Page 1


NDACJÓN ANL:Lü RRIANü


BIBLIOTECA

eUNDACIÓN JUANcLO TURRIANO


~

~

~

ILDEFONSO SANCHEZ del RIO PISON

el ingenio de un legado

eUNDACIÓN JUANaü TURRIANü


eUNDACJÓN JUANbLü TURRIANü


ILDEFONSO SÁNCHEZ del RÍO PISÓN

el ingenio de un legado

ED ITADO POR PEPA CASS I NELLO Y BERNARDO REVUELTA POL MADRID 2011

FUNDACIÓN JUANELO TURR!ANO

FUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIANü


FUNDACIÓN JUANELO T URRIANO

PATRONATO

V ICTOR IANO MUÑOZ CAVA

Pres idente JAV IER GO ICO LEA ZALA

Vicepresidente PEDRO NAVASCUÉS PA LAC IO

Secreta ri o JOSÉ MAR ÍA AGU I RRE GONZÁLEZ JOSÉ CA LAVERA RUIZ DAV ID FERNÁNDEZ-ORDÓÑEZ HERNÁNDEZ JOSÉ MANUEL SÁ NCHEZ RON

Voca les FRANCISCO VIGUERAS GONZÁLEZ

Presidente de Honor BERNARDO REVUELTA POL

Director Gerente

rUNDACIÓN JUANbLO TURRIANO


EXPOS IC IÓN

PUB LI CACIÓ N

Organiza

Direcc ión

FUNDACIÓN JUANELO TURR IANO

PEPA CASS INELLO Y BERNARDO REVUE LTA POL

Co labora

Textos

COLEG IO DE INGEN I EROS DE CAM INOS, CANA LE S Y PUERTOS

URBANO ARREGU I, JOSÉ CALAVERA, PEPA CASSINELLO, ENR IQUE GONZÁLEZ VA LLE, JAV IER MANTEROLA, BERNARDO REVUELTA POL, FERNANDO SÁENZ RIDRUEJO, FRANCISCO JAVIER SÁNC H EZ DEL RÍO, JOSÉ ANTON IO TORROJA

Comisarios PEPA CASS I NE LL O Y BERNARDO REVUELTA POL

Asesores JOSÉ CALAVERA, ROSA RI O MARTÍNEZ VÁZQUEZ DE PARGA, FERNAN D O SÁENZ RI DRUEJO, JOSÉ ANTON IO TO RROJA

Diseño y dirección del montaj e

Traducción MARGARET CLARK

Di se ño y producción editorial ED ICIONES DE L UMBRAL

PEPA CASS I NE LL O Y BERNARDO REVUELTA POL

Impresión Docum enta ción

BRIZZO LI S

LU IS H ERNÁNDEZ COBOS BEGOÑA SÁNC HE Z-APA RI CIO GARCÍA

En cuadern ac ión RAMOS

Montaje A LCOAR TE O de la edición, Fundación Juanelo Turriano

Maquetas

() de los textos, sus autores O de las imágenes, sus autores

HCH MODEL, JORGE QUE IP O ISBN: 976 -84-937754-1-4 D.L.: M-35513-2011

Las imágenes del libro que no l levan autoría específica han sido facilitadas por los autores, o pertenecen al Archivo Sanchez del

Río. Los editores han realizado todos los esfuerzos posibles por conocer a los propietarios de los derechos de todas las imágenes y por obtener los permisos de reproducción necesarios. Si se ha producido inadvertidamente alguna omisión, el propietario de los derechos puede dirigirse al editor.

füNDACIÓN JUANELO TURR IANü


PUNDACIÓN JUAN~LO

TURRIAl\O


La ed ic ió n d e es te l ib ro y la pro d uc c ió n d e la ex posic ió n a la qu e aco mpaña, hub ieran sid o mu c ho m ás labo riosas d e no h aber co ntad o co n la ay ud a am abl e y d es i nteresa d a de las p erson as e in sti tuc ion es qu e ab aj o se relac ion an. Lo s co mi sa ri os y la Fu nd ació n Ju anelo Turr ri ano ex presa n a to d os ell os su m ás c ordi al agrad ec imi en to.

ASOC IAC IÓN DE INGEN IEROS DE CAM INOS

IGNAC IO ARANGO

ARCH IVO DE LA ETS ICCP

RAFAE L ASTUDI LL O

ARCH IVO H ISTÓR ICO PROVINCIAL DE AS T URIAS

V IRTUDES AZORÍN

AYUN TAM IENTO DE H ARO

JUAN ANTON IO BECERRIL

AYUNTAM IENTO DE OVIEDO

JESÚS BENITO

AYUN TAM IEN TO DE POLA DE SIERO

DAN IEL BRATOS

AYUNTAM I EN TO DE SA LAS

ANDRÉS CIMADEV ILA

BIBLI OTECA DE LA ETSICCP

MANUEL DE D IEGO

REV ISTA CEMENTO Y H ORM IGÓN

RICAR D O DONÉZAR

CENTRO DE ESTUDIOS Y EXPER IMEN TAC IÓN DE OBRAS PÚBLICAS (CEDEX )

ÁNGEL ESTEBAN

INSTIT UTO DE CIENC IAS DE LA CONSTRUCC IÓN EDUARDO TORRO JA OFICINA ESPAÑOLA DE PATENTES Y MARCAS REVISTA DE OBRAS PÚBLICAS

CARMEN FERNÁNDEZ CUESTA ISABEL GARC ÍA JONATHAN GIL ARMANDO GRA

1DE

JESÚS GRANERO PABLO LI NÉS MAR ISA MARCO LORENZO MARTÍNEZ MARIANO NAVAS JOSÉ AN TON IO NOVAL FRANC ISCO OBESO XOSÉ PANDO LU IS PEÑA LVER CONCEPC IÓN PINTADO JORGE QUE I PO DOLORES ROMERO SON IA ROSALES EDELM IRO RÚA MERCEDES SÁNC H EZ Á NGEL SANCHÍS MARGARITA SANZ JOSÉ MARÍA TORRES

rUNDACIÓN JUANELO TURR IANO


La expos ició n lldefonso Sánchez del Río Pisón. El ingenio de un lega do y el libro que a modo de catálogo se publi ca simultáneamente suponen para la Fundación Ju anelo Turri ano la rea l ización de un viejo y querid o proyecto. Muchos de los más ilustres ingenieros del pasado siglo han sido objeto de expos iciones monográficas, como las dedicadas a Ribera, Fernández Casado, lribarren o Torroja, entre otras. La creativa personalidad de lldefonso Sá nchez del Río, la or igin alidad de su obra, no suficientemente co noc ida, le hacía in discutible merecedor de este homenaje, que serv irá para recordar, estudi ar y di vul ga r su lega do.

Por estos motivos hace ya algun os años que desde esta Fundación, su gerente Jav ier Goicolea e Ignacio Gonzá lez Tascón, un referente para la Hi stori a de la Ingeniería en España, pusieron en marcha esta idea, que por un a seri e de circu nsta ncias no se pudo en aquell os momentos ll eva r a buen fin, quedando como una labor pendiente, pero no olvidada. José Ca lavera y Fern ando Sáenz Ridruejo, desde el Patronato y Comisión Aseso ra de la Fund ación, se enca rgaron de mantener vivo el in terés por este proyecto. Ya desde un principio se había contado con la entusiasta co laboración de la fa mili a del insigne ingen iero, y en particul ar de su sobrin o Javier Sánchez del Río, quedando depositado en la Biblioteca de la Fu ndación Ju anelo Turri ano un importante archi vo documental cuya disponibilidad ha resultado decis iva para la cu lm inación de este trabajo. Archivo que ha sid o ca taloga do y digitali zado para fac ilitar su co nsulta y es tudio a todas aq uell as personas interesadas.

En 2009 la Fundación Ju anelo Turri ano y la Universidad Poli técn ica de Madrid organi za ron conjuntamente la exposición Félix Candela. La conquista

de la esbeltez, que fue in augu rada en 201O en el Centro Conde Duque de Madrid, v iaja ndo luego a Berlín y Múnich. El éxito obteni do hizo patente la opo rtunidad de acometer la exposic ión sobre Sá nchez del Río y realizarla por los mismos au tores de la mu estra sobre el arquitecto madril eño. El Colegio de Ingen ieros de Cam in os, Ca nales y Puertos facili tó el uso de los loca les de su sede ce ntral en Madrid, en el marco de la fructífera colaborac ión entre ambas in stitu ciones, quedando así expedito el ca min o para la materiali zac ión de esta idea.

La Fun·dación Ju anelo Turria no presenta este libro y expos ició n, dirigi dos a un públi co general pero especial mente a todos los interesados por la hi stori a ele la tecnología, la ingeniería y la arqu itectura en la España del siglo XX, espera ndo que ell o permita un mejor co nocimiento y mayor estim a ele un patrimonio que no por más reciente es menos val ioso y digno de protección.

FUNDACIÓN JUANELO TURRIANO

rUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


ÍND ICE

15

Ex po si c i ó n homena j e a ll d e fon so Sánc h ez d e l Río Pi só n. El i ng eni o d e un l ega do PEPA CASSINELLO Y BERNARDO REVUELTA POL

51

Breve c r ó n i ca d e un in ge ni e r o boh e mi o BERNARDO REVUELTA POL

93

Las c ubi e r tas d e Sánchez d e l Río e n el co nt ex to internacional d e l a Arq ui tect ur a Moderna PEPA CASSINELLO

151

Sánchez d e l Río , Vi l l a lb a, Martín Gil y otros i n ge ni e ros d e la ge n e rac ión d e l 27 FERNANDO SÁENZ RIDRUEJO

167

El in ge nio d e Sá nch ez d e l Río Pisón JOSÉ CALAVERA

175

l ld efo n so Sá n c h ez d e l Río Pi só n, I n ge n ie ro JAVIER MANTEROLA

183

ll d e fon so Sánc h ez d e l Río , in ge n ie r o pion ero JOSÉ ANTONIO TORROJA

197

Las p at e nt es de forjad os de l ld efo n so Sá n c h ez del Río ENRIQUE GONZÁLEZ VALLE

211

La Pl aza Cubierta d e Pal a d e Si e ro URBANO ARREGU I

225

Lo s Sá n c h ez d e l Río , una fam i li a d e ingen i e ro s FRANCISCO JAVIER SÁNCHEZ DEL RÍO

239

Pub l i cacio n es d e l ld efo n so Sá n c h ez del Río Pisón

240 244

El c ua rt o depósito d e ag uas d e Oviedo 11928 1 ROP Un p a ra g u as d e horm igón armad o e n Oviedo o e l o j o c l í ni co d e l ingeniero

248

El e mp l eo d e a rti c ul ac ion es y rodillos de f ib roceme nt o

1 193 1 J ROP

11 93 & 1 ROP

eUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


' '

! 1

¡

1

Tl

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN 11898-19801

BIOGRAPHIC TIMELINE

1898 1917 1922 1922-1925 1924-1941 1939 1940 1942-1977 1945-1951 1979 1980

Born on 1 May at Haro, La Rioja, Spain Admitted to the Madrid School of Civil Engineering Awarded degree in civil engineering Appointed port engineer, San Esteban de Pravia Appointed municipal engineer, Oviedo Founds Sociedad Industrias Río del Caucho S.A. Founds Dragados y Construcciones S.A. Charters Río-Cerámica ele Alcalá S.A. Appointed Spain's Director General of Roacls Distinguishecl as Favourite Son of Oviedo (27 September) Death on 30 Novcmbcr in Madrid

SELECTED DESIGNS AND WORKS

1924

Design for San Esteban de Pravia Port, in conjunction with García Ovies Design for enlargemenl of the city of Oviedo's water supply

1925 1926 1926-1928 1927-1928 1928-1930 1928-1932 1929

Concrete umbrella for milk stand in Ovieclo Oviedo's third water tank

1930 1930-1931 1930-1932 1931-1932 1932 1934 1935 1940

Oviedo's fourth water tank Design for the "Príncipe ele Asturias" expressway connecting Ovieclo and Gijón Pola de Siero water tank Town planning design for Pola de Siero expansion Bridge over River Narcea at Soto de los Infantes, Asturias Reinforced concrete bridge with a total span of 80 m over River Nalón, Asturias Bridge over River Narcea at Laneo, Asturias lndoor market at Pola de Siero Roof over Buenavista Stadium, Oviedo Water tanks atVillapendi and La Rebollada, Turón-Mieres Design for the Firestone Hispania S.A. plant Helix-shapecl dovecot al Oviedo Design for road connecting Limanes and Tiñana in Pola de Siero District Reinforced concrete bridge over River Navelgas (Ti neo Districl) Reconstruction of a section of the La Belmontina Aquecluct over the River Pigüeña, using fibrecemenl rollers on the bearings Barrel vault manufacturing bays at the Oviedo Arms Factory

16

ILDEf ONSO SÁNCHEZ DFL RÍO PISÓN EL INGENIO DE UN LEGADO

l'UNDACIÓN JUANcLO IURRIAl\ü


Tl

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

l 1898-1980

J

BREVE RESEÑA BIOGRÁFICA

1898 1917 1922 1922-1925 1924-1941 1939 1940 1942-1977 1945-1.951 1979 1980

Nace el día 1º de mayo en Haro, La Rioja, España. Ingresa en la Escuela de Ingen ieros de Cam inos, Canales y Puertos de Madrid Obtiene el título de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Ingen iero del Puerto de San Esteban de Pravia. Ingeniero municipal del Ayuntamiento de Oviedo. Fundación de la Sociedad In dustrias Río del Caucho, S.A. Fundación de la sociedad Dragados y Construcciones, S.A. Constituye la sociedad Río-Cerámica de A lcalá, S.A. Director General de Caminos. Hijo Adoptivo de Oviedo (27 de septiembre). Fallece el 30 de Noviembre en Madrid.

SELECCIÓN DE PROYECTOS Y OBRAS

1924 1925 1926 1926-1928 1927-1928 1928-1930 1928-1932 1929 1930 1930-1931 1930-1932 1931-1932 1932 1934 1935 1940

Proyecto del puerto de San Esteban de Pravia, en co laboración con García Ovies. Proyecto de ampl iación de abastec imiento de aguas de la ciudad de Oviedo. Paraguas de hormigón para puesto de venta de leche en Oviedo. Tercer Depósito de Aguas de Oviedo. IV Depósito de Aguas de Ov iedo. Proyecto de autovía " Príncipe de Asturias", de Oviedo a Gijón. Depósito de agua para Pola de Siero. Redacción del Plan de Ensanche de Pola ele Siero. Puente sobre el río Narcea en Soto de los Infantes, Asturias. Puente de hormigón armado de 80 metros ele lu z sobre el río Nalón, Asturias. Puente sobre el Narcea en Laneo, Asturias. Mercado cubierto de Pola de Siero. Cub ierta del Estad io de Buenavista en Oviedo. Depósitos de agua de Villapencli y La Rebollada, Turón-Mieres. Proyecto de fábr ica para la Firestone Hi span ia, S.A. Palomar helicoidal en Oviedo. Proyecto de carretera de Limanes a Tiñana en el concejo de Pola de Siero . Puente de hormigón armado sobre el río Navelgas (Concejo de Tineo). Reconstrucción tramo del acueducto La Belmontina sobre el río Pigüeña, con aplicación de rodillos de fibrocemento en los apoyos. Naves para fabr icación de cañones de la Fábrica de Armas de Oviedo.

EXPOSICIÓ:'\ MONOGRÁFICA

17

l'Ll:-.ILJACIÓN JUANblü JURRIAl'.ü


1940-1941

1941 1942 1943 1944

1944-1946 1950 1955-1956 1956-1957 1957

Award of the design fo r the West Dyke at Pa lma de Majorca and founding of Dragados y Constru cc iones S.A., w ith Sánchez del Río as founder and member of the board Bay at Oviedo for the manufacture of "Anís de la Asturiana" (loca l ani sette) Reinforced concrete iron ore hoppers for Duro Felguera, a mining company Reconstruction of the Campoamor Theatre at Oviedo. Architects: Enrique R. Bustelo and Francisco Casa ri ego Structural engineering for the Caja Asturiana de Previsión Socia l. Designed by architect Joaquín Vaquero Palac ios in 1934. Damaged during the Spanish Civil War and comp leted in 1942. Pioneering usage of ribbed structura l floors Design for 34-m high cool ing tower for Duro Felguera S.A. Structural engineering for Oviedo's Philharmonic Theatre. Arch itect: Ramón González Villamil Design for industrial bay for "Anís de la Asturiana" at Qu in ta nar de la Orden Structura l engineering for Gran Vía Bu ilding, Madrid. Architect: Germán Álvarez de Sotomayor Hangar-workshop fo r the National Aeronautics Engineering ln stitute, Torrejón de Ardoz, Madrid, w ith Ca rl os Fern ández Casado. Architect: Lui s Cabrera. Assistant engi neers: Ignacio Vivanco and José Manuel Fernández O liva Santo Domingo de la Calzada Bridge at Haro. Engineer: Vicente Roglá Altet Bay with corrugated roof spanni ng 20 metres for PRACESA at Llanera, Astur ias Bays w ith corrugated roofs span ning 20 and 30 metres fo r FEFASA at Mi randa de Ebro, Burgos

1958 1958-1960 1959-1960

Bay with 35-metre span corrugated roof for RÍO-CERÁMICA, Madrid Preliminary design for 40 x 30 m hangar for the Directorate General of Airport, under comm ission from Constructora Hispánica S.A. Study for bay with 28-metre span corrugated vaults for boiler workshop at Oviedo Design for a bay with 20-metre span corrugated roofs for Hijos de Melchor Martínez at Leon Bay with corrugated vaults spanning 25 metres for a fireb rick plant atViella, Asturias Pulp warehouses al Carrión, Palencia and Veguellina, Leon, for Sociedad General Azucarera Española, with corrugated vo ussoir

1961-1975 1971-1972

vaults span ning 35 and 32.5 metres Oviedo Sports Pavi lion. Architects: F. Cavani lles, V. Muñoz Uribe and J. Suárez Shell roofs over livestock market at Pola de Siero

PATENTS 1931 1935 1936 1940

1944 195 1 1952 1954 1956 1958 1961 1967

Letters patent 122178, Letters patent 12471 O, Letters patent 138249, Letters patent 140108, Letters patent 141905, Letters patent 149931, supports

18 March 1931. New procedure far building continuous pumped water piping 11 November 1931. Hydrau/ic shock-absorber and stabilising system far automobiles 30 May 1935. New procedure far building reinfarced concrete floors 07 November 1935 . New procedure far building hollow reinforced concrete floors 8 April 1936 . lmprovements on the object of main letters patent 140108. 11 July 1940. New procedure far timbering mine galleries with specifically shaped reinfarced concrete

Letters patent 146444. 3 October 1940. Specifications far the second supplementary certifica te applied far by lldefanso Sánchez del Río Pisón, Oviedo, far "improvements in the object of main letters patent 140108" Design fo r M unicipal Transil Service, Mieres Letters patent 166304. 30 May 1944. Perfected procedure far building ribbed reinfarced concrete slabs, applicable to al/ manner of floors and vaults Letters patent 196177. 18 January 1951. New perfected procedure far building reinfarced concrete slabs Letters patent 200749. 03 December 1951. New procedure far quick farming to build flat and curved reinfarced concrete slabs Letters patent 203956. 11 june 1952. New procedure far precasting large elements far building structural floors and roofs Letters patent 216670, 23 jul y 1954. New procedure far building reinfarced concrete vaults Letters patent 226097. 14 j anua ry 1956. New procedure far building corrugated reinfarced concrete surfaces Letters Letters Letters Letters

patent 245897 . 11 patent 246268. 29 patent 266782. 21 patent 338282. 21

December 1958. New procedure far building structural floors in 'flats December 1958. New perfected procedure far building structural floors in flats Ap ril 1961. Perfected system far building concrete slabs March 1967. New perfected procedure far building plain and prestressed concrete slabs

16

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PI SÓN . EL INGENIO DE UN L[GADO

l'U:'>ILJACIÓN JUANl!Lü TURRIAl\ü


1940-1941

'

1941 1942 1943 1944

.

1944-1946 195 0 1955- 1956 1956- 1957 1957

•.

1958 1958- 1960 1959- 1960 196 1-1975 1971-1972

Adjudi cación del proyecto para la constru cción del Diqu e del Oeste de Palma de Mallorca, y co nstitu ción de la sociedad Dragados y Constru cc iones, S.A., de la que Sánchez del Río es co nsejero-fundador. Nave para la fábri ca de Anís La Asturi ana en O viedo. Tolvas de hormi gón arm ado para mineral de hierro de la Sociedad Du ro Felguera. Reconstru cc ión del Tea tro Ca mpoa mor de Oviedo. Arquitectos: Enri que R. Bustelo y Francisco Casari ego. Estru ctura del ed ifi cio de la Caj a Asturiana de Previsión Socia l. Proyecto del arqu itecto Joa quín Va quero Pal aci os en 1934. Dañado en la guerra y fi nali za do en 1942. Prim era utili zación de forja dos nerva dos. Proyecto de to rre de refrigerac ió n de 34 metros de altura pa ra Du ro Felguera, S.A. Estru ctura del Teatro Fil arm óni ca de Oviedo. Arqui tecto: Ramón Gonzá lez Vill ami l. Proyecto de nave pa ra la fá bri ca de Anís de la Asturi ana en Quintanar de la Orden. Estru ctura del Ed ificio Gran Vía, en Madri d. Arqu itecto: Germán Álva rez de Sotom ayor. Hangar-taller para el Instituto Nac ional de Técni ca Aeroespacial (I NTA) en Torrej ón de Ard oz. Con Carl os Fern ández Casa do. Arquitecto: Lui s Cabrera. Ingenieros co laboradores: Ignacio Vi va nco y José Manuel Fern ández Oli va. Puente de Sa nto Domingo de la Ca lza da en Haro . Ingeni ero: Vi cente Roglá A ltet. Nave co n cubierta o ndul ada de 20 metros de lu z para PRACESA, en Ll anera (Asturi as) Naves co n cubiertas ondu ladas de ~O y 30 metros de lu z para FEFASA, en M iran da de Ebro (Burgos). Nave co n cubierta ondul ada de 35 metros de lu z para Río-Cerámica en M adrid. Antep royecto de hanga r de 40 x 30 metros para la Dirección General de Aeropuertos, por enca rgo de Constru ctora Hispáni ca, S.A. Estudio de nave co n bóvedas ondul adas de 28 metros de lu z para taller de ca lderería en O viedo. Proyecto de nave co n bóvedas onduladas de 20 metros de lu z para Hijos de M elchor M artín ez, León. Nave co n bóvedas onduladas de 25 metros de lu z pa ra fáb ri ca de ladrillos refractari os en Viella, Asturias. Almacenes de pulpa en Ca rri ón (Palenci a) y Veguellina (León) para la Sociedad Genera l Azuca rera Española, co n bóvedas de 35 y 32,5 metros de lu z, co nstruidas co n dove las-onda. Palacio de Deportes de Oviedo. Arquitec tos: F. Cava nilles, F. Muñoz Uribe y J. Su árez. Cubiertas del M erca do de Ganado de Pol a de Si ero.

PATENTES 1931 1935 1936 1940

Patente nº 1221 78. 18-marzo-193 1. Un nuevo procedimiento de construcción de tubería continua para conducciones forzadas de agua. Patente nº 12471O. 11-noviembre- 193 1. Un sistema de amortiguador y estabilizador hidráulico para automóvil. Patente nº 138249. 30-m ayo-1 935 . Nuevo procedimiento de construcción de pisos de hormigón armado. Patente nº 140108. 07-noviembre-1 935. Un nuevo procedimiento de construcción de pisos huecos de hormigón armado. Patente nº 141 905. 8-abril -1936. Mejoras en el objeto de la patente principal nº 140108. Patente nº 14993 1. 1 l -julio-1940. Un nuevo procedimiento de entibación en las galerías de minas, mediante el empleo de

formas especiales de hormigón armado. Patente nº 146444. 3-octubre- 194 0. Memoria descriptiva del segundo certificado de adición solicitado a favor de D. Jldefonso

Sánchez del Río Pisón, de Oviedo, por "mejoras" en el objeto de la patente principal nº 140108. 1944

Proyecto del Servicio Mun icipal de Transportes de Mi eres. Patente nº 1663 04. 30-mayo- 1944 Procedimiento perfeccionado para la construcción de forjados nervados de hormigón armado,

aplicable a toda clase de pisos y bóvedas. 195 1

Patente nº 196177. 18-enero- 195 1. Nuevo procedimiento perfeccionado para la construcción de forjados de hormigón armado. Patente nº 200 749. 03-di ciembre-195 1. Nuevo procedimiento de encofrado rápido para la construcción de forjados planos y

1952

Patente nº 2039 56. 11 -juni o- 1952 . Nuevo procedimiento para la fabricación de grandes piezas para la construcción de forjados

1954 1956 1958

Patente nº 21 6670. 23-julio- 195 4. Nuevo procedimiento de construcción de bóvedas de hormigón armado. Pa tente nº 226097 . 14-enero-1 956 . Nuevo procedimiento de construcción de superficies onduladas de hormigón armado. Patente nº 245897 . 11 -dic iembre- 1958 . Nuevo procedimiento de construcción de forjados de pisos. Patente nº 246268. 29 -di ciembre-1958 . Nuevo sistema perfeccionado de construcción de forjados de pisos. Patente nº 266782 . 21-abril -196 1. Sistema perfeccionado de construcción de forjados de hormigón. Pa tente nº 338282 . 21-marzo-1967. Procedimiento perfeccionado para la construcción de forjados de hormigón normal y pretensado .

curvos de hormigón armado. de pisos y cubiertas.

1961 1967 .

EXPOSICIÓN MONOGRÁFICA

19

l'U:-.ILJAUÓN JUANcLü rtJRRIAf\0


CÚPU LA DE LA SALA DEL SIGLO EN BRES LAU, 1911-

ZEISS FACTOR\', JENA, ALEMAN IA, 1925. OYCKER-

MERCADO DE BAS IL EA, SU IZA,1929. HANS E. RY H l-

1913. MAX BERG. DYCKERHO FF ANO W I DMAN

HOFF ANO W I DMAN

NER, F. DISCH INGER Y A. GÓENNER

T2

INTERNATIONAL CONTEXT: FROM REINFORCED CONCRETE SPATIAL ROOFS TO MODERNIST ARCHITECTURE' S THIN SHELLS

Th e adve nt of rein forced co ncrete in the earl y twe ntieth ce ntury revo lutionised c ivil w orks and buildin g. En gineers w orl d-wid e soon rea lised th at they co uld ca pitali se o n th e strength and formal ve rsatility of thi s new materi al and its unquesti onab le preeminence over iro n in term s of fire perfo rm ance to build bri dges and roofs w ith ve ry long spans. lnitia ll y (1900- 1920), rein forced co ncrete spa ti al roofs imitated th e spa ti al w rought iron frames popul ar in the nineteenth ce ntury, based on lattices or co ntinuous seri es of arches or deep bea ms. Co nstructi on on w hat is intern atio nall y regard ed as th e first reinfo rced co ncrete thin shell was co ncluded in Jena, Germ any, in 1925. From th at time on, w ith th e di scovery of a technologica l language specifi c to thi s new materi al, th e aim was to further develop the thin shell model. Shortly th ereafter, in 1929, the first ln te rn ati onal Con gress of M odern Architec ture co nsolida ted th e new "ai r" that was bringing radi ca l change to ali disciplines: architecture, engineering, mu sic, pai nting, sculpture, poetry... In the decades that fo ll owed, thin co ncrete shell s also beca me th e ul timate symbo l of th at new paradigm (" less is more"), co nsti tuting th e core of a broa d legacy of new, effective and ess entially bare structural form s. . O ne of the first roofs to be made of rein fo rced co ncrete covered th e tin y Bürkli platz Pavilio n built by Ro bert M aill art in 1908, w ho in ve nted his mu shroom-li ke slab th at sa me year. Just one yea r later, in 1909, the Swa nson Brothers built th e roof over the M elbourne Publi c Library, an octagonal dome measuring 34.8 metres in diameter, at th e tim e th e largest such rein fo rced co ncrete stru ctu re ever buil t. In 1913 its record was approp ri ated by the Jahrhunderh ale (Cente nnial Hall) at Bres lau, Po land, w hose 65-metre di ameter roof was designed by architect M ax Berg, engineered by W illi Gehl er and GüntherTrauer and built by th e pio neer German fi rm Dyckerhoff and Widm an. Fun ct ionall y speak ing, th e primary characteri stic of these large rein fo rced co ncrete roofs was that they imitated their predecesso rs, spatial w rought iro n roofs. Sho rtl y after lldefo nso Sá nchez de l Río Pi són undertook hi s engineerin g ca reer in 1922, he was des ignated muni cipal engin eer of th e City of Oviedo. Th at app ointment ca rn e in 1924, w hen th e wo rld ' s first thin shell was under co nstru cti on at Jena, Germany, autho red by Walte r Bauersfe ld and built by Dycker hoff and Widm an under the o rders of that fi rm's chi ef engin eer, Franz Di schin ger. Th at feat fo ll owed o n Eu ge ne Freyss in et' s des ign, in 1923 , fo r hi s famous hanga rs at Orly: cy lindri ca l ba rrel va ul ts w ith a parabo li c cross-secti o n and co rru gated surface, 144 metres lo ng and spa nning a di stance of 75 metres . Th ese events we re to change th e desti ny of rein fo rced co ncrete spatial roofs in the deca des th at fo ll owed. Give n the cli fficulty inherent in engineering th ese in cipient thi n shell s, in th e nineteen twe nties, at the outset of hi s ca reer, Sá nchez del Río cleve loped hi s own meth ocl fa r rein fo rcecl concrete roof cl esign. He basecl their stru cture on geometri c shapes th at coulcl be simpl y built and cli mensioned with fra mes co nsistin g of co ntinuous ribs (bea ms or arches) set on their narrow side and lightweight severy-like elements in between to minim ise the overa ll we ight of the roof. Thi s was th e model he used in his fa mous ea rl y " umbrella"- like roofs, as ·w e ll as in th e roofs over wate r ta nks ancl the si ngul ar roof over th e Pa la de Siero M arket (1929), w ith its two intersecting cy lindri ca l barrel va ults, fo r w hi ch he designed a hi ghl y ori ginal arch that spans 50 metres. Th e co nstruction of thi s inn ovative roof conc urred w ith three legendary stru ctures in the history of thin co ncrete shells: the Frankfurt Ma rket Hall (1926- 1927), designed by Martín El sasser, Fra nz Dischinger and Ulri ch Finsterwa lder; th e Leipzig Ma rket (1927- 1929), cl es ignecl by Hubert Ritter, Franz D ischinger and Hubert Rüsch and the Basel M arket (1929) an octagonal dome 60 metres in diameter and onl y 8 cm thick, des igned by Hans E. Ryhiner, Franz Di schinger and A lfred A. Goenn .

20

I LDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN. El INGENIO DE UN LEGADO

elr.'JDACIÓN JUANhLO TURRIAl\O


FRONTÓN RECOLETOS, MADR ID, 1935-193&. EDUARDO TORROJA

T2

SALA DE EXPOS ICIONES DE TURÍN

1948-1949.

PI ER LU IG I NERVI

HANGAR PARA AVIONES EN MAR IGNANE

19S0-1952.

AUGUSTE PERRET Y N ICOLAS ESQUlLLAN

CONTEXTO INTERNACIONAL: DE LAS CUBIERTAS ESPACIALES DE HORMIGÓN ARMADO A LAS ESTRUCTURAS LAMINARES DE LA MODERNIDAD

Desde el inicio del siglo XX el hormigón armado revolucionó la construcción civil y arquitectónica, y uno de los mayores anhelos susc itados a nivel internacional fue la construcción de puentes y cubiertas de grandes luces aprovechando las características formáceas y adecuo-resistentes de este nuevo material, así como su indudable primacía sobre el hierro en su comportamiento frente al fuego . En un primer periodo (1900-1920) las cubiertas espacia les de hormigón armado imitaron los armazones espaciales de barras metálicas del siglo XIX, construyéndose estructu ras formadas por entramados o secuencias continuas de arcos o vigas de gran canto. En 1925 se inauguró en Jena (Aleman ia) la que es cons iderada, a nivel internacional, como la primera Estructura Laminar de hormigón armado. A partir de ese momento, en el que se había encontrado un nuevo lenguaje tecnológico genu ino de este nuevo material, el objetivo fue el desarrollo de las cubiertas laminares. A los pocos años, en 1929, se celebró el Primer Congreso Internacional de Arqu itectura Moderna (CIAM), que de alguna manera vino a consolidar el nuevo " sentir", que ya estaba produciendo cambios radicales en todas las disciplinas: Arqu itectura, Ingeniería, Música, Pintura, Escultura, Poesía ... En las décadas posteriores, las Estructuras Laminares -Thin Concrete Shells- se conv irtieron también en la máxima representación de este nuevo sentir - /ess is more-, construyéndose un amplio legado de nuevas, eficaces y desnudas formas resistentes. Una de las primeras cubiertas arquitectónicas constru idas con hormigón armado fue la del pequeño Bürkliplatz Pavill ion, construida por Robert Maillart en 1908, tras haber inventado ese mismo año el forjado fungiforme. Poco después Swanson Brothers (1909) construyó la cub ierta de la Biblioteca Pública de Melbourne, una cúpula octogona l de 34,8 metros de diámetro, que en aquellos momentos era la de mayor tamaño construida en el mundo con hormigón armado. En 1913 fue superada por la cúpu la de la Jahrhunderh ale (Sala del Siglo) de Breslau (Polonia), que contó con un diámetro de 65 metros. Fue proyectada por el arquitecto Max Berg y los ingen ieros Willi Gehler y GüntherTrauer, y construida por la pionera empresa de ingen iería alema na Dyckerhoff and Widman . Desde el punto de vista de su funcionamiento estructural la característica fundamental de estas primeras grandes cubiertas de hormigón armado fue, en efecto, la imitación de sus predecesoras cubiertas espacia les de barras construidas con elementos metálicos. En 1922, el joven ingeniero lldefonso Sánchez del Río Pisón apareció en la escena profesional, y en 1924 fue nombrado ingeniero mun icipal del Ayuntamiento de Oviedo, el mismo año en el que se estaba construyendo en Jena (Alemania) la primera Estructura Laminar, que fue proyectada por Walter Bauersfeld y Franz Dischinger, jefe de la empresa Dyckerhoff and Widman, encargada de su construcción. Momentos en los cuales Eugene Freyssinet diseñó sus famosos Hangares de Orly (1923), unos cañones cil índricos de sección parabólica, de superficie ondulada, que con una longitud de 144 m salvaban una luz de 75 m. Acontecimientos que cambiaron, en las décadas posteriores, el destino de las cubiertas espaciales de hormigón armado. Dada la dificultad de diseño y cá lcu lo que presentaban las incipientes Estructuras Laminares, en la década de los años 20, desde el inicio de su actividad profesional, Sánchez del Río definió su propio método de diseño de cubiertas de hormigón armado, que estaba basado en la utilización de formas geométricas susceptib les de ser construidas y dimensionadas, de manera sencill a, mediante entramados o secuencias continuas de nervaduras (vigas o arcos) de canto, entre las que ejecutaba plementos ligeros para minimizar el peso del conjunto de la cubierta . A este tipo estructural responden sus primeras y famosas cubiertas tipo "paraguas", así como las cubiertas de sus depósitos de agua y la singular cubierta de intersección de dos cañones ci líndri cos del Mercado de Pola de 5iero (1929), en la que construyó un original arco de 50 metros de luz de vano libre. Esta innovadora cubierta fue coetánea con tres cub iertas míti cas en la historia del desarrollo de las Thin Concrete She//s: la del Gran Mercado de Francfort (1926-192 7), proyectado por Martín Elsasser, Franz Dischinger y Ulrich Finsterwalder; la del Mercado de Leipzig (192 7LXPOSICIÓN MONOGRAFICA

21

l·U:-.IUAC IÓN JUANcLü llJRRIA~ü


PABELLÓN DEL CEMENTO, 1939. EXPOS ICIÓN NAC I O-

CNIT DE PAR ÍS, 19S8. NICOLAS ESQUILLAN Y PI ER

RESTAURANTE LOS MANANT IA LES, 1958. XOCHl-

NAL SUIZA. ROBERT MAILLART

LU I G I NERVI

MILCO. M~XICO. FÉLIX CANDELA

That same yea r, 1929, Eugene Freyssinet patented "prestressed concrete", a new material that was to contr ibute to the development of new and larger civil and architectura l works, w ith a direct impact on thin shells. In the nineteen thirties, many of the lead players in the development of reinfarced and prestressed concrete built sorne of their most prominent structures. These included: Eduardo Torroja: A lgec iras Market (1934), Zarzuela Race Track (1935) and Recoletos Jai-Ala i Court (1936); Pier Luigi Nerv i: hangars at Orvieto (1935); Bernard Lafaille: French pavilion at the Zagreb World Fa ir (1937); Giorgio Baroni: Warehouse at Tresigallo, Ferrara (1938); Robert Maillart: Cement Pavilion at the Swiss Nationa l Exhibition (1939); Anton Tedesko: wate r filter plant, Hibbing (1939). In the nineteen farties lldefanso Sánchez del Río developed an innovative system far designing and building lightweight roofs, resorting to the use of corrugated surfaces to atta in greater stiffness, much as Freyssinet had done w ith his hangars at Orly (1923). That system was based on using modules (corrugated vousso irs) precast on site with reinfarced concrete and lightweight fired clay elements designed and produced at his Río Cerá mi ca factory. He built many roofs with this system, w hi ch by the early nineteen fifties had spans of up to 35 metres. This construct ion system was simil ar to the precast corrugated vousso ir scheme devised by Pier Luigi Nervi and used in many of his wo rks. In one, the main hall in the Turin Exh ibiti on (1948-1949), the roof spanned a total of 95 metres. Subsequently, also using cy lindri cal barreis w ith a corrugated surface, August Perret and N icolas Esquillan built the Marignane hangars (1950-1952), setting a new record in the span covered by these thin shell barrel vaults with corrugated surfaces: 101.50 metres, using reinforced concrete only 6 cm thick. A few years later, in 1958, what was to be the largest thin shell of modernist architecture was built in Paris: a double corrugated ribbed vault spanning 218 metres overa triangular floor plan. The structure, wh ich roofs the Centre des Nouvell es Industries et Technologies, CN IT, (Centre far new industries and technologies), was authored by Ni co las Esquillan under the guidance of Pier Luigi Nervi. In 1959, in light of the dynamic development of Thin Concrete Shells, the lnternationa l Association far Shel l Structures, IASS, was faunded in Madrid under the leadership of Eduardo Torroja. Sánchez del Río was invited to deliver a lecture on his innovative system far building corrugated shells as part of the lnternational Colloquium on Thin Shel/ Construction Methods held at the lnstitute far Construction and Cement Engineering. The Asturian engineer presented the corrugated shel l system that he had developed with different types of corrugated arches and vousso irs ancl that cou ld theoretically be usecl to build roofs cove rin g spans of up to 200 metres. Later, in 196 1, he began to clesign what was to be his granel oeuvre, the Oviedo Sports Pavilion, where he also app lied the system: the roof, wh ich spans a distance of 100 metres, was completed in 1975. In that same decacle, in 1972, he built a roof far the Pala de Siero market cons isting of a series of reinfarced concrete shel l umbrellas, one of wh ich, with a cliameter of 40 metres, is the largest thin shell umbrella ever built. Engineer llclefanso Sánchez del Río's contr ibuti ons to the clevelopment of reinfarcecl concrete roofs cluring his career, which lastecl over half a century (1924-1975), farm part of one of the most significant ancl adm irab le histories of the twentieth century: the progression from reinfarcecl conc rete spatia l roofs to moclernist th in shell s.

22

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN. EL INGENIO DE UN LEGADO

eUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIAJ\ü


PALACIO DE DEPORTES DE OVIEDO, 1961-1975, ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

PARAGUAS DE /'OLA DE SIERO 1971-1972. ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

1929), proyectado por Hubert Ritter, Franz Dischinger y Hubert Rüsch; y la del Mercado de Basilea (1929), proyectado por Hans E. Ryhiner, Franz Dischinger y A lfred A. Gi:ienn, una cubierta cupular octogonal de 60 metros de d iámetro y tan so lo 8 ce ntímetros de espesor. En ese mismo año de 1929 Eugene Freyssinet registró en París su patente de "hormigón pretensado", un nuevo material que contribuiría al desarrollo de nuevas y más grandes obras en la Ingeniería civi l y la Arquitectura, influyendo directamente en el desarrollo de las Estructuras Laminares. En la década de los años trein ta , gran parte de los protagonistas del desarrol lo del hormigón armado y/o pretensado, y de las Thin Concrete Shells, constru yeron algunas de sus más importantes Estructuras Laminares, entre el los: Eduardo Torroja, Mercado de A lgeciras (1934), Hipódromo de la Zarzue la (1935), Frontón Recoletos (1936); Pier Luigi Nervi, Hangares de Orvieto (1935); Bernard Lafaille, Pabe llón de Francia en la Feria In ternaciona l de Zagreb (1937); Giorgio Baroni, A lmacén en Tresigallo, Ferra ra (1938); Robert Maillart, Pabellón del Cemento de la Exposición Nacional Sui za (1939); Anton Tedesko, Water Filter Planten Hibbing (1939). Fue en la década de los años 40 cuando lldefonso Sánchez del Río desarrolló un innovador sistema de diseño y construcc ión de cub iertas ligeras, recurriendo a la utilización de superficies onduladas para consegu ir mayor rigidez de forma, tal y como ya había empleado años antes Freyss inet en sus Hangares de O rl y (1923). Su sistema de construcc ión estaba basado en la utilización de módulos (dovelas-onda) prefabricados a pie de obra con piezas cerám icas aligeradas y hormigón armado, diseñadas y producidas en su fábrica Río - Cerámica, con las que construyó un gran número de cubiertas, que en los primeros años de la década de los 50 alca nzaro n una luz libre de vano de hasta 35 metros. El sistema era similar al usado por Pier Luigi Nervi en la construcción de gran parte de sus obras, pero ejecutando módulos-onda prefabricados con hormigón armado, como fue el caso del Hall principal de la Exposición de Turín (1948-1949), que alcanzó una luz de vano libre de 95,00 metros. Posteriormente, y también utilizando cañones cil índricos de superficie ondu lada, August Perret y Nico las Esquillan construyeron los Hangares de Marignane (1950-1952), que superaron la luz de vano alca nzada co n este tipo de estru cturas lami nares de cañones de superficies ondu ladas, alcanza ndo 101 ,50 metros con tan solo 6 cm de espesor de hormigón armado. Pocos años después, en 1958, se co nstruiría en París la que sería la mayor estructura laminar de la Arqu itectura Moderna, el CN IT, Centre des Nouve lles Industries etTechnologies, que fue proyectado por Nicolas Esquillan con la asesoría de Pier Luigi Nervi. Una bóveda de crucería de doble superficie ondu lada, levantada sobre una planta triangular de 218 metros de luz de vano libre entre apoyos. En 1959, tras el amplio desarrollo y evo lu ción de las Thin Concrete Shel/s, se fundó en Madrid, bajo la d irecc ión de Eduardo Torroja, la IASS, lnternational Association for Shell Structures, y Sánchez del Río fue invitado a pronunciar una conferencia sobre su innovador sistema de construcc ión de cub iertas onduladas, como parte del Coloquio Internacional sobre Métodos constructivos de bóvedas delgadas celebrado en el Instituto de la Constru cción y del Cemento. Sánchez de l Río presentó su sistema de cubi ertas laminares ondu ladas, que tenía desarrollado con diferentes tipos de arcos-onda y dovelas-onda, con los que teóricamente podrían co nstruirse cubi ertas de hasta 200 metros de lu z de vano libre. Posteriormente, en 1961, inició el proyecto de la que sería su gran obra, y en la que ap li có'este sistema: el Palacio de Deportes de Ov iedo, que no se in auguró hasta 1975, y que alcanzó una lu z de vano libre de 100 metros . En esta misma década, en el año 1972, construyó para el Mercado de Pela de Siero varios paraguas laminares de hormigón armado, uno de los cua les alcanzó un diámetro de 40 melros, siendo el paraguas laminar de mayor lamaño jamás construid o. Las diferentes aportaciones al desarrollo y evo lución de las cubiertas de hormigón armado realizadas por el ingeniero ll defonso Sánchez del Río, en un periodo que abarca más de medio siglo (1924-1975), forman parte de una de las más relevantes y admiradas historias del siglo XX: el paso de las cub iertas espaciales de hormigón armado a las Estru cturas Laminares de la Modernidad.

EXPOSICIÓN MONOGRÁFICA

23

l'U'.JlJACIÓN JUANL:Lü 'IURRIAf\ü


IV D EPÓS ITO DE AGUAS DE OV I EDO, 1926- 1928

T3

WATER TANKS

One of the innovations in Sánchez del Río's oeuvre was indisputably his prototype for water tanks. He built several, primaril y whi le he was municipal engineer for the City of Oviedo (1924-1941 ). The first storage tank he built was an enlargement on the one erected in 1904 by his mentor Eugenio Ribera. Far that commission, Sánchez del Río adopted a solution similar to the one used in the existing tank, whose roof was a simple one-way, beam and joist rei nforced concrete slab. lt was in Oviedo's fourth water tank (1926-1928), with a capacity of 1O 000 m3 , that Sánchez del Río, applying the same design method as in his early "umbrellas", defined an innovative type of structural skeleton for rei nforced concrete spatial roofs. This solution was substantiall y more cost-effective than the alternatives available at the time because of its rationali sed co nstruction. The method consisted of su itab ly choosing the geometry for the spatia l roof, whose skeleton comprised self-bearing ribs and small elements either resting on or hanging from them . Th ese elements were reinforced concrete shell s or slabs or slabs lightened w ith fired clay components. As Sánchez del Río himself pointed out years later, this obviated the need to design continuous shells, which would have rendered the structura l engineering for the roof of the tank very comp lex. In these earl y years, this type of roofs was very scantly developed, as noted in the description of the internationa l context preva iling in the nineteen twenties (T2 ). Most of the water tank roofs designed by Sánchez del Río were based on the same type of structural skeleton as the fourth water tank in Oviedo, which was highly praised by his mentor Eugenio Ribera . They were to ro ida l spatia l geometries generally intended far circular floor plans, such as in the water tanks at Trubia (1930), Turón (1930), Pola de Siero (193 1) and Lugones (1943), although sorne were bui lt over semi-circu lar plans, such as the storage tank at Mieres (1930). Sánchez del Río perfected his structu ral system for a standard roof from the experience accumu lated in the design of these subsequent storage tanks. He also engineered two large tanks that were never built, one for Madrid and the other for Seville. The exh ibit devotes two large panels to this type of structures, and displays original documents from the Fundación Juanelo Turriano arch ives in con nection with the designs for the fo urth water tank at Oviedo, dating from 1928, the Pola de Siero water tank, from 1931 and the Madrid tank, from 1932. A scale model of the fourth tank at Oviedo is also shown, courtesy of the Centre for Public Works Studies and Experimentation. Oviedo's fourth water tank was actually a prototype that Sánchez del Río later perfected. This storage tank was built overa circular floor plan 50 metres in diameter. lt is toroidal, with a 10-metre diameter cy linder in the centre, li ke a lantern, roofed by a tiny spherica l ribbed dome that houses the machi ne room. This design shortens the span for the main roof, converting it into a circu lar barre! vault whose skeleton is a contin uous series of arched ribs that spring from the machi ne room dome and rest at the other end on buttresses externa ! to the building.

24

ILDEFONSO SÁNCHFZ D[L RIO PISÓN. EL INGENIO DE UN LEGADO

l'U'.'ILJACIÓN JUANL:Lü . IURRIAl\ü


VISTA I NTER IOR DEL IV DEPÓS ITO OE AGUAS DE OV I EOO

T3

DEPÓSITOS DE AGUA

Una de las innovaciones aportadas por la obra de Sánchez del Río es, sin duda, su prototipo de depós ito de aguas, del cual construyó varios, fundamentalmente en los años en que desempeñó el cargo de ingeniero municipal del Ayuntamiento de Oviedo (1924-1941 ). El primer depósito que construyó sirvió de ampliación al rea lizado en el año 1904 por su maestro Eugenio Ribera . En este caso, Sánchez del Río utilizó una solución sim ilar a la existente, cuya cubierta estaba formada por un sencil lo forjado unidireccional de vigas y viguetas de hormigón armado. Fue en el posterior proyecto del IV Depósito de Aguas de Oviedo (1926-1928), de 10.000 m3 de capacidad, donde Sánchez del Río, aplicando el mismo método proyectual que en sus primeras cubiertas "paraguas", defini ó un tipo innovador de esqueleto estructural de cub ierta espacial de hormigón armado, económicamente compet itivo frente a las alternativas ex istentes en aquel los momentos, debido a que su desarro llo estaba intrínsecamente unido a la racional ización de su proceso de constru cción. El método de diseño cons istía en la adecuada elección de la forma geométrica de la cubierta espacial, que debía permitir su generación med iante un esqueleto de nervaduras autoportantes, sobre las que apoyaba o colgaba pequeños elementos a modo de láminas ele horm igón armado, o forjados aligerados con piezas cerámicas o de hormigón armado. De esta manera, Sánchez del Río evitaba, ta l y como él mismo seña ló años después, proyectar estructuras laminares continuas, hecho que le hubiera comp li cado el cálculo de la cub ierta del depósito, en unos momentos en los cua les todavía se estaba iniciando el desarrollo de este tipo de cubiertas, ta l y como hemos refer ido anteriormente. La mayor parte de las cubiertas de los depósitos de agua que proyectó Sánchez del Río fueron diseñados con el mismo tipo de esqueleto estructural que el IV Depósito de Oviedo, que fue amp liamente alabado por su maestro Eugenio Ribera. Genera lmente los desarrol ló sobre plantas circulares y geometrías espaciales tó ri cas, como en el caso de los depósitos de agua de Trubia (1930), Turón (1930), Pala de Siero (1931 ) y Lugones (1943), construyendo también algunos de plantas sem icircu lares como el de Mieres (1930). A través de la construcción de todos estos posteriores depósitos, Sá nchez de l Río fue perfeccionando su sistema estructu ral de cubierta tipo para depós itos, llegando a proyectar dos grandes depósitos que no fue ron constru idos, uno para Madrid y otro para Sevi ll a. El IV Depósito de Aguas de Oviedo fue el prototipo de depós ito, que posteriormente fue perfeccionado. Se levanta sobre una planta circular de 50 metros de diámetro. Su forma geométrica es tó ri ca, y en su centro se levanta un cilindro de 1O metros de diámetro cubierto a modo de linterna por una pequeña cúpula esférica nervada, que alberga la cámara de llaves . De esta manera, se acorta la luz de vano libre del esqueleto estructural de la cubierta principal , que se convierte en un cañón circular generado por la secuencia continua de nervaduras en arco que apoyan en la cámara de llaves centra l y en contrafuertes exteriores.

EXPOSICIÓN MONOGRÁflCr\

25

l'U).llJACIÓN JUANbLO . I URRIAl\0


PROYECTO DEL IV DEPÓSITO DE AGUAS DE MADR I D, 1930

e~ ~

-'-~·

· &~·

This ingenious, 20-metre span roof was essentially dimensioned by balancing the actions involved and built, as in Medieval times, by sequentially erecting two opposite sectors to guarantee overall stability during construction with no need far shoring. To that end, Sánchez del Río designed centring that revolved around the machine room, a system that he later applied in other storage tanks, such as at Pala de Siero. Two mobile centring farms positioned diametrically opposite one another were used during the construction of these tanks. Since the two farms together coverecl an area equal to one twelfth of the total roof, construction was dividecl into twelve stages. In 1930, lldefanso Sánchez del Río clesigned Madrid's faurth water tank with this same structural system and submitted it to the competition organised by the Canal de Isabel 11 (municipal waterworks), although he was not awardecl the commission. The " 8-shaped" storage tank is the result of the spatial coupling of two circular storage tanks with an interior diameter of 1SO metres. Further to the structural ancl construction scheme devised by Sánchez del Río, the two tanks are joined by a common vertical plane that cuts through both . Of the 20 radial ribs that farm the skeleton far each of the two storage tanks and converge on this plane, six spring from the common machi ne room located in between the two acljacent tanks. lf this sto rage tank had been built, it would have been the largest toroidal structure designed by Sán chez del Río using this construction system .

26

ILOEFONSO SANCHEZ DEL RÍO PISÓN EL 11\GENIO DE UN LEGADO

l 'UNJJAC:IÓN JUANeLO . IURRIAl\ü


DEPÓSITO DE AGUAS DE POLA DE SIERO, 1931

Una ingeniosa cubierta de 20 metros de luz ele vano libre, dimensionada fundamentalmente mediante el equilibrio de las fuerzas actuantes, y ejecutada, a la manera medieval, a través de la construcción secuencial de dos sectores opuestos para garantizar la estabil idad del conjunto durante su construcc ión, sin necesidad de apuntalamientos. Para ello, Sánchez del Río diseñó una cimbra giratoria alrededor ele la cámara de llaves, sistema que uti lizó en otros depósitos, como el de Pala de Siero. Para ello se utilizaron dos cimbras móviles, colocadas en todo momento de forma diametra lmente opuesta. El conjunto de ambas cimbras cubría una superficie de un doceavo del total de la cubierta, razón por la cual se concluyó su construcción en doce secuencias. En 1930, lldefonso Sánchez del Río proyectó con este mismo sistema estructura l el IV Depósito de Aguas de Madrid, presentándolo al concurso convocado por el Canal de Isabel 11, aunque no resultó adjudicatario. La vo lumetría de l depós ito se genera mediante la macla espacial de dos depósitos de planta circular de 150 metros de diámetro interior, que sigu iendo el tipo estructural y constructivo diseñado por Sánchez del Río, se cortan med iante un plano vertica l común que sirve de unión entre ambos, donde se establece el encuentro de 20 nerva duras radiales de cada uno de los dos depósitos, 6 de las cuales arrancan de la cámara de llaves común situada en posición central respecto de ambos depósitos yuxtapu estos, resu ltando una planta en forma de ocho. De haberse construido este depósito, hubiera sido el de mayor tam año proyectado por Sánchez del Río con este sistema y geometría tóri ca.

EXPOS I CIÓN MOi'OGRr\FJC:\

27

l'U'.'I LJACIÓN JUA Nl.!LO T UKKIAM)


PROYECTO DE PUENTE SOBRE El RÍO NALÓN, J 929. ILDEFONSO SÁNCHEZ D[L RÍO

l~(j

-

·I

ll!lM!m;n;~<!il.~

~n,~ NAl,0J.

·1111111[$]11111 .i.......,.,. --~

T4

~do /a.~

~

-::·-.- '

-

t- -

~

- ~·

.f<#anóq.6. 1

.

1

BRIDGES

ll defonso Sánchez del Río also designed a number of bridges in his career, although only one was actua ll y built: the bridge over the River Narcea (Requejo and Láneo districts). This bridge, bui lt in 1929, consisted of two parallel reinforced concrete arches that spanned 41 metres, obviating the need for piles in the riverbed. lls flood wall rose 8.00 metres off the bank. The deck is a continuous reinforced concrete slab suspended from the arches and cant ilevering beyond the hangers. The arches have no transverse bracing over the deck but are restrained at their springings and articu lated at the crown w ith Mesnagerlype hinges. This bridge was destroyed during the Spa nish Civi l War (1936- 1939) and subsequently reconstructed to more or less its original form in the nineteen sixties by the Provincial Government of Oviedo to a design authored by Ca rl os Sánchez del Río, brother of lldefonso. The most prominent of Sánchez del Río's designs for bridges that were not built inc luded the deck arch bridge at Soto de los Infantes, likewise for the River Narcea, with arches articulated at the crown, and the bridge over the River Na Ión (1929). In the latter, the doub le arch, which was to span 80 metres, was articulated at the crown with a fibre cement hinge designed by the engineer himself and pra ised and recommended by his mentor José Eugenio Ribera asan innovative so lution (in an article published in the Revista de Obras Públicas, 1930). In the reconstruction of the Láneo bridge, Carlos Sánchez del Río used this solution substituting the Mesnager hinge for a fibre cement one. Wh il e he headed the M inistry of Public Works' Directorate Genera l of Roads (1946-195 1), Sánchez del Río inspired the construction of a number of bridges, including the bridge over the River Ebro at Haro. This bridge was designed and built by engineer Vicente Roglá Altet, an offic ial w ith the Bridges Division, in accordance w ith the Director Genera l's guidel ines and ideas. The bridge cons ists of"two plain concrete vau lts, tri-articulated with fibre cement hinges. As José Antonio Torroja notes, the bridge at Láneo was the one that most clear ly expressed lldefonso Sánchez del Río's pioneering ideas.

28

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN EL INGEN IO DE UN LEGADO

l'U'.'ilJACIÓN JUAN1'Lü TURRl.~t-:ü


PU ENTE SOBRE EL RÍO NARCEA

T4

PUENTES

lldefonso Sánchez del Río también proyectó varios puentes a lo largo de su vida, aunque tan solo uno de ellos llegó a co nstruirse. Se trata del puente sobre el río Narcea (Concejos de Requejo y Láneo) . Este puente fue construido en el año 1929, y estaba formado por dos arcos paralelos de hormigón armado de 41 metros de luz de vano, y un pontón de avenidas de 8,00 metros, no existiendo así pilas en el cauce del río. El tablero fue ejecutado con una losa continua de hormigón armado colgada de dichos arcos, y vo lada por fuera de las péndo las . Los arcos no tienen arriostramiento transversal por encima del tablero, y están empotrados en sus arranques y articulados en la clave con rótulas tipo Mesnager. Este puente fue destruido durante la Guerra Civil española (1936-1939), y posteriormente reconstruido, de forma similar, en la década de los años sesenta por la Diputación de Oviedo sobre un proyecto redactado en 1957 por Carlos Sánchez del Río, hermano de lldefonso. Entre los puentes proyectados por Sánchez del Río y no construidos destaca n el puente en Soto de los Infantes, también sobre el río Narcea, con arcos articulados en la clave, pero de tablero superior, y el puente sobre el río Nalón (1929), con doble arco de 80 metros de luz de vano articulado en la clave con un tipo de articulación mediante rodillo de uralita, diseñada por el propio lldefonso Sánchez el Río, y que su maestro José Eugenio Ribera comentó y recomendó como solución innovadora en un artículo de la Revista de Obras Públicas de 1930. En la reconstrucción del puente de Láneo, Carlos Sánchez del Río aplicó esta solución, sustituyendo la articulación Mesnager por otra de rodillo de uralita. 8urante sus años como director general de Carreteras del Min isterio de Obras Púb licas ( 1946-1951 ), lldefonso Sánchez del Río promovió la realización de varios puentes, y entre el los el puente sobre el río Ebro en Haro. Este puente fue proyectado y construido por el ingeniero de la Jefatura de Puentes Vicente Roglá A ltet, siguiendo las ideas y directrices generales de lldefonso Sánchez del Río. Se trata de un puente formado por dos bóvedas de hormigón en masa, triarticuladas con rótulas de uralita. Tal y como refiere José Antonio Torroja, fue el puente de Láneo el más claro exponente de las pioneras ideas de lldefonso Sánchez del Río.

EXPOSICIÓN MONOGRÁFJC,\

29

l'UNLJACIÓN

JUANeLü . IURRIAl\0


TS

MARKET AT POLA DE SIERO [ 1929-1930 l

The market at Pola de Siero is indisputably lldefonso Sánchez del Río Pisón's most origina l work, a pioneer structure both for the compos ition of its architecture and its contribution to the development of large-scale reinforced concrete roofs. lts roof, with its ground leve l springing, defines the entire space enclosed by the building in one fe ll swoop. lt thus constitutes a "modern ist" approach to architectural space whose precedent, in this sole respect, was the dome over Centennial Hall built at Wroclaw, Poland to a design authored by Max Berg and engineers Willi Gehler and Günther Trauer. The building plan is an isosceles right-angle triangle, w ith the main fa<;:ade defined by the 100-metre long hypotenuse. lts volume is generated by the intersection of two perpendicular paraboloid cy lindri ca l barrel vaults, each of whose long axes is parallel to one of the two sides of the triangle. This spatial arrangement is remarkably simil ar to the stone ribbecl vau lts devisecl by Medieval master builders for Gothic cathedrals. The ingenuity of the clesign of this reinforcecl concrete ribbed roof, however, lies in the underlying geometry, wh ich sets it apart from Middle Age predecessors. The choice oí this shape enabled its author both to position ali the supports on the peri meter and to use his unique structura l design system, wh ich eschewed the complexity of dimensioning continuous surfaces by fragmenting the area to be roofed with arched ribs and filling the gaps between them with thin reinforced concrete severies. The result was a wholly open plan building covering an area of 3 000 square metres. One of the most origina l features of the roof is its diagonal arch wh ich, positioned at the intersection between the two barrel vaults, absorbs the imbalanced thrust generated by the unsymmetrical triangular plan. By adapting the shape of this (50-metre span) arch to the funicular load curve, Sánchez del Río generated a doub le intersection arch w ith a variable cross-section. That avo ided the change in geometry inherent in a single arch and the radical change in roof volume that such a so lution wou ld have entai led. Sánchez del Rio's ingenious arrangement was the fruit of an in-depth understanding of stab ility, acquired in his pursuit of the ability to build large reinforced concrete roofs without engaging in the sort of comp lex engineering that not on ly deviated widely from the simplicity of graph ic static design, but which in the nineteen twenties was neither wiclespread nor fully developed. As noted above, the three large reinforced concrete roofs that pioneered the modernist thin concrete shell venture were co ncluded in 1930. Although the spatial structure for the Pola de Siero market consists of thick arched ribs and no continuous shell-like member, it constituted a milestone in the development of large reinforced concrete roofs when this material was still in the earl iest stages of its international development.

30

llDEfONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN EL INGENIO DE UN LEGADO

1 U'.'<lJACIÓN

JUANelü lURRIAl\ü


TS

MERCADO DE POLA DE SIERO [ 1929-1930 J

El Mercado de Pola de Siero es sin duda la más original y pionera obra de ll defonso Sánchez del Río Pisón, tanto por la composición forma l de su arquitectura, como por su aportación al desarrollo de las grandes cubiertas de hormigón armado. Su cubierta de hormigón armado, arrancando desde la cota de suelo, defi ne en un solo gesto la total idad de la vo lumetría espacial del edificio. Representa por ello una "Moderna" concepción forma l del espacio arqu itectón ico cuyo precedente, en este único sentido, fue la gran Cúpu la de la Sa la del Siglo construida en Bres lau (Polonia) en 1913-1919 por el arquitecto Max Berg y los ingenieros y los ingenieros W illi Gehler y Günther Trauer. El edificio se levanta sobre una planta que tiene la forma de un triángulo rectángulo isósce les, situándose su fachada principal en la hipotenusa, cuya longit4d total es de 100 metros. La vo lumetría se genera mediante la intersección de dos cañones cilíndricos parabólicos perpendiculares entre sí, con sus generatrices rectas para lelas, en cada caso, a uno de los dos catetos del triángu lo. Una generación espacial muy similar a la de las bóvedas de crucería pétrea construi das por los maestros medievales en las catedrales góticas. Pero es precisamente en la diferente, aunque similar, generación de esta cub ierta de crucería de hormigón armado donde radica el ingenio de su diseño. La elección de esta fo rma geométrica no solo le permitió utilizar su genuino sistema de diseño estructura l, que se alejaba de la complejidad de dimensionado de las superficies continuas, y que se basaba en la fragmentación de la superficie en nervaduras en arco, entre las que se cuelgan finos plementos de hormigón armado, sino que además pudo ubica r todos los apoyos en el perímetro proyectando una planta de 3.000 m2 tota lmente diáfana. Una de las mayores original idades de esta cub ierta es la so lución estructura l que adopta en la resolución del arco diagona l de intersección entre los dos caño nes frente a la absorc ión de los empujes generados no equ ilibrados por la falta de simetría de la planta triangular. Este arco de intersección (50 metros de luz li bre ele vano) adopta su fo rm a al funicular de las cargas, co nvirtiéndose en un arco doble de sección variable, que le perm iti ó obviar el ca mbio de geometría del arco simp le de intersección, hecho que le hubiera llevado a un cambio rad ica l en la vo lumetría de la cubierta . Una ingeniosa so lución, basada en el amp li o conocim iento estable, que Sánchez del Río desarrolló a demanda de su interés por capacitarse para construir grandes cub iertas de hormigón armado, obv iando la aplicación de complejos cá lculos alejados de la sencil lez de la aplicac ión de la estática gráfica, que, además, en la década de los años veinte todavía no habían sido ampliamente difundidos ni desarrollados. Como hemos dicho anteriormente, en 1930 se inauguraron otras tres grandes cub iertas de hormigón armado, pioneras en este caso de las "Estructuras Laminares de la Modern idad" . Aunque la cubierta del Mercado de Pola de Siero cuenta con una estructura espacial de gruesas nervaduras en arco, no tratándose ele superficies cont inuas lam inares, representó un indudable y pionero refe rente para las grandes cubiertas de hormigón armado cua ndo este material estaba todavía en pleno desarrollo a ni ve l internaciona l.

EXPOSICIÓN MONOGRÁFICA

31

l'UNlJACIÓN JUANl.:Lü IURRIAM)


PARAGUAS DE LA CO RREOOR IA, OV I EDO

T6

UMBRELLAS

Reinforced concrete umbrellas constilute one of the roofing systems characteristic of Jldelfonso Sánchez del Río's pioneering oeuvre, and over the years have become landmarks in the urban fabric of Asturian cities and towns such as Oviedo, Pola de Siero, Olloniego, Corredoria, Lugones and Ciaño. In the nineteen twenties, as municipal engineer, Sánchez del Río proposed this type of structure for the City of Oviedo asan innovative and inexpensive design for roofing outdoor laundry stations, in light of the area's particularly rainy climate. He was the first to use this type of roof which, despite the geometric and structural clifferences, is clearly a precursor for the continuous thin concrete shell umbrellas designed ancl built in ltaly by Giorgio Baroni in the nineteen thirties ancl Félix Candela in Mexico in the nineteen fifties. Sánchez de l Río, in fact, clesignecl these members notas a continuous whole, but applying the same structural design that he usecl in the rest of his oeuvre, which consisted of building a series of reinforced concrete ribs and covering the gaps between them with (in this case) lightweight fibrecement plates 1 cm thick that rested on the ribs. Each umbrella has a reinforced concrete column, generally in the centre, with radial ribs springing from its capital like the rods in an ordinary umbrclla ancl intcr-br~ced with concentric hoops. The cross-sections of the linear reinforcecl concrete memhf'rs comprising this skeleton are optimised not only thanks to the specific arrangement of ribs and hoops, but also to the fact that they are covered by thin, very lightweight elements that can be likenecl to the fabric in umbrellas . The geometries used by lldefonso Sánchez del Río in his umbrellas are normally very shallow eones or pyramids that can be readily clecomposed into radial rib sequences. These geometries were skilfully chosen, not only because they fulfilled their specific architectural purpose, but also because they coulcl be erectecl with the kind of structural skeleton that their author coulcl readily engineer and build. Most of these structures date from a time when reinforcecl concrete was in the early stages of clevelopment and before what is internationally regarded as the first thin concrete shell was built at Jena, Germany (1925).

32

I LDEFONSO SÁNCHlL DE L RÍO r l SÓN. El I NGEN IO DE UN LEGA D O

l'U:.DACIÓN JUANcLO IUKK IAl\ü


PARAGUAS DE LA LEC H E, OV IE DO

T6

PARAGUAS

Los paraguas de hormigón armado fueron uno de los tipos de cubiertas arqu itectónicas características de la pionera obra de lldefonso Sánchez del Río, que a lo largo de los años se han convertido en hitos de la trama urbana de ciudades y pequeñas poblaciones asturianas, como Oviedo, Pala de Siero, Olloniego, la Corredoria de Lugones, o Ciaño en Langreo. Este tipo de cubiertas surge en la década de los años veinte del pasado siglo XX, como propuesta innovadora y económica de lldefonso Sánchez del Río ante el encargo del Ayuntamiento de Oviedo de realizar el diseño de un lavadero tipo, que debía estar protegido de las frecuentes lluvias. Sánchez del Río es el primero en utilizar este tipo de cubierta arqu itectón ica, que aunque de diferentes características geométricas y estructurales, es sin duda el precedente de los posteriores paraguas de horm igón armado proyectados y constru idos en Italia por Giorgio Baroni, en la década de los años treinta, y posteriormente en México por Félix Cande la en los años cincuenta, como cubiertas laminares co ntinuas de hormigón armado . En efecto, lldefonso Sánchez del Río proyectó estos elementos no como una superficie laminar continua, sino sigu iendo el mismo proceso de diseño estructural que apl icó en el resto de sus obras, que consistía en generar una superficie formada por un conjunto de nervaduras de hormigón armado sobre las que apoyan, en este caso, piezas ligeras de uralita de 1 cm de espesor, que, a modo de plementería, cierran y completan la cubierta. De esta manera, cada paraguas está formado por un pilar de hormigón armado, generalmente central, dotado de un capitel del que parten las nervaduras radiales a modo de varillas de un paraguas común, cuya luz de vano en vuelo se arriostra mediante una secuencia de zunchos circulares concéntricos que unen todas las nervaduras . Se trata de un esqueleto estructural de elementos lineales de hormigón armado, cuyas secciones resistentes se optimizan no solo por la específica disposición de nervaduras y zunchos, sino por el hecho de estar cubierto por delgadas piezas de escaso peso propio, que semejan la tela de un paraguas. Las geometrías utilizadas por lldefonso Sánchez del Río en sus paraguas responden, en genera l, a superficies cón icas o piramida les muy rebajadas, fác il mente generables mediante su descomposic ión en secuencias de nervaduras radiales. Unas geometrías hábilmente seleccionadas no sólo para cumplir su específica función arquitectónica, sino también para poder ser ejecutadas con el tipo de esqueleto estructural que Sánchez del Río podía fáci lmente dimensionar y construir, en unos momentos en los cuales el hormigón armado estaba en pleno desarrollo y todavía no se había construido, a nivel internacional, la que es considerada como la primera estructura laminar de hormigón armado Uena, Alemania 1925).

[\POSICIÓN MÜ"OGRÁFIC•\

33

l'U:'-/lJA(;IÓN JUANL:Lü

IURRIAM)


PARAGUAS DEL QUIOSCO DE MÚS ICA DE C IAÑO, LAl\GREO

Sánchez del Río designed and built a wide variety of reinforced concrete umbrellas, generatecl by interlacing their members : column, ribs and severy-like fillers. He sometimes positioned the column eccentrically, such as at Ciaño, or inverted the umbrella geometry, such as in the largescale central umbrella over the Pala de Siero livestock market, which is concave rather than convex. These variations were laler adopted by Félix Candela, albeit with very different geometric shapes, to design his admirable ancl prolific thin shell legacy. The umbrellas were usually designed as stand-alone roofs over small laundry stations strategically placed alongside water fauntains far the convenience of the townsfolk, such as at Olloniego and Corredoria. The structure over Fuente de Plata at Oviedo has since disappeared (the fauntain it once roofed being all that remains). Nonetheless, Sánchez del Río also applied this structure far other uses, such as his famous " milk" umbrella in Oviedo, whose purpose was to provide cover from the rain far the dairy market in a square now infarmally known as " Umbrella Square", or far the bandstand at Ciaño. The largest umbrella he ever built roofs the livestock market at Pala de Siero (1971-1972), whose three square outer umbrellas measuring 20 metres on each side surrouncl a central octagonal umbrella 40 metres in diameter. These dimensions were a reference to the 1 250-m 2 area that could be ploughed by a pair of oxen in one day, although the measure was no longer in use even then. Sánchez del Río gradually designed larger and larger reinfarced concrete umbrellas: the earliest structures, clating from the nineteen twenties, measured just 8 metres across, whereas the Pala de Siero livestock market, built in the nineteen seventies, has a diameter that spans 40 metres, a climension never exceeded by a reinfarced concrete umbrella anywhere in the world.

34

ILDHONSO SÁNCllfZ Dll RÍO PISÓN

EL INGlNIO DE UI' l[GADO

l'U'.'ilJACIÓN JUANcLü . IURRIAl\ü


MERCA D O DE GANA D O D E POLA D E SI ERO , 197 1- 1972

lldefonso Sánchez del Río diseñó y construyó una variada gama de paraguas de hormigón armado, generados a base de maclar en el espacio sus elementos -pilar, nervaduras y plemento-, posi cionando el pilar, no solo de manera centrada, sino también descentrada, como en el caso del paraguas de Ciaño, o incluso invirtiendo la geometría del paraguas, como en el caso del gran paraguas central del Mercado de Ganado de Pola de Siero, que es cóncavo en lugar de convexo . Variables que posteriormente también utilizó Félix Candela, con muy diferentes formas geométricas, para generar su admirable y prolífero legado laminar. Estas cubiertas fueron proyectadas, en general, como cubrición exenta de cerramientos ele pequeños lavaderos ubicados en zonas estratégicas donde se colocaban fuentes de agua para dar servicio a la población, como el lavadero de Olloniego, el de la Corredoria de Lugones, o el de la Fuente de Plata en Oviedo, que ha desaparecido, permaneciendo tan solo el grifo que fue objeto de cubrición. Pero también fueron proyectadas como cubrición de otros usos, como el famoso paraguas de la Leche de Oviedo, cuya función era proteger a las vendedoras de leche en la plaza que hoy se conoce con el nombre de " Plaza del Paraguas" ; o el paraguas que sirve de cubrición al Quiosco de Música ele Ciaño. El mayor conjunto de paraguas construido por Sánchez del Río fue el del Mercado de Ganado de Pola de Siero (1971-1972), que estaba formado por tres paraguas de planta cuadrada ele 20 metros de lado, y un paraguas central de planta octogonal de 40 metros de diámetro, cuyo tamaño hace referencia a la medida, ya entonces en desuso, que cubre una superficie de unos 1.250 m2 , equivalente a lo que era capaz de arar un par de bueyes en un día. Los paraguas de hormigón armado de lldefonso Sánchez del Río fueron paulatinamente aumentando de tamaño. Nacieron en la década de los años veinte, con un diámetro de 8 metros, y en la década ele los años setenta alcanzaron el récord de 40 metros en el Mercado de Ganado de Pola de Siero, que nunca ha sido superado por ningún paraguas de hormigón armado.

EXP051CIÓ~ MONOGRÁHCA

35

l'UNLJACIÓN JUANeLü IURRIAM)


?j

J 1

.

;- - ,

T7

+-

PATENTS FOR FIRED CLAY: STRUCTURAL FLOORS ANO ROOFS

Jldefanso Sánchez del Río Pisón was granted a number of patents far fired clay materials that contributed to the development of structural floors in early twentieth century Spain, and to the creation of new and innovative alternatives far the construction of vaulted roofs. In 1942 he faunded his own factory, Río - Cerámica, S.A., where he produced the products he had patented. The ability to control the entire process from the drawing board to worksite assembly enabled him to gradually introduce improvements in these products. Drawing from both the new possibilities afforded by the incipient use of reinforced concrete and Spain 's long trad ition and expertise in manufacturing fired clay, Sánchez del Río registered a tota l of 15 patents far stru ctu ral floors between 1935 and 1967. These innovations co ntributed to the growing use of new types of floors that not on ly fulfilled the ir bearing funclion, but rationalised the constru ctio n of what had until then been hand-crafted structura l members. These patents introduced a wide variety of joists and pan farms far building one-way structural floors. The respective construct ion systems ranged from flat floors made of reinfarced concrete joists and concrete pan farms to floors in which the fired clay elements housed the bending and shear reinfarcement which, once cast in concrete, ensured that the member as a whole would attain the necessary bearing capacity. He designed countless types not only of pan farms and joists, but of ancillary components such as uprights that contributed to overall process rationalisation . These elements far structural floors were used ali across the country and the entire suite of patents was declared to be of interest by the Directorate General of Architecture.

36

ILDfFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN EL INGE"-10 DE UN LEGADO

l 'UNLJACIÓN JUANL:Lü . IURRIAl\ü


JIJ)UOJISO SAllCHQ

T7

oa Jl/O Y fl(r6K

PATENTES CERÁMICAS: FORJADOS Y CUBIERTAS

A lo largo de su vida profesional lldefonso Sánchez del Río Pisón desarrolló diferentes patentes cerám icas, que contribuyeron a la evoluc ión de los tipos de forjados de piso existentes en el mercado español en las primeras décadas del siglo XX, así como a crear nuevas e innovadoras alternativas para la construcción de cubiertas abovedadas. En el año 1942 creó su propia empresa, Río - Cerámica, S.A., para poder fabricar sus patentes cerámicas. Este hecho le permitió ir evolucionándolas paulatinamente, ya que podía controlar todo el proceso de gestación, proyecto y puesta en obra de sus diferentes piezas. Aprovechando las nuevas posibilidades que ofrecía el incipiente uso del hormigón arm ado, unido a la tradición cerámica españo la, ll defonso Sánchez del Río Pisón registró un total de 15 patentes para forjados entre los años 1935 y 1967. Con el las contribu yó a generar nuevos tipos de forjados, que no so lo garantizaban el cump limiento de su función portante, sino que además respondían a la necesaria racionalización del proceso de construcción ele estos artesana les elementos estructura les de la ed ifi cación . El conjunto de estas patentes dio respuesta a la utilización de una variada gama de viguetas y bovedillas para la ejecución de forjados unidireccionales. Desde sistemas de construcción de forjados planos formados por viguetas de hormigón armado con bovedillas de hormigón, hasta forjados ejecutados tan solo con piezas cerámicas diseñadas para albergar las armaduras de flexión y cortante, que una vez hormigonadas dotaban al forjado de su capacidad resistente. Para ello diseñó innumerables tipos de piezas cerámicas que abarcan desde bovedillas a viguetas, así como elementos auxiliares que, como los puntales, contribuyeron a la raciona li zación total del proceso. El uso de estas patentes para forjados se extendió por todas las provincias españolas, y en su conjunto fueron declaradas de interés por la Dirección General de Arquitectura.

EXPOSICIÓN MONOGRAílCA

37

FU~LJAC:IÓN JUANcLO 1URRIAl\0


DOVELA- ONDA (PAU

ao WTa. DE

D~P UUTA

1>1.u

au

lU:YACtoM

LUZ.)

DETALLE

DOVELA-ONDA

TB

CORRUGATED ROOFS

The patents for fired clay elements in vaulted roofs followed a very different route, for they were used primarily in Sánchez del Río's own works. Thanks to these elements, his legacy contains a long list of widely varying innovative roofs. Like his umbrellas, his roofs also gradually grew in size, from spans of only a few metres in the early years to 100 metres in the Oviedo Sports Pavilion (1961-1975). The small lightweight fired clay pan forms patented also evolved, with variations in their geometry, depth and lightening process used, depending on the type and size of the vaulted roof where they were to be laid. The most prominent elements were what Sánchez del Río called corrugated voussoirs, used to build his large-span corrugated roofs. In the nineteen fifties, inspired by thin concrete shell maestros such as Freyssinet and Nervi, who had already built corrugated shell roofs, he developed a similar construction system of his own using corrugation to ensure the formal stiffness needed in such members. The result, his corrugated voussoirs, were made of lightweight fired clay elements consisting of a vaulted centre and two small straight sections positioned at the edges for readier placement ancl to house the reinforced concrete ribs cast in between the voussoirs. He used these elements to build the so-called corrugated arches that defined these roofs. The voussoirs were made on site and then hoisted into position. The construction system devised on the basis of these elements earned him acknowledgement for his contribution to the development of modern architecture' s thin concrete shells.

38

ILDEFONSO SÁNCHEZ OH R(O PISÓN EL l l<GENIO DE UN LEGADO

.

l'U~lJACIÓN JUANelü JURRIAl\ü


!orlado• ladrllloa pren•ados

fÁBRICA DE RÍO · CERÁM ICA FN MADR I D

P'• llt • •o , 9

T8

' - " ' • • • • JJ2J•OJ · 2.S2ltO•

,. ... , , ..

CUBIERTAS ONDULADAS

Las patentes cerámicas desarrolladas para cubiertas abovedadas tuvieron un muy diferente destino que las de forjados, ya que protagonizaron en gran medida la propia obra de lldefonso Sánchez del Río, permitiéndole legarnos un amplio y variado conjunto de innovadoras cubiertas, que, parti endo de escasos metros de luz de vano libre, finalmente alcanzaron los 100 metros en el Palacio de Deportes de Oviedo (1961-1975). Estas patentes fueron también evolucionando la forma de las pequeñas piezas cerámicas aligeradas, que a modo de bovedillas variaban su geometría, canto y tipo de aligeramiento en función de su integración en uno u otro tipo y tamaño de cubierta abovedada. Las piezas más destacables son las por él denominadas dovelas-onda, con las que construyó los arcos-onda que le permitieron realizar cubiertas onduladas de grandes luces. En efecto, en la década de los años 50 Sánchez del Río, imitando a algunos de los grandes maestros de las Thin Concrete She/ls, que como Freyssinet o Nervi ya habían construido cubiertas laminares onduladas, desarrolló un sistema constructivo propio para dotar a sus cubiertas de esta específica característica que las dotaba de gran rigidez ele forma. Diseñó así las dovelas-onda, que estaban formadas por piezas cerámicas aligeradas, y cuya geometría se generaba mediante la unión de dos pequeños tramos rectos ubicados en sus extremos para facilitar el apoyo de la pieza y generación de nervaduras, y una parte central abovedada. Con ell as construía los llamados arcos-onda, que definían la total superficie ele la cubierta ondulada. Las dovelas-onda se ejecutaban a pie de obra y eran posteriormente izadas a su posición final. La creación de estas piezas le permitió diseñar su propio sistema de construcción, a través del cual obtuvo el reconocimiento de su contribución al desarrollo de las estructuras laminares de la Arquitectura Moderna.

f XPOSI( IÓ" MQ,~OC.RAFICA

39

l'L''ilJAC IÓN JUAN loLO . IURRIAl\ü


SCALE MODELS The exhi bition includes sca le mode ls of lh ree of lldefonso Sá nchez del Río's mos t prominent wo rks: Ov iedo's fo urth wate r ta nk, th e Pala de Siero market and the Sports Pavilion, also in Oviedo . The scale mocle l for Oviedo's fo urth wate r ta nk is on loa n for thi s ex hibi tion in honour of Sá nchez del Río fro m th e Centre fo r Publi c Works Sluclies and Experi menta ti on (CED EX). Th e mock-up was built by Jorge Q ueipo fo r th e exhibi tion " Rein fo rced co ncrete in Spain (1893- 1936)". lt shows th e storage ta nk under co nstruction, w ith its revo lving ce ntring that synthes ises th e clase inter-relati onship between fo rm and co nstru ction process that characterises this stru cture. The olher two models were explicitly commissioned by the Fundación Juanelo Turriano fro m HCH M O D EL to illustrate the most signi fica nt features of these two buildings. Th e Sports Pav ilion model, on a scale of 1/ 100, highlights lhe spatial vo lume of th e co rru ga ted roof, w hose 100-m spa n is the largest ever atta ined in a cy lindrica l ba rrel va ult corrugated shell structure . lt shows the enti re sequence of all the co rruga ted arches fo rming th e roof. Th e corru gated vo ussoirs are also outlinecl to depict the co nstru ct ion stage pri or to w hen their surface was cast in co ncrete and enabl e visitors to better visuali se th e innovali ve co nstruct ion system cl escri bed above. Th e exlraordin ary slendern ess of thi s co rru ga ted roof is clea rl y perce ived in th e model, perhaps even more clea rl y than in the structure itself. Th e Po i a de Si ero market mock-up, in turn, sca led at 1/ 125, draws th e viewer's atte ntion to the 50-metre span composite arch pos itioned in between th e two barrel va ults that defin e the spa tia l geometry, for th e origin ality of thi s roof li es large ly in th e innova ti ve des ign of thi s stru ctural member. For thi s reaso n in the sca le model the market roof is divided in two along its ax is, showing the fi ni shed product on one sicle and its in tern a! structu re on the oth er.

42

I LDEFONSO SÁNCllEZ DEL RfO PISÓN. El INGENIO Dl UN LEGADO

f'U:-.JLJAC IÓN JUANbLü . IURR IANü


MAQUETAS La exposición incluye 3 maquetas que correspo nden a tres de las obras más importantes realizadas por lldefonso Sánchez del Río: IV Depósito de Aguas de Oviedo, Mercado de Pala de Siero y Palacio de Deportes de Oviedo. La maqueta del IV Depósito de Aguas de Oviedo ha sido cedida por el CEDEX para esta muestra homenaje a Sánchez del Río. Se trata de una maqueta realizada por Jorge Queipo para la exposición Hormigón armado en España (1893-1936). Representa el depósito en construcc ión, lo que permite aprec iar la cimbra rotatori a que sintetiza la profunda co herencia entre forma y proceso constructivo que caracteriza esta obra. Las maquetas de las otras dos obras han sido encargadas expresamente por la Fundación Juanelo Turriano con la finalidad de mostrar en la exposición los aspectos más relevantes de las mismas, y han sido realizadas por HCH MODEL. La maqueta del Palacio de Deportes, realizada a escala 1/100, muestra el conjunto de la volumetría espacial de su cubierta ondulada, que fue el récord de luz de vano libre alca nzado por una estructu ra laminar ondu lada de cañó n c ilíndri co (100 m). En ella se representa la secuencia comp leta de todos los arcos-o nda que definen la cub ierta, marcando mediante líneas las diferentes dovelas-onda, representándose así la fase ele construcció n anterior al hormigonado continuo de su superfi cie, en un intento de recoger la imagen en la que se basó su innovador sistema constructivo anteriormente exp li cado. Maqueta en la que se percibe, quizás mejor que en la realidad, la extraordinaria esbeltez de esta cubierta ondulada. Sin embargo, en el caso de la maqueta de la cubie rta del Mercado de Pala de Siero, realizada a esca la 1/ 125, se ha potenciado la visión del arco mixto de 50 metros de luz, que constituye el encuentro entre los dos cañones que generan su geometría espacial, ya que gran parte de la originalidad de esta cubierta está precisamente en el innovador diseño de este elemento estructural. Por esta razón, la cubierta del Mercado de Pala de Siero aparece en la maqueta seccionada por su eje de simetría, reconstruyendo en una mitad el aspecto exterior de su volumetría y en la otra mitad su estructura . EXPOSICIÓN MONOGRÁf l CA

43

i'UNIJACIÓN

JUANL:Lü 1URR IAf\ü


<;>

6

b

11

A-id&dd.~'flUtll-lA...id•cane1.n.rd•­ ··;¡C dtodn:abod6a..al&parq11eunel.......io~da.-..clial.

...doa..-ccndkicrn.-qw~la..ulmaoeguridadyraplda

...altruv~--~"'rvidaOOCDOOD-d.

...a.u.~-~-el!*fododed-.poqM••br9 • panil et. ... ~ v-ria•undMl dalá9lo"914-l"IJ. to:u .... ~ ...... ~a:ue.i~-onhswSo~pc1.t,... hlo:alo col!! U..,.. da v--, ..-.u.do. eepu de .t..nol!IU' ~-....,..

...

.......,_ahool_~_

...

~paroang

... Mkm

'1m&rio,haaaloopdM-dotd.a'1gl11Kl1...:l.S.tr.~

tm,habladdo cocw;ebkl.pot1o.~dela lds1M.,•Ruu.do '( oon• clláoMl,ct.-rd6coa ta. c:a:K2Claricuct.lll~.ru...t.~ pcr .... Mdad d. ..i.Jealm oon llanta ...WC..W ~ de-du.denli·

i!lco•loqa. .. ..-..~.c:"UYN,

.. perflclo9d.,...dad11n,,ul--

loqoew~- .i-....-.~.on.u.ei=.1-v~man

•11yll-1ndu 1 ~~daUlnchneala~...d.delacal-.,­ condJdón .....cai, buando, - t. INJCIM de l,oo c;Um, latafinudoo et. cuKw ordhiario.,~ ... plMdos.cul d.ll~oonca:ksei•l:&1-'iko.

Asf pqo, los prublaw de ripo

1blOD,

un.a .,.. ooattnllda la - -

ORIGINAL DOCUMENTS The exhibition also displays a number of original clocuments, framed or in showcases. Particularly prominenl, given their grap hi c quality, are the onion sk in drawings of lhe Pola de Siero water tank ancl the Buenavista Stadium granclstands. Of the co ll ection's many pencil drawings, the examp les chosen for display are on millimetre paper and laden with Sánchez del Río's own handwritten notes. The dr;ift manuscript of the specificalions for the Sports Pav ilion project is likewisc pcncillcd. Finally, although it does not belong to the family collection, a copy of the deluxe edition of the Road Moclernisation Plan, drafted and approvecl while Sánchez del Río was Director General of Roads, has also been included in the display.

44

ILDEfONSO SÁNCMEZ DH RÍO PISÓN EL INGENIO DE UN LEGADO

l 'U:-.IDACIÓN JUANcLü . IURR IA1'ü


LABORATORIO CENTRAL DE ENSAYO DE MATERIALES DE CONSTRUCOON 14.202

..... 2

DOCUMENTOS ORIGINALES En la exposición se incluyen, en vitrinas o enmarcados, algunos documentos orig inales, entre los que destacan por su calidad gráfica los planos dibujados sobre papel tela o vegetal del Depósito de Pola de Siero y la Tribuna del Estadio de Buenavista. De entre los muchos documentos existentes en el Archivo familiar, se han seleccionado varios ejemplos de croquis a lápiz, realizados sobre papel milimetrado, llenos de notas y correcciune; de la mano del propio Sánchez del Río. Igualmente es manuscrito a lápiz el borrador de la memoria del proyecto del Palacio de Deportes. Finalmente, aunque no pertenece al Archivo familiar, tiene interés un ejemplar de la edición de lujo del Plan de Modernización de Carreteras, redactado y aprobado bajo el mandato de lldefonso Sánchez de Río como Director General de Carreteras.

EXPOSICIÓN MO"OGRAFICA

45

l'U:'<DACIÓN JUANl.!Lü IURRIA/\ü

.


THE MATERIAL WEAKNESS OF THE LEGACY Much oí lldefonso Sánchez de l Río Pisón's legacy forms part of the weakest portien of twentieth century arch ilectura l heritage. On the one hand, his structures were built in the early years of reinforced concrete development, when " durability" and mandatory quality control of the on-site material were still unknown concepts. Ancl on Lhe other, many of the shells built by Sánchez del Río are only a few centimetres thick: the roof over the Pola de Siero market (today the town bus station), for instance, measures only 3.5 cm . Since this legacy is consequently exposed to material decay, it is in need of sui tab le maintenance, conservalion and restoration. The reason, in fact, for the weakness of what are internationally known as thin concrete she lls is that they are exactly that: thin and made of reinforcecl or prestressed concrete, whose characteristics were largely unknown by contemporary engineers. Moclernist architecture's construction of thin shel ls was a veritab le feat. These members were built when reinforced ancl prestressed concrete were new and practically unknown materials and evo lved along with the material itself, long before its spec ific characte ri stics, best engineering practice, placement methocls or ageing were fully understoocl. The first reinforced concrete shell was built in Jena, Germany, in 1925. Freyssinet's first patenl for prestressecl concrete was not registerecl in París unlil 1928. The first Spanish building code for the material was approved in 1939. The lnternational Association for Shell Structures (IASS), created to publicise and debate about the development of thin concrete she lls ancl teach the techniques invo lvecl in their engineering, was founded by Eduardo Torreja in 1959. And concrete quality controls were not mandated in Spain, ltaly, Greece or many other European countries until the nineteen seventies, when the construction of thin concrete shells had all but disappearecl. As this gradual cha in of events infers, a wide variety of types of concrete was manufactured in the modernist era, each with its own specific composition ancl dosage. The nature of the aggregate used is largely unknown today, given the lack of stanclardisecl control that prevailed at the lime. Moreover, the slenderness of these she ll s makes them hi gh ly vulnerab le to decay. This is particularly true of the members macle of reinforcecl co ncrete, for prestressing ensu res greater compression on th e she ll surface, thereby preventing the appearance of shrinkage cracks. In aclclition, the reinforcement in thin shel ls has a sma ll cross-section ancla necessarily narrow cover, intensifying clecay by favouring reinforcement rusting ancl corrosion, especia ll y in pollutecl urban environments. In the periocl when conc rete and these thin structures were cleveloping in parallel, stanclards varied from one country to the next: as a rule, thinner shel ls and covers were allowed in European than in American structures. The 3.5-cm thick shells built by lldefonso Sánchez del Río, the 4-cm structures erected by Félix Cande la in Mexico or the 6-8-cm members constructed by Eduardo Torreja, Pier Luigi Nervi, Hossdorf and others are more vulnerable to ageing and rapid decay than the works designecl by Saarinen, Tedesc and others in the United States, where the mínimum thickness at the crown was 15 cm.

46

JI DFFONSO SANCHC·Z IJH RÍO PISÓN. EL INGENIO 01' UN l.FGADO

l'U'.'<IJACIÓN JUANcLü . IURRIAl\ü


DE LA DEBILIDAD MATERIAL DEL PATRIMON IO LEGADO Gran parte del patrimonio legado por lldefonso Sánchez del Río Pisón pertenece al más débil Patrimonio de la Arquitectura del siglo XX, ya que se trata, por una parte, de estructuras ejecutadas durante el desarrollo del hormigón armado cuando todavía se desconocía incluso el sign ifi cado de Ja " durabilidad" y tampoco existían controles obligatorios de las características de este material durante su puesta en obra. Por otra parte, muchas de las estructuras laminares construidas por Sánchez del Río cuentan con escasos centímetros de espesor, que, como en el caso de los Paraguas del Mercado de Ganado de Pola de Siero, actual Estación de Autobuses, tan solo alcanzan 3,5 cm. Se trata pues de un legado expuesto a una gran degradación material que demanda su adecuado mantenimiento, conservación y restauración. En efecto, es necesario tener presente que el germen de debilidad de las internac ionalmente conocidas como Thin Concrete Shells es precisamente el hecho de que lo sean. De que sean Thin -delgadas- y de que estén construidas con Concrete -hormigón-, ya sea armado o pretensado, debido a que en el momento en el que se co nstruye ron, se trataba todavía de un material nuevo en gran medida desconocido. La construcción de las Estructuras Laminares de la Arquitectura Moderna fue realmente una hazaña. Se realizaron cuando el hormigón armado y el hormigón pretensado eran unos nuevos y casi desconocidos materiales, y fueron evolucionando al compás del propio desarrollo del material, antes de que fueran plen;:imente conocidas sus características esperífic:as, sus más apropiados métodos de cá lculo y puesta en obra, su envejecimiento ... Baste recordar que la primera Estructura Laminar de hormigón armado se construyó en Jena (Alemania) en el año 1925, que hasta el año 1928 no fue registrada por Freyssinet, en París, la primera patente de hormigón pretensado, que la primera instrucción de hormigón armado se aprobó en España en el año 1939, que la creación de la lnternational Association for 5hell Structures, IASS, nacida para velar por la difusión, enseñanza, debate y desarrollo de las Thin Concrete Shells, no fue fundada por Eduardo Torroja hasta el año 1959, y que el control de la calidad del hormigón en España, Italia, Grecia y otros muchos países de Europa no se estab leció como obligatorio hasta mediados de los años 70, momento en el cua l, paulatinamente, empezaron a dejar de ser construidas las Thin Concrete Shells. De esta sucesión gradua l y encadenada de acontecimientos, se desprende la patente realidad de que ex iste una gran variedad de tipos de hormigón fabricados durante la Modernidad, que co ntaban con unas específicas compos iciones, dosificaciones y tipos de áridos que nos son desconocidos, en gran medida, por la falta de control de ca lidad normado en el momento de su construcción. Por otra parte, la delgadez ele estas láminas las hace mucho más susceptibles al deterioro, fundamentalmente en aquellas construidas con hormigón armado, mientras que la aportación del pretensado garantiza una mayor compres ión de la superficie laminar, evitando la aparición de fisuraciones por retracción. Por otra parte, las armaduras de las Estructuras Laminares cuentan con una escasa sección nominal y escasos recubrimientos, hecho que agrava su deterioro con el paso del tiempo, ya que se favorecen los procesos de ox idación y corrosión de sus armaduras, fundamentalmente en un entorno de ciudad polucionada. A lo largo de esta experiencia, en la que se desarro llaron paralelamente el hormigón y estas estructuras laminares, las normas establecidas en los diferentes países también fueron distintas, permitiéndose menores espesores y recubrimientos en la construcción de la estructuras lam inares europeas que en las norteamericanas. Indudab lemente, las lám inas construidas con 3,5 cm de espesor por lldefonso Sánchez del Río, las de 4 cm de espesor de Félix Candela en México, o las de 6 a 8 cm construidas por Eduardo Torroja, Pier Luigi Nervi, Hossclorf. .. son más susceptibles de envejecer con rápidos deterioros que las proyectadas en los Estados Unidos de América, con espesores mínimos de unos 15 cm en clave, por Saarinen o Tedesko.

fXPOSICIÓ" .\IO"OGRMICA

47

l'U:'<lJACIÓN JUANcLü 1URR IAl\ü


The weakness of thin concrete shell s, now vis ible in most of them, ca l Is for speedy co nservation measures. Their partially exposed reinfarcement and the sta ins on their concrete denote stee l rusting or corros ion . Many of the insti tutions, assoc iations and professionals w ho champ ion this architecture have been ra ising their voices far years in defence of immediate action . While a substantia l number have been restored, much has yet to be done, because the inventory of these works alone cannot ensure that they w ill remain as physica l elements in ou r cityscapes rather than as mere intangible fragments of historie memory. The scientific li terature avai lab le in 2011, wel l in to the twenty-first ce ntury, is studded with research that has served as a basis fa r the development of today' s reinfarced and prestressecl concrete. In light of the obvious need to conserve structures that farm part of the heritage of moderni st architecture, contemporary society wou lcl be both irresponsible and self-contrad ictory if it acted as if it still believed that co ncrete is the material with " unlimited durability" it was famously cla imed to be in early twentieth ce ntury campa igns to promote the use of Hennebique's patent.

