Estrategias para la adquisición del léxico

Page 1

INVESTIGACIÓN Y TRANSFERENCIA

M E M O R I A V O C E S N

E E D U C A R

T

ESTRATEGIAS PARA LA ADQUISICIÓN DEL LÉXICO María Cecilia Ainciburu María Eugenia Santana

H A B L


ÍNDICE

Introducción ..................................................................................

7

Capítulo 1. L ÉXICO Y VOCABULARIO .......................................... 11 Capítulo 2. P ALABRAS, PALABRAS, PALABRAS .......................... 25 Capítulo 3. D ECISIONES DIDÁCTICAS ........................................... 39 Capítulo 4. L ÉXICO Y NIVEL ......................................................... 55 Capítulo 5. N O HAY TABLAS RASAS ............................................ 71 Capítulo 6. P RESENTAR NUEVO VOCABULARIO ........................ 87 Capítulo 7. A CTIVIDADES PARA PROFUNDIZAR Y AUTOMATIZAR EL VOCABULARIO ........................ 99

Capítulo 8. C ONSOLIDAR LAS REDES LÉXICAS ............................. 113 Capítulo 9. G UIAR LA PRÁCTICA EN AUTONOMÍA CON HERRAMIENTAS DIGITALES ................................ 129

Capítulo 10. R ECURSOS PARA APRENDER PALABRAS .............. 135 ESTRATEGIAS PARA LA ADQUISICIÓN DEL LÉXICO


CAPÍTULO 1 LÉXICO Y VOCABULARIO 1. Términos clave: léxico, vocabulario, palabras, unidades léxicas y lexicón mental. 2. El léxico en el proceso de aprendizaje de una lengua extranjera. 3. Cómo se aprenden las palabras. Vocabulario receptivo y productivo. 4. Cuánto se aprende cuando se aprende una palabra. 5. Factores de dificultad intrínsecos en el aprendizaje de palabras. 6. «Lo tengo en la punta de la lengua» (el olvido de las palabras).

Receptivo Léxico

Unidades léxicas

Vocabulario

Productivo

Palabras

Lexicón mental

Conocimiento de una palabra

Dificultades de aprendizaje

Fónico Morfológico • Sintáctico...

Son muchas… Se parecen… • T ienen significado metafórico…

Olvido de palabra


«

LÉXICO Y VOCABULARIO

En este capítulo reflexionamos sobre los distintos términos utilizados para

«

referirse al vocabulario. En los libros de texto, artículos, conversaciones entre docentes y estudiantes con frecuencia escuchamos o leemos los términos léxico, vocabulario, palabras, unidades léxicas y lexicón mental como si fueran sinónimos. Si bien es cierto que en muchos contextos algunos términos lo son, tiene sentido que, en una obra que trata sobre las estrategias para la adquisición del léxico, se empiece definiendo a qué se refiere cada término.

1. Términos clave: léxico, vocabulario, palabras, unidades léxicas y lexicón mental En el conjunto de unidades léxicas de una lengua se comprende lo que normalmente entendemos por palabras (unidades léxicas simples) y también otras unidades mayores formadas por dos o más palabras con un sentido unitario (unidades léxicas pluriverbales, fórmulas fijas, modismos, metáforas lexicalizadas, elementos gramaticales y locuciones prepositivas). En la didáctica de la lengua, los términos vocabulario y léxico son equivalentes, aunque algunos autores establecen una distinción entre ambos términos. Así, entienden que el léxico es un término más amplio que abarca el conjunto de todas las unidades léxicas que se encuentran a disposición del hablante en un momento concreto, mientras que el vocabulario estaría integrado por las unidades léxicas que el hablante emplea de manera efectiva en un acto de habla concreto. En esta obra utilizaremos los términos léxico y vocabulario de manera intercambiable.

