Estrategias de lectura: leer para comprender (Colección investigación y transferencia)

Page 1

INVESTIGACION Y TRANSFERENCIA

leer para comprender Encina Alonso Victoria Rodrigo


ÍNDICE Introducción ..................................................................................

SECCIÓN 1 La actividad de leer

7

Capítulo 1. L EER CON LOS OJOS: ¿Qué hacen los ojos cuando leemos? ........................... 11

Capítulo 2. L EER CON LA MENTE: ¿Qué hace el cerebro cuando leemos? ........................ 19

Capítulo 3. L EER CON LA EXPERIENCIA: ¿Qué repercusión tiene el conocimiento del mundo en el proceso de lectura? ............................................... 29

Capítulo 4. L EER CON EL CORAZÓN: ¿Cómo influye el filtro afectivo en la comprensión lectora?.......................................... 39

SECCIÓN 2 El lector y el texto

Capítulo 5. L EER TEXTOS VARIADOS: ¿Qué tipo de textos leemos? ....................................... 47

Capítulo 6. L EER CON TÁCTICAS: ¿Qué hacemos para comprender? ............................... 57

Capítulo 7. L EER CON PALABRAS: ¿Cuál es la importancia real del léxico cuando leemos? ......................................................... 69

Capítulo 8. L EER DE MANERA DIFERENTE: ¿Qué modalidades de lectura hay según el propósito? ................................................. 77

ESTRATEGIAS DE LECTURA


SECCIÓN 3 La lectura en la clase

Capítulo 19. L EER PARA PREPARAR: ¿Cómo puedo activar las estrategias de comprensión de mis estudiantes?........................... 89

Capítulo 10. L EER PARA COMPRENDER: ¿Qué tareas de comprensión puedo proponer de manera efectiva? ....................... 103

Capítulo 11. L EER PARA ACTUAR: ¿Qué hacemos después de la lectura? ............................................................ 115

Anexo de textos .......................................................................... 125 Soluciones a las tareas .............................................................. 167


SECCIÓN 1 La actividad de leer

CAPÍTULO 1 LEER CON LOS OJOS: ¿Qué hacen los ojos cuando leemos? En este capítulo hablaremos de cómo leemos desde el momento en que posamos los ojos en los signos escritos hasta que el cerebro les da un significado. Estos son los puntos que vamos a tratar: 1. ¿Qué hacen los ojos cuando leemos? 2. La relación entre el movimiento de los ojos al leer y el tipo de lector que somos. 3. La velocidad lectora y la comprensión.

ELE


LEER CON LOS OJOS

1. ¿Qué hacen los ojos cuando leemos?

TAREA 1 Lee el siguiente párrafo y fíjate qué hacen tus ojos cuando estás leyendo. Después, intenta explicarlo. Aunque sabemos que los ojos se mueven al leer, no somos conscientes de cómo se mueven ni por qué lo hacen de la forma que ocurre. Esto que hacemos cada vez que leemos es desconocido por la mayoría de los lectores. Aquí intentaremos mostrártelo de forma clara y escatípula.

¿Has podido, mientras leías, apreciar lo que hacían tus ojos? No esperamos que te hayas dado cuenta de todo lo que te vamos a contar a continuación, pero al leer este párrafo has hecho cosas de las que igual no has sido consciente. Te lo explicamos: • En el caso del español o cualquier lengua occidental, el ojo se desliza de izquierda a derecha sobre el texto; en las lenguas semíticas la dirección es la opuesta, de derecha a izquierda, y en la mayoría de las asiáticas de arriba a abajo. Esto seguro que lo has mencionado, ¿verdad? • Al leer, los ojos no se desplazan de forma lineal y continua sobre el texto. Sin darnos cuenta, los ojos dan pequeños saltos entre las palabras, aunque esto no sea perceptible. Igualmente, los movimientos no son solo en una dirección ni constantes, sino que van en todas las direcciones: derecha e izquierda, arriba y abajo. Son los llamados saltos sacádicos, que no los percibimos, pues se realizan en milésimas de segundo. No te preocupes, porque de esto casi nadie se percata. • La pausa que hace el ojo en el texto es el momento en que se procesa la palabra y cuando propiamente «se lee». ¿Lo has intuido? • La mirada, al leer, no pasa por cada letra y por cada palabra del texto de la misma manera. ¿Has fijado la mirada más tiempo en la palabra escatípula que en las demás? Seguramente que sí, pues es una palabra que no conocías, porque nos la hemos inventado. • No leemos todas las letras de una palabra para poder identificarla. De h cho, h mos elimi ado alg nas letr s de las pal bras y se enti nde la or ción, ¿v rdad? Probablemente, no te has detenido en cada una de las palabras del párrafo. • Solemos saltarnos los artículos, las preposiciones, etc., es decir, las palabras funcionales, y leer las palabras de contenido (sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios). ¿Lo has hecho así? • Si conocías algo del tema del texto, habrás leído más rápido que si es un tema completamente nuevo para ti. ¿Cómo ha sido? • Si tienes experiencia leyendo en español, seguramente no habrás leído palabra por palabra, sino en bloques, es decir, más de una palabra a la vez. ¿Lo has hecho? ¿Has sido consciente de esto? Si te estás preguntando qué tiene que ver todo esto con la lectura en ELE, te queremos informar de que conocer la parte mecánica de la lectura es importante, porque aporta muchas claves sobre el proceso de leer y de cómo deberíamos hacerlo para convertirnos en buenos y fluidos lectores.

