Issuu on Google+


Carta del Director Antonio Garrido de la Torre vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es

LA URGENCIA DE LA NUEVA EVANGELIZACIÓN Ya ha llovido desde que el 9 de marzo de 1983 en Puerto Príncipe, Haití, el querido Beato Juan Pablo II lanzó la iniciativa de una nueva evangelización, que fuera «nueva en su ardor, en sus métodos y en su expresión». Con anterioridad, en Polonia en 1979, en el santuario de la Santa Cruz de Mogila, Juan Pablo II afirmó que «se ha dado comienzo a una nueva evangelización, como si se tratara de un segundo anuncio, aunque en realidad es siempre el mismo». El Pontífice actual, Benedicto XVI, muy sensibilizado con este tema, creó el año pasado un nuevo dicasterio en la Curia Romana, el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, que tiene como finalidad «la reflexión sobre los temas de la nueva evangelización» e identificar y promover «las formas y los instrumentos adecuados para realizarla», profundizando en «el significado teológico y pastoral de la nueva evangelización». Este tema de la nueva evangelización ha vuelto a ocupar en la actualidad un lugar prioritario en la Iglesia y así se concreta también en nuestra diócesis de Jaén, que ha presentado el nuevo plan pastoral trienal centrado en esta necesidad de la nueva evangelización. El motu proprio por el que se crea este Consejo Pontificio señala claramente un factor que nos toca muy de lleno a Iglesias como la española, que se incluye dentro de «esos territorios de tradición cristiana donde con mayor evidencia se manifiesta el fenómeno de la secularización». Como bien indicaba Benedicto XVI en el reciente viaje a Alemania «desde hace decenios, asistimos a una disminución de la práctica religiosa, constatamos un creciente distanciamiento de una notable parte de los bautizados de la vida de la Iglesia». Y este distanciamiento no nos puede dejar indiferentes.

Como miembros de la Iglesia, cada uno desde su situación, debemos tomar este tema del anuncio del Evangelio con un interés especial. A menudo nos hemos quedado en un lamento pasajero cuando hablamos del distanciamiento de la fe que se palpa en personas y colectivos muy cercanos a nosotros. Asistimos con cierta pasividad a este proceso permanente por el que jóvenes y familias se desligan de las comunidades parroquiales y aparecen puntualmente para algunos sacramentos, cuya celebración muchas veces tiene más de sociológico que de religioso. Algo habrá que hacer. Y, por supuesto, lo primero es demostrar con nuestra actitud que nada está perdido. De nuestra palabra, pero sobre todo de nuestro testimonio, depende que muchas personas vuelvan a la vivencia de la fe. En este objetivo de la nueva evangelización debemos apostar seriamente por un replanteamiento de métodos y de estrategias porque no podemos acercarnos al hombre actual con unos medios anquilosados y más propios de épocas pasadas. Estos medios, que se utilizan con unos destinatarios excesivamente minoritarios, deben ser actualizados. En nuestras comunidades parroquiales y diocesana no se pueden ir tantas fuerzas en una pastoral que tienen como objetivo a los de dentro, a los de siempre. Hoy más que nunca urge llegar a la oveja que está fuera del redil. Y, por desgracia, el número de estas ovejas se ha multiplicado enormemente, creando para todos los que nos sentimos parte de la Iglesia un reto que debemos afrontar sin más dilación.

Sigue la actualidad diocesana en:

www.diocesisdejaen.es 2


«ASÍ OS ENVÍO YO» Muy queridos fieles diocesanos: En este domingo, 23 de octubre, se celebra en toda la Iglesia la Jornada Mundial de las Misiones. Es, como sabemos muchos desde niños, un día dedicado especialmente a prestar especial atención a nuestros compromisos misioneros que nacen de nuestro bautismo. El lema para este año: «ASÍ OS ENVÍO YO», debe sonarnos en cada uno de nosotros de una forma muy personal. Es el Señor quien nos envía, a cada uno y como comunidad, a ser testigos del Evangelio de Jesucristo, luz del mundo y sal de la tierra. Como nos propone y desea el Santo Padre, Benedicto XVI en su Mensaje para esta Jornada y este día debe suponer para cada cristiano «el deseo y la alegría de ir al encuentro de la humanidad llevando a todos a Cristo». Permitidme recordaros las palabras aún muy recientes del Papa dirigidas a los jóvenes cristianos de todo el mundo en aquella memorable Misa de clausura en Madrid de la Jornada Mundial de la Juventud cuando, en medio de un entusiasmo indescriptible, les decía, nos decía: «No se puede encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás. Por tanto, no os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios. Pienso que vuestra presencia aquí, jóvenes venidos de los cinco continentes, es una maravillosa prueba de la fecundidad del mandato de Cristo a la Iglesia: ‘Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación’ (Mc. 16, 15). También a vosotros os incumbe la extraordinaria tarea de ser discípulos y misioneros de Cristo en otras tierras y países donde hay multitud de jóvenes que aspiran a cosas más grandes y, vislumbrando en sus corazones la posibilidad de valores más auténticos, no se dejan seducir por las falsas promesas de un estilo de vida sin Dios» (Homilía en Cuatro Vientos, Domingo 21 de agosto de 2011). Preciosas también sus palabras dirigidas en el Patio de los Reyes de El Escorial a las jóvenes religiosas, destacando, entre otros campos de su apos-

tolado «la labor misionera y la nueva evangelización». Sí. Es la hora de despertar todos los bautizados, unidos y bien organizados a favor de los creyentes tarea de una nueva evangelización en el territorio diocesano, pero abiertos siempre a la universalidad, a la misión «ad gentes», tan necesaria como siempre desde el primer Pentecostés de la historia de la Iglesia. Hemos de procurar por todos los medios mantener viva esta llama y espíritu misionero en todas las parroquias y comunidades, como respuesta a la vocación de cristianos. No podemos dejar solos a quienes, jugándose hasta su vida, desafían todos los medios e interrogantes para desplazarse a tierras de misión. Su único afán y programa es dar a conocer el tesoro que ellos han encontrado: Jesucristo. Vale más un misionero o misionera que miles de euros pero con nuestras oraciones, sacrificios y ayuda generosa también participamos y apoyamos a quienes, en nuestro nombre, nos representan y siembran en corazones vírgenes el Evangelio. Gracias por vuestra generosidad de esta nuestra Iglesia de Jaén. ¿Sabían que, a pesar de la crisis entre nosotros, el año 2010 superó en 19.052,33 euros al ejercicio de 2009 con 242.064,06 euros en total como cooperación económica misionera? Entre las setenta diócesis españolas figuramos en el número veinticuatro en cuanto a las cantidades aportadas a favor de las misiones. Sigue habiendo cristianos que olvidándose de sí mismos se entregan y dan su vida a favor de los demás, como hizo el Hijo de Dios, Jesucristo. El DOMUND nos invita a cada uno de nosotros a seguir esa dirección del amor cristiano y a colaborar con ellos en su generosa entrega. Con mi agradecimiento y saludo en el Señor.