Aprender el vocabulario o el conjunto de unidades léxicas de una lengua se antoja tarea imposible para cualquier aprendiz de una segunda lengua. El vocabulario es parte del sistema lingüístico de la lengua a la que pertenece, y de la necesidad de ligar el aprendizaje del vocabulario con la competencia de cada hablante surge el término lexicón mental (o solo lexicón), para referirse al conocimiento específico que un hablante tiene interiorizado del vocabulario de una determinada lengua y, en este sentido, es sinónimo de competencia léxica. Por tanto, el grado de competencia léxica de un individuo está determinado por el desarrollo de su lexicón mental.

La diferencia básica entre el lexicón y el vocabulario es que el segundo es un repertorio de unidades léxicas que forma parte del sistema lingüístico y, aunque es común a una comunidad hablante, es independiente del conocimiento particular de cada hablante. Sin embargo, el lexicón es un constructo dinámico que contiene las piezas léxicas o formantes, es decir, las raíces y temas, los afijos flexivos y derivativos, y las reglas que regulan su combinación. En este sentido, es la información integrada en el lexicón mental la que nos dota de la posibilidad de crear palabras nuevas. 12


1 TAREA 1 A. ¿Qué imagen representa mejor el constructo de vocabulario, palabra, unidad léxica y lexicón mental ? 1

3

2

M S

A

B

A

D

O

R

M

A caballo regalado, no le mires el dentado.

V

T

I

E

E

S

J D R

C

U

O

L

E

M

U

V

R

I

N

E

N

N

E

S

E

G

S

S

O

S

Cítrico

4

Cerezo

ra Na

Cerezas

nja Zumo

FRUTA Man

Flor

Aleja al médico

zana

B. Relaciona.

Tarta

1. Vocabulario a. Unidad léxica 2. Competencia léxica

b. Palabra

3. Unidad léxica

c. Léxico

4. Modismo d. Lexicón mental C. Selecciona los adjetivos más adecuados para cada concepto. creativo

general

compartido

ilimitado

Vocabulario/léxico

supraindividual

dinámico

incrementable

individual

Lexicón mental

ESTRATEGIAS PARA LA ADQUISICIÓN DEL LÉXICO

13


LÉXICO Y VOCABULARIO

2. El léxico en el proceso de aprendizaje de una lengua extranjera El pilar del aprendizaje de cualquier lengua es el desarrollo del léxico, y en este sentido las palabras o unidades léxicas son los primeros elementos que se adquieren en los estadios iniciales del aprendizaje de una lengua, ya sea la L1 (lengua materna) o la L2 (lengua extranjera o segunda lengua). El niño, en los primeros estadios del desarrollo del lenguaje, articula palabras sueltas para comunicar enunciados enteros, son más gestos comunicativos que palabras, y el significado que el niño da a estas palabras depende del contexto en el que las experimente. Este rol comunicativo de las palabras como frases se manifiesta también en el contexto del aprendizaje adulto de cualquier L2. Cuando viajamos o tenemos que hablar con una persona con la que no compartimos una lengua común, recurrimos a las palabras sueltas que podamos conocer de esa lengua y las usamos y manipulamos —como hacen los niños— para expresar enunciados que requerirían una mayor maestría lingüística. Pese a esta similitud inicial, el proceso de aprendizaje del léxico de una L2 difiere del aprendizaje de una L1 porque en el caso de la L2 el estudiante ya ha desarrollado un sistema conceptual y semántico en su L1 del que carece el niño cuando se inicia en el proceso de adquisición de su L1. De esta forma, el aprendiz, cuando escucha o lee por primera vez una palabra en la L2, puede asignar un nuevo nombre a conceptos que ya tiene en su L1, sin necesidad de establecer una conexión directa entre la palabra en la L2 y su representación conceptual. La L1 siempre ejerce una gran influencia en el aprendizaje del vocabulario de la L2, y esta influencia se puede manifestar de manera positiva si la L1 y L2 son lenguas cercanas (cognados, selección léxica) o de manera negativa si son lenguas muy distantes. En general, podemos concluir que la influencia de la L1 es un factor que facilita el proceso de adquisición de vocabulario en la L2, ya que funciona como un modelo de referente lingüístico sobre el que se puede almacenar y estructurar el nuevo vocabulario1. El aprendizaje del vocabulario de una L2 se puede realizar de forma focalizada (intencionada) o incidental. • El aprendizaje focalizado supone un aprendizaje consciente por parte del aprendiz y va acompañado de actividades concretas encaminadas a informar a los estudiantes sobre los elementos léxicos y sus características formales, semánticas, sintácticas, etc., y a la práctica de estos. El aprendizaje focalizado, sobre todo a través de instrucción explícita, se caracteriza por la variedad de métodos y técnicas de enseñanza que emplea. El rasgo definitorio del aprendizaje focalizado de vocabulario es la voluntad explícita del alumno de aprender los elementos léxicos con los que está tratando. El aprendizaje focalizado de vocabulario es muy efectivo en términos relativos, es decir, da lugar a altos grados de adquisición de palabras, pero puede resultar frustrante o desmotivador para el docente y el estudiante por la imposibilidad de enseñar o aprender de manera explícita todas las palabras del léxico de una lengua extranjera necesarias para un dominio nativo de esta. • El aprendizaje incidental de vocabulario ocurre como consecuencia circunstancial de otra actividad cuyo objetivo no es el aprendizaje de vocabulario, como, por ejemplo, la actividad lectora, escuchar música, leer los carteles en otro idioma cuando se pasea por una ciudad como turista… El rasgo definitorio del aprendizaje incidental es que es inconsciente, es decir, no existe la intención de aprender nuevas unidades léxicas. 1

