Page 1

0


A mi mujer Mabel, por su paciencia y aceptar haberse quedado sin vacaciones. A mi hija Paola, que ha pasado en la guarderĂ­a las horas que hubiera tenido que estar con su padre. A mis padres, por haber hecho el esfuerzo de tenerme y contarme todo lo que recordaban sobre la villa. A todos los albeldenses.

1


PRESENTACIÓN DEL TRABAJO

En 1985, el profesor de Historia Moderna de Aragón, Guillermo Redondo, nos propuso a los alumnos de quinto curso de carrera la realización de un estudio sobre nuestro pueblo o comarca. Fruto de aquella petición fue el trabajo sobre los Catastros de 1760 y 1817, que se habían salvado casi milagrosamente de la destrucción de los archivos de la villa durante la Guerra Civil en 1936. Mientras efectuaba el vaciado de los datos aparecieron diversos nombres de partidas difícilmente localizables, pero un estudio detallado del catastro de 1760 me ha permitido situarlas a casi todas. Ya entonces el actual alcalde Javier Torres manifestó su interés por ampliar el estudio de los topónimos de las partidas. Han pasado 15 años para que finalmente este estudio salga a la luz, en la confianza que nos ayudará a conocer mejor nuestra villa. He dividido el trabajo en dos grandes bloques, diferentes pero complementarios. El primero, referido al estudio de los catastros de 1760 y 1817, pero corregido y aumentado. Su título es Estructura socioeconómica de la villa de Albelda a través de los catastros de 1760 y 1817. En él se hace referencia a los cultivos, propietarios, economía complementaria y situación de la Iglesia. Aparecen ya casi todos los nombres de partidas actuales, que son estudiados en el segundo bloque, titulado La toponimia de la villa: partidas, calles y familias ilustres. Este bloque pretende definir el topónimo Albelda, y, en orden alfabético, el nombre de las diferentes partidas, su situación geográfica y una breve referencia documental si la hay. En cuanto a los nombres de las calles he querido hacer una evolución histórica y a la vez me he permitido el lujo de recorrer las calles desde Soldevila con la visión o recuerdos personales de un niño de los años 60 y 70. Habré olvidado muchas cosas y nombres, pero no ha sido mi intención y espero que nadie se sienta ofendido y sepa disculpar mi posible omisión. Los nombres de las familias tienen su doble cara, por un lado tenemos perfectamente documentados a los Miravet, Moncasi, Torres, Chicot, Cudós y Sangenís, pero por otro lado los Berché y Luzás son más esquivos por el simple hecho de no ser infanzones o no disponer de la documentación necesaria. Si lo hubieran sido sus familias estarían documentadas en los registros y podríamos hacer un recorrido por su árbol genealógico, pero no va a ser del todo posible y me limitaré a dar noticias sueltas. Espero que el lector aprecie ambos estudios, y, si lo cree conveniente, aporte sus conocimientos, por triviales que le parezcan , para una posible corrección y nueva redacción de algunos de los aspectos tratados. En ese sentido, les estaré muy agradecido.

2


ESTRUCTURA SOCIOECONÓMICA DE LA VILLA DE ALBELDA A TRAVÉS DE LOS CATASTROS DE 1760 Y 1817

3


Vista de la sierra de la Gessa. Foto Internet

4


5


I. INTRODUCCIÓN. 1.1. El catastro: su importancia y fines. El catastro es un sistema fiscal borbónico implantado primero en Cataluña a partir de 1716, y después proyectado para Castilla (1749-1756), que tiene como fin hacer un balance e inventario de la riqueza de una localidad, comarca…con tal de imponer una contribución o impuesto sobre esa riqueza, destinado a las arcas del Estado. Su establecimiento responde a preocupaciones de diversa índole:    

De orden fiscal, o reparto de impuestos territoriales agrícolas. De orden administrativo, o elaboración de proyectos de obras públicas o concentración parcelaria. De orden jurídico, o constitución de un verdadero estado civil de la propiedad agraria, que proporciona una absoluta seguridad a las transacciones inmobiliarias. De orden topográfico, o fijación detallada del espacio agrícola con sus divisiones, afrontaciones y tipo de cultivo.

El primer paso para la elaboración de un catastro es confeccionar un censo de vecinos o de propietarios, fijar los que están exentos, los que deben contribuir, la cuantía de pago, etc. En Aragón se hicieron entre los años 17101725 seis censos distintos, a los que se añadirán los de 1768-69, 1787 y 1797 con carácter general, y los de 1775 y 1776 con carácter fiscal y demográfico respectivamente. El censo permite fijar los contribuyentes, pero la contribución a pagar resultará de la confección del catastro. En 1734, Juan Antonio Díez de Arce, intendente de Aragón, dictó las provisiones para tal hecho:  En cada pueblo debían juntarse dos o más personas, que junto con el síndico procurador y los regidores, harían el reparto de contribución según el catastro en los lugares donde lo hubiere, y donde no, habría que hacerlo en el plazo de un mes.  Los pobres quedarían excluidos, y para cada persona se tenía que especificar la cantidad que había de pagar en reales y dineros.  El cuaderno debía guardarse en el Ayuntamiento, y si no lo hubiese, en poder del justicia del lugar.  Se debían hacer dos copias: una para la Intendencia General, a la que debía llegar a través del Corregidor del partido, y la otra se debía entregar al depositario de la contribución. Ambas irían firmadas.  Tras la recogida del reparto, los regidores deberían elegir un Depositario que supiera escribir para que cobrara el impuesto.  El reparto debía hacerse en Enero, para que se pudieran admitir recursos hasta Marzo, y había de pagarse en los primeros quince días de cada mes, y si no, el recaudador, que tenía copia del catastro, haría que el cobro lo hicieran los soldados, expresándose el número de éstos, para que cada contribuyente no pagara más, es decir, que diferentes soldados hiciesen pagar dos veces al contribuyente. 6


 El recaudador debía presentar su cuenta en la Junta de contribución todos los años, archivándose en la Contaduría del catastro. En 1761, las reglas para el cobro cambian de forma. Para el caso de Zaragoza, la Junta elabora el reparto, y lo pasa para su aprobación al Intendente. En cuanto a los pueblos, las normas son de 1772. La recolecta la harán los alcaldes primeros por meses y pagarán a la Hacienda a finales de Abril, Agosto y Diciembre, y si no lo hacen en quince días sufrirán otros tantos de cárcel, sustituyéndoles los alcaldes segundos. En el caso de que se quiera modificar el catastro el rey expresa: Siempre que cualquiera ciudad, villa o lugar tuviere motivo para arreglar de nuevo aquel catastro, porque se gobierna para repartir la contribución entre sus vecinos, me lo hará presente, para que si lo tuviere por justo, se los apruebe, y prevenga aquellas reglas que deberán observarse. Las anteriores normas sirven para formarnos una idea del sistema recaudatorio vigente en la monarquía borbónica. Mientras que en Castilla sólo se formó una vez un catastro general (el del marqués de Ensenada), en Aragón la formación y renovación del catastro era habitual, no en vano era un método punitivo por haber apoyado al archiduque Carlos en la Guerra de Sucesión (1700-1714). En 1765 se elaboró en Aragón un catastro general para fijar con exactitud la única contribución. En los pueblos de secano - caso de Albelda entonces- se dictó que cada pueblo hiciese una valoración exacta de todos los terrenos, casas y campos a través de peritos. En los de regadío, donde las cosechas son más seguras, se elaboró en función de la utilidad de la tierra. El resultado fue un total de 70.957.085 reales provenientes de la agricultura y 26.354.723 reales provenientes del ganado, comercio, artes, fábricas, etc, en total 97.313.808 reales. El catastro elaborado en Albelda se redactó 5 años antes que este catastro general, atendiendo a la orden dada por el Intendente General del reino de Aragón. Se constituyó así una junta de peritaje compuesta por los alcaldes Pedro Porquet y Joseph Palazín, junto con los regidores Joseph Pascual y Domingo Chicot, más el síndico prior Joseph Sarrado, que acordaron según acta reflejada al final del catastro, remitir el original al Intendente General para que lo aprobara y fijara la contribución. Por su naturaleza fiscal, el catastro adolece de algunos inconvenientes:   

Pude contener errores en su confección. Sufre ocultaciones de los declarantes. En ocasiones no cubre la localidad en su totalidad, lo que impide saber con exactitud quienes eran todos los propietarios.

A pesar de todo, sus resultados son ampliamente orientativos en una época en la que la estadística no era muy tomada en cuenta. Permite, en resumidas cuentas, una aproximación a la economía y sociedad de la España del siglo XVIII, y más concretamente, a la de una localidad como Albelda. 7


1.2. Objeto del estudio. El catastro va a permitirnos conocer varios aspectos de la vida socioeconómica de Albelda gracias a la plasmación de una serie de datos referidos a bienes inmuebles, tierras, olivares, viñedos, huertos, casas, corrales y solares. Con su estudio podremos establecer las diferentes categorías sociales de la villa, la presencia de grandes terratenientes frente a medianos y pequeños propietarios, la aparición de jornaleros, no nombrados implícitamente como tales, pero sólo poseedores de una casa de poca monta. Es de destacar la importancia de la Iglesia tanto en su faceta rentista de censales como en la de poseedora de tierras. La Iglesia, a través de censos*, diezmos* y primicias*, se constituirá en rentista, siendo la Colegiata la más beneficiada. Por otra parte, el catastro nos permitirá saber el tipo de cultivo existente, su distribución y su valor. Cuatro van a ser los grandes cultivos, en orden de importancia: olivo, tierra de labor, viña y huertos, intercalándose en una geografía a caballo entre el Prepirineo y la llanura del Ebro. El clima y los suelos serán decisivos en los cultivos, seguramente con producciones mediocres debido a la sequedad y a la presencia de masas salinas abundantes, como lo testifica la toponimia: Saladar, Espartal… Junto a las tierras, aparecen las casas, apiñadas en torno al castillo (lo que queda de él) y que van descendiendo hacia el llano formando calles nuevas que traspasan las antiguas puertas del recinto murado de la villa. Finalmente, establecida la suma del valor de tierras y casas, queda por reseñar la pesada contribución que suponen los censos de la Iglesia, entendidos como impuestos o gravámenes sobre bienes raíces, cuyo importe se dedicaba a la celebración de actos de actos religiosos, sobre todo misas. A pesar de no constatarse su producción, con el catastro podremos seguir más de cerca una estructura económica que se vio borrada con la construcción del canal de Aragón y Cataluña, que supuso una total reestructuración de tierras y cultivos, y, en muchos casos, de propietarios. 1.3. Las fuentes. Las fuentes utilizadas para este estudio han sido fundamentalmente dos:  Libros de visitas parroquiales.  Libros de catastros de 1760 y 1817. Los libros de visitas parroquiales ofrecen una amplia información acerca de la Colegiata de la villa, las capellanías, cofradías, sobre los ornamentos, altares, imágenes, vestimenta, libros, estado de conservación del edificio o edificios, pero además dan otra información complementaria de tipo económico, cual es las rentas de la Colegiata, de las cofradías, los gastos en vestimentas, velas…y a la vez los ingresos por censos, donaciones y dádivas de los fieles.

8


Los libros de visitas utilizados para este trabajo han sido los de 1737 y 1758, el primero porque es el más completo en cuanto a información económica y el segundo por ser el más próximo a la redacción del catastro y por lo tanto más fiable. Los libros de visitas pastorales se confeccionaban para llevar un estricto control de los bienes y rentas de cada parroquia y eran redactados por cada párroco por orden del obispo de la diócesis, luego refundidos todos los informes en un solo libro. En la catedral de Lérida se conservan libros de visitas desde 1370, y en ellos se observa la progresiva configuración de la iglesia de Albelda, sus dependencias, cementerio, hospital, hasta llegar al de 1758, que es el último conservado. Los datos coinciden plenamente con los del catastro de 1760, e incluso los complementan al describir la personalidad de los diáconos y sacerdotes. Hay que apuntar en contra de la conservación de las fuentes el hecho de que cada párroco redactara por separado y luego se refundiera en un sólo libro, con las obligadas diferencias de papel, formato y calidad, lo que lleva al deterioro y a la falta de un único criterio en la redacción. Para acabar, los libros de visitas apuntan también la religiosidad de los fieles, y parece ser que los de Albelda no se distinguían en este aspecto, ya que trabajaban el día del Corpus Christi, acarreaban agua en domingo, seguían practicando juegos prohibidos en la calle (no los especifica), hechos que nos permiten conocer mejor las condiciones de vida de la población. Pero parece ser que tampoco los canónigos de la Colegiata eran excesivamente doctos y mesurados a juzgar por la clasificación del libro de visitas de 1737:  Joseph Blanco, prior, bien pero alborotado.  Cayetano Berché, así, así, tardo.  Joseph Ballabriga, tal cual. Ha sido imposible cotejar otras fuentes porque toda la documentación administrativa del ayuntamiento y el archivo de la Colegiata quedaron destruidos en la pasada Guerra Civil, a excepción de unos pocos protocolos notariales (de gran valor documental y base de la segunda parte de nuestro trabajo), los catastros de 1760 y 1817 y pliegos de reales órdenes de 1814 dadas por Fernando VII y llegadas a Albelda a través del corregimiento de Barbastro. El archivo de la Colegiata, que lo era a la vez de la villa, hubiera sido la pieza clave que completara nuestras investigaciones, pero su bárbara destrucción, como la de la iglesia, es ya un hecho irreparable. Los libros del catastro son la fuente fundamental sobre la que se basa el trabajo, son los que nos van a aportar la gran mayoría de los datos para intentar elaborar un estudio lo más verídico posible. El catastro de 1760 es un libro forrado en pergamino y escrito en 90 folios de papel, los últimos en blanco. Cada folio lleva en la parte superior el sello de validación y reconocimiento por parte de la Intendencia del reino. Es el sello de Carlos III, con el lema Para despachos de oficio cuatro maravedís*. Sello cuarto año 1760. O lo que es lo mismo, equivaldría a un papel de pagos al Estado actual, sirviendo de papel moneda. Es una fuente que resulta imprecisa desde 9


el momento en que indica el valor de las tierras, pero no la contribución que éstas deberían pagar, que se deja a voluntad del Intendente General. Además, las tierras del Cabildo, del Hospital y las de la Iglesia no aparecen nombradas directamente, sino por referencias al nombrar las afrontaciones de campos. Tampoco aparecen reseñadas las tierras comunales, compuestas en su mayoría por los montes y zonas improductivas. En cuanto a su ordenación y confección, prima la claridad de datos gracias a la relación por propietarios y no por partidas, que provocaría una dispersión de datos, como sucede en el catastro de 1817. La redacción se completa con una hoja suelta donde se reflejan las reclamaciones y otra con las cédulas de propietarios que faltan por enumerar. El catastro de 1817 surge por dos motivos básicos:  Reformar y corregir los anteriores.  La necesidad de reorganización del Estado tras la Guerra del Francés (18081814), hace falta dinero para mover el país. Es mucho más completo que el de 1760, la ordenación es por partidas, y si en el catastro anterior éstas eran 86, aquí no suman más de una docena: Penelles, Saladar, Sant Roc, Eres, Torres, Plantes, Prats, Vinyes, Callissos, Torre de Lastanosa, Racó i Vinaixes (hemos respetado su nomenclatura catalana, y así lo haremos en todo el trabajo en lo posible). Lo que se ha hecho es tender hacia una toponimia general, así les Eres incluirían l'Era, l'Era Vella, la Bassella, i el Racó els Pregons, els Tapiats, les Gralles, la Plana del Lledoner (Llironer)… de todas maneras, el catastro quedaría incompleto por la omisión de partidas con más amplitud, como por ejemplo els Vedats. Si adolece de esta omisión, la anula con la inclusión, debajo del valor de la tierra, de la contribución a pagar por cada campo, y al ordenarse por partidas, al final del catastro se hace una suma general de la contribución de cada partida. Otro dato a reseñar: la clasificación de la tierra según su calidad, con lo que cambia el valor por junta: primera calidad 18-20 libras, segunda calidad 14 libras, tercera 10 libras, yermo 3 libras. De esta clasificación surgen campos que tienen 2 juntas de una calidad y 3 de otra, precisando así más la información. Las tierras eclesiásticas aparecen ahora reseñadas con toda claridad y además en hoja aparte, añadiéndose una institución más: la Escuela Pía, obra de San José de Calasanz, que recibe varias tierras con su instalación en la villa. En cuanto a su conservación, decir que faltan las tapas, hay manchas de agua y su lectura es bastante difícil, pero complementando ambos se pude obtener una fidedigna información sobre la propiedad y cultivos de la tierra. Centraremos el estudio en el catastro de 1760, siempre comparándolo con el de 1817. II. LA DIVISIÓN DEL CATASTRO. SU CONFIGURACIÓN. 10


Hemos de intuir que la ordenación del catastro se hizo siguiendo un criterio previo, y el resultado final resulta claro y práctico en su conjunto. Se basa en empezar el recuento por la parte nueva de la villa, denominada Soldevila o "final de la villa", orientada hacia el Sur, para así ir siguiendo hacia la Plaza Mayor y calles adyacentes al castillo, que son las únicas que aparecen con su nombre. Empezando pues con un vecino, Francisco Negre, se sigue con su vecino y así sucesivamente hasta completar todo Soldevila, que tiene un total de 16 vecinos. La ordenación se hace sin indicar la calle, las confrontaciones son por casas y no por calles, por lo que nos resultará muy difícil establecer con seguridad cuales eran las calles de la época. Tras el nombre del vecino se detallan los bienes, siguiendo siempre el mismo orden de cultivos: olivo, campo de labor, viña y huerto. Se especifica su situación, número de olivos si los tiene, extensión, afrontaciones y finalmente, en columna aparte, valor. El catastro de 1817 resulta en este aspecto más completo, ya que aparte de distinguir la calidad de la tierra distingue entre olivos grandes y pequeños: Hay 94 olivos, cada dos hacen uno. El sistema para contar la superficie es el de juntas i porcas, una Hectárea equivale a 2'5 juntas, una junta a 12 porcas y 30 porcas a una Hectárea. Una junta serían 4000 m2, y una porca 333'3 m2. Se anota, precedidas de guión, todas las propiedades de cada vecino, su valor, y luego se hace una suma final, a la que se añade la de las casas, solares y corrales, anotados aparte. La suma total sería el cargo, del que se han de descontar los censos pagados a la Iglesia y a particulares. Se hace relación de cada censo, su suma total (descargo) y finalmente se resta del cargo, quedando una cifra para el reparto, sobre el cual se aplicará la contribución. El sistema se repite para cada vecino, luego se sigue en folio aparte con los propietarios eclesiásticos y finalmente con los terratenientes forasteros, poco numerosos en la época, pero que luego adquirirán gran parte de las tierras alejadas del núcleo urbano tras las desamortizaciones eclesiástica (1835-36) y civil (1855). Al margen de cada folio se hace ya una primera rectificación de las propiedades, se expresa su nuevo propietario, las ventas, permutas, etc. Respecto a las tierras del Cabildo, no se hace mención alguna, se habla de yerbas de la Iglesia para las afrontaciones, pero no se dice más. Su estudio será posible con los datos del catastro de 1817, donde están expresados en folio aparte de manera detallada en cuanto a superficie y calidad de la tierra, su valor y la contribución a pagar. III. LA PROPIEDAD DE LA TIERRA. 3.1. Los ricos propietarios. Constituyen una minoría en cuanto al total de propietarios de la villa -180- ; en total son 9 propietarios con más de 100 juntas, que concentran el 48% de 11


todas las tierras cultivables, es decir, 1566 juntas de las 3265'5 mencionadas en el catastro, lo que supone una media de 174 juntas por propietario. Estos serían, por orden de importancia:

Propietario Diego Valonga de Tamarite Joseph Luzás Joseph Miravete Antonio Nabas Fernando Torres Vicente Cudós Pedro Porquet Joseph Chicot i Balls Joseph Ferrer

Propiedad (juntas) 294

Valor (en libras) 3151 libras

220'5 202 184 162'5 142'5 126'5 120'5 114

4239 3905 3177 2950 4807 2561 2504 2297

l 10 sueldos l 10 ss l 10 ss l

El valor catastral de estas tierras, según el catastro de 1817, y teniendo en cuenta las variaciones de precio y propiedad, sería:

Propietario Diego Valonga de Tamarite Joseph Luzás Joseph Miravete Antonio Nabas Vicente Cudós Joseph Ferrer Pedro Porquet

Contribución 5956 reales 6321 5701 4826 7495 2096 4271

" " " " " "

Del cuadro anterior se deduce que no hay una relación directa entre superficie y valor de ésta, sino que el valor viene determinado por el tipo de cultivo existente. Los grandes propietarios basan su explotación en el cereal, que ocupa 896 juntas, seguido del olivar con 550 juntas, quedando mucho más lejos la viña con 42'8 juntas, más 13 juntas divididas en 8 eras, 2 farrinales* (lugares destinados a forrajes), 1 yermo, 2 colmenares, 8 pejeras (lugar destinado a pasto) y 9 huertos. La gran propiedad se concentra en unas partidas concretas: la Torre, con una media de más de 100 juntas por explotación, el Vedat, la Torre de l'Avellana, Camp de la Catalana, Llitera i Torre de Farrandet, con explotaciones menores, en torno a las 20 juntas. Además, tienen multitud de pequeñas explotaciones repartidas desigualmente. Tomemos el ejemplo de Fernando Torres: 12


Cultivo y Partida Un olivar en los Lloavos, de 2 juntas, con 50 olivos, afronta con camino de la Penella Un cañamar en la Penella Una pejera en el camino de Tamarite a Alfarrás de 3 juntas Un olivar en Sant Roc, de 12 juntas 1/2, con tierra blanca y 176 olivos, afronta con camino de Tamarite y heredad de las monjas Un olivar en la Pena, de 2 juntas 1/2, con 54 olivos, afronta con camino de Sant Roc. Un olivar en l'Aljub d'Ensanís, de 6 juntas, con 243 olivos, afronta con camino de les Quadríes. Un campo en la Torre de 30 juntas, con 330 olivos, afronta con camino de Pedreula y comunes Un olivar en les Quadríes, de 4 juntas con 51 olivos, afronta con comunes de la villa Una viña y tierra blanca en les Coves, de 65'5 juntas, con 16 olivos, afronta con términos de Castellonroi y Natjà.

Valor estimado (en libras) 46 30 125 211

64 230 l. 10 ss 567 79 l 10 ss 734 l 10 ss

Además del control efectivo de la tierra, los grandes propietarios tienen la mejor y más apta para el cultivo, sus casas rebasan con mucho la de sus vecinos, dominan la poca industria de la villa (un molino de aceite y una tejería) y finalmente, son los directores de la vida política y social del Concejo, a pesar de que, como dice el texto, no saben firmar. Pedro Porquet, el alcalde, es uno de los grandes propietarios, auxiliado por Joseph Ferrer y otros medianos propietarios. Y curiosamente apellidos como Luzás, Chicot, Miravet, aparecen en los protocolos notariales siendo los alcaldes y jurados del lugar primero y de la villa después a partir de 1629. En definitiva, una pequeña pero muy poderosa oligarquía que dominará prácticamente sin interrupción hasta que la Guerra Civil en unos casos y la mala gestión en otros borren casi de un plumazo algunos de esos apellidos de la geografía albeldense actual (Nabas, Cudós, Luzás…). 3.2. Los medianos propietarios. Constituyen un número pequeño, 21 en total, que tienen entre 20 y 100 juntas, teniendo en propiedad 810'5 juntas (324'2 has), repartidas del siguiente modo: 

394 juntas de olivar. 13


 344 de cereal.  62 de viña.  10 de pejeras.  8 eras.  4 colmenares.  2 cañamares.*  5 farrinales.  18 huertos. Supone una media de 38'5 juntas por propietario, aunque la mayoría supera esa cantidad. La parcelación y la lejanía de una explotación a otra sigue siendo la tónica dominante, como lo atestigua el ejemplo de Pedro Castarlenas: Cultivo y Partida Un olivar en la Foradada de 1/2 junta, con 27 olivos, afronta con capellanía de San Joseph. Un campo en Llitera con 4'5 juntas y 93 olivos Un olivar a les Collades, de 2 juntas, con 77 olivos, afronta con camino de los Pinos y olivar llamada el Cipés Un olivar en la Campa, de 2 juntas, con 77 olivos Un olivar en la Coma, de 5'5 juntas, con 95 olivos, afronta con comunes. Un campo al Pla, de 5 juntas, afronta con comunes y camino de Alcampel a Alfarrás. Un campo en el Prat de 3'5 juntas, afronta con camino de Baells. Una viña en Sardera de 1 junta. Una era en les Quadríes, afronta con comunes

Valor (en libras) 11 117 54 73 103 47 30 16 5

El catastro de 1760 no indica su contribución, y es muy arriesgado aplicar el de 1817 por los cambios en el valor de la tierra, producción, propietarios, etc. 3.3. Pequeños propietarios y jornaleros. Representan un total de 120 propietarios de 0 a 20 juntas, poseedores de 889 juntas (444’5 Has) repartidas del siguiente modo:     

354 juntas de olivar. 365 juntas de cereal. 159 de viña. 22 huertos. 23 eras, 2 colmenares, 2 cercados, 2 solares o vagos*, 1 yermo y 2 farrinales. 14


La propiedad media sería de 7’4 juntas (2’9 Has), insuficientes para vivir en un terreno tan poco grato. No predomina un cultivo sobre otro, hay bastante igualdad entre el olivar y el cereal, pero es destacable la gran propiedad de viña, concentradas en las partidas de Sardera i els Vedats. Su posición, al igual que la de los 20 vecinos que sólo tienen casa, es de total dependencia hacia los grandes terratenientes, a los que piden préstamos: Francisco Purroy i Sissó paga un censo a Pedro Porquet de 60 libras, Fernando Torres cobra un censo por las casas de Antonio Solá y Cayetano Berché. No es un grupo homogéneo, ya que hay algunos que, como por ejemplo Antonio Viu,, que sólo tiene un campo en el Corral Vell de 1 junta por valor de 11 libras. Otros, en cambio, disfrutan de una posición más boyante, caso de Francisco Negre: Cultivo y partida Un olivar en los Lloavos de 6 juntas con 235 olivos, afronta con olivar de Pedro Porquet y camino de la Penella Un campo que es cañamar en la Penella, afronta con camino que va a las fuentes, será media porca Un campo de 70 olivos con 6 juntas de labor en las Vinaixes Una viña al Vedat de 2’5 juntas, afronta con comunes y camino del Vedat. Una viña a Sardera de 1’5 juntas. Un huerto en el Torrent de baix. Una era a les Quadríes

Valor (en libras) 256 12 81 40 14 38 5

Los jornaleros trabajarían en la siembra, siega, recogida de la aceituna, poda, hacer leña, pastoreo, transportar agua, pero faltan datos que lo confirmen. 3.4. Los bienes de la Iglesia. A pesar de que el catastro de 1760 da las noticias indirectamente con respecto a la propiedad eclesiástica, ya que sólo habla de afronta con capellanía de Sant Joseph o yerbas de la Iglesia, el catastro de 1817 es mucho más completo al respecto. Comenzando por las propiedades agrarias, y haciendo la advertencia de que aparece la Escuela Pía como nueva propietaria respecto a 1760, el cuadro quedaría así: Cultivo Olivo Cereal

Superficie (en juntas) 31’5 1218 + 200 yermo

Valor (en libras) 2410 8692 15


Viña Huertos Total

5 6 (número) 1455

107 136 11345

Los bienes urbanos serían:     

Colegiata de San Vicente Mártir. Ermitas de San Roque y San Sebastián. Iglesia de San Miguel (muy deteriorada). Santo Hospital. Seis casas de los canónigos y sacerdotes.

