Page 1

Foto: Gabino Jove

Número 156/ Octubre de 2014

ESPÍRITU GUERRERO


GijónSport - Editorial

Sensación agridulce Iniciamos el segundo número de la temporada de GijónSport y lo hacemos con un doble sabor de boca en lo que tiene que ver con el Sporting. Por un lado el equipo continúa firmando un gran inicio de temporada que está incluso por encima de las expectativas iniciales tras un verano sin refuerzos. Abelardo ha sabido inculcar al vestuario un espíritu de lucha y de sacrificio que se está traduciendo en los buenos resultados que el Sporting ha cosechado hasta la fecha. Queda aun así la incertidumbre de lo que pueda resistir este equipo con una Segunda División tan larga. A medida que avancen las semanas llegarán también las lesiones, las sanciones y momentos que no sean quizás tan dulces. Como diría aquel, que nos quiten lo bailao, pero conviene mantener en cualquier caso los pies en el suelo y seguir apoyando a un grupo de chavales que se merecen todos los éxitos que seguro que están por venir.

“El momento que vive el

En el plano amargo se sitúa cómo no el momento económico que vive el Sporting. Hasta 2017 el club tendrá que realizar pagos importantes a la Agencia Tributaria y en estos momentos no se dispone de la liquidez necesaria para poder hacerles frente.

Entre tanto queremos aprovechar también para volver a daros las gracias. Una vez más nos habéis acogido con todo el cariño del mundo y nos hacéis sentir que nuestro trabajo os gusta. Solo nos queda seguir adelante e intentar mejorar día a día.

Sporting debería servir para

cambiar el rumbo de la entidad y para romper con muchas cosas del pasado”

Desde el club se pide tranquilidad, se asegura que la situación no es tan complicada y que están trabajando para llegar a una solución. Palabras que no convencen a un sector cada vez más amplio de la afición que pide cambios y que los pide ya. La paz social en el entorno rojiblanco está cada vez más rota y por eso, aunque llegue a solucionarse la situación económica, los cambios se hacen cada vez más necesarios. Un momento como este debería servir para que el Sporting cambie el rumbo de una vez por todas y para que rompa con un pasado que amenaza con volver a repetirse.

GijónSport es una publicación digital de caracter mensual y gratuita. Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de los textos, fotografías y otros elementos sin la expresa autorización.

Edita: El Tajalápiz Media Contenidos: David González @DavidGonzalezzz Marcos Martín @MarcosMatin87 Marta Tejerina @MartaTeje Fotografías: Gabino Jove @GabinoJove

www.gabinojove.com

Cris Valle Maquetación: El Tajalapiz S.L. Publicidad: El Tajalapiz Media Contacto:

publicidad@gijonsport.es redaccion@gijonsport.es


CONTENIDOS NÚMERO 156, OCTUBRE DE 2014

Especiales 08. Guerrero El delantero rojiblanco nos habla sobre las dificultades que tuvo en lo personal la pasada temporada y sobre el inicio liguero del Sporting. 04. Análisis deportivo Marta Tejerina analiza el buen momento del equipo tras las primeras seis jornadas de liga.

Otros temas

08

20. El futuro en el aire David González repasa la situación económica del Sporting y la ruptura de la paz social que se vive. 22. Pedro Barbillo Entrevistamos al Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Gijón.

Y además...

04

22

28

24. Pablo Álvarez El exjugador del Sporting se estrena esta temporada como columnista en GijónSport. 26. Balonmano Os presentamos a los últimos fichajes del Juanfersa para esta temporada en la Liga Asobal.


