Page 1

BALANCE HISTÓRICO DE LOS 30 AÑOS DE LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE LA FERIA ECOTURÍSTICA Y DE PRODUCCIÓN: APORTES Y ENSEÑANZAS CARACTERÍSTICAS DE LAS PROVINCIAS DOMINICANAS

EL ECOTURISMO COMO OPCIÓN DE DESARROLLO METODOLOGÍA PARA AVANZAR EN EL DESARROLLO INTEGRAL EL DESARROLLO INTEGRAL: CONCEPTO E INSTRUMENTOS TESTIMONIOS DE AMIGOS Y COLABORADORES


En los alrededores de Fantino, Provincia SĂĄnchez RamĂ­rez

Cultivo de arroz

Cacaotales


INDICE

Pág.

·Editorial. Fundación Ciencia y Arte (FCA): 30 años avanzando en pos de relaciones armoniosas Entre Humanidad y Naturaleza.....................................................................................................2 FCA: 30 años al servicio del desarrollo integral y de la solidaridad de los pueblos. Balance histórico............................................................................................................................... 5 ·Etapas de conformación y de consolidación. Sus realizaciones................................................ 6 ·Primera etapa: los encuentros científicos.......................................................................... 7 ·Segunda etapa: los encuentros regionales y locales........................................................... 8 ·Tercera etapa: los encuentros poblaciones de montaña......................................................... 10 ·Cuarta etapa: la Feria Ecoturística y de Producción.................................................. 11 · Feria Binacional Ecoturística y de Producción..................................................................... 12 ·Feria Mundial Ecoturística y de Producción............................................................................ 13 ·Avanzan trabajos 23 Feria Ecoturística y de Producción. El Pomier, San Cristóbal.................. 15 ·Desafíos y Proyectos de la Fundación Ciencia y Arte.......................................................................... 16 ·La Feria Ecoturística y de Producción............................................................................................ 20 ·Características de las provincias dominicanas.......................................................................... 22 ·La centralización territorial y de la política estatal............................................................... 22 ·Contraste entre riqueza potencial y pobreza......................................................................... 23 ·Los obstáculos al desarrollo local.......................................................................................... 23 ·Objetivos y ejes de trabajo............................................................................................................... 28 ·Actividades....................................................................................................................................... 30 ·Logros generales............................................................................................................................... 31 ·Aportes y enseñanzas........................................................................................................................ 34 ·Metodología para avanzar en el desarrollo integral......................................................................... 37 ·Conclusión........................................................................................................................................ 43 ·El ecoturismo como opción de desarrollo en las provincias............................................................. 46 ·El ecoturismo como opción de desarrollo............................................................................. 48 ·Ecoturismo y turismo de sol y playa...................................................................................... 49 ·Desarrollo sostenible o desarrollo integral........................................................................................ 51 ·Artículo invitado. La gestión de riesgo en República Dominicana. Ramonita Domínguez................ 54 ·Testimonios de amigos y colaboradores............................................................................................ 57 ·Haffe Serulle......................................................................................................................... 57 ·Gustavo Lara......................................................................................................................... 57 ·Bolívar Troncoso Morales..................................................................................................... 58 ·José Luis Soto....................................................................................................................... 58 ·Luis Ernesto Simó Maceo..................................................................................................... 59 ·Jean Camille Bissereth.......................................................................................................... 60 .Pedro Musa Velázquez......................................................................................................... 61 ·Mildred Josefina Bergés de Sánchez Noble......................................................................... 55 ·Padre Yves Edmond y Ilfodotte Valcourt......................................................................... 63 ·Primitivo Botier Reyes.......................................................................................................... 64 ·William García...................................................................................................................... 65 ·Virginia Serulle Boin.......................................................................................................... 65 ·Artículo de cierre. La Fundación Ciencia y Arte, una escuela de pensamiento. Una institución comprometida con el desarrollo integral. Virginia Serulle Boin................................. 67 ·Agradecimientos................................................................................................................................ 69 ·Principales directivos, equipo de trabajo y colaboradores de la FCA................................................. 72 Nota. Los escritos que no están firmados son de la autoría de los Dres. Jacqueline Boin y José Serulle Ramia Revista Descubrimiento, órgano científico de la Fundación Ciencia y Arte. Inc., Nueva Era. Año 2. Núm. 2. Sep. 2019 Directores: Dres. José Serulle Ramia y Jacqueline Boin. Artes gráficas: Sandino Neftalí Rodríguez Mercado. Foto portada: José A. Serulle Ramia, un rincón desconocido, San Rafael, Provincia Barahona. Fotos: José A. Serulle Ramia, Sandino Rodríguez y José Luis Soto. Impresión: COPEL S.A. Parque Industrial Los Cedros, 17 km. Los Alcarrizos, Santo Domingo, República Dominicana. Texto: Dr. José A. Serulle Ramia y Dra. Jacqueline Boin.

1


Editorial

30 años avanzando en pos de relaciones armoniosas entre Humanidad y Naturaleza Dres. Jacqueline Boin y José Serulle Ramia Presidenta y Presidente-Fundador Fundación Ciencia y Arte Directores Revista Descubrimiento

L

a República Dominicana crece hoy en áreas protegidas y es cada vez mayor el nivel de conciencia de que estos parques y las comunidades circundantes pueden crear un espacio rico en actividades relacionadas de manera directa a los encantos de la naturaleza, a las expresiones culturales de las comunidades y a la producción que sirven de base a su existencia. Poner en valor estos factores, de forma combinada, abre las perspectivas de que, por fin, las comunidades, con el apoyo estatal, de la iniciativa privada y de la cooperación internacional, puedan tener en sus propias manos el curso de su destino. La Fundación Ciencia y Arte, Inc., gracias a los eventos científicos, nacionales, regionales y locales, que realizó desde su incorporación, en febrero de 1989, comprendió que el ecoturismo, relacionado a la producción –incluyendo la producción de ideas e industrias creativas-, podía ser una opción real de desarrollo económico, social y medio ambiental, utilizando las más variadas expresiones culturales, como entes de unidad, para las comunidades dominicanas.

2

Esto, amén de que era un grito del campesinado consciente, tal como lo manifestó en un encuentro regional en Los Cacaos, Provincia San Cristóbal, en 1996, de que “las comunidades y territorios de montañas y del interior del país, por lo general no contamos. Deseamos una actividad que nos proyecte, que ponga en la mira de la gente lo mucho que encierran nuestras comunidades y nuestros sagrados territorios”. Es bueno repetir que fue desde allí donde surgió la idea de hacer, en forma itinerante, cada año, la Feria Ecoturística y de Producción. En el período 19911996, a través de los encuentros locales y regionales Población y Desarrollo Sostenible, y más tarde con los Encuentros Poblaciones de Montaña, fue cuando la Fundación Ciencia y Arte, Inc., con sus directivos a la cabeza, pudo comprobar, en vivo -sintiendo además el aroma de los pueblos-, las riquezas naturales y culturales que encerraban las municipalidades, provincias y regiones de la República Dominicana. ¿Por qué entonces desperdiciar esos tesoros, por lo general escondidos, y por tan-

to desconocidos hasta por sus propios habitantes, cuando los mismos, con relativamente pocas inversiones, podían sacar del abandono y de las precariedades a sus gentes, amén de que habrían de reverdecer sus praderas, embellecer sus bosques, preservar sus ríos, cascadas y bellos estuarios y enaltecer la identidad del pueblo dominicano, poniendo en alto la laboriosidad, creatividad, tradiciones, gastronomía, formas de producir, alegría y hospitalidad de sus poblaciones. El tiempo es un factor clave en la definición y puesta en marcha de un proyecto. Lo primero, para hacer que ese proyecto sea realizado en el tiempo previsto es la confianza necesaria en la importancia que el mismo reviste. Lo segundo, es articular las fuerzas necesarias para hacerlo realidad. Y lo tercero, y más decisivo, es que la comunidad lo haga suyo, y vea en el proyecto la entrada a un futuro cierto, basado en la conjunción del trabajo individual y colectivo, y, por supuesto, en la solidaridad. Con redes comunitarias y mancomunidades de ayuntamientos locales que logren


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC. entre sí valorar sus capacidades y sus riquezas, se podría muy bien alcanzar un instrumento eficaz para convertir al ecoturismo en una fuente de creación de empleos productivos, con ingresos que dignifiquen la vida de toda la comunidad. Sería, además, una forma concreta de parar el éxodo del campo a la ciudad, que, por sus consecuencias sociales, hace tanto daño al equilibrio de una sociedad y al propio ordenamiento territorial. Mapear el territorio de cada provincia, con sus municipios, distritos municipales, secciones y parajes, determinando el tipo de actividad turística que puede ser ejecutada en cada punto, es una guía para desplegar esfuerzos y poner en práctica acciones concretas que cambiarán, en un sentido histórico halagüeño y de bonanza, el modus vivendi de la comunidad y, por vía de consecuencia, el de todo el país. Los jóvenes podrán estudiar carreras técnicas y universitarias relacionadas a la vida productiva, cultural y medio ambiental de la comunidad. Trabajarán luego en el lar que les vio nacer y no tendrán, por lo tanto, que ir a engrosar los cordones de miseria de las grandes urbes, las cuales se presentan cada vez más como insostenibles, altamente contaminadas, amén de los daños espirituales que ocasionan. Más, con la elevación creciente de los niveles del mar, los huracanes más y más poderosos y destructivos, por los efectos del cambio climático o de los daños ocasionados a los bosques y a los océanos, con sus tierras húmedas y las altas

emisiones de dióxido de carbono, los sistemas costero-marinos son cada vez más vulnerables, lo que pone en serio peligro a casi todas las ciudades ubicadas a orillas del mar o de los propios ríos, y de manera muy particular a los complejos turísticos, que a veces lindan casi con las olas del mar. De ahí la importancia de que cada provincia y cada municipalidad enmarquen su accionar productivo y turístico partiendo de un Plan Nacional de Ordenamiento Territorial (PNOT). Si ponemos en tensión a las comunidades para que transformen sus localidades, en una acción conjunta con las autoridades locales y nacionales, entonces nuestros pueblos y campos serán limpios, tendrán infraestructuras adecuadas, construcciones sismo resistentes y políticas de reducción del riesgo de desastres ante eventos naturales como huracanes, inundaciones, terremotos. El embellecimiento de las localidades, su seguridad humana y su organización social y cultural, atraerán a turistas, internos y externos. Y si la comunidad les ofrece a través de sus rutas ecoturísticas lugares de biodiversidad e identidad cultural, se irá entonces colocando en el mapa nacional y luego mundial del ecoturismo. Hoy, en efecto, el turista busca, además de sol y playa, en un país sub tropical como la República Dominicana, paisajes, bosques, cascadas, ríos, flores, aves y colores que confunden los límites del mar, del cielo y de la tierra. A todo esto, por supuesto, debemos agregar la especifi-

cidad en la forma de producir, pensar y crear nuevos estilos de vida en la comunidad, poniendo en alto sus tradiciones espirituales, su riqueza gastronómica –con sus productos cultivados y criados de la forma más natural posible, que sirva de cura a las enfermedades modernas, contraídas en lo esencial en los grandes centros poblacionales-, sus ritmos musicales, sus danzas autóctonas, y su visual del mundo a través de la artesanía, el teatro, la escultura y la pintura, sin olvidar la poesía y literatura, una particularidad que, al influjo de las visitas crecientes, se vuelve universal. Toda la República Dominicana, con sus preciosas comunidades, sus tradiciones y sus deleitantes paisajes, tiene todo lo que un lugar necesita para prender en el alma de los visitantes, nativos y allende los mares. Así, en 1989, nace la Fundación Ciencia y Arte y adquiere ese nombre con la idea general de fomentar la articulación de las ciencias y las artes, en búsqueda de un desarrollo humano integral y del entendimiento armonioso entre las comunidades y los pueblos. Y hoy, a sus treinta años de creada, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., entidad que se maneja con reducidos recursos monetarios, pero fusionada a las aspiraciones de las comunidades, continúa trabajando con el mismo ímpetu y con la misma voluntad de contribuir al avance de la historia, en la dirección del desarrollo integral y de la solidaridad de los pueblos, de la diversidad biológica y cultural del mundo.

3


¿Con qué objetivos nació la FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE, INC.? La Fundación Ciencia y Arte (FCA) nació en el 1989 con la idea de llenar un vacío, para unir dialécticamente ciencia y arte, a fin de poner a tan importantes ramas del conocimiento y de la creatividad humana al servicio del desarrollo integral y de la solidaridad de los pueblos. Como sucede con la vida de una sociedad, su historia se ha ido tejiendo en un proceso marcado por etapas distintas en su devenir. Así, para dar un ejemplo, centró en un principio su trabajo en la realización de encuentros científicos que buscaban definir aristas de políticas en los diferentes campos, que condujeran a elevar el compromiso de la sociedad dominicana de dotarse de un plan de desarrollo que le diese certitud y horizonte claro a su accionar público y privado. Se perseguía, además, aunar esfuerzos, capacidades y recursos para avanzar en una misma dirección. En ese contexto, era una aspiración de los miembros fundadores contribuir a la búsqueda de una República Dominicana más fortalecida en su aparato productivo y más digna en lo que respecta a las condiciones de vida de la población. Y este deseo de escalar nuevos peldaños, con criterios de equidad y de progreso humano, lo acompañó de la necesidad de que los recursos naturales del territorio dominicano se usaran de forma racional, sin que se lacerara el porvenir de las futuras generaciones. De ahí que la FCA tuviese desde el inicio de su creación ese apoyo a la promoción de las leyes de la naturaleza y a la trascendencia de que se actuase siempre con una visión de equilibrio ecológico. Esos criterios que movían a la entidad naciente no eran sólo para mover el sentimiento y acción del pueblo dominicano, sino también pensando en su vecino Haití, en los demás países del Caribe y del mundo. Nació, pues, con una filosofía de universalidad, o de algo que debía florecer de lo simple a lo complejo, de lo particular a lo general, para coadyuvar al desarrollo integral y a la solidaridad de los pueblos. Dr. José A. Serulle Ramia Presidente Fundador Dra. Jacqueline Boin Presidenta

4

Línea de honor del acto de inauguración del local de la Fundación Ciencia y Arte. En el centro, el Dr. José Serulle Ramia, Presidente fundador de la institución. A su derecha, Dr. José Nicolás Almánzar, Secretario de Estado de Educación, Monseñor Francisco José Arnaiz, Dr. Donald Reid Cabral y Lic. Andrés Vanderhorst. A su Izquierda, Prof. Juan Bosh, Maestro Rafael Solano y Dra. Jacqueline, directora ejecutiva (31/08/1989).


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE, INC.

30 AÑOS AL SERVICIO DEL DESARROLLO INTEGRAL Y DE LA SOLIDARIDAD DE LOS PUEBLOS Dres. José Serulle Ramia y Jacqueline Boin

BALANCE HISTÓRICO

U

na madrugada fresca de mayo del año 1989, vimos cómo se quedaba vacío, en frente del apartamento donde vivíamos, un segundo piso de una casa, en la Benigno Filomeno Rojas. “En esa casa vamos a instalar la Fundación Ciencia y Arte, Inc.”, dijo José. “Así es. Ahí quedará muy bien. Investigaremos de inmediato”, murmuró Jacqueline. Al otro día, el local fue alquilado a la entonces afable y hoy extinta dama Dña. Aura Román. Ella se limitó en preguntar: “¿Por cuánto tiempo?”. La pareja respondió: “Por el tiempo que usted lo permita. Desde aquí pretendemos contribuir con el desarrollo humano y la solidaridad de los pueblos”. Entonces, la dama de pelo blanco, aseveró: “Si es con esos fines, pueden contar con este espacio por el tiempo que lo necesiten”. El local debía ser amueblado y decorado. Se reunieron con Haffe, el hermano artista y también fundador de la entidad, y le solicitaron una pintura suya para ser rifada. La obra de arte fue bautizada “La Espe-

ra”. Con los recursos obtenidos y fondos propios de los miembros fundadores, se logró habilitar, en un período de tres meses, el local donde operaría la Fundación Ciencia y Arte. Ya en febrero de ese año, había sido incorporada por el Poder Ejecutivo con el Decreto Núm. 63/89. En su Asamblea constitutiva figuraban miembros de la familia y también amigos del alma, que creyeron en el proyecto. El Dr. José Serulle Ramia se constituyó en Presidente-Fundador, el Ingeniero Antonio Vargas Hernández, en Vicepresidente-Fundador, la Dra. Jacqueline Boin en Directora Ejecutiva, y Haffe Serulle en Secretario General. El local, ubicado en la Benigno Filomeno Rojas 353, Santo Domingo, República Dominicana, fue inaugurado el 30 de agosto. Fue un acto sencillo, pero muy emotivo. Personalidades amigas respondieron al llamado de la pareja: Profesor Juan Bosch Gaviño, ex Presidente Constitucional de la República, ilustre político y connotado litera-

to; Dr. Donald Reid Cabral, empresario y ex Presidente de la República; Monseñor Francisco José Arnaiz, prestigioso intelectual; Dr. José Nicolás Almánzar, Secretario de Educación, en representación del Presidente Dr. Joaquín Balaguer; Lic. Andrés Vanderhorst, dirigente político; Maestro Rafael Solano, gloria de la música; académicos, representantes de comunidades, hermanos, hermanas y amigos de años. Los discursos del Secretario de Educación y del Presidente-Fundador de la Fundación Ciencia y Arte, así como la hermosa invocación de Monseñor Arnaiz, y los votos de larga vida expresados por el Profesor Juan Bosch, mostraban el camino que trillaría en lo adelante una institución que había sido creada para contribuir al desarrollo integral de la República Dominicana, para unir esfuerzos y capacidades de hombres y mujeres de ciencia y de arte, y para impulsar todo lo que coadyuvase a la preservación de la naturaleza, al avance de las comunidades y solidaridad de los pueblos. Todo

5


esto, como forma concreta de avanzar en el progreso humano y la paz. Luego, en noviembre del 2004, año en que la Fundación Ciencia y Arte, Inc., preparaba una importante actividad binacional, con Haití, el Dr. José Serulle Ramia fue nombrado Embajador Extraordinario y Plenipotenciario en dicha nación hermana. Su renuncia como Presidente de la institución no tardó (inicios del 2005), y desde entonces la Dra. Jacqueline Boin asumió dicha

función. El Dr. José Serulle Ramia quedó como responsable de la coordinación general de la Feria Ecoturística y de Producción, papel que venía desempeñando desde que esta se inició en el 1997, y como codirector de la Revista Descubrimiento. Ya en publicaciones anteriores de la revista DESCUBRIMIENTO, órgano científico de la Fundación Ciencia y Arte, Inc., se ha explicado el rumbo que tomó esta institución en sus primeros veintiún y veintiséis

años de creada. Hoy, se celebran sus treinta años de trabajo ininterrumpido. En esta ocasión es útil resumir en grandes líneas su proceso de vida, a fin de abrir nuevas trochas que permitan visualizar mejor el horizonte que tiene por delante. En efecto, lo importante es que continúe recogiendo las aspiraciones de lo que ha sido el corazón de sus esfuerzos: las comunidades, los pueblos del mundo y la naturaleza, nido fundamental de toda forma de vida.

ETAPAS DE CONFORMACIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE

De los seminarios en el Banco Central a la Feria Ecoturística y de Producción

L

a Fundación Ciencia y Arte, Inc., ha conocido cuatro etapas en su proceso de vida, las cuales se encuentran imbricadas las unas y las otras, aunque quizá, bien definidas en el tiempo, ya sea en períodos cortos, ya sea en períodos largos, pero no por eso una menos intensa que la otra.

6


Primera etapa:

FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

los encuentros científicos

H

urgar en el conocimiento de la realidad dominicana fue la primera labor de la Fundación Ciencia y Arte, Inc. Era necesario, pues, poner en acción la labor de los académicos e investigadores, así como de quienes dirigían el tren gubernamental e impulsaban la sociedad en su conjunto, para juntos, con una metodología de exposición bien definida determinar los niveles de desarrollo alcanzado y los desafíos que se encaraban en el corto, mediano y largo plazo. Esto se hizo a través de los Encuentros Científicos. Se realizaron cuatro, consagrados a temas que iban en la dirección de satisfacer lo anteriormente establecido, y en procura de promover un Plan Nacional de Desarrollo, el cual por cierto

era demandado por los distintos sectores de la población dominicana. A través de estos encuentros científicos, realizados en los salones del Banco Central de la República Dominicana, se expusieron experiencias regionales e internacionales sobre los tópicos abordados. La riqueza de esos eventos, en los que participaban por encuentro más de tres cientos delegados de todo el país, arrojaron libros que fueron editados y difundidos por la Fundación Ciencia y Arte, Inc., trayendo consigo nuevos análisis y nuevas formas de interpretar el futuro de la nación y de sus relaciones con el mundo exterior. Desde principios del año 1990, se creó la Revis-

ta Descubrimiento. A través de este medio, se promovían los eventos y se resumían los aspectos esenciales de los mismos, y se establecían las conclusiones y recomendaciones. También se publicaban artículos de interés científico. La década de 1990 fue la mejor década de este proyecto, el cual continuó pero no de forma tan sistemática, dado lo difícil que se hacía cubrir el costo de tan importante publicación. Ha sido una inquietud permanente de la institución preservar este medio de comunicación. Con el advenimiento de la era digital, este proyecto tiene todas las condiciones de continuar y de llegar a un público cada vez más amplio.

Dra. Jacqueline Boin, Dr. Serge Michon, Director FAO, Prof. Juan Bosch, Dr. Maurice Williams, Presidente Sociedad Internacional para el Desarrollo (SID), Dr. José Serulle Ramia, Ing. George Arzeno Brugal. 15-16 Nov. 1991, Auditorio Banco Central.

7


Segunda etapa:

los encuentros regionales y locales para el desarrollo integral

N

o bastaba con tener una visión de conjunto de la evolución y transformación de la sociedad dominicana y de su entorno externo. Era necesario disponer de un diagnóstico claro sobre la vida de las regiones: provincias, municipios y comunidades de todo el territorio nacional. Surgió así la idea y la puesta en práctica de un vasto esfuerzo. Se trataba de realizar primero en cada región, segundo en cada provincia y tercero en cada municipio un encuentro para determinar su realidad socio-económica, medioambiental y cultural, como eslabón clave para culminar con un gran encuentro de delegados de todo el país, donde se presentara, con niveles de conocimiento más específicos, un Plan Nacional de Desarrollo. Esta etapa abarcó más de dos largos años de contactos y de reuniones, en los que participaron decenas de gobernaciones y ayuntamientos municipales, así como representantes de comunidades, del empresariado y de agentes culturales. En ese entonces, el Fondo de las Naciones Unidas para la Población, dirigido en la República Dominicana por la Sra. Gilka

8

Meléndez, acompañaba a la Fundación Ciencia y Arte y a las comunidades, por cuanto era también de gran interés para esa entidad determinar las especificidades a la vida de las poblaciones Fue lamentable que ese proceso no culminase, como previsto, con el gran encuentro nacional. En realidad, en el 1996, se realizó el último evento de esta naturaleza en la localidad de Los Cacaos, Provincia San Cristóbal, con más de quinientos delegados campesinos. Allí, en la idílica localidad de Los Cacaos, un campesino estableció que era necesario que los “pueblos del interior” crearan una forma de manifestación en la que diesen a conocer sus riquezas materiales y culturales y, por tanto, su potencial de desarrollo, puesto que todo se concentraba en la capital dominicana. Ante esa fundada propuesta, los Dres. José Serulle Ramia y Jacqueline Boin, luego de discusión con los colaboradores más cercanos de la Fundación Ciencia y Arte, Inc., propusieron la realización anual, a partir de 1997, de una Feria Ecoturística y de Producción, actividad que tomaría muy en cuenta la inquietud que rondaba en el alma del cam-

pesinado consciente dominicano. La presencia en este histórico evento, en Los Cacaos, del activo y eficiente Alcalde de Jarabacoa, Ing. Ramón Ureña, ayudó a que la idea tomara cuerpo de inmediato, puesto que éste y su equipo propusieron que la primera versión se realizara en Jarabacoa, donde “siempre es primavera”. Pero terminados los encuentros científicos e iniciados los regionales y locales, surgió concomitantemente una serie de seminarios científicos que se constituyeron durante casi una década en una real universidad popular, llevándose de manera concreta en el Banco Central de la República Dominicana, y aparecieron los expo-seminarios Servicios Bancarios y Financieros (1998-2000). El sector financiero dominicano crecía y demandaba de una síntesis de su proceso de desarrollo y expansión, y sobre todo de que el público conociese cómo se manejaba tan importante área de la economía nacional y cómo evitar que el mismo, en un momento determinado, entrara en crisis por falta de respeto a sus normas prudenciales, entre otros aspectos. Este evento se realizó junto a una joven


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC. entidad de promoción financiera (Centro de Estudios Bancarios y Financieros) que en ese entonces se había creado, bajo la conducción de Martín Batista. Se realizaron tres expo seminarios en el Hotel Dominican Fiesta, en Santo Domingo. La actividad fue todo un éxito, y arrojó conocimientos históricos y técnicos de gran valor científico en materia de economía financiera y banca. Prácticamente todos los bancos y representantes de diversos mecanismos finan-

cieros, públicos y privados, interactuaron en estos expo-seminarios, a la vez que los organizadores realizaron reconocimientos a las personas y entidades que, con su práctica y su proyección, afianzaban tan dinámico sector de la economía. Mientras se realizaba esta variedad de eventos regionales, provinciales, locales y bancarios, y se organizaba en distintos pueblos la Feria Ecoturística y de Producción, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., creó el Teatro Caribe Natura, bajo la direc-

ción de Haffe Serulle, y promovió la exposición de artistas plásticos. Se realizaron seis jornadas artístico-culturales (marzo 1992-febrero 1996). Esta labor se sintió en todo el suelo dominicano, llevándose obras de teatro a distintas localidades y exposiciones de artes plásticas en diferentes escenarios. Con la promoción del teatro y de las artes plásticas se perseguía unir a los artistas dominicanos, y relacionarlos, de forma dialéctica, a los hombres y mujeres de ciencia.

