Page 1

S& O R B eniL I v L u e j / d a il revist ura infant t litera

O | 2014

o númer

R s FEBRE i é s i c die

ESPECIAL

LIJ Y COCINA: Un banquete irresistible entrevis

ta

Keiko Kasza:

Adoro contar “historias ”

Loly & Bernardilla

ILUSTRACIÓN COLECTIVA

SECCIÓN JUVENIL

REV

I

T E ESTA N Había una Vez

1


contenidos

índice

04 EDITORIAL 05

TWEETS

68

nuestros lectores

72 RECOMENDADOS:

06 Actualidad

Cuatro títulos apetitosos

Noticias del mundo lij

14

COLUMNA DE ANA MARÍA SOTO-AGUILAR

¿Por qué estudiar literatura infantil?

80

RECOMENDADO TEÓRICO

88

Comité de Selección de LIJ de la

20 ESPECIAL

LIJ Y COCINA: UN BANQUETE IRRESISTIBLE 54

COLUMNA DE XOSÉ BALLESTEROS

Mirada Iberoamericana:

Del folclor a la mesa

EL SNBP: 64 DESDE El fruto prohibido

y otros relatos

96

108

La cocina de Maurice

56

DESDE EL CRA: Inventos tecnológicos y cocina

118 120

Había una Vez

DE FHUV

Biblioteca de Santiago Entrevista

Keiko Kasza

IlustradoraS: Perfil de Loly & Bernardilla EFEMÉRIDES: Cuándo & qué ¿POR QUÉ SOY LECTOR? Jairo Buitrago

2


122

158

INICIATIVA DE FOMENTO LECTOR:

Fundación Ítaca

124

Maliki 4 Ojos

BUENA IDEA:

Cuentos y recetas que alimentan el espíritu

134 RECORDANDO A:

Isidora Aguirre

138

CÓMIC DE MARCELA TRUJILLO: Power Paola

162

DOSIS CLÁSICA:

172

COLUMNA DE ESTEBAN CABEZAS

Un bistec (Jack London)

La increíble historia de… David Walliams

Mis favoritos: Victoria Pení

176 NOVEDADES:

LEE CHILE LEE: 140 DESDE La lectura en la

38 NUEVOS TÍTULOS

infancia

150 JIL RECOMIENDA:

¡

Entre NOSOTROS ¡ NOS entendemos

x

Había una Vez

3


editorial

febrero 2014

“…No lo enredo más mi amigo/ y vamos directo al grano/en el último verano/ me comí un montón de higo/ la higuera de al la´o el trigo/ se puso grande y hermosa/ en el patio de Ana Rosa/ nos dábamos el festín/ desde el principio hasta el fin/ hablando de cualquier cosa”, recita Don Segundo. Si buena parte de la literatura pudiera concentrarse en la estrofa de un poema como El milagro de la higuera en las Décimas de Segundo de Álvaro Prieto G., sin duda encontraríamos un hombre, una mujer, un amor, una amistad, una estación del año, un árbol, una fruta, un alimento y muchas palabras. Un alimento y muchas palabras. Son los elementos que en este número 16 de la Revista Había una Vez nos interesa destacar en el Especial de LIJ y Cocina: un banquete irresistible, que hemos preparado con esmero y enjundia para nuestros lectores. Al abordar el universo temático de la cocina y la comida en la literatura infantil y juvenil, pudimos verificar que el alimento y la alimentación son motivos recurrentes. Aparecen casi sistemáticamente en cuentos, álbumes, novelas, poemarios, ensayos, y seguramente es así porque el alimento es esencial y necesario para el ser humano, tal como la alimentación es un gesto imprescindible y cotidiano. Descubrimos, además, que la presencia de la cocina en la LIJ es tan rica como la de la comida en la vida. En todas las épocas, los países, las culturas, las edades, los seres humanos han luchado por la sobrevivencia de la especie, utilizando los elementos (fuego, agua, tierra y aire) para preparar sus alimentos. La complejidad culinaria ha ido de la mano con el desarrollo cultural. La sofisticación del paladar es un indicio de crecimiento y una señal de madurez. La habilidad para conjugar sabores, olores y colores es expresión de suma creatividad. Y la literatura para niños y jóvenes, ya sea como espejo de la realidad, ya sea como ficción literaria, recoge todos estos ingredientes, los corta en juliana o los pica en cubos, los condimenta, los amasa o los revuelve, los fríe o los hornea, los desmolda y los rebana. Cocina exquisiteces para que sus lectores saboreen, paladeen, degusten, disfruten y se alimenten de sus entrañas nutritivas hechas de ideas y de palabras, de versos y de párrafos, de libros deliciosos… Mmmm tantas cosas que abren el apetito… No demoremos más este banquete irresistible. ¡A comer estos manjares! (Perdón, ¡a leer estos ejemplares!)

Por María José González C.

Directora Ejecutiva Revista Había una Vez

Había una Vez

4


tweets

nuestros lectores

El especial de Terror en la LIJ, publicado en el anterior número de Revista Había una Vez, con portada de la gran Alejandra Acosta, generó muchos comentarios en las redes sociales. Aquí, algunos tweets extraídos de @rhabiaunavez

@gonzaloyarzun ¡¡¡Uhhhhh, muero de miedo!!! Especial infantil de terror en @rhabiaunavez, en la N°15 Gonzalo Oyarzún @calesitalibrera Pucha que me gusta el trabajo de Alejandra Acosta, @aleilustradora. En el último nº de @rhabiaunavez la entrevistan Calesita Librera @cristinaazocarw @rhabiaunavez gracias por edición Nº15, un buen regalo para leer esta noche de brujas Cristina Azócar @Clau_Olavarria @rhabiaunavez: Recomendamos títulos terroríficos en nuestra edición N°15 de www.revistahabiaunavez.com. Está de miedoooo. Descárgala. Muajaja!! Clau Olavarría @BibliotecasSNBP ¡Muy buena semana a todos! Los invitamos a descargar la última edición de la revista @rhabiaunavez. ¡Está de miedo! Bibliotecas Públicas

escríbenos a: contacto@revistahabiaunavez.com Había una Vez

5


actualidad

Proyectos destacados

La Revista Había una Vez obtuvo el apoyo del Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura 2014, en la línea de Fomento Lector en Medios de Comunicación Masivos, lo que nos permitirá continuar, con el entusiasmo y dedicación de siempre, con este proyecto editorial que en abril próximo celebra su cuarto aniversario. La Fundación Había una Vez también fue favorecida, en la categoría Iniciativas de Fomento Lector, con el financiamiento para un programa de talleres de animación lectora en recintos penitenciarios de Rengo, Peumo y Santa Cruz, en la Región de O’Higgins. ¡Este 2014 se viene cargado de proyectos destinados al fomento lector, la creación de nuevos espacios de lectura y la formación de mediadores!

Una chilena en Bolonia La ilustradora Sol Undurraga es la única chilena seleccionada para exponer en la prestigiosa Feria del Libro Infantil de Bolonia, que este 2014 se realizará entre el 24 y el 27 de marzo. La muestra exhibirá el trabajo de más de 70 ilustradores de diversas partes del mundo donde, junto a Sol, figuran solo tres creadores de Hispanoamérica: la argentina Candela Ferdmann y los españoles Manuel Martínez Soler y Miguel Pang Ly. Sol ha publicado su trabajo en prensa y medios independientes en España, Estados Unidos y Chile. De profesión arquitecta, decidió ser ilustradora de tiempo completo cuando publicaba una página de cómic en un diario en Pittsburgh. Actualmente trabaja en su primer libro de cómics firmado por Mujer Gallina. En 2013 recibió el encargo de desarrollar una secuencia de ilustraciones de playa para la oficina de diseño XUM, las mismas que mandó a Bolonia y con las que quedó seleccionada. “La noticia me llegó hace unos días y quedé medio tiritona. Tengo muchas expectativas de la Feria y estoy viendo cómo hacerlo para poder viajar en marzo”, comenta. Había una Vez

6


Premio al Diseño Editorial

Bases en www.el-libro.org.ar/fel/premiolatinoamericano-al-diseno-editorial.html

Con el objetivo de destacar el trabajo “de un diseñador extraordinario”, la Fundación El Libro convoca al I Premio Latinoamericano de Diseño Editorial. El reconocimiento busca dar valor al lugar del diseño en la cadena de producción de un libro, marcar estándares altos de calidad y, en especial, promover todo aquello que colabore con una experiencia de lectura más placentera para el lector. Los trabajos se recibirán hasta el 20 de febrero y el premio, que consta de 5 mil dólares, se entregará en una ceremonia durante la 40ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Santiago en 100 palabras El concurso literario más masivo de Chile, Santiago en 100 palabras, celebra su XIII versión y nuevamente invita a escritores, aficionados y público en general a compartir sus ideas y sentimientos sobre la vida urbana contemporánea y la ciudad. Los relatos deben ser estrictamente inéditos y no pueden superar las 100 palabras. Los interesados pueden enviar hasta el 7 de marzo un máximo de cinco historias, ingresando al sitio www.santiagoen100palabras.cl.

Premio Álbum Ilustrado El Departamento de Educación del Ayuntamiento de Santiago de Compostela (España) y Kalandraka Editora convocan el VII Premio Internacional Compostela para Álbumes Ilustrados, dotado de 9.000 euros. El plazo de presentación de los trabajos finalizará el próximo 7 de marzo y el fallo del jurado se dará a conocer durante la primera quincena de abril. Pueden participar autores e ilustradores de cualquier nacionalidad que presenten obras originales e inéditas, escritas en cualquiera de las lenguas oficiales de la Península Ibérica. Bases en www.kalandraka.com/blog/2014/01/22/bases-viipremio-internacional-compostela-de-album-ilustrado

Había una Vez

7


actualidad

Medalla Colibrí Por segundo año consecutivo, la Corporación Colibrí/ IBBY Chile –sección chilena de la Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil– y el Centro Lector de Lo Barnechea entregaron la Medalla Colibrí, un reconocimiento que busca distinguir y resaltar la edición de libros para niños y jóvenes hecha en Chile. En su segunda versión, los premiados fueron: CATEGORÍA INFANTIL: AUTORA: María José Ferrada, por Geografía de Máquinas que no sabemos si se construyeron (Pehuén Editores) ILUSTRADORA: Dominique Schwarzhaupt, por Tot (Gata Gorda Ediciones) NO FICCIÓN: Josefina Hepp y Pamela Torres (autoras) y Alfredo Cáceres (ilustrador), por Todo por sobrevivir (Editorial Amanuta) CATEGORÍA JUVENIL: AUTORES: Felipe Benavides, Miguel Ferrada y Carlos Reyes, por In absentia Mortis (Editorial Arcano IV) ILUSTRADORES: Alejandra Acosta, por El Árbol (Pehuén) / Gabriel Rodríguez, por Locke&Key 2 Juegos Mentales (Editorial Arcano IV) CATEGORÍA COLECCIONES: Colección Cosmogonías, de Quilombo Ediciones CATEGORÍA LABOR EDITORIAL: Editorial Amanuta

Había una Vez

8


Barco de Vapor 2014 Hasta el lunes 10 de marzo estará abierta la convocatoria al IX Concurso de Literatura Infantil El Barco de Vapor 2014, que promueve la creación de obras literarias de calidad para el público infantil. Pueden participar personas de todas las edades, residentes en Chile, con obras narrativas dirigidas a lectores menores de 18 años. La obra ganadora se publicará en la Colección El Barco de Vapor y su autor recibirá cinco millones de pesos. Bases en: www.edicionessm.cl/descargas/doc/BASES_ CONCURSO_2014.pdf

Sinopsis de libros chilenos Crear nuevos puentes para acercar los libros a la gente, y en especial a los jóvenes, es el objetivo central del proyecto Sinopsis de libros, que adapta en breves cortometrajes obras clásicas y recientes de la literatura chilena. Los videos se pueden ver en el sitio www.sinopsisdelibros.cl, lanzado a fines de octubre en la FILSA y que ya cuenta con 15 cortos. Nicanor Parra, Juan Emar, Pablo de Rokha, Alejandra Costamagna, Claudia Apablaza y Diego Valenzuela son algunos de los autores que forman parte de esta propuesta.

Fomento lector en Argentina Hasta el 17 de marzo de 2014 estarán abiertas las inscripciones para la séptima versión del Premio VIVALECTURA, concurso nacional de experiencias de promoción de la lectura, organizado por el Ministerio de Educación de Argentina y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), con la cooperación de la Fundación Santillana. El reconocimiento tiene como objetivo estimular, fomentar y rendir homenaje a las experiencias más destacadas de promoción de la lectura en diferentes ámbitos realizadas en Argentina. Este año el jurado está presidido por la escritora Laura Devetach. Más información en: www.premiovivalectura.org.ar

Había una Vez

9


actualidad Adiós a Juan Gelman A los 83 años falleció en Ciudad de México el reconocido poeta argentino Juan Gelman. A lo largo de su vida, el autor fue galardonado con numerosas distinciones, entre ellas el Premio Cervantes (2007), el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (2000), y los Premios Iberoamericanos de Poesía Pablo Neruda (2005) y Reina Sofía (2005). Dentro de su enorme legado literario, se cuentan algunas obras ilustradas, tales como Bajo la lluvia ajena (Libros del Zorro Rojo), donde las aguafuertes de Carlos Alonso confluyen con el texto de Gelman, y El ciempiés y la araña (Taller de Comunicación Gráfica), ilustrado por Eleonora Arroyo.

Diplomado en Ilustración

Premio de Poesía Infantil El CEPLI (Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil) de la Universidad Castilla-La Mancha convoca al XII Premio de Poesía Infantil Luna de aire, en el que pueden participar autores de cualquier nacionalidad, con una obra original e inédita. Se concursa con un libro de poemas, de tema libre, y el premio asciende a 2.000 euros. El plazo de presentación de originales finaliza el 30 de noviembre de 2014. Bases en www.uclm.es/cepli/v1_ doc/s_doc/doc_41655zcubv.pdf

Entre el 29 de abril y el 28 de agosto de 2014 se desarrollará el Diplomado en Ilustración Narrativa Autobiográfica de la Pontificia Universidad Católica de Chile. El objetivo general del curso es entregar herramientas que permitan a los profesionales, a partir de la ilustración y la exploración autobiográfica, narrar e interpretar su información de manera sensible, integral y eficiente. El programa es coordinado por Paloma Valdivia y entre los docentes figuran reconocidos ilustradores nacionales y profesionales de áreas complementarias, como el cine y la psicología. Más información en: http://diplomadoslocontador.uc.cl/?page_id=295

Había una Vez

10


Lo mejor del

2013

En temporada de recuentos, diversos medios y entidades ligadas al mundo LIJ presentaron sus listados de los mejores libros para niños y jóvenes publicados en 2013. Babelia, el suplemento cultural del diario El País, consultó a una treintena de expertos y escogió 30 títulos en 3 categorías: Álbumes Ilustrados, Primeros Lectores y Novelas Juveniles. A su vez, la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, a través de Canal Lector, elaboró su propia lista bajo el lema “Lo + 2013”. En un cruce entre ambas selecciones, hay varios títulos que se repiten: El hombre niebla de Tomi Ungerer (Lóguez), ¡Voy a comedte! de Jean-Marc Derouen y Laure du Faÿ (Kókinos), La niña de rojo de Aaron Frisch y Roberto Innocenti (Kalandraka), Romance de Blexbolex (Libros del Zorro Rojo), El diario de las cajas de fósforos de Paul Fleischman y Bagram Ibatoulline (Juventud), Letras robadas de Triunfo Arciniegas y Claudia Rueda (Océano Travesía), Prohibido leer a Lewis Carroll de Diego Arboleda y Raúl Sagospe (Anaya), El zorrito perdido de Irina Korschunow (Salamandra), Las aventuras de Oso y Plumas de Ursula Dubosarsky y Ron Brooks (Corimbo), Juegos inocentes juegos de Ricardo Gómez (Edelvives) y Croquetas y wasaps de Begoña Oro (SM). LINKS: http://cultura.elpais.com/cultura/2013/12/16/ actualidad/1387207208_261223.html http://www.canallector.com/listado.php?tag=74 http://www.canallector.com/listado.php?tag=75

Había una Vez

11


actualidad Caleta de libros Este verano la lectura llegó a las caletas de Duao y Curanipe, en la Región del Maule, gracias al proyecto Caleta de Libros, que instaló durante enero y febrero puntos de lectura y sistema de préstamo en ambos balnearios. La invitación es a que vecinos y turistas se dejen encantar por los más de 200 títulos disponibles, clasificados en primeros lectores, literatura infantil, juvenil y libros para adultos. Cada espacio cuenta con cuatro libreros, sillas de playa para quienes desean leer en el lugar y dos cajones tipo baúles que sirven de asiento y cajonera, para guardar los libros y protegerlos del sol y la humedad. Los puntos de lectura funcionan de miércoles a domingo. Cada día, mediadores realizan al menos una actividad de animación lectora, la que los fines de semana, por ejemplo, se dirige a toda la familia. Más información en http://caletadelibros2014.blogspot.com/

Gran expo en

PLOP! Isol

Power Paola

A partir del 14 de febrero se realizará en PLOP! Galería la muestra Lleve de lo bueno (2), que reunirá más de 50 obras de ilustradores que han expuesto su trabajo en este espacio del barrio Lastarria. Habrá ilustraciones de Isol, Isidro Ferrer, Isabel Hojas, Paloma Valdivia, Power Paola y Decur, entre otros, con descuentos de hasta un 25%. La exposición estará abierta al público hasta fines de marzo.

Isidro Ferrer

Había una Vez

12


Gastronomía y cultura La cuarta versión del Festival Latinoamericano de Cocina Ñam Santiago se realizará por primera vez en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), con un programa vinculado a la cultura y las artes. Alianzas con las librerías del sector, un ciclo de cine gastronómico y también uno teatral, son algunas de las novedades de la llegada de este festival al Barrio Lastarria. Entre el 3 y el 6 de abril. www.niamsantiago.cl

Catálogo Editorial Recientemente, el Plan Nacional de Fomento de Lectura Lee Chile Lee puso a disposición en su sitio web el Catálogo Editorial 2013, documento que reúne cerca de 300 libros de aproximadamente 50 editoriales chilenas. Su objetivo es apoyar la difusión y apertura de nuevos mercados para el sector del libro nacional. Descarga en www.leechilelee.cl/wp-content/files_ mf/1385564463catalogoeditorial.pdf

Ilustración joven Tras la revisión de 51 portafolios de jóvenes ilustradores de todo Chile –que respondieron a una Convocatoria Abierta del Centro de Extensión Cultural Alfonso Lagos de la U. de Concepción (Campus Chillán), el Centro Cultural de España, PLOP! Galería y Balmaceda Arte Joven–, se seleccionó a los 15 creadores que formarán parte de una publicación inédita que busca difundir el trabajo de ilustradores emergentes. Los seleccionados son Benjamín Kloss, Carolina Garrido, Constanza Klein, Isabel Acuña, Itzá Maturana, Jorge Campos, Macarena Vásquez, Manuel Galindo, Mari Pérez, Mario Moreno, Philippe Sapiains, Roberto Riveros, Romina Peña, Sergio Díaz Cavieres y Sol Undurraga.

Había una Vez

13


columna Ana María Soto-Aguilar Bralić Profesora Básica Pontificia Universidad Católica de Chile Master (c) of Arts in Children’s Literature, Simmons College (EE.UU.)

¿Por qué estudiar literatura infantil? En 1971, el autor y académico inglés John Rowe Townsend señalaba que “los libros para niños son escritos por adultos, publicados por adultos, recomendados por adultos y, en su mayor parte, comprados por adultos”. El poder y la responsabilidad de la mediación de los adultos en la lectura de un niño no solo es grande, sino imprescindible e inevitable. Es por eso que la literatura infantil merece ser considerada como una disciplina de estudio académico. Creo que todos estamos de acuerdo en que queremos que nuestros niños lean, y que lean literatura de calidad. Pero, ¿sabemos qué significa eso? A la hora de escoger un libro para regalar, leer o recomendar a un niño, siempre surgen muchas dudas: ¿Cómo juzgar el uso del lenguaje de ese título? ¿Qué valor tienen sus ilustraciones? ¿Para qué edad es más adecuado? ¿Qué temas aborda y cuáles deja de lado? ¿Cómo interpretar lo que plantea? La literatura infantil es literatura de verdad. No es un pasatiempo, ni un juguete, ni un negocio. Citando a Townsend en el mismo artículo, “los libros para niños pueden ser juzgados por los mismos estándares que la literatura adulta. Un buen libro infantil no solo debe ser placentero para los niños: debe ser un buen libro en sí mismo”. Así como hay expertos en otras ramas de la literatura, debe haber especialistas en literatura infantil que puedan pronunciarse y dialogar en torno a los parámetros que permiten su valoración. Ahora bien, el estudio especializado de la literatura infantil no pertenece exclusivamente a los profesores y bibliotecarios. No puede faltar en la formación de los profesionales de la educación en

Había una Vez

14


general, pero tampoco puede terminarse ahí, ni quedarse solamente en cursos de perfeccionamiento para docentes. Existen muchas otras disciplinas del conocimiento con las que la literatura infantil colinda y se vincula: las artes visuales, la psicología, la sociología, la filosofía, la lingüística, la estadística; incluso la experiencia empírica de los padres de familia. En mi opinión, la literatura infantil merece constituirse en un programa de posgrado, dentro de un departamento de literatura, en el que profesionales de todas las áreas estén invitados a formarse e investigar. Tengo el privilegio de estar cursando un magíster de literatura infantil en la Universidad de Simmons, en Estados Unidos, en el que, de 30 compañeros, solo 3 somos profesores. El resto son licenciados de diversas áreas, desde biología marina hasta letras, y quieren trabajar como bibliotecarios, escritores, editores o investigadores de literatura infantil. La interdisciplinariedad de nuestros pasados académicos iniciales y la diversidad de nuestras proyecciones profesionales aportan una riqueza que difícilmente puede lograrse de otra forma.

Año a año se publican miles de libros para niños en el mundo. Si dedicamos tiempo y recursos a leer y estudiar literatura infantil, abrimos la puerta a un mundo de posibilidades maravillosas; damos a nuestros niños la oportunidad de viajar, de ampliar sus horizontes, de derribar prejuicios, entre otras experiencias. En Estados Unidos existen al menos 4 revistas especializadas en literatura infantil que publican reseñas de gran parte de los más de mil libros que mensualmente se publican en inglés. ¿Cuántos niños latinoamericanos tendrán la oportunidad de leer alguno de esos libros? ¿Cuántos libros latinoamericanos tendrán la oportunidad de darse a conocer a los niños angloparlantes? Es imposible leer todo lo que se publica en el mundo. Sin embargo, teniendo un espacio para el estudio formal de la literatura infantil, estamos un paso más cerca. Sigamos trabajando por transformar nuestro amor por la literatura y la lectura en un impulso generador de conocimiento, que ilumine a los adultos mediadores y que permita que muchos más niños sean felices leyendo.

“La literatura infantil es literatura de verdad. No es un pasatiempo, ni un juguete, ni un negocio.” Había una Vez

15


HabĂ­a una Vez

18


HabĂ­a una Vez

19


LIJ y cocina: un banquete irresistible

HabĂ­a una Vez

20


Cuando es posible establecer una analogía entre biblioteca y cocina, encontrar los ingredientes que se devoran con más frecuencia en las narraciones orales, seguir la pista de un escritor y su obra a través de sus referencias culinarias, proponer líneas de reflexión literaria y académica a partir de un corpus de obras considerable, podemos afirmar que la cocina y la comida son dos motivos esenciales en la LIJ.

Había una Vez

21


lij y cocina

ilustraci贸n de Sandra Agudo http://sandra-agudo.tumblr.com

Hab铆a una Vez

22


¡BUEN PROVECHO!

Ingredientes de una literatura muy poco dietética* Banquetes apoteósicos, casas de dulce y mazapán, enormes pavos rellenos y muchas, muchas perdices. Desde España, en un tono lúdico e irreverente, Teresa Durán repasa las calóricas costumbres alimenticias de los protagonistas de la literatura infantil y juvenil.

Por Teresa Durán (España) Escritora, ilustradora, traductora y académica

* Extracto de la conferencia de Teresa Durán para el curso Cocina y Literatura del Centro del Profesorado de Córdoba - España (2010).

