El Reto de Xi Jinping es Tíbet

Page 1

El Reto de Xi Jinping es Tíbet 60 Años de políticas fallidas en Tibet


Introducción En el cambio de liderazgo en China que ocurre una vez cada diez años, la 5 ª generación de líderes del Partido Comunista de China se preparan para heredar un poder extraordinario así como un número considerable de enormes desafíos, entre los que destacan la ocupación china de Tíbet que continúa intranquila. Los tibetanos continúan oponiéndose a la ocupación china, hoy en día con mucho más fuerza que en ningún otro momento desde la década de 1950. El efecto acumulado de décadas de políticas fracasadas han contribuido a una sociedad en la que los derechos humanos de los tibetanos son atacados sistemáticamente y dónde están marginados política, social y económicamente. Las protestas públicas han tenido un trágico giro con más de 50 personas que optaron por auto-inmolarse como una forma de resistencia contra el gobierno de China, por lo general con consecuencias fatales. Mientras tanto, el ciclo de protestas aplastadas por la represión militar que ha caracterizado períodos anteriores de disturbios, está cambiando. China está ahora descubriendo que una demostración de fuerza brutal es incapaz de evitar concentraciones masivas de tibetanos, tanto si están orando por los que se han autoinmolado o participando en más actos de confrontación de protesta. Los tibetanos se están moviendo más allá del miedo a un régimen violento Chino. En los últimos meses un número creciente de tibetanos han salido a las calles para demostrar su oposición al gobierno de China. Mientras tanto, los tibetanos están adoptando nuevas formas creativas de resistencia, expresándose a través de la música, la literatura y otras afirmaciones de identidad nacional. Xi Jinping, el líder de la 5 ª generación de China, ahora tendrá el desafío de Tíbet en sus manos. Poco se sabe acerca de las opiniones personales de Xi sobre el Tíbet, pero su padre, Xi Zhongxun un vice primer ministro, conocía al Dalai Lama y estaba cerca del 10 º Panchen Lama. En julio de 2011, hablando en frente del Palacio de Potala en Lhasa, la adhesión de Xi Jinping a la línea del Partido era absoluta, y prometió “luchar a fondo contra las actividades separatistas de la camarilla del Dalai Lama con firmeza, apoyándose en todos los grupos étnicos ... y destruir completamente cualquier complot que amenazara la estabilidad en Tíbet o que pusiera en peligro la unidad nacional. “(i)

El reto de Xi Jinping es Tíbet destaca las fallidas políticas de China en el Tíbet, políticas que, a pesar de seis décadas de control sin trabas, no han evitado que los tibetanos se opongan resueltamente al gobierno de China. El desafío de Xi es un Tíbet en crisis, devastado por cuatro generaciones de explotación colonial, que además es habitado por una población cuyo sentido de identidad tibetana, y cuyo espíritu de resistencia al régimen de China no ha disminuido desde el día en que Ejército Popular de Liberación invadió el Tíbet hace 60 años . Este informe resume los intentos de China para mantener la ocupación de Tíbet a través de tres pilares de control coercitivo – Ocupación militar, militar, la dominación colonial, el miedo y la intimidación. Xi y la 5ª generación de líderes de China, deben de reconocer que el impacto de continuar por el mismo camino que generaciones anteriores, sólo se traducirá en una mayor inestabilidad en el Tíbet, así como una creciente condena internacional de liderazgo Chino. No estamos solos en el reconocimiento de que el cambio en el Tíbet tiene que ocurrir. Un reciente informe de Reuters (ii) escribió: “Cada generación de líderes chinos] [debe resolver los problemas dejados por la generación anterior”, dijo una fuente con lazos en el liderazgo. “Para Hu, fue Taiwán,” .... “Para Xi, es Tíbet”. Otro funcionario anónimo dijo a Reuters que el partido partido “haciendo más y más gastos de gobierno, más gastos en seguridad y más movilización militar, no va a comprar una estabilidad duradera en el Tíbet ... Las políticas de alta presión no pueden continuar para siempre.” Fallas en las política china han impulsado una nueva generación de tibetanos, que nunca han conocido un Tíbet independiente, pero que están demostrando un gran compromiso con su nación y hacer valer su derecho fundamental a la libertad política, social y económica. Su resistencia está amenazando la propia estabilidad y resistencia de la 5 ª generación del Partido Comunista de China. El reto Xi es resolver rápidamente y de forma pacífica la problemática del Tíbet o el riesgo de crear una crisis de importancia geopolítica aún mayor, mientras los Tibetanos resisten cuatro generaciones de políticas

Tíbet está compuesto por las tres provincias de Amdo, Kham y U-Tsang. Amdo está ahora dividido por China en las provincias de Qinghai y parte de Gansu. Kham está en gran parte incorporada a las provincias chinas de Sichuan, Gansu y Yunnan, y U-Tsang, junto con el oeste de Kham, se refiere hoy a China como la Región Autónoma del Tíbet (RAT). El territorio tradicional tibetano comprende una cuarta parte de la masa continental de la República Popular de China hoy en día.


