Page 1

Foto: Gabino Jove

LA JUGADA PERFECTA

1

Número 160/ Febrero de 2015


GijónSport - Editorial

Números redondos Avanzan los meses y el Sporting continúa dando tantas alegrías sobre el césped como malas noticias en el plano institucional. Los chavales de Abelardo están firmando una temporada que muchos contaremos a nuestros nietos, la duda está en saber si ellos (nuestros nietos) llegarán a conocer el Sporting. El plano económico es cada vez más oscuro y mientras se acumulan los pagos se acercan también los plazos para hacerles frente. Entre tanto la solución económica no acaba de llegar porque los números del Sporting son de todo menos redondos. Como decíamos, ocurre casi lo contrario sobre el césped. Ahí las cuentas sí salen y cada vez mejor. En estas últimas semanas el equipo solo ha caído ante el Betis y lo ha hecho además en un partido en el que mereció mucho más. Las victorias ante dos huesos como el Numancia y la Ponferradina demuestran que este Sporting es mucho Sporting. La salvación está ya a la vuelta de la esquina y desde ese momento se podrá pensar y soñar con otras cotas más altas. Pase lo que pase hay que rendir pleitesía a Abelardo y los suyos.

2

“GijónSport alcanza otro número redondo, el de las 160

publicaciones. Muchas his-

torias acumuladas a lo largo de los últimos años”

En medio de todo esto GijónSport alcanza otro número redondo, el de las 160 publicaciones. Muchas páginas, fotos, textos y reportajes detrás de los que hay acumuladas historias y nuestra ilusión por seguir estando con todos vosotros. También por ser un número especial hemos querido que nuestra portada lo sea. Nos alejamos del deporte rey para acercaros a uno más olvidado como es el voleibol femenino. De ello y de todo lo que está a su alrededor hablamos con Cristina Chamoso. Ella, como jugadora del RGCC, también sabe lo difícil que es para este deporte hacer números redondos. Sin embargo, en este mes de febrero no nos olvidamos tampoco de los jugadores del Sporting. En esta ocasión hablamos con Álex Menéndez sobre su situación actual mientras espera por volver al once rojiblanco.

GijónSport es una publicación digital de caracter mensual y gratuita. Queda expresamente prohibida la reproducción total o parcial de los textos, fotografías y otros elementos sin la expresa autorización.

Edita: El Tajalápiz Media Contenidos: David González @DavidGonzalezzz Marcos Martín @MarcosMatin87 Marta Tejerina @MartaTeje Fotografías: Gabino Jove @GabinoJove www.gabinojove.com

Cris Valle Maquetación: El Tajálapiz S.L. Publicidad: El Tajálapiz Media Contacto:

publicidad@gijonsport.es redaccion@gijonsport.es


CONTENIDOS NÚMERO 160, FEBRERO DE 2015

Especiales 28. Cristina Chamoso La portada de febrero de GijónSport la ocupa la joven jugadora del RGCC. Con ella hablamos de las dificultades del deporte femenino. 06. Álex Menéndez El jugador del Sporting lucha por hacerse de nuevo un hueco en el once Abelardo.

Otros temas

28

04. Análisis deportivo Marta Tejerina analiza el buen momento del equipo tras las primeras seis jornadas de liga. 36. Mendi Hablamos con el delantero del filial rojiblanco unos meses después de su llegada a Gijón.

Y además...

06

20

36

19. Pablo Álvarez El exjugador del Sporting, por primera vez desde NewYork, escribe en gijósport 20. Jairo Álvarez Es uno de los pocos jugadores que ha vestido las camisetas del Sporting, Oviedo y Avilés. Hablamos con él de su llegada al conjunto blanquiazul.

3


GijónSport

SALVAR AL SPORTING Por Marta Tejerina

La otra tarde un grupo de paisanos debatían en un bar alrededor del periódico del día. Las noticias sobre el Sporting, como casi siempre, no eran halagüeñas. Uno repasaba el artículo en voz alta haciendo pausas cada párrafo para lamentarse; otro le interrumpía para clamar contra la directiva del club y exigir su dimisión en bloque; el tercero, con la mirada ausente, terminó por hacerles callar recordándoles lo bien que lo habían pasado con los goles del último partido en El Molinón. “Ya Paco, ya… Es que si no fuera por esos ratos…”.

4

Qué poco dura la alegría en casa del pobre, que se suele decir. Así se siente el aficionado del Sporting cuando, poco después de salir contento de El Molinón por la victoria más abultada del equipo en lo que va de temporada (3-0 ante el Numancia), la amenaza de la delicadísima situación extradeportiva vuelve a ocupar sus pensamientos. El club sigue al límite: cada día salen a la luz nuevas noticias sobre impagos y demás irregularidades financieras. Así que el futuro, incierto siempre, más si cabe en este asunto,

preocupa demasiado como para poder disfrutar de los impresionantes logros conseguidos en el presente, y en el campo. Es una pena. En enero llegó la primera derrota de la temporada. Fue en casa, frente al Betis, en un partido que el Sporting no mereció perder. El orgullo se mantuvo, por tanto, intacto. Dolió mucho más el empate de la jornada anterior, en Sabadell, donde el equipo se dejó dos puntos cuando parecía tener el encuentro más que solventado. Uno nunca puede confiarse. Preocupaba cómo podría afectar el resultado contra el Betis en el estado anímico de los jugadores, nos preguntábamos qué pasaría en el siguiente partido, cómo reaccionarían los chavales ante el varapalo de haber dado por finalizado su récord histórico. Y nos volvieron a demostrar su madurez como grupo. Ante un Numancia correoso, y tras una primera parte trabada y desquiciante, apareció el talento de Jony y todo volvió a carburar. El Sporting logró su victoria más abultada de la temporada. Nadie se acordaba ya de los miedos previos al encuentro. Y qué decir del 0-2 a