"Build with reinforced concrete. An inflammable, rot-proof material with unlimited durability, that requires practically no upkeep." In light of the international concern about this "weak legacy" and the rest of the twentieth century's architectu ral heritage, in June 20 11 the Polytechnic University of Madrid' s Schoo l of Architecture hosted an lnternational Conference on lntervention Approaches for the 20th Century Architectural Neritage. The conference conclusions are set out in what has bcen ca ll ed the "Mad rid Paper" . Perhaps the most important, albeit fareseeable, conc lusion is that the present neg lect must be remedied. Specific protocols whose rev ision is mandatory must be establishecl, along w ith the control and upkeep of the concrete in thin shells that have been inventoried in countri es around the wor ld. In the interim, however, the problem needs to be confronted ancl action taken as if these protocols were already in place. W hil st sorne of lldefonso Sánchez del Río Pisón's works, such as the Pala de Siero market, have already been restored and others are under study far subsequent restoration, it can on ly be hoped that this exhibi tion, organised as a tribute to hi s legacy, will contrib ute to the recovery of many others that presently stand in obl ivion.

411

ILDEFONSO SÁNCllEZ DEL RÍO PISÓN

EL INGH,10 DE UN LEGADO

i'UNLJACIÓN JUANeLü . IURRIAl\ü


La debilidad ele las Thin Concrete Shel/s se ha hecho patente en la mayor parte ele ellas, demandando una rápida actuación de conservación. Las armaduras han quedado parcialmente visibles y las manchas de óxido en el hormigón anuncian el proceso de oxidación y/o corrosión que está n sufriendo. Son muchas las instituciones, asociaciones y profesionales amantes de esta arquitectura que llevan ya años haciendo oír sus voces en defensa ele una pronta actuación de conservación, y aunque se ha restaurado gran número de ellas, todavía hay un amplio camino por recorrer si es que queremos que su previa catalogación sirva para que permanezcan en el paisaje del territorio, y no solo en el recuerdo. Es un contrasentido irresponsable que, iniciado el siglo XXI, tras las investigaciones científicas realizadas, que han sido la base de la evolución alcanzada hoy por el hormigón armado y pretensado, la sociedad actúe, frente a la necesaria conservación del hormigón que forma parte del Patrimonio de las Estructuras Laminares de la Arquitectura Moderna, como si todavía creyéramos en la célebre propaganda que se hizo a principios del siglo XX para difundir el uso de la patente de Hennebique, en la que se decía que el hormigón era un material de "durabilidad ilimitada".

Haga sus estructuras de Hormigón Armado. Un material incombustible, imputrescible, y de duración ilimitada, prácticamente sin mantenimiento. La preocupación internacional sobre este " débil legado" y el resto de la Arquitectura patrimonial del siglo XX ha llevado a la organización, en el mes de junio ele 2011 , de unas jornadas internarinn~les, celebradas en Madrid, en la Escuela Técnica Superior ele Arquitectura de la Universidad Politécnica, bajo el título lnternational Conference lntervention Approaches for the 20th Century Architectural Heritage, cuyas conclusiones han siclo recogidas en el denominado " Documento Madrid" . Tal vez la conclusión más importante, aunque sabida de antemano, es que es necesario acabar con el "abandono" y formular protocolos específicos de obligada revisión , así como actuaciones de mantenimiento y control del hormigón de las Estructuras Laminares que han sido catalogadas en todos los países. Pero mientras éstos llegan, debemos tomar conciencia del problema y actuar como si ya hubieran llegado. Aunque algunas ele las obras ele lldefonso Sánchez del Río Pisón han sido ya restauradas, como el Mercado de Pola ele Siero, y otras están siendo objeto ele análisis para su posterior restauración , esperamos que esta exposición, realizada en homenaje a su legado, contribuya a que otras muchas, ahora olvidadas, sean pronto también objeto de recuperación .

EXPOSICIÓN MONOGRÁFICA

49

f·U:-<LJACIÓN JUANeLü 1URRIAf\ü


~

.: /

/-'

/

r

;

/ -:

·" ..

,,

/ ,/ /

~ .l'U'llJACIÓN

~JUANlLü

rtJRRIAt\ü


i

lldefonso Sánchez del Río Pisón nac ió en Haro, La Rioja, en 1898. Tras rea li za r sus

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

estud ios de enseña nza med ia en la Institución Libre de Enseñanza y en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid, se grad uó en la Esc uela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en 1922. Primera etapa de su v ida que coincide co n la introdu cc ión y co nsolid ac ión en España de un nuevo material de constru cción, el hormigó n armado, qu e va a desempeñar un papel fundamental en la actividad profe-

BERNARDO REVUE LTA POL

sional del ingeniero rioja no. Protagonistas de la época pionera del hormi gón fueron Ju an Manuel Zafra y Eugeni o Ribera, profesores de Sánchez del Río en la Escuela y a los que él definiría como " glori as de

la in geni ería españo la"

r FIGS. 1y2 1.

Cf'iTALOGO

J.

~UGEN IO

RIBbHA Y C.'

COMPft~lft DE COll.STRUCCIONES HIDMULICl\5 ffi.MOUE5 DEL OOEftO IO CONSTRUCTOR:CS

or.

ffil\ORD

V CIVILES

Tr:W°"° l-409

S. 1'"1. CL RCV OC CSPARPI

"5.l'fctAUDi\ll Ci OllkAS Of ttOllMIOOH AIL'U.00 1'$10\'l!CT05 \. C:0:>-'5flltU•)... 01! Fl!JtROC41UULC5 ('l8AA!> Of PUt:ll"TOS \" SAL1'0$

_ _

oe ¡\(;UA

.. . __ .... .. _

P1J l!.NTl!!.Ot1>ó51T05,. f"ABllK:AS. tJ)lf)Cl()S, [TC.

......... -

1

_ .... _

.. _

...... a. ........ _

RESUMEN DE LAS OBRAS CONTRATADAS HASTA EL 31 DE MAR2) DE 1910

g, puc111n y 1cur1tucttl1 •lf' hnrmi.¡,,sn •tm•do 51 dcp1hil011ytubcrl.11t\ch1mni¡¡ó11um:111lo. 47

Ubric"'~

de bonnl¡rdn arm•dn

51 c•lllkim<lcho1miw61t11mJ1<lo

2H obm u total, dt lat caa1« 213 s.o11 de bonal161 armdo, coa .n hnporlc lobl de uh11lslcce mllload de pdctu.

DETALLE DEL ARCO DIAGONAL DEL MERCADO DE POI.A DE SIERO. FOTOGRAFÍA DE PEPA CASS INELLO

FIGURAS 1 Y 2. CATÁLOGO PUBLIC ITAR IO DE LA EMPRESA CONSTRUCTORA DE EUGEN IO RI BERA, PUBLICADO HACIA 191 O. BI BLIOTECA DE LA FUNDAC IÓN JUANELO TURRIA O

S1

PUNDACIÓN JUANbLü TURR IANü


PUENTES DE FABRICA y

HORMIGON

ARMADO

POR

DON J OS E: EUGE:N!O RIBERA

HORMIGON ARMADO

INGfNl~llO

JB'e Df CAM IN01. CANAl.0 V PUEATOS

f'llOFESOlt l>f LA ASICNATUl\A EN LA ESCUELA E51'ECIAL DEL CUUlP'O

JUAN MANUEL DE ZAFRA

1'-'i l.A

R~lTJ..A ~l'~Cl,\ L

ACADEl'llCO COUUl'ONSAL OE LA ACADEMIA DE CIENCIAS

IJJa.. CUl'.Rl'O

T0 .1 10 1

GE.N E.R..ALIDADES. MUROS

MECÁNICA DEL HORMllWN ARMADO

u

Y PEQUE.~AS OBRAS ••

1_,_..,.• .,.....,u .. JW•.,•<.-f"if.

r.~ u

JolAllllll>

,...._...

To\ L UJU:.~

CIHllaK ltUllU •

FIGURA 3. EL PRIMER TRATADO ESPAÑOL SOBRE EL

FIGURA 4. DESDE SU CÁTEDRA D E LA ESCUELA DE

FI GURA S. UNO DE LOS LI BROS DE TEXTO DE EUGE-

HORM I GÓN

MANUE L

CAM I NOS, TOMÁS GARCÍA-D I EGO DEFEND I Ó LAS

N IO RI BERA, PROFESOR DE LA ESCUELA DE I NGEN I E-

ZAFRA. BIBLIOTECA DE LA FUNDACIÓN JUANELO

CUA LI DADES ESTÉTICAS Y NO SÓLO UT ILI TAR I AS

ROS DE CAM I NOS DES D E 1916. BI BLI OTECA DE LA

TURR I ANO

DE L HORMIGÓN ARMADO. BI BLI OTECA DE LA FUN-

FUNDAC IÓN JUANELO TURR I ANO

ARMADO,

OBRA

DE JUAN

DAC IÓN JUANELO TURR I ANO

Cuando ini ció sus estudios superio res el

empl eo del hormi gón en los tab iqu es di-

que no extraordi nari amente brillante desde

uso del ho rm igón ya era algo gene ral-

visorios del proyecto de 1930 para el De-

el punto de vista académi co, siendo el nú-

mente aceptado por in geni eros, arquitec-

pósito de agua de M adrid, di ciendo qu e

mero 34 de su promoción, compuesta por

tos y co nstructo res, muchos de los cuales

así co nstruidos pueden res ultar " más en

un total de 45 in geni eros r FIGS. 6 y 7 1.

veía n en él no sólo un medio para aco-

armonía co n las disposiciones co nstru cti -

meter obras de magnitud y dificultad

vas del año en qu e se vive" r FIGS. 3, 4 y s 1.

hasta ento nces insalvables, sino también

A partir de ese mom ento, comi enza un a dilatada trayectoria profesional que se

un signo de modernidad y progreso. Es

Sánchez del Río termin ó la carrera con 24

desarrolló a lo largo de cas i exacta mente

significativo a este respecto lo que el pro-

años, lo que nos dice que fue un buen es-

med io siglo. Entre 1970 y 1975 se inau-

pio Sánchez del Río escribe al justificar el

tudiante, aproba ndo curso por año, aun-

guraro n sus últimas obras: los paraguas

FIGURAS & Y 7. CUADERNO DE APUNTES DE H I DRÁULICA DEL CURSO 1921- 1 922. PROP I EDAD DE I LDEFONSO SÁNC H EZ DEL RÍO

S2

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEM IO

FUNDACIÓN JUANbLO TURRIANO


v111 e., l 1te r1H fllllll di 119 lrtlCDllCllllS

FIGURA 8. CARTEL PUB LI C ITAR IO DE L PR OYEC TO DEL PA LAC IO DE DEPORTES DE OVIEDO

del Mercado de Ganado de Po la de Siero

Esta activ idad co nform a un ampli o y va-

aprovechando eficazmente las ocasio nes

y la que para él fue su más querida o al

riado pa isaje, en el que sobresa len co mo

que se le presentaron para la realizac ión

menos considerada más importante rea li -

hitos si ngul ares unas cua ntas obras, no

de trabajos más sin gul ares, no só lo en la

zac ión , el Pa lac io de Deportes de Ov iedo

mu chas, en las que la ori gin alidad crea-

ciudad de Ov iedo sin o en otros muni ci-

I FIG. 8 J.

dora de Sá nchez del Río se man ifiesta

pios astu ri anos, destacando espec ial-

más plenamente, y de las que se hablará

mente los que rea li zó en Pol a de Siero.

En estos c in cuenta años 1ldefonso Sán-

co n detal le en otros lugares de este libro.

Co in cide en Oviedo con José Ma ría Fer-

chez del Río abarcó cas i todas las activi-

Ya en 1922, recién sa li do de la Escue la,

nández Ladreda, mili tar y cie ntífico, al-

dades al alcance de un in geni ero de su

fue nomb rado ingen iero del puerto de San

ca lde de la ciudad de 1924 a 1926, y que

época. Trabaja en la Administración, ta nto

Esteban de Pravia y pronto redactó pro-

más tarde, al ser nombrado ministro de

la loca l co mo la ce ntra l, es empresa ri o,

yectos de instalacio nes portuarias, como

Obras Púb licas en 1945 , ll eva ría a Sán-

inveQ_tor, co labora regul armente en las re-

el rea li zado para el puerto de Cud ill ero en

chez del Río a la D irección General de

vistas técn icas, pero es sob re todo proyec-

1923, entre otros trabaj os propios de su

Ca minos.

tista, y en c ierta manera co nstructo r, de

cargo. Pero su gran oportunidad surgió a

obras de muy variada índo le. La docenc ia

raíz de su nombramiento en 1924 como

Ya desde un primer momento destaca en

es el único cam po profes ional releva nte

ingeni ero muni cipa l de Oviedo, puesto en

la actitud profesional del joven ingeniero

del que permaneció ausente.

el cua l desarrol ló una intensa actividad

el interés y cariño con el que acomete

BERNARDO REVUELTA POL

53

FUNDACIÓN JUANCLO TURRI A1'0


FIGURA 9. PLAZA DEL PARAGUAS DE OV I EDO EN LA ACTUALIDAD

FIGURA 1 O. PARAGUAS DE LA LECHE

proyectos de ob ras de menor impo rtan-

ll amando Plaza del Paraguas, y ese nom-

como de los medios utili zados para ll ega r

cia . En ell as parece sentirse libre inclu so

bre conserva hasta hoy. En 193 1 publ icó

a la so lu c ión. Esta eco nomía de med ios

para expresa r en el proyecto c iertos ras-

en la Revista de Obras Públicas un

puede ap licarse tanto a las d iversas fases

gos de humor. El caso modélico de esta

ameno artícu lo explica nd o la génesis y

del proceso del proyecto, procura ndo elu-

alegría proyectiva es una obra temprana,

desarro ll o del proyecto

dir la neces idad de hacer cá lcu los com-

1 FI GS. 9 y 1 o J.

el Paraguas proyectado y construido en 1925 para proteger de la lluvia un puesto

plejos, "mo lestos" , como en la elecc ión De su lectura se deduce la existenc ia de

de materiales y proced imi entos co nstru c-

calleje ro de venta de leche. Esta ob ra

unas consta ntes en el proceso del pro-

tivos. Cree irrenunc iable co nseg uir la

menor se ha convertid o en un peq ueño

yecto que pueden identifica rse as imi smo

"constructiv idad" de la obra, que define

hito urba no de la herm osa y cu idada ca-

en otras obras suyas. En última instanc ia

co mo el "co njunto de ca usas y de hechos

pital de l Principado, hasta el punto de

sobresale un afá n de sim pl ificació n, tanto

que hace n que la obra pueda rea li za rse

que la plaza donde se yergue se terminó

de los términos del problema a resolver

en co ndiciones óptimas". Así, una vez definido el prob lema en su más desnuda

P l AH1 A

ese ncia, pod rá ll egar a la so lu c ió n mej

!

flTRAMAOOl

diante una lógica reg ida por los principios

de

uti 1idad,

co nstru ctiv id ad

y

eco nomía. Para Sánchez del Río, la be1

leza del res ultado se da rá por añadidu ra,

como consecuencia necesaria de lo anterior. En esto co ntrasta apa rentemente con Edu ard o Torroja , que co ntemp laba las cons ideraciones estéticas co mo un a más de las premisas de partida que había que te ner en cue nta a la hora de encarar un proyecto. Decimos apare nteme nte po rque co mo ve remos en las memo ri as y artículos en los que Sánchez del Río exp lica sus obras, se trans lu ce que tambié n los factores estéticos y expresivos in tervienen en su proceso proyectivo, por más que in sista en las cuestiones fun cionales, consFIGURA 11. PLANTA DE ARMADURAS DE LA MARQUES I NA

FI GURA

DEL QUIOSCO DE MÚSICA DE LANGREO

OV I EDO

54

12. PALOMAR EN FORMA

DE TORNILLO,

tructivas o económi cas.

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

rUNDAClÓN JUANELO TURRIAl\ü


El éx ito de esta estructura urbana motivó que el tipo se rep iti era en varias ocas iones, ta nto en Ov iedo como en sus alrededores. Hacia el final de su vida profesional Sánchez del Río retomó el tema del paraguas, con los rea lizados para el M ercado de Ganado de Pol a de Siero, aunque éstos tienen ca racterísti cas bastante diferentes a las de los prim eros . Entremedias constru yó el Qui osco de Músi ca de Langreo, en co la-

FI GURA 13. CROQU IS A LÁPIZ DEL DEPÓS ITO ELEVADO DE CARBAYÍN, POLA

FIGURA H. FOTOGRAFÍA ACTUAL DE

DE SIERO

LA COPA DE CARBAYÍN

boración con el arqui tecto Juli o Gal án. El cá lculo de la marqu es in a que se apoyaba

en 1928. Ya previamente Sánchez de l Río

nu evo enca rgo se vio libre para adoptar

en una co lumn a excéntrica les ob li gó a

había acometido la rea li zac ió n de otro

pl anteamientos origina les, abandonando

emp lea r " más ho ras de trabajo qu e en

depós ito en Ovi edo, el Tercero, adosado

" las fo rm as co rri entes, por co nsiderarlas

otras [obras] mu cho más impo rtantes".

al Segundo, qu e había proyectado Euge-

menos racionales, menos constructivas y

Quizás el res ul tado no fuese todo lo co n-

nio Ri bera en 1904, siendo de hecho un a

menos bel las". La situ ac ión del Depós ito,

segu ido que ese esfuerzo merecía

1FIG.11 1.

ampli ac ión de l mi smo. En este caso Sán -

sobre la loma ll amada Pi cayó n en los

chez del Río se había acomodado a la ti-

altos de Bu enavista, delin eado el hori-

Para co mpl etar la relac ión de estas obras

pol ogía del anterior, fo rm ado por pórticos

zonte por los picos de la co rdi ll era Ca n-

meno res, y si.n embargo ta n perso nales,

de v igas rectas y co lumn as. Pero en el

tábrica, le hi zo plantearse la neces idad de

debemos mencionar el pa loma r rea li zado en horm igó n en masa y con fo rm a de to rnill o, tambi én en Ov iedo. Fue constru ido hac ia 1934, pe ro desa parec ió al fin al de los años sesenta r FIG. 12 J. Todavía podemos co ntemplar, sin embargo, el peq ueño depós ito elevado de agua en forma de copa .s ituado en Ca rbayín, en el términ o municipal de Poi a de Si ero.

1FIGS.13 y 14 J

Como es fác i 1 de entender, no so n las ob ras citadas, aun que desp ierten nu estra curi osa admirac ión, las qu e sustenta n la importa ncia de 1ldefonso Sá nchez del Río como ingeniero, sino otras de mayor enti dad,-de las cuales la prim era y probabl emente más dec isiva en su carrera fu e el IV Depósito de Aguas de Oviedo

1FIGS.1 sy 161 .

Este proyecto se redactó entre los años 1926 y 1927, ini ciándose la co nstrucción

FIGURAS 15 Y 16. EL PROYECTO DEL IV DEPÓ I TO DE AGUAS DE OVIEDO SE INTEGRABA DENTRO DE LA AMPLIA· CIÓN DEL ABASTEC IM I ENTO DE AGUAS A LA C I UDAD

BERNARDO REVUELTA POL

55

ruNDACIÓN JVANaü TURRIAl'ü


FI GURA 17. VISTA ACTUAL DEL IV DEPÓSITO DE AGUAS DE OVIEDO

un proyecto qu e armonizase co n el pai -

co ntinu ación que la forma circu lar o ra-

enrasados co n los arcos por la ca ra infe-

saje montañoso de su entorno. Sin em-

d ial de la p lanta se debe exc lu siva mente

rior de éstos para fac i 1itar el encofrado

ba rgo, no parece que Sánchez del Río

a razones eco nó mi cas. A pa rtir de este

med iante una ci mbra girato ri a o los

introdujese en el proceso creativo un as

principio justifica la elecció n y caracterís-

muros-panta ll a de ho rmi gó n en masa

formas determ inadas por motivos estéti-

ticas de l conjunto de los elementos co ns-

apoyados entre los co ntrafuertes. Termin a

cos, al menos según se deduce de sus

tructivos, co mo son la cámara de ll aves

su expos ició n co n un quod erat demons-

propios escritos, donde expo ne: " las

ci líndri ca, los arcos dispuestos racl ial-

trandum, ya que había redactado con

obras deben proyectarse úni ca y exc lu si -

mente y arti culados en la c lave, los co n-

f ines co mparativos un proyecto de so lu-

vamente para lo que so n", seña lando a

trafuertes de mampostería, los forjados

c ión co nvencio nal cuyo presupuesto ascendía a 599.000 pesetas, m ientras que el presupuesto ele subasta de su proyecto tóri co o radia l se red ucía a 405 .000 pesetas

1FIGS. 17 y 1 B ] .

No obstante, a ll defonso Sánchez de l Río, in gen iero aú n j oven y con escasa experi enc ia, le asa ltaro n algun as dudas sob re el comportam iento de las bóvedas vertica les de ho rmi gó n en masa que debían sopo rtar el empuj e de l agua . Co mo hemos di cho, sus maestros en horm igón hab ían · sido Zafra, que por ento nces ya había fa ll ec ido, y Ribera. Le prese ntó a este último el proyecto, no sin c ierta tim iFI GURA 18 . V I STA INTER I OR DEI. IV DEPÓSITO DE AGUAS, DONDE SE APREC I AN EL MURO DIVISORIO Y SUS

dez, habida cuenta de la trágica hi sto ri a de l Tercer Depósito de Madrid. Pero Ri-

CONTRAFUERTES

S6

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

eUNDACIÓN JUANhLO TURRIAl\ü


FIGURA 19. BÓVEDAS PER IMETRALES DEL IV DEPÓSITO DE AGUAS

FIGURA 20. ARRANQUE DE LOS ARCOS DE HORMIGÓN DESDE LOS CONTRAFUERTES DE MAMPOSTERÍA

bera se mostró entusi as mado, recono-

algo que seguramente encaj aba bien co n

octubre, siendo intensamente ca ñoneado

ciendo có mo la geometría de la so luc ión

la perso nali dad de nu estro protagonista,

por las fuerzas repub li ca nas, hasta que

radia l daba al ed ifi cio una estabi li dad que

y era lo que ll amaba el ejerc icio de la " in-

éstas toma ron la posición en esa fec ha. A

hacía casi impos ibl e un acc idente co mo

genie ría bohem ia". Lo cua l no deja de ser

partir de ese momento se co nvirti ó en una

el que ocurrió en el depósito madrileño.

paradójico en alguien que luego sería mi-

"terrib le pesadilla" pa ra los defensores, ya

Entre maestro y discípulo, así se dirigía n

nistro de Obras Públicas de Franco du-

que su situac ión dominante permitía diri-

el uno al otro, se estableció un a sincera

rante más de siete años 1F1cs. 19y201 .

gir el fuego sobre la ci ud ad . Por el lo, según relata el propio Sánchez del Río, el

amistad y admiración mutua, como se reflej a en su correspondenc ia y en las cari-

El IV Depós ito ha sob rev ivido hasta nu es-

14 de diciembre el mando mil itar le sol i-

ñosas referen c ias que de Ribera hace

tros días y aún hoy proporciona servi cio

ci tó deta ll ados informes sob re la estruc-

Sánchez del Río en diversos artícu los. Por

en el sistema de abasteci mi ento de aguas

tura del edificio, co n obj eto de poder

su parte Ribera esc ribiría en la ROP, en

de Oviedo, superando mal que bie n el

batirl a eficazmente co n la arti ll ería hasta

un artícu lo de 1936 donde repasaba los

paso de los años y las vic isitudes de la

conseguir su destrucción . Sánchez del Río

avances de la ingeniería civil en España:

Guerra Civil. Como es sobradamente sa-

fac ilitó los planos, indicando que lo más

" He proyectado y construid o muchos de-

bido, Oviedo quedó en manos de los su-

importante sería destruir el cilindro central

pósitos de agua, pero debo reconocer la

blevados, sufriendo un duro asedio por

que recogía los emp uj es de los 48 arcos

superioridad económ ica, práctica y artís-

parte de las tropas republ ica nas que la

tica del tipo de depós ito de mi d iscíp ul o

mantuvieron tota lmente cercada desde el

_Sánchez del Río sobre cua ntas disposicio-

19 de julio hasta el 16 de octub re de

nes se han empl eado hasta hoy en el

1936, si b ien co ntinu aron durante todo

mundo, por lo que estoy segu ro se propa-

un ano más los bombardeos desde los al-

ga rá su empleo en cuanto sea más cono-

rededores 1FIG.21 1.

ELATAQUEACAÑONAZOSAL DEPOSITO DE AGUAS DE ELPICAYON UllfUTOtollOE

cido" . Para ayudar le a reso lver sus problemas co n los muros, Ribera entregó

Hablaremos más ade lante del papel de 11-

a Sánchez del Río una carta de presenta-

defonso Sánchez del Río en aquel los mo-

ción para Alfonso Peña Boeuf, que hab ía

mentos. Volv iend o a nuestro depósito,

suced ido a Zafra en la cátedra de hormi-

oc urri ó que su situación le convertía en

gón de la Esc uela de In ge ni eros de Cami-

un puesto de observac ión priv il egiado

estab lec ió

para d iri gir el fuego de la artill ería, ade-

Sánchez del Río cord ial relac ión, a lo que

más de su estratég ica uti lidad en el sumi-

quizás no fuese ajeno el ca rácter de

nistro de agua a los sitiados. Se mantuvo

ambos. Peña se declaraba partidar io de

en manos de los defensores hasta el 6 de

nos. Tamb ién

con

Peña

BERNARDO RCVUELTA POL

""---~--------

..

--.._ - .............--..........

FIGURA 21. ARTÍCULO PUBLICADO EN 196& EN LA REVISTA OVIEDO . EL AGUA , FIRMADO POR ERNESTO CONDE

57

rU:'<DACIÓN JUANbLü lURR IAl\ü


FIGURA 22. CÚPULA SOBRE LA CÁMARA DE LLAVES DEL IV DEPÓSITO DE AGUAS DE

FIGURA 23. V I STA INTERIOR DEL IV DEPÓSITO, MOSTRANDO EL MURO D IVISOR IO

OVIEDO

Y SUS CONTRAFUERTES, ASÍ COMO LA I LUMINAC IÓN NATURAL DEL ESPACIO

de hormi gón. Pero sigue diciend o Sán-

Pero el depósito resistió el bombard eo

cuerd an al person aje del coronel Ni chol-

chez del Río: "Aqu ell a noche no dormí.

ejecutado con piezas de hasta 15 5 mm .

son, protago nista de la novela y películ a

¡Soñaba con aq uellos planos! Aq uell os

Sánchez del Río, qu e fue testigo directo,

El puente sobre el río Kwai. Porque lld e-

planos que un día diera al constructo r,

termina di ciendo : " ¿Qué íntima sat isfac-

fonso Sánchez del Río desempeñó un

para que levantara nuestra obra más mi-

ción no experimentaría yo, al presenciar

papel

mada, eran los mismos que, por ironía del

este claro ejemp lo de una disposición

Oviedo, como respo nsab le del sumini s-

importa nte en la defensa de

destino, entregaba al militar para que la

constructiva plenamente log rada en sus

tro de agua a la ciud ad, recibiendo por

destruyera . Y era yo, precisamente, el que

dos aspectos, ingenieril y arq uitectó ni co,

el lo la Laureada Colectiva de San Fer-

además mostraba al artill ero su talón de

in co nmovibl e a la más terrible prueba a

nando . Escribió un manu sc rito, que per-

Aquiles: los puntos vulnerab les para su

que puede estar so metid a una obra?" .

man ece in édito, con el propósito de

más rápida destrucción ... "

Sentim ientos enco ntrados qu e nos re-

1 FIG S. 22 y 23 1.

reivindi car la trascendenc ia qu e para el éx ito de la defe nsa había tenido esa labo r, más oscura que la de los combatientes de las trincheras pero no menos

COMANDANCIA MILITAR D E A STU RIAS

DELE6 ACION DE LOS SERVICIOS PROVINCIA LES Y MUNICIPALES

necesar ia. En el cumplimi ento de esta OIPUTAC IO H PROVI NCI AL

misión, además de o rga niza r el reparto

OVIEDO

.....

.

.

de agua, hi zo co nstruir 20 depósitos de Rogamos a V.se e1rva mani:tee-

En , vi r tud de Órdenes de l a Oo-

qué

ladrill o y ll evó a cabo la perforac ión de

mandanoi a militar 1 s írva se di s -

t arnoa en

pone r con toda ur; e nc ia i ;'1ne-

depósitos que et están oon.etruyendo,

120 pozos, desde los qu e se rea li za ba el

en di eposi oi ón de poder prestar ser-

abastec imi ento med ian te ca mi o nes cis-

· t al aoi óñ de un depó sito

de ouad.o

dia se enoontrarán loe

vio to.

para r ec oger durant e l a nqohe

Dios guardo a V. muoboe afias .

el agua del mananti al de Pando . Ovi edo-> 12 de s et i embr e 1 936 . ~

1 FIGS. 2 4, 25 , 2 6 y 2 7 [.

11 !'te. Coronel Delegado,

EL TENI ENTE OOROBEL DELEGADO ,

4

J4~~ -

terna

Ort edo . 7 de eeptbre. de 1936

31

9 1 10

l'IYUNTl'lf'llE.NTO Dé OVIE.DO,-,

ai'

13

30

~~

14 15

~

Sr . Sanohez de l R1 0 Jef e del Se rv i cio {

12

,.ffúm.

<),..,,~ ·'

11

~

o,~ Ag'IUi:.

Sr . D. Alfonso sánohu del Rio. ~ In¡¡eniero lfuni~ O./•do.

< <::'.) /

22

I ,

21 1 20

FI GURA 26. TARJETA DE RACIONAMIENTO DE AGUA,

FIGURAS 24 Y 25. ÓRDENES ENVIADAS A ILDEFONSO SÁNC llE Z DEL RÍO POR LA AUTORIDAD MILITAR DURANTE EL

SELLADA CON 1.A FIRMA DE SÁNCHEZ DEL RÍO

CERCO DE OVIEDO

58

BREVE CRÓNICA DE UN 1 GENIERO BOHEMIO

FUNlJACIÓN JUANCLO TURRIA"ü


~~

(,.JF~~~~k~~~ . .

Apenas conc luidas las obras de co nstrucción del depósito de Oviedo, Sánchez del Río aprovechó el éx ito indudab le del mismo para usarlo co mo protot ipo de otros er igidos en varias loca lidades asturianas . Todos ellos fueron de dimensiones más reducidas, destacando el leva ntado en Po i a de Si ero, para 2 .000 m3 , frente a la capac idad de 10.000 m3 del ovete nse [ FIGS. 28, 29, 30 y 31 ].

FI GURA 28. ALZADO DEL DEPÓS ITO DE POLA DE SIERO

FIGURA 29. DE TAL LE DE LAS BÓVEDAS DE CONTENC IÓN E ' HORMIGÓN EN MASA DEL DEPÓSITO DE POLA DE SIERO

FIGURA 31. V I STA ACTUAL DEL INTERIOR DEL DEPÓSITO DE POLA DE SI ERO. AÚN

FIGURA 30. CUBIERTA PLANA DE LA CÁMARA CE

EN SERV ICIO

DE POLA DE SIERO

BERNARDO REVUELTA POI.

59

rUNDACIÓN JUAN~LU

TURRIAl\O


•.

En algunos casos, como en el de Mieres, de 1.000 m3, la planta del depós ito se desarro llaba en sólo medi o círculo, so lu ción muy aprop iada para su ubicac ión a media ladera. De 1929 data un Proyecto de Abastecimiento de Aguas para San Esteba n de Pravia en el que -a l menos lo que se refiere al depós ito de aguas- la autoría es de Sánchez del Río, aunque en la carátul a del proyecto sólo figura, como ingeniero direcFIGURA 32 . PROYECTO DE DEPÓSITO SEM IC I RCULAR , A MEDIA LADERA , PARA SAN ESTEBAN DE PRAVIA

tor, José María Toyos r FIGS. 32, 33 y34 J. Fin almente, en 1930 lld efo nso Sánchez del Río se presentó al co ncurso convocado por el Ca nal de Isabel JI para el proyecto del IV Depósito de Madrid. Era un sa lto cuantitativo, ya que se ex igía un a capacidad de 200.000 m3 , ve inte veces superior a la del de Oviedo, y por ell o se hi zo necesa ri o introd ucir algunas novedades en la tipología radi al o tórica, que no obstante se conservaba en lo esencia l. Sá nchez del Río compuso la planta med iante dos estru cturas circul ares gemelas, qu e se inter-

FIGURA 33. PROYECTO DE DEPÓSITO SEM ICIRCULAR PARA M I ERES

seca ban según un a cuerd a común. Cada circunferencia tenía un di ámetro interior de 150 metros, lo que hi zo necesa ri o que la bóveda tórica se apoyase en arcos con un apoyo intermed io, y de va nos des iguales de 27 y 33 metros r FIGS . 35, 36 y 37 J. En ese mi smo año de 1930 Sánchez del Río publi có dos artícul os en la ROP expli ca ndo su propu esta, en los qu e hacía espec ial énfasi s en la eco no mía y seguridad de la mi sma, seguridad qu e parece qu e algunos había n puesto en entred icho. Pero no res ultó ga nado r de l co ncurso, y co n ind epe ndenc ia de otras c ircunstancias, la c iud ad de Madrid perdió la ocasión de posee r un a obra de ingeni ería

FI GURA 34. DEPÓS ITO DE AGUA EN LA RESOLLADA, M I ERES. URBAN I SMO. EDITADO PO R LA ASOC I AC I ÓN DE I NGENIEROS DE CAM I NOS, 1942. BI BLIOTECA DE LA ESCUELA DE INGENIEROS DE CAM I NOS DE MADRID

60

auténticamente monumental.

BREVE CRÓN ICA DE UN INGEN IERO BOHEMIO

eUNDACIÓN JUANhlü TURRIAl\ ü


Abastecimiento

de Aguo• de Sevilla

Depósito Regulador

·Alrn

Cppo6dod. 100 ooo

"'

del d PO\•IO

FIGURA 35. ALZADO DEL PROYECTO PARA EL DEPÓSITO DE AGUAS DE SEVILLA. URBANISMO. EDITADO POR LA ASOCIACIÓN DE INGENIEROS DE CAMINOS, 1942. BIBLIOTECA DE LA ESCUELA DE INGENIEROS DE CAM I NOS DE MADR I D

FIGURA 36. DETALLES DEL PROYECTO PARA EL CONCURSO DEL IV DEPÓSITO DE AGUAS DE MADRID

FI GURA 37. PLANTAS A LA MISMA ESCALA DE LOS DEPÓSITOS DE MADRID , OVIEDO, POLA DE SIERO Y MIERES

BERNARDO REVUELTA POL

61

rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIAl\ü


1968

1990

300m.

~

AREA CONSTRUIDA

ílGURA 38. PLAN DE ENSANCHE DE POLA DE SIERO. GASPAR FERNÁNDEZ CUESTA, El LIBRO DE SIERO.

FIGURA 39. CREC IM I ENTO URBANO DE POLA DE SI ERO. GAS-

REALIZADO POR ).L. SEOANE

PAR FERNÁNDEZ CUESTA, El LIBRO DE SI ERO. REALIZADO POR J.L. SEOANE

De tipología simil ar es un proyecto de de-

Ovi edo-Gijón, que aunqu e aprobada por

mento la poblac ió n, trazá ndose 44 ca lles

pósito de 100.000 m3 para Sev ill a, en el

la Admini strac ión no l legó a co nstru irse

y 64 manza nas, lo que permi tió absorber

que ta mbi én se util izó el sistema de dos

po r las ci rcun sta nc ias po líticas y eco nó-

adec uadamente la ex pansión urbana de

círcul os yuxtap uestos, sin que ta mpoco la

mi cas qu e pronto sobrevini ero n. M ás

Po i a de Si ero hasta el Pl an General de Or-

obra llegara a rea li za rse .

éx ito tuvo el Plan de Ensanche de Pola de

denació n Urbana de 1988

1FIGS. 38 y 39

J.

Si ero, cuya redacc ión le fue enca rgada a Fueron los úl timos años de la década de

Sánchez del Río po r el activo alca lde de

Sin embargo, es en las estructuras donde

los ve inte el periodo de más intensa acti-

esa pobl ac ión, José Parra ndo. D icho pro-

siemp re se encuentra al mejo r Sánchez

vid ad crea dora de J ldefonso Sánchez del

yec to entró en vigo r en 1932 y era de

del Río, que con los proyectos de depósi-

Río. En 192 7 redactó un o de los primeros

plantea mi entos amb iciosos, ya que se tri-

tos había ha! lado lo qu e iba a ser su so lu-

proyectos de auto pistas de España, la

pl ica ba la superfic ie que tenía en ese mo-

c ión co nstru ctiva favo ri ta, la cub ierta

l'r:(!lidró"D! ~· Ó\lll¡D<!J _(),l.,~-

--~(_t ... _

~·~~ ~-.~~

" j

--

-

-~

-

FI GURA 40. PROYECTO DE TR I BUNA PARA EL ESTADIO DE FÚTBOL DE OV I EDO

62

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEM I O

rUNDACIÓN JUANbLü TURRIANO


nervada formada por vigas, arcos o voladizos independientes dispuestos bien radia lmente o para lelos entre sí. Ello le perm itía resolver el cá lcu lo de manera más senci ll a, al tratarse de elementos planos, y así evitaba verse "en el terribl e trance de pedir prestada a mi querido y admirado amigo Eduardo Torreja una de sus prodigiosas baterías de ecuac iones d iferencia les ... ". Los fo rj ados entre los nervios eran lámin as de hormi gón armado, que en obras posteriores se transformarían en losas aligeradas con bovedillas cerámi-

FIGURA 41. LAS MÉNSULAS DE LA CUBIERTA DEL ESTAD I O DE FÚTBOL DE OV I EDO DURANTE SU CONSTRUCCIÓN. URBAN I SMO. ED IT ADO POR LA ASOC I ACIÓN DE I NGEN I EROS DE CAM I NOS, 1942. B I BLI OTECA DE LA ESCUELA DE INGENIEROS DE CAM I NOS DE MADRID

cas . En los vo ladizos, como el del para-

en 1930 y, a pesar de los camb ios políti-

al cé lebre paraguas. Para ello diseñó

guas antes mencionado, utilizó en lugar

cos que pronto acontecieron, las obras se

unos pórticos en vo lad izo, con ménsulas

del forjado propiamente dicho una " tela"

ll evaron a cabo con rapidez, pudiéndose

de 15 metros ele vuelo y sección en T in-

de pl acas de fibrocemento, materia l por el

in augu rar el estadio el 24 de abril de

vertida. El ala horizontal tenía anchura

que sentía espec ial predilección. A esto

1932. Con ese motivo se jugó un partido

co nstante de 1 metro y la distancia entre

mismo recurrió en una obra ele mucha

entre las selecc iones naciona les de Es-

ej es de pórticos era de 3,00 metros. El

mayor magn itud, la cubi erta ele la tr ibu na

paña y Yugos lavia, ganando la primera

arriostramiento transversa l de los pó rticos

del Estadio de Fútbo l de Oviedo, llamado

por dos goles a uno. De las diversas par-

se aseguraba medi ante los forjados de la

[stadio de Buenavista ¡ FIG. 40 J.

tes del conjunto destacaba la tribuna de

grada inclinada, pero no existía como tal

preferencia, que debía ser cub ierta, y en

en las ménsulas, que quedaban libres,

El proyecto fue encomendado a los arqui-

la que Sánchez del Río vio la ocasión de

unidas entre sí tan solo por las bóvedas

tectos Francisco Casariego y Jesús Álva-

aplicar soluciones co nstructivas inspira-

de p lacas de fibroceme nto atorni ll adas

rez Meana, actuando ll defonso Sánchez

das en aq uell a ob ra que él mismo cal ifi-

sobre la cara superior del ala horizontal

del Río como in geni ero. Fue redactado

caba ele mero " pasatiempo", refiriéndose

de la ménsula

JFI G.4 1 J.

FIGURAS 42A Y 428. EL ESTAD I O DE OV I EDO, ANTES Y DESPUÉS DE LA GUERRA CIVIL. URBANISMO. EDITADO POR JA ASOC I ACIÓN DE INGENIEROS DE CAMINOS, lq42. BIBLIOTECA DE LA ESCUE LA DE I NGEN I EROS DE CAMINOS DE MADR I D

BERNARDO REVUELTA POL

63

rUNlJACIÓN JUANao TURRIAf\0


?L.UA pe re~tu y

OV/E.DÓ

$EC.C(OA/ .Dr un GLt:MEHTo .:DI!"¿,. eu.si _E R.r'9-

6"~%.

~?

A.S

5_,,

t1

-h

--- >

--

¡",¡;.4,,._. •u.,~ .. 1,,.,.6"0:4, ,-;..., ~l &.«-<o• .u¿r;.~ tw.. P~~z;:

4· ~-=~¡f .. ,.u-- h'•1,¡

r,

..

~~·M~._

.~~~~:~~:s; Me...._.,..

.le::~

1

~.........,

I t.~ -..

,J

t.,..-"'

dos durante la gue rra , si bien la estru c-

cía de otras obras suyas, permanece en

tura perm aneció razonablemente in có-

pie y en bue n estado de co nse rvac ió n,

lume, perm iti endo su reparación en 1940

au nqu e con algunas modificaciones que

1 FIG. 42

no afecta n a la estructura, tras la rehabi-

J.

litación rea li zada entre 2007 y 2009 diEl éx ito de esta cubierta hi zo que se la lla-

FIGURA 43. CROQUIS PARA UNA TRIBUNA EN LA PLAZA DE TOROS DE OVIEDO

rígida por el arq uitecto Jesús Á lvarez

mase, no sabemos si oficial mente, Tribuna

Arango. Antecede por tanto a otros dos

Sánchez del Río. Ello no impidi ó que fuera

ed i ficios co mp arab les, por ser también

demolida en 1982, con motivo de la remo-

mercados y ejemp los punteros de la ar-

delación del estad io ll evada a cabo con

quitectura del hormigón: el Mercado de

ocasión del Campeonato Mundial de Fút-

Olavide de Madrid, proyectado por Fran-

bol que se celebró en España. Hacia 1936

cisco Javier Ferrero en 1934, desgraciademolido

en

1974,

y

el

Sánchez del Río trabajaba en el proyecto

damente

de otra marquesina de tipología sim ilar,

Mercado de Abastos de Algeciras, un a de

Capaz de acoger a 4.000 espectadores,

pero cuyo vuelo debería alcanzar 30 me-

las ob ras cu mbre de Eduardo Torroja,

con una longitud tota l de alrededor de 100

tros. Como se puede adivinar por la fecha,

co n el arquitecto Manuel Sánchez Arcas,

metros, era una obra de la que su autor se

esta obra no pasó del tablero de dibujo,

construid o en 1935 y felizm ente ex is-

sentía particularm ente orgulloso, especia l-

como tampoco se construyó otra marque-

tente a día de hoy. Tres obras que, por

mente por su bu en comportamiento ante

sina posterior para la plaza de toros de

otro lado, co nstitu yen so lu c iones muy

unos episod ios de viento y nieve insólita-

Oviedo, si bien en ésta empleaba forjados

diferentes a problemas relativamente si-

mente intensos que acaec ieron al poco

cerámicos en lugar del fibrocemento r FIG. 43 J.

milares ¡ FIGS. 44 . 45 y 46 J.

De esta misma época de intensa activ i-

En el proyecto de Pola de Siero vemos a

igualen en cuanto a esbe ltez, li gereza y

dad data su trabajo quizás más or igin al,

Sánchez del Río en su mej or fo rm a a la

economía al sistema por nosotros co nce-

el Mercado Cubi erto de Po la de Siero,

hora de enfrentarse a las co ndi ciones de

bido". M ás graves fueron los daños sufrí-

que fue inaugurado en 1931. A diferen-

partida del problema, para lo cua l recu rre

tiempo de su term inación, ll egando a escr ibir: " no hemos visto so lu ciones que

FIGURA 44. MERCADO DE OLAVIDE EN MADR I D. REVISTA ARQU I TECTURA, AÑO 16, Nº 190, 1974

FI GURA 45. MERCA D O DE ALGEC IR AS. FOTOGRAF ÍA I NST ITUTO DE C I ENCI AS DE LA CONSTRUCC I ÓN EDUARDO TORROJA DEL CONSE I O SUPER IOR DE INVEST I GAC IONES CI ENTÍF I CAS

64

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

eUNDACIÓN JUANbLü TURRIAl\ü


FIGURA 46. MERCADO CUBIERTO DE POLA DE SIERO. FOTOGRAFÍA DE CARMEN FERNÁNDEZ CUESTA

a su sabiduría en el manejo de la geo me-

asequibl e o no a los co noc imi entos mate-

fun c io nales, y seg uramente tamb ién es-

tría, sigui endo a su maestro Ribera, del

máti cos de l proyectista. Esta fue una de las

tét icos, la utili zac ión de pórt icos rectos

que escribe: " las ideas ... siempre será n la

recomendaciones de Ribera, que yo he se-

y co lumn as interiores. De esta manera el

base fund amental de todo proyecto, por

guido siempre con in d iscutible éx ito".

pro bl ema qu eda acota do en vo lar una c ub ierta sin apoyos i nte rm ed ios sobre

lo ta nto el ingen io debe res idir en ell as, así co mo en las fo rm as, porqu e de ell as

Tras un os tanteos ini c iales, Sánchez del

un a pl anta q ue es un tri ángul o rectá n-

depende mu chas veces qu e el cá lcul o sea

Río descarta, po r mot ivos eco nó mi cos y

gul o cuya hipote nu sa mi de 100 metros.

FIGURA 47. VISTA EXTER IOR DE LA ARISTA DE INTERSECCIÓN DE LAS BÓVEDAS

FI GURt\ 48. ARRANQUES DE LOS ARCOS DEL MERCADO DE POLA DE SIERO

BERNARDO REVUELTA POL

65

rUNDACIÓN JUANao TURRIAf\ü


FIGURA 49. V ISTA INTERIOR DEL MERCADO DE POLA DE SI ERO EN LA ACTUA LI DAD

La solución consiste en dos bóvedas ner-

realizó " malabarismos" con las co mpo-

vas cónicas que co nstru yen la geometría

vadas ortogona les entre sí, de generatri-

nentes de los empujes hasta recogerlos en

del edificio 1F1cs.49, 50 y 51 1.

ces parabólicas perpendiculares a los

el perímetro. Resu lta llamativo que al no

catetos de l triá ngulo de la p lanta y que

ser la trayector ia de la arista de intersec-

Es también interesa nte la poteflte marqu e-

al inters ecarse forman un a bóveda aco-

ció n de las bóvedas la más idón ea desde

sin a perimetral en la que de nu evo utiliza

dillada 1FIGS.47 y 48 ).

el punto de vista del trabajo resistente del

p lacas de urali ta formando boved ill as

arco, ind ependiza éste, que queda par-

apoyadas en las ménsu las de hormigón.

Es una forma c lás ica pero difíci 1 de reco-

cialmente exento, rec ibi endo los empujes

En la actualid ad esta marq uesi na sigue

nocer, espec ialm ente en las fotos, por su

trans mitidos desde la arista med iante tor-

prestando eficaz servicio co mo cobertura

adaptación a la planta triangular. A partir

napuntas. Detalle que supone un alard e

de un mercadillo ca ll ejero, contrastando

de esta premisa geométrica y para resol-

de sinceridad estructural, aunque también

con el espacio interior que ya no se uti-

ver el cálcu lo estructura l, Sánchez de l Río

una disonancia en la compos ición de cur-

li za co mo mercado 1FIGS. 52 y 53 1.

FIGURA SO. VISTA INTERIOR DEL MERCADO DE POLA DE

FI GURA 53. VISTA ACTUAL DE LA MARQUES I NA DEL MERCADO CUBIERTO DE POLA DE SIERO, DONDE SE

SIERO EN LA ACTUALIDAD

APRECIAN LAS BOVEDILLAS DE FIBROCEMENTO

66

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

FUNLJACIÓN JUANl:Lü TURRIAl\ü


FIGURA 51. VISTA I NTER IOR DEL MERCADO DE POLA DE SIERO EN LA ACTUALIDAD. FOTOGRAFÍA DE CARMEN FERNÁNDEZ CUESTA

Ya se ha menc ionado el interés de Sán-

yos de libre suste ntación, basándose en

chez de l Río por la uti 1id ad constructiva

sus buen as propiedades para ser produ-

de l fibrocemento u hormigón f ibroso,

c ido en fo rm a de tubo. La utili zac ió n

como él lo define: " he dado a co noce r y

más habitua l de es tos tubos era servi r

cantado las exce lencias de l fibroce-

como co ndu ctos de agua y así los había

mento ... ". Po r estos años co menzó a es-

empl ea do en varios proyectos de abaste-

tudiar su uso más all á de las c ubi ertas

c im iento en Astur ias, introduciendo in-

li geras, como material adec uado para fa-

cl uso algunas mejoras técn icas que l legó

..

bricar rodi ll os pa ra arti cu lac iones y apo-

a patentar en 1931. Pero lo qu e planteó en 1929 es su uso co mo meca ni smo de arti cu lac ió n, in troduc iendo el sistema en un proyecto pa ra un puente de 80 metros sobre el río Na ló n, fo rm ado por dos

Fábrica de Cemento Portland Artificial

arcos gemelos articul ados en la c lave,

Caklnadóo r.xclwln ta ds.co hornos rotativo.

obra ambiciosa pero que, co n gran de-

Capacidad dt prodocdón am111I 120 000 to11t:lado.s

cepció n por su parte, no ll egó a ser co nstruida

1 FIG. 54 1.

En la lectura de la memori a de este proyecto se percibe una cierta infidelidad a sus principios sobre la preem inencia de la eco nomía, pu esto que hace un estudio

. ..

~-'-lo • S-1A11..su¡. la ---. D<W1t • to -• 1eo ......... 1o•--~ ~,..u.... , ...

v..

.. -~ ,.-.

comparativo entre un a so lu ción co n dos

1o.v.....,.

Ofldnas: Marquú dt Ciutafta¡a, núm. 2 - Tt.ltfoao 18 • 36

OVIEDO El ctmrnto lnsUJtltulblt pnra las obras dt horml¡ón armado, pltdra ar1ifidal, pa· YimtnU1d6n y todas tu que u;lfan lu mAs devadas ruistmd u .

FIGURA 52 . ANUNCIO PUB LI CADO EN EL NÚMERO DE MAYO DE 1936 DE LA REVISTA DE OBRAS PÚBLICAS

va nos de 40 metros y otra co n só lo uno de 80, resu ltando que la primera solución era algo más barata, a pesar de lo cual Sánchez del Río se decanta po r el puente co n arco de un solo vano. Para el lo aduce qu e BERNARDO REVUELTA POL

FIGURA 54. PROYECTO PARA UN PUENTE DE 80 METROS SOBRE EL RÍO NALÓN

67

rUNDACIÓN JUANELO

TURRIAl\ü


~rid,

2:5 de Sapt1m.bl'tl de 193:> .

Sr. D. lldatoDJ10 SANCH!:Z DEL RIO.

U/l!<l .

lf~J:;,.

1

OVIEDO

1

1

JU querido amlgo y oompo..ilero: lU dhoÍpulo ilnros Clen:ruegoa, enYfa aua ajaro1o1oe da

.

~nducto

¡

indirecto poro qua

1

lleguen a m.1a ma.noa t ctcgrertaa dal puente de l Narcea , qWI Vd . JU

habfa pro:::iotido haca tiocpo , pero

1118

-

~

Yeraoo, da loe 1ntareaantaa traba j os , da loa que l • he rao111tado Vd . datos y bo neoaaltl!M!o esa

'(

1 1

tal.tan , para 1nolu1rlaa

f

-~,,,--

I~

.

t '

-~~T·~ 1

en a1i l.1bro , un dibujo da la articulaoi&n tal OOIDO eatá he oba

':

1

'

1 !

1

í

--

1 la 1Dd1oao1&n de au oo=portam.ianto an lu prueba.e.-

!# ertde ntoir.nta una Yalen·t 1a, • l habe r aupr111.14o loa a.rr1oatraaiento e wper1orea •nt-re l os doa aroo e , 7 iaeraoe o1tare e eaa

,..-

detalle , ooao o1taÑ taable n, au a1atom.a de artlou.lao1onea de Uro.Uta.Respecto a aua oubiartaa de loa mercado• de Siaro, aon or1g1nal.Íei&a.a ocmo todo lo que Vd . hace , por lo que a.1 a ia1 me Ua-

-.n al Sa j ourn.4 eepailol , a Vd . l o nn a llamar, meroo 1dfll:Mlnte, el

1

l'r'91oelnet ~

1

r

Muobo he Hnt1do que no aa1at1e ra Vd . al Congreao da L1eJa,

1

que ha •ido i ntere aantfei.o , -

'$-

.

1

.i ,._

1

~ 1 1

. 1 1

.

~~•!...-,....:llo _..., _,,¡-i.•--·H4-.J!l

,¡. FIGURA 55. CARTA DE EUGENIO RIBERA A 5ÁNCHEZ DEL RÍO EN LA QUE LE COMPARA CO

-

FIGURA 56. DETALLE DE LA ART ICULACIÓN MED I ANTE RODILLOS DE FI BROCEMENTO EN EL PROYECTO DE PUENTE SOBRE EL NALÓN

FREY551NET

así se ev ita ría obstacul iza r la corrie nte del

La tipo logía de arco articul ado en la

un elog ioso artícul o en la ROP en 193 1.

río co n un a pil a central, pero ta mbién in-

clave, aunque co n otra so luc ión constru c-

Es de destacar que Ribera, sin dejar de im-

c lu ye motivos estéticos y, co mo él d ice,

tiva, la arti culac ió n Mesnager, había sido

pres io narle los razo nami entos técni cos

ingeni eril es, te rmin ando su argumenta-

util iza da po r él en un a obra anteri o r, el

co n los qu e Sá nchez del Río ju stifica su

ción co n un a frase co ntundente: "s in nin-

pu ente sobre el Narcea en Láneo, de

proyecto, co nsideraba más impo rta ntes

gún ti tubeo se ha aceptado el va no úni co

1928, que sa lva ba un a lu z de 40 metros

los argum entos de o rd en estético

de 80 metros para dej ar pasa r co n la re-

co n un so lo va no. Tenía la ca racterística

vere nc ia etern a de sus arcos altivos las

novedosa de qu e los arcos esta ban empo-

Por fi n, en 1935, pudo ap li car un a va-

aguas enlutadas del Na ló n, res ignado y

trados en los arranques, lo cual ll amó la

ri ante de su idea en los apoyos li bres de

tem ible"

atenc ión de Eugeni o Ri bera, qu e pub licó

un tramo de 70 metros de un acued ucto

1 FIG. 561 .

1FIG.551.

:

..tJ,,y,.eatJr ~1¿,,.,e -/1J5 JI ~l«<.<-• '-(°u.u.u''°· ( FIGURA 57. CROQUIS DEL DETALLE DE APOYO MED I ANTE RODILLOS DE FI BROCEMENTO PARA EL

FI GURA 58. APOYO LIBRE EN EL ACUEDUCTO SOBRE EL RÍO PI GÜEÑA

ACUEDUCTO SOBRE EL RÍO PIGÜEÑA

66

BREVE CRÓNICA DE UN INGEN I ERO BOHEM IO

rUNDACIÓN JUANCLO TURRIA1'0


ileccionef Ct7m¡aradaf

sobre el río Pi güeña, arrasado por una crecida y cuya reco nstru cc ión le había si do encomendada. Sánchez del Río se mostró muy satisfecho co n la sencil lez de su solución, que era "e l hu evo de Co ló n" . " Un tubo de gran espesor de pared, co locado entre dos tro zos de otro tu bo de fibrocemento co rtado en tro zos lo ngitud inales, con el objeto el e repartir las pres io nes y -0,35h ~

transmi tir las a la masa ele hormi gón. Ese

.0,1 h>

es toci o el sistema. Se ncill o, efi caz y económico"

1 FIGS. 57 y 58

J. FI GURA 59. PRESA DE AN I LLOS DE ALFONSO PEÑA BOEUF. A. PEÑA, MEMOl?IAS DE UN INGENIERO POLfTICO. BI BLIOTECA DE LA FUNDAC IÓN JUANELO TURR I ANO

Para comprobar las virtudes del mecanismo reali zó va rios ensayos en el laboratori o ele

es fáci l determ inar cuál fue la actitud de

zació n crec iente de la vida política y so-

la Escuela de Ca minos, actualmente Labo-

Sánchez del Río ante la nu eva situac ión

cial, circunsta ncias de las que difíc ilmente

ratorio Central de Estructuras y M ateri ales

po lítica. Ya co nocemos dónde se enco n-

se podía esca par. Y espec ialmente en As-

del CED EX. Animado por los buenos resul-

trará en 1936, pero se pu ede co nj eturar

turi as, donde los acontecimi entos de oc-

tados obtenidos, le propuso a su compa-

que, co mo en ta ntos otros, se produjo en

tubre de 1934 marca ron indudab lemente

ñero Alfo nso Peña uti liza r el sistema para

él un a evo lu ción ca usada po r la radi ca li-

una línea diviso ri a. Pero en los primeros

las juntas de los anill os ele las presas-bóvedas que éste había concebido. Ambos ingenieros estud iaron el problema y aunque la viabil id ad de la solu ció n parec ió demostrada,

hac iéndose

in cl uso

una

prueba con resultados posit ivos en la ataguía rea l izada para la constru cc ión del . pa ntano del Generalísimo en Benageber, Peña term inó por incl inarse por la utili zación de ca pas ele arc ill a en esas juntas, aunque sí se ap licó el sistema ideado por Sánchez del Río en otras obras que se mencionarán más adelante, como el hanga r del INTA o el puente de Sa nto Domingo de la Ca lzada en Haro

1FIGS.59 y 60

J.

Durante los años treinta il defo nso Sánchez del Río perm anece, y mu y activo, en su pu esto de ingeniero mun ic ipal de Oviedo, cuya alca ldía es ga nada por los socia li stas en las elecciones ele 1931. No

FI GURA 60. ALFONSO PEÑA E ILDEFONSO SÁ

CHEZ DEL RÍO ANTE UN ENSAYO DE LOS RODILLOS DE FIBROCEMENTO

BERNARDO REVUELTA POL

69

FUNDACIÓN JUANELO TURRIAl\ü


Orfanato de Mineros Asturian

PROVECTO chez del Río en este ca mpo, incl uyendo

VARIAC IÓN DE LA CARRETERA

cuesti o nes relati vas a la estru ctu ra . De

DE

fo rm a más directa, el Orfa nato enca rgó a

las obras de reparac ió n o reco nstrucc ió n

nuestro ingeni ero estudi ar una va ri ante de

de inmu eb les dañados en la Revo lu ció n

PUMARIN A FITORIA

AÑO 1931

la ca rretera de Pumarín a Fitoria, lo que se

de Octubre y sob re todo en la G uerra

hacía necesa ri o por las ob ras del propio

Civil. Tambi én en estos traba jos buscó

O rfanato. En este estudio, el interl ocutor

Sánchez del Río so lu c iones nuevas en la

de Sá nchez del Río fue W in ter, cuyas " in-

med ida de lo pos ible, siendo q ui zá lo

dicaciones lógicas y racionales" siguió el

más interesa nte desde el pun to de vista de

ingeni ero en su proyecto, del qu e redactó

su desa rro ll o posteri or el uso de forj ados

dos versiones, una en 193 1 y otra al año

nervados, es decir de hormi gón alige rado

sigui ente 1FIG. 61 1.

med iante bovedill as, que fuero n de hormi gón en un prim er mo mento y fin al-

A parti r de 1934 la hi sto ri a del Orfa nato

mente ce rámi cas. En el edi ficio para los

FIGURA 61. PRIMER PROYECTO REALIZADO PARA EL ORFANATO DE MINEROS ASTURIANOS

se hizo turbul enta, d im itiendo Wi nter de

A lm ace nes Simeó n de Oviedo, co ns-

su cargo de di rector en j ulio de 1936. Per-

truido en 1935, el fo rj ado entre los ner-

años de la Repúb li ca co labo ró con el O r-

manec ió en Ov iedo, qui zás creyendo que

vios es un a losa de hormi gón armado de

fanato de M in eros Asturi anos, un a institu-

no tenía po r qu é temer, pero el 6 de no-

8 ce ntímetros de espesor, pero ya en

ción li gada a la U nión General de

viembre un grup o de sub leva dos lo sacó

1940, en la estru ctu ra para el edific io de

Trabajadores. El primer director del Orfa-

del O rfa nato junto co n su hij o mayor, ase-

An ís de la Astu riana, el fo rj ado es de ce-

nato fu e el pedagogo e ingeniero de min as

sin ando a ambos.

rámi ca arm ada, lo qu e supo ne entre otras ve nta j as un a notabl e di sm inu c ió n del

gijonés Ern esto W inter, que promov ió la co nstrucción de los ed ific ios que alberga-

U na labo r de menor protagonis mo que

peso propio.

1 FI G. 62 1

rían el centro. Para ell o se co nvocó un

otras, al veni r norm almente cond icio nada

concurso, que ga naron Enriq ue R. Buste lo

po r un proyecto arq uitectó ni co, pero ha-

En 1935 presentó su primera pa tente en

y Franc isco Casariego, arquitectos mun i-

bitual en los ingeni eros de Ca minos, es el

este ca mpo, a la qu e seguirá n otras

cipa les de Oviedo, y con los que co laboró

proyecto y cá lc ul o de estru cturas para

nu eve, la última de 1967.

Sá nchez del Río en la so lu ción de algun as

edifi c ios. Fu e notabl e la acti vidad de SánEn el ll amado Edifi cio Fi ga redo, situ ado en la ca ll e Uría 20-3 0 de Ov iedo, d iseñado por el arqui tecto Franc isco So mo linos y termin ado en 194 1, se ll egó a sa lva r

....

un a lu z de 18 metros, co rrespo ndiente al patio de butacas del ci ne que ocupaba la pl anta baja, y que tenía una sa la de fi estas en el pi so superi o r, co n un ca nto de fo rj ado _de 40 centímetro s. Sánchez del Río

Cho,.,

~IZ

'i 1,

b '·

q

lilla

.. .;,. .¡...

j"

fl'llll'l-Xr." (

~A: "'(fl,1

ti;lCJ(/rJ rto

,¿ Í.t1

(j(T'~!fhe""J

ll amó a estos fo rj ados Río - Cerá mi ca, y ese será el no mbre de la Soc iedad qu e se

,,~ .... ~fl"· ·~

1r,...¡ 1(,.• 1 • ¡1, 1 (_/ /,, ., ,¡,( •.~ '

FIGURA 62 . DETALLE DE FORJADO CON BOVEDILLAS DE CEMENTO , 1934

70

crea rá para su ex pl otac ió n en 1942. Co mo res ul ta obvio, entre sus estru cturas de edi ficac ió n res ul ta n más in te resa ntes

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

FUNDACIÓN JUANl:Lü TURRIAl\ü


aq uellas en las que se exigen luces importa ntes, como es el caso de c ines, teatros y auditorios 1 FJG. 63 1. La reconstrucc ión de l conocido Teatro Ca mpoamor de Oviedo dio com ienzo en 1935 pero no pudo termin arse hasta fin alizada la guerra, empl eá ndose un a viga Vierendel de 35 metros de luz. El proyecto fue realizado por los mismos técn icos que en el O rfa nato antes citado: Bustelo, Casariego y Sánchez del Río. Aunq ue éste dejó FIGURA 63. EL TEATRO CAMPOAMOR EN CONSTRUCC IÓN. URBAN ISMO. ED ITADO POR LA ASOC IAC IÓN DE INGENIEROS

su puesto de ingeniero municipal en 194 1,

DE CAMINOS, 1942. BIBLIOTECA DE LA ESCUELA DE INGENIEROS DE CAMINOS DE MADRID

traslada ndo su dom ici li o a Madrid, a la en Madrid, proyectado por el arquitecto

Entre otras ob ras, pueden citarse las naves

sos proyectos en Astu rias. En los primeros

Germán Á lvarez de Sotomayor y en el que

en diente de sierra para la Fábrica ele

y duros tiempos de posguerra intervino en

se inclu ía una sa la de cine además ele once

Armas ele Oviedo, las to lvas para mineral

ca lle O'Donne ll, sigu ió muy ligado a diver-

la reconstrucc ión del Teatro Jove llanos en

plantas destinadas a oficinas y viviendas.

de hi erro de la empresa Duro Felguera o

Gijón, con los arq uitectos José María Men-

Los fo rj ados eran productos de la empresa

la fábrica de A nís de la Asturiana l FJGS. 64,

lo Cá rd enas, así como en el doza y Gonzé\_

Río - Cerá mi ca, que como hemos v isto

65 , 66, 67 y 68 J.

Teatro Filarmón ica, este último de nueva

había sido fundada dos años antes.

planta según proyecto ele Ramón González Vi llami l e inaugurado en Ovieclo en 1944.

También intervino en numerosos proyec-

De ese mismo año elata su participación en

tos ele estru cturas para ed ific ios e in sta la-

la estructura del Ed if icio Gran Vía, situado

cio nes in dustriales y m ineras, ap li cando

en el número 66 de la ca lle ele ese nombre

siempre que pudo los fo rj ados nervados.

FIGURA 64. NAVES EN CONSTRUCC IÓN PARA LA FÁBRICA DE ARMAS DE OVIEDO. URBANISMO. ED ITADO POR

FI GURA 65. LA FÁBR I CA DE ARMAS EN LA ACTUALIDAD. FO·

LA ASOC I ACIÓN DE I NGEN I EROS DE CAMINOS, 1942. BIBLIOTECA DE LA ESCUELA DE I NGENIEROS DE (AMI-

TOGRAFÍA DE ÁNGEL SANCHÍS CIENFUEGOS-JOVELLANOS

NOS DE MADRID

BERNARDO REVUELTA POL

71

rUNDACIÓN JUANbLO TURRIANO


FI GURA 66. TOLVAS PARA M I NERA L DE LA EMPRESA

FI GURA 67. CU BI ERTA DE LA FÁBR ICA DE AN ÍS DE LA

DURO FELGUE RA. URBAN I SMO. ED ITADO POR LA

ASTUR IANA EN OV I EDO. URBAN ISMO. EDITADO POR

ASOCIAC I ÓN D E I NGEN I EROS DE CAM I NOS , 1 94-.

LA ASOC I AC IÓN D E I NGEN I EROS DE CAM I NOS, 1942.

BIB LI OTECA DE LA ESCUE LA DE I NGEN I EROS DE CAM I NOS DE MADR I D

M I NOS DE MADR I D

Un a obra importante en la qu e pudo apli -

del empl eo de las articul ac iones, parece

de modo simil ar al de las bóvedas verti-

ca rse su sistema de rótul as de fibro ce-

atribuibl e a lldefonso Sánchez del Río el

ca les usadas en sus depós itos de agua. El

mento fu e el edifi cio del tall er de montaj e

uso de fo rj ados Río - Ce rámi ca en parte

co ncurso les fue adjudi cado, y para ll eva r

FI GURA 66. CUBIERTA DEL C I NE GRAN VÍA EN MADR I D

del Instituto Nacional de Técni ca Aeroes-

de las cubiertas y pi sos del edifi cio

pac ial (INTA), co nstruido en Torrej ón de

69 y 70 J.

1 FIGS.

a ca bo la obra, fin anciada por el Banco Central, se co nstitu yó la que ll ega ría a ser

A rd oz entre 1 944 y 1946, y qu e tiene

un a de las grandes co nstru cto ras españo-

además el interés de qu e fue un a co laba-

Un trabaj o para él menos habitual hab ía

las, la Soc iedad Draga dos y Co nstru ccio-

ración de ll defonso Sánchez del Río co n

sido el enca rgo q ue le hi zo el Ay unta-

nes, de la qu e fue co nsej ero fund ado r. El

el gran in geni ero Ca rl os Fern ánd ez Ca -

mi ento de Mi eres en 1938, consistente en

diqu e se co nstru yó fin alm ente de esco-

sado, encargá ndose Lui s Ca brera de la ar-

la redacc ió n del proyecto del serv ic io

ll era, habid a cuenta de la bu ena ca li dad

quitectura del ed ifico . Descr ibi eron el

muni c ipal de transportes de esa loca li-

de la pi edra de un a ca ntera ce rca na y por

proyecto en dos artícul os pub li cados en

da d, traba jo qu e entregó en septiemb re

ini ciati va de l directo r de Dragados, Luís Sánchez Guerra.

195 1 en la ROP, firm ados co njunta mente

de 1940. Más trasce ndenc ia tu vo su par-

pero cuya gran sobri edad exp res iva hace

tic ipac ió n, a pet ic ió n de un ami go co n-

pensa r qu e la p lum a de Sánchez del Río

tratista, en el co ncurso co nvoca do en

N o había sid o esta la prim era in cursión

intervino poco en su redacc ió n. Además

1939 para el proyecto y constru cc ió n del

de lld efo nso Sánchez de l Río en el

lrutit1110 un fOl>C\ll'W de pn>¡cdo-<"OmtnxciOO, en d qix "' impoabn n~ acal:mdll de diitribud6tl uain><la tiniammtr objttci de proyecto li-

qultciaónia., ~te Wltr de mantajc forma p:ittr del pbn de ediíicadona que cnnst~ rl lnstitutQ N:ldor.al l.!c: T6cnlca Aeronl;u1ica en T~jóa de: ArdoL Contt!· ruyc un iwlpr-ulkr, iimdo 111 ck$tíno •lbcrpr alion~ pan raliur m lut dl!tro:me, ¡:.ntJ b.t rqia~a

BI BLI OTECA DE LA ESCUELA DE INGEN I EROS DE CA -

o modif11;3rionl:1 que -11~riu. Pan la tjrnid6n de: !u obru, mnl"<lt'Ó e! citado

bre b rstruo:tura rui.llento:. m su tMalidad A eslt C'IXI· c111w JKlldltion W EmpRut .-.tf'IJ(toru

ett-1\o.-

lu dcn>ayor Clltrgorl. am IOluciancs me\ilic:u y de hotmifón anmdo, adjlldic:ándotea la pr<$n!Ulda por Huanc y Ccm¡dl.l, S. L., con llliQ;ll"O pnl'Y'DCtO. !;u obru "'- illlci:lt'Oll ni Apio de 1!)+4, u:nm.~ por b Empra& adjudiawU. m diciembre de 1946, b rstrudura compleu., útañilnb, ettl*-11.1 y lui;i:marios dr bs na~m dlentt~ lie:rn con un

diqu e Oeste del pu erto de Palma de M a-

mundo empresa ri al. En 1939 fundó In-

l larca . Para ell o planteó el empl eo de

du stri as Río del Ca ucho para comerc iali-

grand es caj ones de ho rmi gó n arm ado

za r sus patentes de c ilindros lamin ado res

cuyo nú cleo central era c ilíndri co, y qu e

del ca ucho, según él mi smo esc rib e, si

por tanto resistiría n los empuj es exteri ores

bi en no hemos podido enco ntrar esas pa-

¡m:su~toWdc6SQOODO~

El proycet.Og~r;i.I dd edificio ylu condiciones

Cilindro de fibroc emento 8</>30 4 <p30

Placa de Uralit a s cercos dobles 41 rn a too

C>

---..--ir-~ 1

<O

•::::f

cercos

cj> 10

FI GURA 69 . TALLER DE REPARACIONES DEL INTA . REVIS TA DE

FI GURA 70. DETALLE D E AR TI CULAC I ÓN D E LA CLAVE DE LOS ARCOS EN EL H ANGAR DE L I NTA. REV I STA D E

OBRAS PÚBLICAS , 1951 , TOMO 1

OBRAS PÚBLICAS , 1951 , TOMO 1

72

BREVE CRÓN I CA DE UN INGEN I ERO BOHEMIO

rUNDACIÓN JUANELO

TURRIAl\ü


~.....;....,..,.. ~.~·.4,¿.,.....,/,I'

.

//.,~,,/

l O de Octubre de 1966

Sr. D. AHon•o Sánchez del Rfo O'Donnell, 9 MADRID Querido AUon•o: Re•pecto a la• ge•tione1 que hice en Par(1 ·para que en la Renault tuviera.n una entrevista contigo rclativa al motor de rol.ación, tengo que comuntca'.rte que •ería conveniente que e1cribiera• al Sr. Gcorge•, Director d.e E1tudio• de la Régie Renault, enviándole alguno• detalle. de e.11te · asunto: li tlene.11 ya la1 patente1 hecha• y otras circunstancias ~ue quieran conocer , pr! vias a la entrevi•t& que mantendría.i• de1pué•. En dicha carta podrías propo ncr l es bien un viaje tuyo a París o 1i hay que ver el prototipo del motor, que viniera aq ' 1 cho Sr. Georges o el Sr. Brille, también e Renault, que e • el que e1tudiará tu proyeCto.

1a

Sln otro particular, fuerte abrazo de tu buen atnigo

-=-,,.---_

/

_

)

FIGURA 72. CARTA DE ALFONSO FI ERRO RECOMENDANDO A SÁNCHEZ DEL RÍO LAS GEST IONES QUE DEBE HACER PA RA PRESENTAR SU PROYEC TO DE MOTOR A LA RENAU LT

FI GU RA 71. CROQU I S PARA MOTOR ROTATOR IO

tentes en el Archi vo Hi stó rico de la O f i-

era considera r a ésta una herramienta con

Como hemos mencionado anteri o rm ente

cina Españo la de Patentes y M arcas

la qu e materi alizar, di fun dir, poner en el

ya desde los prim eros años treinta dedicó

(OEPM). La empresa fue adqui rida por la

mercado sus inventos. Pa rece concederl e

perm anente esfuerzo a la búsq ueda de

gran mul tin ac io nal alemana Contin enta l

más importa ncia a éstos, que son el resul -

un a so lu c ió n eco nó mi ca y rac iona l al

AG, pasa ndo la fi li al españo la a ll amarse

tado de sus ideas e inves ti gaciones, que a

probl ema de los pisos en los edi fic ios,

Contin ental Indu stri as del Ca ucho, de la

la dinámi ca propi a de la empresa. Como

medi ante la utili zación de su materi al fa -

hemos vi sto, y al margen de incursiones en

vo ri to, el hormigón armado. En 1935 pa-

otras materi as, como el curi oso motor ro-

tentó

A pesar de estas acti vidades, no pu ede de-

tato ri o en cuyo diseño t rabaj ó, fue en el

co nstru cc ión de pisos de hormi gó n ar-

cirse que Sá nchez del Río tu viera una cl ara

ca mpo de los fo rj ados y de la industri ali za-

mado", al que siguen otras patentes más,

.menta lidad empresa ria l. M ás bien parece

ción de la construcción donde se encontró

de las que pu ede destaca rse la presenta da

que su actitud ante el mundo de la empresa

más a gusto r FIGS.

en 1944 co n el títul o " Proced imi ento per-

que fu e pres idente Sánchez del Río.

UTUOl Y lllll u ,.1,t..J.

11,

n y73 J.

"U n

nu evo

proced imi ento

de

UTATU Y lll ll C6,.i.Lo.o.l. U: ttl HA· l. MlllllMl.&SIWlW

11oo .a..1

- (· O.

FIGURA 73. MOTOR RO TATOR IO O TURBOG I RO

BERNARDO REVUELTA POL

73

PUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


rrocedlmlentos "RID · CER4m1c o"

Proced1m1en1os "RIO · CERÁmlCO"

Para la conatn.ieclón da Forjado• de Pl•o• y Cu b l• rt•• de Cer•mlc 11o • nn•d•

Para la c:on atn>cc:lón de ForJ-do a d• Pleo• y Cubl• rtaa de C erámica armad a

P AT EN TES ESP A Ñ OLAS N ,(O.Ciar.do • d • Jn l•Ñ •

~,.

PATl?N Tf.8 1!6PAf"i0LAS N.*'" 13BA2'l • 14 0,"\0a

i 3 8 .4 2'» - 140.108 - 141.905 - 148 .444

RIO-CERÁMICA LARROSA (Riorr osa )

- - u ..... i - _ . Mo ..,....-..., 4• UON • PAllttCI" • VAl!AOOUO • SlllAM.\NCA 'I IUIOOI

FÁBRICA • 80ROETA ( LhlOA J

CERÁMICA DEL SERRON. S, A, o.w-.

14 U X l & • 14 8,444

(0.._tanuloa cf•lntu•apa .. la Con ai~IÓf'l>OrlaClr....,1<1.,(5_,..,10.""'"n"'1" .. l

i. COftolrueclOn ,..... lo 01,~ 0.1>• ral <I• A"<!vileCW,.)

"",........, C."'"'• c.-.¡.. 1;11 l.ioH-•, Jff

TlltfONO, ffll•. 1ff7•

OllCll<laJ tÑ MAOllOo HUO•OJ, •

was l(ASTA 101n IMTIOSA

0,1l1CA1 ILllU:ÓH · 111tlJOTA {PAUMtlA/

dad puede destacarse a Secundino Felgueroso Nespral, mi embro de un a co noc id a fam ili a de empresarios asturi anos

11MEDIO MILLÓN de me1To1 wodrado1 con•trvrdo•ll

mu y li gada a la siderurgia y a la minería.

Loe~"

• • lo-C..6...ko • pcn...,tttt1 • l.o daoc de ío.jAdoo ,....,Mlof, dc cnt..i- puo7 "'"""°'',.O~todd ,...1..W,q"" wcom~ en obn ...nt.... ic d cll!plC'OcloJAndct. pkUJ etrlmlcmo bf>td-1" <k- O.JO nit'I,,.. de .... tiw• f CllJ• fa,,.,.. n.... r<oiuclo..ando 7 •llni~ dtodc i....,.,..., de d1-• PrtdNoo, wu deift..,lil.odt(•~""'tro:dlld<i.o) aittkbddt- mack,.,. nec>Jpcn.bk. .in dc:m1oto, al Bn J. la obn, p.ln 11 coload6n dc lu pla;iio «rtmlcu, lo aQJ pmnltc

º"""

l'I'ª..,

tnm11ar~"'-'11co looobtc:f'Oipo•~•dd""4

Felgueroso

pafrcuq.cuti6n.lopando, olav~

...

1..o.IWjodoo •IJ... cM ... 1.... pc.,n>t«n•l>da•defo.todoo,,.....,dot,tk"""""'"-l' ,,,¡,..,.. OptO.....,,.,,.,,tO del .,,.i..rlat, 'lllt .e CO•H•.,.1·~ m ..i,,. n~I~ .. ..,.pko .s..~ plaat ur.iinknn~O. O,Jtl _.,,.,.O.....,,,,.. 'f C"Ur • fonno •IM< ... o1 11donando 1 JnJndoH Jnck l.act mú O. dio allot. l'redo'""" llN J.o1mnaw..(o...,q.,c .....,.,..dlJriclo)~ tic: m.oden, ~• .in dci..noto, .! 6n ck t. obn, panloco&ood6n d. t.o pk:M~ao, lo aul pnml1t ,..,.,...,.h'--ntc•laa~ .... pot~dd pha pmo ... pnfttla•Jc'nl&5fl.l.,.nn ..... • b~

1.o~dc~tt1da111>cl.19J 4

1,oitpno.~"""'"'* 'lfo-c.n!lmkoo liantldo~p.on .. ,kf11nt lu~ ~qt>eckbtnmiMloop...Utoob~u~Dl•fMl.bd.fl~lncootibta<1bt· llcbd,~Conmwti>'lda.d r ~

DtAfANIDAD. nb pal.ibnqw:

~pan

ufl"Ut.

<ft

obt..,....1ttN.pufta:o_,,1.p1.o_ ., ~""l'pork> lMllo n1..-0...H11-cecon6mlcol.., lotmloádas.nui,...porl.uquc,k>cl~tttlMtllcdo•11dilkll .,~_,.,,la~ fono. ·-lmitab1"z,.1~!.a«-.•Aof.11uot100_...,..,0.fort-'oodcwffurtufW"'· upue><-.~odM.potllltim&>'e....,i.~O.().,.¡,,domtiollodc"H

0<e cuo, 'I"" an PJO utJ llbredr

1ocbdaM:dot<r1Ja1..i~1qwpork>....,.oloottehol1~•~~ BobtewrpilO<iMQUMt...W:...ndir ~bk<sakw ..-nld ~1..ctoqw:_,.ea

do.,........, f~ pano d

..w...,..,•

ot1 ..

dirdlotnbm '1 dc-cotu. Nuauot P-,audot,

fue

vicepres idente desde

JlMEOtO MtUÓN d• moti'" cvodrodot con1tn11do1H

obcma 1.U.O.perf~cplo110tf~G7por lo t&ft!Ontnord!Nñan>errtc~fll

Jo.enltiddot,111zonnpo<loqur,indqlmdlm•m1en1cdt-mcLfidl yddlndo~.·~ ~n_....,,,_lbt-udc foQat1os de •lfuorui 71tu:op1.en.M, aripiudu, p>tllltlm.I O'CZ,

~~ ~

1..o. pi- fot;oc1oo ner<.OC. .u... c.n1..mo. h ... ....., .......-bliloo pon .. ,,,fK'rr i... conclldanc:& ftftld.oln <1• deben~ b Po- de le>da >i•lm.U."" .s.m Olaf...idod, lldot-. l..cotnbu.ubllldad. ~n. C-CrÜcdwldod)' ! ! - - . DIAfAHlDAD,"" Lo palabro 'llH: acqot._ ~ n~, ""' ftlc ( HO, llllt ""plOO ntt ck

.,.po:ñoo.o,....caklad.~-...,..otf'O.didr.ocondidóft.' por~"'°"tdc· -~ .. 1uopehudp.onPl•.,.~-Ql!ld_d...,,,.._.• ~m

•bn:

~~0·1-~~-ullcM..Mndol>O<ablo:d~-~"'°· f>Anaabrv ..... 1"" et. SSS ,_.... batie -~do, IOlo-1• " "'nao <•nl'-""oL LA. IESISTINOA., ola.W ~.._.so, .,...,.,.. cundo.,' loo dtromto. ,...a.c..,,,,.....,, f dotdktia"'a1......i..., .... fonn.aa.J~&r~d""f'ldo~laapk:c:lln:nimkUr.""co1&­ boDddn fdir.C0<1ou,.....quc,porlo fooro.a, ~!tc:modi.ada.yl.oporf~a~cwi d homilsdn.oi-ma..encolaborod6tocandhlc:mi,toclo.lmnNnoo quc:m te>da . . M"prodaun. LA INCOM6 USTI&IUOAO, 1.t_,..,..lo<lt'U~ .... 1ori.lbq11tlnt<inaloo pbot,udt:c:ir.

1952 hasta 1962, cuando pasó a la presidencia, intercamb iando su puesto co n lld efo nso Sánchez del Río, que quedó por tanto como vicepresidente.

1od.od. ... c1ir'"'"''1...,......l''lllc porlo•°""'loottthoo.....W<&11pcrfui.-cpl......., El obl...,....pi>Do denta nat11rolcu n de lacnJ.,..bk pon d An¡uk~""'lllC ...-nea rJlo..,,.. ...... foa11d.ul 1""' d Ulc dc&,triblllt ydo:oon~. NtonUOI plMo.ettadot, ~~,pan

""'°'

11ttofKWt.N1i..pcrl<t<o~ .... ..,p1cn-n1n,.i..ooro, ddi.o~por.....it>c.-rn!od• · nmfltl• ~le ou optllUdp.on COI! d monlm<I J.r a~, "~entoja..do en u1 cupc<:1o•l.u-~nM'l'9cü,~noubffdquc. por.¡.,....p1o,paro ,...brir1111• hu

,.i.,.,..,......sn .,.,....

c1c n 1s .... 11 .. 1M .......... ,.......J.c. to1am ...1•""1".. , ...n.... 11 ....

HonnlllÓfl. Gl:rámln r ,_... proc.rpiol porl1mimlo1mmnu.

Las naves donde se ll evaba a cabo la producción se encontraban en A lca lá de He-

FI GU RAS 74 Y 75. LAS PATEN TE S DE FORJ A DO S FU ER O N EX PLOTA D AS POR OTRA S EMPRE SAS A DEM ÁS DE POR

nares, mu y cercan as a unas instal aciones

LA PROP I A RÍ O - CERÁ MI CA

militares situadas en el ll amado Predio Zufecc io nado para la construcc ión de fo rj a-

El cap ital socia l fue inicialmente de siete

lema. El día 6 de septiembre de 1947 se

dos nervados de horm igón armado, apli-

millones

suscr ibi éndose

produjo una enorme exp losión en dos ga-

cab le a toda clase de pisos y bóvedas".

5.250.000 por los ve intiún soc ios funda-

lería s del polvorín perteneciente a dichas

Por supuesto que no es el único en inves-

dores, entre los que figuraban el propio

instalaciones, cuya onda expansiva remo-

tigar este tema: en el ya menc ionado Ar-

lld efonso, con 450.000 pesetas, y su

vió un mill ón de tone ladas de tierra, al

chi vo Hi stó ri co de la OEPM y para el

madre Doñ a Presentación Pisón Echeve-

menos segú n relataba el NODO de la

periodo que aba rca de 1930 a 1945 , se

rría co n idéntica cantidad . ll defonso Sán-

época. Las primeras noticias de prensa ci-

de

pesetas,

enco ntraron unas 120 patentes relaciona-

chez del Río fue elegido presidente de l

fraban el número de víctimas morta les en

das con sistemas de co nstrucción de for-

Consejo de Administración y su herm ano

diez, si bien otras fuentes elevan la c ifra

jados, entre el las una de Eduardo Torro j a

Luís asum ió el cargo de d irector ge rente.

definitiva hasta veinticuatro, entre ellas va-

de 1938 y otra de Víctor Dors de 1941.

A lo largo de los años de vida de la em-

rios trabajadores de Río - Cerámica, cuyas

presa fueron realizándose sucesivas am -

naves quedaron cas i totalmente arrasadas.

Encaminada la so lu ció n co nstru ctiva de

pliaciones de capita l, hasta ll ega r a los

los forjados medi ante el uso de elementos

c in cuenta millon es de pesetas en el año

No hemos enco ntrado ningun a referencia

ali gera ntes constituidos por bovedillas ce-

1956. Parte de las acciones de esta última

a este trágico suceso en las actas del Co n-

rámicas, que sirven asi mismo como en-

amp li ación fueron entregadas a cambio

sejo de Administración de la Soc iedad ni

cofrados perdidos para los nerv ios o

de maquinaria y utill aje importados de

en los documentos de ildefo nso Sánchez

viguetas de hormigón armado, en 1942 se

Alemania. En esa misma ocasión se mo-

del Río que hemos pod ido exam in ar. Sea

constituyó la soc iedad Río - Cerám ica de

dificó la denom in ac ió n de la soc iedad,

como consecuencia de este acc idente o

Alcalá, S.A., cuyo domicilio soc ial res idía

que se ll amó desde ese momento Río -

por otros motivos, se tras lada ron las labores

en Madrid, en la ca ll e O'Donnell 9, que

Cerám ica, S.A. Anteriormente, en 1952,

de fab ri cación a Madrid, a unos terrenos si-

era precisamente el domici lio particu lar

se había creado el ca rgo de director ge-

tuados al fina l de la ca ll e Embajadores. En

de ildefonso Sá nchez del Río. El objeto

neral, que ocupó José María Moreno Ave-

1954 la prensa recogió con amplitud la vi-

principal de la sociedad era " la exp lota-

cia, pasando Luís Sánchez del Río a

sita que el ministro del Aire, genera l Ga-

ción de patentes indu stria les referentes a

desempeñar la dirección comercial, e in-

ll arza, realizó a la fábrica de Madrid

materiales de constru cc ió n de cerámica,

corporá ndose al Co nsejo otro herma no,

aco mpañado de otras muchas personali-

horm igón y hierro ... "

Ca rlos . Entre los co nsej eros de la socie-

dades, entre las que podemos destacar al

1 FI GS. 74 y 75 1.

74

BREVE CRÓN ICA DE UN I NGEN IERO BO H EM IO

rUNDACIÓN JUANbLü TURRIANü


MUNDO

OOMEBCIAL

PM:. 455

LA TECNICA CONSTRUCTIVA ESPAROLA NOS _SORPRENDE CON UN EJEMPLAR AVANCE presidente del Consejo de Obras Públicas, Fern ando Casa ri ego, o al d irector del In stituto

Técnico

de

la

Co nstrucc ió n,

Edua rdo Torroja. En esa vis ita se mostraro n, además de las in sta lac io nes, los resultados de los ensayos rea lizados a esca la 1:1O sobre arcos de 100 metros de lu z co ncebidos med iante un os procedim ientos co nstructivos de nueva invenc ió n. Y es que, sin aba ndo nar la producción y comercia li zación de los forjados cerámi cos ya conocidos, Jldefo nso Sánchez del Río se había emba rcado, y co n él Río · Cerámi ca, en un nuevo proyecto al que iba a dedicar la mejor parte de su atención en las décadas de los años ci nc uenta y sesenta, las dovelas-o nda. Pero antes de expon er

co n

más detall e

este

tema,

retrocederemos un poco en el tiempo para relata r breve m ~ nte lo que puede co nsid erars e un paréntes is en la vida profesional de Sánchez del Río, no porque fu ese algo ca rente de relación co n su profesión sin o porque parecía casa r mal con su actitud vital ante el ejerc icio de la in geni ería, de la ingen iería bo hemi a co mo ta mbi én decía Alfo nso Peña

1 FIG . 76

J.

Alfo nso Peña Boeuf había desempeñado el ca rgo ele mini stro de Obras Púb li cas desd e enero de 1938 hasta j uli o de 1945 , siend o sustitu id o por el general Fern áncl ez Ladreda, viejo co nocido y am igo de lldefonso Sánchez del Río, al que ofreció la Direcció n General de Camin os, ofreci -

El pasado dfa _17 se reali~aron en presencia del ministro del Aire, ·director general _de Arquitectura, presidente del Consejo de Obras Públicas y diversas personah~ades nacionales y extranjeras-entre estas últimas sobresalfan ·profesores Y técnicos de la A. E. S. E. Norteamericana-pruebas de materiales cerámicos concebidos de manera especial para hangares y grandes naves. El ministro del Aire, teniente general González Galiana, en unión de diversas autoridades y técn.lcos, visitó el pasado

hormigón armado y las dimensiones son las que dejan entre si Jas piezas cerámicas que Strven ae enccitrados pe:re1idos y para dia 17 la fabrica ""Rlo-Cerámica de Alcala, transip.itir los ·esfuerzos cortantes que oon _ Sociedad Anónima", que ha montado re.re&.stidos por el material cerámico. t!.stos cientemente una moderna instalación para arcos van separados entre si 0,50 milime.. la fabricación de piezas cerámicas especiatres y van colocados de forma ·tal que la les para la construcción. La propia fábrJca geoeratrlz de la cubierta resulta una linea está cowtruida con este material y consta ondulada cuyo objetivo es dar una gran de tres magnificas naves cubiertas por bó-inercia al corijunto. Las pruebas se han rea.. vedas de hormigón armado aligerad& con ll:z;ado por el laboratorio de la J:..scuela de estas piezas cerámicas. Una de ellas cubre Caminos, que con aparatos de alta preci· una luz de 30 metros con sólo un espesor slón que pueden apreciar hasta ceo.tés.J.mas de veintidós centlmetros. Este sistema de de m.J.l.J..metro, han medido las deformaciones construcción reporta unas economies muy de la estructura al ser sobrecargada. Los considerables y elimina toda clase de lDconresultados han sido altamente satistactorios venlentcs para· lograr Ja construcción de y es probable la futura coa.strucdóo de e.,s.. oaves de más de 100 metros de luz. De las tos hangares. pruebas realizadas sobre estas bóvedas a La lnv!ladón hecha por ""Rlo-Cerámlca El mlnistro del Aire acompañado del prelas que se he sometido a pesos muy co~ .. de Alcal6, S. A.'' a ¡..., distintas persona- sidente del Consejo de Admln1stracl6n de de Alcalá, S. A.". don Ildederables, resulta que las deformaciones fue .. lidades para la visita de .su fábrica obede.- "Río-Cerámica. fonso Sfmchez del Rfo, y directivos de la. roo solamente de una décima .de mili.metro ce al deseo de mostrar su moderna instala .. Empresa, visita las lnstlúl\<Jones. En lo. fo· sobre los modelos, equivalentes a un mili· dón para la fabricación de las plez.aa ce.tografia. aparecen algunos mlembros de la metro en la bóveda real, que es inaprecia· rtunkas especiales, base de los procedimlen.. A. E . S. E. norteam6ricana.-(Foto CIFRA.) ble dada su extraordinaria luz · tos conocidos por la · denominación "'Rlo.· El ministro recorrió detenidamente C!tas Cerám.lca". Este sistema facilitr·grandemeo. das cada v ez mayores del tipo corriente, instalaciones, acompafiado del presidente del te la ejecución de toda clase dC pisos y .se vló que era preclso aumentar sus espe· Consejo de º'Ria Cerámica", don Udefo aso cubiertas, realizados con profusión en toda sores, e:on el consiguiente aumento ae peso Sánchez del Río, los directores se.flores Espaila. y, por lo tanto, de coste de. la obra, si en Moreno y SAnche:z; del Rio y consejeros, Un ejemplo de lo que puede realizarse ellas se quiere evitar el peligro de pandeo. que le explicaron todo el proceso de fa .. con estos procedimientos con.structivos lo De todos es sabido que, si se ondula la cu.bricaclóo de este material y su aplicación. o&ece la construcción de la propia fábrica blerta creando una superficie de doble cur· Insistimos con detalle en el illte.rés té:c. "Rlo-Cerámka" coa grandes naves en hó.vatura, la rigidez se aumenta extraordinaoleo de la-vi.sita. Aparte de ver la moder· veda con luces de 12 y 18 metros, y la · riamente, y ésta ha sido la idea o ba.se que nlsima instalación ind\istrial dedicada a la recientemente construida de 30 metros. Esta se ha tenido para la ejecución de las b6-producción de las citadas piezas cerámica&, última, como todas IM anteriores es en veclas de gran luz, como la concebida para que permiten la construcción de magnlflcas esencia una_. bóveda oervada de h~rmigón un hangar de 't 06 metros. (Estas dimensionaves cubiertas por bóvedas realizadas de armado, cre4ndose Jos nervios resistentes al nes son ya extraordinarias y corresponden hormigón armado, la última bóveda cons.rellenar de ormigóo los espacios entre las a las mayores re.all:z;adas ha.sta la fecha.} trulda, sin tirante alguno, que cubre una grandes piezas especiales cerámicas, en for.. Ju:z; de 30 metros, y qüe será utilizada para Por estos procedimientos no existe inconma racionalmente estudiada para que el ma.. veniente: técnico para lograr luces aun ma· los servidos de la fflbrica "RJo-CeramJca", terial trabaje en condiciones óptimas resls-yores sin desbordar las posibilidades eco-ha sido una buena prueba realizada por la tentes. El espesor· de esta bóveda es de nómicas. Pero una reallt.adón de esta natu· Sociedad para conseguir la fabricación de 22 centlmetros, y como está integrada por raleza, según han concebido los ingenieros cubiertas de 106 metros de luz. gran número de celdas de aire proporcionade Caminos de "Rlo-Cenlinica"', pr<cisaba La descripción somera de la cubjerta, que das por las piezas ·· Rio-Cerc\mlca" las unas garantías (independientemente de los se ha probado con un modelo reducido es· condiciones de ligereza y alslamie.n~ tércálculos} de seguridad que sólo podian tecala J: 10, es la siguiente: la cubierta está mico s.on notables. nerse mediante minuciosas pruebas. formada por arcos, de directriz catenoide, de Ahora bien, al pretender construir , bóve· Y esto ha sido el motivo principal de la visita a la fábrica .. R.io-Cerámica ·de Alcalá, S. A .": conocer el resultado obtenido por d laboratorio de ensayos de la Escuela de Ingenieros de C-aminos, mediante el c.m.. pleo de aparatos extremadamente preciso¡ que acusan deformaciones de la centésima de milimetro, aplicados a un modelo redu.. cido a escala 1: 10 de un tro%0 de bóveda de 100 metros de · luz. Los resultados obtenidos no han podido ser más satlsfaC:torlos, pues aplicados los pesos sobre el modelo. equivalentes a los má.3 desfavorables que la bóveda real podría tener (viento y nieve) . las deformaciones fueron solamente una déci.ma de mlllmetro, equivalente a un mJJimetro en la bóveda real. dcsprt:ciable, dada su extraordina· ria luz. Al Rnalizar las pruebas y la visita. el Pre· _sideote de la entidad "Rio-Cerámlca de AJ .. calá, S. A.", don Tidelonso Sánche:t. del Río, a quien acompaftaban los dircctoru de la misma , sefiores Moreno y Sánche:z del Rio, y demás componentes del Consejo de Admlnl.straclón y técnicos de la empresa, recibieron la felicitación una.ni.me de todos Jos asistentes al acto. Bóveda. 11Rio CorAmlea.", ondulada)' a.l!ilante, de 100 metro& de. lui. por banp.r.

