__MAIN_TEXT__

Page 1


TAFALLA HISTORIA DE


TAFALLA HISTORIA DE

TOMO 1

Jose Mari Esparza Zabalegui


H

I

S

T

O

R

I

A

D

TAFALLA HISTORIA DE

E

T

A

F

A

L

A

DUBLIN

TOMO 1

LONDRES

PARÍS

SANTIAGO

BILBAO

MADRID

LISBOA

BARCELONA

ARGEL RABAT

4

L

TUN


H

I

S

T

ROMA

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Título Historia de Tafalla Autor Jose Mari Esparza Zabalegui Edita Altaffaylla Kultur Taldea Navaz y Vides 1, 1º Tafalla. Navarra Promoción y distribución La Voz de la Merindad Librería La Feria Diseño y maquetación Xabier Ubierna Traducción Itzuliz Itzulpen zerbitzua Impresión Gráficas Lizarra Primera Edición Enero de 2001 Copyright ©Altaffaylla ISBN Obra completa: 84-930957-0-2 Tomo I: 84-930957-1-0 Tomo II: 84-930957-2-9 Depósito legal NA-67-2001 Ayuda a la edición Ayuntamiento de Tafalla Tafallako Udala

TUNEZ

5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Si quieres ser universal, cuenta la historia de tu aldea. Proverbio ruso

6

•


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A


H

I

S

T

O

R

I

A

D

ÍNDICE GENERAL E

T

A

F

A

L

L

A

TOMO I

• Prólogo del Patronato de Cultura . . . .10

• Al paisanaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .14

• Hasta el siglo XIV . . . . . . . . . . . . . . . . .37

• Siglo XV . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .111

• Siglo XVI . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .181

• Siglo XVII . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .281

• Siglo XVIII . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .367

• Siglo XIX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .471

TOMO II

• Siglo XX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .747

• Archivos consultados . . . . . . . . . . . .1278

• Notas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .1279

• Bibliografía Tafallesa . . . . . . . . . . . . .1321

• Prensa Tafallesa . . . . . . . . . . . . . . . . .1361

• Glosario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .1369

• Asociaciones Tafallesas . . . . . . . . . . .1380

• Índice Cronológico . . . . . . . . . . . . . .1399

• Índice Temático . . . . . . . . . . . . . . . . .1419

• Índice Onomástico . . . . . . . . . . . . . .1449

9


Prólogo del Patronato de Cultura

H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

No es tarea fácil escribir la historia. Se consigue investigando e interpretando vestigios de nuestro pasado, intentando reconstruir procesos históricos o simplemente describiendo los hechos de los que se tiene constancia. Pero no hemos de olvidar que son la renovación de las ideas y los cambios en las opiniones y los sentimientos los que reflejan de una manera más exacta y veraz la evolución de la historia de la humanidad. Es sin duda costoso recopilar las pequeñas piezas de ese puzzle inmenso y siempre incompleto que es la historia y es que en todo puzzle siempre acaban extraviándose algunas piezas. Se pierden por el olvido que acompaña el paso de los años, por las situaciones variadas, por las posiciones encontradas, las versiones de las gentes y por las leyendas que se mezclan con la realidad. Quedan siempre huecos e incógnitas que no podremos conocer, 1 0

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

pero intentar montar el puzzle con las piezas de que disponemos es quizás la única forma de aproximarnos a la historia de un pueblo. En este caso, a la de Tafalla. A lo largo de los años los episodios se suceden como un incesante volver a empezar con distintos personajes y con renovadas ideas. Esta es una crónica de personas y de hechos ligados con nuestra ciudad. Personas que, unas veces desde su posición dominante y otras con su modesta presencia, tienen la virtud de divertirnos o conmovernos. Hechos que en ocasiones tienen el poder de sorprendernos gratamente y en otras nos dejan un sabor amargo. Pero todo ello en conjunto, y cada pieza en particular, ha de servirnos de ejemplo para que con algunos episodios de nuestro pasado no nos ocurra aquello que se dice que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla. P R E S E N T A C I Ó N

1 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Han pasado 80 años desde que apareciese publicada otra historia de Tafalla. Desde entonces nuestra ciudad ha sido escenario de episodios importantes que han contribuido de manera decisiva a hacer de ella lo que es hoy. Por eso la aparición de esta historia de Tafalla actualizada representa, sin lugar a dudas, un acontecimiento en la vida cultural de esta ciudad. Nos consta que esta obra es el fruto de un considerable esfuerzo. De horas desempolvando legajos y rescatando datos de viejos archivos. Sabemos que han sido necesarias largas conversaciones para arrebatar anécdotas y datos a la memoria y que, éste es, en definitiva, el resultado de un trabajo realizado para atar algunos de los cabos sueltos de nuestra historia. Sin duda, ha habido un gran ejercicio de constancia en aras de un proyecto que hoy por fin ve la luz y que va a servir de ejemplo y acicate para las generaciones venideras. Por medio de él vamos a conocer un poco mejor de dónde venimos, cuáles eran las preocupaciones diarias, las costumbres y los sueños de futuro de nuestros antepasados. Esperamos que este trabajo pueda servir de guía y orientación, que pueda acercarnos a una particular visión de ciertos temas o personajes que han contribuido a forjar nuestra historia. Queda como facultad de cada lector el poder interpretar los episodios que aquí se narran porque, evidentemente, no es posible mostrar todos los aspectos ni todas las opiniones, ni siquiera todos los hechos objetivos que 1 2

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

han ocurrido en Tafalla en tanto tiempo. Pero queremos pensar que esta obra es el fruto de lo único que realmente nos une: el amor por nuestra ciudad, por lo que somos y por lo que hemos sido. Dentro de muchos años este presente nuestro se habrá convertido ya en historia. Y, como ocurre siempre, lo que hoy vemos blanco o negro se habrá convertido en ese difuminado gris relativo que da el paso del tiempo. Tal vez entonces, alguien vuelva a sentir la necesidad de mirar atrás y recopilar otra vez las pequeñas historias con minúscula, para aventurarse a dar una versión aproximada de la historia con mayúscula. Lo más esperanzador es que está en nuestras manos hacer hoy un futuro para las generaciones que nos han de seguir. Sólo teniéndolo presente podremos lograr que mañana Tafalla tenga una historia de la que puedan sentirse orgullosos los que vendrán. Al fin y al cabo, como alguien dijo una vez, siempre hay que depositar más ilusión en los sueños del futuro que en los hechos del pasado. Isidro Olcoz Berruezo En representación del Patronato de Cultura

P R E S E N T A C I Ó N

1 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Al paisanaje Las razones

Este libro empezó a gestarse,

sin yo saberlo, hace muchos años. Fue con una de las pri-

meras grabadoras portátiles, cuando comencé a

recoger las andanzas de mi abuelo José María por la guerra de Africa y las de su padre, que se fue con

Radica a la segunda guerra carlista. Mi abuela Felisa

me contaba con precisión el día que dieron garrote a

Medrano y cómo ella misma, en el año ocho, se había

llenado el halda de piedras para que los jornaleros

sin tierra las tirasen a los corraliceros. Por mi abuelo Cirilo supe de los restos del castillo de Santa Lucía,

donde él nació, y lo terrible que fue la manigua

cubana para los quintos que llevaron a la guerra, el

bisabuelo entre ellos. A la abuela Fermina le grabé

las vicisitudes de la emigración a América y cómo, P R E S E N T A C I Ó N

1 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

hacía pocos años, en Tafalla se había fusilado vecinos

como quien siega cebada. A todos ellos les hice adornar sus historias con aliño de anécdotas, dichos y cantares, muchos de los cuales los encontraréis en

estas páginas. Mi afición a la historia y el amor a la

tierra vienen en buena parte de aquellas largas cha-

rradas con los abuelos, cuando no había televisión en

las casas, las horas eran más largas y los vecinos salían a tomar la fresca en las noches de verano.

Seguí hilvanando retales de

la historia local, con testimonios de viejos paisanos, hasta

donde les alcanzaba la memo-

ria. Tocado ya por el gusano de la curiosidad,

comencé a horadar los archivos municipales y parroquiales. Comprobé que lo que decían los abuelos era

cierto, y descubrí la importancia de mezclar la serie-

dad de los documentos con los ricos matices de la

tradición oral. Fue entonces cuando publiqué mis

primeros trabajos sobre el siglo XX, destapando un

pasado cercano que había sido totalmente cubierto por el capote militar del franquismo.

A partir de ahí todo fue un viaje hacia la trasera

del tiempo, buscando siempre el por qué de los pre-

sentes, el rincón de la Historia donde se gestaron las costumbres, el momento donde perdimos, o nos qui-

1 6

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

taron, los tesoros. La intención era obvia: aprender

sobre la evolución de las cosas, conocer la órbita de

los ciclos para poder intuir por dónde vendrán los

nuevos tiempos y procurar mejorarlos. La Historia no

es pasado ni olvido: es el prólogo de nuestra vida.

Han sido casi treinta años desempolvando legajos,

consultando bibliotecas, transcribiendo actas, reco-

giendo testimonios, fotografías y documentos. Aquella afición que germiné junto a mis abuelos acabó llevándome

a publicar algunos libros y a

hacerme editor. Con todo, no

me imaginaba a mí mismo abordando la historia de Tafa-

lla, hasta que hace unos años se juntaron un fajo de

condiciones favorables: la gran cantidad de materiales propios acumulados; los trabajos existentes de

diversos autores; el acceso a los ordenadores; el

apoyo de la sociedad Altaffaylla; la cercanía del mundo de la imprenta y, por último, la perspectiva del fin del milenio, con sus sugerencias de cerrar y

abrir ciclos. Además iban a cumplirse ochenta años

desde la redacción de la última historia de la ciudad. Todo empujaba

a asumir el reto.

Y aquí está el resultado.

P R E S E N T A C I Ó N

1 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

Los antecedentes

T

A

F

A

L

L

A

El primer intento que

conocemos de escribir una especie de historia

local se debe a Francisco de Eraso. En 1682 editó en

Sevilla Discursos históricos sobre la población de España, en el que se prueba por la parte, que Tubal

dio principio a la población y que la Ciudad de Tafa-

lla es de las primeras que fundó. Dedicado al glorioso Mártir San Sebastián, milagroso Patrono de la

Ciudad de Tafalla. Sevilla, 1682. El libro está lleno de fábulas tradicionales muy en boga en esta época.

Pinta Tafalla como una fértil vega del Zidacos,

con afamados vinos; nombra su “fortísimo Castillo” y siembra la duda, tan exten-

dida generación tras generación, de la posible

existencia de una “cueva o edificio subterráneo,

que al pie del Castillo va por debaxo de la Ciudad hasta el Río”. Sus antiguas cuatro parroquias ya se

han reducido a dos, amén de dos conventos y nume-

rosas basílicas, cofradías, hermandades y congregaciones. Afirma que Tubal, el nieto de Noé, llegó a

Navarra y trajo consigo la lengua cántabra o bas-

cuence, una de las 72 que se habían hablado mientras la confusa construcción de la Torre de Babel. La

lengua vasca se había mantenido en estas tierras por

“la condición de sus naturales, los cuales con raro tesón y constancia en todos los tiempos han conser-

1 8

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

vado sus costumbres, ritos y libertad, y la misma constancia y tesón han tenido en conservar su lengua

primitiva...” Eraso se muestra como el primer tafa-

llés defensor del euskera, cuando afirma que “algu-

nos de los que no entienden Basquence han dicho que no es lengua perfecta” y eso, continúa Eraso,

“es hablar como cosa que no entienden, porque es

lengua muy perfecta, y capaz de escribirse como todas, y más suave y fácil a la pronunciación que muchas”. Pese a su empeño, los romanos no pudieron imponer el latín “y los godos ni moros mucho menos”. Hablando vascuence, Tubal había llegado a estos para-

jes, donde fundó primero Pamplona y

luego Tafalla, al final de las Montañas,

según muestra la tradición y los documen-

tos y sellos que se guardan en el archivo de

ciudad desde “hace cuatrocientos años”, y hasta

por la efigie de Tubal que preside el Castillo de Santa

Lucía. Según varios autores que cita Eraso, Tafalla

fue llamada por algunos Jubalia, Tubala y por los árabes, Semtofayla.

Casi un siglo después, otro clérigo, Joaquín de la

Santísima Trinidad, escribió la Historia de la Ciudad de Tafalla, que fue publicada “a expensas de un

caballero tafallés”, en 1766. Tal vez su mejor apor-

tación sea el testimonio de los festejos celebrados P R E S E N T A C I Ó N

1 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

tras la conclusión de las grandes obras en la iglesia de Santa María.

Durante el siglo y medio siguiente, da la sensación

que los tafalleses anduvieron tan ocupados con las

guerras, los inventos y la emigración que nadie tuvo tiempo de escribir historia alguna, ni siquiera para

relatar los grandes acontecimientos vividos. Parece

mentira este vacío, si se tienen en cuenta los avan-

ces habidos en los medios de impresión, el desarrollo

de la prensa y la divulgación del arte de escribir.

Hubo que esperar a la mañana del 18 de sep-

tiembre de 1912, para comprar El Eco de Navarra y ver en sus páginas el primer capítulo de la Historia

de Tafalla, escrita por Nicolás Giral. Hasta junio

del año siguiente continuaron publicándose capítu-

los, 48 en total. Eran sólo una parte de su obra,

cuyo manuscrito completo descansa en la Biblioteca Azcona. Un resumen de la misma sirvió para

redactar “Tafalla a través de los siglos”, editado en

el tomo de Julio Altadill de la Geografía General del País Vasco-Navarro.

Con Nicolás Giral la ciudad comenzaba a tener una

2 0

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

historia moderna, cimentada más en los legajos que

en los mitos y escrita además por un seglar. La falta

de mecenazgo y la muerte prematura del autor impidió consumar su obra. La semilla sin embargo estaba

echada. Teodoro Galarza cuenta en sus Memorias que José María Azcona era la persona ideal para

haber continuado la obra de Giral, y para ello fue

requerido insistentemente. Otras ocupaciones o prioridades del erudito tafallés retrasaron la obra demandada, hasta que el propio Galarza, concejal a la sazón, propuso al Ayuntamiento que encargase la

misma al escolapio José Beltrán. No le faltaron algu-

nas críticas al concejal liberal por encargar la histo-

ria tafallesa a un cura, y además aragonés, pero el acuerdo municipal fue eficaz. Un año más tarde,

1919, el Ayuntamiento se hacía cargo oficialmente de la Historia completa y documentada de la M.N. y

M. L. Ciudad de Tafalla. Beltrán había podido acabar

el libro en ese breve período porque se basó en todo

el anterior trabajo de Giral. El Ayuntamiento le compensó con mil pesetas, cuando los jornales estaban a

duro, y costeó una edición de 1.500 ejemplares. P R E S E N T A C I Ó N

2 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

A partir de entonces, la Historia de Beltrán ha sido

el catecismo con el que los vecinos hemos recibido las primeras lecciones de tafallesismo. Hoy, a los

ochenta años de su edición, la vemos cada vez más como una obra de su tiempo: es ante todo la historia de los reyes, de los nobles, de los sonoros linajes, de

los procesos de hidalguía, de los escudos nobiliarios,

de los clérigos y militares ilustres. La mujer, los jornaleros, la vida cotidiana y sencilla de los pai-

sanos o la diversidad ideológica apenas existían entonces.

Entremedio, la historiografía local se

ha ido enriqueciendo. Las Memorias de

Morrás y de Galarza nos dejaron la bella

estampa de una Tafalla riquísima en mati-

ces humanos. Los Cabezudo Astrain, Azcona,

Berruezo, Colio… fueron uniendo el rigor historiográ-

fico con un fino sentido popular y divulgativo. Des-

pués llegaron los Ciérvide, Esquíroz, Condón Urroz,

Menéndez, Flamarique y otros, cuyos trabajos abrie-

ron vías a la diversidad. Con tesón y sabiduría, Jimeno

Jurío divulgó lo más inhóspito de nuestros archivos…

Pero habían pasado ochenta años y faltaba un libro

que reuniera el trabajo de todos los anteriores, diera

un repaso a todos los archivos y abordara la obra que

merecía el final del milenio. Yo he intentado que esa obra sea la que tienes en tus manos.

2 2

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

La estructura

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

El libro lo he estructurado

de forma poco corriente,

respondiendo a estudiadas

intenciones. Todo son textos breves, ordenados por

fechas de forma cronológica y con un número de iden-

tificación para facilitar el empleo de los índices. A

diferencia de las anteriores, esta Historia de Tafalla

intenta medir con el mismo rasero todos los temas y

a todos los ciudadanos y ciudadanas. Así, grandes acontecimientos van insertos junto a simples anécdotas y cantares. Importantes acuerdos municipales junto a otros más menudos, pero sustanciosos para entender la vida

cotidiana. Grandes personajes que pleitean

por su mayorazgo se entreveran con vecinos

anónimos, que se asomaron al legajo de un juzgado

por un chicopleito. Ilustres señoras que socapan fun-

daciones benéficas aparecen junto a las vecinas pros-

titutas, que padecen la ley y la moral de cada

momento. El clérigo santo junto al reo pecador… En

suma, esta estructura me ha permitido tocar todos

los aspectos de nuestra comunidad, ordenados en un

índice que abarca más de 160 temas. Los protagonis-

tas de la obra están plasmados en un índice que con-

tiene unos 6.000 nombres de tafalleses y tafallesas,

donde rara será la familia que no esté representada.

Y quienes no se vean directamente reflejados en ese P R E S E N T A C I Ó N

2 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

índice lo estarán en alguna de las 800 asociaciones

locales de todo tipo en las que se han agrupado los

vecinos a lo largo de los siglos.

Esta ordenación, por medio de índices crono-

lógicos, temáticos y onomásticos, está orientada a fa-

cilitar

a

los

usuarios

la

investigación

y

la

profundización en temas y personajes. En las escue-

las, sobre todo, la obra puede servir de apoyo en las

áreas de ciencias sociales. Cada texto tiene una nota

bibliográfica que indica el libro o el archivo de donde

se ha obtenido. Como se verá, en muchas ocasiones

se resume en breves líneas lo que tratan gruesos lega-

jos. Me conformo con señalar senderos a futuros investigadores interesados en profundizar en el tema. Son cientos,

miles tal vez, las historias parciales que aquí se tratan someramente, y que están

pidiendo mayor dedicación.

Advierto que en muchas

ocasiones, la referencia biblio-

gráfica no significa que el texto

haya sido sacado literalmente del libro

o documento citado. Simplemente, que ha sido utili-

zado en todo o en parte, por pequeña que sea, o bien

que puede servir de complemento. En este sentido, cabe reseñar la dudosa fiabilidad de algunos textos.

2 4

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Mitos, leyendas, mila-

gros y raros sucedidos,

reputados como verídi-

cos por algunos cronis-

tas, han sido expuestos

tal y como éstos los

recogieron en su día. Por sus notas los cono-

ceréis. Basta ver la gran cantidad de citas recogidas

bajo el epígrafe de “Milagros”, para entender lo que

digo. En estos casos, como se dice, “nada me invento,

como me lo cuentan lo cuento”, pero he considerado

interesante incluirlo porque enriquece la visión que

del mundo y de la religión tenían nuestros paisanos. Si

ocurrió realmente o no, es menos relevante.

Quienes lean el libro de corrido comprobarán que

hay muchos acontecimientos que se repiten, o parece que se repiten, año tras año, siglo tras siglo.

Es algo inevitable dada la monotonía del calendario

local, y lo he mantenido a propósito para mejor reflejar la parsimonia de la vida cotidiana, la quie-

tud de las tradiciones, la inercia municipal, la lenti-

tud de las transformaciones. Es importante conocer

el arraigo secular de nuestra primitiva sociedad

comunal para entender luego la magnitud de los pequeños cambios y de las grandes revoluciones que

ha experimentado.

P R E S E N T A C I Ó N

2 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

El ser parte y cronista

F

A

L

L

A

Otro riesgo del

que me quiero curar en salud es

el de los numerosos errores y agravios comparativos

que cualquiera puede descubrir en un texto con

tanta cotidianidad, tanto protagonista y tanto menu-

deo. Pese al tamaño del libro, no cabe todo en él, y

muchos detalles, personajes y versiones han que-

dado fuera. Pido comprensión a los posibles agraviados. He intentado anteponer ante todo criterios de interés general, mas reconozco, a lo Bergamín, que

si yo fuera un objeto sería objetivo pero un sujeto no

puede evitar ser subjetivo. Nadie es imparcial, y

menos ante la Historia; lo que hay que intentar es ser sincero. Espero que mi apasionada subjetividad no me haya jugado malas pasadas.

También soy consciente del riesgo que corro al

meterme en los entresijos de temas y familias cer-

canas. Sé que en ocasiones citaré, tal vez incons-

cientemente, temas espinosos o quizás un tanto inoportunos para los tiempos actuales, en los que

sacamos excesivamente la punta a las cosas al socaire de las coyunturas políticas, siempre tan

apasionadas en esta tierra fronteriza. Resignémo-

nos y aguantemos cada uno nuestra vela. Un clé-

rigo llamado José Esparza pasó a nuestra historia

como santo varón y gran hacedor de milagros, de

2 6

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

la misma manera que un diputado de la familia

Iribas procuró la unidad vasca bajo la bandera del

“Laurak Bat”. Y si el abuelo de Floren Aoiz fue uno de los primeros voluntarios en la guerra de 1936, la

abuela del alcalde Luis Valero fue la primera presidenta de las mujeres abertzales de Tafalla. Si para

algo debe servir la lectura del pasado es para ser pragmáticos y desterrar de nosotros todo dogma

que ahonde, innecesariamente, las distancias entre vecinos.

El tramo final

Era mi intención en un

principio acabar la obra en

los años sesenta, época tan

alejada de la guerra civil como de las luchas antifran-

quistas y los conflictos de la reforma política poste-

rior, en las que nos ha tocado participar, y en

ocasiones de forma muy activa.

Sin embargo, y pese al riesgo que suponen estos

últimos treinta años, he decidido incluirlos por

su tremenda espectacularidad. Primero,

porque acabar una Historia a la par de un milenio no es una ocasión que se presente todos los días. Des-

pués, porque en estos treinta

años se condensan posibleP R E S E N T A C I Ó N

2 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

mente más cambios de todos los que se observan en

los veinte siglos anteriores. Grandes revoluciones se

han implantado entre nosotros, sin que tal vez

seamos conscientes de su importancia. En el tema de

la mujer, en breves años hemos pasado de verlas rele-

gadas a los costureros a ser mayoría en las universida-

des. Ese cambio, del que hemos sido testigos, va a

tener repercusiones gigantes, aún imprevisibles.

Nuestra era industrial ha sido un suspiro, y hemos cambiado una sociedad agrícola por una de servicios

en un santiamén. Paisanos que han usado el arado

romano navegan ahora en Internet. En unos años han

desaparecido todas las caballerías que compartieron

nuestro trabajo y nuestros domicilios durante mile-

nios. La reducción de la jornada laboral ha traído la

explosión del deporte hasta extremos masivos. En

estos últimos treinta años, hemos visto el retorno del 2 8

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

vascuence como lengua viva entre los tafalleses,

bella armonía entre modernidad y pasado que nos ha

enriquecido a todos. El bienestar nos ha hecho viaje-

ros y consumidores, pero nos está haciendo perder el

sentido comunal que presidió nuestras relaciones

vecinales durante milenios. De la libertad de ideas

hemos desvariado a un descreimiento cínico, y un

afán de consumo, individualista y obsceno, se ha

colocado en la peana de los antiguos Santos Patronos.

Somos cada vez más socios y menos sociales. Confundidas las tradiciones y la modernidad, patas arriba

todos los valores y sistemas de producción, cualquier

cosa puede ocurrir en este portal del tercer milenio.

Había que reflejar todos estos cambios, para que

nuestras nietas y nietos sepan que estábamos allí y

tuvimos la suerte de contemplarlos, siquiera de

forma inconsciente. He procurado, eso sí, reservar en P R E S E N T A C I Ó N

2 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

lo posible algunas de mis opiniones sobre temas y per-

sonajes muy actuales cuyos entresijos bien conozco pero de los que hace falta

poner unos cuantos años

por medio. Por eso, el relato de

las tres últimas décadas es prác-

ticamente una mera selección

de la prensa diaria de Navarra.

Las dos ediciones

El libro tiene dos ediciones idénticas, una en vascuence y otra en caste-

llano. Todo un esfuerzo editorial para una obra de este

tamaño y público tan limitado. Sin embargo no podía ser de otra manera: un tercio del alumnado tafallés está

escolarizado totalmente en esa lengua y en el curso 1999-

2000, en educación infantil, un 94,25% de los alumnos ha

optado por modelos que la enseñan. El movimiento a

favor de la lengua de los navarros sigue en alza, en uno de

los esfuerzos educativos más espectaculares de nuestra

Historia. Cualquier obra tafallesa que tenga vocación de instrumento escolar debe publicarse en las dos lenguas.

Conste, además, el íntimo deseo del autor y de la edi-

torial; si Eraso, aquél autor en 1682 de la primera historia

tafallesa, viese este libro “en la lengua de Tubal”, diría

que le hemos dado la razón. Aprovecho el renglón para

3 0

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

dejar constancia que cualquier tipo de beneficio que el

tiempo y la fortuna deparen a esta obra se destinará íntegramente a la promoción del “bascuenz” en nuestra Merindad. Agradezco a mis cuatro abuelos su

memoria

y

su

Los agradecimientos

semilla. A mis hijos, familiares y amigos por el tiempo

insustituible que les he robado. A mi compañera, por demostrarlo. De forma colectiva, un recuerdo a mis

cientos de paisanos y paisanas que me han aportado

recuerdos y fotografías. A Altaffaylla Kultur Taldea,

por su cobertura y a la editorial Txalaparta por sus facilidades. A La Voz de la Merindad, por sus espacios.

A Jose Mari Jimeno Jurío por todo. Maestro en his-

toria y en humanidad, es uno de los grandes personajes que uno ha tenido la suerte de conocer. Su

aportación a la historia de Tafalla y a esta obra en

particular se desprende de las muchas referencias a sus trabajos, principalmente en los siglos XV y XVI.

A José Angel Torres, a Kepa San Martín y a Mikel

Paternain por ponerme orden en el apartado geológico; a Xabier Peñalber por sus consejos en prehis-

toria vasca. A Pello Joseba Monteano por corregir la Edad Media y Moderna. A Emilio Majuelo, la Contemporánea.

P R E S E N T A C I Ó N

3 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Los archiveros son ayuda preciosa, pocas veces

estimada. En Pamplona, Maika Munárriz y Mari

Carmen Ilárriz, del Archivo General fueron todo amabilidad y eficacia. De José Luis Sales, alma del Archivo Diocesano, todo lo que diga es poco. En

Tafalla, los bibliotecarios Karmele Barrena, Ana

Labiano y José Ignacio Etxegarai se portaron como estupendos profesionales. Roberto San

Martín, además, se desvivió en completar la bibliografía local.

Atxu Ayerra, Raquel Pernaut y Javier Gonzá-

lez, del Ayuntamiento de Tafalla, me respondieron

como excelentes paisanos, además de espléndidos

empleados municipales. A los cordiales funcionarios

del Juzgado de Tafalla, nuestra antigua cárcel, les agradezco que me encerraran en el archivo comarcal, donde agarré los mayores catarros. Espero que

algún día ese archivo tenga las condiciones que merece.

Tomás Azparren y el resto de curas me abrieron

los archivos de las parroquias, en ocasiones en horas no muy honradas. Agradezco a Pedro Mari

Flamarique, su

cordial disposición y a Julián

Condón Urroz, sus recortes de prensa y sus atinados matices. A Ander Cabrero, por su hemeroteca alternativa y su maña de encuadernador.

José Luis Lizarbe, Javier Martínez y Jesús Mari

3 2

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Mondela repasaron lo relativo a los deportes, uno de mis puntos más débiles.

Txankualo Berrio y Mari Jose Ruiz fueron los pri-

meros correctores de la obra, labor rematada

luego por Tere Villar Zabaleta. Jose Mari Núñez y

Garikoitz Berasaluze hicieron lo mismo con la versión en vascuence. Agurtzane Arrillaga puso en orden los índices.

Manolo Pérez Gallo, fue el fotógrafo particular de

la obra; Padi Arizu prestó el archivo fotográfico de

Félix Lecea; Tere Ursúa coloreó con amor los graba-

dos antiguos; Ana Armendáriz buscó fotos… A todos y

todas, gracias por el auzalán.

No todo ha sido eficacia profesional y desintere-

sada ayuda. Sería de justicia un espacio de desagra-

decimientos, para quienes se obstinan en poner obstáculos al acceso a unos archivos que, suelen olvidar, son públicos. Los mantendremos en su gris ano-

nimato, animándoles a enmendarse con los futuros investigadores.

Por último, agradezco la suerte que he tenido de

poder escribir la historia de mi aldea. Me ha permi-

tido conocer mejor la vida y la condición humana, viajar más allá de mi tiempo y aumentar el cariño y

Jose Mari Esparza

si consiguiera trasmitir a mis paisanos y paisanas

Belena de San Nicolás,

la consideración a todo lo que me rodea. Sería feliz estos sentimientos.

P R E S E N T A C I Ó N

Zabalegui

31 de Diciembre de 1999.

3 3


A la nueva hornada de tafalleses y tafallesas: A Irati, Amaiur, Garazi, Nahia, Noa, Javier, Rocío, Alaitz, Jara, Lur, Izai, Ananda, Altair, Betti, Ekaitz, Mauricio, Iraitz, Adrián, Maialen, Urko, Oier, Ioar, Aitor, Aimar, Naroa, Omar…

Para que con la vieja lengua, guarden la memoria, los tesoros pretéritos, el amor a la tierra.


H

3 6

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Hasta el siglo XIV •

3 7


H

3 8

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

P R E S E N T A C I Ó N


H

I

S

T

O

R

I

P R E S E N T A C I Ó N

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

3 9


H

3 8

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

H A S T A

A

F

E L

A

L

S I G L O

L

A

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Prehistoria - Año mil

1

–15.000 millones de años

Hoy día se afirma que entre hace 20.000 y 15.000 millones de años nació el Universo, consecuencia de una inimaginable explosión denominada como “Big Bang”, o Gran Explosión. En este momento toda la materia y energía estaban concentradas en un único punto minúsculo, de altísima densidad y temperatura, que desde esa explosión se viene expandiendo al tiempo que se enfría. Si le ponemos imaginación, diremos que en algunas partículas de aquel polvo estelar se encontraba Tafalla. 2.

S I G L O

X I V

4.

-5.000 a -4.600 millones de años

Nace nuestro sistema solar, como una inmensa nube de gas con granos de hielo y roca. El Sol tiene su origen cuando la nube colapsó bajo la atracción de su propia gravedad y los granos se agruparon para formar los planetas. El sol se sitúa a 150 millones de kilómetros de nosotros. En esos momentos el planeta Tierra se encuentra en estado líquido y gaseoso, a altas temperaturas, y gira alrededor del Sol junto con otros ocho planetas, inseparables compañeros en nuestro viaje cósmico.

-14.000 millones de años

E L

-13.000 millones de años

Se forma la galaxia llamada Vía Láctea, a partir de la fragmentación de una inmensa nube de helio e hidrógeno. Tiene un diámetro de 10.000 años luz y en su interior se situaron unos 200.000 millones de estrellas. Nuestro Sol es un punto insignificante en un extremo de la misma. Un tafallés guasón solía comentar que la Vía Láctea fue una galaxia afortunada, pues en ella se formó Tafalla.

Se forman las primeras galaxias, grupos enormes de estrellas que se mantienen unidas por su propia atracción gravitatoria. Andrómeda, Gran Nube de Magallanes... Fue nuestro primer paisaje, que hoy seguimos contemplando en las noches estrelladas. El Universo conocido se considera que contiene unos 100.000 millones de galaxias, separadas por inmensos espacios vacíos. H A S T A

3.

3 9


H

5.

I

S

T

O

R

I

A

D

E

-4.000 millones de años

11.

Comienza a formarse la corteza de la Tierra. Al principio eran pequeñas plaquetas solidificadas flotando sobre la roca fundida. 6.

-3.800 millones de años

7.

-3.500 millones de años

8.

-1.300 a -570 millones de años

La corteza de la tierra incrementa su grosor. Se da un enfriamiento y se constituyen los núcleos y placas de los futuros continentes. Los volcanes entran en erupción. Comienzan a formarse la atmósfera y los océanos.

10.

-450 millones de años

A

L

L

A

-400 millones de años

12.

-350 millones de años.

13.

-270 millones de años

14.

-225 millones de años

Período Pérmico. La comarca tafallesa, como la mayor parte de Vasconia, sigue cubierta por el mar. El clima reinante en grandes áreas del planeta es caluroso y desértico, y por eso va decayendo la eclosión de vida animal y vegetal desarrollada durante el período Carbonífero. Los restos de animales y plantas en esta época son prácticamente inexistentes.

El actual continente europeo se reduce a unos islotes y a una parte de Alemania central. Los avances y transgresiones marinas se alternan. Evolucionan los primeros crustáceos y aparecen unos vertebrados similares a los peces. Calor, mucho calor.

Comienza la Era Secundaria o Mesozoica, que va a durar unos 160 millones de años. En esta época nuestra tierra es una llanada profunda rodeada de algunos relieves, el macizo Asturiano, al sur el macizo Ibérico y al nordeste otros islotes alineados en dirección a los actuales Pirineos. En concreto, la zona de Tafalla y casi toda la Navarra actual continuaba al comienzo de la Era Secun-

Palozoico inferior. Períodos Ordovícico y Silúrico. Rocas de estas edades afloran en diversos puntos de los valles de Baigorri y Baztán. En algunas de esas rocas han sido hallados distintos tipos de trilobites, que junto con algunos corales, briozoarios y braquiópodos constituyen los fósiles más antiguos que se conocen en Vasconia. 4 0

F

Período Carbonífero. La tierra se enfría. Enormes bosques dejan restos que se transformarán en carbón. Se multiplica la fauna. Aparecen los reptiles. En lo que luego será Navarra, se desarrolla la Orogenia Hercínica, por medio de la cual emergen de los fondos marinos algunos pequeños islotes que van a formar nuestros primeros territorios. Estos islotes son los actuales macizos de Cinco Villas, Quinto Real y Peñas de Aia.

Aparecen los primeros organismos unicelulares y animales invertebrados, como gusanos y medusas. Nacen las algas y las plantas marinas sin flores. Se forman mesetas en Canadá, Sahara, Escandinavia... -500 millones de años

A

Período Devónico. Dan comienzo las glaciaciones, con la consiguiente regresión de los mares. Los invertebrados de distintos grupos dominan los mares, evolucionan los insectos y aparecen los primeros anfibios, las plantas con hojas, las setas y los musgos. Un somero mar cubre la totalidad de nuestro territorio. Los microfósiles que se encuentran en nuestra comarca demuestran la existencia, a partir de este periodo, de nuestra primera flora y fauna submarina: los ostrácodos, son pequeñísimos crustáceos y las carofitas son vegetales intermedios entre las algas y los musgos.

La vida se desarrolla en la tierra. Primeras bacterias. Son muchos los científicos que opinan que la vida pudo proceder de fragmentos de asteroides y cometas que entraron en la atmósfera de la tierra, portando con ellos moléculas orgánicas o bacterias que pudieron servir como inicio de la vida.

9.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

daria invadida por el mar. Y así continuará hasta el plegamiento alpino de la Era Terciaria. Todos los continentes se encuentran unidos en uno mayor llamado Pangea, que en griego significa “Todas las tierras”. 15.

T

A

F

A

L

L

A

saurios dominan las zonas continentales del planeta. Hacia el sur de Vasconia, en lo que actualmente conocemos como La Rioja, Burgos y Soria, se encuentra el borde costero del continente Ibérico, una vasta costa deltaica poblada por diversos dinosaurios y otros animales.

-215 millones de años

17.

El Pangea comienza a romperse lentamente. El clima en Vasconia, como en todo Europa, es caluroso, seco y semidesértico. La evaporación es el proceso predominante. Junto a esto se da una época de erupciones volcánicas y diapíricas y aparece en la superficie (Estella, Arteta) uno de los materiales más comunes en nuestra tierra, las ofitas (suge harriak o harri muskerrak) que hoy son utilizadas en nuestras carreteras para evitar el deslizamiento de las ruedas.

-135 millones de años

Cretácido. Los continentes se van separando, acercándose a las posiciones actuales. Europa se separa de América del Norte y se comienza a formar el Océano Atlántico, nuestro mar. Para lo que luego será Vasconia es una época como la anterior, de gran sedimentación, depositándose inmensas cantidades de arcillas, margas y areniscas. En este período Jurásico-cretácico se produce la apertura del Golfo de Vizcaya. El

Fósiles devónicos

16.

-195 millones de años

Atlántico comienza a ancharse por la separación progresiva de las placas de Terranova, Ibérica y Europea, y la progresiva elevación de los macizos Asturiano e Ibérico. Este movimiento tiene su repercusión en nuestra tierra dividiendo Vasconia en dos zonas, una deprimida y otra elevada. El mar llega más o menos hasta el paralelo que corresponde a la actual Tafalla. La Ribera queda al

Período Jurásico. La cuenca marina vasco-cantábrica adquiere una mayor profundidad. Lo que será Tafalla se hunde todavía más. Las zonas emergidas han quedado reducidas a la mínima expresión. Los ammonites y belemnites, unos moluscos marinos, son muy abundantes, junto con los braquiópodos y equinodermos. Los dinoH A S T A

E L

S I G L O

X I V

4 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

descubierto. Al sur de nuestra comarca, en tierra firme aparecen las primeras plantas con flores y se expanden especies muy conocidas, como las higueras y laureles. Abundan los erizos de mar, mariposas, abejas y hormigas. Prosperan los dinosaurios carnívoros y herbíboros: Megalosaúridos, Iguanodóntidos, Baryonyx, Hipsilophodóntidos, Cetiosáuridos... Sin embargo, este período acaba con la desaparición de muchos grandes saurios y otras especies. El clima es tropical, muy caluroso y lluvioso. Hacia nuestro nordeste, enormes alineaciones de arrecifes de coral se extienden a lo largo de amplias zonas de Navarra, Alava, Guipuzcoa y Bizcaya, bajo una mar de poca profundidad y aguas claras y cálidas. Sierras como Aralar, Aizkorri, Gorbea o Amboto están formadas a expensas de la acumulación de enormes masas de organismos coralinos. 18.

F

A

L

L

A

20.

-40 millones de años

21.

-35 millones de años

Termina el Período Enoceno. Nuestra comarca sigue cubierta por el mar. Especialmente en Navarra y Alava proliferan en esta época unos pequeños foraminíferos, los Numnulites, un fósil calcáreo en forma de moneda, que componen de forma masiva el plancton marino del somero mar que cubre nuestro territorio. Se produce la segunda gran orogenia, la Orogenia Alpina, fase Pirinaica. Este plegamiento tiene una gran importancia para nuestro territorio, con el surgimiento definitivo de Aralar, Urbasa, Andía, Pirineos, nuestra sierra Alaiz y otras. En esta misma época se forman cordilleras tan elevadas como los Alpes y el Himalaya, donde aparecen fósiles idénticos a los que conocemos en los sedimentos navarros y alaveses, y como los que podemos encontrar en la cercana sierra Alaiz.

-90 millones de años

Período Oligoceno. Una vez emergidas nuestras montañas por efecto de la Orogenia Alpina, el mar se va retirando, hacia el norte para ocupar una situación similar a la costa vasca que conocemos, y hacia el sudeste, a lo que luego será el Valle del Ebro. Paralelamente a este proceso de retirada marina, las aguas fluviales procedentes de los terrenos elevados y recientes montañas, aportan grandes cantidades de agua, estableciéndose un enorme lago a lo largo de la zona media y Ribera de Navarra, que se prolonga por Aragón y Cataluña. Tafalla sigue sumergida, no por el mar sino por este lago. En esta época se sedimentan en el fondo del lago enormes cantidades de arcillas y sales que, al evaporarse las aguas, van a dejarnos abundantes yesos y alabastros como los que conocemos en la parte media y baja de Navarra. Del Oligoceno son los materiales más antiguos del Monte Plano, arcillas, margas y areniscas rojas. También del final del

-65 millones de años

Termina el Período Cretácido. Cesa la apertura del golfo de Vizcaya, se aproximan las placas de Iberia y Europa por la influencia de la placa Africana, formándose la estructura actual de nuestra tierra. Durante esta época el mar comienza de nuevo a retirarse y la parte sur y sudoeste de Vasconia (Ribera navarra, sierra de Cantabria y Trebiño) quedan por encima del mar. El clima sigue siendo cálido y lluvioso. En tierra firme se extinguen los últimos dinosaurios y en el mar desapa4 2

A

recen especies hasta entonces muy abundantes como los Ammonites. Comienzan a proliferar diversos grupos de mamíferos.

En esta época se diferencian tres zonas geográficas en nuestro entorno: en la Vasconia ultrapirenaica domina el océano profundo, la fosa vasca, siendo a su vez una zona muy volcánica. La zona Navarro-Cantábrica, está también bajo influencia marítima, donde se da un proceso rápido de sedimentación terrígena con materiales de las tierras de alrededor. Por último, la plataforma Norte-Castellana, en la zona sur de la cuenca vasca, donde se sitúa Tafalla. A menudo, el avance del mar llega hasta esa latitud y es zona muy influenciada por el ciclo de mareas. 19.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Oligoceno son los materiales de la vertiente tafallesa de la sierra Guerinda. 22.

-25 millones de años

Período Mioceno, que nos deja más o menos el relieve que conocemos en nuestra tierra. A partir de este momento ha habido cambios, pero de poca dimensión. Son sometidos a fuertes procesos erosivos los enormes depósitos arcillosos y yesíferos depositados en el fondo del gran lago que cubre nuestra comarca y gran parte de Nafarroa. A lo largo de la Era Terciaria aparecen los ancestros de muchos animales actuales, como el cachalote o el delfín. El tierra firme, el camello, el caballo, el elefante o el rinoceronte. Algunos de estos animales habitan junto a las orillas del gran lago de Navarra, y en varios puntos de la Ribera se han encontrado sus restos fósiles. Los mamíferos continúan diversificándose. Los primates (lemures, simios...) evolucionan hacia diversas formas. Se extienden muchos mamíferos como los cérvidos, bóvidos o jirafas. 23. años

-15 millones de

El clima se enfría. Prosperan los mamíferos ungulados como el ciervo y abundan los carnívoros. Al final de la Era Terciaria, algunos grupos de simios evolucionan hacia lo que millones de años más tarde han de constituir los primeros homí-

Una variante del Iguanodon, Cuando nuestra comarca estaba cubierta por las aguas, este dinosaurio rondaba las orillas.

nidos conocidos. Tafalla continúa sumergida en esa cubeta o lago que dejó el H A S T A

E L

S I G L O

X I V

4 3


H

24.

I

S

T

mar al retirarse.

O

R

I

A

D

E

A

L

L

A

27.

-1,5 millones de años

28.

-650.000 años

29.

-300.000 años

domésticos.

Pleistoceno. Comienza nuestra era prehistórica, el Cuaternario. El Homo Erectus en Europa. Utilizan cantos que modelan a golpes y usan instrumentos.

-3 millones de años

Comienzan a conocerse en Europa los utensilios llamados bifaces, tallados en piedra y trabajados por sus dos caras. Desaparecen de Europa los mastodontes. Se generaliza el uso del fuego doméstico. Una gruesa capa de hielo cubre los Alpes, el Macizo Central y nuestros Pirineos.

-2 millones de años

Achelense Medio. En este período ya se conocen en Europa importantes y seguros yacimientos. Se vive en cuevas pero también se construye chozas al aire libre, amplias, con hogar. Los bifaces son más ligeros. Se caza y en

Muchos mamíferos se extienden, entre ellos el mamut. Aparece el Homo Habilis que hace herramientas útiles en su actividad de cazadorrecolector y que utiliza el fuego para usos 4 4

F

Laguna endorreica del Juncal.

Los primeros homínidos se van poniendo de pie en algunas zonas de la actual Africa Oriental. Habitan en grupos, son depredadores y no conocen el fuego. El río Zidacos se aleja de su lecho en la terraza del Monte Plano, formando otras terrazas hasta ir encajándose en el lecho actual, a unos tres kilómetros del Monte Plano, y a una altura treinta o cuarenta metros más bajo. 26.

A

-5 millones de años

Final de la Era Terciaria. Lo que será el suelo de Tafalla, sale al sol. El lago que nos cubre se vacía, a través de lo que hoy es el Valle del Ebro. Como consecuencia del hundimiento de la cuenca mediterránea, la elevación del macizo Ibérico y la erosión de la cadena costera catalana, que hacía de presa del gran lago navarrocatalán, éste se vacía parcialmente, al producirse la salida al mar Mediterráneo. Lo que será la comarca de Tafalla, que ocupa la parte occidental de ese lago o cubeta, sale a flote y comienza a perfilar su paisaje actual. La red hidrográfica se instalará sobre este relieve, ahondando en los terrenos fácilmente erosionables y dejando en resalte los más resistentes. Así se fueron formando una serie de crestas de yeso y areniscas. Al norte, de yeso, están las de Guencelaya, Pingolotero y la Sarda. Las del sur son menos resaltadas y de arenisca; tal es el caso del Monte Plano. En los lugares en los que las aguas no consiguieron un drenaje natural, se formaron lagunas endorreicas, como la del Juncal, la más septentrional de toda la península ibérica. Los mamíferos alcanzan el máximo de su diversidad. Muchas criaturas terrestres son similares a las actuales. 25.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Koskobilo, en Olazagutía, y en los próximos yacimientos de Urbasa. Se vivía tanto fuera como dentro de las cuevas, y éstas son más frecuentes en la divisoria norte. Cazaban frecuentemente bóvidos, caballos, ciervos cabras o rebecos. En menor medida, el corzo, el jabalí, el reno e incluso el rinoceronte de Merck, el megáceno, el rinoceronte lanudo o el mamut formaban parte de su alimentación.

-120.000 años

31.

75.000 años

Paleolítico Medio o Musteriense. El protagonista es el Homo Sapiens Neanderthalensis más conocido como Hombre del Neanderthal. La población sigue siendo muy escasa. Pertenecen a este momento las colecciones líticas musterienses encontradas en el desaparecido yacimiento de E L

S I G L O

X I V

33.

-15.000 años

Magdaleniense. Fase final del Paleolítico Superior. Frío de la última glaciación. La nieves son perpetuas a partir de los 1.300 metros. Período fundamental para nosotros. Es posible que la cultura y la etnia vasca se fraguase en esta época. Se perfecciona en Navarra el trabajo sobre materiales como astas y huesos, documentándose expresiones rituales artísticas y religiosas. Los mejores yacimientos se encuentran en Arraiz y Urdax. Dada la escasez de cuevas en nuestra zona, y por las duras condiciones climáticas, es de suponer que vivían en chozas, de forma circular y cubierta cónica. Mientras en la zona más montañosa era el reno el animal más cazado, en nuestras comarcas meridionales lo era el ciervo, el caballo o el bisonte, además de presas más pequeñas como liebres, marmotas y castores. En la Hoya Grande de Olite se localiza un yaci-

Final del Paleolítico Inferior. Aparecen primeras huellas de habitantes en Vasconia, y en la actual Navarra, según se deduce de los hallazgos de Lumbier, Baigura, Istúriz, Estella y Zúñiga, y de las exploraciones en la sierra Urbasa. Estos primeros testimonios corresponderían culturalmente al Achelense avanzado.

H A S T A

-33.000 años

Paleolítico Superior. Grandes avances culturales. Raspadores sobre láminas, buriles, piezas truncadas, perforadores y cuchillos chatelperron. La industria ósea muestra azagayas y punzones. De este tiempo son los grandes yacimientos de Santimamiñe, Ekain o Istúriz. Muy cerca de Tafalla hay yacimientos en Olite, Alaiz y Etxauri. Aparece el hombre de Cro-Magnon y desaparece el de Neanderthal. A ésta época corresponde el taller de sílex del Monte Plano, con una industria fundamentalmente lítica y microlítica. Tiene el valor de ser el hallazgo superopaleolítico más meridional de Navarra.

los yacimientos se hallan restos de rebeco, caballo, bisonte, toro, reno o rinoceronte, y carnívoros como el león o el oso. 30.

32.

4 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

-13.850 años

35.

-10.000 años

A

F

A

L

L

A

36.

-8.500 años

37.

-6.000 años

miñe en Bizcaya.

miento del Magdaleniense Superior, que no tuvo continuidad, y del que se conservan numerosas piezas líticas. Es el asentamiento humano más antiguo de nuestra comarca. Como rasgo singular, destaca su carácter de estación al aire libre y su latitud. Sus paralelos más próximos se encuentran en los materiales de la cueva de Alaiz. Fueron nuestros primeros vecinos. 34.

T

Comienza el Epipaleolítico o Mesolítico. Seguimos encontrando yacimientos muy abundantes en la zona cantábrica y pirenaica. Nuestra actual Merindad aparece rodeada de los yacimientos de Padre Areso, Zatoya, Abaunz, Berroberria, Atabo y Portugain en la actual Navarra, y son mucho más abundantes a las orillas del Cantábrico, donde además se ha investigado más que en nuestras comarcas. El ciervo sigue siendo el animal más consumido, seguido a mucha distancia por el sarrio y, ya con muchos menos restos, el bisonte, el caballo, la cabra montés o el corzo.

Los prodigios del Carbono 14 nos sitúan en esta fecha exacta, para datar los restos examinados de la cueva de Arraiz. Se trata de restos de diversos ungulados, entre ellos el reno. Entramos en el período del Holoceno, nuestra era geoclimatológica actual. Los hielos se van retirando. El pino es el árbol más abundante. El Magadeliense acaba con los grandes yacimientos de arte rupestre de las cuevas situadas en la vertiente cantábrica de Vasconia: Etcheberri, Erberua, Haristoy o Istúriz en Iparralde; Akerdi en Navarra; Ekain y Atxerri en Guipuzcoa o Santima-

Principio del Neolítico en nuestros alrededores, con los restos cerámicos en Zatoya y evidencias de domesticación de animales en Marizulo. Comienza el establecimiento en lugares estables, poblados al aire libre más estructurados. La producción de alimentos va quitando algo de tiempo a la caza. El perro es el primer animal que se domestica. El ciervo y el jabalí son las piezas más cazadas. Varios yacimientos del neolítico rodean la comarca de Tafalla hacia la parte norte, a una distancia entre treinta y cuarenta kilómetros: La Peña, Urbasa, Abaunz, Padre Areso y el ya citado de Zatoya. De esta época es posible que sea el sílex recogido, un tanto disperso, por el Monte Plano, del que destacan tres puntas de flecha, y que nos hace pensar en nuestro actual encinar como un prehistórico territorio de caza.

Hacha de ofita. Con sus más de cinco mil años de antigüedad, es posiblemente el instrumento más antiguo que tenemos.

38.

-3.000 años

El neolítico se acaba. Nuestros antepasados son ya agricultores, ganaderos y alfareros. La oveja y la cabra son nuestros primeros ganados. Luego 4 6

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

A

F

A

L

L

A

de la comarca los matamos hace unos quinientos años. Del Eneolítico se consideran varios yacimientos encontrados en el reborde occidental de la sierra de Uxue.

vinieron los bóvidos y los cerdos. Se emplean molinos de mano para moler granos y a las cerámicas les ponen asas, orificios... Los muertos se colocan en dólmenes, túmulos o cuevas. Analizados sus huesos, se observan bastantes traumatismos y mutilaciones, debido a las actividades de la caza o la guerra. Al mismo tiempo que aquí se levantan algunos pedruscos para nuestros cementerios, en Egipto los faraones construyen las pirámides. 39.

T

40.

-2.163 años

41.

-2.121 años

42.

-1.800 años

43.

-1.200 años

Según fue creencia de muchos historiadores en la Edad Media y en el Renacimiento, en este año, que hacía el 142 después del Diluvio Universal, Tubal, quinto hijo de Jafet y nieto de Noé, llegó a estas tierras y fundó pueblos con el nombre de Tubalia, que luego se convirtieron en “Tudela” y “Tafalla”. En su Crónica General de España, Florián de Ocampo también dice que Tubal edificó la villa de Tafalla, “la qual dixeron primero Tuballa, con otra que nombran agora Tudela, que primero fue Tuballa”. Según, Tubal llegó hablando vascuence, una de las 72 lenguas que se hablaron en la Torre de Babel, y aquí enseñó esa lengua a los naturales. Con el tiempo fueron dejándose de lado estas leyendas y fantasías.

-2.500 años

Eneolítico. De esta época son los monumentales dólmenes del Portillo de Enériz y de Farangortea en Artaxona, compuestos de cámara y un vestíbulo, diferentes a la mayoría de los monumentos megalíticos de la zona norte de Navarra. Somos ya mejores alfareros, mejores agricultores y mejores ganaderos. Al avanzar este período, la gran mayoría de los animales consumidos son domésticos, frente a los animales salvajes cazados, como el ciervo, la cabra, el uro y el jabalí. De estas cuatro especies, sólo el jabalí sigue viviendo libre en los montes de Tafalla; la cabra se domesticó; el gran uro se extinguió y los últimos ciervos

Fecha en la que siguiendo la leyenda anterior, algunos autores dicen que se funda Tafalla, y aquí se entierra a Noela, hija de Noé y madre de Tubal.

Dolmen del Portillo Enériz, en Artaxona.

Comienza la Edad de Bronce. El clima se va pareciendo al actual, prolifera el hábitat al aire libre y se desarrolla la agricultura y la ganadería. Numerosos yacimientos muestran la población de la comarca, en Leoz, Sabaiza, Gardalain, Artaxona, Caparroso... Siguen los instrumentos de piedra, pero van apareciendo los metales; se fabrican vasijas. Aumentan los adornos hallados en los lugares funerarios. Etapa final del Bronce. Se observa un mayor contacto con gentes del continente, y algunos individuos aparecen en una explotación de cobre en Urbiola. Con motivo de las obras del gaseoducto, en 1990 aparece en Larraga la

H A S T A

E L

S I G L O

X I V

4 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

necrópolis de incineración más antigua del Valle del Ebro, con cerámica a mano, joyas, molinos de mano, herramientas de sílex, etc. Al mismo tiempo, ya en la zona de Tafalla, las obras descubrieron un hacha de ofita, un raspador, un buril, una lasca y cerámica de la época del bronce. Entre el final del Bronce y comienzo de la Edad del Hierro, se sitúan los poblados de la Falconera y la Tejería, situados entre Olite y Tafalla. 44.

-900 años

A

L

L

A

47.

-400 años

48.

-218 años

49.

-207 años

50.

