Page 1

&

Climaterio 28 abril 2013

Menopausia

PREVENCIÓN DE OSTEOPOROSIS


¿Qué pasa con mi cuerpo durante la

MADURITUD?

Nuestro cuerpo pasa por un desbalance hormonal al culminar la etapa fértil. Como consecuencia, aparece la incontinencia, calores repentinos e insomnio, sequedad vaginal, cambios en el ánimo y la vida sexual. Para cada cambio, Poise tiene una solución.


CLIMATERIO y MENOPAUSIA

durante la etapa productiva, debido a los niveles de estrógenos en su organismo. Los riesgos más importantes a tener en cuenta son: la osteoporosis y las alteraciones cardiovasculares. Colesterol y corazón

E

n la mujer, en el año previo a la menopausia, comienza un proceso de disminución del tejido óseo corporal que está directamente relacionado con la menor producción de estrógenos, los cuales tienen un efecto protector sobre el hueso. ¿Aumenta el riesgo de sufrir alguna enfermedad luego de la menopausia? El riesgo se define como la probabilidad de que un hecho ocurra. Cuando se habla de factores de riesgo, se trata de hábitos o condiciones que aumentan la probabilidad de que una enfermedad ocurra. Durante el climaterio, aumenta el riesgo en la mujer de sufrir determinados trastornos de salud, para los cuales estaba protegida

Fresh Natural S.A.: Av. Ilalo 323 y Av. La Luz (vía al Tingo) Valle de los Chillos, Quito - Ecuador Telfs: 593 - 2 2869 408 - 593 - 2 2850 406 Fresh Natural S.A. - Guayaquil Vía Durán – Boliche km. 5 - Centro De Distribucion La Europea Telfs: 593 - 4 2864 919

Los estrógenos juegan un papel protector del aparato cardiovascular en la mujer, especialmente en el control del colesterol en sangre y evitando que se formen “trombos” (placas que se adhieren a las arterias internamente, obstruyéndolas). Existen dos tipos de colesterol, uno conocido como bueno (HDL) y el otro (LDL) que es el que, en determinadas circunstancias se deposita en la pared de las arterias, produciendo arterioesclerosis (endurecimiento de las paredes) que dificulta al paso de la sangre y facilita la coagulación dentro de las arterias.

Cuando se inician los síntomas climatéricos, hay menos "estrógenos" en la mujer y trae como consecuencia mayor riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. Pérdida de masa ósea y osteoporosis El hueso contrariamente a lo que se supone, es un tejido vivo que se renueva en forma permanente. La masa ósea se va incrementando en forma contínua durante la niñez y adolescencia, llegando al punto máximo entre los 30 y 35 años. En la mujer, en el año previo a la menopausia, comienza un proceso de disminución del tejido óseo corporal que está directamente relacionado con la menor producción de estrógenos, los cuales tienen un efecto protector sobre el hueso. La consecuencia directa de esta disminución puede predisponer al desarrollo de fracturas.


La respuesta Médica sobre la Osteoporosis

A

causa del progresivo envejecimiento de la población y de la mayor esperanza de vida, la osteoporosis se está convirtiendo en una de las enfermedades de mayor incidencia entre la población. Su origen está en muchos casos en trastornos hormonales o nutricionales; por ello, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) incide en que a la hora de prevenir y tratar la pérdida de masa ósea, el especialista tiene un papel fundamental. El endocrinólogo habrá de realizar un seguimiento especializado de los enfermos, valorando los numeroso parámetros implicados, y aplicará el tratamiento mas adecuado en cada caso. Además de los moduladores del receptor de los estrógenos, otro de los fármacos más avanzados en el tratamiento de la osteoporosis son

