Page 1


Wolfgang Sassmannshausen Helmut von Kügelgen

El Jardín de Infancia Waldorf Fundamentos y aspiraciones básicas


Título original: Vom Waldorfkindergarten. Von den Grundlagen und Grundanliegen des Waldorfkindergartens. Publicado por la Internationale Vereinigung der Waldorfkindergärten e.V. Traducción: Miguel López-Manresa con la colaboración de Heidi Bieler, Inés Spittler y Àuria Gómez Galcerán. Las fotografías han sido tomadas en diversos Jardines de Infancia Waldorf de España. © diseño de la portada: Miquel Fígols Cuevas. © de la versión española: Editorial Pau de Damasc. Reservados todos los derechos para España y los países de habla castellana.

Publicado en la colección Pedagogía Waldorf-Steiner por: Editorial Pau de Damasc Apartado 95 - CP 08197 Valldoreix, España E-mail: editorial@paudedamasc.com www.paudedamasc.com


Indice Prólogo. Wolfgang Sassmannhausen . . . . . . . . . . . . . 5 Fundamentos y aspiraciones básicas del Jardín de Infancia Waldorf. Wolfgang Sassmmannhausen . . . . 7 Sobre el Jardín de Infancia Waldorf. Helmut von Kügelgen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 Biografía de Helmut von Kügelgen . . . . . . . . . . . . . . 55 Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57


Prólogo Quien haya tenido la suerte de conocer y de vivir con Helmut von Kügelgen (16.12.1916 - 25.2.1998) puede evocar rápida y fácilmente la poderosa energía de su lenguaje. La fuerza inspiradora de sus palabras se basaba con toda seguridad en que la profunda verdad y convicción de sus exposiciones podían ser vivenciadas directamente por sus oyentes. Quienes le oían podían percibir no sólo el aspecto mental y conceptual, sino también la dimensión humana de la lengua. Cuando Helmut von Kügelgen hablaba sobre el niño, emergía ante él y sus oyentes el arquetipo del ser humano, Aquel que nace del espíritu y comienza el periplo de su vida terrestre con la tarea latente de volver a encontrar en la vida cotidiana su motivo espiritual primigenio, su “ser humano ideal” en el sentido de Friedrich Schiller y mantenerse fiel a él. Esa profunda unión con el ser superior del hombre le daba a Helmut von Kügelgen la fuerza para actuar de manera tan bienhechora para la infancia y la humanidad. Por todo el mundo dio alas para que otros se implicaran también con los niños de acuerdo con su ser intrínseco, sin limitarse a considerarlos como meras criaturas que, por ser pequeños y sin formación, hayan de ser adaptados a los admitidos logros de la correspondiente sociedad y cultura. Con esa fuerza, Helmut von Kügelgen consiguió que todos los que estaban involucrados en el trabajo sociopedagógico con los niños pequeños según la pedagogía Waldorf y la Antroposofía de Rudolf Steiner, se reunieran a nivel mundial en una Sociedad Internacional de Jardines de Infancia 5


Waldorf. Con ello se creó un mutuo sostén y de cara al exterior se formó una voz común que se deja oír en la lucha cada vez más enconada para la salvación de la infancia. De la unión con este impulso y del cometido de ofrecer estímulos y sugerencias para la educación de los niños más pequeños, surgió uno de los ensayos del presente opúsculo: “Sobre el Jardín de Infancia Waldorf”. Wolfgang Sassmannhausen.

6


Fundamentos y aspiraciones básicas del Jardín de Infancia Waldorf Wolfgang Saßmannhausen

El encuentro como motivo fundamental Existen jardines de infancia Waldorf prácticamente por todo el mundo. Adoptan las formas más diversas: como jardines de infancia “clásicos”, como centros de jornada completa, como grupos de juego infantil o materno infantil, como guarderías, como instituciones que integran también al niño en edad escolar, como instituciones donde conviven niños con distintos niveles de desarrollo, etc. La mayoría de los jardines de infancia Waldorf poseen formas de organización jurídica independientes y las hay de muchos tipos: existen jardines municipales o estatales y otros que trabajan en colaboración jurídico-social con escuelas Waldorf. ¿Qué es lo que vincula a todos los que en estas instituciones se preocupan por los niños? ¿Qué es lo que convierte todas estas iniciativas en jardines de infancia Waldorf? En su núcleo, se trata del esfuerzo por mantener abierta la situación que vivenciamos en el niño y los niños y hacer que se convierta en el elemento decisivo de la formación de la vida pedagógica. Todas las investigaciones sobre las leyes evolutivas y las condiciones del devenir humano siguen teniendo validez e importancia activa en la medida en que “vuelven a nacer” una y otra vez en el encuentro 7