GijónSport - Reportaje

ECHARLE UN PAR

Por Marta Tejerina

A veces la vida nos pone ante situaciones realmente complicadas. Callejones enrevesados entre los que cuesta trabajo encontrar una salida. A veces, incluso, parece que todo lo que nos rodea conspira en nuestra contra, que nada podría ir peor. Y entonces, pase lo que pase y por muy negro que lo veamos, siempre nos quedan dos opciones: resignarnos y bajar la mirada, o dirigir nuestros ojos hacia el frente y echarle un par. Sí, eso es. Echarle un par. El sportinguismo ha vivido un verano oscuro, triste, desesperanzador. Ni un fichaje y varias salidas importantes tiñeron el ambiente de preocupación y, lo que es peor, de desilusión. Ante un abismo de dudas y pesimismo, llegó el momento de decidir qué actitud asumir. Y el Sporting eligió la segunda opción.

realidad complicada. Abelardo lo dejó claro desde el principio. No iba a ser fácil, no va a serlo. Quizás su discurso caló en los chavales a los que dirige, tal vez es verdad eso de que en los peores momentos surgen las mayores fortalezas. Lo cierto es que la Liga empezó, y a Los Pajaritos salió un equipo joven, en algunos casos con muy poca experiencia en la categoría; muchos, la mayoría, formados en Mareo; todos, sin excepción, valientes y comprometidos. Al frente “El Pitu”, el primero en demostrar que hay que plantar cara a los reveses. El Sporting abrió la temporada con victoria. Y con la sensación de que las cosas habían cambiado.

Una notable mejoría en la parcela defensiva, personificada en dos hombres: BerEcharle un par. Afrontar con coraje una nardo, en su máximo nivel, y Luis Hernán-


GijónSport - Reportaje

dez, el jugador que ha experimentado una mayor progresión en los últimos meses; un conjunto solidario e intenso, articulado desde un centro del campo compacto y talentoso; un delantero que, incansable, lo intenta una y otra vez... En definitiva, y por no perdernos en individualidades, un equipo que sabe suplir sus carencias, que las tiene y no son pocas, con entrega y casta. Porque Abelardo dice que para ganar a este Sporting los rivales tienen que echarle un par. Y eso es precisamente lo que hacen los suyos. La cantera ha vuelto a ilusionar al sportinguismo en el momento que más lo necesitaba. Pero no sólo Mareo. No importa donde hayan nacido. Estos jugadores luchan cada balón como si les fuera la vida en defender la camiseta que visten. Y eso es lo que nos emociona. Y nos permite presumir

de este equipo, del equipín, el único de la categoría que no ha hecho ni un solo fichaje. El único de la categoría que sigue invicto en la sexta jornada y es tercero, a un punto del líder. Supongo que lo más importante en esto del fútbol, como en todo, es lo que nos hace sentir. Y el sportinguismo se siente orgulloso de sus futbolistas. Porque no serán los mejores, pero se dejan el alma en cada partido. Hoy las gradas de El Molinón claman contra una directiva que ha demostrado su incapacidad, pero al mismo tiempo animan a un equipo que ha sabido abstraerse de la convulsa situación extradeportiva. Creo que, incluso sin ser conscientes de ello, todos hemos elegido: le estamos echando un par. Y al final, pase lo que pase, habrá valido la pena.


GijónSport - Opinión

Nuevos tiempos Mi abuela siempre les ha llamado “los chepos”. Y es que lleva años diciendo que no valen para nada, que apenas han acertado y que ella recuerda un panorama bien distinto al que nos quieren vender. Habla de los gestores que ha tenido el Sporting en las últimas décadas. Razón no le falta.

“Soy de los que cree que habrá cambio de dueños y que alguien de fuera vendrá a comprar la institución” Cuesta creer que el Sporting se haya convertido en lo que yo más critico: una entidad sin personalidad. El empequeñecimiento del club ha sido tal que estamos acostumbrados a escuchar que “siempre hemos sido un club vendedor”, que “somos pequeños” y que “históricamente hemos estado más tiempo en Segunda que en Primera”. Todas son frases escuchadas a gente de dentro del club. Leer para creer.