Movilidad

los bifosfonatos, que recientemente se ha demostrado que previenen la aparición de nuevas fracturas en mujeres con esta enfermedad. Según datos de la SEEN, una de cada tres mujeres sufre al menos una fractura a causa de la osteoporosis a lo largo de su vida, especialmente después de la menopausia. En este colectivo, la enfermedad supera en incidencia al cáncer de mama o el infarto. Ante esto, los endocrinos insisten en que cuando aparece la primera fractura es fundamental que la persona inicie inmediatamente un tratamiento para evitar nuevas roturas. Además de la prevención, fundamentada en una correcta alimentación, el diagnóstico precoz de la osteoporosis es imprescindible para aplicar un tratamiento que evite la primera rotura. Por ello, los endo-

crinólogos recomiendan a las mujeres incluidas en el colectivo de mayor riesgo que se realicen densitometrías óseas de forma periódica, una técnica que permite medir la masa del hueso para comprobar si existe riesgo de fractura. Sin embargo, todo ello ha de ser valorado por el médico, ya que se trata de una técnica de alto coste que no es utilizada indiscriminadamente en todas las mujeres postmenopáusicas. La pérdida de masa ósea puede tener su origen en enfermedades endocrinológicas como el síndrome de Cushing, el hipertiroidismo, el hipogonadismo o el hiperparatiroidismo. Por tanto, cuando se detecta osteoporosis, es muy importante que el especialista en Endocrinología efectúe estudios hormonales para detectar su origen de cara a aplicar el tratamiento más adecuado.

Flexibilidad

Agilidad

Encuentrelo en:


Causas de la OSTEOPOROSIS Causas La desnutrición, la mala alimentación, el escaso ejercicio físico y la administración de algunos fármacos también pueden favorecer la aparición de la osteoporosis. Sin embargo, la menopausia es uno de los factores que más influye en su desarrollo en las mujeres, ya que la desaparición de la función ovárica provoca un aumento de la resorción ósea. Síntomas de Osteoporosis •Deformidades de la columna •Dolor muscular •Debilidad de los hueso/fracturas •Dolor en el cuello •Pérdida de peso y de talla TIPOS DE OSTEOPOROSIS Existen distintos tipos de osteoporosis:

L

a osteoporosis es una enfermedad sistémica que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro de la microarquitectura de los huesos, lo que supone un aumento de la fragilidad de los huesos y del riesgo de sufrir fracturas.

- Osteoporosis posmenopáusica: la causa principal es la falta de estrógenos. En general, los síntomas aparecen en mujeres de 51 a 75 años de edad, aunque pueden empezar antes o después de esas edades. - Osteoporosis senil: resultado de una

deficiencia de calcio relacionada con la edad y de un desequilibrio entre la velocidad de degradación y de regeneración ósea. Afecta, por lo general, a mayores de 70 años y es dos veces más frecuente en las mujeres que en los varones. - Osteoporosis secundaria: Puede ser consecuencia de ciertas enfermedades, como la insuficiencia renal crónica y ciertos trastornos hormonales, o de la administración de ciertos fármacos, como corticosteroides, barbitúricos, anticonvulsivantes y cantidades excesivas de hormona tiroidea. Diagnósticos Generalmente esta la osteoporosis no se detecta hasta que aparecen síntomas clínicos claros, como la reducción de la estatura y las fracturas. Estas se producen normalmente en las vértebras torácicas y lumbares, el cuello, el fémur y el radio distal. Al tratarse de una enfermedad asintomática, hasta la presentación de sus complicaciones óseas es necesario un diagnóstico precoz, que viene inducido por la historia clínica, con análisis de factores genéticos, nutricionales, ambientales y factores de riesgo.


LOS SOFOCOS,

L

la cara más visible de la MENOPAUSIA

os sofocos son espontáneos, aunque también puede haber factores desencadenantes como el estrés, los ambientes cerrados o el consumo de bebidas estimulantes o alimentos picantes.

