Issuu on Google+

ARQUITECTURA

Cidade da Cultura de Galicia ARTE EN PIEDRA

Puertas de Santiago y Lugo NAVIDAD

Cocina de autor


UNA ASOCIACIร“N PARA AYUDAR A PROTEGER NUESTRO PLANETA Leonardo DiCaprio y TAG Heuer han unido sus fuerzas para contribuir con las iniciativas de Green Cross International. Para saber mรกs, visite www.tagheuer.com

Serie Carrera


PRESENTACI N

Se acerca la Navidad. Son unas fiestas entrañables que deberíamos intentar disfrutar, dejando a un lado los malos pensamientos y los problemas que nos generan los difíciles tiempos que nos ha tocado vivir. Desde Jael Joyería quisiéramos transmitiros con esta revista nuestra confianza en el futuro. En sus páginas recorremos distintas épocas de la historia a través de algunas de sus obras de arte: las puertas de entrada a las catedrales, a pequeñas iglesias, a las propias ciudades. Las puertas son el hilo conductor de este tercer número y las hemos elegido como símbolo de futuro. Tenemos que confiar en que 2013 nos abra las puertas de entrada a la recuperación, que llegará si todos nos enfrentamos a esta situación seguros de poder cambiarla. Somos gallegos, nunca nos hemos rendido y ésta no va a ser la primera vez. En nuestra historia hemos superado tiempos peores gracias al esfuerzo personal y al trabajo de todos y cada uno de los habitantes de Galicia. También hemos sabido siempre ser solidarios, apoyando a familiares, vecinos y amigos cuando lo precisaban. La capacidad individual es limitada pero la colectiva puede transformar muchas situaciones difíciles. Desde nuestro pequeño rincón, los que nos conocéis sabéis que dentro de nuestras posibilidades llevamos tiempo colaborando con ONGs como la Fundación Andrea y Aspnais, que desarrollan un trabajo vital de apoyo a distintos colectivos. Como seguiremos haciendo con una nueva iniciativa, la pulsera Down, en beneficio de los programas impulsados por Down Galicia. Queremos rematar este año 2012 con un agradecimiento especial a nuestros amigos por su confianza en nosotros. Y animaros a todos a luchar para que 2013 abra las puertas a la confianza, la tranquilidad y el ánimo que todos anhelamos. Podremos hacerlo si abandonamos nuestra burbuja individual y nos solidarizamos con aquellos que más necesitan nuestro apoyo. Cambiemos el semblante serio por una sonrisa. Feliz Navidad. Y que se cumplan vuestros deseos.

Jose Mª Fernández

Tachi Fernández

3 


SUMARIO JOYAS DE LA ARQUITECTURA En el vientre del Gaiás 06

JOYAS DEL ARTE A las puertas del Renacimiento 14

JOYAS EN LA MESA Nochebuena en O Retiro da Costiña

06

18

JOYAS DE LA HISTORIA La Traslación del Apóstol

24

COLECCI N JAEL

24

La Pulsera Down 28

JOYAS DE AYER Y DE HOY AC Palacio del Carmen 38

JOYAS DE LA M SICA Real Filharmonía de Galicia 44

44

JOYAS DE CELEBRACI N Una historia navideña 49

JOYAS OCULTAS Pazos de Santiago y Lugo 68

49

JOYAS DE LOS SENTIDOS La mejor nariz de Galicia 82

CUENTOS DE COMPOSTELA El corazón del Arzobispo 90

Jael Joyas de Galicia. Nº 3. Invierno 2012 EDITA: Jael Joyer a PRODUCCI N Y DISE O: Versal Comunicaci n, S.L. DIRECCI N: Elena Goyanes ESTILISMO: María Solla COORDINACI N: Lucía Cheda MAQUETA: Paula Cantero FOTOGRAF A: Adolfo Enr quez IMPRIME: Gráficas Garabal ISSN: 2254–0253

4 

68 Jael Joyería General Pardiñas, 7. T. 981 576 895  15701 Santiago de Compostela  santiago@joyeriajael.es Plaza de Ángel Fernández Gómez, 1. T. 982 246 835 27001 Lugo lugo@joyeriajael.es


EN EL VIENTRE DEL GAIÁS Todo un mundo de pasadizos, falsos techos y máquinas futuristas recorre el interior de la Cidade da Cultura de Galicia. El complejo situado en el monte Gaiás compostelano alberga en su interior todo lo necesario para hacerlo autosuficiente. Más allá de la espectacular arquitectura que aprecia el visitante, el edificio cuenta con salas, túneles y escaleras que ofrecen una visión radicalmente distinta de la creación de Peter Eisenman.


JOYAS DE LA ARQUITECTURA


TEXTO: MARTI O SU REZ  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

Bajo la piel pétrea diseñada por Eisenman la Cidade da Cultura late como un organismo vivo

R

ecorrer los pasillos internos de la Cidade da Cultura de Galicia, transitar por las estancias vedadas a los visitantes, es una experiencia que recuerda a esas películas en las que se muestra el interior del cuerpo humano. Como en el Viaje alucinante de Richard Fleischer, uno tiene la impresión de caminar por las venas, los músculos, los órganos de un ser vivo. El complejo diseñado por Peter Eisenman alberga en su interior miles de metros cuadrados destinados a su funcionamiento diario, y muchos de ellos ofrecen vistas espectaculares e inéditas del edificio. Porque eso es lo que es, “un edificio, y no seis”, explica Antonio Maroño, arquitecto supervisor de la Cidade da Cultura. Maroño lleva más de once años viendo cómo evoluciona la obra y admite que, sin conocerla a fondo, es difícil hacerse una idea de su estructura. El complejo, razona, está pensado como una sucesión de capas: “Una es la que ve el público; otra la forman los espacios de trabajo de la gente que estamos aquí cada día; y a otra sólo accede el personal de mantenimiento”. O él, encargado de mostrar las tripas del proyecto desde hace años. 8 

Largos pasillos sólo transitados por el personal comunican las diversas zonas de la Cidade da Cultura


La parte alta de los edificios ofrece panorĂĄmicas inĂŠditas sobre la ciudad


Algo que no contemplan los visitantes y que, sin embargo, es la columna vertebral de la construcción es el enorme túnel, en forma de i griega, que horada el monte Gaiás bajo las estructuras visibles. Ancho como una calle con aceras, a él acceden las furgonetas y camiones de mantenimiento, y por él discurre lo que Maroño denomina “sistema venoso”: los tubos de agua, calefacción, corriente, fibra óptica… Fue una de las primeras estructuras acometidas, en el período que va de 2002 a 2004. Ahora comunica los cuatro edificios ya realizados y pasa entre los huecos en los que deberían construirse dos que faltan; además, está diseñado para que, en un futuro, pueda dar servicio a otros dos volúmenes contemplados en el proyecto original de Eisenman. El corazón del túnel se halla, invisible, bajo la gran plaza central.

La impresionante sala de calderas mantiene la temperatura estable 10 

“En cuanto a construcción”, dice el arquitecto, “no es algo tan complejo como parece. Lo complicado es llegar a este diseño, a imaginar esta especie de manta que forman los edificios en la superficie”. Aunque el proyecto estaba claro desde su inicio, el Gaiás ha ido dictando su ley a medida que avanzaban las obras, y algunas soluciones adoptadas en lo que primero se construyó (el Archivo y la Biblioteca) han variado en lo más nuevo (el Museo), transformándose con la experiencia: desde la forma de construir las vigas que sostienen la cubierta de piedra a la manera de dar corriente a las cámaras de televisión, el equipo que supervisa las obras ha ido adaptándose año tras año. La Cidade da Cultura es un work in progress al que docenas de arquitectos han aportado su grano de destreza práctica.


Los espacios de servicio son espectaculares. En la sala de calderas se alinean cuatro máquinas que dan calor a todo el complejo; se encuentran rodeadas de un intrincado sistema de canalizaciones, señalizado con flechas que indican el sentido en el que discurre el agua y lleno de bombas, filtros, manómetros y aparatos que hacen que recuerde a un submarino, o a una de esas fábricas de dibujos animados. La sala de bombeo de agua para los sanitarios contiene numerosos depósitos; en otra estancia se disponen varios filtros para evitar que bacterias como la legionela se cuelen en el sistema de aire acondicionado; en otra más, varias torres de condensación chorrean bajo un enrejado metálico. En poco tiempo, la orientación se pierde en el vientre del Gaiás. Una gran máquina colorada llama la atención en una de las estancias: se trata del sistema de extinción de incendios de la biblioteca, capaz de emitir casi al instante en que se detecta el fuego una nube de gotas de agua microscópicas a tal presión que, en teoría, no sólo es capaz de apagar las llamas, sino que no afecta al personal que esté en la instalación… ¡y ni siquiera moja el papel almacenado! “Aquí hay maquinaria del máximo nivel, y toda la instalación está adaptada y hecha con mimo”, explica el arquitecto, para quien la instalación se puede comparar a la de algún gran hospital. “La diferencia”, dice, “es que aquí tenemos más espacio”.

El falso techo del Museo alberga rincones misteriosos y laberínticos

Las líneas de la cuadrícula distorsionada sobre la que Eisenman diseñó la Cidade da Cultura convergen en un punto sobre la entrada de la Biblioteca, en donde se aprecian todas las calidades de piedra, vidrio y acabados del edificio

Por contraste a las profundidades del Gaiás, el falso techo del Museo es todo un monumento al vértigo. A la altura de un edificio de catorce plantas, una pasarela conduce a los escasos visitantes a través de un mundo de tubos, vigas, correas y conducciones en el que fácilmente podría vivir el fantasma de la Ópera. La ordenada maraña se monitoriza desde las salas de control con que cuenta cada edificio, conectadas con el control central. Todo está pensado con voluntad de permanencia: es una construcción para el futuro. Tras un rato bajo tierra, o bajo la bóveda de la Biblioteca, se agradece topar en el trayecto con algún lugar conocido, como las oficinas del personal, en la parte alta del Museo, o la zona del túnel abierta a la luz en el espacio en el que deberían construirse los dos volúmenes que faltan al complejo. Desde allí se puede contemplar a los visitantes, que pasean al sol sin saber que bajo sus pies, o sobre sus cabezas, late el organismo que mantiene con vida al Gaiás. 11 


POR UN MUNDO SOSTENIBLE Rolex respalda cinco iniciativas sociales y ecológicas

© Rolex Awards/Stefan Walter

Paraguay, Afganistán, India o México: lugares muy distantes unidos este año en el palmarés de los Premios a la Iniciativa 2012 de Rolex. La firma relojera ha galardonado a cinco jóvenes visionarios por otros tantos proyectos sociales y ecológicos destinados a crear un mundo mejor.

© Rolex Awards/Reto Albertalli

Miles de personas viven en India en el entorno de varios lagos urbanos muy contaminados; el ecologista de 25 años Arun Krishnamurthy promueve la rehabilitación de estos espacios.

Una escuela fundada por la italiana Selene Biffi recoge las historias de la tradición oral de Afganistán para preservarla y, a través de ella, educar a los jóvenes en temas clave como la salud o la seguridad. En ella, los ancianos narradores transmiten su oficio y maestría verbal a las nuevas generaciones.

Los Premios a la Inicativa de Rolex reconocen los proyectos de cinco jóvenes visionarios que buscan mejorar las condiciones de vida de las personas


© Rolex Awards/François Schaer

El diseñador indio Sunit Dagar proyecta fabricar un teléfono inteligente desarrollado específicamente para invidentes, basado en un sistema Braille sensible al tacto. Con ello, busca aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología para mejorar la vida de los más desfavorecidos.

© Rolex Awards/Ambroise Tézenas

© Rolex Awards/Kirsten Holst

La escocesa Karina Atkinson, de 27 años, busca situar a Paraguay, uno de los países más pobres del Cono Sur, como destino de turismo sostenible. Para ello, trabaja con comunidades de la reserva natural Laguna Blanca en la conservación y promoción del área.

Una mexicana de 28 años, Maritza Morales, ha creado un parque ecológico en Yucatán; la sostenibilidad y la educación son las reglas básicas de este proyecto, radicado en una zona de biodiversidad amenazada.


