, lo que hizo que esta pareja se conociera. Los invitados formaron un círculo alrededor del salón y de repente apareció Flor, totalmente espectacular con un vestido rojo pasión. José Ramón se acercó a ella y le sacó a bailar, tal y como sucedió hace 9 años en un conocido local madrileño. La diferencia es que en esta ocasión no eran un par de desconocidos sino una pareja de recién casados que sólo con mirarse se lo decían todo. Al ritmo del vals y tango dejaron claro a todos la química que existe entre ellos.


ADO


Los invitados quedaron absolutamente deslumbrados por la puesta en escena, la mĂşsica y el baile de este matrimonio cargado de sentimiento.

64


¡QUE COMIENCE LA FIESTA! Tras tantas emociones había llegado el momento de disfrutar, de olvidarse de todo y dejarse llevar al ritmo de la música. Y parece que todo el mundo tenía claro lo que tocaba ahora porque todos se lanzaron sin pensarlo a la pista de baile. Hubo quien incluso había venido preparada para la ocasión como May, María e incluso Flor, que cambiaron de vestido para poder disfrutar cómodamente de una celebración tan esperada. Los novios fueron sin duda los reyes de la pista de baile pero no podía ser de otra forma porque si hay algo que se le da bien a esta pareja es precisamente eso: bailar. Uno a uno fueron animando a sus invitados haciendo que incluso los más tímidos movieran las caderas al ritmo de la música ¡que empiece la fiesta!

66


Una imagen vale más que mil palabras. Marina y Alejandro, bailando como dos tortolitos o...¿como dos patitos?

56 68

Los novios se convirtieron en el alma de la fiesta y animaron a sus invitados a pasarlo bien desde el minuto uno. Fueron los primeros en crear un ambiente único disfrutando como los que más.


MUCHO RITMO Y MUCHAS FOTOS EN

EL FOTOMATÓN

Un día tan especial sólo podía terminar con una celebración a la altura de las circunstancias. Y aunque hubo quien prefirió tomar asiento para descansar un poco antes de lanzarse a la pista de baile, el resto de los invitados comenzaron a moverse sin pensarlo dos veces. Desde los mayores a los más pequeños, nadie quiso dejar de celebrar con los novios que el día había sido perfecto en todos los sentidos. Además, los recién casados habían pensado en todos y habían cuidado de todos los detalles. Incluso habían instalado un divertido fotomatón con pelucas, sombreros, gafas gigantes y todo tipo de complementos. Accesorios gracias a los cuales los invitados pudieron llevarse un recuerdo a casa de lo más divertido. La idea gustó tanto que enseguida comenzaron a verse pelucas de colores moviendose al ritmo de la música en la pista de baile.


70

Después de muchas noches sin dormir por culpa de los nervios y los preparativos, había llegado la hora de pasar otra noche en vela pero por un motivo muy diferente: disfrutar. Barra libre, risas, y mucha diversión. Una noche inolvidable para todos, al igual que aquel 29 de mayo de 2015 que ninguno de los que tuvieron la suerte de vivirlo podrá olvidar jamás. Un día que terminó tal y como empezó la historia de amor de esta pareja: bailando. ¡VIVAN LOS NOVIOS!


Flor y Jos茅 Ram贸n

c

29 de mayo de 2015

Revista flor y jr 090715  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you