Monos azules en Times Square

Page 1




Monos azules en Times Square


The Latino Press First Edition, 2010 Copyright Š 2014 by Isaac Goldemberg & Juan Martins All rights reserved No part of this book may be reproduced by any means, including information storage and retrieval or photocopying except for short excerpts quoted in critical articles, without the written permission of the publisher. Published by The Latino Press Director: Isaac Goldemberg Latin American Writers Institute (LAWI) Eugenio María de Hostos Community College/CUNY 500 Grand Concourse Bronx, NY 10451, USA Tel: (718) 518-6680 E-Mail: igoldemberghostos.cuny.edu Isaac Goldemberg & Juan Martins Monos azules en Times Square 1st ed. / p.cm ISBN 1-884912-45-1 ALL ORDERS SHOULD BE ADDRESSED TO PEDIDOS A Ediciones Estival: estivalteatro@gmail.com 1.Title. 2. Latin American Theatre. 3. Latin American Theatre 21st century. 4. Peruvian & Venezuelan Theatre. 5. U.S. Latino Theatre. This publication is made possible with the support of the Office of the President, the Office of Academic Affairs and the Humanities Department of Hostos Community College of the City University of New York. The mission of the Latin American Writers Institute is to promote the work of Latino writers living in the United States. LAWI seeks to recognize and encourage cultural diversity in its membership and in all of its programs.


Isaac Goldemberg Juan Martins

Monos azules en Times Square

Latin American Writers Institute Eugenio MarĂ­a de Hostos Community College of CUNY



Si creyera en Dios mi fatuidad no tendría límites: me pasearía desnudo por las calles... E.M. Cioran



Personajes Mariano, locutor. Moderador de programa de televisión. Extrovertido. Petulante. Dueño del «Canal 42». Andy, reportero del mencionado canal. Ariana, productora del «Canal 42». Jhony Cabrera, asistente de Mariano. Algo pendenciero. Voces en off, se dejan escuchar en el transcurso de la obra. Vito, camarógrafo. Señora Mexicana, mujer de treinta y cinco años. Señor Puertorriqueño, hombre de cincuenta años. Madre, Mujer de treinta y cinco años. Músicos, tendrán su entrada a escena de acuerdo a cómo lo exija el texto. Obreros, Transeúntes, Reporteros, en fin, personas del lugar, indigentes y reporteros. Entran y salen de acuerdo a cómo lo exija el texto. Los cuales pueden ser interpretados por un mismo actor o una misma actriz. Por otra parte, los autores desean que algunos personajes hablen en otras lenguas: inglés, árabe, francés, hebreo de acuerdo al ritmo que impone el parlamento en su momento: una forma del habla se confunde con la otra. Esto se delimita en el texto. Además, hacer creer al espectador que hablan en esas lenguas con el propósito de establecer una relación lúdica entre estos personajes y el espectador. Escenario, estación de «Times Square» de Nueva York. Música y movimientos propios del lugar. Transeúntes que pasan apresurados, otros que se detienen a escuchar al grupo de músicos. Otros personajes esperan, hablan entre sí. En el lugar, cámaras de televisión. Todo se convierte en un estudio de transmisión. En otra parte del escenario, se hace notar altos ventanales los cuales hacen ver, a través de él,

-7-


los pasos del tren (éste será el lugar en el que aparecerán los «monos azules» y se centrará la progresión dramática de las escenas). En otro nivel aparecen, en grandes pantallas, comerciales, anuncios del programa «Casos insólitos» y el rostro de Mariano. Se anuncian una y otra vez. Así como la presencia de espacios escénicos, de lugares inciertos: en una dinámica de cambios de imágenes y tiempos de escena. Para los autores el estilo actoral que apunte hacia un sentido de posmodernidad: ritmo, desplazamientos abstractos, gestos involuntarios, acercándo a la técnica del Clown y la relación orgánca del actor, recreando su poética hacia una puesta en escena simbólica. Es sólo una sugerencia. Al libre albeldrío de su director.

-8-


Primer acto Escena Primera —La entrevista— —Al segundo día de transmisión en la estación «Times Square»— Aparece el rostro de Mariano en todas las pantallas. Anunciando un boletín informativo: es el programa de televisión «Casos insólitos».

Mariano.—Los «monos azules» tienen a la comunidad consternada. A otros nerviosos. Es la noticia del año y usted la ha visto en «Casos insólitos» por nuestro Canal 42, el Canal de Todos los Hispanos: «¡42: el canal donde usted escucha su voz!» Confirmaremos desde el lugar de los acontecimientos los hechos. Toda la policía de la ciudad se encuentra en el sitio para salvaguardar la seguridad de los transeúntes y pasajeros. Muchos son los curiosos. Tenemos en exclusiva la entrevista con un testigo directo… (Aparece ahora en pantallas Andy, entrevistando al Indigente, tal cual como en la televisión) ¿Andy, nos escuchas? Andy.—Efectivamente Mariano. Indigente.—¿Esas son cámaras, estamos en la televisión? Andy (Al Indigente).—¿Podría decirnos qué está sucediendo? Indigente.—Bueno, señor…, este… Andy.—…Sólo tiene que decirnos, con sus propias palabras, qué vio… Indigente.—Bueno es que no sé, es que… Andy (Al Indigente).—Hacia la cámara, vea hacia la cámara, por favor, para que el público se entere. Indigente.—Pero usted me prometió…

[9]


Monos azules en Times Square

Andy (Algo nervioso).—…No se preocupe, ahora, vea hacia la cámara… Indigente.—¿Me va a dar mi botellita?... Andy.—¿Botellita? Indigente.—Sí señor, usted sabe… (Andy hace gestos a los asistentes de cámara como queriendo decir: «a éste, ¿le dieron su aguardiente?») Andy.—No se preocupe su rostro no saldrá en pantalla, díganos, ¿a qué hora fue que vio a los monos azules? Indigente.—Bueno, bueno, estaba aquí señor cuando… Andy.—¿Sí? Señálenos dónde… Indigente.—Por allá, ¿ve? (La imagen se va desvaneciendo en la pantalla, haciéndose notar que esta entrevista se ha hecho días atrás, en programas anteriores. Cambio. Aparece en ella ahora Andy entrevistando a otro transeúnte) Andy.—Sí Mariano te escucho bien, …¿joven? Sí, usted. ¿Puede decirnos cómo ha sido su experiencia con los monos azules? (Pausa. A Mariano) ¿Es lo que quieres preguntar Mariano? ¿Mariano?... Mariano.—Sí Andy, correcto. ¿Nos podría decir el joven que te acompaña si los vio? (Sonríe en pantalla de manera exagerada, tal cual como animador de televisión) Andy.—Sí, sí, él te escucha en estos momentos. Mariano.—Bienvenido joven al programa «Casos insólitos». Joven transeúnte.—Gracias, gracias… Mariano.—¿Son realmente azules los monos?

-10-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Joven transeúnte (Emocionado).—Sí, mire, yo los vi… Es realmente como dicen… ¿aló?, ¿aló?... Mariano.—Te escuchamos… Joven transeúnte.—Mire... (A Andy. Mira hacia la cámara)… ¿Esta cámara?... Andy.—Sí, hable con confianza. Joven transeúnte.—En inglés ¿o en español? Andy. (Súbitamente con acento español «castizo», como burlándose).—Hombre, en español...Este es SU Canal 42... M ariano .—...donde el hispano escucha SU voz! Pero díganos joven, los monos...¿ciertamente son azules? Joven transeúnte.—Sí, mire para allá. (Señala hacia el ventanal) Andy. (Con su acento normal).—¿Dónde? Joven transeúnte.—Detrás de usted. Andy.—¿Desde el ventanal? ¿Detrás de los carriles? Mariano.—Los televidentes quieren saber con exactitud… ¿Cuál es tu nombre? Así millones de telespectadores te conocerán. Joven Transeúnte.—Fredy… Mariano.—…Fredy, ¿son azules los monos?... J oven transeúnte .—¿Cuántos millones me están viendo?... Mariano.—Veinte. Joven transeúnte.—¡Un saludo a mis amigos!... Mariano.—Sí, nuestros queridos televidentes te están viendo en estos momentos, pero ahora dinos, ¿cómo te has enterado primero que el resto? Joven transeúnte.—Soy el que vende cigarrillos cerca del ventanal. Y los he visto. Andy.—¿Y qué has visto?

-11-


Monos azules en Times Square

Joven transeúnte.—«El milagro de Times Square». Mariano.—Nosotros, queridos televidentes, tenemos la primicia en su programa «Casos insólitos»… ¿Qué milagro? Cuéntanos. Joven transeúnte.—...El de la virgen... Andy.—¿Qué virgen? Joven transeúnte.—Tengo instrucciones de no decir nada más... por ahora. Andy.—¿Instrucciones? ¿De quién? Habla. (El Joven transeúnte no le hace caso y se aleja). Andy. (A cualquier transeúnte del lugar).—Señora, sí, usted señora, estamos haciendo una entrevista… ¿Qué sabe usted de los monos azules y de una virgen? (La señora sigue su camino sin hacerle caso. Andy intenta detener a un par de transeúntes preguntando: «¿qué puede decirnos del milagro de Times Square? ¿Ha visto a la virgen?», pero todos siguen de largo sin que nadie le haga caso. Andy se muestra desconcertado. Interviene Mariano.) Mariano. —Queridos televidentes...Su Canal 42 regresará en vivo y en directo con «El milagro de la Virgen». No se vayan. Mantengan la sintonía. Músicos (Vestidos de pleneros. Cantan a ritmo de plena).— No se vayan no se vayan mantengan la sintonía, que ahorita se aparece la madre Virgen María. ¿Será la Virgen del Carmen? ... -12-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

¿Será la de Guadalupe? Quizás de la Caridad o la Virgen de Motupe. No se vayan no se vayan mantengan la sintonía los milagros como éste no se dan todos los días No se vayan no se vayan mantengan la sintonía, ya viene la virgencita la buena madre María Cuál será cuál será mantengan la sintonía... Cuál será cuál será...

(Descienden las luces y, en cambio, aparecen imágenes de Andy: es una proyección de una realidad en otra, cuanto sucede en las pantallas sucede en el escenario, en el que aparece la muchedumbre sorprendida y curiosa alrededor de las cámaras, se mezclan con publicidad y avances noticieros. Esto va a hacer característico en la progresión dramática. Oscurece, se apagan las imágenes)

Oscuro

-13-


Escena Segunda «Celos» —12 horas antes de la primera emisión televisiva— En el estudio del Canal 42. Ariana, Jhony Cabrera y Mariano.

Jhony Cabrera (Entrando).—¿Para qué coño me estás llamando Mariano? Estoy ocupado... Ariana. (Por lo bajo. A Jhony Cabrera).—Cuidado que anda medio arrecho. Jhony Cabrera.—… ¿Cómo que arrecho? ¿Qué, se ha sobrepasado contigo? Ahora mismo le voy a.... Ariana.—Cálmate, Jhony, ya te he dicho que en mi país arrecho quiere decir otra cosa, no lo que tú te imaginas... Mariano. —¡Epa!, ¡epa!, ¿qué te sucede papito?... calma, ¿sí? Jhony Cabrera.—Sí, disculpa es que me confundí con tanto trabajo y con lo de los monos esos de mierda… Mariano.—¡Qué bolas tienes tú, al referirte así de nuestro éxito? Jhony Cabrera.—¿A qué te refieres? ¿No es acaso un programa más? Mariano.—¿Cuándo aquí las cosas no forman parte de un transmisión más? Ariana.—Claro, se trata del «rating», de los televidentes y todo cuanto nos interesa para aumentar las ganancias. Mariano. —De eso se trata, amigo, coño guevón, ¡de ganar dinero! Jhony Cabrera.—¿No estamos engañando a la gente? Mariano. (Ríe con sarcasmo).—¿Engañando? ¿Acaso nosotros hemos fabricado la noticia? Es la gente misma la que ha visto a los monos. Además, ¿No

-14-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

me digas que ahora te preocupa eso de engañar a la teleaudiencia? Jhony Cabrera.—No exactamente… Ariana (Señalando a Jhony Cabrera).—Él quiere decir… Mariano. —¿Qué tanto coño lo defiendes? ¿No será que este pendejo te está cogiendo? Cuidado con una vaina Ariana… Ariana.—…¡Tú siempre con tu paranoia! Mariano.—Paranoia no. Que no quiero ser un cornudo… Ariana.—Mariano… Mariano.—¿Qué, qué coño quieres? Ariana.—Termina de decirle a Jhony la idea que me acabas de dar… Mariano. —Ah… sí, mira Jhony, estoy pensando… Jhony Cabrera (Por lo bajo. A Ariana).—¿Qué le pasa? Ariana (Igual).—No sé… Jhony Cabrera (Igual).—¿Estará celoso? Ariana.—¿Sabe algo? Mariano.—¿De qué? Jhony Cabrera.—No nada, decíamos… Mariano.—Con este milagro podemos hacer unos dolaritos… Ariana.—¿Dolaritos? ¡Millones! Jhony Cabrera.—Me darán el préstamo por fin… Mariano.—No cantes victoria, ¿dónde habré puesto el proyecto? Ariana.—Lo dejaste en mi oficina, mi amor… Mariano. (A Ariana. Mientras busca entre sus cosas).— Deja lo personal a un lado... Jhony Cabrera.—Humm.... Mariano. (Saliendo).—Muévete, busca a ver si está aquí que ya regreso. Vayan imaginando algo bueno a mi regreso...

