__MAIN_TEXT__

Page 1


Lola Pimienta y el secuestrador de perros

¡Gua

u!

Ulrike Rylance y Lisa Hänsch

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 1

1/3/16 11:20


A Ulrike, nacida en 1968 en Alemania, le gusta escribir libros para niños. Tiene dos perros que suelen observar cómo escribe, pero solo cuando no mordisquean el ordenador. Vive desde 2001 en Seattle, Estados Unidos, con su marido y sus dos hijas.

Lisa nació en Alemania en 1988 y trabaja como ilustradora en el mundo de la edición y la televisión. Le gusta tanto dibujar, que a veces hasta lo hace en el metro, fijándose en los viajeros. Si alguien se da cuenta, huye rápidamente, como si fuese una detective o una espía.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 2

1/3/16 11:20


y el secuestrador de perros

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 3

1/3/16 11:20


Título original: Penny Pepper, 1: Alles Kein Problem! © 2014 DTV VERLAGSGESELLSCHAFT MBH & CO. KG, München Libro publicado por acuerdo con Ute Körner Literary Agent, Barcelona, www.uklitag.com © 2016 Grupo Editorial Bruño, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 15 28027 Madrid www.brunolibros.es Dirección Editorial: Isabel Carril Coordinación Editorial: Begoña Lozano Traducción: Alba Ramírez Guijarro Edición: María José Guitián Preimpresión: Francisco González Diseño de cubierta: Lisa Hänsch, adaptado por Pablo Pozuelo Reservados todos los derechos. Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en la ley, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos. Pueden utilizarse citas siempre que se mencione su procedencia.

ISBN: 978-84-696-0544-8 D. legal: M-5210-2016

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 4

1/3/16 11:20


Domingo

POR LA TARDE Fiesta con música GRITOS y RUIDO a mi alrededor.

TODO EL MUNDO SOSPECHA DE MÍ. Al parecer soy una

E     T E N U DELIN C LOLA PIMIENTA

Me llamo

Lola Pimienta

¡Guau!

Sospec

hosa n.º 1 y soy inocente. Tengo diez años y soy muy joven, pero no una criminal. Supuestamente he secuestrado al perro más maravilloso del mundo. Pero los perros me chiflan, así que jamás le haría daño a uno. Me encanta Rosi, esta preciosa 5

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 5

N! IÓ ! C N RO TE IG ¡A PEL ¡

1/3/16 11:20


perrita salchicha que siempre está pegada a mi abuela, tumbada en el sofá y viendo la tele, y que a veces lleva lazos en las orejas (Rosi, no mi abuela). Por eso mis padres no quieren comprarme un perro, ¡porque dicen que ya tengo uno! ¡JA, JA, JA, MENUDO CHISTE! Rosi no es mía, La es de mi abuela, y debe de tener abuela y Rosi incluso más años que ella.

PERO OS M A V VOA LLA ESCENA DEL CRIMEN:

Hace 100 años o así…

al jardín de Flo, llamada en realidad Florencia, que

rima con flatulencia, ¡ja, ja, ja, ja! Todo estaba lleno de

¡Qué bien estaban!

guirnaldas, adornos y carteles que decían

Hasta los habían plantado en la piscina. Y por el suelo había un montón de papel de regalo, porque Flo

Flo es tonta

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 6

6

1/3/16 11:20


abrió sus regalos como con ansia. Excepto el mío, claro. El mío lo desenvolvió con cara de asco, como si lo que hubiese dentro fuese REPUGNANTE. Sin embargo, era uno de los cepillos de dientes gratuitos que mi madre siempre tiene de repuesto.   ¡Así es

lo como aselé! reg

es dentista. Mi  madre

El cepillo solo lo había usado UNA VEZ. ¡Vamos, que estaba casi nuevo!

En fin, estaba yo pensando si en una fiesta era posible morirse de aburrimiento y de hambre cuando Bea, mi mejor amiga, hizo el mismo comentario. Justo entonces un hombre empezó a servir comida y de pronto Flo gritó: 7

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 7

1/3/16 11:20


¡¡¡HA

DESAPARECIDO!!! ¡¡¡LO HAN

! ! ! O D A R T S

E U C SE !!!

8

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 8

1/3/16 11:20


VÍCTIMA:

F lorencia

Bueno, ella todavía está viva, pero llora, chilla y pisotea los trozos de papel de regalo.

: A S O H C SOSPE ¡Yo! ¿Por qué yo?

? ??

Lo cierto es que el caso, en realidad, comenzó ayer por la tarde.

9

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 9

1/3/16 11:20


Ayer POR LA TARDE Cuando la vida todavía

era maravillosa.

Estaba tumbada en mi cama tomando notas, porque esa semana todos mis vecinos habían hecho cosas raras. Vivo en un edificio LLENO DE PERSONAS MUY EXTRAÑAS. ¡De verdad! Siempre se comportan de forma misteriosa y tengo que averiguar por qué. Así que voy a convertirme en detective y a vigilarlos a todos. Discretamente, ¡claro! Porque si se sienten seguros, serán descuidados

10

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 10

1/3/16 11:20


y yo podré descubrir sus secretos. Así que justo ayer comencé a tomar notas.

s a s o i r e t s i m O Las I C I F I D E i de m PERSONAS

La señora Castillo, del bajo

¡FUERA

DE AHÍ!

da Ha estado to ando la semana mir a, por la ventan a s io v r e n y u m nte. ara de inoce c o d n ie n o p ndo alguien a pero u c ió c e r u f día se en Hasta que un entrada. la e d l a s o r l se acercó a ocultando? á t s e é u ¿Q ? é ¿Por qu

Plan: Distraer

a la señora car Castillo y bus bajo el rosal.

¿Qué o habrá junt al rosal?

11

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 11

1/3/16 11:20


La familia Riosangre,  del ático Esta semana alguien ha estado gritando de miedo durante mucho tiempo. Se oía perfectamente. Tim, mi hermano, piensa que era la hermana Riosangre, que canta y que quiere ser estrella de rock. Pero ¡yo no lo creo! ¡Además, con ese apellido es imposible que sean personas normales!

Plan: ¡Imprescindible

seguir vigilando!

¡UAJAJAJA!

Riosangre

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 12

1/3/16 11:20


DO E LA IBA EST A ARR I HAC

 l señor Muñoz, E del piso de al lado

Casi todos los días de esta semana ha aparecido con un paquete. ¡Algunos eran gigantescos! No ha querido revelar qué había dentro. Creo que está metiendo cosas de contrabando en el país. ¿Es posible que sean crías de elefante? Dos paquetes eran tan grandes que los arrastró de la oficina de Correos a casa. ¿Por qué? ¿Por qué tiene elefantes o quiere deshacerse de ellos si conmigo es un vecino superamable? ¡Humm, desde luego oculta un secreto!

Plan: Disfrazarme de señor Muñoz y recoger uno de sus misteriosos paquetes para ver qué hay dentro.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 13

1/3/16 11:20


-p ¡Sor re-sa! De repente vi en la puerta a mamá, que me dijo dulcemente:

¡Menuda sorpresa!

Mi madre

Y soltó una risa tonta. No es nada bueno que mi madre se ría así... Por eso repliqué enseguida: 

No, gracias, no necesito ninguna sorpresa.

Pero mamá no se fue y agitó un papel. Yo sencillamente continué escribiendo mi Mi madre

LISTA.

se quedó un ratito más ahí parada, y finalmente dejó el papel sobre la mesa.

n

ió Invitac Flo es tont

a

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 14

14

1/3/16 11:20


¡¡¡Estás invitada a la MEGAFIESTA de cumpleaños de F lo!!! En el enorme jardín de Flo nos divertiremos. En la enorme piscina de Flo nos bañaremos.

Y TAMBIÉN HABRÁ UNA

SUPERMEGA

SORPRESA

A FIESTA L A S A G N E V E U ¡Q US PADRES DE FLO ES PARA S , MEJOR EL MEJOR, MEJOR S! REGALO DE TODO s regalos Por favor, entrega lo

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 15

¡Guau!

ides ¡No olv dor ! e l baña

en la puerta.

1/3/16 11:20


P.D. 1: Lola: rque lo dice mi po e rt ta vi in e qu o ng Te madre. r a toda la clase. Al parecer, debo invita lo haría!!! ¡¡¡Si por mí fuese, no ñador ese de color ba el r ae tr no s ía dr  Po P.D. 2: ¿ pusiste la última marrón caca que te tiene que ser vez? ¡Es MI fiesta! ¡Y guay!

invitación!

¡Era una De Flo, la chulita de mi clase. Flo con sus estúpidas horquillas brillantes, su piscina, su móvil rosa y ese tipo de cosas. Qué

mala SUERTE. ¡Y mi madre

pensaba que me daba una noticia maravillosa, ja! ¡Mi madre no tiene ni idea!

16

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 16

1/3/16 11:20


Lo que sería realmente fantástico es: 1. Conseguir un perro. Un auténtico perro rastreador. 2. Atrapar a los criminales con él (a Castillo, a los Riosangre, a Muñoz). 3. Salir en el periódico y ser famosa por haberme convertido en la detective más joven del mundo. 4. Ganar muchísimo dinero por mis servicios como detective. ¡Como mínimo diez quince VEINTE euros a la hora!

¡Gu

au!

Así que no tenía ganas de ir a esa estúpida fiesta, pero mamá me dijo que DEBÍA ir, porque no ir era de mala educación.

17

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 17

1/3/16 11:20


Para chanteajearme me regaló una horquilla muy bonita, azul con un pequeño delfín. Me dijo que no la tenía nadie más. Yo no estaba muy segura de eso, pero era muy guay. ¡Aunque no se hace cualquier cosa por una horquilla! Por eso después llamé a Bea. Bea también tenía que ir a la fiesta. Ella me dijo que el regalo para Flo daba igual, pero que… Sinceramente, le dije que eso no me importaba.

PERO ya me picó la curiosidaD: ¿QUÉ IBA A DECIR? Bea me propuso entonces que nos disfrazásemos de

MARCIANOS

para fastidiar a Flo. Además, quería prestarme su peluca azul. Le dije que me lo pensaría. Empezaba a estar de mejor humor…

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 18

1/3/16 11:20


Esa noche, mi padre me regaló una cosa genial:

SU VIEJA GRABADORA vieja, y u m Es pero ¡mola! Ahora puedo OBSERVAR a los criminales, es decir, VIGILARLOS y grabarlos. Y si ellos después lo niegan todo en los tribunales, yo,

Lola Pimienta,

puedo ir y ponerles la grabación y demostrar la VERDAD.

Estuve probando la grabadora un rato.

¡

es una morsa O, er L K

SUPE

RCREÍDA

¡FLO, eres una cursi SUPERCREÍDA!

!

Esto…, no graba demasiado bien. Se oyen cosas raras. Pero aun así me encanta el regalo. 19

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 19

1/3/16 11:20


Sábado P OR

LA TARDE

El sábado por la tarde cogí mi grabadora y mi libreta (porque nunca se sabe), el regalo de Flo y mi bañador marrón. Me puse la horquilla

y me fui con Bea a la fiesta.

de delfín

Bea no se había disfrazado de marciano. Su madre se lo prohibió porque la madre de Flo es su jefa.

¡Mi grabadora!

La mayoría de los invitados ya estaban allí, incluida Marta. Ella también es amiga mía (aunque no tan íntima como Bea). Marta se apunta a un bombardeo y por lo general siempre tiene buenas ideas . Cuando llegamos, todos estaban de pie alrededor de Flo gritando:

¡Ay, qué monada! 20

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 20

1/3/16 11:20


adora!

! a a a l o ¡M ¡N

onito! b r e p u s s e , h ¡Ay , qué p ¡Ooo ¡Q reciosidad ué guay! !

osotros también queremos tocar ! ¡Y yo también! ¡Y yo!

Casi todas las que pegaban alaridos eran chicas, aunque había un par de chicos gritando: «¡Yo también quiero tocar!». Y Óscar, que va a nuestra clase, era el que más chillaba. Estaba muy nervioso y lloriqueaba como un bebé: «¡Yo también! ¡Yo también quiero tocar!».

Óscar el Mocos

Óscar, que NUNCA dice nada y NUNCA

se entera de nada, que casi siempre está hurgándose la nariz.

«¿Qué hay ahí?», pregunté.

«¿Unos calcetines viejos de Flo?», soltó Bea. Y las dos nos reímos disimuladamente. Entonces Marta gritó: «Este es realmente el

mejor regalo del mundo».

Él cree que nadie se da cuenta. Pero ¡lo vemos

TODOS!

21

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 21

1/3/16 11:20


Entonces alguien se apartó y por fin se pudo ver lo que había. En ese momento noté una sensación muy cálida en el corazón y mis manos comenzaron a temblar mucho.

Casi se me cayó el regalo.