La ocupación militar de China Avecinándonos a principios del liderazgo de Xi Jinping, cuando se cumple el centenario de reafirmación del 13 Dalai Lama de la independencia de Tíbet en 1913 del Imperio Manchú (1a). Las fuerzas chinas fueron expulsadas del Tíbet hasta 1949, cuando los chinos recién triunfantes en el Partido Comunista (PCC) trataron de consolidar su victoria por la rápida difusión de su influencia. El 7 de octubre de 1950, las 40.000 tropas del Ejército Popular de Liberación (EPL) cruzaron el río Drichu (Yangtse) en Tíbet central. En una abrumadora inferioridad numérica, el ejército tibetano se vió obligado a rendirse (1b) y Tíbet se convirtió en un estado ocupado (1c). La afirmación del PCC es que los tibetanos están entre una de las 56 minorías étnicas de China (1d) y que todos están unidos por un destino común (1e) – una invención arraigada profundamente en el etnocentrismo histórico de China. Pero Tíbet, una nación claramente definida, había cumplido con los criterios de un Estado soberano tres décadas antes de la fundación del pueblo tal y como lo establece la República Popular de China (PRC) (1f). Sin embargo, los líderes de China clasifican los tibetanos como “bárbaros” no civilizados que deben de ser “asimilados o eliminado” (1g). Los Tibetanos, fieros e independientes, no mostraron signos de asimilación y por lo tanto el PCC propone políticas para eliminar la nación tibetana. La persecución China iba en aumento constantemente, al igual que la resistencia tibetana, y en marzo de 1959 las protestas populares estallaron en Lhasa. Cuando el ELP comenzó a bombardear la ciudad el 14 º Dalai Lama se vio obligado a huir del Tíbet y, según China,

87.000 tibetanos fueron asesinados o arrestados como consecuencia de la sublevación (1h). Hace exactamente 50 años más tarde el Dalai Lama dijo que las políticas de Pekín “empujaron a los tibetanos a tal profundidad de sufrimiento y penurias que literalmente experimentaron el infierno en la Tierra” (1j). Esta afirmación contrasta crudamente con la afirmación del PCC de haber liberado al Tíbet de la “regla opresiva y feudal del Dalai Lama” (1k), una sociedad medieval, oprimida que consiste en “terratenientes, siervos y esclavos. En última instancia, la condena del pasado “feudal” de Tibet es un argumento colonialista clásico – el “atraso” sirve para justificar la invasión (1l). Antes de la invasión, muchos tibetanos reconocían desigualdades en su sistema y el Dalai Lama había comenzado a promover reformas (1m). El gobierno tibetano en el exilio es ahora una democracia a la que el Dalai Lama ha delegado su autoridad política (1n). Después de 60 años, China todavía depende de sus fuerzas militares y paramilitares para mantener el control del Tíbet, con entre 150.000 – 500.000 tropas del ELP estacionadas en la meseta tibetana. La presencia visible de las fuerzas de seguridad se intensificaron en torno a los aniversarios sensibles y períodos de disturbios (1o), pero China no ha podido suprimir por completo las manifestaciones masivas, sobre todo en 1959, a finales de 1980 (cuando el Tíbet fue puesto bajo la ley marcial) y en el 2008, cuando más de 150 incidentes de protesta se registraron a lo largo de la meseta. A pesar de la represión que siguió a los levantamientos de 2008, han continuado muchas protestas públicas y se han llevado a cabo con regularidad, especialmente en el este de Tíbet, a menudo junto con auto-inmolaciones de


Caso de estudio de la auto-inmolación de Tsering Kyi El 3 de marzo del 2012, Tsering Kyi, de 20 años de edad, un estudiante de una familia nómada, se vertió gasolina sobre su cuerpo, entró en el mercado de hortalizas de la ciudad de Machu en Amdo [Chino: Maqu, provincia de Gansu] y se prendió fuego a sí mismo, elevando el puño por encima de su cabeza. Él murió en el lugar. Como un niño que había vivido una vida nómada, siguiendo las manadas de yaks y durmiendo bajo las estrellas, pero que terminó con la separación estricta de los pastizales y Tsering Kyi – descrito por sus profesores como un “ejemplo” a otros niños – poco a poco se encontró en el centro de la agitación política. En el 2008 Machu estalló en protestas y cientos de tibetanos fueron detenidos durante la brutal represión. Dos años más tarde, los estudiantes de la escuela entre ellos, Tsering Kyi llevaron a cabo protestas que pedían la libertad y la independencia. Poco antes de su acto final de desafío, Tsering Kyi dijo a sus amigos y familiares: “Debemos hacer algo por Tibet – la vida no tiene sentido si no hacemos nada por el Tíbet” (I). La auto-inmolación de Tsering Kyi autoinmolación fue confirmada el día 24. Hasta la fecha, al menos 27 tibetanos han seguido su ejemplo en todas las regiones del Tíbet.

monjes, monjas y laicos tibetanos, monjas y laicos (1p), lo que demuestra que la ocupación militar de China, no puede suprimir la voluntad del pueblo tibetano, de ser libre.

del monasterio de Kirti y dos ancianos tibetanos fueron golpeados hasta la muerte en las puertas del monasterio (1r), no es de extrañarse que Ngaba sigue siendo un centro importante de disturbios.

