Issuu on Google+

ágape

Boletín Informativo de Cáritas Diocesana de Jaén | Época I | Nº. 4 | Noviembre 2010

CAMPAÑA SIN TECHO 2010 En este mes vamos a celebrar por décimo novena edición el día de los sin techo. Pese a los años transcurridos, la situación no ha mejorado. Actualmente, existen en España 30.000 personas que padecen el perfil de “los sin techo” ¿Podemos decir que hemos avanzado algo en el proceso de acogida y eliminación de la terrible situación que

padece un número tan elevado de personas especialmente amadas por Dios Nuestro Señor? Si analizamos los que ha venido haciendo nuestra Iglesia por medio de Cáritas, algo se ha hecho. Pero, ¿hemos atenuado algo el problema? Nos tememos que no. Y ello es así porque la situación desborda a Cáritas y a cualquier organización que no sean los poderes públicos. Lo lamentable es que estos últimos, que son los que tienen la obligación de atender las necesidades de este enorme colectivo, no hacen nada, no ya para evitarlo, sino para atenuarlo, claro que estas personas no suelen votar y, por tanto, no interesan. Mientras tanto, son miles las personas que viven hacinadas, sin acceso a salud, a alimentación, que viven en la calle, en albergues, en instituciones… que cruzan fronteras de papel y números; personas que no cuentan, que no salen en las estadísticas, que, con la poderosa magia de la mundialización, llegan a ser invisibles. Pero, no nos dediquemos a echar balones fuera culpando sólo a los poderes públicos y a los políticos, ¿qué hacemos los cristianos para testimoniar ese gran Amor de Dios

por los excluidos? ¿Denunciamos a las Administraciones Públicas por su inacción? ¿Ofrecemos nuestro tiempo libre para colaborar en esta tarea de Cáritas u otra institución? ¿Qué hacemos cuando vemos a una persona malviviendo en la calle? ¿Miramos para otro lado? Estas y otras muchas preguntas tenemos que hacernos como cristianos, precisamente en estos momentos tan difíciles para tantos de nuestros conciudadanos. Tenemos unas 20.000 familias en nuestra provincia que no tienen ingreso alguno al mes; tenemos unas 15.000 personas en nuestra ciudad afectadas por el paro. Pues bien, los que nunca han tenido nada, los más pobres, ahora son aún más pobres y, en consecuencia, sufren más que nadie la crisis económica. Año tras año hemos puesto encima de la mesa, con transparencia, desde la realidad que vivimos y tocamos en Cáritas, la carencia de derechos, del acceso a los mismos, que tiene este grupo de personas: salud, vivienda, educación, tutela judicial, asistencia social…en nuestra sociedad. También estamos actuando por la vía de los hechos, gracias a la colaboración de muchas personas que nos ayudan con su disponibilidad de tiempo o aportación económica: el Hogar de Santa Clara lo tenemos completo, y existe, lamentablemente, lista de espera para poder acceder a una plaza. Este último dato nos dice que la situación nos ha superado. Por ello, con la Campaña Sin Techo 2010, sin perder la fuerza y con una apuesta contundente, queremos seguir creando un espacio de reflexión, sensibilización, de debate y de denuncia; al mismo tiempo, continuaremos acogiendo nuevas iniciativas a favor de estas personas, como es el caso del Centro Jordán de la Parroquia de San Ildefonso.

Cáritas Diocesana de Jaén

NOTA DE REDACCIÓN Toda noticia de las Cáritas Parroquiales e Interparroquiales que estiméis interesante publicar se puede enviar a: direccion.cdjaen@caritas.es

“Hemos hecho lo que teníamos que hacer” (Lc 17,10) Sé siempre fiel en las cosas pequeñas, porque en ellas reside nuestra fuerza. Para Dios ni hay nada pequeño. Nada disminuye. Para él todas las cosas son infinitas. Practica la fidelidad en las cosas más mínimas, no por tu propia virtud, sino porque la cosa más grande es la voluntad de Dios, que yo misma respeto infinitamente. No busques actos espectaculares. Deliberadamente debemos renunciar a todo deseo de contemplar el fruto de nuestra labor, cumplir solamente lo que podemos, de la mejor manera que podamos, y dejar el resto en manos de Dios. Lo que importa es el don de ti misma, el grado de amor que pones en cada una de tus acciones. No permitas el desaliento frente a un fracaso si has actuado lo mejor que has podido. Rechaza también la gloria cuando consigues éxito en tu empresa. Dáselo todo a Dios con la más profunda gratitud. Si te sientes abatida, es una señal de orgullo que manifiesta cuánto crees en tu propio poder. No te preocupe lo más mínimo lo que piense la gente. Sé humilde y nada te molestará jamás. El Señor me ha puesto en este trance donde estoy, él mismo me librará.