La propiedad quedaría detallada así, tomando como referencia el catastro de 1817: Escuela Pía. Cultivo y Partida Un campo y pejera de 2 juntas en la Penella, con 49 olivos Un olivar de 1'5 juntas en la Penella, con 48 olivos Un campo de tierra blanca en el Saladar, de 6 juntas Un campo de tierra blanca en el Saladar, de 11'5 juntas Un olivar de 1 junta en la Torre, con 39 olivos Un olivar de 1/2 junta en la Torre, con 9 olivos Un olivar de 3 juntas en la Torre, con 130 olivos Un olivar de 1'5 juntas en les Plantes, con 75 olivos Un olivar de 1/2 junta en les Plantes, con 32 olivos Un huerto en les Plantes Una viña de 1'5 juntas en la Viña Una viña de 2 juntas en la Viña, con 27 olivos

Valor (en libras) 70

Contribución (reales y marav) 112 reales y 27 maravedies

45

72 r, 20 m

156 l, 18 ss

151 r 1 m

269

430 r

33

52 r 21 m

10

16 r

168

172 r 27 m

52 l 10 ss

84 r 7 m

25

40 r

25 48

40 r 76 r 27 m

50

80 r

Santo Hospital. Cultivo y Partida

Valor (en libras)

Contribución (reales y marav) 16


Un olivar de 1 junta y 6 porcas en les Penelles, con 82 olivos Un campo de tierra blanca en el Saladar, de 8 juntas y 8 porcas Un olivar de 1/2 junta a Sant Roc, con 86 olivos

48

76 r 27 m

151 l 4 ss 10 dineros

241 r 32 m

11 l 10 ss

48 r 27 m

Ermita de San Sebastián. Cultivo y Partida

Valor (en libras)

Un huerto y campo de tierra a les Plantes, de 2 porcas, con 5 olivos Un olivar a les Plantes de 10 porcas con 46 olivos

16 30

Contribución (reales y marav) 25 r 20 m 48 r 20 m

Monjas descalzas de Huesca. Cultivo y Partida

Valor (en libras)

Un olivar de 12 juntas a Sant Roc, con 331 olivos Un olivar de 6 juntas en la Torre, con 130 olivos Un olivar de 1 junta a les Plantes, con 34 olivos

243

Contribución (reales y marav) 311 r

168

265 r

40

65 r

Valor (en libras)

Contribución (reales y marav) 41 r

Cofradía de la Virgen del Rosario. Cultivo y Partida Un olivar de 1'5 juntas a Sant Roc, con 50 olivos

30

Cabildo. Cultivo y Partida Una viña de 1'5 juntas a Sant Roc, con 50 olivos Un campo de 644 juntas en el Racó. Un campo de 22 juntas

Valor (en libras) 30

Contribución (reales y marav) 41 r

8040

12864 r

220

352 r 17


en los Callissos Un campo de 56 juntas en la partida de Don Bruno Un campo de 98 juntas en los Callissos i Torrasses Un campo de 370 juntas más 200 de yermo en la Torre de Lastanosa 6 porcas junto al granero

784

1254 r

1008

1612 r

4900

7880 r

35

56 r

Vemos pues que la Iglesia se constituye en la propietaria mayoritaria, necesita dinero para mantener las iglesias, su conservación y culto, y para ello disfruta de la mitad de las tierras que tienen conjuntamente todos los propietarios, explotando concretamente 1193 juntas más 200 de yermo. Obsérvese que en relación al catastro de 1760 la partida de les Torres ha cambiado de nombre en el de 1817 y ahora se llaman les Torrasses, es decir, grandes torres, por ser allí donde se concentra la gran propiedad. Pero además, la Iglesia es dueña de las ermitas, el hospital, la Colegiata, el granero, el trujal… con lo que su riqueza se dispara. La mayoría de los canónigos provienen de las familias dirigentes: Cudós, Luzás, Berché, Torres, Porquet…estableciéndose así un tándem ricos propietarios laicos-eclesiásticos que dominan totalmente la situación de la villa. Con respecto a los bienes del Concejo, el catastro de 1760 los nombra indirectamente al hablar de afrontaciones, y el de 1817 les dedica un apartado, pero no está ni siquiera redactado, sólo se puso el encabezamiento Tierras del común y ahí se quedó. La mayoría de los comunales estarían compuestos, como en la actualidad, por la sierra de la Gessa, zona improductiva dedicada a pastos, y por los yermos y tierras de peor calidad de otras partidas, en especial els Vedats, Callissos, Fondos, Prats, Pla y Quadría. IV. LA DISTRIBUCIÓN DE CULTIVOS. El clima y los suelos son el determinante fundamental de la orientación de los cultivos. El clima es templado-medio, subdesértico-cálido, con un invierno moderado, según la clasificación de la UNESCO-FAO, y clima templadohúmedo, sin estación seca y con verano muy caluroso, según la clasificación de Koppen(1). Los meses más fríos coinciden con Diciembre y Enero, con temperaturas medias de 0º C y medias mínimas absolutas de -5º C. Los meses más calurosos son Julio y Agosto, con temperaturas medias de 32º C y 31ºC respectivamente, y una media máxima absoluta de 35º C y 38º C. Julio es además, el de menor pluviometría, que en su totalidad no llega a los 400 mm anuales, marcando la sierra de la Gessa la divisoria con una zona de mayor pluviosidad, en torno a los 600 mm anuales, hecho que explicaría que los cultivos se concentrasen en el hoy secano, mientras que el llano, con menor pluviosidad, sales y tierras de mediana y baja calidad, presentaban amplias 18


extensiones yermas, como nos decía Pascual Madoz en su diccionario, publicado en Madrid en 1843: Situada en un barranco entre dos grandes montañas, que dificultan la libre circulación de los vientos, excepto los del Sur. El clima es muy propenso a calenturas tercianarias, especialmente en los años secos, porque consumida el agua de los algibes y balsas, beben los vecinos otras de mala calidad. Confina el término al Norte con los de Nachá y Castillonroy, a 1 hora de camino, por el Este con los de Alfarrás y Almenar, a 1 //2 de camino y por el Oeste con el de Tamarite, a 1/4 de legua. El terreno, en parte llano y en parte montañosos, es de mediana calidad; son pocos los trozos de tierra a los que, por medio de norias, se les proporciona escaso riego. Carece de bosque arbolado, pero abundan los matorrales, de donde se saca la leña necesaria para el consumo, y muchas hierbas de pasto; los olivos, algunos frutales, pocos álamos y chopos, son los árboles que se crían en el término. _________________________ 1. VARIOS AUTORES. Albelda, la vida de la villa. Colección Cosas Nuestras, 23. Instituto de Estudios Altoaragoneses. 1999. Las labores del campo se hacen con 20 yuntas de mulas, 10 de bueyes, y hay 3 carros y 56 caballerías menores para el transporte. Los caminos son locales y se hallan en regular estado. Partimos de una limitación del medio en cuanto a las posibilidades de desarrollo de la agricultura, pieza básica y casi única de la economía. El catastro nos va a aportar una serie de datos referidos a los cultivos, valor, calidad de la tierra, pasando de puntillas por el sector secundario. 4.1. El olivo como principal recurso de la economía. El olivo es fundamental en la vida económica de la Llitera y de Aragón. Se constituye en la fuente básica de una agricultura basada en la típica trilogía mediterránea: olivo, cereal y vid. Ocupa una extensión de 1330 juntas (sólo las específicamente nombradas como un olivar) repartidas del siguiente modo:    

550 juntas pertenecen a los grandes propietarios. 394'5 a los medianos. 354 a los pequeños. 31'5 a la Iglesia.

Se distribuye casi uniformemente por todo el término, pero su mayor densidad se localiza en los Lloavos (Llavassos en terminología popular), Almallós o Armallós, Mongies, la Campa, les Costes, la Planta, Gesses, Comafera, Penella, Collades, Camparrot, Veca, Pedreula y Cardeny o Gardeny. Si bien el catastro de 1760 no hace distinción entre el tamaño de los olivos, el de 1817 contabiliza, según una pauta fija, los olivares: Hay 94 olivos, cada dos 19


hacen uno. De esta manera se da mayor información sobre plantaciones nuevas y viejas, posible productividad y valor de las tierras. Precisamente, el precio de los olivares es muy superior al de la tierra de labor, pero depende también de la partida y de la objetividad de los tasadores. Un ejemplo sería:    

Lloavos: 35 libras la junta con 40 olivos por junta. Mongies: 32 libras la junta con 37 olivos por junta. Costes: 32 libras con 41 olivos. Almallós: 15'3 libras con 17'3 olivos (por lo del valor según tamaño).

Haciendo la división entre valor y número de olivos, resulta a razón de 0'8-0'9 libras por olivo en todos los casos, lo que demuestra que lo que realmente importa es el cultivo, no la tierra. La transformación en aceite se realizaba en el molino de Vicente Cudós, al que se añadirá más tarde el de casa Berché. Sobre producción, Ignacio de Asso, en su Historia política de la economía aragonesa, cifra la producción en torno a las 9.000 arrobas de aceite, sólo superada en el partido de Barbastro por Tamarite con 12.000 arrobas. También indica Asso que este aceite no era muy apreciado en el reino de Aragón ya que se dejaban fermentar mucho tiempo las olivas en los algorines. 4.2. La tierra de labor. Ocupa una extensión considerablemente superior a la dedicada al olivar, concretamente 2814 juntas, distribuidas del siguiente modo:    

896 pertenecen a los grandes propietarios. 344 a los medianos. 356 a los pequeños. 1218 más 200 de yermo al Cabildo.

Se concentra especialmente en la Torre, Callissos, Racó, Vinaixes i Llitera. Coincidiendo las tres primeras partidas con los grandes propietarios. La tierra tiene tres calidades: la primera se tasa a 18 libras la junta, la de mediana calidad a 14 libras y la de tercera a 10 libras. El yermo se paga a 3 libras. Hay que diferenciar también la tierra del llano de la de la montaña, la primera es salina, a veces pantanosa y de escasa productividad. La segunda recibe un movimiento de masas de aire más intenso y mayores precipitaciones, lo que implica mejores cosechas. No en vano, hasta la aparición del regadío todos los esfuerzos se concentraron en lo que hoy es el secà, aprovechándose las vertientes -espones- con la construcción de muretes de piedra, tan característicos en orografías pronunciadas como la de les Comes o les Gesses. En cuanto al valor de la tierra, podemos establecer una comparación por partidas: 20


      

Camp de la Catalana…………………….16 libras por junta. Siallar…………………………………... 12 l. Prats……………………………………. 18 l. Vinaixes…………………………………...8 l. Les Mates…………………………………8 l. Santes Creus……………………………..28 l. els Pregons……………………………….14 l.

En la tierra de labor no existe la uniformidad que había en el olivar, el precio varía según la calidad de la tierra, pero también influye la cercanía al centro urbano, por ejemplo, la de Santes Creus se dispara a 28 libras, 20 más que en les Vinaixes. Nada sabemos acerca de producción, abonado y utillaje, y debemos rastrear en otras fuentes, remitiéndonos a la obra Albelda, la vida de la villa (en castellano y catalán), donde Enríque Corbera (páginas 41 a 111) nos hace una extensa relación del modus vivendi. Yo me limitaré a hacer un breve repaso de los métodos en el laboreo de la tierra. El sistema de cultivo era bienal, de año y vez, dejándose descansar una parte de la parcela previa arada. El escaso abono procedía de la quema del rastrojo y del estiércol del ganado fundamentalmente, aplicándose antes de la siembra. Ésta se hacía por porques o calles paralelas de 8 pasos en que se dividía el campo para arrojar la semilla a voleo dando tres manos. Si era necesario se hacía una escarda o eliminación de malas hierbas y al principio del verano comenzaba la siega, que se hacía con hoz y guadaña, amontonándose paja y grano en gavillas que formaban haces atados con un acuerda llamada vencejo (vencill), trasladados a las eras donde eran trillados y aventados. 4.3. La viña. Ocupa una extensión mucho menor que la de los otros cultivos, concretamente 333 juntas, distribuidas así:    

Grandes propietarios…………….107 juntas. Medianos propietarios…………...62 juntas. Pequeños propietarios……………159 juntas. Iglesia…………………………….5 juntas.

En proporción, los grandes propietarios siguen acaparando el mayor número de juntas de viña. Se concentra específicamente en dos partidas: els Vedats y Sardera, más algo en el Reguer i les Coves. Esta concentración se debe a que el tipo de suelo es más adecuado, al ser gravoso y arenoso (caso de Sardera, les Coves i el Reguer). La parcelación es la característica más destacada, así tenemos:    

De 0 a 1 juntas………………..42 parcelas. De 1 a 5 " ………………..87 " De 6 a 10 " …………………3 " Más de 10 " …………………1 " 21


Su valor también es variable, puede depender de la extensión del campo, número de viñas, proximidad al monte y calidad de la tierra, situación, etc. Un tipo base sería:  

Vedat: 16 libras, 15'5, 14, 19'5, 7'5 con yermo, 28 libras precio máximo. Sardera: 30, 32, 25, 35, 40 libras precio máximo.

No hay uniformidad, el precio dependerá del número de vides que tenga la junta. El catastro de 1817 no aporta más datos sobre el valor, pero si hay algunos hechos que marcan la evolución del cultivo. En 1760 la viña aparece concentrada en Sardera y els Vedats, pero en 1817 la partida de Sardera ha desaparecido y el Vedat se convierte en tierra de labor, concentrándose la viña en la partida que lleva su nombre, les Vinyes, junto a Sardera, lo que nos induce a pensar que les Vinyes son en realidad Sardera y que la omisión se produce con la finalidad de unificar el excesivo número de partidas, a veces de una superficie insignificante. La contribución pagada por esta partida es muy superior a la de otras partidas de mayor superficie, siendo un total de 15.876 reales 30 maravedíes, sólo superada por la Torre con 23.377 reales y 9 maravedíes y las tierras del Cabildo con 24.021 reales y 20 maravedíes. Esto quiere decir que la viña es mucho más cotizada que el olivo y el cereal, pero nada sabemos de su producción o posible comercialización. Cada casa tenía su propio lagar o trull con bodega, siendo el vino un componente básico de la vida familiar. 4.4. La importancia del agua: fuentes y cañamares. Como en todos los pueblos de secano, la existencia de fuentes de agua es fundamental para la vida económica y social. En Albelda, a pesar de las escasas precipitaciones, existen una serie de fuentes que han sido aprovechadas al máximo. Así, en la Penella y Comafera va a surgir el primer núcleo de huertos, complementados con los del Torrent de dalt, Torrent de baix, Soldevila, Piles, Sant Sebastià y Coll de Mora. El agua sirve para regar, pero no es apta para el consumo humano debido a su alto contenido en cales, que le dan un sabor amargo y poco grato. Es por ello, como dice el libro de visitas de 1737 que los hombres acarreaban agua en domingo para proveerse de sus necesidades mínimas. El agua se iba a buscar al Noguera Ribagorzana, a dos horas de camino, y éste, a excepción de la red de algibes - Pedreula, Aljub Llonc…- es el único medio para beber agua en condiciones aceptables. A pesar de ser amarga, el agua permite la proliferación de huertos, en un número total de 49. El catastro no indica su extensión, pero su precio es elevadísimo:     

Torrent de dalt…………………………20 l, 35, 23, 39. Torrent de baix…………………………38 l, 30, 23, 36, 40. Soldevila………………………………..17, 25 . Piles……………………………………..8 l. Cardeny…………………………………6 l. 22


El núcleo fundamental se concentra en el Torrent, que configura a su vez la estructura urbana de la villa junto con el castillo. El primero divide en dos la población siguiendo una dirección NW-SE. El segundo crea una serie de calles paralelas a los muros cortadas por otras transversales muy empinadas. En el torrente se sitúa el antiguo lavadero, la fuente y los huertos a ambos lados. Para cruzarlo se dispone un puente como mínimo, el cual conduce directamente a la puerta de la Colegiata. Estos huertos son en su mayoría de los canónigos, y su valor es más alto que el resto. Tal es la importancia de los huertos que se llega a especificar su situación: Un huerto en Soldevila en secano. La utilización del agua debía ser muy estricta, y no serían extraños los enfrentamientos entre propietarios por el derecho de riego. Los cañamares o tierras destinadas al cultivo del cáñamo son la segunda gran fuente de riqueza que el agua proporciona, y su ubicación se corresponde con la de los huertos: Penella, Piles, Gesses, aunque su precio es ya mucho menor. Su producción iba destinada a los talleres artesanales locales, donde, tras una larga transformación, se obtenían sábanas, manteles, paños, etc. 4.5. La economía complementaria. Los catastros son bastante parcos a la hora de salirse de la cuestión agrícola, y sólo el de 1760 da una información bastante indirecta de otros medios de vida. Uno de ellos sería la explotación de colmenares en los Lloavos, Barasó, Nodrissa, Torre de Farrandet y Pedreula. Su precio es de 6 libras y se explotan un total de 8 colmenares, pertenecientes 2 a los grandes propietarios, 4 a los medianos y 2 a los pequeños. En el catastro aparecen citadas también las eras o lugares donde se hacía la trilla. Todas están concentradas en la partida de las Quadrias y se cotizan a 5 libras, no indicándose su extensión salvo en contados casos. Su número total es de 39, perteneciendo 8 a los grandes propietarios, 8 a los medianos y 23 a los pequeños. Los nombres de las partidas Era y Era Vella pueden indicarnos lugares donde se hacía la trilla de los comunales, pero no lo podemos asegurar con exactitud. Quedan dos términos por analizar: los farrinales y las pejeras. Los farrinales (farraginal en catalán) son pequeños trozos de tierra situados en los arrabales, Soldevila, la Riba de Portugal, Gesses, Creu de Pedra, con un valor variable:   

Soldevila……………………….16 l. Riba de Portugal……………….8 l. Coma del castell……………….4.

El término farraginal hace alusión a campo de forraje, dedicado al pasto de los animales. Con el término pejera o pixera se refiere también a lugar de pasto, derivando del catalán peixar o pastar. Siempre están cerca de la villa, Creu de Pedra, 23


camino de Tamarite a Alfarrás, y su valor es muy superior al de los farinales, por ejemplo:  

Nodrissa………………………30 l. Creu de Pedra…………………60 l. por media junta. Su número total es 13, 8 para los grandes propietarios y 5 para los medianos.

Este breve apunte de la economía complementaria se podría concluir haciendo una relación de la escasa industria derivada de la agricultura:      

Tejería de Joseph Miravete. Molino de aceite de Vicente Cudós. Horno de arriba. Mesón. Venta de Sant Roc. Talleres artesanales textiles.

V. EL MARCO URBANO. La información que el catastro de 1760 nos proporciona es bastante limitada a la hora de trazar el cuadro urbano de la villa, pero se pueden sacar una serie de conclusiones de su estudio:  División entre la zona nueva, extramuros, llamada Soldevila, y el resto de la población.  El nombre de la calle parece citado si en ella habita un gran terrateniente.  Se puede deducir, a partir del valor de las casas, el marco social y el potencial económico de sus habitantes. Efectivamente, el catastro empieza a contabilizarse a partir de la zona nueva, Soldevila o final de la villa, que forma precisamente la actual calle Nueva o carrer Nou, traspasada la puerta existente en la plaza Soldevila. El plano urbanístico, muy grosso modo, quedaría configurado por las siguientes calles, siguiendo su nomenclatura actual:             

Calle Nueva y Soldevila. Plaza Soldevila. Calle Peligros. Calle del Saco. Huertos del torrente, actual Rambla. Casa de la villa, cárcel y calle de les Escaleretes. Calle que sube a la Ereta. Calle del Horno. Calle que sube al hospital. Puerta de entrada al lado de éste. Calleja que sube a la torre o campanario. Casa Berché. Plaza de arriba. Casa de Fernando Torres. Calle Mayor. Casa de Joseph Miravete. Calle del Castillo. Casa Luzás.

24


La reconstrucciĂłn ideal sobre un plano serĂ­a:

25


26


El número de casas contabilizadas asciende a 145, de ellas 2 en arriendo, 136 vecinos sólo tienen una casa y 4 tienen 2. Su valor es también variable:   

De 0 a 50 libras………………………….81 casas. De 50 a 100 l……………………………51 " Más de 100 l…………………………….13 " Las casas de los grandes propietarios son las que más se cotizan:

Propietario Fernando Torres Joseph Chicot i Balls Joseph Luzás Joseph Pasqual Vicente Cudós Pedro Porquet Antonio Nabas Andrés Berché

Valor y situación 200 l en la Plaza de arriba Otra por valor de 73 l 6 ss 10 dineros Otra por valor de 60 l. 166 l 13 ss 5 din en la Plaza de arriba 193 l 16 ss 10 din. Calle del Castilllo. 133 l. Plaza Mayor. 200 l. Afronta con camino de las Viñas y molino. 183 l 6 ss 10 dineros. 156 l 133 l 6 ss 10 din. Calleja que sube a la torre.

Los medianos propietarios tienen la mayoría de las casas cuyo valor oscila entre las 70 y las 100 libras, y las de Soldevila se valoran entre 53 libras y 16 ss y 66 l 13 ss en su gran mayoría. Esto indica que estas casas son de parecida factura, y en ellas habitan familias aún presentes hoy en día en la villa: Negre, Purroy, Meler, Motis, Estrada… descartándose cualquier posibilidad de llegada de foráneos, más bien las nuevas construcciones obedecerían a la bonanza económica general experimentada en el s XVIII. Las casas están construidas en función del espolón donde se ubica el castillo. Estas primeras calles cuyo nombre conocemos (Ereta, Castillo,…) dan lugar a una expansión natural hacia el Este y Sur, ya que hacía el Norte aparece inmediatamente la sierra de la Gessa y hacía el Oeste el espolón o farallón del castillo queda cortado por un gran desnivel que da al actual campo de fútbol. Se construyen así la calle Mayor, plaza de arriba, calle del Hospital, el granero de los canónigos, siempre teniendo al torrente y a la Colegiata como ejes vertebradores. Respecto a la estructura de la casa, me remito nuevamente a la obra Albelda, la vida de la villa, concretamente el apartado titulado La casa urbana tradicional, páginas 185 y siguientes, a cargo de José Manuel Naval. Un último aspecto reseñable son los vagos* o solares que menciona el catastro de 1760 en las afrontaciones de las casas, sin que se especifique su valor. 27


VI. LA IGLESIA: SU FUNCIÓN EN LA VIDA ECONÓMICA DE LA VILLA. No vamos a enfocar este apartado desde el punto de vista cuantitativo, sino que se va a hacer un repaso de la situación organizativa, económica y social de la Iglesia y de los habitantes de Albelda. Para analizar esta situación son fundamentales los Libros de visitas parroquiales, ya que proporcionan información sobre ingresos, gastos, ornamentos, bienes de la Iglesia, religiosidad de los fieles, capellanías y cofradías.

6.1. La Colegiata de San Vicente Mártir: estructura interna. La Colegiata de Albelda fue la primera en erigirse dentro del obispado de Lérida, siendo elevada a esta categoría por Pío IV en 1560, con bula d erección dada en Roma en las nonas de Mayo de ese año. La población se comprometió a levantar un templo de mayores dimensiones que el que había. Las obras comenzaron en el año 1562 y la parte principal se terminó en 1576. Se llevaron a cabo bajo la dirección del arquitecto Juan Andasor y del maestro de obras Juan de Orduxe. El lugar escogido para levantar la nueva iglesia fue el de unos terrenos ubicados en la otra parte del torrente que bordeaba la villa y que eran propiedad del matrimonio compuesto por Martín Vivet y Montserrat Carpi. 2. Constaba de 6 capillas: 

  

La de Santa Teresa de Jesús, con dos altares: altar de Santa Teresa y altar de las almas. El retablo fue encargado a Antonio Sarradó, maestro de Benabarre, por la cantidad de 2.000 ss, según consta en el protocolo notarial de Pedro Porquet del 1622. Capilla de Santa Lucía, con los altares de Santa Lucía y el de la Soledad. El retablo fue terminado en 1684 por Juan de los Certales, natural de Barbastro, por la cantidad de 380 libras. En este retablo aparecían las tallas de Santa Lucía, Santa Isabel de Portugal, Santa Ana y el Santo Cristo junto a San Juan y la Virgen. Capilla del Rosario. Capilla de San Antonio de Pádua, con el altar del mismo nombre y el de Santo Tomás de Aquino. Capilla del santo Cristo o Santísimo, con el altar del mismo nombre y el altar de San José. En las paredes se pintaron dos frescos (recientemente restaurados) dedicados a la Adoración de los reyes y la Adoración de los Pastores, de autor anónimo. Capilla de San Antonio Abad.

El altar mayor tenía un retablo obra de Pedro de Ruesta y Marcos de Gallarsa, terminado en el año 1609 y que contenía escenas de la pasión de Cristo y del martirio de San Vicente, y las figuras de Cristo, la Virgen, San Juan y San Vicente, además del escudo de armas de Albelda, el mismo que podemos ver en las claves de las bóvedas de la excolegiata 3. 28


La Colegiata estaba atendida por 9 canónigos capitulares, uno con la dignidad de prior. El patrón de las canongías es el ayuntamiento de alcaldes y regidores. Los canónigos en 1737 eran (literal):         

Joseph Blanc, prior, 64 años. Gregorio Senet, 63 años. Cayetano Berché, 56 años. Joseph Ballabriga, 54 años. Vizente Castellnou, 55 años. Francisco Porquet, canónigo vicario, 40 años. Francisco Torres, 56 años. Roque Castellnou, 53 años. Antonio Palazin, 45 años, aún no ha tomado posesión de la canongía.

______________________________ 2. VARIOS AUTORES. Op. Cit. Página 166. 3. VARIOS AUTORES. Op. Cit. Página 169

Los beneficiados eran 3:   

Antonio Terés, bajo la advocación de san Juan Bautista. Joseph Zazurca, bajo la advocación de San Juan Evangelista. Narciso Berché, bajo la advocación de la Asunción.

Los 3 son presbíteros, la renta anual de cada uno es de 59 l 12 ss, con cargo de 80 misas al año. Además había dos capellanías: 

La de San Quílez. Su función era entonar y cantar en el coro los salmos y misas y asistir con sus hábitos a todas las funciones del Cabildo. La dirigía Francisco Abella presbítero, de 30 años. La renta anual en su fundación fue de 132 libras, aunque en ese momento no llegaba a 50 libras. Los patrones eran el Cabildo y los herederos de la casa de don Joseph Luzás. La de San Joseph. En 17589 se estaba pleiteando en la curia de Monzón para su autorización. El capellán debía asistir al coro con hábitos para cantar los divinos oficios con los canónigos. Sus miembros rezaban el rosario todos los días congregando a los fieles con tres toques de campana. Celebraban cada semana 6 misas por sus fundadores. El regidor era Vizente Coll, presbítero y residente en Castillonroy, de 35 años. Su renta era de 150 pesos. Los patrones eran el prior de la Colegiata y el prior de los Carmelitas descalzos de Tamarite.

Hay que hacer un primer alto en esta exhaustiva enumeración y analizar los datos arriba reseñados. En la relación de altares y beneficiados no se suscita ningún problema, pero éste surge en la cuestión de la renta de la capellanía de San Quílez. ¿Por qué se rebaja su asignación?. Parece claro que la respuesta es que el patrón decidiera reducir su aportación, más teniendo en cuenta la enorme cantidad de censos que ya pagaba Joseph Luzás: 29


     

Por un censo paga a las monjas de Tamarite………………………....400 l. A la Colegiata de Albelda…………………………………………….100 l. A los Carmelitas descalzos de Tamarite………………………………50 l. A la parroquial de Estopiñán…………………………………………200 l. Al pío legado del diácono Francisco Escribá………………………….116 l. A la capellanía de San Joseph…………………………………………100 l. Total 966 l.

Continuando con la descripción de la estructura de la Colegiata, el detalle de la vestimenta, libros y demás utensilios para el culto nos puede aproximar a su riqueza.

Orfebrería.              

Un cáliz con patena y su cucharita de plata. Cuatro cálices con los pies de bronce dorado. Copas y patenas de plata con sus cucharitas. Dos cruces grandes de plata, una con hasta de plata. Dos candeleros de plata. Una palmatoria* con tijeras de plata. Tres relicarios con pies de bronce, dos con visiles de plata y el tercero todo de plata. Contienen las reliquias de San Vicente, San Sebastián y San Roque. Un incensario con su naveta de plata. Un hisopo* de plata. Un par de vinajeras. Un a custodia con su pedrería, toda de plata. Una veracruz con el pie de bronce. Unas crismeras* de plata. Una cuchara para bautizar en forma de concha de plata. Dos globos para los sagrarios, todos de plata.

Vestimenta.  3 ternos* negros y capas, una de nobleza, otra de tafetán* doble y otra de filipichi.  2 ternos colorados, uno de damasco, otro de tafetán.  1 terno blanco y colorado de brocado.  1 terno violado de damasco.  1 terno violado con sus planetas de tafetán.  1 terno de persiana doble blanca y colorada, con las cenefas de tisú de plata. Ropa blanca.     

21 22 19 66 14

albas*. amitos*. cíngulos de lino, 2 de seda. purificadores. toallas para el altar mayor. 30


 

4 sobrepellizas para los chicos. 8 enjugamanos.

Otros.          

4 platos de estaño para las vinagreras. 1 espejo grande para la sacristía. 2 ostieros. 2 linternas. 1 caja de bronce. 29 cubrecálices de todos los colores. 20 corporales con hijuelas*. 6 frontales para el altar mayor. 1 frontal de dos caras. 6 cotas coloradas para los chicos, con bonetes.

Libros.    

8 3 3 7

misales. cuadernos para cantar los pasos. cuadernos para misas de santos nuevos. cuadernos para misas de réquiem.

La manutención de la ropa y las vestimentas se basaba en la venta de la fábrica de la iglesia (donativos para su mantenimiento y reparación), la cual ascendía a un total de 25 libras, rebajada un 13 %. Esta rebaja se podría interpretar como una medida contra los privilegios eclesiásticos y como un primer intento fallido de desamortización, pero su efecto sería poco eficaz, ya que el ayuntamiento estaba obligado a suplir las posibles faltas de dinero para comprar ornamentos. La fábrica ingresa además de cada canónigo 10 libras, y 5 por cada beneficiado. Posee dos campos de tierra en la Torre, uno de 9'5 juntas de mediana calidad con 12 olivos, que vale 123 l 10 ss, y otro de 9 juntas de mediana calidad que vale 117 l. La contribución a pagar es de 254 reales. Hay dos obreros encargados de cuidar y comprar los ornamentos, uno lo nombra el cabildo y ha de ser canónigo y el otro es seglar y lo nombra el ayuntamiento. El cargo dura tres años, al final deben dar cuenta de su gestión. De la composición de los ornamentos deducimos que la Colegiata era una iglesia bastante rica, pero no se hace referencia a esculturas, retablos, cuadros, aunque podemos, a través de los protocolos notariales, saber cuanto costaron y como eran esos retablos. Siguiendo con el estudio del Libro de visitas de 1758, el siguiente aspecto tratado son los legados o sucesiones a título personal que solían hacerse en un testamento o codicilo aparte y que atribuía derechos patrimoniales a una o 31


varias personas sin afectar al resto de bienes, que eran para el heredero legal. Los legados eran dos:  El fundado por don Blas Balls prior. Su renta consistía en dos trozos de tierra: -

Un campo en el Prat de 3 juntas, afronta con camino de Baells y comunes. Vale 30 libras. Un olivar en Sardera, de 1 junta, con 48 olivos. Vale 24 libras.

Sus patrones eran los alcaldes y regidores de la villa.

El fundado por el canónigo don Francisco Escribá, con una renta de 15 libras, empleadas para los parientes de su fundador el día de su matrimonio. Regido por el Cabildo.

Los diezmos y primicias* eran cobrados por el obispo de Lérida en su porción correspondiente, quedando el resto para los canónigos. 1/4 de lo que les tocaba era para el prior. La costumbre era pagar de 34 libras 4, 1 por la primicia y 3 por los diezmos. Se pagaba por todo menos por el mijo, judías y cáñamo. Los diezmos y primicias se recibían a cambio de cantar en el coro todas las horas diurnas, como eran la prima y la tercia, sexta y nona, además de por la misa conventual, vísperas y completas. Todos los canónigos debían ser de familias ilustres de la villa, y además de sus obligaciones debían explicar el domingo y fiestas un punto de la doctrina. Hasta ahora hemos explicado la organización de la iglesia, veamos ahora el aspecto económico. El Libro de visitas de 1746 establece los siguientes censales:        

Por derecho de hierbas…………………….240 libras. Cargo de aniversarios y misas………………443 l. Procesiones…………………………………4 l. Maitines*……………………………………20 l. Vísperas extraordinarias…………………….2 l. Completas………………………………….11 l. Misereres*……………………………………6 l. Salves*……………………………………….5 l. Aparte, otros pueblos pagan censos anuales a la Colegiata:

Albalate de Cinca………………..15 l 15 ss. Un año si otro no 5 l 1 ss 8 dineros. Tamarite de Litera……………….56 l. Año si otro no………..6 l. Binaced…………………………..30 l. Año si otro no……….3 l. Almenar………………………….5 l. Año si otro no…………2 l 10 ss. Total 106 l 5ss Total 16 l 11 ss 8 dineros    

32


A su vez la Colegiata de Albelda paga a la de Tamarite, que cobra censos de una amplia comarca (nota Libro de visitas 1737). 6.2. El Hospital de San Miguel. La primera salvedad que hay que hacer en este apartado es que la tradición popular acerca del nombre y la advocación del hospital se vienen por los suelos a tenor de las revelaciones de los libros de visitas. Efectivamente, la tradición imputa su advocación a Santiago apóstol, por la imagen situada encima de la puerta de entrada y que representa al referido apóstol. Pero los libros nos dicen que el auténtico titular es San Miguel, y con este nombre aparece en todos los libros consultados. En nuestra villa existía ya desde 1445 el hospital, llamado del Señor San Miguel y de Nuestra Señora de Gracia u hospital del Sancti Spiritus in Saxis de la ciudad de Roma. 4. Las posesiones de tierras ya quedaron reflejadas al hablar de los bienes de la Iglesia, ascendiendo su valor a 210 l 14 ss 10 dineros, por los que se pagaba en 1817 una contribución de 367 reales. Sus patrones eran los alcaldes y regidores. Cada 3 años se nombraba un administrador secular para que cuidara de los enfermos. Su renta anual era de 7 l y 5 ss, más lo que devengaran los censales. El mobiliario y utensilios eran bastante escasos:                 

14 sábanas de cáñamo. 4 mantas. 2 colchones. 2 almohadas. 3 jergones. 2 camas de pino. 1 sábana pintada. 2 sillas de pino. 1 mantel. 5 servilletas. 1 colcha. 1 caldero. 1 jeringa de bronce. 1 badil. 2 arcas de pino con cerraja y llave. 1 banco de pino. 3 camisas.