-15-


Monos azules en Times Square

Jhony Cabrera (Acercándosele para abrazarla).—¿Y ahora qué? Ariana.—¿Qué de qué?... Jhony Cabrera (La abraza, con sumo cuidado: mostrando un encuentro esperado).—¿Vamos a tener que soportar todo esto? Ariana (Algo excitada).—Aún no sé... (Se deja tomar con tejida sensualidad. Es su momento) Jhony Cabrera.—Apenas me adelanten las prestaciones, nos vamos... Ariana.—...Por dinero no te preocupes... Jhony Cabrera.—Espero que no estés cambiando de idea porque no pretendo... Ariana.—...No es eso. Jhony Cabrera.—¿Entonces? (Se besan apasionadamente, hacen el amor en tanto que oscurece).

Oscuro

-16-


Escena Tercera «Times Square» —Antes del gran espectáculo, al primer día— Mariano, Jhony Cabrera y Ariana en la estación.

Mariano.—¿Y estas personas qué hacen allí? (Señalando hacia el ventanal) Jhony Cabrera.—Ya sabe señor Mariano... Mariano.—No. Por supuesto que no sé un coño. Ariana (Entrando).—¡Señor Mariano!... Mariano. (A Ariana).—¡Espera! (A Jhony Cabrera) ¿Me quieres explicar qué coño está pasando? Ariana.—Estoy tratando de decirte... Mariano.—En este momento no me tutees... Ariana.—...., explicarle señor Mariano (!)... Mariano.—Sin cinismo y dime de una vez qué quieres decir. Ariana.—Ellos dicen, señor Mariano (!)... Mariano.—Sí, sí, sí, dime. Jhony Cabrera.—Desde el ventanal y que salen monos azules ... Ariana.—Pero... Mariano. (A Ariana. Alto).—Deja que nos explique. Ariana. (Furtivamente).—No digan después que no se lo advertí. Jhony Cabrera.—... algunos, incluso, tienen tres días y tres noches esperando que aparezcan... Ariana.—Lo sé. Mariano.—De acuerdo, dime qué sabes. Porque en esta vaina estamos gastando mucho dinero... Jhony Cabrera.—... El de mis prestaciones.... Mariano.—Claro que no guevón. El de Ariana y el mío, por supuesto.

-17-


Monos azules en Times Square

Ariana (A Mariano).—Lo que te quiero decir es muy sencillo: la policía tiene el lugar acordonado y dudo que a estas personas se les asome mono alguno. Es sólo cuestión de tiempo. Jhony Cabrera.—Podremos escucharlos si nos acercamos... Mariano.—¿Y para qué carajo nos hemos traído el canal para acá? ¡Suban volumen a los monitores de la pantalla! ¡Andy!... Jhony Cabrera.—Está ocupado... Mariano.—Que se las arregle, para eso le pago. Resuelvan ustedes. Jhony Cabrera.—Está bien, tengo todo arreglado. Ariana. (A Jhony Cabrera. Le murmura).—Sí que eres jalabolas. Mariano. —¿Entonces qué esperan? ¡Resuelvan! Ariana.—Tampoco grites. Mariano. —¿Tengo que cargar con esta vaina? Ariana. (A Jhony Cabrera).—¿Adónde vas? Jhony Cabrera (Saliendo).—Le voy a avisar a Andy que pase el sonido a los monitores de la pantalla. Mariano. (Fatuo).—Por un momento pensé que traerías galletitas con el café. Ariana.—Cálmate que estamos solucionando. Voz de Jhony Cabrera.—Escuche Mariano... Ariana (A Mariano).—Mira las pantallas. Mariano.—¿Qué tengo que mirar además de unos estúpidos? Ariana.—Nos debemos al público. Mariano.—Yo a mis clientes. Andy, al público. Tú, bajo mis órdenes. Ariana.—Quiero decir que escuches lo que la gente dice, «el milagro», los monos azules.

-18-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Mariano. —¿No me digas que crees en toda esa vaina, sin mirar primero a tus intereses? Ariana.—No todo es clientes y dinero. Mariano.—Claro como soy yo quien resuelve lo del billete en la producción. Ariana.—Nos correspondemos al público. (Pausa) (Pausa. Se deja notar, desde las pantallas, la entrevista de Andy al público transeúnte, entrelazándose imágenes y escenas reales. El director de escena decidirá si acopla, como se ha sugerido anteriormente, una realidad con la otra) Indigente.—Los vi. Yo soy el cigarrero, el señor que vende cigarrillos... Andy.—El que vende cigarrillos es el joven. Indigente.—¿Tiene la botellita? Andy.—A ver, prepárense que pronto estaremos al aire. ¿Joven? Indigente.—Señor, ¿tiene la botellita? Andy.—Espere por allí, ya lo llamo. Indigente.—El joven miente. Fui yo quien lo vio primero. Joven transeúnte (Al Indigente).—Tranquilo viejo que me van a entrevistar a mí. Andy (A los transeúntes. Alto).—Por favor, silencio estamos al aire. Cinco, cuatro, tres, dos, uno... (Al Joven transeúnte) ¿Y cuándo los vio? Joven transeúnte.—Siempre a todas horas, de día, de noche... Indigente (Prudentemente. Fuera de cámara).—Mentira, sólo se aparecen de madrugada, cuando no hay nadie. Andy.—¿Y cómo ha sido?

-19-


Monos azules en Times Square

Señora.—Señor reportero, señor reportero... Andy.—Sí, dígame, señora. Está en televisión... Joven transeúnte.—Pero yo... Andy.—Escuchemos a la señora. Señora.—Ya verá que este señor no puede estar diciendo la verdad. Mire, entrevísteme a mí... Andy.—Sí señora. (Al fondo se escucha la voz de Jhony Cabrera dirigiéndose a Andy) Voz de Jhony Cabrera.—¡Andy! ¡Andy! Andy.—Vamos a comerciales y seguimos con ustedes.... (En pantalla, imágenes de comerciales. El resto, están sobresaltados por formar parte del espectáculo «Casos insólitos». Esperan con reverencia) Andy (Fuera de cámara. A Jhony Cabrera).—Coño qué quieres, ¿no ves que estoy trabajando? Déjame entrevistar a esta gente. Jhony Cabrera.—Eso precisamente hago, trabajar. Andy.—Apúrate, antes de que vuelvan de comerciales. Jhony Cabrera.—Mariano está aquí. Andy.—¡Coño! Jhony Cabrera.—Pide que se mantenga alto el volumen en los monitores para que todos oigan. Andy.—¡A ver si tienes un poco de personalidad para ventilar las cosas! Jhony Cabrera.—Con Mariano no hay personalidad que valga. Es así o te quedas sin trabajo. Andy.—¿Y dónde está? Jhony Cabrera.—Espera del otro lado del Ventanal. Andy.—¿Y Ariana? Jhony Cabrera.—Ya sabes. Andy.—Recuerda que la agarra conmigo.

-20-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Jhony Cabrera.—No te preocupes. Andy.—¿Para eso me molestas? Llama y pide que le suban volumen... Jhony Cabrera.—Hay problemas técnicos. Andy.—¿Qué hace Ariana? Jhony Cabrera.—No logra comunicarse, parece que es producto de los milagros. Andy.—¡Ahora si me las arreglé!... Resuelve tú y anda a la camioneta. Esa Ariana te tiene bruto amigo. Jhony Cabrera (Saliendo).—Voy. Andy (Alto).—Me avisas si ese maricón sigue allí. Sigo con lo mío. (Pausa larga. Se aumenta el sonido en las pantallas y se deja ver a las personas que se están entrevistando. La algarabía continúa y la emoción por figurar en la televisión. Toda la ciudad está alrededor de lo sucedido: Andy entrevistando) Señora.—Entrevísteme a mí y no a él que miente. Transeúnte uno.—A mí señor, yo... Andy.—Calma, podemos entrevistarlos a todos... Transeúnte uno.—Aquí suceden milagros... Andy.—Sabemos... Señora.—Y los he visto... Andy.—¿Sí?... Transeúnte uno.—Yo tenía una inflamación en el recto, fíjese, la hinchazón era tal que no había... Joven transeúnte.—Más insólito es... Andy.—¿A ver? Uno por uno mejor... Transeúnte dos.—No podía ver y ahora veo... Transeúnte tres.—Mi esposa me ama ahora... T ranseúnte cuatro .—Listen, I learned to speak English and now I have a job...

-21-


Monos azules en Times Square

Andy.—Eso señor es un verdadero milagro... Señora.—Milagro es el mío. Andy.—¿Cuál? Transeúnte cuatro.—El hecho de que aprendí a hablar en inglés... Señora.—Yo lo aprendí mejor. Si quiere hágame la entrevista en inglés: escuche mi pronunciación (dice algo en inglés con acento británico muy culto, en clara diferencia con el español un poco ramplón que habla). ¿Ve? Pregúnteme a mí porque ese señor no habla bien inglés. Andy.—Uno por uno, por favor. Señora.—¿Les van a dar más importancia a los hispanos? Transeúnte cinco (Afroamericano). —I don’t speak Spanish but I’d like to be interviewed anyway. I’ve seen them too....talk to me. Transeúnte cuatro.—Los vi hablando... Andy.—¿A quién? Transeúnte cuatro.—A los monos... Andy. —¿Ellos hablan? Señora (Señalando al Transeúnte cinco).—Miente, es hispano.... Transeúnte seis.—I haven’t seen anything. Señora.—That’s because you are Irish. Only Latinos can see them. Transeúnte cinco.—African Americans too! I saw them over there, in those windows. Señora.—Estamos invadidos. Andy (Al Transeúnte cinco).—No le entiendo señor. Todos a su tiempo tienen el mismo derecho. (Al Transeúnte seis) ¿Me decía usted señor? Transeúnte cuatro.—That they’re performing miracles. I mean the Blue Monkeys...

-22-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Señora. (A Andy).—¿Usted lo entiende? Andy.—Hago el esfuerzo. Señora.—No vayan a usar esta información los enemigos de la nación. Transeúnte tres.—¿No será éste un comunista colombiano? Transeúnte seis.—What did you say? Señora.—¿Será terrorista? Andy (Cambiando el ritmo de la entrevista, evadiendo a la Señora y al Transeúnte tres. Mirando a las cámaras, hacia la teleaudiencia. Alto).—Señores y señoras aquí están sucediendo milagros. Y parece ser que los ha visto un trabajador del área. Esperemos los acontecimientos después de unos anuncios comerciales...

Oscuro

-23-


Escena Cuarta —Un día y varias horas— Mariano aparece, con Jhony Cabrera, en el mismo lugar de la Escena Tercera, mirando hacia las pantallas visiblemente molesto. Ven al fondo las imágenes en la que se muestra la escena anterior donde Andy entrevista.

Mariano.—¡Qué está haciendo ese Andy del carajo? Jhony Cabrera.—Entrevistando. Mariano.—¿Y Ariana? Jhony Cabrera.—En la camioneta. Mariano.—No me refiero a eso. Jhony Cabrera.—¿No oye? Mariano.—Me refiero a que está politizando esa mierda de la entrevista. Jhony Cabrera.—¿No oye bien señor? Mariano. —Te estoy hablando de otra vaina. Jhony Cabrera (Nervioso).—Sí, señor, quiero que se olvide del asunto de los turistas. Mariano. —¿Qué son, árabes? Jhony Cabrera.—No señor. Mariano.—¿Por qué coño hablan así? Jhony Cabrera.—Cálmese señor, todo está controlado. Mariano.—Claro como el dinero no lo pones tú. Jhony Cabrera.— No me lo recuerde. Mariano.—Yo soy tu señor, pero tutéame de una vez, ¿quieres? Jhony Cabrera.—Okey, no me saques las cosas en cara. Mariano.—¡Diles que corten! Política nada. Jhony Cabrera.—No podemos. Mariano.—Aquí el que paga soy yo. Jhony Cabrera.—Están anunciando a los milagros como querías.

-24-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Mariano. —¡Cambia a comerciales! Jhony Cabrera.—Pero... Mariano.—¿Ariana, dónde está Ariana? Jhony Cabrera.—En la camioneta, como te dije, con el director de vídeo. Mariano.—Comunícate con ella. Jhony Cabrera.—La comunicación está dañada. Mariano.—Con los dólares que gasto en esa mierda y resulta que ni siquiera por celular. Jhony Cabrera.—Bueno, por celular sí. Mariano.—¡Qué esperas, la foto? (Alto) ¡Apúrate! Jhony Cabrera.—Voy. Mariano.—Comunícate con ella. Jhony Cabrera.—¿Y Andy? Mariano.—¡Comerciales, comerciales! Jhony Cabrera (A su celular).—¡Ariana?

