Estrategias de escritura: escribir para comunicar (Colección investigación y trasnferencia)

Page 1

INVESTIGACION Y TRANSFERENCIA

1

escribir para comunicar Encina Alonso


ÍNDICE Introducción ..................................................................................

7

Capítulo 1. L A PRODUCCIÓN ESCRITA: Su definición y significado ........................................... 11

Capítulo 2. L AS HERRAMIENTAS DE LA ESCRITURA: ¿Qué recursos lingüísticos y gráficos necesitamos para escribir bien? .................................. 19

Capítulo 3. L A ESCRITURA COMO PRÁCTICA SOCIAL: Los códigos y la motivación al escribir ....................... 29

Capítulo 4. E L RECONOCIMIENTO DE LOS FORMATOS DE TEXTO: Los textos según el receptor y el medio ......................... 37

Capítulo 5. T IPOLOGÍA DE TEXTOS: Clasificación por el tipo de información ...................... 55

Capítulo 6. L AS TAREAS: Actividades e instrucciones para la producción ...................................................... 71

Capítulo 7. T AREAS FINALES Y COMPLETAS: Las fases para la producción ....................................... 81

Capítulo 8. E L FEEDBACK: Aprender a partir de los errores .................................................. 93

Capítulo 9. L OS TIPOS DE ESCRITURA: ¿Cómo enseñar a tus estudiantes a escribir de distintas maneras? ......... 105

Capítulo 10. L A ESCRITURA EXTENSIVA: ¿Cómo convertir escribir español en un hábito? ....... 117

Anexo de propuestas de producción escrita ....................... 127 Soluciones a las tareas .............................................................. 157

ESTRATEGIAS DE ESCRITURA



CAPÍTULO 1 LA PRODUCCIÓN ESCRITA: Su definición y significado Las actividades de escribir están presentes en la mayoría de las aulas de idiomas. Sin embargo, no siempre somos conscientes de en qué consiste, qué estrategias se ponen en marcha, qué tipos de actividades de escritura hay, qué implica cada una y cómo podemos integrar las tareas de escritura dentro del programa de clase. Por eso, en este capítulo, trataremos los siguientes puntos: 1. El significado de la producción escrita. 2. La diferencia entre la expresión y la interacción escritas. 3. Los distintos soportes: la diferencia entre escribir en pantalla o escribir en papel. 4. La integración de destrezas.

Idea

ELE


LA PRODUCCIÓN ESCRITA

1. El significado de la producción escrita Debemos empezar por definir lo que nosotros entendemos por producción escrita, pero antes de hacerlo, ¿puedes reflexionar tú? ¿Cuál de estas actividades que te proponemos consideras que son producciones escritas? Luego, mira las Soluciones en la página 158.

TAREA 1 Escribir... a) un dictado. b) un mensaje en WhatsApp. c) un ejercicio de gramática de rellenar huecos. d) un poema. e) un discurso. f) tres argumentos a favor de un punto de vista para un debate posterior. g) oraciones con el nuevo vocabulario. h) para contestar a preguntas en una tarea de comprensión auditiva.

Si observas en las Soluciones, para nosotros la producción escrita no trata solo de escribir, por ejemplo, un ejercicio de gramática o un dictado, sino que, como la palabra indica, producir es crear algo nuevo, que puede ir desde un titular de periódico o un microrrelato de dos líneas a una novela. En este libro, a partir de ahora, cuando hablemos de producción escrita, no nos referiremos al acto físico de escribir, sino a la destreza de hacerlo, es decir, la activación de distintas habilidades y diversos conocimientos para crear un mensaje nuevo de forma escrita, coherente y con sentido. Con esto, no queremos quitar importancia a actividades escritas, como contestar preguntas por escrito en una tarea de comprensión auditiva, realizar un ejercicio mecánico con un nuevo vocabulario aprendido en clase o hacer un dictado. Estas son todas tareas necesarias en el aprendizaje y que se realizan de forma escrita (no son orales), pero no las consideramos una producción escrita, porque ni implican la intención de comunicar algo ni son el resultado de la creatividad de tus estudiantes. Asimismo, creemos que, quizá debido, entre otras razones, a que se tiene poco tiempo en clase, esta se dedica más a cuestiones de gramática y léxico o a la expresión e interacción orales, pero la producción escrita se deja más para los deberes de casa, donde tus estudiantes se encuentran lamentablemente solos ante el papel o la pantalla en blanco. Y, además, el trabajo de la producción escrita normalmente se centra más en el producto, en el resultado final, que en el proceso mismo de escribir y lo que se aprende mientras tanto, que es lo que más nos interesa a nosotros. Tanto la expresión escrita como la interacción escrita, que nosotros denominamos producción escrita y cuya diferencia explicaremos en el próximo apartado, son destrezas comunicativas. Por lo tanto, el objetivo principal de lo escrito es trasmitir algo a alguien con un fin comunicativo o práctico determinado. En los últimos años, se ha ido desarrollando en la didáctica de idiomas un nuevo concepto con respecto a la producción escrita que no le da tanta prioridad al resultado, al texto producido que el estudiante entrega a su profesor para que se lo corrija, sino al proceso de escritura en el que participan los 12