Dr. José Serulle Ramia, Sra. Gilka Melendes, representante Fondo de la Naciones Unidas para la Población (FNUAP). A la extrema derecha, Ing. Ramón Ureña, Alcalde de Jarabacoa. Encuentro Municipal en Jarabacoa.1996.

Encuentro regional en San Juan de la Maguana.

9


Tercera etapa:

los encuentros poblaciones de montaña

E

ntrando el siglo XXI, durante su primer lustro, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., realizó, junto a la Asociación Pro Desarrollo Los Cacaos, la Federación de Caficultores de la Región Sur -encabezada por el consagrado dirigente campesino Rufino Herrera-, y el ayuntamiento, tres Encuentros Poblaciones de Montaña (2001, 2002 y 2005), en Los Cacaos, Provincia San Cristóbal. Esta fue una experiencia maravillosa. Se trataba de una fusión entre el accionar de una entidad que procuraba llevar a los pueblos ideas

Los Cacaos, Provincia San Cristóbal.

10

Constanza, Provincia La Vega

innovadoras y unificadoras, instrumentos y métodos de trabajo, en su más de una década de creada, y una comunidad deseosa de salir de su aislamiento, queriendo mostrar los adornos asombrosos de su naturaleza, la productividad de su tierra y la creatividad de su gente. Era de gran interés para los organizadores contribuir a determinar las especificidades a la vida de las poblaciones de montaña, integrarlas a un proceso productivo que partiera de las condiciones geográficas particulares a sus suelos y de poblaciones tan dispersas

en este extraordinario ecosistema de fuentes hídricas, diversidad de flora y fauna, propicio al ecoturismo y a la producción orgánica. Un pueblo humilde, laborioso y hospitalario, dormido a orillas del magnífico río Mahomita, cuna de dos de las más importantes hidroeléctricas del país, Jigüey y Aguacate, que, con su dinámica Asociación Pro Desarrollo Los Cacaos y sus ilustres dirigentes campesinos, buscaba sacar a su población de la pobreza y del atraso.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

Cuarta etapa:

la celebración anual de la Feria Ecoturística y de Producción en sus distintas versiones

T

odo se modificó en la vida de la Fundación Ciencia y Arte, Inc., con la creación de la Feria Ecoturística y de Producción, la que comenzó a realizarse a partir del 1997. En efecto, era como si todos sus elementos anteriores de constitución y de crecimiento, todos sin excepción, se unieran en una sola dirección. En realidad, de lo que se trataba ahora era de unificar todas las actividades realizadas hasta ese entonces: encuentros científicos, eventos regionales, provinciales y locales, seminarios con temas nacionales e internacionales, jornadas artístico-culturales, o sea teatro, literatura, artes plásticas y música, artesanía, gastronomía, publicaciones, deportes, en un gran evento. Éste sería organizado durante todo un año, teniendo como actores y autores centrales a las propias comunidades. En realidad, se perseguía unir esfuerzos y capacidades no sólo de las comunidades y de sus autoridades locales, sino de estrechar nexos entre estas y las entidades del Estado, sin olvidar los organismos de cooperación internacional y la integración al proceso de

pueblos, como los del país vecino, Haití, de todo el Caribe y del mundo. Todo el esfuerzo anterior, que venía tejiendo un sólido armazón de textura multicolor, se volvió, de repente, un canto a la naturaleza por el desarrollo humano y la solidaridad de los pueblos. Entonces, la Feria Ecoturística y de Producción, itinerante como las aves, sin atadura a ningún rincón de la patria y de la isla, comenzó a concentrarse, cada año, en una localidad y región específica. Esto, con la intención de resaltar sus condiciones óptimas y así impulsar el ecoturismo y la producción sostenible, como opciones reales de desarrollo o factores complementarios o determinantes en su devenir. Pero, más que nada, como actividades en las que las comunidades jugarían el rol fundamental para que sus poblaciones salieran del atraso económico, social y cultural, y que su fuente de vida primaria, la naturaleza, fuese preservada en su biodiversidad. Más, se entendía y se divulgaba, desde un inicio de esta modalidad, que sin unidad de pueblo era imposible dar saltos cualitativos

y cuantitativos tendentes a sacar del abandono a esos preciosos lares. Se comprendía, además, que era imprescindible volcar esos afanes, de una manera u otra, en políticas de Estado, que condujesen al ordenamiento territorial, a una justa distribución de los recursos estatales hacia las distintas regiones, a la disminución del riesgo de desastres y a un manejo racional y transparente, con presupuestos participativos, de los recursos administrados por los ayuntamientos municipales. El plan nacional de desarrollo era el instrumento idóneo para el logro de esos objetivos y para colocar a cada comunidad de la República Dominicana en un sitial de progreso, trabajo productivo, pleno empleo con ingreso digno, expansión de las expresiones culturales propias, drástica disminución de las desigualdades sociales y fortalecimiento de la identidad del pueblo dominicano.

11


Feria Binacional Ecoturística y de Producción

Por el desarrollo socio-económico y cultural en la frontera domínico-haitiana

E

n el 2004, se produce un viraje que da fuerza a la Fundación Ciencia y Arte en su desvelo de construir puentes de unidad de pueblos. Surge la versión binacional, con Haití, de la Feria Ecoturística y de Producción. Toda la zona fronteriza de las dos naciones que habitan esta isla caribeña conforma un mundo de formas de producción, de lenguas distintas (español, francés, creole), de creencias y de manifestaciones artístico-culturales bien específicas, cargadas de fuerza espiritual y de fraternidad humana. Esa línea fronteriza de 391 kilómetros de largo, y de decenas y decenas de pueblos de un lado y de otro, está conformada, en la ancha franja que cubre, de provincias dominicanas y departamentos haitianos, envolviendo más de dos millones de habitantes, por ecosistemas ricos en paisajes, en flora y en fauna, parques nacionales, montañas, valles, lagunas, ríos, cuencas hidrográficas, estuarios y costas, de espectaculares belleza. Ya la Fundación Ciencia y Arte, Inc., venía cultivando relaciones fraternas con Centro Puente Haití desde la Segunda Feria Ecoturística y de Producción, celebrada en Jacagua, Santiago, en el 1998. Y luego, a partir del 2001 estrechó vínculos con la Fundación para el Desarrollo de un Turismo Alternativo en Haití (Fondtah). Y cuando se efectuó la Séptima Feria Ecoturística y de Producción, en El Cercado, Provincia San Juan, en marzo del 2003, surgió el compromiso entre las tres entidades de iniciar el proceso de realización de una versión binacional cada dos años en una localidad específica de la frontera domínico-haitiana. Esto, con miras a influir en la modificación del paisaje social y de las relaciones humanas de los dos pueblos vecinos, y en coadyuvar a transformar a sus localidades en verdaderos destinos ecoturísticos, lo que demandaría cambios sustanciales en la fisio-

12

nomía de sus viviendas, en sus infraestructuras colectivas y en sus organizaciones comunitarias. Entonces, en noviembre del 2004, se produjo la Primera Feria Binacional Ecoturística y de Producción, en Fonds-Parisien-Jimaní, al lado del bellísimo Lago Azuëi. Se involucró directamente el Presidente Provisional de Haití, Boniface Alexandre, y todo el Gobierno que encabezaba, y contó con el apoyo directo del Presidente, Dr. Leonel Fernández Reyna, y el Gobierno de la República Dominicana. Fue en ese contexto de organización de esta actividad, que el Ejecutivo dominicano nombra al Dr. José Serulle Ramia Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Dominicana en la República de Haití, puesto que desempeñaría a partir del 28 de diciembre del 2004 hasta el 28 de febrero del 2009, para luego ser rotado a la República de Trinidad y Tobago. A raíz de esta nueva situación, el Dr. José Serulle Ramia deja la Presidencia de la entidad y, en común acuerdo con el Ejecutivo, se mantiene en la coordinación general de la Feria Ecoturística y de Producción, por ser esta “una actividad que une pueblos y favorece la diplomacia especializada y la paz” de la República Dominicana. Desde entonces, no han desmayado esas tres entidades (Fundación Ciencia y Arte, Inc., Fondtah y Centro Puente Haití) en continuar celebrando la versión binacional. Más, en un gesto de fraternidad, las tres instituciones se han preocupado por mantenerse estrechamente unidas en la realización de las distintas versiones de la actividad. Ya se preparan para realizar la octava edición binacional para el 2020, con la colaboración estrecha de entidades públicas y privadas de los dos países.


FUNDACION CIENCIA Feria Mundial Ecoturística y deY ARTE, INC. Producción

¡Por la diversidad biológica y cultural del mundo!

E

n el 2014, la Feria Ecoturística y de Producción se transforma en un real canto a la solidaridad de los pueblos, al iniciar su versión mundial. Desde sus inicios, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., sostenía que el desarrollo de un país no podía realizarse al margen de los demás países, y que era necesario estrechar los vínculos entre sus pueblos como forma directa de hacer acopio de sus realidades y de su acervo científico-cultural, así como de sus realizaciones, de esas que van en la dirección del desarrollo humano y del cuido de la naturaleza. Así, surge la versión mundial de la Feria Ecoturística y de Producción. Y esa primera versión tendría como escenario la ciudad de Santiago de los Caballeros, donde en su localidad campesina de Jacagua, en el 1998, se había escenificado la segunda versión de la feria. Más, el hecho de que en ese importante municipio de la República Dominicana estaba a su cabeza, como Alcalde, un hombre conocedor de los afanes de la Fundación Ciencia y Arte, Inc., un gran colaborador, el Dr. Juan Gilberto Serulle, hizo más fácil el reto que constituía integrar a decenas de países en un vasto espacio del centro de esa hermosa ciudad, centro por excelencia de la producción social y de la cultura de toda la Región del Cibao, del norte del país. Su éxito fue rotundo. Su organización cubrió un período de casi catorce meses. El Ayuntamiento Municipal de Santiago se convirtió en un centro de coordinación, donde siempre primaron la armonía y la búsqueda de establecer un programa general que recogiese el contenido y alcance que se proponía alcanzar la actividad. Esta primera versión mundial, por sus aportes en los distintos campos, dejó trazada la vía de su realización cada tres años, mediante la cual pudiesen Estados, territorios y pueblos del mundo mostrar sus avances y sus desafíos en el manejo racional de sus recursos naturales, en el auge de formas superiores de existencia para sus comunidades -teniendo al ecoturismo y a la producción sostenible como

opciones reales de progreso-, y de intercambios de experiencias con la finalidad de unir pueblos y naciones en el sendero del bienestar humano, la preservación de la naturaleza y la paz. Por eso, el lema de la misma sería: ¡Por la diversidad biológica y cultural del mundo! En efecto, se tenía conciencia de los graves peligros que conocía el planeta con la extinción de muchas de sus especies y la destrucción creciente de muchos de sus ecosistemas, vitales estos para el equilibrio ecológico. Asimismo, era notorio el afán de sectores reducidos del mundo de destruir patrimonios culturales y naturales, y las propias identidades de los pueblos. Ya en el año 1991, con dos años de creada, la Fundación Ciencia y Arte había definido en su Segundo Encuentro Científico: HUMANIDAD Y NATURALEZA, los lineamientos a seguir en tan importante materia. Y para ese mismo período publicó un folleto, de la autoría de su presidente, que llevaba como título: “Salvar el Planeta: responsabilidad de todos”. Respetando su compromiso, la Fundación Ciencia y Arte realizó la segunda edición de la Feria Mundial Ecoturística y de Producción, del 16 al 26 de noviembre, 2017, en la hermosa municipalidad de Jarabacoa, Provincia La Vega, en un escenario natural de extraordinaria belleza. Jarabacoa, que había sido sede en el

13


1997 de la primera versión de Feria Ecoturística y de Producción, era el lugar ideal para su realización. En efecto, era bueno efectuar un balance de lo que había sucedido en esa localidad en los últimos veinte años, donde el turismo de montaña se había desarrollado desde finales de la década de 1950 y en donde formas propias al ecoturismo habían alcanzado ciertos niveles de progreso a partir de la primera década del siglo XXI. Las lluvias continuas en todo el país afectaron en parte la asistencia del gran público a la actividad, en especial en las noches, pero esto no fue óbice para que se efectuara con gran éxito y se cumplieran las metas trazadas. La participación de Alemania como País Invitado de Honor y de más de una docena de países del Caribe, América Latina y Asia, con expositores que trataron importantes temas relacionados al ecoturismo, a la protección de los bosques, a los deportes y al ordenamiento territorial, elevaron el contenido científico de esta versión mundial, a la vez que sus pabellones enriquecieron la labor educativa de los países participantes. Municipios del Cibao, tales como Constanza, Moca, Cotuí, Fantino, San Francisco de Macorís participaron con entusiasmo, así como la gobernación provincial de La Vega. El ayuntamiento anfitrión, con serias dificultades económicas, se sumó desde un inicio al esfuerzo coordinador, tal como lo hizo también la Universidad Agroforestal Fernando Arturo de Meriño, con sus autoridades y profesores. La Unidad de Electrificación Rural y Suburbana (Uers) no sólo se esmeró en instalar un sistema eléctrico eficiente para la vasta área rural que se ocupó, al lado del Río Jimenoa, en fincas prestadas sin interés al-

14

guno por sus propietarios, sino que, además, construyó un imponente pabellón en el que se desarrollaron importantes talleres sobre el papel de la energía en el desarrollo integral de las comunidades y en el mismo se efectuó por primera vez, lo que quedaría instaurado como algo propio a cada feria: una Mesa de Negocios. En esta, durante dos jornadas de intercambios de tres horas, se discutieron proyectos con organismos de cooperación en procura de su materialización. En esta versión mundial, tal como sucedió en la primera, el Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria de la Procuraduría General de la República, tuvo una participación estelar, con su pabellón y sus presentaciones artísticas durante casi todas las noches del evento. Asimismo, el Clúster Ecoturístico de Jarabacoa y empresas representativas del sector hotelero, de la gastronomía y de la artesanía se sumaron con entusiasmo y gran dinamismo. Todas las actividades previstas, desde su desfile inaugural, sus actos oficiales de apertura y de clausura, hasta toda su programación científica y cultural, se llevaron a cabo en medio del mayor orden posible y de una gran armonía entre todos los participantes. Por supuesto, el Gobierno Central, como es su costumbre, estuvo representado a través de un sinnúmero de sus ministerios y direcciones departamentales. Y esa ha sido la tradición de cada edición de la Feria Ecoturística y de Producción en sus hasta ahora 22 versiones: cabalgar por el territorio nacional en un ambiente de unidad de comunidades y pueblos, con miras a trillar un presente y porvenir de progreso y paz.


Avanzan los trabajos de la 23 Feria Ecoturística y de Producción.

El Pomier, San Cristóbal. ¡Por el rescate de los patrimonios naturales y culturales! Países Invitados de Honor: ESTADO DE QATAR y REPÚBLICA DE GUATEMALA

L

os trabajos avanzan en la coordinación de la 23 Feria Ecoturística y de Producción, con la integración entusiasta de sus países invitados de honor: el Estado de Qatar y la República de Guatemala, pero también con el ímpetu de los ocho ayuntamientos municipales de la Provincia San Cristóbal y de muchos de sus distritos municipales, y de manera muy particular del Ayuntamiento y comunidades del Municipio de San Cristóbal, sede de esta versión, que tendrá como escenario físico las Cuevas El Pomier, en la sección El Pomier-Los Corozos. También se organizan los invitados especiales: Unión Europea-Digecoom, San Fernando (Trinidad y Tobago) y la Comuna haitiana de Savanette. Es impresionante los niveles alcanzados de integración de entidades como la Fundación Cuevas El Pomier, el Comité Local El Po-

mier-Los Corozos, la Universidad Autónoma de Santo Domingo-San Cristóbal, el Instituto Politécnico Loyola, la Gobernación provincial, el Plan Estratégico de la Provincia San Cristóbal, las representaciones locales de los ministerios de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Turismo, Educación, Obras Públicas y Comunicaciones, Cultura, Defensa, y de organismos gubernamentales como la Policía Nacional, Edesur-Cdeee, Inapa e Invi entre otros, y de la empresa minera local Docalsa y del Grupo Estrella. Desde ya, Fantino y toda la Provincia Sánchez Ramírez, sede de la versión 22 que fue allí celebrada, en el 2018, en medio de una fuerte integración y algarabía de sus comunidades, se prepara para participar en El Pomier. Del 21 de noviembre al 1 de diciembre, 2019, El Pomier y la Provincia San

Cristóbal se vestirán de gala para ensanchar los caminos que habrán de conducir a colocar a esa rica y hermosa provincia en el mapa mundial del ecoturismo, con el lema: ¡Por el rescate de los patrimonios naturales y culturales! La Feria Ecoturística y de Producción ha conocido en sí varias etapas en su progresión ascendente, con sus versiones nacionales, binacionales y mundiales, interconectadas las unas a las otras. Cada edición, dedicada a un tema, y a partir de un momento con Países Invitados de Honor e Invitados Especiales, abre nuevas perspectivas de planes nuevos de trabajo para sus organizadores, coordinadores, coauspiciadores, entidades y comunidades participantes, y, por qué no, diseña nuevos lineamientos para contribuir al desarrollo integral y a la solidaridad de los pueblos del mundo.

Pabellones en construcción, XXIII Feria Ecoturística y de Producción, Cuevas El Pomier, Provincia San Cristóbal.

15


Desafíos y Proyectos de la Fundación Ciencia y Arte

H

oy, transcurridos 30 años, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., es una entidad que se enfrenta a nuevos desafíos. Es necesario ir sistematizando las lecciones y experiencias adquiridas, difundirlas en el seno de instituciones y personas que puedan utilizarlas y sacarles provecho para impulsar el desarrollo de su región o de su país. La labor editorial de la Fundación Ciencia y Arte debe entrar en una fase de modernización, por lo que está llamada a recoger de forma digital todo el legado que ha acumulado en sus primeros quince años en términos de publicaciones, disertaciones e investigaciones. Luego, retomar, con más fuerza, la publicación digital y hasta física de los nuevos materiales producidos en los últimos quince años y aquellos que emanarán en lo adelante. Se consolidarán y clasificarán por tema las ponencias de las seis últimas versiones de la Feria Ecoturística y de Producción, y se publicarán, en forma digital, varios tomos sobre desarrollo integral, con el fin de que esta labor editorial se constituya en un instrumento educativo para estudiantes y toda la población. La publicación del material científico que ha arrojado la Fundación Cien-

16

cia y Arte debe servir para continuar convirtiendo las enseñanzas acumuladas y las por venir en axiomas teóricos que sirvan de fundamento a la acción y al quehacer científico-técnico y cultural de comunidades y pueblos. Para hacer partícipe a un mayor número de personas de la experiencia vivida por la Fundación Ciencia y Arte en sus viajes al interior del país, y dar a conocer la tierra dominicana a quienes la conocen de manera muy parcial o unilateral, se publicará un libro de fotos y textos sobre las regiones dominicanas, haciendo énfasis en sus riquezas potenciales para el desarrollo del ecoturismo y la producción sostenible. Habrá de hacerse un mayor esfuerzo para recoger en reportajes fílmicos toda la práctica social y cultural de la Fundación Ciencia y Arte. Asimismo, el material fotográfico y fílmico existente tendrá que ser procesado y mejor clasificado. Para proyectar a niveles superiores y más vastos sus experiencias, la Fundación Ciencia y Arte, y enseñanzas habrá de volcarse, en la asociación o articulación de voluntades, con entidades que tengan un mayor espectro en el campo de la información y de la comunicación en sentido general. Asimismo, debe in-

novar en la promoción de sus actividades y llegar por todos los medios disponibles de información a la gente, a sus comunidades, a países del mundo. Impulsar hasta donde sea posible en la dirección de que la cooperación internacional sea efectiva, y vaya adonde tenga que ir, o sea a las localidades del interior, con miras a la superación de sus deficiencias históricas, fruto de los desequilibrios que han impuesto regímenes políticos y formas de producción dominantes, y a la construcción de un presente y futuro seguros. En materia de unidad. Estrechar más sus vínculos con las comunidades, para que estas, con sus redes comunitarias y sus comités de seguimiento asuman conscientemente los proyectos de desarrollo integral de sus territorios y de su gente, y den seguimiento a los acuerdos logrados y los pongan en aplicación. Cada comunidad está llamada a unir a su gobierno local, asociaciones y organismos estatales, nacionales y regionales, en una misma dirección: cabalgar juntos en la senda del progreso humano, esto es, garantizar un dinamismo de la economía que preserve el medio ambiente, cuyas riquezas se redistribuyan más equitativamente, y que garantice la cohesión social, la convivencia pacífica y, por


tanto, la paz. A partir de las enseñanzas extraídas del trabajo realizado por la Fundación y de la identificación de lugares potencialmente ecoturísticos, se contemplan: entre otros proyectos: -Poner en ejecución el proyecto ya diseñado de ruta ecoturística fronteriza, República Dominicana-Haití. -Crear o apoyar la creación de centros de capacitación, de coordinación de actividades ambientales y culturales llamados “Centros de Desarrollo Integral” en diversas regiones del país. -Diseñar proyectos de rutas ecoturísticas que vinculen y articulen localidades o lugares con patrimo-

nios naturales o culturales. -Crear cursos de desarrollo integral, en los cuales se enseñaría los principios científicos y las herramientas del desarrollo para fines de capacitación política de funcionarios, de autoridades locales y formación integral de asociaciones empresariales, de desarrollo, comunitarias y centros académicos. -Crear un centro internacional de exposición y una colección de libros con textos didácticos y fotos que ha hecho el Dr. José Serulle Ramia en los países visitados junto a la Dra. Jacqueline Boin. Esta actividad tendría como fin especifico contribuir a dar a conocer sobre todo a estudiantes y jóvenes de la República Do-

minicana, los modos de vida y las culturas de países de diferentes continentes, de manera tal que valoren la trascendencia de respetar los pueblos con culturas distintas a la de ellos y apoyen la lucha por la preservación de la diversidad cultural y el mantenimiento de la paz a escala mundial. Sólo así podrá la Fundación Ciencia y Arte continuar contribuyendo a mantener los colores vivos de la República Dominicana y a propiciar un ambiente de plena solidaridad de esta nación caribeña con su vecino Haití y las demás naciones del mundo. Dres. José Serulle Ramia y Jacqueline Boin

Proyecto Ruta Ecoturística Fronteriza, República Dominicana y Haití.

17


Ruta ecoturística fr

1. EL CERCADO - JUAN SANTIAGO - HONDO VALLE SAVANETTE

Cafetal

Rió Caña, Hondo Valle

Camino a Savanette, Haití

2. COMENDADOR - EL LLANO - BÁNICA - PEDRO SANTANA

Parque de Comendador

El Charco del Cuero, El Llano

18

El Llano

Iglesia de San Francisco de Asís, 1740, Bánica

Río Artibonito


ronteriza RD-HAITI

3. BELLADERE - LAS CAOBAS

Hacia Las Caobas

RUTA ECOTURISTICA BARAHONA - PEDERNALES

Hotel Dos Ríos, San Rafael

Playa de Cabo Rojo

Paraíso

Laguna de Oviedo

Hoyo De Pelempito

19


LA FERIA ECOTURÍSTICA Y DE PRODUCCIÓN

¡Un canto a la naturaleza por el desarrollo humano y la solidaridad de los pueblos! Por Dres. Jacqueline Boin y José Serulle Ramia

Introducción

V

amos a consagrar varios artículos, relacionados unos y otros, a esta cuarta etapa del desarrollo institucional de la Fundación Ciencia y Arte, en sus treinta años de creada. Por supuesto, esta etapa no podría entenderse sin ser articulada directamente a las etapas antes definidas. En efecto, después de haber transitado por un trayecto de realizaciones de eventos científicos y culturales, primero en la Capital de la República Dominicana, Santo Domingo, y luego en diferentes regiones, provincias, municipios, distritos municipales, parajes y secciones dominicanos, la Fundación Ciencia y Arte decidió contribuir al desarrollo del país desde las provincias dominicanas. Para tal fin, alumbró en el 1996, con el concurso de las comunidades campesinas y de la honorable Alcaldía de Jarabacoa, la idea de realizar cada año, de manera itinerante, la Feria Ecoturística y de Producción. Esta sería bautizada años más tarde, por los fundadores de la entidad, como un “canto a la naturaleza por el desarrollo humano y la soli-

20

daridad de los pueblos”. Así, desde el 1997 se han realizado veintidós versiones, y se está en proceso de organización de la 23 edición, la cual tendrá lugar del 21 de noviembre al 1 de diciembre en El Pomier, Municipio San Cristóbal, Provincia San Cristóbal, República Dominicana. En su proceso de realización, la actividad fue creciendo año tras año. No en dinero ni en patrimonios materiales, sino en su contenido y alcance a nivel territorial, en el impacto que causa en la forma de pensar y de actuar de los habitantes de las provincias, en las condiciones reales de vida y en la influencia que puede ejercer en los pueblos de otros países. De tal forma, la Feria Ecoturística y de Producción es un producto de la Fundación Ciencia y Arte y de las comunidades que le han brindado el honor de acogerla. La Fundación Ciencia y Arte ha ido forjando su estrategia en la marcha, en la medida en que los eventos se definían e iban revelando nuevos desafíos y nuevas oportunidades.

