Issuu on Google+


Carta del Director

Antonio Garrido de la Torre vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es

CUARESMA, CAMINO DE CONVERSIÓN Estamos de lleno en el tiempo cuaresmal. Hemos empezado este periodo de cuarenta días previos a la Semana Santa que la Iglesia presenta como un tiempo propicio para acercarnos más a Dios y a los hermanos. La cuaresma tiene unos valores que nos pueden parecer directamente inasumibles en nuestra sociedad actual: esfuerzo, sacrificio, austeridad, conversión. Hablar de la cuaresma desde esta perspectiva puede parecer un anacronismo, algo que se vincula con el pasado y que unos cuantos estamos dispuestos a mantener vigente como quien exhibe una pieza de museo. En estos tiempos que nos ha tocado vivir, la cuaresma puede sonar a algo obsoleto, felizmente superado, propio de algunos nostálgicos que no han digerido los cambios de la sociedad actual y que se mantienen en sus rancias costumbres. Y, desde este punto de vista, parece un contrasentido querer mantener en nuestra sociedad la vigencia de la cuaresma. Porque ¿cómo se puede decir impunemente que en nuestra vida hay que coger la cruz y asumir los sufrimientos? ¿Cómo se puede predicar en esta época de tantos derechos y tan pocos deberes que la austeridad y el sacrificio son valores irrenunciables en la madurez de la persona? ¿Cómo se puede mantener en esta sociedad de potenciación de la autoestima y de redoblado egoísmo que hay que renunciar a sí mismo? Pues sí, se debe y se puede insistir en estos mensajes aunque nos sigan tachando de ir contra la sociedad y de no saber adaptarnos a la realidad. Porque tal vez ahí está la clave de la cuaresma, en no adaptarnos a lo que somos, en definitiva, a hacer un esfuerzo por convertirnos.

Esta es la palabra fundamental de este tiempo cuaresmal: conversión. Y puede parecer un esfuerzo imposible. Nos vemos tan atados a nuestras rutinas y a nuestro carácter, que casi por principio renunciamos a cualquier posibilidad de cambio. Cambio personal, claro está. Porque a menudo creemos que quien tiene que cambiar son los demás. Los otros, desde el gobierno hasta al amigo, el compañero de trabajo o el familiar, son los que tendrían que cambiar de actitudes. Y no digamos ya el cambio social. Nos encanta dar recetas desde la distancia de cómo deberían cambiar tales o cuales situaciones. Pero sabemos de sobra que difícilmente podremos cambiar nada externo a nosotros si el cambio no empieza por nosotros mismos. A menudo nos quejamos de los problemas que agobian al mundo, a nuestra sociedad y a nuestra Iglesia, pero casi siempre pensamos que la solución está en cambiar a los demás. Y el principio del cambio tiene que empezar por uno mismo. Este puede ser un buen propósito para esta cuaresma: cambiar y cambiar a mejor. Cristo nos sigue diciendo: «Quien quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga» (Mc 8,35). Sabemos que este seguimiento es difícil y que a menudo nos sentimos débiles para recorrer este camino. Pero también sabemos que el propio Señor es quien nos da su fuerza para que a través de la conversión podamos en esta cuaresma configurarnos más con Él.

Sigue la actualidad diocesana en:

www.diocesisdejaen.es 2

FOTO DE PORTADA: César Carcelén


UNA NUEVA CUARESMA Muy queridos fieles diocesanos: 1. Estamos en un tiempo de gracia, el tiempo de la cuaresma, camino de la Pascua de este año. Cuaresma es sinónimo de cuarentena. La Iglesia lo ha tomado de la Sagrada Escritura: cuarenta días duró el diluvio; cuarenta días permaneció Moisés en el Monte Sinaí; durante cuarenta años peregrinó el pueblo de Israel por el desierto, camino de la tierra prometida; cuarenta días predicó Jonás la conversión y penitencia en la ciudad de Nínive; cuarenta días permaneció Jesucristo en el desierto, ayunando y haciendo oración. Estas «cuaresmas» fueron motivo para llamar con este nombre al tiempo que la Iglesia estableció para que los catecúmenos se preparasen para recibir los sacramentos del Bautismo, Confirmación y Eucaristía en la Vigilia Pascual. Los ya bautizados les acompañaban con una renovada conversión para, ante ellos, proclamar juntos sus compromisos bautismales. Así lo seguimos haciéndolo cada año en la noche del Sábado Santo. 2. Su Santidad el Papa, Benedicto XVI, en su acostumbrado Mensaje cuaresmal, invita a la comunidad eclesial a «intensificar su camino de purificación en el espíritu, para obtener con más abundancia el misterio de la redención la vida nueva en Cristo Señor», durante este tiempo litúrgico. Esta vida, nos recuerda, se nos transmitió el día del Bautismo y aquel encuentro con Cristo, «conforma toda la existencia del bautizado, le da vida divina y lo llama a una conversión sincera, iniciada y sostenida por la gracia, que lo lleve a alcanzar la talla adulta de Cristo.» Nuestro Bautismo goza ciertamente de un nexo particular con el tiempo cuaresmal «para experimentar la gracia que salva», escribe el Papa en su Mensaje, y, por ello, desde siempre, «la Iglesia asocia la Vigilia Pascual con la celebración del Bautismo». En definitiva: la Cuaresma nos ofrece un recorrido análogo al del Catecumenado que, para la Iglesia antigua, como para los catecúmenos de hoy «es una escuela insustituible de fe y de vida cristiana». Durante este tiempo, el cristiano tratará de vivir realmente su Bautismo como acto decisivo de su existencia. Para ello, nos dejaremos guiar de la Palabra de Dios, sobre todo a lo largo de los cinco domingos que nos conducen al Triduo Pascual, y así celebrar renovados la Gran Vigilia de la Noche Santa de la Pascua. Viviremos también de modo, cada vez más radical, el amor de Cristo desde las prácticas tradicionales del ayuno, la limosna y la oración. Con-

templaremos desde cerca y de forma siempre nueva, el misterio de la cruz, haciéndonos semejantes a Cristo en su muerte (cf. Flp 3, 10) para llevar a cabo una conversión profunda de nuestras vidas, dejándonos transformar por la acción del Espíritu Santo. 3. El objetivo que nos propone el Santo Padre, como tema de su Mensaje, es hacer este camino bajo la misma propuesta del Apóstol Pablo a los colosenses: «Con Cristo sois sepultados en el Bautismo, con él también habéis resucitado» (Col 2, 12). Los cristianos hoy, como hace veinte siglos, necesitamos sinceramente convertirnos, cambiar de vida. Los humanos seguimos siendo iguales, con las mismas tendencias e inclinaciones a lo largo del tiempo. Necesitamos renovar nuestra conciencia de discípulos de Jesucristo. Parecernos más a Él, porque, más de una vez, no somos testigos e imágenes fieles suyas. Precisamos reconocer nuestros pecados, pedir perdón y alcanzar la misericordia divina. Algo se nos pega siempre, además, de la mentalidad que nos rodea. Cada vez es más difícil para algunos en nuestro tiempo reconocer que somos pecadores, que obramos mal en ocasiones. Sin embargo, cuando hay sinceridad y contrastamos nuestra vida real a la luz de los Mandamientos de Dios, siempre encontramos lagunas y líneas mal trazadas que hemos de enderezar. Escuchamos en la liturgia: «Convertíos a mí de todo corazón con ayuno, llanto y luto». «Convertíos al Señor Dios vuestro, porque es compasivo y misericordioso». Repetiremos una y otra vez en el Salmo «Misericordia, Señor, hemos pecado». Procuremos acercarnos todos, durante este tiempo, al sacramento de la Reconciliación, abiertos, con humildad, al perdón de Dios. Busquemos con frecuencia el alimento de la Palabra y el Pan de la vida, en que participamos tan directamente de la Víctima del Calvario. Con este alimento de la Palabra y el Cuerpo de Cristo tendremos la fuerza que necesitamos para renovar nuestros criterios, valoraciones y comportamientos. Que en todas las Iglesias abiertas al culto se intensifique el servicio y preparación para recibir el Sacramento del perdón. Que María Santísima nos dé sus ojos para mirar con ellos a Jesús, su Hijo, y que nos acerquen sus manos a su amor misericordioso. Con mi saludo en el Señor.