Beata Teresa de Calcuta


¿Qué significa la pobreza? ¡ESCUCHEMOS! No es fácil describir algo que nos asusta. Es como mirar hacia un pozo profundo en el que no alcanzamos a ver el fondo. Pero para entender qué es la pobreza, reflexionar sobre ella y emprender acciones, debemos mirar a nuestro alrededor, más allá de nuestras propias vidas, y sumergirnos en ese pozo sin fondo… AHOGADOS EN UN MAR DE DUDAS “La gente se está ahogando en un mar de dudas. Están los grupos vulnerables que corren el riesgo de pobreza y que no pueden escapar a las consecuencias previsibles de los préstamos online. Pero ahora también hay personas que solían tener una situación económica estable, con un nivel de vida por encima de la media y salarios altos, pero en un momento dado incurrieron en préstamos hipotecarios. Ahora, al encontrarse sin trabajo, tienen muy pocas posibilidades de mantener el mismo nivel de vida anterior, pierden sus viviendas y algunos incluso se han convertido en personas sin hogar. Esta situación tan grave de descenso social para personas que no estaban acostumbradas a esta lucha diaria produce un sufrimiento todavía mayor, un fuerte sentimiento de indefensión, de impotencia, de inferioridad…

incluso cosas peores”. (Informe sobre la situación social de CÁRITAS ESTONIA). NO ES SOLO CUESTIÓN DE DINERO “La mayoría de las personas que llaman a nuestra puerta piden ayuda económica, especialmente para pagar la electricidad o el agua. A menudo tienen dudas y deben devolver grandes sumas de dinero con unos intereses exorbitantes. Otros sufren trastornos psíquicos o problemas relacionados con sus familias. La violencia doméstica también es un problema. El tipo de personas que requieren ayuda está muy diversificado. Muchos requieren servicios de terapia para problemas sociales o psicológicos, mientras que los drogodependientes o las personas con problemas graves de alcoholismo o de ludopatía suelen necesitar programas de rehabilitación… El problema de la pobreza es muy complejo. No es solo cuestión de dinero” (Leonid McKay, trabajador social, CÁRITAS MALTA). ¿Qué podemos hacer ahora?

APRENDAMOS Una joven pareja de novios de la Parroquia de Ntra. Señora de Belén y San

INAUGURACIÓN DEL CENTRO JORDÁN En los próximos días, el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo, va a bendecir e inaugurar el Centro Jordán. Este Centro tiene por especial finalidad la atención a personas sin techo, ofreciéndoles desayuno y servicios de higiene (ducha, etc.). Para cumplir esta finalidad, el Centro dispone de cuatro servicios y un comedor con capacidad para veinte personas, esperándose que puedan ser atendidas cuarenta personas diariamente. Este Centro ha sido promovido por la Parroquia de San Ildefonso, financiado en cuanto a su acondicionamiento por Cáritas Interparroquial de Jaén capital y su gestión corresponderá a Cáritas Parroquial de San Ildefonso. Este recurso se añade a los ya existentes, con lo que pretendemos mejorar la atención a los más pobres entre los pobres y, por tanto, los más queridos por el Señor, en el mes en el que se celebra el día de los Sin Techo.

Roque de la ciudad de Jaén va a contraer matrimonio, y marcha a hablar con el Párroco para concretar su celebración sacramental. El magnífico testimonio del que es testigo nuestro Párroco se produce cuando los novios le comunican que ellos van a celebrar su matrimonio, pero que quieren compartirlo con aquellos que en estos momentos lo están pasando muy mal, y se ven precisados a acudir a cenar en el comedor social que la Parroquia tiene abierto. Por tanto, desean pagar el importe de la cena de de todos ese día. Este precioso hecho es prueba de que es posible hacer presente en nuestra sociedad, pese a las dificultades que todos vivimos, el Amor de Dios y compartirlo con los que más lo necesitan. Unos con medios económicos, otros poniendo al servicio de los demás nuestro tiempo libre, otros con una sonrisa, otros…con lo que puedan, para hacer de nuestra sociedad un mundo más justo y libre, en el que reine, como reiteradamente dice nuestro Papa Benedicto XVI, la verdad y la caridad. Rafael López-Sidro Jiménez Director de Cáritas Diocesana