3


E NTREVISTA A ALFREDO TORRES Y MARÍA LUISA RODRIGUEZ, MATRIMONIO MISIONERO DE LA CONSOLATA EN LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO

«Entendemos que la misión es un estilo de vida, es una forma de vivir el Evangelio, optando por los pobres» 4

«Iglesia en Jaén» se ha puesto en contacto con Alfredo y María Luisa, un matrimonio de nuestra tierra que está trabajando como laicos misioneros de la Consolata en la República Democrática del Congo desde junio del 2009. Ellos son la portada de nuestro número de «Iglesia en Jaén». Están desarrollando una gran labor en la zona noroeste del país, en una ciudad que se llama Isiro. María Luisa es educadora social y pedagoga y Alfredo arquitecto y están volcando sus conocimientos y su trabajo en esta zona del Congo. Ellos nos explican sus experiencias en esta entrevista.


pre ha sido así. Sabéis que el Congo estuvo colonizado por los belgas y en esa época nuestra ciudad fue muy floreciente. Había agua corriente en cada parcela, había luz eléctrica, escolaridad y sanidad gratuita, una piscina climatizada, había tren… y ahora no hay nada. Es una ciudad en ruinas. Es como si te pasearas por una ciudad después de un bombardeo y así lleva ya muchísimos años. Esto también genera un clima mental, una falta de esperanzas y expectativas de la gente. Cada pocos años, además, sufren una guerra, un pillaje… Desde que se fueron los belgas ha habido dos dictaduras, dos guerras y dos grandes pillajes. Moral y espiritualmente se ha creado una situación muy delicada. Por eso la buena noticia, el evangelio es muy importante. Es una zona de primera evangelización, porque la zona que más tiempo lleva evangelizada son cien años. Los valores del evangelio están empezando a entrar ahora, poquito a poco. Allí, mayoría es católica, lo que pasa es que todavía se vive un cristianismo un poco superficial, un poco más de ritos… todavía no se encuentra una vivencia profunda de Dios. Pero poco a poco, se van consiguiendo nue-

1.- ¿Cuál es la situación actual República Democrática del Congo? María Luisa: El Congo tiene una democracia pero desde hace dos años tendría que haberse producido una descentralización porque es un país como cuatro veces y media España y sin carreteras ni vías de comunicación, entonces es prácticamente un país ingobernable, en el que hay muchísima corrupción. Para evitarlo se ideó la descentralización, pero al gobierno central no le interesa. Entonces en Kinshasa ya hay un clima político y social tenso. En la provincia oriental hay dos focos de guerra constante. En el norte hay una guerrilla muy bien organizada que se llama Resistencia Armada de Dios, que tiene también un tinte sectario que cada día violan, matan, mutilan… a un montón de gente. De hecho, en nuestra ciudad hay muchísimos desplazados de aquella zona y te cuentan como sus familiares han sido asesinados, mutilados o secuestrados. La mutilación que hacen allí es que cortan la nariz, los oídos y los labios. Y al este está la zona de Goma, zona del coltán, con icunda, con toda esa problemática de mercenarios que están ocupando las minas. También hay una situación de tensión y de muertes constantes. En el mes de octubre hicieron dos días de violaciones masivas, violaron a casi 300 mujeres. Y ante esto la Comunidad Internacional no hace eco, porque hay muchos intereses. No conviene pacificar el Congo porque realmente todos nos estamos alimentando de los recursos naturales que tiene el Congo. El coltán es un mineral sin el cual no podríamos tener móviles, pantallas planas, ni portátiles. También hay diamantes, oro, hierro, uranio… es una zona muy rica.

vos objetivos. María Luisa: También hemos estado de viaje en el norte, casi en la frontera con Centro-África en Amadi, Wamva, … Realmente las distancias son muy cortas, porque lo más lejos que hemos ido han sido 230 kilómetros, pero tardamos 10 ó 11 horas en llegar. No hay carreteras, son carriles en muy mal estado, con agujeros muy grandes, algunos del tamaño de habitaciones. Se caen los camiones y no hay forma de sacarlos y en época de lluvias la gente muere ahogada, porque caen en los charcos y no saben nadar.

2.- ¿Cómo es la ciudad donde vivís? Alfredo: Nosotros trabajamos en la provincia oriental, en la esquina noreste del Congo, en una ciudad que se llama Isiro. Yo al ser arquitecto viajo mucho para seguir algunas construcciones, pero siempre por poblaciones cercanas, como Neisu, Bayenga,… pueblecitos cercanos donde están los misioneros de la Consolata. La zona en la que nosotros estamos es selva pura y no hay carreteras. Pero esto no siem-

3.- ¿Cómo son los desplazamientos por la zona? Alfredo: Nos desplazamos en coches todoterreno cuando es estación seca, cuando es estación de lluvia, que son 9 ó 10 meses al año es mejor hacerlo en moto. En la primera mitad de la estación de lluvia es más fácil viajar, porque aún las carreteras no están tan estropeadas, en la segunda mitad, sin embargo es peor. Nosotros hemos viajado sobre todo para conocer las misiones de la Consolata porque nosotros somos misioneros.

«La Iglesia tiene una función importantísima en el Congo, tanto en la educación, como en la sanidad u otros servicios sociales».