3


VIVIR LA CUARESMA A LA LUZ DEL EVANGELIO Manuel Jesús Casado Mena Subdelegado Episcopal Episcopal de de Medios Medios de de Comunicación Comunicación Subdelegado Cada año, cuando empieza la Cuaresma, la Iglesia nos invita a una sincera revisión de nuestra vida a la luz del Evangelio. La Cuaresma es tiempo de conversión. La Iglesia nos ofrece esta oportunidad para que los cristianos tengamos ocasión de prepararnos profundamente ante la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo. Durante los cuarenta días cuaresmales, el cristiano ha de hacer un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo del verdadero creyente que debe vivir como hijo de Dios. Un Dios que «se rebajó incluso a la muerte, y una muerte de cruz» entregándose así por todos nosotros en el acto de amor más inconmensurable que se vio jamás en todos los tiempos. Gracias a la liturgia de cada domingo, podemos ir adentrándonos progresivamente en este misterio. Antes de emprender su misión, Jesús pasó cuarenta días en el desierto; hoy, del mismo modo, durante la cuaresma, nos encaminarnos hacia el Calvario para experimentar después, la alegría de la resurrección. Este singular período penitencial comienza con un gesto simbólico y significativo: la imposición de la ceniza. Este gesto, al recordarnos la caducidad de la vida terrena, nos hace presente la necesidad de un generoso esfuerzo, del que ha de nacer la decisión valiente de cumplir no nuestra voluntad, sino la del Padre celestial, se-

4

gún el ejemplo de Jesús. «Convertíos y creed el Evangelio». Con esta invitación, sencilla y profunda a la vez, que escuchamos el día de inicio de la cuaresma, Dios nuestro Señor nos vuelve a ofrecer la posibilidad de dejar a un lado todos aquellos «lastres» que nos apartan del verdadero amor que Dios nos tiene y nos llevan por caminos y estilos de vida apartados del ideal evangélico. «Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa. Lava del todo mi delito, limpia mi pecado. Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado. Contra ti, contra ti sólo pequé, cometí la maldad que aborreces. Aparta de mi pecado tu vista, borra en mi toda culpa» (Sal 50). El cristiano no ha de limitarse a confesar sus culpas y a pedir perdón por ellas; también ha de esperar que la bondad del Señor lo invada, sobre todo interiormente. Iluminados por el Espíritu hemos de transformarnos en criaturas nuevas. Esto no es otra cosa que la Gracia redentora de Cristo. Frente al pecado que desfigura el corazón del hombre, el Señor vuelve sus ojos hacia nosotros para reanudar el diálogo y abrirnos nuevas perspectivas de vida y esperanza. Especialmente durante el tiempo de Cuaresma, la Iglesia profundiza este misterio de salvación. Aprovechemos con intensidad este tiempo de renovación.


Yo me apunto a «reli».... ¿Y TÚ? María Gómez Torres Delegada Episcopal para la Enseñanza. Con el vocabulario típico de un niño, la Iglesia inicia y motiva la campaña de matriculación para el curso 2011 – 2012, en la materia de Religión y Moral católica, porque la Iglesia es educadora. Es una campaña a nivel nacional que adquiere su importancia a nivel local. La formación de los hijos depende de la familia. La familia es quien elige cómo desea formar y educar a los hijos. La formación del alumnado no es cosa que se logre en un día, ni tan sólo en unos años; es tarea diaria, de esas que se logran a base de pequeños y continuados estímulos, esfuerzos y, porque no decirlo, de sacrificio. Educar es saber ejercer la autonomía personal y el derecho a la libertad, dentro de los límites que nos marca la autonomía de esa otra persona con la que hablamos, nos relacionamos y convivimos. Educar va más allá de la mera instrucción. La conquista del conocimiento, de los saberes, de la ciencia, va siempre acompañada de la adquisición del sentido profundo de la vida, de las razones más profundas de los valores más altos del amor, de la justicia, de la libertad, del perdón... Los valores, que tanto alabamos cuando los vemos encarnados en algunas personas de nuestro entorno, se aprenden en el hacer cotidiano, en el desarrollo de ciertos mensajes que a veces, sin pretendida intención, son meramente mensajes evangélicos. Pretender que el alumno alcance, posea y valore las actitudes de bondad, de afabilidad, de honradez, el sentido del bien y de la belleza, son galardones que se entretejen en el campo del espíritu, en el campo de la no materia, en el campo de la mirada de unos ojos limpios que saben buscar en el mundo que nos rodea la mano amorosa del Padre creador.

Por eso la educación es fruto maduro conseguido con el paso de los años. La edad temprana es la propicia para iniciar el entrenamiento en un campo que presenta sus dificultades en la edad adulta. La escuela, la clase de religión, ayuda positivamente a mostrar los valores que hacen al hombre y a discernir los contravalores que le degradan. Apunta a tu hijo / a tu hija a clase de Religión y Moral católica.

5


Rezar requiere espacio, tiempo, escucha. A menudo, en lo cotidiano, no abunda ninguno de esos tres ingredientes. Y, sin embargo, aprender a buscar a Dios en medio del día a día es urgente… Rezandovoy hereda la idea de los jesuitas ingleses en www.prayasyougo.org. Ofrecer cada día, de lunes a viernes, una oración en audio, de poco más de diez minutos, para que la puedas descargar y llevar contigo, en tu reproductor de mp3, Ipod, o la escuches desde el mismo ordenador… A veces parece que para rezar hacen falta unos requisitos exigentes. Parece que necesitamos estar tranquilos, tener un largo rato para dedicar a hacer silencio y a serenar el ánimo. Parece conveniente buscar un espacio vacío, de quietud, y si además hay algún icono, vela, símbolo que nos ayude a disponernos, solo entonces podemos comenzar… Sin embargo, la realidad, en muchas ocasiones, nos demuestra que no es posible reunir todo eso. Vivimos deprisa, nos movemos de un lado a otro, en contextos poblados por imágenes, ruido, idas y venidas… ¿Es posible intentar rezar ahí? Creemos que sí, porque a Dios se le puede buscar entre los pucheros, decía Santa Teresa, y entre los mil quehaceres de un

6

mundo veloz, decimos nosotros hoy. Por eso, rezandovoy se puede utilizar en mil circunstancias: al caminar hacia la facultad o hacia el trabajo, en ese rato diario que uno tiene que pasar en el coche o el autobús, mientras cocinas, mientras haces un parón en mitad de la mañana o de la tarde, a primera hora del día o al finalizar la jornada. Un rato de oración que incluye textos de la Escritura, música, cantos, silencio y preguntas para la reflexión. Para ir dejando, día a día, que el Evangelio inspire la propia vida. Detrás de esta iniciativa está la Compañía de Jesús en España, y un gran equipo de personas, hombres y mujeres de diversas edades, orígenes, lugares y sensibilidades... Gente que prepara los textos, gente que los graba, autores y discográficas que ceden los derechos para el uso de su música, la oficina pastoralsj (www.pastoralsj.es), que está llevando a cabo el proyecto… A partir del 9 de marzo de 2011 (miércoles de ceniza) el proyecto está lanzado. Gracias por compartir la fe, buscando juntos hacer del evangelio la lógica que ilumine este mundo. Que de eso se trata. Puedes acceder a esta página desde nuestra web diocesana : www.diocesisdejaen.es