La realización de un seminario científico, de una feria comercial y de un festival cultural, por ejemplo, son en sí eventos puntuales. Su contenido puede ser muy importante, pero su impacto se hará sentir sobre todo en un lugar y en un momento determinado. La perseverancia en la realización de un evento, año tras año, aún tenga éste mucha similitud, es lo que puede ayudar a obtener resultados más duraderos. Con el proceso de organización anual de la Feria Ecoturística y de Producción, en un lugar distinto en cada ocasión, que, repetimos, se ha sucedido a los eventos científicos y culturales que también se escenificaron de forma repetida en distintos lugares con diferentes temas, la Fundación Ciencia y Arte ha contribuido a escalar un peldaño, es decir, a dar un paso en el largo y complejo camino del desarrollo local, un salto cualitativo en la forma en que los habitantes de un país o una región aprehenden su desarrollo. Además, hace 10 años, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., estableció que,


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC. con este tipo de aporte, se colocaba un grano de arena en la lucha por el mantenimiento de la diversidad biológica en el planeta Tierra y por el respeto a la diversidad cultural que debe existir entre los seres humanos de todos los países. Diez años después, se puede afirmar que se agregaron dos granos de arena en el combate que se libra a nivel internacional a favor de un verdadero desarrollo humano, de progreso y paz auténticos. Sí, la Feria Ecoturística y de Producción ha sido y seguirá siendo itinerante. Su sede es diferente cada año. Tal como su nombre lo indica, persigue en los lugares donde se realiza promover el desarrollo del ecoturismo

y de la producción sostenible, en combinación con las actividades económicas y culturales ya existentes. A los 30 años del nacimiento de la Fundación Ciencia y Arte, Inc., corresponde, pues, extraer un balance de esta actividad en su conjunto, de sus esfuerzos en materia de trabajo colectivo, así como consolidar sus conclusiones y resultados. Ya se han descrito y evaluado de manera general y sucinta las actividades previas a la Feria Ecoturística y de Producción. Ahora, correspondería plantearse las siguientes preguntas: ¿Qué ha hecho la Fundación Ciencia y Arte, a través de la feria, en el contexto descrito? ¿Qué ha aportado? ¿Qué

huellas deja para el futuro inmediato? ¿Ha logrado sus objetivos estratégicos? En realidad, a partir de 1997, la Fundación Ciencia y Arte ha concentrado el grueso de su misión a través de la organización anual de la Feria Ecoturística y de Producción. El proceso de organización y realización de cada versión cubre un año y más, con sus actividades educativas, motivadoras, unificadoras y organizativas. Claro, los resultados del trabajo que ha realizado la institución durante 30 años podrán ser medidos en lo fundamental a través de los obtenidos en cada una de sus ediciones.

Primera Feria Mundial Ecoturística y de Producción, 18 - 26 Octubre 2014, Santiago de los Caballeros. Salón de conferencias.

La India Canela, cantante de merengue típico.

Taller infantil.

21


LAS PROVINCIAS DOMINICANAS

CONTRASTE ENTRE RIQUEZA POTENCIAL Y POBREZA

L

as comunidades que participan en el proceso de preparación de la Feria Ecoturística y de Producción tienen, en el inicio, las perspectivas de encontrar en esta una cantera de oportunidades: exhibir sus productos o sus tecnologías, aprovechar ese escenario para mostrar su provincia al resto del país y al mundo, aprender de las experiencias de los demás, hacer buenos negocios, conseguir algunos ingresos para completar el pan de cada

día, lograr ayudas financieras para algún proyecto. Por lo regular, la actividad abarca la provincia en la cual se realiza, y también las provincias aledañas, sin olvidar las invitadas especiales. De tal forma, las veintitrés ediciones, que serán efectuadas para diciembre 2019, habrán impactado, de una manera u otra, todas las provincias de la República Dominicana y un número importante de comunas de la República de Haití, en

particular en su zona fronteriza. Las investigaciones que se hicieron en el marco de los Encuentros Regionales y Locales para el Desarrollo Integral y los Encuentros Poblaciones de Montaña arrojaron interesantes conclusiones. Entre estas destacamos algunas que sirven de punto de partida y de justificación para la realización de la feria.

La centralización territorial y de la política estatal

A

pesar de que una importante parte de los problemas nacionales tienen su origen y solución en el plano local, la definición de esta última a los mismos se queda esencialmente a nivel central, territorial, administrativa y políticamente hablando. Asimismo, no obstante ser también las provincias y sus ciudadanos motores del crecimiento material y espiritual, y, en consecuencia, parte de la solución de los problemas nacionales, en este caso regionales, provinciales y municipales, son muy poco tomados en cuenta en las decisiones de políticas del Estado y en la preparación del presupuesto de gastos e inversiones públicas.

22

Los Consejos Provinciales de Desarrollo, por falta de visión y de recursos, por falta de voluntad política o exceso de “politización”, conocieron niveles operacionales limitados. El establecimiento de los Observatorios de Desarrollo Sostenible, por parte del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, y la creación del Fondo de Cohesión Territorial, cuyo comité interinstitucional tuvo su primera reunión el 9 de septiembre de este año, son intentos, entre otros, de descentralización que fueron iniciados hace poco tiempo, y aún es muy temprano para percibir sus resultados. Las “visitas sorpresa” del Presidente Danilo Medina, que llegarán a fina-

les de año a las casi 280, lo que constituye un hecho sin precedentes, han dado sin lugar a dudas un impulso al interior del país y sobre todo al campo dominicano. Estas son el reflejo de la importancia que da el Excelentísimo Presidente de la República a las provincias y, sin duda, expresión de su sensibilidad social. Ahora bien, para extender y multiplicar sus efectos benéficos, sería necesario insertar dicha práctica en un plan más sistemático de desarrollo nacional, cuestión de que los ministerios y departamentos gubernamentales sigan, además, el ritmo de trabajo y los objetivos que persigue el Presidente de la República.


Los Cacaos, Provincia San Cristóbal.

FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

Contraste entre riqueza potencial y pobreza

F

ruto de múltiples visitas a las provincias, a sus municipios, distritos municipales, secciones y parajes, que se han hecho durante los preparativos de todas las ediciones de la Feria Ecoturística y de Producción, la primera afirmación que se puede hacer es que todas las provincias de la República Dominicana son hermosas y ricas en ecosistemas y bellos paisajes, en calidad de sus suelos, en poblados típicos y patrimonios culturales e históricos. No hay una sola provincia que no albergue un importante potencial para desarrollar el ecoturismo y la producción sostenible. Que la riqueza cohabite con la pobreza no puede sorprender a nadie en el

marco del sistema de producción e intercambio en el que se desenvuelven en lo esencial, en la actualidad, los países del mundo. Sin embargo, mas allá de las causas inherentes al sistema capitalista, lo que más llama la atención y parece casi insólito en las provincias dominicanas es que, por un lado, las provincias posean un inmenso potencial de recursos aptos para ser aprovechados con fines de producir empleos e ingresos y que, por el otro lado, estas entidades territoriales y sus comunidades permanezcan en un estado de pobreza tal, que gran parte de su población viva en medio de fuertes precariedades. Hay provincias en la

frontera, por ejemplo, que figuran como muy pobres, véase en las que los niveles de pobreza son de los más altos del país. Sin embargo, gracias a su conformación física y su proximidad a Haití, albergan un rico potencial en recursos naturales, productivos, comerciales, culturales y turísticos, que es más que suficiente, de ser utilizado de manera apropiada, para eliminar las condiciones de pobreza en dicha zona. Los mapas de pobreza, aunque formulados con criterios científicos, no dan cuenta de este contraste. La mayoría de las provincias tienen un nivel de producción y de ingresos por debajo de su potencial.

Las características de las provincias Los obstáculos al desarrollo local

A

demás de los obstáculos estructurales que, por definición, opone el capitalismo al progreso humano y social, y que sólo se sobrepasan o superan mediante un

verdadero cambio estructural, son muchos, los obstáculos superables que frenan el progreso de las provincias. Estos son de índole económica, ambiental, social y ju-

rídico-política, a la vez que se vinculan a la cultura y al comportamiento mismo de sus habitantes.

23


Limites de orden económico y social

E

l nivel de crecimiento económico de las provincias evoluciona de manera distinta en cada una de ellas. Algunas se mantienen generalmente pobres, con un nivel de vida en lo esencial bajo y poco dinámico. Otras, durante estos últimos años, han conocido un movimiento económico mayor. Sus habitantes transforman sus casas de madera en viviendas de cemento. Se construyen infraestructuras para facilitar el progreso económico y social. Las plazas comerciales y los supermercados florecen. Las zonas urbanas se extienden y se modernizan. Ahora bien, en las provincias que muestran cierto progreso, éste no se traduce en un aumento del nivel de vida para todos, manteniéndose profundas desigualdades socio-económicas. La economía de ciertas provincias depende de un solo sector. En otras, se verifica una mayor diversificación. La mayoría de las ciudades y pueblos del interior del país carecen, aparte de la agricultura, o de una que otra zona franca industrial, de actividades industriales intensivas que generen empleos. El Estado, sus representaciones regionales, el sector educativo y el propio ayuntamiento suelen ser el mayor empleador. No hay incentivos para inversiones generadoras de empleo, salvo en las provincias fronterizas. En casi todas las provincias, un número signifi-

24

cativo de familias viven de las remesas en dólares o en euros que reciben de familiares cercanos que viven en el exterior, quienes debieron emigrar por falta de empleo productivo y salario digno. Este proceso migratorio se verifica desde la década de 1960, alcanzando mayor fuerza desde la década de 1980. Cuando las provincias son cercanas a la Capital, sus habitantes pueden encontrar el pan de cada día en esa ciudad, donde se concentra lo esencial de la inversión estatal y gasto público, y la propia empresa privada. Esto último genera un círculo vicioso, puesto que la gente tiende a buscar el lugar donde la vida conozca un real dinamismo y donde se expandan las condiciones para, aunque sea aparentemente, mejorar las condiciones de vida. En los últimos años se han incrementado los conflictos internos a cada provincia por asuntos de división territorial, o sea definición de nuevos municipios y distritos municipales, lo que está sin duda relacionado a estrategias de dominio político, manejo de presupuestos y creación de una base social partidista. Esta situación socio-económica de muchas de las provincias del país genera no sólo una migración de su fuerza productiva joven a otros países, en particular a los Estados Unidos de América, Europa y el Caribe, sino también en el propio territorio dominicano.

Más, muchos jóvenes, por lo regular con poca formación académica, se ven obligados a recurrir al “moto-conchismo”, lo que no garantiza a la juventud ningún tipo de futuro cierto. El joven dominicano hoy no se siente atraído por el trabajo en el campo, lo que está generando una falta de fuerza laboral interna para continuar con el avance de la agricultura, tan esencial al desarrollo nacional y a la soberanía alimentaria. Aparte de la falta de oportunidades para conseguir empleo, en muchos municipios, faltan espacios y actividades para llevar una vida social y recreativa, es decir, para realizar actividades creativas, culturales y deportivas. Los clubes culturales y deportivos, que eran numerosos años atrás, son cada día más escasos. Y las casas de cultura que existen tienden a languidecer por falta de recursos y apoyo institucional. Sólo las juntas de vecinos, clubes sociales, asociaciones de desarrollo y una que otras cámaras de comercio operan con cierto dinamismo. Así, se va perdiendo el esfuerzo por la preservación de los elementos que definen la identidad de cada pueblo. Esto último, más por la falta de conciencia del carácter estratégico y valioso de ese patrimonio, que por la falta de dinero. Ante este panorama, insistimos, la juventud, careciendo de oportunidades reales de trabajo, de recrea-


ción sana y de solución a su futuro, emigra a las ciudades más importantes y allí se dedica a trabajos informales, sin un horizonte claro de bienestar. Esta situación, más el exhibicionismo de riqueza de algunos y la publicidad de todo tipo de consumo es terreno fértil para que una praxis social dañina a la convivencia pacífica y solidaria se aposente en la praxis de una franja de la población dominicana. De manera general, el país luce bien comunicado, pero cada provincia siente que le faltan vías de acceso esenciales a su desenvolvimiento. Las provincias no reciben un nivel de fluido eléctrico apropiado para el desarrollo de actividades productivas ni para el consumo personal. Aun en las regiones en las cuales, hay presas que generan energía hidroeléctrica, el suministro de electricidad y el agua no llegan a toda la población. El uso de energía renovable es todavía muy limitado. En cuanto al servicio de suministro de agua, no hay, en la República Dominicana, ni una sola provincia en la cual no se sufra, de una manera u otra, de escasez de tan precioso líquido para el consumo doméstico. Los servicios sanitarios, de tratamiento de desechos sólidos y líquidos, exhiben de la misma manera grandes deficiencias, amén de que en muchas comunidades son inexistentes. Muchos de los departamentos regionales de las instituciones públicas, vitales al desarrollo local, están descuidados, desde el punto de vista de su operatividad, moder-

FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

nización, controles administrativos y horizonte de trabajo. La concentración de tierras y de medios de producción, por un lado, y la falta de oportunidades para un desarrollo humano pleno se constituyen, pues, en reales obstáculos, en las zonas rurales, al desarrollo integral. A todo esto se suma el hecho de que tierras arables, esenciales para el desarrollo de una agricultura de carácter duradero, y áreas boscosas y de fuentes de agua, son convertidas en presa de un urbanismo que crece sin ton ni son. Esas provincias, donde esto acontece, ven perder fuentes inestimables para el auge de actividades como el ecoturismo, lo que va en detrimento de una vida natural sana y floreciente, en término de biodiversidad y paisajismo. Los estudios existen de cómo elevar los niveles de producción y de ingresos para las poblaciones de las provincias. Asimismo, en las últimas dos décadas se han venido ampliando los

centros educativos, en sus distintos grados, en las provincias dominicanas. Más, se han introducido nuevas tecnologías de cultivo y de cuidado del bosque y de las áreas protegidas, las que se han venido esparciendo, en cierto grado, por toda la geografía nacional. También las tecnologías de información, a través de emisoras y canales de televisión, de redes sociales, experimentan un fuerte crecimiento. Por consiguiente, el conocimiento está más cercano a cada ser humano, siempre y cuando estas tecnologías sean bien utilizadas. En materia de desarrollo del ecoturismo, las provincias se encuentran en situaciones diferentes. Una minoría de provincias ya estaba promoviendo ese sector del turismo antes de recibir la Feria Ecoturística y de Producción. En la mayoría, el espacio donde podía desarrollarse esta actividad, que vincula comunidad y uso racional de los recursos de la naturaleza, estaba aún virgen.

Plantación de cocoteros, Provincia Samana.

25


Problemas ambientales

L

a brecha que separa la existencia de una riqueza potencial en recursos naturales y patrimonios culturales, por un lado, y un alto nivel de pobreza real de una parte importante de la población, por otro lado tiene también sus causas de orden ambiental. Muchas de las riquezas potenciales que tienen las diferentes regiones del país no se conocen o no se han identificado como tales. Esos recursos suelen no estar explotados o al contrario estar sobre explotados. Esto sucede con la tierra, la cual está concentrada en manos de empresas, terratenientes o del mismo Estado y su propietario, en búsqueda de rentabilidad, hace lo que le convenga a él individualmente. Cuando por el contrario, el poseedor de la tierra es un campesino pobre, este se ve en la obligación de desmontar bosques para conseguir como ganarse la vida. Esto se observa, por ejemplo, todavía en una escala demasiado grande en la zona fronteriza. Estas son causas ya conocidas propias al sistema económico y de propiedad en el cual vivimos. En casi todas las provincias de la República Dominicana, los ríos, aparte de secarse o de provocar inundaciones, en función del clima y por causa de la deforestación, sufren una fuerte contaminación por el arrojo de desechos. En algunas provincias, los ríos son deli-

26

beradamente objeto de una sobrexplotación debido a la extracción de materiales de construcción o de la explotación minera. Las costas y playas dominicanas son actualmente los ecosistemas más visitados por los turistas extranjeros. Sin embargo, la erosión de las costas y la disminución de la biodiversidad marina, así como los eventos naturales que azotan periódicamente a la RD constituyen una amenaza constante sobre el sector turístico. Ahora bien, las provincias dominicanas se han beneficiado casi todas, en lo que concierne a la protección de los recursos naturales, del sistema de áreas protegidas que comprende parques nacionales, reservas científicas y otras modalidades de preservación. Gracias a esa acción estatal, muchos recursos naturales han escapado a la depredación. Los diferentes gobiernos también han aplicado intensos programas de reforestación. No obstante, muchos recursos naturales y potenciales riquezas futuras siguen deteriorándose y erosionándose las posibilidades de ser fuentes de ingreso. Las bellezas que podrían ser fuentes de riqueza en los años por venir se marchitan. Los monumentos históricos de muchas localidades tampoco reciben el cuidado merecido, que garantiza futuras visitaciones. Las manifestaciones artísti-

cas y culturales tradicionales son generalmente, a parte de algunas excepciones, objeto de poca atención por parte de los gobiernos y, en muchas provincias, resisten a dura pena. Otro problema ambiental que experimentan prácticamente todas las provincias es el de la contaminación de los ríos, producto de la falta de un sistema eficiente de tratamiento de desechos sólidos. Así pues, esos recursos naturales, potenciales creadores de riqueza, son objeto de una fuerte degradación. Asimismo, muchos patrimonios culturales considerados de gran valor son dejados a su suerte. Muchos agentes socio-económicos atribuyen los obstáculos al desarrollo local a la falta de infraestructuras viales, sanitarias y energéticas, a la insuficiente atención e inversión que, más allá de los esfuerzos hechos estos últimos años en construcción de escuelas y apoyo a la agricultura, brinda el gobierno a las regiones, a la falta de recursos de las alcaldías y/o a su incorrecta administración. En todo caso, la culpa se atribuye de forma exclusiva al gobierno, tanto local como nacional, y se presenta como ajena a los entes privados que actúan sobre la sociedad. Sin embargo, muchas barreras provienen de la actitud de los habitantes de las localidades.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

E

Actitud y formación de la población

n realidad, se ha educado en cierta forma para que la mayoría de la población ya sea se conforme con lo que tiene, ya sea es indiferente a la situación y, por tanto, se queda de brazos cruzados, esperando la acción del Estado. Muchos se involucran en un partido político que capitaliza sus aspiraciones y esfuerzos. También se alega en algunos lugares, la falta de una identidad regional. Otros sueñan con una provincia ideal. Estos se interesan en cooperar, pero muchas veces no tienen espíritu de iniciativa o sencillamente no saben cómo actuar. Algunos consideran estos aspectos como “pobreza cultural”. Autoridades y habitantes dicen, estar conscientes de que su provincia tiene potencial para ser más próspera. Pero a la hora de aplicar políticas y medidas para el logro de ampliar las vías del desarrollo, surgen una y mil excusas, sobre todo de quienes están llamados a dirigir ese proceso. Esto es “falta de voluntad política”. A la falta de interés y de espíritu de iniciativa, se suma una falta del dominio de una correcta metodología que conlleve a emplear herramientas y recursos, capacidades y voluntades, en una misma dirección. Muchos de los alcaldes, aunque lo pregonan, no logran, fuera del ámbito político, ser guías de sus munícipes. No usan, en grado suficiente, los planes de desarrollo que se han elaborado. De ahí que, los munícipes,

sintiéndose desorientados y hasta frustrados, no logren matrimoniar, como debiese ser, sus capacidades con las del ayuntamiento municipal. Esta separación mecánica entre gobierno local y comunidad impide que las ideas de cambio y de bienestar se materialicen Algunos distritos municipales se quejan además de que las autoridades de los municipios a los cuales pertenecen no los toman en cuenta. Asimismo, tiende a existir un disgusto entre alcalde y una parte de los regidores que no son de su propia parcela política. Esto genera constantes contradicciones que, a la larga, desarticulan todo plan de desarrollo local, y cuando no, se actúa en base a componendas con miras a obtener beneficios personales que perjudican la vida de la comunidad. Asimismo, la política que debiese servir para educar y cohesionar a los distintos sectores para el desarrollo local, o sea ser utilizada como lo que es, una ciencia, se desnaturaliza a través de conformaciones políticas que procuran beneficiar a individuos o grupos, perdiéndose la perspectiva de progreso comunitario. El individualismo y el sectarismo político dividen la sociedad. “No hay forma de reunir a la gente para que asistan a un encuentro. Todo el mundo anda por su lado”, dicen casi siempre los munícipes cuando se inician los preparativos de la Feria Eco-

turística y de Producción. La desnaturalización y mercantilización de la actividad política, ha permeado una importante parte de la población. Por sus efectos en la economía y en la mentalidad de los ciudadanos, limitan también el desarrollo, local y nacional. La falta de institucionalidad puede simplemente destruir las bases de un proyecto. En territorios más pequeños, como en ciertas provincias o en algunos municipios, la población percibe más que en las grandes ciudades, las acciones que riñen con la ley, como por ejemplo, la corrupción administrativa y la falta de transparencia en la gestión municipal. Durante la gestión de algunas alcaldías, el pago de comisiones a cambio de favores, la sobre evaluación de obras, la creación de empleos ficticios o “botellas”, las aportaciones a candidatos, son prácticas que erosionan la moral y el carácter democrático de una entidad sagrada como lo es el Ayuntamiento Municipal. Cuando se utilizan de forma incorrecta los fondos públicos, se lesiona el desarrollo local y se troncha un mejor porvenir para la comunidad. Por eso, los ayuntamientos que aplican un presupuesto participativo y desarrollan una gestión transparente de los fondos que tienen a su alcance, son aquellos que más avanzan en los propósitos de progreso de su municipalidad y más aportan al desarrollo integral.

27


ROL DE LA FERIA ECOTURÍSTICA Y DE PRODUCCIÓN. OBJETIVOS Y EJES DE TRABAJO

P

artiendo de la situación de las provincias, de las virtudes del ecoturismo y del potencial de cada región para ponerlo en práctica, y tomando en consideración el hecho de que las provincias deben orientarse hacia el desarrollo integral, incluyendo sus vínculos solidarios con los demás pueblos del mundo como motor de paz, la Fundación Ciencia y Arte se fijó cinco objetivos, que se mencionan a continuación. 1.- Trabajar por el avance de las provincias en el sentido de que estas pongan sus capacidades y recursos, materiales y espirituales, en una misma dirección, con la finalidad de alcanzar el desarrollo integral. 2.- Colocar el ecoturismo como opción de desarrollo, siendo las comunidades el motor real de ese proceso. En este contexto, trabajar en optimizar el uso racional de los recursos naturales y expresiones y patrimonios culturales de cada provincia. Esto con miras a dinamizar la economía, generar empleos productivos, redistribuir los ingresos y elevar el nivel de bienestar de la población local. 3.- Aplicar, como consecuencia de lo anterior, una política integral de desarrollo, es decir, que abarque las diferentes esferas de la vida social, la producción -incluyendo el de las ideas y el de las industrias creativas-, los intercambios, el ambiente. Durante el desenvolvimiento de cada edición de la Feria Ecoturística y de Producción, a través de su programa científico, se enseñan los instrumentos de esa política. 4.- Mostrar que las alianzas y asociaciones con otras regiones y otros pueblos suman fuerzas en la labor desplegada a favor del desarrollo integral. Ejemplo: República Dominicana-República de Haití. 5.- Proyectar la experiencia de la Feria Ecoturística y de Producción a nivel interna-

28

cional, de manera tal que sirva a la lucha que se lleva a cabo en el mundo por la integridad del planeta, por una economía inclusiva, la preservación y el respeto de las identidades nacionales y locales, la auténtica democracia y la paz mundial. A nivel internacional, se recogen las experiencias y se adaptan a la realidad particular de la provincia. De tal forma, nace una experiencia propia, y esta se proyecta a nivel mundial, buscando colocar al municipio o provincia en el mapa mundial del ecoturismo y de la producción sostenible. Estos se han convertido, pues, en sentido general en los cinco objetivos principales que animan a la Fundación Ciencia y Arte en la preparación de la Feria Ecoturística y de Producción en sus distintas versiones. De manera resumida, la Feria Ecoturística y de Producción centra su trabajo en cinco ejes: la provincia y el desarrollo local; el ecoturismo y la producción sostenible; el desarrollo integral; las relaciones solidarias entre pueblos, en particular entre la República Dominicana y la República de Haití; y la lucha por mantener la diversidad biológica y cultural del mundo, como vehículo de paz. El objetivo alrededor del cual giran todos los otros objetivos es, en cada provincia, contribuir a crear las condiciones territoriales, jurídicas, institucionales y de convivencia humana para la promoción y ejecución de proyectos ecoturísticos, la orientación de la zona hacia una producción sostenible y la puesta en marcha de un plan integral de desarrollo. De ahí la importancia de enseñar las herramientas para crear esas condiciones y lograr que esos elementos sirvan a su vez para proyectar la provincia a nivel nacional e internacional, y fundamentar y enriquecer la lucha por la diversidad biológica y cultural del mundo.


A la izquierda, Dr. Max Puig, Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Edwin Paraison, Pte. Fundación Zilé, Haití. Alcaldesa de Pedernales. A la derecha Ing. Agron. Jean Camile Bissereth, Presidente Fondtah, y Dr. José Serulle, Presidente fundador FCA.

Salón de Conferencias

Salón de Conferencias

Diomedes y el Grupo Mío.

29

IV Feria Binacional Ecoturística y de Producción, 10 - 25 Julio, 2010, Pedernales (RD) - Anse-à-Pitre (Haití).


ACTIVIDADES DE LA FERIA ECOTURÍSTICA Y DE PRODUCCIÓN

L

a Feria Ecoturística y de Producción monta un escenario y crea espacios para realizar actividades expositivas, científicas, de intercambios de experiencias, debates y concertación, negociaciones comerciales, presentaciones artísticas y talleres culturales, así como actividades deportivas, recreativas y excursiones. Propicia un ambiente familiar, sano y seguro, de aprendizaje y de recreación, a la vez que atrae a los pobladores de la localidad anfitriona y de otras zonas. Estas asisten a las conferencias y talleres, participan con entusiasmo al verdadero festival artístico de cada noche, exhiben y obtienen productos y servicios de los pabellones, realizan contac-

tos en las mesas de negocios y conocen realidades distintas a las suyas con la participación de empresas, instituciones públicas y grupos artísticos de otros países. También degustan de manjares gastronómicos y de exquisitas bebidas propios a la provincia y al país. El escenario, por lo general, se ubica en un ambiente natural, de montaña, de río, de costa, de valle floreciente en el verdor de la naturaleza o al costado de un poblado típico. Este conjunto de actividades, donde se conjugan conferencias y talleres científicos con presentaciones artísticas, y exhibición de servicios, artesanía, artes plásticas y formas de producción con intercambios

comerciales y prácticas deportivas, hace que los mensajes y las enseñanzas, que del evento se derivan, lleguen con fluidez al espíritu y práctica social de la gente. De estas actividades, se obtienen resultados benéficos para la provincia. Estos constituyen, a la vez, un valor agregado para el empuje de nuevas políticas y prácticas de desarrollo integral. Éste es, en definitiva, el resultado del trabajo conjunto entre la Fundación Ciencia y Arte, Inc., las autoridades locales, las comunidades, los ministerios involucrados del Gobierno Central, así como de las empresas, países y organismos de cooperación participantes.