TEXTO: JOS FRANCISCO BLANCO FANDI O  MUSEO DE LA CATEDRAL DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

A LAS PUERTAS DEL RENACIMIENTO E

l actual claustro de la Catedral de Santiago fue promovido, en los albores del siglo XVI, por dos arzobispos de la familia Fonseca: Alonso II y III. Su ejecución se enmarcó dentro de un notable período constructivo, a caballo entre el Gótico y las nuevas concepciones que trajo consigo el Renacimiento. La profusa y minuciosa ornamentación empleada –que tanto recuerda al trabajo de los orfebres y plateros– provocó que este estilo recibiese en España, desde el siglo XVIII, el nombre de Plateresco. Fue, en realidad, una fase de transición hacia un mayor clasicismo, en la que todavía pesaban demasiado las tradiciones del gótico flamígero y del arte mudéjar. El antiguo Hospital Real (Hostal de los Reyes Católicos) y el Colegio de Santiago Alfeo (hoy de Fonseca) fueron otros ejemplos importantes de esta nueva arquitectura en la Ciudad del Apóstol. En este período de profundas transformaciones, el claustro catedralicio supuso el proyecto de mayor envergadura en el ámbito eclesiástico, viniendo a sustituir al medieval del siglo XIII, algo más pequeño, y del que todavía se conservan importantes vestigios. Los prelados contaron para tamaña empresa con el reputado maestro Juan de Álava, quien realizó las trazas del mismo, incluyendo dos portadas-retablo que conectaron el brazo sur del crucero con el recinto claustral y con el antetesoro (actual antesacristía). En ellas desplegó un preciso esquema matemático, y un repertorio formal cargado de influencias italianas, tal y como había hecho ya en diversas ciudades castellano leonesas, especialmente en Salamanca. Fueron concebidas, además, como verdaderos arcos 14 


FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

JOYAS DEL ARTE

triunfales, para mayor gloria de la Virgen, del santo Apóstol y de los mencionados mecenas, cuyos retratos quedaron plasmados en sendas efigies del acceso claustral, y reforzadas por el escudo familiar, en ambos casos. Evidentemente, cada uno de los elementos utilizados aquí (imágenes de bulto, relieves, alegorías, grutescos…) forman parte de un todo, que ofrece distintos niveles de lectura y comprensión. El nuevo espacio, en su conjunto, alude a la Virgen María y a la Redención que supuso el anuncio de la venida de Cristo. También, en su dimensión cementerial, se refiere permanentemente a la muerte y a la resurrección. Por otra parte, en la decoración de las puertas se incide en la exaltación del mecenazgo y buen hacer de los arzobispos Alonso II y III de Fonseca, así como en el carácter apostólico de la Sede compostelana. Se suma al conjunto la imagen de San Ildefonso (patrón de Toledo), muy vinculado, como es sabido, a la familia Fonseca. Ciertamente, de todas las portadas de la Basílica compostelana, las exteriores son las más reconocidas y fotografiadas. Sin embargo, es conveniente recordar que este bien cultural, declarado Patrimonio de la Humanidad, es en sí mismo un compendio extraordinario de estilos artísticos y arquitectónicos, en el que aún siendo protagonistas las fábricas románica y barroca, también tuvieron cabida los proyectos góticos y renacentistas, dejando para la posteridad joyas tan extraordinarias como estas dos puertas que, por su propio carácter interior, pudieran pasar un tanto inadvertidas. 15 


TEXTO: L. FERN�NDEZ MORENO  FOTOGRAF�A: ADOLFO ENR�QUEZ

16 


GEMAS

ZAFIRO, TALISMÁN DE BELLEZA C

uenta la leyenda que la hermosa Helena de Troya tenía un talismán secreto para potenciar su belleza: era un zafiro estrellado, enorme y perfecto, que la habría hecho irresistible a los ojos de Paris. Una piedra preciosa habría sido, de esta forma, responsable del rapto, la guerra y el poema épico más famosos de la Antigüedad Clásica. Porque ya en aquellos tiempos producía fascinación esta gema, prima hermana del rubí. Las dos comparten origen, el corindón, la “piedra dura”, según su etimología en sánscrito. En el caso del zafiro, en este mineral se han filtrado óxidos de hierro y titanio; su pariente rojo debe su color al óxido de cromo. Aunque la coloración más conocida y apreciada del zafiro es de un azul intenso, lo cierto es que con este nombre se conoce a los corindones de múltiples tonalidades, del rosa al amarillo pasando por los de una transparencia casi total. Uno de sus principales atractivos es el carácter único de cada una de las piezas. Es raro, rarísimo, encontrar zafiros puros de grandes proporciones: es el tamaño de la piedra el que determina en qué forma se tallará. Cada una tiene, además, sus particulares “marcas de

nacimiento” que la hacen original e inconfundible y permiten que un ojo experto pueda determinar de qué yacimiento proceden. Escaso y, por lo tanto, precioso, su producción se redujo durante siglos a unas pocas localizaciones en el sur de Asia (India, Tailandia, Birmania…), de donde caravanas de comerciantes de origen árabe las transportaban trabajosamente hasta Europa. De hecho, es de esos parajes de donde todavía ahora se obtienen las mejores piedras, aunque también se explotan vetas de gran calidad y brillos espectaculares en lugares tan apartados del globo como Australia, Brasil, Nigeria, Colombia o el estado de Montana en Norteamérica. El Viejo Mundo contemplaba su relampagueo azulado y su turbadora transparencia, y comenzó a tejer en torno al zafiro las más variadas leyendas: esta gema fue amuleto contra la envidia y la mentira, medicamento milagroso para casi cualquier cosa y antídoto contra todo tipo de venenos; los magos más imaginativos llegaban a asegurar que si un colgante con una de estas piedras engarzadas se agitaba sobre una araña, el bicho moría sin remedio. En la fantasiosa

Edad Media se aseguró que era el improbable elemento sobre el que se imprimieron las Tablas de la Ley que Dios entregó a Moisés, o que el legendario Salomón firmaba sus edictos con un sello hecho de este material tallado en forma de estrella. Con todo, su brillo elegante ha sido, ante todo, símbolo de poder. De dominio absoluto en el caso de Carlomagno, Luis XIV el Rey Sol, Josefina de Beauharnais o los sucesivos reyes británicos: la corona del Reino Unido cuenta con una de las mayores colecciones del mundo, y el azul de esta gema luce habitualmente en los tocados que la reina Isabel II utiliza en jornadas de especial trascendencia. De todas estas historias resuenan ecos aún hoy. El zafiro, el segundo mineral más duro después del diamante, sigue hechizando a las personas. Su azul intenso, en el caso de las variedades más apreciadas, o sus brillos de otras tonalidades, siguen estando presentes en varias de las creaciones de joyería más destacadas y exclusivas. En ellas, los artesanos actuales intentan captar, quizá, parte de aquella deslumbrante belleza que llevó al desastre a Helena, a Troya y a los griegos de los tiempos de Homero. 17 


TEXTO: MARTI O SU REZ  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

NOCHE EN FAMILIA S

i hay un ejemplo de negocio familiar, ese es el de O Retiro da Costiña. Jesús García, su hijo Manuel y su mujer, María Pastora, se encargan de los fogones; Leonor, la hija, es la jefa de sala de este restaurante con tres cuartos de siglo de historia, que avanza gracias al gusto por la innovación de sus propietarios. Localizado en Santa Comba, la aparente lejanía del lugar no impide que éste sea un sitio de peregrinaje para cualquier amante de la buena mesa: las creaciones de la familia García han merecido reconocimientos como la estrella Michelin que lucen con orgullo. La Nochebuena la pasan juntos cenando despacio por una vez. “El restaurante abrió hace ya 76 años”,

cuenta su padre, “y yo me hice cargo de él hace 30”. Recogido en pleno centro de Santa Comba, el nuevo local ha sido diseñado con tanto mimo como su carta. La espectacular bodega, en el sótano, mantiene a su temperatura exacta docenas de referencias que el cliente elige a través de una pantalla táctil. El menú de Nochebuena contiene algunos de los platos favoritos de sus creadores, aunque lo fundamental es el tiempo: tiempo para comerlos despacio, para estar en familia y para esas sobremesas largas y pausadas que son fundamentales en O Retiro da Costiña. El local cuenta con un club de fumadores con chimenea de leña, asientos de cuero y paredes forradas de

botellas de delicias espirituosas. Al fondo hay una cava de puros: aquí termina el recorrido que el cliente inicia en la bodega, con un aperitivo, y prosigue en el comedor. “La comida en sí”, explica Manuel, “puede durar hora y cuarto, pero las sobremesas… ¡la gente está tan cómoda que a veces se nos juntan los almuerzos con las cenas!”. Saborear en Nochebuena delicias como el bogavante o la perdiz no es extraño para Manuel y Leonor, que se criaron entre las mesas del restaurante. Su padre los recuerda corriendo por el local original; ahora es su gusto por la innovación el que ha llevado a O Retiro da Costiña a ser uno de los restaurantes más afamados del país.

Tres generaciones han pasado por los fogones del restaurante O Retiro da Costi�a en Santa Comba


JOYAS EN LA MESA

BOGAVANTE A BAJA TEMPERATURA CONFITADO Su espectacular y apetitosa presentación se completa con una guarnición de boletus edulis.

Jes s Garc a

PERDIZ CON REDUCCI N DE CHOCOLATE Una receta clásica de invierno puesta al día por los García, con el acompañamiento de un risotto de arroz salvaje.

MILLENIUM Curiosa creación en la que una lámina de piña confitada con ron y azúcar contiene avellanas crujientes con reducción de Oporto. 19 


TAG Heuer y Cameron Diaz, unión solidaria Dos iconos femeninos unidos por la igualdad de género: la actriz Cameron Diaz y TAG Heuer suman fuerzas para ayudar a la Organización de Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer. Lo hacen a través de una edición limitada de uno de los emblemas de la marca, el reloj Link Lady, modificado para la ocasión en común entre los diseñadores de la firma y la estrella de Hollywood. La apuesta se completa con una pulsera y un anillo que completan la Link Lady Trilogy.

Un cuarto de siglo de historia ha convertido al Link en una de las piezas más reconocibles del catálogo de TAG Heuer. Lanzado en el año1987 dentro de una nueva generación de cronógrafos deportivos de alta precisión y elegancia, fue reformulado en 1999 para mejorar su ergonomía, sus prestaciones y su facilidad de manejo. A lo largo de los años, este reloj ha estado unido al nombre de estrellas del mundo del deporte como el piloto Ayrton Senna, los tenistas Boris Becker y Monica Seles o el golfista Tiger Woods.

La firma y la estrella respaldan a la organización ONU Mujeres con una edición limitada del mítico reloj Link Lady


La Link Lady Trilogy creada por TAG Heuer y Cameron Diaz pertenece a esa estirpe urbana, deportiva y elegante. Actriz y firma proponen para el brazalete del reloj unos eslabones en forma de letras, que tienen su reflejo en el diseño del anillo y de la pulsera. El reloj, acabado en acero, mantiene el espíritu del Link Lady Automatic original, con una esfera delicada y de dibujo estriado y una máquina de precisión excepcional. “El reloj es la joya principal”, cuenta Diaz, “y se basa en el diseño del Link, con la esfera de madreperla negra y mi firma grabada en el revés de la caja. Viene acompañado de la pulsera, con una sola fila de eslabones, y de un anillo a juego. Me parece un concepto divertido pero elegante: puedes llevar el reloj solo o con los accesorios para crear un look diferente. Siempre he dicho que mi reloj es una de mis joyas favoritas, refleja un modo de vida”. La actriz explica también cuál es el objeto social de esta colección: “Una parte de las ganancias obtenidas con la venta de esta edición limitada se donará a ONU Mujeres. Me siento muy involucrada en el apoyo a las mujeres que no tienen libertad para perseverar en sus objetivos más básicos sólo por su género. Significa mucho para mí que TAG Heuer cumpla mi deseo de apoyar a una organización tan maravillosa como esta”. Casi coincidiendo con la salida de esta nueva creación, TAG Heuer organizó un acto en Nueva York en apoyo del programa de la ONU para mujeres y de las víctimas del huracán Sandy, que azotó la costa este norteamericana en noviembre dejando numerosos destrozos. El evento tuvo lugar en el Museo Americano de Historia Natural, en Manhattan, y a él acudieron la propia Cameron Diaz y el también actor Leonardo DiCaprio, embajador de la firma suiza. La empresa donó cien dólares por cada uno de los invitados que acudieron a la fiesta.


TEXTO: C SAR CARNERO  FABRIQUERO DE LA CATEDRAL DE LUGO  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

JOYA EN PIEDRA, HIERRO Y MADERA

22 


JOYAS DEL ARTE

L

a puerta de la fachada norte de la Catedral de Lugo constituye un singular ejemplo de “arquitectura habitada”: desde el capitel colgante, San Juan contempla las “delicias celestiales”, esa Eucaristía celeste que no termina y que se visualizaba alrededor del grandioso pantocrátor que –en el centro del tímpano– preside el conjunto. Hoy desfigurado por lamentables intervenciones del pasado, este ejemplo extraordinario de escultura románica remite a fórmulas borgoñonas, como bien ha apuntado el profesor Moralejo, debiendo datarse en el último cuarto del s.XII. Destaca de este conjunto escultórico la serena belleza del rostro de Jesucristo y el cuidado tratamiento de las telas, con la técnica de “paños mojados”; así como la sabia distribución de la figuración y los elementos decorativos del pinjante o adorno que cuelga. Si relevante es la escultura, notable es también la labor de forja de esta puerta. Para Lampérez, el más importante de España. La puerta la componen dos hojas realizadas con grandes tablones de castaño –formando un tablero enrasado– que se refuerza por este magnífico conjunto de herrajes trabajados a martillo. Esta obra de forja artística es posiblemente de comienzos del s.XIII y, como las esculturas, ofrece un cierto gusto francés, que será imitado en otras puertas de la región: iglesia de Santa María de Meira o el Salvador de Sarria. A esta portada norte, la protege un pórtico o atrio cubierto renacentista, en el que laten fórmulas tardo góticas, que ha permitido la adecuada conservación de este conjunto patrimonial, en el que se dan la mano la piedra, la madera y el hierro, frente al que podemos exclamar, con palabras de la poeta Rosalía de Castro “¡Hay arte! ¡Hay poesía…! Debe haber cielo. ¡Hay Dios!”. 23 


MÚSICA DE CHIRIMÍAS

La chirimía suena en Compostela cada 30 de diciembre. Es un instrumento de viento, antepasado del oboe, usado en la liturgia de la Catedral de Santiago al menos desde el s.XIV. Sonará para arropar la procesión con la que se conmemora la Traslación del cuerpo del Apóstol desde Haifa, en Judea, hasta Iria Flavia, en Galicia, realizada muy poco después de haber sido ejecutado por Herodes Agripa. “Sus discípulos –recoge el manuscrito del Códice Calixtino– con gran trabajo y extraordinaria rapidez lo llevan a la playa, encuentran una nave para ellos preparada, y embarcándose en ella, se lanzan a la alta mar, y en siete días llegan a puerto de Iria”.