14

Véase el capítulo 2.


1 TAREA 2 Clasifica las siguientes actividades en aprendizaje focalizado o incidental. Actividad

Focalizado

Incidental

Leer el texto de una comprensión lectora para un examen. Escuchar un pódcast mientras vas en el tren. Leer la carta de un restaurante de un país que estás visitando. Buscar sinónimos en una actividad de clase. Ayudar a una persona que te pide ayuda en otro idioma por la calle.

3. Cómo se aprenden las palabras. Vocabulario receptivo y productivo Hemos visto que el lexicón mental es el conocimiento que un hablante tiene interiorizado del vocabulario. Esta competencia léxica está íntimamente relacionada con las nociones de vocabulario receptivo y vocabulario productivo. El vocabulario receptivo incluye las unidades léxicas que pueden ser reconocidas y comprendidas en diferentes situaciones de recepción de mensajes. Por el contrario, el vocabulario productivo incluye las unidades léxicas que se pueden usar y recuperar eficazmente para emitir un mensaje. A pesar de esta división, desde un punto de vista pedagógico esta dicotomía no es tan severa, y la relación entre ambos es más un continuum que una separación. Para entender cómo se aprenden las palabras es necesario comprender cómo funciona esa parte de la memoria que llamamos lexicón mental donde se almacena el conocimiento que tenemos del vocabulario. El Diccionario de términos clave de ELE del Instituto Cervantes destaca las siguientes características del lexicón mental: 1. Las unidades que lo componen se encuentran organizadas y enlazadas entre sí, lo que permite reconocer y/o utilizar las unidades. 2. Las asociaciones que establecen las unidades son de todo tipo: fónicas (sonido, número de sílabas, patrón acentual...), gráficas (patrones gráficos, normas…), morfológicas (prefijos, sufijos, regularidades, irregularidades...), semánticas (significado, tema, relaciones paradigmáticas...), discursivas (frecuencia, tipo de texto, registro...) e incluso de carácter no lingüístico (imágenes visuales, auditivas, conocimiento del mundo, conocimientos culturales...). 3. La información y las relaciones de una unidad léxica son tanto de carácter lingüístico, convencionales y objetivas (qué es café, cómo se escribe…) como de carácter personal, información y relaciones subjetivas (qué asocia un hablante al café: recuerdos, aromas, sabor…). 4. La existencia de una unidad léxica en el lexicón mental no supone necesariamente un conocimiento «completo» (fonología, ortografía, significado, construcción, etc.) ni «correcto» (el ESTRATEGIAS PARA LA ADQUISICIÓN DEL LÉXICO