Lo que

tenía entre los brazos

era EL CAHORRITO MÁS DULCE Y PRECIOSO del mundo.

Se llama Caramelito, dijo Flo, y le dio unos estúpidos besos.

¡Es el nombre más bonito del mundo!, comentó Andrea.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 22

1/3/16 11:20


Andrea también estaba en la fiesta, aquello estaba

petado.

Andrea y Flo se pelearon hace poco, pero parece que siguen siendo

amigas íntimas.

PETADO

Incluso sus madres son amigas íntimas.

Seguramente por ese motivo Flo debía invitar también a Andrea, ¡como a Bea y a mí! Entonces Andrea intentó besar a Caramelito, pero el perro no se dejó y rompió la horquilla de Andrea.

Mi hermano Tim lo dice todo el rato

(a mamá no le gusta nada…).

fín!!! !!! mía a l o m o ¡C ¡¡

un del ¡¡¡Y tenía

iga de Flo, También Ana, que es la mejor am Flo tenía tenía una horquilla así. ¡Incluso una igual! ¡Y para eso me había vendido yo!

¡Muchas gracias, mamá! 23

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 23

1/3/16 11:20


Tragué saliva y seguí callada. Porque Caramelito era exactamente el tipo de perro que a mí me hubiera encantado tener. Con patitas gruesas , pelo SUPERSUAVE y unos grandes ojos marrones.

El perro más mono del mundo.

«Oh», dije finalmente con voz ronca, porque mi garganta

de repente se había oxidado. Luego Flo siguió abriendo sus regalos. Había un montón tan grande como la furgoneta de papá.

24

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 24

1/3/16 11:20


Algunas de las cosas que

recibió:

• 4 pares de zapatos nuevos (rosas, de charol, blancos y rosas con rayas). • 1 caja de maquillaje (con brillo de labios rosa). • 14 camisetas (principalmente de color rosa cerdito y rosas con brillantina). • 1 bici (rosa y fucsia). • 2 móviles (plata y rojo). Ring Ring

• 1 pijama (azul, así que decidió llevarlo a la tienda para devolverlo). • 7 juegos de mesa (no se podía ver el color). • 1 hamaca con tiras brillantes. • 1 karaoke (rosa caramelo). • Sábanas (de color rosa con una cara extraña, Flo decía que de Justin Bieber). ¡Puaj!

25

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 25

1/3/16 11:20


Después todo el mundo volvió al perrito y a exclamar: «¡Qué mono!». Incluso Bea, la oí perfectamente. «Yo tengo un perro parecido en mi casa», dijo Andrea, y entonces yo empecé a hervir como una sopa en una olla.

¡POR LO VISTO ES MUY NORMAL! Todo el mundo tiene un perro fantástico ¡excepto yo! Incluso Flo tiene otro perro, enorme. ¿Para qué necesita además uno pequeño?

Taaaaaaaa mono

no será el perro. BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 26

1/3/16 11:21


Eso es sencillamente lo que se me escapó por la boca. Y Flo se echó a reír como una serpiente de cascabel y dijo:

Eres una envidiosa, ¿verdad? Y todo el mundo se rio de forma muy desagradable.

Yo estaba ENFADADÍSIMA.

aan

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 27

1/3/16 11:21


Seguía siendo…

domingo

POR LA TARDE

En ese momento llegó la

La fiesta de F lo era cada vez más ruidosa. Y estúpida…

SUPER

MEGA

SORPRESA La sorpresa llevaba pantalones bombachos verdes y una absurda peluca y no hacía más que sonreír como un memo. Resultó ser

¡Tachááán…!

,

el payaso. BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 28

1/3/16 11:21


No sé de dónde lo habrán sacado los padres de Flo; seguramente de la cárcel. ¡Por eso llevaba ese disfraz! Y era tan divertido como una mosca muerta. Sin embargo, Flo se comportó como si fuese supermegadivertido y aplaudió muchísimo. Aunque la mayoría de los niños se aburrían a más no poder y se pusieron a hablar.

agitó su absurda peluca y gritó:

¡Que os calléis! ¡Que explotéis! contestó alguien. Todos se volvieron hacia mí, a pesar de que yo no había dicho nada. ¡Era mi grabadora, aunque yo no la había encendido! Los niños empezaron a partirse de risa y, de la rabia, Bombo se tropezó y se cayó. Y claro, todos se rieron más y más, porque por fin el espectáculo era REALMENTE divertido. Bombo nos miró muy enfadado y luego se marchó en su furgoneta.

¡¿Iría a atracar un BANCO?! 29

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 29

1/3/16 11:21


Pero la

SUPER MEGA SORPRESA

no había terminado

todavía. La segunda parte tenía

134 AÑOS, llevaba

un sombrero azul con estrellas y dijo:

¡

Zappo, y o S el mago!

Flo aplaudió, pero sus aplausos estaban como e n t u m e c i d os. También parecía un poco molesta. Marta y yo casi nos quedamos dormidas. Luego yo me levanté y busqué algo

de comer, pero no encontré nada, excepto

a Andrea, que jugueteaba con su pelo.

r piedad! ×

× Yo quería comer ya. ¡Po

Bla -

Bla B la BISBISBIS

Volví con mis amigas, y entonces Bea me dijo que quizá Zappo podría hacer aparecer

algo de comer

con su magia, pero

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 30

1/3/16 11:21


a mí ese mago no me convencía: había sacado de nuevo unas flores de papel de su sombrero y las miraba sorprendido. Era tan mayor que probablemente había olvidado que ya había hecho el truco de las flores y se preguntaba por qué las tenía otra vez en el sombrero. Por eso nosotras nos levantamos disimuladamente para irnos, pero ¡justo en ese momento Flo pegó un GRITO muy fuerte! Al principio pensé que tendría una araña en el pelo, o que alguien le habría regalado algo que no era ROSA, pero entonces chilló:

¡MI CARAMELITO HA DESAPARECIDO! ¡LO HAN

SECUESTRADO!

Todos salimos corriendo de inmediato, llamando al perro a voces, pero estaba ABSOLUTA y

REALMENTE

perdido. Marta pensó que Zappo podría hacerlo aparecer de nuevo, pero Bea se lo dijo a Zappo y este contestó que no, que él solo hacía trucos de con flores Ñam de papel.

magia

Ñam

31

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 31

1/3/16 11:21


Cuando volvimos, agotadísimos de tanto buscar, y quisimos consolar a Flo, ella me miró muy mal.

Así, con MIRADA ASESINA. Luego me señaló y dijo:

¡HA SIDO ELLA!

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 32

1/3/16 11:21


A.

¡¡¡Lola ha secuestrado a mi PERRO

porque es una ENVIDIOSA!!!

Me eché a reír, porque eso era una memez, además de mentira, pero nadie más se rio. NO. Todos asintieron y cuchichearon.

lola es una l a d r o n a Ladrona

Ladrona

Ladrona

Excepto Bea, que dijo en voz alta:

¡Lola no es una ladrona! Lola NUNCA robaría nada. 33

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 33

1/3/16 11:21


¡PUES CLARO,

yo no he secuestrado a ningún perro!, dije, pero no tan fuerte como Bea; de hecho, mi voz sonaba como el timbre de una bicicleta vieja.

¡Buuuu! ENVIDIOSA, estoy segura de que sí.

Entonces me acordé de que mi abuela me va a pagar cinco euros a la semana por sacar todos los días a y recoger su caca. Así que dije: «No necesito un perro, porque muy pronto tendré

un montón de dinero y podré comprarme el perro más mono del mundo».

En ese momento Ana se agachó para mirar en la cesta del perro y se levantó con una nota en la mano. Se la enseñó a Flo y las dos gritaron:

¡¡¡Haaaalaaaaaaaa!!! 34

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 34

1/3/16 11:21


DINERO

Entonces Flo me dijo: «Claro, y conseguirás el así, ¿verdad?». Y me puso delante de la cara un papel:

: A I C N E R O L F TU PERRO

: ES BER A ÁS PAGAR R E SI QUIER B E D , O ITO) VIV (CARAMEL s

0 euro 0 0 . 0 1 0 0 100 10 S! I NO PAGA S ¡AY DE TI

PERRO RÁS A TU E B O N , O S EN ESE CA NUNCA. NCA MÁS. U N ) O T I L (CARAME STRADOR EL SECUE

Me quedé muda porque estaba muerta de miedo. Pero al cabo de un momento repliqué:

plumier! . n escribe VER con B es un ¡Quie Flo parpadeó muy confusa y exclamó:

 ¡No me había fijado en lo de ver! Luego le aclaré que yo no escribiría jamás ver con b. Yo no escribo cartas tan tontas.

Eso le dice siempre mamá a mi hermano.

35

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 35

1/3/16 11:21


«Todo ha cambiado», dijo Andrea

inmediatamente, y todos asintieron excepto Óscar, que seguía hurgándose la nariz. Bea pensaba que Caramelito quizá se hubiera escapado, algo lógico, porque si yo fuese un perrito tampoco querría quedarme con Flo.

¡NUNCA! Motivos por los que si yo fuese un perro escaparía de Flo: 1. P  orque todas las cosas

rosas que hay en su casa me darían terribles dolores de cabeza. 2. Porque tendría que escuchar los chillidos de Flo continuamente. ¡Siéntate! ¡Quieto! ¡Para! ¡Obedece! 3. Porque tendría que ver otra vez a Bombo, el payaso, cuando se colase en casa de Flo para robar (ya que se escapó de la cárcel). 4. Porque tendría que ver cómo Flo se mira constantemente en el espejo poniendo sonrisas tontas. 5. Porque Flo me llevaría consigo y me BABEARÍA. ¡Puaj! 36

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 36

1/3/16 11:21


Pero Flo sacudió la nota de rescate y me miró de nuevo con

MIRADA ASESINA.

Qué angustia

Casi me eché a llorar.

Pero ¡en ese momento se me ocurrió que, por suerte, yo era DETECTIVE! «No diré nada si no es en presencia de mi abogado –empecé, y añadí en voz baja–: Yo no he sido. ¡Y lo demostraré!». Pero nadie lo oyó, y justo entonces la grabadora gritó:

¡¡¡Yo no he sido y te morderé!!! Todos mis compañeros se quedaron muy ASUSTADOS y Óscar le lanzó un a Andrea por puro miedo.

moco

37

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 37

1/3/16 11:21


¡SOLO eran las

sta

!

ido a una fie ¡Nunca había sa! tan horroro

Ese domingo

POR LA TARDE

nunca iba a terminar.

¡Ya, ya! ¿Cómo vas a demostrarlo?,

voz temblorosa. preguntó Andrea con

El moco cayó en la frente de Andrea y no se dio ni cuenta. ASÍ QUE: ¡Ja, ja, ja!

Yo miré a mi alrededor con mirada de detective y simplemente contesté:

BÚSQUEDA DE HUELLAS Y a continuación inspeccioné el suelo, donde estaba la cesta del perro. Junto a ella había algo más. «¡Ahí! ¡Una prueba!», grité. Era algo arrugado, aplastado y .

38

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 38

1/3/16 11:21


preguntó Bea, toqueteando la ¿Una oreja?, con un palo, muy interesada.

cosa

¿Caramelito le arrancó la oreja al ladrón?, lloriqueó de nuevo Flo. Desde luego, era posible. Tal vez Caramelito no fuera un perrito tan dulce y tan mono. A lo mejor en REALIDAD era un

Caramelito

perro lobo.

«No, esto es un chicle», afirmó entonces Marta. Y cuando Marta afirma algo hay que hacerle caso porque lo sabe todo y come muchos chicles. Marta cogió el chicle, lo miró y lo olió de cerca. Marta es una VALIENTE. Podría ser mi ayudante… «Fresa», dijo. ¡Fue superemocionante! Tan emocionante como la cantidad de PRUEBAS que yo iba reuniendo: ver (con b), el chicle ¡y una huella!

F RE S A

Resulta que los padres de Flo tienen un montón de ARENA alrededor de la piscina, tantísima que el jardín parece una playa. 39

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 39

1/3/16 11:21


Al llegar, Bea había comentado que parecía un arenero gigante para que la pequeña Flo jugase. El caso es que la arena podía ser un buen lugar para reconocer las huellas que salían del cesto del perro. Se veía el surco de unas zapatillas de deporte con cuatro ranuras y una gran V.

Bea comentó también que había visto a un gato haciendo pis en la arena ¡dos veces!

El caso es que me

suenan…

Entonces miré más lejos. Si un SECUESTRADOR atontado come y tira chicles, también puede dejarse otras COSAS.

Ya se sabe: Lápiz Carné de identidad

Gafas

Sombrero

USB

Bañador Ratón

Cigarrillo Taza de café

Caramelo

Pata de palo

Escuadra

Carné de la biblioteca

¡Y etcétera! BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 40

1/3/16 11:21


a decir por qué De pronto todo el mundo empezó motivos alguien querría secuestrar a Caramelito: 1. El secuestrador tiene el mismo perro, pero no tan mono, o solo tiene peces de colores que no hacen nada o algo así.