Viacrucis con la imagen del Nazareno de Jaén para iniciar la Cuaresma El Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo López, presidió la Eucaristía del Miércoles de Ceniza en la Catedral de Jaén. Esta celebración vino precedida del traslado de la venerada imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, popularmente conocida como «El Abuelo», desde su Santuario hasta el templo catedralicio. Este año tocaba a la cofradía de esta imagen la organización del tradicional viacrucis. A las 3 de la tarde, la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno salió de su Santuario Camarín hasta el Convento de Santa Teresa de las Carmelitas Descalzas. A las 6 de la tarde se inició el traslado de la imagen desde este Convento de las Carmelitas Descalzas hasta la Santa Iglesia Catedral de Jaén, en cuyo presbiterio fue ubicada la imagen. Hay que destacar la masiva presencia de fieles que acompañó a la imagen del Nazareno de Jaén, que posee una gran devoción en la ciudad. A las 7,30 de la tarde tuvo lugar la Solemne

Celebración Eucarística oficiada por nuestro obispo D. Ramón del Hoyo y donde se impuso la ceniza a los fieles. Al finalizar la celebración se inició el tradicional Vía Crucis por las calles de la ciudad de Jaén, rezándose la primera estación en la puerta central de la Catedral. A continuación se rezaron las siguientes estaciones por las calles Maestra, Martínez Molina, Alcalá Venceslada, Almendros Aguilar, pasando por debajo del Arco de San Lorenzo, Merced Alta, cantón de Jesús, con llegada al Santuario Camarín donde se rezó la última estación. La imagen de nuestro Padre Jesús fue portada durante el traslado y Vía Crucis por promitentes del trono de San Juan y del trono de Nuestra Señora de los Dolores de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. El Sr. Obispo de Jaén hizo un llamamiento especial para que los jóvenes participen en estas celebraciones de inicio de la cuaresma, dentro de los actos de preparación para la Jornada Mundial de la Juventud.

EL ESPEJO Los VIERNES a las 3:30 de la tarde

EN FAMILIA Los JUEVES a las 12:30 de la mañana

GLORIA 77

Los DOMINGOS a las 9:45 de la mañana

7


El colegio de arciprestes trata la preparación de la JMJ en Jaén

El Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo, ha presidido la reunión del colegio de arciprestes de la diócesis de Jaén celebrada en el Seminario. En la sesión estuvieron presentes además el Vicario General, D. José Antonio Maroto, el Canciller-Secretario, D. Antonio Javier Cañada, así como el Delegado de Liturgia y el Delegado y Subdelegado de Juventud, que aportaron sendos informes. Durante el trascurso de la reunión, el Delegado de Liturgia, D. Manuel Carmona, informó de algunos aspectos relativos al catecumenado, el rito de elección para los sacramentos y la inscripción del nombre. Por su parte, la Delegación de Juventud presentó diferentes informaciones y propuestas sobre la jornada mundial de la juventud. D. José Antonio Sánchez Ortiz, delegado de Juventud y D. Manuel

8

Ángel Castillo, subdelegado, explicaron, entre otras cuestiones, el ritmo de la campaña de inscripción en Jaén, la acogida de otros jóvenes en los días de la diócesis, el recorrido de la Cruz y el Icono por diferentes localidades y los actos programados, la celebración prevista de una confirmación extraordinaria con ocasión de la JMJ y los actos de la jornada previstos en Madrid en el mes de agosto. Otro de los temas tratados en la reunión de arciprestes fue la relación de las Uniones Locales de Cofradías y Hermandades con las Agrupaciones Arciprestales. Finalmente, se presentaron varios informes de interés sobre el retiro espiritual del clero diocesano, que tendrá lugar el 28 de marzo en La Yedra, y sobre la celebración en la diócesis del día del Seminario y de la jornada Pro-vida.


Las Jornadas Culturales de Santo Tomás abordan la crisis económica El Seminario Diocesano de Jaén ha acogido la celebración de las ya tradicionales Jornadas Culturales de Santo Tomás de Aquino. Organizadas por el Seminario Diocesano de Jaén, en colaboración con la Universidad de Jaén, el Centro Diocesano de Estudios S. Pedro Pascual y la Pastoral Universitaria, esta edición se centraba en el tema de la economía y la justicia en crisis. El programa de conferencias, coordinado por el rector del Seminario, D. Pedro Ortega Ulloa y el profesor de la Universidad de Jaén, D. Fernando Moreno Bonilla, comenzaba con la ponencia sobre pobreza, desigualdad y globalización, de D. Jaime Loring Miró SJ., Profesor emérito de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Córdoba. Al día siguiente, D. Gabriel Pérez Alcalá, Director de la Facultad de Empresariales de Córdoba realizó una descripción de la crisis económica actual. D. Ildefonso Camacho Laraña SJ, Rector de la Facultad de Teología de Granada, Doctor en Teología y Licenciado en Filosofía y en Ciencias Empresariales, también participó en estas jornadas de Santo Tomás de Aquino con su conferencia «Caritas in veritate: Aportaciones significativos para la crisis actual». Finalmente, la última conferencia estuvo a cargo de D. Antonio Partal Ureña, Profesor en la Universidad de Jaén, Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, que cerraba el ciclo de ponencias tocando el tema de la «Necesidad de otro paradigma en las finanzas: finanzas sociales». Tras esta última ponencia, el Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, clausuraba las Jornadas con unas palabras de agradecimiento a la organización. Además, quiso recordar a Santo Tomás en el 737 aniversario de su muerte. Asimismo, D. Ramón del Hoyo hizo hincapié en el papel de la Iglesia como experta en humanidad: «la Iglesia, según la acertada expresión de Pablo VI, es experta en humanidad. Y lo es, entre otras razones, porque siguiendo la lógica del hecho central de la historia, la encarnación del Verbo, realiza su sobrenatural misión salvífica encarnándose en la misma. Es decir, prolongando bajo la acción del Espíritu Santo, la humanidad de Dios y haciéndola actual, no en abstracto, sino atendiendo con interés supremo a las concretísimas circunstancias históricas que envuelven al ser humano en su historia». 9


Reunión de los encargados de la Pastoral en los Colegios que ofrecen Catequesis en Jaén

Convocados por el Vicario General de la diócesis de Jaén, D. José Antonio Maroto, y con la asistencia de la Delegada Episcopal de Enseñanza, Dª María Gómez, y el Delegado Episcopal de Catequesis, D. Julio Segurado, se han reunido hace unos días en el Seminario Diocesano los encargados de la pastoral en los colegios de titularidad cristiana que imparten catequesis de preparación para la recepción de la Primera Comunión y del sacramento de la Confirmación. El motivo de la reunión lo exponía el Vicario General en su carta de convocatoria: «porque Jesús siempre envió en comunidad; porque debemos vivir en sintonía con la Iglesia diocesana; y, además, porque las circunstancias antes descritas así lo exigen, es muy bueno que hagamos el esfuerzo por conocernos, por hacer visible el sentimiento de que estamos unidos en una misma tarea y

10

por trabajar responsablemente en una misma dirección, aunque desde lugares distintos y carismas complementarios». Al encuentro, en el que se hizo presente el Sr. Obispo de Jaén Don Ramón del Hoyo, asistieron representantes de cinco Colegios de la Diócesis. Durante el encuentro se dieron a conocer los recientes decretos del Obispado de Jaén que han afectado a estos dos sacramentos: el decreto sobre la implantación del nuevo Catecismo Jesús es el Señor y el itinerario preparatorio para el sacramento de la Confirmación por los niños y niñas que han recibido en el 2010 su Primera Comunión. Además se aprovechó la ocasión para informar acerca del Catecumenado para los niños en edad escolar no bautizados que se ha puesto en marcha en la diócesis en los últimos años.