Poca cosa para un hospital, pareciendo más un lugar en el que morir era más fácil que sanar. ________________________ 4. VARIOS AUTORES. Op. Cit. Página 180.

33


6.3. Las Cofradías. Tenemos constancia de la existencia de 3 cofradías:   

La de Minerva, que se mantiene con las limosnas que dan los fieles. Está gobernada por un prior eclesiástico y otro secular, nombrados por un año. Recogen limosnas de trigo y aceite. La de la Virgen del Rosario. Tiene 11 l 6 ss de renta. A su cuidado está un canónigo, elegido por sorteo cada año. Tiene además tierras por valor de 30 l y una casa con huerto, pero derruida. La de San Vicente Mártir. Tiene 6 l de renta más lo que den los cofrades, que son 12 ss para los vivos y 40 ss para los muertos. Está gobernada por un prior y dos bailes seglares, que cambian cada año.

Estas cofradías solamente tendrían una finalidad religiosa y de ayuda de los cofrades en caso de necesidad (entierro, enfermedad, accidente, etc). 6.4. Los censos, fuente de ingresos para la Iglesia. La Iglesia se va a convertir en la gran cobradora de censos*, es decir, los gravámenes o cargas impuestos sobre los bienes raíces y cuyo importe se destinaba al mantenimiento de la Iglesia pero sobre todo a misas. También pude entenderse como la sujeción de los bienes inmuebles al pago de un canon o rédito anual en retribución de un capital que se recibe. Sea como fuere, la mayoría de vecinos de la villa los paga a la Iglesia, a excepción de pobres y jornaleros. El total recibido asciende a 4.794 libras, repartidas del siguiente modo: Organo de la Colegiata Cabildo Carmelitas descalzos de Tamarite Santo Hospital Capiscolía Orfebrería de San Vicente Capellanía de San Joseph Cofradía de la Virgen del Rosario Cofradía de San Vicente Rectoría de Castillonroy Colegiata de Tamarite Capellanía de San Miguel Comunidad de Estopiñán Parroquia de Calasanz Monjas de Tamarite Monjas de Benabarre Convento de la Merced de Lérida A la Virgen

292 l 966 l. 834 l. 293 l 15 ss 443 l. 387 l. 903 l. 270 l 132 l. 96 l. 295 l. 110 l. 315 l. 160 l. 580 l. 350 l. 100 l. 30 l.

La Iglesia se constituye en el motor económico de la villa, lugar que, con la desamortización, cederá a nuevos propietarios, y entre ellos, por la compra de su patrimonio, destacará la familia Moncasi 34


VII. CONCLUSIONES. La elaboración del catastro supuso el primer intento de la monarquía borbónica de fiscalizar la riqueza del reino. Surgió por necesidades económicas al centralizarse el Estado, crear una burocracia ala francesa, hecho que exige cada vez más recursos. El fin que perseguía el catastro en Aragón era crear una única contribución que sustituyese al sistema de las alcabalas* y sisas* que gravaban a los ciudadanos y campesinos. El catastro, atendiendo a esas nuevas necesidades, va a tener unas características precisas y fijadas por una normativa oficial, acorde con la realidad social de la época: están exentos de pago la nobleza, los hombres de carrera, empleados al servicio de la monarquía y el clero. ¿Quién paga entonces?. Los de siempre, los sufridos agricultores. Hay que rehusar a priori cualquier idea previa sobre la exactitud al cien por cien de los datos, pero los catastros son la primera fuente que nos acercan a la realidad socioeconómica de una villa, región o país. El catastro elaborado en Albelda entra dentro de la política de la única contribución, y supone una fuente excepcional para estudiar una economía y una sociedad profundamente adaptadas y apegadas al medio ambiente seco y árido de aquel momento. Un elemento que ya habíamos constatado en los protocolos notariales es la gran influencia de la Iglesia y de los grandes terratenientes, son los directores de la vida espiritual, política, social y económica de la villa, lo que en el siglo XIX se dio en llamar caciques. Una última consideración: la falta de continuidad de las fuentes económicas, de manera que nos permitan establecer una serie coherente en la evolución del valor de las tierras, la contribución a pagar y los cultivos. Caer en el error de que en 1817 se repetirían los valores de 1760 es descabellado, por lo que sólo podemos comparar, nunca dar por sentado, en investigación histórica, nada si no hay fuente fiable que lo atestigüe.

35


VIII. ANEXOS. 

Relación (por orden de aparición y con la grafía catalana)de partidas citadas en el catastro de 1760.                                   

Lloavos. Penella. Vinaixes. Vedats. Sardera. Quadries. Sant Roc. Almallós. Llitera. Ull de Bou. Corral Vell. Mongia o Mongies. Pregons. Riba de Portugal. Vinyes. Mata. Barasó. Era Vella. Collades. Creu de Pedra. Nodrissa. Era. Torre o Torrasses. Tapiats. Estanys. Planta. Cometa. Plans o Pla. Tollet o Collet del rei. Torre de l'Avellana. Aljub roig. Piles. Reguer. Corca. Sabatera.

                                  

Prats o Prat. Marmú. Costes. Vall de Móra. Coma del castell. Campa. Vedadet. Gesses. Comellar. Siallar. Cardals. Aljub d'Encardona. Ballets. Gralles. Santes Creus. Veca. Collet de l'Albardoner. Pedreula. Pena. Aljub d'Ensanis. Coll de Móra. Coves. Bassella. Pedres Picades. Camp de la Catalana. Arner de Mansana. Vinaters. Pins. Cam Blanca. Fera Campana. Foradada. Pradell. Bassa Prima. Gardeny o Cardeny. Pla del Lledoner. 36


        

Torre de Farrandet. Tamaró. Aljub Blanc. Guardioles. Saladar. Canela. Costes del Reguer. Solana. Espartera.

       

Puntal. Camparrot. Torreta. Coma del Vall. Redempció. Espés. Barreteres. Torrent.

Relación de propietarios agrícolas de la villa. Grandes propietarios Medianos Pequeños Jornaleros Clérigos

9 21 120 20 10

Distribución de la propiedad.

Iglesia Grandes propietari os + de 100 juntas (40 Has) Medianos 20 a 100 juntas (8-40 Has) Pequeños 0a 20 juntas (0-8 Has Total juntas Total Has

Olivo

Cereal

Viña

31'5

1218

5

550

394'5

896

107

Huertos (nº) 6

9

344

62

18

354

356

159

22

1330

2814

333

55

532

1125'6

133'2

Otros

Total

Lagar y granero

1455

8 eras 2 colmenare s 2 farrinales 8 pejeras 8 eras 5 pejeras 4 colmenare s 2 colmenare s 23 eras

1553

800'5

869

4477 1790'8

37


Distribución de las parcelas.

0-1 juntas 1-5 " 5-10 " 10-20 " 20-50 " 50-70 " 70-100 " +100 Total

Olivo 59 134 38 12 6 1 1 251

Cereal 23 118 41 12 6 1 1 2 204

Viña 42 87 3

Eras 33

Farrinales 13

1 133

33

13

Partidas donde aparecen citados bienes comunales. Siallar. Sardera. Planta. Vinaters. Vedat. Collet de l'Albardoner. Corral Vell. Tapiats. Barasó. Quadries. Torrent de Dalt. Penella. Vall de Móra. Torrent de Baix. Coll de Móra. Coma del Castell. Pla. Bassella. Prat. Piles. Arner de Mansana. Mongies. Corca. Estanys. Gesses. Santes Creus. Cam Blanca. Riba de Portugal. Veca. Fera Campana. Pregons. Mates. Gardeny. Aljub Blanc. Guardioles. Sant Roc. Torre. Vedadet. Lloavos. Bienes urbanos. Propietarios con mas de 1 casa 4

Con una casa

Sin casa

Arriendo

136

45

2

Valor de las casas. De o a 50 libras 81 Total casas 145

De 50 a 100 libras 51

Más de 100 libras 13

Otros bienes urbanos.   

Molino de aceite. Mesón. Horno.

 

Tejería. Venta de Sant Roc. 38


39


IX. GLOSARIO.

Alba: larga vestidura blanca que llevan el sacerdote, el diácono y otros ministros en la misa y otras ceremonias.

Alcabala: Impuesto indirecto que gravaba el 10% de todo lo que se vendía o permutaba. Desapareció en 1845.

Amito: Lienzo bendecido que el sacerdote se coloca alrededor del cuello y sobre la espalda al celebrar la misa.

Cañamar: Terreno sembrado de cáñamo.

Censo: Gravamen o carga impuesto sobre los bienes raíces y cuyo importe se destinaba al mantenimiento de la Iglesia pero sobre todo a misas. También pude entenderse como la sujeción de los bienes inmuebles al pago de un canon o rédito anual en retribución de un capital que se recibe.

Crisma: Mezcla de aceite y bálsamo empleado en algunas ceremonias religiosas.

Crismera: Vaso o ampolla, generalmente de plata, en el que se guarda el santo crisma.

Diezmo: Prestación de frutos y ganados que los fieles abonaban a la Iglesia, y que consistía en una décima parte del producto bruto de las cosechas.

Farraginal: Campo destinado a forraje.

Hijuela: Pedazo de lienzo con el que se cubre el cáliz durante la misa.

Hisopo: Utensilio que sirve para asperjar con agua bendita, compuesto de un mango de madera o metal, que lleva en su extremo un manojito de cerdas o una bola metálica agujereada, dentro de la cual se retiene el agua bendita en una esponja.

40


Maitines: Primera de las horas del oficio divino.

Maravedí: Moneda española de cuenta mantenida hasta 1854, siendo sustituidos por los céntimos.

Miserere: Nombre del salmo L o LI cuya traducción en la Biblia Vulgata comienza por esta palabra. Canto compuesto sobre dicho salmo.

Palmatoria: Utensilio en forma de platillo y con un mango que sirve para sostener la vela.

Pejera: Lugar destinado a pasto.

Primicia: Prestación de vida a la Iglesia de los productos sujetos al diezmo.

Tafetán: tela, por lo común de seda, tejida con ligamento persa del mismo nombre.

Terno: Conjunto del oficiante y sus dos ministros que celebran una misa mayor. Ornamentos de éstos eclesiásticos.

Salve: Oración dedicada a la Virgen.

Sisa: Derecho que consistía en gravar en provecho del fisco algunos géneros de consumo (carne, pan, vino, harina), con una rebaja de cierta cantidad en los pesos y medidas utilizados por los vendedores.

Vagos: Erial, solar vacío.

41


X. BIBLIOGRAFIA. ASSO, Ignacio DE. Historia política de la economía aragonesa. Zaragoza, Guarra Editorial, 1983. NAVARRO MIRALLES, Luis J. Una fuente fiscal: el catastro (siglo XVIII). Anotaciones metodológicas. Actas de las II Jornadas de Metodología y Didáctica de la Historia. De. Universidad de Extremadura. Facultad de Filosofía y Letras de Cáceres. Departamento de Historia Moderna, 1983. PEIRÓ ARROYO, Antonio. La hacienda aragonesa en el siglo XVIII. Una aproximación al sistema recaudatorio. Cuadernos Aragoneses de Economía. Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Zaragoza, 1978-79. VARIOS AUTORES. Albelda, la vida de la villa. Colección Cosas Nuestras, 23. Edición conjunta del Instituto de Estudios Altoaragoneses, Diputación de Huesca y Ayuntamiento de la villa de Albelda. Catastros de 1760 y 1817. Archivo de la villa de Albelda. Protocolos notariales de la villa de Albelda. Archivo de la villa de Albelda. Libros de visitas parroquiales de 1737, 1746 y 1758. Archivo de la catedral de Lérida.

42


LA TOPONIMIA DE LA VILLA: PARTIDAS, CALLES Y FAMILIAS ILUSTRES.

43


Vista del portalet de l'Ajuntament Archivo Ayuntamiento de Albelda

I. INTRODUCCIÓN. El propósito de este segundo bloque del trabajo es definir, en lo posible, los nombres de las partidas del término, localizarlas y situarlas en el mapa y hacer una breve referencia histórica (si es posible) sobre ellas. A continuación hablaremos del nombre de las calles pasadas y presentes y haremos un repaso a las familias más importantes de la villa. Las fuentes utilizadas para el estudio han sido los protocolos notariales conservados en el Ayuntamiento, sobre todo los de 1542, 1545, 1547, 1552, 1555, 1556 y 1557, los catastros de 1760 y 1817, los mapas de concentración parcelaria y la tradición oral. No vamos a poder explicar al 100 por 100 todos los nombres, teniendo en cuenta que algunas partidas hacen referencia a nombres propios (Farrandet, Don Bruno) que en un momento poseyeron aquellas tierras y les dieron nombre, pero los archivos no hacen referencia alguna sobre quienes eran. Si con las partidas aparecen los primeros problemas, con las calles nos va a suceder algo parecido pero aumentado porque las fuentes son muy parcas a la hora de hablar de nombres propios y si lo hacen tampoco dan una explicación del porqué se llaman así. Más fácil ha sido el apartado de las familias ilustres, centrándonos en los que tenían reconocida infanzonía en el siglo XVIII y XIX. Nombres como Cudós, Miravet, Torres, Chicot, Luzás, aparecerán detallados en lo posible, sin olvidar a otros como Berché, Nabas o Moncasi (o Moncasí según la antigua grafía), que también fueron importantes en el devenir social, económico y político de la villa.

44


II. EL TOPÓNIMO ALBELDA. Joan Coromines, en su Onomasticon Cataloniae, Tomo II, página 76, hace una amplia referencia al topónimo Albelda y sus diferentes grafías. Citamos textualmente: Poble encara important de la Llitera i que havia tingut importància molt gran a l'Edat Mitjana, com ho confirma la freqüència del seu nom en les fonts de l'època, i el paper de primer pla que féu en la reconquesta, pres aviat pels catalans, com la fortalesa principal de què se servien els comtes de Barcelona enfront dels moros i del rei d'Aragó, i al mateix temps per tal de posar a ratlla l'avenç cap al sud dels altres comtats catalans (Urgell, Pallars, Ribagorça, Cerdanya). Majorment absurda, en aquest cas, l'atribució que es féu després a Aragó d'una població conquerida amb gran esforç, només amb la sang i el talent militar i polític dels catalans, i que obrà com a peça cabdal en la constitució de la unitat i poder estatal de Catalunya. Evidentemente, Coromines exagera en cuanto al papel jugado por el castillo de Albelda en la constitución política de Catalunya. Si que es cierto que era pieza fundamental de la marca musulmana junto con el castillo de Montmagastre (cerca de Peralta de la Sal) y que debió tener su importancia como llave de transición entre la montaña y el llano, pero hay que tener en cuenta que a 3 Km. estaba el castillo de Tamarite, mucho mayor y mejor defendido, dependiendo Albelda de la capital literana desde 1378 a 1629.

45


Sigamos citando lo que Coromines dice en su obra: Documentació antiga.  

Albel·la. 1148 (Liber Feudorum Maior I, 169), 1151 (Kehr, Papsturk, 328), 1156, 1165, 1173, 1177, 1179, 1180, 1199 (Kehr, 411i 504 i Cartolari de Poblet, 91, 204, 58, 71). Albeuda. 1172 (Miret, S. El més antic text literari català, 20).

Albelda. 1212 (Miret, S. Castellbó, 175). 1236 (Liber Feudorum Maior, I, 172). (Crònica de Jaume I, 65).

Albel·la (carta de població, Font Rius). Es una mala identificación del topónimo.

La etimología es una variante, siempre según Coromines, del árabe clásico bäläd, que significa villa, ciudad, forma no extraña en el árabe de Al-Andalus y que parece tener más sentido que otro significado propuesto para el término, el de la blanca. Esta teoría fue ratificada también por los estudios del profesor Yakov Malkiel, de la Universidad de Berkeley, según los cuales el término al-balda significa villa y no procede del término bayda, referente a blancura. En cambio, Steiger si cree posible esta segunda acepción derivada de albayda, la blanca, apoyándose a la vez en Madoz refiriéndose a la Albelda riojana, edificada en el siglo IX. Asín y Palacios, Codera y Coromines han demostrado que la acepción la blanca es imposible lingüísticamente, por lo que nos inclinamos por el significado de la ciudad. III. LAS PARTIDAS. He creído oportuno no solamente hacer mención de las partidas actuales, sino, en lo posible, investigar el nombre y origen de otras partidas hoy olvidadas pero que más de uno recordará haber oído a sus padres y abuelos. La ordenación será alfabética a modo de fichaguión para cada una. Recordemos que el nombre siempre va a aparecer en catalán normativo, y a continuación su forma local o variante. Aljub Llonc. 

Nombre o variante: Alchub Llonc.

46


 

Significado: Aljub significa aljibe, derivado del árabe al-yibab o pozos. En el caso de Albelda son depósitos excavados en la roca arenisca, de forma rectangular y con un canalillo que recoge el agua de lluvia y la deposita en el vaso. Suelen tener también unas escaleras de acceso y a veces una pequeña concavidad para extraer el agua con mayor comodidad. Su mantenimiento era muy importante para tener el agua en buen estado, como lo demuestran las ordenanzas municipales de 1683, en las que se ordena limpiar los aljibes y vasos más convenientes para recoger, guardar y conservar el agua y que no se pueda lavar en los aljibes y valsas ni echar rama ni otra cosa, en pena de 60 sueldos. 1 Situación: Al lado del camino de Sant Roc, al SE de la villa. Documentación: Aparece documentado en los protocolos notariales de 1547, concretamente en un documento en el que Jayme Fontova e Ysabel Vilanova imponen un censal sobre sus bienes a favor de la iglesia de San Vicente. Uno de los bienes, tierra de labor, está en el Aljub Llonc. El mismo año Ferrando Aler vendió a Jayme Carpi un olivar en la partida, de un jornal de tierra, por valor de 240 sueldos, afrontando con dos caminos públicos. Aparece también en 1555 en los capítulos matrimoniales entre Pere Batlle de Albelda y Ysabel Mero de Belver. También aparece en el catastro de 1760, pero no en el de 1817, en el que, como ya hemos indicado, se produce una notable reducción de nombres y partidas (de 87 en 1760 a 9 en 1817).

Aljub d'en Sans.    

Nombre o variante: Aljub d'Ensanis. Significado: el prefijo en se refiere a señor, es el don castellano en catalán. No sabemos quien era Sanis o Sans. El nombre es una degeneración de la grafía correcta. Situación: Cerca del camino de les Quadries, al E de la villa, afrontando con la partida de Ull de Bou. Documentación: Aparece en el catastro de 1760 (folio 40). Fernando Torres tiene allí un olivar de 6 juntas con 243 olivos. No he encontrado más referencias en los protocolos notariales revisados. Joan Rovira ha encontrado una referencia de 1560.2

Aljub Roig.  Nombre o variante: Aljub Roi.  Significado: Aljibe rojo, seguramente por el color de la arenisca. ___________________________ 1. ROVIRA, J. y otros. Albelda. La vida de la villa. Colección Cosas Nuestras. Instituto de Estudios Altoaragoneses. Huesca, 1999. Pág. 148. 2. ROVIRA, J. y otros. Op. Cit. Pág. 215.

47


 

Situación: Junto al camino de Almenar, Documentación: En 1545 Joana Corns, esposa de Miquel Salmos, vendió a Sebastián Maros un huerto situado en los Horts del damunt, por valor de 320 sueldos. Puso como aval de la venta los olivos de la era de Salmons en la partida de l'Aljub Roi. Aparece en los protocolos de 1670 y en el catastro de 1760. Vicente Cudós posee en la partida un olivar con 283 olivos de 9 juntas y media.

Aljub d'en Cardona.    

Nombre o variante: Cardona o Aljub d'Encardona. Significado: Cardona debía ser un notable de la villa, pero no tengo referencias sobre el apellido. Encardona es nuevamente una degeneración de la grafía catalana en Cardona. Situación: Al SW de la villa, tocando con el término de Alcampell, cerca del Siallar y les Vinaixes. Documentación: En el catastro de 1760, Pedro Soliva posee un campo de 6 juntas en esta partida, afrontando con camino de Altorricón

* Nota: La grafia popular de aljibes (aljubs en catalán normativo) es alchubs. Almallós.  

 

Nombre o variante: Armallós, terminología popular.. Significado: Desconocido. Una hipótesis posible sería la corrupción del término catalán el melós, referente a un lugar donde hay miel. La e cerrada se pronunciaría abierta el-al, melósmalós y posteriormente el al daría paso al ar (Armallós). Situación: Junto al Saladar, al SE de la villa, afrontando con el camino de Tamarite a Alfarrás. Regada por la acequia o toma homónima. Documentación: Aparece documentado en los protocolos de 1542, en un censal que Joan de Castelnou, Miquel Aler, Pedro Trigo, Tomas Bayle, Pedro Diago y Jayme Fontova imponen sobre unas tierras que tienen en el Almallós, por valor de 63 sueldos, a favor de los jurados, consejo y universidad de Albelda, pagaderos el día de Santa Magdalena, hasta completar los 1467 sueldos que habían recibido en préstamo del consejo. En 1547 Joan Castelnou vendió a Salvador Corts un olivar en la partida con una pequeña viña, lindando con el camino de Albelda a Miporquet, más una mula, todo por 2.000 sueldos.También aparece repetidas veces en el catastro de 1760, no así en el de 1817, quedando seguramente englobado en el Saladar.

48


Ametllereta.    

Nombre o variante: Amellereta o Espartalet. Significado: Almendro pequeño. Situación: Al NE de En Bruno, junto als Callissos. Documentación: No tengo ninguna referencia de la partida.

Ballets.    

Nombre o variante: Bellets. Significado: Desconocido, debe hacer referencia un nombre propio. Situación: Desconocida. Documentación: En 1760, Pedro Soliva poseía un olivar con era y pajar, de 2 juntas y media y con 113 olivos en esta partida. No me consta en ninguno de los protocolos notariales que he consultado, aunque Joan Rovira la nombra. 3.

Barasó.    

Nombre o variante: Barasó. Significado: Desconocido. He encontrado unos capítulos matrimoniales de 1545 entre Joan Barasó de Lleida y Caterina Barba de Albelda. Puede que sea el origen del nombre. Situación: Desconocida. Documentación: Aparece en el catastro de 1760 en la relación de varios propietarios. Por ejemplo, Simón Aler posee un olivar de 1 junta y media con 32 olivos.

Barreteres.  

 

Nombre o variante: Barreteres. Significado: La traducción literal al castellano sería las sombrereras. Pero no nos parece muy lógica. Podría hacer referencia a unas montañas, piedras singulares, pero no lo sabemos con seguridad. Situación: desconocida. Documentación: En el catastro de 1760 Aguilón de Benabarre tenía en esta partida un olivar de 8 juntas con 170 olivos.

Bassa Grossa.   

Nombre o variante: Bassa Grossa Significado: la traducción literal es balsa grande. Situación: desconocida.

49


Documentación: En el protocolo notarial de 1542, Francisco Capateu, Jayme Barba, Catarina Bayle y Bertran otorgan un censal de 53 sueldos 10 dineros sobre la casa de Bertran y una tierra en la Bassa Grossa. No aparece en el catastro de 1760.

Bassa Prima.    

Nombre o variante: Bassa delgada. Creo que hace referencia a la Bassa del retó, hoy desaparecida. Significado: Balsa alargada, estrecha. Situación: Cerca del camino de Alfarrás. Creo que estaría en les Onilles. Documentación: Aparece documentada en el catastro de 1760. Joseph Luzás tiene en ella un olivar de 14 juntas con 393 olivos.

_____________________________________ 3. Rovira, J y otros. Op.cit. Pág. 215 Bassella.    

Nombre o variante: Bassella. Significado: Balsa pequeña. Situación: Muy cerca de la ermita de Sant Roc, junto al camino de Alguaire o de Almenar. Documentación: Aparece así nombrada en el protocolo de 1542 y posteriores, siendo una grafía que no ha cambiado con el tiempo. En 1542 (página 199 del protocolo) se pactó capitulación entre mosén Francisco Pou, caballero de Lleida, señor de Orriols i castellano de Albelda de una parte, y Antoni Llena y Joan Galliner por otra, en la que les daba a medias una serie de heredades a partir del día de San Miguel. Las heredades estaban en la Colomina, l'Era, les Pedres Picades, la Coma, la Bassella, lo Camp de les Mongies, l'Olivar, el Quadró de la Manensa y el Vedat. Debían labrar el barbecho, después sembrar y labrar los olivos dos veces. Mosén Pou les debía dar la mitad de la simiente. Cada parte debía aportar una mula. Si alguna moría debía comprarla mosén Pou. La cosecha se repartiría a medias y al cabo del año debían devolver las heredades labradas tres veces.

Boixadors.  

Nombre o variante: Boixadós, incorrecta. Significado: Boix en catalán significa boj, por lo tanto sería un lugar donde había abundancia de esta madera. También puede hacer referencia a la familia leridana Boixadós, que tenía tierras en nuestro término.

50


 

Situación: Al E de les Guardioles, junto al término municipal de Almenar. Documentación: No tengo ninguna referencia documentada.

Callissos.  

 

Nombre o variante: Callisos, castellanizado Callizos. Significado: La traducción literal en catalán es carreró, calle estrecha, derivado de callís, en latín callicium, camino entre dos paredes o filas de árboles. El Diccionario Aguiló cita una frase muy expresiva: Seguia pasturant tranquil·lament les seves cabres per barrancs i callissos, valls i penyasegats. Parece claro que el camino dels Callissos estaría arbolado o sería muy estrecho, pero no encuentro otra acepción. Situación: Al Sur del camino de Tamarite a Almenar, afrontando con En Bruno, l'Onilla y l'Espartal. Documentación: Aparece documentada en 1817. El Cabildo posee un campo de 98 juntas por valor de 1008 libras. En el resto de documentación consultada debe quedar asimilada a la partida de la Torre o Torrasses.

Camparrota.  

Nombre o variante: Camparrot. Significado: Significa tierra labrada. En la Edad media, romper un campo significaba ponerlo en cultivo, limpiarlo, desbrozarlo, ararlo y sembrarlo. Si tenemos en cuenta la acepción de campa, que significa tierra de cultivo sin árboles ni viña, camparrota significará tierra de sembradura reciente, nueva. Situación: la documentación lo sitúa en el camino de les Quadries, al SW de la villa, afrontando con les Mongies y el entonces término municipal de Tamarite, hoy de Alcampell. En él sitúo las granjas de Solanes. Documentación: Aparece documentada ya en 1547, en una venta que Miquel Ferrer y Joana Fuster hacen de una heredad de 10 juntas a favor de Ferrando Castelnou. No aparece en cambio en el catastro de 1760 ni en 1817.

Cam Blanca.   

Nombre o variante: Cam Blanca.. Significado: Parece ser un apócope de camp y debe referirse a tierra blanca, de yeso, muy frecuente en el término. Situación: La tradición oral la sitúa afrontando con les Plantes, al Este de la villa.

51


Documentación: En 1760, entre otros propietarios, Francisco Castro tenía en la partida un olivar de media junta con 38 olivos. En 1817 quedaría asimilada a la partida de les Plantes.

Camp de la Catalana.    

Nombre o variante: Lo Camp Significado: Debe referirse a una persona concreta, rica propietaria, que quedaría en la memoria popular como la catalana. Situación: Si como creo es la partida del Camp, se encuentra al Este de la villa, junto a la torre de Luzás o Llusás y al Norte de la torre Miravet, junto al camino dels Vedats. Documentación: Aparece documentado en 1760. Josep Chicot i Balls tiene en ella un campo de 19 juntas.

Campa.  

 

Nombre o variante: Campa. Significado: El Diccionario etimológico catalán define campa como terra de conreu on no hi ha arbres ni vinya. Es un vocablo de origen occitano y valenciano, aunque también se utiliza en castellano. La expresión campar por sus aires hace referencia a la ausencia de ataduras, en el caso agrícola a la ausencia de árboles. Situación: Al norte de Sant Roc, paralela al canal de Aragón y Catalunya y ocupando ambas vertientes de un pequeño anticlinal. Documentación: En 1555, los acuerdos matrimoniales de Pere Batlle de Albelda e Ysabel Mero de Belver mencionan una heredad con olivos en la partida como parte de la dote del marido. Aparece también ampliamente citado en el catastro de 1760, desapareciendo en el de 1817 asimilada a Sant Roc.

Canela.    

Nombre o variante: Canela. Significado: Desconocido. La voz popular canelo hace referencia a alguien que se lo cree todo, bobo, torpe, pero dudo que esta acepción tenga algo que ver con esta voz. Situación: al Norte de la villa, afrontando con les Vinyes i les Piles, paralela al camino de Castillonroy. Documentación: Vicente Cudós poseía en 1760 una viña de 5 juntas en esta partida. Es un nombre que se sigue conservando, si bien en muchos casos diluido en les Vinyes, como sucede en el catastro de 1817.

Canxinxes.

52


   

Nombre o variante: Canchinches. Significado: casa de Xinxes, pero no sabemos quien era el interesado, y dudo que se refiera a las chinches como insecto. Situación: Al Este de la villa y la Torre dels Canonges, afrontando con los términos de Castillonroy y Alfarrás. Documentación: No he encontrado referencias sobre la partida en los protocolos consultados.

Cardals.    

Nombre o variante: Escardals. Significado: Cardal es un campo de cardos, al igual que cardeny. Situación: La tradición popular la sitúa al Este de la villa, afrontando con Santes Creus, a la derecha, cerca del actual polígono industrial. Documentación: En 1547 Joan Bunyol y Esperança Segarra impusieron un censal de 178 sueldos sobre su casa y tierra, situada en los Cardals. El mismo año Llorenç Nofre y Esperança Ferrer impusieron un censal sobre sus bienes, entre otros un olivar en los Cardals, por valor de 17 sueldos 6 dineros anuales y a favor de los canónigos de la Colegial. Era pagadero en la fiesta de Santo Tomás hasta un total de 210 sueldos. En el catastro de 1760 se cita varias veces, siendo propietarios, entre otros, Francisco Galanter, que tenía un olivar de dos juntas con 63 olivos por valor de 56 libras 10 sueldos.

Clamor.    

Nombre o variante: Clamor, pero palatalizada K. Significado: La Clamor es el desagüe natural que, desde Coll de Foix, recoge las aguas sobrantes de riego de toda la Baja Llitera, hasta desembocar en el Cinca aguas arriba de Fraga. Situación: Al SE de la población, junto a les Onilles y Boquera, tocando con el término de Almenar. Documentación: No tengo referencia documental de la partida.

Coll de Foix.    

Nombre o variante: Coll de Foix o el Collet. Significado: Hace clara referencia al conde de Foix, aunque no sé la referencia exacta. Situación: Al Este de la villa, fronteriza con el término de Alfarrás. Documentación: El 12 de Noviembre de 1542 Pedro Pou y Joan d'Aler, jurados, alquilaron, en nombre del Consejo de Albelda, las hierbas de Coll de Foix a Ramon Lotas (o Locas) y Pedro Spallargas hasta el día de la Santa Cruz en Mayo por 1660 sueldos pagaderos el día de Santo Tomás en Diciembre y la fiesta de la Santa Cruz en Mayo. En 1545 los jurados arrendaron a Joan Bunyol hijo la cuarta

53


parte de las hierbas del término de Coll de Foix, reservado a la carnicería, por 3 años y por valor de 550 sueldos, desde Sant Jaume a Santes Creus, pagaderos en dos veces, el día de Santo Tomás en Diciembre y la Santa Creu en Mayo. Les 3/4 partes restantes de las hierbas fueron arrendadas a Joan Castelnou por 1650 sueldos y en las mismas condiciones de pago. No aparece ni en 1760 ni 1817. Coll de Móra.    