¡Qué soso!

2. Quiere vender el perro porque necesita dinero con urgencia y quizá pueda conseguir 10.000 euros de Flo. 3. Quiere enseñarle trucos al perro porque ha visto programas de la tele tipo Mi perro ¡Miau! es muy listo y cree que así se hará rico. 4. Quiere ahuyentar a los gatos con el perro.

Cualquiera de esos motivos era bueno, y me molestó un poco que a mí no se me hubiese ocurrido ninguno. En ese momento anunciaron que había tarta y todos se fueron a comer. ¡A mí me sonaban muchísimo las tripas! 41

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 41

1/3/16 11:21


Y a Bea todavía más; casi parecía el gruñido de un perro. Aún no habíamos podido comer nada porque apenas habían servido comida. ¡Menuda fiesta más TACAÑA! Precisamente el rugido de tripas me dio una idea:

¡Prestad atención, a ver si se oye al perro ladrar! Entonces se hizo un maravilloso silencio, hasta que Flo chilló:

¡Caramelito!

No quiero presumir, pero era una idea estupenda. ¿Por qué no se me habría ocurrido antes?

¿Dónde estás, mi cosit a linda?

«¡Cierra el pico, Flo!», le chistó Bea inmediatamente. Bea es una ayudante genial. En ese momento descubrí otra cosa. En la cesta del perro había algo raro y de color azul. 42

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 42

1/3/16 11:21


«¡Aquí hay algo más!», grité, y todos se asustaron.

¡Ahhhhhhhh!

Nadie se quería acercar, excepto Marta, de nuevo tan valiente, que pretendía coger aquella cosa.

«¡ALTO! ¡Piensa en las HUELLAS DACTILARES!». Pero yo le dije:

Una vez me desperté de madrugada y papá se había quedado dormido viendo la tele. Él roncaba un montón y yo me puse a ver la peli que estaban emitiendo. Se llamaba Peligro mortal, y un policía decía:

¡ALTO!

¡Piensa en las HUELLAS DACTILARES! 43

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 43

1/3/16 11:21


CTILARES se A D S A L L E U H s La dos. de la piel de los de os rc su s lo n co forman con ellas se s iguales, así que la el hu s do y ha o N si tocan CRIMINALES. Solo s lo a r ra nt co en puede n con los os, claro. Si lo toca an m s la n co go al ellas tonces no. Las hu en , riz na la n co pies o SI invisibles. dactilares son CA cómo! eden ver, ¡y yo sé pu Se . SI CA lo so Pero Cogí aquella COSA cuidadosamente con un pañuelo. Y la cosa resultó ser una horquilla

azul con un delfín.

Era idéntica a la mía. Vaya gracia. Sobre todo porque mi horquilla de repente ya no estaba en su sitio. Para no olvidarme de nada, anoté todas las PRUEBAS. También la horquilla, claro.

Mi madre siempre me obliga a llevar un pañuelo limpio cuando estoy con gente.

LOS DETECTIVES DEBEN TOMAR TODAS LAS PRUEBAS MUY EN SERIO. 44

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 44

1/3/16 11:21


PRUEBAS IMPORTANTES

1. El secuestrador come chicles de fresa.

¡FRESA! No esos sabores desagradables como manzana, menta o canela.

La fresa es mi sabor preferido.

2. El secuestrador lleva zapatillas de deporte con

cuatro ranuras y una V.

¿Cómo sé que son únicas?

3. El secuestrador quiere ser DUEÑO de un perro. Para molestar a los gatos, conseguir dinero, ir a la tele o lo que sea.

 sí que ha cometido el delito por DINERO, A FAMA o VENGANZA. 4. El secuestrador perdió su horquilla azul con delfín. Supuestamente solo hay una, pero eso

no es cierto, hay como mínimo mil. ¿Diez mil? Un millón. Gracias, mamá. 5. El secuestrador es una niña. Lo sé por la

horquilla. O un chico al que le guste llevar horquillas... El portero de mi cole se pone una al lado de la coleta.

¿ La habrá perdido? ¡Comprobarlo sin falta!

45

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 45

1/3/16 11:21


Total, que esa era mi lista de PRUEBAS importantes para descubrir algo pronto. Con ellas podría desvelar la identidad del secuestrador. ¡Y sobre todo demostrar mi inocencia! Porque yo soy una

GRAN

DETECTIVE Aunque la mayoría de mis compañeros tenían ya la barriga llena de tarta, yo no. Yo seguía bastante enfadada por lo que estaba pasando. Y porque la comida era escasa. Escasísima. Los trozos de tarta eran muy pequeños. O sea, ENANOS. Encima, yo tenía que perseguir el CRIMEN organizado. Y justo en ese momento alguien dijo que Marta les había dado chicles de fresa a tres personas (aparte del que se había tomado ella).

A Flo, a Bea y a… Lola.

Ah, sí, a MÍ también. Me había olvidado de eso con toda la emoción. Cuando me harté del chicle, lo escupí en alguna parte. Marta y Bea tenían todavía los suyos en la boca, pero Flo no.

¡AJÁ!

¡FLO NO TENÍA CHICLE PORQUE LO HABÍA PERDIDO EN LA ESCENA DEL CRIMEN! 46

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 46

1/3/16 11:21


Sin embargo, entonces se me ocurrió que Flo no iba a secuestrar a su propio perro para después pedirse a sí misma 10.000 euros. Ni siquiera Flo es tan tonta. Así que rápidamente dije: «Vamos a olvidarnos del chicle». ¿Y las zapatillas de deporte? Había siete niños con zapatillas. Ana y Andrea llevaban unas de color rosa con brilli-brilli, pero tenían una suela muy fina, de modo que no dejarían mucha huella. Cuatro chicos también tenían zapatillas de deporte. Las de Leo eran tan gigantescas que casi no se podían medir. Las de los gemelos olían de forma ASQUEROSA. Como las de mi hermano, a patatas podridas. Marta, se tapó la nariz y miró las suelas, pero estaban completamente desgastadas. Por último, miramos las zapatillas de Óscar y comprobamos que la suela tenía cuatro ranuras y una V.

R A C ¡ÓS

PUEDE HABER

SECUESTRADO AL PERRO!, exclamé.

47

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 47

1/3/16 11:21


Pero Óscar dijo que él jamás había secuestrado a un perro, y mucho menos a Caramelito, y que yo era BOBA, porque yo también llevaba zapatillas de deporte, y encima eran iguales que las suyas.

«Qué aguafiestas», pensé. Entonces Bea me s u s u r r ó: «Es lleváis las mismas zapatillas».

cierto,

Vaya caca. Llevaba las mismas zapatillas que Óscar y todo el mundo se había enterado. Bueno, las suyas eran azules y las mías, amarillas. Ya decía yo que las de Óscar me sonaban de algo... Como me habían acorralado, solté: «Vamos a olvidarnos de las zapatillas. Eh, esto…, ¿qué pasa con la

horquilla?».

Qué curioso (por cierto, me seguía muriendo de hambre): había varias niñas que al principio de la fiesta llevaban la horquilla del delfín, pero ahora solo la llevaba Flo. Entonces Bea exclamó: «¡Andrea tampoco lleva ninguna horquilla!».

48

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 48

1/3/16 11:21


Andrea se ofendió inmediatamente y replicó, poniendo cara de pez:

¿Y qué? Lola tampoco lleva ya la suya. Vaya caca.

Yo tampoco llevaba puesta la efectivamente.

horquilla,

¿Dónde se habría metido aquella estúpida

COSA? ¿Qué habría pasado?

Entonces Marta apuntó un dato: cuando nos dimos cuenta de que habían secuestrado a Caramelito, Ana ya no llevaba la horquilla.

Esto...

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 49

Humm.

Eeh...

1/3/16 11:21


CLARO, lo que estaba pasando tenía mucho sentido: quien roba, roba una y otra vez. Perros, horquillas, todo lo que esté a su Pero entonces Flo se puso a piar como un pájaro y dijo que la sospechosa número uno era yo.

ALCANCE.

«Y Andrea y Ana también», apuntó Bea.

¡ Genial! Bea también podría ser una gran detective.

¡Y UNA PORRA!, exclamó Flo. «EN PRIMER LUGAR, las huellas son de Lola, no de Andrea», continuó Flo, levantando un dedo.

«EN SEGUNDO LUGAR, el chicle es de Lola, g a r a n t i z a d o», añadió, levantando un segundo dedo.

«Y, EN TERCER LUGAR, Lola no lleva ninguna horquilla», sentenció, levantando otro dedo.

50

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 50

1/3/16 11:21


fatal. Flo casi había actuado como si fuese una auténtica DETECTIVE. ¡Ese es mi trabajo! Aquello me pareció

Ana se puso FURIOSA. «¡Lola está loca! —dijo—. Flo es mi mejor amiga. ¿Por qué iba a secuestrar a Caramelito? ¡Yo tengo un gato siamés de pura raza que se llama

Hello Kitty!».

Soy caro.

Bea se rio con disimulo y le susurró a Ana que no debía tenérselo tan creído simplemente porque su mascota fuera un gato de pura raza. Luego volvimos a Marta: ¡Marta es había dicho que nte! superintelige Andrea tampoco llevaba horquilla y yo no quería dejarlo pasar.

¡Uy!

51

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 51

1/3/16 11:21


«Yo no necesito secuestrar a Caramelito; yo ya tengo un perro», comentó Andrea.

SE LLAMA OREJITAS Y Lola no tiene perro...

Y ES UNA MONADA.

Aquello me pareció superfatal. Había llegado el momento de enseñar mi lista de

pruebas, y eso hice, diciendo que el secuestrador había mascado un CHICLE, que llevaba ZAPATILLAS DE DEPORTE y que había perdido una horquilla. Y que quería DESESPERADAMENTE un perro porque no tenía mascotas. 52

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 52

1/3/16 11:21


¡AY!

¡¿Quién podría ser?! (CASI CUALQUIERA)

Por ejemplo, Bea no puede tener mascotas porque su es alérgica. Pero su no,

madre

padre

lo cual es muy extraño, porque tiene mucho VELLO en la espalda y mucho VELLO en el pecho. Lo vi un día en la piscina con Bea.

Al principio pensé que Bea iba a la piscina con un oso que llevaba su propia bolsa de playa. Y recuerdo que me puse celosa porque me dije que yo era la única que no podía tener mascota.

«¡Bea no tiene mascotas!», exclamé entonces, pero Bea

replicó: «No, hasta ahora no, pero desde la semana pasada tengo una mascota. Es un pollo, se llama Doro. Mi madre quiere criar pollos de corral».

DORO

Quise acariciar a Doro hace unos días, pero me miró maliciosamente, con los ojos entrecerrados, e intentó picarme en la mano. 53

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 53

1/3/16 11:21


Vaya caca, se me había olvidado. Comencé a asustarme. Ahora Bea pertenecía al grupo La única que de los que tenían no tenía era yo. Así que yo era la única

mascota. mascota

sospechosa real que quedaba. Entonces Flo dijo:

Bueno, todas las prueba s apuntan a…

Lola

¿Cómo se atrevía? Me enfadé muchísimo, pero de repente los padres de Flo aparecieron

con salchichas y refrescos. ¡Demasiado tarde! Si nos hubiesen dado esa antes, entonces quizá sí habría tomado algo, pero ahora se me había cortado la digestión.

comida 54

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 54

1/3/16 11:21


Flo

es tonta

Entonces les dije a Bea y a Marta que encontraríamos a Caramelito.

¡Por mi hon or! Levantamos las manos e hicimos una especie de pacto:

e nos La supert ñ a ará m a co t i t a o, r un ficiente p lo su ntrar ara a enco e l m i t a o r . Ca

Bueno, había que ponerse en marcha. ¡Encontraríamos a Caramelito costara lo que costase! Bea me preguntó si por fin podríamos disfrazarnos de DETECTIVES. Con gafas de sol

sombrero,

y bigotes postizos. Marta quería comenzar ya, pero todavía no teníamos ningún Además, debíamos volver a casa.

plan.

55

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 55

1/3/16 11:21


Domingo EN CASA

POR LA TARDE

Cuando llegué a mi edificio había alguien pegando alaridos en el piso de los

Riosangre. Una vez en mi casa empecé a pensar que aún llevaba en el pañuelo la horquilla que había encontrado. Y también pensé en el policía de la tele, el que hablaba de

HUELLAS DACTILARES.

¡

S

O T M OMA Ó C É R

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 56

huellas dactilares!