Rodrigo Fáez Periodista @RodrigoFáez Es cierto que la situación general del fútbol es la que es, pero el Sporting tiene unas posibilidades que pocos clubes tienen: cantera, ciudad, historia... Enlazar las frases anteriormente citadas con el Sporting refleja la bajeza intelectual y la falta de valentía de los directivos que ha tenido la entidad a lo largo de los años y que han hecho un daño reparable al club y a la ciudad. Y digo reparable porque nadie, repito, nadie ha conseguido acabar con el Sporting a pesar de que alguno parece haber estado empeñado en ello. Octubre es un mes importante. Soy de los que cree que habrá cambio de dueños y que alguien de fuera vendrá a comprar la institución. Quien venga ha de traer ilusión, trabajo y un proyecto que el Sporting lleva años buscando pero que sus dueños sólo han iniciado cuando no ha habido elección. Mareo es el camino, la solución y el principio de nuevos aires que han de regenerar un club que nadie ha logrado derribar. Ni “los chepos” de mi abuela lo han conseguido.


GijテウnSport - Entrevista

Por David Gonzテ。lez Fotos: Gabino Jove

M. テ]gel Guerrero

El futbolista que no se rindiテウ


Gij贸nSport - Entrevista


GijónSport - En portada

“Trabajaba bien, era el mismo que ahora, pero no había ninguna confianza en mí” Guerrero vuelve a luchar. Fue el hombre de moda cuando le marcó cuatro goles al Real Oviedo con el filial del Sporting. Entró por la puerta grande en el primer equipo, pero a punto estuvo de salir por la de atrás ante la falta de oportunidades la temporada pasada. El reencuentro con Abelardo le ha devuelto la confianza a un luchador que se vacía en el campo, que juega para el equipo y que no sabe lo que significa rendirse. Pelea sin coraza. Sin casco. A pecho descubierto. En Borox sigue sin haber equipo senior de fútbol. Pero la pasión por este deporte crece cada día más en este pequeño pueblo manchego. La culpa es de su vecino más ilustre, Miguel Ángel Guerrero. El campus que lleva su nombre reunió por segundo verano consecutivo a casi un centenar de niños de la zona. Todos quieren ser como Guerrero: llegar al fútbol profesional, marcar goles y no rendirse ante la adversidad. Ese carácter que hace honor a su apellido, el del luchador que no se rinde, lo demostró la temporada pasada. A Guerrero le hirieron, pero no le vencieron. Aunque más que vencerle, direc-

tamente no le dejaron combatir. Ahora vuelve a hacerlo con la casta y la entrega que caracterizan su fútbol. El verano en su pueblo, con su familia y con los chicos del campus le sirvió para limpiar la mente después de una fase en la que a punto estuvo de dudar de sí mismo. Sólo 30 kilómetros separan Borox de Humanes, aunque el fútbol no conllevará un hermanamiento entre las dos localidades. Miguel Ángel Guerrero vivió la temporada pasada su peor momento como futbolista ante el ostracismo al que le condenó su casi vecino Sandoval. No era ya que el entrenador apostara por la dupla serbia, que tan buena temporada hizo; era una cuestión de tacto, de respeto, de consideración. “Yo creo que merecí más de lo que tuve; eché de menos ese respaldo que cada jugador necesita. Éramos 24 ó 25 en la plantilla y todos éramos iguales. Yo trabajaba bien, era el mismo que ahora, pero no había ninguna confianza en mí”, recuerda el toledano. “Empecé la temporada con muchas expectativas, pero poco a poco se fueron apagando”, relata.


Gij贸nSport - En portada


GijónSport - En portada

“Acabé convencido de que quería triunfar aquí, de que no quería salir por la puerta de atrás” Esa frustración estuvo a punto de alterar su destino en mitad del viaje. “En el mercado de invierno llegaron muchas ofertas. Y claro que se me pasó por la cabeza irme”. A Guerrero se le acumulaban los pensamientos. “No cuento nada para el entrenador”, “el club no me da ninguna explicación”, “lo mejor puede ser que me vaya”. Pero nunca es bueno tomar las decisiones en caliente. Guerrero recurrió a los que siempre están ahí: a su familia. Esa que desde la distancia sufre y disfruta con la carrera del pequeño de la saga. “Ellos me ayudaron a verlo todo de otra manera. Acabé convencido de que quería triunfar aquí, de que no quería salir por la puerta de atrás”. Se quedó, cambiaron los tiempos y las circunstancias han variado radicalmente para él. “Se refleja en el campo que soy otro jugador, con más confianza. La que tengo en mí mismo y la que me da El Pitu”, explica.


