Page 1

Nau Ivanow / Barcelona 5, 6 y 7 de julio de 2013

MATERIALES#alternativas#Pa lestina#aborto#Euskadi#auto determinaci贸n#paro#vivienda #municipios#balance#Europa

Organizaci贸n Marxista http://laaurora.netpor.org/ http://laurora.netpor.org/


2

Emancipación social, nacional, de la mujer

Sumario Sobre la Unión Europea

La Nau Ivanow de Barcelona acogió el 20 Congreso del POR, los días 5, 6 y 7 de julio de 2013. En este folleto encontrarás los resultados de sus trabajos. El Congreso fue preparado de una manera participativa con un foro en el que las personas interesadas pudieron aportar y debatir. Se organizaron tres Mesas -social, nacional, de la mujer- y un acto político en diálogo multilateral con otras tendencias revolucionarias. Las ponencias aportadas encauzaron los contenidos del debate congresual y contribuyeron a enriquecer la orientación política. El Congreso reflexionó sobre las perspectivas de la izquierda en la crisis económica y sobre con que orientación progresar en una perspectiva de movilización a nivel europeo. La acción y derechos cívicos y sociales son el hilo conductor para afrontar los retos y tareas actuales. En la lucha por la liberación nacional y los procesos constituyentes se forja un compromiso en favor de la ruptura constitucional del reino de España y por la libertad soberana de los pueblos. La realización en Cataluña de una consulta para decidir configura la clave para el progreso democrático. La superación de la violencia de género es un aspecto básico en la lucha para enterrar el dominio del patriarcado y conseguir los derechos e igualdad real de la mujeres, pues son factor consustancial para un proceso revolucionario. Este Congreso ha mostrado como una pequeña tendencia, minoritaria entre la clase trabajadora, puede contribuir como fermento útil para una estrategia revolucionaria. En concreto al catalizar un diálogo entre organizaciones diversas. Xose Manuel Beiras, de ANOVA, y Pernando Barrena, de EH Bildu, expresaron la conveniencia de generar vínculos de confianza política para conseguir compromisos que faciliten la lucha social y democrática nacional, como también las aportaciones de Joan Josep Nuet, del PCC y EUiA, y Antoni Domenech, de la revista Sin Permiso. Esta función de interlocución y multidiálogo la realizamos desde la construcción de Izquierda Unida y de Esquerra Unida i Alternativa. La defensa coherente de una alianza entre la izquierda federalista, soberanista e independentista la llevamos a cabo en el seno de IU y EUiA, y mediante una labor fraterna con organizaciones revolucionarias. La concepción de la política en función de una táctica unitaria y una estrategia revolucionaria hunde sus raíces en lo mejor del ideario de Andreu Nin, de la experiencia política del POUM en la revolución y la guerra civil española y de la tradición internacionalista del movimiento obrero y revolucionario. De esta fuerza se nutre nuestra tendencia y donde en gran medida se fundamenta su vocación revolucionaria. Para mejor ejercer su función política, el 20 Congreso resolvió que el POR pasa a denominarse La Aurora, organización marxista.

3

El derecho a la autodeterminación y la libertad nacional 7 Por la erradicación de la violencia machista 15 Solidaridad con el pueblo palestino 17 Sobre las y los presos vascos

18

Sobre el paro

20

Sobre la vivienda 22 En defensa de los municipios 25 Balance al 20 Congreso

26

Sobre la Comisión Mediadora 28 Comité de Dirección y Ejecutivo 29 Sobre el nombre 29


3

Resolución sobre la Unión Europea

"¡Construir una, dos tres, muchas Syrizas!" 1

Seis años después de que se iniciase la actual crisis económica internacional y tres años después de la crisis de la deuda soberana europea, que aun no ha concluido, la situación de la Unión Europea gira por completo alrededor del carácter de las políticas económicas para salir de la crisis. El paro en la UE ha alcanzado la cifra sin precedentes de 27 millones de personas. El proyecto de construcción neoliberal de la UE, que sufrió un duro golpe con el NO francés y holandés a la pseudoConstitución europea, ha sufrido una erosión de legitimidad muy profunda: según el Eurobarómetro (nov. 2012), la confianza en las instituciones de la UE se ha desplomado del 57% en 2007 al 33% en 2012, casi al mismo nivel que el de los gobiernos nacionales (27%), en su gran mayoría neoliberales y conservadores. A pesar de ello, el 53% de los ciudadanos de la UE siguen apoyando a la UE y al Euro. El 62% cree que lo peor de la crisis está aún por llegar.

2

La UE actual es el resultado de un largo proceso de integración económica de Europa, iniciada tras la II Guerra Mundial en el contexto de la Guerra Fría. La reconstrucción económica de Europa, bajo la hegemonía de EE UU, frente a la extensión y consolidación del bloque soviético y con un ascenso del movimiento obrero tras la resistencia antifascista, se basó en dos pilares: A) La reconstrucción de Alemania Occidental en un mercado común con Francia, Italia, Bélgica y los Países Bajos, que sustituyese la competencia inter-imperialista en Europa por la integración de los intereses estratégicos de las oligarquías europeas bajo la hegemonía de EE UU y B) Un pacto social entre la oligarquía y el movimiento sindical europeo demócrata-cristiano y social-demócrata en base al desarrollo del llamado "Estado del Bienestar". Este proceso fue alimentado y posible gracias al largo ciclo económico ascendente de la economía capitalista de 1945-1972 y la creación de las instituciones comunitarias para la gestión de los principales sectores estratégicos de la economía productiva europea. Asimismo permitió absorber y condicionar las revoluciones y procesos de cambio democrático que se produjeron en la periferia sur europea en la década de los 70.

3

La nueva situación internacional creada por el derrumbe del bloque soviético en 1991, las derrotas sufridas por el movimiento obrero a mediados de los años 80, que permitieron la extensión de las políticas neoliberales de la era Thatcher-Reagan, obligaron a las oligarquías europeas a una reformulación global de su proyecto europeo. El Tratado de Maastricht en 1992 supuso la extensión a todos los estados miembros de las políticas de ajuste y austeridad neoliberales y la creación del euro como moneda común le permitió una nueva autonomía financiera frente al dólar, que permitió la reunificación alemana y la política de ampliación y adhesión de los países europeos del bloque soviético. La nueva UE, que sustituyó a la CEE, implicaba una fusión y jerarquización más estrecha de los intereses de las oligarquías europeas. El transcrecimiento de las instituciones comunitarias en las actuales Comisión, Parlamento Europeo y Consejo suponen una ampliación sustan-

“En al actual grado de integración económico y financiero de Europa no existen soluciones a la crisis "en un solo país"”


4

cial de la gobernanza intergubernamental, sin una legitimación directa democrática. En este vacío de legitimidad, la capacidad de gestión tecnocrática de la Comisión, con un Parlamento europeo incapaz de ejercer funciones de control o legislativas reales, y de un Banco Central Europeo autónomo estatutariamente, han dotado a las oligarquías europeas de unos aparatos de administración y gobernanza más similares a los de los viejos imperios absolutistas que a las democracias surgidas de la lucha antifascista.

4

El fracaso del intento de dotar de una nueva legitimidad democrática, aunque reducida, a este proyecto neoliberal de construcción de la UE que supuso el NO francés y holandés a la pseudo Constitución europea en 2005, se ha saldado con un Tratado de Lisboa que asienta en el proceso intergubernamental las políticas de austeridad y ajuste, trasladándolas, mediante el Pacto Fiscal de 2012 a las constituciones de los estados miembros. La crisis de legitimidad democrática de la UE se ha convertido en un proceso desconstituyente. Su objetivo es cambiar sustancialmente la correlación de fuerzas y su plasmación juridico-constitucional a favor de las oligarquías europeas y a costa de las conquistas sociales de los trabajadores europeos que dieron forma al estado del bienestar. Frustradas las vanas esperanzas del movimiento obrero reformista europeo de que la ampliación del mercado único implicaría por su propia lógica la nivelación por lo alto de las políticas sociales y su progresiva comunitarización, la realidad del actual proceso de construcción europea neoliberal es justamente la contraria: la desigualdad y las asimetrías aumentan peligrosamente en el seno de la UE entre un centro y una periferia condenadas a superávits o déficits comerciales permanentes. La comunitarización de hecho de las políticas de ajuste económico neoliberales, a través de la Troika, y la debilidad de los mecanismos redistributivos internos (presupuesto comunitario, fondos estructurales...), han renacionalizado el paro y la pobreza, las desigualdades y el acceso a los derechos sociales, creando nuevas barreras estructurales contra la solidaridad de clase de los trabajadores europeos.

5

Pero el factor determinante de este proceso es el cambio sustancial que han operado las políticas neoliberales en la correlación de fuerzas, marginando en la práctica al movimiento obrero y popular del proceso de construcción europeo. El cambio de esa correlación de fuerzas empieza por las luchas de resistencia contra las políticas de ajuste neoliberales en los estados miembros, por un cambio en la orientación política de los gobiernos europeos que permita cuestionar, de entrada, la actual orientación del Consejo, de la Comisión y del BCE. En este sentido, nuestra orientación sigue siendo la acumulación de fuerzas en la resistencia en cada estado miembro, su proyección político electoral en coaliciones y gobiernos de izquierda anti-austeridad, su transcrecimiento en procesos republicanos re-constituyentes, la coordinación y extensión de las luchas sociales europeas, la alianza de la izquierda política europea entorno a un nuevo proyecto de construcción social europea a favor de los ciudadanos, los trabajadores y los pueblos. Este proceso social y político de acumulación de fuerzas para resistir en las calles y en las instituciones de la UE a las políticas neoliberales es lo que queremos expresar con la consigna "construir una, dos, tres, muchas Syrizas".

6

En al actual grado de integración económico y financiero de Europa no existen soluciones a la crisis "en un solo país". Tanto los países de la zona euro, como los restantes miembros de la UE que conservan sus monedas (ancladas al euro) se ven sometidos a las mismas políticas neoliberales. La expulsión del euro

Entre el material expuesto en el Congreso no faltó el relativo a la solidaridad internacional.

CAMBIOS POLÍTICOS En algún momento, más cerca que tarde, se producirán cambios políticos que permitan la constitución de Gobiernos de Izquierda dispuestos a romper con la lógica nefasta de las políticas de austeridad y defender una lógica de salida a la crisis a favor de los intereses de los trabajadores y los ciudadanos, no de la oligarquía europea.


5

de un estado miembro (como se especuló en un momento en el caso griego) no hubiera cambiado a favor, sino empeorado, la correlación de fuerzas en la que opera la gestión de la crisis económica y de la deuda soberana en el estado miembro en cuestión. Y ese es el escenario más realista de una salida del euro en la UE actual, especialmente tras la decisión de Draghi y del BCE de "hacer todo lo necesario para salvar al euro" y la puesta en funcionamiento de la Un momento de debate en una de las OMT del BCE y del MEDE. El debate sobre la salida o no del euro de algunos sectocomisiones del Congreso. res de la izquierda europea es en realidad un debate falso que se basa en una ilusión nacionalista. Cualquier proceso de cambio de la correlación de fuerzas que permitiera de forma real plantear la cuestión desde la izquierda tendría consecuencias inmediatas en toda Europa y sería en el marco “El neoliberalismo no solo es el europeo en el que se resolviese la cuestión.