Los sofocos pueden durar hasta diez años, según concluye una investigación publicada en la revista "Obstetrics & Gynecology". El trabajo se efectuó con un grupo de 400 mujeres entre 30 y 40 años que todavía no habían llegado a la menopausia cuando se inició el estudio. Cada año se les controlaba su estado de salud y se registraba cualquier síntoma de menopausia. Los sofocos fueron generales y solo 55 de ellas no los manifestaron. La mayoría (259 mujeres) los tuvieron de moderados a intensos, mientras que el resto los describió como leves. pulso

la menopausia. Afecta a cerca del 80% de las mujeres, con una duración e intensidad variables. Mientras que en algunos casos duran segundos, en otros pueden dilatarse varios minutos. Es habitual que duren de 3 a 6 minutos y que se repitan varias veces a lo largo del día y de la noche, cuando son más frecuentes en número. En estos casos, la mujer se despierta con sensación de calor intenso, sudoración y pulso acelerado.

Esta sensación de acaloramiento es una de las manifestaciones más frecuentes durante

Los sofocos surgen de forma espontánea, todavía no se conocen los mecanismos exactos que los provocan, aunque sí está

Calor intenso, acelerado

sudoración

y

clara su relación directa con la disminución de los estrógenos, hormonas femeninas. Su desarrollo parece estar causado por una alteración del centro de control de la temperatura que está situado en el hipotálamo, una pequeña estructura de la base del cerebro. Un factor -desconocido aún- parece activar el mecanismo de la pérdida de calor, lo que produce una dilatación de los vasos sanguíneos y sudor. Después, el cuerpo intenta recuperar el calor perdido con una vasoconstricción y escalofríos.

VEJIGA HIPERACTIVA: cómo identificarla y prevenirla

U

rgencia, frecuencia, incontinencia urinaria y nocturia. Estos son algunos de los síntomas más comunes del síndrome de la vejiga hiperactiva, una dolencia común que afecta al 30% de la población , sobre todo, a mujeres y personas mayores. Sin embargo, las causas que

lo provocan son tan variadas, que resulta complicado establecer un tratamiento efectivo para los pacientes que lo sufren. .

traumatismos nerviosos (como resultado de una cirugía de pelvis o espalda). El sobrepeso, algunas infecciones y la diabetes son también factores de riesgo.

Síntomas y causas de la vejiga hiperactiva Pérdidas involuntarias de orina, necesidad de orinar más de seis veces al día, levantarse a menudo durante la noche para ir al baño (nocturia) o, de manera súbita y reiterada, se siente la vejiga llena son algunos de los síntomas que provoca la vejiga hiperactiva. Las causas del síndrome de la vejiga hiperactiva son muy diversas, lo que dificulta establecer un tratamiento efectivo. Algunas de las más frecuentes son la debilitación de los músculos pélvicos (como ocurre después de un embarazo), enfermedades de carácter neurológico (como un accidente vascular cerebral, esclerosis múltiple o Parkinson) y, por último,

Prevención y tratamiento de la vejiga hiperactiva Para tratar y prevenir el progreso de la enfermedad, hay ejercicios y medidas dietéticas que han demostrado ser útiles en reducir la urgencia y frecuencia de las micciones. En primer lugar, se recomienda abandonar el consumo de alcohol y cafeína, dado su efecto diurético. También es aconsejable evitar las bebidas con gas y procurar no tomar líquidos antes de ir a la cama. El sedentarismo y el sobrepeso son, a su vez, factores desencadenantes, ya que contribuyen a ejercer mayor presión sobre la vejiga. Por este motivo es conveniente un buen nivel de actividad física y una reducción del peso corporal.


Circula con: Diario El Comercio Suscriptores Nacional. En calles voceadores, sectorizado Quito: Agencia 8, Agencia 7. Guayaquil: Calles Voceadores Sectorizado Norte.

Comercialización, Diseño y Diagramación: TOUCANA ORIENT CÍA. LTDA.

Comercialización,Diseño y Diagramación TOUCANA ORIENT CIA LTDA Telfs: 2 253 767 / 096 270 165 /096 333 840 publicidadyweb@cablemodem.com.ec


Climaterio y Menopausia  

Suplemento informativo