12

ESTRATEGIAS DE LECTURA


1 TAREA 2 El buen lector no lee todas las palabras de un texto, solo las de contenido (sustantivos, adjetivos, adverbios y verbos). Solemos saltarnos entre un 20-40 % de las palabras de un texto. Subraya las palabras de contenido del texto de la tarea 1.

2. La relación entre el movimiento de los ojos al leer y el tipo de lector que somos El buen lector, es decir, el lector que lee con fluidez y entiende lo que está leyendo, ve entre tres a cuatro palabras en un golpe de vista (técnicamente, se llama fijación). En la figura 1, el punto bajo la palabra indica donde el ojo detiene la mirada cuando está leyendo. Estos puntos de fijación variarán de lector a lector. Cuantos más puntos, más lenta será la lectura.

Las letras entre las líneas son el campo visual y el punto de fijación indica donde el ojo se detiene. Figura 1. Fijaciones al leer

TAREA 3 Lee la siguiente oración e identifica cuántos puntos de fijación has utilizado. La lluvia en Sevilla es una maravilla.

Otro concepto interesante es el de campo de visión, que hace referencia al número de letras o palabras que el ojo percibe con cada golpe de vista. Cuanto más amplio sea el campo de visión, más veloz será nuestra lectura.

TAREA 4 Vuelve a leer la oración y dibuja los puntos de fijación que has utilizado. ¿Cuántas letras o palabras alcanza a ver tu campo de visión (cuántas palabras puedes ver con un golpe de vista)? La lluvia en Sevilla es una maravilla.

Lo que hemos de tener presente es lo siguiente: existe una relación directa entre qué hacemos con los ojos al leer y la velocidad lectora. Los lectores lentos realizan más fijaciones que los rápidos. De la misma manera, cuanto más grande es el grupo de palabras que se ve con una sola fijación, más rápida será la lectura.

ESTRATEGIAS DE LECTURA

13


LEER CON LOS OJOS

Seguramente te estarás preguntando de qué depende que el lector realice más o menos fijaciones en un texto. Muy simple: cuando el lector conoce la palabra o se trata de una palabra corta, la fijación es más breve, porque se tarda menos tiempo en reconocerla. Por el contrario, cuando el lector necesita identificar la palabra, bien porque no la conoce o porque no es frecuente, el tiempo de fijación es mayor, porque el lector necesita más tiempo para procesar e identificar la palabra. Por eso, cuando se está aprendiendo a leer y se tiene poco vocabulario, la lectura es más lenta. Por lo tanto, queremos que recuerdes que el reconocimiento automático de la palabra es clave para poder hacer una lectura fluida. Leer fluidamente es importante, porque la velocidad de lectura se relaciona con la comprensión. Esto se puede experimentar leyendo estos dos ejemplos.

TAREA 5 Lee los siguientes párrafos. ¿Cuál has leído más rápido? ¿Cuál te ha entrañado más dificultad a la hora de extraer el significado de la oración? 1) Cuan tas más fi ja cio nes ha ga mos, más len ta se rá la lec tu ra. Es to de pen de rá de si le e mos sí la ba por sí la ba, pa la bra por pa la bra o en blo ques de pa la bras. 2) Cuantas más de si leemos

fijaciones hagamos, más lenta será la lectura. Esto dependerá sílaba por sílaba, palabra por palabra o en bloques de palabras.

