LOS TRIMESTRALES DE ACTE Nº 2

Page 1

LOS TRIMESTRALES DE ACTE

REVISTA DE LA ASOCIACIÓN TINERFEÑA DE ESCRITORES Nº 2 ABRIL-JUNIO 2019


REVISTA Nº 2

ÍNDICE 1.- Editorial Gloria de la Soledad López Perera - Directora de la revista 2.- Actividades Presentaciones Club de Lectura LA CUEVA Club poético HUELLAS Club poético VERSOS AL ATARDECER Tardes de Aguere en la Casa-Museo Los Sabandeños Tardes de Autor en la librería Agapea- CC El Trompo Tardes de Autor en la librería El Libro en Blanco Encuentros en el Centro Isidro Rodríguez Castro Lecturas Aquí y allá Visitas a centros docentes 3.- Eventos Ferias del Libro Primavera de Libros-Alisios de Verso y Prosa Facundia Recital Poético Pantalla VS Papel 4.- Publicaciones Colección Tigaiga-Carlos Chico 5.- Noticias I PREMIO AMPARO WALLS HERNÁNDEZ-Fallo del Jurado 6.- Diversos 7.- Colaboraciones Elías Enrique Viqueira Lasprilla Juan Francisco Santana Domínguez Pedro de la Rosa Rodríguez Alberto Omar Walls Cecilio Pérez Yanes Mari Carmen García Barrios José Miguel Martín Muñoz Laura González Hernández Juan Calero Rodríguez Ariel Azor Olga Prado Lázara Tania Linares Ramos Tania Ramos Morales Alicia Contreras García Félix Díaz Maximiliano Crespo Naón María Felina León Beltrán 8.- Epílogo Luisa Chico-Presidenta de ACTE 9.- Enlaces de la Asociación


REVISTA Nº 2

EDITORIAL GLORIA LÓPEZ-DIRECTORA REVISTA ACTE

En este segundo número de la revista de la Asociación de Escritores de Tenerife quiero destacar una palabra:

COLABORACIÓN "Colaboración o trabajo hecho conjuntamente con otras personas es todo proceso donde se involucra el trabajo de varias personas en conjunto tanto para conseguir un resultado muy difícil de realizar individualmente como para ayudar a conseguir algo a quien por sí mismo no podría." Han sido muchas las actividades que se han realizado durante este trimestre, presentaciones, ferias del libro, encuentros literarios... que llenan de contenido nuestra revista, logrando así que otro número vea la luz. Quiero dar las gracias a todas las personas que han enviado sus propuestas para el apartado de COLABORACIONES. Desde aquí disculparme porque solo se ha podido publicar una por autor o autora, pero les prometo que en próximos trimestrales contaremos con ellas para su publicación. Sé que muchas cosas se pueden haber quedado en el tintero, pero en mi arduo trabajo he intentado reflejar lo más relevante y destacado de vuestro gran trabajo. Deseo que disfruten de su lectura y sobre todo piensen que cada foto, cada párrafo refleja los sueños, las realidades, las esperanzas y sobre todo el buen hacer de cada uno de los que formamos ACTE. Gloria de la Soledad López Perera


REVISTA Nº 2

ACTIVIDADES PRESENTACIONES LITERARIAS La presentación de un libro es el momento más especial y el que más recordará el autor del largo proceso invertido en la creación de su obra. Sobre todo, cuando su esfuerzo ve la luz en los ojos y oídos de los futuros lectores. Durante estos meses, han sido muchas las presentaciones que se han llevado a cabo a lo largo del archipielágo por parte de nuestros socios y en la que hemos vivido de primera mano la ilusión y la satisfacción de un sueño conseguido.

4 de abril - Librería de Mujeres Santa Cruz de Tenerife Felicidad Batista en Antología MUJERES EN CONSTRUCCIÓN

23 de abril - Biblioteca Insular de Lanzarote Arrecife Fabio Carreiro Lago SUR&NORTE

26 de abril - Sala Mac Santa Cruz de Tenerife Ana Robles TRAVESÍA

9 de mayo La Palma Juan Calero LLANITO EL PALMERO


REVISTA Nº 2

10 de mayo - Sala Mac Santa Cruz de Tenerife Alberto Ángel Walls UN ÁNGEL MALÉFICO PROYECCIÓN LARGOMETRAJE CACTUS.

20 de mayo - Biblioteca Pública del Estado Las Palmas de Gran Canaria Alisios de Verso y Prosa RETOS PIEL

DE

22 de mayo - Sala Mac Santa Cruz de Tenerife Carlos Chico POEMAS A GOLPE DE GUITARRA

24 de mayo - Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife La Laguna Damián H. Estévez LOTAVIANOS

5 de junio- Biblioteca Pública del Estado Las Palmas de Gran Canaria Carlos Chico POEMAS A GOLPE DE GUITARRA

5 de junio - Salón Indieras Tías Emilio Fernández Batista ÉXTASIS


REVISTA Nº 2

13 de junio - Sala Mac Santa Cruz de Tenerife Héctor José Rodríguez EN GERUNDIO QUE ES EFIMERO

20 de junio - Correillo Vapor La Palma Santa Cruz de Tenerife Gregorio Sosa Brito ¿PIRATA,YO?

28 de junio - Sala Mac Santa Cruz de Tenerife Daniel BernaL Suárez MANUAL DE CRUCIFICCIONES

19 de junio - Sala Mac Santa Cruz de Tenerife Belén Valiente, Gloria Cabrera y otras autoras VOLCANES INCONEXOS

21 de junio - Eclectico Café Las Caletillas Belén Valiente NUDISMO


REVISTA Nº 2 TALLERES DE LECTURA Y TALLERES POÉTICOS Uno de los temas al que se le da prioridad en ACTE es a la divulgación de la cultura. Por eso, es un honor comunicar que al club de lectura de narrativa-LA CUEVA, dirigido por Laly Marcelino y al club de lectura de poesía-HUELLAS, dirigido por Pilar Durán, se ha sumado en el mes de mayo el club de lectura de poesía-VERSOS AL ATARDECER, dirigido por Inma Velázquez. A continuación, desarrollamos el trabajo realizado por los distintos talleres durante estos meses. Club de Lectura de narrativa-LA CUEVA Coordinado por Lali Marcelino

Durante este trimestre, se han leído cuatro libros, cedidos por el Cabildo de Tenerife y la Biblioteca pública del Estado de Santa Cruz de Tenerife. LA NOCHE DE PIEDRA de Alexis Ravelo (abril) LA TREGUA de Mario Benedetti (mayo) DESEO DE SER PUNK de Belén Gopegui (mayo/junio) LOS HILOS DE LA MEMORIA de Victoria Hislop (junio). Sin terminar. Elegidos por los actuales componentes del club: Ana Benítez, Elena Padrón, Emma Coello, Haydee Bouzac, Isabel Castro, Isabel Vidal, Lali Marcelino, Maika, Mercedes Álvarez, Mercedes González, Roberto Escarvajal, Rosario Rodríguez y Teresa Terán. En este trimestre hemos recibido la visita del escritor Francisco León, autor de Carta para una señorita griega, libro leído en el cuatro trimestre de 2018. Su visita fue muy productiva porque desde el desconocimiento total del autor y que conocimos a través de su libro, nos encontramos con una persona muy generosa que nos trajo de regalo varios libros de su obra y de otros compañeros.