Gij贸nSport - En portada


Gij贸nSport - En portada


GijónSport - En portada

“El año pasado me sirvió para aprender mucho y hacerme mejor futbolista” Las alegrías del fútbol curten, y los malos momentos, más aún. Guerrero explica que “el año pasado me sirvió para aprender mucho y hacerme mejor futbolista. Se aprenden muchas cosas, de lo deportivo y lo extradeportivo. Creo que ahora valoro más las oportunidades que tengo, los minutos de los que disfruto. Y fuera de lo meramente futbolístico, me enseñó a ser fuerte, a aislarme”. Pasó el verano y Guerrero regresó a Gijón. No le ofendían los debates sobre la necesidad de fichar delanteros tras la marcha de Scepovic y Lekic. Prefería pensar sólo en trabajar, en prepararse para una temporada que pintaba de otra manera, no sólo por la marcha de sus rivales por el puesto sino también por el reencuentro con el entrenador que más provecho le había sacado. “Sé que El Pitu cree en mí”, repite con alegría. Eso era lo que le importaba; no daba más trascendencia al debate sobre los fichajes, aunque

ahora quiere zanjarlo con hechos. Como también echó por tierra la teoría de que habían sido aquellos cuatro goles al Oviedo su único pasaporte al primer equipo. Ahora Guerero vuelve a responder con goles (a pesar de que alguno le han quitado los árbitros). Pero también con una labor encomiable en el campo, presionando, desgastando a las defensas rivales y practicando un fútbol solidario y exento del afán de gloria individual que caracteriza a muchos delanteros. “Sé que el equipo agradece mucho mi trabajo arriba. El Pitu nos ha inculcado que tenemos que ser, ante todo, un equipo. Siendo solidarios, corriendo y peleando al máximo, poco a poco nos vamos a hacer grandes unos a otros. Lo colectivo debe primar siempre sobre lo individual”. Lo repite de carrerilla, dejando claro que tiene bien aprendido el mensaje.


Gij贸nSport - En portada


GijónSport - En portada

“El Pitu nos ha inculcado que tenemos que ser, ante todo, un equipo”


GijónSport - En portada

“El tema extradeportivo podría habernos debilitado. Pero ha sido al contrario; nos ha unido más” Es algo generalizado en un vestuario joven, donde priman la amistad y el sportinguismo. Ni siquiera los avatares extradeportivos, que lógicamente afectan al vestuario, han minado el rendimiento del equipo en el inicio liguero. La plantilla sabe dejar las preocupaciones en el vestuario y olvidarlas a la hora de jugar. Ante los problemas, más unión que nunca. “Por la juventud, el tema extradeportivo podría habernos debilitado. Pero ha sido al contrario; nos ha unido más. Somos una piña. No nos ha descentrado. Estamos mostrando un punto de madurez sorprendente”. A Guerrero todavía le quedan asignaturas pendientes. Una, la principal, es ascender con el

Sporting a Primera División. Otra deuda será difícil de zanjar: aún tiene pendiente dar el pregón de las fiestas de Borox, pero será difícil que Miguel Ángel pueda pasar un 27 de Agosto en su pueblo mientras el fútbol le mantenga ocupado. Este verano tampoco ha podido cumplir una de sus costumbres: escaparse con sus amigos de toda la vida a la paz de un pantano extremeño para pescar carpas. La causa era justificada: Guerrero no podía dejar solos a los niños que participaban en su campus. “A pescar volveré. Seguro”. Y que se preparen las carpas, porque cumple sus promesas. Futbolísticamente, prometió volver. Y ha vuelto. ‘El Guerrero’ da batalla de nuevo.