El sacerdote D. Francisco Juan Martínez Rojas recibe la medalla de Andalucía

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha distinguido con la medalla de nuestra región al sacerdote diocesano D. Francisco Juan Martínez Rojas, Deán de la Catedral de Jaén, Delegado Episcopal de Patrimonio y profesor del Seminario Diocesano. En esta condecoración se destaca su tarea de conservación y difusión del patrimonio jienense y, en especial, de la Catedral de Jaén. Monseñor del Hoyo, Obispo de Jaén ha felicitado a D. Francisco Juan en nombre personal, de los Capitulares y del Presbiterio diocesano. En su felicitación, D. Ramón afirma que «ha sido una agradable sorpresa, aunque bien pensado, ¡bien te lo mereces!, por tu entrega y tesón en la defensa de las raíces de tu tierra». Desde «Iglesia en Jaén» nos unimos a esta felicitación a D. Francisco Juan por este reconocimiento otorgado por la Junta de Andalucía. También el pasado 7 de marzo el Vicario General en nombre del Sr. Obispo invitó a un acto de reconocimiento del presbiterio diocesano a favor del Deán de la Catedral de Jaén. Al acto asistieron el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo, el Vicario General, D. José Antonio Maroto, el Rector del Seminario Mayor, D. Pedro Ortega y el Secretario de la Universidad de Jaén, D. José Cuesta así como otros sacerdotes, los seminaristas mayores y algunos laicos de la diócesis.

Durante el encuentro Martínez Rojas quiso agradecer el apoyo de todo el clero diocesano y resaltó la importancia de vivir en fraternidad y comunión dentro de la gran familia del presbiterio: «este acto hace realidad las palabras de San Pablo en su primera Carta a los Corintios, cuando hablando de la Iglesia, Cuerpo Místico. Él dice que cuando un miembro es honrado, se alegran con él todos los demás miembros. Yo por eso me considero muy afortunado, porque tengo muy buenos amigos y muy buenos compañeros sacerdotes. Nuestros mejores amigos los tenemos en el presbiterio, esa gran familia a la que pertenecemos. Nosotros, los sacerdotes, tenemos el lazo enriquecedor de la fraternidad sacerdotal, que nos une a Cristo y que también nos une de forma especial como miembros de una familia en el presbiterio diocesano. Es ahí donde tenemos que crecer, en comunión, en respeto recíproco, en ayuda mutua, superando esas limitaciones humanas que como personas tenemos y como en todas las familias afloran siempre». Asimismo, el Deán comunicó su interés en seguir trabajando por la Catedral de Jaén y por el patrimonio histórico-cultural de la diócesis. Por su parte, el Sr. Obispo quiso expresar la satisfacción que ha provocado dicha distinción en el clero diocesano y resaltó, igualmente, la trascendencia del concepto de familia presbiteral: «cuando tenemos que sufrir en lo más íntimo de nuestro ser sacerdotal la avalancha de ataques que se producen y se reproducen en cascada ante cualquier comportamiento negativo de un sacerdote, produce verdadera alegría esta distinción. Sabemos que es muy cierto que los sacerdotes por el orden de presbiterado estamos íntimamente unidos por una fraternidad que tiene una base sacramental. Vivir la realidad de la familia de los presbíteros incluye el reconocimiento total de todos y cada uno de los hermanos en sus circunstancias personales y concretas». El acto finalizó con un desayuno fraternal. 11


Jaén participa en la Asamblea de Delegaciones Diocesanas de Medios de Comunicación Social La ponencia sobre la significación cristiana en la sociedad de hoy, expuesta por monseñor Rino Fisichella, que es presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, inauguró la Asamblea de Delegados Diocesanos de Medios de Comunicación Social que se ha celebrado en la sede de la Conferencia Episcopal Española bajo el título genérico ‘Comunicación y cultura en la misión de la Iglesia’. En esta asamblea ha estado presente la delegación de medios de comunicación del Obispado de Jaén. Los responsables de la comunicación eclesial en toda España participamos un año más en Madrid en esta asamblea presidida por monseñor Juan Piris Frígola, obispo de Lleida y presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS), organizada por José María Gil Tamayo, director del Secretariado de la CEMCS. Monseñor Piris destacó en sus palabras de apertura del encuentro que la Asamblea de Delegaciones Diocesanas de Medios de Comunicación Social es una ocasión «para intercambiar experiencias y aprender unos de otros para servir mejor al Pueblo de Dios» y para «reflexionar sobre las posibilidades que las comunicaciones sociales ofrecen para la Nueva Evangelización en la cultura actual». Dirigiéndose a los responsables de las Delegaciones de Medios de Comunicación Social

12

de las distintas diócesis españolas, monseñor Piris les recordó que «la vuestra no es una tarea de simple aporte de la imprescindible profesionalidad». Por ello, abogó por armarse de «un mayor sentido pastoral y apostólico», empeño que exige «más formación y dosis de profesionalidad comunicativa, más sentido evangelizador y pastoral, y una vigorosa espiritualidad cristiana, la de volver y apoyarse siempre en lo esencial: en Dios mismo». Esta asamblea anual ha contado con ponencias sobre ‘Comunicación y cultura: evangelización y nuevos lenguajes’ a cargo de Franco Lever, decano de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Pontificia Salesiana, sobre ‘La oficina de comunicación de la Iglesia y la cultura de la controversia’ por el profesor de Comunicación Institucional Marc Carroggio, de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz y ‘El Grupo Cope, una voz de la Iglesia en la sociedad española’, a cargo de su presidente Fernando Giménez Barriocanal. También hubo un encuentro de las delegaciones de medios por zonas. La delegación de Jaén también participó en la reunión de las delegaciones de Andalucía, presidida por D. Ginés García Beltrán, obispo de Guadix y encargado de esta área pastoral en la asamblea de obispos del Sur. En este encuentro se trataron diversos temas como la renovación del convenio de la programación religiosa en Canal Sur y también se acordó la realización de un borrador para la renovación y actualización de Odisur, la oficina de información de los obispos del Sur. En este encuentro nacional de delegaciones de medios de comunicación también participó Yago de la Cierva, director ejecutivo del JMJ, que presentó, acompañado de buena parte de su equipo, la dimensión comunicativa de la Jornada Mundial de la Juventud que tendrá lugar en Madrid, presidido por Benedicto XVI, el próximo mes de agosto. Tampoco ha faltado una interesante mesa redonda sobre las agencias de información eclesial que contó con los directores de la agencia italiana SIR, de la agencia portuguesa Ecclesia y de la revista española y web del mismo nombre. La Asamblea ha sido una buena ocasión para el análisis de la comunicación de la Iglesia, para la puesta en común de experiencias y para impulsar la tarea de la evangelización en la sociedad a través de los medios de comunicación.


CENA DEL HAMBRE EN LA PARROQUIA EL PILARSANTA TERESA DE ÚBEDA Mari Carmen Ruiz Ara La ong Manos Unidas, como todos los años, nos sale al paso con nuevos proyectos para los arciprestazgos de la diócesis de Jaén. El proyecto para el año 2.011 en el arciprestazgo de Úbeda se localiza en Burundi, un país situado en el corazón de África. Burundi tiene una densidad de población muy alta y su economía depende principalmente de la agricultura. Después de una guerra civil que ha durado 12 años, sus gentes ven con ilusión el futuro después de la firma de paz en 2.009 y con la ayuda internacional intentan recuperar la normalidad y mejorar su situación socio-económica y sus maltrechas infraestructuras. En el Norte del país se encuentra la localidad de Kabatwa, que pertenece a la diócesis de Ngozi. En este lugar quieren crear un centro de salud en una zona rural cuyo hospital más próximo está a 68 kilómetros. Por lo que solicita a Manos Unidas su

ayuda para construir la primera fase del proyecto total, que consiste en la construcción de los edificios de consulta preventiva y curativa con su bloque de letrinas. Fueron numerosas las personas que acudieron a la cita con esta cena del hambre que se organizó en esta parroquia ubetense de El Pilar – Santa Teresa y aportaron su granito de arena, para lograr entre todos, que este proyecto a realizar sea una realidad palpable y concreta en el menor tiempo posible.