Había una Vez

23


lij y cocina Voy a contar un cuento, quizás el más antiguo del mundo: Había una vez, hace mucho, mucho, mucho, mucho tiempo, una manzana. Estaba tan tranquila en su árbol, rodeada de otros árboles, frutas y animales en un lugar tan encantador, que le llamaron “Urbanización El Paraíso”. Como nadie de los que allí vivían pagaba hipoteca alguna, no había ninguna necesidad de perseguirse los unos a los otros, con lo que la santa paz predominaba y ni los gatos se comían a los ratones, ni los tigres se comían a los canarios, ni nada de eso que denota tan mal gusto y tan pocos modales. Solo que, como aún no se había llegado a la Edad del Hierro y no había cuchillos con los que sacrificar conejos, los usufructuarios de la parcela, un tal Adán y una tal Eva, a base de comer fruta un día tras otro, agarraron una diarrea monumental que dejó el césped del paraíso como una alfombra de excrementos. Los bichos que por allí había se quejaron, porque en la urbanización ya no había quien pastara, y además hedía de un modo nauseabundo. A la serpiente, la más perjudicada por la situación ya que solo puede moverse arrastrándose, no le quedó otra que recomendarles, muy farmacéutica ella, que comieran de la mejor fruta astringente que existe, alias la manzana, cosa que ellos hicieron, con muy buen sentido común, aunque, por razones de higiene, fueron desalojados de la parcela con una espada de fuego, para desinfectar… Sea lo que fuere, el caso es que, literariamente, la manzana centra muchos cuentos de la tradición oral, como la conocida historia de Blancanieves y los siete enanitos, donde quien ofrece el fruto es siempre perverso como una serpiente, y quien lo come es una doncella que queda hechizada hasta que el beso de un príncipe la despierta, se casan, son felices y comen perdices (que no manzanas) hasta que tienen muchos niños a los que contarles cuentos… Fin del aperitivo: Otros ingredientes de la literatura oral Aunque en la literatura de transmisión oral los cuentos no nacieron para uso exclusivo de la infancia, es notorio que su difusión actual se defienda más entre el colectivo infantil que en el colectivo adulto. Y es por ello que dedicaré parte de este artículo a los ingredientes que más abundan en los cuentos tradicionales. Estos ingredientes sorprenden por lo sencillos. Harina para blanquear patas de lobo en el cuento de Los siete cabritillos, pero también para simular nieve o engañar al

Había una Vez

24


demonio en los cuentos de Grimm y, en muchos cuentos mediterráneos, para que las chicas listas amasen tortas “parlantes” –a modo de contestador automático– cuando ellas se alejan del hogar paterno para flirtear con otro que no sea un ogro como su padre. Nabos enormes que son fruto de la competencia desleal entre hermanos ricos y avaros o pobres y generosos, coles donde guarecerse hasta nacer, habichuelas que hay que emparrar hasta el cielo, lentejas que impiden a Cenicienta asistir al baile, alguna que otra calabaza, frutas dulces, como las ya estudiadas manzanas, pero también peras, naranjas y melocotones, y sobre todo frutos secos: nueces, avellanas, almendras. Miel donde atrapar siete moscas de un golpe y alguna princesa, y quesos engañabobos, por los que pugnan zorros, cuervos y lobos, pensando que es la luna. Muy poco pescado, ya sea por lo difícil de la pesca o por lo pesadas que se ponen a veces las mujeres del pescador. O porque, de hecho, son muy pocas las recopilaciones folclóricas provenientes de la costa. Y mucho menos, carne. Huevos sí, alguno que otro, que gallinas y gallos protagonizan muchas fábulas, y gallina hubo, desde Esopo, que los hacía de oro. Todo ello aderezado con su miaja de sal, un ingrediente que no debe faltar en ninguna mesa, como bien sabía la menor de las tres hijas del Rey Lear, o la hija menor del comerciante a quien su padre repudió por este motivo, y que es un ingrediente que el mar no deja de ofrecer gratis desde que en él se hundió un barco con un molinillo de sal dentro. Es por lo sencillo y cotidiano de estos alimentos que podemos rastrear su origen popular, pues son muy explícitos en lo concerniente a qué tipo de dieta seguía el pueblo llano y humilde, y resulta fácil fechar el origen de estos relatos como anterior al descubrimiento de América, pues no hay en ellos ni tomates, ni patatas, ni pimientos. Estas historias acontecían en una época en la que el peor pecado no era la lujuria, que estaba al alcance de cualquiera, sino la gula. Cuando el infierno (o la casa del ogro) se imaginaba como un apetecible lugar donde había panes, jamones y chorizos al por mayor. Y era por el hecho de no tener nada que llevarse a la boca, por lo que tantos niños como Pulgarcito tenían que socorrer a sus padres, y tantos quinceañeros se iban a recorrer el mundo y a desencantar princesas, a ver si de una puñetera vez comían perdices y confites como ocurre con los cuentos maravillosos. De la mano de los protagonistas de los cuentos maravillosos presenciamos, no obstante, otras costumbres alimenticias que dan testimonio de viejos mitos, como

Había una Vez

25


lij y cocina el de la antropofagia de aquellos ogros devoradores que adoran la carne tierna y jugosa. Menos olfato parecieran tener las brujas, cuyos ágapes cotidianos nos resultan repugnantes y ante los cuales uno se pregunta en qué supermercado hallan ingredientes tan caducos (y eso que las brujas saben leer). Claro que de vez en cuando sale alguna muy zalamera, propietaria de una casa de mazapán o de chocolate. Y también están los dragones, personajes tan devoradores como increíbles que, si de algo sufren, debe ser de ardor de estómago, ya que tienen la precaución de asar la carne, sobre todo de princesa, escupiendo fuego antes de tragársela. Fabulosos son también algunos grandes monstruos marinos, como la mal denominada ballena quien, desde que cató a Jonás hasta que se tragó a Geppetto, no ha dejado de inspirar grandes relatos. Hay algunas enseñanzas que se derivan de la lectura de los cuentos maravillosos: a) No esperen nada de las mesas lujosamente dispuestas que les aguardan en hostales del fin del mundo. En general una lucecita atisbada en medio de lo más oscuro del bosque no es, jamás, un hotel de cinco estrellas, y algo tremendo va a ocurrir. b) Desconfíen sistemáticamente de los mesoneros y mesoneras. En toda la literatura popular, no hay uno solo que sea honrado, ni aquí ni en la China. c) Maravíllense con la frase final de los cuentos populares, aquella que dice “y se casaron, y fueron felices y comieron perdices”. Tras ella se esconde un auténtico y superlativo delirio gastronómico.

Fin del menú popular: Cocina de autor El primer plato de la literatura infantil de autor es, y debe ser, la sopa. En El Cascanueces y el rey de los ratones, quien la guisa es la reina. De esta primera sopa literaria, salieron otras muchas: algunas muy poco sustanciosas, como la sopa de pan de Oliver Twist, hasta llegar a la famosa sopa de guisantes que acabará con la temible Reina de las Brujas, según creación del más culinario y gastrónomo de los escritores juveniles, Roald Dahl. Algunos protagonistas encontrarán estas sopas demasiado calientes, otros demasiado frías, y otros, como Rizos de Oro, justo en su punto. Entre las últimas sopas producidas por la LIJ, la que está deliciosamente a punto, es la que Max, el temerario héroe de Donde viven los monstruos, encuentra, aún caliente, en su habitación al regresar de sus aventuras. No sé qué opinaría de tanta sopa nuestra querida Mafalda… Los segundos platos tienen poca importancia en la LIJ, pero acostumbran a ser de carne. El pescado se lo dejan a Robinson Crusoe. Naturalmente, entre los segundos platos, hay que citar los pollos y pavos de Navidad, tan magistralmente descritos por Dickens en 1843; todavía los ingleses siguen al dedillo las recetas dadas por este autor para celebrar actualmente el espíritu de la Navidad. En el mismo año 1843, Andersen, amigo de Dickens, y conocedor como pocos de lo que es una mala o una buena mesa navideña, proporciona a su pequeña Cerillera esta visión: “Vio la mesa puesta, con un mantel blanquísimo, y una espléndida vajilla de porcelana, y se sentía un olor riquísimo a

Había una Vez

26


pavo asado, relleno de ciruelas y otras frutas, pero lo que más apreció la pobrecilla es que el pavo, con el cuchillo y el tenedor de plata clavados en el pecho, brincó hasta el suelo, atravesó la sala y se le acercó volando…”. Más frugal, y como plato único, es la carne preparada por Mark Twain: Huckleberry Finn vive de la caza y come conejo, mientras Tom Sawyer hace una barbacoa con los amigos en su isla pirata y asa tocino, como los auténticos bucaneros. Y llegamos a los postres, siempre apoteósicos, y más en la LIJ. La gastronomía de El Cascanueces, tan cercana a la del cuento popular, empieza con una nuez y culmina no con una casita de mazapán, ni dos, ni tres, sino con una ciudad entera, donde todo es dulce y goloso. La evolución de la casita de mazapán, que a la larga se irá popularizando como la casita de chocolate, también se hará apoteósica con Roald Dahl, que convierte esta prodigiosa vivienda en una no menos prodigiosa fábrica. Y ya no digamos cuando esto pasa a manos de Tim Burton. Es curioso observar lo raros que son en la LIJ los simples y sanos postres de fruta. Solo Chris Van Allsburg hace caso de ellos con portentosos higos dulces como la miel. En la literatura infantil aquella miel que envalentonaba a los sastrecillos se deja para los osos. La prueba es que a Winnie the Pooh le encanta…

1865 y la señora Blyton acompaña siempre el té con galletas de jengibre, e incluso envía cajas de estas a los internados de Santa Clara o de Torres de Mallory. Y con ello llegamos a la cena. Ninguna despertó tanto mi curiosidad lectora como el “queso asado” que leía yo en mis años mozos en una mala traducción de Heidi. Hoy sé que lo que Heidi comía se llama raclette… Y ahora, ¡a dormir! Aunque hay algunas que no pueden, porque tienen la piel tan fina y son tan sibaritas que reconocen el grosor de un guisante por muchos colchones que le pongan encima (y eso que ni siquiera se trata de un guisante congelado).

Las meriendas también son dulces en la LIJ. A las cinco en punto a los británicos les enloquece tomar el té. Muy literariamente lo introdujo Lewis Carroll dentro de la LIJ en

Había una Vez

27


lij y cocina

Ilustraci贸n de Karina Cocq / www.monitologia.blogspot.com

Hab铆a una Vez

28


Wonka también cocina Al parecer, pocos saben de la relación entre Roald Dahl y la cocina. Pues bien: cuando era chico le llegaban a su escuela chocolates Cadbury para ser testeados. Y, cuando fue mayor, el tema de los vinos y lo gourmet fue parte de su existencia. Algo que se vio reflejado en sus textos y también en su vida. Por Esteban Cabezas (Chile) Escritor y crítico gastronómico

Había una Vez

29


lij y cocina Hay un cuento de Roald Dahl, quien también escribió mucho para adultos, que deja en evidencia su veta de gourmand. Se llama Gastrónomos y en él un coleccionista de vinos ofrece –un poco a la fuerza– a su hija como recompensa a un invitado si este descubre qué vino está catando. El sujeto, obviamente poco agraciado, va revelando minuto a minuto las características de lo que está probando, con tan gran premio ad portas. Hasta que logra llegar a la verdad absoluta. La joven está al borde de la agonía con este acierto, pero la mucama entra con los lentes del vencedor y da vuelta a la tortilla. Los anteojos dejan en evidencia que el supuesto genio de la percepción había visto el vino antes, al momento de ser decantado en una habitación vecina. ¿Muy para especialistas esta trama? Sí y no, porque si hubiera sido inentendible y solo para connaisseurs, Roald Dahl no la habría considerado. Porque si algo reluce en su prosa es la evidencia llana y simple, esa que lo ha convertido en uno de los mejores escritores para niños de la historia. Y uno con veta cocinera, además. Comer, comer, leer Si bien es Matilda uno de los best sellers más notables de este galés adoptado (porque era natural de Noruega), Charlie y la fábrica de chocolate es la piedra fundacional de su canon histórico: unos abuelos raquíticos, una familia muerta de hambre y la posibilidad de entrar al sitio donde se fabrican los dulces más deliciosos e increíbles (en el real sentido de lo increíble), obra del demente Willy Wonka, creador de golosinas sin límite de imaginación. Ríos de chocolate, papel mural langüeteable, hongos comestibles o el chiclealmuerzo. Todas posibilidades que se transforman en reales para Wonka. ¿Comida? Sí, es un tópico que abunda en las líneas de este creador. En forma de un durazno gigante, en su libro de un niño llamado James como protagonista, o como la dieta de unos gigantes malvados en El Gran Gigante Bonachón, donde hasta los niños chilenos entran en la carta de estos sanguinarios e inmensos villanos (entre ellos Tragacarnes, Mascaniños y Aplastamocosos), y en la cual el bueno del cuento opta por alimentarse de pepinásperos, una verdura tan agria

Había una Vez

30


como inventada, para evadir el consumo de huesos y pellejo infantil. Hay un niño que se come una torta de chocolate entera en Matilda, lo que deja en vergüenza a la tiránica Trunchbull, y aparece comida precongelada que deja en evidencia la paternidad ineficiente de los supuestos padres “educadores” en este mismo libro. Si hasta la buena de la película se llama miss Honey (señorita Miel). Hay una pastelería protagonista en La Jirafa, el Pelícano y el Mono, lo mismo que una sopa de arvejas llena de sabor maligno y hechizo en Las Brujas, la que convierte a las malvadas protagonistas en asquerosos ratones. En otros libros como Danny el campeón del mundo, la caza de aves para comer es el tema principal, lo mismo que en La maravillosa medicina de Jorge es un “remedio” realmente tóxico e impracticable el que da fuerza al título y a la trama. Y que se recomienda no hacer en casa. Y más con la cocina Su último libro publicado en 1989 se tituló Puchero de rimas (nuevamente sobre comida). Poco antes, un director español, Pedro Almodóvar, tomó uno de sus cuentos adultos –en 1985– para hacer su película Qué he hecho yo para merecer esto. La trama, sencilla y macabra, trata sobre una mujer que ha asesinado a su marido con un hueso de jamón y que luego recibe a la policía con un puchero cocinado con el arma del crimen. En fin. Si alguien se quiere enfrentar cara a cara con la faceta culinaria de este autor, hay un libro

inédito en español que recopila sus recetas en Memories with food At Gipsy House, donde se combinan sopas de cola de buey (oxtail) con postres como el helado Krokaan, en una mezcla anglonoruega de la que fue embajador. Entre consejos culinarios y memorias, es la mejor encarnación de esta pasión por el sabor (macabro) de este escritor infantil. Pero para sus fanáticos menos devotos de la cocina pura y dura, hay un desvío mejor. Se trata de una serie de libros en los que se recrean recetas derivadas de sus libros: Revolting Recipes (solo en inglés, sorry). ¿Por ejemplo? Una barba cochina de Los Cretinos hecha con papas fritas, un pastel de pájaros como el que esos mismos asquerosos sujetos cocinaban, hamburguesas de barro de James y el melocotón gigante o un lápiz lamible de Charlie y la fábrica de chocolate, o lo que sea que pueda deducirse de una obra donde el sabor y la locura siempre fueron parte de la misma receta. Pero esto no termina aquí. Porque esta misma pasión la heredó su nieta Sophie Dahl. Conocida hace unos años por ser una bella modelo XL –rubia y gordita, un querubín talla 44–, tuvo anorexia a los 12 años precisamente por la muerte de su abuelo. Ella lo acompañaba en las promociones de sus libros y eran muy cercanos. Pues bien, primero adelgazó, luego se recuperó –un poco mucho– y actualmente se mantiene en una talla intermedia. Hoy, Sophie ha dejado el modelaje y se dedica a… escribir libros de cocina. Tiene columnas en revistas, programas de televisión y un amor por la cocina sin duda heredado.

Había una Vez

31


lij y cocina

Los 7 escogidos de Esteban Cabezas:

1

Roald Dahl’s completely revolting recipes and other tasty treats!, ilustrado por Quentin Blake (Jonathan Cape)

2 James y el melocotón gigante 3 Memories with food at Gipsy House 4 Puchero de rimas 5 Los cretinos 6 Miss Dahl’s voluptuous delights: Recipes for every 7 season, mood and appetite Charlie y la fábrica de chocolate de Roald Dahl, ilustrado por Quentin Blake (Alfaguara) de Roald Dahl, ilustrado por Quentin Blake (Alfaguara)

de Felicity y

Roald Dahl (Viking)

de Roald Dahl, ilustrado por Quentin Blake (Anagrama)

de Roald Dahl, ilustrado por Quentin Blake (Alfaguara)

Morrow Cookbooks)

Había una Vez

de Sophie Dahl (William

32


HabĂ­a una Vez

33


lij y cocina

Ilustración de Leonor Pérez / leonor-perez.blogspot.com

Había una Vez

34


Lectura a la carta Imaginar la biblioteca como una gran cocina, donde el chef debe esmerarse en la creación de menús literarios para todos los gustos, fue uno de los objetivos del taller que Constanza Mekis y Luz Santa María prepararon para un encuentro CRA. Aquí, un extracto de la propuesta y algunos sabrosos bocados lectores para degustar.

Por Luz Santa María M. y Constanza Mekis M. Equipo Bibliotecas CRA del Ministerio de Educación de Chile

Había una Vez

35


lij y cocina Sabemos que para los profesores no es fácil ofrecer lecturas variadas, como tampoco lo es motivar la lectura de una obra clásica. Por esto, en el V° Encuentro de Coordinadores y Encargados CRA Creando Redes, que tuvo lugar el 2010 en Santiago, quisimos hacer un taller cuyo objetivo fuese ofrecer lecturas diversas a los estudiantes y de esta manera desarrollar el gusto lector. El rol del profesor en este sentido es primordial, ya que si bien el Ministerio de Educación sugiere lecturas, es el educador quien debe seleccionar, de esa lista, aquellas que más se ajusten a las necesidades e intereses de sus estudiantes. “Mandar a los niños a leer un libro obligado y después hacerles una prueba es la peor técnica. Nuestra propuesta no va en el sentido de lanzar a los alumnos solos a leer cosas difíciles, sino todo lo contrario. La lectura se debe hacer en clase, con el profesor, y con la ayuda necesaria de este para entregar más información sobre el contexto, la época o el vocabulario. Es una lectura guiada, acompañada y comentada”. (Loreto Fontaine, coordinadora nacional de la Unidad de Currículum y Evaluación del Mineduc, en entrevista a El Mercurio, 16/12/2013). En este artículo les contamos parte de lo que se trató en ese taller. La biblioteca como espacio gastronómico La cocina es el lugar donde se preparan los alimentos, donde el chef despliega su talento mezclando ingredientes, y de donde la comida sale lista para servir y disfrutar. Siempre hay un maestro de cocina que está a cargo, que dirige las actividades que se desarrollan ahí y que tiene ideas nuevas sobre qué comer, teniendo en mente cómo son sus invitados. ¿No es acaso una biblioteca similar a una cocina?

“Cocinar significa buscar, reconocer, clasificar y recolectar los alimentos, llevarlos a un sitio determinado casi siempre con antelación, prepararlos con o sin fuego o cerámica, y comer, seguramente en grupo, y además hacerlo con un ritual socializado evidente.” (Angulo, 21). Tal como dice esta cita del libro El animal que cocina, el proceso que debe llevar a cabo el chef de cocina y el jefe de biblioteca es el mismo: su trabajo es buscar, reconocer, clasificar y recolectar libros y lecturas, volverse un experto en la preparación de platos literarios y luego servirlos a los comensales que visitan la biblioteca en busca de lecturas para devorar y deleitarse. La degustación y la cata de diferentes platos y libros son importantes para el chef y para los lectores. Para nadie es agradable comer todos los días lo mismo, por eso es importante dar a probar distintas cosas, presentarlas de manera divertida y con humor, sin dejar de tener nunca la sartén por el mango. Para la dueña de casa o el cocinero siempre ha sido un reto intelectual pensar en distintos platos, y si se repiten es porque los que se sientan a la mesa lo piden con ansias. Los recursos: ingredientes básicos En una cocina hay muchos ingredientes que son infaltables y en una biblioteca también hay recursos imprescindibles. La sal es la sal de la vida, es el condimento por excelencia. ¿Qué tipo de texto nos ayuda a condimentar los aprendizajes? Quizás la poesía, quizás los refranes y aforismos, los chistes, las adivinanzas.… El huevo es el oro puro, el centro y origen de todo. Símbolo de la creación y de la fecundidad, venerado en los altares de diversos ritos y

Había una Vez

36


religiones. El huevo es oro no por su color, sino porque es el último peldaño, es una vuelta atrás hacia la nada absoluta. Nos recuerda la literatura oral, los cuentos tradicionales y el folclore de toda cultura. La papa, o la batata, es la reina de la cocina, como dice María Elena Walsh: “Estaba la Reina Batata / sentada en un plato de plata / el cocinero la miró y la reina se abatató”. Esta nace bajo la tierra, pero crece en cualquier lugar, por muy frío que sea. Es un alimento fiel, resistente y que se presta a miles de preparaciones. Es como el cuento o la novela, como la narrativa en general, es nuestro afán eterno de contar historias.

es como el teatro: es móvil, dinámico, creado para desenvolverse en distintos escenarios y finalidades. El azafrán es un ingrediente difícil de encontrar, ¡pero tan valioso! Podríamos decir que es como las enciclopedias, libros preciosos donde se esconde todo el saber de la cultura. El cacao es, según Linneo, el famoso naturalista, el alimento de los dioses, ya que no se toma cuando uno quiere, sino cuando quiere él y contra él no sirve la voluntad. El chocolate reconforta el estómago y el pecho, mantiene y restablece el calor natural, destruye los humores malignos y sustenta y fortifica la voz. Es como un poema: nos reconforta cuando más lo necesitamos.

Las plantas que nos rodean nos alimentan, al igual que los animales. Hoy encontramos más de 125 especies vegetales en nuestra alimentación. Y las partes que nos sirven para comer son semillas, frutos, flores, hojas, tallos, raíces, bulbos y tubérculos. ¡Todo a nuestro alrededor es material para nuestras lecturas! Acá encontramos el ensayo, la declaración, el tratado y el texto científico, los que nos ayudan a conocer más sobre nuestro entorno.

El pan simboliza la salida del estado animal y la conquista de la “civilización”. En los poemas homéricos, La Ilíada y La Odisea, la expresión comedores de pan es sinónimo de hombres. En nuestro discurso el pan es la mitología, el texto que interpreta el origen del mundo y los grandes acontecimientos de la humanidad.

El maíz también es oro en ciertas culturas, especialmente en América. Es un ingrediente básico, como la harina; con él podemos preparar lo que queramos. De alguna forma

Para atender correctamente a nuestros comensales, debemos hacer un mapa de qué es lo que queremos ofrecer. En analogía con el restaurante, resulta muy explicativo el concepto

El menú lector

Había una Vez

37


lij y cocina de menú, ya que el comensal llega, se sienta a la mesa y elige un repertorio de platos a partir de un listado que se le ofrece. Si tuviese que elegir de entre las miles de preparaciones que un cocinero sabe hacer, o si se le presentase una carta muy larga, su proceso de elección sería muy complejo, y además no contaría con la guía y orientación del camarero. Entonces, ¿cómo se debe preparar un menú lector? Lo primero es poner títulos interesantes a los menús. Deben ser títulos atractivos, que llamen la atención, que inviten a leer y que, sobre todo, aúnen las lecturas según temáticas, contextos, edades o cualquier otro criterio de vínculo para los distintos textos. En términos culinarios, es como hacer una receta, pero una que varía según los estados de ánimo, según quién comerá de ese plato y la finalidad de la receta. Junto con los ingredientes básicos recién mencionados, hay otros componentes insustituibles de un buen menú lector. Para que sea nutritivo, hay que poner mucha atención a la calidad de cada texto escogido, ya sea literario o no literario; para que tenga buen gusto, los distintos libros deben tener un vínculo, que puede ser temático o de otra índole; y por cierto, para que sea fácil de digerir y equilibrado, hay que cuidar que su número de porciones sea la adecuada para un lector común. ¡Manos a la obra, cocineros! “Mirando la olla, el agua nunca hierve”, pero si la dejamos sola nos sorprende su rapidez. Parte de los intereses de este taller fue crear el hábito de la lectura en los estudiantes invitándolos a que prueben distintas cosas y dejándolos evaluar a ellos mismos cómo son sus procesos de lectura y cuáles son sus gustos. En otras palabras, es una invitación al cocinero a prender el fuego, pero luego a levantar los ojos de la olla, y así dejar que el agua hierva a su propio tiempo, sin obligarla ni presionarla. Cuando fomentamos la lectura en los estudiantes, los hacemos parte de la cultura, les damos más herramientas para expresarse y comunicarse con el resto de la sociedad. Aquí les damos algunas pistas que podrían ayudarlos a alcanzar esta meta: Sé divertido y original en preparar platos que salgan de la rutina. Haz convivir en un mismo plato el triángulo maravilloso del oficio, la intuición y la fortuna; que este lleve siempre a complacer a tus estudiantes, ¡aunque sea solo a uno! Recuerda que en la biblioteca el encargado no solo es el chef, sino que también lo es el camarero, el maître o jefe de restaurante, el responsable del guardarropa, el cajero y el otro comensal chispeante que aviva la lectura. ¡No es un trabajo menor! Ahora, ¡a preparar y degustar bocados lectores! Había una Vez

38


MENÚ 2 UN MENÚ COMIQUÍSIMO (animado y en acción)

Entradas

MENÚ 1 MENÚ COPIOSO… MUY CLÁSICO Y CONTUNDENTE (con hadas y duendecillos) Entradas

Paltas duquesas en zapatillas de cristal Las hadas, Charles Perrault Mouse de tomates con cantos de ruiseñor El ruiseñor, Hans Christian Andersen

Tomates Obélix con compañía de una rica salsa Panorámix Astérix y los normandos, R. Goscinny y A. Uderzo Entradas hurra Piiipppp Revista Barrabases, Guido Vallejos Sopas

Sopa de quínoa con ideogramas Mafalda, Quino Sopa ¡Guau! ¡Guauuuuuuuuuu! Tintín y los pícaros, Hergé Plato de fondo

Sopas

Sopita de rapónchigos Rapunzel, Hermanos Grimm

Cóndor al ajillo con choclos Plop! y ensaladas onomatopéyicas Revista Condorito, Pepo Pato frito Mampato con Arroz Plaf y salsa Ogú Revista Mampato, Eduardo Armstrong

Plato de fondo

Postres

Tres chanchitos a la crema con arroz graneado Los tres chanchitos, Anónimo Gansos asados con porotitos a la pradera del reino La pastora de gansos, Hermanos Grimm

Globo de algodón ¡Oh, no! Diccionario Básico del Cómic, Federico López Mousse de manga con viñeta a baño María Dragon Ball, Akira Toriyama

Postres

Flan de frambuesas lleno de rosas blancas La bella y la bestia, Madame Leprince de Beaumont Puré de manzanas acaramelado La bella durmiente del bosque, Charles Perrault

Había una Vez

39


lij y cocina MENÚ 3

MENÚ 4

UN MENÚ A LA CHILENA, BANQUETE LITERARIO CON GRAN COMILONA (¡Preparándonos para un buen tikitikití dieciochero!)