FIGURA 76. LA VISITA DEL MI 'ISTRO DEL AIRE A LA FÁBRICA DE RÍO - CERÁMICA FUE NOTICIA EN LA PRENSA DIARIA Y TAMBIÉN EN REVISTAS COMO EN EL NÚMERO 7 42 DE MUNDO , DEL A -,0 1954

mi ento" que fue aceptado no sin algun as reti ce ncias. Tomó posesión el 1O de

lu ga r el 18 de juli o anterior. Fu eron por

a las ex igencias de l cargo en el qu e,

agosto de 1 945 y permaneció en el

tanto cas i exactamente se is años en la Di -

como él mismo decía, había perdido la li-

pu esto hasta el 6 de agosto de 1951 , tras

recció n General, lo q ue no es poco

bertad. De esta etapa q uedó el Plan de

cesar el ministro en la cri sis de gobiern o

tiempo, y en los que Jl defo nso Sá nchez

Mod erni za ció n de Carreteras elaborado

qu e, co mo era costum bre, había tenido

del Río, mal que bien , procuró adaptarse

en su Direcc ión General y aprobado por

BERNARDO REVUELTA POI.

75

rUNDACIÓN JUANbLü 1 URRIANü


PLAN oi; MDDrnN1rnc10N oi; LA RbD oi; CARRntRAS i;sPAÑDUlS CARRETERAS RAD I ALES ·

FIGURA 77. MAPA GENERAL DEL PLAN DE MODERNIZAC I Ó

R S'r

10

SU!H:tAOIALES

ID

PE.R1FERICAS - Pr

10

COMPLEM EN rnq 1.a.s

e

DE CARRETERAS. B I BLIOTECA DE LA FUNDACIÓN

JUANELO TURRIANO

FIGURA 78. El PLAN PROPONÍA VAR IAS T I PO LOG ÍAS PARA LAS VIV IENDAS DE PEONES CAMINEROS, A DAPTADAS A LAS DIFERENTES PECU LI AR I DADES REG IONA LES

el Gobi erno al fina l de su mandato. En su

gestionar la ap licación del Plan, labor

cipa lmente en la regularización de la an-

d iscurso de despedida, y yendo más all á

ésta que en las difíciles c ircu nstancias

chura de las vías, la supresión de pasos a

de la ex uberancia retó ri ca propia del per-

eco nómi cas de la época podría haber

nivel y la constru cc ión de firmes espec ia-

sido poco grata.

les . El texto concluye co n una justifica-

El Plan consistía básicamente en la repa-

que el ahorro en productos importados,

ración y mejora de unos aproxi mada-

es decir gaso li na, neumáticos y desgaste

sonaje y de la circunsta ncia, puede detectarse un sincero alivio por la libertad recobrada y también por no ten er que La re9'ulación del rrálico es un problema de elenle dirección, oruoñanm y do educación civil del usuario de la camuens, y en cuo extremo do sanción pecuniaria elevada o de prohibición del uso de la amolo ro como condue1or do vohkulo1, al i.nfnlctor contumaz. o desaprenaivo o ignoran1e, por sisrema, do 1111 irutruccion81 do la ci~uJación. La1 pequeñas 1ancionm, aunque se mul1ipliquon, 01lá demotlra· do que carocen de eficacia, en cambio, el aplicarlu en casos ex1remo1, pe10 en elowda etcala, ton do gran ejemplaridad.

c ión económ ica, en la que se co nsid era

mente 11.000 kilómetros de vías, por las

de vehícu los, sería más del doble del

que se consideraba que circulaba un 80%

coste del betún necesario para el asfa l-

del tráfico total de la red cuya longitud

tado, que tamb ién debía importarse ¡ FI G S.

total asce ndía a unos 71 .000 ki lómetros.

77, 78, 79 y 80 ].

Objetivo forzado, como es fáci l entender, por las limitaciones presupuestarias. En la

Es posible que la mayor satisfacc ión pro-

actuación se incluían los aprox imada-

fes ion al obtenida durante estos años in -

mente 7 .000 kil ómetros correspondientes

vertidos en la alta adm in istración del

al Circuito de Firmes Especiales proyec-

Estado fuera la producida por la constru c-

tado por el conde de Guada lhorce y cuya

ción del puente de Santo Domingo de la

real ización tuvo lu gar entre 1926 y 193 3.

Calzada en Haro, localidad donde había nacido y pasado su infancia . Aunque se

FIGURA S 79 Y 80. VIÑETAS ILUSTRAT IVAS DE LA ED IC IÓN DEL PLAN DE MODERNIZACIÓN DE CARRETERAS

76

En la introducción a la Memoria del Plan,

cons ideraba asturi ano de adopción , " As-

firmada por Sánch ez del Río, se ha ce hin-

turias me hi zo ingeniero" , no por ell o

cap ié en la auster id ad como principio

había dejado de mantener víncu los per-

rector de la redacción del Plan , en el que

manentes co n su tierra natal , por lo que,

no se incluyen más obras nuevas que las

al su rgir la necesidad de sustitu ir el viejo

estr ictam ente indispensables. Por tanto,

puente renacentista de Briñas, se implicó

las actuaciones previstas se centra n pri n-

co n entusi asmo en la tarea, aunque como

BREVE CRÓN ICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

PUNlJACIÓN JUANcLO TURRIAl\0


FIGURA 81. EL PUENTE DE SAN TO DOMINGO DE LA CALZADA EN LA ACTUAL I DAD. AYUNTAMIENTO DE HARO. FOTOGRAFÍA DE RICARDO DON~ZAR

es lógico, dado su ca rgo, lo hi zo m ás como promotor que co mo proyectista propia mente dicho, función ésta que recayó en su co mpañero Vicente Rog lá. Es fác il entender ia importancia que el manifiesto interés personal del directo r general pudo tener para fac i 1itar la gestió n ele proyecto y obra, pero además oc urri ó que Sánchez de l Río, in capaz de desliga rse de su vocación de in ge ni ero proyec tista, interv ino en el p lantea mi ento g.enera l del proyecto e in c luso fu e más all á, entrando en c uest ion es de detal le, como se dedu ce de la util izac ió n de sus querid as arti cu lacio nes de fibro cemento en los arranqu es y c laves de los arcos. Deseoso de que la obra se ejecutase co n rap idez y ante la previsible escasez de sumini stro de acero, fue también suya la decisión de qu e se rea li zase de hormigó n en masa. La co nst ru cc ió n de las arti cul aciones no estuvo exenta de probl emas, ya qu e el fabricante, Ura li ta, no podía suministrar tubos de las d imensiones solicitadas, qu e deberían tener un diámetro exterior de 30 ce ntímetro s por sólo 1 O en

FIGURA 82. ARTICULACIONES EN CLAVE Y APOYOS DEL PUENTE DE SANTO DOMINGO DE LA CALZADA. AYUNTAMIENTO DE HARO. FOTOGRAFÍA DE RICARDO DONEZAR

BERNARDO REVUELTA POL

77

eUNDACIÓN JUANhLO

TURRIAl\O


r°'t·

(r ¡µ.~'Ir 'b

"'~JUq,Cl .. 4

f/"- ,,,f, ('u/~'~dl,- "dt(

LL.4

,,uuu °"'-

<l'<

.

k ,

C.,.... "'"""/._ «« {J;;r</

<.>, / -'•<uth., oC,. ~~"-AÍ._ ·fa<. ~ .:c(i ' imdrld 26 junio 1956:

e,.ecu-"' . ~µ....{

Sr:'D. Alfonso Sanchez del Rio Ui estimado amigo : Le agradeceré me envio copia de la comunicación presentada por V. en Coimbra con objeto de publicarla en Las Ciencias, independientemente de su inclueión en las Actas del Congreso que editará la Asociación Portuguesa. Atentamente le saluda suyo afm2 y a.e. q.e.s.m

~

·-

FI GURA 83. PETICIÓN DE LA COMUN I CACIÓN SOBRE DO·

de mayo de 1950. El texto v iene fi rmado

aceros de alta res iste nc ia e in ox idab les,

co njuntame nte po r ll defonso Sá nchez

tan pro nto como la ind ustria lizació n de

de l Río y Vicente Rog lá, si bien cada uno

su producción los hiciera económica-

de ell os escribió una parte diferenciada.

mente asequib les.

VELAS-ONDA PARA SU PUBLICAC I ÓN EN LOS ANALES DE LA

En la suya, Sánchez de l Río se explayó

ESPAÑOLA PARA EL PROGRESO DE LAS CI ENCIAS

con una jovia lidad inc luso superior a la habitua l, y hab iendo dejado para su

Sánchez de l Río en la organ ización del

su interior, es decir eran de paredes muy

compañero las cuestiones más técn icas,

prop io acto ina ugu ral, que conc luyó con

gruesas. Empeñado en no ren un ciar al sis-

hacía, entre otras cosas, unas reflex iones

una gra n cena en las Bodegas López He-

tema po r él concebido y tras unos días de

bastante se nsatas sobre la co nd ición de

red ia. M uy aprop iada mente, el pue nte

honda preocupación ideando distintas al-

las obras de inge ni ería como patrimo ni o

to mó el nomb re de l sa nto ri ojano, que

ternativas, Rog lá y él mismo d ieron con

hi stórico. Ll evado por el entus iasmo, du-

había sido proc lamado patró n de los In-

una solución que si no muy elegante sí re-

rante la inaugurac ió n peroró sobre los

genieros de Caminos en 1940.

sultó eficaz. Consistía en atravesar el tubo

puentes del futuro, que imag inaba tra ns-

ASOCIACIÓ

Es de sospechar que tamb ién interv ino

con tornillos pasantes comprimiéndo lo

parentes, construidos co n prefabricados

En 1953 lldefonso Sánchez del Río inter-

en la dirección normal a la de las solici-

de p lástico. No hay que atri bu ir a Sán-

vino en el XX II Congreso de la Asociación

taciones prev istas, so lución que fue cui -

chez del Río una pas ió n por el horm igó n

Españo la para el Progreso de las Ciencias,

dadosamente comprobada med iante los

como mate ri al que no estuviera fundada

que se ce lebraba precisamente en Oviedo,

correspondientes ensayos

1 FIGS. 81 y 82 1.

en cr iterios ese ncia lme nte rac io nales,

invitado por el pres idente de la Sección de

basados en las ci rcunsta ncias técn icas,

Inge ni ería y Arq ui tectura, A lfonso Peña.

El re lato de la génes is de l proyecto y la

eco nómicas e industriales de l momento

Fue la presentac ión en sociedad de la do-

descripción del mismo se recog ieron en

que le había tocado vivir, y ya en 1930

ve la-onda, ya que en la segunda pa rte de

un artículo publicado en la ROP en

había reconoc ido las extraordi nari as po-

su d isertación expuso sus avances en el

1954, algunos años después de la inau-

sibi lidades que tendrían otros mater ia-

desarroll o de esta innovación constructiva,

guración de l puente, que aconteció el 12

les, como los por entonces nu evos

tras hab lar en la primera de las rótulas de

FIGURt\ 84. BÓVEDA DE LA NAVE DE SECADEROS DE RÍO. CERÁMICA EN MADRID

78

FIGURA 8S. NAVES PARA RENFE EN BARCELONA. I NGEN I ERO: FERNÁNDEZ OLIVA

BREVE CRÓN ICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

rUNDAC IÓN JUANblü TURRIA1'0


fibrocemento. Volvió a presentar el tema, de fo rma mu cho más elabo rada pu esto que ya ex istían obras co nstru idas y sobre todo minu ciosos ensayos rea lizados, en el Congreso Hi spano- Luso que se ce lebró en Co imbra en 1956

1 FIG. 831.

Al año siguiente pub licó un res umen de su comu ni cac ión en un artícu lo de la

ROP. Este texto, con las mod ifi cac iones propi as de cada c ircu nsta nc ia, apa rec ió ta mb ién en Info rmes de la Constru cción,

FIGURA 86. DOVELA-ONDA DIMENSIONADA PARA

u

'A BÓVEDA DE 200 METROS DE LUZ

la revista del Institu to Téc ni co de la Construcc ió n y del Cemento, así co mo en al-

derando qu e en este últim o caso el espe-

no pueden ejecutarse por fa ses suces ivas .

gunas pub li cac iones extranjeras, co mo la

sor sería de unos 8 centímetros, concluía

Ahora bien, para luces sensibl emente su-

arge ntin a Construcciones o la francesa

qu e el resu ltado era favorab le a su so lu-

perio res a las arr iba citadas, que como

Génie Civil. Paralelamente a esta difusión

c ión, ya que el peso tota l por metro cua-

hemos visto eran del orden de treinta me-

en rev istas y co ngresos se presentaron la s

drado era algo infer ior y poco más de la

tro s, la so lu ció n de curvatura simpl e co-

opo rtunas so licitudes de patente, un a en

mitad la ca ntidad de horm igó n emp lea -

menza ba a resul ta r invia b le, po rqu e los

1954 seguida qe otra en 1956 .

da. No fue éste el úni co factor expuesto

probl emas de pa ndeo obli garía n a incre-

para defender la superi orid ad ele sus cu-

mentar desp roporcionadamente el grosor

El punto ele arranque ele este proceso de in-

bi erta s sobre las lam inares. De hecho, su

de la bóveda. La so lu ción iba por el ca-

vestigac ión y desa rrollo consisti ó en busca r

ponencia ele O viedo era en pa rte un ale-

m ino del ondu lado o pl ega do de la bó-

solu ciones al problema de la cubrición de

gato, ele tono amable por supuesto, contra

veda, introd uciendo una dob le curva tura

espac ios di áfan os adaptando a la fo rm a

este tipo de superfi cies . No está c laro qué

que generaría un a mayo r rigidez sin au-

abovedada los elementos constructivos uti-

enti ende estr icta mente por tales, y tal vez

mentar los espesores. Naturalmente, como

lizados en el fo rj ado Río - Cerámica, com-

po r ell o algun as afi rmac iones suyas pu e-

di ce Sánchez del Río, éste era un hecho

puesto por nervios de hormi gón armado y

den ser exces ivas, como cuando atribu ye

sobradamente conocido, por lo que el pro-

bovedi llas cerámi cas . Co nstru yendo co n

a estos tipos estru cturales la neces idad ele

b lema que a él rea lmente se le p lantea es

ellos bóvedas cilíndri ca s, de curvatura sim-

mu y comp lej os proce dimi entos de cá l-

cómo construir esas fo rm as pl egadas me-

ple, se había ll egado a sa lva r luces ele 30

culo. Pero esta afirm ac ión no es generali -

d iante sus sistemas mi xtos de horm igón,

metros, como en el merca do de Sama de

zab le como demuestran las cub iertas de

acero y cerám ica, co nsiguiendo además

Langreo, proyectado por Ju lio Galán, o de

Félix Ca ndela, rea li zadas medi ante para-

que los prob lemas del cá lculo sea n asequi-

28 metros en la nave de MERSA en Lugo-

boloides hi perbó li cos. Aun así, es notab le

bl es para sus reco nocidamente limitados

nes, proyectada por Ca rlos Sánchez del

que va ri os de sus argumentos co in c ida n

co noc imi entos. La so lu ción co nsiste en

Río. En- ambos ej emp los el espesor de la

con los que enumera Mike Schlaich en un

co ncebir la bóveda compuesta por una su-

bóveda era de 18 centímetros 1FIGS. 84 y 85 J.

rec iente texto en el que trata de la aven-

cesión de arcos contiguos, que se conside-

tura laminar, por ej emp lo en lo que se re-

rarán autopo rta ntes, y que a su vez se

lldefo nso Sánchez del Río co mparaba

fiere a la escasa ca pacidad de aislami ento

dividen en dove las, las dovelas-onda, que

estos res ul tados co n los que podrían ob-

térmi co de las fin as láminas o el elevado

serán los elementos constru ctivos con los

tenerse co n cub iertas lam inares y, co nsi-

cos te eco nómi co de unos encofrados qu e

qu e ensa mblar el conju nto

BERNARDO REVUELTA POLBERNARDO REVUELTA POL

1 FIG. 86 J.

79

rlr.'JDACIÓN JUANclü TURRIAl\ü


FIGURA 87. ALZADO DE UN ARCO-ONDA IDEAL DE 100 METROS DE LUZ

termin ar cada arco-onda de forma independiente media nte el hormigonado, por lo que los apeos y cimbras se reducen a los necesarios en un sólo arco, pud iéndose lu ego tras lada r para co ntinuar la bóveda. Procedim iento que tiene similitudes con los planteados por Eladio Di este por estos mi smos años . La forma en omega de la sección de la dovela-onda es la que genera el plegado de la cu bierta. Al ser independientes, los arcos pueden ca lcul arse co mo ta les, como elementos planos, lo que

FIGURA 88. CROQUIZACIÓN DE LA EQUIVALENCIA MECÁNICA ENTRE LA SECCIÓN DE LA DOVELA-ONDA Y UNA VIGA EN DOBLE T DE ALMA VARIABLE

había sido siempre el desiderátum de Sánchez del Río

1FIG.8 7 J.

Ello permite conseguir un grado aprec iab le

mente en taller, o al menos parc ialmente

de industri ali zac ión de la constru cc ión, ya

en casos de muy gra ndes luces, izarlas a

De tod as fo rm as, reco noce que la fo rm a

que las dovelas pueden ejecutarse íntegra-

su posición en el arco en co nstrucción y

y hete roge neid ad de los materiales que

FIGURA 91. PRUEBA DE CARGA DEL ARCO-ONDA DE 1 O METROS. DEBA/O PUEDE VERSE EL MODE LO DE ARCO NO

FI GURA 89. V I STA DE ARCO-ONDA CONSTRU I DO A

ONDULADO DE 4 METROS

ESCALA 1 :1 O PARA SU ENSAYO EN El LABORATOR IO CENTRA L

80

llREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

PUNDACIÓN JUANhLü TURRIANü


- 8 -

LABORATORIO CENTRAL DE ENSAYO DE MATERIAW DE CONSTRUCCION EXPEDIENTE. NUM, ~ Corrllllientoe 0 ,2-

~

h..rte anterior del .ohlo

0,1

111:11

0,2

111111

0 , 2-.

0,3

mtl

0,2

11111.

0 , 1 llCI

O,J ID

Parte poeterior del modelo

O, ) 1ICI

0 ,4

=

0 , 1 :n

"

12 . 18 Apara.toe horisontal.H

1] + 19 14 + 20

0, 1 11:1

15 + 21

0, 1

ll:zl

16 . 22

0, 1

l%Cll

17 .. 2)

0,1

=

Madrid , 14 de D1o1aabre de 1954. - El In¡eniero Bnoarfado de la S1001Ón de Modalo• Reduoidoe. - Carloe Benito .u Bi m. IHGENIERO DmECTOR.- E. TorroJ•ooPIA, y.\.11 ;>.: (

il'

, 15 de lfovieUra de 1957 XKIERO DIRECTOR 1

. ,.

~. !. ,,.... o.e>-~

?

FI GURA 92. BOCETO PARA UN H ANGAR DESTINADO A LA AV I ACIÓN M ILITAR

./-

,~-

FIGURA 90. COP I A DE LA ÚLT IM A PÁGINA DEL EXPED I ENTE DEL ENSAYO DEL ARCO-ONDA

nos, diri gido po r Ca rl os Benito. Este en-

as istencia ameri ca na para su moderni za-

sayo, mu y di vul ga do, se hi zo sob re un

ción. ll defonso Sá nchez del Río debió ver

mode lo redu cid o a esca la 1 :1O, que

un a ocas ión idea l de pro mover el empl eo

medía 1O metros, es dec ir se estudi aba el

de su sistema en la co nstru cc ión de gran-

co mportami ento de un arco de 100 me-

des hanga res de av iac ión, para los que

tros de lu z

co nsideraba la bóveda de 100 metros

l FIGS. 89, 90 y 91 J.

co mo es pecialmente idónea. El hangar

compo nen la dovela hacen impos ible, al menos para él, un cá lcul o ri guroso del

Fu eron prec isa mente los magníficos re-

era además una de las tipo log ías emble-

arco res ul ta nte, por lo qu e recurri ó a un a

sultados obteni dos en éste y en otros en-

máticas de la Arq ui tectura e In ge ni ería

aprox im ac ió n en la qu e co nsidera ba la

sayos los que se mostraron al mini stro del

contemporá neas, po r lo que es co mpren-

secc ión en omega co mo mecá ni ca mente

A ire en la v isita antes mencionada que re-

sible el empe ño de Sá nchez del Río en

equi va lente a un a secc ió n en dobl e T de

ali zó a la fábri ca de Río - Ce rámica en

construir un as obras comparab les a las de

alm a va ri ab le r FIG . 88 J.

1954. Es signi ficat ivo qu e entre los as is-

Nervi o Freyss in et. Entre los dibujos pro -

tentes fi gurasen va ri os in geni eros nortea-

duc idos en esos años hay va ri os que il us-

Los res ulta dos f uero n so metidos a co m-

meri ca nos, y es que en septiemb re de l

tran esta ap li cac ión de sus arcos-o nd a,

probac ión medi ante la rea li zac ión de di-

año ante ri or se habían firm ado los fa mo-

ll amando espec ialmente la atenc ión un o

ve rsos ensayos, entre los que destaca

sos ac uerdos hi spa no-no rtea meri ca nos,

en el qu e la gran bóveda ond ul ada al-

sobremanera el rea lizado por el labo rato-

medi ante los cuales, y entre otras co sas,

berga un bo mbardero B-52 , ico no de la

riq de la Esc uela de In ge ni eros de Ca mi -

las fuerzas arm adas españo las rec ibirían

Guerra Fría

FI GURA 93. ESTUD IOS PREVIOS PARA UN H ANGAR

FIGURA 94. ANTEPROYECTO DE UN H ANGAR PARA LA DIRECCIÓN GENERA L DE AEROPUERTOS

r FIG. 921 .

DE 100 METROS DE LUZ

BERNARDO REVUELTA POL

81

eUNDACIÓN JUANhLü TURRIANü


:'.BtJ~Q.A tJN~LA:»A

1!4/J

Gii-?~ ~ 41111t:f

J,u~: 38""f:t

..61éu•r : O,t?~lhti

Pero este empeño fracasó. Tan só lo en 1957 rec ibi ó un encargo de hangar genérico de 30 x 40 metros para la Direcció n Genera l de Aeropu ertos, trabajo que quedó en anteproyecto, co mo oc urri ó co n un proyecto para A lemani a que él -H

........

w~~~'+-~

menc iona en sus escritos pero del que no hay más notic ias

1 FIGS. 93 y 94 1.

Esto no quiere dec ir que no se co nstruyeFIGURA 95. SOLUCIONES MEDIANTE CONTRAFUERTES O TIRANTES PARA BÓVEDAS ONDULADAS

ran durante los años c in cuenta dive rsas bóvedas mediante arcos-onda, aunqu e de dim ensiones relativa mente mode radas co nsiderando las posibilid ades para las qu e estaba pensado el sistema, y qu e fuero n empl eadas co mo cubi ertas de alm ace nes y naves in dustriales. Entre ell as, co mo es lóg ico, las destin adas a alberga r a la prop ia Río - Ce rámi ca, S.A. en la ca ll e Embajado res en Madri d, ya demolidas como la mayoría de sus co ngéneres. La mayor de estas naves tenía un a longitud de 180 metros co n un a lu z de 35, siendo el espeso r de las dovelas-onda de 8 centímetros, co rrespo ndiendo 6 a la boved ill a y 2 al recub rimi ento de hormi gón. Otras qu e podemos citar so n las bóvedas

FIGURA 96. NAVE DE LA DEPURADORA DE AGUAS DE LA FÁBR I CA DE FEFASA EN M I RANDA DE EBRO

gemelas co nstruid as para la empresa FEFASA en Miranda de Ebro, cuyos arranques se enco ntraba n a 20 metros de altura . En estas últimas y algun as otras se utili zaro n tirantes para recoger los empuj es hori zo ntales de las bóvedas, so lu ción menos favorecida por Sánchez del Río, qu e prefería utili za r contrafuertes o ll eva r los empuj es al sue lo, cosa qu e no siempre era pos ibl e r FIGS. 95,

96, 97, 98, 99, 100

y 101

1.

FIGURA 97. NAVES GEMELAS PARA LOS ALMACENES DE PAJA DE FEFASA, MIRANDA DE EBRO

82

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

eUNDACIÓN JUANhLO TURRIAl\O


FIGURA 98. BÓVEDAS ONDULADAS PARA LAS NAVES DE RÍO - CERÁM ICA EN MADRID

FIGURA 99. PUBLIC I DAD DE LAS NUEVAS INSTALA C IONES DE RÍO - CERÁMICA SITUADAS EN LA CALLE EMBAJADORES EN MADRID

FIGURA 100. VISTA ACTU1\L DE M I RANDA DE EBRO CON LAS NAVES DE FEFASA A LA IZQUIERDA. FOTOGRAF ÍA DE DANIEL BRATOS

FIGURA 101. V ISTA ACTUAL DE LA FÁBRICA DE LADRILLOS REFRACTARIOS DE V I ELLA , ASTUR IAS. FOTOGRAFÍA DE ÁNGEL SANCHÍS CIENFUEGOS-JOVELLANOS

BERNARDO REVUELTA POL

83

rUNDAClÓN JUANhLü TURRIAl\ü


Ciertamente 1ld efo nso Sánchez del Río so ñaba co n ver su invento materi ali za rs e en toda su p lenitud . Le ca usó honda impresió n la gran cubi erta de planta triangul ar co nstruid a por Esqui ll an para el CN IT (Centre des Nouvell es Industri es et FIGURA 102. BOCETO PARA UNA BÓVEDA ONDULADA DE PLANTA TRIANGULAR

Tec hn o logies) en Pa rís, qu e se inauguró en 195 8 y qu e co nsideraba un a proeza inigua lab le, no obstante lo cua l estudió la posib ili dad de hacer algo parec ido ap roxim ándose a las dimensi o nes del ed ifi cio francés, co mo se aprec ia en un a perspectiva de cubi erta de planta triangul ar para

200 metros de lado l FIGS. 102 y 103 J. Qu izás más elaborada sea un a propuesta de cubi erta en bóveda de arista, cruza ndo ortogo nalm ente dos de sus bóvedas y cubri endo de esta manera un cuadrado de 150 metros de lado, lo que FIGURA 103. BOCETO PARA UNA BÓVEDA DE ARISTA CONSTRUIDA CON ARCOS-ON.DA

co nsideraba sufic iente para albergar un estad io co mo el Sa nti ago Bernabeu. Pero todo el lo no pasó de bocetos y tanteos, ca rentes de fin ali dad co ncreta, hasta que por fin, siete u ocho años despu és de la co ncepc ión in ic ial de los arcos-o nda, surgió la ocas ió n, de nu evo en el Oviedo de sus mejores mom entos, para co nstruir la bóveda de los c ien metros de lu z. Ésta serv iría como cubi erta para el Palac io de Depo rtes que se iba a leva nta r en la capita l del Prin cipa do, co n proyecto de los arquitectos muni c ipales Fern ando Cava nill es, Florenc ia Muñ oz Uribe y Joaquín Suárez Pérez, actuando co mo in geni ero 1ldefonso Sánchez del Río, que, co ntando ya con más de sese nta años, aco metió el trabajo co n todo entusi as mo, enca beza ndo la memori a del proyecto co n frase típ ica: " Vamos a construir, si Dios qui ere,

FIGURA 104 . PRIMERA PÁGINA DEL BORRADOR MANUSCRITO DE LA MEMORIA DEL PROYECTO DEL PALACIO DE DE-

la mayor bóveda autoporta nte artic ul ada,

PORTES DE OVIEDO

84

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO FUNDACIÓN JUANhlü TURRIANO


FI GURAS 105 Y 106. V I STA DE CON JUN TO Y GA LERÍA DE CON TR A FU ERTE S D EL PA LAC I O DE DEPO RTE S D E OV I ED O

FI GU RA 108. AR TI CU LAC IÓN DE LOS AR RANQUES DE LOS ARCOS-ONDA DE L PA LACIO DE DEPO RT ES D E OVIEDO. LA RANU RA

sin tirantes, que hasta la fec ha ha sido

pandeo hemos topado! ¡El pa ndeo! Mo-

rea li za da ... Con su ej ec uc ión vamos a

tivo y ca usa de la creac ión de las Dove-

ver co lm ado un o de nu estros mayores

las-Onda."

deseos ... "

ALOJA UNA LUM INARIA FLUORESCENTE

WOR LD

CONFERENCE

ON

SHEll

11,TIMlfl

l FIG. 104 1.

,llSlNTID

IY

u

T

H 1 V (.

s' t

o r e/.

cia el optimi smo, inc lu so la eufori a, co n

sentar un a comuni cació n describi endo el

Kr. llderonso Sanche::r. del R1o lnterrmt.1onal A.aociat1.on ror Shcll Btruct11J"e11

que Sá nchez del Río acog ió la opo rtun i-

sistema de los arcos-onda y el propio Pa-

Madrid 7, 6,PBin

dad de co nstruir su soñada bóveda, aun-

lac io en el Congreso ce lebrado en Sa n

Al.!'oaao

Francisco en 1962 por la lnternatio nal As-

escogidas as í lo dejan ve r, como la qu e

ni zac ión fundada porTorroja en 1959. En

se refiere a la dec isi ón de dejar vistos los

las actas del Congreso, la ponenci a de

redo ndos pasantes de las arti cul ac ion es

Sánchez del Río exp resaba su " most sin-

del arranqu e de los arcos: "¿Có mo pode-

cere adm iration and !ove", hacia Edu ardo

mos adm itir qu e esos diminutos atlantes

Torroja, fa ll ec ido el año anterior. Aunque

que va n a soportar sobre sus hombros no

el anteproyecto esta ba prácticamente ter-

la bóveda ce leste, pero sí la de l Palac io

minado ese año de 1962, el proyecto de-

de Deportes de Oviedo, pasen desaperc i-

fin itivo no se entregó hasta 1966, y hasta

bidos?" o cuando ini cia el ca pítulo refe-

fi nales de los sesen ta no se inic iaro n las

rente al pandeo: " Emul and o un a frase

obras, que se esperaba ver terminadas en

cé lebre, podemos decir aq uí: ¡Co n el

19 70

••

'1

r; (

1

''2 l IT

XII, 3

Dciu Mr. Sancbei: del IUo: lt. ¡¡i.vet l:iO pleaaure to 1ntorc you t.hat n.rter a cnret'ul -reviev or thc e.batracts e\lbfllitted, your paper e11t i tl.ed "Cor:rugated Re intorced Ceriu:iic SbcUa ror La:'ger Span111" has ~ n adected by tbe Co=iittee oo Progr&:1 aa4 11,,chnical Papera u onc t or vbicb preparation and. aubcliooion or o. cocplete 1:111.nu1cript ror t1I1111l. Jl.dginí!: u req;ue1ted. . 'lbe Coll:alittee viabes to expre11 i ta • incere apprec1e.t1on :ror your 1Dterest 1n the conterence and ;rour v11.lingIJess to ta.ke the til:ie ancl ettort to prepare a paper ror tbe cont'erence .

Copie11 or "In1'onretWn tor Autbor1" tmd "Suggeationa ror the Preparat1on or Final Maaulcriptu~ a.re cncloaed to aHUt you in thi•

ta•k . Sincerel,y youra,

A. C. Scordelie, Secretary General. Arran,a:emnt1 Ccm:iittee ACS:= Enclo1ures

' l º '· A. c . 1co101i 11 ,

'º'

$(Clf1Al'f.

OIHtlAl

rHOIHfUIHO MAHllAU u.•ou.101T, UHl .. USHY

º'

FI GURA 107. LA CONFERENC IA MU

AllAHOIMIHTS

COMMlttrl

C:AllfOIHIA. llUIUY, CAUIO I HIA

D IA L DE ESTRUCTURAS

LAM I NARES D E SAN FRANCISCO ACEP TA LA PONENCIA DE

l FIGS. 1 05, 106, 107, 108, 109 y 110

J.

SÁNCHEZ DEL RÍO ~ 1i!Cd/'·tjN:JW :...

J""4,<,¡ ·"'<€ -t--~ I

A¡>rll 9, 19(52

proyecto fueron oportun as para poder pre-

soc iation for She ll Structures (IASS), orga-

Po. H l

l ... UIN ... tlOHAl AUOCIAtlON TOl SHlLl JllUCTUIU

La redacció n de este documento ev iden-

metros, quedándose en 96. A lgun as frases

L l

IUHDIHO l!U ... ICH .\OVISOIT IOAID-!<ATIOHAL ACADllolY 01 JCllHCU-lfAflONAl USfAICH COUl'ICll

Las fec has en las que se elaboró el ante-

que no ll egase exacta mente a los c ien

STRUCTURES

JD-Ol;fOlll

9toº ~

I

""'-"""-

~--~· - e. ..""...;I'..... .,_

.

•r_--.::-___

~

FI GURA 109. SECC I ONES DEL AN TEPR OYEC TO DEL PA LAC IO DE D EPO RTE S, FE C H A D O EN

FI GU RA 11 0. C ROQU I S DE LOS ARRANQU ES DE LOS A RCOS DEL PALAC I O DE

JUN IO DE 196 1

DE PO RTE S DE OV I EDO

BERNARDO REVUE LTA POL

85

FUNDACIÓN JUANaü TURRIANü


FIGURA 111. DOVELA-ONDA SOBRE SUS CUATRO PUNTOS DE APOYO

Si la redacción del proyecto defin itivo se hab ía di latado en el tiempo, también se etern izaron la_co nstrucc ión y terminación de l ed ific io, acumu lándose los retrasos por motivos de toda índo le hasta poner a prueba la pacienc ia de Sánchez de l Río, como se desprende de una carta que escribi ó a la empresa co nstru cto ra en diciembre de 1969, quejándose de la "pertinaz desorganizac ión y fa lta de elementos" que le ll evaba a ignorar cuándo podrían terminarse las obras. Finalmente se ll egó a la inaugu ración ofic ial un 22 de septiembre de 1975, cuando ildefo nso Sánchez del Río tenía setenta y siete años. Unos meses desp ués, en mayo de 1976, la Junta Genera l de acc io nistas de Río Cerám ica, S.A. aco rd ó disolver la sociedad, por la pérdida del 38% de su capita l, nombrando los co rrespo ndi entes li quida dores, entre ell os a su herm ano Ca rlos FIGUR r\ 11 3. LA INTENCIÓN ORIGINAL DE SÁNCHEZ DEL RÍO ERA DEJAR VISTA LA CERÁMICA DE LA CARA INTERIOR

FIGURA 114. SÁNCHEZ DEL RÍO CON LOS ARQUITECTOS F. CAVANILLES Y J.

1FIGS. 111 , 112, 113, 114 y 11 5 ].

FI GURA 1 lS. VISTA ACTUAL DEL INTERIOR DEL PALACIO DE DEPORTES DE OVIEDO

SUÁREZ, Y CON J. RUBIO • .QE LA EMPRESA CONSTRUCTORA ASTURIANA

66

BREVE CRÓN ICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

eUNDACIÓN JUANbLO TURRIAl\O


FIGURA 11 6. PRIMERA VERS IÓN DEL PROYECTO DE LOS PARAGUAS DE 20 METROS PARA EL MERCADO DE GANADO DE POLA DE SIERO

FIGURA 117. EL PARAGUAS DE 40 METROS DE DIÁMETRO PARA EL MERCADO DE GANADO DE POLA DE SIERO

Es pos ib le que estos sin sabores se v ieran

Pol a de Siero enca rgó al vete rano inge-

nes. Los tres primeros era n de pl anta cua-

en parte pali ados por la realizac ión du-

niero el proyecto de un as estru cturas para

drada de 20 metros de lado, mi entras que

ra nte estos años de otra perso nalísim a

cubrir el mercado de ga nado qu e se ce le-

el cuarto, proyecta do el año sigui ente,

obra, los paraguas para el M ercado de

braba regul armente al aire libre. Son por

tenía una p lanta octogo nal de 40 metros

Ga nado de Pol a de Siero. Vol v iendo a

tanto sus últimos proyectos, aunqu e las

de di ámetro 1FIGs.116 y 117 J.

Ov iedo, a Pol a, a los paraguas, parece

ob ras se term in aro n antes que el Palacio

como si la trayectori a profes ion al de 1lde-

de D eportes de Oviedo. D e este conjunto

También se construyeron otros dos más pe-

fonso Sá nchez del Río ce rrase un círcu lo,

de co nstru cc ion es lo más interesa nte era

queños, uno hexagonal y otro cuadrado,

algo qu e qui zás agrade a los amantes de

un grupo de tres paraguas de hormi gón y

para usar los como prototipos y como mo-

la simetría. En 1971 el Ay un tam iento de

otro independi ente de mayo res dimensio-

delo para ensayos 1FIGS. 11 ay119 J.

FIGURA 118. ENSAYOS SOBRE EL PARAGUAS CUA-

FIGURA 119. ENSAYOS SOBRE EL PARAGUAS HEXA-

FIGURA 120. LOS l'ARAGUAS DE 20 METROS , EN DÍA DE

DRADO

GONAL

MERCADO

BERNARDO REVUELTA POL

67

fUNDACIÓN JUAN~LU

TURRIANO


FIGURA 121. SÁNCHEZ DEL RÍO INSPECCIONANDO LAS ARMADURAS DE UNO DE LOS PARAGUAS DE 20 METROS

Las obras se ll evaro n a cabo con rapidez, vigi ladas con atención por un Sánchez de l Río ya muy cercano a la jubilación, lo que no le impidió, como en Oviedo, trepar a lo alto de las estructu ras en ejecución y fotografiarse mientras inspeccionaba encofrados y armadura

1FIGS . 120,

121 , 122y 123 ].

Los paraguas de Pola de Siera no han tenido ni larga ni fe li z vida . En los años ochenta se decid ió emp lazar la estación de autob uses en los terrenos hasta entonces empleados para mercado de ganado, y el lo hizo necesario el derribo del grupo de tres paraguas, quizás la pa rte más elegante del conj unto. Se sa lvó el mayor, que se integró en las nuevas in sta lac ion es, pero en el que se habían detectado diverFIGURA 122. C IMB RAS Y ENCOFRADOS DEL PARAGUAS DE 40 METROS

88

sos daños estructu rales, debidos bien a

BREVE CRÓN I CA DE UN INGE N I ERO BOHEMIO

PUNDACIÓN JUANhLü TURRIAl\ü


FIGURA 123. V ISTA DEL CON JUNTO DEL MERCADO DE GANADO DE POLA DE SI ERO

asientos del terreno bajo la gra n zapata central, bien a errores a la hora de prever los empuj es del viento. Ya en 1984 la Demarcac ión de Asturias de l Colegio de Ingeni eros de Cami nos había dado la voz de alerta, promoviendo la rea lizac ión de las obras de rehabi li tación que fueran perti·nentes. En 1990 se aprobó un proyecto de consol idac ión redactado por el ingeniero de Cami nos Aníba l Pérez Guerrero, lo que ha sa lvado al paraguas de lo que se ca lificaba como de inminente ruina. Pero si la estabi li dad quedó asegurada, en la actualidad es man ifiesta la degradación de l hormigón de las lám in as, tal vez por el escaso espe5or ele las mismas, que no ll egaba a 4 centímetros, produciéndose desprendimientos ele materia l que han hecho necesa ri a la colocac ión de una red bajo la gra n cub ierta

1FIG. 124 1.

FIGURA 124. EL PARAGUAS DE 40 METROS EN LA ACTUALIDAD , CON EL FUSTE REFORZADO Y UNA RED DE PROTECCIÓN

BERNARDO REVUELTA POL

89

rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIANü


FI GURAS 125. ENTREGA DEL TÍTULO DE HIJO ADOPTIVO DE

Sánchez de l Río fue objeto de varios y

la lectura de sus artícul os y de las memo-

merecidos homenajes en los últimos años

ri as de sus proyectos resulta fáci l sentir sim-

de su vida, destacando el acuerdo de la

patía hacia el personaje, por su amor hacia

Corporación Mun icipa l ele Ov iedo, to-

la profes ión, por su vita li dad optim ista y

mado en 1979 por un ani mid ad, en con -

por su afá n de libertad creadora . Sin em-

ceder le el títul o de Hijo Adoptivo de

bargo, también pa rece ev idente que su ca-

Ov iedo . El acto de entrega tuvo luga r el

pacidad de innovación se agotó hacia los

9 de nov iembre y en el mismo día se des-

primeros años cincuenta, cuando el desa-

cub ri ó una placa co nm emorat iva en el

rrol lo de la dove la-onda queda práctica-

Pa lacio de Deportes. Apenas un año des-

mente concl uido. Es de lamentar que no

pués lldefonso Sá nchez de l Río fa llecía en

su rgieran de inmed iato ocasiones para ll e-

Madrid, el treinta de nov iembre de 1980.

va r a la rea lidad las grandes bóvedas por él

Varias cal les de localidades de Asturi as y

imaginadas, que hubieran pod ido mostrar

La Rioja llevan su nombre, a veces co n-

en toda su plenitud las virtudes de su sis-

juntamente con el de su herm ano Carlos

tema . Produce cierta tristeza constata r que

I FI G. 125 l.

la única ob ra ele gran porte que ll egó a

OVIEDO A ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

construirse se terminó más de veinte años Q ueda fuera de las pretensiones ele esta

desp ués del cé leb re ensayo del arco de

crón ica hacer un análi sis más profundo del

cien metros rea lizado en el laboratorio de

sign ifi cado y trascendencia que la obra de

la Escue la ele Ingen ieros ele Ca minos . Ex-

ll defonso Sánchez del Río pueda tener en

cesivo tiempo para la veloc idad con que la

la Hi storia ele la Ingeniería y especialmente

Ingen iería y la Arquitectura evol ucionaban

ele la Ingeniería Estructura l en España. Tras

en los tiempos en que vivió

1FIG.1 26 l .

FUENTES Las fuentes empl eadas para la redacción de esta cróni ca han sido prin cipalm ente dos. En primer lugar, el Archivo i ldefonso Sá nchez del Río qu e está depos itado en la Fundació n Ju anelo Turri ano . Aunqu e con algunas ausencias, este archi vo conti ene proyectos, planos, borradores, croquis, cartas, notas, fotografías y otra va ri ada doc umentac ión. En segundo luga r, hemos utili zado los propios escritos de Sán chez del Río, especialmente su s artículos en rev istas espec ializa da s y cuya relac ión compl eta se pu ede enco ntrar en otro lugar de este li bro. Otras fuentes de interés qu e se han con sultado para indagar en algunos aspectos concretos de la v ida y ob ra de Sánch ez del Río so n el Archivo Históri co de la Oficin a Española de Patentes y Marcas, el Reg istro M ercanti l de M adrid, el Archivo de la Esc uela de Ingeni eros de Cami nos, la Hemeroteca Nac ional, el Archi vo Muni cipal de O v ie do y la Tes is Doctoral " Do n il defon so Sánchez del Río y Pisó n, un in geniero poeta del hormigón armado", leída en la Un iversidad de O vieclo en 2004 y cuyo autor es Don Luis J. Peñalver Lamarca . Tocias las imágenes qu e no ll eva n referencia explícita en su pi e de foto están tomadas del Archivo ll defon so Sánchez del Río o han sido rea li zadas por el autor.

90

BREVE CRÓNICA DE UN INGENIERO BOHEMIO

eUNDACIÓN JUANao TURRIANO


ESPA~OL

ESTADO

MINISTERIO

DE INDUSTRIA

'

í

iGISTRO DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL

PA';fF.NTE

DE

INVENCION POR VEINTE AÑOS

Sin Ja garantla del Gobierno · en cuanto a Ja novedad, conveniencia, utilidad· e importancia del objeto sobre que recae.

{;[ &xcmo. cSr. fM,inistro de f!ndustria y en su nombre el 9lm~ . .Sr. !!Jirector Qeneral de flndustria

CERTIFICA:

1

1

Que ............

?..:....~~~.:..~~·~·~ ···~~~~.:.~...~:~

Rio Y Pis6n

domiciliado en .....................................~t:l:~'.:.~.~······· ················----········-····································- .........ba presentado con fecba --~.4. . de .......................~.:tl:~:r.'..c:>................... ............................ de 19......?..§ , en el Registro de entrada de ..... ........ IVl1:3-c:lT.~.c:l....................................................., solicitud de Paten~e de invención por veinte años, por ..'.' .~Y..9.. ...:f.'~9.9..:!l:P..J.:1.11.ª-'l"~.Q ..J?~... .9.. 0~~.~:i¿qg;i;.Q.~....Jl:FJ. S.tl!'~.:f.J.Q_p¡;.$.........

.Q@:cg,@ASJ.. :P~ ...t.J:Qf.lJYµq.Q.N .•~9." ... . .... ... .

1 d eclarando ser inventor ............:~.....~.'?.~~.?..~.~.i:r.1:~.~········ y cumplidos los requisitos prevenidos en el vigente Estatuto de Propiedad Industrial, se concede y expide con esta -fecha el presente Certificado-Título, para la Península, islas adyacentes posesiones y Protectorados españoles. Madr fd,

a -·

. ................. i:3.~~E.' .

.c:l~.. ~t:l!JE(;l:r.'c:l

. 17

................................................... de tnil

novecientos cincuenta y _ ................!'l.E:lJ.f.3......................

/v-vvt:1

#

PATENTE DE INVENCION núm . ..:.?..?..§.!..<?.~.'.!. . .

FIGURAS 126. LA PATENTE DE INVENC IÓN DE I. NUEVO PROCED IM I ENTO DE CONSTRUCC IÓN DE LAS CUBIERTAS ONDULADAS

BfRNARDO REVUELTA POL

9·1

rUNDAClÓN JUAN~LO

TURR IANO


INTRODUCCIÓN

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO

Jld efonso Sánchez del Río Pisón (1898 1980) ocupa un destacado lu ga r en la

EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL

aventura for mal y tecnológica acaec id a

DE LA ARQUITECTURA MODERNA

co n la ll egada de la Modernidad y el paralelo desarrollo del hormi gó n arm ado, en la qu e se invo lu cró directa mente a través de la co nstru cc ión de innovado ras cubi ertas de gra nd es lu ces, mu chas de las cuales fo rm an parte del patrim o ni o de las estru cturas lamin ares, un o de los

PE PA CASS INE LLO

más ad mirados hi tos de la Histor ia de la Arquitectura y la In ge ni ería C iv il del siglo XX. Discípulo de José Eugeni o Ribera, y coetá neo de Edu ardo Torroja, el ingeni ero 11defonso

Sánchez

del

Río

Pisón

se

in co rporó a la escena profesional en el año 1922 . Fue uno de los fund adores de la empresa espa ño la Draga dos y Co nstrucciones, cuya actividad co nstru ctora ha ocupado desde su nac imi ento un re leva nte lu ga r en el desarro ll o de este sector en España. En su variado legado destaca su espec ial ingenio para generar patentes pa ra cubi ertas abovedadas de gra ndes lu ces y fo rj ados ce rámi cos, qu e fueron produ cidas en su empresa Río - Cerámica, co ntribu ye ndo a impulsar la deprimida industri a españo la, y permiti éndo le proyectar y co nstruir un relevante conj un to de pioneras cubi ertas de hormi gón armado, ali ge radas con piezas cerámi cas, de mu y d iferentes formas y tamaños, qu e ll egaro n a sa lva r va nos de luz li b re de 100 metros, co mo en el caso del Palacio de Deportes de Oviedo (1961-1975).

IZADO Y POSIC IONADO DE DOVELAS-ONDA EN LA CUBIERTA DEL PALACIO DE DEPORTES DE OV I EDO

93

rlI'.'JDACIÓN JUANELO TURRIANO


En la segunda década del sig lo XX, el

CUBIERTAS ESPACIALES DE HORM IGÓN

todavía estaba n pend ientes de evo lu cio-

joven ingeniero lldefonso Sánchez del Río

ARMADO. CONTE XTO INTE RNAC IONA L

nar y adaptarse a las específicas caracte-

En el año 1922 , cua ndo 1ldefonso Sán-

cemen to fue un objetivo pr io ritario, ya

rísticas del materia l. Abaratar el coste del

Pisón enco ntró su específico y or igin al método de diseño estru ctural retomando, de algu na manera, una magistral lecc ión

chez del Río Pisó n se incorporó a la es-

que no se trataba únicamente de la cons-

del pasado medieva l, un ida al co noci -

cena profes ional, el hormi gón armado

tru cción de cub iertas, estructuras, carrete-

miento de las primeras experiencias de

estaba en pleno desarro ll o, y a nive l mun-

ras, redes de tuberías, sino que, dada la

grandes cubiertas constru id as co n esque-

dial pro liferaban las fábricas de ceme nto

resistencia a la fl ex ión, a la corrosión y al

letos espaciales de nervaduras en arco,

para hacer frente a su crec iente demanda,

fuego con las que contaba el hormi gón ar-

que como la cubierta de la Sa la del Siglo

ante la frenética e im parab le ap li cac ión

mado, desde un prin cipio, los sil os de

en Breslau (19 11-1 913 ), fueron la má-

de este nu evo mater ial en el amplio

gra no, los tanques de gas y depósitos de

xima vanguardia internacion al de l mo-

ca mpo de la construcción civ il y arquitec-

agua fuero n tamb ién un tipo de construc-

mento. Ini cialmente su método de diseño

tónica. En el caso de España, la primera

ciones muy propicias para ser co nstruid as

se basó en la selecc ión de geometrías sus-

fábr ica de cemento artificial se inauguró

co n este nu evo materia l. La primera re-

ceptibles de ser generadas mediante es-

en 1898 en Tudela Veguín (Asturias) y

vista técnica españo la dedicada exc lu si -

queletos

por

co ntaba con una capacidad de produc-

vamente al cemento, qu e recogía sus

entramados de nervaduras de gran canto,

ció n de 15.000 tone ladas anuales. A par-

procesos de fabricac ión, investigaciones y

sobre las que apoyaba o co lgaba plemen-

tir de este momento, y de manera

ap licaciones, fue la nacida en el año 1929

tos ligeros, que en unos casos ejecutó a

encadenada, fueron apa rec iendo nuevas

en Barce lona bajo el nombre de Ce-

modo de finas losas de hormi gón armado,

fábricas de cemento en España. En el año

mento 1

utilizando otras veces piezas prefabrica-

1900 se inauguró en Gu ipúzcoa la Socie-

tenía la fabr icac ión del cemento en el des-

das de uralita, posicionadas a modo de

dad Comandilaria Hijos de J.M. Rezola, y

t ino y desarrollo de l hormigón armado,

tejas, y en otros casos ejecutó forjados ali-

un año después se fundó en Barce lona la

esta rev ista cump li ó un a función primor-

estructurales

formados

1 FIG. i J. Dada la im portancia que

gerados con piezas cerámicas patentadas

Compañía Genera l de Asfa ltos y Portland

dia l en la difusión de las investigac iones y

y fabr icadas por él. Fina lmente, tras una

As land, S.A. En 1903 se in sta ló en O laza-

patentes, que a ni ve l nac ional e interna-

incansab le búsqueda de l método y la

gutía la Sociedad de Cementos Portland,

cional fuero n apa rec iendo, contribuyendo

forma de co nstrui r cub iertas li geras de

S.A. (E l Cangrejo).

a impulsar su utili zació n. La rev ista fue

grandes luces, ll defonso Sánchez del Río, imitando a los pioneros maestros de las

fundada y dirigida por el ingeniero in dusLas investigac iones rea lizadas, a nive l in-

tria l Patricio Pa lomar Co l lado (1898-1980),

Thin Concrete Shel/s, introdujo la "o ndu-

ternac iona l, sobre los procesos de fabr ica -

que, años más tarde, formaría parte de los

lación" en la superficie de sus cubi ertas,

ción de l cemento, había n co nseguido

técnicos de l Instituto Técnico de la Cons-

geometría que le dio la clave para alcan -

abaratar el producto, hac iendo pos ible

trucción y del Cemento (CS IC), que, diri-

zar su objetivo, a través de la utilización

que el uso del hormi gón armado se exten-

gido por Eduardo Torro j a,

de ingeniosas patentes cerám icas (dove la-

diera, superando el impedimento ex is-

desarro ll o del hormi gón armado y preten-

onda) que desarrol ló co n este fin. Su obra

tente al in icio del siglo XX para su

sado a nivel nacion al e intern ac ion al.

es un origina l referente de la H istor ia de

uti li zac ión general izada, que tal y como

la Arqu itectura Moderna y del pionero

fue recogido en el Handbuch für Architek-

1

ideró el

De forma para lela al desarroll o del mate-

desarrollo de las cub iertas espac iales de

tur pub li cado en A lema ni a en 1900, era

ri al, desde princ ipios de l siglo XX ya se

hormigón armado, que fin almente, tam-

fundamenta lm ente el elevado coste de l

había ini ciado la constru cc ión de gra ndes

bién en sus manos, se co nv irti eron en es-

cemento Portland, as í co mo los ina-

cubi ertas espaciales de horm.igón arm ado,

beltas estructuras laminares.

propiados sistemas de cons tru cc ió n que

pero durante las dos primeras décadas,

94

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUANhLü TURR IAl\ü


FABRICACIÓN INVESTIGAOÓN Y APLICACIONES

FABRICACIÓN liWESTIGAOÓN Y APLICACIONES

estas nu evas cubi ertas reproduj eron las CEMENTO PORTLAND ARTIF IC IAL

mi smas geometrías, ca racterísticas con s-

Exposición Nacional Barcelona 1930

tru ctivas y compos ición fo rm al de las cu-

A

biertas co nstruidas anteri orm ente co n

s

otros materi ales. Un hecho que, ta l y como

L A N D

anali zó Bruno Zev i2 , es un a constante en la Hi stori a de la Arquitectura y la Ingeni ería Civil. En efecto, a lo largo de los si glos, la apari ción de un nuevo, y por ello des-

utili zac ión. Por el co ntrario, hi stóri ca-

s L A N D

500 .000

conoc ido, material no aportó innovac iones arquitectó ni cas desde el ini cio de su

A

TOl~ld ll

d!DlllU!~ltlllll WW. 11111111 · ... lllYlll~· lr-

:::-~~.. &o?ol.. .... _

,_

..:-~~~=-"¡;;~r_~:::Ma lt ..O • oo••o ,. '"•· L a . "'· •

Wlmlllti · JrmlJn Wlilllll tltluJ!n.-i· Jnt..... llptlil·hlll

•••,.el

........ -

r..,..,..,

UfllDJ Portfllú Ull!lll!I

BAR CELONA

MADRID

Pm1imll,U,1raL

1111,J1C1,n.LJril.

D IRECCION TELECRAFICA 'i TELEFONICA:

Toiu...1 .. 11

M1111

'" 11Jte ieUu

AS L AN D

mente ca da materi al introduc ido en la arquitectura ha imitado la apariencia de las

FIGURA l . PORTADAS DE LA REVISTA CEMENTO Nº 3, AGOSTO 1929, Y Nº 9, 1930. BARCELONA

so lu ciones anteri orm ente construidas co n otros materi ales; las arquitecturas eg ipcia

Sin embargo, pese a este común e hi stó-

pasa ndo de los 42 metros del Panteón de

y gri ega tall aron la piedra imitando las ar-

rico comporta mi ento ante la utili zación de

Agri pa en Roma, el mayor tamaño alca n-

caicas construcciones en madera, la arqui-

nuevos materi ales, el hormi gó n arm ado

zado por una bóveda pétrea en la Hi storia,

tectura renacenti sta dibuj ó, medi ante

fu e sin duda la excepción hi stóri ca, por-

a los 218 metros de va no libre de la cu-

revocos, d esp i ~ces qu e imitaba n las fábri-

qu e, trasc urrid as dos décadas de " imita-

bi erta lami na r de hormi gón arm ado del

cas pétreas, e inclu so la prop ia Arquitec-

ción", fin almente enco ntró su innovador y

CN IT de París (1958)3 .

tura M odern a reproduj o, abs urdamente,

específi co ca min o, a través del cual co n-

en hormi gó n arm ado, vigas de ce losía imi-

tribu yó al desarroll o de una Nueva A rqui-

Pero no podemos olvid ar que el motor de

tando la form a y apari encia de las anteri or-

tectura. Fu e en la déca da de los años 20

este radi ca l ca mbi o de rumbo en la H isto-

mente hechas en hi erro, nada adecuadas

cuando las cubi ertas espac iales de hormi-

ria de la Arqu itectura no fu e so lo el anhelo

para ser construidas co n este nuevo mate-

gón arm ado ini ciaron lo que podemos ll a-

científico y tecno lógico de dominar, evo-

ri al, por la compl ejidad y labori os idad qu e

mar

la

"Aventura

Lamin ar

de

la

lucionar y aprovechar este nuevo materi al,

Arqui tectura M odern a", en la que, aprove-

sin o tambi én la coetánea apari ción, en el

chando sus específicas característi cas es-

contexto intern ac ional, de un N uevo M o-

Siguiendo esta aparentemente ineludibl e

tructurales, encontraron la nu eva libertad

delo de Pensa mi ento - La Modernidad-

pauta, las primeras cubi ertas de hormi gón

de fo rm a y tamaño qu e este mate ri al les

que revo lu cionó el sentir de todos los

armado imitaron tanto a las históri cas bóve-

brind aba, capacitá ndose para convertir las

ca mpos de actuación y desa rroll o del

das pétreas, utili za ndo sus mi smas geo-

cubi ertas de hormi gón arm ado en esbe ltas

hombre. Un sentir que siempre será reco-

demandaban sus encofrados.

metrías y grandes y pesadas masas de

y ligeras " estructuras laminares", que cons-

nocido a través de la posteri or, rotunda y

materi al, como a las cubiertas espaciales

truid as con un a ampli a ga ma de tambi én

concisa frase Less is More" 4 , que co nvir-

fo rm adas por esqueletos de barras metá li-

nu evas geo metrías, ini ciaron el ca min o

tió a los casca rones de hormi gó n arm ado

cas, que desde fin ales del XIX se constituye-

hac ia la rac ionali zac ión de su proceso de

en des nudas y efi caces fo rm as en las que,

ro n en la va nguardi a de las cubiertas del

constru cc ión, la drásti ca reducción de su

de manera tajante, se cumpl ía n los prin-

espacio arqu itectónico, de las que, sin duda,

masa/peso, la des nudez de la fo rm a y la

cipi os de la A rquitectu ra M odern a, qu e

su más releva nte hito fue el Crystal Pa lace

haza ña tecno lógica de cub rir espac ios de

f ueron en gra n medi da abanderados por

construido por Paxton en París (185 1).

mayores tamaños sin apoyos interm edi os,

Le Co rbusier en 1928.

PEPA CASSlNHLO

11

95

rUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


se refiere, sin o tamb ién a su co ncepc ión

bierta espac ial de ca ñón corrido, integrada

e im agen fo rm al.

en una de las más ad mi radas constru cc iones de l Art Nouveau f inl andés, donde el

El célebre ingeni ero sui zo Robert Maillart

horm igón arm ado convive con románticos

(1872- 1940) fue uno de los indudab les

espac ios presididos por decoracio nes di-

protagonistas de la evo lución y desarrollo

señadas por sus máx imos exponentes,

PR IMERA ETAPA [ 1900-1920]

del hormigón armado a nivel intern acio-

como Emil Wikstrom , autor de los enor-

INICIO DE LAS CUB IERTAS DE HORMI GÓN ARMADO

nal, cuyo legado más releva nte está refe-

mes porteadores de antorchas ubi cados en

ri do a sus in novadores puentes de la

su fachada prin cipal. Pocos años antes, en

Modern idad 5 . Sin embargo, las escasas cu-

1910, el ingeni ero francés Simon Boussiron (1873-1958) había construido en la Es-

Entre las primeras cubi ertas de hormi gó n

biertas de horm igó n armado que co ns-

ar mado co nstruid as destacan: la pe-

truyó destaca n también de manera muy

tación de Bercy de París un a pequeña

qu eña cubierta del Bürkliplatz Pav illi on

espec ial por sus pioneras aportac iones. En

bóveda de cañón de directriz parabó li ca,

proyectada en 1908 por Robert Mai l lart

el año 1908, co nstruyó la pequeña cu-

de 8 cm de espesor y 1O m de luz, en la

(1872- 1940) en Züric h, la de la Estación

b ierta c upul ar de l Bürk lipl atz Pavi ll io n

que rea lmente la esbe ltez de la pieza

Central de Helsink i proyectada por Got-

1 FIG . 2

J, tras haber inventado ese mi smo

puede ser reconocida co mo el in icio de

tlieb Eliel Saarinen (1873-1950) en 1909,

año el fo rj ado fungifor me, un sistema es-

un a " hi storia" marcada por la contin ua y

la de la Estac ió n de Bercy-París co ns-

tru ctural en el cual se elimina la transi ción

frenética búsqueda de la máxi ma esbe ltez

truid a por el in ge ni ero francés Simon

pil ar-l osa-viga, integrándose en el mismo

de los "casca ron es de hormi gó n armado".

Boussiron (1873 -1 958) en el año 19 1O,

ca nto losa-v iga. Pese a su red ucido tamaño

las cubiertas de la Biblioteca de M el-

e im agen hi stor icista, esta pequeña cu-

bourne (1909), y la Cúp ul a de la Sa la del

bierta representa un gran avance en la con-

de construirse cúpu las y bóvedas de masas

Siglo en Breslau (1913). Todas estas cu-

quista tecno lóg ica de las ap li caciones de

conti nuas de hormi gón arm ado, que de al-

biertas rep resenta n, en su co njun to, la

este nuevo materi al. Otra de las primeras

gu na manera " imitaban" a las rea lizadas

evo lu ció n y desarrollo de las cub iertas

cubiertas de horm igó n armado fue la pro-

con fáb ri cas pétreas y cerá mi cas, ta mbi én

es paci ales de ho rmi gó n armado, acaec i-

yectada por Eliel Saarinen en 1909, e inau-

se constru yeron otro tipo de cubi ertas, que

dos en las dos primeras décadas del siglo

gurada en 1914, en la remode lac ió n de la

tal y como he referido anteriormente, imi-

XX, no so lo en cua nto a su tamaño y ca-

Estac ión Ce nt ral de Trenes de H elsinki

taba n los arm azones espaciales de barras,

racte rísticas estructura les y constru ctivas

r FIG.

J. En este caso, se trata de un a cu-

co nstruid os co n elementos metá licos. Un

3

Pero desde prin cipios del siglo XX, además

tipo de esq ueleto estructura l, que en gran medida, fue el referente de la obra de l ingeni ero lldefonso Sánchez del Río Pisón, que no construyó cub iertas de hormi gón de masa conti nu a, sino entramados de arcos y vigas sob re los que tendía o co lgaba esb_eltos plementos, ap li ca ndo este sistema a nu evas geometrías . A este tip o de cubi ertas de hormi gón armado pertenece n las gra ndes cubi ertas de la Bibli oteca de Melbourne (1909), y la Cúpu la de la Sa la de l Siglo en Bres lau (1913). FIGURA 3 . ESTACIÓN CENTRAL DE TRENES DE HE LSI NK I. ELIEL SAAR I NEN , 1909-1914

96

LAS CUBIERTAS DE SÁNCMEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNAC I ONAi. DE LA ARQUITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUANcLO TURR IAr-.O


En 1909, se adjud icó a Swanson Brothers

pi ica ba enormemente el proceso de cons-

la Bib li oteca Púb li ca de M elbourn e tras

tru cción, basado en la ej ecución artesa nal

abandonar el proyecto realizado por John

de un entramado de laboriosos encofra-

Monash, en el que estaba prev ista la utili-

dos, y en la resolu ción de juntas y en-

zac ión de la patente de M o ni er, y en la

cuentros de armaduras entre los diferentes

qu e fina lmente se utilizó la patente de la

elementos estructural es, que necesa ri a-

Tru ssed Co ncrete Stee l Co. of En gland ,

mente adqui eren mayo res ca ntos a me-

para la constru cc ión de su cúp ul a octogo-

dida que aumenta el tamaño de la cúpula .

nal de hormi gó n arm ado de 34,8 metros

Un proceso mu y diferente al seguido en

de di ámetro, que en aque ll os mom entos

el montaje y en las uniones de elementos

fue la de mayor tamaño construida en el

metá li cos, cuyas característi cas so n idó-

mundo co n este nuevo materi al. Un in du-

neas para la constru cc ión rac ional de este

dable hito en el desa rrollo de las gra ndes

tipo de entramados. Todavía no se había

cubiertas de hormi gó n armado, pero que

descub ierto el óptimo aprovechami ento

sin embargo era casi 1O metros menor que

de sus específicas cualidades, fo rm áceas

la cúpul a del Panteó n de Agripa en Roma,

y adecuo-res istentes, que años más tarde

y tan solo 4,80 m mayo r que la enton ces

dieron lugar a los esbe ltos "cascarones de

rec ién in augurada cúpul a de fábr ica tabi-

hormigón arm ado" de masas continuas y

ca da del crucero de la Catedral de San

reducido espesor.

Ju an el Divin o .en Nueva York (1908), que fue proyectada por el cé lebre in ge ni ero

Pocos años después, en 1913, se inauguró

españo l Rafael GuastavinoG.

la Sa la del Siglo Uahrhunderha lle) en BresJau (Poloni a), como monumento centena-

Se trataba ele un a cubi erta historicista,

rio para conmemorar la victori a en Leipzig

cuyo esq ueleto estru ctural estaba fo rmado

de las tropas alemanas sobre Napol eó n.

por un entramado de gru esos y pesados

Un auditorio circular co n instal acio nes

arcos de hormi gón armado dispuestos ra-

anexas, que cubría una superficie tota l de

dia lmente, qu e, partiendo ele los 8 vérti ces

1.95 0 m2 ,

de su planta octogonal , se unían en un

gón arm ado casi dupli có el tamaño de la

anill o centra 1 de compres ión, sobre el que

de M elbourne, uti li za ndo un esquel eto es-

emerge la lin tern a que remata la cúp ul a

tru ctural mu y diferente, pese a tratarse

y cuya cúpul a central de hormi-

Un a composición clás ica, que cla-

tambi én de la utili zac ión de un entramado

ramente denota la anteriorm ente referid a

espac ial de arcos de hormigón arm ado.

1FIG.41.

" imitac ión " de los esq ueletos estru cturales

Fue diseñada por el arqui tecto Max Berg

co nstruidos desde fin ales del sig lo XIX con

y los in gen ieros Wi ll i Gehl er y Günther

vigas metá li cas, y que utili za ndo hormi-

Trauer, y co nstruid a por la pion era em-

gón armado pi erd en, en gran medida, su

presa de ingenie ría alemana Dycke rhoff

razón de ser, ya que no so lo se in crementa

and W idma n, la mism a que años más

el peso de la cub ierta, demandando ma-

tarde co nstruiría en Jena (A lemania) la que

yores secciones res istentes en sus puntos

es intern ac ionalmente co nocida como la

de apoyo

y cim entac ión, sino qu e se co m-

primera Thin Concrete Shell.

PEPA CASSINELLO

FIGURA 4. B IBLIOTECA PÚBLICA DE MELBOURNE. SWANSON BROTHERS , 1909

97

rUNDACIÓN JUANhlü TURRIAl\ü


La cúpu la de hormi gón armado del Jahrhunderh all e cubre un a planta circul ar de 65 metros de diámetro, contando co n una flecha de 42 m. Se trata de un a innova dora cubi erta que nace desde un gran anill o murari o de doble altura, ejecutado en horm igó n arm ado, perforado por cuatro grandes arcos que, a nive l de suelo, dan continuidad espac ial a los accesos a la sala y sus graderíos

1FIGS.s y 6

J. Además de

incrementar el tamaño alca nzado por la cúp ul a de Melbourne, se trata de una nueva co ncepción espacia l, en la que el esq ueleto estru ctural, formado por la secue ncia co ntinua de gra nd es arcos de hormi gó n arm ado, se hace presente en el espac io in terior de la sa la, adquiri endo la pr im acía de su compos ición formal. Un importa nte referente de la Histori a de la Arqu itectura, que de algun a manera está li gado a mu chas de las co ncepc iones espac iales util izadas posteriormente, co mo es el caso de los Hanga res de Or ly de Freyss inet (1923) o de g ra~ parte de las icón icas estru cturas lamin ares de Pier Lui gi Nervi 7 , co mo el Palazzeto de Deportes de Roma (1957). En efecto, pese a qu e su forma geo métri ca y fun cio nami ento estructural es claramente diferente al de la cúpu la del Jahrhunderh all e, tratá ndose de esbe ltas estru cturas laminares, se estab lece en ell as el mismo lenguaje formal entre estru ctura y espac io sostenido, genera ndo un a inseparab le percepción entre ambos, ya que la cub ierta no se limita a co ron ar la vo lumetría de l ed ificio, sino a definirla de manera in tegra l. FIGURA 6. CÚPULA DE LA SALA DEL SIGLO EN BRESLAU. MAX BERG, WILLI GEHLER Y GÜNTHER TRAUER. DYCKERHOFF ANO WIDMAN, 1911-1913

El esq ueleto estru ctural del Jahrhun derhall e no está fo rm ado únicamente por una secuencia rad ial de arcos de hormi gón ar-

96

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

rUNDACIÓN JUANhLü TURRIAl\ü


FIGURA 5. CÚPULA DE LA SALA DEL SIGLO EN BRESLAU , 19 11-1913

mado, si no que sobre éstos apoya n tres ni-

a que no se percibe desde el exterior, este

ve les exteriores circul ares de ventanales

esque leto estru ctural espac ial si rve de

concéntri cos, dispuestos entre peq ueñas

apoyo a las pasarelas y tribunas interme-

torn ap untas vertica les de ho rmi gó n ar-

di as, quedando la totalidad del espac io in-

mado, fo rm ándose así una estructura es-

terior presidido por el esq ueleto de la

. pac ia l de doble capa esca lon ada, que

cubi erta. Una ingeniosa estructura de hor-

in crementa el ca nto a flexión del co n-

mi gón armado que permitió dup li ca r la

junto, sin represe nta r por ell o un a visión

lu z de va no li bre hasta enton ces co ns-

masiva de materi al, debido a la penetra-

truida, co nvirti éndose en referenc ia ob li -

ció n ele la luz natural en tod o el perímetro

gada no so lo de la hi stori a ele las cubi ertas

circu lar r FIGS. s y 6 ¡_ El conjunto de arcos

de hormi gón armado, sino de los pioneros

se une en la zo na central, al igual que en

espac ios que iniciaron el ca mino hacia la

el caso de la Bib li oteca ele Me lbourne,

Modernidad, desde el expres ioni smo ale-

meclfánte un anill o de hormi gón armado

mán de principios del siglo XX, y del

comprimido, sobre el que emerge, en este

nu evo lenguaje nacido entre la estructura

caso, un casq uete esféri co que, en lu ga r

y el espac io sostenido. Sin duda se trata

de ser un ócu lo de lu z cenital, permanece

de la más innovadora e impres ion ante cu-

ciego potenc iando la percepción de la lu z

bierta de hormigón arm ado co nstruida en

an ul ar esca lonada. De igual manera, pese

las primeras décadas del siglo XX.

PEPA CASSINELLO

99

rUNDACJÓN JUANbLO TURRIANO


cub iertas laminares, porque no tengo la

SEGUNDA ETAPA [ 1920-1940]

de hormi gó n armado, entre las que des-

PR IMERAS APORTACIONES DE ILDEFONSO SÁNCHEZ DE L RÍO PISÓN

tacan sus famosos paraguas, el IV Depó-

preparación matemática de mis admira-

sito de Aguas de Oviedo y el Mercado de

dos co legas". lldefonso Sánchez del Río

Pola de Siero. En el corto periodo de tiempo transcu-

Pisón (Informes de la Construcción, nº 119, marzo 1960).

rrido entre el ini cio de la década de los

Tal y como el propio lldefonso Sánchez

años 20 y el principio de los años 30,

del Río Pisón manifestó en 1960 10 , tras

A este respecto es importante tener pre-

acaec ieron tres acontecimie ntos que

33 años de ejerc icio de su profesión,

se nte que en la década de los años 20,

marcaron no solo el destino de las cu-

desde el primer momento uno de sus

cua ndo lldefonso Sánchez del Río Pisón

biertas de hormi gó n arm ado, sin o el de

máximos deseos fue proyectar y co ns-

proyectó sus primeras cubiertas de hor-

la Arqu itectura y la In ge ni ería Civil. Dos

truir grandes cubiertas de hor mi gó n ar-

migón arm ado, fue precisamente cuando

de estos acontec imi entos están referidos

mado, involucrándose así en la aventura

nacieron las Thin Concrete Shel/s, que

a relevantes hitos tecnológicos alcanza-

formal y tecnológica iniciada pocos años

en un principio fueron proyectadas y

dos en el siglo XX : la construcc ión de la

antes de su in corpo rac ión al mundo pro-

constru id as por un red uc ido número de

primera estru ctura laminar de hormigón

fes ional. Sin embargo, aunque en 1960

in genieros relacionados, y en su mayoría

y

también manifestó que en un principio

formados,

la aparición de la primera patente de hor-

no se había dedicado a co nstruir cub ier-

Dyckerhoff and Widman , que fue la in-

migón pretensado, que fue registrada en

tas lam in ares, por co nsid erar co mpl ejo

dudab le protagonista de la "Aventura La-

París en el año 1928 por Eugene Freyssi -

su cá lculo, posteriormente, durante sus

minar de la Arquitectura Mod ern a" . Su

armado en Jena (A leman ia) en 1925

8

,

con

la empresa alema na

net, autor de los famosos Hangares de

últimos años, proyectó y constru yó algu-

ini c io ocurrió en el año 1922, cuando

Or ly9 . Pero el tercer acontecim iento tuvo

nas inn ovadoras. cubi ertas lam in ares de

Walter Bauersfeld proyectó, para el

tod avía un a mayor repercusión, por eslar

hormi gón armado, como el paraguas in-

Deutsche Museum de Munich, una bó-

motivado, por encima de cualqu ier ma-

vertido de Poi a de Si ero, de 40 metros de

veda laminar esfé ri ca que debía servir

terial , tecno logía o disciplina, por un

diámetro, y la que sin duda fue su gran

para proyectar los movimientos de los

nuevo modelo de pensamiento y actua-

obra, el Palacio de Deportes de Oviedo,

cue rpos ce lestes. Esta primera estructura

ción. Se trata de la co nsolidación defini-

cuya lu z de vano alcanzó 100 metros

laminar de geometría esférica se ej ecutó

tiva de la Modernidad, que acaec ió a

(196 1-1 975).

co n un esque leto espac ial de barras me-

greso Internac ional de la Arquitectura

"Siempre me ha interesado el modo de

por indicación del in geniero Franz Dis-

Moderna, CIAM, celeb rado en el Casti ll o

cubrir grandes superf icies, sin emp leo,

chin ger, j efe de la emp resa Dyckerhoff

de Sarrazar en 1928.

naturalmente, de apoyos interiores. Puede

and Widman, se proyectó hormi gón. La

través de la ce lebrac ión del primer Con-

tálicas formado por 3.840, sobre el que,

decirse que soy un especialista en esta

estru ctura laminar de Zeiss Factory en

En este contexto internacional , en el año

materia, porq ue, como verán, mi primera

Jena tenía un espesor de tan solo 3 cm ,

1922, fue cuando el joven ingeniero llde-

cubierta ori gin al data de hace treinta y

y cubría un diámetro de 16 metros. A

fo nso Sánchez del Río Pisón apareció en

tres años, que co rresponde a la del IV De-

partir de este momento, ta nto Dischinger

la escena profesional, sie ndo nomb rado

pósito de Aguas de Oviedo. Ahora bien,

co mo otros in gen ieros alemanes de la

ingeni ero municipal del Ayuntamiento de

a diferencia de Torroja y Salvadori, ll evo

empresa Dyckerhoff and Widman prota-

Oviedo en 1924, cargo que ostentaría

treinta y tres años proyectando y constru-

goniza ron el desarrollo de la teoría y cá l-

hasta el año 1940. En estos años real izó

ye ndo cubiertas, pero ningu no he dedi-

cu lo de las estructuras lamin ares 11 . Entre

al gunas de sus más ingen iosas cubiertas

cado a profundizar en la teoría de las

ell os destaca también el in geniero ale-

100

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQU ITECTURA MO D ERNA

FUNDACIÓN

JUANcLü TURRIANO


FIGURA 7. ESTRUCTURA LAM INAR. ZEISS FACTORY. JENA ALEMANIA. DYCKERHOFF ANO WIDMAN , 1925

mán Wi lh elm Flü gge (1904-1 99 0), qu e

SÁNCH EZ DEL RÍO: EL MÉTODO Y LA FORMA

se r generada por un a su perficie fo rm ada

teo ría de las estru cturas lamin ares, Statik

Un o de los prim eros enca rgos qu e llde-

cial de nervaduras (linea les o curvas), qu e

und Dynamik der Schalen, qu e fu e tra-

fo nso Sánchez del Río Pi só n rec ibió del

eran ejecutadas en hormi gó n arm ado, y

du cid o al in glés en 196 0 bajo el títu lo

Ayuntami ento Ovi edo, durante la dé-

un os elementos autoportantes apoyados

Stresses in Sh e l/, y qu e durante más de

ca da de los años ve inte, fue diseñar un

en ell as, qu e co ntaran co n gran ri gidez y

ve inte años fu e referenc ia obli ga da para

prototip o de lavadero públi co, que ería

poco peso, para poder optimi za r su fu n-

el di se ño estru ctural de las Thin Con-

co nstruido en dife rentes loca lidades, y

cionami ento estru ctural, proceso de eje-

crete Sh ells 1 FIG. 1 1.

que tenía qu e esta r cubi erto para proteger

cución y cos te. En to das sus cub iertas, el

a las lava nderas de las frec uentes lluvias

entra mado de nervaduras (linea les o cur-

Estos coetáneos aco nteci mientos en refe-

de la zona. Como propuesta inn ovadora

vas) fue ejecutado, en efecto, co n hormi-

por dos elementos; un entramado espa-

en 1934 publi có el prim er texto sobre la

rencia al proyecto, cá lculo y constru cción

y necesa ri amente eco nómi ca, lld efo nso

gó n arm ado in situ, mi entras que en la

de las estructuras laminares, ponen de ma-

Sánchez del Río proyec tó un lava dero

ej ecución de los plementos utili zó so lu-

ni fiesto la enorme di ficul ta d que ex istía en

de pl anta c ircul ar cubi erto po r un para-

ciones muy dife rentes, desde pi ezas pre-

aquel los momentos para acceder al inci-

guas de ho rmi gó n arm ado situ ado en su

fa bri cadas de urali ta, losas de hormi gó n

piente co noc imi ento técni co de las rec ién

ce ntro.

arm ado in situ, y patentes prop ias de pi ezas cerámi cas, que fu eron fa bri ca das en

nacidas estru cturas laminares, no solo para Sá nchez del Río, sino para cualqui er inge-

En el proyecto de esta pequ eña cub ierta,

su empresa Río - Cerámi ca. In cl uso en sus

ni ero o arquitecto áv ido de este co noc i-

ll defonso Sánchez del Río Pisón encontró

últimas obras, las nerva duras de ca nto

miento. Por esta razón, en 1924, Sánchez

su es pecífico método de di se ño, el

v isto so n un a consta nte en el legado de

de l Río Pi són buscó su propio e innovador

mi smo qu e ap licó en la mayor parte de

Sá nchez del Río 12 .

método para proyecta r y construir grandes

las cu biertas qu e proyectó y co nstruyó

cubiertas de hormi gón arm ado, basá ndose

durante más de 30 años . El método con-

en experi encias anteri ores a la apari ción

sistía en se lecc ionar un a "form a geo mé-

de las Thin Concrete Shells.

tri ca" adec uada qu e fu era susceptib le de

PEPA CASSINHLO

101

rUNDACIÓN JUANhLü TURRIANü


CUB IERTAS-PARAGUAS

das in situ con hormigó n arm ado, apoya

Para rac ionali za r su proceso de constru c-

grandes piezas curva s de uralita de 1 cm

ción y minimi za r su coste, Sánchez del

En base a este método, 1ldefo nso Sánchez

de espesor, co locadas a modo de tejas so-

Río proyectó minu ciosamente cada deta-

del Río Pi só n proyectó su prim era cu-

le de sus paraguas, dado qu e además se

lapadas y suj etas co n torni ll os . Se trata ele

1

bi erta el e hormi gó n arm ado a modo de

un esqu eleto estru ctural ele elementos li-

trataba de un prototipo del cual estaba

paraguas. Partiendo de la geometría de un

nea les de hormi gó n arm ado, cuya s sec-

prev isto co nstruir vari os en diferentes po-

co no mu y rebaj ado, ubicó su apoyo en

ciones resistentes se optimi za n no sol o

blac iones. Respondi endo a la geometría

un pilar central dotado ele ca pitel ele tran-

po r la espec ífi ca d ispos ición de nervadu-

idónea de su pos ició n en vo ladizo, la sec-

sición de l qu e parten, de manera radi al,

ras y zun chos, sino po r el hecho de estar

ción rectangul ar de las nervaduras d ism i-

un co njun to de nerva du ras de ca nto,

cubi erto po r delga das pi ezas de escaso

nuye en su extremo. El pil ar se dimensiona

arri ostradas entre sí por un ani ll o qu e,

peso prop io, qu e semej an la tela de un

con secc ió n hexago nal para da rle co nti-

acorta ndo su vuelo efecti vo, optimi za el

paraguas . Su form a ondu lada y fuerte-

nuidad con el ca pitel de transi ció n del

fun cio nami ento estru ctura l del co njunto.

mente nerva da apo rta ri gidez al co njunto

qu e parten las nerva duras, ya qu e de

Sob re estas nervad uras rad iales, ej ec uta -

ga ranti za ndo su estabi 1idad.

haber sido cilíndri co tamb ién lo hubi era

102

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO I NTERNACIONAL DE l.1\ ARQU ITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUANhlü TURRIAl\ü


FIGURA 8. PARAGUAS DE LA CORREDOR I A, OV I EDO. IL DE FONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

leche. Actualmente la plaza donde se

tenido que serl o el pilar, hecho que en

La utili zació n de uralita como so lu ción

aque llos momentos hubi era elevado, en

para cub iertas ini ció su proliferación en la

ubi ca es conocida como la " Plaza del

mayor o menor medida, el coste de su en-

década de los años ve inte, y fue uno de

Paraguas"

cofrado. La;; piezas prefabricadas de

los materiales más difundidos a través de

ura lita, sin duda fueron fabr icadas específi-

las rev istas técnicas, incluida la anterior-

camente para el prototipo de paraguas di-

mente mencionada rev ista Cemento fun-

guas de diferentes geometrías, asimétricos

señado por Sánchez del Río, ya que estas

dada en 1929

e invertidos, generando un a amp li a gama

se adapta n a su específica geometría, que

del Río utili zó piezas uralita en gran parte

de diferentes maneras de cubrir espac ios

demanda, en este caso, tres tipos de piezas

de sus cub iertas, entre ell as la cub ierta del

arquitectó ni cos co n este tipo de elemen-

diferentes, que va n disminuyendo de ta -

Estadio de Oviedo 13 , en la que cubrió vo-

tos. Entre el los destaca el paraguas asimé-

maño a med ida que su posición se acerca

ladizos de hasta 15 metros, y que, tal y

trico que proyectó como cub ierta del

. al centro del paraguas. Pese a tratarse de

como él mismo exp li có, fue posible gra-

Quiosco de Música de Ciaño (Langreo) .

piezas de fabricac ión espec ial, la ejecu-

1FIG . 1o J.

ldefo nso Sánchez

1

cias a la li gereza de este material.

Sánchez del Río construyó también para-

En este caso, por tratarse de un pequeño elemento singu lar, Sánchez del Río pro-

ción in situ de estos plementos laminares curvos con hormi gón armado hubi era su-

El diámetro de los primeros paraguas de

puesto un artesana l y laborioso encofrado,

hormigón arm ado fue de 8 metros, pero

que sin duda habría restado racionalidad

posteriormente co nstruyó otros de mayor

al proceso de constru cción del prototipo,

tamaño, manteniendo el mismo esque-

y elevado su coste. Este prototipo de lava-

leto estru ctu ral, en el que tan solo añadía

dero- cubierto dotado de marquesina a

un nu evo zuncho c ircu lar co ncé ntr ico,

modo de paraguas de hormigó n arm ado,

como es el caso del famoso paraguas de

se construyó en varias localidades asturi a-

la Leche de Oviedo 14 , de diámetro 15,00

nas durante los años vei nte y treinta, entre

metros, que cuenta co n dos zun chos

ellas Olloniego y Oviedo (Paraguas de la

co ncéntri cos. Este paraguas fue proyec-

Corredori a)

tado para cob ija r a las ve nd edo ras de

1FIGS. ay9 1.

1FIG . 11 1.

PEP1\ CASS IN ELLO

El mejor material para techar

URALITA, S. A.

BARCELONA

Plaza Antonio López, 1 Teléfono 16556

MADRID

Plaza de las Salesas, 10 Teléfono 32648

Sucursales y Agencias en las princlpalts cludadts de España FI GURA 1O. ANUNCIO DE URA LI TA. REVISTA CEME

TO , 1929

103

elI'.'JDACIÓN JUANhLü TURRIAl\ü


yecta un paraguas muy diferente a sus an-

bargo, en la zo na de menor vuelo (2,5 0

teriores prototipos. Se trata de un inge-

m), lo ejec uta medi ante losa mac iza de

ni oso paraguas excéntri co, de pl anta

hormi gón arm ado, a la que añade un a

semejante a una co ncha de peregrino,

masa pesada en su borde trasero, co n el

co lgado de un pil ar ci rrnl ar de sección

fin de que sirva de contrapeso 15 ¡ FIG.

va riabl e, con un pequeño capitel circul ar,

El pil ar circul ar emerge dei extradós para

del que parten 1O nervad uras en disposi-

co lga r de él la cubierta, operación qu e

ción si métri ca respecto de la línea de má-

se rea l iza med iante la co locación de un

i21.

xim o vuelo, ex isti endo 5 longitudes

aro de acero fundido alrededor del pilar,

diferentes de nervad uras.

al cual se sueldan los tirantes.

La manera en la que sostiene y eq uilibra

Esta pec u 1iar y pequ eña cubi erta, pro-

el vuelo de 7, 00 m es ali gerando el peso

yec tada co n indudabl e in genio, co ncili a

propio de la superfi c ie en su zo na de

el lenguaje resistente con su co ncepción

mayor vue lo, razó n por la cual ejec uta

espac ial fo rm al, perc ibi éndose en el pai-

entre sus nervad uras un forjado unid irec-

saje co mo un rastro de la in cipi ente M o-

cio nal de bovedillas cerá mi cas, y sin em-

dernidad españo la.

FIGURll 9. PROTOTIPO DE LllVADERO

FIGURA 11 . PARAGUAS DE LA LECHE DE OVIEDO EN LA ACTUALIDAD. I LDEFONSO SÁNCHEZ DE L RÍO

104

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE l. 1\ ARQUITECTURA MODERNA

eUNDllCIÓN JUANbLO TURR IAl\O


FIGURA 12 A. PARAGUAS DE L QU IOSCO DE MÚSICA DE CIAÑO, LANGREO. I LDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

E

P l A H1 A

E NT R A MA D O

e e

1

o

H

l. Cahmdepilarconarodeamoftrndido. Loal itanln1lotNo<t11otf,plpllu1titiuld>d.,.1loto1l•&totolU11-

~d~••• .. <Ula ''º""'""''"'~'"",.;d iounto

...,11loj" la otlr•nt .. Joald&<I

OdaUe forjada RCB-6 lu·•- *''"''

u~ ··{ 1 • ~

.

•1D••1

·~·-~t ~?~·:,:·::: t•Htt:4~ ~ :.~ ; '.·

-: · . ,,_1

. •.: , · ,: ~ .. -!

FIGURA 12 B. PL ANTA Y SECCIÓN DEL PARAGUAS DEI. QUIOSCO DE MÚS ICA DE CI AÑO, LANGREO

PEPA CASSINELLO

'105

rUNDACIÓN JUANbLü TURRIAl\ü


~.I I J

J JI 1 t ! 1 f •

d

FIGURA 13. IV DEPÓSITO DE AGUAS DE OVIEDO. PLANTA

anteriorm ente, en la adecuada elecc ión

cub ierta tórica, que cuentan as í con una

de la forma geométri ca ele la cub ierta es-

lu z li bre de va no de 20 metros, y que apo-

Los depósitos de agua fueron otros de los

pacial, que debía permitir su generac ión

ya n en su otro extremo en los co ntrafuer-

proyectos que ldefonso Sánchez de l Río

med iante un esqueleto ele potentes nerva-

tes pétreos dispuestos en todo el borde del

rea lizó siendo ingeniero muni cipa l de

duras autoportantes.

CUB IERTAS DE DEPÓSITOS D E AGUA

depós ito. Cada nervad ura tiene un ancho de 60 cm, de tal manera que el tota l del

Oviedo. El primero que proyectó y construyó en 1927, sirvió de amp li ac ión al que

La cub ierta de l IV Depósito de Aguas de

ancho de los 48 nervios coi ncide prácti-

ya existía y que había sido reali zado en

Oviedo se leva nta sob re una planta circu-

camente con la longitud del perímetro ex-

1904 por su maestro Eugenio Rib era,

lar de 50 metros de di ámetro. Su fo rm a

terior del anillo res istente.

razón por la cual utilizó una si mil ar so lu-

geométri ca es tó ri ca, y en su centro se le-

manera, la superfic ie tór ica, en cas i su

ción de cubi erta formada por un fo rj ado

vanta un cilindro de 1O metros de di áme-

50%, está formada por el ancho de los 48

unidirecc ional de vigas y viguetas de hor-

tro, a modo de lintern a, cubierto por una

nervios, y los espacios tri angul ares que

migón armado 16 • Fue en el posteri or pro-

pequ eña cúpu la esféri ca nervada, que al-

quedan entre el los, se cubren con peque-

yecto del IV Depósi to de Aguas de Oviedo

berga la cá mara de 1laves. De esta ma-

ños plementos, ejecutados co mo fin as

(1926-1928), de 10.000 m de capacidad,

nera, se acorta la lu z de vano lib re del

losas de hormi gó n arm ado, cuyo lado

donde Sánchez del Río, apl ica ndo el

esqueleto estru ctural de la cubi erta prin-

mayor alcanza tan so lo 2,60 metros. Esta

mismo método proyectual que en sus pri-

ci pal, que se co nvierte en un cañón cir-

es pecífi ca geometr ía y co nfi gurac ión

meras cubi ertas-pa raguas, defin ió un tipo

cul ar generado por la secuencia co ntinu a

co nstru ctiva generan una cubierta fuerte-

innovador de esque leto estru ctural de cu-

ele nervaduras en arco que apoya n en la

mente nervada, de senci 1lo proceso de

bierta espac ial de hormigón arm ado, eco-

cá mara de ll aves central y en co ntrafuer-

constru cc ión y cálcul o estructural. En

nómi ca mente competitivo frente a las

tes exteriores

n J.

efecto, ta l y co mo expli có Sanchez de l

mentos, debido a que lo desa rro ll ó in trín-

En la parte superi or del cilindro central se

tri ca de l antifuni cul ar de su ca rga, un a pa-

seca mente unido a la racionalizac ión de

ejecuta el ani ll o res istente, que, traba-

rábo la cúbica que reso lvió utili za ndo

su proceso de constru cc ión. El método de

jando a co mpres ión simp le, alberga el

métodos gráficos . Por otra parte, tal y

diseño cons istía, ta l y como ya he referido

arranque ele los 48 nervios radia les de la

como fue habitual en el proceso de diseño

3

1 FIG.

altern ati vas ex istentes en aqu ell os mo-

106

De esta

Río, dotó a los nerv ios de la forma geomé-

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAi. DE LA ARQUITECTURA MODERNA

rUNDACIÓN JUANbLO TURRIANO


FIGURA 14. I V DEPÓSITO DE AGUAS DE OVIEDO EN LA ACTUALIDAD

de sus cubiertas, Sánchez del Río rea l izó

dós de la superfi cie ele la cubierta y no en

pósito propiamente dicho, que es coro-

un ensayo fís ico sobre mode lo reducido

el intradós, cuya continuidad espac ial per-

nado por un as viseras ele horm igó n ar-

de un arco a tamaño 1/4, para comprobar

mitía la rac io nali zació n de la ejec ución

mado a modo de lunetas ci línd ricos que

su fu ncionam iento estructu ral. Este ensayo

de la cubi erta, mediante la utili zac ión de

cubren las pequeñas ventanas de ilumin a-

no so lo le sirvió para co mprobar el caso

un encofrado continu o. El borde del de-

ción natu ral y venti lac ión. Un elemento

específico de los arcos de la cub ierta de

pósito queda definido por la secuencia

de borde que cada vez cobraría mayor im-

Oviedo, sino que, a la vista de los resu lta-

co ntinua de los co ntrafuertes pétreos, que

portancia en la composición fo rm al y es-

dos, pudo extrapo lar sus planteamientos

sob resa len del perímetro del vaso de l de-

tructura l de sus cub iertas

1FIGS. 14 y 16 l .

teóricos a otros mu chos depósitos que co nstruyó con este mismo sistema estructura l y menores lu ces de vano libre. Cada una ele las 48 nervaduras en arco cuenta con un espesor de 15 cm en su

clave y 20 cm en sus arranques, incrementá ndose cons iderab lemente el espeso r en el arranq ue del co ntrafuerte pétreo, donde adq ui ere una secc ión prismática, que se ejecuta con su cara extrema in clin ada, de manera que resu lte perpendicu lar a la direcc ión de la resultante. Los arcos se articul aro n en su clave, y las losas de hormi gó n armado que cubren los espacios ex istentes entre las nervaduras, se realizaron co lgadas de éstas, apa reciendo así el ca nto de las nervad uras en el extraPEPA CASSJNEL!.0

107

rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIAl\ü


1a.

