Page 1

LOS CUENTOS DE LH5A


EL FANTASMA DEL TEATRO James y Amelia dos amantes del teatro, fueron a un teatro de Broadway a apreciar y puntuar una ópera.

Un cuarto de hora después de empezar la función, la famosa cantante de ópera “LAMIDA” se desmayó en pleno espectáculo.

Al principio creían que formaba parte del espectáculo pero después de cinco minutos, unos médicos del público subieron al escenario a tomar el pulso a Lamida y comprobaron que estaba muerta desde que se había desmayado. Entonces se oyó una música de suspense y una voz muy grave que decía que era el fantasma de los teatros. Sentado en uno de los asientos de al lado, estaba un apuesto francés llamado Jampelliur de la Monjuir, él también era un crítico de obras que escribía para el N.Y. Times y también había pasado por aquella experiencia terrorífica. Se


hicieron tan amigos que decidieron hacer los tres un viaje a Sydney.

El día siguiente, antes de coger el avión hacia Sydney, James leyó con Amelia el NY TIMES como todos los días, allí leyeron que ese hecho extraño no había pasado solo en New York, sino que había pasado en diversas ciudades de todo el mundo. Entonces Amelia le dijo a James: -tengo miedo Y James le respondió: -tranquila, no pasa nada. Cogieron el avión hacia Sidney, allí se alojaron en el hotel Carlton III y fueron a uno de los teatros más famosos del mundo, el teatro de SYDNEY

James y Amelia fueron a una de las salas más importantes, al auditorio, a ver una ópera. Mientras tanto Jampelliur De la Monjuir fue a observar las instalaciones con la propietaria del teatro y amiga del instituto de Bellas Artes, Hillary. Al principio de la obra no hubo ningún problema, pero a los cinco minutos la bailarina se desmayó aunque consiguieron reanimarla justo cuando el fantasma hizo su aparición. Vieron volando sobre


el escenario el mismo fantasma que habían visto en N.Y. En ese momento Jampelliur de la Monjuir estaba en el sitio exacto donde se colgaba el fantasma. Cortó con su navaja la cuerda de la que el fantasma quedaba suspendido de esta manera el fantasma cae al escenario y en la caída se le cae la máscara. SORPRESA, el fantasma era el ex-propietario del teatro de Sydney, John Hopkins, inmediatamente es arrestado por el asesinato de Vanesa Lay alias “LAMIDA”. Entonces James y Amelia se besaron en pleno escenario, el público empezó a aplaudir y se bajó el telón. TODO ES BROMA ES UNA ACTUACIÓN

     


LA NIÑA QUE PODÍA HABLAR CON LOS ANIMALES Un día muy caluroso una niña llamada Lucía salió de su casa que era una granja. Ahí vivía con su padre que se llamaba Asier; su madre se había muerto cuando ella solo tenía dos años. Lucía fue al establo a dar la comida a los perros, a los caballos, a las gallinas...cuando les daba de comer oyó a una persona hablar. Entonces se asustó y salió a fuera. Poco después al entrar de nuevo le empezó a hablar un caballo. Le dijo: -Hola me llamo Cuqui y quiero ser tu amigo La niña se asustó mogollón pero no salió a fuera sino que le respondió. -Hola yo me llamo Lucía y me encantaría ser tú amiga. Después fue corriendo a donde su padre y le contó todo. -¡Puedo hablar con los animales!-dijo Lucía -Nadie puede Hablar con los animales -dijo el padre alucinado.


El padre pensó que había sido un sueño. Los siguientes días el padre notó a Lucía un poco rara. Se preocupó mucho y la llevó al médico. El médico le dijo al padre que era verdad y que solo ella podía hablar con los animales. Al día siguiente volvió al establo de los animales, y le volvió a hablar el caballo. -¡Hola Lucía! queremos salir de la granja e ir a explorar el mundo- dijo Cuqui. -Vale, os soltaré mañana por la mañana mientras mi padre esté desayunando- dijo Lucía. Llegó la mañana y mientras su padre estaba desayunando Lucía fue silenciosamente a soltar los animales. Los animales se fueron corriendo y quedaron libres para siempre, pero al cabo de un tiempo el padre se enteró y le echó una buena bronca.


EL DELFÍN DESAPARECIDO Un día una familia fue de vacaciones a San Sebastián y allí fueron a la playa. Al llegar los niños fueron a bañarse y cuando iban a salir del agua un delfín sacó la cabeza y se hicieron amigos. Los niños le preguntaron al delfín como se llamaba y este dijo que se llamaba Cookie y él a su vez preguntó a los niños como se llamaban los niños y estos dijeron que se llamaban Ane y Eneko. Al día siguiente fueron otra vez a la playa y el delfín no estaba, rápidamente cogieron una piragua y fueron en busca del delfín. Acabaron en una isla y allí había un cartel que ponía:”SI ENTRAS A ESTA ISLA NUNCA PODRÁS SALIR” pero ellos no vieron el cartel. Al entrar había otro cartel que ponía:”BIEN VENIDOS A CHUCHELANDIA” más adelante había una piscina de coca-cola, un tobogán de caramelo... se les ocurrió hacer una cabaña y se quedaron allí hasta que apareciera el delfín. Al día siguiente el delfín apareció y se quedaron a vivir con él en Chuchelandia. Después el delfín murió y los niños se hicieron amigos de un pulpo.