UN MENÚ DISTINTO (gustos distintos… luces diferentes)

Entradas

Entradas

Salpicón con arrullos y melodías Poesía chilena, Alfonso Calderón Cebolla con tomates y un pichintún de arvejas graneadas Altazor, Vicente Huidobro Sopas

Cazuela cordillera de vacuno con quínoa La casa de los espíritus, Isabel Allende Caldillo de congrio en paila de greda Antología poética, Pablo Neruda Plato de fondo

Empanadas de pino y buen abecedario danzarín Obras completas, Gabriela Mistral Pastel de choclo o charquicán Novelas breves, José Donoso Postres

Sopaipillas pasadas bordadas con guirnaldas Papelucho, Marcela Paz Chirimoya, chirimoyo Epopeya de las comidas y bebidas de Chile, Pablo De Rokha Agüita de hierbas con gracias a la vida (buen quitapenas) Poemas para combatir la calvicie, Nicanor Parra

Había una Vez

Roll con ojos de peces y crisantemos Mini antología de haikús, Matsuo Basho Tú yo la luna… con sushi deleitoso Haikús occidentales, Octavio Paz Sopas

Chopita estilo oriental con soja Una cuestión personal, Kenzaburo Oé Miso sopa guerrera estilo samurái Breve historia de los samuráis, Carol Gaskin y Vince Hawkins Plato de fondo

Pescado azul sashimi con arroz caligráfico Correspondencia (1945-1970), Yasunari Kawabata y Yukio Mishima Arroz con palitos sin tinta china muy sukiyaki Japón, el país de Akihito, Oscar Pinochet de la Barra Postres

Brochetas dulces mitarashidango de sutil sabor ranga Kafka en la orilla, Haruki Murakami Bocadillos

Daigakuimo con melocotones “Momotaro” en Cuentos de otros lugares de la tierra, Cecilia Beuchat y Carolina Valdivieso Bajativo

Té verde antioxidante japonés y… muchos haikús

40


MENÚ 5 MENÚ ESTACIONAL (frutal semivegetariano)

Postres

Manzana, uvas blancas, uvas negras y rico puré de camote con jugo de naranja La pintura del barroco, Ingo Walter Kakis, membrillos y granadas otoñales Vegetal como sientes, Saxton Freymann y Joost Elffers Turrón de zarzaparrilla con mermelada de ají Cuentos con olor a fruta y mermelada, Cecilia Beuchat Peras asadas con salsa de jengibre Los árboles frutales, Isidro Sánchez y Carme Peris Mandarina, naranja dulce, pomelo amargo y lima limeña en un palo verde, reverde Plantas que comemos, Alicia Hoffmann Bate bate frutilla, con piña y con tomate Empecemos a cocinar, Lily Ariztía y Paz Lira Sandía con pepitas azules Rimas, poesías, adivinanzas y refranes, Irene Salgó Tutti frutti con ciruelas frescas y secas y jugo de limón Diego y los limones mágicos, Verónica Uribe Manzanita de oro Lima, limita, limón, Manuel Peña Muñoz

Había una Vez

41


lij y cocina

Ilustración de Maritza Piña Bustamante / www.cargocollective.com/maripinia

Había una Vez

42


CUANDO LA COMIDA ES EL MÓVIL DE LA TRAMA Para aquellos que tengan interés en profundizar en la comida y en el universo temático que gira en torno de este motivo recurrente en la literatura infantil y juvenil, proponemos algunas ideas y muchos libros para su exploración personal. La comida es una necesidad vital y cotidiana y, por lo mismo, no deja nunca de estar presente en la literatura y en la cultura en general. Queda para ustedes la tarea de seguir “alimentando” este banquete de ideas y de libros…

Por Luz Yennifer Reyes Coordinadora de proyectos FHUV María José González Directora Revista HUV

Había una Vez

43


lij y cocina Protagonistas comestibles Una extensa serie de relatos clásicos, contemporáneos, ilustrados, recogidos de la tradición oral o nacidos del ingenio de los autores, dan cuenta de que los protagonistas o los personajes se convierten en bocados apetecidos para un otro que puede ser bruja, ogro, lobo, monstruo o simplemente una familia hambrienta o alguien de tu misma especie.

Hansel y Gretel de Jacob y Wilhem Grimm, Ilustrado por Lorenzo Mattotti (Libros del Zorro Rojo) La tortilla corredora de Laura Herrera (adaptación), ilustraciones de Scarlet Narciso (Ekaré) El ogro de Zeralda de Tomi Ungerer (Ekaré) Pedro es una pizza de William Steig (Norma) Lobos de Emily Gravett (Castillo) Hiper súper Getzabel de Tony Ross (SM) La promesa del renacuajo de Jeanne Willis (RBA Libros) Cuidado con la rana de William Bee (Juventud) ¡Ahora no, Bernardo! de David Mckee (Alfaguara) Hambre de ogro de Jean Leroy, ilustrado por Matthieu Maudet (Océano Travesía) La verdadera historia de los tres cerditos de Jon Scieszka, ilustrado por Lane Smith (Scholastic) ¡De repente! de Colin McNaughton (Norma) Cuentos en verso para niños perversos de Roald Dahl (Alfaguara) El contador de cuentos de Saki, ilustrado por Alba Marina Rivera (Ekaré) Los caracoles en Cuentos de terror del Barco Negro de Chris Priestley, ilustrado por David Roberts (Norma) Del enebro de Jacob & Wilhelm Grimm, ilustrado por Alejandra Acosta (Jekyll & Jill) Había una Vez

44


¿Castigo o recompensa? La comida como objeto mágico A menudo la comida se hace presente como un catalizador de la trama, un objeto mágico que moviliza a los personajes, influye en sus acciones y los ubica en una particular situación. Algunas veces, es una codiciada recompensa, la meta o el premio al que se aspira. Otras, es un fatal castigo que se intenta evadir infructuosamente.

El rabanito que volvió de autor anónimo, ilustrado por Marta Carrasco (Amanuta) Donde viven los monstruos de Maurice Sendak (Alfaguara) El estofado del lobo de Keiko Kasza (Norma) Camilón, Comilón de Ana María Machado, ilustrado por Gusti (SM) Pimienta en la cabecita de Ana María Machado, ilustrado por Ivar Da Coll (Norma) El higo más dulce de Chris Van Allsburg (FCE) Blanca Nieves de Josephine Poole, ilustrado por Angela Barret (Kókinos) Diego y los limones mágicos de Verónica Uribe, ilustrado por Ivar Da Coll (Ekaré) Mousse de manzana para las penas de amor de Janosch (Kókinos) Yo te curaré, dijo el pequeño oso de Janosch (Alfaguara) Sopa de ratón de Arnold Lobel (Ekaré) Un amigo para Dragón de Dav Pilkey (Ekaré) Una sopa de piedras de Anaïs Vaugelade (Corimbo) Una cena elegante de Keiko Kasza (Norma) Había una Vez

45


lij y cocina El alimento como factor de identidad Varios son los ejemplos en que los alimentos, su origen y el modo de consumirlos aparecen como un factor de identificación con un modo de ser, una particular cultura o una cosmovisión.

La otra orilla de Marta Carrasco (Ekaré) Un puñado de semillas de Mónica Hudges, ilustrado por Luis Garay (Ekaré) ¡Comer! gritó el cerdito de Jonathan London (Norma) Sabores de América de Ana María Pavez y Constanza Recart, ilustrado por Isabel Hojas (Amanuta) El calafate de Ana María Pavez y Constanza Recart, ilustrado por Paloma Valdivia (Amanuta)

Había una Vez

46


El hambre como expresión de la miseria humana El hambre se presenta como uno de los principales síntomas o uno de los más crudos efectos de la decadencia de las sociedades, en relatos apocalípticos o desesperanzados sobre la pobreza, la precariedad, la miseria, el abandono o la vejez.

No comas renacuajos de Francisco Montaña (Babel Libros) La carretera de Cormac McCarthy (Random House Mondadori) La peste escarlata de Jack London, ilustrado por Luis Scafati (Libros del Zorro Rojo) Por un bistec en Knock Out. Tres historias de Boxeo de Jack London, ilustrado por Enrique Breccia (Libros del Zorro Rojo) Stefano de María Teresa Andruetto (Sudamericana) Mi planta de naranja-lima de José Mauro Vasconcelos (El Ateneo) Los juegos del hambre de Suzanne Collins (Molino)

Había una Vez

47


HabĂ­a una Vez

48


HabĂ­a una Vez

49


PLAN LECTOR

LECTURAS

82 títulos con

¿Cómo preparamos un Plan lector para su colegio? Editorial Vicens Vives les ofrece un Plan lector para su colegio organizado por cursos y trimestres. El plan puede ser definido por el propio centro escolar o bien propuesto por los especialistas en literatura de nuestra editorial. El Plan lector se diseñará al objeto de que el alumnado disfrute de una amplia y variada lista de autores, estilos y géneros literarios a lo largo del recorrido académico.

¿Qué ventajas y elementos les ofrece el Plan lector Vicens Vives? Como complemento a las actividades que aparecen en las obras sugeridas, Vicens Vives les entregará unos cuadernos de actividades sobre valores éticos y sociales correspondientes a los títulos seleccionados. Guías didácticas de las actividades publicadas en el apéndice de los títulos escogidos. CD Proyecto didáctico del plan lector. Había una Vez

50


R VICENS VIVES

S A LA CARTA

n valores, a elegir

Para el alumno - Lecturas seleccionadas. - Cuadernos con actividades sobre valores de las lecturas adoptadas.

Para el docente - Copia del Plan lector del centro. - Lecturas seleccionadas. - Cuadernos con actividades sobre valores. - Guías didácticas. - CD del proyecto didáctico.

¡SOLICITE EL PLAN LECTOR PARA SU COLEGIO!

Había una Vez

51


HabĂ­a una Vez

52


HabĂ­a una Vez

53


columna Xosé Ballesteros Editor de Editorial Kalandraka Escritor y especialista en literatura infantil

La cocina de Maurice Hace 44 años que se publicó por vez primera In the Night Kitchen de Maurice Sendak, pero hubo que aguardar hasta 1987 para poder leer La cocina de noche en español –publicada por Alfaguara– en una magnífica traducción de Miguel Azaola. Por desgracia, este título se descatalogó muy pronto y los nuevos lectores de Sendak perdieron la oportunidad de conocer en castellano uno de los libros más importantes de este autor.

La cocina de noche forma parte de una trilogía que también integran Donde viven los monstruos y Outside Over There, tres obras en las que los niños protagonistas nos invitan a una aventura a la luz de la luna. En esta ocasión, Sendak nos presenta al pequeño Miguel, que duerme apaciblemente en su cama hasta que unos escandalosos pasteleros le despiertan. Es el propio autor quien ejerce la función de narrador comenzando así el relato: “¿Os ha contado alguien la historia de Miguel, que oye de noche un ruido detrás de la pared y da un grito: ¡Silencio! ¡Callarse de una vez!?” A partir de ahí comienzan a ocurrir cosas increíbles en el lugar que era, hasta entonces, una cocina doméstica convertida ahora en una ciudad sospechosamente parecida a Nueva York. ¿O es al revés? Tres cocineros idénticos a Oliver Hardy, un vuelo en avioneta sobre edificios con forma de botellas, paquetes, tarros…, mientras en el firmamento de intenso azul lucen la luna y las estrellas. Sendak incluye en esta obra reconocimientos explícitos y recuerdos de juventud. El autor confiesa que el estilo y el diseño de las páginas es un homenaje directo a Little Nemo in Slumberland: “Mi libro es, en parte, un homenaje a Winsor McCay (…) Él y yo servimos al mismo amo, nuestro temperamento infantil. Dibujamos, no sobre la memoria literal de la niñez, pero sí sobre la memoria emocional, su tensión y su urgencia. Ninguno de nosotros olvidó sus sueños infantiles.” Había una Vez

54


Además, los recuerdos de Sendak nos trasladan a su infancia, cuando paseaba por Queens en compañía de su hermana y el novio de esta, tal y como comenta en el documental Tell Them Anything You Want: “Había un anuncio que recuerdo muy claramente. Era de Sunshine Bakers y decía: ‘Nosotros horneamos mientras tú duermes’. Me parecía la cosa más sádica en el mundo porque todo lo que yo quería hacer era permanecer despierto y observar lo que sucedía.” Y continúa: “Recuerdo que solía guardar los cupones que mostraban a los tres pequeños panaderos gordos de Sunshine marchando de noche en ese lugar mágico, donde quiera que fuera, para divertirse, mientras yo tenía que irme a la cama. Este libro fue una especie de vendetta para decirles a ellos: ¡Ahora soy lo bastante mayor para quedarme despierto por la noche y saber qué pasa en la cocina de noche!”

La publicación de In the Night Kitchen no pasó inadvertida para el público estadounidense y enseguida escandalizó a las mentes más conservadoras, que lograron que el libro fuese incluido en la lista de los 100 libros más provocadores confeccionada por la American Library Association (ALA). La razón principal de esta censura fueron las imágenes de Miguel desnudo. Ante esto, Sendak comentó: “Es evidente que detrás de muchas actitudes puritanas hay mucha suciedad escondida. Parece que un niño pequeño desnudo sin su pijama es más monstruoso para algunas personas que cualquier otra monstruosidad del mundo.” Con el tiempo, La cocina de noche se convirtió en un libro de culto y acreedor de numerosas distinciones, entre ellas el Caldecott Honor Book. Ahora, por fin, 44 años después, los lectores en castellano podremos volver a degustar las delicatessen preparadas por Maurice Sendak en esta cocina. Seguro que el pastel todavía estará caliente.

Referencias:

1 Cuentos salvajes de Maurice Sendak, 2 Maurice Sendak (1928-2012), 3 Clásicos infantiles, 4

La cocina de noche, por Ellen Duthie: http://loleemosasi.blogspot.com.es/2012/04/la-cocina-de-noche-mas-leche-si-mas.html

por Mónica Klibanski: http://www.educ.ar/sitios/educar/recursos/ver?id=106342 por Walter Lorraine: http://www.imaginaria.com.ar/2012/05/maurice-sendak-1928-2012/ por Ana Garralón: http://revistababar.com/wp/clsicos-infantiles-arnold-lobel-y-maurice-sendak/

Había una Vez

55


Ilustraci贸n de Virginia Donoso www.virbujos.blogspot.com

Hab铆a una Vez

56


mirada iberoamericana

Del folclor a la mesa Por Manuel Peña Muñoz (Chile) Escritor, Profesor de Castellano Especialista en Literatura Infantil y Juvenil www.elcaballerodelosalerces.cl

Los refranes, rimas, adivinanzas y dichos populares relacionados con las comidas y bebidas son numerosos en Latinoamérica. La mayoría proviene del repertorio de la tradición oral española y se extiende por todo el continente. Gran parte de la poesía infantil de tradición oral recoge nuestras frutas, postres, bebidas y platos de comida en los que se reflejan costumbres, tradiciones y diversos aspectos de la vida cotidiana. Por ejemplo, cuando llega a la mesa un plato de lentejas, se dice: “Si quieres las tomas y si no las dejas”. Y también: “Lentejas, comida de viejas”. Para aludir a que en todos los hogares hay problemas, se comenta: “En todas partes se cuecen habas”. Y para referirse a una persona que es directa al expresarse, se dice que llama “al pan, pan y al vino, vino”. Hay dichos muy certeros como: “Contigo, pan y cebolla”, para referirse a que en el amor lo material no tiene importancia. Todos buscamos “la media naranja” y nadie quiere ser “plato de segunda mesa”. También “se conquista por el estómago” y si se trata de platos bien servidos, ya se sabe que “la comida entra por los ojos”.

Había una Vez

57


mirada iberoamericana Al levantarnos de una mesa y anunciar que nos vamos, decimos “comida hecha, amistad deshecha”, aunque en Colombia se dice “indio comido, indio ido” y en Costa Rica, “indio comido, puesto al camino”, expresiones análogas de “pájaro que comió, voló”. El que consigue buena parte de una situación, saca “pan y pedazo”. En Chile se agrega: “Y una marraqueta debajo del brazo”. La marraqueta se refiere a un tipo de pan muy característico en Chile, Perú y Bolivia. Es un galicismo que proviene de Marraquette, apellido de dos hermanos panaderos franceses radicados en Valparaíso, que popularizaron este delicioso pan crujiente en el siglo XIX hasta el día de hoy. Y, siempre en relación con el pan, si algo resulta demasiado fácil es “pan comido” y cuando se juntan dos personas similares, se afirma que “se juntó el hambre con las ganas de comer”. Un refrán que aconseja prudencia señala: “Está bueno cilantro, pero no tanto”. Y si el niño o la niña preguntan qué plato le sirvieron, la madre responde: “Come y calla”. En las comparaciones también se reflejan nuestros alimentos: “Fresco como una lechuga” o “dulce como la miel”. En México y Centroamérica se dice: “El que nace p’a tamal, del cielo le caen las hojas”, aludiendo irónicamente al vago que no quiere trabajar pues siempre por algún lado le va a caer alguna ayuda. El refrán menciona el tamal, una comida típica mexicana de origen azteca, a base de masa de maíz mezclada con carnes y verduras, envuelta en las hojas hervidas de la mazorca tierna. ¿A alguien alguna vez lo mandaron “a freír espárragos”? Seguro que sí. En los refranes aparecen también nuestras bebidas tradicionales. Para referirse a que en materia de cifras es preferible ser preciso, se dice: “Las cuentas claras y el chocolate espeso”.

Había una Vez

58


Nanas, juegos y rondas En varias canciones de cuna de origen hispánico aparecen las frutas:

-Señora Santa Ana ¿por qué llora el niño? -Por una manzana que se le ha perdido. Y en Colombia algunos postres de origen precolombino han inspirado algunas nanas:

Dormíte niñito, ¡qué tanto llorar! que no hay mazamorra ni qué merendar.

Se alude al arroz que se arroja a los novios al salir de la iglesia para augurarles prosperidad. Otra ronda que ha tenido cierta dispersión en Colombia, Venezuela y Costa Rica, dice:

Los pollos de mi cazuela no sirven para comer sino para la viudita que los sabe componer. Se les echa ajo y cebolla con hojitas de laurel se sacan de la cazuela cuando se van a comer. Rimas y coplas Algunas rimas también recogen nuestras frutas:

Esta mazamorra colombiana de los pueblos antioqueños es maíz hervido endulzado con panela o azúcar.

Me regaló mi madrina esta dulce mandarina.

En los juegos de prenda también aparecen nuestras bebidas de verano:

En tanto que en los campos de Chile se grita una copla absurda relacionada con la comida:

Al corre el anillo caballo tordillo pasó un chiquillo comiendo huesillos.

De las aves que vuelan me gusta el chancho de las frutas silvestres las empanadas.

Aquí la rima hace referencia a los duraznos deshidratados, muy comunes en Chile en la refrescante bebida llamada mote con huesillos.

Y otra copla humorística:

Y un clásico postre de invierno aparece en rondas tradicionales:

“Taba” la lagarta un día arriba de un chirimoyo pasa el lagarto y le dice: -Afloja el charqui, demonio.

Arroz con leche me quiero casar con una señorita de Portugal.

En esta copla aparece el charqui, palabra quechua para designar la carne deshidratada al sol que sirve de base para muchos platos de origen precolombino preparados hasta el día de hoy en

Había una Vez

59


mirada iberoamericana Chile y Perú, como el charquicán, a base de puré de verduras y carne deshidratada. Aquí también aparece el chirimoyo, palabra quechua para designar un árbol típico de América del Sur cuyas chirimoyas son frutas muy apetecidas. Otros versos populares de Chile se refieren igualmente a nuestras comidas:

Tres días ha que no como déme un pedazo de lomo mire que el hambre me mata el sábado tengo plata y el domingo me lo tomo.

La mistela –una bebida colonial hecha con aguardiente de uva, azúcar, hierbas aromáticas y canela– no podía faltar en las coplas de la zona central de Chile:

Y esa mano blanca y pura con que ciñes la cintura más me agrada, mi gacela, que una copa de mistela. Una rima chilena menciona otra bebida tradicional:

En una rima de sorteo del folclor chileno aparece una bebida típica:

Zapatero tira de cuero toma chicha y embustero. De bajo grado alcohólico, la chicha es una bebida a base de uva fermentada, aunque en el mundo maya y azteca se la preparaba originalmente de maíz fermentado. Con mucha presencia en toda América, tiene distintas versiones en cada país y por lo general siempre aparece asociada a los medios rurales. La chicha también está en el dicho popular “no es ni chicha ni limonada”, que alude a una persona que no se define.

En la puerta de mi casa voy a poner un letrero en un tablero que diga vendo la aloja ¡ay, casero! La aloja era una bebida refrescante que se vendía en los corrales de comedias españolas del siglo XVII, de donde pasa a Latinoamérica con sus distintas variantes. Por lo general se preparaba con agua, miel y canela, aunque en Chile, Argentina, Perú y Bolivia se la elaboraba con el fruto del algarrobo o también con hojas de culén, que es una planta medicinal de donde procede la expresión aloja de culén. El casero a que hace referencia la rima es una palabra del habla familiar en Chile para referirse al cliente de una pequeña verdulería o frutería. Los villancicos populares retratan las bebidas navideñas:

María, María, ven acá corriendó que el chocolatilló se lo están comiendó…

Había una Vez

60


Cuentos, adivinanzas y versos En algunas palabras mágicas para iniciar un cuento, aparecen nuestras comidas y bebidas chilenas, como en este conjuro:

Esteras y esteritas para secar peritas esteras y esterones para secar orejones, no le echo más matutines para dejarlos para los fines ni se los dejaré de echar porque de todo ha de llevar. Pan y pan para las monjas de San Juan pan y vino para los monjes capuchinos pan y queso para el diablo leso, pan y cebada para los que no saben nada… Esta era una vez…

chulupe, palabra quechua que designa un tipo de escarabajo. En muchas adivinanzas chilenas aparecen, como sabrosas soluciones, los damascos, las lúcumas, las papayas, las tunas, los higos, las paltas o aguacates, y algunos de nuestros platos típicos:

Me envuelven como guagüita, me atan a la cintura, el que quiera enterrarme el diente, que me corte la ligadura. (La humita)

La palabra guagüita es un diminutivo de guagua, vocablo de origen quechua para nombrar en Chile Las esteras son tejidos artesanales de esparto que al niño o niña de pocos meses de vida. La humita se usaban en tiempos coloniales como alfombras es una comida de verano que se prepara con el maíz hervido y molido envuelto en las hojas de o para deshidratar la fruta, como en este caso, pues los versos se refieren a las esteras para secar choclo. las peras y los orejones, que son los duraznos o Y para terminar, un poema “de mi cosecha”: melocotones secados al aire y al sol. En Bolivia, los niños cantan:

La H de humita.

-Don Juan Barrigón ¿de quién son las bodas? -De cola de ratón. -¿De qué es el chupe? -De carne de chulupe. -¿De qué es la merienda? -De carne de rienda.

Con un lazo en la cintura y un vestido de maíz habla con gran finura de su pasado y raíz.