Fernando Blanco – El Correo Gallego

JOYAS DE LA HISTORIA


TEXTO: ELENA GOYANES

E

se día la Catedral se vuelve roja y huele mucho a incienso. Si se obvia la vestimenta de los fieles y curiosos, no resultará difícil dejarnos llevar e imaginarnos presenciando la misma ceremonia siglos atrás. La música de las chirimías, los himnos y el ambiente oscuro y húmedo ayudan. Aunque se trata de un rito muy similar al del 25 de julio, día del Patrón, la conmemoración de diciembre resulta mucho más acogedora e íntima. El protocolo es rígido, marcado en todos sus detalles por la liturgia catedralicia. La ceremonia se inicia cuando el Arzobispo entra en la basílica por la puerta de la Azabachería y es recibido por el Cabildo. Después él saludará al Delegado de la Casa Real y a las autoridades civiles, con el tiempo justo para incorporarse todos a una procesión que fluye únicamente por el interior del templo. El discurrir del grupo se acompaña del sonido de las chirimías y los himnos entonados por el sochantre o director del coro de la Catedral en los oficios divinos. En esta ocasión para cantar debe vestir con sotana, roquete, capa pluvial roja y cetro. Mientras lo escuchamos, en el crucero se prepara el botafumeiro que, de modo excepcional, inciensa el Altar Mayor antes de la Misa.

Adolfo Enríquez

Con las bajas temperaturas de diciembre el ambiente de la Catedral es desapacible; y es muy fácil comprender por qué los fieles y peregrinos de antaño se amontonaban en las naves, dándose calor unos a otros, mientras contemplaban anonadados el espectacular ir y venir del botafumeiro. El fin del vuelo deja tras de sí caras de sorpresa en unos y de sobrecogimiento o admiración en otros. Instantes después ya comienza la Misa y con ella la Ofrenda del Delegado Regio y respuesta del Arzobispo. Es el modo en que la Catedral compostelana conmemora aquel viaje póstumo de siete días, sobre el que se habría de crear una de las más perfectas tradiciones europeas. Al descubrir los restos en el Monte Libredón, poco imaginaba el eremita Pelayo en el año 813 que aquello iba a ser el inicio de siglos de peregrinación cristiana por todos los caminos del mundo.


FOTOGRAF�A: ADOLFO ENR�QUEZ / DOWN GALICIA

XXX = XX

Tres cromosomas son igual a dos. Este es el sencillo mensaje que Jael Joyería y Down Galicia han decidido lanzar esta Navidad, a través de una pulsera ya a la venta. Con ella estaremos apoyando los programas que favorecen que las personas con trisomía 21 puedan llevar una vida autónoma.

A

poyar la lucha diaria de las personas que trabajan para que la igualdad de oportunidades sea algo más que una bonita frase. Este es el objetivo con el que la Federación Galega de Institucións para a Síndrome de Down (Down Galicia) y Jael Joyería han creado esta pulsera solidaria. El 15 por ciento de los fondos conseguidos a través de su venta irá destinado a servicios para las personas con esta alteración genética.

La Pulsera Down refleja en su diseño el lema “XXX=XX”, esto es, que los tres cromosomas 21 origen del síndrome no deben impedir que quienes lo tienen puedan desarrollar una vida plena. Se trata de un modelo unisex, con diferentes tamaños para hombre y mujer, realizado con piezas de oro y plata sobre caucho. Puede adquirirse en Jael Joyería y en todas las sedes del movimiento Down, por 85 euros.


PULSERA DOWN Delmiro Prieto, presidente de Down Galicia, enmarca la iniciativa en la determinación de su organización por “buscar recursos para continuar prestando servicios del mismo nivel y calidad”. La crisis ha reducido los apoyos institucionales; por ello, remarca la importancia de que “en momentos difíciles haya personas y entidades privadas que piensen solidariamente”. “La colaboración con Jael Joyería es importante por su solvencia y seriedad. Además, no es la primera vez que desarrollan iniciativas solidarias”, destaca Prieto, recordando que la casa compostelana cuenta ya con otras dos colecciones a favor de causas sociales. Una es la Colección Andrea, en beneficio de la fundación que apoya a las familias de niños con enfermedades de larga duración, crónicas y terminales. La otra es la Pulsera Aspnais, en favor de la Asociación de Padres o Tutores de Personas con Discapacidad Intelectual de Lugo. “Como empresa siempre nos ha importado el compromiso social y la cooperación con quienes trabajan para mejorar la vida de otras personas”, apunta José María Fernández, director de Jael Joyería.

29 


TEXTO: S. FRAGA  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

RECIBIR EL AÑO NUEVO EN EL HOSTAL

El andaluz Jos� G�mez Moreno, derecha, con su equipo al frente de la cocina del Hostal

E

special, festiva, distinguida. La Nochevieja es así en el Hostal dos Reis Católicos. En pleno corazón de Santiago de Compostela, el chef José Gómez y su equipo preparan un menú en el que el producto de la tierra marca el rumbo. “¡Vaya género tenemos en las rías, es demasiado!”, exclama Gómez ante un espectacular plato de lubina de palangre sobre grelos, salsa de tomate fresco y caviar de erizo de mar. Es una de las propuestas que los clientes del Parador podrán disfrutar en la Gala de Fin de Año, que traerá a los distintos salones a unos 150 comensales. El reto es que todo esté perfecto, justo en su momento; el secreto, el equipo. “En Nochevieja trabajan

30 

en la cocina entre diez y doce cocineros, pero lo importante no es que sean muchos, es que son muy buenos”, explica Gómez con su acento andaluz. Es su equipo, del que se muestra especialmente orgulloso, el que planifica en colaboración el menú definitivo para ocasiones como esta: “Primero se escoge el producto, que tiene que ser de primerísima calidad, y luego se proponen los platos. Después somos todos los que los trabajamos, los probamos y los modificamos para que den resultado”, cuenta. Un evento como el de Nochevieja tiene sus particularidades. “No es lo mismo”, razona el cocinero, “hacer uno de estos platos a la carta que en una cena. Tienen que ser ideas buenas, vistosas y rápidas de hacer”.

La ejecución de las propuestas debe ser perfecta, y para eso la cocina del Hostal funciona como un reloj de precisión bajo la dirección del chef y la supervisión atenta de su segunda, Elisa Fernández, “toda una fuera de serie” que llama jefe a Gómez mientras marca un solomillo en una plancha humeante. “Puedes tener mucha imaginación e incluso hacer bien unas cuantas cosas, pero sin equipo no eres nadie”, sentencia el responsable de la gastronomía del Parador compostelano. En Nochevieja, como es norma de la casa, toda la materia prima es gallega, como la mayor parte de quienes los cocinan o como las viejas piedras del Hostal, un marco histórico único en el que recibir el nuevo año.


JOYAS EN LA MESA

EL MEN DE FIN DE A O Jamón de bellota, panacota de queso, caviar de arenque y pepino, pan de especias, foie y manzana reineta caramelizada, brochetas de cigala con kikos Salpicón de bogavante azul, vinagreta de anchoas y gambas y ensalada de hojas frescas Lomo de lubina de la ría al vapor sobre grelos, salsa de tomate fresco y caviar de erizo de mar

SALPIC N DE BOGAVANTE AZUL Descascado a mano, se sirve con una vinagreta de anchoas y gambas y ensalada de hojas frescas.

Solomillo de ternera gallega de pasto con salsa de vino de Madeira, membrillo asado y boletus Bavaresa de fruta de la pasión, crema de boniato asado y tartar de piña

LOMO DE LUBINA DE LA R A AL VAPOR SOBRE GRELO Una fresquísima robaliza de palangre con salsa de tomate fresco y caviar de erizo de mar.

SOLOMILLO DE TERNERA GALLEGA DE PASTO Se acompaña con una salsa de vino de Madeira, boletus y membrillo. 31 


Compromiso con el arte Montblanc patrocina 24 horas de teatro para favorecer el acceso a la cultura de los escolares de Nueva York

El arte es una pasión para Montblanc. Y las iniciativas que ayudan a difundirlo, un orgullo. La firma alemana se unió el pasado mes de noviembre a conocidas caras de la televisión y del cine estadounidenses en un evento solidario, celebrado en la ciudad de Nueva York, con el que se recaudaron fondos para promover la cultura en las escuelas de la metrópoli.

Montblanc patrocinó esta iniciativa, denominada The 24 hour plays on Broadway, que se llevó a cabo en el histórico American Airlines Theater, uno de los escenarios clásicos de Manhattan. La organización del maratón teatral corrió a cargo de la fundación benéfica Urban Arts Partnership (UAP), que promueve la educación artística en las escuelas públicas.

Vanessa Hudgens, Amanda Heard, Jan-Patrick Schmitz, Emmanuelle Chriqui y Maura Tierney.

La pasión por la cultura cristaliza en iniciativas en las que la firma alemana involucra a personalidades de la creación


En el caso de The 24 hour plays on Broadway, Montblanc prestó su respaldo a un evento lleno de actores y actrices de sólida trayectoria. Entre quienes participaron se encuentran nombres como Olivia Wilde (House), Jason Biggs (American Pie), Maura Tierney (Urgencias), Rosie Pérez (Perdita Durango), Vanessa Hudgens (High School Musical), Gina Gershon (Showgirls), Billy Crudup (ganador de un premio Tony por The Coast of Utopia), America Ferrera (Ugly Betty), Sam Rockwell (Seven Psychopaths, Frost/Nixon) y Seth Green (Buffy Cazavampiros, Padre de familia), entre otros. Entre los nombres destacados se encontraba también el de la brooklyniana Rosie Pérez, conocida por sus papeles en películas de Spike Lee en los años noventa y, más recientemente, como coprotagonista con Javier Bardem de Perdita Durango, e integrante del equipo artístico de la UAP. Durante 24 horas, estos y otros actores y actrices se unieron a directores y escritores para dirigir y representar seis obras cortas. Integrado en su línea de colaboración con la Urban Arts Partnership, Montblanc patrocina también un premio de escritura de textos teatrales para autores jóvenes.

El actor Jason Biggs y Jan-Patrick Schmitz (CEO de Montblanc América del Norte)

Dentro de la filosofía de la cita solidaria está el apoyo que Montblanc ofrece durante todo el año a la cultura. La firma alemana realiza diversas actividades a lo largo de la temporada e incluso lleva a cabo una labor de mecenazgo, con premios como el Young Directors Award en Salzburgo o iniciativas como el White Nights Festival de San Petersburgo. Los actores Justin Long, Olivia Wilde y Billy Crudup


TEXTO: JOS MANUEL GARC A IGLESIAS  CATEDR TICO DE HISTORIA DEL ARTE

34 


FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

JOYAS DEL ARTE

LA PUERTA DEL COLEGIO DE SAN XEROME C

uando en la segunda mitad del siglo XVII los estudios del Colegio de San Xerome dejaron su originario lugar, en un espacio hoy ocupado por San Martiño Pinario –frente a los actuales jardines del palacio arzobispal–, su puerta, así como parte de los materiales que configuraban la antigua edificación, se reutilizó en un nuevo edificio, levantado para cumplir también finalidades docentes. Que tal traslado se llevase a cabo no tiene nada de casual. Quien tomó la decisión de hacerlo sabía que, con la puerta, se llevaba parte de la historia y del sentido de la institución, compendiada en su programa iconográfico. Esa Santa Ana con la Virgen y el Niño, culminando la arquivolta, alude a cuidados y a enseñanzas, como los que la realidad de una familia conlleva, presente también en este caso a través de las inmediatas figuras de María Salomé y María Cleofás, parentela próxima a María. La Magdalena y Santa Lucía ocupan los lugares próximos a éstas, completando esa expresión de un ámbito femenino, amparador y ejemplar. A continuación, los cuatro Padres de la Iglesia Latina –Gregorio, Ambrosio, Jerónimo y Agustín– y dos diáconos –Esteban y Lorenzo–, intercalados entre los doctores, inciden en una imagen docente mostrada a través de quienes cabe considerar como maestros; unos, los doctores, y alumnos los otros, los diáconos.