5


«Pedimos a la gente que se acuerden de nosotros en sus oraciones y nos tengan presentes, porque estamos convencidos de que eso ayuda» 4.- ¿Cómo surgió la vocación de misioneros? María Luisa: Entré en contacto, con los misioneros de la Consolata a través de campos de trabajo, ejercicios espirituales… y cuando empezamos a salir, Alfredo también se interesó. Cuando acabamos la carrera nos planteamos irnos a vivir en comunidad con laicos de la Consolata y para formarnos más en serio para irnos a un país de misión. Nosotros entendemos que la misión es un estilo de vida. No es que te vas un tiempo a algún sitio, sino que es una forma de vivir el evangelio, optando por los pobres. Y eso hay que hacerlo estemos donde estemos. Pero nosotros hemos tenido la suerte de poder irnos al Congo a compartir nuestra fe con nuestros hermanos congoleses. Estuvimos preparándonos en Zaragoza y Madrid. Después hicimos el curso de misionología y se hizo el envío misionero en la Catedral de Jaén. Fue muy bonito, porque nosotros

entendemos que la Consolata y todas las instituciones religiosas son un medio, no son el fin. Nosotros ante todo somos Iglesia Universal. Entonces fue muy bonito que el envío se hiciese uniendo la Consolata y la Iglesia diocesana. 5.- ¿Cuál es vuestro trabajo? ¿Qué funciones desempeñáis? María Luisa: En la República Democrática del Congo estamos a cargo de un proyecto de estudiantes y de dinamización cultural. En la zona en la que estamos, tan enclavada en la selva, los misioneros se dieron cuenta de que no hay profesionales y que hace falta sobre todo enfermeros y profesores. Por dos cosas: por la necesidad básica de formación y salud; y porque para un futuro el país necesita a gente preparada. Entonces se mandan estudiantes a Isiro y allí tenemos estudiantes que viven con nosotros en residencias, que son los más pobres.

«Hemos aprendido a ver que la gente, a pesar de vivir en la miseria, es feliz, es capaz de ver lo positivo de la vida y eso siempre es una esperanza»

6


A l f r e d o : Yo l l e v o l a construcción de algunas Iglesias por la selva y también estoy llevando a cabo un proyecto de construcción durable con tierra. Construcción sencilla, pero durable. Porque allí viven en chozas. Clavan palos en la tierra, lo atan con lianas y después le ponen barro y hoja de palmera en la cubierta. Son viviendas muy precarias, que no dan ninguna seguridad. Por la noche cualquiera puede darle una patada a la puerta, si la hay, entrar violar a las mujeres y robar lo poquito que hay. Entonces mirando un poco la calidad de vida, vi conveniente empezar ese proyecto.

«Moral y espiritualmente en el Congo hay una situación muy delicada. Por eso la buena noticia del Evangelio es muy importante. Es una zona de primera evangelización»

6.- ¿Es difícil compaginar la vida familiar y la vida laboral? Alfredo: Es difícil en cuanto a los esquemas que tenemos planteados aquí. Nosotros hemos sido padres por primera vez en el Congo y aunque te haces una idea de los medios que hay aquí, nos hemos adaptado a lo que hemos tenido. Cuando llegas aquí te das cuenta de todos los medios que hay y es mucho más fácil tener un niño aquí que allí. Pero también tenemos la gran suerte de poder gozar con nuestra niña Candela casi todo el día. Allí la gente está acostumbrada a trabajar con los niños, sobre todo las mujeres, porque no hay otra opción. Entonces nosotros nos hemos adaptado un poco a ese ritmo de vida. Es un poco difícil porque tu niña no puede quedarse en una guardería, no tienes a la abuela o a la tita que te echa una mano, pero la gente lo comprende. Yo a veces voy a echar un vistazo a las obras con Candela. En nuestro barrio todo el mundo la conoce, la llama por su nombre, los albañiles también la tratan con mucho cariño. Es otro ritmo de vida. Es complicado, pero es bonito. 7.- ¿Existe un alto índice de analfabetización o por el contrario la mayor parte de los niños asisten a la escuela? María Luisa: Hay bajo índice de alfabetización. No conocemos las estadísticas porque no existen estadísticas oficiales. En general lo que ves es que van muchos niños a la escuela, pero también hay otros muchos que no van. Hay también que decir que la situación de la mujer es muy delicada. Hay muchas mujeres que con 12, 13 ó 14

años tienen su primer hijo y automáticamente se les expulsa del sistema educativo reglado. Esos niños tienen también muchas dificultades porque no son mujeres maduras, no están preparadas para vivir, no tienen medios. Además, los hombres muchas veces no están presentes en la unidad familiar. Las mujeres se quedan embarazadas, tienen varios hijos y los hombres desaparecen. También existe la poligamia que también es negativo para la mujer, porque el hombre toma otras mujeres sin consultarlo con la primera esposa. Todo es privado, excepto las iniciativas de la Iglesia, que son bastantes. Si la Iglesia Católica no estuviese allí, no habría prácticamente nada. La Iglesia tiene una función importantísima en el Congo, tanto en la educación, como en la sanidad u otros servicios. Alfredo: Además, como la mayoría no puede pagar, el maestro como no recibe su salario aprovecha que tiene 50 ó 60 chiquillos y se los lleva a su parcela a trabajar el campo. Entonces, no les exige pagarle pero tampoco dan clases. O, por ejemplo, cuando llegan grandes compañías mineras a una zona donde hay 3 ó 4 escuelas, muchas veces son manos de obra barata. Y los niños están deseando, porque es dinero fácil. Estas situaciones son muy delicadas porque hay abandono escolar muy abrupto.

«La zona en la que nosotros estamos es selva pura y no hay carreteras»

8.- Vosotros que habéis tenido a vuestro alcance los medios del mundo desarrollado, habréis notado un gran cambio al llegar a un país tan pobre… María Luisa: Lo primero que tuvimos que hacer fue cambiar la manera de vestir. Las mujeres no pueden llevar faldas cortas, ni pantalones que no sean anchos, hay que llevar camisas largas y anchas. Allí no llega ni la moda, ni la música oc7