Esta sencilla rima nos habla del chupe, comida proveniente del antiguo imperio incaico, extendida por toda América del Sur con distintas variaciones. Su característica principal es que se trata de una sopa muy espesa preparada principalmente con mariscos, aunque en este caso dice que es de

Habla de sus ancestros, de su pueblo americano. La comió el inca y el azteca y también el mohicano. Es dulce y salada, de pulpa amarilla suave. En verano con ensalada o con un ala de ave.

Había una Vez

61


mirada iberoamericana Manuel Peña Muñoz recomienda 8 libros para llevar “el folclor a la mesa”:

La Gigantona. Mi primer libro de folklore Selección de textos: Irene Piedra Santa Ilustraciones de Christine Varadi Piedra Santa Editorial, 2001

Lima, limita, limón. Folclore infantil iberoamericano Manuel Peña Muñoz Ilustraciones de Verónica Laymuns Ediciones SM, 2012

Pisa pisuela color de ciruela. Poesía de tradición oral Compiladora: Susana Itzcovich Ilustraciones de Julián Roldán Lugar Editorial, 2000

Al pasar la barca. Poesía infantil latinoamericana de tradición oral Manuel Peña Muñoz Ilustraciones de Virginia Donoso Editorial MN, 2012

Había una Vez

62


El libro de Antón Pirulero Selección de Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez Ilustraciones de Ivar da Coll Panamericana, 2003

Chile, de la A a la Z. Manuel Peña Muñoz Ilustraciones de Soledad Sebastián Editorial Everest, 2012

Lero, lero, candelero. Rimas, canciones y adivinanzas para niños Sergio Andricaín Ilustraciones de Nuria Feijoó Editorial Everest, 2012

Juguemos al hilo de oro. Poesía infantil chilena de tradición oral Manuel Peña Muñoz Ilustraciones de Virginia Donoso Editorial MN, 2012

Había una Vez

63


El fruto prohibido y otros relatos Por Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas (SNBP)

La cocina y la comida son tópicos ancestrales y, por supuesto, continúan muy presentes en la literatura infantil y juvenil de nuestros días. Desde las bibliotecas públicas, son muchos los libros que abordan el arte culinario y se combinan, además, con talleres en los que la lectura se saborea.

Había una Vez

64


A primera vista, hablar de cocina y comida en la literatura infantil y juvenil nos lleva a pensar en juegos de infancia, tacitas dispuestas en mesas improvisadas, recetas fantásticas con ingredientes imposibles, flores, barro y un poco de pasto recién cortado. Pero, al detenernos un poco más, asoma la manzana somnífera de Blancanieves, los tenebrosos hábitos culinarios de la bruja de Hansel y Gretel y el hambre imparable de los ogros. Más atrás, Cronos devora a sus hijos y el fruto prohibido causa la expulsión de Adán y Eva del Jardín del Edén. En definitiva, se trata de un tema universal, que atraviesa mitologías, cuentos populares y se expresa, también, en la literatura infantil y juvenil actual. “Los textos de literatura infantil y juvenil vinculados con la cocina y la comida pueden abordar dimensiones literales o metafóricas del concepto –la comida como amenaza, como recompensa, como apropiación de una esencia– y contribuyen a desarrollar diversas habilidades en los primeros lectores”, señala Florencia García, encargada de Fomento Lector del SNBP. “Algo tan sencillo como una receta escrita para niños, por ejemplo, es un texto instructivo que constituye una trama narrativa, una serie de pasos que el lector debe seguir para llegar a su objetivo. Son cosas que los niños, en sus primeros años como lectores, deben ejercitar para manejar las claves que les permitirán acceder a otros textos”, agrega García.

Había una Vez

65


La Biblioteca de Santiago, a través de su Sala Infantil, lleva mucho recorrido en esta materia. Entre los talleres que se ofrecen destaca el de Cocina y Cuentos, que busca fomentar en niñas y niños la importancia de los buenos hábitos alimenticios, principalmente a través de la lectura de entretenidos relatos. “La sorpresa de Nandi de Eileen Browne y Vegetal como sientes: alimentos con sentimientos de Saxton Freymann y Joost Elfers son algunos de los cuentos utilizados para animar el taller, tras el cual los pequeños comparten un rico

y saludable cóctel de jugos naturales y brochetas preparado por ellos mismos”, comenta Eva Passig, profesional de la Sala Infantil de la biblioteca. En este mismo espacio de la Biblioteca de Santiago, existe una estantería dedicada exclusivamente a la cocina para niños, con libros sobre alimentación saludable y recetas fáciles, como sándwiches naturistas, que hacen de la lectura una actividad para saborear.

Había una Vez

66


Por otra parte, dentro de los libros disponibles en las bibliotecas públicas a lo largo del país hay una treintena de títulos para que los más pequeños exploren la lectura a partir de los alimentos y sus preparaciones. Entre ellos, podemos destacar los siguientes: Pequeños cocineros, de Cecilia Fassardi. Un libro que acerca la cocina a niños y niñas con recetas fáciles explicadas paso a paso (disponible en las bibliotecas públicas de la Región Metropolitana, Arica y Parinacota, Atacama, Valparaíso, Maule, Biobío, La Araucanía, Los Lagos y Magallanes). La cocina del conejo, de la serie Hago mi propio libro, de editorial Anaya Infantil y Juvenil. Escrito por Ana Gómez, este libro estimula tanto la lectura como la escritura, haciendo que niños y niñas desarrollen sus habilidades manuales y su capacidad de observación mediante una entretenida actividad, cuyo resultado es un cuento confeccionado por ellos mismos (disponible en las bibliotecas públicas de Coltauco y Huechuraba). Cocina con los niños, de la autora Bernadette Theulet-Luzié, especialista en manualidades, invita a niños desde la edad preescolar a divertirse y crear fáciles recetas (disponible en la Biblioteca de Santiago). Yo también cocino, de Brigitte Carrère. Este libro posee una serie de consejos culinarios y recetas que van desde aperitivos hasta postres, para que los más pequeños den sus primeros pasos en la cocina (disponible en la Biblioteca Pública de Punta Arenas y en los puntos de préstamo de Bibliometro en Pajaritos, Maipú, Macul, Irarrázaval y Los Domínicos). Mi primer libro de cocina Tupi, de Mercè Arànega. Mucho entusiasmo y los utensilios adecuados son los únicos requisitos que niños y niñas necesitan para preparar alguna de las 10 fáciles recetas que incluye esta publicación (disponible en la Biblioteca de Santiago).

Estos libros, y muchos más, puedes encontrarlos en www.bibliocatalogo.cl

Había una Vez

67


buena idea CRA Bibliotecas Escolares

Inventos tecnológicos y cocina: Investigando desde el CRA Por Bibliotecas Escolares CRA- MINEDUC Chile

¿Cómo acercar el sector de aprendizaje tecnológico a la cocina? El Currículum Escolar de Tecnología busca que los estudiantes “reconozcan el impacto que la tecnología tiene en sus vidas, para que tengan conciencia de que su aprendizaje es aplicable en múltiples áreas” (p. 31). Ahora bien, desde los albores de la humanidad esta disciplina ha estado íntimamente relacionada con la cocina. Como nos lo recuerda La América Precolombina, “las primeras huellas de la presencia humana en el continente son unos utensilios de piedra, sobre todo unas puntas de proyectil, fabricadas mediante percusión por unos cazadores hace unos 13.000 años” (p.9). Más tarde, “el metate (molino de mano…) y la mano de moler fueron apareciendo asociados a las primeras formas de agricultura americana” (p. 17). Las herramientas para cazar eran la tecnología de punta de la época. Desde siempre, la preparación de alimentos se sostiene en la invención de herramientas. El libro Los mundos antiguos nos recuerda que en Grecia, “antes de cocer el pan y los pasteles en pequeños hornos portátiles de arcilla, la cocinera muele el grano y amasa la pasta” (p.106). En Roma, mientras tanto, para prensar el aceite se utilizaba un molino de piedra que, “accionado por un asno, machacaba las aceitunas y las transformaba en aceite, principal producción agrícola” (p. 145).

Había una Vez

68


Ilustraci贸n de la portada del libro Apuntes para la historia de la cocina chilena de Eugenio Pereira Salas. Uqbar Editores, 2008 (5陋 edici贸n)

Hab铆a una Vez

69


buena idea CRA Bibliotecas Escolares La tecnología tiene que ver con el conocimiento científico. El Diccionario por imágenes de los inventos nos recuerda que “los seres humanos comprendieron que el frío ayuda a conservar los alimentos” (p. 72) y así surgieron, más cerca nuestro, la nevera y el congelador, “máquinas que fabrican frío” (p.73). Nicolás Appert descubrió lo contrario: “que el calor, al igual que el frío, puede proteger los alimentos” (p.74), e inventó las conservas, populares hasta nuestros días. La Enciclopedia ilustrada de ciencia y naturaleza. Máquinas e inventos nos ayuda a entender la ciencia detrás de la tecnología. Así, por ejemplo, nos explica cómo el aumento de presión puede acelerar la cocción a través de las ollas a presión (p. 100). También nos cuenta, entre muchas cosas, cuál es el proceso que hace que cuando un líquido se evapora, absorbe el calor, “enfriando aquello que le rodea en el proceso”, lo que permite la refrigeración de alimentos en el frigorífico. Actualmente, la cocina y la tecnología se relacionan de diversas formas. En Empecemos a cocinar, Lily Ariztía y Paz Lira recuerdan a los niños que nunca pueden “tener las manos mojadas cuando hagan funcionar algo eléctrico” (p.10). De hecho, es tan común hoy cocinar con ayuda de la electricidad, que muchas veces olvidamos los cuidados que implica el uso de electrodomésticos. Adela Basch, con su pequeña obra La delicadeza de la cocina francesa, nos sitúa en un programa de televisión dedicado a la cocina en que, paradojalmente, el chef Pocho Kló se resiste a cocinar algo. Las tecnologías de la información y la comunicación también ayudan a difundir recetas. Así, vemos que los libros de historia, de teatro, las enciclopedias, los libros de recetas, las páginas web y los videos en Youtube, pueden enseñarnos algo sobre la tecnología y su rica relación con la cocina. Y no olvidemos que, mediante la lectura y la escritura, también estamos utilizando una antigua tecnología de la comunicación, que es la que nos permite compartir estas palabras. ¡A comer y a aprender se ha dicho! Había una Vez

70


Bibliografía recomendada por el CRA: La América Precolombina de Manuel Lucena (Anaya) Los mundos antiguos de Catherine Loizeau (Combel) Diccionario por imágenes de los inventos de E. Beaumont, P. Simon y M.L. Bouet (Fleurus) Enciclopedia ilustrada de ciencia y naturaleza. Máquinas e inventos de Joaquín Gasca (dir.) (Time Life) Empecemos a cocinar de Lily Ariztía y Paz Lira (Editorial Universitaria) Cocina, goles y cartucho… ¡qué mucho! de Adela Basch y Gabriel Fiorito (Ediciones Abran Cancha) Incas de P. Chavot, P. Estellon y A. Weiss (Ediciones Tecolote) Historia de la ciencia y de la tecnología: El siglo de la industria de Silvia Collini (Editex) Química hasta en la sopa de Silvana Fucito e Ileana Lotersztain (Iamiqué) Marco Polo. Viajero del Oriente de Keren Gefen (Ediciones La Vasija) Tecnología. Programa de Estudio 1-6° básico. Unidad Currículum y Evaluación, Ministerio de Educación, 2013. Historia y cultura de la alimentación en Chile. Miradas y saberes sobre nuestra culinaria de Carolina Sciolla (compiladora) (Catalonia)

Había una Vez

71


libros

recomendados Para chuparse los dedos es el sabroso título de un libro de cocina para uso y goce de toda la familia.

para todos

Para chuparse los dedos

Autora e ilustradora: Pati Aguilera Letra Capital Ediciones, 2013 ISBN: 9789569271014

Verónica Uribe

Editora de Ekaré Sur Miembro del Comité Editorial de la Revista HUV

Había una Vez

72


Pati Aguilera presenta treinta recetas de la cocina chilena acompañadas de atractivas ilustraciones: desde un simple completo o un chacarero, hasta un caldillo de congrio o un suculento pulmay (curanto en olla). El libro tiene tres secciones: Para picotear, Para el diente largo y Lo dulce para el final. Todas las recetas son contundentes, sin temor a las frituras ni a las calorías, y están explicadas con soltura y gracia. Los textos son informales, y aquí y allá se apuntan algunos datos importantes, como suavizar la cebolla para la ensalada chilena con agua caliente y un chorrito de vinagre, y también útiles diagramas para envolver bien las humitas o doblar correctamente la masa de las empanadas. De formato apaisado, el libro es relativamente pequeño y cómodo de manipular. Está impreso en cartulina gruesa y anillado, por lo que podemos tenerlo abierto y parado frente a nuestros ojos cuando cocinamos. Y mientras se pelan las papas o se prepara una masa, se puede uno detener en cada detalle de las imágenes que llenan gozosas cada página desarrollando divertidas escenas: está, por ejemplo, la palta reina abanicada por un par de aceitunas negras; una paciente pescadora esperando que pique un congrio para su caldillo; un hambriento lobo a punto de comerse un charquicán de carne molida que se

pregunta: “¿Esta es la versión sin charqui, no?”; un parrillero entregando unos choripanes para disfrutar con el apetitoso pebre. Y también un gentil novio que ofrece a la novia un dulce arroz con leche y canela. Junto a las recetas explicadas con precisión y sencillez, las ilustraciones completan el encanto de este recetario. Algunas de estas preparaciones han aparecido en el blog de la autora: Cositas Ricas Ilustradas, pero otras fueron redactadas especialmente para este libro, que se suma al catálogo de Letra Capital, una editorial interesada en temáticas de patrimonio cultural, folclore e iconografía urbana que el año pasado presentó Plaza de Armas, el corazón de Santiago con ilustraciones de la misma artista. El tono del libro, el colorido, las ilustraciones y hasta la misma textura de la cartulina hacen de Para chuparse los dedos un objeto amable, atrayente, que prepara el estómago para una buena comida. Junto a toda la familia se puede hacer un delicioso recorrido por la gastronomía chilena de la experimentada mano de Pati Aguilera.

Había una Vez

73


libros

recomendados

libro/ App

Ipad

Este libro, breve y sencillo, propone una forma lúdica de acercarse a la comida, que trasciende al libro mismo. Podría servir incluso para 4 años hacer menos tenso un almuerzo, cuando hay ¿Qué Comes? Sieneke de Rooü / niños mañosos, o crear Tineke Meirink un momento agradable Desarrollador: TIZIO Publishing y divertido para cenar en 2010 familia.

Jennifer King

Directora de Confín ediciones Profesora Universidad Diego Portales y Católica de Chile

Había una Vez

74


Para este especial de cocina y libros de la Revista Había una Vez, me propuse encontrar un libro interactivo en esa línea, y debo confesar que me costó muchísimo dar con un buen título, actual y en español, que tuviera algo remotamente relacionado con cocina, comida, comer, ser comido... La verdad es que encontré muchas cosas que prefiero olvidar, como suele suceder en la actual abundancia y sobreoferta de Apps.

una pizza). Esta estructura se mantiene a lo largo del libro, incitando la creatividad e invención en torno a la comida cotidiana.

Cuando me estaba empezando a rendir, decidí buscar títulos en otros idiomas (a veces hay que engañar a los buscadores del App Store). Así, llegué a este libro, que tiene 7 opciones de idiomas y acentos: inglés norteamericano, británico, irlandés –me encanta–, holandés –los autores son de Holanda–, español, francés canadiense y portugués. En la versión en español narra, con una voz muy agradable, la española Leonor Ruiz, que no tiene un acento demasiado exagerado para Latinoamérica. También está la alternativa de desactivar la voz automática al inicio. Con esto apagado, igual se puede apretar play en cada página para escuchar y leer, haciendo más interactivo el libro.

Lo entretenido y lo que justifica que sea una App y no un ePub simplemente, es que casi todo lo que tocas en las ilustraciones tiene un sonido. Esto hace que uno se detenga bastante en cada página, ya que los sonidos son divertidos y onomatopéyicos, y permiten repetirlos varias veces.

Las ilustraciones de Tineke son bastante simples, contemporáneas, y mantienen la misma composición a lo largo del texto. Sin embargo, los personajes van variando. Este es un atributo notable del libro, ya que aborda una amplia diversidad de etnias y razas con los protagonistas de cada página.

Otro detalle interesante es que al final hay tres láminas para pintar que se pueden grabar, compartir y enviar por redes sociales. Además, a modo de anexo interactivo final, se despliega una página que reúne todas las comidas del libro, y las nombra: espinacas con carne picada y rollos de primavera, entre otros, por lo que se vuelve al alimento, y no queda en puro Arroz con monstruos la cosa.

La aplicación consiste en diez láminas. En cada una preguntan ¿Qué comes?, momento en el cual uno de los niños de la ilustración responde con algo divertido e inventado, basándose en cómo se ve la comida, como por ejemplo: ¡Ranas que escapan de mi tenedor! (y vemos arvejas en la ilustración) o El sombrero de fiesta de la reina (y vemos

Había una Vez

75


libros

recomendados

A través de un relato lleno de humor y un trazo que enfatiza el talento de su autora, 7 el nuevo libro de años Magdalena Armstrong es un llamado a tomar conciencia sobre el ¿Quién fue? Autora: Magdalena Armstrong rol de cada uno en el deterioro del medio Ocho Libros Editores, 2013 ambiente. ISBN: 9789563351705

Claudio Aguilera

Periodista y socio fundador de PLOP! Galería

Había una Vez

76


¿Qué pasa con la botella de la bebida que apagó tu sed? ¿A dónde va a parar el frasco de mermelada que con tanto gusto devoraste? ¿El envase de yogurt que saboreaste en el desayuno? ¿La lata de conservas, la bolsa de las papas fritas, la caja de los cereales? ¡A la basura, todo a la basura! Producción. Consumo. Desecho. Como nunca en la historia de la humanidad, el mundo se ha transformado en una gigantesca maquinaria de producción que no duerme. Adosada a ella, una sociedad que devora sin control, llena de ansiedad y deseos creados, que se repleta la boca, la mente y el alma de alimentos procesados, aparatos innecesarios y tecnología con fecha de expiración. En el patio trasero de esta gigantesca fábrica, día a día crece una enorme montaña de basura. Una realidad que nadie quiere ver y que se oculta detrás de un discurso desarrollista de crecimiento y bienestar, que contrabandea el consumismo como progreso material e incluso como felicidad.

animales que intenta sobrevivir en un ambiente contaminado. En esta nueva publicación, tal como lo hizo en Trapo y Rata (FCE), la autora vuelve a mostrar su capacidad para construir narraciones que se sostienen exclusivamente en un dibujo sobresaliente, poblado de personajes expresivos y gran dominio de la composición. Su manejo de los tonos del grafito, en combinación con un uso generoso de los espacios en blanco, hace que el conjunto mantenga el dinamismo de los bocetos, sin descuidar el gusto por los detalles y las narraciones que se suceden en paralelo. Pero más allá de su dominio técnico, el gran acierto de Magdalena Armstrong es acercar el mundo natural al lector, hacerlo vivenciar el riesgo que significa para el medio ambiente el mal manejo de los residuos y tomar conciencia de un problema cuya solución pasa por una nueva actitud.

Porque de lo que se trata aquí es de dar un paso adelante y responder con valentía a la pregunta que formula el libro (¿Quién fue?) reconociendo que somos nosotros los responsables de llenar de basura el El libro ¿Quién fue?, de la autora e ilustradora Magdalena Armstrong, se atreve planeta, pero que de igual forma somos nosotros quienes debemos limpiarlo. Más a mirar bajo la alfombra. Pero en el lugar que nunca, cambiar el mundo está en donde otros hubieran puesto proclamas o nuestras manos. sentencias edificantes, ella agrega humor y cariño por la naturaleza para contar una historia sencilla sobre un grupo de

Había una Vez

77


libros

recomendados

Francisco Montaña nos sirve con esta novela corta un plato de lujo, no solo en su elaboración sino 12 en su presentación, años aunque es un guiso No comas renacuajos hipercalórico que Autor: Francisco Montaña nos dejará con el estómago pesado Babel Libros, 2008 ISBN: 9789588445021 por varios días.

Pilar Echeverría

Profesora de Castellano Animadora a la lectura

Había una Vez

78


Su ingrediente principal es la miseria, y su acompañamiento, el abandono infantil. Una familia de cinco niños queda huérfana de madre y el padre los abandona. Viven en la casa familiar, y le arriendan un departamento a una vecina que no les paga con dinero sino lavándoles la ropa. Héctor, el mayor, tiene tan solo 13 años y se convierte en el proveedor. María, la que le sigue, se preocupa de la casa, la comida y los hermanos. Robert, de 10 años, se abandona a las drogas. David, de 9, va al colegio, pero es solitario y tímido. La más pequeña, Manuela, solo quiere asistir a la escuela. Todos ellos padecen un hambre visceral, tanto en lo físico como en lo afectivo. Paralelamente, se desarrolla una historia de amor. Nina, compañera de David, se enamora de él y haría cualquier cosa por él. Esta historia viene a ser el postre: dulce, esperanzador, consolador. Si en la historia de los cinco hermanos visualizamos el abandono y la indiferencia de la sociedad adulta hacia los niños, en la historia de David y Nina encontramos la inocencia infantil, la lealtad y la esperanza de un futuro más conciliador. La presentación de este plato también tiene su mérito. Montaña juega con dos narradores. Uno es omnisciente y relata las vivencias y sufrimientos de los niños; conoce a cabalidad lo que cada uno hace y siente. Narra la desesperación que padecen

por conseguir una moneda, un mendrugo de pan o dar con el paradero del padre. En capítulos intercalados es la voz de Nina la que narra su propia historia, su amistad y cercanía con David. Ella nos revela cómo ve a este niño solitario y raro que la atrae enormemente. Ambas historias terminan uniéndose en una llama de esperanza. El lenguaje culto y coloquial del texto permite una fácil lectura. Puede llamar la atención que los niños se traten de “usted”, pero es costumbre tratarse así en Colombia, donde se desarrolla la historia. Por el contrario, la hace más real, más auténtica, más verídica. Como dije inicialmente, es un plato hipercalórico en el sentido de exponer una cruda realidad sin ningún filtro, sin tapujos. El lector no tiene excusa para no ver las responsabilidades incumplidas de los adultos para con los niños. Y obliga a tomar conciencia de lo que estos pueden llegar a hacer en situaciones extremas. ¿Vale la pena comérselo? Sí, es un alimento necesario para abrir esas puertas que normalmente están cerradas y ver qué hay detrás de ellas. Y no quedarnos indiferentes frente a realidades que muchas veces permanecen ocultas a la indiferente mirada del observador pasajero.

Había una Vez

79


libro profesional

FHUV recomienda

Guía de textos no literarios para educadoras María Paz Garafulic

Directora Fundación Había una Vez

Desde el concepto de literacidad cultural, que E. D. Hirsch Jr. define como el manejo de la información básica necesaria para desenvolverse en el mundo moderno, y que, en sus propias palabras, constituye el único camino seguro para lograr la igualdad de oportunidades para los niños, combatir el determinismo social y lograr que la escuela rompa el círculo de la pobreza, esta Guía propicia, fomenta e instruye sobre diversas formas de acercar textos no literarios a los niños en sus primeros niveles escolares. El acercamiento en la primera infancia a la lectura, al objeto “libro” y al proceso de decodificación, y la importancia de generar un vínculo entre el niño y el mundo de la palabra escrita, son elementos que en la actualidad ya se encuentran incorporados y reconocidos como necesarios para el proceso formativo de las primeras etapas del desarrollo. La necesidad de compartir lecturas con los pequeños también está suficientemente consensuada, no solo desde una perspectiva académico-cognitiva, sino desde una visión más amplia, que considera los

Guía para Educadoras de Párvulos de los Niveles de Transición. Textos no literarios Autora: Alejandra Medina Plan Nacional de Fomento de la Lectura Lee Chile Lee y Unidad de Educación Parvularia del Ministerio de Educación, 2011

beneficios emocionales y sociales que conlleva la integración del hábito lector desde los primeros años. La mayoría de las veces, las actividades de animación lectora para párvulos son desarrolladas de manera bastante intuitiva, tanto por parte de los docentes como de los padres. A partir de estas experiencias, que muchos hemos vivido, se constata el interés que existe en esta etapa del desarrollo por las publicaciones de carácter informativo. Por ejemplo, los libros

Había una Vez

80


A continuación, en el capítulo sobre cómo trabajar con niños los libros informativos, se entregan herramientas generales y estrategias específicas. Luego, estas se aplican en títulos incorporados a Esta Guía es, sin duda, un valioso aporte, más allá las bibliotecas de aula por el propio Ministerio. Así, de lo teórico, a la labor cotidiana de las educadoras las educadoras disponen de una hoja de ruta para que, contando con libros informativos, muchas trabajar con sus alumnos libros con los que ya veces carecen de los recursos necesarios para un cuentan, y variadísimas estrategias de lectura. óptimo uso de los mismos. Además de exponer de manera sintética las características y modalidades Disertaciones, lectura pública, interrogación de textos, lectura estratégica interactiva, inmersión más relevantes de este tipo de publicaciones, temática, son algunas de las actividades y de analizar su importancia, el texto entrega propuestas y detalladamente explicadas para que herramientas y estrategias específicas para que las educadoras de estos niveles puedan obtener el la labor de las educadoras en este ámbito se enriquezca y se potencie. máximo beneficio formativo de esta categoría de libros. La presentación, de carácter más conceptual, Resulta significativo que las explicaciones y pautas pone acertadamente énfasis en la necesidad de que hoy en día los niños aprendan “además de generales que se entregan sean extrapolables las destrezas para la decodificación, a dominar a otros niveles escolares: la generación de ambientes lectores, el incentivo de la curiosidad o competencias de manejo de la información en cuanto a su localización, selección, análisis, el impulso a la realización de proyectos en torno reformulación y, especialmente, competencias a determinadas lecturas, son directrices que van más allá de los niveles de transición y debieran para su lectura crítica” y al hecho de que “la incorporarse a todos los grados escolares. lectura y la escritura en el contexto actual, implican necesariamente poner a los niños Por todo lo anterior, estamos frente a una en contacto con textos de información como excelente herramienta para educadoras de fuentes de construcción de una base cultural, párvulos pero, también, para otros adultos y de conceptos y conocimientos sobre el mundo, necesarios para integrarse a la cultura escrita y a profesionales relacionados con los procesos formativos de niños de distintas edades. la sociedad del siglo XXI”. de animales, que suelen ser muy atractivos visualmente, y en los que niños y niñas se sumergen con entusiasmo.