la Ponferradina, en un Toralín gélido, donde los de Abelardo supieron recompensar la fidelidad y el apoyo incondicional de cientos de sportinguistas que no dudaron en emprender un terrible viaje a través de la nieve para estar con los suyos. Mientras, la venta del club se mantiene en ‘stand by’. No se han conocido avances al respecto durante todo el mes de enero. Ahora la prioridad es encontrar vías de financiación para hacer frente a los pagos más inminentes. La cúpula directiva, a todo esto, se mantiene intacta. Las únicas marchas han sido las ya anunciadas desde hace semanas, que finalmente se han hecho efectivas: los asesores Iñaki Eraña y Fernando Losada presentaron sus renuncias. Abelardo se refería a ellos en rueda de prensa con palabras de agradecimiento, aludiendo al apoyo de ambos en la decisión del Consejo de convertirle en el entrenador del primer equipo. Los demás continúan aferrados a sus cargos, mientras la afición sigue clamando su marcha. Las pañoladas se repiten en cada partido en El Molinón; también

los cánticos y pancartas exigiendo dimisiones. La propia alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, se pronunció sobre el asunto respondiendo a la petición de prorrogar la cesión del estadio con la exigencia de un cambio en el Consejo de Administración y la elaboración de un plan de viabilidad. El cerco parece cerrarse cada vez más. El próximo domingo, antes del partido frente al Albacete, la asociación Tú fe nunca decaiga ha convocado una manifestación que promete ser multitudinaria. Sportinguistas de todos los rincones de Asturias se darán cita en Gijón. Algunos incluso harán cientos de kilómetros para estar presentes en la protesta. A las 15.00, desde la Plaza del Ayuntamiento, miles de aficionados gritarán al unísono por un mismo sentimiento. Ojalá entre la multitud estén también esos tres paisanos que discutían en el bar. Porque para poder seguir disfrutando de esos ratos de los que hablaban hace falta un cambio drástico. Porque es el momento de que levanten la voz todos los que desean salvar al Sporting. 5


Por David González Fotos: Gabino Jove

Álex Menéndez

6

EL INVIERNO MÁS DULCE


Gij贸nSport - Reportaje

7


GijónSport - Reportaje

A Álex Menéndez nadie le ha regalado nada. Le ha costado llegar al primer equipo del Sporting, varias veces le han puesto el caramelo en la boca para acabar quitándoselo, pero a base de tenacidad, paciencia y trabajo, ha conseguido llegar y consolidarse. Este año, el último fruto de esa factoría de laterales izquierdos en la que se ha convertido Mareo, por fin disfruta de minutos y de confianza. Ahora le ha surgido competencia en el puesto, la de Isma López, pero Álex ha aprendido a asimilar que la temporada es muy larga y que con esfuerzo todo se consigue.

El recorrido de Álex Menéndez hacia el primer equipo del Sporting parecía encontrarse con un muro casi infranqueable: la presencia de dos futbolistas en su puesto como Roberto Canella y José Ángel Valdés ‘Cote’. Pero el destino es caprichoso: José Ángel acabó siendo traspasado a la Roma y, este mismo verano, Canella salía cedido al Deportivo de La Coruña. Las puertas del primer equipo se abrían entonces de par en par para el joven, que había seguido el mismo recorrido que sus antecesores: una conversión desde el puesto de extremo izquierdo al de lateral. Menéndez siempre había jugado más adelantado, hasta que en Alejandro Menéndez Díez nació hace casi mitad de su primer año en el filial empeza24 años en Gijón, aunque por motivos la- ron a alinearle como defensa. borales su familia se estableció pronto en Oviedo. Eso no aplacó su sportinguismo Aunque a Álex las oportunidades le habían desde la cuna, aunque fue en Oviedo don- llegado antes, pero todas resultaron frusde empezó a dar patadas a un balón. Antes trantes. Su debut se produjo en la Copa del tuvo que tomar una decisión, porque el at- Rey. Manolo Preciado le dio la oportunidad letismo también le llamó. Cuando tuvo que de jugar en Mallorca, en el partido de ida, elegir, acabó decidiéndose por el fútbol, en el que realizó un aceptable papel. Pero primero en el Colegio Loyola, luego en el en el choque de vuelta, vivió una de las tarJuventud Estadio (donde coincidió con su des más duras de su vida. Fue el 20 de Diahora compañero Álex Barrera), hasta que ciembre de 2011. El lateral rojiblanco trató en el último año de pista le llamaron del As- de despejar de cabeza un centro lateral de tur. Aquel equipo fue subcampeón de As- Bigas, con la mala fortuna de que este salió turias de fútbol sala. Siendo infantil, le lla- desviado hacia la portería propia y superó a maron de Mareo, donde empezó un camino Cuéllar. El infortunio se cebó con él, cuanque todavía continúa. do realizó otro despeje correcto, pero que

Sus debuts en El Molinón, tanto en Liga como en Copa, acabaron entre lágrimas. Pero Álex supo reponerse. 8


9


Gij贸nSport - Reportaje

10


GijónSport - Reportaje

En su tiempo libre, practica el surf y es un amante de las películas de terror se estrelló en Nsué, que involuntariamente marcó el segundo gol. Ese día Álex acabó el partido entre lágrimas, pero recibiendo el consuelo y el cariño de muchos aficionados.

sión, pero jugó el partido con la ilusión de la llegada de un nuevo tren. Su paso fue fugaz: la semana siguiente el técnico ya no le metió en la convocatoria.