Nombre o variante: Coll de Móra. Significado: coll significa pequeño puerto o subida de montaña. Móra ha de hacer referencia a un nombre propio desconocido. Situación: A la salida de la villa por la carretera de Alfarrás, siendo el final de la calle Hospital. Documentación: Aparece documentada en 1760, siendo un lugar de pejeras. Joseph Pasqual tiene una de media junta por valor de 16 libras.

Collades.    

Nombre o variante: Collades. Significado: collada es lo mismo que coll, pequeña elevación que se puede salvar fácilmente. Situación: El camino de les Collades lleva a Sant Roc, por lo que debemos situarlas al SE de la villa, iniciándose el camino en Veca o Beca. Antiguamente era el camino de Lleida a Albelda. Documentación: En 1552, Jayme Cavaller y Joana Corts vendieron a Jayme Carpi una era y un bancal en esta partida por 120 sueldos. Especifica claramente "afronta con camino de Lleida a Albelda". En 1555 Sancho de Pueyo y Pedro de Pueyo, vecinos de Torrefarrera, vendieron a Joan Bayle de Albelda una tierra campa en la partida por valor de 100 libras, que eran 2000 sueldos. En el catastro de 1760, entre otprs propietarios, Pedro Castarlenas tenía un olivar en la partida, de dos juntas, con 77 olivos, por valor de 54 libras, afrontando con camino dels Pins.

Collet de l'Albardoner.     

Nombre o variante: Collet de l'Albarder o Prat de Della. . Significado: Hace referencia a un albardonero o albardero o fabricante de albardas, es decir, la pieza principal almohadillada del aparejo de carga de las caballerías. Situación: Debía estar en el Prat, pero no es muy seguro. Documentación: Aparece documentada en 1760, Antonio Nabas tiene en la partida un campo de dos juntas, afrontando con

54


comunes, por valor de 15 libras. El nombre quedaría incluido en el catastro de 1817 en la partida del Prat.

Collet de Rei.    

Nombre o variante: Tollet de Rei. Significado: Literalmente significa Subida del rey. Situación: Estaría entre Ull de Bou y les Plantes, al Este de la villa. Documentación: En 1760 Agustín Porquet tenía en la partida un olivar de dos juntas con 31 olivos por valor de 32 libras 10 sueldos. El nombre quedaría después asimilado a les Plantes.

Coma.  

Nombre o variante: Les Comes Significado: Una coma, del latín cumba, según el Diccionario Etimológico catalán, es una depresión más o menos plana en terreno de montaña. El nombre aparece en muchos pueblos de Catalunya, pero también en Albaida (Valencia). Situación: No hay una única coma, sino muchas, ocupando el piedemonte de la sierra de la Gessa, formando un arco paralelo entre la carretera Albelda-Alfarras y el Pla, tal como se observa en el mapa adjunto en los anexos. Sus límites serían las partidas del Corral Vell por el Oeste y los Vedats por el Este, existiendo singularidades como:     

Coma del Bep: Cerca de les Plantes, al NE del término. Coma de Pallarol: En el camino que sube al Pla. Coma del Castell: En el actual campo de fútbol o cercanías. Coma de Porquet: al Sur de Vall de Móra y Norte del Camp de la Catalana. Coma de la Vila: en Gardeny, conservando restos de una torre de planta cuadrada datable en el siglo XI.

Otras comas, de las que desconocemos su situación son la de Corbins, la de na Saura, la de Naleta, la de la Font, la de Mahoma, de Salvadoret, de Doña Fernanda, del Canà y la del Vall. La Coma del Junqueret o Junquell da nombre a una partida singular, el Junqueret, que más tarde analizaremos. 

Documentación: Aparece ya reflejada en los protocolos de 1542 en un documento en el que Jordan d'Aulas vende a Pedro Piquero un trozo de tierra en la Coma, afrontando con camino de Alfarrás y tierras comunales. En 1760 aparece repetidas veces pero especificando que coma es. Por ejemplo, Raymundo Abillar tiene

55


una pejera o peixera en la Coma del Castell por valor de 36 libras. La Coma de Porquet quedaba englobada en Vall de Móra, pues Pedro Porquet tenía un olivar de tres juntas con 78 olivos en esta partida, correspondiéndose con la actual coma de Porquet. Comafera.    

Nombre o variante: Comafreda. Esta parece ser la grafía correcta, si bien siempre se ha dicho Comafera, lo cual variaría notablemente su significado. Significado: Literalmente coma fría. Si nos atenemos a la segunda grafía y más conocida, sería coma salvaje, término un poco exagerado. Situación: Al NO de la villa, por encima de la Penella y lindando con el término de Alcampell. Documentación: No la tengo documentada en los protocolos consultados y no aparece en el protocolo de 1760.

Comellar. Nombre o variante: Comellà o Comella. Significado: Literalmente es una coma pequeña, y deriva de comella con el sufijo colectivo -ar. Significa espacio de tierra amplio de suelo inclinado por la depresión del terreno, que está entre tierras más elevadas. El término castellano que lo define es vaguada. En Albelda el Comellar siempre ha sido un nombre propio masculino, pero su derivación de comella podría inducir a error.  Situación: Entre el Corral Vell i les Piles, en una suave depresión recorrida por un arroyo intermitente que viene del Prat o Prats y que da lugar a la fuente de les Piles. Parte es terreno frescal de gran producción cerealista.  Documentación: No aparece como partida especifica, sino como medida de tierra, ya que en 1547 Jayme Artalis vende a Joan Salmons dos comellas de tierra en la partida de Na Anglesa de 10 juntas. En 1760 hemos encontrado el Comellar d'en Pere, propiedad de Antonio Nabas, situado justo en la casa de mis padres, como lo atestigua la escritura de compra del solar dada en 1909, y también el Comellar de la Sardera, propiedad de la viuda de Francisco Purroy y Ribas. Corca.  

  

Nombre o variante: Corques. Significado: Si nos atenemos al sentido literal significaría carcomido, podrido, pero el actual cementerio aún no estaba allí en 1760. Situación: Junto a Sant Sebastià, al NE de la villa, tocando al cementerio.

56


Documentación: En 1555, Jayme la Vall y Joana Corts cambiaron un olivar en la Corca, llamado les Piles, por una tierra en la Bassella y otra en la Penella propiedad de Caterina Rocaspana y Jayme Castelnou y Caterina Valle respectivamente. También aparece documentada en el catastro de 1760, siendo englobada en les Vinyes en 1817.

Cornassa.    

Nombre o variante: Cornasses o Cornasa. Significado: Desconocido. Situación: En el límite del término al E, tocando ya con Alfarrás, al Sur de la carretera de Binéfar a Balaguer. Documentación: No tengo ninguna referencia documentada sobre la partida en los catastros de 1760 y 1817, pero si aparece en el amillaramiento de 1863..

Corral Vell.    

Nombre o variante: Corral Bell. Significado: Corral viejo. Situación: Creo poder situarlo junto al corral de Berché, en la cima del camino de les Vinyes o de Castillonroy, justo en la divisoria de aguas hacia el Comellar-Piles y les Vinyes. Documentación: En 1760 la viuda de Phelipe Baquer tenía un campo de una junta en esta partida por valor de 11 libras. Thomas Balls otro de 4 juntas y media, especificando que afronta con camino de Baells.

Corrals.  

 

Nombre o variante: Corrals. Significado: Corrales. Es probable que haga referencia a los corrales que el Cabildo y el Consejo de la villa tenían en la zona, y donde se llevaba a cabo la dula, es decir, la reunión de todo el ganado del pueblo, generalmente de leche, guiadas por un duler, para que pastaran por turno en las parcelas. En mi entender els Corrals eran comunales, claramente delimitados por dos caminos, entre las tierras del Racó y En Bruno. Situación: Se sitúa entre el Racó y En Bruno, al SE de la villa. Documentación: No tengo referencia documentada.

Costes.  

Nombre o variante: Costa o la Colomina. Significado: Subida, elevación en un terreno o camino. En castellano cuesta.

57


 

Situación: A la salida de la villa por el camino de les Vinaixes o Alguaire, a unos 250 m se debe coger un camino secundario a la izquierda, junto al depósito de agua, que nos lleva a les Costes. Documentación: El catastro de 1760 diferencia les Costes de Dalt de las de Baix. Así, Joseph Hilario Porquet tiene un olivar en la Costa de Dalt, de cuatro juntas, con 241 olivos. Josep Purroy i Chicot tiene un olvar de dos juntas y media con 121 olivos en les Costes de Dalt y otro de dos juntas con 64 olivos en les Costes de Baix. En las afrontaciones aparecen reflejados también tres caminos, el de la Costa, identificado, el que va a los Aljibes, también identificado, y el de Gabà, de dificil ubicación.

Costes del Reguer.   

Nombre o variante: el Reguer Significado: Subida al Reguer. Situación: El Reguer es un pequeño arroyo discontinuo que marca la divisoria entre los terminos de Albelda, Castillonroy y Nachá (Natjà), discurriendo por el pie de la sierra de la Solana, paralela al Pla (véase mapa en los anexos). Les Costes del Reguer serían las últimas elevaciones antes de llegar a esta divisoria, desde la cual se divisa al frente el pueblo de Castillonroy. Estaría por tanto al NE de la villa, junto al camino de Castillonroy. Documentación: Aparece ya en 1542, en una concordia matrimonial entre Miquel Aler de Albelda y Esperança Naya de Tamarite. Como seguro de la dote de 500 sueldos aportada por su mujer, el marido aporta la casa que tiene en Albelda y una viña que tiene en el Reguer. En 1760 aparece como Costes del Reguer. Creo que en 1817 la partida quedó incluida en les Vinyes.

Coves.    

Nombre o variante: Coves. Significado: Literalmente las cuevas, quizás en referencia a la Torre de les Coves que aún puede verse en esta partida, pero ya en término de Castillonroy. Situación: Junto a les Costes del Reguer, al NE de la villa, junto al camino de Castillonroy. Documentación: En 1760, Fernando Torres tenía en la partida una viña y tierra blanca de 65 juntas y media, con 16 olivos, afrontando con los términos de Castillonroy y Nachá, por valor de 734 libras. En el catastro de 1817 quedaría englobada en les Vinyes.

Creu de Pedra. 

Nombre o variante: la Creu.

58


  

Significado: Hace referencia a la cruz de término que existía en el final de la villa, en Soldevila, que fue destruida durante la Guerra Civil y repuesta siguiendo el modelo original hace pocos años. Situación: En Soldevila, teniendo en cuenta que en aquellos momentos era zona de cultivo o pasto y no estaba, por tanto, urbanizado. Documentación: En 1760 la viuda de Molins tenía una pejera de media junta en la partida, afrontando con camino de Tamarite, por valor de 76 libras, muy alto si tenemos en cuenta que un olivar en les Collades de dos juntas, con tierra y 35 olivos, valía 31 libras.

En Bruno.    

Nombre o variante: Don Bruno. Significado: Hace referencia a la posesión de un particular, del que no sabemos nada. Situación: Al SE de la villa, junto als Corrals, en lo que hoy se llama la Torre de Binefo. Documentación: Aparece reflejada en 1817 como tierras del Cabildo, el cual posee un campo en la partida de 56 juntas de segunda calidad por valor de 784 libras y 1254 reales de contribución.

Era.    

Nombre o variante: Eral, Era Vella, Eres. Significado: Era, lugar donde se efectúa la trilla. Situación: Es una partida muy conocida, situada al E de Sant Roc, teniendo su centro en la torre de Moncasi. Documentación: En 1542, Ramon Oliba imponía un censal sobre una heredad suya en la Era por valor de 49 sueldos anuales pagaderos el día de Santa Magdalena en Julio. En 1760 diversos propietarios tienen tierra en la partida, por ejemplo, Fernando Torres, que tiene un olivar en la Era Vella de nueve juntas y media con 380 olivos por valor de 285 libras. Según Rovira 4 en la zona existió un poblado ibérico aún presente en época romana, recuperándose trozos de cerámica sigilada importada del Sur de la Galia. Me atrevo a hacer la hipótesis de que el Eral sería el lugar donde el Consejo trillaba el grano de sus comunales, ya que muy cerca están els Corrals y otros terrenos del común. En el catastro de 1817 es la segunda partida en contribución después de las Torres, con 17934 reales. Son propietarios, entre otros, la viuda de Vicente Balls, Vicente Cudós, José Miravete (ambos con el apelativo de don) José Moncasi y la Escuela Pía. El principal contribuyente es Don José Miravete con 1978 reales y el menor José Purroy Sagarra con 20 reales.

59


Espartal.    

Nombre o variante: Espartal. Significado: Campo sembrado de esparto en castellano, catalanizado espartar. Situación: Junto als Callissos i les Onilles, al SE de la villa. Documentación: No hay ninguna referencia, aunque Rovira 4 hace mención a l'Empriu de l'Espartal i a l'Espartalet o Amelleretes.

Espartera.    

Nombre o variante: Espartera. Significado: Dudamos que se refiera a la persona que trabaja el esparto, más bien se refiere al significado anterior, tierra sembrada de esparto. Situación: Junto a les Vinyes, al NO de la villa. Documentación: Aparece en el catastro de 1760. Pedro Porquet tiene en la partida un campo de tres juntas y media por valor de 28 libras 10 dineros.

Espés.    

Nombre o variante: Espés o Espeset. Significado: Atacado, literalmente, si no hace referencia a un apellido. Situación: Al N de les Quadries, junto a la actual carretera de Alfarrás y en secano. Documentación: No tengo referencias documentadas.

Estanys.    

Nombre o variante: Estanys. Significado: Un estany es un lago, aunque en Albelda, de existir, debían ser de muy reducidas dimensiones. Situación: Las afrontaciones del catastro de 1760 la sitúan en el camino de Alcampell o de les Vinyes a través de la Gessa, por lo que lindaría con esta partida. Documentación: En 1760 Raymundo Abillar poseía un campo en la partida de cuatro juntas con 32 olivos, por valor de 92 libras. Afrontaba con comunes y camino de Alcampell.

Farrinals.  

Nombre o variante: Farraginal. Significado: Farrinal o farraginal es un lugar destinado al cultivo de forraje.

60


Situación: La partida se encuentra junto al camino de la Creu de Pedra, en Soldevila, aunque el término hace referencia común a lugar de forraje y pasto junto con pejera, repartiéndose alrededor de la villa.  Documentación: En 1760, Josep Luzás posee un farrinal cerca de su casa. Los hay también en Santes Creus, la Coma del Castell, la Riba de Portugal i la Creu de Pedra. ____________________________ 4.ROVIRA y OTROS. Op.cit. Pág. 211 

Fera Campana.    

Nombre o variante: Fera Campana. Significado: Desconocido. Situación: Desconocida. Documentación: En 1760 Ramón Labat tenía en la partida un olivar de una junta con 43 olivos, afrontando con comunes. No aparece más en la relación de propietarios.

Foradada.    

Nombre o variante: Foradada. Significado: No se conoce, puede hacer referencia a una peña singular, una cueva, pero no lo sé con exactitud. Situación: En el camino de Alfarrás, actual carretera, pero no sabemos a que altura exacta. Otra referencia habla de camino de la Creu de Pedra, por lo que debería estar cerca de la villa, al Este. Documentación: En 1760, Francisco Castelnou tenía en la partida un olivar de una junta y media con 40 olivos, por valor de 46 libras.

Gardeny.  

 

Nombre o variante: Cardeny. Significado: El significado es desconocido, y parece referirse a una onomatopeya del grito del cerdo, sabiendo que una gardunya en catalán es una cerda. Si el vocablo fuera cardeny, más lógico, se referiría a un campo de cardos. Situación: Junto a la Corca y San Sebastià, siendo el origen de un manantial aún hoy aprovechado por el ganado. Documentación: Aparece en una relación de partidas de 1556, y en el catastro de 1760 se nombra como Gardeny en diversas ocasiones, por ejemplo, Joseph Luzás tiene un olivar de ocho juntas y media con 334 olivos por valor de 292 libras, afrontando con comunes. No aparece en el catastro de 1817, pudiendo quedar englobada en les Vinyes.

61


Gessa.    

Nombre o variante: Gessa, Gesses o Cheses. Significado: Significa yesera, y hasta hace pocos años, en la Riba de Portugal, partida vecina a ésta, hubo una yesera en activo. Situación: Al N de la villa, en el antiguo camino de les Vinyes, siguiendo el torrente. Documentación: En el catastro de 1760 aparecen diversos propietarios, por ejemplo, Juan Colet, que tenía un olivar de dos juntas y media, con 103 olivos, por valor de 128 libras, afrontando con comunes y camino de les Vinyes.

Gralles.    

Nombre o variante: Gralles. Significado: Garza. Lugar donde anidan las garzas. Situación: Afronta con el camino de la Penella, quedando hoy englobada dentro de esta partida. Documentación: En 1760 la viuda de Molins, entre otros, tenía un campo de 2 juntas en la partida, por valor de 30 libras.

Guardioles.    

Nombre o variante: Guardiola. Significado: Parece hacer referencia a lugares de guardia, pequeñas torres en comunicación con el castillo de la villa y probablemente con el de Castillonroy. Situación: Al SE de la población, siendo accesibles a través del camino del mismo nombre. Documentación: En 1760, Joseph Pasqual tenía un campo de veintidós juntas y media en la partida, confrontando con comunes, por valor de 247 libras 10 sueldos.

Jonqueret.  

 

Nombre o variante: Chungueret. Significado: Lugar con juncos. El barranco, en días de lluvia fuerte, creaba grandes avenidas de agua hacia el llano, acumulándose parte en la zona alta permitiendo la aparición de juncos. Situación: Al NE de la villa, en el extremo del Pla, junto al camino que, desde Canchinches y Coll de Foix, llevaba a Castillonroy. Documentación: No he encontrado ninguna referencia escrita.

Llitera.

62


 

Nombre o variante: Llitera. Significado: El término llitera es muy controvertido, y se ha querido relacionar con tierra de los ilergetes, pero parece tener relación con una planta, el lechacino o latacino, lantaïm en Albelda, ruda en castellano, de la familia de las rutáceas, que tiene savia lechosa, litaria, como se llamaba antiguamente la Llitera en general. Situación: Se encuentra junto a les Vinaixes, junto al Racó y afrontando con el término municipal de Alcampell. Hoy está asimilado a les Vinaixes, si bien en Alcampell Llitera es la zona regada de su término, al Sur del de Albelda. Documentación: Aparece ya en la relación de partidas de 1556. En 1760 Pedro Castarlenas tenía un campo de cuatro juntas y media en la partida, con 93 olivos, por valor de 117 libras.

Lloavos.    

Nombre o variante: Llavasos, mucho más conocido, pero incorrecto. Significado: Etimológicamente lloa vos, es decir, sed alabado, Señor. Situación: Al NO de la villa, muy cerca del núcleo, a la izquierda de la Riba de Portugal y la Coma del Castell, junto al camino de la Penella. Documentación: Es un término muy utilizado en 1760, por ejemplo, Fernando Torres tiene un olivar de dos juntas con 50 olivos por valor de 46 libras, y Francisco Negre otro de seis juntas con 235 olivos, por valor de 211 libras.

Marmú.    

Nombre o variante: La Marmú. Significado: Desconocido. Situación: Desconocida, aunque la documentación dice que afrontaba con camino de les Quadries. Documentación: En 1760 la viuda de Frago tenía en la partida un campo de una junta con 16 olivos, por valor de 15 libras.

Mata.  

Nombre o variante: Les Mates. Significado: Literalmente matojo, hierbas, aunque en catalán una mata puede hacer también referencia a una zona poblada de árboles de una misma especie, boscosa. Creo que esta es la referencia correcta, aludiendo a los olivares. Situación: Al NO de la villa, encima de les Gesses, tocando con el termino municipal de Alcampell.

63


Documentación: Joseph Luzás tenía en 1760 un campo de ocho juntas y media en la partida, afrontando con comunes.

Mongia.  

 

Nombre o variante: Monchies, popular, o les Mongies. Significado: Mongía hace referencia a la propiedad de unas monjas, como canongía (canonja) lo hace a la de unos canónigos (canonges). No conocemos quienes eran estas monjas, pero probablemente las Monjas Descalzas de Huesca, que ya poseían en 1760 campos en Sant Roc y otras partidas. Situación: Al SO de la villa, siguiendo el camino homónimo y la acequia de la Magdalena o Secundaria, donde está "lo salt". Documentación: En 1542 aparece ya mencionado el Camp de les Mongies, en un documento ya mencionado al explicar la Bassella, por lo que me remito a esta partida. Aparece repetidas veces en el catastro de 1760, afrontando con el camino de Monzón (o de Tamarite) y comunes de la villa.

Nodrissa.  

 

Nombre o variante: Nodrissa o Encarpi. Significado: En catalán nodrissó hace referencia a una persona o animal de leche. Tambien puede ser una persona o animal que amamanta a sus crías propias o ajenas. Podría entenderse por un lugar donde hubiera una paridera del común, pero es una mera especulación. Situación: Junto al camino de Tamarite, cerca de les Mongies. Documentación: En el catastro de 1760 Francisco Casas tenía en la partida un olivar y tierra blanca, con colmenar, de cinco juntas y media, con 153 olivos, por valor de 150 libras. Especifica afrontando con camino de Tamarite.

Onilla.    

Nombre o variante: Unilla o Aunilla. Significado: Desconocido. Situación: Al SE de la villa, junto al barranco de la Clamor, lindando con el término de Almenar. Documentación: No he encontrado referencias documentales.

Pedres Picades.  

Nombre o variante: Pedres Picades. Significado: Por su situación, creo que hace referencia a unos aljibes que hay saliendo de la villa en dirección a Tamarite, a la derecha.

64


 

Situación: Junto al camino de Tamarite. Documentación: En 1542 aparece documentado ya la partida en el mismo documento referente a la Bassella y les Mongies. En 1760, entre otros, Josep Chicot i Balls tenía un campo de seis juntas con 21 olivos en la partida, por valor de 70 libras 10 sueldos.

Pedreula.   

Nombre o variante: La Geografía Comarcal de Catalunya la identifica como Pedrola, aunque en Albelda siempre ha sido Pedreula. Significado: Podría referirse a piedra grande. Situación: Los aljibes de Pedreula marcan claramente la situación de la partida, al E de la villa, cerca del inicio de la variante de la carretera comarcal viniendo de Alfarrás. Una vez cruzado el canal podemos considerarlo Pedreula. Documentación: En 1547, Jayme Arcalis, labrador, y Juan Arcalis, estudiante, vendieron a Joan Bunyol un campo en Pedreula con olivos y la mitad de una tierra en el Prat por valor de 4600 sueldos. Aparece repetidas veces en 1760, por ejemplo, Joseph Luzás tenía en la partida un olivar de dos juntas y media, con 101 olivos, afrontando con camino de Almenar.

Pena.    

Nombre o variante: Pena. Significado: Desconocido. Situación: Al S de la villa, junto al camino de Sant Roc. Documentación: En el catastro de 1760 Fernando Torres poseía un olivar en la partida, de dos juntas y media, con 54 olivos, por valor de 64 libras.

Penella.  Nombre o variante: Penelles.  Significado: Deriva del latín pinnella, diminutivo de pinna, peña.  Situación: Al Oeste de la población en dirección a Tamarite, siguiendo un camino, el de les Penelles, que sale a la derecha después de terminar la circunvalación y que nos lleva, entre otros, a los Castellassos y a Comafera.  Documentación: En 1555 Jayme la Vall y Joana Corts cambiaron un trozo de tierra en la Penella con Caterina Rocaspana. En el catstro de 1760 aparece repetidas veces, siendo propietarios, entre otros, Francisco Negre o Pedro Motis, teniendo éste un campo con huerto, con 42 olivos, de media junta en total, por valor de 38 libras. En el catastro de 1817 es una de las partidas citadas, con una contribución total de 10.451 reales, siendo los principales

65


contribuyentes Don José Miravete, la viuda de José Porquet Pedro Aler Torrente y Pedro Aler Crosta, teniendo además tierras la Escuela Pía, Don José de Sangenís, José Moncasi, el Santo Hospital y Vicente Luzás. Pi.    

Nombre o variante: Pins. Significado: Hace referencia a los pinos que debía haber en el lugar. Situación: Está cerca del Aljub Llonc, al SE de la villa. Documentación: En 1555, Miguel Torres vendió a Pedro Diago un olivar de una junta por valor de 130 sueldos. Aparece ampliamente documentado en 1760, teniendo propiedades en la partida Pedro Sarrado, Joseph Bitriá o Vicente Cudós.

Piles.    

Nombre o variante: Piles. Significado: El nombre genérico tiene diversas acepciones, conjunto de cosas colocadas una sobre la otra, conjunto de lana de un esquileo, pila bautismal… no pareciéndome lógica ninguna. Situación: Junto al Comellar y els Pregons, al Norte de la villa, aprovechando las aguas de un manantial. Documentación: En 1760 Ramón Labat tenía en la partida un campo con huerto, de una junta y media, por valor de 36 libras, afrontando con comunes de la villa.

Pla.   

Nombre o variante: Plans, palatalizado K. (Plia) Significado: El Pla o Plans significan literalmente terreno llano. Situación: El Pla es una pequeña meseta situada en la cima de la sierra de la Gessa, extendiéndose entre la sierra de la Solana y les Comes, formando un amplia franja paralela en la que se distinguen el Pla propiamente dicho, el Pla de Baix, junto al Jonqueret i el Pla d'Arbuil, más cercano a la villa, antes del Comellar. Documentación: En 1547, Miquel Ferrer y Joana Fuster vendieron a Fernando Castelnou un trozo de tierra campa en el Pla, afrontando con comunales. Aparece en repetidas ocasiones en el catastro de 1760, por ejemplo, Pedro Labat, que tiene un campo de tres juntas afrontando con comunes, por valor de 24 libras.

Pla del Lledoner.  

Nombre o variante: Pla del Llironer. Palatalizando pla K (plia). Significado: Literalmente llano del latonero, o almez, aligonero o lodoño, nombres por los que es conocido este árbol de gran

66


 

tamaño, hoja pequeña lanceolada, de corteza lisa y frutos negruzcos que crece espontáneamente en el Sur de Europa. Situación: Al SE de la villa, junto a Llitera. Es muy difícil situarla exactamente con tan pocos datos. Documentación: En 1760 Joseph Moncasi tenía un campo de tres juntas en la partida, por valor de 26 libras, afrontando con el camino de Llitera.

Plantes.    

Nombre o variante: Planta, palatalizado K (pliantes). Significado: Siempre ha sido una plantación de olivos, quizás la más singular e importante de todo el término, aún hoy en la actualidad. Situación: A la salida de la villa por la carretera de Alfarrás, justo cuando se enlaza con la variante, pueden darse por iniciadas les Plantes, limitadas al Norte por la Cam Blanca. Documentación: Aparece ampliamente en el catastro de 1760, por ejemplo Francisco Arnal, que posee en la partida un olivar de dos juntas con 35 olivos, afrontando con camino de Alfarrás, por valor de 50 libras. En 1817 es una de las partidas que se mantienen en el catastro, siendo propietarios, entre otros, José Moncasi, Vicente Cudós, José Miravet, José Enjuanes, la Escuela Pía, las Monjas de Huesca y la Ermita de Sant Sebastià.

Prat.    

Nombre o variante: Prats. Significado: Prado. Situación: Al NO de la villa, lindando con el término de Alcampell, junto a les Vinyes. Documentación: Aparece ya documentado en 1542, en un documento en el que Jordan de Aulas y Margalida Balle venden al honorable Joan de Alvano un campo de un jornal de tierra blanca situado en la partida, afrontando con campos de Jayme Estall y Jayme Ferrer, por 160 sueldos. En el mismo año Jordan de Aulas vende a Pedro Piquero un campo de tierra blanca en la partida, de medio jornal, por 240 sueldos. En 1552Tomás Bayle vendióa Anton Llena una viña nueva en la partida, en el pregón de Micolau, por 35 sueldos. En los catastros de 1760 y 1817 aparece con la grafía castellana, los Prados, siendo propietarios, entre otros, Domingo Chicot, que tiene un campo de cinco juntas y media afrontando con comunes, o Antonio Bitriá, Vicente Luzás o Matías Oset.

Pregons. 

Nombre o variante: Pregons, Espregons en Castillonroy.

67


 

Significado: Un pregón es un derivado del latín profundum, es decir, barranco. En Albaida (Valencia) existe un barranco llamado Comellar pregon, siendo innegables las influencias lingüísticas. Situación: Els Pregons están a la derecha de les Piles, pero ya hacia la vertiente opuesta de la sierra de la Gessa, hacia el Reguer, tal como es observable en la orografía y la distribución de las parcelas del mapa de los anexos. Documentación: En 1760 Tomás Puyal tenía en la partida un campo de una junta, por valor de 22 libras.

Puntal.    

Nombre o variante: Puntal. Significado: Un puntal es un madero sólido que sirve para sostener alguna cosa, pero no sé que acepción puede tener la partida. Situación: Desconocida. Documentación: Aparece en el catastro de 1760 una sola vez, Joseph Aler tiene en la partida un campo de tres junta y media, con 30 olivos, por valor de 43 libras.

Quadries.    

Nombre o variante: Quadria. Significado:En latín quadrum, creo que hace referencia a una propiedad de forma cuadrada, lo que en Albelda se llama quadrons. Debían ser pequeños trozos de tierra, eras para trillar. Situación: Al Este de la villa, siguiendo el canal, antes de llegar a Pedreula. Documentación: En 1542 Anton Barba impuso un censal sobre su propiedad en la Quadria, teniendo que pagar 49 sueldos anuales el día de Santa Magdalena en Julio. También en 1542 Miquel Ferrer y Joana Fuster vendieron a Bernat Serena un trozo de tierra en les Quadries, que era un jornal, por valor de 292 sueldos pagaderos el día de Nuestra Señora de Agosto. En 1552, Joan Cabasers y Rosaura Senslorens vendieron a Fernando Ery y a Joan Senslorens 3 suertes (bancales) de tierra y olivos en la Quadria por 760 sueldos. Aparece repetidas veces en 1760, siendo propietarios, entre otros, Jayme Blanc, Joseph Abella, Fernando Torres y Martín Castellnou. Todos tienen eras valoradas en 5 libras, por lo que Quadria sería el cuadro donde se trillaría y aventaría el grano. En el caso de tener pajar, como Pedro Porquet, el valor subía a 13 libras.

Racó. 

Nombre o variante: Racó.

68


 

Significado: Literalmente rincón. Situación: Al Sur de la villa, junto a les Vinaixes i els Corrals, formando una gran propiedad hasta hace unos años de la familia Moncasi, antes del Cabildo, y hoy de Morancho de Altorricón y la sociedad Venso de Almacelles. Documentación: Aparece en el catastro de 1817 en las tierras del Cabildo, el cual posee en la partida un campo de 644 juntas por valor de 8040 libras. Con la Desamortización del ministro de Hacienda Mendizábal, en 1835-36, las tierras de los órdenes religiosos que tuvieran tierras de manos muertas ( invendibles e inseparables) fueron subastados al mejor postor, aprovechando la familia Moncasi para hacerse con ellas.