real entre educadores y niños. Con ello, el encuentro siempre nuevo entre seres humanos se convierte en el momento más importante del acontecer educativo. La característica peculiar de la antropología y psicología de la educación Waldorf (la “antropología” de Rudolf Steiner) es que el pedagogo responsable e implicado en la acción ha de recrearlas una y otra vez, si quiere verlas realizadas. La investigación y la conceptuación del propio trabajo son una unidad, ambas afectan directamente al mismo pedagogo; la educación se convierte así en una colaboración que modela el destino, por lo que la propia disposición a cambiar y la apertura al desarrollo son características esenciales del proceso. En la medida en que el pedagogo pueda liberarse una y otra vez de prejuicios sobre el ser y el devenir humano y se enfrente abiertamente a todo nuevo encuentro, en esa misma medida se realiza la relación educativa en el sentido de la pedagogía Waldorf. Como quiera que ese proceso concierne y afecta directamente tanto al adulto como al niño, el elemento que vincula toda la praxis del trabajo mundial de los jardines de infancia Waldorf es la constante disponibilidad para la autoeducación y para la propia evolución del adulto en el encuentro con los niños. En una época en que los comportamientos infantiles cada vez más extremos hacen que el destino de los niños apremie en la conciencia de los adultos, la posición educativa descrita por Rudolf Steiner adquiere una dimensión mucho más importante.

8


Motivos educativos básicos en el Jardín de Infancia Waldorf A Esencialmente, educar es configurar el encuentro entre un yo y otro yo. A La educación infantil determina la autoeducación del educador. A La antropología y la psicología evolutiva no son dos magnitudes estáticas descritas en el pasado para el respectivo presente. Sólo tienen importancia si nacen una y otra vez. A Educación e investigación no son dos procesos separados. El investigador se halla personalmente implicado en el acontecer práctico, si se quiere tomar concretamente y en serio el aspecto individual-espiritual del ser humano.

9


La forma de exteriorización infantil: el juego libre El niño de dos años está sentado sobre la alfombra; a su alrededor numerosas piezas de construcción. El adulto construye una torre delante del niño; cuando está casi terminada el niño, con gran alegría, la echa por tierra. El niño de cuatro años sale con la familia o con los compañeros del jardín de infancia a un paseo por el bosque otoñal. Recoge del suelo una enorme hoja dorada de castaño, le da la vuelta por el peciolo, la levanta y corre con la mano en alto haciendo de ella una vela al viento. Momentos después lleva la hoja de castaño sobre la cabeza como si fuera una gorra. Niños de seis años están jugando en el “circo” del jardín de infancia; el juego se extiende durante más de una hora. Constantemente entran nuevos elementos en la formación del juego y así van surgiendo los diversos “números de circo”. Los accesorios necesarios se crean a partir de objetos sencillos del entorno (telas, maderas...), casualmente, niños más pequeños que se encuentran por allí cerca se integran por un momento como espectadores o animales del circo, las entradas se pintan con enorme cariño sobre trozos de papel; al final, se hace una representación para todo el grupo del jardín de infancia. Las escenas concretas se van alterando constantemente, la relación con el conjunto (“circo”) sigue siendo siempre vivenciable y reconocible. Estos tres breves ejemplos pueden expresar el progresivo arco evolutivo del juego infantil que podemos observar en los primeros años de vida hasta llegar a la madurez 10


El jardín de infancia Waldorf. W. Sassmannhausen, H. Kügelgen. Editorial Pau de Damasc  

Dos grandes pedagogos nos hablan de los fundamentos y las aspiraciones del jardín de infancia Waldorf. W. Sassmannhausen nos introduce en lo...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you