7

enemigo de los trabajadores, es también el principal obstáculo para una Europa social, federal y republicana”

La salida o expulsión del euro supondría una devaluación incontrolable de la moneda y los activos del país en cuestión, aumento de la inflación y caída de los salarios, mientras que la deuda seguiría nominada en euros, dificultando las quitas o renegociación, así como el acceso a los mercados de capitales de los países con balanzas comerciales deficitarias y fuertemente integrados en la división del trabajo del mercado único, sobre todo aquellos que son importadores netos de energía. La paradoja es que en el caso del Reino de España, el reequilibrio actual de la balanza comercial se ha producido en el marco de la moneda única, alentando las políticas exportadores a partir de la "devaluación interna". Lo que demuestra que el déficit ha sido ante todo resultado de la demanda interna sostenida por la burbuja crediticia y que, lejos de empeorar, de hecho la productividad de la economía española ha mejorado tras su ingreso en el euro. Tampoco hay que olvidar que los tipo habituales de financiación de la deuda pública española con la peseta se situaban alrededor del 10%, el doble que actualmente, a pesar de la crisis. Los dos problemas centrales de la actual crisis, el desapalancamiento de la deuda privada y la caída del PIB tienen que ser abordados mediante un crecimiento de la demanda interna vía redistribución de ingresos y disminución de la desigualdad, que solo aumentaría con una salida o expulsión del euro.

8

Un argumento similar es aplicable al conjunto de la zona euro, cuya balanza por cuenta corriente es equilibrada y que, sin embargo, sufre fuertes desequilibrios entre los países con superávit del "centro" y los que sufren déficits crónicos en la periferia. Esos desequilibrios deben ser abordados con políticas europeas redistributivas, que exigen un aumento del presupuesto comunitario y un reforzamiento de los fondos estructurales y no mediante el bucle competitivo a la baja de las devaluaciones internas de los estados miembros. La primera opción refuerza la solidaridad entre los ciudadanos europeos y abre la perspectiva de una Europa social para salir de la crisis; la segunda, representada por las políticas de austeridad, enfrenta a los trabajadores de los estados miembros entre si y erosiona la legitimidad del proyecto de construcción europeo. El neoliberalismo no solo es el enemigo de los trabajadores, es también el principal obstáculo en el camino de la construcción europea como un proyecto político federal y republicano e incuba el nacionalismo de derecha extrema como en Hungría. La izquierda europea debe impulsar mecanismos de redistribución que, en vez de reciclar los superávits financiando a la banca de los países periféricos a través del MEDE con las condiciones neoliberales y austericidas de los Memoranda de la Troika, impulsen vía contribución presupuestaria, como los fondos estructurales, políticas de crecimiento y gasto social que generen empleo. En este sentido, el aumento del presupuesto comunitario puede hacerse por múltiples vías sin aumentar la deuda pública de los estados miembros: impuestos europeos sobre el capital (como la tasa Tobin), comunitariza-

LA CRISIS SOCIAL Y ECONÓMICA Las limitaciones institucionales de la UE solo pueden ser abordadas y encontrar solución a nivel europeo. La política de unidad de acción y frente amplio debe ir más allá de los estrechos límites de los estados-miembros para plantearse coordinaciones europeas.


6

ción de la deuda europea y la emisión de bonos por el BCE o el BEI...Esta es en definitiva la lógica interna de los programas económicos europeos propuestos por Varoufakis y Holland, Syriza, el Front de Gauche francés o el Bloco portugués y cuya materialización dependerá de un cambio en la correlación de fuerzas a nivel de los estados miembros, la constitución de gobiernos de izquierdas anti-austeridad, su alianza y coordinación a nivel de la UE para resistir y negociar políticas distintas de salida a la crisis a favor de los trabajadores y los pueblos de Europa.

9

La construcción de esa nueva correlación de fuerzas mediante la coordinación de la resistencia contra la austeridad en Europa es inseparable de un nuevo modelo de construcción europea. Empezando por el método: la Europa de los ciudadanos tiene que partir de una legitimidad democrática y republicana, de una reconstitucionalización de la UE como instituciones que ejercen la gobernanza política, económica y social de la UE. Frente a la dinámica de transferencia de soberanía continua sin control democrático que exige el actual método intergubernamental de funcionamiento de la UE, la izquierda europea tiene que relanzar el debate y defender un auténtico proceso constituyente europeo para una nueva UE. Un proceso constituyente que comience por establecer los derechos sociales de los ciudadanos europeos, las condiciones materiales que permitan el ejercicio de su ciudadanía, los mecanismos que aseguren la redistribución de ingresos que la hagan posible. La Europa política tiene que partir de un modelo social europeo y de instituciones democráticas y republicanas de control y gestión de todos aquellos ámbitos de soberanía comunitarizados. La actual UE del Tratado de Lisboa no es democrática ni permite el control democrático de las instituciones que gobiernan la UE. La apertura de ese nuevo proceso constituyente debe ser uno de los objetivos en la lucha por cambiar la actual correlación de fuerzas y acabar con la austeridad neoliberal.

10

la crisis social y económica, las limitaciones institucionales de la UE solo pueden ser abordadas y encontrar solución a nivel europeo. Este es el marco de actuación de la izquierda social y política europea en su resistencia a las políticas neoliberales de austeridad, porque es en ese marco en el que se diseñan, se deciden y se ejecutan por parte de las oligarquías europeas. Tejer los nuevos lazos de solidaridad del movimiento obrero, los sindicatos y los movimientos sociales en Europa es fundamental, partiendo de los instrumentos disponibles, por muy débiles que sean (Confederación Europea de Sindicatos, Partido de la Izquierda Europea, coordinaciones sectoriales de empresas, Marcha de las Mujeres, Foro Social Europeo...). La política de unidad de acción y frente amplio debe ir más allá de los estrechos límites de los estados-miembros para plantearse coordinaciones europeas. En algún momento, más cerca que tarde, se producirán cambios políticos que permitan la constitución de Gobiernos de Izquierda dispuestos a romper con la lógica nefasta de las políticas de austeridad y defender una lógica de salida a la crisis a favor de los intereses de los trabajadores y los ciudadanos, no de la oligarquía europea. La primera tarea será la solidaridad con esos Gobiernos, la extensión de la lucha y la ampliación de la resistencia a otros estados-miembros y dentro de las instituciones comunitarias. Ese momento de inflexión, de pulso social, es el escenario de la construcción de "una , dos, muchas Syrizas". Un proceso de acumulación de fuerzas y alianzas del conjunto de la izquierda social y política, de federalistas y soberanistas, de toda la izquierda europea que debe concretarse en campañas unitarias para las elecciones al Parlamento Europeo y el desarrollo y consolidación de estructuras de solidaridad y lucha a nivel europeo.

“La construcción de esa nueva correlación de fuerzas mediante la coordinación de la resistencia contra la austeridad en Europa es inseparable de un nuevo modelo de construcción europea”

El debate en comisiones favoreció la participación de las y los asistentes.


7

Tesis sobre el derecho a la autodeterminación y la libertad nacional 0| Introducción Los equilibrios institucionales y sociales establecidos en el tránsito de la dictadura franquista a la democracia parlamentaria constitucional de España crujen y van quebrando. El Estado monárquico de la Constitución de 1978 se ha agotado en su versión autonómica. El sistema bipartidista sufre la desafección de la ciudadanía con el desgaste profundo del PSOE y el PP. La involución democrática va desde la Unión Europea (UE) al Estado español. Desde el Estado se bloquea las Autonomías y ahoga los Municipios. Las tendencias trabajadoras, transformadoras y revolucionarias -autonomistas, federales, soberanistas e independentistas- en el Estado y en las naciones, han de dialogar y confluir, tejer alianzas, para que la luz en el largo túnel de la crisis sea en clave social y de libertad nacional popular. Las necesidades sociales y políticas de la clase trabajadora y de la población el 99 %- son una buena guía para enfocar la unidad trabajadora, junto a las alianzas nacionales en la izquierda de las naciones y de los pueblos. La garantía de que cada componente nacional decida su propio camino es completamente necesaria para conseguir una confianza fraterna de libre unidad combativa.

1| La libertad de los pequeños pueblos es revolucionaria

en la globalización. Con la crisis se ha desplazado la soberanía económica de España y de los Estados de Europa a las instituciones supranacionales de la Unión Europea; en este proceso se merma la soberanía democrática popular.

La globalización en el último cuarto del siglo pasado, con la crisis económica profunda desde 2008, exacerba las contradicciones sociales y nacionales. La destrucción que provocan las medidas burguesas ante la crisis acrecientan las desigualdades y fomentan la involución democrática. La UE se ha formado como unidad supraestatal sin democracia constitucional. En Europa en los últimos años desapareció Alemania del Este y se unificó Alemania; se han constituido nuevos Estados (Chequia, Eslovaquia, Serbia, Croacia,

El 11 de septiembre, la Vía Catalana movilizó a cientos de miles de personas a lo largo de todo el territorio catalán.


8

Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Eslovenia, Montenegro, Macedonia); existe un proceso hacia la federalización en Escocia; un avance en la unidad de Irlanda. Se formaron también nuevos Estados con la disolución de la URSS. Es la burguesía la que provoca la desigualdad y la opresión nacional, en beneficio de la oligarquía de las naciones dominantes, mientras dividen y confrontan a los pueblos, y debilitan la clase trabajadora según sus componentes nacionales. Las medidas económicas de la UE tienden a uniformizar, a limitar la soberanía de la ciudadanía y el poder de los Estados. La reacción ante estas medidas acrecienta las tendencias a la democratización soberana constitucional en el Estado español y también a las demandas territoriales y a la independencia en Cataluña y el País Vasco. Nuestra tendencia revolucionaria trabajadora parte de la defensa radical de los derechos democráticos de la ciudadanía, por lo tanto de avanzar en las mejores condiciones para el desarrollo social y político de la clase trabajadora, con la superación de las situaciones de predominio y desigualdad nacional. Nos reconocemos en la máxima "un pueblo que oprime a otro no puede ser libre".

Antoni Domenech, Joan Josep Nuet, Cari Baena, Xose Manuel Beiras y Gustavo Buster presentando uno de los debates.

2| La independencia política de la clase trabajadora

respecto a la burguesía en el Estado y en las naciones existentes, tanto de la nacional española dominante como de las nacionales supeditadas, es esencial para la defensa de las libertades democráticas, la soberanía ciudadana, y la emancipación social.

La construcción nacional constitucional republicana española, la clase trabajadora y la población mayoritaria en el Estado español no siente (ni entiende, ni acepta) la existencia de una diferenciación nacional distinta a la española. Sólo acepta aspectos territoriales regionales o autonómicos. En la conciencia general popular predomina la posición política de la clase hegemónica en el Estado español: Considera que sólo existe una única nación, la española, máxime una nación de naciones (nacionalidades), con alguna variación cultural, jurídica y administrativa. La existencia de un Estado único que niega la plurinacionalidad repercute en la economía, en los derechos y las libertades. La Constitución del Estado español limita los derechos y la soberanía de las naciones que lo componen. Esa limitación genera desigualdad democrática, en la que predomina una nación sobre las otras.Hasta ahora, a quién beneficia el Estado monárquico español es a la clase dominante burguesa. Este Estado discrimina a los sectores económicos nacionales que no forman parte de la nación predominante, la española. Pero sobretodo a quien perjudica este Estado es a la población y clase trabajadora, sea española, catalana, vasca o gallega. El Estado explota en lo social y oprime en lo nacional. La consciencia y organización trabajadora diferenciada de las demás clases permite conseguir unidad trabajadora y fuerza popular ciudadana. Para defender nítidamente la soberanía popular, los derechos y las libertades democráticas plenas, la clase trabajadora española ha de diferenciarse y liberarse de la posición predominante gran-española de la burguesía y del Estado monárquico. La clase trabajadora ha de disponer de su propia visión política y debe evitar

“Para nuestra tendencia, la soberanía, la independencia, la liberación nacional y la estructuración estatal son aspectos democráticos que forman parte de la emancipación social”


9

adoptar o hacer causa común con la clase dominante de la nación opresora, pues esto la debilita e incapacita para tejer una firme unidad con la clase trabajadora en las distintas naciones.