-200 años

Al frente de un gran ejército, Aníbal pasa los Pirineos en busca de Roma. Según el poeta épico Silius Italicus en su poema sobre las guerras púnicas, los vascones se incorporaron a las tropas cartaginesas y pelearon en Italia, afamándose por entrar en las batallas con las cabezas descubiertas y sin armaduras.

-600 años

Batalla de Metauto. Muere Asdrúbal y sucumbe la mayor parte del ejército cartaginés. Con el declive de Cartago, los vascones quedan libres de romanos y cartagineses por un tiempo.

-500 años

Annio de Viterbo, dominico italiano del siglo XV, publicó una colección de textos que decía encontrados en Armenia. Entre ellos, una crónica que aseguraba estaba escrita por Beroso, historiador dos siglos antes de Cristo, sacerdote de Bel, que escribió varios libros. Annio de Viterbo dio como de Beroso un texto en el que se afirma que Tafalla es un nombre corrupto de Tubala, el patriarca nieto de Noé, fundador de la

Va finalizando la primera parte de la Edad de Hierro. En esta época ya existen en la comarca estructuras de habitación de una cierta entidad, con los yacimientos de Turbil y El Pardo en Beire; Cerro de Santa Cruz en San Martín; Falconera y la Tejería de Olite; el Castillo en Tafalla o el Dorre en Artajona. Todos corresponden a las mismas pautas: cerros que dominan el territorio circun4 8

F

Esparta domina sobre el mundo Helénico, que ya ha conseguido todo su esplendor: ha sido el siglo de Pericles; han escrito su obra Herodoto, Esquilo, Hipócrates, Sófocles y Eurípides; se ha construido el Partenón y los grandes templos griegos; Sócrates sigue enseñando... Mientras, los abuelos de los vascones combinan los nuevos instrumentos de metal con los antiguos de piedra, y construyen sus poblados en alturas, desde las que se vigilan las vías de comunicación y los grandes espacios. El que luego se llamará cerro de Santa Lucía reúne todas las características para haber sido ocupado por uno de aquellos poblados, aunque habrá que esperar a futuras excavaciones que lo confirmen.

En el sur de Navarra y valle del Ebro se produce una aportación iberizante que originará cambios técnicos y económicos, tales como la aparición de la cerámica al torno y la metalurgia del hierro y, sobre todo, el avance de la agricultura cerealista, que permitirá comercializar los excedentes. La necesidad de nuevos pastos y áreas de cultivo acelera la tala de bosques. En este período, el ritual funerario es la incineración. 46.

A

dante, relacionados con el río y con actividad agrícola.

Nos encontramos en plena primera Edad del Hierro, con importantes avances en los que se refiere a la ocupación del espacio –poblados fortificados- y tecnológicos. Se construyen casas rectangulares y circulares con muros de tapial o de piedra, hogares y vigas de madera. De los centro-europeos viene la costumbre de la incineración de los muertos, con sus objetos personales y armas, colocándose luego las cenizas en el interior de una vasija. La lengua vasca ya está instalada en nuestro territorio. 45.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

población. Historiadores posteriores rechazaron la veracidad del texto de Beroso. 51.

-195 años

52.

-150 años

T

A

F

A

L

L

A

Baroja, parece ser que nuestra comarca no participó totalmente ni de las características del Ager, sometido a un largo proceso de romanización, ni del Saltus, con una romanización más débil y equívoca, que se convirtió en un foco de resistencia contra Roma y luego contra visigodos, francos y árabes. Según Tito Livio en la primera crónica que narra el encuentro de los romanos con los vascones, Setorio remontó el Ebro, alcanzó Calagurris y atravesó el Vasconum agrum.

El pretor romano Terencio conquista Corbio, la capital de los suessetanos, habitantes de la comarca de las Cinco Villas de Aragón, que limitaba al Este con el territorio de los vascones. Se cree que en estos años bien pudo darse el primer contacto ente los vascones y los romanos.

55.

A partir de esta fecha y hasta la primera mitad del siglo siguiente, se considera que se emiten las monedas con la leyenda Bascunes o Barscunes, que aparecen tanto en denarios como en ases y en alfabeto ibérico. Por un lado de las monedas aparecen una cabeza varonil, completada en ocasiones con un delfín o un arado; por el otro aparece un jinete a caballo con espada corta. La moneda parece llevar implícito el nombre del antiguo pueblo de los vascones.

-75 años

Invierno. Cuenta Salustio que después de atacar Celtiberia, Ponpeyo “se retiró al territorio de los vascones”, a los que tenía por aliados. Se cree que entonces se instaló en la comarca de Iruña y reordenó un primitivo poblado convirtiéndolo en una ciudad romana, que luego Estrabón llamó Pompaelo, “la ciudad de Pompeyo”. Pasado lo más crudo Moneda de la estación, los romanos vol53. -81 años de Sekobirikes hallada en la parte este de Santa La guerra de Sertorio contra Roma Lucía. Muy similares a los vieron hacia el sur, muy posiblemente tiene repercusiones en nuestra tie- 16 Bascunes que dicen por las actuales comarcas tafallesas, haber encontrado en para cruzar el Ebro en busca de su rra. Los vascones del Ebro sufren el Tafalla y cuyo rival Sertorio. peso de las batallas entre Sertorio y paradero Pompeyo. La zona montañosa que comienza en nuestro piedemonte no inte56. -72 años resa a los estrategas. Cinco años más tarde Cas- Por todo Vasconia se extiende la noticia de la feroz resistencia y destrucción de la ciudad vascante es tomada por las armas. cona de Calagurris o Calahorra. Fieles a Sertorio 54. -76 años hasta el final, cuentan que los calagurritanos Al describir la campaña de Sertorio, Tito Livio comieron carne de sus mujeres y de sus hijos se refiere al Ager Vasconum como las tierras antes de rendirse a Afranio, que a duras penas del sur del área vascónica, territorios cultiva- consiguió destruir la ciudad y degollar a sus dos (ager) en los que debió desarrollarse una sobrevivientes. economía cerealista. La parte norte o Saltus -65 años Vasconum comprendía la parte más agreste y 57. boscosa, que en nuestra comarca partía preci- Nace Estrabón, geógrafo griego. En su obra Geosamente del piedemonte tafallés. Según Caro graphiká hizo una de las primera descripciones H A S T A

E L

S I G L O

X I V

4 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

del país de los vascones. “El interior -digo el país por dentro al sur de los Pirineos y del lado Norte de Iberia hasta los Astures- está bordeado principalmente por dos cordilleras (...) Entre la Pyrene y la Idubeda corre el Ebro, paralelo a ambas sierras y recibiendo sus aguas que bajan de allí de las dos sierras”. 58.

-50 años

59.

-29

61.

año 15

F

A

L

62.

Octavio es proclamado emperador de Roma. Las legiones romanas no se habían instalado de forma estable en nuestro territorio. El retórico griego Dion Casio escribió que en esta época “estaban en armas todavía los treviros, que arrastraban a los celtas, los cántabros, vascos y astures y éstos fueron sometidos por Estatilio Tauro”. A partir de esta época, se extiende por todo el mundo romano la cerámica romana de mesa conocida por Terra Sigillata, de inconfundible color rojo. Su nombre deriva de la decoración efectuada a molde con sellos o sigillum. En la falda sudoeste del monte Busquil han aparecido numerosos restos muy troceados de esta cerámica. También aparecieron en una recientes obras en la calle Primicia. -27 años

A

L

A

que es el miliario más antiguo encontrado en la ciudad vascona de Cara, actual Santacara. El miliario era la piedra que indicaba mil pasos en las vías romanas, y se han encontrado hasta seis de ellos en esa localidad. Su importancia estriba en que parecen probar el paso de la vía que unía Cesaraugusta con Pompaelo, y que forzosamente pasaría por la actual Tafalla. En este primer siglo se cree que se construye la muralla romana de Olite, con sus veinte torres, todavía hoy en bastante buen estado de conservación. El tipo de construcción y la utilización de sillares almoadillados así lo indican, ya que es mayor su semejanza con los de esta época que con los bajoimperiales.

Algunos autores antiguos escribieron que por este año los romanos edificaron el primitivo castillo, que durante siglos ha dominado el alto de Santa Lucía. Los historiadores posteriores no han dado crédito a esto. Mientras no pueda probarse, quede aquí el dato para regodeo de la leyenda.

60.

T

año 50

De esta mitad de siglo se considera la lápida funeraria romana descubierta en Tafalla, en el término de Lobera-Osondoa en 1995, junto al camino viejo de Artajona. En la misma aparecen Estela funeraria del Pueyo (siglo I) en el lugar donde apareció.

Octavio toma el título de Augusto. Se considera este año como el de la fundación del Alto Imperio romano. Augusto integró a los vascones en el convento jurídico cesaraugustano, dentro de la provincia Tarraconense, y alistó vascones de Calahorra en su guardia personal. Gobierno de Tiberio. De entonces se supone 5 0

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

citada por Plotomeo. Otros autores sin embargo, la sitúan más al oeste.

los nombres completos de dos hijos del difunto, Martialis y Avitus, ambos nombres latinos. Además aparece un extraño, Thurscando, al que llaman siervo (servus). Este nombre es probablemente indígena, más posiblemente vasco-aquitano y por lo tanto, no indo-europeo. No está documentado ni entre los nombres latinos ni entre los hispanos. Además de su importancia arqueológica, la lápida nos presenta los nombres de los tres primeros tafalleses reconocidos. Otra inscripción funeraria aparece citada en un manuscrito de los siglos XVI-XVII, y según el autor, “en la fortaleza antigua de Tafalla se halló esta piedra...”, piedra ya desaparecida. Esta lápida recuerda el enterramiento de tres difuntos, suegro, marido y la hija, que se llama Flacilla, y que sería la primera tafallesa. Todos estos datos, así como las probables calzadas y otros hallazgos, hace pensar a algunos arqueólogos la existencia de un núcleo romano de cierta importancia con el nombre de Curnonion la localidad vascona

63.

año 66

El historiador judío Flavio Josefo escribe que “Tubal fundó a los tubelos, a los que ahora llaman Iberos”. Tubal es un personaje bíblico, hijo de Jafet y nieto de Noé, sobreviviente del Diluvio Universal. San Jerónimo dio por sentado que vino a Iberia; a San Jerónimo le copió San Isidoro y así sucesivamente. En torno a estos datos comenzó a fundarse la teoría vasco-iberista o vasco-cántabra, que consideraba a los descendientes de Tubal como los primitivos pobladores de Iberia, con un idioma extraño propio, prerromano, el vascuence. El mito fue rodando: Garibay dijo en el siglo XVI que Tubal nos dictó los Fueros y leyes viejas; el bachiller Poza que la libertad, la lengua y las costumbres lo conservan los vascos desde el Patriarca Tubal. La necesidad de mantener la diferencialidad vasconavarra durante toda la Edad Moderna hizo de Tubal y de

Piedra funeraria que cita a Turscando, el primer tafallés conocido.

H A S T A

E L

S I G L O

X I V

5 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

la teoría vasco-iberista el armazón ideológico. Esa necesidad de reivindicar lejanos orígenes y purezas hereditarias es lo que llevó luego a Tubal a presidir el escudo de nuestra ciudad. 64.

año 68

F

A

L

L

A

Extensión aproximada del territorio de los Vascones y sus principales localidades.

66.

firma la antigüedad del cruce de caminos que sigue siendo nuestra ciudad. 150-200

Hipólito, escritor, presbítero y antipapa, describe en su Crónica a los habitantes de la Tarraconense, y que venía a ser la totalidad de la Península Ibérica. “Son cinco: Lusitanos, béticos, austrigones, vascones y galaicos o astures”. Por su parte, su contemporáneo el geógrafo Ptolomeo hace una relación detallada de dieciséis “ciudades” vasconas, la mayoría de las cuales con ubicación desconocida. La comarca de Tafalla viene a estar en el centro geográfico del territorio señalado: Alauona (Alagón); Andelos (Andión-Mendigoria); Graccurris (Alfaro); Iacca (Jaca); Iturissa (Espinal); Oiasso (Irún); Pompelo (Pamplona); Setia (Egea de los Caballeros); Mus-

año 100

Comienza la época de máximo esplendor de la población de Andelos, en la zona de Mendigorria. Es citada por Ptolomeo como ciudad entre los vascones. Según se cita en el Anónimo de Rávena, Andelus era la escala que unía Caesarau5 2

A

gusta (Zaragoza) con Pompaelo (Iruña). No obstante, sería una vía secundaria, pues parece segura la existencia de una calzada romana principal hacia Pamplona que viniendo de Santacara, pasaba por Olite y Tafalla, cruzaba la sierra Alaiz y se adentraba en el valle Elorz hacia la capital. En Andelos se cruzaría otra vía secundaria, que recorría el Ager Vasconum de este a oeste. Esa calzada, que unía Jaca y la Rioja, se cree que venía de San Martín, cruzaba Tafalla y se dirigía a Artaxona por el camino viejo y término de LoberaOsondoa, precisamente junto a donde en 1995 hubo diversos hallazgos romanos. Así, la zona de Tafalla nos aparece atravesada por una vía principal y otra de menor rango, lo que con-

El emperador Galba se lleva una cohorte de vascones que pelea en Germania. Vasconum lectae a Galba Cohortes. Diversas inscripciones con distinciones militares aparecen también en lo que hoy es Londres, en Panonia y en Mauritania. Algunos autores consideran de este primer siglo de nuestra era las murallas romanas que todavía pueden verse debajo de la muralla visigoda de Olite. Son restos de catorce torres romanas que debieron ser veinte, con 600 metros de perímetro y unos 150 metros de diámetro. A unos cien metros del portal de Tafalla se ha hallado una necrópolis romana. Dentro de este primer siglo de nuestra era se fabrica la estela funeraria aparecida en el término Maizarri de Pueyo, similar a la de Tafalla ya citada, y con una destacada hexapétala muy común en las estelas del ager Vasconum. Pertenece a una familia bastante romanizada, de la que aparecen los nombres latinos de Cornutus, Cornutinus, Carus y Avita. 65.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

caria, etc. Hay quien apunta que las dos poblaciones vasconas que cita Ptolomeo entre Egea y Andelos, Curnonion y Nementurissa, bien podían tratarse de Tafalla y de un poblamiento romano en el bosque de Artaxona.

grandiosa noticia de la destrucción del imperio romano. 70.

408

Valeriano es nombrado César y bajo su gobierno persigue a los cristianos. Algún historiador imaginativo dejó escrito que en Deobriga, la Deobricula de los romanos, ciudad antigua “que se juzga fue Tafalla en Navarra”, están los santos mártires Severo y Memmón. Dicen que también yacen los cuerpos de Saturnino y Lupo, “que padecieron en ella” en tiempo de Valeriano Emperador. A finales del siglo XVIII eran venerados los cuerpos de los cuatro mártires en la ermita de Santa Marina, pero al parecer, “sin prueba alguna que merezca crédito”. Según otros historiadores, las reliquias de Saturnino y Lupo estaban en la ermita de San Martín.

71.

28•Septiembre•409

67.

El emperador Honorio anima a los jefes de milicias de Pamplona a defenderla de los invasores que se acercan por el Norte y que pueden cruzar los Pirineos.

253

68.

348

69.

1•Enero•406

Según el obispo Hidacio, en esta fecha las tribus bárbaras, suevos vándalos y alanos, comienzan a cruzar los Pirineos. Descienden por los valles y llegan a la cuenca de Pamplona, desparramándose luego por Tafalla hacia la cuenca del Ebro. Lo que debieron experimentar entonces los habitantes de nuestra comarca lo explica el propio Hidacio, a los 60 años de los sucesos: “Los bárbaros llevan todo a sangre y fuego; la peste, por su parte, no hizo menos destrozos. A las rapiñas cometidas por los bárbaros y a los estragos de la peste, hubo que añadir las tiránicas exacciones (...) que juntamente con la insaciable sed de botín de la soldadesca desenfrenada, dejaron exhaustos a los pueblos”. “Nuestras bestias, nuestros frutos, nuestros granos nos han sido arrebatados nuestras casas de los campos arruinadas -cuenta San Próspero de Aquitania- Vándalos y Godos hacen de nosotros una carnicería”. La autoridad romana se desvanece en nuestro territorio. Los vascones no se entienden bien con esas tribus, y se aprestan a ofrecerles una larga resistencia, mucho más enconada aún que la sostenida frente a los romanos. De esta invasión nace una reciente teoría basada en la toponimia que relaciona Tafalla con una hipotética colonia militar tardoantigua. Como en diferentes puntos de Aquitania, se habría instalado aquí un grupo de “taifales”, gentes afines a los jinetes sármatas de las estepas de Rusia meridional. Sería un asentamiento de guerreros campesinos al servicio del imperio romano o bien una pequeña banda descolgada del torbellino de pueblos que irrumpieron

Nace en la ciudad vascona de Calagurris (Calahorra) Aurelio Prudencio Clemente, que será afamado poeta cristiano. Escribió del río Ebro como que dividía el territorio vascón: “Nos uasco Hiberus diuidit”. Al referirse a los mártires de Calahorra, afirma que el paganismo de los vascones era algo pretérito. Unos años más tarde el geógrafo romano Rufo Festo Avieno escribió su Ora Marítima, en verso, sobre fuentes muy antiguas. Nos aporta datos de interés de nuestro territorio y sus habitantes. El río Ebro atravesaba el territorio de los vascones y estos eran “inquietos¨: “Quod inquietos Vasconas praelabitur”. Los bárbaros cruzan el Rihn. Comienza la invasión de alanos, vándalos, asdingos, suevos y otras vigorosas tribus del Norte. Este mismo año llegan a los Pirineos, pero los vascones les cierran el paso. Durante tres años los invasores no podrán cruzarlos. Por todos los lugares se esparce la H A S T A

E L

S I G L O

X I V

5 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

por el Pirineo occidental. Y según, de los taifales, derivó Tafalla. 72.

Febrero•449

Octubre•457

477

541

L

A

77.

574

78.

581

79.

586

80.

592

81.

610

Recaredo rompe en guerra contra Vasconia. Moret dice que es mucho de admirar que estando en tanta pujanza el poder de los godos no pudieran “reducir a sujeción región tan estrecha de límites como la de los vascones”

568

Sube Leovigildo al trono de los godos e inicia una política expansionista lanzándose a la con5 4

L

Muere Leovigildo para descanso de los vascones, que lo combatieron sin descanso. Le sucede su hijo Recaredo y éste reanuda la lucha contra los indómitos vascones por el sur. San Isidoro cuenta que organizó algunas expediciones contra los naturales, que seguían ocupando tierras hacia el sur, de la misma manera que en la parte norte bajaban de los Pirineos e invadían las llanuras de Aquitania.

Los francos siguen extendiendo sus territorios a costa del reyno visigodo. Este año los reyes francos Childeberto y Clitario cruzan los Pirineos, probablemente por Orreaga, y caen sobre Pamplona. Las hordas siguen hacia el sur, pasando por nuestra comarca y alimentándose sobre el suelo que pisan. Ponen cerco a Zaragoza, en poder godo, y durante 49 días devastan sus alrededores. Después, el ejército retorna a las Galias por el mismo camino, ocasionando parecidos destrozos que a la venida. A estas alturas de la Historia, se puede ya entrever cuál va a ser el destino del piedemonte tafallés: padecer un inevitable trasiego de ejércitos. 76.

A

Leovigildo invade Vasconia, pero sólo ocupa algunos lugares estratégicos de la periferia. Por el norte, los vascones destrozaron todo un ejército franco enviado por Chilperico. Siendo estos hechos de mucha monta, apenas hacen referencia a ellos los historiadores, lo que hace exclamar a Moret que “fue la nación de los vascones, tan desgraciada con los escritores en Francia como en España”.

Eurico, recién ocupado el trono después de asesinar a su hermano Teodorico II, envía un ejército al mando del conde Gauterico, que cruza el Pirineo, ocupa Pamplona, y por la comarca de Tafalla se dirige a Caesaraugusta, Zaragoza. 75.

F

San Braulio cuenta que los visigodos intentan de nuevo la ocupación de Cantabria y Vasconia. Las ciudades de Cantabria y Amaya fueron destruidas, pero el invasor se mantuvo lejos de nuestras comarcas.

El rey visigodo Teodorico II cruza los Pirineos y baja hacia el piedemonte en busca de los suevos, su mayor enemigo por el sur. En octubre derrota a Requiario y lo manda degollar. Los vascones del Ebro, con los suevos debilitados, tienen algo más de tranquilidad. 74.

A

quista de Cantabria, Asturias y Vasconia. El cronista Isidoro dice que “que consiguió muchas cosas al calor de las victorias”, lo que significa que a expensas de nuestros antepasados.

Requiario, rey de los suevos, aprovecha la debilidad de Roma y “saqueó las Vasconias”; según expresión de su contemporáneo Hidacio. A su regreso hacia el Norte, en el mes de julio, devastaron el valle del Ebro y cuantas comarcas cruzaron. 73.

T

Gundemaro ocupa el reino godo por dos años. Según San Isidoro, “castigó a los vascones con •

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Ermita de la Virgen Blanca, en Uxue.

una expedición”. No precisa hasta dónde llegó el saqueo, aunque se sabe que no llegaron a Pamplona. La expresión Domuit vascones comienza a hacerse habitual en todas las crónicas de los reyes godos, y se tiene como prueba de que ninguno los dominó del todo. Una leyenda dice que, en esta campaña, Gundemaro se trajo la Virgen Blanca que había tallado San Lucas en Antioquía. Tras sofocar la rebelión vascona edificó un santuario en Marcilla, y allí dejó la imagen. Con la invasión de los musulmanes, la imagen fue llevada a Uxue y allí estuvo cuatrocientos años, venerada como Virgen de la Blanca. A la Virgen de Uxue la leyenda le atribuye un origen más poético. Como tantas otras vírgenes, dicen que fue descubierta en una gruta por un pastorcico, guiado por una paloma, usoa, y de ahí el nombre posterior del pueblo. 82.

res y nuestras comarcas quedaron más desahogadas.

83.

612

A Gundemaro le sustituye Sisebuto, otro enemigo feroz de vascones y cántabros. Esta vez fue continuamente atacado por la parte de Cantabria, Alava y Vizcaya; se ensañó en aquellos lugaH A S T A

E L

S I G L O

X I V

621

Muere Sisebuto, le sucede unos meses Recaredo II y a éste Suintila. Los vascones aprovechan el comienzo del nuevo reinado para llevar a cabo una de las mayores incursiones hacia el sur. Cuenta San Isidoro en Historia de Regibus Gothorum que la campaña acabó mal, que fueron vencidos por Suintila y éste les hizo volver a cruzar el Ebro, y replegarse hasta más arriba de Olite. Después, el rey godo obliga a los vascones a construir a sus expensas la ciudad fortificada de Oligito, “la ciudad de los godos” del mismo modo que Victoriacum, la actual Vitoria-Gazteiz, contenía a los vascones en la llanada alavesa. Esta afirmación es dudosa, ya que la muralla de Olite, con sus veinte torres, es romana y está considerada como de la época imperial temprana, al inicio del milenio. Sin embargo gracias a San Isidoro, Olite entra en la historia como fortaleza de contención de los vascones hacia el sur, centinela de los ricos cultivos de la Ribera y punta de lanza de los ataques godos, que rompiendo el •

5 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

frente por la actual Tafalla alcanzaban rápidamente Pamplona. La Marca Superior visigoda dividía así nuestros actuales pueblos: Olite fortaleza de los godos frente al piedemonte tafallés, vascón... ¿Comenzaron entonces las rivalidades entre los dos pueblos? 84.

630

653

86.

673

87.

681

88.

693

A

F

A

L

L

A

Al año siguiente, ni Pamplona ni Calahorra acuden a los concilios toledanos. Los godos volverán a subir hacia Pamplona por la orilla del Cidacos, pero serán las últimas veces que lo hagan. La comarca de Tafalla, tierra de vigilancia y observación mutua, de incertidumbre e inseguridad, de saqueos y embestidas entre vascos y godos, va a cambiar de enemigos por la parte sur. 89.

Dagoberto ocupa la Vasconia traspirenaica, cruza los puertos y baja por nuestros valles hasta Zaragoza, para combatir a Suintila. Los cronistas dicen que regresó a Iparralde colmado de regalos, pero nada dicen de cómo quedaron a su paso nuestras comarcas. 85.

T

711

La franja divisoria entre vascos y godos es continuamente alterada. Nuestra comarca pasa de unas manos a otras repetidamente. Este año los vascones hostigan fuerte hacia el Ebro y desde Toledo el rey Don Rodrigo acude presuroso a conquistarla. Pasó por las tierras de la actual Tafalla y tenía cercada Pamplona cuando le llegó la noticia de que los árabes habían cruzado el Estrecho de Gibraltar. De nuevo los habitantes de la comarca tafallesa vieron pasar un ejército godo por sus tierras, pero esta vez se marchaban, para

Los godos están divididos. Nuestros antepasados abandonan sus tareas, hacen acopio de armas y bagajes, bajan a los llanos y rompen las mugas enemigas, penetrando hacia el sur. Acuden en favor del pretendiente Froya y en contra de su rival Rescenvinto. Cruzan el Ebro y llegan hasta Zaragoza que la conquistan a sangre y fuego. Tajón, el obispo de Zaragoza, aterrorizado por el cerco vascón, lo contaba así: “El pueblo salvaje de los vascones, hecho descender de las alturas del Pirineo, invade la patria Iberia, asolándola con toda clase de pillajes... La infausta guerra se introduce en los templos de Dios, siendo destruidos los sagrados altares; muchos clérigos son decapitados por la espada...” En la primavera de este año Wamba entra en Vasconia y regresa a Toledo tras una campaña de seis meses. Se cree que este año los vascones pierden su capital, Iruña, a manos de tropas godas. Pamplona queda de nuevo liberada del dominio de los godos, que son empujados hacia la Ribera. 5 6

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

siempre. A orillas del Guadalete, el 19 de julio, van a ser derrotados por Tarik.

pintoresco retrato el que de nuestros antepasados hicieron los cronistas musulmanes.

Los musulmanes sobrepasan Zaragoza y llegan al Bilad al-Bashkunish o País de los Vascones. Los vascos los esperan con expectación, pues se sabe que han vencido a Don Rodrigo, el que llevaba tres años arrasando su territorio. Los cronistas árabes hacen las primeras definiciones de nuestra tierra y de sus gentes: “Musa conquistó el país de los vascones y penetró bastante lejos hasta encontrar un pueblo semejante a los brutos”, escribió Ibn Idhari. Otro cronista, Ibn al-Kutiya dijo que “Musa invadió el país de los vascones e hizo la guerra contra los mismos, hasta que todos ellos vinieron a presentarse en manadas, como las bestias”. Musa regresó de inmediato hacia el sur. Se estima poco probable que este año los árabes llegaran a ocupar Pamplona, pero es casi seguro que nuestra comarca tuvo el primer encuentro con los invasores africanos. Brutos, bestias en manada...

Se dice que Abdelaziz, hijo de Muza, recorrió los montes “al basquenses” y llegó hasta Pamplona. Desmembrado el poder godo, los árabes negocian con los señores de la Vasconia meridional y éstos se convierten al Islam. Esta aristocracia indígena dio lugar al reino de los Banu Qasi, que mantuvieron las mismas fronteras impuestas por los godos y dio lugar a importantes cruzamientos de apellidos vascones y árabes. Al igual que lo fuera antes con los godos, Tafalla se convierte de nuevo en muga de las dos zonas de influencia. Los autores árabes califican a la zona media de Navarra de Bashkunis; dicen que es “una tierra poco favorecida, sus habitantes son pobres, no comen lo suficiente y se dedican al bandidaje; la mayor parte habla el vasco lo que les hace incomprensibles”.

90.

Junio•714

91.

715

92.

718

93.

732

94.

734

Según el cronista Abenalferadí, por esta fecha los musulmanes pasaron por la orilla del Zidacos y tomaron Pamplona, que tuvo que pagar un fuerte tributo para sobrevivir. Todos los pueblos a su paso fueron devastados Abd al Rahmán el Gafeki, atraviesa nuestras tierras con un poderoso ejército, pasa por Pamplona, cruza los Pirineos y no paran hasta cercar Burdeos. Su ejército es totalmente derrotado por Carlos Martel en Poitiers. Los que pasaron por nuestras comarcas arrogantes y nutridos, regresan luego destrozados y maltrechos y los vascones aprovechan para atacarles y lavar afrentas. Los árabes tienen que detener su marcha hacia el norte y los vascones vuelven a ocupar sus bastiones, recuperando Pamplona. Vuelven los musulmanes. El emir Ukba ben alHachchach se dirige al norte, entra en nuestras H A S T A

E L

S I G L O

X I V

5 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

comarcas, se apodera de Pamplona e instala en ella una fuerte guarnición. La noticia del levantamiento berberisco le hizo regresar precipitadamente hacia el sur. 95.

739

Según la crónica anónima Akhbar Madchm´a los bashkunis se sublevan contra el gobernador Yusuf al-Fihri. Este envía un cuerpo de ejército que entra en nuestro territorio y se acerca a Iruña. 758

98.

Abril•778

Carlomagno, al frente de un poderoso ejército, cruza los Pirineos por Roncesvalles, llega a Iruña “la plaza fuerte de los navarros” y la rinde por capitulación. Continuó hacia el Ebro y siguió rindiendo cuantos pueblos y plazas encontraba a su paso. De todos los desmanes y agravios tomaron nota exacta los habitantes.

L

L

A

100.

781

101.

812

102.

824

103.

Mayo•841

Un ejército reclutado entre los vascones ultrapirenaicos, capitaneados por los condes Eblo y Aznar, llega con intenciones de someter Pamplona. Son derrotados y los condes apresados. Al poco, una comitiva pasa por nuestros caminos, llevando al conde Eblo preso, camino de Córdoba donde será entregado a su emir.

15•Agosto•778

Carlomagno y su ejército cruzan de regreso los Pirineos. Según los historiadores, entre Carrascal y Tafalla había dejado en libertad a Suleyman, el rehén árabe que traía desde Zaragoza. En Pamplona destruyó las murallas y dio fuego a la ciudad. Pero los vascones lo esperan en las crestas de Orreaga y el mayor ejército de Europa sufre una deshonrosa derrota ante un pueblo de pastores y labriegos que se cobra venganza. “Supe5 8

A

Ludovico Pío cruza los Pirineos y llega a las comarcas de Pamplona para sujetar a los vascones. Arrasa los pueblos. A su regreso le esperan emboscados los euskaldunas, pero recordando el desastre sufrido por su padre el año 778, toma precauciones y rehenes, y consigue regresar salvo. Ignoramos si llegó hasta nuestras comarcas; a diferencia de las invasiones por el sur, en las que Tafalla solía ser paso obligado, y de poca defensa, por norte la presa codiciada era Iruña y su cuenca, y allí solían entretenerse las tropas, para alivio de las poblaciones más meridionales.

Algunos autores sostienen basándose en la leyenda, en este año se descubrió la Virgen de Uxue.

99.

F

Según los Annales de Ibn-al-Athir, después de ocupar las tierras de Calahorra el emir Abd-alRahmán I penetró en el país de los bashkunis para someterlos por la fuerza y obligarles a pagar tributos, antes de regresar a Córdoba.

753

97.

A

rado el paso del Pirineo -cuenta el cronista Eginardo- y habiendo recibido en capitulación todas las ciudades y castillos a donde llegar, vuelve con su ejército sano y salvo, si no es por lo que sufrió en el mismo paso del Pirineo por la perfidia de los vascones”.

Por la Crónica de Alfonso XII sabemos de la situación de las comarcas cercanas a la de Tafalla, en los años de la invasión musulmana. Dice que Vizcaya, Alaone, Alava y Orduña, así como las de Deyo, Berrueza y Pamplona, “estuvieron siempre poseídas por sus naturales”. 96.

T

A partir de este año, y durante una década consecutiva, se repetirán las aceifas del emir Abd-alRahmán II contra los bashkunis de Navarra. generalmente, empezaban en primavera y se marchaban en verano. El frío, poco soportable •

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

15•Julio•842

Abd-al-Rahmán II ha comenzado una nueva campaña o aceifa contra “el emir de los bashkunis”, para sujetar al incipiente reino navarro. Por esta fecha recorrió nuestra comarca talando panes, destruyendo y haciendo cautivos. Cerca de Caparroso liberó al cautivo Harit y regresó a Córdoba con un gran botín, según cuenta el cronista Ibn Hayyan. 105.

A

F

A

L

L

A

Las enviaba Abd-al Rahmán II después de derrotar a los bashkunis navarros y sus aliados, y arrasar la cuenca de Pamplona. Eneco Aritza y su hijo Galindo resultaron heridos, pero se libraron de la ira cordobesa.

para los africanos, traía la paz a nuestros antepasados. 104.

T

107.

Julio•844

108.

Julio•850

109.

859

De nuevo el emir de Córdoba envía tropas contra los bashkunis, al mando de su hijo Muhammad. Tras someter Tudela, se dirigieron hacia Pamplona, sembrando el terror en los pueblos del camino.

26•Septiembre•842

Muere en Tudela Musa Ibn Musa, el más célebre de la estirpe de los Banu Qasi, hermano uterino, dicen, de Eneco Aritza. Defendió ante los cordobeses la Marca Superior, tuvo que soportar los ataques de Abd-al-Rahmán II y los vascones lo tuvimos de aliado por el sur.

La tropas de Abd-al-Rahmán II cruzan el territorio para reprimir la sublevación de Muza y el rey de Pamplona. Tafalla sigue de muga, entre el dominio de los Banu Qasi y el joven reino pamplonés.

Las cabezas cortadas de Fortún y otros caballeros navarros pasan probablenente junto al cerro tafallés, para ser expuestas en Córdoba.

Comienzan las presiones de los vascones hacia sus parientes y aliados, los Banu Qasi de Tudela. La muga tafallesa que divide las dos zonas de

106.

H A S T A

Julio•843

E L

S I G L O

X I V

5 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

influencia se desplaza hacia el sur y de forma efímera se conquista Falces, Caparroso y Murillo el Fruto. Sin embargo, hasta Sancho Garcés I los vascones navarros no recuperarán las cuencas del Ega, Arga y Aragón. 110.

F

A

L

L

A

112.

862

113.

873

114.

874

115.

878

116.

882

117.

905

Muere Muza ibn Muza, el gran caudillo Banu Quasi, señor de Tudela, Zaragoza y Huesca, rey de las tierras del Ebro. A su muerte, la frontera superior de su reino incluía Olite, Falces y San Esteban de Deyo. Más al norte eran tierras de dominio vascón. Tafalla y Olite se observaban y vigilaban a través de la frontera.

Mayo•859

El emir de Córdoba se enfada por el apoyo que García Iñiguez y otras familias vasconas han prestado a la revuelta de los Banu Qasi. De Zaragoza se dirige a Pamplona y saquea los pueblos. Tafalla, como siempre, en el camino. El príncipe moro Al-Mundir, hijo del emir Muhammad, saquea los campos de Zaragoza y viene hacia Pamplona a saquear sus contornos. Como si de una tradición se tratase, nuestos antepasados lo vieron llegar y retirarse de nuevo hacia Córdoba, elevando preces para no verlo de nuevo al año siguiente.

860

El emir Muhammad I llega con un gran ejército, camino de Pamplona, para sujetar al rey García Iñiguez. Redujo, arrasó y asoló todo el territorio, que fue entregado al pillaje y la matanza. Un mes más tarde el emir volvía a pasar camino de Córdoba, llevando preso a Fortún Garcés, hijo del rey García, al que van a tener cautivo durante veinte años. Tres pueblos de la Merindad, Funes, Falces y Carcastillo, quedan en manos musulmanas y fortifican sus castillos. Algunos autores se preguntan si no sería el de Tafalla el famoso Al-Kashtil, donde fue hecho prisionero Fortún Garcés, dada su situación geográfica y el hecho de que se le denomine con un nombre genérico, el Castillo, que debía responder a uno “de gran reputación”, tal y 6 0

A

como los cronistas llamaron al de Tafalla en el año 924.

Los carreteros y viajeros que vienen del norte traen la noticia de que Pamplona ha sido atacada y ocupada por unas gentes aguerridas y extrañas, que habían tenido la audacia de cruzar el estrecho, entrar en el Ebro por Tortosa, remontar el río hasta entrar en el Arga y varar sus naves al pie de Pamplona, donde cogieron cautivo al rey de Pamplona García I Iñiguez y puesto precio a su cabeza. Era piratas vikingos. Fijaron el rescate en 70.000 piezas de oro. Luego, volvieron a bajar por el río y regresaron con sus ligeras naves a los fiordos nórdicos. Parece más lógico que los normandos hubieran entrado por el Bidasoa, pero las fuentes árabes insisten en la vía Ebro-Arga. Así pues, pasaron por Larraga, lo más cerca de nosotros. Es la diferencia entre el Arga y el Zidacos: nosotros no podemos ni imaginarnos a nuestro humilde río surcado por un drakkar vikingo. 111.

T

Primavera. Al-Mundhir vuelve de campaña, contra Pamplona: “Empezó en Zaragoza... de allí pasó a Tudela y a todos los territorios que dominaban los Banu Musa cuyos panes taló. Después atacó las tierras de Pamplona acabando con sus sembrados y árboles, arruinando muchos de sus castillos y matando gran número de habitantes”. Muhammad I recorre nuestras tierras atacando a los bashkunis. Seguidamente fortificó Falces y Caparroso. Sancho Garcés I comienza su dinastía. Somete a la región de Pamplona, se lanza contra los moros •

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

de Monjardín y termina agregando a su reino grandes comarcas al sur de Navarra y Rioja. Toda la comarca de Tafalla queda incorporada a lo que luego será el Reyno de Navarra. Agramont dice que “ganó por segunda vez la villa de Tafalla, e hizo un castillo junto a ella que se llamó el Pueyo para ganar Tafalla; y al primer caballero que para ganarla subió en sus murallas le dio el castillo y lugar de Pueyo”. 118.

A

F

A

L

L

A

Contraataque de los vascones hacia el sur, recuperando numerosas tierras y pueblos a los Banu Qasi tudelanos. El Ebro se queda ahora como frontera entre vascones y musulmanes. La comarca de Tafalla queda algo más aliviada. 120.

11•Mayo•911

121.

Junio•918

El muladí Al-Tawil, o Muhammad Ibn Al-Malik, ataca nuestra comarca en un intento de alcanzar Pamplona, aliado con Abd Allah Ibn Muhammad, uno de los Banu Qasi tudelanos. Los vascones les hicieron retroceder y les persiguieron hasta el castillo de Rucita o Carcastiello, obligándoles a abandonarlo.

29•Septiembre•907

Lupo Ibn-Muhammad, jefe banukasi de Tudela, ha traído sus puestos defensivos hacia el norte, poniendo en peligro el reinado pamplonés de Sancho Garcés. Entre Tafalla y Pamplona es sorprendido por los vascones, que lo aniquilan. Le sucedió su hermano, que siguió hostigando estas comarcas. 119.

T

Sancho Garcés combate a los musulmanes en la frontera del Ebro e intenta sin éxito recuperar Valtierra. Esto encendió las iras de Abd-al-Rahmán III, que reunió un crecido ejército, “penetró

910

Al sur, la tierra llana. El Erri Berri.

H A S T A

E L

S I G L O

X I V

6 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

en el país enemigo y como hallase a los cristianos encastillados en sus montes, los cargó y dispersó, causándoles gran matanza”. Sin embargo, las incursiones del rey pamplonés hacia el sur hicieron que sus territorios se extendiesen hasta las tierras llanas al sur de Tafalla y Olite, que serán denominadas Erri Berri o Tierra Nueva, denominación euskérica que fue recogida por Garibay, Oihenart y otros historiadores. 122.

26•Julio•920

123.

15•Julio•924

A

F

A

L

L

A

Su reputación podría venir de su condición de permanente frontera entre vascones y moros. La detallada relación de los hechos que hace Ibn Idari recogiendo la crónica de Arib ibn Sa´d es la primera mención directa de nuestra ciudad que aparece en la Historia. Dejando en suspenso la opinión de algunos sobre el nombre de Curnonion del primer siglo de nuestra era, el nombre de Tafalla, de diferentes maneras, aparecerá en las crónicas de los años siguientes. En el año 1027 aparece un Fortunio Semenons de Altafaylla; en el 1054 un Semen Azenarez “in Altafala”; en 1170 un Eneco de Oriz... Siguiendo a Ricardo Ciérvide, recogemos Tafallia en 1042; Thaphalia en 1075; Altafala en 1140; Altafalia en 1140, etc. En la documentación de Leire se citan indistintamente Tafaila, Tafailla, Tafalga, Tafalia, Altafala, Tafallia, Taphalia, Thaphalia... Además de éstos, en los documentos de la catedral de Pamplona se recogen Taffallia, Atafallia, Tatalla... No le

Abd-al-Rahmán III ha cruzado el Ebro, se interna en Navarra y derrota a los vascones entre Muez y Salinas de Oro. Muchos navarros son decapitados. Poco más tarde el poderoso emir, de sangre vascona, regresaba a sus palacios de Córdoba. Jueves. “Después de detenerse aquí dos días -se refiere a Cárcar y Peralta- Abd al-Rahmán se dirigió hacia el castillo de Falces cuyos arrabales fueron incendiados... De aquí pasó al castillo de Tafalla, que gozaba de gran reputación y donde encontró muchos víveres y grandes riquezas. Todo lo saquearon y destruyeron metódicamente”. Era la segunda operación de castigo del emir de Córdoba contra los vascones, con los que estaba emparentado. Los musulmanes llegaron probablemente por el camino viejo de Falces, cruzando Moncayuelo, Monte Plano y Cruceta. No hablan los cronistas de que se les hiciera resistencia. La intención de los muslines era introducirse en el corazón de Vasconia y aplastar a Sancho Garcés y la reina Toda, pero éstos se replegaron hacia las montañas sin oponer resistencia. Con la retirada del emir, los vascones volvieron a ocupar el cerro tafallés, que sin duda era una plaza estratégica para otear el valle del Zidacos y vigilar las llanuras hacia el sur, ocupadas por los musulmanes. Se cree que este importante castillo de Tafalla no estuvo nunca en manos de los señores musulmanes de Tudela, pues nunca se cita en los escritos árabes como tomado o perdido, fortificado o desmantelado. 6 2

T

Esta panorámica vio Abd al-Rahmán al acercarse a Altaffaylla. Paradógicamente, al mismo tiempo que se le cita por vez primera, la población es destruida.

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

A

F

A

L

L

A

Aragón. A su paso por Altaffaylla la encontraron totalmente vacía. La saquearon y le dieron fuego. Los musulmanes regresaron a Tudela cargados de botín.

faltan nombres medievales a nuestra población. El significado es enigmático. Según Caro Baroja, el inicio “Al-” insinúa un reflejo de arabización. El núcleo del nombre restante “podría corresponder a un antiguo topónimo terminado en “-alia”. Beltrán lo traduce del árabe como “lugar del alto”. También se ha escrito -sin sólidos fundamentos, dice Altadill- que se llamó Tubalia y Tubalica, por Tubal, cuya madre Noela fue sepultada en el recinto. Sobre las ruinas de Tubala se edificaría otra por los Várdulos, llamada Gabalceca, que significa “ciudad alta, dedicada al sol”. Otra interpretación dice que proviene de Zabala, llanura en vasco. 124.

T

125.

998

126.

999

Primavera. El poderoso Almanzor pasa con su ejército para castigar Pamplona. El poeta IbnDarray cantó aquella jornada, en la que los vascones tuvieron que negociar otra vez la paz. Casado con Abda, una princesa vascona, hija de Sancho Garcés II Abarca, tuvo un hijo al que llamaron Sanchuelo, en honor a su abuelo. Parece que su parentesco con el país de los vascones no evitó sus sarracinas.

11•Agosto•937

Fiesta del fin del ramadán. Los reyes García Sánchez y Toda se han sublevado y Abd-al Rahmán vuelve a atacar Vasconia, destruyendo las tierras de Tafalla y el curso del río

Otra vez primavera. Como todos los años, el buen tiempo trae del mediodía tormentas y ejércitos moros. Almanzor vuelve a pasar con sus tro-

García Sánchez I.

H A S T A

E L

S I G L O

X I V

6 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Siglo XI pas a sojuzgar Pamplona, y obliga a su rey García Sánchez II a pedir la paz. 127.

1•Enero•1000

128.

10•Agosto•1002

Sostienen algunos historiadores que este primer día del segundo milenio hubo un terremoto en Navarra y que un meteoro cruzó el espacio, todo lo cual se estimó como la esperada señal del fin del mundo. Los meses anteriores ya había habido una gran alarma, ante la gran cantidad de profecías y creencias en torno al ocaso de la humanidad coincidiendo con esa fecha. Muchas personas llevaban tiempo abandonando su trabajo, dedicados a la oración y a la penitencia, en espera del juicio final. Conforme avanzaba el año, se fueron convenciendo que al menos en este primer milenio, no iba a pasar nada. Tal vez el segundo... Muere el temible Almanzor, desgraciado y asiduo visitante de nuestras comarcas. Una 6 4

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

buena noticia para todos los vascones pese a estar casado con una navarra, Abda, hija del rey Sancho Garcés II Abarca. Fruto de este matrimonio fue Abd al-Rahmán Sanchuelo.

En un documento del cartulario de San Juan de la Peña aparece citado “Fortunio Semenoms de Altafayla”. En el mismo cartulario aparece “Tafalla” y en 1056, “Tafailla”.

Sancho III Garcés, más conocido por Sancho III el Mayor, aprovecha la debilidad del califato de Córdoba y comienza la expansión del Reyno. Es la represalia a las devastadoras campañas de Almanzor por nuestras tierras. Tras fijar unos años más tarde las fronteras con Castilla, el Reyno viene a ocupar lo que fuera la Vasconia meridional. Nunca Navarra ha sido tan extensa.

Los navarros que acompañan a su rey Sancho entran en León. El rey navarro se encuentra en su máximo poder tras hacerse con Castilla en 1029. Un mes más tarde el ejército navarro abandona León y un ataque posterior de los leoneses obliga a los navarros a replegarse al otro lado del Pisuerga, perdiendo todo el terreno conquistado. Es el primer fracaso de este rey, que amargará los días últimos de su reinado.

129.

1008

130.

1015

El caudillo Mahomad invade Navarra y llega hasta Funes. La alarma se extiende en toda la comarca. Sancho el Mayor llega a tiempo para rechazar la invasión. 131.

H A S T A

S I G L O

X I V

Enero•1034

133.

18•Octubre•1035

Los mensajeros anuncian la muerte del rey Sancho III, el rey pirenaico. Reparte los reinos entre sus hijos: Castilla deja a Fernando, Aragón a Ramiro y a su hijo García IV Sánchez las tierras vasconas que forman el reino de Pamplona. Con

1027

E L

132.

6 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

1038

135.

1040

136.

13•Abril•1042

137.

Agosto•1043

A

F

A

L

L

A

aliado con los reyes moros de Zaragoza, Tudela y Huesca, ataca a su hermano el rey de Navarra y llega a instalar sus campamentos frente a la fortaleza de Tafalla. Aquí, “en la arrancata de Tafaylla”, don Ramiro fue derrotado, huyendo “descalzo y sobre un caballo gobernado con un solo cabestro”. Sus gentes fueron degolladas en su mayor parte, “como si fueran ganado”. García de Nájera concedió a los tafalleses el título de “muy nobles, muy leales y esforzados”. Al parecer, este es el origen del título de “muy noble y muy leal”, asignado primero a la villa y después a la ciudad. Según los Anales de Moret, “a medio cuarto de legua de las murallas se ven dos grandes piedras, que el rey hizo poner en los términos de Torreta y Barranquiel, que divide el camino público que corre de Tafalla a Olite. Distan entre sí como tres tiros de honda. En las dos se ven inscripciones; la de Torreta se reconoce, aunque confusa por haberla gastado aguas y tiempo, y no se puede dar razón”. Otros cronistas hablan también de esas dos grandes piedras. Nadal de Gurrea, en el libro publicado en 1866, afirma que había “en la ermita de San Gregorio una piedra labrada que han conocido nuestros contemporáneos, en la cual se expresaba con figura de relieve un tafallés presentando al rey navarro un corcel ricamente enjaezado, con alusión al que montaba el Rey Don Ramiro... Este monumento célebre que debía haberse admirado con veneración y orgullo, fue destruido por la ignorancia y mano de un cantero no hace muchos años...”

la división de estos reinos cristianos, vuelven los enfrentamientos entre ellos. Pronto veremos a Ramiro en las puertas de Tafalla, batallando contra su hermano el rey navarro. 134.

T

El rey García se casa en Barcelona con Estefanía. En la carta de concesión a su esposa de los señoríos y tierras con los caballeros que las gobernaban, aparece don Oriolo Sánchez en Tafalla. Para asegurar el Reyno con respecto a la taifa de Zaragoza, Sancho IV establece diversas bases militares o “tenencias”. Este año la estratégica tenencia de Tafalla recae sobre Ximeno Aznárez. Auriol Sanz o Sansoiç, consta como señor o tenente de Tafalla, en unas escrituras de concesión por parte del rey García de Nájera y de la Reina Estefanía de los monasterios de Ariztuia y de Lisabe. A primeros de este mes don Ramiro de Aragón, Piedra en San Gregorio, que recuerda la batalla.

138.

13•Agosto•1043

Idus de Agosto. “Ego Garsea, Dei gratia Rex.... Yo García, Rey por la gracia de Dios, hijo del Rey Sancho, a ti el Señor Sancho Fortuño, de mi espontánea voluntad por tu fidelidad y servicio, y porque he recibido de ti un caballo de color negro, que se aprecia en quinientos sueldos de plata, el cual fue del Rey Ramiro, y fue cogido en aquella arrancada de Tafalla y le tengo en mi poder con su silla y freno de plata: por tanto yo te dono la villa que llaman de Ororbia, que está 6 6

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

debajo del sello de Echauri, con su iglesia, y te las dono ingenual, y para que las poseas perpetuamente sin señorío alguno del Rey...” Firman como testigos Fortun Sanz de Nágera, Aznar Fortúñez, Eneco Lópiz de Vizcaya, Ortí Ortiz y otros, “hecha carta de donación en día sábado en los Idus de agosto”. Cuatro años más tarde el caballero traspasó su donación al Monasterio de Leire. 139.

Mayo•1045

S I G L O

A

L

L

A

141.

1•Septiembre•1054

142.

4•Junio•1055

La reina Estefanía y su hijo Sancho García IV confirman la incorporación al poderoso monasterio de Leire del monasterio Oibar de Yuso, junto a Tafalla, y los correspondientes aprovechamientos de leña del monte Sansoain. Entre los testigos del acto firman “Eximino Acenariz de Tafalia” (Ximeno Aznarez) y “Eneco Sanz de Sancta María de Ussue”. Los documentos sitúan el monasterio de Oibar “super Tafalla” y es muy posible que se refiera a lo que hemos conocido como caserío Pozuelo. 143.

27•Octubre•1057

En un documento del rey Sancho García IV aparece de nuevo Eximino Acenáriz (también Exemenus, Xemeno, Semen; y de apellido Açenariç o Aznárez) como “dominator Tafailla”.

2•Febrero•1054

E L

F

El rey García IV de Nájera muere en la batalla de Atapuerca, peleando contra su hermano Fernando, rey de Castilla. Mejor fortuna había tenido peleando contra su otro hermano, Ramiro, en Tafalla. Su pérdida llenó de tristeza a los tafalleses que lo habían servido y del que habían recibido consideraciones. Le sustituye Sancho IV Garcés, el de Peñalén, proclamado rey en el mismo campo de batalla.

144.

En el documento de donación de una villa a Santa María de Pamplona, firman como testigos “Santio rex in Pamplona, Senior Garcia Xemenoiz de Sarasazo, ferme. Renimirus in Aragone. Ferdinandus rex in Castella. Semeno Garceyç H A S T A

A

in Liguin et Tafalla... Senior Enneco Sanziz in Sancta María de Ussoe...”

De acuerdo con la tradición, es en este año cuando comienza la romería de Tafalla a Uxue, a la que luego se le irán sumando otros pueblos. Se dice que surgió como agradecimiento a la Virgen de la Paloma (Uxue) por el amparo dispensado cuando la población estaba sitiada por el rey Ramiro de Aragón, al que derrotaron “in illa arrancata de Tafalla”. La organización de la procesión o ledanía a Uxue corría a cargo del Concejo, que dictaba las normas para la asistencia, conImagen antigua de tribuciones en especie o diMaría nero y otros aspectos. Los Santa de Uxue. mayordomos de las cuatro parroquias eran los ejecutores de las órdenes. Exceptuados los enfermos, era obligatoria la asistencia de al menos uno por cada familia. Los ancianos que no podían acudir debían enviar uno en su lugar. Con el tiempo, la contribución obligatoria de pan y vino fue sustituida por dinero. 140.

T

1064

El rey Sancho Ramírez concede el Fuero a Jaca, dándose un paso adelante en la estructuración de lo que será el municipio medieval navarro. El Fuero de Jaca se aplicará en el siglo siguiente a los burgos de Pamplona y a otras poblaciones navarras, e X I V

6 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

inspiró el Fuero de Estella. Este a su vez se aplicará o inspirará el de otras poblaciones, como es el caso de Tafalla en el siglo XV. 145.

1066

A

L

L

A

18•Julio•1071

El rey Sancho dona a la villa de Esquíroz a su

25•Julio•1066

esclava Eximina y a un hijo que tuvo de ella. Como testigo, firma “Senior Eximino Acenariz, dominantes Atafallia testes... 149.

1076

García de Tafalia otorga a Beremundo, abad de Irache, una viña y un huerto “iuxta ortun regis”, y dos piezas en Val Mayor. Era Lope Arceiz “senior in Tafalia”.

1067

Guerra de los tres Sanchos, el de Aragón, el de 6 8

F

148.

Ximeno Azenáriz aparece de nuevo como “senior in Tafalia”, en un documento que firma como testigo de una donación al Monasterio de Leire. Tafalla sigue dependiendo gubernativamente de los seniores o tenentes del castillo, aunque tras el primer fuero que se le conoce ya se observa cierto desarrollo cívico hacia lo que será el municipio medieval, regido por lo que en vasco se llamaba bazarre o asamblea de todos los vecinos; conciliun en latín y concejo o conceyllo en las lenguas romances. Poco a poco, este bazarre irá restando competencias a los señores, hasta acabar de estructurarse según avanzaba la Edad Media. 147.

A

Castilla y el rey de Navarra, primos carnales y nietos de Sancho III el Mayor. Tras los acuerdos de paz, siguen siendo navarras las tierras de Alava y Guipúzcoa, pero los castellanos se quedan con los Montes de Oca y Pancorbo. Las crónicas sólo recogen los nombres de los reyes y de algunos nobles como participantes en estas contiendas, pero no es difícil imaginar algunos tafalleses entre las mesnadas, sirviendo a su señor a cambio de unos dineros que traer a la villa. Antes del soldado, fue la soldada.