15


LÉXICO Y VOCABULARIO

conocimiento individual puede diferir del valor de la unidad léxica en su comunidad hablante, o puede diferir de lo considerado normativo, puede incluso ser considerado erróneo por otros miembros de su comunidad). 5. El conocimiento sobre las unidades es incrementable. La naturaleza del input o aducto, la cantidad de ocasiones en que se oye o lee una unidad, etc., contribuyen a ampliar la información disponible por los hablantes. El grado de conocimiento que un hablante posee de cada unidad es uno de los factores que diferencia el vocabulario receptivo del vocabulario productivo. Las dos ideas más importantes para la adquisición del léxico que se desprenden de estas características son: • El lexicón mental está perfectamente organizado mediante una serie de relaciones entre sí que permiten que la información nueva se asimile más fácilmente. • El flujo del léxico es dinámico y con la entrada de nueva información el léxico se reorganiza y se incrementa. Pero ¿cómo funciona el lexicón mental? Según Miranda García (1993): • Los registros se van grabando en orden secuencial con el contenido fónico y/o grafémico y el semántico. • Se actualiza tanto para añadir nuevos registros como para ampliar información por dos vías: – Por contacto lingüístico o exposición a la lengua meta. – Por estudio del vocabulario de la lengua de forma intencional o incidental. • La información se extrae de dos modos: – Fines de producción: el input es el significado y el output, el sonido o la grafía. Por ejemplo, si necesito decir que quiero comer una manzana, no otra fruta, el input sería buscar el significado de la fruta que me quiero comer y el output sería pronunciar la palabra manzana. – Fines de recepción: el input es el contenido fónico o grafémico y el output el contenido semántico. Por ejemplo, si escucho a mi amigo decir que se va a comer una manzana, el input serían los sonidos de la palabra manzana /man’Øana/ y el output, el significado de la palabra manzana. • La actualización se produce según el grado de fijación de la palabra, su uso y cómo esté asociada a otras redes. Para que un registro de una palabra se fije en el lexicón mental, el estudiante debe experimentar con esa palabra un proceso que Aitchison (1994) resume en cuatro fases: 1. El reconocimiento de la unidad léxica en el continuum fónico o gráfico: retener la grafía y la relación entre forma y significado. 2. El empaquetado: interpretación y comprensión de los posibles significados de la unidad léxica (denotativos, connotativos, figurativos, rasgos dialectales o de registro, etc.), así como sus posibilidades morfológicas y sintácticas. 3. La construcción de redes: incorporación de la unidad léxica en las redes del lexicón mental del alumno (vocabulario pasivo en la memoria a largo plazo). 4. Utilización de la unidad léxica de forma significativa para resolver alguna necesidad comunicativa, no como simple ejercicio memorístico. 16


1 Poner en marcha estos procesos en el aula exige planificar una serie de intervenciones pedagógicas a través de la realización de actividades variadas y la aplicación de estrategias que faciliten la consecución de las cuatro fases para lograr la fijación y retención de las unidades léxicas.

TAREA 3 ¿Qué reflexión podrías hacer sobre el vocabulario receptivo y productivo al ver esta imagen?

Vocabulario receptivo

Vocabulario productivo

4. Cuánto se aprende cuando se aprende una palabra Las palabras son asociaciones arbitrarias de sonidos y significados que tienen no solo una representación fónica y semántica, sino también una representación gráfica y una representación morfosintáctica. Aprender una palabra es un proceso complejo y gradual que implica activar una serie de recursos cognitivos para aprender su forma, su significado y su uso. El que sea un proceso gradual significa que su conocimiento está sujeto a grados y se puede conocer desde solo el significante de una palabra hasta sus connotaciones extralingüísticas. Por tanto, es posible aprender una palabra y ser capaz de usarla de forma correcta en un determinado contexto sin tener un conocimiento exhaustivo o completo de ella. En este sentido para afirmar que una persona ha aprendido una palabra tenemos que saber si puede: • Utilizarla de forma eficaz en una comunicación normal. • Reconocerla cuando se dice de forma aislada. • Deletrearla correctamente. • Reemplazarla de forma correcta. • Conocer los distintos significados asociados a ella. • Dar una traducción. • Reconocer su morfología. • Conocer los distintos significados asociados a ella. Por tanto, aprender una palabra implica conocer los siguientes aspectos relacionados con su forma, significado y uso. ESTRATEGIAS PARA LA ADQUISICIÓN DEL LÉXICO