El esqu eleto estru ctural del co njunto de la cubi erta se percibe desde el exterio r de manera rotunda y clara, no so lo por la secuencia circular de sus potentes con trafuertes pétreos, sin o también a través de la manifi esta presencia de las nervaduras de ca nto in vertido, co n las qu e tamb ién se ejecutó la pequeña cubi erta cu pul ar de hormi gó n arm ado de la cá mara de llaves posicionada en su centro. Una inge niosa cubi erta de 20 metros de lu z de va no libre, dimensionada fundamentalmente, frente al eq uilibri o de las FIGURA 1 S. CIMBRA GIRATORIA. DEPÓSITO DE AGUA PARA POLA DE SIERO, 1928

fuerzas actuantes, y ej ec utada, a la manera med ieva l, med iante la co nstru cc ión secuencial de dos sectores op uestos para ga ranti zar la estab ilidad del co njunto durante su constru cc ión, sin neces idad de apu nta lamie ntos. Para ell o, Sánchez del Río diseñó un a cimbra giratoria alrededor de la cá mara de ll aves, sistema que utili zó para la co nstru cció n de diferentes depósitos, co mo el de Pol a de Siero r FI G. 1s J. En la co nstrucc ión de estos depósitos se utili zaron dos ci mbras móvil es, co locadas en todo momento de fo rm a di ametralmente opu estas . El co njunto de ambas cimbras cub ría una su perficie de un doceavo del total de la cub ierta, razón por la cua l se co nc lu yó su construcc ión en doce secuencias

1FIG.1 7

J.

Las potentes caracte rís ti cas estab les y auto po rta_ntes de los elementos de este esq ueleto es tru ctural de cubierta permiti ero n que permaneciera en pie tras los impactos recibidos du rante los bombardeos de la Guerra Civil espa ñola (1936FIGURA 17 . PLANTA GENERAL. DEPÓSITO DE AGUA PARA POLA DE SI ERO, 1923

1939), que perfo raron un gra n número de sus elementos tr iangul ares de hormi gó n

108

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN El CONTEXTO INTERNACIONAi. DE LA ARQUITECTURA MODERNA

eUNDACIÓN JUANaü TURRIAl'ü


FIGURA 1 ó. INTERIOR DEL IV DEPÓS ITO DE AGUAS DE OVIEDO EN LA ACTUALIDAD

armado, mi entras que sus 48 nervaduras

de que, además, gran parte de las bóve-

La mayor parte de las cub iertas de los de-

se mantu viero n práct ica mente intactas.

das góti cas, al co ntrario que las cubi ertas

pósi tos de agua que proyectó Sánchez del

En cualqu ier caso, si algunas de las ner-

nervadas de los depós itos de Sánchez del

Río fueron diseñadas co n el mismo tipo

vaduras hubi eran sufrido también perfo-

Río, pu eden perd er tod as sus nervaduras

de esqu eleto estructural que el IV Depó-

rac iones graves, no se hubi era pod ido

y no co lapsar, siempre que sus p lementos

producir el co lapso tota l de la cubi erta,

no hayan sido dañados directa mente. La

sito de Oviedo, qu e fu e ampli amente alabado por su maestro Eugenio Ribera18.

ya que para el lo hubi era sido necesa ri o

razón es qu e mu chas de estas bóvedas

Generalmente los desarrolló sobre plantas

destru ir todas y cada un a de las nervad u-

cuentan co n co ntinuidad materia l y sufi-

circu lares y geo metrías espacia les tóricas,

ras, pues al ser autoportantes y de gran ri -

ciente espeso r para ser autoporta ntes, sir-

co mo en el caso de los depósitos de

gidez, no se hubi eran v isto afectadas por

viendo las nervadu ras de arriostrami ento

aguas de Trubi a (1930), Turón (1930), Pala

el desp lome de sus adyacentes, pudi endo

permanente frente a las defo rma ciones

de Siero (193 1), Lugo nes (1943); constru -

co lapsar tan solo los plementos tri angula-

que a lo largo de los sig los sufren estas

yendo tamb ién algu nos de p lantas semi-

bóvedas por los asentami entos de sus ele-

circul ares co mo el de Mieres (1930). A

res ejecutados entre ambas.

mentas de contrarresto, o la aparici ó n de

través de la co nstru cc ión de todos estos

Simil ar co mportami ento esta bl e tuvieron

fuerzas dinámicas, que, co mo el sismo,

posteriores depósitos, Sánchez del Río fue

las bóvedas de c ru cería de algun as de las

demanda n mayo res arriostrami entos, así

perfeccionando su sistema estru ctural de

cated rales góti cas, que, co mo la de Char-

co mo la in troducción de otros específi-

cubi erta tipo para depósi tos, llegando a

tres, sufri ero n perforaciones en sus ple-

cos elementos en sus esqu eletos estruc-

proyecta r dos grandes depósitos que no

mentos pétreos durante los bombardeos

turales1 7. Por el co ntrari o, en este tipo de

fuero n co nstruid os, un o para Madrid y

de la Segunda Guerra Mundi al, y qu e por

cubi ertas de Sánchez de l Río, las nerva-

otro para Sevil la.

estar apoyadas sobre nerva duras diago na-

duras son rea lmente los elementos funda-

les, se mantu vieron en pi e. Au nque un a

mental es del esq ueleto estru ctural, co n la

Unos de los primeros ca mbi os que rea-

de las mayo res diferencias entre el com-

sin gul ar caracte rística de que so n auto-

li zó en las cu bi ertas de sus depósitos fue

portamiento estab le de estas míti cas bó-

portantes, y por ell o indepe ndi entes de

la introducc ión de juntas de dilatación,

vedas y las cubi ertas nervadas de los

los demás en cua nto a su estabi lidad se

dado que el IV Depósito de Aguas de

depósitos de Sánchez del Río, es el hecho

refiere.

Oviedo se fisuró med iante gri etas radiales

PEPA CASSINELLO

109 FUNLJACIÓN JUANbLü lURRIANü


metros de la cú pul a ce ntral (15 m de radio). Res ultando que el arco de mayo r tamaño supera en 13 metros al de 20 metros de lu z co nstruido en el IV Depós ito de Oviedo un año an tes, y que dimensiona co n tan so lo 5 cm más de espeso r en su clave respecto de este, co ntando con 20 cm ele espeso r. Por otra parte, los tamaños y geometría de los arcos proyectados para el IV Depósito de M adrid fu eFIGURA 18. DETALLE DE LA CÁMARA DE LLAVES EN LA ACTUALIDt\D. DEPÓS ITO DE AGUA DE POLA DE SI ERO

ron diseñados por Sánchez del Río de ta l manera qu e los empuj es resu ltantes en

cada 20 metros, por haber sido ejecutado

Canal de Isabel 11, aunque no fue adjudi-

los apoyos in termedios res ultaran sensi-

sin ellas. En efecto, pese a que el Depó-

catario del mismo. De haberse construido

blemente iguales y posicionados en el

sito de Agua de Po la de Siero (1928-193 1)

este depósito, hu biera sido el de mayor ta-

mism o punto, para que pudieran eq uili-

era de menor tamaño, co ntando co n un a

maño proyectado por Sánchez del Río con

brarse, optimi zan do as í la demand a de

ca pac idad ele 2.000 m3 , frente a los

este sistema y geometría tórica .

co ntrar restos, al igual qu e hi c iera n los

La vo lum etría de l depós ito se genera me-

ca tedrales qu e cuentan co n naves posi-

independi entes y sob re un mi smo co ntra-

di ante la mac la espac ial ele dos depósitos

cion adas a un a misma altura, que cubren

fuerte, rel lenando de asfa lto la sepa ra-

de p lanta circul ar de 150 metros de di á-

lu ces de va no sensib lemente igual es,

1 0.000 m3 del de Ovieclo, lo co nstru yó disponiendo juntas a tope entre los arcos

maestro s medi eva les en algunas de sus

ción. Otros de los ca mbi os que a lo largo

metro in teri or, que, sigui end o el tipo es-

co mo es el caso de la Iglesia de Santa

de los años introd uj o en este tipo de cu-

tructural y co nstru ctivo diseñado por

María de l Mar de Barce lon a. Por esta

biertas fue la ejecución de sus plementos

Sánchez del Río, se co rta n med iante un

razón , las nervaduras radiales en arco

tri angu lares media nte fo rj ados ali gerados

plano verti ca l co mún que sirve de unión

que arranca n de los estr ibos exte ri ores

con piezas cerámi cas, en lugar ele peque-

entre ambos, donde se esta bl ece el en-

(15 m de lu z), en lu ga r de posicionarse

ñas losas de hormi gón arm ado, como en

cuentro de 20 nervad uras rad iales de

en su co ron ac ión, co mo en el resto de

el caso de los depósitos ele Trubi a y Lugo-

ca da uno ele los dos depós itos, 6 de las

tod os los depós itos qu e anteriorm ente

nes. En cuanto a las cu bi ertas de las cá-

cuales arranca n de la cá mara el e ll aves

había co nstruido Sánchez del Río, se po-

maras ele ll aves, en lugar de la so lu ció n

co mún situada en posición ce ntral res-

sic ionan en puntos mu cho más bajos,

ele cúp ul a sem iesfé ri ca del IV Depósito

pecto de ambos depósitos yuxtapu estos,

ce rca nos a la base de l co ntrafuerte,

de Aguas de Oviedo, uti 1izó cubi ertas pla-

resultando una planta en forma de ocho

mientras que el otro extremo de l arco se

nas, que fuero n construidas con losas de

I FIG. 19 ).

posiciona en la coro nac ión del apoyo in-

reccionales de viguetas de hormi gó n ar-

En este caso, debido a su tamaño (150 m

qu e de l sigui ente arco de lu z, 27 metros

mado y entrevigado cerámi co

de di ámetro), Sánchez del Río estab lece

1FIG.20 1.

un apoyo interm ed io, de ta l manera que

pac ial de las tres fa milias de nervadu ras radia les en arco qu eda patente a través

hormigón armado o co n forjados unidi-

1FIG.1 s 1.

termedio, a la mi sma altura que el arranDe esta manera, la secuencia es-

En 1930, llclefonso Sánchez de l Río pro-

la cubi erta está fo rm ada por tres fami li as

yectó con este mismo sistema estructura l

ele nerva duras radia les en arco, de luces

ele sus tres diferentes formas geométri cas,

el IV Depósito de Aguas de Madrid 19, pre-

ele va no (partiendo desde los co ntrafue r-

que res pond en a un a ópt im a respuesta

sentándolo al concurso convocado por el

tes exteri ores) ele 27 y 33 metros, más 30

estab le de su co njunto, que en cada

110

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNAC I ONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUANbLü TURRIANü


C•NALDtT\'.Al\Ulf

PR_C!Yr.CTo rewDePomo m:AGuAi;' •e l'\AD!@

JaPH,$aV~ (atdá- d ¡f/('q

FIGURA 19. PLANTA D EL PROYECTO D EL I V DEPÓS ITO D E AGUAS DE MAD RI D, 1930

apoyo equilibra la componente hori zontal

el IV Depós ito de Aguas proyectado para

de sus resu ltantes. Un ingeni oso diseño de

M adrid, se genera con tres famil ias de 96

ciados entre sí co n un in tereje de 4,908

formas geométricas que demuestra la hab i-

nerva duras radi ales, que adoptan , en su

metros. Las nerva duras so n de ca nto in-

lidad proyectua l de Sá nchez del Río, que

secc ión medi a, la directri z del fun icul ar de

vertido, al igual que en todos los depósi-

supo co ncili ar en sus cubi ertas espac iales

las ca rgas. Tal y como Sánchez de l Río ex-

tos c ircul ares de Sánchez del Río, y los

gran masa, de un metro de ancho, distan-

nervadas la estabilidad de las formas, con

p licó, la cubi erta fu e proyecta da ten iendo

pl ementos triangu lares se proyectaron ,

las ventajas que ofrecía el hormigón ar-

en cuenta un a sobrecarga de 30 centíme-

como en el IV Depós ito de Oviedo, para

mado como materi al formáceo y adec uo-

tros de tierra. El anill o circul ar del rec in to

ser ejecutados med iante losas de hormi-

resistente.

central de ca da uno de los dos depós itos

gó n armado de 8 cm de espesor, ca iga-

El resto del esquel eto estru ctural de la cu -

yuxtapuestos cuenta co n un di ámetro in-

das de di chas nervad uras, de tal manera

terior de 26 metros, porque está dimens io-

que el intradós de la cubierta sea cont i-

bi erta, as í como el sistema de co nstru c-

nado para alberga r el arranque de las 96

nuo y permita así la utili zac ión de las

ción proyectado para este depós ito,

nerva duras en arco, que se ejec utan me-

ci mbras móv il es diseñadas y utili zadas

responden a las mism as ca racterísticas

di ante empotrami ento en el anill o res is-

prev iamente por Sánchez del Río. Un as-

generales del " tipo de depósito circul ar

tente de hormi gón arm ado situado en su

pecto diferente al resto de los depós itos

nervado" diseñado y co nstruido prev ia-

coronación . Este elemento central se cons-

de Sánchez de l Río que respo nden a este

mente por Sá nchez de l Río en diferen tes

titu ye en pi eza de contrarresto interno, y

tipo, es la manera de remata r la cubi erta

tamaños y loca li dades asturianas.

está cubierto por una cúpul a esféri ca de 20

en su borde, ya que las nervad uras en

centímetros de espesor, estab lec iéndose el

arco, ta l y co mo ya se ha menc ionado,

La cubi erta de ca da uno de los dos depó-

contrarresto ex ter ior mediante la secuen-

aco meten en los contrafuertes a un a cota

sitos circul ares, que yuxtap uestos forman

cia continu a de contrafuertes pétreos de

muy inferior a la co ronac ión de los mi s-

PEPA CASS INELLO

111

rUNDACIÓN JUAN~LO

TURRIANO


y• qop!?C!(fet r'-grlfi.J ;cf+ffltx

FIGURA 20. SECCIÓN DEL PROYECTO DE L IV DEPÓSITO DE AGUAS DE MADR ID, 1930

ambos depós itos. Dos años después, en

LA CUB IERTA DE L MERCA DO D E PO LA DE

este forjado de borde apoyá ndo lo sobre

1932, Sánchez del Río proyectó otro gran

SIERO 1 1929- 193 0 1

tres pequeños pi lares que arranca n del

depósito de aguas con capacidad de

arco, distanciados entre sí 2,00 metros,

1 00.000 m3 , para la Sociedad Co nstruc-

A l fina l de la década de los años ve in te,

contando con alturas variables en fun-

ciones y Pavimentos, destinado al abaste-

y utili zando su propio y reco noc ib le sis-

ción de la directriz del arco ¡ FI G. 20 J. Las

cim iento de la ciudad de Sevill a, en el que

tema de diseño estructural, Sánchez del

juntas de di latació n se situaron cada 8

utilizó ta mbién su ya co noc ido modelo

Río proyectó, para el Mercado de Po /a de

contrafuertes, que, en lugar de 1 metro

circul ar co n cubierta espac ial nervada,

Siero, una cub ierta espac ial nervada de

de anchura, cue ntan co n 1,25 metros,

pero al igual que en el caso del depósito

hormi gó n arm ado, que adopta un a forma

dado que sobre ell os aco meten dobles

de Madrid, tampoco fue co nstruido.

geo métri ca simil ar a las bóvedas nerva-

mos. lldefonso Sánchez del Río resue lve

nervaduras en arco de 60 cm cada un a.

das de crucería góticas. La utilización del

Las juntas de 2 cm de espesor, rea l izadas

En cualqui er caso, aunque no ll egó a

hormigón armado permitió a Sánchez del

entre ambos arcos, se previó re ll enar las

construir estos dos grandes depósitos, que

Río legarnos esta in geniosa bóveda de

con una mezcla de asfa lto y betún, al

de algun a manera hubieran representado

cru cería, que cubre una superficie trian-

igual que en el Depósito de Agua de Po/a

la cu lmin ación de las pos ib ili dades de

gul ar de 3.000 m 2 sin apoyos in terme-

de Siero.

ap li cac ión de su "tipo de depós ito circu-

dios, demostrando las oportunidades que

lar co n cubi erta nervada", l/defo nso Sán-

este nuevo material ofrecía para cubri r gra ndes espac ios .

Las mayores diferencias entre la cubierta

chez del Río aportó un inn ovador tipo

de este depósito y las del resto de los

estructural y co nstructivo al co ntexto in-

constru idos por Sánchez de l Río con este

ternacional de las cubi ertas espac iales de

En efecto, Sánchez del Río nos aporta una

tipo estructural, son las generadas en el

hormigón armado, hac iendo partícipe a

clara exp li cac ión 20 , a través de la cual

p lano vertica l de yuxtapos ición de la

los depósitos de aguas de la evo lu ción de

pone de manifiesto las razones, estru ctu-

macla espacial de las dos cub iertas tór i-

las cub iertas ejecutadas con este material

rales, constructivas y arquitectóni cas, que

cas . En este plano de unión se sitúa un pa-

en los inicios de la Arquitectura Moderna.

le ll evaron a proyectar una cub ierta espa-

sill o longitudinal que recorre el conju nto

No hay que olvidar que durante la década

cial de hormi gón armado, en lugar de una

de los dos depósitos uni endo dos accesos

de los años 20 los depósitos de agua fue-

cubi erta plana sob re pórticos, así como el

op uestos, en cuyo centro se situ ó la cá-

ron cubi ertos, en genera l, por sencillas

proceso analíti co seguido para determinar

mara de ll aves comú n a ambos depósitos,

cubi ertas planas, y que, en España, fue

su geo metría y puntos de apoyo. Por una

en una de las alternativas presentadas por

precisamente Sánchez del Río quien pro-

parte, la forma triangular de la pl anta y el

Sánchez del Río, así como los muros de

yectó y construyó las primeras cubi ertas

uso de su espacio, que estaba destinado a

hormigón armado en cuya coronac ión se

espacia les para estos espacios habitados

un mercado, no le permitían acorta r la luz

empotran las nervaduras intersecadas de

por el agua.

1

11 2

ibre de va no co mo había hecho en sus

LAS CUBIERTAS DE SÁNCH[Z DEL RIO EN EL CONTEXTO I NTERNACIONAL DE LA ARQU ITECTURA MODERNA

FUNUACIÓN JUANl:Lü TURR IA"ü


c.

depósi tos tipo, incluyendo en el centro un

la di fe rente, aunqu e simil ar, ge nerac ión

elemento res istente, qu e, como la cá mara

de esta cubi erta de cru cería de hormi gó n

de ll aves, fo rm aba pa rte de l programa del

arm ado, dond e rad ica el inge ni o de su

ed ificio. En consecuencia, como su deseo

di seño.

era no incl ui r apoyos interm edios y dej ar libre su superficie interi or, to dos los apo-

Si Sá nchez de l Río hu b iera imitado fie l-

yos deberían estar situados en los lados

mente la generación espac ial de las bóve-

de l tri ángul o que serían las fachadas del

das de cru cería gótica, y la pos ición de

ed ifico. Pero deb ido al gran tamaño de l

sus apoyos, que se sitúan úni ca mente en

tri ángul o, cuya hipotenu sa alca nza un a

los cuatro vérti ces de su pl anta, hubi era

longitud de 100 metro s, y su s catetos de

tenido que co nstruir dos ca ñones de di-

70 metros, resulta que la luz de va no 1ibre

rectri z curva que sa lva rían luces de va nos

de los pórticos alcanza ría hasta 50 metros,

li bres de 70 metros, algo q ue en 1929

con in dependencia de que los dispus iera

nadie hab ía co nstru ido todav ía, pese a

de manera rad ial (Fi gu ra 1) o pa ralelos a

que más ta rd e no so lo fue pos ib le, sino

los lados menores del tri ángu lo (Fi gura 11 )

am pli amente su perado por la cu bierta la-

1 FIG. 21 1 U na

lu z demas iado grande pa ra

min ar del CN IT de Pa rís (1958), desa rro-

ser ejec uta da co n pó rti cos de hormigó n

ll ada ta mbi én sobre p lanta tri angul ar

arm ado, que le hi zo pensa r en proyec tar

(tri ángul o isósce les), co ntando tan so lo

un a cubi erta espac ial. Lo que no exp li ca

co n tres apoyos situ ados en sus vérti ces, y

Sá nchez del Río son las razones que le ll e-

sa lva ndo un a lu z de va no li bre de 280

varon a ge nerar la específica geo metría

metros . Segura mente por esta razón - el ta-

que fi nalmente eligió para co nstruir la

maño-, Sánchez del Río, en luga r de ge-

que, si n duda, fue su más ori ginal cubierta

nerar la geo metría espacia l de igual

de hormi gó n arm ado.

c.

manera que lo hi cieron los maestros me-

fiamt1 1I .

dieva les, med iante el cru ce de cuatro ca · La cubi erta del M erca do de Pa la de Siero

ñones perpendi cu lares, de ta l manera qu e

se leva nta so bre un a pl anta qu e tiene la

los bordes de la bóveda son siempre arcos

fo rm a de un tri ángul o rectá ngul o isósce-

(faj ones RS y TV, y fo rm eros RT y SV), giró

les, situándose su fac hada prin cipa l en la

los ca ñones para qu e sus bo rdes (lados

hi potenu sa, q ue cuenta co n una longitud

menores de l tri ángul o) fuera n generatrices

tota l de 100 metros, y su vo lum etría se

rectas en luga r de arcos (AB y AC)

1FIG. 22

FI GURA 2 1 . D I BU JOS D E SÁNC H EZ D EL RÍ O PARA LA CUBI ER TA DE L MERCA D O D E PO LA D E SI ERO

e ----- ------------ - --------- - -- - --~~/¡

,' ,'

J.

genera med iante la in tersecció n de dos

Esta fue la clave que le perm itió cubri r una

caño nes cilíndr icos pa rabó li cos per-

planta de 3.000 m2 sin apoyos interm ed ios,

/ / /

pendicul ares entre sí, co n sus generatri -

evi tando la aparic ión de grandes arcos en

ces rectas para lelas, en cada caso, a un o

sus tres fachadas, hecho que además con-

de los dos catetos del tri ángul o. Un a ge-

tribuyó a la simplifi cación de la constru c-

nerac ión espac ial mu y simil ar a la de las

ción de la cubierta, así como a diferenciar

bóvedas de cru ce ría pétrea co nstr uid as

y marcar la ex iste ncia de una fac hada

po r los maestros med ieva les en las cate-

prin cipa l, q ue es en la úni ca en la que

drales góti cas . Pero es prec isa mente en

apa recen dos grandes arcos (BO y OC).

PEPA CASSINELLO

1

:

1

• T

i1

V

!¡ R

s

A

N

B

FIGURA 22. BÓVEDAS DE CRUCERÍA: GÓT ICA - MERCADO DE POL 1\ DE SI ERO

11 3

FUNDACIÓN JUANcLü TURRIAl\ü


FIGURA 23. INTER I OR DEL MERCADO DE POLA DE SI ERO, 1929· l 930

Estos arcos cub ren la longitud total de

de la cubierta, anteri orm ente referida, las

ron en esbe ltas estru cturas lam inares,· que,

dicha fac hada que alcanza 100 metros,

nervaduras en arco discurren en la direc-

a modo ele gigantescas escu lturas hab ita-

pero están apoyados en una secue ncia

ción ON en el cañón generado en la fa-

bles, se identifi caron como hitos del pai-

contin ua de pi lares de hormigón armado,

chada AB, mientras que en el generado en

saje urbano.

separados entre sí unos 3,20 metros, que

la fac hada AC, di scurren de manera per-

es también el módu lo utilizado por Sán-

pendicu lar, siguiendo la dirección MO. El

chez del Río para nerva r la superficie tota l

esqueleto estru ctural de la cubierta es, en

cubierta era garantizar su estab il idad

de la cubi erta. Su altura es va ri ab le segú n

sí mismo, el esq ueleto estru ctu ra l de todo

con un adecuado sistema de absorc ión

la directriz del arco, siendo hábilmente

el ed ifi cio. Uno de los primeros preceden-

de los empu j es ge nerados. En efecto, los

disminuida, frente a posibles pandeos,

tes de la Arquitectura Moderna, en los que

empuj es de las nervaduras en arco de

Uno ele los probl emas de l diseño de esta

mediante la introducción de una viga si-

la cubierta se apodera de la totalidad del

los cañones AB y AC, co rrespond ientes

tuada a la cota de 3,00 metros desde el

espac io, que ya no es solo cub ierto, sino

respectivamente a las zo nas AN y AM,

suelo r FIGS. 23 y24 J. Sánchez del Río diseñó

ta mbi én co ntenido r FIGS. 23 y 24 1 al igual

debido a su sim etría, están eq uilibrados

el esq ueleto estructu ral de la cub ierta del

que en la cub ierta de la gra n Sa la del Siglo

en el arco diagonal de intersección AO,

mercado siguiendo su habitual proceso de

construida por Max Berg en 1913 , o en los

y a nivel de sue lo por el forjado, pero las

subdiv isión de la superficie en una se-

Hangares ele Orly proyectados por Freys-

nervad uras en arco co mprendidas entre

cue ncia co ntinua de nervadu ras en arco

si net en 1923. Un aspecto que a partir de

NB y MC apoyan respectivamente en los

de ca nto invertido, ejecuta ndo los espa-

la década ele los años treinta presidió el

arcos ele fachada prin cipal, BO y CO, no

cios entre estas media nte losas de hormi-

posterior diseño de las cubi ertas de hor-

ex istiendo en este caso la total y equili-

gón armado colgadas, de ta l manera que

mi gón arm ado, que en manos ele algunos

brante simetría uti li zada por los maes-

el intradós ele la cubierta espacia l resulta

de sus más relevantes protagonistas, entre

tros medieva les en la constru cción de

liso, y las nervaduras se manifiestan en el

ell os Nicolas Esquillan, Pier Lu igi Nervi,

sus bóvedas pétreas de c ru cería, que se

extradós. En base a la generac ión espacial

Féli x Cande la y Hein z lsler, se convirti e-

leva ntaro n sobre plantas rectang ul ares o

114

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

eUNDAC IÓN JUAN~L ü

TURR IAl'ü


FIGURA 24 A. INTER IOR DE L MERCADO DE POLA DE SI ERO,

1929-1930

cuad radas, diri gie ndo los emp uj es resu l-

MC, que por coi ncidir co n las direcc io-

ade más, en la década de los años ve inte

tantes a sus cuatro vé rti ces. Sá nchez de l

nes de las ge neratrices rectas de los ca -

todavía no habían si do amp li amente di-

Río desec hó la pos ibi li dad de utili za r

ñones podían ser tra nsmitidas al arco de

fu nd idos ni desarrollados.

gruesos contrafue rtes, que posic ionados

intersecció n entre ambos cañones, a tra-

en las fac hadas pri nc ipa les, al igual que

vés de tirantes oc ultos en la masa del

hi ciero n los maestros medieva les, y él

hormi gón. Esta es la so lución que fina l-

mi smo en sus depós itos de ag ua, hu-

mente adoptó Sánchez del Río, dándo le

biera sido una so lu ción estructu ralm ente

al arco de in tersección la secc ión ade-

vá li da, pero que sin duda hubi era muti-

cuada al funicu lar de las cargas, para lo

lado la co ncepció n " modern a" de la ar-

cual co nstru yó un arco dob le de sección

quitectura de l mercado .

va ri ab le, que le perm itió obvia r el ca mbio de geometría de l arco simp le de in-

Sánc hez del Río reso lvió el prob lema

tersección, hecho que le hubi era llevado

descomponiendo el empu je res ultante

a un ca mbio radica l en la vo lumetría de

de cada una de dichas nervaduras com-

la cubi erta. Una ingen iosa so lu ción, ba-

prendidas entre NB y MC en dos co mpo-

sada en el amplio co noci mi ento estab le,

nentes, una en la dirección de la fachada

que Sánchez del Río desarro ll ó a de-

principa l BOC, que fáci lm ente podía ser

mand a de su in terés por capac itarse para

tras ladada al punto O, donde po r sime-

construir grandes cubi ertas de hormigón

tría se anul an en su co njunto, y en otra

arm ado, obv iando, tal y co mo él mani-

compo nente en la dirección perpendicu-

festó 21, la ap licación de comp lejos cál-

lar, en cada caso, a la direcc ión de las

cul os alejados de la senc ill ez de la

nervadu ras ubi cadas en las zonas NB y

ap li cac ión de la estática gráfica, que, PEPA CASS INELLO

FIGURA 24 B. DETALLE INTERIOR DEL MERC DO DE POLA DE SIERO EN Li\ i\CTUl\LIDAD

1"15

rLJNDACIÓN JUANELO TURRIANü


FIGURA 26. DETA LLES DE LA MARQUES I NA DEL MERCADO D E PO LA DE SI ERO

Este origi nal arco de secc ión va ri ab le,

pósito de Aguas de Oviedo, cuya luz libre

modo de viseras ubicadas entre los con-

ej ecutado en hormi gó n armado, sa lva

era de 20 metros, a los 50 metros del arco

trafuertes, tambi én son las que ge nera n la

una lu z de va no de 50 metros y está arti-

de la cubi erta del Mercado de Pala de

cubi erta de la gran marqu es ina volada

cu lado en dos puntos: en uno de sus

Siero. Un hecho altamente destacable en

del desaparecido Estadio de Buenavista

arranques de la cimentac ión, y a una al-

el contexto internac iona l de finales de la

de Oviedo, e in c luso apa recen en el

tura de 10,00 metros desde la cota del

década de los años veinte, en la que fue-

borde de su gra n obra, la mu y posterior

sue lo, punto a partir del cual el arco se

ron escasas las cub iertas de hormigón ar-

cubi erta del Palacio de Deportes de

convierte en un arco doble de ce losía de

mado que sa lvara n lu ces de vano de esta

Oviedo (1961-1975).

cur iosas característ icas, ya que su rama

magni tud . Otro de los elementos funda-

superio r sigue el trazado que da co ntinui-

menta les de la cubi erta, que completa la

La marq uesin a del Mercado de Pal a de

dad geométri ca a la intersecc ión de los

im age n escenográfica en el entorno ur-

Siero cuenta con un vuelo de 6,00 metros,

dos cañones generadores de la cubierta,

bano circundante, es la marquesina que

y sigui endo la misma modul ació n que el

y su rama inferior adopta el trazado del

aparece en todas las fac hadas del mer-

resto de la cubi erta, está formada por un a

funicu lar de las cargas, que son transmi-

cado. Se trata de un elemento que Sán-

secuencia conti nua de nervadu ras prismá-

tidas mediante las tornapuntas de unión

chez del Río utilizó como elemento

ticas de sección variable, ejecutadas en

Con la construcción

compos itivo de borde en la mayor parte

hormigón arm ado como todo el esq ueleto

de este arco de hormigón armado, Sán-

de su obra. Aunque de diferente tamaño

de la estructu ra de cubi erta. Sobre estas

chez del Río superó su propio réco rd de

y configuración estru ctura l y constru ctiva,

vigas, al igual que en sus cubi ertas tipo

tamaño, pasando de los arcos del IV De-

apa recen en el borde de sus depósitos, a

"paraguas", se apoya n pi ezas li geras cur-

entre ambos

1FIG. 2s 1.

vas de ural ita

1FIG.26

J, mientras que entre

las nervaduras en arco del resto de la cubierta se tienden plementos de hormigón arm ado ejecutados in situ. La estructu ra de la marquesina está formada por un pórtico en voladizo, que hábilmente está integrado en la estructura portante del co njunto de la cubi erta, a través de un pilar de sección rectangular

AGUr:.e

5.

que se posiciona en la misma sección de arranque de las nervaduras en arco de la

FIGURA 2S. ARCO CENTRAL DEL MERCADO DE POLA DE SIERO

11 6

cub ierta, que nacen a nivel de suelo,

LAS CUB I ERTAS DE SÁNCHEZ DEI. RÍO EN EL CONTEXTO INTERNAC IONAL DE LA ARQU ITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUANao TURR IAl\ü


transm itiendo así un incremento de ca rga vertical en dicho punto. Esta posición de los pilares de la marquesina permiten el anc laje de la parte posterior de sus vigas a las nervaduras en arco a la cota de tres metros de altura desde su arra nque, que no so lo refuerzan forma lmente la v isión modulada del esq ueleto estructural, exterior e interiorm ente, sino que además favorece n la estab i 1id ad de los arcos, aco rtando su lu z frente a posibles pan-

FI GURA 27. DETA LLE DEL ENCUENTRO MARQUES I NA Y NERVADURA EN ARCO DEL MERCADO DE POLA DE SIERO

deos r FIG.

r. Ese mismo año, Eugene

pecial preocupación por raciona lizar el

Freyss inet estaba co nstruyendo en París el

proceso de co nstrucción de esta singular

lam in ar de geometría cup ul ar, que con-

Hall de la compañía Paris-Or léa ns Rail-

cubi erta, y ap li ca ndo su anterio r expe-

taba con un diámetro de 32 metros, que

way, una gra n cubi erta cil índrica de 300

riencia en la utili zac ión de cim bras mó-

fue proyectada por el arq ui tecto Hubert

metros de longitud, a la que también dotó

vi les, adaptó este sistema a la espec ial

Ritter y los ingenieros Franz Dischinger y

27

Leipzig (1927-1 929), con una cub ierta

de un a marquesina de borde cont inua,

geometría del esqueleto estructu ral de la

Hubert Rüsch , ingenieros también de la

au nqu e en este caso estaba co lgada de la

cubi erta del Mercado de Pola de Siero.

empresa alemana Dyckerhoff and Wid -

La mayor releva ncia de esta cub ierta no

si lea (1929), proyectado por el arquitecto

obras realizadas por Freyss in et tras haber

fue únicamente su indudab le aportac ión

Hans E. Ry hiner y los inge ni eros Franz

registrado en París (1928) su pr im era pa-

a la temprana e incipi ente Arquitectura

Dischinger y Alfred A. Goenner

tente de hormigón pretensado.

Moderna españo la de f inales de la dé-

con una cub ierta cupul ar octogona l de

cada de los años veinte, sino que, en el

60 metros de diámetro y tan solo 8 cm de

cabeza de l¡:¡s co ntrafuertes y pretensada r FIG.

2a

r. Se trata de un a de las primeras

man; y el tercero fue el Mercado de Ba-

r FIG. 291,

Por otra parte, al igual que en el resto de

co ntexto internac ional de la pionera

espesor de horm igón arm ado. Aunque el

sus obras, Sánchez del Río mostró una es-

constru cc ión de grand es cubiertas de

Mercado de Basilea no so lo superó en 1 O

hormi gón armado, ocupó un destacado lugar por la or igin al co ncepc ión espacial de su esque leto estru ctura l y tamaño . En efecto, fue a finales de la década de los años ve inte cuando se co nstru yeron, a nive l internaciona l, tres mercados co n gra ndes cubi ertas de horm igón armado, que marcaron un hito en el incipiente desarrol lo de las Thin Concrete Shells. El primero de ellos fue el Gran Mercado de Francfort (1926-192 7), cubierto por láminas cil índricas, que fu e proyectado por el arq uitecto Martín Elsasser y los ingenieFIGURA 28. HALL DE LA PARIS-ORLÉANS RA I LWAY. EUGÉNE FREYSS I NET, 1929

ros Franz Dischinger y U lrich Finsterwalder; el segund o fue el Mercado de

PEPA CASSINELLO

FIGURA 29. MERCADO DE BAS I LEA , 1929. HANS E. RYH IN ER. FRANZ DISCHINGER Y ALFRED A. GÓENN ER

1"1 7

eUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIAl\ü


FIGURA 30. VISTA EXTERIOR DEL MERCADO DE POLA DE SIERO. FOTOGRAFÍA DE CARMEN FERNÁNDEZ CUESTA

metros la lu z de va no li bre alcanzada por

y aportac io nes se superponían en una

nal de Zagreb, formada por un cono in -

Sánchez de l Río en el Mercado ele Pola

vertido 25 . El itali ano Giorgio Baroni co ns-

de Siero, sino que además se trataba de

vertig inosa "aventura" v ivida en cas i todos los países co n igua l ce lo 23 , bus-

uno de los primeros hi tos de la conquista

ca ndo nu evas formas resistentes y nuevos

lamin ares en las que se usó la forma geo-

técnica de las estructuras lamina res eje-

procesos de construcción que las hi cieran

métrica del paraboloide hiperb ó li co a

c utadas co n hormigón arm ado, la cu-

posibles, competitivas y bellas: Robert

modo de paraguas: Hall de la Pl anta de

bierta

por

Mai ll art (1872-1940) c reó un a nueva es-

Aceros en Milán (1934), A lm acé n de la

Sá nchez del Río ese mismo año rep resen-

tética estru ctural en los puentes de hormi-

p lanta de fa bri cació n de A lfa- Ro meo en

taba también un a inn ovadora hazaña en

gó n

la hi sto ri a de la evo luc ión y desa rro llo de

láminas de pequeños espeso res que pare-

Mi lán (1937) y A lm acén en Tres iga ll o, Ferrara (1938) 26. El ingeni ero fránces A lbert

las ap licac io nes téc ni cas de este mate-

cen flotar en el paisaje sigui endo geo-

Caquot (188 1-1976) proyectó novedosas

rial, y sin eluda una concepc ión forma l

metrías puras, lim pias, desnudas, cas i

estructuras lam inares, como la cúpu la de l

mucho más innovadora y moderna , ge-

inmateriales, que respondían a las nuevas

Mercado de Sidi Bel Abbes, co nstrui da

nerada con una nu eva concepción geo-

tendenc ias de la Arquitectura Moderna, como el Sa lgin atobe l Bridge en Schiers

co n grand es dovelas prefabricadas de hormi gó n arm ado 27 . El ingeni ero Ove

(1930) 24. En 1938- 1939 co nstruyó la es-

Nyquist Arup (1895 -1988) proyectó en

métrica

proyectada

y

construida

r FIG. 30 J.

armado,

co nstruyé ndo los

co n

truyó algun as de las primeras estructu ras

En la década de los años treinta, gra n

belta lám in a de hormi gón arm ado del Pa-

Londres un a p isc in a para pingüinos en el

parte de los protagon istas del desarrol lo

be ll ó n de l Ce mento de la Expos ic ió n

Regent Park, en la qu e co nstru ye un sis-

del hormigón armado y/o pretensado, y

Nac iona l Sui za, ele cañó n parabólico.

tema de rampas lamin ares de hormigó n

de las Thin Concrete Shells, construyeron

Bernard Lafa ill e (1900-1955 ) co nstru yó

arm ado, que pronto se co nvirtiero n en

algunas de sus más importantes estructuras laminares 22 r FIG. 31 J. Las experiencias

en 193 7 su famosa cubierta co lgada en el

otro de los ico nos de la hi sto ri a lam in ar.

Pabellón de Francia en la Feri a lntern ac io-

Tres años después, en 1938, fu ndó co n su

Tl8

LAS CUBIERTAS DE SANCHF.Z DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUANLlLO TURRIAl\ü


primo, Ame Arup, la firm a de ingeni eros

continuaba lidera ndo en gran med ida la

esta lámin a fue demo lida en el año 1997.

co nstru cto res Arup and Arup. Posterio r-

evo lu ción y desa rrollo de las Thin Con-

Otras de las más famosas estructuras lami-

mente, en 1946, fundó otra empresa, Ove

crete Shells, no so lo a través de sus inno-

nares co nstruid as por Anton Tedesko en la

Arup and Partners, que entre los años

vadoras co nstru cc iones, sino tambi én de

década de los años 30 fueron: la del Hers-

1952 y 1972 adecuó la estructura lam inar

su cont inua labor de investigac ión, difu-

hey-l ce Hockey Arena (1936), una lámin a

de la famosa y po lémi ca Opera de

sión, distribución de patentes y fo rm ación

nervada de cañó n, que fue la de mayor luz

Syd ney, haciendo posible la construcc ión

técnica de nuevos ingenieros. Entre las

de va no construida en aquel los momentos,

de la bel la imagen proyectada por el ar-

múltiples estructu ras lam inares constru idas

co n una lu z entre apoyos de 70,73 m y un

quitecto Utzon, que se convirti ó en sím-

en aquell os años por Dyckerh off and Wid-

espesor de 9 cm, as í como la cúpul a de l

bo lo de Austral ia.

man, se encuentra la de los Hanga res para

Aud itorio de Nueva Or leans (1939) y la

aviones en Bug, Rü gen (Alemania), una lá-

Water Filter Pl ant en Hibbing, co nstruida

El ingen iero itali ano Pi er Lui gi Nervi

mina asi métri ca de ca ñón corrido nervada,

en 1939, con la geometría laminar de un a

(1891-1979) fue otro de los más destaca-

de 60 m de longitud y 40 m de lu z de

elipso ide de rotación de gran esbe ltez.

dos protagonistas de la " Aventura Lami -

va no, y la cubierta del Gran Mercado de

Como ya hemos menc ionado, en 1934 se

nar" 28, que, al igual que Eduardo Torroja,

Coloni a (Alemania) 193 7-1939 . Fue tam-

publica el primer texto teórico sobre es-

había iniciado el ejerc icio de su profesión

bién en el año 1930 cuando el ingeni ero

tructuras laminares, Statik und Dynamik

en 1928, construyendo sus primeras es-

alemán Anton Tedesko (1903 -1 994) 29

der Schalen del ingeni ero alemán Wilhelm

tructuras laminares en la década de los 30.

entró a trabajar en la empresa Dyckerhoff

Flügge, que durante más de veinte años

Fue el inventor del "ferrocemento" y autor

and Widm an, co laborando co n Franz Dis-

fue referencia obl igada para las Thin Con-

de un ampli o número de estru cturas lami-

chinger y U lri ch Finsterwa lder. Intervino

crete Shells 30 . Una vez más, se trata de un

nares en las que empl eó sistemas mi xtos

en el proyecto del Great Marquet Hall de

ingeni ero que trabajó como asoc iado en

de co nstrucción, utilizando piezas prefa-

Budapest (1935), así como en el aná lis is y

Dyckerh off and Widman.

bricadas a pie de obra, recibid as genera l-

construcc ión de muchas estructuras lami-

mente sobre un entramado de nervad uras

nares que posteriorm ente se convirti eron

En España, la década de los años treinta,

insp iradas en los esq ueletos vegetales de

en ob ligada referencia intern ac ional. Dos

lamentableme nte, se vio mutil ada por la

la Naturaleza. En 1935 constru yó dos han-

años más tarde fue enviado a Chi cago co n

Guerra Civi l (1936-1939). Sin embargo,

ga res en Orvieto, tras ga nar el co ncu rso

la intención de in trod ucir en Estados Uni-

durante los c in co años de paz previos

(1930-1 935), el desa rrollo de las estru c-

convocado por la Fuerzas Aéreas italianas.

dos la constru cc ión laminar, co laborando

Se trataba de unas innovadoras estru cturas

con la empresa de ingeniería Roberts and

turas laminares, as í co mo del hormi gó n

laminares de hormigón armado de formas

Schaefer de Chi cago. La primera estru ctura

armado y pretensado, cob raro n un espe-

geodés icas nervadas, de 50 m de lu z, de

laminar que Tedesko proyectó en Estados

cial protagon ismo en manos del joven in-

gran ligereza y economía de construcción,

Un idos fue la del Hayden-Planetarium del

geni ero Eduardo Torroja (1899-1 961). Fue

cuyo co mportamiento estructural co m-

Central Park de Nueva York en 1934, uti li-

durante esos 5 años cuando Torroja 3 1 no

probó medi ante ensayo sobre modelos. En

zando la patente de l sistema Zeiss-D+W,

so lo co nstruyó innovadoras estructuras la-

1939 constru yó se is nuevos hanga res, uti-

pero adaptá ndola a la construcc ión ame-

min ares de mu y diversos t ipos, sin o que

li za ndo por primera vez pi ezas prefabrica-

ri ca na, razón por la cual no se importó el

ini ció su ca mino hac ia el liderazgo inter-

das in situ, para obtener un a mayo r

encofrado perdid o co laborante formado

nac iona l de los ava nces técnicos y cien-

economía en su constru cció n.

por entramado de barras, sino que se uti-

tíficos

lizó un encofrado tradici onal. Se trataba de

pretensado, así co mo del desa rrollo de

Pero en la década de los años treinta, la

una lámina esférica de 25 m de di ámetro

los ensayos sobre modelos fís icos red uci-

empresa alemana Dyckerhoff and W idman

y 7,6 cm de espesor. Lamentab lemente

dos. En 1930, fundó la empresa Investiga-

120

del

hormi gó n

arm ado

y

LAS CUB I ERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO I NTERNAC IONAL DE LA ARQU ITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIAf\ü


ciones de la Co nstru cc ión S.A., ICON ,

El In stituto Técni co de la Co nstru cció n y

TERCERA ETAPA [ 1940-1960]

que baj o su direcc ión se espec iali zó en el

la Edificac ión, fund ado por Edu ard o To-

ensayo de modelos como método de aná-

rroj a (193 4), un o de cuyos obj eti vos era

1isis del co mportami ento estru ctural de

la difu sión de la inn ovac ión te cn o lógica,

LA EVOLUCIÓN DEL MÉTODO DE SÁNCHEZ DEL RÍO. FORMA RES ISTENTE Y SISTEMA CONSTRUCTI VO

nuevas formas res istentes. En el año 193 4,

pu b li có en 1935, en su rev ista Hormigón

Eduard o Torroj a, ante la preca ri a ex isten-

y Acero, la obra de l M ercado de Po la de

cia de centros y dotac ión para investiga-

Si ero . A part ir de ese momento, y una vez

cuarenta, tras la fin ali zación de la Guerra

ción que había en aqu ell os momentos en

fin ali zada la Gu erra Civil, ll defo nso Sán-

Civil españo la en 1939, el di seño de l es-

Desde el ini cio de la década de los años

España, fundó en Ma drid el In stituto Téc-

chez del Río mantuvo un a estrecha rela-

queleto estru ctural de las cubiertas de 11-

ni co de la Co nstru cc ión y Edi ficac ión,

ción co n el In stituto, al igual q ue todos

defo nso Sánchez del Río em pezó a

jun to a un pequ eño grupo de ingeni eros

aqu ell os qu e, a nive l intern ac ional, se

ca mbiar. La potente imagen del co njunto

y arquitectos españo les32 .

im p li ca ron en el desa rro ll o de las Thin

de nervadu ras de ca nto invertido, que ca-

Co ncrete Shells, y el hormigó n arm ado y

racteri zaba n el extradós de sus depós itos

En 1934 constru yó la cubi erta laminar de l

pretensa do. No en va no, este In sti tuto,

de agua, fue sustituida por superfi cies de

Mercado de Algeci ras, con fo rm a de cas-

hoy co noc ido co mo In stituto de Ciencias

extradós co ntinuo, en las que las nervadu-

quete esférico de 47,62 metros de lu z y 9

de la Co nstru cc ión Edu ard o Torroj a, se

ras quedaban generalmente embutidas en

centímetros de espeso r, sustentada sob re

co nvirt ió en luga r de in vestigac ión, refl e-

el ca nto, o manifiestas en los pli egues u

ocho apoyos perim etrales, inventa ndo la

xión y debate de los ava nces técni cos y

ond ulac iones del intradós. Se trataba de

técn ica de .desencofra r med iante zun-

científicos que paul atin amente se fuero n

superfi cies mixtas ej ecutadas co n piezas

chado. En 1935 co nstru yó la cubi erta del

alca nza nd o en las sigui entes décadas. En

cerámi cas aligeradas

Hi pódromo de la Zarz uela de Mad ri d, que

1959, en el seno del In stituto Téc ni co de

En un pr in cip io, utili zó piezas aligeradas

y hormigón armado.

es una estru ctura laminar fo rm ada po r la

la Co nstru cc ión y del Ce mento, bajo la

rea lizadas con hormi gón a modo de bove-

suces ión de hi perbo loides de eje horizon-

dirección de Ed ua rd o To rroj a, se fun dó la

dill as, que se integraba n en los diferentes

ta l seca ntes entre sí, de 5 cm de espesor

IASS, ln tern ational Assoc iat io n fo r Sh ell

tipos de fo rj ados de piso y pl ementos de

en los extremos de sus vo ladi zos de 12,80

Stru ctu res 34 •

cubiertas abovedadas, quedan do embuti -

m. Y en 1936, ju sto antes de l ini cio de la Guerra Civil, co nstru yó la cub ierta de l Frontón Reco letos de M ad ri d, que estaba for mada por un a estructura laminar generada por la intersección de dos sectores de cilindros circul ares de 12,20 m y 6,40 m (secc ión transversa l en " gav iota"), sa lva ndo un a lu z de 55 m entre los muros tes teros de cierre co n un espeso r de tan so lo 8 cm en su clave. Lamentabl emente, el Fro ntón Reco letos de Mad ri d, uno de los mayores alard es estru cturales de la "Aventura Laminar de la Arquitectura M odern a", se despl omó deb ido a los daños sufr idos durante los bombard eos qu e sufr ió durante la Guerra Civil españo la33 .

FIGURA 32. FABR ICAC IÓN EN RÍO· CERÁMICA DE PIEZAS CERÁMICAS PATENTADAS POR SÁNCHEZ DEL RÍO

PEPA CASSINELLO

'12'1

FUNDACIÓN JUANaü

TUKRIANO


co n oc uparse del di seño de estas pi ezas cerá mi cas, en el año 1942 Sá nchez del Río montó su propi a fá bri ca, Río - Cerámi ca

1FIG. 32

tentes.

J, para poder prod ucir sus pa-

Co nve rti do

en

di señado r

y

fabrica nte, fue libre para marca r su propi o ca mino de evo lu ción y desa rro ll o, que en refe rencia a las cubi erta s abovedadas tenía un c laro obj etivo, el de co nvert irse FI GURA 34. DOVELA-OND,\ Y ARCO -ONDA

en estructuras laminares de grandes luces,

das las nervaduras de hormigón armado en

piezas prefabri ca das de hormi gón arm ado

el ca nto tota l del forj ado o de la cubierta.

por pi ezas cerámi cas, que representa ban

Co n este nuevo sistema nervado, pero de

un más fác il manejo en obra, as í como una

canto unifo rm e, co nstru yó fo rj ados de

perfecta adh erencia co n el hormi gón ar-

va nos libres de hasta 20 metros de lu z, así

mado vertid o in situ, gara nti za ndo la ade-

como cubiertas de cañón de directriz pa-

cuada transmi sión de esfuerzos.

rabó li ca de 25 metros de luz, con un ca nto

aligeradas con pi ezas cerámi cas.

CUB IERTAS ONDU LADAS

Tras una inca nsabl e búsqueda del método y la fo rm a de co nstrui r cubi ertas li ge ras

de 20 cm . Este ca mbio presentaba las ven-

A partir de este m o m e n t~, el di seño de

de grandes lu ces, Sá nchez del Río, al

taj as constructi vas de minimi za r la necesi-

nu evas patentes de piezas cerámi cas 1ige-

igual que hi ciera mu chos años antes

dad de encofrados, así co mo de aportar

ras se convirtió en un o de los principa les

Freyss in et en sus H anga res de Orl y

aislami ento térmi co y acústi co, deb ido a

obj eti vos de Sá nchez del Río, porqu e de

(1923), y ta l y co mo estaba n hac iendo

la cámara de aire co ntenida en las piezas

la fo rm a geo métri ca y ca racterísticas de

gran pa rte de los más destacados maes-

prefab ri ca das. Poco tiempo después, de-

esa pequ eña pi eza dependían, en gran

tros de las estru cturas lamin ares, co mo

bido a su mayor ligereza, ca racterísticas fí-

med ida, las pos ibilidades de evo lucionar

Pi er Lu ig i Nervi o Eduardo Torroj a 35 , in-

sicas específi cas y trad ición españo la,

sus ti pos de fo rj ados y fundamentalmente

tro duj o la "ondul ac ión" en la supe rf ic ie

il defo nso Sá nchez de l Río susti tuyó estas

sus cubi ertas abovedadas. No co nfo rm e

de sus cubi erta s, geometría que le dio la clave para dota rl as de mayo r rig idez de fo rm a frente a pa ndeo, permi tiéndo le incrementar su lu z de va no. Unid o a este importa nte ca mb io de "fo rm a geo métri ca", Sá nchez del Río desarro ll ó nu evas pi ezas ali ge radas ce rámi ca s (dove lasond a), y diseñó un nu evo sistema de co nstru cc ión para sus cubi ertas ondul adas. Las proyectó, fund amentalm ente, como ca ñones cil índri cos el e directri ces generalmente pa rabó li cas. Estos ca ñones c ilín d ri co s estaba n fo rm ados por la secuencia co ntinua de arco s-onda

1FIG. 34 1,

qu e ge neraba n la supe rficie ondul ada FIGURA 33. PI EZA CERÁM ICA PARA DOVELAS-ONDA DE ARCOS-ON DA DE 20 METROS DE LUZ DE VANO

122

tota l de la cubi erta. Cada arco-onda , al

LAS CUBIERTAS DE SANC H EZ DEL RÍ O EN EL CONTEXTO I NTERNAC IONAi. DE LA ARQUITECTURA MODERNA

rüNDACIÓN JUANhLü TURR IAl\ ü


FIGURA 35. FABR ICAC I ÓN D E DOVELAS-ONDA CON PIEZAS CERÁM ICAS

FIGURA 37. DOVELA-ONDA APOYADA SOBRE CUATRO PUNTOS

Dada la gran re levancia de estas peque-

igua l que un arco de dovelas de piedra,

cubi erta, una vez posicionadas sob re la

estaba fo rm ado por lo que él denominó

ci mbra en su posición definitiva. Cada do-

ñas piezas (dovelas-onda), que eran en

dovelas-onda, que era n fabr icadas en el

ve la-onda cuenta además con dos nerva-

definitiva de las que dependía la genera-

suelo, a pie de obra, con pequeñas piezas

duras de ri gidez transversal en arco, en las

ción espac ial de sus cubiertas onduladas,

cerá mi cas r FIG.

que se embuten los 4 ga nchos necesarios

Sánchez del Río fue patentando diferentes

33 l,

y posteriorm ente iza-

das med iante grúa a su posición definitiva

para su manipu lación de izado y co loca-

tipos de piezas cerámi cas, en las que ade-

sobre las cim bras de la cubierta. Sistema

ció n. Co n esta específica co nf igu rac ión

cuaba sus ca racterís ticas geométri cas y

constructivo muy simi lar al utili zado años

co nstructiva, la dove la-onda co ntaba con

tipo de aligera mi ento, co n el fin de co ns-

antes por Pier Luigi Nervi en la mayo r

una gran rigidez, que permitía su apoyo

truir cub iertas ondu ladas de diferentes

parte de sus cubiertas lam inares, como en

en tan solo cuatro puntos, sin neces idad

cantos, destin adas a sa lvar luces de vano

la Sala de Expos icion es de Turín , co n la

de tener que ser apoyada, de manera

1ibres cada vez mayores. En efecto, las

diferenc ia fund amental no so lo de su es-

continu a, sob re sus dos bordes rectos, ta l

primeras cub iertas onduladas proyectadas

pecífica geometría, sino de que las piezas

y como demostró la prueba de ca rga rea-

y co nstruid as por ildefo nso Sánchez del

diseñadas por Nervi estaba n ejecutadas

li zada a tal efecto

Río contaro n con luces de vano libre de

1FIG. 37

J.

con hormi gón armado, y no co n piezas cerámicas aligeradas r FIGS. 35 y 3 6 J. La dovela-onda, célul a generadora de los arcos-onda, y así de la estructura ondulada de cub ierta, tiene un a directriz mixta formada por un arco central y dos pequeños tramos rectos. Se construye sobre una cimbra de madera, a nive l de suelo, utilizando pequeñas piezas cerámicas aligeradas colocadas según las generatri ces rectas del pequeño cañón, y entre ell as se disponen las armad uras correspondi entes a las nervaduras, parte en espera, que posteriormente son hormigonadas de manera continu a formando los arcos-onda de la

FIGURA 36. FABR ICACIÓN DE MÓDULO-ONDA DE HORMIGÓN ARMADO. PI ER 1.UIGI NERVI

PEPA CASSINELLO

·123

rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIANü


mero de dove las-onda, optimi za ndo la total ejecución de la ob ra. Y el tercero, y no por ell o menos importante, está referido al sistema de apoyo de los arcos-onda, en el que había que contrarrestar el empuje resultante, medi ante tirantes o contrafuertes. Entre las numerosas cubi ertas onduladas co nstruidas por Sánchez del Río existen ejemplos muy variados que ponen de manifi esto su pau latina evo lución y tratamiento de todos estos aspectos. FIGURA 38. ALMACÉN DE RÍO · CERÁMICA EN MADRID. LUZ DE VANO 35 METROS

16,00 metros, cuatro metros menos que

Río fue in crementando paul atin amente la

SISTEMAS DE CONTRARR ESTO

la lu z de va no máxima co nstruid a años

luz de va no de sus arcos-onda, y al fina l

antes en sus depósitos de agua, qu e,

de este primer periodo alca nza ron los 35

co mo en el caso de l IV Depós ito de

m en la nave construida para Río - Cerá-

rresto de todos los diferentes tipos de cu-

Aguas de Oviedo (20 m), fueron ejecuta-

mi ca en M adrid

bi ertas que construyó, Sánchez de l Río

das con esque letos estructural es genera-

Almacén de Azúcar en Palencia.

1 FIG. 38

J, así como en el

En referen cia al sistema de apoyo y contra-

utili zó desde el inicio ta nto contrafuertes como tirantes. Entre las múltiples cubiertas

dos por gru esas nervad uras de ca nto. En esta conquista del anhelado incremento

rea lizadas, utili zó tirantes como sistema de

Entre las primeras cubi ertas ondu ladas

de lu z de va no li bre ele los arcos-onda, in-

contrarresto en: las cub iertas de los Talleres

co nstruidas por Sánchez del Río está n la

tervenían, además de la propi a geometría

del INTA en Torrejón de Ardoz 36 , el Garaje

del Garaje Ren ault en Oviedo, de 22 m de

espac ial de la cubi erta, tres factores funda-

Renault en Oviedo (22 m), el Garaje Muni-

lu z de va no libre, y las de FEFASA, en Mi-

menta les, que estaban referidos a los tres

cipa l de M ieres (33 m) 1FIG. 40 J, y el ya refe-

randa de Ebro, que alca nzaron 30 m ele

elementos estructura les que generaban este

rido Almacén de Azúca r en Palencia (35 m);

y 120 me.

tipo de cub iertas ondu ladas: pieza cerá-

y entre las construidas con contrafuertes:

Durante la pro lífera constru cción de este

mi ca aligerada, dove la-onda y arco-onda.

además de todos sus depósitos de aguas, el

El primero es la geometría y tamaño del

taller de Calderería en Ovi edo (28,50 m),

lu z de vano y longitudes ele 72

tipo de cubi ertas ondul adas, Sánchez de l

arco-onda, que demanda un específico

las naves de FEFASA en Miranda de Ebro

canto de la bovedi ll a cerámica, así como

(3 0 m), y su gran obra maestra, el Pa lacio de

un determinado tipo de aligeramiento y

Deportes de Ovi edo, de 100 metros de luz,

forma de sus bordes para aloj ar las adecua-

proyectada al inicio de los años sesenta

das nervad uras de la dovela-onda de la que

pero no finali zada hasta 1975.

formaría parte. El segundo co ncernía al

FIGURA 40. GARAJE MUNICIPAL DE MI ERES. LUZ DE VANO 33 METROS

124

proceso de co nstru cc ión, ya que las dove-

En las cubi ertas ondu ladas atirantadas,

las-onda, al ser fab ri ca das en el sue lo y

para ga rantizar el correcto contra rresto del

posteriormente izadas a su posición defi-

empuje, ubicó un tirante en cada uno de

nitiva sobre las cimbras, hacía n necesa rio

los extremos de los arcos-onda, co lgá ndo-

determin ar sus dimensiones y peso, divi -

los de pendolones, de tal manera que la

diendo el arco-onda en el adecuado nú-

secuencia de dichos tirantes co incidía con

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

rUNDACIÓN JUANaü TURRIAl\ü


DETALLE DE AIU2ANQUE DE BOVEDA Y VIGA LONGITUDINAL.

H10

2!-SOLUCION DE ANCLAJE YºDESAGÜE

la mod ulación de las ondas de la superficie de la cubierta, por lo que en el caso de las naves de la empresa de M inas y Metalurgia Pathat respondía al módu lo de 2,50 metros. U no de los prob lemas específicos que este tipo de contrarresto generaba era el diseño de la evacuación de aguas pluviales, que so lu c ionó embutiendo la bajante en la cabeza del pi lar, por el interior de l edific io hasta la red de saneam iento,

•j•d.r...d~----

para poder darle co nt in uidad a la trans misión de cargas en el nudo ¡ FIG. 39 J. MlDR.10· J UNIO 19,5,5 ll IHGEN\El(O <k CAM INOS

Pero, sin duda, fue la evo lu ción de las cu-

FI GURA 39. DETA LLE ANC LAJE TIR ANTE Y PASO DE DESAGÜE DE CUBIERTA

biertas sin ti rantes, cuyos co ntrafuertes se hicieron cada vez más esbe ltos, la que

riormente se hormigonaba toda la super-

PROCESO DE CONSTR UCCIÓN

aportó espac ios arq uitectón icos de mayor

fic ie de la cubierta ondu lada, que gene-

diafan idad visua l y bell eza, y, por ell o, fue

Una vez rea li zada la cim entació n, los

ra lmente co ntaba co n unos 2 cm de

uno de los objetivos de Sá nchez del Río.

contrafuertes y apoyos-onda en hormigón

espesor sobre el extradós de las dove las-

Desde un pri nc ipio, proyectó los contra-

armado in situ, se procedía al izado y co-

onda prefab ricadas, co n piezas aligeradas

fue rtes de sus cubiertas ond ul adas co n

locac ión de las difere ntes dovelas-onda,

y nervaduras co n armad uras en espera. En

hormigón armado, en lugar de con fáb ri -

que eran ejec utadas a pie de obra. Poste-

la figura 42 se puede aprec iar la secuencia

cas pétreas, que fue como construyó los de sus pr imeras cubiertas nervadas pa ra depós itos de agua. Por otra parte, utili zó una ·pieza especia l de tra nsición entre los arcos-onda y los contrafuertes, a la que llamó apoyo-onda, y que, ejec utada en hormigón armado, no so lo servía de apoyo a los arcos-onda, si no ta mbién de ma rco rígido, dispuesto en ambos apoyos de los arcos-o nda, que podía n as í d il ata r lib remente fre nte a ca mbios de tempe ratura, no de manda ndo j untas de d il atac ión 37 . Su imagen fo rm al reproduce la escenografía de borde ondu lado, a modo de v isera, que ya ex istía en sus pri mi t ivas cub iertas, pe ro que estructu ralm ente adquirió una muy d iferente y fundamenta l fun ció n ¡ FIGS.

41 y 42 1.

FI GURA 4 1 . EXTER IOR NAVE DE RÍO - CERÁM I CA EN MADRID

P(PA C1\SSINE l. LO

125

rUNDACIÓN JUAN~LO

TURRIANO


De tocios los ensayos, destaca el de un arcoonda de 100 metros de luz, que correspondía a un proyecto (no rea lizado) que Sánchez del Río hi zo para un hanga r, cuyo ancho de onda era de 8 metros, su flecha ele 1, 90 m y un espesor total de 0,2 5 m (0,22 m dove la-onda + 0,03 m espeso r capa superior hormigón armado). El modelo se co nstruyó a esca la 1/1O, fa bri cá ndose especia lmente para ello un total de FI GURA 42. PROCESO DE CONSTRUCC I ÓN MEDIANTE APOYOS-ONDA

12.000 diminutas piezas cerámicas, que rede co nstrucc ión, aparec iendo ya construi -

ENSAYOS SOBRE MODELOS

producían a esca la las piezas de la dovela-

Para poder evo lu cionar sus cub iertas la-

Carlos de Benito, profesor de la Escuela de

onda rea l. El ensayo lo diri gió el ingeniero

dos, no so lo los contrafuertes de hormi gón armado, si no también los apoyos-onda, que, ta l y como he referido anteriorm ente,

minares ondu ladas, y alca nzar cada vez

Ingenieros y co laborador también del Insti-

cumpl ía n una mu y importa nte función es-

mayores lu ces de va no libre, lld efo nso

tuto dirigido por Eduardo Torroja. El ensayo

tructu ral, constituyéndose en un marco rí-

Sá nchez del Río contó co n la rea li zac ión

tenía como fin alidad comprobar el compor-

gido fre nte a las posib les dil atac iqnes de

de ensayos físicos sob re mode los red uci-

tami ento mecá ni co y elástico del arco-

los arcos-onda. De esta manera segara n-

dos, ej ec utados po r el Laborato ri o Ce n-

onda, procediendo a medir, bajo ca rga, las

tizaba la estab ilidad del co njunto ele la

tral de M ateri.ales, que desde el año

fl echas adqu iridas bajo las sol icitaciones

ob ra durante sus diferentes fases de cons-

194 1 f ue diri gido por Eduardo Torro j a, al

prev istas, as í como sus co rrimi entos hori-

trucción y se minimi zaba la utilización de

igual que el Instituto de la Construcc ión

zontales. Los resultados fueron favorables,

medios auxili ares.

y de l Ceme nto.

obteniéndose desplazam ientos verticales de relac ión fl echa/luz de 1/2 0.000

l FIG. 43 ¡_

FORMA, TAMAÑO Y ESBELTEZ

Tal y como ya he mencion ado, todas las lámin as ondu ladas que co nstruyó Sánchez del Río respondían a ca ñones ci líndri cos de directri z generalmente parabó li ca. La variedad fo rm al de sus cubiertas estaba basada no en el camb io de fo rm a geométrica, sino en la utili zac ión de uno o varios módulos, posicionados a la misma o diferentes alturas, y cubri endo vanos de iguales o diferentes lu ces, generando as í mac ias espac iales distintas, pero qu e estru cturalmente respondía a la misma co nFIGURA 43 . ALUMNOS DE LA ESCUELA DE AYUDANTES DE OBRAS PÚBLICAS SOBRE EL MODELO DE ARCO-ONDA

126

cepción y diseño.

1 AS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTER ACIONAL DE LA ARQU ITECTURA MODERNA

eUNDACIÓN JUANELO TURRIAl\ü


PIEZAS 12C. PARA BOVE.DA ACANALADA DE 20.,00més. DE Lt/Z. .E=t:f

FIGURA

44.

SECC IÓN DE LÁMINA ONDULADA DE HASTA 20 METROS DE LUZ

Finalmente, en la década de los años cin-

eran fund amenta lm ente di fe rentes a las

cuenta, llclefonso Sánchez del Río co ntó

cub iertas de fábr ica ta bi cadas rea li zadas

con sufic iente experi encia y conoc imi ento

po r Gu astav in o o

de su sistema de diseño y constru cción de

de las rea li zadas por Torroja con fábrica y

láminas ondu ladas prefabrica das con módu los " dovelas-onda", y estableció cri teri os

una f in a ca pa de hormi gó n arm ado co n mallazo 40. Las cubiertas ondu ladas de Sán-

propi os co n los que desarrol ló toci a una

chez del Río seguía n siendo, como sus pri-

Di este 39

,

sino ta mbié n

gama de piezas cerámica s y dovelas-onda

miti va s cubiertas de depós itos y pa raguas,

para diferentes luces de va no, que según

estru ctura s nerva das, aun que ahora el

manifestó 38 podían alcanza r hasta 200 me-

ca nto de las nervad uras qu edaba embu -

tros de luz, aun que la máx ima lu z de va no

tid o en el espesor total de la superfic ie ter-

que llegó a construir fu e de 100 m.

APLICA BLE BOVEDAS ONDULADAS ' 75 m. LUZ

APLICABLE BOVEDAS ONDULADAS, IOO m. LUZ

I~

min ada, y su geometría "ondu lada" era la

APLI CABLE BOVEDAS ONDULADAS ' 110

m. LUZ

que le aportaba la rigi dez de fo rm a neceLa pr imera p ieza cerám ica diseñada 44 1 la

1 FIG.

saria para alca nza r gra ndes luces.

uti lizó para la construcción de arcos-

onda que alca nza ron hasta 20 metros de

Por ot ra parte, aunqu e Sánchez del Río

luz. Esta pi eza conta ba con un ca nto de

busca ba la manera de sa lva r grandes

4,5 cm, sob re el que se ejecutaba un a

luces ele va no co n estru cturas lamin ares

capa de hormigón de 2 cm de espesor, re-

esbeltas, defendi ó siempre qu e co nsi de-

sul ta ndo el espesor total de la cubierta de

raba mu y importante la aportac ión de su

6,5 cm. U na esbeltez que ya hab ía sido

sistema m ixto, en el que las pi ezas cerá-

superada desde el ini cio de la "Aventura

m icas ali geradas aporta ban aislami ento

l aminar de la M odernid ad" co n las lámi -

térmi co al espac io cub ierto; por ell o ele-

nas de horm igó n armado, entre otros mu -

term inó qu e el mínim o espesor qu e él

chos, por Edu ardo Torroj a en la cub ierta

co nsideraba idóneo para sus cubi ertas era

laminar del Fro ntó n Reco letos de M adrid

de 8 cm (6 p iezas ce rám ica + 2 ho rm i-

(55 m de luz y 8 cm de espesor en la cl ave) .

gó n)41. En base a esta premisa y a las im -

Pero la ori gin alidad de las lámin as ondu-

pos icio nes del tamaño

ladas de Sá nchez del Río es qu e eran, a

Sá nchez del Río estab lec ió diferentes

APLIC ABLE BOVEDAS ONDULADAS' 200 m. LUZ

FIGURA 45. CUB I ERTAS ONDULADAS. TIPOS DE SECCIONES Y ESPESORES EN FUNC IÓN DEL TAMAÑO

y la fo rm a,

nive l intern aciona l, las úni ca s co nstruid as

ca ntos para las gra nd es luces ele sus cu-

co n un sistema m ixto hormi gón-cerámi ca,

b iertas ondul adas, as í co mo el tipo de

en el cual los mo ldes cerámi cos prefabri-

A RCO-ONDA Luz

Espesor

p ieza de cerám ica espec ífico para ca da

75

0, 17

ca dos (dove las-ond a) col aborantes, al

una, en la que además de vari ar su fo rma

100

0,23

igual que hi ciera Nervi co n moldes de hor-

geométri ca, varía su tipo ele aligeramiento

11 o

0,2 5

Tamb ié n defi ni ó el tip o de do-

200

0,37

migón armado, eran las piezas funda men-

1 FIG. 45 1.

ta les del esq ueleto estru ctural de la

ve la-onda para ca da ta maño de arco -

superficie lamin ar. En este sentido, no so lo

onda, dete rmin and o su geo metr ía y su

PEPA CASS I NELLO

127

FUNDACIÓN JUANl.:Lü TURRIAl\ü


DOVELA-ONDA, pH• 80 m de lux

NERVIOS· DE RIGIDEZ SUPERFIGIE CUBIERTA POA UNA DOVELA-ONDA h.4;. 24 PESO A ELEVAS\

24

x 100

DOVELA- ONDA TE.R~INADA

m~

~ 2 .400 Kg$.

2.4 11: 200 =. A.800 Kgt.

tamaño, así como sus diferentes nervad uras de ri gidez ·======================~·~~~~~~~~~~~~

,_~~~~~~~~~~~~~~~ ~~~~~~~~~~~~~~~-->

1 FIGS. 46 y 47

J.

En efecto, a medida que la luz de vano li bre del arco-onda aumentaba, deman-

1 ',

SECCION TERMINADA

111:rr1rx-~x ~ l.

-

,l

a,s

'~

lftrXi.· SECCION DE HORMIGONADO

FIGURA 46. DOVELA·ONDA PARA ARCOS-ONDA DE 80 METROS DE LUZ

PARCIAL

..

daba mayor canto y diferente grado de rigidez. Por el lo diseñó gra n va ri edad de piezas, algunas de las cua les se recogen en la figura 45, en función de los cantos demandados por los arcos-onda. De igua l manera, también los cantos de las diferentes nervaduras de las dovelas-onda, que forman los arcos-o nda, incrementan sus cantos con el aumento de su tamaño. Pero además, en el caso de la dovela-onda diseñada para arcos-onda de 200 metros de luz de vano, Sánchez del Río, no solo au-

DOVELA·ONDA, 200 m de luz

menta el canto y ali geram iento, sino que ~-DE

RIGIDEZ

también introduce un importante cambio que incrementa su co ntinuidad y rigidez a su conjunto, que es la dotación de perforaciones en el canto de los nervios de rigidez, con la finalidad de poder pasar

o o

.o

arm aduras conti nuas una vez posicionadas las dove las-onda en obra. Es importa nte tener presente que cuando Sánchez del Río presentó este original sistema de construcción de cubiertas lam inabecclON DE HOR.MIGONAOO PARCIAL

, ~.~••.,.. •~

(PARA SU ELEVACJON)

res ondul adas, y sus previsiones de diseño para cubiertas que podían alcanzar hasta

200 metros de luz, fue en el año 1959, en una co nferenc ia pronunciada en el Instituto de la Construcció n y del Cemento,

FI GURA 47. DOVELA·ONDA PARA ARCOS·ONDA DE 200 METROS DE LUZ

~o n motivo del Co loquio Internaciona l sobre métodos constructivos de bóvedas delgadas celeb rado en el mes de septiem-

bre 42 . En aq uel los momentos ta n so lo hacía un año que se había terminado la construcc ión de la mayor estructura laminar construida hasta ento nces, que era el CN IT de París, que alcanzó 218 m de luz 128

LAS CUB IERTAS DE SÁNCllEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIO o AL DE LA ARQU ITECTURA MODERNA

FVNLJACIÓN JUANCLü lURRIAl\ü


FIGURA 48. PROCESO DE CONSTRUCC I ÓN DE BÓVEDA DE CRUCER ÍA DE 150 METROS DE LADO. I LDE FONSO SÁNCHEZ DEL RÍO, 1959

ho rmi gó n arm ado. En este caso, tal y

Esqu il lan en el CN IT de París, que contó

Río estaba moti vado por desa rrollar su ori -

como él mismo señaló, no era necesa rio

también co n la aseso ría de Pier Lui gi

gin al sistema de co nstrucc ión laminar

busca r ingeniosas maneras para co ntra-

Nervi. En efecto, esta cu bierta estaba ge-

entre sus apoyos. Sin duda, Sánchez del

hasta estos límites de tamaño. En dicha co-

rrestar los empujes, ya qu e estos, al igual

nerada por el cru ce de tres ca ñones circu-

municac ión, Sá nchez del Río, qu e todavía

que en las bóvedas de crucería góticas, se

lares, de pie l ond ul ada, y apoyada en tres

no había proyectado el Pa lacio de Depor-

ca nal iza n a través de los arcos di ago nales

puntos. Aunqu e debido a su enorm e ta-

tes de Oviedo, además de exponer las cu-

hasta los apoyos. Co n esta geometría los

maño, da do que alca nza 218 metros de

bi ertas qu e hasta ento nces había ya

únicos arcos-o nda de 150 metros de luz

luz, co nta ba con dobl e ca pa ondul ada

~ea l i za d o co n este sistema, expuso la so-

so n los cuatro del bord e de la cubierta, y

un ida po r elementos verti ca les de hormi-

lución y proceso de constru cc ión de un a

a medid a que estos se acerca n a la clave,

gón arm ado qu e alca nza casi los 3 metro s

posi ble cubierta de 150 metros de luz, en

su luz de va no va d isminu ye ndo . La se-

de ca nto total. Una obra maestra de la Ar-

la que se podría utiliza r la dove la-onda

cuencia de co nstru cción que Sá nchez del

quitectura M odern a, que ha sido además

que ya había previsto para este caso.

Río ex pli có, se basa en la necesida d de

el récord de ta maño fina lmente construi do

conta r con la estabi lidad del conj unto de

durante la larga "Aventura Laminar", que,

La forma geométri ca correspondía a un a

la cubierta durante todo el proceso de su

nac ida en la década de los vei nte, inició

leva ntada sobre

co nstru cc ión; por el lo esta bl ece cuatro

su desaparición en la década de los años

pl anta cuad rada de 150 metros de lado,

grú as, un a en cada bord e, que, situadas

setenta, precisa mente cuando 1ldefonso

y apoya da en sus cuatro extremos . De

en el interi or de la planta, iría n pos icio-

Sánchez del Río alca nzó sus propios ré-

esta manera, no so lo la geometría ondu-

nando las dove las-onda de manera simé-

cord s de ta maño, rea l iza ndo en el los tam-

lada de los arcos-o nda que fo rm aban la

tri ca y acompasada sobre cada un o de los

bi én sus más importantes aportac iones

cuatro apoyos

fo rm ales. Una "aventura" que siempre he

bóveda de cru ce ría

superfic ie de la lámin a co ntri buía n a su

1 FIG. 48 1.

ri gidez, si no ta mbién la propi a geometría

interpretado como el co mpl ejo y apasio-

de la cub ierta, arriostrada en su co njun to

La geometría de la cubierta rec uerd a en

nante ca mbi o de esca la de aq uell as pe-

media nte arcos di ago nales ej ecutados en

gran med ida la qu e ya había co nstruido

queñas macetas laminares que en 1849

PEPA CASSINELLO

129

FUNDACIÓN JUANCLU TURRIAt\U


la que sería su mayor cubi erta ondul ada construida co n este sistema, la del Palacio de Deportes de Oviedo, que alcanzó una lu z de vano de 100 metros, aun que no fue inaugurado hasta 1975. En el contexto internacional la "Aventu ra Laminar de la Arqu itectura Moderna" FIGURA 49. IMAGEN DE POSIBLE CUBIERTA LAMINAR (150 M) CONSTRUIDA CON EL SI STEMA DE ARCOS-ONDA, 19S9

evo lu cionó de diferente manera durante

construyó el jardinero francés Joseph Mo-

tanela muy diferentes formas geométricas

las dos décadas transcurridas entre 1940

nier para sus rosa les, en las que nació el hormigón armado 43, sin duda el material

y tama ños, se co nvirtieron en un o de los

y 1960. La década de los años 40 estuvo

más venerados hitos de la Arquitectura

marcada por la Segunda Guerra Mundial

que más ha revolucionado el mundo de la

Moderna . Un cambio de esca la que,

(1939 -1 945), y en España por la post-

construcción civi l y arquitectónica en

como todos los ocurridos en la Historia,

guerra nac ional, hecho que po ne de ma-

toda su historia, y que continúa revolucio-

produjo un sinfín de problemas, poniendo

nifiesto la importancia que tuvo la

nándolo en el sig lo XX I. En efecto, tras

de man ifiesto, una vez más, la no siempre

ex iste ncia de profes io nales y emp resa-

este largo periodo de siete décadas, el

conocida e inquietante debilidad de los

rios, como lldefonso Sánchez del Río

hormigón armado vo lvió a sus orígenes, y

gigantes ¡FIGS. 49ys o1.

una vez capacitado para hacer lo, ini ció la

Pisón, que impulsaron no so lo el nacimi ento de indu stri as del sector (Río - Ce-

aventura de cambiar de escala aquellas

Dos años más tarde, en 1961 , Sá nchez del

rámica), si no que a través de su ingenio

pequeñas macetas lam in ares, que adop-

Río ini ció la rea li zació n del proyecto de

fueron ta mbié n capaces de real izar un relevante legado de estructuras lam in ares, creando sus propios sistemas de construcc ión adaptados a los med ios disponibles. Es un hecho que ni la Segunda Guerra Mundial, ni la precaria situac ión de aislamiento y pobreza de España, paralizaro n el desarrollo del horm igón armado y pretensado, ni de las Estructuras Laminares. En España gracias, fu ndamenta lm ente, a la existencia del Instituto de la Construcc ión d irigido por Ed uardo Torroja 44, que no solo l ideró la investiga c ión del sector y desarrolló sus propias patentes y normas, si no q ue además apoyó a los profes iona les e indu strias del secto r, que como ll defonso Sá nchez del Río se esfo rzaron en segui r ade lante. A nivel internaciona l, la propia actividad bél ica sup uso ta mbi én la necesidad de ace lerar investigaciones sobre las posib i-

130

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEI. RÍO EN EL CONTEXTO INTERNAC I ONAL DE 1.A ARQU ITECTURA MODERNA

fUNlJACIÓN JUANCLO TURRIAl\ü


FIGURA 52. PALACIO OE DEPORTES DE OV I EDO. I LDEFONSO SÁNC H EZ DEL RÍ O, 1961- 1975

1ida des de co nstru cc ión eficaz y rápida

de sus maestro s ya co nsag rados, co mo

(URSS), A. Padua rt (Bélgica), H . Rül e

co n estos materia les, y enco ntró nu evas

Eugene Freyss in et, Ulri ch Fin sterwalder,

(A lemani a), W. Zerna (Repúbli ca Federa l

aplicac iones para el uso de las Estructu-

Eduardo Torroja, Pi er Lui gi Nervi, Te-

Alemana) y F. del Pozo (España) co mo se-

ras Lam in ares en los ed ificios de apoyo

desko, Esqui ll an y otros muchos, sin o

cretario. La sede de la IASS se ubi có en

de la ca mpaña, co nstruyénd ose gra n nú-

tambi én por la inco rp orac ión de otros jó-

M adrid, y bajo la gran ca pacidad de co n-

mero de cuarteles, depósi to s de agua y

venes profes ionales co mo Eero Saarinen,

vocatoria del insi gne Edu ardo Torroja se

hanga res para av iones . Fue prec isamente

Hei nz Hossdo rf, Féli x Ca ndela o Hein z

ag lutin aro n y ordenaro n id eas, proyectos

en esta década cuando se proyectó la

lsler, que tuv iero n un releva nte papel , in-

y obras en un co ntinuo interca mbi o de

que pudo haber sido la más gra nd e cú-

crem entando las metas alca nza das con

ciencia y tecno logía a través de la rea li -

pula de hormigón arm ado ja más co ns-

sus muy diferentes apo rtac iones. Por ell o,

zació n de co ngresos, sem in ari os y co mi-

truida. La proyectó el arq uitecto A lbert

en aqu ell os mom entos era necesario di -

tés de trabajos específicos, que era n

Speer a petición de Adolf Hitl er para su

fundir su co nocimi ento y reg lamentar sus

di fundidos en el Bulletin de la IASS, edi-

nueva ciud ad, Welthauptstadt. Se trataba

sistemas de cá lculo y co nstrucción, pro-

tado en inglés en Madrid.

de una cú pul a de 290 metros de altu ra

du ciendo el necesa rio in terca mb io de ex-

que cubr iría el GroBe H all e.

peri enc ias entre los d iferentes países. Co n este fin , en el año 1959 Eduardo To-

ÚLTIMA ETAPA [ 1960-1 975]

LAS CUBIERTAS DE GRANDES LUCES DE SÁNCHEZ DEL RÍO

Para las Thin Concrete Shells la década

rroja fundó la IASS, ln ternatio nal Associa-

de los años 50 fue la más pra l ífe ra de

tion far She l 1 Stru ctures, en el se no de l

s1 1. A finales de esta década,

In stituto de la Co nstrucción y del Ce-

el desarrol lo de las estru cturas lamin ares

mento, pero co mo asoc iac ió n ind epen-

No fue hasta los primeros años de la dé-

todas

1 FIG.

había alca nzado su máx im o apogeo. Sin

diente. Su prim er co nsejo ejec utivo

ca da de los 70 cuando Sánchez del Río

embargo, no existía a nive l internacional

estuvo bajo la presidenc ia de Eduardo To-

vio rea li zado su máx imo anh elo, in augu-

ningu na asociación que aglutinara las ex-

rro j a y contó con: A. L. Palm er (E E UU) y

rando sus más esbe ltas estru cturas lami-

peri encias vividas. En efecto, tras la fina-

W. Olszak (Poloni a) co mo vicepresiden-

nares de grandes lu ces, qu e no so lo

1izac ión de la Segun da Gu erra Mundial

tes, A. Aas Jacko bsen (Noru ega), A.L.L.

superaro n en tamaño y esbe ltez a algunas

en 1945, el desarrollo del horm igón ar-

Baker (G ran Bretaña), N . Esquillan (Fran-

de las construidas en déca das anteriores,

mado y pretensado, así como de las Thin

cia), A.M. Haas (Holand a), R.S. Jenk ins

sin o que la innovación apo rtada en ell as

Concrete Shells, se v io ampli amente in-

(Gran Breta ña), K.W. Johansen (Din a-

fue reconoc ida y difundida a nivel inter-

creme ntado, no so lo por las aportacio nes

marca), F. Lev i (Ita lia), O .O. O ni ashvi ll

nac io nal a través de la IASS.

132

LAS CUBlERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN El CONTEXTO INTERNAC IONAL DE 1.A ARQUITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUAN1'Lü TUKKIAl\ü


FIGURA 53. PALACIO DE DEPORTES DE OV I EDO . ILD EFONSO SÁNC H EZ DEL RÍO, 1972

PALACIO DE DEPORTES DE OVIEDO [ 1961-1975 1

tipo de cubi ertas ondul adas mi xtas (cerá-

están fo rm adas por 2 arcos-onda de 7 me-

mica-hormi gón).

tros de ancho y 90 metros de lu z, arti cul a-

duda la gra n haza ña rea li zada por lld e-

La cubi erta del Palac io de Deportes de

clave. La cubierta cubre un a pl anta sensi-

fo nso Sánchez del Río. No se trata úni ca -

O viedo es un a cubi erta ci líndri ca de

bl emente cuadrada de 100 x 1 00 metros

me nte de la cubi erta de mayor tamaño

ca ñón corrid o, que está form ada por tres

de lado, sin apoyos intermedios, dotada de

das en su s arranqu es y continu as en su

El Palacio de Deportes de O viedo fue sin

que ll egó a cons truir, y qu e alca nzó un a

láminas de directri z parabólica, ondul adas

luz natural a través de los lucern ari os ver-

lu z de va no libre de 100 metros, sin o

y bi arti cul adas. La lámina central está for-

ticales generados entre la lá mina central y

ta mbi én de la culmin ación de su obra, en

mada por 8 arcos-onda de 7 metros de

las dos laterales, debido a sus di fe rentes al-

la qu e, de manera mag istral, co ncili ó su

ancho y 100 metros de luz, que cubren la

turas r FIGS. 52 y53 J. La percepción de su es-

innovador si stema estructural de cubi ertas

gran sa la de deportes y las tribun as, y las

pac io interior transmi te al espectador su

ondu ladas con la compos ic ión fo rm al del

dos láminas laterales, y sim étri ca s, qu e

indiscutible grandios idad y li gereza.

espac io arqu itectóni co contenido. Por otra parte, con la construcción de esta cubierta, lldefonso Sánchez del Río pudo demostrar que su original sistema de diseño y construcción era efectivo para alcanza r grandes luces, gracias a la enorme rigidez que aporta el hecho de "ondul ar", que ya habían utili zado muchos de los grandes ~S~IS

maestros de la "Aventura Laminar", como Freyss inet en sus Hanga res de Orl y (1923),

}

f

~

l

11

i ~~

+ + + + + + + + +

¡

~

.............

Nervi en gran parte de su obra, como en la Sala principal de Expos iciones de Turín

(1948-1 949), o Esquill an en sus Hangares de Mari gnane (195 0-1952) y el ya menci onado CN IT de París (1958), pero que él consigui ó a través de su parti cul ar e innovador

FIGURA 54. PALAC IO DE DEPORTES DE OV I EDO. I LDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO, 1972

PEPA CASSINEL LO

133

rUNDACIÓN JUAN~LO

TURRIAl'iO


SECCION

e-o

ESCA L A 1: 2 5

t.OQ

~ 1 Los arcos-onda arranca n sobre la cabeza

1

de los contrafu ertes de hormi gó n arm ado, a una cota de unos 3 metros sobre el nive l ----~ ------- __ _ _ _;¡.,,,,__ _ _ __ __

1AOVERTENCIA: L05 'estribos indicados se entiende gue son grupos de .4 <,6 7mm. Jituodos en t?/ piona normal al del dihl.!J"o. 1

del suelo, y su trazado parabó li co es sen_,

sibl emente co incidente con el antifuni cu-

·! ,L• 1

lar de las ca rgas. Los contrafu ertes de

SECCION E-F

hormi gó n arm ado adoptan la inc lin ación

ESC A L A 1:25

de la res ultante, y sobre ell os, en su en-

~ r--'r"'-=-

cuentro co n el suelo, al igual que hi zo en

T!

el M erca do de Pol a de Si ero (1929), Sán-

l ___¡j._~;_d:_·_;'O=~===~=====i!i~!1!'

chez del Río in crementa el peso, contribuyendo, de algun a manera, a centrar la res ultante media nte la in c lusi ó n de un pil ar en el que apoya la marqu es in a de bo rd e

1 FIG. 54

J. Esta marqu esina no pro-

duce empuj es por desa rroll arse sobre un FI GURA S7. ARMADO DE PIEZA APOYO-ONDA

pl ano horizo nta l, y no form a parte del arco-onda, aunque cuenta con su mi smo ancho de 7 metros, dándo le continuidad TRANSMISldN DEL EMPWE A LAS ARTICULACIONES ~RCO OE 96 mis.

""'~

SECCIÓN DEL VUELO ESCALA 1: 50

visual a la modul ada percepción del conjunto de la cubi erta

l FIG. 53

J. Un a origin al

versión de la función estru ctural de los pinác ulos pétreos de las catedrales góticas. Por otra pa rte, este pi lar qu e soporta el peso de la marqu es ina, cumple tambi én la fun ción de alberga r la bajante de las aguas NOTA. St>ro preciso lnten:alor vn

.svp/E>mento dt! longitud s!. f!>ntre la dOYf'/o-anda n•I y la Sl!!CCidn

plu vial es de la cubi erta . Un a interesante

estribo. Lo longlivd g .se /(¡'ara en el repbnteo de lo obro.

so lu ción, rea li za da por Sánchez del Río medi ante un pil ar circul ar de hormi gón armado que es hueco

1FIG.55 l,

y en cuyo in-

teri or co loca un tubo de fibrocemento que conecta directa mente co n las arqu etas de la red de sa nea mi ento del edifi cio . La razón de la inclinac ión de este pilar parece ser el simpl e hecho de no interfe rir en la FIGURA SS. ENCUENTRO DE MARQUESINA Y CONTRAFUERTE

cimentac ión de los contrafu ertes, que se ubica n en su misma verti ca l ¡ FIGS. 54 y 55

l.

La cimentac ión está fo rm ada por za patas de hormi gó n arm ado, qu e fu eron proyec-

134

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONA L DE LA ARQU ITECTURA MODERNA

f'UNDACIÓN JUANELO TURRIAl\ü


tadas de ta l manera que la res ultante de 250 t 45 de cada arco-o nda, pasara por su centro de gravedad, y debido a la mala cali dad del terreno de cimentación, que son arci ll as blandas, fue necesaria la rea li zación de un pi lotaje, que se ejecutó hasta una profund idad de 20 metros, y con una inclin ac ión de 25°, para co mpensa r la co mponente hori zo ntal de la res ultante (empuj e) . Estas específicas características del te rreno, mu y suscepti b le a sufrir as ientos, fueron ta mbi én las que hi cieron a Sá nchez del Río adoptar la soluc ión de articu lar los arcos-onda en sus arranques

y darle co ntinuidad en su c lave, dado que

FI GURA 56. APOYO-ONDA. PA LAC I O DE DE PO RTES DE OV I EDO. I LDEFO

SO SÁNC H EZ DE L RÍO, 1972

las articu lac iones transmiten la carga resultante con menores perturbacion es. Por otra parte, .ta l y co mo ya hemos v isto, pa ra el adecuado apoyo de los arcosonda sobre los co ntrafuertes, Sánchez del Río constru ye en sus cubi ertas ondul adas una pieza de trans ición, ejecutada en hor-

PALACIO DE DEPORTES EN OVIEDO BOVEDA

PREFA81UCAOA

LUZ ENTRE

POR

•ooVELAS-OHOA" H llVIOS

AllTICUU.CIONES • 18,00 MTS.

DOVELA-ONDA !DISPUESTA MM. SU nr.tACtofll)

migón arm ado, a la qu e denomina apoyoond a, que reproduce en su cabeza el borde cu rvo de la dove la-onda para garantizar su perfecto acop lami ento y S7 1.