Gij贸nSport - En portada


EL FUTURO EN EL AIRE Por David González

Por mucho que lo intenten disfrazar de normalidad, con el penoso argumento de que “siempre hemos estado así o parecidos”, el Sporting atraviesa un momento crucial de su historia. Se acabaron los tiempos de la huida hacia adelante y los castillos en el aire (“si

subimos”, “si aplazamos los pagos”, “si nos toca la lotería”...), esa filosofía que ha definido durante dos décadas la forma de actuar en la SAD de José Fernández. El panorama ha cambiado. La Agencia Tributaria no transige con los pufistas clubes de fútbol, el mercado no se mueve, ninguna entidad concede créditos y el máximo accionista no pone un euro, aunque esto último no sea novedoso. Alfredo García Amado, el principal ejecutivo y ejecutor de las órdenes del máximo accionista durante todo ese tiempo, no pudo negarlo en su reciente comparecencia: a día de hoy, el Sporting estaría en situación de descenso administrativo a Segunda B por incumplimientos con Hacienda. En su frustrado intento de tranquilizar al sportinguismo, expuso varias vías para salir del paso, pero ninguna para solucionar definitivamente los problemas ni concretó cuál de esas posibilidades sería la elegida. Ilustración: Gue-von


Todo el que escuchó o leyó lo expuesto por el gestor Amado llegó a una conclusión similar: el Sporting está en manos de Javier Tebas (presidente de la Liga), en manos de la Agencia Tributaria, en manos de un recurso para que le acepten una solución que ya le han rechazado o pendiente de un hipotético ascenso a Primera que no se puede exigir a un equipo cuya configuración ha estado condicionada por la penosa gestión de los recursos en los últimos años. Aparte de los parches, hay una solución que parece la ideal: un cambio definitivo en el accionariado del club. La entrada de gente que, al menos, tenga el derecho a equivocarse, pero también la posibilidad de darle un giro a una política de permanente error, disculpa y autocomplacencia. Interesados hay y negociaciones también.

de arrojar la toalla, la división es pública y algunos ya se ha cansado de defender lo indefendible. Su entrada al club ha resultado tardía y no ha cumplido las expectativas que él mismo se marcó, en parte por la escasa capacidad de maniobra, pero también por su falta de decisión para cortar por lo sano con el pasado. De aquí que su deseo sea vender por fin las acciones de la familia y liberarse de lo que, por culpa de quienes le han precedido y su padre ha tolerado y aplaudido, han convertido el Sporting en un pozo casi sin fondo.

El escenario no es sencillo. Si alguien da el paso de hacerse con el control del club deberá asumir una deuda de 32 millones de euros, la mitad de ellos con la Agencia Tributaria, y renegociar o afrontar un calendario de pagos asfixiante e insostenible (5 millones en cuestión de días, 6’5 Un cambio de accionistas no sólo aplacaría el millones el año que viene... Y todo ello sólo de clima de crispación social que existe en torno deuda con el fisco). al Sporting, con una afición harta de aguantar a quienes han llevado a la ruina una entidad que, Entre tanto, cada día son más los sportinguistas cuando ellos la cogieron, jugaba en Europa y que pasan de la resignación a la acción. En El tenía unas cuentas prácticamente saneadas. Molinón el rechazo público a la gestión es cada También abriría un nuevo escenario a la hora de vez más generalizado. Si no hay novedades annegociar con la Agencia Tributaria, cuyos res- tes (que todo es posible), esa oposición se plasponsables tampoco se fían de unos gestores mará el 12 de Octubre en una jornada de moque prometen y no cumplen. El Deportivo de La vilización organizada por Tu Fe Nunca Decaiga Coruña es el ejemplo de que, con unos nuevos bajo el lema ‘Liberad al Sporting’. Se pretende dirigentes, Hacienda sí puede mostrar flexibili- organizar, además de una manifestación y una dad. Con los mismos, no.A Javier Fernández, concentración, la mayor pañolada que se haya representante de la propiedad como hijo del vivido en El Molinón. La situación no es para máximo accionista, se le acumulan los frentes. menos; el futuro del Sporting está más en el aire Dentro del propio club ya hay quien está a punto que nunca. Y los parches ya no valen.