Según el profesor Lacarra, es posible que sea de este año el primitivo Fuero de Tafalla, que algunos autores consideran el primer fuero navarro. El documento de Sancho el Fuerte de 1157 puede ser la confirmación de este fuero anterior, expedido por Sancho de Peñalén, que fue retocado y alterada la fecha al confirmarlo. Este primer fuero tafallés dice: “Ego Sancius, Dei Gratia rex Aragone et Navarre facio hanc cartam vobis populatoribus de Tafalia tan presentibus queam futuris... Yo, Sancho, por la gracia de Dios rey de Aragón y Navarra hago esta carta a vosotros los pobladores de Tafalla, tanto presentes como futuros...” Todos los habitantes son declarados ingenuos, es decir, libres de toda servidumbre señorial, circunstancia muy excepcional en la Navarra central de este tiempo. Se les garantiza la inviolabilidad del domicilio y el no soportar el pago del sayón o ejecutor de la justicia. Incluso aparece ya una restricción de sus obligaciones militares. 146.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Sancho Garcés IV entrega a la abadía de Vizcaya y la Bureba, que serán recuperadas Irache una parte del monte Oibar, entre San- años más tarde para Navarra por García V el soain y Tafalla. Restaurador. 150. 4•Junio•1076 Sancho Ramírez otorgó fueros a Tafalla y al Pasan por la villa mensajeros presurosos, burgo viejo de Sangüesa. En el de Tafalla se informando a los pueblos que el rey Sancho excluye en los juicios todas las pruebas del García IV, que andaba cazando jabalíes y hierro candente, del agua hirviendo y de las venados entre Funes y Villafranca, ha candelas. Hace también referencia al castillo: muerto despeñado en el barranco de Peña- “Si el señor de la villa prendase, no metiese lén. Lo ha matado su hermano menor, las prendas en el castillo, sino en el corral de Ramón, apoyado en un grupo de nobles. la villa, hasta que se hiciese derecho y que Los navarros se niegan a concederle la tuviese portero que guardase la puerta del corona. Se presagian malos tiempos para el castillo”. La población tafallesa mejoró y Reyno, que no va a tardar en ser repartido aumentó de población, hasta el extremo que los vecinos exageraban los favores del rey: “Dominus Rex Sancius, qui istam villam edificavit et donabit nobis nostros fueros... El Señor Rey Sancho que edificó esta villa y nos Cerco dio estos fueros...” de Artaxona.

151.

1084

152.

1085

153.

1087

El obispo Pedro de Roda agrega la dignidad de abad y décimas de la iglesia de Santa María a la catedral de Pamplona, para su edificación. Es la primera referencia histórica que conocemos de la existencia de la iglesia tafallesa. Más tarde, a comienzos del siglo XIII se vuelve a citar en unas concordias entre Olite y Tafalla, en donde se lee “seyendo plegados en los cimientos de Sancta María, do es acostumbrado plegarse Conceillo”. Son años de grandes obras en la comarca. Se comienza a levantar el imponente cerco de Artaxona. En el siglo XIV fue reedificado en buena parte, para darle el aspecto que conocemos hoy día.

entre Castilla y Aragón. La entrada de los aragoneses en el Reyno se hizo por Uxué, primera villa que le abrió sus puertas y le entregó el castillo. Sancho Ramírez, rey de Aragón, ocupa lo que viene a ser la Navarra actual y nombra a Lope Garcés señor de la tenencia de Tafalla. El rey castellano se apropia la parte del Reyno de Alava, Guipúzcoa, H A S T A

E L

S I G L O

X I V

Tras la derrota en Zalaca, el año anterior, Castilla y León llegan a acuerdos con Sancho Ramírez para el gobierno de Navarra. Crearon el Condado de Navarra, integrado por Pamplona, Aibar, Tafalla, Falces, Leguín y •

6 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Monjardín, condado que sería vasallo del rey de Castilla. Hasta 1134, el Reyno estuvo eclipsado por las potencias vecinas.

Sancho Ramírez concede privilegios a la catedral de Pamplona, reconociéndole la propiedad de otras iglesias, entre ellas la de Tafalla.

De este año es la primera referencia escrita en la que se menciona oficialmente Santa María de Uxue como santuario venerado del joven Reyno. Casualmente coincide con los años de la difusión de la plegaria del Ave María entre los cristianos, y de la antífona Salve Regina, que nueve siglos después se seguirá cantando en el santuario ujuetarra. En el siglo siguiente Uxue es un priorato de la congregación de canónigos regulares de Montearagón, cerca de Huesca, y lo sigue siendo hasta el siglo XIV. En 1386, tras un largo proceso, la iglesia acaba bajo vigilancia directa del obispo de Pamplona. Lugar de peregrinación de todos los navarros, además de venerado santuario, Uxue es castillo y fortaleza que guarda el costado del Reyno de las invasiones de Aragón. Su alcaide tiene más poderes militares que ningún otro del estado navarro.

Sancho Sánchez, hermano de Fortún, dirige mandaciones o tenencias en Erro, Pamplona, Aibar, Tafalla, Funes... Este Sancho era hijo del infante Sancho Garcés y nieto bastardo del monarca pamplonés García Sánchez III el de Nájera.

154.

1089

157.

1093

158.

5•Mayo•1093

159.

Junio•1094

El rey Sancho Ramírez concede al monasterio de Montearagón, en Huesca, entre otras cosas, las iglesias de 22 poblaciones navarras, con todos los diezmos, primicias, posesiones, beneficios y capellanías. Dice: “Donamus etiam decimas terrarum, uinearum, molendinorum, (ortorum et carnaticarum) quos habemus in Tafalia et in Olito et in Uns et in Beir...”

155.

27•Mayo•1090 En la documentación de Leire aparece un En el monasterio de San Juan de la Peña hacen testa- “senior Eneco Arceiz de Tafalia”, como antiguo mento Lope Garcés y su esposa, “teniendo por propietario de viñas. En 1170 otro Eneco mano del Rey mi Señor el señorío de Tafalla y Uncas- Yenego, Iñigo- de Oriz será señor de Tafalla. Se tillo”. Poco tiempo después murió este Señor o trata sin duda de los primeros tafalleses cuyo “tenente” de Tafalla que desde 1076 había sustituido nombre se conoce. Enneges, un predecesor del a Aznárez. Está enterrado en el mismo San Juan de la nombre Ennecus o Eneco, aparece ya entre los Peña, entre monarcas y grandes del Reyno. Sancho, legionarios vascones que anduvieron por Italia conde de Erro, le sucedió en el dominio de Tafalla. en el siglo I. Casi mil años más tarde, el nombre Nuestro historiador José Beltrán, sin duda con más Eneko volverá a ser usual entre los vecinos. fantasía que datos, ve a este caballero “con sus tafalleses formar parte de las invictas mesnadas de 160. 31•Octubre•1096 Pedro I el Feliz y el Victorioso y derrotar, estando Sancha Solchaga dona a Santa María de Pamsitiando a Huesca, a un ejército de cien mil sarrace- plona, al obispo Pedro y a los canónigos, sus nos y castellanos que venían a ayudarla, en aquella bienes raíces en Solchaga y Eristain. Firma célebre batalla de Acoraz, la de la gloriosa leyenda de como testigo Sancio Sançiç, “senior in Erro et San Jorge, dejando en el campo para pasto de las in Taffallia”. fieras cuarenta mil enemigos...” Para fieras los tafa15•Julio•1099 lleses, habría que decir, a la vista de la escarda que 161. Godofredo de Bouillón conquista Jerusalén. La les atribuyen... primera gran Gruzada a Tierra Santa, predicada 156. 28•Octubre•1092 en Europa por el Papa Urbano II, contaba con

7 0

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

numerosos navarros entre sus filas, que habían salido de Pamplona casi tres años antes bajo el mando del infante Ramiro. Hicieron todo el camino andando, recorriendo Europa y Asia Menor. Lope de Vega concreta que del Baztán había cien hidalgos. Sin más datos, la presencia de algún tafallés en semejante aventura sólo se puede suponer. Muchos de los cruzados se trajeron reliquias de Tierra Santa y en las iglesias de nueva planta proliferaron astillas de la Cruz de Cristo, espinas de su corona, retales de la Sábana Santa y un sin fin de clavos de la Crucifixión, todo ello rigurosamente auténtico. Las reliquias se convierten en el gran negocio de la época, ya que son las que sostienen las peregrinaciones y limosnas de las iglesias. Dicen que un artajonés, Saturnino Lasterra, se trajo de Jerusalén la imagen de una virgen, Nuestra Señora de Jerusalén, que hoy día aún venera la villa. Con ella dicen que trajo también una porción de tierra del Santo Sepulcro, un pedazo de la Cruz y varias otras reliquias, envidia de toda la comarca, que se veneraban en la iglesia parroquial. En el expediente de ejecutoria de la familia Cruzat, cuya rama tafallesa ocupará varias veces la alcaldía en el siglo XIX, consta que los Cruzates son descendientes de Pedro Cruzado, que anduvo también por aquella aventura de Jerusalén. Es por eso

E L

S I G L O

X I V

A

F

A

L

L

A

Siglo XII que en la casa de los Cruzat, al final de la calle de la Feria, se observa todavía un escudo nobiliario con las cruces de Jerusalén.

162.

4•Marzo•1100

163.

1102

Desde Roma, Pascual II toma bajo su tutela la iglesia de Pamplona, sometiendo a la autoridad de ésta, los monasterios de Leire e Irache y otras iglesias, entre ellas la de Taffalia.

Escudo de los Cruzat, junto al portal de Olite.

H A S T A

T

Un privilegio concedido por el rey Pedro I de Aragón y Navarra expresa que “el agua del Zidacos la disfruten tomando ocho días Tafalla, otros ocho San Martín de Unx, ocho Olite y lo mismo Caparroso, y que pudiesen libremente hacer molinos”. Esta parece ser la primera vez que se cita el nombre del Zidacos, río nacido en los montes de Alaiz y alimentado por los barrancos de Olóriz, Zenborain, Maquirrian y Urrucegui. El hermano del rey don Alonso cercó los muros de Caparroso, pero el rey moro Obengaria le dijo que no valía nada si no le daba el agua del Zidacos; el rey, interesado en reforzar su frontera sur frente a los moros de Tudela, le concedió otros •

7 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

166.

ocho días. El rey don García concedió a los pobladores de Olite igual gracia en los meses de abril y mayo, y “los habitantes de Tafalla no podían meter los pies en el agua, sino sacarla con conchas u otros vasos”. Así comienza la larga lucha de los tafalleses por las aguas de un río que, paradógicamente, eran los primeros en poder disfrutar. 164.

A

F

A

L

L

A

1115

En el impresionante castillo de Loarre, Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y de Pamplona, concede carta de población a los habitantes de El Frago. Firma entre los testigos Comes Sancius, señor de Erro y de Tafalla. A partir del año siguiente aparece Eneco Ximenones al frente de la “tenencia” de Tafalla.

Abril•1105

Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y Navarra, concede la pardina de Pueyo, con sus términos, a su alférez García Jiménez. Comes Sancius firma como testigo al final del documento, como “senior in Erro et Tafalla”. Esta vez el nombre de la villa lo escriben tal y como lo conocemos en la actualidad, pero en la colección diplomática de Alfonso I aparece como Altafala, Altafalia, Altafalla, Tafaila, Tafala, Tafalga, Tafalia, Taffalya, Taffallia... Todavía pasarán siglos hasta que se vayan acomodando las seis letras definitivas. 165.

T

167.

Mayo•1118

168.

25•Febrero•1119

169.

3•Septiembre•1129

Numerosas tropas ultrapirenaicas cruzan hacia el sur, con carácter de Cruzada, convocadas por el rey de Aragón para conquistar la Zaragoza almorávide. Numerosos caballeros se van sumando a la expedición. En diciembre llegará la noticia de la capitulación de la ciudad. Conquista de Tudela y fin del reino moro de la Ribera navarra. La comarca de Tafalla deja de ser muga política del Reyno. Este año pasó por Navarra el obispo de Oporto, de regreso del concilio de Reims, y dijo que la habitaban “unos hombres bárbaros, de ignota lengua, prestos a cualquier maldad”.

1111

El señor Rada, del castillo de Traibuenas, soluciona los pleitos por las aguas del Zidacos entre Olite y Tafalla, pero pronto volverán a reanudarse con mayor intensidad.

Alfonso el Batallador se encuentra en Tafalla y or-

Zidacos. Unas aguas disputadas.

7 2

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

dena la repoblación del Burgo de San Saturnino y mejora el fuero de los francos de San Martín de Estella. Eneco o Iñigo Ximenones aparece como señor de Calatayud “et in predicta Altafala”. Según la tradición, en aquella época los reyes se hospedaban en la casa de la plaza de San Nicolás, que fue luego palacio de Sosierra, casa de los Navaz y luego de los Iribas. Según otras leyendas menos creíbles, después de la toma de Bayona “los tafalleses siguieron a don Alfonso en sus atrevidísimas expediciones por tierra de moros, pues venciendo en Aranzuel a once reyes juntos entre cristianos e infieles, se desbordan como un mar impetuoso por las provincias meridionales de la España mora, se pasean por las feraces vegas del Turia, dominando a Valencia, talan Murcia... y persiguiendo a las huestes moras fugitivas llegan al Estrecho y embriagados con tantos triunfos penetran con sus fogosos caballos mar adentro, como tomando posesión de aquellas aguas con anhelos de cruzarlas y llevar la victoria a las ardientes arenas africanas; y regresando a su patria cargados de botín y de cautivos realizaron su pensamiento, al parecer imposible de ser realizado, si no lo confirmaran antiguas memorias y no lo refrendaran nuestros mejores cronistas, improvisando una armada de galeras y navíos, que labrados con maderas de los altos Pirineos acarreadas por las vías fluviales del Aragón, el Gállego y el Arga, descendieron por el Ebro a tomar posesión del Mediterráneo y a talar las costas musulmanas...” Talaron Murcia y talaron luego los Pirineos para ir a talar las costas moras... Pese a la febril pluma de nuestros cronistas, cuesta creer ese afán talador de los tafalleses. 170.

H A S T A

S I G L O

X I V

A

F

A

L

L

A

Tras su estancia en Tafalla, muere en Huesca el rey Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y Navarra. Es la ocasión que aprovechan los navarros para elegir rey a García Ramírez, descendiente directo de Sancho III el Mayor, que consumará la división de Navarra y Aragón y restaurará el Reyno de Navarra recuperando las tierras de Vizcaya, Guipúzcoa, Alava y la Rioja a los castellanos. 171.

Abril•1135

En un documento real, firma como testigo “Lopennecones frater eius in Atafalga”. Otro documento, una donación de García Ramírez El Restaurador a la iglesia Santa María de Pamplona, lo llaman “Lope Enecones in Tafaila”. En otros documentos le dicen Lope Iñiguez. 172.

Agosto•1135

El rey García Ramírez describe en un documento a los más importantes barones del Reyno, “príncipes y dominadores de los pamploneses”. Lope Iñiguez, hermano de Ladrón, señor de Gebara y de Alaba, lo cita como “dominador” en Tafalla. Junto a los castillos de San Martín, Uxue, Santacara y Olite, defendían por el suroeste el Reyno, que abarcaba hasta las tierras de Vizcaya. En el documento figuran curiosamente dos mujeres como testigos: Andre Toda de Lehet y su hija Andre María. 173.

García Ramírez, El

8•Septiembre•1134 E L

T

6•Mayo•1137

Bula Ad hoc in apostolice, del Papa Inocencio II, confirmando la protección apostólica solicitada por “Sancho, obispo de Iruña” y los bienes de su igle7 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

sia. En ella aparecen comprendidas las de Sos, Luesia, Uncastillo, Tafalla, Cebror, Obanos, Falces y Garzanzu (Gallipienzo). 174.

1140

1143

176.

26•Febrero•1144

177.

1147

F

A

L

178.

L

A

1150

Es en torno a este año cuando un clérigo picardo llamado Aimeric Picaud escribió una llamada “Guía del peregrino” recogida en el Codex Calixtinus, en el que entre otras cosas se narra un viaje hacia Compostela. Viene a ser la primera guía del Camino Santiago. Es también uno de los primeros retratos de nuestros antepasados. El viajero pasó por Lorca y Estella, pero sus descripciones, totalmente exageradas, iban dirigidas a todos los navarros. Dice Aimeric que “se visten solamente con paños negros y cortos hasta la rodilla, como los escoceses; su calzado, que llaman abarcas, es de piel con pelo y sin curtir, que atan al pie con correas y solamente cubre las plantas de los pies, dejando el resto desnudo. Llevan unos mantos negros de lana, largos hasta los codos, rematados en orla a modo de capote, a los que llaman sayas.... Suelen comer en una sola perola toda la comida mezclada y no usan cucharas, sino las manos; para beber usan un solo cuenco: comen como perros y cerdos. Al hablar te recuerdan al ladrido de los cerdos. Es verdad que su lengua se considera completamente bárbara. A Dios lo llaman Urcia; a la virgen Andrea María; al pan orgui; al vino ardum; al agua, uric; a la carne aragui; al pescado araign; a la casa echea; al señor de la casa, iaona; a la señora, andrea; a la iglesia, elicera; al presbítero, belaterra (...) al trigo, gari; al rey ereguia; a Santiago, iaona domne iacue. Este es un pueblo bárbaro con costumbres y cultura diferentes a todas las gentes; llenos de malicia; su faz es negra; su mirada inicua, depravada, perversa, pérfida, desleal y corrupta, libidinosa y ebria; su aspecto es violento, feroz, salvaje, ímprobo,

Semen Aznárez o Acenariç, hijo de Aznar Jiménez Ezquerra, aparece como tenente de las plazas de Estella, San Esteban de Deyo, Monreal y Tafalla, al servicio de García Ramírez. Se mantuvo en su cargo al menos hasta 1158. Hostigó a los castellanos que ocupaban las plazas de Artaxona y Larraga. El Papa Celestino II, por medio de la bula Ex commisso nobis, ratifica al nuevo obispo de Iruña, Lope de Artaxona, el dominio de la iglesia de Tafalla. García Ramírez el Restaurador otorga el Fuero de Jaca a los pobladores de Olite, en un intento de asentar las “tierras nuevas” o Herri Berri al dominio cristiano. Con ello se resguarda más la situación estratégica de Tafalla. El fuero otorgaba “el agua que corre de la sierra de San Martín y de Tafalla hacia Olite. Y cuando podáis roturar en el yermo de esos términos que os he dado, tenedlo salvo, según vuestra voluntad, vosotros, vuestros hijos y vuestra generación humana por todos los siglos (...) Reinando yo, rey por la gracia de Dios, en Pamplona, en Alava, en Vizcaya y en Guipúzcoa. El Obispo Miguel en Tarazona. El obispo Lope en Pamplona. Rodrigo de Azagra en Estella. 7 4

A

Semen Aznárez en Tafalla...”. En breve tiempo, la antigua muralla romana y visigoda de Olite quedó pequeña y una nueva muralla abrazó los nuevos barrios abiertos a la prosperidad. Peralta también recibió un fuero similar y Tafalla dejó vivir con la incertidumbre de tener reinos extraños al sur de sus comarcas.

Hasta este año aparece Lope Iñiguez, o Ennecones, hermano del conde Ladrón, al frente de la tenencia de Tafalla. En una donación de García el Restaurador a San Miguel de Excelsis, firma como “Jaun Eneco in Taffaylla”, llamándolo, en vascuence Jaun, señor. Al año siguiente en otra testificación firma “don Eneco de Tassonar in Tafalia”, y más tarde “Eneco Lopeyz” y “Eneco Lope”. 175.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

réprobo, impío, rudo perverso y contencioso (...) por una moneda cualquier navarro o vasco mataría a un galo. En algunas de sus regiones como Vizcaya y Alava, los navarros mientras se calientan al fuego enseñan sus partes íntimas, el hombre a la mujer y la mujer al hombre. Los navarros incluso fornican incestuosamente con el ganado (...) ofrece besos libidinosos a la vulva de su mujer e incluso de la mula (...) Sin embargo, en el campo de batalla se los considera válidos (...) lleva el cuerno al cuello como un cazador y dos o tres lanzas que llaman auconas, según costumbre...” Picaud llama vascos a los habitantes del Tellus Basclorum, es decir a los de la futura tierra de Ultrapuertos, y navarros a los del Tellus Navarrorum al sur de Roncesvalles, incluidos los alaveses y bizcainos. Todos hablan la misma lengua y son de similares constumbres. 179.

Julio•1150

180.

21•Noviembre•1150

181.

2•Junio•1153

X I V

A

L

L

A

182.

Enero•1156

183.

1157

Dentro de su política de conciliación con las poblaciones navarras tras la muerte de Sancho el de Peñalén, el rey Sancho el Sabio, rey de Navarra, concede a Tafalla un fuero peculiar, probablemente la confirmación de otros anteriores, y que no tiene parentesco con las familias conocidas de fueros navarros. Está escrito en latín, con elementos romances y letra carolingia. Se conserva en perfecto estado en nuestro archivo. Posteriormente fue confirmado por Sancho VI. Por la forma en la que está redactado, parece ser original del Concejo tafallés, y dado luego a firmar al rey, lo que confiere al documento cierto aire de primera constitución local. Tendrá una vigencia de más de tres siglos y medio. En este fuero se fijan los límites de la muralla y de los términos dentro de los cuales los habitantes de Tafalla son responsables de las penas por homicidios. Asimismo se señalan las multas si los habitantes no detenían al reo de homicidio dentro de las corseras o límites de la villa. Fueron suprimidos los juicios con candela o hierro, con que se torturaba a los sospechosos, siendo valederas únicamente las pruebas de testigos o de juramento. Oficialmente al menos, hace más de ocho siglos que los tafalle-

Tratado de Soria entre el monarca castellano y el pamplonés, que tuvo como consecuencia la S I G L O

F

García Almoravid, al servicio de Castilla, entabla batalla contra el señor de Tafalla, Semen Aznar, en Zolina. Como represalia, las tropas navarras irrumpen en los dominios castellanos de Artaxona, destruyen Larraga y provocan un año de hambre mortal en la zona. Desde el siglo XIV hay constancia de una presa de Almoravit, en la muga con Olite.

Víspera de Santa Cecilia. Por la carra de Estella los mensajeros traen la nueva de que el rey García Ramírez, el Restaurador, “Rege in Pampilona, et in Alaba, et in Bizcaya et in Ypuzcoa”, había muerto en Lorca de forma inesperada. Las confusas noticias hablan de un accidente de caza, al caerse del caballo y quebrarse el cuello. Había reinado quince años. Le sucede su hijo Sancho, que será conocido como el Sabio.

E L

A

entrega a Castilla de Artaxona, Larraga y Cebror, en el corazón de Navarra. Más tarde, por la defección de Remiro Garcés, que gobernaba Olite, esta villa se incorpora también al llamado Reino de Artaxona. Durante varios años, Tafalla estará rodeada por un reino extraño.

El monasterio de Leire se desprende de la villa de Sansomain y del Monasterio de Santo Tomás de Oibar, en favor del obispo Lope de Artaxona, en una permuta que preside el rey. La cesión es muy forzada y hasta finales de siglo continúa la disputa sobre el monasterio. Al no haber núcleo de población suficiente, el monasterio de Oibar no se pudo constituir en parroquia y no subsistió como entidad eclesiástica.

H A S T A

T

7 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

sino sólo bastón de un codo de largo. Las prendas que se tomasen a los vecinos no debían salir de Tafalla. Se enumeran algunos delitos, como el robo, las injurias, el quebrantamiento de domicilio, el daño en huertos ajenos y la tala de árboles. En el Fuero del rey Sancho, se establece que las juras para ciertas penas “deben ser dadas et recebidas en la iglesia de San Pedro”, siendo ésta la primera referencia a este templo. Cita también la que fue parroquia de San Andrés, y luego convento de San Francisco: “Los términos de las mugas son éstos: del Enforcador al Cascaillar, e del Cascaillar al mollino, non pasando la agoa, e dent a San Andreo por la regadera que es de yuso el Cuerno del Villar que va a la pieza de los freires”. Se ordenó a los que tuvieran piezas en el Monte -”monte taffallienssi” le llama- que las dejaran, dándoles otras a cambio y se prohibió que se hiciera leña en el mismo.

ses suprimieron la tortura en los interrogatorios. También se acordó que el sayón, una especie de agente subalterno de la justicia, no fuera uno de los vecinos y que no llevara armas,

184.

31•Agosto•1158

185.

Enero•1162

Muere Sancho III, rey de Castilla, que a su vez lo había sido del “Reino de Artaxona”, el humillante enclave castellano extendido a Larraga, Miranda y Olite. Mientras Tafalla y el resto de la comarca dependía de Sancho el Sabio, este reino castellano de Artaxona era una intromisión absurda en el corazón del Reyno. Un acuerdo el año anterior entre los dos reyes, que además eran cuñados, solucionó el problema y toda la comarca volvió a ser navarra. Para Tafalla fue muy importante esta tranquilidad en sus alrededores, por todos los montes y facerías que unían los términos y las hostilidades que se habían derivado entre los pueblos.

Privilegio de Sancho Ramírez. (1157)

Ximeno o Semen Aznárez aparece como señor de Tafalla; Sancho Ezquerra en Uxue, Don Martín Lehet en Peralta... Es a partir de este año, con Sancho VI el Sabio, que se documenta el topónimo del territorio navarro: “Regnante rege Sancio in Nauarra...” En esta época, 7 6

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

“navarro” es un concepto que define al vascohablante o euskaldun del sur de los Pirineos, incluidos a los alaveses y bizcainos, como hemos visto en el Códice Calixtino. De ahí que la lingua nauarrorum sea el vascuence. El propio Fuero General, la primera constitución del Reino, hace equivalentes “se dice en bascuenz” o “se dice en nauarro”. De ahí que durante los siglos XII y XIII todavía perduraba entre los habitantes de la Ribera, en las tierras arrebatadas a los musulmanes, la conciencia de que Navarra era otra tierra diferente a la suya. Yanguas y Miranda en su Diccionario de Antigüedades, cita documentos en los que se deduce que los concejos de Peralta y Tudela tenían a Navarra como un país distinto, cuando hacer referencias a gentes que “vienen” de Navarra o que “van” a Navarra. Tafalla, aunque siempre en la muga, estuvo dentro de ese originario mapa de Navarra. 186.

188.

Julio•1170

X I V

A

190.

Julio•1174

191.

5•Febrero•1176

192.

5•Agosto•1179

193.

1•Mayo•1184

194.

Febrero•1189

195.

Octubre•1190

Sancho VI de Navarra dona al hospital de Roncesvalles “la rueda de Villanueva que es cerca de Tafalla”. Parece ser que se refiere a Iriberri, en Valdorba.

Por el camino de Artaxona un jinete presuroso cruza los muros de la villa e informa que tropas de Alfonso VIII de Castilla han entrado por la parte de la Rioja y ocupado la villa vecina. Los S I G L O

L

Sancho VI concede el Fuero a Villava. Entre los testigos aparece por vez primera Lupo de Alfaro, como señor de Tafalla. El anterior señor Eneco de Oriz es ahora señor en Aizorroz.

18•Septiembre•1173

E L

L

Muere la reina doña Sancha, esposa de Sancho el Sabio. Había fundado en Marcilla un monasterio de la orden del Císter, que fue confirmado por el rey dos años más tarde. Lope de Alfaro, señor de Tafalla, firma como testigo.

Sancho VI concede el Fuero de Nájera a la aljama de judíos de Tudela. Entre los señores que dominan en Navarra y que firman de testigos aparece “Eneco de Oriz in Altaffallia”.

H A S T A

A

Bibiano, abad del monasterio de Santa María de Irache, concede a Pedro de París o Pedro de Artaxona, obispo de Pamplona, la iglesia de San Pedro de Tafalla a cambio de Arbeiza, Zubielqui y Biloria. Eneco o Iñigo de Oriz consta en este año como señor en Tafalla. Era también señor de Alava y Guipúzcoa, incluido Duranguesado.

Pedro de Arazuri es desnaturado, y deja de ser señor de Tafalla, de Larraga, Logroño y Artaxona.

189.

F

Las tropas castellanas de Alfonso VIII vuelven a internarse en Navarra, destruyendo el castillo y villa de Milagro. Tafalla cerró sus portales y se aprestó para la defensa. El rey navarro estuvo dos días sitiado en la fortaleza de Leguín, a la sombra del monte Izaga, pero al poco tiempo los castellanos abandonaban el reino sin conseguir sus propósitos Los ataques castellanos continuaron en años sucesivos, y se recurrió al arbitraje del rey de Inglaterra.

Se reclutan soldados entre los hombres de la villa, para acudir con el rey navarro a combatir en tierras de la Rioja. La campaña de Sancho el Sabio duró hasta marzo del año siguiente. Los navarros ocuparon Logroño y la rioja alavesa, llegando hasta las inmediaciones de Burgos. 1169

A

portales tafalleses se cierran y se colocan guardas, pero el castellano se dirige hacia Pamplona. Al poco tiempo se retiraron hacia Castilla.

Octubre•1162

187.

T

Aparece Petro Martinez de Lehet como señor de •

7 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

Tafalla, en un documento en el que Sancho VI recupera la villa de Galar que estaba sometida a empeño. 196.

Octubre•1192

197.

14•Junio•1193

T

A

F

Muere Pedro de París, o Pedro de Artaxona, obispo de Pamplona

199.

L

A

Julio•1196

Aparece un nuevo señor de Tafalla, Petrus Martínez de Lehet, o de Lete. Corría este año cuando según los Anales, llegaron unos embajadores del emperador Miramamolín, (AlNasir) “con los trajes por muchos años no vistos en Navarra, con el aparato y pompa con que entraron, representando a su señor, y con el orgullo y jactancia propia de su nación en estos públicos semejantes, movieron tan grande novedad en ella que hallamos notado el año como cosa muy singular”. Fruto de esta visita fue el viaje que hizo el rey Sancho a tierras moras, acompañados por su séquito en el que se encontraba el citado señor de Lehet.

Sancho VI, El Sabio .

200.

desde 1167. Le sucede Martín de Tafalla, el XXVIIIº obispo. Hay dudas sobre la validez del nombramiento y tiene que ir a pleitear a Roma, donde muere. En su Crónica, el Príncipe de Viana afirma que fue obispo por un año, “el cual fue elegido mas no consagrado”.

20•Mayo•1198

Tratado de Calatayud, en el que los reyes de Castilla y Aragón acuerdan repartirse el Reyno de Navarra. Para ello, acusaron al rey navarro Sancho el Fuerte de haber sido excomulgado por un cardenal, por su trato con los musulmanes. En la futura Merindad, la cuenca del río Arga debía quedar para Castilla, con Milagro, Funes, Peralta, Falces, Miranda, Larraga, Artaxona y Mendigorria, mientras que Caparroso, Olite, Tafalla y el resto de pue-

27•Junio•1194

Doblan todas las campanas de la villa por la muerte del buen rey Sancho el Sabio. Desde 7 8

L

1157, la villa de Tafalla se gobernaba con el Fuero que él había aprobado, y que tras sucesivas confirmaciones estuvo vigente durante más de trescientos cincuenta años. Toda la sabiduría y las armas de este rey le fueron precisas para mantener la integridad del Reyno frente a los ataques de aragoneses y castellanos, que en ocasiones asolaron la comarca. Le sucede en el trono Sancho el Fuerte, al que la muerte de su padre le sorprende en Francia, luchando al lado de Ricardo Corazón de León. Por vez primera se denomina rey de Navarra, frente al de rey de Pamplona empleado hasta entonces. Este año Sancho de Orta figura como señor o tenente de Tafalla.

Fortun o Fortunio de Baztán aparece como señor de Tafalla. Otros miembros de la familia eran tenentes en San Juan de Pie de Puerto y Erga.

198.

A

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

Siglo XIII

F

A

L

L

A

blos quedaba en manos de Aragón. De inmediato, los ejércitos de Aragón y Castilla invaden Navarra. Miranda es ocupada por los castellanos. 201.

1200

Comienza el siglo con malas noticias. El rey Sancho se encuentra en Africa, pidiendo ayuda a los almohades, para su continua guerra con Castilla y Aragón. Aprovechando su ausencia, Castilla ocupa Guipúzcoa y Alava. Al final, Sancho el Fuerte se avino a hacerles grandes concesiones y el Reyno vio cómo los castellanos desgajaban para siempre los territorios de Alava, Vizcaya y Guipúzcoa, perdiendo Navarra su salida al mar. Se calcula que por esta fecha fue labrada la basílica de San Nicolás, junto al palacio de Sosierra, de estilo protogótico y con influencias del Císter. Los exteriores son de sillería, recrecidos posteriormente, viéndose en los muros antiguos las ventanas primitivas. También de la primera mitad del siglo XIII es la imagen de la Virgen con el Niño, en posición sedente, de estilo románico avanzado, que se H A S T A

E L

S I G L O

X I V

Virgen de Sabaiza, en San Pedro.

7 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

custodia y venera en la parroquia de San Pedro. Procede de la Parroquia de la Asunción de María, de Sabaiza.

Arróniz el señorío de Tafalla. Junto al rey se reúne Martínez de Lehet, y el caballero Zúñiga, “el de la Barba Negra”, que le llama José Beltrán.

Desde este año existe un “arcidiano de la Cambra”, como abad único de las dos iglesias parroquiales de Tafalla. Como tal abad, recibe las rentas de la abadía y nombra vicarios para Santa María y San Pedro entre los clérigos elegidos y presentados por el Concejo.

Batalla de las Navas de Tolosa, actual provincia de Jaén. La tradición sostiene que las cadenas del actual escudo de Tafalla fueron concedidas por el rey como distinción a los que participaron en la jornada. Según algunos autores, a partir de las Navas de Tolosa, el escudo “trae de

202.

1206

203.

Marzo•1206

204.

1207

206.

16•Julio•1212

Desde Tudela, Sancho VII el Fuerte otorga fueros a los habitantes de Tafalla, actuales y futuros. Determina las pechas que deben pagar, librándoles de todas las demás a cambio de cuatrocientos cahíces de trigo en Santa María de agosto y otros tantos de ordio por San Miguel. Además, les exige 1.600 sueldos. Eximía de ir a las labores reales fuera de la villa, y debían trabajar únicamente en el Castillo y en las heredades del rey dentro de la villa. El texto, en latín, acaba con el signo del Arrano beltza, o águila negra. Entre los testigos firma “Petro Martinez de Lehet, Taffallam”. Esta pecha es la que se denomina tasada, que una vez impuesta la pagaba cada pueblo ya creciese o menguase el vecindario.

Lope de Tafalla figura entre los árbitros designados para dirimir el pleito suscitado a raíz de las deudas que dejó el obispo don García.. Otros árbitros fueron Pedro de Navaz y García de Leoz, posiblemente tafalleses. 205.

Septiembre•1211

Fuero de Tafalla de 1206, con el sello del rey Sancho VII el Fuerte.

Según algunos autores, el rey Sancho se encuentra este mes en Tafalla, reuniendo caballeros y tropas para la campaña que lo llevará a las Navas de Tolosa. En el reparto de honores y cargos, concede a Pedro Garcés de 8 0

azur y un castillo de oro de tres torres, la de en medio mayor, con dos puertas, la central mayor y en ella un guerrero armado; bordura de gules con las cadenas del reino en oro”. Eso parece indicar el anti-

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

guo sello céreo, cuyo troquel se conserva en el ayuntamiento. Cabezudo Astrain sin embargo dice que en este sello del siglo XIV el escudo no tenía cadenas, y que éstas fueron incorporadas tras la concesión del título de ciudad. Como se decía entonces, a moro muerto gran lanzada, y después de la batalla no fueron pocos los pueblos que se atribuyeron destacada presencia en la misma. Según el Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España, Tafalla “era entonces, por su situación e importancia, la principal plaza de armas de Navarra, y sus hijos, siempre valerosos e hidalgos, asistieron a la famosa batalla de las Navas de Tolosa, siendo, con los de Olite, los que rompieron las legendarias cadenas de Miramamolín (AlNasir), cargando los primeros sobre la terrible guardia negra”. A falta de datos documentales, buenas son las leyendas. 207.

A

F

A

L

L

A

cuanto a los judíos, las disposiciones del Papa Gregorio IX les obligan a distinguirse por su indumentaria, para favorecer así su marginación. 209.

15•Abril•1227

El Concejo, infanzones y labradores de Caparroso venden al Concejo de Tafalla la parte del agua del río Zidacos que les corresponde en el término tafallés por 3.500 sueldos. Son dieciocho días con sus noches en los meses de abril, mayo A rrano Beltza del Fuero de Tafalla.

23•Agosto•1214

Sancho VII prohibe a los habitantes de la Navarrería y de San Nicolás que levanten construcciones militares contra el Burgo de San Cernin. A éstos les aconseja que resistan al máximo en el caso que no respeten la prohibición. Entre las firmas de los señores al pie del documento, aparece Petro Garceiz de Harroniz como tenente de Tafalla. ¿Pasó por Tafalla San Francisco de Asís? Una tradición navarra habla de la intervención del santo en la pacificación de los barrios de Pamplona cuando marchaba camino de Santiago. Los historiadores de la orden franciscana afirman que este año llegó a Tudela, donde fundó orden. De ser así, Tafalla como tantas veces, sólo fue lugar de paso. 208.

y junio. Un siglo más tarde esta venta será objeto de intensos pleitos y disputas.

1215

E L

S I G L O

X I V

210.

7•Abril•1234

211.

5•Mayo•1234

Raudos caballeros cruzan por el Camino Real hacia Pamplona. A su paso van regando la triste nueva: el rey Sancho VII el Fuerte acaba de morir en el castillo de Tudela. Con él se acaba la estirpe vascona de los reyes de Navarra. Posteriormente, el cuerpo del rey Sancho pasará de nuevo por la villa camino de Roncesvalles, donde se le dará sepultura.

Dos minorías son obligadas a distinguirse en la forma de vestir: los leprosos y los judíos. El terror a la lepra se ha propagado en Europa y los contagiados son obligados a vivir fuera de las poblaciones, vestir de color gris y llevar consigo una campanilla que advierta de su presencia. En H A S T A

T

Una representación de caballeros y ricohombres de la villa acude a Pamplona, a los actos de coronación del nuevo rey Teobaldo I de Champaña, sucesor de Sancho el Fuerte. Con esta dinastía, Navarra se engarza más aún en la política euro•

8 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

pea. Tres días más tarde jurará los Fueros y será alzado sobre el pavés. El nuevo monarca, más conocido como trovador que como estadista, visita en días sucesivos las principales ciudades y villas del Reyno.

de allí se introdujeron en la zona de los lagos salados, por el mismo camino que dos siglos antes habían utilizado sus compatriotas en la Primera Cruzada. Guerra de destrucción y de rapiña en nombre de grandes ideales.

En los documentos de Teobaldo I, vuelve a aparecer Eneco de Oriz como señor de Tafalla. Teobaldo modernizó la administración del Reyno. A su mandato se debe la creación de las Merindades.

Teobaldo I dicta sentencia entre Artaxona y Tafalla, en el pleito “sobre pasturas, taillazón de leña et sobre defesas ancianas”. Después de haber escuchado “a buenos et sabios hommes” de ambas villas, acordó que desde el día de la Virgen de agosto hasta el día de San Martín, los ganados de las dos villas puedan pastar de día y de noche, los de Artaxona en términos de Tafalla y al contrario, prohibiendo únicamente pacer en sembrados y viñas. Son curiosas las disposiciones sobre la tala de arbolado: “Si hombre de una de estas villas hiciere leña en el monte de la otra, pague de cada carga de leña cinco sueldos. Si cortaren árbol tal que a la sombra dél pudiere un hombre estar sentado y que las ramas le dieren en la cabeza, pague diez sueldos”.

212.

Marzo•1237

213.

25•Enero•1238

214.

23•Abril•1238

216.

La nobleza navarra anda contrariada con Teobaldo, por no cumplir los usos y costumbres del Reyno. Algunos caballeros y ricohombres se reúnen en Estella para decidir poner por escrito los fueros que debían respetar y amejorar los reyes. “Coaligaciones ilícitas”, llama Teobaldo a estas reuniones, y ordena “que sin haber cuenta del juramento que han hecho disuelvan al punto esa liga...” De allí saldría el Fuero Antiguo, núcleo del Fuero General.

Febrero•1243

Al reconciliarse con el rey Teobaldo I, el papa Gregorio IX establece la Inquisición en Navarra, pero no existió Tribunal Inquisitorial hasta tres siglos después, con la pérdida de la independencia del Reyno. Los tribunales civiles se siguieron encargando de los delitos de heterodoxia o de brujería. 215.

Teobaldo I.

Diciembre•1238

Por estas fechas el rey Teobaldo embarca en Marsella rumbo a Oriente, al frente de sus tropas para tomar parte en la Sexta Cruzada. Entre los caballeros que le acompañaban, ligados a linajes tafalleses, cuentan a Corbarán de Lehet; Arnaldo Ojer de Mauleón; Pedro Díez de Aux; Beltrán Cruzat... Desembarcaron en Esmirna y por la cuenca del río Gedis se dirigieron hacia la meseta central del Asia Menor. Pasaron por Karahissar y 8 2

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

217.

I

S

T

O

R

I

A

D

E

18•Abril•1245

30•Junio•1253

S I G L O

X I V

L

L

A

220.

27•Noviembre•1253

221.

6•Febrero•1255

Sello céreo medieval.

8•Julio•1253

E L

A

Teobaldo II confirma y revisa las cláusulas del Fuero de Sancho VI el Sabio de 1157. “In Di nomine nostri Jesuchristi, amen. Sepan todos cuantos esta present carta verán, é odrán, que Nos D. Thibalt, por la gracia de Dios, rey de

Funerales en todo en todos los pueblos por la muerte de Teobaldo I, el rey del que el poeta Anelier dijera que “amó mucho la justicia, de tal modo que durante su gobierno mandó que se tratara por igual al pobre que al rico... valiente, rey alegre, gran cantador...” De este rey quedaba la redacción del Fuero General, la compilación jurídica con la que los nobles navarros H A S T A

F

Numerosos vecinos acuden a la capital a disfrutar de los festejos anunciados por la proclamación de Teobaldo II como rey de Navarra. El nuevo monarca juró conservar fueros y franquezas a todas las clases sociales: clérigos, ricohombres, caballeros e infanzones, a los francos y “a todo el pueblo de Navarra”. El juramento imponía al rey tantas ataduras que se dirigió al Papa solicitando licencia para desligarse del mismo.

Los concejos de Tafalla y Olite dan poderes para aceptar a sus respectivos representantes el dictamen “sobre demanda que el concello de Thafalla fazia al concello de Olit de piezas et de vinas” y para evitar discordias, luchas, muertes y perjuicios. Una comisión de cada pueblo redactó unas concordias que debían mitigar los enfrentamientos. La comisión tafallesa la componían Don Martín, alcalde, y Pascual de Arbizu. Olite en este siglo tiene unas mil doscientas familias, que lo convierten en una de las poblaciones más importantes del Reyno, sólo superada por Pamplona, Tudela y quizás, Estella. 219.

A

limitaban el poder real, recogían los usos y costumbres del Reyno, reglas judiciales y penales, fueros locales...

Teobaldo I concede en arriendo todas las tierras que posee en Tafalla, piezas, viñas, huertos, aguas y demás derechos, a los labradores de la villa, con la condición de que le entreguen por San Miguel, a él o a sus herederos, 1.400 sueldos de cualquier moneda corriente en Navarra. “Nos don Thibalt, por la gracia de Dios rey de Nauarra, comde palazino de Campainna et de Bria, fazemos assaber a quantos agora son et de aqui adelant seran, que Nos, por todos tiempos que son a venir, atrebudamos a todos nuestros labradores de Taffaylla todas nuestras pieças, las vinnas et los huertos que nos hi avemos, con sos agoas et con sos dreytos. Et es assaber que eyllos deuen dar a nos ho a nuestros herederos quada aynno por la fiesta de Sant Miguel mil et quoatroçientos sueldos de qualque moneda corriere en Nauarra”.

218.

T

Navarra, de Champaina é de Bria, conde Palacin; por remedio de nuestros pecados, é de nuestros antecesores otorgamos é confirmamos á nuestros labradores de Tafalla todo aqueill fuero que nuestro honrado visabuello el rey D. Sancho les dio...” Delimita las “corseras” de su término, •

8 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

resuelve determinados procedimientos procesales y penas, y autoriza el aprovechamiento gratuito de yerbas entre los ríos Arga y Aragón. El rey no cobraría los homicidios “ultra las mugas” de la villa, pero si el homicidio era “dentro de las mugas” la villa debía entregar al homicida o pagar el homicidio. De nuevo se dice que los labradores sospechosos de delito no se someterán a las pruebas o tormentos de hierro ni de candela. Si no hay testigos ni pruebas, basta el juramento del vecino proclamando su inocencia para que quede libre. La justicia o “sayón”, que debe ser forastero del lugar, no puede llevar armas, “sinon un bastón de un cobdo en la mano”. El documento se firmó en Olite, “domingo primero empués de la Candelaria”.

tral sale un brazo armado de espada corta, a la diestra. Y a la siniestra, hay un escudete vacío, cuyos relieves, si los tuvo, se han borrado. La leyenda circular en letra gótica dice: S. CONCILII DE : TAFALLLA.

Se celebra en la villa una reunión extraordinaria de la Cort, la única que se conoce de este tipo en época de Teobaldo II. La Cort es el alto tribunal de justicia, presidido por el rey, en el que toman también parte miembros de la alta nobleza, únicos competentes para dirimir causas de ricoshombres e infanzones. También toman parte “hombres sabios”, expertos en derecho o “alcaldes de cort”. Junto con el senescal Joffre de Bourlemont, participan en la Cort dos ricohombres, dos eclesiásticos, un champañés y el tesorero. Tratan sobre un documento para los burgueses de San Cernín, y el senescal ordena a los hombres buenos de este Burgo que demoren el pleito que mantienen con los de la Población de San Nicolás hasta que el rey llegue a Navarra, y que los de San Nicolás no hagan más obras en el Burgo.

En el registro de cuentas de Teobaldo II figura la “retenencia” de Tafalla, a cargo del caballero García Iñiguez. Los tenentes siguen siendo caballeros que perciben un emolumento anual en dinero o especie por la custodia del castillo. En Navarra hay 67 castillos entregados en “tenencia”.

222.

223.

1•Septiembre•1259

225.

1259

226.

18•Agosto•1264

227.

1266

Jenego o Eneco de Oriz sigue como señor de Tafailla. A lo largo de este siglo y del siguiente el nombre de la villa sigue escribiéndose de variadas maneras. En la documentación real del Archivo General podemos ver Tafaila, Tafailla, Taffallia, Taffaylla, Taffaillem, Taffalla, Taffala, Taphallam, Taphalliam, Taphalam... Como se ve, ya ha desaparecido la sílaba Al, que solía aparecer junto al nombre en los siglos anteriores.

30•Mayo•1256

Teobaldo II se dirige “a todo el concejo del Puyo sobre Taffaylla” y les exime de las penas de homicidios salvo en caso de asesinato, y promete no desprenderse de dicha población. En otras ocasiones llama al Pueyo “La Población sobre Taffayla”. Desde antiguo, Pueyo aparece muy ligado a Tafalla, y con una singular armonía entre sus habitantes.

1258

Se produce un homicidio en Tafalla. Desconocemos autor, víctima y motivos. Unicamente sabemos que cobró la novena el alcalde del mercado de Pamplona, Roldán Pérez de Eransus. En esta época, Teobaldo II ya ha introducido la administración por Merindades, existiendo tres en Navarra, la de Tudela, la de Estella y la de las Montañas. Carlos III creará la

Documento de concordia entre Olite y Tafalla en el que aparece por vez primera un sello céreo, con el primitivo escudo de la ciudad. Es de cera blanca y ostenta un castillo mazonado, coronado por cinco almenillas; debajo de ellas, dos ventanas gemelas de arco apuntado. De la puerta cen8 4

224.

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

nueva Merindad de Olite. La Merindad venía a ser el territorio en el que el merino representaba al rey y ejercía su poder ejecutivo, administraba el patrimonio real, mantenía las cárceles y detenía los malhechores. 228.

7•Octubre•1269

229.

21•Diciembre•1270

X I V

L

L

A

231.

27•Agosto•1274

232.

30•Agosto•1274

233.

1•Noviembre•1274

234.

1275-1276

Roy Marquiz de Tafalla es uno de los muchos caballeros presentes en las Cortes de Olite que acuerdan que en el momento en que el infante Don Pedro, hijo primogénito del rey de Aragón, se presente en Navarra, le jurarán y harán homenaje de manos y de boca.

20•Marzo•1271

S I G L O

A

Corre la voz de que los castellanos concentran tropas en la frontera del Reyno, y que han puesto sitio a Viana. Y que algunos magnates del Reyno, como Corbaran de Navarra, ayudan a los invasores.

Viernes. El recién proclamado rey Enrique I llega a Tafalla, dentro de su recorrido por las principales plazas del Reyno. Luego marcha a Olite, donde jura al Concejo de Tafalla que mantendrá en sus fueros, franquezas, privilegios y buenas costumbres, “a los que agora son et sean en toda nuestra vida”, para “que ningún hombre ni ninguna mujer de toda la villa de Taffaylla sea preso ni embargado de su cuerpo ni ninguna de las sus cosas...”, y que “deshará todas las fuerzas, tuertos y malas costumbres impuestas por su padre, su hermano y su tío”, es decir, por los dos Teobaldos y por Sancho el Fuerte. “Et todas estas cosas, como escriptas son en esta present carta, otorgamos et confirmamos nos, el dicho rey don Henrric, et juramos que terremos et compliremos assi como scripto es de suso; et por aquesta E L

F

Acaban los funerales por el rey Enrique I, muerto en Pamplona el día 22 del mes anterior. Dicen que el joven rey murió por su gran gordura, “que lo ahogó”. Los principales caballeros de la villa y de todo Navarra acuden a Olite para tratar sobre la sucesión. Los pueblos acuerdan reunirse cada tres meses, en Olite, para controlar las arbitrariedades que pudiera cometer el gobernador, que iba a regir Navarra mientras la heredera, Juana I, fuese menor de edad.

Muere el rey Teobaldo II en Trápani, Sicilia, mientras participa en la Octava Cruzada, al lado de su suegro San Luis, rey de Francia, que también muere en la expedición. No nos suenan a tafalleses los apellidos de los paisanos que le acompañan. Tal vez lo fuera un Corbaran de Lehet, antepasado de los Corbaranes, cuya tumba todavía se recuerda en el atrio de Santa María. Al morir sin descendencia, su hermano Enrique I le sucede en el reyno de Navarra y en el condado de Champagne.

H A S T A

A

razon, damos a vos, los nuestros amados naturales fieles, el alcalde et los jurados et a todo el pueblo de la vylla de Taffaylla...”

Teobaldo II concede al Convento de Santa Engracia de Pamplona la gracia de doscientos cahíces de trigo sobre el censo que tributaba la villa de Tafalla. El cahíz es una medida para áridos, que equivale a cuarto robos.

230.

T

El poeta Guillermo Anelier de Tolosa (Francia) pasa por Tafalla acompañando al nuevo gobernador camino de la capital, donde se encuentran guerreando navarros contra francos. Anelier escribió luego un importante códice en lengua occitana, en el que aparece la primera loa a nuestra ciudad. Al pasar por Olite y Tafalla, le impresiona la hospitalidad de la comarca y escribe: Anec enta Olit on es tota bontat E la el sogornec guar es loc ajzinat E quan el asaguisa fo ben sogornat Anec enta Tafailla que zes loc abastat •

8 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

(Cabalgó hasta Olite donde se encuentra toda clase de bienes. Y allí pernoctó porque era un lugar cómodo, y cuando hubo descansado a su placer, continuó cabalgando hasta Tafalla que es lugar bien abastecido). 235.

10•Mayo•1276

El Concejo de la villa presta juramento de fidelidad y obediencia a Juana como reina de Navarra, y a Eustaquio de Beaumarchais, gobernador. Se muestra satisfecho del Anelier de matrimonio de la reina con el hijo del Tolosa escribió, rey de Francia. El documento está en lengua occitana, elogio a escrito en romance navarro: “Sepan el primer Tafalla. quantos esta present carta veran et odran que nos don Rumeo, alcalde, Miguel Semeneyz, mayoral, Miguel de Gracian, iurado de Taffailla por nos et por los otros mayorales et iurados et por todo el Concejo de Taffailla, por mandamiento del dicho Concejo esguardando el prouecho et la honrra de la mucho honrrada dona Iohana, nuestra natural seynora et reyna de Nauarra...” Como se ve, un Romeo aparece ya como alcalde de Tafalla y seguirá apareciendo entre la vecindad hasta nuestros días. 238. 3•Agosto•1278 Desde Le Vendreuil, Felipe III ordena al gober236. 7•Agosto•1277 nador de Navarra que mande pagar a los frailes Desde París, Felipe III ordena al condestable de predicadores de Estella, Pamplona, Tafalla y Francia y al gobernador de Navarra que influyan Bayona lo que se les debe. En estos años buena en el negocio pendiente entre los judíos y los parte del clero lleva una vida casi seglar. La hombres de Tafalla. Al día siguiente, les remite gente de iglesia es la única que tiene acceso a la también una súplica del castellano, o alcaide del cultura y con ella a posiciones de honor dentro de la sociedad. Se mantienen con los diezmos, castillo de Tafalla, escrita en latín. primicias y toda clase de ofrendas; con la venta 237. 21•Agosto•1277 de indulgencias y en muchos casos con el Inés, abadesa del Monasterio de Santa Engracia, cobro de impuestos, multas, confiscaciones... “cabe Pamplona”, reconoce haber recibido los Pese a que muchos clérigos tienen una vida doscientos cahíces de trigo que les correspon- relajada y poco virtuosa, no pueden ser juzgaden de la pecha de Tafalla. Este año aparece la dos sino por tribunales eclesiásticos, derecho relación de un préstamo pendiente, “entre judío este muy apreciado por ser más benévolo y no contemplar la pena de muerte. y vezino de Tafalla”.

8 6

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

240.

T

A

F

A

L

L

A

1284

La justicia en esta época es durísima. La disuasión se impone principalmente mediante los castigos corporales. En el Fuero de Tafalla, aunque exime de la prueba del tormento, se cita dos veces el patíbulo: “del Enforcado al Cascaillar... de part castello et usque al Enforcado...” Este año, en las cuentas del preboste de Olite, leemos una siniestra partida: “por leña comprada para quemar a una mujer de Pitillas que había dado muerte a su marido: doce sueldos”. Y una tal Dominga de Mendigorría estuvo presa 29 días y luego fue sepultada viva. 241.

15•Agosto•1284

242.

1291

243.