1FIGS.56

La dovela-o nd a, cé lul a ge neradora

de esta estru ctu ra ondul ada, tiene una directriz mi xta formada por un arco central y dos pequeiios tramos rectos, que permiten el apoyo de la dovela-onda sob re la ci mbra. Esta dovela-onda se co nstru ye, a pie de obra, co n pequeñas piezas cerámicas huecas, pate ntadas y fabr icadas por Sánchez de l Río, que a modo de boved ill as de un forjado, se co loca n sobre una ci mbra de madera sigui endo las ge nera-

FI GURA 58. DOVELA-ONDA . PALACIO DE DEPORTES DE OV I EDO. ILDEFO

so

SÁNCHEZ DEL RÍO, 1972

tri ces rectas del ca ñón, y entre dichas piezas ce rámicas se dispone la armadura co rrespond iente a las nervad uras, parte

PEPA CASSINELLO

135

eUNDACIÓN JUANELO TURR IAl'ü


fa br icaba n los módu los-onda, qu e posteriorm ente eran izados y co loca dos sobre las ci mb ras generand o la secuenc ia cont inu a de arcos-ond a. Esto s módu los co ntenían en sus bord es las arm aduras en espera de las nerva duras de hormi gó n armado qu e eran ho rm igo nadas un a vez pos icio nados sobre la cimbras, para darle conti nuid ad a los arcos-o nda fo rmad os

FIGURA 59. PRUEBA DE CARGA DE LA DOVELA-ONDA

po r di chos módu los. Tambi én se horm ien espera, que posteri orm ente son hormi -

cuenta co n un a gra n ri gidez, qu e perm ite

go naba, de manera co nt inu a, una capa

gonadas de manera co ntinu a fo rm ando

su apoyo en ta n so lo cuatro pun tos, sin

superfi cial de hormigó n arm ado de esca-

los arcos-onda de la cubi erta, una vez po-

neces idad de apoya rl as de manera co nti-

sos ce ntímetros en el extradós de la su-

sicionadas sobre la cimbra a 20 metros de

nu a sobre sus dos bordes rectos . Este tipo

perfi cie lamin ar. De esta manera, la

altura. La dovela-onda tiene 7 metro s de

ele apoyo, que fu e el rea l iza do sobre la

lámin a co nstruida con fragmentos modu-

ancho (0,85 de trazado recto en cada uno

cim bra a 20 metros de altura, es el qu e

lares de sus arcos-onda adqui ría la co n-

de sus extremos), 3,20 m de largo y una

se ejecutó para la prev ia pru eba de ca rga

tinuida d necesaria para ga ranti za r su

flec ha el e 1,50 m. Cada dovela-o nda

1FIG.59 1.

estabi 1id ad y resistencia. Las di fe rencias

cuenta además co n dos nervad uras de ri -

fund amenta les entre el sistema de Sán-

gidez transversa l en arco, en las que se

En cuanto al sistema co nstru ctivo se-

chez del Río y el de Nervi cons isten tanto

embute los ga nchos necesa rios para su

guido por Sánchez del Río, tal y co mo ya

en la fo rm a geo métri ca de los módu los-

mani pul ac ión de izado y colocació n en

he co menta do, era mu y si mil ar al util i-

onda, co mo en el hecho de qu e los mó-

obra ¡ FIG. 58 ¡. Co n esta específica co nfi -

zado por Pier Luigi Nervi desde la dé-

dul os de Nervi so n de hormi gó n armado,

guració n co nstru ctiva, la dove la-ond a

cada de los años 40. A pi e de obra se

mi entras qu e los de Sánchez del Río so n de cerámi ca aligerada co n nervadu ras de horm igó n arm ado. La geo metría de las

~

piezas-onda de hormi gó n arm ado prefabricadas po r Nervi cuenta con una mayor fl echa en relac ión a su amp li tud de vano, hecho que aporta mayo r ri gidez a la superfic ie lamin ar resu ltante, pe rm it iendo

!

además la fác i l perforac ió n de su pie l para la in cl usió n de lucern arios, ya qu e las nerva duras están posicio nadas en la c lave y va lles de la pieza. Un a ca racterísti ca plástica qu e co nfiri ó a la obra de N ervi un a indu da bl e releva ncia, no solo estru ctural sin o también fo rm al, en la que la luz natu ral se co nvi erte en un ele-

2.~0

mento fundamental de la confi gurac ión FIGURA 60. MÓDULO ONDULADO. SALA DE EXPOS I C I ONES DE TURÍN. PIER LUIG I NERV I, 1948-1949

136

del espac io arquitectó nico ¡ FIG.

60

J.

LAS CUB IERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQU ITECTURA MODERNA

eUNDACIÓN JUAN~LO

TURRIANO


FIGURA 63. INTER IOR DEL PALAC IO DE DEPORTES DE OV I EDO DURANTE SU COo STRUCCIÓN

FIGURA 62. IZADO Y POSIC IONADO DE LAS DOVELAS-ONDA

La co nstrucc ión del Palac io de Deportes

chos años antes, hici era Pier Lui gi Nervi

de Oviedo, al igual que la del resto de las

co n sus piezas modul ares de hormi gón

rosos med ios auxili ares. Los contrafuertes

cubiertas ondul adas de Sánchez del Río,

armado, prefabricadas tambi én a pie de

de la cubierta, ahora convertidos en esbel-

se ini ció co n la ejecució n de la cim enta-

ob ra, sistema que utili zó en la constru c-

tas tornapuntas de hormigón armado, sir-

ción, seguida de los contrafuertes y pi ezas

ción de la mayo r parte de sus grandes cu-

ven de base para co loca r las esca leras de

apoyo-onda, ejecutadas también en hor-

biertas laminares onduladas, como la de

acceso para proceder al hormi gonado y

migón arm ado. Los esbeltos co ntrafuertes

la Sala prin cipal de Exposiciones de Tu rín

descimbrado de los arcos-onda 1FIG. 56 J.

inclinados cob raro n un especial protago-

(1948- 1949) .

timi za la neces idad de conta r co n nume-

En efecto, tal y como ya he refe rid o re-

nismo a través de las arti culaciones ubicaLas dovelas-onda de la clave de los arcos-

petid as veces, desde el inicio de su acti-

dado qu e Sá nchez del Río decidió dejar-

onda esta ban dotadas de unos nervi os de

vi ci ad profesional en 1922, 1ld efo nso

los a la vista cubriéndo los co n piezas de

borde de hormi gón arm ado en los que se

vidrio transpa rente

había rea li zado previamente un cajeado,

d-as en los arranques de los arcos-o ndas,

1 FIG. 61

J. Una imagen

que fo rm ó parte de las se leccion adas por

que posteriorm ente servi ría para alojar los

lldefonso Sá nchez del Río y el arquitecto

gatos hidráuli cos, para poder realizar el

autor del proyecto, Florencia Muñiz

desc imbrado de los arcos, que previa-

Uribe, para difundir el nuevo espac io di -

mente había n sido hormigonados de ma-

señado para Ov iedo.

nera co ntinu a

Seguidamente se co locaba n las c imbras

Es curioso observa r cómo se optimiza el

de apoyo de los arcos-o nd a, y se iban

proceso de constru cció n, no so lo a través

izando y co loca ndo sob re el las las di fe-

del uso de las dovelas-onda, que ev itan la

1FIG.63, 64 y 65 1.

rentes dovelas-onda de cada arco-o nd a

utili zac ión de laboriosos y costosos enco-

de manera si m i lar a co mo, mu-

fradas de madera, sino que además se op-

1 FIG. 62 1,

PEPA CASSJNELLO

FIGURA 61. ARTICULACIÓN DEL ARRANQUE DE LOS ARCOS-ONDA

137

FUNDACIÓN JUANELO TUKRIANO


nervadas" a las " láminas ondu ladas", y de un siste ma de co ntrarresto formado por la sec uenc ia co ntinu a de gruesos co ntra fuertes de piedra, a un as esbeltas tornapuntas inclinadas en la dirección de la resulta nte, alcanza nd o cas i el máx imo tamaño jamás co nstruido en una cubierta de cañón co rrid o. Cuando Sánchez de l Río ini c ia en 1961 el proyecto de la cubierta de l Palacio de Deportes de Oviedo, ya ex istían var ios precedentes de cub iertas ondul adas de ca ñó n cilín drico, co mo la proyectada en el año

FIGURA 65. EXTRADÓS DE LOS ARCOS-ONDA HORMIGONADOS

1950 por August Perret y Nicolas Esq uiSánchez del Río tenía el claro objetivo

peso de su cubiertas y racional izar sus

llan, que fue co nstruida por la empresa

de llegar a construir cubiertas de hormi-

procesos de construcc ión. Finalmente,

de Simon Boussiron 46

gó n armado de grandes luces. Durante

como producto de su ingenio y afá n, Sán-

trata de los H anga res de Marignane, que

1 FIGS. 66 y 67 J.

Se

más de 40 años desarrol ló, de manera

chez del Río pudo construir esta gran cu-

se proyectaron con un a cubi erta lam inar

in cansabl e, mu y diferentes patentes de

bierta, en la que, de manera magistral,

de cañón corrido, ond ul ada, que cubre

elementos y sistemas constructivos, que

conso lidó los avances que ya había alcan-

una lu z de vano libre de 101,50 metros

paulatinamente le perm itieron aligerar el

zado, pasando de sus primitivas "bóvedas

co n tan solo 6 cm de espesor de hormigó n armado, y cuyo co ntrarresto se ej ecuta med iante pretensado. Su proceso de construcción también fue pionero en su momento, y consistió en la ejec ució n de las láminas en el suelo, que posteriormente fueron elevadas a su posición definiti va. Otro precedente de c ub ierta lam in ar de tipo ca ñón corrido ondu lado fue la ya mencionada Sa la principal de Exposiciones de Turín proyectada por Pier Lui gi Nervi (1948-1949), que cuenta co n una luz de vano de 95,00 metros. Para poder discernir con mayor rigor sobre las aportac iones forma les y tecnológ icas de cada un a de estas tres grandes cubi ertas, es necesa ri o recordar los medios materiales y sistemas de diseño y construcción en los q ue cada una de

FIGURA 64. DESCIMBRADO DE LOS ARCOS-ONDA MEDIANTE GATOS HIDRÁULICOS

138

el las se basaron. En pr im er lugar, las tres

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNAC I ONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

rUNDACIÓN JUANELO TURRIAl\ü


FIGURA 66. PA LAC IO DE D EPO RTES DE OV I ED O, 196 1-1975 N I CO LAS ESQU IL LAN

cubiertas responden a la mism a tipología

de horm igó n arm ado de tan solo 3,5 cm

laminar en cuanto a su forma geométri ca

de espesor sin piezas ce rámicas ali gera-

tura lam in ar, dada además la gran tradi-

y tamaño se refiere, hecho que permite

das. Respecto a la utilización de piezas

ción españo la, y por ell o su conocimiento

su aná li sis co mparativo en refere ncia a

cerámicas co mo encofrado perdido, en

por parte de los obreros.

su func ionami ento estru ctural. Por otra

este caso co laborante en la función es-

parte, todas ell as fueron proyectadas co n

tructural, era una racional so lu ción ade-

Por otra parte, comparando las tres gran-

el común y plural objetivo de alca nzar la

cuada a la demanda del mercado español,

des cubiertas anteriormente menciona-

modernidad de su im age n forma l, opti-

en el cual la utili zación de encofrados de

das, es indudable la relevante apo rtac ión

mizar la forma resistente y raciona li zar

madera o incluso de piezas prefabricadas

forma l y arq ui tectó nica de l espac io ge-

su proceso de co nstrucción . U n objetivo

de hormigón arm ado, resu ltaba mucho

nerado por Sánchez del Río, que no se

compartido a n,ive l internaciona l durante

más costosa . A este respecto es necesario

limi ta a optimizar una estru ctura, y co n-

la que he denominado "Aven tura Lam i-

recordar cómo los grandes maestros que

vertirse en uno de los réco rd s de tamaño

nar de la A rquitectura Moderna " . Pero

interv ini eron en la "Aventura Laminar de

de cubiertas onduladas de cañó n co-

mientras que tanto Esquillan como Nervi

la Arquitectura Moderna " adaptaron , en

rrido, sin o que, de manera clara, cada

uti li za n el hormigón armado en la cons-

cada momento de la Hi storia, los sistemas

deta ll e del trazado de su forma resistente

trucc ión de estas cubi ertas, tratando de

constru ctivos al estado del mercado de la

está también al se rvic io de la im age n y

alcanzar la máxima esbe ltez estructural

industria de la constru cc ión de cada lugar

percepc ión del espacio, tanto desde su

de sus lámi nas, Sánchez del Río utiliza

específico donde co nstruyeron sus estruc-

exteri or como desde su potente y sobre-

piezas cerám icas ali geradas y hormi gó n

turas lam inares. Pier Luigi Nervi utili zó en

cogedo r in ter ior. Pese a ell o, es también

armado, y se auto limi ta la máxima esbe l-

Itali a sistemas mixtos, emp lea ndo piezas

in dudab le la primacía plástica y estruc-

tez lam in ar de sus cubi ertas, defen-

prefabricadas de hormigón armado, eje-

tura l de la obra de Nervi, cuya superficie

diendo el hecho de que es necesa ri o

cutadas a pie de obra, que servían de en-

ondu lada no so lo cuenta con escasos

contar co n un mínimo espesor de las pie-

cofrado colabo rante de sus estru cturas

ce ntímetros de espesor, si no que está

zas cerám icas ali geradas pa ra garantizar

lam in ares. A nton Tedesko, en 1934, a su

presid ida por la li gereza sensitiva que

el necesario aislami ento térmico de l es-

ll egada a los Estados Un idos de América,

apo rta la integración de la lu z natural en

pacio arqu itectó ni co cub ierto.

adecuó la patente del sistema Zeiss-D+W

el in terior del espac io co ntenido, y la es-

a la construcción americana, util izando el

beltez de los bo rd es nervados de sus

Por esta razón, únicamente en el caso de

encofrado tradicional del lugar. Y nuestro

ondas

los paraguas del Mercado de Ganado de

gran maestro Eduardo Torroja utilizó dife-

de la adec uada geometría de los arcos-

emp leó la fábr ica de ladrill o co mo estruc-

1 FIGS. 68 y 69 1.

Con independencia

Po la de Siero, otra de sus últimas obras

rentes tipos de encofrados adaptados a la

onda y dove las-o nd a, un aspecto espe-

(1971-1972), dado que se trataba de mar-

específica geometría de sus variadas es-

c ialmente

ques inas ubicadas en el exterior, sí deci-

tructuras lami nares, y en muchos casos,

estructural y forma l de cualqu ier tipo de

dió constru irlas como lám in as nervadas

dado el alto coste de la madera en España,

cub ierta espacial , ta l y como seña la Ja-

PEPA CASSINELLO

importante en el

diseño

139

rUNDACIÓN JUANELO TURRIANO


vier Manterola 4 7 , es su apoyo y transmisión de ca rgas hasta el terreno, y, co mo ya hemos anali zado, el apoyo de la cubierta

del

Palacio de

Deportes de

Ov iedo, no solo está resuelto de manera ingeni osa y adec uada a la es pecífica geometría de la lámin a, sin o que además, retomando la mag istral hab ilid ad demostrada por Nervi en toda su ob ra, y co ncretamente en Turín, Sánchez del Río proyecta unos esbe ltos contrafuertes de hormigón

arm ado, cuya

in cl in ación

coinc id e con la dirección de la resultante, pese a que, desde el interio r, el encuentro de las potentes nervad uras de los bordes de los arcos-onda con los co ntrafuertes inc lin ados no alca nza la esbe ltez y plasticidad de la obra de Nervi. Pero, sin duda, el Palac io de Depo rtes de Oviedo, tal y co mo reco noció la IASS selecc ionándo lo para ocupa r un a de las portadas de sus boletines, es también una releva nte e innovadora cubierta laminar en la que lld efo nso Sánchez del Río Pisón supo conci 1iar la concepc ión fo rm al y resistente en un mi smo lenguaj e. Algo qu e no está igualmente resue lto en los Hanga res de Marignane, ya que, pese a se r un relevante e indi sc utib le hito estructura l y tecnológico del desarrollo de las cubi ertas lamin ares de hormigó n armado, no existe esa conc i 1iación entre la geometría que define el espacio arq_ u itectó ni co conte nido y su forma res istente, aparec iendo elementos estru cturales, que, co mo las tornapuntas in cli nadas de sus fac hadas, distorsionan la percepción de integrid ad espac ial del conj un to del ed ificio . FIGURA 69. SALA DE EXPOSICIOl\ES DEL HALL DE TURÍN , PIER LUIG I NERVI , 1948-1949

140

LAS CUBIERTAS DE SÁNCl-IEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

ruNDACIÓN JUANCLO TURRIANO


FIGURA 70. MERCADO DE GANADO DE POLA DE SI ERO, ILDE FONSO SÁNCHEZ DEL RÍO , 1972

MERCADO D E GANADO D E PO LA DE SIERO

forma resistente se refiere. En efecto, los

formados por la mac la espac ial de cuatro

pa raguas de Giorgio Baroni respondían a

fragmentos de paraboloides hiperbólicos.

Los paraguas de hormi gó n armado de 11-

geometrías piramida les de base cuadrada,

Ninguno de ellos sobrepasó el tamaño de

defonso Sánchez de l Río nac iero n en la

que a modo de artesas estaba n fo rm adas

30 metros de diámetro, mientras que Sá n-

década de los años vein te como estructu-

por nervaduras en sus bordes y medios

chez de l Río co nstru yó uno de 40 metros

la misma geometría refer ida por

en el Mercado de Pola de Siero, con tan

y los fa-

so lo 3,5 cm de espesor, supera ndo también la esbe ltez máxima alcanzada. Au n-

ras de entramados de v igas, y en la dé-

1FIG. 1 1 1,

cada de los años setenta se co nvirti eron

Aimond, pero invertida [ FIG.

eci esbeltas "estructuras lamin ares", supe-

mosos paraguas de Félix Cande la estaba n

72 1;

rando no so lo sus primi tivos tamaños (de 8 a 16 metros), sino también el tamaño de todos los paraguas de hormigón armado anteri orm ente co nstruid os, in c luidos los rea li zados por Giorgio Baron i, en Italia, en la década de los años treinta, o los in-

'

numerab les paraguas co nstruid os por

~:)

Fé lix Ca ndela en México en las décadas

,,.,,,/

de los años 50 y 60 con su empresa Cu-

,,,,','

biertas Ala. Aunque es importante tener presente que, bajo la m isma denomina-

,.-'/

.. ...;. /

ción de " paraguas", se trata de estru cturas lam in ares muy diferentes en cuanto a su

FIGURA 72. ESQUEMA DE PARAGUA S. A IMOND

PEPA CASS INELLO

FIGURA 7 1 . ALMA ~NEN TRES IGAL LO. G I ORG IO B,\RON I

141

rUNDACIÓN JUANELO TURRIAJ\ü


ALZADO

Escalo

1:250

FIGURA 75. PARAGUAS LAMINAR DE PLANTA HEXAGONAL.

FIGURA 74. PRUEBA DE CARGA EN PARAGUAS HEXAGONAL DE 1 O METROS DE DIÁMETRO, 19 72

IL DEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN, 1971

FIGURA 73 A. ESQUEMA DE PARAGUAS. FÉLIX CANDELA

FIGURA 73 B. FÁBRICA TEXT IL HIGH LIFE, COYOACÁN, MÉX ICO, FÉ LI X CANDELA, 1954-1955

142

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN El CONHXTO INTERNACIONAL DE LA ARQU ITECTURA MODERNA

rUNDACIÓN JUANbLO TURRIANO


FIGURA 76. PARAGUAS DEL MERCA D O DE POLA DE SI ERO, 1972

que co n independenc ia del gran tamaño

y qu e cuenta co n 40 metros de d iámetro,

to nces diri gido po r Fl o renc ia del Pozo,

de sus pa raguas lamin ares, es un hecho

el record de tamaño de un paraguas lami-

antiguo co labo rador de Edu ard o Torroja,

que Féli x Ca ndela fue el protago nista, a

nar de hormi gón arm ado j amás co ns-

la rea li zac ió n de va ri as pru ebas para co mprobar su compo rtami ento estru ctu-

nive l intern ac ior:i al, del desarro llo de este

truid o, cuyo espeso r es de tan sol o 3,5

tipo de cubi ertas y de otros mu chos tipos

cm. Constru yó ta mb ién un co njunto de

ral. En pri mer lugar, se constru yó un mo-

lam in ares, qu e generalm ente generó me-

tres paraguas lamin ares, dcsa rrol lado,

delo a esca la red ucida de % del pa raguas

diante la utili zac ió n de parabo lo id es hi -

cada un o de ellos, sobre planta cuadrada

de 40 metros de di ámetro, que co ntaba

perbólicos, por las ventaj as estructura les

de 20 metros de lado, que fueron ejecu-

co n 1O metros de diámetro, que fue ob-

y co nstructivas que esta geometría reglada

tados con el mi smo es peso r que el para-

j eto de co ntro l espec ial durante el pro-

y de dob le curvatura aporta a la fo rm a re-

guas de pl anta octogo nal.

ceso

sistente de la lámin a

de su desapeo,

midi endo

los

despl aza mi entos en 1 O pun tos y anali -

1FIG. 73 l .

En refe renc ia a su co mpo rtami ento es-

za ndo su posi bl e proceso de fig uración.

En el Mercado de Po la de Si ero, Sánchez

tru ctural, se trata de estructuras lamin ares

Asimi smo se rea li za ron sobre él dos pru e-

del Río proyectó, en el año 1971, un con-

en fo rm a de paraguas q ue nada tienen

bas de ca rga, un a con un a carga puntual

junto de va rios paraguas de hormi gón ar-

qu e ve r co n los prim eros paraguas pro-

equiva lente a 500 kg, y otra a un a ca rga

mado, de tamaños y geometrías di fe rentes,

yec tados po r Sánchez del Río en la dé-

uni fo rm e en toda la lámin a de 70 kg/m2 •

J. La co ns-

ca da de los años ve in te, que eran

Las pruebas se realizaron sob re este pe-

trucc ión de este proyecto se co nvirtió, de

estructuras de entramados de vigas, qu e,

queño mode lo a esca la red ucida debido

algun a manera, en el centro experim ental

pese a su ori gin alid ad fo rm al, imitaban

a que el cos te de las mis mas sobre el de

de las pr im eras estru cturas lamin ares

los primi tivos esqu eletos estru cturales

40 metros de di ámetro hubi era si do

co nstrui das por ldelfo nso Sánchez del Río

co nstruidos durante las dos prim eras dé-

mu cho más alto .

uti li za ndo tan so lo hormi gón arm ado. En

cadas del siglo XX . Dado que sus ta maños

uno de los extremos del so lar co nstru yó

y es beltez supera ban los co nstrui dos

Curi osa mente, ta l y co mo se ap rec ia en la

un peq ueño modelo, a esca la red uc id a,

hasta la fec ha, y que se trataba de nuevas

figu ra 70, el peq ueño pa raguas que fue el

del gran paraguas octogonal, qu e poste-

fo rm as res istentes, se so li citó al Laborato-

modelo a esca la reducida del paraguas de

riormente constru yó en el extremo op uesto,

ri o Central de En sayos de M ateri ales, en-

40 metros de diámetro, no respo nde a una

que co nstruyó en 1972

1 FIG. 70

P[P,\ CASSINEllO

143

rUNDACIÓN JUANCLU TURR IAf\0


SECCION

PROVECCION

X-V

Enala 1:50

..•..,__ ¡ncau.rn

~

n 'DUllTu.A.ut a111 ructnw USfCCOOllU .... . . e.o

.

'

,, "

''

:'\

,,, '

··~-. 'f'~"

•" ... ·-'..' .~·

FI GURA 77. SECCIÓN PARAGUAS OCTOGONAL DE 40 METROS DE DIÁMETRO

geometría octogona l, sino hexago nal. Aunque no se mencion a nada en los documentos enco ntrados del proyecto de Sá nchez del Río, ni en la copia del informe del Laboratorio Centra l, parece que po r algu na razón, e incluso antes de que se rea li za ran las pruebas de ca rgas

1FIG. 741,

Sánchez del Río decidió incrementa r la rigidez del paraguas de 40 metros de diámetro, ejecutándo lo sob re planta octogona l en lugar de hexagona l, añad iendo así dos nervaduras más en su superfic ie laminar, FI GURA 79. I NTRADÓS. PARAGUAS OCTOGONAL DE 40 METROS DE D I ÁMETRO

hecho que redujo el tamaño de los sectores laminares de tan so lo 3,5 cm de espesor e incrementó su ri gidez. Los planos del proyecto primitivo de este pa raguas, no construido, de pl anta hexago nal y 40 metros de diámetro están en los archivos de la Fundación Juanelo Turri ano

1 FIG. 75

J. Por otra

pa rte, el tamaño del gran paraguas, proyectado inicia lmente sob re planta hexagonal y posteriormente construi do sobre planta octogonal, no fue aleato ri o, sino que, ta l y como explicó Sánchez del Río, cubre una superfic ie de 1 .200 m2, qu e equ iva le a la hi stó ri ca medida denom inada "u n día de bueyes", que es la superFIGURA 78. EXTRADÓS. PARAGUAS OCTOGONAL DE 40 METROS DE D I ÁMETRO

ficie máxima que se podía arar con dos bueyes en un so lo día. Cons idero que, posib leme nte, ésta es la razón por la cual Sá nchez del Río prefirió incrementar su ri -

·144

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

FUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


FIGURA 80. ENCOFRADO DE MADERA DEL PARAGUAS LAMINAR OCTOGONAL

gidez añadi endo nervaduras, en lu ga r de

Otra de las diferencias fu ndamenta les que

seña de las nervad uras, haciéndol as pro-

dismin uir su tamaño, dado que enton ces

ex isten entre los paraguas de Sánchez del

tagonistas indudab les de la generación de

hub iera dejado de representar esta ca rac-

Río y los de Félix Cande la es que los pri-

la "forma". Como hemos visto, es de las

terística med ida relac ionada directa mente

meros cuentan co n nervad uras de ca nto,

nervaduras de las que cuelga los diferentes

con el destino del paraguas.

mientras que en los de Félix Ca ndela las

elementos laminares de horm igón armado

nervad uras está n embutidas en el espesor

qu e cierran la superficie. Las nervad uras

La estru ctura de este paraguas de hormi-

de la lámina, generando superficies espa-

fragmentan la superfic ie de las cubiertas

gón armado está formada por una cubi erta

ciales continuas. Pero es importa nte resa l-

lamin ares de Sánchez del Río, mi entras

lamin ar nervada; apoyada en un pilar cen-

tar qu e no se trata úni ca mente de una

que Féli x Candela basó prec isamente su

tral de diámetro 0,55 metros. Según los

diferente imagen, sino que ésta responde

método de diseño estructural en la elimi-

planos ori gin ales del proyecto inicial ,

a toda un a filosofía de diseño estru ctura l

nación de nervaduras y zuncho de canto,

cuando el paraguas era hexago nal, y su-

diferente en ambos autores. Tal y como ya

proyectando superficies co ntinu as de

poniendo que sus específicos detalles es-

hemos anal izado, Sánchez del Río, al igual

doble curvatura. Lo que sí es coincidente

tructurales fuero n res ueltos de igual

que en todas sus cubiertas, parte del di-

en ambos autores es el hecho de que cada

manera al ser conve rtido en octogona l, cada una de las 8 nervad uras de hormigón arm ado parten del ca pitel central del pil ar, que cuenta además co n una ca beza de 4 metros de diámetro. Estas nervaduras son de secc ió n cuadrada variab le. En su extremo en vo ladizo cuenta n co n una sección de 25 x 25 cm, y adqui eren un a secció n de 55 x 55 cm al penetrar en la cabeza de 4 metros de diámetro del ca pite l del pi lar, que está embutida en la superfi cie laminar. En la secc ión med ia de estas nervaduras se cuelga un a lámina de hormigón armado de 3,5 cm de espesor, que une cada dos nervaduras consec utivas, generándose así la superfi cie total de la cub ierta laminar

1 FI GS. 76, 77, 78 y 79 1.

FIGURA 81. ENCOFRADO DE LA CAPILLA DE CUERNAVACA, MÉXICO . FÉLIX CANDELA , 195 7 -1958

PEPA CASSINELLO

145

rUNDACIÓN JUANl.:Lü l'URRIANU


ALZADO """"'~

LOS

PAUA~UAS

1.1-EnCADO

[}E

Df POLA DI Slf~O.

GAHADOS. PlAllTA· PROHCCJOll HORIZOllTAL. '"'" '""

-t---"'_ "'"______'"_' "": :---6D.o .

,1...1._

_ __

'_'--~-=--=--=--=--=--:1_-" __,._·_~ --il

l FIGURA 82. PARAGUAS PARA EL MERCADO DE GANADO DE POLA DE SIERO. PROYECTADOS Y NO CONSTRUIDOS

paraguas es un módu lo independiente, es-

metros de lado. La estru ctura de estos tres

sin o de caño nes circu lares c uyo esqu e-

tab le por sí mi smo, sin la neces idad de ser

paraguas sigue también el mismo sistema

leto estru ctural está formado por un a se-

arri ostrado por los adyacentes . En la ima-

anteri orm ente referid o, cons istente en la

cuencia co ntinua de arcos autoportantes,

gen de la figura 76, se aprecia la fi na línea

ejecución de un pilar central del que par-

que ocupan la mayor parte de la superfi-

de lu z que separa dos de los paraguas de

ten, en este caso, 4 nervaduras diagonales,

c ie tota l de la cubi erta . Por otra pa rte, sus

planta cuadrada de 20 metros de lado.

que apa recen en sus vérti ces con un a sec-

cub iertas ondu ladas, ta l y co mo hemos

ción cuadrada de 20 x 20 cm, que au-

v isto, se co nstru yen co n dove las-o nda

La geo metría de los paños lamin ares co l-

menta hasta una secc ión de 40 x 40 en su

ej ecutadas co n pi ezas cerámi cas ali gera-

gados responde a sectores circula res cuya

encuentro con el capitel del pil ar circul ar

das, hecho qu e Sánchez del Río defendió

curvatura permitió que el encofrado se eje-

central. De estas nervaduras se cuelgan los

por considera r qu e no so lo le permitían

cutara a tab la corrid a según arcos mu y re-

plementos laminares de 3,5 cm de espesor.

d ise ñar estructuras lamin ares de gran es-

baj ados, fáci les de co loca r debido a la

A l igua l que en el caso del paraguas de 40

be ltez y ta maño, sin o qu e además la ex is-

flexibi 1id ad de la madera uti 1izada

J,

metros ele diámetro, el Laboratorio Centra l

tenc ia de pi ezas ce rámi cas ali ge radas

au nqu e sin duda de menor fac ilidad de

ele Materiales rea li zó en estos paraguas de

aportaba ais lami ento térmico a las cubier-

1FrG. 80

ejecución y repl anteo que los encofrados

20 metros de lado las mi smas pruebas de

tas. Es de supon er que Sánchez del Río

de tab las de made ra de los paraguas de

ca rga anteriorm ente mencion adas, as í

elimin ó en este proyecto la uti lizac ión de

horm igó n arm ado construidos en la dé-

como el co ntrol de fl echas y posibl e figu-

piezas cerámi cas debido al uso de sus pa-

cada de los años 50 por Féli x Ca ndela en

ración durante su desapeo.

raguas en este Mercado de Ganado, ya

México, ya que se trataba ele la mac la espac ial de parabo loi des hiperbó li cos, qu e

que tan so lo se rvían co mo gra ndes paraEstos paraguas so n las únicas estru cturas

guas exteriores pa ra cobij o del ga nado.

por ser superfi cies reg ladas permiten en-

lamin ares co nstruid as por Sánchez del

cofrados de tablas rectas sigui endo sus ge-

Río utili za ndo so lamente ho rmi gó n ar-

Sin emba rgo, la dec isió n de uti li za r úni-

neratrices

1 FIG . 81

J.

mado, ya que las cubi ertas de sus prim it i-

ca mente hormi gó n arm ado en la co ns-

vos depósitos de agua, co mo el IV

tru cc ió n de estos paraguas no partió

El conjun to de los otros paraguas del Mer-

Depós ito de Ov iedo, aunqu e están co ns-

desde el ini cio, ya qu e ex isten unos pla-

cado de Pola de Siero, se co nstruyó con

tru idos únicamente co n hormi gón ar-

nos 48, que está n desarrollados a nive l de

tres mód ul os de planta cuadrada de 20

mado, no se trata de estru cturas laminares

proyecto de ej ecuc ión por ldelfo nso Sá n-

146

LAS CUBIERTAS DE SÁNCHEZ DEL RÍO EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DE LA ARQUITECTURA MODERNA

PUNDACIÓN JUANaü TURRIAl\ü


o f th• -

chez del Río, en los que, bajo el rótu lo de

una imagen de cada un a de ell as pa ra

" Paraguas de l Mercado de Pola de Siero",

ocupar las portadas de dos de su bo leti-

aparece un grupo de tres paraguas de

nes, que como práctica habitua l recogía n

planta cuadrada de 20 metros de lado,

fotog rafías de las innovac iones más des-

pero que en lugar de ser invert idos, están

tacab les. La ob ra de l Palac io de los De-

en pos ición có ncava, y que al igua l que

po rtes de Ov iedo fue se lecc ionada pa ra

los paraguas proyectados por Sá nchez del

que oc upara la portada del número 3 7 de

Río en los años ve inte y trein ta, en lu gar

su bo letín (marzo 1969), y posteriormente

de tratarse de esbe ltas estructu ras lam in a-

seleccionó otra im agen de los paraguas

res, son pa raguas de esque leto de vigas

del Mercado de Pola de Si ero para su por-

con plementos al igerados med iante forja-

tada del bo letín nº 49 ¡ FIG. 83 J.

dos cerám icos

lnt•rnaffon~~~~:~!: 1 lor • li• ll dn,1C'h.I,..•

. ... b . .. . . . . . . . .

°""°"... - ..

n.37

1FIG .82 1. FIGURA 83 A. PORTADA DEL BULLETIN /ASS Nº 37. PALACIO DE LOS

Du rante la década de los años 60, tras la En cualquier caso, lo más releva nte de

fundación de IASS en 1959, las Th in Con-

este Mercado de Ganado de Po i a de Si ero

crete Shells fuero n amp li amente d ifu ndi-

es que 1ldefonso Sá nchez del Río decidió

das, normadas y debatidas, extendiéndose

dar el gran paso en sus cubiertas tipo pa-

su uso de manera masiva. 1ldefonso Sán-

ragu as, optando por co nstru ir un va ri ado

chez de l Río, al igual que todos los que

conjunto de paraguas laminares de hor-

se invo lucraron directamente en la co ns-

migón armado, aunque la mentab lemente

trucció n de esta hi storia, estuvo en co n-

fueron demoli dos en su gran mayoría . A -

tacto co n la IASS y partic ipó en sus

tualme nte el único que perma nece es el

jornadas, co ngresos y coloq ui os . A fina les

de 40 metros de diá metro, que está pen-

de los años 60, el protago nismo in terna-

diente de ser restaurado.

ciona l de las Thin Co ncrete Shells se

DEPORTES DE OVIEDO

bulletin

of f'ft • fnternatfonal a u o d aflon lor • " • " ond •patle11I • f'rVctv,...

-.. . . . . c.-.. -

1

había empezado a desva necer. Su luga r Sin duela las dos últimas obras ele Sá n-

lo oc uparon nu evos t ipos de estructuras

c ~ez del Río -el Pa lacio de los Deportes

1igeras metá li cas, in corpo rándose tam-

de Oviedo y los Pa raguas del Mercado de

bién, de forma paulatina, otras estructuras

Po la de Siero- cu lminaro n su máx imo an-

espacia les ejecutadas con nuevos mate-

he lo, la construcción de cubiertas de hor-

riales, como el plástico y el vid ri o. No en

m igón armado de gra ndes luces. Co n

vano, fue prec isa mente en el año 1969

el las consagró su prestigio intern aciona l

cuando la lnternatio nal Association far

-

y reco noc imi ento, porque no so lo su ta-

Shell Structures decidió cambia r su no m-

n.

Roo f lor a Morli:e t Pla ce

FIGURA 83 B. PORTADA DEL BULLET/N IASS'

0

-!9. PARAGUAS MER-

CADO POLA DE SIERO

maño fue inn ovado r, sino, tambié n, su

bre, y, si n mod ifi ca r sus siglas, en 1970

ll defonso Sánchez del Río in auguró el Pa-

aportac ión fo rma l y tec nológica. La ln ter-

pasó a ll amarse lnternationa l Association

lac io de Deportes de Oviedo (1975), tam-

national Associatio n for Shell Structures,

fa r Shel l and Spatial Structures. A parti r

bién se termin aba la célebre y polém ica

IASS, no solo d ifundió su obra, al igua l

de este momento, se ocupó de todo tipo

Ópera de Sydney, diseñada po r Utzon,

que hi zo el Instituto de la Construcc ión y

de estructuras espacia les, no li mitándose

cuya estructura desarro ll ó Ove Arup, y

la Edificació n desde el año 1935, si no

a las láminas de hormigó n, que sigu ieron

que de alguna manera puso el broche

que además, dada la indudab le re leva n-

construyéndose de fo rma muy poco ge-

fina l a esta apasio nante historia de la co n-

cia inte rn acio nal de sus dos úl ti mas es-

nera l izada, hasta prácticamente desapa-

quista de la forma laminar resistente de

tru cturas lami nares, la IASS se lecc ionó

recer al fi nal de los años 70 . Cuando

las Thin Concrete Shells.

PfPA CASSINELLO

147

rUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


NOTAS Y REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1 La revista Cemento, que posteriormente adop1 6 el nombre de Cemen to y Hormigón, cu mplió una important e labo r de difusión desde su aparición en el año 1929. Hoy co ntinú a formando parte de las publicaciones españolas destacables del sector.

2

En el año 1948 BRUNO ZEVJ publicó un ensayo sob re la int erp retación espacial de la Arquitectura bajo el título o riginal de Saper veclere L'archittettura (Saber ve r la Arquitectura), en el qu e

analiza los aspectos más releva nt es de su evo lución histórica. Su apo rtación sigue siendo un referente obligado. El Ce ntre des Nouve llcs Industri es et Techno logies (CN IT) de París cuenta co n una superf ic ie de 22.500 m 2, y es, en efec to , la ma yo r estru ctu ra laminar jamás co nstruida, au nqu e no se trata de una lámina o cáscara única, si no de dos láminas onduladas unidas. Fue proyectada en 1956 e inaugurada en 1958. En su co ncepció n intervinieron va rios de los má s rel eva ntes prota goni sta s de la Modernidad y el desarrollo del ho rmi gón armado. La cubierta lami nar la di se ñó NICOLAS ESQU ILLAN, teniendo como co nsultor a PIER LUIGI NERVt. La fachada es obra de JEAN PROUVE, y los arquitectos que intervini eron fueron ROBERT EDOUARD CAMELOT, JEAN DE MAILLY y BERNARD LOU IS ZEHRFUSS. En su co nstrucción parti c iparon las empresas Balancy et Schuhl, Bou ssi ron y Coignet.

J

"La primera vez que apa reció publicada esta frase fue en el poema " Andrea del Sarto" de ROBERT BROWN1NG, en 185 5. s Tal y como ana li zó MAX HILL en su libro Robert Maillart. Bridges and Constructions ( 194 9), los puentes de ROBERT MAILLART representa ro n un revolu c io nario hito en la Modernidad. Co nv irti ó su diseño no so lo en una permanente innovación tecno lógica, que impulsó los avances del hormigón armado, sino en una nueva concepción espacial presi did a po r la esbeltez de las formas. Sus puentes, como el Salginatobel de 90 metros de luz, parecen flotar en el paisaje como masas casi incorpóreas. " El ingeniero español RAFAEL GUASTAVI O (1842-1908) realizó la mayor parte de su obril en los Estados Unidos, donde co nstru yó una importante ob ra ca racteri za d a por la utilización de " bóvedas cala lanas" . En t 88 1 fundó en New York su empresa Guastavino Fireproof Constru ctio n Company, co n la qu e co nstru yó más de 400 cu bi ertas tabicadas en diferent es ciudades ameri ca nas, entre la s que des tacan: la Biblioteca Pública de Boston, la Estación Cen lrlll de Nueva York, el Museo Ame ricano de His1o ri a Na tural, la Catedral de Saint Jo hn the Divine y la Iglesia d e St. Bartholomew de ew Yo rk, y el Edificio de Ja Corte Suprema de Es1ados Unidos en Washington OC. 1

PIER LUIGI NERVI (( 1891-1979) fu e uno ele los de los más destacados protagonistas de la " Ave ntura Lamin ar de la Arquitectura Moderna", que, al igual qu e EDUAR DO TORROJA, había iniciado el ejercicio de su profesión en el año 1928. Desde el punto de vis ta forma l, gran part e de sus cub ierta s laminares co mparten , en efecto, co n la Sala del Siglo d e Bres lau, el hecho de arrancnr desde la co ta de suc io, invadiendo y defini endo la totalidad del es pacio habitabl e del edificio. 1

Pese a existi r o l ros precedentes, como la cubierta de hormigón armado cons truida por SIMON BOUSSIR01 en la Estación de Bercy-París (19 10), de 1O metros de lu z de vano y tan solo 8 ce ntím etros de espeso r, es la cubi ert a copular co nstrui da en 1925 en Jena (A lemania) por DYCKERHOFF ANO WlDMAN la que es co nsiderada internacionalmente como la prim era estructura laminar de hormigón

armado. 9

Otro de los más icónicos precedentes y pioneros ejemplos de estructuras lamin ares de hormigón arm ado son los Hangares de Orly (192 1- 192 3), destruidos por un bombardeo durant e la Segu nda Guerra Mundial en 1944 . Fueron si n duda una de las más grandes obras maestras de la Arquitectura Moderna. FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ, J.A., Eugéne Freyssinet, 2C Ediciones, L' Hospitalet de Llobrega t, 1978.

10 Artículo titul ado "Es tru cturas Laminares Cerá micas". Revista Informes de la Construcción, nº 11 9, marzo t 960. Instituto de la Const ru cció n y del Cemento, Consejo Superior d e In vest igaciones Científicas, Madrid. 11 JOEDICKE, J., les structures en vol/es et vaques, ~ditions Vincent, Fréa l & Cie, París, 1962, p. 14 . El nacimiento de es ta primera estructura laminar, unid o al desarrollo alcanzado en los siste mas de cálcu lo, quedan recogidos en el libro de KURRER, KARL-EUGENE Th e History of the Theory oí Structures, Ernst and Sohn Verlag für Architecktur und Technisch e, Berlín, 2008, pp. 487-488.

11 En efecto, au nqu e en menor número y tamaño, apa recen en los paraguas del Mercado de Po la el e Siero (19 72), qu e son los únicos qu e rea lmente se co mportan como ve rdaderas estruc tura s lamin ares, co nstruidas íntegramente co n ho rmi gón arm ado. Su espeso r es de tan so lo 3, 5 cm , cubri endo un vo ladizo máximo de 20 metros, en el gra n para gua s invertido de 40 metros de di ámetro. 13

Lamen tab lemente es ta cubierta fue demolicln en la década de los años ochenta. Fu ente: Ayuntamiento ele Ovieclo.

'" SÁNCHEZ DEL RÍO, l. (193 1), "Paraguas de hormigón armado en Oviedo, o el oj o clínico del in geni ero". Artículo publicado por la Revistc1 de Obras Públicas d el Colegio d e Ingenieros. u El plano que aparece en Ja figura 12 pertenece a los documentos exis tent es en el archivo de la Fundación Juanelo Turri ano. '" Artícu lo pub licado por ILD EFO SO SÁNCHEZ DEL RÍO en la Revista de Obras Públicas nº 506, agosto 1928, baj o el título " IV Depósito de Aguas de Oviedo". 17

CASSINELLO, P. (2005), " Influencia de los terremotos históricos en la construcc ió n de las Cated ral es Góticas" . Revisla Annali di Architetlura, Cen1ro lntcrna zio nal e di Studi Andrea Palladio, pp. 9-20.

11

" He proyec tado y cons truido muchos depósitos de agua, pero debo reconocer la superioridad económica, práctica y artísti ca del tipo de d epósito de mi di scípu lo Sánchez del Río, sobre cua ntas disposiciones se han empleado hasta hoy en el mundo, por lo qu e es toy segu ro que se propagará su empl eo en c uanto sea más co noc ido" . Fragmento del artículo esc rito por José Eugenio Ribera en la Revista de Obras Públicas (1936) bajo el 1ítulo: " Progresos co nstru cti vos de la Ingeniería Española " . 19

SÁNCHEZ DEL RÍO, l. (1930), " Cuarto Depósito de Aguas de Madrid" . A rt íc ul o publicado por la Revista de Obras Públicas del Co leg io de Ingenieros.

10

SÁNCHEZ DEL RÍO, l. (1936), " El Mercado de Pala de Siero ". Artículo publicado por la revista Horm igó n y Acero del Instituto de la Construcción y la Edificación. Curso de con ferenc ias 1935-

1936, Madrid. 21 SÁNCHEZ DEL RÍO, l. (1960), "Estru ctura s Lam inares Cerá micas". Revista In fo rmes de la Cons trucción, nº 119, marzo 1960. Instituto de la Cons tr~ cc i ó n y del Cemento, Consejo Superior de Investigaciones Cien tífi cas, Madrid.

22

KURRER , KAR L-EUGEN (2008), The History oí tlw Theory of Struc/Ures, Ernst and Sohn Vcrlag für Architccktur und Techni sc hc, pp. 547-55 4.

:u CASSINELLO, P. (2010), " Félix Cande la en el contexto int ernacio nal de la Ave ntura Laminar de la Arq ui tectura Modern a: Thin Co ncrete Shells", en Félix Ca ndela. Centenario/Centenary, ca tálogo exposició n conmemo rativa del centenario de su nacimienlo. Comisar ia y Direc tora de la edición : Pepa Cassi nello. Asesores: José Ca lave ra , Enriqu e González Va ll e, Bernard o Revuelta y José Antonio Torro ja. Coedición: Fundación Ju anelo Turria no y Universidad Politécnica de Madrid. Editoria l Lamp reave, Madrid. H

BILLINGTON, D. ( 1991 ), Robert M.iillart and the Art oí Reiníorced Concrete, Architectural Histo ry Foundation, Nueva York .

25

NOGUE, N. (2002), " Archives d ' ingénieurs: Bernard Laffaille", Colonnes, nº 18, \FA y Centre d' arc hives d'architecture du XXe siecle, París.

16

JOEDICKE, J. (1962 ), les structures en vo l/es et vaq ues, ~ditions Vincent, Fréa l & Cie, París, pp. 15.

148

LAS CUB IERTAS D E SÁNC H EZ D EL RÍO EN EL CONTEX TO IN TER NAC IONA L DE LA ARQ U IT ECT U RA MOD ER

A

FUNDACIÓN JUANbLO TURRIANO


21

ABRAM, J. (1999), L'arcl1itect ure moderne en Fra nce de 1889 (Tome 2), Edi Li ons Pi ca rd , París

111

NERVI, P.L. (1957), P. L. Nervi . Ve rl ag A rLh ur Niggli, Teufen (Suiza).

n WEINGARDT, R.G. (2007), A nto n Tedesko: Father of Thin -Shell Concrete Construction in A merica, Na tional Cou nci l oí Struciu ra l Engineers Associatio ns (NCSEA). Jo

STIGLAT, K. (2004 ), Bauingenieure und i/Jr We rk, Ern st & Sohn , Berlín, pp. 147.

A lo largo de su vida EDUARDO TORROJA fundó numerosas asoc iaciones nacionales e internac ionales, que es tu vieron presi didas o asesora das di rectamente por él, entre otras: la Asociació n Técn ica Españo la del Pretensado ATEP (1949), la Federa ción Intern acio nal de Pretensad o FIP {1952), el Comit é Europeo del Hor migón (CEB), la Asoc iación Intern aci on al de Estru c luras Lami nares (IASS) en 1959 ó la c reac ión de la Un ión Europea de Idonei dad Téc nica de la Co nstru cció n (U EATC) . Tras el Lérmi no de la Segun d<i Guerra M undia l se fu ndó la RILEM (Reu nión Inte rn acional de Laborato rios de Ensayos de Materia les) y Eduard o To rroja M iret fue nombrado pres idente de la misma, insti tu ye ndo en Madrid una reun ión de la Comis ión Permanente que c reó como órga no recto r de la RILEM . En 1958 sus titu yó a Freyssi net en la Fédé rat ion lnlern ati onale de la Précontrai nte, FI P. Fragmen to del texlO aport ado al D iccionario Biográfico Español, Real Aca demia de la H is toria. Ji

(Edició n 2011 / Pepa Cass ín ell o).

El Ins tit uto fu ndado por EDUARDO TORROJA en 1934, fue la pri mera orga nización crea da en España " l ibrementeh por pa rticulares, con una fi nalidad mucho más ambiciosa que la recogida en el Real Decreto de 1889: In ves tigar, Promover y Divulgar, sobre todos los campos relacionados con la construcción. Sus fun dadores fuero n: MODESTO LÓPEZ OTERO, ALFONSO PEÑA, GASPAR BLEIN,

l2

MANUEL SÁNCHEZ ARCAS, JOS¡ MARÍA AGU IR RE, JOS¡ ÁNGE L PETRI RENA

y EDUARDO TO RROJA.

Monográfico dedi ca do a la obra de EDUARDO TORROJA. Revista Info rmes de la Construcció n, nº 137, febrero 1962 . Institu to de la Co nstru cc ión y del Cemento, Co nsejo Superi or de Investigacio nes Cien tíficas, M adr id .

JJ

J

4

En el año 1961, tras la muert e de EDUARDO TORROJA, la IASS inc luyó en la port ada de su jo urnal: " Edua rdo Torroja founded" .

La cubierta del Fron tón Reco letos de Madrid (1936), proyectada por EDUARDO TORROJA, se pu ede co nsiderar co mo una cub iert a ondulada form ada por la intersección de dos gran des ondas, que aportan a la estructura lamina r una gran ri gidez de forma. La diferencia fundamental de es ta cubiert a co n las habitualmente denomina das " c ubiertas onduladas ", es el enorme tamaño de sus dos únicas y asimé tricas ond3s, que cubren la to tal idad del espacio. JS

1"

El proyecto de los Tall eres del INTA en Torrejó n de Ard oz (M adrid) fu e rea li za do po r los ingen ieros CARLOS FERNÁNDEZ CASADO e ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN. l a descripción del proyec to es tá recog ida en el art íc ulo publi ca do en la Revista de O bras Ptíblicas en 19 15, tomo 1 -2829, titul ado uEl Tall er de mo ntaje del INTA en Torrejó n de Ardozu, de ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

y CARLOS

FE RNÁN D EZ CA SA DO .

37

El aná lis is de las deformac iones del arco-o nda de t 00 metros de lu z de va no libre fu e ensayad o med iante mode lo físico a esca la 1/ 1 O. Co mo la bóveda ondulada es tá forma da por el acopl amiento o suma de var ios arcos-o nda iguales, la simpl ificació n de cá lc ul o de la cubiert a rea li za da por Sá nchez del Río cons istió en ca lcu lar y comp robar el co mport amiento de un so lo arco-o nda. En el caso de la c ubiert a const ruid a si n juntas de d ilatación pa ra Río - Cerá mica -de 150 metros de longitud, 35 metros de luz de va no libre de los arcos-onda, y 8 cen tímet ros de espesor-, quedó demo strado que la unión de los 50 arcos-o nda no presentó la más mínima perturb ación por dil ataciones de temperatura. Ta l y como explicó Sá nc hez del Río, fu ncio nó como un perfecto acordeón, al es tar sus arranqu es situados so bre puntos en los co ntrafuert es que no coaccio nan su li bre dilatación, en lugar de haber si do ejecutados sob re vigas co rridas laterales, ta l y como realizó sus pri meras cub iertas onduladas (Informes de la Construcci ón, nº 11 9. Instituto de la Co nstrucción y del Cemen to, Madrid, 1960). J 6 SÁNCHEZ DEL RÍO, l. (1960), uEstru ct uras Lamin ares Ce rámi cas" . Rev ista Informes de la Co ns1rucci6n, nº 11 9. Instit uto de la Co nstrucción y del Cemento , Co nsejo Superior de Investi gaciones Científicas, M adrid . J 9 En efecto, las adm irabl es cubi ertas tab icada s rea li zadas por el ingeniero de origen español Rafael Gu astavino y el uruguayo El ad io Oi este so n es tru ct uras Lotalmen te di fe rentes a las rea li za das por ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN. Ú nica mente tienen en co mún el hecho de haber utili zado materi ales ce rámicos, pero es tos ta mbién cuenta n co n característi cas muy diferentes. En la construcción de las bóvedas tabi ca das, el eleme nto fun da mental es el ladrill o, y la técni ca co nst ruc tiva emp leada en las bóvedas ta bi cadas se asemeja básicamen te a la de cualquier bóveda pétrea de. la Historia de la Arquitectura.

"º EDUARDO TORROJA proyec tó algunas estru c turas lamin ares de fáb ri ca co mo el Depós ito del H ipód romo de la Za rzue la (1 935 ), la Ca pil la abierta del Sa nto Spiritu, Lér ida ( 1953 ), y la Iglesia de Po nt de Suert, Lérí da (1954 ). 1 l a co nfiguració n del espeso r total de 8 cm, formado po r 6 cm de pi eza cerám ica aligerada + 2 c m de paca de hormi gón arm ado, in c lu ye numerosas nervad uras de ca nto de 8 c m de hormi gón ar rna do, tal y co mo se recoge en las di fe rent es imágenes de las secc iones de las dove la s-o nda. 1 Figs . 45, 46 y 47 1 "

42

Coloquio In ternacional sobre métodos co nstructivos de bóvedas delga das ce lebrado en el Insti tut o de la Co nstrucció n y del Cemento en el mes de sep1i embre en 1959. Año en el cual se fu ndó la Inte rnacional Associat ion fo r Shell S1ru ctures baj o la presidencia ele Ed uardo Torroj a.

Pes e a su escasa esbeltez y ta maño, uno de los prim eros precede ntes constru idos en hormi gón armado que se co nocen so n las pequeñas macetas pa ra rosa les que co nstruyó el ja rdinero francés JOSEPH MONIER en 1849, utili za ndo ceme nto armado, así como la ba rca proyectada por JOS EPH-LOUIS LAMBOT en 1848, que fue cons tru ida en 1855. La primera patente de MON IER fue presentada en la Exposición Intern acional de París ce lebrada en 1855 .

"J

CASSINELLO, P. (2008), El esp íritu impreso de una idea / Th e spirit of an i dea in print. Ca Lálogo de la expos ició n co nmemorati va de los 60 años de la rev ista In fo rmes de la Constru cción del In st itut o de Cienc ias de la Co nstru cc ión Eduard o Torroj a. D i rección de la edic ión: Pepa Cassi nello. Coed ición: Co nsej o Superi or de Inves ti gaciones Cient íficas , CS IC, y Asoc iación de Miembros del Institut o Edu ard o Torroj a, AMIET. Es ta rev ista fu e la voz impresa de las acti vi dades del Institut o dirigido por Edu ard o Torroja, c uya re leva ncia demandó la publicació n de sus res úmenes en c inco idiomas di fe rentes: espa ño l, inglés, alemán, francés e ital ia no. u

5 SÁNCHEZ DEL RÍO, l. {1977), u Palacio de los Deportes de Oviedo " . Rev ista In formes de la Co nstrucción, nº 28 7, febrero 197 7. Inst ituto Edua rdo Torroja de la Cons trucció n y del Cemento, Consejo Superior de Inves tigaciones Científicas, Madrid.

"

46 El ingeniero fra ncés SIMON BOUSSlRON (1873- 1958) fue quien proyectó una de las primeras est ru ct uras laminares de hormi gón armado. Se trata de la cub ierta de la Estación de Bercy-P.Jrís. Poste ri ormente intervino co n su empresa en la co nstru cció n de muchos de los más releva ntes hitos de la u Avent ura Laminar de la Arqui tect ura Modern a", en o tros: los Hangares de Ma ri gnane {Francia ), proyectados en 195 0 por AUGUST PERR ET y NICOLAS ESQU ILLAN, y el CN IT de París (1 958), c uya c ubiert a fue proyectada por NICOLAS ESQU ILLAN co n la asesoría de PIER LU IGl NERVI. 47 MANTERO LA, J. (2 0 1 O), ''Apo ya r", en Félix Ca ndela. Centenario/ Cen1 enary, ca tálogo expos ic ión co nmemorati va del ce ntenario de su na ci miento. Co mi sa ria y Direc tora de la edición: Pepa Cassinell o. Asesores: José Ca lavera, Enriqu e Gonzá lez Valle, Bern ard o Revuelta y José Antonio Tor ro ja. Coe dición: Fund ación Juanelo Tu rri ano y Uni ve rsidad Po liLéc nica de Madrid. Ed itoria l lampreave, Madri d.

~ 11 Archivo de la Fu ndación Juanelo Turriano.

PEPA CASS I NEL LO

149

PUN DA CIÓN JUAN ELO TURRI Al\ü


En va rias ocas iones, a partir del fascícu lo titu lado "Los Ingenieros de Caminos de la

SÁNCHEZ DEL RÍO, VILLALBA, MARTÍN GIL Y OTROS INGENIEROS DE LA GENERACIÓN DEL 27

generación del 98", hemos utilizado el método de las generaciones para estudia r las sucesivas promociones de estos técnicos, su idiosincrasia y su labor profesional. Volvimos a hacerlo, aun reconociendo las dificultades de ap li car el método fuera del ámb ito en que había su rgido, en un a ponencia acerca de "Sánchez del Río y Fernánd ez Casado, dos ingenieros de la generación del 27". La oportunidad de

FERNANDO SÁENZ RIDRUEJO

unir estas dos figuras de or igen riojano surgió con motivo de la ce leb rac ión en Logroño del VIII Co ngreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técn icas 1 • Se acepta de antiguo que de forma periódica irrumpe en la histori a un nu evo grupo humano, una generación con característi cas propias, que marca las diferencias co n las que la preceden . El método, dedicado principalmente al estudio de las figuras de las letras y la cu ltura, divide la historia en periodos de quince años, intentando encontrar las características com unes a todos los individuos nacidos dentro de cada uno de el los. Las fec has estab lec idas para España por Julián Marías, como fechas ce ntrales de los nacimientos de las generaciones más rec ientes, serían las de 1871 , para la "generación del 98 "; 1886, para la ll amada del 14; 1901 para la "generación del 27"; 1916, para la que algunos llaman generación de la guerra, etcétera. Dado que, a nuestros efectos, es más relevante la fecha de terminac ión de la ca-

ESCUELA ESPECIAL DE I NGEN I EROS DE CAMINOS, e.ANALES Y PUERTOS. CERR I LLO DE SAN BLAS, PARQUE DE L RET I RO, MADR I D, CA. 1920

rrera que la del na cimi ento, nosotros

151

rUNDACIÓN JUANhLü TURRIANO


propusimos in c lu ir en la generación del

otro como Vicente O lmo. Co n el nomb re

La Esc uela, denominada " Escuela Espe-

27 de ingenieros de Caminos, a los de las

que a sí mismos se daban, "el cártel", se

cial de Ingeni eros de Caminos, Ca nales y

promociones comprendidas entre 1917 y

mantuvieron unidos a lo largo de los

Puertos" , era ento nces un centro de for-

1931. Todo esos ingenieros vivieron sus

años, en la diversión y en los negocios,

mación de fu nc ionar ios, dependiente del

primeros años profesiona les en los "feli-

estab lec iendo incluso víncu los endogá-

Ministerio de Fomento. Estaba situada,

ces años veinte" ; pero las circunstancias

micos entre sus descendientes 3 •

desde finales del siglo XIX, en el edific io del Cerrill o de San Bias, en el parque del

políticas y económ icas de ese periodo - la guerra de África, la Dictadura y la crisis

La promoción de nu estro protago ni sta, la

Retiro madrileño. A la Escuela se acced ía

económica posterior- marcaron gra ndes

de 1922, se sitúa en una pos ición inter-

mediante un exa men de in greso que, con

diferencias entre los miembros de esta

media entre los dos prim eros grupos y,

el paso de los años, fue hac iéndose cada

generación, de modo que podemos dis-

afectada por camb ios en los planes de es-

vez más ex igente, de forma que el tiempo

tinguir en ell a tres grupos bien diferen-

tudios y por las secue las de la guerra de

medio invertido por los asp irantes en el

c iados. El grupo centra l, de las promociones de

África, que ob li gó a la movilización de

ingreso pasó de dos a cin co años. La en-

varias qu in tas, no se mostró, en co njunto,

seña nza, que se desarrollaba entre el 1º

tan dinámica como las siguientes.

1923 a 1926, disfrutó de una mayor bo-

de octubre y el 30 de junio, constaba de seis cursos, compuestos de cuatro as igna-

nanza económica, participó más plena-

En lo que sigue ana li zaremos la situación

turas cada uno, más los proyectos y las

mente de l espíritu deportivo que se

de la Escuela de Cam in os en el tiempo en

prácticas correspo ndi entes.

impuso en las c lases dirigentes de la so-

que Sánchez del Río pasó por sus aul as y

ciedad española y tuvo las mayores faci-

la composición de su promoción. Dedi-

El primero de esos cursos, denominado

idades para desarrol lar su capacidad

caremos unos párrafos a los ingeni ros

Curso preparatorio y, fami li arme nte "e l

empresarial. El primero en referirse a la

del 27 en la política y, tras anali zar una

cursillo", se dedicaba a asignaturas bási-

generación del 27 de la in geniería, José

actividad muy ca racterística de la época,

cas, Cá lcu lo in fin itesimal, Descriptiva,

Ortega Spottorno, al hacer la necrología

el trabajo para las diputaciones provin-

Dibujo y Física, y tenía un carácter fuer-

de su amigo Francisco Bustelo, se cen-

ciales, nos centraremos en la que es

temente elim in atorio. Fue una época de

traba en este grupo: " ¡Qué gran hor-

esenc ial en la trayector ia de lld efo nso

transformac ión, co n camb ios en el plan

nada -escribía- la de aquellas promociones

Sánchez de l Río, el proyecto de ob ras de

de estudi os e, in c luso, en la durac ió n de

suces ivas de la Escue la de Cam in os, en

horm igón armado.

la enseñanza y en la nomenclatura de los

Para terminar, dedicamos sendos apa rta-

de la promoción anterior, ha dej ado des-

1

la década de los vei nte, de las que sa li eron ingenieros como Reparaz, Botín,

cu rsos . Clemente Sáenz García, miembro

Grasset, Balbás, Entrecanales, Rodríguez

dos a dos proyectistas de esa generación

critos, en sus Diarios inéditos, el am-

Bachiller, Urgo iti (Ricardo) y Buste lo!

que, a pesar de figurar entre los más no-

biente de la Escuela, la composició n y el

Junto a la excepcional generación poé-

tab les, son dos grandes desconocidos:

ca rácter del profesorado y las consecuen-

tica del 27, muy bien puede hablarse de

CésarVill alba y Francisco Martín Gil.

cias que los ca mbi os trajeron sobre la en-

una generación del 27 de estos notables

señanza y sob re el perfil humano de los

ingenieros" 2 •

alu mnos. LA ESCUE LA DE CAM INOS

La biografía de José Entrecanales lbarra,

EN LA ÉPOCA DE SÁNCHEZ DEL RÍO

Durante todos los años de estudi o de Sá n-

hesión de algunos ingenieros de este

lldefo nso Sánchez del Río estudi ó en la

centro Luis Gaztelu Maritorena, marqués

grupo, a los que hay que añadir algún

Escuela de Caminos entre 1916 y 1921.

de Echandía. Entre sus logros más desta-

rec ientemente aparecida, muestra la co-

152

chez del Río, ostentó la dirección del

SÁNCHEZ DEL RÍO , VILLALBA, MARTÍN GIL Y OTROS INGENIEROS DE LA G[NERACIÓN DEL 27

ruNDAC IÓN JUANL:Lü TURR IA1'0


caelos cabe señalar la c reac ió n de los

Esta promoción, afectada al terminar los

nuevos laboratorios, situados en un ed ifi-

estudios por las sec uelas de la guerra de

cio cerca no, al que se acced ía por medio

África y el subsi gu iente Director io militar,

de una pasarela metálica cubie rta. Al

no fue, como queda dicho, de las más bri-

fre nte de la secretaría estaba Car los de

1lantes de su generación. Muchos de sus

Orduña, que vivía en la Escuela junto co n

mi embros se co loca rían en las corpo ra-

su numerosa famil ia. Algunos de sus hijos

cion es provinciales, la mayoría se dedica-

fueron José Lui s, ingeniero de Cam inos, y

ría al denominado "servicio ordinario" en

el futuro director de ci ne juan de Orduña

las jefaturas de Obras Públicas, y solo al-

y Fern ández-S haw.

gunos se dedicaron a la actividad libre como contratistas. Francisco Javier Mutu-

Algunos de los profesores más destacados

berría dirigiría después de la guerra un or-

ele esos años fueron Antonio Sonier, de In-

ga nismo autónomo de prestigio: el Canal

gen iería san itaria; Narc iso Puig de la Be-

Imperial de Aragón. Otros ingenieros hi -

llacasa, de Geología; Bernardo Granda,

drául icos del grupo fueron el segovia no

de Mecánica aplicada a las construcc io-

Longinos Lu engo, comisa ri o de Aguas del

nes; Juan Manuel de Zafra, de Puertos y

Tajo y director de la Mancomunidad del

Hormigón arm ado; Antonio Prieto Vives,

Henares; el navarro Rodríguez Cabás, d i-

de Ferrocarriles y .cam inos ordinarios; Sa-

rector de la Confederació n del Guadal-

turnino Zufiaurre y Luis Sánchez. Cuervo,

quivir y fundador de Ayesa y el granadi no

que expl icaba n Electrotec ni a; José Luis

Francisco de Paula Abellán , padre de las

Gómez Navarro, profesor de Hidráulica

grandes presas de esa provincia.

JOSÉ EUGEN I O RI BE RA

aplicada; José Eugenio Ribera, de Puentes ele fábr ica y Cime nta c ion es, y Vicente

Entre los más destacados, aparte del pro-

Machimbarrena, profesor de Arquitectura,

pio Sánchez del Río, citaremos al nº 1 de

que accedería a la dirección en 1924.

la promoción, Francisco Ferná ndez Á lvarez, que sería director de Fomento de Obras y Construcciones y miembro de la

LA PROMOCIÓN DE SÁNC HEZ DEL RÍO

Rea l Academia de Ciencias de Barce lona; a José Paz Maroto, futuro cated rático de

La promoción de ll defonso Sánchez del

Ingeni ería san itaria y académ ico de la

Río, afectada por los ca mbios y por una

Real de Medicina; al ya citado Ricardo

acelerac ión de los estud ios, terminó la ca-

Urgoiti, pionero de la rad io en España,

rrera en el curso de 1921-1922 y fue ca-

fu ndador de Un ión Radio y empresario ci-

ificada en Junta de· Profesores del 5 de

nematográfico con Luis Buñuel; o a Fran-

julio de 1922. Co nsta de 45 individuos, a

cisco Caba ll ero, alca lde, después de la

EXCMO. SR. D. JUAN MANUEL DE ZAFRA

los que más tard e, por Real Decreto de 15

guerra, de Zaragoza. José Ochoa Benju-

INGENIERO DE CAMI NOS, CANALES Y PU E RTO S

ele marzo de 1929, se añadiero n algu nos

mea, que trabajó en el Marruecos espa -

otros que habían estud iado por libre. 11-

ñol, fue autor ele un notable 1ibro de caza,

1

defonso, que era el octavo más joven,

Viajes con Prim. Ramón Pahí abandona ría

ocupó el puesto núm ero 34.

la profes ión para in gresar en la Compañía

FERNANDO SÁENZ RIDRUEIO

PROFESOR DE < ROR ~I CÓN AR~tADO • Y OE <PUERTOS> "EN LA

ES

UELA E SP ECl AL DEL

UERPO

Condecorado con la Gran eruz de 11.tronso XII po r sus notables trabajos cien tíficos. EN " ZAFRA ", REVISTA DE OBRAS PÚBLICAS , 1919 , TOMO 1 (22&9): 134·140. ARUll VO GRÁF ICO CEHOPU·CEDEX

153

eUNDACIÓN JUANhLü TURRIANü


de Jesús. Uno de los alumn os libres incor-

Argentina. Tambi én Jaime Cruañas fue po-

rante la Repúbli ca algunos de ellos tom a-

porados con posterioridad al esca lafó n del

sibl emente represal iado; fa ll eció en 1959,

ron partido de forma activa. Podemos

en accidente de automóvil, cuando era

anotar los nombres de cuatro in geni eros

jefe de co nstru cción ele Enher.

de Caminos de la generació n del 27 que

Entre los mi embros de la promoción esta-

fueron d iputados en esa época. Ju an Loza no Ruiz, socia lista, lo fue por Jaén en

Estado fue el fa moso futbolista René Petit.

ban los hij os de dos conocidos profeso res:

La promoción permaneció unida, merced

Manuel Granda, hi jo de Bernardo, y Ra-

a los vínculos creados en los años de es-

las legis laturas de 193 1, 1933 y 1936, y

fae l Pi có, de Enrique, que tenía a su ca rgo

tudio, y los com pañeros se siguieron reu-

Marcelino Oreja, tradiciona lista, por Vi z-

la clase ele Topografía. Otros miembros del

ni endo periódicamente. Tengo en mi

caya en 1933-. Ángel García Vedoya y

grupo eran hijos ele otros ingeni eros de la

archi vo algun as fotos ele esas reuniones,

Moisés Barrio Duqu e, ambos burgaleses,

generac ión del 98, co mo Miguel Mante-

procedentes de un o de los miembros más

de la promoc ión de 192 1, fueron d iputa-

cón , hi jo de Cleto Mi guel, empresa rio za-

entrañab les del grupo, Joaq uín M aría del

dos por Burgos, el primero por el partido

ra goza no; el propio Urgoiti, cuyo padre

Villar. Al fa ll ecer Sá nchez del Río sobre-

Agrario, en 1933 , y el segundo por Iz-

Nicolás fue director de la Pape lera Espa-

vivía n aún Granda, Moriel, Doncel, Ber-

quierda Repu bli ca na, en 1936. Los cuatro

ñola y fu ndador de Espasa Ca lpe y de El

nardo López, Pi có, Enríquez, Cabasés,

pagaro n un prec io terrib le por su partici-

So l, o Félix Cabe ll o, hijo de Eduardo, el

García de Dios, Rodríguez Gabás y Lui s

pación polít ica : los tres prim eros fueron

cubano director del puerto de Vigo, al que

Morales Hernánclez. La promoción entró

ases inados y el último tuvo que ex ili arse

sucedería más tarde en ese mismo puesto.

defi nitiva mente en la historia al fa ll ecer

al fin al de la guerra . A nive l técnico, Vi-

Víctor Urrutia era hijo del ingeni ero de

este último, el 6 de ju nio de 1993.

cente O lmo y José Crespo fueron di recto-

Minas del mismo nombre, fundador ele la

res genera les de Carreteras, por mu y

Hidro léctrica Ibérica, y trabajaría perso-

breves espacios de ti empo, en 1933 , con

nalmente en esa soc iedad hasta después

LOS INGEN IEROS DEL 27

Pri eto, y en 1934, con Cid Rui z-Zo rrill a,

de su fusión con Saltos del Duero.

EN LA POLÍTICA

respectivamente. Pedro Gon zá lez Bueno, de la promoción

La evo lu ción del grupo fue tranquila a lo

Los ingeni eros del 27, llegados a la ma-

largo de los años hasta la Guerra Civil, sin

durez profesional durante la Dictadura de

de 191 9, fue ministro de Organización

que haya n quedado noticias de que nin-

Primo de Rivera, no tuvieron una exces iva

Sindical en el primer gobi ern o de Franco,

gun o sufri era separaciones del serv icio ni

partic ipa ción po líti ca. Co mo excepció n

teniendo co mo subsec reta ri o a José Luis

otros incidentes durante el polémico man-

podría citarse a Ju an de la Cierva Codor-

Esca rio, de la promoc ión anterior. No

dato del ministro lnclalec io Pri eto. Sólo

n iú, que entró, jovencísimo, en el Con-

pueden co nsidera rse como estri cta mente

hay que registrar el fa ll ec imi ento prema-

greso ele los Dipu tados, en las leg isl aturas

políticos los cargos, a nivel de directores

turo ele dos de sus miembros, Luis Cort y

de 1920 y 1923; pero su elecc ió n por

genera les, qu e otros ingeni eros tuvieron

Rafael Moore. Durante la guerra fue ase-

Murcia hay que interpretarla en su condi-

en los años sigui entes en el Ministerio de

sinado en Albacete el vasco-francés Pedro

ción de hij o del mini stro conservad or ho-

Obras Púb licas, en func ión de sus capa-

Echeverría lsasi- lsasmendi y al fi nal de la

mó nimo y, de hec ho, no parece que

c idades téc ni cas, como fue el caso del

contienda fueron expulsados del Cuerpo

tuviera la menor vocación parl amentaria

propio lldefo nso Sánchez del Río. Fu eron

Pab lo Qui lez, que emigró a América, y Vi-

ni se le conoce ningun a intervenc ión en

en cualqui er caso mu y pocos. Con el m i-

cente Lu aces. De forma más simbó li ca

el hemicic lo.

fueron represaliados con la pérd ida de 40

ni stro Peña fue d irector genera l de Ferroca rril es Amalio Hid algo. Con Fernández

puestos en el esca lafón Manuel Moriel y

Ningún ingen iero del 27 entró en la

Lad reda, entre 1946 y 1 95 1, además de

Ricardo Urgoiti, que había emi grado a la

Asamblea Nacional de 1927. So lo du -

Sánchez del Río en Carrete ras y ca minos

154

SÁNCHEZ DEL RÍO, VILLALBA, MARTÍN G I L V OTROS INGENIEROS DE LA GENERAC I ÓN DEL 27

PUNDAC!ÓN JUANbLü TURRIA1'ü


vecinales, estuvo José María García-

Ya desde mediados del siglo XIX, algunos

García), San Sebastián Uua n Mach imba-

Lomas en Ferroca rr i les. Co n Jo rge Vigó n,

ayun ta mi entos contrata ron ingenieros para

rrena), Santa nder Uosé Sá nchez M urélaga)

entre 1957 y 1964, fuero n directo res, de

la rea li zación de obras específicas, de ur-

y Va ll ado lid Uosé Ramó n Sá nchez Fuen-

Obras Hidráu licas, Florentino Briones, y

banización o abastecimiento de aguas,

tes). Casi todos estos ingenieros eran de

de Puertos, Gabrie l Roca. Muy escasa

para lo cua l debían obtener una autoriza-

la generación de 27 y uno, Paz Ma roto,

participac ión para tres lustros de ingen ie-

ción, que, según en qué épocas, no siem-

del m ismo curso que Sánchez del Río.

ros cuyo periodo de p lenitud profesional

pre era concedida po r el Ministerio. Entre

Hay que señalar la presencia de ingenie-

abarcó prácticamente tres cambios mi-

los más conocidos que trabajaron como

ros en otros dos municipios asturianos,

nisteria les .

ingenieros munic ipa les se puede citar a

además de la cap ital.

Ca rlos M aría de Castro, que no so lo hi zo El nombramiento de algún ingeniero

el plano del ensanche de Madri d y el de

En sept iembre de 1940, co n la Guerra

como procurador en las Cortes orgánicas

la urba nización de la Montaña del Prín-

Civi l por medio, casi no había cambiado

tuvo una dimensión política, como fue el

cipe Pío, sino que real izó el plan del ado-

esta situación . Solo anotaremos la presen-

caso del fala ngista Lamberto de los San-

qu inado de la capital. Más tarde, pa ra el

c ia de Vicente Lafuente como ingen iero

tos. Pero la mayor parte de los ingenieros

Ayu ntamiento madrileño, trabajaron el

munic ipal de Salamanca y el paso de

del 27 que estuvieron en ellas fue por su

profesor de la Escuela de Caminos Rodrí-

Martínez Zorrilla de Barcelona a Madrid,

condición de alca ldes. En unos años de

guez lntil in i y, ya en el siglo XX, Narciso

junto con la entrada del joven Car los Bri-

graves seq uías y de gran des carenc ias en

Ami gó. Reca redo Uhagó n lo hi zo, suces i-

ñis para cubrir la baja de José Cantos, separado del esca lafón 5 .

el equipam iento urbano, va ri os de ell os

vamente, pa ra los de Caravaca, Va ll ado lid

ocuparon las alca ldías de sus ciudades

y Bi lbao. En Barcelona fue importante la

respectivas, lo que ! levaba aparejada la

labor de Pedro García Faria. En algunos

Las d iputac iones de las prov in cias más

condició n de procurador. Luis Ponce de

casos, la adsc ri pció n a un pequeño ayun-

impo rta ntes tuvieron, ya en el último ter-

León fue alca lde, primero, y gobernador,

tamiento, cuyo volumen de obras no jus-

cio del siglo XIX, ingenieros de Caminos

después, de Huelva; Ma nuel Re ig y Ro ig

tificaba la presencia continua de un

a su servicio. Por ejemplo, para la Dipu-

fue nombrado alca lde de Teruel en 1945;

ingen iero, se convirtió en un subterfugio

tación de Barce lona trabajaron Melchor

Gabriel de Ben ito lo fue de Melill a entre

para co nservar la cond ición de supern u-

de Pa lau, Victor iano Fe lip y Sebastiá n

1953 y 1956; y Casto Gómez Cleme nte

merario en el esca lafó n del Estado. Fue el

Puig Guansé; para la de Madrid, Eduardo

Fra nc isco

caso de Pab lo de A lzola, como ingen iero

Augustín y Ju li án Fe rn ández Argente;

Caba ll ero, como hemos d icho, fue al-

municipa l de Azpe itia; de Teodoro Bo na-

para la de Zaragoza, Genaro Checa; y

ca lde de Za ragoza .

plata, en lll án de Vacas, o de Godofredo

para la de Vizcaya, Da ni el de Meñaca.

Álvarez Cascos, en Luarca.

Un pionero fue Manue l de la Fuente,

de Cáceres, de 1960 a 1963

4

.

cuyo sistema de trabajo en Pontevedra EN LOS AYU NTAMI ENTOS

Los ayu ntamientos que en marzo de 1936

Y DIPUTACIO NES

contaba n con ingenieros municipales

serviría de modelo a Pa lau.

eran: A ll er Uosé Se la), Barcelona (Luis de

En 1925, el ministro de Fomento Rafael

Una actividad a la que muchos ingenieros

Jara y M iguel Martínez Zorri lla), Mad ri d

Benjumea d io impulso a los planes de ca-

ele la gene rac ión de 192 7 se ded icaro n

(Fra ncisco Sa raso la, José Ma ría Cano, José

min os veci nales, cuya compete nc ia se

fue el servicio de ob ras en las diputacio-

Paz Maroto, José Gutiérrez Paja res y José

traspasó a las diputac iones. Estas, en con-

nes prov inciales y tamb ién, aunque en

Ca ntos Abad), Má laga (Wilfredo De l-

secuencia, tuvieron que potenciar sus ser-

menor número, en los ayuntamientos de

c laux), Oviedo (1ldefonso Sánchez del

vicios de vías y obras, contratando a

las pri ncipa les ciudades.

Río), Sama de La ngreo (José Fernández

ingenieros, ayudantes y sobrestantes.

FERN,\NDO SÁENZ RIORUEJO

155

rUNDACIÓN JUANbLü TURRIAl\ü


a.(q~

PABTICULARIBADES ESENCIALES DE ~ PUENTES 19.J ¡; 11!5 I:rvIPORTAN'l'ES REALI ZADOS PO R EL AUl'OR EN ESPARA DESPUES DE ~.'

por Cesar Vil1alba Madrid .

~anda•Ingeniero

Jefe de Caminos,Canales y Puertos .

Mi entras los técnicos subalternos, en la mayo ría de los casos, procedían de las propi as jefaturas de Obras Públicas, los ingen ieros eran jóvenes rec ientemente sa li -

En:bre los puentes proyectados y construidos por el autor después de 1936 ,comc Ingeniero Jefe de la Jefatu:ra de Puentes y Estructuras,vamcs a resef\ar tres obras cuyas particularidades son de interés en esta clase de trabajos . 1S1=fuente del Ped rido :Para el enlace directo entre Coruf\a y Fe rrol , en la ria de Betanzos , mna navegable . Consta de 13 arces de horIJLigÓn armad 9,de...ll1.:llL aupericr , de 32 m. de luz de oáloulo,oada uno , rebajados a 1/2,situados 3 en la már gen derecha y 10 en la izquierda . El ancho de celzad a 'es d e • 5 , 50 y O, 75 cada acera . Entre ambos grupos de arcos se situa el tramo principal que salva el oauoe de la ria me ñiant e un arco atirantalfclde hormigón armado de 75 m•• La longitud , incluso muros,esrde 544,sq m,. El puente cruza una ext ensa playa, en la márgen izquierda , luego la ria y en la márgen derecha una zona rocosa . La altura de rasante es de 24,60 m. en bajamar , pars permitir la nave~ación y , ccmo esta es en parte de barcos veleros , :fué necesario dejar la altura libre en todo el ancho de lis ria;todes estas circunstancias fijaren la composición general de la est ructura ,r._. ~

dos de la Escue la, qu e estaban en espera de su ingreso en el Estado. Al gunos de los que se in corporaron a las diputac iones de sus provin cias natales fu ero n Clemente Sáenz, que entró en la de Soria en novi embre de 1925, Vi ctori ano Muñoz Oms, que lo hi zo en la de Lérida, y Casto Gómez Clemente, en Cáceres . Leo nardo García Ovies empezó a trabajar en la Diputación de Ovi edo, a la que tambi én se incorporaron Pío Linares y Juan de la Torre Boulín .

~ . n2i.)

Las cimentaciones ofrecen un ejempl o de adaptación de los di versos sistemas a las circunstancias especiales de cada caso:en las zonas con roca superficial,como en el estribo,pilas y muros de la márgen dereoha,por apertura directa ; en apoyos laterales con pro fundidades de 3 a 5 m., mediante cajones de hormigón armado,sin fondo, con agctamientos;en las pilas 3 a 10,en terreno formado por.una capa de fango muy fluido bAjo un estrato superficial de arena y s obre otra de roca a profundidad prácticamente inaccesible , se fundó con pil tes en l r s cuales se llegó a emplear 1 moldeados in situ.,oon bu!bo terminal mas de 3 m5 de hopnigón en algunos casos y bulbos intermedios, cuando la fluidez del fango~ o precisó . El número de pilotes por pila fué de 24 empleándose 22~6 , 4 m. l . de ~ilrtes con 11 , 75 m. de lo..en~itud media po~ pilote . Las pruebas de carga di~ron un hundimiento maximo de 3 ,10 mm .con 145 tn . a les 8 días . Ne obstante tratarse de arces hiperes tátioos y la fundación en terreno de fango fluido,no se ha observado a adento alguno en la obra . La pila est ribo para el tramo atirantado -eñ-r-a márgen derecha, fundada en roca que anarece en---ra--superfioie, pero con _carrera de marea 1 de 4 , "iO m._, se fundó mediante doble ataguía de mal.era con arcilla interior y escollera exterior colocada con buzos; empleando interiormente fUerte s ae;ctamientos . Far úl time , la pila estribo izquierda ,o imentsda por aire comprimido a 12,27 m. tuvo ~ue ser re c alzada porque descomposición d e l terreno de fUndaci6n produjo asientes que obli~arcn al empleo de un cinturón: le hormigón armado apoya do en pil otes -c olumnas con la base en la ~a~; trabajo descrito en las Memorias de la A.I.P . C. afíos 1°37- '38 vol V,pa~s . 314/317 . En resúmen,casi todos los sistemPs de cimentación han sido empleados,según los casos En..el alzado de la obra los mures son elementos paralelos de es pesor uniforme con terraplén in rf~ ior y exterior,que ev . i~~ empujes , y tablero apoyado en estos muros formado por losa de h ormie;ó1rrmado.

Cuando se produjo el ingreso en el escalafón del Estado, fueron muchos los que co ntinuaron al servicio de las diputac iones, queda ndo como supernumerarios en el esca lafó n. Sin ánimo de ser ex haustivos, citaremos algunos ingeni eros de la generac ión de l 27 qu e, en marzo de 1936, co ntinu aba n destin ados en las distintas diputac iones. Lui s Prast y José Araci l Casasempere en la de A li ca nte; Pelayo Guti érrez Alonso en Ávil a; Anton io Parietti y Pedro Ll auger en Ba leares; José Antonio Barrios en Cá>di z; Luis Ga rcía M auriño en Las Pa lm as y Ca rlos Hardisson en Tenerife; Ju an Trecu en Castellón; Cas imi ro Coe llo en Ciudad Rea l; José Jiménez Cruz en Córdoba; Vi-

ARTICULO DE CÉSAR V I LLA LBA DEDICADO AL PROYECTO Y CONS T RUCCIÓN DE PUENTES, BORRADOR

cente Julio Zapata en La Coruña; Ni cas io Guardia en Cuenca; Francisco Pelayo y su compañero Tomás Fern ández Casado en Granada; Nicolás Bizcarrondo en Gu ipú zcoa; Rafae l O lall a en Hu elva; Benito Izqui erdo y Dani el Sáenz de Mi era en León; Ju an Bautista Vare la y Anto nio Fernández López en Lugo; Ni co lás Arespacochaga en M adrid; Féli x Romero Robles en Málaga;

156

SÁNCHEZ DE L RfO. VILLALBA. MART fN GI L Y OTROS INGENIEROS DE LA GENERAC IÓN DEL 27


José Bru ga rol as en Murcia; M igue l Eri ce y Ca rm elo Monzón en Navarra; José Ulloa en Orense; los ya citados Pío Lina res, Leonardo García Ovies y Juan de la Torre Boulín en Ov iedo; Vicente A lmodóva r en Pa lencia; Ma nuel Sá nchez Fabrés en Sa lamanca; Emilio Gómez de la Torre y Alfredo García Lorenzo en Santander; José Hierro en Segovia; Manue l Carrera D íez y Antonio Arbo lí en Sevi ll a; Ánge l Ortiz Dou en Sor ia; Juan José Gómez Co rd obés en Terue l; José Ga ll arza en To ledo; Emili o Donat, Rafael Di ce nta, Arturo Monfort y Juli o Pastor en Va lencia; José Gonzá lez de HOMENA JE A ALFONSO PEÑA, 1933. EN LA FOTO, ENTRE OTROS, SÁNCHEZ DEL RÍO, MAC H IMBARRENA, HIDALGO,

Langa ri ca en Vizcaya; Antonio Díaz Bur-

TORROJA, AGU I RRE, SOTO BURGOS Y FERNÁNDEZ CASADO

gos en Zamora y Manuel Fern ández Du rán en Za ragoza.

fueron mu chos los que se ded icaro n a

(Anton io del Águ ila). Por supuesto, no de-

proyectar o constru ir estru ctu ras de este

bemos o lvidar los artículos del propio

Seña lare mos qu e la presencia de Tom ás

materi al. Una rev isión de los artícu los pu-

Sá nchez de l Río sob re el IV Depósito de

Fernández Casado en Gra nada tuvo un a

blicados en la Revista de Obras Públicas

Aguas de Oviedo, sobre su proyecto para

influencia trascendental en la vida de Car-

durante los años vei nte y prim eros años

depósito en Madrid o sobre sus pa raguas en la cap ita l asturiana.

los, que acud ió buscando trabajar co n su

treinta, muestra el ampli o espectro de las

herm ano mayo r y allí co nocería a Fer-

inquietudes de estos ingenieros, cuyos es-

nando de los Ríos, a la que sería su muj er,

critos altern an con los de otros más vete-

Rita Troya no, y a Federi co García Lorca.

ranos, co mo Azaro la, Peña, Blanc, López

al proyecto y construcc ión de puentes,

También all í tomaría co ntacto con el in-

Rodríguez o Hu é, y con la prolífi ca co la-

apa rte de los va ri os de Eduardo Torroja,

gen iero de la Diputac ión de Jaén, José

boración de José Eugenio Ribera, maestro

Fernández Casado y César Vi ll alba, pue-

de cas i todos ell os .

den cita rse algu nos otros de interés, como

Junto a las aportac iones téo ri cas de Fer-

pu ente sobre el Na lón en Vald un o (co n

Acuña, que le encargó los proyectos de sus primeros puentes " de altura estri cta " 6 .

Entre los artícul os de esos años dedicados

el de Leonardo García Ovies acerca de su nández Á lva rez o Gómez Cordobés,

un arco de 44 metros de luz, bien estu -

pañeros de promoc ión de 1ldefo nso Sán-

vemos un gra n interés por su empl eo en

di ado desde los pu ntos de vista estru ctu -

chez del Río : Cas imiro Coe ll o, Julio

presas (por parte del citado Azarola) y por

ra l, geológ ico e hidráulico) o el artícul o

sus ap li cac iones portu ari as, tanto en mue-

de Ci pri ano Sa lvatie rra sobre el nuevo

Entre todos los citados había cin co com-

Zapa ta, Ni cas io Gu ardi a, José Ga ll arza y

ll es (Garelly) y diques secos (E ntrecana-

puente de Alcon éta r en el Tajo . Esta obra

les) co mo en cajones (Ochoa Benj um ea,

era notable no por su tipología, a base de

Torroja, Pascua l Aragonés y Aguirre Hi -

arcos de los modelos oficiales, sino por

LOS PROYECTI STAS

da lgo de Q ui ntana). Sus inquietudes se

sus dimens iones y por la problemática de

EN HORM IGÓN ARMADO

extienden a un a divers idad de usos para

las crecidas en el periodo constructivo, y,

muros (Mora les La hu erta), forj ados (Ga-

sob re todo, po r su trascendenc ia histó-

El hormi gó n arm ado era el mate ri al que

llego Herrera) o tribunas deportivas (Fer-

ri ca, al reponer un cruce que desde la ro-

estaba en auge cuando los in ge ni ero s de l

nández Conde), así co mo en traviesas

tura de l pue nte romano se había ten ido

fe rroviarias (A lbero la) o postes eléctricos

que rea lizar por ba rca .

Lui s Sa in z Aguirre.

27 iniciaro n su and ad ura profesio nal, y

FERNANDO SÁENZ RI ORUE! O

157

eUNDACIÓN J UAN~ Lü

TURRI Al\ ü


Pero, en conjunto, la mayoría de los artí-

au n más desconocido, pues no pub li có

cu los dedicados a puentes describen

nada y fa ll eció prematuramente. Martín

obras ru tinar ias, siendo las más numero-

Gi l merece ser rescatado de un o lvido del

sas las dedicadas a sustitu ir airosos via-

que no le ha sa lvado ni el v iaducto que

duetos metá li cos de uso fe rroviario por

lleva su nomb re.

amazacotados puentes de horm igón, no pocos de el los en masa. En todos esos casos, aparte del ahorro económico para

CÉSAR VILLALBA GRAN DA

las compañías, el ún ico mérito que cabe atrib uirl es es la habilidad construct iva

César Vi ll alba nació en Grado, prov in cia

pa ra mantener el tráfico por la estructura

de Oviedo, el 19 de diciembre de l 89Y

antigua mientras se co nstruía la nu eva.

Según Pedro Gonzá lez Bueno, Vill alba

CÉSAR VILLALBA, DE UNIFORME, CON SU COMPAÑERO RA-

era natural de Zamarrama la, Segovia. Este

FAEL SILVELA

Es interesante un artícul o de José Entreca-

dato carece de cred ibili dad; pero in dica

nales, de 1929, que no describe ningun a

algun a v inculación fami li ar de Vill alba

obra suya sino el puente recién inaugu-

con esta loca li dadª.

rado de La Cai lle; pero alude a las posibilidades del pretensado "cuyo futuro -clice-

Se preparó en la academ ia de don Félix

nos profetizó siempre Zafra en clase". Hay

A lonso Miso l para ingresar en la Escue la

que resaltar este recuerdo a Zafra de un

de Caminos. Fueron sus compañe ros de

Entrecana les que lo conoc ió ya en su úl-

academi a, entre otros, Ju an ele La Cierva

timo año y, que, por su pos ición dentro

y Franc isco Martín Gi l, con los que in gre-

de los ingenieros de l 27 y por su ded ica-

saría en la Escue la en 1913 y con los que

ción profesional, debe ser incluido entre

acabó la ca rrera en 1919, jun to al que

los discípulos de Ribera. Zafra, ya muy

más tarde sería mini stro de Franco, Pedro

enfe rm o, seguía al ta nto de la evo lu ción

Gonzá lez Bueno. Este lo recuerda en sus

de la técnica y sus acertados comentar ios

memor ias, en un párrafo que constituye

no pasaron inadvertidos a su aventajado

una bue na descr ipción de su ·ca rácter:

discípu lo. "Además de ser un gran ca lcu lista, tenía

158

Cuatro de los proyectistas de horm igón

exce lentes dotes de esc ri tor, co n una

armado citados sobresa len entre todos los

pluma fác il y ocurrente. Hacía unas cró-

ele su generac ión: Vi ll alba, Torroja, Fer-

ni cas del desarrol lo de las clases que des-

nández Casado y Sánchez de l Río . La

pués nos leía a sus compañeros y que

vida y la obra de este últim o es obj eto ele

tenían verdadera grac ia. Estaban ll enas de

la expos ición y del libro-catá logo que nos

humor e ironía, y resaltaban la forma de

ocupa n y no insistiremos ahora en ellas.

actuar del profesorado y de los distintos

Los dos anteriores so n sob radame nte co-

alumn os que había n interven ido en

nocidos. Dedicaremos un párrafo al cas i

c lase". Y añade: "A lca nzó éx itos im po r-

desconocido Césa r Vi ll alba y otro a un

tantes co mo profesional. Años después,

quinto ingeniero, Francisco Martín Gi l,

en 1938, el ministro de Obras Públicas

SÁNCHEZ DEL RÍO , VILLALBA , MARTfN GIL Y OTROS INGENIEROS DE LA GENERACIÓN DEI. 2 7

rlI'.'JDACIÓN JUANELO TURRIANü


PUENTE DE A LARZA PARA EL CRUCE D E LA CARRETERA DE GUADA LU PE A NAVALMORA L D E LA MATA SOBRE EL RÍO TA JO. CÉSAR VIL LALBA

Alfonso Peña le enco mendó la co nstru c-

En el esca lafón de 1º de marzo de 1936,

frente a la de Puentes y Estructuras. Así,

ción del viaducto sobre el río Esl a co n un

figura como suba lterno, a las órd enes del

la asa mbl ea de la Comisión Central de 19

arco de hormigón arm ado de cien metros

jefe José López Rodríguez, junto co n

de junio de 1943, a solicitud de la Zona

de lu z (s ic), seguramente la mayo r del

M endi guchía, Mariano Laguna y su com-

de Va lencia, se planteó las atribu ciones

mundo de su tipo en aq uel las fec has".

pañero de promoción Ju an Romera. Des-

de la Jefatura de Puentes y Estructuras, a

pués de la guerra se reorga ni zó la

propósito de dos puentes de 50 y 35 m de

No nos consta a qué se ded icó en sus pri-

Jefatura, que pasó a ser de Puentes y Es-

luz, segregados a la Jefatu ra de Teruel y

meros años de ejerc icio profesiona l, pero

tructuras; en el esca lafón de 26 de sep-

enca rgados a la de Puentes y Estructuras.

hay in dicios de que colaboró en alguna

tiembre de 1940, el jefe era José Ca lvín

Con este motivo, dicha Zona pidi ó hacer

academ ia de preparación; ta l vez en la

Redondo y los subalternos, Vil lalba, La-

una recop il ación de las disposiciones re-

del propio Alonso Miso!. A l tratar sobre el

gun a, Sans Brunet, Díaz Burgos, Muñoz

lativas al ramo de las obras públicas.

puente de A larza, afirm a que co ntó con

Labord e y Vicente Roglá .