1/3/16 11:21


CÓMO TOMAR las HUELLAS DACTILARES

de los CRIMINALES: Se necesita:

UN VASO LIMPIO

LAS HUELLAS DACTILARES SOLO PUEDEN TOMARSE DE SUPERFICIES LISAS

POLVOS de talco

LOS de los bebés

UN PINCEL

S LVO o PO talc de

CINTA ADHESIVA

PAPEL [TODO NEGRO] NEGRO [NEGRO COMO LA NOCHE]

57

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 57

1/3/16 11:21


Cogí un vaso, pegué los eché un poco de

dedos al vidrio,

polvo sobre la huella y después soplé.

Así es como lo hacía el policía de la

película

Peligro mortal. Él llevaba guantes de goma. Yo no, yo me puse unos de lana de color morado, con pompones y campanillas, que me había tejido la ABUELA. El sonido de las campanillas era un poco molesto, la verdad.

Después fui pasando el PINCEL hasta que vi con facilidad mi huella dactilar. Estaba un poco pringosa, como las huellas dactilares de Ahí dentro vive Osvaldo, nuestro pez. Nunca hace nada, ni siquiera nos mira.

la

pecera de clase. Luego pegué encima la

CINTA

ADHESIVA: ¡ahí estaban por fin mis huellas

No os miro

¡NUNCA!

dactilares! Se podían ver perfectamente sobre el papel negro (completamente negro). Pero como eran bastante 58

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 58

1/3/16 11:21


diminutas, me colé en el despacho de papá, para agrandarlas con su escáner. Después tomé las huellas de la horquilla. Menos mal que era lisa y grande, no de terciopelo o algo así.

Aunque yo nunca me pondría una horqu illa de ter ciopelo. ¡Ni que fu ese una pr incesa!

Al comparar mi huella y la de la horquilla

vi perfectamente que no eran iguales. Mi huella era como un remolino, mientras que la otra era como un arco. ¡Así que aquella no era mi horquilla! ¡Yo era INOCENTE! Me puse tan contenta que comencé a bailar, y justo entonces entró mi hermano y me dijo:

¡Eh! ¿Qué haces? ¿Bailas una danza india con guantes de lana? ¡Estás como una cabra! 59

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 59

1/3/16 11:21


Pero me daba igual lo que dijera. ¡Estaba superfeliz porque era INOCENTE! Aunque en realidad yo lo había sabido siempre, claro…

Sin embargo, ¡era genial tener una prueba! Cómo podemos encontrar al SECUESTRADOR:

PRIMERO:Tomar las huellas dactilares

de todos los invitados a la fiesta para compararlas con la huella de la horquilla. ¿También de Zappo, el mago? Para encontrarle tendríamos que ir a un montón de fiestas y sentarnos a ver cómo hace magia con estúpidas flores de papel. Moriríamos de aburrimiento. Esto… ¿Y el payaso Bombo? Si él hubiese secuestrado al perro, ¿no lo ocultaría en un circo? SEGUNDO: La cuestión seguía   siendo el

Mobyl Mobil movil móvil

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 60

1/3/16 11:21


móvil

minal hace algo. es la razón por la cual un cri porque a dinero al señor Martínez Por ejemplo, el criminal rob Móvil = codicia. él no tiene dinero.

Un

or Martínez porque la ama. O secuestra a la mujer del señ . la señora Martínez Móvil = amor por e va al señor Martínez porqu O le pega un tortazo en la cal rque señor Martínez po Móvil = envidia al no le cae bien. , etc. a, o mucho dinero ap gu er uj m a un tiene

Móviles del crimen

. ¿TIENE ENEMIGOS FLO? × Sí. ¡Tiene muchíííííísimos! Por ejemplo…, bueno…, yo. Somos enemigas. Claramente. × También Óscar, el de los mocos. Una vez vi cómo escribía en un banco: «Flo es tonta». . ¿TIENE FLO MUCHO DINERO? × Sí, pero no 10.000 euros. ¿O sí? ¿Tal vez le dan 10.000 euros todas las semanas solo por limpiar su habitación? × Movilizar al espía número 1 (= Bea). . ¿TIENE FLO UN PASADO CRIMINAL? × No es imposible. ¿A lo mejor esconde a Bombo bajo una manta? ¿Tal vez es cómplice del atraco a un banco? ¿Cómo ha conseguido su familia tantísimo dinero? × Movilizar al espía número 2 (= Marta).

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 61

1/3/16 11:21


Lunes EN EL colegio

POR LA MAÑANA

am ¡V u por

RECREO

Para poner fin a los comentarios. Al día siguiente, en el colegio, Bea dijo que pensaba que Óscar el Mocos era el porque no tenía chicle en la boca y tampoco horquilla… Bea iba disfrazada de detective, ¡es una gran ayudante! Marta también recordaba que Óscar no mascaba chicle. Pero…, hum…, no teníamos sus

SECUESTRADOR

HUELLAS DACTILARES.

Por eso prometí que las tomaría, ¡qué emocionante! Por otro lado, Marta había averiguado que Óscar no tiene ninguna mascota.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 62

1/3/16 11:21


¡Ahí! ¡Un gato! Despuéééés…

sa mo erro! a ¡V n p u por

Desde luego, es increíble,

¡Tengo hambre!

Marta realmente lo sabe TODO.

También que Óscar tuvo piojos una vez, pero los piojos no cuentan como mascotas. ¡Además, teníamos una PRUEBA firme contra él! ¡Las huellas de sus zapatillas en el LUGAR DEL CRIMEN!

Nos pusimos a pensar cómo demostrar que Óscar era culpable, y Bea propuso que fuésemos a visitarle. Luego vino el señor Fernández, el portero, y yo quise comprobar si llevaba puesta una horquilla aprovechando que se paraba y nos preguntaba:

Bueno, TRAVIESILLAS,

  ¿cómo va el recreo?

!

¡Genial

Nosotras nos sorprendimos MUCHÍSIMO, porque normalmente suele decir gritar: «¿QUIÉN HA ENSUCIADO ESTO DE NUEVO?

¡YA ESTOY HARTO! ¡A LIMPIAR OTRA VEZ!». 63

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 63

1/3/16 11:21


O: «TÚ ESPERA, QUE COMO TE PILLE, TE VAS A ENTERAR, AMIGUITO».

El antiguo señor

Fernández: ¡CERRAD EL PICO!

El señor Fernández estaba raro: antes se comportaba

de otra forma y ahora ya no llevaba el pelo largo, sino corto. Además, ya no iba vestido de azul, con su mono polvoriento: se había puesto un polo de vestir pero informal y unos pantalones verde safari. Y olía MUCHO, MUCHO

colonia. Todo eso era muy EXTRAÑO. a

Especialmente porque

El nuevo señor

nos preguntó y se marchó enseguida, sin esperar respuesta, como si fuese un CRIMINAL.

Fernández: ¡Eh!

¿Cómo estáis? ¿Todo bien? ¡Fantástico! ¡Hasta lueguito!

«¿Qué pasa con el señor Fernández?», me pregunté. Decidimos seguirlo para OBSERVARLO, porque quizá estuviese relacionado con el caso Caramelito.

64

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 64

1/3/16 11:21


alcanzar

Bea dijo que teníamos que al señor Fernández, pero Marta dijo que OBSERVAR significa VIGILAR. Lo máximo que podíamos hacer era observarlo desde lejos para investigar.

Plan

1. Encontrar a los secuestradores de Caramelito y liberar al perro. 2. Salvar el HONOR de Lola. 3. O bservar al señor Fernández, es decir, vigilarlo. ¿Se habría vuelto LOCO? ¿Por qué estaba de tan buen humor? ¿Tendría un HERMANO GEMELO? Estar atentas para poder rescatar a Caramelito. Después del colegio fuimos a casa de Óscar. Bea y yo queríamos disfrazarnos para que así él no nos reconociese, pero Marta dijo que era una TONTERÍA porque nos iban a pillar. Qué pena. Mi disfraz era muy REALISTA. ¡Y el de

Bea más! Ella se parecía 65

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 65

1/3/16 11:21


un poco a su padre, pero en bajito. Aunque por desgracia nadie la vio. La madre de Óscar nos abrió la puerta.

Óscar, ¡tesoro mío! Tres chicas muy simpáticas ¡quieren jugar contigo! «Queremos preguntarle algo», dije rápidamente, y la mujer nos invitó enseguida a entrar. Aunque antes tuvimos que quitarnos los zapatos. Bea preguntó si podía ir al baño: eso era parte de nuestro plan. Así ella podría buscar a Caramelito. Pero entonces a mí me dio envidia porque Bea podría hacer de DETECTIVE mientras yo tendría que sentarme a comer galletas con Marta, Óscar y su madre en la cocina de Óscar. Estaban tan duras como el hormigón,

66

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 66

1/3/16 11:21


sabían como a arenilla, y al masticarlas se hacían más grandes y te llenaban toda la boca.

«Son para alérgicos.

Deliciosas, ¿verdad?», dijo la madre de Óscar.

HORROROSAS, ¿VERDAD? gritó entonces mi grabadora: Qué desastre, una y otra vez se me olvidaba que la llevaba en el bolsillo. La madre de Óscar se sobresaltó un poco, pero luego siguió comiendo con valentía. «Horneadas sin

azúcar, huevos y mantequilla. Son mucho más suaves. ¿Vosotras tenéis ALERGIAS? Óscar, mi tesoro, tiene muchas». Justo en ese momento apareció Óscar, que se sentó a la mesa y miró a su madre con cara de aburrimiento. «¿Eres alérgico al pelo de animales? –le preguntó Marta–. Si eres alérgico a eso, no puedes acariciar a Caramelito, tu nuevo perro, ¿no?

¡Qué lástima!».

JA, JA, JA,

¡muy INTELIGENTE! 67

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 67

1/3/16 11:21


Marta es también una GRAN ayudante.

Casi tan buena como Bea.

La madre de Óscar estaba muy confusa; parpadeó varias veces y dijo que su tesoro no tenía ningún perro llamado Caramelito porque no podía tener animales domésticos. NINGUNO. Al parecer es alérgico a todos; si los toca, le salen sarpullidos.

Lo que Óscar no puede tener:

Nada con plumas

Nada con pelo

Nada con escamas

Ningunas galletas ricas

68

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 68

1/3/16 11:21


Cuando Bea volvió del baño, sacudió la cabeza en silencio. Caramelito no estaba en la casa de Óscar. Normal. El pobre no puede tener nada. Hasta me dio pena.

Creo que Óscar fue FELIZ cuando tuvo piojos. ¡Por lo menos de esa manera hubo algunos animales en su vida!

Cuando nos marchábamos, Óscar susurró:

Espero que encontréis a Caramelito.

Óscar es muy majo pero ¡sus galletas son asquerosas! 69

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 69

1/3/16 11:21


EN CASA

Lunes

POR LA TARDE

   Me he librado por hoy de los profes, el portero y otros rollos del cole…

Estábamos muy tristes porque ya no sabíamos por dónde seguir buscando a Caramelito. Aunque teníamos

huella dactilar de la horquilla y un par de HUELLAS más para comparar. la

Eran las de Bea y Marta. Estaban un poco borrosas y parecían pequeñas

espirales.

Eran muy distintas a la del secuestrador. Por tanto, Bea y Marta también eran INOCENTES.

YO (LOLA)

MARTA BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 70

EL SECUESTRADOR

Bea

1/3/16 11:21


¡Yo había estado en la fiesta y lo sabía, pero ahora la ciencia lo demostraba! Además, yo no tendría amigos que fuesen

SECUESTRADORES.

e no t n e m a iv it n fi e d e u Los q : S E R O D A R T S E U C E S son Ó  scar

No puede tener perro. Ni siquiera podría secuestrar a una mosca porque las alas le dan alergia.

Yo – Lola

Yo supe todo el tiempo que yo era inocente, ¡claro! Yo no había hecho nada malo, aunque ciertas personas me culpasen. ¡Yo no era la secuestradora!

Bea y Marta

Sus huellas no estaban en la horquilla. Bea y Marta son grandes ayudantes y muy buenas personas. ¡Y se disfrazan fenomenal!

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 71

Óscar el Mocos

Yo

Marta

Bea

1/3/16 11:21


Quién p  odría ser el

SECUESTRADOR

:

1. FLO. Aunque no entiendo por qué iba a secuestrar a su propio perro. Pero nunca se sabe.

F lo-tonta

Eso dice mi abuela.

2. ANDREA. Ya tiene un perro…

¿Tal vez quiere dos? Algunas personas nunca tienen suficiente. Especialmente Andrea.

3. ANA. Solo tiene un gato siamés,

Andr

ea

así que puede que estuviese celosa al ver un perro tan mono.

4. EL RESTO DE LOS INVITADOS. Pero… ¿por qué iban a secuestrar a Caramelito? No lo comprendo. Aunque, de nuevo, nunca se sabe.

Ana

El resto

Ver punto número 1. 5. BOMBO Y ZAPPO.

¿Por qué iban a robar en una fiesta infantil?

72

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 72

Bombo

o Zapp

1/3/16 11:21


¡ADIÓS, MANITO!