cidental. Tanto que se habla de la globalización, pues allí todavía no ha llegado. El Congo es el país más pobre del mundo, así aparece en el último informe del PNUD y luego culturalmente son muy diferentes a nosotros. 9.- ¿Qué fue lo que más os costó? María Luisa: No hay agua, no hay luz. Son cosas básicas y te las tienes que apañar. Nosotros en la biblioteca tenemos paneles solares y baterías y así podemos ofrecer servicios de internet y de luz por la noche. Pero, a lo material te acostumbras. Yo creo que lo más difícil es la reticencia con la que nos acogen. Porque el precedente de blanco es el colono que los ha explotado y por eso no están muy abiertos a nuestra presencia. 10.- ¿Y qué es lo mejor que os habéis encontrado allí? Alfredo: Hemos aprendido a ver que la gente a pesar de vivir en la miseria es feliz. Cuando haces una visita a casa de los estudiantes o los albañiles con los que trabajo, te das cuenta de que nosotros no seríamos capaces de vivir así. La vida en general allí es feliz, a pesar de que la gente sufre cada día. La gente es feliz y eso es lo que más nos sorprende y lo que más anima a trabajar. A pesar de las dificultades la gente es capaz de ver lo positivo de la vida y eso siempre es una esperanza. 11.- ¿Cuáles son las necesidades más apremiantes allí y como podría ayudar la sociedad un poco al desarrollo? María Luisa: Yo creo que lo más apremiante es la necesidad de formación. Si decimos lo más urgente pues podríamos hablar de que hay muchos niños que mueren de hambre, pero eso seguirá pasando mientras la gente no esté formada y las madres no estén preparadas. Allí hay mucha comida y es muy fácil cultivar porque es una tierra muy rica. Es más un problema de formación que de medios. No es como en otros países africanos que sufren sequias. Es más un problema cultural y de mentalidad. Entonces, la formación es muy importante para acabar con la corrupción y para que el Congo evolucione. 12.- ¿Algo más que queráis comentar para nuestros lectores de «Iglesia en Jaén»? Alfredo: Nosotros somos de Jaén, y somos misioneros laicos de la 8

«Somos de Jaén, somos misioneros laicos de la Consolata, y sentimos un vínculo muy especial con la Iglesia de Jaén. Esta conexión la tenemos siempre presente» Consolata, que ahora mismo en Jaén no tienen presencia, pero hay mucha gente que conoce a estos misioneros. Nosotros sentimos un vínculo muy especial con la Iglesia de Jaén y esa conexión la tenemos siempre presente. Igual que para nosotros es muy importante sentir que somos jiennenses y que estamos allí enviados por los misioneros de la Consolata, pero también por la Iglesia de Jaén, pues pedimos a la gente que se acuerden de nosotros en sus oraciones y nos tengan presentes, porque nosotros estamos convencidos de que eso ayuda. Que sea algo que fluya en ambos sentidos y que tengan una parte del Congo en sus corazones, igual que nosotros hablamos mucho de Jaén y le enseñamos fotos de todos los sitios de Jaén, porque estamos enamorados de nuestra ciudad.


Es el momento de dar la cara por Cristo

Carlos Moreno Galiano Delegado Episcopal de Misiones Director de OMP

EL MES DE OCTUBRE ES EL MES DEL ROSARIO Y EL MES DE LAS MISIONES Obras Misionales Pontificias nos presenta la Campaña para este Domund 2011, con el lema «Así os envío yo (Jn 20, 21)». Después de las experiencias vividas con ocasión de las Jornadas Mundiales de la Juventud, en las que el Santo Padre invitaba a todos los jóvenes que habían acudido al encuentro, llegados de los cinco continentes, a ser auténticos misioneros, a ser portadores de la Buena Noticia del Evangelio, a no quedarse con la experiencia de haberse encontrado personalmente con Jesucristo, sino que debían ser transmisores de ese tesoro que llevan dentro, debemos sacar todos claras conclusiones. Es el momento de dar la cara por Cristo, es el momento de dejar atrás miedos y complejos y anunciar abiertamente aquello que vivimos, empezando por nuestros propios ambientes, sin olvidar que todos formamos parte de la Misión de la Iglesia, que ha recibido el encargo del Señor de anunciar el Evangelio a aquéllos que no lo conocen, dentro y fuera de nuestras fronteras. Es una buena ocasión para profundizar, para renovar o para recuperar, donde se haya perdido, el espíritu misionero tan propio y tan necesario para la vida cristiana y para nuestra sociedad actual.

Como nuevo Delegado Episcopal de Misiones y Director de Obras Misionales Pontificas, me pongo al servicio de nuestra Iglesia de Jaén en lo que pueda, humildemente, colaborar, junto al equipo que se está formando en la Delegación y que está abierto a aquellos que, desde sus inquietudes misioneras, deseen participar y colaborar. Ya se irán comunicando las diversas actividades que se vayan proponiendo, al igual que las que ya habían comenzado, como es el caso de la Escuela de Animación Misionera, que se reúne mensualmente. No perdamos la oportunidad que se nos presenta cada día para hacer el bien y para, desde nuestra vocación misionera, anunciar al que es el Camino, la Verdad y la Vida, «arraigados y fortalecidos en Cristo, firmes en la fe».

9


JORNADA MUNDIAL de las MISIONES

10


En 1926 Pío XI estableció que el penúltimo domingo de octubre se celebrara en toda la Iglesia el «Domingo Mundial de las Misiones», en favor de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe, para mover a los católicos a amar y apoyar la causa misionera. Desde 1943, esta «fiesta de la catolicidad y de la solidaridad universal» se conoce en España como DOMUND (de DOmingo MUNDial). Este nombre ha ayudado a identificar y difundir aún más esta jornada entre nosotros, y su mensaje —una llamada de atención sobre la común responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización del mundo— ha calado en la profunda sensibilidad y tradición misionera de nuestro país. La Jornada Mundial de las Misiones es el momento culminante de una corriente de animación y cooperación misionera que debe desplegarse todo el año, especialmente, a lo largo de todo el «Octubre Misionero», el mes de las misiones por excelencia.

OBJETIVOS

1 2 3 4 5

. Iniciar a los fieles en la apertura al mundo, donde cada persona está llamada a conocer y acoger el Evangelio. . Reconocer que el misionero ha sido enviado por Dios a través de la comunidad cristiana, y que en él se refleja la universalidad de nuestra fe. . Participar en las actividades organizadas por las comunidades eclesiales con motivo del DOMUND.

. Colaborar económicamente para dar respuesta a las necesidades materiales de los misioneros y de las misiones.

. Intensificar la oración y el sacrificio por los misio neros y las misioneras – sacerdotes, religiosos y religiosas, y laicos – que este año van a ser enviados a la misión.

EL LEMA DE ESTE AÑO:

«ASÍ OS ENVÍO YO»

(Jn 20,21)

El lema está tomado del Mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de las Misiones. Sus palabras nacen de la afirmación evangélica: «Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo». Es expresión de cómo la Iglesia asume la misión que el Padre encomendó a su Hijo al enviarlo al mundo. De la misma manera, Jesús envía a su Iglesia y a cada uno de los bautizados. Es un envío que implica: Todos: todos los bautizados y las comunidades cristianas están llamados a vivir la misión salvadora de Dios. Todo: esta misión está destinada a todo y a todos, especialmente a los que aún no le conocen y a aquellos que se han alejado de la fe. Siempre: la misión afecta a toda la humanidad y a todas sus dimensiones; no está limitada por tiempo ni por espacio... hasta la plenitud de los tiempos.