17


LÉXICO Y VOCABULARIO

Niveles Fónico

Morfológico Sintáctico

Semántico Redes léxicas

Sociolingüístico

Pragmático

«Saber una palabra» Competencia Competencia léxica comunicativa (MCER) ¿Cómo suena? ¿Cómo se pronuncia? ¿Cómo se ve? Competencias ¿Cómo se escribe? fonética, ortográfica y ortoépica ¿A qué clase gramatical pertenece? ¿Qué partes Competencia se reconocen en ella? ¿Qué estructura tiene? gramatical Funciones gramaticales: ¿En qué estructuras podría aparecer? ¿En qué estructuras debe utilizarse? ¿En qué orden? ¿Qué significa? ¿Qué otras palabras pueden usarse con ella? Asociaciones: ¿Qué otras palabras nos hace recordar? ¿Qué otras palabras se podrían usar en su lugar? Colocaciones: ¿Qué otras palabras o tipos de palabras aparecen/pueden usarse con ella? Restricciones de uso: (registros, frecuencia…) ¿Dónde, cuándo y con qué frecuencia se puede encontrar y usar esa palabra? ¿Qué relación hay entre los interlocutores? ¿Turnos de palabras? Coherencia y cohesión.

Competencia gramatical Competencia semántica Competencia léxica

Competencia sociolingüística Competencia pragmática

Adaptado de Cómo crear redes entre palabras en el aula de ELE (Baralo, 2006)

TAREA 4 Clasifica las siguientes dimensiones del conocimiento de una palabra en conocimiento receptivo y productivo. Dimensión ¿Cómo suena la palabra? ¿Cómo se pronuncia? ¿Cómo se escribe? ¿A qué clase gramatical pertenece? ¿Qué estructura tiene? ¿Qué significa? ¿Qué otras palabras pueden usarse con ella? ¿Qué otras palabras nos hace recordar? ¿Qué otras palabras o tipos de palabras aparecen/pueden usarse con ella? ¿Dónde, cuándo y con qué frecuencia se puede encontrar y usar esa palabra? ¿Qué relación hay entre los interlocutores?

18

Receptivo Productivo


1 5. Factores de dificultad intrínsecos en el aprendizaje de palabras El primer paso para lograr una enseñanza y un aprendizaje eficaz del vocabulario es identificar las dificultades intrínsecas que este proceso conlleva. En este sentido, podemos señalar los siguientes aspectos que pueden dificultar el proceso de aprendizaje del léxico: 1. El gran número de unidades que conforman el léxico de una lengua. 2. Las palabras tienen diferentes funciones, algunas solo tienen significado gramatical mientras que otras tienen una gran carga semántica. 3. Las palabras tienen múltiples dimensiones (fonología, ortografía, morfología, semántica, relaciones sintagmáticas, relaciones paradigmáticas, pragmática, etc.). 4. Algunas palabras son más difíciles de pronunciar y, en consecuencia, más difíciles de aprender. 5. La gramática asociada a algunas palabras es complicada, especialmente cuando difiere mucho de cómo se construye esa palabra en la L1. 6. Las palabras se unen o combinan para formar palabras nuevas. 7. Muchas palabras aparecen frecuentemente con otras. 8. Algunas palabras parecen similares y suenan de forma parecida, pero tienen distintos significados. 9. Una misma palabra puede tener varios significados. 10. Las palabras pueden tener el mismo significado, pero utilizarse en contextos diferentes. 11. Las expresiones idiomáticas presentan una dificultad añadida con respecto a las palabras cuyo significado es transparente. 12. Las palabras se aprenden rápidamente para realizar las tareas que se plantean en un momento específico, pero no se retienen a largo plazo.