Es a la Virgen, en los cielos, a quien se presenta centrando el tímpano, entre dos figuras. El arcángel Miguel, que es quien le anuncia su tránsito a los cielos, se muestra a su derecha, en tanto que Catalina, patrona de los estudiantes y los filósofos y primera entre las santas intercesoras, se presenta a su izquierda. Todo ello se nos enseña en un ámbito celestial, rodeado por ángeles músicos, en un mundo delimitado por tres cabezas iguales –una sobre María y las otras dos, en los extremos inferiores del tímpano–, alusivas a la Trinidad, que lo ampara todo. El escudo de los Fonseca se dispone bajo la Virgen, aludiendo a quien promueve la portada, en los primeros años del siglo XVI. Y a los lados de la puerta otros seis santos, tres a cada parte. A la derecha, con relación a la figura de la celestial Virgen que lo preside todo, está en primer lugar Santiago el Mayor, singular patrono, en un momento inicial de este Colegio, después dedicado a San Jerónimo; es su hermano el apóstol Juan quien se presenta a su derecha y, junto a éste, Francisco. A la otra parte, ante Santiago y Juan, están Pedro y Pablo, pilares de la Iglesia de Cristo y figuras particularmente relacionadas con el patronazgo de colegios en la España a principios del siglo XVI. A su lado está Domingo, ubicado ante Francisco, fundadores ambos de las órdenes mendicantes que dieron tantos profesores. 35 


Siempre contigo Paula, de 7 años, dibujó a papá, a mamá, al hermanito y a ella

misma bajo una sonriente nube. ¡A Paula le gustan mucho las nubes!

Paula preguntó a sus papás si podía

hacer una joya con sus dibujos, para llevarlos siempre consigo.

A los papás de Paula les gustó tanto la idea que decidieron compartirla con todos sus amigos.

Y así nace la Colección Paula.

Porque la vida está llena de instantes que recordar


La Colección Paula está formada por creaciones en oro, plata y

cuero de vivos colores. Sus múltiples combinaciones en pulseras, colgantes y pendientes permiten crear joyas diferentes y únicas. Son ideales para regalar con motivo de cualquier celebración:

familiar: desde el nacimiento de un pequeño hasta un aniversario,

la Primera Comunión, el día de papá o mamá... Porque la vida está llena de instantes que recordar. Qué mejor

muestra de amor que

regalar una

joya especial y

única en estas

fechas navideñas, en las que el calor de la familia es

especialmente importante. La Colección Paula es una

original propuesta creada por Jael Joyerías, de venta exclusiva en sus

establecimientos de Santiago de Compostela y Lugo.


TEXTO: LUC A CHEDA  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

DORMIR EN UN CONVENTO E

l AC Palacio del Carmen es un emblema. Un símbolo de cómo un edificio histórico abandonado se puede recuperar para otros usos; de cómo una zona que un día fue arrabal es hoy ubicación residencial privilegiada en Santiago; y de cómo el hecho de dormir fuera de casa logra convertirse en toda una experiencia. El hotel conserva la estructura original del edificio del Convento de las Hermanas Oblatas, que da nombre a la calle. La construcción primitiva, del XIX, se integra a la perfección con la estructura moderna acristalada. De hecho, a ojos del visitante es casi imperceptible la transición de una zona a otra. La antigua, la que un día fue lugar de recogimiento, conserva la piedra de los recios muros y alberga las zonas nobles: cuatro suites, la recepción, los salones, el restaurante y otros espacios comunes. En la nueva se esconden 70 habitaciones modernas y con espectaculares vistas sobre la catedral. La transformación es impresionante: las hermanas Concepción y Manuela, que se conocieron aquí en los años cincuenta, recuerdan que, en su momento de mayor decadencia, del edificio decimonónico no quedaba más que la campana, “y porque los ladrones no fueron capaces de descolgarla”. El Palacio del Carmen había sido en origen una curtiduría, una de las muchas que el pequeño curso del Sarela acogía en la periferia de aquella Compostela. Al cuerpo principal se le sumaban las casas que, al otro lado de la calle, hoy conforman un complejo residencial exclusivo. Las dos áreas se comunicaban a través de un curioso pasadizo a nivel, hoy tapado por la bodega del salón comedor. 38 


JOYAS DE AYER Y DE HOY

39 


Decadente la industria del cuero, en 1883 el inmueble fue comprado por la Iglesia con la ayuda de prohombres compostelanos para establecer en él un convento. La ubicación no podía ser más acertada: el barrio del Carme de Abaixo era, hasta no hace mucho, uno de los suburbios más degradados de la ciudad, y las oblatas, las “arrepentidas”, realizaban en la época un trabajo social impagable para mujeres de vidas turbias, rechazadas por sus

40 

familias, víctimas de la prostitución o con problemas realmente graves. En este noviciado encontraban cobijo, aprendían oficios y, en el mejor de los casos, volvían a casa rehabilitadas a ojos de la moral de la época. Recuerdan las monjas que la zona abundaba en fuentes, manantiales y minas de agua, prados y naturaleza: el espacio idóneo para reparar espíritus quebrados. El convento era

autosuficiente, con sus más de 5.000 metros de extensión, sus huertas y lo que le reportaba el trabajo de las religiosas, muy conocidas por su habilidad con la aguja y el dedal: “No había niña bien en Santiago que no llevase un zurcido de las oblatas”, dice haber escuchado el director del AC Palacio del Carmen, Pablo Guitián. Aún vive en el actual monasterio una hermana, hoy con 107 años, que era famosa por sus bordados en hilo de oro.


Luego llegó la ruina. En los años ochenta del siglo pasado las oblatas se mudaron a un convento nuevo y anejo (en donde siguen habitando) y el inmueble sufrió el abandono, el vandalismo y la rapiña. En 1989 el Concello de Santiago compró el edificio y algo más de un decenio después el Palacio del Carmen abrió sus puertas como símbolo de una operación urbanística que transformó el barrio de arriba abajo. Tras más de un año de obras, el hotel abrió en 2001, mostrando a los compostelanos una reforma modélica. Los muros del antiguo cenobio se integran ahora en una moderna estructura acristalada a través de un pasillo que une la zona nueva y la antigua. La decoración, de estilo brutalista, combina sin complejos vestigios originales con elementos modernos en colores vivos, en equilibrio, buscando la atemporalidad. Los arquitectos Lorenzo Marqués y José Luis Pereiro se encargaron de la remodelación, mientras que el interiorismo lo proyectó Isabela Claramunt, que unió vanguardia y tradición en alcobas bien aprovechadas y, en la mayoría de los casos, con espectaculares vistas a la catedral de Santiago de Compostela. Porque lo que en el Carme de Abaixo parece mentira es que esta especie de aldea de vocación rural esté a 600 metros del Obradoiro. “El hotel ofrece muchas de las ventajas de un edificio nuevo en las afueras y está cerca de todo”, explica su director, Pablo Guitián. Para él es fundamental “convivir con el entorno local. Este no es un establecimiento sólo para turistas, aquí viene la gente a ver exposiciones, a celebrar su boda, a hablar con artistas consagrados y también emergentes…”. El hotel en sí es singular dentro de la cadena AC por su situación, su vocación y su ambiente intemporal. Además de un gran salón en el que se celebran banquetes, cuenta con un pequeño restaurante pensado para los huéspedes y los compostelanos, con una carta basada en producto tradicional. Su ubicación imprime carácter: “El Palacio del Carmen puede funcionar como hotel de negocios, pero ofrece además una experiencia diferente para quien quiera conocer Compostela”, asegura su director.


DAMIANI, UN ASUNTO DE FAMILIA No hay muchas personas que guarden recuerdos semejantes a los de Silvia, hija del mítico orive Damiano Damiani. La hoy vicepresidenta del grupo joyero italiano recuerda con frecuencia que de pequeña ella y su padre compar tían un ritual que se repetía cada vez que regresaba de la escuela: en ese momento, él le dejaba coger delicadamente un broche de oro, esmeraldas y diamantes, colocárselo en el vestido y probárselo ante el espejo. Luego, Silvia devolvía a su lugar aquel “caballito verde”, en el que Damiano trabajaba. Pero es que los Damiani no son una familia cualquiera. Silvia y sus hermanos Guido y Giorgio dirigen la firma que lleva su nombre, y su madre, Gabriella, es la presidenta de honor de la empresa. Los cuatro han estructurado su vida como un recorrido que siempre ha girado alrededor de las joyas, de la transformación de los materiales más preciosos en obras de ar tesanía de carácter único. Por ejemplo, las vacaciones. Guido y Giorgio recuerdan los curiosos viajes familiares a remotos parajes de Asia donde sus padres, antes que descansar, se dedicaban a visitar a vendedores de piedras preciosas que sur tían de materia prima a Damiano. Los niños se entretenían entonces con los hijos de aquellos comerciantes; ahora hacen negocios juntos, reproduciendo el ancestral sistema que habían aprendido de sus padres. Guido, Giorgio y Silvia son la tercer a generación de una familia dedicada a la ar tesanía joyer a desde el año 1924. Siguen profundamente enr aizados en Valenza, la localidad piamontesa que a lo largo de los siglos fue francesa, española e italiana. Fue allí donde, a comienzos del siglo XX, Enrico Grassi Damiani empezó a fabricar joyas en el característico estilo ar t-decó en boga en la época. Su hijo Damiano tomó el testigo,

Los Damiani han dedicado su vida a la transformación de los materiales más preciosos en obras de artesanía


añadiendo así a la tradición manufacturera heredada su gusto por la innovación y la investigación. A mediados de los noventa, la familia sufrió un duro golpe, con el fallecimiento de Damiano en un accidente de coche. Su mujer, Gabriella, hubo de hacerse cargo de la empresa, promoviendo a sus hijos a los puestos clave: Silvia, nacida en 1966, se ocupó de la compra de perlas y de la comunicación del grupo; Guido, dos años menor, tomó las riendas de la comercialización de los productos; mientras que el más joven de de los tres hermanos, Giorgio, se encargaba de internacionalizar la firma. Hoy, Damiani es una empresa que cotiza en la bolsa de Milán, aunque en gran medida sigue siendo un asunto de familia. Emplea a un centenar de personas; muchas de ellas son par te del entorno de la marca desde incluso antes de que los tres hermanos viniesen al

mundo. Es el caso del jefe de engastadores, Sante Rizzetto: hace más de medio siglo que trabaja en los talleres de la casa. NUEVOS MATERIALES PARA UN OFICIO ARTESANAL

La cerámica acompaña al ser humano desde el inicio de los tiempos: desde las primeras vasijas, en el neolítico, hasta los últimos avances médicos, nos hemos acostumbrado tanto a su presencia que ni nos damos cuenta de ella. Ahora, la firma Damiani la incorpora a sus joyas como par te de su carrera hacia la innovación. Combinada con oro y piedras preciosas, la cerámica es la base de las últimas creaciones de los diseñadores italianos, los pendientes D.Icon y el anillo. Se trata de dos líneas igualmente llamativas: una de color blanco con la letra D que identifica a Damiani en oro rosa y diamantes; la otra, negra y con oro blanco y la misma gema.


TEXTO: MARTI�O SU�REZ  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY ¤ RFG

UN ENSAYO CON LA REAL FILHARMONÍA S

uena Dvoràk en la desierta sala principal del Auditorio de Compostela. La orquesta residente, la Real Filharmonía de Galicia (RFG), prepara el próximo concierto de su temporada de abono. Y sorprende ver cómo se hace: el director trocea la partitura para centrarse en los pasajes conflictivos, los músicos intercambian opiniones, se habla y se discute mientras se mueven las páginas de la partitura de un lado a otro de los atriles. La seriedad, la solemnidad, la delicadeza y la precisión de una orquesta sinfónica también se ensayan. Cincuenta instrumentistas componen la plantilla. En el escenario se habla gallego, castellano, ruso, alemán, catalán, rumano, francés... En el centro de la acción está el director asociado, Maximino Zumalave, fundador de la formación, que pide a los metales “generosidad sonora”, corrige a medida que escucha las melodías y va canturreando las líneas que ocupará en el concierto el violinista solista. La trastienda la explica Oriol Roch, director artístico: “Contamos con un equipo técnico que gestiona el día a día y que, de forma conjunta, elabora el calendario de actuaciones, proponiendo directores y solistas

invitados y repertorios”. Tres lustros después de su fundación, la RFG cuenta con más de 500 abonados anuales. “Hemos ido educando y conformando a nuestro público en una ciudad acostumbrada a una programación cultural de primer nivel. Si Santiago de Compostela es una capital cultural, la RFG es uno de sus emblemas”, dice Roch. Mientras, en el ensayo, el concertino, el americano James Dahglren, pide un afinado a sus compañeros. Entre ellos se encuentran varios alumnos de la Escola de Altos Estudos Musicais compostelana, como es habitual. La RFG está ahora en plena fase de transición: su director titular, Antoni Ros Marbá, dejará su puesto al británico Paul Daniel. La Navidad, una fiesta que muchos asocian con la música clásica, los coros bajo la nieve o los grandiosos valses y marchas de Año Nuevo en Viena, tampoco detiene la actividad en el Auditorio. El 22 de diciembre un concierto especial traerá a la Orquestra Sinfónica de Galicia con obras de Corelli, Bach y Mozart propias de la época; el momento de la RFG llegará el sábado 5 de enero: la noche de Reyes escuchará obras de Mozart, Haydn, Schubert, Rossini y Johann Strauss.