ESTRATEGIAS DE ESCRITURA


1 estudiantes y el docente, y que tiene como objetivo el desarrollo pautado de estrategias comunicativas de producción. Y es que el trabajo de producción en el aula de ELE ofrece muchas ventajas. Creemos que desarrollar las destrezas de la producción escrita ayuda en los siguientes aspectos. a) Consolidación de lo que acaban de aprender tus estudiantes. Por ejemplo, se lee un texto, que sirve como input, con sus tareas para ayudar a comprenderlo y, al final, se realiza una producción escrita basada en el texto tomándolo como modelo. De este modo, lo escrito se convierte en una evocación de lo aprendido, que ahora se tiene que concretar. Escribirlo es una forma de consolidar y de aplicar lo que se ha estudiado. b) Revisión de la gramática y el léxico. Cada vez que en la producción escrita se tiene que escribir una oración, el lexicón de cada estudiante se debe activar en su cabeza y actualizar todos los términos que necesita, así como los conceptos y las reglas gramaticales correspondientes para poder escribir de forma correcta. Por consiguiente, cuando producimos de forma escrita, estamos trabajando también la gramática y el léxico. c) Mejora de la pronunciación. Aprender a escribir de forma correcta no solo mejora la ortografía de tus estudiantes, sino que también los ayuda indirectamente a pronunciar mejor, ya que aprenden dónde van los acentos en las palabras, las vocales exactas de los diptongos, triptongos e hiatos y algunos sonidos especiales con su correspondiente ortografía, etc. d) Práctica para la comprensión lectora. En el trabajo escrito, al tener que fijarse los estudiantes en cómo se escriben las palabras, esto les permite poder reconocerlas a mayor velocidad cuando las encuentran posteriormente en los textos. Consecuentemente, su fluidez lectora aumenta y, por ello, llegan a comprender mejor lo que leen. e) Preparación para la producción oral. A veces, la producción escrita es un trampolín para dar a tus estudiantes más seguridad en la búsqueda de ideas, opiniones y argumentos, y también para ayudarlos a organizar lo que se quiere decir y a escribir correctamente las oraciones. Escribir algo nos ayuda antes de expresarlo oralmente. En definitiva, es una forma de que tus estudiantes tengan un andamiaje, un apoyo para lo que tienen que expresar de forma oral. Supongamos, por ejemplo, que les pedimos que elaboren un cuestionario sobre algunas de sus costumbres para que, después, se levanten y pregunten a sus compañeros/as y anoten las respuestas con las que finalmente escribir un informe. En este caso, la producción escrita previa los ayuda claramente a realizar la tarea posterior de interacción oral.

TAREA 2 ¿Estás de acuerdo con lo expuesto anteriormente? ¿Crees que se trabaja bien y lo suficiente la producción escrita en el aula? ¿Puedes poner algún ejemplo de lo que haces tú con tus estudiantes? ¿Consideras que ayuda a algo más de lo mencionado?