Acto inaugural 7ma. Feria Ecoturística y de Producción, 27 marzo - 6 abril, 2003, El Cercado, Prov. San Juan Discursos de Ing. Jaime David Fernández Mirabal, Ex-Vice-presidente de la República, Peter Graf, Cónsul de Suiza, y Dr. José Serulle, Presidente fundador de la Fundación Ciencia y Arte.

30


E

Logros generales de la Feria Ecoturística y de Producción

l mayor logro de la Fundación Ciencia y Arte es haber perseverado en la línea de hacer encuentros científicos y la Feria Ecoturística y de Producción con miras a contribuir a un mayor desarrollo y a un mejor nivel de bienestar para la población de las provincias dominicanas. Se han recorrido to-

C

ada evento de la Fundación Ciencia y Arte encierra un programa científico y cultural. Éste, por lo general, es rico en experiencias, enseñanzas y contenido. Se trata de un esfuerzo de carácter científico, que tiene como factor desencadenante o como resultado la edición de varios tipos de publicaciones.

das las regiones del país y la línea fronteriza. La Feria Ecoturística y de Producción ha intervenido en más de un centenar de municipios. Este conjunto de actividades se ha hecho con los poquísimos recursos propios que posee la Fundación, con algunos coauspicios y colaboraciones de empresas y organizaciones internacio-

Publicaciones

Y esta labor la viene desarrollando la institución desde sus inicios, puesto que la propia Revista Descubrimiento, órgano científico de la Fundación Ciencia y Arte, tuvo su origen en la creación misma de la entidad. Tomemos el ejemplo de las veintitrés versiones de la Feria Ecoturística y de Producción. Para cada una,

nales y, en particular con el apoyo irrestricto, en trabajo, en logística, en la elaboración de materiales de promoción y construcción, en aportes culturales, de ministerios específicos, de la Cdeee-Edesur-EdenorteUers, del Invi, de los ayuntamientos, de la Cruz Roja Dominicana y de las comunidades.

se publican en físico: 1.- Afiche y pancartas con imágenes de la zona donde se realiza la feria; 2.- Brochure que describe la provincia y explica los objetivos de la actividad; 3.- Múltiples discursos y conferencias pronunciados por los directivos de la Fundación Ciencia y Arte en las reuniones y asambleas de promoción y

31


coordinación; 4.- Programa general de la feria; 5.- Balance ilustrado del evento; 6.Revista o libro contentivo de los textos e imágenes recogidos en los eventos; 7.- Artículos, entrevistas, reportajes y notas de prensa que fluyen de manera continua, y que se constituyen en un precioso material educativo

y de información, gracias al apoyo recibido por los más diversos medios de comunicación –nacionales y locales, y hasta internacionales-, radial, de televisión y escrito. La Fundación Ciencia y Arte ha ejecutado un intenso programa de publicaciones de libro, folletos y proyectos en físico y/o di-

gital, y diseñado su página web. Esto ha permitido la difusión y multiplicación de los análisis y de los mensajes que resultan de la preparación y celebración de la Feria Ecoturística y de Producción, y de todos los eventos realizados por la Fundación Ciencia y Arte desde su nacimiento en 1989.

Movilización de personas, instituciones y recursos

E

s un logro también haber movilizado, sumando todos los eventos, durante los treinta años, más de un millón de personas de todas las regiones del país, de Haití y del extranjero, de todas las edades y de los distintos medios sociales. Ha sido sorprendente la cantidad de escuelas y los miles de niños que han asistido a sus conferencias y talleres, a sus espectáculos artístico-culturales, a sus prácticas deportivas y excursiones. Han intervenido artistas tanto de renombre nacional como artistas locales apenas conocidos, conferencistas provenientes de las más diversas entidades y comunidades y de los distintos continentes, centenares de municipios y distritos muni-

L

acercamiento a las poblaciones. Durante el proceso de preparación de cada versión de la feria, se han realizado centenares de visitas, reuniones, asambleas, charlas, y demás formas de encuentros en cada municipio y distrito municipal de la provincia anfitriona. Esto, como forma concreta de motivar e integrar a los habitantes e instituciones locales, y promover el contenido y alcance de la actividad. Como resultado de esta labor de sensibilización y promoción, se ha logrado integrar a una gran cantidad de instituciones públicas y privadas, a los más diversos sectores sociales y políticos de las provincias y zonas aledañas.

Negocios y dinamización económica

a Feria Ecoturística y de Producción ha representado una oportunidad para hacer negocios y aprender cómo hacerlos en general. En las mesas de negocios, se reúnen representan-

32

cipales, embajadores acreditados en el país y numerosas personalidades de diversos países.. Se puede afirmar que en el programa artístico-cultural, han participado más de dos mil artistas de diferentes regiones del país, de Haití y de otras naciones del mundo. El público de las noches, siempre multitudinario, ha podido apreciar y disfrutar todos los géneros de música y bailes, pero sobre todo del folklore dominicano, y otras formas de arte. Asimismo, se han dictado más de mil conferencias, que han estado a cargo del mismo número de conferencistas. Así, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., ha ido incrementando su capacidad de convocatoria y su

tes de empresas e instituciones que ofertan productos, financiamientos, cooperación. Durante el período de celebración de la feria, que ha ido de nueve hasta diez

y seis días, se ha verificado una dinamización de la economía local, amén de los contactos comerciales que de ella han emanado.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

L

Construcción y rehabilitación de infraestructuras

a Feria Ecoturística y de Producción representa una voz de las comunidades. Estas últimas, aprovechando la coyuntura, han pedido al Gobierno Central construir obras de infraestructuras de electricidad,

y las autoridades locales y provinciales. En varios casos, estas reivindicaciones fueron satisfechas durante el proceso de organización de la feria o después de su celebración.

Temas tratados

E

n su programa científico, se han tratado prácticamente todos los temas del desarrollo, incluyendo la protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales, como agua, bosques, ríos y mar; el ordenamiento territorial, la gestión y disminución del riesgo de desastres, el cambio climático; las energías renovables; el turismo y el

L

sanitarias y de agua, de reconstrucción y construcción de vías de acceso, de reparación de viviendas en mal estado, y asfaltado de calles. La Fundación Ciencia y Arte ha gestionado esas obras junto con las comunidades

ecoturismo; la producción orgánica y la seguridad alimentaria, la responsabilidad social y ambiental empresarial, servicios basicos, inclusión social, ciudad sostenible, la municipalidad y su gestión, orden jurídico y político; la cultura y sus valores. Se han tratado temas que en pocos foros se abordan hoy en día. ¿Qué hacer para evitar acciones irrespetuosas

de la ley por parte de los ciudadanos y para impedir los comportamientos anti-eticos, anti-sociales y discriminatorios de los habitantes de una porvincia?. Fruto de este trabajo investigativo han surgido verdaderos diagnósticos de los municipios, provincias y regiones.

Iniciativas y proyectos

a Feria Ecoturística y de Producción ha inspirado la creación de múltiples iniciativas estatales o particulares en las provincias: formulación de proyectos de rutas ecoturísticas, ejecución de proyectos ecoturísticos, creación de programas de radio y televisión, y otros medios de comunicación; constitución de asociaciones, edificación de eco- alojamientos, leyes declarando provincias ecoturísticas, creación de cooperativas y de entidades dominico-haitianas, como, por ejemplo, la Sociedad de Iniciativas para

el Desarrollo de Savanette y Hondo Valle (SIDSAHOVA). En varias provincias, se han multiplicado los pequeños hoteles y las actividades vinculadas al ecoturismo. El dinamismo local y la puesta en valor de tierras y el hecho de que municipios y provincias pidan a la Fundación Ciencia y Arte la realización de la actividad, más el hecho de que en algunas localidades, por iniciativas propias, se han estado realizando actividades con el nombre de Feria Ecoturística y de Producción, indica que esta actividad se ha ve-

nido constituyendo en una especie de patrimonio nacional. Por todo lo anterior, se puede afirmar que las 22 ediciones hasta la fecha celebradas han sido todas grandes eventos. Los resultados cuantitativos y materiales son elocuentes. Más, aparte de los beneficios obtenidos en términos materiales, se verifican los vinculados al disfrute espiritual, lo que enaltece la condición humana de las comunidades.

33


La FERIA ECOTURÍSTICA y de PRODUCCIÓN Sus APORTES y ENSEÑANZAS

L

os resultados más importantes y de mayor alcance de la Feria Ecoturística y de Producción son las siembras que dejan sus frutos en el mediano y largo plazo. Son los que dejan huellas a la sociedad, que puedan erigirse en sentimientos y acciones. Los resultados más favorables son pues, en este caso, los que permiten avanzar en el camino del desarrollo. Los principales logros y enseñanzas que emanan de la feria ecoturística y de producción son los que enumeramos a continuación. 1.- Haber tenido la idea de crear la Feria Ecoturística y de Producción, convirtiéndola en un instrumento de desarrollo local es una de las realizaciones más importantes de la Fundación Ciencia y Arte. También lo es haber celebrado de manera ininterrumpida, a razón de una feria por año, 23 versiones de este evento en diferentes regiones de la República Dominicana y en la zona fronteriza con Haití. Corre pareja con estas realizaciones haber definido objetivos consonantes con los problemas, las potencialidades y las aspiraciones de los habitantes de las regiones donde se ha realizado. La feria cumplió, en términos

34

generales, con una parte significativa de sus objetivos. También dio a conocer opciones de solución. 2.- Otro aporte del trabajo de la Fundación Ciencia y Arte, sobre todo en el marco de la realización de las distintas versiones de la Feria Ecoturística y de Producción, importante desde el punto de vista estratégico, es haber trabajado en las provincias, dando importancia a los municipios y a los distritos municipales, a los lugares más pequeños y recónditos del territorio dominicano. Cuando ha sido de carácter binacional, el evento ha tenido su sede física en comunas fronterizas de Haití y en municipios dominicanos fronterizos. En cada región, en 23 ocasiones, los directivos y el equipo de la Fundación Ciencia y Arte acompañan a las autoridades locales y a las comunidades en su afán de cumplir y aprender a llevar a cabo, con el mejor desempeño, las labores de desarrollo y administración que les corresponde. Se han realizado versiones de la Feria Ecoturística y de Producción en localidades rurales, llamadas por muchos como lejanas y apartadas, en zonas semi rurales o suburbanas y en

grandes urbes. Cada edición abarca, por lo general, además de la provincia donde se lleva a cabo, a provincias aledañas o provincias invitadas de otra región del país. De tal manera, prácticamente todas las provincias de la República Dominicana han participado o han estado involucradas en su realización. Cuando durante la celebración de los encuentros regionales se hizo un diagnostico general, a fin de conocer las potencialidades, necesidades y aspiraciones de los habitantes de las regiones, se observó que el interior del país, las provincias, no son objeto de atención al mismo nivel que las ciudades y los grandes centros de turismo. Por otra parte, se concluyó que todas las provincias dominicanas, sin excepción tiene potencial para el desarrollo del ecoturismo. Pero cada una presenta características particulares. Algunos de sus problemas son comunes. El lema o lemas de la actividad, es decir, el tema sobre el cual se va a enfatizar, es reflejo del problema que embarga a la zona. Se hace énfasis en la provincia como forma de descentralizar la atención


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC. del gobierno y las inversiones públicas y privadas, de investigar la realidad de la República Dominicana en todas sus dimensiones. No desde un cuarto frió, sino desde la realidad viva, sin olvidar cómo se percibe esa realidad desde sus unidades geográficas más pequeñas. Entonces, vienen las propuestas que involucran el potencial de cada una de ellas a la solución de sus propios problemas. 3.- Haber planteado el ecoturismo como una opción de desarrollo, tanto para las provincias dominicanas como para las comunas haitianas. Se ha formulado una definición y caracterización del ecoturismo, en un país como la República Dominicana. Se han brindado conocimientos e instrumentos teóricos y prácticos, para el desarrollo de ese sector. Como un pueblo, con casas típicas, con un cultivo de un producto tropical, con una gastronomía específica y con paisajes que el habitante de la zona no valora, porque lo ve a diario, es un atractivo para un visitante de otra región o de otro país. Se enseña cómo transformar un lugar que puede ser atractivo para un visitante en un producto ecoturístico; cómo transformar una localidad en destino turístico; y cómo aprovechar un recurso natural que tiene un valor potencial, pero que no está explotado. Se definen las rutas ecoturísticas como uno de los principales instrumentos de desarrollo del ecoturismo.

4.- Constituye un aporte haber demostrado que es necesario que el desarrollo del ecoturismo se enmarque en una política de desarrollo integral, el cual es a su vez el tipo de desarrollo que impacta en las diferentes áreas que influyen en las condiciones de vida de la gente. 5.- La Fundación Ciencia y Arte explica el contenido de este concepto, dando a conocer los criterios en los cuales se basa. Además, ha enriquecido el contenido del mismo con dos criterios más, logrando una definición más completa del mismo. En este sentido, prefiere llamarlo desarrollo integral. Este es un aporte a la teoría del desarrollo sostenible, considerada actualmente, en el maro del sistema capitalista, como referencia mundial. 6.- Haber definido una metodología a seguir para avanzar en la vía del desarrollo integral. La Feria Ecoturística y de Producción no es una sola actividad. Es un proceso de preparación durante un año, de celebración y seguimiento. La actividad enseña y practica una metodología para orientar la región hacia el desarrollo del ecoturismo y el desarrollo integral y pone en práctica las etapas de esa metodología. Cada etapa es también un instrumento de desarrollo integral y una vez superada, puede ser considerada como un resultado o valor agregado. En ese proceso, se destacan algunos temas o instrumentos del desarrollo integral. 7.- Haber aprovechado el proceso educativo, como

un elemento decisivo para articular la educación a las acciones por el desarrollo integral, para pasar de la teoría a la acción, cambiar la mentalidad e inculcar las enseñanzas de forma tal que pasen a ser parte de la cultura de la persona. Se han ideado y aplicado formas que aparte de transferir los conocimientos teóricos y técnicos, permiten que las enseñanzas más importantes sean puestas a prueba con la práctica misma. El tipo de educación impartida contribuye al cambio de mentalidad, sirve directamente para pasar de la teoría a la acción y para que las enseñanzas sean asimiladas de manera tal que conscientemente pasen a formar parte de la cultura de la gente. El proceso educativo no sólo debe sentenciar, por ejemplo, que hay que cuidar la biodiversidad. Debe explicar en términos científicos y pedagógicos por qué los seres humanos debemos adoptar tal o cual comportamiento ante la naturaleza. Los congresos y eventos son a menudo criticados por la magnitud de conclusiones teóricas que arrojan y por quedarse sólo en ese plano. La Feria Ecoturística y de Producción crea capacidad básica técnica para participar en los proyectos del gobierno, del sector privado o de organizaciones de cooperación internacional, concernientes a todos los temas del desarrollo integral. 8.- Haber aportado a la lucha internacional por la preser-

35


vación de la biodiversidad y de la diversidad cultural. Los vínculos creados por la Fundación Ciencia y Arte a nivel internacional, expresados de manera concreta en cada

Dra. Jacqueline Boin, Presidenta FCA.

uno de los eventos que realiza, se constituyen en factores de conocimiento mutuo de los pueblos, de intercambios, de mantenimiento de relaciones armoniosas y de

cooperación entre estos, así como de respeto a la diversidad biológica de la tierra y de las expresiones culturales de los pueblos.

Sra. Sabine Bloch, Embajadora de Alemania.

Segunda Feria Mundial Ecoturística y de Producción, 16 - 26 Noviembre 2017, Jarabacoa, Provincia La Vega. Pabellón de MITUR.

36


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

Metodología a seguir para avanzar en la vía del desarrollo integral

B

asándose en las enseñanzas que arroja la Feria Ecoturística y de Producción, y asumiendo las ideas expresadas en eventos que viene impulsando la entidad en sus treinta años de existencia, está la de una metodología para preparar y realizar la actividad en sí. Esta llama a recorrer unas etapas que corresponden precisamente a los pasos a dar para orientar una zona hacia un desarrollo integral. Esta metodología prepara las condiciones para el desarrollo del ecoturismo y de la producción sostenible, como palancas del desarrollo integral. El proceso de desarrollo integral local comprende, al igual que el nacional, varias fases, siendo el involucramiento y la preparación de la gente la primera, la básica y la más decisiva. La sensibilización y la educación, para motivar a los habitantes de una provincia, provocar su interés, su voluntad y su compromiso de involucrarse en el proceso de desarrollo de la zona y, luego, su organización son, pues, las acciones por donde hay que comenzar. Más allá de las diferencias que se manifiestan en cada provincia, dicha metodología presenta muchos puntos comunes en las diferentes provincias. La Feria Ecoturística y de Producción, tal como ha

sido establecido, no es una sola actividad. Es un proceso que comprende la preparación, que dura alrededor de un año, y la celebración misma que cubre 9, 11 y hasta 16 días, así como la evaluación, el balance y el seguimiento. Gracias a la experiencia acumulada a raíz de la realización de veintidós ediciones, se ha definido, para su periodo de preparación, una metodología por etapas, siendo esta la misma, como ya se dijo, que hay que seguir para emprender un proceso de desarrollo integral. En cada etapa, se llevan a cabo, simultánea o sucesivamente, las actividades que se describen a continuación.

E

Investigación

l proceso de preparación de la actividad incluye una fase de investigación científica basada en fuentes escritas y mayormente en informaciones recabadas en el terreno. Esto contribuye a la realización de un diagnóstico, que identifique, más a fondo, sus riquezas y precariedades, así como los obstáculos que limitan el desarrollo provincial. La importancia de una investigación profunda de campo sobresale en muchos aspectos. En efecto, una búsqueda un poco más detallada descubre, da a conocer e identifica el enorme poten-

cial en recursos naturales y riquezas culturales que alberga la gran mayoría de las provincias. “Todas las provincias de la República Dominicana son hermosas desde el punto de vista de sus paisajes, de su gente y de sus patrimonios culturales” “No hay una sola provincia que no albergue un importante potencial para desarrollar el ecoturismo” Estas son de las primeras afirmaciones que se pueden hacer a raíz de la celebración de la Feria Ecoturística y de Producción en distintas regiones. Esto se confirma en cada versión. A su vez, la investigación arroja la existencia de importantes obstáculos que no son tomados en cuenta en el momento de definir políticas. Se deduce de todas las versiones realizadas, y hasta de la que está en vías de organizarse en San Cristóbal, que aparte de los problemas estructurales propios al sistema económico en el cual se desenvuelve la sociedad, de la insuficiencia de recursos financieros y de la falta a veces de voluntad política de las autoridades, uno de los obstáculos más notorio al desarrollo de la región tiene que ver con la actitud de sus habitantes. Se trata de la indiferencia de gran parte de la población ante la precariedad de su situación y su pasividad ante los desafíos que representaría superar los obstáculos

37


que limitan el desarrollo de su provincia. Esta actitud es producto esencialmente de la falta de conciencia, de la forma de pensar inculcada y del desconocimiento de los instrumentos a ser usados para fomentar el desarrollo. La Feria Ecoturística y de Producción forja un modelo de investigación que contribuye a establecer bases más solidas en la búsqueda de soluciones, a la medida de cada provincia, en el marco de la estrategia nacional de desarrollo.

ecoturismo y la producción sostenible, y progresar con sus propios esfuerzos, poniendo en valor los recursos con que cuenta. Esta toma de conciencia suscita un especial interés en el futuro de la provincia y lleva a muchos ciudadanos, organizados o no, a asumir el deber de participar en el desarrollo de su localidad. Participar no es sólo un derecho, sino un deber. También genera voluntad política en el seno de los miembros del gobierno local.

Sensibilización, creación de conciencia y motivación de la población

La educación para el desarrollo integral

P

38

ara superar los obstáculos mencionados, concernientes a la falta de ánimo y espíritu de iniciativa, hay que crear conciencia en el seno de la población de que es necesario progresar y, además, de que es posible en gran parte lograr ese avance con sus propias fuerzas y recursos. Avanzar hacia el desarrollo es factible. ¡Claro que se puede! Una comunidad consciente de su realidad es una comunidad que ha logrado un paso importante hacia su real desarrollo, porque se pone en capacidad de actuar y de modificar el curso de su propia existencia. Se trata de dar conciencia en torno a que la provincia posee muchas potencialidades, naturales, productivas y culturales. De que puede, con el conocimiento de los instrumentos necesarios, desarrollar el

E

ducar a los habitantes de las provincias donde se realiza la Feria Ecoturística y de Producción es, asimismo, uno de los objetivos prioritarios del evento. Todas las actividades de la feria tienen el propósito de educar. Ahora bien, la actividad más decisiva en materia de formación es el programa científico. Éste, como se ha visto, trata los temas de interés para desarrollar el ecoturismo y la producción, y así progresar en el proceso de desarrollo integral. Se organiza un foro de discusión, de intercambio de experiencias y concentración sobre los temas de la provincia en particular y del desarrollo integral en general.

La importancia de la cultura como vehículo de paz

E

s fundamental considerar la cultura y la identidad cultural como herra-

mientas estratégicas del desarrollo del ecoturismo, del desarrollo integral y de la solidaridad entre los pueblos, y a la vez como patrimonio regional a preservar. La cultura de una nación o de una región tiene también una importancia estratégica. La cultura, este conjunto de técnicas de producción, de expresiones artísticas, patrimonios históricos, de valores y tradiciones presentes en la mente y en el accionar de la gente, conforma la identidad cultural de la persona y de la región donde esta vive. Los valores culturales, dictados por conceptos filosóficos, principios éticos y espirituales, las tradiciones y las creencias, también norman las acciones humanas y las actitudes de convivencia con los demás. El rol de la cultura y de la identidad cultural es generalmente relegado, en las estrategias o planes de desarrollo sostenible, a un plano no prioritario. Sin embargo, los mejores rasgos de la identidad cultural regional deben preservarse, aún en el contexto de un crecimiento cada vez mayor de la influencia de la cultura moderna e internacional. De ahí, el rol de fiscalización en la preservación de los patrimonios culturales que tienen las autoridades y las comunidades de las provincias. Por eso, más que nunca, es conveniente respetar la identidad cultural de los pueblos, como una forma concreta de garantizar la paz mundial.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

Ganar influencia en las decisiones de políticas públicas

L

as comunidades informan a las autoridades locales y nacionales sus necesidades colectivas, cual una letanía de quejas. La población debe adquirir capacidad y autoridad, en los hechos, para hacer reivindicaciones y recomendaciones al Gobierno y lograr influir sobre las decisiones de políticas públicas. La Feria Ecoturística y de Producción contribuye a crear esa capacidad. Muchas provincias están más preparadas ahora que antes en ese sentido. Hoy las reivindicaciones están fundamentadas con argumentos científicos y, muchas veces, son plasmadas en proyectos concretos. Las comunidades tienen más autoridad para llamar la atención del Estado, hacer recomendaciones e influir sobre las decisiones de políticas públicas. Ganado ese derecho, puede reclamar, por ejemplo, que se ponga más atención a las provincias y que se les dedique más inversiones. Puede recomendar a los ministerios de Turismo y de Cultura, por ejemplo, darle más apoyo al ecoturismo y a la cultura regional. Saben asimismo, en términos generales, cómo solicitar que se doten a los municipios de equipos de tratamiento de agua, de saneamiento ambiental, drenajes pluviales, instalación de estructuras eléctricas, de hospitales, y centros educativos, transporte y viviendas decentes,

y hacer que toda la comunidad se beneficie de las inversiones sociales y en infraestructuras. Naturalmente muchos participantes en la Feria Ecoturística y de Producción llegan con niveles altos de conocimiento y capacidad, y esto contribuye a que se ponga en marcha, de manera más expedita, un proyecto ecoturístico como tal.

Una visión comunitaria del desarrollo y la participación de la comunidad

S

e trata de contribuir, en la enseñanza a los habitantes de las provincias estudiadas, a actuar en favor del desarrollo de su localidad, no de manera aislada, sino conforme a un proceso de unidad y de cohesión de los distintos sectores sociales que intervienen en la vida de la comunidad. Se establece con claridad meridiana que más allá de los intereses particulares, individuales, familiares o partidarios, existe la necesidad de que se asuma el deber de participar como colectividad en los afanes que conduzcan al desarrollo integral. Todos los miembros de la comunidad tienen el derecho y el deber de involucrarse y participar activamente en las diferentes tareas del desarrollo. El mensaje sobre la necesidad de integrarse, proteger las riquezas de su provincia y el bienestar de su gente, es decir, de poner su capacidad al servicio del

desarrollo de su provincia, ha sido asimilado por mucha gente y entidades comunitarias. La Feria Ecoturística y de Producción ha logrado en cierto sentido llevar a la mente de muchas personas una cultura de participación activa, cooperación y colaboración, con los demás. Esto significa trabajar juntos en el logro de una acción constructiva. El involucramiento y el trabajo en conjunto por causas comunes no son remunerados a corto plazo. Es una labor voluntaria, complementaria al trabajo individual que multiplica fuerzas y resultados a corto y largo plazos para la comunidad, la provincia y el país.

Integración de todos los actores del desarrollo

L

a población ha respondido, en lo esencial, y hasta cuando el tiempo ha sido adverso, de manera activa y masiva al llamado a participar en la Feria Ecoturística y de Producción. Una gran cantidad ha asistido como público. Una parte más pequeña se ha involucrado en la organización propiamente dicha, o sea se ha movilizado y asumido compromisos. No se busca sólo producir una asistencia multitudinaria. También, el evento integra y unifica a los diferentes actores del desarrollo de la zona tras un mismo objetivo. Se trata de una integración de todos los sectores de la localidad: autoridades, comerciantes, empresarios, instituciones públicas, estudiantes, artis-

39


tas, deportistas, juntas de vecinos, clubes sociales y culturales. Uno de los puntos clave en la preparación de la feria y en el desarrollo sostenible es la integración y unificación de todos los actores del desarrollo provincial: La actividad interesa a todos los grupos sociales. Dadas las perspectivas de beneficios para todos los sectores de la provincia, es necesario que todos se sientan representados. Además, en los hechos, la feria se erige en ente intermediario entre localidades y Gobierno Central, gobiernos locales y munícipes, instituciones nacionales y regionales, sector público y sector privado, cooperación internacional y comunidad. La participación de todos los sectores del quehacer provincial contribuye a la unidad y cierta cohesión social, así como a la realización de alianzas entre instituciones, provincias y regiones, y vínculos con otros países. Por tanto, se trata de un evento que integra y, en consecuencia, unifica.