LA PARROQUIA DE SAN FÉLIX, DE JAÉN, EDITA UNA GUÍA SOBRE EL BAUTISMO La Parroquia de San Félix de Valois de Jaén acaba de editar una publicación sobre el sacramento del bautismo en la que pretende orientar a los fieles sobre la importancia de este sacramento. Junto con la explicación de la liturgia de este sacramento aparecen también moniciones a las distintas partes de la celebración en las que se detalla su significado. Esta guía ha sido redactada por el párroco de esta comunidad, D. Santos Lorente Casáñez, y es un buen instrumento para explicar el sacramento dentro de los cursillos prebautismales para los padres y padrinos. La guía tiene como finalidad orientar en la celebración a las familias que celebran este sacramento para que puedan experimentar la riqueza de la liturgia y comprendan mejor el desarrollo de la celebración. 13


Presentación en Andújar del libro «Sor Lucía, una mujer consejera de su pueblo» Monjas Trinitarias de Andújar El convento de las monjas trinitarias en Andújar acogió hace unos días la presentación del libro «Sor Lucía, una mujer consejera de su pueblo». El libro recoge, en una pieza de teatro, la vida de una monja trinitaria, que vivió entre los siglos XVII - XVIII, andujareña de nacimiento, y protagonista del momento histórico que le tocó vivir en su ciudad, vaticinando una epidemia de cólera y llamando a la reforma de vida y costumbres a la sociedad y a la Iglesia de su tiempo. Su profetismo se encontró con amenazas y tuvo que soportar acusaciones y reproches de todo tipo, pero la audacia de su mensaje y ejemplar testimonio de vida perduró en el tiempo y sigue siendo actual en el voto que el pueblo de Andújar revive todos los años, desde aquel lejano 1680. La obra de teatro fue escrita por D. Juan Rubio, sacerdote y director de la revista «Vida Nueva», y D. Andrés Borrego, en 2006, cuando iba a comenzar la celebración de los XXV años de la Cofradía de la Inmaculada. En diciembre de 2007 se representó por primera vez, de forma privada, en la iglesia conventual por

el Grupo de teatro Dionisos, de Andújar; y un mes más tarde, en enero de 2008, en el Teatro Municipal. En diciembre de 2010 se han cumplido trescientos años de la muerte de M. Lucía y la comunidad trinitaria, animada por los escritores, pensó que era el momento para ser publicada la obra. La presentación del libro corrió a cargo de D. Alfredo Ibarra, escritor de Andújar, y profesor del colegio de PP. Trinitarios, al que ayudaron los escritores de la obra D. Andrés Borrego y D. Juan Rubio. El acto se celebró en el salón de actos de las hermanas trinitarias y fue muy concurrido. Los escritores firmaron numerosos libros y surgieron nuevas iniciativas de cara al futuro para dar a conocer la figura de una de las mujeres más importantes de Andújar.

Lopera renueva el voto a san Roque Luís Velasco de la Coba Conforme al compromiso adquirido por el Cabildo municipal en 1.587, la corporación municipal de Lopera renovaba hace unos días, en solemne ceremonia religiosa, el voto de generosidad y acción de gracias ante las reliquias de san Roque, patron de la villa. La Alcaldesa-Presidenta de Lopera, Dña. Isabel Uceda, en memoria del devoto compromiso adquirido por antecesores en el gobierno del municipio, daba gracias al santo patron por su intercesión liberando a Lopera de las epidemias que asolaron la comarca desde mediados del siglo XVI. En la Eucaristía participaron las Juntas Directivas de los grupos parroquiales y Cofradías de Lopera. En el marco de la celebración litúrgica el Sr. obispo de la diócesis, Mons. D. Ramón del Hoyo López, confirió el Sacramento de la Confirmación a un grupo de adultos que se habian venido preparando conforme al «Itinerario preparatorio del Sacramento de la Confirmación de adultos bautizados, para ser padrinos del bautismo y para recibir el sacramento del matrimonio». En la homilía, D. Ramón, invitó a los fieles loperanos a ser heraldos de la misericordia de Dios y testigos del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Esforzarse en la construcción de una sociedad en la que la fraternidad, la justicia y la paz articulen las relaciones entre sus miembros es conforme a la voluntad de nuestro Señor y tarea a la que no podemos renunciar los bautizados y confirmados. Así lo entendió y vivió san Roque en fidelidad a Jesucristo y para gloria de Dios Padre. Tras la ceremonia religiosa la comunidad parroquial compartió un refrigerio, preparado para la ocasión, en las dependencias parroquiales y los más pequeños degustaron la diversidad de «chuches» que la cofradía de san Roque repartió entre estos. 14


Encuentro de formación permanente del profesorado de religión católica

María Gómez Torres Delegada Episcopal para la Enseñanza El sábado, 12 de marzo de 2011, tuvo lugar en el Seminario Diocesano de Jaén, el segundo encuentro de profesores de religión católica en este curso 2010/2011. Este encuentro forma parte del plan de formación permanente de la Conferencia Episcopal Española para el profesorado de religión católica titulado «Respuesta de la fe a la cultura». El primer encuentro tuvo lugar en el primer trimestre y estuvo a cargo del vicario Episcopal y profesor del Seminario diocesano D. Antonio Garrido de la Torre quien tocó el tema del diálogo dentro de la teología de la revelación. En este segundo encuentro D. Luis María Salazar García, párroco de Santa María de Torredonjimeno y profesor del Seminario diocesano, desarrolló el tema: «¿Qué somos? ¿Quiénes somos? La libertad en la persona humana creada por Dios». La dignidad de la persona humana, su origen y destino nos invita a desarrollar en cada uno de nosotros, y propiciar en el alumnado que tenemos encomendado, el mejor proyecto de vida, el que da sen-

tido a nuestra existencia, el que plenifica a la persona humana en su dimensión religiosa, social y comunitaria. El encuentro comenzó a las 10 de la mañana. El contenido del día, enriquecido con el compartir de la experiencia de los asistentes, motivó y centró el trabajo de los grupos. La fuerza de la fe, manifestada y celebrada en la Eucaristía de ese día, formó parte de la vivencia de un Iglesia joven en Jaén que desea continuar esparciendo la semilla del Evangelio.

15


INDIGNACIÓN E IMPOTENCIA Juan Raya Marín Esta semana se atendieron en Cáritas Interparroquial de Linares dos casos de particular dramatismo, que además te llena de indignación por la injusticia que representa, y de impotencia porque no está en tu mano la solución. El «perfil» es muy similar, estoy seguro que cerca de usted sabe de casos parecidos: matrimonio relativamente joven, con niños en edad escolar, que han perdido el trabajo durante los dos últimos años. Animados por una sit u a c i ó n económica favorable, decidieron comprar casa. Préstamo bancario, todo facilidades. El sueldo de uno para pagar la hipoteca y el del otro para los gastos ordinarios. Incluso con algún que otro capricho. Cuando el primero pierde el trabajo, empiezan los recortes en los gastos, se pierde la alegría y la armonía familia y se usan los pocos ahorros… todo para seguir pagando la hipoteca. Cuando el segundo pierde el trabajo, empieza la angustia: pedir ayuda a los padres, sobrevivir con el subsidio de desempleo y con empleos temporales. Se paga la hipoteca con retraso hasta que ya no se puede, hasta que hay que elegir entre comer o pagar. Cuando hay tres o cuatro recibos sin pagar, entra en escena el banco, que reclama, saca la letra pequeña del contrato y amenaza con ejecutar 16