JOYAS DE LA M SICA


TEXTO: ANT N COUSO  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

LA PUERTA TOLEDANA


JOYAS DEL ARTE

P

equeña y recogida entre dos torres de la Muralla, la puerta de San Pedro es una de las más reconocibles de las diez con que cuenta Lugo. Su historia es la de la ciudad: de origen imperial, fue tapiada, reabierta, nombrada y renombrada, reconstruida y adornada hasta ser lo que hoy es. Es posible que su origen sea romano, aunque las primeras referencias escritas proceden del siglo XII, una época en que se le llamaba Puerta Toledana. Sobre el nombre hay cierta controversia: algunos consideran que se la denominaba así porque franquea el camino que se dirige a Castilla y, por lo tanto, a Toledo, antigua capital del reino; más prosaicamente hay quien defiende que su nombre deriva de A Tolda, un barrio lucense situado en la misma dirección. Algunos arqueólogos consideran que desde la época romana estuvo tapiada y no fue reabierta hasta la frontera entre los siglos XI y XII, para dar servicio al nuevo barrio sur del viejo burgo. No es hasta finales del siglo XII cuando toma su actual nombre, con la construcción de la capilla de San Pedro de Fóra. Ya en el XIV se edificó sobre ella una fortaleza con dos torres para guardar la entrada, y en el XVIII se produjo la gran transformación, ante la alarma de los vecinos, que protestaron por su estado ruinoso. Los trabajos se realizaron en 1781, sin que haya trascendido el nombre del maestro de obras, que proyectó un arco que origina una bóveda de medio cañón de 3,70 metros de ancho y 4,85 de altura máxima. El frontón contiene el escudo de Lugo, sostenido por dos leones. Milenio y medio después de su construcción original, a la puerta de San Pedro aún le quedaban sobresaltos que vivir: en 1862 se llegó a consignar presupuesto para derribar una entrada que dificultaba el paso de carruajes. Afortunadamente, la falta de dinero obligó al consistorio a renunciar al proyecto.


® Un Camino, dos colecciones, múltiples itinerarios. La Joya que une la fuerza y el saber de una Ruta milenaria.

Un regalo de leyenda ® www.pulseraperegrina.com www.hitosdelcamino.blogspot.com

General Pardiñas 7 - Santiago - T. 981 576 895 Pza. Ángel Fernánez Gómez 1 - Lugo - T. 982 246 835 www.joyeriajael.es


JOYAS DE CELEBRACIÓN


Reportaje realizado con la colaboraci贸n de: Pazo de San Lorenzo de Trasouto Illodo peluqueros Garysom moda hombre Dorian floristas Pablo Illodo. Estilista de Illodo peluqueros Paula Silva. Estudiante de Trabajos Forestales


Big Bang Gold Ceramic. Cronógrafo de oro rojo 18K con bisel de cerámica. Correa de caucho. www.hublot.com •

twitter.com/hublot •

facebook.com/hublot


TEXTO: MARTI O SU REZ  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

UN MENÚ DIFERENTE PARA REYES L

a rúa del Franco de Compostela: apenas 350 metros en los que se concentra, abigarrada, buena parte de la tradición culinaria gallega. En la zona central de esta calle, habitualmente atestada de turistas o de oriundos que disfrutan del aperitivo o del ocio nocturno, se abren a la calle los arcos del restaurante A Barrola, que lleva dos decenios ofreciendo recetas de hondo arraigo y cocina de temporada a una clientela que mezcla turistas con compostelanos de toda la vida. También en Reyes combina A Barrola estas dos dimensiones. “De las fiestas navideñas esta es quizá la fecha en que la gente más se anima a comer fuera”, explica su propietario, Pepe Noya, quien confiesa que el menú para la fecha es una selección de algunos de los platos más apreciados por los clientes. Las zamburiñas, los exquisitos y afamados calamares rebozados en dos harinas o la jugosa merluza con níscalos (“la reina de las setas”, afirma Noya) muestran el compromiso del local con el producto gallego de gran calidad. El jabato en salsa de chocolate, por su parte, ofrece una visión de otra de las líneas en las que trabaja el restaurante, la cocina de temporada. Durante el año, A Barrola organiza jornadas de setas, caza o pescados de río bien conocidas en la ciudad. Estas recetas están entre las más preciadas de la casa, junto con clásicos como el arroz con bogavante, que aquí se borda. Al mando de la cocina está Mari Casal, una esforzada de los fogones. Componen su equipo cuatro personas, listas el 6 de enero para dar de comer a las familias que se acercan a disfrutar de un día de asueto juntos y de los regalos que, en muchos casos, habrán recibido horas antes. El acogedor comedor da pie a este tipo de veladas en compañía de la parentela y de los amigos, algo en lo que A Barrola es especialista, a juzgar por las numerosas placas de agradecimiento de parte de peñas de clientes habituales que pueblan el restaurante. Su situación privilegiada le ha valido, además, la visita de 62 

Pepe Noya, propietario del restaurante A Barrola

importantes personalidades de la política, las artes o los medios de comunicación, reflejadas en varias fotos que cuelgan a la entrada del local. Completa la oferta una bodega bien poblada: “Aquí se puede acompañar la comida con una gran variedad de vinos, desde una buena botella de una Denominación de Origen gallega a un Flor de Pingus o un Vega Sicilia, tenemos donde elegir”, explica Noya. La hospitalidad es también especialidad de la casa, pendiente siempre de preservar la tradición y el buen hacer que caracteriza al restaurante A Barrola.


JOYAS EN LA MESA

ZAMBURI AS EN VINAGRETA DE MELOCOT N Una de las especialidades de Mari Casal, jefa de cocina de A Barrola.

JABATO CON CASTA AS El restaurante es conocido por sus recetas de caza.

SOPA DE CHOCOLATE CON CASTA AS Acompañada por una bola de helado de mandarina. 63 


TEXTO: FRANCISCO SINGUL  HISTORIADOR Y EXPERTO JACOBEO  FOTOGRAF�A: IV N OUTEIRAL

PUERTA DE VINO “Porta de Macerellis, per quam preciosus Baccus venit ad urbem” (Liber Sancti Iacobi, “Codex Calixtinus”, Libro V, capítulo IX)

C

on esta somera descripción, el “Calixtino” define a la única entrada de la muralla compostelana que conserva su arco: “La Puerta de Mazarelos, por la que llega el precioso vino a la ciudad”. Los restos que subsisten son reducidos pero significativos: parte de la muralla del obispo Cresconio (1037-1066), una torre muy alterada, pero de la que todavía queda su recia estampa, y el arco de entrada, reformado en época barroca, armonizando con los edificios de la plaza, la mayoría de los siglos XVII y XVIII. La cerca altomedieval del obispo Sisnando II fue remozada en tiempos de Cresconio, quien mandó construir una muralla reforzada con torres y rodeada por un foso. Esta cerca, que aguantó mal que bien el paso de los siglos, hasta que en el XIX fue demolida para permitir la expansión de la ciudad, poseía siete entradas. La situación de cada una estaba relacionada con el final de un camino. La de Mazarelos recibía a los viajeros, comerciantes y peregrinos que empleaban el camino de Ourense para llegar a Compostela. En su entorno, intramuros, se organizaba en la Edad Media el bullicioso Mercado Vello. Allí se comerciaba con los vinos procedentes de las comarcas del Ulla y de O Ribeiro, que llegaban siguiendo el mismo camino que podían tomar los peregrinos procedentes del Sudeste, y que, cruzando el Sar, entraban en Santiago tras ascender por el Castrón Douro. El mercado local tenía sus precios regulados desde 1133, para evitar que los mercaderes cobrasen más caro a los peregrinos que a los vecinos de Santiago. Fue necesario llegar a un público acuerdo en Compostela, entre burgueses y autoridades, sobre el precio de los productos; y uno de ellos fue el vino que entraba por la Porta de Macerellis.

Los canónigos de Santiago poseían importantes propiedades y viñas en O Ribeiro, orientadas a la explotación de vino para el consumo propio, pues estos caldos eran de mayor calidad que el vino “ullao” de A Mahía, vino del país muy popular, destinado a los paladares menos exigentes. La Iglesia también controlaba los precios del vino que importaban los comerciantes locales. Compostela, la ciudad más importante de la Galicia medieval, se definió también –además de ser meta de peregrinación y sede de una administración eclesial metropolitana– como gran mercado vinatero. En la Edad Moderna, con la profunda remodelación urbana y social de la ciudad, la Puerta de Mazarelos matizó sus funciones. Siguió siendo entrada de viajeros y peregrinos, de mercancías y de vinos procedentes de Ourense; pero su conexión con el convento mercedario le llevó a ostentar significativas funciones de ornato público. Las perspectivas urbanas creadas en la ciudad por la cultura barroca y su sentido de la magnificencia, le otorgaron a la Puerta de Mazarelos una función especial en el sentido del decoro y en el gusto por la sorpresa. La recreación de la puerta en el marco de la ciudad barroca tiene, por lo tanto, un doble objetivo: armonizar con el entorno y servir de marco enaltecedor de la fachada de la iglesia de las Madres Mercedarias.


JOYAS DEL ARTE


BULGARI HOTEL & RESIDENCES: LUJO EN EL FRENESÍ LONDINENSE Bulgari, la prestigiosa marca italiana de joyas, cuenta ya con todo un emblema urbano en pleno centro de Londres. La firma ha inaugurado en el exclusivo barrio de Knightsbridge un hotel de lujo en un edificio de nueva construcción que se inspira en los orígenes plateros de la empresa. El Bulgari Hotel & Residences es el primer hotel de lujo completamente nuevo que se construye en cuarenta años en la capital británica. Se ha edificado con la piedra clara de Portland (la misma de muchos de los edificios históricos de la ciudad) y el bronce como materiales preferentes. Los interiores evocan las piezas que han hecho célebre a la casa, fundada en 1884 por plateros italianos de origen griego. Las estancias han sido

diseñadas por los interioristas Antonio Citterio, Patricia Viel and Partners, y cuentan con numerosos detalles fabricados únicamente para este enclave londinense: biombos, cortinas, sofás… muchos elementos son exclusivos del hotel de Bulgari. La plata es elemento conductor, desde las macizas lámparas de araña de la gran sala de baile (unas impresionantes obras realizadas a mano) a los elementos decorativos como las lamparitas de noche o las múltiples piezas de la casa italiana que se exponen en la recepción. Preside el interior del edificio una imponente balaustrada, obra de la artista británica Nicky Hirst. Se trata de una baranda de catorce metros de largo, que recuerda un paseo por el bosque. El bar y el restaurante son el centro de la vida del hotel y en

Un tributo a los orígenes plateros de la firma italiana y a las tradiciones manufactureras nobles de Gran Bretaña


ellos se refleja en especial la tradición de Bulgari como productor de joyas. Estos espacios están destinados a ser uno de los centros neurálgicos de la vida cultural y nocturna de Knightsbridge, y por ello se han concebido como lugares acogedores y elegantes. En sus cartas, como no podía ser de otra forma hablando de una firma italiana, predominan los productos transalpinos, desde los vinos de las bodegas más selectas a las recetas más suculentas confeccionadas con productos de extrema calidad. En cuanto a las habitaciones, el mar ha sido la inspiración de los interioristas. El edificio alberga 85 cuartos y suites acabadas en caoba pulida, mármol blanco veteado y cromo, con paredes forradas de seda y alfombras de lana virgen. La oferta para los clientes de este lujoso oasis en pleno frenesí londinense se completa con un spa para el que se ha traído piedra de Vicenza (cerca de Venecia) y que inspira calma a primera vista, así como un gimnasio moderno.


TEXTO: ELENA GOYANES

Casa Grande da Fervenza

PASEANDO MUY CERCA DE CASA

Lugo y Compostela son dos ciudades para pasear. Pero lo que proponemos es conocer alguna de sus joyas cercanas, edificios históricos con un denominador común: haber sido rehabilitados con mucho gusto y total respeto por la arquitectura tradicional; y estar dedicados a la hostelería tranquila. Una casa hidalga con 300 años de historia; la casa grande de una molinería del s.XVI; un monasterio medieval cisterciense; y un pazo del siglo XVI. Cuatro verdaderas joyas de la historia a unos minutos de nuestro hogar. 68


Casa Grande da Fervenza

JOYAS OCULTAS

uy cerca del centro de Lugo se conserva uno de los pocos bosques de inundación que quedan en la península Ibérica. Es de los más llamativos. El Bosque da Fervenza es la razón de ser de la Casa Grande da Fervenza (www.fervenza.com), el edificio principal de una molinería originaria del s. XVI. Convertida en hospedería rural, destaca por un entorno verdaderamente mágico tanto hacia el exterior como al interior. La rehabilitación se ha realizado desde un profundo respeto hacia su historia, hasta el punto de que una parte de las edificaciones se ha reservado para mostrar los ingenios hidráulicos de los siglos XVII al XIX y una interesante colección de herramientas y máquinas de oficios tradicionales de Galicia. Un pequeño gran museo que, junto con un paseo por el bosque, hace que la visita a la Fervenza se convierta en una actividad muy interesante y divertida. El restaurante se sitúa en un edificio del s.XVII del que se han preservado hasta los hornos. Sentarse en aquel comedor es un verdadero privilegio, con vistas hacia el bosque y una carta que aprovecha al máximo la tradición culinaria gallega, con productos cultivados

en la propia huerta. Si fuésemos desde Santiago podríamos quedarnos a dormir entre cortinas de lino y antiguas trabuqueiras, orificios en las paredes ideados para poder defenderse de los bandidos, algo antaño necesario en un entorno aislado como el de A Fervenza. Si buscamos con detenimiento –o pedimos al propietario, Norman, que nos oriente– podremos disfrutar de un entorno maravilloso en todas las épocas del año, a través de una red de caminos bien

Casa Grande da Fervenza

M

69 


Monasterio de Aciveiro

señalizados. Sería largo describir las bondades del bosque y su río. Para hacerse una idea llega con saber que veremos robles de 300 años; alisos monumentales; o pequeñas pozas y lagunas de impacto por su cobertura vegetal.

