Page 1

1

Foto: Gabino Jove

NĂşmero 162/ Abril de 2015


GijónSport - Editorial

SE ACERCA EL MOMENTO Casi sin darnos cuenta hemos entrado en la primavera y en una recta final de temporada que se presenta apasionante. El Sporting, al igual que otros equipos de la zona alta, está atravesando un pequeño bache pero que no le ha apeado de la lucha por los puestos de ascenso directo. El equipo sigue mostrando la entrega y la lucha de toda la temporada pero el acierto de cara a gol le está impidiendo sumar de tres en tres. Eso por no hablar de los errores arbitrales que están penalizando a los rojiblancos y ante los que Abelardo explotaba tras el partido ante el Barça B. Lo que no cambia en el Sporting es su solidez defensiva. En ello tiene gran parte de culpa Bernardo. El colombiano es una pieza clave en el esquema de los rojiblancos y está demostrando que se encuentra a un gran nivel. Precisamente para hablar de eso hemos querido volver a contar con su presencia en las páginas de GijónSport.

2

‘El equipo sigue mostrando la entrega y la lucha de toda

la temporada pero el acierto de cara a gol le está impidiendo sumar victorias‘

También Iñaki Tejada es otro de los protagonistas de nuestro número de abril. ‘La sombra de Abelardo’ conoce a la perfección el vestuario rojiblanco y todo lo que se cuece en el entorno del equipo. Con él hemos repasado además su amplia trayectoria en el Sporting. Y al margen de fútbol en este número de GijónSport también hemos tenido ocasión de hablar con Sheila Posada y con Juan de Álvaro. La patinadora es sin duda uno de los máximos referentes de su deporte mientras que el presidente del Juanfersa sigue disfrutando de la clasificación para la ‘Final Four’ al tiempo que lucha para que pueda celebrarse en Gijón.

GijónSport es una publicación digital de caracter mensual y gratuita. Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de los textos, fotografías y otros elementos sin la expresa autorización.

Edita: El Tajalápiz Media Contenidos: David González @DavidGonzalezzz Marcos Martín @MarcosMartin87 Marta Tejerina @MartaTeje Fotografías: Gabino Jove @GabinoJove www.gabinojove.com

Cris Valle Maquetación: El Tajálapiz S.L. Publicidad: El Tajálapiz Media Contacto:

publicidad@gijonsport.es redaccion@gijonsport.es


CONTENIDOS NÚMERO 162, ABRIL DE 2015

Especiales 18. Bernardo Espinosa En su figura se centra la solidez defensiva que el Sporting está demostrando esta temporada. Repasamos con el colombiano la trayectoria del equipo. 06. Iñaki Tejada El hombre más cercano a Abelardo habla con nosotros sobre el vestuario rojiblanco.

Otros temas

18

04. Análisis deportivo Como cada mes Marta Tejerina nos ofrece una visión pausada sobre el momento deportivo del Sporting. 31. Pablo Álvarez El jugador nos ofrece sus vivencias profesionales como cada mes en GijónSport.

Y además...

06

42

32

32. Sheila Posada Nos acercamos al mundo del patinaje de mano de esta deportista gijonesa. 42. Juan de Álvaro Tras la clasificación para la ‘Final Four’ el presidente del Juanfersa espera que Gijón sea la sede elegida.

www.eltajalapiz.com 3


GijónSport

Jugarse la vida

Por Marta Tejerina

Que el Sporting esté tercero con 58 puntos y sólo dos derrotas en la jornada 32 es un regalo que nadie esperaba a principio de esta temporada. La ilusión de estos jugadores y este cuerpo técnico, su profesionalidad y su compromiso absoluto con el escudo que defienden han llevado al equipo a permanecer en lo más alto de la tabla jornada tras jornada. El miedo a hablar de un posible ascenso se ha ido desvaneciendo a medida que pasaban los partidos. Hoy, la emoción ante ese idílico final está presente en todos y cada uno de los sportinguistas. Pero no hay que olvidar qué Sporting es éste, un equipo sin fichajes, con muchos jugadores debutantes en la categoría, con una media de edad de 25 años y envuelto en un sinfín de convulsiones extradeportivas. Es un equipo que se juega la vida. En cuanto al futuro del club, todo sigue en el aire, con la gran novedad de la reunión entre el hijo del máximo accionista Javier Fernández y el presidente de Tu Fe Nunca Decaiga, Diego Del Valle, en la que se iniciaron las conversaciones para determinados acuerdos en beneficio del club. El más importante, una posible amplia4

ción de capital, que se abordará y discutirá en la Junta General de Accionistas, convocada (por fin) para el próximo 6 de mayo. Como novedad extradeportiva mencionar además la apertura, también varias veces pospuesta, del Museo y Tour de El Molinón, que ya ha recibido sus primeras visitas y que pretende ser uno de los grandes atractivos turísticos de la ciudad. “Somos el Sporting y nos jugamos la puta vida”, sentenció Abelardo en la sala de prensa de El Molinón tras el 0-0 ante el Barcelona B, molesto con la actuación arbitral que, una vez más, obvió al menos un penalti claro sobre Pablo Pérez. Si fuera el primero en esta temporada... Pero es que ya van muchos y los nervios están a flor de piel. Aunque quizás no sirva de nada, se entiende el cabreo que produce la impotencia de ver la injusticia ante tus ojos. Y todo esto acrecentado por los últimos resultados. El Sporting ha encadenado una serie de empates durante este mes que le han impedido dar el necesario golpe encima de la mesa para erigirse, definitivamente, como serio candidato al ascenso directo. Las Palmas, Betis y Valladolid han jugado estas últi-