Redempció.    

Nombre o variante: Redempció. Significado: Redención, aunque no sé a que alude exactamente. Situación: En el camino de les Quadries, de muy difícil localización actualmente. Documentación: Sabemos que estaba en el camino de les Quadries porque Agustín Terés tenía un campo en la partida, de seis juntas con 97 olivos, afrontando con dicho camino.

Reguer.    

Nombre o variante: Reguer. Significado: Hemos hablado del Reguer al explicar el topónimo Costes del Reguer, por lo que me remito al mismo. Situación: Al EN de la villa, junto al término de Castillonroy y el topónimo les Piles. Documentación: En 1542 se firmaron capitulaciones matrimoniales entre Miquel Aler de Albelda y Esperança Naya de Tamarite. Como seguro de la dote de 500 sueldos aportada por su mujer, el marido aporta la casa que tiene en Albelda y una viña que tiene en el Reguer.

Rellers.    

Nombre o variante: Rellès. Significado: Hace referencia a reja. Situación: Al Oeste de la villa, en dirección a Alfarrás, entre la Coma de Porquet y la Torre dels Canonges. Documentación: No tengo referencias documentadas.

Riba de Portugal. 

Nombre o variante: Riba de Portugal.

69


  

Significado: Desconocido. Situación: Al salir de Albelda por el antiguo camino de les Vinyes, en el lugar donde estaba la yesería de Don Antonio Seira. Documentación: En 1760 Juan Colet tenía en la partida un campo de media junta, por valor de 16 libras, afrontando con comunes y camino de les Vinyes. Otros propietarios, como Francisco Torres y Joseph San Martín, poseen un farrinal valorado en ambos casos en 8 libras.

Sabatera.  

 

Nombre o variante: Sabatera. Significado: Literalmente zapatera. Creo que ha de hacer referencia a una persona concreta dedicada a ese oficio. Hay que tener en cuenta la costumbre de Albelda de apodar por casas o cualquier otra invención a sus habitantes. Dudo que haga referencia a una seta comestible del mismo nombre en catalán. Situación: Desconocida. Documentación: En 1760 Francisco Pasqual tenía en la partida un olivar de dos junta, con 80 olivos, por valor de 60 libras. Sólo hay dos propietarios citados, lo que me lleva a pensar que era una zona muy concreta.

Saladar.    

Nombre o variante: Saladà. Significado: Es una zona salina, con exceso de sales. Situación: Al S de la villa, junto al camino de Tamarite y Sant Roc, afrontando con el Almallós. Documentación: En 1556 Andrés de Salla, infanzón, procurador de la magnífica María Hernández de Heredia, manifiesta haber recibido de los jurados de Albelda la cantidad de 4.410 sueldos, en razón de los derechos de arriendo del Saladar. En 1760 los únicos propietarios en la partida eran Vicente Cudós y Antonio Nabas. El primero tenía un campo de cuarenta y ocho juntas y media, con 60 olivos, por valor de 2730 libras, y el segundo un campo de quince juntas y media, con 223 olivos, por valor de 432 libras. Obsérvese la enorme diferencia de valor por junta, el campo de Cudós estaba afrontando con el camino de Tamarite y Miporquet mientras que el de Nabas lo hacía con el de Sant Roc. En 1817 es una de las partidas que conservan el nombre, siendo propietarios, entre otros, la Escuela Pía, el santo Hospital, Vicente Cudós (seguía conservando el campo), José Sangenís y Pedro Carpi de Tamarite.

Sant Roc.

70


   

Nombre o variante: Sant Roc. Significado: Hece referencia a la ermita homònima, situada en el camino de Tamarite a Alfarrás o de Monzón a Balaguer, en un cruce de caminos antes importante. Situación: Saliendo de la villa por les Collades, bajando por la Campa, en 25 minutos máximo, llegamos a la ermita. Documentación: Aparece documentada en una relación de partidas de 1556, aunque sabemos que en 1541 existía una ermita más antigua. Los protocolos de 1612 y 1624 también la citan. En el catastro de 1760 aparece repetidas veces, por ejemplo, Francisco Purroy tenía en la partida un campo de una junta con 38 olivos, por valor de 20 libras. También son propietarios Fernando Torres, las Monjas de Huesca, Pedro Sarrado o Joseph Pasqual. En el catstro de 1817 sigue conservándose el nombre, con una extensísima relación de propietarios entre los que destacamos el Santo Hospital, las Monjas de Huesca, Francisco Moncasi, José Sangenís, la Cofradía del Rosario, José Berché, etc, siendo la tercera partida en contribución con 17693 reales.

Santes Creus.  

 

Nombre o variante: Santes Creus. Significado: Hace referencia a un lugar donde debía haber cruces de término o incluso un cementerio. La fiesta de Santas Cruces se hacía en el mes de Mayo y era fecha señalada para pagar censales o arriendos que hacía el Consejo. Situación: En la salida de la villa dirección Alfarrás, junto a Coll de Móra y la Corca. Documentación: En el catastro de 1760 Joseph Purroy i Chicot tenía en la partida un campo de media junta, por valor de 14 libras. Afrontaba con camino dels Cardals y comunes. No aparece mencionada en el catastro de 1817.

Sardera.  

Nombre o variante: Cerdera y Serdera. Significado: La Sardera es una amplia línea de altozanos pedregosos formados por la acumulación de aluviones de las sierras prepirenaicas, en el caso de Albelda, la de la Solana. Sardera sería pues un altiplano antes de un cierto desnivel, como ocurre antes de llegar al repetidor de Alpicat, con Lleida al fondo, o pasado Alguaire, con una suave bajada antes de llegar a Rosselló. La Sardera de Albelda tendría enfrente la población de Castillonroy.

71


 

Situación: En el extremo Norte del término, encima de les Vinyes, antes de bajar hacia Castillonroy. Sardera y Vinyes tienden a confundirse, como luego veremos al explicar les Vinyes. Documentación: Aparece ya citada en 1545, en unos capítulos matrimoniales entre Joan Murria, sastre, hijo del lugar de Exea de la Vall de Lierp y Esperança Soria de Albelda, que recibe como parte de dote una viña en Sardera. En 1547 Joan Barba vendió a Joan de la Vall una viña en la partida por valor de 160 sueldos. En el protocolo de 1760 el cultivo mayoritario en la partida es la viña, de gran valor, como es el caso de Fernando Torres, que tenía una viña de una junta, por valor de 23 libras, afrontando con camino del Reguer. O pedro Sarrado, Jayme Riba, Pedro Castarlenas o Joseph Luzás. Prácticamente todos los propietarios tenían una viña en la partida, muy apta para el cultivo por ser terreno pedregoso. Curiosamente en la Sardera de Alpicat o Raimat la empresa Raventós tiene una gran explotación dedicada a la viña, cuando en Albelda ha desaparecido totalmente, incluso el nombre, siendo asimilado por la partida de les Vinyes.

Sià.   

Nombre o variante: Siar, más correcto. Significado: Lugar donde hay sias, entendiendo este vocablo como silos excavados en la roca. Situación: Junto al camino de los Pinos, cerca de L'Aljub Llonc. Pueden ser los silos que hay a la salida de la villa por el camino de les Vinaixes, en el antiguo lavadero, confrontando con el camino de Escombrius. Documentación: Rovira 5 tiene documentado el Ciar del Onzeno o de Jayme Espallargas, que debían servir para guardar la undécima parte de la cosecha que el pueblo debía pagar al poder señorial. Su capacidad era de unos 121 metros cúbicos, unas 80 toneladas de grano, suficiente para pagar el impuesto.

Siallar. Nombre o variante: Siscallar, que es el término correcto. Significado: Un siscallar, en catalán es un lugar donde hay siscalls, según el Diccionari de la Llengua Catalana, un arbust de fins a 1 m d'alçària, pubescent i grisenc, de fulles linears, de flors inconspícues i de fruits en aqueni, amb una corona papiràcia de color rosat. Creix en terrenys àrids, nitrificats i quelcom salins, a la regió mediterrània occidental. En castellano se denomina barrilla. En Albelda puede identificarse con las soseres.  Situación: Junto a les Vinaixes, al S de la villa. __________________________ 5.ROVIRA, J y otros. Op. Cit. Pág. 211.  

72


Documentación: En 1542 Joan de Castelnou impuso un censal sobre sus bienes, incluyendo un campo en el Siallar que afrontaba con Miquel Miravet y comunes, la tierra de mosén Joan Aler, clavario, por valor de 33 sueldos anuales perpetuos pagaderos al clavario el día de Santa Magdalena.En el catastro de 1760 Domingo Chicot tenía en la partida un campo de tierra blanca de 12 juntas, afrontando con camino de Miporquet, por valor de 119 libras.

Solana.  Nombre o variante: Solana.  Significado: Hace referencia a la vertiente orientada al Sol, pero en este caso a la sierra de la Solana, divisoria de términos entre Albelda, Castillonroy i Nachá.  Situación: En el antiguo camino de Baells, al Norte del término de la villa, junto a Sardera y les Vinyes.  Documentación: En 1547 Jayme Fontova e Ysabel Vilanova impusieron un censal sobre sus bienes, en especial sobre una viña en la Solana, a favor de la iglesia de San Vicente. Eran 10 sueldos pagaderos el día 2 de Julio de cada año por un total de 120 sueldos. Solamente hemos encontrado un propietario en el catastro de 1760 que tuviera tirera en la partida. Se trata de Pedro Porquet, que tenía un campo de una junta y media, por valor de 28 libras 10 sueldos, afrontando con el camino de Baells y comunes. Tamaro.    

Nombre o variante: Tamaro. Significado: Desconocido. Situación: Desconocida. Documentación: Rovira ha documentado un Castell de Tamaro 6. Aparece también en el catastro de 1760

Tapiats.  

 

Nombre o variante: Estaviats, como popular, pero erróneamente, se la conoce. Significado: Literalmente significa cerrado con una tapia, y son en plural porque se refiere a diversos lugares de propietarios ricos que en algún momento debieron cerrar el paso (vedar), prohibir cazar, recoger leña, al resto de los habitantes del lugar. Intuyo que Vedats y Tapiats vienen a ser lo mismo, porque en ambas partidas hay grandes propietarios. Situación: Al SE de la villa, junto al camino de Tamarite a Afarrás, pasada la torre de Moncasi, en una suave bajada en el camino que lleva a la Torre Luzás, podemos situar els Tapiats. Documentación: En 1547 Llorenç Nofre y Esperança Ferrer impusieron un censal sobre su casa y un trozo de tierra en les

73


Tàpies, a favor de los canónigos de San Vicente, por valor de 17 sueldos 6 dineros pagaderos en la fiesta de Santo Tomás apóstol, con um monto total de 210 sueldos. También aparece en una relación de partidas de 1556. En el catastro de 1760 poseen tierra en la partida Pedro Sarrado y Joseph Moncasi, que ____________________________ 6.ROVIRA, J y otros. Op. Cit. Pág. 211 tiene un campo con era de cinco juntas con 60 olivos, por valor de 85 libras. ¿No podría ser la torre Moncasi?. Torre.  

Nombre o variante: Les Torres oTorrasses. Significado: Hece clara alusión a una gran propiedad, con una casa de campo (torre) notable o singular.

Situación: Al SE de la villa, muy cerca dels Callissos y les Guardioles, entre los caminos de Lleida y Alfarrás. Documentación: En 1542, Joan Chiquot confiesa tener en comanda (préstamo) de Pau de Aler 369 sueldos, poniendo como aval un campo en la Torre de un jornal. Pagará el dia de la Virgen de Agosto. Aparece también la relación de partidas de 1556 y repetidas veces en el catastro de 1760. Por ejemplo, son propietarios en la partida Pedro Porquet, con 56 juntas, Fernando Torres, con 30 juntas y Joseph Luzás, con 131 juntas. En 1817 era la partida con mayor contribución de las nueve reseñadas, con un total de 23.377 reales. Destacaban como propietarios con mayor contribución Don José Sangenís , con 3100reales y Vicente Luzás con 1850 reales. Otros propietarios eran Don Vicente Cudós, Don José Miravete, la Fábrica de la Colegiata, Don Cayetano Berché, Don Francisco Porquet, Don Fernando Torres y Don Pedro Berché. (Ya he anotado anteriormente que los apellidos ilustres con grado de infanzonía iban precedidos del Don).

Torre de l'Avellana.  

Nombre o variante: Torre Avellana. Significado: Hace referencia a Doña Ana Avellana, viuda de Jaime Espallargas, la cual hizo un legado monetario para la restauración del antiguo Hospital de San Miguel, tal como consta en el escudo e inscripción que se conservan en el Ayuntamiento: ERETX.HOC.HOSPITI.FRAGI ANA.AVELLANA VIDVA SUMPT TIB IACOBI ESPALLARGAS.QUONDA.MA

74


RITI.SVI.ANNO 1620  

Situación: Se encuentra al Sur dels Tapiats, entre la Torre Miravet y la Torre Moncasi. Documentación: Solamente hemos encontrado un propietario en el catastro de 1760, pero suficiente para englobar toda la partida. Se trata de Antonio Nabas, que tiene un campo de 52 juntas con 31 olivos, por valor de 471 libras 10 sueldos, afrontando con camino de Almenar a Tamarite. Este último dato es determinante para situarla geográficamente.

Torre de Farrandet.    

Nombre o variante: Farrandet, Ferrandet. Significado: Hace referencia a un nombre propio que dio nombre a la partida. Situación: Al NE de la villa en dirección a Alfarrás, antes de llegar a les Plantes. Documentación: No tengo ninguna referencia documentada.

Torrent.  

 

Nombre o variante: Torrent o Huertos. Significado: El torrent siempre ha sido la fuente del agua amarga que pasaba por el centro de la población, viniendo desde el camino de la Gessa, dando lugar a un abrevadero y fuente hoy desaparecidos y sustituidos por una fuente ornamental. El agua sobrante formaba un reguero suficiente para regar huertos, diferenciándose torrent de dalt y de baix. Su valor llegaba a las 40 libras, mucho más que una junta de tierra de labor. Situación: En sentido Norte Sur por el centro de la población, separándola físicamente hasta la construcción de la Colegiata Nueva. Documentación: En 1545 Joana Corns vendió a Sebastian Maros un huerto situado en los Huertos del damunt por 320 sueldos. Ya vimos en la primera parte del trabajo como los huertos eran un bien muy preciado, por el que se pagaban elevadas sumas de dinero. El catastro de 1760 da amplia información al respecto, señalando incluso si el huerto estaba en secano. Son muchos los propietarios citados, pero destacaremos, entre otros, al canónigo Vicente Zazurca, a Francisco Negre, Francisco Purroy, Vicente Viu, viviendo éstos últimos en Soldevila, teniendo casi todos huerto detrás de la casa, por donde pasaba hasta hace pocos años el torrente sin cubrir.

Tossalet. 

Nombre o variante: Tossalet.

75


  

Significado: Significa pequeña elevación, cerro o tozal. Situación: En el extremo Se del término, junto al Racó y confrontando con los términos de Alcampell y Almenar. Documentación: No lo tengo documentado.

Ull de Bou.    

Nombre o variante: Ull de Bou. Significado: Ojo de buey. Debe referirse a alguna peña singular, pero desconozco su situación. Situación: Siguiendo la carretera de Alfarrás, un poco más allá del enlace con la circunvalación, y pasada Pedreula, puede considerarse el inicio de la partida. Documentación: Aparece una sola vez en el catastro de 1760, en el que la viuda de Fulgencio Ferrer tenía un campo en la partida de cuatro juntas, con 155 olivos, afrontando con las monjas de Huesca y la capellanía.

Vall de Móra.   

Nombre o variante: Valdemora. Significado: Valle de la mora. Situación: Vall de Móra es una coma situada al Norte de la Coma de Porquet, al E de la población en dirección a Alfarrás. Debía tener unas condiciones ideales porque su posesión fue motivo de disputas y riñas, siendo una de las primeras posesiones de la familia Moncasi, si no la más preciada. Documentación: Aparece ya en 1555, cuando Jayme La Vall y Joana Cors venden a Joan Barba cuatro bancales de una junta en la partida, más un comellar, por valor de 280 sueldos. En 1760 tenían tierra en la partida Jayme Blanc y Pedro Porquet, pero no Joseph Moncasi, debiéndola adquirir con posterioridad. Como el catstro de 1817 obvia la partida, no podemos establecer una relación cronológica de los propietarios.

Veca.    

Nombre o variante: Beca, mucho más conocida, pero si hemos de hacer caso al catastro, errónea. Significado: Desconocido. Situación: Junto al Aljub Llonc, en el camino que va hacia les Collades o camino de Veca. Documentación: En el catastro de 1760 aparece citado un solo propietario en la partida, Jayme Galindo, que tenía un olivar de

76


siete juntas y media, con 122 olivos y una era, por valor de 263 libras, afrontando con comunes y camino de Veca. Vedat.    

Nombre o variante: Vedats. Significado: Literalmente es un lugar donde está prohibido entrar, y especialmente prohibida la caza. Situación: Al E de la villa, junto a la carretera de Alfarrás, encima de les Guardioles, ocupando una amplia franja que incluiría la Torre dels Canonges. Documentación: No existe un único Vedat, sino múltiples, en la documentación consultada, sobre todo la anterior a los catastros de 1760 y 1817, que hablan ya genéricamente de Vedats. He encontrado en 1542 un documento, ya citado al hablar de la Bassella, l'Era y les Mongies, en el que aparece la forma Bedat. En 1547 Jayme Arcalís vendió a Jayme Chiquot un trozo de tierra en el Vedat de Puyalo, tocando al camino de Lleida, por 160 sueldos. En 1552 jayme Barba vendió a Joan Castelnou una tierra con olivos y balsa en el vedat de Nabelleta o Na Velleta, de cinco juntas, por 720 sueldos. Afrontaba con el paso de Valdemora y camino de Tamarite a Alfarrás. En el catastro de 1760 el principal propietario era Diego Valonga de Tamarite, que poseía un campo de 294 juntas en la partida, afrontando con comunes y la Iglesia. El catastro de 1817 es mucho más explícito y nos dice que el sucesor de Diego Valonga de Tamarite era Diego Valonga de Azanuy (supongo que era su hijo), que pagaba 5956 reales de contribución. . El otro gran propietario era Don José Sangenís, con 1376 reales. Sumados los cinco únicos propietarios citados pagaban una contribución total de 7833 reales, casi lo que pagaba toda la partida dels Prats (8410 reales) con más de cuarenta propietarios. Otros vedados de los que tengo referencia serían el de la Torre de Lastanosa, en el que el Cabildo tenía un campo de 370 juntas más 200 de yermo con un valor de 4900 sueldos y una contribución de 7880 reales, el propio Racó o el Corral Vell, el de la Adula o Dula, el de la Torre de Jayme Purroy, etc

Vinaixes.   

Nombre o variante: Vinaixes. Significado: Deriva de torre de Vineiza (Ibn 'Aisa o Ben 'Aisa). Situación: Al Sur de la villa, en el camino de Albelda a Alguaire, limitada por el Racó, el Siallar y el Saladar.

Documentación: Es la partida cronológicamente antes documentada, ya que aparece en un documento dado por Jaime II en 1315 en el que confirmaba el privilegio dado por Alfonso II el 1174 a Ponç y Guillem de Albelda y otros sobre la partida de la

77


Torre Grossa, actualmente en término de Alcampell, que confrontaba con les Vinaixes. Dice textualmente: Habet autem terminos iamdictam turris in ipso camino de Tamarito que vadit Ilerdam per ipsum sosal, ex alia parte in ipsa bassa et de ipsa bassa (…) et de ipsa madrigera in ipso canton de illa turre de Vineiza. Aparece también documentada en 1545, Ramon Oliba y Margalida Ferrer vendieron al honorable Joan Castelnou una viña en la partida por 656 sueldos. En 1545 Ramon Oliba y Margalida Ferrer vendieron al honorable Joan Castelnou una viña en la partida, por valor de 656 sueldos. En 1555 forma parte de la dote de Pere Batlle de Albelda, casado con Ysabel Mero de Belver. Entre otros bienes, aporta una heredad de tierra campa en la partida. En el catastro de 1760 se repite varias veces, diferenciando Vinaixes del Suelo de les Vinaixes, que sería su parte final tocando al Racó. Son propietarios, por ejemplo, Francisco Purroy i Sissó, la viuda de Fulgencio Ferrer, Jayme Carrasquer, Joseph Palazín o Francisco Bitriá, que tenía un campo de dos juntas y media por valor de 20 libras. En el catastro más del 60% de los propietrios citados tienen tierra en les Vinaixes, por lo que no entiendo su exclusión del catastro de 1817, a no ser que éste reste incompleto, lo que me parece muy probable. Vinaters.    

Nombre o variante: Vinatés, incorrecta. Significado: Literalmente personas que hacen vino, pero debe hacer referencia a tierra de vino, más lógico. Situación: Al NE de la villa, justo encima de la Torre de Farrandet. Documentación: Aparece citada una sola vez en el catastro de 1760, Josep Chicot i Balls tiene un olivar en la partida, de una junta y media, con 70 olivos, por valorde 60 libras, afrontando con comunes.

Vinyes.    

Nombre o variante: Vinya. Significado: Lugar plantado de viñas. Situación: Al Norte de la villa, junto a la Canela y Sardera. Documentación: En el catastro de 1760 no aparece como tal, solamente el camino de las Viñas, concentradas en Sardera, un poco más al Norte. Creo que lo que se hizo es generalizar y llamar Viñas a Sardera, Costes del Reguer, la Solana y les Coves, como lo atestigua el catastro de 1817, en el que si aparece la partida de les Vinyes, siendo propietarios, entre otros, José Moncasi, Pedro Obrador, Vicente Luzás, Don José Sangenís, Pedro Sarrado y el Cabildo, sumando una contribución de 15.780 reales.

78


Comprobamos que los nombres del catastro de 1760 y los de 1817 coinciden, pero todos tienen su viña en Sardera, lo que confirma nuestra hipótesis. Hoy en día no queda ni un solo vestigio de aquellas viñas, que seguramente fueron afectadas por la filoxera de finales del siglo XIX y ya no se recuperaron.

Partidas documentadas que no he podido localizar geográficamente. 

1542: Carreres Torrades. Quadró de la Manensa. Coma de Donya Fernanda. Aljubs de Antonio Llena.

 

1545: Era de Salmons. 1547: Na Anglesa. Carreró de Pinyana. Vedat de Puyalo. 1552: Malpoblada. 1555: Vinacorba. Piquer. 1760: Coma del Farré. Pradet. Una reciente información lo sitúa en Coll de Foix. Vedadet. ¿En la Coma de Porquet?

  

* He de repetir que los protocolos utilizados son sólo una mínima parte de los existentes en el archivo del Ayuntamiento, por lo que la relación debería ser mucho más extensa. Vuelvo a remitirme a la obra Albelda, la vida de la villa, pág. 211 y siguientes.

79


IV. EL MARCO URBANO DE LA VILLA. Según la Gran geografia Comarcal de Catalunya, la villa comenzó a poblarse en época musulmana, y a tenor de su nombre debió tener gran importancia. ¿Cúal era el motivo?. La villa disponía de un castillo considerable que debió formar parte de la línea defensiva del distrito de Lérida que llegaba hasta el Cinca, junto a los castillos de Montmagastre en Peralta, Calassanç y Castillonroy. La toponímia árabe (Albelda, Tamarit, Nachá, Calassanç, Almenar, Alfarrás…) prueba la presencia y gran islamización de la comarca, siendo Albelda, la ciudad, un punto esencial en el control del llano de la Litera, bastante áspero y seco. La zona fue pronto lugar de disputa entre aragoneses, urgelenses y barceloneses. Los primeros llegaron hasta el río Guart, mientras que Urgel conquistaba, con Arnau Mir de Tost al frente, Gavasa (1048) i Caserres (1057), conquistando a su vez Ramon Berenguer I de Barcelona Estopiñán en el 1057. En este contexto, Albelda fue reconquistada en el año 1091 por Ermengol IV de Urgel, cerrando por el Sur la salida a las dos únicas fortalezas musulmans que aún resistían en la Litera, Calassanç, que fue conquistado por Pedro I de Aragón en el 1102, y Tamarite, que lo fue por Alfonso I el Batallador en el año 1107. En el año 1091 el conde Ermengol y su esposa Adelaida de Provenza hicieron donación de la iglesia de San Bartolomé, ubicada en el castillo de Albelda, a la canónica de Santa María de Solsona, por lo que Albelda quedó englobada en territorio de Urgel. Pero en el 1134 Alfonso I el Batallador atacó sin éxito Fraga, siendo herido por una flecha envenenada, muriendo en Poleñino el 7 de Septiembre, lo que provocó la recuperación por parte musulmana de toda la Litera, que no volvería a manos cristianas hasta el 1149, cuando el conde Ramon Berenguer IV, flamante esposo de Petronila, hija del rey Ramiro II el Monje de Aragón , conquistara Fraga y Lleida, y por lógica, todos los territorios perdidos. Joaquín de Carpi, en su obra La Litera aragonesa en frontera con Cataluña, nos dice: En 1148 los cristianos tomaron Alcampel y otros lugares literanos próximos al Segrià y el acoso a Tamarite terminó en Diciembre de 1149 con la ocupación de la plaza por tropas del reino de Aragón compuestas principalmente por soldados de Ribagorza y Urgel bajo el mando de Pedro de Estopiñán, a quien años antes el príncipe de

80


Aragón había prometido su castillo para entregárselo cuando se ganara a los moros y en este momento se cumplía lo ofrecido. A continuación las tropas cristianas se apoderaron de Binéfar, Binaced, Albelda y el resto de la Litera, quedando la zona completa en su poder, ya que poco antes se había apoderado de Lérida. ¿Cómo podemos corroborarlo?. Por la bula de confirmación concedida por el Papa Eugenio III a la canónica de Solsona de todas sus posesiones en Calassanç, Peralta, Montmagastre y Albelda, confirmada más tarde por las bulas de Alejandro III (1163 y 1180) y Clemente III (1188). Tras años de dominio urgelitano, en el 1328 Albelda fue incorporada a la baronía de Peralta, pasando a ser aragoneses dependientes de la Corona, pero no por mucho tiempo, ya que en 1377 el rey Pedro IV nombró procurador a Antoni de Naves, quien inició los contactos con los legatarios de Francesc Sasala con el objetivo de proceder a la compra del castro et loco de Albelda sitis in Litaria intra supra iunctarium Subrarbi extra tamen comitatum Rippacurcie, es decir, el castillo y lugar de Albelda situados en Litera, en la sobrecollida de Sobrarbe, condado de Ribagorza. El 8 de Octubre de 1378 se aprobó el nombramiento de Antoni de Naves como procurador real. El rey pidió al procurador y a los legatarios que acordaran un precio justo, el cual quedó manifestado en el documento de venta de los notarios de Lleida Andreu de Villasparna y Raimundo Valdespí, quienes recibieron el protocolo redactado por el notario de Albelda Arnau Filotxa. El precio fijado para la compra de la población fue de 50.000 sueldos jaqueses pagaderos en censales, estableciéndose la fiesta de Todos los santos como día de pago. Cada año se pagarían 2.500 sueldos. La venta supuso que Albelda quedaba definitivamente incorporada a la Corona y recibía los fueros y privilegios aragoneses: etiam privilegiorum de foro seu usancia Regni Aragonum. Pero también supuso la anexión a Tamarite, confirmada por Alfonso IV el año 1428, y que sería efectiva hasta el 26 de Julio de 1629. El lector se preguntará a que viene esta relación de hechos. Muy sencillo. Habrá observado que la pieza clave de la población es su castillo, y él va a determinar el marco urbanístico del lugar primero y de la villa después. El antiguo y hoy desaparecido casi totalmente castillo estaba situado en un farallón de forma trapezoidal irregular orientado de Noreste a Suroeste de unos 100 metros de largo por 30 de ancho y una altura máxima de 395 m, con un fuerte desnivel a poniente que daba a la Coma del Castell (campo de fútbol) y con una pendiente

81


menos pronunciada a levante, donde fue configurándose la primitiva población. Hemos de tener en cuenta que por la parte baja y llana pasaba el torrente, que limitó durante siglos la expansión urbana. Sabemos por los datos señalados en el Libre del Monedatge de 1397 que la villa estaba murada y tenía unos portales a través de los cuales se accedía a su interior. Eran los portales de la Telleria, el portal de la Valça, el portal Nou y el portal de la Casa de la Vila, o portal de Miravet, que tenía debajo una almazara de aceite o una bodega. A este respecto he encontrado un protocolo de venta del 27 de Septiembre de 1545 en el que Anton y Pasqual de la Cort, padre e hijo, venden al Ayuntamiento la mitad de un patio que es la mitad de la planta baja de la Casa de la Villa, que antes era bodega, por 200 sueldos. Esta primitiva muralla encerraría la actual calle Mayor, la de las Escuelas Pías, la de la Costa, Rincón o Racó (de Miravet) y las Alta y Baja del castillo y la plaza de la Iglesia (localizable en el almacén del Pau, al lado del bar de la Pura). El número total de vecinos que tenían obligación de pagar un maravedí (7 sueldos) cada 7 años, era de 55, siendo sus nombres:

82


Pere d'Alvana. Domingo Colomina. Ramón Amador. Guillem d'Alvana de Soldevila. Guillem de Miravet. Bernart de la Cort. Ramón Chiquot. Na Alvana. Bernart de Capdevila. Berenguer de Miravet. Pere de la Fonz. Berenguer, fuster. Jacme Belet. Pere de Capdevila. Bernart Chiquot. Guillem de la Vall. Pere de la Cort.

Beringuero, fuster, fill. Bernart Bru. Ramón Vicent. Bernart Amador. Arnalt, bayle. Guillem de la Cort. Ramón de Miravet. Ramón Carpi. Ramón Locás. Berenguer Chiquot. Johan de Ferrer. Domingo Vidal. Perico Bunyol. Pere Ferradellia. Pere dels Villes. Pero Mir. Guillem de Capestany. Salvador, fuster. Pereto del Ferrer. Pere Chiquot.