11


Los misioneros, volcados en los demás • Por la transmisión de la fe: «Acabo de venir de Salanga, un pueblo a 42 kilómetros de la misión, ANTONIO ARANDA CALVO donde hemos celebrado 14 bautismos y 3 bodas de los bautizados. Toda una fiesta en la más grande sencillez. Ayer por la noche tuvimos también otros 12 bautismos en Baugou». Marcos Delgado Arce, Sociedad de Misiones Africanas, Benín. • Por la educación: «Llevo por estas tierras más de 35 años. Mi trabajo es dirigir una universidad jesuítica en pleno territorio maya, Quetzaltenango, con más de 6.000 alumnos, y el fin primordial de nuestras obras educativas siempre ha sido la formación integral de los alumnos». José Mª Ferrero Muñiz, Jesuita, Guatemala. • Por su cercanía a quienes sufren las guerras: «Nos toca acompañar a este pueblo en esta difícil situación, que sobre todo hace sufrir a los más desfavorecidos». Arantza Bajineta Astigarraga, Sierva de María de Anglet, Costa de Marfil. • Por su presencia antes, durante y después de las catástrofes: «Desde hace ocho años estoy en San Clemente (Pisco), intentando ayudar en la construcción de casas y personas después del terremoto del 2007». Mª Visitación Zuazu Sola, Misionera Dominica del Rosario, Perú. • Por compartir la pobreza: «Tengo 81 años, de los cuales he pasado 46 en Zimbabue y 8 con un cáncer a cuestas, por fortuna ya operado y sin metástasis. Sigo ayudando a mis pobres mandando dinero y ropa y lo que sea». José García González, Instituto Español de Misiones Extranjeras, Zimbabue. • Por hacerse uno más con la gente: «Apenas hace cuatro meses que llegué a mi misión, por lo tanto, por ahora estoy conociendo la realidad y aprendiendo el idioma camboyano». Gema Extremo Aranda, Hija de María Auxiliadora, Camboya. • Por desgastar su vida por los demás: «Algunos me dicen si no me jubilo, porque ya es hora; contesto que mientras mi cuerpo aguante seguiré al pie del cañón y moriré con las botas puestas, si es que Dios lo permite». Consuelo Doménech, Misionera de Cristo Jesús, Japón.

12


Misioneras y misioneros españoles en el mundo Desde la llegada de los primeros misioneros a América en el siglo XVI, son miles las mujeres y hombres que han partido desde España dejando su hogar y su tierra para llevar el Evangelio plasmado en obras a los cinco continentes, como muestra el cartel del DOMUND de este año. En la actualidad el número total de misioneros se estima en más de 14.000. De ellos el 53% son mujeres y el 47% hombres. El continente con mayor presencia de misioneros españoles es, lógicamente, América, con el 70%. Le sigue África, con el 15%. Europa, un 8%. Asia cuenta con un 7% de las misioneras y misioneros españoles. En Oceanía hay una veintena. Todas y cada una de las diócesis españolas cuentan con misioneras y misioneros por el mundo. Cada año parten de España cerca de 150 misioneros de las órdenes, congregaciones, institutos seculares, movimientos y asociaciones misioneras presentes en los territorios de misión.

13


Un nuevo sacerdote para la Iglesia

El diácono Juan Carlos Torres Jiménez, de la Parroquia de San Carlos Borromeo de la Carolina, recibió a principios del mes de septiembre el sacramento del orden sacerdotal. La Eucaristía fue presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López y estuvo concelebrada por numerosos sacerdotes de la diócesis. Igualmente asistieron familiares y amigos de Juan Carlos, que quisieron acompañarlo en este momento tan importante de su vida. Durante su homilía, D. Ramón del Hoyo quiso expresar la inmensa alegría de la Iglesia por la llegada de un nuevo sacerdote a la familia presbiteral: «es un día de alegría porque el Señor va a otorgar a su Iglesia un nuevo sacerdote dispuesto a entregarse generosamente por las almas que Dios haya previsto ya en su providencia inescrutable que va a poner en sus manos. Y, también, porque ha llegado el momento esperado y soñado por el candidato después de su preparación, de su esfuerzo, de su oración y de superar no pequeñas pruebas. Además, es un día de profunda Acción de Gracias al Señor». El obispo pidió al nuevo sacerdote: «sé apóstol de la Eucaristía entre tus fieles; cuida con esmero que llegue con frecuencia 14

el pan eucarístico a las personas mayores y enfermas; apoya todos los movimientos eucarísticos, la adoración frecuente al Santísimo por tus fieles; sé el primero en saludar al Señor en el Sagrario por la mañana y el último en despedirlo; haz de tu celebración eucarística el centro de tu jornada». A lo largo de la ceremonia Juan Carlos hizo sus promesas y se postró de rodillas durante la proclamación de las letanías de los santos. Posteriormente, el Sr. Obispo procedió a la imposición de las manos como signo de transmisión del Espíritu Santo y los sacerdotes le siguieron. Tras revestirlo con la estola y la casulla los tres párrocos de La Carolina, su ciudad natal, se le hizo la unción de las manos y se le entregó el cáliz y la patena. Finalmente, el prelado y los sacerdotes abrazaron a Juan Carlos como símbolo de su acogida en la familia presbiteral. Tras la Eucaristía, y ya en la Sacristía, el Sr. Obispo fue el primero en besar las manos ungidas del nuevo presbítero. Sacerdotes, familiares y amigos imitaron el gesto. Juan Carlos celebró su primera eucaristía el domingo, 4 de septiembre, la Parroquia de San Carlos Borromeo.