MIKEL NO SABE COGER EL LÁPIZ Había una vez, un niño llamado Mikel. Mikel tenía 9 años y vivía en África. Iba al colegio Jakintza y no sabía coger el lápiz. En la clase Mikel era un poco raro, porque todos los de su clase sabían coger el lápiz y él no. Mikel tenía un hermano de siete años llamado Iñaki, Iñaki era muy normal como todos los niños de la clase, Iñaki sí sabía coger el lápiz. Mikel iba a clases particulares. Las clases se les daba una chica llamada Leire. Leire era muy alta y tenía 27 años. Mikel y Leire no se llevaban nada bien. Su padre y su madre no tenían dinero para pagar las clases particulares. Entonces Mikel pensó una cosa, porque a Mikel pensar se la da más bien que bien. Entonces dijo: - para conseguir dinero nos podemos mudar a otro sitio en el que haya buen trabajo. Su madre estaba de acuerdo e Iñaki también pero el padre no, estuvieron discutiendo una hora. -yo quiero irme de aquí- dijo Mikel -yo no- dijo el padre -yo sí – añadió Mikel Al final el padre dijo:-bueno, vale, vamos a mudarnos. Se fueron a China y allí no encontraban una chica para las clases particulares. Empezaron a buscar y a buscar y al final encontraron una chica joven que se llamaba Aroa. Aroa tenía 23 años. Mikel y Aroa se llevaban superbien porque Aroa le regalaba cosas y le parecía muy maja.


Mikel un día se enfadó con Aroa y mientras Aroa fue al baño Mikel se escapó de las clases particulares. Mientras estaba fuera pensó que no se tenía que haber ido porque no sabía dónde estaba su casa y entonces pensó que no iba a volver nunca más a su casa. Cuando su familia se enteró, estuvieron buscando a Mikel desde la mañana hasta la tarde. Después de buscar tanto lo encontraron y empezaron a preguntarle: -¿qué te ha pasado? ¿Por qué te has ido? ..... Al final se fueron a casa y allí estaba Aroa para hablar con Mikel. Hablaron y se arreglaron entonces Aroa se fue a su casa. Al cabo de un año, Mikel aprendió a coger el lápiz y como premio Mikel y su familia fueron a las atracciones. Les gustaron mucho porque había de todo, sobre todo, la montaña rusa le gustó muchísimo. Como había aprendido a coger el lápiz, volvió a ser un niño muy majo, inteligente y normal. Como era muy majo y muy inteligente, con 20 años se casó con una chica de 17 años y los dos se fueron a vivir a una casa Cuando Mikel le contó a su novia que con nueve años no sabía coger el lápiz su novia se enfadó y cortaron.


EL NIÑO QUE NO PODÍA ANDAR Había una vez en San Sebastián un niño que nació sin piernas, vivía con su cuidador con él que llevaba 10 años juntos. El niño iba al cine, al parque, a las tiendas a comprar ropa, comida...pero el niño se aburría de estar siempre en su silla de ruedas, entonces le dijo al cuidador: -¿Puedo tener piernas?, es que ir siempre en silla de ruedas me aburre y es muy incómodo. El cuidador le dijo que intentaría que tuviera piernas. Empezaron a llamar a todos los hospitales de la ciudad, también a todos los hospitales de otras ciudades pero ningún hospital podía ponerle piernas nuevas. Un día su madre fue a visitarle porque hacía tiempo que no se veían, fue para decirle al niño que su padre había fallecido en un accidente de tráfico. Entonces cuando el niño se enteró de que su padre había fallecido se puso a llorar y muy triste y dijo: -¡NOOOOOO!!! ¡NO QUERÍA QUE MI PADRE SE MURIERAAAAA!!! A su cuidador le dio mucha pena el niño porque se le había muerto el padre y encima seguía sin tener piernas, estaba tan triste que se echó a llorar. Después de mucho tiempo el cuidador encontró un hospital en el que le podían poner piernas al niño. El niño se puso muy contento y le preguntó al médico: -¿Puedes ponerme piernas nuevas? Y el médico le contestó: -Claro que te pondré piernas. Y el niño después de vivir tanto tiempo sin piernas se puso muy contento porque ya no iba a necesitar silla de ruedas. Después de dos semanas en el hospital cuando salieron, el cuidador le preguntó al niño: -¿Cómo te sientes con piernas? Y el niño le contestó: -Muy bien, me alegro mucho de tener piernas. Después se fueron directamente a casa y cuando su madre le vio con piernas se puso muy contenta y prepararon una cena especial para celebrar que su hijo ya podía andar, jugar a fútbol y hacer todas las cosas que hacían los niños de su


El niño que no tenía amigos Había una vez un niño que se llamaba Juan y que era ruso. Un día se mudaron a Italia y sus padres le apuntaron en una escuela. Juan fue al colegio y en el patio había unos niños que le miraban con una cara muy rara y también unos niños que se burlaban de él. Juan lo estaba pasando muy mal porque estaban burlándose de él y también porque no tenía amigos ni nadie con quien jugar. De repente vinieron unos chicos muy malos y los chicos le empezaron a decir cosas que Juan no entendía. Sin más problemas se fue tranquilamente sin hacer caso a los chicos, pero uno de ellos le llamó: - ¡Eh tú feo, gordo! no te vayas. Juan entendió la palabra gordo y entonces empezó a hablar en ruso. -¡Pero cómo me puedes llamar gordo!- le dijo Juan en ruso. Juan empezó a llorar de la tristeza, después de un rato se le ocurrió a un chico malo grabarle con su móvil y colgarlo en YouTube. Juan cuando paró de llorar se fue a casa corriendo y en su casa estaba su madre que al verle llorar le quitó las lagrimas con un pañuelo. Al día siguiente toda las personas se reían de él, después de una hora vino un chico desconocido llamado Carlos. Carlos se presentó delante de Juan y empezó a hablar. -Hola yo soy Carlos y me gustaría ser tu amigo.