Oscuro

-25-


Escena Quinta —El milagro de los monos azules— Aparece Andy en el lugar de la Escena Primera. Transeúntes hablando en árabe. En pantalla, comerciales.

Andy (Fuera de entrevista. A Vito).—¿Qué pasó? Vito.—Mariano quiere comunicarse contigo. Andy.—¿Quién? V ito .—Dice Ariana que quites de cámara a los árabes… Andy.—Coño y desde cuándo racismo… Vito.—Entre tú y ese Mariano ya no puedo ni sostener la cámara. Andy.—Y qué quieres que haga. Vito.—No sé, resuélvelo tú. Si quieres te paso el celular. Me habla Ariana. (Entre tanto los transeúntes árabes hablan entre sí. Se interrumpen) Transeúnte árabe (Habla con acento árabe).—¿Qué pasa por qué no nos entrevistan? Transeúnte árabe dos (En árabe).—Estamos aquí porque suceden milagros. Transeúnte árabe (En español).—Será que habrá el milagro que todos esperamos. Andy (Ya calmado).—Son muchos los milagros. Transeúnte árabe dos (Igual).—¿Qué dice el señor de la televisión? Andy (Al Transeúnte árabe).—¿Qué dice el señor? Vito (A Andy).—Pregunta qué quiere decir usted. Andy (Al Transeúnte árabe).—Dígale que aquí están sucediendo todo tipos de milagros. Transeúnte árabe (Al Transeúnte árabe dos).—El dice que aquí suceden milagros.

-26-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Transeúnte árabe dos (En árabe).—¿Qué tipos de milagros? Andy (Al Transeúnte árabe).—Qué dice… coño esto se está medio enredando… Vito.—Sí, sigue. Después veremos mejor qué quiere Mariano. Transeúnte árabe dos (En árabe con algo de español).— Nos dijeron que aquí suceden milagros. Transeúnte árabe.—Dicen que escuchan a los extranjeros a unos monos azules que aparecen… Transeúnte árabe dos (Igual).—… Nos escuchan a nosotros los extranjeros… Transeúnte árabe.—… Pero nos han dicho que sólo los latinos ven… Transeúnte árabe dos (Igual).—…¿Es verdad que nos tienen a los extranjeros un milagro reservado? Andy (A los Transeúntes).—Por eso estoy aquí, para investigar. Sabemos tanto como ustedes. Transeúnte árabe.—¿Quiere decir que no sabemos cuándo se va a producir el milagro? Transeúnte árabe dos (Igual).—Mejor nos vamos. Esto es cosa de hispanos. Andy (Al Transeúnte árabe).—¿Qué dijo? Vito.—Mejor cortamos acá y nos vamos al canal. Andy ( A Vito).—¡Corten y fuera!.

Oscuro

-27-


Escena Sexta —El otro milagro— En el lugar de la Escena Tercera estudio de Mariano.

Mariano. (A Ariana).—Viéndolo bien puede que tenga razón… Ariana.—Coño, pero estabas histérico cuando viste a los extranjeros hablando árabe… Mariano. —¡Y que querías? ¿Que viniera el gobierno y me clausurara el canal por puro gusto? Andy.—Es que tú no dejas a uno tener iniciativa. Deja que las cosas marchen con su propio ritmo, ¿Quieres? Mariano.—El ritmo lo impone la audiencia. Ya sabes, el rating. Andy.—Quién te entiende carajo. Ariana.—Dile a Andy lo que me habías dicho. Mariano.—Mira Andy. Andy.—…Creo adivinar ya… Mariano.—…Lo que quiero decirte es que a esto… Andy.—…Ya sé…, que a esto hay que sacarle provecho y que… Mariano..—Sé que tienes tus principios y demás cosas de periodistas recién graduados… Andy.—Dime las cosas sin necesidad de recordarme quién soy. ¿Está bien? Ariana (A Andy).—Se trata de hacer felices a nuestra gente… Andy (A Ariana).—No me digas que ahora te metiste a ultraísta… Ariana.—… ¡No te burles! Mariano. —¿Qué les pasa a ustedes dos? Ariana (Como no dejando descubrir sus sentimientos reales hacia Andy).—Nada (A Mariano) ¿Me pediste que lo convenciera de la idea de Jhony Cabrera. -28-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Mariano.—Sí, ¡pero no que pelearan como marido y mujer!... Andy (Evadiendo la situación ante Mariano. No quiere que le descubran sus sentimientos hacia Ariana).—No te preocupes, Mariano, estoy entendiendo. ¿Y dónde está Jhony? Mariano.—Ya viene. Andy.—Recuerda que no tenemos mucho tiempo. Mariano. —¿Me lo vas a decir a mí? Andy.—Bueno, después de todo tú eres quién paga. Ariana (Entrando Jhony Cabrera).—Está llegando Jhony. Mariano.—A ver Jhony, ¿ya tienes el informe? Jhony Cabrera.—¡No se han dado cuenta que el canal de la competencia ya está en el lugar! Ariana.—¡Coño! Andy.—¡Se lo dije! Mariano.—Pon Ariana el canal a ver qué está sucediendo… (A partir de este momento se transfiere el espacio teatral hacia otra escena, hacia la estación del metro. Introducen una escena dentro de la otra) Reportero.—Señora está frente a las cámaras. Señora.—Sí, dígame hijo. Reportero.—Nos contaba fuera de cámara que usted había recibido un milagro. Señora.—Es que no quisiera que fuera delante de las cámaras… Reportero.—No nos quite el entusiasmo por saber de la noticia. Todos esperamos con ansias lo que tiene que decirnos… (Se desvanece la imagen de esta escena para dar lugar a la anterior) -29-


Monos azules en Times Square

Andy.—¿Qué le dije Mariano? Mariano.—¡Coño! ¿Acaso no hay nadie en la estación del «Times Square»? Ariana.—Claro, Mariano, pero no podemos estar pisándoles los talones a los reporteros de la competencia. Mariano. —¡Tendrán que mamarles el culo si es necesario! Ariana.—¡Por favor! Andy.—Creo que perdemos el tiempo… Mariano. (A Jhony Cabrera).—Espero que tengas una buena idea. Jhony Cabrera.—¡Bien pensada jefe! Mariano.—Soy todo oídos. Jhony Cabrera.—Tenemos que descubrir un buen milagro. Mariano. (A Jhony Cabrera).—No me digas que tú crees en esa vaina de los milagros. Jhony Cabrera.—¿Tú no? (El resto ríe sarcásticamente) Mariano.—Yo no sé si son ciertos o no, pero funcionan. Ariana.—Jhony, dinos de una vez qué tienes. Jhony Cabrera.—Bueno, sencillo, hagamos un programa en vivo… Andy.—Ya tenemos el programa «Casos Insólitos» Jhony Cabrera.—Pero no es en vivo. Ariana.—¿Entonces? Andy (A Jhony Cabrera).—¿Qué hay de sorpresa en eso? Ariana (A Andy).—Mi amor (Se da cuenta que cometen un error), perdón… Mariano.—¿Qué te pasa Ariana? Ariana.—Es que con tanto enredo ya me estoy confundiendo.

-30-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Mariano. —Cuidado con una vaina te vengo diciendo… Jhony Cabrera.—…y así la competencia no nos puede ganar. Andy (Evadiendo lo que es inevitable).—Es fácil… Mariano.—Siempre y cuando el que financie sea yo, claro… Ariana (A Mariano).—No hay otra manera de hacer. Mariano. —Acepto lo que dices porque el número del rating no se equivoca. Andy.—Tanto es así que con el asunto de los árabes subió inmediatamente un punto. Mariano.—¡Carajo, estás muy pendiente! Andy.—Es mi trabajo… Mariano.—¡Tu trabajo es entrevistarlos! Ariana.—Pero una cosa no resta la otra. Mariano.—De acuerdo, pero me quieren decirme cómo vamos a llamar la atención con el milagro o con lo que sea. Jhony Cabrera (A Mariano).—Se está corriendo el rumor de que los milagros sólo les sucede a los hispanos. ¿Cierto? Mariano. —Qué con eso. Jhony Cabrera.—Nuestra programación es para la comunidad hispana. Mariano. —Así es: somos el campeón de los hispanos. Ariana.—Pero mi amor es hora de aprovecharnos de esa oportunidad. Mariano.—No perdamos tiempo… Andy.—Ya tengo algunas ideas. Músicos (Cantan a ritmo de merengue, en cualquier lugar del escenario).— No se vayan, no se vayan ... -31-


Monos azules en Times Square

mantengan la sintonía, que ya viene el gran milagro

de nuestra Virgen María. Se lo trae su canal, el campeón de los hispanos, No se vayan, no se vayan, que tenemos más milagros. Cuál será cuál será Será la cura del cáncer Cuál será cuál será Será la paz y la alegría Cuál será cuál será Ganarse la lotería Cuál será el gran milagro de nuestra virgen María

Oscuro

-32-


Segundo Acto Escena Primera —El milagro de la señora— En la estación «Times Square». Aparece Andy entrevistando y anunciando, como en cualquier programa de concurso.

Andy.—¡Bienvenidos señoras y señores a nuestro programa en vivo «Casos Insólitos»! ¡Hoy estaremos aquí. El «canal 42» no se moverá de la estación y descubrirá la razón de este fenómeno que ha acontecido en nuestra ciudad. Quédense con «Canal 42», el campeón de los hispanos, y descubrirá este misterio. Tenemos con nosotros a una persona que dice haber recibido un gran milagro. (A la Señora mexicana) Señora, ¿nos puede contar cómo le sucedió? Señora mexicana.—Le voy a decir cómo fue… Andy.—Sí, señora, muchos de los televidentes necesitan saber qué está pasando. Señora mexicana.—Siempre tengo … Andy.—Vea hacia la cámara… Señora mexicana.—Ah… como le decía, jugué un numerito de la lotería. Donde está, allá, el afichito de la virgen, cerca de donde aparecen los monos azules le pedí a la virgen que me ayudara… Andy.—¡Y qué pasó? Cuéntenos al programa único en su serie: «Casos insólitos» ¡ahora las veinticuatro horas en vivo desde el lugar de los acontecimientos! Y en su «canal 42» Ariana (Fuera de cámara).—¡Andy, Andy! Pasamos a comerciales. (Sale de escena). Andy.—… ¡Y todo es patrocinado, sin fines de lucro, por velones «Santa fe» el mejor apoyo que tienes

[33]


Monos azules en Times Square

para tu fe es velones «Santa fe» siempre ten presente a tus amigos de «Santa fe» (Pausa. Cambios en pantalla) Señora mexicana.—Y entonces… Andy (Fuera de cámara).—Espere señora ya la atendemos… Señora mexicana.—Pero… Andy.—No dejes de visitar la tienda por departamentos religiosa más completa y única en su estilo, psicólogos, medicina curativa, asesoría religiosa, todo en una tienda. (Cambia. Andy posa, con una sonrisa hipócrita, propia de la publicidad televisiva, junto con la Señora mexicana. pausa larga) Andy.—Y díganos ¿qué sucedió entonces? Señora mexicana.—Se hizo el milagro, ¡me gané la lotería! Andy.—¿Cuánto ganó señora? Señora mexicana.—Mil dólares, la gran cantidad de mil dólares. Andy.—Todos ganan con el gran programa «Casos insólitos». Señora mexicana.—Yo llamaría a esa señora… Andy.—Cuál señora, ¿su madre? Señora mexicana.—No hijo, la señora que está haciendo los milagros. Andy.—Ah… ¡Díganos entonces cómo la llamaría!… Señora mexicana.—La «Virgen de lo s monos azules». Andy.—¡Qué hermoso nombre! ¡La Virgen de los monos azules! ¡Muy poético! Díganos señora, ¿cree usted en milagros?

-34-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Señora mexicana.—Claro, es la virgen, yo la vi. Andy.—¿Podría describírmela? ¿Cómo es? Señora mexicana.—Es algo así como nublado… Andy.—¿Nublado? Señora mexicana.—Sí, ella aparece entre una especie de niebla fresca y al fondo se ven algo así como monos azules. Andy.—¿Monos azules? Señora mexicana.—Sepa usted que la niebla que cubre a la virgen y a los monos es azul. Andy.—Gracias señora… Señora mexicana (Se le va dejando de un lado, como si lo que va a decir no fuera importante ahora).—Me faltaba decirle que esa señora es milagrosa. (En la escena Andy busca a entrevistar a otras personas, transeúntes curiosos ante las cámaras) Señora Transeúnte (Con acento a inglés).—¿Qué tanto escándalo? Andy (Interrumpe a la Señora transeúnte).—Señora, usted ¿No ha visto o sentido los milagros? Señora Transeúnte.—¡No ver aquí hay personas quieren trabajar! Andy.—Esta señora en vivo, en este programa «Casos insólitos» ¿Qué puede decirnos? Señora Transeúnte.—¡Quiero es irme trabajo! Yo no ver nada. Andy.—¿Y pasa todos los días por esta estación? Señora Transeúnte.—Todos días ¡yo tener trabajar! Milagros ser cosas por «Latinos» yo no creer vírgenes, creer mi trabajo. Andy.—No la interrumpimos más. (Andy busca entrevistar a otro transeúnte) -35-


Monos azules en Times Square

Andy.—¡Joven, joven!... Transeúnte.—Are you talking to me? Andy.—Queríamos preguntarle si conoce de los monos azules… Transeúnte .—Perdoun, no españoul. Andy.—I just want to ask you if you’ve seen the blue monkeys... Transeúnte.—Blue monkeys? Yo no ver nada... Andy.—Señoras y señores los rumores son ciertos. Los monos azules, ahora, «La virgen de los monos» parece que sólo la han visto los hispanos… (El Transeúnte se retira. Comerciales en la pantalla, en la que se proyectan comerciales y anuncios del programa «Casos insólitos».)