TAREA 5 A. Relaciona la intervención pedagógica que consideres más adecuada para cada una de las dificultades presentadas. Dificultad

Intervención pedagógica

1. El gran número de unidades que conforman a. Comparar la información que nos aporta cada el léxico de una lengua. palabra de una oración. 2. Las palabras tienen diferentes funciones, algu- b. Enseñar a deducir el significado de una palabra nas solo tienen significado gramatical mientras mediante las pistas del contexto. que otras tienen una gran carga semántica. 3. Las palabras tienen múltiples dimensiones c. Ejercicios de traducción y tareas que requie(fonología, ortografía, morfología, semántica, ran el uso de una determinada gramática que relaciones sintagmáticas, relaciones paradigacompaña a una palabra. máticas, pragmática, etc.). 4. Algunas palabras son más difíciles de pronunciar d. Presentar textos con un input rico en los que y, en consecuencia, más difíciles de aprender. haya expresiones idiomáticas.

ESTRATEGIAS PARA LA ADQUISICIÓN DEL LÉXICO

19


LÉXICO Y VOCABULARIO

Dificultad

Intervención pedagógica

5. La gramática asociada a algunas palabras e. Fomentar el aprendizaje independiente de es complicada, especialmente cuando difiere vocabulario mediante la asignación de lecturas. mucho de la L1. 6. Las palabras se unen o combinan para formar f. Relacionar verbos y sustantivos para formar palabras nuevas. palabras nuevas. 7. Muchas palabras aparecen con otras frecuen- g. Ofrecer input con colocaciones de una misma temente. palabra. 8. Algunas palabras parecen similares y suenan de h. Crear actividades en las que se trabajen los forma parecida, pero tienen distintos significados. distintos aspectos de las palabras. 9. Una misma palabra puede tener varios sig- i. Integrar actividades de repaso y ampliación de nificados. vocabulario de forma regular. 10. Las palabras pueden tener el mismo significado, j. Realizar comprensiones orales para discriminar pero utilizarse en contextos diferentes. sonidos. 11. Las expresiones idiomáticas presentan una k. Leer en alto palabras que contengan sonidos dificultad añadida con respecto a las palabras difíciles de pronunciar. cuyo significado es transparente. 12. Las palabras se aprenden rápidamente para l. Presentar palabras en contextos distintos. realizar las tareas que se plantean en un momento específico, pero no se retienen. B. Asigna una dificultad a estos ejemplos.   1. Juan ha perdido su trabajo y está alterado. / El orden de los expedientes está alterado.   2. ¿Cómo se dice cuando a una persona le gusta mucho mirarse en el espejo?   3. Punto de encuentro / Punto de vista / Punto de venta.   4. El autobús arrolló a un peatón en un paso de cebra. / Hay un arroyo en el sendero que lleva a la casa.   5. Fui a la fiesta ya cenado. / El senado se reúne mañana para votar una ley.   6. Busca en el texto un sinónimo para la palabra flora.   7. El perro de San Roque no tiene rabo porque el carretero Ramón Ramiro Ramírez con la rara rueda de su carro se lo ha arrancado.   8. Crea un diagrama con todas las palabras que recuerdes relacionadas con los desastres naturales.   9. Este jarabe sabe a rayos. 10. Lee el siguiente cuento y después describe a los dos personajes principales. 11. Deduce el significado de las siguientes palabras: sacacorchos, lavavajillas, puntapié, baloncesto, limpiacristales, cortaúñas, cazamariposas. 12. ¿Es correcta esta oración? Estás más gorda que una tapia. 13. ¿Nadas en una piscina o en una pileta? ¿Tienes dinero o tienes plata para el autobús? 14. Él es el amigo de mi hermano. 15. Me alegro de haberte visto.