la hipoteca. Nuestras parejas se plantean entregar el piso al banco, incluso aceptando que pierden lo que ya han pagado, pero resulta que al hacer cuentas, eso no soluciona el problema: le siguen debiendo al banco, pues aunque han pagado casi la mitad, casi no han amortizado capital y ahora el piso vale mucho menos y no es suficiente para cancelar la deuda. Por si fuera poco, se pone en riesgo la garantía hipotecaria (la casa de los padres o algo parecido). Todo muy legal, pero ya saben, ni los mercados, ni los bancos tienen corazón. E n C á r i t a s sentimos impotencia ante estos c a s o s , pues acuden a nos o t r o s como último recurso y nuestros medios son escasos. La solución no es fácil. Se puede ayudar pagando una cuota, pero el mes que viene tendremos el mismo problema, la misma angustia y la misma impotencia. Y aquí viene la indignación. ¿Cómo puede ser legal que el mismo piso que se compró con el préstamo, no sirva para cancelar la parte del préstamo que queda sin pagar?, ¿en quienes estaba pensando quien diseño unas leyes que permitan tal contrasentido? ¿o deberíamos decir «tal injusticia»? Es cierto que hay una normativa para diferir pagos, dar tiempo de demora, bajar la cuota alargando el tiempo (y los intereses) … Pero el papeleo es tan farragoso y las exigencias tales, que casi nadie puede cumplirlas. Todo muy legal, pero también inmoral e injusto.


El Sr. Obispo inaugura las reformas de la parroquia de Villanueva de la Reina

La parroquia de la Natividad de Villanueva de la Reina ha finalizado estos días una restauración global que le ha obligado a estar cerrada durante nueve meses, usándose mientras como templo para atender el culto una nave agrícola. En palabras del Párroco D. Alberto Jaime Martínez ha sido la reforma más importante que se ha acometido en el templo parroquial desde su consagración por el Obispo Sancho Dávila en 1604. La aparición accidental de la Iglesia mudéjar hace dos años revoluciono la historiografía local datando el edificio en el siglo XIII, y convirtiéndose en uno de los templos cristianos con culto más antiguos de la Diócesis de Jaén. Se han restaurado el retablo mayor y los retablos laterales en pan de oro gracias a la labor llevada a cabo por D. Antonio Aguilar, domiciliado en Jaén. Se ha descubierto una cripta del siglo XVIII bajo la capilla del Rosario. Todo ello, junto a la nueva solería en mármol blanco y rojo pulimentado y a la nueva iluminación, hacen del templo uno de los más elegantes y originales de la comarca. La característica más peculiar son los diferentes estilos artísticos y arquitectónicos que conviven armónicamente en un solo edificio: el castillo árabe con su aljibe, la fortaleza cristiana de las postrimerías del románico, la portada protogótica con alfiz árabe, la iglesia mudéjar con sus curiosos e interesantes capiteles únicos en la provincia y su orientación norte sur como la mezquita de Córdoba, continuando por la cabecera gótico -renacentista y la nave con pilares atribuibles al maestro de Alcaraz, Andrés de Vandelvira, o a su discípulo Alonso Barba. La capilla barroca de yesería rococó hacen del templo parroquial de Villanueva de la Reina una simbiosis de estilos y espiritualidad único en toda la provincia. El Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, celebró una Eucaristía de acción de gracias por la restauración del templo cuya inversión ha superado los 300.000 € sin acudir a préstamos bancarios ni ayudas oficiales, salvo la municipal. La Eucaristía fue concelebrada por el párroco, D. Alberto Jaime Martínez Pulido, y por una decena de sacerdotes. Los fieles, que llenaron el templo, pudieron contemplar la elegancia y belleza de un templo restaurado con ocho siglos de antigüedad. 17


Los enfermos de Linares celebran un encuentro sobre la figura del beato Manuel Lozano «Lolo»

18

68 enfermos procedentes de todas las parroquias de Linares han querido sumarse a la celebración de la jornada del enfermo participando en una Misa celebrada en la Parroquia de Santa María la Mayor. Aunque algunos enfermos, por su delicado estado, no pudieron trasladarse definitivamente hasta el templo, fueron muchos otros los que pidieron ser desplazados en coche o ambulancia para poder estar presentes. El eje central del encuentro fue la figura de Manuel Lozano Garrido como enfermo ejemplar. «Teniendo un enfermo como Lolo, qué mejor lugar para celebrarlo que la parroquia donde él nació, se bautizó, creció y donde dejó su testimonio. Lolo es nuestro prototipo y ejemplo. Lolo es el enfermo que nos ha dejado una huella tan extraordinaria que ya lo tenemos en los altares intercediendo por nosotros», expresaba D. Ramón López Pozas, párroco de Santa María. Con un ambiente festivo, la celebración pretendía ser un estímulo para todos los enfermos. «El objetivo de este encuentro es estimular al enfermo, demostrarle cariño, comprensión, revalorizarlo, animarlo. Y, ante todo, poner esa luz de esperanza en el corazón, ante Jesús con la cruz y ante Lolo, que también supo llevarla», continúa el párroco. Por su parte, D. Rafael Higueras, Postulador de la Causa de Beatificación de Manuel Lozano Garrido quiso destacar a Lolo como peregrino a Lourdes y describir algunas de sus anécdotas. «Hoy quisiera destacar que Lolo fue peregrino a Lourdes. Tiene unas crónicas preciosas y muchísima densidad que cuentan su peregrinación y lo que significaba su enfermedad. La anécdota que a mí más me entusiasma es cuando Lolo llega a la gruta, con su postura rígida y su cabeza baja, y le pide a su hermana Lucy que le ponga un espejo en las rodillas para, así, ver la imagen de la Virgen. Cuando le retiró el espejo, Lucy asegura que estaba lleno de lágrimas». Del mismo modo, Higueras animó a los enfermos a emprender un viaje hacia Lourdes, como lo hizo Lolo en su tiempo. «Creo que si Lolo fue a Lourdes y encontró allí la fórmula de oración de los enfermos por la prensa, creo que Linares hoy tendría que responder planificando una peregrinación de enfermos a Lourdes. Será la mejor manera de venerar a Lolo». Finalmente el Postulador quiso destacar la faceta de Lolo como enfermo. «Lolo es eucarístico, mariano, es joven, es apóstol, es joven, es de Acción Católica, es escritor, es periodista… pero en Lolo lo que es una constante, en más de 28 años, es que es un enfermo. Y además es un enfermo grave. Lolo vive su enfermedad en las manos de Dios: rezando el rosario, con la comunión diaria, con la misa frecuente». Durante el encuentro, uno de los momentos más emotivos, fue la actuación de un grupo de niñas de diferentes parroquias de Linares, que bailaron la canción ‘Dice Lolo’. Asimismo, al acabar la Santa Misa, los fieles pudieron besar la Reliquia del Beato Manuel Lozano Garrido, este enfermo ejemplar.