Oscuro

-36-


Escena segunda —Como niebla en el azul— Aparece una hombre puertorriqueño empujado por un indigente hacia los rieles del tren del metro, todos se enteran. Hay conmoción por la tragedia, se preocupan ante el inminente crimen. Todos rodean al Señor siniestrado, se escucha una voz: «Le han cortado las piernas». Las cámaras corren al lugar. Toman al Indigente dos. Esta escena se desarrolla, a su vez como hemos sugerido, entre escenas. Una después de la otra, en espacios diferentes del escenario.

Indigente dos (Atrapado por el Guardia).—¡He cumplido mi mandato. Sabía que Dios me escogería. ¡Soy el elegido!... Guardia.—Cállate hombre que bastante daño has hecho… ¡Loco!... Guardia dos.—Estarás loco, pero ¡para la cárcel vas! (Cambio de escena) Ariana (A Andy).—¡Algo sucede cerca de los rieles! Andy (Contesta fuera de cámara).—Tengo que terminar la entrevista… Ariana.—Hombre ¿no te das cuenta que la gente grita?... (Se dejan escuchar voces: — ¡El loco lo asesinó!» — Sobrevivió sin las dos piernas. ¡Qué terrible! — Miren se está levantando. — ¡Es un milagro! — Oh Dios, es un milagro). Ariana.—¡Escuchas! (Cambio. En la otra escena) Guardia.—¿Qué coño está pasando!

-37-


Monos azules en Times Square

Guardia dos.—Dicen que el hombre está vivo y parece que sí. Guardia.—¿Vivo? Sería un milagro. Guardia dos.—Los latinos creemos en los milagros. Voz de mujer.—¡Está vivo! Voz de hombre.—¡Miren aún conserva sus piernas! Voz de mujer dos.—¡Se está levantando! Voz de hombre.—¡Es cierto!... (Cambio. En otra escena) Transeúnte dos.—Te decía que eran unos estrafalarios. Transeúnte uno.—Los latinos. Transeúnte dos.—Aquí nos han dejado solos con la entrevista. Transeúnte uno.—Deberíamos quejarnos con el alcalde de Nueva York. Transeúnte dos.—Estos tienen cada vez más poder. Transeúnte uno.—Para mí son unos fanáticos. (Cambia a la otra escena. Esta vez aparece Andy y Vito con el Indigente dos) Andy (Al Indigente).—¿A que milagro se refiere usted! Indigente dos.—Soy dueño de la palabra de Dios ¡Dios es amor! Con mi muerte Dios sabrá justificarme. Vito (A Andy).—¿Estas seguro que debo filmar a éste? Andy.—Que no se te ocurra una idea diferente. Indigente dos.—En los rieles que se ciernen sobre la arista del mar vienen con su humedad hasta tus pies a burlarse del arrepentimiento… Vito.—Este tipo está loco. Indigente.—Soy el elegido. (Se dejan escuchar voces: —¡Gloria a Dios! —¡Dios te ama! —Es el día del Mesías. —¡Aleluya! —¡Ha llegado la hora, Cristo te ama!)

-38-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Vito.—Esto está cada vez mejor. Andy.—Filma. (Los guardias retiran de escena al Indigente) Guardia.—Vienes con nosotros. Indigente (Alto).—¡Soy la revelación! Guardia.—Sí, claro, en la cárcel. (Salen dando lugar a la otra escena. Ambas escenas se van entremezclando paulatinamente). (Aparece el Señor Guardia)

puertorriqueño

acompañado por el

Ariana.—¡Señor, señor! Señor puertorriqueño.—¿Dónde estoy? Ariana (Al guardia presente).—Déjeme hablar con el señor. Estoy autorizada por el alcalde. Guardia.—Sólo le daré cinco minutos. Ariana.—Serán suficientes. Señor puertorriqueño (A Ariana). ¿Cómo llegaste aquí? Ariana.—No importa… cuéntenos su historia. Señor puertorriqueño.—Estoy bendecido. Ariana.—Qué quiere decir. Señor puertorriqueño.—Me daba por muerto cuando fui lanzado por ese indigente a los rieles del tren. Ariana.—¿Ha sido un milagro? Señor puertorriqueño.—Claro, ¿acaso no lo ve? Ariana.—Dicen que había perdido las piernas. Señor puertorriqueño.—No es tanto así… Ariana.—¿Cómo se siente entonces? Señor puertorriqueño.—¡Ay bendito! Que la virgen me ha hecho un milagro. Ariana.—Dicen que han sido unos monos azules.

-39-


Monos azules en Times Square

Señor puertorriqueño.—Bueno, yo vi al principio, cuando me acercaba, un bello mono, de linda piel, pero… Ariana.—…¿Pero! Señor puertorriqueño.—De pronto sentí que me lanzaba al vacío, a la muerte pues… Ariana.—¿Y que sintió después? Señor puertorriqueño.—Que al ver dos monos azules… Ariana.—… Entonces vio a los monos azules… Señor puertorriqueño.—¿Me va dejar contar o no? Ariana.—Claro señor. (Cambia. Busca al camarógrafo) ¡Vito, Vito! Vito (Entrando a escena).—¡Voy, voy! Ariana.—¿Y Andy! Vito.—Entrevistando. Ariana.—¡Que venga! Señor puertorriqueño.—Si no tengo las cámaras, no puedo hablar. Soy un testimonio.

Oscuro

-40-


Escena tercera —El concurso— En el estudio de Mariano con Jhony Cabrera.

Jhony Cabrera (A Mariano).—¡Realmente eres un hombre de grandes ideas! Mariano. —Soy el dueño. Jhony Cabrera.—No es para tanto. Mariano.—Jhony, entiende de una vez que sólo… Jhony Cabrera.—Los hombres inteligentes son los que tienen el poder… Mariano. —Así es. Acéptalo. Jhony Cabrera.—Qué más se puede decir al dueño de la televisora… Mariano. —No te sobrepases… Jhony Cabrera.—No, lo digo en serio… Mariano. —En estos momentos deben estar entrevistando al supuesto señor puertorriqueño. (Ríen sarcásticamente). Jhony Cabrera.—Mejor no se me podía ocurrir. Mariano.—Claro, a ti no se te ocurre nada, sino cuando estás cerca del día de cobro. Jhony Cabrera.—Otra vez sacándolo en cara. Mariano. —Como si eso te preocupara… Jhony Cabrera.—A veces no es como tú crees. Mariano.—Okey, no vamos a entrar aquí en una ética del trabajo o algo parecido. Y escucha bien lo que te voy a decir… Jhony Cabrera.—Te escucho, siempre y cuando no se enteren Andy y Ariana… Mariano. —¡A mi mujercita la controlo yo! Jhony Cabrera.—Por cierto jefecito, ¿Dónde encontró ese actor?...

-41-


Monos azules en Times Square

Mariano. —… ¡Coño no me interrumpas más! Jhony Cabrera.—Pongámosle algo de humor jefecito. Mariano. —¡No me digas más jefecito! Jhony Cabrera.—Recuerde mi aumento. Mariano. —Pero tendrás que cuidar que no la vayan a cagar. Jhony Cabrera.—Me encargaré de eso jefecito. Mariano.—¡Carajo, lo digo en serio! No me digas más jefecito o te mando a la mierda. Jhony Cabrera.—Está bien, perdóneme señor Mariano. Mariano.—Así está mejor. Nadie sabrá nada. Sólo el actor y nosotros que para esa vaina les pago bien. (A partir de aquí la luz va cediendo hasta oscurecer) Jhony Cabrera.—No se preocupe, seré una tumba. Mariano.—Más te vale. Será fácil, vamos a hacer, en el programa que tenemos ya en vivo, que escojan entonces a tres personas por medio de elección electrónica…

Oscuro

-42-


Escena cuarta —Casos Insólitos— En el lugar de la Escena segunda del Segundo Acto cuando entrevistan al Señor puertorriqueño. Ariana permanece vigilante.

Señor puertorriqueño (Mientras lo entrevistan).—He sentido la presencia de Dios y creo que tengo una misión… Andy.—¿No sintió miedo? Señor puertorriqueño.—Claro, al principio confieso que me creía muerto. Andy.—¿Nos explica? Señor puertorriqueño.—Es lo que trato de hacer. Al principio todo era nubloso, se me confundían las cosas… Andy.—¿Porqué estaba tan cerca de los rieles? ¿Qué pasó? Señor puertorriqueño.—Ya le dije, todo era nubloso… Andy.—¿Entonces? Señor puertorriqueño.—Tendrá que escuchar con calma, se trata de la virgen. Por eso estaba allí. Seguro me sentía que se trataba de Dios todo ese asunto de los monos azules. Andy.—Y por qué se sentía tan seguro. Vito.—Coño Andy, ¡Concreta pana! Tengo hambre, terminemos de una vez. Andy (Sin prestarle atención a Vito).—¿Quién hizo el milagro? Señor puertorriqueño.—Creo que no estás entendiendo. Andy.—No es por mí, sino por los televidentes. Señor puertorriqueño.—¿Por qué no dejas que esa niña (Señala a Ariana) me entreviste? (Se le va acercando a Ariana y queriendo salir de cámara). -43-


Monos azules en Times Square

Andy.—Señor, señor, ¿Hacia dónde se dirige? Ariana.—¿Quién, yo? Señor puertorriqueño.—Siento que Dios me tiene un mensaje. Ariana.—¿Por qué me lo dice señor? A ndy (Acercándose con el camarógrafo, V ito ).— ¡Pensamos que es una gran oportunidad que toda la comunidad latina escuche la conversación de este señor! Señor puertorriqueño (A Ariana).—Tengo fe que me escucharás. Ariana.—¿Qué tengo que escuchar señor? Señor puertorriqueño.—Que tenemos la misión de ayudar a muchos. Andy (A las cámaras).—Señoras y señores se ha hecho ¡El gran milagro! Ariana (Fuera de cámaras, a Andy).—¿Qué piensas hacer conmigo carajo? Andy.—Cálmate, recuerda que estamos ante cámara. Ariana.—¿Qué importa? Me has dicho en este programa (Cínica) «Casos insólitos» se vale todo. Andy.—Pero hay normas (Al Señor puertorriqueño). Señor puertorriqueño.—Las normas las impone Dios, sólo Él. Andy.—Amigos televidentes somos el único canal de televisión que transmite en vivo un gran milagro. Ariana (A Andy).—¿A qué te refieres? Andy (Por lo bajo).—Síganle la corriente… Ariana.—Creo que con esto no se juega, ¿No te parece? Señor puertorriqueño (Mientras Ariana y Andy hablaban).—Tengo un mensaje de Dios para ustedes. Ariana (Al Señor puertorriqueño).—¿Cómo se siente tan seguro?

-44-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Señor puertorriqueño.—Dios me ha dado el don de la palabra. Ariana.—¿Cómo? Señor puertorriqueño.—Los monos azules. Andy.—Señor, ¿de dónde es usted? Señor puertorriqueño.—De la Isla del Encanto. Andy.—Ah… allí son muy creyentes. Señor puertorriqueño.—Sí de eso tengo que hablar. Ariana.—¿De los monos? Señor puertorriqueño.—Azules, monos azules, Andy.—Como pueden ver televidentes no se retiren de nuestro canal pronto sabrán el misterio de los monos azules. (Oscuro para dar paso a la pantalla. Imágenes de publicidad que alude al programa «Casos insólitos». Regresan de forma abrupta a la escena anterior) Señor puertorriqueño.—El Señor… Andy.—¿El Señor, se refiere…? Señor puertorriqueño.—Al Señor, ¿No crees en Dios? Andy.—¿Nos habla de un milagro? Señor puertorriqueño (A Ariana).—Ya sabía hija que éste (Señalando a Andy) no cree en nadie. Voz de transeúnte.—¡Sí creo! Voz de transeúnte dos.—También yo. Voz de transeúnte tres.—¡Ha llegado el gran milagro! Voz de transeúnte dos.—¡Arrepiéntete! Voz de transeúnte cuatro.—¿Otra vez! Señor puertorriqueño.—Es un pedido de Dios. Andy.—Señor, no nos ha dicho nada de su milagro. Ariana.—¿Es cierto que había perdido las piernas? Transeúnte.—Creo que el milagro soy yo.