1297

Juana I, hija de Enrique I de Navarra, se casa con Felipe IV el Hermoso, heredero de la corona de Francia, uniendo de esta manera los dos Estados. París está lejos, y el reino pirenaico lo gobierna el Rey por medio de gobernadores. Cuando las villas no se entienden con éstos, envían embajadores a París, como tuvo que hacer Tafalla en varias ocasiones. Para quitar las diferencias que existen entre los 239. 1280 Concejos de Tafalla y Olite sobre diversas hereFue ajusticiado en Tafalla un ladrón que estuvo dades de viñas y piezas, se acordó nombrar cuapreso en la cárcel de Miranda. Por las mismas tro personas por cada villa para que ellas determinasen y resolvieran los pleitos. fechas ajusticiaron a un judío en Olite. Este año es alcaide de Tafalla Bartaut, que hizo Este año aparecen por los mercados y ferias los obras en el castillo, haciendo puertas nuevas, dineros, sueldos y libras llamados carlines. Estos recubrió la torre mayor y las otras torres. Un a su vez eran prietos o blancos, según la plata registro de Comptos da cuenta del “trigo et de que contenían. Los dineros prietos eran llamafarina de la garniçon al castillo de Taffaylla”, y en dos también febles. Aunque parezca mentira, otro registro aparece el cobro “por la escribanía estas monedas siguen usándose, siquiera como recurso legal. En todos los testamentos que de las cartas de los judíos” en Taffaylla. La pecha de 31 cahíces de mijo que debía pagar hacemos los navarros, siempre aparece la fórTafalla se cambia por otros tantos de cebada. Las mula de desheredación según la cual, a aquellos pechas reales, o el pago que los campesinos que puedan reclamar derechos hereditarios, se hacían al fisco, se fueron unificando en el tránsito les dona “una robada en tierra comunal y cinco de los siglos XII y XIII hasta transformarse en una sueldos febles o carlines”. sola cantidad anual. H A S T A

E L

S I G L O

X I V

8 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Siglo XIV Se corre la noticia de que en Olite han quemado vivo a un judío. En otras ocasiones se ordenaba “facer cocer” a los reos, sobre todo si el delito era tan grave como fabricar moneda falsa.

Martinum de Soria, vicinos nostros uestrosque uasallos”. La villa pide al Rey que les crea cuando le relaten de viva voz las desgracias que sufre el vecindario.

La villa tiene problemas con algunos nobles poderosos, sobre todo con el Gobernador del Reyno, que les hace grandes agravios y les confisca sus bienes. Deciden enviar una embajada a París. El Concejo escribe una carta en latín a Felipe el Hermoso, rey de Francia y Navarra, en la que apelan a su benignidad y le ruegan que escuche a “Dominicum Martini, Pascasium Petri et

El rey Felipe el Hermoso ha escuchado a los tres tafalleses. Escribe desde París al Gobernador de Navarra y le da cuenta de las molestias que desde tiempos pasados les causan algunos caballeros, “tomándoles sus cultivos y leña en sus casas y habiéndolas de llevar a sus casas por su capricho, con grande perjuicio de los labradores”. Ordena el rey que se reparen esas molestias y no se repitan en el futuro.

244.

16•Octubre•1304

Petición que se llevó a París. (1304).

8 8

245.

17•Diciembre•1304

246.

29•Diciembre•1304

De nuevo desde París, el rey Felipe dice que los representantes de Tafalla le han expuesto las perturbaciones que sobre su derecho a las aguas del Zidacos les hacen los de Olite. Ordena al Gobernador del Reino que investigue y de ser cierto, no permita que los habitan•

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

tes de Olite impidan a los de Tafalla conducir las aguas del Zidacos para regar tierras y prados. El documento real, redactado en latín, fue leído ante “todo el conçeillo de los lauradores de Taffaylla, plegado conceyllo a voz de pregonero en logar acostumbrado”. Los tres vecinos que fueron de embajadores a las orillas del Sena habían realizado un buen trabajo. 247.

249.

1307

F

A

L

L

A

250.

1•Septiembre•1307

251.

Octubre•1307

252.

12•Noviembre•1307

253.

14•Diciembre•1307

Reunidas las Cortes en Pamplona, acuerdan no reconocer a ningún gobernador hasta que el nuevo rey no viniese a Navarra a jurar los Fueros. La influencia de los Infanzones de Obanos y su defensa de los derechos de las villas y del Reyno se hace notar.

1305

25•Febrero•1306

A

dos...” Cuando se ejecutaba a un judío se solía matar a su vera a un perro. Si dos judíos, dos perros. Para que se grabase bien la imagen: perro-judío-perro-judío.

Pedro de Tafailla es ahorcado por robo de harina, vino y lino de la despensa de un albañil de Rada. Los ladrones son castigados con tal severidad que indica la carestía general. Según documentos de la época, el porcentaje aplicado a la villa como pecha era el 5% de la producción agraria. La pecha era la renta que se debía pagar anualmente al fisco real, o al señor en los casos de señorío eclesiástico o laico. Guillén de Loarce aparece estos años como alcaide del castillo y en su mandato se rehizo el palacio que servía de habitación real en dicho castillo. 248.

T

Luis I el Hutín, es coronado en Pamplona después de jurar los Fueros. Días después, en su recorrido jurando los Fueros de las principales villas, pasó por Tafalla. Al poco, se reavivan los enfrentamientos con los aragoneses, que cruzaron el río Aragón y llegaron hasta los campos de Olite y Tafalla, arrasando todo a su paso. A su regreso los de Sangüesa y Aibar los emboscaron y los pasaron a cuchillo.

El comendador concede a Miguel de Berbinzana, por el plazo de diez años, las casas y propiedades que la Orden del Temple tenía en el término, con la obligación de un pago en trigo y cebada y rehacer el Palacio de la Orden. A partir de 1312, los bienes de la Orden del Temple fueron confiscados y sus miembros encarcelados.

Desde Estella, Luis Hutín manifiesta que los de Tafalla habían llevado con sus animales leña y otras cosas a su palacio de Olite, y reconoce que eso no suponía servidumbre alguna para el futuro ni contravención de sus privilegios. Los tafalleses se quedan más tranquilos; de sobra saben que la costumbre se hace ley.

El judío García de Tafalla es condenado a morir en la cruz, con cuerdas, como los dos ladrones que acompañaron a Cristo en el Gólgota. Había robado a una mujer en Arguedas dieciséis libras, seis dineros y un anillo de plata, con el agravante de nocturnidad. Algo imperdonable tratándose de un judío. Su caso es uno de los que descubren la práctica de esta modalidad de ejecución en Navarra, cuando el contable escribe en latín “bestie que cumduxit ad crucem...” esto es, “por los gastos de la bestia que lo llevó a la cruz, dos suel-

Luis Hutín atiende la súplica de los labradores de Tafalla que se quejan de que los merinos, sozmerinos y bayles que recaudan la pecha a la villa hacen “muchos tuertos” y que toman más pecha de la que deben. Ordena el Rey que no se les tome de pecha más de un cahíz de cada veinte. La carta, en latín y “escripta en pargamino, seyllada con cera blanca, con seyllo pendient del muyt noble Don Loys, rey de Nauarra”, fue trasladada al romance navarro en 1329.

H A S T A

E L

S I G L O

X I V

8 9


H

254.

I

S

T

O

R

I

A

D

E

7•Junio•1308

A

F

A

L

L

A

definitiva es compartida por ambos pueblos, tanto así que los representantes de los dos concejos se comprometen “a tener et conplir et guardar todas las cosas sobredichas et cada vna d´ellas” y para ello “obligaron todos sus bienes et de los dichos conçellos, et renunçiaron su fuero los procuradores de ambos los conçellos”.

Domingo de la Trinidad. El badajo de Santa María hace gemir la campana con un toque inconfundible. Hay Concejo. Batzarre. Sean infanzones -aitonen seme- o labradores, todos los vecinos deben acudir al cementerio de la parroquia, para deliberar y votar en caso necesario, pues sólo las cosas de menor monta las pueden decidir por su cuenta los alcaldes y jurados. Vecinos vivos sobre tumbas de vecinos muertos, mudos testigos de las decisiones que afectan a todos los moradores: los tafalleses que fueron, los que son y los que serán. Hoy tratan de la elección de procuradores que representarán a la villa para entender en las diferencias y pleitos con los de Olite, en relación con las aguas del río Zidacos. En romance navarro levantan acta: “Seppan quantos esta present carta veran et hodran que ante mi Pasqual Martiniz notario publico et iurado del conçello de Taffalla et ante los testigos de yuso escriptos... dicho conçello plegado con preguon de conçello de inffançones et lauradores en çiminterio de Sancta Maria, el loguar acostumbrado como husado es de pleguar conçello don Pascual Marin, alcalde, et los mayorales et iurados del dicho conçello de inffançones et lauradores...” La asamblea vecinal les concede plenos poderes para “demandar, de deffender, de lit contestar, de replicar, de triplicar, de componer, de comprometer alto et baxo el dicho pleyto... et de iurar si mester fuere toda manera de iura que pueda acaesçer...” Tres días más tarde, son los de Olite los que nombran procuradores para el mismo pleito. 255.

T

256.

8•Julio•1308

Los reformadores del Reino resuelven el pleito sobre el riego con aguas del Zidacos entre los concejos de Olite y Tafalla. Los diputados de ambos pueblos lo aprueban y ponen los sellos de los concejos. Reina Luis Hutín. Marín de Vera es alcalde de la villa. La sentencia declaraba que en los cuatro días y cuatro noches primeros de abril y mayo de cada año, corriese el agua por Tafalla hasta la puerta del Berbinzanés, y que fuere de allí a la madre, excepto una fila (hila), que correría para regar las heredades del rey en los cam-

7•Julio•1308

Los procuradores de los concejos de Olite y Tafalla acuerdan someter las diferencias entre ambos pueblos en el asunto de las aguas del Zidacos al juicio de tres personajes: Esteban de Borret, subdecano de Poitiers, García Arnalt señor de Novallas y Pedro de Salt, inquisidores y reformadores del Reyno. La voluntad de admitir una solución 9 0

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

257.

pos de Tafalla; que los otros cuatro días y cuatro noches siguientes fuese toda el agua para Olite, echándola a la madre excepto la fila que debe correr para las heredades del rey; que se pusiese un hierro o piedra agujerada en el paraje en que se tomara el agua, bajo el molino de la puente, con dos agujeros, el uno menor para cuando el agua fuese poca, y el otro mayor para cuando fuese mucha, y “según la cantidad de agua, así sea la fila para las heredades del rey”. Tres hombres cuidarían de que nadie tomare en Tafalla el agua perteneciente a Olite. Nada dice la sentencia sobre las dos mil libras de sanchetes que pedían los tafalleses a sus vecinos, en resarcimiento de daños y perjuicios causados. La sentencia no solucionó el problema y las desaveniencias continuaron, generalmente en favor de Olite que, con personajes como Joan Riz de París, parecía tener influencias en la Corte.

H A S T A

E L

S I G L O

X I V

T

A

F

A

L

L

A

Octubre•1309

El “domengo próximo antes de la fiesta de Symon et Juda Apostolos” se firman las Ordenanzas del Concejo de Infanzones y Labradores de Tafalla, redactadas por una comisión de doce hombres “buenos e sabios”. Supone la primera regulación concejil que se conoce. Ordenaban la vida de la villa respecto a problemas ganaderos y agrícolas, explotación de mieses frutales, pastos, leñas y materiales de construcción. Produce admiración la inquietud de los vecinos para la protección del arbolado, como bien colectivo imprescindible. Tratan de la calidad y salubridad de las carnes; pechas impuestas a los dueños de ansares, cabras, cerdos; toques de retirada, penas por robos, vertidos de aguas sucias por las ventanas e incluso, la moderación de los lamentos fúnebres de las plañideras, a las que les prohibe que lloren sobre la fosa hasta que ésta no esté abierta del todo y saquen el cadáver de la iglesia. La ordenanzas cuidaban también de su arbolado, sobre el que se resguardaba una caza abundante: ciervos, lobos, puercos o jabalíes, conejos, liebres, perdices...: “Si ningún ganado que toviere manada en mont o em plano e fuera fayllado culliendo elzino o ramas o quemando, que pague por cada elzino V sueldos e por cada rama XII dineros”. Se prohibe andar en cuadrilla de noche, se castigan las riñas y el apedreamiento de casa ajena. Los tafalleses sólo podían portar el cuchillo habitual, cuyo uso estaba prohibido en las peleas. Era alcalde Paschoal Morin. En el Ayuntamiento se conserva un original en pergamino, redactado en romance navarro, en el que figura ya nuevo sello céreo cuyo troquel de bronce permanece intacto y posibilitó su reproducción con motivo del 350 aniversario de la concesión del título de ciudad. Su leyenda: “Sigillum : Concilii : de : Tafaylla”. En este sello se inspira el escudo de la ciudad, que en términos heráldicos, “trae de Azur y un castillo de oro de tres torres, la de en medio mayor, con dos puertas, la central mayor •

9 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

y en ella un guerrero armado. Bordura de gules con las cadenas del reino en oro”. Curiosamente, el sello de la ciudad de San Sebastián del año 1352 es idéntico a éste de Tafalla. 258.

16•Julio•1312

259.

Enero•1313

A

F

A

L

L

A

260.

1316

261.

17•Agosto•1316

Eneco Lopiz de Zurbano, escudero, vecino de Olite, junto con sus hijos, sobrinos y familiares, están enfrentados con Pascual Morín, alcalde y “con todo el conçejo de ynffançones et de lauradores de Taffaylla...” La causa es la muerte de Ferrando de Zurbano, hijo de Eneco, ocurrida en Tafalla. Para evitar muertes, daños y pleitos intervino personalmente el gobernador del Reyno y dos alcaldes de la Corte. Oídas las partes, dictaron sentencia e hicieron paz y tregua “por çient et un aynno et un dia... diziendo cada uno tres vezes: Tregoa a buena fe”. Si alguno de ellos quebrare la tregua sería considerado como traidor. Las paces entre los dos pueblos fueron renovadas posteriormente. De este año es una demanda interpuesta por el procurador del Rey contra el Concejo de Tafalla, sobre la obligación de “reedificar y sostener a su costa el castillo de la villa y los molinos y palacios del rey y trabajar en sus heredades”. Dos años más tarde, desde París, Felipe el Luengo confirmó la sentencia. Por esta época ya aparece documentado un palacio en la villa, y se cree que fue residencia de verano de los monarcas desde época anterior a Sancho el Fuerte.

Compromiso y sentencia arbitraria en el pleito entre Semen García de Asiain, arcediano de la cámara, y el alcalde, jurados, vecinos y clérigos del Pueyo junto a los de Tafalla, sobre el ajuste hecho al número de clérigos beneficiados en las parroquias. Los jueces designados para ello sentencian que el arcediano observe la misma composición que se ajustó el año anterior. Toda y María de Arlegui son detenidas en Tafalla acusadas de robar trigo vino y harina y “fueron allí mismo sepultadas vivas”. Este mismo año, también en la villa, fue sepultada viva Dominga de Sarria por haber robado nueve libras de sanchetes. Este brutal castigo, generalmente reservado a mujeres, consistía en hacer una fosa y enterrarlas allí mismo. Este año el obispo protesta porque en su diócesis muchos hombres y mujeres “pospuesto absolutamente el amor de Dios, no se avergüenzan de contraer dos o varios matrimonios, viviendo los primeros cónyuges”. Durante la Edad Media hubo en el Reyno dos maneras de celebrar el matrimonio, uno hecho según el ritual eclesiástico y otro el “leal coniugio” acto civil celebrado sin asistencia de sacerdote ante dos o más testigos, legal a todos los efectos. Roto el contrato, posibilitaba un nuevo casamiento aunque viviera el cónyuge anterior. Pese a las presiones de la iglesia este matrimonio civil tomó cuerpo jurídico en el Fuero General de Navarra y dos siglos después siguen celebrándose con normalidad: una vez convenidas las condiciones del contrato, novios y testigos se reunían en un punto y una persona presidía la ceremonia. Los prometidos se tomaban las manos y se daban las “fes” o juramento de fidelidad mutua. El matrimonio se consideraba celebrado. Los hijos de la unión serían legítimos. 9 2

T

Martes y en Olite. Alfonso de Robray, gobernador de Navarra, sentencia sobre las tareas que deben realizar los labradores de Tafalla en las obras del Castillo, y de las que los vecinos habían elevado quejas al Rey. Los labradores alegan que, según fuero, el Rey debe darles el pan acostumbrado, cebada para las bestias y no obligarles a poner maestros en las obras ni comprar materiales, sino sólo marchar a las labores y acarrear con sus bestias: “Dizen que eyllos son priestos de yr a las dichas labores a laurar et dar seruidores et que no son tenidos de comprar piedra, fusta, losa, madera nin logar acarrear con lures bestias et ir a las labores como dicho es...” Una vez más, desde París, Felipe el Luengo confirmará esta sentencia. Pascual Marín es alcalde de Tafalla. •

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

262.

D

E

Mayo•1318

11•Junio•1319

Siguiendo al parecer las consignas dadas en Francia por Felipe II, se hace en todo Navarra una redada de leprosos, también llamados “gafos” o “mesieyllos”, y les son arrebatados sus bienes. Sobre todo son perseguidos en Sangüesa, Estella, Pamplona, Tafalla y Olite. Los de nuestra comarca fueron encerrados en Olite, antes de expulsarlos a Aragón. Se les acusó “de enponzoñar las agoas”. Aún tuvieron suerte, porque unos años más tarde quemaron viva a una leprosa de Isaba. La ignorancia popular atribuía a los leprosos muchos males, y el Fuero era especialmente severo con ellos: “Ynfanzón o villano, si tornase gafo, en eglesia o en abrigos de la villa non debe ser con los otros vezinos, mas que valla a las otras gaferías... et no aya solaz con los ninos ni con los ombres iovenes quoando ande por la villa pidiendo almosna”. 10•Diciembre•1321

E L

S I G L O

X I V

L

L

A

266.

14•Febrero•1324

267.

Junio•1325

268.

11•Agosto•1326

Desde el castillo de Tiebas, muy a su pesar, el gobernador Alfonso Rovray publica la carta del rey Carlos, dando por buena la venta de las aguas de Caparroso a los de Tafalla. La carta del rey no ofrece dudas y el Gobernador ordena que se cumpla: “Et porque nos mandamos firmement a vos et a cada uno de vos que a los dichos de la dicha universidad de Taffailla deyssedes usar de la dicha agoa de Zidacos que la universidad de

Desde París, Felipe el Luengo ordena al gobernaH A S T A

A

Tafalla intenta solucionar su falta de agua y compra a Caparroso los nueve días de agua del Zidacos en abril y nueve en mayo. El gobernador se opone a la venta, diciendo que no se pueden enajenar y que la venta es nula. Tafalleses y caparrosainos acuden directamente al monarca. Desde Fay-ax-Loges Carlos el Calvo, rey de Francia y de Navarra, les da la razón. Dice el rey estar informado de que Sancho de Navarra había concedido a Caparroso, en 1227, el uso del agua del Zidacos para riego por nueve días al año en abril y nueve en mayo, a perpetuo. Y que la universidad de Caparroso vendió y cedió ese uso, “universitati castri de Taffallia”. El rey aprueba la venta, la confirma y manda que no perturben a los tafalleses en el uso del agua.

10•Agosto•1321

265.

F

Desde Toulouse, Carlos el Calvo ordena al gobernador, tesorero y justicias de Navarra que mantengan a los tafalleses en posesión de sus costumbres, usos, libertades y franquezas, liberándolos de toda violencia y opresión. El documento está redactado en latín: “Mandamus uobis et uestrum prout ad ipsum quot homines et habitatores ville nostre de Taffaylla in suis iustis posesionibus, libertatibus, franchisiis et sainsinis...” Era alcalde de la villa Iohan Periz de Vera.

Se designan los cuarenta y dos navarros “mandaderos” que acudirán a París a recibir el juramento de Felipe el Luengo, como rey de Navarra. En las villas y lugares del Reyno se critica con repugnancia la dependencia de Francia, y la falta de consideración del rey, que nunca llegó a pisar tierra navarra. 264.

A

dor que no impida a los habitantes de Tafalla dieciocho días con sus noches las aguas del Zidacos, durante los meses de abril, mayo y junio, según costumbre inmemorial,

El procurador del rey Felipe II el Luengo demanda al Concejo de Tafalla la obligación de reedificar y sostener a su costa el castillo, molinos y palacio del rey, y trabajar en sus heredades”, comprando piedra, cal y maderas y pagar al maestro de obras y a los jornaleros. Es la primera referencia que conocemos al palacio de Tafalla. El alcalde Pascual Marín y el Concejo recurrieron al Gobernador. 263.

T

9 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

A

F

A

L

L

A

rey Carlos I, defensor de esta minoría, precipitó el ataque. Hubo también matanzas de semitas en Funes, Viana y San Adrián. Las prédicas del franciscano Pedro de Ollogoyen se hicieron famosas y agitaron el sentimiento antijudío de los naturales. Al año siguiente la reina Juana hará una investigación y ordenará a 56 villas la devolución de los bienes robados a los judíos y el castigo a algunos culpables.

Caparroso les vendió non embargando ni perturbándola en ninguna manera”. Empero, los enemigos de la villa porfiaron y el problema volverá a resurgir años más tarde. 269.

T

6•Marzo•1328

Llegan terribles noticias de matanzas de judíos en la aljama de Estella. La minoría judía anda temerosa, porque se sabe que grupos de los “pastorreles” habían pasado las mugas pirenaicas para matar judíos aquende los Pirineos. Este movimiento de pastores y campesinos desarraigados, surgido en Francia, clamaba venganza contra los israelitas y se apoyaba en el odio soterrado que muchos naturales tenían contra los acaudalados prestamistas y cobradores de impuestos judíos. Moret llamó a los judíos “codiciosísima nación”. La muerte del

270.

13•Marzo•1328

271.

5•Marzo•1329

272.

15•Mayo•1329

273.

24•Julio•1931

Caballeros, ricoshombres, infanzones y clérigos pasan por la villa en dirección a Puente la Reina. El rey Carlos el Calvo ha muerto y los nobles acuerdan “goardar el regno de Navarra” para el que debe reinar, ayudarse mutuamente y hacer que se respeten los fueros, usos y costumbres. Las buenas villas, entre las que en aquella época no constaba Tafalla, acuerdan reunirse cada cuatro meses en Olite. Los reyes Doña Juana II y Don Felipe III de Evreux han regresado de tierras de Francia y tras un gran recibimiento son coronados en Pamplona. Seguidamente visitan las principales villas del Reyno, entre ellas Tafalla. El día 22 retornaron a la capital. Se observa más movimiento que lo normal por el Camino Real que bordea la muralla. Numerosos caballeros y relevantes clérigos de todas las villas del Reyno acuden a Olite, a las sesiones de las Cortes que presiden los reyes Felipe y Juana. Se trató el grave asunto de la sucesión del Reyno, se levantó acta y pusieron su sello todas las villas presentes. Semen Marín era alcalde de Tafalla.

Belena de San Nicolás, trasera del palacio de Sosierra.

Felipe de Evreux, rey de Navarra, confirma una cláusula del testamento de Semen Martínez de Tafalla, por la que instituye una capellanía en la 9 4

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

iglesia de San Pedro por las almas de los reyes de Francia y de Navarra. “En tal manera que don Yenego -Eneco-, capeillan sobrino del dicho Semen Martiniz, touviese la dicha cappeillania et celebrase la missa cada dia en toda su vida en la dicha iglesia de Sant Pedro por las animas de todos los sobredichos...” 274.

19•Enero•1332

275.

1334

278.

277.

23•Septiembre•1337

F

A

L

L

A

29•Marzo•1340

Miércoles. Los representantes de la villa acuden a Pamplona, a requerir al Gobernador en la Corte acerca de las medidas dictadas contra la villa por el arzobispo de Sanz, obispo de Chalons y lugarteniente del rey, sobre el derecho de aguas del Zidacos en el pleito con Olite. Los tafalleses decían que “no siendo citado, ni confeso, ni vencido en juicio el Con-

Este año, en los corrillos del mercado, se cotorrea sobre los castigos públicos que se aplican por doquier en la comarca. Por robos de poca monta, la pena es de azotes y desorejamiento. Por robos mayores, mayores penas. De Artaxona se sabe que María Xardina “fue desorejada por hurtos menores”. Otra malachandra fue desorejada en Sansoain por mangar unos paños. En Murillo, una tal Gracia fue azotada y desorejada. En Pitillas otra fue azotada por robar harina... Son malos tiempos. El año anterior una gran sequía ha arruinado los reinos peninsulares, y como se dice, la necesidad tiene cara de hereje. Con las hambrunas, arrecian los castigos. 22•Diciembre•1336

A

vecinos de la villa, firman como testigos en un juicio contra un vecino de Monreal por lo que debía Açac Abolfaza, otro judío. En todos los pleitos por deudas y préstamos aparecen revueltos los judíos, principales detentadores y recaudadores de dinero en aquella época. Este año era alcalde Iohan Periz de Vera.

Corre la noticia de que han apresado en Artaxona a un matrimonio, acusado de dar muerte a un niño “para vender su corazón y su sangre a los hebreos”. En este año se ajusticia a Nicolau de Aiçuriaga, Semen Péritz de Orna y a un tal Andreu, hijo del que fuera alcalde de la villa, por asesinato en la judería de Tafalla.

276.

T

Torah de la judería de Tafalla.

Juce de Bonalavor, Açac Enbolat, Çima Embolat, Gento Levi, Jacob de Haro, Mosse Motça, Juçe Negro, Gento Euenxoen y otros, aparecen como judíos vecinos de la villa. El arrendamiento de las rentas de la villa le son adjudicadas a un judío de Tudela. Johan Miranda y el “judío morador” Açac Leví, H A S T A

E L

S I G L O

X I V

9 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

cejo de la villa, según uso y costumbre en el Reyno de Navarra, lo despojó de la posesión del agua...” El recurso de los tafalleses fue impugnado diciendo que el rey Carlos el Calvo no había sido rey de Navarra, y por lo tanto se declaraba nula la venta de Caparroso.

279.

13•Octubre•1340

Desde París, Felipe de Evreux manifiesta que como los de Tafalla usaban “indebidamente” el agua del Zidacos, los había citado para que mostrasen su derecho ante el obispo de Chalons, a la sazón gobernador de Navarra. Este no reconoció la compra hecha a los de Caparroso en 1227, y declaró que las aguas pertenecía al Rey. Pero queriendo que fueran en provecho de los de Olite y Tafalla, ordenó que dieran la mitad de las aguas a los de Olite, por quinientas libras de sanchetes, y la otra mitad a Tafalla en las mismas condiciones. Si éstos se negaban, serían concedidas las aguas a los de Olite por mil libras de sanchetes. En realidad, la corona vio la posibilidad de ganarse mil libras de una venta que ya se había realizado, quitando a Tafalla unas aguas que le pertenecían. Los de Tafalla, por dignidad, se negaron a comprar por segunda vez lo que consideraban suyo. Los de Olite no desaprovecharon la ocasión y compraron todo. El documento real está redactado en francés, con alguna curiosa alusión a los topónimos locales: “...eaue pour regar touz nos heritages que nous auons et aurons es terminals de Olit et pour notre molin de Tafaille Mendi.” 280.

15•Julio•1341

281.

19•Julio•1341

se firma en Olite el documento de toma de posesión del agua. La sentencia indicaba los términos por los que debían transcurrir las aguas, “que son primerament por la cequia del molino de Galindart”; pasaba luego “por una caseta de piedra llamada Torreta... Item por la cequia de las ruedas de Taffallamendi”... Los tafalleses se dan por conformes, no así los de Olite que protestan por que los de Tafalla han levantado esa caseta fuerte de Torreta, dentro de la cual está la “tailladera” y cierran la puerta con una cerraja “affin que ninguno sen su voluntat non pueda leuantar la dicha tailladera”, y no llega agua a las “ruedas de Tafaillamendi”. Los de Olite solicitan que sea destruida “dicha caseta fuert clamada Torreta”. Esta conflictiva Torreta estaba situada donde la actual Plaza de Toros, y dio nombre al término. Junto con el bocal de la Lauandera, fue un constante punto de conflicto entre los dos pueblos durante siglos, al ser los lugares en los que se enfilaba el agua hacia Olite o hacia las huertas tafallesas.

Se emite la sentencia mandando dar posesión a Olite del agua del Zidacos comprada por Tafalla a Caparroso. Debía tomarse el agua por la acequia de las ruedas de Tafallamendi, para que pudiera regarse el término de la villa vecina. Cuatro días más tarde de la sentencia, jueves, 9 6

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

27•Mayo•1342

283.

11•Junio•1342

284.

Numerosas gentes principales y vecinos del pueblo se trasladan a Olite. Gentes de todo el Reyno, E L

S I G L O

X I V

F

A

L

L

A

1344

En Olite es colgado del cuello, hasta morir, el tafallés Pero Biurrun. Por “furtos que fizo” había sido apresado, y ejecutado después de los veintitrés días que estuvo “al pan del Rey”. Algunos amigos se apiadaron de él y sin pedir autorización, “lo desenforcaron de la forca et lo enterraron en Sant Bartholomeo”. El Gobernador lo mandó buscar, y “certificado do era soterrado, lo desoterrasen” para ahorcarlo de nuevo. Miguel Periz, preboste de Olite, descubrió dónde lo habían enterrado, “y por razón de ser peligroso y de noche”, llevó con él treinta hombres a la luz de seis antorchas. Desenterraron al tafallés, lo llevaron al patíbulo y, a duras penas porque pesaba como un muerto, fue públicamente “enforcado de segunda vegada”. Esta vez lo colgaron “con una gran cuerda, porque no lo podiesen desenforcar”. Siniestro velorio, el de Pero Biurrun. Veintidós sueldos y seis dineros costó “la çera quemada de las torchas”.

Los de Olite, triunfales, llegan hasta la villa y en el bocal o caseta llamada Lauandera, en presencia de notario, jurados y testigos, hacen auto posesorio de las aguas del Zidacos que habían comprado. Los tafalleses no aceptan el agravio y levantan allí mismo un auto y protesta por el acto, encabezados por el alcalde Gil de Vera. Cuando los de Olite, arropados ahora por la ley, “quitaron la tabla de dicho bocal”, los de Tafalla protestaron por ser “contra fuero, huso et costumbre” y reivindicaron la validez de la compra hecha en su tiempo a los de Caparroso. A partir de este momento se desata la guerra abierta entre los dos pueblos. Los de Olite esgrimen la ley; los de Tafalla la razón y el haber sido robados. Las orillas del codiciado río son testigos de insultos, riñas, cuchilladas y muertes.

H A S T A

A

desde el Gobernador hasta los de Ultrapuertos, se han dado cita en el campo de duelo donde se van a enfrentar dos significados caballeros. El retador es García Martiniz de Labiano y el retado Johan de Olloqui. En estos campos de duelo se dilucidan los pleitos de cierta importancia, por medio de una batalla o desafío a caballo. No fue el único espectáculo del año en la vecina villa. Desde las almenas del castillo de Olite fue despeñado Johan de Agorreta. Los años siguientes otros reos son ejecutados de la misma manera. En Tafalla, tal vez por no tener a la sazón grandes alturas, no tenemos constancia de este tipo de sentencias. Tampoco conocemos en nuestra villa la pena de ahogamiento, habitual en los pueblos riberos del Ebro, Ega, Arga y Aragón, es decir abundantes de agua. Aunque entonces bajaba más caudal que ahora, en el pobre Cidacos casi era más fácil aplicar la pena de despeñamiento que el ahogamiento.

Acequias de riego. Por ellas venía el bienestar y también la guerra.

282.

T

9 7


H

285.

I

S

T

O

R

I

A

D

E

7•Enero•1344

12•Marzo•1344

287.

14•Mayo•1344

288.

6•Diciembre•1344

289.

Julio•1345

El alcalde, jurados y concejo de labradores de la villa se querellan contra el Merino de la Ribera, por haberles cogido sus bestias en prenda, mientras le exigían ropa de lechos, leña, escudillas, paja y otras cosas. Vienen los de Olite al bocal de Lauandera. Allí mismo leen solemnemente la sentencia del gobernador del Reyno, y se toman el agua que Tafalla compró a Caparroso. A los de Olite el agua les sale cara, pues no ganan para guardas que vigilen los bocales y para los pleitos contra los tafalleses que quebrantan las paraderas.

F

A

L

L

A

290.

14•Octubre•1345

291.

1348

Viernes. “Plegados en el cimiterio de Santa María do es usado y acostumbrado”, se reúnen los representantes de Olite y Tafalla. El objeto es renovar los juramentos de concordia para evitar las muertes, heridas, discordias, pleitos y debates que se venían dando entre los dos pueblos por las aguas del Zidacos. “Temiendo del diablo, que siempre vela y nunca duerme, usando de su oficio que poco mal puede inducir a mucho mayor, siguiendo la carrera de los sabios que dicen es cuerdo y sabio quien antes que el mal venga poner remedio...” acuerdan firmar una nueva tregua de no agresión. Los quebrantadores de la tregua serían apresados y entregados a los tribunales. Gil de Vera era alcalde de Tafalla. Y así se hicieron las paces, “diciendo cada uno tres veces: tregua a buena fe”. El documento está con el sello de la ciudad, un castillo con tres torres y un hombre armado a la puerta. De este año se encuentra en el archivo municipal un privilegio de la reina Juana, escrito en francés.

Los concejos de Olite y Tafalla acuerdan firmar una tregua para envitar los enfrentamientos de ambos pueblos por el pleito de las aguas. No sirvió de nada, y el año siguiente se renovó el juramento. Por estos días aparece en los documentos un tal “Saul de la Parra iudio morante en Thafaylla”. El espectáculo del verano tiene Olite como escenario. Dos judíos de Puente la Reina son quemados en la plaza pública, dizque porque “fizieron peccado sodomítico uno con otro”. No está muy claro que fuera cierto, ya que con la primera denuncia fueron sometidos a tormento, y no hubo otra prueba que la arrancada entre el potro, el fuego y los fierros. Se llamaban Juce Abolfaça y Simuel Nahamán y eran judíos. ¿Para qué más pruebas? Era un día de bochorno y “el tiempo era muy calient”, tanto que se gastaron dos sueldos en vino para los que acercaron la leña. Ambos judíos fueron atados “en un gran pie de alcino, con cadenas, uno junto a otro”. Se 9 8

A

emplearon 22 samantas de sarmientos, que el verdugo administró con maestría hasta que la pareja fue hecha ceniza. Entre los gritos de los condenados y el crepitar de las llamas, se escuchaba el sonar del añafil, la trompeta morisca. Al año siguiente quemaron en la misma plaza a otro mozo, un tal Garchot, también tachado de sodomita. Aún faltaban más de seiscientos años para que los homosexuales, y los judíos, pudieran pasear tranquilamente por las rúas de Olite.

Pedro Pérez de Eslava, en nombre de la reina, concede a tributo las ruedas de Tafallamendi, el molino situado junto al cerro de San Gregorio. 286.

T

Se realizan batidas por los montes de Tafalla, Artederreta, Añorbe y la Bardena, para apresar a un grupo de ladrones guipuzcoanos. Mejor para ellos si no los cogen. De caer en manos del verdugo, lo más probable es que los enforquen del cuello. Si el robo es de poca monta y los castigan en Olite posiblemente pierdan el puño, y con •

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

mejor suerte solamente los azotarán y les cortarán una o las dos orejas. Por hurtos muy menudos simplemente se les ataba a la picota para pública vergüenza. 292.

Junio•1348

En los primeros días de este mes se propaga en la villa la Gran Peste o Peste Negra, que va dejar al vecindario reducido a la quinta parte. Una incidencia mayor que la sufrida en las cercanas villas de Artaxona, Olite o Larraga. Esta peste, también llamada bubónica por los bubones o inflamaciones que se manifestaban en los ganglios linfáticos en ingles y axilas, era originaria del Extremo Oriente, donde era endémica, y se dice que recaló en Europa por un barco genovés que había atracado en Crimea. Era transmitida por las ratas, de las cuales pasaba a las personas por medio de las pulgas, pero entre la población se corrió que era transmitida por los judíos, lo que sirvió de estribo en algunos lugares de fuera de Navarra para asaltar las aljamas. El hambre y la miseria de Navarra ayudó a su propagación. Se cree que las pérdidas humanas fueron el 50% de la población. Las oleadas pestíferas se sucedieron cada diez o quince años, hasta el siglo XVI; las más virulentas se dieron en los años 1362, 1400 y 1422. Quienes llegaban a sobrevivir a alguno de estos ataques epidémicos quedaban relativamente inmunizados. Por eso el nuevo brote de 1362 se ensañó especialmente con los niños, que no habían conocido los ataques anteriores. Epocas tristes para las familias tafallesas. A mediados del siglo XVI apenas se había rebasado la mitad del número de vecinos registrados en 1330. 293.

Carlos II con el pueblo de París.

pulares y los castigos empleados a los naturales fueron mal recibidos entre el pueblo, pero con el tiempo se convierte en el soberano más brillante del siglo XIV. Pasará a la historia con el calificativo de “el Malo” posiblemente puesto por los franceses con los que peleó entre 1355 y 1364. Algunos dicen que para Navarra fue un buen soberano: sostuvo a los burgueses en sus actividades comerciales; protegió a musulmanes y judíos del Reyno y donó largamente a su venerada iglesia de Santa María de Uxue... Para Tafalla fue ante todo una especie de venturoso Moisés, que partió con atino las aguas del Zidacos. 294.

27•Junio•1350

Doblan las campanas. Gentes principales se han trasladado a Pamplona a la catedral de Santa María, donde el rey Carlos II de Evreux, hijo de Felipe y Juana, va a jurar los Fueros. Francés por los cuatro costados, hereda de su madre el reino de Navarra y de su padre el condado de Evreux y señoríos en Normandía y cerca de París. En los primeros meses de su reinado se hicieron impoH A S T A

E L

S I G L O

X I V

Julio•1350

Los pregoneros del rey Carlos II difunden la noticia de los ahorcamientos en el prado de Miluce de varios navarros acusados de conspiración. Otros fueron públicamente azotados y les echaron cera ardiente en la frente. Sus bienes fueron confiscados. Los ahorcamientos en el prado de Miluce dejaron mal sabor entre los paisanos. Entre los rebeldes que pudieron escapar se encontraba Martín de Azcona y su hijo Gonzalo, caballeros de un linaje que echará fuertes raíces en Tafalla. •

9 9


H

I

295.

S

T

O

R

I

A

D

E

23•Julio•1350

El Prior y cabildo de Roncesvalles otorgan escritura en favor de Miguel Galindo, alcalde de Tafalla, y Martín Périz, capellán, cabezaleros testamentarios del difunto abad de Arrozubi, sobre cierta renta que percibía del hospital de Tafalla de quince cahíces de trigo, medida de Pamplona, por 170 libras sanchetes. Al parecer había necesidad de dinero para pagar a los dependientes o “mancebos soldaderos” del citado hospital. 296.

7•Julio•1351

F

A

L

L

A

298.

8•Octubre•1351

299.

8•Abril•1353

300.

Mayo•1353

301.

Junio•1355

El Zidacos se desborda. No conocemos los daños de Tafalla, pero los archivos de Olite la recuerdan como la más pavorosa de aquellos años. Llegó a derribar las tapias del convento de los franciscanos. Por orden de Carlos II, los señores reclutan tropa en los pueblos para guarnecer las fortalezas de Normandía. El abad de Arróniz va recaudando las mercadurías que deben ir concentrándose en el puerto de Bayona. De Olite llevaron 14 cargas de vinagre, y en Tafalla se hicieron hornos para cocer el pan. Algunos tafalleses viajaron por vez primera por mar, desde Bayona a Cherburgo. Carlos II confirma el antiguo Fuero de Tafalla, concedido en 1157. “Nos, conssiderando las cosas sobredichas et cada una d´eillas, queriendo seguir las obras de nuestros predecessores, ouiendo aqueillas firmaes et agradables en tanto como son iustas, et end han vsado deuidamente, aqueillas loamos, aprobamos et ratifficamos por tenor de las presentes, de nuestra auctoridat real et plenero poder confirmamos”. Este rey tuvo amores con una dama navarra llamada Catalina de Lizaraz para unos, y de Lizaso para otros, con la que hizo un hijo llamado León de Navarra, de donde proviene la casa y apellido de los Navarra. De ellos descienden los Marichalares de Navarra que fueron Marqueses de Corte.

1351

Un día de este año muchos vecinos se trasladaron a Olite a ver quemar a un moro, de nombre Ybrahim Almarim, condenado a la máxima pena porque “yació con una cristiana”. Para paliar el olor a chocarrina mezclaron la leña con romero. Y en olor de romero se consumió aquél moro galán, quemado por los cristianos para que no volviera a enamorar cristianas. 1 0 0

A

Los cabildos eclesiásticos de Tafalla y Pueyo hacen convenios sobre la manera que se debe diezmar en los términos del lugar de Sansoain. Es preciso que las cuentas estén muy claras, para poder abastecer el numeroso clero de la comarca. Téngase en cuenta que este siglo, el valle de Orba tenía unos 218 fuegos y 133 clérigos para atender sus 39 iglesias.

Tafalla triunfa al fin en su lucha por el río. Carlos II interviene en el pleito de las aguas y pone fin a las reyertas entre Olite y Tafalla que se suceden desde años “por causa de la agoa del Zidacos”, y por los dieciocho días y dieciocho noches que los tafalleses habían comprado a Caparroso y se habían quedado los vecinos. La sentencia es demoledora: concede al fin la razón a los de Tafalla y acusa a los de Olite de haber actuado “con grant malicia et desordenada cudicia”, para quedarse con lo que “no avían comprado... usurpando nuestros drechos”. La sentencia concede además de los días en litigio, varios días más de riego a perpetuo en compensación por todo el tiempo que los de Olite han estado usando indebidamente; regula los días de riego, impone fuertes sanciones a los infractores y nombra una comisión de tres hombres para vigilar y castigar las infracciones. No consta en los documentos, pero nos imaginamos grandes festejos en Tafalla para celebrar el triunfo. 297.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

Hoy aparece restaurada la casa de los Marichalares, Palacio de los Navarra o “casa del cordón” que de las tres formas se denomina el caserón de la calle San Juan. 302.

17•Julio•1356

303.

3•Julio•1357

7•Agosto•1357

S I G L O

X I V

A

L

L

A

305.

15•Agosto•1357

306.

15•Junio•1358

307.

29•Mayo•1360

308.

22•Julio•1361

309.

15•Octubre•1361

Carlos II ordena al tesorero del reino y a los alcaldes, mayorales y colectores de rentas en Tafalla y Lerín, que de las rentas en especie y dinero que tiene el rey en las villas paguen 1.500 escudos a Juan Remírez, caballero y mariscal. El documento está escrito en francés: “...en noz dittes villes de Taffaille et de Lerin, soient blez, vins, orges, fains, auainues. deniers ou autres choses quelconques a estre priuses...” Este año aparecen Miguel de Languiller y Martín de Echarri como mercaderes de Tafalla.

Hartos de exacciones y pechas, los vecinos de Falces se sublevan y atacan al Infante Luis, hermano de Carlos II el Malo, y su comitiva, cuando pasan por el pueblo. Se producen algunos heridos y el Infante puede escapar a uña de caballo. La ira real cae contra los falcesinos y condena a diecinueve vecinos, entre ellos el alcalde. Algunos se declaran en rebeldía y huyen del pueblo con sus mujeres e hijos. De los condenados, ocho de ellos sufrieron pena de horca. Cuatro fueron colgados en Olite, de noche y después de ser arrastrados, y tres en Tafalla. Fueron “rastrados en sendas tablas y enforcados”, entre grandes medidas de seguridad “porque era fama que los de Falces debían venir a contradecir”. Los ejecutados en Tafalla fueron Gil de Ferrero, Johan Pan e Agoa y un nieto de Pero Lópiz. Todas las casas de Falces fueron saqueadas en nombre del Infante y se confiscaron novecientas ovejas y cabras. E L

F

El Infante ordena a sus oficiales que dejen pasar a los de Tafalla quinientas cargas de vino por los puertos de Lekunberri y Amaiur, pagando los peajes acostumbrados.

Comienzan a redactarse las Constituciones u Ordenanzas Capitulares del Cabildo de Santa María, cuyo único ejemplar, un cuaderno de doce folios de pergamino, se encuentra en la biblioteca de casa Azcona. En años posteriores, hasta 1498, se fueron añadiendo capítulas. Está redactado en romance navarro, aunque ya muy castellanizado.

H A S T A

A

Continúa el castigo a los de Falces. El Infante Luis contrata gentes de Tafalla, Artaxona y Larraga para segar, trillar, aventar, cerner y llevarse impunemente las cosechas de los falcesinos. En ésas andaban hasta el día 28 del mes siguiente, cuando llegó el perdón real al pueblo. Vaciadas las despensas, nada quedaba por hacer allí, así que se marcharon “empues yantar”, dejando una población endolorida y menesterosa.

Desde Olite, el infante Luis ordena al recibidor de la Merindad la reparación del castillo de Tafalla. En esta época el chamberlain de Carlos II, Joan Dehán es el alcaide del castillo. Este año, el rey navarro Carlos II es apresado en Francia por su suegro Juan II, en medio de las intrigas de la guerra de los Cien Años.

304.

T

Nace en Nantes, el primogénito de Carlos II y Juana de Francia, que será coronado como rey de Navarra con el nombre de Carlos III. Reinará durante 38 años, sin guerras y con bastante quietud. “Era pequeño de cuerpo, pero de genio vivo y ardiente, con apariencia de buen burgués”. Durante su reinado, Tafalla gozará de su mayor esplendor. El infante Luis amenaza al alcalde, jurados y todo el Concejo de labradores de Tafalla con la pena •

1 0 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

A

F

A

L

L

A

segund mas largament parezcra por sentencia dada et pronunciada sobre esto”. No era la primera muerte entre los dos pueblos vecinos. ¿El agua otra vez?

de embargarles sus bienes si no llevan a Pamplona, “sin tarza ni escusa alguna”, la diferencia entre las 150 libras carlines prietos que habían entregado de pecha con las 150 de carlines blancos que debían entregar. El recuerdo de lo sucedido a los de Falces cuatro años antes planea, como ave de mal presagio, sobre los tafalleses. 310.

T

311.

29•Junio•1362

312.

14•Diciembre•1362

El rey se encuentra en Olite y ordena al alcalde, mayorales, jurados y concejo de la villa de Tafalla que le lleven allí veinte cahíces de harina, para provisión de su hostal.

17•Mayo•1362

Carlos II se halla en el castillo de Tiebas, en todo su esplendor. Desde allí ordena que paguen a Semen de Uroz 120 florines de oro, el precio de un caballo castaño que se le compró y que por orden del rey se entregó al infante Luis. La orden real no tendría mayor interés si más adelante no especificase que esos 120 florines se habían tomado “sobre los bienes d´aqueillos qui mataron a Miguel de Rich, hombre vezino de Olit que fue, los quoales matadores fueron de Taffailla,

El rey se halla en Tafalla y despacha unas órdenes. Si seguimos los documentos firmados, vemos que en lo que va de mes ha estado en Estella, dos días en Los Arcos, vuelta a Estella y varios días en Puente la Reina. Pero el rey no ha venido a Tafalla a pasar las vacaciones de Navidad: tres días más tarde está otra vez firmando en Olite; el día 19 en Pamplona, el día 20 en

Castillo y muralla

Portal de Olite

Portal del Río

Nucleo originario de la población

Palacio y Jardines Reales

Tafalla con la muralla medieval (s.XIV y XV)

1 0 2

Portal del Esperagrano

Camino real

Río Zidacos

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

Larrasoaña y la nochebuena en Donibane Garazi, en la Baja Navarra. Para la nochevieja ya está otra vez en Pamplona. Obsesionado por estar presente en todos los lugares de su Reyno, no es de extrañar que a su muerte dispusiera que lo enterraran en pedazos, desde Ujué a Roncesvalles. 313.

315.

22•Febrero•1364

16•Mayo•1364

S I G L O

X I V

L

A

317.

24•Julio•1364

318.

27•Octubre•1365

319.

3•Abril•1366

320.

13•Abril•1366

Las sucesivas pestes estragan la población y la villa se ve reducida en una quinta parte. Este año se contabilizan veinte fuegos de hidalgos y 132 de labradores, de ellos ocho pobres. Había un carnicero, un costurero, un zapatero, un herrero, un arquero, un notario y varios “roderos”. La

Continúa en Europa la guerra de los Cien Años. La expedición navarra, reclutada para acudir a E L

L

Desde Estella, el rey Carlos ordena devolver a Juan Martínez de Azcona “los Palacios et heredamientos” que había confiscado a su padre, Gonzalo, cuando la rebelión que acabó con los ahorcamientos de Miluce. Juan había sido uno de los caballeros que, disfrazados de carboneros, penetraron nueve años antes en el castillo de Cambresi y lograron liberar al rey Carlos de los franceses. Una rama de esta familia, originaria del pueblo de Azcona, acabará en Tafalla.

El rey ordena a todos los pueblos que se prohiba el juego, especialmente el de los dados, por todas las riñas, blasfemias y desgracias que acarrea.

H A S T A

A

Carlos II había concedido a Joan Dehan, su chamberlain, “todas las nuestras rientas de pechas de molinos o quoalesquiere otros drechos a nos pertenescientes en la villa de Taffailla et en sus terminos”. Ahora concede a sus herederos el herbaje que el rey tenía en la villa, la lezta de la sal, dos casas dadas a un censo, un casal y otras cosas, todo ello en compensación de quince cahíces de trigo que tenía Xemen Martíniz de Tafalla, notario, dados por el rey al confiarle la guarda del castillo. Este año el rey reorganiza la Cámara de Comptos, institución de origen francés encargada de la hacienda navarra.

El cazador Martín Ibañes de Leiza anda contratado por el Monte Plano, y pasa “muchos trabajos cazando ciervos, puercos monteses y otros venados para provisión del hostal del rey”. A partir del reinado de Carlos II hay datos sobre el uso de nuestros encinares y robledales para la caza y sobre su riqueza cinegética.

316.

F

El rey ordena que no se obligue a los labradores de Tafalla a pagar más que cincuenta florines, por los diez hombres que debía enviar a la guerra para el quince de agosto.

8•Marzo•1363

1364

A

Normandía a defender las propiedades de Carlos II de los ataques franceses, es derrotada en Cocherel. Los vecinos sobrevivientes sólo trajeron a la villa el sabor de la aventura.

Carlos II ordena que se pague a los vecinos de Tafalla a quienes se les tomó vino para llevar al castillo de Tiebas “para nuestra prouision”. Precisa que se les pague de los dineros “a nos pertenecientes, de la ayuda graciosa que se cuylle en la villa de Taffaylla”. Es decir que los dineros salgan del mismo lugar que el vino. Y además, “en el caso que los dineros de la dicha ayuda graciosa no cumpliessen por fazer paga entegra a cada uno”, el rey ordena que se pague de los cincuenta florines que los de Tafalla tienen que abonar en los próximos meses. Como se dice, todas las misas debían salir de la sacristía tafallesa. No parece que fuera gran negocio mercar con reyes. 314.

T

1 0 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

minoría judía sumaba diez familias. Entre los hidalgos aparecen Marín Ximénez de Aldaz, Pero Navar, Lope Ochoa, Johan de Elorz, Martín de Torres, Miguel de Barasuayn, Sancho y Martín Andelena, etc. El Libro de Fuegos, confeccionado este año, da interesantes datos sobre la población del Reyno. Pamplona en este tiempo tiene unos mil fuegos, esto es unos cuatro o cinco mil habitantes. Tafalla ocupa un discreto lugar entre las villas del Reyno, muy por debajo de Tudela, Sangüesa, Laguardia, Estella... 321.

Febrero•1367

322.

10•Abril•1368

La guerra civil en Castilla implica a Navarra. El ejército del Príncipe de Gales, o Príncipe Negro, cruza los Pirineos. Ingleses, gascones, mallorquines, castellanos fieles a Pedro I y mercenarios de todo tipo, entran en el Reino. Por suerte, de Pamplona se dirigieron hacia Vitoria, evitándose Tafalla en dramático paso de las tropas. Cinco meses después no hubo tanta suerte y el ejército hizo el camino de regreso pasando por el piedemonte tafallés. “Miguel García de Tafayla, escudero, debe a Jacob Ayllamin, judío de Tafaylla, veintiséis libras karlines prietos, término que debe pagar hasta Santa María de agosto próximo. Testigos, Miguel de Eguaras, corellero, y Açac Alborge, judío”. Los judíos vinieron a ser lo que los bancos son en la actualidad. La reyna Juana apoyó su instalación en Navarra. La aljama judía de Tafalla, con diez familias, era muy pequeña en comparación con las 270 familias de Tudela o las 85 de Estella. 323.

que iba aireando la justicia; cobró el borrero que le talló la mano y lo colgó; cobraron “los diez ombres a cauallo et diez ombres a pie” que ayudaron a hacer justicia; cobró el que puso las cuerdas y el cabestro... Todos andaban contando sus dineros, mientras Pero, el tafallés, se balanceaba en lo alto de la plaza.

13•Septiembre•1369

324.

Ejecutan en Estella a Pero de Tafalla. Había matado a traición a un compañero de viaje y la Reyna le condenó a que le cortasen la mano en la plaza pública, antes de subirlo a la horca. Allí quedó colgado, “con su puynno al cueyllo”. Los libros de cuentas son los que más nos aproximan a los detalles de la ejecución: cobró el pregonero 1 0 4

13•Junio•1371

El alcalde Juan Ossitano y el Concejo de los labradores de Tafalla reconocen haber recibido los veinte cahíces de trigo prestados al rey en abril de 1363. La villa tiene dos administraciones, dos Concejos, dos tipos de jurados... Labradores e hidalgos, dos intereses, al cabo. •

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

325.

R

I

A

D

E

10•Mayo•1373

20•Febrero•1375

X I V

A

329.

30•Julio•1378

330.

19•Septiembre•1378

331.

25•Enero•1379

332.

3•Marzo•1379

333.

31•Marzo•1379

334.

20•Enero•1380

Se firma el tratado de Briones, por el cual Castilla pasa a ocupar numerosas plazas del Reyno, entre ellas, Larraga y Miranda, en nuestra Merindad. De Olite se llevan a varios vecinos a Castilla como rehenes.

Febrero•1376

S I G L O

L

Carlos II perdona al Concejo de los labradores de la villa de Tafalla los diez cahíces de trigo del tributo anual, en atención a los servicios prestados.

Unos centenares de hombres embarcan en Tudela para llegar por el Ebro a Tortosa, y de allí continuar hasta Grecia en una aventura de E L

L

Una riola de carretas sale hacia Uxue, con materiales comprados para las obras de la basílica. Llevan bestias, arras, calcina, picos, palancas, cestas, comportas, picos, bayartes, angarillas y otros instrumentos, “para derribar las torres y abrir los cimientos”.