GijónSport - Entrevista

Pedro Barbillo

“El Sporting es más que un club y más que una SAD”


Faltan unos meses para que finalice el mandato y Pedro Barbillo, como Concejal de relaciones ciudadanas, servicios de proximidad y deportes del Ayuntamiento de Gijón, hace un balance positivo en lo personal y en lo profesional: “Está siendo una experiencia enriquecedora en lo profesional, donde he pasado de atender al público como funcionario a estar en la toma de decisiones. Personalmente requiere sacrificios a nivel familiar pero al final creo que la experiencia merece la pena”. En una charla distendida Pedro Barbillo nos habla de su día a día “más cargado de reuniones al principio del mandato, ahora no tantas porque ya nos conocemos todos”. En cualquier caso, como concejal responsable de la vida deportiva de la ciudad Barbillo tiene siempre varios frentes abiertos: “hemos organizado varios campeonatos del mundo, de España y también de Asturias. En Gijón hemos contado también con una eliminatoria de la Copa Davis y trabajamos para que el CSIO siga teniendo su denominación de cinco estrellas”. A todo esto hay que unir también las necesidades de los diferentes clubes de la ciudad y las de los deportistas gijoneses que luchan por salir adelante: “En Gijón contamos con una beca dotada con 20.000 euros para los deportistas de élite. También escuchamos a todos los clubes y están en marcha importantes inversiones en instalaciones”. Todo según apunta el propio Pedro Barbillo: “sin subir los impuestos. Lo que hemos hecho es aplicar la economía doméstica, quitando algunos gastos que el ciudadano no percibe para destinar ese dinero a las necesidades de la ciudad”.

GijónSport - Entrevista

Pedro Barbillo tiene además sobre la mesa otro tema preocupante, la situación económica que atraviesa el Sporting. El propio concejal asegura en cualquier caso que desde el club no ha habido ningún contacto oficial y que todo lo que conoce es por lo que ve en los medios de comunicación: “Oficialmente no existe contacto con el Sporting. Ni ellos han trasladado al Ayuntamiento de forma oficial si existe algún proceso peligroso de continuidad del Sporting. Lo que sí existe es una preocupación como aficionados que se ha ido contagiando.” Sin ese contacto de por medio Barbillo no puede hacer por tanto ninguna valoración que vaya más allá de la cualquier otro aficionado rojiblanco: “La situación económica preocupa porque según lees en los medios de comunicación es preocupante. Escuchas al Consejo y parece que no hay ningún problema. Juegas ahí con la incertidumbre.” El Ayuntamiento de Gijón se sitúa por tanto en una situación de incertidumbre ante lo que pueda ser el futuro del Sporting. En lo económico las ayudas son las que son y más allá de eso el consistorio no puede actuar: “El Ayuntamiento está ahora mismo en lo que se puede. Se firmó un convenio el año pasado donde las cuantías son públicas. Son 450.000 euros y 150.000 más si el equipo sube a Primera División.” Barbillo mantiene por tanto la misma incertidumbre que cualquier aficionado al Sporting aunque con la esperanza de que la situación pueda resolverse. Tanto él como el Ayuntamiento tienen claro lo que representa el Sporting para una ciudad como Gijón: “Traspasa más allá del valor económico que pueda dar a la ciudad. El Sporting es más que un club y más que una sociedad anónima deportiva.”