ACCION DE GRACIASAL SEMINARIO MENOR cialmente con el amor que ha tenido CrisPara mí es un orgullo escribir este to conmigo en los momentos de oración artículo ya que han sido unos cuantos los personal para descubrir mi vocación; pero artículos que llevo recitados en el Seminano me olvido de los que han tenido todo rio Menor, y como no, no querría despedirsu cariño en mí para madurar: en primer me sin dar las gracias al Seminario Menor lugar al Señor Obispo de Jaén que siemDiocesano «San Juan de Ávila» de Jaén sin pre ha estado interesado sobre mi proescribir un pequeño texto dando las gragreso en los dos cursos; D. José María Rocias durante estos dos cursos que he esmero como Rector, D. Jesús Diez del Corral tado en Jaén. como Superior-Colaborador, D. Andrés SeEl Seminario Menor me ha ayudado gura como Director Espiritual y D. Manuel muchísimo a descubrir mi propia vocación Peña como confesor. y creo que el fenomenal trabajo de los forMe gustaría decir que me voy del madores ha sido un punto clave en esta Pepe Seminario Menor con muy buen sabor de formación humana, espiritual y vocacional boca, creo que es una ayuda muy buena para descubrir la preciosa llamada del SeNavarrete y ahora que en este curso ingresaré en ñor para servirle a Él y a todo su pueblo. el Seminario Mayor de la DióNo se me olvidará nunca la cesis de Jaén me veo fortabonita experiencia durante lecido por todo el esfuerzo estos dos años, sin olvidar que ha hecho el Equipo de especialmente a todos mis Formadores en mí para secompañeros que he tenido, guir el camino que el mismo que sin duda me han ayudaJesús siguió. Sí, soy la prido mucho en esta madurez mera semilla tras la reaperhumana y sobre todo a mis tura del Seminario Menor compañeros y profesores del que pasa al Seminario MaI.E.S Fuente de la Peña que yor, pero pido a todos los he apreciado mucho y los fieles que no dejen de reapreciaré siempre porque me zar por las vocaciones sahan ayudado a salir adelancerdotales, son imprescindite y a aprender mucho en el bles y precisas y no se pueBachillerato. den acabar. Gracias al Seminario Menor por todo lo Son muchas las anécdotas que se podrían conque me ha aportado. tar durante estos dos cursos pero me quedo espe-

PRIMERA TANDA DE EJERCICIOS ESPIRITUALES PARA SACERDOTES EN JAÉN Francisco A. Carrasco Cuadros. Presbítero. Como viene siendo habitual, la delegación del Clero de la Diócesis de Jaén ha organizado en el comienzo del curso pastoral una tanda de ejercicios espirituales para sacerdotes que se han celebrado en La Yedra. Estos ejercicios han estado dirigidos por D. Juan María Uriarte Goiricelaya, Obispo emérito de San Sebastián, buen conocedor de la espiritualidad sacerdotal. Las expectativas que había despertado el director no se vieron frustradas y durante estos cinco días, a través de tres meditaciones diarias, la celebración muy cuidada de la Eucaristía y la entrevista personal, Mons. Uriarte nos ha ayudado a refrescar muchos aspectos de nuestro ministerio. Hemos aprovechado esta tanda 14 sacerdotes uno de los cuales pertenece al presbiterio de la Archidiócesis de Granada. Don Juan María venía de dar una tanda de ejercicios y se dirigía a dar otra. Agradecemos muy sinceramente que con sus 78 años siga tan activo y empeñado en alentar a los sacerdotes en la vivencia plena del ministerio. Damos gracias a Dios por esta oportunidad para renovarnos al comienzo de un curso pastoral y le pedimos nos ayude a perseverar en los propósitos que nos hemos hecho. 15


EL NUEVO RECTOR DEL SEMINARIO MAYOR Y LOS MIEMBROS DEL COLEGIO DE CONSULTORES JURAN SUS CARGOS El pasado jueves, 1 de septiembre, tuvo lugar el acto de inicio del nuevo curso pastoral 2011-2012 en la Curia Diocesana. La Eucaristía de inauguración del curso pastoral se celebró en el templo del Sagrario de la Santa Iglesia Catedral. La celebración fue presidida por el Sr. Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, y estuvo concelebrada por el vicario general, D. José Antonio Maroto, por el deán de la Catedral, D. Francisco Juan Martínez Rojas, y por los vicarios episcopales, delegados y subdelegados episcopales y los directores de Secretariados Diocesanos. Participaron también en la Santa Misa diversos miembros de Cáritas Diocesana y Manos Unidas y los trabajadores de la Curia Diocesana. Durante su homilía el Sr. Obispo quiso recordar la importancia del nuevo plan pastoral para los próximos años, que aborda como objetivo primordial la nueva evangelización. Igualmente, D. Ramón del Hoyo hizo hincapié en la dimensión evangelizadora que debe estar presente en los trabajos de la Curia Diocesana: «La curia está llamada cada vez más a ser un mecanismo bien coordinado de dinamismo evangelizador para presentar el verdadero rostro del servicio de la Iglesia a la comunidad y a cada persona. Así se lleva la buena noticia del Evangelio a los demás. Es importante ser fiel a la verdad, escuchar y trasmitir la imagen de la Iglesia, el amor de Dios a todos». Al término de la Eucaristía, el secretario Canciller del Obispado, D. Antonio Javier Cañada, pidió a los nuevos miembros del Colegio de Consultores que subieran al presbiterio. Tras la lectura del decreto de renovación de este organismo diocesano, los sacerdotes miembros de este Colegio juraron sus cargos e hicieron la preceptiva confesión de fe. Los nuevos miembros del Colegio de Consultores son: D. José Antonio Maroto, D. Francisco Juan Martínez Rojas, D. Enrique Cabezudo, D. Rafael Higueras, D. Carmelo Zamora, D. Jesús Manuel Millán, D. Francisco Rosales, D. Santos Mariano Lorente y D. Juan Ignacio Damas. D. Carmelo Zamora, nuevo rector del Seminario Mayor Diocesano de la Inmaculada y San Eufrasio procedió, a continuación, a jurar su nuevo cargo. 16