3| La unidad

social y política de la clase trabajadora en el Estado y en sus distintas naciones es el eje que permite potenciar la movilización contra la explotación económica y contra la opresión nacional. La unidad entre la clase trabajadora en las diferentes naciones, con sentimientos e identidades nacionales contrapuestas, es decisiva para que la emancipación nacional signifique un progreso social contra la burguesía dominante y las burguesías supeditadas.

La unidad trabajadora implica superar la división por pertenencia -identidadnacional de las personas individuales en tanto que parte de una nación u otra. El Estado, las clases hegemónicas en cada nación y sus partidos, debilitan la unidad trabajadora y su lucha social, al mantenerla dividida y enfrentada por su pertenencia nacional. UPyD vive de este enfrentamiento nacional a favor de la nación española mientras niega los derechos democráticos a las demás naciones, así erosiona la izquierda en su base trabajadora. Para conseguir esta unidad hace falta una posición clara sobre las garantías democráticas de respeto a la pertenencia, sentimientos y proyectos nacionales y perspectivas estatales diversas. Es necesaria la defensa de las aspiraciones populares a la libertad nacional, y combatir las limitaciones y restricción de derechos nacionales por parte de la nación dominante y el Estado. La clase trabajadora de la nación opresora debe garantizar a la clase trabajadora y a la población de las naciones oprimidas su derecho a la máxima libertad y radicalidad democrática. La unidad social y política trabajadora será más firme y sólida si se asegura por parte de la clase trabajadora española la capacidad de decidir desde cada Pueblo sobre su Estado, sobre separarse y cómo relacionarse entre Estados, o entre las instituciones que se acuerde desde la soberanía y libertad de cada población. La unidad trabajadora es un aspecto central de la lucha por la hegemonía social y el avance político de la inmensa mayoría de la población a liberarse de su explotación. La unidad social y política trabajadora, distinta de la unidad del Estado, de la burguesía y sus instituciones, será sólida en la medida de que sea libre, fraterna y no impuesta.

4| La clase trabajadora, con independencia de su sentimiento nacional, debe integrar la alianza de las fuerzas populares por la libertad nacional allí donde vive y trabaja, combinando esta lucha con la movilización social. No se deben aislar ambas vertientes ni supeditar una a otra.

Las grandes movilizaciones del 2012 señalan una doble clave o vertiente social y democrática nacional para una perspectiva trabajadora que se enfrentarse al poder

DIÁLOGO Y CONFLUENCIA Las tendencias trabajadoras, transformadoras y revolucionarias -autonomistas, federales, soberanistas e independentistasen el Estado y en las naciones, han de dialogar y confluir, tejer alianzas, para que la luz en el largo túnel de la crisis sea en clave social y de libertad nacional popular.

Diversos invitados intercambian opiniones en un receso del Congreso.


10

de la gran oligarquía financiera y la crisis. El 11 de septiembre en Cataluña -por la Libertad, la Independencia y un Nuevo Estado de Europa-, el 15 S en el Estado con la Marcha social-sindical a Madrid -con la Cumbre social contra los recortes, la propuesta de referéndum, y la preparación de una huelga general ciudadana-, el 25 S con el masivo rodeo -cerco- y rescate ante el Congreso. Estas movilizaciones son factor de lucha y de cambio en las conciencias y las perspectivas políticas. La confluencia entre los ejes social y democrático nacional tanto en el Estado, como en Cataluña, Euskal Herria o Galicia, son la clave para la articulación de alternativa encaminada a políticas adecuadas a la gente trabajadora del 99 % de la ciudadanía. Cierta tendencia a aislar o supeditar el factor nacional al social o a la inversa, es una posición defensiva errónea que lleva a debilitar las posibilidades reales del necesario recorrido unitario.

5| La lucha se desarrolla simultáneamente en

los distintos marcos territoriales -nacional, estatal y supraestatal- en interrelación entre ellos. Cualquier avance particular no debe supeditarse al de un ámbito más general, ni determina el futuro de éste. Procesos constituyentes en España, Cataluña, Euskal Herria, Galicia, en la Península Ibérica y en Europa.

La Unión Europea no corresponde a las necesidades sociales y a los derechos políticos de la mayoría de la población en Europa. La unificación de la economía en el Estado español, en la Península Ibérica y en Europa, es un progreso general, pero que adolece de su proyección social y democrática, con el agravante factor negativo de involución social -recortes- y democrática. La construcción europea necesita de una acción y movilización política europea por “Es la burguesía la que provoca la la parte sindical y de las organizaciones políticas desigualdad y la opresión nacional, trabajadoras. en beneficio de la oligarquía” Para nuestra tendencia trabajadora, marxista y revolucionaria, la soberanía, la independencia, la liberación nacional y la estructuración estatal son aspectos democráticos que forman parte de la emancipación social. Nuestra perspectiva es la de un cambio completo en las relaciones sociales, en la propiedad y en las libertades democráticas. Por eso la emancipación o la construcción nacional no tiene porque situarse como un previo incondicional o un después obligatorio de la emancipación social. La experiencia histórica de la lucha de clases nos enseña la convivencia de estos aspectos en el desarrollo desigual y Nuestra tendencia combinado y en la decadencia del capitalismo, como también vivimos con la pervirevolucionaria vencia de la lacra de la violencia de género machista patriarcal y la desigualdad de trabajadora parte de la la mujer respecto al hombre. defensa radical de los Hay un debate sobre la cohesión social en el pueblo y sobre y el aspecto nacioderechos democráticos nal. Lo que rompe la cohesión social son las políticas de recortes, la Fiscalidad de la ciudadanía, por lo vigente, las políticas neoliberales de la gran propiedad y finanzas, por parte de la tanto de avanzar en las UE, de la clase dominante española y la catalana. mejores condiciones En nuestra concepción lo básico es el progreso social y democrático de las clapara el desarrollo social ses trabajadoras y populares. En ese sentido todo avance democrático del Estado y político de la clase español autonómico y monárquico centralista actual a un Estado federal sería un trabajadora, con la enorme paso positivo democrático. Ahora bien, una perspectiva de proceso constisuperación de las tuyente español, con carácter plurinacional, necesita tener en cuenta que donde situaciones de hay elevados ingredientes de madurez para una ruptura con la Constitución de predominio y 1978 está en Cataluña y el País Vasco, con clamor popular por la independencia y desigualdad nacional. nuevos Estados. Nos reconocemos en la La lucha por los derechos sociales y nacionales choca con la imposición de las máxima "un pueblo políticas destructivas de la UE y la disminución de los derechos democráticos, que oprime a otro no mientras conduce a unos escenarios de ruptura política en Catalunya y el País puede ser libre". Vasco. Aumenta de forma muy desigual la conciencia de la necesidad de procesos

RADICALIDAD DEMOCRÁTICA


11

constituyentes democráticos de soberanía, desde la base social popular, en el Estado español, en los Pueblos de la Península Ibérica y en Europa.

6| Autonomía y soberanía Municipal. Estado y Nación han de complementarse y no contraponerse con el Municipio.

El territorio y las instituciones más próximas a la ciudadanía han de pasar a reflejar una democracia desde la base social y municipal. Promovemos la autonomía municipal, concentrar el máximo poder y representación en el consistorio elegido, en equilibrio pero con soberanía respecto al poder institucional estatal. La concepción republicana y la federal en España, en sus épocas de revolución y progreso democrático, hunde sus raíces en la sociedad y el territorio municipal. La re-centralización del gobierno estatal con el PP, bloquea las Autonomías, ahoga la Hacienda y financiación a los Municipios. El nuevo proyecto de Ley de Bases de Régimen Local absorbe para el Estado muchos recursos de los Municipios, desatiende sus necesidades de servicios, y fuerza la desaparición de miles de pequeños Ayuntamientos, vitales para la estructura demográfica española. Un proceso de procesos constituyentes democráticos en el Estado y en sus naciones necesita situarse y sostenerse en la alianza y la autonomía de los municipios.

LA UNIDAD DE CLASE La unidad social y política trabajadora será más firme y sólida si se asegura por parte de la clase trabajadora española la capacidad de decidir desde cada Pueblo sobre su Estado, sobre separarse y cómo relacionarse entre Estados, o entre las instituciones que se acuerde desde la soberanía y libertad de cada población.

7| Quien ha de decidir sobre el destino de cada pueblo y

nación es su ciudadanía. Derecho a la autodeterminación -Consulta para decidir- significa la libre opción a la separación (secesión, independencia), a la relación de federación o confederación, tipo de unión, estructura de Estado -Monarquía o República-. Las libertades democráticas residen en la soberanía ciudadana de la población. Las relaciones políticas entre naciones y Estados han de efectuarse desde la libre decisión de cada soberanía nacional.

La coherencia democrática, el federalismo genuino, es de constitución democrática y con derecho a la autodeterminación. La esencia del federalismo es la libre relación o unión entre entes soberanos, por lo tanto con la garantía de ser libres e independientes en la medida que esto sea posible en el capitalismo. El unionismo de obligada unión, incluso en su acepción federalista (federalismo unionista español), niega la soberanía nacional de sus componentes, sea con menciones a la legalidad vigente -la constitucional de 1978-, sea la cohesión social, sea la solidaridad con las regiones menos industriales. La realidad política es que ese unionismo nacional divide a la clase trabajadora según sea su distinta pertenencia nacional. Las tendencias revolucionarias y democráticas trabajadoras han de ser firmes defensoras de la expresión de la voluntad soberana de los pueblos. Libre decisión soberana con una consulta popular sobre independizarse del Estado español, sobre la formación de nuevas instituciones y Estados, sean de las actuales naciones sin Estado o supraestatales en Europa; sean de libre unión, de libre federación, o con otras relaciones con la independencia de las naciones. Combatimos la negativa del Estado, de la Constitución y gobierno español a aceptar la libre decisión; denunciamos

Pernando Barrena, Francesc Matas y Xose Manuel Beiras presentando sus ponencias en la sesión sobre libertad nacional, presidida por Mercedes Fernández.