REVISTA Nº 2 Club de lectura de poesía-HUELLAS Coordinado por Pilar Durán

Desde este espacio poético que retomamos él pasado mes de Febrero (2019). Voces nuevas; unas de seres muy vividos, otras que inician su aventura en la poesía. Todas con el deseo profundo de comunicar sus emociones, su visión…sus ausencias y presencias. Dice Juan Mayorga, recién nombrado miembro de la R.A.E. en su discurso de investidura: “Lo escrito es un combate entre la voz y su silencio, éste como sombra, ceniza de la palabra, pero también como su soporte”. Recita un poema que define su trayectoria: “No hay tragedia sin silencio ese espacio infinito que siempre aterró a nuestros predecesores”. Según la costumbre de éste espacio poético, nos visitan palabras de: Olga Orozco, nacida en La Pampa argentina en 1920, entablando un diálogo con jóvenes voces como, Daniela Hidalgo, filóloga, nacida en Lanzarote en 1980. La una dice evocando la adolescencia: (Olga Orozco) “¡Ah! Si pudiera encontrar en las paredes blancas de la hora más cruel…. acaso nos veríamos más desnudos que nunca, como después de nunca…” La otra: (Daniela) dice: “Te espero. Pertenezco desde siempre al tiempo que es esta espera” Palabras, incrustadas como piedras preciosas en el fondo del alma. Latidos de hombres y mujeres, de aquí y allá, convergiendo en las mismas no-fronteras. Como Pedro Lezcano y “Su maleta”,, que fue sometido a Consejo de Guerra por su testimonio, y que fue realmente un Consejo de Paz. “Muchachos que soñáis con las proezas y las glorias marciales. Sabed: los héroes no existen o están en cualquier parte"


REVISTA Nº 2 Nos visitan autores como Daniel María, Isabel Expósito, Antonio López Ortega, Ana Isabel Robles, Balbina Rivero, Daniel Bernal, todos dejando en nuestro espacio, gotas de sabiduría propia. Vienen recordando a sus maestros, con su bagaje de formas y de modos, su parecer, sus libros. Y llega Alejandra Pizarnik que dice: “Nadie me enseñó ciertos nombres. Nací con ellos grabados a priori en mi nebulosa.”Esto es eternidad” Luego: María Valerón de Fuerteventura: “Crecí tanto que para que cuando el sol quiso secarme no me encontró en el otoño” “Todos fueron otoños verdes y todas las primaveras guardaron un poco de bronce. Dice RUMI, poeta sufí, lejano en el tiempo, pero cerca, muy cerca…. “Cuando se van nuestros guías no desaparecen, son como estrellas que se desvanecen en el sol de la realidad” Leímos a Macarena Nieves de Lanzarote: “El único dios a adorar es aquél que del querer se hereda” Belén Lorenzo (aforismos). Una irrupción acertada su poesía, potente como un Koan: “… un presente desnudo y luminoso que se niega a ser devorado por las sombras” Hemos mezclados pulsos: Gioconda Belli, e Ida Vitali; escuchamos perfume del árbol de Dulce María Loynaz…, que nos arrulla. Pasaron por esas tardes quincenales Luís Cernuda, atemperando toda luz formal. “ … y si pudiera esperar algo, solo sería morir allí donde no hubiera penetrado esa grotesca civilización que envanece a los hombres”


REVISTA Nº 2 Porque como dijo Olga Orozco: “La poesía espera para sí misma, la misteriosa gratificación de asir lo inasible y expresar lo inexpresable” De nuevo ”CERRAMOS POR VACACIONES". Nos encontraremos en la poesía siempre, porque…”los poetas hacen viajes interiores cuyas trayectoria no figuran en los mapas”. Con un poema de Rainer María Rilke, concluyo. “¡Oh, como florece mi cuerpo, desde cada vena con más aroma , desde que te reconozco! Mira, ando más esbelto y más derecho, y tú tan sólo esperas… ¿pero quién eres tú?

Club de lectura de poesía-VERSOS AL ATARDECER Coordinado por Inma Velázquez

En Candelaria se inicia en el mes de Mayo el Club de Lectura de Poesía, Versos al atardecer, dirigido y coordinado por Inma Velázquez. Las reuniones se celebran en la Biblioteca de Candelaria, de forma quincenal, los martes en horario de 19:00 a 20:30 horas. Tras un primer contacto, en el que se trabajó sobre la obra del autor Pedro Lezcano, retomarán las sesiones del Club el próximo mes de Septiembre. Desde aquí, les invitamos a asistir.


REVISTA Nº 2 TARDES DE AGUERE Durante los meses de abril, mayo y junio y dentro del incomparable marco de la CasaMuseo de Los Sabandeños de La Laguna, tuvieron lugar diversos encuentros con autores, amenizados por la música y la voz de nuestros cantautores canarios.

En el mes de Abril, conocimos las obras del escritor Elías Enrique Viqueira Lasprilla. El acto fue conducido por Laly Marcelino y contó con la presencia del cantautor Andy.

En el mes de Mayo y teniendo como conductora de la velada a Elena Padrón, pudimos disfrutar de las letras de Cristina García Carballo y de la música de Jorge García.

Por último, en el mes de Junio el invitado fue el escritor Gregorio Sosa, El acto fue conducido por Isabel Vidal y la música corrió a cargo de María Isabel Martín. Destacar que Gregorio y María Isabel forman el duo Missing Re.


REVISTA Nº 2 TARDES DE AUTOR EN LA LÍBRERIA AGAPEA-CC EL TROMPO

El viernes 10 de mayo, María Felina León Beltrán celebró un nuevo encuentro con los autores. En la sede la librería Agapea en el norte de la isla nos condujo por su obra literaria. El acto fue coordinado por nuestras compañeras Pili Gil-Roldán y Felicidad Batista.

TARDES DE AUTOR EN LA LÍBRERIA EL LIBRO EN BLANCO

El día 9 de mayo el autor Elías Enrique Viqueira, celebró en la librería El Libro en Blanco una nueva sesión de tardes de autor. Además de compartir su obra, Elías quiso unir este encuentro con la celebración de los Recitales por la paz FIP.


REVISTA Nº 2 ENCUENTROS EN EL CENTRO ISIDRO RODRÍGUEZ CASTRO Durante este trimestre, el taller de literatura del centro de mayores Isidro Rodríguez ha recibido la visita de diversos de nuestros autores, que bajo la coordinación de Emma Coello, han compartido con los alumnos y con su profesora Rocio Martinez, su más reciente trabajo literario.

El 29 de abril la autora invitada fue Ana Beltrán, que presentó su última obra publicada "El aire que nos mueve".

El 23 de mayo se reunieron con el autor Félix Díaz y compartieron los relatos de su nuevo libro "Verodes", recientemente publicado.

El 27 de junio y coincidiendo con al final del curso, los visitó el cantautor y escritor Carlos Chico, que les presentó su primera obra publicada " Poemas a golpe de guitarra".


REVISTA Nº 2 LECTURAS AQUÍ Y ALLÁ El día 12 de junio y de la mano de Felicidad Batista, se celebró en Arafo una nueva sesión de Lecturas aquí y allá. En esta ocasión contamos con la escritora güimarera Silvia Mesa, que compartió con el público asistente su obra. El evento fue amenizado por la música del cantautor Carlos Chico.


REVISTA Nº 2 VISITAS A LOS CENTROS DOCENTES El día 23 de abril, con motivo de la celebración del día Internacional del Libro, Isabel Vidal y Rosario Rodríguez visitaron el colegio la Milagrosa de la Orotava. Desde Acte dar las gracias por contar con nuestras autoras para compartir lectura con los más pequeños.

El mismo día, Pilar Blanco acudió a la Fundación Helen Keller, para compartir su último libro "Cuentos Imposibles" con alumnos con discapacidad auditiva. Una mañana diferente, llena de complicidad y cariño, con los alumnos y el profesorado de Funcasor.


REVISTA Nº 2

También el día 23 de Abril, el alumnado del CEIP Salamanca celebró el día del Libro con una persona muy especial para ellos, ya que después de leer, entonar, recitar y jugar con el Libro "De rima en rima", por fin pudieron conocer a su autora, nuestra compañera Maria Cristina Garcia Carballo.

El día 24 de abril y siguiendo el mismo espíritu de celebración marcado por el día Internacional del Libro, Felicidad Batista, junto a los escritores José Marrero y Castro y Elfidio Heras visitaron el Centro C.I.F.P. La Laguna, compartiendo con el alumnado su trayectoria y obra literaria.


REVISTA Nº 2

El día 3 de junio, Javier Hernández Velázquez, autor que refleja la crítica social en todas sus novelas, ha mantenido un encuentro con el alumnado de 4º de la ESO del Ceo Santiago Apóstol, en Alajeró, La Gomera.

Destacar que con estos encuentros literarios en los centros docentes: Se da la posibilidad a los participantes de tener un contacto directo con un autor o autora. Pueden conocerle personalmente. Averiguar los cómo y los porqué de su profesión como escritor o escritora. Entablar un diálogo con ellos o ellas, que les dé la oportunidad de comprender como es el proceso de escribir un libro o crear historias. En definitiva les va a permitir entender mejor lo que hay detrás de un relato, una novela o cualquier texto literario, lo que supone un importante estímulo para el desarrollo de la lectura y la escritura entre los más jóvenes.