Arnau Bunyol. Arnau Ferrer. Martí de la Cort. Arnau de la Cort. Perico de Queralt. Arnau de Polet. Berenguer Ledós. Perico del Ferrer, maior. Ramón de Cabestany. Domingo de Cavaliés. Pere Chiquot. Ramón, batle. Ramón Gassen. Pere d'Aler. Jacme de la Torre. Pere d'Aragó. Arnau Puyaló. Pubill de Johan d'Estero

El número aproximado de habitantes sería 275 ó 280, con apellidos como Chiquot, Aler, Locás o Llusás. Ledós o Lledós, Miravet, Alvana o Bunyol que veremos repetidos 100 años después. Efectivamente, en 1495 las Cortes de Aragón ordenaron un recuento de habitantes del reino, siendo realizado en Albelda por un comisario real con la ayuda del baile Joan Bayle, los jurados Pere Matheu y Pere Bunyol y mosén Joan Claver, vicario del lugar. El resultado fue el recuento de 65 fuegos, unos 325 vecinos, siendo los siguientes: Mosén Joan Claver Miquolau Quarpi. Remon d'Aler Johan Bayle Pere Chiquot Remon Bayle Pere Valle Johan Carera Johan Cavaler Johan Remon Pere Roquafort Jaume de la Vayl Pere Matheu Margalida vidua Remon de Miravet

Remon d'Aler menor Jaume de la Torre Miquel Salmons. Johan Aran Bernat de Pelet Barnat de Castelnou Jaume de Pereto Johan del Ferrer Johan Daulas Pere Tripo Remon Locas Mosén Joan Pou Pere de Sent Lorenz

Pere Chiquot Pere Bunyol Joan Barba Arnau Bunyol Johan de Castelnou Salvador de Castelnou Anton Barba Johan Salmons Johan Barba Miquel Chiquot Salvador Daler Jayme Barva Johan Soria Miquel Alvana Jordi Soria 83


Antoni Barba Colau Calvo Pere d'Aler Pere Alqualis Anthoni Barba Johan Bayle Johan Dalbana Jurdan Daulas

Johan de la Corte Bernat Fuster Stebe de la Vayl Antoni de la Cort Jaume de la Stayl Remon Diquos Johan de las Villas Mosén Perot

Galcerà de la Cort Salvador Soria Pere Ferrera María la Galcerora Guillem Baena Pere de Salanova

El censo no es excesivamente fiable, ya que habría de descontarse a los curas, que no formarían familia, y probablemente a las dos mujeres, con lo que la cifra se reduciría al menos en 15 ó 20 personas, dándonos un total de 305 ó 310 habitantes. En 1542 se mantenían los 65 fuegos, a pesar de la llegada masiva de emigrantes franceses como consecuencia de las guerras de religión entre hugonotes y católicos. Se les llamará despectivamente gabachos, y no será extraño ver sus nombres en procesos de brujería. Un protocolo notarial del 8 de Septiembre de 1542 nos da la relación de vecinos reunidos en la Casa de la Vila. Los nombres nos darán una idea de que apellidos se mantienen y cuales han cambiado. Eran: Pedro Pou, (jurado). Joan de Aler (jurado). Salvador de Aler (lugarteniente de baile). Joan Torres. Ferrando Castelnou. Pedro Spallargas. Joan Castelnou. Jordan Aulas. Ramon Chiquot. Jayme Carpi.

Masnega? Pou. Pedro Piquero. Ramon Torres. Pasqual Chiquot. Jayme Purroy. Miquel Barba. Joan Soria. Joan Bunyol menor. Antonio Bunyol. Salvador Castelnou. Joan Alvano. Anton Barba. Miquel Purroy. Salvador Ferrer.

Jayme Soria. Pedro Soria. Antonio Salmons. Joan Calbo. Joan Galliner. Joan del Ferrer. Miquel Aulas. Pedro Drago. Miquel Ferrer. Montserrat Capasero, Pedro Bayle, Salvador Soria. Jayme Arcalis.

84


No aparecen todos los habitantes, sino solamente los que formaban el Consejo, faltando los canónigos Fernando Aler mayor, Fernando Aler menor, Joan Torres, Ramon Salmons, Pedro Torres, Miquel Chiquot, Miquel Pocullull, Pedro Dalvana, Montserrat Locas y mosén Bertolomé Ferrer, además de apellidos citados en 1495 como de la Cort o Tripo, manteniédose otros como Castelnou ,Chicot o Purroy que siguen vivos en nuestra villa. Progresivamente la población fue creciendo, lo que hizo necesario traspasar los antiguos muros y portales y construir hacia el torrente, a la vez que un hecho decisivo marcaría esta expansión: la construcción de la nueva iglesia de San Vicente, que vendría a sustituir a la antigua situada en la plaza de l'Església Vella, al final de la calle Mayor, hoy Placeta de Moncasi. Para que la construcción fuera posible primero hubo de salvarse el torrente, que bajaba más caudaloso que hoy en día, con un puente que la memoria popular aún recuerda. Posteriormente fueron adquiridos los terrenos propiedad de Martín Vivet y Montserrat Carpi, y finalmente pudieron empezarse las obras en 1562 bajo la dirección del arquitecto Juan Andasor y el maestro de obras Juan de Orduxe. La construcción de la colegial de 33 metros de largo por 10 de ancho y bóveda de 15 metros de altura hizo que la aún aldea de Tamarite crecería con la construcción de la calleja que subía a la torre, la calle Hospital, la plaza de les Forques, la calle de la Ereta, la calle Horno, la de Peligros, la plaza Soldevila y la calle del Saco, construyéndose nuevos portales en el Hospital, Soldevila y la Abadía, manteniéndose el de Casa de la Vila. En 1585 Enrique Cook, arquero del rey Felipe II, nos ofrecía su visión del lugar: Esta villita, sepultada entre peñascos, cuasi tiene un castillo cuasi caído en el poniente; al norte, en un collado alto, tiene la ermita de San Sebastián. La iglesia de este pueblo es nuevamente fecha de piedra con un campanario, dedicada a San Vicente. En 1593 el castillo, que había dominado Albelda durante tantos años, fue demolido piedra a piedra por orden de Felipe II con la finalidad de que no albergara más a bandidos y hombres fuera de la ley. El hecho fue recibido por la población con algarabía, ya que quedaban así libres de la jurisdicción del castellano. En 1629 Albelda conseguía su independencia administrativa y judicial de Tamarite a cambio de 3000 libras que el rey Felipe IV invirtió en pólvora. Se le concedía a la aldea el título de villa, recibió los fueros del reino de Aragón, se le concedió el derecho de tener feria libre dos días antes de San Francisco (4 de Octubre) y se prohibió a los de Tamarite inmiscuirse en los asuntos de Albelda so pena de 1000 ducados, 500 para la Corona y 500 para la villa. El


primer alcalde interino fue Joan de Miravet, quien nombró pregonero y corregidor al honorable Jayme de Abella, siendo los nuevos jurados Jayme Carpi, notario, y Jayme Carpi de Soldevila. Clavario fue Nadal Diago. Pero en 1640 todo cambió. Comenzaba la Guerra dels Segadors (1640-1652) y con ella la zona fronteriza de la Litera habría de pasar años difíciles por estar situada entre las estratégicas plazas de Monzón y Lleida. El general francés La Motte atacaría la comarca con enorme empeño. Lo primero que hicieron los franceses, tal como se recoge en el escrito de los síndicos montisonenses dirigido a la Diputación general de Aragón, fue que debían contribuir en el mantenimiento del ejército invasor: …haber recibido el escrito de monsieur de P. Larísa las villas de Tamarite, Albelda, Binéfar, Baldellou, Castillonroy, Algayón, en nombre de Lamotte, diciendo que todos los lugares contribuyan para sus compañeros de cavallo en lo que hubiesen menester 7 En Mayo de 1642 los franceses llegan a Tamarite, y al pasar por el actual Paseo de l'Hortás una mujer lanzó un ladrillo contra las tropas, con tan mala suerte que hirió de muerte a un sobrino del general La Motte, que ordenó el asalto de la casa, degollando a los que allí se encontró y ahorcando a la mujer. Además, forzaron la iglesia matando a los allí refugiados e incendiaron la villa. Albelda no corrió mejor suerte, ya que fue incendiada y sus árboles talados en una política de tierra quemada. Binéfar quedó despoblado durante 8 años, Alcort, Olrriols, Cuquet, Miporquet, desaparecieron para siempre, perdiendo la Baja Litera un 67 % de sus habitantes en realción a 1495. Baltasar Gracián nos dice: Ha tomado el enemigo hasta doscientos lugares y casi todos los ha guerreado y saqueado; todo lo tala; tres iglesias colegiales; muchos conventos han sido destruídos; el daño que se aprecia es más de un millón. Toda la ropa la han acarreado a Lérida. 8. ¿Qué quedó de Albelda?.En relación al censo de 1542 había perdido el 65 % de la población, pasando de 65 a 27 fuegos (135 personas). La Guerra de Sucesión (1700-1714) afectó también a la población, por ser zona de frontera y caer alternativamente en manos de borbónicos o de los partidarios del archiduque Carlos, el preferido por la Corona de Aragón, además de la obligación de servir y mantener a las tropas. En 1713 el número de fuegos era de 80, unos 400 habitantes, pasando a ser 915 en 1787. El siglo XVIII marcaría una época de relativa prosperidad, siempre mezclada con años de escasez y sequía, como 1755, pero que permitieron una vez más el crecimiento urbanístico


___________________________________ 7. ADELL, J.A. Binéfar, tradición y modernidad. Ayuntamiento de Binéfar. 2000. Pág. 180. 8. ADELL, J.A. Op. Cit. Pág. 181. de la villa. Se traspasa el portalet de Soldevila y se empieza a perfilar la Calle Nueva, que en el catastro de 1760 tenía ya 17 vecinos y llegaba hasta el camino de Salinas, hoy calle homónima. Se ha construido el granero de los canónigos, el lagar (trull)en la actual calle de San Sebastián, la calle Balsa, la del Saco, la plazuela de la Torre (sin nombre actual), se instalan los Escolapios en la villa en 1786, configurándose una Albelda que sigue siendo atravesada y partida por el torrente, sin que la actual Plaza mayor se haya pasado por la cabeza de los propietarios de los huertos que sobre su tierra había. Podemos saber el número aproximado de habitantes de la población por el recuento de propietarios del catastro de 1760, son 164 en total, unos 820 habitantes, entre los que encontramos apellidos o nombres de casas hoy presentes en nuestra villa:


Francisco Negre. Francisco Purroy. Antonio Viu. Vicente Viu. Pedro Motis. Francisco Meler. Jayme Blanc. Domingo Chicot. Juan Colet. Simón Aler. Thomas Estrada. Cosme Quinquillá. Francisco Torres. Estevan Porté. Francisco Arnal. Joseph Sissó. Francisco Bitriá. Pedro Labat. Miguel Berché. Joseph Miguela. Viuda de Joseph Artasona. Vicente Ibarz. Fernando Torres (gran propietario), pero sin parentesco con el actual alcalde, Javier Torres. Joseph Carrera. Joseph Chicot y Balls (gran propietario).

Francisco Castro. Francisco Pasqual. Joseph Luzás (gran propietario). Joseph Moncasi. Juan Pallarés. Joseph Bitriá, creo que antepasado mío, ya que tenía un campo en les Vinaixes de 2 juntas, más o menos lo que hay en les Vinaixes de Baix de mi familia. Joseph Pasqual (gran propietario). Vicente Cudós (gran propietario). Joseph Hilario Porquet (gran propietario). Raymundo Abillar. Francisco Ibarz. Pedro Porquet (gran propietario). Antonio Nabas (gran propietario). Vicente Zaragoza. Thomas Balls (gran propietario). Jayme Garreta. Vicente Abillar.

En la Guerra de la Independencia o del Francés (1808-1814) Albelda se distinguió por se una de las primeras poblaciones (1809) que se negaron a pagar los impuestos, siendo atacados algunos soldados, lo que el general Hebert castigó con el envío de tropas a la villa, que fueron rechazadas por los 700 hombres al mando de Felipe Perena y Juan Baiget, enviados desde Lleida. Posteriormente toda la comarca quedó en manos francesas, comenzando años de penurias y calamidades, como esta visión de Tamarite, extensible a todos los pueblos de la Litera: No se veía por la calle más que esqueletos ambulantes hasta el punto de llegar a caer muertos… Algo adelante la primavera todos los que habían llegado a un grado de extenuación muy grande comenzaron a hincharse, lo cual se atribuyó a haberse alimentado únicamente de yerbas; esta hinchazón llegó a tal extremo que muchos andaban con las piernas y muslos agrietados y reventados, lo que daba lástima y horror al mismo tiempo 9 _________________________


9.

ADELL, J.A. Op. Cit. Pág. 225

La mortandad asola la comarca, y no sólo se muere de hambre, sino luchando contre el enemigo, como lo hará el organizador de la defensa de Zaragoza en el segundo sitio, el albeldense Don Antonio de Sangenís, del cual hablaremos en el siguiente capítulo. En 1814 acaba la guerra y es momento de reorganizar la hacienda real, por lo que se elabora un nuevo catastro en 1817, que nos da información sobre los habitantes y apellidos de Albelda. No han cambiado mucho, destacando, entre otros, y estableciendo la premisa de que sólo aparecen los actuales o conocidos por sobrenombre: José Berché. Vicente Angurell. Jayme Salas. Vicente Castelnou. Antonio Sisó. Don Antonio Francisco Bitriá. José Motis. Estrada. Antonio Aler. Eusebio Chesa. Eusebio Chesa. Vicente Torres. Vicente Luzás José Sallán. Don José de (gran propietario). Francisco Meler. Sangenís (gran José Chicot. José Bitriá Marsol. propietario). Francisco y Vicente José Espuña. Don Jose Miravete Colet. José Purroy. (gran propietario). Miguel Garreta. Juan Antonio Cosme Quinquillá. Antonio Pallarol Tomás. José Moncasi. José Abillar. Julián Artasona. Antonio Porquet. Don Vicente Cudós José Alós. Martín Oset. (gran propietario). José Enjuanes. Jayme Bria. Nicolás Saurina. Juan Ibarz. Lorenzo Buyra. Viuda de Jayme Viuda de Vicente José Zaragoza. Porter. Nabas. Vicente Luzás Don Francisco (gran propietario). Moncasi y José Antonio Seyra. Moncasi.


Entre 1845 y 1850 se editó en Madrid el Diccionario Estadístico Histórico, en 16 volúmenes, y en el que consta Albelda en la segunda edición de 1846, Madoz contabilizó 130 vecinos, 608 almas, muy lejos de las 915 de 1787, lo que da fe de la inseguridad, hambre y miseria que siguieron a la Guerra de la Independencia, agravadas con la Primera Guerra Carlista (1833-1839). El trazado urbano de la villa no debió experimentar grandes variaciones, pero pronto empezó a recuperarse la demografía , ya que en 1869 la población era ya de 1383. Realmente increible, por lo que algo falla. Es literalmente imposible un aumento tan espectacular en 23 años. Alguien se equivoca, y creo que fue Madoz, ya que en el mismo Diccionario hay unas tablas estadísticas bastante aclaratorias y que reproduzco parcialmente: Ayun Obis Veci tami pado nos ento

Alma Elect Elegi Alcal Tenie Regi s ores bles des ntes dore s

Albel Lleid da a

1286

208

99

92

1

1

4

Síndi Reem cos plazo 18-24 años 1 75

Vemos que eleva el número de vecinos a 208, resultando 1286 habitantes, a una media de 6'18 por familia. Sólo Tamarit, con 1796 habitantes, superaba en población a Albelda, igualada a Alcampell y mucho más poblada que Binéfar (903 hab) o Estadilla (1056 hab.). . Parecen más lógicos los datos de esta tabla ya que además el número de mozos en edad militar es muy considerable, sólo superado nuevamente por Tamarit. En 1863 se elaboró el primer amillaramiento de la villa, es decir, una relación numerada y por orden alfabético de apellidos de todos los dueños o usufructuarios de bienes inmuebles y ganado de un municipio, a fin de determinar la base imponible a los efectos de la contribución territorial y pecuaria. Se estructura basándose en las declaraciones juradas de los dueños. Cada año debía rectificarse a cargo de una junta pericial nombrada por el ayuntamiento y constituía el antecedente de los catastros. En el caso de Albelda la junta estuvo compuesta por parte del ayuntamiento por los concejales Antonio Aler, Vicente Quinquillá, Gregorio Moncasi, José Larrull, Jaime Torres y Antonio Blanc, formando la junta pericial Vicente Cudós, Luis Miravete, Vicente Callén, Vicente Estrada, Antonio Perat, Antonio Melé, Pantaleón Colet y José Torres, actuando de secretario Vicente Grial, que firmaba por éste último y los registradores del amillaramiento Blas Bitriá, José Mascaró y Tomás Chicot. Esta junta escribía en el resumen final del peritaje: La inferioridad de las tierras no permite que las de sembradura se exploten más que con un año de intermisión o lo que es lo mismo, de año y vez.


El resultado del amillaramiento fue una contribución de 353.571 reales derivada de las propiedades rústicas (301.672 reales: 75.418 pesetas), urbanas (30.804 reales: 7.701 pesetas) y la ganadería (21.095 reales: 5.273'75 pesetas). Además, el amillaramiento ofrece datos muy precisos sobre la calidad de las tierras (de primera a tercera), si son de secano o regadío, pero también clasifica a los olivos y las viñas según calidades, lo que nos ofrece una información valiosísima y muy completa. El resultado total es el siguiente: Regadío. (en fanegas o 715'1 m2 cada fanega) Hortalizas y legumbres 1ª 48 fanegas 2ª 17'2 "

Trigo y cebada

Forrajes.

1ª 93'4 fanegas. 2ª 18'8 " TOTAL

1ª 168 345'2

Secano. (en fanegas o 715'1 m2cada fanega) Trigo y Viña cebad a

Olivar

1ª 5.768 2ª 11.529 3ª 4.768

1ª 1.325'4 2ª 2.642 3ª 1.329'4

1ª 392 2ª 789 3ª 392

Mont Monte Erial Eras e alto bajo con pastos 490

240'6

3.385'6

56'1

Inútil

57

Camin os, zona urban a 20.776

TOTAL 55.291'8 El amillaramiento incluso contabiliza el número de árboles y cepas, según su calidad: Viña 1ª 49.066 2ª 90.133 3ª 44.064 124 cepas en cada fanega TOTAL

Olivar 1ª 12.384 2ª 24.733 3ª 44.064 10 olivos en cada fanega 229.768

También quedan escrupulosamente contabilizados los bienes urbanos, formados por: Viviendas en el casco urbano 318

Viviendas en el campo 2

Industr ias 3

Pajares, corrales 144

Lagares 4


Y la ganadería, constituida por: Caballos 8

Vacuno 14

Mulas 162

Yeguas 14

Asnos 209

Ovino 1.080

Curiosamente los miembros de la junta pericial y los del ayuntamiento son los que más contribución pagan , lo que implica que son los ricos propietarios. Todo sigue igual, siguen mandando los mismos aunque ahora el ayuntamiento sea constitucional. Veamos algunos ejemplos ilustrativos: Antonio Aler

Luis Miravete

45 fincas Valor: 46.444'12 reales 8 casas 1 horno 4 corrales 1 caballo 250 ovejas 4 mulas 3 yeguas 1 asno Contribución: 13.114 reales

15 fincas Valor: 49.646'31 reales 2 casas 1 lagar 2 pajares 1 corral 1 solar en la tejería 150 ovejas 6 mulas 1 caballo 1 asno Contribución: 14.534 reales

Vicente Cudós Gregorio Moncasi 20 fincas 52 fincas Valor: 64.597 Valor: reales 143.278'71 2 casas reales 2 corrales 5 casas 1 pajar 1 lagar 250 ovejas 1 pajar 8 mulas 5 corrales 3 yeguas 1 horno 1 caballo 8 mulas 2 asnos 6 yeguas Contribución: 1 caballo uso 19.558 reales propio 1 caballo de labor 3 asnos 430 ovejas Contribución: 37.697 reales

Manuel Sangenís 23 fincas Valor: 37.220 reales 2 casas 1 corral 1 pajar Contribución: 11.730 reales

El amillaramiento se encarga también de dejar constancia del valor de las casas y su situación exacta, indicando calle, plaza o callizo y número. Este dato permite reconstruir fielmente la tipología urbana de la villa, formada en aquel momento por Soldevila, calle Nueva, plaza Soldevila, Calle Peligros, Rambla, Plaza de la Constitución (actual plaza del Ayuntamiento), callizo de las Escuelas Pías, Escaleretas, Ereta, Mayor, Balsa, Alta y Baja Castillo, San Sebastián, Hospital, Granero, Horno y tres calles sin nomenclatura actual, la calle Estrella, la de la Era y la calle Blanca. Las casas de 1ª valen 700 reales, las de 2ª 320, de 3ª 300, las de 4ª 100 y las de 5ª 60 reales. Naturalmente las casas de los grandes propietarios eran de primera, como la de Gregorio Moncasi, situada en la calle Mayor nº 22, o la de Miravete, en la calle Mayor 20 (ésta de menor valor, sólo 434 reales). En 1897 la población disminuyó ligeramente, siendo 1153 habitantes, llegando en 1900 a los 1213, 1357 en 1910, 1413 en 1920, aumento seguramente debido al logro de una ansiada reivindicación, la puesta en regadío delas resecas tierras de la Litera, gracias a los esfuerzos de Joaquín Costa y también del diputado de Albelda Félix Coll y Moncasi. La villa adquiría así su configuración casi definitiva, llegando ya al final de Soldevila,


configurándose la Plaza Mayor, alargándose la calle Hospital por la carretera de Alfarrás, continuando la calle Balsa con la calle San Sebastián, creándose la calle Granero, la de la Roqueta, la calle Salinas, la de San Isidro, pero sin acabar de completar la Rambla y el Torrent, que siguen siendo zonas de huertos hasta pasada la Guerra Civil. En 1930 la población es de 1271 habitantes, que pronto se recuperarán hasta los 1410 de 1940. ¿Quiere decir esto que la Guerra Civil no influyó demasiado en la población?. A todas luces si, con muertes en el frente, por represalias o campo de concentración, a lo que seguirá la emigración forzada y en algunos casos la muerte en un campo de concentración nazi. Son años difíciles que parecen olvidarse pronto demográficamente hablando, y la necesidad de rehacer la vida cotidiana lo antes posible se hace patente con el Censo estadístico de entidades de población y sus edificaciones de 1940, conservado en el Ayuntamiento y que nos permite aproximarnos mucho más a la realidad de nuestra villa. El censo está ordenado por calles, y lo que es más curioso, no siempre utiliza los apellidos para citar a los vecinos, sino el nombre de la familia o de la casa. El resultado es complejo de descifrar para un foráneo, pero no para un albeldense, que podrá reconocer muchos de los nombres de la tabla, elegidos al azar:

Granero

Calle

Nº de familias 27

Hospital

53

Balsa

10

San Sebastián

17

Plaza los Caídos

14

Mayor

31

Alta Castillo

24

Ejemplos Michans, Monserrat, Chaumó, Michonera, Vicente de Roc, Melera, Salameret, Bellet, etc Berché, Toni, Michera, Matías, Canut, Colomina, Bernardo, José Bitriá, Hospitalé, Simón, etc. Josep de Ballesté, Lloret, Cosmet, Saurina, Castro, Ibraz, Carrera… Trenc, Chordi, Alé, Sardá, Santamaría, Sisquet del Moreno.. Saso, Toño del Fusté, Angurell, Serafín, Pallarol, Raimundo, Solanes, Bep, Franco… Porgadora, Motis, Mixoné, Moncasi, Paget, Paulino, Sagarrí, Toñet de Noguero, Bernardet… Reales, Victorián, Bolero, Pedret, Perol, Ricol, la Forta, Rullet, Chinelo, Pilsana…


Baja Castillo

9

Ereta

20

Escaleretas

6

Peligros

13

Horno

23

Plaza Tres de Abril

7

Cuesta

4

Escuela Pía

6

Rambla

28

Plaza Soldevila

23

Nueva

51

Diseminados

39 (313 torres o edificaciones)

Sardá, Chepet, Cherrit, Garretó.. Monchet, Michera, Baella, Sabatera, Fornera… Brígida, Mesonero, Sallán, Places, Paget, Rosalía. Sastre, Felipe, Clemente, Chordi. Solanes, Peret, Eugenio, Aloy… Serena, Guel, Labat, Soriana. Manuel de Porté, Toño de Aiguadera, Terés. Paulet, Artasona, Mª Pepa, Mazarico, Llauro, Goyo, Elena, Martí, Colet, Pió,Toñeta de Rullet… Farreret, Cholladó, Chaquín, Melé, Mazarico, Castellano,Pallarol, Esteve, Trenc… Pepa del Moreno, Menuda, Nachá, Sorianeta, Benosa, Fausto, Caseta… Torre Cudós, Francesa, Moncasi, Andreset, Lledós, Miguela…

En 1950 la población llega a 1471 habitantes, el máximo conseguido, iniciándose a partir de entonces un notable descenso resumible en las siguientes cifras: Año Hab

1960 1432

1970 1271

1981 1160

1991 1023

1996 975

1998 962

A pesar de todo, el marco urbano mejoró muchísimo primero con la creación de la Rambla en el año 1946 ó 1947 y la canalización del torrente y después con la pavimentación de las calles en 1979 y el definitivo cubrimiento del Torrent. También ha crecido el marco urbano con la creación de las calles Oriente y Aragón, la urbanización de Soldevila, la construcción de la Residencia Geriátrica y el actual plan de Urbanismo que afecta tres sectores bien diferenciados: UE1, junto a la residencia, UE2, lindando con el UE1 y afectando el antiguo pinar de Eugenio y terrenos de Eleno, y el UE3, junto al antiguo campo de fútbol y el actual.


El resultado de todos estos largos años de trabajos son una villa en forma de V muy amplia, perfectamente adaptada al medio físico y que hoy lucha por mantenerse viva abriendo nuevos horizontes hacia la pequeña industria para superar el relativo aletargamiento que sufre el sector agrario. El capítulo quedaría incompleto si no dedicáramos un momento al estudio del nombre de las calles y plazas, al menos los más significativos, aunque creo que todo albeldense los conocerá bastante bien. Calle Nueva: Empieza en Soldevila, donde está la cruz de término, y llega hasta el portalet de Soldevila, que marcó durante años los límites de la villa. Mantiene una estructura lineal pero a la vez cerrada, formando bloques compactos de casas y corrales para una mejor defensa, estando muchos años limitados por el torrente y el camino de les Penelles, hoy calle Penelles. Durante mucho tiempo el hoy Pasaje Calle Nueva no tuvo el honor de tener nombre singular, ya que se llamaba también calle Nueva. Es una calle que tiene forma semicircular y en donde vivía mi amiga Ana de Cabo. Plaza Soldevila o Plaza del Sobre, antes del Farreret: Durante años recibió al visitante traspasado el portalet, con la imponente mole de la casa del Sobre, hoy desaparecida. A su derecha entrando salía la calle del Saco, llamada así por ser un cul de sac sin salida y donde está el forn de baix o de Chaquín. A la izquierda la calle Peligros nos sube hacia la calle del Horno, llamada así porque en ella estuvo durante siglos el forn vell, hoy desaparecido, pero que sabemos que estaba en casa de la Andrea. La calle Peligros era especialmente atractiva para nosotros, ya que su empinada cuesta era un auténtico "peligro". En la calle Horno, en la casa de Eugenio, tuvimos durante un tiempo la peña "La Sitera", que para nosotros fue el no va más y donde algunos descubrimos que era besar seriamente a una chica. Calle Rambla: El nombre es muy apropiado, ya que eso es lo que era antes de ser calle, una rambla del torrente. Recuerdo muy bien el actual paseo sin asfaltar, antes de que Sallán pusiese las losas de mármol, con sus plataneros ufanos, donde nos sentábamos en verano a ver la tele del bar de Manel y todo el mundo escuchaba atento lo que se programaba. En Otoño, los niños hacíamos montones de hojas y nos escondíamos debajo o nos tirábamos encima sin medir nefastas consecuencias. El bar estaba en la casa de Cudós nueva, que antes había sido casa de la Pana, y que Cudós habitó, según dicen, con la condición de hacerse cargo de un tal "Pano", disminuido psiquicamente (la anterior era la de Solanes, hoy desaparecida, ocupada hasta la Guerra Civil por la Benemérita). A todos nos sublimaba un poco su entrada y escalera en la calle Cuesta, pero nunca pude satisfacer mi curiosidad sobre lo que habría dentro. Cuando llovía, la Rambla y todas las calles en general se convertían en un barrizal, por lo que todo el mundo contribuyó al asfaltado de las calles en el año 1979, un año de heladas que dejó a muchos sin trabajo. Al final de la Rambla estaba el monumento a los Caídos "por Dios y por España" y cada miércoles de ceniza Don Santos y Don José Luis nos llevaban a misa a que nos impusieran la ceniza y luego depositábamos una corona de laurel en el monumento mientras cantábamos el Cara al Sol. A mí me daba igual cantar, además no sabía de que iba la cosa, lo cierto es que aquel día poca escuela hacíamos.