En el primer ejemplo, se han hecho 52 fijaciones, mientras que en el segundo, tan solo nueve. Puedes observar que, al leer lentamente, como ocurre en el ejemplo 1, la comprensión es más ardua y la fatiga mental es mayor, entre otras cosas, porque el cerebro está programado para leer en unidades de información. Es decir, centrarnos en las ideas y no en las palabras favorece la comprensión. La razón por la que el ejemplo 2 se comprende con mayor rapidez está relacionada con la memoria (ver capítulo 2). Para ayudar a nuestros estudiantes, debemos tener claro que, dado que el cerebro no está programado para leer a paso lento, la lectura debe ser rápida y fluida. Una velocidad óptima de lectura (entre tres y cuatro palabras por fijación) favorece la comprensión, el disfrute y el deseo de leer más. Por el contrario, si el lector lee lentamente, la comprensión y el disfrute se van a ver afectados y, como consecuencia, es posible que el lector no quiera leer. Por consiguiente, todos los factores de la figura 2 están relacionados.

Velocidad lectora Se lee más

Comprensión

Disfrute

Figura 2. Factores que intervienen en el éxito de la lectura

14

ESTRATEGIAS DE LECTURA


1 3. La velocidad lectora y la comprensión

TAREA 6 Hemos comentado que una velocidad óptima de lectura favorece la comprensión. ¿Cuál crees que es una velocidad óptima de lectura en L2? ¿Y una velocidad lenta? Óptima:

Lenta:

a. entre 150-200 palabras por minuto (p.p.m.)

a. menor de 100 p.p.m.

b. entre 200-250 p.p.m.

b. menor de 150 p.p.m.

c. entre 250-300 p.p.m.

c. menor de 180 p.p.m.

Ya que la velocidad lectora es clave para la comprensión del texto, deberíamos hablar un poco de los factores que inciden en que leamos más o menos rápido. Pero, antes de que sigas leyendo, queremos que pienses en cuáles podrían ser esos factores.

TAREA 7 ¿Qué factores consideras que pueden influir en leer más o menos rápido?

Los factores que influyen en la velocidad lectora hacen referencia a tres aspectos o motivos: las características del texto, las aportaciones del lector y el conocimiento que se tenga de la lengua. La figura 3 presenta los aspectos principales que determinan la fluidez lectora y en la comprensión de un texto. ¿Cuántos habías mencionado? Revisémoslos brevemente.

LECTURA en bloques o palabra por palabra

Lectura oral o silenciosa

Competencia lingüística del lector

Propósito de lectura Tipo de texto

FLUIDEZ lectora y comprensión

Similitud entre la L1 y la L2

Familiaridad con el tema

Conocimiento del léxico

Figura 3. Aspectos que determinan la fluidez lectora y en la comprensión

ESTRATEGIAS DE LECTURA

15


LEER CON LOS OJOS

Es obvio que el propósito de la lectura y el tipo de texto van a influir en la velocidad lectora, pues no se lee de la misma manera una novela, unas instrucciones o un anuncio sobre un viaje, por ejemplo. También influye el nivel de competencia del lector y su conocimiento del léxico. Así, un lector inicial que está desarrollando su competencia en la lengua necesitará más tiempo para reconocer las palabras. De la misma forma, estar fami-liarizado con el tema del que se lee y la similitud entre la L1 y la L2 van a incidir en la velocidad al leer. Por último, el número de fijaciones que realizamos al leer junto con una lectura oral o silenciosa también influye en el ritmo de lectura.