El gijonés no se rindió y siguió luchando, sin En todos esos momentos difíciles, Álex enlevantar la voz, en el filial. Aunque las dos contró el apoyo de su familia, pero especialtemporadas posteriores resultaron un tanto mente los sabios consejos de alguien que lo frustrantes para él. Vio pasar por su puesto fue todo con la misma camiseta que ahora a jugadores como Damián Suárez, Ayoze, él viste: el mítico Joaquín Alonso. Álex tieLora o Borja López (ninguno de ellos lateral ne la suerte de contar entre sus seres quezurdo). Javier Clemente sí que le recuperó ridos con el hombre que ostenta el récord durante su etapa en el banquillo rojiblanco. de haber vestido el rojiblanco 479 veces en Pero Álex no tiene un buen recuerdo de sus Primera División. Joaquín, el eterno capitán, partidos de debut. Su primer encuentro en es primo carnal del padre de Álex. “DesLiga con el primer equipo del Sporting fue pués de los partidos siempre se interesaba frente al Villarreal, un partido que quedó por mí, me daba consejos. Es una leyenda marcado por las lágrimas de Alberto Lora del Sporting, así que cualquier cosa que él al asumirse el descenso virtual del equipo. me diga hay que aplicarla”. Álex no pudo Menéndez también se fue a casa con la gran ver a Joaquín cuando dirigía al Sporting en pena de no haber podido estrenarse en Liga el terreno de juego, aunque sí ha visto muayudando al equipo de su vida a conseguir chos videos de su pariente. una victoria que hubiera permitido al Sporting seguir soñando. Álex ha intentado no venirse abajo nunca por los varapalos que le ha dado el fútbol No fueron esos los únicos momentos en los en tan poco tiempo. “La única fórmula para que Álex tuvo que levantarse de un disgus- salir adelante es trabajar, entrenar al máxito. La temporada pasada, con Sandoval en mo, y tratar de aprovechar las oportuniel banquillo, fue titular en Murcia. El lateral dades para ayudar al equipo. Esa ha sido afrontaba el partido recién salido de una le- mi filosofía”, explica. Y así se lo ha toma-

11


GijónSport - Reportaje

Siendo un niño, tuvo que decidir entre el fútbol y el atletismo, que también le llamó. Acabó apostando por el balompié. 12


13


14


GijónSport - Reportaje

do, intentando no llevarse los problemas del fútbol a casa porque, tan importante como estar centrado en el trabajo, es saber desconectar. No es, de todas formas, uno de esos futbolistas a los que no les gusta el fútbol: Álex no se pierde los partidos de verdadero nivel, aunque no es un obseso.

“Hemos conseguido una confianza enorme para la segunda vuelta. En el aspecto individual, estoy contento, intentando mejorar cada día en los entrenamientos y ponérselo difícil al míster. Ahora hay competencia en todos los puestos, pero eso es bueno para el equipo. Ya sabemos que ninguno tiene el puesto asegurado”, explica con una filoLe gusta disfrutar de su tiempo libre, sofía que ha entendido a la perfección un practicando el surf cuando puede (una vestuario que es especial. Álex Menénafición que le viene desde pequeño) o vi- dez lo define como “un grupo de amigos sionando una película de terror, contra el en el que el buen rollo se transmite. No tiene nada que ver con otros equipos, en criterio de su novia Paula. los que hay más gente de fuera. Aquí la Sigue viviendo en Oviedo, aunque afirma gente se conoce más y hay muy buen no haber tenido nunca problemas por ambiente”. Esa es una de las claves para esa circunstancia, más allá de los típicos que Álex pueda seguir soñando con llepiques con los amigos. var a su equipo del alma a la élite. De momento, ya vive su invierno más dulce. Y Ahora vive su mejor invierno, acumulan- la primavera promete ser aún mejor. do minutos, experiencia, puntos y fe en lo que hacen tanto él como el equipo.

Álex es sobrino del mítico Joaquín Alonso, el hombre que más veces vistió la camiseta del Sporting en Primera. “Me da muy buenos consejos”, dice.

15


16


GijónSport - Opinión

Por donde les quepa

Rodrigo Fáez Periodista @RodrigoFáez

El entorno del Sporting lleva herido de gravedad muchos años. El último capítulo llega desde la tan poco unida a su afición Federación de Peñas Sportinguistas. Resulta que el Gesto Sportinguista de este año premia la labor de la Policía Local. No seré yo quien se meta en los merecimientos del estamento policial, para nada, pero los tiros van por otro sitio.