EL CONSEJO EPISCOPAL INICIA SUS REUNIONES PRESENTADO EL NUEVO SECRETARIO PARTICULAR DEL SR. OBISPO El Consejo Episcopal Diocesano, integrado por el Sr. Obispo de Jaén, el secretario-canciller, el vicario general, el vicario judicial y los vicarios episcopales, ha comenzado de nuevo sus trabajos en el inicio de este curso pastoral. La primera reunión de este organismo diocesano comenzó con el juramento y la profesión de fe del nuevo secretario particular del Sr. Obispo, que fue presentado en este Consejo. Se trata del sacerdote D. Miguel Lendínez Talavera, anterior párroco de Pegalajar y exdelegado episcopal de Misiones. El Sr. Obispo, tras el juramento, felicitó a su nuevo secretario y le recordó las características principales que tiene su nueva tarea al servicio de la diócesis y las actitudes con las que debe desempeñarla. En la primera reunión del Consejo Episcopal, que se celebró el uno de septiembre, se abordó principalmente la repercusión diocesana de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Tras el análisis del Sr. Obispo y las valoraciones de algunos vicarios episcopales, el delegado episcopal de juventud, D. José Antonio Sánchez, fue invitado a participar en este Consejo para realizar un resumen de la preparación de estas jornadas en la diócesis de Jaén, haciendo especial mención de las actividades programadas con los peregrinos de otros países en los «Días en la Diócesis». También comentó la participación de los jóvenes jienenses en la Jornada Mundial de la Juventud en el mes de agosto en Madrid y planteó algunas tareas pastorales que se pueden realizar como consecuencia de este acontecimiento eclesial tan importante. En el Consejo Episcopal también se tocaron algunos temas relacionados con nombramientos de sacerdotes y la situación de algunas comunidades parroquiales. También informamos que con fecha doce de septiembre, el Sr. Obispo ha constituido el nuevo consejo episcopal del gobierno diocesano, del que forman parte D. José Antonio Maroto Expósito, Vicario General, D. Pedro José Martínez Robles, Vicario Judicial, D. Antonio Javier Cañada Morales, Canciller-Secretario General, D. Francisco Rosales Fernández, Vicario Episcopal «para la Pastoral diocesana», D. Antonio Garrido de la Torre, Vicario Episcopal del Sector «Medios de Comunicación Social», D. Francisco Juan Martínez Rojas, Vicario Episcopal del Sector: «Fe y Cultura» y D. Juan Raya Marín, Vicario Episcopal del Sector «Acción Caritativa y Social». Este nuevo consejo episcopal juró sus cargos y realizó la profesión de fe ante el Obispo en una reunión mantenida el pasado 21 de septiembre. Esta reunión comenzó con un retiro espiritual en la capilla de la residencia sacerdotal. Durante la Exposición del Santísimo Sacramento, el Sr. Obispo realizó unas reflexiones al hilo de la lectura de un capítulo del Evangelio de San Juan y de unos párrafos del documento «Presbiterorum ordinis» del Concilio Vaticano II. Tras el retiro se tuvo la reunión del consejo de gobierno en la que se trataron diversos aspectos de la pastoral juvenil en la diócesis y la nueva distribución de tareas entre los vicarios episcopales. 17

D. Miguel Lendínez Talavera, secretario particular del Sr. Obispo

17


                                                                                                                                                                             

                                                                                                                                           

  











EL CLAUSTRO DE PROFESORES DEL SEMINARIO ORGANIZA EL NUEVO CURSO El claustro de profesores del Seminario Mayor Diocesano de Jaén ha celebrado su primera reunión de este curso. El claustro, celebrado en la sala de reuniones de la Residencia Sacerdotal, estuvo presidido por el Obispo, D. Ramón del Hoyo, y en él se hicieron presentes el Vicario General, D. José Antonio Maroto, el Rector, D. Carmelo Zamora, el Vicerrector, D. Juan Jesús Cañete Olmedo, y los profesores de las diversas asignaturas. Tras la oración principal y la aprobación del acta anterior, D. Carmelo Zamora, se dirigió a los profesores como nuevo rector del Seminario: »llevo vinculado a esta casa 28 años, prácticamente toda mi vida ministerial, y le he dado a la enseñanza y a la moral los mejores años de mi vida. Y me resulta muy difícil concebir mi vida sacerdotal sin la vinculación a esta casa». Igualmente, D. Carmelo Zamora quiso pedir la colaboración de sus compañeros y amigos para alcanzar y superar juntos los retos de esta nueva etapa. La reunión continuó con diversas informaciones del curso: tutorías, jefes de departamentos, el calendario escolar y los horarios. 20

En cuanto al número de alumnos para este nuevo curso, el Rector afirmó que serán 11, contando las tres incorporaciones de este curso. También se hizo hincapié en la organización de las Jornadas Culturales de Santo Tomás y la lección inaugural del curso 2012/2013. Tras el informe de la biblioteca, el Sr. Obispo se mostró muy satisfecho con el trabajo del claustro de profesores. Así, quiso agradecer el esfuerzo y la dedicación de los formadores, a pesar de las dificultades: «gracias a todos. Estoy muy satisfecho con la labor que se realiza en la docencia y en la formación de los seminaristas. Dios quiera que el número de alumnos no se reduzca y aumente, pero no sólo en número, sino también en calidad». Asimismo, Monseñor del Hoyo quiso destacar la importancia de la figura de San Juan de Ávila en nuestra Diócesis a lo largo de este curso, tras el anuncio del Papa en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, en el que expresó su intención de declarar al patrón de los sacerdotes españoles, doctor de la Iglesia Universal.


RENOVACIÓN DEL CONSEJO DE ASUNTOS ECONÓMICOS El inicio del presente curso se ha caracterizado en la curia de Jaén por la renovación de algunos consejos diocesanos. El Sr. Obispo ha procedido a la renovación del colegio de consultores y del consejo episcopal de gob i e r n o. Ta m b i é n e l c o n s e j o d e a s u n t o s e c o nómicos de la diócesis de Jaén se ha renovado en algunos de sus miembros. En una reciente reunión, los consejeros en asuntos económicos de la diócesis procedieron al juramento de su cargo. Este consejo de asuntos económicos, bajo la presidencia del Obispo tiene la función directiva de la administración de los bienes temporales diocesanos. Es un órgano consultivo, de asesoramiento y control en todo lo que concierne a materias económicas y de gestión en asuntos económicos de la diócesis conforme al derecho general y los estatutos propios, aunque sus decisiones son vinculantes, en cuantos asuntos determina el código de derecho canónico.

El Consejo está compuesto por miembros expertos en materia económica, empresarial y derecho civil. Y son nombrados para ejercer su oficio durante cinco años renovables. Así, este nuevo consejo, presidido por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López, ha quedado compuesto por los miembros natos que son el Vicario General, D. José Antonio Maroto Expósito, el Canciller-Secretario General, D. Antonio Javier Cañada Morales, el Ecónomo Diocesano, D. Manuel Alfonso Pérez Galán, el Vice- Canciller, D. Rogelio de Jesús Garrido Checa y el Gerente de la Economía Diocesana, D. Ángel García-Retamero Anguita. Como miembros designados integran este consejo D. José María Cano Reverte, D. Javier Carazo Carazo, D. Ricardo Melero Caballero, Dª. Ana María Charte Cuello, D. Arturo Vargas-Machuca Caballero, D. Andrés Botella Jiménez, D. Rafael López-Sidro Jiménez, Dª. María Jesús Oya Amate y D. Antonio de Toro Codes.