Carlos II manda pagar doscientos florines de oro a Andre Dehan, tesorero del reyno, por los gastos de guarda y defensa de la villa y castillo de la villa cuando las compañías enemigas entraron en el Reyno.

H A S T A

A

Desde San Juan de Pie de Puerto, o Donibane Garazi, un tal Martico informa haber recibido cien florines para la compra de dos cañones “para la guarda y defensa del castillo y villa de Tafalla”.

17•Septiembre•1374

328.

F

Llegan noticias de que los castellanos han atacado Navarra. La parte occidental del territorio es devastada. La guerra durará hasta marzo del año siguiente. Junto a las tropas navarras acuden mercenarios ingleses, gascones, bearneses y aragoneses. Se refuerzan las defensas del castillo de Tafalla.

Tras muchos años por Francia y Normandía. Carlos II regresa a Navarra. Los franceses sin duda descansaron, dada la continua hostilidad que les mostró el rey navarro empeñado en engrandecer sus dominios en el continente. A primeros de mes llegó a Olite, desde Barcelona. Tanto tiempo sin verlo, los vecinos miraban con curiosidad al rey. Este día ordena al Concejo de los labradores de Tafalla entregar a las monjas menoretas de Santa Clara de Pamplona lo que falta de los doscientos cahíces de trigo, asignados anualmente sobre su pecha. 327.

A

leyenda. La expedición navarra conquistará Atenas y se instalará en el Peloponeso durante cincuenta años, entre guerras y bandidajes, perdiéndose definitivamente su rastro. Quizás todavía quede algún apellido tafallés en las orillas del Adriático.

A súplica de los jurados del Consejo de los fijosdalgo de Tafalla, Carlos II emite una resolución sobre los “montones o faxinas de leyna en las casas de los fijosdalgo como en la de los lauradores de dicha villa”. Esa leña la compraban los reyes para sus mansiones y la debían acarrear los labradores de Tafalla hasta Olite por dos dineros la carga. Ese suministro había fallado y la reina mandó que tallasen en los montes por doce dineros la carga y la llevaran a Olite. Los hijosdalgo protestaron y al final el rey decidió que a éstos les correspondería entregar la séptima parte de la leña y a los labradores las seis partes restantes. Y para compensar lo pasado, autoriza a llevarse a los hijosdalgo quinientas cargas de leña de los montes para sí. 326.

T

1 0 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

Cortan la cabeza a Remir Sanchiz de Asian y de Lacarre. Había sido encerrado en el castillo de Tafalla a causa de un duelo que no llegó a celebrarse entre él y Fillot de Agramont, y que fue sometido a la discreción del rey Carlos el Malo. Todo estaba preparado para el combate en el castillo de Pamplona, cuando a petición de los asistentes a las Cortes se suspendió la batalla y el rey ordenó que el hijo del señor de Agramont fuese llevado preso al castillo de San Juan de Pie de Puerto y el señor de Asiain al de Tafalla. Tras seis meses de reclusión, dio un golpe de mano, se apoderó del castillo y encerró en su cámara al alcaide Andreo Dehan. Era una sublevación contra el rey. El noble rebelde se hizo fuerte con sus compañeros tras las almenas tafallesas. Martín Xemeniz de Arazubi sitió y tomó al asalto el Castillo, haciendo presos a los sublevados y entregándolos al rey. El señor de Asiain fue “acusado de grandes et enormes casos de traición”, por los cuales “lo fizo restar et justiciar faciéndolo decapitar en la villa de Tafalla en el castilo o torr de la quoal eil era alzado” contra el rey. Junto a él, el resto de sublevados “fueron con el dicho senior de Asiain escabezados en Tafalla”. Sus cadáveres quedaron colgados de las almenas tafallesas durante muchos días, vigilados por los buitres. Sus bienes, rentas y collazos fueron confiscados. 335.

F

A

L

L

A

337.

Enero•1383

338.

26•Diciembre•1383

339.

25•Diciembre•1384

340.

6•Enero•1384

La condesa de Foix, el obispo de Ampurias, el abad de Irache, el prior de San Juan y el Obispo de Pamplona figuran entre los que acompañaron a la mesa durante este mes al rey Carlos II y a su hija bastarda, Juana. La peste origina una gran mortandad. El rey Carlos II prohibe a los vecinos que hagan “grandes comeres” ni convites con motivo de los enterramientos, por los grandes gastos que supone para los herederos, con la consecuente merma de las rentas y pechas. “Et si lo fazían que pagasen de pena et calonia cada persona diez libras”. La costumbre de celebrar los entierros con grandes banquetes perduró hasta tiempos muy recientes. Fiesta de Navidad en el Palacio. Johanchico Ruiz de Aibar preparó la panadería. Se hizo un pan de azúcar “para hacer un ¨clarel¨ para la fiesta de Navidad, que pesaba ocho libras y ocho onzas”. Se pagaron cincuenta florines a los tres juglares y a un “traictador”, que animaron la fiesta. Al día siguiente salieron hacia el castillo de Monreal la condesa de Foix, Inés de Navarra, y las infantas.

25•Abril•1380

Carlos II celebra la fiesta del rey de la Faba. Al parecer la costumbre de elegir un rey por el sistema del haba se remonta al imperio romano, y algunos suponen que la costumbre fue traída a Navarra por los Teobaldos. Una vez que el rey decidía el lugar de la celebración de la fiesta de

Diciembre•1381

Por el camino de Barcelona, llega a Navarra el infante Carlos, futuro rey Carlos III, después de haber estado retenido por el rey de Francia. El 1 0 6

A

mes anterior había sido puesto en libertad y la noticia fue recibida con grandes festejos en los pueblos. Tres juglares “del senyor de Duraz (se refiere al Infante Luis, señor del Durazzo, en Albania) et un tragitador que han sydo con el rey en Taffaylla en la fiesta de Nadal”.

Los judíos siguen ejerciendo de banca local. El judío Çaçon se hace vecino; Jacob Aljamin aparece como “judío de Thafaylla”, así como Saúl Aljamin; Acon; Açac Abolfaça; Mosse Moreno; Jento Aljamin; Azen; Gento Franco... Todos ellos aparecen relacionados con recaudos, préstamos, deudas y embargos. 336.

T

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

Carlos II ordena pagar a los que están construyendo el castillo de Tafalla (1384).

los Reyes Magos, se reunía a los chiquillos pobres alrededor de una mesa, y el cocinero real, con gran ceremonia, servía una gran tarta en la que se hallaba oculta la faba deseada. El muete que la encontraba en su trozo era nombrado Rey de la Faba y se le tributaba toda clase de honores y regalos. 341.

Por todo eso ordenó que se les pagase al día un cuartal de cebada y doce dineros a cada peón y otros doce a cada bestia. Quiere decir que antes se les pagaba menos o nada.

22•Abril•1384

E L

S I G L O

X I V

Enero•1385

343.

11•Octubre•1386

344.

13•Noviembre•1386

Gentes de Larraga se encuentran en el castillo de Tafalla y Carlos II acuerda hacer obras de acondicionamiento para su estancia. Este año, y desde Tafalla, el rey prohibe los banquetes y plañideras en los entierros del Reyno, al parecer con poco éxito.

La villa está extenuada a causa del esfuerzo exigido por el rey para el amurallamiento y fortificación de la misma. Tanto es así, que Carlos II tiene que tomar medidas benefactoras para los vecinos. Reconoce que “los labradores de nuestra villa de Tafalla han usado y acostumbrado ir a labrar y ayudar a hacer las obras y reparaciones de nuestro castillo con sus cuerpos y bestias...”, y que están empobrecidos, además, “tanto por causa de la guerra como por las mortaldades”. H A S T A

342.

El panadero tafallés Baude Hanecoiz informa que los gansos del rey han consumido en Tafalla tres cahíces y dos robos de trigo en dos meses. El rey Carlos II sale de Larraga y visita Lerín y •

1 0 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

Berbinzana. Después regresa a Tafalla donde se queda hasta el mes de Diciembre. Eran los últimos días del rey en la villa, a la que comenzó a engrandecer y a sacar de su pobreza, mejorando su muralla y castillo. Su heredero rematará la obra. 1•Enero•1387

347.

A

19•Junio•1388

Alcalde, jurados y Concejo de los labradores piden al rey que señale un comisario para el reparto de la tasa que deben pagar a los hijosdalgo de la villa. Estos se niegan a contribuir con la séptima parte de lo que corresponde a la villa en la ayuda de treinta mil florines que debe pagar el Reyno, dejando adeudadas cien libras. El conflicto es importante, y refleja el enfrentamiento de los hidalgos con la clase de los labradores. Aún pasarán varios años hasta que el rey arbitre una solución.

21•Septiembre•1387

Atendiendo a las súplicas del alcalde, jurados y Concejo de los labradores de la villa, Carlos III les perdona cien cahíces de trigo y cien de cebada, de los ochocientos cahíces de pan mei1 0 8

L

tadenco que debían de la pecha anual. La sequía primero y la pedregada después, fueron la causa de que apenas recogieran la simiente que sembraron. Este año el rey suprime el Chapitel, almudí o Casa del Mercado, y permite a los vecinos vender donde quieran sin pagar derecho alguno. Hasta entonces abonaban por el chapitel diez cahíces al año. Por estas fechas tenemos noticia de la primera corrida de toros de la comarca. Fue en Olite adonde el rey Carlos III trajo a tres matatoros de Zaragoza que cobraron treinta libras.

De noche, muere en Pamplona el rey Carlos II, el Malo, a los 53 años. Dicen que de lepra. A usanza de los soberanos medievales, dispuso en su testamento que fuera enterrado en diferentes partes: su cuerpo en la catedral de Pamplona; sus entrañas en Roncesvalles y su corazón en Santa María de Uxue. Un día de enero su corazón embalsamado pasaba por Tafalla camino del santuario de Uxue, por el que tanta veneración tuvo. En él soñó construir su Universidad, pero las guerras con castellanos y franceses se lo impidieron. 346.

L

Corazón de Carlos II, en Uxue.

Santa María de Uxue, refugio del corazón de Carlos II.

345.

A

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

348.

2•Septiembre•1388

349.

13•Octubre•1388

E

T

A

F

A

L

L

A

El rey ordena a Andreo Dehán que destine cien florines para reparar una torre del Castillo. Llega a la villa un lustroso séquito acompañando a Inés de Navarra, condesa de Foix, y a doña María de Navarra, la hermana de Carlos III. Se fueron a cenar a Olite, donde se sentaron a la mesa 120 comensales. 350.

Enero•1389

351.

3•Abril•1389

Carlos III. Pintura de Zubiri.

La condesa de Foix y las infantas de Navarra pasan el mes de enero entre Tafalla y Peralta. Jacob Alamy, judío recaudador de tributos de Tafalla, embarga al vecino Pedro Iñiguez una mula castaña que valía cuarenta libras carlines, comprada, de acuerdo con el vendedor, sin pagar los derechos de la imposición. 352.

4•Junio•1389

353.

8•Enero•1390

Johan Pan et agoa y García de Ortiz, mayorales del Concejo de los labradores de Tafalla, entregan 15 cahíces de trigo al capellán Semén Martíniz de Sansoain, a cuenta de la capellanía que tenía impuesta en la iglesia de San Pedro. Este año el rey Carlos III rechaza definitivamente la obediencia del Papa de Roma, Urbano VI y pone el Reyno bajo la jurisdicción de Clemente VII, Papa de Avignon. Tras la muerte de éste, acató las órdenes de su sucesor, Benedicto XIII. E L

S I G L O

X I V

1•Febrero•1392

355.

8•Junio•1394

356.

1395

Margelina, judía tafallesa, es condenada con veinticinco florines de oro, acusada de robar en la villa ciertos bienes de la casa de Miguel de Zolina y de Sancha, su mujer. No fue castigo excesivo, habida cuenta que durante todo el año anterior hubo matanzas generalizadas de judíos en todos los reinos peninsulares. Son años de un activo antisemitismo, con el que las clases más bajas ahogaban sus frustraciones, acusándoles de todos sus males. Los judíos ejercían de prestamistas y buenos recaudadores, pero sólo eran el instrumento de la nobleza. Cuando la necesidad popular arreciaba, el judío sacrílego y matacristos era entregado a la plebe, para que nada cambiase tras los castigos o el fuego purificador.

Pleito entre los clérigos y racioneros de la villa con el alcalde, jurados y Concejo, porque no querían pagar los impuestos con los seglares “sino como tenían costumbre”. Carlos III ordenó que se hiciera así. El Concejo había procedido a embargar los bienes de Juana de Argaiz, hidalga y persona laica, alegando que tenía que cotizar como tal, y no como perteneciente a los clérigos.

H A S T A

354.

Carlos III viene a Tafalla “para cazar en los montes de Olite”. Los tafalleses se niegan a entregar los quince hombres que se les pide para trabajar las hereda•

1 0 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

des del rey en Olite. Dicen que tienen el privilegio para no hacerlo, excepto que sean heredades del término de Tafalla. Fueron obligados a trabajarlas y algunos castigados por negarse. Los tafalleses mostraron el privilegio del rey García y el pleito quedó sin terminar. 357.

359.

Agosto•1398

A

L

L

A

361.

16•Enero•1399

362.

17•Febrero•1399

363.

Julio•1399

364.

2•Agosto•1399

La reina Doña Blanca, esposa de Juan II, manda treinta florines para la obra de la iglesia de San Sebastián. Parece ser que fueron los peregrinos franceses, que a partir del siglo IX hacían el camino a Santiago, quienes introdujeron el culto a San Sebastián.

Carlos III perdona al Concejo de los Labradores de la villa cien cahíces de trigo y otros tantos de cebada de la pecha del año pasado por la pedregada y el hielo de los frutos. La reina y las infantas vienen desde Olite a visitar la imagen de San Sebastián en Tafalla, y le dejan veintiocho sueldos de limosna. Es uno de los primeros datos que indican la devoción al que luego será el patrono de los tafalleses. 360.

F

Las gentes de Comptos, que eran una especie de auditores reales, ordenan devolver a Gento Franco y a Judas Hadida, judíos de Tafalla y tributadores de la imposición de las heredades de la Valdorba, las veinte libras de la imposición por la venta de unas heredades de Martín de Ayesa.

7•Julio•1395

Enero•1396

A

de Comptos dijeron que ya había pagado, y que le devolviesen las prendas. Azac Alfaqui aparece frecuentemente en pleitos contra los que no podían pagar préstamos o impuestos.

Los oidores de Comptos ordenan a los judíos de Tafalla, Judá Hadida y Gento Franco, zapateros y tributadores, que devuelvan ciertas prendas, ejecutadas indebidamente a un vecino que debía dos gallinas. 358.

T

Comienzan en Olite las obras para construir el gran palacio que conocemos, sobre otro que había anteriormente. Mazoneros y canteros de los pueblos de la comarca se emplean en la magna obra, que tendrá su continuación en el palacio de Tafalla.

30•Noviembre•1398

Azac Alfaquin y Mosse Moreno, judíos de la villa, le quitan dos prendas de mujer al vecino Juan de Bera, a cuenta de lo que éste debía. Los oficiales

En vista de la falta de olio, (aceite) en el reino,

Olivos. Parte de nuestra cultura.

1 1 0

H A S T A

E L

S I G L O

X I V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

Siglo XV

F

A

L

L

A


H

365.

I

S

T

O

R

I

A

D

1•Enero•1400

E

T

A

F

A

-

Los tafalleses estrenan su siglo de oro. La onomástica tiene sones que hoy se nos antojan exóticos: Johan es el nombre más abundante, seguido de Martín, Johanico, Johanco, Johancoxe; Lope, Lopeco, Lopecho; Semen, Semenico, Simenico; Eneco, Enecot; Pero, Pere, Peruco, Perucho, Peru, Peyre, Pellen; Micheto, Michelco, Machín; Gillet, Guillem, Guerart, Garceran; Domenja, Domenjon; Ochoa; Errandeco; Ichusco; Arnalt.... María es el nombre más común entre las pocas mujeres que se asoman a los documentos de la época.

366.

Diciembre•1400

367.

3•Diciembre•1402

Peruco de Esparza paga cien libras a Andreo Dehan, consejero del rey, por los días pasados en el castillo, los gajes de ciertos escuderos y la merluza y arenques que consumieron.

andan con sus reatas de mulas acarreando enormes tapices desde Pamplona a los palacios de Olite.

Boda real en Olite, entre la infanta Juana y Juan, el primogénito de la casa de Foix. Al día siguiente juran los Fueros y son reconocidos como herederos del Reyno. Hubo justas, juegos, música y mucha gente se acercó a la vecina villa a gozar del acontecimiento. 368.

1•Octubre•1403

371.

20•Abril•1406

Carlos III confisca todos los bienes de Johan Martíniz de Tafalla, porque en la villa mató a Johan Ibañez de Berbinzana y se marchó con la mujer del muerto fuera del Reyno. Además se le acusaba en Tafalla de haber dado “yerbas ponzoñosas” y muerto con ellas a ciertas personas del pueblo, y haber cometido otros excesos. El delito de envenenamiento se relacionaba con la brujería y se castigaba con la muerte. El rey concedió todos los bienes confiscados a Johan Périz de Olite, clérigo de su botellería.

30•Noviembre•1404

Johanico de Tafalla, llamado Bastero, encargado habitualmente de viajar a Ultrapuertos, sale de encomienda con cartas para la condesa de Foix. Michelco Papón y Peruxe de Tafalla, también 1 1 2

28•Julio•1405

Johan de Gallar, mercader de Pamplona, recibe ochenta florines de oro por los tres paños de oro que compró la reina Leonor para ofrecerlos en la iglesia de San Sebastián, con motivo de una novena que ofreció por cierta enfermedad.

Carlos III el Noble concede a la villa los molinos de Congosto y Tafallamendi, pertenecientes al patrimonio real, a condición de abonar anualmente al rey diez cahíces de trigo, mantenerlos en buen estado y que no se construyan nuevos molinos en el término. En el siglo anterior, el molino de Congosto era llamado “de Galindarte”. 369.

370.

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

merino tendrá a perpetuo el castillo de Tafalla para prisión de malhechores. El merino tenía a su cargo prender y castigar a todos los malhechores de la Merindad. Solía hacerse odioso por sus abusos, más aún si dependía de una villa, como la de Olite, con pleitos atávicos con los tafalleses. Más de doscientos años le costará a Tafalla desprenderse de la autoridad del merino.

1•Septiembre•1406

376.

15•Junio•1409

377.

5•Marzo•1411

Carlos III informa que había llegado al Reyno, “por su ventura”, el Duque de Benavente, y que en este día se le había detenido y puesto en prisión en el castillo de Tafalla. Era Fadrique de Trastámara, hijo borte de Enrique II de Trastámara y de Beatriz Ponce de León. Perseguido en Castilla por haber encabezado un movimiento de nobles contra Enrique III, fue acogido en Navarra por su hermana, la reina Leonor, en ausencia del rey, su esposo. Por este motivo Leonor ordenó diversas compras,

14•Abril•1407

X V

1•Febrero•1408

Con destino a los reyes de Navarra se embarcan en Valencia varias docenas de “toronjales, limonares, cipreses, rosales de Alejandría, palmas” etc. Se cree que estos naranjos son los primeros que hubo en el reyno. Se plantaron en Olite, luego se trasladaron al Palacio de Tafalla y posteriormente a los invernaderos de los reyes de Francia.

Desde Estella, Carlos III funda la Merindad de Olite con territorios segregados de las de la Ribera, Las Montañas, Estella y Sangüesa. Son en total 20 villas y 27 lugares. Nombró para el cargo de recibidor a Johan Périz de Tafalla. El merino tiene el Castillo de Miranda, y su consejero Andreo Dehan el de Tafalla. Más tarde el S I G L O

375.

Carlos III informa que el molino de Tafallamendi ha sido devuelto al Concejo de la villa después de haberlo tenido unos pelaires para adobar sus paños. El rey ordena repararlo.

Este año la pecha de los labradores alcanza 470 cahíces de trigo y 396 de cebada, además de 186 libras y seis sueldos carlines, que se desglosan de la siguiente forma: 200 cahíces de trigo para las monjas de Santa Engracia de Pamplona; 235 cahíces de trigo, 396 de cebada, 186 libras y seis sueldos carlines que tenía de dono Andreo Dehan, consejero real; veinte cahíces que pagaban por el molino de Taffallamendi y otros quince por la capellanía real que se cantaba en la villa. Estas cantidades, junto a las que se desembolsaban en concepto de “ayudas” hacían la situación insoportable para los labradores, tal y como reconoció el propio rey en 1411. 373.

2•Septiembre•1407

Maestre Jacobi, natural de Santo Vitore, “lombardo, alquimista y médico”, es encerrado en el castillo. El italiano estaba acusado de brujería y tres años después continuaba preso.

La muralla medieval, en el Portal Nuevo.

372.

374.

1 1 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

382.

entre ellas tres ballestas, entregadas a Petrico de Ezpeleta. Al año siguiente el prisionero fue llevado al castillo de Monreal. En 1414 Carlos III zanjó el conflicto diplomático entregando el cautivo a Castilla, tras obtener garantìas sobre su vida. 378.

17•Marzo•1411

21•Julio•1411

380.

Julio•1412

381.

10•Enero•1413

A

F

A

-

8•Marzo•1413

383.

30•Abril•1414

384.

27•Febrero•1415

Se acaba la exención de toda carga dada a Pedro Ferrándiz de Atienza por cazar ciervos y venados entre Olite y Tafalla. Ignoramos si continuó contratado, lo cual es posible dada la satisfacción que con él tuvieron las dos villas. De este mismo año sabemos que Ochoa de Arruiz se dedicaba con otros compañeros a cazar para el rey. Por un puerco montés, o jabalí, le pagaron 56 sueldos. En cuanto a la caza menor, en ocasiones se criaba tanto conejo que los concejos se veían obligados a dar fuertes batidas para evitar males mayores. En 1423, Olite envió emisarios a Artaxona, Larraga, Miranda, Falces, Peralta, Caparroso, Murillo y Pitillas, invitándoles a que cazaran a sus anchas en el Monte Plano. Sin pesticidas agrícolas, sin contaminación, ni mixomatosis, eran buenos tiempos para la caza y los depredadores. Tanto abundaban los lobos y zorros que había que convocar auzalanes para batirlos.

Carlos III perdona a los alcaldes, jurados, mayorales y concejos de hijosdalgo y labradores cierta “sufrienza” en metálico considerando “que la población ha disminuido mucho y están muy cargados de pecha ordinaria y otras extraordinarias”. Hay peste en la comarca. De Olite llegan noticias de la gran mortandad, que se llevó a una tercera parte de la población. De Tafalla no tenemos noticias, pero es muy probable que no pudieran librarse de la pestilencia. Sí sabemos que con ese motivo el pueblo vecino fue rodeado con un “babil” o rollo de cera, que al parecer no les sirvió de mucho. Tal vez dio la idea a los de Tafalla para fabricar el suyo, en la peste de 1599.

Miércoles. Entrada la noche, llega la noticia de la muerte, en el palacio de Olite, de la reina Leonor, esposa de Carlos III. Le había dado al rey seis hijas y dos hijos. Al siguiente día, después de una Misa solemne en Santa María de Olite, colocan el ataúd de la reina sobre dos mulas y toman el camino real hacia Pamplona.

El Rey comunica al tesorero del Reino que considerando que ha disminuido el número de hidalgos en la villa se les concede la gracia de once florines y un cuarto, la mitad de los que les correspondía pagar en el tercer cuartel o contribución extraordinaria. 1 1 4

T

Atendiendo a las súplicas de los alcaldes, jurados y concejos de Olite y Tafalla, Carlos III concede la exención de toda carga a Pedro Ferrándiz de Atienza, ballestero y cazador, a quine habían hecho venir a morar a Tafalla por los grandes daños que los ciervos y otros venados hacían en las mieses y viñas de sus términos. El ballestero fue eximido “de todos los ciervos y venados que haya matado y vendido o pueda matar y vender”, desde 1412 a abril de 1414. Ciervos y venados a las puertas de Tafalla; lobos al acecho; bosques frondosos camino de Olite; historias; leyendas...

Carlos III ordena admitir en cuenta los gastos que pagó el tesorero del reino, por arrancar ciertos pilares de piedra y comprar losas para la obra de San Sebastián. La Reina Doña Leonor había ordenado las obras “por la gran devoción que Johana, infanta primogénita, tenía al santo”. También ese día hubo gastos en carpintería y cerrajería para el Castillo, donde continuaba preso el Duque de Benavente. 379.

E

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

Por Tafalla pasa un largo cortejo, con doscientos hombres, portando hachas encendidas y muchas gentes a caballo, en medio de la expectación y curiosidad popular. Al día siguiente es enterrada en la catedral. Por esta época ya se va viendo mal la presencia de plañideras en los velorios, que gritaban, se rasgaban las vestiduras, se arrancaban el cabello... Estos aspavientos de dolor, de antigua tradición, no eran muy acordes con la esperanza de la Resurrección y se fueron prohibiendo por las leyes. Este año Beltrán de Acedo es nombrado alcaide del castillo de Tafalla. En 1443 le sucederá Ojer de Mauleón. Para estas fechas ya se han perfeccionado los cañones, y algunos tienen ya proyectiles huecos y rellenos de pólvora que explosionan al impactar. 385.

7•Junio•1415

7•Mayo•1416

X V

A

F

A

-

quo caffizes de ceuada et cient ochanta siete libras, diez sueldos en dineros por ayno”.

El rey Carlos III perdona al Concejo de los Labradores, de gracia especial y para siempre, la suma de doscientos cahíces de pan meytadenco y cuarenta libras en dineros. Pan meytadenco o mitadenco se decía de la pecha que se pagaba en trigo y cebada por mitades. Los labradores habían expuesto “que a ora veinte aynos en la dicha villa solía auer treszientas casas pobladas de lauradores et que de present, tanto por las mortandades como por esterilladades de tiempos et por otras cargas que les ha couenido soportar, son tanto disminuydos et mengoados en tan baxo número que apenas ay en esta villa ochanta casas pobladas de los dichos lauradores”. Las ochenta casas soportaban la misma carga que cuando eran trescientas, y el rey se avino a aliviar la pecha, que era de “quinientos et quinze caffizes de trigo, quatrocientos et quoarente et cinS I G L O

T

Antigua calle San Salvador, luego llamada “Caldelería” y popularmente, “La

Espectacular eclipse de sol. Según las viejas crónicas del monasterio de la Oliva, durante la media hora que duró no se distinguía el día de la noche. Se causó un gran temor y las gentes presumían alguna desgracia o castigo divino. 386.

E

387.

16•Junio•1417

388.

Septiembre•1417

Carlos III considera el pobre estado del alcalde, jurados y Concejo de los labradores de la villa de Tafalla. Había disminuido su población a causa de las mortandades y los grandes trabajos que sostenían acarreando piedra y escombros para los obras y palacios que tenía intención de hacer pronto en dicha villa, y les concede la gracia de redimirles de algunos pagos. El rey comienza a frecuentar la villa para ver las obras de su palacio. Tal vez acostumbrado a los caldos de Olite, no se muestra contento con el vino que le sacan a la mesa y ordena que se entreguen veinte florines a varios vecinos “para que compren uvas en la vendimia y, hecho el vino, lo guarden en casa para provisión del rey”. •

1 1 5


H

389.

I

S

T

O

R

I

A

D

15•Noviembre•1417

T

A

F

A

-

Pedro; el lado sur desde el Portal del Río a las Cuatro Esquinas; el frente oeste se delimita por la calle Mayor desde las Cuatro Esquinas hasta las proximidades de San Pedro y el lado Este es una muralla con trece torreones a lo largo de la actual carretera. En total son 25.000 metros cuadrados, con una longitud de cuatrocientos metros. Alguien que viniera de Pamplona por el camino Real vería primero los muros que ocultaban el Jardín de Arriba; en la actual calle República Argentina vería el portal del Esperagrano o Espelagrana, con la torre de Ochagavía al fondo, el cenador de los reyes, las glorietas; seguía el Jardín de Abajo, también con cenadores y fuentes, obra de Johan de Lome. Antes de llegar a la actual plaza, que antes fue plaza de Armas del Palacio, con cuarteles y caballerizas, se encontraba el Pavado, las habitaciones reales y un gran claustro gótico, así como algunas torres. En la parte sur del Palacio, el Salón de Cortes, donde se celebraron Cortes de Navarra hasta 1536.

Pedro Nicolay, capellán y vecino de la villa recibe su pensión por cantar la capellanía real en “la capilla de San Salvador, dentro del Castillo”. La basílica de San Salvador se ha estimado que estaba cerca de la actual calle del mismo nombre, bastante alejada de la cima de Santa Lucía. ¿Hasta allí llegaba el interior del castillo?. 390.

E

18•Marzo•1418

El Rey hace su primera entrada en el palacio, que apenas lleva un año construyendo. Las obras continuarían durante casi diez años más, pero parece que los reyes estaban impacientes por vivir en Tafalla y los habitaron desde su construcción. En cuanto a las murallas, éstas se habían construido en tiempos de Carlos II, tal vez agrandando alguna fortificación anterior, pero Carlos III, por medio de su secretario Simón Navaz, responsable de obras y fortificaciones del Reino, las amplió y reedificó con fuertes muros, almenados de sillares y macizas torres. En tiempo de su mayor esplendor el palacio tiene una enorme extensión: el frente norte abarca desde el actual edificio del INEM hasta el cementerio de San

391.

20•Abril•1418

Se pagan diferentes gastos por las justas y torneos que se celebran durante todo este mes en la villa.

PLANO DE TAFALLA 1858 1 Cima de Santa Lucía 2 Desmonte frente a “corral de la Francisquica” 3 Casa de Manero 4 Casa c/Mayor c/Higuera 5 Plaza del Mercado 6 Ayuntamiento 7 Casa Astrain 8 Río Zidacos- Pozo Redondo Algunos sostienen que el túnel del castillo pudo tener este trayecto.

1 1 6

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

Este año también se paga al mazonero Simen de Lazcano, porque por orden del rey “en la mina del quoal castiello... a fecho facer de nuevo en este present aynno XII arquos de piedra et calcina...” Parece que es la primera referencia al túnel que se dice unía el Castillo con el pozo Redondo. El documento matiza que se ha hecho de nuevo, lo que da a entender que es bastante anterior. Las empresas constructoras de Carlos III han alimentado curiosos mitos entre los historiadores. Algunos dicen que comenzó a unir los palacios de Tafalla y Olite con una galería alta y baja, o pórtico continuado de casi una legua, que es la distancia entre las dos villas, “con el fin de que aumentando la población en sitio llano y delicioso, se formara de ambos pueblos una ciudad populosa”. Más fantástica se nos antoja la obra que Beltrán atribuye a las intenciones del rey Carlos III, según la cual se construirían unos canales en el Cidacos, entre Olite y Tafalla, haciéndolo navegable, y luego continuaría de Olite hasta el río Aragón, y de éste, por el Ebro, hasta el mar Mediterráneo. “¡Lástima grande que este monarca no hubiera vivido diez años más acaba diciendo Beltrán- y hoy quizá hubiéramos visto a Tafalla convertida en corte y puerto de mar! ¡Hermoso sueño dorado navegar por estas apacibles riberas del Cidacos en rumbosas barquillas y ligeros vaporcillos!” 392.

13•Agosto•1418

F

A

-

394.

18•Enero•1419

395.

24•Abril•1419

Carlos III toma dos casas y media de la “centena de San Johan de dicha villa”. A uno de sus dueños, Simón de Navar, se la cambió “por un palacio sito en la centena de Sosierra”. El rey lo justificaba diciendo que “por seruicio e plazer nuestro e de los succesores e heredero del regno de Nauarra que por tiempo seran, días ha que ayamos principiado costruir e hedifficar un nuebo palatio muy insigne en nuestra villa

20•Diciembre•1418

X V

A

Se celebran por vez primera los cinco días de Feria concedidas por Carlos III el mes anterior. Aljoher, esposa del judío Gento de Rabidavit, eleva una súplica para que se ordene al castillero del castillo de Tafalla que deje en libertad a su marido, para que pueda seguir recaudanto tributos, de los que es encargado. Oficio habitual entre los judíos. La mujer argumenta que no le dejaban ni darle de comer y que temía que se muriese de hambre en las mazmorras.

Considerando los servicios hechos por los vecinos y habitantes, y para ennoblecer la villa, Carlos III ordena que a partir del año siguiente y a perpetuo, S I G L O

T

en el mes de enero, por la fiesta de San Sebastián, “aya de auer feria por vender, comprar, trucar, cambiar et descambiar todas et quoales cosas, auerías y mercaderías... la quoal feria queremos et ordenamos que aya de ser de cinquo días...” Dos días antes de la fiesta de San Sebastián y dos días después. Nadie que acuda a la Feria puede ser detenido ni embargado por deudas ni por otros delitos, exceptuando los que hubieren cometido “crimen de lesa majestad, falseadores de monedas, ahorcadores de mujeres, quebrantadores y robadores manifiestos de caminos, rompedores de los aseguramientos que el rey hace…” La feria debe ser guardada “por el castellano del Castillo y que pueda éste visitar los pesos y medidas del comercio de la feria y ejecutar las penas”. De esta forma principió la Feria de Tafalla, afamada donde las haya. En 1468 la reina Leonor la aumentó cuatro días. Juan II la enriqueció por los privilegios de 1473 y 1481. Parece ser que a principios del siglo XVII fueron trasladadas al mes de febrero.

El Papa Martín V, por mediación de Carlos III de Navarra, emitió la bula “Licet” por la que enriquecía con un fajo de indulgencias las iglesias de San Saturnino de Pamplona y San Sebastián de Tafalla. De ésta última se argumentaba que acudía gran muchedumbre de gente, atraída por los frecuentes milagros que Dios obraba en ella por los méritos del santo mártir. 393.

E

1 1 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

396.

T

A

F

A

-

20•Agosto•1419

Pleito de los labradores contra el pago que debían hacer al alcaide del castillo, Johan Beltrán de Acedo. El rey había ordenado al alcaide presentarse ante su autoridad y sobreseer el pleito con los tafalleses, pero no acudió por encontrarse “en flaco estado” y con el castillo de Santa Lucía cargado de prisioneros. 397.

1•Diciembre•1419

Desde el Palacio, el rey ordena hacer una recaudación de trescientos florines entre los moros de la aljama de Tudela, para los gastos de enviar embajadores a Castilla. 398.

Documento del rey Carlos III, anunciando la construcción del Palacio de Tafalla.

de Tafalla, de la coal obra e construcción esperamos que nuestro Sennor Dios será seruido e non solament te nuestra dicta villa encora todo nuestro regno sera onrado e ennoblecido en la coal dicta construcción de palatio por continua meditación pensamos a fin que ella sea tal e de tal forma que de nos perpetuament finque memoria”. De esta forma comienza la construcción del Palacio Real, joya y símbolo de este siglo de oro para la villa. Más adelante el rey volverá a agradecerles la cesión de las dos casas, las cuales fueron derrocadas totalmente y en el suelo de aquellas “han sido fechos nuebos edificios e muy notables”. El palacio de Sosierra, con su basílica aneja dedicada a San Nicolás, y cuyos restos se contemplan todavía, pasó luego a la familia Iribas al casarse Ana de Navaz, o Navar, con Miguel de Iribas. 1 1 8

Enero•1420

Martín, el primer Mencos, viene este año a avecindarse en Tafalla para servir al rey Juan II. Provenía de una linajuda familia castellana. Su hijo Juan se casó con Doña María de Echauz y Beaumont, y la familia arraigó en Navarra consiguiendo, a lo largo de cinco siglos, títulos, propiedades y preeminencias. Este apellido destacará como uno de los cabecillas del bando agramontés, y un Mencos es alcalde de la villa cuando ésta se opone al invasor castellano. No obstante, tras la conquista de Navarra, recibieron honores y fueron elegidos alcaldes perpetuos de los Reales Alcázares de Tafalla. 399.

Junio•1420

Durante diez años Carlos III estuvo pagando almadieros, que desde el Pirineo traían pinos y abetos para las obras del Palacio. Los bajaban primero por el río Irati, luego por el Aragón hasta Santacara, y de aquí a Tafalla en carros. Pero este año los de Sangüesa se quejan de los abusos de los almadieros y les impiden el paso, quedando casi paralizadas las obras en Olite y Tafalla. Por orden del rey, el señor de Eraso acude a Sangüesa y convence a los vecinos que dejen pasar todas las almadías retenidas, bajo algunas condi•

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

L

L

A

ciones. Algunos se debieron colar río abajo, porque al poco tiempo el rey ordenó a Miguel Reta, recibidor de la Merindad, que “si hubieran pasado más fustas que las antedichas, vaya al lugar de Tafalla y arreste a todas las que encontrase y les haga pagar los derechos a que están obligadas por el paso. 400.

28•Octubre•1420

Semenico de Uroz paga diversas obras del Palacio: a Eneco de Aizcoeta por mazonar las paredes de la “cambra fría”; a Johan de Mencos por 27 carretadas de losas “para la cubierta de la gran cocina”; a Semen Milia por 75 carretadas de losa para la misma cocina; a Antón y Perico por las constantes carretadas para las obras y por sus continuos viajes. Pero Sanchiz de Navascues, Ochoa de Lanz y Johan de Sanchobueno, carpinteros de Olite, cobraron por arreglar las paredes y el suelo de las Gálatas y la “cambra fría”. Martín y Semeno Périz de los Arcos cobraron 48 libras por una reja de hierro para la ventana de la mencionada “cambra fría”. 401.

2•Noviembre•1420

402.

9•Enero•1421

La construcción del Palacio se puede seguir por los documentos: todo son pagos y encargos a Eneco de Aizcoeta, Ochoa de Ernialde, Juan Lome, Martín Infanceco...

Olite el día anterior. Era hijo bastardo del rey Carlos, fruto de un romance con María de Esparza. Fue enterrado en la catedral, en la cripta de los reyes. Desde este año se tiene noticia de la existencia de una Cofradía de San Sebastián.

Se paga a Johan de Aya, capellán de la iglesia de San Cristóbal de Tafalla, seis libras por los gastos de Pero Sanz, escolar que tenía a su cargo para “le mostrar escriuir et leer”. Parece la primera referencia a una escuela en la villa. Este mismo día la corona compró una casa a Enecot de Gurpide.

403.

Un nutrido cortejo mortuorio cruza la villa por el camino real, en dirección a la capital del Reyno. Llevan el cadáver del obispo de Pamplona Don Lancelot de Navarra, fallecido en S I G L O

X V

12•Febrero•1421

Desde Olite, el canciller de Navarra pide a los sacerdotes que vivan honestamente, “que no sean públicos concubinarios” y que al celebrar la misa se vistan correctamente, ya que algunos solían celebrar sin calzas y con las piernas desnudas. •

1 1 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

406.

E

T

A

F

A

-

10•Mayo•1421

Durante la Edad Media, la barraganía era públicamente reconocida, y tuvo una gran extensión entre las clases sacerdotales. En muchos pueblos incluso no se aceptaba a párrocos que no tuviera su barragana, como mejor garantía de la integridad de las esposas. A partir de este siglo se fueron recortando la publicidad de estos hábitos, y si no que fueran castos, se exigía a los clérigos que

Johan de Lome, mazonero, vecino de Olite, vende en esa localidad una viña, un jardín y una pieza. También posee una casa, lo que prueba el asentamiento en Olite del famoso autor de la venerada imagen del santo patrono. Es curioso que en los largos pleitos y riñas entre las dos villas, nunca hayan blaso-

fueran cautos. Como veremos, tres siglos más tarde no se había conseguido ni lo uno ni lo otro.

nado que el centro de la religiosidad tafallesa, es debido a un vecino de Olite.

Un quirúrgico italiano, de nombre Pedro, ejerce la medicina en la villa. En esta fecha cura el brazo a Johancoxe de Suescun, doncel del rey, al que servía junto a sus escuderos Johanicot de Suescun, Alvaro de Eulate, Errandeco de Suescun y Michelco de Barasoain. En pago de sus servicios, Carlos III le donó el despoblado de Gardalain.

Sancho de Lizarazu recibe dieciocho libras de premio por prender al “ballestero de Ustáriz”, traerlo a la villa y devolverlo a la prisión de María Delgada, en Pamplona.

404.

405.

6•Marzo•1421

16•Mayo•1421

408.

29•Mayo•1421

409.

7•Junio•1421

Nace el futuro Príncipe de Viana en Peñafiel. Según los capítulos matrimoniales, debe ser el heredero universal de Doña Blanca y ser educado en Navarra. Al año lo traen a Tafalla donde es recibido por su abuelo, Carlos III el Noble. En memoria de esta venida dio a Tafalla el título de Buena Villa. El pequeño príncipe se crió entre los palacios de Olite y Tafalla.

12•Marzo•1421

Domenja de Taffailla recibe diez libras y diez sueldos por ejercer de nodriza de la hija bastarda de Carlos III. Este rey chaparro y vigoroso se apartó bastante de su mujer Leonor, y corrió detrás de bellas damas como María de Esparza, con las que llenó el palacio de Tafalla de hijos, ocho legítimos y otros tantos bastardos. 1 2 0

407.

Machín de Zalba, guarda de los cofres del rey, recibe 140 libras de Michelco de Tafalla por un •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

“capazo” de plata sobredorada comprado a un mercader de Pamplona. 410.

E

T

A

F

A

-

delante de la cámara fría y para los pabellones grande y chico; por “cubrir de losa desde la luquana hasta la torreyta francesa y la lobera pequeña”, etc. De los pagos se deduce la existencia de dos grandes escaleras que descienden al jardín cerca del Pavado; una escalera redonda en la pesquera, una torrela morisca... Johan Loçano y Semen Loçano, mazoneros, quitaron las gote-

12•Junio•1421

En esta fecha comienza un libro de cuentas de las obras del Palacio. Figuran como carpinteros Johan de Berry, García de Sabaiza, Rubert de Brabant, Mahoma de Orof y Mahoma de Cortes. Como yese-

Reconstrucción aproximada del Palacio Real.

ras e hicieron “el pavimento de la cocina secreta” y los “retreytes”.

ros constan Machín de Ocariz y Johan de Dicastillo. La relación de las obras descubren las distintas dependencias del Palacio: la Gran Escalera, La Torrella francesa; el Pabellón de los moros; el Gran Pavillón; la Plaza del Pavado; la Galería Luenga; la Galería de las Natas; la Torrela Morisca; el Pavillon Chico; la Cocina Secreta; el Puent de Entrada al Palacio; las cambras de Enecot y Charlot; el Gran Jardín; el Portillo Viejo del Jardín; las bodegas; los oratorios, las chimeneas; las pesqueras; el camino por el que iba el rey a San Pedro; el césped donde se jugaba a la ballesta; el muro del reloj; la Gran Torre...

411.

8•Septiembre•1421

28•Septiembre•1421

X V

414.

26•Octubre•1421

Carlos III ordena a los oidores de comptos que paguen “sesenta sueldos a Micer Johan, fraile de San Sebastián”, en pago de la “expensa de boca” de Pere de Arnaut, al cual tiene en guarda para enseñarle a leer y escribir. Es la pri-

Continúan pagando obras del Palacio: por horadar 5.300 losetas para las cubiertas de la luquana S I G L O

30•Septiembre•1421

Se pagan diversas obras para el palacio: 576 “perpeaynnos” (arcos) y 39 antepechos que Martín Guerescita, mazonero, había labrado y colocado tanto en las dos grandes escaleras que descienden al jardín como alrededor de las dos “torrelas” cerca del Pavado, alrededor de la pesquera. Se pagó también el muro de la pesquera “par del jardín”; el “pavado” del suelo de la pesquera; el “pavado” frente de la “torrela morisca”; el “chanfrant” de las dos escaleras grandes, los batientes de la puerta de la pesquera, etc.

Ochoa de Ernialde, mazonero, aparece como autor de importantes obras en los palacios de la villa. Este año se compró un cañón para el castillo al armero Pedro de Vitoria. 412.

413.

1 2 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

mera referencia de frailes en la iglesia de San Sebastián, sin precisar si eran religiosos, ermitaños, o terciarios. Por documento posterior sabemos que el fraile se llamaba Johan de la Haya, “capellán habitante en la casa de la cofradía de San Sebastián, cerca de Tafalla”. 415.

29•Octubre•1421

416.

14•Noviembre•1421

A

F

A

-

418.

19•Diciembre•1421

419.

25•Diciembre•1421

420.

14•Enero•1422

421.

30•Enero•1422

María de Necolla cobra los dos “cobertores de tela blanca prima de Bretaña” que hizo para la cámara fría del rey en el Palacio. Por este año se encargaron un gran tapiz con la imagen de Santa Catalina y su historia, para la capilla de la reina. Los grandes tapices cubrían las frías paredes de piedra, de la misma manera que con grandes esteras de junco o esparto se cubrían los suelos en invierno. Junto a las chimeneas, bien surtidas de encinos del Plano y del Monte, los nobles habitantes del palacio pasaban las tardes con juegos de azar, como los dados, el tablero o el ajedrez.

Carlos III se compadece de las súplicas de los tafalleses a los que la piedra les ha deshecho la cosecha: “Nos, informado et plenerament certifficado del pobre estado et miserable facultat del alcalde, jurados et conceillo de los labradores de nuestra villa de Taffailla, et que en este present ayno la grant tenpestat de piedra que ha acydo en lures terminos lis ha destruydo et dissipado todo el fruyto de sus bynas en manera que no han ouido prouision alguna de bino et en los panes lis ha fecho muy grant dayno, especialment en las ciuadas que apenas han cuillido la semient que sembraron...” El rey remite a los labradores de Tafalla del pago de los 42 cahices de pan meitadenco, que debían pagar este año a los de Pueyo en concepto de pecha por el lugar de Villanueva, que posiblemente sea el nombre romance de Iriberri, en el valle de Orba.

Doscientos invitados acompañan al rey en el Palacio, el día de Navidad. Johan Périz de Tafalla, recibidor de Carlos III para las obras del Palacio, liquida a Arnalt de Bayona el precio de diez quintales de vidrios. Johan de Lome se ocupa en la construcción de un estanque para el Palacio. Según se describe, el agua caía desde la cabeza de pétrea de un león. Al mismo tiempo Lome, el famoso cantero al que se le atribuye la imagen de San Sebastián, colocó dos sillas de piedra que había tallado en la terraza inferior. Al parecer, una de ellas es la que todavía se conserva en la Casa de Cultura. En 1766 esta silla o sillón llamó la atención del Padre Flores a su paso por la ciudad; luego fue cubierto de ruinas y en 1865 fue desenterrado, momento en el que el dibujante Serra lo dibujó, cuando en compañía del escritor Pedro Marrazo visitaba las ruinas del Palacio. El sillón volvió a perderse hasta que

16•Diciembre•1421

Martín de Jusaurreco, Eneco de Ayzcoeta, Ocho de Ernialde, Martín de Infanreco, Peru de Azerain y Perucho de Narea, mazoneros de la villa, hacen inportantes obras hidráulicas en el Palacio. Entre ellas, “el gran caño que iba del riachuelo a la pesquera”; romper el muro de la villa para pasar el 1 2 2

T

agua; hacer un cuadrado de “pavado” para limpiar el riachuelo, etc. Johanicot de Iriart, fontanero de Bayona, se vino a la villa con el encargo “de ver cierta fuente en los palacios reales”.

Carlos III dice a su recibidor de Estella que tiene intención de hacer un jardín el Palacio de Tafalla, en el que plantar buenos frutales “enxertados”. Le ordena que compre dos o tres cargas de buenos frutales, “peras francesas de Sant Reble, dangoix, de ceresales e de durazuales” y que los envíe a la villa “en la primera mengua de la luna”. Desde Armagnac se trajeron cien plantas de avellano.

417.

E

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

privatizaron los terrenos del antiguo palacio y apareció de nuevo al construirse la fábrica de harinas de Francisco Astrain, hoy Muruzábal. La familia Astrain lo retuvo durante años en el jardín de su casa en la Plaza Nueva hasta que en 1992 el sillón pasó a la Casa de Cultura. 422.

6•Febrero•1422

423.

12•Febrero•1422

Carlos III contrata a Alfonso, maestro de esgrima, para que enseñe “el juego de la esgrima” a sus nietos y otros familiares y servidores. Este año el rey pagó la hechura de veinte pipas para las bodegas del Palacio de Tafalla. De vez en cuando se encargaba sidra de la Montaña. Los escancieros servían aguardientes y anises, y en verano se bebía un refresco llamado agua-rosa, mezcla de agua, rosas, azúcar y plantas aromáticas, muy del agrado de las infantas. El mazonero Johan Lome cobra algunos trabajos en el Palacio. Labró dos cátedras de piedra “en la pavado de baxo con un gargailla de leon que es por do cae lagoa a la pexquera”. También labró cuatro arcos “debaxo de la torre del reloj, entre la galería de las natas y la cambra fría”; las dos fuentes que estaban “cerca del portal llamado Esperagrano con dos grandes pilas”. Los restos de estas fuentes aparecieron en diciembre de 1995, en unas obras que se hicieron en la actual calle República Argentina. Se volvieron a cubrir rápidamente, para que el descubrimiento no entorpeciera las obras. 424.

Sillón gótico del Palacio Real.

clérigos de la villa, que “casi eillos no han ouido ni tomado fruyto alguno de lur dicho beneficio ni han ouido ni han buenament con que puedan continuar ni facer el seruicio diuino et de la eglesia de Dios”. Dado su pobre estado, les dispensa del pago de los cuarteles en los próximos dos años. Por las misas razones y por el mismo periodo se remite del pago de los cuarteles a los hidalgos de la villa.

Marzo•1422

Carlos III pasa todo el mes en la villa junto a Juana, su hija bastarda. Convidó a comer varios días a Doña Leonor de Borbón; al alférez Don Carlos de Beaumont; al conde de Cortes Don Godofre y al señor de Luxa. 425.

426.

6•Abril•1422

La crisis de las cosechas, destruidas por las pedregadas los dos últimos años, alcanza a los S I G L O

X V

3•Mayo•1422

Los vecinos Johan de Mencos y Martín de Amescoa reciben el pago de las 663 carretadas de losas para el pavado junto al jardín, con sus torres y grandes escaleras; y por 77 carretadas de losas para el pasaje de la cubierta de la •

1 2 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

cocina secreta, la galería de doña Johana, el guardarropa de la misma y otras cosas... 427.

10•Mayo•1422

11•Junio•1422

15•Junio•1422

430.

12•Agosto•1422

431.

13•Septiembre•1422

F

A

-

432.

16•Diciembre•1422

433.

20•Enero•1423

Cortes reunidas en Tudela. Carlos III instituye el Principado de Viana para su nieto Carlos, el hijo de Doña Blanca y del infante Don Juan de Aragón. Este mismo día, atendiendo a la súplica que le hizo su hija Doña Blanca el día que Carlos entró por primera vez en Tafalla, otorga a la población el Fuero de San Martín de Estella y la hace Buena Villa, con asiento en Cortes después de San Juan de Pie de Puerto. En lo sucesivo, sus vecinos serán tenidos en todo el Reyno por francos y ruanos, y gozarán de las franquezas y beneficios de otras villas. Tendrán Alcalde y Prebostado perpetuos, sello auténtico para suscribir las cartas y un mercado cada martes. Martín Lopiz Relain será alcalde perpetuo, y Johan Pasquier preboste, que viene a ser como el encargado del orden público. Se reconoce la igualdad jurídica de todos los vecinos y los libra de toda servidumbre, aunque de forma particular enfranquece a varios vecinos privilegiados, como Pierres de Peralta, Eneco de Gurpide o el mismo alcalde. De esta manera, los tafalleses abandonan el Fuero particular con el que se gobernaban desde 1157, sin duda

Carlos III hace donación a Simón Navaz “de un molino con su presa, çequias y cualesquier derechos en el término de Congosto”. Johan Lome recibe de Johan Périz de Tafalla, clérigo, recibidor de las obras reales del palacio, cuatrocientas libras por mazonar, arrancar la piedra, labrarla a escuadra y asentarla en los “setios” alrededor del “pavado bajo.... y por las dos fuentes que labró cerca del portal llamado Esperagrano, con dos grandes pilas...” El mazonero Johan de Lome sigue sus obras en el Palacio y termina los cuatro arcos “debajo de la torre del reloj, entre la galería de las natas y la cambra fría”. Por su parte, Martín Infanceco pasaba cobranza por las obras en la escalera de la torrela cerca de la cámara de la dama Johana, por 1 2 4

A

Maestre Simón Navaz o Navar, secretario que fue de Carlos III, redacta su testamento en Sangüesa y deja en él una manda de cuarenta florines de oro “para facer de piedra una figura et imagen de San Sebastián para poner altar de dicha iglesia”. Añadía que “serán puestas mis armas en una ídra de jus de dicha imagen”, y encargaba “facer la imagen” a Johan Lome. Con el tiempo será la estatua más venerada en la villa. Simón Navar muere probablemente en 1425, pero la imagen que encargó sigue en pie, velándonos desde su peana.

Caballeros y carruajes cruzan por el camino real hacia Olite, donde se reúnen las Cortes de Navarra para nombrar heredero del Reyno a un niño de un año de edad: se llama Carlos, como su abuelo, y pasará a la historia como el Príncipe de Viana. Los navarros lo reconocerán como rey cuando muera la reina Blanca, su madre. Su padre, el infante don Juan, le usurpará el trono. En los jardines de los palacios de Olite y Tafalla, pasará Juan los que seguramente fueron los mejores años de su vida, ignorante de su tortuoso destino. 429.

T

la otra torrela “que hizo en el muro del jardín junto al portal llamado Esperagrano, y por el muro que atraviesa desde “los estajos de los jardines de dama Johana a la casa de Charlot”.

Johan Lome acaba el pináculo sobre la cámara fría; dos “drezadores” de piedra en el “pavado” bajo junto al jardín, y por una cátedra de piedra junto a la torrela morisca. 428.

E

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

435.

E

T

A

F

A

-

26•Mayo•1423

porque el texto estellés es más amplio y completo y reconoce inequívocamente la igualdad jurídica de los vecinos. En cualquier caso, tanto el viejo fuero tafallés como el de Estella, habían sido firmados por el mismo rey, Sancho el Sabio. En las mismas Cortes el rey donó a Maestre Simón Navaz el molino de Congosto, a cambio del agua del molino llamado de los Jardines del Palacio.

Pierres de Peralta el Viejo, maestre del hostal del rey, planea la construcción de un monasterio en Tafalla y pide al Papa Martín V los prioratos de Artaxona, Caparroso y Larraga para este monasterio. Hay tanta caza en los montes que Carlos III convoca a los pueblos de alrededor para que acudan a matarla al monte Plano, en la parte de Olite.