Descarga: http://www.leechilelee.cl/wp-content/files_ mf/1349289932Guia_parvularia_plan_nac_fomento_IMP.pdf

Había una Vez

81


HabĂ­a una Vez

82


HabĂ­a una Vez

83


HabĂ­a una Vez

84


HabĂ­a una Vez

85


HabĂ­a una Vez

86


HabĂ­a una Vez

87


Comité de Selección de LIJ de la Biblioteca de Santiago (Chile) destaca El Comité de Selección de Literatura Infantil y Juvenil constituido por la Biblioteca de Santiago es una instancia de reflexión y trabajo multidisciplinario que busca ser un referente para el desarrollo de colecciones, tanto en bibliotecas públicas y escolares como para padres, bibliotecarios, educadores y otros mediadores de la lectura.

Había una Vez

88


Biblioteca de Santiago

A partir de

0 años

destacados

Un hipopótamo trata de sacar una manzana de la rama más alta de un árbol, pero no le resulta. Sus amigos y amigas vienen en su auxilio, pero tampoco lo consiguen. Por fin aparece la jirafa, gentil y buena compañera, que gracias a sus atributos será el apoyo ideal. ¡Qué suerte! Con ilustraciones muy sencillas y entretenidas, en una entrega ciento por ciento gráfica, los lectores y lectoras de imágenes podrán crear sus propios diálogos y jugar con cada personaje.

Hipomanzáfara Autora: Francisca Palomas del Río LOM Ediciones, 2012

Había una Vez

89


Biblioteca de Santiago

destacados

Armoniosamente elaborado, este libro introduce a los niños y niñas en el deleite de la música clásica, recopilando creaciones inspiradas en el canto de los pájaros. A través de bellas ilustraciones y un excelente texto, recorre distintas piezas musicales como Il Gardellino de Antonio Vivaldi y El carnaval de los animales de Camille Saint Saëns, mostrando cómo el canto de las aves puede ser reproducido por diferentes instrumentos musicales.

A partir de

3 años

Muy recomendado para disfrutar y estimular los sentidos y, además, observar y aprender sobre la naturaleza.

Introducción a la música de concierto: Las aves

Para las lectoras y lectores más detallistas, incluye una tabla histórica que permite conocer más a fondo la música de concierto.

Selección musical y textos: Ana Gerhard Ilustraciones de Cecilia Varela Océano Travesía, 2011

Había una Vez

90


A partir de

6 años

¿Se acuerdan de Persépolis? Nuevamente su autora nos deleita con una excelente historia, Ajdar, nombre del dragón que duerme en el inframundo. Desde la riqueza de sus ilustraciones y textos, este cuento entrega una explicación del origen de los terremotos atribuible al enojo de Ajdar por el daño que los humanos irresponsables hacen al planeta. Los terremotos tienen consecuencias muy raras que deberá remediar Matilde, una niña que se salva de este “embrollo” por saltar a la cuerda en el momento preciso.

Ajdar Autora: Marjane Satrapi Norma Editorial, 2009

Libro que permite jugar con la imaginación, explicando de un modo creativo los fenómenos tectónicos. Fomenta el cuidado del planeta y refuerza la idea de que cada acto repercute en otros/as.

Había una Vez

91


Biblioteca de Santiago

A partir de

9 años

destacados

¿A quién recomendamos este libro? A niños, niñas y jóvenes que estén acercándose a la lectura y, en especial, a grupos de lectura con un mediador. ¿Qué pasa cuando en medio de la oscuridad encendemos una luz? ¿Qué puede cambiar? Este es un libro de imágenes en que el efecto luz/sombra proyecta los sueños y anhelos de sus personajes, y en el que la autora toca temas como la soledad, la fantasía y la tristeza. Sus imágenes permiten que el lector reflexione y se anime a habitar el texto convirtiéndolo en un juego y en un permanente descubrimiento de nuevas interpretaciones.

Encender una luz Autora: Ana Bonilla Rius Océano Travesía, 2009

Una luz que se enciende, imágenes que se proyectan en las paredes, historias de deseos y sueños.

Había una Vez

92


A partir de

12 años

Muchos de nosotros conocemos la vida de Ana Frank por su diario y sabemos lo valioso que es, tanto por la historia y el contexto en el que fue creado como por su calidad literaria, considerando que fue escrito por una niña. Esta nueva obra presentada como biografía gráfica viene a complementar ese texto con antecedentes de la vida de la familia Frank, sus padres Otto y Edith, y su hermana Margot, y los hechos históricos ligados a la persecución de los judíos y la Segunda Guerra Mundial.

Ana Frank. La biografía gráfica Autores: Sid Jacobson y Ernie Colón Norma Editorial, 2013

Sus autores trabajan con documentos de toda índole, actualmente acunados en el Museo de Ana Frank en Amsterdam, para ofrecer una versión que va más allá de la reflejada en el diario original. Esta es una entrega que permite abordar la historia de Ana, la guerra y el Holocausto desde un formato muy cercano a los jóvenes.

Había una Vez

93


Biblioteca de Santiago

Autobiografía del francés de origen argelino Azouz Begag que muestra el racismo y el clasismo que debe sobrellevar un niño en Lyon (Francia). Pone de manifiesto la realidad del inmigrante haciendo un llamado directo a defender y promover prácticas de integración en la sociedad, especialmente en los contextos escolares. Posee una gran riqueza literaria y se acerca a los lectores permitiendo vivir la experiencia de Azouz desde sus creencias y sus deseos de autosuperación.

A partir de

14 años

El niño de las chabolas Autor: Azouz Begag Siruela, 2011

destacados

Situada en los años 60, en una Francia multicultural, la historia da cuenta de las pasiones de la niñez y de la adolescencia, y de las ganas de su autor de descubrir el mundo y el amor y de soportar la relación con sus pares, su familia, sus compañeros de escuela y la población en general, que lo discrimina y lo margina.

Había una Vez

94


A partir de

16 años

Mito del Reyno de Chile. Siglo XX

¿Quién es Carmen Arriagada Gutike? ¿Qué hizo Émile Dubois? ¿De dónde son Chilpila y Moraleda? Estas y otras interrogantes se descubren en las páginas de este libro, y permiten conocer o reconocer la identidad de algunos de nuestros antepasados y actuales personajes de nuestra historia, quienes sobresalieron por sus aventuras, sus amores, sus intrigas y otras acciones dignas de rescatar y valorar como ingredientes esenciales en la construcción del Reyno de Chile. Esta recopilación no nos deja indiferentes ya que, además de lo interesante que resulta descubrir nuevos personajes no incluidos en la “historia oficial”, disfrutamos de las ilustraciones y de una cuidada edición.

Autores: Marcelo Escobar, Marcela Paz Araneda, Marcelo Baeza Lom Ediciones, 2013

Había una Vez

95


FOTOS: Gentileza Fundación Oportunidad

Keiko Kasza

“Adoro contar historias” Había una Vez

96


“Mi principal propósito como autora es que los lectores se diviertan”, afirma en esta entrevista con RHUV la destacada autora japonesa Keiko Kasza, quien estuvo en Chile recientemente invitada por la Fundación Educacional Oportunidad.

Por Bernardita Cruz M. Editora RHUV Traducción de María José González C. Directora RHUV

Un chancho que casi mata de susto a su enamorada cuando llega a buscarla usando una cola de zorro, melena de león y rayas de cebra; un lobo que planea engordar a una gallina con panqueques y rosquillas y se convierte en el tío favorito de sus cien pollitos; un tejón que sueña con una cena elegante de hamburguesas de rata, tacos de topo y banana split de conejo. Inquietos e impredecibles, los personajes de Keiko Kasza ostentan un sitial destacado en el imaginario de niños y niñas de todo el mundo. Dedicada hace 30 años a los libros infantiles y con una veintena de exitosos títulos publicados, la autora de origen japonés estuvo en Chile a fines del 2013,

gracias a una invitación de la Fundación Educacional Oportunidad. En los tres días que duró su visita compartió con párvulos, escolares, estudiantes universitarios, educadoras, profesores, bibliotecarios, profesionales ligados al mundo de los libros infantiles y decenas de fanáticos que hicieron largas filas para conseguir un autógrafo. Uno de los encuentros se llevó a cabo en la Biblioteca de Santiago, donde Keiko explicó a los presentes que nunca imaginó que llegaría a ser autora de libros infantiles. En esa ocasión contó que tras muchos años dedicada a trabajar como diseñadora, un día llegó a sus manos Frederick de Leo Lionni y quedó tan impresionada que comenzó a escribir e ilustrar. Tres años después, en 1981, publicó su primer libro en Tokio. Ese fue el comienzo

Había una Vez

97


entrevista de una larga carrera que ya acumula 20 títulos, entre los que se cuentan El día de campo de don Chancho, El estofado del lobo, Choco encuentra una mamá, Mi día de suerte, Una cena elegante, Cuando el elefante camina y Los secretos del abuelo Sapo, entre otros. De regreso a Estados Unidos, donde vive junto a su familia, respondió las preguntas de la Revista Había una Vez. ¿Qué impresión se llevó de Chile? No sabía mucho de Santiago ni de Chile antes de mi visita. Mi primera impresión de Santiago fue que era como otras grandes ciudades, muy cosmopolita. Trenes subterráneos, buses, malls, supermercados, rascacielos, y calles desbordantes de personas con iPhones. Me sentí completamente segura caminando en la calle. Me hubiera gustado quedarme más tiempo y conocer un poco más del país.

Ilustraciones del libro El estofado del lobo (Norma, 2007)

“Quedé anonadada de lo bien que han sido acogidos mis libros en Chile.”

¿Tuvo la oportunidad de ver el trabajo de autores o ilustradores locales? ¿Qué le pareció lo que se está haciendo en nuestro país? Conocí a un autor de libros para niños en una de mis charlas: Pepe Pelayo. Entendí que sus libros a menudo son ilustrados por su hijo. Y no olvidemos a nuestra amiga, Trinidad Castro, que es autora de varios libros.

Había una Vez

98


En cada una de sus actividades fue recibida con entusiasmo. ¿Qué siente frente al cariño de sus seguidores? ¡“Sorpresa” es la palabra! Quedé anonadada de lo bien que han sido acogidos mis libros en Chile. Nunca pensó que terminaría haciendo libros para niños. ¿Ahora se imagina volviendo al diseño? Aun si lo quisiera, ya no sería capaz de trabajar en el campo del diseño porque no tengo habilidades gráficas computacionales. Espero seguir escribiendo para niños todo el tiempo que sea posible. ¿Qué tiene esta profesión que le apasiona? Adoro contar historias. Los niños están leyendo y disfrutando mis libros (afortunadamente) y eso me emociona. ¿Cuál es su principal motivación como autora? ¿Qué busca transmitir? Mi principal propósito como autora es que los lectores se diviertan. Quiero que disfruten mis libros. ¡Cualquier otra cosa que puedan extraer de mis libros además, será como la guinda de la torta! Usted afirma que escribe pensando en los niños y que ellos no han cambiado en los

últimos 30 años. ¿Cómo logra conectarse con sus lectores? Yo creo que en su esencia, los niños pequeños no han cambiado. Todos necesitan amor, amigos, humor y consuelo. Todos quieren ser entendidos y aceptados. Entonces lo que tengo que hacer para conectarme con mis lectores es pensar cómo era yo cuando tenía 5 años. Gracias a Dios, mis libros son para niños muy chicos. Si escribiera libros para adultos jóvenes, seguramente tendría que cambiar mi forma de pensar acerca de mis lectores. En la Biblioteca de Santiago dijo que en todas sus historias está su “niña interior”. ¿Cómo fue y cómo es hoy en día esa Keiko niña? La pequeña Keiko me sigue guiando para escribir. Espero que mis recuerdos no se desvanezcan mientras continúe escribiendo.

Los animales y la cocina “Siempre me preguntan por qué uso animales”, comentó Keiko en su visita a Chile. Y por supuesto, la interrogante surge de inmediato al comprobar que todos sus libros son protagonizados por lobos, cerdos, tigres, ratones, zarigüeyas, pájaros, zorros y animales de todo tipo. Según explicó en Santiago, sus razones

Había una Vez

99


“…lo que tengo que hacer para conectarme con mis lectores es pensar cómo era yo cuando tenía 5 años.”

conejo es un conejo. Realmente esto funciona bien para mí porque yo estoy tratando de escribir historias universales, historias en las cuales todos podemos vernos reflejados. Los animales como personajes no tienen nacionalidad. Por esto, creo que funcionan en distintos idiomas”.

son muy concretas. Primero, porque no le gusta dibujar personas, y segundo, porque se siente con más libertad al dibujar animales, en el sentido de que con ellos puede construir mundos de fantasía donde “cualquier cosa es posible”. La tercera y última razón es, según ella, la principal: le da a sus libros un carácter más universal. “Si el personaje principal es un niño de una raza específica en un país determinado con un tema acotado, puede que muchos lectores no se conecten bien con el personaje. Sin embargo, inmediatamente luego de decir: “Había una vez un alegre conejo viviendo bajo un árbol”, cada niño en todos los países puede entender al conejo. Ningún niño se pregunta si el conejo es americano o japonés. Al niño no le importa, un

Darle expresión humana a los personajes animales no es tan difícil, pero darles movimiento humano es a veces complicado, especialmente cuando el cuerpo del animal no tiene las mismas proporciones del cuerpo humano. Por ejemplo, cuando uno hace un caballo parado en dos patas, sus patas delanteras son comparativamente mucho más largas que los brazos de un hombre. Por eso debo ser cuidadosa al elegir mis animales.

Mi día de suerte Autora: Keiko Kasza Norma, 2006 ISBN: 9789580494720

No te rías, Pepe Autora: Keiko Kasza Norma, 2007 ISBN: 9789580493945

¿Qué es lo más difícil de dar humanidad a los animales? ¿Y qué es lo más simple, en lo que más nos parecemos?

¿En qué proyecto literario está trabajando actualmente? En este momento, estoy trabajando en un libro álbum titulado Finders, Keepers (Descubridores, Guardianes). La historia y los bocetos fueron

El día de campo de Don Chancho Autora: Keiko Kasza Norma, 2006 ISBN: 9789580493979

Había una Vez

100

Cuando el elefante camina Autora: Keiko Kasza Norma, 2006 ISBN: 9789580494683


aprobados para su publicación, así que estoy en la etapa de la pintura. Este álbum no sigue la línea argumental usual de mis libros. Aunque hay 5 animales en la historia, ninguno es el protagonista. ¡El protagonista es un sombrero! La fecha de publicación depende de cuán rápido yo pueda pintar. ¿Quizá el 2015? Este número 16 de la Revista HUV es un especial de literatura y cocina. ¿Por qué en la mayoría de sus cuentos la comida cumple un papel importante en la historia? ¡Porque adoro comer! Hablando en serio, creo que la comida es una parte fundamental de la vida de los niños. La comida significa familia, bienestar e historias compartidas. Crecí en un hogar donde mi madre o mi abuela cocinaban todos los días, y todos los miembros de la familia comíamos juntos. En nuestros cumpleaños, mis hermanos y yo podíamos elegir la cena que queríamos. Yo nací en diciembre, que es la estación de los cangrejos en Japón. Así que siempre elegí una cena con jaiba en mi cumpleaños. Cuando pienso en cómo crecí, mis recuerdos están frecuentemente relacionados con la comida.

Los secretos del Abuelo Sapo Autora: Keiko Kasza Norma, 2006 ISBN: 9580493995

El estofado del lobo Autora: Keiko Kasza Norma, 2007 ISBN: 9789580493983

Había una Vez

“Espero seguir escribiendo para niños todo el tiempo que sea posible.”

El perro que quiso ser lobo Autora: Keiko Kasza Norma, 2009 ISBN: 9789584516626

101

Una cena elegante Autora: Keiko Kasza Norma, 2009 ISBN: 9789584517517


HabĂ­a una Vez

102


d e a s d e e n v e o l N PEQUEÑO TEATRO DE PAPEL

EL ESPEJO MÁGICO Laura Herrera Ilustraciones: July Macuada

ROJO CORAZÓN Saúl Schkolnik Ilustraciones: Víctor Hugo Riveros

Próximamente EL SOL, LA LUNA Y EL AGUA Un cuento africano en versión de Laura Herrera Ilustraciones: Ángeles Vargas

www.ekaresur.cl - info@ekaresur.cl

@EkareSur


Editorial Amanuta presenta CaperucitaApp Aplicación interactiva basada en el libro Caperucita Roja de Gabriela Mistral, con las ilustraciones de Paloma Valdivia, publicado por Editorial Amanuta. Con CaperucitaApp podrás armar los versos de Gabriela Mistral, entrar al bosque de Caperucita Roja e interactuar con los animales y personajes del cuento, según la hora del día en que abras la aplicación (día o noche). CaperucitaApp es un proyecto realizado en Chile pero que tiene una mirada global. Esta aplicación, disponible tanto en español como en inglés, es totalmente interactiva. Puedes descargarla desde el App Store. Está destinada a grandes y chicos de toda Latinoamérica y también de países de habla inglesa. Cuando completes todo el cuento podrás ver dos finales alternativos. La locución en español es de María Izquierdo, actriz chilena. Características: - Libro completo de Caperucita Roja de Gabriela Mistral - Ilustraciones de Paloma Valdivia - Narración de María Izquierdo (español) y de Angelique Papadopoulos (inglés) - Música original para la aplicación - Arma los versos de Gabriela Mistral de forma interactiva - Personajes interactivos con animaciones y sonidos musicales - Sorpresas en todas las páginas - Dos finales alternativos para descubrir - La aplicación cambia según si es de día o de noche - Comparte la aplicación con tus amigos por Facebook - Disponible en español e inglés - Optimizado para iPad Retina - Sin publicidad - Sin compras dentro de la App

www.amanuta.cl

video de la app

Había una Vez

making of

104


CaperucitaApp

HabĂ­a una Vez

105


Infantil&Juvenil


ilustradoras

& Bernardilla:

Loly

Somos muy diferentes, pero nos une la misma pasión por los libros Por Bernardita Cruz M. Editora RHUV

La dupla formada por María de los Ángeles Amenábar (Loly) y Bernardita Romero (Bernardilla) lleva más de una década dedicada a la ilustración, un tiempo en el que, dicen, no han perdido la capacidad de asombro con lo que cada una puede aportar.

Había una Vez

108


Todo comenzó cuando tomaron un ramo de literatura infantil. María de los Ángeles y Bernardita estudiaban juntas, y en forma paralela, las carreras de Arte y Pedagogía en la Universidad Católica de Chile. A ambas les gustaba dibujar desde siempre, pero fue cuando se inscribieron en el curso de la escritora Cecilia Beuchat que descubrieron una pasión común por los libros infantiles. Entonces, decidieron emprender su primer trabajo como equipo: un libro de cocina y manualidades, escrito, ilustrado y editado por ellas mismas. Lo lanzaron en Casas de Lo Matta en un verdadero carnaval con malabaristas, música y comida preparada por ellas. Esa fiesta literaria marcó el inicio de Loly & Bernardilla, una dupla que ha trabajado codo a codo por cerca de 11 años. Miembros de IBBY Chile y del Colectivo Minga Ilustradoras, María de los Ángeles tiene un postítulo en diseño y Bernardita realizó un diplomado en ilustración en Boston. Entre risas, comentan que la gente siempre piensa que hacen todo juntas, que una dibuja y otra pinta, y viceversa. Pero la verdad es que cada una tiene un rol definido, que se complementa con el trabajo de collage digital: Loly diagrama y diseña los libros, tarjetas y afiches; Bernardilla crea las ilustraciones con técnica mixta, papeles pegados y acrílicos. Así, cada una aporta a la creación colectiva.

Había una Vez

109


ilustradoras “Cada nuevo encargo es una tela en blanco que nos propone un nuevo desafío...” “Loly es observadora, serena y disciplinada; coleccionista de papeles y botones, fotógrafa, amante de la música, la lluvia y la gráfica de Alphonse Mucha”, dice Bernardita sobre su compañera. Esta, a su vez, la describe como “apasionada, idealista, surrealista, preocupada de los detalles; amante del teatro, la poesía, los collages de Tàpies y el cine de Kusturica”.

El camino Cuando empezaban a agotarse los ejemplares de su libro de cocina y manualidades, las comenzaron a llamar de diversas editoriales. En esa época formaron su estudio de diseño e ilustración, que por muchos años tuvo sede en el corazón de Bellavista, en una antigua casona de la calle Salvador Donoso. En todos estos años han trabajado con numerosas editoriales nacionales y también algunas extranjeras, como McGraw-Hill (para EE.UU. y México) y las brasileras BrinqueBook y Editora DCL. ¿Cuál es el proyecto que más satisfacciones les ha traído?

Colección Pequeña Lunita ¿Me das un beso? ¿Quién soy? ¿Te imaginas? Autoras: Loly & Bernardilla Sol y Luna Libros, 2009

Cada nuevo encargo es una tela en blanco que nos propone un nuevo desafío pero, sin duda, fue un honor para nosotras que nos llamaran de la National Geographic para participar en un proyecto multicultural latinoamericano. Era un programa de fonética en español dirigido a las etnias amazónicas, personas totalmente alejadas de la sociedad. Fue un proyecto muy gratificante; ilustramos canciones folclóricas que llegaron hasta los rincones más alejados del mundo.

Había una Vez

110


¿Y cuál es su encargo ideal? Para nosotras, el mejor regalo es trabajar para aquellos que tienen alma de niño, que a través del arte estimulan la creatividad y la libertad de expresión. Creemos que la sociedad debe esforzarse por evitar los estereotipos y los dibujos esquematizados, que lamentablemente le cortan las alas a la imaginación… ¡Bienvenidos los caballos azules, los perros con plumas y el sol con un pedazo de naranja! Fabíola foi ao vento Autor: Ricardo Benevides Ilustraciones de Loly & Bernardilla Editora DCL (Brasil), 2010 ISBN: 9788536809434

Lenguaje común Como dupla, Loly y Bernardilla han ilustrado textos de los autores chilenos Manuel Peña Muñoz (Personajes populares de Chile, La mujer de los labios rojos), María Eugenia Coeymans (Cuentos para conversar), Víctor Carvajal (Rolo Tricahue y el Puma), Mónica Bombal (Ana y los botines rojos) y Neva Milicic (Colección Serie Azul de SM), entre otros. También publicaron 4 libros de su autoría en la Colección Primera Lunita, de Ediciones Sol y Luna. Dentro de su trabajo también se cuentan campañas para distintas casas comerciales, como la ropa de cama para Sueños ilustrados de Rosen, la serie de Magicuentos de Ripley y la colección Duende mágico de Cencosud. Actualmente, trabajan en las ilustraciones de un libro de Cecilia Beuchat y Carolina Valdivieso para Ediciones UC.

Había una Vez

Rolo Tricahue y el puma Autor: Víctor Carvajal Ilustraciones de Loly & Bernardilla Sol y Luna Libros, 2008 ISBN: 9789567713059

111


ilustradoras ¿Cómo podrían definir su trabajo? Lo nuestro es técnica mixta: acrílicos sobre cartón, restos de géneros, trapos y telas varias, papeles recortados, botones… en fin, materiales de deshecho. La soltura de la mano, lo espontáneo y artesanal, se combinan con la precisión de lo digital. Intentamos rescatar lo hecho a mano a través de un método contemporáneo. Buscamos ilustraciones que aporten significado al texto y permitan diversas lecturas. Si bien Loly y Bernardilla siguen trabajando juntas, a lo largo de los años han ido desarrollando intereses paralelos. Loly creó el Café Arbret –un espacio que combina repostería con juegos y actividades para niños– y Bernardilla comenzó a incursionar en la escritura creativa. En 2011 lanzó su primer libro, Corazón de León, editado en la Colección Oro Animal, ilustrado por la pintora Carolina Gasic. Hoy, se alista a publicar El ombligo del mundo

“Intentamos rescatar lo hecho a mano a través de un método contemporáneo.”