China ahora gasta más en seguridad pública que lo que hace en defensa internacional (1q). Un estudio de Human Rights Watch en el 2011 encontró que el gasto de seguridad en la región del este de Tíbet Ngaba [Chino: Aba, provincia de Sichuan] – en el epicentro de la actual ola de auto-inmolaciones – ha estado superando la de las áreas no tibetanas de la provincia de Sichuan desde el 2002. Con la unidad creada en el 2007, de una “mano dura” y una nueva campaña “anti terrorista”, Human Rights Watch sostuvo que provocaciones policiales de China contribuyeron a los disturbios del año 2008. Para el año 2009, el gasto en seguridad en la región de Ngaba era cinco veces superior al promedio del resto de Sichuan, con respuesta extrema de China a la auto-inmolación de Phuntsok, de 20 años de edad, ocurrida en marzo de 2011 cuando 300 monjes fueron desaparecidos

Al igual que otros pueblos oprimidos de todo el mundo cuyos movimientos de libertad recientemente han derrocado regímenes autoritarios en el Medio Oriente y África del Norte, los tibetanos están presionando por su propia libertad. La resistencia tibetana en el Tíbet se ha vuelto cada vez más diversa, con una determinación renovada para promover la identidad nacional tibetana a través de la propagación de un movimiento autóctono llamado Lhakar, o “Miércoles Blanco”, en la que los tibetanos conscientemente participan y promueven actividades de forma exclusiva entre tibetanos. Un renacimiento cultural también está en marcha, con aspiraciones de tibetanos que se expresan políticamente a través de la música y la literatura. Con estas poderosas y creativas, pero sutiles, formas de resistencia en aumento en todo el Tíbet, el poder militar de China es cada vez más ineficaz.

Cada 20 metros a lo largo de la carretera principal de Aba, agentes de policía y funcionarios comunistas usando brazaletes rojos están alerta para identificar a posibles manifestantes. Los paramilitares se sientan en filas fuera de las tiendas y restaurantes en un espectáculo de fuerza intimidatoria.

Jonathan Watts Periodista del periódico The Guardian, quien entró de contrabando a la ciudad en Ngaba en febrero de 2012


Estado colonial de China El control del Tíbet por China es uno de los últimos remanentes del siglo 20 de estilo colonial que fue derrocado y denunciado por la comunidad mundial. La meta de China desde 1950, como la primera expresada por Mao Zedong, ha sido la de integrar al Tíbet con China. Pero mientras cuatro generaciones de políticas coloniales han creado exclusión social, privaciones y disparidades entre pobres y ricos y entre regiones rurales y urbanas en China, en Tibet, los tibetanos siguen afirmando su identidad nacional distinta.

desigual que rara vez beneficia a los más pobres de los tibetanos, de hecho gran parte de los ingresos generados en Tíbet se deposita en los bolsillos de China continental (2b). El ferrocarril Gormo-Lhasa, el más grande proyecto, se completó en el 2006 con un costo 4,1 mil millones de dólares EE.UU. La Campaña Internacional por Tíbet informes que el ferrocarril ha provocado una “segunda invasión” de los chinos en el Tíbet, facilitando tanto el rápido despliegue de militares como la explotación de los recursos naturales del Tíbet (2c). Las cifras del censo más reciente disponible en China que datan del año 2000 mencionan que la población de toda la meseta tibetana – incluyendo 150 condados tibetanos autónomas – se estima entre por lo menos 10 millones de dólares, excluyendo a los trabajadores militares y migrantes. 5,4 millones figuran como tibetano, el resto Han u otras personas chinas (2d). Ya en 2002, los funcionarios de la TAR admitieron a los periodistas extranjeros que los tibetanos pronto serían una minoría en Lhasa (2e).

La explotación colonial del Tíbet se aceleró cuando Hu Jintao se convirtió en secretario del partido de la RAT a finales de 1980. La política de Hu de “sostener con las dos manos”, que pretende usar el desarrollo económico como una herramienta en la “lucha contra el separatismo”, se consolidó con el lanzamiento de la Estrategia de Desarrollo del Oeste de China (EDO) en 1999 y sigue siendo visible hoy en día. Diseñada para reducir la disparidad económica entre los más ricos de la Costa Este de China y de las provincias más pobres del Oeste, los objetivos políticos de la EDO fueron articulados por el entonces presidente Jiang Zemin, quien dijo que “ayudará a desarrollar la economía de China, estabilizar la sociedad local y contribuir a la unidad de China “(18 de septiembre de 2000). Yulu Dawa Tsering, el venerado lama tibetano y defensor de la independencia quien murió en el año 2002, dijo que la EDO representa “un período de emergencia y oscuridad” (2a).

El Dr Andrew Fischer, un economista especializado en el Tíbet, ha analizado el crecimiento del Tíbet y lo ha denominado como ‘étnicamente excluyente’ (2f). Él informó que en el 2010 las subvenciones del gobierno central a la RAT aumentó a niveles récord, superando el 100% del PIB de la RAT por vez primera, lo que agrava una dependencia económica extrema de Beijing y la consolidación de la mano visible del Estado en la mayoría de los aspectos de la economía (2g).