S

40

Organización

e busca reunir a los principales actores de la preparación de la feria con las autoridades locales a la cabeza, o por lo menos incluyendo a estas últimas, en un comité provincial o municipal de apoyo; definir un cronograma de trabajo para todo un año; delinear un plan de acción acorde a los objetivos de la feria. Esto exige la creación

de comisiones especializadas para dar cumplimiento a las tareas establecidas. Estos trabajos, por lo general, son coordinados con otros municipios, otras regiones y eventualmente otros países.

S

Promoción y publicidad

e promueve por todos los medios la Feria Ecoturística y de Producción, y la región en particular como futuro destino ecoturístico. Para fines de publicidad y promoción, se editan folletos educativos, que hablan tanto de la feria como de la zona, y afiches, los que se distribuyen físicamente en la zona y en todo el país. Se colocan bajantes sin que se afecte el medio ambiente. Se usan las redes sociales y se divulga la página web de la Fundación Ciencia y Arte (www.fca.org.do) a nivel mundial. Los directivos de la entidad y miembros de los comités municipales, provinciales y nacionales de apoyo, asisten a programas de televisión y radio, e informan de manera directa a través de los medios escritos. Se hacen también ruedas de prensa y visitas de promoción. Las instituciones y personas participantes se convierten en multiplicadores de esta campaña publicitaria. Uno de los primeros efectos favorables de la feria es la publicidad que se hace de la región en la cual se efectúa la actividad. Durante los preparativos y la celebración de la feria, las provincias de la

República Dominicana, así como sus riquezas naturales, productivas y culturales se dan a conocer en el país y en el mundo. La Feria Ecoturística y de Producción se ha convertido en un motor de desarrollo del turismo interno. Representa una ocasión para conocer una zona que nunca antes se había visitado. Lugares totalmente desconocidos por la población dominicana, haitiana y por los visitantes extranjeros, se convierten en nuevos espacios de excursión recomendada y se van colocando en el mapa del ecoturismo.

Un foro de discusión y concertación para debatir soluciones

E

n realidad, se trata de un espacio para llevar a cabo un diálogo franco y duradero, definir metas y acciones, unir a la gente alrededor de nuevos objetivos y proyectos. Se ponen en evidencia los grandes desafíos y el potencial de la zona estudiada. En base a las experiencias de otros países, a teorías ya demostradas y a la realidad local, se trata y se debate sobre temas estratégicos del desarrollo. Se produce un intercambio de experiencias e ideas, de varios países y de la República Dominicana. De ese intercambio, se extraen enseñanzas, conclusiones y recomendaciones de políticas municipales y de buenas prácticas para una gestión adecuada y duradera. Estas enseñanzas estimulan a las comunidades a tener inicia-


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC. tivas concretas y formular proyectos.

C

Planificación

on los insumos obtenidos del proceso de investigación y del debate que se escenifica en la feria, se contribuye a formular o a actualizar un Plan de Desarrollo Estratégico Provincial. La planificación es una herramienta estratégica del desarrollo. Define los objetivos y las metas que se quiere alcanzar en un área determinada de la sociedad y se eligen los medios y procedimientos más idóneos, de acuerdo a las circunstancias y a la naturaleza del objetivo perseguido. Más concretamente, se trata de coordinar los esfuerzos y los recursos en pos de lograr el mejor resultado. Mediante la fijación de metas y tareas y del tiempo para ejecutarlas, el plan sustituye las acciones hechas de manera improvisada o las decisiones tomadas respondiendo a las emociones, por una guía de acción trazada en términos científicos sobre la base de la racionalidad y de la realidad concreta. De acuerdo a las características del desarrollo que se quiera lograr en las provincias, el plan debe priorizar y concentrarse en los objetivos esenciales de la estrategia. En la República Dominicana, los planes provinciales deben en general alinearse a la Estrategia Nacional de Desarrollo, elaborada en el año 2012. El plan estratégico determina lo que hay que

hacer para pasar del estado en el cual se encuentra la sociedad en un momento determinado al nivel que se desea alcanzar. El Plan está llamado a constituirse en una guía para la acción, y en una autoridad y plataforma de desarrollo, que incite a la población a participar. Esto, fortaleciendo su identidad, contribuye a unificarla, a cohesionarla y a conducirla por un sendero de alianzas estratégicas de alto interés para el desarrollo local y nacional, y para enfrentar los retos con el mundo exterior.

N

Alianzas y asociaciones

adie puede hacer nada solo, ni crear ni fortalecer lo construido desde un ángulo individual, de supremo hacedor. Es necesario aliarse a otras personas, instituciones, provincias o países en base a intereses comunes o similares. Llevar a cabo auténticas relaciones de cooperación, sobre la base de compartir los conocimientos y experiencias, y de que todos se beneficien de la labor conjunta. El principio que debe regir esas relaciones de cooperación, cuando se trata de vínculos con el exterior, es que se respeten de forma recíproca la soberanía y la identidad cultural.

L

Montaje

a Feria Ecoturística y de Producción debe montarse con sus pabellones, su sala de conferencias, su anfiteatro, sus instalaciones sanitarias y eléctricas, sus senderos internos y vías de acceso, su estacionamiento,

etc. Eso también se realiza en la práctica y, por demás, es una labor colectiva. La comunidad que habita la localidad sede de la feria se vuelve arquitecta de una actividad que busca realzarla y colocarla en una dimensión mayor de desarrollo. La Fundación Ciencia y Arte tiene, desde hace más de diez años, un equipo conformado por arquitectos, un maestro de construcción, un maestro de carpintería, dos o tres techadores de cana que hacen las instalaciones desde hace más de diez años y varios ayudantes. Muchos de estos últimos son reclutados in situ. La CDEEE, a través de las diferentes instituciones que dirige, EDESUR, EDENORTE y la UERS, colabora desde un inicio, sin interrupción alguna, con las instalaciones eléctricas. El agua potable ha sido también, desde hace muchos años, suministrada por la Cruz Roja Dominicana e Inapa. Las instalaciones sanitarias han sido suministradas o alquiladas por diferentes instituciones. El servicio de salud lo brindan generalmente la Cruz Roja Dominicana y el Ministerio de Salud Pública. En el montaje, se incluye la seguridad humana que debe primar en todo momento, como elemento de atracción y de garantía de que todo está en orden. Y para eso, todos los mecanismos de seguridad del municipio, de la provincia y del país se ponen de acuerdo con los coordinadores y la Fundación Ciencia y Arte.

41


E

Formulación de proyectos

stas diferentes etapas de sensibilización y educación motivan a los habitantes o autoridades de una provincia a tener iniciativas y formular proyectos. En la feria, se enseña o se propone también un método para formular proyectos.

Creación de una vanguardia o liderazgo que dé continuidad a los trabajos. El comité de seguimiento

L

a Feria Ecoturística y de Producción moviliza de forma directa alrededor de sus actividades de preparación y celebración una franja de la población de las regiones involucradas, de las aledañas, de las invitadas y de visitantes extranjeros. Una proporción pequeña se integra con conciencia a los trabajos organizativos de la feria.

Se forman, se entrenan y conservan los bríos y el interés suficientes para seguir trabajando. Lo ideal es que todos los sectores participen incluso las autoridades. Están llamados a dirigir los trabajos de seguimiento y a darle continuidad a la labor iniciada o fortalecida a favor del desarrollo local.

El alcance internacional de la feria

S

e han realizado siete versiones binacionales y dos mundiales de la Feria Ecoturística y de Producción. Desde hace mucho, la actividad ha tenido países invitados de honor, aunque es en las últimas versiones cuando se ha dado mayor importancia a este tipo de integración de naciones y pueblos hermanos. Gracias a los intercambios entre países que se han efectuado, los pueblos participantes se han conocido mejor, se informan de su situación socio-económica y

cultural, aprenden a respetar sus expresiones culturales respectivas, a trabajar juntos por sus intereses comunes y por el desarrollo de cada país sin perjuicio de su soberanía. Se proyecta la experiencia de la Feria Ecoturística y de Producción a nivel internacional como un ejemplo de ejercicio de cooperación y desarrollo. El ejemplo de la República Dominicana y Haití demuestra que esas dos naciones vecinas, cuyas relaciones son muy frágiles, pueden perfectamente tejer y fortalecer vínculos de armonía, fructíferos y duraderos. En ese sentido, la Fundación Ciencia y Arte está haciendo un mínimo aporte a la lucha que se lleva a cabo a nivel internacional por la preservación de la diversidad cultural y de la paz entre los Estados y pueblos del mundo.

RECOMENDACIONES GENERALES

42

Las enseñanzas de la feria, los principios o criterios sobre los cuales se basa el ecoturismo y el desarrollo integral se convierten en recomendaciones de políticas publicas. Casi todas sugieren tomar más en cuenta las provincias, transferirles más fondos y aplicar una política de descentralización más dinámica, tanto en el plano territorial como en las áreas de salud, educación, agricultura, etc. Las alcaldías deben recibir en términos reales una mayor proporción del presupuesto Nacional y ser exigentes en el cumplimiento de las normas administrativas y de la gestión municipal. Al Ministerio de Turismo, salen a relucir recomendaciones en el sentido de que en su estrategia de desarrollo del turismo, le confiera más importancia al ecoturismo, teniendo en cuenta que este último no compite con el turismo convencional en la República Dominicana, de sol y playa y todo incluido, ni es una alternativa al mismo. Es una actividad complementaria que se desarrolla paralelamente o de manera articulada a los polos turísticos y que contribuye a la diversificación de la oferta turística. *Las autoridades provinciales deben darle más apoyo, en lo nacional y lo local, a la cultura, a la identidad cultural y a los patrimonios culturales. El Ministerio de Cultura debe respaldar esas políticas *Muchas veces, en las provincias existe agua abundante, pero esta no llega a los ciudadanos. Asimismo existen deficiencias en el suministro de energía. Se sugiere estudiar una solución que articule más racionalmente la generación y producción de ambos servicios a su distribución. *El Ministerio de Educación debería asumir la responsabilidad de completar el proceso de educación tradicional y su pensum con cursos relativos a temas que correspondan más a la realidad de hoy. Deben incluirse todos los temas relativos al desarrollo integral. *Dado el carácter estratégico de las relaciones entre la República Dominicana y Haití, es necesario fortalecer las acciones en favor de la armonización de las mismas.


Conclusión Un paso decisivo hacia el desarrollo integral

L

a Feria Ecoturística y de Producción ha propuesto en sus distintas versiones soluciones concretas para contribuir a superar los obstáculos que frenan el desarrollo humano en las provincias y colmar la brecha que se observa entre sus débiles niveles de desarrollo y las grandes riquezas potenciales que alberga: considerar el ecoturismo como una opción de desarrollo, conjuntamente con las otras actividades productivas existentes, y enmarcar este ultimo en una política de desarrollo integral. Para hacer realidad esas propuestas, se ha dado a conocer una metodología y los instrumentos que existen y deben usarse para orientar a las provincias hacia esos propósitos, creando en el seno de las comunidades condiciones para el desarrollo ecoturístico y la producción sostenible. Estos son: conciencia y espíritu optimista; método y concepción clara de los objetivos a alcanzar; clima de confianza y de unidad; y conjunto de herramientas teóricas, técnicas, jurídicas, políticas y organizacionales. ¿Qué nuevas capacidades han adquirido las personas o representantes de instituciones que han transitado por las diferentes etapas metodológicas mencionadas?. Antes que nada, adquirieron conciencia de la necesidad de preocuparse por la localidad donde viven y ahora están motivados a participar en las acciones que se realicen a favor de su desarrollo. Esto les conlleva, a su vez, a exhibir un espíritu de iniciativa y un mayor dinamismo. Se han dado cuenta de que la unidad de voluntades, esfuerzos y recursos rinde más frutos que la actuación individual. A nivel de localidad, esto es tener una visión comunitaria del desarrollo. Han investigado las características de su región, la conocen mejor y están orgullosos de exhibir y promover sus bondades, a la vez que desean participar en la solución de sus problemas.

Saben la importancia de diseñar un plan estratégico que contribuya a poner fin al inmediatismo y a la improvisación de las instituciones locales, el cual, además, habrá de servir de guía en el accionar de la provincia. Están en una mejor situación para reivindicar obras a los gobiernos, central y locales, con argumentos sólidos. La La Feria Ecoturistica y de Producción, enseña principios y prácticas, así como una metodología y herramientas para llevar acabo los procesos de desarrollo del eco turismo y del desarrollo integral. La Feria Ecoturistica y de Producción, por el alcance de su programa general en cada edición, ha sido considerada como una universidad popular. Gracias al tipo de proceso educativo llevado a cabo, que conjuga actividades científicas, culturales, comerciales y recreativas, los participantes activos de la feria, no sólo adquieren conocimientos técnicos, que pueden asimilar con facilidad, sino que los ponen en práctica en su propia localidad. Han aprovechado el proceso educativo como un elemento significativo para articular la educación a las acciones por el desarrollo integral. Los ciudadanos adquieren capacidad para pasar de la teoría a la acción y pueden ya sea iniciar un proyecto particular ya sea trabajar en proyectos públicos o privados ya en marcha. Las actividades educativas contribuyen a cambiar algunos elementos propios a la mentalidad de los dominicanos e inculcar nuevas enseñanzas, de manera tal que conscientemente y, no de manera mecánica, pasan a formar parte de su cultura y, por tanto, de su quehacer cotidiano. El proceso educativo no sentencia en sí lo que debe ser hecho, sino que previamente explica por qué hay que hacerlo. Todos estos elementos se convierten en fuerza material y espiritual de actuación y transformación.

43


La feria crea pues conciencia, moviliza y unifica. Capacita en términos teóricos y prácticos a los ciudadanos para realizar acciones de desarrollo. En materia de toma de conciencia, de dinamización de los munícipes, de su formación y educación, de la necesidad de integración y unidad, de planificación y organización, cuya falta crea una barrera al desarrollo de las provincias, se puede afirmar, retomando una expresión del ex Alcalde de Fantino, actual Presidente de su Sala Capitular, Lic. Primitivo Botier Reyes, “que muchas provincias y muchos municipios se atrevieron y lograron romper el ´cerco´ que existe, en los ordenes mencionados, y por eso se puede hablar de “un antes y un después de la Feria Ecoturistica y de Producción”. Las fases de la metodología descrita representan las primeras etapas que conducen al desarrollo integral. Quienes han recorrido las diferentes etapas metodológicas que conducen a la preparación de la actividad están coadyuvando a poner en movimiento las acciones que hay que emprender para el desarrollo integral. Así, la Feria Ecoturística y de Producción ha venido forjando una guía o forma específica de investigación, de sensibilización y de cooperación. Es también, no lo olvidemos, un ejercicio de organización. Desempeñando su rol formativo, la actividad ha ideado una forma original de educación. Ha estado creado precedentes en integración de sectores sociales. Por todo lo antes dicho, se puede afirmar que la Feria Ecoturística y de Producción constituye un real ejercicio de desarrollo. En suma, en cada provincia donde se hace la feria, se plantea la solución del desarrollo del ecoturismo vinculado en mayor o menor medida con la producción u otras actividades existentes. La feria moviliza la población, dinamiza la economía, promueve la producción, el comercio y la generación de empleos. La feria también estimula, en las diferentes provincias, la realización de obras públicas y, numerosas iniciativas y proyectos concretos. Ahora bien, el aporte más importante

44

que hace la feria ecoturística y de producción para el futuro es que, sobre la base de un estudio de las provincias en el terreno y la adaptación de teorías universales, forja en el seno de las comunidades de las regiones que visita, una conciencia, un método, un espíritu de unidad y de confianza en el porvenir, así como una formación compuesta por conocimientos e instrumentos, teóricos y prácticos, para el desarrollo del ecoturismo y el desarrollo integral. Este conjunto de acciones destinadas a preparar los recursos humanos para el desarrollo es el primer paso a dar a favor de este último. La feria es una cantera de oportunidades, individuales y colectivas, que no se pueden desaprovechar. La que puede dar mayores frutos para todos es la de contribuir a cambiar hacia mejor la situación de la provincia en la cual se vive y para tal fin participar en su proceso de desarrollo. Si bien es cierto que no todos los ciudadanos asumen esa responsabilidad, muchas veces, por simple desinterés o falta de confianza en el porvenir, no menos cierto es que la feria, incita a un gran número de habitantes a pensar en su provincia y en su comunidad, despierta su conciencia y los invita a la acción. La feria pone en evidencia que la situación existente reta a buscar soluciones a los problemas, pero también que las potencialidades que encierra la zona, bien aprovechadas, son capaces de superar estos últimos. La feria lleva también esperanza a los pueblos. Es así como la Feria Ecoturística y de Producción ha llevado a muchas provincias del país a dar un paso determinante y un salto cualitativo en su proceso de desarrollo.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

Las relaciones entre la República Dominicana y la República de Haití Dres. José A. Serulle Ramia y Jacqueline Boin

E

n la amplia labor de observación e investigación que ha realizado la Fundación Ciencia y Arte, al recorrer la geografía de la isla, ha descubierto nuevos potenciales para el desarrollo dominicano y nuevos desafíos junto al vecino pueblo haitiano. Esto ha permitido a la institución forjar innovadoras propuestas de solución a los problemas que existen, algunos de carácter histórico y otros por la formación que los dos pueblos han recibido. Las siete ediciones de la Feria Binacional Ecoturística y de Producción que ha celebrado, de manera alternada en territorio dominicano y haitiano, en la zona fronteriza, más las organizadas en provincias consideradas como fronterizas o cercanas a la frontera, más la presencia y participación de Haití en todas las ferias a partir del año 1998. Arrojan interesantes conclusiones con un gran valor estratégico para la población de toda la isla. El tema del tipo de relaciones que deben caracterizar la vida de los dos pueblos ha sido una constante en cada actividad,

incluyendo en las versiones nacionales y mundiales. Ahora bien, este esfuerzo binacional hubiese sido imposible realizarse sin la participación de tres entidades consagradas al desarrollo integral de su país y de su gente, las cuales creen por convencimiento propios en la necesidad de la fraternidad de ambos pueblos: Centro Puente Haití, Fundación para el Desarrollo de un Turismo Alternativo en Haití y Comité de Desarrollo Local (Savanette). Y también ha sido posible gracias a la integración de decenas de ayuntamientos, comunidades y funcionarios de gran valía de distintos ministerios de los gobiernos que se han sucedido en los últimos veinte años en Haití. Se considera que, a nivel de los dos Estados y de los dos pueblos, las relaciones entre Haití y República Dominicana son, a un ritmo muy zigzagueante, entre buenas y regulares, y que cualquier incidente que ocurra, en los planos personal o institucional, las pone en peligro. Este estado de fragilidad y de vulnerabilidad le quita sin lugar a dudas va-

rios puntos al desarrollo de ambos países. En los municipios fronterizos, haciendo excepción de la frontera que separa en términos administrativos, comerciales y político los dos países, la población haitiana y dominicana se mezcla y vive por lo regular en completa armonía. En las obras de construcción, en la agricultura y en el sector turístico, por ejemplo, los trabajadores dominicanos y haitianos conviven en entera amistad. Sin embargo, en muchos otros lugares, la población dominicana se comporta, por lo menos verbalmente, con una mente imbuida de prejuicios frente al pueblo vecino, provocados por campañas interesadas en mantener la discordia entre los dos pueblos vecinos y por el desconocimiento el uno del otro de sus procesos históricos de conformación en tanto que identidades distintas. También, este fenómeno se agrava con la difusión, en libros de historia y diferentes medios de comunicación, de mensajes desfavorables al entendimiento de ambos pueblos.

45


Aportes a las relaciones domínico-haitianas

R

46

epública Dominicana y Haití constituyen dos naciones bien definidas por sus procesos históricos, sus realidades socio-económicas y sus expresiones culturales. Ahora bien, como pueblos que comparten una misma isla, que dependen en gran medida uno del otro y que tienen intereses comunes, mantener relaciones armoniosas, sólidas y duraderas, de trabajo y de solidaridad, constituye un instrumento estratégico de progreso para la República Dominicana y para la República de Haití. Todas las versiones de la Feria Ecoturística y de Producción, en particular las binacionales, han tratado ese tema y lo han considerado como uno de los temas prioritarios de la estrategia de desarrollo de ambos países. Las actividades que estas encierran, y los contactos permanentes que de ellas emanan, han contribuido a armonizar las relaciones domínico-haitianas. En cada punto fronterizo y aledaño a la frontera, en el cual se ha realizado la feria binacional o ha parti-

cipado Haití, extendiéndose esto a nivel nacional, se ha mejorado el conocimiento mutuo de las realidades socio-económicas y culturales, se ha creado una conciencia, un ambiente de solidaridad, confianza y cooperación. Este ambiente de entendimiento favorece la acción y el trabajo conjunto en temas de interés común, como la preservación del medio ambiente, los intercambios comerciales, la formación de asociaciones mixtas, el diálogo y la toma de decisiones en materia de migración, y la institucionalización de las relaciones entre estados dominicano y haitiano. La Feria Binacional Ecoturística y de Producción está contribuyendo en la dirección de que las comunidades fronterizas tomen conciencia de la necesidad de que las relaciones dominico-haitianas se cimienten en bases solidas, capaces de superar la fragilidad y vulnerabilidad que caracterizan sus vínculos actuales. Que estas sean armoniosas y fructíferas, no sólo sobre una base emocional, sino fundamentadas en acciones concretas que contribuyan

al desarrollo de ambas naciones. Se demuestra también que este proceso de acercamiento cultural, de intercambios, alianzas y unidad de acción, sólo perdura si se respetan la identidad cultural y la soberanía de cada cual. Asimismo, se confirma que sin unidad interna, sin alianzas con otros países, no habrá desarrollo sostenible. Las buenas relaciones con Haití son estratégicas para la República Dominicana y sus provincias, y estas son esenciales para las comunas y departamentos de la República de Haití. En las provincias fronterizas, las relaciones entre ciudadanos de ambos países se tejen con facilidad, y fluyen como río que va a la mar. Y allí, entre valles y montañas, entre afluentes transfronterizos y aves que vuelan sin fronteras, entre comunidades laboriosas y sueños de pueblos libres, el candor de la buena vecindad crea lazos indestructibles de familiaridad y, por tanto, de fraternidad.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

El ecoturismo como opción de desarrollo en las provincias dominicanas La situación del sector turístico

Dres. Jacqueline Boin y José A. Serulle Ramia

E

l turismo, actividad estratégica de la economía dominicana, es esencialmente un turismo masivo, que aprovecha sol y playa, y se enmarca en el sistema del “todo incluido”. Los grandes complejos turísticos están concentrados en polos situados desde la década de 1990 en la parte oriental del país, sobre todo en el sureste, Punta Cana, Bávaro, Bayahíbe y La Romana y, desde la década de 1970, en la Costa Norte, liderada por Puerto Plata. Este tipo de turismo beneficia naturalmente a las empresas, nacionales o extranjeras, que lo desarrollan, atrae la inversión extranjera, un elevado nivel de empleo en la región donde se asienta, multiplica las actividades productivas y amplía el mercado interno, y favorece el auge de actividades comerciales y financieras, a la vez que genera una parte importante de las divisas que requiere el país para el buen desenvolvimiento de su economía. Su impacto es nacional y regional. Por supuesto, este tipo de turismo no involucra per se a las comunidades. Estas no son autoras de este

tipo de desarrollo, sino entes pasivos sobre quienes recae un beneficio indirecto de tan importante actividad. Más, sus beneficios se sienten con mayor fuerza en las zonas involucradas directamente, y es oportuno señalar que, por la naturaleza del capital que mueve, este tipo de turismo no trae consigo una distribución equitativa de sus beneficios, ni entre empresas nacionales y extranjeras ni en el seno de la población misma dominicana. Su impacto en el medio ambiente costero ha ido disminuyendo en sus efectos nocivos, en particular en la destrucción de tierras húmedas, luego de la creación del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de la aplicación de leyes y normas que establecen formas de construcción hotelera en las zonas costeras. Sin embargo, su nivel de sostenibilidad es limitado, por cuanto en la mayoría de los complejos hoteleros todavía se aplican criterios de sostenibilidad ya superados. A esto se suma que, por la elevación creciente de las aguas marinas, las zonas costeras son cada vez más vulnerables ante los acontecimien-

tos naturales, en especial los huracanes y tsunamis. El turismo descrito es el llamado turismo convencional. No obstante el Ministerio de Turismo estar haciendo ingentes esfuerzos para diversificarlo, este sector sigue ofertando en lo esencial los mismos servicios. Hoy en día, la denominación moderna del ecoturismo incluye, aparte de la observación y disfrute de la naturaleza, la vivencia de experiencias culturales con la población. Este tipo de turismo es objeto de una demanda creciente por parte de los turistas del mundo. La República Dominicana tiene en el ecoturismo un mercado cautivo. El ecoturismo, como rama del turismo, se ha desarrollado en los últimos veinte años en la República Dominicana, aunque no de la forma a que se aspiraba y con los criterios que le son propios. Esto adquiere mayor relevancia, si se tiene en cuenta el potencial que alberga el territorio casi en su conjunto para desarrollar ese sector. El país, pues, está muy lejos de estar a la altura de su potencial.