La lectura silenciosa favorece un ritmo más rápido de lectura, pues une directamente las palabras al concepto. Por otro lado, la lectura en voz alta conlleva un ritmo más lento, porque pronunciar las palabras, aunque sea mentalmente, alarga el tiempo de lectura. Aunque cada lector tenga su propio ritmo de lectura, la velocidad lectora media en la lectura silenciosa es de 250 ppm y en la lectura oral de 150 ppm. Esta explicación pone en evidencia que, para practicar la comprensión y el ritmo de lectura, esta debe ser silenciosa. Por supuesto, si nuestro objetivo es practicar la pronunciación, la entonación o la modulación de palabras, practicaremos la lectura oral. Además, tenemos que ser conscientes de que el lector en L2 siempre va a leer a un ritmo menor de lo que lo haría en su L1. Un concepto que queremos explicar es el de fluidez lectora, pues no es sinónimo de velocidad o ritmo de lectura. En la fluidez lectora intervienen dos conceptos: velocidad de lectura y comprensión, es decir, cuán rápido lees y cuánto comprendes. Como habrás imaginado, no sirve de nada leer a una gran velocidad si, por hacerlo tan rápido, no comprendemos lo que estamos leyendo. Por eso, hay que buscar un punto medio y, aunque no existe consenso en cuál es una velocidad normal de lectura, se estima como adecuado tener una fluidez lectora de unas 200 palabras por minuto con una comprensión entre el 70 % – 80%. El lector que no lee fluidamente es porque halla impedimentos en su camino que lo retrasan: encontrarse con un léxico desconocido, leer en voz alta, leer palabra por palabra, tener un bajo dominio de la L2, desconocer el tema, etc. El ritmo de lectura mejora con la práctica de actividades y empleando técnicas que favorezcan que el lector domine la mecánica de la lectura y lea fluidamente. Con el tiempo, el lector aplicará las técnicas inconscientemente al leer, pero para que la velocidad lectora mejore, deben practicarse con asiduidad. A modo de ejemplo, te ofrecemos una actividad que promueve la precisión y rapidez en la lectura de palabras. 16

ESTRATEGIAS DE LECTURA


1 TAREA 8 Proyecta palabras durante escasos segundos y pide a tus estudiantes que las lean en silencio. La presentación de las palabras se incrementa gradualmente, por ejemplo, palabras monosílabas, bisílabas, trisílabas, de cuatro sílabas, frase corta, frase larga. Tus estudiantes pueden cronometrarse para ver cómo aumenta su velocidad.

a lo con día para casa tres cuadro lámpara Hace calor Tengo hambre Soy la profesora Estudio para un examen Tengo que ir al supermercado

RESPONDE Y TOMA NOTA Ahora que has leído el capítulo, a modo de resumen y evaluación, contesta a las siguientes preguntas. 1) ¿Por qué la forma en que se mueven los ojos al leer incide en la velocidad lectora? 2) ¿Qué factores intervienen en la velocidad lectora y en la comprensión de un texto? 3) ¿Qué características tendría el buen lector? 4) ¿Cuál es la diferencia entre velocidad y fluidez lectora?

ESTRATEGIAS DE LECTURA

17


LEER CON LOS OJOS

TEN PRESENTE QUE… ✓ Para tener una buena comprensión del texto, la lectura debe ser rápida y fluida. ✓ Los factores que inciden en la velocidad lectora son el propósito de la lectura, la familiaridad con el texto, el tipo de texto, el conocimiento del léxico, la similitud entre la L1 y la L2, la forma de leer (en voz alta o silenciosa), el campo visual y la competencia lingüística del lector. ✓ Debemos diferenciar la lectura oral de la lectura silenciosa. Cada una tiene objetivos diferentes en el aula. ✓ La práctica docente es indispensable para desarrollar la velocidad y la fluidez lectora. ✓ Leer significa comprender, por lo que la fluidez lectora consiste en leer todo seguido y comprendiendo.

18

ESTRATEGIAS DE LECTURA


,

INVESTIGACION Y TRANSFERENCIA

Esta colección está enfocada a la formación docente para la transferencia del conocimiento en el aula con una orientación práctica y analítica, a fin de que el docente adquiera los recursos necesarios y reflexione sobre los procedimientos para activar y desarrollar las estrategias en sus estudiantes.

Estrategias de lectura es un manual que analiza los mecanismos

que subyacen en el proceso lector y que te ayuda a desgranar las estrategias que puedes emplear para enseñar a tus estudiantes a sacar el máximo rendimiento a la lectura. • Contiene: - Una introducción. - 11 capítulos. - Un anexo con distintos tipos de textos para trabajar con ellos las estrategias lectoras a través de una propuesta de actividades. Ofrece pautas para su aplicación en el aula. - Las soluciones a las tareas que se integran en los once capítulos. • Se ofrecen recursos digitales con actividades y material extra para la práctica y la reflexión en el aula.

1

1

1 S B N 978- 84-69 8-8725-7

9

788469 887257