REVISTA Nº 2

EVENTOS FERIAS DEL LIBRO Como todos los años, durante los meses de abril, mayo y junio, distintos municipios de la isla de Tenerife han celebrado sus esperadas FERIAS DEL LIBRO. Un evento con el que se intenta llamar la atención de los ciudadanos a la lectura, pautando e introduciendo ese tema en la agenda cultural y en las intervenciones del espacio público dispuesto para ello. Además de comercializar y difundir, las Ferias del Libro se orientan también a promocionar la lectura en sus diferentes soportes. A través de una programación cultural y educativa, se ofrece a los niños, jóvenes y adultos momentos de actividades dinámicas que despiertan el interés y el gusto por la lectura. Las Ferias del Libro son, en si mismas, una especie de libros abiertos. Queremos destacar en este apartado las celebradas en Candelaria, en Arona (Los Cristianos), en Santa Cruz de Tenerife, en La Laguna y en Tacoronte, en las cuales ACTE y sus socios han tenido una notable presencia.


REVISTA Nยบ 2

FERIA DEL LIBRO DE CANDELARIA


REVISTA Nยบ 2

FERIA DEL LIBRO DE ARONA


REVISTA Nยบ 2

FERIA DEL LIBRO DE SANTA CRUZ DE TENERIFE


REVISTA Nº 2

FERIA DEL LIBRO DE SANTA CRUZ DE TENERIFE Destacar que el último martes de mayo despedimos nuestras actividades en la Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife en dos sesiones. Por la mañana, acompañando a algunas de las autoras de Alisios de Verso y Prosa en la lecturas de poemas y relatos de su libro "Retos".

Y por la tarde en la carpa Alisios informando sobre nuestra asociación y presentando a los autores que han tenido a bien publicar con nosotros dentro de las colecciones: TIGAIGA: Pilar Durán, Luisa Chico y Eduardo Savinien, Carlos Chico. TARORNO: Ana Beltrán. TEIDE: Isabel vidal y Balbina Rivero. CHIPEQUE: Pilar Blanco.


REVISTA Nยบ 2

FERIA DEL LIBRO DE LA LAGUNA


REVISTA Nยบ 2

FERIA DEL LIBRO DE TACORONTE


REVISTA Nº 2 PRIMAVERA DE LIBROS 2019 El martes 14 de mayo se inauguró la Primavera de libros 2019 de la tertulia de Alisios de Verso y Prosa. Durante cinco semanas, los tertulianos recibieron la visita de diversos autores con los que compartieron su obra. Como ya es tradicional, el día 25 de junio se celebró un recital de clausura, en el cual la figura de la flor fue la protagonista de los textos recitados durante la velada. 14 de Mayo Elías Viquiera

21 de Mayo Pedro de la Rosa

4 de Junio Carla Gil

11 de Junio Coriliano González

18 de Junio Roberto Toledo


REVISTA Nยบ 2 PRIMAVERA DE LIBROS 2019 - RECITAL DE CLAUSURA

SOR JUANA INร S DE LA CRUZ


REVISTA Nº 2 FACUNDIA Esta año y por primavera vez, se celebró en el termino municipal de Candelaria, FACUNDIA-Primer Festival Literario de Candelaria. Organizado por la Escuela Literaria del Sur, tuvo como lugar de encuentro el Centro Cultural de la Villa. Desde las once la mañana hasta la una y media de la tarde del sábado día 29 de junio, la palabra se hizo libre para disfrute de los asistentes. Desde ACTE queremos agradecer la celebración de estos actos, cuya máxima aspiración es la divulgación de la cultura en nuestra isla y felicitar a nuestro socio Juan Carlos Chavez por su participación en el festival.

RECITAL POÉTICO PANTALLA VS PAPEL Ese mismo día por la tarde, Candelaria se volvió a llenar de poesía. Organizado por la librería Ler Candelaria, se llevo a cabo el Recital Poético Pantalla VS Papel, en el cual se dieron cita muchos de nuestros socios que compartieron con los asistentes sus poemas.


REVISTA Nº 2

PUBLICACIONES En este trimestre, dentro de las colecciones de libros auto-gestionados por los socios, se ha publicado con Editorial Cursiva: Dentro de la Colección Tigaiga (poesía), bajo la dirección de Isabel Expósito, el libro de Carlos Chico, "Poemas a golpe de guitarra".

NUESTRAS COLECCIONES


REVISTA Nº 2

NOTICIAS I PREMIO AMPARO WALLS HERNÁNDEZ El pasado mes de febrero, la Asociación de Escritores de Tenerife convocó el I Premio Amparo Walls Hernández de Memorias y Biografías, con el objeto de homenajear la memoria de la escritora Amparo Walls Hernández y de contribuir a la recuperación de la memoria contemporánea a través de sus protagonistas femeninas. Una vez transcurrido el plazo de presentación y de deliberación, es todo un honor comunicar lo siguiente:

Reunido en Santa Cruz de Tenerife, el martes, día 18 de junio de 2019, a las 10 horas, el jurado del premio Amparo Walls Hernández, convocado por la Asociación tinerfeña de escritores (ACTE), que estaba formado por: Mª Isabel Expósito Morales, Felicidad Batista Fariña, Mª Soledad García Campos, Damián Hernández Estévez y Alberto Omar Walls, en calidad de Secretario del mismo. Tras la lectura y análisis exhaustivo de las obras presentadas, acuerdan dictar el siguiente fallo: -PRIMER PREMIO, de edición, para la obra titulada “Espejismos en rosa y amarillo”, que una vez abierta la plica resulta ser de Dña. Alicia Contreras García.

El Premio se hará público, y se entregarán los ejemplares a la autora, en el transcurso de las II Jornadas de convivencia literaria a celebrar en el Puerto de la Cruz el próximo día 12 de octubre de 2019. Nuestra enhorabuena a la ganadora y muy agradecidos a todos los participantes por su contribución con este nuevo Concurso literario de ACTE.


REVISTA Nº 2

DIVERSOS En este apartado se recoge una pequeña muestra de los diversos eventos artísticos que tuvieron lugar este trimestre y que reflejan el mundo personal que gira entorno a los que formamos ACTE. Elevando aún más la calidad de las personas que son parte de este mundo de mágicas locuras, tanto en las letras, en la música, en la pintura... que vive y late en nuestras fecundas islas.


REVISTA Nº 2

COLABORACIONES Elías Enrique Viqueira Lasprilla VENTURIA Viento que abres mi ventana, ¿qué recuerdos me traes en este día?, aquellos de la infantil mañana, hace ya tantos años de lejanía. Silencio de la naturaleza, hermana, entra de par en par, confía; dime si no eres ya anciana por culpa de esta humanidad fría. Viento que tocas mi campana, búscame como disidente policía, llévame por paseos de castellana, trátame como el rezo al Ave María. Grito de la naturaleza, tan temprana, a estas horas de noche vacía, despósame con una manzana, pues soy pecador de harta fantasía. Viento de aquella mujer cortesana, quién te viera llena de energía, que a cada hombre le chupas la gana, y mi desnudez te mira con ironía. Cállate, naturaleza pagana, ¿no ves que estoy loco de alegría?, ¿no ves que miento con blanca sotana?, y de mí el mundo se fía. Viento que de mí mana, contigo siempre iría, envuelto en cortina romana, al numen de una ambrosía. ¡Calla, insolente naturaleza vana!, ¿no entiendes lo que mi alma de arpía es capaz de proferir con diana lo que nadie dice, por temor a una herejía? Viento que asomas cabeza de guardiana, entre bártulos que mi mujer cosía encontré una vieja persiana, con la que me enrollaré, si ella moría. Naturaleza que vejas a la rana por solo saltar de lo que la comería, por ser tan cotidiana como mi memoria, a lo que antaño sabía.