-45-


Monos azules en Times Square

Ariana (Al Transeúnte).—¿Usted también? Vito (Sordamente).—¿Sigo filmando? Andy (Aprovecha la ocasión).—Aquí en vivo… Ariana (Le sigue).—En «Casos insólitos» todo es posible porque hemos descubierto un milagro. Transeúnte.—El milagro soy yo. Ariana.—Todos quieren saber del milagro. Andy (Manteniendo el entusiasmo).—Todo sucede, hombres y mujeres que encuentran el milagro que esperan. Señor puertorriqueño.—Sus corazones están cerrados, no entienden. Andy (Al Señor puertorriqueño).—No se altere, apenas en tres días… Ariana.—...han sucedido tantos milagros. Transeúnte.—Y yo soy uno de ellos. Transeúnte dos.—Sí, tengo cosas que decir. Ariana (Al Transeúnte).—¿Cuáles cosas? Andy.—Y en «Casos Insólitos» tenemos más milagros». Señor puertorriqueño (Canta).—Oh, Virgen de los monos azules. Oh Virgen de los monos azules… Andy.—Y el gran milagro se ha consumado… Señor puertorriqueño (Normal).—No han entendido nada todavía. Andy.—Díganos de una vez… Ariana.—…Cual es ése gran milagro… Vito (Sorprendido).—¡Miren! Ariana.—¿Qué sucede? Señor puertorriqueño.—Soy el elegido… Vito.—¿No vieron? Andy. —No, ¿qué? Ariana.—Sí, ¿qué? Transeúnte.—Yo. El milagro.

-46-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Vito.—Un rostro de la señora… Señor puertorriqueño.—…, La palabra…. Vito.—El rostro… Ariana.—¡Coño, qué? Vito.—Los monos azules… Transeúnte.—Yo soy los monos azules… Señor puertorriqueño.—El milagro es hoy. Hoy es el día. (Canta) la palabra, el señor… Vito.—Coño, allí … (Señala hacia el ventanal) Ariana (Al Camarógrafo).—¿Quieres ser más específico? Andy.—Estimados televidentes hasta nuestro camarógrafo... Ariana (A Vito).—¿No me digas que tú también…? Vito.—No sé, pero lo estoy viendo. Andy.—Apunta la cámara hacia allá… Vito.— Es lo que estoy tratando de hacer… Andy.—… No dejes de filmar… Ariana.—¡Esto es un milagro! Transeúnte.—El milagro soy yo. Allí en el ventanal es una mentira… ¡Dios es la verdad! Madre (Al Señor puertorriqueño).—Señor, señor (Ariana no permite que se le acerque) Vito.—¡Allá en el ventanal la virgen… Transeúnte.—¿La virgen? No creo en vírgenes. «No adorarás imágenes»… Vito.—…La virgen con monos azules… Transeúnte (Alto, ríe).—¡Dios, perdónalos, no saben lo que ven! Voz de transeúnte dos.—¡Yo lo que veo es a una mujer desnuda! Transeúnte.—¡Que Dios los perdone!

-47-


Monos azules en Times Square

Señor puertorriqueño (Reza).—«Dios te salve María. Llena eres de gracias. El señor es contigo y bendito es el fruto de tu vientre Jesús» Andy.—¡Está rezando! Ariana.—Dejémoslo en paz para que se concentre en su oración… Vito.—El rostro de la virgen estaba acompañado de monos azules. Andy.—Entonces llamaremos ahora en adelante a nuestro programa «El milagro de la virgen de los monos azules»… Madre (A Ariana).—¡Déjeme pasar señorita! Ariana.—Espere que hay oportunidad para todos… Madre.—… Es que sólo vengo a darle las gracias. Ariana.—¿Las gracias? Madre (Mientras Ariana busca sacarla de escena).—Este señor puertorriqueño ha salvado a mi hija. Ariana.—Debemos continuar con el programa. Madre (Saliendo).—¡Ha hecho que mi hija vuelva a caminar!... Ariana (Con la madre fuera de escena).—Y continuamos con los milagros… Madre (Desde bastidores).—El señor es un santo, un santo…(!) Señor puertorriqueño.—Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores ahora y la hora de nuestra muerte… Ariana.—Nuestro señor reza por nosotros. Andy.—Esperemos qué tiene que decirnos. Parece que nos va a hablar. Ariana.—Y ha dejado de rezar… Vito.—¿Por qué nadie me cree?

-48-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Andy.—Nuestro camarógrafo está conmovido. Por eso, amigos hemos estado fuera de cámaras, sólo hace tomas al ventanal. Ariana.—Dicen que desde allí se ve a la «Señora de los monos azules»… Vito (Aún extasiado).—Virgen… Ariana.—Perdón, «La virgen de los monos azules» Señor puertorriqueño (Pausa larga).—He recibido un mensaje importante… Ariana.—Esperamos por usted. Señor puertorriqueño.—Un hombre… Ariana.—¿Quién, está aquí con nosotros? Señor puertorriqueño.—No. Andy.—No entiendo (Al Camarógrafo) Cambia la imagen enfoca aquí. Ariana.—¿Entonces? Señor puertorriqueño.—Pidió ganarse la lotería mega y acaba de ganar. Ariana.—¿Cómo lo sabemos? Señor puertorriqueño.—Pronto llamará para confirmarnos su testimonio. Ariana (A su celular).—Sí, es cierto me están llamando para decírmelo. Vito.—Tal rating de audiencia es un milagro. Andy.—No se preocupen televidentes. No hay que tener miedo. Aquí todos está con el milagro. Incluso, ¡El camarógrafo! Señor puertorriqueño.—Y vendrá un milagro mayor. Andy.—Y cuándo señor. Ariana.—Sí, cuándo. Señor puertorriqueño.—Pronto vendrá. Transeúnte.—Pronto vendrá. Voz en off.—Pronto vendrá

-49-


Monos azules en Times Square

Señor puertorriqueño.—Pero hay una condición… Andy.—¿Cual? (Pausa interrumpe la escena) Vito, ¿quieres dejar de poner la cámara hacia el ventanal? (Cambia al Señor puertorriqueño) ¿Cuál señor? Vito (Abstraído aún).—¿Me dices?... Señor puertorriqueño.—¡Prestar atención al pedido de la señora…! Andy (Como animador).—¡Vamos a descubrir el milagro! … la cámara Vito. Vito.—¿Ah…? Señor puertorriqueño.—La señora está muy dolorida con tanto pecado. Se preocupa por la gente, el dolor que están sufriendo y la pérdida de la fe. Ariana.—¿Y cuál es entonces su condición? S eñor puertorriqueño .—Que debemos de rezar mucho… Andy.—… Lo sabía… Ariana (A Andy).—Deja que termine. Señor puertorriqueño.—Sí pero tenemos que hacerlo en el 42… Andy.—Ya lo oyeron: ¡en el Canal 42! Ariana.—¡Donde el latino escucha SU voz! Señor puertorriqueño.—En este momento han empezado a rezar los latinos pero allá dice que hace falta que recen en inglés. Transeúnte.—No me digas que esta señora es de la «migra» y nos reportará. (Sale). Ariana (Al Transeúnte mientras este sale de escena).— Sólo nos está pidiendo que recemos. Transeúnte (Alto desde bastidores).—Huyan, regresen. Voz en off.—Great. Transeúnte.— No hay milagros. El milagro soy yo. Voz en off.—A Miracle? Where?

-50-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Transeúnte.—Corran, corran…, ¡Arrepiéntete!... el milagro soy yo… (Repite hasta que desaparece la voz.) Voz en off.—Go back to the Alamo… Ariana (Al Transeúnte como buscando su regreso).— Vuelva acá. No son los de inmigración. Señor puertorriqueño.—Se preocupa por todos sus hijos… Andy.—Señor, ¿por qué los milagros sólo les ocurre a los latinos? Señor puertorriqueño.—… No sé… ¿Quiere que vaya a preguntarles? Ariana.—Bueno… Señor puertorriqueño.—Debo acercarme al ventanal, pero nadie debe seguirme… (Se desplaza rezando hasta la escena del ventanal). Ariana.—¿Andy, Vito…? Andy y Vito.—¿Sí?... Ariana (Aún se dejan escuchar voces entre bastidores).— No se han dado cuenta (Pausa) ¿Escuchan? Esa gente no deja de rezar… Andy.—Sí, ¿qué?... Vito.—Sigo filmando. Estoy tomando al señor mientras llega a el ventanal. Se detiene, reza. Viene el milagro. Ariana.—No, me refería a que no nos contó de cómo recuperó las piernas. Y los televidentes querrán saber… Vito.—A veces un rumor se convierte en un milagro. Andy.—No entiendo. Vito (Mirando hacia el ventanal).—Los milagros no están para entenderlos… Ariana.—Él, está rezando… Andy.—No…, jugando tenis… (!)

-51-


Monos azules en Times Square

Ariana.—No son momentos para bromear… Andy.—Ponle un poco de humor. Ariana.—Y tú, Vito, ¿No me digas que ahora crees en eso? Vito.—Filmo y creo en lo que veo. Andy (Como animador).—¡Otro gran milagro! Quédense con nosotros. No cambie de canal! Vito.—Sólo digo lo que veo. Lo que filmo. Ahora creo. Andy.—¡Queridos y estimados televidentes! Un milagro. Acaso, ¿existe mayor milagro que éste?... Vito.—Te estás tomando muy en serio todo. Andy.—¡Nuestro camarógrafo dice, ya que no le pueden escuchar, que la «virgen» ha hecho un milagro. Todos.—¡Oh…! (Excepto Ariana) (A partir de este momento la escena centra, la mirada del espectador, en Ariana y Vito mientras que la escena anterior continúa al margen con Andy) Ariana (Por lo bajo, a Vito).—¿Por qué miente? Vito.—No está bien de la cabeza. Ariana.—Mi Andy… Vito.—¿Tu Andy? Ariana.—Ya sabes… Vito.—… Ve con cuidado. Te vas a meter en un problema. Ariana.—Lo amo. Vito.—Si te descubre Mariano… Ariana.—Mariano, hace todo cuanto le pido. Vito.—Te vas a quemar por jugar con fuego. Ariana.—Con el dinero que vamos a ganar aquí, tendremos suficiente para retirarnos. Vito.—No me meto en tus problemas.

-52-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Ariana.—Tú lo sabes y no es que me gusta la idea. Pero qué puedo hacer desde que nos encontraste en el camerino… Vito.—Hubiese preferido no toparme con eso… Ariana.—Por eso te pido tu silencio… Vito.—Ariana, estoy concentrado en mi trabajo. Como tú, quiero ganarme un dinero y retirarme. Estamos a mano. Ariana.—Algún día sentirás lo que es encontrarse con tu amada, con la persona que te hacía sentir que en él puedes ser diferente. Es el aire que te refresca el labio… Vito.—… Sí claro, ¿por cierto Ariana?... Ariana (Se siente interrumpida).—¿Sí?... Vito.—Amiga, usted tiene unos senos muy bonitos. Coño, los más bonitos de toda Nueva York. Ariana.—¡Coño respétame! ¿Eso es lo único que puedes decir? Vito.—Qué más que tener unos senos bien paraditos, torneaditos y bronceados. Es demasiado amiga en una sola mujer… (Ríe). Ariana.—Coño te comportas como todos los hombres, sólo sexo… (Al fondo se escucha la voz de Andy interrumpiendo esta escena y dar lugar a la continuidad de las escenas) Andy.—¡Estás filmando Vito? Ariana (Cómplice).—Ya sabes, no le digas a Andy que estoy embarazada de él… Vito.—… Te he dicho antes que puede ser de Mariano… Ariana.—No. Es de Andy.

-53-


Monos azules en Times Square

Vito.—¿Ariana? Ariana.—¿Sí? Vito.—No me metas más en esta vaina, ¿quieres? Ariana.—¡Cuidado! Allí viene Andy. Vito (Cambia).—¡Claro Andy! Haciendo mi trabajo. Andy (A los televidentes).—El señor regresa y viene. ¿Andy? Toma este gran momento de la historia. Andy, queridos amigos, es nuestro camarógrafo. Ariana.—El señor regresa rezando. Andy.—Esperemos escuchar qué tiene que decirnos. Señor puertorriqueño.—La señora, nuestra amada madre está llena de amor y ternura para todos nosotros. Y me ha dicho que se hará un último y gran milagro. Vendrán otros milagros, pero este último será un signo del último milagro. Porque tendremos que creer… Andy (Al Señor puertorriqueño).—Ella, ¿Le ha hablado en español? Señor puertorriqueño.—Sí, pero eso no es lo más importante. Ariana.—¿Y los monos azules? Señor puertorriqueño.—Los «monos azules» son como la rosas, como el agua en otras apariciones sagradas de nuestra señora. Ariana.—¿Como las rosas? Señor puertorriqueño.—Son el camino entre su divinidad y nosotros, los fieles. Un acto de amor. Andy.—Pero, ¿por qué «monos azules»? Ariana.—Así se comporta la señora, la virgen, nuestra madre… Andy.—… ¿También tú? (Cambia, se da cuenta que está frente a cámaras) otro milagro. No cambien de canal que aquí los milagros son uno tras el otro.