Al final de la Rambla comienza la actual calle del Torrente de Abajo, que yo recuerdo descubierto con una entrada al colector junto al corral de Luis de la Coloma por donde nos colábamos cuando nos caía la pelota por el registro que había al final de la plaza Mayor. Plaza de les Forques: Antes de llegar a la Rambla estaba la Casa de la Vila, en su actual ubicación, por lo que la plaza se llama hoy del Ayuntamiento como después de la Guerra Civil se llamó Plaza del 3 de Abril, refiriéndose a la fecha de "liberación" por parte de las tropas nacionales el día 3 de Abril de 1938. Se llamaba de les Forques porque allí se disponían las horcas para hacer justicia, a lo que tenía derecho la autoridad civil desde 1629. Fernando de la Cantereria fue durante muchos años el alguacil, y al ser amigos de mi familia me dejaba urgar un poco por los trastos y cachibaches que había almacenados en el antiguo Ayuntamiento. Lo que más me gustaba eran unos fusiles de instrucción y unos tambores que rondaban por allí sin ninguna utilidad. En un local del edificio tenía la barbería Toñico, que nos hacía unos cortes estilo mili impecables. Nos gustaba subir y bajar "les escaleretes" que salvaban el desnivel de la plaza, y pasado el portalet subíamos por unas escaleras que nos decían conducían al cine viejo, aunque en realidad lo hacían antes a la cárcel, magnífico vestigio del pasado que cayó, aunque no en su totalidad, víctima de la picota. Des de la plaza se podía ir hacia la calle de les Escaleretes, que subía a la Ereta, o hacia la calle Horno antes mencionada. La primera era muy empinada, con unas escaleras que aliviaban la cuesta, sustituidas después por un hormigón rugoso para facilitar la subida de los coches a la Ereta, pequeño espacio cuadrado donde está la casa del Ros de Manel. Desde allí se iba al campo de fútbol y a las piscinas que los chicos de entonces empezamos a hacer y luego estuvieron muchos años abandonadas hasta que se acometió su reforma y finalización. Calle de las Escuelas Pías: Llamada así porque en ella se instaló el colegio escolapio gracias a un legado del prior de la Colegial Roque Castellnou, que dejó estipulada en su testamento una renta anual para el mantenimiento del colegio. En el catstro de 1817 la Escuela Pía seguía teniendo tierras en diversas partidas, lo que nos indica que continuaba su actividad, al menos como propietario, si bien parece que las clases se interrumpieron con la Guerra de la Independencia de 1808 y ya no se reemprendieron más, aunque siguió conservando una pequeña heredad de tierra en propiedad. Calle Cuesta: O Costa como debería llamarse por lo empinada que es. Lo que más recuerdo de esa calle es que la padrina me dijo que durante un tiempo vivió en una de sus casas cuando mi padre era pequeño, éste se le escapó y se coló por uno de los túneles que bajaban del castillo. Calle Mayor: Las dos últimas calles mencionadas llevaban hasta la calle Mayor, que se iniciaba en el portalet del Ayuntamiento. Al trasladarse el eje de la villa al otro lado del torrente perdió peso específico. Al final estaba la Placeta de la Iglesia Vieja o Placeta de Moncasi, con el cine de Solanes cerrándola. Mi primer recuerdo del cine son las pipas, cantidades ingentes de


pipas que íbamos comiendo mientras veíamos las películas, porque era sesión doble. La entrada valía 6 pesetas, luego 12 y después subió a 25 y así sucesivamente hasta que se cerró por falta de rentabilidad. En la fiesta de Invierno se utilizaba además como salón de baile amontonando todos los asientos de madera. Quizá el concierto más memorable fue durante la fiesta de Quintos de mi hermano, cuando vino la Salseta del Poble Sec y cantaron un Satisfaction apabullante. En un recodo está la Calle Rincón o del Racó, presidida por la casa Miravet, pero ya sin escudo, del que sólo quedaba el picado en la pared. A través de un portal de casa Moncasi se entraba en la calle de San Martín, aunque a mi no me suena mucho este nombre, y los mayores conocerán las dos calles a la izquierda como Alta y Baja del Castillo, que terminaban juntas en la Placeta de la Pilsana, antes de volver a bajar a la calle Mayor. Yo no iba mucho por estas calles, así que no recuerdo nada especial, sólo algunas casas caídas al pie del castillo, donde estaba y está la Cova de Xirrit, en la que hacíamos de aprendices de arqueólogo excavando con Leonardo y Joseret. Encontramos fragmentos cerámicos, alas y brazos de ángeles y poco más que se perdió para siempre. La calle San Isidro conducía por la zona alta del torrente al antiguo camino de les Vinyes y a la Gessa, adonde don José Luis y doña Felisín iban de paseo con mucha frecuencia. El torrente bajaba ya canalizado y se había construido en la actual calle del Torrente de Arriba (no acabo de acostumbrarme a los nombres castellanizados) un colector del agua sobrante de la fuente y de aguas residuales. Era un enorme agujero sin ninguna protección, y un año la lluvia intensa arrastró el coche (un R-8 azul) de los de la Gessera hacia su interior. La calle daba acceso a la Plaza Mayor, la cual tenía a su izquierda bajando del torrente la fuente del agua marga y el lavadero, aunque yo nunca lo vi en uso. En la plaza mayor montábamos unos partidos de fútbol y baloncesto de campeonato, y cuando estábamos sudorosos acudíamos a la fuente a beber. El sabor era amargo, pleno de yeso, pero nos daba igual con tal de apurar los minutos antes de entrar en clase a las 3. En la plaza se hacían los bailes de la fiesta de verano, cerrándose el recinto con toldos de camión. Se pagaba entrada, pero después se buscaron otras fórmulas como pagar por miembros de la familia, abonos, hasta que las fiestas se hicieron populares. En la casa Solanes estuvo la Guardia Civil hasta la Guerra Civil (como he dicho antes), y después se construyó una sucursal de la Caja Rural de Huesca y finalmente el bar de Tomás y Lolita, que tan bien daban de comer. Más tarde fue regentado por Sallán, pero los bares no eran lo más concurrido por los albendenses, y menos en Invierno, cuando la niebla se agarraba a las casas y no se levantaba ni por casualidad. En el otro extremo de la plaza estaba la iglesia excolegial de San Vicente. Yo ejercí de monaguillo durante varios años, y recuerdo con especial cariño a mosén Jerónimo, que luego se fue a las misiones, y a mosén Antonio, luego cura párroco de Alcampell, porque nos llevaron de excursión a Graus dos días y nos daban un duro por misa. La iglesia era un mundo fascinante, con sus pasadizos, sus platos de extremaunción (ahora sé lo que son, entonces me


parecían cualquier cosa), los uniformes de los monaguillos con sus bonetes rojos, los ratones que pasaban por el altar mientras el cura decía misa… A los 12 años decidí que no quería ser más monaguillo y me dediqué a otros menesteres más triviales, aunque no es conveniente decir cuales. De la plaza Mayor salía la calle de San Sebastián, llamada así por la ermita que se levanta protegiendo a Albelda. Era una calle de casas viejas, y un año se declaró un incendio en el almacén del Tonet que movilizó a toda la población. La calle continuaba hacia el Trull y tenía diversos callejones, terminando en el corral de la Cabrera, que no se por qué siempre me dio cierto miedo, como la Javiela. De la plaza también sale la calle Granero, llamada así porque en ella estaba antes de ser calle, rodeado de farrinales, el granero de los canónigos, un enorme edifició que hoy es la casa de Ester Sabaté y antes fue granero de Moncasi. Enfrente estaban las viejas escuelas nacionales Gradudada San Vicente donde íbamos dos clases juntas y donde doña Mª Pilar Fañanás nos enseñó con perfección cualquier materia. Por las mañanas nos hacían rezar el Padre Nuestro y el Ave Mª, y como te equivocases ¡zas! probabas las afiladas varas de don José Luis o el compás de madera que siempre estaba al lado de la pizarra. Un año nos dio por rollar literalmente un sembrado ya crecido que era de la Colomina, dejándolo inservible. Todos tuvimos que pagar un duro para arreglar el desaguisado, incluidos los mayores, que entonces eran Ramón de Pauet, José de Caserres y Rullet, entre otros. A la calle Granero daba la calle Olivo, donde estaba el molino de aceite de Cudós y una peña de mi hermana y su pandilla a la que no nos dejaban entrar mucho por la rivalidad que entre nosotros había. Al lado izquierdo de la iglesia estaba y está casa Berché, y entre medio subía el callejón que lleva a la torre, que es su nomenclatura en el catastro de 1760. Su gran desnivel obligó a que se hiciera una rasa para evitar filtraciones en la iglesia, visibles aún desde el interior. La calleja o callerís como les llamamos nosotros daba a la placeta bajo la torre, donde había una caseta pequeña con unos señores que nos recibían siempre con amabilidad, aunque nos regañaban si veían que nos colábamos por el agujero que había en el muro de la casa o almacén adosado a la torre, lugar por el que subíamos a ésta. En la actual plaza de Don Lorenzo Barea, a la que se llega por la calle homónima, estaba la escuela de párvulos, a cargo de Doña Felisín. Se agolpan en la memoria la leche americana, los cascos de almendras, las correrías arriba y abajo (de las actuales biblioteca a la guardería), y ahora que lo pienso, el escudo de Anna Avellana, olvidado en cualquier rincón del que fuera durante muchos años Hospital de San Miguel y luego almacén municipal. No recuerdo una mala palabra, un grito de más, un cachete de Doña Felisín , al contrario, su sonrisa, su paciencia y algún sueño llenaban las vidas de aquellos niños que se calentaban con una estufa de cascos y justo les iba para comprar material escolar. Desde la plaza se llegaba a la Calle Hospital, en honor al Hospital de San Miguel, frente al cual se encontraba el antiguo cementerio de San Miguel (cruel destino, atravesar la calle y listo), al lado de las casas de Teresa de la botiga i


Catarí. Había desaparecido el antiguo portalet y la calle enfilaba la carretera de Alfarrás hasta Coll de Móra, siendo la casa de mi padrina una de las primeras que se construyeron, allá por 1909. La carretera tenía unas cunetas amplias y hondas, que terminaban en unos registros donde yo me caí escapándome de la escuela, mi padrina me llevaba por una calle y cuando se descuidaba echaba a correr y volvía a casa volando, hasta que me caí y nunca más me escapé. Subiendo a mano izquierda estaba la canterería, donde Fernando y Dolores nos contaban historias pasadas, fascinándome el sable, la pistola y el fusil que Fernando guardaba, según el, de la Guerra. Un poco más arriba estaba el cementerio, adonde íbamos de noche para ver quien se atrevía a estar más tiempo en la reja. Más de una vez salimos corriendo con el corazón a punto de estallar al confundir la luz de las velas con algún fantasma o muerto viviente. También, el día de Todos los Santos, íbamos a leer todas y cada una de las lápidas, gustándonos en especial el mausoleo de la familia Berché, que nunca pude ver por dentro (morbo de niño). Detrás de casa estaba la pixera, donde Vicente Angurell hacía los cañizos con calma y maestría, pelando, cortando y clavando las cañas aún verdes. Años más tarde esas pixeras se convertirían en las calles Aragón y Oriente, las más modernas de nuestra población. Se me olvidaba el callejón de Santa Cruz, donde vive Pedro de Carrera y donde Mari Carmen de la Elvireta me rompió una ceja de una limpia pedrada. De la calle Hospital recuerdo especialmente a Joaquín de Carrera, al tío Josep de Baldellou, a la Dina, siempre preocupada por su aspecto, a la tía María, que pasaba con dos aceitunas y un huevo, a Guadalupe, a Araceli, a los del Regal, que llegaron a la calle con Ana a punto de nacer, y a tantos más que la memoria guarda pero diluidos con el paso de los años. La vida de Albelda sigue transcurriendo a pesar de todo, sus muros ya no son los de la "ciudad", algunas casas esperan morador, pero el futuro está ahí y es inexorable, para bien o para mal.

V. ALBELDENSES ILUSTRES. En este último capítulo del trabajo pretendo repasar los nombres de las familias más conocidas e ilustres de la villa, teniendo como base el trabajo de Santiago Broto Aparicio aparecido en los Cuadernos Altoaragoneses el día 1 de Marzo de 1998, así como Los Linajes de Aragón del historiador Emilio Luna. El día 16 de Junio de 1737, el escribano José Chicot daba testimonio de la sesión del Concejo de la villa, compuesto por el alcalde Jacinto Torres, los regidores Jaime Porquet y Miguel Purroy, y el síndico José Soliba -que no asistió-, en la que dicho alcalde propuso, en cumplimiento de la Orden del real Acuerdo sobre la inscripción de los hidalgos, separados del estado llano, en los Catastros de la Real Contribución, se contestara exponiendo que, revisados los mismos -uno de 1719 y otro del año actual., se comprobaba que no existían en la villa infanzones ni separación de estados desde hacía mucho tiempo.


En 1788, de nuevo a requerimiento del Caballero Corregidor por su mandato del 14 de Diciembre de 1787, el Concejo, presidido por Vicente Cudós como alcalde, José Baso y Vicente Aler como regidores y Pedro Porquet como síndico, así como el escribano Joaquín Calafell, acordaba que, teniendo presentes los Repartimientos de la Real Contribución y otros libros económicos de la villa, se apreciaba que en ellos figuraban, hacía más de cinco años, con separación de los demás vecinos, y con el título y goce de Infanzones y Distinguidos, los siguientes: don Juan de Miravete, don Vicente Cudós, don Francisco Sangenís y don José Chicot. MIRAVETE O MIRAVET. Según Emilio Luna, el orígen de este apellido se remonta al siglo XIII, y proviene de un caballero que defendió el castillo de Albelda con tal tesón, que a pesar de haber caído herido y mandarle el mismo rey que se retirara de la pelea para atender a las heridas recibidas y restañar la sangre que brotaba de ellas, repitiendo muchas veces el rey mira vete, no consintió abandonar su puesto hasta haber vencido; por lo cual, satisfecho el monarca de su abnegación y heroísmo, y deseando premiarle los servicios prestados en otros combates, le elevó a la clase de infanzón, concediéndole varios terrenos en Albelda, y en memoria de su testarudez quiso que desde entonces se llamase Miravete, que pasó a sus descendientes como apellido. En la misma villa de Albelda levantó su casal, tomando por armas el escudo en campo de oro con un castillo terrazado entre dos abetos sinoples, y en la bordura del escudo, que es de gules, tres estrellas de oro. Distintas ramas del apellido se extendieron por tierras de Aragón y Cataluña. Entre los primeros encontramos a Fray Sancho Miravete, religioso franciscano y embajador del rey Pedro IV en 1338 al rey Alfonso XI de Castilla para lograr la unión de ambos monarcas contra el rey de Marruecos. En 1738 José Miravete y Domenech y su hijo Juan Francisco, vecinos de Albelda, demandaron ante la Real Audiencia de Aragón el reconocimiento de su hidalguía, contra el fiscal real y el Concejo de la villa. En el catastro de 1760 no se hace ninguna alusión a los Miravet, pero si en el de 1817, teniendo tierras en la Penella, l'Era (Torre de Miravet), les Torres, la Planta y les Vinyes. También hemos visto que en el amillaramiento de 1863 el heredero era Luis Miravete, que tenía tierras en Boixadors, la Planta, Farrandet, la Torre, Aljub de Sans, Quadries, Penella, Vinyes y Mates. La familia Miravet tuvo un trágico final, Mª Luisa Sangenís Escudero de Miravet, casada con Alejandro Berché, fallecido el 23 de Noviembre de 1922, moría sóla y arruinada en Tamarite, habiendo tenido 10 hijos: -

José Mª Berché de Sangenís, fallecido el 25 de Agosto de 1901. Mª del Carmen, fallecida el 25 de Agosto de 1907. Joaquín, fallecido el 9 de Enero de 1908. Mª del Carmen, fallecida el 21 de Junio de 1908. Mª del Pilar, fallecida el 15 de Agosto de 1911. Carlos, fallecido el 9 de Marzo de 1915.


-

Alejandro, fallecido el 24 de Junio de 1916. José Mª, fallecido el 4 de Diciembre de 1916. Mª Luisa, fallecida el 9 de Enero de 1919. Luis Mª, fallecido el 15 de Septiembre de 1923.

* Los nombres y el escudo de los Miravet pueden verse aún en el panteón familiar del cementerio de Albelda. Luisa, fallecida en 1945 ó 46, fue la última heredera de la casa, vendida a trozos, entre otros, a Bernardo Ariño y Ramona Bardají, padres de la señora Pilar del Regal, por un precio de 5.000 pesetas. La casa Miravet tenía un total de 414 m2, a los que había que sumar el corral. La señora Pilar compró 137 m2 y el corral, éste por valor de 2.000 pesetas, el día 26 de Junio de 1933, con escritura pública hecha ante el notario de la villa Manuel Álvarez de la Braña. La Torre Miravet fue cedida en herencia a mosén Joan Fusté, quien la cedió a su vez a sus sobrinos, desapareciendo para siempre los Miravet de Albelda. Gracias a la amable colaboración de Gabriel Torres, que conserva un dietario, conocemos las compras diarias de los Miravet en 1920, lo que nos puede dar una idea de cómo vivía y comía una familia más o menos pudiente. Tomemos varios ejemplos:  Sardinas……….40 céntimos.  Hilo……………15 cts.  Carne………….35 cts.  Lejía……………30 cts.  Pan de 2 kilos….1 peseta 20 céntimos.  Cebollas………..15 cts.  Sello……………20 cts.  Tranvía…………10 cts.  Telegrama………20 cts.  Lavado de un traje..4 pesetas.  Cerillas………….5 cts. La relación podría ser mucho más extensa, pero destacaría varias cosas: primero, las cantidades que se le pasan a Luis, fallecido en Septiembre de 1923, que estudiaba en Zaragoza ya que se le consignan regularmente pequeñas asignaciones, para papel 3 pesetas, para Luis 1 peseta, 2 pesetas, 5 pesetas, matrícula 100 pesetas, tranvía 10 céntimos, para libros 50 pesetas, etc. Segundo, los graves problemas oculares que tenía doña Luisa, pues las visitas al doctor Barraquer eran constantes y no hay día en el que no se le pagara o se retirara dinero del diario para su pago. El día 30 de Septiembre, por ejemplo, se pagaron 15 pesetas por un reconocimiento y el día 1 de Octubre se pagaron en la farmacia 3 pesetas con 60 céntimos, seguramente para comprar las medicinas recetadas. Sabemos gracias a Don José Mª Moncasi que doña Luisa vivió casi ciega los últimos años de su vida. En tercer lugar destacar la dieta familiar, basada en la carne, pan, verduras, pescado de tanto en tanto, sardinas, leche, algo de café y poco más. Desde luego, mucho más que cualquier familia normal de Albelda en aquellos años.


CHICOT. Es uno de los apellidos más antiguos de la villa, siendo hijosdalgo y ocupando cargos preeminentes del gobierno municipal. Aparece ya citado en los protocolos notariales de 1542 (son los más antiguos conservados) con la grafía Chiquot. Joseph Chicot y Balls, un gran propietario del catastro de 1760, fue escribano público del rey y secretario d el Concejo de la villa. Tenía tierras en les Pedres Picades, les Mongies, el Camparrot, Siallar, Coma del Castell, Creu de Pedra, Veca, Almallós, Vinaixes, Camp de la Catalana, Arner de Mansana, Vinaters, Pregons, Prat, Vedats, Sardera y Torrent de Baix y de Dalt, con un valor total de 2504 libras.. Su casa estaba en la Plaza de Arriba, y tenía un valor de 166 libras 13 sueldos. Pagaba 1065 libras en censales. Hoy día el apellido Chicot paterno sólo lo conservan 5 familias, cuando hemos visto que ha sido y es uno de los más importantes de la villa. CUDÓS. No se tienen muchas noticias de los Cudós, solamente que en 1792 Vicente Cudós presentó una solicitud al alcalde de la villa Joaquín Soliva para que obtuviera información sonre si los antecesores de su casa y familia, así como el mismo y su hijo Pedro, habían sido y eran infanzones notorios de sangre y naturaleza y que, como tales, habían sido reputados y alistados en los padrones, catastros y otros documentos municipales. Efectuadas las diligencias por el escribano Joaquín Calafell, con intervención del síndico procurador José Moncasi, declararon los testigos Joseph Pascual, Pedro Soliva y don Juan Miravete, quienes, previo juramento, dijeron que Vicente Cudós y su hijo eran infanzones y así inscritos en los catastros, como lo fueron sus antecesores, y así lo habían oído decir a varios vecinos de la villa. El escudo de armas de los Cudós era, en campo de sinople, una torre de piedra de plata. Vicente Cudós tenía en el catastro de 1760 tierras en el Vedat, Saladar, Bassella, Pins, Aljub Roi, Gessa, Pla, Canela, Costes del Reguer y Torrent de dalt, donde también tenía el molino de aceite y la casa. El valor de las tierras era 4807 libras 10 sueldos y el de la casa 200 libras, pagando dos censos de 32 y 40 libras a la obrería de San Vicente y a la Colegiata respectivamente. En 1817 Vicente Cudós tenía tierras en el Saladar, Sant Roc, les Eres, la Torre, la Planta, el

102


Prat y les Vinyes. En 1863 tenía 20 fincas diferentes, en la Gessa, Saladar, Siscallar, Vinaixes, Espartal, Boixadors, Torre, Aljub Roi, Onilla, Cornasa, Quadries, Pins, Vinyes y Torrent de dalt. En 1863 el heredero de la casa, que seguía llamándose Vicente, tenía 20 fincas diferentes, situadas en la Gessa (2 fincas), Saladar (luego comprado por la familia Anaya), Siscallar, Vinaixes (2), Espartal, Boixadors, Torrasses, Alub Roi, Torre de Lastanosa (que había sido de los canónigos), Onilla, Cornassa (2), Bassella, Quadries, Pí, Vinyes (2) i Horts. Su hermano Jacinto era magistrado de la Audiencia de Pamplona. Casa Cudós era la hoy demolida casa Solanes, pero luego habitaría en la de la Rambla, en casa de la Pana, construída en 1863.La condición para el cambio de casa es que debía hacerse cargo de José Pano y Moncasi, deficiente mental. La Torre Cudós estaba hasta hace muy poco en el Vedat, en el secano, junto a la carretera que va a Castillonroy. Digo estaba porque fue derruída para construir un enorme criadero de perdices. La otra torre de Cudós está un poco más adelante, pero ya en el otro lado del canal, en el regadío. Al lado del actual molino de aceite de la Cooperativa Agrícola San Isidro se conserva el antiguo molino de Cudós, adquirido a don Rafael Cudós en 1930 por 5.000 pesetas, y que fue el primero que utilizó dicha cooperativa hasta que en Junio de 1933 se adquirió una nueva prensa por valor de 26.000 pesetas que inutilizaba el anterior. Las herederas de la casa Cudós viven hoy en Zaragoza, completamente desvinculadas de su pasado albeldense. SANGENÍS. La existencia de este apellido está documentada en Albelda, Estadilla, Valle de Lierp, Monzón, Benabarre y Huesca y todos derivan de un caballero del siglo XI llamado Benito o Betrán de Sangenís, que combatía a los musulmanes en Balaguer. En 1761 don Francisco de Sangenís y Pocorull, señor de Blancafort (XII barón), nacido en esta localidad en 1721, casó con doña Teresa Torres y Castelnou, natural de Albelda, iniciándose el asentamiento del linaje en Albelda. Del matrimonio nacieron 7 hijos, que fueron: -

Ramón, subteniente del regimiento de Aragón, y que murió en la isla americana de la Barbada (Barbados), el 19 de Julio de 1780 como prisionero de los ingleses. José, heredero de los bienes de sus padres, señor de Blancafort y Escarla, nació el 22 de Septiembre de 1764. Siendo teniente coronel, Palafox le confió en 1808 el mando militar del partido de Barbastro y su frontera, organizando treinta compañías conocidas con el nombre de Tercios de Barbastro, a cuyo cuidado estuvo la frontera pirenaica durante el primer sitio de Zaragoza. Terminado

103


éste llegó a Zaragoza, organizando el batallón ligero de Torrero, con el que se batió gloriosamente en el segundo sitio, siendo ascendido a brigadier y nombrado gobernador de Lleida y jefe militar de los valles del Segre y el Cinca. Relevado en el cargo de gobernador permaneció en la ciudad hasta que por la capitulación del 14 de Mayo de 1810 fue hecho prisionero de guerra y llevado a Francia, siendo a su regreso nombrado diputado en 1820 y residiendo en Zaragoza. En Diciembre de 1821 fue nombrado diputado a Cortes por Aragón para 1822 y 1823 y fue también miembro de la Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza y socio de la Real Academia de la Historia de Madrid. Casó dos veces, la primera con doña Mª Pilar Langlés de Barbastro, teniendo 8 hijos: Mª de la Candelaria, nacida en Zaragoza en 1795. - Rafaela, nacida en Albelda en 1799. - María Carlota, nacida en Albelda en 1801 y que murió a los pocos días. - Vicenta Josefa, nacida en 1802. - Mª Josefa, nacida en 1804 y muerta en 1806. - Mª Josefa Juana, nacida en 1806 y muerta en 1808. - Manuel José Mariano, nacido durante el segundo sitio de Zaragoza en Diciembre de 1808, seis meses antes de la muerte de su madre. A principios de Julio de 1809 enfermó gravemente doña Mª del Pilar Langlés, estando en Albelda, de donde tuvo que escapar al día siguiente y refugiarse en la Torre de les Coves (de su propiedad) por haberse aproximado los franceses a la villa. Esto agravó su enfermedad y el día 5 otorgaba testamento falleciendo el día 8, siendo enterrada en la sepultura que la familia Sangenís tenía en la Colegial. De la segunda boda con Petronila Mata de Estadilla no tuvo sucesión. En el catastro de 1817 don José Sangenís tenía propiedades en la Penella, Saladar, Sant Roc, Era, Torre, Prat, Vinya y sobre todo en el Vedat. -

Vicente, que abrazó el estado eclesiástico. Antonio, nacido en Albelda el 12 de Julio de 1767. Carlos III le concedió en 1774 la charretera de subteniente de Infantería y cuando ingresó en el Real Cuerpo de Ingenieros era ya teniente del regimiento del Príncipe. Continuó sus estudios en la Academia

104


Militar de Barcelona y obtuvo en 1790 el real despacho de ayudante de Ingenieros. Desde 1792 a 1793 desempeñó la comisión de reparar todos los fuertes y baterías de la costa cantábrica, de Castro Urdiales a Vivero. En 1794 ascendió a ingenierio extraordinario, marchando al ejército del Rosellón, siendo ascendido por meritos de guerra a capitán. En octubre de 1804 fue destinado como profesor de fortificación en la Academia de Ingenieros de Alcalá de Henares. En 1805 ascendió por antigüedad a sargento mayor de brigada o segundo teniente coronel de Ingenieros. Estando en Alcalá sucedieron los hechos del 2 de Mayo de 1808, dispersandose alumnos y profesores, acudiendo él con su ayudante Cortínez Espinosa y una docena de cadetes y oficiales a Zaragoza, participando en los dos sitios de la ciudad, siendo el organizador y

Retrato de Antonio Sangenís. Foto GEA

jefe del batallón de Zapadores, llegando a ser el principal director de las obras de defensa. Incansable en la vigilancia y el trabajo, se captó las simpatías del general Palafox, de la guarnición y del pueblo en masa. Tomó el mando de la puerta y batería de Santa Engracia después de la muerte de su anterior defensor don Antonio Cuadros, siendo premiado con el empleo de coronel y el escudo de "distinguido defensor de la patria". En el segundo sitio, apoderado el enemigo de las

los medios de atacar a los franceses, fue alcanzado y muerto por una bala de cañón junto a la batería del molino de aceite, siendo enterrado en el Pilar, detrás de la Santa Capilla. Murió soltero, y su retrato, así como sus espadas, los conservaban los señores de Sangenís de Estadilla. Dio nombre al cuartel de Pontoneros. Escribió Tratado analítico de las secciones cónicas: cantidades radicales y otras teorías de Algebra y Empujes de tierras y de arcos y Tratado de fortificación de campaña. -

Francisco, que fue sacerdote. Matías, que murió niño. Fernando, que fue teniente del Regimiento de Voluntarios de la Coruña. Murió en 1820.

Don Francisco de Sangenís, padre de los mencionados, murió en Albelda el 29 de Abril de 1786, y su esposa Mª Teresa Torres falleció en la misma villa el 13 de Febrero de 1794. Como hemos dicho fue

105


sucedido por José de Sangenís, y éste a su vez por Manuel José, que se casó con Paloma Mata y Fumaz de Pomar, teniendo 11 hijos, siendo el primero, José de Sangenís y Mata su sucesor, casándose la tercera hija, Mª Asunción de Sangenís y Escudero, previa dispensa, con su primo José Moncasi y Cudós, de Albelda, el día 19 de Marzo de 1902. El escudo de los Sangenís era cuartelado, el primero de oro, con castillo de su color; el segundo de gules, con campana de oro; el tercero de azur, con estrella de oro de seis puntas; el cuarto de oro, con cuatro pales de gules de Aragón. Casa Sangenís estaba en la calle Mayor, correspondiendo muy probablemente a la casa de los Torres que en el catastro de 1760 aparece nombrada en la Plaza de Arriba. Parte de sus propiedades en Albelda pasaran a los Moncasi via matrimonial, incluido el título de señor de Blancafort. He de agradecer la colaboración de Don José Mª Moncasi, el cual me ha facilitado el árbol genealógico de la familia Sangenís al ostentar hoy él el título de barón de Blancafort, pues ya hemos dicho que via matrimonial ambas familias, así como con las de Cudós y Berché, quedaron unidas.

ÁRBOL GENEALÓGICO DE LOS SANGENÍS Betrán de Sangenís (1445) Juan de Sangenís  Ildefonsa de Mur Juan de Sangenís y Mur  Gracia Suelves Juan Guiral de Sangenís y Suelves  Margarita Granell Juan de Sangenís y Granell  Francisca Ciscar Juan de Sangenís y Ciscar  María Ana de Monclús Bernardo Juan de Sangenís y Monclús  Agustina Uguet Miguel Juan de Sangenís y Uguet  Jerónima de Luna

106


Jerónimo de Sangenís y Luna  Jerónima Llasera Francisco de Sangenís y Llasera  Gertrudis Ruffach y Folquer José Francisco de Sangenís y Ruffach  Paula Pocurull --------------------------------------------------------------------------------------------------------Linaje en Albelda Francisco de Sangenís y Pocurull  Teresa Torres y Castelnou José de Sangenís y Torres  Pilar Langlés y Comenge Manuel José de Sangenís y Langlés  Paloma Mata Fumaz José de Sangenís Mata  Mª Pilar Escudero *Continua la línea sucesoria de los Sangenís hasta Luisa Sangenís de Miravet Mª Asunción Sangenís Escudero  José Moncasi Cudós José Mª Moncasi Sangenís  Carmen Tertre Roncillas Francisco Moncasi Sangenís  Mª Cruz Canti José Mª Moncasi Tertre, actual Barón de Blancafort. 

El linaje de los Sangenís continuó por línea femenina hasta Luisa Sangenís Escudero de Miravet, mientras que otra rama mantuvo su casal en Estadilla, donde se conserva aún la casa del barón.

TORRES. A pesar de que los Torres no constan como infanzones, su linaje era de los más antiguos de la villa, ya que su casa era una de las francas, es decir, porque el diezmo lo pagaban al rector y no estaban sujetas al teniente de bayle de Albelda, sino al bayle de Tamarite, privilegio exclusivo de las casas pertenencientes a los descendientes

107


de los primeros pobladores de la villa después de haber vencido a los musulmanes. En 1540 tenían enterramiento propio en la capilla de la Anunciación de la vieja iglesia parroquial, confirmado en 1690 para la nueva iglesia de San Vicente poe el siguiente decreto en Santa Visita: …item, por cuanto hemos visto ocularmente que la iglesia antigua del Sr San Vicente está muy derruída y que amenaza ruina sin que en ella se puedan celebrar los oficios divinos, habiéndose trasferido a la colegial nueva todas las rentas, proventos y emolumentos de la dicha antigua iglesia: Por tanto ordenamos y mandamos interponiendo nuestra autoridad y decreto omni meliori modo et forma, que el derecho de sepultura que tienen en la iglesia antigua Josef Torres, vecino de la dicha villa, sea trasferido a la iglesia colegial nueva de San Vicente, señalando puesto al dicho Torres a juicio de l Capítulo, Prior y canónigos de dicha colegial, sin que obste al dicho Torres el haberse enterrado los suyos en la iglesia antigua después de haberse transferido los proventos y emolumentos a la nueva, porque como aún se celebraba algunas veces en la antigua, no era mucho se conservase el decreto de sepultura; pero al presente que dicha iglesia antigua se halla casi derruída y profanada, es muy justo que no pudiendo prevalecer en ella el derecho de sepultura, pase a la iglesia nueva con todas las prerrogativas de la antigua iglesia, pues ya la nueva se juzga in totum a la antigua. En cumplimiento del decreto se les asignó la capilla de Santa Lucía. Eran también patronos de un beneficio bajo la advocación de Nuestra Señora de la Esperanza. A la famila pertenecieron: Jaime Juan Torres, señor de la casa a principios del siglo XVI, el cual tenía dos hermanos eclesiásticos: mosén Juan Torres, que disfruto el beneficio antedicho, muerto en 1551, y mosén Pedro Torres. Jaime Juan casó con Constancia Soria, siendo padres de: - Vicente, continuador de la casa. - Antonio, que fue racionero en la colegial. - Juan, que disfruto del beneficio de la Esperanza a la muerte de su tío. - Vicente Torres y Soria fue reconocido com infanzón, casándose dos veces, la primera con Andresa Vallés, de la que tuvo tres hijos, Jaime Juan Torres y Vallés, heredero del casal, Margarita e Isabel. Al quedar viudo casó con Monserrada Matos y Chicot, teniendo varios hijos, destacando Miguel Torres y Matos, canónigo y vicario perpétuo de Balaguer. -

108


-

-

-

-

-

Jaime Juan Torres y Vallés, se casó con Isabel Alaíz y Galindo, natural de Belver, teniendo tres hijos, Jaime Juan Torres Alaíz, heredero de la casa, Vicente y Jerónimo. Jaime Juan Torres y Alaíz, siguió residiendo en Albelda, casándose con Esperanza Baile en 1581, muriendo en 1594, dejando dos hijos, José Torres Baila y Jaime Juan Torres. José Torres y Baile, casado con Ana Guillerma de Alíns en 1605, muriendo poco después ambos cónyuges y suus hijos, por lo que, de conformidad a lo dictado en el testamento del padre, pasó a ser heredero José Juan Torres y Baile, casado en primeras nupcias con María Juana Laguarres, muriendo ésta y sus hijos muy pronto, casando en segundas nupcias con María Isabel Chicot y teniendo dos hijos, Jaime Juan Torres Chicot, heredero, y dos mellizas, que se llamaron Ana Y Josefa. El padre murió en 1635 y le sucedió Jaime Juan Torres Chicot, esposo de Teresa Chía y padres de varios hijos, siendo el sucesor Jaime José Torres y Chía, nacido en Albelda el 27 de Enero de 1659, casado con Teresa Francés del Río, natural de Castanesa, teniendo tres hijos, Jaime Felipe Torres y Francés del Río, que fue prior de la colegial de Albelda, Antonio Francisco, también canónigo de la colegial y Fernando, el heredero. Fernando Torres y Francés del Río, que contrajo matrimonio con María Castelnou y Saura el año 1729, teniendo dos hijos, Mª Teresa Torres y Castelnou, que fue la heredera, y Rita, que se casó con Jacinto Seró de Almudévar. Mª Teresa Torres y Castelnou, casada, como ya hemos visto, con don Francisco de Sangenís y Pocorull, uniéndose los destinos de ambos linajes y perdiéndose la rama masculina de los Torres, que nada tienen que ver con los actuales.