12

las injerencias, presiones y amenazas que entorpezcan la expresión democrática en un referéndum o consulta. El sentimiento de pertenencia nacional de las personas trabajadoras no se suprime por ley, ni por una mayoría nacional española respecto a las minorías catalana, vasca y gallega. Será la expe“La izquierda española necesita riencia práctica la que disolverá los antaaliarse con las izquierdas catalana, gonismos nacionales y el sentimiento vasca y gallega, para ofrecer una patriótico por encima de la pertenencia y conciencia de clase explotada por la burperspectiva creíble democrática guesía. La cuestión de la independencia y republicana a la derecha española, de la separación hay que analizarla en a la monarquía y a su Estado” concreto según cada circunstancia. La independencia y la constitución de un Estado no asegura que se resuelvan los problemas democráticos políticos y sociales, aunque tampoco lo asegura, y más bien lo empeora, impedir que se realice la voluntad nacional popular cuando aspira en emanciparse con la construcción de un Estado. La población trabajadora española tiene todas las de ganar con el apoyo a la Consulta de la población en Cataluña. Si hay decisión de separación y Estados diferenciados, tal como están las cosas con la crisis, esto debilitaría en especial y en mayor medida a cada burguesía de esos Estados. Valoramos lo que fortalece más a la clase trabajadora en cada una de las naciones, lo que debilita a la burguesía de la nación dominante española y de las naciones dominadas. Con este análisis político podemos establecer cuál es la propuesta más adecuada a los intereses y estrategia trabajadora en función de la demanda popular. Se trata de construir democráticamente una nueva solidaridad entre los pueblos y las clases trabajadoras.

8| La libertad nacional tiene carácter de movilización de

masas en Catalunya y en Euskadi, y en parte en Navarra. La expresión popular movilizada es por la Independencia y un Estado catalán o vasco. La posibilidad de ruptura política se ha decantado en Cataluña. La Consulta para decidir en Cataluña es la tarea política actual para una resolución democrática de las relaciones entre el Estado español y Cataluña.

Los pueblos catalán y vasco han empezado a abrir el camino que les posibilita avanzara ejercer su derecho a decidir. Se puede obstaculizar, poner palos a las ruedas, pero ya no se puede impedir por medios democráticos. Hay un punto de no retorno en la consciencia colectiva como pueblo. La negativa estatal constitucional a reconocer a otros pueblos como naciones y la posibilidad de que quieran estructurarse como Estados, provoca una colisión de derechos democráticos y de limitación de la soberanía y libertad nacional. La movilización existente en Cataluña es por un Estado con la Independencia. La realización de la Consulta catalana puede abrir un proceso constituyente con una estructuración republicana. Esta Consulta ha de permitir responder a la petición popular de la multitudinaria manifestación del 11 de septiembre de 2012. La legitimidad de la decisión tomada vendrá de su resultado con el aval de la movilización multitudinaria, para conseguir convertirla en vinculante y legal- Es en ese aspecto que vemos posibles acuerdos o alianzas democráticas por la libertad nacional que contribuyan a la movilización y a una ruptura del centralismo constitucional monárquico, como con la declaración de soberanía del Parlamento catalán, con la condición de una firme lucha social -derechos y servicios públicos, contra los recortesde denuncia de CiU y contra la explotación económica. Quienes defienden, como la dirección del PSOE en el Reino de España o del PSC en Cataluña, que la Consulta sea legal según la Constitución de 1978, o propugnan el NO en una pregunta sobre la Independencia, se están deslizando a obstaculizar e impedir esta Consulta. Como ha sucedido en el segundo municipio de Cataluña, L'Hospitalet de Llobregat, donde el PSC se ha aliado con el PP y PxC en una moción

Es necesaria la unidad de la lucha por los derechos sociales y nacionales.


13

municipal, con el apoyo oficial de la dirección nacional. En cambio Izquierda Unida ha optado por avanzar en las libertades democráticas desde su concepción republicana plurinacional. IU ha realizado un acuerdo político con ICV y EUiA para defender el derecho a la realización de la Consulta catalana, con el fundamento y criterio que se cumpla lo que la población decida en Cataluña. El pueblo de la nación supeditada y la clase trabajadora han de luchar para que se ejerza libremente el Derecho a la Autodeterminación con una Consulta o Referéndum vinculante, y sea cada Pueblo quien decida. Esta orientación se complementa con la defensa de la libertad de relación -libre unión o unión libre- entre pueblos y naciones soberanas libres con los Estados que decidan, en federación o confederación.

9| Derechos de las minorías y libertades individuales.

Ninguna discriminación a la lengua. Libre uso de la lengua materna, del país, nacional. Laicidad, sin privilegios para la Iglesia católica. Respeto a las personas inmigradas, a la diversidad cultural y de etnias.

Sostenemos el derecho de cada persona al uso y educación de su lengua materna, del país, nacional. Ante la oficialidad o co-oficialidad defendemos el libre uso natural de cada lengua, sin imposiciones de privilegios ni discriminaciones. En cada pueblo y nación sus instituciones han de velar por la lengua del país, en la enseñanza prioritaria desde la infancia a los estudios superiores, sin imponer una lengua en detrimento o sobre otra. Las lenguas minoritarias de las personas inmigradas han de disponer de su uso en igualdad de derechos. Defendemos la posición programática de igualdad real para todas las lenguas. Denunciamos el chovinismo y defendemos los derechos individuales y colectivos de las minorías étnicas inmigradas procedentes de otras naciones, por lo tanto de su cultura, lengua y libertad de religión. Abogamos por la laicidad en las instituciones políticas y la libertad de culto, sin privilegios a la Iglesia católica y a las imposiciones del Concordato. Combatimos la xenofobia, pues fomenta la división trabajadora y favorece el dominio ideológico y político de la clase dominante.

TENEMOS LAS DE GANAR La población trabajadora española tiene todas las de ganar con el apoyo a la Consulta de la población en Cataluña. Si hay decisión de separación y Estados diferenciados, tal como están las cosas con la crisis, esto debilitaría en especial y en mayor medida a cada burguesía de esos Estados. Valoramos lo que fortalece más a la clase trabajadora en cada una de las naciones, lo que debilita a la burguesía de la nación dominante española y de las naciones dominadas…. Se trata de construir democráticamente una nueva solidaridad entre los pueblos y las clases trabajadoras

10| Alianza unitaria de la izquierda nacional. Alianza

democrática para la Consulta nacional. Diferenciación con la derecha nacional. Alianza, frente o bloque entre federalistas, autonomistas, soberanistas e independentistas, basado en el ejercicio de la libre decisión popular nacional. Movilización política unitaria popular contra la opresión nacional y explotación social (austeridad, recortes, rescate).

Desde la óptica trabajadora las alianzas se han de establecer entre la clase trabajadora con sus distintos sentimientos o identidades nacionales en la nación oprimida, y entre la clase y población trabajadora de las naciones opresora y oprimida. Conseguir un cambio profundo, democrático y republicano en España, necesita una alianza entre la izquierda estatal y las izquierdas nacionales, con un proyecto político de democracia radical social, republicana de libre relación entre las distintas soberanías. La izquierda española necesita aliarse con las izquierdas catalana, vasca y gallega, para ofrecer una perspectiva creíble democrática republicana a la derecha española, a la monarquía y a su Estado. Complementariamente, para consolidar la profunda fuerza motriz que las reivindicaciones nacionales disponen en Cataluña, Euskadi y Navarra, les falta aliarse con la izquierda española, para conseguir apoyo activo y para neutralizar la adhesión al predominio de una nación sobre las demás. La interdependencia en España y en Europa es económica, social y política. Es necesario aunar voluntades políticas, alianzas, para el convencimiento de que la opción democrática acordada en libertad desde cada una de las partes es la que permite una mejor perspectiva para el conjunto.

“La clase trabajadora ha de disponer de su propia visión política y debe evitar adoptar o hacer causa común con la clase dominante de la nación opresora, pues esto la debilita e incapacita para tejer una firme unidad con la clase trabajadora en las distintas naciones”


14

Para las alianzas nos guiamos por: 1) Lucha contra el Estado y burguesía explotadora social y opresora nacional; 2) Garantía del derecho a la autodeterminación y a la separación según se decida por la ciudadanía; 3) Lucha contra la burguesía nacional (la dominante y la supeditada); 4) denuncia y movilización contra las políticas de recortes. Defendemos los intereses sociales y democráticos de la clase trabajadora dentro y de forma diferenciada a los proyectos nacionales de otras capas y clases confrontados a otras naciones pueblos y Estados. En un referéndum cada componente de sentimiento-pertenencia nacional ha de poder defender y optar por la posición política nacional que considere más afín.

11| Estado y República federal española con Derecho a la autodeterminación, Estados y Repúblicas Catalana, Vasca y Gallega. Libre Federación de Repúblicas o Confederación. Federación libre o de libre unión de Repúblicas Ibéricas y Europeas.

La bandera y la conciencia de la movilización democrática más bien apunta, junto al Estado Federal de la República Federal española con el derecho a la autodeterminación, a la libre relación en una Federación de Repúblicas, o confederación: en España, en Cataluña, en el País Vasco y en Galicia. Con una perspectiva Ibérica y Europea. La gestación de la caída de la monarquía en 1931 (con el Pacto de San Sebastián) y la proclamación de la II República española, la Dictadura franquista, la transición a la Monarquía parlamentaria con las Autonomías, han lidiado con las demandas burguesas y populares de un Estado catalán o república catalana. En cada ocasión se ha frustrado la expectativa catalana mientras se hacía más popular. La ola profunda de transformación que significa este proceso en marcha del derecho a autodeterminación de Catalunya, en Euskadi y en Navarra, tiende a una ruptura política con una Constitución que no ha sabido, ni podido, ni querido adaptarse a los derechos democráticos como el de autodeterminación, en cambio se ha reformado la Constitución en la cesión de soberanía económica fiscal ante las imposiciones de la UE. El bloqueo por parte del TC estatal de la reforma del Estatut de Cataluña ha colmado la conciencia nacional catalana que ha virado a la perspectiva de un Estado diferenciado catalán. En Cataluña y el País Vasco defendemos que se establezcan los mecanismos democráticos para la unidad territorial en Euskal Herria, en base al derecho democrático a decidir de cada uno de los territorios (Navarra y los territorios en el Estado Francés), y para la estructuración de los países del ámbito de la lengua catalana, los Països Catalans (PPCC). Un proceso constituyente de ruptura democrática ha de ser completo y libre, republicano. Si llegase a conducir a Estados y Repúblicas diferenciadas, a quien más debilitaría sería a la clase dominante española y también a la clase que tienen el poder económico y político en Cataluña y Euskadi. Para avanzar y dar pasos a esa perspectiva y futuro, lo primero y la piedra angular es realizar la Consulta en Cataluña.

VOLUNTAD SOBERANA Las tendencias revolucionarias y democráticas trabajadoras han de ser firmes defensoras de la expresión de la voluntad soberana de los pueblos. Libre decisión soberana con una consulta popular sobre independizarse del Estado español, sobre la formación de nuevas instituciones y Estados, sean de las actuales naciones sin Estado o supraestatales en Europa; sean de libre unión, de libre federación, o con otras relaciones con la independencia de las naciones.

Joan Josep Nuet presentando sus propuestas de alternativa a la crisis económica y política.