Había una Vez

112


“¡Bienvenidos los caballos azules, los perros con plumas y el sol con un pedazo de naranja!”

A bolsa Autor: Ilan Brenman Ilustraciones de Loly & Bernardilla Brinque-Book (Brasil), 2012 ISBN: 9788574123622

La mujer de los labios rojos Autor: Manuel Peña Muñoz Ilustraciones de Lolly & Bernardilla Catalonia, 2013 ISBN: 9789563241709

Había una Vez

Ana y los botines rojos Autora: Mónica Bombal Ilustraciones de Loly & Bernardilla Ediciones SM, 2010 ISBN: 9789562648134

113


ilustradoras “Intentamos rescatar lo hecho a mano a través de un método contemporáneo.”

con la editorial Amanuta, un cuento basado en la leyenda de los primeros polinésicos que llegaron a Isla de Pascua. ¿Cuál es el balance tras 11 años trabajando juntas? Ha sido una verdadera escuela… Cada día es un eterno aprendizaje del trabajo de la otra, con crítica constructiva, humildad y respeto. No hemos perdido la capacidad de asombro con lo nuevo que cada una puede aportar. Cada pedazo de género o de papel, cada libro descubierto, cada viaje, cada objeto, adquieren un valor único y digno de comentar con un café. Somos muy diferentes, pero nos une la misma pasión por los libros; por lo tanto, nuestro lenguaje es el mismo. ¿Cómo se imaginan a futuro? Ojalá ilustrando toda la vida… y más allá de esta también.

Había una Vez

114


Personajes populares de Chile Autor: Manuel Peña Muñoz Ilustraciones de Loly & Bernardilla Alfaguara Infantil, 2011 ISBN: 9789562399142

¡Vamos más lento, por favor! Autora: Neva Milicic Ilustraciones de Loly & Bernardilla Ediciones SM, 2010 ISBN: 9789562647304

Había una Vez

115


Conoce la obra de Loly & Bernardilla

HabĂ­a una Vez

116


lolybernardilla.blogspot.com

HabĂ­a una Vez

117


cuándo y qué

efemérides

10 DE ENERO

25 DE ENERO

2011 muere a los 80 años la escritora argentina María Elena Walsh

1964 Marcela Paz funda la Sección Nacional de IBBY Chile

5 DE FEBRERO

7 DE FEBRERO

1957 nace el genial autor y artista David Wiesner, autor de Flotante y Los tres cerditos

1867 nace Laura Ingalls, autora de La pequeña casa en la pradera

12 DE FEBRERO 1984 muere el escritor argentino Julio Cortázar

...

1812 nace el célebre novelista inglés Charles Dickens

27 DE FEBRERO

28 DE FEBRERO

1873 se funda la Biblioteca Santiago Severín de Valparaíso, primera y única biblioteca pública chilena hasta 1920

1959 nace Megan McDonald, creadora de Judy Moody y Stink

Había una Vez

118


2 DE MARZO

21 MARZO

1904 nació en Springfiel el Dr. Seuss, autor de The Cat in the Hat y El Lórax

Día Mundial de la Poesía (UNESCO)

31 DE MARZO

2 DE ABRIL

2014 se celebra el centenario del nacimiento de Octavio Paz

1805 nace en Dinamarca Hans Christian Andersen

7 DE ABRIL 1889 nace la poetisa chilena Gabriela Mistral, Nobel de Literatura en 1945

...

Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil

12 DE ABRIL

23 DE ABRIL

1916 nace la autora norteamericana Beverly Cleary

Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor (UNESCO)

Había una Vez

119


Crecer sin romper el vínculo con la infancia

Por Jairo Buitrago (Colombia) Escritor e ilustrador FOTO: CAMILO MENDOZA / www.mesagrafica.cl

Soy lector porque me gustan muchas cosas además de los libros. Me formé leyendo para encontrar, sin saberlo, mi lugar en el mundo, para emanciparme (me gusta esa palabra), para estimular mi imaginación. Pero los libros no eran lo único. Los recuerdo, eso sí, como sabios compañeros a los que me acerqué por curiosidad, por atractivo, igual como lo hice con mis amigos de la infancia. Mi odio y temor a la escuela, la mala salud, una casa grande con patio y fuente de agua en Bogotá, mis angustias, son recuerdos infantiles que van de la mano con los de una de mis hermanas leyendo a Jane Austen y Mark Twain, mi mamá leyendo novelas románticas, mi papá el diario hasta quedarse dormido, mi hermano mayor libros de terror y ciencia ficción. Los demás hermanos no leían, vivían su vida, no sé si eran felices, pero lo parecían.

Había una Vez

120


¿por qué soy lector? Mi anhelo de aventura desde la casa, porque no tenía edad para salir, me acercó a Jules Verne, a Jack London, a Joseph Conrad, a los libros de imágenes, a los de animales, a los cómics. Luego comencé a ir al cine y eso abrió nuevas perspectivas en mi cabeza. Pero no olvidé la letra impresa, las imágenes, que seguían presentes en medio de otros deseos. Intenté adaptar con mis propios dibujos Moby Dick de Herman Melville, acaso la novela que más leí y releí en mi niñez, y claro, fracasé; no tenía sentido del ritmo, de la edición. Vi la película de John Huston El tesoro de Sierra Madre, y luego supe de la novela de Bruno Traven. Y hoy, como adulto, desde la ventana del autobús veo la Sierra Madre alzarse contra el cielo, y sonrío. Para eso me han servido los libros: para cerrar los ojos con satisfacción. Recuerdo una escena maravillosa de la película Au revoir les enfants de Louis Malle –la historia de dos chicos, Julien y Jean, en un colegio interno de religiosos durante la ocupación alemana en Francia–, donde ambos protagonistas, que han fortalecido su amistad alrededor de los libros, hablan muy casualmente sobre quién es su mosquetero favorito: “Aramis”, responde uno de ellos. Así eran a veces mis conversaciones con amigos que leían. Pero creo que ya ningún chico lee Los tres mosqueteros. Yo, en el álbum, casi como si fuera el cine, encuentro lo que me hace falta para narrar, para contar mis historias. Y ellas, de cierta manera, son resultado de los libros que amé y que sigo amando. Pero no solo

“Para eso me han servido los libros: para cerrar los ojos con satisfacción.” de los libros, de eso no hay duda. No me gustan los lectores obsesivos; yo amo otras cosas, vivo otras cosas fuera de la lectura y tengo amigos que no leen y son buenos y simpáticos. Dice Ezra Pound: “Lo que amas permanece, el resto no es nada. Lo que amas no te será arrebatado. Lo que amas es tu herencia verdadera”. ¿Hay algo más? En retrospectiva, ser lector temprano me ayudó a entender las complejidades de mi infancia; me acercó la fuente de mis arquetipos, pero a la vez me hizo disfrutar mejor la relación con la vida diaria, hermanar la soledad de la lectura con los viajes lejanos y las caminatas cortas, la simbología de la vida, la fogosidad del pensamiento que me obliga a escribir unas veces, a ilustrar otras. Mi identificación con la pérdida de la infancia me ayudó a crecer sin romper el vínculo con mis primeros años. Pienso en libros que no estaban escritos para niños como Los ríos profundos de José María Arguedas, que relatan el paso doloroso y violento de un niño para transformarse en adolescente, o mejor, en un adulto, y que llegó a mis manos de manera prematura. Entendí y asimilé la sencillez y beatitud de la prosa de Arguedas, violenta como los ríos que he visto en mis viajes.

Había una Vez

121


Fundación Ítaca: Cuando los lobos dejan de ser lobos Por Sandra Radic Directora Fundación Ítaca “Cuando salga veré lo que hago”, es una frase que escuchamos con frecuencia entre los jóvenes del Servicio Nacional de Menores (Sename). “Ahí veré” es la mejor definición de la palabra vulnerable, lo mismo que decir “no tengo nada”. No hay dinero, no hay esperanza, no hay familia, no hay redes, no hay educación ni amor propio. En palabras de David, un joven del centro de San Bernardo, en la cárcel se convirtió en “lobo”. En parte por eso, Ítaca nació legalmente hace poco más de un año, aunque su historia comenzó en 2009. Como Fundación, estamos convencidos de que la lectura puede provocar cambios en la vida de las personas y constatamos que a través de los libros se puede llegar más fácilmente a jóvenes que están presos. Los libros los acompañan y les entregan palabras para entender sus emociones. Nuestra propuesta es sencilla: lectura, reflexión, vínculo afectivo y apoyo integral.

“Nuestra propuesta es sencilla: lectura, reflexión, vínculo afectivo y apoyo integral.” Había una Vez

122


fomento lector

iniciativas

Nuestro primer acercamiento a los muchachos es a través del Taller de Lectura. Todas las semanas llegamos con tres maletas con libros y revistas. Ellos saben que no son los mismos textos que trajimos la vez anterior y esto mantiene el interés por “curiosear”. Los libros se prestan por el tiempo que sea necesario para su lectura y los jóvenes, además, solicitan títulos específicos que les llevamos cada semana. Al principio perdemos muchos textos pero, poco a poco, la devolución comienza a ser parte de la rutina. Muchos jóvenes han leído su primer libro en esta instancia y nos dicen que los ayuda a “no sicosearse con el encierro”. En 2012, prestamos más de 600 libros en el CRC San Bernardo, y en 2013 superamos esa cifra incorporando además al CRC de Til Til, con cerca de 100 libros en un semestre. Hacemos un especial esfuerzo por renovar constantemente los textos, ya que no contamos con financiamiento estatal.

Cuando salen en libertad, les ofrecemos financiar una pieza mientras encuentran trabajo, apoyamos su búsqueda de empleo, les proveemos un “Pack de Salida” (donado por la Fundación Banco de Ropa) y, si es necesario, los ayudamos con terapias sicológicas o de láser para borrar cicatrices, entre otras cosas. Este apoyo es un paso fundamental a la hora de responder al vínculo que hemos formado a través de los libros. No se puede entusiasmar a un joven con un nuevo proyecto y no estar presente en el crucial momento de su salida. Pero, lo más importante, mantenemos una comunicación constante, porque el éxito de una reinserción depende en gran medida de detalles, y no solo de grandes soluciones. Para nosotros, los libros son uno de esos “grandes detalles”.

Paralelo al Taller de Lectura, y cuando ya hemos logrado un espacio de confianza, realizamos el Taller de Terapia Narrativa. Esta actividad se realiza con 6 u 8 jóvenes que se reúnen semanalmente para reflexionar sobre un tema a través de imágenes, textos y ejercicios. Creemos que cuando los jóvenes comienzan a escribir su propia historia, empieza un proceso de sanación que, a veces, conduce a querer cambiar de vida. Como no todos los muchachos leen, también ponemos a su disposición otras alternativas a lo largo del año. Por ejemplo, Talleres de Teatro y Máscaras, de Encuadernación, de Cine y de Cueca Brava.

Había una Vez

123


Ilustraci贸n de Ana Rois Ortiz / www.anarois.com Hab铆a una Vez

124


buena idea

Cuentos y recetas que alimentan el espíritu Por Pilar Echeverría y Carolina Valenzuela Fundación Giracuentos

Corta Estadía es el nombre de una unidad pediátrica del Hospital Calvo Mackenna de Santiago que recibe, diagnostica y entrega apoyo interdisciplinario a adolescentes con problemas siquiátricos. Los jóvenes que llegan a esta unidad requieren de atención especial, de mucho afecto y paciencia. Ellos se muestran indiferentes con la vida, muchas veces agresivos frente a los adultos o con sus pares. Pareciera que no les interesara nada, “no están ni ahí”, y hay que ganárselos. Como voluntarias de la Fundación Giracuentos –cuya misión es acompañar a niños hospitalizados y a sus familiares, llevándoles la magia de los cuentos– hemos visitado una vez a la semana a este grupo de adolescentes durante más de un año. Cada vez llegamos con juegos, materiales para realizar alguna manualidad y, por supuesto, libros. Escogemos un tema y en torno a él planificamos cada sesión. A fines del año pasado, decidimos hacer una actividad que relacionara los libros con la cocina. Partimos por elegir algunos títulos que abordaran el tema y nos sorprendió lo fácil que fue conseguir tantos cuentos. Al llegar al hospital, expusimos sobre una mesa nuestra selección, formada mayoritariamente por libros ilustrados (ver listado completo al final del artículo).

Había una Vez

125


buena idea Para atrapar su atención y convocar a las chicas –en esta ocasión eran 6 niñas de entre 12 y 14 años– comenzamos jugando “palitos chinos”. A poco andar se creó un ambiente de armonía y diversión en el que afloraron bromas y risas. Pasamos a las adivinanzas. Escogimos aquellas que hablaran de frutas y verduras. Después de adivinar tres o cuatro, les pedimos que relacionaran los resultados con los títulos de los libros. Rápidamente los asociaron con comida y con cocina. Luego, hicimos preguntas sobre los títulos para invitarlas a leer. -¿A qué sabe la luna? –preguntamos. -¡A queso! –respondieron ellas. -¿A quién le gustaría probar una sopa de piedra? –insistimos.

-¡Huy, qué duro! –exclamaron. -¿Qué libro quieren que leamos? –preguntamos finalmente. Tras ponerse de acuerdo, escogieron La tortilla corredora de Laura Herrera y Una sopa de piedra de Anaïs Vaugelade. Leímos en voz alta, primero una, luego la otra. Después, cada chica escogió un libro y lo hojeó sin apuro, mirando también las ilustraciones de los otros libros. Les gustó mucho El ratón del señor Maxwell de Frank Asch. Tuvieron ganas de escuchar Matías y el pastel de fresas y también el poema de Irene Vasco, Brebaje mágico para todo uso. Por último, cocinamos. Hicimos decenas de cocadas que las niñas decoraron con los colores de la Navidad, generando un espacio para compartir y conversar. Fueron dos horas en que estas niñas, afectadas sicológicamente, traspasaron los muros del recinto y se encontraron con una puerta abierta a la ensoñación, el pensamiento y la esperanza de vivir días más felices, gracias a algo tan cotidiano como la comida y la cocina.


Los 15 libros que usamos en esta actividad fueron: Los cinco horribles, de Wolf Erlbruch (Juventud) Sopa de piedra, de Tony Ross (Norma) Una sopa de piedra, de Anaïs Vaugelade (Corimbo) La sorpresa de Nandi, de Eileen Browne (Ekaré) La tortilla corredora, de Laura Herrera y Scarlet Narciso (Ekaré) El ratón del señor Maxwell, de Frank Asch y Devin Asch (Juventud) Matías y el pastel de fresas, de Palomo (Liberalia) Sabores de América, de A.M. Pavez, C. Recart e I. Hojas (Amanuta) El estofado del lobo, de Keiko Kazsa (Norma) Mi día de suerte, de Keiko Kazsa (Norma) Una cena elegante, de Keiko Kazsa (Norma) ¿A qué sabe la luna?, de Michael Grejniec (Kalandraka) Camilón, comilón, de Ana María Machado y Gusti (SM) La pequeña oruga glotona, de Eric Carle (Kókinos) Brebaje mágico para todo uso, de Irene Vasco. En Atrapalecturas 4, de C. Beuchat e I. Hojas (MN)

Había una Vez

127


HabĂ­a una Vez

128


HabĂ­a una Vez

129


JU

A 3-6 años

2-6 años

3-7 años

3-10 años

3-6 años

5-8 años

6-12 años

10-11 años

11-12 años

3-7 años

6-7 años

7-8 años

8-9 años

9-10 años

3 a mas años

4-12 años

5 a mas años

5-12 años

5-12 años

5-12 años

5-12 años

5-12 años

5-10 años


UEGOS EDUCATIVOS

APRENDER CON PIPO Aprende y refuerza las materias escolares con PIPO: Lenguaje, matemáticas, ciencia, geografía

y mucho más!!

Versión CD-R con 24 juegos temáticos para niños de 1 a 12 años disponibles en las principales librerías del país.

Colecciónalos….

Consulta por versión ON-LINE y para proyectos educativos la versión especial EN RED

Distribuidores exclusivos para Chile COSAR EDITORES S.A. FONO 23334444 info@cosar.cl

IMAGENES DISPONIBLES EN:

LINK


Grandes para c

Tenemos en nuestro catálo cocina chilena e internaciona especialmente a los más pequeñ cocino y Pasta y pizzas son alg acercan a los niños al fascinan todos ellos con las más ilustr

www.biblio


recetas chicos

ogo los mejores libros sobre al, muchos de ellos dirigidos ños: ¡A comer sano!, Yo también gunos de nuestros títulos que nte mundo de la gastronomía, rativas y hermosas imágenes.

ografica.cl


Ilustraci贸n de Marisol Abarca / http://marisolabarca.tumblr.com Hab铆a una Vez

134


buena idea recordando a ...

Isidora Aguirre y la literatura infantil Por Manuel Peña Muñoz Escritor, narrador y especialista en literatura infantil y juvenil

Reconocida como una de las figuras más sobresalientes del teatro chileno del siglo XX, Isidora Aguirre también escribió e ilustró libros para niños. A los 91 años falleció en Santiago la escritora y dramaturga Isidora Aguirre Tupper (1919-2011). Entre sus obras se destacan La dama del canasto (1965), Los que van quedando en el camino (1969) y Lautaro (1982). Menos conocido es su trabajo como ilustradora y escritora de libros infantiles. Su madre fue la pintora María Tupper Huneeus (1893-1965), que tenía una tertulia en la calle Rosas frecuentada por Pablo Neruda, Vicente Huidobro, Gabriela Mistral, María Luisa Bombal y el muralista mexicano Diego Siqueiros. Impulsada por estas visitas, Nené Aguirre escribe a los 6 años el cuento Los anteojos de Pepito, y a los 15, adivinanzas y cuentos por iniciativa de la escritora Marta Brunet, para ser publicados en la sección infantil de la revista Familia. Más tarde los recopiló en el libro Ocho cuentos (1938) de la editorial Zig-Zag. Estos son: El Payasito, El viejo puente, El castigo de la luna, La muñequita porfiada, El sauce llorón, Una aventura de Rosita, La muñeca de Rosita y Juan y medio. A los 28 años, recrea Wai-Kii, una leyenda hawaiana que publica en la editorial Rapa Nui en 1947, el mismo año en que su tía Ester Huneeus, asidua contertulia de su madre, presenta a Papelucho. En el libro

Había una Vez

135


más.’ No imaginé que ese ‘muchísimo más’ serían las treinta y tantas obras de teatro y las cinco novelas que esperaban ser escritas en el futuro”.

Ocho cuentos (1938) de Isidora (Nené) Aguirre, con ilustraciones de la autora.

Conversaciones con Isidora Aguirre de Andrea Jeftanovic (Frontera Sur, Santiago, 2009) la escritora recuerda: “En la década de los 40, mucho antes de empezar a escribir obras de teatro, escribí una novela para niños. La mandé a un concurso en una editorial de nombre Rapa Nui. Me basé en un libro antiguo sobre Hawai, en el que se habla de su gente y su mitología. En la novela invento la leyenda de un río que tiene que ver con sus mitos. El personaje Wai-Kii, hijo de la diosa del mar y de un navegante, luego de muchas aventuras, termina convertido en lava por la enemiga de su madre, la diosa de fuego, que mora en los volcanes. Pero de su frente mana un hilo de agua, el que se convierte en un río que fertiliza la isla, y tanto el joven como el río, por sus atributos, simbolizan al poeta y a la creación. (…) Hernán del Solar, jurado del concurso, me anunció: ‘Su novela para niños sugiere que a usted le da para muchísimo

De esta edición destacan las ilustraciones de Hedi Krasa, artista nacida en Viena en 1923 que emigró de Austria debido a la persecución judía y llegó a Chile en 1939, a los 16 años. Luego, se integró al Ballet de Ernst Uthoff como bailarina, escenógrafa y diseñadora de vestuario del ballet Giselle en 1945. Un año más tarde creó el vestuario para el ballet Drosselbart o el Príncipe Mendigo, basado en un cuento de los hermanos Grimm. En esa época, los diseñadores de vestuario también ilustraban cuentos de hadas, por eso no nos sorprende que Hedi Krasa haya derivado también en la ilustración de libros infantiles de la editorial Rapa Nui. La artista regresó a Europa, donde trabajó como escenógrafa y pintora de retratos, y volvió a Chile en 1986, donde murió en 1989. Siempre en el ámbito de la literatura y el teatro infantil, Isidora Aguirre presentó en 1956 Anacleto Chin-Chin, una farsa infantil en un acto. Su obra más conocida fue La Pérgola de las flores (1960), que se estrenó bajo la dirección de Eugenio Guzmán con música de Francisco Flores del Campo. Esta comedia musical supuso un extraordinario éxito y una consagración de la artista, además de constituir un hito en el teatro nacional. Sin embargo, opacó en cierta medida sus otras obras, ya que el público se quedó con La Pérgola, olvidando sus otras creaciones, entre ellas, las dedicadas a la literatura infantil, que merecen una reedición y estudios críticos.

Había una Vez

136


buena idea recordando a ...

Ilustración de Hedi Krasa para Wai-Kii.

Portada de la novela Wai-Kii de Isidora Aguirre, inspirada en una leyenda hawaiana, publicada en la mítica editorial Rapa Nui, que dirigió Hernán del Solar.

Ilustraciones originales realizadas por Isidora Aguirre para su novela Wai-Kii, no incluidas en la edición de Rapa Nui.

Había una Vez

137


idea mis buena favoritos

María Victoria Pení Bibliotecaria, Ex-Subdirectora Nacional de Bibliotecas Públicas SNBP-DIBAM Directora del Centro Lector de Osorno-USS

su estructura. Es un cuento de terror, sangre y calaveras, que “aterra” a los pequeños y también a los grandes. El mejor regalo literario para un niño… Boca de Lobo de Fabián Negrín, pues presenta al lobo contando su historia, con imágenes muy llamativas y momentos de libro álbum complementando la narración. Un libro que hace reír a grandes y a chicos… ¡No, David! de David Shannon. Lo utilizamos habitualmente en nuestras sesiones de cuentacuentos y también en capacitaciones a educadores; en ambos casos los resultados son los mismos: grandes carcajadas. No se puede evitar llorar con… El último cuento del libro VILLANchicos con desCUENTOS de NAVIDAD de Jorge Díaz. Es un libro publicado después de su fallecimiento y explica por qué no podía morirse sin antes escribir ese libro. Para cautivar a un adolescente no lector hay que regalarle… El árbol rojo de Shaun Tan, pues apunta directamente a los sentimientos. Con poco texto y lindas imágenes, cautiva a lectores y no lectores con su profundidad. Un libro que no falla a la hora del cuentacuentos es… Barba Azul, tal como lo narra Liliana Cinetto, utilizando palabras actuales pero respetando

Me gustaría tomar un café con… La escritora Liliana Cinetto. Con ella no se pasan penas. Hablar de literatura, de poesía infantil o escucharla narrar sus cuentos y poemas es un regalo a los oídos y al corazón. Mi libro álbum favorito… Voces en el parque de Anthony Browne, más aún cuando leí su biografía, realizada en compañía de su hijo “para no parecer presuntuoso”. Mi novela juvenil favorita… Siddhartha de Hermann Hesse. La he leído y releído muchas veces, con sus dos compañeras de trilogía, Demian y El Lobo estepario, en diferentes etapas de la vida de mis hijos y nietos, y siempre he acertado al recomendarla. Mi poeta preferida… Gabriela Mistral, con sus versos y su prosa. Siento que estamos en deuda con ella al darla a conocer solamente por sus Piececitos de niño, cuando es más… mucho más. La biblioteca donde encuentro todo… Centro Lector de Osorno, por supuesto. En él podemos encontrar buenísimos libros infantiles, narración de cuentos, un ambiente acogedor y gente feliz de contribuir al desarrollo de la lectura desde la primera infancia.