El lector habrá advertido que Fernando Torres y Francés es el gran propietario del que hablabamos en la primera parte del trabajo, apareciendo censado en el catastro de 1760 con tierras en los Lloavos, la Penella, Sant Roc, la Pena, Aljub d'Ensanís, Quadries, Torre, Vedadet, Era Vella, Pla, Sardera, Reguer, Coll de Móra, l'Estany y les Coves, con un valor de 2.950 libras 10 sueldos, teniendo además cuatro casas, una en la plaza de Arriba por valor de 200 sueldos, otra (no localizada) por valor de 83 libras y dos más alquiladas a Antonio Solá (73 libras) y a Cayetano Berché (60 libras). MONCASI. Hablar de la familia Moncasi no es tarea fácil, porque su presencia en Albelda, ayer y hoy, supone un punto y aparte de lo que fueron las relaciones sociales, económicas y políticas antes de su llegada y

109


posterior liderazgo social y económico y su casi definitiva marcha después de casi tres siglos. Hay que ser cauteloso, comedido y autentificar bien las fuentes antes de caer en errores por arrebatamiento o simple fábula. Es por ello que me centraré única y exclusivamente en las fuentes contrastadas. La información objetiva proporcionada por Don José Mª Moncasi, más los catastros de 1760 y 1817 y el amillaramiento de 1863 nos van a dar todos los elementos de valor para poder, al menos, saber un poco más sobre la familia. Parece lógico pensar que los Moncasi se asentarían en la villa a mediados del siglo XVIII, pues en el libro de contribución y mesada de 1751 y en el catastro de 1760 aparecen claramente registrados dos nombres: José y Bautista Moncasi. José o Joseph Moncasi tenía propiedades en los Lloavos, la Coma del Castell, la Plana del Lledoner, Tapiats (donde luego se construirá la torre Moncasi), un huerto en el Torrent de Baix y una viña en Sardera. Su casa afrontaba con el horno de arriba, por lo que estaría en la calle Horno (recordemos que éste estaba en la casa de la Andrea). El valor de sus tierras y casa era de 365 libras 6 sueldos 11 dineros, poco comparado con lo que valían las propiedades de Vicente Cudós, 5.007 libras 10 sueldos, Joseph Luzás, 4.432 libras, 16 sueldos 10 dineros, o las de Fernando Torres, 3.233 libras, 16 sueldos 10 dineros. Un tercer Moncasi, llamado Damián, aparece también en el libro de 1751, pero no en el de 1760. Bautista Moncasi tenía aún menos tierras, solamente una viña en Sardera y una casa que afrontaba con la de Joseph Moncasi y vagos (solares) de Corz, con un valor total de 63 libras, 6 sueldos 10 dineros. Joseph Moncasi desposó con Barbara Pinós, teniendo tres hijos varones, Francisco, nacido en 28 de Enero de 1781, Juan, nacido en 1784 y José, nacido en fecha desconocida. Francisco fue militar, ascendiendo a teniente el 5 de Junio de 1808, sirviendo en el regimiento de Tiradores de Barbastro. Fue ascendido a teniente con grado de capitán en Marzo de 1809, sirviendo en el regimiento de Voluntarios de Aragón. En 1812 fue ascendido a capitán con destino en el regimiento del Infante Don Carlos de Barbastro, llegando a ser teniente coronel de Infantería en 1815 con destino en Cuenca, donde aún se encontraba en 1820. Participó en los dos sitios de Zaragoza, recibiendo dos cruces por méritos de guerra. Participó además en las campañas del río Cinca, María de Huerva, Belchite y Alcañiz. Juan también fue militar, participando asimismo en los dos sitios de Zaragoza. Fue ascendido a teniente el 13 de Junio de 1808, siendo destinado al Batallón de Infantería Ligera del Carmen, y a capitán el 19 de Febrero de 1817.

110


José, el hijo menor, heredaría los bienes de su padre al seguir sus dos hermanos la carrera militar, casándose en 1812 con María Castel Pallás de Benabarre, siendo el propietario que aparece reflejado en el catastro de 1817 con heredades en la Penella (57 reales 21 céntimos de contribución), Sant Roc (40 reales 27 cts), la Era (656 reales), la Torre o Torrasses (64 reales), la Planta (480 reales) y Vinyes (126 reales). Francisco solamente poseía una heredad en les Torrasses de 24 reales de contribución. En 1836 participó como capitán de la Guardia Nacional en la Primera Guerra Carlista, y estando destinado en Baldellou el 9 de Junio, pidió permiso para atender la labranza (la cosecha) argumentando que era hijo único (por lo que deducimos que Francisco y Juan habían muerto) y estar su padre muy enfermo. Dicho permiso se le concedió a cambio de que se reincorporase afilas cuando la situación lo requiriera. No debieron irle mal las cosas a Joseph Moncasi con su matrimonio con María Castel, y la economía familiar creció a la par que los hijos, ya que tuvieron cuatro varones y cuatro mujeres (María, Pabla, Joaquina y Gertrudis): -

-

Francisco, senador vitalicio y alcalde 2º del Ayuntamiento de Zaragoza. Fallecido el 17 de Marzo de 1909, fue un financiero muy influyente en Zaragoza, viviendo totalmente desvinculado de Albelda. Estudió la carrera de Derecho, ejerciendo de abogado y político, siendo elegido senador en 1872 y 1881. Amasó una gran fortuna rústica e inmobiliaria y murió sin hijos, pasando sus bienes a su sobrino José Moncasi Cudós. En su testamento, un texto realmente interesante, mandaba construir un panteón en el cementerio de Torrero en Zaragoza (aún hoy existente) únicamente para su mujer, sus suegros y él mismo, especificando literalmente "y para nadie más". Pedía que se cuidara y mantuviera en perfectas condiciones, y que el día de Todos los Santos se iluminara con cuatro faroles. Muy religioso y escrupuloso, ordenaba que su cadáver no fuera mutilado, que se comprobara que estaba en trance de descomposición y que se cerrara en una caja de plomo soldada. Recomendaba a su heredero que no fiara a nadie, "por los beneficios que de ello se derivarían". Manuel León, nacido en Albelda el 11 de Abril de11827. Fue diputado monárquico democrático elegido por Huesca en 1869 y en 1871 y como diputado radical a partir de 1872 elegido por Benabarre. Hizo sus primeros estudios en el colegio de las Escuelas Pías de Zaragoza, continuándolas después en la Universidad de Barcelona, donde terminó en 1850 su carrera de Derecho,

111


cursando posteriormente el doctorado siempre con notas brillantísimas. La familia Moncasi vivió azarosamente los años que siguieron al Trienio Liberal (1820-1823). Su tío Francisco tuvo que emigrar a Francia para salvarse de la horca, y allí permaneció hasta la muerte de Fernando VII en 1833. Durante la Primera Guerra carlista (1833-1839) los partidarios de Don Carlos se ensañaron con la familia, defendiendo Manuel León Moncasi sus ideas desde las columnas de La Voz del Pueblo. Durante las jornadas de 1854 (Vicalvarada) organizó la insurrección progresista de las riberas del Cinca, poniéndose a su frente. Triunfante el movimiento (Bienio Liberal, 1854-1856) fue elegido diputado a Cortes por la ciudad de Huesca. En 1858 fue elegido diputado por Benabarre, aunque el proceso fue invalidado por el gobierno. Expatriado tras un intento de rebelión en 1866, organizó en Bagneres de Luchon una pequeña columna de emigrados que debía penetrar en España, pero fue detenido por la policía francesa, de la que se escapó pudiendo penetrar en España, retornando a Francia poco después, siendo arrestado y encarcelado en Bourges. Al triunfar la revolución de 1868, se fugó del penal con otros exiliados aragoneses, siendo nombrado por el Gobierno provisional de Serrano Gobernador Civil de Barcelona, siendo a su vez diputado por Huesca en 1869. El periódico La Asamblea hablaba así de Moncasi: Ha tomado parte en varias discusiones, y sus discursos enérgicos y varoniles nos han recordado sus buenas dotes oratorias, con las cuales consiguió en otra época envidiables triunfos. Su claro talento y profundos estudios contribuirán sobremanera a ilustrar las importantísimas cuestiones que deben de promoverse para consolidar las conquistas de la revolución… Últimamente ha sido nombrado Moncasi por el Gobierno del regente para el difícil cargo de subsecretario del Ministerio de la Gobernación…Moncasi ha nacido para ministro. Su actividad parlamentaria fue muy intensa, en las Cortes Constituyentes de 1869 integró las comisiones de Legislación General, de la que fue presidente, la de Alhajas de la Corona, la de Ferrocarriles de Caldes de Montbui, la de la Iglesia y la del Estado, la de Dotaciones del clero, y la de Código Penal. En la primera legislatura de la monarquía de Amadeo de Saboya integró las comisiones de Etiqueta para recibir y despedir al rey en la sesión de apertura, la de Cuentas, la de Presupuestos, y la de Reforma del procedimiento en lo criminal, interviniendo frecuentemente en las sesiones.

112


En la segunda legislatura de la monarquía democrática fue miembro de las comisiones de Déficit e Incompatibilidades, sin intervenir en la Cámara. En la tercera legislatura de la monarquía democrática integró las comisiones del Banco Español Hipotecario, fue vicepresidente de Presupuestos, miembro de la comisión de Tramitación de demandas judiciales, presidente de la de Telegrafía cifrada, miembro de la comisión de abolición de la esclavitud en Puerto Rico, de la de Resguardo marítimo, además de la de Etiqueta para acompañar al rey.

-

En la Asamblea Nacional de 1873, tras la monarquía de Amadeo de Saboya, integró la comisión para acompañar al rey al exilio, la de Bienes que fueron de la Corona y de la de Publicaciones en la Gaceta de Madrid. Era aún diputado en 1881. Gregorio , del que luego hablaremos. José, que debió ser el heredero, el cual se casó con Manuela Cudós Sangenís, hija de Vicente Cudós, el mayor propietario del momento y que explicaría en parte la súbita pujanza económica de los Moncasi, ya que la dote de la esposa debió permitir a la familia adquirir gran parte de los bienes de la Iglesia, administrados por los canónigos, como fueron el Racó i la Llenca. Muerto prematuramente José, su hermano Gregorio se casaría con su viuda, Vicenta Cudós, no teniendo descendencia.

Don Gregorio Moncasi y Castel debió ser un personaje singular, pues la tradición oral lo recuerda siempre montado a caballo ejerciendo de gran terrateniente, pues eso es lo que era. Aparece citado en los amillaramientos de 1863 como propietario de 52 fincas distintas, situadas en la Mongia, la Corona, Pixeres, Horts (3 fincas), Almallós (2 fincas), Collades, Barreteres, Vinaixes (5 fincas), Quadries (4 fincas), Lloavos (2 fincas), ahora llamados Llovasos, Callissos (3 fincas), Torrasses (2 fincas), Coma del Ball (2 fincas), Ferrandet (3 fincas), Pregons (2 fincas), Racó (2.406 fanegas 2 almudes, de ellas 545 de erial), Balsa de Bruno, Termo, Guardiola, Vall de Móra (2 fincas), Prat (3 fincas), Vinyes (3 fincas), Costes, el Salvador, Pla, Onilla, Bassa del retó, Coma del Alguacil, Sant Roc, Gardeny, Gessa, y Tollet de Rei. Además es propietario de bienes inmuebles urbanos antes propiedad de los canónigos, como son el granero de la calle homónima (tiene un valor de 521 reales, pagando 440 de contribución) y el lagar de la calle San Sebastián, valorado en 38 reales y que paga 30 de contribución. De él se dice que su negativa y obstinación a que no se hiciera el canal eran notorias, pues manifestó que mientras sus ventanitas no se cerraran (en referencia sus ojos) no

113


se regarían las tierras de Albelda. Hizo testamento el 11 de Junio de 1873 ante el notario de Tamarite don Vicente Chías. José Moncasi Cudós, hijo de José Moncasi Castel y Vicenta Cudós, fue el heredero de la casa a la muerte de don Gregorio, casándose en 1902 con Asunción Sangenís Escudero (fallecida en 1910). Fue diputado por Benabarre en los años 1886 y 1893, siendo nuevamente elegido en 1901. Tuvieron dos hijos varones: -

José Moncasi Sangenís, casado con Carmen Tertre, diputado en los años 1933 y 1936, y Francisco Moncasi Sangenís, casado con Mª Cruz Canti.

José Moncasi Cudós, fallecido en 1925, fue enterrado en el cementerio viejo, el que había junto a la casa de Teresa Faro, en la calle Hospital, pero posteriormente tuvo el "privilegio" de inaugurar el cementerio nuevo de la Corca. Sus restos fueron inhumados, haciéndose una nueva ceremonia funeraria, y fueron enterrados , según se entra, al fondo a la derecha de la capilla. José Moncasi Sangenís, nacido en 1907, cursó el bachillerato en Lleida, estudiando posteriormente Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza, doctorándose con 20 años. Opositó para una plaza de profesor de Derecho, ocupando la cátedra de Derecho Penal. Fue elegido diputado a Cortes en 1933, con 26 años, en representación del Partido Agrario, obteniendo un 43% de los votos del partido de Benabarre. El diario Informaciones escribía de él en los siguientes términos: El socialismo católico aragonés tiene en el Sr Moncasi uno de sus más firmes sostenes, ya que en él convergen innumerables valores intelectuales y cuenta, además, con la fuerza maravillosa de la juventud, pues es el más joven, en lo que va de siglo, de los diputados de Aragón. Su amplia cultura, su oratoria fácil, fluida y brillante, su brío en la defensa de sus ideales, todo ha rodeado prestamente al Sr. Moncasi de esa aureola de que se habla al encabezar esta nota biográfica. En Febrero de 1936 fue nuevamente elegido diputado por la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) de Gil Robles, obteniendo 45.680 votos, siendo el único candidato electo de la provincia de Huesca. El alzamiento sorprendió a la familia veraneando en Broto, donde José Moncasi fue apresado el 19 de Julio, siendo trasladado a Barbastro, muriendo fusilado el 2 de Agosto de 1936 por el mismo

114


pelotón que acabó con la vida del Pelé, gitano barbastrense recientemente beatificado por el Papa Juan Pablo II. Francisco estaba en Albelda, acogido en una casa ante el cariz que habían tomado los acontecimientos. Persuadido para que saliera, fue apresado inmediatamente y fusilado a mitad de camino entre Binéfar y Monzón, siendo recordado el lugar exacto por una lápida conmemorativa. El resto de la familia que había quedado en Broto pasó grandes penalidades, decidiendo ir a Reus, de allí a Barcelona, frontera francesa, Irún y finalmente Zaragoza, poniéndose definitivamente a salvo. José, pese a haber muerto muy joven tuvo cinco hijos de su matrimonio con Carmen Tertre, Mª Carmen, José Mª, Mª Asunción, Francisco Javier y Mª Pilar, que son los dueños de la finca de Moncasi de dalt. Francisco, que contaba 26 años, tuvo tres hijos con Mª Cruz Canti, Mª Pilar, Mª Ascensión y Francisco, dueños hasta hace pocos años de Moncasi de baix. LUZÁS. El apellido Luzás, en su variante Locás, aparece ya documentado en el Libro del Monedaje de 1397, lo que implica que era uno de los apellidos más antiguos de la villa junto con el de Miravet y Chicot. Aparece nuevamente citado en 1495, 1542, 1751y 1760, siendo ya Joseph Luzás uno de los grandes propietarios, poseyendo tierras en el Pradell, la Foradada, Vinaixes, Pí, Pedrula, Torrasses, Bassa Prima, Cardals, Gardeny, Mates, Prats, Vedats, Sardera y Torrent de baix. En 1817 el heredero era Vicente Luzás, el cual tenía tierra en la Penella, Sant Roc, Eres (lo que hoy es la Torre Luzás), Torrasses, Plantes y Vinyes. Pero en 1863 la familia ya no residía en la villa, pues Pantaleón Luzás y Fortún, eminente jurista y heredero de la casa, lo hacía en Palma de Mallorca, tal como lo atestigua el amillaramiento, si bien mantenía tierras en Gardeny por las que pagaba 420 reales. Su casa, que estaba en la actual casa San Isidro, antes del Castillo, había sido vendida y estaría aproximadamente en lo que hoy es la casa de Julio Lamora, aunque es un dato algo impreciso, lo que es seguro es que la casa de Miravet y la de Luzás eran vecinas, al menos en cuanto al corral se refiere. No llegamos a comprender que había pasado con la familia, como de haber sido alcaldes, canónigos, jurados, racioneros, priores, habían desaparecido casi por completo de la villa, como les pasó a nuestra última familia, los Berché.

115


BERCHÉ. Es de destacar que hasta ahora hemos visto familias que del todo en la villa llegaron a la nada en pocos años, Miravet, Cudós, Luzás, y en menor grado Moncasi y Sangenís, vieron como su impronta desaparecía dejando sólo su nombre a una casa, una partida o a nada. Los Berché no son una excepción, y nuevamente me asalta la duda de cómo es posible que un apellido ilustre desapareciera por completo de la villa. El primer documento en el que se hace referencia aun Berché es el Libro de visitas parroquiales de 1737, donde aparecen el canónigo de la Colegiata de Albelda Cayetano Berché y el beneficiado Narciso Berché, bajo la advocación de la Asunción. Esto indicaría que la familia, al destinar parte de la descendencia varonil a la Iglesia, seguía la tradición de la primogenitura y debía ser abundante, aunque no sabemos si su riqueza corría la misma suerte. Lo decimos porque en el libro de contribución de 1751 aparecen varios Berché, pagando escasas contribuciones, como:    

Jayme Berché……………5 libras 9 dineros. Andrés Berché…………..3 libras 11 dineros. Viuda de Joseph Berché... 1 libra. Miguel Berché…………..2 libras 15 dineros.

Poco comparado con lo que paga Vicente Cudós (60 libras 14 dineros) o Joseph Luzás (28 libras 12 dineros). En 1760 tenemos constancia de Miguel Berché, (suponemos que el anterior), que solamente tenía una casa; Andrés Berché, con tierras en la Mongia, Vinaixes, Sardera y Quadries, teniendo ya la casa en su ubicaciónb actual; la viuda de Sebastián Berché, que sólo tenía una casa junto a la del anterior, si bien vivía con la viuda de Nicolás Saurina (me imagino que para hacerse compañía); y Francisco Berché, que tenía una viña en el Vedat y una casa junto a las anteriores. El más favorecido era Andrés Berché, aunque no era nada del otro mundo. En 1817 aparecen citados José Berché y Sanz, con tierras en Sant Roc y les Vinyes, Pedro Berché, con tierras en les Torrasses, Cayetano Berché, con tierras en les Torrasses y les Vinyes, e Ignacio Berché, con tierras en les Vinyes. Hay una diferencia cualitativa entre unos y otros, Cayetano y Pedro Berché tienen el prefijo don, lo que les

116


convierte en infanzones, baja nobleza con muchas pretensiones y pocas manutenciones. Y en 1863 nada, la familia Berché ha desaparecido por completo de la relación de propietarios, sólo tenemos a Francisco Zaragoza y Berché, un gran propietario que tenía su casa en la calle Rambla 9 y otra en la calle Mayor 14, pero para nada se nombra la calle Hospital. Y no entiendo porqué no aparecen, pues me consta que la familia siguió en Albelda porque Alejandro Berché se casó con la heredera de los Miravet, Mª Luisa Sangenís, muriendo en 1922 tal como hemos dicho. También sabemos que la farmacia era de Berché, pero algo falla. En un reciente conversación con Josefina Quintillá, esposa de Sergio Gascón, creo haber hallado la respuesta. Las tierras de los Berché pasaron en algún momento a manos de los Moncasi, porque el heredero de casa Berché se llamaba Manuel Moncasi Aler. ¿De quién era hijo si los Moncasi eran Cudós o Sangenís?. Creo, con toda probabilidad, que de José Moncasi Castel, que habría tenido relaciones extramatrimoniales con una sirvienta de la casa apellidada Aler y que era de Castillonroy, siendo el fruto de ésta Manuel Moncasi Aler, que a todas luces fue reconocido como hijo natural ya que recibió todas las tierras de los Berché. El dato queda aseverado porque en el testamento de don Francisco Moncasi Pinós se recoge textualmente que, en el caso de que José Moncasi Cudós no deje herederos, pasen sus bienes a su hermano natural Manuel Moncasi Aler. Casado con Alegría Pedrol Bardají, no tuvieron hijos, muriendo el primero en 1942 y su esposa dos años antes, en 1940. Sería entonces cuando casa Berché pasaría a los hermanos de Alegría, entre ellos Vicente Gascón, hermano de madre, conocido como Vicentico, siendo además parte de la tierra para Pilar de Montserrat y otros. Vicente Gascón vivió un tiempo en Chile, y con el dinero ganado constituyó una sociedad para molturar olivas, el molino de Berché, en la que intervinieron Moncasi, Pallarol y él mismo (aún se conserva el molino). Vicente tuvo dos hijos, Sergio y Teresa, recibiendo ésta última la torre Berché, situada en las Eras, siendo aún de su propiedad. Hasta aquí la relación de familias de la villa, lo cual no significa que otras, como los Aler, Pallarol, y muchos más no tuvieran importancia, pero de los que tenemos más noticias es de los antes mencionados. Sé que muchos datos se habrán quedado en el tintero y en la memoria de muchos, y espero que en posteriores trabajos colaboren conmigo para sacarlos a la luz.

117


VI. ANEXOS.

118


PARTIDAS DEL TÉRMINO MUNICIPAL

119


PARTIDAS DEL TÉRMINO

120


PARTIDAS ALREDEDOR DE LA VILLA.

121


Cereal

DISTRIBUCIÓN DE CULTIVOS.

Huertos Viña

Cereal

Olivo

122


Olivares Cereal

DISTRIBUCIÓN DE CULTIVOS

Olivo

Cereal Viña

123


ESTADÍSTICAS DE LA VILLA DE ALBELDA. 1.

CATASTRO INMOBILIARIO RÚSTICO.

Municipio

Año de renovación

Albelda

Total titulares catastrales

1986

996

2.

DISTRIBUCIÓN DE LAS TIERRAS.

3.

CATASTRO INMOBILIARIO URBANO.

Municipio

Año de revisión 1996

Albelda 4.

Número de subparcelas

2.475

4.564

Total en miles m2 322

Valor catastral miles pts. 2.011548

Valor catastral en miles de pts 1.397.401

Total viviendas 615

Principales 322

No principales 293

Alojamientos 1

SOLARES Y PARCELAS EDIFICADAS.

Municipio

Solares

Albelda 6.

69

Parcelas construidas 1718

Número de parcelas reales

VIVIENDAS SEGÚN SU TIPO.

Municipio Albelda 5.

Solares

Superficie catastratada en Has 5.158

69

0-100 m2 25

100-500 5001000 38 4

100010.000 2

Más 10.000 0

Parcela 0-100 m2 s 1718

859

100-500 5001000 748 94

100010.000 17

IMPUESTO SOBRE BIENES INMUEBLES URBANOS.

Municipio

Año revisión

Nº recibos

Albelda

1990

750

Base imponible Base liquidable Cuota íntegra en miles de pts en miles de pts 1.117.365 1.117.365 5.028

Deuda tributaria 5.028

7. CENSO DE EDIFICIOS 1990

124


Municio

Albelda 8.

CLASE DE PROPIETARIO Institu Comunida Sociedad Persona ción d de Física privada Propietari os 0 19 7 474

Total edificios Organisdestinados a vivienda mo familiar Público 501

1

ESTADO DE LOS EDIFICIOS 1990 Municipio

ESTADO DEL EDIFICIO Total edificios destinados a vivienda familiar

Ruinoso

Malo

Deficiente

Bueno

501

1

42

156

302

Albelda

9. EDIFICIOS DESTINADOS A VIVIENDAS FAMILIARES, SEGÚN AÑO DE TERMINACIÓN.

Municipio

Albelda 9.

AÑO DE TERMINACIÓN Anteri De De De De De De De 1981 a En consor a 1900 a 1921 a 1941 a 1951 a 1961 a 1971 a 1990 trucción 1900 1920 1940 1950 1960 1970 1980

Total edificios destinados a vivienda familiar 501

1

22

64

62

68

96

121

51

16

EDIFICIOS CENSADOS. 1990.

Municipio total

Albelda

edificios censados 611

1

2

563

18

NÚMERO DE VIVIENDAS 3 4 De 5 a 9 3

0

De 10 a 19

De 20 a 39

De 40 y más

Ninguna

0

0

0

27

0

10. EVOLUCIÓN INTERCENSAL DE LA POBLACIÓN DE DERECHO. AÑOS 1900 A 1981. Municipio

1900

1910

1920

1930

1940

1950

1960

1970

1981

Albelda

1.213

1.357

1.481

1.271

1.410

1.471

1.432

1.271

1.160

11. EVOLUCIÓN ANUAL DE LA POBLACIÓN DE DERECHO. AÑO 1985 A 1998. Municipio

1985

1986

1987

1988

1989

1990

1991

1992

Albelda

1.140

1.121

1.108

1.104

1.089

1.063

1.023

1.022

1995

1996

1993

1994

1998

125


1.023

1.018

1.016

975

962

12. NÚMERO DE MATRIMONIOS. AÑO

1985 2

1986 5

1987 5

1988 2

1989 1

1990 3

1991 0

1992 1

1993 5

1994 4

1995 5

1996 2

1997 2

13. INMIGRACIÓN.

Municipio 1988 Albelda

1989 2

1990

1991

1992

1993

1994

1995

3

10

10

15

11

11

11

1989 19

1990 19

1991 3

1992 8

1993 13

1994 10

1995 14

1989 -16

1990 -9

1991 7

1992 7

1993 -2

1994 1

1995 -3

14. EMIGRACION.

Municipio Albelda

1988 13

15. SALDO MIGRATORIO

Municipio Albelda

1988 -11

16. NÚMERO DE PARADOS.

Muni- 1983 1.984 1.985 1.986 1.987 1.988 1.989 1.990 1.991 1.992 1.993 1.994 1.995 1.996 1.997 cipio Albelda

6

7

10

14

18

20

16

20

17

20

19

28

17. NÚMERO DE MATRÍCULAS. IMPUESTO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS, SEGÚN TRIBUTARIO Y TIPO DE ACTIVIDAD ECONÓMICA. 1996.

24

19

25

DOMICILIO

ACTIVIDAD Nº de matrículas:TOTAL 138  AGRICULTURA * Y PESCA :64  INDUSTRIA: 10 Extracción de productos energéticos: 0 Extracción de otros minerales excepto productos energéticos: 0 Industria de alimentación, bebida y tabaco: 5 Industria textil, confección, cuero y calzado: 0 Industria de la madera y del corcho: 0 Industria del papel; edición, artes gráficas y reproducción de soportes grabados: 0 Refino de petróleo y tratamiento de combustibles nucleares: 0 Industria química y otros productos minerales no energéticos: 0 Metalurgia y fabricación de productos metálicos, construcción de maquinaria: 4 Industria de material y equipo eléctrico, electrónico y óptico: 0 Fabricación de material de transporte: 0 Industria de la transformación del caucho y materias plásticas. Industrias diversas: 1  ENERGÍA: 1 (Producción y distribución de energía electrica, gas y agua)  CONSTRUCCIÓN: 14  SERVICIOS: 49 Comercio y reparación de vehículos: 24 Hosteleria: 5 Transporte, almacenamiento y comunicaciones (I) 7

126


Intermediación financiera: 4 Actividades inmobiliarias y de alquiler; servicios empresariales: 3 Educación: 0 Actividades sanitarias y veterinarias, servicios sociales: 1 Administración pública, defensa y seguridad social obligatoria:0 Personal doméstico:0 Otras actividades sociales y de servicios prestados a la comunidad; servicios personales. Organismos extraterritoriales: 5 18. GANADERIA.

11111 111111

17.

ÍNDICE

127


BLOQUE I. Estructura socioeconómica de la villa de Albelda a través de los catastros de 1760 y 1817. I.Introducción............................................................................5 II. La división del catastro. Su configuración...........................9 III. La propiedad de la tierra......................................................9 IV. La distribución de cultivos..................................................15 V. El marco urbano....................................................................20 VI. La Iglesia: su función en la vida económica de la villa.......22 VII. Conclusiones......................................................................29 VIII. Anexos..............................................................................30 IX. Glosario...............................................................................33 X. Bibliografia...........................................................................35 BLOQUE II. La toponímia de la villa: partidas, calles y familias ilustres. I. Introducción..........................................................................37 II. El topónimo Albelda............................................................38 III. Las partidas........................................................................39 IV.El marco urbano de la villa...............................................67 V. Albeldenses ilustres............................................................81 VI. Anexos..............................................................................96

128


V BLOQUñññññññ

...

ÍNDICE.11111 ÍNÍN 222224444415.Municipio Electores españoles residentes en España Electores españoles residentes en el extranjero Ciudadanos de la Unión Europea y de Noruega residentes en España para las elecciones municipales Ciudadanos de la Unión Europea residentes en España para las elecciones al Parlamento Europeo Municipio Electores españoles residentes en España Electores españoles residentes en el extranjero Ciudadanos de la Unión Europea y de Noruega residentes en España para las elecciones municipales Ciudadanos de la Unión Europea residentes en España para las elecciones al Parlamento Europeo Municipio Electores españoles residentes en España Electores españoles residentes en el extranjero Ciudadanos de la Unión Europea y de Noruega residentes en España para las elecciones municipales Ciudadanos de la Unión Europea residentes en España para las elecciones al Parlamento Europeo

129

Treballmoletalbelda  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you