mas jornadas partidos para olvidar y han sufrido derrotas que podrían pasarles seria factura. Por su parte, un sorprendente Girona ha ido escalando posiciones hasta situarse, a día de hoy, en la segunda posición de la clasificación. Mientras tanto el Sporting no ha sido capaz de aprovechar la situación y, tal vez por presión, por exceso de responsabilidad, o simplemente porque estas cosas ocurren en el fútbol, no logró ganar cuando más lo necesitaba y contra equipos de la zona baja de la tabla. Ante el Recreativo de Huelva en casa, en Pamplona frente a Osasuna y con el Barça B en El Molinón. Tres empates consecutivos en los que la falta de acierto de cara a portería ha sido determinante. Valiosos puntos que se han escapado y que podrían haber supuesto un gran paso adelante en el camino al ascenso.

que estos jugadores recuerden cómo se sintieron tras su victoria en el campo del Leganés que les permitió dormir líderes aunque sólo fuera una noche. Que no olviden qué se les pasó por la cabeza entonces. Decían después de aquel partido que necesitaban un premio así para demostrarse a sí mismos que lo estaban haciendo bien, que el trabajo estaba dando sus frutos, que el sueño iba en serio...

Y claro que va en serio, va muy en serio. Es un sueño que nadie esperaba pero que ha ido ganando consistencia con el paso de los días. Todos querríamos que estos últimos empates hubieran sido victorias, a todos nos gustaría que el equipo fuese primero con ventaja sobre su inmediato perseguidor... Es lógico. Pero no perdamos la perspectiva y valoremos con justicia los logros Quedan diez finales, diez partidos en los que se de este Sporting. decide el futuro del Sporting. La afición está con el equipo, El Molinón volverá a ser un fortín du- Quedan diez finales y, sí, el Sporting se juega la rante estas últimas citas decisivas, la mareona vida. Porque estos chavales pueden hacer historesponderá como siempre, y seguro será multitu- ria, en Zaragoza empieza la cuenta atrás de un dinaria en alguna de las salidas que quedan (sin camino duro pero ilusionante. duda Lugo). Que la presión no gane a la ilusión, 5


Gij贸nSport - Reportaje

LA 6


GijónSport - Reportaje

Iñaki Tejada

A SOMBRA DE ABELARDO Por Marcos Martín Fotos: Gabino Jove

7


GijónSport - Reportaje

No se habían acabado de cerrar las puertas del avión que debía traer a la expedición del Sporting de regreso desde Las Palmas a Gijón e Iñaki Tejada ya tenía encendido su ordenador portátil. No habían pasado ni doce horas desde el partido de ida del playoff de ascenso a Primera; el equipo gijonés debía remontar ese domingo el 1-0 de la ida y el segundo entrenador rojiblanco no quería dejar pasar ni un minuto. A su lado, ‘El Pitu’ Abelardo, se lo tomaba con más calma. “Tranquilo, Iñaki. Ya nos pondremos a ello cuando lleguemos”, le comentaba mientras ojeaba la prensa, sabiendo que instantes después su ayudante debería apagar el ordenador. La conversación, más que una anécdota, es un fiel reflejo de dos personalidades absolutamente complementarias.

en el siguiente partido. Iñaki Tejada aporta esa labor trascendental a esa amalgama de personalidades que ocupan el banquillo rojiblanco. Todas diferentes, todas perfectamente compatibles. O no tan diferentes, porque Iñaki Tejada cree que todos ellos tienen algún en común: “Somos normales”. Y eso, la normalidad, que tan poco se estila en el fútbol actual, es una de las claves del éxito.

Ningún manual lo indica, pero posiblemente la discreción sea una de las mejores virtudes de un segundo entrenador. Al menos a Iñaki Tejada no le ha ido mal con ese espíritu de aparente serenidad pero de constante actividad. Trabajador incansable, metódico y perfeccionista, su carrera como entrenador se ha forjado a la vera de algunos de los nomEl actual cuerpo técnico del Sporting es una bres propios más destacados de la historia de las claves del inesperado éxito del equi- reciente del Sporting: Marcelino García Toral, po esta temporada. En ese vestuario, co- Ciriaco Cano, Manolo Preciado y, ahora, El lindante al de los jugadores, en el que cada Pitu Abelardo. día charlan y se cambian los entrenadores, se ha ido a reunir un variado tapiz de caracteres, de formas de ser y de vivir el fútbol. Está Abelardo, que representa el liderazgo, la personalidad y la experiencia en el fútbol de alto nivel. Su preparador físico, Gerardo Ruiz, todo naturalidad, carisma y vitalidad. Y junto a ellos, el hombre discreto, tranquilo en las formas, pero en cuya cabeza siempre está el fútbol, la estrategia perfecta, el rival a frenar