-54-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Señor puertorriqueño.—Vendrá ese milagro. En mí se ha hecho con la renovación de la fe. Por eso estoy aquí. Ariana.—¿Y cuál es ese milagro? Señor puertorriqueño.—Mañana se anunciará este milagro. Andy.—Es todo. Ariana.—¿Y a qué hora? Señor puertorriqueño.—Deben estar en rezo y, esperar porque habrá un solo milagro. Y después los monos azules desaparecerán para siempre... con la Virgen... Andy.—Esperemos en nuestro programa «Casos insólitos» manténgase en nuestro «canal 42», estaremos las veinticuatro horas. (Música de fanfarria anunciando el programa. Imágenes en pantalla)

Oscuro

-55-


Escena quinta —La mentira de Juanma— En el estudio de Mariano.

Mariano (Alto).—¡Jhony! Jhony Cabrera (Desde bastidores).—Voy señor. Mariano.—Coño nunca estás cuando se te necesita. Jhony Cabrera (Entrando).—Aquí estoy, señor, señor… Mariano.— ¿Y eso, que me llamaste señor? ¿Ahora soy importante? Jhony Cabrera.—Claro, señor, ahora usted es muy importante. Mariano.—Aquí siempre he sido importante. Jhony Cabrera.—Dime para qué soy bueno. Mariano.—Creo que ese Juanma se está tomando eso del milagro muy en serio. Jhony Cabrera.—¿Juanma? Mariano.—Sí, estúpido, Juanma, ¿quién más? Jhony Cabrera.—Coño es verdad…, no recordaba que éste es el actor puertorriqueño. Mariano.—Nunca estás pendiente de nuestros intereses. Jhony Cabrera.—Tampoco me has aumentado… Mariano.—Ya te ofrecí una tajada en esta producción. Jhony Cabrera.—Esa producción es una idea mía. Mariano.—No me vengas con esa vaina. Jhony Cabrera.—Bueno, señor, estoy a sus órdenes. Mariano.—¿Ves? Jhony Cabrera.—¿Qué? Mariano.—¿Qué más? lo que está haciendo Juanma. Jhony Cabrera.—Le dije que era un buen actor. Mariano. —No me refiero a eso sino a lo del milagro. Jhony Cabrera.—¿Lo del milagro?

-56-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Mariano.—Quién le dijo a ese Juanma lo del milagro. Jhony Cabrera.—Es la sorpresa que le tengo. Mariano.—Espero que sea algo bueno… Jhony Cabrera.—Téngalo por seguro. Mariano.—Dime de una vez si es que quieres conservar tu trabajo. Jhony Cabrera.—Cuando me escuches… Mariano.—¡Habla de una vez! Jhony Cabrera.—Para esta idea… Mariano.—… Al grano, al grano… Jhony Cabrera.—Bueno, bueno déjeme terminar… Mariano.—Apúrate que no tengo todo el día… Jhony Cabrera.—A este actor. Mariano.—¿Juanma? Jhony Cabrera.—Sí, Juanma, cualquiera. Le pedí que pensara es un milagro. En un milagro grande que se le hará a la comunidad latina… Mariano.—¡Lo tengo! Jhony Cabrera.—¿Qué? Mariano.—Estúpido, el milagro. Jhony Cabrera.—Sin insultos… Mariano.—Como tu mente no da para entenderlos, te lo voy a explicar lentamente… Jhony Cabrera.—… Sin insultos… Mariano.—¡Salvemos a una niña…! Jhony Cabrera.—¿Niña? Mariano.—Anunciamos una niña con una enfermedad terminal. Jhony Cabrera.—¿Cáncer? Mariano.—Eso estará bien. Jhony Cabrera.—¿Ves que tengo buenas ideas también? Mariano.—Y luego de ese milagro anunciamos el gran milagro…

-57-


Monos azules en Times Square

Jhony Cabrera.—… Ajá… Mariano (Delirando).—Que se apruebe la ley de «amnistía de inmigración»… Jhony Cabrera.—Eso no es posible… Mariano.—Lo sabemos… Jhony Cabrera.—Mejor buscamos a una actriz en vez del actor. Mariano.—Hecho.

Oscuro

-58-


Escena sexta —La niña dominicana— En la estación «Times Square».

Andy.—La madre de esta niña asegura que se ha hecho un gran milagro. Se ha curado de cáncer. Ariana.—¡Es un gran milagro! Andy.—Y con nosotros está el doctor que lo confirmará. ¿Ariana?... Ariana.—Sí, aquí estoy con el doctor. Andy.—¿Doctor? Doctor.—¿Sí? Dígame. Andy.—¿Cómo podemos confirmarlo? Doctor.—Tengo todas las pruebas que lo acreditarán así. Ariana.—¿Nos explica doctor para que quede el testimonio? Doctor.—Al principio, pensé que esto de los «monos azules» que ustedes anunciaban era una farsa, pero cuando la madre vino con la niña… Andy (A la madre).—¿Usted presenció el milagro? Madre.—Claro les juro que ha sido nuestra virgen… Andy.—Pero ¿qué tiene que decirles al público? Madre.—Nada diferente a lo que nos pueda decir el doctor… Andy (Al Doctor).—¿Doctor? Doctor.—No hay mucho que explicar Ariana.—¿Nada!... Doctor.—… Quiero decir que sencillamente aquí lo que hay es un milagro. Andy.—Es difícil que un doctor lo reconozca. Doctor.—Los doctores también tenemos fe. Ariana.—¿Quiere decir que usted tiene más fe en Dios que en la ciencia? -59-


Monos azules en Times Square

Doctor.—No exactamente. Andy.—Lo importante aquí es que se ha dado un gran milagro. (Se escuchan aplausos de alegría) Doctor.—Correcto, de eso se trata. (En pantalla se muestra otras partes de la ciudad en las que se están dando nuevos milagros) Andy.—¡Como ven en pantalla, parece que esto de los milagros es en todas la ciudad! Ariana.—Cuesta creerlo. Andy.—Pero es una gran realidad. Son milagros de la virgen. Transeúnte uno.—De la Virgen del Carmen. Transeúnte dos.—De la Caridad. Transeúnte tres.—La de Guadalupe. Indigente dos.—A mí también me ha sucedido un gran milagro. Andy.—Sí señor, no se preocupe, nuestras cámaras son para todos… (Se enajena) porque en el «canal 42» tenemos la verdad. Ariana (Al Indigente).—¿Qué tiene que decirnos? Indigente dos.—¿Saben por qué soy un hombre indigente? Ariana.—Ha dicho indigente. Indigente dos.—Claro yo era un profesional nicaragüense y, por no tener trabajo, ni «green card» no me era posible alcanzar el «sueño americano». Tuve que pedir en la calle. Andy.—¿Entonces?..., ¿qué sucedió después?...

-60-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Indigente dos.—Me tiré al abandono y por ello duermo entre estos rieles y en esta estación que llaman «Times Square». Ariana.—¿Y qué le hizo recobrar la sensatez? Indigente dos.—Vamos aclarar algo: nunca he estado loco. Dije indigente, no loco. Andy.—No se preocupe señor, perdone a nuestra productora que se encuentra emocionada… Indigente dos.—Está bien muchacho, permítame explicarle con detalles algo: me dijo la virgen… Ariana.— … ¿La virgen le habló? Indigente dos.—¿Acaso no lo sabe? claro que me habló. Andy.—Otro testimonio más. Ariana.—Un gran milagro más. Andy.—Porque en el «canal 42» decimos la verdad. Ariana (Al Indigente).—Escucharemos de una vez lo que tiene que decirnos. Indigente dos.—La virgen hará que se cree una «Ley de amnistía» para que todos los latinos podamos gozar de esa ley y ser, como todos, ciudadanos norteamericanos. Andy.—Acaso, ¿no nos miente señor? Indigente dos.—O sea, dejar de ser nicaragüense para ser gringo, yanqui, americano o como mejor quieran. Ariana.—¿La virgen le habló en español? Indigente dos.—Sí, claro… Andy.—¿Usted niega ahora de su condición de nicaragüense? ¿Es eso lo que nos quiere decir? Indigente dos.—Yo le rezo, mire (Señala un lugar), allá, donde duermo todas las noches. Y lo hago en español. A veces en inglés.

-61-


Monos azules en Times Square

Andy.—Entonces, ¿tiene fe? Indigente dos.—¡Claro! Ariana.—Todas las noches. Indigente dos (A Andy).—No ponga en duda mi fe. Andy.—¡Otro gran milagro señores televidentes! Madre (A Andy).—Señor animador quería pedirle al gobierno, ahora que mi niña está sana, que… Andy (A la Madre).—¡Las cámaras son suyas! Sólo deme un minuto. Indigente dos (Interrumpiendo).—Y me rezó en español. Ariana.—Seguro que lo ha hecho en español… Indigente dos.—No ponga en duda la fe señorita. Ariana.—No, sino que aquí ya empiezan a quejarse porque sólo a los latinos se les está haciendo. Madre (A Andy).—¿Ya me puedo retirar?... ya que no me dejan hablar. Andy.—Ah… (Ríe nerviosamente, propio de un animador) habíamos olvidado nuestro milagro… A riana (Como animadora).—En el «canal 42» no podemos olvidarnos, somos los primeros en las necesidades de nuestra gente… Vito (A Ariana Por lo bajo).—¿Cuál es la diferencia, no es la misma gente? Ariana.—Claro que no. Vito.—No entiendo… (Andy hace gestos de inconformidad a Vito como diciéndole, no descuides la cámara) ¿No te das cuenta que la cámara no tengo que moverla mucho? Madre.—¿Me puedo ir? Andy.—Veremos que está pasando aquí. Por una parte tenemos a la Madre con la niña salvada del cáncer, y por otra parte, el milagro del señor… Andy (Igual).—¡ Y la gente no para de llegar a la estación «Times Square» -62-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Vito (A Andy).—¿A quién tomo en primer plano? Andy.—Déjale eso al estudio. Tú, sigue con la cámara. Ariana (A su celular).—¡Aló? Sí está bien Mariano. Les diré, pero, espera no le pares a ese ridículo de Jhony. Vito (Por lo bajo a Ariana).—Si no me paga las horas extras ese Manager… Ariana (A la Madre).—Señora, producción me está diciendo que le harán al señor nicaragüense y a usted un programa especial. Andy.—¡Tendremos mañana a las siete de la noche un programa especial!... Ariana (Por lo bajo a Vito).—¿Y quién le dijo a éste la hora? Vito (Igual).—Se me va a meter en tremendo lío con Mariano. Ariana (Igual).—Asunto de él… Andy (Extasiado).—¡He comenzado a sentirme inspirado, sé que también la fe me ha tocado!... Ariana (Por lo bajo).—Creo que todo el mundo aquí se está volviendo loco. (Cambia. Como animadora) y entonces, señora, señor, tendremos mañana la gran noticia, el gran milagro... Indigente dos.—Pero la señora… Madre (Interrumpe con toda intensión).—La señora, nuestra madre me ha dicho que todos deben saberlo mañana. Si así es que sea la palabra de Dios…

Oscuro

-63-



Tercer Acto Escena Primera —La Amnistía— En el estudio de televisión de Mariano, el Indigente dos y Ariana, esta escena se ve reflejada en la pantalla creando escenas simultáneas

Mariano (Frente a cámaras).—Hoy amigos televidentes, como ustedes saben, ya tenemos treinta y seis horas de transmisión ¡continuas! Hoy tenemos con nosotros, ahora en el estudio a parte de sus protagonistas. A quienes ustedes ya conocen por ser una de las más famosas productoras y animadoras de televisión, Ariana!... Ariana (Como animadora).—¡Hola Mariano!... (A los televidentes) ¡Hola queridos amigos! Mariano.—Y a mi derecha están esos protagonistas. Esteban que ya han conocido por nuestras pantallas. Indigente dos.—Buenas noches… Mariano (Ríe nerviosamente).—Querrás decir, buenas tardes… Indigente dos.—… Buenas noches… Mariano (Igual).—Buenas tardes…, (Evadiendo) y con nosotros a nuestro público de siempre en nuestro programa «Casos insólitos» (Se dejan escuchar los aplausos del público del estudio) Mariano.—El público así lo quiso y así se lo hemos traído. Comenzaremos por preguntarle a Esteban… ah… pero no nos olvidemos de Amelia, la señora Amelia que también nos tiene su milagro... Amelia (Confundida).—¿Cómo están?... Mariano.—¿Amelia?