La inversión financiera de China en Tíbet es sustancial (193.1 millones de yuanes de 2011 al 2015), pero el énfasis en las grandes infraestructuras en lugar de proyectos dirigidos por la comunidad han generado desarrollo

El turismo es un importante beneficiario de la inversión estatal, con turistas que se esperan sean 15 millones en el 2015 (2h) – la gran mayoría de los cuales serán chinos. En el 2012, China anunció además una fuerte


inversión en infraestructura turística en el Tíbet, incluyendo un nuevo parque temático cerca de Lhasa. Sin embargo Tíbet está habitualmente cerrada a los turistas extranjeros. La RAT se cierra durante aniversarios políticos altamente sensible y cuando cualquier gran protesta tiene lugar: partes de Amdo y Kham, donde la mayoría de las auto-inmolaciones tibetanas han tenido lugar, también se han cerrado. Aún cuando el Tíbet está abierto, las autoridades intentan controlar rigurosamente lo que los turistas ven y entienden. Los guías turísticos y hoteleros se han suspendido y encarcelado por indiscreciones percibidas. A pesar del hecho de que la ocupación no son vacaciones, varias compañías hoteleras internacionales, entre ellas Starwood (2j) y hoteles de la cadena InterContinental, están operando o tienen previsto operar hoteles de lujo en Lhasa. La migración china hacia la meseta tibetana, junto con la marginación económica tibetana – la mala educación y formación previenen a los tibetanos de competir por oportunidades de negocio y empleo – se encuentran entre una de las fuerzas impulsoras detrás de las protestas en Lhasa en 2008 (2k). “Hay pocas perspectivas de empleo lucrativas para los tibetanos que no han sido educados en chino. Tampoco [puede] un estudiante educado en tibetano adquirir capacitaciones profesionales en el colegio o la universidad. No hay cursos relevantes impartidos en tibetano” Dorje Tsering, profesor Free Tibet, ‘La lengua bifurcada: la lengua tibetana bajo ataque’, 21 de febrero de 2008. Desde entonces, China ha intensificado sus esfuerzos para marginar el idioma tibetano a favor del Chino (2l). En octubre del 2010 más de 10.000 estudiantes y maestros tibetanos protestaron contra las reformas educativas propuestas por la provincia de Qinghai, cuyo objetivo era cambiar el idioma principal de enseñanza del tibetano al Chino (2m). Los letreros en las calles están en Chino así como en los documentos oficiales, que en general, están sólo disponibles en chino y las cartas dirigidas en tibetano no se entregan. Pero a pesar de los esfuerzos de China, está en marcha un resurgimiento de la lengua tibetana, como expresión de identidad (2n). En 1998, China anunció su solución final – la eliminación de la forma de vida nómada tibetana, que durante milenios ha sido una parte intrínseca de la sociedad tibetana. En 1998 el viceministro de agricultura Jingfa Qi, dijo que “se espera ponerle fin a la vida nómada a finales del siglo” (2o). Aunque China perdió su propio plazo, en enero del 2011 dijeron las autoridades que 1.430.000 agricultores y pastores tenían casas permanentes (2p). Se han intensificado los esfuerzos para obligar a los tibetanos a vivir en bloques de viviendas de estilo ghetto; y en mayo del 2012, el Consejo de Estado anunció sus planes para reubicar a la población nómada restante de 246.000 hogares o 1.157 millones de nómadas, a lo largo y ancho de la República Popular China para el 2015 (2q). Durante miles de años, los nómadas tibetanos han vivido en las praderas, y ahora las políticas chinas intentan “convertir los pastizales en zonas de arado ‘están conduciendo al pastoreo excesivo de varias zonas

y se ha exacerbando la desertificación (2r). Incautado en virtud de declaraciones falsas de “protección ambiental” en la era del cambio climático, a menudo se ignora para dar paso a represas y operaciones mineras. La liquidación coactiva también está causando problemas económicos y sociales (2s), y son susceptibles de promover un mayor daño. En junio del 2012, la Unión Europea y la alta representante, Catherine Ashton, reconocieron públicamente este problema por primera vez, diciendo: “... la Unión Europea cuestiona si el objetivo de proteger del medio ambiente sólo puede ser alcanzado mediante la eliminación de la forma de vida tradicional de los tibetanos que han vivido en armonía con la naturaleza durante siglos. La UE está preocupada de que el re asentamiento obligatorio de todos los nómadas tienen el potencial de destruir la distintiva cultura tibetana y la identidad.” (2t)

“Tercer Polo” de China Las políticas coloniales de China en el Tíbet están poniendo en riesgo a un entorno de importancia ambiental internacional. Conocido como el Tercer Polo porque provee al planeta de agua como un glacial, el Tíbet se está calentando dos veces más rápido que el resto del mundo. El derretimiento glaciar de la meseta está interrumpiendo el suministro de agua, poniendo en peligro los medios de vida sostenibles y pone a más de mil millones de personas río abajo en riesgo (II). La solución de China es construir más presas, incluyendo al menos cinco en el, hasta hace poco, río más grande del mundo Yarlung Tsangpo. Las preocupaciones sobre los posibles efectos de estas represas incluyen el acceso descendiente de las naciones a un suministro de agua seguro y estable (III), el riesgo de represar los ríos en zonas de actividad sísmica (IV) y las amenazas a la mayor región en biodiversidad del mundo (V). A pesar de afirmar que el fortalecimiento de la protección del medio ambiente en la meseta tibetana es importante para “mantener la estabilidad de las fronteras, la unidad étnica y la construcción de una sociedad modestamente acomodada”, (VI), las políticas pasadas y actuales de China han traído hambre a toda la región, desertificación de los pastizales, inundaciones agudas debido a la tala de los bosques del Tíbet, y la destrucción del medio ambiente a través de la minería no regulada (VII). Mientras tanto, China culpa a los nómadas del Tíbet – que durante milenios han vivido en la meseta de forma sostenible – en lugar de culpar a sus propias políticas, por amenazar a los valiosos recursos hídricos de China.