La trayecto de grande 8


Gij贸nSport - Reportaje

oria de Tejada como entrenador se ha forjado a la sombre es t茅cnicos como Marcelino, Ciriaco, Preciado o Abelardo 9


GijónSport - Reportaje

Si a sus compañeros del actual cuerpo técnico el sportinguismo les viene de cuna, a Iñaki Tejada le inocularon el amor por los colores las circunstancias de la vida. Como bilbaíno, sus colores siempre fueron el rojo y el blanco, pero acabaría abrazando el sportinguismo no únicamente por motivaciones profesionales. En Bilbao, siendo un adolescente de apenas 15 años, Iñaki conoció a una asturiana que se había desplazado a tierras vascas con su familia y de la que se enamoró. No sabía en un primer momento la gran tradición sportinguista de su familia política: su mujer es nieta del que fuera jugador Armando Quirós y del exdirectivo Atilano Vázquez. También es sobrina-nieta de los hermanos Ramón Herrera ‘El Sabio’ y ‘Herrerita’, gijoneses y formados en el Sporting, aunque el segundo acabaría convertido en leyenda oviedista. Antes de conocer a su mujer, poco podía imaginar aquel bilbaíno nacido en 1965 que Gijón acabaría convirtiéndose en su hogar. Incluso le resultaría difícil de creer que su futuro profesional estuviera ligado al fútbol. La decisión de dedicarse a entrenar no fue netamente vocacional, sino más bien propiciada por un cúmulo de circunstancias. Sí es verdad que la práctica del fútbol atrapó desde muy joven a Tejada. Se formó en Lezama, llegando a proclamarse campeón de la Copa del Rey juvenil y a militar en el filial del Athletic durante dos temporadas en Segunda División, a las órdenes del mítico

10

José Ángel Iríbar primero y de Txetxu Rojo después. Pasó posteriormente al Sestao Athletic, dirigido por Javier Irureta, aunque no llegó a debutar y se marchó cedido al Lemona, donde sufrió una grave lesión de rodilla. Se recuperó y comenzó un periplo que le llevó por el Marbella, el filial del Espanyol, el Gandía y el Lugo, con el que ascendió a Segunda. Tenía solo 27 años, pero el cuerpo no respondía bien e Iñaki decidió abandonar la práctica del fútbol. De hecho, su voluntad era apartarse de este deporte. “Me cansé del fútbol”, afirma. Los problemas de su rodilla tuvieron mucho que ver en aquel hartazgo, que era convencido pero no resultó definitivo. Volvió a Bilbao y se centró en los estudios de Económicas. Pero su familia se vio ante la obligación de trasladarse a Gijón durante un tiempo. Y el balompié volvió a cruzarse en su vida. Para matar el tiempo, Tejada volvió a jugar, a un nivel menos exigente, en el Marino, el Navia y el San Martín, y decidió apuntarse al curso de entrenador. No era más que una forma de ocupar su tiempo, sin grandes aspiraciones, pero Iñaki no es de hacer las cosas a medias: se esmeró y fue número 1 de su promoción. “Soy muy concienzudo. Cuando me pongo a hacer algo, me esmero al límite. Por eso prefiero hacer pocas cosas pero con la máxima intensidad. Me pasó con los estudios y me ha pasado también en mi carrera como profesional”, explica.


Reportaje - GijónSport

“No me sentí entrenador en aquellas dos jornadas tras la destitución de Manolo. Sólo cubrí un hueco”

11


GijónSport - Reportaje

Aunque parezcan todos diferentes, Tejada señala una característica común del actual cuerpo técnico: “Somos normales” Fue en mitad de esos estudios cuando el Sporting llamó a su puerta. En principio para una oportunidad puntual: le ofrecieron trabajar en el Campus de Mareo durante 8 semanas. El matrimonio con el club gjjonés se prolonga ya durante casi dos décadas, después de haber pasado por todas las categorías (salvo los juveniles). El rol de segundo entrenador que ha desempeñado durante casi toda su carrera al más alto nivel tampoco fue una decisión de Tejada,

sino que las circunstancias le fueron conduciendo a ello. Ha estado a la vera de cuatro grandes, a los que ha ayudado y de los que ha aprendido. Define a cada uno con un concepto: “Marcelino era la ilusión de los que empiezan; teníamos una visión muy similar del fútbol. Ciriaco personalizaba la tranquilidad que concede la experiencia en un año muy difícil. Manolo Preciado era el empuje, la intensidad. Y Abelardo es la naturalidad, también gracias al bagaje que acumula al más alto nivel”. Tejada vive un momento dulce en el primer equipo, aunque a lo largo de todo este tiempo ha vivido un carrusel de emociones de todo tipo. Momentos agradables, como el aterrizaje en el fútbol profesional con Marcelino o el

