Issuu on Google+

Johann Sebastian Bach: Sonata en Sol menor para flauta y continuo, BWV 1020. Esta obra atribuida a Johann Sebastian Bach ha sido fuente de incontables estudios. Si bien muchos la atribuyen a Bach (Johann Sebastian) o a su hijo (Carl Philip), no son pocos los que no se inclinan por ninguno de ellos (entre ellos Jean-Pierre Rampal quien consideraba la BWV 1020 “de dudosa autenticidad”). Y esto va más allá pues tampoco hay una fuente certera que especifique si es una sonata para flauta o para violín. El primer movimiento de la Sonata en Sol menor no tiene indicación de ritmo, es la figuración la que incita a pensar que es un movimiento allegro. Como en otras ocasiones, la obra comienza con una introducción del clavecín de doce compases de carácter firme. Enseguida, entra la flauta con el tema principal, muy expresivo; a este movimiento le sigue un adagio delicado y cantabile. El allegro final desarrolla la fuerza de una sencilla idea principal. Christoph Willibald. GLUCK: “Escena de los Campos Elíseos” de la ópera Orfeo y Euridice. Estrenada originalmente en Viena en 1762, Orfeo y Euridice tiene como referencia el mito de Orfeo, un personaje de la mitología griega que desciende al infierno para rescatar a su amada Euridice con ayuda de su lira. Gluck adaptó la obra 12 años después para que se acomodara a los gustos del público parisino de la Academia Real de Música (hoy la Ópera Nacional de París). Su éxito fue tal, que esta obra es hoy uno de los grandes hitos del compositor influenciando a compositores como Mozart y Wagner. La “Escena de los Campos Elíseos” es una danza pastoral que ejemplifica el principio de Gluck de que en la ópera, la música y la poesía nunca deben sobrepasar su contenido dramático. La audiencia tal vez se sorprenda de que esta música tan tranquila se haya compuesto para retratar el viaje de Orfeo por el Hades, el reino de los muertos, en busca de su esposa muerta Euridice. Escrito como un solo de flauta con acompañamiento de cuerdas (en este caso de arpa, símbolo de Orfeo), esta pieza cuenta con una simple estructura ternaria (ABA), la primera parte (A) es una melodía elegante que recuerda imágenes pastorales, mientras que la parte menor (B) introduce un elemento de angustia, terminando nuevamente en la reiteración de la tranquilidad (A), tal vez mostrando el final feliz de la historia.

François BORNE / George BIZET: Fantasía brillante sobre temas de Carmen. En Francia, el diseño y la construcción de las flautas llegó a un nivel tal de desarrollo que en el siglo XIX no tenía punto de comparación con el resto de Europa. Aprovechando esto,


Paul Taffanel, profesor de flauta del Conservatorio Nacional de París, desarrolló una nueva técnica para tocar esta flauta que explotaba el potencial de los intérpretes en este nuevo instrumento. Esto llevó a que los compositores quisieran componer obras que resaltaran el brillo y el virtuosismo de la nueva flauta. Entre ellos se encontraba François Borne, un experto intérprete de la flauta que conocía muy bien el diseño del instrumento y que aplicó su conocimiento especializado para escribir obras diseñadas especialmente para resaltar el virtuosismo de los intérpretes. Compuesta en 1900, una de sus obras más conocidas es esta Fantasía Brillante sobre temas de la famosa ópera de Bizet. En aproximadamente 12 minutos, la obra recorre muchos de los temas más populares de la ópera.

Claude DEBUSSY: Beau soir. “Beau soir” (francés para “Bella tarde”) es una canción francesa escrita por Claude Debussy con letra de un poema de Paul Bourget. Escrito cuando Debussy tenía tan solo 20 ó 21 años, esta canción es una muestra de su estética impresionista. Un consejo para disfrutar el hecho de estar en el mundo Dado que uno es joven y la tarde bella Pues nosotros vamos adelante, y la corriente también Ella, al mar y nosotros, bajo tierra. La adaptación para flauta y arpa, permite resaltar la naturaleza expresiva de la obra pues, sin palabras, este ensamble debe ser capaz de transmitir la idea de movimiento continuo, en un solo instante de la tarde.