ESTRATEGIAS DE ESCRITURA

13


LA PRODUCCIÓN ESCRITA

2. La diferencia entre la expresión y la interacción escritas Una vez aclarado el término de producción escrita, ahora nos gustaría aclarar la diferencia entre lo que entendemos por expresión e interacción escritas. a) La expresión escrita consiste en la actividad de producción que tiene un solo emisor (esto no impide que el emisor sea una pareja o un grupo y que, al realizar la tarea, haya un trabajo colaborativo). Esta puede ser: • formal, como un ensayo académico, o • informal, como una entrada de un diario digital. También puede ser: • preparada, como una carta de presentación, o • espontánea, como una nota al compañero de piso que se deja en la cocina. b) La interacción escrita consiste en toda la producción escrita que implica más de un emisor que se convierte alternativamente en receptor. Por lo tanto, implica el intercambio de ideas, sugerencias y opiniones entre quienes la realizan. En la interacción escrita se alterna lo que producimos por escrito con la comprensión lectora. Recibimos un texto escrito por otra persona, leemos lo que nuestro interlocutor ha producido y reaccionamos a lo que se nos está comunicando de forma escrita. Como en la mensajería, puede ser que esto ocurra varias veces seguidas. Esta, como en el caso de la expresión escrita, también puede ser formal o informal, pero no preparada, porque nunca sabemos lo que el receptor va a escribir.

TAREA 3 ¿Puedes clasificar estas tareas en expresión e interacción escritas? Escríbelas en la columna correcta. Escribir un folleto sobre tu ciudad. Escribir una entrevista a una mujer que lucha por los derechos humanos. Escribir en un foro sobre voluntariados en Perú. Escribir un correo electrónico al casero de tu piso. Escribir un comentario en un blog sobre recetas de cocina. Escribir una reseña sobre una película. Escribir un mensaje en un grupo de WhatsApp. Expresión escrita

14

ESTRATEGIAS DE ESCRITURA

Interacción escrita


1 Tener claras las diferencias entre las dos formas de producción escritas, la expresión y la interacción, nos permitirá graduar la dificultad de las tareas de escritura, organizar el andamiaje que permita a nuestros estudiantes realizar con éxito las actividades y analizar con detalle los motivos por los cuales pueden tener mayor o menor grado de dificultad al hacer las tareas.

3. Los distintos soportes: la diferencia entre escribir en pantalla o escribir en papel Hoy en día, las tareas de la producción escrita pueden realizarse de muchas formas. Todo depende del contexto y del centro donde trabajemos, y de las posibilidades que tengamos y tengan nuestros estudiantes en relación con la tecnología. Además, podemos estar impartiendo clases online (en línea), semipresenciales o presenciales, por lo que las tareas de producción podrán ser diferentes. Diversos estudios señalan que no existen diferencias en cuanto a la conceptualización lingüística si se realiza una producción escrita manualmente o utilizando un teclado. Distinto es en los procesos de alfabetización. Parece asimismo lógico pensar que los estudiantes, como los usuarios en general, estamos hoy más expuestos a la producción digital que no manual y que las nuevas tecnologías nos ayudan en la escritura, ya que se puede reformular un texto después de producirlo, corregirlo, mejorarlo, etc. Sin embargo, los expertos nos dicen que no podemos olvidar que todavía hay una necesidad de escribir a mano (rellenar formularios, hacer exámenes, escribir unas notas…) y que, además, escribir manualmente implica un determinado ejercicio cerebral: debemos organizar lo que vamos a decir y cómo lo vamos a hacer antes de ponernos a escribir, y supone también que debemos cuidar la forma y la presentación, porque es mucho más difícil de cambiar o corregir. Además, parece que los contenidos se fijan mejor en el cerebro si escribimos a mano. El hecho de escribir en papel o en pantalla cambia, como decíamos, el proceso de la producción escrita. Por ejemplo, cuando escribimos en un documento Word, se puede estructurar menos de antemano lo que queremos escribir. Siempre podemos jugar posteriormente con los párrafos moviéndolos hacia arriba o hacia abajo, añadiendo o suprimiendo texto, cambiando de lugar palabras u oraciones y sustituyendo unas palabras por otras. Por el contrario, en el papel, se pierde mucho tiempo si no se planea de antemano, porque casi siempre hay que volverlo a copiar. De no hacerlo, puede resultar un escrito muy sucio con flechas, asteriscos y comentarios, indicando dónde van los párrafos o las oraciones y estar lleno de tachones. Por todo lo dicho, se debe intentar, antes de escribir en papel un texto, estructurar y organizar lo que se va a transmitir lo más posible desde el principio, ya que eso es muy importante en el proceso de producción. Y, por último, al escribir en pantalla nos encontramos con muchas más posibilidades: no solo que el autocorrector nos indique nuestros errores, sino que podamos también consultar de inmediato en todo tipo de diccionarios y materiales para resolver nuestras dudas. En cambio, cuando escribimos en papel, puede ser que tengamos, quizá, un diccionario u otros materiales de consulta, pero son siempre mucho mayores las posibilidades que nos ofrece internet. En cuanto a nuestro trabajo como profesores, cuando los estudiantes escriben de forma digital, adquieren más independencia pues ya no nos necesitan a nosotros para todas las consultas. Hay