12

ascenso a Primera, y otros más duros, como el año con Ciriaco, marcado por las dificultades económicas o aquella extraña experiencia de solo dos partidos como primer entrenador del primer equipo. Tejada repasa aquel momento en el que los acontecimientos se precipitaron. El equipo había caído en San Sebastián y, a la vuelta, Manolo Preciado fue destituido. El club anunció el nombramiento de Iñaki Tejada como primer entrenador y llegó a ratificarlo públicamente como técnico hasta final de temporada, pero nadie le acompañó en su primera rueda de prensa. “En aquel momento nunca me sentí primer entrenador. Yo no firmé nada, no dije que era el entrenador del Sporting… Yo simplemente cubrí una labor durante aquellas dos jornadas. Yo sólo hice las alineaciones, preparé los entrenamientos y exigí lo que creía que tenía que exigir como técnico. Pero creo que sólo me sentí entrenador el lunes después de jugar contra el Valencia. Sí es verdad que cuando me hablaron de la necesidad de un segundo entrenador sí ejercí y puse el nombre de ‘El Pitu’ sobre la mesa”, recuerda. Curiosamente Abelardo y él acabarían viviendo grandes experiencias juntos, pero con los roles cambiados.


Reportaje - Gij贸nSport

13


GijónSport - Reportaje

Sus casi dos décadas en el club y el hecho de no tener representante le convierten en un ‘rara avis’ en el fútbol Tejada vivió aquel momento con naturalidad y hasta entendiendo el momento de zozobra que vivía el club. Hubo otras circunstancias en las que llegó a plantearse seriamente salir del Sporting. Pudo hacerlo cuando Marcelino le ofreció acompañarle en su travesía fuera de Gijón, pensó en hacerlo tras el durísimo año de la entrada en concurso de acreedores y estuvo más cerca que nunca cuando le ofrecieron ser de nuevo entrenador del Sporting B. “En aquel momento no sabía si iba a ser capaz de dar el máximo. Y yo necesito dar

realizar otro tipo de facetas, pero sin sentirse menos entrenador por haber desarrollado casi toda su carrera como segundo. “Yo me siento entrenador”.

te. No es lo único que le convierte en un rara avis en el fútbol, ya que también se hará difícil encontrar a alguien ligado durante tantos años a un mismo club. Sorprende también su humildad, que le llevó a sonrojarse cuando un aficionado le pidió un autógrafo en una tienda de Madrid al reconocerle como el segundo entrenador de Manolo Preciado.

lota en la que centrarme, para que la cabeza no siga dando vueltas”. No oculta que a veces necesita que le saquen de la obsesión del fútbol invitándole a ver un capítulo The Walking Dead o Los Soprano. Apasionado de los viajes y de la música de los Rolling Stones o Lou Reed, la historia de Iñaki Tejada es la historia de la tenacidad, la discreción y la prudencia. Una vez más, haciendo una gran labor en la sombra, pero que ve la luz cada domingo en el terreno de juego.

Tejada prefiere no pensar si esas dudas se plantearán de nuevo en el futuro. “Esto se vive día a día”. Esa es la filosofía de alguien que ha aprendido que las circunstancias desbaratan los planes de cualquiera. Y para que todo salga lo mejor posible sólo queda trabajar conel máximo donde estoy. Aquel verano fami- cienzudamente en cada partido, lia y amigos me aconsejaron muy bien”. Y la en cada entrenamiento. Él lo hace. Y lo hace, apuesta le salió bien. además, con una discreción y una tenacidad Ahora, con el paso del tiempo, Iñaki sospecha admirables. que, por mucho que dudara, en su interior tenía claro que siempre se quedaría. Quizás ese Le gusta centrar sus objetivos, incluso cuansea el motivo por el que no tiene representan- do practica otros deportes. “Necesito una pe-

Se considera plenamente realizado en su labor como entrenador, sin perder la ilusión por

14


Reportaje - Gij贸nSport

15


16


GijónSport - Opinión

La puta vida No me gusta hablar de los árbitros porque, como ya dije el año pasado, puede llegar a ser contraproducente. Aún así, y ya en frío, entiendo perfectamente a Abelardo. El Sporting es un equipo de cantera, sin apenas veteranos y cuya cara visible en el campo se compone de una mezcla de ilusión, precocidad y juventud. Eso, en el estamento arbitral, suele significar una carta blanca para envalentonarse a veces y ningunear a unos jugadores que llevan luchando desde el principio y que seguirán haciéndolo contra quien sea hasta el mes de junio.

Rodrigo Fáez Periodista @RodrigoFáez me apuran (y tirando muy por lo bajo), seis puntos más. O quizá no, pero seguro que el Sporting tendría algún punto más y estaría en ascenso directo con un colchón holgado. Son demasiadas veces, el puñetazo encima de la mesa está bien dado y Abelardo ha vuelto a ganarse el aplauso de una afición que pide a gritos que el Sporting sea un equipo ejemplar, pero no gilipollas.