20


1 6. «Lo tengo en la punta de la lengua» (el olvido de las palabras) El olvido de las palabras que se pensaba que se habían aprendido es el talón de Aquiles del léxico. Aprender una palabra cuesta mucho, pero olvidarla muy poco. La expresión que se utiliza para referirse a este fenómeno es «tener una palabra en la punta de la lengua», y es un fenómeno que afecta mucho más al vocabulario que a la gramática, dado el número tan elevado de unidades léxicas que son necesarias para lograr una competencia comunicativa de nivel intermedio. Este fenómeno produce la sensación de tener un bloqueo en la memoria, impidiéndonos recuperar esa palabra que sabemos que conocemos. Los psicólogos comenzaron a estudiar este fenómeno en la década de 1960 en un intento de explicar cómo era posible que un hablante pudiera recuperar la información sobre las letras de una palabra, sus sonidos y su significado, pero no pudiera recuperar la palabra en sí misma para poder utilizarla en el momento que se necesitaba. ¿Qué mecanismos impiden esta recuperación? En el cerebro tenemos millones de neuronas que generan conexiones a partir de nuestras memorias de palabras, pero si toda la información almacenada sobre una palabra está mal o pobremente organizada, las conexiones neuronales no serán lo suficientemente fuertes como para encontrar la palabra que buscamos. Recordar una palabra implica activar su representación semántica y su representación fonológica. Si el cerebro activa el significado de la palabra, pero no puede activar el sonido porque no hay una conexión fuerte entre las dos representaciones, se produce una especie de cortocircuito temporal que produce un fallo en la memoria. Tenemos el recuerdo de que sabemos esa palabra, pero nuestro cerebro no la encuentra, aunque quizá con más tiempo y más esfuerzo podamos llegar a recuperarla. El olvido es un compañero de viaje del proceso de aprendizaje de léxico, y desde el primer momento en que se aprende algo comienza su olvido a no ser que se utilice, se recicle o se revise. Como afirma Thornbury (2002), «aprender es recordar», y para recordar el vocabulario es necesario que en el proceso de aprendizaje la exposición al léxico nuevo se haya realizado de una forma que haya permitido una comunicación fluida entre la memoria operativa y la memoria a largo plazo, de modo que las palabras que se han procesado pasen a ese gran archivo que es la memoria a largo plazo. Sin embargo, para que las unidades almacenadas en la memoria a largo plazo se puedan recuperar hay que mantenerlas activas mediante el uso. Las palabras nuevas tienen que integrarse interrelacionándose con las palabras ya existentes y unas palabras tienen que trabajar con otras. Cuando olvidamos una palabra —a pesar de haberla estudiado—, significa que falla el nexo entre la palabra y su significado. Quizá aprendimos su significado para ser capaces de comprender un texto que estábamos leyendo, pero no realizamos la suficiente ESTRATEGIAS PARA LA ADQUISICIÓN DEL LÉXICO

21


LÉXICO Y VOCABULARIO

práctica intencional o el suficiente esfuerzo con esa palabra para que formara parte de nuestro lexicón mental. Con respecto al olvido, también es interesante recordar que el olvido es más frecuente al inicio del aprendizaje de una lengua y que, conforme se va avanzando y ampliando el léxico, se tienen más recursos para anclar el vocabulario nuevo con el conocido, las conexiones entre palabras se afianzan y es más fácil su retención y recuperación. Por este motivo, el olvido es menor en las palabras que usamos con más frecuencia porque están más fuertemente conectadas con un mayor número de redes. La conclusión práctica es que, cuanto más usemos una palabra, mayor será la probabilidad de recuperarla y de evitar el fenómeno de «tenerla en la punta de la lengua», pero para poder usarla tenemos que haberla fijado en la memoria a largo plazo mediante una serie de actividades que contemplen su revisión, reciclaje y uso.

TAREA 6 Reflexiona sobre esta afirmación desde la perspectiva del trabajo de un docente y busca un ejemplo para apoyarla. La riqueza lingüística de un individuo viene dada cuantitativamente por el número de unidades léxicas almacenadas en su lexicón mental y cualitativamente por el número de conexiones establecidas entre las unidades léxicas.