Después de oír eso se puso muy contento y se hizo su amigo.


Pasado un tiempo, un día los padres de uno de los chicos malos vieron la grabación que había hecho su hijo con sus amigos. Por eso cuando su hijo llegó a casa le preguntó su madre. -Hijo ¿tú has hecho esta grabación? - Sí, con mis amigos- le contestó su hijo. Su madre al oír eso, le echó una bronca muy grande y le castigó dos semanas a limpiar la casa. Después de echarle la bronca le llamó a la madre de Juan y le dijo: -Hola, soy la madre de uno de los niños que le ha grabado a su hijo y lo ha colgado en YouTube, te pido muchas disculpas de parte de mi hijo, espero que le perdones. -Ah, tranquila ya ha pasado todo pero muchas gracias por disculparte. Adiós. -Adiós. La madre de Juan le dijo a su hijo que la madre de uno de los chicos malos le había llamado. Juan se alegró mucho al oír que se habían disculpado. Al día siguiente Juan les preguntó a los chicos malos a ver si podía ser su amigo y uno de ellos le dijo que sí. Juan se alegró mucho y cuando iba al colegio siempre jugaba con ellos en el patio. Un día en el patio conoció a una chica y se enamoró de ella. Cuando llegó San Valentín Juan le regaló una nota y una piruleta con forma de corazón, la chica cuando lo recibió se puso muy nerviosa. En la nota ponía a ver si se gustaba de él y la chica contestó que sí. Al día siguiente la chica le dijo a Juan que la contestación a su pregunta era que sí y Juan se puso muy contento y dijo que era la persona más feliz del mundo.


LOS ROBOTS EN GUERRA Hace mucho tiempo en la India los robots habían dominado a los indios. Después los robots fueron a Londres para destruir el sol. Pero allí vivían los robots buenos, transformados en coches para que los malos no los reconocieran. Los malos se dieron cuenta e hicieron lo mismo, se transformaron en todo tipo de máquinas para que no sospecharan de ellos ni les destruyeran. Cuando la nave de los malos llegó a Londres empezó la guerra entre los buenos y los malos. Mientras los robots buenos luchaban contra los malos el rey robot con unos rayos muy poderosos intentaba destruir el sol para que el planeta fuera de ellos. Pero cuando uno de los rayos destruyó una torre de Londres el rey robot saltó de la torre y empezó a luchar contra el jefe de los buenos. Mientras tanto el coche robot y su dueño Jon se colaron en la nave de los malos y pusieron la cuenta atrás para que explotara la nave de los malos. Cuando explotó la nave, el jefe de los buenos le quitó la espada al rey de los malos y le mató metiéndosela por el cuerpo y luego cortándole la cabeza.


 Hace poco tiempo Mariano Rajoy vino a San Sebastián a ver a Basagoiti. Cuando estaba en el ayuntamiento le dijo un niño descarado: -¡Eh, tú robón! -¡Xi no xe han cobrado xobrexueldox! -No que va, los he robado yo, ¡no te digo! -Te voy a dar un caxtigo. -Ja ja ja ja ja -se rio el niño. -Voy a llamar a tu madre, dame el teléfono. -Vale. 675081237 el niño estaba convencido de que su madre le iba a defender. La madre fue al Ayuntamiento, a donde su hijo. -¿Qué pasa?-dijo la madre muy preocupada. -Que xu hijo me extá diciendo que he robado. -Hombre, no me extraña todo el mundo sabe que es verdad. -Voy a llamar a lax autoridadex.


La madre y el niño se fueron a casa antes de que llegasen las autoridades. Llegaron a casa jadeando. -¿Qué ha pasado?-preguntó el padre. -Es una historia muy larga. Después de oír la historia el padre se quedó boquiabierto, no se lo podía creer. Al siguiente día se encontraron con Rajoy y Basagoiti, paseando por la Concha. -Hombre tú otra vez, ¡niño mocoxo!- dijo Rajoy -Y tú “Don s” que no sabes pronunciarla ¡pringao! -Mira como me insultes vas a la cárcel. -A ver yo te insulto y me voy a la cárcel y tu robando 277.000 € y haciendo ruedas de prensa diciendo que “ex falxo”. -Oye, hoy tengo una arma xecreta:(Ruido de tambores)Baxagoiti El niño pensó: pss otro -Yo le llamo Antonio Fachagoiti jajajajajajaja. -Oye un respeto-dijo Basagoiti. Al final Rajoy y Basagoiti se hartaron del niño y se fueron a Madrid con su partido el:PP(pringaos pardillos).