Carlos III reduce la pecha de pan y dineros a la villa. Entre las nuevas obligaciones se incluye la de entregar cada año trescientas libras carlines para la abadesa y monjas de Santa Gracia de Pamplona; se fija también el pago “al alcayde de Taffalla por la tenencia del castillo... et al capellan que cantaba la capellania” en el citado castillo. Al “casero” que cuidaba la iglesia de San Sebastián le perdona su pecha anual, por la gran devoción del rey al santo mártir y futuro Patrono de la villa.

Johan de Echauz, es vizconde de Baigorri y dueño del imponente palacio Etxauzia, que todavía domina este pueblo bajonavarro. En un documento que firma en Tafalla, reconoce que ha recibido de Johan de Recalde, recibidor de Ultrapuertos, los dineros que tiene asignados sobre los peajes de la villa de San Juan. El documento es uno de los pocos que se han redactado en gascón en Tafalla: “En testimoniance de bertat de las causes desus dites et de cada

434.

6•Mayo•1423

436.

9•Julio•1423

Palacio de los Etxauz en Baigorri. Una relación antigua con Tafalla.

S I G L O

X V

1 2 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

ue d´eres jo, lo dit Johan, bizconte de Baygur, ey roblat mon propi mori de ma propie man en las presentz en la biele de Tafailla, lo navau die de jui...” 437.

9•Noviembre•1423

438.

6•Enero•1424

439.

29•Febrero•1424

E

T

A

F

A

-

su hija bastarda; el Conde de Cortes; el Mariscal de Navarra y hasta 148 personas más, todos ellos significados nobles y prelados. Para tranquilizar conciencias, sentaron tres pobres a la mesa.

442.

9•Julio•1424

443.

14•Agosto•1424

444.

28•Octubre•1424

Brillan las antorchas en los salones del palacio. Esta noche el rey ha invitado a la mesa al obispo de Pamplona, al alférez Carlos de Beaumont y a los tres inseparables pobres que nunca faltan a las sobras de la cocina. También está Don Godofre que lleva todo el mes en la mesa del rey. Y junto al rey pasará todas las navidades en el palacio tafallés.

Doblan las campanas. Dan la noticia del alumbramiento en Olite de Blanca, hija de Blanca de Navarra y Juan II. Junto a su hermano, el Príncipe Carlos, se criará en los jardines de los dos palacios. Tendrán una vida azarosa, repudiada por su marido, desheredada por su padre, presa, desterrada... Y morirá lejos de su tierra, sin haber conseguido regresar a Navarra.

Epifanía. Se celebra en la villa la Fiesta del Rey de la Faba. El año anterior había sido en Tudela.

Mahoma Alalí, moro de Tudela, recibe del pagador Johan Périz de Tafalla lo correspondiente por sus trabajos de ferrería para el Palacio.

Johan Lome sigue labrando piedra para el Palacio: acabó los “perpeaynos” del jardín del prado; hizo treinta “carnelles” que se colocaron en la corona de la fuente sobre los arcos; mazonó y colocó dos “fayllonas” y compró unas piedras grandes para hacer la gran cátedra junto al “aurel”. Para entonces Martín Periz del Bellmont, maestro pintor y decorador, ya había preparado para diversión de los palacianos un gran tablero con sus juegos de tablas y “escaques” (ajedrez) mediante panes de oro y diversos colores. 440.

Los carreteros Perico y Antón reciben el cobro del acarreo de tres mil piedras

Los carreteros Perico y Antón se encargaron de traer cientos de carretadas de piedra de Candaraiz para las obras del Palacio.

20•Marzo•1424

que trajeron de Candaraiz, “que fueron convertidas en arcos y pilares de la corona de la fuente del Palacio y fueron mazonadas por Johan Lome”. Trajeron además de los montes de Alaiz 217 carretadas de fusta redonda para la fuente. De las canteras de Candaraiz, hoy paralizadas, se sacó buena parte de la “piedra de Tafalla”, cuya denominación ha perdurado hasta la actualidad.

Primeras Cortes que se celebran en la villa. Los jurados de los ruanos de la villa y los consejeros de la misma nombran procuradores al alcalde Martín Lopiz Relain y cinco vecinos más. 441.

5•Abril•1424

Jueves Santo. Carlos III se halla en la villa y comparte mesa con el Príncipe de Viana; con Johana 1 2 6

S I G L O

X V


H

445.

I

S

T

O

R

I

A

D

29•Octubre•1424

E

T

A

F

A

-

El carpintero Johanicot de Arbeloa, cobra la trompa que hizo para sacar agua del pozo del “pavado” y por la “bancra” de fusta que hizo para asentarla en la torre del castillo. 446.

16•Noviembre•1424

447.

25•Noviembre•1424

Reja del Palacio de Tafalla, de rarísima filigrana.

Johan de Lome, nuestro famoso cantero, termina de mazonar sobre el gran macizo del jardín grande los nueve arcos con los nueve pilares y doce pilaretes y otras obras del Palacio. Cobró 2.100 libras por ello. En total hubo cincuenta mazoneros trabajando en las obras del Palacio y otros tantos carpinteros. Esteven, cerrajero, reconoce haber recibido 67 libras por una reja de hierro que se le compró para la ventana del macizo de las obras del Palacio. Parece ser la famosa reja citada por varios autores como de singular rareza y extraordinaria filigrana. En medio del desguace general del Palacio, la reja fue llevada a principios del siglo XX al Museo de Navarra y en la actualidad está colocada en la parte trasera de la iglesia de San Martín. A la vista de su raro trenzado, parece como si su forjador hubiera querido dejar un enigma a quienes la contemplasen. Y con la desaparición de las antiguas técnicas artesanales, el enigma se nos antoja cada día mayor. 448.

22•Diciembre•1424

449.

24•Diciembre•1424

arpa, cuerda, viola, laúd, cítola y órgano. Aficionado a la caza, Carlos III enviaba halconeros a Flandes o a Inglaterra a buscar halcones, y el duque de Bretaña y otros personajes le regalaban perros para cazar zorros y lebreles blancos, por los que tenía debilidad, razón por la que fundó una Orden del Lebrel Blanco. El pequeño zoo local que comenzó Carlos II con un león y una leona lo completó su hijo con un camello, un avestruz, cinco cisnes, una mona, jabalís, etc.

450.

28•Diciembre•1424

451.

16•Febrero•1425

Desde el Palacio de Tafalla, Carlos III emite sentencia sobre los aprovechamientos de las tierras de Cisa y San Juan de Pie de Puerto. Haciendo referencias a los límites y afrontaciones de los términos de Roncesvalles y Valcarlos.

Se compra a Johan García del Puyo, tendero de Tafalla, betún para los caños de la fuente del Palacio, resina para las soldaduras de los caños de plomo de dicha fuente; pez para la trompa del pozo; “fil de liz” para dicha trompa y torno; sebo para las soldaduras de plomo y estaño, etc.

Carlos III celebra la Navidad en el Palacio. A la cena asisten 268 personas “y tres pobres”. Juglares y ministriles de las más variadas procedencias participan en las fiestas; hay juglares de cuchillo, de boca -recitadores o cantores de versos-, de

Carlos III, considera los grandes servicios de los labradores de Tafalla y recordando que antes los había hecho francos y ruanos, hace algunas modificaciones al funcionamiento del Concejo, a la vista de que los

S I G L O

X V

1 2 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

453.

hijosdalgo y los ruanos estaban en diferente jurisdicción, dando lugar a muchas discordias. Por todo ello, en aras de la concordia y la unión, dispone que haya en la villa dos alcaldes: el de los fijosdalgo, Johan Martíniz de Arbizu, y el de los francos, Martín de Relain. El que sobreviviere sería alcalde de ambas clases, de modo que en lo sucesivo habría uno sólo anualmente, un año el de los hijosdalgo y otro de los ruanos, turnándose. Los alcaldes debían juzgar a los fijosdalgo según el Fuero General, y los francos o ruanos según el Fuero de San Martín de Estella, al que estaban aforados. En adelante se haría una selección de catorce buenas personas, de entre los más “suficientes” o ricos, seis por los hidalgos y ocho por los ruanos, para ejercer el cargo, por dos años, realizándose la elección mediante sorteo, “por una criatura inocent”. Esta complicada decisión respondía a la tensa situación que vivía la villa desde que los labradores habían ascendido a francos y los nobles veían cuestionarse sus prerrogativas. El hecho de nombrar dos alcaldes a perpetuidad y luego continuar el que sobreviviere, indica que se quería ganar tiempo sin herir a ninguna de las partes. Quienes contravengan esta concordia serán expulsados de la villa como traidores “et ellos ni los descendientes de ellos no ayan de tornar ni entrar jamas en la dicha villa”. 452.

T

A

F

A

-

1•Julio•1425

Navarra está contagiada de fiebre humanística y todos los pueblos quieren tener su estudio de Gramática. Este día comenzó un maestro a enseñar. La escuela de la villa estaba a expensas de Remonet de Irunberri. 454.

8•Septiembre•1425

455.

9•Septiembre•1425

456.

26•Septiembre•1425

Sábado. A los 64 años, muere Carlos III. Padecía de gota; a la mañana se levantó de la cama sano y alegre y al poco le dio un desmayo mortal, que le privó de los sentidos, permitiéndole decir sólo que llamaran a su hija la infanta Blanca, reina de Sicilia. Mirándola, como quien tenía mucho que decirle, no le pudo decir nada y expiró en sus brazos. Durante su reinado la villa logró su mayor explendor. Tuvo ocho hijos con Leonor de Trastamara, de los que tres murieron prematuramente y el resto se crió jugando por los jardines de los palacios de Olite y Tafalla. Al uso de la época, tuvo también numerosos hijos bastardos a los que procuró sustanciosos futuros. Con la muerte de Carlos III se abre un período difícil para Navarra. El cuerpo de Carlos III es trasladado a Pamplona. Los tafalleses despidieron al rey que más atenciones tuvo hacia la villa, y un largo séquito mortuorio se puso en marcha, en el que iban sus numerosos hijos. Cuatro años antes, un cortejo similar había acompañado a su hijo Lacelot, y diez años atrás al de su esposa Leonor. Carlos III fue colocado en la catedral junto al de su esposa. Su sepulcro de alabastro fue labrado por un maestro mazonero harto conocido en Tafalla: Johan Lome.

4•Junio•1425

Girart, vidriero de la baja Alemania, cobró diecinueve libras y diez sueldos por hacer de vidrio las cuatro ventanas de la torre del pasaje. Tres años antes se habían traído de Flandes veinte vidrieras historiadas para los palacios con un precio espectacular: 488 libras y dieciséis sueldos. En los últimos años de su vida, Carlos III gastó casi 90.000 libras en la obra del palacio de Tafalla, cifra astronómica, registrada con gran exactitud en los libros de cuentas. 1 2 8

E

Johan Lome hace resumen final de sus trabajos en el Palacio. Después, el famoso mazonero desaparece de las obras locales, aunque la tradición lo hace protagonista del milagro de la boina el año siguiente. En el resumen de las cuentas, •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

relevantes se unen los moriscos de evocadores nombres: en esta fecha, Mahoma Alli, herrero, cobró diversas obras realizadas para las habitaciones de la reina.

resultan 90.000 libras de gasto, una cantidad enorme si se tiene en cuenta que en el palacio de Tudela se gastaron 22.000 libras y en Olite más de 70.000 libras. Para las reparaciones habituales de castillos los reyes raramente pagaban más de mil libras y pocas veces superaban las quinientas para edificaciones religiosas. Con los gastos de los palacios de Tafalla y Olite, Carlos III puso su corte a la altura de los más grandes monarcas europeos. 18•Noviembre•1425

X V

459.

25•Diciembre•1425

460.

1426

Comida de gala en el Palacio. Es Navidad y para acompañar a la Reina y las infantas se sientan a la mesa 184 personas, más los donceles y tres pobres. Se sirven 900 panes y los 71 que han sobrado del día anterior; un centenar de obleas y trece docenas de tortas. Están presentes los jurados de Liédena que han traído quince cabritos. Se sacrifica un buey y se come un cuarto de otro. Además, 72 conejos, 86 gallinas, 24 carneros, dos ansarones, cien huevos, tocino, arroz, cebollas, dos robos de sal, mostaza... Toda una pechada. La Reina repartió a los pobres y viudas de la villa un cuarto de buey, dos cabritos, doce conejos, tres corderos, tres carneros; seis perdices y veinticuatro gallinas. Esos días se trajeron al palacio cuatrocientas toronjas o naranjas y numerosos carapitos de vino. El Palacio Real de Tafalla, recién acabado, goza de su mayor esplendor.

Se reconstruye de nuevo el hospital de Santa Catherina o Cathalina. Según cédula expedida en el mes de febrero anterior, los reyes entregaron 250 libras carlines prietos a Semen de Uroz, escudero. “para distribuyr en las obras que nos avemos ordenado hazer en el Hospital de Santa Catherina que de nuevo fazemos fazer en nuestra villa de taffailla”. En torno a éste se fundó una cofradía a la que sólo podían pertenecer los hidalgos con sus esposas. Parece ser la primera mención al hospital, cuya fundación se ignora y que estuvo situado en la Plaza de la Picota, dicen que donde el número nueve de la actual Plaza del Mercado. En 1681 la Cofradía de Santa Cathalina hará donación del Hospital a la ciudad. A la sazón, en la corte tafallesa siguen conviviendo diversas religiones sin aparentes problemas. A la presencia habitual de judíos en puestos S I G L O

15•Diciembre•1425

Los reyes Juan y Blanca se dirigen al alcalde, jurados y universidad de ruanos de la villa. Carlos III les había reducido la pecha por haber trabajado “al tiempo que hediffico et fizo fragoar nuestros pallatios de nuestra dita villa de Taffailla”. Ahora el merino de Olite les cobra rigurosamente las 813 libras carlines en blancos, y los reyes ordenan que paguen el censo en carlines prietos, no en blancos.

Sepulcro de Carlos III en la Catedral, obra de Johan Lome.

457.

458.

Según la tradición Johan Lome de Tournay está tallando la imagen de San Sebastián, cerca de la iglesia de San Francisco, tal como le encargó Simón de Navaz en su testamento. En un descanso, el mazonero pone su boina sobre la •

1 2 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

25•Diciembre•1426

cabeza del santo al tiempo que le dice en mal castellano: “Sebastián, si santo ser guarda gorra”. Cuentan que al rato un caminante que venía de Olite trató de cogerla y quedóse pegado a ella hasta que regresó Lome. Las versiones antiguas dicen que el mazonero era vascongado, de ahí su modo de hablar. Pero Lome era francés; y al parecer por estos días ya no trabajaba en Tafalla. Además hay quienes afirman que las manos de Lome, que labraron la bella filigrana del sepulcro de Carlos III no pudieron ser las mismas autoras de tan tosca figura. A partir de este momento fue venerada la talla que, según la tradición, el famoso cantero no se atrevió a concluir. La boina se guardó como reliquia que todavía se venera, y San Sebastián vio engrosada su devoción. La humilde ermita pasa pronto a ser floreciente basílica, rica en fieles y limosnas. La leyenda de este milagro se forma posteriormente. De hecho, es relevante que en su libro de 1682, Francisco de Eraso no lo cite, ni tampoco lo haga Joaquín de la Santísima Trinidad en el suyo, escrito en 1766, aunque cite la boina. 461.

T

A

F

A

-

Comida de Navidad en el Palacio. Además de los invitados ordinarios, la reina Doña Blanca ha invitado a los setenta hermanos de la Cofradía de Santa Catalina, “que la Reina les hizo fiesta”, y once pobres. Johanicot el panadero ha elaborado 264 panes más los 85 sobrantes de la Nochebuena. Se comen 210 panes, un cuarto de buey, cinco carneros y once gallinas, todo bien remojado con doce carapitos de vino. 463.

30•Diciembre•1426

464.

Diciembre•1427

“Se socarra” con samantas de sarmientos un puerco, y unos cazadores traen a Palacio un “puerco montés”, seguramente un jabalí. La Cámara de Comptos sigue anotando con minuciosa exactitud los gastos diarios de comidas del Príncipe Carlos, y los nombres de todos los que le acompañaban cada día a la comida o a la cena. De los únicos que no se señalan nombres ni detalle alguno son de los cinco pobres tafalleses que diariamente comían en el Palacio. De tan pobres, tal vez ni nombre tenían.

20•Noviembre•1426

465.

Ochoa de Gurpide, preboste de la villa, recibe renta sobre el prebostazgo y bailiaje de los judíos de Tafalla. Carlos III le concedió el almirantazgo de Aezcoa y la guarda del sello real de Tafalla.

1428

Boda real en la villa. Anglesona o Anglesa de Navarra se casa con Mosén Graciant de Agramont. El rey mandó comprar para el banquete doscientas escudillas, sesenta tajadores de haya, 28 platos y 25 escudillas de estaño.

462.

466.

Imagen de San Sebastián.

1 3 0

E

3•Febrero•1428

Johan de Santa María, “borrero de la villa”, es decir verdugo, recibe veinte libras por sus gajes. Al mes siguiente el rey le aumentó el salario. •

S I G L O

X V


H

467.

I

S

T

O

R

I

A

D

10•Agosto•1428

18•Enero•1429

Según el documento de concesión de Carlos III, este día y los cuatro siguientes se celebra por vez primera la Feria de Tafalla. Este año el vecino Johan de Torres mató a Lope Ona, de la misma villa. El matador fue condenado a pagar cincuenta libras carlines. También por estas fechas se bate una nueva moneda, llamada Blanca, que vale a dos sueldos carlines. La expresión que todavía usamos de “estar sin blanca”, es posible que venga de este tiempo. 469.

471.

12•Julio•1429

La reina Doña Blanca ordena pedir plata y dineros en todo el Reyno para sostener las gentes de armas que defienden la frontera contra los castellanos. Estos andan “dagnificando nuestros subitos, talando et destruyendo el dicho Regno quoanto pueden a todas partes de su frontera, sin ninguna causa et razón”. También compra un quintal de pólvora para los “yngenios et caynones” del castillo de Tafalla. Se han convocado a X V

A

-

472.

Septiembre•1429

473.

Octubre•1429

474.

26•Febrero•1430

475.

2•Junio•1431

Martín de Arrozubi, escudero de Tafalla, recibe sus sueldos por haber acudido con sus hombres a la defensa de Estella. Continúan en la villa los enfrentamientos entre ruanos o labradores y los hijosdalgo. Los primeros insisten en que los hijosdalgo deben contribuir con igualdad en las cargas reales de la villa, pero éstos dicen que sólo están obligados a la octava parte. La resolución real ordenó pagar con las cargas comunes de la villa, y si no alcanzaren, los hijosdalgo contribuirán con la octava parte.

La reina rebaja cuarteles a Johan de Ochoa de Gurpide, vecino y sargento de armas, a su mensajero Martín de Berroeta “llamado Machuz” y a Miguel de Olcoz.

S I G L O

F

Treinta hombres de la villa, al mando de los jurados Miguel de Leoz y Martín de Vera, acuden a Olite para transportar una gigantesca bombarda hasta Los Arcos, cuartel general del rey Juan I. Se intenta evitar la caída de esas comarcas en manos de los castellanos.

En el palacio, Mosén Johan de Agramont presta homenaje a los reyes Don Juan y Doña Blanca en presencia del príncipe Carlos, y pone a su disposición los castillos de Agramont y Bidaxen, en Ultrapuertos. Abril•1429

A

Convocadas por las Cortes, pasan por la comarca gentes de armas del señor de Luxa, en Ultrapuertos, aprestadas para combatir a los castellanos. Sin embargo levantaron protestas en los pueblos, especialmente en la Valdorba, por sustentarse de lo que tomaban en ellos.

22•Febrero•1429

470.

T

los Tres Estados y se ha enviado hombres para resistir “et pugnar por la honor de nuestra real corona de Navarra”. Por tal motivo llegan prestos a la villa 170 ballesteros y “paveseros” de Donibane Garazi, Cisa y Ostabat, en Ultrapuertos. Sólo el señor de Garro trae 36 hombres. Su estancia en los pueblos acarreó problemas por los abusos en el avituallamiento.

Una vistosa comitiva sale de la villa camino de Olite. Es el Príncipe de Viana con un nutrido grupo de caballeros: Chievo, Eneco de Gurpide, Alzate, Encirena, Lanzarot de Ezpeleta.... Le acompañaban también dos juglares, Ancho y Ursua, contratados para tocar todo el día para el Príncipe y sus amigos. 468.

E

Los ferreros de la villa protestan contra el vecino Pascoal de Ochoa porque no les surte como debiera carbón de la Bardena, tal y como estaba obligado, causándoles muchos perjui•

1 3 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

25•Agosto•1431

477.

6•Febrero•1432

T

A

F

A

-

Indart por 22 docenas de palomas y 400 pomas “perazas”, manzanas, etc. Este año la villa se quejó al rey porque la cámara de Comptos le obligaba a pagar los derechos de los ganados agerizados que habían venido a sus términos en los años pasados. Estos ganados eran agregados, traídos de fuera. El rey libertó a la villa de tal obligación.

cios. Al final, se le dio el arriendo del carbón a Fernando de Ciordia. 476.

E

El rey paga al alcalde del castillo por guardar en el mismo “a un hombre secreto”.

478.

Se pagan diversos servicios a gentes de Ultrapuertos llegados a la villa con mandados: a Ogerot de Jatsu y a Johanexea Echeberze por traer cartas; a Machín Anciondo por traer al Palacio 24 docenas de palomas y 14 docenas de quesos; a Machín Lohitubiet por dos cargas de pomada; a Petrixea

17•Febrero•1432

La reina compra a Micheto Eseberri, a Johanicot y a Petri Sanz de Istúriz, lanceros de San Johan de Pie de Puerto, cinco mil hierros de astas y “viratones” para ballestas y otras piezas de hierro que debían traer desde Garazi a Tafalla. 479.

10•Abril•1432

Una comitiva viene de Olite por el camino real. Acompaña a la princesa Leonor, futura reina de Navarra, que viene a “beylar”, velar, a la iglesia de San Sebastián. A la noche cenó en la villa. 480.

Conductor de aguas y mirador del Palacio, tal como lo vio Madrazo en el siglo XIX.

1 3 2

481.

30•Junio•1432

Llegan a Tafalla los embajadores de Inglaterra y la reina les obsequia con una suntuosa cena en el Palacio. Entre los músicos se encontraba “Guillem de Olanda, sonador de arpa”. Numerosos representantes europeos visitan el nuevo Palacio, convertido en importante centro de decisiones políticas. Navarra, no lo olvidemos es un importante estado libre de Europa, y Tafalla, su Corte. Diciembre•1432

Según Moret, “cayó en Navarra tal cantidad de nieve que las villas y aldeas estuS I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

vieron sitiadas y reducidas a la extremidad por falta de víveres (...) habiendo nevado sin cesar por espacio de cuarenta días, de forma que no se podía ir de un lugar a otro”. A causa del hambre, muchísimos animales, “hasta las fieras como lobos y osos y pájaros de todas las especies, se dejaban cojer...” 482.

A

-

485.

17•Agosto•1434

486.

5•Septiembre•1434

487.

18•Enero•1435

488.

15•Septiembre•1435

489.

16•Septiembre•1435

Guixem de Echebarne, físico (médico) de las tierras de Cisa, en Ultrapuertos, acude a la villa para el servicio de la reina. Los puertos pirinaicos no parece que sean obstáculo para la unidad de Navarra. El trasiego de gentes, mensajes y mercadurías, entre la corte tafallesa y las tierras de Iparralde, se practica como con cualquier otra parte del Reyno.

Junio•1433

Se pagan los servicios al maestre Johan de Londres, arpero inglés, por sus oficios de enseñar música al príncipe y a las infantas. Johan de Londres estaba tan a su gusto en el Palacio que solicitó a la reina permiso para traer también a su esposa.

26•Diciembre•1433

Pasan facturas de diversos trabajos y consumos para los palacios de Olite y Tafalla. Los pájaros de las “gayolas” (kaiolak, jaulas en vasco) consumen bastantes cahíces de cañamones y el falconero no cesa de echar medias gallinas a los halcones. El mercader Martín de Esparza vende 48 codos de tela delgada de Bretaña para la reina y traen salmones desde Bayona. En años posteriores hay incluso partidas para el mantenimiento de los osos, X V

F

La Reina Doña Blanca nombra procuradores para arreglar las condiciones del matrimonio de su hija Leonor con Gastón de Foix, hijo del Conde de Foix. Fueron nombrados Pedro de Veraiz, arzobispo de Tiro; Juan Galindo, prior de Roncesvalles; Arnaldo, señor de Luxa en Ultrapuertos; Bernard Aubert y Guillem Arnalt, de Santa María.

El rey ordena al tesorero real que pague 110 sueldos a Abran de Larrabiza, judío de Peralta, “por ocho almadraques chicos que había mandado poner en el hospital de Santa Catalina”. Dícese almadraque a los cojines, almohadas o colchones.

S I G L O

A

Llegan a la villa los embajadores del Conde de Foix, enviados para tratar sobre el matrimonio de su hijo con la princesa Leonor de Navarra. Los embajadores acuden “en romería” a Uxue y visitan los palacios y alrededores de la villa.

6•Enero•1433

484.

T

perros, azores, ciervos, cisnes, un lobo “cerval”, jabalí e incluso leones.

Epifanía. Se organiza en Palacio la fiesta del Rey de la Faba, para la cual la reina Doña Blanca compró diez codos de paño de Brístol a un mercader de Pamplona. Otros mercaderes, como Martín de Murillo, Charles de Atondo y el judío Gento de Rabidavit, vendieron numerosas piezas de telas y peletería. Esta fiesta cortesana está documentada en Navarra desde Carlos II y consistía en elegir a un muete como “rey” mediante el reparto de una tarta que tenía escondida una faba o haba. Los reyes vestían al niño elegido con camisa, calzas, cota, sobrecota, ceñidor, bolsa, manto, birrete y zapatos. Los monarcas corrían con los gastos y a veces dotaban al elegido para que hiciera estudios. 483.

E

El carretero Pedro de Tafalla recibe su pago por haber llevado “las cosas de la reina Doña Blanca desde Tafalla a Tudela”. En total fueron utilizadas nueve carretas. Tres días más tarde llega a la villa el obispo de Valencia. •

1 3 3


H

490.

I

S

T

O

R

I

A

D

6•Octubre•1435

Septiembre•1436

492.

3•Septiembre•1436

T

A

F

A

-

Príncipe de Viana, ordenaba que “todos los vecinos de Tafalla, no sólo los fijosdalgo”, se rijan por el Fuero General, dejando definitivamente de lado el derecho local vigente desde 1423, basado en el Fuero de San Martín de Estella. El nuevo Fuero estará vigente durante los 405 años siguientes, hasta que tras la primera guerra carlista sea prácticamente abolido. En el documento real nombra primer alcalde vitalicio al que lo era por los hidalgos Johan Martíniz de Arbizu. Aparecen hasta diez casas que denominan “palacios”, y que estuvieron presentes en la firma. Además del alcalde, eran Pedro Martíniz de Unzue; Pere Anaut; Johan de Arbizu, Martín de Navar; Yenego o Eneco de Gurpide; Pedro Miguel de Leoz; Martín Periz de Arrazubi o Darrazubi; Juan Periz y Martiniz de Solchaga.

Orden del rey contra quienes han estorbado la marcha de los puercos desde Tafalla al pasto del monte real de “Eugui arana”, en perjuicio de su patrimonio, por lo que hay pleito con los de la villa. 491.

E

Durante todo el mes el Príncipe de Viana está entre las villas de Olite y Tafalla. Tiene convidados varios días a Mosén Pierres de Peralta, a su hijo Mosén Pierres El Joven y todos los días, según costumbre, a cinco pobres. Por cuanto aún duran las inquietudes entre los hidalgos y ruanos de Tafalla, se redacta un privilegio real en favor de los hidalgos, ruanos y francos, confirmando su unión en un solo concejo o universidad y con un solo alcalde. El documento, que firma el rey Juan II, Doña Leonor y Carlos, el

493.

13•Septiembre•1436

494.

1•Octubre•1436

495.

20•Enero•1438

496.

28•Octubre•1438

Provenientes de Barcelona, llegan los embajadores de Inglaterra y son agasajados en el Palacio. La reina Doña Blanca nombra médico personal al maestre Muza, físico moro, “por las buenas curas que ha havido en diversas personas de nuestro Regno”. Desde la antigua sabiduría árabe a las últimas novedades del norte europeo, todo tiene cabida en el palacio tafallés, abierto de par en par a los conocimientos y las artes. El Príncipe de Viana se vino de Olite el día de San Sebastián “a ver et mirar la feria”. Este año hay nuevas concordias entre Tafalla y Olite, sobre personas, bestias, ganados y frutos. Firma por Tafalla el alcalde Juan Martínez de Arbizu. Este año hubo Cortes generales en Tafalla.

Carlos, Príncipe de Viana.

1 3 4

Una cédula real ordena a los hospitaleros de Santa Catalina, “Gonzalbo de Arnedo y María su mujer”, la entrega de “siete cahices de trigo” unos veintiocho robos, a los pobres del hospital. •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

En tiempo de Carlos III se cedió un solar con habitaciones del Palacio para ampliar el hospital. 497.

10•Diciembre•1438

25•Diciembre•1438

499.

16•Enero•1439

F

A

-

500.

17•Febrero•1439

501.

20•Junio•1439

502.

30•Septiembre•1439

El Príncipe de Viana despacha diversas provisiones para el Palacio: A Johanco Picart le paga una cama y un estrado para la Reina; por adobar una puerta para la cámara de mosén Pierres de Peralta; por una cama para Lope, cocinero del rey; pesebres para los caballos del Príncipe; reparar el horno; goteras del Pavado; ventanas de la cámara de la Reina; la “puent levantadiza”..., etc. Días más tarde, Ojer de Mauleón, escudero, recibe dineros “para la obra de la puent levantadiza del palacio de Taffaylla”. Gran movimiento de gentes y visitantes en el palacio. Se celebra en Olite la boda de Carlos, Príncipe de Viana, de dieciocho años, con Inés de Cléves, hija del duque de Cléves y sobrina del

Sancho del Puyo, guarda de los ciervos del Príncipe en Tafalla, recibe diversos dineros para su mantenimiento. García de Arguedas, conserje de X V

A

Hace testamento la reina doña Blanca, esposa de Juan II. Nombra heredero a Carlos, Príncipe de Viana, y dispone que debe ser enterrada en Santa María de Uxue. Luego, a su muerte en Santa María de Nieva, nadie se encargó de cumplir su deseo. Años más tarde su hija Leonor dispuso que la trasladaran a Nuestra Señora de la Misericordia de Tafalla, pero esto tampoco se llevó a efecto. Ni su hijo Carlos fue rey, ni ella fue enterrada en Navarra. Lo que sí se cumplió fue la manda de treinta florines para la obra de la iglesia de San Sebastián. En esta época ya estaba arraigada la devoción al santo, traída tal vez de Italia, difundida por ser el abogado de la peste. De hecho, la villa ya le estaba construyendo a sus expensas una capilla, a mano izquierda del camino que va a Olite, no lejos de otra capilla, también de patronazgo municipal, dedicada a San Andrés, y que fue parroquia por algún tiempo.

El Príncipe de Viana celebra el día de Navidad junto con el obispo de Pamplona, las princesas Blanca de Castilla y Agnés de Navarra, Leonor la condesa de Foix y otros invitados que, aunque nos constan, se les supone a tenor de lo que consumieron en la comida: cuatro cabritos; nueve pares de perdices; siete pares de conejos; cinco piezas de carne; hortalizas, obleas, nueces, etc. Se gastaron 74 panes, de los que diez se repartieron entre los pobres y 47 entre los perros.

S I G L O

T

los Palacios reales, cobró por mantener los cisnes, pavos, gallinas y conejos. Todavía faltaba alguna sorpresa en este primer zoo tafallés.

Acuerdo entre la reina y los procuradores de la villa sobre el enfranquimiento de las 780 libras, tres sueldos y cinco dineros carlines que pagaba la villa de censo perpetuo anual. Los principales capítulos acordados suponen que la reina concede el enfranquimiento perpetuo de dicho censo; la villa hace donación a los reyes y sus sucesores sobre el derecho de pasto sobre el monte Plano, reservándose la villa el derecho de tallazón de leña y la caza, y se le traslada a la reina una mina de yeso en el Cabezo de Santa Marina. Siguen además varios acuerdos sobre compra de molinos, construcción de nuevas ruedas, etc. El molino, casa y rueda que Martín Navar tenía en Congosto fue comprado por la villa. Este cabezo de Santa Marina citado es el que separa el prado de Valmayor y el de Solcanto. Allí estuvo, al menos hasta finales del s. XVIII, la ermita de Santa Marina, con los cuerpos de los mártires Severo, Memnón, Saturnino y Lupo, en tiempos del emperador Valeriano. Otros sostienen que las reliquias de los santos Saturnino y Lupo estaban en la ermita de San Martín. 498.

E

1 3 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

505.

duque de Borgoña. El Príncipe ha visto a su futura esposa por vez primera el día cinco del mismo mes. El tendero tafallés Micheto de Echeverria ha traído seda y tercenil cárdeno para las bandas de la reina y el príncipe; tercenil bermejo para los pendones de las trompetas y divisas de armas; seiscientos “panes de oro”, hilo blanco, “mencales” de seda; seda verde; paño mezclado; hilo de Barcelona; escarlatas.... Desde Játiva llegaron juglares moros, que a la sazón estaban de moda. Hubo justas y torneos, para las cuales se encargaron diez docenas de lanzas; tañedores de arpas, tamboriles (txistus) y chirimías. Las modas y gustos de Borgoña, la corte más afamada de occidente por sus lujos y fiestas, fueron introducidos en los palacios de Olite y Tafalla hasta el año de 1448, en el que muere la princesa. 503.

A

F

A

-

1•Diciembre•1439

506.

2•Diciembre•1439

507.

13•Diciembre•1439

508.

24•Diciembre•1439

509.

25•Diciembre•1439

Perico de Solchaga, guarda de armas del Príncipe de Viana, y el armero Johan de Marcilla, presentan los gastos de los tres días que duraron los torneos y “justas que han sido fechas en la solemnización del bien aventurado matrimonio del Príncipe”. Y detallaban la relación de escudos de justar, yelmos, guardabrazos, roquetes, arneses y otras cosas empleadas.

27•Octubre•1439

Domingo. A la hora del yantar llega un tropel de gente acompañando a Johan de Cléves, hermano de Inés, la joven esposa del príncipe Carlos. Viene de Santiago, con unos treinta caballeros y 97 caballos, todos franceses, de la corte de Borgoña. Habían salido hacia Santiago el cuatro de octubre, después de la boda de Inés y Carlos. Nochebuena en Palacio. De Olite se traen mesas y bancos; las ventanas de la cámara de la princesa son guarnecidas; se emplean seiscientos crochetes (ganchillos) para los paramentos de la fiesta; la reina cambió su dormitorio y marchóse a otra sala, sobre el Pavado; telares, adornos, vituallas, pajes, sirvientes... Son los años de grandeza del Palacio. Carlos e Inés recién casados, pasan juntos sus primeras navidades. Sin reparar en pequeñeces, las crónicas regias no cuentan cómo pasaban las fiestas el resto de los habitantes de la villa.

20•Noviembre•1439

Desde el Palacio se realizan curiosos pagos: Domenjón de Ezconztegui es sobreacemilero de la Reina y cobra el alquiler de acémilas y carruajes que traen y llevan al Príncipe de Viana y a las infantas entre Olite y Tafalla. Al confesor de la Princesa de Viana se le compra “una mula de pelo moreno”; a Baltasar, doncel del Príncipe, diez codos de escarlara fina para vestirse. También se paga a los 36 hombres que llevaron en andas a la reina en la “romería” que hizo hasta el santuario de Uxue. Cómodas penitencias, las de las reinas. Argenteros, mensajeros, embajadores, escuderos, cambreros, palafraneros... Las cuentas de Comptos siguen mostrando a Tafalla como la capital de un moderno estado europeo. 1 3 6

T

Traen al palacio una leona, que se suma al nutrido zoo que se ha ido instalando en los Jardines del Palacio. Al cuidado de la leona ponen a un judío llamado Abrahan, apodado Macanas.

Los de Artaxona pleitean contra el pago de cincuenta cahíces de pan meitadenco al año que tenían que pagar por trabajar sus vecinos varios términos de Tafalla, Pueyo y Barasoain. Alegan los artajoneses que la villa se había reducido a sesenta vecinos y que no podían soportar la misma carga “como quando en el dicho logar auia seyscientos moradores”. 504.

E

Banquete de Navidad en Palacio. Muchos invitados en la mesa del príncipe Carlos y su esposa, la bella Inés. Entre otros, el Condestable, el obispo de Pamplona, las princesas de Castilla y Navarra y la condesa de Foix. Entre la élite del Reyno, cinco •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

pobres son invitados a la mesa, reyes por un día. Se consumieron 74 panes, 46 garapitos de vino; dos carneros; cuatro cabritos; nueve pares de perdices; siete pares de conejos; hortalizas, leche, huevos, arbejas, almendras, etc. Cuatro libras de candelas alumbraron el comedor.

libras, incluyendo alimentos, banquetes, sueldos y gajes de la servidumbre, acémilas y compras diversas. Según cálculos de Florencio Idoate, en aquél tiempo podían haberse comprado con ese dinero unos 1.300 cabritos, quinientos carneros u otras tantas libras de canela.

Aprovechando la reunión navideña de la nobleza, se concierta en el Palacio el contrato matrimonial entre Pierres de Peralta el Joven, con Inés de Bravante, hija del duque de Borgoña. Preside el acto la reina Doña Blanca, el obispo de Pamplona, el prior de Roncesvalles y el deán de Tudela. En la rúa, las jovencitas tafallesas, como cenicientas del siglo XV, contemplan desde lejos los trajes y diversiones de los nobles palaciegos.

Primera noticia de la existencia de un grupo de danzas en la villa, cuando el Príncipe de Viana hizo en el Palacio una “danza con ciertos cabailleros et gentiles hombres”, en presencia de los reyes. Nicolás de Echavarri, el Joven, encargó doce torchas o hachas para alumbrar a los danzaris. Este año hay Cortes generales en Tafalla. Otorgaron dos cuarteles para la boda de la princesa Doña Blanca.

Se hacen las cuentas finales de los gastos del mes en el Palacio, donde los príncipes han pasado las navidades. El monto total alcanza la cifra de 699

Por la exhaustiva relación de pagos que este día ordenó la reina, podemos saber la relación de personas que en el Palacio atendían exclusiva-

510.

27•Diciembre•1439

511.

31•Diciembre•1439

S I G L O

X V

512.

3•Enero•1440

513.

12•Enero•1440

1 3 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

mente a la Princesa de Viana: Johan de Aguirre y Francés de Esparza eran confesores; Johan de Oroz, frutero; Micheto, salsero; Malet, cocinero; Simenico, panadero... y así hasta un total de 35 sirvientes para la infanta. El confesor, con dieciséis florines mensuales, era el que más cobraba, mientras que la lavandera cobraba cinco florines y un mozo de establo cuatro florines. 514.

A

-

Juan II.

15•Julio•1440

Procesión de San Pedro, a la que acude el Príncipe de Viana. Concede veinte florines de limosna para obras de la iglesia y luminarias. Al día siguiente acudió a la procesión de la iglesia de San Sebastián. La visita se repite el siguiente mes de enero. 515.

26•Octubre•1440

516.

1•Abril•1441

Carlos de Beaumont, arcediano de la cámara, nombra tesorero y custodio de la iglesia parroquial de Tafalla a Simón de Navar. Muere Doña Blanca de Navarra en Santa María de Nieva, en Segovia, cuando asistía a la romería de la Virgen de la Soterraña. Tenía 56 años. Era la hija de Carlos III y había sido esposa del rey de Sicilia, de donde fue reina entre 1409 y 1415. En 1420 se había casado con Juan II de Aragón. Su hijo y heredero, el Príncipe de Viana, tiene 21 años. Fue también madre de Blanca y Leonor; esta última casó con Gastón de Foix y fue coronada reina de Navarra. Leonor dispuso en su testamento que debía ser enterrada junto con su madre, en el monasterio de la Misericordia de Tafalla. No se cumplió su deseo. La muerte de la reina va a dar rienda suelta a la lucha por el poder entre su hijo Carlos, Príncipe de Viana y verdadero heredero al trono, y su esposo Juan II de Aragón. Negros augurios sobrevuelan el Reyno. 1 3 8

Presa “jus la iglesia de San Sebastián” (1442); de San Andrés (1545); o de los Frailes (1591).

S I G L O

X V


H

517.

I

S

T

O

R

I

A

D

15•Junio•1442

519.

Desde Olite, el Príncipe de Viana manda ejecutar penas contra quienes han roto la cequia sobre la presa “jus la iglesia de Sant Sebastian” va por la cequia de la rueda de Taffallamendi hasta la Serna y Jardín del Rey en Olite. Los caminos del agua son sagrados. Ni una gota podía desviarse de su ruta hacia la huerta, a la noria, al molino, al asca de las caballerías... 518.

E

T

A

F

A

-

24•Febrero•1443

Cumpleaños de la Princesa de Viana. En el Palacio se celebra una cena de gala con asistencia del príncipe Carlos, el condestable Johan de Beaumont, mosén Johan de Luxa, mosén Pierres de Peralta, Mosén Guillem de Santa María, mosén Johan de Ezpeleta, Sancho y Charles de Echauz, dueños del palacio de Baigorri en Baja Navarra y otros gentilhombres, dueñas y doncellas de la casa real. Los gastos del banquete están minuciosamente registrados y alcanzaron 97 libras y siete sueldos. Los presentes se zamparon 5 carneros; 12 cabritos; 2 lechones; 63 gallinas; 3 capones; 18 docenas de huevos; 35 conejos; 3 docenas de palonas; 8 perdices; dos pernines... Para los postres compraron cien toronjas y el vaquero Johan de Esparza trajo cremas de natas, servidas de dos maneras. Todo ello bien regado con 22 carapitos de vino moscatel, blanco y colorado. Curiosamente allí se congregaron las familias que pronto se iban a partir en los dos bandos que desangrarán Navarra: los Luxa y los Beaumont por una parte, los Peralta por otra... Pero tanto agramonteses como beaumonteses celebraron juntos el cumpleaños de la bella princesa. Aún son tiempos de felicidad tras los muros del palacio tafallés.

20•Febrero•1443

Desde Tafalla, el Prícipe de Viana ordena la exención de impuestos a varios pueblos de la Baja Navarra, considerando que gentes armadas de Francia entraron en las villas y las saquearon, robando el pan de las casas y bordas, la cebada, heno y ganados, y quemando cubas, arcas y otras cosas. Franceses por el norte y españoles por el sur, el lema Utrimque roditur y la imagen de dos perros peleando por el hueso de Navarra es la mejor representación del Reyno en ese tiempo.

520.

20•Junio•1443

521.

19•Noviembre•1443

Se nombra a Oger de Mauleón alcaide del castillo, con obligación de residir en el mismo. El sueldo es de sesenta sueldos y quince cahíces de trigo (un cahíz, cuatro robos), además del derecho a pasto en el monte Plano. Este se casó con la señora del Palacio de Baigorri, y tuvieron una hija, María de Mauleón que se casó con el noble baztanés Adán de Ursúa. De esta manera quedaban unidos a Tafalla los mayorazgos de ese famoso apellido de conquistadores. La Princesa de Viana llega a la villa con su séquito, procedente de Pamplona, con intención de permanecer hasta febrero. Le acompañan ilustres damas: Johana, Doña Constanza, Hoba, S I G L O

X V

1 3 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

525.

Espaina, Margarita, Johanaton, Graciana, Marieta, etc. Entre los sirvientes aparecen nombres como Guilemin, Johan Picart, Arnauton, Micheto, Malet, Lorencico, Eneco, Martico, Martinico... Nada más llegar, la cocinera compró catorce libras de carne, carneros, ansarinos, huevos, palominos, canela, gengibre, azafrán, çucre (azúcar), clavos, mostaza, guindas, moras, arméndolas, arbejas verdes... 522.

15•Septiembre•1445

523.

6•Marzo•1446

E

T

A

F

A

-

15•Septiembre•1447

Es alcalde Johan Martiniz de Arbiçu. Desde Olite, el Príncipe de Viana perdona las trescientas libras carlines que pagaban los ruanos y francos de la villa al monasterio de Santa Engracia de Pamplona, “sobre los tributos de los molinos de Congosto situados en el término...” Hacía como dos años que Simón Navar, escudero, vecino de la villa e hijo del Simón Navar que fuera secretario del

Se pagan distintas obras de los palacios de Tafalla y Olite. ¿Qué sería aquél “ingenio bolant” que costó 507 libras? El maestro Sancho de Arbizu cubrió de losa la torre de Ochagavía, en la calle Esperagrana y enlosó el terrado de la escalera que conducía a las salas de las Natas. En Olite, Martín de Ilurdoz y sus compañeros trabajaron diez días en “ferrar el grant caynon” que llevaron de Tafalla. Hubo también obras en la gran cocina y en un retrete del jardín de la Pesquera. Se hicieron dos pipas de enebro para el vino del Príncipe de Viana. A un moro de Tudela llamado Juce Almaha le compraron unas cadenas de fierro “para el león y los lebreles de la princesa” y hay otra partidas referidas a los azores y a “los buffalos nuestros, que han estado en los términos de la villa de Olite”. Las crónicas tafallesas de estos años parecen sacadas de un cuento de hadas. Este año las Cortes del Reyno se reúnen en el Palacio. El príncipe Carlos otorga mercedes a Juan de Mencos, hombre fijodalgo, por su servicio y valor manifestado en las batallas de Olmedo, Cuéllar y otras. Juan fue cabecilla agramontés, hijo de Manuel de Mencos y de Clara de Ollauri. Su padre es el primer Mencos que se asienta en Tafalla, originario de Castilla, del norte de Burgos. 524.

Plano del Palacio Real, realizado por Vicente de Arizu a mediados del siglo XVIII.

6•Junio•1447

Andreo Périz de Boneta obtiene el derecho de caza en el Monte Plano mediante pago de tributo. 1 4 0

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

X V

T

A

F

A

-

tablas reales y cien cahíces de trigo, de la pecha de los labradores de la Valdorba, cada año. Este importante privilegio para los de Tafalla -y por contra pecha para los de Orba- fue confirmado posteriormente por el rey Johan en 1447; por su primogénita Leonor en 1468 y por los reyes Johan y Katerina en 1450 y 1495. Después de la conquista del Reyno, los reyes españoles continuaron haciendo confirmación del privilegio.

Rey, había reclamado el molino como propiedad de su padre, y eso fue lo que empujó a los vecinos a solicitar que se les quitase la pecha de las trescientas libras. La reina Doña Blanca ya había librado a la villa de nuevas pechas, que aliviaron algo las penurias de los tafalleses. En compensación al convento de Santa Engracia por lo que dejaban de pagar los tafalleses, el mismo documento les concede ciento cincuenta libras de las

S I G L O

E

1 4 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

528.

6•Abril•1448

F

A

-

21•Diciembre•1448

529.

1•Enero•1449

530.

31•Diciembre•1449

531.

Enero•1450

Aparece Don Juan de Aragón en los palacios de Olite y Tafalla, seguido de un ejército de nobles arruinados que se ponen a vivir a expensas del Reyno y de los súbditos más cercanos, los vecinos de ambos pueblos. Don Juan actúa como soberano en Navarra, sin respeto ni reconocimiento alguno hacia el príncipe heredero, Carlos. El padre se queda en el castillo de Olite y el hijo en el de Tafalla, desprovisto de autoridad. Por este año se cree que nace Juan Gasco, pintor de retablos, muy conocido en la zona barcelonesa de Vich, en los que se advierte el tránsito del último gótico septentrional al primer renacimiento italiano. En los documentos catalanes se le cita como Joan Gasco, Joan Gascón o Joan Navarro y se añade con frecuencia “pintor del Reyno de Navarra”. Algunos creen que aprendió en Tudela y se duda de su participación en la

2•Mayo•1448

El Príncipe de Viana, de luto por la muerte de su esposa Inés, sale del palacio a visitar el Crucifijo de Puente la Reina. La felicidad comienza a dar la espalda al joven príncipe. Domenjón de Ezconztegui alquiló para el séquito veintitrés acémilas. 1 4 2

A

Muere en Viana Johan de Lome. Había nacido en Tounay, Francia, y vino a la corte de Carlos III donde se convirtió en el principal escultor durante su reinado, siendo muy considerado en el Reyno. Su actividad está documentada desde 1411 a 1449, y destacan sus obras en la catedral de Pamplona y en los palacios de Olite, Sangüesa, Tudela y Tafalla. Según la tradición, a su mano se debe la estatua de San Sebastián en piedra policromada, y lo más importante, el protagonismo del milagro de la boina. Algunos entendidos en la obra de Lome no coinciden con la tradición.

Negros crespones cuelgan de los palacios de Olite y Tafalla. Las campanas gimen agonías. Callan los juglares y las chirimías en los salones. Lloran las damas. Escuderos, ujieres, caballerizos, halconeros y todo varón del Palacio mentan su belleza. Inés de Cléves, la joven esposa del príncipe Carlos, ha fallecido en Olite. Sin sucesión. Señores y mensajeros de serios semblantes cruzan presurosos por el camino real. Luego, una larga comitiva con portadores de hachas, estandartes y muchos caballeros enlutados pasa por la villa acompañando el cadáver hasta Pamplona, donde va a ser enterrada en la catedral. 527.

T

Carlos, Príncipe de Viana cita a Martín Beltrán por las injurias vertidas contra los frailes predicadores de Santo Domingo de Pamplona. Estos habían estado “predicando la palabra divina et casi suscitando albolot de pueblo”, con lo que les había producido daños y perjuicios.

Príncipe de Viana.

526.

E

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

pintura del retablo de la catedral tudelana (14871494). En Barcelona se cree que entró en el taller de Vergós, la famosa familia de pintores, y suyas parecen ser las figuras más admiradas del retablo de San Esteban de Granollers y los cuatro profetas, David, Moisés, Isaías y Abraham, hoy en el museo de Arte de Cataluña (15131516). En el museo de Vich se encuentran la mayor parte de las obras que Gasco realizó en esta comarca. Hizo los retablos de Juan de Fabregas (1502); Vilanova de Sau (1503); San Juan de Gali (1507); San Andrés de Pruit (1521) y para la iglesia de la Piedad de Vich (1516), junto con el hopital de Peregrinos (1525). Gudiol i Cunill publicó un libro en Barcelona, en 1908, titulado Maestre Joan Gascó, y lo citan también diversos libros de arte.

532.

T

A

F

A

-

Retablo mayor de la catedral de Tudela, obra del tafallés Juan Gascó.

Julio•1450

Sorpresa y alarma en la villa, que se va extendiendo a todo Navarra y progresivamente a todas las cancillerías europeas: el príncipe Carlos no se encuentra en el palacio de Olite ni en el de Tafalla, y se corre la voz de que se ha fugado a Guipuzcoa junto al condestable Luis de Beaumont. La ruptura entre Don Juan y su hijo Carlos es ya pública; se entrecruzan las alianzas políticas, ante el enfrentamiento que se avecina. Numerosos pueblos se alzan en armas. Olite aparece en favor del príncipe Carlos, mientras que el castillo de Tafalla lo tienen en su poder los partidarios de Don Juan. 533.

19•Enero•1451

534.

16•Febrero•1451

señor de Luxa se había alzado por fidelidad, pero al príncipe Carlos. 22•Febrero•1451

536.

Marzo•1451

537.

15•Marzo•1451

Los diputados de los tres estados del reino se encuentran en Tafalla, celebrando Cortes. Excesivamente sentimental, el Príncipe de Viana se somete a su padre, pese a tener toda la razón en sus pretensiones al trono de Navarra. Este día salió de Belorado y por San Vicente, Viana, Olite y Tafalla, llegó a Ujué el día veintidós. Su sometimiento fue total y entregó todos los pueblos alzados por su causa. En sus nueve meses de exilio se había enamorado de María de Armendáriz, con la que tuvo una hija pero, desgraciado hasta el final, le impidieron casarse con ella.

El rey Don Juan ordena desde Tafalla que se envíen provisiones de pan, vino y cebada a San Juan de Pie de Puerto para los hombres de armas que intentan recuperar esa plaza de manos de mosén Johan, señor de Luxa, que le “había faltado a la fidelidad debida”. Muy al contrario, el X V

535.

El príncipe Carlos está en Olite, plaza de su confianza, y su padre Don Juan en Tafalla. Cercanos, pero sin cruzarse en el camino.

El rey don Juan se encuentra en Tafalla y el Príncipe Carlos en Belorado-Briviesca.

S I G L O

E

1 4 3


H

538.

I

S

T

O

R

I

A

D

10•Abril•1451

E

T

A

F

A

-

El rey Don Juan concede el prebostazgo de Tafalla y bailío de los judíos al escudero Carlos de Agramont, lo que a juzgar por el apellido parece una recompensa por los acontecimientos anteriores. 539.

1•Mayo•1451

540.

7•Septiembre•1451

541.

23•Octubre•1451

El príncipe Carlos se encuentra de nuevo en la villa, después de su breve rebelión. Había estado visitando Viana, Lerín y Olite. Desconocemos los debates políticos que sostuvo con los tafalleses sobre sus derechos al trono, pero en cambio sí tenemos noticias de su gastronomía, detalladamente apuntada por los oficiales de Comptos. Los cocineros le sirvieron estos días seis lampreas, empanadas, trece libras de salmón, carnero, cabrito y merluza. Los meses anteriores, más fríos, habíanse servido grandes “congradas”, de congrio, “delfinadas”, de delfín, besugos y otros pescados traídos de San Sebastián. En Puente la Reina se firma la paz entre el rey Don Juan y los castellanos que se hallaban en Navarra sosteniendo la causa del Príncipe de Viana. Juan II o Príncipe de Viana, agramonteses y beaumontes, continúan desangrando el Reyno. La Valdorba es especialmente castigada. Desaparecieron cinco lugares, y de 153 vecinos que tenía quedaron reducidos a 91. El Príncipe de Viana es derrotado por Don Juan, su padre, y hecho prisionero en los campos de Aibar. Fue la única batalla abierta que se dio entre los dos bandos. Con él cayó su condestable Luis de Beaumont. Estuvo encerrado en el castillo de Tafalla, o bien, según otros autores, en la Torre de Ochagavía del palacio. Se negó a comer porque temía ser envenenado. Olite, Tafalla, Aibar, Pamplona y otras villas habían tomado partido por Carlos, 1 4 4

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

por considerarlo el justo heredero a la corona de Navarra usurpada por su padre. En el siglo XIX, el Conde de Guendulain lo imaginó en el sillón gótico que aún se conserva, y le dedicó estos versos: En el jardín del palacio taciturno y abatido, en un sillón de respaldo de tosco peñascos hijo, que antiguo dosel corona pardo, gótico y macizo... Carlos Príncipe de Viana retirado en los jardines del Palacio de Tafalla, en un cenador sentado que cercan verjas doradas alivia con sus cantares el peso de sus desgracias Otras leyendas cuentan con detalle las visitas que le hacía a la prisión su amada doña Brianda, que le mitigó la soledad y le dio el calor de su cuerpo. Cuentan que de aquellos encuentros tuvo un hijo, de nombre Felipe, que llegaría a ser Maestre de la Orden de Montesa. Otros historiadores sostienen que para entonces Felipe de Navarra, conde de Beaufort, ya era nacido. 542.