Quizá si estuvieran mas pendientes de su verdadero cometido, es decir, el de velar por los valores del sportinguismo y el de defender a una afición y no a una directiva, estos detalles no se les pasarían por alto. El reconocimiento a Alejo Caso hubiera sido una oportunidad de oro para quedar bien con el sportinguismo. Pero no, se les olvidó, otra vez. Supongo que, desde el palco, cuesta mirar hacia abajo y reconocer a los Era el que primero se despertaba en el Sporting, verdaderos héroes del club. Una pena. Métanse el único que tenía todas las llaves de El Moli- el Gesto por donde les quepa. nón y se trataba de la persona encargada de no comer, de no dormir y de no llegar a casa a su hora si el estadio tenía cualquier visita, cualquier avería o cualquier incidencia. Siempre estaba disponible porque El Molinón era su casa y el P.D. Al cierre de este artículo, me llega la noticia Sporting su vida. de que la otra asociación de peñas rojiblancas, UNIPES, le concede a Alejo Caso el premio ‘MaPues da la impresión de que todos esos años de ñana saldrá el sol’. Menos mal que queda gente lealtad al club se han olvidado rápido. Y es que con criterio. Luego algunos se extrañan... lo de la FPS es como lo de la directiva: huyen de los detalles, viven estancados en el servilismo y su imagen pública, en este caso José María Suárez Braña (Pepín para los amigos) se dedica a entrar en las radios a decir sandeces.

17


18


La primera vez que ves Nueva York te impresiona todo: las luces, los rascacielos, el tráfico, los ruidos... Te quedas con la boca abierta mirando para todos los lados; al menos es lo que me pasó y me sigue pasando a mí, que camino por laciudad intentando no perderme nada de lo que ocurre a mi alrededor. Es una ciudad  realmente increíble.

Ya hace casi un mes que empecé esta aventura americana, hace casi un mes que David y Patricia me han abierto las puertas de su casa y me han acogido y compartido su hogar y el de sus hijos conmigo; y hace casi un mes que no veo a mis seres más queridos.

En este tiempo me ha dado tiempo a ver una muy pequeña parte de lo que esconde esta gran ciudad, estoy comprobando cómo nace y crece un club como es el NYCFC con un potencial enorme, he empezado a conocer los métodos de trabajo y los sistemas del fútbol de aquí, a darme cuenta de lo profesionales que son para todas las cosas, he estado en Jacksonville (Florida) en un stage de concentración con 30 compañeros y me ha dado tiempo a entrenar muy duro para luchar por hacerme un hueco en este equipo. Me siento bien, me encuentro en forma y cada entrenamiento es una oportunidad para pelear por lo que quiero.

La experiencia está siendo única, disfruto de cada momento y estoy realmente feliz por estar aquí. Este lunes se acababa mi periodo de prueba y aunque me siguen advirtiendo de que es complicado que me puedan fichar, el entrenador quiere que continúe en el siguiente stage, esta vez 10 días en Manchester. Así que, la aventura continúa.....

PABLO ÁLVAREZ

19


JAIRO ÁLVAREZ

CUERPO, MENTE Y ESPÍRITU Por David González Fotos: Cristina Valle 20


Gij贸nSport - Reportaje

21


GijónSport - Reportaje

“El trisquel simboliza, para los celtas, la búsqueda del equilibrio, la eterna evolución y el aprendizaje perpetuo. Un reflejo de la vida de Jairo” Con su llegada al Real Avilés, Jairo Álvarez cierra el círculo. O más bien el triángulo. Oviedo, Gijón, Avilés. La Y completa. Su debut como blanquiazul le ha convertido en uno de los pocos futbolistas que podrá presumir de haber militado en los tres principales equipos de la región: Real Sporting, Real Oviedo y Real Avilés.

gador del Cacereño, también ha hecho una meritoria carrera en el balompié. Aunque es Jairo quien ha acaparado más titulares. Y no siempre agradables para él.

“El fútbol no ha sido justo conmigo”, dice el mediapunta. “Todavía me la debe”. Y eso que este caprichoso deporte le ha hecho tocar la gloria Pero si hay que buscar en la iconografía un sím- varias veces con las yemas de los dedos para bolo que represente al de Piedras Blancas, ese después alejarla de él de forma drástica. “El es sin duda el trisquel. Compuesto por tres bra- 99% de la gente que hubiera pasado por lo que zos unidos por un punto central y enmarcados yo he pasado, lo hubiera abandonado. He pasaen un círculo, este símbolo representaba en la do momentos muy duros y me siento orgulloso cultura celta la búsqueda del equilibrio entre el de haberlo superado”. cuerpo, la mente y el espíritu. La lucha por lograr ese equilibrio ha sido también el gran caba- El fútbol asturiano conoció a Jairo cuando, con llo de batallo de un futbolista que ha tenido que tan sólo 16 años, debutó con el primer equipo pelear contra todos los elementos para disfrutar del Oviedo en Segunda División. Quienes le codel deporte que le apasiona, pero que no se lo nocían veían en él a uno de los futbolistas con mayor talento y proyección de la región. Su caha puesto fácil. lidad asombraba y el físico le acompañaba. Su No entraremos en el debate de si Asturias está futuro era absolutamente ilusionante. más influenciada por la tradición celta o la ro- Pero llegó la desgracia. Cuando empezaba a mana, pero lo cierto es que la herencia celta en hacerse un nombre, Jairo se rompió la rodilla nuestra cultura es indiscutible y así ha quedado izquierda durante un entrenamiento de la segrabado en la piedra. Si bien es verdad que en lección española sub 18. El ligamento cruzado nuestra tierra resulta más habitual el tetrasquel anterior se desgarró y eso cortó su trayectoria. (figura similar, pero con cuatro brazos), también Quirófano, rehabilitación, sufrimiento y recupese encuentran abundantes trisqueles en el Prin- ración. Un proceso al que, desgraciadamente, nuestro protagonista acabaría acostumbrándocipado. se. El 3 era el número sagrado de los celtas. Simbolizaba la unión de los elementos: la tierra, el En el año 2003, el Oviedo dio con sus huesos en agua y el aire. Y representaba además el princi- la Tercera División, fruto de un doble descenso pio y el fin, la eterna evolución y el aprendizaje deportivo y administrativo. Un año más tarde, el perfecto. Es, sin duda, el símbolo que mejor de- Sporting se interesó por aquel jugador tan prometedor que había superado su primera lesión fine la historia de Jairo. Nacido en Piedras Blancas en 1986, Jairo es el de rodilla. Los dos clubes llegaron a un acuerdo menor de dos hermanos unidos, entre otras mu- por el que el Oviedo dejaba libre al jugador para chas cosas, por el fútbol. Salva, actualmente ju- que firmase por el Sporting, a cambio de una 22