EL VOLUNTARIADO COMO COMPROMISO CRISTIANO Entre las definiciones posibles, diría que voluntario cristiano es toda persona que, inspirándose en su fe y movida por su amor solidario a los desvalidos, se compromete a destinar su tiempo libre, en asociación con otras personas, o a prestar un servicio gratuito en algún campo de marginación o pobreza. 1.- Concienciación.El punto de partida de todo compromiso es la concienciación. El cristiano trabajado por su fe comienza a mirar el sufrimiento de los marginados con ojos diferentes, no siente indiferencia ante las diversas injusticias que se producen ante sus ojos, se sensibiliza cada vez más ante las necesidades de los últimos. Poco a poco va creciendo en él el inconformismo ante una sociedad en la que está ausente el Reino de Dios y su justicia. Sabe que un mundo donde no hay justicia, ni siquiera como ideal o búsqueda, no es un mundo humano. Poco a poco se va despertando en él un deseo de vivir de una manera diferente, trabajando por el desarrollo de una vida humana para todos. Va suscitando en él la vocación cristiana a introducir el Reino de Dios y su justicia en la sociedad actual. 2.- Decisión inspirada por la fe.La concienciación puede llevar a tomar la decisión de comprometerse. No es una decisión asumida por motivos ideológicos o intereses políticos, sino por coherencia con las exigencias de la fe. Ser voluntario no es sólo realizar una determinada actividad en un momento concreto. Es, además, toda una forma de vivir que va modelando poco a poco la persona. El compromiso de un servicio de voluntariado marca a la persona. Da un sentido humano y cristiano a su vida, le saca de la apatía y la pasividad ante el sufrimiento ajeno, le ayuda a descubrir mejor sus posibilidades, le permite sentirse protagonista de la humanización de la vida en algún campo, le enseña a trabajar en equipo, le va enraizando en valores como la crítica constructiva, la gratuidad, la solidaridad, el trabajo creativo.

Es un “tiempo para los otros”, un tiempo consagrado al servicio de los débiles, un tiempo comprometido en la transformación de la sociedad, un tiempo de denuncia práctica y profética de la sociedad moderna.

El compromiso de un servicio de voluntariado marca a la persona. Da un sentido humano y cristiano a su vida, le saca de la apatía y la pasividad ante el sufrimiento ajeno... 4.- Desde la comunidad cristiana.El voluntario cristiano no actúa por libre, en solitario, promoviendo acciones individuales. Actúa desde una comunidad cristiana, haciendo presente a la Iglesia en el mundo de los marginados. Esto no opta para que ese compromiso inspirado por la fe pueda llevarse a cabo no sólo en instituciones y asociaciones propias de la Iglesia, sino también en otras de naturaleza no eclesial. En cualquier caso, la acción del voluntario se lleva a cabo desde el trabajo en equipo. No hay que menospreciar ni quitar mérito a quien, por su cuenta y riesgo, se dedica a ayudar a los demás. Pero en una sociedad donde los problemas son complejos, la labor individual resultará a la larga menos efectiva que el trabajo en equipo. 5.- Con carácter permanente.El compromiso del voluntario exige una continuidad en la prestación de servicios. Sin embargo, hay personas que, por diversas razones, sólo pueden comprometerse en acciones puntuales. Ciertamente, esa colaboración puede ser muy valiosa y necesaria. Pero, si se quiere llevar adelante un servicio eficaz es necesario contar con voluntarios de compromiso permanente. Por otra parte, este carácter estable del compromiso es importante, pues implica con más fuerza a la persona, le ayuda a conocer con más profundidad los problemas y sus raíces, permite una mayor experiencia y capacitación. 6.- Servicio gratuito.-

3.- La entrega del tiempo libre.El voluntario no da cosas, se da a sí mismo. Ofrece su persona, sus cualidades, su trabajo. Concretamente su tiempo libre. Esto significa que entiende ese tiempo como un servicio a los demás y no como trabajo para sus propios intereses. En su vida hay tiempo en el que esa persona se determina a actuar sólo a favor de los demás.

consumista y competitiva. En una sociedad donde todo tiene un precio, esa gratuidad es un gesto de protesta que cuestiona el valor absoluto que se le concede a lo económico. El dinero no lo es todo. Se puede servir a los demás de una manera nueva y diferente.

El voluntario escucha en su corazón la invitación de Jesús: “Gratis lo recibisteis, dadlo gratis” (Mt. 10,8). Esta gratuidad no es solo un rasgo admirable de su amor generoso y desinteresado. Es un gesto que invita a una cultura alternativa. Ese trabajo realizado de manera gratuita rompe la dinámica