[65]


Monos azules en Times Square

Indigente dos.—Buenas noches… Ariana.—Sí señor Esteban ya nos honró con su saludo… Madre.—Vengo porque Dios me lo pide… Ariana.—Y todos estamos esperando… Madre (En éxtasis).—Cantemos… (Canta una melodía religiosa, el resto se extraña. Indigente dos, Sonríe) Ariana (Algo confundida, pero se deja llevar por la situación).—Recemos… Indigente dos.—Mejor , oremos… Mariano (Aparentando respeto).—Para nuestro público será lo mismo… Indigente dos.—Díos me dice que no. Madre.—Mi destino es Dios… Indigente dos.—Mi destino es Dios… Ariana (Al público).—Así son los milagros. Mariano.—Esperemos querido público… Ariana.—¿Se encuentran con Dios? Indigente dos.—Debes esperar hija… Madre.—Esperen por la virgen, nuestra madre… Ariana.—¿Esperar? Mariano.—Mientras, vamos a escuchar los testimonios directamente desde el lugar de los acontecimientos. Te escuchamos Andy… ¿Andy, nos escuchas?... esperamos contacto entonces haremos contacto con Andy que se encuentra en el «Times Square» ¿Andy?... Voz de Andy.—Sí, conmigo mucha gente. Mariano.—Esperamos los testimonios. Voz de Andy.—Sí, ya vemos que están rezando. Esperamos por el rezo de la Madre. Mariano.—No hay problema… Voz de Andy.—También siento al milagro de la virgen de los monos azules como aquí le han llamado.

-66-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Mariano.—Quieres explicarnos mejor cuando dices que «sientes el milagro de la virgen de los monos azules». Voz de Andy.—No sé, tendrías que estar aquí… Mariano.— Mantente en el lugar. Por acá la cosa se está poniendo interesante. Señora Amelia, ¿ése es su nombre cierto? Madre.—Es el nombre que me pusieron los «Gentiles» Mariano.—¿Los gentiles? Ariana.—Es cuando por ser… Mariano.—… Deja que sea Amelia que nos explique… Madre.—Cuando recibes la bendición de Dios, vuelves a nacer… Ariana.—Sí, porque tienes la bendición… Mariano (Con una sonrisa nerviosa, propio de un hombre de poder de la televisión).—¿Ariana?, de que sea la señora que explique. Ariana (Contrariando a Mariano).—¿Y el señor Esteban? Mariano (Igual).—En su momento hablamos con el señor Esteban. Madre.—A mí Dios me ha dado esa bendición. Indigente dos.—También a mí. Ariana.—¿Y los monos azules? Indigente dos.—Los monos azules no son importantes, «no veneres imágenes ni esfinge alguna». Madre.—Hay que venerar a la virgen María. Indigente dos.—Las esfinges no son Dios. Mariano.—Esta conversación se ha puesto interesante. Ariana (Represiva a Mariano).—Creo que estos no son momentos de jugar ante los televidentes. Mariano.—Nuestros televidentes quieren saberlo todo (Madre, se encuentra en éxtasis rezando).

-67-


Monos azules en Times Square

Ariana.—Shhh…, hagamos silencio que Amelia se encuentra rezando. Madre.—Es la hora del gran milagro. Indigente dos.—Sí, la hora del gran mensaje. Mariano.—Andy. Voz de Andy.—Sí, aún estoy escuchándote bien. Mariano.—Pídeles a la gente allí que acompañe en oración a la señora Amelia. Ariana.—Según entiendo, el señor Esteban tiene algo que decirnos… Madre.—Aquí, acompañada de mi hija, la madre la veo en estos momentos… Mariano.—¡Andy! ¿Me escuchas? Voz de Andy.—Lo escucho y lo veo. Mariano.—Dile a uno de nuestros camarógrafos que ponga la cámara en el lugar. Voz de Andy.—¿Le digo a Vito? Mariano.—¡No importa quién lo haga! Al editor de imágenes, a Vito, para nuestro público es igual (Se desdobla en animador) En «Casos insólitos» todo es posible (Pausa. Sonríe, extraño) ahora tendremos el rezo de la señora… Ariana.—La señora Amelia… Mariano (Igual).—¡Silencio! La señora se concentra, hagamos silencio y acompañemos desde nuestros televisores… Ariana.—… Pero el señor Esteban también. Mariano.—Ni interrumpamos que… Ariana.—¡Miren! (Asume la misma actitud de Mariano) el señor, Esteban está, como dice él, orando. Mariano (Igual).—En «Casos insólitos» tenemos un momento con Dios. Voz de Andy.—Desde aquí se siente…

-68-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Ariana (Como animadora, a veces confunde un rol con otro).—Tenemos un encuentro con Dios… Mariano.—Entonces es hora de hacer silencio (Pausa larga. Todos esperan el minuto de silencio). Madre.—«Padre nuestro»… Ariana (Desdoblada por la ambición del programa).—… «Que estás en el cielo!»... Madre.—… «Santificado sea tu nombre»… Indigente dos.—¡Arrepiéntete! Madre.—«Véngase tu reino»... Mariano (Con desdijo).—Amén. Indigente dos.—Habrá un gran milagro. Ariana.—¡Para quién? Indigente dos.—Para la comunidad latina. Mariano (Cambia, ambicioso).—¿Cuándo! Ariana.—Sí, ¿cuando? Indigente dos.—Pronto. Mariano (Igual).—¿Y en qué consiste? Indigente dos.—¡Habrá una amnistía! Mariano y Ariana.—¿Para quién? Madre.—…«hágase tu voluntad»… Indigente dos.—Para los latinos. Mariano.—¿Cuándo! Ariana.—¿Dijo pronto? Indigente dos.—Sí, pronto. Madre.—… «Así en la tierra como en»… Indigente dos.—Pronto… Ariana.—Pero anúncienos a nuestros televidentes cuándo será… Indigente dos.—Tendrán que esperar en oración. Madre.—«…el cielo»… Voz de Andy.—Estamos esperando en oración. Indigente dos.—Todos deben reunirse…

-69-


Monos azules en Times Square

Ariana.—La señora Amelia ha terminado de rezar… Indigente dos.—En el lugar… Ariana.—¿A qué hora? Indigente dos.—Se les avisará. Voz de Andy.—La gente acá quiere saber si la «Virgen» les dijo eso. Ariana.—¿Y no es la virgen entonces? Madre.—Es nuestra madre. Mariano (Con intención de mentir).—Espero con ustedes el momento. Indigente dos.—Así será.

Oscuro

-70-


Escena Segunda —El amor es un milagro— Ariana y Andy, en cualquier lugar de la ciudad, aparecen besándose. La luz va en ascenso.

Ariana.—Te amo. Andy.—Te amo. (Se besan de nuevo). Ariana.—¿Sabes? Andy.—Sí, me amas. Ariana.—No me refiero a eso. Andy.—¿Acaso ya no me amas? Ariana.—No es eso. Andy.—Ya sé, quieres que busque… Ariana.—¿Andy? Andy.—No te preocupes después que pase todo… Ariana.—De eso es que te quiero hablar. Andy.—No quiero escucharte… Ariana.—… No voy hablar de Mariano sino de nosotros (Se le acerca, lo besa). Andy.—Me confundes. Ariana.—¿Temes mi amor? Andy.—Claro que no. Ariana.—Quiero hacerte el amor… Andy.—... ¿Entonces? Ariana.—Sólo que ahora siento tu cuerpo diferente. Andy.—Ah… no. No me vengas con esa vaina. Ariana.—Me refiero a otra cosa. Andy.—Te voy a decir algo. Ariana.—Escúchame. Andy.—Te escucho. Ariana.—Ya no puedo amarte igual. Andy.—Esto de andar entre dos amores… Ariana.—No, no Andy.

-71-


Monos azules en Times Square

Andy.—¿Qué quieres que te diga? Ariana.—No me mal interpretes… Andy.—Coño Ariana claro y que sea convincente. Ariana.—Escucha. Te amo… Andy.—Ajá… Ariana.—Te amo, pero he tomado una decisión… Andy.—¿Regresar con Mariano? Ariana.—Quiero amarte también de espíritu, no sólo de cuerpo. Andy.—¿Qué coño estás diciendo? Ariana.—Hablo en serio… Andy.—Yo, más que nunca, porque ese Mariano… (Ariana lo abraza efusivamente) ¿Qué sucede? Ariana (Llora, se mantiene en brazos de andy).—Es que el amor para mí no es igual. Andy.—Cálmate. Ariana.—Desde que la virgen… Andy.—¡Ah! Es eso. Ariana.—No es tan sencillo. Andy.—No me digas que eso ha afectado lo nuestro. Ariana.—Creo que es un pecado la manera que he estado amándote. Andy.—Resulta que amarme es un pecado. Ariana.—Me refiero a que tengo que hablar con Mariano. Andy (Ríe).—¿Crees que te va dejar tranquila? Ariana.—Lo digo en serio. Andy.—Me dará una patada por el culo. Ariana.—Debo hacerlo. Andy.—Y lo nuestro para el carajo. Ariana.—Al contrario, vamos a sincerarlo. Andy.—Pienso que lo de la virgen es serio, pero no entiendo tu cambio.

-72-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Ariana.—Cómo puedo amarte igual después de ese milagro en la vida. Andy.—¿Milagro? Ariana.—La virgen. Andy.—¿Quieres decir que también te vas a comportar como esa ridícula de Amelia. Ariana.—Dejemos eso de un lado. Y hablemos de lo nuestro. Andy.—Siempre te he dicho que hacemos el dinero y nos vamos. Ariana.—Ya no lo veo tan sencillo. Andy.—Nos metemos en este peo de los «monos azules» y nos vamos. Ariana.—Me confundes. Andy.—Sabes que quiero aprovechar el momento. Ariana.—Pero yo te hablo de amor. Andy.—Siempre hemos hablado de amor. Ariana.—Te hablo de amor sincero. Andy.—También yo. Ariana.—Me refiero a que las cosas ahora no pueden ser iguales. Andy.—¿Después del milagro? Ariana.—Así es. Andy.—Te dije, mi amor, que después de esto nos retiraríamos. Ariana.—Es que no me refiero a eso. Andy. —Explícate porque te noto algo altruista. Ariana.—Mi amor, para amarte, debo hacerlo en la fe. Andy.—Sí, estoy entendiendo. Después que la gente se canse de esto… Ariana.—Me refiero a que el amor de verdad debe estar contenido de la verdad, no de mentiras. Andy.—Claro, para ti es sencillo, con el dinero de Mariano, lo tienes resuelto. -73-


Monos azules en Times Square

Ariana.—Andy, hablo de que te amo de verdad, que la «virgen de los monos azules» ha producido un milagro en mí. Andy (Ríe).—No te creo que ahora el dinero no te importa. Ariana.—Es diferente. Andy.—Me hablarás de eso después de que se sepa quién es el que se beneficia con el milagro. Ariana.—Ya no es tan importante (A partir de aquí se van desnudando poco a poco en la medida que desciende la luz). Andy.—¿Crees realmente en ese milagro? Ariana.—Sí, la «virgen» es verdad. Andy.—¿Y en los monos azules? Ariana.—En el amor. Andy.—¿En el nuestro? Ariana.—La virgen es amor. Andy.—Prométeme que nos iremos después de ésta. Ariana.—Pero créeme, te amo. Andy.—Prométemelo. Ariana.—¿Andy? Andy.—Estoy aquí. Ariana.—¿Me amas? Andy.—Me iré contigo después del gran milagro. Ariana.—Pero, ¿me amas? Andy.—De quien dudo es de Mariano. Ariana.—¿Crees en la virgen? Andy. —En los milagros. Ariana.—Entonces crees. Andy.—Más en mí. Ariana— Me confundes con tu ambición. Andy.—Tú, lo sabes, eres mi mayor ambición. Ariana.—Me da vergüenza que me toques.

-74-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Andy.—Déjate de vainas y hazme el amor. Ariana.—¿Crees que en ti habrá un milagro? Andy.—Sí así lo siento. Ariana.—¿No te sientes como inspirado? Andy.—Creo que seré el próximo milagro. Ariana.—Así lo creo (Se besan, hacen el amor)

Oscuro

-75-


Escena Tercera —La primicia de los monos azules— En el estudio de Mariano, con Ariana, Jhony Cabrera y Andy.

Mariano (Entrando muy alterado).—¡Estamos jodidos! La audiencia quiere ver a los monos azules. Los teléfonos no paran de timbrar. Andy.—Me lo esperaba. ¿Y ahora? Mariano.—En vez de hacer preguntas idiotas, piensa en una solución. Ariana.—¿Y si contratamos actores y los disfrazamos de monos azules? Mariano.—Mmm... Jhony Cabrera.—Demasiado riesgoso. Después podrían revelar la verdad. Mariano.—Les pagaremos bien para que no hablen. Jhony Cabrera.—No sé...demasiado riesgoso. Mariano. —¿Entonces? Jhony Cabrera.—Déjame pensar... Andy.—Es hora de decir la verdad. Mariano.—¿Cuál verdad? Andy.—La de los monos azules. Mariano.—Eso es precisamente lo que queremos hacer. Nos debemos a nuestro público. Jhony Cabrera.—¡Ya! ¡Lo tengo! ¿Qué quiere la audiencia? Mariano.—Ver a los monos azules. Jhony Cabrera.—No señor. Mariano.—Explícate. Jhony Cabrera.—Lo que el público quiere es saber, no, perdón, creer que existen. Verlos no les interesa. Mariano.—Habla en cristiano.