Gij贸nSport - Reportaje

23


GijónSport - Reportaje

Tres lesiones de rodilla y un largo proceso judicial con el Real Oviedo no lograron acabar con la ilusión de Jairo por triunfar en el fútbol

24

“El fútbol ha sido muy injusto conmigo. El 90% se hubieran rendido de haber pasado lo que he pasado


compensación de 600.000 euros en caso de un futuro traspaso en las tres temporadas siguientes. De no producirse, el Sporting podía ampliar la vinculación con el jugador por dos campañas más o vendérselo al Oviedo por 1 euro. Los dirigentes de uno y otro equipo estaban satisfechos con el acuerdo, pero la afición azul nunca perdonó perder a un jugador al que habían convertido en un emblema.

rófano, otra vez la rehabilitación, otra vez la soledad, el sufrimiento, la puesta a prueba de su ánimo y su tesón. Y, dos veces más, la superación. “Nunca pensé en dejarlo. Ni en los momentos más duros. Quería ser futbolista. Creía y creo que tengo condiciones para ello. Lo dije hace algunos años: antes me dejará el fútbol a mí que yo a él”, sentencia el de Piedras Blancas.

Jairo llegó a Mareo cargado de ilusión y consciente de la gran apuesta que hacía el Sporting por él. Quería demostrar que no estaban equivocados. Pero las desgracias apenas se lo permitieron.

Finalmente, pudo cumplir el sueño con el que había llegado a Mareo: acceder al primer equipo. Jairo fue un jugador importante en la temporada 2006/2007, en la que el equipo salvó la categoría con algún sufrimiento final. Para él fue, además, la oportunidad de conocer a una de las personas que más le ha marcado en su vida: Manolo Preciado. “Todavía me emociono

Sus rodillas volvieron a romperse dos veces siendo jugador del Sporting B. Otra vez el qui-

25


GijónSport - Reportaje

Aunque vistiendo la camiseta del Alavés, Jairo resultó clave para el ascenso del Sporting, gracias a un gol a la Real que permitía a los rojiblancos seguir en ascenso cuando veo imágenes suyas. Era una persona increíble. Podía no ser el mejor estratega del mundo, pero no vi nunca a un mejor motivador, un entrenador que supiera manejar así un vestuario, la psicología de cada jugador. Era un líder. Coincidir con él fue una gran experiencia, y su muerte, un palo muy duro”, relata. Preciado confiaba en él y le pidió al club que hiciera un esfuerzo cuando, en el verano de 2007, el Oviedo reclamó de nuevo al jugador. El club no quiso complicaciones y renunció al futbolista. “Yo nunca quise marcharme del Sporting”, ha repetido desde entonces Jairo. Lo que tenía claro era que no podía volver al Oviedo, donde no le habían perdonado su salida y su paso por el eterno rival. Jairo firmó por el Deportivo de La Coruña. En su presentación, el entonces presidente deportivista Augusto César Lendoiro le definió como “el mejor futbolista joven español antes de su lesión”. Lendoiro también reconoció ese día la presencia de algunos “problemas burocráticos”. El asunto no era otro que la reclamación del Oviedo, que denunciaba a Jairo por incumplimiento de contrato y le reclamaba cientos de miles de euros. Después de años de pugna judicial en los que el jugador ha aprendido que no puede fiarse de casi nadie, el Tribunal Supremo acabó dando la razón a Jairo, que respiró, pero que no olvida la dureza psicológica del asunto.

8 de Junio de 2008. Penúltima jornada de Liga en Segunda División. El Sporting, tercer clasificado, juega en Castellón, contra un rival sin aspiraciones. Pero el equipo no está a la altura, se encuentra con un rival sorprendentemente motivado, y pierde. Jugadores y seguidores no dan crédito; muchos no pueden contener las lágrimas cuando el árbitro señala el final del partido, confirmando la derrota rojiblanca que dejaba a los rojiblancos fuera de ascenso. Y, de pronto, todo cambia. El Alavés, que en ese momento se encontraba en puestos de descenso, le da la vuelta a su partido contra la Real Sociedad. Los goles alavesistas los marcan dos asturianos: el propio Jairo y Adrián López. En Castalia, las lágrimas de dolor se convierten en lágrimas de alegría. En el vestuario de Mendizorroza, Jairo vive su fiesta particular. Celebra con sus compañeros la victoria que prácticamente salva al Alavés. Y, mientras, su móvil no para de recibir mensajes de agradecimiento por haber contribuido al ascenso del Sporting, que se confirmaría una semana más tarde.