21


LA DIÓCESIS VALORA POSITIVAMENTE SU PARTICIPACIÓN EN LA JMJ

La sala de prensa del Obispado de Jaén acogió hace unos días una rueda de prensa en la que se convocó a los medios de comunicación para hacer una valoración de la participación de la Diócesis de Jaén en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid. Como comentó el Vicario de Comunicación, D. Antonio Garrido de la Torre, en sus palabras de presentación, se trataba de hacer una descripción de todo lo que ha supuesto para la Iglesia diocesana estos días de celebración con los jóvenes de un acontecimiento eclesial que ha dejado una profunda huella en nuestra diócesis. El Delegado de Juventud, D. José Antonio Sánchez Ortiz, destacó el hito histórico que ha supuesto la JMJ para la Diócesis de Jaén, en sus tres momentos: la visita de la Cruz, los «Días en la Diócesis» y la JMJ en Madrid y realizó una valoración muy positiva del desarrollo de estos tres acontecimientos. Además anunció la próxima representación en el teatro «Infanta Leonor» de Jaén del el musical sobre la vida de Juan Pablo II «No tengáis miedo». Durante la rueda de prensa, el Sr. Obispo dio a conocer la reliquia del Beato Juan Pablo II que el Vaticano ha concedido a nuestra diócesis y que presidía la mesa de la rueda de prensa. 22

LOS SACERDOTES REFLEXIONAN SOBRE LA MISIÓN DE LOS LAICOS EN LA IGLESIA Más de cien sacerdotes han participado en el tradicional encuentro de inicio de curso que ha organizado la delegación del clero de la diócesis de Jaén. Este acto, celebrado en el Seminario Diocesano, comenzaba con una oración presidida por el Obispo de Jaén, D. Ramón del Hoyo, quien dio la bienvenida a los participantes. El Obispo destacó en su discurso la importancia de la pasada Jornada Mundial de la Juventud y el esfuerzo realizado en la Diócesis: «hace un año la JMJ era una expectativa y hoy es ya una realidad. Por todo ello debemos dar las gracias a la Delegación de Juventud, a los sacerdotes que más se han implicado, a los religiosos y religiosas y al numeroso número de voluntarios. Debemos apoyar las iniciativas que nos van a ir llegando de la Delegación de Juventud para continuar el trabajo con los jóvenes». D. Ramón también insistió en la necesidad de una especial acogida de los laicos jóvenes en la Iglesia: «en el Plan Diocesano vamos a seguir trabajando a lo largo de este año en el laicado, el siguiente año en la familia y el último en vocaciones. Pero ya en el Plan Pastoral para este año se dice que tengamos muy en cuenta la misión joven propuesta por la Delegación Episcopal de Juventud como seguimiento de la Jornada Mundial. Ha de darse especial acogida a los jóvenes laicos como opción prioritaria eclesial en la nueva evangelización». Por su parte, D. Francisco Javier Díaz Lorite, Delegado Episcopal para el Clero, hizo una breve presentación de D. Antonio Cartagena, Director del Secretariado de Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española, quien impartió la conferencia que llevaba por título «formación de los laicos como agentes de la nueva evangelización». Durante su ponencia, Cartagena hizo un recorrido por la situación actual y las características y la formación del laicado. Así, incidió en la necesidad de un laicado con sentido eclesial y operante en la vida social y política para desarrollar la misión evangelizadora. Tras un breve descanso, los sacerdotes se reunieron por grupos para tratar en profundidad el tema de la nueva evangelización. Después de una comida fraternal, los presbíteros volvieron a congregarse en el salón de actos, donde tuvieron un diálogo con el ponente. Asimismo, el Delegado para el Clero les informó de las actividades programadas para el curso pastoral y el Vicario Episcopal D. Francisco Rosales presentó el nuevo Plan Pastoral Diocesano 2011/ 2014, que lleva por título «Evangelizar con nuevo ardor». El encuentro culminó con la celebración de la Eucaristía en la Capilla del Seminario, presidida por el Sr. Obispo.


75 ANIVERS ARIO DEL MAR TIRIO ANIVERSARIO MARTIRIO DEL SEMINARIST A MANUEL ARAND A SEMINARISTA ARANDA Con motivo del 75 aniversario del testimonio de Manuel Aranda, quien dio la vida por no ofender a Dios y por ser seminarista, la Asociación, que lleva su nombre, organizó en Monte Lope Álvarez una serie de actos como homenaje a su hijo predilecto. Desde las seis de la tarde del día 8 de agosto, fecha del martirio, amigos, simpatizantes de Manuel y fieles del Monte, de Martos y otros pueblos cercanos se concentraban en el jardín de la Parroquia. Los actos fueron la acogida por el Presidente de la Asociación, bendición de la verja del monolito y celebración de la Santa Misa, concelebrada por cinco sacerdotes. Peregrinación al lugar del martirio, señalado con una cruz y que hoy se presentaba con la novedad de un acceso fácil, un espacio acomodado para la visita y la oración. Con una oración se puso a Manuel como intercesor ante Dios, en favor de los presentes, del pueblo de Monte Lope Álvarez y del Seminario y Seminaristas.

Más información en: wwwseminaristamanuelaranda.com EDITA: OBISPADO DE JAÉN VICARÍA de COMUNICACIÓN Depósito Legal: J-121-1990 DIRECTOR: Antonio Garrido de la Torre vicariodecomunicacion@diocesisdejaen.es

SUBDIRECTOR: Manuel Jesús Casado Mena CORREO ELECTRÓNICO: iglesiaenjaen@diocesisdejaen.es

REDACCIÓN: Vanessa Muñoz Martínez

SUSCRIPCIONES: Jesús Jiménez Jiménez

MAQUETACIÓN: José Carlos Ruiz Mariscal

OBISPADO DE JAÉN Departamento de Publicaciones Plaza Santa María, 2. Apartado 039 - 23080 Jaén

WEBMASTER: www.diocesisdejaen.es Julio Segurado Cobos IMPRESIÓN Gráficas La Paz, s.l. Avda. de Jaén, s/n Torredonjimeno Teléfono: 953.571.087

Teléfono 953.230.036 Fax 953.230.039 publicaciones@diocesisdejaen.es

23



Revista Iglesia en Jaén nº 487 (2ª Quincena de septiembre de 2011)