REVISTA Nº 2 Sé viento también, lozana, que cada palabra tuya no sobraría en la mesa de este reino de lana: manos y pies de gente a la que quería. Exijo, naturaleza en una avellana, que la ardilla no coma lo que yo te debía: ser raíz en el tiempo de tu membrana, y no robarte lo que me apetecía. ¡Viento, llévame con ella, mi nirvana!, con ella soy misma naturaleza, te hablaría, ¡de su voz la mía no es tan tirana!, ni tampoco una celosía. Ave naturaleza, seas mi gran charlatana; de mí no hablas, pero me callaría si dijese que no me vistes cada semana, con el amor de la mujer con la que me dormía. Vientos, oh vientos, sed mi palangana para llenar esta mi cofradía con versos a caballo y caravana, con letras de acero, como ayer los paría. Óyeme, naturaleza artesana, fabricante de juegos, amiga mía, ya no eres aquella virgen sábana que cuidabas del mono: ese que odio y mataría. Viento enjuto, creador de mi nana, madre que me dijiste lo que me pasaría si me quitaba esta invisible bandana: “llorarás hasta que Dios jubile su sagrada palabrería”. Naturaleza tan grande y enana, dame una vez más tu osadía, como arcaico pan tú me rebanas igual que rebanas promesas que yo sentía. Viento que limpias mi abrigo de pana, eres mi única compañía, el que me ha vivido en cada cana, y rejuvenece mi eternidad, en una fotografía. © 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno)


REVISTA Nº 2 Juan Francisco Santana Domínguez SOBRE EDUCACIÓN Y PODER POLÍTICO La educación y el poder político están muy de actualidad, además son cuestiones sobre las que es necesario reflexionar, y es por ello que hoy, como ven, cambio la poesía por cuestiones relacionadas con la antropología. Hay que tener en cuenta que es mi visión personal y siguiendo aquellas enseñanzas que, como estudiante, adquirí y luego, como docente, impartí en la universidad. La educación es la única manera de liberar las mentes y así puedan tener una opinión, conociendo los valores y aplicándolos, combatiendo así lo que otros desean imponer, muchas veces por la fuerza, pero también el uso interesado que se haga de la educación puede ser el instrumento más subversivo de cuantos se puedan imaginar, entre otras razones, porque inculcas en los educandos, en las jóvenes generaciones, tesis equivocadas, no por desconocimiento sino por intereses de unos pocos y así el sentimiento que se pueda tener está dirigido, a pesar de que se piense que es una elección libre, como si de una flecha que te indica el camino que debes seguir, de forma obligatoria.

Tampoco podemos olvidar que en muchos casos este tipo de adoctrinamiento educacional consigue que en las familias los jóvenes impongan sus dictados, igual que lo hacen con otras cuestiones, bien por evitar conflictos generacionales, lo que se denomina consentir para evitar el choque, o incluso por un lenguaje violento que hace que los más débiles, por ejemplo las personas de mayor edad, sigan los dictados de aquellos que se creen con todos los derechos para imponer sus caprichos. La educación no puede estar al servicio de los intereses de determinados partidos políticos ni de iluminados, incluso sería conveniente que fuera, al igual que la sanidad, algo que tendría que estar por arriba del partido que gobierne, no ateniéndose a ningún tipo de tendencia y siempre en manos de profesionales del ramo porque las mentes deben, con la formación académica, ir madurando y con el tiempo posicionarse según sus propias convicciones. Quería también compartir para que cada uno de los lectores saque sus propias conclusiones, que en Antropología se estudian las tres maneras para obtener obediencia pero antes hay que distinguir entre poder y autoridad, pues el poder se impone y la autoridad se adquiere por los méritos y el buen ejemplo, sería algo así como el respeto que se logra por la forma de actuar, por tanto son muy diferentes poder y autoridad.


REVISTA Nº 2 La obediencia se puede conseguir de tres maneras, una sería por la fuerza y la coerción que es un sistema que no se basa en valores porque está claro, el ciudadano debe elegir entre sufrir daños físicos o el consentimiento. Muy diferente sería el poder consensual, y es sumamente efectivo pues se obedece porque el poder se considera legítimo. Eres obediente porque esperas algo a cambio. Hay una tercera opción que es la persuasión y se basa en que los ciudadanos creen, al escuchar los dictados de los que gobiernan, que la mejor de las opciones es la que se les trasmite. Una manera de persuadir es la llamada influencia, que implica conducir a aquellos que obedecen hacia la creencia de que el rumbo que se les propuso es por su propio beneficio. La influencia está íntimamente relacionada con la legitimidad, pero es otra forma de persuasión que se basa en amenazas y sobornos y depende, al igual que la fuerza y la coerción, de su efectividad intrínseca más que de valores compartidos. Este escrito, además de aportar información y formación, si así se desea, pretende que se reflexione y que cada uno saque sus propias conclusiones sobre las cuestiones planteadas. © Juan Francisco Santana Domínguez


REVISTA Nº 2 Pedro de la Rosa Rodríguez VOCES Escucho voces dentro de mi cabeza. No paran de atormentarme. O eso creía. Hubo un tiempo que estuve loco. Me gritaban contradiciendo mis pensamientos, tratando de ahogar mi voluntad. En otras ocasiones, las voces eran reconocidas; me prevenían de mis actos, resonando su lamento en las grietas de mi cerebro. Una vez, las voces que me llamaron no fueron de este mundo. Su reverberación abrió un túnel de continuos fogonazos, tras los cuales me susurraban dejarme llevar a un camino de único sentido. Todos me abandonaron. No había nada bueno en mí. Caí en un pozo tan profundo y oscuro, que el silencio, atroz e inmisericorde, se apoderó de todo. Me cubrió con su manto negro, empequeñeciéndome, engullendo todo mi ser, hasta el punto que hasta las voces fueron sofocadas. Tuve que agudizar el oído tanto, que me maravilló el sonido de mi respiración, que me conmoví al escuchar al niño que habitaba en mi interior, aterido de soledad. Como el invidente que se adapta al medio, identifiqué mi entorno y me situé en él. Todo cobró sentido; las voces se desenmascararon. No perdí la cordura, fui irracional. En un tiempo la familia trató de advertirme, pero mis oídos, ebrios de vicios y juventud, no escucharon. Y nunca recibí llamadas de otro planeta, sino que algún sanitario trataba de reanimarme de los brazos de la Muerte. Aceleré mi vida y ralenticé el alma. Nadie me abandonó, yo me escapé. No se si será tarde para pedir perdón, para recoger los añicos de sentimientos rotos. Para escuchar con atención las voces de a quienes por un tiempo importé, y no volver a confundirlas. © Pedro de la Rosa Rodríguez


REVISTA Nº 2 Alberto Omar Walls LOS TATUAJES DE AMELIA Amelia tenía dibujado sobre su cuerpo todo un mapa de caricaturas, retratos, siluetas y claroscuros. Lo supe porque cuando me salieron los primeros pelos de la barba gocé de las excéntricas bondades de Amelia, hasta que le caí pesado y me echó de su casa. Pero contaré la historia de sus tatuajes desde el principio. En los años ochenta del siglo pasado fue tenida por hermosa, romántica y rara. Quizá por eso, desde que empezó a impartir sus primeras clases como profesora contratada, se enamoró del alumno más guapo, Damián, al parecer tan esbelto y seductor como su actor preferido, Brendan Fraser. Estaban siempre juntos y, en un arrebato, tras un viaje relámpago a Valle Gran Rey, decidió hacerse su primer tatuaje reproduciendo la hermosa cara del muchacho. Eran las fiestas de antruejo y en esos momentos todo lo que se hiciera tenía gracia. Se basó en una fotografía en blanco y negro porque le proporcionaba profundidad y dureza en los rasgos. Le gustaba sentirlo con los contrastes y arrugas que no poseía. Su amante joven mostraba un óvalo casi femenino, y aunque no la molestaba, se sentía herida cuando salían a comer por ahí y le preguntaban siempre a ella “¿qué va a beber su hijo?”. Pero era él precisamente quien reaccionaba violento contra el camarero inoportuno, mientras Amelia se hacía la disimulada metiendo su enrojecido rostro entre las páginas de la carta del menú. Como creyó que iba a ser ya para toda la vida, le pidió al tío de pelos largos y uñas negras que el tatuaje se lo grabara en la espalda a tamaño natural. Cuando se quitó los plásticos, cogió la costumbre de empezar a besarse abrazado a él puestos delante del espejo grande del salón de su casa. Ella lo atraía hasta su regazo, hundía el rostro juvenil entre sus pechos enormes y cuando salía a tomar aire, risueño pero asfixiado, le colocaba su bella cara infantil sobre su hombro derecho, luego el izquierdo, obligándolo a mirar sus dos rostros reflejados en el espejo.