Había una Vez

138


Boca de lobo Autor: Fabián Negrín Thule Ediciones ISBN: 8496473112

El árbol rojo Autor: Shaun Tan Barbara Fiore Editora ISBN: 9788493481117

VILLANchicos con desCUENTOS de NAVIDAD Autor: Jorge Díaz Ilustraciones de Claudio Di Girólamo Editorial Edebé ISBN: 9561807181

¡No, David! Autor: David Shannon Editorial Everest ISBN: 9788424158859

Voces en el parque Autor: Anthony Browne Fondo de Cultura Económica ISBN: 9789681660192

Había una Vez

Siddhartha Autor: Hermann Hesse Editorial Edhasa ISBN: 9788435009027

139


buena idea lee chile lee

Plan Nacional de Fomento de la Lectura

La lectura en la infancia desde múltiples miradas Por Plan Nacional de Fomento de la Lectura Lee Chile Lee

En la publicación Actas del seminario internacional ¿Qué leer? ¿Cómo leer?, especialistas de diversas disciplinas abordan temas fundamentales sobre la relación de los lectores infantiles con los libros y la lectura, destacando las conferencias magistrales de Roger Chartier y Gemma Lluch. Estudios e investigaciones parecen coincidir en que la lectura a temprana edad es fundamental para que las personas lleguen a ser lectoras en su etapa adulta, con los beneficios que ello significa en el desarrollo integral del ser humano. Es así como el diálogo y la discusión de los especialistas se ha centrado en cómo acercar a los niños, desde la primera infancia, al mundo de los libros. En ese sentido, son muchas las estrategias aportadas desde distintas disciplinas, basadas tanto en experiencias como en investigaciones que han ido transformando el conocimiento en torno a la lectura infantil. En estos días, el Plan Nacional de Fomento de la Lectura (PNFL) Lee Chile Lee publicó un documento que reúne las miradas de múltiples especialistas sobre el tema: Actas del seminario internacional ¿Qué leer? ¿Cómo leer? Perspectivas sobre la lectura en la infancia, un libro que contiene las 32 ponencias que se realizaron durante el seminario que llevó el mismo nombre, organizado por el PNFL, desde el Ministerio de Educación de Chile, la Facultad de Comunicación y Letras de la Universidad Diego Portales y la editorial Fondo de Cultura Económica, en diciembre de 2012. Había una Vez

140


Este material resulta indispensable para todo aquel que se interese por la problemática de la lectura en la infancia, tanto para académicos que estudien este proceso como para responsables de políticas públicas, escritores, editores y mediadores de la lectura. La publicación recoge las presentaciones de destacados escritores, editores, literatos, profesores, bibliotecarios, sicólogos, sociólogos, historiadores y lingüistas chilenos y extranjeros, agrupadas en 10 capítulos titulados Nuevos paradigmas en la educación y la lectura; ¿Qué leer en la escuela?; Lectura y construcción de identidad; Ver para leer; Edición y mercado del libro infantil; Fomento lector en la formación docente; Leer en pañales; El rol del mediador; Fomento lector en sectores vulnerables y Recuerdos de infancia.

La publicación de las actas pretende ser un aporte que ayude a comprender mejor las problemáticas que enfrenta la sociedad para elaborar diagnósticos más finos y generar políticas más eficaces a la hora de asumir el enorme desafío que implica el fomento lector en la primera infancia.

En la parte introductoria de los capítulos, se destacan las conferencias magistrales del especialista francés Roger Chartier y la académica española Gemma Lluch. Chartier, en su presentación Leer la lectura, analiza la transformación de la industria del libro y de los lectores con la aparición del libro digital, mientras que Lluch, en su ponencia La necesidad de construir criterios para la selección de lecturas, explica las formas en que se constituyen y operan los comités de evaluación y selección de libros para niños en países latinoamericanos. Había una Vez

El documento completo se puede descargar en: http://www.leechilelee.cl/recursos/actas-delseminario-internacional-que-leer-como-leerperspectivas-sobre-la-lectura-en-la-infancia.

141


HabĂ­a una Vez

142


HabĂ­a una Vez

143


E D I T O R I A L

HabĂ­a una Vez

144


HabĂ­a una Vez

145


editorial


CÓMIC IMPERDIBLE

Power Paola x Marcela Trujillo

ESTEBAN CABEZAS presenta a David Walliams ¡Entre nosotros nos entendemos! LECTURAS PARA DEVORAR

Ilustración de Daniela Hurtado www.danielahurtado.wordpress.com/ www.flickr.com/photos/soportte Había una Vez

148


Juven

tud Im aginan Nº 7.0 do Lib FEBR ros ERO | 201 4

dosis clásica UN BISTEC (BOXEO al estilo JACK LONDON) NO TE

LA

S

PIERDA

Había una Vez

149


: Coordinación rgado a c n E , z e r a Pablo Álv o Lector r t n e C il n e v Área Ju hea de Lo Barnec

S O N

¡

e r t n E ¡NOSOTROS

s e n o i c a d n e m o Rec y reseñas de es r o t c e l s e n e jóv

s o m e d n ente Había una Vez

150


Las manzanas gigantes, relato de origen sufi Un día cualquiera, un rey pide ayuda a un sabio, pues necesita resolver algunos problemas. El rey queda encantado con la sabiduría de este hombre, y lo invita a vivir en su palacio. Después de convivir un par de meses, el sabio parte para enseñar todo lo que ha aprendido de la vida. Los niños de un pueblo serán los privilegiados que recibirán las enseñanzas de este maestro. El sabio poseía dos tesoros: su sabiduría y unas cuantas semillas. Estas semillas, al plantarlas, se convertían en manzanas gigantes. Un codicioso granjero, al conocer las virtudes de las semillas, asesina al sabio y se las roba. Con convicción y su riqueza bajo el brazo, visita al rey. Pero el destino le tenía una sorpresa al granjero: el rey nunca olvida a un amigo. Me gustó este libro por las ilustraciones de Jesús Gabán y porque me adentré en la historia por el aire misterioso que esta tenía. Recomiendo este libro para niños y niñas de 8 años en adelante.

os ñ a 0 1 , o r r o C Martín

Había una Vez

151


Epopeya de las comidas y las bebidas de Chile, Pablo de Rokha En este libro encontrarás un paseo poético, libre y chileno de comienzo a fin, ya que en sus 103 páginas ilustradas, Pablo de Rokha nos evoca a la gente de nuestro país, del campo y la ciudad; y cómo se acercan a diversas comidas, aliños, ingredientes, frutas, verduras y brebajes a lo largo de toda nuestra inmensa y diversa faja de tierra, abundante de territorios costeros, lugares donde hay una extraordinaria riqueza culinaria. Incluso el libro contiene algunas recetas que parecen ser de antaño. Debo reconocer que muchos de los ingredientes o platos que aquí se presentan jamás los había escuchado, incluso debe haber muchos otros que aquí no se encuentran, pero sí están presentes en algún lugar de nuestra cultura culinaria. Recomiendo este libro como un aporte cultural y culinario. En él podrás encontrar recetas interesantes y muchos versos que te abrirán el apetito lector.

s o ñ a 4 1 , s io r r Vanessa Ba

Había una Vez

152


Rebelión en la granja, George Orwell “Todo lo que camine en dos patas es enemigo” y “todos los animales son iguales” eran dos de los 7 mandamientos de la revolución. Una revolución animal que había logrado tomar el control de la granja del señor Jones. Sin embargo, fueron efímeros los momentos en que la igualdad reinaba y la unión era primordial. Al poco tiempo, los cerdos fueron legitimando su posición de superioridad. El primer indicio de estos privilegios fue su alimentación. Por supuesto, los que usaban su cerebro para trabajar debían alimentarse de mejor manera y era natural que las manzanas y la leche se destinaran al consumo de los cerdos. Fue así como el parecido entre los cerdos y los hombres se hizo cada vez más evidente. Extraño, gracioso o tal vez preocupante es darse cuenta de que solemos comportarnos como verdaderos animales. O bien, ¿será que lo más detestable es parecerse a los hombres? La narración logra evidenciar problemas recurrentes dentro de nuestra sociedad: cómo convivir unos con otros o de qué manera organizarse para alcanzar una aparente felicidad. Este es un texto que no deja de ser interesante y a su vez fácil de entender. Las distintas analogías que realiza el escritor son tan acertadas como entretenidas. Nos invita a analizar cada mínimo detalle que nos diferencia unos de otros o que nos asemeja, cada elemento que nos hace ser parte de un grupo o de otro. Espero se entusiasmen en leer este increíble relato. El verano no deja de ser un buen momento para pensar en qué tipo de sociedad queremos construir.

s o ñ a 8 1 , z e lv Marcia Ca

Había una Vez

153


Drácula, Bram Stoker / Luis Scafati (adaptación e ilustraciones) En un pueblo al norte de Europa empieza a propagarse una desconocida epidemia que solo afecta a las mujeres del lugar. Los aldeanos se dan cuenta de esta situación al encontrar a muchas mujeres semidesnudas y con una mordedura en el cuello, una marca de dientes muy finos. Las posibles explicaciones que surgen en un comienzo son síntomas psicológicos colectivos, como la histeria o que una fruta exótica afectó en gran cantidad a estas mujeres, pero de a poco surgen más causas. Mientras ocurre esta catástrofe, Jonathan Harker, agente inmobiliario, es llamado por el Conde Drácula para hacer un trabajo en su castillo, ubicado en un remoto lugar de Transilvania. En el recorrido de ida hacia la propiedad de Drácula, Harker presencia muchas señales provenientes de la gente de los alrededores que le causan inseguridad. Le advierten que donde se dirige se presenta la oscuridad. El joven Harker, al llegar al castillo, comprobará lo ciertas que eran las señales de precaución. A mí me encantó esta adaptación gráfica de Scafati porque no se necesitan muchas palabras para explicar los sucesos; las ilustraciones los narran por sí mismas. La tinta, las sombras, los tonos, la textura del dibujo, permiten al lector sentirse parte de la situación, sentirse en algunos momentos alerta, inseguro, aterrado o dudoso. Recomiendo este libro para un público de 14 años en adelante.

s o ñ a 4 1 , o r r o Bruno C Había una Vez

154


Un artista del hambre, Franz Kafka Él, solo él, sabía que era muy fácil ser ayunador. Aunque muchos pensaban que era difícil, a veces le creían y decían que era modesto, pero la mayoría de las veces lo juzgaban, tratándole de farsante. Exhibiciones de día y noche realizaba el ayunador; la gente, muy interesada, podía estar el día entero sentada frente a él. Las presentaciones se realizaban al aire libre, donde niños y adultos lo podían ver sin dificultad. El empresario a cargo del ayunador fijaba 40 días para la exhibición; después de ese tiempo, la gente comenzaba a perder el interés, aunque el ayunador podía resistir aún más. El día 40 abrían la jaula, 2 mujeres lo ayudaban a salir y un médico lo revisaba, pero él solo pensaba en el ayuno y sentía náuseas de solo pensar en comida. Con el pasar del tiempo, la gente perdió el interés en el artista del hambre y debió buscar nuevos rumbos; es así como llegó al circo. Para ser olvidado. Para entender el cuento debes leer bien concentrado, porque así lo comprenderás mucho mejor. Por lo menos para mí fue un poco complicado entrar en él, tuve que “meterme” en el personaje (no crean que ayuné por 40 días), saber muy bien lo que Kafka quiere describirnos o decirnos. Un relato interesante, difícil de entender, pero excelente. ¡Se lo recomiendo!

rez, 14 a v l Á a n i Valent

años

Había una Vez

155


Pollo con ciruelas, Marjane Satrapi Este libro trata la historia de Nasser Ali, un hombre que siente la necesidad de quitarse la vida luego de perder un objeto muy valioso y que le traía muchos recuerdos: su amado tar. En una discusión, su esposa le había roto el instrumento musical, única razón que lo motivaba a vivir. Luego de este episodio, queda inmerso en una profunda tristeza, a partir de la cual imagina las distintas formas que tendría de perder la vida. Finalmente, decide no comer y esperar acostado hasta que la muerte llegue sola. Opino que es un libro muy interesante, que lo podría leer un público de 12 años en adelante. La narración es novedosa y el estilo de los dibujos y viñetas está en la línea de Persépolis, la famosa obra de Satrapi. La espera de la muerte, sin comer, inmóvil, lleva a Nasser a alucinar con exquisitos platos, deliciosas comidas que antes podría haber disfrutado, pero que la ausencia de su tar le impide hacer ahora, cuando solo quedan días para su muerte.

s o ñ a 4 1 , s Amanda Roza Había una Vez

156


A la buena mesa, Quino Estamos acostumbrados a reírnos con chistes, palabras, bromas y hasta insultos. Pero cuando una imagen por sí sola nos hace reír, sabemos que estamos frente al trabajo de un maestro del humor. Este libro está hecho básicamente de imágenes, las que son suficientes para hacernos soltar carcajadas. No puedo contar de qué se trata este libro, pues no hay una historia que se desarrolle de principio a fin, pero sí puedo decir que existe un hilo conductor, como si fuera un spaghetti del mismo libro que recorriera cada una de las viñetas. Restaurantes lujosos y otros que solo aparentan serlo, comidas en abundancia y otras que dejarían a cualquiera con mucha hambre, garzones y cocineros extraños, silenciosos y laboriosos. De todo esto podrás encontrar en este gran libro de Quino, quien no puede dejar de lado, al igual que en Mafalda, su dibujo irónico, incorrecto y, por supuesto, crítico. No puedes dejar de leer-observar el talento inigualable de este gran dibujante.

8 años

us, 1 m a C a n i Paul

Había una Vez

157


HabĂ­a una Vez

158


HabĂ­a una Vez

159


HabĂ­a una Vez

160


HabĂ­a una Vez

161


dosis clásica Introducción de Mario Valdovinos Escritor, académico y crítico literario

Un bistec Jack London

*Fragmento del cuento Un bistec, incluido en el libro Knock Out. Tres historias de boxeo. Páginas 7, 9, 30 y 31.

Había una Vez

162


Knock Out. Tres historias de boxeo Autor: Jack London Ilustraciones: Enrique Breccia Traducci贸n: Patricia Wilson Libros del Zorro Rojo, 2011 ISBN: 9788492412945

Ilustraciones de Enrique Breccia para el libro Knock Out.

Hab铆a una Vez

163


INTRODUCCIÓN Jack London es el seudónimo literario de un aventurero escritor nacido en San Francisco, en 1876. Su delirio era la acción incesante, el desafío, el hombre contra la naturaleza, la lucha. Así vivió, publicó sus libros y murió joven, como ocurre con los elegidos de los dioses. El deporte no podía escapársele, menos el boxeo, síntesis de la bestialidad reglamentada, la fuerza bruta de un hombre contra otro, dispuestos a aniquilarse, mientras la masa aúlla morbosamente por destrucción y sangre. Hoy, el boxeo está prácticamente extinguido. ¡En buena hora, dicen los pacifistas!

Un bistec es un relato escrito con prosa veloz. Tom King, un peso pesado de 40 años -por tanto, en plena decadencia para el cuadriláterocon nariz quebrada y orejas de coliflor, enfrentará a un rival joven, Sandel. King no es lo que fue; está agotado y pletórico de deudas. Tiene esposa y dos hijos que alimentar. El premio del combate es de 30 libras, con las que, de ganar, pagará a sus acreedores y, por encima de todo, comerán, él y su anhelante familia, un bistec, carne jugosa con la que proporcionará el sustento a sus cachorros y a su hembra, como animal proveedor que es. El relato se desenvuelve como una confrontación entre la juventud y la experiencia, la sagacidad y la sabiduría, la ganancia de un puñado de billetes para sobrevivir y la carrera pugilística. En esto el narrador en tercera persona es obsesivo, mencionando con frecuencia la dupla: más que King versus Sandel, pelean la juventud contra la ausencia de ella.

King no es un obrero fabril; es un artesano de los puñetes, un trabajador individualista y asocial. Mientras camina al sitio del combate, recuerda sus momentos de gloria, tal como lo hace Jorge Teillier en su poema A un viejo púgil, o como lo hacen las novelas que en Chile se han dedicado al mundo del ring: El púgil y San Pancracio de Juan Uribe Echevarría, Mano Bendita de Enrique Lafourcade, Uppercut de Poli Délano o Muriendo por la dulce patria mía de Roberto Castillo. Como Julio Cortázar, que escribió un ensayo boxeril, El noble arte, donde recuerda a Luis Ángel Firpo, el campeón derrotado en Estados Unidos por Jack Dempsey, que casi provocó una declaración de guerra de Argentina a EE. UU., ya que consideran hasta hoy que la pelea les fue robada. Sandel cae a la lona varias veces bajo los golpes homicidas de King, pero su resistencia es titánica. Eran doce rounds y por aquel tiempo no se detenía la pelea hasta el knock out, es decir, el TEC (trauma encéfalo craneano). King, ¿perdió o ganó la pelea? Entre fintas y clinchs, uppercuts y ganchos, Tom King sueña que ha esquivado, sin despeinarse, los golpes del olvido. El cuento Un bistec es parte de Knock Out. Tres historias de boxeo, editado por Libros del Zorro Rojo, que también incluye los relatos El mexicano y El combate, acompañados de espléndidas ilustraciones de Enrique Breccia.

Había una Vez

164


Con el último trozo de pan, Tom King limpió la última partícula de salsa de harina de su plato y masticó el bocado resultante de manera lenta y meditabunda. Cuando

se levantó de la mesa, lo oprimía el pensamiento de estar particularmente hambriento. Sin embargo, era el único que había comido. Los dos niños en el cuarto contiguo habían sido enviados temprano a la cama para que, durante el sueño, olvidaran que estaban sin cenar. Su esposa no había comido nada, y permanecía sentada en silencio, mirándolo con ojos solícitos. Era una mujer de la clase obrera, delgada y envejecida, aunque los signos de su antigua belleza no estaban ausentes de su rostro. La harina para la salsa la había pedido prestada al vecino del otro lado del hall. Los dos últimos peniques se habían usado en la compra del pan.

Había una Vez

165


Pero era la cara de Tom King lo que revelaba inconfundiblemente a qué se dedicaba. Era

Tom King se sentó junto a la ventana en una silla desvencijada que protestaba bajo su peso, y mecánicamente se puso la pipa en la boca y hurgó en el bolsillo lateral de su chaqueta. La ausencia de tabaco lo volvió consciente de su gesto y, frunciendo el ceño por el olvido, se guardó la pipa. Sus movimientos eran lentos, casi rituales, como si lo agobiara el peso de sus

Era un hombre de cuerpo sólido, de aspecto impasible y no especialmente atractivo. músculos.

La tosca ropa estaba vieja y gastada. La parte superior de los zapatos era demasiado débil para las pesadas suelas que, a su vez, tampoco eran nuevas. Y la barata camisa de algodón, comprada por dos chelines, tenía el cuello raído y manchas de pintura indeleble.

Había una Vez

la cara de un típico boxeador por dinero, de uno que había estado durante largos años al servicio del cuadrilátero y que, por ello, había desarrollado y acentuado todas las marcas de las bestias de pelea. Tenía un semblante particularmente sombrío, y para que ninguna de sus facciones pasara inadvertida, iba bien rasurado. Los labios carecían de forma y constituían una boca hosca en exceso, como un tajo en la cara. La mandíbula era agresiva, brutal, pesada. Los ojos, de movimientos lentos y con pesados párpados, carecían casi de expresión bajo las hirsutas y tupidas cejas. En

ese puro animal que era, los ojos resultaban el rasgo más animal de todos. Eran somnolientos, como los de un león: los ojos de una bestia de pelea. La frente

se inclinaba abruptamente hacia el cabello que, cortado al ras, mostraba cada protuberancia de la horrible cabeza. Complementaban el cuadro una nariz dos veces rota y moldeada por incontables golpes, y orejas deformadas, hinchadas y distorsionadas al doble de su tamaño, mientras la barba, aunque recién afeitada, ya surgía de la piel, dándole al rostro una sombra negra azulada.

(…)

166


En el instante en que Sandel se levantó, King se hallaba junto a él, pero los dos golpes que conectó fueron amortiguados por los brazos en guardia. Un momento después Sandel estaba en clinch y sosteniéndose desesperadamente, mientras el árbitro se esforzaba por separar a los dos hombres. King contribuyó a liberarse. Conocía

la rapidez con que la Juventud se recuperaba, y sabía que Sandel era suyo si podía evitar esa recuperación.

Un golpe duro lo lograría. Sandel era suyo, sin dudas. Lo había superado en

táctica, le había ganado en caídas, le iba ganando por puntos. Sandel salió del clinch tambaleándose, haciendo equilibrio en la fina línea que separa la derrota de la supervivencia. Un

buen golpe lo haría perder el equilibrio y caería. Y Tom King, en un relámpago de amargura, recordó el bistec y deseó haberlo tenido para ese golpe necesario que tenía que lanzar. Se preparó para

el golpe, pero no resultó lo suficientemente pesado ni rápido. Sandel osciló pero no cayó, y volvió tambaleando hacia las cuerdas para sostenerse. King se tambaleó hasta él y, con un dolor parecido a una disolución, conectó otro golpe. Pero su cuerpo lo había abandonado. Todo lo que quedaba de él era la inteligencia táctica, disminuida y borrosa por el cansancio. El golpe que apuntaba a la mandíbula impactó apenas en el hombro. Había querido que

fuera más alto, pero los cansados músculos no habían sido capaces de obedecer. Y desde el impacto del golpe, Tom King osciló hacia adelante y hacia atrás hasta casi caer. Una vez más se esforzó. Esta vez, su golpe falló y, a causa de la absoluta debilidad, cayó sobre Sandel y se trabó en un clinch, sosteniéndose en él para evitar derrumbarse en el suelo. King no intentó liberarse. Había agotado sus recuerdos. Estaba ausente. Y la Juventud se había impuesto. Aun en el clinch podía sentir que Sandel se iba fortaleciendo. Cuando el árbitro los apartó, allí, ante sus ojos, vio a la Juventud recuperada.

Instante tras instante,

Sandel se fortalecía.

Sus golpes, débiles y fútiles al principio, se volvieron más rígidos y precisos. La visión borrosa de Tom

King vio el puño enguantado dirigirse a su mandíbula, y quiso protegerse interponiendo el brazo. Vio el peligro, quiso actuar, pero el brazo estaba demasiado pesado. Parecía llevar un lastre de cien kilos de plomo. No se levantaría por sí mismo, y él tuvo que esforzarse para levantarlo con el alma. Luego el puño enguantado dio en el blanco. Experimentó

un chasquido agudo que era como una descarga eléctrica y, simultáneamente, lo envolvió el velo de la noche.

Había una Vez

(…) 167


HabĂ­a una Vez

168


HabĂ­a una Vez

169


HabĂ­a una Vez

170


HabĂ­a una Vez

171


La increíble historia de…

David Walliams

s Ilustración de Fabián Riva

/ www.fabianrivas.com

Había una Vez

172


Columna Esteban Cabezasy

tes Periodista, crítico de restauranco mo escritor. Creador de personajes . Julito Cabello y María la Dura

No es que no tengamos un título mejor, pero todos los libros de este británico parten así, con lo de “La increíble historia de…” que, en este caso, y valga la redundancia, sí ha sido increíble. Esta es la historia de un actor inglés que, en algunos sketches televisivos de la BBC, hacía gala de un humor sarcástico a más no poder. Y como si esto fuera poco, generalmente aparecía travestido. La serie, llamada Little Britain, es actualmente material de culto. Y fue, además, el primer escalón hacia la fama de David Walliams. Sí, Walliams, porque cuando el actor David Edwards Williams entró al sindicato de actores, ya había alguien con el mismo nombre, por lo que le cambió una letra. Walliams es, hoy por hoy, uno de los fenómenos en literatura infantil y juvenil de Gran Bretaña. Ya con seis libros publicados, todos best sellers, finalmente alguien –editorial Montena– ha optado por traducirlos. Y el primer título en llegar a Chile (marzo 2014) será el antepenúltimo, La increíble historia de… La abuela gánster, siendo La increíble historia de… Los bocadillos de rata el segundo que llegará a nuestras tierras.

Había una Vez

173


Todo comenzó con este sujeto que no solo actúa, sino que también es guionista. De allí este afán de lanzarse a las letras. Su primer libro es de 2008 y se llama The boy in the dress, la historia de un niño de 12 años llamado Dennis, quien tiene algunos problemas con el tema de los géneros (no los géneros para hacer vestidos, ¡ojo!). Fue ilustrado por Quentin Blake, al igual que su segundo opus, Mr. Stink, que fue llevado a la pantalla de la BBC y le supuso el premio People’s Book Prize 2010 en la categoría infantil. A partir del tercer volumen, aparece Tony Ross en las ilustraciones, conservando un aire tipo Blake… pero en fin. En esta ocasión se trata de la historia de un pequeño ricachón, La increíble historia de… El chico del millón, quien lo tiene todo –su propio auto fórmula uno y un mayordomo orangután– pero a quien le falta aquello que el dinero no puede comprar: amistad. La historia de la abuelita gánster es la cuarta entrega y es de lo mejor. Se trata de un niño, Ben, que está chato de visitar todos los viernes a su abuela. Porque la encuentra fome, porque huele a col (repollo), porque se tira peos todo el rato y solo le gusta jugar Scrabble. Es entonces que se entera de que fue una famosa ladrona cuyo plan inconcluso y final es… ¡robar las joyas de la Corona! Si hasta aparece la reina de Inglaterra. Es gracioso el libro, de verdad. Los títulos que concluyen la obra magna de Walliams son los referidos a los bocadillos (sánguches) de rata, con una niña maltratada por su madrastra malvada, y El dentista demoníaco, recién lanzado en septiembre de 2013. Grandes títulos, sin duda, sobre grandes problemas que aquejan a los niños (como eso de la abuela que hasta tiene pelos en la barbilla… brrrrr).