Y que una cosa no quita la otra. Sólo pongo un pero al equipo a estas alturas. Desde hace un mes veo al Sporting muy cansado y creo que rotar sería positivo para llegar a los últimos cin“Abelardo ha vuelto a ganarse el co o seis partidos con la frescura de siempre. Cierto es que tampoco ha acompañado la baja aplauso de una afición que pide a de Nacho Cases, pero Rachid vendrá genial a gritos que el Sporting sea un equiun modelo que necesita un plus por parte de los po ejemplar, pero no gilipollas” Guajes. Y, por cierto, entre los Guajes también están Alex Serrano, Juan Mera, Guille Donoso, Lo de los penaltis no ha sido ni una, ni dos, ni Meré... Pueden ser opciones muy interesantes. tres, ni cuatro. Ha sido el doble. Y eso, a estas Suerte a todos porque la puta vida es lo que tiealturas de la temporada, podría equivaler a, si ne: sin sufrimiento, no hay recompensa.

17


Gij贸nSport - En Portada

Bernardo Espinosa

Chico o l a m bueno Por David Gonz谩lez Fotos: Gabino Jove

18


En portada - Gij贸nSport

19


GijónSport - En Portada

U

n guerrero en el campo; un auténtico caballero fuera del terreno de juego. Así es Bernardo, el baluarte de la defensa del Sporting. Su imagen ya no es tan rompedora como cuando lucía coleta, al más puro estilo ‘mohicano’, en el Racing de Santander. El corte de pelo, no obstante, no le ha hecho perder contundencia. Y, sin embargo, detrás del central contundente se esconde la amabilidad personificada.

20

Cuando se enfunda la camiseta del Sporting, Bernardo Espinosa se convierte en un guerrero, un muro inexpugnable que con tal de defender la portería de su equipo es capaz de jugarse su físico y, si es necesario, el de algún rival o compañero que se cruce por en medio. Es una roca, un tipo duro pero no violento, noble pero contundente. Si él dice que un delantero no pasa, es que no pasa. O, al menos, que él pondrá todo de su parte para que no lo haga. Y suele conseguir su objetivo. No le importa jugar con la cabeza vendada o con algún hueso fracturado. Es un tipo duro, un futbolista de una pieza.

simplemente le conozcan como el defensa expeditivo que lidera la defensa rojiblanca.

Cuando Bernardo Espinosa se descalza las botas, aparta su profesión y sale a la calle, es un auténtico caballero. Una persona amable, educada, suave en las formas y casi siempre sonriente. Carismático que se ha convertido en uno de los más queridos en el vestuario del Sporting y de los más idolatrados por la afición. Su carácter, en el cara a cara, puede sorprender a quienes

Manolo Jiménez fue un correoso central que durante doce años defendió la camiseta del Sevilla en Primera División y que vistió los colores de la selección española en 15 partidos. Desde su experiencia, se encargó de dejarle claro al joven Bernardo al que entrenó primero en el filial sevillista y luego en el primer equipo la diferencia entre dos equipos: agresividad y violencia.

“Muchas veces me comentan ese contraste entre mi forma de ser y mi forma de actuar en el campo. Me resistía a admitirlo, pero con el paso del tiempo sí reconozco que puede llamar la atención la diferencia entre mi carácter tranquilo, mi forma relajada de ver la vida, y el nivel de tensión y excitación con el que afronto un partido”, explica el central, que sin embargo sí encuentra algunas semejanzas entre ambas facetas de su personalidad: la nobleza y la seriedad.


En portada - Gij贸nSport

21


Gij贸nSport - En portada

22


En portada - GijónSport Bernardo aprendió la lección. No es un central violento, pero sí agresivo. El fútbol es un deporte de contacto y en él los defensas dan patadas, pero el rojiblanco no se caracteriza por el juego sucio. Esta misma temporada ha tardado 32 partidos en acumular cinco tarjetas amarillas, lo que da cuenta de lo bien que defiende el equipo (en parte gracias a él) y de la inteligente y efectiva forma que él mismo tiene de emplearse sobre un terreno de juego. Su gran referencia es el central del Barça y la selección Puyol, que durante toda su carrera fue “un ejemplo de nobleza. Representaba la competitividad máxima, pero siempre desde el respeto. Hay que recordar siempre que esto es un deporte”. El contraste entre su carácter dentro y fuera del campo no es lo único que sorprende de Bernardo. También lo es su madurez. Y es que viéndole jugar y comportarse, muchos se sorprenderán al darse cuenta de que tiene sólo 25 años. “Por el físico y por mi seriedad, siempre me han echado

más años de los que tengo. Creo que la continuidad de todos estos años me ha ayudado a ganar experiencia y veteranía en el campo”, admite. Esta circunstancia destaca aún más en el contexto actual. La media de edad tan baja en el vestuario rojiblanco ha acelerado el proceso para Bernardo. “Soy como el papá de los muchachos”, dice entre risas, admitiendo que “ahora sí soy realmente uno de los más veteranos. La mayoría son gente muy joven y ahora me toca a mí hacer ese papel que hicieron otros conmigo”. El fútbol acelera, en muchos casos, el proceso de maduración. A Bernardo, en todo caso, le viene de casta. “La madurez te la da la educación que recibas. Mi familia me enseñó, desde muy pequeño, a ser responsable y autosuficiente”, relata. Luego vino el deporte profesional, una actividad que “requiere anticipar plazos con respecto a otros chicos de nuestra edad. Para los futbolistas, el proceso de la adolescencia se acelera. Somos unos privilegiados porque nos dedicamos a lo que más nos gusta, pero mucha gente no es consciente de los sacrificios que hemos tenido que hacer”.