El rey Don Juan ordena restituir a Salomon Leví, judío de Tafalla, los bienes que le quitaron los de Olite “rebeldes et desobedientes a nos”. Recordemos cómo los de Olite se habían alzado el año anterior en favor del Príncipe de Viana. La minoría judía en la villa, en torno a su aljama, era pequeña pero bien situada. En este año Simuel Alfaquí era el judío alcabalero de la villa, que compartía con el citado Leví. Otros judíos como Juce Alfreda y León Francés también ejercían de recolectores de tributos. Por este oficio eran muy estimados por los reyes y odiados por el pueblo, que sufría sus apremios, requisitorias y embargos.

Torre de Ochagavía, dibujada en el siglo XIX.

S I G L O

X V

16•Enero•1452

1 4 5


H

543.

I

S

T

O

R

I

A

D

23•Mayo•1453

3•Diciembre•1455

545.

16•Marzo•1457

Don Juan ofrece al conde de Foix la sucesión del Reyno de Navarra, despojando de sus derechos al Príncipe de Viana y pasando por alto también a Blanca, la Princesa de Viana.

1458

547.

6•Abril•1459

Las villas de Estella, Sangüesa, Tafalla, Peralta, Falces, Los Arcos y Monreal son castigadas con el entredicho, y algunos nobles fueron excomulgados por no reconocer la autoridad del nuevo obispo de Pamplona, que apoyaba la facción beaumontesa.

A

-

549.

28•Marzo•1460

550.

2•Diciembre•1460

551.

13•Julio•1461

552.

23•Septiembre•1461

Carlos de Beaumont, canónigo archidiácono de la Cambra de Santa María de Pamplona, emite sentencia aprobatoria de las ordenanzas antiguas y nuevas del Cabildo de Santa María de Tafalla, cuya primera versión databa de 1357.

Diciembre•1459

Los Tres Estados del reino celebran Cortes en la villa. Es buena ocasión para que los señores y prelados de Navarra exhiban sus mejores galas. 1 4 6

F

El Príncipe de Viana es hecho prisionero en Cataluña por orden de su padre Juan II, lo que supone una auténtica sublevación en aquel país y el recrudecimiento de la guerra de bandos en Navarra. Fue trasladado a Aytona. Una bula papal obligó a su padre a ponerlo en libertad, y la reina Juana Enríquez le acompaña a Cataluña, aunque no le permite entrar de nuevo en Barcelona. Decepcionado por no poder recuperar el Reyno de Navarra, intentó retirarse a un monasterio, pero fue disuadido de ello.

El rey Juan II ordena al judío Gehuda Almeredí que no apremie a los de Tafalla con ejecutarles la deuda de doscientas libras, que pidieron a rédito para pagar a los gascones.

548.

A

El Príncipe de Viana entra en Barcelona en medio de un apoteósico recibimiento. Durante varias noches hay iluminaciones extraordinarias y fiestas en la ciudad. La popularidad de Carlos molesta a su padre Juan II y aumenta sus diferencias. Juana Enríquez, su madrastra, desea que la corona de los reinos sea para Fernando. Como remedio, Carlos aspira al matrimonio con Isabel de Castilla, pero su padre ya tiene previsto que se case con su hijo Fernando.

Mientras Carlos, el Príncipe de Viana, está por Europa buscando ayuda para sostener sus derechos, Juan de Beaumont congrega a las Cortes en Pamplona y lo proclaman como rey. El príncipe Carlos pasa de Francia a Nápoles y a Sicilia, donde estudia Filosofía, Historia y Literatura, materias por las que siente gran afición. En 1459 parte de Palermo a Salou y luego a Mallorca desde donde ofrece a su padre una reconciliación. 546.

T

Los bien vestidos siguen los dictados de Borgoña y sus telas de lujo: brocado, damasco, terciopelo de Florencia... Los forros se confeccionan en sarga, franela o seda. Por estos años hay una prenda vasca que se pone de moda en todas las Cortes del sur de Europa, la zamarra, larga y ancha casaca, abierta y forrada, que ha sustituído al manto de invierno.

Se extiende la nueva de que el Príncipe de Viana ha sido liberado por su padre, después de su paso por las prisiones de Tafalla, Tudela, Mallén, Monroyo y finalmente, Aljafería de Zaragoza. Estando al príncipe en prisión se enteró del nacimiento de su hermanastro Fernando, el futuro conquistador de Navarra. 544.

E

En Barcelona y en olor de santidad, muere Carlos, el Príncipe de Viana, posiblemente de •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

tuberculosis. Pronto se corrió por los pueblos que había sido envenenado por su madrastra Juana Enríquez, con el fin de que pasaran a su hijo Fernando los derechos de la corona de Aragón. Su muerte reanudó la guerra ente beaumonteses y agramonteses y propició la sublevación de los catalanes. El heredero al trono de Navarra había crecido entre los palacios de Olite y Tafalla. No pudo reinar y su carácter lo llevó más al campo de las letras que al de la política, aunque durante nueve años llevó el gobierno de Navarra. Escribió varios libros, alguno de ellos, a buen seguro, en las estancias tafallesas. Tradujo las Eticas de Aristóteles; escribió una Crónica de los Reyes de Navarra; Milagros de San Miguel Celso; Cartas a requestas poéticas, y algunos ensayos de oratoria entre los que sobresale su Lamentación. Escribió una Epístola a los valientes letrados de España y numerosas poesías en castellano y catalán. Fue enterrado en el cementerio de Poblet y venerado como santo en todo Cataluña. 553.

A

F

A

-

554.

12•Marzo•1463

555.

15•Marzo•1463

556.

30•Enero•1464

557.

15•Mayo•1464

558.

15•Octubre•1464

559.

2•Noviembre•1464

Consagración de la iglesia de San Sebastián, “site extra muros ville de Taffallia”, por el obispo de Angers como delegado de Don Nicolás de Echavarri. Era capellán de la iglesia Sancho de Echalar. La construcción del templo corrió a cargo de la villa y sobre sus restos hoy está edificada la iglesia de los Pasionistas. El obispo Nicolás de Pamplona concede un fajo de indulgencias a la Parroquia de Santa María. Se traslada la guardarropa de la Infanta Leonor desde Pamplona al Palacio de Tafalla. Para acarrear los “trapitos” de la princesa fueron contratados 16 hombres, con sus acémilas.

12•Abril•1462

X V

T

la princesa retornaría a su palacio de Tafalla. No le dieron tiempo.

Doña Leonor, lugarteniente general del Reyno, rebaja los cuarteles de Artaxona porque no podían pagarlos, a causa de la mortandad que había reducido la villa de cien a cincuenta vecinos. Entre los servicios de la villa, se cuenta la defensa ante los “desobedientes” al rey, que supieron defender la villa con derramamiento de sangre, estando sin caudillo ni capitán. Pocas villas del Reyno se libraban del enfrentamiento entre las dos fracciones.

Se firma en Olite el tratado entre el conde de Foix, con plenos poderes de Luis XI de Francia, con el rey de Aragón. Se le reconocen a éste los derechos de la corona de Navarra, que recaerán más tarde en su hija Leonor. Para eso había que deshacerse de Blanca, hermana del Príncipe de Viana a quien los beaumonteses consideraban legítima heredera. Decidieron entregarla al conde de Foix y llevarla prisionera al Bearne, pese a sus justas protestas. Una mañana, una larga comitiva acompañaba a la princesa cautiva y pasaba por delante de los jardines del palacio de Tafalla; en ellos había pasado su feliz niñez. Camino de su destierro manifiesta sus temores de ser envenenada. Por este motivo arrecian los enfrentamientos entre beaumonteses y agramonteses, hasta que en noviembre de 1464 firman un acuerdo según el cual S I G L O

E

La princesa Leonor devuelve trescientas libras a Salomón Leví, judío de Tafalla, por sus préstamos para las necesidades de la princesa. Muere Blanca de Navarra, hermana del Príncipe de Viana y heredera al trono. Agramonteses y beaumonteses ya habían acordado su retorno a Navarra y eso pudo suponer su condena de •

1 4 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

muerte, pues fue envenenada por los condes de Foix antes de su partida. Fue enterrada en la catedral de Lescar, lejos de sus queridos anhelos en Olite, Tafalla y Uxue. 560.

565.

10•Abril•1465

8•Agosto•1465

14•Agosto•1465

Reunidos en la villa, se prologa por tercera vez la tregua concertada entre la princesa Leonor y Luis de Beaumont, al que acompañan Charles de Artieda y Arnalt de Ozta, cabezas de la facción beaumontesa. Se señala que en el caso de ruptura de la tregua, se procederá “por vía de apellido et repicadas las campanas y siguiendo aquel o aquellos a mano armada”. 563.

16•Marzo•1466

564.

11•Diciembre•1467

F

A

-

15•Marzo•1468

566.

La infanta Doña Leonor premia los servicios prestados por Miguel Ochoa, Pedro de Lana, Pero Gil y Pero Benedit, vecinos de Miranda por haber reconquistado la villa ocupada por los castellanos.

16•Julio•1468

El Papa Paulo II, por medio de la bula “Pia Deo et”, manda a Don Pedro de Andosilla, canónigo de la catedral de Pamplona que concediese a la infanta gobernadora Doña Leonor de Navarra la licencia para fundar un convento de franciscanos observantes, junto a la iglesia de San Sebastián. El obispo de la diócesis, Nicolás de Echavarri, consejero de la princesa, firma la licencia correspondiente. Es el primer convento

Doña Leonor hace donación de un brial de brocado de oro de su vestuario tafallés, para hacer un manto o crocheta 1 4 8

A

Doña Leonor reduce la pecha a los habitantes del Puyo (Pueyo) en consideración de los grandes daños y trabajos a causa de la guerra. Contaba el lugar con treinta vecinos antes de la guerra entre agramonteses y beaumonteses, “no quedando actualmente más que seis labradores”, que estaban obligados a acudir a préstamos para vivir. El paso del Príncipe Gastón de Foix con doscientos hombres durante nueve días, dejó al pueblo sin provisiones “llevándose hasta la ropa de las camas”. Del mismo modo, se perdonó a perpetuo parte de sus pechas al resto de pueblos de la Valdorba, porque las mortandades Año de los años 1451-52 habían redu1468. cido la población a la mitad y despoblado totalmente algunos lugares, como Echano, Bézquiz, San Johan o Maquirriain. Sólo quedaban 91 vecinos, entrampados “en los judíos, a logros e a usuras”. El número 1468, posiblemente año de su fabricación, está grabado en el crucero que en la actualidad se contempla a la entrada en la ciudad, en el Camino Real junto a la pared de las Recoletas. La columna sobre la que se apoyó durante siglos fue rota por un camión.

Desde el palacio tafallés, Doña Leonor, lugarteniente del rey, premia los servicios prestados a su padre por la villa de Estella, por la resistencia que hizo la villa a los intentos de conquista de los castellanos. 562.

T

destinado a cubrir y adornar a la virgen de Roncesvalles.

En las Cortes reunidas en Tafalla, se firman las concordias entre beaumonteses y agramonteses. Leonor pacta con Luis de Beaumont, Charles de Artieda y Arnalt de Ozta: se garantizan las prebendas de los señores y los beaumonteses se enrolan en la política de Juan II. Muerta Doña Blanca, doña Leonor será ya sin disputa reina de Navarra.

561.

E

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

de observancia regular de la diócesis, con el nombre de Nuestra Señora de la Misericordia. Cuatro siglos van a permanecer los franciscanos en nuestra ciudad. La pobreza, austeridad y recogimiento de los franciscanos observantes contrastaba con la vida disoluta de los claustrales, que escandalizaban al Reyno. Al tiempo que gestionaba la bula de fundación, la infanta pedía al concejo la Iglesia de San Andrés, a cien pasos de las murallas, “a fin de gastar solo en la fábrica del Convento y aprovechar el templo, edificando junto a él”, pero la villa se resistió a ello. 567.

568.

A

F

A

-

4•Mayo•1470

La infanta Doña Leonor expide un documento concediendo un solar con habitaciones de su propio palacio para la ampliación del hospital de Santa Catalina. Dice que su abuelo el rey Carlos había “reedificado la fábrica del ospital e cofradía de seinora Sancta Catherina de la villa de Tafalla, que es e haya de ser e constar de los racioneros de las parroquias de dicha villa e veinti cuatro hidalgos con sus matronas a servicio e honor et reverencia de la vienadventurada Virgen Santa Catherina et recogimiento de los pobres hijos de Dios...” El hospital había ido a la ruina “por las diversidades et tiempos de guerras”, y la infanta reunió a las cofradías “de Sancta María, Sant Pedro et Sant Jaume” para que sustentaran el hospital, que se hallaba situado en lo que fue la Plaza de la Picota, hoy Mercado. Para la cofradía fue entre-

23•Noviembre•1469

X V

T

cio. A finales del siglo XVI el árbol fue cortado, pero volvió a brotar.

Matan al obispo de Pamplona, don Nicolás de Echavarri, a pocos metros de los muros de la villa. Concretamente “en la puerta de Sant Sebastián de Tafalla, a bellas lanzadas” según reza un manuscrito de la Biblioteca Vaticana. Los autores de la muerte son Arnalt de Garro, Perez Cacho, Argaiz y otros, todos por instigación y en presencia de su señor Mosén Pierres de Peralta. La muerte se inserta en la guerra abierta entre beaumonteses y agramonteses. Habían sido íntimos amigos y, entre otras valoraciones del hecho, Garibay dice que la causa de la muerte “fue la sospechosa conversación del obispo con la Princesa, habiendo murmuración y publicidad de no ser la princesa tan honesta y recogida como su honor y real autoridad convenía”. El obispo salió de los muros de la villa para dirigirse al convento adonde había sido llamado por Doña Leonor. Apenas salir, fue atacado por Mosén Pierres que le esperaba con gente armada. Mosén Pierres de Peralta fue excomulgado y su nombre fue en Navarra sinónimo de maldad, pero al final, hombre poderoso como era, se libró de toda pena. En el lugar del suceso se levantó una cruz, que todavía existe, y una basílica dedicada a San Nicolás de Bari, ya desaparecida. Cuentan que sobre su techo nació un robusto almendro con grandes ramas que derramaban su sombra sobre el Camino Real, algo que fue considerado milagroso, pues el árbol, decían, no dañaba el edifiS I G L O

E

Lugar de la muerte de Nicolás de Chavarri.

1 4 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

gado “un suelo solar de present establo con sus cambras de suso que son tenientes de dos partes al otro mayor establo de los dichos Palacios de cambras de sobre aquél, de la otra parte a la dicha capilla del dicho ospital e se afrenta a la dicha calle pública llamada la rua, no impidiendo ni estorbando la entrada del dicho establo los dichos Palacios”. A últimos del siglo XVII un documento sitúa la casa Hospital de Santa Catalina: “afronta a los cubiertos de la plaza del mercado, a la calle Mayor; a casa del Conde de Guendulain y a la de Manuel Huarte de Mendicoa...” 569.

18•Mayo•1470

570.

20•Febrero•1471

T

A

F

A

-

los regnícolas y naturales, agora por los extranjeros que ahí se llegaran.... y sean libres de imposiciones y alcabalas”. Asímismo el Rey concede dos días al mes de mercado, el primer y último martes de cada mes, también libre de cargos, leztas, alcabalas y otros derechos reales, a excepción de los casos de crimen de lesa majestad, sacrilegio, saqueamientos, robos en caminos y muertes pensadas. Los blasfemos o quienes renieguen de Cristo o la Virgen deberán ser apresados por los jurados o por el alcalde de Feria “e puestos en picota e fecha la penitençia quitados”. Para facilitar el continuo concurrir de gentes y mercadurías por la villa y ayudarla a repoblarse, se ordena que todos “e qualesquier tragineros que por delante de la villa de Tafalla quieren pasar, para arriba a las Montañas y para vaxo a la Ribera, que aquellos y cada uno dellos, con sus bestias, carguerías e mercaderías y auerias qualesquier ayan de entrar y entren y pasen por de dentro de la dicha villa”, y no por de fuera de la muralla como acostumbraban. Al que no lo hiciere se le impondría un florín de moneda, “que son treynta sueldos fuertes en moneda de dicho Regno”, para fortificaciones y reparo del castillo, exceptuando la primera vez si no lo hacen por ignorancia. Juan II ordena al alcalde Fernando de Olóriz y a sus sucesores que sean guardianes de la villa.

En cumplimiento de la bula papal, la villa da por fin el consentimiento para construir el Convento de San Francisco y cede a tal fin la basílica de San Andrés. El rey Juan II confirma la ampliación de la Feria hecha por la infanta Leonor en compensación de los servicios hechos por los tafalleses. Reconoce los servicios prestados por la “fidelísima villa” con “sus bienes y vida offreciendo a todo peligro e arrisque”, en las guerras civiles “que se han seguido y subsiguen de veinte años a esta parte, y porque durante ese tiempo han servido a Nos y nuestras gentes de armas con provisiones y dineros por la suma de tres mil florines de oro”. Por otra parte considera “la pestilencias e mortandades” que ha sufrido. La villa, dice el Rey, ha quedado “destruyda y por la mayor parte despoblada”, por lo que debe procurarse que pueda “tornar a repoblar e ennoblecerse”. Para compensarle por todo, concede y manda que los nueve días de Feria “sean francos y privilegiados de toda imposición, lezta y cargos reales, a perpetuo”. La Feria quedaba así alargada de cinco a nueve días, en los que podría haber “qualesquier mercaderías, auerías e mercerías e cosas, e las ventas e mercas, comutaciones, cambios, troques e retroques que dentro de los dichos nueve días de feria se han de facer o se farán, sea agora por 1 5 0

E

571.

18•Mayo•1471

572.

24•Septiembre•1472

573.

20•Diciembre•1472

El rey confirma desde Tafalla el privilegio de la villa de Miranda, que a causa de las guerras de estos últimos veinticinco años ha sufrido muchos agravios y sinrazones. Hasta el punto de quedar sólo 150 vecinos, de los quinientos que la poblaban anteriormente. Desde el palacio, la princesa Doña Leonor convoca a los Tres Estados a celebrar cortes en Olite. Fernando de Olóriz, alcalde y capitán de Tafalla certifica que por orden de la princesa se ha •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

preparado en el palacio la cambra de “cabo el aurel” y el “retreite” sobre el pasaje de los conejos, para que pase allí el invierno. 574.

20•Julio•1473

Leonor considera que los comisarios han contravenido el privilegio de Carlos III por el que se fijaba en cien florines la tasa de cuartel correspondiente a Tafalla. Los comisarios la habían establecido en 110 florines pero la princesa justifica la gracia de su padre y la tasa que queda a perpetuidad en cien florines. Este año el rey redacta un privilegio en atención a los grandes y señalados servicios prestados por los tafalleses en los veintitrés años de guerra, “poniendo en riesgo sus personas y vidas por sostener la corona”. Por esos y otros servicios, se confirman los nueve días de feria y dos días de mercado a perpetuo, el primero y último martes de cada mes; y dichos días son francos incluidos la ida y la vuelta; y todos los que trajinaren todo el año de ida o de vuelta, podrán pasar por el camino real por fuera de la muralla, “entre la guerta y la cerca”, pero si no son trajineros habituales deben ser descaminados y entrar en el población y pagar treinta florines fuertes para la fortificación y repaso de las murallas y que para ello “sean compelidos por el alcalde y jurados o por el más diligente”. 575.

El rey Juan otorga a la villa mejor asiento en Cortes.

4•Agosto•1474

X V

Septiembre•1474

577.

6•Julio•1476

Carta de la princesa Leonor convocando las Cortes generales del Reino en Olite. A Tafalla le dice expresamente: “no pongais dilación alguna en ello, como habéis acostumbrado hacer”.

Convocados por la princesa Leonor, se reúnen en el palacio de Tafalla los principales prelados y caballeros agramonteses, con el fin de examinar los medios para atajar los estragos de la guerra. Lejana la posibilidad de paz, se realiza un solemne juramento de mutua asistencia y socorro en caso de agresión por parte de Don Luis de Beaumont y sus seguidores. El Conde de Lerín es declarado traidor. Juran los principales prohombres agramonteses, seguidores de Pierres de Peralta y del mariscal de Navarra. Entre ellos están Fernando de Olóriz, alcalde de Tafalla, Martín de Azpilcueta, señor de Xabier... S I G L O

576.

Sentencia del rey don Juan en Olite, dando a la villa preferencia en el asiento en Cortes: “E considerando que la dicha villa de Taffalla es más noble que la villa de Villafranca, así de gentes como de población, castillo, palacios, muros e otros hedificios, e los más nobles deuen preceyr a los menos nobles, por tanto, por esta nuestra sentencia e declaración auemos adjudicado e adjudicamos a los dichos Pere Nauar e Ximeno de Bergara, procuradores e messageros de la •

1 5 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

dicha villa de Taffalla, para la dicha su partida, por agora y siempre jamás, la propiedad y posesión del dicho assiento en el dicho banco e assiento de Mont Real inmediatament empues los procuradores e messageros de la dicha villa de Mont Real”. Pierres de Garro era alcalde de la villa. Pere Navaz y Gimeno de Vergara fueron los que ocuparon los asientos en las Cortes. 578.

2•Octubre•1476

F

A

-

581.

12•Octubre•1478

582.

19•Enero•1479

583.

12•Febrero•1479

584.

13•Febrero•1479

Muere en Barcelona el rey Juan. Tuvo fama de pródigo en mercedes tanto para los tafalleses como para todo Navarra y dicen que de ello quedó el provervio “Ya se murió el rey Don Juan” que indica el fin de los buenos tiempos. Nueve días más tarde, en Tudela, es coronada su hija Leonor como reina de Navarra.

14•Abril•1478

Muere en Tudela Doña Leonor, a los quince días de haber jurado los Fueros y haber sido coronada como reina de Navarra. Dejaba heredero del trono a Francisco I, de doce años de edad, apodado “Febo” por su belleza y sus cabellos rubios y ensortijados, belleza que arrebataría la muerte a los dieciséis años. Dos días antes había ordenado “sepultar su cuerpo en el Monasterio de Santa María de la Misericordia de la villa de Tafalla de la orden de San Francisco”. La ciudad de Tudela puso algún reparo, y como la iglesia franciscana aún no está acabada, la entierran en la capital ribera, hasta que sea trasladada a Tafalla en 1487.

31•Mayo•1478

La princesa Leonor premia los servicios prestados por su consejero y oidor de Comptos Johan de Gurpide, de Tafalla, llamado “Johan Beltz”, haciéndole gracia vitalicia de la pecha de los labradores del val de Aranguren. No lo disfrutaría mucho: Johan Beltz se encontraba enfermo “y enojado de su persona”, en tal forma que “en breve será el fin de sus días”. Era hijo del nombrado Eneco de Gurpide, Señor de Iriberri, preboste y baile de los judíos de la villa, guarda del sello real. Johan Beltz, tuvo vasta cultura y llegó a Vice-canciller del Reino, siendo tan estimado por Juan II que en uno de los más notables documentos oto1 5 2

A

La princesa Leonor sigue tomando medidas para frenar el despoblamiento de la comarca. Libra a los vecinos de Uxue de varias pechas y les ordena que no abandonen el lugar de manera alguna. Debido a las guerras y las malas cosechas de los últimos años, el pueblo había pasado de tener “ochenta casas y más a tener veintiséis fuegotenientes”.

El rey de Castilla y Aragón, Fernando el Católico, envía una carta desde Cáceres anunciando la llegada de su criado Juan de Leoz, con poderes para tratar de la paz y sosiego del Reyno. Como se vería más tarde, sosiego del Reyno y Fernando el Católico eran cosas incompatibles. La carta se halla en el archivo municipal de Tafalla. 580.

T

gados a Tafalla habla de él como “nuestro magnífico, fiel et bien amado Consejero y Vicecanciller del Reyno Don Johan de Gurpide”.

Tregua entre los agramonteses y beaumonteses reunidos en Tudela. Como resultado de ella, llegan de Castilla 150 lanzas de Fernando el Católico (o el Falsario según algunos historiadores navarros) a la guarnición de Pamplona. Artaxona y Larraga, junto a otras villas, quedaban bajo “protección” castellana. Un paso más hacia la conquista del viejo Reyno. 579.

E

Llega el rey junto con su madre, el infante cardenal don Pedro, el infante don Jaime y una larga ristra de caballeros y prelados que componen los Tres Estados del Reyno, para presidir las exequias de Doña Leonor. El modesto túmulo se elevaba •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

en el presbiterio sin más adornos que un paño con las armas de Navarra. Fue enterrada en el mismo lugar donde enterraron a su hija Leonor y a don Nicolás de Echavarri, el malogrado obispo muerto muy cerca de allí. Este acontecimiento del enterramiento de la reina Leonor en la Iglesia del convento, desnuda de adornos y alhajas, precisamente junto a la floreciente iglesia de San Sebastián, rebosante de culto y explendor, fue origen de graves pleitos, ya que el rey y los infantes, lejos de dotar y enriquecer la fundación creada por Doña Leonor, se dedicaron por medio del cardenal infante don Pedro de Foix, a conseguir del Papa una bula para unir las dos iglesias contiguas, lo que al fin consiguieron contra la voluntad de todo Tafalla. Los vecinos se opusieron con todas sus fuerzas y el pleito y las discordias se alargarán durante varios siglos. 585.

18•Mayo•1479

586.

30•Enero•1480

A

F

A

-

navidad. El alcalde y los seis jurados se eligen anualmente y constituyen la cúspide del poder local, en lo económico, político, judicial e incluso eclesiástico. Ejecutaba los acuerdos del Concejo y Cambra. Los libros de actas medievales, entre 1480 y 1509, han sido transcritos y recogidos por el historiador José María Jimeno Jurío en Libros de Actos y Ordenanzas de la villa de Tafalla. En esta primera acta se reúnen el alcalde Pero Martiniz de Unzue; Martín Goytico, Johan de Rentería y Miguel de Balencia jurados; Estevan de Armendáriz, Martín de Orti, Martín de Elgorriaga, Johan Pardo, Martin Toquero, Miguel Jurdan, Johan Lozano, Miguel Navarro, Johan Milia, Pierres de Garro, Sancho de Osses, Johan de Zabalegui.... Y todos concordes, acordaron vender un pedazo de tierra de la iglesia de San Juan a María de Benegorri. Es la primera mujer que aparece en un libro de actas. Tendrán que transcurrir aún quinientos años para que puedan sentarse en los escaños de las autoridades.

Esta es la fecha del acta del Concejo más antigua. Posiblemente hubo anteriores, pero no se conservan en el archivo. Es pues, el inicio de los libros de actas municipales. Dos eran las instituciones administrativas de la villa: el Concejo y la Cambra, ambas de carácter muy antiguo, presididas por el alcalde y seis jurados. El Concejo o bazarre está formado por todos los vecinos. La cambra o veintena está compuesta por los seis jurados del año, los seis cesantes y “otros hombres de cambra”, cuyos cargos se renuevan cada X V

T

Imagen romántica de la reja del palacio. ¿Leonor, tal vez?

Tras negarse durante diez años, la villa accede someterse a los deseos de la reina Leonor, recién fallecida, de cederle la iglesia de San Andrés con objeto que sirviere de panteón para ella y convento para los frailes observantes de San Francisco, cuya fundación había gestionado en Roma bajo la advocación de Nuestra Señora de la Misericordia. Leonor de Navarra había muerto sin poder ver acabado su convento. La villa tendrá tiempo de arrepentirse de esta cesión, sin duda obligada por las circunstancias.

S I G L O

E

587.

27•Abril•1480

“Seyendo plegados a conçejo a son de campana, segunt usado et acostumbrado”, se reúnen “muchos concejantes e concejo facientes” y •

1 5 3


H

I

S

T

O

R

I

A

D

acuerdan acudir obligatoriamente, uno de cada casa, a la ledanía o romería de Uxue, bajo pena. También se acuerda traer los carneros para misa nueva y se fijan los jornales a los peones, de tal modo que nadie puede dar a ningún peón “más de a tres groses por día a los de la villa, e a los foranos a II. groses y medio”, bajo pena de diez libras. Eso sí, si alguno puede conseguir peones más baratos, se autoriza cogerlos. 588.

7•Mayo•1480

15•Agosto•1480

590.

21•Noviembre•1481

T

A

F

A

-

Este año se celebraron las Cortes del Reyno en la villa, adoptándose importantes acuerdos. Se defendió en todo momento la jurisdicción civil frente a los obispos o la curia papal. Acordaron restringir las apelaciones a Roma en los procesos sobre propiedad de beneficios eclesiásticos, y las Cortes se resistieron a que las bulas pontificias fueran promulgadas sin previa autorización del Consejo Real. Incluso, la reina Leonor había prohibido a los clérigos, en 1478, adquirir bienes raíces. En estas mismas Cortes se hizo una ordenanza para que los judíos no saliesen los días de fiestas de sus juderías, ni anduviesen por las calles entre los cristianos hasta después de los oficios, excepto los médicos y cirujanos para visitar a los enfermos.

El Concejo designa a Pedro de Navar alcalde de la Hermandat, “para yr a la junta que se faze en Castelliscar que ay con los presidentes et alcaldes de la merindat de Ollit et de todo regno con las fronteras d´Aragón para formar Hermandat”. La Hermandad era una antigua institución que comprometía a los pueblos a aprestar hombres y armas para defenderse y perseguir a los malhechores. 589.

E

591.

14•Diciembre•1481

Es recibido el nuevo rey de Navarra Francisco Febo, acompañado por su madre y un largo séquito. Antes de entrar en la villa, en el mismo portal, juró guardar a los tafalleses sus fueros y privilegios, gracias, franquezas y libertades. Seguidamente se hospedó en el Castillo. Estuvo en la villa el sábado y domingo y el lunes partió

Se hace provisión de vicario general para que Pedro del Pueyo haga, en representación del Cabildo, la declaración de los “aniversarios antiguos”. Los aniversarios eran las misas y funciones religiosas que quedaban fijadas en los testamentos a cuenta de bienes o rentas; algunas tenían bastante antigüedad y todas ellas suponían un fuerte ingreso para el clero beneficiado. Esta provisión consta en un enorme y precioso pergamino que descansa en el archivo parroquial. Los aniversarios se registraban en unas enormes “Tablas de aniversarios”. Huelga decir que los muertos de apellidos más pudientes eran los que más aniversarios disfrutaban, y en las festividades más importantes. Domingo. Hay jubileo de campanarios. Muchos notables tafalleses han acudido a la catedral de la capital del Reyno, donde se va a coronar, al nuevo rey de Navarra, Don Francisco Febo, nieto de Doña Leonor. 1 5 4

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

Marzo•1482

Se dice que en estas Cortes y por mandato del rey Francisco Febo, los tíos de éste intentaron reconciliar a los bandos agramonteses y beaumonteses. A tal fin hicieron amigos en Tafalla al nuevo Mariscal Don Pedro y al Conde de Lerín, y para asegurar más esa amistad los hicieron comulgar el día de Jueves Santo, partiendo la hostia en dos partes. Al día siguiente, viernes Santo, el Mariscal salió de Tafalla hacia Estella y el Conde de Lerín le atacó en el término de Añorbe, escapándose a duras penas. Por este tipo de comportamiento traidor, se decía del beaumontés “que hombre que comía con él no sabía dónde había que cenar”. Si en esa ocasión don Pedro de Navarra se libró, seis años después moría asesinado a manos del taimado Luis de Beaumont. 593.

Se concierta con Johanes de Garinoain y el clérigo don Andres, las condiciones para poner una escuela en la villa. Ambos estuvieron de maestros

F

A

-

594.

22•Noviembre•1482

595.

19•Enero•1483

596.

2•Febrero•1483

“Fue reçebido por alcalde Miguel d´Ualde, el quoal fizo el juramento que el alcalde deue fazer”. Y con él juraron los nuevos jurados, algunos de cuyos nombres y apellidos se han sostenido hasta nuestros días: Juan Navarro, Juan Zabalegui, Juan Monreal, Pedro Garro... La cambra ordenó que durante la feria de San Sebastián el carnicero pueda vender la carne de carnero a los forasteros más cara que a los vecinos. Reunido el Concejo, se notifica la muerte en el palacio de Pau del rey Francisco Febo, hace tres días; su hermana Catalina es la sucesora, bajo la tutela de Magdalena de Francia. Corre el rumor que el jovencísimo rey ha muerto envenenado por medio de una flauta, y las sospechas se reparten entre Fernando el Católico y el conde de Lerín. Los tafalleses juran sobre la cruz y los evangelios “vivir e morir por su servicio”. El alcalde juró “goardar la villa e los vezinos e habitantes de aquella... de

Tafalla cuenta con una interesante colección de estelas funerarias medievales.

X V

A

El cardenal Infante don Pedro de Foix escribe al alcalde y universidad de la villa de Tafalla, explicando la entrevista que acaba de tener con los reyes Católicos en Vitoria. Dice que ellos no tienen intención de ocupar el Reyno de Navarra “pues al tiempo que ocuparlo pudieron no lo quisieron tomar”. De lo que sí estaban muy interesados era en que se celebrase el matrimonio de su hijo, el infante Juan, con doña Catalina de Navarra. Al citado cardenal los Reyes Católicos le habían prometido nada menos que el Arzobispado de Zaragoza, si conseguía con sus artes y gestiones el matrimonio.

14•Noviembre•1482

S I G L O

T

varios años. Se les daba a cada uno una pensión de dos cargas de trigo y una carga y media de vino de los bienes comunales. Este año hubo amugamiento de los términos entre Tafalla y el Pozuelo.

hacia Olite y otros pueblos de Navarra antes de retirarse a sus estados del Bearne. 592.

E

1 5 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

599.

todo mal, daño e injuria”. Todos los concejantes juran al alcayde ser fieles a la corona y ayudar al alcayde “a defender el Castillo” que está bajo el alcaidío de Fernando de Olóriz. En días siguientes, acuerdan enviar representantes a las honras fúnebres que se celebrarán en Pamplona, “sacar el panyo de luto” y organizar los oficios religiosos en la villa. Los apellidos Agramont y Beaumont siguen destrozando el Reyno. 597.

9•Marzo•1483

A

F

A

-

2•Abril•1483

600.

8•Junio•1483

601.

29•Agosto•1483

“Plegados a concejo assono de campana en la manera acostumbrada” el alcalde, jurados y numerosos vecinos, se aprueban unas rigurosas ordenanzas sobre la forma de contratar peones. Los que en la villa “alogaren peones para sus labores”, no podían pagarles más que ocho blancas en el mes de enero y febrero, nueve blancas en marzo, diez en abril y mayo; once en el mes de junio. En julio y agosto trece blancas a los segadores; dos groses a los trilladores y acarreadores y otros dos groses por cada bestia que llevaran. Y nadie podía pagar más que esto ni en público ni en secreto, so pena de sufrir cinco libras de multa, y los peones que tomaran más de jornal “que pierdan el loguero de aquel día”. Todos juraron ante los Evangelios cumplir la ordenanza y no pagar más, salvo acuerdo del Concejo.

21•Marzo•1483

Se acuerda admitir como vecino a Martín de Aldaz, barbero, y se le toma juramento en público concejo. La ordenanza indicaba que cada nuevo vecino debía pagar cien sueldos para la reparación de los muros. Cuatro días más tarde, el Concejo envía al alcalde Miguel de Ualde al Bearne, como embajador del Reyno, con otros representantes de las buenas villas, para estar con la nueva reina de Navarra. Al alcalde le dan “por su salario ordinario medio florín d´oro por día a costa del Regno, lo cual es poquedat para yr a honrra de la villa”, así que el Concejo acuerda que se le dé hasta un florín y medio de moneda. Dietas, le llaman ahora. 1 5 6

T

Hay preparativos de guerra en la villa, poniendo guardas en los portales y “una atalaya en la torre del omenaje del Castillo”. Se señala una pena de diez sueldos al vecino “que no fuere a la vela la noche que le cupiere”. Se acuerda poner cepos en las torres de la muralla y se reparten las torres por cuadrillas, con su capitán. Cada “cuadrillado” está obligado a aderezar su torre en el plazo de ocho días. A iniciativa de los de Olite, se acuerda “que aya de fazer çierta hermandat entre esta villa y aquella.... para negoçiar, tractar y concluyr, lo quoal dieron e otorgaron poder a los alcalde e jurados para que ellos puedan concluyr y firmar con los dichos de Olit la dicha hermandat y amistança, en la mejor forma y manera que podieren, en prouecho de los dos pueblos...”

El Concejo acuerda poner guardas en los portales y atalaya en la torre del homenaje del castillo, y se pone una pena de diez sueldos “al que no fuere a la vela la noche que le cupiere”. Los portales en los que se puso guarda de día eran los del Río, del Puyo y de Falces, y guarda de noche en éstos y en el de Artaxona. En la misma sesión se trató sobre los precios y el ganado de la carnicería. Los jueves, después de tocadas las vísperas, ya no podía haber carne en la carnicería; las reses no se debían hinchar con la boca sino con barquín; el carnicero sería castigado si vendía “carne muerta de judíos, o otra carne que se aya muerto por si”; por último indicaba los términos del campo donde podía haber degüello al ganado que hiciere daño. 598.

E

Los de Olite prestan a los de Tafalla “dos carabatanas e hun canyon de polbora”. Hay ambiente de guerra; el Concejo acuerda comprar “lanzas, dardos y passadoras” tomando dinero de la pri•

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

micia. Fuera de los muros, el Concejo se muestra preocupado con la vigilancia, día y noche, de las viñas y para eso ordena que los bayles que deben guardarlas vayan acuadrillados, de seis en seis. Los bayles no podían estar en las viñas fuera de su turno de vigilancia, y “quoalquiere perro o perra que fuere fallado en las vynnas que lo puedan matar quoalquiere que lo fallare”. 602.

27•Abril•1484

603.

2•Junio•1484

604.

A

F

A

-

1487

Se cumple la voluntad de la reina Leonor de ser enterrada en el convento franciscano de Tafalla. Desde Olite, una comitiva fúnebre se puso en marcha hacia la villa. El vecindario tafallés salió con antorchas, ciriales, hachas y tres cruces a recibirla al término de Olite. Damas vestidas de negro, junto a los jurados de la villa, la velaron aquella noche en el convento. Al día siguiente se celebraron las exequias con asistencia del Rey, de los infantes Pedro y Jaime y los Tres Estados del Reino. El sepulcro, bajo el suelo del presbiterio, quedó sin más adornos que un paño con las armas reales de Navarra.

Desde Sauveterre du Bearn, Doña Catalina I escucha las súplicas del Concejo acerca de la despoblación que sufre la villa a causa de las guerras, y hambrunas: “...cómo de poco tiempo acá causantes las grandes guerras mortaldades et fambres que en el dicho nuetro Regno han seydo la dicha villa es mucho dirruyda e diminuyda de vezinos et moradores en grant cantidad de manera que los pocos vezinos que han quedado reciben grandissimo trabajo... Por la quoal causa muchos vezinos de los que estan aussentados de la dicha villa e otros que vernian ha abitar en aquella non osan venir y haun muchos de los los que de presente viuen en la dicha villa estan para se ausentar de aquella...” por lo que la ordena reducir a 50 las 75 libras que debían pagar de pecha. En este documento aparecen los nombres de diecisiete “remisionados” de la villa, que eran hidalgos que por mantener caballo y armas X V

T

al servicio del rey gozaban de remisión de ayudas. Entre ellos, Diego de Ezpeleta, Charles de Erviti, Gracián de Hualde, el señor de Ereta, Johan Çurico, Martín Balda, Johan de Taffalla, Charles de Navaz...

Es vedado el prau de Valmayor, bajo pena de carnereamiento. Las ovejas que entren serán degolladas. Al mes siguiente se reunen los Tres Estados en Cortes. En representación de la villa son enviados el alcalde Miguel de Hualde y el jurado Johan Zabalegui.

S I G L O

E

Ménsula gótica del palacio de Tafalla, de piedra arenisca, atribuida a Jehan Lome. Museo de Navarra.

605.

30•Septiembre•1488

Mosén Pierres de Peralta, el matador del obispo Nicolás de Echavarri, dicta testamento en Marcilla en el que, según le obligaba la penitencia impuesta por su delito, se compromete a cons•

1 5 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

Bula del Papa Inocencio VIII, que puso Tafalla en pie de guerra

truir a su cargo “una basílica en Tafalla, cabo mesón de San Sebastián, donde está seynalada, con su altar en que puedan decir misa por l´anima del obispo de Pamplona”. 606.

Enero•1489

607.

29•Marzo•1489

608.

18•Diciembre•1489

Señora de la Misericordia, fundada por la reina Leonor, “de forma que sean en adelante una y la misma cosa”. La floreciente iglesia de San Sebastián destaca demasiado sobre la del convento, y las presiones de la familia real y de los franciscanos sobre el Vaticano han conseguido su propósito de unirlas. Para el pueblo y las autoridades de Tafalla, la bula es como una declaración de guerra. Nada más saberse la noticia, se arma un gran revuelo en la villa, hasta el punto de que los vecinos se turnan con armas blancas en la oscuridad, para evitar que sea trasladada la imagen del santo y sus reliquias de la capilla al convento. Acusan sobre todo al vicario de Santa María de la traición. El Concejo, entretanto, recurre en Roma la bula papal, y pide que se rasgue el documento. Nada conseguirán los tafalleses de Inocencio VIII. Con su famosa bula, este Papa dejó a la población un conflicto de más de tres siglos de duración. Empero, no fue el mayor desaguisado de este pontífice. Sus biografías dicen que tuvo tres hijos con distintas mujeres; toleró que sacerdotes, obispos y cardenales tuvieran concubinas; promulgó el brutal edicto contra los judíos; mandó quemar miles de mujeres en todo Europa... Lo de Tafalla, al fin y al cabo, fue pecata minuta.

Es elegido alcalde Guillem de Monreal. Cobró su estipendio, como todos, “pero no dio la ayantar como el privilegio y la ordenanza reza, ni ata oy la ha dado tampoco”, según se quejaba la Cambra cinco años más tarde. Y acordaron que ese año “la ayan de comer por conservar el pribilegio y la ordenanza”. Los usos y costumbres eran lo primero, y más si se trataba de comer a costa del alcalde. En representación de las Cortes reunidas en Tafalla, acuden a Ortez a entrevistarse con los reyes, Fernando de Egüés, mosén Arnalt de Ozta y el alcalde de Olite, Rodrigo de Pueyo. Los reyes les explicaron su tardanza por las amenazas del señor de Narbona de invadir Bearne y aún Navarra. El Papa Inocencio VIII expide bula incorporando la iglesia de San Sebastián, propiedad hasta entonces del Concejo de la villa, a Nuestra 1 5 8

S I G L O

X V


H

609.

I

S

T

O

R

I

A

D

1•Enero•1490

611.

El Concejo nombra un “almosnero” para la basílica de Santandolín. Es la primera vez que encontramos un dato sobre esta iglesia, que al parecer estaba junto al camino de Santa Zita, y que posteriormente pasó a denominarse San Josef. Es posible que sea el precedente de la actual ermita de San José. De este año se cree que es el Lignum Crucis, que se encuentra hoy día en la iglesia de Santa María, relicario en plata gótico que dicen que contiene un pedazo de la cruz de Cristo. 610.

E

T

A

F

A

-

13•Abril•1490

Las iglesias de la villa presentan pleito contra los franciscanos sobre la celebración de funerales y derechos mortuorios. La guerra de los tafalleses contra los franciscanos no tiene cuartel. 612.

18•Abril•1490

613.

1•Enero•1491

614.

21•Enero•1491

Los concejantes nombran a dos vecinos para que vayan a tasar la heredad de un judío, en donde estaba “la plata que furtó (...) Johan de Arizmendi que era la cruz de Sant Pedro, los corazones e joyeles de Sant Sebastián e los thasteretes de la grant cruz de Santa María”. Los dos vecinos tenían que estimar el valor de la heredad del judío y venderla. Pese a los prejuicios de la población contra ellos, -al fin y al cabo, eran los que mataron a Cristo- los judíos aparecen en posiciones muy preminentes. Este día el Concejo ordena pagar a Acac Alfaqui, judío de Tafalla, las 330 libras de imposición otorgada por las Cortes de Navarra a la villa.

10•Enero•1490

Pedro de Navaz es el nuevo alcalde. Se contrata “dulero para el Barrio yuso” o barrio de abajo a un bajonavarro: Petrixea de Osses. Como dulero del “Barrio suso” que suponemos que sería el barrio de la Peña y sus aledaños, se contrató a Martin Narbaiz. Se cree que en este paraje pudo estar instalada la iglesia de Santandolín

Es alcalde Luis de San Johan. Por la relación de almosneros o limosneros que se eligen este día, podemos deducir las basílicas y ermitas en activo existentes en la villa: Santa María, San Pedro, San Sebastián, San Juan, San Cristóbal, San Cibrian, Sant Antolin, San Martín de las Viñas, Santa Coloma y Sant Bartolomeo. Ante las protestas de los tafalleses, el Papa Inocencio VIII accede a suspender la aplicación de la bula de unión de las iglesias, y comisiona al abad de La Oliva para que medie en una negociación entre Carlos de Garro, representante del clero y pueblo tafallés, y el de los franciscanos, Pedro de Andía. La sentencia sería inapelable y obligaba bajo penas canónicas. El Concejo da licencia al vecino Johan de Munarriz para cazar hasta una docena de conejos en el Monte, para una fiesta “a causa que su mujer tiene parida”. Otros sin embargo no pedían

S I G L O

X V

1 5 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

permiso para “cazar”: en el mismo Concejo tratan sobre el comportamiento del alcayde del castillo, Johan Ferrandiz, que alegando derecho de castillaje mandó tomar unos cutos que tenía los vecinos Gracián y Johan de Ossés. La villa no estaba de acuerdo y acordó demandar justicia en las Cortes. 615.

28•Febrero•1491

616.

4•Marzo•1491

A

F

A

-

618.

17•Abril•1491

619.

26•Abril•1491

620.

6•Mayo•1491

Dos representantes de Beire visitan la villa “a pregonar las vezes del agoa que les pertenece, comenzando del quince de abril hasta el veinticinco del dicho mes”, según sentencia. En el Concejo de Tafalla alguno propone poner regadores, “por quanto podya acaecer algun escandalo entre algunos vezinos sobre el regar”, pero el Concejo no lo acepta. La sed de la villa va en aumento y se producirán serios enfrentamientos entre vecinos a causa del turno de riego. El mismo día el Concejo se muestra contento con su botica, y acuerda pedir a Johan de Treviño “apotecario, para que se quede en la villa permanentemente por los grande provechos y honor que de ello venía a la villa”.

El alcalde y los jurados acuerdan imponer multas a un tal Miguel, a Sancho el zapatero, al cuñado de Miguel Sanz y a Pedro de Yrisarri, por haber estado jugando a las cartas en cuaresma, contradiciendo la orden que se había dado mediante pregón. Además, a Miguel le tuvieron que advertir por dos veces y les plantó cara a los oficiales a mano armada. Es el primer conflicto que conocemos por asuntos de juego, una de las aficiones más arraigadas en Tafalla en los últimos cinco siglos.

Convenio con los de Olite “para remedio de la presa del Cascajal”. Con los de Miranda hay malas relaciones esta temporada, porque están muy agraviados a causa de un pleito que han perdido con Tafalla y cuya sentencia están intentando por todos los medios anular. Este asunto irá a mayores, y en junio el Concejo nombra diez o doce bayles para quitar o degollar los ganados de Miranda que entran en terrenos de la villa, por la parte del Saso.

9•Abril•1491

La Cambra y el Concejo toman un expresivo acuerdo contra la bula de unión del convento franciscano con la Iglesia de San Sebastián y pide a los frailes “que desistan de la dicha bula e la rasguen o quemen, pa que no parezca en ningún tiempo”. Ofrecen al mismo tiempo “que la villa les ayude lo que pudiere para sustentación de los dichos frailes e haga la fábrica de dicho monasterio, principalment por servicio de Dios e empues por honor de los excelentes cuerpos de la reyna doña Leonore su fija de floriosa memoria”. Unos días más tarde se recibe la contestación negativa de los frailes. Estos presentaron al Concejo un memorial insistiendo en sus derechos sobre San Sebastián. El memorial no convenció nada a los tafalleses que se limitaron a responder: “Vendito Dyos, cada uno prosiga con su justicia”. A conti1 6 0

T

nuación nombraron dos apoderados “para proseguir e defender la demanda” que, según el Consejo, los frailes habían emprendido en contra “de la voluntad de los calonges, y desta villa y haun de todo el reyno”.

El Concejo, “todos hunanimes e de una voluntat”, ordenan poner preso “al çamarguin”. Se referían, en vascuence, al sastre de zamarras.

617.

E

El Gobernador ha pedido diez hombres a la villa porque ha habido en Lumbier tratos de extranjeros contra los reyes. Se acuerda enviar a Olite los diez hombres para que el Gobernador los mande a donde haga falta, acompañados de una carta en la que expresan “la voluntad y afecto que de continuo esta villa al servicio de los Reyes tiene y coan poco miran en las honores della”. •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

6•Junio•1491

623.

Se concede la vecindad a Anton de Aoiz, mercader vecino de Pamplona, observando los “honores, libertades, priuillegios, ordenanças, usos y costumbres”, y jurando sobre la Cruz y Santos Evangelios no traer más ganado a los términos de la villa que otros vecinos. Este mismo año, se fijó por una ordenanza que nadie pudiera ser vecino si no tenía casa según el fuero dispone, “de tantos codos en largo y tantos en ancho”. 622.

T

A

F

A

-

cazar conejos la pena es de dos florines de día y el doble si de noche, pero curiosamente, da igual la cantidad de conejos que sean, ni si se atrapan “con furon” o sin él. Es decir, que puestos de furtivos, daba igual ir a por todas.

Otro tema preocupa este día a los vecinos plegados en Concejo: acuerdan nombrar sobrerregueros porque a causa del riego “se querían matar algunos vezinos”. Se dictan medidas para que se respeten los turnos. 621.

E

24•Julio•1491

Los tafalleses cambian de táctica para conseguir sus propósitos en el pleito de San Sebastián. Aprovechando que el provincial de los franciscanos visita la villa, acuerdan ir a verle y decirle “cómo la han emprendido contra la voluntad del obispo, e contra la voluntad de los calonges y desta villa y haun de todo el Reyno”, y que de esa forma “no se gana nada”. Pero dicho ésto, le invitan a hacer “alguna pitança” y le piden que les eche el sermón del día siguiente, Santiago Apóstol. De esta forma, los tafalleses le exponían sus razones, al tiempo que lo honraban con una buena comida y le alagaban dejándose sermonear. La

19•Junio•1491

Se aprueban las “Ordenanças de los montes”, Se señalan las penas para los que corten leña verde, cojan leña seca, cacen conejos, etc. Por

Presa de Recarte.

S I G L O

X V

1 6 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

táctica debió dar resultado, pues cuatro días más tarde se anuncia un principio de acuerdo entre la villa y los frailes, y a principios de agosto se firman los compromisos. 624.

3•Agosto•1491

A

F

A

-

626.

20•Agosto•1491

627.

21•Agosto•1491

628.

10•Septiembre•1491

629.

14•Septiembre•1491

En el Concejo se trata de que dos vecinos han cogido piedras, que han caído del muro, para hacer ciertas obras en sus casas, “e como era mucho danyo del muro, del rey e de la villa”, acuerdan “que no venga a oydos del rey”, para que no les castigue a todos, y ejecutar a los vecinos a cada diez libras carlines. La presa del Cascajar ha sido derribada por un criado del Señor de Sarria, dueño del molino del Esperagrano. Una representación vecinal va a pedirle explicaciones y dice que no había sido su criado, sino que él mismo había quitado unas piedras movedizas que algunos vecinos habían levantado del fondo, tapando algún bocal de la presa. La presa del Cascajar es la que hoy llamamos Rekarte. La lucha por el agua seguía siendo vital para los tafalleses que necesitaban regar.

5•Agosto•1491

Se firma el acuerdo entre los franciscanos y la villa, sobre el pleito de San Sebastián. Según éste, los frailes desisten de la aplicación de la bula de unión de Inocencio VIII y la Iglesia de San Sebastián no se incorpora al convento. A cambio, la villa costeaba la ampliación del mismo con una ayuda inicial de mil florines. La obra la hizo maese Miguel de Ydoyaga, “maestro de geumetrya”, por un total de 2.150 florines. Además de las obras del interior, tuvo que hacer la fuente de Martín Galindo, “de cal e canto, e su escalera”. Pero no había manera de ir pagando los gastos, y en 1493 la villa tendrá que empeñar las alhajas del santo para obtener un préstamo. El acuerdo con los franciscanos aplacó de momento las iras de los vecinos, pero el no haber contado con la familia real hizo que el problema surgiera más adelante. 1 6 2

T

El histórico pleito de San Sebastián no es baladí. Son tiempos en los que las reliquias, santos y milagros mueven mucho dinero y alimentan casi tantos cuerpos como espítitus. San Sebastián además es santo poderoso y milagrero, y prueba de ello que este mismo mes detienen a un hombre de Tudela por falsificar la demanda del Santo. Lo llevaron a Tafalla y el Concejo lo entregó al gobernador, para ser castigado.

Se aprueban las ordenanzas sobre los cutos o cerdos, que hay que enviar a la porquería. Se ordena que si un cerdo fuere hallado “en una faxina, huerto o casa, que quoalquiere lo pueda matar en quoalquiere lugar”, a causa del daño que hacen. En reunión anterior, el Concejo ya había discutido sobre los ganados que andan entre cargas, fajos o pieza comenzada a segar. Se acordó que los bayles o guardas debían proceder al degüello y el ganadero pagar el daño, pero Gracian de Ualde, “por sy y e´nombre de todos los ganaderos... protestó diziendo que sy deguello abia que no enmendarian el dannyo”. Este mes se pone en marcha, a propuesta de los ganaderos, la cabrería concejil. Cada vecino podía echar al rebaño hasta diez cabras, en un sistema similar a como echaban los bueyes y las vacas al padul, o las ovejas a la dula. 625.