REVISTA Nº 2 - ¿Te das cuenta, Damián? ¡Eres como Jano! Me duele tanto tu dualidad, aunque ya no sepa vivir sin ella… Esa primera vez lo hizo reír a carcajadas, pero más adelante comprobaría que sentía pánico de mirarse duplicado en el espejo. Damián no tardó en mostrar ciertas incomodidades, como su desacuerdo de volver a abrazarla delante del espejo. Insistió de hacerlo sólo en la cama, y él puesto sobre ella, aunque le desagradara saber que su otro rostro estaba siendo escachado contra las sábanas y el colchón. Pero una mujer es una mujer y casi siempre sabe cuándo su amante la engaña. Porque eso de no querer mirarse al espejo… Ella imaginaba que llevaba doble vida, pero lo aceptaba porque daba por hecho que su tierno hombre era proclive a la promiscuidad con los de su mismo sexo, y que por esa simple razón debería ella ser la única mujer en su vida. Se equivocaba, y lo comprobó una tarde que volvió precipitadamente de impartir una de sus últimas clases de filosofía. Había hablado sobre Bergson y el poder de la intuición, además de la conciencia y otras cosas. Como que la intuición es instintiva y se contrapone a la reflexión, o que la inteligencia vale para la acción y no para un conocimiento puro. Fue en esos precisos momentos, cuando afirmaba todo aquel cúmulo de teorías, cuando descubrió que Damián no estaba en el lugar de siempre, que por tanto había faltado a la clase desde el comienzo de la hora y que ella no se había dado cuenta en ningún momento. Le sobresaltó el ensueño en que había estado, la enorme seguridad que había desplegado durante los cuarenta minutos seguidos de su disertación, sin percatarse de la ausencia. ¡Qué extraño!, ¡si daba por hecho que estaba ahí…! Pensándolo se llevó una uña astillada a la boca, la mordió y después quitó el dedo para poder enlazar en alta voz, de manera precipitada, un deshilvanado discurso sobre Bergson, Schelling y Shopenhauer. En cinco minutos dio por acabada la clase. Salió de estampida a la plaza del campus. Allí se quedó unos instantes mirando unas hermosas bolas metálicas. En un golpe de percepción interna llegó a la conclusión de que aquella escultura simbolizaba el derramarse cósmico de muchas esencias, de ingentes cantidades de huevos de vidas, sobre la corteza terrestre. Llevaba años viéndola y había pasado siempre sin mirarla, y ese día en que no tenía ninguna fuerza para ejercerse en la reflexión, recibía una fuerte impresión que no le venía de la memoria. Sin esperarlo había obtenido unos datos imprevisibles y eso la llenaba de verdadera euforia profesional. Abrió el bolso, extrajo su pequeño bolígrafo y una libreta y apuntó, casi telegráficamente, las sensaciones que había recibido en esos segundos de supuesto ensueño, pero de profunda mirada. Mas una voz dentro de ella le reprochaba que estuviera jugando a perder el tiempo intencionadamente, aunque le respondiera que en verdad estaba ganándolo para que su ser consciente le indicara qué camino seguir.


REVISTA Nº 2 Fue el vívido taconeo de sus pies lo que le advirtió de que ya se había echado a correr camino del aparcamiento. ¿Pero era ella u otra la que trotaba de aquella manera alocada? El ansia y las prisas obtuvieron su recompensa, pues cuando llegó a su casa tuvo tiempo de verlo en su propia cama fornicando con una compañera de su departamento. La muy bruja. Bufando cuanto pudo los echó a la calle tirándoles toda clase de libros y objetos, y a él, expresamente, le advirtió, con Kant asido de la mano derecha, de que nunca aprobaría con ella su asignatura porque le había anublado el futuro que tanto deseaba. Y agregó por lo bajo, llorando, a punto de romperse por completo, mientras los veía marcharse juntos en el flamante Citröem de la otra: - ¡Y no pensarás que te voy a llevar a las islas griegas conmigo!, ¿verdad? Como ya comenzaba el verano, se compró unas camisetas que le tapaban toda la espalda. Quiso olvidarlo y lo consiguió con un hombre de verdad en una de las más bellas islas griegas, en Santorini. Allí conoció a Julián, un andaluz alto y moreno que llevaba años anclado en aquel mítico grupo de islas porque lo atrapaba cada día el sublime atardecer de Oia. Amelia lo adoró desde el primer día, porque le hacía el amor nada más despertarse y reír hasta el llanto durante todas las mañanas. Pero el que se había convertido en unas horas en el dueño de su corazón, bebía desde el comienzo de las tardes, y por las noches se arrancaba con la guitarra a cantar por peteneras hasta que caía rendido al finalizar la sexta parte de la noche, el crepúsculo matutino o dilúculo. Se sabía cincuenta o más estrofas, tristes y bellas, que le salían de no sabía ella que recóndito pozo de la memoria. Sobre las diez de la noche desgranaba, poniéndole el corazón en un puño, una a una sus melancólicas quejas, sus sentimentales denuedos, sus terribles y agoreros desgarros. Ella se dejaba hipnotizar tanto por el oído como por la mirada, viendo cómo caían uno tras otro los rojos atardeceres sobre el horizonte del Egeo, y sintiendo en su piel cómo la martirizaba Julián atrayéndole las heridas de sus recuerdos con aquellos interminables octosílabos quejumbrosos y sombríos. Allí mismo, en la isla, dos días antes de despedirse para siempre de su estremecido hombre, buscó quien le hiciera en el brazo derecho el tatuaje de su vital rostro. Eso sí, algo más pequeño. Llamó por teléfono a alguien incondicional y le presentaron en la secretaría de la universidad, en su nombre, la petición de una excedencia. Inútil la gestión, pues perdió su plaza que ocupó sobre la marcha uno de los que aguardaban. Le daba lo mismo todo, ya que deseaba comprobar hasta dónde le resistiría la piel. Se prometió hacerse un tatuaje por cada nuevo amante, fuera bueno o un desastre. Quería llevar dibujados en su piel los rostros de los hombres y mujeres que la desearan. Cuando meses después en Nueva Zelanda conoció y amó a James Stewart, tenía ya la espalda llena de rostros. Algunos parecían pequeñas medallitas, otros desvaídas calcomanías infantiles. Multitud de rostros, negros, rojos, azules o violetas.Por encima del pubis sólo se tatuaba los rostros de las mujeres que la habían hecho feliz; en la espalda a los hombres que quería olvidar; en los brazos a quienes le habían dado fuerzas para seguir breando con la existencia y aquellos que habían demostrado un auténtico arte en el vivir.


REVISTA Nº 2 Los muslos los reservó para los amores perversos y sin salida; el abdomen y los pechos para quienes llegaron a ella heridos de amor, para quienes comenzaban a descubrir las hieles de los deseos y no tardaban en llorar, y luego marchaban sanados y alegres… Pasaron tres años y Amelia conoció a Raúl de vuelta de su gran periplo alrededor del mundo. En el aeropuerto de Madrid. Como se quedaron hablando, perdieron sus vuelos respectivos. Decidieron volver a la Gran Vía y coger una habitación en el mismo hotel. Desnudos, uno frente al otro, se miraron perplejos y, casi al mismo tiempo, se señalaron sus respectivos cuerpos plagados de cientos de tatuajes. De fondo, la televisión encendida emitía Amarcord de Federico Fellini. - Este de aquí fue uno de los que me hice iniciando esta larga serie... Es mi primera mujer. Se llamaba Violeta. ¿Verdad que era hermosa? La perdí para siempre en un viaje a Tombuctú. Ah, y mira, esta otra, fue en… - Déjalo, Raúl, ¿qué más nos da? Ya sé que lo hicimos para no olvidar a nadie, pero esta noche te advierto que no me haré tu tatuaje. - ¿Por qué? - Pues porque no me queda ni un tanto así libre en la piel… - Grábame en tu corazón. - Ay, Raúl, tú solo verás mi piel, pero yo los veo a todos grabados en mis entrañas… - ¿Sabes que todo esto se puede borrar? - Como el gran olvido. Pero duele mucho, creo… - Todo duele… - Raúl, ¿te vas a dejar amar? - Por supuesto… - ¿Tienes algún problema con recibir amor? - No, me encantaría… - Pues adelante… Ven, trae tu hermosa cara y métela entre mis pechos. Embriágate primero con mi aroma de mujer… Mientras Amelia y Raúl jugaban a amarse, en la televisión, la hermosísima estanquera de Fellini, inundando de alegría la vieja habitación de aquel hotel madrileño, se reía a carcajadas.

© Alberto Omar Walls http://www.albertoomarwalls.com/ https://www.facebook.com/alberto.omarwalls/ https://www.youtube.com/results?search_query=alberto+omar+walls


REVISTA Nº 2 Cecilio Pérez Yanes CARTA DE UN LIBRO A SU AUTOR Querido escritor: Gracias por haberme creado haciendo posible que me convierta en

una

historia

única.