47


Sin embargo, la experiencia de muchos otros países, que han desarrollado el ecoturismo como motor de crecimiento de su economía y del bienestar social de sus habitantes, demuestra que, el desarrollo del ecoturismo concentra varios elementos favorables a un desarrollo de carácter integral, que disminuya la pobreza, preserve los recursos naturales y distribuya equitativamente los ingresos que genera. El ecoturismo implica un cierto dinamismo económico, de manera directa e indirecta, gracias a su efecto multiplicador de actividades conexas. Ofrece infinidades

de oportunidades que crean empleos e ingresos. Constituyendo las riquezas o espacios naturales, y los patrimonios históricos y culturales, el fundamento de la actividad, y la apropiación de esta actividad por la comunidad misma, el ecoturismo se constituye en un garante y guardián de la preservación de los recursos naturales, de la calidad del medio ambiente y de la identidad cultural del país. Se realiza con poca inversión, por lo que puede ser asumido con facilidad por las comunidades y las autoridades locales, eventualmente con el apoyo del Go-

bierno Central y organismos internacionales de cooperación. A la vez que involucra y une a las comunidades, las beneficia. El ecoturismo es una actividad que también contribuye a cohesionar la vida social de los pueblos, En sus estudios, eventos regionales y viajes, la Fundación Ciencia y Arte ha observado que el ecoturismo es un sector del turismo que podría considerarse como opción y, en algunos casos, motor de desarrollo en varias regiones del país, en conjugación con las actividades existentes, en particular con la producción sostenible.

El ecoturismo como opción de desarrollo

L

a República Dominicana encierra una rica biodiversidad y una amplia diversidad cultural. Todas las provincias situadas en el territorio dominicano son hermosas e interesantes de visitar, por sus paisajes y su relieve, sus costas, playas y recursos marinos, sus montañas y ríos, sus valles cultivados de productos tropicales, por su vegetación subtropical exuberante, sus pequeñas ciudades y poblados -muchos conservan viviendas típicas, construidas en madera y adornadas de múltiples colores y jardines en flor-, por la diversidad de sus expresiones artísticas y culturales. No hay ni una sola provincia que no tenga

48

algo interesante y atractivo que exhibir a un visitante extranjero o nativo. Todas las provincias están dotadas de expresiones culturales que se forjan en la historia y en el devenir de sus comunidades, a través del carnaval, de las manifestaciones religiosas, de su gastronomía, de su creatividad artística, de las costumbres de ancestros de diversos orígenes étnicos y de los aspectos heredados de la cultura pre hispánica y africana. El ecoturismo, práctica que vincula comunidad y naturaleza, gestión comunitaria y beneficios compartidos, creatividad y desarrollo, con todas sus formas de explotación racional, tanto

de los recursos de la naturaleza como de las manifestaciones culturales de una comunidad, está llamado a tener un impacto más importante y duradero en la vida de las provincias y de todo el territorio de la República Dominicana, incluyendo sus ecosistemas y comunidades costeras. El ecoturismo, en una conjunción de esfuerzos de la comunidad con los gobiernos locales, el Gobierno Central y la cooperación internacional, está llamado, pues, a erigirse en una opción real de desarrollo local, en combinación estrecha con la producción social en general. Es verdad que en algunas provincias, declara-


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC. das por el poder legislativo como provincias ecoturísticas, donde se han creado incluso consejos para el desarrollo del ecoturismo, se están dando pasos en la dirección de establecer proyectos ecoturísticos. Se han experimentado avances también en la visitación a los parques y áreas protegidas nacionales, lo que está íntimamente relacionado al ecoturismo, y al esfuerzo hecho por muchas entidades para impulsar el turismo interno, a través de excursiones organizadas a los lugares más atractivos del país. Ahora bien, estos proyectos son generalmente de muy pequeña escala y, por demás, dispersos en el país. El ecoturismo, no obstante la promoción que se ha hecho en los últimos veinte años, no alcanza su auténtico nivel de implantación en el territorio dominicano y las comunidades aún no lo han hecho suyo. En este contexto, es indiscutible que aún falta seguir por la vía de un plan o estrategia de desa-

rrollo del ecoturismo a escala nacional. La Fundación Ciencia y Arte, Inc., viene desde el 1997 insistiendo en la importancia de este plan o estrategia y de la trascendencia del ecoturismo para favorecer un salto cualitativo y cuantitativo en las condiciones de vida y en la obtención de ingresos satisfactorios de las comunidades dominicanas y en todo lo que estas pueden ofrecer, en medio de su preciosa naturaleza, al visitante del país y del exterior. Es en el ecoturismo, vinculado a la acción estatal y de los gobiernos locales, donde se puede hacer florecer una oferta turística más diversificada en la República Dominicana, y garantizar a largo plazo un turismo que no dependa exclusivamente de lo convencional y altamente costoso, más en una territorialidad tan vulnerable por efecto de los eventos naturales que son propios al Caribe insular, y de los que son más afectados los sis-

temas costero-marinos. Es verdad que se ha hecho mucho en términos de disminución del riesgo de desastres, pero los cambios que se producen a escala mundial y que afectan el clima y aceleran la fuerza de los eventos naturales ponen en peligro a cada momento infraestructuras y complejos turísticos a gran escala. En la década de 1990, cuando se creó bajo la égida del Lic. Bolívar Troncoso, el Departamento de Ecoturismo del Ministerio de Turismo, se imprimió en ese entonces un gran dinamismo a la difusión de esta práctica turística, suscitando gran interés para su puesta en marcha en muchas zonas del país. La Fundación Ciencia y Arte y la Feria Ecoturística y de Producción se nutrieron en gran medida de ese brillante esfuerzo, lo hicieron suyo y lo colocaron en el centro de su accionar institucional.

Ecoturismo y turismo de sol y playa ¿Es el ecoturismo contradictorio con la expansión del turismo convencional, de sol y playa?.

L

a Feria Ecoturística y de Producción promueve el ecoturismo como forma de poner en valor los recursos naturales y proteger la natu-

raleza y de brindar empleo digno y ocupaciones sanas a las comunidades huérfanas de oportunidades. Por cuanto se suele llamar turismo alternativo, en la República Dominicana se piensa que el desarrollo del ecoturismo entra en contradicción con la expansión del turismo “todo in-

cluido”, de sol y playa. Todo lo contrario. En la República Dominicana, en las condiciones actuales de su desarrollo económico y social, puede decirse que el ecoturismo es aún una actividad complementaria, que se puede desarrollar allí donde no hay playas, y, por tanto, contribuir en distintos puntos de

49


su territorio al desarrollo del turismo interno y a diversificar la oferta turística para visitantes del extranjero. El ecoturismo dinamizaría a la vez el turismo convencional y las comunidades. Cuando el turista entre en las profundidades del alma del pueblo dominicano y del corazón de esta tierra caribeña no querrá soltarse jamás de sus inmensos encantos. En las distintas versiones de la Feria Ecoturística y de Producción, efectuadas desde el 1997, se ha demostrado que desde hace

más de cuatro décadas el ecoturismo se está convirtiendo en muchas partes del mundo en una opción real de desarrollo económico, social y cultural. Asimismo, se ha vuelto una práctica idónea para que las comunidades se constituyan en guardianes de las riquezas naturales, sostén fundamental de su gente y del equilibrio que proporcionan los diversos ecosistemas que anidan en sus comarcas. El ecoturismo combina el uso de la ciencia y las nuevas tecnologías, el arte, la poesía y la literatura, las actividades productivas, las

tradiciones y la transferencia del saber-hacer, el deporte y la seguridad humana. Aparte, pues, de combinar los esfuerzos por un mundo limpio, de diversidad biológica y cultural, el ecoturismo ejerce una influencia importante en la construcción de puentes de solidaridad local, nacional, regional y mundial, promoviendo un ambiente en el que las comunidades desarrollen sus capacidades para trillar su propio destino, a la vez que aprenden de las buenas prácticas y experiencias de otros países.

Altas montañas en la Cordillera Central, entre Jarabacoa y Constanza, Provincia La Vega.

Costa y playa en Las Terrenas, Provincia Samana.

Llanuras aptas para cultivos en todo el país.

50

Cultivos de caña, Provincia San Cristóbal

Finca ganadera, Fantino, Prov. Sánchez Ramírez

Arrozales, Provincia San Juan.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

Desarrollo sostenible o desarrollo integral Dres. Jacqueline Boin y José A. Serulle Ramia

L

a Fundación Ciencia y Arte planteó desde el inicio, en 1997, de la Feria Ecoturística y de Producción, como actividad itinerante en las diversas regiones de la República Dominicana, adoptar el ecoturismo como opción de desarrollo en casi todas las provincias en las cuales ha celebrado la Feria Ecoturística y de Producción.. Dejó claramente establecido que el ecoturismo no se desarrolla al margen de las otras actividades económicas que se realicen en la comunidad o región sede del evento. El ecoturismo requiere para su desarrollo un entorno limpio, sano y embellecido, así como un buen nivel de producción y un comercio dinámico. Esto con el fin de que los visitantes puedan suplir sus necesidades alimenticias y otras necesidades. Pero también se necesita un nivel aceptable de servicios básicos, y, lo que es muy importante, un pueblo organizado, respetuoso, educado y amable. Se debe sumar a estas exigencias, un buen nivel de seguridad y comunidades cohesionadas, capaces de acoger con agrado y hospitalidad a los visitantes. En ese sentido, la puesta en marcha del eco-

turismo en una zona determinada de la República Dominicana debe estar acompañada de varias acciones que condicionan dicho desarrollo. En otras palabras, la implantación del ecoturismo debe estar enmarcada en una política de desarrollo que favorezca una mejoría de la situación general de la zona, en particular de las condiciones de vida de sus habitantes y de cuidado de todo su entorno natural. A este tipo de desarrollo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), le llama desarrollo sostenible. Los resultados de la aplicación de las políticas e instrumentos del desarrollo llamado sostenible son los que, en el marco del sistema económico y político vigente, más se acercan a los objetivos que pueden garantizar el crecimiento económico, una distribución de los ingresos más equitativa y la durabilidad de los recursos naturales básicos para la producción y la vida. En tal sentido, el desarrollo sostenible es hasta ahora el término de referencia más aceptado y reconocido a nivel internacional. Si bien es cierto que deja intactas las estructuras y la naturaleza del sistema económico imperante,

el cual es motivado esencialmente por la búsqueda de rentabilidad, competitividad y beneficios privados, no menos cierto es que el desarrollo de carácter sostenible actúa en el sentido de atenuar la concentración del capital y de los ingresos, las desigualdades sociales, la explotación de los trabajadores asalariados, la depredación de los recursos naturales y el consumo irracional de bienes de todo tipo. Áreas del desarrollo sostenible Según la ONU y sus instituciones, el desarrollo sostenible descansa esencialmente sobre tres pilares: el medio ambiente, la economía y la equidad social. Temas como la cultura, la gobernabilidad y la territorialidad son tomados en cuenta y figuran aquí y allá en uno que otro documento. Diferentes informes del Desarrollo Humano de la República Dominicana, formulados por el PNUD, resaltan la importancia de tomar en consideración temas como el desarrollo regional, la cultura y la gobernanza. Sin embargo, estos tópicos no están planteados ni en las estrategias ni en las líneas de acción formuladas por la ONU, tal como se registra en la Agenda 21 de 1992

51


y luego en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) formulados en 2015 para cumplir con la Agenda 2030 que guían los países, hoy de manera oficial, en su accionar a favor del desarrollo. Sin embargo, sus propuestas concretas de aplicación de políticas sólo contemplan las vertientes económica, ambiental y social como pilares del desarrollo sostenible. Su avance a nivel de aplicación radica también en hacer que los países adopten oficialmente los objetivos del Desarrollo Sostenible y que alineen sus estrategias nacionales a esos criterios. La República Dominicana tiene su Estrategia de Desarrollo Nacional. Un estudio que ha hecho la Fundación Ciencia y Arte sobre el concepto de desarrollo sostenible, partiendo de otras definiciones y de la situación de las provincias dominicanas, nos conduce a acoger la definición del desarrollo sostenible, con sus tres pilares. Es cierto que la preservación de los sistemas naturales que sustentan la vida humana, el mantenimiento de una economía sana y en crecimiento y cuyos ingresos son redistribuidos de manera justa son tres elementos esenciales del desarrollo humano. Sin embargo, también nos indica el estudio mencionado que en las provincias dominicanas, existen otros problemas u obstáculos, como ha sido establecido anteriormente, que frenan y hacen más frágil y vulnera-

52

ble el desarrollo. Por ejemplo, la falta de orientación, de normas a ser respetadas, de acción reguladora o, lo que surte los mismos efectos, el irrespeto a dichas normas, conduce muchos habitantes a hacer lo que quieren, conlleva al individualismo, a la dispersión y a la desintegración social. Los habitantes de una nación necesitan también un norte a seguir, una referencia, una guía que los oriente en su comportamiento individual y en sociedad, es decir en su convivencia con los demás. Deben seguir normas legales como ciudadanos y valores morales y culturales como individuos Para completar y hacer más sólido y duradero el desarrollo, la Fundación Ciencia y Arte plantea, por lo tanto, que es necesario levantar dos columnas más para sostener el edificio del desarrollo. Propone que la noción de sostenibilidad sea enriquecida y completada con dos aspectos que influyen también fuertemente sobre el nivel de bienestar de la población. Estos son: 1. El respeto al orden jurídico-político y a los valores culturales, y 2. La cohesión social interna y la unidad de los pueblos. Por ser integrador de dos temas que, a todas luces, son indispensables tener en cuenta, la Fundación Ciencia y Arte prefiere adoptar la denominación de desarro-

llo integral. Esto no representa una negación del término sostenibilidad, sino una denominación y presentación más objetiva y más global del fenómeno que encierra. La noción de sostenibilidad se identifica más a la durabilidad y se refiere más comúnmente a la política ambiental que se encarga de la gestión de los recursos naturales. Sigue muy presente la idea de que el desarrollo sostenible significa desarrollo duradero, que consiste en evitar el deterioro y agotamiento de los recursos naturales que sirven de base a la producción y al consumo humano, y con esto evitar la reducción de la producción y la degradación de la calidad de vida. El cumplimiento de las normas sociales en el trabajo y el acceso a los servicios colectivos básicos para todos también representan un componente obligatorio para garantizar la solidez y durabilidad del desarrollo. Al concepto de desarrollo sostenible, se le sumó después la idea de distribuir más ampliamente los beneficios de la producción, es decir de incluir en los beneficiados personas desfavorecidas económica, social, y físicamente o por discriminación de género o nacionalidad. Ahora bien, a raíz de los diagnósticos hechos de cada provincia visitada, podemos afirmar que la inclusión de los dos últimos pilares mencionados hace falta para garantizar la via-


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC. bilidad, la solidez, la durabilidad y sostenibilidad del desarrollo y del propio vínculo entre el ser humano y la naturaleza La Fundación Ciencia y Arte, promueve pues y difunde el concepto de desarrollo integral. Se describen y enseñan los principios y criterios del mismo, de sus diferentes vertientes temáticas y de los instrumentos para aplicarlos en las provincias. Dicho de otra manera, explica cómo orientar una región hacia este tipo de horizonte, sin estrecheces ni nubarrones que puedan impedir su avance. La “cualquierizacion” del término “sostenibilidad” Hoy, como agua que va a la mar, la palabra “sostenible” se usa para calificar

cualquier actividad realizada, política aplicada o acción emprendida, cuyos autores quieren dar a entender que es buena, que respeta las normas socialmente establecidas. El carácter integral del desarrollo no es una negación de la sostenibilidad. Es una palabra que integra más elementos, e incluye la sostenibilidad misma. A parte, de que la expresión sostenible en sí sea o no correcta, muchas veces se usa sin ton ni son como sinónimo de “buena calidad” o de “bien hecho” Como se usa para todo, que su calidad haya sido certificada o no, su significado se ha ido desnaturalizando, por lo que ha ido perdiendo su sustancia. De ahí que sea importante definir correctamente este

concepto. Por cuanto el desarrollo debe ir en la dirección de beneficiar a los seres humanos, sin que esto ponga en peligro la diversidad biológica, es necesario integrar a las principales áreas que pueden influir sobre su nivel y calidad de vida En resumen, el desarrollo será integral si comprende políticas que conciernen al Ambiente, la Economía, la Inclusión social en búsqueda de la igualdad social, el respeto a un Orden social justo y la Unidad interna y externa de los pueblos. La suma de los dos aspectos señalados constituye un aporte a la teoría del desarrollo sostenible.

El canto y el baile al servicio del desarrollo local integral

22 Feria Ecoturística y de Producción.

Acto Inaugural 4ta. FERIA ECOTURÍSTICA Y DE PRODUCCIÓN, 15 de julio, 2000. Encabezan el evento: Johnny Ventura Soriano, Hon. Alcalde de Santo Domingo y esposa Nelly Josefina Flores de Ventura. Guillermo Pérez Arguello, Representante Adjunto Pnud. General Luna Paulino, Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea. Dr. José Serulle Ramia, Presidente-Fundador Fundación Ciencia y Arte, Inc. Dr. Daniel Beltré, Director Desarrollo Provincial. Dr. Juan Antonio Ceballos Castillo, Ministro de Salud Pública. Ing. Euclídez Sánchez, Director General CAASD. Peter Graf, Cónsul General de Suiza. La 4ta. Edición de la Feria Ecoturística y de Producción se efectuó en Buena Noche de Hato Nuevo, Manoguayabo, Santo Domingo, del 15 al 23 de julio, 2000, hace 19 años.

Coro de niños del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, dirigido por el cantante Manuel Jiménez (6ta Feria Binacional).

53


Articulo invitado

La Gestión de Riesgo en República Dominicana Por Ramonita Domínguez García. Profesional de la comunicación. Especialista en educación. Premio Nacional a la Excelencia Ercilia Pepín 2017

L

a República Dominicana es privilegiada por sus recursos naturales, cultura y posición geográfica. Esto le permite conectarse al mundo. Sin embargo, es afectada por fenómenos naturales, antropogénicos y mixtos, pues está en la ruta de los huracanes y en zona sísmica, además de existir un alto nivel de contaminación y un crecimiento urbano de un 74.3%, según el censo de población del 2010 y la encuesta del periódico Hoy, septiembre del 2017. Es notorio que, en la mayoría de los sectores marginales, se vive en condiciones de hacinamiento, con servicios básicos precarios, bajo nivel educativo y escasa cultura de prevención, mitigación y preparación para dar respuesta a eventos adversos. Las situaciones descritas invitan a conocer el proceso de avance de la Gestión de Riesgo de desastre, con el fin de educarse, reflexionar y empoderarse para asumirlo como práctica cotidiana. Nos podríamos plantear una interrogante para desarrollar el tema: ¿Ha evolucionado la República Dominicana en Gestión de Riesgo de Desastre? Sí, aunque se debe estudiar y

54

comprender el proceso histórico, marco legal, conceptual y otras fuentes, para poder avanzar de forma sistemática. Esto para ser capaces de superar las viejas prácticas de actuar sólo en la respuesta, ante eventos naturales que no son los causantes de los desastres, sino las vulnerabilidades y la falta de diseño y ejecución de diagnóstico, planes de capacitación, prevención y mitigación. Por lo regular, se trabaja directamente con los planes de emergencia o protocolos de actuación, además de tener en aumento fenómenos antropogénicos o causados por los seres humanos, los cuales son prevenibles. El proceso histórico de la Gestión de Riesgo de Desastre se puede resumir en tres grandes momentos, como señalamos a continuación. 1. Los antecedentes desde el inicio de la humanidad, en el que posiblemente no había respuesta o se definían como un castigo. 2. Con el desarrollo de las ciencias naturales. Antes del 1970, se planteaba que la naturaleza era la responsable de los desastres. En esta visión, los huracanes o terremotos eran definidos como “fenómenos naturales”, y cuando estos ocu-

rrían, para atender las emergencias o desastres, se crearon los equipos de socorro o respuesta (Cruz Roja, Defensa Civil y los cuerpos de bomberos), los cuales acudían a socorrer o dar respuesta en el proceso del evento o después. Es importante destacar que el 31 de agosto de 1979 ocurrió en el país el huracán David, un evento que reorientó la cultura de construcción propia del Trópico (madera), por block y cemento, lo cual mitigó la vulnerabilidad de parte de la población frente a estos y la aumentó para los terremotos (ver caso del 22 de septiembre del 2003 en Puerto Plata, con un simple terremoto de magnitud 6.5). El ciclón David, posiblemente dio origen, en el año de 1980, a la entrada de la Ciencia Aplicada, con la utilización de la ingeniería en los diversos estudios y construcciones, incorporándose también la salud y las ciencias sociales, así como la planificación territorial, la gestión ambiental y el contexto geográfico. En esa etapa, se investigó el impacto diferenciado con diversos tipos de amenazas (naturales, antropogénicas y mixtas), definiendo el desas-


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC. tre conforme a la magnitud del evento, es decir, si sobrepasa la capacidad de respuesta del territorio; de lo contrario, es una emergencia. Se llegó a plantear entre las causas: las deudas sociales acumuladas a partir de los indicadores de desarrollo, por lo que la responsabilidad mayor, recaía en el Estado. 3. En el año de 1990, se incorpora el Planteamiento Histórico, que define el desastre como “un riesgo no manejado”, en el que influyen las variables señaladas en la introducción y resumidas en el párrafo anterior. El concepto de riesgo está relacionado con todo aquello que puede ser afectado o dañado ante eventos naturales, antropogénicos o mixtos, como el resultado de la combinación de la amenaza con la vulnerabilidad (R= AxV). Es decir, para que éste exista deben estar las dos condiciones dadas, si falta una no hay riesgo. Por tanto, no habrá emergencia, ni desastre. A finales del año 1998, el país fue afectado por el huracán Georges (categoría 3), evento que causó desastre, lo que motivó a las autoridades a entrar en un proceso sistemático de atención al tema de Gestión de Riesgo. Esto dio inicio al nuevo milenio con la promulgación de la Ley No. 147-02, del 22 de septiembre del 2000, la cual orienta a la conformación de Comités de Prevención, Mitigación y Respuesta (CPMR), provinciales y municipales. La diferencia entre esos comités y los organismos de socorro que existían antes, es que hoy están integrados en los CPMR, junto con las demás instituciones y organizaciones locales, para realizar un trabajo

en equipo permanente y sistemático de Diagnóstico y planificación a través de actividades de: Capacitación, Prevención, Mitigación y preparación. Todo esto, a fin de disminuir el impacto de cualquier evento adverso y dar respuesta oportuna y eficaz. Dichos organismos, antes actuaban sólo para socorrer y dar respuesta en el proceso o después del evento ellos solos, si acaso con planes de emergía o protocolo de actuación o respuesta, los cuales son necesarios, pero articulados a planes de capacitación, prevención y mitigación. En la actualidad, se continúa con la vieja práctica. En el caso de los ciclones, que tienen fecha fija (junio-noviembre), cuando se anuncian, hay tiempo para activar los protocolos y realizar actividades de limpieza de imbornales, poda de árboles, recogida de basura, preparación de albergues, de hospitales, resguardar equipos y mobiliarios, asegurar puertas y ventanas, tener centro de acopio o kid de emergencia familiar, trabajo interinstitucional en equipo, seguimiento a los lineamientos de COE, entre otros. Eso es correcto, siempre y cuando se ejecuten los planes antes señalados, para garantizar mayores y mejores resultados, porque el proceso de Gestión de Riesgo es cíclico o permanente (antes, durante y después). Todo lo antes expuesto invita a gestionar el riesgo, identificando las vulnerabilidades, a fin de disminuir el impacto de cualquier amenaza natural, antropogénica o mixta. La descripción del pro-

ceso histórico indica que hemos ido en crecimiento, y que los elementos que se han venido incorporando continúan vigentes con otra mirada. Hoy debemos asumir nuestras responsabilidades de hacer prevención, y observar que los fenómenos antropogénicos o provocando por los seres humanos nos están arropando cuando podemos prevenirlos. Por suerte, aplicamos la “resiliencia” (capacidad de los seres vivos a sobreponerse ante un desastre), eso significa que no aplica para las edificaciones. Mientras que los conceptos de riesgo, amenaza, vulnerabilidad y capacidad, deben ser abordados y asumidos por todas las instituciones. Por tanto, en estos momentos, la educación con empoderamiento y el trabajo en equipo juegan un rol muy importante para lograr avances significativos en el tema de Gestión de Riesgo. Hay que priorizar el proceso de planificación, iniciando con un diagnóstico, a partir del cual debe ser programado un conjunto de actividades, que han de permitir la disminución del impacto de un evento adverso, al aumentar la capacidad, para así disminuir la vulnerabilidad (GdR = AxV/C). Ejemplos de capacidad: no tirar basura en contenes, construir muros, saber qué hacer antes, durante y después de un evento. Los fenómenos naturales, vistos como amenazas, no son el problema, si no los que administramos la naturaleza. Ellos juegan un rol y nos afectan, porque nosotros violentamos sus espacios, nos hacemos

55


vulnerables frente a ellos, por alterar su entorno. Por eso nos impactan, siendo nuestro mayor problema el aspecto educativo, en el que tanto el Estado como la población deben jugar su papel. Veamos un ejemplo. Usted desvía una cañada, que en tiempo de fuertes lluvias, tormenta o ciclones, busca su cauce entrando a su casa o institución, más aún cuando arrojamos todos los desperdicios en la misma. Hoy, los fenómenos an-

tropogénicos, o producidos por los seres humanos, están en el día a día, ocupando un lugar preponderante. Unos visibles, como la violencia intrafamiliar, la delincuencia; otros menos visibles, como la contaminación ambiental, la tecnológica, el maltrato infantil, entre otros. A todos esos fenómenos hay que prestar mucha atención. Recomendación Todos debemos saber qué hacer antes, durante y después de un evento. Cuando llegamos a un

lugar, lo primero que debemos observar es si está señalizado o hacia dónde dirigirnos ante una emergencia. Si se trata de un incidente violento en el exterior del edificio, lo que procede es el confinamiento y no la evacuación. Siempre preparémonos para el peor escenario, aunque no ocurra nada, porque morimos una vez y el día ni la hora nadie lo sabe. Si prevenimos, podemos prolongar nuestras vidas, como buenos administradores que debemos ser.