Por otra parte, ¿cómo se puede retribuir la escucha, la cercanía, la amistad ofrecida al pobre? ¿cómo se puede pagar el amor? 7.- Vida solidaria.Juan Pablo II describe en su Encíclica “Solicitudo Rei Socialis” cuatro momentos en el proceso de hacerse solidario: Sentir los males de tantas personas cercanas o lejanas; tomar conciencia de la interdependencia que existe entre los hombres y entre los pueblos; llegar a la firme convicción de que lo que frena un desarrollo más humano es el afán de ganancia y la sed de poder; por último, tomar la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común. Siente las necesidades de los otros como propias; se siente responsable del bien de los demás; es capaz de dar la cara por los otros, sabe defender algo no para sí, sino para beneficio de los demás, en vez de competir, se dedica a compartir; en vez de obsesionarse por ganar, sabe dar y ayudar. Poco a poco, su vida se hace cada vez más fraterna y solidaria. 8.-Formación adecuada.Para vivir de manera responsable este compromiso, no basta con la buena voluntad. Es necesaria una formación adecuada inicial, y una formación permanente para seguir actualizando y desarrollando esa capacitación primera. Es conveniente que esta formación se lleve a cabo en contacto con los problemas del día a día. Y no de manera individual, sino grupal. Nuestra sociedad y nuestra Iglesia están necesitando voluntarios que escuchen en su corazón la llamada de Jesús: “Vosotros sois la luz del mundo y la sal de la tierra”. Por tanto, ¿estamos dispuestos a ocuparnos y preocuparnos de acoger, atender, escuchar y acompañar a todos aquellos hermanos a los que la sociedad empobrece y maltrata? Manuel Morillas Cáritas Parroquial de San Ildefonso

Boletín Informativo de Cáritas Diocesana de Jaén | Época I | Nº. 4 | Noviembre 2010


INMIGRACIÓN: LA HOSPITALIDAD A PRUEBA. Reflexiones cristianas ante la inmigración

En esto se levantó el opulento Primer Mundo y le preguntó para ponerlo a prueba: - Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna? Él le dijo: - ¿Qué es lo que está escrito en vuestros libros sagrados? ¿Qué es lo que dicen vuestros líderes religiosos? El Primer Mundo contestó: - “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente. Y al prójimo como a ti mismo”. Él le dijo: - Bien contestado. Haz eso y tendrás vida. Pero el Primer Mundo, justificarse, preguntó a Jesús:

queriendo

- ¿Y quien es el prójimo?

Jesús le contestó: En una ocasión, 51 navegantes que huían de las guerras, el saqueo y las hambrunas de sus pueblos, navegaban a la deriva en aguas internacionales entre Libia y Malta. Iban en un frágil cayuco, sedientos y medio muertos. Aquella situación la vimos todos por televisión. Pero los gobiernos de los países mediterráneos, muy ocupados en el conflicto entre israelíes y palestinos, dieron un rodeo encogiéndose de hombros. Lo mismo hicieron los países de la Unión Europea, muy preocupados en enviar material de guerra a Irak y Afganistán y en cómo controlar el precio del petróleo y aumentar los beneficios bancarios. Lo mismo hicieron los católicos, dieron un rodeo y pasaron de largo, pues estaban muy preocupados por el aumento de la indiferencia religiosa y el laicismo.

cada día, vio el cayuco, a la tripulación se le conmovieron las entrañas, y los rescataron. “No somos héroes, somos marineros, pero lo volveríamos a hacer, sin ninguna duda”, dijeron al ser preguntados por los periodistas que querían convertir la compasión en espectáculo. Los subieron a cubierta, les vendaron las heridas y compartieron con ellos agua y comida. Y apretujados aguantaron, entre el estupor y la indignación, la negativa de las autoridades de Malta al desembarco en sus costas. Cada día que pasaba ponían de su bolsillo los 6.000 euros de su jornada laboral… ¿Qué te parece? ¿Quién de todos ellos se hizo prójimo de aquellos náufragos inmigrantes africanos?... El Primer Mundo contestó: - Los que tuvieron compasión de ellos. Jesús le dijo:

Sin embargo, un pesquero español, el “Francisco y Catalina”, que iba a faenar por aquellas aguas para ganarse el pan de

- Pues anda y haz tú lo mismo. I. González Faus

Boletín de colaboración DATOS PERSONALES Apellidos

Nombre

Dirección

C.P.

Población

Teléfono

N.I.F.

DATOS BANCARIOS Entidad

Sucursal

D.C:

NºCuenta

Deseo hacerme colaborador de Cáritas con una aportación periódica hasta nueva orden

Mensual Trimestral Anual de C.P.:

Sucursal n.º:

Población:

euros, domiciliando los pagos en el Banco/Caja de Ahorros

con domicilio en: autorizo a efectuar el pago correspondiente: Firma

C/. Dr. Azpitarte, nº 6 - bajo - 23002 - Jaén 953 23 02 00 - diocesana.cdjaen@caritas.es Te recordamos que el 25% de cada donativo puede desgravarse del I.R.P.F. Art. 19 de la Ley 49/2002 de 23 de diciembre y disposición adicional de la ley 49/2002.

de,

de


Boletín 04 de Cáritas Diocesana de Jaén (Noviembre de 2010)