Has

sido

capaz

de

ordenar

adecuadamente miles de palabras para dar forma a mi argumento, que hace viajar con la imaginación a quien

se

aventure a leerme. Sé que para ello has utilizado muchas horas de concentración, momentos en blanco… pero en el fondo has disfrutado haciendo con mis personajes lo que libremente te decía tu inspiración. Soy consciente de cuán difícil es darme forma, corregirme para quedar lo más perfecto posible, ponerme un título, como va a ser mi aspecto definitivo… Y una vez conseguido todo esto: ¿qué hacer después? Venderme al mejor postor. Verme rechazado porque no doy el perfil, intereso pero con condiciones… Soy conocedor de que muchos de mis paisanos quedan para siempre en el olvido sin que lleguen a ser libro. Pero hay escritores valientes que no permiten que su “criatura” se muera antes de nacer y con lanza y escudo se enfrentan a los “molinos” editoriales en busca de la mejor oferta. ¡Valiente creador que haces posible mi nacimiento! Ya tengo vestido. Mis tripas son páginas ordenadas que esperan ansiosas al primer lector. ¿Quién será? ¿Un amigo que me compra por compromiso? ¿Un valiente que busca algo diferente para leer?...Mi querido escritor espera con incertidumbre la opinión de quienes se atreven a conocerme desde el principio hasta el final. Te esmeras por las ferias y librerías en buscarme comprador. No para atesorar beneficios. Solo cubrir gastos. Miras las cajas donde mi reproducción espera salir algún día y te animas diciéndote: no hay prisa. Lo importante es que me has creado. En los estantes de algunas librerías espero pacientemente a que me lleven a su casa. Cuando se va algún vecino me entra envidia y tengo remordimientos. Quiero que te sientas bien por haberme creado y que nunca te arrepientas de haber hecho algo único: escribir una novela.

© Cecilio Pérez Yanes


REVISTA Nº 2 Mari Carmen García Barros FRAGMENTO DE LA NOVELA SOLO FUE ESO INICIO DEL CAPITULO XIV - LAS PALMAS

Ya es día uno de enero. Otro año más y otro menos. Siento mucho todo lo que ha pasado y siento mucho más todo lo que no ha ocurrido. Te echo de menos. Mucho. Echo de menos tus manos, tu aliento, tu voz. La música de tus palabras y tus susurros lentos, cayendo sobre mi piel como el rocío de la mañana. Como la escarcha cuajada. Echo de menos todos y cada uno de los días que hemos estado juntos. Y echo de menos todos los que nos faltaron. Los que no viniste a buscarme y todos lo que te he esperado. Todos esos aún siguen pendientes y vigentes en mi calendario. Añoro todos y cada uno de los besos que me diste y todos lo que se quedaron en tus labios, guardados, esperando mi encuentro, anhelando robártelos. Ellos lo saben. Los míos también. No pueden olvidarlo. Ajenos a los conflictos, a los prejuicios y a los miedos. Ajenos a los compromisos. Los besos nada saben de eso.

© Mari Carmen García Barrios


REVISTA Nº 2 José Miguel Martín Muñoz EN AÑICOS EL SUELO Me dejaste como una figurita puesto sobre la repisa que adorna tu puerta. Los primeros días incluso me limpiabas con mimo, me levantabas despacio para pasar el paño por mis pies, frotabas suave mi cabeza girándola de a poco, mientras con tu vaho sacabas brillo a mi barriga que se hinchaba respirando tus olores al llegar. Y yo que nunca fui de grandes expectativas, conforme al fin con lo que la vida caprichosa disponía para mí, era feliz en aquella suerte de ser de porcelana, efigie predilecta en tu colección de objetos, pieza elegida para ser testigo diario del secreto de tus ritos. Te miraba así, desde el privilegio de mi posición, hacer la cama al levantarte, siempre con la prisa de estos días de dejarse la piel por un sueldo miserable, y contento te esperaba regresar, cansada y falaz, inventando excusas para no salir y quedar así a un tiro de piedra de mi mirada expectante. Una noche te retrasaste en tu regreso. El reloj sobre tu cama caminaba sin descanso Y mis ojos de cristal, cansados de la espera, Se cerraron en la aguarda. Entonces sentí tu espalda contra la repisa Y desperté aletargado, confundido ante el brusco movimiento insólito, que me hizo tambalearme hasta justo el borde de la madera cubierta del polvo en tus horas de ausencia. En un golpe brusco, tu espalda giró de repente para dejar paso a la de tu acompañante, dando ésta el golpe final a mi cuerpo frágil que rompiendo en mil pedazos besó en añicos el suelo. © José Miguel Martín Muñoz


REVISTA Nº 2 Laura González Hernández LA PESADILLA La panza gris cubría el cielo parturiento que gestada en sus entrañas un apoteósico diluvio. Nubes de gasa y algodón parecían cubrir las tétricas heridas de unos ojos ocultos que miraban con dolor la tierra amoratado de residuos orgánicos y plásticos sueltos. Eran sólo restos de pinturas fraudulentas, basura infecta que los humanos esparcían por el mundo sin escrúpulos ni remordimientos. La historia de millones de años se había convertido en una esponjosa

vergüenza

que

enjugaba

los

desatinados

esfuerzos de una civilización caduciforme y compleja. Ya no había espacio para el desarrollo de bosques verdes y prados naturales, la fauna era escasa y daba pocas señales de vida. Las aguas transparentes eran charcas de espesas lágrimas de chocolate mohoso, flotando a la deriva cómo escupitajos malolientes. Mares de olas sangrientas, restos de metralla, troncos desgarrados, arenas desérticas sacudidas por los garfios del viento. Mas aún, me sorprendió la presencia de hordas de seres humanos desolados ante la amenaza de un final no lejano. Tribu urbanas caminando errantes, emigración y naufragios de navíos intrépidos, muerte y secos llantos carbonizados por el petróleo y los deshechos del carburante. Apocalíptica panorámica sin reverso. Ignorancia histórica desalmada y destino cruel de una civilización visiblemente evolucionada que sucumbía como víctima de su propio desarrollo. Mientras observaba desde mi imaginación este aterrador espectáculo e intentaba explicarme cómo y cuándo se había desencadenado la catástrofe, una mano amiga me tomó del brazo para ofrecerme una taza de café caliente. Me desperté de un salto pensando si todo aquello era una premonición o estaba soñando con el café que llegaba en el punto álgido de aquella pesadilla. Me levanté de la cama y leí las noticias. Todo seguía igual pero la amenaza seguía latente en mi conciencia. Un sueño denso, demasiado pesimista pero abocado a la realidad que los documentales de televisión estaban emitiendo. Los sueños se convierten en agudas punzadas que bombardean nuestro descanso y cuesta liberarse de ellas. Tomé lápiz y papel y escribí un bosquejo del texto que ahora refiero. La visión fue más negra que el café y me pareció tan real que todavía me estremezco. © Laura González Hernández


REVISTA Nº 2 Juan Calero Rodríguez EL HIJO DEL HOTELERO Cuando uno busca lo que intenta es encontrarse a sí mismo. Mi padre era el hotelero y adoraba los relojes de madera donde las grietas rompen la monotonía de estar vivo. Cuando aquello le preguntaba por los nombres. Por respuesta no tuve más que una mano en mi hombro donde reluce que la vida se escapa sin ser demasiado. Mi padre fue el hotelero del pueblo pero no por eso aprendí mucho de la vida. Nunca me dijo ahora te toca enhebrar peces suicidas en habitaciones que no veré jamás. Mi padre fue un rostro en la ventana cuando mi edad me ordenaba llegar más lejos. El primer domingo lo sorprendió haciendo inventarios sin comprender que el amor es cruel cuando retrasa el regreso. Desde entonces me tiendo sobre la tierra fresca he cambiado placeres con el mismo desconsuelo por llegar a ese sitio que le llaman fin y es entonces que abro el grifo a las palabras pero ellas siguen su lógica sin encontrar los porqués. Mi padre se fue con sus pies desnudos sin despedirse. Pasó páginas tan rápidamente como la derrota que no queremos y se fue sin preguntarle si gustaba de plegarias como el sacristán del barrio. No me preguntes por sus papeles envejecidos no es digno agujerear la memoria un grifo sin rumbo es un grifo al fondo del patio donde siguen los olivos. Esta madriguera de palabras ata la fábula. Ardid de gazapos donde la carne se rebela por pudor. Puedo no tener mucho más tiempo me apuro para terminarle un poema y me pregunto para qué si él nunca lo leerá. Es la única manera de pedirle perdón nunca tuve valor de hacerlo antes. © Juan Calero Rodríguez