Total, que solo tenía que conseguir las HUELLAS de todas esas personas. Discretamente, ¡claro! Pero ¿y si, para librarse, el secuestrador hubiera huido a México con Caramelito? Teníamos que buscar huellas

dactilares

para después compararlas. Por eso quisimos tomar las huellas de mi hermano. Pero él dijo:

¡POR FAFOR! ¡DEJAFME EN PAZ! A Tim le acababan de poner aparato en la boca.

Mamá esbítaabapuesmutoy orengusulloprsaoppoiarqclíuenicella.a misma se lo ha

¡Los asponaratos fantásticos!

Y trataba de convencerme de que yo también necesitaba uno. Supuestamente esas

o rtodoncias son muy buenas.

¡Pues NO! ¡¡¡NO LO SON!!! 73

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 73

1/3/16 11:21


e parecía Mi hermano hablaba tan mal qu ponja. No paraba que estaba mordiendo una es a todavía peor. de escupir, y cuando se reía er mó: Como nos entró la risa, excla «Eftúpidaz, ¡eftúpidaz!».

«¿Qué dices? –le pregunté a Tim–.

Te entiendo fatal. ¿Tienes un melón en la boca?».

Entonces Tim se enfadó mucho y entrecerró los ojos, como si fuese un gánster. Incluso le salía espuma por la boca por culpa del aparato. O porque tenía hambre, ya que no puede comer todo lo que quiere porque no mastica bien.

Lo que le gustaría comer a TIM:

Ositos de goma

Ruedas de reg a l iz

Se van deshaciendo en la boca hasta que te los comes.

Se pegan a los dientes y te dejan la boca pringosa. 74

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 74

1/3/16 11:21


Caramelos duros

Según descubres cuando te los terminas, están rellenos de algo dulce.

De las que hay en las ferias, de esas tan dulces que dos días después Ma de c nzana todavía tienes el sabor aram s en la boca. e

lo

De los que hacen ruido cuando los partes con los dientes.

Caramelos ácidos

Lo que TIM puede comer: Yogur

Yogur natural.

(Sin azúcar.)

75

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 75

1/3/16 11:21


Como mi hermano se negó a que le tomáramos las huellas, Bea propuso que se las tomásemos a Óscar, pero Marta dijo que mejor no porque seguramente tendría alergia a los polvos de talco. Pero ¡qué inteligente es siempre Marta! Poco después, como tenía que sacar a pasear a

,

me puse en marcha.

¡A CASA de la abuela!

Bea se fue, pero Marta me acompañó. 76

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 76

1/3/16 11:21


Lunes

POR LA TARDE

CON LA A

BUELA

La tele de la abuela está siempre

MUY ALTA porque ella no oye nada…

Ñam, ñam, ñam… Rosi no quería salir, pero la abuela dijo que tenía que pasear un rato. Luego la abuela se sentó en el sofá, enfrente de la tele, con una caja de bombones y dijo que ella no podía sacarla porque tenía que ver su telenovela favorita. 77

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 77

1/3/16 11:21


Me dio la impresión de que Rosi también quería ver la telenovela y, sobre todo, de que quería comerse los bombones de mi abuela. Cuando la miré (a mi abuela, no a Rosi), vi que no llevaba puesta la dentadura postiza, y entonces me acordé de que por las noches la deja en un vaso. Con ese vaso podríamos conseguir muchísimas HUELLAS.

¡Claro! Así que se me ocurrió una idea estupenda. «¿Abuelita, ¿dónde está el vaso de tu DENTADURA POSTIZA?», le pregunté muy amablemente.

Estanbamo.

La

DENTADURA terrorífica de la

ABUELA

Creo que la abuela dijo que estaba en el baño. Hablaba así de raro porque no llevaba la dentadura, por supuesto. La dentadura era un poco 78

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 78

1/3/16 11:21


escalofriante, pero entonces tuve OTRA

: L A I N E G IDEA

En realidad, yo solo quería tomar las huellas del vaso, pero entonces pensé que la dentadura de la abuela me iba a ayudar mucho al día siguiente, en el cole. Era necesaria para seguir avanzando en la investigación. ¿La abuela necesitaba su

DENTADURA?

C

CLA C

No, porque casi nunca mastica. Y para ver la tele tampoco CLA le hace falta. ¡Fantástico! Yo sí que necesitaba la dentadura de la abuela, no ella. Se la devolvería el miércoles, para que pudiese ir a la peluquería o a tomar café con sus amigas. ¡Qué emocionante! ¡Todo era

SUPERDETECTIVESCO! Marta envolvió el vaso con los dientes de la abuela. Yo no pude porque a mí me daba asco. ¡PUAJ!

(¡Marta es realmente valiente!) ¡La abuela ni se enteró!

BOMB

ONES

79

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 79

1/3/16 11:21


Lof de la tele fon como lof Fanchef*, dijo entonces la abuela.

*Creo que quiere decir que los de la tele

son unos cotillas o algo así… No conozco a los Sánchez, pero la abuela habla mucho de ellos. Y siempre dice que son unos cotillas.

Yo quería quedarme un rato más con la abuela, pero no podíamos porque teníamos que pasear . a Bajamos por las escaleras, pero Rosi estaba muy pesada. Tan pesada como un BEBÉ ELEFANTE.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 80

1/3/16 11:21


CLIC Cuando por fin llegamos a la calle, Rosi comenzó a caminar como un pato e hizo pis en una farola. Luego se quedó parada y cerró los ojos. Todos los que pasaban por allí la miraban. Algunas personas se enfadaron un poco:

¿ES QUE TU PERRO NO SE MUEVE O QUÉ? –preguntó un hombre muy borde–.

Si no, ¡al menos no lo saques ni lo dejes ahí!

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 81

1/3/16 11:21


Luego abrió su maletín negro para sacar algo.

Oí un tintineo. Me dio un susto muy grande porque pensé que iba a sacar unas esposas o algo así. Pero ¡solo era un MÓVIL! El hombre llamó y dijo: «Ernesto, ¡ahora llevo el envío!».

Y a continuación nos soltó: «¡Esto no es un cementerio de perros, ya lo sabéis!». Entonces una mujer le llamó monstruo, se enfadó y le preguntó cómo podía tratar así a unas niñas pequeñas. El hombre siguió hablando por el móvil y le dijo ¡ARJ!

a Ernesto que el envío se había retrasado porque unas horribles

mocosas le estaban molestando.

Entonces la mujer le dijo algo

más, pero nosotras no pudimos

entenderlo muy bien

porque de repente se levantó

y comenzó a caminar de nuevo

como un pato, muy lentamente, como hace siempre. Y en ese momento apareció la hija mayor de los Riosangre, cantando por la calle. Marta quería que Rosi le siguiese la PISTA. 82

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 82

1/3/16 11:21


La pista olía muchísimo a desodorante, pero Rosi siguió arrastrando los pies en dirección contraria, donde luego hizo un montón de caca. Como si fuese un perro rastreador que no sirve para nada ¡y que te aleja de la escena del crimen!

Para entonces, yo ya tenía unas ganas locas de volver a mi casa para preparar las HUELLAS para el día siguiente.

HORAS 4 2 E D ¡EN MENOSencontrar a los podríamos RADORES DE SECUEST LITO! CARAME

83

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 83

1/3/16 11:21


Martes POR LA MAÑANA EN EL

colegio

Por la noche alguien ha hecho una pintada en la entrada del cole:

¡TONTO QUIEN LO LEA! Por desgracia, no puedo resolver

todos los casos…

Llevé a clase mi bolsa misteriosa con mucho cuidado, porque dentro estaba el vaso con la DENTADURA POSTIZA de la abuela. Todos querían saber lo que había dentro, pero yo dije que era un SECRETO que revelaría en el recreo. Eso hizo que todos mis compañeros tuviesen más interés todavía.

RECREO, la señorita García, nuestra profesora, me pidió que le

CLAC CLA

C

Pero cuando llegó el

llevase al portero una balda de la estantería de nuestra clase, que se había roto. 84

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 84

1/3/16 11:21


!

Cuando la balda se rompió, todos los LIBROS cayeron al suelo. Las chicas gritaron y los chicos dijeron: «¡Hala, qué pasada!». La señorita García se enfadó mucho y se quejó: «¡Esta estantería es una auténtica chatarra!».

Mal de det etíne ectiv

Bea fue conmigo a ver al portero. Antes de llegar a la puerta de su almacén ya olía mucho, muchísimo, a su nueva colonia. Le llamamos muy fuerte, y por fin el señor Fernández abrió la puerta, aunque solo una RENDIJA, de modo que únicamente podíamos distinguir su nariz.

¡Anda! ¿Venís de parte de la señorita García? ¿Se ha roto una balda? ¡La arreglaré rápidamente!

! A R E U ¡F ¡PROHIBIDA LA ENTRADA!

KEEP

Luego metió la balda por la

OUT

RENDIJA

y la puerta se cerró de golpe. Nosotras nos quedamos mirándola.

LOS PADRES SON

RESPONSABLES DE SUS HIJOS

«¿Qué es todo esto?», pregunté. 85

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 85

1/3/16 11:21


«Está loco», comentó Bea mientras hacía

un gesto con la mano. Luego pegamos una oreja a la puerta y oímos que el señor FERNÁNDEZ susurraba: «Cuando nadie se dé cuenta, lo conseguiré. Así que vosotros, pequeños canallas, no podréis salir». ¡UA Entonces miré por el ojo de la cerradura y vi que estaba JAJ construyendo algo con unas tablas. A

JA

!

¡UNA ENORME JAULA! Después hizo un ruido que daba mucho miedo. ¡Era música! ¡El señor FERNÁNDEZ estaba cantando!

Bea y yo corrimos hasta el patio como si nos persiguiera un monstruo de colmillos babosos. NUNCA más le llevaré al señor Fernández algo para reparar. ¡¡¡Ni por 10.000 euros!!! 86

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 86

1/3/16 11:21


¿Qué podía estar haciendo el SEÑOR FERNÁNDEZ? Está como una cabra (= chiflado). Sin más.  a decidido encerrar a todos los niños que H rompan algo en una jaula que está construyendo. PRUEBA: «Así que vosotros, pequeños 

canallas, no podréis salir».

Q uiere convertirse en una estrella del pop (= chiflado). Espía para algún servicio de inteligencia. PRUEBA: «Cuando nadie se dé cuenta, 

lo conseguiré».

Alguien se está haciendo pasar por él y lo ha sustituido. ¿Un  extraterrestre o el gobierno? ¿Habrá sido el presidente? Pero… ¿por qué? El señor Fernández es miembro de una banda criminal que se reconoce por su perfume y sus polos informales. Pero… ¿cuál es su objetivo?

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 87

1/3/16 11:21


La cabeza me daba vueltas. Durante muchos años no me pasaba nada y ahora, de repente, en una semana había muchos delitos… Bea, Marta y yo fuimos a buscar HUELLAS

antes de que el RECREO terminase. Nos escondimos detrás de un arbusto muy grande y entonces dije en voz alta: «Quien quiera ver la sorpresa que venga, porfa. Pero solo quien esté muy impaciente».

¡

un De

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 88

o en un o!

1/3/16 11:22


Ahora TODOS mis compañeros querían. Excepto Flo, que seguía muy triste por Caramelito.

amelito Marta dice que los padres de Flo piensan que Car O!!! se escapó. ¡¡¡MARTA SIEMPRE LO SABE TOD Y que el otro perro de Flo no es suyo, sino de su PERRO hermano. Y tiene como mínimo 53 años. Así que el no es tampoco de su hermano. En cualquier caso, es más viejo, gordo y aburrido que Rosi.

¿Quién podría habérselo imaginado? Casi lo siento por Flo. Me dio mucha pena.

¿Qué podía ser peor que no tener el perrito más mono, tierno y esponjoso del mundo? ¿Qué?

89

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 89

1/3/16 11:22


! O T C A ¡EX

¡Tenerlo y que te lo roben!

Ese día Flo no llevaba ropa de color rosa, sino MARRÓN CACA. Bea dijo que Flo se había vestido así a propósito.

Yo creo que Flo estaba muerta de pena. Mis compañeros fueron desfilando por detrás del arbusto, y al ver la dentadura de la abuela exclamaban:

¡Uuuy! ¡QUÉ GRANDE! BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 90

1/3/16 11:22


¡MOLA!

La mayoría de las chicas dijeron «Aaaaaj» y los chicos, «¡Mola!». Felipe me ofreció dos euros por el vaso con la DENTADURA. Quería asustar a su hermana porque por lo visto es una cobarde y siempre está pegando grititos. Yo me lo pensé y al final le dije que la dentadura de mi abuela no estaba en venta. Entonces él me ofreció más dinero. ¡Cinco euros! Así que volví a pensármelo. 91

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 91

LAC C CLAC

1/3/16 11:22


Pero Marta me dijo que no debía venderla porque la DENTADURA era demasiado valiosa. Parecía antigua y por eso valía mucho. Lo mejor era venderla en otro lugar. En fin, la cuestión es que NADIE se fijó en las HUELLAS que estaban dejando en el cristal.