Debió de transmitirse esta preocupac ión

Ju an Reguart. Dado que Reguart ingresó

Al asce nder a ingeniero jefe en 194 1,

contestó, como queda recogido en el acta

en la Escuela en 1923 , cabe pensar que

CésarVillalba fue nombrado segundo jefe

de la reunión de 1 O de marzo siguiente,

hasta ese año se dedicase Vil lalba, total o

de la Jefatura de Puentes y Estructuras y

aunque no nos ha quedado constancia de

parc ialmen te, a la enseñanza. Sus dos pri -

en 1943 pasó a se r prim er j efe de la

la reso lución de la asa mbl ea.

a la Jefatura de Puentes y Estructuras, que

la co laborac ió n de " su antiguo alu mno"

9

meras co labo rac iones en la Revista de

misma . Su presencia al frente de este or-

Obras Públicas reve lan ya preocupacio-

ga nismo le dio un mayor dinamismo, que

En la reuni ón del 12 de diciembre de

nes mu y distintas. En 1926 escribi ó sob re

pronto habría de traducirse en un con -

1944, esta vez a petición de la Zona de

" Los comb ustibl es líquidos en los puer-

fli cto de compete ncias co n las j efatu ras

Valladolid, volvió a plantearse la cuestión

tos" y en 192 7 sobre " Las pérd id as por

provinciales de Obras Públi cas, responsa-

de las facu ltades de la Jefatura de Puentes

evapo rac ión en España". Este último tra-

bles, hasta ento nces, de la gra n mayoría

y Estructuras y de sus roces co n las jefa-

de los proyectos de puentes.

turas de Obras Públicas. Y nuevamente,

bajo corresponde al periodo en que, tras

el 20 de junio, vo lvió a insistir en la cues-

in gresar al serv ic io del Estado, entró

tión la Zo na de Valladolid. Posiblemente

co mo ingen iero subalterno en el Co nsejo

En las Actas de la Asociación de Ingenie-

de Obras Púb li cas . Desde allí pasó, en

ros de Caminos se recogen noticias sobre

los roces venía n de la co nstrucció n del

1929, a la recién reorganizada jefatura de

el confl icto de co mpete nc ias planteado

puente de Peñafie l, que Vi ll alba describe

Puentes y Ci mentac io nes.

por algun as jefaturas de Obras Públicas

en la Revista de Obras Públicas10 •

FERNANDO SÁENZ RIDRUEJO

159

eUNDACIÓN JUANhlü TURR IANü


PUE

TE DE VILLANUEVA DE LA SERENA PARA LA CARRETERA DE V I LLANUEVA A GUADALUPE SOBRE EL RÍO GUA DIANA. C~SAR V I LLALBA

No todo fueron críticas a Vill alba en esos

obras proyectadas por la Jefatura de Pu en-

juli o de 1945, su ami go y va ledor Al fo nso

meses. Co mo co nsec uencia de la visita

tes, con una co nferencia de su directo r,

Peña cesó al fre nte del Mini sterio y f ue

de un a delegac ió n de in geni eros portu-

Césa r Vill alba11 .

su stituido por el artill ero José M aría Fer-

secretario de ese país para que se hi ciera

Pero, al fin al, estos roces aca baron deter-

1945 , Vill alba era destin ado al Co nsejo

en Lisboa un a expos ición de maquetas de

min and o la destituc ión de Vill alba. En

de O bras Públi cas, a las órd enes de su

gueses, se prod ujo un a peti ción del sub-

nández Lad reda. El 22 de octu bre de

pres idente, pa ra info rm ar como espec iali sta los proyectos de importanc ia. Este Publica las soluciones de todos los ejer· ciclos practlcos propuestos en las convocatorias de la Escuela de Caminos y en las pruebas periódicas que se celebran en la

FICHERO MATEMATICO <PATENTADO Y REGISTRADO>

AGRUPACION Un o d e los 10 ünlcos a apl·

ra ntes Ingresados es1e afto de 19l6 en <.:amlnoa, sin sufrir examen oral.

DE

INGENIEROS

ACADEMIA PREPARATORIA EXCLUSIVAMENTE PARA EL INGUSO EN LA

ESCUELA DE CAMINOS

Uno de loa 10 ~nlcoa upl· rant t"S Ingresados este ano de 11146 • n Caminos, sin 1ulrlr exa men oral.

ll alba, que en aquel momento era el nº 46

y

JOSt OALLEOO DfAZ

de los jefes de 2ª clase, f igura en el Co n-

lngeniHo y Doclor ea Ciene1iH

Alumno de la A¡¡rupaclón, que ha obtenido la mayor puntuación, J al cual corresponde la llOludóa publicada al dono.

César Villalba Granda

que ha quedado Incorporado a nuestro cuadro de profesores.

lafón de 1° de marzo de 1947 so lo aparecen en di cho servicio los subaltern os julio Díaz Burgos y Vi ce nte Rog lá. Césa r Vi-

· Ingeniero de Camino•

LltPOLDO CALVO SOTELO de 19 aftoa de edad.

ca beza mi ento de la Jefa tura, pu es el pu esto de jefe quedó vaca nte. En el esca-

Sans Brun et, M ari ano Lagu na, An to ni o

DIRIGIDA POI

JULIO NAVASCUts REVUELTA

Para el próximo curso 1946-47, organizamos grupos limitados 1=on arreglo al nuevo Plan de Ingreso, y contamos con la valiosa cooperación del antiguo prepa· rador y prestigioso Ingeniero de Caminos

eufe mi smo representaba su cese y el des-

sejo, a las órd enes del presidente. Es signifi ca tivo que Sans Brun et, qu e no había esc rito nada co n anteriorid ad, pu blica se IDAR ISPlllH& CILLA de 19 aftoa do edtld.

a medi ados de 1946 un artícul o en la

Alumno do la _A¡¡rupaclóa, que el primer cuno aprobó el ¡¡rupo do Cultum, y ol ao1uado, el do lilatem&tlcu.

tramos rectos de 28 metros sobre el río

Solicilen informes, reglamentos y programas en la Secretarla de la Academia: Claudio Coello, 61 (esquina a Ayala). Teléfono 6tlH - MADRID - - -

=

ROP acerca de un modesto puente de dos Bell ós, termin ado en 1944 .

TARJETA DE PROPAGANDA DE LA ACADEM I A AGRUPAC I ÓN DE INGEN I EROS DE MADR I D , 1946

160

SÁNCH[Z DEL RÍO , Vll.LALBA, MARTÍN GIL Y OTROS INGENIEROS DE LA GENERACIÓN DEL 27


PUENTE D EL PEDR I DO SOBRE LA RÍA DE BETANZOS. CÉSAR V ILL ALBA

Eso sí, en la Orden Ministerial en que se

migón arm ado; pero, de hecho, este fue el

éste a uno de los problemas propuestos.

le retiraba de su puesto, se hacía un a en-

fina l de su carrera profesional. No volvió

En la otra, se anun ciaba, adem ás, que,

cendida alabanza de su labor: "E l actual

a intervenir en el proyecto de ningún

para el curso 1946- 1947, se contaría con

Jefe de la Jefatura de Puentes y Estructu-

puente y quedó infrauti lizado. Lo extraño

" la valiosa cooperación del antiguo pre-

ras, con indudab le capac idad y co nstan -

del caso es que no med iase Sánchez del

parador y prestigioso ingeniero César Vi-

cia, ha ll egado a especializarse en las

Río, que, como sabemos, se preocupó en

ll alba Granda " . Desconocemos cuál de

diferentes cuestiones constructivas de las

bastantes ocas ion es de los problemas la-

estas vers iones es la primera; pero lo pro-

estructu ras hiperestáticas de todo orden,

borales de los compañeros .

bable es que fuera la segunda, hecha para

mientos de cálcu lo y ll evando a cabo

Resulta significativo el aviso aparec ido en

vers ac ión co n la hij a de César, " Peque"

atrev idas co ncepciones" .

1946 en una tarjeta de propaga nd a de la

Villalba, ésta no record aba que su padre

anunciar el "fichaje" de Villalba. En con-

dominando los más mode rnos procedi-

Academia Agrupación de Ingenieros, que

hubiera dado clase en la academia, pero

No co nsta qué clase de aseso rami ento

regentaban Julio Navascués y José Ga-

sí que Gallego Díaz era am igo de la casa,

pudo dar César Villalba al presidente del

ll ego Díaz, en Claud io Coe ll o esquina a

pues era vecino de los Villalba en su do-

Co nsejo de Obras Púb licas. Según datos

Ayala . Se han co nservado dos versiones:

micilio de Al arcón , 39 12 . Se trató pues de

que obran en su exped iente, parece que

un a anunc iaba el ingreso de sus alumnos

un apoyo moral, y tal vez tambi én econó-

preparó un a instru cción para la reconver-

Ju an Espinosa Cill a y Leopo ldo Ca lvo-So-

mico, ofrecido por Navascués y Gallego,

sión de tramos metá licos en tramos de hor-

telo y reproducía la so lu ción dada por

en aque ll os momentos difíci les.

FERNANDO SÁENZ RIDRUEJO

161

eUNDACIÓN JUANbLü TURRIAl\ü


Lo más sobresaliente de la obra deVillalba, muy cop iosa, puede segu irse a través de sus co laboraciones en la ROP. Destaca en primer luga r el puente de A larza, para el cru ce de la ca rretera de Guada lupe a Navalmoral de la M ata sobre el río Tajo. Consta de un arco formado por dos bóvedas de 70 m de luz, con 17 m de fl echa, más dos tramos laterales de 20 m de luz. Vi ll alba efectuó el cá lculo siguiendo el método expuesto por Za fra en su Cálculo de

Estructuras, contando con la co laboración, como se ha dicho, de Juan Reguart. Los trabajos, bajo la superv isión de Vi llalba, auxiINAUGURACIÓN DEL PUENTE DEL PEDR I DO SOBRE LA RÍA DE BETANZOS

iado por los ayudantes Vicente Cruz y José

1

Según consta en su ex ped iente person al,

M artín ez Piqueras, estuvieron a ca rgo de la

a partir de 1948, Césa r Villalba hizo va-

Nueva Sociedad General de Construccio-

rios intentos para sa lir de esta situación y

nes, de Juan Machimbarrena. Empeza ron

presentó solicitudes, que no fueron aten-

en diciembre de 1928 y se termin aro n el

didas, para ocupar plazas en el puerto de

19 de di ciembre de 1929 14 .

Santander, en el de Ceuta y en otros puestos. Esos intentos indi ca n la insati sfacc ión

La siguiente obra de interés de la qu e Vi-

de un fun cionario qu e, siendo ya cincuen-

ll alba dio noticias en la ROP es el puente

tón y co n fa mili a asentada en Madrid, es-

de Villanueva de la Serena, sobre el río

taba dispuesto a tras lada rse a los puntos

Guad iana, para la ca rretera de Villanueva

más alejados de la per iferia y dar un giro

a Guadalupe. Esta obra había sido adjud i-

rad ica l a su ca rrera para dedicarse a los

cada en 1915 a Eugenio Grasset sob re la

pu ertos, en detrimento de los pu entes,

base de un proyecto de Zafra de 7 vigas

que hab ían sido su vocac ión.

rectas de 40 m de lu z, más dos vanos late-

Esta situac ión de ostracismo se pro longó

fatura de Cimentac iones rea li zó éstas, bajo

ral es de 18 m. Rescindida la contrata, la Jec in co años, hasta qu e, en abr il de 1950,

la dirección de M artín Gil, medi ante la

fue nombrado j efe de Obras Púb li cas de

hinca de cajones por ai re comprimido, ter-

Toledo . Práctica mente no hab ía hecho

minándo las en septiembre de 1928 . En

más que tomar poses ión, cuando, el 8 de

marzo de 1929 se enca rgó el nuevo pro-

jun io, fa ll ec ió de fo rm a repentin a en el

yecto. La construcción empezó en julio de

transcurso de un a co mida. para ce lebrar

1930, a ca rgo de Cayetano Rodríguez No-

el día del Corp us. A su entierro as istió, ta l

guera, bajo la inspección de Villalba y de

vez co n un punto de mala co nciencia, el

su ayudante M artín ez Piqueras. El puente

FOTOGRAFÍA DE CÉSAR VILLALBA GRANDA EN LA PORTADA DE GACETA DE LA CONSTRUCCIÓN PUBLICADA CON MOTIVO DE SU FALLECIM I ENTO

162

mini stro, acompañado por todos los di-

fue inaugurado el 11 de diciembre de 1932

rectores ge nerales del departamento 13 •

co.n as istencia del subsecretario, en repre-

SÁNCHEZ DEL RÍO, VI LLALBA, MARTÍN GIL Y OTROS INGENIEROS DE LA GENERACIÓN DE L 27


PUENTE DE PEÑAF I EL SOBRE EL RÍO DUERO. CÉSAR VILLA LBA

sentación de l min istro Prieto 15 . En un se-

" puente del Estado", según la denomin a-

comendaron a la Jefatura ante la imposib i-

gundo artículo apa recido aquel mismo año

ción loca l), y del puente sob re el Guadal-

lidad de realizar los proyectos previos con

trató detenidamente la prob lemáti ca hi-

quivir en Brenes

16

cimentaciones mal estudi adas. En sus pro-

.

yectos, Villalba se muestra como un inge-

dráulica del río y el diseño hidrológico de la avenida de proyecto, así como de la luz

De gra n alca nce fueron el proyecto refor-

ni ero completo, que tiene en cuenta con

libre total necesaria.

mado y la co nstru cc ión del inte resa nte

detalle ta nto los aspectos funcionales y es-

puente del Pedrido, sobre la ría de Beta n-

tructu rales co mo los aspectos hidrol ógi-

Otros puentes descritos por Césa rVil lalba

zos. Constaba de 13 arcos de 32 m de lu z

cos, geo lógicos y co nstru ctivos de cada

en la ROP son el pu ente Vierendeel , en

en los vanos latera les y un arco ce ntral

uno de los puentes.

Riera de Ca ldas, Barce lon a; el puente del

atirantado de 75 m de luz, que era, al

Adaj a en M ata pozue los, arco elípti co de

proyectarse, el tercero más grande del

36 m de luz cuya constru cc ión se enco-

mundo en su género. Especial dificu ltad

mendó a la Jefatura de Cimentac iones

presentó la ci mentac ión, ca usa de la res-

FRANC ISCO MARTÍN GIL

despu és de haber fracasado la de Obras

c isión del proyecto previo de Yord i Men-

Nació en Cantalejo, Segovia, el 9 de marzo

Públicas de Vallado li d; el pu ente sobre el

chaca y que Villalba reso lv ió co n pilotes

de 1896 . Term inó la carrera, como se ha

Tajo cerca de Estremera, co n un arco de

de d iversos tipos 17 .

dicho, en 1919 y pasó a trabajar en Andalu cía, a las órd enes de Joaq uín Ortiz de Vi-

66 m de lu z rebaj ado al 1/ 1 O; el pu ente sob re el Guad iana en Lobó n, Badaj oz, de

En definitiva, las obras de CésarVill alba se

llajos, con cuya hij a se casa ría más tarde.

538 m de luz. Desp ués de la guerra,

extend ieron por toda España, sa lvando los

Realizó diversas obras de cimentaciones y

apa rte de l viaducto del Esla, al que nos

principales cursos de agua de la penínsu la,

co laboró con el Ayuntamiento de M álaga.

referiremos más ade lante, se ocupó del

ge neralmente sobre terrenos con las máx i-

Al ingresa r al servi cio del Estado, tras bre-

pu ente sob re el río Ebro en Tortosa (el

mas dificultades, pues normalmente se en-

ves destinos en la Jefatura de Obras Públi-

FERNANDO SÁENZ RIDRUEJO

163

FUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


FRANCISCO MARTÍN G I L

Gacd.I «le Mailrid.-Núm. 325-

21 NO"ficmtirc 1933·

H81

cas de León y en la División Hidráu li ca del

se co nstru yó, y habría qu e esperar hasta

Guada lqu ivir, pasó a la Jefatura de Ci men-

los años ochenta pa ra que se empren-

taciones, que en 1929 fue reorganizada

d iese el gran viaducto de Los Sa ntos, co n

como Jefatura de Puentes y Cimentac iones.

proyecto de Manue·I Juli á 19 •

En este organ ismo, en el breve plazo de

La obra que habría de darle fa ma fue el

cuatro años, desarro ll ó un a intensa acti-

viad ucto fe rroviari o qu e hoy ll eva su

vid ad, co nstru ye ndo, entre otros, los

nombre, sobre el río Es la, en la provincia

puentes de las carreteras de Peal a Villa-

de Za mora. Se trata de un puente de 480

carrill o y de Posadas a La Rambla, ambos

m de longitud, co n un gra n arco ce ntral

sobre el Gu adalq ui vir. Co nso lid ó tam -

de 209 m de luz, que no ll egó a ver cons-

bién el puente sob re el Ebro de la carre-

truido. Vil lalba qu edó al fre nte del pro-

tera de Br io nes a Peñace rrada, en La

yecto, con la asesoría de Alfo nso Peña;

Rioja, y c im entó el del río Ca ud al , en

pero, al sobrevenir la guerra y hacerse

Mieres. Tambi én proyectó y co menzó la

éste cargo del Minister io, su puesto fu e

co nstrucc ión del puente de Pi zarra, sob re

ocupado por Edu ard o Torroja. La princi-

el río Guada lhorce, en Málaga. Se trataba

pa l apo rtac ió n de Torroja fue la sustitu-

de reconvertir a hormi gó n armado un

c ió n de la ci mbra de madera por otra

proyecto de puente metál ico cuya co n-

metálica, que quedó incorporada a la es-

trata se había rescindido en 1929. Diseñó

tructura. El viad ucto se term inó en 1943

para el lo un arco de 45 m de luz y 6,75

y ostentó en ese momento el récord mun-

m de flecha, apoyado sobre sa lmeres de

dia l de puentes en arco de horm igón ar-

2,50 m cada un o. Cuando Martín Gi l

mado. Por parte de la Admin istrac ió n

muri ó, el puente estaba en co nstru cc ión

in tervin o Antonio Sa laza r, co mpañe ro de

y de su terminación se encargaro n Lin o

promoción de Sánchez del Río 2º.

Álva rez Va ldés, pr im ero, y fina lm ente su co mpañero Césa r Vi l lalba 18 .

Francisco Martín Gil fa ll eció en Madrid el

30 de marzo de 1933 , a los 37 años 21 • Su

GACETA DE MADRID N° 325 DE 2 1 DE NOVIEMBRE DE 19 35 DONDE 1\PARECE LA ORDEN DEL MINISTER IO DE OBRAS PÚBLICAS Y COMUNICACIONES EN QUE SE DA EL NOMBRE DE FRANCISCO MARTÍN GIL AL V I ADUCTO FERROV I ARIO SOBRE EL RÍO ESLA EN LA PROVINC I A DE ZAMORA

164

Proyectó, as imi smo, co n la co labo rac ión

muerte, en plena juventud, causó gran con-

de Torroja, un puente sobre la ría del Eo,

moc ión entre los ingenieros de Ca minos,

en sustituc ión de l antiguo proyecto de

que orga nizaron una mas iva suscripción de

viaducto elevado de Lui s Vasconi y José

apoyo a la viuda. El 14 de junio nacería su

Bores. Se trataba de un a estru ctura de 480

hijo Francisco Martín-Gi l Ortiz deVi ll ajos,

m de longitud, co n tab leros sepa rados

que con el tiempo habría de segu ir la pro-

para fe rroca rri 1 y ca rretera . Estaba for-

fesión paterna. La Asociación de Ingenieros

mado por tramos de 20 m de lu z sob re

de Ca minos gestionó cerca del Ministerio,

palizadas pilotadas y un tra mo levad izo

entonces denominado de Obras Públicas y

de 23 m de lu z, necesa rio a causa de la

Com uni cac iones, que se diese su nombre

escasa el evació n de su rasa nte. Este pro-

al viad ucto sobre el Es la, lo que se aprobó

yecto fue, después de la guerra, sustituido

por Orden Ministeria l de 14 de noviembre

por otro elevado de Torroj a, qu e tampoco

de 1935, firmada por Lui s Lucía 22 •

SÁNCHEZ DEL RÍO, VILLALBA, MARTÍN G IL Y OTROS INGEN IEROS DE LA GENERACIÓN DEL 27

rUNDACIÓN JUANbLü TURRIAl\ü


V IADUCTO MARTÍ N GIL EN CONSTRUCC IÓN

NOTAS

1

"Sánchez del Río y Fernández Casado, dos ingenieros de la generación del 2 7", Actas del VIII Congreso de la Sociedad Española de H istoria de las Ciencias y de las Técnicas, 1, pp. 141-159, Logroño, 2003.

2

ORTEGA SPOTTORNO, JOS~ , " Un ingeniero del 27. En la muene de Francisco Bustelo,., El País, 1986.

1

MORENO CASTAÑO, BEGOÑA, José Entrecanales /b arra. Ingeniero; empresario y profesor ('1899-1900), Madrid, Grupo Entrecanales, S.A. I Acciona I Fundación José Entrecanales lbarra, 2011.

4

Véase CARREÑO, ÁNGEL MARIO

y LÓPEZ VIZCA ÍNO, PILAR, Ingenieros de Caminos en el Congreso de los Diputados, Madrid, Co leg io de Ingenieros de Caminos I Congreso de los Diputados, 2000.

" Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Esca laíón, 26 de septiembre de 1940" , Madrid, Revista de Obras Públicas, 1940. Debo la consulta de esta obra a la amabilidad de la secre1aria de la Asociación de Ingenieros de Caminos, Rosario Martínez y Vázquez de Parga.

5

c. Y SÁEZ PtREZ, M.

y José Acuña. Los primeros puentes de altura est ri cta " (pendiente de publicación}.

6

BURGOS NÚÑEZ, A. , OLMO GARCÍA, J.

1

Expediente personal de ctSAR VILLALBA, Archivo MF, leg. 5709. Debo algún dato de este expediente, que no he consultado, a la directora del archivo CO CHITA PINTADO

8

GONZÁLEZ· BUENO Y BOCOS, PEDRO, "En una España cambiante", Madrid, Áltera, 2006, p. 41.

9

S.C.A. (SALVADOR CANALS ÁLVAREZ), "Necrología. limo Sr. D. César Vil lalb a Granda ", ROP, julio 1950, pp. 38S-386.

P. , "Carlos Fernández Casado

" VILLA LBA, C~SAR , " Puentes de Iab lero intermedio ", ROP, 1945 , pp. 385-399

y a FRA 1CISCO JAVIER RUBIATO.

y 461 -4 70.

" ROP, julio 1945, p. 329. 12 CÉSAR VI LLALBA, casado con IRENE GUTltRREZ AVALA, tuvo cuatro hij as: JOSEFINA, CARMEN, MATILDE y MARÍA LUISA. CARMEN, que llevaba siete años a l a siguiente, íue durante eso s años u¡a peque", y con ese apodo ha llegado hasta nuestros días.

13 Sobre el carácter brusco de LADREDA, que, al estilo de INDALECIO PRIETO, primero tomaba una decisión drástica al margen de cualquier procedimiento administrativo, y luego, llegado el caso, daba marcha atrás, véanse las memorias, La vida mía, de ÁNGEL DEL CAMPO, que íue jefe de su gabinete. También mi padre sufrió un amago de expulsión del Consejo de Obras Pública s sin más base que una acusación ca lumnio sa; pero l a ráp ida reacción de las fuerzas vivas del Cuerpo provocó l a rectificación y l as disculpas del impul sivo ministro. 1 "

VILL ALBA, ctSAR, "'El puente sobre el río Tajo en Alarza ", ROP, 1930, pp. 107-122.

15

VILLALBA, CtSAR, " El puente sobre el río Guadiana en Vi ll anucva de la Serena ", ROP, 1933, pp. 159· 168

y 433·440.

" Sobre estas obras ve r sus artículos en la Revista de Obras Públicas, 1933 , pp. 477-482; 1934, pp. 167-171 ; 1934, pp. 225-232; 1935 , pp. 70-76 y Bl-85; 1941 , pp. 234- 240 y 1942 , pp. 12-19; 1942 , pp. 234-240, respectivamente. " VILLALBA, CtSAR, " El puente de El Pedrido ", ROP, 1943 , pp. S00-5 13, y 1944 , pp. 77-88. 18

VtLLr\LBA, ctSAR, " El puente sobre el río Guada lhorce, en Pi zarra , Málaga ", ROP, 1936, pp. 185· 190, 207· 211 y 225-229 .

19

PISA MENtNDEZ, PEDRO, " Ingeniería civi l en el Principado de Asturias", Cauce 2000, 89, noviembre·diciembre, 1998, pp. 45·60. AGU ILÓ, MIGUEL, Túneles y viaductos para los caminos de España,

ACS, Madrid, 2005, p . 283.

y TORROJA MIRET, E. , " Viaducto Martín Gil ", ROP, 1942, pp. 90, 500-5 t 0, 531-54 y 579-589, y 1943 , pp. 91 , 17 -25 y 65- 74.

20

CASTELLÓN ORTEGA, F. , VILLALBA GRANDA, C., SALAZAR, A.

21

VILLALBA, CtSAR, " D on Francisco Marl ín Gil ", ROP, 1933 , pp. 195- 196.

n

Gaceta de Madrid, 21 noviembre 1935.

FERNANDO SÁE 'Z RIDRUE JO

·165

rlr.'JDACIÓN JUANhLü TURRIAl\ü


Conocí a lldefo nso Sánchez del Río en el año 1959, en el Co ngreso que más ade-

EL INGENIO DE SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

lante co mentaré. Lu ego, co n ocas ión de esta r dirigiendo la ob ra de un po lígo no indu stri al en Torrej ó n, con varias naves prefabricadas, el co nstru cto r, que era asturia no y ami go de ild efonso Sánchez del Río, lo trajo un día a la obra y cha rl amos en exte nso. Me alegro mu cho que se ce lebre esta exposició n sobre Sánchez de l Río porque es

JOSÉ CA LAVERA

una figura excepcio nal dentro de la Ingeni ería Civil espa ño la y desgraciadamente muy poco co noc ida. ildefo nso Sánchez del Río nació en el año 1898 y acabó la ca rrera de inge ni ero de Cam in os, Ca nales y Pu ertos en el año 1922. Yo creo que él ente ndió, como comenta en sus esc ritos, lo que le enseñaba Ribera, que in geni ero viene de ingenio y, por lo tanto, yo creo que en toda su vida profes ional fue enemi go de las ru tin as y de los ca minos prev iamente trazados y se encontró co n qu e cada proyecto, e hi zo un gran núm ero de ell os, entrañaba un desafío, al cual él se enfrentaba co n la mente limpia y despej ada, intentando bu sca r el método más adec uado para cada caso . Lo cual le co nduj o a que en un gra n número de sus obras utili zase proced imi entos in novadores. ldefonso Sánchez de l Río fue repet ida-

1

mente, en la mayoría de sus proyectos, un inge ni ero ori gi nal. Hemos escogido tres ejemp los, entre los muchos que cabría elegi r, que so n: el Depós ito de Aguas de Oviedo; el Estadio Carlos Tartiere y la Cubierta del Palacio de Deportes de Oviedo. I NTER IOR DEL PALAC IO DE DEPORTES DE OVIEDO

167

rUNDACIÓN JUANcLO TURR IAl\ü


FI GURA 1. SECC IÓN DEL I V DEPÓS ITO DE AGUAS DE OVIEDO

1

_.-1

FI GURA 2. PLANTA Y ALZADO DE LA C IMB RA VIA JERA DE L IV DEPÓS ITO D E AGUAS DE OV I EDO

168

EL I NGENIO DE SANCHEZ DE L RIO PI SÓN

rUNLJACIÓN JUAN1'Lü TURRIANO


FIGURAS 3 A Y 3B. MAQUETA DEL IV DEPÓSITO EN CONSTRUCCIÓN. CEDEX-CEHOPU. MAQUETISTA: JORGE QUEIPO

El IV Depósito para abastecimiento de

conceptos. Hay que situarse en la época

la planta del depósito, con lo cual con

agua de la ciudad de Oviedo, que es un

del año 26 y en Asturias. La mano de obra

muy pocos metros de cimbra, se hormi-

depósito circu lar, se hi zo en 1926, es

es barata, mientras que los materiales,

gona el depósito comp leto.

decir, muy poco después de acabada la

tanto el hormigón como el acero, y la re-

1FIGS.1 , 2, 3y 4 1

carrera, por lldefonso Sánchez del Río. Es

percusión de encofrado y cimbra, son

Este depósito, y sobre todo la originalidad

un depósito de volumen importante para

comparativamente muy caros . Sánchez

del proceso co nstructivo, le dio una con-

su época. Sánchez del Río se enfrenta a

del Río idea un procedim iento con una

siderable fama en unos años en que

este proyecto con absoluta li bertad de

cimbra circular viajera, que va barriendo

arrancaba su trayectoria profesiona l.

FIGURA 4. El IV DEPÓSITO DE AGUAS DE OVIEDO EN LA ACTUALIDAD

105~ CALAVERA

169

rUNDACIÓN JUANbLü TURRIAl\ü


FIGURA 5. PLANO ORIG I NAL DEL PÓRT ICO DEL ESTAD IO DE FÚTBOL DE OV I EOO

'. 0,30

o

N

a.-

FIGURAS 6 y 7. FLECHA DEL VOLADIZO DEL ESTADIO EN 1980. I NTEMAC

170

EL INGEN IO DE SÁNCHEZ DEL RIO PISÓN

eUNDACIÓN JUANELO TURR IAl\O


FI GURA 8. CROQU IS DE CÁLCULO DE MOMENTOS DE LA TRIBUNA DEL ESTAD IO DE FÚTBOL DE OVIEDO

El segundo ejempl o eleg ido es el Estadio

voladizos en el proyecto r FIG . s J. Hay que

de Fútbol Carlos Tartiere en Oviedo. Esta

situarse en el año 31 , cuando la mayoría

estru ctura la hi zo en el año 193 1 y des-

de las normas nacionales no trataban el

pués fue demo lida (aunq ue se hubiera po-

cá lcu lo de flechas en estructuras de hor-

dido rehabi li ta r) en el año 1982 co n

migón arm ado y las que lo trataban , lo

motivo de la ce lebrac ión de la Copa

trataba n erróneamente. Yo creo que Sán-

Mundial de Fútbol en España.

chez de l Río sabía que los sietes iban a toma r una flecha importante ("l, pero sabía

Las figuras 6 y 7 revelan las formas de los

también que esto no representaba ningún

sietes que sostienen la cubi erta. La cu-

in conveni ente desde el punto de vista es-

bierta tiene un a lu z de cato rce metros,

tructura l y tampoco desde el punto de

que era muy importante para su época, y

v ista fu ncional. En la f igura 7 se ve que la

está resue lta por métodos muy simples.

estructura en 1980, es decir, a los 50 años

Nosotros hicimos en INTEMAC un In -

de construi da, tenía una flec ha de 30 cm,

forme sobre la estructura de este Estadio

pero eso no introducía ningún in conve-

y la ana liza mos en profundidad. Resulta

niente estructura l y permitía desagua r

difícil saber cómo ca lcu ló la flecha de los

perfectamente a la cubierta .

1· 1

Sá nchez del Río 1enía mu y claros los fe nómenos de re-

trac ión y flu enc ia de las est ru ctura s.

1ost CALAVERA

171

rLJNDACIÓN JUAN~LO

TURRIANO


FIGURA 9. EXTER IOR DEL PALAC IO DE DEPORTES DE OVIEDO EN 2011

El tercer caso que hemos eleg ido es el Pa-

chez del Río se enfrentaba a los proyectos,

- Las disposic io nes co nstru ctivas, el mé-

lac io de Deportes de Oviedo, proyectado

en cuanto a su vo luntad de considera r cua l-

todo de constru cción, los planos, en es-

en 1962 e in augurado en 1975 , y que

qu ier solución posible y no elegir la más sen-

pecia l los deta ll es constru ctivos, el pi iego

co nstituye un prodigio por su senci ll ez y

cill a, ni la más cómoda. Yo creo que era un

de co ndi cion es y el presupuesto, so n

por su excelente so lución al problema

ingeniero que situaba el cá lculo en su lugar:

planteado 1FI GS. 9, i o y ,, J.

tambi én proyecto y son también muy importantes.

- El cálcul o no es el proyecto (es un anejo Creo que los tres ejemplos citados revelan

de la memori a, un o de los cuatro docu-

En cua nto al proceso constructivo, co n-

muy bien cuál era la libertad con que Sán-

mentos del proyecto) .

di c ion ó mu cho las so lu c iones que Sán-

FIGURA 10. ARRANQUES DE LOS ARCOS DEL PALA· CI O DE DEPORTES DE OVIEDO

FI GURA 11. INTER IOR DE L PALACIO DE DEPORTES EN LA ACTUA LIDAD

172

EL INGEN IO DE SÁNCHEZ DEL RÍO PlSÓN

rUNDACIÓN JUAN~LO

TURRIAl\O


GATO t!IDilAULICO

PAllA OfSCIMBllA/AlfNTO POR CLAVE

RECO RR 1DO DE EM BO LO ' 110 mm. f.h\PUJE ' ~5.0 00 k9 . = PQESIOtl ' 130 k9 / cm'.

. a la bo111ba

s f ee1oH. T•"'•"• •.,""" ·

1

A

M

, '