Era la pretemporada de la campaña 2001/2002; el partido, el clásico de todos los veranos que enfrentaba al Marino de Luanco y al Sporting en Miramar, cuando el árbitro pitó penalti. Míchel, un delantero que había llegado cedido del Rayo Vallecano y que venía con la vitola de gran fichaje del año y de jugador referencia en el ataque sportinguista, se encaminó a recoger el balón cuando uno de esos ‘yogurines’ que había subido a hacer la pretemporada con el primer equipo se le anticipó y cogió la pelota a toda velocidad. Con el balón bajo el brazo, se acercó a Míchel y le pidió permiso para lanzar el penalti. Ante tanta decisión, el veterano le contestó “Claro, hombre. ¡Qué más da! Tíralo tú”. El ‘yogurín’ no desaprovechó la oportunidad. Cuando acabó esa pretemporada, ese atrevido chaval era el máximo goleador en los amistosos que había jugado el equipo rojiblanco. En la sexta jornada, ya se había convertido en el ‘nueve’ titular de aquel Sporting. Acabó aquella campaña siendo uno de los máximos realizadores de la Segunda División y, desde luego, la gran revelación de la categoría. Hoy es campeón del mundo y el máximo goleador de la historia de la selección española. En el mundo entero conocen su nombre, su cara y su trayectoria. Aquel ‘yogurín’ se llama David Villa.

PABLO ÁLVAREZ

Trece años después, seguramente propiciado por una nueva crisis institucional y económica dentro del club, Mareo vuelve a tener la oportunidad de ser el baluarte del Sporting. Es el momento de que Mareo vuelva a ser referencia. Es el momento de que los ‘yogurines’ cojan el balón y tiren el penalti.


GijónSport - Reportaje

Fichajes ‘asturianizados’ Por Marcos Matín Fotos: Gabino Jove


Gij贸nSport - Reportaje


GijónSport - Reportaje “El equipo de esta temporada es mejor que el de la pasada”. Es la frase que más han repetido los que saben de balonmano en Gijón. El Juanfersa ha sabido reinventarse, obligado por las circunstancias y por un crecimiento tan rápido como inesperado. Hay cosas que no cambian en el equipo asturiano, como su familiaridad, personificada en el entrenador Alberto Suárez. Pero la exigencia de la Liga ASOBAL ha obligado a ampliar las miras de la dirección deportiva. Los jugadores del Principado seguirán siendo mayoría en el Juanfersa, y ya han iniciado el proceso de ‘asturianizar’ a cinco foráneos. Porque Golubovic, que llegó a Gijón el pasado mes de diciembre, ya es uno más. Dos gallegos, un vasco y un catalán, además de un serbio, ya forman parte de la familia jovellanista. José Manuel Rial, Rubén Río, Pablo Paredes, Víctor Montoya y Aleksandar Pejcinovic han llegado a Gijón para cubrir los huecos dejados por Álex Costoya, Savic o Cakic, entre otros. El más joven es Rubén Río. Todavía no ha cumplido los 18 años, pero no ha dejado pasar el tren de la ASOBAL. “Lo que tenía claro es que quería seguir creciendo; y de las opciones que tenía, ésta era, sin duda, la mejor de todas”. Vive en una residencia de estudiantes de Oviedo, en la que también hay otros deportistas que juegan en el Oviedo Baloncesto.