Había una Vez

174


La increíble historia de... La abuela gánster Autor: David Walliams Ilustraciones de Tony Ross Montena, 2013 ISBN: 9788490430330

La increíble historia de… Los bocadillos de rata Autor: David Walliams Ilustraciones de Tony Ross Montena, 2013 ISBN: 9788490430323

La increíble historia de… El chico del millón Autor: David Walliams Ilustraciones de Tony Ross Montena, 2013 ISBN: 9788490430347

Había una Vez

175


EDITORIALES: ALFAGUARA AMANUTA BIBLIOGRÁFICA CATALONIA COLUMBA CONFÍN COSAR EDEBÉ EDELVIVES EDICIONES UC EKARÉ EL NARANJO GATA GORDA GRAFITO HUEDERS JUVENTUD KÓKINOS

novedades febrero 2014

LA BRUJITA DE PAPEL LATA DE SAL LIBERALIA MIS RAÍCES OCÉANO OCHO LIBROS PEHUÉN QUILOMBO RECREA TASCHEN THULE VICENS VIVES ZIG-ZAG Había una Vez

176


buena idea novedades

ALFAGUARA

ELEANOR & PARK

Autora: Rainbow Rowell 2013 ISBN: 9789563476637

Eleanor es nueva en el instituto. Su vida familiar es un desastre y con su extraña forma de vestir no podría llamar más la atención, aunque se lo propusiese. Park es un chico mitad coreano que con sus camisetas negras, sus audífonos y sus libros ha conseguido hacerse invisible. Park accede a que Eleanor se siente a su lado en el autobús del instituto el primer día de clases y, poco a poco, empiezan una relación de amistad que, finalmente, cambiará sus vidas por completo.

ALFAGUARA

¡BERTA NO QUIERE DORMIR!

Texto e ilustraciones de Bernardita Ojeda 2013 ISBN: 9789561522787

Berta es bastante inquieta y cree que no hay nada más aburrido que dormir. Y como ama correr, saltar, hablar, jugar y, por sobre todo, bailar, ha decidido no dormir nunca más… ¡¿Nunca más?! ¿Qué pasará entonces con los sueños de Berta?

Había una Vez

177


buena idea novedades

AMANUTA

CAPERUCITA APP

Autora: Paloma Valdivia 2013

Aplicación interactiva basada en el libro de Amanuta, Caperucita Roja de Gabriela Mistral, con ilustraciones de Paloma Valdivia. Esta App permite armar los versos de Gabriela Mistral, entrar al bosque de Caperucita e interactuar con los animales y personajes del cuento, según la hora del día en que se abra la aplicación (día o noche). Disponible en español e inglés, con la voz de la actriz chilena María Izquierdo en idioma español.

AMANUTA

RUMBO AL PLANETA J

Autor: Daniel Nesquens Ilustraciones de Alberto Gamón 2013 ISBN: 9789569330025

Hay cosas más importantes que llegar a un planeta que comience con la letra J. Asuntos que no se pueden olvidar. Y si se olvidan basta con contar hacia atrás y rectificar sobre la marcha, aunque se enfaden unos cuantos señores de esos llamados serios.

Había una Vez

178


buena idea novedades

BIBLIOGRÁFICA

CLAUDIO ARRAU: MI VIDA Y OBRA Autor: Antonio Landauro Ilustraciones de Juan C. Hernández 2013 ISBN: 9789563122213

Vida y obra del pianista chileno Claudio Arrau, contada en primera persona y acompañada de coloridas ilustraciones, que busca acercar a los niños a este personaje. El relato incluye su nacimiento en Chillán, su interés por la música, su primer concierto, su temprana partida a Alemania, y los principales hitos tanto de su vida personal como de sus realizaciones musicales.

BIBLIOGRÁFICA

MANUEL RODRÍGUEZ: MI VIDA Y OBRA Autor: Antonio Landauro Ilustraciones de Pablo Sepúlveda 2013 ISBN: 9789563122206

Vida y obra del héroe nacional Manuel Rodríguez, contada en primera persona e ilustrada. El libro recorre los principales acontecimientos de su vida personal y su lucha por la libertad, incluyendo su infancia en las calles santiaguinas, sus cabalgatas por el campo en familia, su vida en el colegio, su paso por la Universidad hasta recibirse de abogado y su compromiso con Chile.

Había una Vez

179


buena idea novedades

LA BRUJITA DE PAPEL

EINSTEIN PARA CHICOS

Autora: Mariela Kleiner Ilustraciones de Viviana Garofoli 2011 ISBN: 9789871337620 Distribuido en Chile por CATALONIA

La luz y la gravedad son conceptos que los niños en edad preescolar están listos para aprender. En este libro, Einstein introduce a los más pequeños en el mundo científico y los invita a hacer las conexiones con cada cosa que ven o hacen, para que descubran que la ciencia está a su alrededor.

CATALONIA

LA TIERRA DEL CIELO LECTURAS DE MITOS CHILENOS SOBRE LOS CUERPOS CELESTES

Autoras: Catalina Infante y Sonia Montecino Ilustraciones de Leonor Pérez 2013 ISBN: 9789563242539

La tierra del cielo es una recopilación cargada de metáforas que presenta los saberes que los pueblos originarios han acumulado sobre el firmamento. Como en todas las sociedades, los antiguos moradores de lo que hoy llamamos Chile alzaron su vista para descifrar los ciclos de las estrellas, del Sol, de la Luna, construyeron teorías sobre su origen y elaboraron pensamientos e ideas sobre las maneras en que se crearon el Cielo y la Tierra. Había una Vez

180


buena idea novedades

COLUMBA

MERLINA, LA BRUJITA

Autora: Daniela Drescher 2013 ISBN: 9789567650071 Distribuido en Chile por FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

Merlina, la brujita, posee un impresionante libro de magia y una varita que ha pasado de generación en generación, pero por desgracia ella es un poco atolondrada. Cuando Igor, el quejumbroso dragón de la casa, llega a verla con una espina enterrada en la pata, Merlina se pone tan nerviosa que confunde lo que ha aprendido, con espeluznantes consecuencias.

CONFÍN EDICIONES

CRACKS

Autores: Danilo Díaz, Jennifer King y María Paz Garafulic 2013 ISBN: 9789568995

El primer mundial de fútbol fue en 1930 en Uruguay y la selección chilena estuvo presente. Desde aquel puntapié inicial, hasta la sufrida clasificación de Chile al Mundial de Brasil 2014, Cracks recorre en 300 páginas, en una edición ciento por ciento visual con fotografías e ilustraciones, década a década, mundial por mundial, los jugadores e historias más grandes del fútbol. Un libro para grandes y chicos bajo la mirada experta del Premio Nacional de Periodismo Deportivo 2009, Danilo Díaz. Había una Vez

181


buena idea novedades COSAR

El gran libro del cuerpo humano. La guía visual definitiva 2013 ISBN: 9789563500189

¿Cuántos kilómetros recorren las células sanguíneas? ¿Por qué se produce el hipo y por qué se llama así el “hueso de la risa”? ¿Cuál es el órgano más grande, el hueso más pequeño y el músculo más fuerte? Este libro guía al lector en una increíble visita dentro del cuerpo humano, revelando algunas de las interrogantes más frecuentes sobre nuestro organismo.

COSAR

MODA. HISTORIA Y ESTILOS 2013 ISBN: 9789563500134

Guía visual con fotografías e ilustraciones que revisa el pasado y presente de la historia de la moda a través de más de 1.500 trajes de todo el mundo. Desde la elegancia del antiguo Egipto y de las míticas casas de alta costura de Coco Chanel y Christian Dior, hasta los diseños más recientes de Alexander McQueen y Agatha Ruiz de la Prada. Dirigido a hombres y mujeres de todas las edades interesados en la moda y el estilo.

Había una Vez

182


buena idea novedades

EDEBÉ

CHISPAS

Autor: Antonio Skármeta Ilustraciones de María Espluga 2013 ISBN: 9788468308883

Era un chico tan pobre y tan alegre que a todo el mundo le parecía rico y triste. En el barrio lo llamaban “Chispas”. Vivía con su padre, que estaba sin trabajo. Para ayudarlo, en las mañanas le hacía mandados al escritor Castillo. A cambio, el hombre le daba una luca de propina. Una luca eran mil pesos, y con solo cien se podía dar una vuelta en el carrusel.

EDEBÉ

EL NIÑO Y LA NOCHE Autor: Fabián Rivas 2013 ISBN: 9789561808546

En su primer libro como autor e ilustrador, Fabián Rivas presenta a Ignacio, un niño que quiere que solo sea de día para poder jugar. Con esa ilusión piensa el modo de hacer que la noche sea día. En un viaje fascinante descubre que, sin la noche, es muy difícil reponer energías para seguir jugando.

Había una Vez

183


buena idea novedades

EDELVIVES

SWINGING CHRISTMAS

Autores: Benjamin Lacombe y Olivia Ruiz Ilustraciones de Benjamin Lacombe 2013 ISBN: 9788426389978 Distribuido en Chile por CONTRAPUNTO

Robin tiene nueve años y pronto cumplirá diez. Vive en Unrolloquetemueres, un pueblo perdido en las colinas, en el que nunca pasa nada. Es un lugar tan vacío y tan triste que Robin lo ha bautizado con ese nombre. Robin tiene una mente curiosa y nunca se aburre; solo a veces, en el colegio, donde todos le llaman “el rey de las travesuras”. Hasta que un día conoce al viejo Bernard, que le abrirá los ojos hacia un mundo apasionante de música, de jazz y de libros.

EDICIONES UC

ANIMALES CHILENOS CON CUENTO Autora: Francisca Vogt Ilustraciones de Sonia Valenzuela 2013 ISBN: 9789561413856

Desde el desierto a la Patagonia, este libro presenta cinco cuentos con historia: un enamorado busca a su amada entre llamas, alpacas, guanacos y vicuñas; la chinchilla desea ser la más bella del altiplano; un accidente en la cordillera cambia la relación del cóndor con el hombre; la puma debe proteger a sus cachorros, y el huemul se enfrenta a un incendio en el Parque Nacional Torres del Paine.

Había una Vez

184


buena idea novedades EKARÉ

CONCIERTO DE PIANO Autora: Akiko Miyakoshi 2013 ISBN: 9788494124785

El primer concierto de piano de Momo está a punto de empezar, y ella está algo nerviosa. De pronto, una ratoncita aparece para invitarla a su propia función. Momo descubrirá un mundo insólito donde un nuevo público la hará sentir como en casa. Un libro pleno de emociones, magníficamente ilustrado.

EKARÉ

VEN A VER ARTE CHILENO

Autores: Agustina Perera e Iván Larraguibel Ilustraciones de Scarlet Narciso 2013 ISBN: 9789568868109

Este libro invita a niños y jóvenes a hacer un recorrido por las pinturas, dibujos y grabados de más de 50 artistas chilenos de todas las épocas, incluyendo a Juan Francisco González, Nemesio Antúnez, Roberto Matta, Violeta Parra, Gonzalo Cienfuegos y Samy Benmayor, entre otros. Con un guión unificador, presenta en un lenguaje sencillo, conceptos básicos para comprender el trabajo artístico e interpretar las obras a través de las historias (reales o imaginarias) que podemos descubrir en cada una de ellas. Había una Vez

185


buena idea novedades EDICIONES EL NARANJO

CIRKÓTICO Y EL ENIGMA DE LA HECHICERA Autora: Nerea Liebre Ilustraciones de Isabel Barrón 2013 ISNB: 9786077661689 Distribuido en Chile por FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

Al ver las carpas desinflarse y encajar perfectamente dentro de las diminutas maletas de viaje, Tadeo sospechó que Cirkótico no era un circo ordinario. Mucho menos sus artistas quienes, en el momento que se baja el telón, no solo se valen de sus oficios circenses sino que aplican insólitas habilidades para cumplir con su verdadera misión: la resolución de algunos misterios. Tadeo y su hermana Ema intentarán junto a estos excéntricos personajes, desenmascarar a una temida logia y descifrar el secreto de la hechicera.

GATA GORDA

EL NIÑO Y EL AEROPLANO Autor: Mark Pett 2013 ISBN: 9789569212031

Con aires nostálgicos, este álbum sin texto narra la historia de un niño que recibe de un desconocido un hermoso aeroplano rojo. La simplicidad de las formas, el manejo del tiempo y la atractiva estética construyen un relato emocionante para chicos y grandes.

Había una Vez

186


buena idea novedades

GRAFITO EDICIONES

NIÑOS

Autora: María José Ferrada Ilustraciones de Jorge Quien 2013 ISBN: 9789569356018

Textos poéticos breves que evocan los sueños, las expectativas y el lenguaje de cada pequeño y pequeña, así como los detalles que conforman el mundo de cada uno y que dan vida a su individualidad truncada. Este libro es un homenaje a los niños y niñas, menores de 14 años, que fueron víctimas de la violencia política y de la represión durante la dictadura en Chile (1973-1990).

HUEDERS

LA CURIOSA HISTORIA DE LAS COSAS Autor: Hervi 2003 ISBN: 9789568935269

Hervi, Premio Nacional de Humor 2013, ha ilustrado desde hace muchos años la historia de los artefactos y utensilios que usamos y vemos, o aquellos que se han ido perdiendo con el paso del tiempo. La curiosa historia de las cosas representa un viaje hacia el pasado, una recuperación de anécdotas y aventuras desconocidas, y al mismo tiempo es una muestra de la chispa y agudeza de su autor.

Había una Vez

187


buena idea novedades

JUVENTUD

YO QUIERO SER CHEF. COCINAS DEL MUNDO Varios autores 2013 ISBN: 9788426139580 Distribuido en Chile por LIBERALIA

Con más de 100 recetas tradicionales de 28 países diferentes, que van desde las más fáciles hasta las que son algo más laboriosas, este libro introduce al pequeño lector en los secretos del sabor tradicional de la lasaña italiana, las especies exóticas del tajín marroquí y la técnica más sencilla de hacer sushi japonés, entre otras decenas de preparaciones.

KÓKINOS

UNA COCINA CON EL AROMA DE LAS SOPAS DEL MUNDO ENTERO Autor: Alain Serres Ilustraciones de Aurelia Fronty 2013 ISBN: 9788492750856

Del bobó con gambas brasileño al auténtico gazpacho andaluz, de la sorprendente crema helada de hibisco al sólido pistou de las costas mediterráneas… este libro arrastra a un gran viaje cálido y distendido.

Había una Vez

188


buena idea novedades

LATA DE SAL

AMIGOS

Autor: Michael Foreman 2012 ISBN: 9788494058431 Distribuido en Chile por LIBERALIA

Tex es un gato que adora ir y venir a su antojo. Su mejor amigo es Burbuja, un pez de colores que vive en una pecera. Tex es su amigo de verdad y por eso quiere ayudarlo a ser libre, como él. Aunque eso suponga no volver a verlo… Un libro sobre el valor de la amistad.

MIS RAÍCES

ARTESANÍA AYMARA PARA HACER Y CONOCER ARTESANÍA RAPA NUI PARA HACER Y CONOCER Autora: Francisca Jiménez Bluhm Ilustraciones de María José Escalona y Natalia Rodríguez 2013

Artesanía Aymara para hacer y conocer (ISBN: 9789569002021) es un texto diseñado especialmente para preescolares y niños de educación básica que rescata las artesanías típicas de la cultura Aymara y enseña a reproducir paso a paso algunas de sus piezas. Artesanía Rapa Nui para hacer y conocer (ISBN: 9789569002014), en tanto, está dirigido a niños entre 5 y 12 años, y además de guiar la fabricación de objetos tradicionales del pueblo Rapa Nui, revela parte de su cultura a través de la historia de cada artesanía. Había una Vez

189


buena idea novedades

OCÉANO TRAVESÍA

LAS (¡VERDADERAS!) HISTORIAS DEL ARTE Autores: Sylvain Coissard y Alexis Lemoine 2013 ISBN: 9786074008968

¿Cómo estaba la habitación de Van Gogh media hora antes de que comenzara a hacer su cuadro? ¿De dónde venía la Mona Lisa antes de llegar al estudio de Leonardo da Vinci? Son tantas las preguntas enigmáticas sobre estos personajes… y este libro entrega las respuestas. Una divertida introducción a la historia del arte que, al mismo tiempo, es una invitación a ejercer el oficio de narrar historias.

OCHO LIBROS

LA CASA DE LA OVEJA MARÍA Autor: Edmundo Browne 2013 ISBN: 9789563351262

Este libro cuenta la historia de un grupo de animales del campo chileno que se ven enfrentados a la problemática de construir un nuevo hogar a la oveja María, quien ha perdido su casa en un terremoto. Discusiones de perros con gallinas, de chanchos con conejos y ovejas. Desafíos, aventuras y sobre todo astutas soluciones caracterizan esta colorida fábula, que nos enseña cómo ponerse en la piel del vecino para ayudarlo eficazmente.

Había una Vez

190


buena idea novedades

OCHO LIBROS

EL DIARIO ILUMINADO DE MALIKI 4 OJOS Autora: Marcela Trujillo 2013 ISBN: 9789563351781

La caligrafía de Maliki, sembrada por aquí y por allá en sus particulares ilustraciones, es literalmente un recorrido hilarante por la intimidad de una persona, de la que la artista nos hace partícipes sin pudor. Pocos se atreven a hacer una historieta de su vida, un diario íntimo sin candado ni encubrimientos.

PEHUÉN

EL LARGO VIAJE DEL PEQUEÑO PUDÚ Autora: Fita Frattini Ilustraciones de Alejandra Oviedo ISBN: 9789561605817

Pequeño Pudú recibe una bicicleta de regalo y parte de viaje a recorrer todas las regiones de Chile. Pedaleando por los diferentes paisajes de nuestro país, va conociendo su geografía y descubriendo animales, árboles, artesanías, comidas y bailes característicos de cada lugar. Una colorida síntesis ilustrada de nuestro territorio, destinada especialmente a niños en edad preescolar.

Había una Vez

191


buena idea novedades

QUILOMBO EDICIONES

BAGUALA

Autora: Elena Roco Ilustraciones de Isabel Zambelli 2013 ISBN: 9789568836146

Baguala es una niña que quiere saber de inmediato qué hará por el resto de su vida. Para ello, elabora un listado de todas las cosas que le gustan y luego de ver ese pequeño gran punteo, llega por fin a una conclusión. Un breve relato infantil que invita a los niños a ir forjando sus decisiones sin miedo.

RECREA LIBROS

AMALIA. HISTORIA DE UNA GALLINA Texto y fotografías: Paz Errázuriz 2013 ISBN: 9789568377465

La destacada fotógrafa chilena Paz Errázuriz es la autora de este libro que relata, a través de textos y fotografías, la historia de una gallina que vive dentro de la casa de una familia. En primera persona, la gallina, dueña de una gran personalidad, relata sus pensamientos y aventuras. Publicado por primera vez en la editorial Lord Cochrane Chile, bajo la dirección de la escritora Isabel Allende, el libro vuelve a encantar con una nueva edición y diseño de Recrea Libros.

Había una Vez

192


buena idea novedades TASCHEN

LOS CUENTOS DE HANS CHRISTIAN ANDERSEN Editor: Noel Daniel 2013 ISBN: 9783836549400 Distribuido en Chile por CONTRAPUNTO

En una cuidada edición, este libro recoge una veintena de las más famosas narraciones de Andersen, entre las que se cuentan clásicos como La sirenita, El patito feo y La princesa y el guisante, recuperando la traducción realizada en 1942 por Jean Hersholt. El volumen contiene, además, una selección de ilustraciones realizadas entre 1840 y 1980 por consagrados artistas, y también docenas de siluetas nuevas, encargadas especialmente para este volumen.

THULE

LA NUBE

Autora: Hannah Cumming 2013 ISBN: 9788415357278 Distribuido en Chile por TAJAMAR

A todo el mundo le encanta la clase de dibujo, excepto a una tímida niña que se sienta sola y no dibuja nada. Siempre hay una nube negra sobre su cabeza, pero una compañera de clase está decidida a hacerla sonreír… Un álbum que estimula el juego cooperativo entre los niños, con atractivas ilustraciones de la autora y artista Hannah Cumming.

Había una Vez

193


buena idea novedades VICENS VIVES

VIAJE AL FUTURO. RELATOS DE CIENCIA FICCIÓN Edición de Agustín Sánchez Aguilar Ilustraciones de Enrique Breccia 2013 ISBN: 9788468218274

Viaje al futuro recoge siete cuentos de ciencia ficción que especulan sobre las maravillas y espantos que traerá el porvenir. Un grupo de cazadores va a la prehistoria, cinco astronautas desaparecen en la vorágine de Júpiter, unas mascotas exóticas se adueñan de la casa de un hombre de negocios… El libro, ilustrado por Enrique Breccia, cuenta con un prólogo que repasa la historia del género y un atractivo apéndice que reflexiona sobre distintas aristas del tema.

VICENS VIVES

EL SOLDADITO DE PLOMO Ilustraciones de Anna Obon 2013 ISBN: 9788468218014

Adaptación libre del cuento El Soldadito de Plomo de Hans Christian Andersen. Un nuevo título de la Colección Cuentos de Fábula, una serie especialmente pensada para facilitar a los niños el acceso a la lectura a través de conocidos cuentos populares.

Había una Vez

194


buena idea novedades ZIG-ZAG

EL PRÍNCIPE CASCANUECES

Adaptación del ballet Cascanueces de Piotr Ilich Tchaikovsky Autora: Gloria Salas Ilustraciones de Carolina Durán 2013 ISBN: 9789561226227

Esta adaptación de Cascanueces nos sumerge en la magia de una noche de Navidad que da vida a los juguetes, armas a las ratas, esperanzas a un cascanueces y aventuras a una tierna niña. El libro contiene el cuento, más una pequeña biografía contextualizada en el momento en que el autor creó la obra y un comentario del Primer bailarín estrella del Ballet de Santiago. Este es el quinto libro de la Colección Contamos Arte, que busca acercar a los niños y niñas a las distintas representaciones artísticas, tales como el ballet, la ópera, la pintura y el teatro, entre otros.

ZIG-ZAG

LA VIEJA ESTÁ EN LA CUEVA Autora: Rosario Elizalde Ilustraciones de Fabiola Solano 2013 ISBN: 9789561226197

Cuento sobre lluvias que presenta a la vieja más vieja del mundo. Cuando despierta y sale de su cueva, se ríe de la cara que pone la gente al verla tan despeinada. Pero su risa se transforma en llanto, y sus lágrimas pronto terminan por inundar campos y pueblos enteros. En las solapas de este libro, se explica el ciclo del agua y la importancia de cuidarla, además de algunas palabras claves sobre las precipitaciones.

Había una Vez

195


RHUV digital

equipo

Revista Había una Vez Directora Ejecutiva

María José González C. mjgonzalez@fhuv.cl

Editora

Bernardita Cruz M. bcruz@fhuv.cl

Directora de Arte

Sandra Gaete Z. sgaete@fhuv.cl

escríbenos a: contacto@revistahabiaunavez.com

comité editorial: Pablo Álvarez F., Bernardita Cruz M., Rebeca Domínguez Y., Sandra Gaete Z., María Paz Garafulic L., María José González C., Manuel Peña M., Verónica Uribe B., Carmen Paz Hernández P. y Luz Yennifer Reyes Q. representantes legales Rebeca Domínguez Y. María Paz Garafulic L. ilustración portada gentileza de: Loly y Bernardilla (CHI) ilustración interior gentileza de: Marisol Abarca (CHI), Sandra Agudo (ESP), Karina Cocq (CHI), Virginia Donoso (CHI), Daniela Hurtado (CHI), Leonor Pérez (CHI), Maritza Piña (CHI), Fabián Rivas (CHI), Ana Rois Ortiz (ESP), Marcela Trujillo (CHI) corrección de pruebas /estilo Pilarín López webhosting: Mediart colaboradores Claudio Aguilera, Xosé Ballesteros, Biblioteca de Santiago, Jairo Buitrago, Esteban Cabezas, Teresa Durán, Pilar Echeverría, Jennifer King, Constanza Mekis, Victoria Pení, Sandra Radic, Luz Santa María, Ana María Soto-Aguilar, Marcela Trujillo, Mario Valdovinos, Carolina Valenzuela. AVISOS / AUSPICIOS / DONACIONES María José González C. mjgonzalez@fhuv.cl teléfono: (56 2) 2321 3301 Apoquindo 4760 of. 11A, Las Condes, Santiago, Chile. Fono: (56 2) 2207 5744

Había una Vez

196


buena idea auspiciadores

GOLD

Gracias a nuestros auspiciadores y colaboradores:

E D I T O R I A L

editorial

Había una Vez Nº16  

Cocina, comida y literatura para niños y jóvenes son los elementos que en este número 16 de la Revista HUV destacamos en el especial UN BANQ...

Advertisement