______ ,..:

~~~/

140

-

_:. _3Q _ _ __

-

.'l!l .."" .

i !

J

--11~

_ _ _ ____:_ __ '>,,- 155 .í ~ ·,---\ ! i1

i

\

·- · ----- - ¡ ~ --- · - ·

! -~

¡

1 1

:

i

1

:::::··1

____ ..._ 1

1

¡ ~ _J _ - -.,~--~-./1

-

·-

~ ~,~ -

]-t -1-·--"-·o

: <i

Q:I

/

·- ¡

/ ~ ¡1· ¡ ¡

.. ,

r_... ~

o¡ 1

!.:,

¡

,) 1

31 . --;

1

- - --

1si .. ,.

_

Lonqilud miriimci 121'2 rnrn..

FI GURA 12. DISEÑO DE GATO HI DR Á ULICO DE DESCIMBRADO DEL PALA CIO DE DEPORTES

chez del Río daba a ca da proyecto, por-

lado el vo ladi zo para la Expos ic ión Uni -

taba de pi e apoyado en la pa red derecha

que los procesos co nstru ctivos, además

versa l de Bru se las del año 1958, M ari o

de la Sa la de Confere ncias y no sentado

de te ner que esta r ada ptados a las co nd i-

Salvadori , etc. Torroja co nsigui ó que as is-

ni en la Presidencia, ni en los as ientos de

c iones técn icas, tambi én se ve n co nd i-

ti ese ll defonso Sá nchez del Río. Eran rea l-

los as iste ntes. Sá nchez del Río exp li có

cionados po r c uestiones geog ráficas y

mente muy amigos, y Torroja lo conocía

cómo había ca lcul ado la cubierta, que

po r cuesti ones soc io lóg icas, as í com o

mu y bien y sa bía qu é tipo de ingeni ero

esencialm ente era el cá lcul o de un arco

por la tecno logía d ispo ni ble. Sánchez del

era. Le anim ó a prese ntar su inn ovado r

con el empuj e hori zo nta l ca lcul ado a pa r-

Río tenía estos te mas mu y c laros.

sistema de co nstru cc ión de cubiertas la-

tir de la fó rmul a

min ares con dovelas-onda, con el que ya

zo nta l que descomponía en los apoyos.

Una anécdota fin al. Torroja orga ni zó en el año 1959 el Primer Co ngreso Intern acional de Estructuras Laminares, en el In stituto de la Constru cc ión. Consigui ó, con su in d isc utibl e auto ri dad intern ac io nal, reunir a un públi co num eroso y, sobre todo, co nsigui ó reunir a los espec iali stas más destacados en las estru cturas lamin ares . Yo, qu e era alumn o de 5° en la Es-

FH =

--fi-, fuerza hor i-

había desarro ll ado varias cubi ertas o nduladas con una lu z de va no libre de 35 me-

La sa la estaba ató ni ta, pero Sánchez del

tros, y proyectado otra de 100 metros de

Río presentaba dia pos itivas de la cubi erta

lu z pa ra un a firm a alemana. Si stema con

real. Por si fuera poco, c uand o hab ló de

el qu e posteri ormente, en el año 1962 ,

los gatos hid rá uli cos de desc im brado,

proyectó la Cubi erta del Palac io de De-

Sánchez de l Río, q ue hab laba en fran-

portes de O viedo, que no se acabó hasta

cés, les ll amaba "chat" en lu gar de "ve-

el año 75, y que contó con 100 metros de

rin s"

lu z (96 m entre arti cu lac iones).

había pasa do exacta mente lo qu e él

1 FIG. 12

J. To rroj a se reía, po rq ue

preveía. El púb li co no ente nd ió muchas

cuela de Ca minos, conocí perso nalmente a mu chos de los in geni eros a los qu e co-

Los idi omas ofi cia les de l Co ngreso eran

nocía simpl emente de los libro s. Estaba n

fra ncés e in glés. Durante la intervención

Franco Levi , Padu ard, qu e había ca lcu-

de ll defonso Sá nchez del Río, Torroja es-

JO SÉ CA LAVERA

cosas pero notó que estaba ante un gra n in geni ero.

173

rUNDAClÓN JUANbLO TURRIAl\O


Nunca es cierto que se deba conocer perfectamente Üna técnica antes de usarla y

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN INGENIERO

abordarla. La técnica no es so lo el sistema operativo para hacer algo. Es mucho más, la esenc ia de ese algo entra en su configuración. Una técnica te la pueden enseñar pero se aprende siempre bien sobre la marcha, se descubre a la vez que se utiliza. Pretender lo contrario es condenarse a la inacción, nunca se sabe bastante de algo. Sé que no me eq uivoco cuando digo que

JAV IE R MAN TERO LA

Torroja hizo el Frontón Recoletos a ojo. Cualqui era me dirá que no es cierto, que ocupó a un enorme eq uipo integrando la ecuación diferencial de 8° grado de la lámina ci 1índri ca, pero sé por su propio testimonio y por experiencia propia que cuando se hace un esfuerzo de cá lculo tan enorme no se suele ll ega r a nada y que prevalece el conju nto de intu icio nes resistentes primeras, importantes, básicas que han conducido a un diseño tan fantástico. Personalmente he oído de D. Eduardo, hacia el final de su vida, y de D. Carlos Fernández Casado que el cálcu lo es muy poco importante, que lo fu ndamenta l es la experiencia y la intuición resistente. Cuando oía esto me rebelaba, pues en tonces yo estaba en pleno proceso de penetración en el tratamiento resistente a través del cálculo y, además, había comprobado que tanto D. Eduardo como D. Car los habían trabajado en el cá lcu lo hasta la extenuac ión en sus años jóvenes,

y la famosa intuición resistente no era otra cosa que la capac idad de ordenar el depósito conceptua l resistente obten ido después de muchas, muchas horas de V I STA PARC IAL DE LOS PARAGUAS DEL MERCADO DE GANADO DE POL 1\ DE SI ERO

pensar en lo resistente de nuestro trabajo.

175

eUNDACIÓN JUANbl ü TURR IAl\ ü


Toda la vida de lldefonso Sánchez del Río parece correspo nderse co n la de estos homb res va li entes. Se podía co nc lui r de esto que lo que decía Chillid a de su esc ultura, que las cosas sa len bien cuando no se sabe ha-

FI GURA 1. MERCADO DE POLA DE SI ERO. FACHADA PRINCIPAL

ce rla s, es posible en escultura y sobre Creo que D. lldefo nso Sánchez del Río,

un arco rebajad ísimo, darse cuenta de

todo en Inge ni er ía. Hoy en día las cosas

mutatis mutandis, era otro autodidacta,

que el hormigón fluía, es posterior a ver

han ca mbi ado. Aunque las ideas nuevas

in tuitivo y osado, que se atrevía a hacer

que el rebaj adís im o arco iba perdiendo

su rgen de ese mi steri oso depós ito del en-

las cosas si n co nocerlas bien y en ese

forma por deformación y se caía. Lo pri-

te ndim iento resistente y de su técnica,

atreverse reposa el enorme ejemplo de su

mero que hi zo Freyssinet fue la abertura

ex iste n términos de co mprobac ió n, ase-

pe rs onalidad res iste nte que hemos reci-

en clave, sa lva ndo el puente, y después

quibles, no muy costosos y seguros. Y esto

bido co n su obra.

buscó la exp li cac ión a lo suced ido.

ayuda mucho a atreverse.

Y creo que lo mismo le pasaba a Ca ndela,

De Maillart sus compa ñeros sui zos no de-

Yo rec uerd o los problemas, las dudas que

a Nervi y a Freyssinet, que sabía n menos

jaban de hacer notar lo incomp leto de sus

me invadía n cuando diseñaba los prim e-

de lo que suponía la va lentía de su tra-

planteamientos analíti cos res iste ntes ante

ros tubos como estructura res istente para

bajo y que, grac ias a ell o, otros vinieron

la osadía de sus diseños; y otro ejemp lo

puentes de grandes luces, el temer la de-

después que reso lvieron num éri camente

más cercano a mí, el de Fern ánd ez Ca-

fo rm ació n transversa l del tubo, que no

su enorme in tui ción. El famoso episodio

sado, del que he visto desarrollados en la

quería resolver añad iendo costi ll as trans-

de Freyssinet con la abertura en clave del

cara de una cuartilla todos los cálcul os de

versa les superabu ndantes, sino con la na-

puente de Le Veud re, que se caía inexo-

un puente, una arcada múltipl e, y he visto

turalidad que proporc iona la ri gid ez

rab lemente por fluencia del hormigó n en

el puente co nstruid o en muy buen estado.

estricta . Después v ino el cá lcul o numé-

FIGURA 4. ARCOS FRONTALES EN LA FACHADA DE 100 M DE LONGITUD

FIGURA 3. INTERIOR DE LA NAVE. A LA IZQUIERDA SE DISTINGUE EL ARCO DE I N· TERSECCIÓN ENTRE AMBOS CILINDROS

176

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN. INGENIERO

eUNDACIÓN JUANbLü TURRIANü


rico de los ordenadores y la so lu ción de todos estos problemas y la seguridad que encuentras en su cá lcul o ser io, rigu roso y contu ndente. Eso lo tenemos ahora y eso no lo tenía n ni Torroja, ni Mai ll art, ni Fernández Casado, ni Cande la, ni Sánchez del Río. Tenían intuiciones, sabían mucho, co ntaban co n un buen depósito de horas y horas pensadas en cómo se las arreg lan todo

e

tipo de estru ctu ras para res istir; y tenían va lor, osadía, fuerza interior, que suplían

FIGURA 2. AXONOMETRÍA DE LA ESTRUCTURA RESISTENTE

lo que no sabía n y sostenían lo pensado y diseñado. Fijémonos en el Mercado de

Más aú n, el prop io arco de intersección

Pola de Siero

modelo de cálcu lo comp lejo, perfecta-

un a de las estru c-

entre los dos ci lindros se sale fuera de la in-

mente abordab le, pero inaccesible para el

turas más osadas y menos evidentes de

tersección en la mitad de su longitud y la

tiempo en que Sánchez del Río (1929) di-

Sánchez del Río, la intersecció n entre sí

carga de la cubierta en esta parte se trans-

señó esta cub ierta. Cuenta n que D. 1lde-

de dos ci lindros ortogo nales, paralelos a

mite por puntales inclinados. Di spos ición

fo nso Sánchez del Río trajo a D. Eduardo

su vez a los lados cortos del triángulo rec-

sorprendente donde las haya, inimagina-

Torroja a ver esta obra y éste preguntó:

tángulo isósceles de la plaza y el co rte

ble, parece un error

ve rti ca l de estos dos ci lin dros por un

jec ión de los arcos del cilindro vertica l que

l FIGS. 1-s 1,

1 FIG. 3

J. La misma su-

plano obl icuo a 45º con los catetos de l

llegan a los dos grandes arcos de la fachada

tri ángu lo. Es una estructu ra grand e, los

de la base del triángulo, necesitan para su

lados del triángulo miden 70 m y la dia-

equi librio la presencia de elementos verti-

gona l exterior 100 m

ca les rígidos

1FIG. 21 .

1FIG . 1 1.

Ahora mismo sería un

-Alfonso, dime cómo se aguanta esto. - Esto, Eduardo, es una demostración de cómo se aguanta el hormigón armado sin in tegra les. - Hombre, no será ta nto.

Una estructura nada evidente, ni siq uiera isostática en la hipótes is norma lmente utilizada por él, en la que la co nstitu ción de la cubierta está solo fo rm ada por arcos o segme ntos de arco. El arco centra l de la intersección de los c ilind ros -a rco BDestá so metid o a cargas vertica les, horizo ntales, longitudinales y horizontales transversales cua ndo uno de los ci lindros está más ca rgado que el otro

1FIGS. 3y4

J.

Todo el meca ni smo hiperestático que se forma en la cub ierta es de suponer que no se co ntroló fuera de las hipótesis de cargas si métricas y más elementa les.

FIGURA S. PARTE POSTERIOR DEI. MERCADO DE POI.A DE SIERO.

JAV I ER

MA o T EROLA

177

rUNDACJÓN JUANhLü TURRIAl\ü


FIGURA 6. CUATRO FORM I DABLES PARAGUAS DEL MERCADO DE GANADO DE POLA DE SIERO

- ¿Cómo calculaste el Frontón Recoletos? - Pues mira, Alfonso, después de tres meses con matemáticos, ingenieros y físicos y muchas ecuaciones diferencia les, muchas incógnitas ..., al final, A lfonso, si te digo la verdad, pues poco más o menos "por la cuenta de la vieja ". - Pues esto Eduardo, igual, lo que pasa es que yo ... dibujo mejor que tú.1 Se sue le decir, y él mismo lo co nfirm aba, q ue las estructuras había que h ac~ rla s se ncill as y fác il es de ca lcular. El Merca do de Po i a de Si ero de sencil la, nada, es difíc il y osada

1 FIG.

s J. Si bien esta es-

tru ctura es mu y compl ej a, ava nzad ísim a para su tiempo y ll ena de valen tía. 1ldeFIGURA 8. PARAGUAS DE 40 METROS DE DIÁMETRO DEL MERCADO DE GANADO DE POLA DE SI ERO

fo nso Sánchez del Río enfrenta también novedosa mente otras estru cturas mu y

1

Tomado de la tesis doc toral de D. Lui s Peñalver La marea desa·

rrolt ada sob re la ob ra de O. ll defonso Sá nchez del Río en el año 2004.

176

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RIO PISÓN. INGENIERO


FIGURA 7. V I STA I NFER IOR DE LOS PARAGUAS EN EL MERCADO DE GANADO DE POLA DE SI ERO

Al ser la superficie co lgada, el espeso r del

onda y arcos-onda. La utilización de for-

de l Mercado de Ganado de Pola de

hormigón es mínima, 3 cm. Así no puede

jados para edificación usando p iezas ce-

Siero . Se trata de dos tipos de paraguas,

pandear. La componente tangencial de

rámicas para colocar entre v iguetas de

sin gul ares, y me refiero a los "pa rag uas

tres de el los cuad rados de 20 m de lado

tracción de todas estas superfi cies co lga-

hormi gó n y ali gerar su peso fue un proce-

empotrados cada uno de el los en una co-

das se compone con la contigua introdu-

dim iento hab itua l en la construcció n de

lumn a única y adosadas entre sí, y un

ciendo un as fuertes ca rgas de compres ión

viviendas desarrollada por Río - Cerámica,

cuarto paraguas c ircu lar de 40 m de diá-

en la costi 1la a lo largo de toda el la. La de-

de la cua l lldefonso Sánchez de l Río era

metro soportado por un a pila de 1 m de

fo rm ac ión vertica l de la costi ll a, por su in-

uno de sus propietarios. Esta sociedad la

diámetro. Los tres cuad rados, lastim osa-

c lin ac ión verti cal, tensa más las telas e

fundó en 1942. La dovela-onda es una

mente, han sido demolidos y solo queda

incrementa sus componentes tangenciales

fác il, brillante y útil ap li cación de las

el cuarto circu lar bastante desfigurado.

y por tanto la compresión sobre la costi ll a.

ond as rea li zadas en las estru cturas lami-

Son paraguas espec iales, nervados en las ·

A lo largo de toda su longitud, la tracción

nares por Nervi, Torroj a, Freyssinet, Esqui-

esq uin as, cuatro en las aristas de los cua -

va ría y la comp res ión de la costill a crece .

ll an, etc. , para la cubrició n de grandes espacios. Se co nsigue rigidez longitudinal

drados y ocho en el c ircu lar. Sánchez del Río consideraba que además

con la forma y cubrir espacio con el

Los dos tipos de paraguas fun da mentan su

de estas compres iones, las cuales tienen

mi smo elemento. ll defonso Sánchez del

capacidad res iste nte en la forma adop-

una determin ada excentricidad verti ca l

Río las realiza con cerám ica y hormigón

tada, la cua l co nfigu ra un dob le meca-

respecto al eje de la costill a, eq uilibraba n

1FIG.91 ,

con lo que consigue poco peso de

nismo resistente. Cada costill a se empotra

la flexión de peso prop io, lo que deter-

la dovela-onda, canto y rigidez tra nsversa l

en un p il ar centra l y está inclinada hacia

mina una secc ión mínim a de las costi ll as

para evitar deformaciones transversales in-

arriba, y la plementería ex iste nte entre

de 0,5 x 0,5 m en el arranqu e junto al

cómodas y peligrosas. En 1953 , en el XX II

ell as, que co nstituye la superfic ie total de l

p il ar

A lgo realmente asombroso.

Congreso de la Asociació n Española para

paraguas, es un a superf icie co lgada entre

El último tema que me gustaría abord ar es

el Progreso de las Cienc ias celebrado en

las costi ll as radiales

el de las ob ras rea li zadas con la dove la-

Oviedo, presenta la dove la-onda.

1 FI G 6

J.

1 FIG.a1 .

IAVIER MANTEROLA

179

rUNDACIÓN JUANcLO TURRIAl\O


FIGURA 10 . PALACIO DE DEPORTES DE OVIEDO

Desde el pri ncip io su vo lun tad era construir cubi ertas de 100 m de lu z con esta pieza, pero por diversas circunstancias no se realizaro n. Lo que sí ocurrió co n cubiertas industriales de 30 y 35 m de lu z.

-------, 1I ___ ___

1'

La máx ima ob ra que realiza Sánchez del Río con esta técn ica es el Palacio de Deportes de Ov iedo

1FIG. 10J ,

construido co n

8 arcos-onda de 100 m de lu z y 7 m de anchura y 4 arcos-onda más, dos a cada lado de los anter iores y destin ados a cubrir las graderías de los espectadores, de 90 m de lu z y la misma anchu ra de onda 1FIG.11 1.

Estos arcos-onda está n soporta-

dos en puntales inclina dos de hormigón donde se in sta la un a articulac ió n. Es la má x im a obra de Sánchez de l Río realizada a un a edad avanzada de su v id a, co n más de 70 años. Es una ob ra muy inge ni eri l, simpl e, eficaz, grand iosa, resu l-

\~~i ~ --

DETALLE

.....,

tado de esta r acostum brado a enfre ntarse a lo de siempre pero con so lu ciones ingeniosas y propias. Hab ituado a soporta r la incertidumbre de que en estructuras

FIGURA 9. DOVELA-ONDA

nuevas la segu rid ad rea l so lo reside en el temp le de l auto r. 180

ILDEFONSO SÁNC H EZ DEL RÍO PI SÓN. INGEN I ERO


FIGURA 1 1 . V I STA LATERAL DEL PA LAC I O DE DEPORTES DE OV I EDO

FI GURA 12. ART ICULACIONES DE LOS SOPORTES

Cada arco-onda se divide en dovelas de

mente eficaz y res istentemente dudosa

co n lóg ica, aco mpañada de buena dosis

3,2 m de longitud qu e se co loca n sobre

en cuanto a su capac idad de giro se re-

de experi encia y suerte.

un a cimbra de tubos, y el espeso r de la

fiere

1FIG. 12 1.

La directriz de los arcos-

onda es de 16 cm. La altura total de la

onda es un a curva parabólica de cuarto

Los hombres audaces necesita n suerte y la

onda es 1,5 m y el rebaj ami ento del arco,

grado . La co nstru cció n se hace sobre

sue len enco ntrar. El Mercado de Pola de

la relac ión fl ec ha/ lu z, 1/5. Hay varios

c imbra de tubos, de dos en dos ondas,

Siero le venía grande, se aleja de su hipó-

puntos singulares a comentar. La tras la-

con dovelas de 3,2 m que se adosa n y se

tes is básica de diseñar estru cturas fáciles

ción de la ca rga, transmitida a lo largo de

hormigonan. En la clave se dispone una

de ca lcu lar y le sa li ó bien. Las marquesi-

la ond a, se refiere al pun ta l por una tran-

zo na de hormi gón donde se in stalan siete

nas del propio Pola de Siero son difíciles

sición de hormigón armado que sigue la

gatos por onda y así poder desc imbrar el

y extraordinariamente audaces, y las re-

fo rm a de la o nda. Un deta ll e bril lante,

arco rec uperand o su defo rm ació n de

so lvió co n mucha intui ción res istente y

adecua do, que introduce so lidez res is-

peso propio r FIG.

J. Es ev idente que la

mucha suerte; y el Palacio de Deportes de

tente y visu al, co mo un a basa res istente

red ucc ión de la dovela-onda a su in erc ia

Oviedo es un a obra formidab le realizada

a una onda de cerámi ca r FIG. 13

13

Parece

y su área equi va lente en un elemento li -

co n materi ales humildes. ildefo nso Sán-

escasa, pero no. En este puntal de hormi-

nea l hoy no sería aceptabl e, pero enton-

chez del Río fue un magnífico ingeniero

gón se dispone la arti cu lac ió n, visual-

ces la inseguridad del cá lcul o se reso lvía

poco recomendab le.

1.

FIGURA 1 3. V ISTAS INTER IORES DEL PA LAC IO DE DEPORTES DE OV I EDO

J1\V I ER MA

TEROL r\

181

rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIAl\ü


1ldefo nso Sánchez del Río y Pisón nace en 1898 en Haro, La Rioja; en el 99,

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

nacen Edu ardo Torroja y José Entrecanales. Finalmente, en 1905 nace Carlos Fer-

INGENIERO PIONERO

nández Casado . Todos ell os termin an su ca rrera de In ge nieros de Ca minos entre

1922 y 1925, por lo que indudab lemente se co nociero n ya en sus jóvenes años estudiantiles. Pero aqu í acaba n, apa rentemente, las co inc idenc ias. Al te rmin ar la ca rrera, Torroj a y Entreca nales entran a trabajar co n Ribera en Construcciones HiJOSÉ AN TON IO TORROJA

dráulicas y Civil es; Fern ández Casado sigue estudi ando Rad iotelegrafía en París y, en 1927, se titula co mo ingeni ero de Telecom uni cación en Madrid, au nq ue más tarde abandonaría su interés por esta disciplina, y co mienza sus tra bajos co mo in geni ero de Ca minos libre en Granada; solamente Sánchez del Río acepta un puesto en la Administración, co mo in geni ero muni cipal en Oviedo. Tras estos comi enzos, Entreca nales fundó su propia emp resa co nstructora, Torroja creó su propi a oficin a de proyectos, Fernández Casado entró co mo co laborador en la constructora Hu arte y Cía .; y solamente, de nuevo, Sánchez del Río permanec ió en su pu esto inicial de ingeniero muni ci pal de Oviedo, ciudad a la que dedicó sus mejores empeños. Pero, si exceptuamos a Entreca nales, que se dedicó en excl usiva a gestiona r su empresa, los otros tres son fundamentalmente co nocidos por sus pioneras co ncepcio nes estru cturales utilizando el hormigón, armado o pretensado. Y cada uno de ell os desarrolló esta actividad desde un sector profesional diferente: como diríamos hoy día, Torroja lo hi zo desde el sector de la consultoría,

PUENTE D E LÁNEO SOB RE EL RÍO NARCEA , AS T UR I AS. FOTOGRAFÍA D E F. OBESO

Fernández Casado desde el de la cons-

183

rLJN DACIÓN JUANhLO TU RRI Al\ O


dona Oviedo y se tras lada a Madrid, para

define este concepto es Torroj a, quien ya

presenta rse a un co ncurso para la co ns-

en el tercer párrafo de su libro Razón

trucción de un dique en el puerto de

FI GURA 1. I LDEFONSO SÁNC H EZ DEL RÍO

y Ser de los Tipos Estructura les dice " Las teorías

Palma de Mallorca, concurso que gana, y

rara vez dan más que una comprobación

para cuya realización promueve, con Luis

de la bondad o del desacierto de las for-

Sánchez Guerra, la creació n de la em-

mas y proporciones que se imag in an para

presa co nstructora " Dragados y Co nstru c-

la obra. Éstas han de surgir primero de un

cio nes". Y ya se quedaría en Madrid el

fondo intuitivo de los fenómenos, que ha

resto de su vida, creando su empresa Río

quedado como un poso íntimo de estu-

- Cerámi ca y desarrollando algunos inte-

dios y experiencias a lo largo de la vida

resantís imos proyectos desde el secto r

profesional." Fern ández Casado no defi-

privado. Y Fernández Casado sigue co la-

ni ó las proporcio nes de sus puentes de al-

bora ndo con Huarte para entrar más tarde

tura estricta basado exc lu sivamente en

trucción -aunque más tarde crearía su pro-

en la Jefatura de Puentes del Ministerio de

resultados de cálcu los; hay en esas pro-

pia consu ltora-, y Sánchez del Río desde el

Obras Públicas, y terminar, en los sesenta,

porciones una sensibilidad que sobrepasa

de la administración. Lo cua l viene a de-

fundando la ofic ina de proyectos que

lo puramente físico y ca lcu lable. Y ya ve-

mostrar que no hay trabajos aliena ntes que

ll eva su nomb re.

remos que en la obra de Sánchez del Río

Si bien la ob ra de estos tres in geni eros es

so nales y estéticas. Como veremos, aun-

coarten la creati vidad, como se piensa a

veces, y que es la propia persona lidad la que se impone siempre, para bien o para mal.

hay mu cho de intuitivo y de aficiones permuy diferente, puede enco ntrarse en ella

que con resu ltados muy diferentes, los tres

una idea co nductora comú n: las buenas

se basaron para sus desarrollos concep-

Esta situación se mantuvo hasta la década

estru ctu ras no surge n de un proceso de

tuales en in tuiciones del comportam iento

de los 40, en la que Torro ja pasa a centrar

cá lcul o, ni siqui era de un proceso lógico,

estructural; y no siempre, como aseguraba

sus in tereses en el campo de la investiga-

sino de una cierta intuición del compor-

Torroja, obte ni das tras años de estudio y

ción y la docencia; Sánchez del Río aban-

tamiento estructura l. Quien quizás mejor

experienc ia personal.

(}1nrdu

J/c/('

,"'/.trlf~

[I ,.,,.,,,,."'

FIGURA 2A. TOMA DE AGUAS PARA EL 111 DEPÓS I TO DE OVIEDO

184

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEI. RfO. INGENIERO PIONERO

cld/P.?"'

Mt.11 f'<"'


Aunque la obra de Sánchez del Río es muy variada, aquí va mos a comentar fundamentalmente la que realizó en su época de ingeni ero municipa l, desde que terminó la ca rrera hasta 1941, aunqu e su obra más interesa nte la hi zo entre 1926 y 1930. Proyectó y dirigió obras de ca rreteras, mu chas loca les, y un a autopista entre Ov iedo y Gijón que no se ll egó a co nstruir. Pero su mayor empeño lo dedicó a mejora r los abasteci mi entos de agua a los pueb los y ci udades de la provincia, proFI GURA 3. IV DEPÓS ITO DE AGUAS DE OVIEDO DESDE El EXTER IOR

yecta ndo desde las captaciones hasta la distribución f inal, au nque es sobre todo

con una cam isa interior de uralita, co nsi-

so lar dispon ible pa ra la constru cc ión del

co noc ido por sus estru cturas, que le ofre-

guiendo ahorros importantes. Pero sus

nuevo, junto a los anteri ores, y el hecho

cieron un ca mpo más adec uado para

obras más interesa ntes y, sin duda, las más

de que su autor fuese nada menos que J.E.

poder desarrollar su creatividad.

queridas para él, fuero n los depósitos. Co-

Ribera, le condi cionaron de tal forma que

menzó su andadura en este ca mpo proyec-

rep itió la so lución de aq uellos, con muros

tando, en 1924, un nuevo depósito para

perifé ri cos de mampostería y una cub ierta

DEPÓSITOS

incrementar la dotación de agua para

de vigas y viguetas con un forjado plano.

Ov iedo, que ya disponía de dos depósitos

En este proyecto vemos, más bien, a un

Sá nchez del Río proyectó mú ltipl es abas-

anti guos de 15 .000 m3 en tota l. En este su

Sánchez del Río más interesado en el cál-

tecimientos de agua, desde las captaciones

primer depósito, el 3° de Ov iedo,

no

cul o que en los conceptos estructurales.

hasta las conducciones, para las que su es-

apo rtó pistas que permitiesen ad ivi nar su

Dedicó 13 páginas de la memoria al cá l-

píritu inqu ieto le ll evó a proponer en oca-

futura potente capacidad creativa. La ex is-

culo, siguiendo a Zafra, de las vigas, vigue-

siones tubos mi xtos de hormi gó n arm ado

tencia de los dos primi tivos depósitos, el

tas y forjados de esta cub ierta. Y en 1926 se le prese ntó la ocasión de proyectar un nu evo depósito, el 4° de Oviedo, de 10.000 m3, pero en una nueva localización , en la cima de un cerro, sin ninguna re lac ión visua l o fun ciona l con los tres primeros. En este caso, la libertad, ta nto estructural como forma l, era total l FIG. 3 J. Y Sánchez del Río la utili zó a fondo, creando su " sistema del IV depós ito de Oviedo", como él mismo le ll ama, y que

_ ,.._ .. rrr,.

""Y'"-

.. -_.y., _

-~.,.

util izó en mú ltiples depósitos más. Entre el los, destaca el de Poi a de Si ero l FIG. 4 1,

FIGURA 21l. V IV I ENDAS PARA GUARDAS

JOSÉ ANTONIO TORROJA

165

FUNDACIÓN JUANELO

TURRIANO


La pa red exte ri or del depós ito está formada por un as bóvedas cilíndri cas, de eje vertica l, apoyadas sobre los co ntrafuertes rad iales de mampostería ¡ FIG. 8 J. El di ámetro interi o r del depós ito de Ov iedo es de 50 m, mi entras qu e el de Pol a es de 28 m. La cá mara de ! laves está situada en el centro de l depós ito, y es tambi én circul ar, La mayor or igi nalid ad está en la cubi erta, d isp uesta ge néri ca mente según un a superfic ie

tór ica,

formada

por

unos

arcos -48 en Oviedo y 24 en Pol a- recFIGURA 4. DEPÓSITO DE AGUAS DE POLA DE SIERO

tangu lares de ancho co nsta nte y ca nto vaLa estructura de l depós ito es un mode lo

ri ab le qu e apoya n, en un extremo, en los

excepto po r sus dim ensiones -tiene so la-

de adecuac ión de cada elemento a su

contrafuertes exte ri ores, y en el otro, en

mente 2. 000 m3-

por lo que en lo qu e

fun ción, teni endo en cuenta el sistema

el cilind ro de eje vertica l qu e co nstituye

sigue uti liza remos los pl anos de este de-

co nstru ctivo. Si exceptu amos cimi entos y

la cá mara de ll aves ¡ FIG. 9 J. El sector cir-

pósito, qu e de paso nos mu estran el es-

so lera, el depós ito está co nstituid o po r

cul ar que queda entre estos arcos, se

proyectado en 1928, igual al de Oviedo

,

mero y ca riñ o que el ingen iero ex igía

cin co elementos bás icos ¡ F1cs. 6 y 7 J: co n-

cubre co n un fo rj ado enrasado co n la

ta mbi én a sus de li nea ntes en la rea li za-

trafuertes y pared exteriores, cubi erta, cá-

ca ra inferior de los arcos . De esta fo rm a,

ción de su trabajo r FIG. s J.

mara de ll aves y pared diviso ri a.

al qu eda r la superfi cie inferior si n resa ltos, cabe la so lu ción co nstru ctiva de cimbra móv i 1 que se mu estra en la fi gura 1O para la constru cc ión de la cubi erta, que perm ite, co n un peq ueño descenso de la cim bra, moverla a mano hasta la sigui ente posic ión . En el caso de O v iedo, por ej emplo, qu e ti ene 48 arcos, uti 1iza ndo dos mód ul os de c im bra situ ados di ametralm ente op uestos, y dado que cada mód ul o perm ite hormigo nar simul tá nea mente dos arcos y dos fo rj ados, bastaron

doce pu estas de ci mbra para

termin ar toda la cubierta. Es interesante co nstata r qu e, aunqu e no lo defien da de forma tan apas io nada co mo al proyectar sus pue ntes en arco, ya op in a q ue el mejor tipo de arco de FI GURA S. PLANTA Y ALZADO DEL DEPÓSITO DE AGUAS DE POLA DE SIERO

186

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO, INGENIERO PI ONERO

hormi gó n es el empotrado en arranqu es


FIGURA 7. SECC IÓN GENERAL DE LA PARED D I V ISORIA

FIGURA 6. PLANTA ESTRUCTURAL

aj

' ----'i"-

FI GURA 8. PARED EXTER IOR

~-.f

-'*~,

~-átl,,_-

t ·• -- - . ·, ·-·~"

1

1

.,. .,.... . ... ..,,

-rm·-

~ ·J

l l jjj;JlrEEE ----==¡

l;=¡;;I;;;;;¡.... ! ,

;;:¡;;;;;;!

>'-·~

/1

-;--1 . . ~..,.. ::,,,. -=...

.,.,,.

...,. ,., ,.

;:

:~

..,.. :: :: ~ ..,

. ?r:z

FI GURA 9. ARCOS Y FOR JADOS DE CUBIERTA

JOSÉ ANTONIO TORRO IA

187

rUNDACIÓN JUANhLO TURR IANO


En el IV Depósito de Oviedo, cuyo pas illo de acceso a la cá mara está situado por encim a del agua, a más de 5,00 m sobre la so lera, Sánchez del Río hi zo una curiosa esca lera de acceso desde este pasillo superior hasta la solera. Se trata de una especie de esca lera a la cata lana, consFI GUR1\ 1 O. C IM BRA MÓV IL

truida tota lmente en ladrillo, pero que no se apoya en los muros latera les de la caja de esca lera, co mo es lo usual , sino que sa lva el tramo tota lm ente exenta. Una

.....,, -·-~.... ,._ ..__

ob ra menor pero que mu estra el sentido estru ctural de su autor 1FIG.1 3 J•

- .- --

Aparte de todos estos comentarios referentes a la intui c ión estructural de Sánchez

....

,~

del Río, de la que él quizás ni era co nsciente, es interesa nte su expl ícito interés por los aspectos estéticos, que él 1lama

FIGURA 1 1. PARED D I V I SO RI A

"a rquitectóni cos", de sus depós itos, asey arti cu lado en clave r FIG. g 1, aq uí con ró-

es la de dividir el depós ito en dos com-

gurando que éstos debían responder a tres

tul a Mesnager. En posteriores proyectos de

partimentos indepe ndi entes, pero qu e

ex igencias: ser exc lu sivamen te un depó-

depósitos, presci nde de esta articul ación,

Sánchez del Río utili za para el acceso a

sito de agua', ser " ingeni eril y arqui tectó-

no por co nvicc iones propias, sino si-

la cá mara de ll aves ce ntral, crea ndo un

nico" y ser lo más constructivo posible.

gui endo un consejo de Alfonso Peña Boeuf.

pas illo, a resguardo del agua 1 FIG. 12 1, desde la entrada hasta la cá mara. Este

El último elemento a reseñar es el muro

mu ro es de hormigón, rigidizado por unos

divisorio d iametral r FIG . ,, 1, cuya fun ció n

tornapuntas cada 2 o 3 m.

FIGURA 12. DEPÓS ITO DE !'OLA D E SIERO. PAS I LLO DE ACCESO A LA CÁMARA D E LLAVES

166

1

Según él mismo di ce: "Empecé dispuesto a desechar tod as

las disposiciones qu e lo mi smo pudi era n servir para un café

que para levantar una mez quita como la de Córdoba ... (Li gera indi recta hac ia las co lumnitas .)"

FI GURA 13. I V DE PÓS ITO DE OV IED O. ESCA L ERA D E ACC ESO A LA SO LERA

I LDEFONSO SÁNC H EZ DEL RÍO , I NGEN I ERO PIONERO

FUNDACIÓN JUANcLü TURRIANü


FIGURA 14. V I STA EXTER IOR DE L IV DEPÓS ITO DE OVIEDO

FIGURA 1 S. VISTA I NTER IOR DEL IV DEPÓS ITO DE OVIEDO

De aq uí se derivaría la cua rta co ndi ción:

sito, aunque más radica l, podría asim ilarse

En los cuatro años tra nscurridos entre

la obra debe ser eco nómica. Estas cuatro

a la condi ción funcional; la " ingen ieril", a

1926 y 1930, como ya he comentado

ex igencias son asombrosamente parecidas

la estática; la "arquitectónica", a la estética;

más arriba, Sánc hez del Río vive su

a las expuestas porTorroja en el primer ca-

y la constructiva está planteada, como he

época más prolífica, no sólo en cuanto

y Ser de los tipos estruc-

comentado, en otro co ntexto que en To-

proyectos de depósitos sin o también de

tura les, cuando dice que una buena obra

rroja. En cualquier caso, Sánchez del Río se

puentes. Ciñéndonos a los pr im eros, so-

debe cump lir al máximo cuatro cond icio-

preocupa por los resultados estéticos de su

lamente en Asturias se encuentran, ade-

nes: la funcional , la resistente o estática,

obra, de la que se siente muy contento. Su

más de los ya come ntados de Oviedo y

la estética y la económi ca. Para Torro ja, el

carácter, un tanto vanidoso y extravertido,

Pola de Siero, los depósitos de San Este-

proceso co nstru ctivo no es una condic ión

le ll evan a declararlo así en muchos de sus

ban de Pravi a (1929, 1 .000 m3 ), Mieres

para que una obra sea considerada como

escritos. En las páginas que siguen se mues-

(1 930, también con 1 .000 m 3 de capaci-

buena, pero es una herramienta para co n-

tra n, en algunas fotografías obtenidas por la

dad ) y Muse! (1929, 1 .000 m 3 ). Todos

seguir, en particular, la condición econó-

Fundación Juanelo Turriano para esta pu-

estos depósitos siguen el modelo del 4°

mica, e in c lu so para hacer factible la

blicación, los resultados de estos esfuerzos

de Oviedo, y, en el caso de Mieres y San

so lu ción estructural imag in ada.

y, de paso, su op inión, expuesta con vehe-

Esteban, al ser su capacidad mitad del de

mencia, de que los depósitos deben dejar

Pola y estar co nstru idos a media lade ra,

En el sentido expuesto más arriba, el que un

de ser algo oscuro y tenebroso para pasar a

Sánchez de l Río utiliza una mitad de este

depósito debe ser exclus ivamente un depó-

ser recintos bien iluminados y aireados.

ú ltimo

pítulo de Razón

FIGURA 16. VISTA EXTER IOR DEL DEPÓSITO DE POLA DE SI ERO

IFIGS.1 8 y1 9] .

FIGURA 17. VISTA INTERIOR DEL DEPÓS ITO DE POLA DE SIERO

¡os~ A

TONIO TORROIA

189

rUNDACIÓN JUANELO

TURRIAl\ü


-arr.,Qk,,.J,Pero, como puede comprobarse por las im áge nes, estos depósitos son un ca lco un o de otro, y todos menores que el original de Oviedo. La ocas ión para proyectar un gra n depósito se le presentó en el concurso para el IV Depósito de Aguas de Madrid, de una capac id ad de 200.000 m3 . El so lar para ubicar el depósito era sensib leme nte rectangular, y Sánchez del Río concib ió dos depósitos seca ntes de FIGURA 16 . PLANTA Y ALZADO DEL DEPÓSITO DE MI ERES. MED IO DEPÓS ITO DE POLA DE SI ERO

100.000 m 3 cada uno, segú n la disposició n de la figura 20. Cada depósito es simi lar al de Oviedo con los camb ios derivados de sus mayores dimensiones. El rad io del depósito de 100.000 m3 es de 75 ,00 m, siendo el de la cáma ra cen tral

i

de 15,00 m, con lo que la bóveda tórica de cubierta tiene una lu z de 60,00 m. Esta luz es muy grande y, de hacerla de un so lo vano, requeriría un a gran flecha, por lo que el autor decidió po ner una serie de apoyos intermedios -que él ll ama " pil as-

FIGURA 1 q, SECCIÓ•

TRANSVERSAL POR EL MURO D IVISORIO

semiestribo"- d ividiendo los 60,00 m en dos va nos de 33,00 m el interior y 27,00 m el exterio r, equ il ibrando así los empujes sobre estas pilas-semiestribo. Por lo demás, la cubierta sigue las pautas de Ov iedo

1 FIG . 21 J,

co n arcos de 1,00 m de

anchura, y co n la mejora de no 1levar'fos arcos periféricos a morir en la coronac ión de los co ntrafuertes, sino más abajo, reduciendo sustancia lmente el momento de vuelco sob re estos contrafuertes. Este depósito está d ividi do en cuatro compartimentos a través de dos paredes divisorias lo ngitudin ales, sim il ares a las de Ov iedo, y una transversal según la cuerda de intersección de los dos depósitos . Es en la intersección de estas dos paredes donde se sitúa la cámara de ll aves.

FI GURA 20. PLANTA GENERAL DEL IV DEPÓS ITO DE MADR I D

190

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO, INGEN I ERO PI ONERO


cir- ª"""'fffZe:"-•eneer ~ gzpnr

nn

FIGURA 21. SECC IÓN TRANSVERSAL POR UNA PARED D I V ISOR IA DEL IV DEPÓS ITO DE MADRID

Esto ll eva al autor a una compl icada, pero

escogió para el nu evo puente el mi smo

chez del Río tomó la lógica decisión de

bien resuelta, estructura para recoger los

punto de paso del río qu e el Sr. Durán,

elimi nar las pil as en el cauce y sustituir los

empujes de los arcos de la cub ierta, per-

pues estaba claro que al lí el lecho del río

tres arcos por uno so lo de 41 m de luz, ci -

mitiendo a la vez el paso de las personas

era roca; si no, se ría abs urd o el presu-

mentado en ambas márgenes, comp letado

bajo el la. A pesa r del esmero que Sánchez

puesto as ignado por Durán a la cimenta-

co n un pontón de avenidas de 8,00 m,

del Río puso en reso lver, y a mi entender

c ión de las dos pilas, que ascendía a la

proporcionando un desagüe total de 50

reso lver bien, los múltiples pequeños pro-

ex igua ca ntidad de 86 1,28 pesetas.

m. Aun así, resu ltó que los vec inos estaban equivocados, y hubo que profundizar

blemas que esta so lu ción presentaba, la Convencido de que el lecho del río era de

la cimentac ión en una margen hasta 3,50

atrev ida. Desde luego lo era, pero, co mo

roca sana, Sánchez del Río proyectó tam-

m por debajo del máximo estiaje, con los

él mismo dice, "atrev ida no quiere dec ir

bién un puente de tres vanos, con unos

co nsigui entes problemas de agotam iento.

insegura" .

arcos de 15,00 m de luz entre pilas. Pero

Pero, al fina l, la obra terminó fe li zmente

al rea li za r el replanteo del puente, en

con mu y pequeño incremento presup ues-

propuesta fue rechazada por considerarla

época de estiaje, se comprobó que todo el

tario. He re latado pro li jamente estos he-

PUENTES

lecho era de acarreos, y que la roca sana

chos, pues creo que reflejan bie n las

no aparecía por ningún lado, excepto en

circunstanc ias en que se trabajaba enton-

Sánchez del Río proyectó varios puentes,

una de las márgenes. Unos vecinos del

ces, y la estrecha relación existente, para

pero, en rea lidad, proyectado por él sólo

pueb lo aseguraron haber visto también

bien o para mal, entre los veci nos de los

se constru yó un o. Esta es la hi stor ia de

roca en la otra margen, por lo que Sá n-

pueb los y el ingen iero.

este puente. En 1928, los co ncejos de Req uejo y Láneo, según cuenta pro lij amente nuestro protagonista, enca rga ron al in geniero Sr. Durán el proyecto de un puente sobre el río Narcea, en un a zona de unos 50 m de anchura de cauce, para dar serv icio a estos dos pueblos. El Sr. Durán proyectó un puente de tres vanos que requ ería dos pil as cimentadas en el prop io ca uce, pero el presupuesto de ej ecuc ión del pu ente se disparó respecto al prev isto, y los co ncejos de los dos pueb los decidi ero n enca rgar a D. ll defonso un nu evo pu ente más econó mico. Según nos exp li ca él mismo, JOS~ ANTONIO TORROIA

191

eUNDACIÓN JUANbLO TURR IAl\ü


FI GURA 24. PUENTE DE LÁNEO . PONTÓN DE AVENIDAS. FOTOGRAFÍA DE F. OBESO

Los dos arcos no tienen ni ngú n arriostra-

el sigui ente: "Pa rece natura l y racional

puente, que se ha co nvertido en el más

miento transversal por encima del tablero

que todo gra n arco debe arrancar con for-

famoso de los proyectados por Sánchez

y, segú n una disposición muy excepc io-

ta leza de sus estribos, como si fuese una

No se han encontrado p lanos de este

del Río, pero sí di spo nemos de fotog rafías

nalm ente utili zada en puentes de hormi-

pro longac ió n de éstos, y así realmente

que mu estran cómo era y co mo es este

gón, son empotrados en arran qu es y

debe sucede r. Esto produce un a se nsa-

puente. Se trata de un puente en dobl e

arti cul ados en clave

utili zando

ción de gra n tranqu ilid ad en el especta -

arco

1FIG. 221,

co n un tab lero intermedio

1FIG.22 1,

rótulas tipo Mesnager.

dor, a la vez que co muni ca a la obra el se ll o de forta leza y rigidez que es nece-

formado por una losa contin ua de hormi-

sario en ella. Con las articul aciones en los

aceras latera les

Esta disposición, muy querida pa ra Sán-

que vue lan por fuera de las péndolas,

chez del Río, y ya utilizada en las cub ier-

arranqu es, los efectos son co ntrarios,

tamb ién de horm igón armado.

tas de sus depósitos, co mo ya hemos

pues a continu ació n de un elemento todo

gón armado

1 FI G. 23 1 con

visto, la justifica prin cipa lmente el autor

fortaleza, todo potencialidad, como es un

Para sa lvar los 50 m tota les del cauce, ade-

no por intui cion es resiste ntes sino por ra-

c imi ento o un estribo, nos enco ntramos

más del va no del arco de 41,00 m, ex iste

zo nes cas i más metafísicas que físicas. En

co n un a tota l interrup ción del materi al en

un pontón latera l de aven idas de 8,00 m

la memoria del proyecto, el argu mento

un punto delicado, como es un a articula-

prin cipal que justifica esta disposición es

ción. En cambio, la articu lació n en la

1 FIG. 24 1,

como ya se ha comentado.

1 1

FIGURA 25. SECCIÓN Ló°NGITUDI

AL DEL PROYECTO DE PUENTE SOBRE EL NARCEA EN SOTO DE LOS I NFANTES

-FIGURA 26. PROYECTO DE PUENTE SOBRE EL RÍO NALÓN

192

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO , INGENIERO PIONERO

rUNDACIÓN JUANl.:Lü .

TURRIAf\ü


clave, ca mb ia tota lmente el aspecto de la cuestión.

Acusándo la

co n

va lentía,

puesto que no hay por qué oc ultar un a cosa cuando se está co nvenc id o de su bondad, comuni ca al arco esbeltez, fij a la clave y se ñala el apoyo elega nte, preciso y tranqui lo de los dos med ios arcos que, arra nca ndo alejados pero muy firmes en sus estribos, va n seguros a reposa r en este pu nto, que basta y sob ra que sea un punto ... ". Hay mu cho de vo luntari smo en estos argumentos, pero ¡qué pas ió n por su profesión demuestran! FIGURA 27. RODILLO DE URALITA COMO ARTICULACIÓN EN EL PUENTE SOBRE EL NALÓN

En el proyecto de otro puente sobre el

nueva articul ac ión propuesta por el pro-

fotografías que ha obtenido la Fundación

Narcea en Soto ele los In fa ntes, no co ns-

pio Sánchez del Río en su proyecto de

Juane lo Turri ano, como he comentado an-

truido, tambi én propon e un a articulac ión

puente sobre el Na lón, uti lizando su in-

teriormente, pude comprobar que el

central úni ca, en este caso, en un puente

vento de rodi llo de uralita r FIG . 27 J.

puente que ex iste actualmente no es el inicial de Sánchez del Río, como puede com-

de tablero superi or. En real idad, los comentarios de Sánchez

probarse por las imágenes que siguen.

Finalmente, también en 1929, proyectó

del Río reproduc idos más arriba, que son

un puente en arco sobre el río Na Ión, que

los mismos que transcribe Ribera en su ar-

En la figura 28 se ve clarame nte que los

tampoco se constru yó. El puente proyec-

tícu lo, se refi eren al puente que él mismo

dos arcos está n unidos en clave por una

tado es de tablero interm edio, co n un

proyectó y co nstru yó, y que es el qu e se

robusta traviesa. El arco no ca mbi a su

doble arco de 80 m de lu z, monoa rti cu-

muestra en la figura 22. Pero al ana lizar las

ca nto al ll egar a la clave para formar la

lado en c lave, como el de Láneo, pero con un arrio strami ento transversa l en c lave entre los dos arcos . El interés de este puente está en que Ri bera pub licó, en 1930, un artícu lo en la

Revista de Obras Públicas habla ndo de su d iscípulo Sánchez del Río y de sus puentes monoa rti cul ados . Ribera pone el ejemp lo del pu ente de Láneo, que alaba efus iva mente, y al que pone excl usivamente una pega: la cas i segura corros ión de las arm ad uras de la rótu la Mesnager que Sánchez del Río hab ía util izado en la co nstrucc ión de este puente. En ca mbi o, comenta que lo correcto sería utilizar la

FIGURA 28. EL PUENTE ACTUAL DE LÁNEO

o

REQUEJO SOBRE EL RÍO NARCEA. FOTOGRAFÍA DE F. OBESO

IOSÉ ANTONIO TORROIA

193

rUNDACIÓN JUANhLü TURRIANü


FIGURA 30. ACTUAL COTO SALMONERO DEL PUENTE DE LÁNEO. FOTOGRAFÍA DE F. OBESO FOTOGRAFÍA DE F. OBESO

rótul a. Cas i da la impresión de que ésta no

de lldefo nso, Ca rlos Sánchez del Río, a la

lancia de la esco lta y hacer ll ega r a

ex iste. Pero el deta ll e de la figura 29 nos

sazón ingeni ero director de Vías y Obras

Franco que el pueb lo había quedado to-

confirma de la ex istencia de la articu lación

de la Diputación de Asturias. La historia

talmente aislado sin ~ I puente. Franco no

y que ésta es de rodillo, no Mesnager.

es la siguiente.

se dio por enterado, pero, tras el verano,

Ante estas evide ncias de que el puente

El puente, efectivamente, fue co nstruido

orden de reco nstru ir el puente. Al recibir

se rec ibió en la Diputación de Oviedo la actua l no es el origina l de Sánchez del

en 1929. Pero durante el ased io de

la orden, Armando Grande como ayu-

Río, nos pusimos en contacto con la Fun-

Oviedo por las tropas republicanas du-

dante de Obras Públicas y Enrique La-

dación para recabar información sobre la

rante la guerra incivil, seguramente ya en

fuente

hi sto ri a del puente, pero en el Archivo de

1936, el pu ente de Láneo fue demo li do.

rápidamente en marcha para reconstruir

Sá nchez de l Río no aparec ió la más mí-

A l term inar la guerra se co nstru yó un

el puente según el proyecto de 1957 de

nima noticia sobre el tema. Pregunté a

puente provisional co lga nte co n tablero

Carlos Sánchez del Río, terminándose las

mis am igos asturianos y unos y otros me

de madera, co nocido como "pue nte de

obras en 1961. Pero lo más interesante de

co ndujeron a Urbano Arregui Meredi z,

cables" que, mal que bien , daba servicio

este proyecto es que es un a reconstruc-

co mo

ingeniero

se

pusiero n

ingen iero de Cam inos y asturiano de pro,

al pueblo . Los vecinos so li citaron reitera-

ción de l origin al, salvo por una modifica-

qu e fue director de la Confederación Hi -

damente la reconstrucc ión de l puente y,

ción importante: la rótul a ori gina l tipo

drográfica del Norte de España y gran co-

como hemos v isto, se redactó un pro-

Mesnager fue sustituida por una arti cu la-

nocedor de los ríos asturi anos, quien

yecto en 1957. Pero la co nstrucció n se

ción mediante rod ill os de ural ita, que era

quedó ini cialmente extrañado por la in-

demoró hasta que en 1959 una gran

la que lldefo nso Sánchez de l Río había

documentada metamorfosis de l fa moso

ri ada se ll evó el puente de cab les, por lo

previsto en su proyeqo de puente sob re

puente. In trigado al extremo, Urbano em-

que los vec in os tenían que cruza r el río

el Nalón. Con independencia del co noc i-

pezó a preguntar a sus antiguos amigos y

en barca.

co laboradores hasta encontrar la informa-

miento que Car los Sánchez del Río tenía de este proyec to, lo más lógico es que

ción requerida de su amigo Armando

De todos es conocida -o por lo menos lo

consultase con su herm ano lldefonso y

Grande Roca, ayuda nte de Obras Públ i-

es de los más viejos- la afición de Franco

que éste le aconsej ase rea li za r ese puente

cas que trabajó con Urbano tras pasar por

por la pesca y, un día del vera no de 1960,

híbrido entre los de Láneo y Na lón. De

la Diputación de Oviedo. Esta in fo rm a-

se presentó con su esco lta en el coto sal -

esta manera resu lta que el actua l puente

ción fue comp letada mediante un a inda-

monera de Láneo, para practicar su afi-

de Láneo es un claro exponente de las

gac ión en el Arch ivo de la Diputac ión,

ció n. Aunque las vers iones de lo que

ideas más queridas y orig ina les de llde-

donde enco ntró el proyecto de recons-

ocurrió difieren, todas co in ciden en que,

fo nso en el diseño de puentes: puente en

trucción del puente, fec hado en 1957 y

de un a forma u otra, los veci nos del pue-

arco monoarticulado en clave, con articu-

redactado precisamente por un hermano

blo se las ingeniaron para burlar la vigi-

lac ión en rodil lo de uralita.

194

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO , INGENIERO PIONERO

·

FUNDACIÓN JUANCLü TURRIANü


FIGURA 31. EL PUENTE DE SANTO DOMINGO DE LA CALZADA SOBRE EL RÍO EBRO EN HARO. FOTOGRAFÍA DE R. DONÉZAR

Desde 1946 a 1951 , Sánchez del Río ocupó el ca rgo de director general de Carreteras del Min isterio de Obras Públicas, desde dond e promovi ó la co nstru cc ión de un puente sob re el Ebro en Haro, su ti erra natal. Aunque él fijó las ideas generales del proyecto, éste fue rea l izado por Vicente Roglá A ltet, a la sazó n ingen iero de la Jefatura de Puentes. Este puente esta constituido, debido a su esv iaje, por dos bóvedas indepe ndientes ele hormi gó n en masa, tri arti cul aclos co n rótu la de uralita, que hu bo que refo rzar con unos to rnill os pasantes tra nsversales. Pero, por mu chas razo nes, en mi op in ión, y au nqu e el autor no lo hubi ese previsto así, el puente actual de Láneo se ha co nvertido en el expon ente más claro de las ideas pioneras ele Sánch ez del Río .

FIGUR1\ 32. DETALLE DE UNO DE LOS /\POYOS DEL PUENTE DE SANTO DOMINGO DE LA CALZADA SOBRE El RÍO EBRO EN Hi\RO. FOTOGRAFÍA DE R. DONÉZAR

¡os~ ANTONIO TORROJA

·195

fUNDACIÓN JUANbLü TURRIANü


,: RIO · c ·E RAMICA, S. A.: OFl.CINAS EN MADRID: PELIGROS, 9 TELEFONOS 32 38 03,- 04 FABRICA EN MADRID (Pl\OLllNGACION DE EMUAJADOl\ES) TELEFONO 27 4~ 85 .APARTADERO RIO CERAMICA • ESTACION MADRID-ATOCHA ·

PIEZAS

ESPE.CIALES

PARA

FORJADOS

PllOCEOIMIENTDS • RIO . CERAMICU . HORMICON AllMADO CUN MOLDES DE CEllAMIC'A PAllA LA CONSTl\UCCION DE PISOS Y CUillERTAS PATENTES ESPANOLAS, NUMEROS: 1~ 8.429 - 140.108 - 146.444 - 166.304 - 196.177 - 200.749 Declarados de interés por la Dirección GeneraJ ·de ·Arquitectura

·¡j.MAS DE 5.000.0:00 DE =MÉTROS CUADRADÓS CONSTRUIDOS!! FORJADOS RIO CERAMICO. FABRICADOS ''IN SITU" TIPOS RC-1·2, RC-15, RC-20, RC-34:+4, RC-28 6; RC-40 8

+

FORJADOS RIO

+

CERAMIC~ .

CON VIGUETAS CEllAMICAS PREFJ\BllICADAS YPIEZAS CERAMICAS DE RELLENO YHOl\MIGON DE COMPRESION "IN SITU" TIPOS RC-U-12 YRC-U-15

LIGEROS · CONSTRUCTIVOS

TIPOS DE FORJADOS RIO CERJ>.MICO RC.

FORJADO RIO CERAMICO RC - U

ECONOMICOS


INTRODU CCIÓ N

LAS PATENTES DE FORJADOS DE ILD EFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

Dentro del ca mpo de la edifi cac ió n han sido los fo rj ados, co nsiderados como elementos estru cturales, los elementos con structi vos sobre los que se ha desa rroll ado un gran número de patentes y/o modelos de uti li dad . La búsqu eda de so luc iones para dar resp uesta a las ex igencias de segurid ad y fun cio nali dad que se pl antea n para estas uni dades, ha sido co ntinu a y ta nto multitud de técni cos indi vidual-

ENRIQUE GON ZÁ LEZ VALLE

mente como organi zaciones, relaci on adas co n el mund o de la constru cc ión, han aportado so luciones, un as veces co n alto ni ve l de tecnifi cac ió n y, en co ntra pos ición, otras so luciones en las que las deficiencias técnica s res ultaban evidentes. El mun do no rm ativo los ha co ntemp lado muchas veces con un gran detalle, tal vez mayor que co n el que se han visto tratados otros elementos estru cturales, si no más importantes sí más releva ntes, representa ndo ello un índ ice ev idente del interés que siempre han su sc itado estos elementos co nstru cti vos y de su impo rta ncia en el mu ndo de la constru cc ión. Las so lu ciones dadas para estos elementos han tenido casi siempre que compatib ili za r aspectos que pueden 1legar a ser aparentemente contrapuestos, como son la segurid ad estru ctural, la v iabi lidad co nstru ctiva y la economía. Pero ha siclo ev idente que el principa l motor del desa rro llo de las soluciones dacias para los fo rj ados ha siclo la búsqueda de tipologías que resultasen co mpetiti va s desde el pun to ele vi sta económico, co mo oc urre en genera l co n ca si todas las uni dades constru ctivas

ANUNCIO DE RÍO - CERÁM ICA, S.A. CON D IVERSOS TIPOS DE FORJADOS QUE FABRI CABA

que integran las obras de ed ificac ión.

197

rUNDACIÓN JUANaü TURRIAl\ü


FIGURA 1. FORJADO DE VIGUETAS DE MADERA

El desarrollo de las soluciones, va loradas

Todo ell o complementado co n la imagi-

BREVE HI STOR IA REC IEN TE DE LOS FORJADOS DE ED IFICACIÓN

como técnicamente correctas, emp leadas

nación e intui ció n que siempre deben

para los forjados y que han tenido refl ejo

acreditar los profesionales que desarro-

en su aplicación práctica, ha precisado la

llan aquel las ideas con potencial idacl

Para poder va lorar la importancia de las

previa consideración y puesta en práctica

para mostrar el va lor técnico

y la compe-

aportaciones a la práctica constructiva de

de diferentes aspectos, entre los que cita-

titividad, aspectos que son los que nor-

las so lu ciones de forjado desarrolladas

mos, como más relevantes: - El profundo conocim iento técnico de su comportam iento estructural. - El conocimiento profundo de los ma-

malmente han conducido tanto a los

por 1ldefo nso Sánchez de l Río, pasamos

avances técnicos y al progreso, co mo al

a expo ner un a visión resumida de la evo-

éxito en su aplicación a la práctica cons-

lución de los forjados de edificación

tructiva de las soluciones desarro ll adas.

desde los momentos anteri ores al inicio

teria les que los constituyen y de sus posibilidades ele fabricac ión y utilización.

de la utilización de elementos estructuUno de esos profesionales en cuyas ac-

ral es de hormigón para la construcción

- La va loración positiva de la viabilidad

tuaciones pueden verse reflejadas las an-

de forjados .

de los procesos constructivos en lo referente

ter iores ideas es 1ldefonso Sánchez del

a su agilidad y facilidad de construcción.

Río, autor de diferentes patentes de forja-

Hasta la aparición del hormigón armado,

- El anális is para comprobar las posibi-

dos, las cuales comentaremos a lo largo

hoy denominado hormigón estructura l,

lid ades de optimización económ ica de

ele esta co muni cac ión redactada para el

las soluciones de forj ados empl eadas en

esta unidad constructiva y de otras cuya

libro-catá logo de la exposició n dedicada

la ed ifi cación, si exceptuamos las so lu-

ejecución queda condicionada por el la,

a tan insigne ingeniero de Caminos, Ca-

ciones estructurales abovedadas a base

como serían los revestimientos de techo.

nales y Puertos.

de piedra y relleno hasta enrasar en su-

FIGURA J FOR JADO DE VIGUETAS DE MADERA

FIGURA 2 FORJADO DE VIGUETAS DE MADERA

"198

LAS PATENTES DE FORJADOS DE ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO


FIGURA 4. FORJADO DE VIGUETAS METÁLICAS

perfic ie horizonta l rea li zado norm al-

En el siglo XIX coex iste n los forjados a

mente con materia les sueltos, habían sido

base de viguetas de madera y de vigue-

En aque l los momentos, los forjados son

parados del forjado y sopo rtados po r él.

las de la utili zac ión de "v iguetas", en la

tas metá li cas ¡ FIGS. 4, s y 61 , configurando

apoyados en muros de fábrica, con o sin

mayo ría de los casos de madera, que so-

so luc iones estructu rales muy parec idas.

entramado de madera, o en pórticos me-

portaban un entab lado, asim ismo de ma -

Los entab lados de made ra rec ib idos

tálicos.

de ra,

un suelo

sob re las viguetas se sust ituyen por fá-

utili zab le por las perso nas, que era direc-

bricas de lad rill o en so lu cion es p lanas o

La aparic ión de l hormigón armado cam -

tamente pisab le y que tenía capacidad re-

abovedadas. Además, para aligerar el

bia la tipo logía de forjados, que comien-

siste nte suficiente pa ra poder soportar las

peso derivado de la util izac ión de re lle-

zan a emplearse a base de este material.

cargas de uti li zac ión, incluido el peso de l

nos, que pe rm itía n co nfigurar las super-

A finales del siglo XIX y princip ios de l

equ ipa m ie nto de la edificac ió n. Las vi-

f ic ies de las caras superiores de l forjado

siglo XX, comienza n a ll egar a nuestro

guetas de madera, como elemento estruc-

p lanas y hor izonta les, se recurre a ma-

país diferentes soluciones estructurales de

tu ral básico, habían sido empleadas, casi

teria les ligeros, carbo ni ll a e inc luso pie-

horm igó n armado, amparadas bajo pa-

en exc lus iva, hasta el comienzo de l em-

zas cerám icas huecas, rell enos que se

te nte, comenzá ndose a emplear la losa

p leo de elementos metá li cos (hierro, fun-

rematan med iante capas de mortero

maciza de horm igón soportada por vigas

dición o acero), materi ales con los cua les

sobre las cuales se disponen diferentes

y p i lares de hormigón armado configu -

se comi enza n a utilizar so luciones de for-

tipo logías de unidades de so lados. Los

rando pórticos. In cluso tempranamente se

jados de configurac ió n semejante a la

techos, en muchas ocas iones de carácter

comienza a utili zar la p laca rec ib ida so-

emp leada para los fo rjados a base de vi-

decorativo, se resue lven mediante la dis-

bre vigas e inc luso la placa directamente

guetas de madera ¡ FIGS.

posició n de fa lsos techos de escayo la se-

apoyada sobre pi lares.

el cual

configuraba

1, 2 y 3 1.

FIGURAS FORJADO DE VIGUETAS METÁLICAS

FIGURA 6 FORJADO DE VIGUETAS METÁLICAS

ENRIQUE GONZALEZ VALLE

199

FUNDACIÓN JUANblü TURRIAl\ü


FIGURA 7. FORJADO DE VIGUETAS AUTORRESISTENTES

As imi smo es muy incipiente el empl eo de

mi te tener un suelo hori zo ntal, estru ctu-

con el objetivo de desa rro ll ar so lu ciones

so lucio nes ali ge radas para las losas, ya

ra lmente y fun cionalmente utili zab le sin

qu e permitan optimi za r ta les so lu ciones

qu e pro nto se va lora la im porta ncia que

necesidad de recurr ir a rell enos comple-

y resul te co mpetiti vo el empl eo de fo rj a-

el peso de l nuevo mate ri al tiene en la

mentarios de mate ri al suelto o ag lome-

dos de hormi gón arm ado.

eco nomía de la so lu ción estructural rea-

rado, lo qu e co mpensa pa rcialmente el

l izada co n hormi gó n, y en pa ralelo seco-

mayo r peso de la nu eva so lu ción estru c-

La primera de las so lu c iones impl emen-

mi enza n a desa rro ll ar otras so lu ciones

tural. Los fa lsos techos en esta so lu c ión

tadas se refiere a la sustitu ción del enco-

que redu zca n la ca rga mu erta op timi-

so n necesa ri os para ocul ta r la estru ctura

frado

za ndo el vo lumen del materi al uti li zado.

en la ed ificac ión res idencial, permi tién-

boved ill as de mortero de cemento o ce-

Las vigas de ca nto consta nte, integrantes

dose dej arl os vistos en la ed ificació n in-

rám ica, las cuales hará n las funciones de

po r

piezas

de

ali gera mi ento,

de los pórticos de hormi gón armado, cam-

dustria l, y pa ra el lo se recurre a la misma

un encofrado, el cua l no será retirado, fa-

bian su tipo logía aju stando su ca nto a la

so lu ción de fa lsos techos de escayo la so-

cili ta ndo la fo rm ac ió n de secc iones sen-

so li citac ión va ri abl e a lo largo de la lu z de

portados por el fo rj ado.

sibl emente en T medi ante el rell eno co n

la pieza, mediante el empl eo de so lu cio-

hormi gó n de los espac ios que qu edan

nes acarte ladas qu e incrementa n la ca pa-

La nu eva tipo logía constru ctiva de forj a-

entre el las. Estas piezas, que estará n ad-

cidad res istente de la viga a flex ión y

dos de hormi gó n hace necesa rio impl e-

heridas al hormi gó n, en concepto de los

cortante en las zonas de los apoyos. Por

menta r nuevos procesos constructi vos

prim eros utili zadores, permitirán in cluso

otra pa rte, se ali geran las so lu ciones de

más complejos, qu e tienen que ser estu-

ser conta bili za das como parte de la sec-

losa maciza empl ea das pa ra los forj ados

diados detal lada mente y que req ui eren el

ció n res istente del fo rj ado. Su fo rm a de-

mediante su transfo rm ació n en losas ner-

empleo de materiales, mano de ob ra es-

berá

ser estud iada

pa ra faci li tar

la

vadas en forma de T múltiple, más fáci l-

pec iali zada y otros med ios auxi liares de

disposició n de las armaduras y el horm i-

mente construi bles que las losas aligeradas

complejidad y cos te nada desprecia bl es.

go nado con ga ran tías de co mpac idad y

medi ante alveo los, las cuales requi eren

Nos referim os al encofrado y al cimbrado,

fac ilidad pa ra el rell eno de hormi gó n es-

en ocas iones encofrados perdid os o di fí-

dos procesos qu e, por co ndi cionar fu er-

tru ctural entre los ali ge rami entos. To QO

cilmente recupera bl es, todo ell o pa ra los

temente el coste y el ri tmo de la ej ec u-

el lo, aparte de co nfo rm ar la secc ión res is-

fo rj ados co n co mporta mi ento unidirec-

ción, siempre han sido muy re levantes en

tente de hormigó n arm ado, permite d is-

ciona l. Estas so lu ciones, que estructural-

la co nstrucc ión de fo rjados e in clu so lo

poner de un suelo plano y horizonta 1

no

siguen siendo en los momentos actuales .

sob re el que co loca r el so lado. Pero, ade-

monolíticos empl eados con otros ti pos de

La viabilidad eco nómi ca y co nstru cti va

más, co n piezas de alige rami ento de su-

material, madera o meta l, ti enen la posi -

de estas so luciones está condicionada por

pe rfic ie in fe ri or p lana, al no res ultar

bilidad de confo rm ar fo rj ados con conti -

la de estos procesos, y a su análi sis, el

necesa ri a la di spos ic ión de un fa lso

entre va nos y co n mejores

cual debe pa rtir de la in cidencia relati va

techo, el aca bado del techo pu ede ha-

ca racterís ti cas de reparto tra nsve rsa l de

de los cos tes de los mate ri ares y de la

ce rse medi ante un revestimi ento de yeso

las ca rgas puntu ales y lin ea les. Ade más

mano de ob ra para un a so lu ció n con s-

o mortero apli ca do directamente sob re la

ti enen otro aspecto favo rabl e, ya qu e la

tructiva determ inada, se dedi ca n los ma-

ca ra in fe ri or del fo rj ado para, sobre este

presencia de un a losa de hormigón supe-

yo res esfuerzos téc ni cos, po r parte de

revestimi ento, ap lica r el acabado decora-

rior, como alas de las secciones en T, per-

ingenieros de proyectos y co nstructores,

tivo defini tivo .

mente

nuidad

recuerda n a los

fo rj ados

200

LAS PATENTES DE FORJADOS DE ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO


FIGURA 8. FORJADO DE VIGUETAS SEMIRRES ISTENTES

El cimbrado, segundo proceso aux ili ar a

desarrollan diferentes soluciones de piezas

La mejo ra de estos procesos ha sido la

que hemos hecho referenc ia, también es-

de aligerami ento, las cua les en ocasiones

lín ea a la que se ha aj ustado el desa rrollo

tuvo presente desde el inicio en la mente

representan el sello de identidad del propio

de las soluciones constructivas empleadas

forjado, piezas que se prod ucen no so lo

en los forjados durante todo el sig lo XX,

proyecto y de construcción, ci ada su in-

para los forjados con com portami ento es-

y en especia l en la segunda mitad del

cid encia en la seguridad de co nstru c-

tructural unidireccional, sino también para

mismo, co ndi cionado todo ello por el in-

ción, en el plazo de ej ecució n y en el

las placas ali geradas con comportamiento

cremento relativo de los costes de la

coste final de la so lu ción del fo rj ado em-

estructural bidireccional, en la tipología

mano de obra frente al coste del material.

pleada . Los esfuerzos se desarrol lan en

constructiva que en la actualidad recono-

Así surge el empl eo de las múltipl es so lu-

dos vertientes: por un a parte, indu stria li -

cemos bajo la denom inación de forjados

ciones de fo rj ado a base de elementos

za ndo la solución de sopandas y puntales

sin vigas o reticu lares.

prefabricados, viguetas autorresistentes o

y en los estu dios de los ingenieros de

para que tanto la disposición como la recuperac ió n de l mate ri al emp leado en el proceso ele c imbrado sea ág il y optimizada desde el punto de vista de la reuti1izac ión de l mate ri al; por otra parte, emp lea ndo tipos de pieza de ali ge ramiento y procesos de ejecución de l forjado que hi c ieran qu e el c imbrado y el encofrado se viesen red ucidos al mínimo vo lumen posib le, med iante el empl eo de tipologías co nstructivas ele elementos p[efabricados, total o parcialmente, que redujesen o in c luso hi ciese n inn ecesa ri a su disposición. Así surgen los primeros forjados prefabricados, co nstr uidos mediante losas ali geradas, con configuración semej ante a los real izados in situ, y los prim eros fo rj ados de viguetas prefabricadas, en principio autorres istentes y co n con fi gu rac ión semej ante a los realizados con viguetas de madera o metá li cas r FIG. 7

J, y posteriormente los formados por vi-

guetas semirresistentes

1FIG . B J,

arm adas o

pretensadas, en las soluciones cuyo empleo sigue siendo genera li zado en la actualidad

1 FIG. 9 J.

En para lelo surge n y se

FIGURA 9. FORJADO DE VIGUETAS SEM IRRE SISTENTES

ENRIQUE GONZALEZ VALLE

201

rUNDACIÓN JUANhLü TURRIAl\ü


- Desa rrollar un comporta mi ento como

numérica y, además, la so lu ció n así pro-

jados mixtos chapa de acero- hormi gó n,

viga de gran ca nto para gara nti zar el

yectada sería extrao rdin aria mente co m-

etc., o de las so lu cion es de cimb rado in-

arri ostra mi ento del co njunto de la estruc-

pleja en su ejecuc ión , ya que tal vez no

sem irresistentes, losas prefabricadas, for-

dustrializadas que hoy en día se uti li zan

tura de la ed ifi cación y para movil izar la

habría dos viguetas co n los mismos es-

con enorme profusión para las distintas

capacidad res istente co njunta de los ele-

fuerzos y, en co nsecuencia, co n el mismo armado.

so lu ciones estructu rales que se emplean

mentos verticales, pórticos, pantallas y

en los forjados.

núcleos contra viento, frente a acciones horizontales, viento, sismo u otro tipo de

En fu nción de lo anterior, la lógica quedó

La aportac ión de ingenieros co mo ll de-

acc ión hori zonta l.

impuesta al ri go r teórico en el desarro ll o

Las tres func iones enun ciadas son las que

actualidad; lógica que ll evó a desacoplar

de la so lución ini cialmente e in cluso en la

fonso Sá nchez del Río ha sido fundamenta l en el desarro ll o de so lu ciones de forjado que supusieron mejoras técn icas,

consideramos básicas, y tanto su aná lisi s

los eventuales comportami entos estructu-

de ag il idad y de viabilidad constructiva,

estructura l como su configuració n co ns-

rales de l forj ado contemplando ais lada -

así como de optimi zac ión eco nómica de

tru ctiva deben respo nder a esquemas que

mente las funciones que hemos citado.

las so luciones por ell os desarro ll adas . No

ofrezcan ga rantías del cumplimi ento de

es gratuito afi rm ar que gracias a los es-

las ex igenc ias que se deriven de dichas

Así, desde un punto de vista práctico, en

fuerzos por ell os rea li zados en los mo-

func iones.

lo que se refiere a la primera de las funcio-

El análi sis estructural de un forjado unidi-

verti ca les se asim ilan norm almente a car-

mentos

ini ciales y durante toda

la

segu nd a mitad del sig lo XX, los forjados

nes encomendadas al forjado, las acciones

hechos a base de hormi gó n estru ctural

recc iona l, elemento sobre el que actúa n

gas uniformemente repa rtidas, los apoyos

presentan hoy en día el enorm e desarrollo

acc iones verticales uniformemente repar-

se cons ideran indeformables verticalmente

y volumen de aplicac ión que tienen.

tidas, puntuales y lineales, puede revestir

y cuando se reciben sobre vigas se consi-

co nceptua lmente una gra n comp lejidad.

dera despreciable su ri gidez tors iona l. Bajo

Se trataría de un a losa ortótropa, que

tales hipótesis, el forjado se ca lcula como

EL COMPORTAM IENTO ESTRUCTURA L DE

puede estar simpl emente apoyada o co n

asi mil ándo lo a un modelo de viga, apo-

LOS FORJADOS UN ID IRECCIONALES

co ntinuidad, pudiendo ser sus apoyos de-

yada y en su caso co n co ntinuidad, mo-

fo rm ab les vertica lm ente e in c luso tener

de lo que era empl eado en los peri odos

Los forjados unidireccionales empl eados

ri gideces propias a fl exión e inc lu so a to r-

ini ciales y sigue siendo el adoptado en la

en edificació n son elementos cuyo co m-

sión. Se plantea un prob lema de anális is

práctica actualm ente. Gracias a la ado·p-

portamiento estru ctural es co mpl ejo. Las

estru ctural de difícil , por no decir de im-

ción de ta l modelo d iríamos que resulta

funciones estructura les que en genera l

posible, reso lu c ión con los medios de

viable la prefabricación de elementos y/o

deben desarro ll ar son de tres tipos:

cá lcu lo de que se disponía en los mo-

su sistematizac ión constructiva.

mentos en los que se com ienza n a ap li car - Transmitir a la estructura que los so-

las primeras so lu ciones de forjados de

Para garantiza r el cum plim iento de la se-

porta las acciones vertica les directa mente

hormigón arm ado uni d irecc ion ales dis-

gun da fun ción, dado que la flexió n de los

ap li cadas sobre ell os, peso propio, ca rga

puestos en vanos co n co ntinuidad. In-

forjados no sería co n deformada de tipo

permanente y sobrecarga de utili zac ión.

cluso hoy en día un análi sis estru ctural

cil índ ri co, el cumplimi ento de las ca rac-

- Repartir entre los dife rentes elemen-

derivado de la adopc ión de ta l modelo,

terísticas ex igibles de ca pac id ad de re-

tos estructurales integrantes del forjado

aun que con el auxi li o de medios inform á-

pa rto transversa l entre nerv ios quedó

las cargas puntua les y linea les que actúan

ticos resu lte posib le, sería inviable, dado

li gada, desde los inicios del empl eo de las

sobre el forjado .

que co nll eva ría una enorm e compl eji dad

so lu ciones de fo rj ado unidirecc ionales, a

202

LAS PATENTES DE FORJADOS DE ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RfO


] /I

FIGURA 10. PATENTE PRESENTADA El 30 DE MAYO DE 1935

la experienc ia positiva en lo referente a

La gara ntía de cumpl imi ento de la se-

estructura vertica l del ed ifi cio o sus con-

ausencia de les iones en los elementos de

gunda función no debió ser muy preocu-

di ciones de exposición a las acciones ho-

acabado de suelos y techos. Hoy en día,

pante en la época de apa ri c ión de los

ri zonta les de viento, sismo o de otro tipo,

existen en las normas prescripciones de

primeros tipos de forjado de hormi gón

lo hi ciesen necesario.

tipo geométrico para la co nfi gurac ión de

armado, dados los tipos de solado y re-

las secciones transversales, exigencias de

vestimiento de techos que se empleaban.

capas de compresión, armaduras trans-

Pero tambié n es c ierto que cuando se

LAS PATENTES DE FORJADOS DE ILDE-

versa les a los nervios y separación má-

cambió el tipo de revestimiento ele te-

FONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

xima ele nervios, que pretenden ciar

chos y se emplearon forjados ele baja ca-

garantías en el cump limi ento ele las ex i-

pacidad de reparto transversal , tales

La breve historia de los forjados y la des-

gencias de repa rto transversal.

como los forjados a base ele viguetas pre-

cripción ele las facetas básicas de su com-

fabricadas autorresistentes si n capa de

portamiento estructural, aspectos que

En lo referente a la tercera exigencia, ca-

compresió n, surgieron lesiones en los re-

hemos expuesto en los apartados prece-

pac idad de arriostramiento del conjunto

vestimi entos de techos que hi c ieron re-

dentes, nos permitirán encuadrar en el

de la estructu ra y movil izació n conju nta

comendable el incremento de la capac id ad

tiempo y va lorar las so luciones ele forjado

de la capacidad resistente ele los elemen-

ele reparto transversal mediante la dispo-

en relación al cumplim iento de las fun-

tos verticales frente a acciones ele viento

sición obligada de una losa superior,

ciones que hemos asignado a los forjados

o sismo, es necesario que el comporta-

también denominada capa de compre-

unidireccionales, y particularmente las

miento del forjado como viga hori zo ntal

sión, armada co n armadu ra transversal a

soluciones patentadas por parte de llde-

esté ga ranti zado, lo que se cons igue, en

los nerv ios o viguetas.

fonso Sánchez del Río en los momentos en que fueron presentadas a aprobación.

los ed ificios de altura moderada, mediante exigenc ias de tipo constru ctivo, establec i-

En lo referente a la tercera función , la

das por las normas y cód igos de buena

baja altura de los edific ios nc:i obligaría a

Del aná li sis de la documentación exis-

práctica de proyecto y construcción, tales

que el forjado tuviese fuertes solicitacio-

tente en los archivos ele la Fundación Jua-

como la disposición de una losa superior

nes por este concepto. Pero el incremento

nelo Turriano, se desprende que ll defonso

de reparto y el armado de tal losa.

de la altura de las edificaciones obligó a

Sánchez de l Río presentó quince patentes

que Ja capa de compresión armada fuese

relacionadas con forjados de edificación,

de disposición reglamentaria para el cum-

segCin se señala en el Anexo nº 1.

En la época en la que se com ienza n a utili za r los forjados unidirecc iona les a base

plimiento de tal función e in cluso a la ne-

de nerv ios, la preocupación ele los pro-

cesidad de desarrollar aná li sis estructura les

Las dos primeras patentes se presentan

yectistas y constructores fue prioritaria-

específicos, ell o unido a un dimensiona-

ante el Registro de la Propiedad Industrial

mente y cas i exc lu sivamente, la garantía

miento acorde con sus resultados, cuando

en el año 1935, siendo la segunda de ellas

del cumplimi ento de la primera de las

la altura de la edificación , la configura-

objeto ele dos mejoras en los años 1936 y

funciones.

ción ele los elementos integrantes ele la

1940. La primera de el las, presentada en

ENRIQUE GONZÁLEZ VALLE

203

FUNDACIÓN JUANbLO TURRIAl'O


mas de configurar las bovedi ll as o moldes, los cuales pueden descomponerse en varias pi ezas, admiti endo la pos ibi lidad de qu e la cabeza superior de co mpres ión de la secc ión cuente con la co labo ración resistente de la bovedilla o molde, e in cluso

FIGURA 11. PATENTE PRESENTADA El 7 DE NOVIEMBRE DE 1935

que las armaduras principa les de flexión re ivin-

Las dos patentes citadas adopta n un a sec-

puedan esta r formadas por perfiles metá-

dica un nuevo procedimiento de constru c-

ción de fo rj ado con losa superior o capa

li cos, a los cuales qu eda n unidos los estri-

ción para fo rj ados co n techo plano qu e

el mes de mayo de 1935

r FIG. 10

J

de compresión en toda la superfi cie su pe-

bos qu e los en laza n co n la cabeza

in corpora viguetas prefabricadas, co n ar-

rior del mismo. La adic ión a esta patente

comprimida.

maduras de co nex ión a esfuerzo rasa nte,

presentada en ab ri l de 1936 r FIG.

y bovedillas de hormigón, como enco-

vin dica la posibilidad de que la parte de

En el año 1944 se presenta un a nu eva pa-

frado perdido, todo ell o fabr icado en ta-

hormi gón vertido in situ para formar la

tente r FIG.

ll er, comp letá ndose la secc ión compuesta

sección en T no cub ra toda la superficie

co nstru cc ión de forjados co n elementos

resistente del fo rj ado med iante hormi gón

superior de l fo rj ado, lo qu e se consigue

de ali gerami ento a base de tres tipos de

12

r re i-

14

J, en la que se reivindi ca la

vertido in situ. En la segunda, presentada

mediante una secc ión específica de la bo-

piezas qu e permiten reso lver los forj ados

en el mes de nov iembre de 1935 ¡ FIG.

vedilla, la cual puede tener tab iquillos in-

de gran canto con aligera mi ento mu y

se prescinde de las viguetas prefabricadas

term ed ios para su refuerzo. En la mejora

ap reciab le. Asimismo se reiv indi ca lapo-

y se reivind ica un procedimi ento de co ns-

a la patente principal presentada en octu-

sibilidad de co nfi gura r la sección res is-

11

1,

trucción de pisos huecos formados so la-

bre de 1940, aunq ue la memoria está fir-

te nte del fo rj ado co n la cabeza de

mente a base de bovedil las de hormigó n,

mada en diciembre de 1938 r FIG.

r, se

co mpres ión en la parte superior de la sec-

cuya co nfiguración es ta l que permite alo-

reivind ica un a tipo logía de forjado en la

ción o en la inferior, para lo cual se puede

jar las armad uras de flexión y corta nte en

que las bovedil las o mo ldes queda n sepa-

invertir la co locac ión de las bovedi llas,

aca naladuras dispuestas al efecto, que-

rados para que el alma de los nerv ios sea

que so n de dife rentes tipo log ías.

dando la secció n res istente del forjado

fo rm ado co n hormi gón in situ. As imi smo

13

compl ementada po r un hormigón vertido

se reivindi ca n diferentes tipos de material,

La patente presentada en mayo de 1949

in situ para co nf igu rar un a sección en T.

entre ellos la cerámi ca, y d ife rentes fo r-

r

A

FIGURA 12 . PATENTE PRESENTADA El 8 DE ABRIL DE 1936

204

LAS PATENTES DE rORJADOS DE ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

FIG. 1s J

inco rp ora nu evos avances en l_ ~s


H

ft

FIGURA 13. PATENTE PRESENTADA EL 3 DE OCTUBRE DE 1940

formas de las bovedill as, qu e perm iten

inferiores de fl exión en alojamientos que

co nfi gurar nervios lon gitudin ales, di spo-

quedan entre ellos para form ar los nervios,

tente que presenta

ner arm ad uras transversa les a los nervios,

sin precisa rse la disposición de encofrado

sistema de punta les y sopandas para la re-

con un a máx ima eco nomía en el empl eo

de cierre de la zona del nervio, ya que las

so lució n ágil de l proceso de cim brado y

del hormi gó n y co n co nfigurac iones de

piezas de aligeramiento disponen de unas

desc im brado, defi ni end o la di fere nte ti-

En diciemb re del mismo año 195 1, lapa1FIG.171

se refi ere a un

los ali gerami entos que pos ib ilitan con se-

"orejas" que cierran el nervio en su parte

po logía de pi ezas y acceso ri os para qu e

guir techos y suelos pl anos.

inferior. La superfic ie in fe ri or del fo rj ado

el proceso sea viab le y seguro.

esta ría así constituida por el mismo mateEn enero ele 195 1 se presenta un a nueva

ria l del molde o aligerami ento permanente

En juni o de 1952 presenta una nueva paen la que su reivind icación

en la que se reivindi a la

pa ra los fo rjados biapoyados. Reivindi ca

tente

construcción ele fo rj ados con pi ezas de ali-

as imismo la posib il idad de fo rm ar secc io-

bás ica es la pos ibili dad de empl ear mayo-

patente

1FIG.16 I,

1FIG.181,

geramiento con fo rm as tubulares y diferen-

nes en T inverti da, para dar continui dad al

res separaciones entre nervios utili zando

tes tipos de materia l, cerámi ca, hormi gón,

fo rj ado, aunqu e en estos casos el nervi o

pi ezas de ali geramiento de gran fo rm ato.

yeso, qu e se di sponen adosados, y entre

sería visto en su cara in feri or, aspecto que

Dado que el peso ele los grandes aligera-

los qu e pueden coloca rse las arm aduras

no hace notar la patente.

mi entos supondría un seri o co ndi cionante

FIGURA 14. PATENTE PRESENTADA EL 30 DE MAYO DE 1944

FIGURA 15. PATENTE PR[SENTADA EL 18 DE MAYO DE 1949

ENRIQUE GONZÁLEZ VALLE

205

FUNDACIÓN JUANbLO TURRIAl\ü


1

l'IG.

l'IG. 11

nerv io, fac ilita la prefa bricación de v iguetas que incorpora n la armadura inferior ele flexión y permiten apoyar en el las las bovedil las, dejando unos espac ios, entre los dos tipos de pieza, para rea l izar el nervio de hormigón que conecte la armadura con la cabeza co mprimida. La tipo logía de

FIGJ/I 1

pieza emp leada para formar las viguetas

1

incorpora unas acana laduras en su cara superio r donde puedan quedar alojadas armad uras long itudina les, sin necesidad de disponer losa de compresión. En la se-

FIGURA 18. PATENTE PRESENTADA EL 11 DE JUNIO DE 1952

gunda, presentada el 29 de diciembre, reifrente a su manipulación, estos se forma n

forjados, y que permiten resolver superfi-

vindica la utilización de viguetas de

mediante la unión ele dos o tres piezas.

cies con doble curvatura.

hormigón y prefabr icadas, in clu so preten-

Las patentes presentadas en julio de 1954

En diciembre de 1958 presenta dos paten-

teriales cerámicos, lo que justifica para

sacias, las cuales están revestidas con may enero de 1956 se refieren a proced i-

tes. En la primera, que se presenta el 11

un a mejor ad herencia entre la parte pre-

mientos de construcció n de bóvedas y su-

cie di ciemb re ¡ FIG.

fabr icada y el horm igón vertid o in situ.

perficies ondu ladas de hormigón armado,

de pieza, una propiamente como bovedi-

mu y ali geradas, mediante el emp leo de

lla de ali geramiento y otra que, med iante

La patente presentada en abr il de 1961

secciones transversa les semejantes a los

su yuxtaposición en la dirección lineal del

1 FIG. 20 1

19

I, incorpora dos tipos

reivindica un a tipo logía ele vi-

'F/G,l,

FIGUR1\ 16. PATENTE PRESENTADA EL 18 DE ENERO DE 1951

206

FIGURA 1 7. PATENTE PRESENTADA EN DICIEMBRE DE 1g51

LAS PATENTES DE FORJADOS DE ILDErONSO SANCHEZ DEL RÍO

rUNlJACIÓN JUANCLO ·

TURKIANO


gueta prefab ri cada de hormi gón, vertido sobre ca nales de cerá mi ca, y qu e incorpora la arm ad ura inferior de fl ex ión y de corta nte, esta última sa li endo por la ca ra super ior como armadura de co nex ió n a rasante. Según se desprende de sus reivindi cac iones, la ca pac idad portante de las v iguetas pod ría permit ir no disponer de cimbrado antes de tener co mpl etada la secc ión compu esta por el elemento pre-

FIGURA 19. PATENTE PRESENTADA EN DICIEMBRE DE 1958

fabricado y el hormi gón vertido in situ, y dar continuid ad entre va nos.

maduras longitudin ales superiores e infe-

La última pate nte de que tenemos co no-

duras transversa les de co rtante y de

EPÍLOGO

riores, acti vas o pasivas, e in cluso armaA modo de síntes is, los aspectos más re-

cimi ento fu e presentada en marzo de

co nex ión a rasa nte. Co n ell as se realizan

levantes que se incorporan en las patentes

1967. Reivindi ca en esta patente ¡ FIG.

2 11

fo rjados, co n o sin co ntinuidad entre

de forjado presentadas por lldefo nso Sán-

una evo lució n de la anterior para la co ns-

va nos, med iante la formación de nerv ios

chez de Río, permiten realizar una va lo-

trucción de fo rj ados arm ados o pretensa-

mi xtos, hormi gón y cerá mi ca, co n sec-

rac ión positiva de sus aportac iones.

dos medi ante viguetas, qu e se prefabrica n

ción en T tras el hormi go nado in situ del

Co nsideramos de relevancia sus preocu-

a base de piezas cerám icas que se yuxta-

nerv io y de la cabeza de compres ión. En

paciones, que dim anan del análisis reali-

ponen lin ea lmente y qu e disponen de

estos forjados ele dispone de losa superior

zado sobre las mi smas y que resumimos

aloj ami entos específicos para co loca r ar-

en toda su superficie.

en los aspectos siguientes:

" FIGURA 21. PATE TE PRESENTADA El 21 DE MARZO DE 1967

FIGURA 20. PATENTE PRESENTADA EN ABRIL DE 1961

ENRIQUE CONZÁl.EZ VALLE

207

rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIAl\ü


Procedimientos "RIO. CE·RÁMIC O"

Para la construcción de Forjados de Pisos y C ubiertas de Cerámica armad a

PATENTES ES.PAÑOLAs N.- 138.429 - 140.108 - 141.905 - 146.444 (O e~ l11.redo s

de Interés par• 111. Co1111.1rucclón por 111. D irección G ener11.t do A rq u1toclu r11.)

·~······

RIO-CERÁMICA LARROSA (Riorro sa) FÁ BRICA' BORDETA {LERIDA ) OFIONAS EN MAOlUh PIUOIOS, 9

TEl.ÍfONO, NOM. 2'4976

LUCES

HASTA

¡¡DIEZ

Mmosa

- La eco nomía, minimi zando el peso

seguro y v iab le desde el punto de vista

y para el lo el empl eo de hor-

constru ctivo, con agil idad de co locación y

mi gó n ve rtid o in situ, por lo que adopta

retirada, así como ga rantiza ndo una recu-

de l forjado

FIGURA 22. FOR JADOS " RÍO - C ERÁM ICO" SIN V I GUETAS PREFABRICADAS

- La gara ntía de la conexión entre el hor-

dispos ic iones ele la sección transversa l

peración y reutili zac ión sin gra ndes pro-

que permitan compatibil izar la red ucc ión

blemas de mantenim iento o repa rac ión.

de hormi gón con la necesidad de dispo-

- La consideración de la capacidad re-

ner techos y suelos p lanos, au nque, bien

sistente de las piezas de ali ge rami ento y

es verdad, sin que co nside re determi-

su co nfianza en el las para adopta rl as

nante la contribución positiva de las losas

co mo piezas co labo rantes en la for ma-

superi ores de hormigón para el desarrollo

ción de la secc ión transve rsal de l forjado.

de las fun cion es que deben enco men-

Este pu nto es de im portanc ia dec isiva si

darse al forjado.

se contemp lan las so lu ciones de cerám ica prete nsada a las que alude la ú ltim a pa-

migón vertido in situ y las partes prefabrica-

- La reducción de la unidad de enco-

das, bien sean cerám icas o de hormigón. Su

frado, adoptando tipos de pieza de ali ge-

preocupación por la disposi ción de arm a-

rami ento que permitan tan to la co locac ión

duras de conex ión está presente en muchas

de las arm ad uras como la contención de l

los revestim ie ntos de techo, apli cados di-

y cuando no dispone arma-

hormi gón vertido in situ sin disponer ob li -

rectamente sobre la cara inferior de los

de sus patentes

gadamente encofrados.

dura de conexión pretende mejorar la ad he-

- La prev isión de l aspecto aceptabl e de

forjados, d ispo niendo superf icies homo-

- La importa ncia que da al cimbrado,

géneas de cerámi ca o mortero como base

llegando a patentar un sistema que lo haga

sobre la que se ap li ca ría el revestimiento.

sión mediante los revestim ientos cerámicos de las piezas prefabricadas.

tente co mentada.

Todos los aspectos señalados, que estuviero n en la mente de 1ldefo nso Sánchez de l Río en la época en la que desarro ll ó sus patentes, son de una gran releva ncia en los momentos actua les. Él pretendió, y en gran parte consigui ó, dar respuesta

IC -40+1

RC -15

... ..

6UIUll(Lflltll,IOat1.

PllllKUClllllú 11~ ~~~: IOl llR. NIJl,Oll . . . " 1

:.: ._-::-..... .:-::.1 ....

,,,

"'... "'

..

.!-"

,,, ..,.

...,,,

.,..,,.'" ... ,,.,·~ ....

...

.,, ~

J,H

...

'"

1 0 1 H l ~ IO ..

10 101

n ..

V.S

l,,IS

.t.ci

u

..... ª''"

.... ""...

..!.!!.

"'

110

:l!OUlW$1t(UUJlO

l,00

... ....-~.

"''

"'

Ull,I,,•

..

,!"'.:':. "":rl~~~ . c11~

1 C1010 11 + \ t'\t

1o n +10 10 Jt'lll I CIHICIJ li~1 6+1"111

i o u1t ... 1, • t " l4 ll "'lt+"i'"A12 1 0 16-

""... .... ...."'

" "" "" ... "" '" "' "" "' 4W

.

RC · 20 l:l:":."1:::m1~ :!;J:: 1•mo::..iruu

:.: . .

.illllitnKl!l.DO ltll.

~ ~=·

n n n n

.. 5!,.5

tu

llJ llJ

s.oo UD

1011 1m

"",,.

1,1111 IJO

11J

1,DO

"'

us

7.1111 7"3

.ui 1 11-+101n...

l.ICI llll

1111 UM 1271

,!'::. 1 e n -~ 1 ~ u1...

4...ll 10 12U0 h11> 1t,.,.HC IO.-

w iou .... 110 12...

r.,,,;.-:- ~~7. ..:.º:: !-!!... ,___!__ _ u_ l.IS s, u l,10

50

:tS 2S

lH

u

4.AD

6,6j

1o u-

.s.u

1.a us

l Oli•

6,5l

so~

1011 + 10 1610 111 0 10-

7~

3Q

1,411

511 5D

IQJO 11,IO

lo,o:I

».S

_,.., ........ ..... .:-::.1 ...... ._.. ..... ,. .. .....

JO 17.S

-... RC~ + S11...... """""""' '""''"~ 1 "'""::~ llJOMl. ..""" . . . IUtmm ...... ,,\,..

.... .. '""

~-

,.,,

1.00

lJSl

1,11111~

~

,:

:: ::

:~ 1~-

UJ

7J

' "'~~~~ ,_-1-",~ '~°+-,~,-+--"-I

:!!

,..., " ,,... ' " "' "" 1o n'" "" "" ..... :: ~~+-""'-P""'"=='i-""'-1--"'"-+--'<-I ,,·~ "• "" .... "" • ,.,, 10• """ " s......w..i....a... o•-,..o •-

.. O•M

7J

11

7'71

U.00

IU'

l &» -

l "' l l+ l "' JO ....

llr>lS+IO D-

1o is-

¡-;olh l--;<;12 1021+-t '°'ts-

(1~

11.lO

....

110

110 llD

11...

.

,.~

""' Tu! ,..... .... ..... ""

"" ,·~ ""' ,...,, .... ""' .... "'" '"" 011'1

Ul l7

...

omtv1.00HUio--..._ .... ..... ulc.l.6.-.1.;.-t. .1.-'."'-.. ~1...,.. ..... "' ...... _º ""'.,.._"'wr...i..--..- t..i.+ 4.l•- <1.a r..'-'.

l ~Q D1All +1Q ll 0 21 +10 2S 10 211-

1"' J0l G't l l -

i onl OJa-

1o n-

,.

~

~º:-

• n., " '" n ""' '" - ",.. ·~-

.'"''"'... ,.,.

.........

'"

. K

técnica y co nstru ctiva a los dil emas que se le pl an tearo n. Del análi sis de sus patentes de fo rj ados, consi derando el desarro ll o técn ico ex istente en las fec has en las que fueron presentadas, se desprende que esta mos ante un a persona excepcional, merecedora del tribu to que se le pretende rend ir co n esta expos ición.

"

'" "" '" " 11

FI GURA 23. LOS ESPESORES DE LOS FORJADOS " RÍO - CERÁMICO " OSC I LABAN DE LOS 12 HASTA LOS 40 CM

208

LAS PATENTES DE íORJADOS D[ ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

PUNDACIÓN JUAN~Lü

TU RRIAl'-0


FIGURA 24. ESTUDIO DE TIPOS DE BOVED IL LAS

BIBLIOGRAFÍA

CALAVERA, J., Cálculo, construcción, patología y rehabilitación de forjados de edificación, lntemac Ediciones, 5"' edición, Madrid, 2002. C.P.H., Instrucción de forjc1dos EFl-IE, Comisión Permanente del H ormigón, Ministerio de Fomento, 1988.

C.P.H., Instru cción de hormigón estructural EHE-08, Comisión Permanente del Hormigón, Minislerio de Fomento, 2009.

LOZANO, G., Forjados y losas de piso, Ediciones G.l.A., Gijón, 197 7. REGALADO, F., Los forjados de los edificios: pasado, presente

y futuro, Ediciones CYPE Ingeni eros, Alica nte, 1991.

RODRÍGUEZ, l.F. , Estructuras varias: Forjados unidireccionales (EFHE). Ediciones Escuela de la Edificación, Madrid, 2005. VICENTE NAVARRO, J., La evolución de los forjados de edificación hacia unas técnic,1s más competitivas económicamenre. Tesina de especialización, Universitat Politec nica de Catalunya, Barcelona,

2009.

ANEXO Nº 1. PATENTES DE FORJADOS DE SÁNCHEZ DEL RÍO

1 - SÁNCHEZ DEL RÍO, lld efonso. Nuevo procedimiento de construcción de pisos de hormigón armado. Presentada por Mario Soler Jover en representación del autor. Regi stro de la Propiedad Indu st rial. Invención. 138249. 30- mayo- 1935. 2 - SÁNCHEZ DEL RÍO, lldefonso. Un nuevo procedimiento para /a construcción de pisos huecos de hormigón armado. Presentada por Mario Soler Jover en represenlación del autor. Registro de la Propiedad Industrial. In vención. 140108. 07-nov iembre-1935. 3 - SÁNCHEZ DEL RÍO, l ldefonso. Mejoras en el objeto de la patente principal nº 140. Presentada por Mario Sol er Jover en representación del autor. Registro de la Propiedad Indu str ial. Certificado de adición a la patente de Invención nº 140.108. 141905. 8-abril-1936. 4 - SÁNCHEZ DEL RÍO, lldefonso. Memoria descriptiva del segundo certificado de adición solicitado a favor de O. lldefonso Sánchez del Río Pisón, de Oviedo, por "mejoras" en el objeto de la patente principal nº 140. I 08. Registro de la Propiedad Industrial. Certificado de adición a l a patente de invención nº 140.1 08. 146444. 3-octubre-1940. 5 - SÁNCHEZ DEL RfO, lld efonso. Procedimiento perfeccionado para la construcción de forjados nevados de hormigón armado, aplicable a toda clase de pisos

y bóvedas. 166304. 30-mayo-1944.

6 - CERÁMICA INDUSTRIAL DE SAN CLAUDIO, S.A. Sistema para el forjado de pisos. 188262. 18-mayo- 1949. 7 - SÁNCHEZ DEL RÍO , l ldefonso. Nuevo procedimiento perfeccionado para la construcción de forjados de hormigón Mmado. 196 177. 18-enero-1951. 6 - SÁNCHEZ DEL RÍO, lld efonso. Nuevo procedimiento de encofrado rápido para la construcción de forjados planos

y curvos de hormigón armado. 200749. 03-diciembre-1951.

9 - SÁNCHEZ DEL RÍO, l ld efo nso. Nuevo procedimiento para la fabricación de grandes piezas p.1ra la construcción de forjc1dos de pisos

y

cubiert~1s. 203956. 11-junio-1952.

1O - SÁNCHEZ DEL RÍO , lld efonso. Nueva procedimiento de construcción de bóvedas de hormigón armado. 216670. 23-julio-1954. 11 - SÁNCHEZ DEL RÍO , lldefonso. Nuevo procedimiento de construcción de superficies onduladas de hormigón armado. 226097. 14-e nero-1956. 12 - SÁNCHEZ DEL RÍO, ll defonso. Nuevo procedimiento de construcción de forjados de pisos. Registro de la Propi edad Industrial. In vención. 245897. 11 -dicie mbre- 1958. 13 - SÁNCHEZ DEL RÍO, lld efonso; MORENO ABECIA, José M~; FERNÁNDEZ-OLIVA ÁLVAREZ, José Manuel; GASPAR TEVAR, Oemetrio. Nuevo sistema perfeccionado de construcción de forjados de

pisos. Registro de l a Propiedad lndu stríal. In vención. 246268. 29-diciembre -1 958. 14 - SÁNCHEZ DEL RÍO, lldefonso; FERNÁNDEZ-OLIVA ÁLVAREZ, jasé Manuel; MORENO ABECIA, José María; GASPAR TEVAR, Oemetrio. Sis1ema perfeccionado de construcción de forjadas de pisos.

266782. 2 l -abril-1961. 15 - SÁNCHEZ DEL RÍO, llcl efonso. Procedimiento perfeccionado para la construcción de forjados de hormigón normal

y pretensado. In ve nción. 338282. 21-marzo-t 967.

ENRIQUE GONZÁLEZ VALLE

209

rUNDACIÓN JUANblü TURRIAl\ü


El Grupo Cultural y Rec reativo San Pelayo nos ha convocado hoy aquí, en esta Casa

LA PLAZA CUBIERTA DE POLA DE SIER0 1

Muni cipa l de la Cul tura de Po la de Siero, para el acto de clausura del concu rso "Así es Asturias" qu e di cho Grupo orga niza; acto que, como acaba mos de presenciar, inc luye el encue ntro final de l concurso y la entrega de los co rrespo ndi entes p remi os, por ord en de merec imi entos, a los equipos participantes en el mi smo. Así pues, perm íta nme que mi s prim eras

URBANO A RREGU I

palab ras sea n de sentida y cordi al enhorabuena para el Gru po Sa n Pelayo como orga nizado r de l co ncurso, qu e ha cu mpl ido su dec im oquinta ed ición, constituyéndose en un o de los más destacados aco ntec imi entos de la vid a cul tural polesa; para sus distin guidos patroc inadores, signifi cándo les la importa ncia de su mecenazgo; pa ra el jurado, co n mi adm iración por la riqu eza de su conocimiento de nuestra ti erra y por su ac ierto en la se lección y pl antea mi ento de los temas sometidos a debate; para la gentil presenta dora, que ha conducido el concurso con indudable autoridad, pero aun mayor simpatía; y, naturalmente, pa ra los vencedo res y todos los demás equipos participa ntes, de quienes no duda mos en elogiar sus saberes, su competiti vidad y su deportividad. Como seguramente ya co noce n, desde hace algunos años la orga ni zació n viene eli giend o, para cada edi c ión de l co ncurso, un a modo de embl ema (hasta ahora un motivo cultural de la Po la y su

1

Con fe rencia pronun ciada en Pa la de Si ero, e l 14 de mar zo

de 200 3, con as is tencia del Presi den te de l Gobi e rn o de l Prin ci pado de Asturi as y del A lca lde de Siero. Se aco mpañó

VISTA PARC IAL DE LA PLAZA CUBIERTA DE PO LA DE SIERO. FOTOGRAFÍA DE CARMEN FERNÁNDEZ CUESTA

de la proyecc ión de 36 transparencias.

211

FUNDACIÓN JUANELO TURRIAl\ü


entorno; el pasado año, reco rdarán, la er-

Joaquín Vigil, de larga y meritoria trayecto-

Quiero destaca r, en primer lugar, qu e la

mita del Cristo de Santa Ana); emblema

ria periodística en la prensa regional y na-

elecc ión de la Plaza Cubierta co mo em-

que pasa co mo a aba ndera! aq uél la - la

cional, esti mable poeta y emotivo rapsoda,

blema me parece un ac ierto rotundo . Por-

edic ión-, como a co nstitui r referencia de

dictó su lección -por cierto magistral, in-

que la Pl aza Cub ierta es -por más que no

la mi sma. Y el embl ema en cuestión era

cluidas sus mu y acertadas incurs iones en

lo apreciemos a fuerza de estar familiari-

objeto de un a co nfere ncia o charla -"po-

cuestiones técnicas-, dictó su lección,

zados con ell a- una de las pertenencias

nencia", en ex pres ión de la orga ni za-

decía, el 22 de noviembre de 2002, en el

más va li osas de la Po la y los polesos. O

c ión- a cargo de un experto en la

acto de apertura del concurso. Si acaso,

sí lo ap rec iamos: Joaq uín Vigil, en su

mate ri a; ponencia con la que se ab ría el

só lo me cabe un reproche a su disertación,

char la, la ca lifi ca co mo "embl emática, y

co ncurso.

insisto que magistral: que al referirse a la

de la que nos sentimos todos mu y orgu-

poliva lencia de la Plaza Cubierta en cuanto

1losos"; cal ificativo qu e, en su libro Un

Para la edi ción de este curso 2002-2003

a otros usos diferentes de los que le son

paseo por la ciudad de Po/a de Siero,

el embl ema elegido ha sido el Mercado

prop ios -ha sido sede de bailes " mons-

también empl ea Láza ro Poi ledo -otro po-

Cubierto de Abastos de Pola de Siero, co-

truo", de los que la Sociedad de Festejos

i eso de pro, co n título de hijo adoptivo

múnmente conoc ido entre nosotros como

sacaba financiación para el resto del año;

bien ga nado- cuando señala que "es una

la Plaza Cubierta, esa singular construc-

de festiva les folclóricos; de concu rsos di-

obra embl emática para todos los po lesos,

ció n que nos recibe al entrar en la Poi a o

versos; y hasta de combates de boxeo- se

quizá la más representativa después de la

que incluso nos permite identificar la vi ll a

haya olvidado de su fastuosa conversión en

Igles ia de San Pedro" .

desde el aire, por delante del ce rca no y

Teatro Lírico donde, en el Carmín de 1974,

fam ili ar macizo ca li zo de la Peña Ca re-

se representó con enorme éxito la za rzuel a

La Gran En ciclopedia Asturiana de Silve-

ses, cuando sob revo lamos el ce ntro de

El Gaitero de Gijón, del maestro Romo,

ri o Ca ñada la destaca co mo " notable edi -

Asturias al entrar o sa lir de nuestro aero-

con mi prima Josefi na, " Fefi", Arregui en el

ficio" de Pola de Siero, adjudi cá ndol e el

puerto; añad iéndose, por otra parte, la

papel de Cova, protagonista de la misma.

título de " primera obra en el mundo de

novedad de dedicarle -q ui zá po r las es-

hormigón arm ado sin co lumn as". Y la

peciales circu nstanc ias que en ell a co n-

Me he detenido en citar la charla de Joa-

hemos visto c itada -e inclu so desarro-

curren- no un a sino dos charlas desde

quín Vigil -sobre la que, por otra parte, he

llada- en publicaciones técnicas extran-

otros tantos puntos de vista que, co noci-

de volver a lo largo de mi intervención-

jeras, no pudiendo ev itar un cierto

das las directrices de la orga nizació n, yo

por cuanto que, como hab rán adivinado,

remusguillo de emoció n y orgullo ante un

he dado en titu lar "de letras" y "de cien-

a mí se me ha encomendado la visión "de

pie de foto co mo " le marché co uvert de

cias", si n que, obvia mente, ello signifique

cienc ias" de la Plaza Cubierta. Debo em-

Pola de Siero, pres d' Oviedo".

encasi ll am iento alguno.

pezar por ac larar que, pese a mi titulació n, yo no me veo como el técnico más

Pero, sin duda, la más importante referen-

La primera charla, la "de letras", fue enco-

adec uado para semejante tarea, ya que,

cia hacia la Pl aza Cubi erta ha sido la que

mendada a mi querido y ad mirado ami go

co mo sin duda mu chos de ustedes saben,

ha tenido lu gar en las co nmemorac iones

Joaquín Vigil, hijo predilecto de Siero,

mi actividad profesional ha discurrido por

del segundo centenario -en 1999- de la

quien es además jurado del concurso "Así

ca mpos un tanto alejados del puro diseño

creac ión del Cuerpo de Ingenieros de Ca-

es Asturias"; como no podía ser menos, ya

y cá lculo de estru cturas. Pero, como po-

minos, Canales y Pu ertos del Estado. Entre

que Joaquín está siempre a punto para co-

leso, no podía nega rm e a presta r mi mo-

los actos desarrollados -confe rencias, de-

laborar en cualqu ier iniciativa o actividad

desta co labo rac ión a los organizadores

bates, homenajes, etc.- hubo una magna

polesa, sea cu ltural, sea artística, sea de-

del co ncurso "Así es Asturias". Así pues,

expos ición plena de recuerdos -retratos,

portiva, sea humanitaria ...

co n mis disculpas, all á voy.

maquet.as, fotografías, etc.- de los dos si-

212

LA PLAZA CUBIERTA DE POLA DE SIERO

FUNDACIÓN

JUANcLü TURRIA~ü


VISTA AÉREA DE POLA DE SI ERO CON LA PLAZA CUB I ERTA EN EL CENTRO

glas de ex istencia de l Cuerpo. En el la -y

lutista de Fern ando VII; o las inauguraciones

cio nes en qu e se desa rro ll aba determi-

en diversos paneles y cro nol ógica mente

de los ferrocarril es Barcelona-Mataró y Ma-

nado co mercio -de ca rn es, pescados,

ordenados- se refl ejaba n los, digamos,

drid-Aran juez en 1848 y 185 1 respectiva-

leche, ... , es dec ir, prod uctos frescos- en

hi tos en el importante queh ace r del

mente; o la constitución de la Compañía de

aqu el la Pa la de los años ante ri ores a la

Cuerpo; relac ion ándo los a su vez co n

los Caminos de Hierro del Norte de España

co nstrucció n de la Plaza Cubi erta: mer-

aco nteci mi entos hi stóricos y culturales de

en 1858; o la introducción del hormi gón

ca ncías en caj ones y exp uestas a toda

nuestro pa ís. Y all í, en el panel dedicado

arm ado en España en 1890; o, en fin - y sa l-

c lase de co nta minac ión, tenderetes de

al segundo cuarto del siglo XX, junto con

tando en el tiempo- , la inauguració n del

quita y pon al aire lib re, etc., en lo que

aco ntecimi entos históri cos, como el go lpe

AVE Madrid-Sevi ll a en 1992.

más bien parecía un " zoco afri ca no" ; y ell o si n o lvida r las igualm ente dep lora-

de Primo de Rivera, la proc lamac ión de la

bles co ndi ciones de trabajo de los tende-

Segunda Repúb lica, la Guerra Civil, etc.,

Natura lmente, la Plaza Cub ierta merece

o culturales, como la conces ión del Pre-

la co nsiderac ió n de "trabajo profesiona l

ros: a la intemperie -sometidos a las

mio Nobe l de Li te ratura a Jac into Bena-

destacado" para su auto r - proyectista y

adversid ades de la c limato logía-, obli ga-

vente, figuró, en 1930, la " co nstru cc ión

director de las ob ras- el ingeni ero de Ca-

dos al montaje y desmontaje diario de los

del M ercado Cub ierto de Pala de Siero por

min os, Ca nales y Puertos lldefonso Sá n-

puestos, con los co nsigu ientes traslados

lldefo nso Sánchez del Río".

chez del Río Pisón, el cual así lo pone de

de las merca ncías, etcétera.

Pa ra que se haga n una idea, los hitos de la

co legio profesio nal, y a quien, co mo co-

Todo el lo impulsó la construcc ión -a l

hi stori a del Cuerpo eran del tenor de la fun-

rrespo nde po r tal circun sta ncia de auto-

igual qu e en otras vill as y ciudades, en

dación en 1802 de la Escuela de Ca minos

ría, pasa mos a referirn os segu idamente.

algú n caso ade lantadas sobre nosotros-

manifiesto en una pub licac ión de nuestro

de un mercado cerrado y cubierto: nu es-

y Ca nales, de agitado discurrir de cierres y aperturas en los años posteri ores a la Gue-

En su esp léndida co nferenc ia, Joaq uín

tra Pl aza Cubi erta. El Ayuntami ento de

rra de la Independencia y el reinado abso-

Vig i 1 nos describe las deplorables ca ndi-

Siero adopta la decisión en firme en el

URBANO ARREGUI

213

eUNDACIÓN JUANELO TURRIAl\ü


VISTA EXTER I OR DE LA PLAZA CUB I ERTA: FACHADA PRINC I PAL , H I POTENUSA, CA LL E ALCA LD E PARRONDO

año 1928 co n el co ncurso para la adqui-

conocer y tener como profesores más ade-

Entre 1ldefo nso Sánchez del Río, di scí-

sición de los terrenos necesa ri os, cifrados

lante, en mi s estudi os en la mi sma Escuela.

pul o, y José Eugeni o Ribera, maestro, se

en un os 5. 000 m2 -concurso que se anun-

Generac ión a la que José Ortega Spottorn o

dieron diversas y curiosas co incidencias;

cia en el Bo letín de la Provi ncia de l 31 de

denominó " los ingeni eros del 27", al escri-

y hasta puede qu e éste ej erciera un a muy

octubre y se resuelve en el Pl eno de l 13

bi r tiempo despu és, en la necro lógica de

favora bl e influencia sob re aquél al seguir

de diciembre co n la aceptac ión de los

uno de ell os: "Junto a la excepcional gene-

co n espec ial atención sus prim eros pasos

ofertados por el Marqués de Sa nta Cruz- ,

ración poética de l 27, muy bien puede ha-

profes ionales, elog iando sus rea li zac io-

y con el enca rgo del proyecto al ingeni ero

bl arse de una generación del 27 de estos

nes, anim ándo le a pub li car sus trabajos y,

de Ca mi nos, Ca nales y Pu ertos ll defonso

notables ingenieros .... ". Y generación que

siempre,

Sá nchez del Río Pi són.

gozó también de extraord inarios profesores

Existe nu merosa constanc ia escri ta sob re

como Vi cente M achimbarrena, Bern ard o

el parti cul ar, qu e reve la la admirac ión y

Sá nchez de l Río era por entonces un inge-

Granda, Juan M anuel de Zafra, José Euge-

el afecto que mutua mente se di spe nsa -

ni ero joven pero ya acredi ta do. Había na-

ni o Ri bera, etc.; f iguras, en fi n, que form an

ban, dentro de la entrañab le re lac ión

cido en Haro (La Rioja) el 1 de mayo de

pa rte de la leyenda del Cuerpo de Ingeni e-

maestro- discípul o. Prec isa men te de ta l

1898 y era el mayor de ocho herm anos,

ros de Ca minos.

hij os de un juez asturi ano que ejerció, su-

estimul ando su crea ti v id ad.

documentac ión qui ero traer aquí la ca rta en la qu e, a propós ito de la Pl aza Cu-

ces iva mente, en dicha ciudad de Haro y

A Sánchez del Río pu ede situárse le en la

bierta, Ribera le di ce a Sánchez del Río:

en Sa nto Domingo de la Ca lzada. Cursó la

estela de este último, José Eugeni o Ribera,

" Respecto a sus cubi ertas de los mercados·

enseñanza media en M adrid, en la Institu -

uno de los pi oneros del horm igó n armado

de Siero, son origi nalísimas co mo todo lo

ción Libre de Enseñanza y en el In stituto

en Espa ña y, co n los años, qui zá el má-

qu e Vd. hace, por lo qu e si a mí me ll a-

Cardena l Cisneros, sigui endo estu dios su-

xim o y más ava nzado espec ialista espa-

man el Sej ourn é espa ño l [en alu sión a

peri ores en la Escuela de Ca minos (tam-

ño l de su tiempo en el di se ño y en la

otro eminente in geni ero francés, co ntem-

bién de M ad ri d, ento nces y por mu chos

co nstru cc ión con di cho materi al, el cual

poráneo suyo], a Vd. le va n a ll amar, me-

años úni ca en España), terminando la ca-

se había impu esto en la mayo r parte de

rec ida mente, el Freyss inet es paño l". ¡No

rrera en 1922.

las obras públi cas, inclu so sin haber per-

está mal el elogio!

dido su co nd ición de materi al pun tero (a Sá nchez del Río fu e miembro destacado de

propós ito de esto reco rd aremos que el

Hab íamos quedado en qu e, cuando el

una generación excepc ional de Ingeni eros

hormi gó n pretensado no da ría sus prime-

Ayuntami ento de Si ero le enca rga el pro-

de Ca minos - los graduados en la década

ros pasos ser ios hasta 1928-1 933 , de la

yecto de la Pl aza Cubierta, Sánchez de l

de los años veinte del pasado siglo-, algu-

mano del in signe inge ni ero fra ncés Eu -

Río era un ingeni ero joven -3 0 años- pero

nos de los cuales aun me cupo la suerte de

gene Freyss inet).

ya acredi ta do. Su primer destin o al termi-

214

LA PLAZA CUB IERTA DE POLA DE SIERO

eUNDACIÓN JUANELO TURRIAl\ü


VISTA EXTERIOR DEL CUARTO DEPÓSITO DE AGUA DE OV I EDO

nar la carrera en 1922, con 24 años, había

drería ovetense, " El Ferreru", en la céntrica

nacido, y qu e daría singu lar renombre a

sido el puerto de San Esteba n de Prav ia,

ca lle Pa lacio Va ldés de la cap ital; sid rería

Sánchez del Río. Y ello si n co ntar el im-

donde permanecería hasta 1925. En

hace tiempo desaparec ida, pero que yo

portantís im o proyecto de la autopista

1923 -y no en 1924, como generalmente

aú n llegué a conocer de chava l.

" Príncipe de Asturi as", entre Ov iedo y Gijó n; auténtico acontecim iento para la

se cree- se incorpora al Ayuntamiento de

época, planeada co mo de peaje y con fi-

Oviedo, se supone que compatibi li zando

Y su acred itac ión como técnico tempra-

durante año y p ico ambos puestos de tra-

namente destacado la ava laban rea li za-

nanciac ión pr ivada, y lamentab lemente

bajo. Y es en y desde este Ayuntam iento

ciones tan singul ares -mayoritariamente

frustrada al no co nsegu irse ésta.

do nde desa rro ll a el, posib lemente, pe-

en Oviedo y, por supuesto, anteriores a la

riodo más creativo de su vida .

Plaza Cubierta- como el gracioso pa lomar del parque Campo de San Francisco, co-

Como persona, Sánchez del Río es un ti po

noc ido popu larmente co mo " El Torn ill o",

campechano, extrovertid o, cord ial, vita-

igualmente desapa rec ido; o el famoso

lista, elegante ... , va lores todos que se acen-

"Paraguas" para el mercado de la leche,

túan con los años; hasta el punto de que un

que da nombre a la castiza p laza do nde

compañero más joven -co laborador suyo

todav ía sigue, siendo un a estructu ra que

en otra posterior y tamb ién signifi cada rea-

repetiría en va ri os lavaderos rurales, de los

li zación- nos resa ltaba hace días su afab i-

que só lo se co nserva el de La Corredoria;

lidad, su exquisita corrección en el trato,

o el tercer depósito de agua, de 15.000 m3

su contagiosa jovialidad, sus profundos co-

de capac idad, adosado al segundo, cons-

nocimi entos en las materi as más va ri op in-

tru ido en 1904 precisamente por Ribera,

tas ... añad iéndonos que, al recordarl o,

y ambos asi mi smo desaparecidos (ocu-

inva riab lemente le venía a la memoria

pando su lugar un aparcam iento subterrá-

aq uella estrofa de una conocida canción:

neo con una ampli a zona ajard in ada en

"Caba ll ero de fin a estampa, que se po ne

superfic ie -E l Mirador de l Ara mo-, ale-

para cenar jazmines en el ojal" ... Sánchez

daña a la ca rretera del Cristo de las Cade-

del Río se incorpora pronta mente al am-

nas); o, sob re todo, el cuarto depós ito de

biente, a la idiosin cras ia, a la convivencia

Agua -siempre de Oviedo-, de 10.000 m3

asturi ana, co nvirtiéndose en un perfecto

de capac idad, próximo a la cap ill a de l

carbayón. Baste decir que su tertu li a hab i-

Cr isto de las Cadenas en la zo na alta de

tua l de entonces res idía en una popu lar si-

la ciudad, sin duda el más popu lar y co-

URBANO ARREGUI

v1sTA EXTER IOR DE ' EL TORNILLO"

215

rUNDACIÓN JUANbLO TURR IAl\O


(a unque acla ra que " la palabra 'a trevida',

de forma triangular -rea lmente " no co-

refiriéndose a una obra de ingen iería, no

rriente y poco constructiva"- y superficie de

puede, bajo ningú n co ncepto, arrastrar

unos 4.000 m2; la neces idad de saca rl e el

cons igo la significac ión de pe li gro"); así

máximo partido, pues "el futuro edificio de-

como profundamente func ional ista y eco-

bería ser de capacidad elevada, habida

nomicista (en lo que sigue a su maestro Ri-

cuenta de las características de un mercado

un

que, por la gran afluencia de artícul os, está

sacerd oc io científico, sin o un a gerenc ia

considerado como uno de los principales

bera:

" nuestra

profesión

no

es

culta y razonada de las obras públicas"); y

de Asturias"; y el presupuesto, " un tope de

dispone, en fin, de un claro sentido de la

coste limitado, y más que limitado, exiguo";

estética y la belleza, pud iendo ap li cárse le

en expresiones del propio Sánchez del Río .

aquella reflexión que, en una reciente pu-

VISTA EXTERIOR DE LA PLAZA CUBIERTA: AND~N O PASEO EXTERIOR BAJO VOLADIZO. ZONA DE LA FACHADA PR INC IPAL

blicación de nuestro colegio profesional ,

Empieza por estudiar las necesidades de l

otro compañero atribuye al citado Eduardo

mercado para defin ir la zo na interior ce-

Torroja: " la belleza de las construcc iones

rrada y tota lmente cub ierta, lo que con-

se basa en la autenticidad, en la racionali-

juga con la conveniencia de crear unos

dad de la estructura, la elega nte senci ll ez

espac ios de contorno asimismo cub iertos,

y la razonada ju stificac ión funcional ".

que, rodeando el ed ifi cio, se prestasen

1

lante y sólido; sobrio ("como soy hombre

En co nferencia dictada en 1935 en el en-

puestos y pudieran servir de paseo al ve-

sencill o, que huyo de toda comp lica-

tonces recién creado, por el propio

cindario de la vill a durante todos los días

ción ...", nos dice en una de sus publicacio-

Eduardo Torroja, Instituto de la Construc-

de la semana, con excepción del de mer-

Sánchez del Río es, pues, un proyectista bri-

para el fácil aco modo de toda clase de

nes); enormemente intuitivo e imaginativo

ción y del Cemento -conferencia recogida

cado. Fijado el ancho de estos espac ios

(siempre "a la búsqueda y captura de las

en un opúscu lo que descubrí en la bibl io-

en 7 m, el interior quedaba precisado y

formas, porque de el las depe nde que el

teca de la Escuela de Cam inos en mi

definido por un triángulo rectángu lo isós-

cálculo sea asequible a los conocimientos

época de estudiante, que recuperé años

celes cuya hipotenusa -la fachada princi -

matemáticos del proyectista", nos sigue

después, y a la que también hi zo mención

pal- tenía 100 m y los catetos -fachadas

diciendo; para añadir, en otra ocasió n:

Joaq uín Vigil-, Sá nchez del Río exp lica,

late rales- 70 m. Notable ac ierto éste de

"porque, de otro modo, me vería en el te-

con gra n senci ll ez y claridad, el proceso

los andenes exteriores, tan uti 1izados

rrible trance de pedir prestadas a mi que-

creador de la Plaza Cub ierta. Hab ida

desde ento nces por los practicantes del

rido y admirado amigo Eduardo Torroja

cuenta que estamos en la "visión de cien-

paseo como ejerc icio, como también nos

una de sus prod igiosas baterías de ecua-

cias" de la misma, va le la pena darle un

recordó Joaquín Vigil, a razón de un kiló-

ciones diferencia les", en bien traída refe-

breve vistazo, seguir el proceso creativo,

metro cada cuatro vue ltas.

ren cia a este otro em inentísimo ingeniero

au n a riesgo de pisar terreno quizá árido y

españo l del siglo XX, también de aque ll a

un tanto aburrido para algunos de ustedes.

generac ión del 27 e igua lmente inolvidab le profeso r de la Escuela de Ca minos) ...

Seguidamente concibe la idea, " harto halagadora", dice, " de co nstruir un a gran

Cuando el Ayuntamiento de Siero enco-

nave que, libre de apoyos (verd aderos

mienda en 1928 el proyecto de la Plaza Cu-

obstácu los trad iciona les), cub ri ese esa

Y es, a la vez, innovador ("e l ingeniero ...

bierta a Sánchez del Río, éste se encuentra

gran superficie, poco apropiada para ta -

debe procurar aba ndonar las tendencias

con tres cond icionantes, digamos básicas o

maño intento", in siste, "y reso lvi ese ele-

conservadoras" -argumenta-) y atrevido

de partida: su emplazam iento en un terreno

gantemente el problema".

216

LA PLAZA CUBIERTA DE POLA D( SIERO

FUNDACIÓN JUANCLü TURRIAl\ü


V ISTA EXTERIOR DE LA BÓVEDA DE LA PLAZA CUBIERTA DESDE UN PLANO SUPERIOR. FOTOGRAFÍA DE CARMEN FERN ÁNDEZ CUESTA

A naliza, en pri mer lugar, el emp leo de

fachada princ ipa l. Y es en la reso luc ión

1 72,60 metros en un pue nte cerca de

grandes pórticos rectos, de los que ta ntea

de la estab ili dad o el equ ili br io de este

Brest, en Bretaña).

dos so lu ciones, que termina desechando

sin gu lar "ri ncó n de claustro" do nde se

" por co nside rarl as poco económ icas, a

nos reve la la gran maestría de Sánchez

Estab lecido lo anterior -esto es, el empleo

pesar de ofrecer so lu ciones sencill as no

de l Río, al que seguimos embelesados en

de hormigón armado- organiza las dos

exentas de cierta atracc ión", exp li ca. La

su tarea de encauzar, de ma nera asom-

bóvedas simétricas med iante un a ser ie de

ause ncia de deta ll es co nstructivos nos

brosa, los esfuerzos que se origina n en las