REVISTA Nº 2 Ariel Azor LA PELICULA Estaba viendo una película, tirado en el sillón, tomando una cerveza y comiendo unas aceitunas, había estado rato buscando en el montón hasta que al final me decidí por una. Trataba sobre un tipo que trabajaba para los que parecían ser dueños del mundo. Era, junto a un equipo que estaba bajo sus órdenes, el encargado de encontrar a aquellos habitantes que no generaban algo positivo para sus intereses. Directa o indirectamente nos involucraba a todos nosotros, a todos los seres vivos. Me pareció que podría tener algo de realidad. Alguien desde algún lugar nos maneja con hilos invisibles como si fuéramos títeres. Allí reunidos tomando café decidían quien debía vivir y quien no, quien valía la pena y quién no. Primero hacen lo posible por arruinarte, por sacarte todo, incluso las ganas de vivir y después dicen que no vales nada y mandan al actor este a matarte. Claro está que también están los humanos que son inservibles por voluntad propia, es cierto que hay personas que no saben hacer nada, no les preocupa aprender ni salir adelante en la vida, las hay también las que están traumatizadas o incluso algunos ya nos hemos vuelto unos viejos inservibles. Parece que el tipo este de la película había matado ya catorce millones de personas, él y su equipo. No era que quedaran tantas personas en el mundo, otros antes habían inventado virus, enfermedades contagiosas, gases que caían de las avionetas desde el aire, y morían millones. La sobrepoblación era un problema ya resuelto. Los países, las ciudades y luego las personas en ellas eran catalogadas en una escala del uno al diez. Algunos habitantes se rebelaban, otros no se preguntaban los porque de esto o aquello ni cuestionaban nada y otros denunciando a vecinos, amigos o familiares buscaron salvarse siendo parte de la maquinaria asesina y al final murieron como todos los demás, traicionados como ellos habían traicionado. Los menos necesarios eran los número diez, ya no quedaba nadie en el mundo con ese número en la lista, ni los nueve, ocho, siete, seis o cinco, ya iban por los cuatro.Algunas especies animales o incluso vegetales también se habían considerado innecesarias para el futuro, estaban dentro de esos números y ya no existían.


REVISTA Nº 2 Los dueños del mundo, quienes eran también dueños de las compañías asesinas y algunos trabajadores de ellas (que en su mayoría eran robots) estaban en el número uno, los políticos, monarcas y algunas familias millonarias en el número dos (consideraban afuera a los líderes religiosos ya que habían inventado una nueva forma ideológica que lo abarcaba todo, ya no era necesaria la fragmentación) y por último digamos que los ejércitos, compuestos en su mayoría por robots o humanos vistos como obedientes esclavos y algunas personas catalogadas como súperinteligentes estaban en el número tres. Todos los que estaban dentro de esas categorías estaban salvados, serían parte del futuro, del nuevo mundo. ¿Será acaso que el actor de cine este es un robot entonces?, pues no, hay una diferencia entre los ojos y la mirada de unos y otros. ¿Y quiénes serán los número cuatro? Cuando empiecen a exterminarlos nos enteraremos, sabremos ahí que tipo de personas el actor va matando y entonces si tienes características similares vendrán por ti y ya nada podrá salvarte. Yo tenía un bunker que no lo podían captar con sus drones y satélites. Mi perro se había salvado, allí estaba todo el día, echado, despreocupado, sin preguntarse ni interesarse por nada, todo el día ahí con su buena vida, igual que el gato. Se llevan mal y a veces se pelean o el maldito gato ataca al pájaro en su jaula y el perro no sé porque lo defiende y todo es un insoportable barullo. Debería catalogarlos, ¿Qué tal el número diez para el pájaro? ¿Para qué carajo sirve un pájaro en un bunker? ¿Y el perro con el número nueve? Se pasa todo el día acostado allí sobre su almohadón comiendo de lo que sé que me hará falta más adelante. El ocho para el gato, me parece (aunque no sé muy bien porque) más inteligente y necesario que los otros dos. Así que empezaré por el pájaro y al otro día el perro y por último el gato, granos y comida que ahorraré y guardaré para mí. ¿Y Nelly? Ella desde que pasó todo esto y perdió a su familia está en depresión, todo el día acostada, ya no le quedan pastillas para eso ni para dormir, se toma la poca agua que queda y come por comer, ¿para qué quiere seguir viviendo? La pondré con el número siete, es otro gasto innecesario. No hay canales de aire desde hace meses ya, tengo un DVD y un televisor y unas quince películas que siempre estoy viendo, es lo único que puedo hacer, mirar películas todo el tiempo. Nelly llama y pide agua, no le voy a dar, no se levanta tampoco, así que mejor será ahorrarla, pronto terminará todo para ella también. La película toma otro rumbo y como siempre aparece una linda joven que termina siendo pareja del actor principal, siempre es lo mismo. En un principio escribía yo distintos finales de todas las películas, hasta que me quedé sin ideas, se me agotaron todas las posibilidades, rayos, me había vuelto un inservible, ya no tenía qué escribir. Le puse pausa a la película y fui a hablar con Nelly: _«Si te dijera que eres un número siete y puedes pedir un deseo antes que te vengamos a buscar, ¿qué sería? » (Sus ojos estaban tristes, pero últimamente siempre lo estaban) _«Que pusieras en un papel: SOY NELLY, quiero que Dios sepa quién soy, solo eso pediría».


REVISTA Nº 2 Volví al sillón y lo escribí con letras grandes en un papel, ya la última letra casi no se veía por la falta de tinta, era la última lapicera que me quedaba. Quité la pausa y la película continuó. Había sido un escritor famoso, sobre todo para la causa, era de los número tres, estaba entre los necesarios y súper inteligentes y ahora no tenía ni una maldita idea ni tampoco lapicera. Le daré un beso en la frente cuando sea el momento y todo el sufrimiento y el mundo acabará para ella. Me quedé mirando el resto de la película y la última lapicera buscando un resto de tinta en ella y entonces se escucharon ruidos de motor arriba y después como abrían la puerta del bunker. _Eres el número cuatro, escritor que ya no puedes escribir ni una palabra _dijo el actor de cine apuntándome con esa maquinita que te pulveriza en un segundo, a un costado de él la muchacha bonita dejaba volar su pelo y se movía en cámara lenta con movimientos sensuales y atrás los robots militares fuertemente armados, todos apuntándome. Sabía que me iban a encontrar. _¿Cómo sabes que no serás traicionado como tú me traicionas y si después de matarme uno de esos robots, o ella, te mata a ti también? _le dije y la pieza inmediatamente quedó oscura. El maldito gato le pegó un arañazo al perro al pasar y este lo sacó corriendo, el pájaro empezó a cantar, a reírse, apagué el televisor y me fui a acostar. Nelly ya se había dormido, mañana veré otra película y las cosas serán diferentes. © Ariel Azor


REVISTA Nº 2 Olga Prado MAMÁ Y desperté. Como la quinta argolla de tus grilletes. El sello que cerraba el sobre de tus angustias. Acabé con tu fe. Limitando tu mirada desenfocada, que nadaba entre aguas negras del futuro incierto. Tapié tu cielo. Con mis llantos ásperos de necesidad solitaria. Pero peregriné. Mendigando tus abrazos amargos. Besando tu tacto de alabastro. Amándote gratuitamente con mi desesperación infantil. © Olga Prado


REVISTA Nº 2 Lázara Tania Linares Ramos EVOCACIÓN POR EL PADRE DE LANZAROTE Subterráneo temblor, irrumpiré hacia el cielo. Siento que va a habitarme el fuego que os habita. Rafael Alberti. Valle de los desatinos sin pausa, cuando la soledad se pierde entre Timanfaya y el Risco de Famara: escapatoria, empeño, fe. nubes de relatos y utopías sobre el tiempo donde navego y tú, Padre de Lanzarote, hombre rudo por ese mito inacabable con que dibujas las Salinas de Matagorda, frente al magma hacedor de todo. Vaivén de años, vientos y voces con el único arrullo, distancia y luz desde las rocas más delicadas hasta el cactus silvestre que se empina atento a las arenas de cruces y señales. Tus islas reseñan el rojo oleaje del cuerpo y siempre develan mis evocaciones cuando atravieso los senderos en dirección a Arrecife. © Lázara Tania Linares Ramos