La feria promueve los negocios, la ciencia, el arte y los deportes. 22 Feria Ecoturistica y de Producción, 25 oct. - 4 nov. 2018, Fantino, Provincia Sánchez Ramírez Desfile inaugural.

Mesa de honor en acto inaugural.

Gerente Banreservas, Fantino.

Gerente Bancotui. Mesa de negocios.

Desfile de modas. Diseñador: Ariel Cedeño, Fantino

Miriam Cruz.

Deportes.

56

Jorge Acosta, director Casa de la Cultura.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

TESTIMONIOS DE AMIGOS Y COLABORADORES DE LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE EN SUS 30 AÑOS DE CREADA UN CANTO A LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE

(A propósito de un nuevo cumpleaños), Por Haffe Serulle (miembro fundador) Tesonera y colectiva en el trabajo, has sembrado estacas amorosas en los rediles del arte y la ciencia, y en el corazón del pueblo. Eres, Fundación Ciencia y Arte, ejemplo de integridad y firmeza, y canto y alegría en los sueños renovados de las multitudes. Los años no han podido vencerte: en vez de envejecer rejuveneces. Las piedras, las alambradas, los postes del tendido eléctrico, los caminos abiertos a tu puerta, los maderos silvestres y la cana y el polvo, y las frecuentes reuniones en todas las comunidades de la isla y allende los mares con hombres y mujeres que sueñan con cambiar la fisonomía de la naturaleza desgreñada y casi muerta, son testigos fehacientes de tu empeño por sembrar en cada surco de la patria las más hermosas y robustas semillas del desarrollo verdadero. A ti te canto, Fundación Ciencia y Arte, esperanzado de que sigas brindándonos tus frutos por los siglos de los siglos, más allá de cualquier revés que pretenda desviar tus enseñanzas. 29/07/2019

FUNDACION CIENCIA Y ARTE 30 AÑOS DE APORTES Y SERVICIO (1989-2019)

Más allá de las fronteras Por Arq. Gustavo Lara, Ex director ejecutivo de Cruz Roja Dominicana 20 años no es nada… ¡Reza el verso de añoranza, del poeta y del cantor! Pero 30 años de compromiso con la tarea de entrelazar la ciencia y el arte con los entresijos de la cultura popular, impulsando con cada respiro el desarrollo integral de los pueblos, ha sido una labor ejemplar. 30 años promoviendo la hermandad entre los pueblos, sin importar la raza, los credos, ni el estatus social ni económico, sólo orientados por el afán constante de proteger sus valores y tradiciones, ha sido una tarea agotadora, pero a la vez inspiradora. 30 años donde la actividad académica ha tomado vida propia, sumando recursos y capacidades, con tomadores de decisión, para impulsar el proceso que da lugar al empoderamiento comunitario, como herramienta clave que nos permite alcanzar la sostenibilidad del desarrollo al que aspiramos. Un periodo agotador, pero pletórico de satisfacciones. 30 años compartiendo las mejores prácticas, las lecciones aprendidas. Una oportunidad única, que ha permitido, a comunidades y tomadores de decisión, experimentar gratificantes vivencias en el proceso de alcanzar objetivos asociados con el buen vivir, y el logro de aspiraciones personales y colectivas. 30 años promoviendo alianzas estratégicas, entre actores nacionales e internacionales, con comunidades más vulnerables, alcanzando niveles extraordinarios de participación. 30 años construyendo puentes entre pueblos, que, históricamente separados por barreras socio-económico-culturales, han identificado modelos de cooperación que les han permitido crecer mutuamente. 30 años por dos han sido más de lo necesario para poner en movimiento esta inspiradora práctica, al

57


servicio de las comunidades, que ha dado razón y vida a la Fundación Ciencia y Arte, bajo la guía de sus pilares promotores. 30 años de satisfacciones compartidas, sacrificios y logros colectivos, pero sobre todo de múltiples tareas pendientes. ¡Por sus 30 años de labor ininterrumpida, mis felicitaciones a la Fundación Ciencia y Arte, a sus fundadores y propulsores: Dres. José Serulle Ramia y Jacqueline Boin, y a todo el equipo de colaboradores que ha hecho posible tan loable labor, por tan largo tiempo y trecho! Playa Najayo, San Cristóbal, República Dominicana, 30 de julio, 2019.

GRANDES APORTES AL ECOTURISMO EN REPÚBLICA DOMINICANA Y EN HAITÍ Por Bolívar Troncoso Morales Mi vinculación con la Fundación Ciencia y Arte se inicia en el año 1997 con el montaje de la primera feria de Ecoturismo y de Producción en Jarabacoa, Provincia La Vega, iniciándose así una humilde colaboración y una profunda amistad con los doctores Jacqueline Boin y José Serulle Ramia. Veinte y dos años participando en muchas de las versiones nacionales, binacionales y mundiales me han permitido aquilatar una excelente iniciativa que se enmarca en las acciones que han contribuido a posicionar el Ecoturismo o Turismo de Naturaleza en todas sus manifestaciones (Ecoturismo, Aventuras, Agroturismo, Ecoturismo Comunitario, Ecoalojamientos, etc.), como la segunda fuerza que mueve la visitación o flujo turístico en la geografía nacional. Mis felicitaciones a los mentores y caballos de batalla de la fundación, doctores José Serulle Ramia y Jacqueline Boin, por los grandes aportes al desarrollo del ecoturismo en República Dominicana y Haití, fundamentalmente por coadyuvar a que el dólar turístico llegue a las comunidades y a los más necesitados.

FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE 30 AÑOS DE APORTES AL DESARROLLO COLECTIVO

Por José Luis Soto R., periodista. Director Espacio Insular en República Dominicana

58

Este año 2019, no es un año cualquiera para la Fundación Ciencia y Arte. Este año es de perlas, debido a que está cumpliendo 30 años de fundada. Las perlas son de buena suerte para las novias que se casan. Pero también estas gemas son símbolo de amor, poder y solidaridad. Aún más, la perla, en la cultura china, representa gotas de rocío atrapadas que recogen la luz del día. Para mantener viva y constante una organización durante tres décadas se ha necesitado de constancia y fe en los propósitos que le dieron origen: contribuir a la construcción de una nueva sociedad basada en la solidaridad, la amistad, el desarrollo y el progreso de los pueblos, contribuyendo desde la ciencia y el arte a la formación y al crecimiento espiritual. Para lograr sus objetivos, la Fundación Ciencia y Arte se ha valido de la promoción y puesta en práctica del conocimiento. No podría ser de otra manera, porque el conocimiento, como parte del método científico, es el alma del desarrollo humano. Sus forjadores con amplios conocimientos de la importancia de la educación de los pueblos para llegar a un estadio de vida plena, han sido coherentes desde la creación de la Fundación Ciencia y Arte en 1989 hasta el presente. Contribuir a la formación científica y a la exaltación de la cultura, a la creación de capacidades para vivir en un mundo donde la ciencia y el arte influyan en las vidas y el desarrollo de las personas, de las comunidades, trascendiendo más allá de los conceptos. Proponiendo el diálogo entre las diversas


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

expresiones culturales de los pueblos, ha sido una labor titánica y uno de los grandes aportes de la Fundación Ciencia y Arte, durante estos 10, 950 días que tiene de existencia. 30 años de luces es lo que ha sido la Fundación Ciencia y Arte para la República Dominicana y, en particular, para las comunidades y pueblos de la isla. Su interés persistente en llevar conocimientos, aportes al desarrollo de las comunidades a través de lo que denomino la universidad de la cultura y las ciencias que se implementa a través de los programas científicos que se desarrollan dentro de la Feria Ecoturística y de Producción, en sus versiones nacionales, binacionales y mundiales. Vivo ejemplo de la desconstrucción y construcción colectiva del conocimiento científico, en la búsqueda de alternativas viables para el desarrollo de proyectos ecoturísticos de las comunidades. Valor incalculable. Y una de las principales enseñanzas de la entidad en estos años de perlas. Pero fuera injusto, sino hago mención de lo importante que han sido los medios de información masivos (radio, prensa escrita, la televisión y en menor medida los nuevos medios globales), en la divulgación del mensaje de la FCA. Han jugado un papel estelar en dar a conocer en buena medida parte de las actividades, proyectos y posicionamientos de la entidad en estos 30 años de existencia. Ha sido, la prensa en general, una aliada. Esa labor de los y las periodistas dando cobertura a las actividades desarrolladas por la fundación ha contribuido a que sus enseñanzas lleguen a un amplio público. Ha sido importante ver cómo productores de programas han apoyado a través de los años para divulgar actividades masivas. Más, el respeto y la alta valoración que tienen propietarios de medios sobre los aportes que en estos 30 años ha hecho la Fundación Ciencia y Arte al desarrollo del debate económico, a la promoción de las expresiones culturales y a la libre expresión de las ideas para la construcción de una sociedad más plural, diversa y democrática. Nuevos tiempos A la Fundación Ciencia y Arte le deparan buenos augurios. Comenzando por los gestores y colaboradores de esta organización, quienes están comprometidos con la sostenibilidad, impulso y renovación. En este sentido, es propicio que la Fundación Ciencia y Arte, Inc., haga más incidencia pública en temas que son de su competencia, con propuestas que contribuyan al debate en diversas áreas como la economía, la banca, investigaciones, la cultura, la producción nacional, las publicaciones, etc. Es igualmente imprescindible que la FCA dé el gran salto a las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación como herramientas de trabajo, difusión y acercamiento con actores y aliados, de cara a su fortalecimiento institucional e incidencia en el quehacer nacional e internacional. Que una organización como la Fundación Ciencia y Arte llegue a los 30 años es más que una proeza. Ha sido un compromiso con el país, las comunidades y con el buen vivir. ¡Felicidades!

LOS 30 AÑOS DE LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE AMOR POR LA NATURALEZA, POR LA VIDA

Por Luís Ernesto Simó Maceo Director de Asuntos Internacionales del Ministerio de Turismo de la República Dominicana. Presidente de la Fundación Turismo Sostenible Escribo estas reflexiones contemplando el amanecer en la Presa de Hatillo*, un gran cuerpo de agua rodeado de una vegetación exuberante, de especies endémicas de plantas y aves. A estas horas, solo se escucha el canto intermitente de los pájaros y el rumor de las aguas que se abrazan a la arena dorada que circunda la presa. La Fundación Ciencia y Arte ha sido pionera en la preservación de estos espacios auspiciando su Feria Ecoturística y de Producción por más de veinte años consecutivos (en sus versiones nacionales, binacionales y mundiales), reiterándonos su amor por la naturaleza, por la vida. La pasión con que José Serulle Ramia y Jacqueline Boin han asumido este reto, siempre ha sido objeto de mi admiración. Es una labor silente y pasional que, cada año, nos va descubriendo los más íntimos rincones de la isla, abriendo nuestros ojos a la deslumbrante belleza de Quisqueya, isla surgida desde el fondo del mar en medio de sacudidas trepidantes y marejadas ciclópeas.

59


Abordar nuestros escenarios alucinantes, hablar del hombre y la mujer del pueblo, los verdaderos arquitectos de la cultura, en su fraternidad con la tierra, con los ríos, con el monte, he ahí la misión de esta pareja singular. La Francia de Víctor Hugo y la República Dominicana de Juan Bosch, unidos en la cruzada de amor más impresionante que he visto jamás. Porque eso son José Serulle Ramia y Jacqueline Boin, dos románticos de una sola aventura: la de amar naturaleza y vida, la feliz conjunción que sólo comprenden en su esencia los elegidos de los Dioses. *En la Presa de Hatillo, en el Municipio de Maimón, uniendo a las provincias Sánchez Ramírez y Monseñor Nouel, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., realizó su quinta Feria Ecoturística y de Producción, en coordinación con Natura Bass, del 24 de mayo al 3 de junio 2001, con el lema: ¡Qué reverdezcan nuestras montañas! Luego, en el 2004 y 2008, el Congreso Nacional declaró respectivamente a las provincias Monseñor Nouel y Sánchez Ramírez como PROVINCIAS ECOTURÍSTICAS (Nota: J.S.R.-J.B.)

TREINTA (30) ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE UNA PÁGINA DE HISTORIA ESCRITA CON ACCIONES CONCRETAS Por Jean Camille BISSERETH, Ing-Agr,MSc, Coordinador General de la Fundación para el Desarrollo de un Turismo Alternativo en Haití - Fondtah

Gracias a los esfuerzos continuos de la Fundación Ciencia y Arte Inc. en la organización de la Feria Ecoturística y de Producción a escala nacional, binacional y mundial y también al compromiso de Fondtah para trabajar con entusiasmo bajo sus auspicios desde el año 2000, muchas acciones concretas han podido realizarse durante las dos últimas décadas a nivel de la Isla Quisqueya. La emergencia del “Movimiento del turismo inclusivo en Haití” es el fruto del trabajo incansable de información, sensibilización, motivación y capacitación de la Fundación Ciencia y Arte, Centro Puente Haití (Sant Pon Ayiti) y FONDTAH, principales organizadores de siete versiones binacionales de la Feria Ecoturística y de Producción, realizadas en el cordón fronterizo. Ahora, con los mismos bríos de siempre se está coordinando para el próximo año, 2020, la octava edición en la misma línea fronteriza. Esto, en el interés de que cada quisqueyano tome cada día mayor conciencia de que la isla de Quisqueya es un patrimonio que tiene valores y riquezas no explotadas, aptas a crear empleos decentes y riquezas para que sus hijos y sus hijas vivan en paz con amor, fraternidad y solidaridad. Hace falta establecer para la próxima década el Instituto de Formación para el Desarrollo Turístico Binacional, a fin de formar a los jóvenes, líderes comunitarios, productores, en las profesiones del agroturismo (camarero, barman, paisajista, ingeniero medioambiental y agro turístico con una buena base en socialización del trabajo, saber vivir, protocolo y educación cívica, y un programa de formación de una red de jóvenes para el desarrollo integral). El agroturismo permite proteger durablemente las cuencas, los ecosistemas, la biodiversidad, los ríos, la flora y la fauna, así como luchar contra el cambio climático y catástrofes naturales. Transformar los bienes del campo en productos agrícolas y turísticos de buena calidad, frenar la degradación medio ambiental mediante un enfoque holístico, y diversificar las fuentes de ingresos de los agricultores en medio rural. Las potencialidades particularmente de Haití en agroturismo son extraordinarias. El coeficiente de atracción de los recursos naturales (playa, mar, montaña, biodiversidad, paisaje, vista panorámica) y de los rasgos culturales (artesanía, tradiciones, monumentos y sitios históricos, gastronomía, arquitectura, música, lenguas, costumbres, religión) es relativamente elevado. Bien pensado, el agroturismo podría llegar a ser un turismo multidestino entre ambos países (República de Haití y República Dominicana) y la base de las rutas ecoturísticas binacionales a nivel del cordón fronterizo. La oferta agroturística es única a nivel de la Isla Quisqueya. Cada finca agropecuaria será convertida en finca agroturística de calidad, donde miles y miles de empleos decentes y permanentes podrían estar creados en el sector agro turístico durante el decenio próximo.

60


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

La Fundación Ciencia y Arte y la Fondtah tienen que buscar el apoyo necesario para establecer en cada ciudad del cordón fronterizo de ambos países una finca modelo agro turística (producción agrícola y animal, piscicultura) que incluya pequeños hoteles, un mini centro de energía solar, un museo vegetal para la memoria del área, un jardín botánico, así como un parque zoológico con especies endémicas. Esto demanda de la colaboración público-privada entre los hombres y mujeres de negocio, la diáspora y las autoridades locales. Este apoyo irá dirigido también a la movilización de recursos para rehabilitar los sitios históricos, culturales y naturales, promoviendo inversiones públicas necesarias a nivel del cordón fronterizo. Es necesario por igual la preparación y presentación de proyectos al gobierno central, a los donantes, a las ONGs y a la diáspora con miras a obtener un financiamiento adecuado. Gracias a estas oportunidades a nivel de la Isla Quisqueya: 1- El agroturismo llegará a ser una realidad inevitable entre ambos países. 2- El sector agro turístico representará una convergencia de luz viva sobre la vía del turismo multi destino para crear empleos decentes y permanentes en beneficio de las mujeres y jóvenes que dejan sus países para irse afuera buscando el pan para la sobrevivencia. 3- El gobierno haitiano establecerá las infraestructuras necesarias (carreteras, agua potable, electricidad, comunicación, sistema de regulación, etc.) para liberar las fuerzas productivas del agro turismo en este nuevo país. 4- Haití, al promover el turismo multidestino con República Dominicana, puede reforzar las relaciones comerciales, reducir la disparidad económica, la injusticia social y la migración salvaje entre ambos países; producir para un mercado común; rescatar su medio ambiente, así como integrar el agroturismo en las políticas públicas (presupuesto de la Republica y programas del Ministerio de Turismo y de Industrias Creativas). Este esfuerzo colectivo permitirá que se avance por senderos seguros de progreso, a la vez que se articule mejor una relación armoniosa entre las dos naciones y pueblos que habitan la preciosa isla de Quisqueya. La Fondtah desea a la Fundación Ciencia y Arte no solamente Feliz Cumpleaños, sino recordarle que tenemos un desafío grande por delante, el cual implica el reforzamiento de nuestro dinamismo y de nuestros esfuerzos, y también la multiplicación de acciones positivas para transformar la Isla Quisqueya en un destino agro turístico único a nivel del Gran Caribe. Ad multos anos, Abrazos.

FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE 30 AÑOS DE CONSTANTE LABOR

Por Pedro Musa Velázquez, Director Ejecutivo de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios Hace alrededor de 30 años que tuvimos la oportunidad de conocer el nacimiento de una entidad sin fines de lucro denominada Fundación Ciencia y Arte, Inc., dedicada al servicio del desarrollo integral y de la solidaridad de los pueblos. Realmente, durante ese periodo de tiempo, esta entidad, cuyos principales directivos son los buenos amigos José Serulle Ramia y Jacqueline Boin, ha venido desarrollando una labor encomiable en todo el territorio nacional y en el plano internacional. Para muestra un botón: el próximo mes de noviembre, bajo su dirección se celebrará la XXIII FERIA ECOTURÍSTICA Y DE PRODUCCIÓN, por el rescate de los patrimonios culturales y naturales, en la comunidad del Pomier, en la Provincia San Cristóbal, localizada en la región del sur corto de nuestro país. No se puede escribir o hablar del desarrollo ecoturístico y de producción sostenible del país, sin mencionar o hacer referencia de tan importante organización. La misma es un modelo a tomar en cuenta por su tesonero y permanente trabajo; por su encomiable búsqueda de soluciones concretas a los problemas existentes; y por la transparencia y reconocida serie-

61


dad de sus fundadores, directivos y colaboradores. Es una institución que se constituyó al amparo de la Ordenanza Ejecutiva No.520, del 26 de julio de 1920, por la que se regían las asociaciones que no tenían un beneficio pecuniario, existente con anterioridad a la Ley No.122-05 sobre Regulación y Fomento de las Asociaciones sin fines de lucro en la República Dominicana, y que actualmente cumple cabalmente con el Reglamento No. 40-08, de fecha 16 de enero de 2008. Es bueno destacar que, a pesar de que la pareja de esposos Serulle-Boin no recibe remuneración económica por su labor al frente de la reputada e importante fundación, los mismos laboran de forma permanente e incansable por el bienestar de nuestro país, con el firme propósito de hacer cada vez más grande nuestro amor y nuestro cuido por esta bella tierra quisqueyana. Quienes tenemos la suerte y dicha de conocerlos, sabemos de su dedicación, pasión y preocupación por el bienestar de los más necesitados y la búsqueda incansable de soluciones para distintos problemas de las comunidades. La ocasión es propicia para reiterar nuestras más sinceras felicitaciones por tan significativa fecha, la cual es extensiva a todas aquellas personas que a través de estas tres décadas han dedicado parte de su valioso tiempo para el engrandecimiento de la Fundación Ciencia y Arte, Inc. Enhorabuena. “Sin producción no hay Nación”. Afectuosamente.

FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE, INC. 30 AÑOS SORPRENDIÉNDONOS CON SUS EVENTOS CIENTÍFICOS Y SU MAGNÍFICA FERIA ECOTURÍSTICA Y DE PRODUCCIÓN Por Mildred Josefina Bergés de Sánchez Noble, dirigente empresarial

‘’Ecoturismo’’, palabra empleada por la Fundación Ciencia y Arte como los pioneros, emprendedores en República Dominicana, aplicada a más de lo que encierra éticamente la palabra preservación y turismo. Esta ha sido aplicada a los programas y objetivos de la Fundación Ciencia y Arte, no solo trato en esta creación promover nuestros valores ecológicos y preservación del medio ambiente, y así como promoción turística, más que todo esto la Fundación Ciencia y Arte ha sido el motor que inicia e impulsa con sus Feria Ecoturística y de Producción y pone de relieve el potencial que existe en nuestro suelo, tierra, mar y aire. Como un testimonio fiel por conocimiento de lo acontecido en estos 30 años de actividad continua puedo asegurar que han sido visionarios e inspiradores concatenando a incentivar y potenciar el desarrollo de nuestras provincias y comunidades promoviendo nuestro ecosistema ecológico y nuestra naturaleza al servicio y sostenibilidad para el bienestar de nuestros moradores de los pueblos y zonas rurales. La Fundación Ciencia y Arte tiene constancia de haber impactado en los cuatro puntos cardinales de nuestra República Dominicana ante miles de personas nativas y extranjeras con su gran realización como son las afamadas versiones nacionales, binacionales y mundiales de la Feria Ecoturística y de Producción, dirigidas e inspiradas de manera visionaria y dignamente representadas por el Dr. José Serulle Ramia y la Dra. Jacqueline Boin, ambos con mentalidades progresistas e inspiradoras. Estos eventos tan elevados en su contenido y tan hermosos en su forma han sido de enormes beneficios para los productores locales y poblaciones aledañas al recinto ferial. Estas celebraciones que, por medio de conferencias, seminarios y presentaciones artístico-culturales, son un verdadero centro de gran enseñanza para todos. Han contribuido a impulsar la puesta en práctica de una política nacional de desarrollo, recogiendo sus propios esfuerzos desplegados desde que iniciaron los encuentros locales, provinciales y regionales. Felicito de corazón esta loable iniciativa de la Feria Ecoturística y de Producción, porque a través de sus más de veinte ediciones se ha incentivado el sentido cívico y patriótico al motivar e inspirar el respeto por la cultura del país, ya que en esta actividad se pone de manifiesto y se exhibe nuestro arte,

62


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

artesanía, folclor, gastronomía y nuestras costumbres ancestrales que nacen desde nuestros indígenas y pobladores extranjeros. Durante estos 30 años con ese “canto a la naturaleza por el desarrollo humano y la solidaridad de los pueblos, como lo llaman José y Jacqueline, se ha venido promoviendo con éxito el turismo interno y externo, provocando querer conocer los innumerables tesoros naturales y fuente de conocimientos de los valores de nuestra tierra, que hacen que nuestra economía sea de genero heterogéneo en producciones tales como los mejores en zonas cafetaleras, tabacaleras, de azúcar y frutos menores. En otro contexto, la fundación Ciencia y Arte tiene por norma y proclama el respeto a nuestro ecosistema con la preservación del medio ambiente, evitar el daño al mismo protegiendo e impulsando a los artesanos a utilizar los productos desechables para artesanalmente llevar a realidad productos nuevos. ¡Qué el aire de nuestras montañas y el verdor de nuestros valles impulsen con oxígeno puro y limpio la nueva visión de futuro que llevará la Fundación Ciencia y Arte en los muchos años que tiene por delante para seguir realizando tan loable y fructífera labor! ¡Qué la sabiduría y la bendición del Altísimo los acompañe siempre!