Regla de miedo y de intimidación En los últimos 60 años China ha utilizado la represión como medio para crear temor entre los tibetanos y consolidar su control en el Tíbet. En un informe titulado “Lo peor de lo peor del 2012: Las sociedades más represivas del mundo”, publicado por un reconocido grupo de intelectuales para la Libertad y Democracia, Tíbet es considerado como uno de los “territorios menos libres”, (Tíbet es considerado un “territorio en disputa” en el informe) en el mundo junto con Corea del Norte y Sudán (3a). El control de China es el más generalizado en el ámbito religioso, con una serie de políticas especialmente duras. Como parte integrante de la identidad nacional tibetana, el budismo tibetano se percibe como un desafío directo a las autoridades de China, y una clara amenaza para la unidad del país. Desde el comienzo de la invasión de China se ha atacado el budismo tibetano, y se ha intensificado la represión durante la última década. En mayo del 2006, el ex secretario del Partido de la RAT Zhang Qingli pidió la intensificación de campañas de “educación patriótica” (3b), una política caracterizada por campañas de denuncia

La Etnia ‘Autonomía’ frente a la Asimilación Cultural? Los disturbios del Tíbet han generado un debate entre los intelectuales chinos y funcionarios del partido sobre si la etnia “autonomía” es un obstáculo para la cohesión nacional. Ma Rong (Universidad de Pekín) durante mucho tiempo ha creído que las políticas actuales han hecho de la Nación China un concepto vacío y que es inevitable la asimilación de las minorías (VIII). En febrero de 2012, el Frente Unido de Zhu Weiqun abogó por la eliminación de la condición étnica de los documentos de identidad y el desmembramiento de la escolarización minoritaria, sugiriendo: “Algunas de nuestros actuales políticas educativas y administrativas han debilitado sin querer el sentido de nación [de las minorías] y nacionalismo chino” (IX). Opiniones contrarrestadas emitidas durante un simposio convocado bajo la Chinese Academy of Social Sciences, concluye que alejarse de la “base del sistema y la política [autonomía étnica]” podría “fácilmente conducir al caos ideológico y por lo tanto causar un impacto negativo en la sociedad” (X).

del Dalai Lama. El Centro Tibetano para los Derechos Humanos y la Democracia (3c) informó que el uso de la campaña de “educación patriótica” se ha convertido en “un sistema, prolongado y forzado con violencia”, los individuos que no denuncian al Dalai Lama que no elogian a los líderes comunistas son sometidos a tortura y encarcelamiento. Actualmente hay por lo menos 527 presos políticos conocidos en el Tíbet (3d), según el Departamento de Estado de EE.UU., pero la cifra real es probablemente mucho más alta. En enero del 2012 varios cientos de tibetanos, que regresaban de la India, a donde había viajado con papeles legítimos para asistir a las enseñanzas de Kalachakra dadas por el Dalai Lama, fueron detenidos arbitrariamente y sometidos a la educación patriótica en varios centros alrededor de Lhasa. Human Rights Watch cree que fue la primera vez desde la década de 1970 que las autoridades habían detenido a los laicos tibetanos en gran número (3e). El repudio de China hacia el Dalai Lama se ha incrementado en los últimos años. El representante por excelencia del pueblo tibetano y un icono mundial de la paz, el 14 º Dalai Lama es considerado por Pekín como el enemigo número uno, descrito como un “lobo con ropas de monje” y “un monstruo con rostro humano”. Su imagen está prohibida en el Tíbet, sin embargo, los manifestantes – especialmente aquellos que se han auto-inmolado – la mayoría los cuales no habían nacido cuando el Dalai Lama vivía en Tibet y se vio obligado a huir de Tíbet, son quienes siempre han apelado a su regreso. China culpa al Dalai Lama por ser el cerebro de la ola de auto-inmolaciones tibetanas, pidiendo sus oraciones por aquellos que han muerto a través de la auto-inmolación y lo han denominado como “terrorismo disfrazado” (3f). Otras medidas extremas para intimidar a los tibetanos, consolidando el control sobre el budismo tibetano son las nuevas regulaciones que gobiernan que sólo las autoridades chinas pueden apruebar el reconocimiento de los lamas reencarnados, restricciones estrictas en reuniones religiosas y prácticas, y el estacionamiento permanente de funcionarios del gobierno, y en algunos