15

Sobre las tareas por la libertad y derechos de las mujeres

Por la erradicación de la violencia machista El patriarcado es la manifestación y la institucionalización del dominio masculino sobre las mujeres y niños dentro de la familia y la extensión de este dominio masculino sobre las mujeres en la sociedad en general. El patriarcado y el capitalismo, tienen intereses comunes, tienen el mismo código ético y la misma moralidad y doble moral, y por tanto se deben analizar conjuntamente y sacar consecuencias. La conciencia y moral dominante impone los valores de la sociedad patriarcal como algo normal, consustancial a la vida, ancestral y eterno, inamovible. La violencia estructural y violencia institucional reside en todos los ámbitos sociales públicos y privados. Y hace posible que la violencia contra las mujeres se extienda en todos los planos sociales, tanto en el terreno privado como el público, alimentando las desigualdades y la trivialización o incluso justificación de muchas normas sociales que minimizan y pacifican las acciones cotidianas contra las mujeres. La desigualdad interesa a una minoría dominante. Los dueños del capital, de las finanzas, de las empresas y de las iglesias, aprovechan para su interés de castas minoritarias la injusta desigualdad fruto de la dominación de género de los hombres sobre las mujeres. Una parte substancial de la explotación del trabajo se basa en la degradación general de las condiciones laborales y de vida, en particular se ceba a fondo en las mujeres. En el mundo laboral aunque se ha conseguido la igualdad de derechos, continúa vigente la devaluación de la fuerza de trabajo de las mujeres, continúa la sobreexplo-

En defensa del libre derecho al aborto

religiosos retrógrados y machistas, es también una

En el marco del congreso, la Mesa "Las Mujeres frente

medios relegar a la mujer a papeles tradicionales, en

al capital y al patriarcado" ha abordado diferentes

gran medida vinculados al número de hijos, con el fin

además de estar recorrido por aspectos morales y expresión de cómo el sistema intenta por todos los

temas como la nueva agresión a los derechos de la

de dificultar su acceso al mercado laboral en un

mujer que supone la reforma de la Ley de Salud Sexual

momento en que su mano de obra no es necesaria.

y reproductiva y de la interrupción voluntaria del

Defender el libre derecho al aborto es defender la

embarazo, dirigida por el ministro Ruiz Gallardón, del PP.

libertad de la mujer. La libertad para decidir sin

El derecho de la mujer a decidir sobre su

injerencia de terceros. Después de años de lucha, la

reproducción y en concreto el libre derecho al aborto

derecha y el poder patriarcal pretenden arrebatar los

no son ajenos al lugar que el sistema capitalista

derechos conseguidos. ¡Ni un paso atrás en los

reserva a las mujeres. No deja de llamar la atención

derechos de las mujeres!

que sea precisamente en una coyuntura de crisis

Es por ello que desde La Aurora nos comprometemos

económica y de paro galopante cuando se pretende

a continuar luchando en favor de la interrupción

recortar este derecho. Y es que, en buena parte,

voluntaria del embarazo sin restricciones, ni políticas

aquella mujer obligada a parir más hijos, tiene

ni económicas, y en contra de la reforma

muchas más posibilidades de asumir un papel

reaccionaria y patriarcal emprendida desde el

exclusivo de cuidadora y abandonar el de

gobierno del PP, de la mano de la iglesia católica y

trabajadora remunerada, en un momento de escasas

del ministro Ruiz Gallardón, empeñados en atacar

o nulas políticas sociales que permitan la

este derecho de las mujeres.

compatibilización de ambas tareas.

¡Los derechos de las mujeres no se tocan! ¡Derecho

El derecho al aborto restringido o inexistente,

al propio cuerpo! ¡Ni un paso atrás! La lucha continúa.


16

tación de las mujeres en diferentes formas. El sistema capitalista se entiende bien con el patriarcado. La revolución social del s.XXI ha de ir indisolublemente unida a la lucha por la emancipación de las mujeres. Como tendencia revolucionaria nos hacemos parte de la lucha de los movimientos de mujeres, ya que si no resolvemos la opresión, las desigualdades, la violencia contra las mujeres, no resolveremos las contradicciones de las clases dominantes. RESOLVEMOS 1 - Luchar contra la violencia de género en todos los ámbitos, en los movimientos sociales, en el plano político e institucional. Dar elementos contra la violencia institucional. 2 - En particular con la coeducación como forma de educación de la juventud. Desde la infancia socializar a la población contra la violència a las mujeres, las desigualdades y por las relaciones de respecto entre mujeres y hombres. 3 - El antídoto contra la violencia es la igualdad. La igualdad real y efectiva, y que tenga en cuenta las diferencias y la libertad de las mujeres a decidir sobre su rol en la sociedad, sobre su cuerpo y su sexualidad. Que se valoren los trabajos de cuidado que normalmente realizan las mujeres, así como que las profesiones feminizadas, tengan la misma calificación profesional y salarial que sus equivalentes masculinas. 4 - Por la no discriminación por razón de sexo en el trabajo. Contra la brecha salarial. 5 - Los derechos de las mujeres no se resuelven con prohibiciones u ordenanzas municipales. Tanto en el plano de la religión, la cultura, o en la trata con fines de explotación sexual, dar herramientas y exigir sus derechos, para atacar las raíces y las causas que provocan la violencia, nunca ir contra las mujeres afectadas. 6 - Impulsar campañas de sensibilización y prevención de la violencia en los espacios dones luchamos, ayuntamientos, movimientos sociales, mundo laboral, escuelas o universidades. 7 - Que la crisis y los recortes no nos lleven a la pérdida de los derechos conseguidos en los años precedentes con la lucha de muchas mujeres y hombres. En Sanidad, en Servicios Sociales, en Educación, en Justicia, los recortes nos afectan directamente a las mujeres como principales cuidadoras de criaturas y mayores. 8 - Ni un paso atrás en las políticas públicas y leyes adoptadas en los últimos años. Como las leyes de igualdad; contra la violencia de género o la ley de 2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Exigir los recursos suficientes y necesarios para que puedan implantarse y desarrollarse en todo el territorio.

Lidia Puigvert, Montserrat Vilà y Mercedes Fernández presentaron sus ponencias sobre la lucha por la emancipación de la mujer, en una sesión presidida por Assun Franquesa.


17

Solidaridad con el pueblo palestino El sistema capitalista se entiende bien con el patriarcado. La revolución social del s.XXI ha de ir indisolublemente unida a la lucha por la emancipación de las mujeres. Como tendencia revolucionaria nos hacemos parte de la lucha de los movimientos de mujeres, ya que si no resolvemos la opresión, las desigualdades, la violencia contra las mujeres, no resolveremos las contradicciones de las clases dominantes. RESOLVEMOS 1 - Luchar contra la violencia de género en todos los ámbitos, en los movimientos sociales, en el plano político e institucional. Dar elementos contra la violencia institucional. 2 - En particular con la coeducación como forma de educación de la juventud. Desde la infancia socializar a la población contra la violència a las mujeres, las desigualdades y por las relaciones de respecto entre mujeres y hombres. 3 - El antídoto contra la violencia es la igualdad. La igualdad real y efectiva, y que tenga en cuenta las diferencias y la libertad de las mujeres a decidir sobre su rol en la sociedad, sobre su cuerpo y su sexualidad. Que se valoren los trabajos de cuidado que normalmente realizan las mujeres, así como que las profesiones feminizadas, tengan la misma calificación profesional y salarial que sus equivalentes masculinas. 4 - Por la no discriminación por razón de sexo en el trabajo. Contra la brecha salarial. 5 - Los derechos de las mujeres no se resuelven con prohibiciones u ordenanzas municipales. Tanto en el plano de la religión, la cultura, o en la trata con fines de explotación sexual, dar herramientas y exigir sus derechos, para atacar las raíces y las causas que provocan la violencia, nunca ir contra las mujeres afectadas. 6 - Impulsar campañas de sensibilización y prevención de la violencia en los espacios dones luchamos, ayuntamientos, movimientos sociales, mundo laboral, escuelas o universidades. 7 - Que la crisis y los recortes no nos lleven a la pérdida de los derechos conseguidos en los años precedentes con la lucha de muchas mujeres y hombres. En Sanidad, en Servicios Sociales, en Educación, en Justicia, los recortes nos afectan directamente a las mujeres como principales cuidadoras de criaturas y mayores. 8 - Ni un paso atrás en las políticas públicas y leyes adoptadas en los últimos años. Como las leyes de igualdad; contra la violencia de género o la ley de 2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. Exigir los recursos suficientes y necesarios para que puedan implantarse y desarrollarse en todo el territorio.


18

Basta de venganzas con las y los presos vascos

Como consecuencia del enfrentamiento violento, que ha afectado durante décadas a la sociedad vasco-navarra, unos 600 presos políticos (de ellos 130 en Francia) permanecen encarcelados y cientos de ciudadanos se encuentran exiliados, huidos o dispersados por el mundo. Este hecho, “ Queremos reaccionar contra la viene afectando a numerosas familias, conviolación de derechos a los presos, dicionando la hora de consolidar el proceso de paz y convivencia, entre las que amenazan nuestras propias diferentes sensibilidades políticas de ” libertades y conquistas” Euskal Herria. La legislación y políticas de excepción o venganza, que viene manteniendo el Gobierno del PP, son inhumanas y obstaculizan el proceso, tras el fin unilateral de la actividad de ETA, con medidas como: 1) La aplicación de la Doctrina (Parot) 197/2006, ya rechazada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que en la práctica alarga las condenas a los presos, implantando la cadena perpetua; 2) La dispersión de los presos en cárceles muy alejadas, lo cual agrava el sufrimiento, gasto y riesgo de accidentes de trafico de los familiares y entorno en las visitas, obstaculizando la implicación colectiva de los presos en el proceso; 3) Mantiene en prisión a presos afectados con enfermedades graves. Estas inhumanas políticas represivas, injustificables en cualquier contexto, se presentan inadmisibles para la mayoría social, como lo han mostrado las masivas manifestaciones en Bilbao y Baiona, convirtiéndose en obstáculo para la paz y convivencia social, al impedir la participación e implicación de los presos en la finalización del conflicto armado y lograr la convivencia, que tanto aspira la ciudadanía vasca. Igualmente, el mantenimiento en prisión a Arnaldo Otegi, Rafa Diez, Miren Zabaleta y resto de los condenados de Bateragune, acusados precisamente por haber logrado el cambio estratégico de la izquierda abertzale que empujó la decisión unila-


19

teral de ETA de finalizar la actividad armada, supone una burla y desprecio a la opinión social y política mayoritaria que reclama su libertad, por los esfuerzos realizados. Obstaculizar a varios europarlamentarios la visita a Arnaldo en la cárcel de Logroño, los Macrjuicios (gestión de los "Herrikos" iniciado por Baltasar Garzón el 2002 y otro contra 40 jóvenes, detenidos el 2009 por su militancia en SEGI) que la Audiencia Nacional prepara para Octubre, suponen una auténtica provocación, con el riesgo que conlleva del aumento del número de presos y la inevitable crispación social. Las ansias vengativas del gobierno del PP muestran el miedo y la preocupación de la derecha de que el fin unilateral de la acción armada de ETA favorezca la reactivación social de los trabajadores y la mayoría social vasco-navarra, especialmente de su movimiento sindical. De que favorezca la superación del frentismo, posibilitando una respuesta a la crisis, favorable a los trabajadores y trabajadoras. De que salga fortalecida la demanda del Derecho a Decidir, convirtiéndose sus luchas y el frente de EH BILDU, en referente para el resto de los pueblos, como lo fue hace 40 años con el final de la dictadura. En este contexto, el 20 Congreso del POR (ahora La Aurora, organización marxista), sin olvidar el dolor y las víctimas causadas por la violencia de ETA, hace suyos los objetivos del movimiento HERRIRA, para exigir: > Desactivación de las medidas de excepción que se aplican a los presos políticos vascos, fin de la política de dispersión, dejando en libertad a los que estén gravemente enfermos y de las medidas que posibilitan la cadena perpetua. Excarcelación de los que hayan cumplido 2/3 o las ¾ partes de la condena. Acabar con la situación de aislamiento en la cárcel. > Agrupar a las presas y presos políticos vascos en Euskal Herria, garantizándoles los derechos que les corresponde, activando su participación en el proceso democrático. > Acabar con la persecución de los huidos y vuelta a casa de presos y huidos, con el desarrollo de una hoja de ruta integrada en el proceso de paz y convivencia. > El fin de la legislación antiterrorista, hoy es más necesaria que nunca, para lograr la lucha unitaria entre los trabajadores y pueblos del Estado Español. Creemos que la izquierda del Estado español, no puede permanecer impasible ante la vulneración de derechos humanos. Nosotros y nosotras, sin olvidar los desacuerdos, queremos reaccionar contra la violación de derechos a los presos, que amenazan nuestras propias libertades y conquistas. ¡Libertad para Arnaldo Otegi, Rafa Diez, Miren Zabaleta… y resto de compañeros de Bateragune! ¡Derogación inmediata de la doctrina Parot! ¡Acercamiento de los presos vascos a Euskal Herria y excarcelación de quienes padecen graves enfermedades!