Un niño nuevo en la escuela Había una vez un niño que se llamaba Juan, hacía poco que había venido de su país y tenía que empezar en una nueva escuela. Al empezar en la escuela, todos los niños se reían de él porque era nuevo. Llego la hora del recreo, y Juan empezó a jugar en el patio, un niño que se llamaba Jon vio que Juan estaba solo y fue hacia él y le dijo: -¿Eres nuevo? Y le contestó Juan: -Sí, soy nuevo Jon le dijo: -¿Quieres ser mi amigo? Y Juan contestó: -¡Claro que sí! Jon y Juan se hicieron muy amigos, pero al cabo de unos meses Juan se tenía que volver a su país. Al terminar el curso empezó a hacer las maletas para el viaje, solo faltaban tres días y Juan no sabía cómo decirle a Jon que se iba de nuevo a su país. Al siguiente día se lo contó, y Jon le dijo: -¡No, por favor, no te vayas! Juan le respondió: -Me tengo que ir a mi país, lo siento. Al llegar a casa Jon habló con sus padres y les dijo: -¿Sabéis que Juan vuelve a su país? Los padres le respondieron: -¿De verdad se va Juan? El padre pensó que podía llamarle por teléfono, le llamó y le dijo:


-¿De verdad os vais? Qué pena. El padre de Juan le respondió: -Sí, nos vamos, pero si queréis podéis venir con nosotros El padre de Jon no sabía que decir, era demasiado atrevido irse a vivir con ellos, aunque pensó que como tenía otro amigo en ese país, podía ir a vivir con él. Le llamó a este amigo y este le aceptó muy contento. Al día siguiente el padre de Jon le dijo a su hijo: -¡Jon, nosotros también nos vamos! Jon le respondió: -¿De verdad? ¿Nos vamos con ellos? ¡Qué bien! Y vivieron felices para siempre.

FIN   


UNA FAMILIA VA A PARÍS Había una vez una familia que quería ir a París de vacaciones pero no encontraban hoteles baratos para alojarse. Un día el padre entró en una página de Internet y vio un hotel que le gustó mucho. Se lo enseñó a todos los miembros de la familia y a todos les gustó porque tenía dos piscinas enormes, las habitaciones eran bastante grandes... Cuando llegaron a París ya era de noche y decidieron bajar a cenar. La comida de ahí no era muy rica pero se divirtieron mucho porque mientras que cenaban había muñecos que bailaban. Cuando terminaron subieron a las habitaciones y de ahí al poco tiempo se durmieron. Al día siguiente fueron a visitar el zoo. Mientras que sus padres miraban atentamente las jirafas Nahia decidió ir a ver las cebras, porque le parecía que las cebras eran más divertidas. De repente Nahia se dio cuenta que sus padres ya no estaban ahí y se echó a llorar. En ese momento pasó un viejecillo por delante y le preguntó a ver por que lloraba. Al viejecillo se le ocurrió que podrían dar una vuelta para que Nahia se tranquilizase y cogiese confianza con él, y así lo hicieron.


Al cabo de un rato el viejecillo y Nahia fueron a casa de él porque estaba muy cerca. Cuando llegaron a su casa el viejecillo le preparó chocolate caliente y le prestó una manta para que se mantuviese calentita. En casa jugaron al parchís y a muchas más cosas. Después de un rato el viejecillo decidió que debería de llevar a Nahia a la comisaría. Al llegar allí los policías llamaron a sus padres. Los padres de Nahia se pusieron muy contentos al recibir la llamada de los policías porque les dijeron que Nahia estaba con ellos. Los padres de Nahia cogieron rápidamente el coche y fueron a toda velocidad a la comisaría. Allí se encontraron todos, se abrazaron y empezaron a llorar de alegría. Al final todos se fueron a casa tranquilos y contentos.


LOS POLICÍAS ESTÁN LOCOS Un día un policía llamado Paco estaba trabajando en Holiwood. Paco era rubio, muy alto y rechoncho. En su trabajo había un poli llamado Paulo que era bastante tonto. Paulo como tenía sed fue al laboratorio y bebió un brebaje de la locura y se volvió loco y como estaba loco soltó a todos los presos, y disparó sin parar... Paco se enteró de que había un loco por ahí y creía que el loco era un preso pero no, el loco era su amigo. Intentó calmarle pero en vez de calmarse se volvió más loco. Paulo cogió la poción de la locura y volvió locos a 20 policías más. Los que quedaban sin estar locos se unieron y el resto de los policías se pusieron en contacto con un científico. Este les dijo que para curarse necesitaban la baba de un infectado y otra de uno que no estuviese infectado. Cogieron a uno de los policías locos le ataron con una cuerda, le enseñaron un trozo de carne y empezó a babear. Entonces cogieron una muestra y se la dieron al científico y también la muestra de uno no infectado, entonces el científico inventó la cura para la locura. Los locos empezaron a destruir la ciudad de Holiwood y los policías no infectados les dieron la medicina y todos se curaron. Paulo no se había enterado de lo que había hecho y Paco le contó y entendió todo lo que había pasado y utilizó su dinero para reparar las cosas que había roto. Al fin llegó la paz a Holiwood.


UN NUEVO LADRÓN PARA EL GRUPO Había una vez un niño llamado Leo. Leo era un niño millonario que siempre estaba encerrado en casa. Un día se fue a pasear a las calles de Londres porque estaba aburrido de su casa. Estaba alucinado de lo bonito que era todo. En una calle fría y siniestra vio una puerta muy vieja y sin miedo entró. Creía que estaría deshabitada pero vio a tres chicos y les preguntó: -¿Quiénes sois vosotros? Y uno de ellos le respondió: -Nosotros somos un grupo de ladrones, yo soy Laura, él es Mario y ese otro es Ion, el jefe. Desde ese día se hicieron grandes amigos. Todos los días Leo iba a esa casa y les llevaba comida. Pasó mucho tiempo yendo a esa casa. Un día al llegar vio que sus amigos no estaban tranquilos, estaban corriendo por todos los lados, parecía que buscaban algo y Leo les preguntó: -¿Qué está pasando aquí? ¿Estáis buscando algo? Y Mario le respondió: -He perdido mi diamante que es muy valioso. Leo les ayudó a buscarlo. Después de estar tres horas buscando llegaron a la conclusión de que se lo habían robado. Estuvieron preguntando en las calles a ver si alguien lo había visto pero nada, hasta que entraron en una casa. Estaba deshabitada y entraron. Dentro vieron el diamante de Martin y fueron corriendo a por él. Cuando casi la lo habían cogido un niño de la misma edad de Leo se lo arrebató. Ion se quedó alucinado cuando vio que aquel niño era Eric un antiguo miembro del grupo y Leo le conocía porque le habían hablado de él. La lucha por el diamante fue larga, casi perdieron porque Eric tenía mucha fuerza, pero al fin lograron coger el diamante. A Eric no le hicieron nada, solo le dieron la lección de que los amigos no se consiguen haciendo cosas malas. Ahora todos son amigos y viven felices en la casa del grupo con Leo.