Jairo no acabó de triunfar en el Deportivo de La Coruña. Desde entonces, ha vivido un periplo agridulce con escalas en Lorca, Palencia, Melilla, Guadalajara, Cáceres y, hasta hace unas semanas, Murcia. Hasta que recibió la llamada que le permitía cerrar el triángulo: la del Real Avilés. Su trisquel particular. Siempre buscando el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Y con la esperanza de que el fútbol le devuelva Empezó aquella temporada en el filial deporti- algo de lo que él le ha dado. Un ascenso con el vista, pero en el mercado de invierno fue cedi- equipo de su tierra natal sería una buena forma do al Deportivo Alavés. Y, curiosamente, acabó de recompensar, al menos en parte, tanto esfuerzo. siendo decisivo para el ascenso del Sporting.

26

“Aún me emociono cuando recuerdo a Manolo Preciado. Era un motivador, un líder y una persona extraordinaria”


GijónSport - Reportaje

EL TRIÁNGULO DE JAIRO “Me creó como persona y me dio los conceptos básicos como futbolista. Estoy agradecido por la oportunidad que me dieron”

“Es el retorno. Nunca pude jugar en el equipo de la ciudad donde nací. Es el presente, donde podré demostrar que sigo a un nivel alto”

“La etapa más feliz de mi vida. Fue el club donde conocí de verdad el fútbol profesional, la exigencia. Me sentí muy querido” 27


Gij贸nSport - En Portada

Cristina Chamoso

Madurando el futuro Por Marcos Mart铆n Fotos: Gabino Jove 28


29


GijónSport - En Portada

Cuando era una niña y veraneaba en Cudillero, Cristina Chamoso apenas pensaba en un futuro que, todavía hoy, cuando acaba de cumplir la mayoría de edad, se le presenta incierto. Pero lo que sí tenía claro es que le gustaba el voleibol. Por eso se pasaba horas y horas atontada, mirando como ‘los mayores’ jugaban en la playa. Sabía que quería fintar y bloquear en torno a una red, y no paró hasta conseguirlo. La casualidad o el destino quisieron que el vóley no se perdiese a una gran jugadora y por eso, después de que Cris rechazase practicar deportes como baloncesto o balonmano, su madre se enteró de que en el Grupo Covadonga había cursillos de iniciación al voleibol. “Hasta que no conseguí entrar en el Grupo, no paré”, recuerda Chamoso. Entonces, empezó a descubrir –desde dentro– un pasatiempo que ha pasado a ser una profesión: “No es un hobby. Para mí, es un trabajo. Le dedico mucho tiempo a la semana y lo miro con vistas profesionales. Hace tiempo que dejó de ser una actividad para pasarlo bien. En cada entrenamiento, me centro en dar lo máximo

de mí misma”. A pesar de su convicción, Cristina Chamoso asume la situación del deporte minoritario femenino, que se ceba con especial crueldad con el voleibol. “Claro que puede dar para vivir –explica Cris–, pero no para hacerlo medianamente bien. Te puedes mantener mientras juegues, pero la carrera no dura eternamente, y cuando se termina, tienes que hacer otras cosas”. Como es habitual, en la comparación con el deporte rey, el vóley sale perdiendo. Y ella se resigna: “Me da rabia porque, por ejemplo, no hay más que ver lo que tiene el Sporting y lo que tenemos nosotras, todo lo que se promociona el fútbol,… Pero bueno, esto es así y no lo voy a cambiar yo”. Por eso, Cris mira al futuro con incertidumbre. Las dudas propias de una chica de 18 años se acrecientan en su caso. “Lo primero es terminar segundo de bachillerato, y luego ya veremos”, reflexiona. En el horizonte más cercano, se avista la etapa universitaria. Pero también un objetivo deportivo: la Superliga. Y los pensamientos y deseos se entrelazan en su cabeza: “El año que viene, voy a dar un poco de prio-

“La desventaja con el fútbol es así y no la voy a cambiar yo”

30


Gij贸nSport - En Portada

31


GijónSport - En Portada

“Puedes vivir del voleibol hasta que dejes de jugar. Entonces, hay que hacer otras cosas”

32


33


I CARRERA DE MONTAÑA TRAIL GIJÓN

1 marzo Monte Deva Salida y meta en el Camping Municipal de Deva 22 kilómetros Desnivel acumulado: 2.000 mts Organiza:

34


GijónSport - En Portada

ridad a los estudios, porque sé que es de lo que voy a vivir. Pero no sé cómo van a venir las cosas”. Hoy, es capaz de compaginar con maestría las clases y los exámenes con los entrenamientos y los partidos. Apenas le resta tiempo para hacer otras actividades, pero no protesta: “Reconozco que me quejo en los momentos en los que me agobio, porque tengo que dar el 100% en el colegio y en el equipo”, dice. Un día de Cristina comienza temprano; por la mañana va a clase y por la tarde, ya en casa, estudia. Se pasa las últimas horas antes de dormir entrenando en el Grupo. “Tampoco hago mucho más”, admite. A veces, resulta imposible llegar a todo. “En el Codema, me dan facilidades para cambiar exámenes, por ejemplo –explica Chamoso–. Intento estudiar en los viajes, pero cuando te juntas con 12 ó 13 jugadoras más, es muy difícil”. En el equipo, es más complicado recibir ‘privilegios’: “Quieren que me organice y vaya siempre. Es nor-

mal, porque las compañeras también tienen otras ocupaciones. Nunca he faltado a un entrenamiento por estudiar para un examen. Voy, entreno, y si tengo que quedarme sin dormir, lo hago”. Pese a su profesionalidad, Cris sigue teniendo claro que hay más vida allá del vóley y que ahora le toca hacer esfuerzos para estar preparada cuando se termine su carrera deportiva. Los estudios son prioritarios. Aunque aún no tiene claro qué camino va a seguir. “Estoy pensando en magisterio con pedagogía, algo de empresariales, también me gusta el periodismo, pero no sé lo que voy a elegir. Pero voy a darle un poco de prioridad a los estudios el año que viene”, reflexiona en voz alta. Seguirá en Gijón. En el Grupo. “No me planteo salir porque estoy bien. Al menos, de momento, porque nunca se sabe. Si me llega una oferta de la Superliga, me lo tendría que pensar”, reconoce Chamoso. Su madurez le permite valorar, por encima de su crecimiento profesional, su felicidad: “Estar

“No me importa jugar con la ropa que jugamos; lo hacemos porque nos sentimos más cómodas” 35


“El vóley no es un hobby. Para mí, es un trabajo y doy lo máximo en cada entrenamiento”

36


37


“Voy a todos los entrenamientos. Si me tengo que quedar una noche sin dormir para estudiar, lo hago� 38


39


en Superliga está muy bien, claro. Pero es complicado jugar y vivirlo sola, fuera de casa, puede ser difícil de llevar”. Por falta de ofertas no será. A pesar de su juventud, ya ha llamado la atención de alguno de los equipos más potentes del país, como el Haro La Rioja o el IBSA Gran Canaria. Ya estuvo en las islas afortunadas un verano. E intentaron retenerla. “Con 14 años, participé en un cursillo del equipo que, posiblemente, mejor trabaja la cantera del país. Me pidieron que me quedara –recuerda–, pero no me veía sola en Canarias, compartiendo piso con otras jugadoras con 25 ó 30 años, y decidí volver a Gijón”. Eso sí, a pesar de todo, quiere vivir la experiencia de salir de casa: “Maduras, vives muchas experiencias nuevas, aprendes a vivir sola, con muy poco dinero, organizándote y además, creces como jugadora”. Por delante, tiene muchos años para conseguirlo. Aunque quiere abrir un paréntesis en algún momento de su carrera, como ha hecho su ejemplo a seguir: la jugadora brasileña Jaqueline Carvalho: “Tuvo que dejar de jugar para tener un hijo; ahora

40

volvió y para mí, es la mejor jugadora. Me gusta mucho”. El embarazo es una de las desventajas con las que las deportistas tienen que lidiar. Pero la desigualdad entre el deporte masculino y femenino ha generado muchos más debates en los últimos años. Por ejemplo, las equipaciones. Las chicas que juegan al balonmano playa reabrieron un problema que había surgido en el baloncesto. Pero Cristina Chamoso le resta importancia: “Me da igual jugar con la ropa que jugamos; lo hacemos porque nos sentimos más cómodas que con ropa ancha. Me molestó más cuando alguna jugadora de baloncesto dijo que ellas eran deportistas, que no se ponían ese tipo de ropa, como criticándonos a nosotras”, explica. La ropa es lo que menos le importa a una chica que ha cumplido su objetivo. Que disfruta de aquel deporte que admiraba en los veranos pixuetos. Ahora es ella el ejemplo que quieren seguir las niñas que empiezan a jugar al vóley. Un buen ejemplo.


41


Sergio Mendigutxía ‘Mendi’

Corazón de León

42

Por Marcos Matín Fotos: Gabino Jove


43


GijónSport - Entrevista Cuando un problema en su corazón le apartó del fútbol con dieciocho años, no se rindió. Y su tesón se ha visto recompensado con el paso del tiempo. Sergio Mendigutxía ha vuelto a Asturias para hacer lo que mejor sabe: marcar goles. Lleva el fútbol en los genes y a pesar de que sólo tiene 21 años, carga en su espalda con un historial de equipos más amplio –o más diverso– que el de muchos de los veteranos del fútbol español. “Nací en Avilés, pero con un mes me fui a Marraketch”, explica Mendi. El trabajo de su padre, que se encargaba de la seguridad de una empresa de montaje y mantenimiento de centrales petroquímicas, nucleares o eólicas, le obligó a vivir en distintos lugares siendo un niño. Pero allá donde iba, Mendi jugaba al fútbol. Como habían hecho su padre y su abuelo. Vistió la camiseta de El Quirinal, la del Peña Athletic y la de las categorías inferiores del Athletic de Bilbao. A pesar de su apellido, su familia es asturiana. Pero la ascendencia vasca de su padre le permitió jugar en el equipo vizcaíno. En Bilbao saboreó las mieles del fútbol. Pero también probó su lado más amargo. Su buena temporada en el Coslada llamó la atención de los cazatalentos de Lezama. Sólo tenía 16 años, pero ya despuntaba en la Tercera División de Madrid, adonde llegó, cómo no, acompañando a su padre. Firmó por el equipo juvenil del Athletic y se convirtió en una de las grandes promesas de la cantera bilbaína. Tanto que, con 18 años, se entrenó a las órdenes de Marcelo Bielsa, al que