Paseando por su interior puede que nos sorprendan los elevadísimos techos de piedra –abovedados o recubiertos de vigas de madera, según el caso–, o la sensación de traslado al pasado que provoca entrar en alguno de sus comedores. En uno en concreto podríamos comer o cenar entre las antiguas piletas monacales, flanqueadas por muros de más de medio metro de espesor. En Aciveiro seremos conscientes 70 

Monasterio de Aciveiro

Del río y del molino lucenses cambiamos a un monasterio cisterciense, a media hora de Santiago. Si A Fervenza destaca por su rusticidad, Aciveiro (www. monasteriodeaciveiro.es) llama la atención por su volumen y sus grandes espacios de piedra. Allí todo es monacal. Patios, claustros, iglesia, cocinas solemnes. El Monasterio está catalogado como monumento histórico artístico desde 1931. Fue fundado en el s.XII por doce monjes benedictinos que muy poco podían imaginar que, en el s.XXI, su complejo religioso iba a ser disfrutado por todos gracias a la conversión de las austeras estancias en espacios perfectamente adaptados a las necesidades de un establecimiento con hospedería y dedicado a la celebración de pequeños y grandes eventos.


Casa Grande do Bachao

También en Santiago, increíblemente aislada en medio de un bosque de 150 hectáreas, se encuentra el tercero de nuestros destinos de hoy, la Casa Grande do Bachao (www.bachao.es) una casa hidalga vinculada a Compostela (desde allí se cobraron durante un tiempo los impuestos) con más de 300 años de antigüedad. La casa lleva el mismo nombre que el monte que la rodea, Bachao, y pertenece al municipio de Santiago. En su exterior llama mucho la atención la disposición de la finca en terrazas soportadas por muros de piedra,

que se construían para facilitar el cultivo del terreno. Y en su interior la cuidada rehabilitación pero sobre todo la decoración, pensada y encajada hasta el más mínimo detalle. La sala de las bolas, de hecho, se ha ido haciendo famosa entre los huéspedes de la Casa. En ella es donde el propietario, Javier, muestra su colección particular de bolas, de todo origen, material y condición. Biblioteca; sala de juegos independiente para adultos y niños; zonas exteriores acondicionadas para descansar y disfrutar de llamativas puestas de sol; y las acogedoras chimeneas y lareiras, son algunos de los detalles que más se valoran del establecimiento. Pueden ser disfrutados por los huéspedes y las familias o grupos que se acerquen a pasar un día tranquilo a Bachao y

Casa Grande do Bachao

en todo momento de la grandeza del espacio pero nunca nos sentiremos desangelados. Muy al contrario, el efecto allí es de recogimiento, de estar literalmente tocando la historia con nuestras manos en un ambiente noble y acogedor.

71 


a su Figón –el restaurante–. En su cocina destaca la utilización de productos de temporada de las huertas propia o de los vecinos; y sobre todo que nunca se almacenan ni se congelan productos: los ingredientes son recién comprados y cocinados porque eso es lo que mantiene el saber hacer tradicional que preside su cocina.

Pazo de Lestrove

El conjunto de Lestrove puede ser una opción original para eventos, o para pasar el domingo de un modo diferente: acercándonos a la historia, paseando por su amplio jardín en parte amurallado y disfrutando de su cocina, creativa pero con un gran componente tradicional. Seguiremos los pasos de los arzobispos accediendo a un complejo que exteriormente ya nos recuerda su vinculación con la capital compostelana: en su patio de entrada llama la atención una magnífica fuente de tres alturas que está coronada por una representación de Santiago Peregrino.

Pazo de Lestrove

La nobleza se respira también en Dodro en el Pazo de Lestrove (www.pazodelestrove.com), originario del s.XVI, a quince minutos de Santiago e igualmente vinculado con la capital gallega, ya que era allí donde descansaban en verano los clérigos compostelanos de alto rango, en particular los arzobispos. Este cometido es lo que explica la magnitud de alguna de sus estancias, como la antigua cocina y su lareira. La chimenea es sencillamente espectacular, y justificaría por sí misma una visita al establecimiento. En la misma estancia se conserva intacto el antiguo fogón de piedra.


CARTIER Y SU HISTORIA

Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier

JOYAS DEL ARTE

Es uno de los eventos año: más de 420 piezas de la Colección Cartier, creadas a lo largo de sus 165 años de historia, se exponen hasta el 17 de febrero en el Museo ThyssenBornemisza de Madrid. La muestra El arte de Cartier contiene numerosas piezas que hasta el momento no habían visto la luz. José María Fernández, director de Jael Joyería, estuvo presente en la gran cena de apertura con la que la firma parisina quiso mostrar a los responsables de Cartier en España sus tesoros más preciados. 73 


© Cartier

L

Alfonso XIII regaló a la reina Victoria Eugenia con motivo de su boda, la misma que hoy luce la Reina Sofía en ocasiones especiales. “La historia de Cartier está íntimamente ligada a la historia de Europa”, dice José María Fernández, quien destaca que la firma “es una verdadera institución en el mundo del arte”.

© Casa Real

a exposición permite comprender la evolución artística de la firma desde su fundación. Contiene piezas pertenecientes a clientes legendarios de la marca, desde el collar diseñado para el Aga Khan en 1929, coincidiendo con la Exposición Internacional de Barcelona, a la tiara inspirada en una guirnalda que

74 


A través de la muestra se puede ir rastreando la evolución de Cartier desde su nacimiento en 1847 y su continua investigación estilística, de las inspiraciones en el clasicismo de sus inicios al Art Decó en los años treinta, la exploración de las culturas orientales o el luminoso estilo Tutti Frutti. Esta trayectoria afirma claramente la vocación de la firma joyera, que combina la artesanía de máximo nivel con la curiosidad por nuevos diseños. La exposición en el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid, que cuenta con una sobria escenografía obra de Jorge Varela, intenta reflejar este diálogo entre el arte y las piezas de Cartier.

Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier Studio Gérard, Cartier Collection © Cartier

El glamur personificado en la Princesa Gracia de Mónaco está también presente en El arte de Cartier a través de un juego de joyas en diamantes y rubíes que le perteneció; son las mismas alhajas con que posó en las fotos oficiales de su boda, en 1956, con el Príncipe Rainiero III, que se las había regalado. La Casa Real monegasca las ha prestado para la ocasión.

© Cartier

La muestra se enriquece con numerosas joyas que nunca hasta el momento se habían mostrado en público. Es el caso del collar de rubíes y diamantes de Elizabeth Taylor o el broche en forma de flamenco que perteneció a la Duquesa de Windsor, Wallis Simpson, creado a partir de piedras del tesoro del Duque, el abdicado rey Eduardo VIII de Inglaterra. Se trata esta última de una joya multicolor, que combina rubíes, zafiros y esmeraldas, reflejando la visión poética del pájaro al que recuerda.


TEXTO: ELVIRA FERN NDEZ  HISTORIADORA DEL ARTE   FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

76 


JOYAS DEL ARTE

BACURÍN, ENTRADA A UN MUNDO SIMBÓLICO L

a puerta sur de la iglesia de San Miguel de Bacurín es una de las entradas que invitan al peregrino del Camino Primitivo a participar en un ambiente especial, mezcla de historia, arte y cultura. Uno de los espacios sagrados de la ruta jacobea Oviedo-Compostela. La iglesia de Bacurín se sitúa en las proximidades de la ciudad de Lugo, en un lugar amplio y rodeado de una variada vegetación. Pertenecía a un monasterio familiar localizado en la Casa Grande de San Miguel que se mantiene en pie todavía hoy. Esta iglesia, construida en estilo románico de gran sobriedad, se menciona en diversos documentos de la segunda mitad del siglo XII. Sus peculiaridades nos invitan a hacer una parada en este conjunto inscrito en el patrimonio histórico artístico del Camino Primitivo. Conserva su planta original, rectangular, cubierta con artesonado de madera a dos aguas. Los muros, en sillería de granito, rematan en un ábside semicircular en cuyo centro se abre una ventana, oculta en la actualidad por el retablo barroco. Es difícil rastrear la influencia de la catedral de Lugo en el románico rural de la diócesis lucense. Sin embargo, en San Miguel de Bacurín, como apunta el profesor Yzquierdo Perrín, el influjo es indudable. El tratamiento de los capiteles de la puerta principal remite a las ventanas del triforio de la catedral lucense, así como la organización de la puerta sur, enmarcada por una sola moldura decorada con un fino ajedrezado. El tímpano, bilobulado, remata en un voluminoso rollo a modo de pinjante que no llega a desarrollarse, pero que expresa la influencia de la puerta norte de la catedral de Lugo.

En los muros se abren ventanas saeteras, sin ornamento alguno, al igual que los canecillos que sostienen el tejado; la decoración se reserva para los canecillos que recorren el testero y para los capiteles de las columnas adosadas que dividen su muro en tramos. El capitel sur representa a una pareja humana: una figura está sentada, mientras la otra se sitúa a su espalda, apareciendo en el centro un martillo de doble cabeza. Completando la narración, un águila porta una bola entre sus garras. La portada principal, coronada por un óculo circular, está compuesta por una triple arquivolta de medio punto cuya chambrana, decorada con billetes, alberga un tímpano exento de ornamento. En el exterior, los dieciséis canecillos del ábside aportan una decoración variada con motivos vegetales y figuras humanas. Es probable que seis de ellos, junto con dos capiteles del propio ábside, formen parte de un mismo tema narrativo. Destaca el que representa a un hombre mostrando sus atributos masculinos y el de una mujer embarazada mostrando su vientre. En los restantes podemos apreciar lo que quizás sea un carnero, el acto de la procreación, un ave con un enorme pico, un lobo en actitud amenazante mostrando sus dientes, o una figura humana con la cabeza girada y de tamaño desproporcionado, obedeciendo quizás a un programa iconográfico que narra la transmisión de la vida. Estas puertas, como en general todas las románicas, poseen precisamente un sentido simbólico: son la entrada hacia un espacio sacro en el que es posible la regeneración vital y espiritual del fiel. 77 


HUBLOT SE INSPIRA EN LA VELOCIDAD

Gran Bretaña ama el automovilismo; Hublot, relojero oficial de la Formula 1™, también. De la combinación de velocidad, pasión y precisión nace el F1™ King Power Great Britain, una exclusiva creación de la marca suiza inspirada en los materiales y las necesidades de este deporte. Su logo, sus diseños deportivos y resistentes y su precisión son bien conocidos en todos los circuitos. Ahora, Hublot lanza una edición limitada de sólo 250 ejemplares de este reloj. En su concepción y fabricación se han empleado materiales propios de la competición, como una luneta en fibra de carbono y cerámica con acabado graneado circular satinado, adornada con un diseño que recuerda a la tornillería de un freno de alto rendimiento.

El color del metal, aún más encarnado que el del oro rojo, se debe a la aleación ideada por los metalúrgicos de Hublot, que añadieron a la ya clásica caja King Gold de oro de 18 quilates un mayor porcentaje de cobre y platino con el que garantizar que el tono se mantenga durante más tiempo y se neutralice la oxidación natural. Sólo sus creadores conocen las proporciones exactas de la aleación: es información clasificada. El F1™ King Power Great Britain se presentó en julio en el Gran Premio que organiza la nación que le da nombre, disputado en el mítico circuito de Silverstone. Gran Bretaña, la cuna de la competición automovilística, sirve de inspiración a la marca helvética, pionera en la renovación de los materiales en la alta relojería.

La pasión, la precisión y la alta tecnología unen a Hublot con Campeonato del Mundo de Formula 1™


LA F1™ VUELVE A ESTADOS UNIDOS Hublot también quiso celebrar el regreso del mayor espectáculo automovilístico del mundo a Estados Unidos. Coincidiendo con el Gran Premio disputado en el Circuit of The Americas tejano, la casa relojera presentó su F1™ King Power Austin, del que ha fabricado únicamente 250 ejemplares. Con caja de ligerísimo titanio resistente a la corrosión, diseño que recuerda a los rápidos coches de Formula 1™ y detalles de última tecnología, esta creación se presenta con una correa de piel de aligátor cosida sobre caucho negro excepcionalmente flexible. Estas dos creaciones de Hublot siguen la estela que la marca helvética viene trazando desde hace tres decenios. Fundada en el año 1980, su espíritu aventurero y durable se manifiesta ya desde el propio nombre de la compañía, la denominación en francés de los grandes “ojos de buey” que se abren en los buques. Hublot maneja desde entonces con soltura el concepto de “fusión”, una fórmula que se basa en la combinación de materiales y diseños de lujo con las últimas innovaciones técnicas en relojería. La casa, con sede en Ginebra, fue la primera en introducir en la relojería de alta gama materiales como por ejemplo el caucho natural. Desde 2004, con Jean-Claude Biver, la firma ha dado un nuevo impulso al sector. Oro, platino, acero, diamantes y piedras preciosas se combinan con cerámica, carbono, tantalio, tungsteno, titanio y caucho; la sobriedad y el clasicismo toman prestados elementos de diseño contemporáneo basados en deportes de alto rendimiento y en actividades de aventura. La tradición suiza, en definitiva, fusionada con la creatividad del siglo XXI.