20

La lucha contra el paro En la Europa capitalista actual, sumida en la mayor crisis económica desde la de los años treinta, el empobrecimiento de las clases trabajadoras no solo ha llegado a niveles insostenibles sino que, en este periodo de nueva recesión y en el marco de las obstinadas e inútiles políticas de austeridad neoliberales, continúa incrementándose de manera incesante. Una de sus aspectos más destacados es el problema del paro, que golpea de manera particular a algunos de los países mas afectados. Frente a una media del 12,2 % de la UE, en España y Grecia tendríamos el 26,8% y en Portugal el 17,8%, según datos de Abril del 2013. En el estado español, con cifras de la Encuesta de Población Activa de esas fechas, habría 6.202.700 personas en paro. Tendríamos un 57% de paro juvenil y una perspectiva de tan solo el 30% de personas en paro con algún tipo de ayuda, para el mes de Noviembre del 2013. En el Reino de España la incidencia del paro ha tenido especial repercusión por diferentes motivos de los que ahora no hablaremos. Pero para hablar de empezar a resolver el paro o de empezar a crear empleo, tendríamos que hablar de grandes cambios, y por citar algunos de ellos hablaríamos del crecimiento del PIB (se habla de que a partir del 2% se empezaría a crear empleo), de una reposición de los recortes efectuados en los servicios, de un replanteamiento a la baja de la edad de jubilación, de un reajuste también a la baja de la jornada laboral, de una reconstitución del parque industrial público etc. y de una reforma fiscal en profundidad y una persecución del fraude público para cubrir parte de la financiación de todo ello, cosas sobre cuya viabilidad han escrito con sobrada objetividad economistas mucho mas capaces y creíbles que el ejército de plumíferos pagados desde los despachos de la TROYKA En la sociedad en que vivimos, la capitalista, la humanidad se encuentra dividida en clases sociales con intereses irreconciliables entre si. De un lado, la constituida por la minoría de personas avaras y explotadoras, (el 1%), y que posee la mayor parte de los recursos y la riquezas, y del otro, la inmensa mayoría que constituye el resto de las clases sociales más pobres, a las que la primera impone sus condiciones de explotación. Ello lo consiguen simplemente, porque poseen el poder económico y político y lo ejercen, y para ello utilizan las herramientas que el aparato del estado les proporciona, tales como las leyes, los jueces, la policía, etc. Ahora las clases acomodadas se sienten crecidas y están empeñadas en quitar, sobre todo a las clases trabajadoras, sus conquistas de décadas en beneficio propio y para ello utilizan la crisis como coartada, con el objetivo de debilitarlas al máximo como fuerza social y política organizada. El problema del paro hay que abordarlo en ese contexto. A los banqueros y empresarios les interesa un nivel alto de paro. De un lado el desempleo les proporciona una reserva de mano de obra barata y por otro, contribuye a que los/as que trabajan acepten hacerlo con salarios más bajos, con jornadas más largas, incluso, con horas extras gratis, y quienes entran a trabajar lo harán en las condiciones que los patronos deseen, dificultando la resistencia sindical con el chantaje del miedo. En el terreno ideológico el paro juega un papel muy importante en el debilitamiento de de la clase trabajadora como colectivo. De un lado disminuye la conciencia de clase de los/as que pierden el trabajo, que tienden a convertirse en individuos en competencia entre si por un escaso empleo, y dificulta la toma de conciencia de su pertenencia a la clase trabajadora de los/as jóvenes por la dificultad del acceso al mundo laboral. Se trata pues de un problema del conjunto de las clases trabajadoras y por ello son muy

SOLIDARIDAD Y/O COMPETENCIA En el terreno ideológico el paro juega un papel muy importante en el debilitamiento de de la clase trabajadora como colectivo. De un lado disminuye la conciencia de clase de los/as que pierden el trabajo, que tienden a convertirse en individuos en competencia entre si por un escaso empleo, y dificulta la toma de conciencia de su pertenencia a la clase trabajadora de los/as jóvenes por la dificultad del acceso al mundo laboral.


21

positivos dos fenómenos que se van imponiendo en las últimas luchas de los/as parados/as Se trata por un lado del importante apoyo que los grandes sindicatos están dando a este colectivo y, por otro, la tendencia a la salida de la marginalidad y la búsqueda del unitarismo con trabajadores/as en activo y con sus organizaciones, que va caracterizando las últimas movilizaciones (marchas contra el paro, ILP por la Renta ciudadana, etc.) La organización de los trabajadores/as en paro es una tarea básica y los militantes de la izquierda debemos adquirir el compromiso de hacerlo allí donde podamos, y de instar a nuestras organizaciones políticas, sindicales y sociales a emprender esa tarea. Recogiendo algunas de las últimas experiencias en ese sentido, señalaríamos que uno de los pasos previos consiste en organizar la Asamblea de parados/as del barrio, localidad, etc. de manera legal. Ello permitiría la relación formal con asociaciones e instituciones pudiendo aprovechar sus ventajas. Aquí subrayaríamos la importancia de poder contar con un mínimo "aparato" organizativo regular y duradero como referente de la asamblea para atraer y organizar a las personas en paro. En ese sentido hay que valorar como muy importante el organizar todo tipo de actividades concretas que puedan atraer a las personas de manera que la utilidad práctica de la Asamblea sea un factor atractivo. Podríamos citar como ejemplos, entre muchas otros, la campaña de recogida de firmas sobre la ILP de la RCG, de alimentos, ayudas en curriculums, negociaciones con empresas próximas, con administraciones, cursillos de formación, cooperativas, etc. También sería necesaria la intercomunicación de unas asambleas con otras para transmitir las diversas experiencias y su coordinación para el trabajo y las movilizaciones, sirviendo como ejemplo las distintas coordinadoras ya formadas y en formación en Barcelona y sus alrededores, y las marchas contra el paro organizadas. Debemos centrarnos en los objetivos que plantea la mera subsistencia de las personas afectadas, ya que con la lucha por ayudas o subsidio, lo que se pretende es recuperar una parte de la plusvalía que nos han ido arrebatando. Es necesario que los objetivos se orienten hacia aquellas soluciones más ligadas a una estrategia que compromete a toda la clase y más relacionadas con una alternativa política de izquierdas con un programa mínimo como puede ser: 1) Prestaciones indefinidas / Moratoria de las hipotecas / Acceso a la formación 2) Renta Básica Ciudadana 3) Ocupación de tierras, que como en el caso del campo andaluz señalan también un camino en la lucha contra el paro, porque nos indican con su ejemplaridad que en el camino por el pleno empleo es muy importante el cuestionamiento de la propiedad privada y del uso indebido de recursos fundamentales, y reivindicar su utilización productiva de forma directa por los/as parados/as apunta hacia la necesidad de medidas contundentes para hacer frente de manera seria al problema. Cuando hablamos, por ejemplo de la necesidad del reparto del trabajo entre los brazos disponibles, además de denunciar las horas extras que se hacen, sobre todo debemos relacionarlo con la jornada laboral y el papel de los sindicatos y todos los trabajadores en su lucha por los convenios. Desde los ayuntamientos participación con los parados/as, configuración y seguimiento con los planes municipales contra la crisis o similares. En la CE, con unos presupuestos por debajo del 1% del PIB, las ayudas destinadas a la creación de empleo juvenil no son más que parches destinados al maquillaje y el camuflaje de las políticas neoliberales. Aun así será necesario abrir un debate en los sindicatos y asambleas de parados para que sean los jóvenes en paro los que realmente se beneficien de ello y no los "intermediarios" de todo tipo. No obstante la salida real habrá que buscarla en la independencia de clase frente a las oligarquías financieras y empresariales, en un frente único de las organizaciones sindicales, sociales y obreras hasta abrir una perspectiva política de izquierdas a esta situación.

“ Es muy importante el cuestionamiento de la propiedad privada y del uso indebido de recursos fundamentales, y reivindicar su utilización productiva de forma directa por ” los/as parados/as”

ASAMBLEAS DE PARADOS La organización de los trabajadores/as en paro es una tarea básica y los militantes de la izquierda debemos adquirir el compromiso de hacerlo allí donde podamos, y de instar a nuestras organizaciones políticas, sindicales y sociales a emprender esa tarea.


22

Sobre el derecho y la movilización por la vivienda Desde el surgimiento del movimiento del 15M en mayo del 2011, la sociedad en gran parte ha despertado de su largo aletargamiento. Ha conseguido elevar su conciencia de lucha, en toda la geografía española. Así mismo es ejemplo de lucha para los otros países. De nuevo la juventud es la punta de lanza en las luchas por los derechos, a nivel mundial. Podríamos decir que estas movilizaciones y revueltas de la juventud, responden a una incipiente revolución "permanente". No están dispuestos a ceder ni dar un paso atrás . En España, Grecia, Portugal si bien no llegan de “ Una de las exigencias de las momento a revueltas revolucionarias, también es cierto que las calles son hervideros de moviPlataforma de Afectados por la lizaciones. Concretamente las movilizaciones Hipoteca es crear un Banco Público en las calles de España no han sido promovidas de Vivienda para que pueda estar al por los desprestigiados sindicatos ni partidos ” servicio de los que más las necesiten” políticos tradicionales de las izquierdas. Todos muy preocupados por ver qué lugar se conseguirá en el proceso electoral próximo y sucesivos. No poniendo todo el empeño que se requiere para combatir en las calles con las gentes, para ser el referente alternativo a la situación de esta crisis, por las estafas producidas por canallas financieros y especuladores. Las movilizaciones están promovidas por sectores de juventud apartidista que no apolítica. Las PAH, contra los desahucios y por una vivienda digna, se han extendido a más de 90 ciudades de todo el Estado Español. Su base componente son jóvenes en general y "Jóvenes de las Plazas". Los "Iaios-flautas" se están extendiendo también, así como los estafados por las preferentes. Las luchas siguen a diario contra los planes del gobierno del PP. Contra recortes y liquidaciones de los servicios públicos, de la Sanidad, la Educación, la Dependencia etc. etc. Podríamos decir que todas las movilizaciones están fermentando y produciendo mucho gas, que en cualquier momento puede prender en estallidos sociales. Por toda esta situación, este 20 Congreso del POR tiene que esforzarse y armarnos políticamente e influir en lo posible para que no nos arrolle la explosión y tengamos un planteamiento, al menos políticamente, de alternativa de clase a la situación de enfrentamientos sociales. Por tanto, lo esencial es estar en las calles con nuestras gentes. Ir con ellos hasta donde quieran llegar, sin obviar que la batalla también debe llevarse desde el parlamento y otros espacios institucionales en los que tengamos representación política, combinando las responsabilidades institucionales con el clamor de las movilizaciones. Planteándoles que se sumen las restantes fuerzas y políticos, que se reclaman de la izquierda. Abriendo la posibilidad de formar una alianza táctica con las