E

La Cambra decide visitar el pie o árbol de la cruz de piedra que se va a colocar en el camino de San Sebastián, porque el que se está haciendo “es falso y quebrado” y hay que hacerlo como la obra lo requiere. Tal vez se referían al crucero que en la actualidad está frente a la casa de Mencos. Este mismo día trataron del carnicero, que “tenía un buey muerto, el mejor que jamás vio”. Requieren a Agueda de Ereta, mujer del señor de Sarria que contribuya a la obra de la presa de San •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

633.

Andrés y regadío de la Naba, “como a señora del molino”. Ella responde que contribuirá con lo que le corresponda y que está dispuesta a dejar de gozar del molino de “jus el cabeço”. Este matrimonio era también dueño del molino de los huertos de Esperagrano, que luego será llamado “molino de Ereta”. El vecino Christobal Ruyz de Mendieta hizo la presa, que acabó en el mes de diciembre y por la que cobró 85 florines. 630.

25•Septiembre•1491

27•Septiembre•1491

632.

2•Octubre•1491

634.

Un tal García de Falces se ofrece al Concejo para sacar agua de Santa María la Blanca, “tanta y de tanta cantidad” que puedan moler tres o cuatro molinos en el Zidacos. La obra sería a sus expensas, aunque “empues de sacada la dicha agoa le ayan de dar licencia e tenga poder de traer mil cabezas de ganado menudo por tres annyos en este término” y otros tres años en el de Olite. El Concejo se mostró conforme, pero seis meses más tarde se paraba la obra, ante el temor de que no iba a ser útil. Ese mismo mes, el Concejo limitó a tres mil el número de cabezas de ganado “extranjeras” que podían pastar en el término. X V

A

F

A

-

23•Octubre•1491

1•Noviembre•1491

La Cambra acuerda enviar a Martín Pérez a pedir limosnas en Ypuscoa (Guipuzcoa) a nombre de San Sebastián, pues se considera que “se pierde mucha recepta que se podrya cobrar en la prouincia”. Se discute sobre quiénes serán los clérigos idóneos para acompañarlo en este menester, y si no hay clérigo, “algún vezino de buena vida y para la dicha causa astuto”. Pedir limosna era todo un arte, y no se podía mandar a cualquiera.

Se reune la Cambra y se da cuenta de que los de Olite hacen una represa en el río Zidacos, sobre la presa de Johan Almorauit, con gran perjuicio y daño de la villa. Discuten largamente las medidas a tomar y, tal vez hartos de pleitos, siempre costosos y pocas veces útiles, deciden que “los offiçiales callando, sin fazer parte a ninguno”, resuelvan lo que haya que hacer y le pongan remedio, si se quiere por la vía de la justicia o si no por la vía de los hechos.

S I G L O

T

Gracián de Hualde suplica al Concejo “que la mujer de Menaut, pastor, que estaba desterrada desta villa e fuera echada por cierto insulto que fizo, pero agora quería venir a enmienda, por que suplicaba le diesen lizencia para que volviesse a vivir con su marido, pues abia gana de bien vivir”. Grueso tuvo que ser el insulto de marras, pues el Concejo no aceptó que volviese, antes bien que su marido se fuera tras ella.

El Concejo acuerda comisionar a Ferrán Gil de Arellano, para acudir donde el obispo de Coserans, a requerir y protestar por las quejas que tiene la villa “de las ovejas que les llevaron en días pasados los castellanos”. 631.

E

Crucero frente a casa de los Mencos.

1 6 3


H

635.

I

S

T

O

R

I

A

D

2•Noviembre•1491

640.

Alarma. Los de Olite están construyendo una represa en el río Zidacos “sobre la presa de Johan Almoravit, en gran perjuicio e dannyo de la villa”. La Cambra acuerda que dos oficiales pongan remedio al asunto, bien por justicia o bien por vía de hecho. 636.

9•Noviembre•1491

637.

14•Noviembre•1491

638.

20•Noviembre•1491

639.

26•Diciembre•1491

E

T

A

F

A

-

1•Enero•1492

Alcalde, Ferran Gil d´Arellano. Cada Jurado saliente entrega a su sucesor las llaves de cada portal a él encomendado: el Portal del Río, el de Olit, Artaxona, Falces, Pueyo... Se eligen los oficios de la república. Para almosneros de las iglesias, se eligen dos para Santa María, dos para San Pedro, tres para San Sebastián y uno para San Cristóbal, San Cibrian, Sant Antolin, Santa Marina, Santa Coloma, Sant Bartolomeo... En 1583, San Juan y Santa Polonia. Junto a ellos, los campaneros, sacristanes, jurados, cambra, “uno para regir el reloje”, un “padre de huérfanos”, etc. En abundantes oficios, o en otorga-

La tensión en el pleito con los franciscanos es tal que el Concejo ha echado a Gil Ruffat (Arrufat), del puesto de casero de la iglesia de San Sebastián, acusado de estar a favor de los frailes. Luego se comprobó su inocencia y se le restituyó en el puesto. Días de fuerte helada o temporal, porque se pidió que los daños a los panificados, vino y árboles fueran presentados a los bayles o guardas de los campos. Se prohibe a las mujeres, “de quoalquiere condicion que sea”, que se sienten delante de los escaños mientras la misa mayor, para que no se entremezclen con los hombres, so pena de que el alcalde las haga bajar, el celebrante suspenda la celebración de la misa, y la veintena pueda comer “un yantar honesto”, a costa de los infractores. El cambio había sido propuesto precisamente por algunas personas principales, como Catelina d´Ezpeleta y el Señor de Sarria, que pidieron poner sus escaños de la iglesia más adelantados. Se les contestó que de ello “podryan seguirse escandalos como en otras partes ata aqui ha acaescido”. El alcalde informa que los vecinos de Artaxona están destruyendo el Monte, “so la color del paramento”, y se autoriza “para que aya de poner deguello en nuestro monte a los de Artaxona”. Degollar el ganado, se entiende. 1 6 4

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

T

A

F

A

-

En lo sucesivo y a perpetuo, si no se pagaba la multa el bayle podía ir al rebaño del infractor, tomar una res y venderla para pagar la multa, o bien llevarla a donde quisiera hasta que pagase... Y si la encomendaba a otro ganadero “y se perdía o la comía el lobo, jurando que no sabe della, no sea tenido a restitución alguna el bayle ni el pastor”.

mientos de vecindad, aparecen unos “fiadores” que responden con sus bienes del cumplimiento de las ordenanzas. 641.

E

5•Enero•1492

Dice la ordenanza que si algún bayle o guarda toma “alguna grey de ganando en el pan o vino”, esto es, en los trigales o en las viñas, y dentro de ocho días el ganadero no paga la multa, el bayle puede degollar una res, la mejor de la grey. Los ganaderos alegan que eso no es justo, puesto que no puede haber pena que sea el doble del daño principal. El argumento es razonable y provoca el cambio de la ordenanza.

642.

6•Enero•1492

En la Cambra, el alcalde expone que “ay muchos clérigos en la villa, o los más, que gozan con grueso ganado nuestro término”. También hay algunos que han heredado

Palacio Real de Olite.

S I G L O

X V

1 6 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

muchos bienes de sus patrimonios y esperan heredar de continuo y, sin embargo, no contribuyen en ninguna clase de pagos reales ni concejales, lo cual es un grave perjuicio para el común de la villa. Escuchada la relación del alcalde, todos los presentes, unánimes y conformes, ordenan que “los tales clerigos sean requeridos e costrenydos que ayan de contrybuyr”. Y si no hacen, no les será consentido traer ganados “ni gozar con nosotros”. Es 1492, en los albores de la Edad Moderna. Tres siglos antes de la revolución liberal, los tafalleses se esfuerzan por atar en corto a su clero.

tanto. La Cambra tafallesa estimó que en el último mes de mayo los de Olite les habían dado tres días de agua para regar a los de Tafalla, “donde valían más aquellos que estos ocho días”, por lo que ordenó que se les hiciera el favor, prohibiendo que nadie estorbase el agua, y que ello se hacía además de forma graciosa, sin que en el futuro pudieran alegar posesión. Es de suponer que si en Olite había sequía, en Tafalla no andarían muy sobrados, lo que da mayor relevancia a la concesión. Pocas veces en la historia de entrambos pueblos se han dado casos de mayor armonía vecinal.

El Concejo prohibe “jugar a dados, a jalda ni a cartas, al parar ni otro juego vicioso semejante”, porque en ellos algunos jugadores “reniegan de Dios, de Nuestra Señora, de los Apóstoles y de los Santos”. Se señalan las penas a los infractores “quedando a salvo la Feria de Sant Sebastian, por quanto es del alcalde el dominio de semejantes cosas”. Se exceptúan de la prohibición “los juegos de pelota, de bola, juego d´estaques, juego del plique y otros semejantes”. Durante los nueve días de la feria se le daba al alcalde poderes especiales, o judicatura, para resolver los pleitos que se suscitaban. Ignoramos cómo se jugaba a la pelota o a los juegos citados. No sabemos si tiene relación con el susodicho juego del Plique, pero la expresión “¡Plique des!” se ha utilizado hasta nuestros días por los niños para coger la vez en el juego.

Se entregan a Juan Galant cien florines, “para comienzo de la obra de Sant Sebastián”.

643.

644.

8•Enero•1492

29•Enero•1492

646.

10•Febrero•1492

647.

12•Febrero•1492

648.

15•Febrero•1492

Se ordena “que cada vezino o habitante sean tenidos el lunes o martes de carnes tuliendas (carnaval) de dar a maese Miguel tres cargas de ramas de coscojos, para quemar el ssomo de la calcina de la obra de Sant Sebastian”. En la Cambra, “todos Hum animes y confformes” acuerdan ejecutar los bienes de Gillem de Monreal por la suma de veinticinco libras carlines, porque no dio el yantar a la cambra el año que fue alcalde, en contra de su juramento y de la ordenanza.

9•Enero•1492

En la Cambra se debate sobre “las mujeres adúlteras y de mala vida”, y se ordena que al instante sean echadas de la villa. Entre ellas citaron a María de Olloqui, a la criada de Johan de Ezpeleta, manceba de Pascual el zapatero; a Gracia de Sarasa, manceba de don Nicolás; la manceba de Johan de Monreal y otras. En la misma Cambra vuelve a tratarse el tema de los merceros o tenderos Martín de Mencos, Johan del Puyo y Johan de Lacarra, que han

No todo han sido guerras entre Olite y Tafalla. Hay también algunas pinceladas de entrañable solidaridad. Tres jurados de la villa de Olite se acercan a la Cambra tafallesa y exponen la gran necesidad de agua que sufre la villa vecina, “anssy para regar como para moler”. Suplicaban les mandasen soltar el agua del Zidacos durante ocho días, sin que nadie la atajase y que, cuando el caso lo requiriere, ellos harían otro 1 6 6

645.

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

enviado una carta “desonesta e injuriosa quontra la villa”. Se decide que “oy en este día coman a una e yanten todos los de la cambra” a costa de ellos, y que para pagar la comida se les ejecuten los bienes. Estos tenderos suelen quedarse estos años con la mercería de la villa, concretando previamente con el Concejo los precios de sus productos: el congrio, la pescada, las candelas, el olio, queso y sardinas… 649.

651.

15•Marzo•1492

Recibida la carta del Gobernador para asistir a las Cortes generales en Estella, el alcalde dice que no tiene intención de acudir “por razón que el X V

F

A

-

652.

31•Marzo•1492

653.

8•Abril•1492

La Reyna está “preynada y en el noveno mes”. El Concejo manda hacer una procesión “de todos los clerigos, frayres y hombres y mugeres de la villa muy debotamente, començando en Santa María con la cruz mayor, e de ay en fuera que vayan todos en orden a Sant Sebastián” con el fin de que la soberana “venga a parir a buen puerto”. El mismo día, los frailes suplican al Concejo que en el trecho del río antes de su convento “no se ayan de agoar linos ningunos ni cañamos, por razón que sy se fazia ellos no pueden vivir donde están, que la fuente les toma la agoa, y sy de aquella bebían, como cada uno sabe, moryryan”. Piden por lo tanto que se agoasen río abajo. Tal y como estaban las relaciones con los franciscanos, el Concejo no se dio gran prisa en solucionar tan lógica demanda. Simplemente acordaron visitar el terreno, para ver si del convento hacia abajo había lugar donde “agoar el lino y el cáñamo”.

Se modifica la ordenanza de la boyería y de la baquería. Algunos vecinos echan gran número de vacas a la boyería; esto supone un gran daño para todos los vecinos que sacan lo bueyes al padul comunal, “por razón que cuando están calientes handan los bueyes perdidos tras ellas, y algunos toros tan bien, que por respecto de tal andan con los dichos bueyes y los esclabran”. Fin del libertinaje y separación de sexos: los bueyes con los bueyes y las vacas con las vacas.

S I G L O

A

Los reyes Católicos ordenan la expulsión de los judíos de sus reinos de Aragón y Castilla. Sefarad en hebreo, la tierra que durante siglos acogió a los judíos, los echaba ahora y Navarra era el único reino de la península al que podían acudir. Un aluvión de refugiados cae sobre la tolerante tierra navarra, reino independiente, donde no ejerce la Inquisición. Al contrario que Isabel y Fernando, los reyes navarros Juan y Catalina ordenan “dar vecindad a cuantos puedan, porque son gente dócil”. En Tudela y Tafalla sin embargo, se alarmaron por el gran número de refugiados que llegaron. La conquista de Navarra por los castellanos será el fin de la tolerancia, y caerá sobre moriscos y judíos el peso de la persecución.

18•Febrero•1492

26•Febrero•1492

T

año está muy fuerte y el salario es muy poco”. Dijo que acudiría si le dieran lo justo, y así se acordó.

La villa discute sobre el funcionamiento de la Hermandad. Dicen que no se renuevan las presidencias, que en la Merindad hay dos presidentes, los dos están en Olite y uno al menos debería estar en Tafalla. La Hermandad era una asociación de gente de los pueblos armada, entrenada y puesta a punto para perseguir malhechores y garantizar la tranquilidad del Reyno. Venían funcionando de una forma u otra desde hacía más de dos siglos. Los pueblos comprometidos en la Hermandad debían de tener prestos hombres entre 18 y 60 años, con sus ballestas y sus arneses, lanzas, dardos, espadas, adargas, paveses, pavesinas y broqueles. Estos hombres salían prestos allá a donde fuesen llamados. 650.

E

1 6 7


H

654.

I

S

T

O

R

I

A

D

13•Abril•1492

23•Abril•1492

657.

El Concejo manda que para el martes de Pascua, cada vecino lleve dos o tres cargas de piedra para arreglar en concejal o auzalan la calzada de Santa María de Misericordia. Era fiesta grande de guardar, pero como era en servicio de Dios, se confiaba que lo daría por bueno. 656.

T

A

F

A

-

eso solicitan que se les permita sacarla de la cantera de Candaraiz. Y así lo autorizan los de Tafalla, sin cobrar nada a cambio, con la única condición de que no dejen los ganados de noche en el término, y sólo de día suelten los bueyes de las carretas mientras cargan la piedra. Candaraiz parece ser el nacedero histórico de toda la famosa “piedra de Tafalla”. La terminación del topónimo en araiz (piedra del valle, en vascuence) parece reafirmar la existencia de una cantera muy antigua, hoy ya desaparecida.

Hay malestar en la villa porque en días pasados “fueron apressionados Johanicot d´Ezpeleta y Pedro de Oses abitantes de Taffalla” por dos robos hechos a ciertos pastores. Se sospecha que habían hecho otros hurtos, y sin embargo se les había dejado libres. El Concejo acordó que se hiciera con ellos la justicia debida, “tanto por descargo de conciencia quanto por alimpiar esta villa”. 655.

E

2•Mayo•1492

El alcalde dice que el alcaide Johan Ferrándiz de Olóriz y Johan de Vergara, “ansy la una parte como la otra, segunt parece, que hacen armadas para detener el uno al otro”. Cree que la villa puede devenir en enfrentamientos y pide al gobernador permiso para que en el caso que algunos de los dos “quiera hacer armadas o novedad (...) la villa faga un cuerpo juntamente para resistir al tal”. Continuaban los enfrentamientos entre agramonteses y beaumonteses.

1•Mayo•1492

Los de la villa de Miranda dicen que están haciendo una presa en el Arga para conseguir un regadío en su término, y que les falta piedra. Por

Restos de la cantera de Candaraiz, el gran nacedero de la piedra de Tafalla. Todavía hay marcas de los barrenos.

1 6 8

S I G L O

X V


H

658.

I

S

T

O

R

I

A

D

10•Mayo•1492

17•Mayo•1492

660.

20•Mayo•1492

Acuerda el Concejo continuar con la vigilancia, esperando se disipen las sospechas de que el Conde de Lerín “está con gruesa gente para dar en algún lugar, assy con gente suya propia como Castellana”. 8•Junio•1492

X V

F

A

-

662.

30•Junio•1492

663.

29•Julio•1492

El Concejo acuerda citar a Cristóbal Ruiz de Mendieta para ser procesado ante el oficial de Santa María de Pamplona, por estar casado con dos mujeres. Más tarde le acusarán no de dos, sino de tres casamientos. De acuerdo con la “Ordenanza de los concupinarios”, se ordena que si hay en la villa otros “adúlteros concupinarios o semejantes pecadores”, se les ordene salir del pecado “so pena de quince libras carlines” y echarlos de la villa si no son obedientes. Obedientes al amor y a los deseos de la carne o a las decisiones del Concejo, ahí estaba la cuestión. Mendieta parece ser de los primeros: le condenaron a hacer la presa de San Andrés o de los frailes, por lo que había demandado a todo el Concejo. Luego, lo encerraron. Decían que se había casado en Sevilla “públicamente, a puerta de iglesia y campana tañida”. Y más tarde en Tafalla, con María Sanchiz de Oñaty, a quien le ejecutaron los bienes y amenazaron con echarla, por no renunciar a su compañía y desobedecer la orden de “no cobijarse bajo un cubierto con Cristóbal”. Dos años más tarde Cris-

El alcalde y jurados de la villa escriben una carta a los de Tudela sobre el tema de los judíos expulsados de Castilla por los reyes Católicos. En contra de la actitud de los propios monarcas navarros, los de Tafalla se oponen radicalmente a acogerlos, porque supone “la total perdición de las repúblicas deste regno... que sin duda es misterio de Dios y maldición, que sobre ellos ha echado.... assí que señores, en esto seamos unanimes é juntos de procurar que no sean acogidos, y nuestra deliberación tal es de no acoger solo uno”. En la carta decían que ya habían sido echados algunos “que ocultamente eran venidos”. A pesar de la oposición general que en Navarra tuvo la introducción de la Inquisición, la intolerancia religiosa iba haciéndose hueco en nuestra sociedad. Uno de los argumentos escritos que se difundieron S I G L O

A

El Concejo acuerda unánimemente “que si ninguno ni alguno bracero, así de la villa como extrangero, diere palabra de se alquilar para labor ninguna y le faltara” debía de pagar a sus expensas un peón o la suma de lo que montara. Ocurre que muchos peones “no ffacen sino offrecerse a muchos y no pueden cumplir con todos”, con daño de aquellos a quienes faltan.

Hay tensión en la villa. El Concejo ordena poner vigilancia y piden al alcayde que la ponga también en el castillo, “assi de día como de noche”, y roldar, velar y guardar los portales y cerrar los que sea menester cerrar.

661.

T

por los pueblos para justificar la expulsión, fue decir que el hijo de Fernando el Católico le había pedido a su médico, un físico judío, una bola de oro grande que llevaba. El médico se la dio, el príncipe la abrió y halló dentro un pergamino en el que representaba a Jesucristo en un crucifijo besándole el culo al perro del médico. Este fue quemado en la plaza pública y se ordenó la expulsión de todos los judíos, una de las minorías más arraigadas y con más antigüedad.

Se ordena que “ninguno que no sea vecino de la villa que no pueda entrar ni venir al concejo (...) ni tampoco puesto en officio ni beneficio de la villa”. Los concejos continúan siendo asambleas abiertas de vecinos, convocadas a toque de campana, y se impide el paso tanto a los forasteros como a los habitantes y moradores de la villa, que carecen de la condición de vecino y no poseen derechos políticos por carecer de propiedades raíces, como casa, tierra… 659.

E

1 6 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

tóbal y María continúan viéndose, por lo que el Concejo decide que “viven en público adulterio” y los echan de Tafalla. Al menos, los dos enamorados se fueron juntos. De sus otras dos mujeres no tenemos ya noticia. 664.

1•Agosto•1492

665.

10•Agosto•1492

666.

15•Agosto•1492

E

T

A

F

A

-

ordenanza, algunos cazadores de la villa se llevarán a vender fuera la caza. 669.

28•Septiembre•1492

670.

10•Octubre•1492

671.

4•Noviembre•1492

Hay discrepancias en el Concejo, en torno a las ordenanzas de ganados. Se acuerda vender las yerbas y protestan algunos, en su nombre y en el de otros ganaderos de la villa. A los forasteros que vienen a contratar hierbas en Tafalla se les debe someter a presiones, porque el Concejo acuerda sancionar al vecino “que fablare contra el bien común de la villa”. La yerbas fueron alquiladas a ciertos roncaleses y se vedó para ellos un enorme terreno entre el camino Larraga hasta las mugas con Miranda. Cuatro ganaderos, Martín d´Orty, Charles de Navaz, Andrés de Yssaba y Gracián d´Ualde no aceptaban dicho vedado, y se les advirtió que no consentiría que por culpa de ellos perdiera la villa la venta de sus yerbas. A Charles de Navaz, además, le dijeron que callase porque no vivía en la villa.

El Concejo manda ejecutar por valor de veinte libras carlines a Martín de Mencos porque “su molinero ha derribado muchas veces la labandera”. Se concede licencia a los judíos “a suplicación dellos, que puedan echar y traer cabras en la cabrería, cada uno ata número de dos o tres cabras”. Pero en el futuro no podían alegar costumbre o privilegio. El Concejo acuerda señalar una pensión de treinta libras carlines, de los bienes comunales, para Maestre Enda (o Genda), “físico judío de Calatayud (...) porque quede en esta villa y faga residencia, porque segunt fama es muy ffamado mediquo en medicina y está el tiempo peligroso en dolencias”. Se ordena pregonar “en la juderya que ningun judio sea osado yr por ubas a sus viñas sino hun día en cada una semana”. Debían hacerlo en viernes y en compañía de un bayle o guarda de campo, “so pena de diez groses por cada vegada”.

Una vez instalado el nuevo médico, el físico judío maestre Enda, se queja del estado deplorable de la medicina local, y a propuesta suya se acuerda poner una “botica de apotecaria, medicina, drogas y otras cosas (ya que) ay algunos dolientes en la villa de los quoales no puede ffacer verdadera cura, por quoanto no ay en la villa ningunas medecinas, y allende del daño, la grande verguenza que la villa recibe por la falta de no aber un apotecario en ella”. Fue la primera farmacia.

La Cambra concejal de la villa aprueba la ordenanza para vender la caza. En lo sucesivo nadie puede vender ni comprar perdiz ni conejo sino a los precios indicados: el conejo a cinco blancas y el gazapo a un gros, todo el año. La perdiz a gros hasta el día de todos santos y a cinco blancas de este día “en adelante, ata carnes tultas”, carnaval. Los concejantes son conscientes que con esta

Se prohibe acoger gente que venga de Tudela, por haber allí peste, y ordenan “que sean cerradas las puertas de la villa todas, exceptuadas dos, y en aquellas puestas dos goardas que no dexen entrar a ninguno”. El mismo día se acuerda convocar un auzalan para acarrear piedra para la calzada de Santa María de Misericordia, “dándoles de comer los frayles”.

667.

2•Septiembre•1492

668.

16•Septiembre•1492

1 7 0

S I G L O

X V


H

672.

I

S

T

O

R

I

A

D

10•Noviembre•1492

E

T

A

F

A

-

Acuerdan ejecutar a Johan de Amburz por valor de quince libras carlines. Cuando lo llamaron a la junta de Veintena “a sono de campana segunt costumbre”, había injuriado a los jurados, diciéndoles “Andad allá con vuestra cambra de burlas”. Le condenaron a pagar un yantar al Concejo, en el que, bien comidos y a los postres, no faltaría alguna burla a costa de Amburz.

673.

12•Diciembre•1492

674.

1•Enero•1493

zada; tenía que regar por fila, según costumbre “y no sea osado ninguno de le cortar el agoa al reguero, so pena de diez libras carlines”.

Johan Nabarro viene a vivir a Tafalla. Este mismo día Christobal Ruyz de Mendieta, el vecino perseguido y embargado por estar casado a la vez con tres mujeres, le dijo: “¿Y en esta villa queréis vivir? ¿Mientras ellos andan, en especial el preboste, diciendo e inquiriendo quién sois vos, diciendo si sois cristiano, judío, marrano o moro...?” De seguido, Johan Nabarro se presentó en la Cambra a preguntar si por ese concepto se le tenía. Le contestaron que no, que le tenían en buena consideración y que lo podía comprobar si se quedaba a vivir...

19•Enero•1493

678.

20•Enero•1493

Le arriendan la alcabala a Juan de Amburz por 330 libras. En el condicionado dicen que si hay algún judío que quiera dar más se le de, y que la diferencia “sea para la obra de la Cruz de piedra que se faze en las eras”. ¿Tenemos aquí la fecha

6•Enero•1493

X V

677.

Se anuncia la visita de la Reyna a la villa. El alcalde y jurados dan la orden de adornar “el paso que está delante de la puente yendo a la presa, que sea honra de la villa”.

Petron de Azagra es nombrado “reguero de los quiñones”. Se le daba una blanca por cada arinS I G L O

12•Enero•1493

Se publica la “Ordenanza de no andar con armas”, y se pone el toque de queda. Nadie sea osado andar con espadas, lanzas ni otras armas semejantes después de las siete horas de la noche, “la quoal ora o tiempo será señalada por la campana de Santa María tocando tres o cuatro vadajadas o más”. En el caso de haber algún alboroto, el alcalde, preboste o jurados debían apelar el nombre de la villa y los vecinos debían seguirles, “echado aparte parentesco, amiztad e toda otra razón, ata remediar el dicho aborote.” Del mismo modo, “fue ordenado que ninguno sea osado de echar, por ventana ni otra parte, ninguna suciedad ni aguas sucias, so pena de diez libras carlines”.

Charles de Vergara es nombrado alcalde y jura el cargo, según costumbre. Quedan asignados los jurados del año presente, los jurados del año precedente, el notario, el tesorero, el corretor, los campaneros, los almosneros, los tres que deben tener llave del archivo, bayles, bienveedores, tasadores, regidores, regueros, boyeros, porqueros... La vida sigue igual en la villa, mientras en el mundo se avecinan grandiosos cambios. América acaba de ser descubierta por los europeos. 675.

676.

1 7 1


H

I

S

T

O

R

I

A

D

681.

exacta de realización de uno de los dos cruceros de nuestra ciudad? Al final, el judío Azut Affaqui se quedó la alcabala para dos años. 679.

27•Enero•1493

A

F

A

-

3•Marzo•1493

682.

17•Marzo•1493

683.

21•Marzo•1493

684.

7•Abril•1493

Se mantiene la buena armonía con los de Olite. Dos representantes visitan Tafalla dispuestos a cumplir una sentencia arbitral para hacer de común acuerdo “la Labandera y la Torreta y la presa de Sant Andrés, lo que ata agora jamás lo han querido fazer”. El Concejo da poder al alcalde para hacer convenio con ellos, y se venden las yerbas de la Nava por cuatro años para recabar dineros. La presa de Sant Andrés, o la de los Frailes, se acabó ese año, y aún se limpiaron acequias a expensas comunes entre los dos pueblos. El Concejo acuerda por unanimidad suspender la cena que el alcalde acostumbraba dar en la noche de San Sebastián, “por quanto se faze en ella gasto extarordinario de gran suma”. Y si el alcalde la quisiera dar, la villa solamente pagaría seis libras. Las obras que se están haciendo en la iglesia del Santo están acabando con los fondos, por lo que se autoriza a embargar las joyas del patrono para poder pagarlas. Martín de Aldaz, barbero, es recibido como vecino “y juro” dando cien sueldos al Concejo, según ordenanza, “para reparación de los muros”.

10•Febrero•1493

Se ordena que en lo sucesivo “ningún ganadero, como son dulero, voyero, cabrero e semejantes”, usen perros para guardar el ganado, so pena de cinco groses. Si los ganaderos o sus familiares venden conejos que se sospecha hayan sido “cazados con perro o con ffurón”, en el Monte o en el Plano, deberán jurar dónde los cogieron y si lo hicieron en el monte, pagarán pena. 1 7 2

T

Hay quejas contra aquellos que tras ser nombrados para los oficios, se resisten a ejercerlos. Para lo sucesivo se acuerda que deben hacerlo obligatoriamente, “so pena de pagar diez tarjas por los de vedor, taxador o almosnero”. Había un veedor para cada oficio: pelaires, zapateros, herreros, texedores, cordeleros, sastres, cereros...

Los vecinos tienen derecho a roturar la tierra comunal que deseen. Sin embargo Ximeno de Estella y Johan de Equiza son sólo habitantes, no vecinos, y han roto tierra concejal para plantar un majuelo, contrariando la ordenanza antigua. No obstante el Concejo considera que Ximeno “es buen mozo del quoal receuimos mucho servicio, assy en el officio de cubero como en otras cosillas”, y le conceden la gracia del dicho pedazo concejal. De esta forma, por la simple roturación de los terrenos comunales hasta entonces habían sido sólo pastos, caza o leña, se fue extendiendo la propiedad agrícola privada.

680.

E

El Concejo se entera de que “el señor Marichal es algunamente necesitado de vituallas”. Viendo su extremada necesidad y en vista de que en tiempos pasados favoreció a Tafalla suplicando al gobernador y a los Tres Estados “lo de la pressidencia para esta villa”, acuerdan •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

por unanimidad socorrerle con diez carneros, veinte robos de trigo y cuarenta robos de cebada, una carga de vino blanco y otra de tinto. Y mandan decirle que “reciba más la voluntad desta villa que la poquedat que se da”. En todo momento, los tafalleses dejan claras sus simpatías agramontesas. 685.

T

A

F

A

-

tillo”. A los judíos que están abajo de la villa cosiendo se les dice que no bajen más, porque “mueren reciamente entre ellos de pestilencia (...) y que Dabit Jaco Morena y Abrahan Arraem se encierren en la judería arriba y cierren la puertas dentra los cristianos y ninguno baxe”. De lo dicho parece deducirse que la aljama se encontraba en la zona alta, al nordeste del recinto urbano, próximo a Pancartillo. Constituía un núcleo separado de la parroquia de San Pedro. Este año el puesto de alcabalero de la villa se le encargó a Açac Alffaqui, judío.

20•Abril•1493

“Fue hecha relación de cómo el Conde de Lerín es venido de Castilla y ha traydo mucha gente castellana, assi de caballo como de pie”. Acuerdan, unánimes y conformes, que hasta saber en qué dará esa gente se aderecen las torres de los portales “y que se pongan en ellas velas y roldas”. Al enemigo castellanobeaumontés, ni agua. La villa da poder al alcalde para acudir a la reunión de las Cortes que se celebrará en San Juan de Pie de Puerto, en la Baja Navarra, y le dan doce groses de pensión al día. 686.

E

689.

4•Agosto•1493

690.

8•Septiembre•1493

691.

14•Septiembre•1493

692.

23•Octubre•1493

Se prohibe que los niños traigan uvas de las viñas, ni del amo ni ajenas. También se prohibe que los perros anden libremente, por el daño que causan en las viñas, debiendo llevar colgado o cencerro o gancho.

15•Mayo•1493

No baja agua por la cárcaba, y se concede licencia a los zapateros y pellejeros para que remojen los cueros “en el poço de vaxo de los ffalçes” (sauces).

Se nombra el boyero para un año, encargándose de todo el padul de los bueyes, debiéndole pagar diez cuarteles por cada junta. Sobre la Cruz y los Evangelios, juró cumplir el oficio. En el arriendo de la carnicería se prohibe al carnicero matar ni vender carnero de Ultrapuertos, ni carne doliente “ni de la juderya”. El Concejo aprueba una “Ordenanza de Regueros” y nombran tres vecinos para que se rieguen por fila las heredades, y para evitar los escándalos que hay cada día entre los vecinos de la villa, “en especial entre las mujeres”

Hay algunos vecinos “que no ffazen sino romper tierra concejal y vender aquella los foranos circun becinos, de manera que a la villa se le ffaze grande daño”. Desde entonces se prohibe vender heredades a forasteros sin consulta y licencia del Concejo. En el mismo bazarre queda prohibido, de día y de noche, “echar vacinadas ni otras suziedades en las carreras ni calliatos reales, ni los tenderos agoas de pescado ni semejantes suziedades so pena de V sueldos carlines”.

Se declara la peste en la judería o aljama de Tafalla. La Cambra ordenó que “se cierren en la juderya arriba y cierren las puertas del lado de los cristianos... y si quieren ir a por agua que vayan por el Portal de Pueyo por parte de Parcar-

El Concejo recibe y acepta a Charles de Erviti como preboste y bayle de los judíos de la villa, en sustitución de su padre. Hizo juramento sobre Cruz y Santos Evangelios de administrar y regir bien el oficio.

687.

16•Junio•1493

688.

29•Junio•1493

S I G L O

X V

1 7 3


H

693.

I

S

T

O

R

I

A

D

27•Octubre•1493

21•Noviembre•1493

695.

1•Diciembre•1493

696.

29•Diciembre•1493

697.

12•Enero•1494

A

F

A

-

698.

14•Enero•1494

699.

27•Enero•1494

La reina Catalina, esposa de Juan de Albret, entra por primera vez en Tafalla “e sallieron los alcalde, jurados e otros muchos hombres de bien de la dicha villa a la recibir con un pallio de brocado con las tres cruces e los clérigos e con trompetas e tanbores y otros instrumentos muchos, e juró la Reyna todos los priuelegios et liuertades, gracias, franquicias, tantos quanto la villa tiene...” Era alcalde Charles de Navaz. En 1744 se publicó un libro en Amsterdam, Anecdotes de la Cour de Don Jean, Roi de Navarre, escrito en el siglo XV por un autor anónimo, en el que se cuentan los entretenimientos del rey Don Juan en la corte tafallesa. Dedicado a los bailes, torneos y mascaradas mientras dejaba a su suegra, la Condesa de Foix, el cuidado de gobernar. Una de aquellas noches, “don Juan hizo quemar un fuego de artificio sobre un gran canal que recibía en parte las aguas del Zidacos. Infinidad de barquichuelos ocupados por los invitados bogaban por el río. Los actores de esta galante fiesta habían adoptado como disfraz la personificación de una divinidad, de alguna ninfa del mar o de las aguas. También en la orilla del castillo los señores principales de la Corte tenían magníficas tiendas, algunas sólo comparables en belleza a la del Rey, destinadas a las damas”. La fantasía del autor le hizo confundir la villa del Zidacos, sin agua apenas para beber, con Venecia.

Se prohibe terminantemente, so penas de multas y pérdida de género, que “ningún vecino, extranjero ni habitante venda trigo, farina, ordio y cebada, hasta el próximo mes de enero, para que los reyes hallen provisión en la villa en el caso de que vengan”. El Mariscal de Navarra y la villa de Viana piden socorros para la guerra contra los castellanos y el Conde de Lerín. Siempre dispuesta la villa para este menester, se acuerda por unanimidad enviar hombres a expensas de la villa. El vecino Pascoal de Sabayça dice por la calle que “los jurados procuraban e suplicaban al Rey que la villa tornase a ser pechera, quomo ante hera”. En público Concejo se quejaron los aludidos, y se abrió una investigación que acabó condenando al citado Sabayça a pedir público perdón y a devolver la honra a los jurados, como se hizo. Domingo. Después de diez años de espera a causa de las tensiones entre las parcialidades navarras, Juan de Albret y Catalina juran los Fueros y son proclamados reyes de Navarra. De la villa de Tafalla acudió una representación, vestidos “con el vestuaryo como han usado en tal tiempo ataqui”. Mientras, los beaumonteses que apoya Fernando el Católico continúan sus tropelías. Los secuaces del Conde de Lerín recorren la Merindad, atacan Artaxona y ocupan Olite por sorpresa. De Artaxona se llevaron al alcalde, rejidores y hasta cuarenta vecinos presos a Larraga. Poco pueden hacer los navarros ante una tropa 1 7 4

T

de más de mil hombres, y con artillería, adiestrada en Italia y Rosellón, “fuerza que nunca los reyes de Navarra conseguirían igualar”.

El Concejo mantiene pleito con los de Miranda por causa de la facería y de una sentencia. Son nombrados árbitros para solucionarlo. La facería con Miranda aún durará más de cuatro siglos. 694.

E

El Concejo acuerda que los clérigos que tienen ganados pastando en el término deben de pagar y contribuir en los gastos y trabajos concejales, como el resto de los vecinos. Y si no lo quieren hacer que “les echen su ganado fuera del término o les carnereen cada día”. En lenguaje de la época, carnerear significaba pasar a cuchillo en el acto al ganado que pastaba en lo ajeno. •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

T

A

F

A

-

Calle Olmo.

700.

5•Febrero•1494

701.

15•Febrero•1494

702.

27•Febrero•1494

ras “estaban cunchadas -del vascuence kutzatu, infecto- de difuntos nuevamente finados”, que tiene sitio en el cementerio de fuera y que no quieren hacer excepciones porque todo el mundo pediría lo mismo. Esteban no hizo caso, cogió a su hijo y lo enterró, como se dice, a cencerros tapados. Cuando el Concejo se enteró acordó sancionar al infractor y desenterrar al hijo. Esteban Çurico se presentó ante la Cambra y dijo que podía jurar no saber dónde estaba enterrado y que nunca lo supo. Solicitaba que se dejasen las cosas como estaban y que él renunciaba a hacer ninguna reclamación futura sobre dicha sepultura. Y ante los hechos consumados, acordaron dejar el tema tal cual.

Por la gran saca que se hace de noche y de día, de trigo, de cebada, de ordio y de otras provisiones, se manda que quien venda pan fuera o lo saque tenga una pena de diez libras. Se expulsa de la villa a algunas mujeres adúlteras y de mala vida, entre ellas a Grazia de Sarasa y María de Olloqui. Esteban Çurico, vecino, tiene un hijo muerto y le niegan la sepultura dentro de la iglesia. Dícenle que ya está muy llena, que las sepultuS I G L O

X V

1 7 5


H

I

S

T

O

R

I

A

D

A

F

A

-

705.

15•Agosto•1494

706.

7•Septiembre•1494

707.

8•Septiembre•1494

El bochorno huele a pestilencia. Se prohibe “acoger a ninguno que viniere de Tudela donde mueren, ni aun de otro lugar que murieren...” Se cierran todas las puertas de la villa. exceptuadas dos, en las que los guardas impiden el paso de los forasteros.

17•Abril•1494

Los vecinos de Pitillas sufren las dificultades que les pone Tafalla para el agua del Cidacos. Sólo les dan “por donde antiguamente la solían llevar, que es por Valmayor”, y para evitar los inconvenientes solicitaban que les diesen licencia para que fuera río abajo. 704.

T

sen fuerza a mujeres casadas, viudas o vírgenes, sufriesen pena de muerte; la misma pena se aplicaba a los que ocupasen por fuerza las ciudades, villas, lugares y casas fuertes, y a los ladrones, robadores y salteadores de caminos.

En esta época, en la que todavía no están definitivamente fijados los apellidos, éstos suelen hacer referencia a las cualidades personales de sus portadores. Muchos son en euskera. En las actas de ese mismo año, además de Çurico aparecen Charles Belz (el negro), Michelco Motça (el corto); Johan Tanboril; Gorricho (rojillo); Martín Garraça (el agrio)... 703.

E

Charles de Erviti solicita que le den o le vendan un rol de tierra llamado Era de la Abadía. Le fue concedido, porque era comunal y no afectaba a la villa. A cambio, tuvo que reparar un paso concejal debajo de Sant Sebastian Diego Loçano pide al Concejo que le dejen usar como establo la torre del muro que está detrás de su casa, para meter sus bestias, “porque espera que se las echarán de su casa sy el rey biene”. Y así le autorizaron.

19•Junio•1494

Se aprestan cincuenta hombres para acudir a Buñuel, al llamamiento que han hecho los reyes. La villa nombra a los oficiales que deben a su vez escoger a la gente. Al mes siguiente, la Hermandad vuelve a enviar veinte hombres a Huarte del valle Arakil. La Hermandad sigue siendo la fuerza pública del Reyno, repartida en hombres y mantenimiento por todos los pueblos. En febrero de este año las Cortes de Olite habían establecido las penas a castigar por la Hermandad: a los que renegasen de Dios y de la Virgen que les clavasen las lenguas en lugar público; que a los que hicie-

Alcalde y jurados sacan de la iglesia, donde se hallaba acogida, a una mujer “por cuanto está excomulgada”. La mujer les había dicho en

Restos de antiguos cementerios tafalleses, hoy día en la casa de Cultura.

1 7 6

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

712.

público que la sacaban por su capricho, sin voluntad del pueblo, y el Concejo “todos hun animes dixieron que este caso era de toda la villa, y assy lo tomaban por suyo”. 708.

Continúa la inestabilidad. La Cambra manda poner en ejecución la ordenanza que obliga a todos los vecinos “a acudir a los oficios quando algún rebato se rebolviere en la villa”. Al parecer, el día anterior sonó la campana a rebato, y ciertos vecinos fueron remisos al preboste y al alcalde de la Hermandad, que pedían gentes y armas.

713.

10•Septiembre•1494

14•Octubre•1494

711.

18•Octubre•1494

A

F

A

19•Octubre•1494

3•Noviembre•1494

Arca de los Teruelos.

Se acuerda socorrer a los veinticinco hombres de la villa que están con el rey y a los que en lo sucesivo vayan a ir, con “medio quoarterón de vino y XIIII cornados para pan e carne”. Charles de Vergara, alcalde del año anterior, entrega las llaves del archivo al alcalde actual, Charles de Navaz. Se nombran varios vecinos para visitar el archivo y ver su contenido: el armario de Santa María, donde la villa guarda sus privilegios y escrituras, y el arca con la bolsa de teruelos para la extracción de los oficios de la República. S I G L O

X V

-

Una nueva carta de los reyes rogando a toda la Merindad que se pongan veinticinco hombres para la defensa de Artaxona por un tiempo de ocho días. Por unanimidad fue acordado hacerlo, “por el bien universal que a todo el Regno cabrá, en especial a esta Merindat”. En la misma Cambra se informó que el señor de Lancier, capitán general, se quejaba de la villa porque al llegar con las tropas leales, los tafalleses habían subido todas las vituallas. Por unanimidad el Concejo acordó fijar los precios: el pan no se podría vender más caro que “a cuatro tarjas por gros, que lo mase quien quiere; el vino tinto a seis groses carapito y el blanco a medio florín

Los Reyes escriben una carta en la que comunican que en la villa de Viana el Conde de Lerín tiene sitiados algunos escuderos en una iglesia. Ordenaban que se cerrasen todas las puertas de los muros, salvo dos, y que se pusieran guardas, y que si el infante don Jaime venía que no le dejasen entrar. El Concejo acordó además traer una carga de lanzas y alguna cantidad de pasadores (saetas o flechas para ballestas) a espensas de la villa, para repartir entre los que no tuvieren armas. Unos días más tarde acordaron tomar “diez o doce caffices de trigo para inviar pobission a la gente que está con el Rey”. Tafalla no escatimó nunca esfuerzos en la guerra contra los invasores. 710.

T

Por fin, la Cambra expulsa de la villa a Christobal Ruyz de Mendieta y a su esposa María Sanchiz de Oñaty, porque “siguen viviendo en público adulterio”. Durante dos años han sido perseguidos sañudamente y condenados como castigo a pagar las obras de la presa de los frailes o San Andrés. Y lo que es peor, a vivir separados. Chistobal, el hombre casado con tres mujeres a un tiempo, dio mucho que hablar aquellos años.

9•Septiembre•1494

709.

E

1 7 7


H

I

S

T

O

R

I

A

D

de moneda y la cebada a tres groses robo”. Son tiempos tormentosos y hay que sujetar a los especuladores. 714.

9•Noviembre•1494

715.

12•Noviembre•1494

A

F

A

-

717.

21•Noviembre•1494

718.

26•Diciembre•1494

719.

29•Diciembre•1494

Este día se esperaba la vista de los reyes a la villa. Se prohibe “so pena de diez libras y pérdida del género, sacar trigo, farina, ordio y cebada” para que no falten provisiones cuando vengan los reyes. Unos días más tarde se prohíbe traer leña de árboles, cepas, sarmientos, estacas, cerraduras ni artos”.

A pesar de todas las precauciones, los hombres del Conde de Lerín se llevan ovejas y ganados de los campos. Se acuerdan nuevas medidas para poner “velas, roldas, atalayas, escuchas, goardas de puertas y goardas de torres, barreras, pasos” y otras cosas necesarias para la defensa de la villa. En el mismo Concejo se lee una carta “de los Reyes nuestros señores” en la que piden que la villa envíe un personaje con poder bastante para hablar de las negociaciones que se están llevando a cabo con el enemigo en Los Arcos. Son comisionados Charles de Vergara y Gracián de Hualde.

Anton de Aoiz tiene arrendadas las hierbas de la villa pero no puede gozarlas por causa de la guerra. Además había prestado los dineros para los vestidos del día de la llegada de los reyes. Para que no salga tan perdedor, le conceden el goce de las hierbas a su voluntad.

19•Noviembre•1494

Plegados en Concejo, “suplicó el alcayde que le fuessen dados para la goarda del castillo X hombres por quanto está muy faltoso de goarda y el tiempo está muy revuelto”. La villa acepta darlos, con la condición de que luego no alegase posesión ni costumbre. Estos diez hombres son también utilizados “para atalayar en el campo”. Seguidamente acordaron enviar a Ferrán Gil de Arellano a pedir a los Reyes “nos den alguna gente de goarnición, porque carga gente castellana en Larraga”. La villa sufre un estrecho cerco; los rebaños que pastan al otro lado del río han sido traídos a la villa y el Concejo autoriza a los 1 7 8

T

pastores que traigan, cruzando las viñas, a las ovejas parideras que quedan, “hasta que no venga alguna tregoa o seguridat”. Se le impone una multa de diez libras al judío Vidal porque “ha entrado esta noche por el Portal de Pueyo ocho açaguanes de vino de fuera”. Durante siglos va a estar severamente prohibido importar vino y esta protección tafallesa está incluída, como antigua, en el Fuero navarro: “Según fuero antiguo, ningún hombre de fuera o extrangero no puede llevar vino a Estella, ni a Olite, ni a Monreal, ni a Puente de la Reina ni a Taffaylla para embasar o vender a aquestos lugares. Y en caso que llevaren deben perder el vino”.

El Concejo adopta nuevas medidas de guerra dado que merodea el Conde de Lerín, con mucha gente armada de Castilla. Es un acuerdo parco, tajante, que rezuma urgencia: ordenan poner “ocho velas en el muro” y cuatro escuchas por fuera de la villa para la noche, y dos vigías más en la torre de Santa María. Asímismo fue ordenado que fuesen rotos todos los pasos del Cidacos, comenzando del Pueyo hasta Olite, para que no pasase ganado por ellos.

716.

E

El Concejo ordena poner escuchas secretas y públicas en las partes más necesarias y algunas atalayas. Piden al alcayde del Castillo que ponga atalaya en la torre del mismo, “que la villa la pagará como es ussado y acostumbrado”. Unos días antes, el Concejo había ordenado a los diez hombres que había dado para la guarda y vela del castillo, que estaban obligados “a atalayar en el camino como los demás vecinos pues no contrybuyen en otras servidumbres como son escubrir, goardad puertas y otras cosas”. •

S I G L O

X V


H

720.

I

S

T

O

R

I

A

D

Marzo•1495

14•Enero•1496

722.

15•Octubre•1496

723.

17•Marzo•1497

Los reyes Juan y Catalina mandan cumplir la bula de donación de la Iglesia de San Sebastián a los frailes, porque la reina Leonor, su abuela, está sepultada en la iglesia y la estrechura e pobreza de esa iglesia es tal que “no es más que huna hermita”.

724.

Hay escasez de trigo en la villa. El rey Juan de Albret ordena que se haga pesquisa en las casas y después de dejar a cada familia lo necesario, se X V

A

F

A

-

1498

Pleito entre los vecinos de Tafalla, que riegan en la Nava, con los de Olite, que riegan en la Serna. El rey nombra comisarios y éstos deciden que el agua que viene de Tafallamendi se parta en dos filas, y en tomando para la Serna la que hubiere menester, quede la restante para la Nava, por ser aquel término mayor. Y no habiendo agua más que para una fila, no se parta en dos, sino que la den a días: tres días con sus noches para la Serna y dos para la Nava. Annio de Viterbo, dominico italiano de la orden de predicadores, publica este año una colección de dieciocho textos que decía encontrados por un miembro de la orden en Armenia, con fragmentos de escritores antiguos como Jenofonte, Anetón, Filón... Entre ellos publica una crónica que atribuye a Beroso, historiador de hacia el año doscientos antes de Cristo, que afirma que Túbal fundó Tafalla, y que este nombre es una corrupción de Tubala. El Príncipe de Viana bebió también

Carlos de Garro arcediano de la cambra, clero, alcalde, jurado y universidad de la villa exponen que desde antiguo hay en la iglesia veinticuatro beneficiados y los ingresos resultan insuficientes. Acuerdan que no sean provistas las vacantes hasta que el número pase de veinticuatro a dieciséis. La sobreabundancia de bocas que alimentar siempre fue un problema para el clero y una carga para los seglares. Siglos más tarde, una copla seguía recordando esas necesidades: Cada vez que se muere un fraile canta así la comunidad: ya tenemos un fraile menos ya tenemos un plato más

S I G L O

T

venda lo demás a los menesterosos a precio de la tasa, que era diez groses el robo. Este año, a petición de la villa, los reyes Juan y Catalina acceden a convertir el preboste en Justicia “para mayor condecoración de la villa”. Designan a Charles de Erbiti para tal puesto de forma vitalicia. Elegido por el rey, el Justicia debe ser de Tafalla y se le asignan las penas que debe aplicar. Debe vigilar los pesos y medidas; imponer sesenta sueldos de multa al que diga a otro traidor, “y si confesare que lo dijo con ira sólo seis sueldos”. Para su remuneración, se le asigna al Justicia y sus ayudantes una pieza de cada carga de basijas de barro; una horca de cada carga de cebollas; medio almud de cada robo de legumbre; un almud de cada carga de castañas; media libra de cada carga de pescado; un par de palomas de cada carga de palomas; media docena de cada carga de sardinas frescas o saladas; y de higos, pasas, limones y avellanas “tome lo razonable”. Debe exceptuar a las personas de la villa y también los días de feria o mercado, por ser francos.

En Madrid hay acuerdo entre Navarra y Castilla. Por el mismo, el rey Católico se compromete a desterrar de Navarra al Conde de Lerín, promotor de tanto disturbio y a retirar de Olite la guarnición castellana que ocupa la villa. A la sazón Olite se encuentra saqueado, las principales casas quemadas y un grupo de vecinos encerrados en una profunda mazmorra llamada “la ciega”, a la espera que sus familias paguen rescate por ellos. El acuerdo de Madrid es humillante para Navarra, pues los castellanos se quedan con varias plazas estratégicas, entre ellas las de Larraga, Berbinzana, Santacara... El cerco a la independencia de Navarra se va estrechando, y los desmanes de Olite son un mal augurio. 721.

E

1 7 9


H

I

S

T

O

R

I

A

D

7•Octubre•1498

726.

25•Febrero•1499

Don Pedro de Navarra, séptimo Mariscal del Reyno y cuarto de su linaje, se casa con Doña Mayor de la Cueva, hija del Duque de Alburquerque. Parece que tras la boda se trasladaron a vivir a su casa palacio de Tafalla. Dicen que el mismo día de la boda, nació en esa casa Francisco de Navarra, al parecer hijo bastardo, o borte, de don Pedro con otra mujer, hija de Miguel Hualde de Tafalla. Francisco de Navarra y Hualde, posterior obispo, se convertirá en unos de los navarros más relevantes del siglo XVI. Tras una visita a la villa, los reyes Juan de Labrit y Catalina intervienen de forma defini-

A

F

A

-

727.

5•Mayo•1499

728.

27•Julio•1499

Dadas las continuas agresiones a Navarra por parte de los castellanos que apoyan los desmanes de los beaumonteses, los reyes envían dos monjes franciscanos como embajadores. Uno de los monjes era Juan de Erro, guardián del convento de Tafalla. Los frailes estaban en deuda después de la generosa sentencia del convento tafallés y, tal vez, los soberanos navarros pensaron que se esmerarían en el encargo. Los emisarios solicitaron a Fernando la restitución de varias villas, entre ellas Larraga. No consiguieron nada del rey Católico.

Palacio de los Mariscales de Navarra.

1 8 0

T

tiva en el pleito de San Sebastián. En un santiamén destrozan las aspiraciones de los vecinos largamente defendidas, y les arrebatan la inestimable imagen del Patrono de la villa. Los reyes dicen que han visto la poca disposición, estrechura y pobreza de la iglesia de Santa María de Misericordia, donde está enterrada su abuela la reina Leonor, “que no es más que una ermita”. Y atendiendo a la famosa bula papal, que tanta oposición tuvo entre el clero, alcaldes, jurados y universidad de la villa, ordenan que sea trasladado a San Sebastián el cuerpo de la reina Leonor, al tiempo que mandan tomar dicha iglesia a mano real, con sus hornamentos, cruces, cálices de plata y joyas. Puesto en inventario, todo debía ser entregado a los franciscanos. A partir de este momento la fundación de Doña Leonor se llamará Real Convento de San Sebastián y los tafalleses lucharán denodadamente durante tres siglos con los franciscanos por la propiedad, uso y disfrute de la imagen, reliquias y alhajas del santo patrono.

de parecidas fuentes, y afirmaba que “Tubal, quinto hijo de Jafet, pobló Tudela, Tafalla y Osca”. Los historiadores posteriores, como Ocampo o Garibay, aceptan esta afirmación, y el mito se extiende. A finales del siglo XVI la versión empieza a ser desechada por otros historiadores, como el padre Mariana o Moret, que afirman que la crónica a la que se refiere Annio de Viterbo es totalmente falsa. Sin embargo, el mito ha arraigado, y cuestionado o no, llegará hasta nuestros días. 725.

E

Desde Roma, Alejandro VI envía una bula aceptando lo acordado en la villa sobre reducir de veinticuatro a dieciséis el número de beneficiados. El Papa pidió al prior de la Catedral que guardase al cabildo de Tafalla sus prerrogativas. •

S I G L O

X V


H

I

S

T

O

R

I

A

D

E

Siglo XVI •

T

A

F

A

1 8 1

-

Profile for Juanjo Marco de Carlos

Leer fragmento  

Leer fragmento  

Advertisement