Crece la resistencia tibetana En los últimos cinco años ha habido un aumento de la resistencia de los tibetanos dentro de Tíbet, en particular los levantamientos del 2008, que eran de una escala nunca antes visto desde 1959, pero ha aumentado de nuevo en los últimos meses. Desde enero del 2012 más de 20 protestas masivas se han realizado con los manifestantes que pedían la libertad en el Tíbet y el regreso del Dalai Lama (XI). La respuesta de China a estas protestas ha sido a menudo brutal, con informes de la policía armada atacando y golpeando a los manifestantes y, en algunos casos, abriendo fuego, matando a manifestantes pacíficos e hiriendo gravemente a muchos más. El 8 de febrero 2012 al menos 2.000 tibetanos en dos áreas diferentes de Yulshul en Amdo [Chino: Prefectura de Yushu, provincia de Qinghai] participaron en las protestas a pesar de la intensa campaña de seguridad. En Tridu alrededor de 1.400 tibetanos participaron en una marcha “solidaria!, promovida inicialmente por 400 monjes del monasterio de Sekhar. Los manifestantes pacíficos llevaban pancartas pidiendo a las autoridades que respeten a los tibetanos, a la lengua tibetana y exigieron la libertad en el Tíbet, el regreso del Dalai Lama, y la liberación de presos políticos, entre ellos el 11º Panchen Lama, Gedhun Choekyi Nyima. Cientos de tibetanos en Nangchen, principalmente jóvenes laicos, reunidos para una vigilia de oración durante todo el día en la cual cantaron oraciones y consignas en apoyo del Dalai Lama.

casos la seguridad armada, en los monasterios. En el más reciente informe anual del Departamento de Estado de los EE.UU. sobre la libertad religiosa señala que “el control del PCC sobre la práctica religiosa y la gestión del día a día de los monasterios y otras instituciones religiosas se ha vuelto más estricto” y que la “injerencia oficial en la práctica de las tradiciones budistas tibetanas religiosas han generado profundas quejas que han contribuido a una serie de auto-inmolaciones entre los tibetanos” (3g). Ningún sector de la sociedad tibetana está libre de las políticas represivas. Sin embargo, desde el 2008, a pesar de la orientación estratégica de China ha surgido una ola de expresión cultural tibetana, entre escritores, músicos y educadores que se ha convertido en la vanguardia de un renacimiento cultural, con sus afirmaciones de identidad tibetana desafiando las políticas del gobierno chino en el Tíbet. La amenaza para la “estabilidad” que representan estos educados jóvenes tibetanos, que han sido educados bajo el sistema comunista, los pone en gran riesgo de ser detenidos y posteriormente de ser torturados – más de 80 intelectuales tibetanos han sido o bien encarcelados, desaparecidos o se enfrentan a la tortura por expresar sus puntos de vista (3h). En marzo de 2012 una nueva directiva del gobierno chino emitió un llamado a la población a “denunciar e informar sobre cualquier persona que cometiera actividades ilegales que perjudican a la estabilidad social”, ofreciendo una recompensa de 5.000 yuanes (alrededor de. $796.00 dólares EE.UU) a “cualquier persona que denuncie esas actividades delictivas en público a los órganos de seguridad” (3j). La directiva, publicada en todo Amdo, y en el este del Tíbet, donde numerosas protestas, incluyendo la auto-inmolaciones han tenido lugar, amenaza con

“tomar medidas enérgicas y severas” a los tibetanos que se dediquen a “actividades separatistas”. Hace poco Reporteros sin Fronteras expresó su alarma por el apagón de los medios de comunicación permanente en el Tíbet, señalando que “no sólo son los medios de comunicación extranjeros a quienes se les ha impedido cubrir estos eventos, sino que las autoridades también han organizado una verdadera campaña de desinformación, utilizando medios pro-gubernamentales, tales como el Global Times, que resta importancia a los disturbios y acusan a la comunidad internacional de intervenir” (3k). Además de restringir el flujo de información desde el Tíbet al mundo exterior, China recientemente ha reforzado el control sobre el flujo de información en el Tíbet (3m). El endurecimiento de las restricciones sobre el uso de herramientas de comunicación como internet y los teléfonos se han añadido a las nuevas medidas descritas por el Secretario del Partido Chen TAR Quanguo como necesarias “para garantizar la seguridad absoluta de la esfera ideológica y cultural del Tíbet”. También se han añadido otras restricciones sobre la publicación de literatura, incluyendo fotocopias y la publicación de música y han aumentado la propaganda del gobierno a través de nuevos canales de televisión, sesiones de educación del pueblo, proyecciones de películas y distribución de los libros oficiales. Además de imponer un bloqueo informativo, China ha rechazado todas las peticiones de los diplomáticos extranjeros para el acceso al Tíbet en los últimos meses. En respuesta a las crecientes auto-inmolaciones en el este de Tíbet, la Unión Europea, Australia y otros gobiernos han pedido permiso para investigar la situación sobre el terreno, hasta ahora sin éxito.


Recomendaciones para Xi Jinping La Red Internacional del Tíbet pide a Xi Jinping, y los líderes de quinta generación adoptar un cambio de paradigma en el enfoque del Partido Comunista de China en el Tíbet que ofrece la agencia de pleno sobre la formulación de políticas futuras para el pueblo tibetano, en primer lugar, reconocer sus fracasos y la ilegitimidad de su gobierno militar sobre el Tíbet. Xi Jinping, deben comprometerse a una solución justa y duradera que reconozca el derecho del pueblo tibetano a la libre determinación según el derecho internacional. Xi Jinping, debe implementar las siguientes recomendaciones de inmediato:

• Detener el uso de la fuerza militar del gobierno chino como represión contra el pueblo tibetano

• Como cuestión de urgencia, retirar todas las fuerzas

de seguridad de los monasterios y lugares donde las protestas han tenido lugar.

• Permitir el acceso inmediato y sin restricciones

al Tíbet de medios de comunicación extranjeros, diplomáticos, observadores internacionales y turistas extranjeros.