Atraco en Los Ángeles “Ring-ring” sonaba el teléfono en el despacho del detective. -Detective, ha habido un atraco en el banco central de Los Ángeles.-le informó la policía. -¡Ahora mismo voy!- contestó el detective. En cinco minutos el detective ya había llegado al banco. Inmediatamente empezó a investigar. Se acercó a un joven que le vio muy preocupado y le dijo: -Te voy a hacer unas preguntas. -Vale-le contestó el joven. -¿Has estado en la hora del atraco?-le preguntó el detective. -Sí, sí que he estado-le contestó el joven preocupado. -¿Sabes quién ha podido ser el atracador?-le preguntó de nuevo el detective. -No, no he podido verle la cara, pero he visto que era bastante gordo. Pero me he asustado y he tenido que escapar. -Muy interesante... ¿Puedes pasar mañana a la mañana por comisaria? Y una última cosa, ¿sabes cómo iba armado? Por saber. -Iba armado con una metralleta y en el cinturón llevaba una navaja con una pizca de sangre. -¡Muchas gracias! El siguiente día el joven fue a la comisaría. El detective le dio las gracias por molestarse. Después le dijo que le iba hacer unas preguntas: -Hola, ¿cómo te llamas? -Me llamo Mike- le contesto el joven. -Te voy a hacer unas preguntas. -Vale- le contestó el joven.


-¿Cuando sucedió el atraco? -Hacia las 20:45 de la tarde. -¿Como entró el atracador?-le preguntó de nuevo el detective. -Entró por la puerta de atrás-le contestó el joven. -¿Puedes decirme como era el atracador?-le preguntó sacando trece fotos de otros jóvenes. -Ya te dije el otro día que no le vi la cara pero lo intentaré.-le contestó el joven. Después señaló cinco fotografías. -¡Muchas gracias!-le dijo el detective dándole las fotos al policía: -Pon carteles por toda la ciudad y secuestra a estos chicos.-le dijo el detective al policía. -Si señor detective.-le contestó el agente de policía. La policía detuvo a los cinco sospechosos y los llevó a comisaría. El detective empezó a hacer preguntas como loco al los sospechosos: -¿Dónde estaba usted a la hora del atraco?-le preguntó a unos de los sospechosos. -Estaba en casa con mis hijos. -¿Cuando se enteró que habían atracado en el banco? -Ayer a la noche-contestó el segundo sospechoso. El detective se fió de los cinco y los dejó libres. Pero a la noche se enteró que los cinco que había dejado libres habían muerto. Rápidamente llamo a la novia del joven y le dijo que pasara por su despacho. En media hora la novia llego al despacho y el detective le contó que su novio había estado en la hora del atraco y que el mismo señaló en un interrogatorio que le hicieron las fotografías de los chicos que había muerto esa noche y le dijo que podía ser una coincidencia, pero por si acaso le iba a hacer unas preguntas.


-¿Qué hizo su novio después de cenar?-le preguntó el detective. -Me dijo que iba a dar una vuelta.-le contestó la novia. -Me puede decir, ¿hacia qué hora llegó a casa? -Llegó hacia las 23:30 de la noche-contestó la novia. -¡Muchas gracias!-le dijo el detective El siguiente día la policía detuvo al joven por asesinato y robo. El detective le dijo que si no decía la verdad lo mataría entonces el joven reconoció que fue el atracador del banco y el asesino de los cinco sospechosos y además de todo eso que había mentido al detective. La policía lo mandó a la cárcel. El agente de policía lo felicitó porque... ¡El detective había resuelto un caso más!

FIN     


EL FANTASMA DE CASA Había una vez una familia que vivía en Hondarribia, en una casa apartada de la ciudad. En esa casa vivía una niña llamada Amaia con sus padres Julen y Laura. En esa casa Amaia sentía que había fantasmas, por eso todas las noches la madre de Amaia, tenía que mirar en el armario y debajo de la cama para asegurarse de que no había fantasmas. Un día Amaia estaba muy contenta porque en el examen de lengua había sacado un sobresaliente. Esa noche mientras estaba haciendo los deberes oyó algo raro. Se levantó una y otra vez y no veía que pasara nada, entonces Amaia fue a la cama de sus padres y les dijo que estaba oyendo ruidos raros. Esta vez Julen se levantó y miró en todos los sitios. Julen estaba cansado de buscar y buscar y entonces le dijo que no había nada en la casa. Amaia y Julen se fueron a la cama. Amaia estaba durmiendo y de repente alguien le tocó los pies, Amaia miró y no había nadie enfrente. Entonces les llamó a sus padres y les dijo que había alguien en casa. Sus padres rápidamente llamaron a la policía. Los policías llegaron de inmediato e intentaron atraparlo pero no pudieron. En el segundo intento lo atraparon y le quitaron la sábana que tenía encima, y descubrieron que era su gato Yoyo al que se le había caído una sábana encima. Los policías se fueron aliviados y todos se fueron a la cama. Desde ese momento Amaia no cree en los fantasmas.