ESTRATEGIAS DE ESCRITURA

15


LA PRODUCCIÓN ESCRITA

mucha información y muchas plantillas en la red que los ayudan a escribir. Además, existen los autocorrectores y traductores.

TAREA 4 ¿Qué piensas de los autocorrectores y de los traductores en línea?, ¿qué piensan tus estudiantes? ¿Los utilizas tú? ¿Y ellos? ¿Por qué sí o por qué no?

De todas formas, el hecho de que existan todos estos recursos no quiere decir que tus estudiantes los sepan utilizar. Es nuestra labor como docentes también ayudarlos en este aspecto. Primero, ofreciendo los recursos adecuados y, segundo, ayudándolos a activar su pensamiento crítico para cuestionar la información que encuentran. Con nuestros estudiantes tenemos que tomar la decisión de si escribir en nuestras clases en pantalla o en papel o de ambas formas y cuándo y por qué. Esto afectará a la forma en la que trabajamos la producción escrita con ellos. Algunas de las preguntas que nos debemos hacer son: ¿disponen todos nuestros estudiantes de ordenadores en clase?, ¿y en casa? ¿Los estamos preparando para un examen donde tienen que escribir en papel o no van a tener que escribir en papel en español nunca? De tener que hacerlo, ¿qué tipo de textos tienen que producir? Este tipo de preguntas en relación con nuestro grupo en concreto nos darán las respuestas para preparar nuestra programación sobre la producción escrita: cuánto, dónde y cómo.

En caso de que estemos impartiendo clases online, podemos aprovecharnos de herramientas como Googledocs para una escritura colaborativa (hablaremos más de ella en el capítulo 9) o usar mensajería real con tus estudiantes y crear un grupo de WhatsApp y, por supuesto, se puede crear el blog de la clase o un grupo de Facebook, entre otros recursos. En ocasiones, este tipo de tareas online asustan a algunos docentes, lo que es normal. Creemos que hay dos razones principales. • Una es la inseguridad que podemos sentir ante soportes y formatos que no hemos utilizado anteriormente. La solución ante esta situación es, en primer lugar, ser honestos con nuestros estudiantes y explicarles nuestras carencias; y, en segundo lugar, compartir la responsabilidad. No tenemos por qué ocultar a los estudiantes que estamos inseguros, nerviosos, que es la primera vez que lo hacemos y que vamos a cometer probablemente errores. Con nuestra actitud positiva ante este reto, estamos mostrando a los estudiantes que nosotros también estamos en una situación de aprendizaje. Podemos ser su modelo, mostrando nuestra motivación y nuestras ganas de aprender, aceptando nuestros errores, teniendo perseverancia y resiliencia, probando cosas nuevas, admitiendo cuando nos equivocamos e intentándolo una y otra vez. En cuanto a lo segundo, la responsabilidad, podemos compartir los conocimientos y habilidades con los estudiantes y no dejar que toda la responsabilidad caiga sobre nosotros. Si, por ejemplo, creamos 16