TEXTO: LUC A CHEDA  FOTOGRAF�A: ADOLFO ENR�QUEZ

A buen recaudo

T

ener joyas u otros objetos de valor en casa conlleva la responsabilidad de velar por su seguridad. “Por fortuna, Galicia es una de las zonas con unas estadísticas más bajas de delincuencia, si la comparamos con Madrid, Cataluña o el Mediterráneo”. Lo dice Enrique León, que sabe del tema: comisario en Vilagarcía y A Coruña y más tarde comisario jefe en Santiago de Compostela, se convirtió después en uno de los fundadores de la empresa de seguridad privada Segur 10 Vigilancia. Jubilado ahora, asegura que las preocupaciones actuales son la protección en los domicilios y una nueva delincuencia más organizada y violenta. 80 

Lo importante a la hora de mantener el patrimonio a salvo es no confiarse, dice León. Desde la perspectiva que le dan sus cuarenta años de servicio, el gran problema es que “la gente se relaja, incluso quien tiene detrás una amenaza concreta. Lo más difícil para quien protege a una persona amenazada por el terrorismo, por ejemplo, es mentalizar al protegido de que tiene que cumplir unas normas”. Dentro de casa es conveniente guardar los bienes de valor en cajas fuertes que, al menos, retrasen a los atracadores lo suficiente para que el sistema de alarma avise a la policía y ésta llegue a tiempo. Los escondrijos rebuscados sirven de poco, cuenta

el antiguo policía arousano: “Por mucho que busques un lugar en tu casa que tú creas ideal para guardar objetos de valor, los malos ya lo habrán pensado antes”. En caso de decidirse por un sistema de protección, conviene saber que no todos son idénticos ni igual de efectivos. En este sentido, León recomienda a quien quiera contar con uno “que se deje aconsejar por un profesional y que no escatime: es la empresa de seguridad la que se tiene que amoldar a ti, particularizar, después de observar múltiples circunstancias: forma de vida, vivienda…”.


PROTAGONISTAS

“Hay algunos métodos estándar a los que los ladrones les tienen cogida la aguja de marear”, dice Eduardo Fernández, responsable del departamento de sistemas de Segur 10. Para él “lo importante es proteger el sitio de forma correcta y tener comunicación constante con la central receptora de la alarma, de tal forma que puedan detectar con rapidez si se ha producido un sabotaje”. En caso de gran amenaza, se puede recurrir a vigilancia presencial combinada con vigilancia electrónica. Todo el operativo está subordinado a las fuerzas de seguridad del Estado, tanto a través del Cuerpo Nacional de Policía, como de la Guardia Civil, que supervisan y aprueban cada caso. Los números no son alarmantes, insiste León, aunque lo que preocupa es el cambio en el proceder de los delincuentes: “Cuando empecé como policía en 1968 había que irse a Barcelona para ver un acto violento”. En el historial del ex comisario se encuentran múltiples actuaciones en los momentos más duros del narcotráfico en Galicia. Ahora observa que “los delincuentes pueden ser muy agresivos y no les importa que haya gente en casa a la hora de entrar; más bien al contrario, intentan que el propietario esté dentro para forzarle a revelar dónde guarda sus posesiones”. La norma de oro sigue siendo “no enfrentarse. Es preferible perder los bienes materiales que la salud”. León ha pasado ahora el testigo a su hijo Enrique, que gestiona Segur 10 Vigilancia junto con Guillermo Hermo y Miguel Baños. La empresa alcanza ya los 120 empleados y tiene presencia en toda Galicia.

Guillermo Hermo y Miguel Baños, socios de Segur 10

Enrique León

Reunión de trabajo 81 


TEXTO: S. FRAGA  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

LA MEJOR NARIZ DE GALICIA

U

na foto de Santa Comba en los años cincuenta recibe a los clientes que entran en Casa Aurelio. En ella se ve una pequeña población, estructurada en torno a un gran jardín triangular rodeado por casas bajas y blancas. Más o menos así debía de ser la localidad cuando el abuelo de Aurelio Vázquez, herrador de profesión, abrió la casa de comidas que hoy pilota su nieto, uno de los mejores sumilleres de

82 

Galicia, ganador del premio Nariz de Oro en 2011. “Pero la esencia”, dice él, “sigue siendo la misma: las recetas tradicionales que prepara mi madre y los productos de la tierra”. De la tierra son también los vinos que Aurelio Vázquez recomienda para las celebraciones navideñas. “En una mesa no puede faltar un blanco gallego, de


JOYAS DE LOS SENTIDOS

la Denominación de Origen que sea. Ni un tinto, porque tanto en la Ribeira Sacra como en Valdeorras, Monterrei, Ribeiro y hasta en las Rías Baixas se están haciendo cosas muy interesantes. Algunas pistas: “El ribeiro NS es espectacular, sólo que apenas se producen 360 botellas y nadie lo tiene… Otro que me ha sorprendido mucho es, por ejemplo, el Armán Doce, un vino dulce que va perfecto con los postres de estas fiestas y no se dispara de precio; sorprende realmente”. Vázquez entra en una discusión clásica de la época: “¿Cava o champán? Para cada momento hay un tipo de espumoso, pero si hay que escoger me quedo con el champán. Aunque hay cavas muy buenos, la diferencia es abismal, por la elaboración y el tipo de uva”. El sumiller xalleiro se atreve incluso con una duda que asalta a muchos el día de Navidad: ¿con qué se toma ese día el clásico bacalao? “Es un pescado con cierta grasa, así que habría que acompañarlo con un blanco con algo de madera. A mí me encanta con cava rosado. Pero eso son opciones: ¡basándonos en que hay gente que come con cocacola, cualquier maridaje es posible!” “El vino es para mí un trabajo, pero un trabajo que me gusta mucho”, explica. Mantenerse al hilo de la actualidad es muy difícil, asegura: “Este mercado va tan rápido como el de la tecnología. Los tipos de elaboración y de ensamblaje, además de evolucionar por modas, lo hacen muy rápido. Cada día aparece una bodega nueva”. Lo más difícil es acceder a las novedades del extranjero: “Hay vinos que cuestan un sueldo”, resalta. Con la crisis, vaticina, “las bodegas volverán a hacer unos vinos más clásicos, no utilizarán tanta madera nueva para que no aumenten los costes. Y quizá ahí acertemos”. De Aurelio Vázquez cuentan que, con sólo oler un vino en una copa, es capaz de decir en qué zona ha sido producido, cómo ha madurado, durante cuánto tiempo y cuáles son sus defectos. “Es cuestión de entrenamiento”, explica. “Lo difícil es mantener la concentración, pero con el tiempo y la experiencia se consigue. A veces se sabe todo de un vino antes de que llegue a la boca”. A Vázquez no le gusta que se mitifique el hecho de haber sido nombrado Nariz de Oro: “Tiene mucho que ver la casualidad, que uno tenga un día mejor que un compañero. Hay gente muy buena por ahí adelante”. 83 


JOYAS DE LA GASTRONOM�A

CAPRICHO DE UVA ROJA

E

l vino de calidad es la razón de ser de La Sucursal, y ello se demuestra hasta en sus postres: su peculiar mousse de chocolate se acompaña de un helado hecho, cómo no, de uva roja, en referencia a la actividad principal de este negocio lucense. Al contrario de lo que ocurre en otras recetas, esta sobremesa se cocina en el horno, lo que le confiere una textura diferente. El sorbete de uva, por su parte, tiene parientes de pistacho y otros frutos igualmente suculentos en el menú. Todo es cálido y acogedor en la vinoteca de la rúa de San Pedro: desde la estudiada iluminación a una decoración que transporta al cliente a una recoleta bodega. Cada detalle ayuda a disfrutar aquí del picoteo, de una buena comida o de un buen vino.


TEL. 900 41 43 45

3.4

S E G U N D O S PA R A PA S A R D E 0 A 1 0 0 K M / H

Una velocidad de circuito superior a 230 km/h cronometrada con el bisel taquimétrico. Con sus pulsadores de acción directa y su esfera decididamente deportiva, el Tudor Fastrider exalta con increíble precisión el rendimiento de la Ducati Monster. TUDOR FASTRIDER Movimiento automático, hermético hasta 150 m de profundidad, caja de acero de 42 mm. Visite tudorwatch.com y descubra más.


TEXTO: LUC A CHEDA  FOTOGRAF�A: ARGIMIRO J. ALDREY

UNA VENTANA AL LUGO ROMÁNTICO

C

ansado y desastrado tras largas jornadas en el Camino Primitivo, un peregrino entra al abrigo de las murallas de Lugo. Pronto se hará de noche y afuera acechan mil peligros. El romero callejea por las estrechas y tortuosas rúas del Burgo Vello lucense, buscando algo en cada puerta. Lo encuentra: la luz de un candelero coronado por una estrella de ocho puntas le indica dónde está el Pazo das Pombas, la casa en la que acogen a quienes, como él, se dirigen a Santiago de Compostela. Algo parecido debía ocurrir cuando los peregrinos se adentraban en el Lugo previo al gran incendio que destruyó en el siglo XV buena parte de la ciudad, 86 

construida en madera. El Pazo das Pombas, reedificado en el XVIII, fue a través de los siglos cuartel de la ocupación francesa, fábrica de gaseosas y hoy museo y café dedicado al Lugo romántico y burgués. El autor de esta última transformación es Adolfo de Abel Vilela. La historia, la de Lugo en particular, es para él una pasión casi desde que tiene uso de razón. Con doce años comenzó a coleccionar cerámicas de la casa sevillana Pickman, compradas en el rastro de la Rúa da Soidade, y a lo largo de los años su catálogo se amplió notablemente. Parte de las piezas se encuentran hoy en el Pazo das Pombas, en vitrinas que muestran la historia de la casa y de la ciudad.


JOYAS DE LA ARQUITECTURA

Arrasada por el fuego la casa original de 1450, el actual Pazo das Pombas es un caserón de unos 500 metros cuadrados construido en 1770 en un estilo de transición entre el barroco compostelano y el neoclasicismo, conservando parte de la fachada posterior original del siglo XV. Sus últimos 300 años de vida no fueron menos agitados que los anteriores: en 1809 lo ocupó el ejército francés durante la Guerra de Independencia española, luego fue hospital de soldados inhábiles y más tarde cuartel español hasta mediados 1840. El siglo XX le deparó usos más curiosos: en sus inicios, la casa no debió tener muy buena reputación, pues era conocida como “Casa da Moeda” o “Casa das Nacións”, en el primer caso porque en ella se falsificaba dinero y en el segundo por el gran número de personas que se hacinaban en su interior. En los cincuenta y los sesenta acogió una fábrica de gaseosas, para caer después en la decadencia. En su actual reencarnación, de la mano de Adolfo de Abel, han intervenido en la reforma José Ignacio López de Rego Uriarte, restaurador de la Muralla y participante en las obras de la Cidade da Cultura de Galicia; y el decorador Jesús Antonio Fraga Fraga. El predio acoge una cafetería y es, en palabras de su propietario, “una casa para la cultura”. El museo se compone de vitrinas en las que el historiador ha dispuesto parte de su colección personal, desde piezas romanas a columnas reutilizadas como gárgolas en el Medievo, cerámicas, memorabilia napoleónica o restos del proceso de elaboración de gaseosas. Además, el acceso al patio trasero es una verdadera ventana arqueológica, pues muestra el pavimento de varios estratos de la evolución de la casa. El Pazo das Pombas es como esos cortes geológicos en los que se ve, capa sobre capa, cómo ha evolucionado el edificio y, con él, la vida urbana de Lugo.


DESTINO COMPOSTELA La casa se encuentra en la antigua plaza del Pozo da Pinguela, en el Camino Primitivo a Santiago, y en su solar funcionó un albergue de peregrinos durante la Alta Edad Media. La circunstancia se recuerda en una vitrina en la que se halla el candelero con la estrella del eremita Paio, usado como señalización de las casas que recibían caminantes en la época. Otras joyas jacobeas son una bula del Año Santo de 1790 del Papa Alejandro III o una fuente de cerámica de Pickman estampada con la imagen de Santiago de Compostela.

VENTANA ARQUEOL GICA El Pazo das Pombas cuenta con una cafetería y un pequeño comedor en un reservado con unas vistas muy particulares: desde las mesas se puede contemplar un patio en el que se conserva parte del pavimento y del balcón originales, del siglo XV. También hornacinas que guardan tejas de la casa del obispo don García Baamonde, destruida en el incendio del Burgo Vello, adobes romanos y otras piezas de la época, algunas de uso desconocido, y ladrillos del alfar del Barrio do Páxaro, del siglo XVIII.