 


LA AVENTURA DE MARIO Y LUIGI Un día, el 22 de julio, un héroe llamado Mario fue a recoger a su hermano Luigi para ir a la fiesta de la novia de Mario llamada Pich. La fiesta era para celebrar el cumpleaños de Pich. La organizó muy bien había tarta, batidos...pero de repente un monstruo llamado Bowser capturó a la novia de Mario, todos estaban preocupados y entonces Mario y Luigi echaron a correr en busca de Pich. Para rescatarla tenían que atravesar varios mundos; el primero fue el Mundo de Champiñon. Allí se encontraron con uno de sus amigos llamado Yoshi. Yoshi los ayudó en la misión. Yoshi tenía una lengua que podía comerse a los malos y gracias a ella pudieron atravesar los niveles y los mundos sin ningún problema. Luego llegaron a un mundo llamado Mundo Nube que estaba hecho de nubes. En un momento dos rivales de Mario y Luigi llamados Wario y Waluigi aparecieron delante de ellos pero no eran malos, eran rivales que se enfrentan a diferentes duelos. Mario y Luigi les dijeron que necesitaban ayuda para llegar al Mundo de Lava. Wario y Waluigi se lo pensaron y dijeron que sí, que les ayudarían pero con una condición. Esa condición era que si les ganaban en un duelo de lucha los llevarían al Mundo de lava y así fue como los retaron. Al final ganaron Mario y Luigi y entonces Wario y Waluigi les dejaron unos Yoshis para que los llevaran al Mundo de Lava. Allí se encontraron con Bowser que tenía a Pich encerrada en una jaula y entonces Luigi le preguntó a Mario: - ¿cómo vamos a salvar a Pich?


Mario le respondió: -pues Luigi vamos a salvar a Pich con todo el esfuerzo que podamos Y así fue como surgió la batalla de Mario y Luigi contra Bowser. Al final ganaron Mario y Luigi pero no salieron del todo victoriosos porque Bowser y su hijo Bowsy para que la lucha no terminase así hicieron un campo de batalla y al final tuvieron que luchar contra la mascota de Bowser llamado Bobuser. Bobuser tenía una fuerza increíble, a Mario y Luigi les costó horrores vencerle, para vencerlo tuvieron que usar un coche increíble, pero al final lo consiguieron Mario y Luigi salvaron a Pich y salieron victoriosos y entonces fueron felices.

    


Había una vez una ardilla que se llamaba Chip. Chip era una ardilla de color naranja. Le gustaba mucho ir de árbol en árbol, trepando por aquí saltando por allá… Vivía en un bosque. El bosque era muy tranquilo y sereno, allí nunca pasaba nada. Al menos hasta un día. La ardilla Chip me lo contó así y así os lo contaré. Era una bonita mañana, en la que Chip ya había desayunado, y se fue con sus dos amigos: el zorro Funky y el oso Goddy. Cuando llegó, sus amigos le contaron que un cazador fue al bosque y con al intención de cazar a todos los animales ¡Era una situación crítica para el bosque! Enseguida partieron en busca de ayuda. Fueron hacia el norte. Llegó la noche, y cuando pararon para pasar la noche, un viejito que vivía en los alrededores se les acercó. Los animales se quedaron alucinados al ver que el viejito les dejaba una carta y se marchaba corriendo. Los tres, llenos de curiosidad, abrieron la carta y Goddy la leyó en alto:

Id a donde el viejo mago vive en una “V” con barba, en medio de un cielo verde. Sí andáis al revés lo entenderéis. Nadie le entendió, pero cuando Funky le dio la vuelta al papel había un dibujo de un bosque y abajo ponía:

La siguiente pista debéis de cazar en un sitio maravilloso está. -¡El bosque maravilloso! -gritó Chip- ¡Gracias a Dios que hemos ido al norte! Vamos amigos, solo hay dos kilómetros hasta el bosque.


¡Se les pasó el tiempo volando! ¡Ya eran las seis de la mañana! Enseguida se pusieron a andar. En el camino vieron a un niño corriendo perseguido por su madrastra. Nuestros amigos se escondieron entre unos matorrales y el niño, asustado, se escondió en el mismo matorral. Cuando su madrastra se fue, el niño les dijo: -Hola, ¿Quiénes sois? Yo soy Martín. -Hola Martín, yo soy Funky, este es Chip y este es Goddy. Los tres tenemos problemas y viajamos en busca de ayuda. -¿Puedo ir con vosotros? -Claro que sí. A las 11 llegaron al bosque ¡Era maravilloso! Buscaron y rebuscaron y al final encontraron otra carta que ponía:

Si no entendéis será porque el acertijo bueno es. La última pista encontrareis en un bosquecillo no muy lejano. Funky exclamó: -¡El bosque terrorífico! -Mañana partimos, ahora es tarde. Todos se fueron a la cama. A la mañana siguiente Martín dijo que el bosque le daba mucho miedo y a ver si podían pasar corriendo. Todos dijeron que sí, porque también tenían miedo. Pasaron el bosque corriendo, y en el corazón del bosque encontraron una carta. En la carta ponía:

Haced lo que os dije. Todos se pusieron patas arriba. Después de mucho buscar Goddy encontró la morada del mago. Estaba en un pequeño montículo “De ahí venía, el primer acertijo” pensó Chip. Cuando tocaron a la puerta salió el viejo que les dio la primera carta y dijo: -Hola, sé que os preguntaréis por que no os ayude allí, pero no os lo puedo decir. Vuestros problemas ya están solucionados. Podéis volver a casa. A partir de ese día todos vivieron felices para siempre. ¿Para siempre? Al menos hasta que…


EL VIAJE A HAWAI Había una vez una familia. Eran tres la madre, el padre y Nerea la hija. Vivían en Madrid. Su casa era muy grande, tenían un jardín enorme, un cuarto para Nerea y un cuarto para los padres. También tenían un perro llamado Txiki que era muy pequeño, muy juguetón y divertido. Un día decidieron ir de viaje a Hawai. Nunca habían ido a Hawai y por eso querían conocerlo. Cogieron el coche y fueron directos al aeropuerto de Madrid. Llegaron al aeropuerto y después de dos horas entraron al avión. De pronto Nerea empezó a tener miedo: -Mamá-mamá! Tengo mucho miedo! -Tranquila, yo te agarro -dijo su madre. -¡Ya no tengo miedo!-dijo Nerea. -Me alegro De repente el avión empezó a hacer cosas raras y acabó aterrizando en el mar. Todas las familias se separaron y Nerea se quedó sola, tirada en el mar.


Empezó a nadar y a nadar y al cabo de un rato encontró una isla salvaje, fue a la isla y se encontró a muchos animales, uno de ellos, un loro, se hizo amigo de Nerea. De repente se le ocurrió una idea. Nerea le enseño a hablar al loro para que pudiera ayudarle a encontrar a su familia. Entonces fueron en busca de su familia. Fueron a un montón de sitios pero no les encontraban por ninguna parte. Al final después de un montón de semanas les encontraron en una caseta de Tailandia. Se pusieron muy felices y decidieron quedarse en Tailandia para siempre. La pena era que no pudieron ir a Hawai pero si que disfrutaron de Tailandia.


La nueva mascota de Laura Había una vez una niña llamada Laura. Laura era hija única porque su hermana se había muerto antes de nacer. Entonces como estaba sola se aburría en casa cuando sus padres estaban trabajando y le dijo a su madre: -Mamá ¿me compras una mascota para que juegue conmigo y no me sienta tan sola? -Como te has portado bien estos últimos meses te lo compraré -le contestó su madre. -Gracias. Al día siguiente Laura y su madre fueron a la tienda de animales. Al llegar, la dependienta les dijo: -Buenos días. ¿Qué quieren? -Queremos un perro. -¿Qué tipo de perro queréis? -Queremos un perro de casa. -Aquí tenéis algunos perros de casa. Y la madre después de oír las explicaciones de la dependienta, le dejó elegir a Laura porque el perro iba a ser suyo. Laura preguntaba: -¿Cuál cojo mamá? -El que tú quieras. -Es que este es muy bonito, pero este me gusta más así que voy a coger este perro. Después de mucho pensarlo Laura dijo: -Quiero este. ¿Cuánto cuesta? -120€ Entonces le madre de Laura sacó la cartera y miró cuanto dinero tenía y dijo: -Solo tengo 100€. Lo siento hija pero no tengo los 120 € para pagar el perro. -Pues compra lotería.


Al llegar a la tienda, la madre compró un billete de lotería y se lo llevó a casa. Su número era el 30 875 y a la noche dijeron en la televisión: -El número premiado de hoy es el 30 875. Enhorabuena al que le haya tocado el premio. La madre de Laura y Laura se pusieron muy contentas porque les había tocado la lotería. El premio era de 2.000.000 de euros. Al día siguiente fueron a la tienda de animales para comprar el perro. Desde entonces Laura ya no se siente sola en casa porque juega mucho con su perro.


LA MANSION DE JORGE Queridos lectores, ¿os gustan las historias que os ponen los pelos de punta? Pues bien, os contaré una. Hace mucho tiempo en un pueblo de Holanda vivían dos muchachos; Jorge y Gordo. Gordo en realidad se llamaba Felipe pero todo el mundo le llamaba Gordo porque era tan gordo como una vaca. Un día Cerdo, el hermano gemelo de Gordo, le llamó a Jorge para quedar fingiendo que era Gordo, porque Jorge a él no le hacía ni caso. Eran las cinco en punto Jorge y Cerdo salieron cada uno de su casa. Jorge ni se enteró que no era su amigo, pensaba que estaba con Gordo. Fueron al Skate park a andar en patinete pero poco después se aburrieron .

Estaban cansados de hacer siempre lo mismo entonces decidieron hacer algo que sus padres les prohibían hacer, salir del pueblo, hacia las afueras. Estando en las afueras empezó a llover y se refugiaron en una enorme mansión que habían encontrado, los muchachos entraron y Jorge dijo: -¡Qué suerte hemos tenido!