“En el cuerpo de Bernardo conviven el defensa expeditivo y un tipo amable, educado y casi siempre sonriente” 23


Gij贸nSport - En portada

24


En portada - GijónSport

“La gente nos etiqueta, nos juzga sin conocernos. Hay que admitirlo; somos personajes públicos y una referencia para muchos jóvenes” 25


‘Su entrenador en el Sevilla, Manolo Jiménez, fue el primero que le inculcó la diferencia entre la agresividad y la violencia’

26

Y es que la sociedad exige mucho a los futbolistas. Los convierte en iconos, los derriba con la misma facilidad con la que los ensalza, les reclama un comportamiento siempre ejemplar y que sepan comportarse con un saber estar que no siempre se corresponde con la media de su edad. Bernardo, que sí ha sabido siempre estar a la altura en ese sentido, admite que “somos personajes públicos y la exigencia es máxima. Representamos a una masa social importante, muchos jóvenes se ven reflejados en nosotros; somos lo que ellos quieren ser de mayores. La gente nos etiqueta, nos juzga, muchas veces sin conocernos personalmente ni nuestras circunstancias”. No es un reproche, asegura Bernardo, sino una realidad que considera el peaje que hay que pagar por ser “personajes públicos”.

esta profesión lo exige y sólo te devuelve lo que tú le des”. Bernardo es uno de los ‘capos’ del vestuario, pero también el primero a la hora de las risas. El espíritu más jovial del defensa se refleja en su condición de ‘DJ’ oficial del vestuario, cargo ‘heredado’ de Miguel De Las Cuevas. Bernardo es feliz en Gijón, a donde llegó hace dos años cedido por el Sevilla. Fue con la temporada empezada, para tratar de enderezar una temporada que había empezado torcida. El objetivo general no se corrigió, pero Bernardo dio muestras de liderazgo y de haberse prendado del sportinguismo. Un sentimiento que era recíproco, por lo que el club echó el resto para quedarse con el jugador en propiedad. Y lo consiguió. Bernardo vive su tercera temporada en Gijón.

Pero en el mismo cuerpo que ese tipo serio, maduro y responsable habita un Bernardo de 25 años, al que le gusta disfrutar de la vida. “Hay un momento del día en el que tu cuerpo te pide desinhibirte, del tiempo libre, de los amigos, de la juventud. Siempre con cierta cabeza, porque

Su ciclo en tierras asturianas pudo zanjarse en mes de Diciembre de 2014, cuando llegaron los cantos de sirena desde Inglaterra. A ‘El Pitu’ Abelardo todavía le entra un escalofrío cuando recuerda cómo Bernardo picó a la puerta de su vestuario para contarle que el Brentford quería


27


GijónSport - En Portada

“Lo principal es la nobleza. El ejemplo es Puyol: representaba la competitividad máxima y el respeto a los compañeros” ficharle. Abelardo no pudo disimular su temor a Gran Bretaña y se centró en lo suyo. “Aquí esla marcha del puntal defensivo del equipo. toy creciendo mucho como futbolista y ‘El Pitu’ siempre me ha tendido su mano. El asunto no “La decisión la tomamos entre los dos. Desde me ha quitado mucho tiempo de concentración. el primer momento ha habido una relación ex- Nunca me paro a pensar en lo que pudo haber celente. Él fue el primero que, al acabar la tem- sido y no fue. La energía que uno desperdicia porada pasada, se dirigió a mí para demostrar- en cosas que no están en su mano es tiempo me su confianza, su apuesta total por mi fútbol. valioso que pierde de hacer otras cosas”, senPara mí eso es fundamental, como el hecho de tencia. estar contento en un sitio. Yo en el Sporting estoy muy contento; el club siempre me ha de- Bernardo responde cada día a esa confianza. mostrado muchísima confianza. Pero, al final, lo En los entrenamientos y en los partidos, con que determina el futuro es lo que piense de ti una madurez, una entrega y una bravura desel director de orquesta de cada momento”. Y tacables. Además, es de esos futbolistas que Abelardo lo tenía claro: sin Bernardo, la banda hace grupo, con los que es difícil llevarse mal. desafinaría. Se lo hizo saber, respetando y en- Por algo, entre las pocas cosas que tienen en tendiendo cualquier decisión que pudiera tomar. común Abelardo y Sandoval, dos afectan a BerBernardo pronto lo tuvo claro. “Desde el día que nardo. Una es su apuesta innegociable por el llegué me marqué el ambicioso reto de devolver central; la otra un comentario escuchado de la al Sporting a Primera División”. Así que pronto boca de ambos: los dos querrían un yerno como dejó a un lado las llamadas que llegaban desde Bernardo para sus hijas.