REVISTA Nº 2 Tania Ramos Morales ERES MAR …A Yemanyá. En la triste soledad de mis pasos, mar, te busco una y otra vez como refugio fiel de mis secretos. En tus claras aguas, me cobijaste un día junto a un amor inesperado. Tu inmensidad es para mí motivo de incertidumbre, pero tu azul, en los días cálidos del estío, es motivo que seda mi desasosiego. Al escucharte, quisiera envolver el dolor de mis penas en cada sonido de tus olas. Me desconcierto tanto cuando te veo enfurecido, y en las noches tu oscuridad me invade de temor, de un temor que te rechaza. En el gris invierno, te vuelves soledad que abraza la melancolía. Tú, mudo testigo de la muerte y de la vida, guardas en tus entrañas riquezas divinas. Eres remanso de paz, torbellino de espuma, otra naturaleza prohibida. En la soledad de mis pasos, te buscaré mientras viva. Eres mar, el gran misterio de la vida. © Tania Ramos Morales


REVISTA Nº 2 Alicia Contreras García LOS ZAPATOS DE CRISTAL Hoy me acordé de Cenicienta. Para mí, el momento más apasionante del cuento es cuando Cenicienta enseña, a los emisarios del Rey, “el zapato que no perdió”. Lo digo así porque, no recuerdo que el cuento diga nada al respecto Y me inclino a creer que perdió el derecho porque, creo que, como todo el mundo, me pongo “siempre” primero el derecho y, si alguien me quiere probar unos zapatos seguro que saco primero ese pie… ¡No quiero ni imaginar a los lacayos, ya cansadísimos, repitiendo a las mozas zurdas –que haberlas haylas y en aquellos tiempos zafios más- ¡ese pie no! el otro!. Bueno, cuando a la niña Cenicienta – e cuyo nombre no puedo acordarme porque no lo explicita el autor- le queda de perillas, en el pie derecho, el zapato derecho, queda demostrado que era ella la muchachita que se esfumó del baile, como por encantamiento, a las d o c e de la noche. Esa hora clave, y a veces fatídica, en tantas historias…Esa hora en la que todavía es hoy, aunque también ha empezado mañana. Se plantea una vez más, la cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío, porque son las 12 durante 60 preciosos minutos…Por eso para el cómputo de los plazos es bueno señalar si vencen cuando suena la primera campanada, porque si no, un abogado avispado nos podría enredar con ”un todavía son las doce” cuando el reloj marca las 12, 59 horas. Para Cenicienta, esa noche, la cosas pintaron bien, uno de los zapatos se quedó en el ayer y el otro se lo dejó de recuerdo su Hada Madrina. Las hadas madrinas son listísimas, si se llevaran todo, sus ahijados acabarían creyendo que lo sucedido fue un sueño, lo cual sería el mayor de los fracasos de las hadas. Si así fuera, ipso facto dejarían de existir. Cuando intervienen los hados o las hadas siempre dejan prueba de su intervención. Verbigracia el “otro” zapato de cristal… Hoy me acordé de Cenicienta. Nunca ha habido para mí nada más bonito (en zapatos) que unos zaparos de cristal. Esta mañana se me quedaron pegados los ojos a los zapatos transparentes que llevaba “propiamente” una señora “mayorcita”. Eran de vulgar plexiglás y de cuña- ni tan siquiera de tacón, como a mí me gustan- y con clavitos dorados, de sport, vamos, pero preciosos, como me parecen, desde Cenicienta, todos los zapatos de “cristal“ que se me presenten puestos o quitados. El encuentro fue en la peluquería y como la señora se sentó a mi lado no pude resistir la tentación de preguntarle… Mas, los había comprado en Madrid, o sea que no pude salir corriendo, a ver si con suerte, todavía queda un par de mi número.


REVISTA Nº 2 Hubo un tiempo en el que casi se me olvidaron los zapatos de cristal. En vía Veneto –Italia-Roma auténticas- vi unos zapatos “de mucho vestir”, de “plumas” de color amarillo con pintas marrón, de tacón lacado fino y altísimo ¡un sueño de zapatos! Estaban en una vitrina incrustada en la pared, iluminados, solitarios y relucientes. En un sitio así normalmente lo que pone es un santo. Yo alucinaba, pero puedo prometer y prometo que eran unos zapatos “made in Italy”. Enseguida me pasó por la cabeza el ¿cuánto valdrán? Mejor que nunca lo supiera. Era de noche y ya nunca más volví por vía Veneto. Pese a Roma, lo de las plumas fue pasajero, lo del cristal es recidivante. © Alicia Contreras García


REVISTA Nº 2 Felix Díaz LIBO Yisu lo anunció a su familia. ―Otra vez me han pedido que desactive a Libo. Y me he negado. Su compañera se le quedó mirando. ―¿Cuál ha sido la supuesta justificación? ―Lo de siempre, nada nuevo. Que es mejor que su puesto lo desempeñe uno de los nuestros, etc., etc. ―¡Todo ello porque Libo es distinto! ―Sí, es distinto y es por eso que lo quiero aquí. Libo puede hacer cosas que nosotros no podemos hacer. Y al decir eso, su rostro metálico se volvió hacia la cara sonrosada de Libo, el humano que tenían a su servicio.

© Felix Díaz


REVISTA Nº 2 Maximiliano Crespo Naón MENOS DA UNA PIEDRA (SOLEDAD) Todo el día pringando para esto, un miserable tinto de tetra brik. -¡Tengo hambre señora! Cien pesetas, por favor. Y la muy cabrona abre una bolsa y saca un pan y me lo da. Y yo peor, que media hora después no la reconozco e intento vendérselo. Menos mal que todavía queda gente buena y así, moneda a moneda, junté para el “Tetra”, que menos da una piedra y ahora que lo tengo adentro estoy casi arrepentido. Al principio entraba medio raspón, pero bien, con un dejo amable de frutos del bosque con un fondo de azahares, como dicen los que saben. Pero ahora fatal, el muy cabrón salió de mi estómago más pronto que tarde y se ha dedicado a hinchar mis piernas, (siento que van a reventar) y no contento con eso destinó algunos centilitros a colapsar mi hígado, creo que es el sistema biliar o algo así porque tengo un dolor de cabeza de cojones. No sé qué hacer ¡Dios! ¡Cómo la extraño! Si ella estuviera aún conmigo no estaba yo aquí, tirado en esta zanja, abrigado con unos cartones. Esta tristeza va a acabar conmigo, tendré que buscar la manera de hacerme con otro “Tetra” a ver si se me pasa.

© Maximiliano Crespo Naón - junio 2013


REVISTA Nº 2 María Felina León Beltrán LA PRINCESA/SUEÑO ROTO La niña quería ser Rapunzell y su madre le compró un precioso vestido de princesa. Ella asomó su ondulada cabellera por la ventana abierta y el viento la llevó, soñando, por paraísos de flores y mariposas, detrás de un unicornio de cuerno azul, que llevaba un príncipe sobre su grupa. Cuando regresó de su sueño, el vestido estaba sucio y desgarrado: los había encontrado, al fin. El príncipe había descabalgado y el unicornio pastaba indiferente entre la tierna verde de un prado verde (Desde entonces, la niña, nunca mas quiso se una princesa de cuento.)

© María Felina León Beltrán


REVISTA Nº 2

EPÍLOGO LUISA CHICO-PRESIDENTA DE ACTE

Para mi es un placer infinito cerrar el segundo número de nuestra recién creada revista virtual. Ante todo deseo agradecer a la directora de la revista, Gloria López, el arduo trabajo realizado para recopilar la información de un trimestre con tantas actividades. Una labor impagable que realiza de forma desinteresada en favor de los compañeros, ayudando así a la difusión de su trabajo. Mil gracias por estar ahí contra viento y marea Gloria. También quiero agradecer su colaboración a todas las compañeras que toman fotografías en los eventos para que podamos enriquecer la revista con imágenes. Y por último dar las gracias también a los socios que nos van haciendo llegar sus textos para romper con ellos la monotonía de una revista simplemente informativa. Disfrutar de sus relatos y poemas es un lujo que valoraremos siempre como merecen. Los Trimestrales de Acte van tomando forma y creciendo poco a poco. Me alegra ver como todos comienzan a implicarse, ya sea con sus colaboraciones o simplemente difundiendo cada número de la misma en las redes sociales. Hacer llegar al mundo el trabajo de los escritores residentes en Canarias es labor de todos y estamos demostrando que hemos entendido el mensaje. ¡Seguiremos avanzando juntos!.

Luisa Chico


REVISTA Nº 2

ENLACES Página Oficial de la Asociación Tinerfeña de Escritores https://letrasbirmagen.wixsite.com/asociacionescritores La Asociación Tinerfeña de Escritores en Twiter https://twitter.com/birmagen La Asociación Tinerfeña de Escritores en Facebook https://www.facebook.com/actetenerife