arcos o nervios res istentes de los que va

deja en la duda sobre esto últi mo -sol u-

disti ntas pa rtes de la construcción.

colgado el forjado; cons iguiéndose, por

ciones " no exentas de atracc ión"-, pero

ta nto, una superficie interio r li sa, lo que faci li ta el encofrado. Son los nerv ios que,

en abso lu to sobre lo primero, es dec ir,

En esta so lu ción Sá nchez de l Río se in-

sobre las razo nes eco nóm icas.

c lina abiertame nte por el hormigón ar-

como ustedes conocen, nacen en las fa -

mado como materia l estructural. Resul ta,

chadas laterales, muriendo parte de ellos

Desechada la d isposic ión en pórticos,

ev ide nteme nte, el mater ial idóneo para

en el arco central que crean las dos bóve-

Sá nchez de Río diri ge sus ta nteos hac ia

cubiertas, ya que es el úni co qu e permite

das en su intersecció n, y otros en los

una sol ución en bóveda, 1legando rápida-

alcanza r, por sí mis mo, la imperm eab ili-

arcos de la fac hada principa l que se for-

mente a la conclusión de que, para cubrir

dad necesaria si n poste riores añadidos

man al cortar las bóvedas por el p lano

un a planta triangular só lo cabe la de dos

de sobrecubiertas (sa lvo, naturalmente,

vertica l de esta fac hada.

superficies ci lín dr icas sim étri cas, engen-

los necesa ri os tratam ientos de las super-

dradas por generatrices para lelas a los ca-

f icies de l hormi gó n pa ra evita r la pene-

Pero, pa ra las acc iones de cá lcu lo, estos

tetos, con una curva de intersección

trac ión de agua por las pos ib les fisuras,

nervios producen emp ujes horizontales,

proyectada en la altu ra sobre la hipote-

tan corrientes en ta les superficies). Y con

tend iendo unos a deformar el arco centra l

nu sa, y cortadas y limi tadas por el plano

el hormigón armado -y en tipo logía

de intersecc ión de las dos bóvedas y ten-

vertica l de la fachada de esta hi potenusa;

arco-ya se co nseguían en aq uell a época

diendo otros a volcar el p lano de la fa-

es dec ir, fo rm ando un gra n " rin có n de

lu ces cons iderabl es (más concretamente,

chada prin cipal. Son empujes qu e es

claustro" seccio nado po r el p lano de la

Freyss inet estaba a pu nto de alca nzar los

preciso co ntrarrestar, y la forma más ele-

URBANO ARREGUI

217

rUNDACIÓN JUANbLü TURRIANU


menta l y eco nómi ca de hace rl o es ati ran-

tendía n a volca r la fachada principa l. Con-

rrupc ión del fo rjado de cubierta a tres me-

tando los arcos a la ma nera clás ica, esto

centrados aque ll os, ins isto, en dicho arco

tros de altura sobre el nivel del piso, susti-

es, med iante tirantes de punta a punta de

de intersección, Sánchez del Río descom-

tuyéndo lo por un techo sensib lemente

los mismos. Sá nchez del Río insinúa esta

pone los empujes de los segundos de

horizonta l y creando, entre cada dos arcos

solución y la descarta de inmediato por-

forma tal que acaba remitiendo una fam i-

consecutivos, unos " espacios excelentes

que " resultaría de un aspecto estético que

lia de componentes a cimientos a través de

para puestos de venta", con evidente mejor

desde un principio no estábamos dispues-

los propios arcos de fac hada -concreta-

aprovechamiento del local (por más que ta l

tos a admitir", en palabras suyas. Cierta-

mente al punto centra l de la fachada prin-

función quedara anulada con la remodela-

mente: ¿se imaginan ustedes el interior de

cipal, que es el apoyo sob re el que

ción de la Plaza Cub ierta de 1988). Es el

la Plaza Cub ierta cruzado por tira ntes de

descansa el mercado-, refiriendo las otras

techo que, después, se pro longa sobre los

disti ntas longitudes e incl inaciones?

componentes tamb ién al mismo arco cen-

andenes o paseos exteri ores, cubiertos por

tral de intersección de las bóvedas, me-

vo ladizos de seis metros consegu idos me-

En este punto, el re lato que intento tras-

diante tirantes embeb idos en el forjado.

ladar les se dramatiza y tal parece que

diante nervios en T invertida como apoyo de bóvedas delgadas de fibrocemento.

Sánchez de l Río va a arrojar la toalla.

Pero se encuentra entonces con que un

Pero a continuación surge el personaje

arco resistente, coincidente con el de in-

optimista e imaginativo que nos dice: " In-

tersecció n de las dos bóvedas, resulta

los amp lios luce rn arios de la cubierta y

dudab lemente, todo el mundo tiene que

desaconsejab le, pues ob ligaría a seccio-

de la fachada pri nc ipa l pa ra la máx ima

confiar algo en su buena estrell a, que en

nes elevadas tanto de horm igón como de

util izació n de la lu z natura l. Po r contra,

este caso apa rec ió merced a un fe li z ardid

acero. Y es aq uí donde, co mo él dice:

Sánchez de l Río lamenta no haber pod ido

con visos de malabarismo. Porque bas-

" con toda la fuerza de la razón y rec la-

realizar la necesaria impermeab il ización

tante de malabarismo existe en la resolu-

mando su puesto indiscutible, se presentó

de la cub ierta por limitaciones presupues-

ción de l equilibrio de la cubierta de l

el arco funicu lar ... ". Sánchez del Río di-

tarias; impermeab ilización que se llevaría

mercado de Pala de Siero ...".

seña un arco funicular muy singular -por

a cabo varios años después - 1935- en

Otro deta ll e constructivo lo constituyen

la anarquía de los esfuerzos a resistir,

contrato aparte, y se repetiría, creo, otras

Yo, más que ma laba rista, le ll amaría do-

todos des igua les en inte nsidad y direc-

dos veces, en la década de los setenta y

mador -que es ta mbién fig ura circense- ,

ción- desde el vértice de las fac hadas la-

nove nta de l pasado siglo.

pero domado r de fuerzas. En efecto; co-

tera les hasta el punto med io de la fachada

nocedor de éstas -es decir, de los esfuer-

principa l; arco que - reforza ndo en su pri-

El opúscu lo fina liza relata ndo el ingenioso

zos que se originan por aque ll as acciones

mera parte el de la prop ia intersección-

sistema arb itrado para el encofrado y cim-

de cálculo: peso propio, viento, etc.- las

en un segundo paso reduce al que se ve

brado de la cubierta -punto fundamenta l

gobierna con autoridad, las descompone

en el interior de la Plaza Cub ierta, y al que

para la economía de la construcción- y

acertadamente, y acaba remitiendo sabia-

transmite los esfuerzos mediante una serie

con la inevitable referencia al coste de la

mente las componentes hacia los oportu-

de llamativas tornapuntas también vistas.

obra, el cua l - inclu idos puestos de már-

La flecha de las bóvedas es de diez metros,

sanitarios, etc.- ascend ió a 335.000 pese-

nos elementos estructurales, donde so n conven ientemente rec ibidas y absorbidas.

mo l, pavimento, alcantari llado, servicios por lo que resu lta un rebajam iento del arco

tas (exacta mente 338 .346,52 pesetas, se-

Habíamos quedado en que los empujes de

centra l de 1/5, poco peraltado y, por ello,

gún la liqu idación suscrita en diciembre de

unos nerv ios -y sus simétricos- se con-

de mejores condic iones ante la acc ión del

1931 por el prop io Sá nchez del Río), lo

centraban en el arco de intersección de las

viento. Merecen consignarse, también,

que constituye, para el autor, el mayor éxito

dos bóvedas; en tanto que los de los otros

otros deta lles constructivos como la inte-

del mercado de Pala de Siero (a propósito

218

LA PLAZA CUB I ERTA DE POLA DE SIERO

FUNDACIÓN JUANCLO TURRIAi'ü


de esto nos cuenta Celestin o Q uirós que en 1970, durante su mandato como alca lde, Sá nchez del Río vis itó la Plaza Cubierta, quedando asombrado al comentarle las reca udaciones que se producía n en la misma por los bailes que entonces allí se celebraban; reca udaciones que su peraban las 400. 000 pesetas por bail e, es deci r, más que el coste de la obra ... sa lvadas, lógicamente, las diferencias de tiempo) . ¿Fu e rea lm ente un éx ito eco nómi co el cos te de la obra? Carentes del proyecto de la mi sma - con sus medi ciones y prec ios-

V ISTA I NTE RI OR DE LA PLAZA CUB I ERTA: ARCO DE I NTERSECCIÓN DE LAS BÓVEDAS, ARCO FUNICULAR Y TORNAPUN TAS ENTRE AMBOS

del que parece no ex istir ningún ejemplar,

La construcción de la Pl aza Cubierta fue

hemos intentado actuali za r el coste po r

enormemente co nfli ctiva, como ya nos

dos vías : a través de l va lor adqu isit ivo de

adelantó Joaquín Vi gil en su disertación del

la peseta y medi ante el sistema de las re-

22 de noviembre. Se ini cia, según dijimos,

visiones de precios, tal co mo se efectú an

con la convocatori a del concurso para la

éstas en las Admini strac iones Púb licas. La

adqu isición de los terrenos necesa rios; e

prim era vía se resol vió co n fac il idad por

inmediata mente se registra la prim era pro-

la abu ndanc ia de info rm ac ión sob re el

testa: por algunos concejales, pidiendo la

pa rticul ar; resu ltan do más compli cada la

repos ición de l acuerd o por defectos de

segu nda por la prop ia ca rencia del pro-

fo rm a, y por algunos industria les po lesos,

yecto de la Pl aza Cubierta, y porqu e la es-

qui enes alega n " los serios perju icios que

tru ctura de los prec ios de entonces, que

para el comercio de esta Vill a se irroga rían

pud imos co nocer por otros proyectos y li-

con el emp laza miento previsto para el

qu idac iones de la época, era muy distinta

merca do cubi erto" . Amb as comparecen-

de la que ahora se esti la. Adoptado el

cias - junto con otra tercera, ésta apoyando

mayo r de los coefic ientes multip li ca dores

la ini ciativa- se ven pro ntamente y en

co nsegu ido -525- el coste actual de la

for ma desestimatori a.

Pl aza Cub ierta quedó estim ado en un os 1 77 mi 1Iones de pesetas, lo que para la

Redactado el proyecto, la subasta de las

superficie interi or, cerrada y cubi erta, de

obras se anuncia en el Boletín Oficia l de la

unos 2.5 00 metro s cuadrados, da un

Provincia del 28 de mayo de 1929 y en la

coste unitario de un as 70.8 00 pesetas por

Gaceta de M adrid (el hoy Boletín Oficial

metro cuad rado, franca mente atractivo

del Estado) del día siguiente; siendo el pre-

para el tipo de co nstru cc ión de que se

cio de sa lida de 366.609,92 pesetas. Las

trata. En el aspecto económi co, la Plaza

obras se adjudica n el 2 de julio de 1929 a

Cubierta fu e igualm ente, sin ningún gé-

Bernabé Mora les Almend ro, qu ien presentó

nero de du da s, un éx ito.

la proposición más económi ca. No hemos

U RBANO ARREGUI

LA FACHADA PR INCI PAL , DE APOYO/ CONVERGENC IA DE ARCOS

2·19

eUNDAClÓN JUANaü TURRIANü


podido conocer el importe de esta proposi-

La peti ción tamb ién se desestima y aquí

Sin embargo, la mención po r el co ntra-

ción ni de las ampliaciones de obra que se

parece cesa r la pres ión popu lar; siguién-

tista -en sus alegaciones para ju stifica r re-

prod uj eron -ex iste consta ncia de que las

dose, naturalmente, los procesos judi cia-

trasos y defenderse de posib les sa nciones-

hu bo- durante la constru cción, pero el re-

les. Las obras co ntinú an, pu es, sin más

desenca dena otra tormenta en el seno de

su ltado fue muy satisfactorio ya que, como

in cidencias que los retrasos que se dedu-

la Corporac ión Mun ic ipal; pe nú ltim o

anticipa mos, la liqu idac ión arrojó el im-

cen de las suces ivas peticiones de prórro-

acto el e la, po r cuesti ones co late rales o

porte de 338.346,52 pesetas, todavía infe-

gas por parte del contratista, vistas por los

secundarias, confl icti va andadura ini cial

rior al de sa lida. Y tampoco hemos podido

órga nos de gob iern o muni cipales en los

de la Pl aza Cubierta. Es, además, como si

conocer otros datos de interés como son las

qu e, en algún momento, se p lantea la im-

el repeti do edifi cio hub iera aparec ido re-

fechas de fi rma del contrato, del replanteo

posición de sa nciones . El co ntratista se

pentin amente; y es así como se abre in-

y de comienzo de los trabajos, así como el

defi ende apoyá ndose en las ampli aciones

fo rm ació n para averiguar las razo nes que

pl azo para la rea li zac ión de éstos. No obs-

de obra hab idas así como en la im pos ibi-

hu bo "para empl aza rl a en el sitio que se

ta nte, a la vista de la fecha de adjudicación

lidad de termin arla po r la ex istencia en

hi zo"; y se insiste en depurar responsabi -

y de las prórrogas hab idas, pudiera esti-

una esq ui na de la mi sma, vértice de las

lidades; y se crea un a co mi sión qu e ll a-

marse que las ob ras comenzaron hac ia

fac hadas laterales, de un edifi cio que lo

mará a dec larar a cuantos in tervini ero n

agosto-septiembre de 1929, teniendo pro-

impide. Joaquín Vigi l ta mb ién nos lo re-

en el asunto.

bablemente un plazo ini cia l de 15 meses.

cordó: era un edific io de dos p lantas y un patio que oc upaba la esqui na donde hoy

Del fin al de todo este " penú ltimo acto"

Co n la caída de la dictad ura ele Pr imo de

está n situados un pequeño qu iosco y una

yo no he podido encontrar info rm ac ión,

Ri vera en enero de 1930-y co nsigui entes

cab ina de te léfo nos; edifi cio que no sería

por más que el as unto me resu lta ra cu-

ca mbios en los órga nos ele gob iern o mu -

adqu irido por el Ayuntami ento y demo-

rioso, co mo antes decía; tanto sob re este

nic ipales- se rep rodu ce la ofensiva vec i-

lido - perm itiendo el total aca bado de la

último parti cular, com o por el hecho de

na l contra la Plaza Cubierta med iante

Pl aza Cubierta- hasta la década de los se-

que la Pl aza Cubierta se construyera co n

esc ri to, que ta mb ién mencionó Joa qu ín

tenta del pasa do siglo, siendo alca ldes

semej ante servid umbre sin que, apa ren-

Vig i 1, refrendado por más ele cuatrocien-

Celestino Qu irós y Juli o Fern ández Nova l.

te mente, ni siq uie ra se in tenta ra elimi-

fechado el 9 de mayo de 1930. El escrito,

Res ulta curi oso qu e, hasta entonces,

entu siastas hi storiadores loca les, buenos

qu e empi eza en tono solemne, muy de la

dicho edifi cio no aparece para nada,

am igos todos y verd aderos arti stas en

época: "A l cesa r la D ictadura se cuidó

siend o ta n signi ficativa la se rv idumbre

éstas y si mil ares cuesti ones .

este Gobi ern o de reintegrar a sus puestos

que suponía para las obras y que sin du da

a los Conceja les que en el año 1923 os-

ya venía de la adqu isición de los terrenos.

tentaro n el manda miento directo del pue-

No lo menciona la opos ición vec inal a las

tratista plantea fo rm almente que las ob ras

b lo, rea li za ndo co n ell o un acto de

obras, ni tampoco Sánchez del Río, in -

están termin adas

ju sticia reparado ra .. . "; el escrito, decía-

cluso en escri tos posteriores . Pres um ibl e-

rec ibidas, por lo qu e la durac ión de su

mos, nos permite descubrir que, en para-

mente, éste encajó la pa rte estru ctural

ej ecución p udo haberse ace rca do a los

tas fi rm as -a l decir de Lázaro Poi ledo- y

narl a. Rendi do, brindo el tema a los

En esc rito de 7 de juli o de 193 1 el co n-

y en co ndi ciones de ser

lelo, se llevaba un liti gio - un rec urso-

pr incipal de las obras al límite de lo que

dos años. En el otoño de 193 1 los co mer-

ante la justicia ordinaria; por lo que se so-

perm itía el edifi cio en cuestión, .dejando

ciantes loca les empi eza n a moverse y a

licitaba la suspensión de los trabajos en

pe nd iente -co n las esperas prepa radas-

tomar pos icio nes pa ra la ocupació n de la

ta nto no se reso lviera ta l liti gio, amena-

la mínima zona de aleros sobre el andén

Pl aza Cub ierta. Y, por fin, el 3 de nov iem-

za ndo al tiempo con la consab ida ex igen-

exteri or afectada, la cual ta rda ría cua-

bre de 193 1, martes, se procede a la

ci a de respo nsab il idades.

renta años en ejecuta rse.

in augurac ión.

220

LA PLAZA CUB l [RTA DE l'OLA DE SIERO

FUNDACIÓN JUANbLO TURRIA1'0


Del aco ntecimiento dan cuenta dos perió-

de Siero relativamente alejada, para la

dicos regionales de la época: La Región y

época, de la capita l? Mi curios idad sólo

terior mercado de ga nados, de los que se

El Carbayón. Realmente la inaugurac ión

se ha visto medianamente satisfecha con

co nserva el mayor, que cubre la entrada

tuvo lugar sin ceremonia alguna, limitán-

in formac iones que podrían cata logarse

de la actual estación de autobuses. En el

dose la misma a la estricta apertu ra de la

como " tradición oral", por lo que vue lvo

término municipal dejó asimismo su hue-

tardíamente, los célebres paraguas del an-

Plaza, la cual se presentó con numerosos

a remitirme, sobre el particular, a los mis-

lla; recordando, por ejemplo, el primer

puestos ya ocupados y operando con toda

mos estudiosos ele la historia local.

abastecim iento de agua de Lugones desde

bién este acontec imi ento se vio envue lto

Despedimos a Sánchez del Río aña -

miento -también de agua- de Carbayín

en co nsiderab le crisp ac ión. Los mismos

diendo que al éx ito de la Plaza Cubierta

Alto del que se conserva un depósito ele-

periódicos dan cuenta de declaraciones ele

se añad ieron otros muchos -como téc-

vado, curiosa estructura fue ra de servicio

co nceja les contrarios a la in auguración de

ni co investigador, proyectista y co nstruc-

años ha, co noc ida en la zo na como la

la Plaza en tanto no se cu lm inase en el Tri-

tor, y también como empresario- a lo

"Copa de Carbayín".

norma lidad. Pero hay que decir que tam-

los manantiales de Laclines, o un abasteci-

bunal Supremo el mismo litigio, supone-

largo de su dilatada vida profesional.

y

Como empresario -quizá su faceta menos

Cómo no recordar, en Asturias, realiza-

amenazando, por otra parte, con dimisio-

conocida para el gran público- recorda-

ciones tan sobresalientes -casi coetáneas

nes. Y los mismos periódicos dan cuenta

remos que fue fundador de la construc-

de la Plaza Cubierta- como la tribuna del

mos,

procedente

de

años

atrás;

de una temprana -a las ocho de la ma-

tora Dragados y Construcc iones, S.A., la

campo ele fútbo l de Buenavista en

ñana- y curiosa manifestación ele grupos

cual se co nstitu yó, co n el apoyo del

Oviedo, ya desaparecida, como el propio

de "m in eros de l co ncejo" (El Carbayón) /

Banco Central, como consecuencia de un

estad io, con unos vo ladi zos de 15 metros,

"obreros de Carbayín" (Regió n), que, pre-

concurso de proyecto y obra para cons-

hermanos mayores, aunque posteriores,

viamente convocada, recorrió la Pola por-

truir un dique en el puerto de Palma de

de los de la Plaza Cubierta; o los depósi-

tando pancartas en las que se leía: "VIVA

Mallorca; concurso al que se presentó en

tos de agua, asimismo tórico-circulares,

LA PLAZA" y "QUEREMOS QUE SE ABRA

compañía de otro compañero - Lui s Sán-

de Trubia, Mieres y Turón; o el puente de

HOY LA PLAZA".

chez Guerra- y que ganó. Y creó también

Láneo sobre el río Narcea; o su participa-

la empresa Río - Cerámica, fruto de su

ción en numerosas obras de edificación o

labor de investigación y desarrollo de los

de carácter industrial (Teatro Campoamor

El Carbayón c ifra en 3.000 y Región en

4.000 el número de manifesta ntes, que se

sistemas de forjados cerá mi cos que ha-

y Teatro Filarmónica de Oviedo; almace-

disolvieron pacíficamente tras un as pala-

brían de tener enorm e difusión (todos

nes Simeón y Ribalaygua, igualmente en

bras del Alcalde desde el balcón del

hemos co nocido pisos construidos con

Oviedo; to lvas para Duro-Felguera y Hu-

Ayuntamiento, pasando a continuación a

estos forjados, comúnmente denomina-

lleras de Turón; naves de la Fábrica de

visitar la Plaza, efectivamente abierta, y a

dos "de bovedillas cerámicas"). Y fue con-

Armas y ele Mantequerías Arias; etc., etc.);

animar la villa durante el resto de la jor-

sejero, en fin, de otras varias soc iedades.

para culminar, más recientemente, con la magna obra del Palacio de Deportes de

nada. ¿Qué pasó al final co n el litigio, llevado a la máxima instancia del Tribunal

Como puro proyectista y constructor son

Oviedo, con sus arcos de cerámica ar-

Supremo? ¿Ll egaro n a dimitir los co nce-

numerosas las obras y planes en que inter-

mada de 100 metros de lu z, récord mun-

j ales disconformes? Y, sobre todo, ¿cuá les

vino. Aquí, en la Po la, nos dejó el primer

dial todavía imbatido -acaso, tocio hay

fueron las " inter ioridades" (así, entre co-

abastec im iento de agua domiciliario, con

que decirlo, porque dicho material ha

millas) de aque ll a en cierto modo extraña

un depósito de la tipología del de Oviedo;

caído ya en desuso- y obra que, con

y de otro lado sign ifi cativa manifestación,

el primer sistema de evacuac ión de aguas

nuestra Plaza Cubierta, ocupaba las pre-

procedente de una de las zonas mineras

res iduales; el plan de ordenación; y, más

ferencias del maestro.

URSA ' 0 ARREGUI

221

FU~DAC I ÓN JUANl:Lü T URR !Af\0


ca ldes a razón de uno por año: Lui s del Ca mpo en 1923 (sustituyendo a Manuel Camino, quien lo era desde 1920); Ri ca rdo Blanco en 1924; Francisco Ca nseco en 1925; Ri ca rd o Cabeza en 1926; Ricardo Blanco, úni co que repite, en 1927; y, por fi n, José Parrando en 1928 . Parrando se manti ene en el bienio 19281929, cesa ndo a finales de febrero-principi os de marzo de 1930 co n la caída de aque ll a dictadura de Primo de Ri vera. No he pod ido averiguar si Pa rrando había formado parte, como concejal, de algun a de las corporaciones anteriores, pero de lo

TRIB U. A DEL ESTADIO DE BUENAVISTA EN OV IEDO

que no me cabe la menor duda es de que, En el resto de España, e incluso en el ex-

Llegados a este punto, habiéndonos despe-

cuando se hace ca rgo de la alca ldía, Pa-

tranjero, su labor f ue análogamente pro-

dido de Sánchez del Río, pero teniendo

rro ndo tiene las ideas mu y c laras sob re

lífica y notable.

os limitaremos a traer

siempre nuestra Pl aza Cub ierta al fondo,

las necesidades rea les e importantes de la

aquí el puente de Santo Domingo de la

fo rzosa mente tengo que dirigir la parte

Pola y su concejo, a las que se apli ca co n

Calzada, en su Haro nata l, porque en él

fi nal de mi charla -en mínimo pero ob li-

un ac ierto, una energía y un a eficacia

apl icó sus estudios sobre el empleo de .fi-

gado recuerdo y homenaje- hacia otra per-

poco comunes .

brocemenlo en articulaciones y rodillos

sona -otro personaje, en esta ocasión

de apo)•O; y las naves del taller de mon-

poleso- que fue realmente el alma mater,

Es alca lde, por tanto, a los 39 años, en po-

taje del 1 TA en Torrejón de Ardoz, por-

el artífice primero y fundame nta l, el acer-

sesión todavía de una envidiab le juventud

que fueron hechas en colaboración con

tado promotor y enérgico gestor de la Plaza

pero en posesión también de una increíbl e

Carlos Fernández Casado, otro ilustre in-

Cubierta; y, con ell a, de otras importa ntísi-

mad urez. Hombre con fa ma de seco y aus-

gen iero del 27, paisano suyo, a quien yo

mas actuaciones para la Pola y su concejo.

tero, de in cuesti onab le integridad, defen-

mente me complace evocar.

Sin duda habrán ad ivinado que me estoy

de ampli os co noc imi entos y reco nocid a

refiriendo a José Parrando Presa, el Alcalde

capacidad de trabajo, en ta n breve período

Sánchez del Río pisó también la arena po-

Pa rrando, nacido en 1889. Parrando ac-

de tiempo consigue plantea r y sacar ade-

1

ítica, siendo Director General de Carrete-

cede a la alcaldía de Siero a principios de

lante obras como el primer abastecimiento

ra s entre 1945 y 1951 , aunque dejó

1928, en plena dictadura de Primo de Ri-

domiciliario de agua de la Pola, el alca n-

tuve asim ismo de profesor y al que igual-

sor enérgico y tenaz de sus convicc iones; ·

sobrada constancia de que aque ll o no era

vera, un a de cuyas primeras medidas, en

ta rill ado, o la Plaza Cub ierta (ésta con la

lo suyo. Autor de numerosas publi caciones

el mismo mes de septiembre de 1923 -del

con fli ctividad ya relatada, pero que supuso

en revistas nacionales y extra nj eras, y en

manifi esto y toma del Gobierno- había

además la definitiva apertura de la Po la

posesión de igua lmente numerosas conde-

sido la disolución de los Ayuntami entos.

hac ia su lado sur); ob ras para las cuales

coraciones, asimismo nacionales y extran-

Desconozco los motivos o mecanismos

tuvo el acierto de contar con un primer es-

jeras, lldefonso Sánchez del Río fa ll eció el

por los cuales a partir de ento nces en el

pada de la época como fue ll defonso Sán-

30 de noviembre de 1980 en Madrid.

Ayuntamiento de Siero se suceden los al-

chez del Río.

222

1 A PLAZA CUB I ERTA DE POI.A DE SIERO

FUNlJACIÓN JUANbLO TURRIANO


Repitiendo los datos, pero po ni endo el

Pr imo de Rivera, pres idida por Ramón

énfas is debido, ap un taré solamente un

Rodríguez Ferná ndez -co n un breve

motreto que, apa rte de otros aspectos ne-

deta ll e de su efi ciencia relac ionado co n

período de Ju an Laborda- y la segu nd a

gativos -fracasó desde el punto de vista

la Pl aza Cubi erta: el ac uerd o para co ns-

sa l id a de las elecc iones de ab ril de 193 1

comercia l- , destrozaba las perspectivas de

tru irl a se tomó un 24 de mayo de 1929;

y pres idida por Inocencia Burgos, otro re-

aq uel espectacu lar interior abovedado (el

los anun cios del concurso se publi ca ro n

co rd ado alca lde. Ambas heredaro n la

singu lar " rincón de claustro") y hasta su

en el Bo letín Oficial de la Provi ncia de l

Plaza Cub ierta en co nstrucción, ambas

propia razón de ser.

28 de mayo y en la Gaceta de Madrid de l

sufrieron los embates redivivos de la opo-

mejante a la de ésta. Era un verdadero ma-

29 de mayo, dándose 20 días háb il es

sición a la misma, pero ambas se compor-

Pues bien, entre 2008 y 201 O-y con unas

para la presentació n de ofertas; y el 2 de

taro n -desde un a más que presumib le

obras que significativa mente se denomi-

juli o las obras estaba n adjudi cadas. Re-

di sparid ad de criteri os e ideo logías- co n

naron de rehab ili tac ión- , se ha dado mar-

almen te aso mb roso para los que hemos

la co herencia, la serenidad, la madurez y

cha atrás, demoliéndose aque l mamotreto,

viv ido el mundo de la co ntratac ión de la

el sentido común necesarios para 1levar a

vo lviéndose a un a única planta, estupen-

ob ra púb li ca .

buen término esta vieja, mag nífica y que-

damente pavimentada po r otra parte, ...

rid a obra que hoy nos ocupa. en el concejo como las numerosas escue-

y poco más en cuanto a equ ipamientos (la Pl aza Cubierta está práctica mente

Sin olvidar tampoco sus otras rea li zaciones Esto es todo. Reitero mi fe li citac ión a

vacía, sin que por ahora se haya repuesto

las construid as, ca minos, abasteci mientos

todos los protagonistas de l co ncurso "Así

su actividad co mercia l); pero, en otros

de agua, etc., me atrevo a afirm ar que, so-

es Asturias" y agradezco a ustedes su pre-

aspectos, se ha renovado el cerram iento

lamente con aquellas tres actuaciones -abas-

sencia, su atenció n y su pac iencia. Gra-

de fachadas med iante amp li as y diáfanas

tec imiento de agua, sa nea mi ento y Pl aza

cias, muchas gracias.

cri sta leras, se ha pintado co n acierto in-

Cub ierta- José Parra ndo Presa puso a la

terior y exte riorm ente, se ha in sta lado

Po la en la modernid ad.

un a esp léndida i lumin ac ión igualm ente NOTA POSTERI O R

in terior y exteri or, se han retirado los pe-

cim iento hac ia estas dos figuras de su his-

En el tiempo transcurrido desde 2003 , la

torno inmed iato, etc.

toria -Parrando y Sánchez de l Río-

situació n de la Pl aza Cub ierta se ha mo-

dedi cá ndoles sendas ca lles que, prec isa-

dificado y, a los efectos que nos ocupan,

Co mo conc lu sió n: la Plaza Cub ierta -y,

mente, abraza n la Plaza Cubi erta encon-

para b ien.

en particu lar, lo que es la estructura- lu ce

queños qu ioscos estab lecidos en su en-

La Pola, en fin, ha materi ali zado su agrade-

quizá co mo nunca, da gusto co ntem-

trándose en la esq uina más ori ental de la misma, sobre la pl aza de Don Pelayo (y ex-

En la charla se alu dió mu y de pasada a

p larl a desde dentro o desde fuera y a

tend iéndose la de Sánchez de l Río hasta

un a remodelac ión efectuada en 1988. Re-

cua lquier hora de l día o de la noche y, lo

superar el anteri or mercado de ga nados;

almente había sido una remodelac ión de

que merece destacarse, está en un mo-

actual estación de autobuses cuya entrada

los pu estos de venta y otros servicios;

mento fa ntástico para visitarla, estudiarl a,

cubre, como quedó dicho, el último de sus

nada qu e afecta ra d irecta mente a la es-

fotografiarl a, etcétera.

famosos paraguas).

tru ctura. De esta r en un a única planta, dichas piezas se dispus ieron en tres alturas

Y tratá ndose de la Pl aza Cub ierta no sería

(la inferior incl uso por debajo -excavada-

justo dejar en el olvi do a las dos corpora-

de la planta primitiva), configu rando una

ciones que suced ieron a la de Parrando;

especie de tronco de pirámide dentro de

la primera a la ca íd a de la dictadura de

la Plaza Cubierta, de base triangu lar se-

URBANO ARREGUI

223

~UNDACIÓN JUANhLO TURR IANO


DiloYE~TO DE APllOVECHAMIENIO D~

ll'ttlo$ n:e. ..AGnA

l!Oil

D~os DE. DIO Ei TEIB."llNO~ ; D~

70.000

~o .:. •'· ~~~ µ

{QH~o~Di

])ARA.

.

JJlloDn~N D~~6IA~~m~

Peticionario-D. José Sánchez del Río Ingeniero-D. Alfonso Sánchez del

·Río

Año 1927


Cuando la Fundación Jua nelo Turri ano me propuso escri bir unas letras sobre el

SÁN C HEZ DEL RÍO

aspecto fa mili ar y person al de lldefonso Sánchez del Río Pi só n, me fa ltó tiempo

UNA FAMILIA DE INGENIEROS

para dec irl e qu e sí, que enca ntado. Pasados unos minutos me di cuenta de qu e sab ía mu y poco del "tío Alfo nso", qu e no era ca paz de esc ribir 16 páginas sobre un a perso na que, aparte de ser el hermano mayo r de mi padre, había visto en contadas ocas iones, y casi siempre en celebrac iones fa mili ares multitudin ari as.

FRANC ISCO JAVIER SÁNCHEZ DEL RÍO

Ll amé a Bern ard o Revuelta y le dij e que des istía del enca rgo, me dijo entonces : ¿po r qu é no amp lías el ámbito de l tra bajo a la fa milia Sánchez del Río dado que sois mu chos inge ni eros? Co n esa nu eva dimensión acepté el encargo. ll defo nso Sánchez del Río Pi só n, nombre completo lldefonso Timoteo Feli pe José segú n consta en el registro civil de la ciudad de Ha ro, nac ió el 1° de mayo de 1898 en Haro (La Rioja), era el hij o mayor de D. José Sánchez del Río Pajares y Dª Presentación Pi só n Etcheverría. D. José y Dª Presentac ión tu vieron siete hi jos más: M aría de la Vega (Vega), M aría de los Ánge les (Ge lés), Ma ría Emili a (M im í), José (Pepe), Lui s, Ca rl os y Pedro (Peri co) . El abu elo José era ju ez, de raíces astur-l eonesas -e l ori ge n de esta rama de " Sánchez del Río" hay qu e buscarl a en Riaño (Leó n)-, y estudi ó Derecho en O viedo. Hace años me co nta ron un a anécdota, probabl emente apócri fa, pues me la han vue lto a re lata r en O viedo pero protagoni zada por otra perso na, relativa a qu e D. José aprobó un a as ignatura tras haber ga-

PROYECTO PARA H A RO ENCARGA D O EN 1927 POR D. JOSÉ SÁNC H EZ DE L RÍO , PA D RE DE I LDEFONSO

nado de fo rm a fe hac iente al catedrático

225

rUNDACIÓN JUANbLü TURRIANü


de la mi sma al bill ar, qu ien, pese a que

ni ero de Cam in os, Promoción 192 1-

mi abuelo no había rea li zado un ejercicio

1922 . In geni ero de l pu erto de San Este-

muy bri ll ante, no se atrev ió a suspender

ban

por el "qué dirán" . Lo de menos es si es

Ay untami ento de Oviedo, 1924- 194 1.

de

Pravia,

1922-1925 ,

y

de l

cierta o no la anécdota, lo interesa nte es

D irector General de Cam in os (Ca rreteras

el hecho de qu e un cated rático hi ciera

hoy día), 1945-195 1, siendo mini stro de

vida soc ial co n sus alumnos. ¿Era la vida

Obras Públi cas el ge neral Ferná ndez La-

de estud iante en Oviedo en aqu ell a

dreda. Posteriormente se ded icó a la acti -

época ta n diferente de la que yo viví en

vida d profesiona l de fo rm a privada,

Madrid? ¿A lguien recuerda haber j ugado

" liberándose" de las atad uras de la Admi -

a "algo" co n un cated rático en ejercicio

nistrac ión del Estado.

siendo alumn o? En cualqui er caso, en la casa de Haro existe un a sa la de bi ll ar

La descri pción de sus rea li zac iones princi-

donde se co nserva "e l taco del abuelo",

pa les será comentada en otros apartados de

una prec iosidad de maderas nob les, co n

este li bro-catálogo, de forma que la omito

in crustac iones, desmontab le y con su es-

para no ser red unda nte, aunque sí incl uyo

tuche, que todos los nietos, y algún biz-

aq uí los Honores y Condecorac iones.

nieto, hemos utili zado co n la va na espera nza de que la " sab id uría bi l larís-

Gran Cru z del M éri to Civil. Cru z de l

tica11 vini era de su uti lizac ión. Como en

Cr isto de Portu ga l. Cru z Lau reada de San

todas las artes, el estud io es la úni ca

Fern ando (co lectiva) por la Defensa de

forma de 1legar a su dominio.

Ov iedo. Cru z de guerra. Meda ll a de la

Destinado a Haro cuando sacó la opos i-

Oviedo en 1979 . Hij o Pred il ecto de Haro

ción de "judi catu ras", co noció a mi

y Meda ll a de Oro de la Ciudad. Hij o

ab uela y se casó co n el la, ahora bien,

Adoptivo de Santo Domin go de la Ca l-

como el tema de las inco mpatibili dades

zada y M eda ll a de O ro de la Ciudad. Ca-

ya ex istía entonces, nad ie piense que es

ba ll ero del Capítul o de Caba ll eros de La

ca mpaña. Hijo Adoptivo de la ciu dad de

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO A LOS 1 l AÑOS EN SANTO DOMINGO DE LA CALZADA

un invento moderno, no pudo ejercer de

Virge n deVa lvanera, patrona de La Rioja.

juez una vez casado en la mism a ciudad

Que yo recuerde D. 1ldefonso tiene su

de donde era su esposa, cuyo padre, D.

nombre puesto en ca ll es de las ciudades

ll defonso Pi só n, era además alca lde de la

de Oviedo, Po la de Siero y Haro (compa r-

ciu dad; le destinaron a Santo Domin go

tida co n su hermano Ca rl os).

de la Ca lzada, do nde vivió de rec ién ca sado. Ahí pasó la in fa ncia D. lld efo nso,

Casó co n María del Carmen Fern ández

en lo suces ivo "e l tío A lfo nso" .

Á lvarez Tu ero, la tía Ca rmin a, persona de carácter, con tendenc ia a la crítica ác ida,

226

Un repaso ráp ido a su currícu lum profe-

co n qui en podías pasar unos momentos

sional: cursó la Enseñanza M ed ia en la

extrao rdin ari amente divertidos siempre y

Institución Libre de Enseñanza y en el Ins-

cuando no fueras tú el objeto de sus bro-

tituto Ca rd enal Cisneros de Madrid. ln ge-

mas . No tuv ieron hij os.

SÁNCHEZ DEI. RIO. UNA FAM I LIA DE INGENIEROS

eUNDACJÓN JUAN~Lü

TURRIANO


¿Có mo era D. lld efo nso? La v isión qu e voy a dar es la de un a person a 49 años menor qu e él, de forma qu e cuando aca bé la ca rrera co n 25 años, el tío A lfo nso te nía 74 años y la arteri oesc leros is ya empeza ba a min ar su eno rm e inteligencia. Las fuentes para ampliar mi s impresiones sobre el tío A lfonso han sido mi s herm anos y algú n primo mayor que yo, pero, sobre todo, para tener un a idea de la opinión que sus compañeros tenían sobre él, he ac udido a su co rrespond encia personal, que mi pad re conse rvó co n gran ca riñ o. Afortunadamente era un a generac ión qu e esc ribía ca rtas, no existía

CASA PISÓN: CASA NATAL DE D. ILDEFONSO Y D. CARLOS SÁNCHEZ DEL RÍO SITA EN LA CALLE DE " LOS I NGENIEROS DE CAMINOS ILDEFONSO Y CARLOS SÁNCHEZ DEL RÍO ", Nº 9, EN HARO (LA RIOJA )

el e- mail, y por eso tenemos algun as opini ones y nomb res de personas con las

de mi tío, trabajaba mucho, o eso me pa-

se cometía n contra sus compañeros y am i-

que se relacionaba que son interesa ntes.

recía a mí que tenía menos de diez años.

gos, fueran " del Cuerpo" o no, estas afir-

Co mo sobr in o rec uerdo a un a perso na

A l tío Alfo nso le fue mu y bien en la vida,

que se queden en un vo luntarismo inevi-

extrao rdin ar iamente ag radab le, car iñoso

tuvo un reco noci mi ento en vida de su

table en un pariente cercano. Intentaré

maciones deben probarse, si no queremos

co n su fa mili a, siempre co n un a palabra

va lía profesional, la ge nte que le co no-

probar esas afirmaciones con el apoyo de

ama bl e para sus sob rin os y an im ándonos

cía le aprec iaba y la mayo ría le admi-

su correspondencia personal.

a estudi ar. De mis pr imeros nueve años

raba. Económicamente, que yo sepa,

de vi da, que transcurrieron en Oviedo,

nun ca pasó nin gún apuro, es más, po-

Un primer ejemp lo trata de un as unto de

tengo un recuerdo de la casa de mi tío

dríamos decir que tuvo un a vida más

honorarios no satisfechos. El arq uitecto D.

bastante nítido; v ivía en la misma casa

que desahogada , fue un triun fador. En

Secu ndino de Zuazo Ugalde recu rri ó a D.

que su herm ano Carlos, mi padre, en el

un a ca rta de D. José M aría Agu irre Go n-

lldefonso en el año 1946, a la sazón di-

mi smo piso pero en la pu erta de en-

za lo fec hada el 3 1 de di ciembre de

rector general de Ca minos, para reclamar

frente. Era un a casa anim adís im a, siem-

1959 , le dice en to no jocoso: " ... ce le-

el pago de unos honora ri os no satisfechos

pre hab ía v isi tas y co mo el asturi ano

braré mucho que 1960 sea un año de

por unos trabajos realizados antes del 18

med io es bastante alborotado r, los soni-

grandes venturas y que te haga todavía

de juli o de 1936.

dos que sa lían de aq uell a casa eran la

mu cho más mill onario " . En dos ca rtas que se co nserva n, co n fe-

mayo ría de las veces divert idos, otras veces no tanto . Las reuni ones siempre

Las opi ni ones de los fa mili ares, máxime

chas 22 de mayo y 18 de j uni o de 1946,

por la tarde, fund amentalm ente de seño-

cuando el "opi nado" ha fa llecido, siempre

D. Secundino de Zuazo agradece a D. 11-

ras, eran cas i siempre de parti das de ca r-

son subj etivas y tienden a embell ecer la fi-

defonso su intervención ante " la Secreta-

tas, interminables partidas en las que el

gu ra del pariente, de fo rm a que si afirmo

ría de la Sección de Arqu itectu ra de la

tío A lfonso no aparec ía nun ca, pues

que "el tío Alfonso" era una exce lente per-

Jefatura de Obras Públicas de la Direc-

siempre estaba en su despac ho, traba-

sona, un compañero muy querido, y un in-

ción General de Cam inos" para la reso lu-

jando. Es la primera impres ión que tengo

geni ero preocupado por las injusticias que

ción de su recla mac ión.

FRANCISCO JAVIER SÁNCHEZ DEL RÍO

227

rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIANü


,

..

~

S. A. l!Ul.LERAS DE TIJRÓN

POZO SAN jOsÉ

Un tercer caso nos muestra su preocupa-

AMPLiACióN AL PROYECTO DE TOLVA l

. {D. Alfonso Sánchez del Río y Pisón ngernero_s: D. Pedro Sánchez del Río y Pisón

ción por la situació n económi ca de los

"a todos por igua l. .. ", emulatorio de aquel

compañeros del Ministerio. En una ca rta

cé lebre "pa tos café" ... ; ya qu e esto, inev itab le

P. de Málaga, de 5 de marzo de 1952, es-

estímu lo qu e prec isamente, yo, el autor

cribe a D. Jldefonso, ya ex di rector general

del Plan, había tenido mu y en cuenta,

de Cam inos, le expone el malesta r que

porque elevados muchos compañeros

ex iste entre los ingenieros y ayudantes de

nuestros, que algu nos no pueden vivir con

las Jefaturas «... que somos los que rea-

sus ingresos, a una situ ac ión eco nómica

y los que menos vamos

más despejada, trabajarían en esa cosa tan

a disfrutar de estos beneficios, porque hoy

bon ita y simpática, con el entusiasmo que

por lo visto se piensa más con los pies que

íntimamente y si n querer, nace del agra-

con la cabeza, pero, en fin , algú n día ce-

decim iento.

sa rán esos señores PROYECTO CONJUNTO DE D. ALFONSO Y D. PEDRO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN , 1952

y fata lmente conduce a mata r el

que D. José F. Castany, ingeniero j efe de O.

!izamos los trabaj os

Año 1952

era aconsej ab le el adopta r el sistema de

y vendrá quien modifi-

que estas arbitrariedades, pues si tanto

»Como ves, Pepito, yo lo siento tanto

tiempo hemos estado esperando y confo r-

co mo vosotros, porqu e co ntemplo que mi

y con el que

Un segundo ejemp lo nos mu estra un a re-

mándonos con lo poco que se ga naba en

so lu ció n co ntra " El espíritu de clase".

el M inisterio

Co n fec ha de 24 de juni o de 1950, D.

vacas gordas del Pl an de Modern ización,

pañero y como patriota, sabía el bien que

Max imin o M iya r, Nota ri o de Bilbao, es-

este no ha servido más que para desespe-

a todos iba a repo rtar, empi eza co n las

cribía un a elogiosa carta a D. ll defonso

rarnos

y qu itar el estímulo para tener inte-

ilu siones, honradas y legítim as, rotas por

agradec iendo «... la Reso lu c ión de l re-

.rés en las obras a rea li zar ... »

y esperando que llegara n las

Plan, en el que tanto trabajé

tan ilusi onado esta ba, porqu e co mo com-

la inju sticia...

curso de A lzada por mí elevado ante ti...

y nada más, qu e ya he

di cho bastante ».

. .. Me felic ito de la Resolución qu e está

Respuesta de D. ll defonso el 1° de ab ril de

de acuerdo co n lo que yo entendía de

1952 «¡Nos está n haciendo muy buenos!

Creo que la ca rta ori gina l

Ju sticia; te doy las grac ias porque, despo-

Todos los compañeros de la Jefaturas con

no merecen comentarios. Supongo que el

jándote del espír itu de clase has teni do

qu ien he habl ado me dicen lo mismo.

pl an a que se alude en las ca rtas es el

el va lor de dar la razó n qu ien juzgabas

Vuestras cuitas son idénticas,

y por tanto,

Pl an de M ode rni zac ión de Ca rreteras

y la respuesta

la tenía . Y me consuela el saber, que en

ahí está la justeza de ell as ... hace pocos

aprobado ba jo su mandato en la D irec-

esta pobre España tan des morali za da,

días, el actual Pres idente del Consejo de

ción Genera l, pero el malestar era ev i-

aú n hay sitios donde se puede acudir en

Obras Públi cas, D. Juan Campos, en casa

dente

la seguridad de que si un o tiene razó n se

del Director del plan de Modern izac ión ,

no o lvidemos que esta mos en 1952.

y D. ll defonso se sint ió traicionado,

mi fraternal amigo Fernando Casar iego,

la han de dar ».

tuve un a oportunidad magnífica para des-

Un cuarto asunto se refería al trato injusto

No tengo ni idea del tipo de Recurso, ni

pacharme a mi gusto ... Sencillamente le

a un compañero, D. Felipe Arévalo. El 19

de la cuantía en li tigio, ni por qué afec-

dije que para eleva r el sue ldo a los peones

de dic iembre de 1954 el ingeni ero j efe de

taba al " espír itu de clase", pero es espe-

Ca min eros, no era el procedimiento más

Obras Púb li cas de Albacete D. Fel ipe Aré-

cialmente

adecuado cometer una arbitrariedad des-

va lo se dirigió a D. ll defonso para pedir su

reconforta nte,

estamos

en

1950, escucha r frases co mo " ... aún hay

poja ndo a nuestros co mpañeros de un a

ayuda ante una situac ión de acoso que es-

sitios donde se puede acudir ... " . Sin co-

pesetas que les pertenecían bajo todos los

taba sufri endo por otro compa ñero, que

mentarios.

puntos de vista, mora l y legal, ni tampoco

pudiera desembocar en que le destituya n

228

SÁNCHEZ DEL RÍO. UNA FAM I Ll•I DE INGENIEROS

rlJ.'JDACIÓN JUANhLü TURRIANü


E l Pn lnolo de Jos D eportes. esa obr a va1Jeate

Ingenieros y arquitectos hispanoamericano visitaron ayer sus instalaciones f fin _ . . 11-.. de la

del cargo y le degraden a 2° j efe. Omito

cente Roglá Altet fechada el 11 de junio

los nombres que aquí se ci tan por delica -

de 1955 en la que se agradece la co labo-

deza y desconocimiento de un tema que

ració n de D. 1ldefonso en el tema de ay u-

ocurri ó hace 66 años. Respuesta de D. 11-

dar a un compañero cuyas circunstancias

defonso, el día 27 de dic iembre de 1954:

no se espec ifican: " .. . he recib ido tu ca-

« .. . me pides que te dé mi opi nión sob re

riñosa carta de 5 de diciembre y el for-

tu actuación de Jefe de Obras Públicas de

midab le ava l que la acompañaba. Eres

Badajoz durante los seis años que desem-

un " tío grand e" y mereces que te haga-

peñé el ca rgo de Director General de Ca-

mos un mo num ento al co mpañeris mo.

rreteras. Con mucho gusto lo hago, en la

Ojalá que entre todos logremos que se

seguridad que lo que te voy a decir, res-

haga justic ia a nu estro compa ñero Ro-

ponde sinceramente a mi pensamiento, sin

mero Gil ».

pretender en modo algu no comp lacerte, en el sentido de reva loriza r tus cualidades.

n:- léclils

• llm •

CRÓNICA PERIODÍSTICA SOBRE LA VISITA DE INGENIEROS Y

Como la carta no expl ica las circunstancias en las que incurre este compañero, no

ARQUITECTOS A LAS OBRAS DEL PALACIO DE DEPORTES DE

OVIEDO DISEÑADO POR I LDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO , APARECIDO E

LA NUEVA ESPAÑA DE ASTURIAS El 21 DE MAYO

DE l 96B , FI RMADO POR A. IGLESIAS-CUESTA E ILUSTRADO

»En primer lugar, te co nsidero persona

podemos hacer ningún comentario al res-

capaz por tu inteligenc ia y capacidad de

pecto, excepto " eres un tío grande" y "me-

trabajo, de esta r al frente de un a Jefatu ra.

reces qu e te hagamos un monumento al

Recuerdo haber hablado hace años con

Has demostrado siempre interés en cum-

compañerismo" , que hab lan por sí solas.

Ju an Moreno Torres, cua ndo ambos está-

CON FOTOS DE TOSAL

bamos en INTECSA, sobre la prueba de

plir con tu deber y esto me lo demostraste por el número de visitas que me hacías a

Creo haber aportado una " prueba docu-

carga del c itado Paraguas. Juan me co-

la Dirección, pidiéndome dinero para

mental " que, por supuesto, no está fuera

mentó que se suscitaron apuestas entre

atender a tus carreteras, y yo, casi siem-

de toda duda razonable por lo escasa, re-

los que intervenían en la prueba sob re si

pre, te despedía con muy buenas palabras

lativa a que D. 1ldefo nso era un "b uen

la estructu ra pasaría el trance de forma ai-

y pocas pesetas, porque no las tenía. Pero

hombre", justo, ecuánime y buen compa-

rosa o no, dada la esbe ltez de la mi sma .

algo sacabas por tu consta ncia en el pedir.

ñero, pero hay más cua lidades que com-

El " tío Alfonso " se reía, conti nu amente,

Una catalogac ión de Jefes, precisamente,

pletan la descripción del "tío Alfonso" y

ante las dudas del personal.

la hacía yo, basándome en esto de pedir.»

que merecen ser c itadas. En otra ca rta, que no he conseguido recu -

La carta co ntinúa hac iendo referen c ia a una actuac ió n con fli ctiva en los años

Era un hombre extraord inariamente jovial,

perar, aunq ue la he leído, se narra una

1945- 1947 que era difícil de resolver y en

estar con él era divertido, y algunas ca rtas

anécdota entre D. ll defonso y D. Florencia

la que «... In c lin aste la balanza hac ia el

y anécdotas que he conseguido rescatar

del Pozo relativa a la forma de atacar el

lado de l compañerismo que nad ie, entre

muestran ese aspecto de su ca rácter.

cálcu lo de determi nadas estructuras. Discutían sobre ell o y, ll egado un momento

nosotros, será capaz de criti car ... Puedes hacer el uso que desees de esta ca rta ». Mi

En carta a D. Florencia del Pozo de 7 de

D. ll defonso le dijo a D. Florencia " ... no

co nclusión: un compañero le pide auxi lio

juli o de 1972, entre las diversas cosas que

te empeñes Florencia, esto no es cuestión

y él se lo presta co n honradez pero "s in

le comenta, le invita, como "Jefazo", a la

de matr ices sino de hu evos" . Esta anéc-

reva lorizar sus cua lidades" .

prueba de carga del paraguas de 40 me-

dota ex ige una acl aración, porque no es

tros de diámetro en Poi a de Si ero. " ... se

lo que parece, aunqu e la gracia reside

El último as unto trata sobre una ayuda a

te ga rantizará una esp lénd ida fabada para

precisamente en lo que parece. D. Floren-

D. Romero Gil. Hay una ca rta de D. Vi-

empezar ... " .

c ia de Pozo era el cated rático de Estruc-

FRANCISCO JAVIER SÁN CHEZ DE L RÍO

229

FUNDACIÓN JUANCLO TURRIAf\ü


Crónicas ovetenses porfmHtOcondtl

e depósito lndeatructlble de Sánchez del Río

CRÓNICA PER IODÍST ICA SOBRE EL I V DEPÓS IT O DE AGUAS DE OV I EDO D ISEÑADO POR D. I LDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO , APARECIDO EN LI\ NUEVA ESPAÑA D[ ASTURIAS EL 16 DE FEBRERO DE 200B. FIRMADO POR D. ERNESTO CONDE

turas de la E.T.S. de l.C.C.P. de Madrid y

H ay otra anécdota, que no me resisto a

nos impartía la asignatura . Una de las par-

co ntar, que aparec ió en el periódico de

tes era el cá lcu lo matricial, por tanto tuve

Oviedo La Nueva España, re lativa a lo

a D. Florencia enseñándonos cálcul o ma-

acontecido en la ciudad de Oviedo du-

tricial de estructuras y "el tío Alfonso " lo

rante la Guerra Civi l. El tío Alfonso era

sabía. El mismo D. ll defonso escrib ió en

una " persona conocida" y a él acudieron

su reseña para el Anuario del Co legio que

" los militares", que resistían el cerco a que

algún malintencionado ha rebautizado

estuvo sometida la ci udad por el ejército

como " bestiario", entre sus aficio nes " .. .

repub li ca no, pa ra que les aco nsej ara a

la busca y captura de fo rm as para eli minar

qué parte de la estru ctura de l depós ito de

cá lcu los mo lestos" . Ya tenemos la pince-

aguas tenían que apuntar con la arti ll ería

lada compl eta, las " matrices" se referían

para provocar el colapso de la misma. El

a los cá lculos molestos (cálculos matricia-

motivo de tan insó li ta petició n era ob ligar

les) y los " huevos" a la intuición para en-

a los militares republicanos que lo ocupa-

contra r un modelo que le ev itara esos

ban a aba ndonaran esa posición , desde

cá lculos comp lejos que odiaba cord ial-

donde estaban haciendo mucho daño a

mente. Los que hemos ejerc ido como ca l-

los defensores de la ciud ad. Como co-

culi stas de estru cturas, sabemos muy bien

menta el period ista que cuenta la anéc-

el grado de compl ejidad que determi na-

dota, al proyectista de la obra se le ped ía

dos prob lemas plantean y que, si no es

que descubriera los puntos más vulnera-

por el cálcu lo electrónico, matricial, ac-

bles de la mi sma para su demo lición con

·tua lmente ta n fami li ar pero que entonces

artil lería. Con harto do lor de corazón, el

no lo era en absoluto, no hay forma de

ingeniero municipa l proporcionó la infor-

aborda r "a mano" co n rigor y tota l gara n-

mación que le pidieron los mi li ta res, quie-

tía de ausencia de errores. Puedo asegurar

nes se hincharon a disparar al depósito de

el aprecio y la amistad que entre D. Flo-

aguas. No hubo nada que hacer, el depó-

re ncia y D. ll defonso ex istía.

sito seguía en pie a pesar de los ca ñona-

Gustaba pasar temporadas en Canar ias,

adjetivo de " indestru ctible". Gran satisfac-

zos, y la ob ra adq uiri ó rápidamente el donde, buscando buen clim a, aprove-

ción por parte de uno y supo ngo de de-

chaba siemp re para visitar las obras que

cepción pa ra otros. Esta anécdota se narró

Dragados tenía en las Islas; aunque fuera

el día 16 de febrero de 2008 en La Nueva

de vacacio nes, su curiosidad como inge-

España, " Crónicas Ovetenses: El depósito

niero se imponía a los deseos de oc io.

indestructib le de Sánchez del Río", y firma

D isfrutaba mucho de sus estancias en las

el artícu lo el periodista D. Ernesto Conde.

islas y además vis itaba a su herm ano Pedro que estaba destin ado en Teneri fe.

230

Un deta ll e de su ca rácter fue "e l sac rifi-

Un compañero nuestro, Emil io Benítez,

cio" que para él sup uso acepta r el ca rgo

según las cartas que tengo en casa, hacía

de director genera l de Carreteras, altera-

de "guía" del tío Alfo nso y se lo pasaban

ción en su vid a que duró 6 años (1945-

muy bien ambos.

1951 ) y que está muy bien descrita en ese

SÁNCHEZ DEL RÍO. UNA fAM ILIA DE INGEN IEROS

FUNDACIÓN JUANclü TURRIANü


espl éndido artículo de nu estro co mpañero Fern ando Sáenz Ridru ejo " Sánch ez del Río y Fern ández Casado, dos ingeni eros de la generació n de l 2 7" . Que el nombrami ento co mo director general en cualquier ministerio sea un sacrificio es algo que hoy día resu lta choca nte, dadas las motivacion es que ex isten en los ti empos que corren. Puedo asegurar y esto me lo contó su herm ano Carlos, mi padre, que D. lldefo nso puso como úni ca cond ición a su ministro y ami go D. José M aría Fernández Ladreda, qu e no le hi cieran madruga r para ir al despacho, pero tam-

CAL LE DE H ARO DED ICADA A LOS HERMANOS D. IL DE FONSO y D . CAR LOS SÁNC H EZ DE L RÍO

bién esta fras e precisa un a aclaración. D. lldefonso, como mi padre y cas i todos los

No solamente era una perso na jovial y op-

de su relación de ami stad co n D. Pedro

Sánchez del Río, gustaba del trabajo noc-

timista, el repaso de su co rrespondencia

López Hered ia, persona que no es pre-

turno, cuando la qu ietud y el recog i-

persona l nos mu estra un gran número de

ciso presentar a quien co no zca un po-

miento nos atrae espec ialmente. En la

personas que recurri eron a él en busca de

qu ito la hi sto ri a del vin o de Rioj a. Las

ca rta, ya comentada, dirigida a D. José F.

recomendac ión para enco ntrar trabajo, a

Bodegas López Heredi a son un referente

Casta ny en 1952, di ce textu almente «Yo,

las que siempre atendía, y aú n puede leer-

en la ci ud ad de H aro . Hay más ami gos

como gracias a Dios disfruto ahora de

se en las notas al margen de las ca rtas:

relacio nados co n el mund o del vin o,

un a marav ill osa libertad integra l, y más

" hablar con Antó n para ver qué se puede

pero más va le no ins istir en ese tema para

maravill osa porque tira hacia los enca ntos

hacer"; no me cabe la menor duda de que

evita r que, quien no le conozca, saque

de un a bohemia rac ion al .. ., puedo per-

Antón es D. Antón Durán Tovar, Consejero

un a co nc lu sión errónea.

mitirm e el lujo de dec ir lo que quiero y

Delegado de Dragados y Constru cc iones

decir sincera mente lo que siento a todo el

durante mu chos años, y gran am igo hasta

Que una persona que fue amab le co n

mundo .. . ». Es dec ir, es libre un a vez ce-

la muerte de D. lldefonso. En otras pode-

todo el mundo, ayude a su fa mili a en mo-

sado co mo director general por el cese de

mos leer " hab lar con Raú l", otra persona

mentos de apuros se da por descontado,

su min istro. En el artícu lo de Fernando

fác ilmente identifi cab le, D. Raú l Ce les-

el "tío Alfonso", en ese aspecto, fue buen

Sáenz Ridruejo se comenta su discurso de

tino, buen amigo tamb ién de lldefonso en

hermano, ayudó a los suyos cuando hubo

desped ida: «... me sentí como prisionero

Dragados, actualmente fa ll ecido.

menester, y en más de una ocasión.

dentro de un a gra n jaula ll ena de mecanismos cuyas teclas ape nas osaba tocar».

El " tío Alfonso " era rioj ano, lo qu e,

a

No sólo ayudó a los suyos o a personas

En el mismo artículo, se co menta muy

priori, no tiene por qu é imp licar gran co-

que conocía, fue una persona preocupada

ace rtada mente, un a cita de Ánge l del

noc imi ento del vino, pero en este caso

por el bienestar de sus pa isanos de Haro,

Campo: «D. lldefonso no ll egó a entender

puedo afirm ar que lo tenía; ap rec iaba y

ciudad en la que nació, de la que fue Hijo

la compli cada mecá ni ca burocráti ca, ni a

distin guía un bu en v ino, haciendo co -

Pred il ecto, y a la que estuvo vinculado

interesarse lo más mínimo por ell a». Lo

mentari os sobre el mi smo si era preciso.

por razones emocionales muy fuertes. Su

suyo nunca fue la po lítica ni le interesó

En H aro, si no sabes del tema, estás

correspondencia muestra va ri as ca rtas del

en lo más mínimo.

mej or ca lladito. Bastantes cartas hab lan

Alca lde del Ayuntamiento de Haro en las

FRANCISCO )AVIER SÁNCHEZ DEL RÍO

231

rUNDACIÓN JUANhLü TURR IANü


que le da las gracias por los donativos

lega al Ayuntam iento de Haro con ese fin.

para la campaña de Navidad. Es de notar

El Ay unta mi ento de Haro en el Pleno ha-

un Acuerdo de la Com is ió n Permanente

bido el 29 de diciembre de 1981 acepta

de este Ayuntamiento en sesión ce lebrada

el legado, y, el 24 de septiembre de 1985

el 14 de diciembre de 1976 con el nº 8

se convocan las primeras becas, dotadas

del día que cito textua lmente:

con 950.000 pesetas. Su hermano Carlos

«ASUNTOS DE LA ALCALDIA.- Toma lapa-

conti nu ar la labor ini ciada por su her-

ampl ió la fi nanciac ión de las mismas para labra la Presidencia y dice que iba a dar

mano mayor, que fa ll ec ió en noviembre

la buena noticia de que el H ijo Predilecto

de 1980, ll amándose a partir de entonces

de Haro, D. il defonso Sánchez del Río y

"BECAS SÁNCHEZ DEL RÍO" . En la actua-

Pisón, con una cariñosa carta, le había re-

lidad, año 20 11 , las becas otorgadas han

mitido cheque por pesetas, 50.000, como

sido 520 y su presupuesto ascend ió a

lo viene haciendo por estas fechas otros

64 .300 € . En el testamento se añade una

años, con destino a las fam il ias necesita-

ser ie de do nac iones y legados a determi-

das en las fiestas de la Navidad .

nadas instituciones religiosas y soc iales cuya descripción y cua ntías no voy a co-

»La Com isió n Permanente acordó se hi-

mentar, pero que me so rprendiero n.

ciera constar y saber al Sr. Sánchez del

Nunca pensé que el tío Alfonso fuera un

Río y Pisón, en nombre de los que serán

hombre religioso.

favorec idos el profundo reconocimiento

D. ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO A LOS 79 AÑOS

.a su reiterado recuerdo y generosidad al

Creo que hemos dado un interesa nte re-

pueblo de Haro que tanto car iñ o le

paso al comportamiento de D. lldefonso

tiene. »

Sánchez del Río y Pisón con sus semeja ntes, y podemos conclui r, con soporte do-

Hago notar " ... como lo viene haciendo

cu menta l no muy abundante, es cierto,

por estas fechas otros años ... ", donde se

pero real y demostrab le, y al margen de

hace patente la preocupación de D. llde-

ca lifi cacio nes profesionales, que no son

fonso por sus paisanos.

objeto de esta comun icac ión porque otros se encargará n de ese cometido, que

232

No solamente realizó donativos para la

D. lldefo nso era una extraordinar ia per-

ge nte que lo necesitara, sino que creó

so na, una muy buena persona. Ayudó a

unas becas de estudio para los jóvenes de

sus compa ñeros siempre que le necesita-

la ciudad de Haro conoc id as como

ron, se preocupó por "estimul ar" a sus

"Becas 1ldefonso Sánchez del Río" . En el

" Ingenieros Jefes" en la época de director

testamento de D. lldefonso se manifiesta

general de Ca minos aunque del intento

la vo luntad de creación de dichas bec.as,

no sa li ó muy bien parado, contó con el

para lo cual dejó una provisión de fondos

aprec io de personas relevantes en nuestra

que permitiera su financ iación, que con-

profesión , como Eugenio Ribera en sus

sistió en 12.000 acc iones de la empresa

co mi enzos, Eduardo Torroja, Carlos Fer-

Dragados y Constru cc iones, S.A., que

nández Casado, Florencia del Pozo, Vi-

SÁNC HEZ DEL RIO . UNA FAM I LIA DE INGE N I EROS

rUNDAClÓN 0

JUANELO

TURRIANü


cente Roglá, José M aría Aguirre Gonzalo

eno rm e presti gio en su época, fu e su Pre-

y otros mu chos cuya enum erac ión sería

sidente, pero tampoco se invo lucró en su

pro lij a y tedi osa. Ayudó a su fa mili a, y a

desa rroll o, y como no era empresario fue

Ca rl os, como su hermano mayo r, nació

muchas otras perso nas que recabaron su

mal gesti onada y desapareció en 1976.

en la casa fa mili ar de Haro el 27 de

ayuda bu sca ndo recomendaciones y "en-

CARLOS SÁN CHEZ DEL RÍO PISÓN

agosto de 1912, estudió el bachil lerato en

chu fes", siempre tu vo palabras amabl es

No nos enga ñemos, D. ll defo nso era un

el co leg io del Pil ar de la ca lle Castell ó nº

para co n los demás, era enorm emente

espíritu creador, inqui eto, ge ni al en mu-

56 de M adrid, rec ién construid o, pertene-

simpático, tenía don de gentes, y era op-

chos aspectos, pero lo qu e nun ca ll egó

ciente a la orden de los mari ani stas. Rea-

timi sta ante la vida. Fu e un extraordin ari o

a ser es empresario, la ruti na de la em-

li zó sus estudi os superiores en la Escuela

ingenie ro y un a pers onalidad inqui eta

presa le aburría soberanamente; desde el

Técni ca Superi or de Ingeni eros de Ca mi-

frente a todas las manifestac ion es de la

año 195 1, a los 53 años, dej ó de tener

nos, Ca nales y Puertos de Madrid, (no

in geni ería, basta repasar la gran versa ti li-

jefes y dispu so de su ti empo a su gusto,

había otra entonces); la Gu erra Civi 1 le

dad de sus obras lejos de la especializa-

fue un p ri vil eg iado en ese as pecto, no

so rprendió en el último curso y no pudo

ción típi ca de nuestra época, i hasta tu vo

tuvo el reco noc im iento profes ional que

acaba r sus estudios hasta 1940. Pertenece

tiempo pa ra desarroll ar un motor rotativo!

otros co mpa ñeros suyos tuvieron, proba-

pues a la pro moción de 1940.

Fundó DRAGADOS Y CO NSTRU CCIO NES,

aunque seguramente vivió mejor que la

bl emente le importa ba un " pimi ento", Ini ció su vida profes ional en O viedo;

S. A., probabl emente la empresa de cons-

mayoría de ellos. Nun ca se qu iso in tro-

como su herm ano ll defo nso, trabaj ó en su

tru cc ión más importante de España en la

du cir en el mundo aca démi co porqu e le

Ayun ta mi ento un os años, ini cialmente

segunda mitad del siglo XX, pero nun ca

obli gaba a "esc laviza rse" y eso era algo

como ingeni ero interin o a partir del 11 de

tu vo espíritu empresarial, no se invo lu cró

qu e le horro ri zaba, reco rde mos qu e la

jul io de 1940, más ta rde como ingeni ero

en su desa rro ll o y se limitó a ser "Co nse-

úni ca co ndi ción que puso al mini stro de

ti tul ar a partir de 1º de abril de 1942 hasta

jero fund ador" de la misma hasta su fa ll e-

O bras Públi cas, Fern ández Ladreda, era

su petición de excedencia vo luntari a el 7

ci miento, con una sol a excepción qu e yo

qu e no le ob li ga ran a mad ru ga r para ir al

de octubre de 1943. Posteri ormente pasó

co nozca: cuando Dragados y Co nstru c-

despacho.

a la Di putación de Asturi as donde ingresó el 21 de agosto de 1943 co mo ingeniero

ci ones se creó, para presentarse al co n-

de la Secc ión de Vías y Obras en virtud

curso de Proyecto de ej ecución del dique

Y como este trabaj o lo hemos titul ado

oeste de Pu erto de Pa lm a de M allorca, se

" Sánchez del Río, una fa mili a de ingeni e-

de Con curso de M éritos, a propu esta del

neces itó un a fi anza, cuya cuantía no re-

ros", ya es momento de qu e haga mos una

Tribunal ca lifica dor, tomando poses ión de

cuerdo, pero tu vo que recurrir a la ayuda

somera mención al resto de los ingenieros

la pl aza el 8 de octubre del mi smo año.

de su madre, Dª Presentac ión Pisó n Et-

de la fa mili a.

Fue ascendido al ca rgo de ingeni ero subdirector de la referida Secc ión el 5 de di-

chever ría, pa ra co nseguir esa ca ntid ad. M e con sta qu e mi abu ela tuvo que empe-

Co mo he co mentado al principi o, D. 11 -

ciembre de 1949, y al empl eo de

ñar unas joyas para lograrl o y de nuevo se

defo nso tu vo siete herm anos más. Los

ingeni ero di rector de Vía s y Obras prov in-

cumpli ó el di cho de qu e un a madre,

" pequ eños" eran Ca rl os y Ped ro, m i

cia les el 22 de juni o de 195 0, cargo qu e

si empre que pu ede, ayuda a sus hijos en

pad re y el tío " Perico" co mo le ll amába-

desempeñó sin in terrup ción hasta el día

cualqui er fo rm a.

mos. Pedro fue militar del arm a de " In-

26 de juni o de 1958, en el que cesó, a pe-

ge ni ero s" y se retiró con el grad o de

ti ción propi a, en el serv icio a esa Corpo-

Creó tambi én la empresa de produ ctos

coronel. Carlos fu e in ge ni ero de Ca mi-

rac ión.

cerámicos RÍO - CERAMI CA, para la crea-

nos, pro moc ión de 1940. Ya tenemos dos

ded icá ndose a la reco nstrucc ión de una

ción de unos fo rj ados origin ales de

ingeni eros más.

zona de España muy castigada por la gue-

FRANC ISCO JAVIER SÁNCHEZ DEL RÍO

Mu chos

años,

por

tanto,

233

FUNDACIÓN JUANl.:Lü T URRIAl\ü


rra como era Asturi as . Durante los años

El 24 de juli o de 1962 fue nombrado 2°

1948 a 1958 estu vo li ga do a la empresa

Jefe de la Secc ión 3ª Proyec tos y Obras.

Ca rl os era un enamorado de su herm ano lldefon so, grac ias al ca riño y admirac ión que le pro fesaba se han con serva do mu-

constru ctora " Ramón Bea monte" para la direcció n técni ca de las ob ras qu e la

El 26 de abril de 1968 to ma poses ión

chas documentos, la mayoría de los cua-

mi sma estaba ejec utando en Asturi as pa ra

como 2º Jefe de la Secc ión 5ª Proyec tos

les, a excepció n de su correspond encia

el Seguro de Enfe rm edad.

de la Direcc ión General de Puertos y Se-

personal, están depositados en la Funda-

ñales Ma rítim as.

ción Juanelo Turri ano y hoy están a disposic ión del públi co en esta exposición.

Independi entemente de los trabaj os profesio nales que por sus servicios a los O r-

El 3 de octub re de 1969 to ma poses ión

ga ni smos de los que dependía desarro ll ó,

del ca rgo de Jefe, en comi sión, de la Sec-

Nun ca habl ó co n sus hijos de su trab aj o.

en el ejerc icio 1ibre de la profes ión rea-

ción 3ª de la D. G. P y S.M . sin perjui cio de

Yo creo que el peso de la fa ma de su her-

li zó otros que se enumeran en la Nota 1.

del de 2º Jefe de la Secc ión 5ª de di cho

mano mayor le impedía habl ar del suyo,

centro directivo.

muy importa nte en la reconstru cc ión de

Pos teri orme nte, en 1959, se tras ladó a

Asturi as. Si empre minimi zaba su obra

Madr id, pid iendo su rein greso al se rvi-

El 3 de diciembre de 1971 se le nombra

cio ac ti vo del Estado el 14 de abri 1 de

Jefe de Servicio de la Ordenación y Expl o-

herm ano 1ldefonso . Todo lo que sobre la

1958. Por O.M. de 11 de marzo de

tación de la Subdirección General de Cos-

vida profes ional de mi padre he escrito lo

196 1, fue nombrado in genie ro a u xi 1iar

tas y Señales M arítim as de la D.G.P. y S. M.

de la Direcc ión de la Junta de Obras del

profesi onal co mparándo la co n la de su

he encontrado en el servi cio de Archivos de Mini sterio de Fomento. N os dej ó un

Puerto de Av il és, y el 2 7 de marzo si -

Es nombrado Secretari o de la Delegac ión

legado in aprec iabl e, el valor del estudi o,

gui ente se disp uso su pase a prestar ser-

Españo la del AIPCN (Comisi ón In tern a-

el es fu erzo personal y la obra bi en hecha.

v icio, en co misi ón, en la Direcc ión

cional Perm anente pa ra la Asistencia a los

" Vu estro pa trim oni o es vuestra edu ca-

Genera l de Puertos y Se ñales Ma rítimas.

Congresos de Navegación).

El Consej o de O bras Pú bli cas, en ses ión

ción". Esa frase la tu vimos todos los hij os grabada en nuestro cerebro, de ahí su ob-

ce lebrada el 20 de enero de 1962,

El 2 de juni o de 1978 es nombrado Jefe

ses ión co n los estudi os de sus hi jos y la

ac uerda : "Cua nd o po r turn o le co rres-

de Servicio de la Gestión del Domin io

vigil ancia severa a que nos sometía, no se

po nd a, podrá ser destin ado a cualqui er

Públ ico.

le pasaba " un parcial ", mucho menos un

servicio, sin otra limitació n qu e la de no

examen final. Era otra época y reco nozco

poder estar enca rgado en el mi smo de la

El 15 de juli o de 1982 cesa como Jefe de

qu e con mi s herm anas no era tan estricto

In specc ión o Liquid ac ión, durante un

Servicio de Gesti ón del Domini o Públi co .

en los estudi os, a veces me daba n ga nas

p lazo de ci nco años, de obras adj ud ica -

de ser chica para ver si perd ía de vista al

das a la emp resa RAMÓN BEAMONTE.

El 27 de agosto de 1982 cesa su actividad

As imismo deberá abstenerse en el ejer-

profesional en el ámbito de la Adm ini stra-

c icio de su ca rgo ofic ial durante dicho

ción del Estado por jubil ació n fo rzosa.

pl azo, de toda actuació n re lac ionada co n la ci tada empresa o co n cualqui er

" Gran Herm ano de los exá menes". Sus hij as mayores, Victori a (Toya) y Reyes, gemelas, casa ron con sendos ingeni eros,

Casó con Dª M arga rita Fern ández de Mu-

Vi cto ri a co n Alfredo Rodríguez M enén-

otra a la qu e hubi era servido". Por O.M.

ni ain y Hu arte M endi coa, co n la que tuvo

dez, ingeni ero del l. C. A.I. (electrocura en

de 9 de febrero de 1962, es nombrado in -

di ez hij os, M aría Vi ctoria, M aría de los

el argot co loqui al), Reyes con Enrique Al-

geni ero directo r del Gabinete de estud ios

Reyes, José Ca rl os, Lui s Jes ús, Al fo nso,

decoa Miralda, ingeni ero Indu strial, qu ien

de la Di recc ión Genera l de Puertos y Se-

M arga ri ta,

trabaj ó durante mu chos años en Draga-

ña les M arítimas.

M aría de los Ánge les y Pedro.

234

Francisco Jav ier, Santiago,

dos y Co nstru cc iones ll ega ndo a ser ge-

SÁNCH[Z DEL R(O . UNA FAM I LIA DE INGENIEROS

FUNlJACIÓN JUANelü ' l'URR IANO


rente de la misma en Asturias. Su hij o

curso de ingreso (a l bachi ll erato) en

ALFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO FER-

mayo r, José Car los, es inge ni ero Agró-

Oviedo, y después nos mandaban a vivir

NÁNDEZ DE MUNIAIN

nomo, Lui s y Alfonso son inge ni eros de

a M adrid, donde estudi amos el Bachi ll e-

Ca min os, promociones de 1966 y 1970.

rato . Vivíamos en casa de unos tíos: él her-

Se pasó toda su vida profesional "a pie

Margarita se casó co n un arquitecto,

mano de mi padre, Lui s, y ell a herm ana de

de obra", pues fue la ejec ución su ver-

(hace tiempo que la hemos perdonado),

mi mad re, M aría Lui sa. No tuv ieron hijos

dadera pasión. Su ca rácter ab ierto y

Mariano Ortega Ca rni cero, tan extrao rdi-

pero " les cayeron" encim a diez sob rin os

amab le, a la vez que inconformista,

nari a persona que merecería ser ingeniero

por partida doble, tuvimos el raro privile-

pero disciplinado y mu y exigente por su

de Ca minos, de hecho ll egó a ingresa r en

gio de tener unos segundos padres mara-

extrao rdi nar io rigor en todos los plante-

" La Escue la"(¿?). Francisco Jav ier, el autor

vi ll osos. Cuando mi padre vio que tenía

ami entos profes iona les, la defensa de

de estas líneas, es ingeni ero de Ca minos,

más hijos en Madrid que en Oviedo, deci -

sus subord in ados, siempre promul ga nd o

promoc ión de 1972. Santiago, que en el

dió ped ir el ingreso en el Ministerio de

el trabajo en eq uipo, inc luso con las

último año de la ca rrera de Ingeni ería de

Obras Públi cas, dejó la Diputación de As-

subco ntratas; el co nocim iento exhaus-

Ca min os dej ó de estudi ar y se ded icó a

turias y se vi no a Madrid.

tivo de sus obras, bás ico para obte ner el mayor provec ho técnico y económico

los negocios fa mili ares, (todavía no me lo explico). A Ángeles le entraron prisas por

LUIS SÁNCHEZ DEL RÍO FERNÁNDEZ

de las obras, y el exce lente trato que ex-

casa rse y no estudió ca rrera alguna, luego

DE MUNIAIN

hibió ante sus ad min istracio nes, pese a

blada de la fam ili a. El último, Pedro, se

Ini cia lmente "a pie de obra", pero siempre

de la co ntrata le caracte ri zó, le co nvir-

hi zo inge ni ero Téc ni co de Ob ras Públi -

en obras maríti mas. Canarias y Bilbao fue-

tieron, en mi op ini ón, en uno de los me-

cas, no esta ba dispuesto a estudi ar cin co

ron sus destinos principales, posterior-

jores Jefes de Obra que ha tenido

o seis años y tenía mucha pri sa por viv ir

mente le nomb raro n director de la

Dragados y Construcciones. Probl emas

la vida . Un sob rino, Enrique Aldecoa Sán-

División de Obras Marítimas de INTECSA

de sal ud le " retiraron", a los 58 años,

chez del Río, es la tercera generació n de

(Internac ional de In geniería y Estudios

con enorme pesar, de lo que más disfru-

ingeni eros de Ca minos en la fa mili a.

Técnicos), empresa fil ial de DRAGADOS,

taba tras su amp li o desempeño profesio-

hasta que la empresa matri z vendi ó su

nal, primero como Au x il iar Téc nico

Como res umen mi padre dejó el siguiente

partic ipación en la misma y regresó a Dra-

(s iendo estudi ante), luego como Jefe de

legado: un ingeni ero Agrónomo, tres in-

gados siempre relacionado co n el estudi o

Ejecución, 2° Jefe de Obra, Jefe de Obra

ge ni eros de Ca minos y un ingeniero de

de obras marít im as . En los últimos años

y Jefe de Grupo de Obras, co n la

grado med io, y si le añad im os los hij os

fue nombrado coordin ador de las mismas.

eno rm e satisfacció n de que en nin guna

lo mu y "pe leó n" y discutid or que a favo r

se mostró co mo la cabeza mejor amue-

de "s us obras" hu bo nunca acc id entes

políticos: un ingeniero Indu stria l, un ingeni ero del 1.C.A .I. y un arquitecto, más

Formó parte de una serie de ingenieros

mortales, ni de gran gravedad, pues la

un ni eto in ge ni ero de Ca minos, por lo

extrao rdin ariame nte compete ntes en el

Ca li dad y la Seguridad fueron para él

que podemos co ncluir que somos una fa-

ámbito de las Obras Marítimas que la em-

abso lutamente in tr ín secas en la "o bra bien hecha".

m ili a de In geni eros, con el permiso de

presa DRAGADOS Y CONSTRUCCIONES

Mariano naturalm ente. Todos los herma-

tenía en su nómin a. Nombres como Vic-

nos (varones) estudi amos en el Colegio del

toria no Fern ández Dupuy (fal lec ido), Emi-

Pil ar de la ca ll e Castelló de Madrid como

1

io A lonso (fa ll ecido), Ovidio Va rela, y

FRANCISCO JAVIER SÁNCHEZ DEL RÍO FERNÁNDEZ DE MUNIAIN

nuestro padre, compartimos algún profesor

otros que no c ito para no ser ab urrido,

que lo había sido suyo, pero según el los

fueron todo un referente en la Ingeni ería

Siempre prefe rí los números a la ejecu-

no dábamos la tall a. Estudiábamos hasta el

de Obras Marítimas en España.

ción, aunqu e gua rdo muy bue n recuerdo

FRANCISCO JAVIER SÁ CHEZ DEL RÍO

235

rUNDACIÓN JUANCLO TIJRRIAl\ü


de mi esta nc ia en las obras. D es de octu-

que m e marcó para el resto de mi v ida.

clarme hac ia la ingen iería de obras m arí-

bre de 19 72 hasta ab ril de 1975 estuve

La Ría de Huelva es un magnífico expo-

timas, mi auténtica afición , donde e l cá l-

en la División de Estructuras de INTECSA .

nente de lo dicho .

c ul o y

la ej ecuc ió n de los grandes

cajones portuarios ocuparon el resto de

A co ntinuación, ya en DRAGADOS, formé parte de un G ru po Operativo muy singu-

Mi v ida profesional se dedicó a las estru c-

mi vida profesional hasta q ue m e ofrec ie-

lar dentro de la empresa: PROYECTOS ES-

turas prefabricadas, normalmente puentes,

ro n la ocasión de prejubilarme y acepté.

PECIALES a las órdenes, ento nces, de D .

en las que DRAGADOS fue p ionera y que,

En rea lidad esta em presa en la que estaba

Jac into Pel lón. Las obras en ambiente

incomprensiblemente, ha aba ndonado.

m arítimo reali zad as co n medios flotantes y la hin ca de grandes pilotes Raymond

Abandonada la indu stri a del prefabricado

fueron para mí todo un descubrimiento

de hormigón para puentes, tuve que reci-

NOTA 1

no era, ni en espíritu ni en las fo rm as, la que yo conocí cuando tenía 25 años, de esto hace 39 años.

TRABAJOS PROFES IONALES DE D. CARLOS SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

Independientemente de los traba jos profesionales para los Organismos de los que dependía en su serv icio, desarrolló en el ejercicio li b re de la profesión los sigui entes trabajos:

ABASTECIM IENTO DE AGUAS AL PUEBLO DE AB LAÑA, Ay unta mi ento de Mieres (Asturi as). ABASTECIMIENTO DE AGUAS AL PUEBLO DE LUGONES, Ayuntamie nto de Siero (Asturi as). ABASTEC IMIENTO DE AGUAS AL PUEBLO DE CARBAYÍN, Ay untami ento de Siero (Asturias). AMP LIACIÓN DEL ABASTECIM IENl o DE AGUAS A MOREDA y OTROS PUEBLOS DEL CONCEJO, Ayuntamiento de A l ler (Astur ias). ABASTECIM IENTO DE AGUAS A GRADO Y 17 PUEB LOS DEL CONCEJO, Ayuntamiento de Grado (Asturias). ABASTECIM IENTO DE AGUAS AL PUEB LO DE JOÉCARA, (As turias). PUENTE SOBRE EL RÍO NALÓN, en Sa m a de Langreo (Asturias). NUEVA CARRETERA DE ENLACE OVIEDO- LANG REO, Ayuntamie nto de Oviedo. VAR IANTE DE ENTRADA EN OVIEDO DE LA CARRETERA DE GIJ ÓN, Ay untamiento de Oviedo . PUENTE SOBRE EL RÍO ALLER, Hull era Española (Asturias). TOLVAS DE M INERAL para la Sociedad Meta lúrgica Duro-Felguera. INFRAESTRUCTURA HORNOS DE COCK, TORRES DE CARBONES Y VAR IOS ED IFI CIOS para Fábrica de Mieres, S.A. ED IFICIO INDUSTRIAL pa ra Talleres MACSA, en Ov iedo. ESTRUCTURA DEL ED IFI CIO DE HOTEL Y COR REOS DE 20 PLANTAS para el Ayuntamie nto de Oviedo. ESTRUCTURA DE LOS CINES FILARMÓNICA y AYALA en Oviedo. NUMEROSAS ESTR UCTU RAS PARA EDIFICIOS Y MERCADOS en Oviedo y su provincia. PROYECTO DE DÁRSENA DE ARMAMENTO Y EXPLANADA DE SERVICIO EN ZONA DEL PUERTO DE GIJÓN-MUSEL para Juli ana, S.A. ESTRUCTURA DE HORM IGÓN ARMADO PARA CEN TRAL TÉRM ICA de Lada (Langreo), para la Compañía Eléctrica de Langreo .

236

SÁNCHEZ DEL RIO . UNA FAMILIA DE INGENIEROS

PUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


NOTA 2

TRABAJOS PROFESIONA LES DE D. LUIS SÁNCHEZ DE L RÍO FERNÁNDEZ DE MUN IAIN

Persigui ó y al fin al consigui ó hacer rea lidad su sueño de ver co nstruid o un " Diqu e Verti ca l " en el Cantábri co: Construcción de la AMP LI AC IÓN DEL PUERTO DE L MUSE L (Gij ón) y que en su cargo de representante de Dragados en el Comité de Gerencia de la UTE Di que Torres, fo rm ada por las empresas: FCC, Sato, A lva r González, D raga dos y Drace,(es ta ú ltima fi li al de Dragados), tuvo que leva ntar la moral de las emp resas para que creyeran en lo que tanto dudaba n que íbamos a consegui r y que así fue. A lgunos se locomenta ron el día de la in augu rac ión de la ob ra. Como co lofón, ta mbi én parti cipó en la constru cción del Di que más grandioso que se haya co nstruido (yo creo que a nive l mundi al), el DIQUE DE PUNTA LANGOSTEIRA, es decir la constru cción de l PUERTO EXTER IOR DE LA CORUÑA, obra fa raónica de alto ri esgo, pues nos encontramos con una si tu ación en el Atl ántico Norte donde, con perdón de la pa lab ra, la M ar nos da " h ... por todas partes menos de ti erra", y todos los que conocen la zona sa ben lo qu e di go; ya se ha ll egado al p unto final del D ique y en la ca mpaña de este año espero que el Di que quede totalmente term inado en su estru ctura defensiva.

NOTA 3

TRABAJOS PROFES IONA LES DE D. ALFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO FERNÁNDEZ DE MUN IAIN

Las obras más signif ica ti vas en las que de fo rm a acti va y compl eta ha parti c ipado a lo largo de 34 años, han sido (por o rden crono lógico de termin ac ió n) como Jefe de Ob ra o simi lar:

PUENTE DEL SALADO (FFCC - Estru ctura metá li ca), provinc ia de Jaén (1972 ). AU TOPISTA DEL "MARE NOSTRUM ", prov inc ias de Tarragona, A li ca nte y Va lenc ia (1977). REMODELACIÓN "ESTAD IO BENITO VILLAMAR ÍN" (Mun dial Fú tbo l 1982 ), Sev ill a (1981 ). FERROCARRIL "CÓRDOBA-VA LCHILLÓN " (O bra ferrov iari a compl eta), p rovin cia de Có rdoba (1983). CIRCU ITO AUTOMOVILÍSTICO DE JEREZ (Especial de Carreteras para F-1 y M otos), Cád iz (1986). PUENTE DEL CENTENAR IO (Estru c tura " A tirantada" y " Mi xta H ormi gón-Acero "), Sevi ll a (199 1). PRESA DE VADOMOJÓN (Materi ales Sueltos), prov in cias de Jaén y Córdoba (1996).

Ade más, co n partic ipació n tempo ral pero ta mb ién de fo rm a activa, he de co nsidera r las sigui entes obras, entre las resta ntes, por su releva nc ia:

METRO DE SEVILLA (Ob ra Subterránea y otros), Sev ill a (1984). FERROCARRIL "ALMODÓVAR-PALMA DEL RÍO" (A nticipo de l " Ave "), prov inc ia de Córdoba (1988). TRASVASE "GUAD IARO-MAJACE ITE" (Obra Subterránea e hid rá uli ca, fi nal), prov in c ia de Cád iz (1998). PRESA DE L ANDÉVALO (Materiales Sueltos, primera fase), prov inc ia de Hu elva (2002).

FRANC ISCO JAVIER SÁNCHEZ DEL RÍO

237

eUNDACIÓN JUAN~LO

TURRIANO


RE V U E

GÉNIE CIVIL GÉNÉRALE

DES

TECHNIQUES

PARAISSANT LE 1"' ET LE 15 DE CHAQUE MOIS

F1c. l. -

LES VOUTES ONDULÉES, SYSTEAIE SANCHEZ DEL Rio.

Yoúu ondulée de 30 m. de porlée et 75 m de longueur con.struite avec des andes de 3 m de largeur pour la Société de libres arti/icielles F.E.F.A.S.A .

a Miranda

de Ebro (Prouince de Bt"BDS).

SOMMAIRE DU NUMÉRO DU ler AVRIL 1961 o

CONSTRUCTIONS CIVILES. Les voütes ondulées, systeme Sanchei Del Rio, par Sanchez DEL Rro DE PrsoN, p. 150. SCIENCE INDUSTRIELLE. - La normalisation en face du progres technique en France et dans le Monde, par Pierre SALMON, p . 156. SCIENCES. - Le probleme de l'éther par Henri MALET, p. 159. VARIETES. - Le nouveau pont a cables obliques sur le Rhin a Dusseldorf, p. 164. - Le four a ciment le plus puissant du monde ADJIUNISTRATION - REDACTION - PUBLICITE 5, RUE JULES LEFEBVRE, PARIS, 9' Tél. : TRI 46-38 - C.C.P . PARIS 385-21 - R.C. Sclne 67 B 17 518

Le numéro : S NF. -

Abonnement annuel :

France et Unlon Frnncnlse : 50 NF. -

Etrilnger : 70 ' NF.

(Alhandra, Portugal) , par A. NEVEU, p. 166. Greffage pontage de l'allylcellulose par les monomeres vinyliques, par M. Ll\GACHE, M . CHATEl\U et M. J. PoMEY, p. 167. DOCUMENTATION. - CoMPTES RENous DES SÉANCES DES SocrÉTÉS SAVANTES ET INDUSTRIELLES, p. 168. - REVUE DES PUBLICATIONS TECHNIQUES, p. 171. - ANALYSE DES OUVRl\GES REc;us, p. 172. CHR.ONIQUE {pages des annonces) . .- ECHOS ET NOUVELLES, p. 4. INPORMATIONS, p. 6 a 26. - AGENDA, p. 30. DIRECTEUR-REDACTEUR EN CHEF : Jacques DUMAS, lngénieur E.S.E. • SECRETATRE GENERAL DE LA REDACTION : Rogcr PAPAULT, Licencié C. Sciences • CHEF DES ABONNEMENTS : René BARDON • CHEF DE LA PUBLICITE : Mauriee CHEYALLIER


PUBLICACIONES DE ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO

1928

Artícu lo " El cuarto depós ito de aguas de Oviedo". Revista de Obras Públicas, 1928, 76, tomo 1 (2506): 269-272.

1930

Artícu lo " El cuarto depós ito de aguas de Ov iedo y algu nas co nsideracio nes más" . Revista de Obras Públicas, 1930, 78 tomo 1 (2544): 99-102.

1930

Artícu lo " El cuarto depós ito de aguas de Madrid". Revista de Obras Públicas, 1930, 78, tomo 1(2546): 139- 145.

1930

Artículo " El cua rto depósito de aguas de Madrid" . Revista de Obras Públicas, 1930, 78, to mo 1 (2550): 277-287.

193 1

Artículo " Un paraguas de hormigón armado en Oviedo, o el ojo clíni co del ingeniero" . Revista de Obras Públicas, 1931 ,

79, tomo 1 (2578): 302-305. 1936

Artícu lo " El empl eo de arti cul ac ion es y rodill os de fibrocemento" . Revista de Obras Públicas, 1936, 84, tom o 1 (2693 ):

190-193. Tamb ién publicado en Cemento y Hormigón. 1942

" El hormi gó n armado en las constru cc iones públicas urbanas", en Urbanism o: conferencias pronunciadas en el In stituto

de Ingenieros Civiles de España, 1942, ed itado en Madrid por la Asociación de Ingeni eros de Cam inos, Canales y Puertos. 195 1

Artícu lo " El taller de mon taje del I. N.T.A. en Torrejón de Ardoz" . Revista de Obras Públicas, 195 1, 99, tomo 1 (2829): 10-

19. Con CARLOS FER NÁNDEZ CASA DO . 1951

Artícu lo " El ta ller de montaj e de l I.N .T.A. en Torrejón de Ardoz " . Revista de Obras Públicas, 195 1, 99, tomo 1 (2830): 55-

61. Co n CA RLOS FERN ÁN DEZ CASADO . 1954

Artículo " El puente de Santo Domi ngo de la Ca lzada" . Revista de Obras Públicas, 1954, 102, tomo 1 (2865 ): 1-1 O. Con VICENTE ROGLÁ ALTET.

1956

" La co nstru cció n de grandes bóvedas por el sistema de dovelas-ond a". Co mun icació n presentada a la Asociació n Portuguesa para el progreso de las Ciencias, en el XX III Congreso Luso- Español celebrado en Co imbra. Actas pub licadas en 1957 .

1957

Artícul o " La co nstru cc ión de grandes bóvedas por el sistema de dovelas-onda" . Revista de Obras Públicas, 195 7, 105 ,

1957

Artículo " El barr io ondul ado FEFASA". Cem ento y Hormigón, jul io 1957, nº 280.

tomo

1959

1

(2905): 205-216.

" Estru cturas laminares cerámi cas. La importa ncia de las formas en bóvedas que pueden sobrepasar los 200 m de luz". Com uni cació n presentada en el Co loqui o Internac ional sob re Métodos Co nstru ctivos de Bóvedas Delgadas organ izado por el l.T.C.C. M ad rid 195 9. Pub li ca da en In formes de la Construcción, 1960, nº 119.

1960

Artículo " Sur l' importance des formes dans la co nstru ction de grand es vo Otes pouvant su rp asser les 200 m de portée" .

196 1

Artículo " Estru cturas lamin ares cerámi cas . La importancia de las formas en bóvedas que pueden sob repasar los 200 m de

196 1

Artícu lo "Constru ctions Civi les. Les voOtes ondulées, systeme Sanchez Del Rio" . Le Génie Civil, abril 1961, tomo 138, nº 7.

1962

" Corrugated reinforced cera mi c shell s far larger spans" . Comu ni cac i ón presentada en la Wor ld Conference on Shell

Boletín nº 9 de la lntern ational Association far Shel l Stru ctu res (IASS). lu z" . Construcciones, enero-febrero 196 1, nº 170.

Structures. San Franc isco, 1962.

1966

Artícu lo "M is relac iones profes ionales y ami stosas co n Alfonso Peña y un rec uerdo a D. Eugenio Ribera " . Cem ento y

1967

Artículo "U n quiosco de música en Langreo (Asturias)" . Cemento

1977

Artículo " Palacio de Depo rtes de Oviedo. Espa ña". Informes de la Constru cción, 1977, nº 287.

Hormigón, ab ril 1966, nº 385.

y Hormigón, septiemb re 1967, nº 400.

239

rUNDACIÓN JUANELO TURR IAl\ü


Revista de Obras Públicas Año LXXVI.-Núm. 2 506 ........................................................................................................................................................... .

1.0 de agosto de 1928

El cuarto Depósito de aguas, de Ovíedo Hace un año aproximadamente se inauguró el tercer Depósito de aguas, proyectado por el que es-

mente al estudio del cuarto Depósito, para una capacidad de 10 000 m3. E l mismo lugar y la gran visibilidad que habría de tener el nuevo Depósito, debido a su situación espléndida, fueron tal vez las primeras causas que hicieron pensar en la necesidad de estudiar un proyecto que armonizase con todo aquel ambiente singularmente bello y altivo, desafiante de los grandes

Fig. t.• Te:rc:e.r Depósito de aguas. En e:I fondo, e:l segundo.

tas líneas escribe, para una capacidad de 15 000 m 3 • Las condiciones de su situación, adosado al segundo Depósito, construido en el año 1904 y precisamente por el querido maestro y gran ingeniero don Eugenio Ribera, hicieron pensar en la conveniencia de unir los dos Depósitos, para lo que bastó demoler el m uro común del antiguo y obtener de este modo uno sólo, de cerca de 25 000 ru3 • En Ja fotografía que se acompaña se distmguen fácilmente los dos Depósitos unidos . Aceptado este criterio, pareció lógico el respetar, salvo pequeñas modificaciones, toda la estructura del antiguo. Asf es que el proyecto fué el clásico de muros de mampostería hidráulica para formar el vaso, con una cubierta de hormigón -el armado constituída por vigue tas, vigas y pilares. Se tuvo buen cuidado de darle más luz, haciéndole más alegre, por medio de grandes

Fig. 2.• Maqueta de:l cuarto Depó.sito de aguas para d abastecimiento de: las zonas altas de: Ovie:do·, actua lme:nte: e:n construcc1ón.

macizos montañosos: la cordillera Cantábrica y montes del Aramo al Sur y el del Naranco al Norte.

ventanale~ .

Las necesidades, cada vez mns crecientes, de Oviedo y el desarrollo de la población en las zonas altas, hicieron ver la necesidad de construir _un nuevo Depósito para el abastecimiento de dichas zona&. Elegido el sitio, admirable por todos conceptos, en los alFig. 3.• Proyecto de: cuarto Oe:pósito circular para abaste:dmie:n to de: aguas dt Ovfe:do. tos de Buenavista, y sobre un pequeño montículo dominante de las dos vertientes Y el proyecto nació, después de muchos tanteos de Ovieclo y San Clauclio, se procedió inmediat a- comparativos, en los que, abandonando radicalmen-

240

PUBLICACIONES

rUNDACIÓN JUANblü TURRIAl\ü


REVISTA DE OBRAS POBLICAS

.270

te las formas corrientes, por considerarlas menos racionales, menos constructivas y menos bellas, se aceptó la solución que se encontró como la más lógica para un Depósito de aguas de la capacidad

dimiento infalible es que sea corta, y el más eficaz y radical el de suprimirla ... Y solamente a título de aclaración o explicación se dirá:

Fig. 4.• Corte: diamdral dd Oe:p6sito.

fijada. En todo momento se tuvo presente el requisito que debe ser indispensable en toda obra arquitectónica-toda obra de ingeniería debe ser arqui-

Que la forma circular se aceptó por razones de economía. Que la cámara de llaves se proyectó en el centro

ecu4c/o'n o'~ /4 áir~clnZ

y•

o.oooSS.$~

Jt'- qo.Slfll xl~o,41~6 x.

Fig. 5.• Detalle: de: los arcos de la cubiutll.

tectónica-: la de dar impresión de realidad y verdad; porque las obras han de proyectarse única y exclusivamente para lo que son, y deben dar sensación clara de su destino. Es suficiente examinar brevemente los planos para comprender inmediatamente las razones que han

porque, al tener forma cilíndrica, podía construirse ecom'>micamente, por resistir en perfectas condicio-

~

Fig. 6.• Corte por el eje de un tabique: circulnr de. contención.

motivado la adopción de cada forma o estructura· Por esto, se ha optado en este artículo por dar preferencia a los planos. La prosa debe tener la alta virtud de sujetar al lector, para lo cual el único proce-

Fig. 7.• Sección del tabique del retinto drc•lar y ananque: de: la cópula.

nes la presión del agua; disminuía la luz de los arcos, que quedaban reducidos a 20 metros, y ofrecía

ILDEFONSO SANCHEZ DEL RÍO PISÓN

241

rUNDACIÓN JUANbLO TURR IANO


UVJ.STA DE OBRAS POBLICAS

en su parte superior un anillo cent ral resistente, en condiciones sumamente favorables para soportar los empujes de los cuarenta y ocho arcos que forman la

271

Que la fo~a más económica y racional de tapar los huecos entre los contrafuertes para soportar la carga de agua de 5 m fué obtenida por unos tabiques cilíndricos de hormigón en masa, de 15 cm de espesor en la parte superior y 25 en la inferior. E l perfil de estas bóvedas resultó, teniendo en cuenta la escala, muy parecido al propuesto por Peña en su presa bóveda de 56 m de altura. La construcción

-~==·= """::.=-=--- ~=---

Fig. 8.•

Detalle de: l<J arliculaci ón en la da.ve y cortes por AB y CD.

=~

)

cubierta. Por otra parte, la cámara de llaves, de 10 metros de diámetro, por estar emplazada en el centro, rest aba un volumen pequeño de agua al vaso del Depósito. Que a los arcos, en número de cuarenta y ocho, múltiplo de seis, para mayor facilidad en el replanteo de los correspondientes contrafuertes, se les dió ' ( un a ncho de 70 cm, porque precisamente la suma total de todos estos anchos resultaba el perímetro Fi g. 9. • Aliado y planto de la cimbrn giratoria del anillo central resistente, y su mayor separación sobre los contrafuertes, de 2, 70 m, fácilmente de cubrir con un ligero forjado . de estos tabiques se hace fácilment e empleando molQue a los arcos se les dió la fo rma matemática des corredizos. correspondiente al funicular de los pesos que sobre Que el tabique diametral, para dividir el Depósito ellos gravitan, siendo su fibra media una parábola de tercer grado, teniendo en la clave un espesor de 15 cm y 20 cm en los arranques. Todos los arcos se art iculan en la clave, con el objeto de mejor centrar y fijar la curva de presiones ant e las variaciones de temperatura. Que el forjado que cubre los espacios entre los arcos se dispuso colgado de aquéllos con el objeto de que, al resultar la superficie interior completamente lisa, con una sencilla y manejable cimbra giratoria se construyese toda la cubierta, evitando los enojosos encofrados, antieconómicos y anticonstructivos. Se comprenderá la gran ventaja de esta disposición, ya que con una ínfima cantidad de madera y una mano de obra reducidísima se conseguía la ejecución de la cubierta. Que los arcos se apoyan en sus correspondientes contrafuertes de mampostería hidráulica, aligerados, con formas estudiadas, con el objeto de encerrar en buenas Fi¡. 10. Pan talla divisoria. Cort' por un contrafutrt~. condiciones la curva de presiones . .La roca ~aliza del cretáceo se encontró en pro- en dos departament os independient es, se proyectó fundidades oscilantes, por debajo de la solera del De- de hormigón armado, por ~esultar la · solución más pósito , de 3 a 6 metros. económica y elegante. Se observará en los planos la

1

242

PUBLICACIONES

rUNDACIÓN JUANhlü TURR IANü


27J

REVISTA DE OBRAS POBLICAS

disposición adoptada para descender a lá cámara de llaves. · Que la ventilación e iluminación se consigue por cuarenta y ocho ventanas elípticas, que aseguran una buena aireación, y defendidas por viseras contra las aguas de lluvia que resbalen por la cubierta del Depósito. Que el agua entra en el Depósito por la cubierta en forma de abanico alrededor de la cámara de llaves, mediante unas bocas aplastadas, con el objeto de obtener un buen batido de la misma. Que dada la cota de agua de 5 m no es de temer bl elevación de temperatura de la masa líquida, que .estará en constante movimiento, con una buena ven·tilación y removida por la especial disposición de . entrada del agua. Por otra parte, los tonos claros .con que será pintada la cubierta del Depósito reflejarán, sin absorber, los rayos del sd. No obstante

esto, todos los elementos resistentes han sido proyectados para el caso de ser necesaria una capa de tierra de 20 cm. Que respecto a la cuestión económica, el resultado no pudo ser más lisonjero. El presupuesto de subasta fué de 405 000 pesetas. El del Depósito rectangular clásico, redactado minuciosamente para el estudio comparativo, con muros de mampostería y cubierta de hormigón armado, con vigas, viguetas y columnas para la misma capacidad, igual altura de agua e idénticos precios unitarios, fué de 599 000 pesetas. Por consiguiente, las 200 000 pesetas de diferencia suponen la notable economía de una tercera parte sobre el presupuesto del Depósito de formas corrientes . Y nada más por hoy, que se da por terminada la reseña de esta obra, que modestamente se ofrece a la consideración del inteligente y benévolo lector. l . SANCH l!.Z Dl!.L RIO Inge:nitto de: CaminM

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

243

rUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


Un paraguas de hormigón armado en Oviedo, o el ojo clínico del ingeniero Presiento el gesto indefinido del lector ante el desconcertante título de este artículo, que inevitablemente le llevará al recuerdo de la efigie de Muñoz Seca ... Ya sé que el título se las trae; pero también puedo afirmar en descargo de mi conciencia que está puesto con toda honradez, y que, a diferencia de los

del ingeniero, al cual oío le damos tal importancia que todo proye-ctista debe poseerlo en cantidad suficiente para que de golpe y con poco error pueda fijar las dimensiones de los elementos estructurales que luego el cálculo comprobatorio precisaría. Ya sé que en esta materia estamos completamente de acuerdo con nuestra Escuela, y que en las clases de trabajos gráficos es esto, en gran parte, lo que se pretende inculcar a los alumnos, preparándoles para este adiestramiento de la vista, y de tanta utilidad, que hasta me atrevería a proponer la creación de una sección con un gran letrero, para que no dejase lugar a dudas acerca del objeto de los ejercicios, que dijese: Clase del ojo clínico del ingeniero. Recibimos el encargo de proyectar una cubierta

Corte y proyección vertical

que acostumbra a usar el regocijante autor, no hay otro gue con más precisión indique lo que va a venir después... Indulgencia, lector; indulgencia para lo que va a venir .después ..., ya que sólo a título de ameno pasatiempo escribimos este artículo para la REVISTA. Porque somos de parecer (conviene dar una explicación} que en este mundo no es preciso tomar las cosas tan en serio, por considerar muy saludable que de vez en cuando dejemos a nuestro ánimo que se expansione libremente, para que pueda buscar, en la frivolidad oculta que todas las cosas de esta vida poseen en grado suficiente, un momento de goce espiritual, tan necesario para él. Y el tiempo no se pierde. De lo frívolo a lo serio no hay más que un paso, y como el ingenio no está reñido con lo primero, resulta que a veces se desprenden sabrosas enseñanzas. Esta obrita, ligera, pero tratada con el mimo singular que requiere todo lo frívolo, pone de manifiesto Planta ~ con maravillosa claridad la admirable docilidad constructiva del hormigón armado. para la creación de un pequeño merca~o, destinado Es, por lo tanto, este trabajo como un ejercicio exclusivamente a la venta de leche, que resguardase práctico que podría ponerse a los alumnos de la Es- .a las lecheras y al marfileño liquido del agua que por cuela para familiarizarse con el hormigón armado y estas tierras con tanta prodigalidad nos cae del cielo. para ir formando lo que podría llamarse el ojo clínico No quería nuestro alcalde que sucediese a las leche-

244

PUBLICACIONES

rUNlJACIÓN JUANCLü TURRIAl\ü


REVISTA DE OBRAS PUBLICAS

ras lo que a cierto tabernero bilbaíno, al que un conocido gobernador impúsole fuerte multa por vender agua contaminada ...

303

vinimos que lo más -apropiado para tapar a las lecheras era un paraguas... Y ahí está el paraguas. ¡El paraguas mayor del

Vista general

Como no se disponía más que de cuatro mil pesetas para tales fines, empezamos a estudiar a fondo tan

mundo!... y a precio sin competencia. Ya podemos estar tranquilos. Estamos a tono con estos tiempos

trascendental problema, con el natural optimismo alentador que siempre nos acompaña, y por fin con-

de la fiebre loca de batir records mundiales. Todos son buenos. ¡Qué más da que se trate de rascacielos, que

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

245

rUNDACIÓN JUANELO TURRIAl'ü


304

REVISTA DE OBRAS PUBLICAS

de puentes, que de paraguas ... El caso es hacer algo de lo que han hecho hasta la fecha nuestros semejantes. Ya cayó el record de los paraguas. ¿Nos pertenecerá por mucho tiempo? No lo sabemos. Todo dependerá de que algún fabricante súbdito de Maciá se sienta picado en su amor propio y se lance a la lucha para la reconquista del codiciado galardón, y pensando seguramente en los que se abren ... (La paMÁS GRANDE

La tela del paraguas es género catalán; son bovedillas de U ralita de un centímetro de espesor, material que se presta a un sin fin de aplicaciones. Este sistema original de cubierta, completamente racional, por su economía, resistencia y ligereza, que ha sido la seria enseñanza de este pasatiempo, lo estamos empleando en el gran mercado cubierto de Pota de Siero y en el Stadii1m de Oviedo, actualmente en

Planta de la cublertu

labra abrir la empleamos aquí sin malicia alguna.) No vamos a hacer comentarios de la obra. Ahí están los planos y fotografías. Solamente advertiremos, y tal vez parecerá paradój:co, que este paragüitas no tiene las varillas-tornapuntas de los auténticos, lo cual dió lugar a muy pintorescos comentarios, pues la gente aseguraba que tenía que cerrarse y que el ~~nto tenía que volverlo ...

246

construcción, gracias al cual resultó económicamente factible la ejecución de un gran voladizo de 15 m, sin apoyos intermedios, para cubrir la tribuna de preferencia. Siendo el paraguas el símbolo de la cubierta, una de las muchas aplicaciones que puede tener tan lógica y cándida disposición es la de cubrir los pequeños lavaderos rurales (en un Ayuntamiento hay que

PUBLICACIONES

ruNLJACIÓN JUANl:Lü TURRIAl\ü


REVISTA DE OBRAS PUBLICAS

proyectar de todo), que se construyen ya circulares, puesto que ninguna razón existe para hacerlos rectangulares,. que adolecen de los inconvenientes de la pérdid"a de espacios en las esquinas. Del centro del vaso emerge el paraguas protector. Véanse los dibujos, que son los correspondientes a un modelo de lavadero reglamentario en el concejo. Como es natural, la obra se sometió a diferentes pruebas, llevando, además, en su haber la de dos años de existencia, durante los cuales ha soportado la vioencia de varios vendavales. Aquéllas consistieron len colgar pesos de las extremidades de las varillas correspondientes a medio paraguas, siguiendo con dos flexímetros las deformaciones habidas. Esta prueba, como se comprenderá, es la más desfavorable para la estructura. Se colocaron primeramente sacos de 60 kg, con lo cual se obtuvieron flechas máximas positivas y negativas sensiblemente iguales con relación al diámetro de separación de la zona cargada. La .flecha máxima fué de 5 =· A continuación se puso un saco más por varilla, es decir, un peso de 120 kg. La flecha máxima obtenida resultó ser de 8,5 mm, perfectamente admisible. En todo momento pudo comprobarse el excelente estado elástico de la estructura, recobrando con oscilaciones de 0,5 mm su posición primitiva.

305

Esta prueba se dió por convincente, pues la acción del viento, dadas las condiciones del lugar de emplazamiento, nunca podría originar esfuerzos superiores a los de la prueba. Sin embargo, quisimos todavía someter el paraguas a un postrer suplicio, aún más refinado, que los agentes naturales difícilmente podrían conseguir: el de someter a fuerte torsión el pie. Bastó el esfuerzo de un hombre, ejerciendo una presión tangencial sobre el extremo de una varilla, procurando hábilmente acompasar sus movimientos con los de oscilación de la estructura, llegando a obtener desplazamientos circunferenciales de 30 = en dichas extremidades, siendo perfectamente apreciable a simple vista la torsión del pie, pues siendo de 300 mm su diámetro en el cuello, un punto de su superficie en este lugar sufriría una oscilación 30 x ló0-0,75 rnm

r = 600

Esto confirma lo que desde luego todos estamos cansados de saber: el admirable comportamiento elástico del hormigón armado; aunque sí, rara vez, puesto de manifiesto y visto tan palpablemente como en el caso presente. Ver para creer... l. SÁNCHEZ DEL RÍO Ingeniero de. Caminos

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

247

HJNDACIÓN JUANELO TURRIANü


El empleo de articulaciones y rodillos de fibrocemento He dacio a conocer y cantado las excelencias del fibrocemento en cuanto a detern1inaclas aplicaciones que han tenido rotunda confirmación práctica, en las que por las singulares propiedades de ese mate rial, sumamente apto para la ob tenci ón ele lám inas ele fácil curvatura, ofrecía, al proyectista, un elemento auxiliar ideal para obtener cubi ertas ligeras, seguras e impermeables, y, sobre tocio, económicas, muy indicadas para realizar graneles superfi cies voladas. De tocios conocidos son nuestras aplicaciones ele este sistema en los graneles vuelos de la tribuna del Estadio ele Oviedo y del Mercado de Pola ele Siero. Pero percatado ele las particularidades excepcionaJe3 de dicho material, ele elevaclísima resistencia a la compresión y tracción, que alcanza cifras ele 1 200 kilogramos por centímetro cuadrado y 170 kilogramos por centímetro cuadrado, respectivamente, conforme ensayos realizados en el Laboratorio ele la Escuela de Caminos, y a las que se unía otra condición sumamente interesante, ele no ser un material quebradizo, sino que presentaba unas señalaclí simas aptitudes elásticas, acari cié inmediatamente la idea ele aprovechar toda esa serie ele propiedades favorables para realizar las articulaciones de un puente de 80 m. de luz con articulación t'.mica en la clave, cuyo proyecto, en el año de 1929, y para salvar el río Ialón, me fué encargado. Mi querido maestro D. Eugenio Ribera, con esa benevolencia con que trata siempre mis modesto3 trabajos, me honró, publicando en la REVI STA DE ÜARAS PÚBLICAS (nt'.fmero 1, enero de 193 1) y en su libro de Puentes, unos juicios críticos acerca de estas ob ras y proyectos, que nunca agradeceré bastante. En ellos

248

me vaticinaba unos felices resultados por el empleo de mis articulaciones ele fibrocemento. En la página 157 del IV tomo ele su libro de Puentes, describe este sistema de articulación, en sus dos soluciones, consistentes ambas en aprovechar las ventajas indiscutibles que presenta la fabricación del fibrocemento en tubos para presiones internas de agua (patente U ralita en España). Como se comprueba por las figuras l.ª y 2.ª, el fibrocemento trabaja " del modo más favorable por presio11cs radiales, es decir, comprimiendo las capas elementales concéntricas que integran el tubo del mismo modo que cuando su fabricación". Y a esto añadía, tan querido maestro, refiriéndose a estas articulaciones lo siguiente : a) Que su material, a base de cemento y amianto, es de la misma calidad que el resto del puente. b) Suprime la oxidación de las rótulas metálicas admitiendo como éstas un perfecto pero más inalterable pulimento. e) Una notable y comprobada Aexibilidacl muy superior a la del hormigón. d) Ser más económicas y más fácilmente colocables que las de los demás tipos. No tuve suerte por aq uel entonces. Mis deseos ele aplicar este sistema de articulación en aquel puente de 80 m. de luz, con tanto entusiasmo concebido, quedaron frustrados, por falta de recursos, ¡razón suprema por la que tantísimos proyectos duermen el eterno sueño ele los justos ! Han pasado seis años, y en este largo período, no tu ve ocasión propicia de convertir en realidad esas

PUBLICAC IONES

FUNDACIÓN JUANbLü TURRIAl\ü


REVISTA DE OBRAS PUBLICAS

191

mo, situado aproximadamente hacia la mitad del acueducto. Como la zona de su emplazamiento ofrecía grandes peligros de ataque y erosión ante una nueva crecida del río, decidimos crear fuertes pilastras cimentadas en terreno firme. Dada la profundidad a que éste se encontraba, no era económico prodigar el

-=-Sm:ió!i J)l!:1,flcuED<.XTo

· -itnnigdr¡.

POR. Ul'I~ Pi~ .-

\ciluci~t? A.

~ CUrr r<~di/}r:r'

cÍtt.

/ibrooitr¡rll7Ítr rtt(f.ra

Js ~r Jd mif!Tl<f m.<tknaL. -= Figura r.ª

ideas. Perduró, no obstante, el firme convencimiento de la bondad del sistema. Pero como en este mundo todo llega, llegó la esperada ocasión de poner a prueba esta nueva aplicacación del fibrocemento, pero no en forma de articulación de puentes, sino en otra similar de igual interés técnico: en el de apoyos de libre sustentación para puentes, en este caso para un trozo de acueducto. Fuí encargado de proyectar la reconstrucción de un trozo de acueducto destruído por una violenta crecida <lel río Pigüeña. La longitud de dicho trozo era de 70 m. La falta completa de juntas en el acueducto primitivo, de 300 m. de longitud, se traducía en unos crecidos movimientos en las cabezas, que originaban unas im po rtantes pérdidas de agua. Dicho acueducto está integrado por una serie de pali zadas de hormigón armado, distanciadas 5 m. y arriostradas longitudinalmente por unas vigas que soportan el acueducto, de sección en U, con tirantes transversales para evitar íJUe se abriesen sus paredes. Se vió inmediatamente la conveniencia de crear las juntas al ejecutar la reconstrucción del trozo averiado. Bastaba para lo cual independizar el nuevo tra-

Figura 3.•

\~luci~ :B. .-oCUrc rr1<iil/a' ~ /~ó a!rÍl:!d& !I crtb:aderLtt

la ~Jtr¡d.. JJ. d;bu_p. Figura

2:

número de apoyos, y después de varios tanteos fijamos en tres el número de tramos iguales, con lo que la luz resultaba aproximadamente de 23 m. Como consecuencia de lo expuesto, se proyectó el tramo totalmente independiente, y por su longitud no despreciable de 70 m., se estimó conveniente construirle sobre apoyos que no coaccionasen su libre dilatación. E! lector habrá comprendido que nuevamente se presentaba la ocasión de poner en práctica mi sistema, ya que el único procedimiento eficaz que existe para dejar en libertad los tramos rectos es hacerlos

ILOEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

249

FUNDACIÓN JUANELO TURRIANü


192

REVISTA DE OBRAS PUBLICAS

Fig. 4.' - F rente de Wla rótula.

descansar sobre un sistema metálico de rodillos y rótula (el corrientemente empleado, nada sencillo por cierto), poco en armonía por su aspecto de pieza de maquinaria, con una obra de fábrica de opuesta naturaleza. La solución concebida y realizada por elementos de fibrocemento no puede ser más sencilla y racional. Es evidentemente el huevo de Colón. Ahí están las fot~grafías con toda su elocuencia, que no requ ier:n aclaración ninguna. Un tubo ele gran e pesor de pared, colocado entre dos trozos ele otro tubo de fibro cemento cortado en trozos lqngituclinales, con el objeto de repartir las presiones y transmitirlas a la masa de hormigón. Este es todo el sistema. Sencillo, eficaz v económico. Su puesta en obra facilísima y las pruebas realizadas confirmaron plenamente todo cuanto de él se esperaba. Datos: ahí van unos cuantos: Diámetro exterior de rodillos o tubos Diámetro interior . . . . . . . . Diámetro interior del tubo de forros de apoyo . Espesor de los forros . . . Longitudes de rodillos y forros . . . . . Carga max1ma con agua sobre los rodillos centrales Carga ~iáxima por centímetro de rodillo .

30 cm. 10

50 " 5 " m. t. 700 kg. 2

140

Todas las pruehas realizadas con fiexímetros, lo más escrupulosamente posible, no acusaron la más pequeña deformación del material de fibrocemento. Advertiremos que el tubo se rellenó de hormigón de 300 kg., y que por los ensayos realizados po~te~ior­ mente en el Laboratorio ele la Escuela <le Cammos verá el lector la enorme influencia que este relleno tiene en la resistencia al aplasta.miento ele los rodillos, y por ellas deducirá también que la carga de 700 kg. por centímetro de longitud de rodillo es pequeñísima comparada con la de rotura, lo cual confirmaha y justificaba la no alteración de los flexímetros colocados en el acueducto. Y animado por el concluyente resultado de esta

250

primera aplicación, inmediatamente concebimos aplicar el mismo sistema a empresas de mayores vuelos. Pudiera, en un principio, parecer esta nueva pretenión un tanto audaz; pero un sereno y razona~o _estudio hace ver inmediatamente la aplastante logica y con ecuente apl icación ele los ya famosos rod_illos de fibrocemento. Así lo e puse en una conferencia en el Instituto Técnico de la Construcción, en el pasado mes de diciembre, al indicar allí que el empleo de rodillos ele fibrocemento podía resolver defin itivamente la debatida cuestión de independizar los anillos ele las presas bóvedas ele mi querido ~omp~ñero Alfonso Peña. No he ele negar que experimente una_gra:n :;atisfacción al observar que la idea, entre 1111s chstmo-uiclos compañeros había caído sinceramente bien, y que encontré, precisamente en el mjsmo ~r~ador de ese racional sistema de presas, su mas clec1cl1clo y entusiasta defensor. Véanse sus artículos recientes en la RF.VIS'l'A DF. ÜDRAS P únLICAS, en los que trató esta cuestión y por lo que no voy a insistir má · sobre este particular. Sin embargo, cliré solamente que, inmediatamente procedimos a realizar los ensayos que creímos más necesarios, en el Laboratorio de la Esc11ela, con rodillos y forros de diversos diámetros y longitudes, fabricados por la Casa Uralita. Los resuilados fueron francamente superiores a nuestros buenos deseos, ya que, merced a una feliz circunstancia, nos encontramos con la agradable sorpre a de poder aumentar grandemente, más ele lo presumible, la resistencia al aplastamiento de los rodillos, co11 rellenar ·implemente de horm igón el ojo de los mismos. Conviene advertir que, por exigencias de fabricación, no pueden obtenerse macizos lo rodi ll os, si no que se precisa de un cierto diámetro interior, que es proporcional al diámetro externo y que sirve de alojamiento al eje sobre el que van enrollándose las capas elementales ele pasta cemento-amianto que integran el rodillo. Voy a exponer uno ele los resultados de los ensayos, por mí presenciados, en trozos de rodillos de 22 cm. de diámetro exterior y 7 cm. de interior, y que comprueban las excelentes aptitudes del mater ial fibroso en trabajos sim ilares a los que va a tener en las presas de anillos. Se ensayaron dos trozos de tubos de 22 cm. diámetro e:i.-tcrior y 7 cm. de interior, el primero de una longitud de 24 cm. y el segundo de 18 cm.

Fig. 5.• - Rótula vista lateralmente.

PU BU C,\CION ES

eUNDACJÓN JUANbLü TURR IANü


193

REV ISTA DE OBRAS PúBL!CAS

Fig. 6. • - Vista general del tramo reconstruído.

Prvmer ensayo . -

.

Longitud del tubo, 24 cm.

Sin rellenar.

..

Carga ele rotura . . . . . . . . Carga ele rotura (por centímetro de longitud) . . . . . . . . . Régimen elástico (lírnite a proximado) . Régimen elástico (por centímetro ele longitud) . .

43 000 kg.

1 790 " 25 000 " 1

oso "

Segnndo ensayo. - El mismo tubo. Relleno ele

·

supuesto los rodillos de las dimensiones citadas, distanciados un centímetro, la carga/ cm. lineal que deberá ab orber un rodillo será : 50 X 24 X 1 = 1 200 kilogramos, y como la ele rotura es 4 370 kg., el coeficiente ele seguridad será ele 3,64, excelente a todas luces ; máxime si se tiene en cuenta la bondad y homogeneidad del mate rial, que será, en una presa construícla con este procedimiento, el mejor, y con gran diferencia de todos los materiales que en ella se empleen. ¡Y esto sí que es verdaderamente tranquilizador!

mortero 1/2.

l . SANOHEZ DEL RtO PISON, ingeniero de Cruninos.

Carga ele rotura. . . . 105 000 kg. Idem íd . (por centímetro) . . . . 4370 " Régimen elástico (límite aproximado) . 45 000 " Iclem íd. (por centímetro). . . . . 1870 "

Tercer en-sa::,10. - Longitud del tubo, 18 cm. Sin rellenar. Carga ele rotura. . . . Iclem íd. (por centímetro). . . . . Régimen elástico (límite aproximado) . Idem íd. (por centímetro).

30 000 kg. 1660 " 20 000 "

1 110 "

Salta inmediatamente a la vista la enorme inAuencia del relleno ele los tubos y la constancia de los resultados. Este último extremo, de gran interés, no es de extrañar, dada fa esmeradísima fabricación del fibrocemento, revestida de todas garantías, especialmente en cuanfo se refiere a las · condiciones ideales de fraguado y endurecimiento en agua, a las que se ometen todas las piezas. Ahora bien, mencionaremos como elato orientador para el lector que admitiendo Peña un trabajo máximo para el hormigón ele los anillos de 50 kg. / cm. 2 y

ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO PISÓN

Figura 7.•

251

rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIANü


eUNDACIÓN JUANELO TURRIANO


ILDEFONSO SÁNCHEZ del RÍO PISÓN el ingenio de un lega do

SE TERMINÓ DE IMPRIMIR El 23 DE SEPTIEMBRE DE 2011 SOBRE PAPEL CROMOMATT DE ISO GRAMOS UTILI ZÁNDOSE PARA SU COMPOSIC IÓN LOS CARACTERES TIPOGRÁFICOS OPTIMA

rUNDACIÓN JUANaü TURRIAl\ü


rUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIANO


eUNDACIÓN JUAN~Lü

TURRIANü


rUNDACIÓN JUANhLü TURRIANü


:

... . ..

F.RANC ISCO JAV I ER SÁNCHEZ DE

••

.

• •

ENRIQUE GONZÁLEZ VALLE

••

• •

n1~D,\UÓN Jl'.~NLLO Tl~KRIA1'0

1

Ildefonso sanchez del rio pison  
Ildefonso sanchez del rio pison  

Ildefonso Sánchez del Río Pisón : el ingenio de un legado : [exposición] / Editado por Pepa Cassinello y Bernardo Revuelta Pol ; [Textos, Ur...