88


VUELTA AL ORIGEN “Rehabilitar es recuperar aquellos elementos que se perdieron, pero que se sabe que existieron”, asegura Adolfo de Abel. El espacio ocupado por el patio, con un comedor reservado al fondo, fue no hace mucho cocina y en la actualidad ha recuperado su uso inicial. También ha vuelto a su aspecto original el mostrador, un tablero del siglo XVIII propio de las tiendas taller artesanal como los que hay en la compostelana Praza das Praterías. De Abel se lo encontró tapiado y con sólo una bisagra. Hoy luce como antaño, orientado a la fachada principal.

FRANCESES EN A PINGUELA En enero de 1809, las tropas napoleónicas entraron en Lugo persiguiendo a las británicas, dirigidas por sir John Moore, el mismo que moriría poco después en la coruñesa batalla de Elviña. El Pazo das Pombas fue cedido como cuartel, aunque se ocuparon numerosos edificios: eran treinta o cuarenta millares de soldados para una ciudad de 2.000 habitantes. Una vitrina recuerda los triunfos de Bonaparte a través de varias cerámicas de época, y muestra una escopeta del ejército inglés de 1790, recuperada por el padre de Adolfo de Abel.

89


TEXTO: ELENA GOYANES

FOTOGRAF�A: IV N OUTEIRAL

El corazón

del Arzobispo

Lo que a continuación se narra no es cuento sino historia real. Rememora la mala fortuna del arzobispo compostelano Andrés Girón, que a pesar de haberse asegurado tener un lugar exclusivo de reposo eterno, acabó perdido durante siglos en un enterramiento sin identificar bajo la cúpula central de la Catedral. De ese anonimato sólo se salvó, literalmente, su corazón. 90


CUENTOS DE COMPOSTELA

Además de su intención piadosa de dotar a la ciudad con un majestuoso edificio que albergase a las Madres Mercedarias Descalzas y de dejar como legado una obra que se reconociese, el arzobispo dispuso que aquel fuera su lugar de reposo eterno en Compostela. Por eso eligió ya sobre los planos un lugar para su sepulcro, que se ideó grande, pétreo, muy labrado y adornado con sus armas.

C

orría el mes de agosto de 1680 cuando la ciudad de Santiago conoció la muerte de su Arzobispo, Andrés Girón. Había llegado a Compostela en 1670. Perteneciente a una de las grandes familias de la aristocracia de España, se le conocía como un gran orador y se incorporaba a la curia compostelana después de ejercer como obispo en Pamplona y Lugo. La gran obra iniciada en su década fue el Convento de las Madres Mercedarias Descalzas, extramuros, que él mismo promovió y casi dirigió personalmente tras colocar la primera piedra en 1673. El convento no fue lo único pero sí lo que le hizo dejar huella en nuestra ciudad. Le debemos otros rastros, como la campana profusamente decorada de la Torre de las Campanas de la Catedral, fundida hacia diciembre de 1675; o, lejos de Compostela, el Fuerte de S. Lorenzo de Goián (Pontevedra), de tiempos de Carlos II, construido para defender la costa de las incursiones portuguesas. Porque no olvidemos que por entonces ser Arzobispo implicaba regir la Iglesia y a veces mucho más: durante unos años (1671-72), Girón fue también Gobernador y Capitán General del Reino de Galicia.

Pero la marcha de las obras le iba a jugar una mala pasada. Andrés Girón falleció antes de que se rematase el Convento y la curia decidió hacerlo descansar en suelo sagrado, en la Catedral. Pero como se conocían sus intenciones no se preocuparon de darle lugar preferente, ni tampoco de marcar su tumba con lápida identificadora, al fin y al cabo era algo sólo temporal. La parte más escabrosa de la historia viene ahora, al menos vista desde nuestra mentalidad actual. Lo que sí se envió al Convento fue su corazón, extraído inmediatamente de su cuerpo sin vida, algo que no era práctica habitual en la época pero tampoco excepcional. En el s. XVII al Arzobispo lo tenemos, pues, enterrado bajo la cúpula central. O al menos eso se cree, porque hasta más de 200 años después no se recuperan e identifican sus restos. En 1903 la Catedral decide preparar una cripta específica para trasladar los enterramientos de arzobispos, hasta entonces cubiertos por tablas y alfombras. Y es entonces cuando se analiza –y finalmente se da por hecho por descarte– que los restos desconocidos, sin lápida ni otra identificación, deben ser los del Arzobispo Girón. Así lo cuenta el Deán y archivero de la Catedral, José María Díaz Fernández, haciendo un repaso a los datos que existen del caso y a otros autores que con anterioridad ya habían analizado el misterio de la tumba sin filiación. El sepulcro de Andrés Girón en el Convento llegó a acabarse pero permanece vacío. Y las Madres Mercedarias siguen custodiando su corazón en una pequeña urna de plomo. 91


UNA RUTA POR LA VANGUARDIA RELOJERA T

ecnología punta para mostrar tecnología punta. La casa relojera TAG Heuer decidió abrir sus modernas instalaciones en Suiza a sus representantes de más relieve en España de una forma novedosa: invitándolos a participar en un rally ecológico a bordo de coches eléctricos de última generación. La iniciativa, que contó también con un paseo por el museo histórico de la relojera, permitió a los distribuidores conocer sus últimas novedades. José María Fernández, director de Jael Joyería, fue uno de los participantes en la visita, que recaló en las fábricas de Artecad (donde TAG Heuer crea las esferas de sus relojes), Cortech (la factoría de las cajas de las piezas) y la manufactura del calibre 1887. La marca puso en el mercado hace poco su primer movimiento propio, el 1887, fabricado casi en su totalidad en las factorías que posee en torno a La Chaux de Fonds. Este hecho la sitúa, por una parte, a la cabeza en investigación e ingeniería, puesto que el 1887 es un mecanismo complejo y preciso compuesto por casi 300 piezas ensambladas a mano, que puede alcanzar 36.000 vibraciones por hora; por otra, le permite convertirse en una marca cada vez más global e independiente, capaz de fabricar por sí misma la práctica totalidad de los componentes de sus productos. La visita se llevó a cabo a bordo de vehículos de Green Cars, una empresa cuyo propietario es el antiguo piloto de Formula 1 Erik Comas, al que Ayrton Senna salvó la vida en 1992: durante una carrera de clasificación, Comas sufrió un terrible accidente y el brasileño, que circulaba detrás de él, detuvo su monoplaza, desconectó el motor y lo atendió. Fue Comas quien diseñó el recorrido del rally ecológico de TAG Heuer, atravesando las bellas montañas suizas. El reto era hacer el recorrido entre las tres fábricas en un tiempo determinado consumiendo el mínimo de energía… y el más económico fue el propio Fernández. “Ha sido una forma amena y divertida de conocer las fábricas y su capacidad de producción”, afirmó el director de Jael.


José M. Fernández estudia la ruta a seguir para visitar las fábricas de TAG Heuer

Los participantes utilizaron vehículos de Green Cars

La ruta discurrió por el Chasseral, en las montañas del Jura suizo Representantes de TAG Heuer en España, durante la visita

José María Fernández recibe de manos de Erik Comas el diploma de vencedor del rally ecológico


FOTOGRAF�A: ADOLFO ENR�QUEZ

REGALOS POCO CONVENCIONALES

94 


JAEL RECOMIENDA


Por una Navidad más solidaria

Jael Joyería destina el 15% de las ventas a la Fundación Andrea de Apoyo a los Niños con Enfermedades de Larga Duración, Crónicas o Terminales; y a la Asociación de Padres o Tutores de Personas con Discapacidad Intelectual de Lugo

SANTIAGO GENERAL PARDIÑAS 7| LUGO PLAZA DE ÁNGEL FERNÁNDEZ GÓMEZ 1 www.joyeriajael.es


ESTAS NAVIDADES...

LUX PARA ADOLFO ENR QUEZ

EDICI N DE LUJO

El compostelano Adolfo Enríquez, responsable de la sección de fotografía de estas páginas, vuelve a estar de enhorabuena: ha sido premiado por quinta vez con uno de los galardones más importantes que se conceden en su profesión. En esta ocasión, ha recibido el Lux de Plata en la categoría Bodegón y Producto por su trabajo Entre platos. Enríquez no es ni mucho menos nuevo en este escalafón. En su galería de premios figuran los Lux logrados en los años 2001, 2002 y, cómo no, los más ansiados: los Lux de Oro de 2006 y 2011, conseguidos el primero en la categoría de Retrato y el segundo en la de Reportajes Temáticos, por una serie de imágenes de la rapa das bestas. Toda una década de reconocimientos al buen hacer de este profesional compostelano. adolfoenriquezfotografo.blogspot.com

La editorial italiana Mondiani Editore acaba de lanzar la herramienta clave para los amantes de los buenos relojes. Se trata de Todo Rolex, un libro que compila información e ilustraciones de todas las referencias de la firma desde 1908 hasta la actualidad. Mondiani ya había publicado otros volúmenes en relación con la casa helvética, aunque ninguno tan completo como este, en el que se reflejan los modelos de la marca con más de 1.200 imágenes de alta calidad y textos en varios idiomas: español, inglés, italiano, alemán y francés. En las descripciones se especifica la época de producción y el metal de todos los relojes, así como los precios. El tomo cuesta 350 euros y se puede adquirir en librerías especializadas o bien, directamente, a través de la web de la empresa editora. www.collectingwatches.com

UN CL SICO DE LAS DELICATESSEN La Sucursal lleva ochenta años suministrando a los lucenses productos de máxima categoría. Vinos, licores, quesos, postres selectos, especias de todo tipo… La calidad distingue a este establecimiento histórico, hoy centrado en la venta de delicatessen. Entre sus productos más destacados está el bonito de Burela en conserva artesanal; su ya clásico bacalao; turrones de marca propia fabricados en Jijona; jamones de renombre como 5 Jotas o Joselito; frutas escarchadas; o espárragos traídos de Navarra. Y todo envuelto en un papel que ya es mítico entre los habitantes de Lugo y que garantiza la calidad de lo que contiene. www.lasucursalvinoteca.es

97 


COMBINACI N DELICIOSA

NUEVO MUSEO EN LUGO La historia de la ciudad de Lugo, reunida en un solo espacio moderno y funcional: el Museo Interactivo da Historia de Lugo (MIHL) abrió sus puertas el pasado día 29 de noviembre para ilustrar a lucenses y visitantes acerca de dos milenios de vida. El MIHL ocupa un edificio proyectado por los arquitectos Nieto-Sobejano en el entorno de la antigua Frigsa. La cubierta es, en realidad, un gran parque del que sobresalen varios cilindros de más de ocho metros de altura: tres de las cuatro plantas son subterráneas. El espectacular exterior alberga, en sus primeras semanas de existencia, una exposición de arte contemporáneo gallego de los últimos 30 años, con obras cedidas por el CGAC compostelano, entre otras colecciones. Entre los atractivos interiores del complejo se encuentra su gran caja negra, destinada a proyecciones, con una pantalla de 10 metros de altura. www.lugo.es/ws/mihl

FEIR N PARA FIDELIZAR CLIENTES La Fundación Santiago Centro, Área Comercial, centrada en la dinamización del comercio y el ocio del Ensanche compostelano, con el Concello y la operadora de telefonía R han puesto en marcha Feirón, un sistema para fidelizar a su público. Esta herramienta permite a los empresarios promocionar sus negocios a través de redes sociales, correo electrónico y teléfonos; y ofrece regalos inmediatos a los clientes sólo por pasar una tarjeta identificativa por un lector de códigos QR, además de sorteos con premios en metálico. www.feiron.com 98 

Aceite y chocolate… Una mezcla arriesgada, pero que funciona a la perfección en los bombones que elaboran en común la empresa aceitera gallega Olei y la pastelería compostelana Doce. Se presentan en una caja con media docena de piezas en tres sabores: chocolate negro, con leche y blanco. Están elaborados por el repostero Miguel Gil, uno de los grandes innovadores del sector en Galicia, y cuentan con un secreto interior, pues están aromatizados con aceite. Este último producto lo aporta Olei, que fabrica su exclusivo producto a partir de olivos centenarios situados en el interior de las provincias de Lugo y Ourense. La firma recupera la tradición aceitera gallega y, con ella, maridajes que parecían injustamente extintos. www.olei.es


MONTBLANC NICOLAS RIEUSSEC CHRONOGR APH OPEN HOME TIME

Esta nueva obra maestra, que rinde homenaje al hombre que inventó el cronógrafo, es tan preciosa como el tiempo que mide. Sus característicos discos giratorios indicadores de minutos y segundos se complementan con un disco giratorio para la hora local, que usa la esfera como parte integral del movimiento. Cronógrafo monopulsador, movimiento automático manufacturado, discos giratorios contadores de 60 segundos y 30 minutos, esfera de hora local con indicación nocturna y diurna, caja en oro rosa de 18 Kt. Fabricado en la Manufactura Montblanc en Le Locle, Suiza.

DISCOV ER THE U NIQUE WOR LDW IDE PHOTO PROJECT WORLDSECOND.MONTBL ANC.COM


oys ter perpe tual g mt-ma s ter ii

role x .com - tel . 9 0 0 41 43 45


Jael Joyas de Galicia nº3 2012