POR FAVOR, CUIDADO ¡TOCAD AQUÍ! Después nos DESPEDIMOS y saqué las huellas. Lo hice rápidamente con POLVOS, PINCEL, CINTA ADHESIVA, papel negro y mis ayudantes. Marta fue apuntando el nombre debajo de cada huella y así supimos cuáles eran las de la abuela. 92

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 92

1/3/16 11:22


De esta manera e-li-mi-na-mos* a la abuela.

(E-li-mi-nar* = quitar de la lista de sos pechosos) En cuanto el RECREO terminó y nos quedamos solas, fuimos tomando poco a poco las huellas dactilares de Andrea, Ana y todos los demás. Excepto de Flo, que seguía vestida de marrón caca y sentada sola en un banco. Marta se acercó a ella y simplemente puso en sus manos el vaso con la DENTADURA de la abuela. Flo ni siquiera chilló. Creo que ni vio la dentadura. Estaba muy triste acariciando un pequeño collar perruno. Así que pensé que también podíamos eliminar a Flo de la lista de sospechosos.

NOS FALTABAN LAS HUELLAS DE ZAPPO Y DE BOMBO, PERO NO SABÍAMOS CÓMO CONSEGUIRLAS… Después del colegio Bea y Marta vinieron a casa. ¡Estuvimos comparando las huellas con las de la horquilla!

Bombo

o Zapp

93

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 93

1/3/16 11:22


Pero como papá estaba en casa, no pudimos entrar en su despacho para usar el escáner. Además, estaba bastante gruñón porque una vez más se había olvidado de su CONTRASEÑA. ¿Por qué la cambiará constantemente? No hacía más que decir:

a, l o L , o n «Ahora bajando». a estoy tr

POR FAVOR, INTRODUZCA SU CONTRASEÑA

¡Error! ¡Error! ¡Error!… Ja, ja, ja, ja…

Bea y Marta, como buenas espías que son, aportaron más información.

Flo no tiene dinero. ha robado o n lo F e d ia il m fa La en mucho ningún banco. Tien adre de Flo dinero porque el p mucha gente. a a er op y o ic éd m es

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 94

1/3/16 11:22


Esto… Así que Flo no tiene 10.000 euros. ¿Sabía eso el secuestrador? Uf, en mi casa no se puede trabajar como detective. Papá y mamá me molestan todo el rato porque quieren algo.

¿¡Lola!?

¿SABE MAMÁ MI CONTRASEÑA?

¡Ahora no, papá! ¡¡¡Tengo que trabajar!!! Luego, muy enfadado, papá fue a hacerse un

café y entonces pudimos ampliar las huellas

dactilares y mirarlas. Fue muy EMOCIONANTE. Era COMPLICADO porque todas se parecían, pero al final encontramos una que era JUSTO como la de la horquilla.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 95

1/3/16 11:22


¿

Q U IÉ N E S E D ?

Con los dedos temblorosos cogí el papel con el nombre y me quedé completamente alucinada. El SECUESTRADOR era…

ABUELA SOSPECHOSO n.º 1

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 96

1/3/16 11:22


Sentí un escalofrío en la espalda.

A N U A L E U ¡¿MI AB

SECUESTRADORA?! Pero entonces se me ocurrió que la abuela ya tenía suficiente con un perro (Rosi): ¿para qué iba a querer

a Caramelito? Además, mi abuela nunca, nunca,

nunca le quitaría un perro a una niña. También pensé que a mi abuela lo que más le gusta es preparar dulces y ver la televisión, y que siempre hace cosas sensatas.

No, mi abuela no podría ser una secuestradora.

JAMÁS.

«Eso no puede ser –dije–. Será que hemos confundido los nombres de la lista». Y Bea, entre risas, replicó: «Sí, bueno, será eso». 97

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 97

1/3/16 11:22


Entonces revisó la lista y comprobó que habíamos cambiado dos nombres.

 asa cuando no lo haces todo ¡Eso p tú mismo! «¿Cuál es el otro nombre?», le pregunté, muy seria. Bea volvió a colocar los cartelitos y las huellas dactilares y vimos que el nombre que buscábamos era:

ANDREA

¡LA SECUESTRADORA !

ANONDA DRE PEERAROS

LADR

n.º 2 A S O CH E P S SO

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 98

1/3/16 11:22


«Pero… ¿por qué iba a secuestrar a Caramelito

si ya tiene un perro? ¡Lo dijo en la fiesta!», comentó Bea. Entonces Marta sugirió: «Sin embargo, yo nunca he visto a su perro. Ni siquiera en foto. ¿Y vosotras?». No, ni Bea ni yo habíamos visto al perro de Andrea. Ni siquiera en foto. Eso era muy curioso. ¡MARTA es Porque Andrea tiene fotos de todo superinteligente! lo imaginable. ¡Incluso de la última chaqueta que le han comprado!

Entonces Marta y yo dijimos: «Mañana iremos a ver a Andrea y descubriremos la verdad».

au!

PERO ¡¡¡NINGUNA DE SU PERRO, OREJITAS!!!

¡Gu

!

¡ANDREA ERA LA SECUESTRADORA!

CLIC

99

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 99

1/3/16 11:22


Miércoles POR LA TARDE

Delante de la casa de

ANDREA

Parece muy, muy elegante, pero se nota desde fuera que está muy

Desinfeztada

Desinfestada

con detergente. Delante de la casa de Andrea hay dos palmeras, y en ese momento su madre, que llevaba taconazos, estaba regándolas con un pulverizador. Desde fuera se oía un horrible tintineo que resonaba en la casa.

Desinfectada

¡Puaj!

LA MADRE DE ANDREA

ANDREA NO TIENE TIEMPO. ESTÁ TOCANDO EL PIANO. ANDREA NO TIENE ALIENTO. ESTÁ CUIDANDO DEL ENANO. 100

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 100

1/3/16 11:22


e

A

La GRABADORA estaba apagada, pero de repente se encendió y volvió a hacer de las suyas. Siempre igual. Y eso que papá la había reparado el día anterior.

«¡AJÁ!», gritó entonces Marta, tan fuerte que la madre de Andrea a punto estuvo de caerse de sus taconazos.

¡CUIDANDO DEL ENANO, CLARO! ¡SE REFIERE AL PERRO! «Venimos a ver a Orejitas, el perro de Andrea», dije, y DE REPENTE el sonido se paró y Andrea miró a través de las cortinas. Parecía muy enfadada.

«¿Qué? –preguntó la madre de Andrea,

y nos roció por error con un poco de agua–.

¿Un perro asqueroso con las patas sucias? ¿Aquí? Recórcholis, ¿dónde?».

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 101

1/3/16 11:22


Ese comentario me pareció un poco EXTRAÑO.

¿Por qué la madre de Andrea iba a hablar así de OREJITAS? Si SUPUESTAMENTE era una

monada…

«Sí, ya sabe, el perro de Andrea, Orejitas», repetí. «Andrea no tiene ningún perro –dijo la madre de Andrea como si estuviese oliendo los calcetines de mi hermano Tim–. ¡En mi casa no entran animales! Lo dejan todo sucio». Entonces Marta preguntó si podíamos ir a la habitación de Andrea, pero su madre dijo que NO porque acababa de limpiar el pasillo. Y porque si íbamos lo ensuciaríamos de nuevo. Además, al día siguiente celebraba una fiesta en el jardín con las damas del Club de Tenis.

¡NO, NO PODÉIS PASAR! lamar!!!

¡¡¡Es usted un ca

102

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 102

1/3/16 11:22


«¿PERDÓN? –me preguntó la madre de Andrea muy ofendida–. ¿Qué acabas de llamarme?». Pero en realidad no había sido yo, ¡sino la dichosa grabadora!

Entonces Andrea enseñó un cartel por la ventana.

¡FUERA!

Lógicamente, nos fuimos, y la madre de Andrea cerró de golpe la puerta. 103

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 103

1/3/16 11:22


«Bueno, creo que lo de Orejitas está confirmado. ¡Andrea no tiene ningún perro!», susurró Marta. Todas nos quedamos sin aire: ¡nuestra aventura era superEMOCIONANTE! Bea se había puesto casi morada, pero rápidamente volvimos a respirar y a tranquilizarnos.

SI ANDREA NO TIENE NINGÚN

PERRO…

… ESO SIGNIFICA QUE MINTIÓ Y…

ta de

La no

te

resca

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 104

1/3/16 11:22


… QUE TAL VEZ ES LA

SECUESTRADORA DE

. O T I L E M CARA SOLO HABÍA UN PROBLEMA. «¿Cómo podemos conseguir

PRUEBAS?

No podemos entrar en su casa».

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 105

1/3/16 11:22


Entonces las tres oímos algo. Era muy suave, pero procedía del jardín de Andrea.

¡UN LADRIDO! ¡CARAMELIT O! ¡Así que Andrea era

LA SECUESTRADORA DE VERDAD! Estuvimos pensando un

buen rato qué hacer. Ya era casi de noche y yo estaba un poco triste porque ni yo ni mis dos ayudantes DETECTIVES podíamos entrar en la casa de Andrea. Pero entonces, de repente, Bea exclamó:

b de Tenis! ¡La  fiesta de las damas del Clu ¡En el jardín! «Sí, ¿y? Eso es un aburrimiento, ¡menudo rollo!», dije yo. Sin embargo, Bea se puso muy nerviosa, y Marta también, y las dos empezaron a discutir y yo no entendía nada. Bueno, al principio no, pero luego ya sí. 106

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 106

1/3/16 11:22


Plan secreto: Ir a la fiesta de las damas del Club de Tenis. Y no como si fuese Lola, sino

CAMUFLADA* CAMUFLARSE =

*

DISFRAZARSE para

que nadie te reconozca.

¿De qué disfrazarme?

¿De dama?

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 107

¡FANTÁSTICO!

¿De pastel? Ejem…

¿De raqueta?

1/3/16 11:22


Ña m Ña m

Bea estaba emocionada con lo de disfrazarse. Y yo también. Y para prepararlo todo bien y probarnos los disfraces, Bea vino a cenar a casa.

De repente, en plena cena, las dos nos llevamos un buen susto. «La abuela está buscando como loca su DENTADURA

POSTIZA, pero no la encuentra.

No lo entiendo, no ha podido ir muy lejos. ¿Qué habrá hecho con ella?», comentó mi madre. Bea y yo nos miramos completamente

. S A ZAD

I R O R ATER

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 108

1/3/16 11:22


La horrible DENTADURA POSTIZA de la

ABUELA

IZA ¡VAYA!, LA DENTADURA POST A DE LA ABUELA SE ME HABÍ VASO OLVIDADO POR COMPLETO. EL ILLO. TODAVÍA ESTABA EN MI BOLS

Papá, por su parte, dijo que no entendía por qué la abuela siempre olvidaba dónde están sus dientes. Y de paso preguntó si sabíamos cuál era la CONTRASEÑA de su Facebook. Él ya no se acordaba... «Ayer era CORTACÉSPED_5947_ . Pero después la cambié por otra. ¿Cuál era?

¡ES PARA VOLVERSE LOCO!».

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 109

1/3/16 11:22


Mi hermano Tim respondió, pero no se le entendía. Dijo algo como

. J IA V L E S L E S J IA V J VIAJSELJESALE

«Es verdad, cariño», comentó mamá.

Ella entendía su lenguaje secreto y podía descifrarlo. Así que le recordó a papá: «La CONTRASEÑA es

VIAJEALASELVANEGRA_2387_». Y luego mamá nos dijo a Bea y a mí: «¿Sabéis quién ha estado hoy en mi consulta? ¡El portero del colegio!, el señor Fernández». Sentí miedo, el estómago se me revolvió y a punto estuve de tirar el zumo. ¡JE, JE, JE, JE! Sobre mi hermano.

«¡BUAJS!», soltó él un poco enfadado. Y luego Bea me miró muy nerviosa y chilló. Yo le devolví la mirada... y el grito.

ESPÍA

110

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 110

1/3/16 11:22


ÁNDEZ ¿ESPÍA EL SEÑOR FERN A MI MADRE? «¿Qué quería?», le pregunté. «Blanquearse los dientes –respondió mamá–. Es un hombre muy chic. Llevaba un polo informal. Y olía muchísimo a colonia buena». «¿El gruñón del señor Fernández? –se extrañó papá–. ¿El que lleva coleta y va siempre con un mono azul?». Mamá contestó que sí, y que había sido muy agradable. Que incluso habían estado hablando de nuestra clase. Eso fue una gran

SORPRESA para nosotras. Entonces me acordé de la jaula que el señor Fernández estaba construyendo. Me puse muy nerviosa, y Bea, temblando de miedo, a punto estuvo de tirar su zumo sobre mi quiere una hermano.