DOS INSTITUCIONES DE DOS PAÍSES DIFERENTES CON UNA MISMA VISIÓN

Por Padre Yves Edmond y Agrón. Ilfodotte Valcourt, coordinadores Sant Pon Ayiti 30 de agosto de 1989-30 de agosto de 2019. Ya 30 años de compromiso y de combate para preservar y proteger el medioambiente de la Isla de Quisqueya, promover y desarrollar el ecoturismo como factor de desarrollo local. Este recorrido de la Fundación Ciencia y Arte, con los innumerables sacrificios que ha implicado, es verdaderamente admirable. De esta forma, el Centro Puente Haití se une también a los amigos y aliados de la Fundación Ciencia y Arte para desearles una hermosa fiesta de celebración y un feliz aniversario. Nuestra entidad en su conjunto aprovecha esta ocasión especial para agradecer profundamente a los doctores Jacqueline Boin y José Serulle Ramia en su labor de contribuir a que los habitantes de ambos países descubran las riquezas, la belleza y la diversidad de esta isla maravillosa que continúa haciendo soñar a muchos. El Centro Puente Haití se siente orgulloso de colaborar con la Fundación Ciencia y Arte para fortalecer el espíritu de solidaridad entre la República Dominicana y Haití. Las fuerzas obscuras han intentado con frecuencia separarnos, dividirnos y distanciarnos el uno del otro, arrancarnos del brazo del otro. Sin embargo, la historia, la cultura, el arte, la poesía, la literatura, la música y la pintura nos acercan de forma natural e inevitable, demostrándonos a lo largo de la historia que uno no puede vivir sin el otro. Es precisamente esto lo que motivaba siempre al Padre Pedro Riquoit a decir que estas dos naciones son dos alas de una misma ave, y al Presidente Leonel Fernández a subrayar que «Haití y la República Dominicana son dos países unidos para lo mejor y lo peor». Es un matrimonio indisoluble. Afortunadamente, desde 1997, nuestras dos instituciones, Centro Puente Haití y la Fundación Ciencia y Arte, comprendieron esta realidad y decidieron volcar sus corazones, sus fuerzas, sus energías, talentos, competencias, y, por ende, su saber-hacer, en la protección y preservación del medioambiente, así como en el desarrollo del ecoturismo en toda la isla, haciendo hincapié en las zonas fronterizas. Nuestra colaboración sin duda ha cosechado sus frutos: hemos realizado siete versiones de la Feria Binacional Ecoturística y de Producción y hemos trabajado juntos en dos ediciones mundiales. Es un balance muy positivo que nos inspira a seguir adelante. Hemos sabido mostrar a los dos pueblos el camino de la fraternidad, de la solidaridad y de la convivencia. Hemos sido testigos de que las jornadas de conferencias y las noches de espectáculos culturales se han desarrollado en todas y cada una de las ediciones sin que se produzca ningún tipo de incidente. Constituye un gran desvelo para nuestras organizaciones construir poblados ecoturísticos y hacer todo lo necesario para desarrollar, a lo largo y anche de la frontera, rutas ecoturísticas. Más aún, el terremoto de 2010 en Haití nos demostró que realmente Vwazinaj se Fanmi (vecinos son familia). En lugar de entrar en conflicto, los vecinos están llamados a formar parte de la familia. Con-

63


trario a generar peleas interminables, la mejor alternativa siempre es unirse, tal y como lo han hecho la Fundación Ciencia y Arte, Centro Puente Haití, Comité de Desarrollo Local (Savanette) y la Fundación para el Desarrollo de un Turismo Alternativo en Haití. Estos esfuerzos de unidad han ido en la dirección de proteger nuestra biodiversidad, construir pueblos ecoturísticos y proyectar rutas ecoturísticas. Durante veintidós años nuestras instituciones han guiado a las comunidades en la vía de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos de la isla. Si los gobiernos de ambos países no tienen en cuenta este aporte sustancial, entonces la historia dirá que hicimos lo mejor que pudimos para seguir las huellas de nuestros ancestros, que quisieron crear en ambos lados, entre 1843-1844, dos Estados independientes, pero que se mantuvieran unidos en lo mejor y lo peor. Esto explica también que durante la Guerra de Restauración (1863-1865), librada por los dominicanos en contra de la colonización, encontrásemos codo con codo a haitianos y a dominicanos luchando contra los españoles para lograr la independencia de la República Dominicana. Ha sido el interés de nuestros enemigos comunes crear una tensión permanente entre los dos pueblos, más nuestro deber es continuar trabajando juntos por la isla Desde ya les damos cita el próximo año 2020 en Anse-à-Pitre-Pedernales (del 26 de noviembre al 6 de diciembre), sede de la octava Feria Binacional Ecoturística y de Producción (24 edición desde 1997), y en Bois-Caïman (Cabo Haitiano) en 2024 para la Cuarta Feria Mundial que tendrá lugar en Haití en ocasión de la clausura del Decenio Internacional para los Afrodescendientes y de la celebración de los 220 años de la proclamación universal de la libertad para todos los pueblos del mundo por parte del fundador de la patria haitiana, Jean-Jacques Dessalines. ¡Qué el Dios de la vida y de la historia continúe encaminando a la Fundación Ciencia y Arte en sus proyectos futuros! ¡Qué la Fundación Ciencia y Arte se convierta en un patrimonio para todos los ciudadanos de la isla y en un modelo a seguir en el fortalecimiento de las relaciones de los pueblos dominicano y haitiano!

Opinión personal

LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE, INC., Y SU FERIA ECOTURÍSTICA Y DE PRODUCCIÓN Por Lic. Primitivo Botier Reyes, Presidente Sala Capitular Ayuntamiento Municipal de Fantino

Al celebrarse la 22 Feria Ecoturística y de Producción en nuestra comunidad, Fantino, en el 2018, fue la primera vez que pude observar cómo la Fundación Ciencia y Arte, dirigida por los doctores José Serulle Ramia y Jacqueline Boin, desempeña un trabajo tan loable por una provincia, por una comunidad. Y también pude darme cuenta de cómo extrapola, combinado esto con una activa diplomacia, este trabajo más allá de nuestra frontera, en diversos países del mundo, abarcando incluso varios continentes. Y, con este hermoso trabajo, esta institución de tres décadas cumplidas promueve a nuestro país, en un afán constante de unir al Gran Caribe bajo un esquema global, con el criterio firme de avanzar en los intercambios en sus distintas manifestaciones, económicas, científicas y culturales, y, en particular, en ideas para construir un mundo más solidario y más respetuoso de la diversidad cultural y biológica. El trabajo desempeñado por la Fundación Ciencia y Arte, Inc., lo considero un paradigma a tomar en cuenta por el país, pues no tiene ni límite ni comparación. Sus esfuerzos, matrimoniados con las comunidades, arroja importantes resultados a favor del desarrollo integral, sobre todo en lo concerniente al ecoturismo, a la cultura, a la diversificación del aprendizaje y del manejo de instrumentos para el logro de metas trazadas. El programa científico de su Feria Ecoturística y de Producción reúne todos los elementos para ser considerada esta actividad como una verdadera universidad popular. Es notorio ver cómo se entrelaza y desarrolla el intercambio comercial, a través de las mesas de nego-

64


cios que realiza. Y se valoran las reivindicaciones más sentidas de la población. Su programa artístico-cultural de todas las noches convierte al recinto ferial en un auténtico nido de alegría y paz, donde las comunidades presentan a sus grupos musicales y de danza, a sus cantantes y sus creaciones teatrales. Su programa deportivo integra a las personas de todas las edades con miras a propiciar una cultura de cuerpo sano, mente sana, y como forma concreta de descubrir a través de excursiones los lugares más hermosos y recónditos de la zona. En cuanto a este municipio de Fantino, escenario de la 22 Feria Ecoturística y de Producción, celebrada del 25 de octubre al 4 de noviembre, 2018, nunca se había visto desfilar tanta gente por una ciudad relativamente pequeña. En efecto, más de 130 mil personas, entre visitantes y locales, pudimos intercambiar por espacio de 11 días y once noches una estadía formidable, que contribuyó enormemente no sólo a la unidad de nosotros como provincia de Sánchez Ramírez, sino a la confraternidad con los pueblos del Magreb y del Gran Caribe. Le pedimos al Redentor del universo concederle a la Fundación Ciencia y Arte larga vida, así como salud, grandes bendiciones, la paciencia de Job y la sabiduría de Salomón, a sus batalladores fundadores, a esta incansable pareja, para que sigan brindándole al país esos incalculables aportes a través de la Feria Ecoturística y de Producción, tal como lo hacen también en el mundo como diplomáticos reales de nuestras comunidades.

FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE: TRES DÉCADAS DE VIDA ÚTIL Por William R. García C., docente. Comunicador Social

Un antes Porque sencillamente recuerdo aquel lluvioso atardecer en Jarabacoa bajo un aguacero de montaña, con la dirección del “Ché Serulle”, participábamos de la Feria Eco-Turística y de Producción, corría el 1997, y seguía lloviendo, y era aquella lluvia bendición del cielo, pues todos la disfrutábamos. Unos ponían piedras en trillos improvisados, otros colgaban letreros para identificar los módulos y darle sentido de orientación. Los más admiraban y con ojos incrédulos murmuraban y se preguntaban: ¿Y será posible? Un ahora Hoy 30 años después de iniciados los trabajos de la Fundación Ciencia y Arte y 22 años después de aquella primera versión de la Feria Ecoturística y de Producción, somos testigos de excepción que aquel Quijote de edades ecológicas tenía mucha razón. Su utopía ha tomado cuerpo y la prédica que ayer; era futura, ahora es una realidad portentosa.

Breve escrito anecdótico de una hija A PROPÓSITO DE LAS 30 PRIMAVERAS DE LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE Por Virginia Serulle Boin

Tenía apenas 6 años y mi hermana Laura 13 cuando aquel día 30 de agosto de 1989, dos profesores economistas entrando en una etapa de madurez profesional, daban inicio a un proyecto que tendría como objetivo central articular la ciencia y el arte en pos del desarrollo integral y la armonía de los pueblos. El cuadro La Espera de Haffe Serulle colgaba de la pared principal del local ubicado en la segunda planta de una bonita casa de la calle Benigno Filomeno Rojas No.353, en Santo Domingo. Un rostro alargado, melancólico y esperanzado desafiaba el nacimiento de una misión: la lucha por el bienestar colectivo y la preservación del patrimonio biológico y cultural. Tendría por nombre Fundación Ciencia y Arte. En aquella época, durante la semana subía con frecuencia las escaleras que daban a la galería de la

65


sede. Sus modestos exteriores olían a árbol, salvo cuando se acercaba a los balcones la humareda de las bombas lacrimógenas provenientes de la sede cercana de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, donde los estudiantes luchaban por más presupuesto para la primera universidad de América. Sus oficinas, en cambio, olían a papel recién impreso. Me sentía tan atraída por ese aroma que por ratos dejaba las tareas del colegio para entrar en el mundo de la imaginación, en el que siempre es posible “salvar el planeta”. Me encantaba sentarme en la mesa ovalada del salón principal, desde donde se divisaba una ciudad de libros. Jugaba a las reuniones y a los debates. Recuerdo escuchar desde los espacios contiguos a aquella sala de conferencia, términos y conceptos, planteamientos y discusiones, que en ese momento, por no decir nada, me decían muy poco. Quién diría que más adelante, en tanto que funcionaria pública y diplomática, tendría que estudiar y analizar, aunque desde otros escenarios, los mismos tópicos, así como participar en mesas de trabajo y formulación de planes de acción con igual propósito. Por supuesto, nunca desde el terreno y con un margen muy estrecho de actuación. A propósito de esto último, hago un paréntesis. Tras humildes experiencias en el ámbito de la cooperación nacional, regional e internacional, he constatado que el valor más preciado de la labor de la FCA reside en la formulación de propuestas a partir de la realidad local y nacional. Así, gran parte de sus esfuerzos de interlocución y acompañamiento se materializan en el terreno. La Fundación se conecta de lleno con la vida y los modos de producir de las poblaciones. Este modo de intervención permite promover alternativas viables de desarrollo sostenible en el seno de las comunidades. Un ejemplo de esta buena práctica es la promoción del ecoturismo a través de la Feria Ecoturística y de Producción, toda una institución ya en nuestro país y fuera de nuestras fronteras. De niña a adolescente, de adolescente a mujer, ser una espectadora tras bastidores de las etapas de la Fundación Ciencia y Arte, apreciar la férrea voluntad de sus forjadores y colaboradores por educar en la ciencia y el arte, la convivencia pacífica, la unidad y la preservación de nuestro santuario natural, fue como leer cien libros inspiradores y al unísono viajar a todas las civilizaciones, modernas y antiguas. Acompañar a nuestros padres y al resto del equipo de la FCA en la exploración de las riquezas naturales de las regiones dominicanas; escuchar en voz de los campesinos las precariedades y desvelos de su quehacer cotidiano, y acercarnos al aliento de la juventud y los niños de los más pequeños municipios, nos permitió a Laura y a mí conocer los espacios más bellos y apenas conocidos de la geografía dominicana, así como entrar en contacto con la diversidad de nuestro acervo artístico-cultural. Abrazar desde la inocencia más pura los rincones de nuestra realidad nacional, y aspirar entonces a la igualdad y la equidad, y, por ende, al bienestar humano y la paz. ¡Gracias Fundación Ciencia y Arte por concedernos ese gran privilegio! Provincia San Cristóbal, sede de la XXIII Feria Ecoturística y de Producción , 21 nov.-1ro dic. 2019 Reserva Antropológica El Pomier.

Club Bambú, proyecto ecoturístico, Najayo.

66

Balneario La Toma, Municipio de San Cristóbal.

Los arboles de cítricos en Villa Altagracia.

Ingenio azucarero, Boca de Nigua.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

Artículo de cierre

La FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE (FCA). Una escuela de pensamiento. Una institución comprometida con el desarrollo integral Por Virginia Serulle Boin

Una escuela de pensamiento Desde el crepúsculo de los 80, los doctores Jacqueline Boin y José Serulle Ramia trazaron los ejes transversales de un proyecto de trabajo a largo plazo, basado en una concepción científica del desarrollo integral. A lo largo de su trayectoria de 30 años, en cada labor investigadora y de publicación, así como en los innumerables foros locales, nacionales, binacionales e internacionales que ha puesto en escena, la Fundación Ciencia y Arte (FCA) ha promovido la consecución de cambios estructurales en el sistema político, económico, socio-cultural y humano que predomina en nuestro país. Este servicio a la sociedad se inspira en una firme vocación de contribuir a una mayor unidad de nuestros pueblos, así como influir, por la vía de la formación y del diálogo, en la formulación de políticas públicas y privadas inclusivas, que garanticen condiciones de vida más dignas y se dirijan a la preservación de nuestro patrimonio biológico y cultural. En ese contexto, la ideología y praxis permanente de la FCA se ha consolidado cada vez más con los aportes de la comunidad científica y artístico-cultural dominicana, y gracias al acervo de gran parte de las regiones y localidades, a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional. Dicha sinergia, traducida en la propuesta de políticas de desarrollo integral desde un contexto de la realidad local y nacional, constituye uno de los pilares del pensamiento y de las acciones de la institución. Asimismo, y en su propósito permanente de contribuir al fortalecimiento de las relaciones binacionales y regionales, la FCA ha involucrado a intelectuales, artistas, académicos, dirigentes comunitarios, entre otros actores de nuestro país, del vecino Haití y de muchas otras naciones de Latinoamérica, el Caribe y el mundo.

Para esta entidad, los conocimientos y prácticas gubernamentales y de los mecanismos interinstitucionales de la República Dominicana, así como de otros Estados y organismos internacionales financieros y de cooperación, han sido determinantes en el abordaje y enfoque de los temas centrales del desarrollo integral. Esta dinámica de trabajo intelectual y científico ha convertido a la FCA, sin lugar a dudas, en una escuela de pensamiento (think thank), que influye de manera directa en la idiosincrasia y en las formas de producción y de vida de las comunidades que toca, llamada a ser una referencia en el diseño y puesta en práctica de políticas públicas. Una institución comprometida con el desarrollo integral Desde su creación en 1989, justo antes de hitos como la Cumbre de Río de 1992, la FCA, aún siendo un árbol recién sembrado, tenía claro que el mundo se enfrentaba a desafíos globales gigantescos, los que reclamaban cambios drásticos en las políticas de gestión y uso de los recursos naturales. De nada servía que se abordasen los problemas de la tierra sin que se tomara en cuenta la realidad de cada país, la inmensa diversidad que se yergue en el campo de las naciones, incluso en los países vecinos de regiones y subcontinentes. Más aún, si las naciones no se empoderaban, a lo interno, de sus propios desafíos. De esta forma, había que apostar por el desarrollo de los pueblos desde sus raíces, sus luchas, sus riquezas culturales y naturales, su saber hacer, y, por supuesto, el Estado y todas sus órganos e instituciones junto al tejido empresarial y la sociedad en su conjunto tendrían que comprometerse en un proyecto común de integración social, económica y humana que diera prioridad a la protección de los ecosistemas.

67


En ese contexto, y conscientes de las limitaciones existentes en todos los ámbitos posibles de actuación, diez años antes de la Cumbre del Milenio, y más de dos décadas antes de que se pactara mundialmente la agenda 2030 de desarrollo sostenible, la FCA se propuso cumplir parte de su compromiso con la sociedad, promoviendo el arte y la ciencia como instrumentos del desarrollo integral de los pueblos. Conforme fueron evolucionado sus estudios y análisis, y se fueron consolidando sus relaciones con las poblaciones y los sectores político, económico, educativo y social en el plano de lo nacional y de lo binacional, la FCA se empeñó con mayor brío en ser un catalizador de intercambios en los aspectos más neurálgicos del desarrollo. Es así como la FCA, hasta el sol de hoy, no ha desfallecido en sus esfuerzos de fomentar el diálogo público-privado en torno a temas centrales como el medioambiente, el desarrollo rural, el ordenamiento urbano, así como impulsar alianzas estratégicas, en la vía de hacer que nuestras instituciones y nuestra gente asuman y hagan suyos los pilares del desarrollo integral para un proyecto común de nación.

En el presente, la FCA es la institución líder de la promoción del ecoturismo como opción de desarrollo local en nuestro país y en gran parte de nuestra región caribeña. Anhelamos profundamente que esta luchadora de causas nobles, como ente comunicador y sensibilizador, prosiga llevando a las comunidades conocimientos y experiencias que complementen su acervo, impulsando la creación de capacidades en la autodeterminación y en la búsqueda del bienestar colectivo. Soñamos que sus cantos por la vida y la naturaleza, por la paz, la unidad y la solidaridad de los pueblos, se plasmen en los programas nacionales y locales de gobierno. Y que sus ecos resuenen en un proyecto de Estado sólido, en el espíritu productivo y en el alma de los ciudadanos. Aplaudimos el regreso de la revista Descubrimiento, confiados en que la comunidad científica, artística y empresarial dominicana y de muchas otras nacionalidades, se sumará a sus trabajos para enriquecer su alcance, contenido y aportes en los campos del desarrollo integral. Sevilla, España, septiembre 2019.

15 Feria Ecoturística y de Producción, Hondo Valle, 2011. Excursión al proyecto ecoturístico Loma de la Bandera.

Pilando café, parte de la tradición dominicana.

68

De izquierda a derecha. Monseñor Grullón, Obispo de San Juan, Ing. Ernesto Reyna, Ministro de Medio Ambiente, Dr. José Serulle, Presidente Fundador FCA, Lic. Donaciano de la Cruz, Alcalde Municipio Hondo Valle, Dra Jacqueline Boin, Presidenta FCA.

Félix D’Oleo, cantante de Hondo Valle.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

AGRADECIMIENTOS

G

racias del alma, miembros, colaboradores y amigos, por acompañarnos con tanta fidelidad en estos treinta años de labor continua. Si no hubiese sido por el esfuerzo mancomunado de tanta gente, entidades comunitarias, instituciones gubernamentales y gobiernos locales, hombres y mujeres de ciencia y de arte, asociaciones empresariales y de trabajadores, países y organismos de cooperación internacional, la Fundación Ciencia y Arte, Inc., no pudiese hoy exhibir el amplio y continuo trabajo desarrollado a favor del país, de la isla y de los pueblos del mundo. Todos los obstáculos que se han venido presentando en esas tres décadas de vida, han sido superados por la fuerza vigorosa de todas esas personas que han

hecho posible la existencia de la Fundación Ciencia y Arte y, en particular, el recorrido hermoso que ha logrado realizar por toda la geografía nacional, sin olvidar que ese camino no se puede transitar al margen de los sueños de los pobladores de la Tierra en su conjunto. Y es que para alcanzar la diversidad biológica y cultural que preconiza la Fundación Ciencia y Arte, así como el desarrollo integral y la solidaridad de los pueblos, es necesario tejer puentes que unifiquen criterios, cantos y versos que se vuelvan acción consciente y danza colectiva por un mundo nuevo. De manera particular, queremos agradecer la forma desinteresada y el trajín cotidiano que han mostrado la Fundación para el Desarrollo de un Turismo

Alternativo en Haití, Centro Puente Haití y el Comité de Desarrollo Local de Savanette, entidades hermanas de la Fundación Ciencia y Arte, para fortalecer con acciones concretas, sobre todo en toda la línea fronteriza domínico-haitiana, los desvelos de dos pueblos que desean compartir, a través del diálogo permanente y de una solidaridad auténtica, la construcción de un porvenir de progreso y paz para toda la isla. Gracias del alma, pues, a todas esas personas y entidades que han hecho posible que hoy la Fundación Ciencia y Arte, Inc., cumpla treinta años, y que tenga los bríos necesarios para continuar sembrando esperanzas ciertas y componiendo cánticos de bonanzas y fraternidad para las generaciones de hoy y de mañana.

Dra. Jacqueline Boin Presidenta Dr. José Serulle Ramia Presidente-Fundador FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE, INC.

69


11 República de Haití 20 13 17

19 16 7 15

10

14 FERIAS ECOTURÍSTICAS Y DE PRODUCCIÓN 1 - Feria Ecoturística y de Producción, 1997 Centro Salesiano, Jarabacoa, Prov. LA VEGA, República Dominicana

2 - Feria Ecoturística y de Producción, 1998 Jacagua, Prov. SANTIAGO, República Dominicana

3 - Feria Ecoturística y de Producción, 1999 Sabana de la Mar, Prov. HATO MAYOR, República Dominicana

4 - Feria Ecoturística y de Producción, 2000

Buena Noche de Hato Nuevo, Manoguayabo, Prov. DISTRITO NACIONAL, República Dominicana

5 - Feria Ecoturística y de Producción, 2001

Lago de Hatillo, Maimon, Prov. MONSEÑOR NOUEL, República Dominicana

6 - Feria Ecoturística y de Producción, 2002 El Arroyo, Paraíso, Prov. BARAHONA, República Dominicana

7 - Feria Ecoturística y de Producción, 2003 El Cercado, Prov. SAN JUAN, República Dominicana

8 - Feria Ecoturística y de Producción, 2003 El Cupey, Prov. PUERTO PLATA, República Dominicana

9 - Feria Ecoturística y de Producción, 2004 Las Yayitas, Prov. AZUA, República Dominicana

10 - Feria Ecoturística y de Producción - 1 Feria BINACIONAL, 2004 Lac Azuei, Fonds Parisien, Ganthier, Depto. OESTE - Prov. JIMANÍ, Haití - República Dominicana

11 - Feria Ecoturística y de Producción - 2 Feria BINACIONAL, 2006 Dajabón, Prov. DAJABÓN - Juana Méndez, Depto. NORESTE, Rep. Dom. - Haití

70


OCÉANO ATLÁNTICO

FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

8 18 2 1 21

12 22

República Dominicana 3

5

9

4 23

MAR CARIBE

6

12 - Feria Ecoturística y de Producción, 2007 Las Cejas, San Francisco de Macorís - Prov. DUARTE, República Dominicana

13 - Feria Ecoturística y de Producción - 3 Feria BINACIONAL, 2008 Belladere, Distrito Las Caobas, Depto. del CENTRO, Haití - República Dominicana

14 - Feria Ecoturística y de Producción - 4 Feria BINACIONAL, 2010 Pedernales, Prov. PEDERNALES - Anse-A-Pitre, Depart. SURESTE, República Dominicana - Haití

15 - Feria Ecoturística y de Producción, 2011 Hondo Valle, Prov. ELIAS PIÑA, República Dominicana

16 - Feria Ecoturística y de Producción, 2012 San Juan de la Maguana, Prov. SAN JUAN, República Dominicana

17 - Feria Ecoturística y de Producción - 5 Feria BINACIONAL, 2013 Savanette, Depto. del CENTRO - Hondo Valle, Prov. ELIAS PIÑA, Haití - República Dominicana

18 - Feria Ecoturística y de Producción - 1 Feria MUNDIAL, 2014 Parque Central, Santiago de los Caballeros, Prov. SANTIAGO, República Dominicana

19 - Feria Ecoturística y de Producción - 6 Feria BINACIONAL, 2015 Comendador, Prov. ELÍAS PIÑA- Belladere, Depto. del CENTRO, República Dominicana - Haití

20 - Feria Ecoturística y de Producción - 7 Feria BINACIONAL, 2016 Las Cahobas, Depto. del CENTRO - Comendador, Prov. ELIAS PIÑA, Haití - República Dominicana

21 - Feria Ecoturística y de Producción - 2 Feria MUNDIAL, 2017 Jarabacoa, Prov. LA VEGA, República Dominicana

22 - Feria Ecoturística y de Producción, 2018 Fantino, Prov. SÁNCHEZ RAMÍREZ, República Dominicana

23 - Feria Ecoturística y de Producción, 2019 Cuevas El Pomier, Prov. SAN CRISTÓBAL, República Dominicana

71


DIRECTIVOS, COLABORADORES PERMANENTES Y EQUIPO DE TRABAJO DE LA FUNDACIÓN CIENCIA Y ARTE Directivos, miembros y colaboradores permanentes Dra. Jacqueline Boin: Presidenta, coordinadora de la Comisión Científica de la Feria Ecoturística y de Producción. Economista, Ex-Profesora UASD. Autora de libros y artículos. Co-Directora de la Revista Descubrimiento. Haffe Serulle: Literato, Secretario Junta Directiva.

Sandino Rodríguez: Miembro Junta Directiva, responsable de artes gráficas.

Equipo de trabajo

Dr. José Serulle Ramia: Presidente-Fundador. Economista. Ex-Vicerrector y profesor UASD, Embajador República Dominicana en Haití (dic. 2004-feb. 2009) y en Trinidad y Tobago (junio 2009). Director Revista Descubrimiento. Autor de libros y artículos. Coordinador general Feria Ecoturística y de Producción.

Virginia Serulle Boin: Colaboradora permanente trabajos científicos y relaciones internacionales.

Scarlet Delgado: Secretaria Administrativa.

Ramón Mella: Mensajería.

José Antonio Torres: Asistente coordinación Feria Ecoturística y de Producción.

José Luis Soto:

Jorge Jiménez Serulle:

José Agustín Jiménez:

Arquitecto, colaborador Feria Ecoturística y de Producción.

Periodista, responsablecolaborador de prensa.

Contador.

Pablo Bucarelly: Encargado técnico pagina web.

Colaboradores permanentes de Haití Jean Camille Bissereth:

Presidente Fundación para el Desarrollo de un Turismo Alternativo en Haití (FONDTAH). Padre Yves Edmond, Ilfodotte Valcourt: Coordinadores

Centro Puente Haití.

72

Fremio Agramonte (Nixon), Carlos Mejía, Luis Alberto Mejía y Santico Agramonte: Maestros

carpinteros, responsables equipo de trabajadores para el montaje de la Feria Ecoturística y de Producción. Vernet Antoine:

Coordinador Comité de Desarrollo Local, Savanette, Haití.


FUNDACION CIENCIA Y ARTE, INC.

69


AV. SARASOTA #91, Edificio GEMINIS 4to. Piso, Apartamento. 2D.

SANTO DOMININGO DISTRITO NACIONAL REPÚBLICA DOMINICANA

Tel.: 809-621-8890 Email: fundacioncienciayarte @yahoo.com www.fca.org.do RNC-4-0150228-3

Profile for Fundación  Ciencia y Arte

REVISTA DESCUBRIMIENTO 30 ANIVERSARIO  

REVISTA DESCUBRIMIENTO 30 ANIVERSARIO

REVISTA DESCUBRIMIENTO 30 ANIVERSARIO  

REVISTA DESCUBRIMIENTO 30 ANIVERSARIO

Advertisement