28


En portada - Gij贸nSport

29


Sh

L d

30


heila Posada

La campeona desconocida

31


GijónSport - Entrevista

Por Marcos Martín Fotos: Gabino Jove

A veces, o casi siempre, el foco mediático del deporte apunta hacia el mismo lado: veintidós jugadores, dos porterías y un balón. El fútbol eclipsa a muchos otros deportistas, cuyo esfuerzo para disfrutar y triunfar queda en un silencioso segundo plano. Es el caso de la gijonesa Sheila Posada que, sobre sus patines, se ha colgado decenas de medallas de oro en una carrera que comenzó hace, aproximadamente, quince años. Pero sus triunfos no abren los espacios deportivos en televisión ni ocupan portadas en los periódicos. Tampoco sus días de entrenamientos, en los que no sólo compite contra rivales y compañeros o contra el cronómetro que marca los mejores tiempos. “Da rabia que, por mucho que puedas llegar a ganar, no se te vea recompensado, sobre todo en el aspecto económico”, lamenta Sheila que invierte, sólo en material, casi 2.000 euros cada temporada. Además, ella misma se costea los billetes cuando, buscando competiciones que le exijan un nivel mayor –y más acorde a sus capacidades–, tiene que viajar por Europa. Sin

32

ayudas locales y autonómicas, se conforma con los 300 euros que el Consejo Superior de Deportes le concede cuando gana una medalla. La lluvia que moja –e incluso encharca– la pista de Moreda en la que entrena es otro obstáculo en su día a día como patinadora. “Me avergüenza la situación en la que estamos; y creo que es mi deber decirlo porque es muy importante. En 2008, cuando se celebró el Mundial de Patinaje en Gijón, nos hicieron una pista nueva y arreglaron el circuito de Las Mestas. Ahora, pagamos por entrenar sin duchas ni vestuarios a los que acceder en patines, nos tenemos que cambiar en la misma pista y apenas hay mantenimiento: cuando llueve se moja, está sucia y hay grietas”, denuncia. Pese a ello, nunca ha pensado en tirar la toalla. En abandonar. Hay ‘algo’ que compensa todos los quebraderos de cabeza: el patinaje es su vida. O al menos, una parte fundamental en ella: “Me gusta, lo disfruto. No voy a decir que es un hobby; es más, porque le dedico mucho tiempo. Por ejemplo, hay fines de semana en los que dejo de hacer otras cosas para competir. Es una parte importante de mi vida; como se suele decir, aprendí a patinar antes que a caminar”.


Entrevista - GijónSport

“Me avergüenza la situación en la que estamos: pagamos por entrenar en una pista sucia, agrietada y que se moja cuando llueve” 33


GijónSport - Entrevista

Y en su caso, no es una frase hecha. “Eso se lo tendríais que preguntar a mi madre, que lo sabrá mejor que yo”, responde cuando intenta rememorar la primera vez que se subió a unos patines. “No me acuerdo, pero mi madre me cuenta que, cuando cumplí los dos años, me regaló unos patines de cuerdas con el objetivo de que no fuera tan trasto. Yo de pequeña era ‘perico’ –recuerda entre risas–, pero le salió mal la jugada, porque todo lo que antes hacía con playeros, lo hacía después con los patines”.

“Mi hermano es mi referente –explica Sheila–. También fue campeón de España y de Europa; se tuvo que ir a Navarra para estudiar Telecomunicaciones cuando no lo había en Asturias y lo compatibilizó con el deporte. Es un apoyo muy importante para mí; siempre me animó y nos alegramos con los triunfos del otro”. Sin piques entre hermanos; tampoco se ‘pelean’ por el apoyo y los ánimos de Montse, su madre, que es su mayor fan: “Viene conmigo a todas las competiciones, aunque sean en Europa. Se lo organiza y se lo curra. A veces, tiene que Eso sí, con aquellos patines empezó a pulir coger un tren y coger autobuses fuera de un diamante que años más tarde brillaría con España, pero ella nunca falla”. luz propia en las pistas y circuitos nacionales e internacionales. Otro diamante en la familia. Los hermanos Posada son un ejemplo para Porque Iván, el hermano mayor de Sheila, los niños que empiezan a practicar el patinaje ya permitía intuir que, tarde o temprano, en el Principado. Porque hay cantera. Y buena el apellido Posada se acabaría grabando materia prima. “En Asturias, tenemos a lo con letras de oro en la historia del patinaje mejor de España. La selección la componen español. muchos corredores de aquí. Hay muy buenos corredores y los que vienen desde abajo, también son buenos”, dice Sheila.