19


LOLO ESTUVO EN ÁVILA… Y SE QUEDÓ Marisol Carpintero Estévez Delegada de Pastoral de la Salud en Ávila Esta noche he soñado con LOLO. No reconozco muy bien el lugar en el que estábamos. Lo que sí recuerdo es que cuando Lolo me vio y me dirigió un saludo muy amable: ¡bienvenido amor!, es así de galán este caballero. Luego me tomó de la mano y me dijo que íbamos a hacer reportajes sobre la cumbre, donde Dios habla todos los días. Mi sueño era profundo, debía estar muy entrada la noche, porque las estrellas se ven de noche y eran de una gran claridad. Su luz me dejó divisar desde lo alto el árbol desnudo que adorna la plaza en la que vivo. Su sabia, ahora invernando, circulará con vigor la próxima primavera. Lolo, para auparme a su altura ha dejado a mi puerta el sillón de ruedas. Desde arriba veo también cómo las golondrinas han puesto su nido entre mi tejado y el canalón que recoge las aguas de la lluvia, y es que, las golondrinas nunca saben la hora en que él volverá para posarse en su hombro. Estábamos frente a frente, corazón a corazón, y a modo de mesa redonda con Dios, Lolo me fue narrando, como si estuviese contando cuentos en la sostenido, lo que ha visto con los ojos de su alma y lo que ha sentido en su corazón, ahora tan cercano al corazón de Dios cuando estuvo en Ávila. Mientras lo escuchaba me parecía que me estaba leyendo su última carta con la señal de la cruz. Esto me dijo: «Me he sentido muy a gusto estos últimos meses en Ávila. Perece como si aquella lluvia copiosa del último doce de junio te hubiese calado hasta el fondo del alma cuando yo te encargué: moja con esta agua de Dios a la Pastoral de la Salud, con la promesa de estar a tu lado. Aquel día S.S. Benedicto XVI dijo públicamente que la Iglesia me reconocía como Beato. Al Cardenal Amato le sonreí diciendo que mi alegría había sido colmada cuando mi nombre fue escrito en el Reino de los Cielos. Y nos pusimos manos a la obra. ¿Recuerdas?, empezamos regalando mis libros, haciendo vano una y otra vez tu empeño 20

en tener definitivamente la colección de mi obra literaria. Jóvenes, enfermos, maestros, médicos, periodistas… ninguno de ellos tomó como natural el título del libro con el que yo me acercaba a su vida; todos se sorprendieron con el deseo de conocerme.

Después tuvo lugar algo muy original, me lo pasé muy bien cuando los visitadores y visitadoras de enfermos recibieron, a modo de una Revista del Corazón, la de «Iglesia en Jaén» con todo lo referido a mi Beatificación. Miraban con curiosidad las fotos del LOLO joven y rebosante de salud, su cara cambiaba cuando pasando de hoja se encontraban con el LOLO enfermo, mi rostro les hablaba de un hombre sumergido en un mar de dolores y sufrimientos, la mayoría de ellos se sintieron abrumados y derrumba-

dos al advertir en las imágenes la ceguera de mis ojos, el deterioro de mi cuerpo, la invalidez de mis brazos y la rigidez y parálisis de mis piernas. Al verlos así, me apresuré a decirles al oído del corazón que entonces y ahora veo profundamente, abrazo fuerte y mis piernas revolotean como alas que les suben hasta Dios. Esto les animó a ponerse a todos de acuerdo, llamar a otros amigos, meterme casi en andas con ellos en la Parroquia de Santo Tomás. Fue una tarde fantástica, un encuentro de amigos. Se afanaron en fotocopiar algunas páginas de mi libro «Las estrellas se ven de noche», lo comentaron, y se encontraron con el LOLO que yo quería, con el hombre de fe, de buen humor, de amor a la vida y a su vocación de escritor y periodista. Poco a poco me fueron metiendo en su corazón y yo compensé su acogida en el frío de aquel templo, calentando sus vidas por dentro. Me resultó muy fácil conducirlos hacia Jesús. Terminó la tarde con un gran banquete, la Eucaristía. Apenas pasaron unos días y volví otra tarde con ellos. Llevaron a unos pocos más. Fuimos a un lugar que no me resultó desconocido, un santuario del sufrimiento que se conoce con el nombre de Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. María siempre solícita para el hombre que sufre.


¡Ah! me tenían guardada una grata sorpresa, habían llevado para presentarme a un gran amigo, uno de los míos, un paisano linarense, José María Moreno. Él se manifestaba orgulloso de mí, y yo me he sentía feliz con él porque me iba situando con amor en mi Linares natal, con la gente de mi pueblo, con mi parroquia, en mi entorno. ¡Lo felices que hubiesen estado en aquel Salón de Actos Lucy y Expecta, mis hermanas, o D. Rafael, o tantos y tantos amigos que permanecen cercanos en mi corazón mientras contemplo eternamente a Dios en el cielo! Al tiempo que José María hablaba, yo iba reconociendo en aquellos que presidían la mesa a médicos que entienden el vocablo del dolor, la enfermedad, el sufrimiento, a pesar de que hoy estén dedicados a la gestión pública de la Salud. Junto a ellos otros profesionales sanitarios entregados al servicio de los enfermos. Al Sr. Obispo, D. Jesús, lo llamaban Pastor, con agrado le fui recordando el nombre de las ovejas débiles y enfermas de su diócesis abulense. He reconocido fácilmente a mis compañeros de la ONCE, acaricié a Coda, el perro guía de Fernando, Coda se levantó, pero inmediatamente recibió, de forma cariñosa, la orden de mantenerse tranquilo; Fernando no había percibido que él correspondía gentilmente a mi saludo. Yo no tuve perro guía, pero tuve muchos ángeles que custodiaron con amor, a modo de humildes cirineos, cada día de mi enfermedad. Parecía que todo llegaba a su fin, pero no, había previsto un fin de fiesta, la celebración de la Eucaristía. Habían puesto un poquito de mí sobre el Altar, siempre cerca de Jesús para ser testigo del Misterio Eucarístico en el que vuelve a entregarse al hombre en forma de Pan y Vino. No me olvidaré, llevaré a Dios Padre, lo que cada uno me dijo al besar mi reliquia. Mañana, al despertar, recordarás esta conversación conmigo mientras yo retomo las palabras de José María cuando decía: «Lolo es el protagonista de la Jornada Mundial del Enfermo porque aceptó su camino como designio de Dios y supo interpretar qué papel se encerraba detrás de sus sufrimientos. LOLO, que reconoció el dolor, lo superó y lo ofrece, percibe el valor comunitario del sufrimiento y plasma sus valores en el CREDO DEL SUFRIMIENTO»

Manifiesto SÍ A LA VIDA El día 26 de marzo, la sociedad civil festeja un día de amor a la vida. Las organizaciones defensoras de la vida y la familia se reúnen, en esta ocasión, a las 12 de la mañana, en un gran acto público, en Madrid, para celebrar juntas el Día Internacional de la Vida 2011. En representación de millones de españoles queremos hacer un llamamiento a la sociedad para que se avive la conciencia del valor de toda vida humana y se exija su respeto y protección legal, desde la concepción hasta la muerte natural. Nos proponemos, en este acto, proclamar y festejar el don de la vida, como un derecho natural, primordial e innegociable de todo ser humano. Pedimos, en primer lugar, a todas y cada una de las fuerzas políticas que incluyan en sus programas electorales el compromiso de defender la vida y cortar el paso a la cultura de la muerte, que se ha ido imponiendo en España en las últimas décadas. En concreto, solicitamos la abolición de toda legislación permisiva del aborto y el rechazo a todas las iniciativas que facilitan la eutanasia y la manipulación de los embriones humanos, así como la exclusión, en nuestra sociedad, de cualquier forma de condescendencia con el terrorismo y el maltrato. Apelamos a los medios de comunicación para que difundan una imagen positiva de la vida, de la maternidad y del embarazo. Los Poderes Públicos, por su parte, deben ayudar a la mujer embarazada y establecer políticas activas de apoyo al nacimiento de nuevas vidas, que constituirán la mayor riqueza espiritual y material de España en el futuro. Exigimos a las administraciones públicas dar especial protección a los discapacitados, ancianos y enfermos terminales, proporcionando medios para mejorar su calidad de vida, especialmente en sus últimos días y desarrollando los cuidados paliativos. Pedimos que se respete el derecho a la objeción de conciencia y apoyamos a los profesionales de la salud que se niegan a colaborar con cualquier práctica que atenta contra la vida humana como el aborto y eutanasia. Respaldamos, con admiración, a las fuerzas del orden que combaten el terrorismo, los crímenes de sangre y el maltrato. Los participantes en esta manifestación nos comprometemos a trabajar activamente por la defensa de la vida y de la familia, sea de forma individual o uniendo nuestras voces a las organizaciones que luchan por estos ideales.