Al entrar en la casa comprobaron que estaba deshabitada y de


repente una enorme pared separó a nuestros dos amigos . Y en ese momento Cerdo notó un cosquilleo en los pies ¡¡ERA AGUA !! , ¡SE IBA A AHOGAR! Por otro lado Jorge escapó de la trampa e intentó buscar quien había matado a su amigo. Mientras tanto en un despacho de la mansión había una reunión entre los monstruos que habitaban la casa. El jefe estaba discutiendo con un zombie y le dijo enfadado: -¡No me puedo creer que hayas dejado escapar a uno de ellos! Y le respondió el zombie: -Lo ...lo siento señor a...ahora lo atraparé. En ese momento apareció Jorge, el zombie se le echó encima pero Jorge logró esquivarlo. Jorge empezó a gritarle al jefe: -¿DÓNDE ESTÁ MI AMIGO?????? El jefe le contestó: -Tu amigo ha muerto. Jorge viendo lo que le había pasado a su amigo, se marchó a casa, porque estaba muy triste. Él pensaba que su mejor amigo había muerto pero no era así Gordo estaba en la plaza esperándole, Jorge se quedo flipando en mil colores al ver que su amigo seguía vivo y Gordo le preguntó: -Jorge , ¿Dónde has estado ? ¿Con quién? -No lo sé pero eso no importa ,¡Venga vamos al Skate park!


PINGÜINOS EN ONDARRETA Había una vez un borracho que vivía en San Sebastian. De vez en cuando solía ir a la playa de Ondarreta a ponerse moreno. Un día estando en la playa empezó a hablar solo: -¡Qué limpia está el agua del mar!, pero no sé si estoy ciego o hay algo en el mar. Entonces se acercó al agua y miró atentamente, y vio que había unos pingüinos abandonados.

Entonces dijo: -Voy a tomar estos pingüinos prestados, ja ja ja!!! A la noche cuando no había nadie en la playa fue a robar unos cuantos pingüinos. Los llevó a su casa y se fue a dormir en su cama. Al día siguiente dos policías fueron a la playa y al no ver los pingüinos dijeron asustados: -Pero,¿ por qué no están los pingüinos que estaban ayer? -Creo que han robado pingüinos. Más tarde fueron a investigar por las casas a ver quien tenía los pingüinos. Al cabo de un rato, cuando estaban paseando por la calle vieron al borracho dormido con los pingüinos a su lado. Cuando el borracho se despertó vio a policías. Los policías le dijeron que para no ir a la cárcel que tenía que dejar los pingüinos en el mar. Entonces el borracho fue a dejar los pingüinos en la playa a la despedirse les dijo: -Adiós pingüinos. Y entonces los pingüinos se fueron a su hogar. FIN


UN DESASTRE EN EL TRABAJO Un día llegó a la oficina del paro un hombre llamado Xabi. Xabi era un vago, y en los trabajos rompía todo lo que tocaba por lo que cada semana tenía que buscar un nuevo trabajo. Bueno, como iba diciendo, Xabi fue a la oficina a pedir un trabajo tranquilo. Pasaron unos días y le llamaron diciendo que tenían un trabajo en una fábrica. Unos días después Xabi llegó al trabajo y como estaba tan nervioso más que dar la mano al jefe le dio una torta. El jefe muy enfadado dijo que le quedaban dos oportunidades. Pasaron tres horas y Xabi sin querer en lugar de echar a la maquina cemento le echó piedras. El jefe aun más enfadado dijo que le quedaba una última oportunidad. Encima Xabi molestaba a los trabajadores contando chistes, como “va uno y no va”. El jefe ya muy enfadado para librarse de él le buscó otro trabajo. Dos días más tarde le dijo el jefe: -Te he conseguido un trabajo nuevo. El boxeo. Respondió Xabi: -¿pe-pe pero por qué?¿ No le gusta lo que hago? Y respondió el jefe nervioso: -Sí, sí, pero he pensado que una persona como tú, un crac, tiene que hacer boxeo. Desde ese día trabaja como boxeador y aunque no parezca es muy bueno. ¿POR QUÉ SERÁ?


ANE Y JOANE SOLAS EN EL BOSQUE Había una vez dos muchachas que se llamaban Ane y Joane. Un caluroso día tuvieron la idea de pasar el día en el bosque que estaba enfrente de casa de Ane. A ese bosque lo llamaban el bosque encantado, porque a la noche solían andar murciélagos. Caminando por el bosque las dos muchachas se encontraron con una bruja que iba andando por el bosque con un perro sin cabeza, las dos muchachas asustadas creían que la bruja era mala y que las iba a encerrar en su casa para luego comérselas. Mucho más tarde empezaron hablar con ella y a reírse, al final acabaron en su casa tomando chocolate con churros y se hicieron amigas. Ane y Joane le preguntaron a la bruja a ver si tenía un teléfono para llamar a sus padres, para decirles que estaban en el bosque muy seguras y a ver si se podían quedar a dormir en casa de la bruja. Los padres no sabían que decir y como los padres querían tiempo libre para irse a cenar a un restaurante dijeron: -bueno, vale. Las niñas tan contentas empezaron a saltar de alegría. Las dos muchachas en la casa de la bruja cenaron puré de calabaza y se fueron a dormir. Al día siguiente desayunaron un buen vaso de leche, más tarde las niñas prepararon la comida y la bruja la bebida y se fueron de picnic. Al salir de la casa brillaba un sol esplendido.


A la hora de volver a casa la bruja cogió a Joane y la llevó a una esquina y le dijo que tuvieran mucho cuidado porque había un lobo en el bosque. Después el perro cogió a Joane la llevó a una esquina y le dijo que tuvieran mucho cuidado porque había un monstruo en el bosque. Después de oír eso, las dos niñas salieron de casa de la bruja corriendo y con miedo. Joane de tanto correr se cayó y se torció el tobillo y Ane la llevó en brazos y por fin consiguieron salir de ese bosque encantado.

Cuentos 5.A  

Cuentos, individuales, castellano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you