RESPONDE Y TOMA NOTA Ahora que has leído el capítulo, ¿puedes contestar a las siguientes preguntas? 1) ¿Cuál es la diferencia entre lexicón y léxico/vocabulario? 2) ¿Qué rasgos caracterizan el aprendizaje focalizado y el aprendizaje incidental del vocabulario? 3) ¿Qué cuatro fases son necesarias para que una palabra se fije en el lexicón? 4) ¿Podrías indicar tres factores de dificultad intrínseca que pueden entorpecer el aprendizaje del vocabulario? 5) ¿Por qué aprender una palabra cuesta mucho, pero olvidarla muy poco?

22


1 TEN PRESENTE QUE… ✓ El conjunto de unidades léxicas de una lengua está formado por palabras (unidades léxicas simples) y otras unidades mayores formadas por dos o más palabras con un sentido unitario (unidades léxicas pluriverbales, fórmulas fijas, modismos, metáforas lexicalizadas, elementos gramaticales y locuciones prepositivas). ✓ El lexicón es el conocimiento específico que un hablante tiene interiorizado del vocabulario de una determinada lengua y es sinónimo de competencia léxica. ✓ El lexicón mental está perfectamente organizado mediante una serie de relaciones entre sí que permiten que la información nueva se asimile más fácilmente. ✓ El flujo del léxico es dinámico y con la entrada de nueva información el léxico se reorganiza y se incrementa. ✓ El aprendizaje focalizado es un aprendizaje consciente por parte del aprendiz y va acompañado de actividades concretas encaminadas a informar a los estudiantes sobre los elementos léxicos y sus características formales, semánticas, sintácticas, etc., y a la práctica de estos. ✓ El aprendizaje incidental de vocabulario se da como consecuencia circunstancial de otra actividad cuyo objetivo no es el aprendizaje de vocabulario, como, por ejemplo, la actividad lectora, escuchar música, leer los carteles en otro idioma cuando se pasea por una ciudad como turista... El rasgo definitorio de este aprendizaje es que es inconsciente, es decir, no existe la intención de aprender nuevas unidades léxicas. ✓ El vocabulario receptivo incluye las unidades léxicas que pueden ser reconocidas y comprendidas en diferentes situaciones de recepción de mensajes. El vocabulario productivo incluye las unidades léxicas que se pueden usar y recuperar eficazmente para emitir un mensaje. Desde un punto de vista pedagógico, esta dicotomía no es tan severa, y la relación entre ambos es más un continuum que una separación. ✓ Aprender una palabra es un proceso complejo y gradual que implica activar una serie de recursos cognitivos para aprender su forma, su significado y su uso. El que sea un proceso gradual significa que su conocimiento está sujeto a grados y se puede conocer desde solo el significante de una palabra hasta sus connotaciones extralingüísticas. ✓ Cuanto más usemos una palabra, mayor será la probabilidad de recuperarla y de evitar el olvido, pero para poder usarla tenemos que haberla fijado en la memoria a largo plazo mediante una serie de actividades que contemplen su revisión, reciclaje y uso. Si quieres consultar la bibliografía, captura este código QR.

ESTRATEGIAS PARA LA ADQUISICIÓN DEL LÉXICO

23


INVESTIGACIÓN Y TRANSFERENCIA

Esta colección está enfocada a la formación docente para la transferencia del conocimiento en el aula con una orientación práctica y analítica, a fin de que el docente adquiera los recursos necesarios y reflexione sobre los procedimientos para activar y desarrollar las estrategias en sus estudiantes. Estrategias para la adquisición del léxico analiza cómo se aprenden las palabras, presenta los factores de dificultad en el aprendizaje del léxico y propone actividades para profundizar y automatizar el vocabulario. • Este libro contiene: – Una introducción. – 10 capítulos. – Un código QR al final de cada capítulo para acceder a la bibliografía correspondiente. • Y recursos digitales: – Actividades lúdicas y de variada tipología. – Soluciones a las tareas de cada capítulo. – Bibliografía. – Artículos de interés.

www.anayaele.es y www.edelsa.es 1181491


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.