• Cancelar proyectos mineros y de construcción

de represas destructivas del medio ambiente, y colaborar con los países río abajo para implementar una gestión participativa de los recursos hídricos del Tíbet.

• Liberar INMEDIATAMENTE y sin condiciones, a

todos los presos políticos detenidos por participar en protestas pacíficas, arbitrariamente detenidos y condenados sin un juicio justo de conformidad con el derecho internacional.

• Cese la represión cruel y sistemática de la vida

religiosa y cultural en el Tíbet, y suspender con efecto inmediato el programa del gobierno chino de educación patriótica.

• Retirar todos los cuadros del Partido de los

monasterios en el Tíbet, con efecto inmediato, y suspender las políticas relativas a la injerencia de las autoridades chinas en la selección de los lamas reencarnados.

• Garantizar el derecho del pueblo tibetano a practicar y promover el respetado a su idioma, restaurando la lengua tibetana como el principal medio de enseñanza en las escuelas y universidades

• Detener todas las políticas económicas y de

desarrollo en detrimento de la protección de los clientes potenciales y los medios de vida de los tibetanos. Reducir la dependencia de la economía tibetana en subsidios del gobierno chino, favoreciendo modelos de desarrollo sostenible que ofrecen oportunidades a los tibetanos desfavorecidos y cesar todos los incentivos financieros para el asentamiento chino en la meseta.

• Darle fin y revertir la política coercitiva de

asentamiento nómada; suspender todos los asentamientos en curso y permitir a los nómadas ya instalados que regresen a sus tierras y a su modo de vida si así lo desean.

• Permitir a los tibetanos a ser socios de pleno

derecho en todas las decisiones sobre el uso de la tierra en el Tíbet.


Recomendaciones a los gobiernos del mundo • Establecer y participar en un grupo de contacto o

• Buscar urgentemente que se envíe a diplomáticos a

• Expresar una condena enérgica de las acciones en

• Ampliar la capacidad para controlar la situación

foro multilateral por los gobiernos del mundo para diseñar y poner en práctica nuevas y más sólidas, estrategias coordinadas para resolver la crisis del Tíbet.

los foros internacionales que centrará su atención en el gobierno de la Repúblca Popular China sobre la gravedad de la situación en el Tíbet y en la preocupación legítima de la comunidad internacional de que los tibetanos gocen de los derechos y libertades proclamados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros convenios internacionales en los que China participa.

Utilizar todas las oportunidades para aumentar la preocupación bilateral sobre el Tíbet en el contexto del liderazgo de China, haciendo hincapié en el fracaso de las políticas de seguridad, económicas y de desarrollo para lograr la estabilidad en el Tíbet e instar a la adopción inmediata de medidas para hacer frente a las quejas legítimas del pueblo tibetano.

• Expresar una condena pública de la intensificación

de la represión religiosa y cultural de China en el Tíbet, con referencia específica a los programas generalizados de “educación patriótica” y medidas duras para castigar a las personas por expresar pacíficamente su libertad cultural y política.

las zonas afectadas y demandar que China asegure que se les permita la entrada, sin restricciones, a Tibet a los periodistas extranjeros a las áreas de Sichuan, Qinghai, Gansu y Yunnan.

en el Tíbet, incluyendo un contínuo monitoreo y presionar por un mayor acceso al Tíbet. Iniciar o incrementar los esfuerzos para establecer una presencia diplomática en Lhasa, y ampliar los recursos existentes dentro de las embajadas de Beijing para su supervisión.

• Enfatizar la fuerte preocupación sobre el fracaso de

las políticas económicas y de desarrollo en el Tíbet, entre ellos la falta de participación en la formación de políticas tibetanas.

• Llamamiento internacional para detener el re-

asentamiento forzoso de los nómadas tibetanos y la pérdida de una sostenible antigua forma de vida e instar a China a adoptar modelos de mejores prácticas de gestión participativa del frágil medio ambiente del Tíbet y los recursos hídricos.

• Aumentar el apoyo programático para los tibetanos en el Tíbet y programas que facilitan el intercambio de información entre los tibetanos en el exilio y dentro de Tíbet.

Es necesaria una diplomacia más visible, pública y coordinada para que el gobierno chino pueda sentir presión para modificar su conducta.

10

Congresistas de EE.UU. James McGovern y Frank P R Wolf a la secretaria de Estado, Hillary Clinton.


Fuentes Introducción (i)

BBC, ‘Xi Jinping: China will “smash” Tibet separatism’, July 2011 (ii) Reuters, ‘Does China’s next leader have a soft spot for Tibet?’, September 2012

La ocupación militar de China

1a. Tibet Justice Center 1b. Tsering Shakya, ‘Dragon in the Land of Snows’, 1999 1c. On 30 March 2011, Court No. 2 of Spain’s National High Court, the Audiencia Nacional, acknowledged Tibet is an occupied state under international law 1d. Liu Yandong, first China Tibetan Culture Forum October 2006 1e. China White Paper 28 September 2009 1f. Delaney, Cusack and van Walt van Praag, ‘The Case Concerning Tibet’, 1998 1g. International Campaign for Tibet, ‘Jampa, the Story of Racism in Tibet’, 2001, page 24 1h. Radio Lhasa broadcast, 1 October 1960 1j. The Times, 10 March 2009 1k. Blog post by James Reynolds, BBC, 19 January 2009 1l. Lhadon Tethong, ‘China’s favorite propaganda on Tibet... and Why it’s Wrong’ 1m. Tsering Shakya, ‘Tibet and China: the past in the present’, 2009 1n. International Campaign for Tibet, ‘FAQ: The Dalai Lama’s Relinquishing His Political Role’ 1o. Tibet Justice Center 1p. Resistance in Tibet: Self-immolation and Protest 1q. In 2010 public security spending was RMB 549bn ($84bn) and defence spending RMB 533. 4bn, Reuters, 5 March 2011 1r. International Campaign for Tibet Report, 22 April 2011