23

diferentes organizaciones y partidos de izquierda, para darle cuerpo como una Izquierda Plural Alternativa, a esta crisis. La combinación de estas fuerzas, pueden dar un vuelco a la situación para que sea favorable a las reivindicaciones de las movilizaciones. La comisión de Vivienda plantea para su aprobación por este congreso varios puntos, que consideramos importantes impulsar en las PAH, como nuevas ideas reivindicativas. Las 1.408.000 firmas recogidas para la Dación en Pago, por un Alquiler Social, y la Paralización de todos los Desahucios, el PP, las ha despreciado, ninguneando dicha fuerza, pero los escraches han tenido sus efectos movilizadores, señalando como responsables a los dirigentes del PP. Lo más importante es que han hecho visible a los culpables de la situación de cientos de miles de familias desahuciadas y otras pendientes de desahucio. Denunciar que mientras en todo el Estado existen más de 4.500.000 viviendas vacías, en manos de los bancos desahuciadores e inmobiliarias especuladoras, como así mismo en viviendas de protección oficial del Estado:

A)

Que estas viviendas pasen a ser gestionadas por un Banco Público de Vivienda, para que puedan estar al servicio de los que más las necesiten. Tanto en alquiler social o sin alquiler a los que están en situación de no poder pagarlo. Apoyar el decreto de "expropiación" que la Junta de Andalucía, por la presión de IU, ha decidido aplicar conforme la Constitución de 1978 define en caso de necesidad. Llevar este mismo decreto a los demás gobiernos autonómicos, para que la apliquen también y si no la aplican, se les señalice como colaboradores responsables, del sufrimiento de los cientos de miles de familias desahuciadas.

B)

Denunciar a los que han posibilitado la burbuja inmobiliaria y a los que se han enriquecido con ella. La Banca, las financieras y las inmobiliarias, como así mismo los especuladores y los que han blanqueado sus dineros criminalmente conseguidos. Mafias y otros sátrapas, engendros del capitalismo. El Decreto Ley del Suelo de 1998, del Gobierno de J.Mª. Aznar-PP., facilitó toda esta trampa de la burbuja inmobiliaria, liberando el suelo a discreción para la construcción de vivienda.

C)

Denunciar y luchar contra las más de 30 clausulas abusivas, que se consideran pueden estar presentes en las escrituras hipotecarias, entre ellas la más conocida como la cláusula suelo, presente en el 95% de las hipotecas. Exigir a la banca, que devuelvan todo el dinero estafado por dicha clausula abusiva.

D)


24

“ Lo esencial es estar en las calles con Denunciar el Euribor, como "marcador" nuestras gentes. Ir con ellos hasta del valor de los créditos, como un medio de financiación y enriquecimiento, donde quieran llegar, sin obviar que la para la Banca y los banqueros, las emprebatalla también debe llevarse desde el sas financieras y los financieros. parlamento y otros espacios El Euribor está manejado por empresas institucionales en los que tengamos privadas, como son los bancos más impor” representación política” tantes de Europa y otros de EEUU y Canadá principalmente. Lo utilizan como baremo especulativo, para encarecer los créditos y principalmente los hipotecarios. Los suben o bajan a sus antojos, en función de sus previsiones gananciales. Y los gobiernos europeos, se someten a ellos dando por buenos los altibajos del Euribor, marcados por estos especuladores. En España son el BBVA y el Santander los que con seguridad participan de su manipulación y los grandes beneficios que les reportan.

E)

Denunciar la colaboración de los gobiernos europeos en esta especulación que sangra a las familias obreras, como así mismo a pequeñas y medianas empresas de toda Europa.

F)

Plantear como objetivo la creación de una banca pública, con créditos al mínimo interés, lo que acabaría con este tipo de prácticas especulativas de Bancos y financieras.

RESOLUCIÓN Apoyo incondicional a las PAH, en todos sus planteamientos de defensa de los hipotecados. Frente a los Bancos, el Gobierno del PP, de jueces y notarios.

1)

Denunciar las más de 30 cláusulas abusivas, que se consideran pueden existir en el crédito hipotecario. Entre ellas la cláusula suelo.

2)

Apoyar la creación de un Banco de Vivienda Pública, que gestione el parque de viviendas vacías en propiedad de bancos, inmobiliarias y de protección oficial. Para ponerlas al servicio de las necesidades sociales, con un alquiler social, e incluso sin alquiler a quienes no tienen trabajo ni medios económicos.

3)

Plantear que los ayuntamientos hagan suyo el problema de vivienda que tienen sus con ciudadanos. Hagan el censo de las viviendas vacías de su ciudad, que estén en manos de bancos e inmobiliarias y fuercen para que se pongan en alquiler social.

4)

Apoyar el "Decreto de Expropiación de la Junta de Andalucía", para impedir los desahucios.

5)

Denunciar que la manipulación del Euribor, está en manos de los Bancos, como un medio especulativo para el enriquecimiento, de banqueros y especuladores, que los gobiernos europeos aceptan como órdenes a cumplir. Pero que encarecen los créditos hipotecarios.

6)

Exigir que la Banca devuelva todo el dinero estafado por la clausula suelo.

7) 8)

Denunciar que el Decreto de, Liberalización del Suelo en 1998 del gobierno Aznar-PP, facilitó el inicio de la trampa de la burbuja inmobiliaria.


25

En defensa de los municipios

No a la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local El municipalismo juega un papel determinante en la lucha por la consecución y defensa de los derechos y en la construcción de cualquier alternativa política transformadora. El proyecto de reforma de la Ley de Bases de Régimen Local impulsado por el gobierno del Partido Popular bajo la excusa del recorte en el imaginario gasto "superfluo" o en la supuesta "eficiencia de la Administración" con el pretendido objetivo de evitar la mal llamada "duplicidad" de servicios y administraciones es, en realidad, un ataque directo a los derechos de la población trabajadora y modesta. Una nueva vuelta de tuerca a favor del neoliberalismo y su política de "austeridad". La respuesta a esta involución disfrazada de pretendida reforma viene de múltiples sectores. Para empezar, de un núcleo nada despreciable de concejales y alcaldes de pueblos pequeños del propio PP. Obviamente, de los partidos de la izquierda y del nacionalismo de izquierdas a los que ahora ha venido a sumarse el último dictamen del Consejo de Estado que rechaza, sin ambages, los cambios liquidadores del municipalismo que ahora se intentan llevar a cabo y para los que la cúpula del PP se está quedando sola. El Congreso rechaza la propuesta de

cambios en la Ley de Bases de Régimen Local y defiende: 1) El papel de los municipios como medios de articulación de la vida política ciudadana. 2) El municipio como base y medio de la consecución y ejercicio de los derechos de las personas. 3) Apoyamos y animamos la lucha de IU y del resto de fuerzas políticas en contra del cambio de la Ley. 4) Llamamos a trabajar y animar todo tipo de iniciativas de unidad de los cargos electos y con los cargos electos, empezando por los concejales contra los cambios en la Ley. 5) Llamamos asimismo a trabajar esa movilización contra la Ley en el marco de la unidad entre ayuntamientos, de la unidad de comarcas y de todo ello con el conjunto del tejido asociativo. 6) Llamamos a constituir un espacio en defensa del municipalismo y de empoderamiento ciudadano contra este brutal recorte de derechos de la ciudadanía y la democracia.

“ El municipalismo juega un papel determinante en la lucha por la consecución y defensa de los derechos y en la construcción de cualquier alternativa política transformadora ”


26

Balance al 20 Congreso Una crisis de largo recorrido. Cuando hace dos años (junio 2011) reunimos el 19 Congreso del POR dijimos: "La "Gran Recesión" de 20072010 ha tenido consecuencias desastrosas para la humanidad". Esas consecuencias no sólo continúan sino que siguen agudizándose, más de 6 millones de parados en España, más de 27 millones de europeos sin trabajo, un acelerado aumento de la pobreza, más de la mitad de los jóvenes en paro… y nada indica que haya un giro de tendencia. Todos esos datos muestran el fracaso de las políticas del PP. Hasta los análisis del Fondo Monetario Internacional advierten de la prolongada recesión en el Estado español. Las políticas de austeridad han demostrado su fracaso, pero sí están logrando un descenso general de salarios y de pérdida de derechos. La crisis bancaria sigue sin resolverse. La crisis chipriota puede ser el anuncio de otras. Las crisis capitalistas agudizan los procesos de la lucha de clases y van reuniendo las condiciones para un estallido social. Pero de momento el partido lo va ganando los capitalistas y particularmente el poder financiero que está imponiendo sus medidas al 99% de la población. En estos dos años transcurridos el proceso de movilizaciones ha sido muy importante, pero todavía insuficiente para defender las conquistas y darle un vuelco a la situación.

Cambios políticos. La lucha de clases tiene también otros caminos para expresarse. En estos dos años, el PP se hizo con la mayoría absoluta pero eso no significa estabilidad. Bajo su mandato se ha ido acumulando los factores de una crisis política del régimen surgido de la transición. La Monarquía está en sus horas más bajas, el bipartidismo del PP y PSOE ni siquiera llega al 50% de los posibles votantes, la corrupción afecta a buena parte de las instituciones. Reforma o ruptura. La situación está abierta a cambios políticos. De nuevo está en el debate político el problema de la reforma de la actual Constitución (cambiar algo para que nada cambie) o de abrir un proceso de ruptura, un proceso constituyente que incluya el régimen político (monarquía o república) el derecho a decidir (la libertad de decisión en Catalunya, Euskadi y Galicia) y cambios en las políticas sociales y en las decisiones económicas.

Lo nuevo. En el anterior congreso debatimos sobre la importancia y repercusiones del movimiento del 15M. Aunque el movimiento de las plazas no ha llegado a consolidarse y organizarse, sus propuestas e iniciativas forman parte de los cambios de la situación, como la transparencia, la democratización a la hora de tomar decisiones o el rechazo de la política como profesión y de los aparatos partidarios. El movimiento de rebeldía que representa el 15M ha tenido continuidad a través de las amplias luchas contra los efectos de la crisis. Las mareas en defensa de la enseñanza o la sanidad, o la movilización en torno a la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) son la representación de nuevas maneras de enfrentarse a los ataques contra nuestros derechos. El amplio rechazo a las formaciones políticas tiene diversas motivaciones. Es la protesta frente a la incapacidad de la política oficial de oponerse a las medidas que imponen los grandes capitalistas, pero el apoliticismo no es la respuesta pues abre la puerta a posiciones populistas de compleja evolución. La respuesta positiva debe venir de una apuesta clara desde la izquierda, de cambios en el funcionamiento, en la responsabilidad, en la participación y el control de los dirigentes. En ese sentido, es nueva y


27

positiva la experiencia de preparación de la VI Asamblea de EUiA, como el proceso de formación de Sortu en Euskadi y el de Anova en Galicia. La preparación de nuestro propio Congreso forma parte de ese proceso de regeneración de la izquierda, que en nuestro caso debe llevar a formalizar los cambios necesarios, aún mayor trabajo de tendencia y cambio del nombre de nuestra organización, que refleje mejor lo que somos, no un partido sino una tendencia política.