¿Para qué

Papá murmuró que prefería tener una CONTRASEÑA razonable

JAULA?

a los dientes blancos, y anunció que salía al jardín a podar los arbustos. 111

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 111

1/3/16 11:22


L e gusta cuidar el jardín para que no haya malas hierbas.

Entonces Bea y yo nos miramos y dijimos al mismo tiempo:

¡ARBUSTOS! ¡CLARO!

Dos chicas tontas listas, ¡una idea!

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 112

1/3/16 11:22


¡ESA ERA LA SOLUCIÓN!

PLAN: Mañana me disfrazaré de

ARBUSTO, iré así a la fiesta de las damas del Club de Tenis y de esa manera no me reconocerán.

Bea estaba loca de felicidad. NUNCA se había disfrazado de arbusto. Estaba superEMOCIONADA. 113

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 113

1/3/16 11:22


Jueves POR LA TARDE

En pocos minutos comenzaba la fiesta del Club de Tenis.

SIN EMBARGO, disfrazarse de arbusto no era tan fácil como creíamos. ¡Qué LÍO! Bea me propuso que me disfrazase de arbusto de lila porque mi padre había podado justo las lilas. Me recomendó que me pusiese una rama grande alrededor del cuello y otras más pequeñas en el pelo. Pero, la verdad, el resultado era PATÉTICO. Parecía un árbol de Navidad con luces de color lila. Luego salí a la calle a probar mi disfraz, y claro, todo el mundo se paraba para mirarme. Un señor mayor me preguntó si ya había llegado Papá Noel y un niño comenzó a llorar.

¡ÑAM!

¡MAMÁ, RUO! UN MONST 114

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 114

1/3/16 11:22


Fue horrible. Leo y los gemelos de mi clase me vieron también y se echaron a reír como locos.

¡JA, JA, JA, JA, JA! ¡Lola se ha vuelto loca!

¡JA, JA! ¡JO, JO!

¡Me habían reconocido! Eso no era una buena señal. 115

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 115

1/3/16 11:22


Mi disfraz fue tal fracaso que Bea sugirió que fuese vestida normal hasta la casa de Andrea y allí entrase en el jardín y me pusiese cualquier cosa. ¿Y qué iban a hacer Bea y Marta mientras?

 COLARSE ELLAS TAMBIÉN ESCONDERSE EN ALGUNA PARTE ESPIAR DISFRAZARSE

ENCONTRAR A CARAMELITO

LIBERAR A CARAMELITO  ETC Marta dijo que esperarían fuera, que estarían cerca, VIGILÁNDOLO todo. «Buah –pensé–. ¡Qué poca implicación! ¡Deberían volver a ser simples ayudantes!». Pero entonces Marta sacó algo de un bolsillo: un walkie-talkie.

¡Marta ascendía de nuevo a detective! Por lo menos ella llevaba el equipo perfecto. 116

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 116

1/3/16 11:22


Bea y Marta me dijeron que me darían otro walkietalkie y que gracias a él podríamos hablar ¡aunque no estuviésemos juntas! En ese momento

me tranquilicé mucho. ¡Todo era superemocionante! Fuimos de manera muuuuuuuy discreta hasta la casa de Andrea y allí vimos a un montón de mujeres de pie, vestidas de blanco. Había mucho follón porque estaban jugando al tenis como locas.

¡El catering!

¡Estaban todas despistadas! ¡Genial! Entonces llegó un coche, del que se bajó un hombre que llevaba una bandeja y un delantal. En la bandeja había unos deliciosos sándwiches gourmet. «El servicio de catering ya está aquí. ¡Por favor, abran la puerta!». 117

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 117

1/3/16 11:22


¡Esa era MI oportunidad! La puerta del jardín se abrió para que el hombre del catering pudiese entrar, así que aproveché para colarme. ¡Él echó a andar sin hacerme caso!

Jo, ¡al menos podría haberme dado uno de sus sándwiches! Se lo habría agradecido enormemente.

EN CUALQUIER CASO, yo ya estaba

¡DENTRO!

Aunque no me había CAMUFLADO, las mujeres estaban tan ocupadas que no se fijaron en mí. Se arremolinaron en torno a la bandeja para lanzarse sobre los sándwiches y allí se quedaron.

118

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 118

1/3/16 11:22


Recorrí el jardín con la mirada en busca del arbusto perfecto ¡y tuve suerte! Había uno con flores rojas. Además, alguien había dejado por allí algunos trastos de jardinería: ¡había hasta unas tijeras de podar!

PERFECTO, PERFECTO, ¡PERFECTO!

¿Has encontrado al perro?,

oí de pronto. Era Bea, que me preguntaba por el walkie-talkie. ¡Menudo susto que me pegó! Aunque peor fue el susto que me dio la grabadora, que dijo, muy FUERTE:

¿Has cortado el puerro? 119

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 119

1/3/16 11:22


Dos de las mujeres del Club de Tenis que estaban mano a mano con su piscolabis se giraron hacia mí con horror.

¿Qué

dicho?

has

¡Miau!

e ¡Todavía no m ! a c a c a ¡Vay

había

CAMUFLADO! 120

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 120

1/3/16 11:22


Por suerte, el hombre del catering llegó de nuevo. Esta vez con muchos dulces. Todas las señoras gritaron de alegría.

! n á h c ¡Ta

¡Qué maravilla! Pensé que esa era la ocasión perfecta para cortar algunas y disfrazarme, pero de repente me encontré con que tenía TODO el arbusto en la mano. No sabía cómo disfrazarme y el arbusto no era nada práctico, así que simplemente me metí dentro y eché a correr.

ramas

Nadie se dio cuenta.

121

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 121

1/3/16 11:22


Nadie salvo UNA mujer.

ovido! m a h e s o t s u b r a e ¡Es ¡Os lo aseguro!

¡Elena, por fav or!

¡Serán imaginac iones!

¡¡¡Elena, roedor!!! ¡Serán leones! Las mujeres se pusieron a discutir si era normal o no que un arbusto se moviese e insultase a la gente, pero yo seguí corriendo. Me escapé rápidamente y me escondí detrás de un árbol.

¡Me había librado por los pelos! 122

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 122

1/3/16 11:22


«Todo va bien, chicas –susurré por el walkie-talkie–. Ya soy un arbusto». Entonces pensé que por el walkie-talkie tenía que hablar de manera especial, como hacen en la tele. «Las mujeres siguen comiendo», me respondió Bea en ese momento, así que aproveché para pedirle que añadiera «CAMBIO», pero ella me dijo

Bip Bip

que eso le parecía una ESTUPIDEZ, que por qué iba a decir «CAMBIO» si ella seguía en el mismo sitio... Me di por vencida. Tal vez no era necesario añadir lo de «CAMBIO», pero aun así contesté:

Buscaré a Caramelito. CAMBIO.

123

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 123

1/3/16 11:22


au! ¡G u

Miré a mi alrededor, pero por allí no había ni rastro del perro. Solo veía mucho césped y muchas flores. También algunos arbustos. Sin embargo, de repente oí algo. ¡Parecía el llanto de un bebé!

ingún Aunque no había n de Tenis... las damas del Club e bebé en la fiesta d Entonces comprendí que lo que oía no era un llanto.

¡Era un

aullido!

Un aullido de perro. ¡O de cachorro, mejor dicho!

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 124

1/3/16 11:22


«¿Habéis oído eso?», pregunté por el

.

«¿Oír qué? –respondió Marta–. No hemos escuchado nada».

¡Sí! ¡Se había oído un ruido!

Iba a echar a correr en la dirección de la que procedía el aullido, pero entonces llegaron dos jardineros, uno mayor y otro joven.

125

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 125

1/3/16 11:22


«Ponte a cortá toas as ramas del bursto de las flores rojas; déjao mu reondo. Rápio, ¡cay mucho cacer!».*

Ponte a cortar todas las rama s del arbusto de las flores rojas ; déjalo muy red ondo. Rápido, ¡que hay mucho que hacer!

». e f e j , e l a V « Eso lo dijo el joven, que ¡¡¡de repente se acercó a mí!!! ¡¡¡Con unas tijeras de podar enormes!!! Estaba muerta de miedo, así que eché a correr hacia el otro lado del césped.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 126

1/3/16 11:22


s…, «¿Jefe? Los arbusto . esto, ¿se mueven?»

«No igas onterías. ¡Amos, yastás cortando!».*

No digas tonterías. ¡Vamos, ya estás cortando! Me quedé SUPERQUIETA con la esperanza de que el jardinero no se diese cuenta de que yo no era un arbusto, pero él se fue acercando más y más hasta que al final se puso DELANTE de mí. Oh, oh.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 127

1/3/16 11:22


Entonces Marta susurró por el

:

La pila… no… va… a durar… mucho... Y la grabadora le gritó al jardinero:

¡Tu vida no va a durar mucho! El jardinero se puso pálido y exclamó: «¡Jefe, el arbusto también habla! ¡Y quiere matarme!».

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 128

1/3/16 11:22


«¡Engaya! ¿Tás borracho o cuala? ¡Amos! ¡A cortá to!».*

¡Venga ya! ¿Estás borracho o qué? ¡Vamos! ¡A cortar todo! Pero el jardinero joven no quiso cortar mis ramas. ¡Tenía miedo de mí! ¡Ja, ja, ja! Al final se fue corriendo. Por primera vez la grabadora me hizo VERDADERAMENTE feliz. Enseguida volví a escuchar el aullido.

¡ SALÍA DEL COBERTIZO! Me quité las estúpidas ramas a la velocidad del rayo, llegué al cobertizo y abrí la puerta: todo estaba a oscuras porque solo había una ventana muy pequeña. Además, olía a… pis. Pero ¡encontré a un cachorrito muy mono! Me arrodillé y susurré:

«¿Caramelito? ¿Eres tú?».

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 129

1/3/16 11:22


BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 130

1/3/16 11:22


Entonces el perro se acercó a mí. Era pequeñito, suave y cariñoso. ¡Era CARAMELITO! Estaba superfeliz de volver a verme y me lamió toda la cara. Eso podría parecer desagradable, pero ¡no en esta ocasión! Porque yo también estaba MUY contenta de haberlo encontrado.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 131

1/3/16 11:22


Por el conseguido:

les dije a Bea y Marta que lo había

¡Heencontrado al perro junto a la casa! CAMBIO.

¡He

encontrado

el cencerro junto a la masa!

CAMBIO.

«¿Qué?», preguntó Bea muy extrañada, así que grité:

! O IT EL M A R CA A O D RA T N O C EN E ¡H 132

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 132

1/3/16 11:22


Pero entonces, de repente, oí un grito. ¿Había más perros?

No, esta vez no era un aullido… ¡Era un grito de persona! Me di la vuelta y vi que había

alguien en la puerta, llorando desconsoladamente:

! A E R D N ¡A

«¡Por favor, que nadie se entere!», me suplicó. Pero ocultar lo que había hecho no estaba nada bien.

¡Robar es robar! «Caramelito es de Flo, Andrea. ¡Y tú mentiste, no tienes ningún perro llamado Orejitas!», exclamé. Andrea lo negó varias veces, pero finalmente lo admitió.

133

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 133

1/3/16 11:22


Y añadió que su madre no le permitía tener mascotas porque los animales lo dejan TODO sucio y la ponen de los nervios. Al final Andrea me dio hasta un poco de pena. Su madre era tremenda y ella estaba arrepentida. Me confesó que al principio solo había pensado quedarse con Caramelito durante unos días, pero que luego le pareció tan mono que quiso quedárselo. ¡Por eso había pedido euros!

10.000

¡VAYA TELA!

¿POR QUÉ EL FANTÁSTICO PLAN DE ANDREA NO HABÍA FUNCIONADO? Porque yo soy una SUPERDETECTIVE. P orque Marta es muy valiente, sabe un montón de cosas, ha buscado los walkietalkies y también es una SUPERDETECTIVE. P orque a Bea se le ocurren los mejores disfraces del mundo y también es una

SUPERDETECTIVE.

134

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 134

1/3/16 11:22


damas del Club

Andrea lloraba cada vez más y un par de la oyeron. Caramelito no podía quedarse allí, en un cobertizo oscuro. Se lo expliqué a Andrea y ella me dijo que lo entendía.

de Tenis

Pero cuando cogí al perro y ella y yo nos reunimos con Bea y Marta, Andrea se puso a llorar

como una loca porque Flo

también estaba allí.

Bea había ido a buscarla

.

Flo miró a Andrea como si no sintiese ni siquiera un poco de pena por ella. 135

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 135

1/3/16 11:22


Andrea, eres una ladrona y estás loca. Andrea no dejaba de llorar, hasta que al final le entró hipo.