QUEDAMOS, PUES, ¡COMPROMETIDOS CON LA VIDA! 21


IOS JMJ R A T N U L O V A T IS V E R ENT

io ic v r e s e d d u it t c a n La fe se vive e

En este número os presentamos a Cristóbal Marchal Martín, un voluntario de la JMJ en Jaén de 16 años. Natural de la ciudad de Jaén y alumno de 1º de Bachillerato en el Colegio Hijas de Cristo Rey. Pertenece a la parroquia de Cristo Rey de Jaén donde forma parte del coro parroquial, organiza el grupo de lectores, ha sido monaguillo y es miembro del grupo joven de voluntarios de la JMJ de su parroquia, donde también recibe formación para convertirse en catequista de niños para la 1º Comunión. Este activo cristiano, también pertenece al Grupo Scouts Católicos de la parroquia de San Juan de la Cruz donde es Pionero y es cofrade de las hermandades del Cristo de la Humildad y del Silencio (parroquia de Cristo Rey) y del Señor Resucitado y María Santísima de la Victoria (parroquia de San Ildefonso). ¿Cuándo comenzó tu relación con la Delegación de Juventud? Mi primer contacto con la Delegación fue en la Vigilia de jóvenes que tuvo lugar en noviembre de 2009 con motivo de la visita de la Virgen de la Cabeza a la S.I Catedral de Jaén. Desde entonces he acudido a la mayoría de los eventos que la Delegación de Juventud de nuestra diócesis ha organizado.

vida desde otro lado, desde el lado de aquellas personas que trabajan porque realmente las JMJ sean «algo grande», y esas personas somos nosotros, los VOLUNTARIOS. Además te hace vivir desde el servicio, aprendiendo a vivir como Jesús decía: «sirviendo y no siendo servido».

¿Qué te llevó a ofrecerte como voluntario para la JMJ en Jaén? Realmente lo hice porque quería probar algo diferente a lo que llevaba haciendo bastante tiempo: catequesis, monaguillos, coro…Y además el poder conocer gente que tiene más o menos mi edad y mis inquietudes. ¿Desde cuándo ejerces como voluntario para la JMJ en Jaén? En aquella Vigilia que antes comentaba, encontré un stand con información sobre las JMJ, y no tardé en apuntarme en las fichas que repartían para colaborar como voluntario. Más intensamente, ejerzo este cargo desde el I Encuentro de Voluntarios que tuvo lugar en septiembre del pasado año. ¿Dónde desarrollas el voluntariado y qué labor desempeñas? Colaboro con el equipo de comunicación de la JMJ en Jaén, ayudando a proporcionar la mayor difusión posible a la JMJ, en todos los ámbitos: parroquias, movimientos, instituciones, cofradías… Recientemente, cercana ya la llegada de la Cruz y el Icono a nuestra Diócesis, he elaborado varios testimonios personales, para contagiar y animar a participar en la JMJ Madrid 2011 con mi sentimiento e ilusión a los jóvenes cofrades, que se publicarán en sus respectivos boletines en esta cuaresma. ¿Qué te aporta desarrollar esta actividad de voluntariado en la preparación de la JMJ en Jaén? Ser voluntario me aporta aprender a mirar la 22

a perder?

¿Qué esperas de la próxima Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011? Que sea «algo grande», único e irrepetible, una de esas experiencias que no se olvidan en la vida, donde descubra realmente a Dios, y escuche lo que Él tiene pensado para mi vida. Además, con la asistencia del Papa, y de las muchas de actividades que se realizarán, promete ser uno de los eventos más importantes del año, y posiblemente de mi vida, ya que será en él, donde se vivan los más cercanos encuentros con Cristo, de toda mi vida. En las JMJ, más de un millón de jóvenes vivirán momentos muy intensos de oración con Dios, ¿te lo vas

¿Un mensaje para todos aquellos voluntarios o candidatos a voluntarios que lean la entrevista? Animo a todos los jóvenes, a que acudan y colaboren a organizar uno de los eventos más importantes de sus vidas, donde descubran que Cristo es nuestra raíz y sobre el que debemos edificar nuestra fe. Además con la llegada de la Cruz y el Icono a nuestra Diócesis, tendremos una ocasión única para encontrar a Cristo en un símbolo que tanta gente ha orado y alabado y que ha sido testigo de muchas conversiones. Pero además si desean vivirla desde dentro, los animo a que se inscriban como voluntarios de las JMJ en Jaén, donde pasarán a organizar algo muy grande para todos los jóvenes que vendrán a nuestra provincia en agosto.


TE APADRINAMOS

PARA LA JMJ

CON LA ORACIÓN Las personas Mayores residentes acogidos por las Hermanitas de los Pobres de Jaén y la comunidad de hermanas, desean que cada joven se encuentre con Cristo y arraigue su corazón con Él, según reza el lema de la JMJ Madrid 2011. Con este motivo, y sumándose a la organización de la JMJ en nuestra Diócesis, se han ofrecido para pedir al Señor por cada uno de los jóvenes de Jaén que se preparan para las jornadas, ayudando así a vivir las JMJ en rofundidad, para discernir aquello que Dios quiere de los jóvenes y pedir para ti la fuerza para entregarte a Él sin medida. Un Anciano, Anciana o Hermanita se comprometerá a rezar por ti durante este tiempo de gracia. Recoge tu folleto de solicitud para pedir que recen por ti, para que arraigues tu corazón en Cristo, en la SEDE de la JMJ en Jaén (C/ Maestra Nº 12 Bajo) y entrégalo en las HERMANITAS de los POBRES (Paseo de la Estación Nº 7).

¡Desde ahora caminaremos juntos!

ADOREMUS del 25 de Febrero 2011 Fco Javier Martínez Cobo En torno a unos cincuenta jóvenes nos dimos cita en el convento de Franciscanas Descalzas (Bernardas) de Jaén la noche del 25 de Febrero. El encuentro lo animábamos un grupo de jóvenes de la Parroquia de San Juan Bosco. Se inició con la comunicación de tres testimonios de jóvenes y animadores de nuestra Parroquia, en torno a la experiencia de fe en Jesús realizada en su vida ordinaria. Fue una ocasión para reconocer la importancia de Jesús en nuestras vidas y cómo su presencia orienta nuestra existencia hacia una contemplación y abandono en él y hacia un compromiso solidario con los más necesitados. La Eucaristía motivaba el segundo momento de la noche. La celebración de los santos protomártires de la Familia Salesiana el obispo Luis Versiglia y el sacerdote Calixto Caravario testificaban el empeño en despertar en cada uno de nosotros el compromiso de trabajar y luchar por la extensión del Reino de Dios en nuestra sociedad, desde el testimonio de una vida coherente con nuestra fe, con nuestro seguimiento de Jesús el Hombre Nuevo. El momento de exposición y adoración al Santísimo puso el broche al encuentro. Cada uno pudimos conversar de amistad con el Señor durante un buen largo rato. Mientras, intercalábamos cantos repetitivos de oración y momentos de encuentro reconciliador con Dios en la persona de los seis o siete sacerdotes que nos acompañaban. Todo terminó con un fraternal ágape en un salón del convento. Allí pudimos conversar con los asistentes amigablemente. Animo a todos los jóvenes cristianos de Jaén a acudir a este encuentro que quiere marcar un itinerario personal y comunitario ante la próxima Jornada Mundial de la Juventud (Madrid 2011). Os aseguro que no saldréis defraudados. 23



Revista Iglesia en Jaén 477