Movilizaciones y sindicalismo. Las huelgas generales, las sucesivas mareas en defensa de la enseñanza y la sanidad, la lucha contra los cierres y los despidos… han generado un proceso de movilización que hacía decenas de años que no vivíamos. Su importancia no puede ocultar su carácter defensivo, en un momento de gran dispersión de la clase trabajadora por el paro y por las consecuencias de la crisis. En la comprensión de las dificultades en las que se encuentra la clase trabajadora tenemos también parte de las explicaciones para las dificultades de la política revolucionaria, para el desarrollo del sindicalismo de clase y para la propia renovación de la clase trabajadora y sus cuadros. Como no podía ser de otra manera, el sindicalismo de clase está confrontado a la gravedad de la situación. La reforma laboral impuesta por el PP ha cambiado las reglas del juego que existían desde la Transición. Las políticas neoliberales quieren acabar con las conquistas sociales y también reducir al mínimo el papel del sindicalismo. Éste se mueve entre la contradicción de organizar las movilizaciones de la clase trabajadora y ser un papel activo en la construcción de una alternativa y la vieja política sindical de acuerdos sociales con el gobierno, que hoy no tienen visos de realidad. Como también está confrontado a la contradicción entre el imprescindible trabajo en la empresa y la representación social y territorial de la clase trabajadora. La combinación de ambas es la base para reforzar la lucha y para que el mismo sindicalismo sea una palanca en la conformación de una alternativa a las políticas neoliberales.

Un nuevo sujeto político. Una de las principales debilidades de la lucha es la falta de una alternativa política que represente una ruptura frente a las políticas neoliberales y la crisis del sistema y abra las perspectivas de un cambio revolucionario. Un cambio de etapa, los cambios sociales que se están produciendo exige también un cambio en la izquierda. La izquierda que había al inicio de la crisis no puede ser la misma para salir de la crisis. Se necesitan un cambio en las políticas en las propuestas, en las formas y en los métodos de participación y organización. En el marco de nuestra política de frente único, desde el anterior congreso hemos planteado la necesidad de dar pasos en esa dirección. Lo hemos hecho en la asamblea de EUiA como en la de Izquierda Unida. De una forma u otra se ha generalizado la idea de que necesitamos una Syriza, que nosotros hemos definido como la alianza o confluencias de las izquierdas a nivel del Estado con las izquierdas de las nacionales, de sumar federalistas e independentistas, para generar alternativas para los procesos constituyentes que necesitamos: el social para cambiar las políticas económicas; el nacional para ejercer el derecho a decidir; el político para sustituir la monarquía por la república y el europeo para construir una Europa democrática y social.

Nuestra tendencia. Debemos añadir en nuestro haber que hemos sabido analizar correctamente la complejidad de la situación y que la comprensión de los procesos de la lucha de clases nos ha permitido intervenir más allá de nuestras limitadas fuerzas. Vale la pena insistir en que es la utilización del marxismo como método quien nos proporciona las herramientas para el análisis. Esa comprensión es la que explica la necesidad de la organización, de ser una corriente que construye, que participa, que suma. El XIX Congreso reforzó la idea de nuestro trabajo como una tendencia política en el marco de Izquierda Unida. Lo hemos desarrollado participando en su construcción a través del trabajo en las localidades y agrupaciones, lo hemos hecho a través de Redes en Madrid y en Catalunya ampliando las alianzas a través de la agrupación Arpa. Estos trabajos nos han permitido jugar un determinado papel en la conformación de una nueva mayoría en Madrid y de definir elementos centrales de la política acordada en la VI Asamblea de EUiA. Diferente ha sido la evolución de Esker Batua en el País Vasco.


28

Nuestra propuesta de alianza entre federalistas e independentistas, entre Ezker Batua y Sortu, no tuvo éxito y ha llevado al estallido y la ruptura de ese espacio en Euskadi. Propusimos agrupar en Erabaki (Decisión) a las personas que compartían con nosotros y nosotras la necesidad de una confluencia de las izquierdas en el País Vasco. Ser constructores de alianzas es una de las características de nuestra política. La reunión que organizamos en Baztan (Navarra) es un ejemplo del valor añadido de nuestra actividad. La reunión de gente de Sortu, Anova, Izquierda Unida y EUiA permitió un diálogo franco sobre las perspectivas en los terrenos social y nacional y facilitó la comprensión de la necesidad de acuerdos entre las izquierdas, como por ejemplo la experiencia en Galicia del acuerdo entre Anova y Esquerda Unida. Finalmente, la elección de un diputado en el Parlament de Catalunya en las listas de ICV-EUiA nos permite dar una mayor amplitud a nuestra actividad y también poner en práctica la experiencia de combinar nuestro trabajo a ras de suelo con la actividad parlamentaria.

Organizar. Organizar. Una de las mayores dificultades en este período ha sido la relación entre el trabajo en el movimiento y la organización de nuestra tendencia. Nuestra organización es, sobre todo, la suma de buenos activistas y dirigentes de actividades sociales, políticas y/o sindicales. Casi toda nuestra organización tiene tareas de responsabilidad allí donde desarrolla su actividad, sin embargo, tenemos pocos constructores-constructoras de la tendencia, pocos de nuestros cuadros dedican el tiempo necesario a ese trabajo, reunir a otra gente, interesarles por nuestra política, propaganda, formación, etc. Es una de nuestras principales debilidades. El movimiento por sí mismo no construye, aporta las fuerzas, el ánimo y la confianza, pero no construye. La complejidad de la situación exige más organización, más dedicación a la tarea de construir, de coordinar la tendencia, de volver a disponer de La Aurora como un órgano de expresión política que exprese nuestras experiencias de construcción, de poner en marcha una formación estable y continuada. Mostrar la utilidad de nuestra tendencia, poner en valor las cosas que se hacen exige dar un giro hacia la organización.

Representantes de la Fundació Andreu Nin, con Maria Teresa Carbonell, entregan un cuadro de Andreu Nin para colgar en el despacho de David Companyon, diputado en el Parlament de Catalunya

Sobre la Comisión Mediadora A propuesta de la Comisión de Control saliente se resuelve sustituir la actual Comisión de Control por otra de mediación. Esta nueva comisión estará formada por tres militantes, una de cada territorio donde existe organización: Pais Vasco, Madrid y Catalunya. La tarea de esta comisión será la de mediar en el supuesto que se produjera un conflicto y una de las

partes pidiera su intervención. Si la mediación no tuviera éxito, la comisión elaborará un dictamen para el Comité de Dirección para la resolución del conflicto. La Comisión Mediadora estará formada por David Parrón de la organización de Catalunya, Mercedes Fernández de Madrid y otra persona que eligirá la organización vasca antes que termine el año en curso.


29

Comité de Dirección El Comité Central para a convertirse en Comité de Dirección, con las mismas funciones. Comité de Dirección, es la dirección política emanada del Congreso que representa al conjunto de nuestra organización. Centraliza, coordina y dinamiza el PGT en su vertiente territorial y virtual. Lo forman unas personas representativas de las distintas organizaciones partidarias y territorios, con fusión de nuevas activistas, con compromiso de participación en tareas centrales y en las sesiones bimestrales del Comité Central, en Madrid, Barcelona y Euskadi. Combina experiencia y renovación. El Comité Central invita a cada sesión a activistas y responsables del territorio. El Congreso encarga al Comité de Dirección estudiar y resolver sobre organización y finanzas centrales que son

asumidas por una organización. El Consell y Comité de Catalunya. El Comité Central necesita asumir la renovación de estas responsabilidades, la capacidad operativa, y movilización por los recursos financieros en los que basar la estructura de nuestra organización y dirección política. El Comité Ejecutivo es elegido por el Comité de Dirección (CD). Es el órgano ejecutivo cotidiano del Comité de Dirección. Coordina y dinamiza la dirección política y responsables CD, representa al conjunto. Se elige al secretario político Comité de Dirección y asume la función pública de Portavoz. Se invita a las reuniones del Comité Ejecutivo a las dos personas co-dinamizadoras del PGT, y asumirán el resumen de sus sesiones.

Sobre el nombre El Congreso debatió sobre los criterios con la reflexión del Comité Central: "El Comité Central considera importante el cambio de nombre para concretar la imagen y expresión de nuestra organización política, el POR, a lo más adecuado a la confluencia y fusión que estamos realizando con otras activistas para cimentar la renovación, con una ampliación de las fuerzas resultantes y el proceso generacional. Hemos reflexionado que conviene que sea un nombre comprensible y lo más abierto posible para la gente joven, que indicara movimiento y compromiso, de activistas de diferentes procedencias, reflejara una relación con los procesos de politización en curso, con la convicción de que será transitorio pero que refleje ilusión en la lucha y la revolución y perspectiva de futuro. Un futuro que queremos construir como dirección política en el Estado con otras tendencias y organizaciones políticas (según lo establecido en el 19 Congreso). Vemos que no son adecuados nombres rimbombantes sobre lo que somos, en lo que nos basamos o en lo que queremos ser y hacer; pues la comprensión de muchos conceptos soviéticos, socialistas y comunistas, está teñida de prácticas políticas que empañan su imagen a los ojos de la población en general, y de la clase trabajadora y juventud más en particular. Ciertos temores a que un cambio de nombre fuese un paso a una disolución corresponde a las "Amenazas" del método DAFO. En este sentido hay que plantearse que un cambio de nombre ofrece unas magníficas

"Oportunidades" (DAFO) para resaltar las "Fortalezas" que disponemos procedentes de nuestros principios y de la óptica estratégica revolucionaria, junto a la táctica unitaria (de frente único) de una tendencia basada en la revolución y en la clase obrera, y en la práctica concreta. Tenemos en cuenta que hay consenso general en cimentar la continuidad revolucionaria en la expresión de la revista y web La Aurora/L'Aurora, con los principios básicos marxistas y de clase trabajadora de nuestra fundación. Con estos criterios proponemos centrarnos en adoptar un nombre resumido en una sola palabra que pueda reflejar y representar un concepto". El método ha sido: a) la propuesta de nombres, b) el Congreso adoptó por votación que canviaba el nombre, c) se descartaron los nombres que ya no se apoyaron en el plenario congresual; se defendieron cada uno de los nombres aún propuestos, d) se procedió a una serie de votaciones secretas con un máximo de tres nombres por papeleta; aún se realizó una última votación entre los nombres que quedaron primero y segundo, para que todas las personas pudieran participar entre esos dos nombres, e) quedó seleccionado "La Aurora", f) se adoptó también por votación que el nombre correspondía y se acompañaba como descripción: "organización marxista".

20 congreso La Aurora  

Recopilación de documentos aprobados y aportaciones de los equipos a la #Emancipación social, nacional, de la mujer. Europa, internacionalis...