Caso de estudio de la auto-inmolación de Tsering Kyi (I)

Free Tibet, ‘Tibetan Schoolgirl Dies’, March 2012

Estado colonial de China 2a. Tibet Information Network, ‘China’s Great Leap West’, 2000 2b. Tibet Watch Special Report, ‘Perversities of Extreme Dependence and Unequal Growth in the TAR’, Andrew M Fischer, August 2007 2c. International Campaign for Tibet, ‘Tracking the Steel Dragon’ 2d. China Data 2010 census is intended to count the floating migrant population. See here 2e. New York Times, 8 August 2002 2f. A M Fischer, ‘Perversities of Extreme Dependence and Unequal Growth in the TAR’, 2007. Available from here 2g. International Institute of Social Studies, ‘The Revenge of Fiscal Maoism in China’s Tibet [working title]’ by Andrew M Fischer, 2012 2h. Padma Choling, 16 January 2011 2j. St Regis opens in Lhasa 2k. Gongmeng Law Research Center, ‘An investigative report into the social and economic causes of the 3.14 incident in Tibetan areas’, 2009 2l. Tsering Woeser’s Blog, ‘When Tibetan Students fight for the Tibetan language’, 2010, translated by High Peaks Pure Earth 2m. BBC report, 20 October 2010 2n. Tsering Shakya, ‘The Politics of Language’, December 2007

2o. Qin Jingfa, Vice Minister or Agriculture, quoted in Xinhua 18 March 1998. Available from here See page 8 2p. Padma Choling, 16 January 2011 2q. Southern Mongolian Human Rights Center 2r. Oliver W Frauenfeld and Tingjun Zhang, ‘Is Climate Change on the Tibetan Plateau Driven by Land Use/ Cover Change?’ 2005 2s. Feng Yongfeng, ‘The Tibetan Plateau: the plight of ecological migrants’, 2008 2t. Catherine Ashton, ‘Speech on the situation in Tibet’, 12 June 2012

“Tercer Polo” de China

(II) International Campaign for Tibet ‘Tracking the Steel Dragon’, 2008, pg 231 (III) The Guardian, 24 May 2010 (IV) Geologist Yang Yong quoted by the South China Morning Post, 1 May 2010 (V) Conservation International (VI) State Council Meeting chaired by Wen Jiabao, 30 March 2011 (VII) Tibet: Environment & Development Desk, ‘Resource Extraction and Development’, 2012

Regla de miedo y de intimidación

3a. Freedom House, ‘Worst of the Worst 2012: The Most Repressive Societies’ 3b. Tibetan Centre for Human Rights and Democracy, May 2006 3c. Tibetan Centre for Human Rights and Democracy, Annual Report 2009 3d. US State Department Country Reports on Human Rights Practices for 2011 3e. Human Rights Watch, ‘China: End Crackdown on Tibetans Who Visited India’ 3f. The Guardian, 19 October 2011 3g. US State Department, ‘International Religious Freedom Report 2011’ 3h. International Campaign for Tibet, ‘A Raging Storm: The Crackdown on Tibetan Writers and Artists after Tibets Spring 2008 Protests’ 3j. International Campaign for Tibet, ‘Chinese government addresses unrest with threats and cash to informants’, March 2012 3k. Reporters Without Borders, ‘Authorities Tighten Grip, Isolating Even More From The Outside World’, March 2012 3m. Human Rights Watch, ‘China: Attempts to Seal off Tibet from Outside Information’, July 2012

La Etnia ‘Autonomía’ frente a la Asimilación Cultural?

(VIII) James Leibold, La Trobe University Australia, May 2012. (IX) Minnie Chan, SCMP, 15 February 2012, quoting Zhu Weiqun’s article in Study Times (X) Liu Ling, Chinese Academy of Social Sciences Institute of Ethnology and Anthropology, “Persist in the Basic Political System, Resolve Ethnic Issues Through Development – An Outline of the Chinese Ethnic Theory Association Symposium”, 23 February 2012

Crece la resistencia tibetana

(XI) International Tibet Network, ‘Resistance in Tibet: Self-immolations and Protest’, 2012

11


Somos la fuerte sabiduría que sus discursos y conferencias no han alcanzado Somos la suave oscuridad que su fuego y poder no ha absorbido Somos la respuesta con alegría que provoca dolor a su corazón Somos la infección y el miedo a su medio de vida! La nueva generación tiene un recurso llamado juventud La nueva generación tiene un orgullo llama confianza La nueva generación tiene un aspecto llamado alegría La nueva generación tiene la tentación llama libertad Letra de la canciones de Yudrug, una popular banda Tibetana de Machu, este de Tíbet, 2010

Octubre 2012

www.tibetnetwork.org