describe como “un genio”. En aquel equipo, que alcanzó las finales de la Copa del Rey y la Europa League y en el que destacaba Fernando Llorente, Mendi aprendía y crecía a pasos agigantados. Pero el 24 de marzo de 2012, todo se torció. Un mareo en un entrenamiento con el Baskonia le obligó a parar. Era un problema cardiaco y se tuvo que someter a muchas pruebas. Demasiadas. Los días en los que estuvo parado se convirtieron en semanas y tuvieron que pasar once meses para que los médicos le declarasen ‘apto’ para jugar al fútbol. Entonces, se encontró con la negativa del Athletic. El ‘Cuco’ Ziganda, su entrenador en el filial, contaba con él. Pero la decisión del club pesó más. “Lo pasé mal. Había estado casi un año sin jugar, haciéndome pruebas incluso en Madrid, y lo había llevado bien. Los médicos me habían dicho que podía jugar, pero no me dejaban. Sentía impotencia, porque era un tema de miedo y falta de voluntad por parte del Athletic”, cuenta Mendi. Pero demostró que su corazón no sólo estaba sano, sino que latía con más fuerza que nunca, convencido de nadie le iba a impedir disfrutar del fútbol. Y vio clara la salida: abandonar Bilbao. Se encontró muchas puertas cerradas. La sombra de su enfermedad era demasiado alargada y varios clubes le dijeron ‘no’. Pero fichó por La Roda. “Individualmente, no fue un buen año. Pero lo importante era acumular minutos, quitarme el miedo a jugar y volver a reengancharme”. Lo consiguió y le llegó la oferta que estaba esperando: un filial. El Córdoba vio en Mendi un delantero capaz de marcar diferen-

“Con 15 años, mi delantero preferido era Mate Bilic” 44


Gij贸nSport - Reportaje

45


GijónSport - Entrevista

“Sentí impotencia en Bilbao. Los médicos decían que podía jugar, pero el club no me dejó” cias en su segundo equipo y de ayudar en el primero cuando fuese necesario. En la ciudad califal, se reencontró con su mejor versión: marcó goles, debutó en Segunda División e incluso vivió ‘in situ’ el ascenso blanquiverde a Primera. Fue el 22 de junio de 2014. Y Mendi se convirtió en triste –e involuntario– protagonista de la celebración anticipada de los aficionados de Las Palmas, que tras el final del partido se convirtió en frustración. Él lo recuerda entre risas: “Estaba con mi compañero Samu de los Reyes y salimos al césped a festejar el ascenso. Vimos todo el revuelo y yo escuché que me gritaban ‘¡Al vestuario, Mendi, al vestuario!’. Empecé a correr y lo único que recuerdo es tener a tres chavales detrás de mí; me dieron una patada y me fui al suelo, pero la policía estuvo rápida”. La instantánea que captó el momento dio la vuelta a España. “En la cena –cuenta Mendi–, vimos la foto y nos reímos mucho”. Pero el destino le tenía preparado a Mendi un nuevo giro en su carrera deportiva: el Sporting. Asturias. Volver a casa. “Me hacía especial ilusión. Sé que puede parecer lo típico que se dice, pero hay entrevistas de cuando tenía 15 años en las que ya decía que era del Sporting y que mi delantero preferido era Mate Bilic”, asegura. De hecho, su fútbol, de brega y pelea

constante, se parece mucho al del croata. Pero lo que más valora es tener cerca a la familia, porque “nunca lo había tenido”. Al menos, desde que dejó Madrid para enrolarse en las filas del Athletic. Su familia, mayoritariamente sportinguista, celebró su fichaje por el club, aunque una voz destacó por encima de otras, por discordante: la de su bisabuela, carbayona, que le pidió que tuviese “cuidado en Gijón”. Seguramente, su bisabuela no se refería a la situación institucional del Sporting, cuyos problemas económicos le han puesto una traba insalvable. Mendi reconoce que “llegué con la intención de pelear por subir al primer equipo y seguir jugando en Segunda División, como el año pasado, pero el tope salarial es algo que está ahí, y lo único que yo puedo hacer es trabajar y pelear, porque eso es lo que te permite crecer. Haciendo las cosas bien, si no salen de una manera saldrán de otra; si tiro la toalla, está claro que no saldrán”. Mendi no tira la toalla. Su corazón no se lo permitiría. Un corazón de león, más fuerte que el del que ruge en San Mamés. Más fuerte que el de todos los que se lo han puesto difícil. Porque el suyo no sólo bombea sangre. También trabajo, ilusión, confianza y fútbol. Mucho fútbol.

“No puedo jugar con el primer equipo por el tope salarial, pero sólo puedo trabajar y pelear”

46


Gij贸nSport - Reportaje

47


VOLVEMOS EN MARZO

Con una nueva edici贸n de Gij贸nSport y en nuestra web todas las ediciones anteriores

48

www.gijonsport.com

GijónSport Nº160  
GijónSport Nº160  

En el mes de febrero hablamos de voleibol femenino con Cristina Chamoso. Además entrevistamos al jugador del Sporting Álex Menéndez.

Advertisement