Maurice RAVEL: Pieza en forma de habanera. Todas las habaneras, incluyendo la famosa aria de Bizet de su ópera Carmen, se caracterizan por tener un carácter binario, evidente en el patrón inicial de la Pieza en forma de Habanera de Ravel. Esta obra, que refleja la fascinación de Ravel por la música española, fue escrita originalmente en 1907 como un estudio para voz bajo y piano, comisionada por un profesor del Conservatorio de París para ser usada por sus estudiantes de canto. Ravel luego la transcribió para violonchelo y piano, una transcripción que guarda el virtuosismo del original. A partir de entonces, muchas transcripciones se han hecho para diferentes formatos. G. FAURÉ: Fantasía para flauta y piano en Mi menor, Op. 74 Paul Taffanel (1844-1908), usualmente llamado el padre de la escuela francesa moderna de flauta ,hacía parte de varios escenarios de la música francesa (la Ópera de París, el Conservatorio Nacional de París, la Orquesta de la Sociedad de Instrumentos de Viento).


Como profesor del Conservatorio de París, tuvo la oportunidad de conocer a Gabriel Fauré cuando éste hizo parte de la nómina del departamento de composición de esta misma institución. Este encuentro llevó a que Taffanel le comisionara a Fauré en 1898 una pieza de concurso para los exámenes de flauta de julio de ese año. La Fantasía para flauta abre con una breve siciliana de gran encanto, mientras llega a su razón de ser con una sección de virtuosa pirotecnia. Resulta un tanto divertido el comentario de Fauré a un amigo en el que expresa: “Estoy totalmente ahogado en el encargo de Taffanel, y ¡estoy hasta el cuello en escalas, arpegios y staccati! Ya he perpetuado por 104 compases esta tortura” Sin embargo, es evidente que Fauré era un músico consagrado que sabía alcanzar con maestría las demandas virtuosas pues la Fantasía logra un aire ligero y efusivo. A pesar de su queja, parece que Fauré preparó una versión orquestal de la obra que actualmente se encuentra perdida. Bela BARTÓK: Danzas folclóricas rumanas. Bela Bartok fue un exponente de la escuela nacionalista húngara. Realizó viajes por todo el territorio húngaro, lo cual le permitió recopilar en su investigación musical una gran cantidad de melodías populares inéditas. Sus investigaciones folclóricas también alcanzaron a abarcar países como Rumania, Bulgaria y Turquía. Gracias a esos viajes y exploraciones, compuso las famosas Danzas folclóricas rumanas, originalmente escritas para piano, que años después serían transcritas para orquesta. De esta obra se han realizado transcripciones para múltiples formatos - es el caso de arpa y flauta. Esta obra está compuesta por 6 pequeñas miniaturas:      

I. Bot tánc / Jocul cu bâtă (Danza firme) II. Brâul (Danza de la cinta) III. Topogó / Pe loc (En un punto) IV. Bucsumí tánc / Buciumeana (Danza de Bucsum) V. Román polka / Poarga Românească (Polka rumana) VI. Aprózó / Mărunțel (Danza rápida)

Las melodías de las seis danzas hacen referencia a lugares de Transilva Mezőszabad, Igriș, Bucioum, Beiuş, Belenyes y Nyagra. Ástor PIAZZOLLA: La historia del tango. La historia del tango es un clásico de la música para flauta y guitarra. Esta obra cuenta con una sólida estructura de cuatro movimientos, que describen momentos muy definidos de la historia del tango con características musicales diferentes: “Burdel 1900”, “Café 1930”, “Nightclub 1960” y “Concierto de hoy”. En este viaje musical, Piazzolla buscó describir la transformación del tango en sus diferentes escenarios, desde su surgimiento en los burdeles, punto de encuentro de las inmigraciones italianas, polacas y francesas a Argentina; pasando a ser reconocida como música de café, de clubes nocturnos, hasta tener un cambio en estilo y complejidad rítmica visibles en el progreso de la obra.


Repertorio Concierto Frédéric chatoux y Emmanuel Ceysson 2013