Yo solo quería acariciar a Caramelito, solo eso. Hip… Acariciar…, hip, hip, su piel de peluche. La de CUALQUIER perrito. ¡¡¡Y salir a pasear, hip, hip…, con él, hip, hip!!! Justo en ese momento tuve una GRAN IDEA. Porque precisamente había un perro que necesitaba pasear. Y que quería que lo acariciaran. Un perro que no muerde, al que le gusta ver la tele y que tiene un pelo precioso.

Ñam, ñam, ñam...

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 136

1/3/16 11:22


Le prometí a Andrea que le preguntaría a mi ABUELA si ella podía pasear a Rosi. Como tenía que ir a verla para devolverle su dentadura postiza, me venía bien.

Entonces Andrea paró por fin de llorar. Y, a continuación, Flo lasuperultramegachulitainsoportable dijo una nueva palabra. Dijo:

Pat Pat

Gracias 137

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 137

1/3/16 11:22


Flo se había quedado

superimpresionada con nuestra hazaña y quiso saber cómo habíamos descubierto todo el pastel. Así que mis dos asistentes DETECTIVES y yo le mostramos los walkie-talkies. Y mi fantástica grabadora. Y también le explicamos cómo tomar HUELLAS, cómo disfrazarse y todas esas cosas.

ció total.

A ella también le pare

Mucho más que sus cofrecitos de maquillaje. Y mucho más que el karaoke, ya que solo puede usarlo desde las 15.00 hasta las 15.30. También le pareció muchísimo mejor que su hamaca, que además ahora está rota porque su madre se sentó en ella.

En realidad, Flo es bastante maja. Luego nos preguntó si íbamos a seguir con nuestras investigaciones, porque le parecían tan emocionantes que quería unirse a nosotras, y ofreció a Caramelito como perro rastreador. ¡Era una idea genial! ¡Flo estaba superfeliz! 138

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 138

1/3/16 11:22


¡UA JAJ Aunque Caramelito no parece un perro AJ rastreador, la verdad. Que quede A! entre nosotros, pero seguía lamiéndome la cara. Por desgracia, de momento no teníamos nada más que hacer como detectives, puesto que habíamos resuelto el caso del perro secuestrado. Así que nos quedamos mascando chicle (de fresa) y acariciando a Caramelito hasta que Bea exclamó: «¡El señor FERNÁNDEZ!». ¡Claro! Se me había olvidado el señor Fernández, con su polo informal y su extraña jaula... Al recordarlo sentí un escalofrío. A Flo también le pareció SUPERespeluznante. Teníamos que volver a la acción. ¡Al día siguiente VIGILARÍAMOS É U Q ¿PARA al señor Fernández!

es la JAULA?

¡ADELANTE! 139

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 139

1/3/16 11:22


Viernes AL MEDIODÍA

colegio

EN EL

El lugar más espantoso que hay allí es…

¡EL ALMACÉN DEL SEÑOR FERNÁNDEZ!

Al día siguiente nos reunimos las cuatro durante el RECREO. Estábamos superemocionadas. Íbamos en silencio caminando por el pasillo hacia el almacén del señor Fernández cuando nuestro profesor de Educación Física nos encontró y nos preguntó si buscábamos a alguien. Le dijimos rápidamente que no y luego nos comunicamos mediante signos secretos.

qu m en

Nos escondimos para ver cuándo salía de su almacén el señor FERNÁNDEZ. La idea era colarnos para dar con la jaula una vez se fuese. Pero ¿qué íbamos a hacer con ella? 140

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 140

1/3/16 11:22


«Podemos venderla por ebay. Mi madre vende todo tipo de cosas en eBay», dijo Bea. ¡Como si eso fuese importante ahora! Primero había que lograr entrar en el almacén, y yo estaba muy asustada. Además, oía un canto muy extraño. Parecía todavía más horrible que la última vez.

s

wái, Bombay, a H ¡ on dos paraísos,

¡PROHIBIDA LA ENTRADA!

KEEP OUT

es yo e a vec u q monto me piso! mi en

LOS PADRES SON

RESPON

DE SUS

SABLES

HIJOS

Flo tonta es

141

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 141

1/3/16 11:22


Pero debíamos ser valientes. Además, teníamos que practicar nuestros signos secretos.

LOS SIGNOS ERAN:

1 guiño 2 guiños

=

No hay nadie, os! ¡podemos confiarn

=

¡ALTO!

a!

¡El enemigo se acerc

Flo los pilló a la primera y guiñaba como una profesional. Desde luego, habíamos fichado a una DETECTIVE

muy buena. Por desgracia, Caramelito no podía ir al colegio. Si hubiese podido, habríamos resuelto el CASO FERNÁNDEZ mucho antes. En ese momento, el profe de Educación Física volvió a pasar y le preguntó a Bea qué se le había perdido, porque ella se había quedado mirando el suelo fijamente. 142

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 142

1/3/16 11:22


El pobre hombre quería ayudar, pero no hacía más que incordiar, la verdad. Cuando el profe finalmente se fue, el pomo de la puerta del almacén del señor FERNÁNDEZ se movió, así que nos escondimos. El portero llevaba unos pantalones de lino muy elegantes, de color verde, y un jersey fino rojo frambuesa, y salió mirando a izquierda y derecha. Era una actitud muy sospechosa… Echó a andar, vio a nuestra seño, la llamó y corrió hacia ella seguido de su aroma.

¡Esa era nuestra OPORTUNIDAD! De repente vi que Bea, que se escondía debajo de las escaleras, guiñaba

dos veces. Pero Marta, que estaba apoyada en la pared, guiñó una sola vez. Y luego Flo, que estaba de pie, junto a la escalera, inclinada sobre la barandilla, parpadeó dos veces.

143

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 143

M de d aletín etec tive

1/3/16 11:22


BUENO, ¿Y AHORA QUÉ? Pues decidí meterme en el almacén del señor Fernández. Estaba sola y mi corazón latía con fuerza. De pronto, detrás de mí oí una respiración muy fuerte. ¡Uf, qué susto! ¡Era Marta! No me había dado cuenta de que me había seguido. Entonces, ¿por qué me había guiñado dos veces? Luego apareció Bea, diciendo que los signos secretos eran confusos y que ya no se acordaba de qué significaba cada uno. Finalmente, las tres pudimos ver qué estaba construyendo el señor FERNÁNDEZ. No era una jaula, era una estantería. Todo estaba muy limpio y por todas partes había plantas y fotos.

¿EING? NO.

¿Lo pilláis? NO.

sois os Todonsven bie id

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 144

1/3/16 11:22


Seguíamos alucinando cuando de pronto la puerta se abrió de golpe.

¡Menudo sustazo!

Pero, por suerte, solo era Flo, aunque estaba atacada.

«¿Por qué no me habéis hecho caso? ¡He guiñado dos veces! El señor Fernández regresa, ¡escondeos!». ¡Vaya caca! ¿Cómo nos habíamos podido despistar así? Rápidamente nos metimos en el armario del señor Fernández. Pero él había guardado allí todas sus herramientas y estábamos superapretujadas.

Después se abrió la puerta y en el almacén entraron la colonia del señor Fernández y el señor Fernández, por ese orden. A través de una rendija veíamos algo, no mucho, pero lo suficiente para distinguir a la señorita García, ¡nuestra profe!

¡AU!

«¿Cuál es la sorpresa, señor Fernández? ¡Tengo mucha curiosidad!», dijo, y entonces él le mostró la estantería y le contó que la había construido para ella. En secreto. Porque quería que fuese una GRAN SORPRESA.

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 145

1/3/16 11:22


A partir de ese momento, la señorita García podía tirar la estantería de clase, la que llamaba «chatarra». El señor Fernández le dio un golpecito (a la estantería, no a mi profe), se rio y exclamó: «¡Ni se romperá ni se caerán los libros!». Nosotras estábamos flipando, sobre todo porque la señorita García también se rio y replicó: «¿¡De verdad es para mí!?». Y entonces el señor Fernández se apartó el pelo, que parecía recién peinado, y le dijo: «Susana, he hecho esta

estantería por otra razón».

El señor FERNÁNDEZ se arrodilló, mirando hacia abajo como si estuviese buscando algo, y dijo con voz muy ronca:

¿Qué busca? ¡Shhhh! No tengo ni idea…

Pssst…

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 146

1/3/16 11:22


Me encanta tu risa, Susana. Es maravillosa. Y tan dulce… Pero antes de que la señorita García pudiese responder, mi grabadora, que estaba en mi bolsillo, soltó:

Me encanta tu pizza, sultana. Es lluviosa. Y tan chuche...

¡Oh, no! ¡Mi grabadora es estúpida!

Y, a continuación, la estúpida puerta del armario también sonó, aunque el señor Fernández ni se enteró. Él seguía sujetándole las manos a la señorita García.

«Quiero incluso a esos pequeños gamberros porque tú eres su profesora», añadió.

Y DESPUÉS, MUY APASIONADO , BESÓ LA MANO

de la señorita García.

¡QUÉ VERGÜENZA MÁS GRANDE!

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 147

1/3/16 11:22


POR LA TARDE s rne Vie DESPUÉS

Mascando chicle de fresa y pensando en la escena que habíamos presenciado.

DEL COLEGIO

Bea, Marta, Flo y yo estuvimos con Caramelito recordando la sorpresa que nos habían dado la señorita García y el señor Fernández. ¡Al menos él no es un criminal! Es una buena persona. Pero ahora el problema era que ya no teníamos nada que hacer. Bueno, estaba el caso de la familia Riosangre.

Les dije que podíamos observarlos (o sea, vigilarlos), pero a las chicas no les interesaba demasiado. Flo propuso que vigilásemos a su hermano, porque así seguramente averiguaríamos si tiene novia.

Pero quitando esa cuestión amorosa, no se nos ocurría nada más. Así que decidimos seguir paseando con Caramelito. Cuando doblamos una esquina, Flo exclamó de repente «¡Oh, no!» y se escondió detrás de un contenedor de basura.

148

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 148

1/3/16 11:22


Cuando Marta, Bea y yo nos dimos cuenta, ella ya había desaparecido. Delante de la frutería había una furgoneta de colores brillantes. Y de ella acababa de salir el payaso . Se reía y saludaba con una mano hacia una ventana. Detrás había un montón de niños que le miraban asombrados. ¡Pobrecillos! Estaban en una fiesta y había llegado la

¡Tac

hán

!

SUPERMEGA SORPRESA

«Deberíamos avisarles», susurró Flo.

e te puede pasar ¡Bombo es la cosa más vergonzosa qu en un cumpleaños! No fue necesario que nos escondiésemos para que no nos reconociese, porque el payaso entró en la casa enseguida, diciendo: «¡Preparaos, Bombo ya está aquí!».

, EL PAYA

SO

FRUTERÍA

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 149

1/3/16 11:22


Pasear con Caramelito fue fantástico. ¡No solo andaba, como Rosi, sino que corría! Pero luego se cansó y se quedó dormido en mitad de la calle. ¡Y

de repente apareció ese estúpido hombre!

mueve o e s o n o r r e p u t e u ¿Es q

qué?

–preguntó. Y luego añadió, muy borde–: Si no, ¡al menos no lo saques ni lo dejes ahí!

Esto no es un cementerio de perros, ya lo sabéis. ¡Dijo las mismas palabras que había dicho el otro día! Y luego sacó de nuevo su móvil y añadió: «Ernesto, ahora llevo el envío». Llevaba el mismo maletín de color negro, en el que sonaba algo. ¡Qué suerte! Cuando ya no quedaban sospechosos, habíamos encontrado uno.

POR SUPUESTO, LO AÑADÍ A MI LISTA.

150

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 150

1/3/16 11:22


SOSPECHOSO: El borde con el que nos solemos cruzar por la calle.

??????????

Nombre: Desconocido. Aspecto: Es calvo, pero

se toca continuamente los pocos pelos que le quedan. [¿Por qué? ¿Qué esconde?] Lleva puesto un traje de chaqueta oscuro [Bea cree que es un disfraz] y va siempre con un maletín negro que tintinea. [¿Venderá esposas?, ¿tendrá monedas de oro?, ¿robará joyas?]

Cómplices: ¿El tal Ernesto al que llama a todas horas será su compinche?

Y sobre todo: ¿Por qué no

soporta a los perros que duermen?

Plan: No olvidarse de OBSERVARLE

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 151

1/3/16 11:22


Pronto descubriremos quién es ese hombre misterioso. ¡Ahora incluso tenemos un verdadero

PERRO RASTREADOR!

¡¡CREO QUE

ya tenemos

UN NUEVO CASO!!

CARAMELITO,

SUPERPERRO RASTREADOR

BC00442701_Lola_Pimienta_cast.indd 152

1/3/16 11:22

Profile for Grupo Anaya, S.A.

Lola Pimienta y el secuestrador de perros  

#abrelapuertaalalectura #leeencasa

Lola Pimienta y el secuestrador de perros  

#abrelapuertaalalectura #leeencasa