ESTRATEGIAS DE ESCRITURA


1 un blog o un grupo de Facebook, se puede decidir quién es el responsable de subir los contenidos, de alimentarlo o de corregirlo, y hacerlo por turnos, cada dos semanas, para que todos participen. • Otra razón es la corrección. Si los estudiantes escriben mucho en el grupo de WhatsApp, el docente se pregunta: cómo lo corrijo, dónde y cuándo. Creemos que, ante este tipo de corrección, nos podemos relajar. Al igual que, muchas veces en clase, los estudiantes realizan actividades orales que no corregimos continuamente, no pasa nada si escriben para reforzar la fluidez y la motivación y no hay una corrección continua. Siempre se puede decir a los estudiantes que si, al leer lo escrito por los compañeros, algo les molesta, porque les parece que es incorrecto, lo pueden anotar y preguntar después. El docente también, al leerlo, puede tomar nota de algunos errores que piensa que aparecen demasiado frecuentemente y que por el nivel de los estudiantes no deberían producirse. Entonces, en algún momento, se dedican algunos ratos en la clase para tratar esos errores sin señalar o identificar a la persona que los ha cometido. Se pueden cambiar las palabras de la oración para que no se sepa quién ha cometido los errores, si se prefiere. De todas formas, estemos en uno u otro contexto, las investigaciones nos están enseñando que escribir a mano tiene sus ventajas. Se dice que, al hacerlo, se graba mejor lo escrito en la memoria. Por ello, aunque tus estudiantes no tengan que producir textos escritos a mano en su vida real, nosotros recomendamos destinar pequeños espacios en clase –a poder ser en parejas o en grupos– a pequeñas producciones escritas manuales, pues, como decíamos anteriormente, las ventajas de desarrollar la producción escrita son muchas.

TAREA 5 Diseña una tarea en la que tus estudiantes tengan que escribir una parte en papel y otra parte en el ordenador. No les digas nada de antemano. Después, pregúntales a ellos cuáles creen que son las diferencias de escribir en distintos soportes, qué han hecho de forma distinta. Todas las reflexiones que hagamos con los estudiantes los ayudan a mejorar su producción escrita.

4. La integración de destrezas Muchas veces la producción escrita, tanto la interacción como la expresión, se integran en tareas con otras destrezas, como leer, hablar... Por ejemplo: • La comprensión lectora y la expresión escrita: se lee un correo electrónico y se contesta. • La comprensión lectora y la interacción escrita: se lee un artículo de opinión como base para una discusión en un foro. • La comprensión audiovisual y la expresión escrita: se ve un cortometraje y se escribe una reseña sobre él. • La comprensión audiovisual y la interacción escrita: se ve un anuncio y se escriben comentarios en un blog sobre si, por ejemplo, es sexista o no. • La expresión oral y la expresión escrita: se hace una presentación en clase y, después, se escribe un resumen de esa presentación. • La interacción escrita y la expresión oral: se mantiene una conversación en una mensajería en grupo y, después, se deja un mensaje en un audio dirigido a uno de los participantes.

ESTRATEGIAS DE ESCRITURA

17


LA PRODUCCIÓN ESCRITA

• La interacción oral y la expresión escrita: se participa en una discusión y, después, se escribe un artículo de opinión con los argumentos a favor y en contra. • La interacción escrita y la interacción oral: se pueden intercambiar mensajes en una red social (Linkedin, Facebook o Twitter) con otros dos compañeros y, a continuación, discutir lo que se ha escrito cambiando de grupo.

RESPONDE Y TOMA NOTA Ahora que has leído el capítulo, ¿puedes contestar las siguientes preguntas? 1) ¿Qué es para ti la producción escrita en clase? 2) ¿Por qué deberíamos practicar la producción escrita en el aula? 3) ¿En qué son distintas la expresión y la interacción escritas? 4) ¿Qué diferencia hay para ti en escribir en papel o en pantalla? 5) ¿Por qué es conveniente integrar la producción escrita con otras destrezas?

TEN PRESENTE QUE… ✓ La producción escrita no significa solo escribir. El proceso mientras se escribe es tan importante como el resultado, el producto que se obtiene. ✓ Hay diferencias entre la expresión y la interacción escritas y ambas deben ser practicadas en clase. ✓ La producción escrita ofrece muchas ventajas en el aprendizaje de una lengua: consolidación de contenidos, revisión de la gramática y el léxico, repaso de la ortografía y preparación para una producción oral. ✓ No es igual escribir en papel que escribir en pantalla. Esto afecta tanto a los mecanismos cerebrales que se activan como a la diferencia en las ventajas que ofrece la tecnología actual, como a su planificación. ✓ La producción escrita se puede (y debe) combinar con otras destrezas porque no solo se refuerzan unas con las otras, sino que es como están contextualizadas en la vida real.

18

ESTRATEGIAS DE ESCRITURA