GijónSport - Reportaje

Rubén Río Lateral derecho


Gij贸nSport - Reportaje

Pablo Paredes Lateral izquierdo


GijónSport - Reportaje

Por eso, cada día llega a Gijón en coche con los otros carbayones del Juanfersa: Nacho Huerta, Maxi Cancio y Nacho Fernández: “Me han acogido muy bien; si me he adaptado tan rápido ha sido gracias, sobre todo, a ellos. Si no tengo nada que hacer, me llaman para dar una vuelta”. Y es que la familiaridad del vestuario del Juanfersa es innegociable. Acoge a cada nuevo jugador que llega; da igual que lo haga desde fuera de Asturias o que suba de alguno de los equipos filiales del club. “Los compañeros me han acogido muy bien desde el primer momento; me siento muy bien con ellos”, dice Pejcinovic, que comparte piso con su compatriota Golubovic y dos de los otros fichajes: Montoya y Paredes. La convivencia, de momento, marcha bien, aunque reconocen que, a veces, el caos se apodera de las situaciones cotidianas domésticas. “Nos vemos mucho, pero cuando quiero desconectar, puedo hablar con ellos”, dice Pablo Paredes, que admite que “antes de llegar a Gijón, tenía dudas de cómo iba a ser vivir cuatro personas, pero va bien”. Al jugador vizcaíno también le entraron dudas cuando se planteó si salir de Barakaldo o quedarse ‘en casa’, pero lo que le ofrecía el Juanfersa le convenció: “Me habían hablado muy bien

del club y de Gijón, la ciudad es muy bonita, y la posibilidad de seguir estudiando también me animó a venir”. Pablo estudia ingeniería mecánica, y ajusta los horarios para compatibilizar las clases con los entrenamientos. “Alberto Suárez es otro de los motivos, quería progresar y me habían hablado muy bien de él”. El entrenador gijonés también atrajo la atención de Rubén Río. El coruñés ha coincidido con Alberto en las categorías inferiores de la Selección Española, “tenía bastante trato con él y sé que da oportunidades a la gente joven”, explica Río. La cercanía entre Galicia y Asturias también ha ayudado a que una de las perlas de la cantera española haya recalado en el Juanfersa. También ha influido en la llegada de José Manuel Rial. Tras jugar la pasada temporada en Zaragoza y Logroño, Gijón le acerca a Vigo, su ciudad. “También quería jugar en un equipo que apostase por mí, donde tuviese oportunidades. Un lugar donde trabajar y competir, y el Juanfersa me lo da. Tenía ganas de esto”, explica Rial. El gallego compatibiliza el balonmano con sus estudios de Ingeniería Forestal. José Manuel Rial reconoce que “es complicado, porque lo hago a distancia y muchas prácticas son presenciales. Voy poco a poco, intentando sacar 5 ó 6 asignaturas cada año”.


Gij贸nSport - Reportaje


Gij贸nSport - Reportaje

Jos茅 Manuel Rial Lateral izquierdo


GijónSport - Reportaje

También estudia Víctor Montoya. Ha completado, aproximadamente, la mitad de la carrera de Ingeniería Multimedia. Aunque ahora, a distancia, se lo tomará con más calma. El catalán ha salido, este año, por primera vez de casa. Toda su vida deportiva ha estado vinculada al Barça, en cuyo filial ha jugado las últimas cinco temporadas. De Toni Serona ha pasado a Alberto Suárez, de quien dice que, aunque “es distinto, es un gran entrenador”. “Me decanté por Gijón por el ambiente de balonmano que viví en La Arena en las dos visitas que hice con el Barça, por lo que vi en algún partido que televisaron del Juanfersa, y porque es una ciudad con una buena calidad de vida”, explica Montoya. Lo mismo dice Pejcinovic. El portero serbio llegó buscando “una oportunidad en una liga importante, jugar balonmano serio” y se encontró en Gijón una ciudad con “gente muy agradable y muy amable”. Pejcinovic, Montoya, Paredes, Rubén Río y Rial ya son un poquito más asturianos. Como todos los foráneos que llegan al Juanfersa. Sólo les falta probar la sidra. Pero ya habrá tiempo para ello. Cuando consigan la permanencia, no faltarán culines para celebrarlo…


Gij贸nSport - Reportaje

Aleksaandar Pejcinovic Portero


Gij贸nSport - Reportaje

V铆ctor Montoya Central


Gij贸nSport - Reportaje


VOLVEMOS EN NOVIEMBRE Con una nueva edici贸n de Gij贸nSport

y en nuestra web todas las ediciones anteriores

www.gijonsport.com

156  
156  

El delantero del Sporting Miguel Ángel Guerrero nos habla sobre sus experiencias en los últimos meses. También analizamos la situación econó...