“Mi madre viene conmigo a todas las competiciones. Se lo curra y organiza para viajar por Europa con trenes y autobuses, pero ella nunca falla”

34


Entrevista - Gij贸nSport

35


GijónSport - Entrevista

“Da rabia que, gane lo que gane, no se recompense. Invierto casi 2.000 euros en los patines cada temporada”

36


Entrevista - Gij贸nSport

37


GijónSport - Entrevista

“Lo prioritario ahora es el trabajo y empiezo a plantearme no dedicarle tanto tiempo al patinaje; es ley de vida” Precisamente, los más pequeños tienen que ir tomando el relevo de patinadores como Iván o Sheila, cuyo trabajo le impide entrenar tanto como le gustaría y exigen las competiciones más importantes: “Es ‘ley de vida’. En cada etapa hay prioridades y ahora, lo prioritario es el trabajo. Voy a patinar hasta que el tiempo me lo permita; pero cuando no pueda, seguiré vinculada al deporte de alguna manera”, adelanta Sheila, a cuyos días ya le faltan horas. Trabaja por las mañanas; y después de comer, da actividades extraescolares en colegios y entrena: “Llego a casa por la noche, me ducho, ceno y me voy a la cama a descansar. Pero es lo que tengo que hacer si quiero estar al nivel al que estoy”. Cada vez es más difícil. Porque, aunque este año su punto de mira sigue siendo el Campeonato de Europa, reconoce que el objetivo de las medallas se le queda un poco lejos. Su profesión –se encarga de la formación de nuevas tecnologías y, en concreto, automatizaciones de viviendas– le obliga a viajar y le ‘roba’ horas de entrenamiento: “Ahora es cuando, verdaderamente, empiezo a plantearme no dedicarle tanto tiempo al patinaje y a replantearme mis objetivos”.

38

Pero cuando mira hacia atrás, puede ver orgullosa –con la modestia que le hace ruborizarse cuando recuerda su palmarés– muchos años de éxitos sin parangón. Más de un centenar de medallas que, detrás, tienen sendas historias y sobre todo, mucho esfuerzo y sacrificio: “Cuando estaba en el instituto, por ejemplo, no salía los fines de semana como casi todos mis compañeros porque tenía que competir. Dejé de hacer amistades por el deporte; pero hice otras en el deporte. No me arrepiento de haber renunciado a lo que he renunciado; porque no me supuso ningún esfuerzo. De hecho, me siento recompensada y afortunada”. Por eso, Sheila se siente muy orgullosa de haberse mantenido esta década y media al pie del cañón: “No es fácil seguir año tras año desde los catorce, compaginando el patinaje con los estudios, la universidad, el trabajo,… Me quedo más con eso que con todas mis medallas, que están ahí, claro, y que mi esfuerzo me costó ganarlas”, advierte con una sonrisa en la cara. La sonrisa de la patinadora que sabe que ha dado todo por ‘su’ deporte. La sonrisa de la que ha ganado tanto y no le gusta alardear de ello. La sonrisa de una campeona desconocida.


Entrevista - Gij贸nSport

39


Juan de Ă lvaro

“Estamos ante una oportunidad histo 40


a orica�

41


42


En una temporada sin demasiadas alegrías alcanzar la ‘Final Four’ debe suponer un gran revulsivo... La alegría del miércoles ha sido muy grande para nosotros. Después de una temporada tan mala encontrarte con este premio es una auténtica pasada.

Ser el organizador os evitaría jugar el primer partido contra el F.C. Barcelona... Es algo que ya estaba decidido para evitar que el equipo local pueda quedarse fuera en el primer encuentro. El Barcelona parte siempre como el principal favorito aunque nunca se sabe lo que puede pasar. En A raíz de vuestra clasificación se ge- cualquier caso, jugar una final ante ellos neró una oleada de apoyos para cele- sería una auténtica fiesta. Además, estoy brar la final en Gijón... convencido de que si la ‘Final Four’ viene a Nosotros nos lanzamos a moverlo en redes Gijón llenaríamos el Palacio de los de Desociales después de conocer el apoyo del portes. La ciudad es muy participativa y Ayuntamiento de Gijón. Lo que no espera- seguro que la gente va a responder. bamos era tener tanta repercusión. Al margen de la Copa del Rey, ¿cómo ¿Qué debe ocurrir ahora para que Gi- se presenta el futuro del club? jón sea la ciudad elegida? Lo difícil es encontrar grandes empresas Lo primero es presentar un proyecto que que apuesten por nuestro deporte y el sea mejor que el de Córdoba. A partir de apecto económico siempre es importante. ahí la Comisión Delegada de Asobal va a Por eso estamos muy agradecidos a Juanelegir la mejor opción para todos. Se ade- fersa y Astur Wagen por estar ahí desde el más la circunstancia de que mantenemos una gran relación con Puente Genil. Evidentemente para nosotros la mejor sede es Gijón y vamos a intentar ser finalmente los elegidos. Estamos ante una oportunidad histórica.

principio. En lo deportivo nuestra estructura está pensada para estar ahí, para volver a luchar por el ascenso si es necesario y sobretodo para mantener el club, tener una buena cantera y seguir disfrutando del balonmano en Gijón.

43


VOLVEMOS EN MAYO

Con una nueva edici贸n de Gij贸nSport y en nuestra web todas las ediciones anteriores

44

www.gijonsport.com

Gijonsport Nº162  
Gijonsport Nº162  

Bernardo Espinosa nos habla sobre una temporada en el Sporting en la que se ha confirmado como el gran referente defensivo. También entrevis...