-76-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Jhony Cabrera.—Yo me entiendo. Mariano.—¿Qué piensas hacer? Jhony Cabrera.—Tú no te preocupes. Déjalo todo en mis manos. Tendremos más audiencia que todos los canales juntos. Andy, busca a Vito, que prepare las cámaras, vamos a lanzar un boletín especial. Andy.—No quiero verme involucrado en tus mentiras. Mariano.—Haz lo que te dice. Ariana, ve tú también. Ariana (A Andy, por lo bajo).—Es mejor que hagamos lo que dice. (Ariana se lleva a Andy. Jhony Cabrera garabatea unas líneas en un papel. Mariano se queda cavilando. Regresan Andy yAriana, seguidos por Vito, que porta una cámara). Jhony Cabrera (Frente a cámaras).—Amigos televidentes, aquí nuevamente su Canal 42 ¡con una primicia que no la tiene ningún otro canal! A pedido de nuestra audiencia mañana al mediodía nos daremos cita en la estación Times Square para mostrarles a los monos azules. Hagan acto de presencia o sintonicen su canal 42 para que puedan ver este sensacional evento con sus propios ojos. ¡No se pierdan esta magnífica y única oportunidad de ver a los monos azules en carne y hueso! ¡Mañana al mediodía en Times Square por cortesía de Velones Santa Fe! ¡No se lo pierdan! M úsicos (Vestidos de mariachis. Cantan a ritmo de ranchera)— No se vayan, no se vayan, mantengan la sintonía, que verán monos azules ...

-77-


Monos azules en Times Square

mañana al mediodía. Los verán en carne y hueso junto a la virgen María, ya se viene el gran milagro mantengan la sintonía. Los velones Santa Fe en todo el mundo famosos les traen el gran milagro de estos monos prodigiosos. No se vayan, no se vayan, mantengan la sintonía, que verán monos azules mañana al mediodía. Los verán en carne y hueso junto a la virgen María.

Oscuro

-78-


Escena Cuarta —Ver para creer— En la estación del «Times Square» se encuentra Jhony Cabrera en pantalla: se deja ver y escuchar la algarabía del momento.

Jhony Cabrera.—¡Bienvenidos señoras y señores a nuestro programa en vivo «Casos Insólitos»! ¡Hoy el «Canal 42», el campeón de los hispanos, develará por fin el misterio que tiene a toda la comunidad latina sumamente consternada. Es la noticia del año y usted la está viendo en «Casos insólitos». La gente no deja de llegar a la estación Times Square porque todos quieren ver en vivo y en directo a los monos azules. Sí, amigos televidentes, tenemos en exclusiva a los monos azules que en pocos instantes se aparecerán ante nuestros ojos. Pero, atención, mucha atención: según han declarado ellos mismos, sólo podrán ser vistos por los hispanos, por aquellos hispanos que NO sean indocumentados NI tengan en su familia a personas indocumentadas. Recuerden: las personas indocumentadas y los parientes de indocumentados NO podrán ver a los monos azules. Ni aquí en la estación ni a través de sus pantallas. Así que si usted no puede verlos, NO diga nada, mantenga silencio, para que no se entere la migra. Mariano.—Este Cabrera es un genio. Un verdadero genio. Jhony Cabrera.—Señoras y señores, acaban de anunciarme que ya se acercan los monos azules a nuestras cámaras. En efecto, allí están...¿Los ven? Pero recuerden, si no pueden verlos, ¡NO digan nada!

-79-


Monos azules en Times Square

Andy (A Ariana).—Se ha vuelto loco. Yo no veo nada. Ariana.—Shhh...Que no te oigan. Jhony Cabrera.—Señoras y señores, qué emoción, aquí estamos viendo en vivo y en directo a dos monos azules. Señor, ¿qué le parece? Transeúnte hombre uno.—Mmm... interesante... Jhony Cabrera.—¿Lo puede ver? Transeúnte hombre uno.—Perfectamente. Jhony Cabrera.—¿Y usted, señora? Transeúnte mujer uno.—Perfectamente. Jhony Cabrera.—¡Y usted señor policía? Policía.—Clarísimo. Jhony Cabrera.—Señorita, ¿qué le parecen los monos azules? Transeúnte mujer dos.—Mmm... muy simpáticos. Jhony Cabrera.—¿Y a usted, joven? ¿Los ve? Transeúnte hombre dos.—Claro que los veo, qué se piensa, que no tengo papeles. Yo estoy aquí legal y toda mi familia también está legal. Jhony Cabrera.—Por supuesto, no se altere. Si no fuese así, no podría verlos ni escucharlos. ¿Qué han dicho? Transeúnte hombre dos.—Bueno, la verdad no estoy seguro porque... Jhony Cabrera.—No se me ponga nervioso, amigo, todavía no han hablado. Pregúnteles algo. Transeúnte hombre dos.—¿Qué? Jhony Cabrera.—Lo que usted quiera. Transeúnte hombre dos.—Bueno...Mmmm...¿Por qué han venido a Nueva York? Jhony Cabrera.—¿Los oyó? No me diga que no los oyó. Transeúnte hombre dos.—Sí sí, los oí, y muy claro. Ah, qué bien.

-80-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Jhony Cabrera.—Y usted, señora, ¿los oyó? Transeúnte mujer tres.—Clarísimo. Jhony Cabrera.—¿Y usted? Transeúnte hombre tres.—Clarísimo y en español. Jhony Cabrera (Al público presente).—¿Todos los oyeron? (El Publico dice cosas como «Sí», «Los oímos», «Clarísimo») Jhony Cabrera.—Entonces, usted, díganos qué dijeron. ¿Por qué han venido a Nueva York? Transeúnte hombre dos.—Porque...porque van a hacer un milagro. Jhony Cabrera.—¿Qué milagro? Transeúnte mujer dos.—El que todos queremos. Jhony Cabrera.—¿Cuál es? Transeúnte hombre uno.—¡Amnistía general para todos los latinos indocumentados! Jhony Cabrera.—¡Así es! Y ustedes lo han oído aquí en su Canal 42, el canal de todos los latinos! Miren, nuestros amigos los monos azules ya se retiran. Gracias, amigos, y hasta otra oportunidad...Y ustedes, queridos televidentes, mantengan la sintonía porque el milagro de la amnistía se lo traeremos, en cuanto se produzca, en vivo y en directo. Y ahora pasemos a unos mensajes de interés general.

Oscuro

-81-


Escena Quinta —La única salida— En el estudio de Mariano, con Ariana, Jhony Cabrera y Andy.

Mariano.—La cagaste. ¿Y ahora qué vamos a hacer? Todo el mundo está esperando el milagro. Jhony Cabrera.—La culpa no ha sido enteramente mía...tú me obligaste a... Mariano.—Déjate de excusas. Estoy harto de tus excusas. Jhony Cabrera.—Podríamos decir que los monos azules han desaparecido y que nadie sabe dónde están... Mariano.—Como lo del chupacabras... ¿Pero quién se lo va a creer? Jhony Cabrera.—Nuestra audiencia se lo cree todo. Andy.—Si te oyeran... Jhony Cabrera.—Es la pura verdad. Podemos decirles lo que se nos dé la gana. Ariana.—La gente no es tan tonta como tú crees. No podemos seguir engañándola. Mariano.—Pero lo podemos intentar. Cabrera tiene razón, es la única salida. Ariana.—¿Y qué vamos a decir? Jhony Cabrera.—Eso, que se fueron, que nos engañaron a todos... Andy.—Que se enojaron con los latinos... ¿Es eso? Jhony Cabrera.—Exacto. Que la Virgen se enojó con los latinos... Mariano.—Habrá que dar una explicación...¿Por qué habría de enojarse con los latinos? Piensen.

-82-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Jhony Cabrera.—Porque son unos vagos que no les gusta trabajar. Ariana.—Eso suena a racismo. Jhony Cabrera.—Sólo si lo dice un gringo. Andy.—Mejor decir que la Virgen se enojó porque hemos cometido demasiados pecados, sobre todo el de la codicia.... Mariano.—¡Ese! ¡Ese me gusta! Esta misma noche damos la noticia. Hay que prepararla bien, nada de equivocaciones. Cabrera, tú te encargas de darla. Andy.—Nuestro público me tiene más confianza a mí. Es mejor que yo les dé la noticia. Además, podemos presentar “testigos”, ustedes entienden.... Ariana.—¿Estás seguro...? Andy.—Me siento responsable. Mariano.—¡Así me gusta! La responsabilidad ante todo. Cabrera, tú prepara el texto, Andy se encargará de leerlo. Asegúrate de dejar bien en claro que el Canal 42 está exento de toda culpa. Ariana (A Andy, por lo bajo).—No sé si estás haciendo bien. Deja que Cabrera dé la noticia. Andy.—Debo hacerlo yo. Ten confianza en mí.

Oscuro

-83-


Escena Sexta —La toma de conciencia— En el estudio de televisión de Mariano, con Ariana y Jhony Cabrera. Andy aparece en pantalla. Andy.—¡Bienvenidos señoras y señores a nuestro programa «Casos insólitos» con una noticia de último minuto! ¡Y se trata, lamentablemente, de una muy mala noticia! El milagro que todos los latinos hemos estado esperando no se producirá porque los monos azules....porque los monos azules....nunca prometieron nada. Todo ha sido una equivocación, un delirio colectivo. Mariano (Desesperado).—¿Y a éste qué le pasa? ¿Se ha vuelto loco? Andy.—Ni siquiera estamos seguros que los monos azules existen. Mariano (Igual).—Cabrera, ¿por dónde carajo andas? ¿Qué mierda pasa? Andy.—Así es, amigos televidentes, los monos azules han sido un invento de todos nosotros, una necesidad de ver realizados en ellos nuestros sueños. El milagro de la amnistía no existe. Todo ha sido un engaño. Mariano.—¡Cabrera, corten! Este se ha vuelto loco. ¡Corten! Andy.—Así es, amigos televidentes, un engaño. Pero nadie nos ha engañado, excepto nosotros mismos... Jhony Cabrera.—¡Ahora mismo corto! Mariano.—¡Espera! ¿Qué dice? Andy.—...y ya es tiempo de abrir los ojos. ¡El milagro lo tenemos que hacer nosotros! No nos sentemos a esperar que la virgen o los monos azules nos concedan el milagro. ¡Hagámoslo nosotros! -84-


Isaac Goldemberg & Juan Martins

Mariano.—Déjenlo que siga. ¡No corten! Andy.—Desde este momento el Canal 42, SU canal 42, pone en marcha una campaña pro amnistía general para todos los indocumentados latinos y no latinos. ¡Sí, señoras y señores, el milagro lo tenemos que hacer nosotros! ¡Y lo tenemos que hacer ahora! Reunamos todas las firmas que podamos, millones de firmas, en una causa común. ¡Ese será el milagro! Mariano.—Qué buena estrategia publicitaria. Ya decía yo, este muchacho es un genio, sí señor, un genio. Andy.—¡Sólo tomando la iniciativa se producirá el milagro! Amigos televidentes, no se retiren, volvemos después de comerciales. (Se van desplazando a continuación una escena con otra a partir de este momento, como si todo lo ocurrido hasta ahora fuera sólo un programa cualquiera de televisión, dejando en un segundo lugar lo acontecido. Y sólo será importante la siguiente escena: Andy y Ariana se besan, hacen el amor entre pasillos, a escondidas, como huyendo de la escena anterior) Ariana.—Te deseo. Andy.—Te amo. Ariana.—¿Qué haremos? Andy.—¿Con qué? Ariana.—Con Mariano. Andy.—¿Importa todo lo demás cuando tú y yo nos amamos? Ariana.—Pero inventar todo esto sólo para que tú y yo tengamos algo de intimidad? Andy.—¿Ariana? Ariana.—¿Sí Andy? -85-


Monos azules en Times Square

Andy.—No me lleves al mismo hotel. Ya sabes que el dinero no me alcanza. Ariana (Mientras se besan lentamente)—Está bien. Andy.—Allí pensaré en otra idea. Ariana.—por eso te amo. (Continúan besándose). Oscuro

Fin de Monos azules en Times Square —Nueva York, 2006—

-86-


Índice Monos azules en Times Square Primer Acto. Escena Primera. —La entrevista—.9; Escena Segunda. «Celos».14; Escena Tercera. «Times Square».17; Escena Cuarta. —Un día y varias horas—. 24; Escena Quinta. —El milagro de los monos azules—26; Escena Sexta. —El otro milagro— 28.

Segundo Acto Escena Primera. —El milagro de la señora— 33; Escena Segunda. —Como niebla en el azul—37; Escena Tercera. —El concurso—41; Escena Cuarta. —Casos Insólitos— 43; Escena Quinta. —La mentira de Juanma—56. Escena Sexta. —La niña dominicana— 59. Tercer Acto Escena Primera. —La Amnistía— 65; Escena Segunda. —El amor es un milagro—71; Escena Tercera. —La primicia de los monos azules— 76; Escena Cuarta. —Ver para creer—79; Escena Quinta. —La única salida—82; Escena Sexta. —La toma de conciencia—84.